Page 1

crisis


DE CrIsIs, UsINas Y CInIsMO Durante miles de años las duras piedras y mampuestos construyeron muros que elevaron las torres del fetiche y la devoción de sistemas culturales. En 1989 cayó el muro, en el 2001 las torres y en el 2008 el sistema. No creíamos en el muro, ni en las torres ni en el sistema. El sistema financiero global está en crisis. Miles de millones de dólares no son suficientes para reflotarlo. Nos cuesta imaginar un nuevo orden… es que nunca conocimos otro. Ya no es razonable seguir depositando en la contención geométrica o estilística las expectativas hacia una nueva estética. No tiene sentido quemar las últimas reservas en la eterna estupidez de la arquitectura ensimismada. A esta altura ya es despiadadamente claro que no es lo que la sociedad necesita. Hoy es necesario volver a crear energías. Ya no objetos perfectos. Ya no magistrales juegos de volúmenes bajo la luz. Hoy reclamamos a los arquitectos la vigilia hacia éticas y estéticas en proceso de desencadenamiento. Ya hemos tenido suficiente de nuestro ombligo. No habrá camino a través de la crisis atendiendo a “la moral” o “la forma” de la arquitectura… sino a la ética y la estética del mundo construido. Hablamos tan sólo energías, fuerza de cambio, motor de avance. Por eso imaginamos arquitectos como micro-usinas insertas en sus sociedades. Es que una usina produce energías, no fabrica objetos ni productos terminados. Simplemente proporciona la capacidad y la motivación para hacerlos o transformarlos. Esa es la construcción con la que elegimos identificarnos como docentes y profesionales. Una cuyo fin sea generar motivaciones desencadenantes de desplazamientos, revisiones, revoluciones, cambios, mejoras, rebeliones.

“Cuando el esclavo descontento coge jovialmente del brazo a su señor, hace presentir la fuerza que tendría su revuelta” * *Sloterdijk Peter. “Crítica de la Razón Cínica” Ediciones Siruela. Madrid 2007. Pag 188


ID HAR

O: DAV

ARTÍCU L DIFICIO CCTV E NL

VEY / IM ÁGEN E

LAMAS

EIJING

DBOB B

OR GO

ENIDA P

INTERV

2009

¿Por q el paqué está co ndena uete d do al f e estí raca s mulos o econó micos ?


DAVID HARVEY No tiene pocas ventajas ver la crisis de nuestros días como una erupción superficial generada por derivas tectónicas profundas en el dispositivo espacio-temporal del desarrollo capitalista. Las placas tectónicas están ahora acelerando su desplazamiento, y casi con toda seguridad se incrementará la probabilidad de que las crisis del tipo de las que han venido ocurriendo más o menos desde 1980 se hagan más frecuentes y más violentas. El modo, la forma, la espacialidad y el momento de esas disrupciones superficiales resultan prácticamente imposibles de predecir, pero se puede afirmar casi con certeza que se repetirán con frecuencia y profundidad crecientes. De manera, pues, que los acontecimiento de 2008 hay que situarlos en el contexto de unas pautas de mayor calado. Que esas tensiones sean internas a la dinámica capitalista (sin excluir acontecimientos dañinos aparentemente externos, como una pandemia catastrófica), es el mejor argumento, según dejó dicho Marx, “para que el capitalismo desaparezca y se abra camino algún modo de producir alternativo y más racional”. Comienzo por esta conclusión porque me sigue pareciendo vital, si no poner énfasis dramático en, sí al menos destacar, según he venido haciendo durante años en mis escritos, que la incapacidad para entender la dinámica geográfica del capitalismo –o aún la consideración de la dimensión geográfica como algo en cierto sentido contingente o epifenoménico— monta tanto como perder el hilo conductor que permite comprender el desarrollo geográfico desigual del capitalismo y perder de vista posibilidades de construcción de alternativas radicales. Pero eso plantea una aguda dificultad añadida al análisis, porque nos enfrenta constantemente a la tarea de intentar inferir principios universales respecto del papel de la producción de espacios, emplazamientos y contextos medioambientales en la dinámica del capitalismo a partir de un océano de particularidades geográficas, a menudo volátiles. Así pues, ¿cómo integrar la inteligencia de los datos geográficos en nuestras teorías del cambio evolutivo? Observemos más detenidamente las derivas tectónicas. En noviembre de 2008, poco después de la elección de un nuevo presidente, el Consejo de Inteligencia Nacional de los EEUU (NCIS, por sus siglas en inglés) hizo públicas sus estimaciones délficas sobre cómo sería el mundo en 2025. Acaso por vez primera, un organismo norteamericano casi oficial predecía que en 2025 los EEUU, aun manteniendo su papel de actor poderoso, si no el más poderoso, de la política mundial, ya no sería la potencia dominante. El mundo sería multipolar y menos monocéntrico, y crecería el poder de los actores no estatales. El informe admitía que la hegemonía de EEUU había tenido en tiempos pasados sus más y sus menos, pero que ahora lo que estaba desvaneciéndose de modo sistemático era su predominio económico, político y hasta militar. Sobre todo (y vale la pena notar que el informe estaba ya listo antes de la implosión de los sistemas financieros norteamericano y británico), “la deriva sin precedentes que, en lo tocante a riqueza y poder económico relativos, observamos ahora en dirección Oeste-Este seguirá su curso”. Esa “deriva sin precedentes” ha invertido el drenaje de riqueza que inveteradamente fluía del este, el sureste y el sur de Asia hacia Europa y el norte de América: un drenaje que comenzó en el siglo XVIII –y del que llegó a percatarse, lamentándolo, el propio Adam Smith en la Riqueza de las Naciones—, pero que se aceleró implacablemente durante el siglo XIX. El auge del Japón en la década de los 60 del siglo XX, seguido del de Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Hong Kong en los 70, y luego el rápido crecimiento de China después de 1980 (acompañado, acto seguido, por brotes de industrialización en Indonesia, India, Vietnam, Tailandia y Malaysia), han alterado el centro de gravedad del desarrollo capitalista, aunque no sin incidentes (la crisis financiera del este y el sureste asiáticos en 1997-98 vio, breve pero abundantemente, fluir otra vez la riqueza hacia Wall Street y los bancos europeos y japoneses). La hegemonía económica parece estar desplazándose hacia alguna constelación de potencias en

el este asiático, y si las crisis, según he argüido, son momentos de radical reconfiguración del desarrollo capitalista, entonces el hecho de que los EEUU esté en vías de financiar con enormes déficits la salida de sus dificultades financieras y el hecho de que los déficits estén siendo en gran medida cubiertos por los países con excedentes ahorrados –Japón, China, Corea del Sur, Taiwán y los Estados del Golfo— sugieren que estamos en puertas de la consolidación de una deriva de este tipo. Derivas así se han dado ya antes en la larga historia del capitalismo. En el concienzudo repaso que de la misma hace Giovanni Arrighi en su libro El largo siglo XX podemos ver cómo la hegemonía se desplaza desde las ciudades-estado de Génova y Venecia en el siglo XVI a Amsterdam y los Países Bajos en el XVII, para concentrarse en la Gran Bretaña a partir del siglo XVIII, antes de que los EEUU tomaran el control después de 1945. Arrighi destaca unos cuantos rasgos comunes a todas esas transiciones que son pertinentes para nuestro análisis. Cada deriva, observa Arrighi, se dio en la estela de una rotunda fase de financiarización (cita aquí con aprobación la máxima del historiador Braudel, según la cual la financiarización anuncia el otoño de alguna configuración hegemónica). Pero cada deriva trajo también consigo un cambio radical de escala, desde las pequeñas ciudades-estado iniciales hasta la economía de proporciones continentales de los EEUU en la segunda mitad del siglo XX. Ese cambio de escala cobra sentido, habida cuenta de la regla directriz capitalista de la acumulación sin tregua y del crecimiento compuesto de al menos un sempiterno 3%. Pero las derivas hegemónicas, sostiene Arrighi, no están determinadas de partida. Dependen de la aparición de alguna potencia económicamente capaz y política y militarmente dispuesta a desempeñar el papel de hegemón global (con las ventajas y desventajas que eso trae consigo). La renuencia de los EEUU a asumir ese papel antes de la II Guerra Mundial significó un interregno de tensiones multipolares que propició la deriva bélica (Gran Bretaña no estaba ya en disposición de afirmar su anterior papel hegemónico). Mucho depende también de cómo se comporte el antiguo hegemón enfrentado a la disminución de su papel tradicional. Puede pasar a la historia o pacífica o beligerantemente. Visto así, el que los EEUU sigan manteniendo un poder militar avasallador (particularmente, en el espacio exterior) en un contexto de declive de su poder económico y financiero y de creciente mengua de su autoridad moral y cultural crea escenarios inquietantes para cualquier transición venidera. Además, no es obvio que el principal candidato a desplazar a los EEUU, China, tenga la capacidad para o la voluntad de afianzarse en algún papel de potencia hegemónica, pues aunque su población es desde luego lo bastante grande como para subvenir a los requisitos de un cambio de escala, ni su economía ni su autoridad política (ni siquiera su voluntad política) apuntan a una ascensión fácil al papel de hegemón global. Dadas las divisiones nacionalistas existentes, la idea de que alguna asociación entre las potencias del este asiático podría cumplir la tarea resulta harto improbable. Y lo mismo ocurre en el caso de una Unión Europea fragmentada y fracturada o en el de las llamadas potencias BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Razón por la cual resulta plausible la predicción de que estamos aproados a un nuevo interregno multipolar de intereses encontrados y en conflicto. Derivas tectónicas Pero la deriva tectónica que está dejando atrás el predominio y la hegemonía estadounidenses de los últimos tiempos es cada vez más visible. La tesis de una excesiva financiarización añadida a la tesis de la “deuda como predictor principal de la hegemonía de una potencia mundial” ha encontrado un eco popular en los escritos de Kevin Phillips. Los intentos ahora en curso de reconstruir el predominio de los EEUU mediante reformas en la arquitectura del vínculo entre las finanzas nacionales y globales parece que no están funcionando. Al propio tiempo, las exclusiones impuestas a las tentativas del grueso del resto del mundo por reconfigurar esa arquitectura provocarán con casi total seguridad fuertes tensiones, cuando no abiertos conflictos económicos. Pero las derivas tectónicas de este tipo no se producen por arte de magia. Aunque la geografía histórica de una deriva de hegemonía, según la describe Arrighi, manifiesta una clara pauta, y aunque del registro histórico resulta también claro que esas derivas vienen siempre precedidas de períodos de financiarización, Arrighi no ofrece un análisis en profundidad de los procesos generadores de tales derivas. Es verdad que menciona la “acumulación sin tregua”, y por consiguiente, el síndrome del crecimiento (la regla del 3% de crecimiento compuesto) como elementos críticos explicativos de la deriva. Eso implica que la hegemonía se desplaza con el curso del tiempo de entidades políticas pequeña (id est, Venecia) a otras más grandes (por ejemplo, los EEUU). También arguye que la hegemonía tiene que radicar en aquella entidad política que produce el grueso del excedente (o a la que

fluye el grueso del excedente en forma de tributos o exacciones imperialistas). De un producto global total cercano a los 45 billones de dólares en 2005, los EEUU participan con 15 billones, lo que le convierte, por así decirlo, en el accionista principal que domina y controla el capitalismo global, con capacidad para dictar (como suele hacer en su papel de accionista en jefe en las instituciones internacionales como el Banco Mundial y el FMI) las políticas globales. El informe del NCIS basa en parte su predicción en la pérdida de predominio paralela al mantenimiento de una robusta posición en la menguante participación en el producto global de los EEUU en relación con el resto del mundo en general y con China en particular. Pero como el propio Arrighi señala, el cauce político de esa deriva dista por mucho de estar claro. La apuesta de los EEUU por la hegemonía global bajo Woodrow Wilson durante e inmediatamente después de la I Guerra Mundial se vio obstaculizada por las preferencias aislacionistas prevalentes en la tradición política nacional norteamericana (de ahí el colapso de la Liga de las Naciones), y sólo después de la II Guerra Mundial (en la que la población norteamericana no quería entrar, hasta que ocurrió Pearl Harbour) se libraron los EEUU a su papel de hegemón global mediante un política exterior bipartidista anclada en los Acuerdos de Bretton Woods, que establecieron la forma de organizar el orden internacional postbélico (frente a la Guerra Fría y a la amenaza que para el capitalismo representaba un comunismo internacional en plena onda de propagación). Que los EEUU habían venido inveteradamente desarrollándose como un Estado capaz en principio de cumplir un papel de hegemón global, resulta evidente desde los primeros días de su andadura como nación. Estaban pertrechados con las oportunas doctrinas, como la del “Destino manifiesto” (expansión geográfica a escala continental, eventualmente hasta el Pacífico y el Caribe, antes de hacerse global sin necesidad de conquistas territoriales) o la Doctrina Monroe, que exigía a las potencias europeas dejar en paz a las Américas (la doctrina fue en realidad formulada por el secretario británico de Exteriores, Canning, en la década de lo 20 del siglo XIX, y hecha suya casi inmediatamente por los EEUU). Los EEUU poseían el dinamismo necesario para aspirar a una creciente participación en el producto global, y estuvieron quintaesencialmente comprometidos con alguna que otra versión de lo que puede calificarse de la manera más feliz como “mercado arrinconado” o capitalismo “monopólico”, aupado por una ideología apologética del individualismo más descarnado. De modo, pues, que hay un sentido en el que puede decirse que los EEUU habían venido preparándose, durante la mayor parte de su historia, para el papel de hegemón global. Lo único sorprendente es que tomara tanto tiempo el llegar a cumplirlo, y que fuera la II Guerra y no la primera la ocasión que les llevó finalmente a jugar ese papel, permitiendo que los años de entre-guerras fueran tiempos de multipolaridad y caótica competición entra ambiciones imperiales como las que ahora teme vislumbrar el informe del NCIS para 2025. Las derivas tectónicas ahora en curso están, sin embargo, hondamente influidas por la radical desigualdad geográfica en las posibilidades económicas y políticas de responder a la presente crisis. Se me permitirá ilustrar el modo en que opera ahora esa desigualdad por la vía de un ejemplo muy plástico. A medida que ha ido profundizándose la crisis comenzada en 2007, muchos han tomado el partido de una solución plenamente keynesiana como la única capaz de sacar al capitalismo global del desastre en que se halla sumido. Con este fin, se propuso una variedad de paquetes de estímulos y medidas de estabilización bancaria. Muchas de esas propuestas fueron hasta cierto punto puestas por obra en distintos países y de diferentes maneras en la esperanza de hacer frente a las crecientes dificultades. El espectro de soluciones ofrecidas variaba inmensamente según las circunstancias económicas y los perfiles imperantes en la opinión pública (colocando, por ejemplo, a Alemania frente a Francia y a Gran Bretaña en la Unión Europea). Pero pensemos, por ejemplo, en las distintas posibilidades económico-políticas abiertas a los EEUU y a China y en las potenciales consecuencias tanto para la deriva de hegemonía como para el posible modo de resolver la crisis. China, los EEUU y las soluciones keynesianas En los EEUU, cualquier tentativa de hallar una adecuada solución keynesiana ha sido condenada de partida, levantándole unas barreras económicas y políticas prácticamente imposibles de franquear. Para funcionar, una solución keynesiana precisaría de una financiación masiva y duradera con déficit. Se ha dicho con razón que el intento de Roosevelt de regresar a un presupuesto equilibrado en 1937-38 es lo que volvió a hundir a los EEUU en la depresión y que fue la II Guerra Mundial lo que salvó la situación, y no el timorato proyecto rooseveltiano de financiación con déficit que fue el New Deal. Así pues, aun si las reformas institucionales y unas políticas más igualitarias pusieron los fundamentos


de la recuperación posterior a la II Guerra Mundial, el New Deal como tal fracasó en punto a resolver la crisis en los EEUU. El problema para los EEUU en 2008-09 es que parte de una posición de endeudamiento crónico con el resto del mundo (ha estado tomando préstamos a un ritmo de más de 2 mil millones de dólares diarios en los últimos diez o más años), y eso significa una limitación económica para las dimensiones del déficit extra que puede permitirse ahora. (Lo que no fue un problema serio para Roosevelt, quien empezó con un presupuesto equilibrado.) Hay también una limitación geopolítica, puesto que la financiación de cualquier déficit extra depende de la disposición de otras potencias (principalmente del este asiático y de los Estados del Golfo) a prestar. Habida cuenta de ambas limitaciones, hay que dar por prácticamente seguro que el estímulo económico factible en los EEUU no será ni lo bastante amplio ni lo bastante duradero como para subvenir a la tarea de reflotar la economía. Este problema se ve exacerbado por la reluctancia ideológica de ambos partidos a aceptar los enormes montos de gasto deficitario requeridos para salir de la crisis. Irónicamente, y al menos en parte, porque la anterior administración republicana trabajó conforme al principio de Dick Cheney, según el cual. “Reagan nos enseñó que los déficits no importan”. Como ha dicho Paul Krugman, el primer abogado público de una solución keynesiana, los 800 mil millones de dólares votados a regañadientes por el Congreso en 2009, aunque son mejor que nada, distan mucho de ser suficientes. Se necesitaría una cifra del orden de los 2 billones de dólares, una cantidad excesiva dado el nivel actual de partida del déficit estadounidense. La única opción económica posible sería cambiar el débil keynesianismo de los excesivos gastos militares por un keynesianismo mucho más fuerte abocado a programas sociales. Recortar a la mitad el presupuesto norteamericano de defensa (acercándolo a los niveles europeos en porcentaje de PIB) podría resultar técnicamente útil. Huelga decirlo: quienquiera proponga semejante cosa cometerá suicidio político, dada la posición política mantenida por el Partido Republicano y por tantos Demócratas. La segunda barrera es más puramente política. Para funcionar, el estímulo ha de administrarse de forma tal, que se asegure su gasto en bienes y servicios para que la economía recupere alegría. Eso significa que hay que dirigir todas las ayudas a quienes harán efectivamente uso de ellas y se gastarán los dineros, es decir, a las clases sociales más humildes, porque las clases medias, puestas a gastar algo, lo más probable es que lo hagan pujando al alza por valores de activos (comprando casas hipotecariamente ejecutadas en subasta, por ejemplo), y no comprando más bienes y servicios. En cualquier caso, en los malos tiempos mucha gente tiende a usar los ingresos extraordinarios inopinadamente recibidos para cancelar deudas o para ahorrar (como ocurrió en muy buena medida con el reembolso de 600 dólares propiciado por la administración Bush a comienzos del verano de 2008). Lo que parece prudente y racional desde el punto de vista del presupuesto doméstico resulta dañino para el conjunto de la economía. (Análogamente: los bancos han procedido racionalmente al servirse del dinero público recibido para atesorarlo o para comprar activos, antes que para prestarlo.) La hostilidad, preponderante en los EEUU, a “diseminar la riqueza” y a gestionar cualquier ayuda pública que no sean los recortes fiscales a los individuos, viene del núcleo duro de la doctrina ideológica neoliberal (focalizada, pero en modo alguno confinada en el Partido Republicano), según la cual “los hogares saben más”. Esas doctrinas han llegado a gozar en los EEUU de amplia aceptación, como si de un evangelio se tratara, tras treinta años de adoctrinamiento político neoliberal. Según he argüido en otra ocasión, “todos somos neoliberales ahora”, las más veces sin saberlo. Hay una aceptación tácita, por ejemplo, de que la “represión salarial” –un componente clave del problema presente— es un “estado normal” de las cosas en los EEUU. Una de las tres patas de una solución keynesiana –mayor capacidad de negociación de los trabajadores, salarios al alza y redistribución favorable a las clases bajas— es hoy por hoy políticamente imposible en los EEUU. La sola sugerencia de que un programa así equivale al “socialismo” hace temblar al establishment político. Los trabajadores organizados no son lo suficientemente fuertes (tras treinta años de ser machacados por las fuerzas políticas), y no se ve ningún otro movimiento social lo bastante amplio como para presionar por una redistribución a favor de las clases trabajadoras. Otro modo de lograr objetivos keynesianos es el suministro de bienes colectivos. Eso, tradicionalmente, ha implicado inversiones en infraestructuras físicas y sociales (los programas WPA [Works Progress Administration] de los años 30 del siglo pasado fueron un precedente). De aquí que la tentativa de insertar en los paquetes de estímulo programas para reconstruir y ampliar infraestructuras públicas de transporte y comunicaciones, energía y otras obras públicas en paralelo a un incremento del gasto en atención sanitaria, educación, servicios municipales, etc.

Esos bienes colectivos tienen el potencial para generar multiplicadores tanto en el empleo como en la demanda efectiva de más bienes y servicios. Pero lo que se presume es que esos bienes colectivos entrarán, en cierto momento, en la categoría de “gastos públicos productivos” (es decir, que estimulan un ulterior crecimiento), no que se convertirán en una serie de “elefantes blancos” públicos que, según observó Keynes en su día, carecen de otra utilidad que la que tendría poner a la gente a cavar fosas para volver a llenarlas luego. En otras palabras, una estrategia de inversión en infraestructuras ha de orientarse a la sistemática recuperación del crecimiento del 3% a través, pongamos por caso, del metódico rediseño de nuestras infraestructuras y nuestros modos de vida urbanos. Eso no puede funcionar sin una refinada planificación estatal añadida a una base productiva ya existente que pueda aprovecharse de las nuevas infraestructuras. También aquí, el dilatado proceso de desindustrialización experimentado por los EEUU en las últimas décadas, así como la intensa oposición ideológica a la planificación estatal (elementos, éstos últimos, incorporados por Roosevelt al New Deal, y que persistieron hasta los 60, para ser abandonados tras el asalto neoliberal de los 80 a este particular ejercicio del poder del Estado) y la obvia preferencia por los recortes fiscales frente a las transformaciones públicas de las infraestructuras, torna imposible en los EEUU la puesta por obra de una solución plenamente. En China, por otro lado, se dan realmente tanto las condiciones políticas como las económicas para una solución plenamente keynesiana, y hay allí rebosantes signos de que esa será probablemente la vía a seguir. Para empezar, China posee una gran reserva de excedente extranjero en efectivo y resulta más fácil financiar la deuda partiendo de esa base que de unos gastos de deuda ya acumulada como en el caso de los EEUU. Vale la pena notar también que desde mediados de los 90 los “activos tóxicos” (los préstamos que no funcionan) de los bancos chinos –algunas estimaciones los sitúan en el 40% de todos los préstamos en 2000) han desaparecido de la contabilidad bancaria merced a ocasionales inyecciones de excedente en efectivo procedente de las reservas del comercio exterior. Los chinos han tenido en funcionamiento durante mucho tiempo el equivalente a un programa TARP [el programa estadounidense de rescate bancario puesto en práctica en los últimos meses de 2008], y evidentemente saben cómo manejarlo (aun si muchas de las transacciones llevan la impronta de la corrupción). Los chinos tienen capacidad económica bastante como para embarcarse en un programa masivo de financiación con déficit y disponen de una arquitectura financiera estatal centralizada apta, si se lo proponen, para administrar ese programa con eficacia. Los bancos, durante mucho tiempo de propiedad estatal, puede que fueran nominalmente privatizados para satisfacer las exigencias de la OMC (Organización Mundial de Comercio) y atraer capital y pericia foráneos, pero todavía pueden ser fácilmente sometidos a la voluntad del Estado central, mientras que en los EEUU aun el más vagaroso signo de directriz estatal, por no hablar de nacionalización, da pie a todo tipo de furores políticos. Análogamente, no hay allí la menor barrera ideológica para una generosa redistribución de recursos a favor de los sectores más necesitados de la sociedad, aunque puede haber necesidad de vencer los acorazados intereses de los miembros más ricos del partido y de una incipiente clase capitalista. La imputación, según la cual eso sería tanto como el “socialismo”, o todavía peor, el “comunismo”, apenas si despertaría en China sonrisas divertidas. Pero la reaparición en China del desempleo masivo (de acuerdo con los últimos informes, la ralentización de los últimos meses habría provocado ya 20 millones de desempleados), así como los indicios de un extendido malestar social aceleradamente creciente, forzarán seguramente al Partido Comunista chino a emprender masivas redistribuciones, estén o no ideológicamente convencidos de la justicia de las mismas. A comienzos de 2009, esa política redistributiva parece encaminada en primera a revitalizar las atrasadas regiones rurales a las que regresan los trabajadores emigrantes que han perdido sus empleos, frustrados con la constatación de la escasez de puestos de trabajo en las zonas manufactureras. En esas regiones, en las que faltan infraestructuras sociales y físicas, una robusta inyección de recursos por parte del gobierno central contribuirá a aumentar los ingresos, a expandir la demanda efectiva y a dar el tiro de salida para el largo proceso de consolidación del mercado interno chino. En segundo lugar, hay un fuerte deseo de proceder a inversiones masivas en infraestructuras que todavía faltan en China. –En cambio, los recortes fiscales apenas tienen allí atractivo político— Y aunque es posible que algunas de esas inversiones terminen siendo “elefantes blancos”, la probabilidad de que así sea es allí harto más baja, dada la inmensa cantidad de trabajo que todavía se necesita para integrar el espacio nacional chino y, así, enfrentarse al problema del desarrollo geográfico desigual entre las regiones costeras de alto desarrollo y las empobrecidas provincias del interior. La existencia de una ancha –aun si problemática— base industrial y manufacturera necesitada de racionalización espacial

