Issuu on Google+

P R O H I B I D A S U V E N TA

SALVATORIANOS DICIEMBRE 2009 - ENERO 2010 # 391

: D A D I ! Z NAV A P E D E T N E U ยกF


P R O H I B I D A S U V E N TA

Editorial Punto de Encuentro ¿Cantarle al Niño Jesús?

SALVATORIANOS DICIEMBRE 2009 - ENERO 2010 # 391

Participar en la vida de Jesús.

Pág. #

Navidad y nuevas tecnologías Mi familia ha llegado La visita canónica Orar dos Veces Navidad: Luz que permanece… Eso serás, Efraín Familia Salvatoriana Misión Intercontinental Evangelizadora Salvatoriana (4) La Cocina de la Abuela Venezuela avanza hacia una cultura vocacional Si tan solo la valoraras

Del 18 de octubre al 2 de noviembre, la Familia Salvatoriana de Venezuela recibió al padre Andrés Urbanski, Superior General de la Sociedad del Divino Salvador, y a uno de sus consejeros, el padre Bronislaw Jakubiec, en lo que se conoce como “Visita Canónica”. La visita llenó de alegría a esta Familia, y la felicidad fue coronada con la bendición que hizo el padre General, mostrando el rosario que perteneció al padre Jordán.

Humor

Encuentros en la Red

Salvatorianos en el mundo: www.sds.org Salvatorianos en Venezuela www/salvatorianos.org.ve Movimiento Juvenil Gaviota: www.movimientogaviota.org

Nuestra Gente Director: P. Luis Munilla, SDS Subdirector: Dco. Efraín Corona, SDS C.N.P Nº 5.583 Diseño Gráfico: Iván Sosa

Dirección: Casa Parroquial, Calle La Guairita, Nº 16-16 Chuao Caracas 1061 Teléfono: 0212 992.02.86 Fax: 0212 991.06.23 E-mail: iglesiayvida@cantv.net

Revista fundada en 1971 Por el padre José Schevernels, SDS +

10

Pág. #

14

Pág. #

16

En este tiempo celebramos la fiesta más grande de la historia: el nacimiento de El Divino Salvador, del Niño Dios; del que trae luz a los ciegos, consuela a los tristes, se alegra con los alegres, sana a los enfermos; del que nació en un pesebre de paja muy humilde, en un establo junto a animales, en la ciudad de Belén, tierra de Judá. Una historia que permanece en la historia y hoy quiere permanecer en nuestras vidas. El día sábado 31 de octubre, en la Iglesia Santos Ángeles Custodios de Catia, Caracas, tuvo lugar la Ordenación Presbiteral de Efraín Corona, religioso Salvatoriano, quien toma esta decisión después de haber servido por anos como Hermano lego. Aquí se presenta un estrato de la homilía dada por monseñor Luis Tineo, Obispo Auxiliar de Caracas, durante la ceremonia.


“Navidad es la época del año en que se nos acaba el dinero antes que los amigos” - Larry Wilde


Testimonio Tengo 42 años. Me enamoré y tuve mi primer hijo cuando sólo tenía 19 años. Fue una experiencia tan fea que nunca más quise tener pareja. Me refugié mucho en mi hijo. Creo que nunca creí en Dios y mi vida fue muy amarga y difícil. Mi hijo tuvo suerte, ya que mis padres le dieron de todo. Yo fui una madre perfeccionista. Cuando me enteraba que algún joven tenía algún mal, yo me escandalizaba y decía: “Menos mal que mi hijo no es así”. Mi hijo, desde los 14 no quería estudiar. Siempre me reclamó que su padre se fuera. Fumaba droga. La gente me lo decía, pero yo nunca acepté esa realidad. Me cuesta admitirlo, pero es la realidad. Él nunca trabajó, sólo se divertía. Hace 4 años se inició mi calvario: mi hijo comenzó a enfermar y bajó de peso muy rápido. Para mí era anemia, era cualquier cosa menos Sida. Cuando me enteré en el hospital que sí era, yo me asusté y sentí un gran desprecio hacia mi hijo. Estaba condenado a morir, algo que me dolía, pero prefería negar la realidad. Ni se imaginan como intenté ocultarlo. Fue una guerra contra la vergüenza. La vida se me hizo insoportable: él con sus dolencias, yo con mi miedo. Luego él conoció, no sé como, a la Comunidad Virgen del Carmen. Sólo sé que un día salió de casa muy afligido. Luego de 3 horas regresó muy animado. Inclusive, al día siguiente se bañó, lavó ropa y volvió a salir. Volvía con medicinas, traía víveres y se veía alegre. No me atrevía a decirle nada. Una vez, caminando con mi mamá y mis hermanas por la calle, vimos en una televisión a mi hijo diciendo a todo el mundo: “Tengo sida y soy feliz”. Mi mamá casi se muere con la noticia. Yo grité de dolor... Cuando llegamos a casa todos llorábamos a gritos. Mi hijo llegó muy tranquilo con un lazo rojo. Yo no sabía qué hacer. Le reclamé. Él me dijo que ya no tenía miedo y mucho menos vergüenza. “No soy el único que tiene Sida”, me dijo. “Vamos hoy a misa y verás”. Toda la familia decidió ir al templo... La iglesia estaba a oscuras. En la entrada repartían lazos rojos y velas. Luego de varios minutos, el padre invitó a los familiares cuyos seres queridos habían muerto a prender sus velas. Mucha gente las prendió. Luego invitó a los familiares de los VIH vivos a prender su vela, y fueron muchos más, entre ellas mi mamá y mis hermanas. Creo que yo fui la única soberbia que no lo hizo. Mi hijo dio su testimonio ante todos. Decía que Dios le amaba mucho y que había conocido la felicidad gracias al Sida, y la gente aplaudía. Yo sólo lloraba. Me pidió perdón por la vida errónea que llevó. Ese día sentí que Dios me hablaba y pedía amor. Cuando el Sida finalmente venció, cuando ya agonizaba mi hijo, recuerdo sus ojos de alegría, pues decía que estaba viendo a su adorada la Virgen del Carmen. “No llores”, me decía, “reza tres Ave Marías por mí”. ¡Qué Dios bendiga a la Comunidad Virgen del Carmen de Chimbote, Perú! Aleyda - Perú

Lo certifico Probablemente no es mucho lo que hemos compartido, más allá del contacto que tuvimos en el Orfeón. Reconozco que nunca he sido muy bueno para "cultivar" mis amistades, precisamente por el escaso contacto en la mayoría de los casos. Pero en este momento tan especial en tu vida no puedo dejar de expresarte, además de mi afecto, mi más profunda admiración y reconocimiento por ser quien eres y cómo eres. Nunca he tenido una memoria prodigiosa. Pero sí recuerdo tus palabras cuando te convertiste en el Hermano Efraín: "Esta es una fe nueva que es vieja". Desde niño he conocido curas y monjas. A muchos de ellos y ellas les guardo especial afecto. Y, como católico, siempre he profesado respeto y consideración a todos los religiosos de la Iglesia. Pero es primera vez que tengo el privilegio de ser testigo de ese proceso de conversión que los transforma de simples mortales y les otorga esa especial condición de religioso. Y lo que más me produce admiración es, precisamente, eso: que te he conocido como un buen compañero orfeonista y un excelente profesional del periodismo, pero que, poco a poco, Dios te ha dado la confianza y la fe para "dejar todo y seguirlo", con todas sus implicaciones. "Esta es una fe nueva que es vieja". ¡Claro! Siempre estuvo allí. Esperando a que la descubrieras, a que la encontraras. Y tal vez me toca mucho esa frase, porque resuena en mi vida: Esperando a reencontrar mi fe. Nunca había llorado tanto en un evento, incluso de mi familia. Y es que tu fiesta del sábado ha sido una experiencia total para mí. Una inmensa alegría por ti, por saberte "encontrado" en tu camino; por la Iglesia, por la adición de un nuevo y magnífico religioso, y por nosotros, el pueblo llano, que tenemos la oportunidad de conocerte y a través de ti a Dios y a Jesús. Uno siempre trata de buscarle la lógica a las cosas... Y aunque no siempre la consigue, a veces no podemos menos que sorprendernos al ver cómo ocurren los acontecimientos. Que seas comunicador social no es coincidencia: Dios quiere a alguien en su Iglesia que tenga esas dos habilidades fundamentales: saber percibir (ver y escuchar) y saber expresar (hablar y escribir). Eso es comunicar. Que hayas sido cantante en el Orfeón tampoco es coincidencia: que puedas dirigirte a un gran grupo de gente para que, atentamente, éstos escuchen el mensaje que vas a anunciar. Y, además, ¡con una clara, poderosa y afinada voz! Y tampoco es coincidencia que el solo que hiciste en el Orfeón haya sido, justamente La Oración del Labriego: "Señor, tú que has creado las aguas de los ríos y a los prados les diste el verdor que se ve, no niegues al labriego el divino rocío que cae cada noche y alegra nuestro ser". Y he aquí que tu oración ha sido escuchada. Tú y yo y quienes estuvimos el sábado y quienes te han tenido cerca todos estos años hemos recibido, a través de ti, ese divino rocío para alegrar nuestra vida, viendo florecer nuestra campiña. Dicen que Dios escribe derecho sobre líneas torcidas. (Lo certifico). Felicitaciones y gracias, muchas gracias por tocar nuestras vidas, Padre Efraín. Noel Rebolledo – Caracas

