Page 1

En busca de la tumba secreta del Papa Luna

EN BUSCA DE LA TUMBA SECRETA DEL PAPA LUNA (Capítulo I) Vicente Melià i Bomboí

Vicent Melià i Bomboí

1


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Título: EN BUSCA DE LA TUMBA SECRETA DEL PAPA LUNA (Capítulo I) Autor: Vicent Melià i Bomboí Capítulo perteneciente a la obra del mismo autor: “El Papa Luna: El hombre que miró fijamente a los ojos del Dragón”. “El cuerpo momificado del Papa Luna y la venganza de la Orden del Dragón”. Editorial Antinea (2012) Edición ampliada: 2014 Motivo: 620 aniversario de la Proclamación de Pedro Martínez de Luna como Papa, con el nombre de Benedicto XIII. Fotografía de portada Lorenzo Medina. Vicente Meliá i Bomboí con la “Urna del cuerpo momificado de San Clemente Mártir” en la Arciprestal de San Mateo (Castellón). Agradecimientos a: Lorenzo Medina. Fotografías: Jordi Maura i Posas Lorenzo Medina Contacto : Teléfono: 638032154

meliabomboi@gmail.com

Vicent Melià i Bomboí

2


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

La versión más difundida y asumida por la mayoría de biógrafos e historiadores relata que, muerto Benedicto XIII recibió sepultura en la basílica pontificia del castillo de Peñíscola; y que años después (el 9 de abril de 1429 ó bien, el 9 de abril de 1430) uno de sus sobrinos, Juan Martínez de Luna, exhumaría los restos del pontífice con permiso real. Quien fuera ayuda de cámara y cronista del Papa Luna, Martín de Alpartil (1380-1441) dejó escrito: “El día de la fiesta de Ramos de las Palmas, salió fragancia del sepulcro donde estaba enterrado Pedro Martínez de Luna. Se extendió no solamente por el castillo en donde estaba el túmulo, sino también por toda la iglesia y por todo el lugar”. Vicent Melià i Bomboí

3


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Se cuenta que el cadáver momificado, completamente entero, se trasladó en procesión dentro de una urna a través de decenas de pueblos hasta el palacio de los Luna en Illueca (Zaragoza), lugar en el que fue expuesto en el mismo aposento en el que hubo nacido. Posteriormente, esta capilla quedó cerrada, hasta que durante la guerra de Sucesión (1707) entre los partidarios de Austrias y de Borbones, las tropas borbónicas forzaron la tumba buscando un posible tesoro, y en un ataque de ira por parte de la soldadesca, causada por la frustración de no encontrar en ella oro ni plata, destrozaron la momia con las culatas de los fusiles. Después la arrojaron por un barranco. Unos labradores recuperaron el cráneo del cuerpo maltratado y desmembrado del gran Señor de Luna, llevándolo al administrador de la familia. El mismo novelista Vicente Blasco Ibáñez, que popularizó esta versión en su obra “El Papa del Mar” (1925) describirá con estas palabras los restos óseos de la cabeza del Papa Luna: “Yo la he tenido en mis manos: Sorprende por su pequeñez cuando se piensa en la enormísima voluntad que se cobijó dentro de ella. Guarda su epidermis y restos de sus ojos, como las cabezas de los faraones en el museo de El Cairo”. Pero, además Blasco Ibáñez, indicará en esta descripción una pista de vital importancia:

Hipótesis 1: “...Se la reconoce por la exagerada curva de su nariz aguileña, desviada, lo mismo que en sus retratos”. ¿Pero eran éstos los auténticos restos mortales del Papa Luna?

Vicent Melià i Bomboí

4


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Pese a que a simple vista el relato del traslado del cuerpo del Papa a Illueca parece el más lógico, en éste existen importantes lagunas. Llama la atención cuando sus seguidores indican que: “...salió fragancia del sepulcro donde estaba enterrado”.

Hipótesis 2: Con esta simple observación en la que está implicado el sentido del olfato, nos señalan de forma indirecta que la exhumación del cadáver se realizó poco tiempo después de su muerte, pues en el momento en que se procede a desenterrar el cuerpo, las sustancias utilizadas para la momificación siguen químicamente activas.

Vicent Melià i Bomboí

5


En busca de la tumba secreta del Papa Luna Así, podemos llegar a la conclusión de que el tiempo que transcurre, de aproximadamente siete años, desde la muerte de Pedro Martínez de Luna hasta que es abierto el sepulcro parece excesivo; puesto que en el momento de la exhumación los perfumes y pócimas siguen manteniendo toda su potencialidad aromática.

Hipótesis 3: También destaca la ausencia de documentación del peregrinar del cuerpo por las distintas poblaciones, y eso que algunas eran muy importantes y en ellas todos los acontecimientos significativos se registraban. Pero sobre todo resulta llamativo de este relato sobre la muerte del Papa Luna que éste:

Hipótesis 4: El relato carece de la visión universalista que poseía y buscaba Benedicto XIII, pues reduce su muerte a un acontecimiento puramente localista. Durante toda su vida el Papa Luna es consciente del lugar que ocupa en la historia; está convencido de que realmente es el elegido: “He poseído legítimamente el patrimonio de Cristo y heredad de la Iglesia” Por ello y por el rango que posee: “Nuestro señor Benedicto, por la divina providencia Papa XIII” En ningún momento deja reflejado el deseo, ya sea verbal o por escrito, que tras su muerte su cuerpo sea trasladado a su pueblo natal. La prueba de que Pedro Martínez de Luna trasciende la intención de regresar al lugar de su nacimiento la encontramos en “el libro de las Consolaciones de la vida humana” (1420) cuando escribe:

Vicent Melià i Bomboí

6


En busca de la tumba secreta del Papa Luna “Por ende aquel homme es aún delicado e flaco, el cual tierra en que nasce le es dulce; e aquel homme es ya fuerte, al cual paresce que en toda la tierra nasció, e al que todo el mundo paresce ser destierro. (...) ca en cualquier tierra que yo vengo non es tierra alguna a mi en destierro; mas en aquella tierra entiendo que nascí, en la cual algunos bienes recibí (...) Et por ende, lugar alguno deste mundo non debe ser dicho lugar de su nacimiento, mas todo este mundo debe haber por desterramiento”. “Por lo cual, el hombre todavía es delicado y débil cuando la tierra en la que nació le es dulce. En cambio el hombre es fuerte, cuando siente que en toda la Tierra nació y que todo el mundo parece ser su destierro. (...) que a la tierra que yo llego, no es tierra de mi destierro, porque en ésta entiendo que nací y bienes de ella recibí. (...)

Hipótesis 5: “Y por tanto, ningún lugar de este mundo debe ser dicho lugar de mi nacimiento, porque todo el mundo es mi destierro”. ¿Acaso sigue en algún lugar desconocido la tumba del Señor de Luna?

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/j36rDKaTB9Y

Vicent Melià i Bomboí

7


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Desde hace varios años trabajo con la hipótesis, sin rechazar por supuesto la versión del traslado a Illueca, de que el cuerpo del Papa Luna sigue oculto, sobre todo por un motivo que considero de peso, y es el que afirma que en ese momento histórico...