hace más probable que el esfuerzo chino entre en la categoría del gasto público productivo. En el caso chino, buena parte del excedente puede ser canalizado hacia la ulterior producción de espacio, y eso aun admitiendo que la especulación en los mercados de propiedad urbana en ciudades como Shanghái, lo mismo que en los EEUU, es parte del problema y no puede, por consiguiente, convertirse en parte de la solución. Los gastos en infraestructuras, siempre que se hagan a una escala lo suficientemente grande, son de largo aliento y sirven tanto para canalizar el trabajo excedente como para reducir las posibilidades disturbios sociales, contribuyendo ellos también, además, a impulsar el mercado interior. Implicaciones internacionales Esas posibilidades completamente distintas que tienen los EEUU y China de propiciar una solución plenamente keynesiana tienen hondas implicaciones internacionales. Si China emplea más recursos procedentes de sus reservas financieras para impulsar su mercado interior, como con casi total seguridad se verá forzada a hacer por razones políticas, dejará menos recursos para posibles préstamos a los EEUU. El descenso de compras de bonos del Tesoro estadounidense terminará por forzar unos tipos de interés más altos, lo que incidirá negativamente en la demanda interna norteamericana, lo cual, a su vez, y a menos que se haga una gestión meticulosa, podría disparar lo que todo el mundo teme y que hasta ahora ha conseguido evitarse: un desplome del dólar. Una paulatina desvinculación de los mercados norteamericanos y la progresiva substitución de los mismos por el propio mercado interno como fuente de la demanda efectiva de la industria china alterarían significativamente los equilibrios de poder (un proceso que, dicho sea de paso, estaría cargado de tensiones, tanto para China como para los EEUU). La divisa china se robustecerá necesariamente frente al dólar (una situación tan largamente pretendida por las autoridades estadounidenses, como secretamente temida), lo que obligará a los chinos a basarse todavía más en su mercado interior para la demanda agregada. El dinamismo que de ellos resultará en el interior de China (contrastable con las condiciones de recesión duradera que prevalecerán en los EEUU) atraerá a más y más productores de materias primas a la órbita comercial china y erosionará la importancia relativa de los EEUU en el comercio internacional. El efecto global de todo lo cual será la aceleración del desplazamiento de la riqueza de Oeste a Este en la economía mundial y la rápida alteración de los equilibrios de poder económico hegemónico. El movimiento tectónico que operará en el equilibrio del poder capitalista global intensificará todo tipo de ramificaciones económicas y políticas impredictibles en un mundo en el que los EEUU dejarán de estar en una posición dominante aun cuando sigan manteniendo un poder importante. La suprema ironía, huelga decirlo, es que las barreras políticas e ideológicas puestas en los EEUU a cualquier programa plenamente keynesiano contribuirán seguramente a acelerar el derrumbe del predominio norteamericano en los asuntos globales, a pesar de que las elites de todo el mundo (incluidas las chinas) preferirían preservar ese predominio el mayor tiempo posible. Que un genuino keynesianismo baste o no para que China (junto a otros Estados en posición similar) logre compensar el inevitable fracaso del reticente keynesianismo occidental, es cuestión de todo punto abierta. Pero esas diferencias, sumadas al eclipse de la hegemonía norteamericana, bien podrían ser el preludio de una fragmentación de la economía global en estructuras hegemónicas regionales que podrían terminar pugnando ferozmente entre sí con tanta facilidad como colaborando en la miserable cuestión de dirimir quién tiene que cargar con los estropicios de una depresión duradera. No es ésta una idea precisamente alentadora, pero tener en mente la posibilidad de una perspectiva de este tipo podría acaso contribuir a despertar a buena parte del mundo occidental y a percatarse de la urgencia de la tarea que tiene enfrente; a que sus dirigentes políticos dejen de predicar banalidades sobre restaurar la confianza y se pongan a hacer lo que hay que hacer para rescatar al capitalismo de los capitalistas y de su falsaria ideología neoliberal. Y si eso significa socialismo, nacionalizaciones, robustas directrices estatales, forja de colaboraciones internacionales y una nueva y harto más inclusiva (“democrática”, si puedo avilantarme a decirlo así) arquitectura financiera internacional, pues que así sea. David Harvey es un geógrafo, sociólogo urbano e historiador social marxista de reputación académica internacional. Entre sus libros traducidos al castellano: Espacios de esperanza (Akal, Madrid, 2000) y El nuevo imperialismo (Akal, Madrid, 2004). Actualmente, es Distinguished Professor en el CUNY Graduate Center de Nueva York. Su último libro es A Brief History of Neoliberalism [traducción castellana: Breve historia del neoliberalismo , Madrid, Akal, 2007]. Mantiene un más que recomendable blog: Reading Marx’s Capital blog. Texto publicado en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=80953


CONSULtESULOCUtOrIO

Fotografía: Manuel Salinas

¿CIUDADconTemporánea?

por ANDRÉS JAQUE . oficina@andresjaque.com


MÁS DE LA MITAD DE LOS CABOVERDIANOS viven lejos del archipiélago atlántico. Forman una comunidad dispersa, conectada por una red internacional de locutorios telefónicos. Establecimientos que con su decoración evocan paisajes que muchos hijos de emigrantes, que se consideran caboverdianos, jamás visitaron. Y que, además de los servicios propios de un locutorio, ofrecen cortes de pelo e ingredientes para cocinar a la manera de Praia. A diferencia de otras arquitecturas, estos locales pasan desapercibidos en la mayoría de las ciudades y, sin embargo, son puntos de inmersión y acceso a formas urbanas que la explosión de las migraciones y de las tecnologías de telecomunicación han hecho habituales. Pero son además construcciones que ponen sobre la mesa nuevas posibilidades para la arquitectura contemporánea. Todo esto forma parte del estudio “Dispersion. A study of global mobility and the dinamics of fictional urbanism” que Diego Barajas presenta como parte de la selección Arquitectura Experimental del Pabellón de Italia de la Bienal de Arquitectura de Venecia. Los comisarios Aaron Betsky y Emiliano Gandolfi incluyen también el Edificio Jardín Hospedero y Nectarífero en Cali (Colombia), que Barajas desarrolló con Camilo García –su socio en la oficina HUSOS, con sede en Madrid-. El edificio combina una vivienda compartida con un taller de diseño de estampados sobre tejidos. Sus fachadas son el soporte de una vegetación que hospeda y alimenta a la variedad de mariposas de las que la ciudad de Cali es una potencia mundial. Con las telas, el grupo de amigas que componen la modesta comunidad internacional que comercializa los diseños del taller, recibe folletos diseñados para convencerlas de cultivar plantas como las que cubren el edificio. Folletos que ellas a su vez regalan a sus clientes. El mismo canal por el que los estampados se distribuyen, promueve la expansión del hábitat de las mariposas que sirven de modelo e imagen corporativa al taller. Un hábitat discontinuo, pero conectado por redes que, como las de los caboverdianos, son al mismo tiempo afectivas, comerciales y tecnológicas. Desde mediados de los noventa buena parte de los arquitectos de referencia han concentrado su atención en los procesos por los que las ciudades pierden diferencias, como requisito necesario para conectarse a circuitos interurbanos homogéneos. La participación de Gandolfi junto a Betsky, ha hecho posible encontrar entre los seleccionados para el Pabellón de Italia a un pequeño número de arquitectos que, partiendo del análisis exhaustivo de realidades concretas, desvelan, bajo la aparente regularidad de la ciudad contemporánea, cómo operan las nuevas formas de singularidad deslocalizada. Son también trabajos que entienden los edificios no tanto como soportes neutrales, ajenos a los procesos políticos o sociales, si no como actores materiales que contribuyen a definir los límites de lo que en nuestro día a día puede llegar a ocurrir. ¿Qué debe hacerse con las infraestructuras abandonadas que fueron diseñadas y utilizadas en el pasado para vigilar y reprimir a una parte de la población? Esta es la pregunta a la que pretende dar respuesta el Decolonizing Manual del equipo formado por Sandi Hilal y Alessandro Petti (activistas políticos y arquitectos instalados en Belén) y Eyal Weizman (con oficina en Londres). La demolición no suele ser recomendable, el coste de los trabajos y el poder contaminante de los escombros termina lastrando el desarrollo de la comunidad. El manual, que está siendo aplicado en los asentamientos de P’asago y en el antiguo campamento militar israelí en Oush Grab, pretende evitar que se repita la experiencia de los cincuenta. Cuando el ejército israelí reutilizó las infraestructuras militares construidas para vigilar y responder revueltas entre la población árabe de Palestina durante el mandato británico. La arquitectura era un agente central en el proyecto policial británico y fue en parte la arquitectura la que activó un proyecto similar en el nuevo contexto político. En Decolonizing Manual la transformación de los edificios forma parte de un empeño mayor, el de incrementar la representación de la población en la construcción de la vida pública. Cada paso conlleva necesariamente labores que a la arquitectura competen. Demoler tapias y retirar telas metálicas para permitir el acceso a parte de los espacios al aire libre. Restituir la titularidad del suelo a sus legítimos propietarios. Desmontar la visión estratégica de los edificios coloniales sobre los tejidos residenciales. Todo decidido en reuniones semanales de los representantes de los agentes sociales afectados, entre ellos los arquitectos. Para Gandolfi este trabajo ilustra la evolución del rol social del arquitecto. “El antiguo arquitecto que ofertaba servicios técnicos fue sustituido en la modernidad por el arquitecto idealista que, con un pensamiento utópico, creía saber qué quería producir y qué efectos tendría. Decolonizing Manual muestra como en la actualidad algunos arquitectos, conscientes del valor político de su trabajo, actúan como mediadores para poder contar con un espacio de acción. Pero hay algo más. Como puede verse en el proyecto Plus de Anne Lacaton y Jean Philippe Vassal, muchas de estas intervenciones son tácticas y requieren que los arquitectos salgan del estudio. La acción es el mecanismo para recibir una respuesta. Y es la capacidad de observar la que permite descubrir potencialidades y dificultades que sin ella quedarían ocultas.” Potencialidades como las posibilidades de transparencia o la diversidad social que contienen los bloques de viviendas de los setenta en la periferia parisina en que intervienen Lacaton y Vassal asociados a Frédéric Druot. Y debilidades como la escasa calidad espacial de sus interiores, el abandono de un gran número de viviendas y la falta de aprecio por el entorno que manifiestan muchos de los que viven en ellas. Un proyecto basado en una oportunidad: demoler y sustituir una vivienda social cuesta 167.000 euros. Con una octava parte puede no sólo ser renovada, si no incluso programar regalos arquitectónicos que aumenten la calidad de cada vivienda y del espacio público que comparten. Como sustituir muros de cerramiento por grandes ventanas allí donde existan vistas valiosas, prolongar las estancias de las casas en terrazas de nueva planta o eliminar tramos de escaleras en el acceso a los portales. Un trabajo que sólo puede hacerse casa por casa, deliberado con sus propietarios. En definitiva. Parece que no sólo en Dubai se debate la arquitectura del presente. Puede que sea el momento de pensar que los locutorios, los procesos parlamentados para reconstruir sociedades en proceso de descolonización o las reformas de viviendas de bloques de la periferia contengan una parte de la arquitectura que quizás ya nos toca vivir.


E s R A J O M s E I P s lO stra I Mue X a l ay en ectura t i u q Urugu r al de A n o i c a nezia e V i Intern d e iennal B a L de


HACIA FINES DE ABRIL DE 2008, LA FACULTAD DE ARQUITECTURA DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA REALIZABA UN LLAMADO INTERNO A DOCENTES1 Y DESENCADENABA UN VERTIGINOSO PROCESO CURATORIAL QUE DARÍA LUGAR A LA MUESTRA DE ARQUITECTURA URUGUAYA CONTEMPORÁNEA QUE SE EXHIBIRÍA APENAS CUATRO MESES DESPUÉS EN EL PABELLÓN DE URUGUAY DURANTE LA XI BIENAL DE VENECIA.

Como1responsables de este desafío inédito en el plano local nos enfrentamos a la necesidad de reaccionar de modo inmediato, casi sin meditarlo. Sin embargo no renegamos de esa situación, por el contrario nos resultó potenciadora de ideas y conceptos. Es que parece haber una sabiduría primitiva ajena a nosotros mismos en la emergencia, en el pensamiento fugaz, en la interpretación instintiva. Así, con la premura de definir un concepto en el que trabajar para hilvanar el envío de Uruguay a la XI Bienal de Arquitectura de Venecia y con la total incertidumbre de los recursos disponibles es que surge la metáfora de “la mesa y sus sillas”2 como objeto en el que proyectar las desafíos de la arquitectura uruguaya para la próxima década. Con el tiempo decantamos el contenido de aquella toma de partido intuitiva. La mesa nos interpeló una y otra vez sobre su potencial latente: es el plano que da apoyo a cualquier construcción colectiva, es campo que da corporeidad al encuentro, es testigo mudo de conversaciones y a la vez materializa a la arquitectura más elemental: la de la reunión. Las sillas dan sentido a la mesa como lugar de encuentro. Es la silla quien invita a detener la marcha y permite desplegar otra dimensión del tiempo. Nos ubica en relación con el otro. La distensión nos predispone a contactar. Entendimos, tiempo más tarde, qué significaba aquella reacción rápida que nos llevó a proyectarnos en aquellos objetos tan cotidianos como pobres. Es que una mesa banal y las sillas que la rodean pueden ser entendidas como la mínima expresión de la arquitectura. La primera operación con la mesa fue de evidencia: intentamos generar tensión mutua entre paisaje y mesa haciéndola colonizar fugazmente diversos lugares y desplegar su arquitectura en ellos. Luego, en el Museo Nacional de Artes Visuales, la mesa se travistió en obra de arte y recibió a estudiantes, arquitectos y artistas que en torno a ella desplegaron razones, sensaciones y visiones de la arquitectura contemporánea uruguaya. Más tarde, en el Pabellón de Uruguay en la XI Bienal de Arquitectura de Venecia, fue núcleo de la instalación que en él montáramos e invitó a descubrir buena parte de la producción arquitectónica contemporánea en este sur del sur. Más de setenta obras y proyectos fueron postulados por sus autores y exhibidos en el Museo Nacional de Artes Visuales cuando por invitación de su Directora, Lic. Jacqueline Lacasa, este fue anfitrión de los debates preparatorios. El equipo curatorial selecció casi veinte proyectos que a la vez sirvieron para testimoniar nuevas actitudes hacia la arquitectura. Esos trabajos fueron proyectados como telón de fondo de la mesa en el Pabellón de Uruguay en la Bienal de Venecia y conformaron un catálogo único de arquitectura uruguaya contemporánea. Ya de regreso, en el hall de la Facultad de Arquitectura, volvió a reunir a arquitectos y estudiantes de arquitectura; pero esta vez como portadora del mensaje de Venecia hacia la cultura arquitectónica global. En esta instancia se presentó formalmente la publicación que realizáramos para representar a Uruguay en la

1

Bienal3, además de los catálogos generales de la propia bienal y videos del back-stage en un intento de trasladar a la escena local la experiencia vivida y poner otra vez sobre la mesa, la emergencia de re-pensarnos.

Hoy, también a cuatro meses, pero ahora de desmontada dicha muestra deseamos compartir con el colectivo de arquitectos algunas reflexiones que consideramos impostergables.

VENCER EL AJUGERO NEGRO. Por alguna explicable razón hemos estado ausentes de anteriores Bienales. Es la razonable consecuencia del autismo estéril en el que está nuestra disciplina en el País. Es como si una exacerbada fuerza gravitatoria hubiera ido enlenteciendo el movimiento hasta hacerlo nulo. Es como si esa fuerza hubiera generado un extraño agujero negro, que todo lo absorbe pero no logra proyectar su luz. Todas las instituciones vinculadas a la Arquitectura en el País tienen su cuota de responsabilidad. Se necesita de la energía coordinada de todas ellas para vencer ese ensimismamiento y lograr volver a contactar con la cultura, con la técnica, con la innovación, con el arte, con la creatividad, con el mundo…. en fin con el más noble y humilde orgullo profesional. LA MESA ESTÁ PUESTA Desde la propuesta inicial presentada por Laboratorio de Urbanismo Político1 al llamado interno realizado por la Facultad de Arquitectura nos intereso desencadenar procesos más que completarlos. Desearíamos que el proceso que comenzó el Ministerio de Educación y Cultura con la Facultad de Arquitectura en el 2006 (X Bienal de Venecia) con la Curadoría de la Arq. Cristina Bausero y que intentamos profundizar en la XI Bienal energizara e involucrara a las instituciones vinculadas a la disciplina en el pais. Pero no se trata sólo de la Bienal de Venecia sino de la apertura al mundo que ella representa. La ausencia y el desineterés de Uruguay de participar en ocho de once Bienales es un síntoma del estado de la cultura arquitectónica en el país. El desafío implica doblar la apuesta, involucrándonos antes de ser convocados. Como cada dos años: en el 2010 la mesa estará puesta nuevamente. ¿Nos sentaremos a conversar de arquitectura?

1

“El Ministerio de Educación y Cultura ha comunicado a la Facultad de Arquitectura la convocatoria a la XI Muestra Internacional de Arquitectura a realizarse este año en las instalaciones de la Bienal de Venecia, expresando al mismo tiempo el interés de ese Ministerio de que la Facultad se responsabilice de la designación del Comisario del Pabellón de Uruguay así como de participar en la concepción y producción de la propuesta a ser exhibida en la misma. Uruguay cuenta con un Pabellón permanente en dicha Bienal y es responsabilidad del país la presentación de una propuesta encuadrada en la convocatoria oportunamente divulgada por el curador general y los responsables de la Muestra.

El laboratorio de Urbanismo Político se define como una plataforma abierta que tiene por objetivo, hurgar sobre la condición política de las prácticas materiales dentro de la ciudad contemporánea planteando una re-conceptualización del urbanismo que lo extienda a toda actuación, material o intelectual, que friccione con el magma de flujos y formas al que llamamos ciudad, alterando así el sentido de un orden anterior. Su percepción del urbanismo no parte de la escala como determinante ni de un área especifica del conocimiento como legitimante, más bien lo entiende como una actitud política de construcción colectiva de una cosa inabarcable que nos abarca: el cuerpo y la psiquis urbana. Se propone el desafío de desplegar un nuevo ámbito de producción tanto material como intelectual, cuyo recorrido transite la delgada frontera que une el arte, la arquitectura, el urbanismo y la política en tanto prácticas culturales.

Se dispone entonces la apertura, con carácter urgente, de un llamado interno a docentes de la Facultad de Arquitectura, restringido a profesores de Grados 3, 4 y 5, interesados en actuar como Comisario del Pabellón de Uruguay en la referida Muestra y participar en el proceso de remisión del envío a la misma. La Facultad realizará un proceso de selección de las candidaturas presentadas, tomando resolución antes del día 28 de abril de 2008. (…)Se deberá tener en cuenta que el Comisario es nombrado por el Gobierno nacional a propuesta de la Facultad y actuará en una misión oficial y no a título personal o en representación de nuestra institución. (…) Las aspiraciones serán recibidas hasta el día miércoles 23 de abril de 2008 inclusive, hasta las 13.00 en la oficina de Asistentes Académicos, en un sobre cerrado.” Extractos del llamado realizado por la Facultad de Arquitectura con fecha 18 de abril de 2008 2

Usamos, para ser consecuentes con la idea, la más sencilla, cotidiana y accesible que disponíamos, una de las tantas que existen en la Facultad de Arquitectura. Este pragmatismo respondió a la fecha límite para el envío de las propuestas nacionales para el catálogo general de La Bienal que era el 16 de mayo de 2008

3

cuerpo celeste: catálogo de uruguay en la XI muestra internacional de arquitectura de La Biennale di Venezia. Pretendiendo más que consistencia teórica, es que los autores del catálogo propusieron oportunamente a la Facultad de Arquitectura, administrar lo recaudado de la venta de dicha publicación de manera tal que el próximo equipo que se enfrente a una experiencia similar, tenga un margen de maniobra (autonomía en algunas decisiones y capacidad de respuesta) sustancialmente mayor del que nos tocó en suerte.


R O M A

P R E V I E W

P A V I L L I O N

R E P O R T

V E N I C E

2 0 0 8

hello, i am glad to hear from you. thank you again for your hospitality. Attached a picture inside your pavilion and a kind of story about the Roma Pavillion Report Project. Here is our site, which we have to complete in the next two months. but just to make an idea ... http://www.eu-roma.net until soon, all the best irina bancescu

La onceava Exhibición Internacional de Arquitectura “Out There: Architecture Beyond Building”1 abrió el 11 de setiembre, mostrando en gran medida experimentación en arquitectura, mayormente en instalaciones, mecanismos, visiones, ilustraciones de procesos, construcciones temporarias, etc. El Anticipo del Pabellón del Pueblo Roma2 aparece como una acción-evento en el este marco arquitectónico especial. Los objetivos principales del proyecto es la introducción de la idea de un Pabellón del pueblo Roma en el encuadre oficial de la Bienal de Arquitectura de Venecia, y también la fundación de una red de posibles colaboraciones internacionales en pos de la construcción de un pabellón físico real en la próxima Bienal de Arquitectura del 2010. Las organizaciones involucradas en el proyecto son: ATU (Asociación para la Transición Urbana – Bucarest, Rumania), Lucy Orta (Universidad de las Artes, Londres), LAN (Laboratorio Architettura Nomade – Nápoles, Italia), TAMA (Museo Temporal Autónomo para Todos – Atenas, Grecia), todos estos siendo integrantes de la organización de grupos EU-ROMA. Participan también el grupo de medios Igloo de Bucarest, Rumania y diferentes expertos en Roma: Vasile Ionescu, Florin Botonogu, etc. Los medios de acción son los múltiples materiales impresos respecto al tema (incluyendo un folleto al término) y tres carpas realizadas por la artista Lucy Orta, objetos que incluyen colores Roma típicos en sus telas. Las carpas de Orta son reconocidos en la escena del arte contemporáneo mundial y son usados por la artista para subrayar varios temas, como ser la identidad, la migración y la nación. Fueron utilizados para desafiar los antemencionados conceptos en el reciente proyecto denominado “El Proyecto Antártico”3 (2007), el cual incluyo también la emisión de un pasaporte Antártico. Su participación y contribución con el Anticipo del Pabellón del Pueblo Roma viene a completar la interrogante planteada en este proyecto previo: ¿Cómo puede el arte pavimentar un nuevo rol crítico en vista de los crecientes problemas del mundo actual? ¿En qué pueden contribuir arquitectos y artistas con el objetivo del desarrollo de arquitecturas más humanas, ambientalmente adecuadas y ecológicas? ¿Cómo pueden los proyectos artísticos contribuir y participar en un diálogo constructivo y mejorar las condiciones de vida para los menos privilegiados de nuestra sociedad? (http://www.studio-orta.com). El proyecto se planea y desarrolla en dos etapas. La primera sucede en el Giardini del Arsenale entre los días 11 y 14 de setiembre, 2008, durante los primeros días del la Bienal de Arquitectura, días estos particularmente importantes para el despliegue de la idea sobre un fértil terreno para futuras colaboraciones. Este paso consiste en la difusión del concepto a través de la interacción con la gente, apoyados de material informativo y las exhibiciones itinerantes de las carpas. La segunda etapa transcurrirá entre los días 11 y 14 de octubre del 2008, en donde habrá una conferencia de prensa y se lanzará y difundirá un folleto promoviendo a la representación del pueblo Roma4 en la Bienal de Arquitectura, acompañado por la exhibición de las carpas itinerantes. Durante todo este tiempo, una red de colaboradores se forjará de forma continua para la próxima Bienal del 2010, a través de contactos, reuniones e intercambios de información y experiencias. El equipo involucrado en la primer etapa de acción esta compuesto de dos arquitectos, dos sociólogos y un artista (Cátálin Berescu, Irina Báncescu, Vasile Ionescu, Florin Botonogu, Elise Magne). El equipo consolidó la instalación de una hasta tres carpas en distintos lugares, el transporte de una carpa móvil, ofreciendo mientras tanto detalles a los visitantes y presentando distintos materiales y conceptos. Hubieron dos fases en la obra realizada entre el 11 y el 14 de setiembre. La primera consistió en contactarse, presentando materiales y manteniendo discusiones respecto al proyecto con la gente directamente involucrada con la organización de la Bienal. El comité organizador de la Bienal, el Director Aaron Betsky, el Presidente de la Bienal Paolo Baratta y el Director de Pabellones Nacionales Roberto Rosolen nos dieron la bienvenida y apoyaron la acción, a la vez que consideraron la misma como un punto de partida para futuras colaboraciones en la próxima Bienal de Arquitectura. La

1

“Ahí Afuera: Arquitectura mas Allá del Construir”, Out There es tanto una denominación espacial como ideológica, como también Beyond Building lo es.