BINGO FAMILIAR

La Parroquia San Luis Gonzaga de Chuao le invita a disfrutar con nosotros del Bingo Familiar que organizamos cada primer Jueves de mes. Esta actividad tiene como fin recaudar fondos para nuestras casas de formación de futuros sacerdotes venezolanos en nuestra Sociedad del Divino Salvador. La entrada es gratis. El costo de un cartón es Bs. 5,00.-, y le da derecho a 8 juegos. Comenzamos a las 7:30 p.m., y termina a las 10:00 p.m. Antes del Bingo hay venta de buena comida casera. Regularmente también tenemos una hermosa rifa. ¡MUCHAS GRACIAS! Para cualquier colaboración con comida o premios, favor comunicarse con la Parroquia San Luis Gonzaga. Teléfono: 992.02.86


Orlando J. Chacón M. (*)

¿CANTARLE AL NIÑO JESÚS?

Y

a tenemos a la vista el mes de diciembre y el calendario litúrgico nos ubica en el Tiempo de Adviento y en el Tiempo de Navidad. El Adviento es un período de cuatro semanas antes de la Navidad, durante el cual los cristianos preparan su corazón para esperar y celebrar la triple venida de nuestro Salvador Jesucristo: Jesús el que vino (nacido de la Virgen María), el que viene (hoy, en los signos de los tiempos), y el que vendrá (con gloria, al final de la historia). Es decir, Jesús ayer, hoy y siempre. La Navidad es el final y la coronación del Adviento. El tiempo de Navidad empieza en las vísperas del 25 de diciembre y finaliza formalmente con la fiesta del Bautismo de Jesucristo el domingo después de la Epifanía, aunque en algunas regiones de Venezuela, como en el Edo. Mérida, el fervor religioso popular lo extiende hasta la fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero. Es un tiempo alegre, en el cual los cristianos alaban al Señor, nuestro Salvador, que ha nacido. En todos los rincones de nuestra geografía venezolana la celebración del Adviento y de la Navidad es motivo para desplegar toda una amplia gama de costumbres y tradiciones, como las Novenas al Niño Jesús, Misas de Aguinaldos, elaboración de los pesebres, reuniones colectivas y familiares, Paraduras de Niño, Velorios de Niño, auto sacramentales de los santos inocentes o de los reyes magos, locainas y, en fin, otras bellas manifestaciones culturales, gastronómicas, folclóricas y musicales. Entre las últimas, cabe mencionar con singular importancia los aguinaldos tradicionales, cuyas .

melodías y letras, a lo divino o de parranda, alegran el espíritu cristiano y constituyen vehículo apropiado para reafirmar nuestra fe y para rendirle honor y alabanzas al Niño Jesús, Dios hecho hombre que vino al mundo para salvarnos, el verdadero y único Mesías. Pareciera que estos cantos navideños tradicionales, que también sirven para iniciar en la fe a los niños en general y cultivarles su fervor religioso, han venido cayendo en el olvido debido a que, por un lado, han sido en buena medida relegados de las programaciones de los medios de comunicación audiovisuales, pero, sobre todo, porque en nuestros hogares los mayores (padres, abuelos, tíos, etc.) ya no los enseñan a los pequeños para que los entonen en las iglesias y frente al pesebre hogareño o de la escuela. Otra razón es la sustitución que paulatinamente se ha hecho de los aguinaldos por otra música y cantos con sentido comercial para animar el ambiente festivo navideño y de fin de año, pero que no mencionan al rey de la fiesta, el Niño Dios. ¿Cómo podemos esperar que se hable de Navidad y se pueda conmemorar el extraordinario Misterio del Nacimiento de nuestro Dios Salvador, si no le cantamos al Niño Jesús? El aguinaldo tradicional, sobre todo “a lo divino”, y el mensaje de fe, amor, esperanza y paz que el mismo entraña, puede y debe contribuir poderosamente a la iniciación y formación religiosa de los pequeños, y a la reafirmación del credo de los mayores. El repertorio de aguinaldos tradicionales es muy extenso. Con la intensión de contribuir al rescate y difusión de los cantos navideños del pueblo venezolano, aquí se anexa el

bello aguinaldo Niño Lindo, de autor anónimo, con la esperanza de que en esta Navidad 2009 sea cantado masivamente y recibamos las bendiciones del creador. (*) Ingeniero. Parroquia San Rafael Arcángel. La Pedregosa Mérida

“¡Feliz, feliz Navidad!, la que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia” - Charles Dickens


PARTICIPAR EN LA VIDA DE JESÚS P. Jan Leenders, sds / janmarcel.leenders@gmail.com

E

l libro de los Proverbios se sirve del lenguaje de las relaciones personales para describir la sabiduría. Nuestra relación personal con Dios y los hermanos nos ayuda a vivir y gozar de esta verdadera sabiduría. En nuestro mundo encontramos un amplio surtido de ofertas que venden la felicidad, pero que alejan a las personas de un vivir auténtico: avanzar como sea y a costa de lo que sea; ansia de tener, de prestigio, de poder; huída de lo que supone esfuerzo, riesgo, dolor; búsqueda individualista de la felicidad. Otro camino, mucho más humano, se abre ante nosotros como posibilidad de encontrar el sentido de la vida: aprender a discernir serenamente lo que es bueno, justo y honrado; atención y cuidado en el trato con los otros y con la creación; la austeridad alegre en el uso de los bienes; el cultivo de la gratuidad con la cercanía solidaria al dolor ajeno; el empeño por colaborar otros en la construcción de un mundo más fraterno; la confianza en el proyecto de Dios para sus hijos e hijas... La sabiduría invita a los seres humanos a participar del banquete que ha preparado: “Venid a comer mi pan y a beber el vino que he mezclado”. Ofrece la vida a los que siguen el camino de la prudencia y de la sensatez. El Salmo 33 nos invita a saborear a Dios mismo: “Gustad y ved qué bueno es el Señor”. ¿Aceptamos la invitación de la sabiduría a sentarnos en la mesa del banquete que ha dispuesto, como anticipo del banquete mesiánico? El discernimiento del cual nos habla San Pablo implica intuición para distinguir lo que está en la sintonía de Dios y del Reino, para

La multiplicación de los panes vislumbra un milagro aun mayor: la Eucaristía, el Cuerpo y Sangre de Cristo que se ofrece a nosotros. Es cuando venimos a la Eucaristía cuando recibimos la respuesta más profunda a nuestra oración: “Danos hoy nuestro pan de cada día”. La persona creyente nunca podrá hacer esa búsqueda de la voluntad del Señor en solitario, sino acompañada por Él y por los hermanos y hermanas con los que recorre el camino, con los que comparte su fe y su esperanza en el hoy de la historia del mundo y de la Iglesia.

descubrir qué es lo que lleva a la vida para todos y vida en abundancia, para otear dónde podemos percibir la presencia de Dios en nosotros y en el mundo. Jesús, en el Evangelio de San Juan, nos da un largo discurso del pan de vida, después de la multiplicación de los panes y los peces. La comida eucarística es el centro de la comunidad cristiana. El cuerpo y la sangre de Cristo son el alimento espiritual que el creyente necesita para mantenerse en pie, para seguir al Señor y vivir la salvación. En esta comunión, la unión es tan fuerte, tan íntima y profunda, que Jesús afirma que el creyente "habita en mí y yo en él" y "vivirá por mí". Habitar en el Hijo supone participar plenamente de su vida, asumir su proyecto, seguir sus pasos. Los primeros cristianos entendieron la cuarta petición del Padre Nuestro como una petición eucarística. Como nosotros, los primeros cristianos rezaron el Padre Nuestro antes de la Comunión. Se dieron cuenta que el verdadero pan de cada día es la Eucaristía, el Cuerpo de Jesús.