Hipótesis 6: existía una alta probabilidad de que tras la muerte de Benedicto XIII el cuerpo del que ya era considerado oficialmente antipapa fuera ultrajado. Esta idea no resulta descabellada pues existen antecedentes del propio Concilio de Constanza (1414-1417), que dirigido por intereses Vicent Melià i Bomboí

8


En busca de la tumba secreta del Papa Luna del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Segismundo de Hungría (1368-1437), ordenó en mayo de 1415 exhumar los restos del filósofo John Wycliffe, muerto en 1384, para juzgarle y quemar sus huesos por hereje. Y por si fuera poco, el 26 de julio de 1417, veintitrés cardenales y treinta representantes de las naciones, la mayoría regidas por miembros de la Orden del Dragón, en la trigésima séptima sesión del Concilio de Constanza, declaran a Benedicto XIII “cismático y hereje” siendo las principales premisas de la sentencia: Ha violado su juramento. Escandalizado a la Iglesia. Mantenido y propagado el Cisma. Impedido la Paz y la unidad. Es un hereje notorio e incorregible. Se ha hecho indigno de todos los títulos, grados y honores. Ha sido negado por Dios, despojado de todos los derechos anejos al papado y a la Iglesia Romana. - Por tanto debe quedar excluido de la Iglesia Católica como rama seca y podrida.

-

Hipótesis 7: Hay que destacar que la última premisa: “debe quedar excluido de la Iglesia como Rama Seca y podrida”, es una sentencia ejecutoria, es decir, se está amenazando en quemar sus huesos como se hizo con John Wycliffe: “Las Ramas Secas, se cortan del tronco y se queman en la hoguera”. Además estas sentencias con claras intenciones ejecutorias no son nuevas, pues dentro de la propia Iglesia encontramos llamativos precedentes, como fue el juicio o cónclave cadavérico al Papa Formoso (891-896) que después de muerto fue desenterrado, juzgado y mutilado. Así como también encontramos en el pensamiento eclesiástico voces autorizadas que llegaron a argumentar esta posibilidad, como la del fraile agustino Agustín

Vicent Melià i Bomboí

9


En busca de la tumba secreta del Papa Luna Trionfo de Ancona (1328) prestigioso profesor en Paris y Nápoles, que escribió al respecto:

Hipótesis 8: “El Papa sólo puede ser depuesto por el concilio general y a causa de herejía, en cuyo caso, éste puede juzgarle hasta después de su muerte.” Y, como vemos, en el caso de Benedicto XIII convergen todas las premisas de Agustín Trionfo de Ancona para ser juzgado hasta después de muerto: a)- El Papa Luna fue depuesto por el Concilio de Constanza: “Despojado de todos los derechos anejos al papado y excluido de la Iglesia Católica” b)- A causa de herejía: “Es un hereje notorio e incorregible” c)- Por tanto el Concilio puede juzgarle tras su muerte, puesto que: “Se ha hecho indigno de todos los títulos” y “ha sido negado por Dios” El propio Pedro Martínez de Luna, en su Testamento escrito (14181420) destacará:

Hipótesis 9: “Seré juzgado con un estricto juicio en esta amargura que he tenido siendo Papa, como una persona cualquiera, pero en un examen más riguroso... Todo lo expondrá contra mí mi terrible acusador Satanás (Dragón), enemigo mío, y presentará testigos que no podré rechazar...” Por tanto existía una alta probabilidad de que el resentido Gran Maestre de la Orden del Dragón pretendiera “juzgar después de muerto a Benedicto XIII y quemar sus huesos por hereje”. Y sin

Vicent Melià i Bomboí

10


En busca de la tumba secreta del Papa Luna duda, esta posibilidad no pasó desapercibida al indomable Señor de Luna y a sus seguidores por lo que...

Hipótesis 10: ...es muy probable que llegado el momento de su muerte, se tomara la decisión de buscar un lugar seguro para su sepultura. Si esta hipótesis es lógica y coherente: ¿Dónde pueden encontrarse los restos mortales del Papa Luna?

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/CmR2IGMQvDg

Vicent Melià i Bomboí

11


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Vicent MeliĂ i BomboĂ­

12


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Hipótesis 11: Al principio mantuve la idea de que el sepulcro secreto de Benedicto XIII podría estar ubicado en una zona difícil de encontrar, bastante inaccesible, quizá en una de las múltiples cuevas o grutas submarinas. Era tal mi confianza en esta hipótesis que durante los años 2007 y 2008 organicé una expedición con buzos profesionales con la intención de recorrer las decenas de grutas que tejen el fondo marino de la roca de Peñíscola; pero este proyecto coincidió con el inicio de la crisis económica, y a pesar de estar preparado tuve que abandonarlo por falta de apoyo y de recursos económicos.

Vicent Melià i Bomboí

13


En busca de la tumba secreta del Papa Luna Pero ahora reconozco, tras un periodo de reflexión de casi cuatro años, que esa primera hipótesis es difícil de mantener, pues al analizar la personalidad de Benedicto XIII, así como su forma de actuar...

Hipótesis 12: He llegado a la sospecha de que si el cuerpo del Papa Luna sigue oculto, éste quizá se encuentre en un lugar bien distinto al que formulé, es decir, que es muy probable, al contrario de lo que pensaba, se halle en un lugar muy visitado e incluso puede que esté delante de nuestros ojos. Esta llamativa conclusión la he gestado tras analizar la denominada Fuente del Papa Luna (1413-1415), obra a la que considero “el Testamento Oculto de Benedicto XIII”, pues en ella se encuentran codificados los objetivos ocultos de su pontificado. Esta exquisita creación artística con clara tendencia renacentista, en forma de fuente ornamental, está custodiada en la Catedral de Tortosa lugar donde es utilizada como pila bautismal. Paradójicamente, para conseguir que este testamento quedara oculto y pasara totalmente desapercibido a los carroñeros del Concilio de Constanza, fue esculpido sobre piedra a gran tamaño e instalado ante la mirada de todos en el centro del jardín del palacio pontificio. Por tanto, desde esa misma idea constructiva que existe en el “Testamento Oculto del Papa Luna” esculpida en la taza octogonal de la fuente de su jardín, basada en la premisa paradójica que afirma:

Hipótesis 13: Todo aquello que está constantemente ante la mirada, por el efecto de la monotonía, se difumina a los sentidos y deja de ser percibido. Por lo que he gestado la siguiente teoría de búsqueda de apariencia absurda: “El