2

Roma Preview Pavilion / En inglés el decir nada mas “Roma” puede confundirse con la ciudad, pero al traducir al español lleva a confusiones respecto al sujeto aun mayores, por lo cual se debe especificar “Pueblo Roma” o “Gente del Pueblo Roma”. No estoy seguro si en español esto salva del todo de la confusión, talvez una intro que explique un tanto sirva, dado que la traducción mas eficiente seria decir “Gitanos” pero quizas no sea respetuoso ni apropiado hacerlo.

3

The Antartic Project

4

Idem 2

misma reacción surgió mas tarde, cuando esta tipo de actividad se realizó con cada Comisario de Pabellón Nacional, Vice-Comisario y Curador(es). En el segundo paso, sumándose a la difusión de información y al relacionamiento con personas interesadas en este tema, se solicitó el apoyo de los Pabellones Nacionales con el objetivo de acampar e interaccionar con los visitantes frente a cada Pabellón. El tour duró casi 3 días y cubrió mas de 20 pabellones, en formaciones de una a tres carpas, en intervalos que iban de 15 minutos a 3 horas. El pabellón Rumano funcionó a la vez de base y de punto de partida para las carpas viajeras. El 12, 13 y 14 de setiembre fueron visitados, con el apoyo directo de los varios Curadores, Rumania, Serbia, Austria, Hungría, Holanda, Rumania, Pabellón de los países Nórdicos, Rusia, Reino Unido, Francia, Alemania, Eslovaquia, Australia, Uruguay, Estados Unidos, Finlandia, Suiza, Dinamarca, España, Italia, Noruega, Israel y Grecia. Las carpas móviles viajaron por todos los espacios del Giardini (es así que “pasaron por otros países” como ser Polonia, Brasil, Egipto, Venezuela o Bélgica), transmitiendo la idea clara y fácilmente. El concepto del Pabellón del Pueblo Roma fue traído y discutido con los Curadores, especialistas, periodistas y representantes de los medios, arquitectos y visitantes. Fueron distribuidos a su vez pasaportes Antárticos, como acción con miras de traer atención a los problemas del la gente perteneciente al pueblo Roma de la Europa Oriental que han emigrado hacia Italia. Durante tres días las acciones fueron itinerantes, espontáneos y aleatorios, ausentes de un circuito planificado, por lo cual fue mas o menos “underground” –subversivo y semi legal— un gesto simbólico que representa la situación del Pueblo Roma moviéndose o forzados a moverse de un sitio a otro, pidiendo permiso y protección o asentándose en un lugar solamente con acuerdos verbales, sin documentos ni permisos oficiales. La instalación de carpas nómades probó ser una significante metáfora de la situación actual de algunas comunidades Roma, al ser una presencia temporaria, imprevisible, inesperada y ubicua en la tan bien organizada Giardini y ciertamente presentar una identidad tan visual como reconocible. El camino del movimiento de las carpas transcurrió acorde a las distintas invitaciones de los diferentes curadores, por lo que fue de cierta forma la espontaneidad y la apertura de la gente quienes diseñaron el circuito de las carpas a través del Giardini. ‘El público reaccionó muy bien ante el proyecto del Anticipo del Pabellón del Pueblo Roma, dado que la mayoría de las opiniones estaban de acuerdo con la idea y la alentaron. También se confirmó que la Organización de la Bienal es suficientemente flexible y abierta para apoyar la representación de las Comunidades del Pueblo Roma Europeos, a la par con las otras naciones dentro del Giardini. La segunda etapa del proyecto se adentrará en este tema, intentando enriquecer y reforzarla para la Bienal del 2010


N O S

S E N T A M O S

A

C O N V E R S A R

D E

A R Q U I T E C T U R A

?


S AV O R E N G O K E R SAVORENGO KER (EN EL IDIOMA ROMANEES

“LA

CASA DE TODOS”) FUE PROYECTADA Y REALIZADA JUNTO A LOS ROM Y GAGÈ CON LA IDEA DE VALORIZAR LA

PRACTICA HABITATORIA Y CONSTRUCTIVA PROPIA DE LOS ROM E INTRODUCIRLOS EN UNA PROPUESTA COMPRENSIBLE Y ADMISIBLE DE LOS NO ROM. NACE DE UN TRABAJO DE BÚSQUEDA SOBRE LOS ESTILOS DE VIDA, LA TOPOLOGÍAS HABITATORIAS Y LAS TÉCNICAS CONTRACTIVAS ADOPTADAS DE LOS ROM, DA TANTAS VISITAS A LAS MEJORES CASAS DE LOS CAMPOS, Y SEGUIDO DE UN CONSTRUCTORES DEL CAMPO CASILINO

“CANTIERE-SCUOLA” (INSTANCIA DE TRABAJO COMUNITARIO) DE UN MES DIRIGIDO DE LOS MAS HÁBILES

900, QUE A PRODUCIDO UN APRENDIZAJE RECIPROCO ENTRE HOMBRES, MUJERES, NIÑOS, DOCENTES, ESTUDIANTES, ARQUI-

TECTOS Y PROFESIONALES, Y QUE SE CONCLUÍA CADA TARDE REUNIDOS FRENTE AL FUEGO CON PARRILLADA, BRINDIS, CUENTOS Y DISCUSIONES SOBRE QUE CONSTRUIR AL DÍA SIGUIENTE.

LA CASA DE TODOS Un proyecto de: Comunità del Casilino 900 > Stalker / Osservatorio Nomade > DIPSU / Dipartimento di Studi Urbani - Università di Roma TRE / Ricerca Nomadismo e Città > Directores de Trabajo: Mirsad Sedjovic, Hakja Husovic, Bayram Hasimi, Nenad Sedjovic, Klej Salkanovic. > Colaboración de: Biennale di Venezia / XI Biennale di Architettura / L’Italia cerca Casa Triennale di Milano / Triennale Architettura / Casa per tutti - La vita nuda > Con el Patrocinio de: VII Municipio di Roma En colaboración con: Associazione Nova Vita / Pontificio Seminario Romano / Servizio di Medicina Solidale e delle Migrazioni del Policlinico di Tor Vergata / Dipartimento di Scienze Demografiche - Università di Roma “La Sapienza” / Cooperativa Ermes / Comunità di Sant’Egidio / Cooperativa sociale Assalto al Cielo / Energetica Coop. Soc. Grupo de trabjo: Klej Salkanovic, Dejan Devovic, Saltan Azovic, Rudija Sejdovic, Tony Adzovic, Antonio Salkanovic, Vezir Salkanovic, Najo Adzovic, Goran Sejdovic, Janez Salkanovic, Sami Alija. > Francesco Careri, Lorenzo Romito, Azzurra Muzzonigro, Ilaria Vasdeki, Aldo Innocenzi,Paolo Bruschi, Beverly Piersol, Fabrizio Boni, Andrea Valentini , Michele Carpani, Giuseppe Punzo, Riccardo Albani, Pascal Hentschel, Silvia Scaldaferro, Sandra Pia Piacentino, Camilla Sanguinetti, Renzo Sgolacchia, Barbara Dovarch. Traducción de: http://www.reterom.blogspot.com/


Savorengo Ker es una casa experimental. Es la construcción de proceso abierto e indeterminado, en el cual en el inicio no se conoce el estado final, es el resultado del encuentro entre dos culturas distintas que decidieron “meterse en juego”, para la construcción sobre el terreno las mismas reglas de juego y maravillarse cada día sobre los resultados obtenidos. Su forma inédita, sus dimensiones, así como sus decoraciones y su imagen no podían ser obtenidas si no surgían e un proceso experimental racional. Savorengo Ker no es una casa para los Rom, pero si es una casa para todos, es una idea habitacional que los Rom proponen para el que hoy busca casa en Italia, incorporándole a disposición sus propias estrategias ecológicas y económicas: los bajos niveles de consumo, la recuperación y reciclaje de los materiales de construcción, la autoconstrucción, la flexibilidad e implementación de la casa, todos elementos que junto a la concepción sólida de la familia, representan una búsqueda importante de reconsiderar para responder a la crisis habitacional Italiana. Savorengo Ker no es la solución a los problemas habitacionales de los Rom, pero desea ser tenida en cuenta como una de las posibles soluciones al intento de una serie de respuestas plurales y diferenciadas que van desde la vivienda a la vivienda social de alquiler, de las casas en alquiler a la construcción en terrenos de propiedad, hasta la posibilidad de continuar vivir cambiando, como desean una pequeña minoría de Sinti y de Rom Calderasha. Savorengo Ker es la alternativa al container, se enfrenta con sus propios costos, con sus propias prestaciones y con la capacidad de producir una comunidad y ambientes urbanos vivibles. Desea responder con una propuesta a aquellas habitaciones privadas de la habitabilidad con muros muchas veces de milímetros de espesor, pensadas como refugios provisorios y de emergencia, demasiados chicos para las familias extensas, demasiado rígidas para permitir personalizaciones, muy calidas en verano y muy frías en invierno.

Savorengo Ker fue llamada una “Choza con documentos”, nace de la tecnología de las chozas, pero respeta las leyes y tiene todos los documentos en regla para obtener la habitabilidad: es una verdadera y propia casa. Tiene una estructura de madera, es flexible, extensible, autoconstruible, es mas segura, mas ecológica y mas energéticamente sustentable que un container. Cuesta 8.000 euros de material y 11.000 euros de mano de obra, es una casa de dos pisos tiene paredes aisladas de 15 cm. de espesor, tiene tres dormitorios, baño, cocina, living y terraza, con un total de 70 mt2 comerciables, y cuesta como un container de 32 mt2. Savorengo Ker trata hacer superara el modelo del Campo Nómade, única solución impuesta hoy a los Rom y mañana capaz a todos los ciudadanos italianos y extranjeros que no llegan a proveer de un techo a sus propias familias. Espacios deshumanos producidos contra cada lógica de desarrollo sustentable, soluciones provisorias e invisibles que dentro de un orden solo aparente esconden el degrado social y emigratorio, con altísimos costos de realización y gestión, ejemplos de quiebra en contra de una política de integración y una verdadera asunción de responsabilidad por parte de la población Rom. Savorengo Ker es el nombre de una constituida cooperativa de construcción, creada por los Rom que han construido la casa en colaboración con los arquitectos, la universidad y los profesionales que han contribuido a realización, la cooperativa trata de proponer otros modelos de habitar, estudió formas de expansión, imaginar el habitar siempre mas complejo con el fin de transformar el campo en barrios. Savorengo Ker nos es un modelo a clonar en millones de ejemplares, pero es un método e trabajo que puede producir casas de infinitas topologías distintas, para garantizar el crecimiento de pequeñas “microzonas” a gestiones familiares, integrar en el tejido urbano, en contacto con los barrios de la ciudad. No es una casa

para todos pero si una casa para cada uno, puede ser montada fácilmente en cooperativa con los Rom junto a futuros habitantes, que en este modo además de tener una casa, pueden aprender un oficio, tener un descuento y obtener los documentos necesarios para continuar viviendo en Italia. El 28 de Julio pasado, al medio día, Savorengo Ker fue presentada al publico tras las polémicas y manifestaciones contrarias al proyecto. Al hacer sensación el echo de que los Rom hayan producido una casa, un acto simbólico que cuenta la voluntad de echar raíces, de realizar una relación estable e integrada con el territorio en el cual viven desde hace cuarenta años, de que no desean mas ser considerados como nómadas y vivir en modo provisorio, tras caravanas, chozas y baños químicos. La han realizado poniéndose de acuerdo entre ellos los cuatros distintos grupos étnicos, los “montenegrini”, los “kossovari”, los “bosniaci” y los “macedoni”, activando una sinergia creativa con Stalker ON, y encontrando la colaboración de las tres universidades publicas de la capital (Roma), de instituciones culturales nacionales, de la comunidad religiosa y asociaciones ciudadanas. Savorengo Ker continua a vivir y pide tu ayuda intelectual y civil para continuar con su camino.

Para adherirte al proyecto Savorengo Ker manda un mail al reterom@gmail.com


Savorengo Ker se predio fuego por STALKER, ILARIA

EN LA NOCHE EN LA CUAL ROMA GEMÍA BAJO LA INCESANTE LLUVIA, SAVORENGO KER AGARRO FUEGO, REDUCIÉNDOSE A UN MONTÓN DE ESCOMBROS EN MENOS DE DOS HORAS. LOS BOMBEROS AUN SIGUEN SIN SABER LAS CAUSAS DEL INCENDIO. UNA ÚNICA COSA CIERTA ES QUE SAVORENGO KER NO ESTÁ MAS. PECADO PARA EL QUE, INVITADO A VISITARLA Y A CONOCER QUIEN LA HABÍA CONSTRUIDO, HAYAN PREFERIDO PONERLA EN LA NOTICIA. PERO NO DESESPEREN: LA LLAMAS HAN DESTRUIDO LA MADERA, NO LOS QUE LA HAN CLAVADO.

Sucedió a la 1.30, mientras la ciudad (Roma) era golpeada por una lluvia dura e incesante. /////////////// Llegamos al terreno a las 10 de la mañana, donde nos encontramos con Hackja (uno de los directores de los trabajos, el portavoz de la área bosnia del terreno) asimismo a los hijos y al grupo operativo NAE. La casa fue vallada por las cintas amarillas de la Policía Municipal. Faltan las palabras, a todo. ///////////////////Dos días antes en la casa se realizo la reunión de los ancianos del campo. Hacían 50 años que no acontecía un hecho similar. El fuego prendido en un baño ardia calentando los pensamientos y las palabras de los sabios, argumentando la posición a interpretar por el futuro de las familias y de la solución. ///////////// Deseo de futuro y voluntad de participar. ////////////////// Creo que Savorengo Ker se fue definitivamente en el humo la burocracia que la a bloqueaba y los trabajos de construcción y nada mas. ////////////////////// Desde el 28 de julio la casa esperaba ser completada e inaugurada. Sutilezas burocráticas, posiciones políticas y la ambigüedad de quien ha patrocinado el proyecto han quemado Savorengo Ker. //////////////////////// El deterioro es el hijo del abandono, de la falta de cura. Por esto la arquitectura de madera de Savorengo Ker se ha derrumbado quemándose en la hoguera de la impotencia, dejando que ceniza y barro se equivocaran en el presente de una ciudad de los fuerte. ////////////////////// Savorengo Ker habría podido ser la biblioteca de un nuevo saber, sus libros habrían testimoniado el nacimiento de una cultura del encuentro y la reciprocidad, los mapas archivados en los estantes habrían testimoniado el paso de la época de la discriminación a la acogida del pueblo Rom en el mundo de los Gagè, su vídeo por fin habrían contado como sea posible construir junto la ciudad por la confianza recíproca. ////////////////////// Savorengo Ker habría contenido volúmenes peligrosos. Todos los ciudadanos habrían podido leer la verdadera historia de una persecución, aquel del pueblo Rom, oscurecido de la televisión y de los periódicos. ////////////////////// Pero con Savorengo Ker sólo es quemado la madera que la tuvo de pie. //////////////// De las cenizas de la casa nace un nuevo deseo. //////////////////////////////////////////////////////////////////////// /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// //////////////////////////////////////////////////////.


PEACE FOAM CITY BENZÚ (CEUTA) Equipo:

Helena Bartosova Baptiste Broillet Sarah Caperos Rebecca Frisolí Iris Hutinger Teresa del Pino Charle Pedro Pinto-Correia Jorge Ruano Herminia Vegas Consultor de estructuras: Belén Orta Consultor de instalaciones: Nieves Plaza Consultor de Planeamiento: Alexandra Delgado Fotografías: Miguel de Guzmán

© ANDRÉS JAQUE ARQUITECTOS / oficina@andresjaque.com


CONSIDERAMOS DOS ASPECTOS ESPECÍFICOS DE CEUTA QUE DEFINEN UN MARCO POLÍTICO DE ACCIÓN PARA EL BARRIO DE BENZÚ, UNAS ESTRATEGIAS DE DISEÑO ASOCIADAS Y PLANES DE ACCIÓN QUE CONDUCIRÁN AL DISEÑO DETALLADO, SI ESTA PROPUESTA SE CONCRETA A TRAVÉS DE UN ENCARGO PROFESIONAL.

1 LA AUTONOMÍA DE LA CIUDAD AUTÓNOMA La supervivencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta en las últimas dos décadas ha estado respaldada por un crecimiento permanente de su economía y de su tejido infraestructural. Sostenido en gran parte por subvenciones del Estado Español y por fondos de ayuda al desarrollo de la Unión Europea. Paradójicamente la Ciudad Autónoma, por sus singulares condiciones geopolíticas, ha sido una de las ciudades más dependientes. ASPECTO ESPECÍFICO

Dependiente de los programas de desterritorialización distributiva de inversiones en Europa. Que han permitido restaurar gran parte del patrimonio histórico de la ciudad, definir áreas de reserva natural y construir infraestructuras energéticas, de abastecimiento de agua y también portuarias. Dependiente de suministros y evacuación de residuos a la península o, a través de costosos y polémicos acuerdos, dependiente del vecino Reino de Marruecos. Sirvan como ejemplo la compra de agua del manantial marroquí de Beliunex en los recientes años de sequía o el permanente traslado en barco, a la península, de residuos sólidos industriales y domésticos.

Existen tres factores que hacen recomendable encontrar oportunidades para ensayar nuevos modelos de sustentación territorial. Modelos de sustentación basados en la utilización de los recursos e infraestructuras de la ciudad y no en la movilización de costosos (económica y políticamente) recursos de territorios distantes. El primer factor relacionado con circunstancias políticas y otros dos relacionados con la emergencia de nuevas preocupaciones públicas: 1. La ampliación efectiva de la Unión Europea en 2007 genera incertidumbres sobre la disponibilidad en Ceuta de los hasta ahora constantes Fondos de Ayuda al Desarrollo. 2. La creciente sensibilidad pública hacia los conflictos internacionales que genera la competencia asimétrica de las economías. Asimetría entre economías subvencionadas y protegidas y las economías y sistemas productivos de países en vías de desarrollo sin capacidad para cerrar sus mercados, especialmente relevante en Ceuta por la vecindad con Marruecos. 3. Nuevos procedimientos de evaluación asociados al desarrollo del pensamiento ecológico han permitido visualizar y llevar al debate público los perjuicios medioambientales que conlleva el distanciamiento en el territorio de los centros de producción energética y captación de agua, los centros de consumo y las localizaciones de tratamiento de residuos. 1.1 APROXIMACIONES A UNA AUTOSUFICIENCIA INFRAESTRUTRURAL • Calculamos la densidad máxima de uso que permiten las infraestructuras de agua y energía existentes en Ceuta más las infraestructuras de construcción próxima ya programada-y-aprobada. • Calculamos el total de suelos pendientes de urbanización en Ceuta. Y los consumos actuales del tejido ya edificado en la ciudad. • Con objeto de disponer, en el nuevo asentamiento, únicamente de los suministros producidos directamente en la ciudad de Ceuta; definimos los valores de carga infraestructural tolerables en la superficie total pendiente de urbanización. Y con ellos dimensionamos la actuación en el solar propuesto del barrio de Benzú: AGUA: Los embalses del Renegado y el Infierno, junto a la desaladora, ya operativa, garantizan un suministro de 25.000 m3/día de agua. Sumado a los 12.000m3/ día previstos para la nueva planta de desalación con ejecución ya aprobada, y considerando que en Ceuta se consumen actualmente 28.000 m3/día, el excedente para el suelo pendiente de desarrollo es de 9.000m3/día. Carga de consumo tolerable resultante para nuevos asentamientos, considerando la superficie total de suelo pendiente de urbanización: 49,5 m3/día por hectárea. ELECTRICIDAD: Las plantas térmicas de producción de energía eléctrica de Ceuta, tienen una producción actual de 53 Mw. Considerando la potencia eléctrica conESTRATEGIA DE DISEÑO ASOCIADA

tratada en la actualidad y según datos aportados por la compañía Endesa la carga de potencia eléctrica tolerable resultante para nuevos asentamientos es de 300 Kw/Ha 1.1 SUMATORIOS CONSTANTES; AGRUPACIONES VARIABLES • Se definen 19 nodos de crecimiento repartidos con regularidad en los 19.900 m2 del solar objeto de intervención. Y agrupados en embolsamientos limitados por una vía de tráfico rodado y peatonal de acceso. • Cada embolsamiento es equipado con un transformador eléctrico conectado a la red de distribución de energía eléctrica. • Dependiendo de las condiciones geométricas de cada uno de los embolsamientos se colocan entre 3 y 5 nodos de crecimiento equipados con un aljibe de acumulación de agua cada uno. Los aljibes están conectados entre sí en una red de distribución de agua fría. La colocación de aljibes permite reducir con carácter general el diámetro de las conducciones de la instalación. • CADA NODO ESTÁ EQUIPADO PARA ABASTECER UNA POTENCIA ELÉCTRICA TOTAL DE 40KW Y UN CONSUMO TOTAL DE AGUA DE 6,6M3/DÍA. La distribución de nodos responde a la carga infraestructural tolerable por los equipamientos de la ciudad: 49,5 m3/día por Ha. Y 300Kw/Ha. • Se definen cinco modelos de vivienda representativa de cinco situaciones de convivencia y de cinco desarrollos espaciales estándar. Descritas en términos de mercado inmobiliario: Vivienda pequeña con un dormitorio, vivienda de muchos posibles dormitorios y espacios comunes, vivienda de tres dormitorios y espacio común con cocina, vivienda con dos dormitorios y espacio común y cocina, casa taller (habitual en Ceuta casa+industria-ligera o casa+comercio) y casa patio. • Gestionado por EMVICESA (Empresa Municipal de Vivienda de Ceuta) o por promotoras privadas, se ofertan los diferentes modelos representativos que, en agrupaciones heterogéneas, se construyen sobre los nodos de crecimiento hasta sumar los valores máximos de potencia eléctrica y consumo de agua. Las agrupaciones tomarán formas diversas que no superarán lo sumatorios máximos previamente definidos.

PLAN DE ACCIÓN

1.2 ESPACIO PUBLICO, ESPACIO DE LA PUBLICITACIÓN • El espacio público es el dispositivo que hace que las infraestructuras se conviertan en un asunto público (public affaire). Proponemos equipar el nuevo tejido construido con una red de espacios de libre acceso, que haga visibles los flujos de agua consumida y los residuos generados. Y que permita también la evaluación, por parte de no especialistas, de las dimensiones y evolución en el uso de los suministros y de los residuos generados. ESTRATEGIA ASOCIADA

1.2 EQUIPAMIENTO RESIDUAL DE LOS JARDINES CONCENTRADOS • Se concentra el esfuerzo de mantenimiento y ajardinamiento del nuevo tejido construido en una red de pequeños jardines concentradores de cuidados, imbricados en la estructura de los edificios y conectados entre sí mediante pasarelas ligeras. En una jornada de trabajo un único operario municipal puede recorrer todos los jardines y realizar todas las labores de mantenimiento necesarias. • Todas las aguas grises (agua de duchas y lavabos) de las viviendas de cada nodo de crecimiento se conducen al vaso traslúcido de agua del jardín de concentración. Tras un proceso pasivo de filtrado, decantación y oxigenación por la acción de plantas acuáticas, el agua se conserva como agua de riego. • En cubas domésticas convencionales de PVC para la producción de compost, los vecinos de cada nodo depositan residuos orgánicos que permiten la renovación permanente de los sustratos de pequeñas dimensiones de los jardines condensados. • Los jardines concentrados se convierten en puntos de crecimiento vegetal intensivo. Cubriendo paulatinamente con especies trepadoras y de rocalla (especies autóctonas de Ceuta ya presentes en las paredes de calizas de los acantilados de Benzú) las superficies opacas de la edificación. PLAN DE ACCIÓN

Y traduciendo a vegetación la cantidad de agua y residuos orgánicos recuperados. Las fachadas de las viviendas se equipan con aerogeneradores domésticos de eje horizontal con veleta. La energía eléctrica producida ilumina en pequeñas lámparas de colores, colgadas de cables, los jardines concentrados; traduciendo a tiempo real la velocidad del viento a intensidad lumínica. EL COCIENTE ENTRE LOS DOS ROLES DE CADA VIVIENDA: COMO CENTRO DE CONSUMO Y CENTRO DE PRODUCCIÓN Y RECICLADO, SIRVE PARA DENOMINARLA, DESCRIBIRLA Y CLASIFICARLA EN LO QUE PROPONEMOS SE CONVIERTA EN EL CÓDIGO INFRAESTRUCTURAL DE LAS VIVIENDAS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE CEUTA. Las superficies destinadas al tráfico rodado de baja intensidad y peatonal no se cubren con pavimentos impermeabilizantes, sino con celosías de hormigón. El pavimento de celosías caladas, no modifica las propiedades de porosidad del terreno natural. El crecimiento de especies herbáceas y el permanente efecto de siega del tráfico rodado, marcará las rodadas de los coches y los recorridos e intensidad del tráfico. El 40% del agua distribuida en Ceuta se pierde en pequeñas averías de la red de distribución. El desarrollo de métodos de detección de averías en la red tiene especial importancia en Ceuta, porque permitiría incrementar las posibilidades de desarrollo global de la ciudad. Las celosías permeables de hormigón permiten detectar las fugas en la red de distribución por la aparición de puntos de mayor crecimiento vegetal.