NAVIDAD Y NUEVAS TECNOLOGÍAS Eloy Maximiliano Mittermayer H. / tcopioca@cantv.net

T

odo ha cambiado desde la aparición del Internet, por lo tanto la tradición de la Navidad no podía escaparse a lo que es este nuevo invento en la era moderna: desde buscar como elaborar ciertos platos típicos de determinadas regiones en esta época decembrina, conocer las costumbres y tradiciones de otros países, hasta el enviar cartas y postales a nuestros familiares y amigos por medio de la red. Existen innumerables portales para conocer las costumbres y tradiciones, museos, etc., de los países que quisiéramos conocer por medio de una visita virtual, sin necesidad de pasaporte ni dólares, así que por qué no nos montamos en ese avión de ese mundo virtual y nos vamos a conocer ese nuevo mundo que nos ofrece Internet. En épocas pasadas para enviar cartas a nuestros familiares y amigos en Venezuela o en otros países nos recorríamos las librerías en el mes de noviembre en busca de la mejor postal o la mejor tarjeta navideña para luego dedicarlas, colocarlas en un sobre y luego correr al correo para que pudiera llegar a tiempo antes de la Navidad. Hoy en día nos sentamos en un Cyber o frente a nuestra computadora, colocamos en cualquier buscador, como por ejemplo en Google, “Tarjetas de Navidad” y en fracciones de segundo este buscador encuentra millares de portales que contienen esas palabras, las cuales podemos visitar para imprimir o para enviar por correo electrónico a nuestros seres queridos. Para adornar la casa hay miles de ideas que encontraremos en la Web, como por ejemplo: decorar la mesa navideña, el árbol de Navidad, la puerta de la entrada, una serie de manualidades que .

podremos realizar a bajo costo con la ayuda de Internet y un poco de imaginación. Llegó el momento de pensar en qué plato podemos preparar en Navidad o en Año Nuevo. Ya en nuestras casas las bibliotecas abarrotadas con libros deberían ser objetos de museos, por lo tanto las recetas también las podemos obtener en Internet. Con solo escribir en un buscador “Recetas Navideñas”, del país que deseemos, éste se encargará de ubicarnos cualquier cantidad de páginas con recetas, incluso con videos de cómo prepararlas. Al igual que las bibliotecas, los equipos de música con unas grandes cornetas y una estantería saturada de discos, casetes y hasta de CD, son también cosas que en el pasado nos fueron muy útiles, pero en la actualidad representan un estorbo debido al gran espacio que ocupan y la limpieza que esto significa. Es que hasta para poder ubicar una canción en uno de estos dispositivos nos resulta muy engorroso. En el Año Nuevo queremos escuchar la música navideña, los villancicos y las gaitas, las cuales podemos bajar de algunas de las páginas que existen, y colocarlas en nuestro disco duro. Pero si lo que queremos es llevar la música a la casa de algún amigo o familiar, la descargamos en un MP3 o en un ipod, nos los metemos en el bolsillo de la camisa y tendremos canciones

para toda la noche, ya que en estos dispositivos se pueden almacenar más de mil canciones. No podemos dejar atrás las fotos, las cuales anteriormente salíamos a última hora a comprar un rollo de fotografías de 12, de 24 y hasta de 36 fotos, con el cuidado de que al montarlo en la cámara no se nos velara y se nos dañara. En el momento de tomar las fotos hacerlo con cuidado de no dañarla, ya que el revelado era lo más costoso del proceso. Hoy en día esas cámaras no sabemos ni donde las tenemos, pues para nada nos sirven, ya que ni se consiguen los rollos. Pero, con las nuevas cámaras digitales podemos tomar cientos de fotos y, en el momento de descargarlas en nuestra computadora, podemos seleccionar las mejores y desechar las que no nos quedaron bien. Y si las queremos enviar a un amigo o familiar no tenemos que imprimirlas, ya que se la podemos enviar por correo electrónico sin costo alguno. Toda esta nueva tecnología y la que vendrá nos está haciendo la vida más agradable y placentera

“La Navidad es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro” – Agnes M. Pharo


Mi Familia ha llegado… Me encontré de pronto acompañado únicamente por mi esposa, sentados a la mesa. En ese instante vinieron a mi mente mis padres. Mi padre siempre quiso que toda la familia, al menos el último día del año, la pasáramos juntos, con él y con mi madre. ¡Nunca se lo pudimos cumplir! Mis hermanos ya casados siempre alegaron excusas. Los solteros, preferimos siempre salir con los amigos, estar con otras personas. Una noche de diciembre, mi hermano mayor nos convocó a todos para hacernos saber que deberíamos pasar más tiempo con nuestros padres. Creo ahora que él estaba pasando por lo mismo que mis padres, ya que sus hijos mayores empezaban a pasar estas fechas con sus amigos. Todos estuvimos de acuerdo en que pasaríamos el 31 de diciembre de ese año en casa de mis padres. ¡Mis padres se pusieron muy felices! Mi padre le dijo a mi madre que sacara las ollas grandes para preparar una gran cena. Mi padre se acercó a mí y dijo: "Estoy muy feliz, hijo, porque por fin voy a tenerlos a todos, como cuando eran pequeños. Quiero ver a mi hijo mayor a mi derecha y a ti a mi izquierda. Tu madre estará en el extremo opuesto y tus hermanas a su derecha". Me dio un abrazo..., el cual sentí tan lleno de amor que quise llorar. ¡Todo estaba listo! Eran las 7:00 p. m. y les dije que iría a comunicarles a mis amigos que no la pasaría con ellos. Mi padre dijo: “¡Haces bien, hijo, para que no te vayan a esperar!”, me dio una palmada en el hombro y me brindó una bella sonrisa. Cuando salí, me esperaban dos de mis amigos. Me dijeron que por lo menos brindara con ellos. Ese brindis se alargó. Ya un tanto arrepentido, me retiré sin siquiera avisarles a mis amigos. Presentía que me habría de recibir un buen regaño y el rostro de mis padres enojados. Cuando iba llegando a casa, no percibí alboroto. Pensé que se encontrarían al interior de la casa. Entré por la puerta de atrás para no ser tan obvio. Ahora, recordando la escena, una lágrima cae de mis ojos. Cuando abrí la puerta sólo escuché la conversación de mi padre, con una voz quebrada por el llanto, diciéndole a mi madre: "¡Vieja, nadie vino! ¿Qué hemos hecho con ellos que ahora no quieren estar con sus propios padres, en esta casa que construimos para ellos con todo nuestro amor, esfuerzo y trabajo? ¿Por qué no nos pueden dedicar un día si nosotros les dedicamos toda nuestra vida?". Se oía una onda tristeza en sus palabras. Seguí oyendo a mi madre que le contestó con palabras que aún retumban en mis oídos. "¡Viejo, no te preocupes! ¡Mira, los padres tenemos que entender que sólo estaremos en el pensamiento de los hijos cuando están pequeños! Pero cuando crecen, ese pensamiento lo ocupan en otras cosas y personas. Sus ocupaciones y preocupaciones son otras..., y nosotros no somos parte de ellas. ¡Quédate tranquilo, Viejo!.. Lo que les dimos e hicimos fue por amor. ¡Anda, anímate...! ¡Mira, voy a poner los 10 platos sobre la mesa, y al que vaya llegando le iremos sirviendo!" Sentí un enorme nudo en la garganta que no me dejaba respirar. Me sentí tan mal hijo. Salí de donde estaba y abracé a mi padre y le pedí perdón. Luego fui con mi madre y le besé sus manos, y me arrodillé. Ella me acariciaba los cabellos mientras mi padre se secaba las lágrimas y, dándome la mano, me sentó a su derecha y dijo: "¡No es necesario que estén todos, uno solo representa a los demás! ¡Vieja, sirve la cena! ¡MI FAMILIA HA LLEGADO!"


