Page 1

No. 633 - Año XIII

www.mensajerodiocesano.com

24 de marzo de 2013

Periódico de Evangelización Integral

Diócesis de San Juan de los Lagos, Jal.

Colaboración: $8.ºº

¡Recen por mí!

Petición del Papa Francisco al iniciar su Pontificado

Encuentro de pastoral de Migrantes

Pág. 8

Pág. 9

Contenido Mensaje de la CEM >2 Experiencia en elección del Papa>3 Curiosidades acerca de los Papas >4 SmartArt >4 Educando para la vida >5 ¿Tú, ya sabes? >6 Día de la Vida >6 Página juvenil >10 Blog: Tecno Cónclave >11 Infantil >14 Evangelio >15


2

24 de marzo de 2013

MENSAJE DE LA CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO A SU SANTIDAD FRANCISCO

Directorio Director y editor: Pbro. Sergio Abel Mata León director@mensajerodiocesano.com Subdirector: Pbro. Ildefonso García Pérez italialimadeltaeco@hotmail.com Formato y edición: Fátima del Rosario López Gazcón edicion@mensajerodiocesano.com Cecilia Elizabeth González Quiroz formato@mensajerodiocesano.com Página infantil: Lupita González Quiróz infantil@mensajerodiocesano.com Jefe de información y ventas: Fátima del Rosario López Gazcón Distribución: Salvador Martín Jiménez Juan Ramón Martín Jiménez Víctor Manuel Mata León En Internet: www.mensajerodiocesano.com Correos: edicion@mensajerodiocesano.com Suplemento Arandas: arandas@mensajerodiocesano.com Teléfono: Celular: 045 (395) 783 8203 Hernández #20 Arandas, Jal. Guadalupe Comunicaciones

Blvd. Adolfo López Mateos 830 Ote. Col. Coecillo León, Gto. México Tel. (477) 717-36-05

Beatísimo Padre Francisco:

C

on inmensa gratitud a Dios nuestro Señor, que no deja de dar a su pueblo pastores según su corazón (Jer 3,15), la Iglesia que peregrina en la República Mexicana le saluda, expresándole el amor, el respeto, la obediencia y la fidelidad de las y los católicos de esta noble nación que, al igual que la patria que lo vio nacer, Argentina, forma parte de nuestra querida América Latina, empeñada en la Misión Continental, a la que nos ha impulsado Aparecida. “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,18). Su Santidad ha escuchado estas palabras que el Señor le dirigió a través de los Cardenales electores, y fortalecido por la gracia divina, dijo “sí”, eligiendo por nombre el de un gigante de la santidad: Francisco, de quien el poeta Dante, refiriéndose a su nacimiento, exclamaba: “Nacióle un sol al mundo” (Divina Comedia, Paraíso, Canto XI). Del “Poverello” de Asís, su venerable predecesor, el Papa emérito Benedicto XVI afirmó: “sabía que... sólo en la

comunión de la Iglesia construida sobre la sucesión de los Apóstoles se renueva también la obediencia a la Palabra de Dios” (Audiencia, 27 de enero de 2010). Por eso entendemos muy bien que el día de ayer, al presentarse ante la Iglesia de Roma, que preside en la caridad a todas las iglesias (cfr. San Ignacio de Antioquía, Ad Romanos, praef.), haya pedido la oración del pueblo, rogando la bendición para el Obispo de Roma. Su Santidad, que conoce muy bien las riquezas, los gozos, las oportunidades, los sufrimientos, las carencias y los problemas que enfrentan los pueblos de América Latina, nos ha invitado, con toda la Iglesia, a caminar, construir y confesar, “sobre la piedra angular que es el Señor mismo” (Homilía, 14 de marzo de 2013). Así queremos hacerlo, exclamando con san Jerónimo: “Yo no sigo un primado diferente del de Cristo; por eso, me pongo en comunión... con la cátedra de Pedro” (Cartas I, 15, 1-2). Santo Padre Francisco, estamos verdaderamente emocionados por su elección al Supremo Pontificado, y también muy agradecidos con Su Santidad por haber aceptado la pesada Cruz

del ministerio petrino. Queremos que sepa que las y los católicos mexicanos procuraremos aligerarle la carga con nuestra oración, nuestro amor y nuestra fidelidad. Con estos sentimientos, rogamos al Señor que, por intercesión de Santa María de Guadalupe, a quien sabemos que Su Santidad profesa especial devoción, le conceda un fructuoso ministerio, e imploramos que imparta sobre el pueblo de México la bendición Apostólica. Por los obispos de México: +Javier Navarro Rodríguez Obispo de Zamora Vicepresidente de la CEM +Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar de Puebla Secretario General de la CEM


3

24 de marzo de 2013

LA ELECCIÓN DEL PAPA FRANCISCO Mi experiencia de Vida Por: Pbro. José de Jesús Robelo

E

l sábado pasado 16 de marzo, el Sr. Cardenal de Guadalajara, Don Francisco Robles Ortega, nos invitó a escribir y a compartir nuestra experiencia de estos días que nos ha tocado vivir en Roma. Es por eso que quiero compartir con ustedes, mi vivencia en la espera, la elección, el anuncio y el primer encuentro con el Papa Francisco. El 13 de marzo, segundo día de Cónclave, a las 4:30 p.m. salimos del Colegio Mexicano un grupo de sacerdotes rumbo a la Plaza de San Pedro en el Vaticano para esperar junto con multitud de fieles reunidos ahí el humo blanco. Esa era nuestra esperanza. Pasaron las 5:30 p.m. y con ello la posibilidad de que el Papa haya sido electo en el primer escrutinio de la tarde, había que esperar hasta las 7:00 para ver si los Cardenales habían elegido o no, en ese quinto escrutinio, al nuevo Papa. Mientras tanto el ambiente en la Plaza era muy familiar. A mí me tocó platicar con un grupo de cuatro jóvenes italianos, dos hombres y dos mujeres, que venían de Castel Gandolfo, el lugar donde actualmente habita el Papa emérito Benedicto XVI. A las 7:06 p.m. comenzó a salir el humo, la emoción y los gritos no se hicieron esperar, sobre todo cuando nos dimos cuenta que el humo era blanco. «¡Tenemos Papa! ¡Tenemos Papa!», era la expresión, el grito de alegría. «¿Quién será el Papa?», era la

pregunta que circulaba entre todos los que estábamos ahí apretujados. Cada uno daba su versión y presentaba a sus favoritos. «¿Cómo se llamará?» y volvía el diálogo con los que estaban codo a codo contigo. «¿Por qué tardan tanto?» continuaba la conversación y la emoción por saber y por ver al nuevo Papa. Una señora italiana me dice: «el nuevo Papa será el cardenal Angelo Scola», y yo le digo, «Señora, él ya está grande, tiene 72 años, necesitamos uno joven». Así quedó la cosa. La espera duró poco más de una hora. Se encendieron las luces del pasillo donde se encuentran los balcones. Los gritos de júbilo se escucharon nuevamente. La emoción llegó a su culmen cuando salió el Cardenal Tauran, a dar el anuncio del nuevo Papa. Un silencio inundó la plaza. Dijo el Cardenal: «Les anuncio una gran alegría, tenemos Papa». Nuevamente los gritos de júbilo. «Eminentísimo y Reverendísimo Señor Jorge Mario Cardenal Bergoglio». No lo podíamos creer, no era de los famosos, no era de los favoritos, ninguno alrededor lo conocía. «¿Será italiano?, ¿Quién es?». Y mientras investigábamos quién era y de dónde, no pusimos atención al Nombre que había elegido para llamarse. De pronto llegó la voz, es el de Buenos Aires, un latinoamericano, un jesuita. Tiene 76 años ¡Qué emocionante momento! La señora italiana de la que hablé anteriormente me toma del brazo y me dice, «el Papa tiene 76 años, ya se dio

cuenta». Así que me calló la boca. Preguntábamos «¿y cómo se va a llamar?» No pusimos atención. Una mujer llamó por teléfono a su casa para preguntar el nombre que había elegido el nuevo Papa y ella nos dijo: Francisco. Los jóvenes empezaron a corear su nombre y a buscarle una rima; el ambiente era sorprendente, todos estábamos muy contentos. Salieron al balcón algunos trabajadores para acomodar el gallardete papal sin escudo. Cerraron las cortinas rojas. Después de algunos minutos se abrieron las cortinas y apareció la cruz y el Papa vestido todo de Blanco, con unos lentes grandes. A mi lado dijo uno de los sacerdotes, se ve muy tierno. Yo lo veía como asustado, impresionado. El Papa después de un momento prolongado tomó la palabra: «Hermanos y hermanas, buenas tardes. Ustedes saben que el deber del cónclave era dar un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo..., pero aquí estamos. Les agradezco la acogida. La comunidad diocesana de Roma tiene a su obispo. Gracias. Y ante todo, quisiera rezar por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI. Oremos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo proteja». Rezamos un Padre nuestro un Ave María y un Gloria al Padre. Después continúo: «Y ahora, comenzamos este camino: obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia

