Page 1

No. 632 - Año XIII

www.mensajerodiocesano.com

17 de marzo de 2013

Periódico de Evangelización Integral

Diócesis de San Juan de los Lagos, Jal.

Colaboración: $8.ºº

Unidos en oración

El cónclave

>9

Jubileo Circular En esta semana (11-17 de marzo) hemos conocido o conoceremos al Nuevo Papa: «Obispo de Roma, sucesor de Pedro, primero entre los Apóstoles, cabeza del Colegio de los Obispos, Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia universal en la tierra» (Cfr. Código de Derecho Canónico 331). Nos alegramos como Iglesia porque los a un hombre de fe, guiados por la acción del Espíritu Santo, para que conduzca a la Iglesia de Cristo en este tiempo de la historia.

Contenido Mensaje de la CEM >2 Datos sobre el papado >3 Rito del Cónclave >4 Educando para la vida >5 San José de los Reynoso >8 Lega la primavera >9 SmartArt >9 Blog: Salud y religión >11 Renovación Carismática > 13 Infantil >14 Evangelio >15

MARZO

1, 2, 3: Nuestra Señora del Rosario (Huisquilco). 4, 5, 6: Santiago apóstol (Manalisco). 7, 8, 9: San Miguel Arcángel (Yahualica). 11,12,13: San José de Ojuelos (Mexticacán). 13,14,15: Ojo de Agua de Morán (San Ignacio). 16,17,18: Nuestra Señora de Guadalupe (Capilla de Guadalupe). 19,20,21: Nuestra Señora de los dolores (Los Dolores). 22,23,24: Purísima Concepción (La Purísima). 25,26,27: San Ignacio de Loyola (San Ignacio Cerro Gordo). 28,29,30: Santísima Trinidad (La Trinidad). 29,30,31: San José (San Ignacio Cerro Gordo). 29,30,31: Cerro Gordo.


2

17 de marzo de 2013

MENSAJE DE LA CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO CON OCASIÓN DEL INICIO DEL CÓNCLAVE: 12 de marzo del 2013

Directorio Director y editor: Pbro. Sergio Abel Mata León director@mensajerodiocesano.com Subdirector: Pbro. Ildefonso García Pérez italialimadeltaeco@hotmail.com Formato y edición: Fátima del Rosario López Gazcón edicion@mensajerodiocesano.com Cecilia Elizabeth González Quiroz formato@mensajerodiocesano.com Página infantil: Lupita González Quiróz infantil@mensajerodiocesano.com Jefe de información y ventas: Fátima del Rosario López Gazcón Distribución: Salvador Martín Jiménez Juan Ramón Martín Jiménez Víctor Manuel Mata León En Internet: www.mensajerodiocesano.com Correos: edicion@mensajerodiocesano.com Suplemento Arandas: arandas@mensajerodiocesano.com Teléfono: Celular: 045 (395) 783 8203 Hernández #20 Arandas, Jal. Guadalupe Comunicaciones

Blvd. Adolfo López Mateos 830 Ote. Col. Coecillo León, Gto. México Tel. (477) 717-36-05

Hermanas y hermanos:

E

n este Año de la Fe, en el marco del tiempo cuaresmal, hoy 12 de marzo de 2013, 115 cardenales electores se reúnen para dar inicio al Cónclave, en el que habrán de pedir a Dios las luces necesarias para que, mediante la oración, la descubrir al que el Señor ha elegido para ser el nuevo Sucesor de san Pedro. Al inaugurar solemnemente su ministerio petrino, el ahora Papa emérito Benedicto XVI, recordando el Cónclave en el que resultó elegido, dijo: “¿Cómo 115 obispos, procedentes de todas las culturas y países, podían encontrar a quien Dios quería otorgar la misión de atar y desatar? Una vez más, lo sabíamos; sabíamos que no estamos solos, que estamos rodeados, guiados y conducidos por los amigos de Dios” (Homilía en la

inauguración

solemne

del

2005). Quienes hemos recibido el gran don de la fe, sabemos que la elección del Papa, aún contando con la mediación humana, está en última instancia en manos de Dios; Él fue quien reveló la identidad de Jesús a Simón para que confesara: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”, entonces el Señor declaró: “Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro,

cardenales electores, pidiendo a Dios un nuevo Papa, como don de su bondad y providencia (cfr. n. 84). Con esta conciencia, la Conferencia del Episcopado Mexicano invita a las y a los católicos de México, así como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a unirnos en oración, rogando al Señor que, por intercesión de Santa María de Guadalupe, nos conceda voluntad, a quien ya desde ahora expresamos nuestro amor, respeto, obediencia y

Iglesia” (Mt 16,13-18). Por los obispos de México: Meditando en estas palabras, san Juan Crisóstomo comenta: “Cristo da a Pedro lo que a sólo Dios compete, es decir, el perdonar los pecados y hacer inmutable a la Iglesia en medio de tantas tempestades, persecuciones y tentaciones (homiliae in Matthaeum, 54,2). La Constitución Apostólica Universi Dominici gregis, recuerda que en este tiempo la Iglesia está unida a los

+ Javier Navarro Rodríguez Obispo de Zamora Vicepresidente de la CEM + Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar de Puebla Secretario General de la CEM


3

17 de marzo de 2013

Por: Pbro. José de Jesús Robelo

E

n esta semana (11-17 de marzo) hemos conocido o conoceremos al Nuevo Papa: «Obispo de Roma, sucesor de Pedro, primero entre los Apóstoles, cabeza del Colegio de los Obispos, Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia universal en la tierra» (Cfr. Código de Derecho Canónico 331). Nos alegramos como Iglesia porque los Cardenales un hombre de fe, guiados por la acción del Espíritu Santo, para que conduzca a la Iglesia de Cristo en este tiempo de la historia. Con ese motivo, compartimos con ustedes algunos datos interesantes sobre el Papado y algunos Papas, basados en varios libros y publicaciones a nuestro su conjunto el momento histórico eclesial que nos está tocando vivir.

ALGUNOS DATOS INTERESANTES SOBRE EL PAPADO

San Pedro a Juan Pablo II. Las correcciones eran en torno a fechas, especialmente en los primeros dos siglos, lugares de nacimiento y nombres de bautismo de algunos Papas. En 13 páginas se encuentra un riguroso estudio sobre las fechas de la historia ininterrumpida sucesión de los Obispos de Roma. Incluyendo a Benedicto XVI ha habido 263 Benedicto IX fue elegido en tres ocasiones, la primera de 10321044, interrumpida por Silvestre III, la segunda de 1045-1046, suspendida por Gregorio VI y Clemente II y la tercera de 10471048. (cfr. ZENIT 5 junio 2001). En el volumen del 2012, Romanos»), presenta la lista de los Papas, excluyendo a los (39)

*** el informe estadístico de la Iglesia y se presenta cada año al Papa para darle a conocer los datos y números de los creyentes católicos en el mundo. La edición de 2001 del 200 correcciones a las biografías existentes de los Papas, desde

como antipapas. No establece números consecutivos a los Papas, considerando que en varios casos era legítimo, por ejemplo en los casos de León VIII, Benedicto V y otros Papas de mediados del siglo 12) De los 263 Papas, 207 han sido italianos (106 de Roma), 19

franceses, 14 griegos, 8 sirios, 6 alemanes, 3 africanos, 2 españoles, 2 palestinos, 1 austriaco, 1 portugués, 1 inglés, 1 holandés y 1 polaco. De entre todos los Papas, durante menos de un año, 23 entre uno y dos años, y 18 entre dos y tres años, 10 lo han ejercido durante más de 20 años. sido el de San Pedro, con 34 años. Ateniéndonos a datos históricos, del de Pedro es el de Pío IX (18461878), con 31 años, seguido por los de Juan Pablo II (1978-2005), con 26 años y León XIII (18781903), con 25 años. El Papa con VII (15-27 de septiembre de 1590), que lo ejerció durante 13 días. A lo largo de la historia ha habido algunos períodos con la Sede Vacante prolongada por más de un año (1268-1271, 1292-1294; 1314-1316; 1415-1417). Los siglos que han visto más Papas son el X, con 23 y el XI con 21. En cambio, en el siglo XIX sólo hubo 6 Papas. El nombre más repetido entre los Papas es Juan (23), seguido de Gregorio (16), Benedicto (16), Clemente (14), Inocencio (13), León (13) y Pío (12).

Han sido muy escasas las renuncias entre los Papas. Los únicos ejemplos son Benedicto IX (1033-1045), su sucesor Gregorio VI (1045-1046), Celestino V (1294), Gregorio XIII (1406-1415) y Benedicto XVI (2005-2013). De todas estas renuncias, la de Celestino V y la de Benedicto XVI no se debieron a presiones políticas. Los escudos papales se comenzaron a usar en 1198 con ellos se puede conocer la familia o el linaje de origen, los documentos escritos y sellados, y las obras o monumentos realizados. 83 Papas han sido declarados santos, 9 beatos y 6 venerables. Los 35 primeros declarados santos, 31 por haber sido mártires y 5 confesores de la fe. En el siglo XX, El Papa Pablo VI, es el último en ser coronado con la Tiara papal. El Papa Juan Pablo I es el primero en usar dos nombres. El Papa Juan Pablo II canonizó a más santos, que todos sus predecesores juntos. El Papa Benedicto XVI es el primero (2011) y que quita la tiara de su


4

C

iudad del Vaticano, 11 marzo 2013 (VIS).- La “logística” de un Cónclave no está diseñada según pareceres particulares ni modas pasajeras sujetas a la improvisación. La túrgica del Concilio Vaticano II- señala con gran precisión las normas y ritos que deben seguirse. Estos están en el Libro de los Ritos del Cónclave. El primer aspecto que se subraya en este libro es la importancia que tiene el Cónclave, ya que supone la elección del Romano que antecede al ingreso en el Cónclave, se dedica todo un capítulo a exponer los ritos y rúbricas de esta celebración eucarística. En el capítulo II se exponen los momenentrada en el Cónclave con el juramento

