Issuu on Google+

Enero 2012 Año LXIII • Núm. 745 Ejemplar gratuito

Publicación de Misioneros de Guadalupe

Cincuenta años de Misión en Corea


PapaBenedict o xvi El camino hacia la paz

Q

ueridos amigos, dirijamos de nuevo la mirada a Jesús, en brazos de María su Madre. Mirándolo a él, que es el “Príncipe de la paz” (Is 9, 5), comprendemos que la paz no se alcanza con las armas, ni con el poder económico, político, cultural y mediático. La paz es obra de conciencias que se abren a la verdad y al amor. Que Dios nos ayude a progresar en este camino durante el nuevo año que nos concede vivir. Benedicto xvi Ángelus, Solemnidad de Santa María, Madre de Dios 1 de enero de 2011


Intenciones

del Santo Padre Benedicto

xvi

para 2012

P. Sergio César Espinosa González, mg

General: Por las víctimas de desastres naturales Que las víctimas de desastres naturales reciban el alivio espiritual y material necesario en la reconstrucción de sus vidas. En un mundo globalizado, con medios de comunicación instantánea, no podemos ignorar el sufrimiento de las personas en diversos países. Entre las causas de dicho sufrimiento están los diferentes desastres naturales. El Papa nos pide comenzar el año con una gran disposición para aliviar el dolor de quienes han sido afectados por dichos desastres. Todos podemos cooperar con nuestra oración, algunos podremos aportar también algo material (medicina, ropa, comida, dinero, etc.), y otros tal vez podrían trabajar como voluntarios en los lugares afectados.

Misionera: Por el empeño de los cristianos en favor de la paz Que el empeño de los cristianos en favor de la paz sea ocasión de testimoniar el nombre de Cristo a las personas de buena voluntad. Detrás de la violencia y de la guerra hay personas que deciden emprender o apoyar acciones bélicas; gente que usa la violencia para resolver conflictos; personas que usan la fuerza para conseguir injustamente lo que no han ganado con su trabajo. Los cristianos debemos conformar una opción decidida por la paz, porque fue el camino que recorrió Jesucristo y es el camino que nos invita a recorrer a los que le seguimos. Hay que rezar y ser constructores de paz en nuestro entorno: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9).

Enero 2012

1


Publicación de Misioneros de Guadalupe Ejemplar gratuito. Prohibida su venta Año LXIII • Núm. 745 • Enero 2012

6

8

Un reconocimiento alentador

Dios manifiesta su amor en cualquier momento

P. José Sandoval Íñiguez, mg

P. Juan Pablo Álvarez Cornejo, mg

DIRECTORIO Editor responsable P. Juan José Márquez Echeverría Director P. Víctor Manuel Zavala Contreras Auxiliar editorial Juan José Ramírez Escarza Diseño gráfico Lourdes Reyes Esquivel Ilustración Elia María Bañuelos Hernández Webmaster Jorge Hugo Guerrero Luna www.revistaalmas.com.mx

Portada El P. Juan Francisco Torres I., mg, convive con niños de la Parroquia de Kumdang, en Corea.

Almas es editada por Editora Escalante, sa de cv, Córdoba 17, pb , local 1, Col. Roma, Del. Cuauhtémoc, cp 06700, México, df. Distribuida por Misioneros de Guadalupe, ar, Cantera 29, Col. Tlalpan, Del. Tlalpan, cp 14000, México, df. Certificado de Licitud de Título Núm. 555 (Época SEP), y Certificado de Licitud de Contenido Núm. 4414. Certificado de Reserva de Derechos al uso exclusivo del Título Núm. 04-1999050317152800-102. Impresa en TranscontinentalReproducciones Fotomecánicas, sa de cv, Democracias 116, Col. San Miguel Amantla, Del. Azcapotzalco, cp 02700, México, df. Tel. 5354 0100. Registro Postal Publicaciones Núm. PP090298 autorizado por Sepomex. El Instituto de Santa María de Guadalupe para las Misiones Extranjeras fue fundado en 1949 por el Episcopado Mexicano y la Pontificia Unión Misional del Clero para formar y enviar misioneros a los países no cristianos que le señale el Santo Padre. El Papa Pío xii aprobó sus Constituciones. El Primer Superior General fue Mons. Alonso M. Escalante. El Instituto es sostenido por los católicos mexicanos.

