Page 1

2 Análisis

Política de Seguridad Democrática, ¿conviene continuarla?

6 Economía

11 Salud

Banco del Sur, interesante pero incipiente

Anestesia sin anestesiólogo. ¿Se le mide al riesgo?

12 Ciencia y tecnología Cerámica de papel reciclado para exportación

http://www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D.C. No. 126, domingo 13 de septiembre de 2009

Nueva metodología para identificar cocaína Una metodología desarrollada por dos químicas farmacéuticas de la Universidad Nacional de Colombia permite identificar y cuantificar la cocaína

que ‘recursivos’ narcotraficantes ocultan en tapetes de caucho y otros polímeros sintéticos. Autoridades nacionales y de otros países como Israel están empleando la técnica para incautar el narcótico.

Pág. 13

Reconstruyendo Perú

Agoniza la pesca

Con nuevos líderes y reclutando niños para usarlos como carne de cañón, remanentes del grupo armado ilegal Sendero Luminoso retoman las armas para sembrar terror entre los peruanos. El Valle de lo ríos Apurímac y Ene (VRAE) es el escenario de la mezcla entre sangre y cocaína.

El pargo, la sierra, el róbalo y la langosta comienzan a escasear. A futuro, comer pescado podría ser un privilegio, pues las reservas se agotan en varios puntos del mundo, sin que Colombia sea la excepción. La dificultad de los pescadores para obtener sus presas evidencia el declive de la vida marina en el país.

4

15

El Tiempo

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987


Nación

¿Se está ganando la guerra? ¿Conviene o no continuar con la Política de Seguridad Democrática?

Un balance sobre dicha estrategia, iniciada hace casi siete años, muestra cómo comienza a presentar signos de estancamiento y desgaste que se reflejan en el descenso en la capacidad de ofensiva de la fuerza pública frente a los grupos guerrilleros. Diana Marcela Rojas Investigadora IEPRI – U. Nacional

Adolfo Atehortúa Cruz

Profesor U. Pedagógica

La Política de Seguridad Democrática (PSD), presentada como pilar del programa del primer mandato del Gobierno Uribe Vélez (2002–2006), planteó como objetivos fundamentales la recuperación del control territorial y el fortalecimiento del Estado. La nueva política se fijó como propósitos la modernización de las fuerzas militares, la erradicación de cultivos ilícitos con el fin de eliminar la principal fuente de financiación de las guerrillas, y el copamiento de los territorios hasta entonces controlados por los grupos armados ilegales (GAI). En el año 2006, al iniciarse el segundo mandato del reelegido presidente Uribe, se propuso una estrategia para reforzar y estabilizar los avances obtenidos en el periodo anterior en materia de seguridad, denominada “Política de Consolidación de la Seguridad Democrática” (PCSD). Un balance de dicha estrategia proporciona una radiografía del estado actual del conflicto armado en Colombia, así como criterios para el debate político acerca de cuál es la conveniencia de continuar o no con esta política: casi siete años después de iniciada, ¿se está ganando la guerra?

La batalla de las cifras El Gobierno Nacional estableció como parámetros para medir la eficacia de la PSD la variación de las cifras oficiales con respecto a los siguientes aspectos: número y

AFP



La ampliación de la presencia militar norteamericana en Colombia puede

Estados Unidos en América Latina.

Informe anual del Ministerio de Defensa destacó entre sus logros más importantes la reducción en los casos de terrorismo (–50.9 por ciento), en los secuestros extorsivos (–30.8 por ciento) y en el hurto de vehículos (–13 por ciento)1. Entre julio de 2007 y junio de 2008, el informe del Ministerio destacó la “tendencia decreciente en todos los delitos que afectan la seguridad ciudadana”, en especial los casos de hurto a residencias (–46 por ciento) y hurtos al comercio (–42 por ciento), así como la contrac-

La rigidez de la burocracia a cargo de la Política de Seguridad Democrática y el interés por promover la reelección presidencial basada en sus éxitos, ha dificultado la eficacia de esta estrategia en su etapa de consolidación. tasa de homicidios por habitantes, hurtos, atentados terroristas, bajas de guerrilleros, cantidad de desmovilizados, secuestros, presencia de la fuerza pública en los municipios, actos de piratería terrestre y fumigación de cultivos ilícitos, entre otros. Para el periodo 2006–2008 los informes elaborados por las distintas agencias del Gobierno presentan en su mayoría avances en casi todos los componentes. Entre julio de 2006 y junio de 2007, el

ción sostenida del secuestro extorsivo (–27 por ciento), en relación con el año inmediatamente anterior2. En los dos periodos, los informes del Ministerio registraron, además, la consolidación de importantes tendencias: la presencia policiva en todos los municipios del país, lo cual erradicó las tomas de poblaciones por parte de los GAI; el incremento del control sobre las vías, con una mayor movilidad vehicular como resultado; la disminución de los secuestros de

todo tipo, incluso los ocurridos en retenes ilegales; el decrecimiento de los delitos de terrorismo, y la mengua en el hurto común y en la piratería terrestre. El Informe presidencial al Congreso, por su parte, coincidió en destacar la “reducción sostenida en el número de actos terroristas”, en los atentados contra oleoductos y en el hurto de combustibles. De acuerdo con los pagos por peaje, el tráfico vehicular por carreteras del país habría aumentado de 164.192 en el año 2006, a 171.899 en el año 2007, con una tendencia creciente para el año 20083. La estadística, sin embargo, no resultó favorable en otros casos. En el homicidio común y en los homicidios colectivos, por ejemplo, el descenso no fue muy perceptible. En el caso del homicidio común, incluso, se registró un ligero incremento para el año 2007 en relación con el año 2006, en tanto que, según los balances del Departamento Nacional de Planeación y Sinergia, el número de víctimas en homicidios colectivos aumentó en el primer semestre de 2008 con respecto al mismo periodo del año anterior, en departamentos como La Guajira, Sucre, Córdoba, Chocó y Cundinamarca, al igual que en Bogotá4. Con todo, la estadística oficial no ha sido siempre consistente. La incongruencia en los datos gubernamentales resulta ser un obstá-