17 de marzo de 2013

desarrollo del cónclave y el escrutinio de los votos, orden que hay que observar con exactitud, así como los ritos que proceden y siguen, tanto el momento de la aceptación del elegicomo su proclamación. El libro de los Ritos del Cónclave concluye, en el capítulo V, con el solemne anuncio de la elección del Papa y su primera bendición “Urbi et Orbi”. con la Constitución Aposgada por Juan Pablo II), Benedicto XVI ha de mejorar el desarrollo del Cónclave. Por ejemplo, en la misa “Para elegir al Romano

Cómo deben llevarse a cabo las votaciones

¿Por qué los papas se cambian el nombre? El primero en cambiar de nombre fue san Pedro: se llamaba Simón, hijo de Juan, pero Jesús le impuso el nombre de Pedro, eligiéndolo como su vicario: “Tú eres Pedro y sia”. Con todo, ese nombre es tabú en la larga serie de sucesores suyos, pues como signo de humildad nadie ha osado tomar su nombre.

cultos y bien aceptados cuyo nombre se adoptó por motivos curiosos. Por ejemplo, Eneas, admirador de Virgilio, tomó el nombre de Pío II en honor de Pío Eneas al que canta el poeta pagano. Alejandro VI intentaba imitar al general macedonio Alejandro Magno; y el gran combatiente Julio II, a Julio César.

El segundo que cambió su nombre bautismal fue, en el año 532, Mercurio, que asumió el de Juan II. Le siguió Juan III, que se llamaba Catelino. Y luego Benedicto II, que parece se llamó Bonoso. Pero hasta este momento son confusos los nombres y sus motivos. Ya con seguridad, en 955 Octaviano tomó el nombre de Juan XII. En 983 inicia la serie estable de nombres cambiados, con otro Juan, el XIV de la serie en honor al apóstol Juan, el discípulo amado.

Menos triunfalistas y más espirituales han sido los últimos Papas: Angelo Giuseppe Roncalli eligió el nombre de Juan XXIII (como el penúltimo antipapa) porque san Juan era el santo patrono de Sotto il Monte, su parroquia bautismal, y era el nombre de su papá. Albino Luciani eligió el nombre de Juan Pablo I por gratitud y devoción hacia los dos Papas que le habían precedido. Y Karol Wojtyla eligió el mismo nombre por afecto a su predecesor y su intención de dar con-

Sin negar la dignidad primaria del nombre del Bautismo, el simbolismo de este cambio, que también pasó a las órdenes religiosas, como un segundo nacimiento, indicando que la nueva elección, constituye casi un nuevo Bautismo, comportando por tradición la muerte al mundo y el nacimiento total y

la actuación del Concilio Vaticano II. Benedicto XVI tomó ese nombre para honrar a San Benito, fundador de Europa, cuyas raíces cristianas quería restaurar, y en honor a Benedicto XV, que en tiempos convulsionados buscó la paz y duró poco

los cardenales, no solo los electores. Otra novedad es dónde debe llevarse a cabo el Rito del Ingreso en el Cónclave y del Juramento de los cardenales: la Capilla Paulina es el lugar concreto previsto para estos dos actos. La norma establece que, en esta ceremonia, el primer cardenal por orden y antigüe-

la Letanía de los Santos -oración que en las celebraciones de la liturgia latina tiene una destacada importancia y en la que se recuerdan a algunos santos de Oriente y de Occidente- , para concluir con el himno “Veni Creator Spiritus”, cuando los cardenales están ya reunidos en la Capilla Sixtina.

Battista Re-, preside el acto, que comienza haciendo la señal de la cruz y pronunciando las siguientes palabras:

En el cántico de la letanía de los Santos se han introducido nombres no citados habitualmente, pero que corresponden a la Iglesia universal, como los Patriarcas

“El Señor, que guía nuestros corazones en

-

todos vosotros”. Tras esta breve oración, el cardenal Re invitará a todos los reunidos a comenzar la procesión hacia la Capilla Sixtina, lugar de reunión del Cónclave, con estas palabras:

Patricio de Irlanda, y otros santos que representan a diversos pueblos de la tierra como los mártires de Canadá, de Uganentre los que se encuentra San Pío X .

ber celebrado el divino misterio, entramos ahora en Cónclave para elegir al Romano Toda la Iglesia, unida a nosotros en oración, invoca constantemente la gracia del Espíritu Santo, para que sea elegido de entre nosotros un digno Pastor de toda la grey de Cristo. El Señor dirija nuestros pasos en la vía de Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos hagamos siempre aquello que sea de su agrado”. Tras esta oración, los cardenales caminan en procesión hacia la Capilla Sixtina, procedidos por el ministro que lleva la Cruz, el coro y los ceremonieros, el secretario del Colegio de Cardenales y el eclesiástico que dirigirá la meditación a los cardenales electos. La comitiva la concluye un diácono, revestido con alba y estola, que lleva el libro de los evangelios, y el cardenal Re junto al maestro de ceremonias.

El solemne juramento de los cardenales, mula establecida en la Constitución Aposde ellos, posando la mano sobre el evanCuando el último de los cardenales electores ha terminada de prestar juramento, tradicional “Extra omnes” y aquellos que no participan en el Cónclave abandonan la Capilla Sixtina. Presente todavía el maestro de ceremola meditación a los cardenales electos que tiene que versar sobre el grave deber que dose con rectitud de intención, buscando únicamente al bien de toda la Iglesia. Battista Re propone al Colegio de los Electores que accedan a la primera elección del Cónclave. .


5

17 de marzo de 2013

EDUCANDO PARA LA VIDA

C

LA COMUNICACIÓN: ESENCIA DE LA EDUCACIÓN

omunicación es una paUn primer modelo se centra en la labra que deriva del latín transmisión de conocimientos y por “communis”, que quiere ello la comunicación es unidirecciodecir poner algo en co- nal y autoritaria: El maestro es el mún con otro; los esquemas del que sabe y habla, el alumno solo fenómeno comunicativo usual- escucha. No hay diálogo. mente señalan Al segundo El maestro que intenta que se pone modelo le inenseñar sin inspirar en en común un teresa que el el alumno el deseo de mensaje, pero alumno adopaprender está trantando también puete conductas den compartire ideas prede forjar un hierro frio. se otras cosas: viamente proMann Horace. el tiempo, los gramadas. La sentimientos o los conocimientos. comunicación admite una retroaLa comunicación crea relacio- limentación, pero solo para asenes entre los suetos permitiéndoles gurarse de que se ha logrado el compartir más o menos, según la efecto deseado, sin importar si el calidad de las relaciones que se alumno lo ha asimilado mediante la han establecido, por ello la comunicación es esencial en la educación, El tercer modelo busca el aprenya que establece relaciones entre dizaje por parte del alumno. No el maestro y sus alumnos que lue- quiere solo informar sino formar go facilitan o entorpecen el proceso para que el alumno sea capaz de educativo. transformar su realidad. En este Atendiendo a la relación comuni- modelo la comunicación es bidicación-educación, se pueden idenalumno participa activamente de educativa que se presentan en las su propio proceso educativo y el escuelas:

{

}

maestro se convierte en facilitador de tal proceso. La educación no se lleva a cabo solo en las aulas de la escuela, sino también en otros espacios como la familia, así que lo anterior también puede aplicarse a la educación en casa. Si los padres establecen una

do en su hogar, facilitarán el desarrollo del proceso educativo en sus hijos. Y tú, maestro o padre de familia, ¿qué modelo comunicativo-

¿Tú, ya sabes? ¿Sabes cuántos santos y beatos de México hay? P. Juan Carlos.

H

asta el momento, en México tenemos 30 santos y 30 beatos, siendo mártires el 85%. Pero el día 12 de mayo del presente 2013 se proyecta la canonización de la beata Anastasia Guadalupe García Zavala (18781963), que será la segunda santa mexicana, junto con la madre Nati, santa María de Jesús Sacramentado Venegas. En esas cantidades contabilizamos a los nacidos y muertos en México, los nacidos aquí y que murieron en el extranjero, los que nacieron en el extranjero pero que murieron en México, y los que nacieron en el extranjero, vivieron algún tiempo en nuestro país y fallecieron en el extranjero. Es Jalisco la entidad que más ha aportado al santoral, pues aquí nacieron 27 y fallecieron 25 santos y beatos.

Reyes, Román Adame, Cristóbal Magallanes, Agustín S. Caloca, José Isabel Flores, José María Robles, Miguel de la Mora, Rodrigo Aguilar, Margarito Flores, Pedro Esqueda, Jesús Méndez, Toribio Romo, Justino Orona, Atilano Cruz, Tranquilino Ubiarco, Pedro de Jesús Maldonado, Rafael Guízar, María de Jesús Sacramentado Venegas. Los Beatos son Cristóbal, Antonio, Juan, Sebastián de Aparicio, Bartolomé Laurel, Bartolomé

Gutiérrez, Juan de Palafox, Juan Bautista, Jacinto de los Ángeles, Junípero Serra, Anacleto González, Luis Padilla, Jorge Vargas, Ramón Vargas, Ezequiel Huerta, Salvador Huerta, Leonardo Pérez, Andrés Solá, Trinidad Rangel, Miguel Agustín Pro, Luis Magaña, José Sánchez del Río, Elías del Socorro Nieves, Miguel Gómez Loza, Darío Acosta, José María Escoto, Reginaldo Hernández, Dorotea Chávez, María Guadalupe García, María Inés Teresa Arias.

