Issuu on Google+

Publicación de Misioneros de Guadalupe

Papa Francisco, nuevo sucesor de Pedro La liturgia de la Eucaristía en la Misión

Mayo 2013 Año LXIV • Núm. 761 • Ejemplar gratuito


Benedicto XVI

Dios crea en el mundo un misterio de comunión humano y divino

S

in comunión no puede haber testimonio: el gran testimonio es precisamente la vida de comunión. Lo dijo claramente Jesús: “En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros” (Jn 13, 35). Esta comunión es la vida misma de Dios que se comunica en el Espíritu Santo, mediante Jesucristo. Benedicto xvi Homilía con ocasión de la apertura de la Asamblea Especial para Oriente medio del Sínodo de los Obispos 10 de octubre de 2010


Intenciones P. Juan Antonio Muñoz Hernández, mg

General: Por la justicia. Que quienes administren la justicia actúen siempre con integridad y recta conciencia.

Existe un vínculo muy estrecho entre verdad y justicia: no puede haber una sin la otra, no pueden separarse. Habiendo buena voluntad, la violencia en nuestro país debe cesar y las partes implicadas deben buscar soluciones justas para toda la población, que pide una vida digna y un futuro de paz, en libertad y sin miedo. Nuestro testimonio cristiano es del todo importante: al partir de una renovación espiritual interior y de una experiencia de conversión, hemos de fomentar trabajos que promuevan la justicia y la verdad, que respondan a las expectativas de las personas, sin perder la esperanza ni caer en el desaliento, aun cuando nuestros proyectos parezcan irrealizables.

Misionera: Por los seminarios. Que los seminarios, especialmente en Iglesias de Misión, formen pastores según el corazón de Cristo, dedicados por entero al anuncio del Evangelio.

Los sacerdotes son los primeros evangelizadores y abordar el tema de su formación es urgente y necesario. Los jóvenes ahora se enfrentan a crisis de familia, materialismo y enfriamiento de la experiencia religiosa. Las tareas de acompañamiento y discernimiento vocacionales en seminarios asumen un papel central, pues los formadores deben actuar conforme a criterios objetivos del carácter específico del sacerdocio: opción radical y auténtica por Dios; centralidad de Cristo; capacidad de amar y entregarse a Dios como centro de la propia existencia, todo lo cual requiere a la vez vivir en soledad y construir relaciones sanas con otros, en la práctica de los consejos evangélicos. Mayo 2013

1


Índice

6

La liturgia de la Eucaristía en Angola P. Felipe de Jesús Martínez Navarro, mg

Publicación de Misioneros de Guadalupe

Ejemplar gratuito. Prohibida su venta. Año LXIV • Núm. 761 • Mayo 2013

DIRECTORIO Director: P. Víctor Manuel Zavala Contreras

8

En Misión permanente María Esthela Barbosa Puente

Coeditor: Juan José Ramírez Escarza Diseño editorial: Lourdes Reyes Esquivel Ilustración: Daniel Baltazar Sarabia Enlace administrativo: Mariana Valeria Córdova Sosa

18

1 3 4 5 10 12 14 16 21 24

La fe de Sharon P. Javier González Martínez, mg

Benedicto xvi Intenciones Editorial Página del lector Habemus Papam Pastoral de la salud Vida mg Ad Gentes Pastoral vocacional Sólo para niños. Club de Niños mg Centro de Orientación Vocacional Bienhechores

Línea Misionera: 01 800 00 58 100

Webmaster: Jorge Hugo Guerrero Luna Sitio web: www.revistaalmas.com.mx Portada El P. José Antonio Morales C., mg, durante una celebración de bautizos en la estación misionera del mercado de Yang Dong, en Kwangju, Corea.

www.mg.org.mx

Almas es editada por Editora Escalante, sa de cv, Córdoba 17, pb, local 1, Col. Roma, Del. Cuauhtémoc, cp 06700, México, df; editor responsable: P. Juan José Márquez Echeverría. Distribuida por Misioneros de Guadalupe, ar, Cantera 29, Col. Tlalpan, Del. Tlalpan, cp 14000, México, df. Certificado de Licitud de Título Núm. 555 (Época SEP), y Certificado de Licitud de Contenido Núm. 4414. Certificado de Reserva de Derechos al uso exclusivo del Título Núm. 04-1999-050317152800-102. Impresa en Reproducciones Fotomecánicas, sa de cv, Duraznos 1, esquina Ejido, Col. Las Peritas Tepepan, Del. Xochimilco, cp 16010, México, df. Tel. 5334 1750. Registro Postal Publicaciones Núm. PP09-0298 autorizado por Sepomex. El Instituto de Santa María de Guadalupe para las Misiones Extranjeras fue fundado en 1949 por el Episcopado Mexicano y la Pontificia Unión Misional del Clero para formar y enviar misioneros a los países no cristianos que le señale el Santo Padre. El Papa Pío xii aprobó sus Constituciones. El Primer Superior General fue Mons. Alonso M. Escalante. El Instituto es sostenido por los católicos mexicanos.


