Page 1

No. 639 - Año XIII

www.mensajerodiocesano.com

5 de mayo de 2013

Periódico de Evangelización Integral

Diócesis de San Juan de los Lagos, Jal.

Colaboración: $8.ºº

Unidos en la esperanza de la vida eterna Pbro. Roberto Pablo González

Pbro. Filiberto Juan Carlos Pulido

Contenido • Mensaje de la CEM: “El reconocimiento y la protección del derecho a la vida” -2 • Fe Misionera: ¿Es lo mismo inculturación y encarnación? -4 • Del hogar y otras artes: Ser Mamá -6 • Significado de día de las Madres -7 • Condolencias a la familia Diocesana -10 • Página Juvenil: No los perdemos... seguirán en el corazón -12 • Blog: Sociedad www -13

Pbro. Ernesto González

Pbro. José Guadalupe Ornelas

Llamados por el Padre a la celebración de la gloria eterna

Págs. 8 y 9


2

5 de mayo de 2013

Comunicado de nuestro Obispo Felipe Salazar Villagrana

Nuestra Diócesis está de luto

L

a Diócesis de San Juan de los Lagos, el presbiterio diocesano, y especialmente los familiares de las víctimas, están consternados por el accidente de tránsito del viernes 26, ocurrido en las cercanías de Magdalena, Jal., en el que fallecieron cuatro sacerdotes, y otros quedaron gravemente heridos, al regresar de festejar juntos anticipadamente su II aniversario de Ordenación Sacerdotal, cuando una llanta ponchada ocasionó la volcadura. Hemos recibido muchísimas condolencias y muestras de solidaridad, de parte del Nuncio Apostólico, de la Conferencia Episcopal, de muchos Obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas, y de numerosos laicos, de México y del extranjero. Se unen espiritualmente al sufrimiento de las familias y de toda la Diócesis por la partida de estos hermanos. Se solidarizan con el dolor de quienes sufren por esta tragedia, que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida. Nos unimos en oración, tanto por los familiares que perdieron a sus seres queridos, como a las comunidades que sufrieron por la partida abrupta de sus sacerdotes, tan emprendedores,

Directorio Director y editor: Pbro. Sergio Abel Mata León director@mensajerodiocesano.com Subdirector: Pbro. Ildefonso García Pérez italialimadeltaeco@hotmail.com Formato y edición: Fátima del Rosario López Gazcón edicion@mensajerodiocesano.com Cecilia Elizabeth González Quiroz formato@mensajerodiocesano.com Página infantil: Lupita González Quiróz infantil@mensajerodiocesano.com Jefe de información y ventas: Fátima del Rosario López Gazcón Distribución: Salvador Martín Jiménez Juan Ramón Martín Jiménez Víctor Manuel Mata León En Internet: www.mensajerodiocesano.com Correos: edicion@mensajerodiocesano.com Suplemento Arandas: arandas@mensajerodiocesano.com Contáctanos: Celular: 045 (395) 783 8203 Hernández #20 Arandas, Jal. Impreso en: Guadalupe Comunicaciones

Blvd. Adolfo López Mateos 830 Ote. Col. Coecillo León, Gto. México Tel. (477) 717-36-05

entregados y jóvenes, y también a quienes resultaron heridos y a sus familiares que los acompañan y atienden. “El Dios de toda gracia, el que los ha llamado a su eterna gloria en Cristo, después de breves sufrimientos, los restablecerá, afianzará, robustecerá y los consolidará” (1P 5,10). Es un pesar que este grupo de presbíteros, que juntos convivieron, oraron, se confesaron, y se divirtieron, festejando que el Señor les concedería pronto cumplir dos años como sacerdotes ministeriales, ya nunca regresaron vivos. Es una pena, ya que sus familias quedan rotas y muy dolidas. Pero ellos, con el sacrificio de su vida, ya son una Eucaristía viviente, ofrecida en el altar del cielo, en favor de los suyos. Y esperamos que suscite un florecimiento de vocaciones a la vida minsterial y consagrada. Expresamos nuestro pesar frente a lo ocurrido, en particular por el fallecimiento de estos jóvenes y entregados sacerdotes, amigos de todos, como pudimos concluir ante los miles de personas que desfilaron ante sus féretros y llegaron a orar en sus funerales. Que el Señor conceda el eterno descanso a los PP. Ernesto González Gutiérrez, Roberto Pablo González Martínez, José Guadalupe Ornelas Ornelas y Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez. Que el Señor conceda pronta recuperación para que que salgan del hospital los PP. Sacramento Herrera García, Marco Antonio Díaz Gómez, Martín Regalado Mercado, Jesús Sánchez Orozco y Saúl Enríquez Espinoza. Y que superen el trauma y sus lesiones sus compañeros los PP. Luis Ramiro Martínez Márquez, Luis Adrián González Franco, Ignacio González Alcalá, Agustín Jaime Muñoz Aguilar y Gerardo Orozco Orozco. Hay que encontrar el sentido del dolor que producen las desgracias personales y familiares. Dice la Palabra de Dios: “En todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio. Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera Él el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, los llamó; y a los que llamó, los justificó; a los que justificó, también los glorificó” (Rm 8, 28-30). Si la muerte se ve como un final de todo, da miedo, aun para los cristianos, aunque tengan fe. Porque dejar la vida es duro, y da miedo el juicio de Dios. La muerte es, en sí misma, poco grata, poco amable. Pero la muerte es el paso a la eternidad, a la plena posesión de las promesas. El mismo Cristo compartió con nosotros esta honda experiencia, para que no tengamos miedo a dar ese terrible paso. Dice Carlo Carretto: “Bajo el peso del sufrimiento podemos llegar a no entender el sentido de la vida, y maldecirla como una desgracia irreparable. Desde el fondo del abismo surge una pequeña luz de esperanza: es imposible que todo esto no

tenga un significado. Es imposible que Aquél que creó el cielo y la tierra no haya dado un por qué al sufrimiento”. El sentido religioso del dolor y del sufrimiento humano es, en definitiva, un misterio que, al igual que el propósito de la propia existencia terrenal, escapa a la comprensión reflexiva. Mas Dios mismo nos revela el sentido de ese misterio. El dolor nos hace madurar. C. S. Lewis dice: “el dolor es un gran megáfono que Dios utiliza para despertar a un mundo de sordos”. La gente, a veces, está muy metida en su mundo, sobre todo cuando las cosas les van bien; y cuando se topan con la muerte y no hay salida, se plantean los grandes interrogantes de la vida: ¿qué es el hombre? ¿para qué estoy aquí? ¿qué me espera? ¿qué pasa con las personas que quiero? Aunque vamos posponiendo estas preguntas, llega el momento de plantearnos el sentido de la vida. Y descubrimos nuestra dependencia de Dios. Nosotros no mandamos en nuestra vida, no nos damos la vida. Tenemos libertad y capacidad de decisión, pero hay cosas que no controlamos. Alguien está por encima de nosotros: nuestro Padre Dios, que nos quiere, nos comprende y nos perdona. Todo el mundo se encuentra con el sufrimiento. Por qué unos lo viven antes que otros es un misterio sin respuesta. Pero nadie se libra, y al final se compensa. Las personas que han tenido algún episodio de sufrimiento son más recias, con más densidad de vida, y hacen mucho más bien, aunque no lo notemos. Y, con una visión cristiana, decimos que ‘son más amados por Dios’. No lo entendemos, pero si Dios es bueno, sólo puede amar. Si permite más dolor y sufrimiento, es porque son capaces de aceptarlo. Más que intentar entender tenemos que aprender a aceptar. Paul Claudel dice: “Dios no ha venido a suprimir el sufrimiento. Ni siquiera ha venido a explicarlo. Ha venido a llenarlo con su presencia. Quedan muchas cosas oscuras; pero hay una cosa, al menos, que no podemos decirle a Dios: ‘Tú no sabes lo que es sufrir’”. León Felipe dijo, hablando de Cristo: “Viniste a glorificar las lágrimas, no a enjugarlas; viniste a abrir las heridas, no a cerrarlas; viniste a encender las hogueras, no a apagarlas; viniste a decir ‘¡que corran el llanto, la sangre y el fuego... como el agua!”. Dios no desea el sufrimiento del hombre. Lo permite porque es necesario para su crecimiento ético y espiritual, con el fin de poder regresar al goce paradisíaco original. Juan Pablo II recuerda en su encíclica Evangelium Vitae que el hombre “está llamado a la plenitud de la vida, que va más allá de su existencia terrenal, ya que consiste en la participación de la vida misma de Dios”. La experiencia del hombre en el mundo no es su “realidad última” sino sólo la “condición penúltima” de su destino sobrenatural.