de Roma, que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de fraternidad, de amor, de confianza entre nosotros. Recemos siempre por nosotros: el uno por el otro. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran fraternidad. Deseo que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el cual me ayudará mi cardenal vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad tan hermosa. Y ahora quisiera dar la Bendición, pero antes, les pido un favor: antes que el obispo bendiga al pueblo, les pido que ustedes recen para el que Señor me bendiga: la oración del pueblo, pidiendo la bendición para su obispo. Hagamos en silencio esta oración de ustedes por mí». El Papa Francisco se inclinó un poco y la plaza quedó muda, orante, todos rezábamos a Dios por él. Yo percibí un profundo ambiente de oración y por parte del Papa un testimonio grande de humildad. «Ahora daré la bendición a ustedes y a todo el mundo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad». Nos dio la bendición, su primera bendición como obispo de Roma y sucesor del apóstol Pedro. Ya para terminar volvió a pedir el micrófono y nos dijo: «Hermanos y hermanas, los dejo. Muchas gracias por su recibimiento. Recen por mí y hasta pronto. Nos veremos pronto. Mañana quisiera ir a rezar a la Virgen, para que proteja a toda Roma. Buenas noches y que descansen».


4

24 de marzo de 2013

¿QUÉ ES EL ANILLO DE PESCADOR?

E

l Papa lleva en su dedo anular de la mano derecha la insignia más lujosa que es el llamado “Anillo del Pescador”, siguiendo la frase dicha por Jesucristo al pescador san Pedro: “Yo te haré Pescador de hombres”. La mención más antigua sobre su existencia data de 1265, recogida en una carta de Clemente IV a su sobrino Pedro Grossi. Su labor en aquellos tiempos era servir como sello para autentificar sus escritos, sellar la correspondencia privada presionando el anillo sobre la cera roja y sellar las bulas papales. Proveniente de tradiciones de monarcas medievales y una muestra de respeto al Papa es arrodillarse y besar su Anillo del Pescador. En su origen eran piezas sencillas de oro con la imagen de San Pedro y el nombre del Papa correspondiente escrito en latín. A lo largo de los siglos se fue enriqueciendo, siendo auténticas joyas de orfebrería con piedras preciosas. Benedicto XVI prefirió una pieza sencilla con la imagen del Apóstol. Cuando un pontífice fallece o renuncia, el anillo es destruido golpeándolo con un martillo de plata, por parte del cardenal Camarlengo, siguiendo la tradición marcada por Eugenio IV a mediados del siglo XV. Con la joya vieja se hará la nueva para el nuevo Papa. Muchos anillos anteriores a Eugenio IV se conservan en los Museos Vaticanos en las vitrinas Por: Pbro. Oscar Villarruel

Curiosidades acerca de los Papas de uno de los pasillos que conducen a la Capilla Sixtina. Durante el rito de inauguración de pontificado o entronización papal, el Decano del Colegio Cardenalicio lo coloca en el dedo al nuevo Papa, y el Cardenal Protodiácono le pone el Palio. El pontífice debe llevar el anillo durante todo su pontificado, tanto en público como en privado, excepto el Viernes Santo y en las exequias de un cardenal. El Papa Benedicto XVI, en la homilía mistagógica de su inauguración, explicó el significado del Palio y del Anillo del Pescador. Vamos a seleccionar algunas ideas: “La llamada de Pedro a ser pastor viene después de la narración de una pesca abundante tras una noche en la que echaron las redes sin éxito… Este relato al final del camino terrenal de Jesús con sus discípulos, se corresponde con uno del principio: tampoco entonces los discípulos habían pescado nada durante toda la noche; también entonces Jesús invitó a Simón a remar mar adentro. Y Simón, que todavía no se llamaba Pedro, dio aquella admirable respuesta: ‘Maestro, por tu palabra echaré las redes’. Se le confió entonces la misión: ‘No temas, desde ahora serás pescador de hombres’ (Lc 5,1.11). También hoy se dice a la Iglesia y a

SmartArt

los sucesores de los apóstoles que se adentren en el mar de la historia y echen las redes, para conquistar a los hombres para el Evangelio, para Dios, para Cristo, para la vida verdadera. “Los Santos Padres han dedicado también un comentario muy particular a esta tarea singular. Dicen así: para el pez, creado para vivir en el agua, resulta mortal sacarlo del mar. Se le priva de su elemento vital para convertirlo en alimento del hombre. Pero en la misión del pescador de hombres ocurre lo contrario. Los hombres vivimos alienados, en las aguas

saladas del sufrimiento y de la muerte; en un mar de oscuridad, sin luz. La red del Evangelio nos rescata de las aguas de la muerte y nos lleva al resplandor de la luz de Dios, en la vida verdadera. Así es, efectivamente: en la misión de pescador de hombres, siguiendo a Cristo, hace falta sacar a los hombres del mar salado por todas las alienaciones y llevarlo a la tierra de la vida, a la luz de Dios…”. “Nada hay más hermoso que haber sido alcanzados, sorprendidos, por el Evangelio, por Cristo. Nada más bello que conocerle y comunicar a los otros la amistad con Él. La tarea del pastor, del pescador de hombres, puede parecer a veces gravosa. Pero es gozosa y grande, porque en definitiva es un servicio a la alegría, a la alegría de Dios que quiere hacer su entrada en el mundo”. “Quisiera ahora destacar todavía una cosa: tanto en la imagen del pastor como en la del pescador, emerge de manera muy explícita la llamada a la unidad. ‘Tengo otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor’ (Jn 10,16), dice Jesús al final del discurso del buen pastor. Y el relato de los 153 peces grandes termina con la gozosa constatación: ‘Y aunque eran tantos, no se rompió la red’ (Jn 21,11)…¡Haz que seamos un solo pastor y una sola grey! ¡No permitas que se rompa tu red y ayúdanos a ser servidores de la unidad!”. .


5

24 de marzo de 2013

Educando para la Vida

LA REFORMA EDUCATIVA EN MÉXICO Por: Maestro Miguel Ángel Rodríguez

E

n este tiempo de reformas en nuestro país y en especial de la Reforma Educativa es necesario reflexionar en torno a las disposiciones constitucionales que conllevan a la toma de decisiones en la Secretaría de Educación Pública. ¿QUÉ ES LA REFORMA EDUCATIVA? La Reforma Educativa es una modificación a los artículos constitucionales 3 y 73 que estipula lo siguiente: El Estado garantizará la calidad en la Educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos. ¿CUÁLES SERÍAN LAS IMPLICACIONES DE LA REFORMA EDUCATIVA? Para llevar a cabo esta reforma educativa en nuestro País, es importante mencionar que deberían de realizarse algunas acciones que implicarían esfuerzo, recursos, organización e infraestructura para garatizar verdaderamente ese logro de aprendizaje de los educandos; implicado lo siguiente: - Creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa, para la evaluación de la educación, teniendo a su cargo el Instituto Nacional para la Evaluación de Educación, siendo un organismo público autónomo. - El instituto Nacional para la Evaluación de la Educación

evaluará la calidad, desempeño y resultados del Sistema Educativo Nacional. - Creación del Servicio Profesional Docente, mismo que establecerá el cumplimiento de los fines de la educación y su mejora continua en el marco de la diversidad e inclusión de todos los involucrados en el Sistema Educativo Nacional. - Creación del Sistema de Información y Gestión Educativa, mismo que tendrá como referente a partir del año actual y en conjunto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía el censo de escuelas, maestros y alumnos, permitiendo así tener datos precisos para la operación eficaz del Sistema Educativo Nacional. - Evaluación del Desempeño Docente, cuya finalidad es contar con los referentes para la reflexión y el diálogo que permita ser conducentes a una mejor práctica profesional; otorgando capacitación, actualización y superación profesional del docente, por lo que el Sistema Educativo deberá otorgar los apoyos necesarios para que los docentes puedar desarrollar sus fortalezas y superar sus debilidades. Además establece la evaluación obligatoria para efectos de ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia en el servicio profesional educativo. ¿QUÉ ACCIONES PROMUEVE LA REFORMA CONSTITUCIONAL DEL ARTÍCULO 3°. - Crear la Norma Oficial de la Educación Básica, en donde regulará los materiales, infraestructura, métodos,