Editorial

La Resurrección de Jesucristo En diversas partes del Nuevo Testamento se habla de la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos. Jesucristo ingresa en la muerte para hacer brotar la vida. Él se reunió con los hombres que habían fallecido, para proclamar entre los que fueron justos la Buena Nueva. Esa es la última fase de su Misión y simboliza la extensión de su obra redentora a todos los hombres de todos los tiempos y de todos los lugares. Jesucristo murió de verdad, pero al resucitar venció a la muerte. Los signos de su Resurrección, como son el sepulcro vacío y sus varias apariciones, son la constatación de que su cuerpo escapó de la muerte y la corrupción gracias al poder divino. Estas mismas evidencias prepararon a los apóstoles para aceptar la verdad que les era incomprensible, pues la Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe. Por ello, los testigos del Resucitado fueron las piedras fundacionales de nuestra Iglesia. La Resurrección de Jesucristo no fue un retorno a la vida terrena como en el caso de las resurrecciones milagrosas que Él realizó en otras personas que en cierto momento volverían a morir. Su cuerpo conservó las huellas de su Pasión, pero dejó de estar situado en un tiempo y un espacio específicos, para poder hacerse presente a su voluntad donde y cuando quiera. La Resurrección de Jesucristo cumple las promesas del Antiguo Testamento y las que Él mismo hizo durante su vida terrenal. Pero los aspectos más importantes del misterio pascual son que Jesucristo, por su muerte, nos liberó del pecado, y, por su Resurrección, nos abrió el acceso a una nueva vida y nos alcanzó la nueva participación en la gracia de Dios. Por ello es principio y fuente de nuestra resurrección futura. Este mes el Padre Javier González comparte la historia de fe de una niña keniana. El Padre Felipe Martínez escribe acerca de la celebración de la liturgia en Angola. Y Esthela Barbosa, antigua Misionera Laica Asociada, nos comenta algunas de las labores que realiza ahora en favor de la Misión. Esperamos que la lectura de estos testimonios renueve en nuestros lectores el gozo por compartir el mensaje de salvación de Jesucristo. Mayo 2013

3


Página del lector Estimados Misioneros de Guadalupe, ahijados: La señora Guadalupe F. viuda de P., a quien sus vecinos conocíamos cariñosamente como Lupita, fue Madrina de ustedes durante alrededor de 15 años. Era una vecina amable, cordial, sonriente, siempre servicial con quienes la necesitaban. En cuanto a su vida espiritual, aunque el clima fuera frío o lluvioso, no faltaba en la iglesia a Misa diaria, donde recibía la Comunión; los jueves, además, asistía a la hora santa y los viernes al Vía Crucis. En su hogar rezaba diariamente el santo Rosario y leía la Biblia. Nuestro Señor quiso premiar su fidelidad y la llamó a su lado el 14 de julio de 2012. Sus vecinas, que convivimos con ella más de 30 años, la recordamos con cariño. Ana Luz, Lilia y Gema Estimados ahijados: Soy Madrina de ustedes desde hace muchos años. Les escribo para saludarlos y compartir unos pensamientos con quienes leen Almas. He recibido hasta el momento muchos favores del Señor. Soy catequista de la Parroquia Madre Admirable desde hace 25 años aproximadamente, y aunque he tenido problemas que han puesto a prueba mi fidelidad, he procurado seguir adelante. Una de las razones es recordar que el Padre Alejandro Cortez Comparán, Misionero de Guadalupe, fue mi alumno; eso me entusiasma. Soy mamá de nueve hijos. Una de mis hijas hace tres años tuvo un tumor cancerígeno; otra de ellas se rompió un brazo. Yo también he tenido unas enfermedades muy duras, pero Dios y nuestra Madre nos han ayudado. Siempre rezo por ustedes. Espero que Dios los cuide y los conserve. Les pido una oración por la salud de mi esposo y mis hijos. Elena C. R.

4

Revista Almas


Papa Francisco “Tú eres Pedro…” (Mt 16, 18) La noche del 13 de marzo del año en curso apareció la fumata blanca por la chimenea de la Capilla Sixtina y minutos más tarde el Cardenal Jean-Louis Tauran anunció desde el balcón central de la Basílica de San Pedro que el Cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido como nuevo Sucesor de san Pedro, con el nombre de Francisco. El primer Papa de origen latinoamericano nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936. El 13 de diciembre de 1969 fue ordenado sacerdote. El 20 de mayo de 1992 fue nombrado Obispo Titular de Auca y Auxiliar de Buenos Aires. El 28 de febrero de 1998 fue nombrado Arzobispo de Buenos Aires. En el Consistorio del 21 de febrero de 2001 el Papa Juan Pablo ii lo creó Cardenal. ¡Enhorabuena por el nuevo Papa! Invitamos a nuestros lectores a que se unan en oración para pedir a Dios que ilumine el ministerio del Papa Francisco.