2 ESPACIO DE REPRESENTACIÓN DESCUARTELIZACIÓN DE CEUTA Junto al modelo de construcción social segregacionista, tan presente en Ceuta -no solamente en las numerosas comunidades cuartelarias militarizadas, el gueto musulmán del barrio del Príncipe es de facto un enclave excluyente con organización paralela propia-; conviven tejidos urbanos integradores en los que individuos pertenecientes a diferentes etnias, religiones, culturas y economías coinciden espacialmente y negocian la cotidianeidad. La seguridad, en una localización tan vulnerable y políticamente controvertida como Ceuta, es una preocupación estatal prioritaria. Cada uno de los modelos de construcción social (el segregacionista y el integrador) responden a paradigmas de seguridad diferentes. El segregacionista a una idea de la seguridad basada en la creación de esferas protegidas y de permeabilidad minimizada, que mantienen las diferencias en ámbitos independientes, evitando la emergencia de controversias. El integrador conlleva un programa para maximizar el intercambio, permitir la emergencia de microcontroversias que se negocian, sin necesidad de consenso, en las escalas sociales más pequeñas y más cercanas al individuo. El estado de las instituciones políticas de España y Marruecos y el contexto internacional global, hacen inviable la aplicación, a corto plazo, de un único modelo de construcción social en Ceuta. Pero los programas ya aprobados de cooperación económica entre los dos países y la creciente mezcla de ciudadanos de ambas nacionalidades en el espectro demográfico ceutí, hacen recomendable promover ensayos de planificación de tejidos integradores. Prácticas que recojan en programas garantistas (garantías de equidad, transparencia y representatividad exigibles a la administración pública) lo que ya se da de manera espontánea. ASPECTO ESPECÍFICO

2.1 BENZÚ: PATRIMONIO SOCIAL Pese a que el 32% de la edificación del barrio de Benzú está fuera de ordenación y en situación de ilegalidad por estar afectada por la Ley de Costas, el barrio de Benzú ya es un ejemplo de tejido integrador y con capacidad de convocatoria: En él conviven cofradías de pescadores, con industria ligera, comercio, hostelería y un variado tejido residencial. Su singularidad medioambiental y sus teterías, son un elemento de prestigio y convocatoria para ciudadanos con residencia en otras partes de la ciudad. • Las edificaciones más próximas a la costa, vinculadas mayoritariamente a la actividad pesquera, cumplen funciones de mantenimiento y observación ecológica de la línea de costa de difícil y costosa sustitución. ESTRATEGIA ASOCIADA


Son también estas construcciones las que sostienen la actividad hostelera más exitosa con mayor capacidad de convocatoria.

Contrariamente a la opinión más rigurosamente legalista, consideramos recomendable apoyar el crecimiento del tejido edificado en Benzú, en lo ya existente. Y no debilitar el exitoso funcionamiento del barrio eliminando precisamente las construcciones que cumplen una función activadora e integradora más exitosa. 2.1.1 REGULARIZACIÓN DE LO EXISTENTE Proponemos iniciar un doble proceso de regularización del tejido ilegal (afectado por la Ley de Costas) y alegal (fuera de ordenación) de Benzú. La doble afectación por la gestión municipal y la Ley de Costas de las construcciones irregulares de Benzú exige un doble proceso regularizador. PLAN DE ACCIÓN

1. La Ley de Costas permite mantener construcciones dentro del Dominio Público Marítimo siempre que cumplan una función relacionada con la conservación y la vigilancia medioambiental de la línea de costas. Existen precedentes de tejidos residenciales que han demostrado estar funcionalmente vinculados a la vigilancia y contribución al mantenimiento medioambiental, como es el caso de Benzú. Las construcciones existentes serían consideradas dotaciones de la línea marítima y de costa. 2. Por un proceso de monetarización (a través de un pago como contraprestación de los derechos obtenidos) de la contribución a las infraestructuras urbanas ya ejecutadas con fondos municipales en Benzú, es posible incluir en el Plan General de Ordenación Urbana de la Ciudad Autónoma de Ceuta, actualmente en fase de redacción, las construcciones fuera de ordenación de Benzú. En 40 encuestas telefónicas realizadas en el mes de julio de 2005, un 73% de los propietarios de Benzú en situación irregular, estarían dispuestos a asumir el proceso de monetarización si conllevase la legalización definitiva de las edificaciones. PLAN DE ACCIÓN 2.1.2 AUTONOMÍA ECONÓMICA Contrariamente a la práctica habitual, el proceso de crecimiento

del tejido edificado en Benzú puede realizarse con total autonomía económica. • Los fondos de la monetarición contributiva del proceso de regularización de las edificaciones existentes fuera de ordenación financiarían la urbanización del primer embolsamiento del crecimiento propuesto. Cada fase posterior ha

sido dimensionada de manera que pueda financiarse con el retorno de la inversión municipal en infraestructuras de la fase precedente. Establecemos un periodo de retorno de dos años, que es habitualmente considerado adecuado por promotores inmobiliarios del sector privado.

y una rejilla de acero galvanizado para favorecer el enraizamiento de especies vegetales de rocalla (las mismas especies presentes en las rocallas naturales próximas con capacidad para subsistir alimentándose con la materia orgánica en suspensión acumulada en la fibra de coco).

2.1.3 REPRESENTATIVIDAD DE LAS VIVIENDAS No se inventan tipologías de viviendas novedosas. Se propone traducir directamente las unidades de convivencia existentes en Ceuta y los modelos espaciales representativos a un sistema de desarrollo geométrico espacial que permita la apilación de las diferentes unidades y la transmisión de cargas entre sus estructuras. Las apilaciones, como un parlamento de las formas de vida, resuelven por representación lo que el mercado inmobiliario actual resuelve por unificación e imposición. Se han desarrollado seis modelos representativos, que describimos por el cociente entre sus consumos, y sus producciones en materia y energía reciclada. En fases posteriores de diseño detallado se realizará un estudio sistemático de los modelos de convivencia y tipologías espaciales presentes en la Ceuta contemporánea para poder definir de forma sistemática la representatividad de las unidades.

1. Las especies vegetales de crecimiento rápido enraizadas en los jardines condensados, constituirán un primer manto que paulatinamente dará una primera cobertura. 2. Creando un soporte en el que la acumulación de materia orgánica y el incremento de la humedad favorecerá la aparición inicialmente de especies herbáceas oportunistas y 3. Posteriormente de las especies autóctonas de rocalla; y de las especies de insectos que tienen su hábitat en ellas.

PLAN DE ACCIÓN

2.1.4 NUEVOS CIUDADANOS Ceuta es un ejemplo paradigmático de la extensión de ciudadanía, de la inclusión en los sistemas de derechos y protecciones, a nuevos actores animales y vegetales. Las especies vegetales propias de las paredes rocosas de Benzú cuentan con protección específica por su pertenencia al Ámbito Territorial de la especie endémica Rupicapnos Africana. El barrio de Benzú cuenta con la catalogación de Lugar de Interés Comunitario de la Unión Europea como Zona Especial de Protección de las Aves. El solar objeto de propuesta es en la actualidad una barrera de discontinuidad en los tejidos vegetales y en las condiciones de habitabilidad de las especies animales, estables o migratorias. Nuestra propuesta propone reconstruir la continuidad mediambiental a través de dos elementos: PLAN DE ACCIÓN

Red de jardines suspendidos inaccesibles a humanos para el crecimiento de especies vegetales autóctonas, la reconstrucción de los canales de propagación de polen y semillas, la repoblación de especies de insectos (agentes polinizantes) y la acogida de nidos de aves estables y migratorias. Superficie rocalla. Las partes opacas de las edificaciones se cubren con un manto de 20 cm de espesor de fibra de coco

Conscientes de que la ciudad debe ser también un laboratorio de procesos urbanos, todo el proceso será monitoriazado y permanentemente evaluado, para registrar las implicaciones de las acciones de autonomía, diversidad y representatividad exploradas.


TRES MOVIMIENTOS ENTRE LA MÁQUINA DE DIOS Y WALL STREET

© Alejandro

Cohen

¿QUÉ HAY ENTRE LA OMNIPOTENCIA DE LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICO

TÉCNICA Y LA NATURALIZACIÓN DEL MERCADO COMO LA NUEVA METEOROLOGÍA

PARA MEDIR EL HUMOR DEL MUNDO Y POR CONSIGUIENTE LAS EXPECTATIVAS DE CONSERVAR EL EMPLEO (Y LAS EXPECTATIVAS DE VIDA) DE MILLONES DE PERSONAS EN LA ALDEA GLOBAL? DE CONSERVAR EL EMPLEO Y DE PASO EL MUNDO. HAY INTENSIFICACIÓN DE FLUJOS DE TODO TIPO, ECOLOGÍAS DE LA DENSIDAD Y LA RUPTURA QUE LLAMAMOS CIUDADES, INCLUSO MUCHAS DE ELLAS SON HABITADAS POR CIUDADANOS QUE A VECES TIENEN ALGUNA INGERENCIA EN LOS ASUNTOS PÚBLICOS. GENTE QUE SUEÑA CON ALGÚN OASIS Y QUE TIENE PESADILLAS DE INSEGURIDAD DE ALGÚN TIPO. LA MUERTE, EL DESEO Y LA POLÍTICA SON EL COMANDO SECRETO DE LA FILOSOFÍA. Y DE LAS CIUDADES: NUESTRA PASIÓN.

Había una ciudad real que en parte nos seducía y en parte nos fastidiaba. Queríamos entender la dimensión urbana como una dimensión operativa en la que pudiera estar realmente involucrada la arquitectura, aunque era algo más que un contextualismo amable. Eran frecuentes y tal vez necesarias las investigaciones sobre la forma urbana, aunque tal vez muy descriptivas. A nosotros nos interesaba más avanzar en formas de investigación proyectual que pudieran prefigurar escenarios futuros desde las diversas lógicas que generan los diferentes operadores de la organización material del territorio. De un territorio en permanente mutación por los diferentes procesos operantes en su geografía y por el cambio de paradigmas en los imaginarios sobre el habitar contemporáneo. ¿Qué tanto sabíamos de esto y que podíamos hacer? ¿Hacer ciudad? 1

Instrucciones para jugar Según se mire, la ciudad es un permanente conflicto por la posición en el espacio, por su valor de uso, por su valor de cambio y por su valor simbólico. La disputa puede tener motivos comerciales, inmobiliarios, culturales, de acceso a ciertos servicios, simbólicos, políticos y sociales. Y se va a expresar también en el valor que esos actores le confieren a las piezas, esto es a los contenedores arquitectónicos y a los soportes urbanos de espacios públicos de la movilidad y el ocio, sean calles, plazas, y tramas conectivas diversas que configuran la fisonomía esencial de la ciudad. Desde aquí se establecen las tácticas y estrategias de operación de los actores en movimientos defensivos (proteger valores y atributos) y ofensivos (modificar una condición dada y proceder a la transformación). El ajedrez urbano es un juego que se basa en la interrelación del espacio, las reglas y los actores. En ese espacio pueden suceder infinitas cosas, mediadas por ciertas reglas y ciertas lógicas del espacio público y las dinámicas fluctuantes del mercado inmobiliario. Interesa aquí captar las distintas lógicas de los actores, simplificados en la tríada sociedad civil, estado y mercado.2 Este ajedrez urbano, de espacios estables en un sentido y de comportamiento aleatorio en otros, con infinidad de micro estrategias de actuación y la permanente fricción entre esos mismos actores y sus intereses nos llevó a un enfoque de layers a la manera del

1

2

Hacer ciudad es fortalecer la interacción, la mezcla de sectores, lo mestizo, lo no puro. La ciudad es, siempre, una construcción colectiva y conflictiva, es un mercado regulado sobre los espacios y los usos. De allí, hacer ciudad es ir construyendo acuerdos, nunca estáticos, sobre los conflictos que la mezcla va generando. El Estado tiene un rol importante en ello, porque lo que enhebra todas las mezclas es el espacio público. “Es clave entender que “ortodoxia y cinismo” o “academia y política” no son flujos antagónicos dentro del magma urbano, por el contrario son vectores que se acoplan y deforman mutuamente. Uno altera el devenir del otro. Se mueven inevitablemente unidos ya que habitan un mismo cuerpo”. Danza, Marcelo: Urbanismo ortodoxo – Urbanismo cínico. Política, cinismo y supervivencia en la naturaleza urbana, ensayo en revista X, 2, Mar del Plata, otoño 2009.

sistema operativo Windows (“ventanas” simultáneas que contribuyeron a abrir Diego Capandeguy y Thomas Sprechmann). Layers históricos, conceptuales, políticos y proyectuales en paralelo. Y a la vez con una autonomía relativa, interdependiente, de cada uno de ellos. La razón de esta progresión no lineal del objeto de nuestro trabajo tiene que ver con una variable práctica: tener que realizar diversos ensayos de transferencia tanto con los actores externos al proyecto en cuestión como con las transferencias académicas. Ahora, los escenarios invisibles de la economía, la política y la cultura se hacen presentes con toda su fuerza. En realidad, siempre estuvieron allí, pero a veces nos inventamos una necesaria pero no suficiente autonomía para pensar desde la arquitectura y su cultura material. Para pensar el mundo desde el proyecto. Crisis recurrentes de un mundo cambiante impactan en las formas, los contenidos y las capacidades operativas del proyecto. Toda nuestra praxis, rizomática por necesidad, está tensada en explorar la conciencia del límite.

Ahora viajo en un gusano de lata debajo de una ciudad donde nací hace ya mucho: viajo hacia los recuerdos del futuro…

(SMS a mi sobrina ANDREA, viajando en SUBTE por BUENOS AIRES, 2008)

Azar objetivo Los proyectos urbanos ensayados, se refieren no solo a la formulación de propuestas más o menos acabadas para un determinado trozo de ciudad: son un modo de entender tanto la ciudad como el proyecto. Si bien estas intervenciones desarrollan una dimensión proyectual, en la que juega un papel decisivo la morfología general o de algunos elementos, se trata de intervenciones


sobre procesos que buscan conformar una referencia que ordene la participación de diferentes actores en función de determinados objetivos colectivos. Las claves de los tres movimientos reseñados hay que buscarlas en las posibilidades que puede generar un pequeño colectivo de una institución como la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Córdoba en su ciudad. Tienen que ver con algunas articulaciones poco abordadas en los últimos años: disciplina y política, técnica y cultura, proyecto y gestión. También tienen que ver con el azar3.

Aprestamiento o natación fuera del agua 1º movimiento_Córdoba y el cosmopolitismo intenso 1999 – 2003 ¿Cómo correlacionar los debates tanto académicos como disciplinares sobre la construcción de la ciudad con la construcción real de la ciudad? ¿Qué quería decir en realidad Aldo Rossi en su célebre Arquitectura de la ciudad y su menos célebre subtítulo que ahora no recuerdo pero que intuyo era más importante? ¿Podrá aportar algo la arquitectura a la creciente insustentabilidad del mundo como lugar habitable? La ciudad se planteaba tener un telepuerto. No se sabía bien que era: tal vez una salida al mar sui generis. El imaginario del “Puerto Madero” cordobés, un link con la economía terciaria avanzada y lejana. Lo que fuera. En una ciudad y una disciplina conservadora y cerrada se nos planteó una oportunidad de cosmopolitismo para infiltrar otros formatos de actuación: el proyecto urbano; y otras modalidades nuevas-viejas: ¡el taller de arquitectura! Y lo que este trae aparejado, la discusión, la confrontación de ideas: el centro de los ensayos fue la innovación tipológica4. Un potente catalizador para numerosos estudiantes y jóvenes graduados. Y para una generación de arquitectos que buscaba su lugar en el mundo local. Mendes da Rocha, Hara, Eliash, Varas, Morini, Moscato, Garay, Lynch, lideraron los talleres. Una remake de la fábrica de arquitectos produciendo para la ciudad. Todo era muy sospechoso: debía tratarse de un gran negociado, con el agravante y emergente a la vez de una urban task force local, que quería superar la oscilación entre el urbanismo de obras públicas y el urbanismo normativo como únicos modos de producir ciudad. Luego de algunas derivas que nos llevaron y nos trajeron por distintas ciudades, el colectivo formado entre los años 1999 y 2000 (que nos encontró unidos y dominados) y que se llamó TIPU (Taller de Investigación en Proyectos Urbanos) sobrevivió a su primer y efímero éxito: la experiencia del telepuerto, la relación con el poder político local y se nos planteó la necesidad de un espesor de consistencia teórica que complementara la capacidad de producir acontecimientos. Allí comenzó otra serie de investigaciones, estudios, concursos y un seminario – taller sobre arquitectura y ciudad: del proyecto al ecoproyecto (2002) con Roberto Fernández, sincrético de ese primer movimiento de búsqueda pragmática.

3

4

“El azar objetivo es uno de los conceptos fundamentales del surrealismo. La expresión procede de Engels, pero André Bretón, teórico del movimiento, le dio un sentido peculiar. Designa la confluencia inesperada entre lo que el individuo desea y lo que el mundo le ofrece. Así, uno está pensando en determinada persona y de repente, al cruzar una esquina, topa con ella. Se trata, pues, de coincidencias o casualidades, pero cargadas de un valor emocional que las vuelve significativas. El psiquiatra Carl Jung, en sus últimos escritos, estudió también este fenómeno y lo denominó fenómeno de sincronicidad”. En WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Azar_objetivo Innovación tipológica: El producto que resulta de la confrontación, disolución o hibridación de la matriz histórica, que subyace en algunos arquetipos arquitectónicos universalmente aceptados, frente al potencial transformador de las nuevas demandas y requerimientos de las actividades de la sociedad contemporánea y sus modos espaciales resultantes.

Exagerar es ya un comienzo de invención 2º movimiento_ La ciudad es el espacio público 2003 – 2006 ¿Se podrá domesticar al capital para que aporte algo a la reconstrucción de la ciudad pública? ¿No será un poco apocalíptico hablar de reconstrucción? ¿La arquitectura tendrá algo para decir, aparte de ser crecientemente un arte decorativo –branding o packaging–, de otras lógicas de hacer ciudad? Nos propusimos instalar la necesidad de una agenda de proyectos urbanos inclusivos. Las posibilidades de promover nuevos proyectos urbanos de regeneración y reconversión de áreas se fueron haciendo un lugar en la agenda de la ciudad, en especial por la conciencia de crisis de sustentabilidad que generan los actuales formatos de gestión de las políticas públicas y la poca sinergia con el mercado y la sociedad civil. El primer encargo, sin embargo, vino de la propia Universidad Nacional de Córdoba: se necesitaban ideas para un master plan para la ciudad universitaria (poco más de 120 hectáreas para más de 120 mil estudiantes, el 10% de la población de la ciudad de Córdoba). Una matrix del espacio público para posicionar las piezas edilicias y sus probables crecimientos y viceversa. Luego fueron las alternativas para la reconversión de parrillas ferroviarias, convocados por el municipio por nuestra mirada abierta y creativa (los mismos motivos porque fueron pasadas al olvido las propuestas). De allí vino la operación para el Master Plan Portal del Abasto – Concejo Deliberante y más tarde abordamos el Área Central de la ciudad de Córdoba5 y volvimos sobre alguna infraestructura urbana, en este caso vinculada a los intercambiadores de transporte multimodal6. Fueron los jóvenes estudiantes con sus tesis de grado a cuestas y nosotros con nuestros concursos de arquitectura como sendos imaginarios exitosos los insumos principales del entusiasmo que llamamos lógicas espaciales de la productividad urbana, porque lo principal que queríamos era producir, y sólo desde allí montar el arma de la crítica. Producir e interactuar. Jugar un juego de iguales pero diferentes.

na y formación de recursos humanos del propio municipio–). ¡Estábamos elaborando ideas para un plan urbano! Los conflictos urbanos por la localización de tales ó cuales vecinos, de actividades contaminantes ó molestas, de impactos urbanos, y de falta de previsión de planes son moneda corriente en nuestras ciudades. El Plan, y el debate por construir los consensos para una idea de progreso compartida, podrían darle un horizonte al esfuerzo de nuestra ciudad. Para no seguir siendo una ciudad de proyectos inconclusos, incompletos. Se empezó a instalar un debate sobre tener o no tener planes, en un nuevo momento, caracterizado por las sucesivas crisis de fines del siglo XX y comienzos del siglo XXI que incorporan de manera más cruda su fisonomía actual metropolitana, sus paisajes de riqueza y pobreza7, las peleas por el lugar, la conciencia ambiental y del valor del patrimonio cultural, la incertidumbre productiva. El punto, la línea y el plano del Curso Preliminar de Paul Klee y Wassily Kandinsky en el Bauhaus fueron la secreta inspiración para recrear un pensamiento analógico que nos permitiera debatir una estrategia urbana de nodos (centralidades), ejes estructurantes (conectividades y movilidades) y áreas (de remediación y de oportunidad) como tardía y tal vez romántica nostalgia disciplinar de reconciliarnos con la mirada del arte, o sea de la cultura, o sea de la vida. Un juego de imaginarios (proyectos), estrategias (política) y cultura (critica social).

Jaque a la ciudad y la arquitectura Recuperar fragmentos, momentos de equilibrio entre la urbis y la civitas es proponer y ensayar nuevas superposiciones. Superposiciones de la centralidad y la descentralización, de la memoria y del sentido del lugar, de lo transitable y de lo residual, del verde y del artificio mediático, de las oportunidades y los ritos. Ciudades para ciudadanos. Sería un minimalismo cívico y cultural en una sociedad de la abundancia de carencias8. Se trata de reinterpretar y ensayar la ciudad como representación; la ciudad como acumulación flexible de oportunidades y la ciudad como articulación de la memoria del lugar y el deseo de otro lugar.

Es la política, estúpido 3º movimiento_Construir la ciudad y construir la ciudadanía 2007 – 2009 ¿Infiltrarse en la crisis de representación política y circular algunas ideas sobre la ciudad es una operación mediática, un servicio técnico ó una misión evangelizadora? ¿No será muy retro volver a hablar de política? ¿Activistas culturales, militantes ecologistas ó performers? Desde estos anclajes y limitaciones nos vimos involucrados en debatir y proponer cosas tan diversas como: los criterios para el ordenamiento territorial, las políticas para el ordenamiento urbano (proyectos urbanos estratégicos –articulación interjurisdiccional nacional/provincial/municipal y concertación público/ privada–; centralidad histórica y nuevas centralidades; infraestructuras territoriales –en especial de sistemas de transporte, estructuras de movilidad urbana y operaciones viales–; el proyecto y la gestión del espacio público; y el desarrollo institucional del municipio –instrumentos de gestión y participación ciudada-

5

6

Vectores de centralidad: Ensayos sobre la concentración simultánea de flujos y acontecimientos. Sobre la capacidad de catalizar en un punto determinado de la ciudad, el control de los intercambios masivos y un sentido político, comercial, social, cultural o todo eso a la vez, aceptado comunitariamente. Infraestructuras de acontecimientos: Piezas de gran escala vinculadas a la gestión de flujos urbanos intensos y a la organización del suelo dada por las trazas urbanoterritoriales, que tienen a su vez, la capacidad de alojar programas complejos y estratificados, de usos simultáneos y mixtos, definidos por estructuras horizontales y verticales a la vez, redundando en una concentración dinámica de vida urbana.

©

Arquitecto y Urbanista. Profesor Titular del Taller de Arquitectura 6 a – Tesis, de la FAUD – UNC, Director del Taller de Investigación en Proyectos Urbanos – TIPU. cohenalejandro@gmail.com

7

Periferias de inclusión: Operaciones de recalificación en áreas de conflicto con el estigma negativo de la suburbanización y la fractura socio – espacial. Exploración de la posibilidad potencial de nuevas centralidades y accesibilidades a plataformas de ciudadanía, servicios urbanos y nueva habitabilidad.