Vicent Melià i Bomboí

14


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

cuerpo del Papa Luna sigue oculto delante de nuestros ojos”. Así, con esta llamativa idea, he recorrido las principales localidades y lugares próximos al palacio pontificio de Peñíscola que estuvieron bajo la influencia del Papa Luna y que además le fueron fieles durante sus últimos años. En esta búsqueda he descartado las grandes catedrales, ya que los gestores de estos templos se inclinaron casi de forma inmediata hacia el poder del Rey y del nuevo Papa surgido del Concilio de Constanza, por lo que de forma presta para no perder poder, acataron la sentencia que acusaba a Benedicto XIII de “antipapa” (1417) ya que además ésta añadía: “Como advertencia final, el Santo Concilio General prohíbe a todos, con amenaza de los más severos castigos, obedecerle como a Papa, sostenerle, recibirle y prestarle auxilio, consejo o protección“ Y eso implicaba el no ceder ni un solo palmo de tierra sagrada al difunto de Peñíscola. De todos los lugares posibles en los que hubiera podido enterrarse a Benedicto XIII, he barajado como los más probables el Monasterio de Santa María de Benifassá y la Arciprestal de San Mateo (Castellón). Por el momento tengo que añadir que, la mayoría de pistas que he obtenido durante ésta búsqueda de “la tumba secreta del Papa Luna” han inclinado la balanza a favor de la Arciprestal de San Mateo como el lugar más probable donde pudiera encontrarse el cuerpo del irreducible Pontífice, puesto que el Papa Luna demostró cierta inclinación por este templo y por la población de San Mateo, donde llegó a residir varios meses. E incluso no es absurdo pensar que pudo preparar con tiempo su sepulcro en este lugar sagrado, puesto que en él existe un detalle artístico que demuestra una interacción arquitectónica entre Peñíscola y San Mateo, y esta “pista importante” es que el maestro artesano que esculpió los rostros de piedra de la Iglesia Parroquial

Vicent Melià i Bomboí

15


En busca de la tumba secreta del Papa Luna de Peñíscola también talló con el mismo punzón y factura en esta Arciprestal dos retratos que pueden observarse en unos capiteles.

Hipótesis 14: Esta relación arquitectónica nos puede llevar a formular que el artesano de los rostros de piedra de la Iglesia Parroquial de Peñíscola pudo preparar el sepulcro del Papa Luna bajo las órdenes del propio Benedicto XIII. Además, tras el abandono de las grandes capitales a su causa la localidad de San Mateo, como centro nuclear económico y político del Maestrazgo, se mantuvo fiel al Señor de Luna, y era tal la importancia simbólica de esta población del Maestrazgo para el pontificado de Peñíscola, que fue aquí, en este mismo templo, donde finalizaron las disputas judeocristianas comenzadas en Tortosa (1413). Según el investigador Eduardo Ferreres, fue en la pila bautismal de esta Iglesia, que algunas hipótesis apuntan a un origen romano, donde fueron bautizados los principales rabinos judíos tras las controversias (1414). También refuerza esta idea de feudo simbólico el hecho de que en esta Arciprestal se escenificó el 15 de agosto de 1429 el final del Cisma de Occidente, cuando el sucesor del Papa Luna, Gil Sánchez Muñoz, con el nombre de Clemente VIII (1424-1429), convertido en un títere en manos de Alfonso el Magnánimo, abdicó dando legitimidad definitiva a Martín V (1417-1431), pontífice nacido del nido del Dragón. ¿En qué parte de este templo pudo o puede estar el sepulcro del Papa Luna?

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/GY15NNYs2ME

Vicent Melià i Bomboí

16


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Hipótesis 15: La clave principal para determinar el lugar donde pudo o puede reposar el cuerpo de Benedicto XIII se encuentra en la simbología esculpida en la fuente de su jardín. En una de las ocho escenas de esta hermosa fuente, observamos que en una de sus caras está representada un Águila que ofrece sus garras a un Dragón. Durante el estudio detallado de esta obra (2005-2014) he podido comprobar que el Águila de esta escena es el animal simbólico que representa al Papa Luna. Incluso algunas veces en sus escritos y pensamientos le gustaba utilizarla como ejemplo: “Ca así commo el águila non puede volar a lo alto sin alas, non tú puedes volar a lo alto sin buenas obras”. “Así cómo el águila no puede volar hacia las alturas sin alas, tú no puedes volar hacia el Cielo sin buenas obras”. Vicent Melià i Bomboí

17


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Además es interesante añadir a esta reflexión que:

Hipótesis 16: Debido a sus rasgos físicos a Benedicto XIII se le asociaba con este animal simbólico, pues una de las características fisonómicas de la familia Luna, e incluso del pontífice, era su exagerada nariz aguileña, que le otorgaba un aspecto de ave rapaz. Y por si fuera poco, tanto seguidores como enemigos utilizaban para defenderle o atacarle un pasaje del Apocalipsis de San Juan Evangelista, identificado con el símbolo del Águila de Patmos: “Y fue vista en el cielo una señal grande, una mujer revestida del Sol, con la Luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando en cinta gritaba con los dolores del parto y las ansias de dar a luz. Y apareció otra señal en el cielo: un gran Dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas... El Dragón se detuvo delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su Hijo en cuanto lo diera a luz“. Los que atacaban a Benedicto XIII aseguraban que la Virgen aplastaba la Luna bajo sus pies. Por el contrario, quienes le defendían veían que era la Luna quien sujetaba a la Madre de Dios e interpretaban que el Papa Luna la protegía del Dragón. Mientras que el Dragón esculpido en esta fuente es la bestia que representa al emperador Segismundo (1397-1437) por ser éste el Gran Maestre y fundador de la inquietante Orden del Dragón (1408). Por tanto una de las principales deducciones que nace del estudio de la Fuente de Benedicto XIII, es que:

Hipótesis 17: El lugar donde puede encontrarse el Sepulcro Secreto del Papa Luna, está señalado por el signo del Águila. Es decir, la tumba del Señor de Luna fue Vicent Melià i Bomboí

18


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

preparada en una capilla dedicada a San Juan Evangelista, cuyo símbolo es un águila. Otra prueba que he detectado recientemente (2014), que valida la hipótesis de que el Papa Luna era identificado por el Águila de San Juan, la encontramos en la “Cruz del Terme de Peñíscola”, restaurada el año 2009 y expuesta en el “Museo del Mar” de la Ciudad. En la parte posterior de esta Cruz, arriba, podemos observar el Águila de San Juan Evangelista, luchando y venciendo al Dragón, por lo que es una clara simbología de Benedicto XIII enfrentándose con el Emperador Segismundo, una referencia al encuentro negociador entre ambos en Perpiñán (1415).

Además de la iconografía de esta Cruz deducimos más información, como por ejemplo, que su fecha de construcción está entre 1424 y 1429 y que ésta fue un posible regalo de Alfonso de Borja, negociador del final del Cisma y futuro Papa Calixto III, al

Vicent Melià i Bomboí

19


En busca de la tumba secreta del Papa Luna sucesor de Benedicto XIII, papa Clemente VIII. Esta información nos la transmite el artista por la importancia central que le otorga al Toro, pues éste sostiene literalmente a la Virgen. Y aunque el toro es el símbolo del Evangelista Lucas, también lo es de la familia Borja. Es evidente que cuando ésta se construye el Papa Luna ya ha fallecido puesto que el símbolo del Águila que representa a Benedicto XIII, se encuentra sobre la figura de Cristo Crucificado.

Como podemos observar no es descabellado buscar la posible “tumba secreta del Papa Luna” indicada por la señal del Águila del Evangelista Juan”. Además el Águila también hace referencia a la Orden de San Juan, sin duda los monjes guerreros protectores de Benedicto XIII, puesto que tanto su guardia personal como sus potentes galeras de combate estaban compuestas por más del 70% de brazos armados pertenecientes a la orden del Hospital de San Juan. Destacar como respaldo a esta premisa de investigación que en el espacio sagrado de la Arciprestal de San Mateo encontramos Vicent Melià i Bomboí

20


En busca de la tumba secreta del Papa Luna múltiples referencias a los dos Juanes, en uno de los capiteles románicos del templo y en una llave de crucería se encuentran tallados los símbolos de San Juan Bautista, pero sobre todo hay que realzar, por lo importante que resulta para esta hipótesis, que en su momento también hubo una capilla dedicada a San Juan Evangelista.