La liturgia de la Eucaristía en Angola Padre Felipe de Jesús Martínez Navarro, mg

El Padre Felipe Martínez comenta algunas características de las Misas en Cahama, Angola, y reflexiona sobre el significado de la Eucaristía en nuestras vidas. No cabe duda de que en toda África el día más alegre de la semana es el domingo, porque es cuando se celebra, en las Iglesias cristianas, la Resurrección de Jesús. En la Iglesia católica se festeja con la Eucaristía, que en la Parroquia de Cahama, la cual atiende Misioneros de Guadalupe, es preparada con esmero por parte de los diversos grupos entre los que se va alternando dicha responsabilidad. La ceremonia empieza afuera del templo. Los miembros del grupo responsable comienzan a cantar y danzar alineados en una doble fila. Cuando el sacerdote y los acólitos ingresan a la iglesia con la cruz, las velas y el incensario, en algunas ocasiones se rocía a los fieles con agua bendita; mientras esto ocurre, el coro inicia otro canto que comparten todos los fieles. Ordinariamente se celebra otra Misa, por separado, para los niños, pero hay veces 6

en que participan con el resto de los fieles, que en esas ocasiones llegan a sumar alrededor de 800 personas. Las Misas en México son muy concurridas, pero a veces se percibe entre los asistentes cierta prisa, y en algunos casos pareciera que se acude sólo por rutina u obligación. En África, en cambio, la gente asiste por la necesidad de orar, de escuchar la Palabra, de comulgar. Los diferentes momentos de la celebración son minuciosamente dispuestos y no se escatima en el tiempo requerido, por lo que nuestra Misa dominical ordinaria dura dos horas, a veces más. Por otra parte, para que la Palabra de Dios penetre en nuestros corazones, además de una buena preparación, hacemos uso de cantos y danzas que nos ayudan a sentir la presencia de Dios, a platicar con Él sobre nuestras dudas y problemas, o a pedirle que perdone nuestros errores y


nos dé la ciencia, la sabiduría y el entendimiento que necesitamos para ver y comprender cuál es su voluntad. En la Parroquia de Cahama también tenemos Misa todos los días a las 6:30 a.m. y la gente asiste por grupos: el grupo del Espíritu Santo asiste los jueves; el grupo de san Carlos Lwanga, los viernes; los que pertenecen a la legión de María, cada sábado, y así sucesivamente. Al salir de la iglesia el sacerdote se despide de las 20 o 30 personas que asistieron; si hay alguna noticia relevante para la comunidad, se comenta al respecto. La Eucaristía es una ocasión de purificar-

nos, de alimentar nuestro espíritu al escuchar la Palabra y de recibir a Jesús en el Sacramento, al tiempo que ofrecemos nuestros esfuerzos a Dios y nos comprometemos con nuestros hermanos.


En Misión permanente María Esthela Barbosa Puente

María Esthela Barbosa, quien años atrás colaboró con mg como Misionera Laica Asociada, comparte las labores que realiza hoy a favor de la Iglesia en su propia comunidad. “El que persevere hasta el fin, ése se salvará” (Mt 10, 22)

Mi nombre es María Esthela Barbosa Puente y fui Misionera Laica Asociada a Misioneros de Guadalupe. Durante 2001 realicé mi formación en Ixmiquilpan, Hgo., y en enero de 2002 fui enviada a la Misión de Perú, donde colaboré hasta 2005, primero en la Parroquia Sagrada Familia, en Cusco, con el P. Basilio Sánchez G., mg, y después en Paucartambo, Cusco, con el P. Marciano Márquez T., mg. Actualmente trabajo en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, en San Luis Potosí, donde tengo a mi cargo la coordinación del grupo de pláticas prebautismales, el de Confirmación y el de Primera Comunión, además de dar apoyo en la Misión permanente. Considero que el trabajo misionero continúa incluso en nuestro propio país. Por ello, en mi parroquia, junto con el Padre David Grimaldo, trabajamos en Misión permanente en cada uno de los 11 sectores que componen la jurisdicción parroquial. Conformamos un grupo de misioneros laicos de aproximadamente 65 personas, y nuestra labor representa un gran reto, ya que como nos dice Jesús: “Ningún profeta es bien recibido en su patria” (Lc 4, 24). La Misión permanente requiere despertar la conciencia de cada uno de los agentes de pastoral, con una preparación adecuada. Se busca renovar el encuentro personal con Jesús resucitado y comprometernos día a día a vencer las dificultades que se vayan presentando. Debemos recordar que como bautizados se nos encomienda apoyar 8

Revista Almas


la Misión, de acuerdo al proyecto de Dios, por lo cual es importante convertirnos en verdaderos discípulos misioneros: sencillos, humildes, serviciales. También procuramos dar un mensaje de amor, esperanza y verdad con nuestro testimonio de vida, pues solamente caminando juntos y en oración sembraremos la semilla de la fe en el corazón de nuestros hermanos. Así mismo, difundimos virtudes como el perdón y la reconciliación, al mostrar los valores que Jesucristo nos dejó en su Evangelio.