La genuina aceptación cristiana brota del convencimiento de que el hombre no sabe lo que le conviene a su experiencia vital. Sólo el Padre sabe lo que necesitamos y en su amor infinito nos da siempre lo que es bueno, aun cuando “en la boca sea amargo como la hiel”. Muchos suponen, erróneamente, que los cristianos aceptan fatalmente su destino e incluso buscan el dolor para robustecer su fe. Eso es ajeno al verdadero cristianismo que, en su esencia, es un apasionado llamado a la plenitud de la existencia y a la felicidad. El papel del cristiano en el mundo es precisamente combatir el miedo y el dolor, encarnando en la historia el Evangelio y su alegre mensaje de amor, de vida y de redención. Para un cristiano que ama a Jesús existe otra perspectiva: la de compartir y coparticipar en el sufrimiento redentor de Cristo. Su Muerte y su Resurrección se proyectan sobre todos los hombres y los cristianos en nuestros dolores estamos completando el Misterio del Gólgota, y colaborando en la redención del mundo. Juan Pablo señala que, en el dolor humano, “hay una particular fuerza que acerca internamente al hombre a Cristo”. “El sufrimiento, más que cualquier otra cosa, abre el camino a la gracia que transforma a las almas”. Quien quiere ser un verdadero discípulo de Cristo debe levantar su propia cruz y asumir con valor y alegría, su tristeza y su dolor. Cada sufrimiento aceptado por amor a Jesús es una parte de su Cruz que sostenemos; una pequeña porción del dolor humano que compartimos con El, así el peso que nos agobia se atenúa y nuestra carga es ligera. La hora del Calvario es la hora de la verdad. Cuando el mismo Dios, bajo figura finita, muere, «destruye la enemistad en su propia persona» (Ef 2,16). Es la última respuesta del cristianismo a la pregunta sobre el sentido del sufrimiento. Sin la supresión del sufrimiento no tiene éste ningún sentido. «Sentido del sufrimiento» sólo puede significar la integración del sufrimiento en un contexto absoluto, donde al final ya no sea sufrimiento. Jesús llama dichosos a los tristes «porque serán consolados». Sin esa absurda esperanza, la respuesta al sufrimiento no es una respuesta cristiana y, fuera de esa perspectiva, no se puede hablar del sentido del sufrimiento. El sufrimiento sólo es suprimido cuando el sufrimiento de cualquier hombre se transforme en alegría. Dice el Apocalipsis: «¡Mira, ésta es la morada de Dios con los hombres! Él habitará con ellos y ellos serán su pueblo, y el Dios con ellos será su Dios. Enjugará toda lágrima de sus ojos y ya no habrá muerte, ni llanto, ni gritos, ni fatigas, porque lo anterior ha pasado... Mira, hago nuevas todas las cosas». + Felipe Salazar Villlagrana Obispo de San Juan de los Lagos


3

5 de mayo de 2013

La Confirmación y el Año de la Fe El Papa Francisco confirma a 44 jóvenes en el Vaticano Por: Pbro. José de Jesús Robelo

E

l domingo 28 de abril, el Santo Padre Francisco confirmó a 44 adolescentes y jóvenes, provenientes de varias partes del mundo. Fue una celebración muy viva, dentro de las planeadas para el Año de la Fe. Compartimos con ustedes algunas de las voces que ahí se dejaron escuchar. Antes de iniciar la Misa, el Sr. Obispo Rino Fisichela, saludó al Papa con estas palabras: Santo Padre: En este Año de la Fe, están aquí reunidos miles y miles de adolescentes y jóvenes que a lo largo del año han recibido o recibirán el sacramento de la Confirmación. Están acompañados por sus sacerdotes, padres y catequistas que darán testimonio de su preparación común, requerida para este momento. En el Año de la Fe no podía faltar este signo que invita a todos a darle importancia a fortalecer cada día la fe del Bautismo. Una pequeña representación de estos adolescentes y jóvenes del mundo, recibirá de sus manos el Sello del Espíritu Santo.

Como en el día de Pentecostés, el Espíritu Santo descenderá en abundancia sobre ellos y sobre nosotros, para hacer fecundo en la Iglesia y en el mundo el testimonio de Cristo Resucitado. Se narra en los Hechos de los Apóstoles que aquél día estaban presentes: Partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea y Capadocia, el Ponto y el Asia, Frigia y Panfilia… (Hchs 2,9). Estos nombres que nos recuerdan lo que hemos estudiado en los libros de historia, hoy son sustituidos por tantos otros. Están aquí presentes adolescentes y jóvenes que provienen del Congo, El Líbano, Nigeria, Brasil, Cavo Verde, Argentina, Italia, Madagascar, Alemania, Colombia, Francia, India, Portugal, Estados Unidos, Rumania, Filipinas, Irlanda, China, Sri Lanka, España, Bielorussia, Tonga. Cambian los nombres, pero queda intacta la realidad que se realiza ante nuestros ojos.

Agenda Diocesana

Mayo 2013: L 6: Reunión de Consejos decanales. M 7: Reunión de Decanos y Vicarios decanales de Pastoral (Pegueros) Reunión de equipo y representantes decanales (Tepa DONUS MISERICORDIAE) (Pastoral del Clero) 7-27 Visita de la Imagen Peregrina de Ntra. Sra. de San Juan al decanato de Capilla de Guadalupe V 10: Día de la Madre. D 12: Ascención. Jornada de las Comunicaciones sociales. 12-19: Visita Pastoral a la Parroquia del Perpetuo Socorro (Cañada de Ricos)

Como en el día de Pentecostés estamos llamados a creer y a convertir el corazón para acoger en nosotros la Palabra de Dios, con su gracia que transforma y da vida. Le pedimos Santo Padre que invoque el Espíritu Santo para que venga plenamente en estos adolescentes y jóvenes y los llene con sus siete dones. Especialmente descienda el don de la Fortaleza para que en los momentos difíciles de la vida puedan regresar siempre a este momento y encontrar en la Iglesia la fuerza para ser sostenidos en el camino fatigoso, pero lleno de alegría de ser signos vivos del amor misericordioso del Padre. En la Homilía el Papa Francisco fue directo y emotivo: Queridos hermanos que van a recibir el sacramento de la confirmación. Bienvenidos: Quiero proponerles tres simples y breves pensamientos para reflexionar. En la segunda lectura hemos escuchado la hermosa visión de san Juan: un cielo nuevo y una tierra nueva y después la Ciudad Santa que desciende de Dios. Todo es nuevo, transformado en bien, en belleza, en verdad; no hay ya lamento, luto… Ésta es la acción del Espíritu Santo: nos trae la novedad de Dios; viene a nosotros y hace nuevas todas las cosas, nos cambia. ¡El Espíritu nos cambia! Y la visión de san Juan nos recuerda que estamos todos en camino hacia la Jerusalén del cielo, la novedad definitiva para nosotros, y para toda la realidad, el día feliz en el que podremos ver el rostro del Señor,

ese rostro maravilloso, tan bello del Señor Jesús. Podremos estar con Él para siempre, en su amor. Un segundo pensamiento: en la primera lectura Pablo y Bernabé afirman que «hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios» (Hch 14,22). El camino de la Iglesia, también nuestro camino cristiano personal, no es siempre fácil, encontramos dificultades, tribulación. Seguir al Señor, dejar que su Espíritu transforme nuestras zonas de sombra, nuestros comportamientos que no son según Dios, y lave nuestros pecados, es un camino que encuentra muchos obstáculos, fuera de nosotros, en el mundo, y también dentro de nosotros, en el corazón. Pero las dificultades, las tribulaciones, forman parte del camino para llegar a la gloria de Dios, como para Jesús, que ha sido glorificado en la Cruz; las encontraremos siempre en la vida. No desanimarse. Tenemos la fuerza del Espíritu Santo para vencer estas tribulaciones. Y así llego al último punto. Es una invitación que dirijo a los que se van a confirmar y a todos: permaneced estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor. Aquí está el secreto de nuestro camino. Él nos da el valor para caminar contra corriente. Lo estáis oyendo, jóvenes: caminar contra corriente. Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y Él nos da esta fuerza. Que así sea.


4

5 de mayo de 2013

FE MISIONERA, FE DE PRIMERA

¿Es lo mismo, inculturación y encarnación?

M

Grupo de 2º de Teología y Vocalía de Misiones uy estimado lector, recibe un cordial saludo, por parte de los alumnos de 2do. de teología del seminario mayor diocesano, agradeciendo tu valiosa atención y por estar en contacto con nosotros mediante estos artículos. Para responder a esta pregunta hemos de fijarnos en el testimonio de dos monjes misioneros y luego distinguiremos los términos inculturación y encarnación. En el año 862, llegó a Constantinopla una delegación del príncipe de la Moravia para pedir al emperador Miguel III que enviara misioneros griegos que conocieran bien la lengua y la cultura eslava. Dos monjes, Cirilo y Metodio, fueron elegidos y enviados. La primera preocupación de los misioneros, fue dar una escritura a la lengua eslava, pues la lengua griega no era suficiente para expresar el mensaje. Cirilo se encargó de hacer el alfabeto, pero ambos misioneros trabajaron durante mucho tiempo, hasta lograr entrar en contacto a través de la lengua y la cultura de ese pueblo.

Cuando un misionero es enviado a una cultura diversa, debe encarnarse en esa cultura, como hicieron estos hombres. La encarnación consistió en hacerse eslavos con los eslavos. Y así, la fe entró en comunión con su propia cultura eslava, y a través de su propio lenguaje. Haciendo una comparación. Si los misioneros hubieran sido enviados a México, tendrían que hablar español, comer nuestros platillos tradicionales, conocer nuestra historia, pero sobre todo vivir entre nosotros, para poder entendernos y así evangelizarnos. En esto consiste la encarnación de los misioneros; que siendo de otro país, sean un mexicano más, entre los mexicanos. Por citar un ejemplo: En nuestra diócesis, colaboran sacerdotes italianos que se han acostumbrado a nuestros platillos, y al igual que nosotros, acompañan las comidas con una rica salsa de molcajete, algo que en su país no forma parte de su hábito alimenticio. Juan Pablo II, menciona que la inculturación: es la encarnación del Evangelio en las culturas autóctonas y,

al mismo tiempo, introducción de estas culturas en la vida de la Iglesia . Únicamente en Jesús, el misionero por excelencia, enviado del Padre, inculturación y encarnación coinciden, al encarnarse su ser de Hijo de Dios en la cultura judía ambos entraron en estrecha comunión y diálogo, un diálogo que no siempre fue sereno porque Jesús fue muy crítico de su cultura así como los dirigentes de la

religión judía fueron muy críticos del actuar y enseñar de Jesús. Por tanto, la inculturación es el encuentro entre fe y cultura que una persona o pueblo realiza, mientras que encarnación es la tarea del misionero enviado a ese pueblo que debe hacerse a ese pueblo, a su cultura y costumbres, a su lengua e historia, buscando sentirse en su propia casa.

SmarArt Por: Pbro. Oscar Villarruel

.