P. Antonio J. Velázquez D. (*)

D

el 18 de octubre al 2 de noviembre, la comunidad Salvatoriana tuvo visita canónica de parte del P. Andrés Urbanski, Superior General de la Sociedad del Divino Salvador, y uno de sus consejeros, el P. Bronislaw Jakubiec. Causa que llenó a todos los Salvatorianos que trabajamos en Venezuela de alegría y de profundos sentimientos de unión con la SDS a nivel mundial. Una visita como esta trata, en primer lugar, de encontrarse fraternalmente, de apoyo y animación. Por lo tanto, ya se había preparado un esquema bien detallado para poder ver a todos los hermanos, hermanas y laicos que forman la gran Familia Salvatoriana, como también con los obispos en cuyas diócesis trabajamos, los directivos y colaboradores de las obras sociales que acompañamos, feligreses, etc. Para no perder tiempo, el día después de la llegada empezamos con el programa bien cargado: reunión con el gobierno Vicarial de Venezuela por la mañana y, por la tarde, los estudiantes de la Casa de Formación exhibieron una presentación bien interesante en la que explicaron su visión sobre la juventud Venezolana. Al día siguiente salimos hacia Mérida, donde también hubo reuniones con los jóvenes que están viviendo una experiencia de comunidad y vida salvatoriana con nuestros cohermanos, los padres Lorenzo y Juan. El P. General se quedó maravillado con la seriedad y el entusiasmo de estos jóvenes que con tanto cariño hablaban de los Salvatorianos. En la parroquia San Rafael nos encontramos con el Consejo Parroquial y, ya que estaban en plena novena de su santo patrono, pudimos participar en una maravillosa presentación musical del Coro de Empleados de la Universidad de Los Andes. Después de haber estado unos días en Mérida, seguimos el tour, esta vez hacia el otro lado del país: San Félix. También aquí la comunidad

había planificado varias actividades y encuentros: con las comunidades Salvatorianas, los agentes pastorales de la Parroquia, los Laicos Salvatorianos, el Equipo Diocesano de Pastoral Juvenil y los padres jesuitas de la Universidad Católica Andrés Bello en Guayana. El Párroco, el padre Mario, nos llevó por la inmensa Parroquia atendida por él y los cohermanos, padres Néstor y Gilberto, en colaboración con las Hermanas Salvatorianas, lo que causó seguramente una profunda impresión en el interior de los visitadores. Y, por último, nos dirigimos a Caracas para encontrarnos con las comunidades de Catia y Chuao. En Catia nos dieron la bienvenida los cientos de alumnos de nuestros colegios, liceos y del Club de los Niños, las hermanas del Ángel de la Guarda, los colaboradores de la Casa de la Salud, los niños y jóvenes de las casas hogares El Encuentro y El Timón y, por supuesto, los Laicos Salvatorianos y los dirigentes de las comunidades que hay en las distintas capillas. Destacamos el muy recorrido encuentro en las Lomas de Urdaneta con la comunidad de Laicos Salvatorianos y los responsables de las comunidades en nuestras capillas. Allí el P. Bronislaw, como lo había hecho

antes también en Mérida y en San Félix, por medio de una presentación, nos dio a entender cómo nuestras comunidades intentan concretar y realizar el carisma d e n u e s t r o Ve n e r a b l e Fundador, el P. Jordán, en las distintas partes del mundo. En este encuentro, el padre Andrés aprovechó para mostrar el rosario que perteneció al padre Jordán, cosa que impresionó a todos los presentes, quienes recibieron con él la bendición correspondiente. También en la parroquia San Luis Gonzaga de Chuao un gran grupo de personas . pudo encontrarse con los padres de Roma. Pero, para darles una visión más amplia, los cohermanos fueron llevados en teleférico al Ávila, gozando de unas bellas y únicas vistas sobre la gran capital. La nota final de esta Visita Canónica fue la Ordenación y Primera Misa del P. Efraín Corona, en unas celebraciones muy significativas para la Familia Salvatoriana en Venezuela. Cansados, pero satisfechos, nos despedimos de los padres Andrés y Bronislaw que siguieron su viaje, dirigiéndose a Surinam, Guatemala y México. Gracias a los visitadores por su interés y estima, como también a todos los que pusieron de su parte para que este acontecimiento tuviese tan buen resultado.

“Navidad es el deseo más sincero de que cada taza se rebose con bendiciones eternas” - Agnes M. Pharo


P. Efraín Corona, sds / efraincorona@cantv.net con su actual labor de animador vocacional por los predios de Barquisimeto, Estado Lara. Vale la pena tenerlo, pero hay que saberlo buscar. Por ejemplo, puede ser que lo encuentren en la red de librerías San Pablo o las Paulinas.

Aquí estoy Ya casi toda Venezuela conoce al padre Rafael Chaves, ya sea por ser un eminente predicador, ya sea por sus grandes enseñanzas y alabanzas que llevan al acercamiento con el Cuerpo de Cristo y al Espíritu Santo, pero seguro que la mayoría por su canto de melodiosa voz de tenor. Sin embargo, pocos saben de su ardua labor por producir y distribuir su material discográfico. Recientemente salió al mercado su nuevo Cd, que lleva por título Aquí estoy, el cual se corresponde

Lanza las redes El departamento de Vocaciones y Ministerios, con el apoyo del Departamento de Comunicación Social del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) anunciaron los ganadores del concurso "Lanza las redes cantando", que buscaba definir el himno del II Congreso Latinoamericano y Caribeño de Pastoral Vocacional. Según la información transmitida por Reddemusicacatolica.com, el primer puesto lo obtuvo la canción Lanza las redes, de Hênio dos Santos Silva (Brasil). El segundo fue para Lanza las redes cantando, de Fernando Monser (Argentina) y el tercero lo ganó Tus Redes Señor, de Mauricio y Marcelo

Valdivia Gallardo (Chile). El jurado del concurso estuvo integrado por P. Alexis R o d r í g u e z Va r g a s , S e c r e t a r i o Ejecutivo del Departamento de Vocaciones y Ministerios, la Hna. María Rosa Pij (Colombia), el P. Mauro Serrano (Colombia), el P. Carlos R. Rockenbach (Brasil) y el Sr. Jorge Jaramillo Marín (Colombia). Según el reglamento, los dos primeros puestos participarán en el II Congreso Latinoamericano y Caribeño de Pastoral Vocacional que se realizará en febrero del 2011 en Costa Rica.

ALGUNAS OBRAS SOCIALES SALVATORIANAS ¿Ya he colaborado este mes con mi obra social favorita? Revista fundada en 1971 7000 ejemplares Distribución gratuita

CASA HOGAR LA ESPERANZA Porque los ancianos son los más débiles y desamparados Casa Hogar La Esperanza B. Venezuela: 0102-0448-88-0002548816 Cuenta Corriente: Banesco: 0134-0125-04-1253018953 Titular: Casa Hogar La Esperanza RIF: J-00360461-5 teléfonos: 0212-992.0286 / 0239-224.1226

SALVATORIANOS

SI CONSIGUES UN ANUNCIO PARA LA REVISTA, CONTRIBUYES A DISTRIBUIR 40 DE FORMA GRATUITA

Cuenta corriente Banesco: 0134-0125-02-1253004939 Titular: Parroquia San Luis Gonzaga RIF: J-30130635-0

casahogarlaesperanza@salvatorianos.org.ve

CASA HOGAR ELPorque ENCUENTRO el futuro de los niños depende del presente que vivan Cuentas Corrientes: Mercantil: 0105-0654-99-1654015113 Banesco: 0134-0206-09-2061018401 Titular: Asoc. Civil Casa Hogar El Encuentro RIF: J-31333444-8 Teléfono: 0212-870.3516 / 870.4209

FUNDACION EL DIVINO SALVADOR Becas para formación de religiosos salvatorianos Cuenta de Ahorro Banesco: 0134-0125-09-1255020249 Titular: Fundación El Divino Salvador RIF: J-30314359-8

Otras Obras Sociales: Casa de la Salud, Escuelas Parroquiales y Club de los Niños en Catia. Aulas de Alfabetización y Escolarización en San Félix. Becas para Niños en Mérida


NAVIDAD

UNA LUZ QUE PERMANECE EN EL TIEMPO Y EN LA HISTORIA Raquel Avendaño

Hoy traemos para ti la esperanza que cambió la historia de la humanidad, el que trae luz a los ciegos, consuela a los tristes, se alegra con los alegres, sana a los enfermos; el que nació en un pesebre de paja muy humilde, en un establo junto a animales, en la ciudad de Belén tierra de Judá. Este pequeño hoy es conocido como Hijo de Dios, El Pregonero del Amor, Emmanuel, Dios con Nosotros, el Crucificado, el Nazareno, Rey de reyes, el Niño Dios. ¿Quién es para ti?