Para lograr que la Misión sea permanente también nos dejamos conducir por el Espíritu Santo, a la manera de los apóstoles, que repletos del Espíritu Santo comenzaron a proclamar las maravillas de Dios (cfr. Hch 2, 1-4), y para seguir su ejemplo y continuar la tarea que nos ha sido encomendada. Estimados lectores de Almas, los invitamos a unirse a nosotros en oración, con Cristo y en Misión permanente.

Mayo 2013


Pastoral de la salud

“La resurrección de la hija de Jairo”, de Johann Friedrich Overbeck

Diario de un capellán de hospital (parte 2 de 2) Abril 6 de 2000 En esta fecha se internó en el pabellón de enfermos terminales un señor de apellido Chong, tiene 65 años de edad y un cáncer de pulmón incurable. Me encaminé a su habitación para visitarlo y en el corredor me encontré a la religiosa encargada, quien me informó que el señor Chong no tenía religión, aunque sus hijos son protestantes y no se oponen a que el jefe de la familia ingrese a la Iglesia católica antes de morir. Cuando lo conocí me presenté como el capellán católico. Le pregunté si tenía mucho dolor y si era creyente. Señaló a su mujer y me dijo: “Toda mi familia es creyente, sólo yo no he abrazado la fe, por eso me ha venido esta enfermedad”. Le expliqué que Dios no castiga, pues es nuestro Padre amoroso y no le gusta vernos sufrir, por eso envió a Jesucristo, su 10

Hijo, quien murió siendo inocente; para dar fuerza a todos los que sufren. Luego le pregunté si quería orar conmigo, y lo hizo con mucho gusto. Le pedí a Dios que le mostrara su misericordia, que llenara su corazón de paz y amor, que lo fortaleciera con su Espíritu Santo. Cuando terminamos la oración corrían abundantes lágrimas por sus mejillas. Me agradeció y yo prometí volver para conversar un poco. Se quedó más tranquilo y su esposa me acompañó hasta la puerta de la habitación; también me agradeció la visita. Fueron transcurriendo los días y el enfermo atravesó las diferentes etapas que viven quienes se enfrentan a la muerte. Tuvo momentos de rechazo, de enojo y de depresión. Por varios días no quiso ver a nadie, ni aceptaba visitas. Luego comenzó a pedir que me llamaran, pues quería

Revista Almas


Comparto fragmentos de un diario donde apunté casos que me dejaron una profunda impresión, pues en ellos se manifestaron de manera palpable el gran amor y la infinita misericordia de Dios. P. José Sandoval Íñiguez, mg

verme. Después, una de las religiosas lo fue preparando para el Bautismo, aunque continuaba indeciso.

Le pedí a Dios que le mostrara su misericordia, que llenara su corazón de paz y amor, que lo fortaleciera con su Espíritu Santo. Cuando terminamos la oración corrían abundantes lágrimas por sus mejillas. Por otra parte, en el equipo de la capellanía se comentó que las relaciones con su esposa estaban mal, pues ella lo dejaba solo o no lo atendía adecuadamente. Cuando llegó un grupo de voluntarios para asearlo, se sorprendieron de ver lo sucio que se encontraba. El día del bautizo todos los miembros del equipo fuimos a su habitación.

Yo lo exhorté a que se arrepintiera de todas sus faltas y a que perdonara a todos los que lo habían ofendido. Después, tomando su mano y la de la esposa, le dije: “Haga de cuenta que su esposa representa a todas las personas a quienes usted debe perdonar; en la persona de ella reconcíliese con todos”. Con gran emoción de parte de él y de su esposa se realizó la ceremonia. Desde ese día en adelante su relación cambió totalmente: su esposa no se apartaba de su lado, lo aseaba y lo atendía con cariño, y era usual escucharlos conversar animadamente. A la semana siguiente murió, pero su rostro expresaba mucha paz y serenidad.

Mayo 2013

11


Vida MG

25 aniversario sacerdotal Padre Roberto Figueroa Gómez, mg Nacido en el seno de una familia católica, el Padre Roberto Figueroa escuchó desde pequeño el llamado al sacerdocio y este año celebrará su 25 aniversario sacerdotal.