organización e idoneidad de docentes y directivos. - Fortalecer el Programa de Formación Continua para profesinales de la educación. - Incorporar a padres de familia y maestros en la elaboración de planes y programas de estudio. - Obligatoriedad del concurso de oposición para cargos directivos y supervisión así como de docentes, que ya se aplica. - Elaboración de lineamientos generales del Sistema de Evaluación Educativa, incluyendo estándares y criterios. - Promover escuelas de tiempo completo e impulsar microempresas locales, normando el valor nutritivo de los alimentos dentro de la escuela. Es importante mencionar que de esta Reforma Educativa, se desprenden las leyes reglamentarias, mismas que se estarán redactando en los próximos meses para aplicarse, a más tardar en el mes de julio, con ello podemos

decir que en el ciclo escolar 20132014 comenzaríamos a aplicarla en todo el territorio nacional. Les dejo algunos cuestionamientos: ¿estamos preparados los maestros y padres de familia para afrontar esta Reforma Educativa?, ¿el gobierno verdaderamente actuará con responsabilidad para dotar de lo necesario a nuestro Sistema Educativo Nacional?, ¿una reforma es cuestión de cambiar solo la aplicación de planes y programas?, ¿es sólo la responsabilidad del docente y directivos el logro de los aprendizajes?, ¿qué papel juegan los padres de familia en ese logro?, ¿hay apoyo por parte de la totalidad de padres de familia? EL COMPROMISO ES COMPARTIDO... GOBIERNO SOCIEDAD - EDUCADORES PADRES DE FAMILIA - ALUMNOS - MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Yiyo el Monaguillo ¿Dónde estarán mis ahorros?

¡Sí! es mi domingo de la semana pasada

bueno, con esto sí alcanzo a botanear

¡qué bueno es ahorrar para luego disfrutar!


6

24 de marzo de 2013

¿Tú, ya sabes?

¿POR QUÉ NO ES FIJA LA FECHA DE LA PASCUA, AL IGUAL QUE LA DE NAVIDAD?

Por: Pbro. Juan Carlos González

L

a Navidad celebra el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre para indicar, con un signo cósmico, que Jesús es la luz del mundo (en esos días tiene lugar el solsticio de invierno en el hemisferio norte). La Pascua, en cambio, es una festividad móvil. La Pascua o Domingo de Resurrección es la fiesta más importante del cristianismo porque celebra la resurrección de Jesús, el acontecimiento central de nuestra fe. A la Pascua la precede el tiempo de Cuaresma y la prolonga el Tiempo pascual. La fecha de la Pascua es móvil porque se celebra, por

mandato del Primer Concilio de Nicea (año 325), el primer domingo después de la primera luna llena de primavera en el hemisferio norte.

de Resurrección se celebrara en domingo; que nunca coincidiese con la Pascua judía, para evitar paralelismos o confusiones entre ambas religiones, por lo cual en caso de coincidir se traslada una semana después; y que no celebrase la Pascua dos veces en el mismo año.

Por tanto, varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril en los países que siguen el calendario gregoriano (el cristianismo oriental sigue el calendario juliano, por lo cual la Pascua se sitúa entre el 4 de abril y 8 de mayo).

El “Computus” o cálculo de la fecha de la Pascua se hace con la fórmula desarrollada por el matemático Gauss o con el algoritmo de Butcher, instrumentos para determinar la epacta (edad lunar) tras el equinoccio de primavera.

El mandato de Nicea fue que la Pascua

25 de marzo

DÍA DE LA VIDA Por: Pbro. Francisco Escobar Mireles

E

l 25 de marzo, solemnidad de la Encarnación del Señor, no sólo es el aniversario de la creación de nuestra Diócesis, sino también ha sido declarado Día de la Vida. Confesamos que Cristo es el camino, la verdad y la vida; que asumió una vida humana desarrollada en el vientre de María; que defendió la vida integral; y entregó su vida para que nosotros tengamos vida y la tengamos en abundancia. De nuestras raíces más hondas deseamos la vida, la amamos, la cuidamos, la aceptamos. Nuestra vida es tan importante, que la salvación es vida nueva ofrecida a nosotros. La palabra vida en la Biblia aparece más de 700 veces. Yahveh es el Dios viviente que crea la vida (Sal 32,29); nuestra vida es aliento de Dios (Gn 2,7). Dios es el dueño de la vida, y nos bendice con el don de transmitirla. Por ser un don suyo, la vida es sagrada. Mas por el pecado entró la muerte en el mundo. La vida es frágil a causa de las consecuencias de la muerte. Pero Dios es Dios de vivos y fuente de la vida. La plenitud de nuestra

vida está en la eternidad. Jesús se identifica con la vida: es el Verbo de la Vida mediante el cual todo fue hecho, en quien estaba la vida (Jn 1,1-5). Nos presenta al Dios de vivos, no de muertos (Mc 12,27). Ha venido para que tengamos vida en abundancia (Jn 10,10). Por eso sana a los enfermos, perdona a los pecadores, muestra la cercanía de Dios a los alejados. Presenta al Padre compasivo y misericordioso, dispuesto a alegrarse porque el hijo o hija alejados estaban muertos y han vuelto a la vida, estaban perdidos y han sido encontrados. El libre don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús (Rm 6,23): “Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás” (Jn 10,28). Cristo es la vida y anuncia la vida. Habló del agua viva, del pan de vida, de la luz de vida. Dió vida a los muertos y resucitó de la muerte. Dió a la Iglesia la misión de anunciar la vida. La posee quien vive en El. Quien quiera conservar para sí mismo su vida, la pierde; pero quien la arriesga por El, la salvará. Nuestra vida no acaba con la muerte, ni se estrella contra el muro de la nada y el absurdo. Tenemos la certeza de que, si

morimos con Cristo, resucitaremos. Y por eso la Iglesia es un pueblo de la vida y para la vida: ama, sirve, defiende, promueve y celebra el don de la vida (Evangelium Vitae, 6). Está para crear espacios de humanidad. Que valoremos al anciano, al enfermo, al niño, al desvalido, al desempleado, al pobre, porque es imagen de Dios y signo de Cristo, no por la productividad, la eficiencia, la calidad total, la eficacia. Que no pongamos a las cosas por encima de las personas. Sin embargo, en el mundo hemos desarrollado una anticultura de muerte, transformando la vida de valor en problema. La vida es el tesoro más apreciado que tenemos, pero siempre nos amenaza el miedo a perderla. Nos angustia la amenaza de destrucción de la vida. La falta de sentido de la vida

nos ronda sin dejarnos en paz. Jesús muere en los no nacidos y en los que los evitan; en los niños de la calle; en los viciosos y drogadictos; en los terroristas y en los que buscan venganza; en los que hacen publicidad a la violencia. Jesús muere en las parejas que buscan sólo el placer; en los hogares desavenidos; en los policías prepotentes; en los que ya no tienen ilusiones; en los medios de comunicación que nos manipulan. Jesús muere en nuestros corazones por el pecado. Felicitamos a todos los que han creído en la vida y la promueven. Los que se preocupan por los niños y niñas que son el mejor patrimonio de nuestra sociedad. De su buena formación va dependiendo la configuración del futuro.


7

24 de marzo de 2013

RECONOCEN TRAYECTORIA A PRIMER ANTROPÓLOGA MEXICANA

Por: Beatriz Barrón Méndez

“Especie de ensalada profesional”

M

ucho se habla de ella a nivel nacional y, lamentable es no conocerla a pesar de su enorme aportación a nuestro pueblo Valle de Guadalupe. El cariño al municipio que le fue inculcado por su padre, Santiago Barba y Barba, es un claro ejemplo de profundo amor a estas tierras nuestras. Nacida en la Ciudad de México, el 16 de septiembre de 1928, es Beatriz Barba de Piña Chan, una de las figuras más importantes de la antropología en México y primera arqueóloga mexicana en titularse, en los años 50. Recibió el pasado 12 de marzo un reconocimiento por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el Centro Cultural “Isidro Fabela” (Casa del Risco). Colegas, amigos y alumnos,

le rindieron un merecido homenaje a la doctora, para destacar su amplia carrera. A sus 84 años, la antropóloga continúa trabajando sobre la historia de las religiones, el estudio de la magia y la brujería, y el esoterismo de las religiones prehispánicas, áreas en la cuales ha brindado valiosos aportes. Como antropóloga, la investigadora emérita del INAH se reconoce a sí misma como “un ser humano con sistema nervioso, que se emociona con los reconocimientos, como a cualquiera le gusta que le reconozcan su labor”. Trabajadora incansable, Beatriz Barba ha forjado su propio destino y ha ayudado a muchos más a definir el suyo, por eso el homenaje que recibió de una institución con la que está comprometida desde hace más de 60 años. En lo que respecta a Valle, realizó en 1980, junto con su esposo, el arqueólogo Román Piña Chan, los estudios de la zona arqueológica “El Cerrito”, investigaciones de

gran valor para la región y que nos permiten conocer la época prehispánica que vivieron nuestros antepasados. Entre sus aportaciones destaca la fundación en 1983 del museo en el municipio, al que se le otorgó el nombre de sus ilustres apellidos. Tuvo importantes colaboraciones también en la realización del libro “Valle de Guadalupe Jalisco, Historia, Tradiciones y Personajes”, del licenciado Jorge H. Romo Barba, donde se incluyeron los resultados de su investigaciones sobre “El cerrito”, además de la publicación, en 1981, de algunas de sus notas antropológicas correspondientes a Valle, por el Instituto Nacional de Antropología e Historia,

siendo la primera obra que sobre el municipio se edita. Beatriz Barba subraya siempre que fue afortunada por encontrar a un marido que entendía sus largas ausencias por ir al campo, en cuanto a sus experiencias en este sentido, a pesar de que sufrió los estragos del machismo de los años 50. No obstante, camina todavía por estos senderos pues considera que “aún hay incógnitas y lagunas de información”. Considerada un personaje Ilustre de Valle de Guadalupe, Beatriz Barba de Piña Chan, lo mismo ha abarcado la docencia que la antropología física, la arqueología, la museografía, la etnología... una larga trayectoria, a la que ella misma define como una “especie de ensalada profesional”.