Yiyo el Monaguillo Los santos son: Juan Diego, Felipe de Jesús, José María de Yermo, David Galván, Manuel Morales, David Roldán, Luis Batis, Salvador Lara, Jenaro Sánchez, Mateo Correa, Julio Álvarez, David Uribe, Sabás


6

17 de marzo de 2013

Señales de humo en el Vaticano

A

través de los siglos el humo que sale por la chimenea de la Capilla Sixtina ha sido el medio para comunicar los resultados de la elección del Papa. Tradicionalmente el humo es negro si no se ha elegido un nuevo Papa, y es blanco cuando Pero ¿cómo se hace para obtener humo negro o blanco? Antes del Cónclave del 2005 el humo negro se producía poniendo brea a las papeletas que se quemaban, mientras que para obtener el humo blanco se utilizaba paja mojada. Sin embargo en algunas ocasiones era difícil distinguir si el humo era blanco o negro, así que desde el Cónclave de 2005, se añaden fumógenos para evitar las confusiones. Se utiliza un aparato auxiliar con fumógenos además de la estufa tradicional donde se queman las papeletas de las votaciones. Este aparato está instalado al lado de la estufa, y tiene un compartimento donde -según el resultado de las

L

votaciones- se colocan cajetines que contienen fumógenos de diferente composición. El encendido se realiza mediante una centralita electrónica, y dura varios minutos, a la vez que en la estufa se queman las papeletas. Para conseguir el color negro de la fumata, la composición química de los fumógenos es: perclorato de potasio, antraceno y azufre. Para la fumata blanca

se usa clorato de potasio, lactosa y colofonia. La colofonia, llamada también “pez de Castilla”, es una resina natural de color ámbar obtenida de las coníferas. Las chimeneas de la estufa y del aparato auxiliar se unen en un único conducto que desde el interior de la Capilla Sixtina desemboca cerca de la cumbrera

calientan con una resistencia eléctrica. Además tienen un ventilador de reserva. Aunque la señal de humo pueda parecer un método anticuado ahora cuenta con la ayuda de la ciencia y la tecnología para mantenerse mensaje a la vez que conserva una tradición venerable.

mejorar el tiro, las chimeneas se

¿Por qué el Papa viste de blanco?

as insignias propias del Papa son la sotana blanca, la banda de seda blanca adornada con el Escudo Papal, el solideo blanco en la cabeza, el Anillo del Pescador como símbolo de Pastor Supremo de la Iglesia, el al pecho sobre la sotana, capa roja, sandalias color vino tinto, y antes también la tiara (mitra alta ceñida por 3 coronas). Unos ven en la sotana blanca una estilización de la amplia y elegante túnica bizantina, vestían los aristócratas romanos como traje civil. Lo cierto es que el Obispo de Roma no se distinguía de sus contemporáneos en el vestir, sino sólo en las funciones sacras, para las cuales se revestía de las insignias propias de su dignidad. había sido el rojo de la púrpura

imperial (una leyenda dice que Constantino el Grande así invistió a san Silvestre I como símbolo de su suprema autoridad en lo espiritual). Otros opinan que la sotana blanca corresponde al alba que el Papa revestía sobre su túnica roja para los actos litúrgicos. Lo cierto es

que el uso de la sotana blanca inició porque algunos Papas pertenecientes a órdenes religiosas no quisieron dejar su hábito. Así, los Papas cistercienses conservaron su túnica blanca. Y se hizo costumbre a partir de san Pío V, que era dominico, y decidió

continuar con su hábito blanco. Sus sucesores continuaron el uso, para distinguirse del resto de cardenales y obispos. Y así pasó a las normas de la elección del nuevo Papa. Una vez que el nuevo Papa ha aceptado su elección y ha elegido su nombre, se dirige a solas a la sacristía de la Capilla Sixtina, “la sala de las lágrimas”, donde hay tres sotanas blancas de tallas estándar. En 1914 fallaron todas las previsiones cuando resultó elegido el cardenal Giacomo della Chiesa, que se llamó Benedicto XV, pues era tan chaparrito que incluso la sotana más pequeña le vino larga. En cambio, cuando en 1963 el cardenal Montini se convirtió en Pablo VI, una de las sotanas estaba hecha exactamente a su medida.


7

17 de marzo de 2013

¿Por qué el Papa ya no usa la tiara?

L

a tiara era el gorro extralitúrgico que el Sumo

y suprimiendo la denominación de custodio de los sagrados tres reinos, al reorganizar la

ceremonia de coronación y portaba en las funciones solemnes. La tiara era un alto tocado terminado en forma de ojiva, plateado, al cual se aplicaban dos coronas en la época de Bonifacio VIII y tres desde 1314 (razón por la cual se denomina “trireino”), en cuya cima había un pequeño globo con una cruz de oro. Formada por tres coronas, simbolizaba el triple poder del Papa de acuerdo al rito con el cual en el siglo XVIII fue coronado el San Pedro broncíneo el 29 de

del 28 marzo 1968. A pocas semanas de su coronación, la colocó ante el altar de la Basílica de San Pedro en un gesto de humildad, impactado por su visita a Bombay. En su Constitución apostólica Romano

Posiblemente derivó del camelaucum o phrigium, un birrete oriental alto de estofa blanca que pasó a Roma como símbolo de libertad, y con el cual los Papas comenzaron a cubrirse la cabeza

una coronación realizada por el Cardenal Protodiácono. Sin embargo, pese a la considerable oposición en la Curia Romana, Juan Pablo I optó por no ser coronado, eligiendo sólo una Misa de inauguración papal de características menos formales. Juan Pablo II optó por imitar a su precursor eligiendo una ceremonia discreta en vez de reintroducir la coronación papal, y dijo en su homilía que Pablo VI, luego de su coronación, jamás volvió a usar la tiara papal y dejó a sus sucesores en libertad de decidir. En su Constitución apostólica Universi Dominici gregis de 1996 deja a cada papa en el futuro decidir si desea realizar una inauguración o una coronación. Considera como único requisito la realización de una “ceremonia solemne” sin

una leyenda pone a san Silvestre I (314-335) recibiéndolo del emperador Constantino. Hay indicios de que bajo tal birrete colocaron una corona o diadema de oro los Papas Símaco (498514), León III (795-816) y Nicolás I (858-867). Bonifacio VIII (12941303) añadió una segunda corona y enriqueció el gorro con gemas espléndidas. A Clemente V (1305-

En 2005, Benedicto XVI optó por no tener una coronación papal, Julio II (1503-1513). El triple poder sino la inauguración. Tampoco hizo el juramento papal, cuya existencia es aún discutida, y que no aparece de la coronación: “padre de los en las películas de la coronación príncipes y de los reyes, rector del papal de 1939, 1958 y 1963. mundo y vicario de Cristo en la tierra”. La fórmula cambió una vez que Pablo VI donó su tiara a los pobres, sustituyéndola por la mitra,

los reyes, rector del mundo, Vicario de Cristo”). Otra interpretación dice que las tres coronas representan a la Iglesia militante, la purgante que sufre y la triunfante. La forma de la Tiara fue cambiada en el curso de los tiempos. La encontramos representada más o menos redondeada, en algunos casos sin el globo o la cruz. Otras veces con la posición de las cintas (cada una de las cuales lleva una

1314) se atribuye la adición de la tercera corona (en un inventario de 1315 se menciona el “triregno”) como símbolo de la autoridad papal. Como la mitra, tiene dos bandas posteriores desde el siglo XIII. A inicios del siglo XVI tiene botones e incluso barbiquejo, como la de


8

17 de marzo de 2013

Visita Pastoral

Parroquia San José.

San José de los Reynoso

D

el 17 al 24 de febrero del año en curso, la Parroquia de San José, recibió la visita del Señor Obispo Felipe Salazar y las comisiones diocesanas para la visita pastoral. Algunos de los retos para los agentes de pastoral en esta comunidad son:

1

Todos los GAM´S deben estar representados y coordinados en el consejo parroquial de pastoral.

2

Los grupos parroquiales deben hacer un programa de pastoral que tenga su espiritualidad, su formación y capacitación. Sin descuidar su proyección en la comunidad.

3

Siempre deben atender a las indicaciones y orientaciones de su asesor.

4

Deben integrarse a la misión continental que se pide para América Latina. Y se ha de encarnar en la parroquia.

5

Ningún grupo, asociación o movimiento debe actuar en contra de la sana doctrina, promovida por los sacerdotes y el obispo.

6

No hay obligación de que en todas las parroquias se tengan GAM´S. Hay que tomar conciencia de que son signo de vitalidad de la Iglesia, con la condición de que se trabaje en comunión y participación; y respondan a las necesidades de la parroquia. de la formación de los catequistas: “La formación de los catequistas no es opcional, es prioridad y necesidad. Todos los bautizados estamos llamados a vivir la fe que creemos y celebramos”. La Comisión de Pastoral Familiar se reunió con el Sr. Cura Gerardo Díaz, quien invitó a los asistentes a trabajar en comunión y participación con todos los equipos, dialogar, tener encuentros para reforzar la pastoral familiar, no trabajar cada quien por su lado, tener una identidad propia. El P. Francisco Escobar Mireles motivó a trabajar con los más alejados, “no esperar que vengan ellos, sino que nosotros debemos salir a su encuentro. Visitarlos, con calidad humana para que se acerquen a Dios y a la Santa Misa.

Y reciban los sacramentos”. Invitó a tomar en cuenta a los migrantes, orando por ellos e involucrándolos en las actividades pastorales, cuando vienen de visita. Manifestó la importancia de la promoción de la pastoral social de los más pobres y necesitados sea material que espiritualmente.

{

“El Buen Pastor, conoce a sus ovejas, las llama por su nombre y da la vida por ellas”

}

Los encargados de comunidades y barrios dieron su informe y recibieron la motivación de visitar a los alejados, los que no se acercan a la Eucaristía o no han recibido los Sacramentos, para prepararlos a que los reciban y que nadie se quede sin esta formación cristiana para estar más cerca de Dios. Finalmente invitó a orar por los hijos ausentes, que a veces quedan olvidados.