16

20

Conocer a Dios nos llena de esperanza

La experiencia pastoral en la Misión de Corea

P. Héctor Díaz Fernández, mg

P. Juan Francisco Torres Ibarra, mg

Papa Benedicto xvi • Intenciones • Editorial • Página del lector • Pastoral de la salud • Vida mg • Centro de Orientación Vocacional • Festejos por el centenario de Maryknoll • Sólo para niños. Club de Niños mg • Bienhechores •

Línea Misionera: 01 800 00 58 100 www.mg.org.mx

1 3 4 10 12 15 18 21 24


Edit orial

Año Nuevo, renovación de compromisos

E

stimados lectores de Almas, iniciamos un año más con la alegría que nos trae haber festejado el nacimiento de Cristo. En este nuevo ciclo esperamos cumplir los compromisos que establezcamos con nosotros mismos y con nuestra comunidad, y seguir esforzándonos para que la paz y la concordia reinen en nuestras vidas. El presente año traerá eventos muy importantes para el mundo. En la xiii Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en el Vaticano del 7 al 28 de octubre, se reflexionará sobre el tema: “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”, y sus aportes serán muy importantes para el devenir de la Iglesia universal. En cuanto a nuestro Instituto, los Padres que laboran en la Misión de Cuba serán partícipes de los festejos por los 400 años de la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre. Por su parte, la Misión de Corea festejará 50 años de labor evangelizadora. Asia es el continente con menor número de católicos y Corea del Sur se ha destacado en los últimos tiempos porque cada año cerca de 100 mil personas piden ser bautizadas, con lo que el porcentaje de su población católica ha aumentado notablemente. La evangelización en Corea ha sido permanente, desde el comienzo en el siglo xviii –iniciada no por sacerdotes o religiosos sino por laicos–, pasando por periodos de cruenta persecución, hasta llegar a nuestros días, en los que mg sigue esforzándose por compartir la Buena Nueva. A lo largo de este año, con el testimonio de nuestros misioneros, procuraremos abordar los temas mencionados. Comenzamos con un número dedicado a la Misión de Corea, pues los artículos publicados podrán ofrecer una imagen general de la Iglesia en ese país y de la contribución de nuestro Instituto a su evangelización. Esperamos que su lectura, junto con el inicio de año, signifiquen un impulso para que se renueve el compromiso misionero de todos. Enero 2012

3


Página del lect or Estimados misioneros, deseo informarles sobre el deceso de mi abuelita, quien fue su Madrina por más de 70 años. Su nombre era Ma. Concepción B. y falleció el 19 de abril de 2011, a la edad de 92 años. Ella sólo tuvo un hijo, pero conoció a seis nietos, 10 bisnietos y un tataranieto. Siempre nos dio ejemplo de fortaleza en la fe, para conservar la

confianza en Dios y en la Virgen milagrosa, a quien ella se refería como “Mamá”.

Mi nombre es Montserrat C. y los quiero hacer participes de cómo llegó la revista Almas a nuestra casa y del fruto tan grande que dio en nuestra familia.

mi papá que le preguntara al señor que llevaba la revista Almas cómo podía hacer para entrar al seminario. A los pocos días se comunicó con nosotros el Padre Roberto Figueroa y le dio toda la información necesaria a mi hermano.

Un día llegó un hermano a invitarnos para ser Padrinos de mg. Mi mamá y mi papá lo platicaron y aceptaron la idea. Mi hermano Roberto tenía la inquietud de ser sacerdote, pero no quería ser diocesano, así que cuando vio las revistas dijo que quería ser misionero, ya que de niños fuimos integrantes de la Infancia y Adolescencia Misionera (iam). Él trabajaba, así que le pidió a 4

Revista Almas

Agradezco las oraciones que hacen por el eterno descanso de sus bienhechores y la atención dada a este escrito. ¡Que Dios los llene de bendiciones! Sara Guadalupe G.

Cuando mi hermano estaba en el cov nuestro papá falleció, pero se fue contento porque sabía que su hijo había escogido un buen camino e iba a entrar al seminario. Nosotros seguimos siendo Padrinos, ahora con mucho más gusto, porque tenemos en mi hermano el ejemplo de que


la revista Almas da frutos. Ahora él estudia en Kenia como seminarista de Misioneros de Guadalupe. Les envío la fotografía

del día que se fue al Cisemi, en Guadalajara. Montserrat C.

José Roberto Cruz P., seminarista mg en Kenia.