5

5 de mayo de 2013

DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

El compromiso de los católicos en un Estado democrático, social, pluralista, sanamente laico y aconfesional

Por: Pbro. Alfredo Palacios Guerrero

E

l compromiso de los católicos en un Estado democrático, social, pluralista, sanamente laico y aconfesional En el contexto de la Pacem in terris, la participación de los católicos en la vida política es exigida, de modo particular, para la construcción de un orden de paz, esto a su vez exige el compromiso de fundar la convivencia social sobre grandes pilares, como la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Pero, dado que el Estado democrático busca crecer en un orden pacífico también debe ser pluralista, secular, sanamente laico, social, y es claro que la participación de la cual habla la Pacem in terris, igual y simultáneamente, mira a la participación en orden a la realización de un Estado que defiende y promueve todos los derechos y deberes de la persona, no excluyendo los derechos y deberes sociales. No obstante que en el ámbito católico maduró una considerable filosofía social y política y que un grueso y cualificado grupo de católicos, después de la segunda guerra mundial, que se habían distinguido en muchos países por su participación activa en la labor de reconstrucción y en la redacción de nuevas constituciones, así como en la creación de partidos de inspiración cristiana, todavía – antes de la aparición de la Pacem in terris – demasiados católicos no parecían reconocer adecuadamente la importancia de la política y la necesidad de participar como ciudadanos responsables. No es de extrañar, entonces, que en la quinta sección de la Pacem in terris el papa Juan XXIII comienza invocando el deber de participar en la vida pública, o en la vida social ampliamente entendida como un compromiso que debe ser tomado por los cristianos: “Al llegar aquí exhortamos de nuevo a nuestros hijos

a participar activamente en la vida pública y colaborar en el progreso del bien común de todo el género humano y de su propia nación. Iluminados por la luz de la fe cristiana y guiados por la caridad, deben procurar con no menor esfuerzo que las instituciones de carácter económico, social, cultural o político, lejos de crear a los hombres obstáculos, les presten ayuda positiva para su personal perfeccionamiento, así en el orden natural como en el sobrenatural” (n. 146). Pero había que cuestionar también las ambiciones de aquellos católicos que creían que bastaba con simplemente animar un compromiso por parte de la fe cristiana y la buena voluntad, sin la formación técnica y profesional. “Sin embargo, para imbuir la vida pública de un país con rectas normas y principios

Yiyo el Monaguillo ¡Mamá!

¿Qué quieres hijo?

Nada, solo quiero estar seguro de que esta palabra sigue siendo hermosa.

Felicidades mamá, hoy en el día de las madres.

cristianos, no basta que nuestros hijos gocen de la luz sobrenatural de la fe y se muevan por el deseo de promover el bien; se requiere, además, que penetren en las instituciones de la misma vida pública y actúen con eficacia desde dentro de ellas. Pero como la civilización contemporánea se caracteriza sobre todo por un elevado índice científico y técnico, nadie puede penetrar en las instituciones públicas si no posee cultura científica, idoneidad técnica y experiencia profesional” (nn. 147-148). Sin embargo, advierte Juan XXIII, es necesaria la luz de la fe y la fuerza impulsora de la caridad de Cristo, además de la competencia profesional desde la perspectiva de la ciencia y la tecnología, porque “todas estas cualidades deben ser consideradas insuficientes por completo para dar a las relaciones de la vida diaria un sentido más humano, ya que este sentido requiere necesariamente como fundamento la verdad; como medida, la justicia; como fuerza impulsora, la caridad, y como hábito normal, la libertad”. (n. 149) Por encima de todo, es esencial, según Juan XXIII, que sea reconstruida la unidad interior entre la creencia religiosa y acción temporal, para que en las actividades de los creyentes sean realmente presentes “La fe como un

faro que ilumina y la Caridad como una fuerza que vivifica.” Sólo de esta manera las instituciones del orden temporal podrán ser saciados “con el fermento y la luz de los cristianos”. Naturalmente para que todo esto sea posible, concluye el Papa, es necesario que en el mundo católico, en los diferentes ambientes formativos, se organice y se imparta una educación integral. “La inconsecuencia que demasiadas veces ofrecen los cristianos entre su fe y su conducta, juzgamos que nace también de su insuficiente formación en la moral y en la doctrina cristiana. Porque sucede con demasiada frecuencia en muchas partes que los fieles no dedican igual intensidad a la instrucción religiosa y a la instrucción profana; mientras en ésta llegan a alcanzar los grados superiores, en aquélla no pasan ordinariamente del grado elemental. Es, por tanto, del todo indispensable que la formación de la juventud sea integral, continua y pedagógicamente adecuada, para que la cultura religiosa y la formación del sentido moral vayan a la par con el conocimiento científico y con el incesante progreso de la técnica. Es, además, necesario que los jóvenes se formen para el ejercicio adecuado de sus tareas en el orden profesional”. (n. 153)


6

5 de mayo de 2013

Del hogar y otras artes

Por: Silvia del Valle

C

uando me preguntan a que me dedico siempre contesto que soy cocinera, mesera, i n v e s t i g a d o r a , n i ñ e r a, enfermera, entrenadora, abogada, psicóloga, chofer, administradora, consejera espiritual, costurera, plomera, electricista, pintora, traductora, maestra, diseñadora de modas, maga, catequista, esposa, amiga, compañera… y estoy de guardia las 24 horas, los 7 días de la semana, y aunque a menudo mi trabajo nadie lo ve, si falta, nada puede ir bien. Y si hablamos de la paga… ni que decir, con solo escuchar esas vocecitas al final del día que me dicen ¡gracias mamita!, es suficiente para estar más que bien pagada. No importa en qué condiciones me encuentre, antes que todo y sobre todo, tengo la misión más importante del mundo, formar a otras personas para que sean hombres y mujeres de bien. Mi profesión es la más bella… la de ser mamá. Y en mi caso soy mamá de cinco y la verdad es que he ido aprendiendo sobre el camino, a veces a marcha forzada, como vivir y sobrevivir con ellos. Por eso aquí te dejo mis 5 tips básicos para optimizar tu tiempo. 1. Pon alarmas en tu celular (o en el reloj de la cocina). Como a diario tenemos una lista interminable de actividades, hay que marcarse tiempos. Yo, uso las alarmas de mi celular para recordar cada actividad.

Ser Mamá así pasarán tiempo juntos. Cuando les ayudes en la tarea dedícale 10 minutos a cada uno en particular, para que veas cómo van y en que están fallando. 4. Si trabajas, programa las labores de la casa. En estos tiempos en los que la situación económica está muy difícil, procura que tu trabajo no sea tan absorbente para que puedas pasar tiempo con tu familia y que además las actividades de la casa no te agobien. Yo lo que hago es que las planeo para hacerlas durante toda la semana. El lunes me enfoco a la sala y comedor, el martes a las recamaras, el miércoles a los baños, el jueves a la ropa, el viernes a la cocina y los fines de semana los dejo abiertos por que siempre salen imprevistos.

2. Ayúdate en la cocina. ¡Se práctica! cocina para varios días y congela las porciones necesarias, yo les pongo una etiqueta para saber qué es y cuándo lo hice. Y si tienes que cocinar día con día, busca herramientas que te hagan el trabajo menos pesado. Por ejemplo, mi cafetera hace el café en menos de un minuto y también tengo una olla de cocción lenta que me ayuda a dejar la

comida cocinando mientras tengo que salir al banco o a realizar los pagos. 3. Planifica las actividades con tus hijos. Muchas veces las actividades con los hijos nos sobrepasan, así que programa hacer varias actividades en una sola salida. También busca que tus hijos te ayuden en las actividades de la casa,

5. ¡¡¡Organízate!!! Sí, ya sé que lo hemos dicho una y mil veces pero... ¡Hay que organizarse. No podemos caminar sin saber a dónde queremos llegar, surgirán mil oportunidades y contratiempos pero con un destino definido nuestro criterio será más certero. De verdad te recomiendo llevar una agenda, yo además tengo planificadores semanales y mensuales; y un menú semanal, así cuando tengo que ir al súper ya sé que debo comprar. Te lo aseguro, cuando empieces a usarlos, tu tiempo se multiplicará.

Carta a S.E. Mons. Felipe Salazar Villagrana Obispo de San Juan de los Lagos

“Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en Mí, aunque haya muerto vivirá, y todo aquél que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre” (Jn. 11, 25) www.cem.org.mx

S.E. Mons. Felipe Salazar Villagrán Obispo de San Juan de los Lagos La Conferencia del Episcopado Mexicano, en profunda comunión con Su Excelencia, le acompaña en estos momentos de dolor por el sensible fallecimiento de los reverendos padres Roberto Pablo González, Ernesto González Gutiérrez, José Guadalupe Ornelas Ornelas y Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez, y le ruega haga extensivo nuestros sentimientos de solidaridad al Presbiterio, a la Vida Consagrada, a los seminaristas y a los

fieles laicos de esa querida Diócesis, particularmente a los padres, hermanos y familiares de los jóvenes sacerdotes que perdieron la vida en un terrible accidente automovilístico. Consolados por la fe que nos da la certeza que en Cristo resucitado tenemos la esperanza de alcanzar la vida eterna, elevamos súplicas al Creador por el eterno descanso de los reverendos padres difuntos, pedimos por la pronta recuperación de los sacerdotes heridos, y para fortalezca a sus familiares y amigos, llenándolos de esperanza.