Después continúo la Santa Misa presidida por Monseñor Felipe Salazar y concelebrada por el Sr. Cura Horacio Martínez Franco y el Pbro. Ignacio González Alcalá. En la homilía el Obispo invitó a ser humildes y amar a los enemigos. Y como un gesto de ese amor invitó a ofrecer la indulgencia

pidiendo a Dios que “sane nuestros corazones”.

estamos para prestar un servicio para que la comunidad crezca”.

Luego tocó el tema del V Plan

La Visita Pastoral concluyó con la Santa Misa, que presidió el P. Francisco Escobar, quien en su mensaje invitó a involucrar a más agentes y a trabajar corresponsablemente por el bien de la parroquia.

“el discípulo conoce a su maestro y muchos dejan su fe porque no la conocen”. Por ello motivó a los presentes a conocer, valorar y poner en práctica el V Plan, recordando que “es fruto de una Asamblea Diocesana de Pastoral”. Al término de homilía, Mos. Felipe Salazar, invitó a seguir el ejemplo de la Santísima Virgen María, que siempre hizo la voluntad de Dios, y el ejemplo del Señor San José, patrono de la comunidad parroquial, hombre sencillo que tuvo una buena vida y una buena muerte. Después de la Santa Misa el Sr. Obispo y los miembros de consejo de pastoral llegaron al salón “La fuente” para compartir los alimentos. El domingo 25 a las 10:00 a.m., el vicario de pastoral se reunió con el consejo de pastoral parroquial. El p. Francisco Escobar recordó que el consejo parroquial es un mecanismo de comunión y participación, “ojos y corazón de la parroquia”, para aconsejar al párroco. Sin embargo resaltó la necesidad de “ser sencillos y humildes, no sentirnos grandes, no creernos porque estamos en el consejo, sino ser conscientes que

Agradecemos a Dios por esta Visita Pastoral conscientes de que no nos abandona y está presente en la persona de nuestro pastor. Agradecemos también a las diferentes comisiones diocesanas que nos visitaron y motivaron a seguir trabajando por el Reino de Dios; al Señor cura Horacio que nos motivó a preparar esta visita, a los agentes de pastoral y encargados de comunidades y barrios, por su entusiasmo y participación en cada encuentro. Que Dios les pague a todos y derrame abundantes frutos en esta Parroquia de San José. San José de los Reynoso, Jal. Febrero 2013.


9

17 de marzo de 2013

(17 de marzo)

YA LLEGA LA PRIMAVERA

P. Francisco Escobar M.

E

l

21

de

marzo,

día

primavera, aniversario del natalicio de Juárez, entra la primavera en el hemisferio occidental. Un equinoccio es el momento del año en que el sol se coloca exactamente por encima del ecuador y la longitud del día y de la noche son exactamente la misma, cuando el sol se mueve hacia el norte sobre la línea del ecuador. Sin embargo, a veces es considerada como los meses enteros de marzo, abril y mayo en el hemisferio norte y septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio sur. Durante la primavera los días se van alargando, el sol sale un poco antes y se pone otro poco después, y la noche se hace más corta cada día. Etimológicamente, primavera en los países mediterráneos sucede al invierno, tiempo de lluvias, y es cuando renace la naturaleza, reverdeciendo el campo, retoñando los árboles, saliendo las mariposas de su capullo, e iniciando la temporada de cultivo de la tierra y de apareamiento de los rebaños. Es momento de preparar la tierra para aprovechar la llegada próxima de las lluvias, o de sembrar la mayoría de los cultivos básicos y plantar una gran variedad de árboles frutales, hortalizas y legumbres. Como es la estación que sigue al invierno, las

plantas,

porque

aparecen

y llamativos colores acompañados

Por: Pbro. Oscar Villarruel

de sugestivas fragancias. Los animales también disfrutan del buen clima y muchos de ellos se reproducen en esta época, las aves incuban sus huevos y hasta las abejas ponen los suyos. En las personas podemos estación colorida y alegre. Por eso se ha relacionado con la vitalidad, la juventud, la fecundidad. Primavera es sinónimo de vida, juventud, sol, aire y todo lo que tiene colorido, por

SmartArt

en los meses que abarca ésta estación del año. Asimismo, se ésta en su mayor vigor, hermosura y frescura. El Papa Pablo VI llamó a la Cuaresma “la primavera del espíritu”. esta estación con las Témporas de primavera. En las cuatro Témporas oramos insistentemente a Dios, le damos gracias y le pedimos

por las varias necesidades de la humanidad, y le ofrecemos el trabajo de los hombres. Desde la era patrística, eran días de ayuno y penitencia, para pedir a Dios perdón por los pecados cometidos en ese tiempo, consagrarle el año entero con la plegaria y la penitencia, lograr su bendición sobre los frutos del campo, rendirle gracias por las cosechas recogidas, y obtener buenos obreros de la mies del Señor. Con las Témporas de primavera iniciaba la cuaresma, días de ayuno y oración intensa inaugurados con el ayuno de cuarenta días de Jesús para preparase a su ministerio. Hoy la hacemos el 21 de marzo o el domingo más próximo. Consagramos al Señor la primavera, con todos los trabajos esta estación, pidiendo que la gracia de Dios toque nuestros trabajos y actividades ordinarios. Así la Pascua, corazón del año litúrgico, culminará la primavera del espíritu, iniciada con el tiempo de despertar para la causa de Cristo. Como la creación se llena de vitalidad después del invierno, también la Iglesia se prepara a una a través de un camino de oración, de penitencia y de servicio fraterno. Que lo viejo se renueve, lo caído sea reconstruido, y en la atención a los signos de los tiempos se renovación humana y cristiana para integrarnos a la Pascua del Señor.


2

Habemus Papam - Francisco I

Comunicado del Obispo diocesano ante la elección de Su Santidad Francisco

Sobre el balcón central de la Basílica de San Pedro de Roma, el miércoles 13 de marzo, el Cardenal Protodiácono JeanLouis Tauron anunció a la ciudad y al mundo la feliz noticia: “Annuntio vobis gaudium magnum; habemus Papam: Eminentissimum ac Reverendissimum Dominum, Dominum Georgium Marium Sanctae Romanae Ecclesiae Cardinalem Bergoglio qui sibi nomen imposuit Franciscum” (“Les anuncio una gran alegría: Tenemos Papa: Excmo. y Rvmo. Sr. Jorge Mario Bergoglio, cardenal de la Iglesia romana, que se impuso el nombre de Francisco”). Instantes después, que parecían eternos, el nuevo Papa, precedido por la cruz procesional y los primeros de los Cardenales entre los órdenes de los Obispos, Presbíteros y Diáconos, salió al balcón, inmóvil por unos minutos, y desde allí saludó al pueblo con las primeras palabras de su pontificado. Rezó un Padrenuestro y un Avemaría por el Papa emérito Benedicto XVI. Dijo que para traerle Obispo a Roma los cardenales habían ido casi al fin del mundo. Y continuó: “Ahora comenzamos este camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, la cual preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de fraternidad, de amor, de confianza entre nosotros. Les deseo que este camino de Iglesia que hoy comenzamos… sea fructuoso para la evangelización de esta ciudad tan bella”. Enseguida se arrodilló para pedir a los millones de católicos que pidieran la bendición

para él, imponiendo un impresionante silencio oracional en la Plaza de San Pedro. Se levantó, indosó el estolón papal, y de acuerdo al Ritual, impartió su primera bendición apostólica “Urbi et Orbi”, que en adelante sólo dará de ordinario en Navidad y Pascua.

los Cardenales electores en su delicada misión de escuchar la inspiración del Espíritu Santo para elegir al sucesor de Pedro, que siga afrontando esos problemas, que no son nuevos.

Con este acto terminaron las conjeturas de tantos analistas que se convirtieron en “expertos vaticanólogos” y “papólogos”. Fallaron las quinielas de candidatos que habían barajado los medios. Su imaginación que juzga las diferencias internas como complots, y habla de presiones ocultas y maquinaciones de la política vaticana, quedaron desconcertados. No deja de ser una pretensión maliciosa presumir de saber mejor que el Espíritu Santo quién es la persona a la cual llama el Señor para llevar el timón de la Iglesia en el tiempo que se avecina.

Porque el Papa es el Vicario de Cristo, es decir, quien hace sus veces en la tierra, actúa en su lugar. El único fundamento de la Iglesia es Jesucristo, único Salvador que merece todo el poder y la gloria: “Al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos y en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre” (Flp 2,10-11). Como verdadero Dios tenía el poder de permanecer siempre entre nosotros “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20); pero como verdadero hombre, sabía que su misión en la tierra estaba limitada por su humanidad.