Queridos ahijados, les mando un saludo muy afectuoso desde la hermosa ciudad de Aguascalientes, Ags. Quiero pedirles que por favor me digan qué colores del santo rosario pertenecen a cada continente y su significado. Se los agradeceré muchísimo. ¡Dios los Bendiga! María del Socorro P. M. Estimada Madrina, las cuentas de colores que forman el rosario misionero son para recordar, a quienes rezan el Rosario, que

tengan en cuenta a los misioneros y a los no cristianos de los cinco continentes del mundo, uno por cada misterio y por cada color. De esta forma, el color verde corresponde al primer misterio y simboliza a África; el color rojo, segundo misterio, representa a América; el color blanco, del tercer misterio, es para recordar a Europa; el color azul es para el cuarto misterio y simboliza a Oceanía; y el color amarillo, del quinto misterio, representa a Asia. Redacción de revista Almas Enero 2012

5


Un reconocimiento alentador Padre José Sandoval Íñiguez, mg

El Padre José Sandoval comparte una reflexión motivada por una encuesta realizada para conocer la opinión del pueblo coreano sobre las distintas religiones que hay en el país.

U

n grupo protestante realizó en Corea una encuesta, a nivel nacional, en la cual preguntó a la gente cuál era la religión que le inspiraba mayor confianza. De los encuestados, 47% fueron gente que no practica ninguna religión; 22.8%, budistas; 18.3%, protestantes; y 10.9%, católicos. El resultado de dicha encuesta indica que la religión que inspira más confianza es la católica (35.2%), seguida del budismo (31.1%) y la protestante (18%). Resulta curioso que, además, entre los encuestados que

6

Revista Almas


Misión sienten mayor confianza hacia la Iglesia católica 14.1% son protestantes y, a su vez, 1.1% de quienes sienten mayor confianza hacia la Iglesia protestante son católicos. Este resultado debe ser un incentivo para que la Iglesia católica continúe fielmente su trabajo y su servicio en favor del pueblo coreano. Si a pesar de las muchas limitaciones y fallas que tenemos se recibe un reconocimiento como este, debe reconocerse que es el Espíritu de Dios el que impulsa a la Iglesia y se sirve de ella como un instrumento de su obra en el mundo. Si nos preguntamos a qué se debe el prestigio que tiene la Iglesia católica en Corea, habrá que mencionar su testimonio evangélico, su lucha por la justicia, su promoción de la democracia y, sobre todo, su compromiso en la defensa de los derechos de los más pobres y de los explotados. Como en otros países, en Corea la Iglesia católica fue la primera que construyó hospitales, orfanatorios, asilos de ancianos y otras instituciones de ayuda a los más desprotegidos de la sociedad. Ese es el ejemplo y el encargo que le dejó su fundador, pues Jesucristo se conmovió por los pobres y los enfermos, de manera que los curó y los alimentó al mismo tiempo que les anunció el Reino de Dios.

de

Corea

Los apóstoles, con la fuerza del Espíritu de Cristo, realizaban prodigios con los enfermos y los necesitados. La Iglesia primitiva estableció toda una red de instituciones para atender a los pobres y a los enfermos, y para alojar a los viajeros y peregrinos. La mística que inspiraba estas obras se expresaba en el lema: Hospes Christus est, que significa: “El huésped es Cristo”. Durante muchos siglos la Iglesia fue la encargada de realizar las obras de caridad en nombre de Jesucristo. En los tiempos modernos el Estado y la iniciativa privada comenzaron a tomar parte en la tarea de proveer de atención médica a los que sufren toda clase de dolencias y enfermedades. La Iglesia en Corea cuenta actualmente con 48 hospitales, con un promedio de 400 camas cada uno, pertenecientes a las diócesis o a distintas congregaciones religiosas. Los cristianos debemos realizar esta tarea de caridad sin ánimo de lucro ni intereses personales, sólo con el anhelo de servir a Cristo al aliviar el dolor de nuestros hermanos. Recordemos lo que dijo el Señor: “Cuanto hiciste a uno de estos, mis hermanos más pequeños, a mí me lo hiciste” (cfr. Mt 25, 40). Enero 2012

7


Dios manifiesta su amor en cualquier momento Padre Juan Pablo Álvarez Cornejo, mg

El Padre Pablo Álvarez narra la historia de un converso coreano que tuvo la fortuna de que Dios le manifestara su misericordia en los últimos momentos de su vida.

H

ace algunos años, cuando era párroco de Chayang Dong, al sur de Seúl, recibí una llamada telefónica desde un hospital, en la cual me informaron que se había hospitalizado una persona que pertenecía a la parroquia y que antes de la operación deseaba recibir el Bautismo. Me llamó la esposa del enfermo, y me dio la dirección y el número de cuarto del hospital, adonde acudí en compañía de Lucila, una Hermana religiosa. Al entrar al cuarto vimos que al enfermo ya lo 8