E

n este tiempo celebramos la fiesta más grande de la historia: el nacimiento del Salvador, del Niño Dios. Una historia que permanece en la historia y hoy quiere permanecer en nuestras vidas. Según historiadores, los primeros antecedentes de la Navidad se hallan en los años 320 353 D.c., ligados a la celebración del nacimiento de Cristo por las comunidades de cristianos. Con anterioridad los romanos también llevaban a cabo sus celebraciones del 17 al 23 de Diciembre. Unos días festivos en los que el arte de la cocina tenía un protagonismo importante. El día 25 de diciembre era la fiesta pagana de la exaltación del Sol. Aunque se cree que Jesucristo nació más bien hacia la primavera y unos cinco años antes de lo que fija nuestra era-, los primeros cristianos eligieron la fecha para hacerla coincidir con las fiestas paganas del Sol.

aguinaldos, la cena de Nochebuena, la Misa de Gallo, los Reyes Magos, el pesebre, el regalo, Papá Noel (Santa Claus). Estas no son ajenas a nosotros, porque ellas nos acercan a lo majestuoso, la esencia de la Navidad: el nacimiento del Niño.

celebraba en la antigüedad. Debe entenderse que es la conjunción de costumbres y tradiciones heredadas. Otras costumbres, mitos y leyendas se han ido agregando con posterioridad, a lo largo de los siglos, provenientes de países diferentes, hasta llegar a la actual celebración de la Navidad.

Tú, querido lector y lectora, eres parte de esta historia. Tú decides que aportas a ella: si dejas que hoy el Niño Dios no sea tradición, no sea un año más que está a punto de terminar, que no sea un estreno más. Jesús permanece y permane-cerá en la humanidad, él está vivo en medio de su pueblo, está en la eucaristía y quiere permanecer en tu corazón. No dejes que se convierta en una simple tradición. Encuéntralo una vez más en la misa de Nochebuena. A él nadie lo puede apagar, él permanece encendido para darte la luz en el camino, en tu propia historia de vida. La Iglesia te invita a darle vida a estas navidades. A sentir a ese niño que nace cada día. Hazlo sentir en la esperanza, en el amor, en la nostalgia. La puedes hacer presente en la condición que sea.

Desde finales del siglo IV, el Esta gran historia de amor, que se cristianismo empieza a celebrar la origina con el nacimiento del Niño tradición de la Navidad el 25 de Dios en Belén, en estos tiempos se Diciembre. El Papa Julio I fijó la hace más grande, porque gracias a fecha del 25 de diciembre, día ella nacen otras historias, como la próximo a muchas fiestas del de los adornos de Navidad, el árbol Recuerda la frase de San Agustín: Solsticio de Invierno que se de Navidad, los villancicos y “Despiértate, hombre: por ti, Dios . . “La Navidad agita una varita mágica sobre el mundo, y por eso, todo es más suave y más hermoso” - Norman Vincent Peale


se ha hecho hombre”. Despierta, como dice el santo. No te duermas en esta Navidad. Prepárate durante Adviento, con la oración, con la eucaristía, con la confesión, con la reconciliación. Que cuando nuestro Salvador nazca tengas un corazón dispuesto y preparado para él, tengas una familia, una comunidad, un país “VENEZUELA”. ¡VIVA EL NIÑO DIOS! ¡VIVA JESÚS! ¡VIVA LA NAVIDAD!

¿Qué significa para ti? “Navidad es tiempo para comprometerse con la encarnación del Verbo entre los pobres, para ser Buena Nueva de Liberación a los oprimidos, luz para los que viven en la oscuridad, esperanza para el que sufre, alegría para los que lloran. Y la ternura del niño en el pesebre sea razón para seguir creyendo en la victoria definitiva de la Vida” Elvy Monzant, profesor de la Universidad Católica Cecilio Acosta. “La navidad es Dios que se ha querido acercar a los hombres y mujeres del mundo. La Navidad es Dios con nosotros” Ana Cecilia Achés. “Reencuentro familiar, con la bendición de Dios. La oportunidad de dar gracias al Señor porque nos mantiene unidos como familia y de orar todos juntos” Norys Valero, periodista. “La Navidad es un compendio de cosas, alegrías y tristezas, lagrimas y risas, pero sobre todo es esperanza de que ha de llegar Aquel que salvará mi alma: Jesús niño que viene humilde y en silencio a ser el más grande milagro en la historia” Luis Malavé. Nazareth Martínez afirmo que es “Es una fecha muy especial, tiempo de compartir con la familia y amigos. Fecha de felicidad, y es cuando se celebra el nacimiento de Jesús” Nazareth Martínez “Es cuando nació el niño Dios en el pesebre” Sara Salazar. “La Navidad es un tiempo de entrega, de advenimiento de las buenas nuevas, tiempo para compartir y reencontrarse a sí mismo, y es uno momento muy propicio de darle gracias a Dios por todo” Zhulis Narváez, deportista. “En Navidad nuestro espíritu se abre a la esperanza contemplando la gloria divina escondida en la pobreza de un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre: es el Creador del universo reducido a la impotencia de un recién nacido. Aceptar esta paradoja, la paradoja de la Navidad, es descubrir la Verdad que nos hace libres y el amor que transforma la existencia. En la noche de Belén, el Redentor se hace uno de nosotros, para ser compañero nuestro en los caminos insidiosos de la historia. Tendamos la mano que Él nos tiende: es una mano que nada nos quiere quitar, sino sólo dar” Papa Benedicto XVI. Vaticano, 2005.


Eso serás, Efraín Parte de la homilía en la Ordenación Presbiteral de Efraín Corona, religioso Salvatoriano, ocurrida el día sábado 31 de octubre de 2009, en la Iglesia Santos Ángeles Custodios de Catia, Caracas

E

n el contexto del Año Sacerdotal convocado por el Papa, y en el contexto de la Misión Continental Evangelizadora, nos hemos reunido para celebrar esta Eucaristía, en la cual tendremos la alegría de conferir la sagrada ordenación presbiteral a nuestro hermano el Diácono Efraín Corona, miembro de la comunidad Salvatoriana en Venezuela. Ya desde el comienzo de su Iglesia, Dios nuestro Padre llama, por medio de Jesús el Buen Pastor, a hombres determinados… Después de haberlos instruido durante su vida pública, Jesús ruega por ellos en su oración sacerdotal de la última cena (Jn 17,1-26) De esta manera Jesús prolonga su sacerdocio en el tiempo, hasta el final de la historia. Para esto eligió a los Apóstoles y los constituyó sacerdotes de la Nueva y Eterna Alianza, permaneciendo y actuando en el mundo a través de sus sucesores y de sus colaboradores inmediatos, los Presbíteros. Pero el hecho de percibir en nuestro interior el llamado de Dios para participar del sacerdocio de Cristo, no logra disminuir en nosotros esa sensación de indignidad de la que nos habla el profeta Isaías. Efectivamente, ninguno de nosotros es digno del llamado de Dios para hablar en su nombre. Pero cuando es Él quien llama, Él mismo purifica a quien responde con humildad y disponibilidad.

Tampoco se rige el llamado de Dios por nuestros calendarios ni por nuestros criterios acerca de lo justo. El Evangelio nos cuenta una parábola comúnmente llamada de los obreros en la viña, pero que más bien debería llamarse, si la leemos con atención, la parábola del Patrón generoso o del Dueño bondadoso. Se trata de una proclamación de la bondad gratuita de Dios que supera la justicia sin lesionarla. Observemos que el término de comparación del Reino de Dios, en la parábola, no es el dueño de la viña, ni los jornaleros, ni siquiera la misma viña, sino el salario del día laboral. La queja de los obreros contratados de primero refleja la mentalidad utilitarista que nos domina a todos. Pero el Patrón de la Parábola, por boca de Jesús, denuncia la envidia que la queja de los primeros esconde. El propietario no sólo cumple con la justicia pagando lo pactado a los primeros, sino que además se compadece de los últimos. Si el patrón les hubiera pagado menos a los últimos, él abría sido justo. Sin embargo, dándoles de más, es generoso sin pecar de injusto con los primeros. Así actúa el Señor también cuando nos llama al servicio de su Reino. Nos llama a horas distintas de nuestras vidas… A unos los llama jóvenes, como al Apóstol Juan. A otros los llama de edad madura, como al Apóstol Pedro. Y a algunos hasta fuera del calendario de los primeros Doce, como al Apóstol Pablo. La bondad de Dios no tiene límites ni para nosotros, ni para su pueblo.