Hipótesis 18: En la Arciprestal de San Mateo hubo una capilla dedicada a San Juan Evangelista. Todavía pueden observarse un par de capiteles con águilas que delatan la existencia de este lugar.

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/I2aIv5LhFV8

Vicent Melià i Bomboí

21


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Esta primitiva capilla de San Juan Evangelista fue demolida sobre 1769 para levantar la que es hoy capilla de San Clemente. Durante el proceso de demolición y construcción se amplió abarcando parte del “fosar” o cementerio cercano al templo. La capilla de San Clemente fue construida según describen algunos historiadores en 1768, para albergar “la momia completa de un mártir anónimo”, que según cuenta la tradición y parece que en su momento esta historia estuvo respaldada por documentos desaparecidos durante la Guerra Civil Española (1936-1939), tiene su origen en las catacumbas de Santa Priscila en Roma. Este cuerpo momificado se encuentra expuesto en una urna acristalada, con una bella decoración barroca, y fue bautizado como San Clemente en honor al Papa del momento, Clemente XIII (17581769). A simple vista, puede observarse de esta momia parte del cráneo, ornamentado con una corona. El rostro lo tiene recubierto con una máscara de tela. Ha sido vestida con un traje que desea reflejar con Vicent Melià i Bomboí

22


En busca de la tumba secreta del Papa Luna la creatividad popular el uniforme de un soldado; y en sus manos, cubiertas por guantes, sujeta una palma de metal dorado para destacar su carácter de mártir.

Ubicado a sus pies, también cubiertos por una malla, se encuentra un vaso de cristal transformado en cáliz, del que se dice que en su interior hay tierra de Roma mezclada con sangre del propio mártir, y, junto a los brazos que le apoyan, en una extraña postura, como si se irguiera para observar un acontecimiento importante, en el suelo de la urna, reposa una imitación de espada que quiere representar que este cuerpo exquisitamente momificado pertenece al de un soldado romano. Como anécdota, creo interesante destacar que este cuerpo santificado está implicado en un acontecimiento, que no sé si podría calificarse de milagroso, pero lo que sí es cierto que este suceso puede enmarcarse dentro de lo enigmático y sorprendente. Durante el convulso periodo de la Guerra Civil Española (19361939) se dio orden de que todos los símbolos y objetos religiosos de Vicent Melià i Bomboí

23


En busca de la tumba secreta del Papa Luna la Arciprestal de San Mateo, códices que se remontaban hasta la Edad Media, documentos de gran valor histórico, imágenes de factura exquisita, reliquias de santos... a excepción de las bellas piezas de orfebrería que fueron empaquetadas y trasladadas hacia un destino desconocido, entre las que se encontraba un bello y austero cáliz del Papa Luna; se apilaran en el centro de la porticada Plaza Mayor para ser devoradas por una hoguera.

Un grupo de milicianos se dispuso a cumplir al pie de la letra esta orden fruto del caos que implica la irracionalidad de una guerra entre compatriotas. La Arciprestal fue desmantelada de todo aquello que podía servir para combustible del odio, lo demás fue destrozado. Cuando sumergidos en la orgía de destrucción llegaron ante la urna del cuerpo momificado con la intención de llevarlo hasta la pila de la hoguera, en el mismo momento que lo arrastraban, uno de los milicianos sorprendentemente argumentó a sus compañeros que: “debían respetar a Clemente, porque éste era un soldado que como ellos, también luchó por la libertad y contra la tiranía de los poderosos”.

Vicent Melià i Bomboí

24


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Ante esta observación, decidieron consultar con el alcalde. Y éste ante la posibilidad de que realmente Clemente fuera “un guerrillero defensor de la libertad” autorizó a que la urna con el cuerpo momificado fuera sacada por la puerta falsa y llevada hasta su propia casa. En esta protección parece que se implicó personalmente la mujer del alcalde. De este hecho todavía existen testigos de primer orden que confirman que incluso fue custodiado por milicianos armados para que no fuera destruido. Así, por extrañas fuerzas asociadas a lo enigmático, San Clemente se convirtió en la única reliquia de la Arciprestal de San Mateo, a excepción del tesoro de orfebrería que fue recuperado en Málaga, que pudo salvarse del fuego irracional del dragón de la guerra. Llegados a este punto, me siento obligado a pedir perdón a todos los fieles seguidores de San Clemente que tras leer las siguientes opiniones puedan sentirse ofendidos, pues debo confesar que durante la búsqueda de pistas para determinar el lugar secreto donde pudiera reposar el Papa Luna, me despertó la curiosidad esta

Vicent Melià i Bomboí

25


En busca de la tumba secreta del Papa Luna momia completa, y dentro del impulso teórico que caracteriza mi pensamiento, que sin duda es más un defecto que una virtud...

Hipótesis 19: Llegué a sospechar que este cuerpo momificado de San Clemente podía ser el del propio Pedro Martínez de Luna. Por las siguientes razones: - La exquisita momificación que presenta, digna de una persona importante. - La conservación del cuerpo en una urna, del mismo modo que fue expuesto Benedicto XIII, según indica la tradición. - Por su altura aproximada de 1,65 m., similar a la que tenía el pontífice. - Por la extraña posición, lejana a la que puede esperase de unos restos que descansaban en las catacumbas de Roma. Se encuentra erguido como si se le hubiera forzado para que observara un acontecimiento importante. - Por razones arquitectónicas. Pues aunque se afirma que esta capilla fue diseñada para albergar los restos de este mártir, en su altar principal no se construyó, como era lógico esperar, un lugar para ubicarlos. Esto me hizo pensar, que al contrario de lo que cuenta la tradición, fue antes el inicio de la construcción de la capilla que la presencia del Santo. Además, creí ver la prueba de esta deducción en que la preciosa urna de San Clemente está en uno de los lados, entrando a la izquierda. Por lo que no dudé en formular que estos restos momificados pudieron aparecer al levantar el suelo del propio templo de San Juan en el momento de la edificación, o tal vez del “fosar” exterior sobre el que esta capilla se amplió. - Pero sobre todo también pensé en esta conclusión, por pura deducción simple, ya que esta momia completa es el único cuerpo que se encuentra en el lugar de los hechos, o lo que es lo mismo, utilizando una expresión policial “es el cuerpo que se encuentra en el lugar del crimen”; ubicación exacta donde mis hipótesis llevan a que fue sepultado Pedro de Luna. Vicent Melià i Bomboí

26


En busca de la tumba secreta del Papa Luna - Sin olvidar, por supuesto, los importantes datos históricos que avalan el carácter emblemático de esta Arciprestal para el pontificado de Peñíscola, pues fue escenario principal de las Disputas (1414) y en donde se interpretó el final del Cisma de Occidente (1429).