Revista Almas


Misión preparaban para la operación. La esposa nos recibió con gusto y me dijo: “Padre, yo le hablé por teléfono, porque mi esposo desea recibir el Bautismo y tal vez esta sea la última oportunidad que le da Dios para recibir la fe antes de ser operado de este cáncer en la garganta. Mi esposo se llama Piogte Kim y yo me llamo Kuiya Chong; mi nombre cristiano es Dominga”. El señor había sido diputado del partido que ocupaba el gobierno. Una vez que terminó su periodo de servicio, se dedicó a impartir clases en una de las más prestigiadas universidades de la capital de Corea. Le administré el Sacramento del Bautismo y recibió el nombre de “Domingo”, en respeto al deseo de su esposa, que era la única católica en la familia. Después de una semana de haber sido operado, el doctor lo dio de alta y lo trasladaron a su casa. Su esposa me avisó que ya estaba en casa y lo fui a ver. Al principio de su recuperación sólo podía tomar líquidos y no podía hablar, pero mediante un papel me agradeció por bautizarlo. Se notaba su alegría y su deseo de saber más de Dios, de la religión, pues Lucila le había prestado unas cintas de audio acerca de la doctrina católica y él las oía

de

Corea

en una grabadora. Así, poco a poco, se fue instruyendo y recuperando de su operación. Dos semanas después ya caminaba por la calle y una vez que terminaba sus ejercicios pasaba a la Iglesia a dar gracias a Dios. Se veía bien y parecía que iba superando su enfermedad. Sin embargo, un domingo la Hermana Lucila fue a verlo y lo encontró tan grave que me llamó para que fuera a auxiliarlo. Había sufrido un desmayo y al volver en sí le escribió a Lucila este recado: “Abran las puertas del cuarto para que entre el Padre”. Cuando recibí la llamada estaba por iniciar una Misa, así que después de la ceremonia fui a verlo, preparado para darle la Unción de los Enfermos. Entré a su cuarto, le apliqué el sacramento y regresé a la parroquia, donde me avisaron que Domingo había muerto. Dios llamó a esta persona a participar de la vida eterna, pero en las palabras del recado que escribió podemos ver que el Señor manifiesta su amor y su misericordia en los últimos momentos de la vida. Es por ello que he querido compartir esta historia con los lectores de Almas.

Enero 2012

9


Pastoral de la salud

El calvario de Pablo Padre José Sandoval Íñiguez, mg

U En un hospital se pueden encontrar casos de personas cuya enfermedad desgasta su aspecto físico, pero conservan la tranquilidad ya que cuentan con el apoyo de sus seres queridos.

10

Revista Almas

n día en el hospital me encontré con un señor que se veía tan joven que nadie hubiera creído que tuviera 53 años de edad. Al responder a mi saludo me dijo que se llamaba Pablo. Vi que estaba acomodando sus pertenencias en el armario de una habitación, así que le pregunté si iba a ser internado. Me contestó que simplemente le iban a realizar un chequeo general, pues se sentía un poco mal. Después de desearle que todo saliera bien me despedí, con la promesa de


pasar a saludarlo otra vez. A mi siguiente visita lo encontré llorando, pues le acababan de dar la noticia de que padecía cáncer en el hígado. De inmediato empezó el tratamiento.

Llegué a preguntarle si estaba listo para irse a la casa de nuestro Padre celestial y me contestó afirmativamente, con mucha paz en su rostro. Después de 18 meses, dejó este mundo para irse a otro mejor.

Tiempo después conocí a María, su esposa, y a Miguel, su hijo; noté que formaban una familia cristiana muy fervorosa. Él asistía a Misa diariamente y su esposa lo hacía los días en que no trabajaba. A medida que pasaban las semanas y los meses Pablo adelgazaba cada vez más; su piel y sus ojos se fueron tiñendo de un color entre verdoso y amarillento. Luego llegó el momento en que ya no pudo ir a Misa y me pidió que le llevara la Comunión a su habitación todos los días. Su voz se fue debilitando, de tal manera que apenas se le escuchaba y sus respuestas más bien parecían quejidos.

Sin duda alguna Pablo es el enfermo al que he visto sufrir con mayor intensidad y por más largo tiempo, aunque ahora ya ha de gozar de la vida nueva de Cristo resucitado. En su caso también me impresionó la entereza y el temple de su esposa María. Ella nunca descuidó el arreglo de su persona. Siempre se presentaba con ropa modesta aunque sumamente limpia, no dejó de maquillarse para agradar a su esposo enfermo y nunca se borró de sus labios una franca sonrisa. Abrazaba a su enfermo, lo acariciaba, le decía piropos hasta hacerlo sonreír. Para ella, él seguía siendo aquel hombre bien parecido con el que unió su destino y compartió su vida. De ese estilo de mujeres he visto varias en el ejercicio de mi ministerio: son un testimonio de fortaleza, cuyo inmenso amor, que no esconden, es un bálsamo que conforta, da ánimo y hace más llevadera la cruz de su cónyuge moribundo.