Quisiera concluir citando una bella reflexión escrita por el inolvidable Juan Pablo II: “¿Qué significa ser sacerdote? Según San Pablo, significa ante todo ser administrador de los misterios de Dios… Ahora bien, lo que en fin de cuentas se exige de los administradores es que sean fieles” (1 Cor 4, 1-2). La palabra “administrador” no puede ser sustituida por ninguna otra… El administrador no es el propietario, sino aquél a quien el propietario confía sus bienes para que los gestione con justicia y responsabilidad… El sacerdote, por tanto, es el hombre de la palabra de Dios, el hombre del sacramento, el hombre del “misterio de la fe”… (Juan Pablo II: “Don y Misterio”, BAC, Madrid 1996, c.VIII, p.89). Eso serás Efraín, de ahora en adelante: Servidor de Cristo y fiel administrador de los misterios de Dios para nuestro pueblo. En el ejercicio de ese sagrado ministerio encontrarás tu propia santificación y tu acceso a la gloria que el Señor da a sus discípulos fieles, pues Él no se deja ganar en generosidad. Monseñor Luis Armando Tineo Rivera Obispo Auxiliar de Caracas y Vicario General

“Ojalá pudiésemos meter la Navidad en jarros y abrir un jarro cada mes” - Harlan Miller


P. Efraín Corona, sds efraincorona@cantv.net

* Del 4 al 6 de diciembre tendrá lugar el Retiro Anual de los Laicos Salvatorianos de Venezuela. Tiempo para orar y para repensarse. Será en la Casa del Noviciado de los Salesianos en San Antonio de los Altos, Estado Miranda. * Hasta el 16 de diciembre se estará realizando la Misión Navidad en El Amparo, Catia, con todos los grupos que hacen vida activa en la capilla Santo Cristo, de la Parroquia Santos Ángeles Custodios. Esta actividad consiste en ir de casa en casa para anunciar que ya se acerca el Divino Salvador. Culminará con el Grito de Navidad y las Misas de Aguinaldo. Ha sido organizada por los aspirantes Freddy Parada y Mario Pulido, bajo la tutela de los padres Miguel Grobben y Efraín Corona.

Taller de Formadores Del 11 al 19 de noviembre en la ciudad de Sao Paulo - Brasil, tuvo lugar el Primer Taller de Formadores Salvatorianos de las Américas, en el que participaron cohermanos de Estados Unidos, Guatemala, Colombia, Ecuador, Brasil y Venezuela. Este es un programa que adelanta el Generalato Salvatoriano con la finalidad de contribuir a la formación de los formadores y animadores vocacionales de cada unidad. El lema de esta edición fue “Ahora es tiempo: ¡Sé un fuego intenso!”, frase del mismo padre Jordán. Utilizando los pasos metodológicos de “educar”, “formar” y “acompañar”, durante el taller se trataron temas como el autoconocimiento; la identidad como religiosos salvatorianos; la profunda experiencia de Dios del padre Jordán; formación para la vida comunitaria; la pedofilia y pautas para la protección de niños y adolescentes; el celo apostólico del padre Jordán; e instrumentos para el acompañamiento vocacional y para los formandos, entre otros. Por Venezuela participaron los padres Agustín Van Baelen y Efraín Corona. La segunda edición será en Colombia para finales del 2010.

* En la calle 7 de Vista Hermosa, Parroquia Santos Ángeles Custodios de Catia, se realizará el martes 8 de diciembre la “Marcha por la Paz”, organizada por el estudiante Luis Domingo Díaz y el padre Agustín, a fin de contribuir con la disminución del ambiente agresivo que existe en la zona. * Cumpleaños de Diciembre. Carmen Blanco y Lucila Peña de Monsalve, laicas de Catia, el martes 4. Estudiante Luis Domingo Díaz en Catia, el martes 15. Dagoberto Hurtado, lacio San Félix, el sábado 19. Elizabeth de Hurtado, laica San Félix, el domingo 20. Hilda Escalona, laica de Chuao, miércoles 23. Padre Mario Pérez, en San Félix, jueves 24. Helena Guillén, laica de Chuao, jueves 31 de diciembre. * Cumpleaños de Enero. Padre Miguel Grobben, en Catia, jueves 14 de enero. Irma Benítez, laica Chuao, viernes 22 de enero. Olga Yibrín, laica Chuao, domingo 31 de enero.

Pastoral Vocacional Mientras la Familia Salvatoriana implementa el nuevo programa de Animación Vocacional, primer intento en país de trabajar conjuntamente las vocaciones de las tres ramas, aún se siguen cumpliendo algunos lineamientos vocacionales del antiguo. Es así que el fin de semana del 11 al 13 de diciembre tendrá lugar la Primera Convivencia Vocacional mixta correspondiente al período escolar 2009 – 2010. Se realizará simultáneamente en San Félix y en Caracas. Por otro lado, a partir del miércoles 16 comenzará la Misión-Convivencia Juvenil de Navidad 2009, que en esta oportunidad se realizará en la Parroquia San Rafael Arcángel de Mérida. Participarán jóvenes de Catia, San Félix y Cabruta, según lo organizado por el aspirante Luis Domingo Díaz. Oremos por ellos, y por todos los muchachos y muchachas para que con estas actividades lleguen a determinar a qué los estamos llamando Dios.

Cepdisal Durante el pasado mes de octubre se reanudaron los cursos del Centro de Estudios Pastorales Divino Salvador (Cepdisal) en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en San Félix. En La Victoria se abrieron cursos de Panadería, Carpintería Manual, Música, Teatro y Recreación. En Vista al Sol, por su parte, se abrió la Escuela de Catequistas (1ero y 2do nivel), el Taller para Animadores de Monaguillos y el Taller de Liturgia para Ministros Laicos.


Misión Intercontinental Evangelizadora Salvatoriana (4) P. Luis Munilla, sds / munilu@cantv.net

Es seguro que el erudito lector ya descifró el telegrama llegado a Roma: “P. Otto murió. Ángel”. Una noticia tan trágica y que tanto significaba para la misión, fue comunicada con dos palabras: "Otto murió". Casi le quita hasta el título después de muerto, pues del “Padre”, solo quedó la “P”, para pagar menos, y él firmó como simple “Ángel”. Así era la pobreza material que vivían estos pobres misioneros

E

l padre Otto murió ciertamente de un derrame cerebral. En la carta que pocos días después llegó a Roma, el padre Ángel era más explícito, contando que él había ido a la ciudad a buscar un médico y remedios, pero cuando volvió a casa, el padre Otto ya había muerto. Diría después: "Una sola cosa me consuela, que celebrará en el cielo la octava de la Asunción de la Virgen María ya que ha vivido como un santo". Como solemos decir, los males no vienen solos. De tal manera que, 10 días después, el 30 de agosto murió el hermano Mariano Schumm, y del mismo mal. Sería demasiado largo colocar aquí el informe sobre la vida de los dos fallecidos. Pero los compañeros resaltan la gran vida de oración que llevaban, ya que se levantaban a las cinco de la mañana y, especialmente el padre Otto, dedicaba hasta las 10 de la mañana todo el tiempo a rezar, meditar, celebrar la Santa Misa, lecturas espirituales..., y la mayor parte del tiempo lo hacía de rodillas; su virtud preferida era la mortificación y probablemente la causa de su muerte y del Hermano fue el estar expuestos demasiado tiempo, de forma directa, a los rayos solares y la mala alimentación. Tanto es así que el obispo intervino para pedir que se pusieran siempre sombrero, que adaptarán el hábito religioso al calor e, incluso, que fumaran, como hacían los jesuitas por orden de su .

superior, para espantar los mosquitos y no exponerse a algunas enfermedades. El 12 de diciembre de 1890 partieron para la misión siete nuevos miembros de la Sociedad: tres padres, un hermano y tres hermanas Salvatorianas, habiendo sido amonestados antes de su partida a vivir felices en la vida religiosa, con gran fidelidad, y a tener amor a la Cruz. En períodos sucesivos fueron enviando nuevos misioneros en la medida de las posibilidades. El padre Ángel fue nombrado nuevo superior. Las prioridades serán ahora construir centros de enseñanza, como escuelas primarias y de bachillerato, ya que éstos eran escasos en la región y todos ellos dirigidos por metodistas u otros grupos. La ayuda de los gobernantes locales para esta finalidad fue nula. Problema era también que, aparte de no tener escuelas, no tenían maestros, y de Europa era difícil estar enviando todo el personal que se solicitaba desde la Misión. Pero, aunque un tanto rústicas, se fueron fundando algunas escuelas, comenzando a impartir educación, a formar coros de niños y a impartir la catequesis, de tal manera que el 8 de diciembre de 1891 fueron bautizados y admitidos en el seno de la Iglesia Católica los primeros khasis. Igualmente adquirieron una imprenta, una verdadera imprenta, donde las letras de plomo eran ordenadas laboriosamente línea a

línea y donde imprimieron el catecismo, una Historia Sagrada y otros materiales necesarios. Hay todo un largo capítulo sobre los problemas personales en toda esta historia y cómo se resolvieron en cada momento, pero no entro en ello, porque sería demasiado largo y aburrido; de todas formas ya sentenció Quijote de la Mancha: "¡Cuántos más burros, más peos!". Y éste también fue el caso, sobre todo cuando se enviaban misioneros demasiado jóvenes, recién ordenados; pero con amor y caridad se fueron discerniendo caminos de trabajo comunitario en bien de la evangelización. Las Salvatorianas se fueron haciendo cargo de la educación de