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/H127U58p9NA

Vicent Melià i Bomboí

27


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Soy consciente de que en estas sospechas existe un factor irracional y poco científico, pero éste no puede ser evitado porque pertenece a la naturaleza mágica del ser humano y está ligado a la intuición. Este factor que arrastra el pensamiento hacia lo enigmático, a su vez, es la evidencia de que existe una fuerza mística, o si queremos un

Vicent Melià i Bomboí

28


En busca de la tumba secreta del Papa Luna hecho ligado al azar, que ha logrado conseguir que este cuerpo momificado sobreviva como testigo al caos generado por el dragón del odio. Con este abanico de sospechas racionales e irracionales contacté con mi buen amigo y apasionado amante de la historia peñiscolana, Lorenzo Medina, para pedirle que me acompañara a confirmar sobre el terreno este conjunto de ideas de apariencia absurda. Sin apenas dudarlo se embarcó en esta curiosa aventura armado con una cinta métrica y su cámara fotográfica. Tras almorzar en la hermosa plaza porticada de San Mateo nos dirigimos, acompañados por un guía de excepción, “un auténtico archivo ambulante” de esta emblemática y bella población, Eduardo Ferreres, quien nos explicó asombrosas historias relacionadas con este el templo. Además, como colofón a esta visita guiada, pudimos hablar con el Mosén, que nos mostró el impresionante tesoro de orfebrería “salvado de las fauces de la bestia de la guerra” que se conserva en esta Iglesia, en el que se encuentra un bello cáliz atribuido al Señor de Luna. Según la interesante conversación que mantuvimos con el responsable religioso de este lugar sagrado, que es historiador, la tradición sobre el origen de la momia de San Clemente parecía muy coherente, por tanto las sospechas anteriores de que este cuerpo momificado pudiera ser el de Benedicto XIII se reducían en probabilidad; aunque por desgracia toda la documentación histórica de su llegada había desaparecido durante la Guerra Civil, con lo que nos encontrábamos ante un cuerpo totalmente indocumentado.

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/tTbYIwKeoWk

Vicent Melià i Bomboí

29


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Aunque es remota la probabilidad de encontrarnos ante el indomable Señor de Luna, es justo reconocer que:

Hipótesis 20: Frente a otras teorías ésta posee una ventaja para el rigor y la investigación histórica, y es que sin duda puede ser aceptada o rechazada por un procedimiento totalmente científico. En primer lugar: Un equipo forense podría determinar con bastante exactitud la edad del mártir al fallecer, las posibles causas de su muerte, características físicas, si el esqueleto está completo, si sufría artrosis, su altura, etc..., e incluso determinar el lugar de procedencia geográfica del cuerpo, por la posible existencia de sustancias, bien de origen mineral o vegetal, utilizadas para su momificación. Así como también podría averiguar con bastante fiabilidad su antigüedad. En segundo lugar: Podría consultarse los Archivos Vaticanos para validar la historia que la tradición nos ha legado sobre este cuerpo momificado. Con esta metodología científica quedaría definitivamente descartada o aceptada que esta momia completa sea la del irreducible Benedicto XIII, y por añadidura y no menos importante, fuera cual fuere el resultado, se le podría entregar la documentación perdida al “cuerpo momificado” puesto que al consultar los Archivos Vaticanos se podría reconstruir el trayecto de San Clemente Mártir. No olvidemos que: “la verdad nos hace libres”.

Vicent Melià i Bomboí

30


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Vicent MeliĂ i BomboĂ­

31


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Resulta evidente que este artículo plantea una nueva versión sobre el final del tenaz Señor de Luna, y creo sinceramente que aunque muy arriesgada ésta se basa en dudas muy razonables, pero de momento, por tratarse de deducciones meramente hipotéticas, esta teoría sobre la “Tumba Secreta del Papa Luna” debe ser entendida únicamente como la trama hipotética de lo que ocurrió tras la muerte de Benedicto XIII: 1º) Pedro Martínez de Luna muere en Peñíscola, lugar donde es enterrado temporalmente hasta que se decide un lugar seguro para su sepulcro, pues sus seguidores desean evitar que “sea juzgado después de muerto y quemados sus huesos por hereje (como Rama Seca)”. 2º) El sepulcro se prepara en la Arciprestal de San Mateo y dentro de este templo se ubica en la capilla de San Juan Evangelista por connotaciones simbólicas. Este lugar está relacionado con la protección y fidelidad demostrada al Pontífice por parte de la Orden de San Juan y de la Orden de Montesa. 3º) El cuerpo vuelve a ser desenterrado en 1429 siguiendo directrices de la Orden del Dragón, ya puestas en práctica por el Concilio de Constanza en 1415 sobre los restos mortales del pensador John Wickliffe. Esta ceremonia pretende que en la abdicación de su sucesor Clemente VIII, el Señor de Luna sea testigo de su propia derrota. La momia de Benedicto XIII es ubicada en el

Vicent Melià i Bomboí

32


En busca de la tumba secreta del Papa Luna centro del templo, forzándola para que humillada observe el final de su obra. 4º)- Durante la ceremonia de abdicación es juzgado de nuevo y “excluido definitivamente de la Iglesia”, por razones desconocidas, quizá por la presión política de la Orden de Montesa o la de San Juan sobre el propio Rey Alfonso V, su cuerpo se salvará de ser consumido por el fuego y será sepultado en una fosa sin nombre del cementerio o “fosar” ubicado fuera del templo. 5º)- En 1768, durante la demolición de la capilla de San Juan Evangelista para la construcción de la capilla de San Clemente, cuando se procede a la ampliación de ésta sobre el cementerio exterior volverán a aparecer los restos. El responsable del templo al encontrarse con un cuerpo exquisitamente momificado, puede que consultara documentos y archivos de la propia Arciprestal, e incluso puede que descubriera de quién eran estos restos y decidiera protegerlo, otorgándole el nombre de San Clemente. Con ello le creó una nueva identidad. 6º) Sorprendentemente, durante el triste periodo de 1936-1939 es la única reliquia de la Arciprestal que logra salvarse de las llamas. Es como si una fuerza que va más allá de la razón deseara que fuera testigo permanente de la historia. 7º) A finales del 2011, tras un estudio simbólico de la “fuente del Papa Luna” surge la hipótesis de que Benedicto XIII pudo ser enterrado en la Arciprestal de San Mateo y que este cuerpo momificado, que observa el paso de los siglos desde una urna acristalada, por encontrarse en el lugar de los hechos, tiene probabilidad de ser el cuerpo de Pedro Martínez de Luna.

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/nRkeI4IJOiw

Vicent Melià i Bomboí

33


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Cronología de interés: 1375, el 20 de diciembre, el Papa Gregorio XI proclama cardenal a Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor.

1375, el 17 de enero, tras un periodo de casi 60 años de papado en Aviñón, quizá huyendo del yugo del rey francés, el Papa Gregorio XI vuelve a Roma, pero ante la inseguridad y los constantes problemas políticos que convulsionan a esta ciudad decide regresar a Francia.

1377, el 22 de mayo el Papa Gregorio XI publica una bula acusando a John Wicliffe de herejía, pues éste negaba el principio de autoridad jerárquica en la Iglesia y preconizaba la designación del Papa por sorteo.