Claramente se veía que estaba soportando dolores muy intensos, pero cada vez que le preguntaba cómo se sentía me respondía que se encontraba bien. Nunca se impacientó ni se enojó ni despotricó contra alguien, como sucede a veces en estos casos. Llegó el punto en que era sólo piel y huesos, y a nadie se le ocultaba que la muerte se acercaba inexorablemente.

Enero 2012

11


Papa Benedicto

xvi

Vida mg

El trabajo misionero es de por vida Padre Francisco Arriaga Méndez, mg El Padre Francisco Arriaga Méndez, mg, formó parte del grupo de doce alumnos con el que se fundó el Seminario de Misiones Extranjeras. En 1963 fue nombrado a la Misión de Corea y desde entonces ha desarrollado ahí su sacerdocio. Hace algunos años tuvimos la oportunidad de conversar con él, y de esa plática compartimos algunas de sus más importantes apreciaciones sobre la labor de Misioneros de Guadalupe a lo largo de 50 años de presencia en Corea.

E

l 25 de julio de 1963 llegamos a Corea cinco Misioneros de Guadalupe. Para entonces ya se encontraban ahí los Padres José Álvarez H. y José Chávez C., quienes fueron enviados a Pusán, pero tiempo después empezaron a trabajar en Kwangju.

12

Revista Almas


Más o menos un año después de que llegamos a Kwangju, donde sólo había unos cinco párrocos coreanos, el arzobispo nos dijo que estaba muy contento con nuestro trabajo, pues hasta entonces los otros Padres extranjeros no habían logrado aceptación entre la gente. Había quienes rechazaban a los campesinos porque les parecían sucios, pero nosotros recibíamos con humildad lo que nos ofrecieran, lo cual fue bien visto por la gente y nos fue más fácil acercarnos. Cuando teníamos poco tiempo en Corea, el Arzobispo de Kwangju me advirtió que esa arquidiócesis era de las más atrasadas, debido a que los misioneros europeos no se habían integrado con los coreanos. Me pidió no desanimarme por la poca presencia de la gente en la parroquia. En ese tiempo acababa de terminar la guerra y llegaba mucho apoyo internacional. A través de la Iglesia se distribuían alimentos gratis y mucha gente se acercó a nosotros. Yo acudía a los pueblos pequeños para conocer las necesidades de la comunidad. Entonces me organizaba con ellos para llevar adelante alguna obra comunitaria (caminos, presas, pozos, etc.) y les pagaba con

alimentos, de esa manera les entregaba la ayuda y al mismo tiempo obtenían un beneficio para su comunidad. También al poco tiempo de llegar a Corea, como parte de mi aprendizaje del coreano, me mandaron como vicario al leprosario ubicado en la isla de Sorokto. Muchos Padres no permitían a los leprosos acercarse y si alguno los tocaba de inmediato procedían a desinfectarse. Yo nunca los rechacé y no me daba asco tocarlos, razón por la cual les caí bien. Dos años después de mi primer nombramiento, fui enviado nuevamente, pues el Arzobispo de Kwangju me pidió encargarme de la parroquia. El leprosario albergaba a seis mil personas en nueve colonias, cada una con su iglesia protestante, y para toda la isla sólo había una iglesia católica. La comunidad estaba muy descuidada, no había médico, sólo dos o tres enfermeras que tenían miedo de acercarse a los enfermos. Empecé a visitarlos en sus cuartos, donde vivían hasta diez personas en condiciones deplorables. En esas visitas pude lograr mayor acercamiento y poco a poco creció nuestra comunidad. Además, realicé gestiones para que se les diera una mejor atención. Enero 2012

13


Últimamente hay quienes se quejan de que es difícil el trabajo con la gente de Corea. Sin embargo, yo no he encontrado rechazo, a lo largo de mi vida en la Misión he logrado hacer muchas amistades y recibido mucho cariño, aun cuando el nacionalismo es muy fuerte. Las manifestaciones de cristianismo protestante son mayoría en este país. La religión tradicional más antigua es el budismo, pero quienes la siguen practicando son en su mayoría ancianos y los templos se han convertido más bien en atractivos turísticos. Por su parte, la Iglesia católica ha ganado una presencia importante en todos los niveles de la sociedad coreana, lo cual incluye el trabajo de Misioneros de Guadalupe. Actualmente, somos responsables de cinco parroquias en la

Diócesis de Kwangju y una en Seúl. De hecho, somos los únicos extranjeros encargados de parroquias en Corea, y aún contamos con sacerdotes jóvenes, incluso seminaristas, que llegan a colaborar en la Misión. El trabajo misionero es de por vida. Cuando me dijeron que me iba a la Misión de Corea, fui a visitar a mi madre, que estaba muy enferma, y ella me dijo: “Ya se realizó tu sueño de ser misionero y tienes que cumplir con esta tarea que escogiste. Como misionero que eres ahora, se acabó tu patria y tu familia. Nos vemos en el cielo”. Por ello, mientras la salud me lo permita, seguiré prestando mis servicios sacerdotales en Corea; tal vez cuando sienta que ya no estoy en condiciones de trabajar pensaré en volver a la patria.