“Aunque se pierdan otras cosas a lo largo de los años, mantengamos la Navidad como algo brillante” - Grace Noll Crowell


las niñas y con frecuencia también de los niños, así como de algunos ancianatos y obras sociales, todo ello adornado con la enseñanza de la música, cosa tan importante, así como de manualidades y otras especialidades. Todo iba “viento en popa”, pero un día, digamos poéticamente, el viento fue demasiado fuerte y la tierra se movió en sus cimientos. El telegrama que llevó a Roma, esta vez de italiano, también fue muy l a c ó n i c o : " Te r r e m o t o . Tu t t o distrutto. Angelus”. Ciertamente el 12 de junio de 1897 se dio un terremoto que destruyó Assam. Solamente duró de cuatro a cinco minutos, a las 5:15 de la tarde, pero todas las edificaciones y la ciudad en general quedaron destruidas, y no es de extrañar, debido a la simplicidad de las construcciones. Por otra parte, después siguió lloviendo durante varios días, con lo cual parecía que la naturaleza se había cebado con esta región, a fin de que no quedara nada en pie. Los misioneros sobrevivieron todos, gracias a Dios, quedando herida con cierta gravedad solamente la hermana Xaviera Förster. De la población civil fueron muchísimas las víctimas. La crónica abreviada se podría resumir así: "Estábamos a punto de comenzar la bendición con el Santísimo y todo comenzó a temblar. Toda la gente, así como los

padres y las hermanas, salieron por la puerta y por las ventanas. Sólo la hermana Xaviera, quien pensó que el terremoto sería más pequeño, se quedó dentro y hubo que rescatarla de entre los escombros. Una viejita que estaba cocinando en la casa de las hermanas se escapó corriendo con el plato del arroz en la mano y la hermana superiora salió disparada con dos floreros bien preparados para la bendición. Nada quedaba en pie. Sólo una pequeña escuela recién terminada, al pie de la montaña, no se derribó. Y fue la salvación, pues allí pudieron alojarse las hermanas, junto con 40 niños". Tanto los misioneros como las Hermanas se quedaron de la noche a la mañana sin ropas, sin alimentos, sin habitación, sin capillas, sin escuelas..., y ciertamente no se podía contar mucho con el gobierno inglés para las reparaciones necesarias. La mayor parte de la ayuda vino más tarde de Alemania, de los pueblos de donde eran originarios los propios misioneros. Desde Roma se fueron enviando nuevos misioneros y especialmente quiero destacar al padre Christophorus Becker, que incluso era candidato firme para suceder como Superior General Padre Jordán en el Capítulo General de 1908, pero con gran espíritu misionero fue enviado y aceptó la tarea de ser Superior y Prefecto Apostólico de la Misión.

La Misión había ido creciendo y se componía ahora de siete regiones primarias y 32 secundarias, 12 iglesias o capillas así como 21 escuelas (lo cual no era gran cosa comparado con las 774 escuelas que llevaban los metodistas). Los ojos de los misioneros, tras varios años de trabajo misional, ciertamente miraban ya más por la misión local que por el resto de la Sociedad, pidiendo misioneros solamente para esa región y queriendo medios y ayudas que la Sociedad no podía enviar, de tal manera que debieron ser recordados de que "la Misión es solamente una parte de la Sociedad". Sin embargo, en una reunión o Capítulo General de 1908 se aprobó, entre otras cosas, que fueran enviados más misioneros, que fueran a prepararse al menos durante un año a Inglaterra para aprender bien el inglés, así como las costumbres inglesas y también medicina, en bien de la misión. Estaban pensando cómo dividir la misión en dos a fin de que fuera más fácil administrarla, cuando llegó la Primera Guerra Mundial, que interrumpió totalmente la actividad misionera de los Salvatorianos y Salvatorianas en Assam, siendo enviados a prisión todos los misioneros de origen alemán. En ese momento el arzobispo de Calcuta envió a cinco jesuitas, a fin de sustituir a los Salvatorianos en su trabajo misionero. Las hermanas regresaron a Europa el 15 de noviembre de 1915, los padres el 27 de marzo de 1916 y los hermanos en diciembre de 1919. Con todas estas novedades lo que decidieron los Salvatorianos en 1921 fue abrir nuevas misiones, pero en África y la China. Hoy, en el 2009, tenemos en la India más de 100 Salvatorianos, la mayoría de ellos activos, pero esa es ya otra historia. ¡Demos gracias a Dios!


Ingredientes 225 g remolacha cruda 2 naranjas Un diente de ajo picado 2 piezas de apio 1/3 vasito de aceite de oliva 2 cucharaditas de vinagre o zumo de limón Mostaza francesa Sal y pimienta

Ensalada tropical de naranja y remolacha Elaboración Rallar la remolacha o cortarla en rodajas y luego en tiras. Cortar en trocitos el apio. Poner ambos ingredientes en una fuente. Pelar una de las naranjas y cortar en trocitos. Añadir a la remolacha y apio. Exprimir la otra naranja. Rallar la piel (solo la parte naranja, nada de lo blanco) de media naranja y mezclar con el zumo. Luego añadir el aceite, la mostaza, el vinagre y el ajo picado. Sazonar y luego mezclar muy bien. Añadir el aliño a la remolacha, apio y naranja, y mezclar. Meter en el frigorífico. Esta ensalada tropical resulta deliciosa también con unos piñones. Añade algunos al aliño primero para que cojan el sabor, y luego a la ensalada. Se puede adornar la ensalada con un par de rodajas enteras de naranja.

“El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad” - Charles Dickens


C

on el fin de dar un nuevo impulso eclesial a la Pastoral Vocacional en Venezuela, proporcionando instrumentos de reflexión y de trabajo a los animadores vocacionales, de modo que puedan acompañar a los y las jóvenes en su proceso vocacional, la Conferencia Episcopal Venezolana y la Conferencia Venezolana de Religiosas y Religiosos (Conver) se unieron para organizar el Encuentro Nacional de Pastoral Vocacional, el cual tuvo lugar en Caracas, del 19 al 22 de octubre de 2009. Bajo el lema “Caminar hacia una Cultura Vocacional en la Iglesia en Venezuela”, en la Casa de Retiro Madre Emilia de las Hermanas Pobres de Maiquetía, en Montalbán, en este Encuentro Nacional se dieron cita obispos, superiores generales, provinciales, rectores de seminarios, promotores vocacionales y representantes del laicado venezolano. Durante cuatro días intensos, los participantes abordaron y discutieron temas como “El Concilio Plenario y la Pastoral de las Vocaciones”, “La P a s t o r a l Vo c a c i o n a l e n Venezuela”, “Vocación y Familia” y “La Vocación y los Jóvenes”, de manera que desde allí pudieron elaborar un diagnóstico sobre el estado de la Pastoral Vocacional en la vida diocesana y consagrada del país.

Como resultado tangible de este Encuentro cabe resaltar la constitución del Equipo Nacional de Pastoral Vocacional, el cual quedó integrado por los padres Octavio Rodríguez, Rafael Chaves, Johans León, Jonathan González y Efraín Corona, así como las hermanas Yoryett Assal, Ana Teresa Torres y Lilibeth Devia. La tarea principal de este Equipo será la elaboración de una Plan de Acción Nacional, en el cual se tome en cuenta que la C U LT U R A V O C A C I O N A L deberá ser el eje transversal de todas las actividades que se planifiquen. Entre los ponentes del Encuentro estuvieron los padres Pedro Trigo, Néstor Briceño, Octavio Rodríguez y Antonio Velazco, así como la hermana Judy Castillo.