El Padre Roberto Figueroa Gómez, mg, nació en Loreto, Zacatecas, el 7 de junio de 1957, del matrimonio del señor Ignacio Figueroa y la señora Eusebia Gómez. Estudió primaria y secundaria en su ciudad natal, y recuerda que desde niño sintió el llamado al sacerdocio. Su vocación se fortaleció gracias al ejemplo de los vicarios de su parroquia, al ambiente familiar cristiano y a la lectura de las revistas Almas y Aguiluchos, que perfilaron su interés hacia las Misiones. 12

En septiembre de 1970 ingresó al Seminario de Misiones. Estudió Filosofía en la Universidad Intercontinental (uic), donde luego también comenzó a estudiar Teología, hasta que fue enviado a la Misión de Kenia para completar su preparación sacerdotal. Fue ordenado presbítero en su terruño, el 23 de julio de 1988, por la imposición de manos de Mons. Juan Sandoval Íñiguez, entonces Obispo Coadjutor de Ciudad Juárez. El Padre Roberto comenzó su ministerio realizando trabajo de promoción

Revista Almas


vocacional en Guadalajara, Jalisco, de 1988 a 1993. Posteriormente, de 1994 a 2002, colaboró en la Misión de Kenia, donde tuvo oportunidad de proclamar el Evangelio entre la tribu maasai y la gente del barrio de Kibera. De 2003 a 2007 volvió a desempeñar su ministerio en la promoción vocacional, en esa ocasión en la ciudad de México. En el año

aunque destaca su labor a favor de las vocaciones y su desempeño en países de Misión. Así mismo, se siente agradecido con Dios, su familia, Misioneros de Guadalupe y el pueblo mexicano por el apoyo que ha recibido para desempeñar su vocación y compartir su fe entre los no cristianos. Él ha mencionado que sus prioridades son la primera evan-

2007 apoyó las labores de atención a bienhechores en Monterrey, nl, y en 2008 culminó su tesis y obtuvo el título de licenciado en Filosofía. De 2009 a 2012 tuvo la oportunidad de volver a compartir la Palabra de Dios en África, pero en la Misión de Mozambique. En fechas más recientes fue enviado a la Misión de Perú para seguir colaborando en la tarea misionera de la Iglesia.

gelización y el trabajo pastoral que le brinda mayor contacto con las personas, siempre buscando el desarrollo integral de las mismas.

El Padre Roberto comenta que se ha realizado plenamente en los trabajos que le han sido encomendados,

El próximo mes de julio cumplirá 25 años de vida sacerdotal. ¡Muchas felicidades, Padre Roberto!

Mayo 2013

13


Ad Gentes

Las Iglesias particulares La Iglesia de Cristo es una y católica, es decir, universal. Sin embargo, la realidad de la Iglesia universal se hace concreta en espacios territoriales y grupos humanos específicos, dando lugar a lo que llamamos “Iglesia particular”. El capítulo iii del decreto Ad Gentes aborda el tema de las Iglesias particulares y su actividad misionera, aunque el Concilio Vaticano ii elaboró el decreto Christus Dominus, que versa sobre el ministerio pastoral de los obispos y describe de manera clara el significado de una Iglesia particular. El número 11 de Christus Dominus nos dice: “la diócesis es una porción del Pueblo de Dios que se confía a un Obispo para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que unida a su pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por el Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular, en la que verdaderamente está y obra la Iglesia de Cristo, que es Una, Santa, Católica y Apostólica”. Por ello, una Iglesia particular no es distinta ni se separa de la Iglesia universal, sino que se constituye


cuando la Iglesia universal se hace presente en ella. Ad Gentes afirma que la implantación de la Iglesia en cualquier lugar y grupo humano se consigue cuando cuenta con los ministros e instituciones necesarias para vivir y desarrollar la vida del Pueblo de Dios bajo la guía del obispo propio, buscando la maduración en todos los campos de la vida cristiana: las congregaciones de fieles, la actuación civil y apostólica de los laicos, la participación oportuna en los medios de comunicación, la promoción del apostolado y de las vocaciones en las familias, la enseñanza de la catequesis y la inculturación de la liturgia. Ad Gentes determina como responsabilidad de los obispos y sus presbiterios fomentar el sentido de comunión con la Iglesia universal, y establece que, a su vez, ésta debe manifestar solidaridad con las Iglesias jóvenes, que frecuentemente se localizan en regiones pobres, padecen escasez de recursos materiales y de sacerdotes, y tienen necesidad de la continua acción misional de toda la Iglesia. Por otra parte, la ayuda recibida no exime la necesidad de organizar una pastoral vocacional

eficaz para la vida sacerdotal diocesana o la vida consagrada en los institutos religiosos, de forma que cada Iglesia pueda gradualmente proveerse de clero a sí misma y ayudar a las demás. El Código de Derecho Canónico establece que las Iglesias particulares son principalmente las diócesis. Sin embargo, se asimilan a ellas la prelatura territorial (Iglesias particulares a las que falta poco para ser constituidas en diócesis); la abadía territorial (territorios confiados a abadías); el vicariato apostólico (propio de tierras de Misión que no reúnen las condiciones para ser constituidas en diócesis); la prefectura apostólica (primer paso en la constitución de una diócesis); y la administración apostólica (confiadas a un administrador apostólico por un determinado tiempo).