Joven mexicano, ¿has sentido el llamado de Jesús y quieres llevar su mensaje de salvación a las personas que no lo conocen?

Misioneros de Guadalupe te invita a descubrir tu vocación. Participa en las actividades que organiza su Centro de Orientación

Vocacional (cov). Comparte experiencias recreativas y formativas con otros jóvenes que también buscan tomar decisiones acertadas que darán sentido a sus propias vidas.

¡Tú puedes ser misionero!

cov México Tel. (01 55) 5573 3000 vocacionesmg@hotmail.com Línea Misionera (sin costo): 01 800 00 58 100

cov Monterrey Tel. (01 81) 8358 2101 covmty@hotmail.com Línea Misionera (sin costo): 01 800 83 15 350

cov Guadalajara Tel. (01 33) 3601 0815 vocgdlmg@hotmail.com

cov Villahermosa Tel. (01 993) 315 2934 covtabasco@hotmail.com


Conocer a Dios nos llena de esperanza Padre Héctor Díaz Fernández, mg

A partir de la carta que recibió por parte de un feligrés coreano, el Padre Héctor Díaz reflexiona acerca de la importancia que tiene conocer a Dios para hacer frente a los sucesos desconcertantes de nuestras vidas.

E

stimados Padrinos y Madrinas, quisiera compartir la carta de un amigo que conoció a Dios y se bautizó gracias al trabajo de los sacerdotes mg en Corea. En dicha carta podemos notar la bendición que es conocer al Señor en esta época de incertidumbre: Estimado Padre Héctor, muchas gracias por el pañuelito que le dio a mi mamá, es muy bonito, 16

Revista Almas


Misión y las fotos que me trajo, pues me ayudarán a recordar aquellos momentos tan agradables. Dispense que le agradezca tan tarde, pero las últimas semanas fueron para mí un tiempo de tristeza. El día que cenamos con nuestros amigos estaba lleno de alegría, pero esa misma noche un antiguo y querido condiscípulo de la universidad se quitó la vida. Él no creía en Cristo, pero era una de las mejores personas que he conocido. Sus colegas y compañeros de trabajo opinaban que era una persona excelente. Sin embargo, murió a causa de la terrible presión y la angustia que le causaron las exigencias de rendir más en el trabajo. Su muerte me provocó gran tristeza. Además, ese mismo día, el señor obispo vino a nuestra parroquia y nos anunció que, por falta de sacerdotes en la diócesis, se veía obligado a cerrar la parroquia. Padre, hay muchas cosas acerca del mañana y del futuro que no puedo entender, pero ahora sé quién controla el mañana y el futuro, y conozco al que me lleva de la mano: ¡Bendito sea Él! Cuídese y que Dios lo bendiga. Estimados amigos, ustedes saben que en los países de Oriente sólo un pequeño porcentaje de la población es católica. En Corea del Sur, por ejemplo, únicamente

de

Corea

10% de la población es católica, y combinada con la población de Corea del Norte el porcentaje se reduce a 3%. Sin embargo, conocer la existencia de Dios, creador del universo (que además es nuestro Padre y nos ama), nos llena de esperanza, de confianza y de amor; nos ayuda a no desesperar ante lo inexplicable de algunos acontecimientos del mundo y de nuestra propia vida, como se nota en las palabras de la persona que escribió la carta. El problema es que aún hay muchas personas que se angustian y sufren por no conocer al Padre. Por eso siempre debemos recordar las palabras de Jesús: “La mies es mucha y los obreros pocos. Pidan al dueño de la mies que envíe muchos obreros” (cfr. Mt 9, 37-38). Considero que, por ejemplo, podríamos pedir y exhortar a los jóvenes para que aceptaran el llamado al trabajo misionero. De esa manera no sólo se volvería a abrir la parroquia del amigo que escribió la carta, sino también otras más, para que la luz del Evangelio consuele y fortifique a más gente. Estimados Padrinos, le agradezco las oraciones, los sacrificios y la ayuda económica con la cual cooperan con Misioneros de Guadalupe para llevar la luz de Cristo a todas partes. Enero 2012

17


Festejos por el centenario de Maryknoll Durante 2011 los Misioneros de Maryknoll (mm) celebraron sus primeros 100 años de servicio a la Misión y nuestro Instituto participó de sus festejos.