1378,

el 27 de marzo, a pesar de tener la edad de 47 años, muere súbitamente Gregorio XI poco antes de abandonar la Ciudad del Tíber.

1378, el 7 de abril se convoca un cónclave en Roma con 16 cardenales, de los cuales 10 son franceses. Y ante el temor de que el nuevo Papa traslade otra vez la corte a Aviñón se producen disturbios por la ciudad y por toda Italia, quizá auspiciados por intereses ocultos. Los sublevados, incluso utilizando la violencia, impiden a los cardenales salir de Roma, y les exigen que el nuevo Papa que van a elegir sea romano o al menos italiano. Ante esta situación el cardenal Orsini aconseja la elección de un Papa temporal de compromiso, hasta que pueda realizarse un nuevo cónclave en condiciones más seguras; esta propuesta es rechazada por unanimidad. Pero será el cardenal Pedro Martínez de Luna quien formulará la elección del arzobispo de Bari Bartolomeo de Prignano, pues: “como todos conocían, era un hombre de edad madura, santo y culto”. Esta alternativa de Luna sí que será aceptada.

1378, el 18 de abril será entronizado Bartolomé Prignano en la basílica San Juan de Letrán, tomando el nombre de Urbano VI. Pero de repente Urbano VI parece transformarse. Unos historiadores afirman que por la influencia del poder y otros porque realmente buscaba una reforma. Desde los primeros días de su papado critica duramente el modo de vida pecaminoso de los cardenales y de los obispos, así como también se enfrenta a muchos nobles. A consecuencia de las duras críticas recibidas hacia su forma de vida y también a causa de la transformación del carácter de Urbano VI que se torna más despótico. Tras salir de Roma la mayoría de cardenales se enfrentan en una oposición abierta a éste Papa.

1378, el 18 de septiembre, Urbano VI no cede ni consiente la realización de un nuevo cónclave, y ante la pérdida de respaldo de casi la totalidad de

Vicent Melià i Bomboí

34


En busca de la tumba secreta del Papa Luna cardenales, decide nombrar un nuevo colegio de 29 cardenales fieles, de los cuales 20 son italianos.

1378, el 20 de septiembre los cardenales opositores, reunidos en cónclave en Fondi, en el reino de Nápoles, declaran como respuesta que la elección de Urbano VI es inválida, argumentando que ésta fue resultado de la presión que sufrieron durante el cónclave. Es entonces cuando eligen a Roberto de Ginebra, pariente del rey francés, que toma el nombre de Clemente VII. Éste será el principio del Cisma que tendrá una duración de más de cuarenta años, donde la cristiandad occidental se rasga en dos obediencias, la de Aviñón y la de Roma. Francia, el Condado de Saboya, Escocia, Nápoles y Fondi, se alinean inmediatamente con Clemente VII. Castilla, Aragón y Navarra, por la influencia de Pedro Martínez de Luna en principio se mantienen neutrales, pues es él quien propone a Urbano VI, aunque más tarde, Pedro Martínez de Luna se inclinará por Clemente VII, con lo que con él también cambiará la posición de estos reinos hispanos. Inglaterra y el Sacro Imperio Germánico se alinean con Urbano VI. La desmembrada Italia se partirá entre ambos Papas, y Portugal efectuará un balanceo pendular entre un Papa y otro, dependiendo de sus intereses.

1379, el 20 de junio el nuevo Papa Clemente VII, tras fracasar en el intento de apoderarse de Roma por la fuerza, con la ayuda del Conde de Anjou, la reina Juana de Nápoles y el rey de Francia, retorna a la sede de Aviñón.

1382,

John Wickliffe realiza una traducción de la Biblia en latín directamente al inglés, conocida como la Vulgata. Afirmando que el verdadero poder está en las Sagradas escrituras y no en la Iglesia. Comparó el Cisma a dos perros que están peleando por el mismo hueso.

1384, el 31 de diciembre muere John Wickliffe y es enterrado en el patio de la iglesia de Lutterworth.

1389,

el 15 de octubre fallece Urbano VI, según algunas versiones envenenado. Los cardenales romanos escogen a Landolfo II Maramaldo, que toma el nombre de Bonifacio IX.

1394, el 16 de septiembre fallece el Papa de Aviñón Clemente VII. 1394, el 27 de septiembre los cardenales de Aviñón, incluido el aragonés Pedro Martínez de Luna, firman la llamada “cédula del cónclave” donde se comprometen a buscar por todos los medios la unidad de la Iglesia.

1394, el 28 de septiembre, reunidos en cónclave los cardenales de Aviñón, proclaman como Papa a Pedro Martínez de Luna con veinte sufragios a favor y uno en contra. Éste será coronado en la catedral de Aviñón con el nombre de Benedicto XIII.

Vicent Melià i Bomboí

35


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

1396, Segismundo de Hungría es derrotado por los turcos en la batalla de Nicópolis, milagrosamente logró huir con un grupo de nobles, pero su prestigio quedó seriamente dañado, situación que aprovecharon sus enemigos dentro del reino para sublevarse contra su poder.

1398, el 29 de julio Francia se sustrae a la obediencia de Benedicto XIII. Le siguen otros reinos y ciudades dentro de la órbita francesa, incluso los reinos hispánicos de Castilla y de Navarra; además, es abandonado por 18 cardenales.

1398, en septiembre el Papa Luna es sitiado en su palacio de Aviñón por tropas francesas capitaneadas por el cardenal Neuchâtel. El propio Benedicto XIII dirige la resistencia y defensa del palacio pontificio.

1398, el 23 de septiembre el rey Martín I el Humano solicita a los Jurados de Valencia y a los Diputados que ordenen a la flota de galeras que componen la “Santa Armada” acuda en auxilio del Papa Luna. La presencia de la armada aragonesa en el puerto d’Arlé, capitaneada por el sobrino del Papa Pedro de Luna, conseguirá que se suavice el duro cerco al palacio pontificio.

1399, el 26 de septiembre, por mediación del Papa Luna, le es entregado a Martín I el Humano el Santo Grial que hasta ese momento era custodiado en el Monasterio de San Juan de la Peña.

1400, en Praga Juan Huss es ordenado sacerdote. En sus sermones critica la corrupción moral de la Iglesia, los abusos que comete y la riqueza que acumula. Desde el púlpito predica el regreso de la Iglesia a la pureza de los primeros años del cristianismo.

1403,

el 12 de marzo Benedicto XIII abandona el palacio de Aviñón disfrazado de cartujo. Éste queda defendido por su sobrino Rodrigo de Luna.

1404, el 1 de octubre muere el Papa romano Bonifacio IX, le sucede Cosimo de Migliorati, que toma el nombre de Inocencio VII.

1405, el 16 de mayo Benedicto XIII se plantea seriamente una expedición militar a Roma con la que acabar con Inocencio VII, pero una guerra entre Pisa y Florencia y un brote de disentería hacen retroceder a su armada desde Génova.

1406, el 6 de noviembre muere Inocencio VII a causa de una apoplejía, se cree que causada por envenenamiento, le sigue en el pontificado de Roma Ángel Corrario, con el nombre de Gregorio XII.

1407, el 24 de septiembre, fracasa en suelo italiano el intento de negociación entre Gregorio XII y Benedicto XIII.