Por los obispos de México. + José Francisco, Card. Robles Ortega Arzobispo de Guadalajara Presidente de la CEM + Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar de Puebla Secretario General de la CEM


7

5 de mayo de 2013

Significado del día de las Madres Por: Pbro. Francisco Escobar Mireles

E

n el mes de Mayo, nuestra Patria y otros lugares del mundo celebran el Día de las Madres. No podemos olvidar que el amor de una madre es incomparable y sólo puede ser superado por el amor de Dios. La maternidad implica una gracia muy especial que la mujer recibe para abrirse a la vida, donde se realiza en el Don de sí misma. Culturalmente para nosotros la presencia de la Madre es muy significativa, porque nos transmite el Don de la vida, nos acompaña en nuestro caminar desde nuestros primeros pasos hasta el vernos avanzados en la formación, haciendo de nosotros hombres y mujeres de bien, y en algunos casos extraordinarios, acompañándonos hasta el último momento de nuestra existencia, entregándonos en las manos de Dios. La madre está en estrecha relación con el nacimiento y el desarrollo humano de los miembros de la familia; su labor y presencia es determinante. Es ella la que mejor siembra y cultiva la semilla del amor auténtico, de la verdad, de la unidad y del servicio; con su paciencia y entrega enseña a convivir en las diferencias y a superar las dificultades. Estos valores son fundamentales en la vida de las personas y pilares de la sociedad. Las madres son el corazón que da calor y cohesión al hogar. En las dificultades, muchas veces ellas sostienen la comprensión y la unidad. No es difícil constatar que cuando falta la madre la familia se dispersa. Nunca serán inútiles los esfuerzos de

las madres por estimular a sus hijos, por defenderlos de adicciones y por erradicar la violencia intrafamiliar; tarde o temprano se verán los frutos de su siembra. Por eso las madres pueden cambiar y mejorar la vida y el mundo de sus hijos gracias a su amor y entrega. Las madres nos muestran que la mujer puede aportar mucho para humanizar nuestra sociedad. Con su participación activa en diferentes campos de la sociedad nos enseñan que para amar hace falta creer en serio en los demás y que hay que amar sin preguntarse si nos lo agradecerán. Esto no impide la superación y trabajo de las madres fuera del hogar pero sí urge una revisión y jerarquización seria de tiempo y tareas indispensables con los hijos. Esto exige de todos defender y fortalecer la dignidad de la mujer y su maternidad. Nosotros tenemos un amor grande a nuestra Madre, pero también se ciernen algunas sombras de muerte sobre la maternidad. En primer lugar debemos reconocer la gran amenaza que sufre la maternidad por el aborto deliberado, apoyado por las instituciones que lo promueven, y otro tipo de sufrimientos que aquejan a la Madre como la enfermedad, el abandono, el desamparo e incluso la viudez. También reconocemos que nuestra Madre es maravillosa aunque tenga sus limitaciones y defectos como todas las personas. En este día tan especial para todos nosotros les invitamos a cuidar, promover y velar por el Don de la maternidad como respuesta a nuestros compromiso cristiano. También les pedimos que cuiden a este

ser maravilloso por el cual recibimos el Don de la vida, pero no solo al ser que nos ha llevado en su vientre, sino también por aquellos seres que nos han recibido en su corazón y han hecho las veces de la madre en nuestra vida. Queremos pedirles a todos los cristianos bautizados y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que no olvidemos en nuestras plegarias y oraciones de este y todos los días a las mamás, para que Dios les conceda su ayuda para educar en los valores a sus hijos, atender con generosidad el trabajo dentro y fuera de casa, y ser ejemplo a seguir; así también por las madres que se nos han adelantado y duermen del sueño de la paz para que el Señor les conceda los gozos eternos. Nos dirigimos a todas las mujeres madres, y a sus esposos con quienes tienen la dicha de compartir el don de generar la vida de los hijos, les proponemos el ejemplo de la santísima Virgen María, que también vivió su maternidad en tiempos difíciles y llevó a cabo el gran papel protagónico que separó la historia entre el antes y después de esa maternidad. María también alojó en su corazón el servicio a la humanidad siendo instrumento de Dios en su divina maternidad (cfr. Lc 2,1ss), lo cual no la dispensó de dificultades y preocupaciones para cuidar de su Hijo, responsabilidad que asumió incluso estando de pie ante la Cruz de Jesús. Desde la concepción hasta la Resurrección, María es madre que ama y sirve. No ve al Hijo como una propiedad o un derecho. Ella siempre está dispuesta a custodiar la

vida de Jesús en Belén, en Egipto, en Jerusalén, y por toda la Galilea. El Dios todopoderoso depende de los cuidados de su madre María. Ella también se cansa y tiene necesidades que no le impiden seguir a su Hijo hasta el Calvario para ser depositaria de la vida que él le confía como Madre de la Iglesia. Toda madre es un don de Dios para la humanidad y para la Iglesia. Nadie puede privarle de ese don dado por Dios para ser guardiana de la vida, depositaria de la misericordia de Dios. Toda madre fuerte, fiel y guiada por la intuición logra de Dios el milagro de la vida como en Caná de Galilea y en el Pentecostés de Jerusalén. En las dificultades es la primera en confiar en Dios y llegar digna y erguida hasta la cruz de cada día. Dios nos ama; a través de nuestras madres nos dio el don de la vida, en ellas nos manifiesta su Providencia, y hace que la madre sea símbolo del amor puro, fiel y desinteresado. En la vida diaria, cuando se nos hace pesado el camino y dura la existencia, cuando tenemos problemas o sentimos traicionada nuestra amistad, entonces deseamos apoyarnos en alguien que nos oriente y acompañe, para mantenernos en la lucha, entender que la vida es bella y vale la pena vivirla. Jesús, en la Cruz, compartió a su Madre con nosotros. En María tenemos una madre. Agradecemos al Señor todo el amor que nos ha mostrado a través de las madres de familia.


8

5 de mayo de 2013

Unidos en la esperan Por: Seminarista Sergio Aceves De vuelta a Dios… “Ninguno de nosotros vive para sí y ninguno muere para sí. Que si vivimos, vivimos para el Señor; y si morimos, para el Señor morimos. En fin, que tanto en vida como en muerte somos del Señor. Para esto murió Cristo y retornó a la vida, para ser Señor de vivos y muertos” Rm 14, 7-9 No hace más de dos domingos, concretamente el cuarto domingo de pascua, celebramos la 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. En el evangelio de ese domingo, Jesús resucitado se manifestó como Señor y pastor que da la vida por los suyos. En la resurrección de Cristo que ofrece la vida por sus ovejas hallamos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar? Ese es el misterio de la pascua celebrado en la liturgia, es la fiesta de la vida donde los cristianos interpretamos la existencia como ese lugar donde se da el gran encuentro entre la vida y la muerte, pero donde acontece también el triunfo de la vida. En su mensaje para esta Jornada, el Papa emérito Benedicto XVI mencionaba que “El amor de Dios sigue, en ocasiones, caminos impensables, pero alcanza siempre a aquellos que se dejan encontrar”. Paradójicamente, este tiempo pascual, tiempo de fiesta por excelencia, ha sido marcado dolorosamente y de manera inesperada con la noticia de que, la Diócesis de San Juan de los Lagos, perdió a cuatro jóvenes sacerdotes en un accidente automovilístico. Sus nombres: Ernesto González Gutiérrez, Roberto Pablo González Martínez, José Guadalupe Ornelas Ornelas y Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez, quienes predicaron la Palabra de Dios y celebraron el Banquete Pascual por breves años, pero con una gran fidelidad a las exigencias de su ministerio y una preocupación genuina por las ovejas que tuvieron bajo su cuidado. ¿Quiénes fueron estos jóvenes sacerdotes que en el tiempo pascual retornaron a la Vida? El Pbro. Ernesto González Gutiérrez, nació un 7 de noviembre de 1977, originario del Rancho Estancia Vieja, en San Juan de los Lagos, Jal. Ingresó al Seminario en la etapa de secundaria, en Lagos de Moreno, Jal. Realizó su etapa intermedia en la comunidad parroquial El Espíritu Santo, en Tepatitlán, Jal. Ordenado sacerdote el 11 de junio de

2011. Prestó su servicio pastoral en la parroquia Sangre de Cristo, en San Juan de los Lagos, Jal., desde el 11 de julio de 2011. El Pbro. Roberto Pablo González Martínez, nacido un 7 de junio de 1984, originario de San Miguel el Alto, Jal. Ingresó al Seminario en la etapa de preparatoria, en Lagos de Moreno, Jal. La etapa intermedia la realizó en la parroquia San José, en San Julián, Jal. Ordenado sacerdote el 11 de junio de 2011. Prestó su servicio pastoral en la parroquia Nuestra Señora de la Luz, en Cañadas de Obregón, Jal., desde el 8 de julio de 2011. El Pbro. José Guadalupe Ornelas Ornelas, originario del rancho Nangué del Refugio, en Yahualica, Jal., nació un 17 de mayo de 1981. Ingresó al Seminario en la etapa de preparatoria, en Lagos de Moreno, Jal. Prestó su servicio de etapa intermedia en la vicaría de San Isidro, en el decanato de Atotonilco. Ordenado sacerdote el 11 de junio de 2011. Desempeñó su servicio pastoral en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, en Lagos de Moreno, Jal., desde el 11 de julio de 2011. El Pbro. Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez, originario de Tecomatlán, Jal., nació un 21 de abril de 1983. Ingresó al Seminario en la etapa Curso Introductorio, en rancho Ojo de Agua, en Arandas, Jal. Prestó su servicio de etapa intermedia en el Seminario Menor para Campesinos, en Tepatitlán. Ordenado sacerdote el 11 de junio de 2011. Desempeñó su servicio pastoral en la parroquia El Cuerpo y la Sangre de Cristo, en Jalostotitlán, Jal., desde el 8 de julio de 2011. Tomando ellos, junto con la mayoría de sus compañeros de generación un descanso de sus actividades pastorales, ya de regreso para dirigirse a las comunidades donde servían como pastores, sucedió el trágico accidente. Era una tarde de pascua y el sol de la tarde los vio gozosamente regresar a la Casa del Padre. Unidos como Iglesia peregrina en esta diócesis de San Juan de los Lagos, oremos por el eterno descanso de los Pbros. Ernesto, Roberto Pablo, José Guadalupe y Filiberto Juan Carlos, y por el consuelo de sus familiares, para que el Señor les ayude a comprender que el amor de Dios que sigue, en ocasiones, caminos impensables, sale a nuestro encuentro de manera misteriosa y a veces dolorosa. Que seamos capaces de entender que cualquier sufrimiento adquiere sentido con la Resurrección de Cristo, pues tenemos la seguridad