8

24 de marzo de 2013

Migrantes: Peregrinos de la Fe y la Esperanza

ENCUENTRO DE PASTORAL DE MIGRANTES Sem. Fernando Daniel Angulo Melgoza

E

n el Santuario Nacional de Cristo Rey en Silao, Guanajuato, tuvo lugar el Encuentro Zona Centro, de la Dimensión Pastoral de Movilidad Humana, Área de Pastoral de Migrantes, al cual se dieron cita agentes de pastoral, de diferentes Provincias Eclesiásticas (Bajío, Guadalajara, México, San Luis Potosí, Tlalnepantla y Tulancingo) con el lema, Migrantes: peregrinos de la fe y la esperanza. La Provincia de Guadalajara, a la que pertenece nuestra Diócesis de San Juan de los Lagos fue representada por el coordinador de la Zona Centro y encargado de Pastoral Social en nuestra Diócesis, el Pbro. Alfredo Palacios Guerrero en compañía del representante de la casa del migrante “Santo Toribio Romo” en Lagos de Moreno, José Luis Moreno López, y los seminaristas del Curso Introductorio, Fernando Daniel Angulo Melgoza, Miguel Ángel García Guerrero y Roberto Mejía Ruvalcaba. El lunes por la tarde inició el encuentro con un retiro guiado por el Pbro. Martin Federico Rizo Soto, seguido de la presentación de los participantes

y la obra pastoral que realizan, fue uno de los momentos más fructíferos del encuentro, siendo punto de partida para idear mejoras en la atención del migrante. Al día siguiente iniciamos nuestro día con la oración matutina guiada por el padre Alfredo, por la tarde tuvimos la presentación del Mons. Guillermo Ortiz Mondragón, Obispo de Cuautitlán quien recientemente fue nombrado responsable de esta dimensión, así como del secretario ejecutivo, el Pbro. Juan Justino García Jiménez. Terminamos nuestro día con la celebración eucarística en la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato. El encuentro fue llevado con el método ver, juzgar, actuar y celebrar; para el momento del ver tuvimos la presentación de los participantes ya antes mencionada, en el momento del juzgar realizamos un análisis F.O.D.A., para el momento del actuar tuvimos a bien partir del objetivo propuesto por la CEM ¨Fortalecer nuestra identidad como Iglesia a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio, especialmente del Concilio Vaticano II, para dinamizar la Misión Continental desde la

Nueva Evangelización, partiendo de la conversión personal y pastoral, y así contribuir a la transformación de la realidad de México, promoviendo la cultura cristiana; creando un objetivo especifico de Área, líneas de acción, estrategias y actividades. En el momento del celebrar y para concluir nuestro encuentro tuvimos a bien peregrinar hacia el

Santuario Nacional de Cristo Rey, presidiendo Mons. Guillermo Ortiz Mondragón, y la concelebración de los demás sacerdotes involucrados en el Área de Pastoral de Migrantes en la Zona Centro. Confiamos en que todos los esfuerzos realizados se verán reflejados en una mejor atención a nuestros hermanos y hermanas migrantes de nuestra Diócesis y nuestro país.

Tlacuitapan, Jal.

RECIBEN AL OBISPO EN VISITA PASTORAL Por: Pbro. Saúl Legazpi

D

el 24 de febrero al 3 de marzo, en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de Tlacuitapan, se llevó a cabo la visita pastoral de nuestro pastor Don Felipe Salazar. Esta es la segunda visita pastoral en la historia de la comunidad. Durante varias semanas antes de la fecha señalada para la visita, la comunidad se estuvo preparando con una campaña de oración y con temas de reflexión para recibir este momento como un verdadero tiempo de gracia y un paso del Señor por su viña, que cuida y trabaja con diligencia.

Cada uno de los comisionados diocesanos se fue encontrando con los equipos parroquiales para hacer una revisión del trabajo que se va realizando y conocer las necesidades y fortalezas de la comunidad. El día 2 de marzo se llevó a cabo el encuentro con el Sr. Obispo, quien inició la jornada con un desayuno en compañía de los miembros del equipo parroquial. Después se realizó el encuentro del Vicario de pastoral con los encargados de cada equipo y comisión parroquial. El último encuentro de la mañana fue con los responsables de las comunidades y barrios pertenecientes a la parroquia, quienes fueron presentando uno a uno los detalles de la vida de sus comunidades. Los frutos de la visita pastoral fueron presentados al Señor en la celebración eucarística

presidida por el Sr. Obispo Felipe Salazar, la cual se encontró enriquecida con la indulgencia plenaria. Asistieron además como concelebrantes el párroco J. Jesús Rocha y el P. Cristobal Asencio que colabora con su servicio en la parroquia. El domingo 3 se celebró la misa en la que el Vicario de Pastoral, P. Francisco Escobar Mireles, a nombre del Sr. Obispo, dio por terminada la segunda visita pastoral a esta parroquia, en la cual sin duda se pudo sentir la fuerza del Espíritu que es el que guía y a compaña a la iglesia que se concreta en cada comunidad parroquial, fortaleciéndola para que dé testimonio de Cristo entre los hermanos.


9

24 de marzo de 2013

HOMILÍA DEL PAPA EN EL INICIO DE SU PONTIFICADO Por. Pbro. José de Jesús Robelo «Protejamos con amor lo que Dios nos ha dado»

C

ompartimos con ustedes, un resumen de la Homilía que el Santo Padre Francisco pronunció el 19 de marzo, en la Santa Misa celebrada en la plaza de San Pedro con ocasión de la Solemnidad del Señor San José y del inicio de su ministerio petrino. En esta celebración recibió el Palio papal y el anillo del pescador. Queridos hermanos y hermanas Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la solemnidad de san José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal. Es una coincidencia muy rica de significado, y es también el onomástico de mi venerado Predecesor, le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud. Hemos escuchado en el Evangelio que «José hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer» (Mt 1,24). En estas palabras se encierra ya la misión que Dios confía a José, la de ser “custos”, custodio. Custodio ¿de quién? De María y Jesús; pero es una custodia que se extiende luego a la Iglesia, como ha señalado el beato Juan Pablo II: «Al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también cuida y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo» (Exhort. ap. Redemptoris Custos, 1). ¿Cómo ejerce José esta custodia? Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad total, aún cuando no comprende. Desde su matrimonio con María hasta el episodio de Jesús en el Templo de Jerusalén a los doce años, acompaña en todo momento con esmero y amor. ¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús y de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a sus signos, disponible a su proyecto, y no tanto al propio. José es «custodio» porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado, sabe cómo leer con realismo los acontecimientos, está atento a lo que le rodea, y sabe tomar las decisiones más sensatas. En él,

queridos amigos, vemos cómo se debe responder a la llamada de Dios, con disponibilidad, con prontitud; pero vemos también cuál es el centro de la vocación cristiana: Cristo. Cuidemos a Cristo en nuestra vida, para cuidar a los demás, salvaguardar la creación. Pero la vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos lo muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se cuidan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en custodios de sus padres. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien. En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos toca a todos. Sean custodios de los dones de Dios. Y cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido. Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen «Herodes» que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer. Quiero pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos «custodios» de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, cuidadores del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de

