Page 1


EDITORIAL H

ace varios años tuve la suerte de conocer a Manuel Cochón, quiero en algunas líneas, cosa harto dificil, tratar de representar la figura de “Manolo”. Se que coincidiré con las aportaciones que muchos de vosotros habeis hecho sobre su persona, pero con ello todos constataremos que “Manolo” era así.

Empiezo a escribir...En mi cabeza se aglutinan miles de recuerdos sobre su persona. La primera vez que coincidimos en una cancha fue en una convocatoria del Club, sería en el Forus algún viernes por la tarde en el que nos reuníamos algunos socios a jugar unas “pachanguitas”, la suerte quiso que en sorteo de palas me emparejara con Manolo, Cierto es que al principio no fue de mi agrado el compañero, pues aunque no habíamos coincidido de pareja si que habíamos jugado en pistas contíguas en muchas ocasiones, y el concepto que tenía de Manolo era el de una persona más bien seria, inconformista, un poco creido y algo pedante. Empecé el partido, bastante cohibido. No encontré en mi compañero todas las incomodidades que en un principio esperaba hallar en él, descubrí una persona comprensiva en mis imnumerables fallos, me aconsejó en mis errores de colocación y animó para tratar de alcanzar bolas que mi mente paraba a la hora de intentar contactarlas con mi pala. Recuerdo que al término del partido, poco antes de dirigirnos a tomar la merecida cervecita de final de jornada me dijo Manolo: “Lo más importante de ésto es que salgas contento contigo mismo, mírate la camiseta y comprueba el sudor que tienes... Si está empapada es porque has dado todo lo que tu persona puede dar”. En las coincidencias que mantuvimos en las convocatorias del Club, notaba que tanto él como yo agradecíamos que el azar, no siempre, nos emparejara. Oía en mis carreras hacía las bolas, que antes no llegaba, el aliento de Manolo...” Correo Miguel, que llegas”. Sentía sus palabras de consuelo cuando, frecuentemente, fallaba golpes claros. Su mirada chocaba contra mi y creía interpretar como en ella me decía... “No te preocupes, la próxima seguro que lo harás mejor”. Pero quizá los mejores momentos que he pasado con él no han sido en las pistas, sino en “las sobremesas”. Tras los partidos, refrescando los calores y sudores de un disputado partido, nos reuníamos en la terraza de la cafetería a tomar un refrigerio. 2

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


Su animada y amena conversación hacía que alguna vez recibiese bronca en casa, por parte de mi mujer, por el excesivo tiempo que había dedicado al padel. Las conversaciones que mantuve con él me indicaban que era una persona muy culta. No alardeaba de ese hecho sino que era capaz de bajar un peldaño para ponerse a la altura de su interlocutor. Recuerdo sus “cigarrillos”, como nos ahumaba, a todos los fumadores pasivos, con su particular tabaco. Otra característica de Manolo era el de no rechazar ningún partido. Jugaba tanto con rivales de nivel superior como con jugadores a los que tenía que “echar el freno” en su juego para estar a la altura de sus rivales. Pero lo que siempre estaba garantizado con él, era pasar un buen rato en la pista. Y... si querías escuchar sus comentarios hacer de los 90 minutos una “master class” sobre pádel. Éstas anécdotas e infinidad de consejos que durante los imnumerables coincidenciasque durante los años que tuve la suerte de coincidir con Manolo, por las difrentes pistas, son los que han hecho en mí, aunque esté mal que sea yo el que haga esta aseveración, una buena persona en el juego del pádel. No seré un gran jugador... pero lo que si puedo asegurar es que siempre en las canchas doy todo lo que puedo, y eso se lo debo a Manuel Cochón. Hace un año que Manolo no está con nosotros. El Club ha querido este día 23 de abril rendirle un merecido homenaje, para ello montó este evento al que mayoritariamente todos los soci@s han participado. La afluencia de amig@s fue tal que el Club tuvo que reservar todas las pistas de los centros deportivos de la carretera de Humanes (Nogal Padel y “La Pecera”. Tod@s pasamos una excelente jornada jugando al pádel y recordando la figura de nuestro compañero Manolo.

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

3


Con Manuel Cochón jugué varios partidos El

mixtos.

recuerdo

que

ALBUM DE RE

guardo de él es el de un hombre muy Aconsejaba

e

alegre

que

infundía

respeto.

instruia

a

sus

compañer@s en las incidencias del juego que no se hacían correctamente. Una cosa que recuerdo que siempre recriminaba es la forma en que se debía de dar las bolas al sacador. Siempre quería recibir éstas a la mano. No admitía y echaba grandes regañinas por el hecho de dar las bolas dándole una patada con el pie. Desde aquella “regañina” siempre doy a mi compañero las bolas a la mano.

