Page 1

Debilidad del  sector  público;  libertad  de   acción  para  el  sector  privado  ó   viceversa…  

¿y el  espacio  colectivo?  


La historia   d el   y o.     Centro  histórico  de  Pasto,  Colombia.    


La historia  del  yo.     Centro  histórico  de  Pasto,  Colombia.    

Imagen 1:  Pasto.  Calle  de   Tunja.  (actual  calle  19),   1920.  Fuente:  Revista   Credencial  Historia,   Edición  226,  octubre  de   2008.  Archivo  Banco  de  La   República.  

Imagen  2:  Pasto:  Calle  de   Bogotá  (actual  Calle  18),   1920.  Fuente:  Revista   Credencial  Historia,   Edición  226,  octubre  de   2008.  Archivo  Banco  de  La   República.    

Las dos   imágenes   corresponden   al   centro   histórico   de   la   ciudad   de   Pasto,   en   Colombia,   pero,   el   fenómeno  que  describe  su  paralelo,  podría  representar  cualquier  ciudad  de  características  similares  en   Latinoamérica.         La  mayoría  de  los  centros  históricos  de  estas  ciudades  sufren  grandes  problemas  por  el  deterioro  y  la   perdida   de   calidades   urbanas   en   donde   una   serie   de   causas   y   consecuencias   se   suman   en   un   circulo   viciado:   carece   de   vivienda,   de   actividades   intensas   en   el   día   y   de   muy   poca   actividad   por   la   noche,   inseguridad,   deterioro   de   las   ediAicaciones,   deterioro   del   espacio   público,   problemas   de   movilidad   vehicular  y  movilidad  peatonal,  entre  otros.  Pero  esto  no  siempre  fue  así,  por  lo  menos  no  hasta  antes   del  siglo  XX,  cuando  esta  era  la  única  estructura  urbana  consolidada.       En  la  primera  imagen  podemos  evidenciar  todo  aquello  que  le  da  carácter  a  la  construcción  de  la  ciudad   colonial,   resaltando   uno   de   los   aspectos   fundamentales:   la   calle   como   espacio   colectivo.   Se   puede   apreciar   la   continuidad   del   paramento   de   las   fachadas   de   las   diferentes   ediAicaciones,   en   donde   la   diferencia   ni   siquiera   existe   en   la   junta   entre   una   propiedad   y   otra,   que   muchas   veces   podría   ser   una   línea  de  pintura  y  ni  siquiera,  pues  todas  eran  blancas.  Esta  continuidad  responde  a  un  orden  implícito   en  la  tipología  constructiva  de  las  casas  de  patio.  Esta  tipología  permitía  que  los  espacios  se  relacionen  a   través  de  un  zaguán  con  la  calle,  de  corredores  con  el  patio  y  de  un  zaguán  posterior  hacia  la  huerta,  el   espacio  verde  y  en  la  mayoría  de  los  casos  productivo.  La  suma  de  todas  las  huertas  generaba  un  centro   de  manzana  arborizado,  que  potenciaba  la  relación  de  los  patios  con  el  cielo,  el  aire,  el  sol  y  las  vistas   cercanas.    


“En ambas  fotos,  de  la  misma  ciudad  y  de  época  similar,  la  calle  es   pública,  pero  no  en  ambos  casos  un  espacio  colectivo.”   En  la  ciudad  descrita  en  esta  fotograAía,  la  riqueza  y  la  pobreza  se  muestran  de  las  puertas  para  adentro,   pues  por  fuera,  todas  las  casas  son  similares.  Inclusive,  el  portón,  la  puerta  que  limitaba  con  la  calle,  no   tenia  ornamentación,  sin  embargo,  el  contra-­‐portón,  al  Ainal  del  zaguán  y  que  limita  con  el  corredor  del   patio  de  la  casa,  se  le  permitía  cualquier  grado  de  complejidad  en  las  tallas  de  las  mejores  maderas.  La   silla,   en   la   calle,   demuestra   que   esta   se   utilizaba   como   el   espacio   en   el   cual   se   desarrollaban   todas   las   interacciones  sociales  propias  de  la  urbanidad  del  momento.       En  la  segunda  fotograAía  podemos  apreciar  dos  cambios  estructurales  de  la  ciudad  colonial,  el  primero,   el   creciente   espíritu   republicano   que   desea   desaparecer   los   cánones   que   propone   la   ciudad   creada   y   concebida  por  españoles.  Por  eso  vemos  como  las  casas  se  pintan  con  ornamentos  que  simulan  fachadas   neoclásicas,  de  inAluencia  francesa  o  inglesa  en  su  mayoría,  distinguiendo  claramente  una  casa  de  otra.   Esta   actitud   se   asentará   en   arquitectura   moderna,   en   donde   existe   un   afán   por   resaltar:   voladizos   y   formas  complejas  que  aniquilaran  por  completo  la  continuidad  del  paramento  estropeando  la  principal   virtud  estética  de  estas  calles.  El  afán  por  la  singularidad,  denota  una  falta  de  sensibilidad  que  se  traduce   en  sobrepasar  los  acuerdos  comunes  implícitos  y  preestablecidos.         La  segunda,  la  llegada  del  automóvil,  en  donde  muchos  ven  a  un  par  pasar  en  coche  por  las  calles,  que   dejarán  de  ser  de  todos  y  ahora,  serán  del  coche.         En  ambas  fotos,  de  la  misma  ciudad  y  de  época  similar,  la  calle  es  pública,  pero  no  en  ambos  casos  un   espacio  colectivo.            

La historia del yo pasto, centro historico pptx  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you