muerte acompañen el camino de

este mundo nuestro. Pero, para «custodiar», tenemos, también, que cuidar de nosotros mismos. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque de ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura. Y aquí añado entonces otra anotación: el preocuparse, el custodiar, requiere bondad, pide ser vivido con ternura. En los Evangelios, san José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma se percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor. No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura. Hoy, junto a la fiesta de San José, celebramos el inicio del ministerio del nuevo Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, que comporta también un poder. Ciertamente, Jesucristo ha dado un poder a Pedro, pero ¿de qué poder se trata? A las tres preguntas de Jesús a Pedro sobre el amor, sigue la triple invitación: Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas. Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de san José y, como él, abrir los

brazos para cuidar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente a los más pobres, a los más débiles, a los más pequeños; eso que Mateo describe en el juicio final sobre la caridad: al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado (cf. Mt 25,31-46). Sólo el que sirve con amor sabe custodiar. En la segunda Lectura, san Pablo habla de Abraham, que «apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza» (Rm 4,18). Apoyado en la esperanza, contra toda esperanza. También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza. Custodiar la creación, cada hombre y cada mujer, con una mirada de ternura y de amor; es abrir un resquicio de luz en medio de tantas nubes; es llevar el calor de la esperanza. Y, para el creyente, para nosotros los cristianos, como Abraham, como san José, la esperanza que llevamos tiene el horizonte de Dios, que se nos ha abierto en Cristo, está fundada sobre la roca que es Dios. Cuidar a Jesús con María, cuidar toda la creación, cuidar a todos, especialmente a los más pobres, cuidarnos a nosotros mismos; he aquí un servicio que el Obispo de Roma está llamado a desempeñar, pero al que todos estamos llamados, para hacer brillar la estrella de la esperanza: protejamos con amor lo que Dios nos ha dado. Imploro la intercesión de la Virgen María, de san José, de los Apóstoles san Pedro y san Pablo, de san Francisco, para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio, y a todos ustedes les digo: Recen por mí. Amén.


10

24 de marzo de 2013

d de a d i l i rea n? m r i o viv nte y jove o m ó m ó e ¿C c C s ¿ adole ítica… eso?

a cr é sirve i c n e i u Concue para q q esana.

Dioc Oficina

L

a semana pasada hablábamos de lo que es la conciencia crítica, diferenciándola de simplemente una conciencia ingenua que cree en todo, sino que busca despertar a una nueva mentalidad que analice críticamente la realidad, buscando transformarla. En esta ocasión, veamos para concluir con este tema, algunos pasos que podemos poner en práctica cada uno, para reflexionar y analizar la realidad, con una conciencia crítica: 1. Partimos de la base, de una lectura anecdótica. Cuando todavía no existe el proceso reflexivo, la existencia nos pasa sin que penetremos en las cosas, no hay sucesión histórica, los hechos no se relacionan, sólo se compone de anécdotas. 2. El segundo paso es cuando de la realidad se sacan conclusiones desde el punto de vista ético moral. Se trata entonces de buscar un modo de actuar “bien”. Aquí la historia personal queda reducida a una especie de receta moral para cada ocasión. 3. Un tercer paso en este proceso pretende sacar lecciones para la vida. Aunque la historia es “maestra para la vida”, la historia humana no puede verse desde

un ángulo reduccionista, limitándose a puras enseñanzas. Ciertamente, respecto a las anteriores ésta es una visión más amplia de la realidad. 4. De aquí se pasa a lo que se denomina “lectura significante de la realidad”. Cuando se trata de vivir y descubrir a fondo el sentido de lo que está pasando. Se descubre en la vida misma toda una significación válida para la existencia. Es decir, lo que hago tiene sentido, y lo descubro lleno de valor. En la vida de todas las personas se dan hechos decisivos y significativos. La fe entra a formar parte de esta significatividad. Superadas las lecturas anteriores podemos pasar a lo que en verdad es la historia humana: que no equivale a mera sucesión de hechos o encadenamiento de situaciones; sino que constituye el entretejido donde se vive la vida, donde la existencia cobra toda su significación. Es por eso que la fe cristiana se vive en la óptica de una historia: la historia de Salvación. Descubrir que la historia es significatividad es aceptar que la existencia humana no va al azar, sino que tiene un sentido, camina en una dirección, tiene una finalidad.

Revisemos el ambiente P. Alonso Jiménez G. (Asesor CODIPAJ)

V

“Mensaje para vivir nuestra Semana Santa al 100%”

ivimos en un mundo lleno de dobles mensajes, en el que desde el seno familiar se nos enseñan los valores que deberíamos de vivir para ser personas de bien; y por el otro lado, desde la cultura moderna, se debate ante el uso de “los valores que me beneficien y atraigan ganancia, esos son los que debo seguir”. Desde allí, las generaciones jóvenes afrontan una decisión que marcará su modo de vida: ¿Escuchar y vivir lo que he aprendido desde niño, o escuchar al mundo para ser feliz?

Esta búsqueda seguirá varios caminos, entre los que habrá los erróneos y peligrosos, o en contraparte, aquéllos que llevarán directo a la felicidad. Ante esta confrontación que se ha ido creando en los últimos años, la Iglesia Católica busca contrarrestar las ofertas del mundo ofreciendo el camino de la fe como un medio para conocer a Aquél que dio la vida en ofrenda por el perdón de todos nuestros pecados, y que hasta el día de hoy se sigue entregando como única y verdadera vía para alcanzar la verdadera felicidad.

5. Un nivel avanzado en este proceso es la “lectura crítica de la realidad”, aquella actitud abierta frente a lo cotidiano, que por medio de un análisis crítico y científico de los datos recogidos, detecta las contradicciones y encuentra mediaciones para transformar la realidad cotidiana. El resultado es una práctica concreta que llamaremos transformadora y liberadora. Y su ligar de verificación es, otra vez, a la realidad cotidiana. 6. El análisis crítico de la realidad es el primer paso para luego pasar a una acción transformadora. Solo se pasa de la acción cuando se cree de verdad en la utopía, entendida como la expresión de un futuro posible de la realidad, un elemento fecundador de la acción presente. 7. El nivel ideal es de la lectura creyente, es decir, cuando entendemos que la fe cristiana no es un conjunto de ideas, sino un estilo de vida, que nos ayuda a ver como último horizonte y definitivo la práctica o el comportamiento de Jesús, para transformar la realidad. Por ello, practica estos pasos, primero evalúate y date cuenta en cuál de los siete estás… y que te hace falta para llegar al ideal: la “lectura creyente”. ¡Ánimo!

Por ello, en esta semana santa, ustedes adolescentes o jóvenes, aunque no vayan a vivir un encuentro con Jesús en un encierro, pueden encontrarse en lo personal con Él, a través de todas las celebraciones que se viven en estos días, y que son la base de la fe que profesamos. Además, desde el silencio al que se nos invita a reflexionar, háganlo suyo, y no le tengan miedo. Reflexionan en la Palabra de Dios, y desde su propia realidad, vivan y acompañen a Cristo en su pasión, muerte y resurrección. Termino exhortándolos a orar intensamente para que Jesús nos siga fortaleciendo con su Espíritu Renovador, para ir creando esa iglesia renovada que le siga fielmente en este nuevo siglo, caminando día con día, esperanzados en el día en que Cristo Resucitado ha de reinar en cada persona.


24/03/2013

No. 015

Roberto C. Mata L.

Papa Francisco

L

Retoma el Papa la cuenta de twitter: @Pontifex_es El verdadero poder es el servicio. El Papa ha de servir a todos, especialmente a los más pobres, los más débiles, los más pequeños. 19/marzo

TECNO CÓNCLAVE

a pasada elección del nuevo P a p a fue mucho más allá de una ‘fumata blanca’. Ahora el humo también quemó la Red. Los 115 cardenales que participaron en el Cónclave que eligió al sucesor de Benedicto XVI se encerraron hasta lograr el acuerdo necesario para entronizar al nuevo Pontífice. A continuación presentamos algunas curiosidades tecnológicas que marcaron el desarrollo del cónclave en la elección del Papa Francisco.

Cardenales ‘enjaulados’

Los cardenales electores no sólo estuvieron aislados del resto del mundo por puertas. También lo estuvieron electrónicamente gracias a la instalación de una “jaula de Faraday”, que es un dispositivo que inhibe las ondas electromagnéticas de móviles o cualquier aparato electrónico. “Aunque un cardenal se escondiera un teléfono celular bajo la sotana para adelantar el resultado, éste no funcionaría”, comentaba entre bromas uno de los cardenales que participó en el cónclave. Esta jaula electromagnética no sólo aísla la Capilla Sixtina. Desde la casa Santa Marta, donde se alojaron los electores, hasta la capilla decorada por Miguel Ángel hay más de un kilómetro de distancia que recorrieron en autobús, y todo el trayecto estuvo cubierto por inhibidores de frecuencia similares a los de uso militar para evitar que sus eminencias se comunicaran con el exterior. Por supuesto, sus habitaciones también estaban protegidas por escudos electromagnéticos para evitar que saliera información.