6

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


ECUERDOS

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

7


Así era Manolo recuerdo un partido que íbamos ganando 8—0 y Manolo me seguía dando me la bronca y otra cosa de Manolo te daba la bronca si no le echabas las bolas ala mano era Manolo era así con sus cosas buenas y malas…

8

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

9


10

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

11


Equipos de futbol sala que se proclamó varios años campeón del campeonato del Ministerio de Defensa.

12

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


“Manolo”era seleccionado, prácticamente

todos

los

años, para representar al equipo del Ministerio en sus enfrentamientos con el resto de Ejército.

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

13


EL DÍA MÁS TRIST MANUEL ANDRÉS COCHÓN BELLÓN Manolo para los amigos y creo que todos le llamábamos Manolo. Hace cinco años descubrí este deporte, hace cinco años un individuo elegante donde los haya nos enseñaba a dar los primeros pasas en este deporte. La primera impresión era la de un tipo duro, soberbio y con mal genio (a cuantos nos habrá cabreado en las pistas) pero solo había que tomarse una cerveza con él, pasar un rato de charla y entonces se descubría al verdadero Manolo, esa persona cercana, afable, amigo de sus amigos, cariñoso con los que le querían, recto como buen militar, orgulloso de su tierra y de su gente. Manolo te decía las cosas a la cara sin rodeos, te daba un consejo y podías estar seguro que lo que te decía lo decía de todo corazón. Me acuerdo un día me cogió por el brazo con fuerza y me dijo: “Disfruta de la vida como lo hago yo.


TE DEL CLUB Cuanto más le conocía, más grande veía su corazón, siempre pendiente de su gente, de nuestra gente. Ese corazón que no le cabía en si, decidió que era el momento de separarnos, puso final al Manolo en vida, pero lo que no podrá nunca es separar a ese gallego de la familia del club. Estará siempre con nosotros como José Luis Ramos. Manolo era Manolo, sabías que podías contar con él, le encantaba jugar al pádel,disfrutaba con cualquiera y contra cualquiera, ahora como perdiese sabias que tendrías la revancha asegurada. Que cabreos se pillaba en la pista. Su elegancia la transmitía por los cuatro costados, te decía cuenta conmigo yo juego donde sea y cuando sea, su compromiso con el club era firme, siempre supuesto a participar en los eventos del club, no se perdía uno. Pero me hubiese gustado que el último se lo hubiese perdido. No sabemos si el destino le hubiese aplazado el viaje pero por lo menos nos podría haber avisado de alguna manera. Que nuestro Manolo tenía problemas y gustosamente cualquiera de nosotros hubiese devuelto ese maldito billete de ida sin retorno. El consuelo que nos queda, es: ninguno. Solo pensar que se fue haciendo lo que más le gustaba, disfrutar de sus amigos y jugar al pádel. Manolo, donde quieras que estés seguro que estarás jugando al pádel, fumando uno de tus cigarros con la elegancia con la que lo hacías. Te echamos de menos amigo.


El 23 de abril es una fecha que quedará siempre grabada en los corazones de los integrantes de la familia del Club de Pádel Fuenlabrada como el día que nos dejó nuestro compañero “Manolo”.A tal efecto este año que se cumplía un año del faltal desenlace queriamos todos despedirnos de nuestro amigo. El Club hizo una convocatoria a la que respondieron gran cantidad de socios, a tal efecto que se tuvieron que habilitar dos recintos para poder albergar a todos los que deseaban mostrar su reconocimiento a “Manolo” y darle el adios.

16

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


Una

parte

integrantes

de del

los

evento

quearon citados en “La Pecera” y los restantes en “Nogal padel”. Todos jugamos al deporte que más le gustaba a “Manolo”, el pádel” en cada golpe nos venía a la cabeza recuerdos de su persona, cuando nos recriminaba nuestra forma de jugar.

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

17


18

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

19


20

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

21


22

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

23


24

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


A las 19,30 nos reunimos tod@s en “Nogal” para, en una acto emotivo, hacer entrega a sus familiares de una placa conmemorativa del acto y comunicar a todos los presentes que se va a “bautizar”la pista 4, que habitualmente era dónde jugaba, de “Nogal” con el nombre de “Manuel Cochón”. Una gran tarde, el motivo era triste, pero todos estuvimos alegres pues sabíamos que, desde donde esté, nuestro amigo estaría disfrutando con todos nosotros.

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

25


26

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

27


28

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

29


30

ESPECIAL MANUEL COCHÓN

LA CANCHA DEL C.P.F.


ยกHasta siempre amigo...!

LA CANCHA DEL C.P.F.

ESPECIAL MANUEL COCHร“N

31


Especial Manuel Cochón  
Especial Manuel Cochón  

23 de abril 1º aniversario del fallecimiento de Manuel Cochón socio del Club de Pádel Fuenlabrada, con motivo de éste el Club organizó un ev...

Advertisement