Page 1

Rubalcaba: Escuchar, hacer, explicar... ¿Ganar? Escuchar, hacer, explicar es el lema que ha presentado Rubalcaba para la precampaña de cara a las Elecciones Generales del 20 de Noviembre. Es un buen lema y todos los análisis recogidos hasta el momento así lo indican. Se presenta como un candidato más humano y cercano al electorado, dispuesto ha escuchar a las personas, hacer una buena obra de gobierno y a explicarla a todos pero... ¿puede ganar? Desde que Rubalcaba fuera proclamado candidato el día 9 de Julio ha volcado todos sus esfuerzos y los de su partido en hacer una campaña basada en el 2.0. Es conocedor del auge de las nuevas tecnologías y su, cada vez mayor, importancia en la generación de climas de opinión entre la juventud, desencantada esta de los medios de comunicación tradicionales y que exige más participación e interacción con los políticos. Rubalcaba tiene mejor valoración política personal que su oponente, Mariano Rajoy, Hoy casi nadie lo pone en duda. Es el político mejor valorado, Sabe comunicarse casi a la perfección y tiene a su favor la opinión de la mayor parte de la sociedad española de que “va a solucionar el tema del terrorismo”. Y aun así hay una serie de elementos que hacen muy complicado la victoria del PSOE el 20-N. Son razones tanto estructurales como coyunturales, de partido como personales. Razones que relativizan la importancia de la comunicación en unas elecciones y en un escenario en el que la mayor parte de los votantes sigue votando por razones pasionales o de identificación partidista o ideológica. Como ya he señalado el candidato socialista tiene una ventaja sobre su rival, que es mejor político y orador. Su valoración es mejor pero le lastra el partido. Un partido destrozado por la mala gestión de la crisis y que electoralmente ha ido perdiendo no solo ha los votantes que había ganado en las dos ultimas Generales, (abstencionistas clásicos de izquierda y catalanistas de izquierda), sino que ademas a ido minando una parte muy importante de su electorado fiel. El PP cuenta actualmente con unos 10 millones de votantes, bastante fieles, movilizados y que se van a movilizar, por el carácter de cambio que van a tener estas elecciones (aunque siendo sinceros poco están haciendo los conservadores por ganar la contienda). Mientras tanto el PSOE no tiene ni de cerca la cantidad de votantes fieles que necesita para igualar al PP y necesita de sectores de votantes que o bien se sitúan hacia la izquierda y votan PSOE para impedir que gobierne el PP o son catalanistas y que en gran medida votan por la misma razón que los anteriores.


Rubalcaba a conseguido con un comienzo de campaña impresionante, en el aspecto comunicativo, generar una gran ilusión entre sus “fieles”. Es parte de una planificación de campaña que le lleva a intentar, primero recuperar a los suyos. Pero, ¿sera capaz de movilizar a su favor al resto de electorado necesario para ganar? Mi opinión es que lo tiene bastante complicado. Rubalcaba, a través de la metáfora esta intentando apelar a los votantes que están en sintonía con el 15-M. Propone cambios sustanciales en el sentido de las propuestas de dicho movimiento, aunque no cumpla las reivindicaciones del 15-M. Pero esto es terriblemente complicado de hacer coincidir con una política de policía y carga para desalojar a los últimos indignados de Plaza del Sol. Rubalcaba a intentado relegar la marca de PSOE (muy dañada por la imagen de Zapatero) a un segundo plano, e intenta presentarse como un político más personalista, líder y que controla el partido, no que es controlado por el partido, y sin embargo no existe dentro del PSOE una persona que sea más partido que Rubalcaba. La imagen que quiere dar de político cercano y que escucha contrasta con la imagen de político maquiavelico, casi “oscuro”, (recordad las extrañas circunstancias con las que fue elegido como candidato socialista a la presidencia). Esta es una imagen que para personas que están demandando un cambio en la forma de hacer política es muy contradictoria. ¿Y que decir del otro sector, el catalanista? Rubalcaba es visto por este electorado como un jacobino, un centralista y la imagen personificada del Estado, y ante unas personas de corte totalmente autonomista, e incluso en ocasiones independentista, el candidato socialista no es una opción a la que votar y menos con una política tan beligerante contra la izquierda independentista en Euskal Herria. No obstante he de reconocer que Rubalcaba tiene otra opción. Opción que no he señalado por que se me antoja mucho más complicada que las anteriores. Esta sería la de desmovilizar a los votantes del PP, es decir que no vayan a votar o que voten al PSOE. Como ya he señalado anteriormente, son votantes que están reclamando un cambio en el poder y Rubalcaba no es la persona mas apropiada para ser la imagen del cambio ya que es un histórico dentro del socialismo español. Tendría que girar todo su discurso hacia el centro ideológico, arriesgándose así a perder a los otros dos sectores o, incluso, algún “fiel”. Otra posibilidad para lograr atraer a votantes del PP seria que ETA adelantase a antes de las elecciones su decisión de abandono de la lucha armada, cosa que sinceramente creo precipitada y que en caso de producirse tendría un impacto en la opinión publica bastante limitado, frente a los grandes temas de la campaña que giraran entorno a la economía. En resumen, las posibilidades de una victoria socialista el próximo 20-N son bastante escasas y Rubalcaba, que es un político inteligente, lo sabe. Tendrá que liderar durante al menos dos años un partido psicologicamente derrotado, con un PP en el gobierno y ya veremos si con mayoría simple o absoluta. Tras este periodo lo lógico seria que el actual candidato dejase paso a una nueva


generación de socialistas que recompusiesen la imagen de partido y le devolviesen a valores mas tradicionales de izquierda, olvidando la desgraciada aventura de la “Tercera Vía de Blair”.

Rubalcaba, Escuchar hacer explicar...¿Ganar?  

Las posibilidades del candidato del PSOE en las Elecciones Generales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you