8

…“Solo nos queda esperar que entre la política institucional, los ámbitos de investigación y debate intelectual y los movimientos globales y locales se generen intercambios y transferencias que pueden sentar las bases de una izquierda pragmática en su acción y radical en sus objetivos. Como no se pueden inventar los puentes entre estos actores tan distintos y tan distanciados solo se me ocurre confiar en el azar. Y en la ciudad”…Borja, Jordi: “La izquierda errante en busca de la ciudad futura”. Texto elaborado por el autor para Nou Cicle, diciembre de 2007, publicado por la Newsletter Café de las ciudades.


EN ECOSISTEMA URBANO ASOCIAMOS A NUESTRAS INTERVENCIONES URBANAS UN ATENTO TRABAJO DE COMUNICACIÓN. COMUNICAR BIEN PUEDE SUPONER HABER HECHO LA MITAD DEL TRABAJO, SOBRE TODO CUANDO SE ACTÚA EN ÁMBITOS PÚBLICOS. POR ESTE MISMO MOTIVO PRESTAMOS ESPECIAL INTERÉS A

ecosistema urbano

MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO INTERNET Y A LO QUE SE DENOMINA WEB 2.0.

Siguiendo la “filosofía 2.0” hemos puesto en marcha tres diferentes proyectos web: el blog (www.ecosistemaurbano.org) la web-tv “eutv” (www.ecosistemaurbano.tv) y el social network “euabierto” (www.euabierto.com). Con este articulo os presentamos la red social “euabierto”, dirigida a creativos interesados por la sostenibilidad urbana. La idea nació a raíz de una iniciativa que desarrollamos internamente a nuestro blog. Se trataba de un espacio abierto que ofrecíamos a otros profesionales para que pudiesen darse a conocer y presentar sus propios proyectos e investigaciones. Tras el enorme numero de peticiones, decidimos dar un paso más y desarrollamos una verdadera comunidad, en la que todos sus miembros pudiesen presentar proyectos y referencias a la vez que crear redes de contactos con creativos de todo el mundo. Euabierto nace con el objetivo de juntar en una única plataforma, estudiantes y profesionales interesados por el concepto de sostenibilidad y vitalidad urbana creativa, favorecer una conexión directa entre diferentes disciplinas, ofrecer a sus miembros la oportunidad de conocer personas que estén trabajando en proyectos e investigaciones de vitalidad y sostenibilidad urbana en diferentes ciudades del mundo. Euabierto se diferencia de otras redes sociales generalistas (como Facebook) por su carácter fuertemente especializado. Se dirige sobre todo a gente creativa. Estudiantes y profesionales que trabajen sobre temas relacionados con la ciudad; aunados por una constante búsqueda de propuestas creativas e innovadoras para todo tipo de problemas urbanos. También nos gusta definir euabierto como un “social media”, es decir una comunidad centrada en la publicación de contenido especializado. El objetivo a largo plazo es que no solamente sirva para crear contactos de calidad, si no que se vuelva también un medio de comunicación colaborativo donde se publiquen contenidos multimedia de calidad relacionados con la sostenibilidad y la creatividad urbana. En definitiva queremos que esta red sea una herramienta útil para contactar con gente interesante y que al mismo tiempo sirva de amplificador de buenas practicas urbanas.

Nos gustaría que estudiantes de diferentes escuelas la utilicen para compartir investigaciones de la misma manera que los profesionales la usen para contactar con otros profesionales de diferentes ciudades del mundo compartiendo experiencias de trabajo. Para dar a conocer euabierto y para facilitar los intercambios de contenidos, hemos creado la figura del embajador local. Se trata de voluntarios que se encargan de representar su entorno más cercano promocionando a escala internacional personas y proyectos locales. En el caso de los estudiantes buscamos un voluntario por cada escuela de arquitectura, diseño y urbanismo. En el caso de los profesionales nos interesa un representante por cada ciudad. Su labor consistirá en promover las actividades, las personas y los proyectos más interesantes que se desarrollen en el entorno que “representan”. De la misma manera nos gustaría dar continuidad a un interesante proyecto nacido en Uruguay. Se trata del proyecto “Enlace Ciudades Otras (ECO)” que se define como una red de trabajo, pensamiento, acción y colaboración de arquitectura y urbanismo; una conversación abierta entre arquitectos, estudiantes y profesores de arquitectura que comparten el deseo de construir vínculos transversales entre disciplinas, ciudades y países usando el potencial comunicacional contemporáneo. Los interesados se pueden meter en contacto con Domenico Di Siena escribiendo a euabierto@gmail.com o directamente conectándose a www.euabierto.com


MITAI CALLEPEGUA es un colectivo de intervención Urbana conformado por Sergio Rodríguez, José de los Santos, Germán Tortora y Laura Nuñez. Los abordajes diversos, responden a críticas de orden social y el espacio urbano está ahí, como contenedor de contenidos. En la página anterior intervención monumento Plaza Varela, en esta, Antonio Cardozo en Maldonado y Zelmar Michelini. + info: intervenga.wordpress.com


las 1000 y una PLazas 2008 ,

por JUAN ROMAN ESCUELA DE ARQUITECTURA DE LA UNIVERSIDAD DE TALCA


1.

Promover a una comunidad a través del fortalecimiento de su identidad mediante la aportación de espacio público, parece ser la razón que teemos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca para andar construyendo plazas a lo largo y ancho de la región. Esto a propósito de que entre el viernes 12 y el domingo 14 de septiembre de 2008 se entregaron, a las respectivas comunidades en las que se emplazan, nueve plazas, plazoletas o placillas, que articularan los días de esas personas. Esos nueve nuevos espacios públicos se ubican en San Rafael, Panguilemo, Colín y, ya en Talca, en la población Monseñor Manuel Larraín, el Cerro La Virgen, la población José Miguel Carrera, la cooperativa Río Claro, la villa Pucará y (una que ya no está por tratarse de una instalación, esa de los paraguas rojos) en la Plaza de Armas. Todas son producto de la versión 2008 del Taller de Obra, curso que se viene impartiendo desde 2004 y que en años anteriores ha construido otras plazas en González Bastías, Corinto y Curtiduría.

2.

El Taller de Obra no es una obra social ni un curso de construcción. El Taller de Obra es una práctica académica que aspira a la complejidad, razón por la que la Escuela sale a los caminos para instalarse en entornos en los que 300 estudiantes han de interactuar con el habitante, la materia y el lugar, para combinar los tres dominios que ordenan el Plan de Estudios de la Escuela y que son el Oficiar, el Operar y el Innovar.

3.

Hay una hipótesis común a todos los talleres de obra cual es que la inteligencia y el entusiasmo son los recursos que compensan la falta del otro recurso, el siempre escaso dinero. Así, con inteligencia, entusiasmo y sin dinero, los estudiantes se sitúan de manera de lograr articular ideas, aportes y voluntades para construir nueve plazas en cinco semanas, plazas que sin la mediación de esos estudiantes simplemente no existirían.

4.

Hablo de aportes y voluntades porque no deja de sorprender ese afán de las personas y las instituciones por aportar a las iniciativas que surgen de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca en beneficio de la región. Grandes, medianas y pequeñas empresas, personas naturales, municipalidades, padres y amigos, se dejan convencer por lo proyectos que en su momento les presentan los estudiantes y aportan con lo que pueden, constituyendo a la buena voluntad de las personas en un capital oculto de esta región.

5.

Lo de Las Mil y Una Plazas es un proyecto secreto, no porque no se lo quiera compartir sino porque no es bueno andar por ahí prometiendo cosas que no se pueden cumplir, aunque la cuenta de las plazas construidas ya vaya en cien: unas grandes y otras pequeñas, unas que durarán -con suerte- un par de años y otras que nos sobrevivirán. Como sea conviene aclarar que el proyecto Las Mil y Una Plazas no existe, que nadie ha escuchado de él, que debe tratarse de una broma, porque una región que año tras año aparece en los últimos lugares en todo tipo de rankings no puede permitirse un lujo como ese.


…Y EL CIELO FUE ROJO…

La idea inicial1 era atractiva: construir un manto con 400 paraguas de color rojo que, descontextualizados de su uso al estar suspendidos a cierta altura sobre un nuevo paseo peatonal de la ciudad de Talca, crearía una huella visual en los habitantes de una ciudad en la que no es común ver intervenciones sugerentes en su espacio público. Esta falta de acciones nuevas pareciera ser provocada, en parte, por agentes que dedicados a tipos similares de intervenciones urbanas son más proclives a soluciones ya probadas que a la innovación. A ello podría sumarse el escaso riesgo que aceptan algunas empresas a la hora de encargar o financiar eventos de similares características y, por último, la poca demanda de este tipo de “productos” por parte de la población local. Es, quizás, el estar en una de las regiones menos competitivas del país lo que provoca cierta somnolencia a la hora de crear, encargar o consumir. Iniciado el Taller de Obra y con 5 semanas de tiempo límite, los 36 alumnos integrantes del equipo2 desarrollaron tareas paralelas a partir de la idea inicial: se revisaron y probaron propuestas para construir la cubierta de paraguas; se agregó el diseño de un evento3 que tendría lugar bajo ella; se decidió incluir una exposición fotográfica4 que diese cuenta de las otras intervenciones5 que se llevarían a cabo y del trabajo que se realiza en la Escuela; se realizó una gestión intensiva para la obtención de

1

Notas de una intervención arquitectónica en Talca.

2

Los integrantes del equipo aparecen mencionados en los créditos.

3

El evento tuvo carácter de èactividad culturalè. Para responder a un público heterogéneo se incluyó danza, teatro, música en vivo (pop, rock, jazz y tecno), mimos, malabaristas y muestras audiovisuales.

4

A cargo del grupo de Registro del Taller de Obra.

5

En paralelo se estaban diseñando y construyendo 8 plazas, cada una a cargo de un equipo de 40 alumnos supervisados por un profesor y un equipo de coordinación de la Escuela de Arquitectura.

por MAURICIO RAMÍREZ MOLINA (*) (*)

Profesor Asistente, Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca. Arquitecto (U de Los Lagos, 2000). Master en Ciencias Aplicadas (UC Louvain, Belgium, 2005)

La idea fue concebida por los alumnos Jaime Latorre y Pablo Retamal, a partir del tema y encargos dados en el primer bimestre del Taller de Arquitectura de 5to año a cargo del Profesor Juan Román, en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca.


permisos y financiamiento6; se diseñó y gestionó una pequeña estrategia comunicacional y de marketing7 que asegurase la concurrencia de público. Como todo proceso basado en ensayo y error, el avance no fue lineal, situación que por cierto permitió poner a prueba, entre otras cosas, la capacidad de resilencia del equipo, la autogestión del trabajo, el replanteo del diseño y de sus tareas y el cambio en las estrategias de captación de financiamiento8. Ya con un plazo acotado, la intensa experiencia adquirida durante el proceso, el tiempo en contra y con escasos lugares idóneos para intervenir9, se decidió dar mayor importancia a la autonomía formal, espacial, programática, estructural y constructiva de la propuesta. Esta medida, que nació como respuesta a la incertidumbre de su ubicación final10, exigió ser más precisos y asertivos en la fase final del proceso de diseño: la respuesta

6

Los permisos fueron otorgados por el Departamento de Cultura de la Municipalidad de Talca. La intervención fue financiada por: Inmobiliaria y Constructora Independencia ($920.000), Easy S.A ($500.000), París S.A ($260.000), Universidad de Talca ($225.000), Rentamak (Préstamo de 30 cuerpos de andamio más implementos de seguridad), Prefasem (Préstamo de 4 toneladas de prefabricados de hormigón). Los artistas actuaron gratuitamente.

7

La difusión se realizó a través de flyers y radio. Además se colgaron 4 esferas construidas con paraguas de color gris en la calle principal de Talca, en continuidad visual y marcando como dirección la Plaza de Armas.

8

Ciertos avatares: encontrar 400 paraguas del mismo color pasado el invierno; perder por “presupuesto inexacto” a un financista importante 2 semanas antes del evento; inestable situación climática (lluvias y vientos esporádicos pero no despreciables); poca certeza del comportamiento estructural del manto por falta de modelos de cálculo y especialistas en el tema, lo que implica sobredimensionamientos excesivos por márgenes de seguridad.

9

10

Sólo habían 3 lugares idóneos: la Alameda frente al Teatro Regional, el nuevo paseo peatonal y la Plaza de Armas. Los criterios de selección fueron: alta visibilidad urbana; lugar inscrito en los recorridos peatonales y vehiculares de fin de semana; superficie que permita altas aglomeraciones de público y que además cuente con un público ya “cautivo”; complementarse con otras actividades de ocio presentes en el lugar. Todas las anteriores, además, fueron decisivas al momento de conseguir financiamiento con la empresa privada. El lugar escogido inicialmente -el primer paseo peatonal de Talca- estaba aun en etapa de construcción y su entrega se había aplazado varias veces. Parecía entonces atractivo que una intervención inédita en la ciudad coincidiese con un hasta ahora èdesconocidoè y recién inaugurado tipo de espacio público en Talca.

a lo transitorio del evento11 sería la ligereza visual, estructural y material; la indeterminación de su ubicación final llevó a insistir en una forma que pudiese tener cabida en cualquiera de los lugares previstos12; la velocidad con que tenía que ser montado y desmontado13 llevó a la búsqueda de la simpleza estructural y a la introducción de soluciones ligadas a la mecánica; la prohibición de dañar o alterar el lugar asignado impulsó a concebir un estructura que solucionase por sí misma su estabilidad14. El diseño ganó así una cualidad no evidenciada hasta ese momento: ser su propia máquina de construcción. Las torres de andamios, utilizadas para dar altura a la cubierta, se usaron como grúas que permitieron izar el conjunto15 y, ante la imposibilidad de alterar el suelo para fundarlas, se dispuso en cada

11

El evento tuvo lugar entre los días 12, 13 y 14 de septiembre de 2008. La fecha fue escogida a modo de finalización del Taller de Obra 2008, coincidiendo además con un fin de semana (propicio para actividades de esta índole).

12

Las dimensiones del rectángulo, en el que estaba inscrita la cubierta y su estructura, fueron de 14 metros de ancho por 40 metros de largo y 4,0 metros de altura libre en el punto más bajo. Estas dimensiones daban, por otra parte, escala urbana a la intervención.

13

El proceso de descarga de camiones y montaje duró alrededor de 17 horas mientras que el desmontaje, carga de camiones y limpieza del lugar demandó sólo 4 horas. La asimetría en los tiempos se explica fundamentalmente por imprevistos en la partida y por el grado de especialización que alcanzaron las labores de montaje, realizadas por un grupo reducido de alumnos que contaban con la experticia o que la habían desarrollado rápidamente en el transcurso del Taller.

14

Esto, que es una condición obvia para una estructura arquitectónica, no lo es en este caso para una estructura tensada que debía ser instalada en un lugar en donde no era fácil encontrar un punto en el suelo al cual llevar las cargas, tanto por la imposibilidad de anclarla en pavimentos que no estaban diseñados para ello así como de la correspondencia geométrica de las líneas de acción de las fuerzas con los elementos existentes susceptibles de ser utilizados como puntos de amarre de seguridad.

15

Las torres, conformadas por 3 cuerpos de andamios, actuaron como guías de un sistema semi-mecánico. A cada una de ellas se le instalaron 6 poleas en el plano superior (1 por vértice y 2 centrales) y 2 barras de acero paralelas, que ubicadas en las caras exteriores longitudinales cumplían una doble función: la horizontal era recibir uno de los cuatro extremos de encordado que poseía cada módulo de cubierta y la vertical permitía izar simultáneamente los 3 módulos que formaban el conjunto.

una de ellas el peso necesario para evitar su volcamiento16. A su vez la estructura de cubierta fue construida con cuerda de polipropileno que, con el uso de diversos nudos, dio solución a las uniones, fijaciones y regulación de tensión que exigía el diseño estructural propuesto por el equipo a cargo de esa tarea. Esta decisión permitió utilizar cables y piezas de acero en los puntos estrictamente necesarios17. Durante 62 horas esta huella visual fue parte del paisaje urbano. Su cualidad aérea, inmaterial y ligera, sumada a la distribución de las actividades en diferentes horas del día, dio como resultado un panorama siempre cambiante, híbrido e intenso. El tiempo y la reflexión permitirán verificar cuales componentes de esta acción urbana son los que incidieron en la creación de la huella y cuáles son las partes volátiles a la memoria, condición a la que está expuesto un espectáculo como éste.

16

En el plano inferior de cada una de las torres de andamios se dispusieron 450 Kg de prefabricados de hormigón. Esto permitió bajar el centro de gravedad de la estructura, estabilizándola, y contrarrestar el esfuerzo producido por la tracción de los módulos de cubierta. Se agregó además una pieza de madera por cada pie de andamio: con ello se buscó no dañar el pavimento de la plaza por exceso de presión y además aumentar, en algo, el coeficiente de roce.

17

Si bien el cable de acero y la cuerda de polipropileno, para similar solicitación, tenían prácticamente el mismo costo comercial, se decidió no usar el primero para la estructura de cubierta por la gran cantidad de tensores, guardacabos, apretadores y otras piezas que el diseño requería, evitando así elevar el costo final de la obra. Solo se usaron cables de acero para las contraventaciones (vientos) de los extremos por razones de seguridad y precaución (en caso de corte accidental o intencional al estar a nivel del público).


[Micro] Urbanismo

El otro tejido público del barrio ANDRÉS MARAGAÑO * GERMAN VALENZUELA **

EXISTE UNA MAREA DE PEQUEÑAS INTERVENCIONES EMPLAZADAS EN EL SENO DE BARRIOS Y COMUNIDADES. ESTAS CONFIGURACIONES HAN GERMINADO DE FORMA NO OFICIAL, A PARTIR DE LOS PROPIOS DESEOS DE LOS HABITANTES BARRIALES POR COLONIZAR SUS ESPACIOS PRÓXIMOS, ADAPTÁNDOLOS A SUS INQUIETUDES Y NECESIDADES. SEGÚN LO ANTERIOR SE PRESENTA AQUÍ UNA ESCALA DE APROPIACIÓN PEQUEÑA Y QUE EN APARIENCIA PODRÍA PARECER ANÓNIMA. ESTAS [MICRO] INTERVENCIONES, SIN LUGAR A DUDAS LOGRAN SIGNIFICAR LOS [MICRO] MUNDOS DE LA VIDA COTIDIANA COMO ESPACIOS NECESARIOS, DONDE CULTURALMENTE CRECE Y SE FORTALECE LA IDENTIFICACIÓN DE ESTOS HABITANTES CON EL ESPACIO ABIERTO. ASÍ, SURGEN DOS IDEAS BÁSICAS, POR UN LADO EL ADVENIMIENTO DEL DISFRUTE COLECTIVO Y POR OTRO, LA MASIFICACIÓN DE LAS RELACIONES COMUNITARIAS A PARTIR DE PEQUEÑAS APROPIACIONES. EL PRESENTE ESCRITO PRETENDE DE UNA FORMA PROPOSITIVA Y ABIERTA REFLEXIONAR SOBRE ESTE FENÓMENO, QUE A PRIORI LLAMAREMOS [MICRO] URBANISMO1.

Alejándose1del espacio público que atiende a la escala de la ciudad, nos encontramos en plenitud con los barrios y por ende con los [micro] mundos de la vida cotidiana. Dentro de estos mundos existen espacios difusos que denotan signos de aprobación, es decir huellas que demuestran uso y goce por parte de los habitantes. Estos espacios son parte de su experiencia diaria y aparecen como una escala más cercana, más íntima, pero donde siempre prevalece la esfera de lo colectivo2. Esta mirada nos aparta de los modelos más recurrentes de los espacios públicos barriales: canchas deportivas, plazuelas o juegos infantiles, pues contrariamente nos hacen mirar en aquellos lugares donde las manos de las propias comunidades han logrado intervenir: adecuando, conquistando, re-definiendo, en fin exteriorizando nuevas lecturas sobre los retazos de la ciudad previamente planificada. Así estas intervenciones recrean una serie de acontecimientos a veces impredecibles donde la impli-

1

(Micro) urbanismo es el tema que desarrolla el Taller de tercer año de Escuela de Arquitectura Universidad de Talca y constituye un ejercicio cuya primera intensión revisar con los alumnos el concepto de espacio público contemporáneo.

2

Marcel Detienne, desde la antropología, ha planteado la cuestión de qué es un lugar. A través de una encuesta, a lo largo de las diversas culturas actuales o históricas se cuestiona la facilidad heideggeriana con la que se postulaba la existencia y la necesidad de estos puntos fijos capaces de organizar el espacio y la memoria.

cación y la complicidad son los motores de su construcción. Por ejemplo: Plazas mínimas hechas a partir de algún material trivial pero dispuesto de forma que prime la conversación, canchas deportivas efímeras donde el juego dura hasta el paso eventual de un automóvil, pequeñas bancas dispuesta en los portales de las casas, jardines exteriores cuidados por los propios vecinos, refugios bajo la sombra de generosos árboles, esquinas convertidas en micro plazas, juegos efímeros apoyados en árboles y piedras, balnearios simples donde el agua brota de algún grifo adulterado, sombreaderos configurados a partir de la fragilidad, en fin una sumatoria de arquitecturas abiertas que construyen otra trama en barrios y villas. Paradójicamente estas intervenciones son ilegitimas, pues desde un punto de vista normativo la apropiación sobre un bien de uso público, es decir sobre el espacio público, no corresponde a las comunidades ni a las personas naturales, sino al Estado3. Así dichas intervenciones quedan relegadas a la urgencia y a la carestía.

3

Según la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción de Chile el espacio público se define: como un bien nacional de uso público, destinado a circulación y esparcimiento entre otros. Así su condición de bien nacional de uso público, confiere la capacidad de actuación sobre él solamente al Estado.

Teniendo en cuenta sus cualidades y calidades, estas intervenciones debelan su cuerpo de espontaneidad y un innegable compromiso con el espacio colectivo. Su materialización a partir de lo disponible sublima lo necesario y logran aunque carentes de planificación, ser efectivas en la conquista de lo público. Estas intervenciones no encajan estrictamente con el análisis morfológico de la ciudad, pues no comienzan por reconocer tramas ni ejes, ni están a disposición de llenos o vacíos. Pensamos por el contrario que este espacio [micro] urbano actúa bajo condiciones distintas, las cuales se acercan a la condición de campo4. Son la combinación de múltiples estadios y experiencias simultáneas: un sistema multi -capa progresivamente diversificado, producido por realidades diversas, a –continuas, donde las relaciones priman sobre la materia (Allen, Stan 2004). Así se promueve una suma de experiencias individuales que actúan

4

Stan Allen a explicado que Las condiciones de campo se mueven de la unicidad a la multiplicidad, de lo individual a lo colectivo, de objetos a campos. En su manifestación más compleja, el concepto de condiciones de campo se refiere a teorías de campo matemáticas, a dinámicas no lineales, y a simulaciones de cambio evolutivo hechas por computadora. Sin embargo, mi entendimiento de las condiciones de campo en arquitectura es en cierta forma distinto a su significado más exacto en las ciencias físicas. Pretendo que la frase resuene con un sentido más táctico, como lo haría para un antropólogo o un botánico involucrado en el ¨ trabajo de campo ¨, para un general enfrentando el campo de batalla, o para el arquitecto que advierte al constructor ¨verificar en campo¨.


conformando la marea pública de la que hacemos mención en las primeras líneas de este escrito. En síntesis, estas acciones de acción pública operan más bien dentro de una red anónima de pequeñas intervenciones, conformando un rico mapa de acontecimientos públicos del barrio. Es decir sin mediar grandes acuerdos, dibujan el mapa de los acontecimientos del barrio. Un dibujo de acciones y energías que brotan a partir del acopio de algún material donde se convierten en dispositivos simples5 y mínimos. El [micro] urbanismo, entonces, no funciona como una manifestación pre-figurada, tampoco como una idea fuerza pues no es un partido general. No se produce desde un tablero de dibujo ni desde un ordenador, ni siquiera desde la cabeza del diseñador, pues el [micro] urbanismo funciona como una consolidación de acontecimientos, a veces pasajera y generalmente apoyada en una pre-existencia. El [micro] urbanismo no pone nada que no se haya evidenciado con anterioridad o que no nazca de los deseos propios de las comunidades. Este espacio funciona y evoluciona tanto cuando hay consenso como cuando hay discrepancias, porque no es un proyecto, sino que procede como manifestación de la voluntad de un barrio o una vecindad. Este [micro] urbanismo concede a las voluntades de los grupos y recurre a lo pequeño, barato y disponible, no por ser menor su utopía ni su impacto, sino porque esto le permite cambiar, crecer y madurar e incluso morir cuando esto es necesario. Lo anterior evidencia que el eventual conocimiento de sus procedimientos, serviría como estrategia de colonización, como tácticas de posicionamiento y como elementos catalizadores6 de los procesos públicos del barrio. Por ende estudiar la calle, el cuerpo, la reunión esporádica, abordando la comprensión de estas [micro] intervenciones, del acontecer cotidiano, de su posibilidades de vitalización, configuraría un escenario distinto para aquellas propuestas que se interesen por la vida pública de estas extensas áreas residenciales que hoy aumentan nuestras ciudades. El [micro] urbanismo convertido en proyecto, busca emancipar prácticas y conductas inconscientes o desprogramadas de apropiación del espacio público, liberándolo de las restricciones de la planificación tradicional y de sus ya conocidos limites. Surgiría así la posibilidad de otro tipo de aproximación a la ciudad, donde se abre el estudio hacia los interés públicos mas elementales, logrado a partir de tomar partido en la esfera de lo colectivo pero esta vez sin límites, para desde allí proyectar futuros convergentes, pero esta vez, desde la pequeña vida de barrio hasta alcanzar el espacio público de la propia ciudad.