Mayo 2013

15


Pastoral vocacional

Muchachos que siguen a Cristo P. Ignacio Flores García, mg

Estimados bienhechores, en diciembre del año pasado, además de Navidad y Año Nuevo, los Misioneros de Guadalupe celebramos la bendición y entrega de sotanas a un grupo de jóvenes seminaristas que aspiran a la vida misionera. Fueron trece los muchachos que escucharon el llamado del Señor y han respondido de manera generosa a la necesidad de dar testimonio de Cristo, el gran Pastor que nos ha enviado, en todos los tiempos, ejemplos de santidad en hombres y mujeres que responden generosamente a la vocación del amor. El evento se realizó en la Capilla central del Seminario Mayor mg, en la ciudad de México. Con la recepción de su sotana, los seminaristas dieron muestra de su libre decisión de asumir el compromiso de testimoniar ante sus hermanos, en cualquier parte del mundo, el amor que Dios manifiesta por todos nosotros. Sin duda fue una celebración muy emotiva, en especial al ver que otros compañeros seminaristas les ayudaban a revestirse cuando cambiaron sus trajes elegantes por sotanas negras. También al percibir en sus miradas la alegría o algo de nerviosismo, pero todos con una gran expectativa por lo que vendrá más adelante. Además, esa emoción se notaba en 16

las familias e invitados que los acompañaron. Todo ello fue una imagen que nos trajo recuerdos, a quienes hoy somos sacerdotes, de lo que vivimos años atrás en el seminario. Al día siguiente, cuando la celebración ya había terminado y los familiares e invitados estaban de vuelta en sus casas, recordé la escena de Pentecostés y pensé que, así como los apóstoles habían recibido la fuerza del Espíritu Santo, los muchachos habían recibido una sotana, y con ella aceptaban también el compromiso de anunciar la Buena Nueva dondequiera que se les envíe. Por ahora tal vez no tendrán que hablar otras lenguas, pero seguro se dirigirán a lugares distintos a aquellos donde han vivido con el fin de fortalecer esta etapa de su formación, y más tarde, posiblemente, podrán concluir su preparación en una Misión, a donde el Señor seguramente los asignará. Por ello, tres días más tarde los seminaristas salieron al estado de Nuevo

Revista Almas


León, donde, apoyados en el amor de Dios, una sotana y la formación que han recibido en el Seminario de Misiones, dieron testimonio de vida, en orden a seguir su vocación al modo de los apóstoles en Pentecostés. A los jóvenes que leen la revista Almas les pregunto: ¿No les gustaría ser un discípulo misionero de Jesús? ¿No se interesan por dar testimonio de su vida en el seguimiento de la vocación que Dios les ofrece? Estoy

seguro de que más de uno responderá que sí. Anímense a dar su testimonio en tierras extranjeras o en su diócesis, pues en todos lados se necesita escuchar la Palabra del Señor. Pidamos a Dios, queridos bienhechores, por estos seminaristas, discípulos de Jesús, que han recibido su sotana, para que perseveren y ofrezcan su testimonio dondequiera que vivan la experiencia de la Misión para transmitir el amor de Dios.

Mayo 2013

17


La fe de Sharon Padre Javier González Martínez, mg

El Padre Javier González narra la historia de una niña turkana cuya experiencia de fe acercó a ella y a su familia a conocer la Iglesia católica. Sabemos que la fe en Dios es una gracia que Él mismo nos concede. No se trata de una cualidad innata de los seres humanos, sino que el Espíritu Santo viene en nuestra ayuda para que podamos conocer a Dios. En cambio, lo que sí poseemos es la “experiencia de fe”, que en cada persona se desarrolla de manera particular y ocurre gracias a que otros nos han compartido su propia vivencia; por eso se habla de “transmisión de la fe”. A final de cuentas, los misioneros dedicamos nuestra vida a asegurar que haya quienes transmitan la experiencia de fe a los demás. Quiero compartir con los lectores de Almas el papel que la fe ha jugado en la historia de Sharon, una niña turkana de 10 años. Su papá se llama Simón Koloi y su mamá se llama Lucy Lominae. Sharon es la segunda de cuatro hermanos: tres niñas y un niño. Cuando tenía cuatro años de edad, le dijo a su papá que quería rezar con los católicos. Según su

18


mamá, a Sharon le gustaba un grupo organizado de niños y niñas: la Asociación Pontificia de Niños Misioneros (Pontifical Missionary Children, conocida más comúnmente como pmc). Hasta ese entonces, ella, sus padres y sus hermanos rezaban en la Iglesia de la Reforma de África Oriental. Su papá, director de una de las escuelas primarias de Kainuk, le dijo: “Dios está en todos lados, ve, pues, allá”, y Sharon invitó a su hermano mayor, Vicente.

