__MAIN_TEXT__

Page 1


INTRODUCCIÓ́n El felis catus, más conocido como el entrañable gato doméstico, ha sido considerado a lo largo de la historia un apreciado compañero de la humanidad. Es un símbolo de cultura y refinamiento que cautivó la imaginación de los antiguos egipcios, los cuales tenían a los gatos en la más alta estima. Nuestros amigos felinos frecuentaron los estudios de muchos artistas, como Pablo Picasso, Claude Monet o Georgia O’Keeffe. Por eso parece tan oportuno hacer una lista de 21 gatos cultos para viajar a través de la historia del arte. Desde el arte egipcio y bizantino hasta el mundo extravagante y salvajemente popular de los Young British Artists, explora los estilos que caracterizaron a los movimientos artísticos más importantes y a los artistas que los representaron. Los elementos utilizados para crear a los 21 felinos presentados van acompañados de una explicación sobre cómo reflejan la obra de un artista concreto o un aspecto de determinado movimiento. ¿Por qué no utilizar estos elementos para desarrollar tu propio «maullido» creativo?


Al final del libro hay una cronologĂ­a para poder dar un vistazo a la guĂ­a de los artistas y movimientos presentados.


CUBISMO ¡Escandaloso! Cuando apareció el cubismo por primera vez a principios del siglo xx provocó revuelo entre el público, e incluso en el mundo del arte. En lugar de procurar transmitir profundidad mediante la perspectiva, el tono y el color, los artistas cubistas mostraban a su sujeto desde ángulos distintos a la vez, utilizando formas geométricas con combinaciones inesperadas. El cubista más famoso era Pablo Picasso, un ferviente amante de los gatos, con una obra que a menudo representaba formas felinas y sus detalles desde ángulos diferentes. Hay dos tipos principales de cubismo. El cubismo analítico utilizaba mucho el negro, el gris y el ocre para transmitir una sensación desnuda y cruda. Luego había el cubismo sintético, que utilizaba colores más brillantes, formas más simples, y añadía elementos del collage.


Fragmentos de un toDO Fernand Léger abrazó la idea de fragmentar los sujetos en formas geométricas. Sin embargo, a diferencia de muchos cubistas, intentaba dar la ilusión de tridimensionalidad. Añadía espacios con textura al lado del color apagado para dar sensación de profundidad y contraste.

Un á́ngulo diferente Los cubistas utilizaban formas geométricas planas para representar los distintos lados de los objetos. El objetivo era mostrarlos en su totalidad, en lugar de solo aquello que era visible de inmediato. Consideraban que podían ofrecer al espectador una comprensión más precisa de un objeto mostrándolo desde ángulos distintos.

La nariz de Picasso Pablo Picasso a menudo pintaba personas con narices rectas o cuadradas, dándoles un aire de fría indiferencia. En parte, era un rechazo a las técnicas tradicionales que se enseñaban en las academias de arte de la época, y que él consideraba elitistas.

El términ o cubista al principio pretendía ser un insulto a estas ob ras gráficas extrañas, y lo acuñó el crítico de arte Louis  Vauxcelles cuando se quejó de que un cuadro de Georges  Braque estaba «lleno de pequeños cubos».


una obra sincera a aquella que tiene suficie s o m a m a nte « Ll e d r r e a a t l o i d d a a d r a a p u n o a m o i l c u sión.» fuerza Max Jacob

Collage de Gris Juan Gris utilizaba grandes recortes de periódicos y anuncios como elementos de collage, junto con materiales tradicionales. Estos recortes de la vida cotidiana pretendían elevar la cultura popular al estatus de arte de primer nivel. Gris estableció el camino para movimientos como el arte pop, con el fin de que hiciesen lo mismo.

Deja que suene la mú́sica

Bigotes angulares Los ángulos rectos y las líneas rectas se utilizaban tanto como era posible para dar a la obra artística un aire cubista. De esta manera, los objetos ordinarios cobraban una cualidad «espiritual». Aunque Picasso y Georges Braque fueron los primeros en preferir este enfoque, más tarde fue adoptado por escultores y arquitectos en sus obras tridimensionales.