@Pontifex_es Acojamos a Cristo en nuestra vida, ocupémonos unos de otros, respetemos la creación con amor. 19/marzo @Pontifex_es Queridos amigos, os doy las gracias de corazón y os ruego que sigáis rezando por mí. Papa Francisco. 17/marzo

‘Totus tuit’

Estos ‘comicios’ no fueron los primeros con internet, pero sí los primeros con redes sociales. Aunque los cardenales no pudieron tuitear o escribir en Facebook, millones de seguidores y católicos de todo el mundo siguieron este acontecimiento histórico en la Red. Un dato interesante es que el actual Papa tenía más de 30 mil seguidores en su página (no oficial) de Facebook hasta el día de su elección, pero tan sólo en pocos días como Papa la cifra ha ido en aumento alcanzando hoy los 150 mil seguidores. En twitter, la cuenta oficial @Pontifex_es después de haber estado inactiva por la “sede vacante” publica su primer tuit; “HABEMUS PAPAM FRANCISCUM”

‘App-óstoles’

Este Cónclave fue también el primero de la historia con Apps (aplicaciones para móviles). ‘The Pope App’, por ejemplo, que estuvo disponible para iOS y Android, permitía un seguimiento exhaustivo de información sobre el Papa. Una App vaticana muy similar a la de la página oficial, Vatican.va, donde se puede consultar todo tipo de información sobre la Iglesia católica. También llama la atención ‘Conclave Alert’, una aplicación que mostraba tuits y estadísticas sobre el cónclave en tiempo real. Asimismo, Conclave -iOS y Android- o Eleccion Papa 2013 permitieron ampliar la información sobre el evento directamente desde el teléfono móvil.

El meme

¿CUÁNTO TIEMPO PASAS EN FACEBOOK?

S

egún los datos recolectados por WhoIsHostingThis, pasar demasiado tiempo en Facebook podría tener efectos negativos en nuestras vidas, como depresión, desórdenes emocionales y bajo rendimiento escolar. Estos resultados se lograron analizando perfiles de estudiantes, donde determinaron que los usuarios ‘enganchados’ a la red social son más propensos a mostrar signos de depresión que el resto de los individuos, además de relacionarse peor con el entorno y estar más insatisfechos con sus vidas. Pero a la red social no sólo se le culpa de ser la causante de cuadros depresivos, decenas de estudios llevados a cabo, apuntan a Facebook como una fuente de problemas para las relaciones de pareja. El internet y las redes sociales han traído grandes cambios y avances en la sociedad actual pero nuevamente debemos ser responsables en el uso de estas nuevas herramientas para un desarrollo social y no convertirnos en prisioneros de nuestra propia tecnología.


12

24 de marzo de 2013

“Somos hermanos. Somos familia franciscana”.

L

os días 18,19 y 20 de febrero del 2013 se realizó el Encuentro Nacional de Asistentes Espirituales de la Orden Franciscana Seglar (OFS) en la Casa Pastoral Juan Pablo II de San Juan de los Lagos, Jal., en el que se trataron temas de interés para todos los Asesores Espirituales y la Familia Franciscana. Iniciamos con el mensaje de bienvenida de la Hna. Martha Estela Ávila García, Viceministra Nacional. Se nos invitó a divulgar, estudiar y aplicar el “Estatuto para la Asistencia Espiritual de la OFS” aprobado desde el 28 de marzo de 2002 y que en sus 24 artículos nos indica el “ser” y “quehacer” de un Asistente espiritual. En la reunión estuvieron presentes 16 Asistentes Espirituales Regionales, 26 Asistentes locales de la OFS, de los que uno es religioso Somasco, y dos sacerdotes diocesanos, uno de ellos el Pbro. Guillermo Huerta Muro asesor diocesano. También asistieron 3 asistentes espirituales regionales de la JuFra, 2 asistentes espirituales nacionales de la OFS y 4 miembros de la JEN de OFS. El primer día Fr. Flavio Chávez, OFM., vice provincial de san Pedro y San Pablo de

ENCUENTRO NACIONAL DE ASISTENTES ESPIRITUALES OFS Y JUFRA

Michoacán, recalcó la importancia de la función del asistente a la OFS y la equiparó a la formación de los frailes: “El asistente debe ser garante de que la espiritualidad se viva en comunión con la Iglesia y de no perder la familiaridad con los otros hermanos”. El segundo día los ponentes fueron el P. Fr. Ignacio Ceja Jiménez, OFM, hizo la presentación general del Manual para la Asistencia a la OFS y JuFra. El siguiente tema tratado fue la “Historia de la OFS en México,

PASCUA DE ENCIERRO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD Te invitamos a participar en la Pascua para personas con discapacidad que se llevará a cabo del 28 al 31 de marzo en la Casa Fraterna del Divino Niño Jesús. Iniciamos el Jueves Santo a las 9:00 a.m., y terminaremos el Domingo de Resurrección a las 12:00 hrs. Traer ropa de cama, un cambio de ropa negra y otro de color blanco, la Biblia. Costo $ 200.00 incluye hospedaje, comida y materiales para la Pascua. Mayor información: Casa Fraterna del Divino Niño Jesús Océano Índico 1, Col. Sn. Martín, San Juan de los Lagos Tel: 395 785 14 71. E-mail: salvadormartin67@yahoo.es

su legislación y sus etapas de formación”, presentado por la Hna. Esther Pérez Grimaldi. En México propiamente se da el primer Congreso de la Orden Tercera del 19-24 de noviembre de 1946. Al medio día inició la ponencia del P. Fr. Enrique Barbosa, OFM con la temática “Asistencia Espiritual y Pastoral a la OFS”. El miércoles 20, Fr. Raúl, invitó a no olvidar que “la OFS es un gigante que está dormido y que lamentablemente nosotros como primeros promotores de la espiritualidad hemos descuidado nuestro propio don”. Conclusiones: -Potenciar en los Asistentes Espirituales el acompañamiento a los hermanos de la OFS para que su experiencia de Dios y trabajo evangelizador sea más eficiente -Que el Asistente Espiritual conozca a fondo la legislación sobre la Asistencia espiritual y las constituciones, regla, estatutos. -Que el Asistente Espiritual se familiarice con el manual de acompañamiento para que su trabajo sea más eficiente y

concreto. -Que identifique las problemáticas que se van presentando en su dinamismo evangelizador para dar soluciones concretas. -Seguir insistiendo en la importancia de la formación de los hermanos franciscanos seglares. -Seguir trabajando en coordinación y comunicación tanto de la JEN de OFS y JuFra para que, en sintonía con los asistentes espirituales se pueda seguir custodiando la vivencia evangélica y seguir siendo agentes transformadores de nuestra realidad. -Hay mucho quehacer pero reconocemos que, por la gracia de Dios y nuestra disposición personal, nuestro trabajo pastoral serán mejor. Al terminar, el P. Fr. José Refugio Cortés Macías, nuevo asistente espiritual nacional, tomó la coordinación del evento, pidió opinión y sugerencias para el próximo seminario que será el lunes 3, martes 4 y miércoles 5 de febrero de 2014 en la Casa Pastoral Juan Pablo II, en San Juan de los Lagos, Jal.

D.E.P.

D.E.P.

Nos unimos a la oración de la familia del Pbro. Fernando Varela por el eterno descanso del alma de su papá el Sr. José Varela, a quien Dios llamó a su presencia el pasado 19 de marzo en Arandas, Jal.

Pedimos por el eterno descanso del alma de la Sra. Teresa Ascencio mamá del Pbro. Guillermo Plascencia, a quien Dios ha llamado a su presencia a los 74 años de edad. Que Dios le conceda paz y fortaleza a sus familiares y amigos.

Rogamos a Dios dueño de la vida, le conceda el descanso eterno.

Descanse en paz


13

24 de marzo de 2013

GRANDES MENTIRAS EN LA COBERTURA MEDIÁTICA DEL PAPA Por: Pbro. Sergio Abel Mata

D

6

urante las ú l t i m a s semanas h e m o s sido testigos de un bombardeo de noticias e información acerca del Papa, tanto de la renuncia de Benedicto XVI como de la elección de Francisco.

“Motivos de la renuncia de Benedicto”. A muchos, que se dicen especialistas, no les cabe en la cabeza que la renuncia de Benedicto XVI obedece simplemente a la voluntad de Dios escuchada en oración y han inventado un sin fin de teorías conspiratorias y secretos oscuros.

Desafortunadamente mucha de esta información ha sido de poca calidad e incluso con grandes errores y mentiras. Aquí mencionamos algunas de las grandes mentiras que se han difundido por los medios.