Lo positivo de todo este tiempo, desde la renuncia de Benedicto XVI hasta ahora, es que tomamos conciencia del peso que tiene aún la Iglesia católica y su verdadera misión por encima de sus problemas, que existen y duelen, perturban y nos comprometen, pero no nos paralizan ni vencen. En la Iglesia de todos los tiempos ha habido problemas, a veces más graves. Hoy nos preocupa la viabilidad de la fe en la cultura moderna, la sobrevivencia de la moral católica en un mundo que se aleja de los paradigmas de la fe, etc. Durante la Sede Vacante todas las comunidades acompañamos en oración la tarea de

Para estar con nosotros siempre prometió envió al Espíritu Santo, quien vivifica y hace presente a Jesucristo en medio de los suyos hasta el fin del mundo, y así continúa guiando a su Iglesia hasta la consumación de los tiempos. Este mismo Espíritu habita en nosotros. La Iglesia es la comunidad del Espíritu, pues en ella vive Jesucristo: “Yo rogaré al Padre y les dará otro Consolador para que esté siempre con ustedes” (Jn 14,16). En la Iglesia, enriquecida por el Espíritu, Jesús se hace presente de manera especial en los pobres (Mt 25, 35-40), en los niños (Mt 18,5), en cada persona

(Mt 10,40) y en cada comunidad que invoque su nombre (Mt 18,20); todas estas presencias nacen de la acción del Espíritu Santo. Cuando Jesús habitó con nosotros, de entre sus discípulos, eligió a doce apóstoles. A Pedro le dio el apelativo de roca y su encomienda sería la de ser el sostén de la fe de sus hermanos de la unidad de la comunidad: “Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no podrá con ella. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo” (Mt 16,18-19). Después los mismos apóstoles, por la imposición de sus manos, gesto esencial de la transmisión de la autoridad apostólica, concedieron este servicio a sus sucesores, los obispos. De entre ellos, quien ha recibido la encomienda de ser punto de unión y de fraternidad por excelencia, es el Papa, obispo de Roma, sucesor del apóstol Pedro. “Señor, tú lo sabes todo: tú sabes que te quiero. Le dice Jesús: Apacienta mis ovejas” (Jn 21,17). Pedro fue a Roma para anunciar la Buena Nueva, murió mártir, en el circo de Nerón y fue sepultado en la colina del Vaticano. Desde entonces, a lo largo de los siglos en una sucesión sin interrupción, el Obispo de Roma, el Papa, es Pedro entre nosotros, el Vicario de Cristo. Ahora tenemos al


3

Habemus Papam - Francisco I 266 sucesor de Pedro, el primer Papa latinoamericano, el primer Papa jesuita, y el primer Papa que asume el nombre del Pobrecillo de Asís. Sin duda que está anunciando tiempos nuevos para toda la Iglesia. El Papa forma parte de la Iglesia, expresa el patrimonio de la Iglesia, y la Iglesia se siente representada en él, pero la Cabeza de la Iglesia es Cristo, no el Papa. Ha recibido un llamado de Dios para confirmar a sus hermanos en la fe. Su supervivencia está garantizada por Jesús: “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Papa y papado son sólo instrumentos y canales para el anuncio del Evangelio, la santificación, la redención y liberación integral del hombre desde la fe. Cristo instituyó en Pedro el papado para el servicio a todos en la fe y la preferencia por los pobres y oprimidos. Que alguien lleve sobre sus hombros la pesada carga de toda la Iglesia, significa la gracia más grande que Dios nos concede, y es una participación actual en la Pasión de Cristo para la redención del mundo. Eso requiere, más que un hábil político, a un santo, con gran sentido de la realidad, con amor a las personas, gran fidelidad a la Iglesia, y capacidad de crear colaboración. Por eso ha solicitado nuestra oración. El Santo Padre Francisco I, continuador del Ministerio Petrino, prosigue en la Iglesia la misma misión que le fue conferida por Jesús al Apóstol Pedro. Él hace presente para la Iglesia Universal a Jesucristo Buen Pastor. Es entre los Obispos y todos los bautizados en la Iglesia, el principio y el fundamento de la unidad y de la verdad. Él garantiza que nuestra Iglesia sea la Iglesia de Jesucristo, misterio universal de salvación. Y para la humanidad es un diligente protector de la estabilidad y de la paz, un mediador en la solución de los conflictos y un cuidadoso defensor de la dignidad de la persona humana, desde el momento de la concepción hasta su muerte natural; también él promueve la identidad de la familia, los valores, la justicia y el auténtico bienestar de la sociedad. Por ello, nos alegra tener ahora visiblemente al Padre solicito y Maestro luminoso, para confirmar nuestra fe, alentar nuestra esperanza y motivar nuestra caridad. Promoverá la Nueva Evangelización, que entre nosotros se concreta en la Misión Permanente, para que seamos siempre acendrados discípulos y misioneros de Jesucristo. El Card. Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en Buenos Aires, la capital argentina, en el seno del matrimonio de italianos Mario, empleado ferroviario, y Regina. Ahí se diplomó como técnico químico, y poco después eligió el sacerdocio, accediendo al seminario del barrio bonaerense Villa Devoto.

En 1958 comenzó el noviciado en la Compañía de Jesús, en Santiago de Chile, donde llevó a cabo estudios humanísticos, y en 1964 regresó a Buenos Aires para dedicarse a la docencia de Literatura y Psicología en el colegio de El Salvador. Cursó Teología entre 1967 y 1970 en la Facultad de Teología del colegio de San José, en San Miguel de Tucumán (norte de Argentina). Ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969, se desplazó a España para cumplir su tercer “probandato” (preparación intelectual de jóvenes sacerdotes) en la Universidad Alcalá de Henares de Madrid. La docencia desempeñó un papel muy importante, ya que impartió lecciones en multitud de colegios, seminarios y facultades. En 1972 regresó a Argentina para comenzar como maestro de novicios en Villa Barilari, en la localidad de San Miguel, al norte del país. Entre 1980 y 1986 fue profesor en la Facultad de Teología de San Miguel y rector del colegio máximo de la Facultad de Filosofía y Teología, y párroco de la iglesia Patriarca San José, también en la localidad de San Miguel. En 1986 fue a Alemania para ultimar su tesis doctoral, pero lo trasladaron a Córdoba para ejercer como director espiritual y confesor de la Compañía de Jesús. Nombrado obispo el 20 de mayo de 1992, cuando Juan Pablo II le designó obispo de la Diócesis de Auca y obispo auxiliar de la diócesis de Buenos Aires. Cinco años más tarde, en 1997, fue nombrado arzobispo coadjutor de Buenos Aires, y en 1998, tras la muerte del cardenal Quarracino, se convirtió en el arzobispo de Buenos Aires. Ha

tenido gran presencia en la Conferencia Episcopal Argentina, que presidió de 2005 a 2011, y entre sus publicaciones más conocidas se encuentran “Meditaciones para religiosos” (1982), “Reflexiones sobre la vida apostólica” (1986) y “Reflexiones de esperanza” (1992). Recibió la púrpura cardenalicia de manos de Juan Pablo II el 21 de febrero de 2001. Era miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del Consejo Pontificio por la Familia y de la Comisión Pontificia por América Latina. Ahora es el 266 sucesor de Pedro, Vicario de Cristo, Sumo Pontífice de la Iglesia universal, Papa de la Iglesia católica. Su elección suscita preguntas y esperanzas, ante la situación que vive la humanidad y la Iglesia. Deberá ejercer su papel de Obispo primado de la Iglesia universal para hacer operativa la colegialidad episcopal y asegurar el acompañamiento pastoral de toda la cristiandad. El Papado debe ser signo de la novedad cristiana. No tanto porque ajuste la moral o el dogma al relativismo postmoderno, sino porque sepa acoger las exigencias legítimas, las auténticas iniciativas espirituales, las expectativas y esperanzas de todo el pueblo de Dios y de toda la humanidad. Nuestro pueblo se caracteriza por su gran amor al Santo Padre, independientemente de sus condiciones físicas o cualidades, porque lo ve con devoción y espíritu de fe. Lo constatamos en las visitas de sus Predecesores. El pueblo se manifestó cálido, hospitalario, respetuoso, católico, cercano. Hubo multitudes incontables, de toda clase social, entusiastas e incansables, expresando su adhesión al Sucesor de Pedro. La gente lo busca, lo sigue, lo aclama y

lo escucha. Vimos a tantos jóvenes presentes en todos los eventos, con su entusiasmo y su capacidad de servicio voluntario: el otro rostro de la juventud. Estoy seguro que ahora serán las mismas actitudes hacia el nuevo Pontífice que toma el timón de la Iglesia, esperando sus orientaciones para continuar construyendo el Reino de Dios. Los acontecimientos de Sede Vacante, Cónclave y elección del nuevo Papa han sido muy significativos para nosotros. Nos dejan muy fortalecidos en la fe y la esperanza. Aunque comentaristas ignorantes en asuntos eclesiales, trayendo a colación errores y escándalos, ensombrezcan esa presencia ministerial de Cristo Buen Pastor entre nosotros, fortalecimos nuestra adhesión a Jesucristo y a su Iglesia. Confirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando por el mundo evangelizado, humano, justo, pacífico y solidario al que nos han convocado sus Predecesores en la Sede de Pedro. A fin de vivir la solidaridad con la elección del Santo Padre, los invito a intensificar nuestra comunión en la oración, rogando por Su Santidad y la venturosa entronización de su Sede Apostólica, y a celebrar en cada comunidad una Misa en conmemoración de este acontecimiento. Ruego a los hermanos Presbíteros que sensibilicen a quienes sirven, particularmente a los enfermos y a las comunidades religiosas y a los grupos, asociaciones, movimientos y demás organismos laicales eclesiales, para que ofrezcan sus oraciones y sacrificios, pidiendo al Señor por el éxito espiritual del ministerio petrino de nuestro nuevo Pontífice de la Iglesia universal Francisco I. + Felipe Salazar V Obispo de San Juan de los Lagos


4

Habemus Papam - Francisco I


10

17 de marzo de 2013

d de a d i l i rea en? m r i v o vi nte y jov m ó C o ¿ ce m s ó e C l ¿ o ad ? ítica…

cr irve eso a i c n e i Conc para que s que

Revisemos el ambiente EDIPAJ

Oficina

na.