Generación 2011, que hace dos años celebraba el don del Sacerdocio y ahora cuatro

Pbro. Jaime Gutiérrez ofrece a Dios los dones y junto con ellos el agradecimiento por los cuatro sacerdotes que llenaron de alegría nuestra Diócesis


9

5 de mayo de 2013

nza de la vida eterna

Emotiva participación del presbiterio diocesano en los momentos difíciles

de ellos se encuentran cara a cara con Aquel que les concedió tan inmerecido regalo

El cuerpo del Pbro. Filiberto Juan Carlos Pulido es llevado en hombros

Así los recordarémos, sonrientes y agradecidos con Dios por el Don de la vida

de que, después de una larga o corta vida en la tierra, si hemos sido fieles, llegaremos a una vida nueva y eterna, en la que gozaremos de Dios para siempre. Bendito sea Dios por el testimonio de estos jóvenes sacerdotes: hemos descubierto al Padre Eterno en la entereza del Pbro. Ernesto, en la alegría del Pbro. Roberto Pablo, en la experiencia humana del Pbro. José Guadalupe y en la sonrisa del Pbro. Filiberto Juan Carlos. Ahora han traspasado el velo del tiempo, se han elevado fuera de nuestro tiempo hasta el eterno presente divino, al santuario del Cielo, donde el mismo Cristo los llevó a la presencia del Padre (cfr. Hb 10,19-21). También oremos al Señor para que provea a nuestra Iglesia de más pastores que sepan ser imagen fidedigna de Cristo Sacerdote y se esmeren cada día de su vida por entregarla a favor de sus

ovejas en una sociedad necesitada del testimonio de Dios Vivo ante un mundo que lo niega u olvida; que proclamen con su palabra y su existencia el amor de Dios a todos y a cada uno. La Iglesia necesita, hoy más que nunca, hombres y mujeres que, por su forma de vida, pongan al descubierto que ante la muerte, el consuelo viene de la certeza de la presencia de Dios en medio de ella. Aquellos discípulos amados, los Pbros. Ernesto, Roberto Pablo, José Guadalupe y Filiberto Juan Carlos, que algún día le preguntaron al Maestro, ¿dónde vives? (cfr. Jn 1,38—39), escucharon la voz del Señor que les respondía: venid y lo veréis, tomaron en su vida la opción fundamental y fue en una pascua cuando entraron para quedarse con el Señor…


10

5 de mayo de 2013

Condolencias a la familia Diocesana Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles Ortega Arzobispo de Guadalajara Estamos en el V domingo de Pascua. En primer lugar, les pido que nos unamos en oracion por el eterno descanso de los Padres Guadalupe Ornelas, Roberto Pablo González, Ernesto González y Filiberto Juan Carlos Pulido, pertenecientes a la diócesis de San Juan de los Lagos, que fallecieron en un accidente carretero el pasado viernes. Que Dios premie todas sus buenas obras, especialmente aquellas que realizaron en su joven ministerio sacerdotal, al mismo tiempo que nos unimos al dolor que embarga a sus familias, al Obispo Felipe Salazar Villagrana y a todo el presbiterio de esta querida diócesis. Sin duda que estos sacerdotes ya están experimentando en plenitud, en el Cielo, el amor de Dios, al que nos acercamos por el amor al hermano, como nos lo señala hoy, el Señor, en su Evangelio. El compromiso que tenemos de ser felices se lleva a cabo mejor con el cumplimiento del mandamiento nuevo que nos enseña Jesús: amar.

Roma, Italia.

Con profundo dolor por la pérdida de los amigos, pero con una gran esperanza porque Dios tiene preparado para cada uno de nosotros una morada, Él lo dijo, “donde yo esté quiero que estén también ustedes” nos unimos en oración. Recibamos el consuelo del amor de Dios, y la esperanza puesta en los cielos nuevos y la tierra nueva de su resurrección. P. Robelo, Juan Manuel, Ángel, Emanuel, Miguel Domínguez, Alejandro

Seminario de San Juan

Familia diocesana, elevemos una suplica confiada a dios padre de todos, para que en esta prueba tan difícil sepamos reconocer su amor y su ternura en nuestras vidas, oremos por nuestros hermanos sacerdotes que están delicados para que el señor se apiade de ellos y les conceda salud y paz. y por nuestros hermanos sacerdotes difuntos para que descansen en paz.

Sr. Ivan Gilberto González Lara

La Iglesia Católica a perdido 3 jóvenes sacerdotes de la San Juan Diócesis, pero a ganado 3 intercesores ante Dios. Que descansen en paz.

P. Alvaro Ramón Íñiguez Barba

Gracias por los bellos momentos compartidos amigo Ernesto “El Viejo”, que Dios te tenga gozando de su presencia.

P. Jesús Ma Aguiñaga

“Que no tiemble su corazón; crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas...” (Jn 14,1ss.) Evangelio del 26 de Abril, 2013: día del nacimiento a la vida eterna de nuestros amigos y hermanos sacerdotes. Señor de la Salud: Tengo tanto que pedirte esta noche. En primer lugar otorga tu bendición y sana a tu hijo Fili. Fortalece y consuela a las familias de Roberto Pablo, Ornelas y Ernesto, ante su pérdida. A todos sus compañeros que sobrevivieron en este accidente sana su corazón herido con la esperanza de tu Resurrección!! A nuestro presbiterio y amada diócesis haznos más humildes y conscientes del don de cada sacerdote, religios@, laico, familia... para que cuando nos llames a tu presencia hayamos cumplido con la misión del amor. Amen. P. Andrés Somos sembradores de esperanza, de corazón dolorido. También a nosotros nos duele el dolor, sentimos la ausencia, extrañamos los amigos... Ocasiones como esta hay que recurrir al silencio, para poder escuchar el silencio de Dios, un silencio que no es ausencia, sino misterio. Es tan breve el camino que siempre nos faltan momentos para encontrarnos de nuevo, palabras para decirnos, acontecimientos para compartir. Aguardemos pues a la eternidad, ahí tendremos vida suficiente para compartir lo que ahora nos faltó.

P. Juan Carlos González Orozco

Gracias, Señor, por el don de estos amigos que encontré en el camino porque, al igual que yo, ellos iban siguiéndote; a ellos intenté servir lo mejor que pude y tú les concediste una gratitud que me hace bendecirte. Luchando todos los días, leales contigo hasta el final, gozaron de tus dones hasta las lágrimas. Te bendigo más por aquellos que más conocí, como Ernesto, feliz porque lo elegiste como sacerdote, siendo, como se sabía ser, limitado; te bendigo sobre todo por Roberto, que te dio todo el honor y gloria que pudo, que avanzó tenazmente a lo largo de los años. Con la ordenación, Roberto Pablo entró en el gran silencio. Allí lo encontraste. Hazlos, pues, nuestros intercesores en el Cielo, tú que los llamaste a ser tu hermosa presencia en la tierra. Amén.

P. Juan Pablo Ríos Orozco

Seguimos unidos en oración por la perdida de 4 grandes sacerdotes. Aunque por la fe sabemos que no es una perdida sino una ganancia para todos los que nos quedamos, pues además de quedarnos sus recuerdos y sus testimonios ganamos cuatro intercesores. Sigamos pidiendo por sus familias, por sus compañeros que siguen enfermos y por nuestra diócesis.

Colombia: P. Oscar Villarruel

Ayer mucha gente oró al Señor por ti... y le pedimos que se hiciera su voluntad... DESCANSA EN PAZ HERMANO SACERDOTE!!! La voluntad de Dios ahora es tu eucaristía eterna... TE VOY A EXTRAÑAR AMIGO, TU SALUDO SIEMPRE ME HIZO SENTIR HERMANO, SIEMPRE CONFIÉ EN TU SINCERIDAD Y AUTENTICIDAD.

Oaxaca: P. Salvador Ortega Rodríguez

El día de ayer cuando supimos de la noticia en catedral de Santo Domingo Tehuantepec, ofrecimos la Eucaristía por estos hermanos nuestros que ya descansan en los brazos de Nuestro Padre Amoroso. Hoy en un encuentro de jóvenes en el seminario se les tuvo en cuenta. Mañana

el Señor Obispo Oscar Armando Campos Contreras celebrará la Eucaristía en catedral por Guadalupe, Roberto Pablo y Ernesto. Seguimos en oración por la pronta recuperación de nuestros sacerdotes y fortalecimiento en la fe de todos sus familiares. Dios bendiga nuestra diócesis y nos fortalezca en la fe en Cristo Resucitado.

P. Javier Rodríguez

Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez, sacerdote para siempre, te has reunido junto a Roberto Pablo, Ernesto y Lupe, el Señor ha querido llamarles a su presencia y ahora desde ahí, desde su morada santa celebran junto con Cristo la acción de gracias. no dejen de seguir intercediendo ante Dios por nosotros. Oramos por su eterno descanso hermanos sacerdotes.

Causas de los Santos

La Vocalía de Causas de los Santos, se une a la pena que ha hecho resonar nuestra Diócesis... descansen en paz nuestros 4 sacerdotes, Dios los tenga en su santa gloria. Pbro. Lupe Ornelas, Pbro. Ernesto González, Pbro, Pbro. Roberto Pablo y Pbro. Filiberto Juan Carlos.