1

“La Iglesia es conducida solo por hombres”. Muchos periodistas son ateos o de poca fe, y algunos otros hasta contrarios a la Iglesia, para ello es difícil ver que es Dios quién conduce a su Iglesia y no sólo criterios humanos.

2

“El cónclave está fuera de tiempo”. Han sido incontables la cantidad de comentarios de personas que querían “decirles” a los cardenales cómo hacer la elección del Papa, sin embargo se ha probado una vez más la eficiencia del cónclave.

7

“El mejor Papa”. Para otros es imposible no hacer comparaciones entre los papas y no entienden que siempre Dios elige al mejor Papa para cada momento de la historia.

3

“Los favoritos”. El tema favorito de los medios fue tratar de adivinar quién sería el nuevo Papa, e incluso tratar de influir a los cardenales para la elección. Nuevamente quedan en ridículo quienes se dicen especialistas en asuntos de la Iglesia, pues los criterios de Dios no son los criterios de los hombres.

4

“Lo que el papa debería cambiar”. Desde antes de la elección del Papa, muchos medios ya le habían organizado una agenda de temas a tratar, sin embargo no han entendido que no

se trata de un cambio de rumbo sino de una continuidad en el camino hacia Dios. “Lo que la Iglesia debería cambiar”. Muchos otros, que ni siquiera van a misa o practican algún tipo de caridad, intentan dictarle a la Iglesia cómo hacer las cosas, sobre todo en temas de sexualidad, economía y normativa, como si la Iglesia no tuviera todo un camino en la escucha de la voluntad de Dios.

5

8

“Pasado negro del Papa”. Tal parece que a manera de agenda hay que buscar lo malo de la persona que esté como Papa y si no existe hay que inventarlo. Así pues, los rumores y los “supuestos” han intentado manchar la imagen del Papa y de la Iglesia.

9

“La Iglesia está en decadencia”. Después de la elección del Papa Francisco han quedado cerradas muchas bocas que se ufanaban de declarar una crisis en la Iglesia.


14

Página Infantil

¡GRACIAS PAPA

BENEDICTO XVI!

Joseph Ratzinger, Papa Benedicto XVI, nació en Marktl am Inn, diócesis de Passau (Alemania), el 16 de abril de 1927. «Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor.» (Benedicto XVI 19 de abril de 2005) «En el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005.»

24 de marzo de 2013

¡BIENVENIDO PAPA FRANCISCO!

Su nombre de pila es Jorge Mario Bergoglio, nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936. Cuando tenía 21 años, decidió ser sacerdote y entonces ingresó al seminario del barrio Villa Devoto, como novicio de la orden jesuita. «Y ante todo, quisiera rezar por nuestro Obispo emérito, Benedicto XVI. Oremos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo proteja.» «Antes que el Obispo bendiga al pueblo, os pido que vosotros recéis para que el Señor me bendiga» A ejemplo de nuestro Papa Francisco I, no dejemos de pedir por Él y por nuestro Papa emérito Benedicto XVI.

«Os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.»

¡Gracias Benedicto XVI porque con su ejemplo nos da muestra de su gran amor a Dios!

¡Gracias querido Papa Benedicto XVI por su sencillez!

¡Gracias Benedicto XVI por su responsabilidad!

¡Benedicto XVI lo queremos mucho, gracias por todo!

http://www.vatican.va/bxvi/omaggio/index_sp.html http://encuentra.com/luis-fernando-2/habemus-papam-


15

24 de marzo de 2013

DOMINGO DE RAMOS

L

MEDITACION

a mesa está preparada. Candelabros y antorchas alumbran la sala; el cordero está asado, el vino añejado y los panes sin levadura ya habían sido cocidos. Los invitados han llegado y el clima es muy familiar y festivo. Jesús también llega y se sienta a la mesa con sus discípulos (v. 14). La hora ha llegado. ¿La hora de cenar? Más aún: la hora de la salvación, la hora de la misericordia, la hora en que Jesús llevará a plenitud su misión en el mundo. Es también la hora de las tinieblas, porque junto a la mesa se sienta también el traidor y en unas cuantas horas Jesús será procesado injustamente. El banquete nos evoca aquella profecía de Isaías (25,6ss) en donde el Señor prepara aquellos manjares de exquisitos alimentos parar saciar a sus fieles. Esta es la hora del cumplimiento. Jesús lo sabe, conoce el plan del Padre y está dispuesto a llevarlo a buen fin. Lo desea, no va obligado a la cruz, ni por obligación se queda en el pan y en el vino: es el amor su guía; por amor está dispuesto a entregarlo todo, a entregarse a sí mismo, en la cruz y en el pan: ¡Cuánto he celebrar esta pascua con ustedes antes de morir! (v. 15). Conoce su destino, su muerte inminente y también su glorificación, esa que tendrá lugar en el ‘reino de Dios’, donde volverá a celebrar la pascua eterna, en la Jerusalén celestial (Ap 21). Nos llama la atención, en primer lugar, una bendición especial que hace Jesús sobre el pan y el vino. Él hace una innovación dentro del mismo rito. Ciertamente los judíos hacían circular la copa cuatro veces, entre acción de gracias y bendiciones: eso es palpable en la primera de las dos copas que menciona el texto que ahora meditamos. Lucas ha hecho de toda esa cena un rito único por el que la comunidad creyente (de ayer y de hoy) comprende que la eucaristía cristiana (acción de gracias) está enraizada en la pascua judía. La innovación está marcada por las palabras de Jesús, centro de todo el relato. Después de tomar, dar gracias, partir y repartir el pan, Él mismo aclara a sus discípulos qué es lo que comen: -Esto es mi cuerpo que se entrega por ustedes (v. 19). No hay engaño, ni sentido figurado, ni parábola en sus labios: el pan ha dejado de ser pan para convertirse en su cuerpo, aquél cuerpo que María llevó en su vientre durante nueve meses y que estará en unas horas pendiente de una cruz por amor a nosotros. Los mismos gestos hace con el cáliz, y se los da a beber diciendo: -Este es el cáliz de la nueva alianza sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes. ¡Ahora podemos comprender mejor el misterio de su muerte! Jesús ha dado a beber a sus discípulos su sangre misma, explicándoles que esa nueva alianza que tanto esperaba Israel –y en él, toda la humanidad-, será sellada definitivamente con su sangre. Ahora bien, también es Lucas el único que pone en labios de Jesús el mandato expreso de repetir aquél gesto de acción de gracias y bendición: -Hagan esto en memoria mía (v.19). Las primeras comunidades comprendieron bien lo que había querido decir Jesús en esta última cena con sus discípulos, por eso comenzaron a reunirse para escuchar la enseñanza de los apóstoles y participar en la fracción del pan (Lc 24, 30-31.35; Hech 2,42); este era motivo también para compartir los alimentos con alegría y sencillez (Hec 2,46; 6,1) y pronto comenzaron a reunirse especialmen-

te en domingo para conmemorar la pascua del Señor (Hech 20,7). Nosotros, herederos de una misma tradición, seguimos reuniéndonos dos mil años después para celebrar aquél misterio de amor. Resuenan aún en los oídos de la Iglesia aquellas palabras de Jesús: -tomen y coman-, -tomen y beban-, -háganlo en memoria mía-. Desgraciadamente se constata cada vez más cómo son menos los fieles que se reúnen el domingo para celebrar la victoria de Jesús sobre la muerte y el mal. El mundo nos gana. Nos absorbe el ‘descanso’, el paseo, las diversiones que se nos ofrecen, y nos cuesta trabajo dedicar un momento para sentarnos a la mesa con Jesús. ¡Si tan sólo comprendiéramos la altura, la anchura y la profundidad de tal misterio! En la Misa lo vivimos todo: la reconciliación con el Señor, la escucha de la Palabra, la entrega de la propia vida, el encuentro con Cristo-Pan de vida, el encuentro con los hermanos, el canto que anima el corazón, el envío a la misión; con razón se han concentrado en una sola celebración todos los tipos de oración: perdón, acción de gracias, intercesión, súplica, bendición y alabanza. ¡Si tan solo nos dispusiéramos, saldríamos transformados de cada Eucaristía! Nos hemos acostumbrado al misterio, por eso es que necesitamos volver a oír con atención aquellas palabras: -Esto es mi cuerpo-, -Esta es mi sangre-; Jesús mismo se hace presente entre nosotros, el mismo en sus obras y palabras. Desafortunadamente no basta con la presencia en el banquete del Señor. Los últimos versículos que ahora meditamos nos narran como en la misma mesa estaba sentado el traidor y Jesús se los hace saber. El hecho causa admiración entre todos los discípulos hasta el grado de preguntarse unos a otros a quién se refería Jesús (vv. 21-23). Ciertamente es el plan de Dios el que se realiza –porque el Hijo del hombre se va, según lo dispuesto por Dios (v. 22)- pero ¡ay de aquél que lo entrega! No nos vaya a suceder a nosotros. No seamos de esos que salen del templo y se les olvida que son cristianos; esos que recién escucharon la Palabra de Dios y la echaron ‘en saco roto’; pero aún, esos que comen el cuerpo del Señor indignamente, o lo hacen dignamente pero no son constantes en su vida de gracia. ¿No seremos nosotros esos nuevos traidores que comparten el pan con Jesús? Vivamos intensamente la celebración Eucaristía. Jesús nos invita a diario a recordar cuánto nos ama y cuánto hizo por nosotros, en el Sacramento del altar. El Calvario lugar de la calavera, es lugar que indica el lugar donde fue crucificado Jesús. Sabemos perfectamente que la crucifixión era el castigo más cruento entre los delincuentes y hacedores del mal, es la condena extrema en la cual se le da muerte a una persona, y es la condena que recibe Jesús. La muerte se da fuera de Jerusalén, la “ciudad santa” y se da en lo alto de un monte, es la manifestación más clara del amor a los hombres y con voluntad propia, es la ofrenda que da Cristo a su Padre como expiación de todos los pecados. Jesús estando en la cruz, hace la oración más bella en la cual se manifiesta su misericordia en favor de todos aquellos que hacen mal. Es el chivo expiatorio, el cordero degollado en el cual se recogen todas las culpas. Jesús ora al Padre, ya no en silencio como lo hizo muchas veces cuando iba a cumplir alguna misión (citas), ahora ora en público y su oración es de misericordia, de amor por los suyos, por los que no lo reconocieron, es Jesús que nos muestra cómo debemos amar a nuestros enemigos, no importando cuantas sean las ofensas.