Diocesa

“Los adolescentes y jóvenes creemos en Dios Espíritu Santo”

E

n esta semana, platicaremos del último tema de formación de nuestros ejercicios cuaresmales, hablando de la tercera persona de la Santísima Trinidad, así conozcamos un poco más, del Espíritu Santo. El Espíritu Santo, que es Dios junto de nuestras almas. Permanece cerca de nosotros, y sin embargo le tratamos como debiéramos y sin embargo cuando buscamos caemos en una referencia… sólo podemos ser santos con la asistencia del Espíritu Santo y solo podemos entender el lenguaje del Amor pleno y que de sentido a nuestra vida conociéndolo. ¿Quién es el Espíritu Santo? Según el Catecismo de la Iglesia Católica, el Espíritu Santo es la “Tercera Persona de la Santísima Trinidad”. La Iglesia nos enseña que es el amor que existe entre el Padre y el Hijo. Este amor es tan grande y tan perfecto que forma una tercera persona. Llena nuestras almas en el Bautismo y después, de manera Con el amor divino de Dios dentro de nosotros, somos capaces de amar a Dios y al prójimo. Nos ayuda a cumplir nuestro compromiso de vida con Jesús. Al Espíritu Santo se le representa de diferentes formas:

piden ayuda, a quienes necesitan palabras de aliento y vida. Santo. Así desciende sobre la Virgen María para “cubrirla con su sombra”. En el Monte Tabor, Ascensión; aparece una sombra y una nube. de la unción. Indica el carácter indeleble de la unción del Espíritu en los sacramentos y hablan de la consagración del cristiano. de manos los Apóstoles y ahora los Obispos, trasmiten el “don del Espíritu”. Jesús, el Espíritu Santo aparece en forma de paloma y se posa sobre Él. “El Espíritu viene en ayuda no sabemos pedir como conviene; mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables” (Rm. 8, 26). El Espíritu Santo, Maestro de la oración. Para que el cristiano pueda luchar, el Espíritu Santo le regala sus siete Dones, que son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu.

1

Sabiduría: Es ver sabiamente las cosas, no sólo con la inteligencia sino también con el corazón, tratando de ver las cosas como Dios las ve y comunicándolas de tal manera que los demás perciban que Dios actúa en nosotros: en lo que pensamos, decimos y hacemos.

2

unción con el óleo es sinónima del Espíritu Santo. En el sacramento

Inteligencia o Entendimiento: Nos descubre con mayor claridad las riquezas de la fe; es una luz especial que puede llegar a todas las personas y muchas veces tiene sus frutos en los niños y en la gente más sencilla.

testigo de Cristo.

3

Santo en el Bautismo, ya que el agua se convierte en el signo sacramental del nuevo nacimiento.

transformadora de los actos del Espíritu. en las manifestaciones del Espíritu

Consejo: Nos ayuda a discernir y decidir a la luz de la voluntad de Dios. A enfrentar mejor los momentos duros y difíciles de la vida, al mismo tiempo que nos da la capacidad de aconsejar, inspirados en el Espíritu Santo, a quienes nos

4

Fortaleza: Nos ayuda a superar

encontraremos en nuestro caminar hacia Dios.

5

Ciencia: Nos lleva a juzgar con rectitud las cosas creadas y a mantener nuestro corazón en Dios y en lo creado, en la medida en que nos lleve a Él. Piedad: El corazón del cristiano no debe ser ni frío ni indiferente, permitiéndonos acercarnos

6

con sencillez, abrir nuestro corazón de hijo a un Padre Bueno del cual sabemos que nos quiere y nos perdona.

7

Temor de Dios: Nos induce a evitar el pecado porque ofende a Dios. En la Biblia encontramos textos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, que nos hablan de la conciencia como un don muy particular que Dios le ha dado al hombre. La conciencia, entonces, no es algo pasivo sino dinámico. Se habla de que podemos transformarla, a nivel personal, en un proceso gradual que se da en la práctica social; y también podemos cambiar nuestra conciencia colectiva, es decir, como comunidad. Esto nos recuerda que la transformación de nuestra conciencia y la construcción del hombre nuevo en nosotros, como lo dice San Pablo, no es un movimiento mecánico; sino que nace de un conocimiento profundamente espiritual y coherente con una práctica comprometida. O sea que es una decisión consciente por construir en nosotros valores auténticos. La decisión de emprender este camino de transformación solo puede ser asumida personalmente; nadie puede realizarla por otro, nadie puede sustituir en esta parte decisiva de la propia formación. crítica puede ser una tarea muy

sencilla; pero el logro de un pensamiento crítico es una tarea ardua, que sólo se consigue a través del trajinar con la experiencia diaria. La conciencia crítica es la representación de las cosas y de los datos, tal como se dan en la existencia empírica (práctica). Este proceso es el único que lleva al hombre a su propia liberación, pues es el único que lo convierte en sujeto, que le permite ser él mismo, responsabilizarse, entrar en relación con los demás hombres, solidarizarse con su suerte y llegar a un verdadero compromiso. La conciencia crítica se forja en la educación que transforma la rigidez del hombre, que lo a los mensajes de los medios de comunicación. La conciencia crítica tiene

1 2

No se satisface con las apariencias, sino que va más allá, Cuando el hombre se hace juzga los acontecimientos, se pregunta el porqué (las causas), mide sus consecuencias y toma decisiones y posturas frente a esos acontecimientos, No se considera un simple espectador, sino parte implicada (capacidad creciente de responsabilidad), Este tipo de conciencia no se queda en mero conocimiento o reconocimiento, sino que lleva a la opción, decisión, al compromiso, Se practica el diálogo,

3

4 5

Crear esta conciencia, capaz de recrear el mundo, es la tarea de quienes tienen fe y esperanza activa de que el mundo puede ser de otra manera y la historia distinta. La concientización es un despertar de la conciencia, un cambio de mentalidad que lleva a comprender nuestra ubicación en la naturaleza y en la sociedad. Es analizar críticamente causas y consecuencias y compararlas con otras situaciones y posibilidades. Es


17/03/2013

17 de marzo de 2013

11

No. 014

Roberto C. Mata L.

SALUD Y RELIGIÓN

S

i tú también alguna vez te preguntaste por qué esas viejecitas que tanto van a misa y que no se pierden ningún novenario de difunto siempre andan contentas y tienen mejor actitud que muchos de nosotros, el siguiente artículo puede darnos una pista. De acuerdo a un estudio realizado por la universidad de Misuri, Estados Unidos, las personas creyentes son más felices y cuentan con una mejor salud mental que los ateos o no creyentes. Según Dan Cohen, autor del estudio, la buena salud mental de las persona tiene una relación directa con sus creencias y prácticas religiosas, lo que les ayuda a una mejor recuperación de enfermedades como el cáncer, lesiones de médula espinal, traumatismos cerebrales, entre otras. Además señala que las personas que más participan en actividades religiosas tienen menos posibilidades de caer en depresión y otros problemas mentales. En el estudio participaron católicos, protestantes, musulmanes, budistas, judíos, así como personas no creyentes o ateos. Las personas con fuertes creencias religiosas coincidían en ciertos rasgos positivos que los diferenciaban de los ateos, como la ausencia de egocentrismo y una escala de valores más vinculada a lo trascendental, en lugar de lo material.

@Pontifex_es Sede Vacante @RogelioMSpS: Una homilía que no está al servicio de la Palabra y del pueblo sino del propio lucimiento, es una triste pseudo homilía. 11 marzo @CurasOnline Oremos al Espíritu Santo por un Papa santo, de gran espiritualidad, que encarne el espíritu de los Evangelios y que nos sepa gobernar. 11 marzo

Química de la fe Por otra parte, el prestigioso biólogo alemán Manfred Schedlowski señala que cada vez más, los neurólogos demuestran que la fe de sanación de las enfermedades, dice que la pura convicción puede aliviar dolores, mejorar el asma, reducir alergias, y hasta mejorar el Parkinson tan sólo con la esperanza del paciente. Cuando una persona tiene fe en que un tratamiento la va a sanar, pone en funcionamiento un proceso de auto sanación que en verdad le proporciona un alivio. Esto se puede explicar incluso

se transforma y emana sustancias que se trasmiten a través del sistema nervioso hacia el cuerpo, calmando ese dolor que a veces ni las aspirinas nos logran quitar. Si bien es cierto que nadie estamos exentos de padecer cualquier enfermedad por más religiosos que seamos, los estudio demuestran que los creyentes poseen una capacidad mental para afrontar positivamente los padecimientos físicos o psicológicos que traen consigo las enfermedades.

CARDENALES EN LA RED De acuerdo a la infografía publicada en la página: jovenescristianosenaccion2. blogspot.mx estos son los 5 Cardenales con más seguidores en Facebook.

fe intensa, la química del cerebro

CÓNCLAVE Cabe mencionar que el Cardenal mexicano José Francisco Robles Ortega cuenta con 7,372 seguidores en Facebook lo que lo ubicaría en el cuarto lugar de esta lista.