C

omo muestra de alegría por el centenario de Maryknoll, algunos Padres mm fueron invitados a participar en el Día del Padrino 2011, en la ciudad de México. Acompañaron la peregrinación a la Basílica de Guadalupe y concelebraron la Misa donde Mons. Rogelio Cabrera López les agradeció, a nombre del episcopado mexicano, el apoyo brindado durante los inicios del Seminario Mexicano de Misiones. Al día siguiente, el P. Paul Masson, Consejero General mm, presidió la Celebración Eucarística del Día del Padrino, donde también concelebraron el P. Edward M. Dougherty, Superior General mm , y el P. Juan José Á. Luna E., Superior General mg. Por otra parte, el P. Raúl Nava T., mg, acudió a un simposio de

Misionología organizado por Maryknoll en Chicago, eua, donde tuvo oportunidad de explorar nuevas perspectivas y modelos de evangelización que respondan a los cambios del mundo. Además, los Padres mg Juan José Á. Luna E., Fernando Montes L. y Salvador Rojas V. participaron en la Misa conmemorativa por el centenario realizada en la Catedral de San Patricio, en Nueva York, eua. La participación de mg en los festejos por el centenario de Maryknoll constituye un ejemplo del vínculo que existe entre ambos institutos misioneros y fortalece sus lazos de apoyo y solidaridad.


Misioneros de Guadalupe y la Universidad Intercontinental invitan a los interesados en conocer la influencia del acontecimiento guadalupano en la vida cultural de nuestro país y en la conformación de nuestra identidad nacional, al diplomado

Santa María de Guadalupe en la Historia y la Teología Se impartirá en dos módulos de 80 horas cada uno. En el primer módulo se dará a conocer la importancia de la Historia y su método para comprender el acontecimiento guadalupano desde su origen hasta la actualidad. En el segundo módulo se estudiarán los fundamentos teológicos para comprender dicho acontecimiento en el itinerario espiritual de nuestra Iglesia. Durante 2012 cada módulo se ofrecerá en sesiones sabatinas de cinco horas, con horario matutino, dos veces al año (primavera y otoño), o en curso intensivo de verano (de lunes a jueves). Los cursos de primavera se realizarán del 11 de febrero al 16 de junio.

Informes e inscripciones Universidad Intercontinental Insurgentes Sur 4303 Col. Santa Úrsula Xitla Del. Tlalpan • cp 14420 • México, df. Tel. 5487 1300 ext. 1432 o 4445 Correo electrónico: hcorpus@uic.edu.mx


La experiencia pastoral en la Misión de Corea Padre Juan Francisco Torres Ibarra, mg

El Padre Juan Francisco Torres comparte brevemente sus labores en la Misión de Corea.

E

n la actualidad me encuentro en la capital del país, donde colaboro en la Parroquia Internacional de Seúl e imparto clases y apoyo la pastoral de la Universidad Católica de Seúl. En la universidad he encontrado estudiantes de diferentes creencias y culturas, pero todos con un corazón noble. Algunos, además, manifiestan su interés por conocer más acerca de la vida religiosa y misionera, e incluso llegan a pedir el Bautismo. La pastoral universitaria busca acompañar la vida de fe de todos los católicos que transitan el espacio universitario (estudiantes, docentes, etc.); es un campo muy amplio, con muchos retos, que promueve un diálogo entre la fe, la cultura y las distintas disciplinas del saber. 20

Revista Almas

La pastoral en la Parroquia Internacional de Seúl busca el acompañamiento espiritual de personas que se encuentran lejos de sus países de origen y que procuran mantener su vida de fe en el lugar donde se encuentren. La mayoría de las personas que asisten a Misa son empleados de las embajadas de países hispanoamericanos, gente de negocios y personas casadas con coreanos; con ellos organizamos diferentes actividades litúrgicas y de ayuda comunitaria. Estimados Padrinos y Madrinas, mis experiencias han sido muy gratificantes y agradezco siempre contar con su apoyo para realizar esta labor. ¡Que Dios los bendiga y los acompañe!