Los instrumentos musicales eran motivos populares en el arte cubista. Los de cuerda, como los violines y las guitarras, eran los más recurrentes. Hay quien considera que es así porque las formas de los instrumentos imitan a las curvas del cuerpo humano.

Colores La paleta más brillante del cubismo sintético hace que el par de orejas de este gato cubista sean una perfecta explosión de color.


SURREALISMO Un gato con bombín no llamaría para nada la atención entre los artistas surrealistas. Incluso si le añadiéramos una cola de sirena o un par de pinzas, no lo conseguiríamos. A primera vista, buena parte del arte surrealista parece un montón de objetos elegidos al azar y mezclados de forma indiscriminada (teléfono langosta, al habla…), pero hay una filosofía fascinante detrás de esta aparente despreocupación por la convención. Artistas como Salvador Dalí, René Magritte, Max Ernst o Joan Miró tomaban objetos cotidianos reconocibles y los convertían en objetos nada familiares. Pretendían sacudir al espectador para sacarlo de los supuestos habituales y forzarlo a reflexionar sobre lo que le podía ocurrir en el inconsciente. Los artistas surrealistas encontraban magia en la extraña belleza de lo inesperado y ultraterrenal. La naturaleza les proporcionaba gran parte de la inspiración. La obra de Dalí a menudo mostraba hormigas y huevos, y Ernst incluso pintó a su alter ego en forma de pájaro.


Manzanas flotantes Uno de los símbolos favoritos de René Magritte era la manzana. Pintaba la manzana tan lisa y pulida que no parecía real. De esta forma daba una cualidad surrealista a una imagen saludable y ordinaria.

Nubes en los ojos A los artistas surrealistas les gustaba explorar la idea del mundo real en relación con el imaginario. Estos ojos de nube reflejan el deseo de animar a la gente a ver el mundo a través del ojo de la mente.

~

Extraña naturaleza Joan Miró tomaba elementos de la naturaleza y los utilizaba de formas inesperadas, haciendo extrañas combinaciones para crear escenas raras y maravillosas.

«El

ar

te

no r

e pr o duce l o que

r.» e v e vemos. Nos hac

l ee K l Pau


es una palabra utilizada en «Biomorfismo» 0, y describe a un objeto inanimado los años 193 las cualidades de un objeto animado que adopta .

Elegante y surrealista ¿Zarpa o pinza? Salvador Dalí a menudo hacia aparecer langostas en su obra, siendo famosa la creación de un teléfono con una pinza de langosta en lugar de un auricular.

Muchos surrealistas reconocían que el uso de una representación realista de una cosa ordinaria podía provocar una asociación más profunda e inconsciente.

La cara de Dalí́ El surrealismo se basa en el contraste creado con la combinación de lo realista con lo fantástico. Este rostro felino, por ejemplo, lleva el bigote rizado de Dalí.

La cola de sirena de Miró́ Para inspirarse, Miró acostumbraba a mirar el cielo, y las constelaciones eran uno de sus temas favoritos.

Bombí́n de Magritte Uno de los emblemas más reconocibles del movimiento surrealista es el bombín —Magritte pintó docenas de cuadros con bombines. Muchos consideran que representan a la vida burguesa, actuando como contraste con los elementos más fantásticos de su obra.

o es «El surrealism destructivo, pero solo destruye lo que considera cadenas que nos limitan la visión.» Salvador Dalí

Profile for Mediterrania

Historia del arte en 21 gatos  

¿TE GUSTA EL ARTE? ¿TE ENCANTAN LOS GATOS? ¡ESTE ES TU LIBRO! ¿Qué tenían en común Picasso, Monet y Georgia O’Keefe? Exacto: los tres fueron...

Historia del arte en 21 gatos  

¿TE GUSTA EL ARTE? ¿TE ENCANTAN LOS GATOS? ¡ESTE ES TU LIBRO! ¿Qué tenían en común Picasso, Monet y Georgia O’Keefe? Exacto: los tres fueron...

Advertisement