Page 1

El globo aventurero quería saber que había más allá del aire.


Blanca sujetaba un mont贸n de globos. El globo azul escap贸 y comenz贸 a subir, a subir y a subir.


Globo azul se encontró con un jilguero: -¿ A dónde vas?

- Quiero saber que hay más allá del viento.

- ¡Globo azul! Engánchate en mi flecha y espera a que pase el vientoLe dice la veleta.

Pero globo azul no le hizo caso y siguió subiendo y subiendo.


. De pronto notó que algo invisible le arrastraba.

“Soy el poderoso viento, no me molestes o te estrellaré contra la montaña.”


Al poco tiempo se encontró sumergido en una extraña zona blanca. La nube sonrió y le dijo: –Aunque no ves nada, sigue subiendo, solo soy gotitas de agua.


Pronto, apareció, ante él, un sol luminoso y un inmenso cielo azul.

-Apártate de mí o te abrasarás.


Siguió subiendo, subiendo,… hasta que se vio envuelto en una nube oscura. Un ruido estruendoso que asustó.

- Soy la tormenta, si no te apartas, el rayo te partirá en dos.


Más tarde, globo azul comenzó a teñirse de blanco. El frío ya no le dejaba subir.

- No te asustes, solo soy copitos de nieve.


Empez贸 a sentirse solo y cansado. Ya no se encontraba con nadie.

Se puso triste.


Globo azul descubri贸 a lo lejos un puntito rojo. Era un globo que estaba solo y triste.


Globo rojo y globo azul se apretaron tanto que estallaron.


Desde entonces, al atardecer es posible ver un suave resplandor violeta. Son globo rojo y globo azul que flotan en el aire.


El aire de uno y otro se mezcl贸, convirti茅ndose en una transparente burbuja violeta.

El globo aventurero  
El globo aventurero  

Las aventuras de un globo

Advertisement