Issuu on Google+

Viajando por mi computadora [Escribir el subtítulo del documento] Había una vez dos chicas que estaban jugando en el computador, empezó a llover y antes de que apagaran el computador un rayo cayó transportándolas a un juego llamado paraíso, ahí tenían que superar retos para poder destruir a la bruja malvada y hacer que el paraíso volviera a su normalidad. Autoras: Ligia Murillo Escobar y María Isabel Calderón Guevara 06/08/2013


Viajando por mi computadora Había abía una vez dos chicas llamadas Rosa y Clara ellas eran amigas desde el jardín .Un día Claraa fue a la casa de Rosa a jugar. EEllas llas se pusieron a jugar en el computador, un juego llamado al paraíso paraíso. Ell juego trataba de superar los obstáculos, destruir a la reina y sus duendes para poder convertir es este lugar en un paraíso.


Empezó a llover y Rosa le dijo a Clara que apagara el computador antes de que un rayo lo quemara quemara; pero, antes de que lo apagara apagara, cayó un rayo y creo un portal que succionó a Clara y a Rosa metiéndolas olas dentro de la computadora. Ellas al cruzar el portal aparecieron en el juego paraíso. Ellas al ver el lugar creyeron que estaban soñando pero de repente un hada llamada Flora ora (hada de la naturaleza) les dijo: “esto no es un sueño este rayo las trajo aquí por una razón y esa razón es para que salven el paraíso de la reina malvada llamada Iris Iris”,, Flora les conto la leyenda de que algún día vendrían dos amigas a derrotar a la reina con su gran poder poder; el de la amistad, y clara le pregunto al hada: ¿y cómo haremos eso? Iris dijo no lo sé ustedess mismas tendrán que descubrirlo y de repente el hada desapareció y ellas se preguntaron a donde se había ido. Ellas empezaron su misión hacia el castillo de la reina malvada, en el camino sintieron que las perseguían. perseguían Ellas las empezaron a buscar entre los arbustos bustos y


encontraron a un duende de la reina que las estaba siguiendo para poder que la reina les arruinara la misión. Así que lo encerraron en una jaula para que las llevara al castillo, el decidió ayudarlas ya que estaba cansado de los gritos y regaños d de e la reina. reina Ellas le dijeron: “te te tenemos un trato si tus nos das el mapa del paraíso te dejamos libre pero con una condición ón que no le cuentes a la reina”. El aceptó el trato y les dio el mapa y ellas lo liberaron pero el decidió seguirlas y ayudarlas pa para ra que pudieran pasar todas las trampas y los obstáculos que la reina les ponía para que no pudieran completar su misión.


Después de varias horas de camino se encontraron con varios duendes enviados por la reina para capturar a una de ellas y encer encerrarla por siempre en el calabozo zo del castillo arr arruinando uinando completamente su misión. Cuando uando los duendes encontraron a las chicas capturaron a Clara y la llevaron en un helicóptero pero Rosa no se rindió y se sujetó de una de las patas del helicóptero. El helicópter helicóptero o las llevo directamente al castillo de la reina, cuando llego al castillo, Rosa se arrojó cayendo en el jardín trasero para poder que nadie se diera cuenta de que estaba en el castillo,

ella trato de buscar la entrada al castillo pero no la


encontró así que miro el mapa y vio que había una escotilla secreta detrás del árbol más grande así que entro en él y llego a la habitación de la reina, ella se ocultó debajo de la cama y se fue silenciosamente a las celdas. Allí estaba Clara aburrida y triste. Rosa al verla le dijo que te pasa Clara se sorprendió al verla y le dijo que ella creía que no iba a volver por ella Rosa le dijo que como se le ocurría si ella era su amiga y eso nunca iba a cambiar, cuando Rosa dijo eso el calabozo enseguida desapareció dejando a Clara libre; al ver lo que paso, las dos chicas dijeron: ¿Qué ha pasado? Al decir aquello inmediatamente Flora apareció y les dijo que el calabozo había desaparecido gracias a que ya habían descubierto su poder, cuando de repente apareció el duende y dijo: “escóndase la reina viene para acá”. Así que las chicas se hicieron invisibles, cuando la reina bajo le pregunto al duende donde está la chica, el duende dijo: “vino su amiga y se escaparon y el calabozo desapareció”. La reina dijo: “o no así que se escaparon, ahora nadie podrá detenerlas” voy a mandar a mis duendes a que las busquen esta vez no se escaparan ya que vamos a tenderles una trampa en el bosque del encanto,


pondremos ahí una jaula anti magia para que no puedan escapar esta vez y así no se saldrán con la suya. Pero lo que La reina no sabía era que ellas estaban escuchando su plan. Apenas la reina se fue al bosque a tender la trampa ellas planearon la suya Clara dijo: “vamos con la reina pero que no se dé cuenta y apenas tienda la trampa tú vas y la atraes hacia ella y yo dejo caer la jaula sobre la reina y así salvaremos el paraíso. Ellas continuaron con el plan y les salió a la perfección, cuando la reina cayó en su propia trampa desaparecieron los duendes y las dos chicas hicieron desaparecer a la reina, el paraíso volvió a la normalidad, el hada desdé ese momento quedo gobernando el paraíso y les dijo a las chicas: “ustedes van a volver a su casa y cuando despierten esta mañana creerán que todo fue un sueño”. Cuando las chicas llegaron a casa se acostaron a dormir y cuando despertaron creyeron que era un sueño tal como dijo el hada, pero


había un pequeño detalle todavía tenían sus poderes y entre más se unieran más crecían sus poderes, así que ellas descubrieron el gran poder que tenían pero a ellas no les importaban los poderes sino su amistad que duraría por siempre.

Fin Autoras: Ligia Murillo Escobar y María Isabel Calderón Guevara.


Viajando por mi computadora