P. Alberto Vargas Rodríguez, Autlán, Jalisco .

Con motivo de la muerte de estos cuatro hermanos Sacerdotes envió un abrazo a todo el Presbiterio de San Juan, así mismo les manifiesto mi cercanía y aseguro mis oraciones. A tres de ellos tuve la oportunidad de tratarlos en la síntesis teológica, ya que somos de la misma generación. “Que Cristo Buen Pastor, les premie con la vida eterna” “Son muchos los signos de solidaridad y condolencias recibidos, hemos puesto estos pocos agradecidos con Dios por esta familia de la Iglesia”


11

5 de mayo de 2013

Condolencias a la familia Diocesana Hna. Fatima Do Rozario Santos Misionera Religiosa. Goianiagoiás, Brasil: Al Sr. Obispo Felipe, todo el Presbiterio, las familias y el Pueblo de Dios, nuestras oraciones y deseo de que sientan la fuerza del Resucitado en estos momentos de dolor, pero seguro Dios les recompensará tan generosa entrega, que verdaderamente estas vidas sean semillas de Paz para México y todo el continente. El dolor no tiene fronteras, el amor tampoco... Animo la Vida venció ... Saludos. Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo. Guadalajara, México: Nos unimos en oración a toda la Iglesia para orar por estos jóvenes sacerdotes y por sus familias. Damos gracias a Dios por la vida de cada uno, compartida con nosotros en el ministerio del sacerdocio. También ahora, Jesús resucitado nos sale al camino, nos explica las Escrituras, y recorre con nosotros la senda interior que nos lleva de la oscuridad a la luz, de la desolación a la esperanza. Sr. Cura Ignacio Garza Garcí­a. El Barretal, Tamaulipas. Diócesis de Cd. Victoria: Como diócesis hemos ido a realizar nuestros ejercicios espirituales cada año en el mes de enero a la casa Juan Pablo II de San Juan de los Lagos, Jal. A lo largo de 17 años ininterrumpidos. Sorprende y duele la partida de 4 hermanos en el sacerdocio ministerial... Al señor obispo, a su presbiterio y a sus familias en nombre de nuestra diócesis de cd. Victoria, nuestras oraciones y afecto fraternal. Rezamos y rezaremos para que el Señor que murió, resucitó y vive glorioso, sea Él el que le siga dando sentido a nuestras vidas. “Si vivimos, para el Señor vivimos, si morimos, para el Señor morimos. Tanto vivos como muertos somos del Señor”. Sus almas y la de todos los fieles difuntos, por la gran misericordia de Dios, descansen en paz. Así sea. Y a los hermanos enfermos, que convalecen de su accidente, Dios les llene de su amor, para salir adelante en esta prueba, nuestra oración por ellos, sus familias y por quienes los atienden y cuidan” en comunión de oraciones. Hna. Berta Ramírez Luis.Cd. Juárez, Chih.: Me uno a la pena que está pasando la diócesis de San Juan de los Lagos por el fallecimiento de estos 4 sacerdotes jóvenes. Yo los conocí en el seminario, cuando teníamos apostolado ahí las Hnas. Oblatas. Recibí esta triste noticia el día sábado y le he pedido mucho a Dios por ellos, para que ya estén descansando. También encomiendo a sus familiares y al presbiterio para que Dios les de la fortaleza en estos momentos tan

difíciles y que ellos intercedan desde el cielo para que susciten muchas vocaciones a la vida sacerdotal. Que Dios los bendiga. + Felipe Arizmendi, obispo emérito de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chis.: Lamentamos el fallecimiento de los sacerdotes y la situación de los heridos. Ofrecemos nuestra oración. Este martes ofreceré la Misa por todos ellos y por la diócesis. Animo y estamos en comunión fraterna. Pbro. Víctor Manuel Carrazco Montoya. Diócesis de Aguascalientes: “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito, Bendito sea el Señor”. Gracias hermanos Sacerdotes por ese tiempo compartido en la experiencia de la UPM (Universidad Pontificia de México) y más porque fuimos ordenados en el mismo mes. Gracias por existir en nuestras Vidas, y que el Señor de la Misericordia fortalezca a sus seres queridos. Virgen de San Juan de los Lagos: Ruega por Ellos. Sr. Cura Refugio Onate Melendez. San Patricio, Arquidiócesis de Atlanta, Georgia USA: Me uno desde la distancia a la tan querida Diócesis de San Juan de los Lagos y a las Familias en este momento de dolor por la trágica muerte de estos hermanos Sacerdotes. Que Dios les bendiga y les de Fortaleza para seguir adelante, hasta que un día Dios también nos llame a su presencia. Hna. Ma. Beatriz Serrano. México, Distrito Federal: Que la semilla de la vocación germine con el amor y entrega que estos hermanos han sembrado. Las hermanas de la Congregación Pí­ as Discí­pulas del Divino Maestro oramos por las familias y toda la diócesis que sufre esta lamentable pérdida. Seminarista Isidoro Rodríguez Arroyo. Hermosillo, Sonora: Consternado por la noticia de la muerte de estos cuatro jóvenes entregados al servicio a través del sacerdocio. Tuve la oportunidad de conocerlos en la sí­ntesis filosófica y teológica del 2010 en la Ciudad de México. Conocí­más al Padre Roberto Pablo, que era entonces diácono. Elevo una oración al Señor Resucitado para que los tenga en su gloria y a sus familias y a todos nos reafirme en la esperanza de la resurrección. Así­sea. Martín Estrada. Seminarista. Chicago Il.: Con gran dolor recibí­la noticia de la partida de estos cuatro sacerdotes,

en particular la del Padre Roberto. Él fue para mí una gran inspiración para entregar mi vida a Cristo y me ayudo con mi discernimiento vocacional cuando años atrás hacia su apostolado en San Julián. Su testimonio y alegría del amor de Dios ahora se verá recompensada con la alegría de estar en la presencia del Señor. Dios le conceda seguir intercediendo por las vocaciones en nuestros pueblos. El seminario de Mundelein está en oración por ellos y por la comunidad de la Diócesis de San Juan de los Lagos. David Moreno: Vivo en la diócesis de Guadalajara y fui seminarista pediremos por los sacerdotes que fallecieron y me uno a su pérdida, sé lo difícil de las vocaciones y de pronto perder a tres sacerdotes es doloroso. Hna. Ma. de la Paz Padilla R. Religiosa del Verbo Encarnado. Tlalpan, Distrito Federal: Nos ha consternado la terrible noticia del fallecimiento de los Sacerdotes (Que descansen en el gozo de su Señor), de esta mi querida Diócesis. Yo soy de Unión de San Antonio, sin embargo muchas de mis hermanas se han unido a la oración por estos sacerdotes, sus familias, sus comunidades y al Señor Obispo Felipe Salazar, mi Maestro de antaño a quien recuerdo con cariño y mucho agradecimiento que me enseñó a conocer y amar la Palabra de Dios y nunca lo he olvidado. Estamos con ustedes en estos momentos de gran pena y pedimos a Jesús Resucitado les de la fortaleza y siga siendo bendecida con sacerdotes santos como los que tiene. Hno. Christian Muñoz Castillo FSC: Las comunidades de hermanos lasallistas de Monterrey sentimos mucho la pérdida de los sacerdotes fallecidos el día 27 y 28 de abril, nos unimos a su dolor y le pedimos a Dios tenga en su gloria a estos santos hermanos nuestros, que a sus seres queridos les dé la fortaleza y a nosotros la esperanza de gozar un día de su presencia permanente como ya lo hacen estos cuatro hermanos nuestros. Que Dios los bendiga, estamos en oración. Ánimo. Pbro. Roberto Sánchez Cabrera. Estudio en Roma y soy de Villahermosa, Tabasco: Las Palabras de Santa Teresita del niño Jesús, me hacen recordar a estos nuevos cuatro sacerdotes que han fallecido y que viven el sueño de la Paz: ¡Yo me ofrezco Señor como víctima de holocausto a tu amor misericordioso, yo recibo Señor la posesión eterna de ti

mismo, consúmeme sin cesar y has mi alma desbordar de tu ternura infinita, cada latido Señor, desde mi corazón, sea un renovar de esta ofrenda! A nuestra querida diócesis de San Juan, hermana, amiga de la Diócesis de Tabasco les digo que no están solos muchos estamos orando y lamentando la perdida de nuestros hermanos sacerdotes junto al sepulcro de Jesús Resucitado, quien vive para Dios y también en quien nosotros vivimos, nos movemos y somos. Nuestra mejor ofrenda para quienes en nuestro caminar nos han tendido la mano para realizar la misión, Gracias Sr. Obispo Don Felipe, pedimos por usted, Dios le dé la fortaleza para seguir guiando a su Grey, un abrazo fuerte para todos, desde Roma pedimos a todos los santos su maravillosa intercesión, y a nuestra Madre Santísima de San Juan de los Lagos los cubra con su manto delante de la presencia de Dios. P. Alberto Vargas Rodríguez. Vicario Parroquial Autlán, Jal.: Con motivo de la muerte de estos cuatro hermanos Sacerdotes envío un abrazo a todo el Presbiterio de San Juan, así mismo les manifiesto mi cercanía y aseguro mis oraciones. A tres de ellos tuve la oportunidad de tratarlos en la síntesis teológica, ya que somos de la misma generación. “Que Cristo Buen Pastor, les premie con la vida eterna” Agradecemos a todos estas muestras de comunión y de una vida eclesial participativa en todo momento. Dios los bendiga.


12

5 de mayo de 2013

¿Cómo ace al Salvadrocrarme ? No los perd emos seguirán e n el coraz… ón.