Jacqueline De los Ríos de Urbanc / www.administratuhogar.com

Y

a por octubre comenzamos a ver movimiento en los comercios, decorando con cualquier cantidad de ornamentos que nos recuerdan la proximidad de las fiestas decembrinas para consumir, para derrochar, para celebrar, para diversión de muchos o para tristeza de otros. Lo cierto es que empezamos a sentir una ansiedad o, en criollo, un “picapica” de tener dinero en mano para salir a la carrera y dejar nuestro aguinaldo en compras quizá no prioritarias-, pero que nos elevarán el ánimo ante tanto desgaste durante el año, ante tanto estrés, tensión, adversidades y, al final, en lugar de centrarnos en la verdadera esencia, pretendemos tapar al sol con un dedo. La NAVIDAD es más que decorar la casa, es más que ir de compras a buscar lo que no necesitamos, a gastar lo que no tenemos. NAVIDAD es la época de mayor dicha de un cristiano, al celebrar el nacimiento de JESUS, el hijo de Dios que ha sido dador de vida, porque gracias a esta pequeñita criatura nacida en un portal de Belén, nos ha salvado borrando el pecado original. Si tan sólo tomáramos conciencia de la magnitud del momento, haríamos de estas fechas la más bella de todos los meses del año. Sería motivo para agradecer, para bendecir, para alabar, para perdonar, para ayudar al más necesitado, para apoyar a quienes están pasando por un mal momento, para regalar cariño a nuestros seres queridos.

Lamentablemente, la vida nos va llevando al territorio donde la felicidad está en el bien material y no en nuestra esencia de seres humanos, cristianos, comprometidos y dispuestos a buscar nuestra felicidad en lo que somos, no en lo que tenemos y exhibimos para ser envidia de los demás. Aún estás a tiempo de vivir esta NAVIDAD de otra forma, de la que Dios te obsequió desde hace más de dos mil años y que aún no lo has valorado con la intensidad que merece, de hacer cambios en tu vida para ser cada día un mejor cristiano, de compartir con tu familia este sentir porque la NAVIDAD, al ser celebrada en su único motivo que es el de la NATIVIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, EL HIJO DE DIOS, será la mejor inyección de vida que tendremos y que nos permitirá continuar este tránsito por esta vida materialista y mundana hasta el final de nuestros días.

el protagonista de la temporada, la Navidad tiene un verdadero sentido y no podemos aceptar el comentario de que “Prefiero poner el arbolito, me da fastidio hacer un Nacimiento”…

- Deja que tus hijos y nietos hagan su carta de que se han portado bien…. Pero que se la dirijan al Niñito Jesús quien les dejará un regalito esa noche. No podemos restarle la ilusión a una criatura inocente, pero podemos contarle la Verdadera Historia de la Navidad, la La interrogante será entonces, única historia y la más hermosa que ¿ c ó m o l o g r a r l o ? M u y f á c i l , nos hace tener el corazón enorme por tanta misericordia de nuestro proponiéndotelo: Señor. - Inculca a tus hijos y nietos el verdadero sentido de la Navidad. Que tengan todos ustedes, una No desvíes su atención en otros HERMOSA Y FELIZ NAVIDAD, que personajes paganos que resten el Niño Dios les traiga en protagonismo a la llegada del abundancia mucho amor, salud, paz, tolerancia y serenidad para Verdadero: El Niño Jesús. vivir una vida de cristianos desde la - Busca un momento para que en entrega y la unidad, desde su familia puedan colocar en casa el identidad sagrada y no desde el Pesebre: Es esa sencilla repre- consumismo materialista-frívolo. sentación de la vivencia que nos ha dado salvación a todos los ¡Hasta el próximo año, si Dios lo cristianos. El árbol de navidad no es permite!

Una sección dedicada a Tu Hogar... Si quieres consultar algún consejo o tips, puedes escribirnos a gerencia@administratuhogar.com y con gusto estaremos respondiendo para ayudarte en tu Hogar. “Navidad es la época en la que todos quieren que se olvide su pasado y se recuerde su presente” - Phyllis Diller


PARROQUIA SAN LUIS GONZAGA - Teléfono: (0212) 992.02.86 Párroco: P. Luis Munilla - Vicario: P. Leonardo Wevers y P. José Vásquez Correo: parroquiasanluisgonzaga@salvatorianos.org.ve / pag web: http://www.salvatorianos.org.ve/gonzaga.html si quiere recibir el evangelio del domingo y otras informaciones, envíenos su dirección de correo

HORARIO DE MISAS Lunes a Viernes 6:30 p.m. / Martes a Viernes 8:00 a.m. Sábados 8:00 a.m. y 6:00 pm. Domingos 7:00 - 9:00 - 11:00 a.m. 1:00 - 5:00 - 7:00 p.m.

Despacho Parroquial Lunes a Viernes 8:30 a.m. a 12 M. 2:30 p.m. a 6:00 p.m.

Actividades Propias

Otras Actividades

Charla Prebautismales: miércoles 8:00 p.m. Bautizos: sábados 4:00 p.m. Hora Santa: Jueves 4:00 p.m. Ad. Santísimo: 1º viernes 8:30 a.m. Cristo Vive: lunes 4:30 p.m. Apost. Fátima jueves 8:30 a.m. Cáritas Parroquial Jueves 9:00 a.m.

Encuentros Conyugales Telf. 977.2483 (Carlos e Irma) Encuentros de Novios Consultar en el Despacho Padres sin Parejas miércoles 8:30 p.m. Fundación Bipolar Telf. 461.9043 Alcohólicos Anónimos lunes a viernes y domingos 6:30 p.m. Codependientes Consultar en el Despacho Comedores Compulsivos Martes y Jueves 8:00 p.m. Jugadores Anónimos martes y viernes 7:00 p.m. Club Tercera Edad Miércoles 3:00 p.m.

PARROQUIA SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS Teléfono: (0212) 872.51.19 Párroco: P. Willy Polders; Vicarios: P. Miguel Grobben, P. José Craet, P. Gustavo Carrillo, P. Agustín van Baelen y Hno. Efraín Corona Telf. El Amparo 870.35.16

Secretaría: de 4:00 a 6:00 p.m. Lomas Urdaneta

MISAS

Santos Angeles Custodios: Martes y Jueves 6:30 p.m. Domingos 10:30 a.m. Santo Cristo El Amparo: Martes a Viernes 6:00 p.m, Domingos 8:00 a.m. y 10:00 a.m. San Miguel Arcángel: Martes y Jueves 6:00 p.m, Domingos: 8:30 a.m y 10:00 a.m. 5:00 p.m. Los 12 Apóstoles: Miércoles 6:00 p.m. Viernes 6:00 p.m Domingos 8:30 a.m 10:00 a.m., y 5:00 p.m. Divino Niño Jesús: Miércoles y Viernes 6:00 p.m. Domingos 11:00 a.m. San José: Miércoles 7:00 p.m. Domingos 8:00 a.m y 6:30 p.m. San Martín de Porres: Domingos 11:30: a.m. María Madre del Salvador: Lunes, Miércoles y Viernes 6:00 p.m. Domingos 9:00 a.m. María de Nazareth: Martes y Jueves 6:00 p.m. Domingos 10:00 a.m.

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN Teléfono: (0286) 934.55.19 Párroco: P. Mario Pérez Vicario: P. Gilberto Vivas y P. Néstor Briceño

MISAS

Virgen del Carmen: Martes, Jueves y Sábado 6:00 p.m. Domingo 9:30 a.m y 6:00 p.m. Madre del Salvador: Lunes, Miércoles y Viernes 6:00 p.m. Domingo: 8:00 a.m. San Pedro Claver: Jueves 6:00 p.m. Domingo 8:00 a.m. Divino Salvador: Domingo 9:30 a.m. Sagrado Corazón de Jesús: Sábado: 4:30 p.m.

PARROQUIA SAN RAFAEL ARCÁNGEL Teléfono: (0274) 266.62.83 P. Lorenzo Garijo Ramírez (párroco) 0414 867 82 89 lorenzo.garijo@gmail.com; lorenzoparroco@terra.es P. Juan Leenders (vicario)

MISAS

Misas: San Rafael: Domingos 10:00 a.m. Martes a sábado 6:00 p.m. Confesiones: antes de las misas. Santo Niño de Escuque: Domingos 11:00 a.m. Martes a sábado 7:00 p.m. Cofradía del Santísimo: 2º domingo de mes. 11:00 a.m. Legión de María: jueves: 3:00 p.m. Niños Salvatorianos: sábados 2:30 p.m. Bautizos: sábados 11:00 am. Visita y comunión a los enfermos: 1º viernes de mes. Hora Santa vocacional: San Rafael, jueves 5:00 p.m. Santo Niño de Escuque, jueves 6:00 p.m.


Revista Iglesia y Vida (Diciembre 2009 - Enero 2010): Navidad