1408,

Juan Huss encabeza un movimiento basado en las ideas de John Wycliff denominado husismo, y sus seguidores fueron llamados husitas. Vicent Melià i Bomboí

36


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

1408,

el 12 de diciembre Segismundo de Hungría y su segunda esposa Bárbara de Celje, tras afianzar su poder, fundan la liga conocida como la Orden del Dragón.

1409, el 25 de marzo se convoca el concilio de Pisa patrocinado por Francia. En él son depuestos como cismáticos Gregorio XII y Benedicto XIII, y se elige por unanimidad al cardenal de Milán que toma el nombre de Alejandro V. Pero los papas anteriores no abdican y, de repente, la Iglesia de Occidente se hunde en la situación esquizofrénica de tener tres papas.

1409, Juan Huss es nombrado rector de la Universidad de Praga. 1409, el 26 de marzo Benedicto XIII, en respuesta al concilio de Pisa, convoca el concilio de Perpiñán donde, como era lógico de esperar, es respaldada su legitimidad.

1410, el 3 de mayo fallece el Papa de Pisa Alejandro V con apenas un año de pontificado. Le sucede el belicoso cardenal Baltasar Cossa, que toma el nombre de Juan XXIII.

1410, el 31 de mayo fallece sin descendencia legítima Martín I el Humano. 1411, Segismundo de Hungría es elegido rey de Romanos. 1411, durante finales del mes de julio Benedicto XIII llega a Peñíscola. 1412, el 28 de junio en Caspe, bajo el manto del Papa Luna, nueve compromisarios proclamaron como rey de Aragón a Fernando de Antequera, de la casa castellana de los Trastámara.

1413, durante los primeros meses de este año, Álvaro de Luna al mando de un cuerpo especial del ejército pontificio, rescata a un grupo de hombres fieles a Benedicto XIII que resisten en el palacio de Aviñón.

1413, el 1 de noviembre el emperador Segismundo y el Papa pisano Juan XXIII convocan un concilio general en Constanza.

1413,

el 7 de febrero da comienzo la famosa Disputa judeocristiana de Tortosa y de San Mateo, que durará hasta el 13 de noviembre de 1414.

1413, Jaime II de Urgel, uno de los seis candidatos que se postularon en el Compromiso de Caspe, se rebela contra Fernando I de Antequera. Es derrotado por las tropas reales, rindiéndose el 31 de octubre. Fue desposeído de todos sus dominios y condenado a prisión perpetua.

1414, durante los meses de julio a septiembre se produce el encuentro del rey de Aragón Fernando I de Antequera y Benedicto XIII en la ciudad de Morella, de estas conversaciones deciden celebrar una conferencia en Niza, a la cual asistirían el Papa Luna, el rey de Aragón y el emperador Segismundo. Vicent Melià i Bomboí

37


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

1415, el 1 de mayo en Constanza el Concilio declara estar por encima de la supremacía del Papa. El Papa de Pisa Juan XXIII, que convocó el Concilio junto con el emperador Segismundo, al adivinar que éste se ha convertido en una trampa intenta huir, pero es apresado y encarcelado. Poco después, Gregorio XII es obligado a abdicar.

1415, el 15 de mayo el Papa Luna dicta en la ciudad de Valencia la terrible bula “Etsi Doctoris gentium” contra los judíos.

1415, durante el mes de mayo el Concilio de Constanza censura los escritos de John Wycliffe, y comete la extravagancia de ordenar que el cuerpo de éste sea exhumado y quemados sus huesos por hereje.

1415,

el 6 de julio se condena a Juan Huss en Constanza a morir en la

hoguera, a pesar de que éste posee un salvoconducto emitido por el propio emperador Segismundo para que pueda exponer con total libertad sus ideas ante el Concilio.

1415,

a principios de septiembre Segismundo, convencido que con el ejemplo de la reciente muerte de Juan Huss, Pedro Martínez de Luna estará intimidado por su poder, le exige en Perpiñán que comparezca ante el Concilio. Pero ante su sorpresa y con gran firmeza, Benedicto XIII “le miró fijamente al interior de sus ojos de dragón” y argumentó sin temblarle la voz a favor de su legitimidad.

1415,

a finales de septiembre tanto Fernando I, como su hijo Alfonso, toman la divisa de la Orden del Dragón del Emperador Segismundo.

1416,

el 6 de enero Fernando I de Antequera, enfermo y mostrando debilidad ante las presiones del emperador Segismundo, proclama la sustracción de obediencia de la corona de Aragón al Papa Luna. Esta proclama es realizada por el mismo confesor Papal, San Vicente Ferrer.

1416, el 2 de abril, tras el fallecimiento de su padre, es coronado rey de Aragón Alfonso V el Magnánimo, pero éste mantiene una protección ambigua al Papa de Peñíscola, está mucho más preocupado por satisfacer el apetito de su gran maestre Segismundo y por su expansión mediterránea que por la protección de un Papa que le recuerda a cada instante que “a él la Casa de los Trastámara debe su corona”.

1416, el 30 de mayo en Constanza se condena a la hoguera a Jerónimo de Praga, discípulo de Juan Huss, que acude un año antes en defensa y auxilio de su maestro.

1417, el 26 de julio 23 cardenales y 30 representantes de las naciones, la mayoría regidas por miembros de la Orden del Dragón, en la trigésima séptima

Vicent Melià i Bomboí

38


En busca de la tumba secreta del Papa Luna sesión del Concilio de Constanza, declaran a Benedicto XIII “cismático y hereje”.

1417, el 18 de octubre curiosamente apenas un mes antes de ser elegido un nuevo Papa en Constanza, fallece el ex Papa romano Gregorio XII.

1417, el 11 de noviembre, es elegido en Constanza, con la aprobación del emperador Segismundo, las naciones representadas y por los cardenales a Otón Colonna, que toma el nombre de Martín V.

1418, el 22 de mayo el legado de Martín V, el cardenal Alamán Ademari, hace pública en Tortosa la sentencia conciliar condenatoria de Benedicto XIII. El cardenal le ofrece al Papa Luna a cambio de su renuncia, prestigio, rentas y beneficios, pero éste rechaza la propuesta.

1418, durante una tarde del mes de junio es envenenado Benedicto XIII, pero éste sorprendentemente se recupera.

1419, el 18

de octubre fallece en Florencia Juan XXIII, quien fue junto a

Segismundo promotor del Concilio de Constanza y paradójicamente Antipapa de Pisa.

1422,

el 27 de noviembre Benedicto XIII nombra cardenales a Julián de Loba, Ximeno Dahe, Domingo de Bonnefoi y a Juan Carrier.

1423, el 23 de mayo, según el cronista Martín Alpargil, el Papa Luna fallece en Peñíscola a los 94 años de edad tras una breve enfermedad de doce días.

1423, el 10 de junio es proclamado el turolense Gil Sánchez Muñoz como sucesor de Benedicto XIII, quien toma el nombre de Clemente VIII.

1423, diciembre, el cardenal rebelde Juan Carrier redacta un manifiesto no aceptando la elección de Clemente VIII, le acusa de expoliar el tesoro y de utilizar el sello de Benedicto XIII para sellar bulas que éste nunca dictó. Huye de Peñíscola para salvar la vida.