Jesús anteriormente ya había predicado la misericordia y el perdón de los pecados, no podía quedar ajena esta petición al Padre en el momento más manifiesto del amor de Jesús por los hombres, es por ello que esta oración debe evocar en cada uno de nosotros un sentimiento de gratitud al reconocer la gran misericordia de Jesucristo. Es la prueba más manifiesta del amor que Cristo tiene para todos los hombres. Para todos aquellos que lo contemplan, Jesús pone de manifiesto el perdón, Él da ejemplo, poniendo de manifiesto que el primer mandamiento en la vida del cristiano, será el amor. Jesús es despojado de sus vestiduras, es despojado de su dignidad, para Dios no hay mejor ofrenda que el desprendimiento de todo lo que adorna nuestro cuerpo, Él nos quiere puros, bellos, limpios de toda maldad mundana, Lucas manifiesta que el poder de la burla que hacen quienes no reconocen a Jesús. Pero en los gentiles es diferente porque lo hacen poniendo pruebas. Lo proclaman como rey los soldados, pero blasfemo, por eso se mofan de Él y le ofrecen esa bebida amarga, insípida. Este signo nos recuerda el sabor amargo que se nos ofrece en el momento de dolor y de angustia. Lucas no nos dice si Jesús lo bebe o no, simple lo deja manifiesto haciendo alusión a que Jesús también paso por esta prueba de dolor, y eligió más bien la acogida del Padre, un sufrimiento pero en oblación. La duda que expresa Pilato a Jesús cuando es interrogado cuando lo tiene en su mando, nuevamente es expresado por el evangelista en este versículo, puesta en boca de los soldados romanos. Ellos quieren ver una muestra real de Jesús. Eso es signo que en el tiempo en que se escribió este evangelio, para los gentiles esas eran sus dudas y cuestionamientos, en torno a la realeza de Jesucristo. Los signos que exigen los judíos y gentiles al igual que el pueblo, son muestra de la necesidad que tiene el hombre de poder constatar con obras extra normales la salvación, más nunca se dan cuenta, que este es el signo y el gesto más maravilloso, que Dios ofrece en favor de los hombres, para la salvación de sus pecados. Jesús está en la cruz, por voluntad propia, elige la muerte para la salvación de todos, redime el pecado con su muerte. Este malhechor representa a un discípulo que no entiende como mucha gente el paso que se da en este signo. Jesús es el Mesías pero no viene a salvar a uno o a pocos, su salvación es universal. La actitud de este malhechor crucificado es el signo que mientras hay un corazón arrepentido, hay misericordia; reconoce su bajeza y sus errores, acepta su criminalidad y no juzga ni condena, pide misericordia. Este pasaje se relaciona con el de Isaías 53, 12 “Contado entre los malhechores, él que llevaba los pecados de muchos e intercedía por los malhechores. El reconocimiento y la vivencia de un corazón arrepentida también es muestra del autentico discipulado. Actuar con justicia aun negando nuestras flaquezas, es signo de acogida, y asentimiento de cualquier castigo, y en favor de Dios para quien se arrepiente, es el perdón. Hace signo de la parusía y es una muy bonita oración que podemos elevar a Dios para alcanzar misericordia. Lucas pone en boca del malhechor la condición mesiánica de Jesús y su poder real. Ante una oración sincera Jesús escucha las suplicas y da la confianza y la esperanza que todo es mejor si lo pides con fe. La voluntad de Jesús unidad a la del Padre dan la salvación al mundo entero, que vive y reconoce la misericordia. El hoy expresado por Jesús es la seguridad de que lo asumido es redimido, que

el pecado es perdonado y la culpa aniquilada. El tiempo de la salvación se da en el momento en que se reconoce la grandeza de un Rey Crucificado que da la vida por todos. Estar con Dios es lo más hermoso que puede vivir un cristiano, vivir la misericordia, el amor de Dios, ser sanado por Él. ¿Qué sucede al medio día? El sol está en su esplendor, más en el momento en que Jesús está a punto de morir, el cielo esta oscurecido. La ruptura del velo del templo es signo de la apertura a una nueva vida. En el templo se guarda la ley y es enseñada a los pueblos, significa pues que esa doctrina enseñada ahora es plenificada, ya no solo es como la creían los maestros de la ley y la enseñaron los profetas, ahora se da con más plenitud, ya no solo la salvación para los judíos, sino también para los gentiles, para los menos afortunados, los moribundos, los pecadores, los pobres, los que sufren. Jesús al romper el velo del templo esclarece que ahora la salvación ya será universal. En la oscuridad es donde se rompe lo que perturba y corrompe. El velo del templo tiene un significado teológico, en torno a la doctrina, este rompimiento simboliza que lo Antiguo ahora solo se entenderá en lo nuevo que es Cristo. Esa es la voluntad del Padre, que nos abandonemos, que reconozcamos que en Dios todos nuestros problemas tienen sentido, y cada gesto es reconocido por el Padre como una prueba de amor. Jesús nos dice que para hablar al Padre además de reconocerle en lo secreto y en la tranquilidad y la paz, también debemos gritarle, como cuando queremos que alguien nos escuche. Es necesario captar la atención y decirle: “en ti confió, tu eres mi Padre, por eso te encomiendo mi espíritu, tu eres mi Dios, mi todo. La oración que eleva Jesús a su Padre, nuestro Padre, es una oración de abandono, de gratitud, de alegría, es el sentimiento cuando das algo que te cuesta y esa renuncia tiene sentido; Jesús da la vida por nosotros, entrega su espíritu, es el primer anuncio de Pentecostés, en el cual Jesús entrega su espíritu, como ofrenda al Padre por la salvación de todos. En este versículo también se manifiesta la estrecha unión de la Santísima Trinidad. Hijo, que entrega el Espíritu al Padre. En el momento culminante es Dios omnipotente que expira el pecado y vuelve la gracia. El momento de la salvación para Lucas es el momento en el que Jesús entrega su vida. Jesús entrega su persona al Padre, hace su voluntad, al decirle Jesús que se abandona a él, es la aceptación de todo el proyecto de salvación. ORACIÓN Señor Jesús que conoces nuestros corazones, y sabes perfectamente que nuestro obrar no va siempre conforme a tu voluntad, y buscamos nuestros propios intereses. Te pedimos que nos hagas saber imitar las virtudes de José de Arimatea que aunque fue un discípulo tuyo en el silencio, e imito tus palabras hasta en los momentos más difíciles, que de la misma manera nosotros no aprobemos las decisiones injustas que se hacen en contra de nuestro prójimo, que seamos buenos y justos como lo fue José de Arimatea. Y seamos capaces de expresar nuestra fe en los momentos de angustia, y preparar nuestros cuerpos unidos al tuyo para presentarlos a Dios de una manera pura y transparente. Haz que reconozcamos tus leyes y busquemos imitarlas, que el amor por los demás siempre sea nuestro único instrumento para relacionarnos con los demás. Amén


“Cuidemos a Cristo en nuestra vida, para cuidar a los demás”

24 de marzo de 2013  

Mensajero 633

Advertisement