Ya viene el próximo Coniam

“Con Jesús en el corazón, conectados a la Misión” Comenzamos un nuevo año llenos de entusiasmo y con el ánimo renovado. Queremos compartir con los niños de México la alegría de anunciar el Evangelio y promover el amor por las Misiones. Una buena manera de fomentar el espíritu evangélico es participar en la celebración más importante para los niños y los adolescentes misioneros de México: el Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera (Coniam). Este año celebramos el xv Coniam, en la ciudad de Puebla, del 2 al 5 de febrero. El lema es: “Con Jesús en el corazón, conectados a la Misión”. Únete y participa en este evento que se realiza cada dos años, en el que miles de niños, provenientes de todo el país, se reúnen para expresar su amor por el prójimo y su interés por dar respuesta a la encomienda que Jesús nos ha dejado a todos: “Vayan y anuncien el Evangelio” (Mc 16, 15).


Conoce la historia del Coniam El Coniam ha sido creado para difundir la participación misionera entre los niños de México. En sus diversas realizaciones, el Coniam ha despertado la conciencia de los niños ante las necesidades de otros y ha fomentado la ayuda espiritual y económica a los niños de las regiones más necesitadas del mundo. El primer Coniam fue iniciativa de Mons. Enrique Mejía, quien era Director Nacional de las Obras Misionales Pontificio Episcopales en México, y se llevó a cabo del 1 al 3 de octubre de 1982, en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, con el lema: “Con María, misioneros de Cristo”. Con el paso del tiempo ha crecido la participación de los niños de diversos estados de nuestro país.


Elabora una iglesia misionera con origami El origami es una manualidad de origen japonés. Te invitamos a elaborar esta bonita capilla misionera, sólo necesitas un cuadro de papel de tu color preferido y lápices de colores para decorar. Sigue las instrucciones escritas e ilustradas abajo. Una vez que hayas terminado la figura, ilumina el papel con los colores misioneros y dibuja una cruz y las ventanas en la parte superior.

¡Tu iglesia está lista!


Recibos y Credenciales 2012 Queridos Padrinos y Madrinas: Les proporcionamos la siguiente información acerca de los recibos y las credenciales de Promotores Misioneros, para que la tengan en cuenta a lo largo de este año que inicia.

Credencial de Promotores Misioneros La credencial que identificará a nuestros Promotores Misioneros durante 2012 será plastificada, tendrá formato vertical y contará con los siguientes elementos: logotipo institucional, distintivo de vigencia 2012, fotografía, nombre y apellidos del Promotor Misionero, descripción del puesto y zona de adscripción.

Recibos para Padrino o Madrina Les pedimos que noten los siguientes datos: 1) Fecha de vigencia 2012 en color negro. 2) Dirección fiscal del Instituto (Cantera 29, Col. Tlalpan, cp 14000, México, df). 3) Comprobar que les sea entregado el recibo con la leyenda: Comprobante para Padrino o Madrina, en color rojo. Para cualquier comentario o pregunta, no duden en ponerse en contacto con nosotros a: Línea Misionera (sin costo) 01 800 00 58 100, o escribirnos al correo electrónico: padrinos@mg.org.mx

¡Gracias por su apoyo a las Misiones!


Únete

a la Misión

Padre José Monroy Pereyra Misionero de Guadalupe en Japón

Nació en Guadalajara, Jal., en 1938. Ingresó al Seminario de Misiones en 1953 y fue ordenado presbítero el 15 de agosto de 1964. Ha desarrollado su sacerdocio principalmente en la Misión de Japón, donde ha colaborado durante más de 30 años, en diferentes periodos. También ha trabajado en la promoción vocacional y en la atención a bienhechores en Guadalajara. Ahora nuevamente regresa para llevar la Buena Nueva al pueblo japonés. La vocación del Padre José surgió desde pequeño, con la admiración por los misioneros de África, y durante el ejercicio de su ministerio ha procurado realizar la Misión de la mejor manera posible. Tú también puedes llevar la Palabra de Dios a los pueblos que la necesitan. ¡Responde al llamado de tu vocación!

Ciudad de México Tlalpan Cantera 29, Col. Tlalpan, Del. Tlalpan, cp 14000, México, df. Tel. (01 55) 5655 2691

Ciudad de México Roma Córdoba 17, Col. Roma, Del. Cuauhtémoc, cp 06700, México, df. Tel. (01 55) 5525 6989

Línea Misionera: 01 800 00 58 100

Guadalajara

Monterrey

Villahermosa

Madero 837, esq. Escorza, Centro, sj, cp 44100, Guadalajara, Jalisco. Tel. (01 33) 3825 2315

Habana 105, Col. Altavista, cp 64840, Monterrey, Nuevo León. Tel. (01 81) 8358 2101

Ejército Mexicano 167, Col. Atasta de Serra, cp 86100, Villahermosa, Tabasco. Tel. (01 993) 315 2934

www.revistaalmas.com.mx


Revista Almas, enero 2012