¿Qué hace un arquitecto metido en la basura? OBRA DE TITULO Escuela de Arquitectura, Universidad de Talca Pabellón De Cartón /// http://www.reciclaciudad.blogspot.com/

El pabellón RECICLACIUDAD responde a un proceso largo de discusiones y reflexiones en torno al tema del reciclaje y la ciudad. Bibliografía: ALLEN, Stan. Condiciones de Campo, Quaderns d’arquitectura i urbanisme, Barcelona, España ISSN 1133-8857, Nº. 241,

Probablemente uno de los asuntos más complejos a resolver por el proyecto es que justo en medio del proceso se encuentra el recolector, personaje invisible a la sociedad que, ocupándose de uno de los temas más debatidos respecto a la ciudad contemporánea como son sus residuos, parece desaparecer de la discusión entre los objetos que transporta en su carrito.

2004, Págs. 22-35, texto original, Allen, Stan, Points + Lines, Diagrams and Projects for the City, Princeton Architectural Press. New York, 1999. DETIENNE Marcel. (ed), Traces de fondation, Peeters, Lourian,

El contraste de realidad y discurso es brutal de ahí que el diseñador que opera en estos territorios ocupe un espacio ambiguo para generar desde allí su visión del mundo. El problema es que justamente esa ambigüedad puede ser entendida como distancia teórica, retórica estética o banalidad discursiva.

Paris, 1990. ORDENANZA GENERAL DE URBANISMO Y CONSTRUCCIÓN DE CHILE, biblioteca del Congreso de la Republica, www.bcn.cl, o MINVU, www.minvu.cl/aopensite_20070223152342.aspx

Por otro lado la presión de “lo social” nubla la determinación proyectual de avanzar y convierte a la creación en un trabajo social, desviando el esfuerzo del arquitecto hacia áreas que son también urgentes pero que responden más bien a la carencia en la que viven estas personas que a la reflexión de fondo.

SOLÀ Morales, I. Lugar: permanencia o producción, en Diferencias. Topografía de la arquitectura contemporánea. Ed. G.G. 1995. Barcelona.

*

Andrés Maragaño es profesor asistente Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca, Master en Proyectaciòn Urbanística, UPC, Barcelona, España. Forma parte del colectivo E.C.O, Enlace Ciudades Otras, coordinador del proyecto MuseodelaCiudad, Talca.

**

German Valenzuela es profesor asistente Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca, Master en Arquitectura , CCCB – UPC Barcelona, España. Es organizador del seminario de arquitectura “Del Territorio al Detalle” y forma parte del colectivo E.C.O, Enlace Ciudades Otras.

Ambos forman parte del Taller: [Micro] Urbanismo, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca

El pabellón de cartón sin embargo, consigue mantener el equilibrio entre la realidad del recolector y las aspiraciones del arquitecto y se presenta como una indagación social, material, constructiva y estética que le permite sorprender cuando finalmente propone una ética de la basura que conmueve.

Arquitecto: Susana Constanza Sepúlveda General. / Proceso de Investigación: Marzo 2008 – Diciembre 2008./ Proceso de Indagación y Diseño: Agosto 2008 – Diciembre 2008. /Proceso de Prefabricación: Diciembre de 2008. / Montaje: 12 de Enero de 2009 a 17 de Enero de 2009. / Fecha de Entrega de la Obra: 19 de Enero de 2009. / Profesor Guía: Germán Valenzuela. Material Principal: Cartón Reciclado, Tubos de Cartón Laminado. / Material Secundario: Uniones Acero. /

5

6

“Desde mil lugares distintos sigue siendo posible la producción del lugar. No como el desvelamiento de algo permanentemente existente sino como la producción de un acontecimiento. No se trata de proponer una arquitectura efímera, instantánea, deleznable y pasajera. Lo que se defiende en estas líneas es el valor de los lugares producidos por el encuentro de energías actuales, gracias a la fuerza de dispositivos proyectuales capaces de provocar la extensión de sus ondulaciones y la intensidad del choque que su presencia produce.” Se entiende catalizador como se entiende desde la ciencia química, como acelerador de procesos, permaneciendo éste mismo inalterado.

Sistema Constructivo: Ensamble placas de cartón (cubierta), marco estructural (estructura soporte cubierta). Volumen Construido: 162 m³ equivalente a 1 semana de recolección de cartón en la ciudad de Talca./ Fotografía: Hector Labarca


RONDA BASURAMERICANA


Invadir la ciudad con basura, pero presentada de una manera seductora es un acto de reflexi贸n abierta sobre la misma, un espacio donde detenerse unos minutos a pensar ... + info http://rus.basurama.org


BasU Basurama +34 915 216 281 C/Montera 34, 5º3 28013 Madrid info@basurama.org www.basurama.org

Justificación History will have to record that the greatest tragedy of this period of social transition was not the strident clamor of the bad people, but the appalling silence of the good people. Martin Luther King, Jr. Las grandes actuaciones de crecimiento urbanístico —PAUs y grandes vías de transporte—, consideradas por sus ideólogos como un signo inequívoco de progreso, implican transformaciones profundas, de las que rara vez somos conscientes, en la concepción y uso de la ciudad, de los espacios públicos y de un bien tan singular como el suelo. Todo ello nos invita a reflexionar sobre el modelo de consumo y la forma de vida que está dando lugar a la expansión de las grandes ciudades. Una consecuencia directa de este modelo de expansión, donde se tiende a construir nueva ciudad en lugar de mantener y regenerar la ya existente, es la generación de una mayor cantidad de residuos, nacidos todos ellos del consumo de más recursos naturales, en apariencia más intangibles (pero igual o más difíciles de renovar que el petróleo), tales como el suelo y el territorio. En este mismo sentido, la generación de basura, y con ella los vertederos y desguaces en sus distintas funciones de reciclaje, almacén y destrucción de la basura, es, por lo tanto, parte inseparable —aunque a menudo olvidada y hasta escondida— de este progreso: las cosas pasan a ser consideradas simplemente basura, despojadas de sus cualidades particulares. Los fenómenos de depredación del territorio por parte de la construcción son comunes a todo el territorio español. Ninguna región escapa a este fenómeno, y menos las provincias costeras afectadas también por fenómenos turísticos. Todas han sufrido la destrucción de un material casi imposible de reutilizar y reciclar: el territorio. En los últimos tiempos hemos asistido a problemas relacionados con la basura que han precisado incluso la intervención del ejército, como es el caso de Nápoles en Italia, una ciudad que ha agotado su espacio a la hora de deshacerse de su basura. La preocupación por el medio ambiente, y en concreto por el fenómeno del cambio climático, está últimamente en el primer plano de la opinión pública. Este proyecto es necesario porque se aborda el tema desde la realidad cercana que rodea a nuestras ciudades. Los ejemplos propuestosson concretos y próximos a nosotros, sin recurrir a imágenes de la Antártida derritiéndose o paisajes devastados en China. No existe hasta el momento una catalogación de este tipo de paisajes, un catálogo de cómo estaba España a principios del siglo XXI. Es una oportunidad excepcional para tener un retrato del país en pleno proceso de desarrollo urbanístico, de infraestructuras, y de generación/tratamiento de residuos. PLANTEAMIENTO TEÓRICO Y TÉCNICO. EXPLICACIÓN DE LA IDEA Y SU DESARROLLO. Planteamiento teórico ¿Qué es ‘Basurama Panorámica’? El proyecto ‘Basurama Panorámica’ trata de descubrir dónde va a parar todo lo que producimos sin control, haciendo visibles cier-

tos paisajes-territorios escondidos generalmente situados en la periferia de la ciudad. A través de fotografías se muestran los lugares donde se crea, gestiona, manipula y negocia con basura. Además de los más obvios —vertederos y montañas de chatarra—, se exploran otras distorsiones urbanas como las autopistas de peaje desérticas, las obras de enterramiento de circunvalaciones, o lasmegalópolis residenciales en proceso de construcción. Comienzos El proyecto comenzó a finales del 2006 y tuvo su primera parada en la exposición Basurama Panorámica en La Casa Encendida (Madrid). En esta primera fase se estudiaron fundamentalmente los paisajes que conforman la conurbación madrileña, dando a entender que la ciudad no es solamente su término municipal sino, además, su área de influencia económicaenergética-material-social. Las megaciudades pueden ser comparadas con estómagos que consumen territorio, materia y energía y lo desechan lo defecan, para seguir con la metáfora donde pueden. Estas primeras localizaciones estaban situadas en Madrid, pero el carácter global de los procesos expuestos la hacen extrapolable a muchos otros lugares. Por esta razón consideramos necesaria una visión global y una ampliación de esta experiencia piloto a todo el territorio español. Ampliación del proyecto El proyecto ‘Basurama Panorámica. 6.000 kilómetros’ amplía el trabajo inicial y hace verdaderamente global la visión sobre el territorio. Madrid servía como ejemplo para hacer palpable algunas de las dinámicas de las grandes ciudades, pero es necesario ampliar el estudio a toda la península para identificar otros elementos que configuran el territorio como son el turismo o la presión inmobiliaria de la costa. De este modo, la investigación no se limita ya a estudiar una región concreta, sino que muestra cómo son estos paisajes en distintas regiones. Las fotografías irán acompañadas de información cuantitativa y cualitativa que pone en contexto cada situación. Las fotos son así mucho más que una imagen más o menos bella o terrible: se convierten en información que el visitante puede entender analizar y procesar para desarrollar una actitud crítica. En sus viajes Basurama ya ha ido ampliando esta recopilación de fotografías como es el caso de Sao Pãulo y Murcia. Lo que con este proyecto quiere es sistematizar todo ese trabajo para que desemboque en un catálogo, en una posible exposición y en su publicación web. Objetivos El proyecto pretende exponer, de un modo inteligible a todo tipo de público, dos fenómenos de la cultura contemporánea: el crecimiento desmedido de las ciudades —junto con algunos de los procesos que lo acompañan— y el consumo (tanto de materiales como de otros bienes poco renovables como el territorio o el suelo). El aspecto clave que queremos destacar, mediante fotografías en formato panorámico acompañadas de unos escuetos datos y

referencias, es “la evidencia de que lo que hoy se produce no son artículos —y también espacios, lugares, viviendas— que se degradarán convirtiéndose en basura sino que es ya directamente basura”; es decir, lugares y objetos son concebidos y generados de tal forma que es imposible su reutilización o regeneración: son el último estadio de la evolución material; son ya, conceptual y físicamente, basura. Las fotografías sitúan al visitante frente diferentes paisajes dentro de una sala de exposiciones para hacerles conscientes de la realidad, importancia e implicaciones de esta situación. Participación Además, el proyecto incorpora nuevas metodologías que sistematizan el trabajo y permiten la participación ciudadana. Mediante las nuevas tecnologías de la web 2.0 (una web colaborativa), se hace posible que el visitante de la exposición pueda participar en el desarrollo de la misma. Más adelanta se explica el uso de la herramienta meipi.org en el apartado “Planteamiento técnico y desarrollo”. El carácter interdisciplinar de la propuesta, que va del urbanismo a la economía pasando por el medio ambiente, aporta una lectura transversal del problema que lo hace entendible e interesante para todo tipo de público. Maderuelo, Javier. “Consuma Basura. Basurama.” Babelia. 23 septiembre 2006. página 19. Temática Concretamente, las propuestas están enfocadas en los siguientes escenarios-localizaciones, que recogen las características anteriormente comentadas: • Vertederos y acumulación de basura: chatarrerías, desguaces, papeleras, compostadoras. • Infraestructuras: autopistas, ferrocarril, aeropuertos. • Urbanismo: urbanizaciones, edificios, fábricas. • Abandonados y baldíos: lugares abandonados y terrenos a la espera de ser transformados. Destinatarios Un proyecto para personas de cualquier edad que permite valorar el arte en la medida en que nos sirve para traducir la realidad y hacerla interesante y entendible a un ojo no experto. Mediante el uso de internet el proyecto tendrá una repercusión que sobrepase los ámbitos típicos de la “cultura”, el “arte”, incluso el medioambiente, teniendo en cuenta el éxito de la primera parte del proyecto. Acogida del proyecto El proyecto inicial tuvo buena acogida en los medios de comunicación lo que refleja que esta temática suscita interés: televisiones como TVE1, Antena3, la Sexta; radios como RNE, SER y periódicos El Mundo, El País (ver anexo más adelante para ver en detalle). Desde que comenzó el proyecto las problemáticas medioambientales, sobre todo el cambio climático, están en el primer plano de la actualidad. Si sumamos a ello los problemas que surgen a partir de la depredación del territorio por parte de la construcción, los


6.000 KILÓMETROS SON LOS KM. DE AUTOPISTA QUE EL PEIT (PLAN ESTRATÉGICO DE INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE) PREVEE CONSTRUIR HASTA EL AÑO 2.020. LOS KILÓMETROS RECORRIDOS PARA ESTE PROYECTO SERÁN IGUALMENTE 6.000 KM.

Rama problemas actuales de la vivienda y un creciente interés por la ciudad, nos encontramos con que la exposición trata uno de los asuntos cruciales de nuestro tiempo y plantea preguntas hacia dónde orientar nuestras acciones de cara al futuro. Planteamiento técnico y desarrollo Programa 1. Selección de escenarios: participación ciudadana --> mapa colaborativo: 2. Realización de fotografías: plan de viaje. 3. Edición de las fotografías: selección, retoque y preparación de textos. 4. Impresión de las fotografías y preparación del catálogo y exposición. Función social: un mapa colaborativo Para realizar esta investigación y acercamiento a todas las localizaciones se lanzará un mapa colaborativo con la herramienta meipi.org (www.meipi.org). En este mapa se podrá ir subiendo la información a medida que se recopila y permitirá a la sociedad proponer y discutir sobre los diferentes lugares. De este modo el proyecto no se circunscribe sólo a su resultado final en la exposición y el catálogo sino que tendría una presencia en internet a lo largo de todo el proceso. En la exposición se hará presente este mapa interactivo para que el visitante pueda encontrar toda la información georeferenciada y ampliada de la exposición. El formato colaborativo del proyecto a través del mapa en internet permite crear un intercambio de ideas y llevarlo más allá de las paredes de la sala en la que se expone. El mundo del arte debe aprovechar las herramientas de la web 2.0 para transcender los espacios artísticos y plantear preguntas y discusiones. Los ciudadanos pueden subir a la web lugares que encuentren interesantes, o que sientan que tienen que ser parte del proyecto, incluso sus propias fotos. Basurama ya ha trabajado con esta herramienta en otras ocasiones para la realización de mapeados de diferentes territorios como en un curso de arquitectura en la facultad de Basurama. ARQUITECTURA DE SAO PÃULO O EN LA REGIÓN DE MURCIA PARA RECOPILAR INFORMACIÓN. •

Exploración sobre Sao Pãulo y sus espacios basura en la facultad de arquitectura USP. http://www.basurama.org/b07_bras_madrid_lixurbana.htm http://www.meipi.org/saopaulolixo • Exploración sobre Murcia: Murcia sostenible: http://www.basurama.org/b07_murcia_sostenible.htm http://meipi.org/murciapanoramica) La información se estructurará en torno a los cuatro ejes en los que se divide las fotografías más arriba reseñados: infraestructuras, urbanismo, abandonados/baldíos, vertederos/acumulación

de basura. El mapa colaborativo será publicitado junto con el resto del proyecto a través de la página web de Basurama y se difundirá también a los medios de comunicación. La web de Basurama tiene un promedio de 20.000 páginas descargadas al mes (14.000 visitas únicas/mes) y el proyecto de Basurama Panorámica [www.basurama.org/b06_expo_basurama_panoramica_ contenido.htm] sobre Madrid es la página que más visitas ha tenido desde entonces con 8.500 visitas. Son datos que demuestran el interés por el tema y las posibilidades de acogida que la exposición sobre todo elterritorio de la península tendrían. Acompañando al mapa se crearía un pequeño minisite donde se recogería toda la información referente al proyecto. Realización de las fotografías: plan de viaje Personal necesario para realizar la actividad: un fotógrafo y un redactor-gestor. El viaje se organiza en función de las investigaciones sobre lugares que hayan desarrollado Basurama, sus colaboradores y los participantes en el mapa colaborativo. De este modo el viaje se va organizando a medida que avanza el proceso. Toda la documentación que se vaya recogiendo formará parte también de la exposición final: folletos publicitarios, fotografías en pequeño formato explicativas, testimonios de personas en formato vídeo. Todo estará a la vez presente en el mapa, que también permite la incorporación del formato de vídeo. Se establece una estrategia para agrupar las localizaciones y poder realizar viajes a diferentes regiones ahorrando tiempo en el viaje. Se realizarán un mínimo de 32 localizaciones agrupadas en grupos de 8 por cada una de las regiones. Posteriormente se hará una selección significativa de 16 de entre todas las fotografías para ser mostradas en gran formato en la sala de exposiciones. El resto podrán ser consultadasvía web tanto en la sala de exposiciones como desde cualquier sitio. Los viajes se desarrollan en 4 viajes según los grupos más abajo referenciados. Serán realizados en coche y cada uno tendrá la duración de una semana. Según viabilidad podrá haber viajes consecutivos. Avance localizaciones a estudiar Se agrupan las localizaciones en 4 grandes grupos: • Viaje al Sur: Los invernaderos en Almería / La presión urbanística en Málaga y la Costa del Sol / La Exposición universal de Sevilla semiabandonada Los vertidos en Huelva / Basurama. Panorámica 6.000 km. Para Mapeo 5 • Viaje al norte: La explosión turística en torno a Sanxenxo, en la ría de Pontevedra / Los desmanes de Cantabria, como el de Piélagos / Las infraestructuras mineras abandonadas / La Ría de Bilbao, el barrio de la ribera de la capital. • Viaje al Este: Las obras y el crecimiento de la ciudad de Zaragoza / El proyecto Gran Scala, aún sin localización exacta, en Los Mon-

egros / El vertedero rehabilitado por Beth Galí en Barcelona Las amenazas del Delta del Ebro / La explosión urbana en la ciudad de Murcia En torno a la zona Centro: La estaciones del AVE de Segovia y Gudalajara, en medio de la nada / La explosión de la ciudad de Toledo, haciéndose casi ciudad lineal con Madrid / El monte Abantos, en el parque regional de la cuenca alta del Guadarrama / y todos aquellos fenómenos que se vayan conociendo a lo largo del desarrollo del proyecto a través de la herramienta web de participación.

Fotografías panorámicas El formato panorámico es el que mejor se adapta a la hora de mostrar un paisaje y poder entender un lugar. En prensa y televisión vemos muchas veces imágenes pero nos resulta difícil entender el conjunto. Estas fotografías, hechas a la altura del ojo humano, muestran lo que cualquiera puede ver si se acerca a estos lugares. Las fotos son una invitación a conocer estos lugares, de ahí que sereferencien dando su dirección, kilómetro de carretera y también se posicionen sobre el mapa. Son un registro del estado actual de la cuestión. Edición de las fotografías: selección, retoque y preparación de textos. Basurama trabaja habitualmente con colaboradores de diferentes disciplinas que aportan a las propuestas diversos puntos de vista dentro de mismo marco. Para realizar las investigaciones y textos que acompañan a las fotografías colaborará con profesionales expertos en cada una de las áreas como arquitectos, urbanistas, expertos en medio ambiente, economistas y sociólogos. De este modo se puede alcanzar una visión global de la situación a través de todos los contenidos pero siempre manteniendo un todo divulgativo que permita que la exposición cumpla su función didáctica.


Desguaces La Torre

http://www.desguaceslatorre.es/

Para más información:

Los cementerios de coches son ya algo del pasado. Ahora se llaman Centros Autorizados de Tratamiento (CAT), aseguran una gestión ecológica del coche al final de su vida y facilitan el proceso de baja del vehículo. Esa es la presentación que hacen de sí mismos los Desguaces La Torre, uno de los mayores CATs de la Comunidad de Madrid: que organiza desde la recogida a domicilio hasta la separación de todas sus piezas para ser vendidas en sus enormes naves. En definitiva, facilitar el proceso de desecho y reutilización inteligente de los coches. En la explanada que completa el complejo, se almacenan decenas de coches que están disponibles para aquel que desee llevarse sus propias herramientas y recuperar, con sus manos, la pieza que necesite. Hoy en día los coches tienen que ser, según la normativa, convertidos en residuos inertes; esto es, limpios de todo tipo de material tóxico, desde el aceite hasta el líquido de frenos, que deben ser convenientemente reciclados o almacenados en lugares seguros. Una vez están limpios, siguen suponiendo una gran cantidad de acero y otros metales, vidrio y todos los plásticos imaginables. Por ello son uno de los residuos más rentables, lo que hace que se fomente no sólo su desecho sino también su reciclaje, convertido en chatarra.

“Aunque generalmente se asocia el imperio del coche al ritmo trepidante de la ciudad, lo cierto es que está acabando con la vida urbana. Los automóviles necesitan que las ciudades dediquen gigantescas extensiones de suelo a carreteras y aparcamientos. Se calcula que los coches ya cubren, literalmente, el 2% de la superficie de EE UU y Europa. Sólo el parque automovilístico madrileño mide 5.000 hectáreas (unos 5.000 campos de fútbol)”. César Rendueles. “17 millones de fascistas al volante”. Revista Ladinamo, nº18. Madrid. 2005

Torrejón de la calzada (Madrid)14,8 Ha

Carretera Madrid-Toledo A-42, Salida: Km 25.


Millegomme www.millegomme.com/

fuera de uso) > Sobre real decreto NFU >

Para más información: Decreto NFU (neumáticos

El neumático es el elemento más sofisticado, después de la electrónica, de la industria del automóvil. La complejidad de funciones que cumplen los neumáticos se traduce en una amplia diversidad en los materiales que los componen. El caucho es el la principal materia prima (un 50% del peso total), pero también contienen metal (15%) y, aproximadamente, otros 200 componentes entre los que se encuentra el azufre, elemento muy contaminante. En España se generan al año unas 300.000 toneladas de neumáticos (alrededor de 20 millones de unidades). En la Europa de los quince esta cifra alcanza las 3 millones de toneladas. Junto a la nueva urbanización de Seseña, al otro lado de la Radial 4, se encuentran estas montañas de neumáticos. Son aproximadamente 30.000 toneladas las que se acumulan tras un vallado metálico a la espera de ser tratadas. Un almacén al aire libre, que dada la alta capacidad de combustión de los neumáticos, puede dar lugar a un incendio difícil de apagar y muy contaminante. Para controlar estas y otras situaciones acaba de ser aprobado el Real Decreto para el tratamiento de neumáticos fuera de uso (NFU) que trata de controlar el ciclo completo de los neumáticos, apoyando, entre otras cosas, políticas basadas en la reutilización y que promuevan alargar su vida útil mediante el recauchutado, siempre huyendo de simples estrategias de combustión para conseguir energía.