Pero la historia no concluye ahí, pues hace un par de meses la señora Lucy, madre de Sharon y Vicente, me dijo: “Padre, yo también quiero asistir a la Iglesia católica”. Ella había sido bautizada en la Iglesia Pentecostal de Kainuk y luego de casarse, según las tradiciones turkanas, se fue a la Iglesia que su esposo frecuentaba. Sin embargo, la experiencia de fe de Sharon ha servido para que más personas de su familia descubran la riqueza de nuestra Iglesia.

Ahora los dos hermanos son miembros muy activos dentro de la comunidad parroquial y pertenecen a la Asociación Pontificia de Niños Misioneros. De hecho, Vicente, que ya tiene 13 años de edad, fue elegido coordinador del grupo por los 57 niños que lo conforman. Sharon, por su parte, es una niña que frecuentemente dirige los rezos del grupo y colabora en los cantos, pues tiene una bonita voz.

Creo que en las demás Iglesias cristianas y agrupaciones religiosas también trabaja el Espíritu Santo, y en ellas podemos encontrar riquezas espirituales diversas. Por eso, con este artículo no quiero sugerir, de ninguna manera, que unas Iglesias se debiliten a favor de otras. Lo que quiero destacar es el entusiasmo de la experiencia de fe de una pequeña, que a sus tempranos años nos enseña lo que eso vale.

Mayo 2013

19


Ella valora la fe que en muchos se ha debilitado y nos recuerda la importancia de compartirla, de transmitir una experiencia espiritual personal y profunda. La historia de Sharon no es un hecho sin mayor trascendencia. Kenia posee una sociedad muy religiosa, donde todo mundo cree en Dios y además existe un gran número de agrupaciones cristianas de varias denominaciones, así como no cristianas. La gente tiene un gran sentido de pertenencia a sus propias Iglesias, y aunque cambiar de una a otra puede ser frecuente, para hacerlo se debe contar con motivos fundamentados. Esta niña, a su modo, tuvo la razón suficiente para integrarse a nuestra comunidad y día con día nos enseña cómo vive la fe que Dios le regaló. Su experiencia la llevó a un grupo de niños misioneros; luego le animó

a hablar con su papá y la llevó a invitar a su hermano a la oración con los católicos, e incluso a compartir con sus otros dos hermanos la misma fe. Ahora también su mamá se ha sentido motivada por ello y da los pasos necesarios para unirse. Los misioneros sabemos que la fe viene de Dios, se manifiesta en las personas a través de las experiencias y madura si ellas se hacen misioneras de la fe que viven. Historias como la de Sharon nos brindan fortaleza espiritual e impulsan la Misión. Como en su caso, nosotros somos portadores del testimonio de muchos cristianos mexicanos que nos han confiado la responsabilidad de trasmitir la fe en la vida de la Misión. El testimonio de fe de todos ellos es un gran apoyo a nuestra labor evangelizadora en África y en el mundo.


S  

La Anunciación a María Cuando Dios decidió enviar a su Hijo al mundo, pensó que mientras Jesús fuera niño necesitaría una mamá que lo cuidara y educara. Por eso buscó entre todas las mujeres de la tierra y escogió a María, que era la más obediente y bondadosa de todas. Dios, que gusta de invitarnos a colaborar con Él, mandó al arcángel Gabriel para que llevara su mensaje a María. Gabriel se le apareció y la saludó, diciendo: “Dios te salve, María, llena eres de gracia”. Después le explicó que Dios la había escogido para ser la madre de su Hijo. María aceptó el anuncio del Señor y, aunque no sabía todo lo que iba a sufrir, prometió hacer lo que Dios deseaba. Ella cumplió con su encomienda a lo largo de su vida.


Celebremos a mamá En México el 10 de mayo se festeja el Día de las Madres. Se trata de una fecha especial, que celebramos en compañía de las personas más importantes para nosotros: nuestra familia. No es necesario dar grandes regalos, pues para las mamás el regalo más hermoso son sus hijos. Por eso, invitamos a los niños a que ese día recuerden buenos momentos, compartan y disfruten al máximo, pues lo principal es estar junto al ser más maravilloso: mamá. De igual forma debemos recordar a la Virgen María, madre de toda la humanidad, que nos cuida y protege desde el cielo. Agradezcamos que nos haya dado la fe en Jesucristo y que nos ayude a amar a los hermanos de otras partes del mundo, pues todos somos sus hijos. ¡Demostremos cuánto amamos a nuestras madres todos los días del año!