¿Y tú ya adoptaste un Cardenal? www.adoptacardinal.org CÓMO LO VEN LOS MEDIOS

CÓMO ES EN REALIDAD


12

17 de marzo de 2013

“MI DULCE DIONISIA; LOS OJOS QUE VEN EN LA OSCURIDAD”

Beatriz Barrón Méndez. vale_ma23@hotmail.com

muy atento conmigo, pero aún así yo pensaba, siempre pensé, que él nunca podría ena-

Valle de Gpe., Jal. Marzo de 2011

E

ntre caminos de tinieblas, recorridos desde hace más de cincuenta años, Nicha Álvarez ha descubierto con los ojos del alma lo que muchos de nosotros jamás podríamos tan siquiera percibir: el amor, la bondad, y el gusto por las bellas artes. Entre esas paredes grises, las numerosas y bastante visibles imágenes de todos los santos posibles, en medio de la pequeña sala que contiene dos humildes y antiguos sillones, se encuentra aquella ilustre mujer, sentada en “el lugar de costumbre”, encorvada y tratando de apagar un cigarrillo que ha fumado durante un largo rato. Ciega casi al nacer. -Perdí la vista a los dos años y medio; según me dijeron mis padres, me dio sarampión. Un día mi madre me dejó sola, ella tenía que ir al pueblo por los alimentos para la casa; en un descuido, me salí a la calle y el aire lastimó mis ojos. Cuando llegó mi madre, me llevaron a un hospitalito a Guadalajara; no lo recuerdo bien, pero me llevaban en “una troca” y el aire me daba muy fuerte en la cara durante todo el camino; sólo recuerdo que al llegar el doctor me puso unas gotas en los ojos, añade Nicha. -Pero al paso de los años, recuerdo, descubrí que aún percibía algunos destellos de luz y podía distinguir “los bultos”. “Eso alivió un poco mi pena”, me cuenta. Mientras tanto, se acomoda de nuevo en el sillón y cruza los brazos, parece entrar en un profundo recuerdo. Pero su padre, Refugio Álvarez, cuidó de ella como el tesoro más preciado, supliendo con creces la falta materna. No obstante que Don Cuco era un hombre serio, de poca palabra y hasta de mal genio, se entregó por completo en el cuida-

do de su pequeña. Es por eso que nunca se dio por vencido y decidió buscar más alternativas para que su hija pudiera recuperar la vista. -Poco tiempo después mi padre me llevó a México con otro médico que me dijo que sí podría volver a ver. Me operaron y al día siguiente “el ojo derecho me reventó y ahora ya no podía ver NADA”, expresa Nicha con la voz entrecortada. “Dios no quería que yo volviera a ver”, agrega casi a manera de sufunda resignación. Así llegó a la adolescencia, hermosa, con su rostro blanco que llos años. Sólo pocas son las fotografías donde es posible observar aquel semblante blanco y primoroso; el predominio de la quietud y el

silencio, opacan aquellas imágenes, privándonos así, de apreciar la hermosura de que, dice ella, “gozaba” en su juventud. Aprendió a leer y a escribir gracias a su maestro Juan Arias, quien le enseñó el método Braile; luego, aprendió a tocar el órgano y el piano. Gracias a Toya Aguilera, menciona, “sé escribir a máquina también”. Con gran habilidad manual, teje admirablemente prendas de estambre. Conoce las monedas al tacto y dirige el aún activo coro de la Iglesia. moró, pero lo guardó en secreto. -Sí, es verdad, fue un amor secreto, yo me enamoré y “nada más”; él nunca supo que yo lo amé, decidí no contárselo. “Yo era ciega y no me parecía justo decírselo”. Él era

terminando de tajo con el tema. A cambio, comenta, encontró una gran amiga, Catalina Aguilera; juntas, con su incomparable voz, formaron el dueto “La Perla de los Altos”. Pero ya muy conocida era para Nicha la vocación de artista; compuso canciones como: “Nuestro gran amor”, “Falsas promesas”, “A salud de tus desprecios”, entre otras, mismas que fueron grabadas y popularizadas por artistas como Las Jilguerillas, Capullo, María Bravo, Irene Pedraza, etcétera. -Catalina quiso que comenzáramos a cantar; gusto que no me duró mucho, porque mi padre ya no me dejó seguirlo haciendo. Cuando él muere, Catalina ya cantaba como solista, “el dueto ya no pudo volver a integrarse”, declara mientras saca otro cigarrillo de su bolsa derecha. -En mis “momentos de inspiración”, compuse más de cuarenta canciones, de las cuales ahora vivo, concluye. Un pasillo corto, unos cuantos muebles antiguos, dos, o quizá tres fotografías de su entrañable amiga Catalina Aguilera, colgadas de unos pequeños clavos ya enmohecidos por el paso de los años. Un viejo cenicero, una sola imagen de su padre a quien sólo en su memoria lleva. En el centro de ese humilde conjunto de habitaciones, sólo en el centro, se encuentra la “Dulce Diootorga el licenciado y escritor Jorge Romo en su libro Valle de Guadalupe, historia, tradiciones y personajes. Cuántas cosas podrían escribirse respecto a la vida de Nicha, a quien le entristece que poco a poco la juventud pierda sus valores; el bien al prójimo, dice, es lo más positivo del ser humano.


13

17 de marzo de 2013

CURSO-TALLER

DISCERNIMIENTO Y CARISMAS Movimiento de la Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo

L

os sábados 2 y 9 de marzo se llevó a cabo, en la Parroquia del Espíritu Santo de Tepatitlán, el Curso-Taller de Discernimiento y Carismas. El curso fue organizado por el Movimiento de la Renovación Carismática diocesana e impartido por el Sr. Cura José de Jesús Ruvalcaba Gómez, asistente diocesano de dicho movimiento. Asistieron 190 líderes activos de la Renovación Carismática de los once decanatos que conforman nuestra diócesis. El Curso-Taller de discernimiento y carismas nació de tres necesidades fundamentales en relación a los carismas: conocimiento, valoración y orientación en el ejercicio de los mismos. El Señor Cura Ruvalcaba enfatizó desde el inicio del curso que “uno

de los aspectos positivos de la renovación espiritual impulsada por la Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo (RCCES) es la importancia que en ella tienen los carismas o dones del Espíritu Santo”. Cuando algunos sostenían que la importancia de los Carismas estaba limitada a los comienzos de la Iglesia, el Concilio hizo la gran los extraordinarios como los más comunes y difundidos, deben ser recibidos con gratitud y consuelo, porque son muy adecuados y útiles a las necesidades de la Iglesia», e hizo dos grandes precisiones pastorales: 1. Que los dones extraordinarios «no deben pedirse temerariamente, ni hay que esperar de ellos con presunción los frutos del trabajo apostólico».

2. Que «el juicio de su autenticidad y de su ejercicio razonable pertenece a quienes tienen la autoridad de la Iglesia, a

los cuales compete ante todo no sofocar el Espíritu, sino probarlo todo y retener lo que es bueno».

El sabio y el Rey Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño. -¡Qué desgracia mi Señor! exclamó el Sabio - Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra Majestad. -¡Qué insolencia! - gritó el Rey enfurecido - ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

no Dios manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes” San Agustín.

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos. Más tarde ordenó que le trajesen otros Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo: -¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes. Se iluminó el semblante del Rey con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.

Cuando el Sabio salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado: -¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que la del primer Sabio. No entiendo porque al primero le castiga con cien latigazos y a ti te premia con cien monedas de oro. -Recuerda bien amigo mío - respondió el Sabio - que todo depende en la forma en el decir...uno de los grandes desafíos de la humanidad

es aprender a comunicarse. De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, más la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas. La forma de decir las cosas puede cambiar el ánimo y disposición de quienes nos escuchan..


14

17 de marzo de 2013

Página Infantil LAS ESTACIONES DEL AÑO Ya pronto iniciaremos la estación de primavera, ¿qué tanto sabes de ella?

http://www.astromia.com/tierraluna/estaciones.htm http://endrino.pntic.mec.es/~hotp0071/isabelsola/preguntas1.htm

Las hojas de los árboles caen. Las temperaturas bajan. Los animales empiezan a prepararse, pues pronto hará mucho frío. Los árboles dan sus frutos. VERANO: Inicia el 21 ó 22 de junio. Junto con la primavera ¿en cuál estación los días duran más que

INVIERNO

INVIERNO: Inicia el 21 ó 22 de diciembre. Junto con el otoño ¿en cuál estación las noches son más largas que los días? Las

OTOÑO

temperaturas son muy frías. Si llueve, puede que el agua se convierta en nieve por el frío. Celebramos el nacimiento del Niñito

VERANO

* Las temperaturas bajan. * Inicia el 21 ó 22 de diciembre. * Junto con la primavera ¿en cuál estación los días duran más que las noches? * * * Inicia el 20 ó 21 de marzo. * Los animales que durmieron en el invierno despiertan. * Si llueve, puede que el agua se convierta en nieve por el frío. * Los árboles dan sus frutos. * * Las temperaturas son muy frías. * Los animales empiezan a prepararse, pues pronto hará mucho frío. * Las hojas de los árboles caen. * Inicia el 21 ó 22 de junio. * Empieza a llover. * Junto con el otoño ¿en cuál estación las noches son más largas que los días? * Celebramos el nacimiento del Niñito Jesús: La Navidad.

Jesús: La Navidad.

PRIMAVERA

Te invito a que unas con líneas cada texto con su dibujo correspondiente, al terminar puedes comprobar tus respuestas con la solución. ¿Te animas?

SOLUCIÓN

Amiguines ¡qué emoción poder escribir para ustedes!


15

17 de marzo de 2013

EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN: 8, 1-11

E

n aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos y al amanecer se presentó de nuevo en el templo, donde la multitud se le acercaba; y Él, sentado entre ellos, les enseñaba. Entonces los escribas y fariseos le llevaron a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola frente a Él, le dijeron: “Maestro, esta adulterio. Moisés nos manda en la ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú que dices?”. Le preguntaban esto para ponerle una trampa y poder acusarlo. Pero Jesús se agachó y se puso a escribir en el suelo con el dedo. Como insistían en su pregunta, se incorporó y les dijo: “Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le tire la primera piedra”. Se volvió a agachar y siguió escribiendo en el suelo. Al oír aquellas palabras, los acusadores comenzaron a escabullirse uno tras otro, empezando por los más viejos, hasta que dejaron solos a Jesús y a la mujer, que estaba de pie, junto a Él. Entonces Jesús se enderezó y le preguntó: “Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Nadie te ha condenado?”. Ella le contestó: “Nadie, Señor”. Y Jesús le dijo: “Tampoco yo te condeno. Vete y ya no vuelvas a pecar”.