“Estoy muy satisfecho de cómo ha ido la jornada. He logrado mi mejor tiempo en la última vuelta y eso siempre es bueno porque ha sido con el único juego de neumáticos que he utilizado y que ya estaban usados.(...) Lo interesante para nosotros es ver que hay otros pilotos con neumáticos Bridgestone por delante de los chicos de Michelin. Pero aún no sé cuál va a ser la diferencia (...) Está claro que el calor parece jugar un papel positivo para nosotros y para los neumáticos Bridgestone”. Michael Schumacher, Espero que todo sea igual en la calificación y en carrera. As, 26.08.2006

9,9 ha 30 millones de kilogramos de neumáticos

(A-4), Km 34. Seseña (Toledo)

Carretera de Andalucía

Cementerio de neumáticos de Seseña


Mar Menor Golf Resort Carretera F-28 Torre Pachecho, km. 8,5 70 Ha, 797 viviendas 20 millones de toneladas de basura (año 2000)

“Aquí todo es real, nada es falso. Sólo está... ¡controlado!” Andrew Niccol, El Show de Truman. Paramount Pictures, 1998 Mar Menor Golf Resort es la primera urbanización ejecut ada por Polaris World, una empresa dedicada a la comercialización de resorts que opera desde el año 2001 en la Comunidad de Murcia. Según datos propios, la empresa cuenta con 40 millones de metros cuadrados en reserva de suelo, distribuídos en cinco municipios de la comunidad. Hasta 2008 tienen previsto construir y entregar unas 11.400 viviendas. Un resort es un complejo vacacional normalmente ubicado en zonas con características atractivas para los turistas (buen clima, cercanía al mar...). Los resort diseñados por Polaris World están especialmente pensados para atraer a personas de fuera de España. De hecho la empresa cuenta con una red de oficinas de venta en 10 países además de las que tiene en España. Son conocidos sus anuncios publicitarios por la presencia de personajes conocidos como José Antonio Camacho (exjugador del Real Madrid y exseleccionar de la Selección Española de fútbol) o Jack Nicklaus (exjugador profesional de golf estadounidense). Además Polaris World patrocina diversos entes deportivos de la Región de Murcia como el Polaris World de Baloncesto, o la Federación de Golf de la Región de Murcia. El modelo turístico que promueve Polaris World ha suscitado polémica tanto fuera como dentro de la región murciana, sobre todo por la especial importancia de los campos de golf en sus urbanizaciones, en contraposición a la escasez de agua de la zona. Polaris World publicita un turismo basado en la sensación de exclusividad y seguridad. Por algo más de 180.000è se puede ser dueño de un apartamento junto a un campo de golf, en un entorno aislado; no es necesario salir de la urbanización ya que esta cuenta con todos los servicios necesarios (dos centros comerciales, un hotel, un hospital y un colegio bilingüe). Estos resorts promueven un modelo de urbanización sobredimensionado. No solo por el gasto directo de fuentes de energía y de materia prima sino también el gasto de transporte que supone el desplazamiento de personas de toda Europa cada fin de semana a sus instalaciones, teniendo en cuenta que se trata de una segunda vivienda con fines de ocio.

Autopista de circunvalación M-50 Los Berrocales del Jarama. Paracuellos del Jarama (Madrid) 595 Ha de superficie aproximadamente 85 kilómetros de longitud

“Ya no se atraviesan las ciudades, sino que los puntos notables están señalados en carteles en los que se inscribe un verdadero comentario. El viajero ya no necesita detenerse e inclusive ni mirar. (...) El paisaje toma sus distancias, y sus detalles arquitectónicos o naturales son la ocasión perfecta para un texto, a veces adornado con un dibujo esquemático cuando parece que el viajero de paso no está verdaderamente en situación de ver el punto notable señalado a su atención y se encuentra entonces condenado a obtener placer por el solo conocimiento de su proximidad”. Marc Augé, Los no lugares: espacios del anonimato. Ed. Gedisa. Barcelona 1993 La M-50 es la última, cronológica y geográficamente, carretera de circunvalación de Madrid. Construida entre los años 2000 y 2006, circunvala el área metropolitana de Madrid a una media de 13,5 km de distancia de la Puerta del Sol, uniendo tierras en las que se van construyendo nuevas zonas urbanizadas. La construcción de la M-40 respondió en su día a la necesidad de una verdadera circunvalación que permitiera dejar atrás Madrid sin entrar en la ciudad. Poco a poco esta carretera nacional va siendo flanqueada por áreas residenciales y centros de ocio. Al mismo tiempo existe la necesidad de convertir la antigua circunvalación M-30 en la Calle-30, porque hace tiempo que se rodeó de ciudad. Dos nuevas circunvalaciones, M-60 y M-70, están en proyecto. Este ritmo de construcción de infraestructuras provoca falta de uso tras su construcción pero sobre todo un cambio en la calificación de los suelos cercanos. Así se va ordenando la ciudad a lo largo de carreteras nacionales. Parece que la congestión en las infraestructuras es lo que justifica seguir construyéndolas. Sin embargo, Buchanan en su “Traffic in Towns” demostró en 1963 que las infraestructuras generan más tráfico del que son capaces de absorber. Los estudios para predecir el límite en la tasa de motorización hasta ahora sólo han demostrado que ésta siempre es superior a la predicha. La tasa de Los Ángeles (500 coches por cada 1.000 habitantes) como límite en los países desarrollados ya se ha superado.


Plan parcial Buenavista Sector 3, Getafe (Madrid) 47,3 ha (ampliación) 1.250 vivendas

“(...) la idea tradicional de ciudad se transforma. Sus límites físicos (las murallas, las puertas, los campos cultivados) se disuelven y con ellos la tradicional distinción entre dentro y fuera. Tampoco el enraizado y difundido concepto de suburbio (que presupone un centro urbano situado de forma tradicional en la vieja ciudad nuclear) es ya adecuado para describir esta nueva realidad”. Giandomenico Amendola, La ciudad postmoderna. Celeste Ediciones, Madrid. 2000 Existen espacios que delimitan y enriquecen el borde de la ciudad. Descampados, tierras de cultivo o baldías que han servido de límite tradicional para la ciudad y que es necesario que existan, simplemente, para ser disfrutada como tal, aparte de funcionar como control de la urbanización, contra la marea de ladrillos y asfalto que ésta supone. La Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid (2001) convirtió en urbanizable todo su suelo excepto el especialmente protegido, protección que es necesario justificar, por sus valores históricos, culturales o naturales. Así, indirectamente, se señalan estos espacios vacíos como lugares cuya única razón de ser es la de esperar a ser construidos en algún momento, olvidando el hecho de que el suelo es un bien que una vez urbanizado, o lo que es lo mismo, consumido como materia prima para producir dinero, tiene un proceso de recuperación o de reciclaje prácticamente imposible.


1. Límite, frontera, tácticas de guerra. A la pregunta un tanto maniquea acerca de ¿qué es lo que divide el ámbito doméstico y privado, de la calle y el espacio publico? Podríamos contestar, simplemente un muro. Uno con cualidades tanto físicas y arquitectónicas como legales y simbólicas. Un límite fundado en la más antigua tradición urbana que separa en ámbitos con normas y usos distintos el de la vida política y en sociedad, del mundo de lo doméstico y familiar. En la ciudad contemporánea la división que se nos plantea entre el espacio privado y el espacio urbano y público se sostiene sobre la precisa delineación de sus límites. El ámbito de lo doméstico se nos abre en toda su dimensión una vez que traspasamos el umbral que divide la calle de la casa. Es un pasaje a otra dimensión, automático e instantáneo, y habitualmente sin transiciones. Pero es sobre todo un plano virtual, ideal, fundado en la convención de que el límite existe y es real. Son fronteras soportadas sobre el complejo sistema legal que defiende la propiedad privada y delimita el espacio público. En los sectores consolidados de las ciudades es el acto de derecho el que antecede a la acción de hecho, llenando las ciudades de superficies virtuales no materializadas. Medianeras, líneas municipales, líneas de frente interno, alturas máximas, superficies de tránsito, poderes de expropiación, etc. Solamente en las situaciones donde existe un estado de excepción, como en los inmuebles ocupados, las construcciones fuera de código o en los asentamientos y villas de las periferias y centros de las ciudades, esta dupla se invierte, siendo el hecho: la materialización y la construcción, la que antecede al derecho; determinando la configuración del entorno. De todas formas los dos ámbitos se mantienen separados. Así como no hace falta que esté materializado el límite para que esa división se mantenga, tampoco está garantizado que aunque el muro exista y esté construido la separación entre lo privado y lo público no se pueda subvertir. Una forma habitual de subversión de esta dupla es la practicada en tiempos donde se establecen estados de excepción declarados, como durante las guerras. Los bombardeos sobre las ciudades europeas en la segunda guerra mundial hicieron lugar literalmente para la aparición posterior de espacios públicos. Las plazas

diseñadas por Aldo Van Eick en Holanda o las avenidas abiertas en diferentes ciudades sobre áreas destruidas no hubiesen sido posibles sólo con la iniciativa política. Otro ejemplo es la violencia del Estado fundada en el derecho de expropiación en pos del bien común como motor de la transformación urbana. El tránsito de lo privado a lo público se puede identificar no sin cierta ironía en el proceso que transformó durante la dictadura los escombros de las casas expropiadas para la construcción de las autopistas de Buenos Aires en el espigón sobre el río que más tarde y con sedimentos de por medio, diera lugar a un reservorio para el hábitat de aves en migración, llamada hoy la reserva ecológica. Muros que delimitaban la construcción privada en tránsito hacia la construcción de un espacio público.1 El uso de las ciudades se sostiene sobre convenciones de significados que se mantienen naturalizadas. Revertir o transgredir estas convenciones requiere un esfuerzo de experimentación para romper semánticamente las relaciones entre las cosas y la forma de usarlas. Esto es lo que se puso en práctica en forma brutal con las nuevas tácticas de guerra urbanas como las practicadas en la ciudad de Nablús en Cisjordania en abril de 2002. El ejército se desplazaba a través de interiores de casas y edificios como si caminara por la ciudad. La estrategia adoptada explotaba el factor sorpresa de utilizar el tejido urbano de la ciudad como si no tuviera límites, atravesar los muros como si se caminara por la calle, entrar a las casas no por el umbral de la puerta ni siquiera por la ventana, sino por la parte de la construcción que está hecha para no entrar: los muros; evitando de esta forma lo que le resulte previsible no solo a la guerrilla urbana sino también a cualquier usuario convencional.2

1

En tránsito hacia un espacio público ya que por ahora es de uso casi exclusivo de no-humanos.

2

El termino unwalling describe esta situación. Al respecto no perderse la muy detllada investigación realizada por Eyal Weizman en su libro “The Hollow Land”, en particular el capítulo “Caminar atravesando muros” (el articulo traducido y publicado bajo las condiciones Copyleft se puede encontrar en http://eipcp.net/transversal/0507/weizman/es). “El combate urbano contemporáneo, por otra parte, se ocupa crecientemente de los métodos para transgredir el tipo de limitaciones que se materializan en el muro doméstico. A este respecto, podría resultar útil pensar sobre los muros (domésticos) de la ciudad como se piensa en la muralla de la ciudad (cívica): como bordes que hacen operativa la ley y como condición de la vida urbana democrática”.

2. Costura, articulación, fuelle? Una forma mas sutil y podría decirse también mas cívica es la practicada en “Hierro 3”, la película de Kim Ki-duk. El protagonista entra ilegalmente a diferentes viviendas, al modo de un ladrón, con el único objetivo de habitar fugazmente en un medio extraño, y de esta forma modificarlo. Accede a las propiedades sólo cuando está seguro de que no habrá nadie, y deja siempre como evidencia de su estancia alguna alteración en la disposición o apariencia de los objetos domésticos, existentes en el lugar. La relación con los habitantes de estas casas se establece no personalmente, sino indirectamente a través de la extrañeza que generan estas intervenciones inesperadas en el orden prefigurado de las cosas, en lo más profundo e inaccesible del espacio privado. A diferencia de lo que sucede en otras películas como “Quieres ser John Malkovich?”, o en la clásica y re versionada varias veces “Los usurpadores de cuerpos”, pareciera que en “Hierro 3” esta usurpación no tratara de un problema de subjetividades o de diferencias de miradas desde el interior de un cuerpo extraño. Lo que provoca es más bien la incorporación a la esfera de lo privado y lo familiar de un fragmento del exterior, proveniente del espacio público. Los habitantes de estas viviendas vuelven a sus casas y notan que algo ha cambiado, la ropa que estaba sucia ahora está recién lavada, o encuentran arreglado un aparato descompuesto. No hay daño sino mas bien una mejora de la escena. Esta violación de la intimidad genera por un lado la sensación de sentirse observados pero también la de la falta de impunidad de sus acciones. La violencia domestica se vuelve así una situación con consecuencias públicas, como si se volviera inevitable que alguna conexión con los parámetros de convivencia y habitabilidad que establece la sociedad se debiera mantener en el espacio interior y doméstico. 3. O la modificación de viviendas en tránsito Hay una serie de trabajos que vengo haciendo que comparten ciertas cualidades en común. Son intervenciones en pequeñas viviendas que modifican su arquitectura incorporando ciertas cualidades del entorno exterior inmediato a su interior. Todas son PH o departamentos “tipo casa”, es decir que mantienen alguna

de las cualidades propias de una casa (accesos directos, relación con el exterior, posibilidades de ampliación, expansión, etc.), pero en donde la porción de terreno está en copropiedad con otras viviendas de iguales condiciones. A la vez, todas están ubicadas en el centro de la manzana es decir sin conexión directa con la calle. Las viviendas están vacías, su transformación se produce como parte de un proceso de inversión inmobiliaria. No hay usuario que proponga ninguna determinación, solo las leyes del mercado y la construcción. El trabajo se concentra en difuminar los límites entre el entorno y el lugar, o más bien ponerlos a dialogar materialmente, afectarse. Incorporar alguna cualidad significativa del contexto produciendo un tránsito de objetos del exterior inmediato al interior aislado. Es una usurpación en el sentido metafórico pero también material y constructivo. Invadir un espacio que está expectante a su transformación con las cosas que lo rodean en su entorno público: la calle, el parque, la luz. Cosas que cualifican lo público y que escasean en lo privado. El resultado se parece a una heterotopía, una yuxtaposición de situaciones que corresponden a espacios distintos, una escena producida por montaje. No es crear, se trata más bien de darle forma a lo que se recibe, como lo que se produce al entrar en las c@sas para modificar su apariencia.3

3

La frase de John Berger en “El tamaño de una bolsa” sería: “como lo que se produce al entrar en las cosas para modificar su apariencia”.


MOLDES Este trabajo es la primera experiencia de la serie “usurpación de casas vacías”.

Ubicada en el barrio de Belgrano, en planta baja de un conjunto en p.h. rodeado de edificios altos entre medianeras que filtran la llegada de luz. Moldes es el nombre de la calle y también la figura que determina las operaciones con las que se trabajó. La intervención permite que a través del vaciado, la luz se deslice hasta los lugares más oscuros de la construcción existente. Así, antes que entren los nuevos habitantes se hace entrar la luz. La forma que adquiere el calado de los muros y los entrepisos determina el recorrido de la mirada. Como un molde en negativo de lo que permanece iluminado, o vale la pena ver…

PLANTA BAJA

PLANTA ENTREPISO

Créditos Moldes PROYECTO: ARIEL JACUBOVICH, GABRIELA CÁRDENAS / DESARROLLO: IARÓN JACUBOVICH / MÓDULOS DE COCINA: M777 / SUPERFICIE CUBIERTA: 52M 2 / UBICACIÓN: CALLE MOLDES, BELGRANO, BUENOS AIRES / AÑO PROYECTO: MAYO DE 2005 / AÑO OBRA: JULIO-NOVIEMBRE DE 2005 / FOTOGRAFÍAS: ARQ. ANDREA ARRIGHI Y ARCHIVO A.J.

ROQUE PÉREZ Segundo trabajo de la serie “usurpación de casas vacías”.

PLANTA CUBIERTAS

En la calle Roque Pérez, ubicado a media cuadra del parque Saavedra, la intervención se construye desde una figura, una estructura arbórea que permite crecer en superficie y desde donde cuelgan invertidos dos techos de madera y chapa. La cercanía del parque no se percibe visualmente desde el interior de la vivienda dada su ubicación en el medio de la manzana. Las partes se pintaron como están pintados los juegos de las plazas, los techos se sujetan de la estructura como se cuelga una hamaca a un arbol… Así, plantar esta construcción en el patio introduce el entorno al interior aislado.

PLANTA ALTA

Créditos Roque Perez PROYECTO: ARIEL JACUBOVICH / SUPERFICIE CUBIERTA: 75M 2 / UBICACIÓN: SAAVEDRA, CIUDAD DE BUENOS AIRES/ AÑO PROYECTO: MARZO-AGOSTO DE 2005 / AÑO OBRA: SEPTIEMBRE 2005 - FEBRERO DE 2006 / FOTOGRAFÍAS: ARQ. ANDREA ARRIGHI Y ARCHIVO A.J.

PLANTA ACCESO


por ROBERTO FERNÁNDEZ

INTERSTICIOs

El descalabro financiero de USA – el estado con mas deuda externa per capita del mundo que tuvo hace medio siglo la sagacidad de colocar, en Bretton Woods, su moneda como patrón mundial- nos colocó abruptamente de nuevo en 1929 como si se tratara del remake de una vieja película: desocupación, quiebras bancarias y empresarias, tratar de resucitar a Lord Keynes, etc. Con algunos aditamentos negativos tales como la ultraconcentración de las multinacionales (que transmiten los colapsos centrales mas rápido que las epidemias ya que si tienen que efectuar ajustes pueden optar por sus tentáculos mas lejanos) o el colapso del mercado inmobiliario ajustado a un régimen hipotecario que estalló pero que había armado una burbuja basada en un incremento desmesurado del valor del metro construído (seguramente Marx habría escrito otro tratado sobre la relación de valor/precio si hubiera conocido el mundo del capitalismo inmobiliario reciente). En semejante escenario viene bien preguntarse – dada la globalización – como afecta tal panorama no ya a una economía localizada sino a una disciplina/profesión particular: la arquitectura. La crisis generalizada si embargo parece resultar una crisis de productividad, en el sentido que aparecen escollos para el propósito de generar alta productividad o sea ganancias o plusvalías exageradas. La arquitectura hace rato que quedó afuera de un modo digamos industrial de producir objetos y por tanto sus discursos están lejanos a cualquier paradigma productivista. Salvo en cuanto la proposición posmoderna de objetos de deseo (representativos de poder, lujo, estatus, diferencia social, etc.) se entienda como contributiva a la obtención de ganancias: esa frívola contribución arquitectónica a la productividad en todo caso, también será afectada por esta crisis. Volviendo al análisis del impacto de la crisis general sobre la arquitectura y fuera del exclusivista comentario precedente, lo

primero que se me ocurre en tal sentido es que la crisis operativa de este campo empezó o se instaló de manera estructural a fines de la década del 60 del pasado siglo, si es que admitimos que un primer cambio traumático y regresivo le fue propinado al modelo o versión moderna de la misma con la caída del welfare state y un poco después, con el fin esperpéntico de los socialismos nacionales. Digamos que la arquitectura disfrutó de unas ocho décadas modernas – 1880/1960 - en las que se tuvo la sensación de que podía convertirse en un estrato ligado a necesidades básicas y que se podía relacionar su desarrollo conceptual (flexibilidad, estandardización, tecnologización, simplicidad funcionalista, etc.) con algo que podía definirse como derecho al hábitat. Es cierto que tal derecho nunca se expandió lo suficiente y que las respuestas – como por ejemplo los ahora denostado conjuntos de interés social, cuya matriz básica Georges Candilis desarrolló a partir de las ideas de Le Corbusier, su maestro – fueron de baja calidad sea que hablemos de Pruitt Igoe o los barrios 23 de Enero en Caracas o Fuerte Apache en Buenos Aires. Pero en el estado de bienestar se percibió la existencia de una nueva clientela – básicamente el Estado y también, las emergentes clases medias- sobre la cuál, como definió Tafuri respecto del Renacimiento, era posible montar un sistema teórico-práctico sobre el que pívotó la producción de arquitectura (su dimensión profesional) y la reproducción de la misma (la dimensión disciplinar en la que se enseñaba el modo de re-producir eso que la profesión practicaba permitiendo no sólo consumar el modelo pedagógico simulatorio típico del taller bauhausiano sino también lograr que los profesores simplemente transfiriésen su habilidad proyectual profesional: en esa primavera los catedráticos salvo pocas excepciones, nunca estuvieron mas lejos del perfil de un trabajador intelectual, desajuste voluntarista que todavía dura en las escuelas).

Bajo esta caracterización es probable deducir nuestra primera hipótesis: nosotros, los arquitectos estamos en crisis hace casi medio siglo. Recordemos además que el especulativo creador del concepto post-modern, Charles Jencks, hizo arrancar tal período estilístico precisamente con la demolición planificada del conjunto de Pruitt Igoe o sea, con la cancelación socialmente trágica de la utopía moderna de la vivienda colectiva. Lo que abre este período serán los años que aceptaron la natural transferencia del saber/hacer arquitectura hacia dimensiones ya no cruciales en relación a aquél derecho al hábitat sino ahora mas articuladas al deseo, al derroche, a la parafernalia necesaria para la expansión del consumo (desde la franchising architecture hasta los thematic parks), al mundo del terciario avanzado (museos de toda clase, envases terciarios para el mundo de las finanzas, etc.): la arquitectura entendida sin mas, como una media de las mass-medias. Esa sería nuestra segunda hipótesis que coincide con el título que el crítico del New York Times, Nicolai Ouroussoff1, le puso a su mirada a la situación actual: la recesión pone fin a la arquitectura de lujo y allí repasa como las grandes firmas posmodernas – desde Hadid hasta Ghery, desde Koolhaas hasta Nouvel- empiezan a sufrir el embate de la caida severa de encargos. Este señor neoyorquino – que quizá sea ruso – admite que los arquitectos habían exagerado su perfil suntuario , inhumano y hasta antidemocrático cosa que reconoce en el profundo cinismo de proyectos tales como el pabellón Chanel de Hadid o la tienda Prada (que Rem inaugura, a pocas cuadras, solo tres meses después del atentado a las Torres Gemelas).

1

Ouroussoff, N., La recesión pone fin a la arquitectura de lujo, Suplemento ARQ, Clarín, 3 de Febrero de 2009, Buenos Aires.


Crisis: de la productividad a la imaginación crítica Podría uno admitir que habrá una crisis en ese sentido, que bajará la producción de condominios de lujo o casas playeras de fuste y embuste, que las multis harán poco y nada en las provincias, que nuestra llegada al mundo encantado de nuevas museologías y equipamientos del terciario avanzado quedará en agua de borrajas, etc. Personalmente pienso que una caída o recesión en tales campos no debería afectar demasiado la esfera de la arquitectura, no en su terreno profesional (ya que esas prácticas están fuertemente monopolizadas) ni mucho menos en su dimensión disciplinar (ya El Croquis dosificaba al star system con figuras menores de entornos provinciales: con buenas fotografías puede seguir alimentándose una ficción de high production). De todas maneras como el encadenamiento ultracapitalista había articulado al mundo frívolo a muchos subcontratados – la profesión arquitectónica tiene como nunca, un crecimiento exponencial de actores en relación de dependenciaahí sí se verá un efecto de crisis en la dimensión de la demanda de empleo tercerizado. Pero hay otro aspecto, que precedió algo al colapso de los mercados financieros, al cuál es necesario referirse que es la centrifugación metropolitana de expresiones marginales, invirtiendo el flujo clásico moderno de la transculturación, que al modo japonés, puede indistintamente leerse como crisis o como oportunidad. Lo que en música se conoce como world music, lo que Goethe le pedía a una literatura iluminista universal (welt-literatur) o lo que los programas gourmet y las revistas de avión llaman cocina étnica quizá esté llegando a la arquitectura, con sus pros y contras. Música, literatura y cocina marginalizadas se mundializan solo a partir de una manipulación centralizada que ocurre por ejemplo en Londres, desde donde se seleccionan, promueven y comercializan productos de esas dimensiones.