Bere M. (Coordinadora CODIPAJ)

E

n la vida hay distintos caminos, que van marcando los destinos de cada uno, guiados por la mano del Salvador, caminos que en ocasiones parecen enredados, con demasiadas curvas, o líneas rectas que luego presentan desviaciones; pero caminos que hemos de recorrer tarde o temprano. Queremos agradecer por los caminos que hemos andado en los trabajos de la pastoral de adolescentes y jóvenes, con aquéllas personas que no están ya con nosotros físicamente, pero que en el corazón se quedan con una huella que el tiempo no podrá borrar, y aprovechamos este espacio para expresarlo. En los últimos meses, hemos perdido a 4 amigos físicamente, pero los hemos ganado como intercesores en el cielo, a cada uno les dirigimos unas palabras de agradecimiento, que estamos seguros, resonaran en la eternidad, para llegar hasta sus oídos. Al seminarista Juan Hernández, que incansablemente por más de cinco años estuvo brindando parte de su tiempo, y sus carismas para el apoyo con los adolescentes y jóvenes de nuestra diócesis, y mayormente el año pasado, que a tiempo completo, estuvo desde su apostolado, entusiasta y entregado a cada momento que se compartió en los trabajos pastorales diocesanos. Al P. Ernesto González, que durante este año pastoral estuvo apoyándonos desde el decanato de San Juan, a motivar y guiar las tareas de la pastoral juvenil desde este decanato, un asesor entregado, siempre servicial para cualquier tarea que se le pidiera, enamorado de su ministerio sacerdotal, logró impulsar y encaminar a adolescentes y jóvenes que cercanos a él estaban. Al P. Filiberto Juan Carlos, desde el decanato de Jalos, y un trabajo cercano con la comisión diocesana de jóvenes, impulsó su encomienda como asesor decanal, alegre y entregadamente a cada momento, volviéndose un sacerdote querido entre todos quienes lo conocíamos.

Al P. Roberto Pablo González, que desde hace algunos años, aún cuando no recibía el sacramento del orden, emocionado y siempre con una sonrisa en los labios, apoyó intensamente al Movimiento de Pascua, y ya ordenado sacerdote, desde el decanato de Jalos, reafirmó su amor por los adolescentes y jóvenes. Por eso, y por todos los momentos compartidos, queremos agradecerles con el corazón en

de d a d i real ven? i m r vivi nte y jo o m ¿Có dolesce a

… N Ú G A SE

D I V A L

Leo Fonseca (Colaborador de la sección). ¡Cómo nos cuesta el decir adiós! Y es que a veces estamos tan aferrados a las situaciones, a las personas, a los objetos y hasta la vida misma que es tan

quieren, como lo han planeado. Y es que la mayoría de las veces es difícil el hacernos a la idea de no ver a esa persona tan amada a nuestro lado y compartiendo su vida con nosotros, ya sean amigos, familiares cercanos o el amor de mi vida. Pero imaginemos que esa persona tiene una visión diferente de la vida, la cual así como puede ser al otro lado del mundo, puede ser en su lugar de nacimiento, o quizás ya ha cumplido su misión y no está con nosotros.

la mano, sabiendo que en un rincón del alma permanecerán vivos, un pequeño homenaje, para cuatro grandes personas, que nos han demostrado el rostro siempre amoroso de Jesús, que también ama a los adolescentes y jóvenes, y no solo siendo cercanos, sino verdaderos amigos, que sabían cómo ganarse una sonrisa entre quienes los conocíamos.

doloroso el simple hecho de imaginarnos que algo ya no será nuestro, ya no estará con nosotros.

No tenemos palabras para expresar los sentimientos, pero no les decimos adiós, porque en la vida eterna estamos seguros nos volveremos a encontrar, por eso hoy les decimos a cada uno: Hasta pronto amigos, les extrañaremos, pero esperanzados en que descansan en el Buen Pastor, nuestra alma se regocija.

Como seres humanos, por naturaleza nos sentimos los amos y señores de todo, los legítimos dueños de las personas que conviven a nuestro alrededor y de los objetos que nos rodean, ignorando siempre aquel hecho de que las cosas no son eternas, y las personas no son objetos que podamos manipular o mantener guardados en un ropero o en un almacén, privándolos de su libertad de decidir y vivir su vida como ellos

Estos días han sucedido tantas situaciones que me han puesto a pensar cuanto tiempo me queda a mí para disfrutar de las personas y cosas a mi alrededor, es decir, cuando será el momento en el que tendré que despedirme y seguir otro camino.

Triste, ¿no es así? Duele mucho decir adiós, despedirnos, pero no podemos aferrarnos a algo que no es nuestro, algo que desde un principio solamente nos fue prestado o puesto en el camino para aprender y compartir de las hermosas experiencias de vida que podamos experimentar con esa persona. Recuerdo que hace mucho tiempo una querida amiga comparaba la relación humana con un puño de arena, el cual mientras más fuerte apretábamos, mas rápido la cantidad de arena se iba escapando de ese puño, pero mientras menos presión se hacía, el tiempo en que la arena fuese desapareciendo era más lento. Y precisamente así es con las relaciones, mientras más queramos aferrarnos a ellas y ejerzamos mas presión, mas rápido y doloroso será el hecho de decir adiós. Así que aprendamos a no aferrarnos, que nunca sabremos cuando será ese momento en el que llegue la inevitable despedida.


05/05/2013

No. 021

Sr. Cura. Sergio Abel Mata León

Sociedad www

E

n esta ocasión hablaremos de todo un poco, sobre esas cosas que ocurren en la Aldea Global.

posar como si siempre alguien les estuviera tomando una foto. Vaya pues, las modas cada vez son más raras.

Padres gordos Tal parece que los sacerdotes no han escapado a la epidemia de obesidad que acecha nuestros tiempos. Aunque a diferencia de la tendencia global por inactividad, en los padres los kilos se acumula por el exceso de trabajo. Hay que poner en ejercicio en la agenda de misas.

Día del niño Este 30 de abril se celebró el día del niño, o más bien, el día de cómo hacer dinero con este pretexto. En cuestión de medios, tal parece que sólo interesan los niños para venderles cosas o crear audiencia como en programas como “Pequeños gigantes” donde los ponen a hacer cosas denigrantes para complacer a los adultos.

De Hispstes y Mirreyes Aunque las tribus urbanas son incontables, últimamente han acaparado en escenario del barrio algunos estilos muy peculiares. Los Hipster son personas jóvenes que usan ropa de viejitos, lentes de pasta (a veces sin cristal) y peinados informales (despeinados), y les gusta escapar a los estereotipos (quieren ser diferentes vistiéndose igual). Los Mirrey son chavos con camisas de vestir que portan desabrochadas para que se vea el pelo en pecho (o su ausencia) suelen hablar con la papa en la boca, algo así como fresa, pero más galán y les gusta

La justicia de las redes sociales Ahora el escándalo se tituló #LadyProfeco. Andrea, la hija de Humberto Benítez titular del Profeco intentó clausurar un restaurante por el hecho de no darle la mesa que ella quería. Tan pronto llegó el tema twitter se vino tal avalancha de críticas que hasta el mismo presidente de la república tuvo que tomar cartas en el asunto. Ya no son los tiempos de antes, hoy menos que nunca se puede tapar el sol con un dedo.

El papa sigue arrasando en twitter Con más de 6 millones de seguidores (sumando todas sus cuentas) la cuenta del papa se ha convertido en un referente para el mundo católico de la comunicación. Youtube pone a temblar a las televisoras Hace tiempo sólo quienes recibían la patadita de Raúl Velasco en su programa Siempre en Domingo podían aspirar a la fama. Ahora, con los nuevos canales de comunicación las cosas han cambiado, pues un buen talento, puesto en Youtube pronto se reconoce, como les pasó a los ya conocidos “Vazquez Sounds” quienes siguen sonando fuerte en conciertos, aunque las televisoras no los puedan capitalizar.

Papa Francisco

Mensajes del Santo Padre a través de twitter: @Pontifex_es 29 abr Qué hermoso sería si cada noche pudiéramos decir: Hoy he realizado un gesto de amor hacia los demás. @Pontifex_es 28 abr El Espíritu Santo verdaderamente nos transforma y cuenta con nosotros para transformar el mundo en que vivimos. @Pontifex_es 26 abr Queridos jóvenes, no enterréis vuestros talentos, los dones que Dios os ha regalado. No tengáis miedo de soñar cosas grandes. @Pontifex_es 24 abr En este período de crisis es muy importante no encerrarse en uno mismo. Es necesario abrirse, tener detalles con los demás.

Condolencias en la red Finalmente, este fin de semana, en que tuvimos el trágico evento del accidente de los hermanos sacerdotes, las redes sociales se solidarizaron y sobre todo Facebook se llenó de oraciones, imágenes y textos de esperanza y fe.

P

udiera parecer una falta de respeto: ¡hacer una caricatura del Santo Padre!, pero es una herramienta necesaria en este tiempo para atraer a los jóvenes a la Iglesia y con la intención de hacer su rostro atractivo y un tanto adentrarnos al lenguaje de los medios de comunicación. En este sitio podremos encontrar algunas de las frases importantes del Papa acompañadas de alguna imagen o fotografía de éste. Ya lo dijo Su santidad: “Si la Buena Noticia no se da a conocer también en el ambiente digital podría quedar fuera del ámbito de la experiencia de muchas personas para las que este espacio existencial es importante” www.facebook.com/PapaFranciscoCartoon


14

Tepatitlán de Morelos, Jal.