1429, el rey Alfonso V obliga a Clemente VIII a abdicar su pontificado a favor del Papa nacido de Constanza. La abdicación se escenificará en la Arciprestal de Sant Mateu (Castellón).

1430, la versión más popularizada cuenta que el cadáver momificado del Papa Luna es trasladado por su sobrino Juan Martínez de Luna al lugar de su nacimiento, el castillo de Illueca.

1707,

el 26 de mayo, durante la Guerra de Sucesión Española, tropas borbónicas destrozan el probable cuerpo momificado del Papa Luna. De éste únicamente se recuperó el cráneo.

Vicent Melià i Bomboí

39


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

1783, se traslada al Vaticano toda la documentación que había quedado en Aviñón, entre ella la serie de registros de bulas conocidos como Registra Avenionensia.

1810, Napoleón ordena

que los archivos secretos de la Santa Sede sean

trasladados a Paris.

1812, el 3 de febrero, las tropas napoleónicas buscan desesperadamente en Peñíscola la posible tumba del Papa Luna.

1939, desaparece el denominado séptimo camión, perteneciente al convoy que traslada parte del tesoro de la República Española desde Cataluña a Francia, éste está cargado con parte del tesoro de la Catedral de Tortosa donde se encuentran valiosas piezas pertenecientes al pontificado de Benedicto XIII.

2000, durante el mes de abril se produce el robo en Illueca del probable cráneo del Papa Luna.

2007, el 28 de mayo, el que es considerado como cráneo del Papa Luna es declarado Bien de Interés Cultural de Aragón.

2007, el psicólogo Vicent Melià i Bomboí, tras analizar los símbolos de la Fuente del Papa Luna, obra artística del siglo XV que se conserva en la Catedral de Tortosa, formula una hipótesis en la que relaciona directamente a Benedicto XIII con el denominado Grial de la Corona de Aragón que es custodiado en la Catedral de Valencia.

2007, el 5 de noviembre, durante el juicio por el robo de los posibles restos óseos de Benedicto XIII, un perito valora en 3.000 euros el cráneo atribuido al Papa Luna.

2011,

el 14 de enero la Catedral de Valencia saca a luz pública la denominada Biblia del Papa Luna, 22 volúmenes de gran tamaño, ricamente ornamentados y comentados por los papas de Aviñón así como por el propio Benedicto XIII.

2011,

el psicólogo Vicent Melià i Bomboí encuentra datos que sostienen que las naciones pertenecientes a la Orden del Dragón, liga de nobles y príncipes fundada en 1408 por Segismundo de Hungría (1368-1437) emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de Bohemia, organizaron el Concilio de Constanza (1414-1417) y presionaron para declarar “cismático y hereje” al indomable Papa Luna (1417).

2012, tras un nuevo estudio, Vicent Melià i Bomboí establece una relación directa entre Benedicto XIII y la que será la conocida ruta Colombina que llevará al descubrimiento de América. La prueba que refuerza la teoría de que Benedicto XIII potenció la búsqueda de una ruta alternativa hacia Oriente, está

Vicent Melià i Bomboí

40


En busca de la tumba secreta del Papa Luna en que el Papa Luna, por medio de la bula “Etsi cunctorum”, firmada en Tortosa el 7 de diciembre de 1412, funda el Monasterio de Nuestra Señora de la Rábida con monjes franciscanos con la misión de apoyar a navegantes y expedicionarios, a la vez que exhorta a la cristianización de Canarias, ofreciendo indulgencias para su conquista (1403-1414). Sin duda dos hechos fundamentales para el éxito de la futura expedición que capitaneará Cristóbal Colón en 1492.

2014, Juan Francisco Giner Moya, historiador y militar en reserva, natural de Alcalá de Xivert (Castellón) encuentra y analiza documentos relacionados con descendientes directos de Cristóbal Colón, documentos que pueden dar un giro radical a diversas teorías relacionadas con este increíble personaje. Para el año 2015 ó 2016, Juan Francisco Giner hará público sus investigaciones.

VÍDEO DE INTERÉS: http://youtu.be/_QawT1FeqhY

Vicent Melià i Bomboí

41


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Bibliografía: BENEDICTO XIII. (1394-1423) (Pedro Martínez De Luna y Pérez De Gotor): Libro de las Consolaciones de la vida humana (1420-1423) Prólogo de J.B. Simó (1994) Editorial Antinea (Vinaròs). BOVER PUIG, J. y SIMÓ CASTILLO, J.B. (2008): El testamento del Papa Benedicto XIII. Publicacions del Centre d’Estudis del Maestrat. BLASCO IBÁÑEZ, VICENTE (1925): El Papa del Mar. Wikisource (compendio libre de textos 2003) http://es.wikisource.org CUELLA ESTEBAN, OVIDIO (2003-2006): Bulario Aragonés de Benedicto XIII. Colección fuentes históricas aragonesas, 35. Institución “Fernando el Católico”. Diputación de Zaragoza. FREUD, SIGMUND (1900): La interpretación de los sueños. Editorial Biblioteca Nueva (1983) Tomo II. Obras completas de Sigmund Freud. (Madrid). GIL, VICENT, VICENT (2006): Galeres i corsaris al servei del Papa Luna. Biblioteca Valenciana. Conselleria de Cultura (Valencia). MELIÀ I BOMBOÍ, VICENT (2007): El Papa Luna de Peñíscola y el enigma del Santo Grial. Editorial Onada Edicions (Benicarló). MELIÀ I BOMBOÍ, VICENT (2009): El corazón del Papa Luna. Edición e-book en: www.bubok.com , www.books.google.es y www.issuu.com MELIÀ I BOMBOÍ, VICENT (2011): Juicio al Papa Luna: El anillo del Rey Pescador. Edición e-book en: www.bubok.com , www.books.google.es y www.issuu.com RYDER, ALAN (2008): Alfonso el Magnánimo. Rey de Aragón, Nápoles y Sicilia (1396-1458) Institució Alfons el Magnànim. Diputación de Valencia. ZURITA Y CASTRO, JERÓNIMO (1512-1580): Anales de la Corona de Aragón. Índice de las cosas Notables (1561). Volumen VII. www.books.google.es

Vicent Melià i Bomboí

42


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

ENLACES DE INTERÉS: http://meliabomboi.blospot.com http://www.youtube.com/user/amicXIII http://issuu.com/meliabomboi http://youtu.be/_QawT1FeqhY

Vicent Melià i Bomboí

43


En busca de la tumba secreta del Papa Luna

Pedro Martínez de Luna, Benedicto XIII, muere en Peñíscola (1424), lugar donde es enterrado temporalmente hasta que sus seguidores deciden buscar un lugar seguro para su sepulcro. Desean evitar que la Orden del Dragón (1408) fundada por el Emperador Segismundo, cumpla la amenaza de juzgarle después de muerto. ¿Dónde se encuentra la tumba Secreta del Papa Luna?

Vicent Melià i Bomboí

44

EN BUSCA DE LA TUMBA SECRETA DEL PAPA LUNA  

Benedicto XIII muere en Peñíscola (1424), lugar donde es enterrado temporalmente hasta que sus seguidores deciden buscar un lugar seguro pa...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you