Un número reciente de Arquitectura Viva2 (fechado imprecisamente en 2008) se llama Planeta Tierra y allí, en su nota central, el influyente Luis Fernández Galiano presenta , junto a otro recolector de menudencias regionalistas, Kenneth Frampton, los resultados de una investigación-libro llamada Atlas:Arquitectura Global circa 2000, encargada y jugosamente costeada por la fundación del Banco BBVA, una de las empresas financieras hispanas mundializadas. Fernández procura abrir un margen de ambivalencia al respecto, oponiendo a Ortega y Gasset (sólo lo cosmopolita puede ser moderno) con Unamuno (sólo se alcanza lo universal desde lo particular) pero a la vez reconociendo la existencia de arquitecturas resistentes que desbordan sus límites naturales. Lo resistente estaría dado por hacerse fuera del mundo de la globalidad (no quizá porque resistan a pensarse como globales) y el desborde de sus límites naturales sería lo que está dispuesto a franquearle el propio Galiano y que también habría hecho en su momento Frampton con sus nociones de regionalismo crítico o de retaguardias. No me interesa aquí discutir la antinomia Ortega-Unamuno ni menos las definiciones de Galiano o Frampton sino constatar que se ha vuelto a poner un foco sobre el retraso, la resistencia, el anacronismo o los límites de las provincias culturales. Qué significa todo esto: crisis creativa central, nueva operación de marketing, neocolonialismo? Si analizamos dicha revista veremos que alli se escogieron una docena de casos ilustrativos de tales escenas de resistencia. Pero héte aquí que, salvo ignotos (para mi) referentes africano, hindú, canadiense y oriental, el restante 66% de quiénes representarían aquel mundo limitado lo integran cultores suficien-

2

Arquitectura Viva, 120, Madrid, s/f, 2008.

temente conocidos e integrados por la via de la promoción, al sistema mundial (Zumthor, Lacaton&Vassal, RCR, Joy, Jiménez, Mendes da Rocha, Murcutt, Cruz Ovalle). Una primera muestra de lo que se valora de esos referentes es su materialidad al estar mostrados cada uno con un cuadradito que fotografia un trozo de la fachada de sus edificios representativos. Se trata de manifestaciones anti high-tech, manipulaciones artesanales y opuestas al infladísimo tema de las paredes colgadas. En el caso de Zumthor directamente se presenta la capilla privada Bruder que está pensada y hecha a la manera medieval (con maestros carpinteros, cerrajeros, etc.). Lo tradicional y arcaico está puesto del lado del aporte de estas referencias marginales; también está puesto alli en evidencia que esas destrezas están muy lejos de formar parte del universo productivo y simbólico popular y pertenecen mas bien a la esfera de la etnografía y por tanto suelen ser facturas muy caras, lujosas y elitistas. Todo bien, pero aquí me parece que hay otras pinceladas sobre la crisis: recaptura central del mundo periférico, montaje de un marketing expresivo de ese mundo (algo que también están haciendo los curadores de arte), direccionamiento del interés proyectual marginal hacia objetos investidos de modos de producción de alta calidad artesanal y lujosos en sus materialidades, etc.? Estas pinceladas revelan tópicos o manifestaciones de crisis allá (hay algún agotamiento de creatividad, el ecuménico minimalismo los atosigó, en ese lenguaje todos los gatos son pardos?) y acá (qué hacer y para quién, hay que hacer un tecno-folk elitista y conservador, no hay mas margen que la sofisticación artesanal-tradicional?). Aquí vendría el segmento de este ensayo que trata de tematizar sobre la crisis, vista desde nuestro sur, o sea mundo dado vuelta a la manera de don Torres García. Y aquí viene el planteo del subtítulo de este texto: estamos atravesando una crisis


de modelos de productividad y mas que indagar sobre como restaurar esas fases de funcionalidad capitalista se trata de oponerle otra dimensión, lo que enunciamos como imaginación crítica3. Es decir, al momento creo que no se trata de inventar otra productividad sino adoptar, como instancia de eso que empieza a llamarse capitalismo cognitivo, una postura tensada hacia la generación de pensamiento ya que seguramente como otras veces, las renovaciones productivas solo se apoyan en plataformas teóricas, a menudo eso que se llamaron utopías. Hay tres campos, un tanto difusos, que aportan experiencias de pensamiento y prácticas alternativas sobre los que valdría la pena reflexionar no como disciplinas regenerativas sino como metodologías de articulación pensamiento/acción. El primero es el del que llamaré, a falta de mejor denominación, activismo urbano y que arranca modernamente con la International Situacioniste y las tareas de Guy Debord, tanto las psicoderivas y sus nuevas proposiciones cartográficas urbanas como su crítica a la sociedad espectacularizada. De allí derivaría un cauce diversificado que aúna aciones de los movimientos globalifóbicos, prácticas de street-art-terrorism (desde Matta-Clark hasta Bansky o Shepard Fairey y también quizá el mediatizado hip-hop Basquiat, mártir de sus propios excesos) hasta episodios ligados al urbanismo furtivo (por ejemplo en el andaluz Santiago Cirugeda). El segundo anida en los vastos dominios del concept-art, deriva mas o menos reciente de cauces tales como el land-art, el laborario Stalker (homenaje al homónimo film de Tarkovski) y los wallscapes de Francesco Careri o las innumerables acciones de artistas (Richard Long, Walter de Maria, Robert Smithson o Sol LeWitt). El tercero sería lo que deviene grosso modo del análisis territorial, el desarrollo de acciones extensivas del paisajismo, los registros de las cartografías de layers (cuyo primer eslabón quizá lo puso Ian McHarg), la ecología del paisaje (la teoría de los mosaicos de Richard Forman, por ejemplo), la concepción y modelado de los llamados observatorios ambientales o las platafomas sustentables (scoreboards), los proyectos de contexto propios de la noción de paisaje operativo, (en lugar de proyectar al modo contextual), etc. Desde esas canteras que ligan intereses urbanísticos con planteos artístico-políticos creo que se puede diversificar la noción moderna-posmoderna de arquitectura y reenfocarla como un terreno cuyo atributo analítico-proyectual puede ser poderoso para entender y rencauzar la crisis en sus diversas facetas. Creo que en ese sentido la arquitectura puede fructificar mas en esos cruces que en las remanidas jeremiadas multidisciplinares en que se pretende maridarla con campos demasiado formales del conocimiento científico, a menudo excesivamente abstractos como la sociología, la economía o la politología. En base a ese posible recambio conceptual de un pensar/hacer arquitectura en grado diferencial, uno podría volver a preguntarse qué hacer en una escena de crisis (ese fue el título de uno de los libros de Lenin mas precisos en materia de metodología política) y allí se me ocurre plantear una especie de axioma quizá tan teórico como práctico, que me vuelve o instala en la noción del título de este ensayo: ocupar intersticios en la ciudad porosa. Tema que por empezar ya trató Marcelo Danza en sus inquientantes escritos que vincula a Matta Clak con la idea de ciudad clandestina del Movimiento Tupamaro4. Alli se devela como esa organización disintiendo con el guevarismo consideró que en Uruguay lo mas poroso (lo que mejor podía encubrir un espacio de la clandestinidad) era la ciudad y por tanto se impuso ocupar algunos de sus intersticios. Sin entrar a una discusión sobre la oportunidad/conveniencia de esa modalidad de articular espacio y política lo cierto es que habría todo un espacio negativo (los agujeros de un queso gruyére) para activar, pero también se trataría de otras activaciones intersticiales por caso, en la economía porosa – lo que José Coraggio formuló como campo de la economía popular -, en la cultura porosa – aquello que promovieron desde Debord hasta las performances de Helio Oiticica – y en la vida social de la sociedad porosa – eso que ahora empieza a ser leído microsociológicamente, por ejemplo en las teorías de lo social como discursividad (Lühman, Habermas) o en el modelo TAR (teoría del actor-red) desarrollada por Bruno Latour5.

3

Recordemos que uno de los dos frustrados proyectos de revistas motorizados por Walter Benjamín – éste junto a Bertold Brecht- se llamaba Crisis y Crítica (Krise und Kritik) y pretendía hacia 1931 discutir la articulación entre ideología marxista y las nuevas técnicas artísticas, abriendo un campo de adaptación crítico-productiva (ligado al enfoque benjaminiano visible en su ensayo El artista como productor) pero también un campo anti-productivo, analítico, regenerativo (que se podría vincular con proposiciones de otro ensayo, El arte en la era de la reproducibilidad técnica). Un tratamiento del proyecto K&K puede leerse en Wizisla,E., Benjamín y Brecha.Historia de una amistad, Editorial Paidós, Buenos Aires, 2007.

4

Danza,M, Urbanismo ortodoxo–Urbanismo cínico. Política, cinismo y supervivencia en la naturaleza urbana, ensayo en revista X,2, Mar del Plata, otoño 2009.

5

Latour, B., Reensamblar lo social. Una introducción a la teoría del actor-red, Editorial Manantial, Buenos Aires, 2008.

Toda la posible actividad que podría emerger de la activación de intersticios existentes en entidades porosas da curso a una primera actividad que podría entenderse como exclusiva del saber proyectual y que consitiría en el territorio de las invenciones programáticas, es decir el tanteo de relacionamientos entre lo social y espacial a partir de ciertas clases de especificaciones (topológicas, funcionales, legales, simbólicas, etc.). Un espectro de actividad proyectual que fuera por caso, reconocido por Cedric Price6 o Reyner Banham y también a su manera por Maas y Koolhaas y que estaba en el corazón de las preocupaciones teóricas de los chilenos Juan Borchers7 e Isidro Suárez8. Estas operaciones vinculadas con la reaparición de un rol observante del sujeto proyectista (re-aparición porque ya existió tal rol – aunque en otras dimensiones poéticas – por ejemplo en Baudelaire, sabia y abiertamente decodificado por Benjamín en el Libro de los Pasajes9) deben relacionarse, según creo, con el esquema triádico de trabajar agujeros, saturar intersticios en la triple dimensión espacial (rellenar ciudad), cultural (activar productos y servicios en el nuevo terreno del capitalismo cognitivo y en lo posible – todavía con Adorno- fugar del rígido estatuto de la mercancía) y social (ingresar a dimensiones micropolíticas de la vida colectiva con la herramienta pre-proyectual de la programación). En esta última instancia – que a mi juicio, para los pretendidos intelectuales del trabajo arquitectónico, implica un espectro formativo o re-formativo – sólo cabe efectuar un comentario de algunas exploraciones pos-sociológicas, si cabe el término, que creo extremadamente sugestivas para entender/actuar nuestra crisis. En primer término quería hacer una referencia al libro Micropolítica10, que es una recopilación que la psicoanalista y activista social Suely Rolnik hace de un célebre viaje que Félix Guattari hizo al Brasil en 1985, que sirvió para desplegar su aparato teórico en un análisis micropolítico que abre perspectivas sobre minorías, movimientos sociales (incluído el entonces incipiente trabalhisme) y situaciones de conflicto-reactivación social: es un libro optimista, que confia en la redención social por la via de la movilización rizomática anárquica, que anticipa mucho de lo que sucedería en Argentina en el verano 2001-2 y que escenifica campos de posible proyectualidad alternativa en el sentido que los movimientos y síntomas sociales que describe necesitan y/o transforman el espacio. En segundo lugar me gustaría aludir al último texto conocido de Bruno Latour -Reensamblar lo social11– que aborda este campo luego de muchos escritos acerca de una antropología de la relación entre ciencia y naturaleza, background aparentemente hiperformalizado (que sin embargo Latour desmembra al proponer su noción de híbrido según la cuál hoy ya no existen objetos naturales ni culturales puros sino distintas instancias de mezcla o la idea de la múltiple articulación moderna entre entes humanos y no-humanos). Estos escritos desestructuran las ideas abstractas de la sociología de cuño decimonónico y proponen otras formas de observación de la complejidad de la vida social moderna en donde también nos sirve tal mirada para reconocer situaciones-magmas, agujeros activables, flujos de des y re-territorialización y sobre todo, de cara a nuestro campo, el rol activo de los objetos, que se describen no como receptáculos inertes de aciones de actores sino como otra clase de actores. De la página 117 sacamos una cita que podría verse como un atractivo esquema reflexivo para una proyectación en-carnada o pos-abstracta: Una vez construído, el muro de ladrillos no dice una palabra, aunqu el grupo de obreros puede seguir hablando y pueden proliferar los graffiti en su superficie. Una vez llenados los cuestionarios impresos quedn en los archivos desconectados de las intenciones humanas hasta que algún historiador los vuelve a la vida. Los objetos, por la naturaleza misma de sus conexiones con los humanos, pasan rápidamente de ser mediadores a ser intermediarios y valen como uno o nada, sin importar lo complicado que puedan ser internamente. Es por eso que hay que inventar trucos específicos para hacerlos hablar, es decir, hacerlos ofrecer descripciones de si mismos, producir guiones de lo que hacen hacer a otros, humanos o no-humanos.

6

Price,C., The Square Book , Edición Wiley-Academy , Londres, 2003; Price,C., Re:CP, Edición Birkhäuser , Zürich, 2003; Hardingham,S., Cedric Price: Opera, Edición WileyAcademy , Londres, 2003 y Mathews,S.,From Agit-prop to Free Space: The Architecture of Cedric Price, Black Dog Publishing, Londres, 2007.

7

Borchers, J., Institución Arquitectónica, Ed. Andrés Bello, Santiago, 1968; Borchers, J., Meta arquitectura, Mathesis ediciones, Santiago, 1975.

8

Suárez, I., Organización Filosofía y Lógica de la Programación Arquitectural, Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, acceso digital.

9

Benjamín, W., Libro de los Pasajes, Editorial Akal, Madrid, 2005.

10

Guatari, F.-Rolnik,S., Micropolítica. Cartografías del deseo, Editorial Tinta Limón, Buenos Aires, 2003. Este libro es como una bitácora de un viaje político-pedagógico de Guattari al Brasil de los 80 de mas de un mes pero también puede verse como un descenso a la práctica y a una verificación in situ de muchos de los conceptos teóricos que Guattari desarrolló en su libro Cartografías esquizoanalíticas, Editorial Manantial, Buenos Aires, 1989, que dicho sea de paso, tiene un capítulo referido a la arquitectura, recartografiada desde la perspectiva guattariana.

11

Latour, B., Reensamblar lo social. Una introducción a la teoría del actor-red, Editorial Manantial, Buenos Aires, 2008.

Por último, completando una mínima excursión a territorios de novedades conceptuales para entender esta sociedad fracturada (y que por tanto resulta porosa aunque quebrada en fragmentos fronterizados entre sí) es interesante el libro Generación post-alfa12, de Franco Berardi, conocido como Bifo, un intelectual italiano muy comprometido en movilizaciones socio-políticas y uno de los referentes, junto a Negri, Virno o Lazzarato, de la posizquierda. Este libro – colección de artículos diseminados en múltiples medios – se centra en una crítica a la flexibilidad, que se reconoce como atributo esencial de esta etapa capitalista, culpable según Bifo del progresivo proceso de des-calificación social de una parte sustantiva de la población mundial. Pero a la vez Berardi indica como problema, la inviabilidad de modelos no-flexibles con lo que habría que buscar una flexibilidad proactiva a la calidad social creciente y no al revés y eso debería ser a la vez, un marco ideológico de un nuevo progresismo y un marco operacional de nueva programación proyectual, meditando por ejemplo, sobre los efectos de la deslocalización y la logística. Sobre la flexibilidad – y la ambivalencia de efectos psicosociales que instaura – son interesantes los varios escritos de Brian Holmes, sobre todo el llamado La personalidad flexible13 que se propone considerar el impacto mas bien psicohistórico de esta fase de capitalismo fuera de sus efectos sociales devastadores. Holmes asume que se ha llegado a una fase caracterizada por el imperio de las networks con 5 rasgos dominantes: [1] la desestructuración de las jerarquías del modo de producción fordista, [2] el auge de comportamientos desplanificados, espontaneístas o tácticos, [3] el despliegue de figuras de movilidad extensiva y la licuación de las fronteras físico-geográficas, [4] la estandardización del mundo productivo (que no excluye la posibilidad del incremento de múltiples pequeñas series o de objetos a medida, pero siempre según una programación del productor) y [5] la estimulación del deseo mas allá (o inclusive a merced de) la necesidad. Estas circunstancias redefinen el mundo social y asi, sobre el fondo de una masa brutalmente marginalizada, emerge la figura del networker que es a la vez y sobre todo, un prosumidor (un productor hiperprogramado enredado en la red de incentivar la oferta incesante siendo él mismo un laboratorio vivo de deseo de consumo). Holmes inserta este análisis coincidiendo con la lectura evolutiva del capitalismo que el importante estudio de Luc Boltanski y Eve Chiapello14 hacen centrando el objetivo de la acumulación como factor central de esa evolución. En ese estudio se analizan sucesivamente las eras u ondas históricas en que el capitalismo avanza en orden a su compulsión por la acumulación que hace que absorba, procese y desactive las críticas que se le hacen. Las críticas, dicen Boltanski-Chiapello, son de dos clases: las sociales (que son críticas a las situaciones de explotación que suscita tal desarrollo capitalista) y las artísticas (que son críticas a las condiciones de alienación que se van sucediendo). Lo notable, advierte Holmes en el análisis de este libro, que el capitalismo parece ser la única o primera formación socio-productiva histórica que absorbe y a la vez neutraliza, las críticas que van surgiendo y esa es la condición a la vez de su supervivencia cuanto de su mutabilidad. Volviendo a Bifo, otro rasgo negativo de lo que llama semiocapitalismo – fase actual del capitalismo – es como esta fase ha incrementado la velocidad de los intercambios y la aceleración de las inercias semióticas con el resultado de una virtual licuación-disolución del capital simbólico. Este proceso – de orden socio-económico – es concomitante de otro proceso – mas bien socio-psíquico – que lo designa prozac-economy (en referencia a la masificación del uso de tal antidepresivo) y que mediante una programación neuronal activa una falsa euforización capaz de permitir cierta con-vivencia con dicha inestabilidad semiótica. Por tanto, Berardi , parafraseando el dicho de DeleuzeGuattari en Mil Mesetas – el inconsciente no es un teatro sino una fábrica – concluye afirmando que el imaginario (en tanto soporte de la vida colectiva, en especial la urbana y metropolitana) no es un teatro sino un laboratorio y por tanto las situaciones no hay que meramente percibirlas/describirlas sino actuarlas (eso sería el eje de una nueva dimensión crítica y también agrego, una plataforma proyectual). Para concluir bajando a una pocas posibles referencias a prácticas proyectuales mas o menos cercanas interesadas en algunos aspectos de los comentarios precedentes – pero sin ánimo de cargar a estos indicios de ningun atributo de ejemplariedad – se podría hacer algunos comentarios seguramente sesgados puesto

12

Berardi, F.(Bifo), Generación post-alfa. Patologías e imaginarios en el semiocapitalismo, Editorial Tinta Limón, Buenos Aires, 2007.

13

Holmes, B., La personalidad flexible, 2004, disponible en la página web caosmosis. acracia.net

14

Boltanski,L.-Chiapello, E., El nuevo espíritu del capitalismo, Editorial Akal, Madrid, 1999.


que deben haber muchos procesos sugestivos pero que no conocemos o de los que estamos des-informados. Los trabajos de Ariel Jacubovich en campos proyectuales que podrían verse como aprovechamiento de oportunidades border – siguiendo quizá una senda des-profesionalizada en el sentido de Illich, visible en trabajos de Carlos Levinton o de Rodolfo Livingstone que aún en su situación diversa pero en ambos casos, marginal al núcleo institucional de la arquitectura – indagan en la utilización de ciertas tecnologías sociales para desplegar una potencia teórico-crítica saturando pequeños huecos del magma urbano con intervenciones densas. La casa Isabella en Villa Crespo (2000), que Jacubovich formula como intervento fantasmático (es una casa de los año 30 remodelada a la manera morisca en los 70: la noción de fantasma Jacubovih no la refiere al uso que le dan por ejemplo Derrida o Jameson, sino aludiendo a la memoria neurológica que el cuerpo tiene respecto de un órgano perdido) que se maneja con muchas alusiones a los trabajos de Matta Clark pero en este caso para descubir y rehabilitar unas trazas – mediante una serie de operaciones quirúrgico-geométricas- que establezcan un hábitat actual pero con elementos reminiscentes de la densidad de huellas de la construcción prexistente, nada en si para considerar del orden de lo patrimonial sino mas bien en la marcación de actuaciones (algunas quizá hasta del orden banal

de lo kistch) que espesan una experiencia de espacio mas allá de la abstracción silenciosa de lo lingüísticamente nuevo. Se abre aquí por cierto, una consideración posible acerca del abismo que existiría entre la experiencia estética del diseñador autorreferenciado (que como Pawson o Siza puede degustar lo minimal) y la experiencia vital del habitante, incluso el habitante culto que entre nosotros suele estar atravesado del síndrome del palimpsesto neobarroco. Qué proyectamos entonces y para qué destinatario? Por cierto estos trabajos son bastante difíciles de publicar15…sería mejor filmarlos o hablarlos (relean la cita de Latour mas arriba). Otro es el caso de los designers que hacen investigación antropológica simultánea, previa o condicionante de sus actividades proyectuales como es visible aun en un espectro amplio de intenciones en Diana Cabeza, los hermanos Estebecorena, Martin Churba, o el grupo Rapoport-Sabattini, de Bariloche. Ellos investigan nichos en modos existentes de pensar/usar universos objetuales cotidianos y los articulan con la re-presentación de productos que emergentes de su trabajo proyectual, se insertan en el mercado, ofrecidos por ellos como pequeñas pyme´s o respondiendo a encargos.

15

Jacubovich, A., Obras&Escritos, en X1, Mar del Plata, Octubre, 2008.16 a77 (Diéguez+Gilardi), Obras&Escritos, en X2, Mar del Plata, Otoño 2009.

Y la tercera y última referencia alude al grupo a7716 (Gustavo Diéguez y Lucas Gilardi) que recogiendo alusiones a experiencias sociales – tales como las tácticas de apropiación furtiva de ciudad de los okupas – han ido desarrollando unos artefactos actuables basados en la potencia simbólica del life cycle como sus performances Plug-in (un rearmado del material que surge de contenedores de madera para generar distintos eventos espaciales efímeros) o Digestorium (que refiere a un módulo de reciclado de residuos metabólicos que emblemáticamente sirva además, como componente formativo de una suerte de espacio colectivo de representación y discusión). Trabajos a caballo de arte y funcionalidad, de arquitectura y objetología, de materialidad y reuso de desechos, pero cuya finalidad es equivalente a la producción discursiva crítica que suele utilizar el arte conceptual contemporáneo en su dimensión de mayor lucidez política. Cerrando ahora si este ensayo, una frase-resumen del propósito básico de esta reflexión, presentada mas como base o apertura de discusión que como caso cerrado. Descubrir, describir, ocupar los intersticios de la porosidad: y esos tres verbos juntos, incluirlos en una redefinición de la acción de proyectar y situarlos en la entidad de proyecto.


mapeo 5.6

TALLER DANZA facultad de arquitectura. uniiver un iversida ida d d de la república bvarr. ar arttigas 1031. cp.11200. montevid deo.urugu guay ay. tel. + +5 598 400 11 598 106 fax. + fa +59 5 8 2 40 400 0 60 6063 6 63 www.farq rq.edu ed .uy/tallerdanza mape mape p o ess unaa pu p bliccac ació ió ón sin finess de si d lucro, ed edit itaada y produccid da de d sdee el ttal alle ler da dan nza nza y la usi sina dee arrq qu uit itectu ura. se agrad adec ece ce citar la p oceden pr enci ciaa y auto ci tore ress en re e caso so de reprrodu ucci c ón to otal otal o parcial de esta ed edic ició ió ón. n. revistamapeo o@gma mailil.com com o di cció direcc ión: n:: m maarcelo d dan anzza an sent se n ido: marrce c lo dan nza a & migu uel fasccio oli edicción: m ed mig igu ig uel fa asc scio i li io dise di seño edito ori rial a: joséé d josé dee lo os san nt > ntos se erg rgio io rod odrí rígu gueez ccola labraron en este num umerro andr an drés é jaque (madrid) arie ar iell ja jacu cubo b vich h ((bu buenos os air ires) fran fr ancesco ca care reri ri (ro roma ma)) allej ejaandr dro o co c hen n (ccór ó do doba)) roberto fe fern rnan ande nde d z (la pl plat ata ta) colectivo basura ama m ((ma madr ma drid id) escuela de arquitectur u a dee la universidad de talca traduc ucción ónes es:: br brun u o di g ov gi o anna nant nton tonio io, nich hol olas a cciibille as co orr rrec ección: na nata talia oliver era, a, lucía b lu bo ogl gliiacc ccin ni agr decimien agra de nto toss: david ha dav harv rvey ey, go od bo bob b, b, irina bran ir ance cesc s u, pabl pa b o brugnolili, ecosistema bl ma urrba bano no,, em emilillio n nis isivoc occcia cia, lucía fe lu ern rnan a de an d z, fed eder eric er ico parr pa rra, a ana lau ura g goñi, mart ma rtes rt es:: germ es rmán án tto orto ora ay laura nuñe la ñez, z ffelip pe ri rida d o, all da prrim imer e piso dee eesc er scenario, al eq qui uipo po de ma anos nosanta sa a gr grááfi áfica editoria ed al por po or lo los espa paci cios os.. lass im mág genes es que se muestraan een n es e te e núm úmer ero o fu uer eron on su uministr trad adas por los au uto ore ress dee llos oss aart artículos rtíc ículoss.

EQUIPO DEL TALLER acosta, laura apolo juan carlos arbelo, alexis artecona, ines ayerra, fabio azadian, miguel baptista, alejandro barreto, sergio bertiz eduardo bogliaccini, lucia bogliaccini, luis bustillo gonzalo cabrera, virginia calzavara, pedro caorsi, juan capandeguy diego castaings, marcos cayon, alvaro cobas, martin danza, marcelo delgado, martín di giovannantonio, bruno dutine, hugo fascioli, miguel flora horacio fontana juan josé gastambide, federico gobba, andres goñi, ana laura guiponi, marcos lagomarsino, walter magnone emilio magnone, ricardo mateo, lucas minicelli, bruno miguez, diego monteiro, cecilia monteagudo, roberto monteverde, bernardo monzillo, paola newton nicolas nisivoccia, emilio nudelman, jorge olivera natalia parra, federico pereda, alfredo pereiro, carolina perez, diego pronczuk, martin redin, gonzalo richero, andres rebosio nicolas reyno felipe roquero, pablo saettone, santiago santurio, paola sprechmann, thomas staricco marcelo trias, macarena tuset, jorge varela, claudio villemur, ximena


mapeo 5.6

revista mapeo  

mapeo es una publicación semestral producida desde la usina de arquitectura y el taller danza de la facultad de arquitectura de la universid...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you