D

MEDITACIÓN

ura fue la historia de la mujer adúltera. Su historia es la de una mujer débil situada en medio de una conspiración contra Jesús. Ella era pecadora sin género de dudas. Los evangelios lo narran así: Los escribas y fariseos trajeron una mujer sorprendida en adulterio y poniéndola en medio le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido Moisés en la Ley nos mandó lapidar a éstas: ¿tú qué dices? Juan aclara lo que por otra parte parece patente esto lo decían tentándole, para tener de qué acusarle. La situación es un poco ridícula, pues si habían sorprendido a aquella mujer en un delito y sabían cuál era la pena ¿por qué no aplican ellos mismos el castigo que tan bien conocen?. Dos detalles muestran su malicia y su hipocresía: llaman Maestro a Jesús cuando sólo buscan destruir su magisterio, y añaden al delito aparentando que sólo buscan la justicia. Por otra parte el Maestro perdonaba una y otra vez, como se ve en el caso de la Magdalena pecadora pública, y es de suponer que lo mismo ocurriría en muchos otros casos. El pueblo veía en Jesús al Dios del amor y de la misericordia, precisamente el que no ha venido a juzgar a los pecadores sino a que éstos se salven. El alejado (el pecador) en Jesús

DOMINGO V DE CUARESMA encuentra acogida, no un reproche sino una mirada llena de perdón y una invitación a no volver a pecar. La mujer debía estar destrozada ante los ojos de todo aquel grupo. De un lado los fariseos y los escribas que se irían creciendo en sus acusaciones ante el silencio de Jesús, como si se dijesen: “ya le hemos vencido” o “no sabe qué hacer, gritemos más”. No se incurre en el adulterio de repente y por sorpresa. Su pecado sería un deslizamiento paulatino, hasta que la impureza la ciega y cede a su debilidad y a la solicitud del adúltero o pecaba con un hombre casado. En ambos casos la gravedad del pecado impuro es mayor y más porque es premeditado. No cabe invocar una fragilidad momentánea, sino que se advierte una advertencia bastante clara y una voluntariedad decidida. Es cierto que ante la violencia de la tentación el pecador invoca excusas variadas: que si lo hace por amor, que si su marido no la comprende o la trata mal, o la piedad por aquel que quiere estar con ella. A la vista de todos, la mujer estaría destrozada. Muchos ojos la perforaban con aparente fervor por la justicia. ¿Qué haría el Maestro? Ella se da cuenta de que no hay salida. ¡Qué loca he sido! Fragilidad, tontería, amor; ahora ¡qué más da! el placer es efímero, sólo quedan las consecuencias. ¡Qué loca he sido! Y no se atrevería a mirar a ningún sitio, estaría acurrucada, con los ojos en el suelo, esperando la sentencia que ya antes había dictado su misma conciencia. Poco les importaba a los fariseos y a los escribas la situación de la mujer. Era un instrumento para poner un cerco a Jesús, y nada más. El silencio de Jesús es inesperado, pues inclinándose, escribía con el dedo en la tierra. No mira a nadie, parece hacerse el desentendido. Pero en realidad está preparando un juicio severísimo sobre aquellos hipócritas que insistían en preguntarle. Aquellos hombres no les importa manipular las personas ni la verdad. Jesús les enfrentará con su propia conciencia en el momento más oportuno. Pero como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: “quien de ustedes esté sin pecado que tire la primera piedra”. Jesús pide que juzguen ellos, o mejor que juzgue el inocente. El dilema que se planteaba era legal, pero después de la apelación de Jesucristo el juicio se suspende legalmente por falta de jueces. Jesús al levantarse les miraría uno a uno. Dura debió ser la mirada del Señor. Llegaría hasta lo más hondo de su conciencia. Sería como decirles: Hablemos claro, digámoslo todo, empezando por sus pecados, ¿quieren un juicio público? Pues tengámoslo. La conmoción debió ser grande. Jesús pasa de una cuestión legal a una cuestión de conciencia. No

es difícil imaginar su mirada indignada ante los aparentes defensores de la justicia. El evangelista señala que al oírle, se iban marchando uno tras otro, comenzando por los más viejos. Con su palabra se disuelve el grupo. La mirada de Jesús iría a los más insistentes y sin palabras les haría saber que conocía sus obras; si alguno se hubiese atrevido a hablar, o a arrojar la primera piedra, le hubiera detenido con la enumeración de pecados que le hacían más reo de pena que la mujer. El detalle de la marchar de los más quizá lo hicieron así porque tenían más pecados, o porque se dan más cuenta de que Jesús es muy capaz de ponerlos en evidencia ante todos. Al ver marchar a los demás cada uno pensaría en su vida y no estaría dispuesto a ser sujeto de un juicio público. La respuesta de Jesús se adaptaba plenamente a la Ley que indicaba que los testigos del delito tenían que arrojar las primeras piedras. Qué respuesta tan llena de justicia, de mansedumbre y de verdad: Cúmplase la Ley, que sea apedreada la adúltera. Pero ¿cómo pueden cumplir la Ley y castigar a aquella mujer unos pecadores? Mírese cada uno a sí mismo, entre en su interior y póngase en presencia del tribunal de su corazón y de su conciencia, y se verá obligado a confesarse pecador. Sufra el castigo aquella pecadora, pero no por manos de pecadores; ejecútese la Ley, pero no por sus trasgresores. Eran testigos, pero no podían ser jueces, porque también eran pecadores. Juan concluye la escena diciendo: y quedó sólo Jesús y la mujer, de pie, en medio. Jesús se incorporó y le dijo: Mujer ¿donde están? ¿Ninguno te ha condenado? Ella respondió: Ninguno, Señor. Le dijo Jesús. Tampoco yo te condeno; vete y desde ahora no peques más. Jesús siendo el Justo no condena; en cambio aquéllos, siendo pecadores, dictan sentencia de muerte. ¡Qué aterrada debió de quedar aquella mujer cuando oyó decir al Señor” “el que de ustedes esté sin pecado, que lance la piedra primera”, porque temía ser castigada por Aquel en el que no podía hallarse pecado alguno. Ni yo mismo te condeno; yo mismo de quien temiste tal vez ser castigada, porque en mí no hallaste pecado alguno. “Tampoco yo te condeno”. Señor, ¿qué es esto? ¿Favoreces tú a los pecadores? Claro que no. Mira lo que sigue: Vete y desde ahora no peques más. Por tanto dio sentencia de condenación contra el pecado, no contra la mujer. Así despide el Señor a aquella mujer acosada. La deja marchar, pero le recuerda la gravedad de su pecado, y que si no lucha puede volver a reincidir. A la Magdalena -pecadora arrepentida - le dice: Vete en paz, porque se arrepintió libremente. Sólo puede marchar en

paz quien acudió arrepentido. La mujer adultera acudió forzada y utilizada por un grupo de hombres con la conciencia deformada. Jesús aprovecha la maldad de aquellos hombres para intentar que vuelva a la vida recta una persona pecadora. Una lección más podemos aprender: sacar de los males bienes, y de los grandes males, grandes bienes. La adúltera tiene la oportunidad de aprovechar sus errores y los de sus perseguidores en una conversión fruto de un encuentro con Jesús de lo más sorprendente. Dios no disminuye la dignidad de la persona sino que la realza. Sin el creador la criatura se diluye, la persona sin Dios no es nada (CATIC 308). Hay qué saber demostrar la dignidad de toda persona y no juzgar sin habernos juzgado antes porque peca más el que se cree justo que el que se reconoce pecador. Saber entregarnos a los demás, es demostrar constantemente la misma dignidad de toda persona. Valorando a los demás, hará de nuestras sociedades, gente con verdadera dignidad, capaces de responder a la entrega de Cristo mediante la cruz, pues es el signo indeleble de salvarnos. Amar a nuestro prójimo, reconociendo en él la autenticidad de la persona seremos totalmente verdaderos cristianos según el mandato de Dios. Su enseñanza es clara: prohíbe emitir juicios condenatorios sobre los demás, ya que el que así juzga es también culpable. No en vano Jesús vino para salvar a los pecadores, y no para condenarlos. Estamos llamados a ser testigos del amor y de la misericordia de Dios. Hemos de provocar siempre el encuentro de conversión con todos aquellos que necesiten acercarse al Dios de la misericordia, para que lo conozcan, lo amen y den frutos de amor. ORACIÓN DE LA MISERICORDIA DIVINA ¡Oh Dios de gran misericordia!, abatimiento, toda la humanidad implora hoy Tu misericordia, Tu compasión, ¡Oh Dios!; y clama con la potente voz de la desdicha. ¡Dios de Benevolencia, no desoigas la oración de este exilio terrenal! ¡Oh señor!, Bondad que escapa nuestra comprensión, que conoces nuestra miseria a fondo y sabes que con nuestras fuerzas no podemos elevarnos a Ti, Te lo imploramos: Adelante con Tu gracia y continúa aumentando Tu misericordia en nosotros, para que podamos, a lo largo de nuestra vida y a la hora de la muerte. Que la omnipotencia de tu misericordia nos escude de las de

nuestra

salvación,

para

que

aguardemos la última venida (día que Tú solo sabes). Y esperamos obtener lo que Jesús nos prometió a pesar de nuestra mezquindad. Porque Jesús es nuestra esperanza: A través de su Corazón misericordios o, como en el Reino de los Cielos.


ORACIÓN POR LA IGLESIA Y POR EL PAPA

Señor, Jesús, Buen Pastor que conduces a tu Iglesia a través de los vaivenes de la historia, recibe hoy nuestra súplica: Envía tu Santo Espíritu con sus dones de sabiduría y ciencia a los Cardenales que, en tu nombre, han de elegir al sucesor de San Pedro, el Papa que guiará a tu grey, según tu voluntad.

Señor, te suplicamos con María, tu Madre y madre espiritual nuestra, que envíes a tu Iglesia al Pastor que Tú tienes preparado para conducir a la Iglesia en este momento de la historia. Desde ahora, Señor, ofrendamos al Papa nuestra adhesión y afecto,

nuestra obediencia y nuestro trabajo por la evangelización de este inquieto mundo que espera anhelante la salvación que viene de Ti, único Salvador del mundo. Te lo pedimos a Ti, que con el Padre y el Espíritu Santo vives y reinas, por los +siglos de los siglos. Amén.

17 de marzo de 2013  

Mensajero 632

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you