5 de mayo de 2013

Solemnes fiestas en honor al Señor de la Misericordia

Por: Lupita Gómez

Creer en Jesucristo es el Camino para la Salvación (pf3) Celebramos estas solemnes festividades del Señor de la Misericordia de Tepatitlán del 21 al 30 de abril del 2013, en sintonía con nuestra Diócesis de San Juan de los Lagos que celebra el “Año de la Fe y de la Identidad Cristiana”, siguiendo el llamado que S.S. Benedicto XVI hiciera en su carta PORTA FIDEI, (Puerta de la Fe) en el número 3: Creer en Jesucristo es el Camino para la Salvación. Las fiestas del Señor de la Misericordia fueron un tiempo propicio para testimoniar la fe en Jesucristo como único camino de salvación. Las actividades ordinarias en el novenario fueron: Repique de Alba y Mañanitas, Eucaristías y peregrinación, los temas de predicación tomados del Boletín Diocesano de Pastoral Fiestas Patronales, Eucaristía por los donantes de culto, pólvora y música del día, Castillo y juegos pirotécnicos en la plaza principal. El templo del Santuario del Señor de la Misericordia lució esplendorosamente hermoso con los arreglos de restauración interior y los adornos acordes al año de la fe que hicieron lucir aún más a la imagen bendita. Gracias al rector Pbro. Juan de Jesús Fuentes y su equipo, que hicieron posible que luciera así después de muchos meses de trabajo. El día 27 de abril la bendita imagen del Señor de la Misericordia fue bajada solemnemente, mientras la “Banda de la Universidad Cervantina” de Irapuato, Guanajuato acompañaba con sus notas el momento. Así, se inició a las 4:30 p.m. la

salida de la Imagen Bendita del Señor de la Misericordia que visitó los siete templos parroquiales de la ciudad. Trece carros alegóricos, que representaban escenas de fe, acompañaron el recorrido: Noé, el Hombre de fe; Abrahán Nuestro Padre en la Fe; La Reina Esther, mujer Creyente y orante ante el Rey; La Fe de la Madre de los Macabeos; María Mujer de Fe en la Anunciación; La Parábola de la Semilla; Jesús reanima a la Hija de Jairo; Pedro es probado en la fe; Jesús Cura al Ciego de Nacimiento; El Descenso de la Cruz; La Puerta de la Fe; Ex voto: El Señor de la Misericordia invocado

en problemas de Salud; Cien años de estudio, trabajo y piedad. A.C.J.M. El cortejo en solemne procesión con diversas bandas, danzantes y grupos juveniles recorrió las principales calles de la ciudad, este año se pudo observar mayor participación de fieles. La solemne concelebración Eucarística del día 29 fue presidida por Mons. José María de la Torre, obispo de Aguascalientes y oriundo de esta ciudad, un significativo grupo de sacerdotes concelebró esta Misa y la homilía fue predicada por el p. José Luis Aceves González. La parroquia de San Francisco estuvo en una doble festividad,

ya que también celebró este día el 90 aniversario de la Adoración Nocturna. El Pbro. Juan de Jesús Fuentes, rector del Santuario del Señor de la Misericordia de Tepatitlán expresó: “Que Dios bendiga siempre a este Pueblo creyente de Tepatitlán con sus Santos y Beatos, con sus familias ejemplares, con sus hombres emprendedores, con sus bellas mujeres, con sus jóvenes inquietos, con la ternura de sus niños, con la fidelidad de sus hijos ausentes, a este pueblo que vive de valores, porque su esperanza lo sostiene. ¡Viva el Señor de la Misericordia!


5 de mayo de 2013

15

DOMINGO Día del señor

VI DOMINGO DE PASCUA PRIMERA LECTURA Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 15, 1-2. 22-29

SEGUNDA LECTURA Del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan: 21, 10- 14. 22-23

En aquellos días, vinieron de Judea a Antioquía algunos discípulos y se pusieron a enseñar a los hermanos que si no se circuncidaban conforme a la ley de Moisés, no podrían salvarse. Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; al fin se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más fueran a Jerusalén para tratar el asunto con los apóstoles y los presbíteros.

Un ángel me transportó en espíritu a una montaña elevada, y me mostró a Jerusalén, la ciudad santa, que descendía del cielo, resplandeciente con la gloria de Dios. Su fulgor era semejante al de una piedra preciosa, como el de un diamante cristalino. Tenía una muralla ancha y elevada, con doce puertas monumentales, y sobre ellas, doce ángeles y doce nombres escritos, los nombres de las doce tribus de Israel. Tres de estas puertas daban al oriente, tres al norte, tres al sur y tres al poniente. La muralla descansaba sobre doce cimientos, en los que estaban escritos los doce nombres de los apóstoles del Cordero. No vi ningún templo en la ciudad, porque el Señor Dios todopoderoso y el Cordero son el templo. No necesita la luz del sol o de la luna, porque la gloria de Dios la ilumina y el Cordero es su lumbrera.

Los apóstoles y los presbíteros, de acuerdo con toda la comunidad cristiana, juzgaron oportuno elegir a algunos de entre ellos y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Los elegidos fueron Judas (llamado Barsabás) y Silas, varones prominentes en la comunidad. A ellos les entregaron una carta que decía: “Nosotros, los apóstoles y los presbíteros, hermanos suyos, saludamos a los hermanos de Antioquía, Siria y Cilicia, convertidos del paganismo. Enterados de que algunos de entre nosotros, sin mandato nuestro, los han alarmado e inquietado a ustedes con sus palabras, hemos decidido de común acuerdo elegir a dos varones y enviárselos, en compañía de nuestros amados hermanos Bernabé y Pablo, que han consagrado su vida a la causa de nuestro Señor Jesucristo. Les enviamos, pues, a Judas y a Silas, quienes les transmitirán, de viva voz, lo siguiente: `El Espíritu Santo y nosotros hemos decidido no imponerles más cargas que las estrictamente necesarias. A saber: que se abstengan de la fornicación y de comer lo inmolado a los ídolos, la sangre y los animales estrangulados. Si se apartan de esas cosas, harán bien’. Los saludamos”. SALMO 66 R/. Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Aleluya. Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/. Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/. Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te aclamen todos juntos. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R/.

EVANGELIO Según san Juan: 14, 23-29 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El que no me ama no cumplirá mis palabras. Y la palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió. Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el Paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho. La paz les dejo, mi paz les doy. No se la doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: ‘Me voy, pero volveré a su lado’. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean”. MEDITACIÓN Las despedidas son, por lo general, tristes y dolorosas. A todos nos hacen sufrir porque sentimos una honda y extraña división interior. Una parte de nuestro ser se queda allí, en esa tierra de la que partimos, con nuestros amigos y seres queridos; y la otra se viene con nosotros, pero con el corazón lleno de recuerdos, de las alegrías y bellos momentos que compartimos juntos, de nostalgias.. y tal vez también de dolor y de lágrimas. El mismo Jesús,

al hacerse hombre, quiso compartir con nosotros los mismos sentimientos, experiencias y flaquezas de nuestra condición humana. También Él gozó de la dulzura de la amistad, del consuelo del amor y del afecto familiar. También Él sintió el desgarrón de su corazón –sensibilísimo— cuando tuvo que despedirse de su Madre, y dejarla sola, para marcharse de casa a comenzar su vida pública. Y experimentó también el mismo dolor y pesar al despedirse de sus discípulos, sus amigos íntimos, antes de su pasión. En el capítulo 13 de su evangelio, nos refiere san Juan con incontenible emoción que “antes de la fiesta de la Pascua, viendo Jesús que llegaba su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” (Jn 13, 1). El “fin” tomado en sentido temporal y en intensidad: “hasta el colmo, hasta el extremo”. Así comienza el evangelista la narración de la Última Cena, su despedida. En este Evangelio de hoy se nos habla de una despedida. Las palabras que hemos escuchado están tomadas del discurso de Jesús en la Última Cena. Es cierto que estamos celebrando ya la Pascua de la resurrección del Señor. Sí. Pero también es verdad que pronto se irá el Señor, de modo definitivo, de la vista de los apóstoles, para subir al cielo. Y tendrá que dejarlos, esta vez sí, ya para siempre. ¿Qué palabras tan entrañables, de cariño y de amistad sincera, tendría que decirles? ¿Cuáles serían sus últimos consejos y recomendaciones?... Nuestro Señor se va. Pero se quedará espiritualmente presente entre los suyos por medio de su amor y de su Eucaristía. No obstante, no le parece suficiente, y quiere darnos todavía más. Ya nos dejó el testamento de su amor divino y de su redención,

nos dio toda su Sangre preciosa sobre el altar de la cruz, nos regaló a su Madre santísima en el Calvario, nos dejó su Evangelio, fundó su Iglesia y los sacramentos… ¿Qué más podía regalarnos? ¡Su Espíritu Santificador! El próximo domingo celebraremos la fiesta de la Ascensión. Y el domingo siguiente vendrá el Espíritu Santo el día de Pentecostés. Así nacerá la Iglesia. Será su solemne “inicio” en el tiempo, y durará hasta el fin del mundo. Por eso, nuestro Señor nos prometió el Espíritu Santo, el Espíritu “que procede del Padre y del Hijo” – como rezamos en el Credo— y que es el amor recíproco entre el Padre y el Hijo, el Amor que es persona divina, la tercera Persona de la Trinidad Santísima. Cristo se irá. Sí. Pero se quedará para siempre con nosotros. No sólo en la Iglesia y en la Eucaristía. ¡También dentro de nosotros! Así nos lo prometió Él mismo: “El que me ama, guardará mi palabra y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos en él nuestra morada”. ¡Qué palabras tan profundamente consoladoras! ¿Existe en alguna parte del universo un amor más grande y más intenso que éste de Dios, que viene incluso a morar dentro de nuestro mismo ser? Tenemos a Dios dentro de nosotros. Entonces, todo está arreglado: ¡adiós soledad, adiós tristeza, adiós lágrimas! ¡Lo tenemos todo! Él está con nosotros, Él nos consuela, Él nos acompaña, Él nos sanará. Ojalá vivamos esta verdad fundamental y entrañable de nuestra fe cristiana. ¡Éste es el secreto de nuestra verdadera felicidad! Fuente: www.es.catholic.net


Fiestas en honor al Señor de la Misericordia

Carro alegórico del Señor de la Misericordia pasando frente a la Parroquia de San Francisco

Celebración Eucarística en la plaza principal, con la participación de los sacerdotes de la Ciudad


5 de mayo de 2013  

Mensajero 639

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you