Portarretrato para mamá Realicemos y regalemos un portarretratos a nuestra mamá. Materiales: • Dos cuadros de cartón de 25 cm x 20 cm. • Una fotografía tuya o de tu mamá. • Tijeras y pegamento.

• Pinturas acrílicas. • Semillas y legumbres secas.

1. Recorta uno de los dos cartones como se muestra aquí.

2. Pega tu foto sobre el otro cartón.

3. Pega el cartón recortado, de manera que forme el marco del portarretratos. Puedes pintarlo, si así lo deseas.

4. Pega las semillas o legumbres que desees sobre el marco.

5. Listo


¡Ven a vivir una nueva experiencia vocacional! El Centro de Orientación Vocacional de Misioneros de Guadalupe en la ciudad de México te invita a que participes en el

Retiro de discernimiento que se llevará a cabo del 24 al 26 de mayo de 2013 en el Seminario Mayor mg, ubicado en Tlalpan, ciudad de México. Si vives en la zona centro del país y cursas secundaria, preparatoria o licenciatura (también puede ser trunca o terminada), te ofrecemos un momento de reflexión para que descubras por ti mismo qué es lo que Dios desea para ti. Para más información: cov México Tel.: (01 55) 5573 3000 exts. 109, 173 y 179 Línea Misionera (sin costo): 01 800 00 58 100 Correo electrónico: vocacionesmg@hotmail.com Sitio en internet: www.vocacion.mg.org.mx Facebook: cov México


Estimados Padrinos: Los Misioneros de Guadalupe en México y en Misiones los felicitamos y festejamos por la paternidad que Dios les ha concedido. Agradecemos la cooperación que nos brindan mes con mes. Rogamos a Dios que los bendiga y los tenemos en cuenta en nuestras oraciones cada día. Señor Dios, Padre bueno, creador del género humano, tú enviaste a tu Hijo Jesús para redimir y salvar a los hombres. Él quiso nacer en una familia como la nuestra, le diste a la Virgen María como madre y a san José como padre. Te pedimos por estos padres, para que, a ejemplo de san José, amen a sus hijos, los cuiden y protejan. Sobre todo enséñales a amarte a ti, que eres nuestro Padre del Cielo, que te sirvan en todo y alcancen finalmente la vida eterna. Te lo pedimos a ti, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén. Atentamente,

Envío de nombres Estimados bienhechores, los invitamos a enviar los nombres de los papás a quienes deseen que tengamos presentes en las Eucaristías que celebraremos durante junio. Lo pueden hacer por diferentes medios: Correo postal: A cualquiera de las direcciones de nuestras oficinas, las cuales aparecen en la contraportada de la revista Almas. Correo electrónico: oracionespapas@mg.org.mx Línea Misionera (sin costo): 01 800 00 58 100 Tarjeta por Día del Padre: Les fue entregada por su Promotor Misionero.


Únete a la Misión Padre José Antonio Morales Castro Misionero de Guadalupe Nació en 1954, en Guamúchil, Sin. Ingresó al Seminario de Misiones en 1965 y concluyó su preparación sacerdotal en la Misión de Corea. Recibió el presbiterado de manos de Mons. Ramón Godínez Flores, Obispo Auxiliar de Guadalajara, el 20 de febrero de 1982. Durante sus primeros años de ministerio colaboró en el Seminario Menor, primero como asesor y después como rector. Desde 1988 ha compartido el Evangelio en la Misión de Corea. Recientemente fue nombrado Director Espiritual del Seminario Mayor, cargo que desempeñará a partir de este año. La vocación del Padre José Antonio nació gracias a una plática vocacional que ofrecieron sacerdotes mg mientras estudiaba la primaria. Tú también puedes llevar el Evangelio a quienes más lo necesiten.

¡Responde al llamado de tu vocación!

Ciudad de México Cantera 29, Col. Tlalpan, Del. Tlalpan, cp 14000, México, df. Tel. (01 55) 5655 2691

Guadalajara Madero 837, esq. Escorza, Centro, sj, cp 44100, Guadalajara, Jalisco. Tel. (01 33) 3825 2315

Línea Misionera: 01 800 00 58 100

Monterrey Habana 105, Col. Altavista, cp 64840, Monterrey, Nuevo León. Tel. (01 81) 8358 2101

Villahermosa Ejército Mexicano 167, Col. Atasta de Serra, cp 86100, Villahermosa, Tabasco. Tel. (01 993) 315 2934

www.revistaalmas.com.mx


Almas mayo web