significar una “rehegemonización” de

culo para establecer con claridad cuál es el grado de avance de la PCSD en los temas considerados. ¿A qué se debe ese grave obstáculo? ¿A la dificultad en establecer parámetros unificados de medición entre las distintas agencias del Estado encargadas de la política de seguridad? ¿A los problemas para la recopilación de información veraz? ¿A un afán por mostrar resultados positivos al costo de distorsionar la realidad?

Los resultados En términos generales, los resultados de la PCSD son más contrastados que los de la primera etapa de la PSD; con avances y retrocesos, la estrategia parece estar llegando a un punto de equilibrio y comienza a presentar signos de estancamiento y desgaste que se reflejan en el descenso en la capacidad de ofensiva de la fuerza pública frente a los grupos guerrilleros. Si bien las FARC han perdido su capacidad para realizar operaciones ofensivas de envergadura, y han sido expulsadas de amplias zonas del territorio nacional, su completa derrota militar parece poco factible. Pese a su repliegue estratégico, este grupo mantiene una importante capacidad de desestabilización y de acción en varias zonas del país.

Director: Carlos Alberto Patiño Villa

126 13 de septiembre de 2009

Coordinación periodística: Luz Adriana Pico Maffiold Coordinación editorial: Nelly Mendivelso Rodríguez Comité editorial: Jorge Echavarría Carvajal � Egberto Bermúdez � Paul Bromberg � Alexis de Greiff � Fabián Sanabria Concepto gráfico y diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Verónica Barreto Riveros Traductora: Juliana Ariza Flórez Fotografía: Víctor Manuel Holguín � Andrés Felipe Castaño Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional ni las políticas de UN Periódico

Página Web: http://www.unperiodico.unal.edu.co Versión Internet: UNDigital Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 - 316 5000 extensión: 18384 / Fax: 316 5232 Edificio Uriel Gutiérrez Carrera 45 Nº 26-85, piso 5º. ISNN1657-0987


Con respecto a la crisis humanitaria generada por el conflicto, los resultados no dan lugar al optimismo; Gobierno y ONG coinciden en el alarmante incremento del desplazamiento forzado para el año 2008, aunque discrepan en las cifras. Se discute si la variación corresponde, en efecto, a un recrudecimiento del problema o más bien a que en años anteriores la medición fue manipulada por el Estado para negar las dimensiones del problema. Asimismo, la violación masiva y sistemática de los derechos humanos en Colombia, por parte de los actores armados

en conflicto y por parte del Estado y sus agentes, continúa registrando graves episodios que lindan con los delitos de lesa humanidad, como el caso de los llamados “falsos positivos”. De otra parte, los resultados de la estrategia de lucha contra las drogas han sido tal vez los más controversiales. Desde su primera etapa, la PSD implementó una intensiva campaña de fumigación de los cultivos ilícitos, pero no logró reducir la cantidad de hectáreas sembradas ni la producción neta de droga. Pese al número de cultivos erradicados, los montos de cocaína incautada, las pistas destruidas, los vehículos confiscados, la destrucción de laboratorios y el decomiso de embarcaciones, la situación de la droga y su mercado no varía sustancialmente: se mantiene el número de hectáreas sembradas, la cantidad de toneladas de coca exportadas a Estados Unidos y Europa, así como el carácter lucrativo del negocio. Los cultivos en la región Andina se mantienen alrededor de 200.000 hectáreas por año. El número de hectáreas de coca en Bolivia, Colombia y Perú ha variado desde el 2000 de un estimado de 187.500 hectáreas a 233.000 en 2007. La producción de cocaína pura en la región Andina ha fluctuado de 770 toneladas en 2000 a 865 en 2007. Los cálculos sobre el número de hectáreas cultivadas en Colombia, y por tanto sobre los resultados de la erradicación aérea, difieren de una agencia a otra. En el Infor-

me del Departamento de Estado de EE. UU. se registraron 157.200 y 167.000 hectáreas para los años 2006 y 2007, respectivamente7. Por su parte, el reporte mundial de drogas de la ONU coincide con las cifras presentadas por el Gobierno Nacional según las cuales el 2006 representó, de nuevo, una disminución a 78.000 hectáreas, pero hacia el 2007 otra vez se dio un aumento correspondiente al 26 por ciento, esto es: 99.000 hectáreas cultivadas8. Tales cifras ubican los cultivos ilícitos en el país más o menos en los mismos niveles que se encontraban al inicio del Plan Colombia en el 2000.

Las lecciones La PCSD ha permitido la estabilización y el robustecimiento de una política de Estado en el tema de seguridad; sin duda, un avance significativo en un país que tradicionalmente ha estado sujeto a los vaivenes de los cambios de gobierno. No obstante, esto que en principio representa un avance para el Estado colombiano, implica también una desventaja. Al implementarse como una prolongación prácticamente automática de la PSD, la PCSD no ha tenido la suficiente adaptación para responder a los cambios en las condiciones en las que se desarrolla el conflicto y la transformación del balance estratégico. Así, por ejemplo, mientras el fortalecimiento de la capacidad aérea se constituyó en los primeros años

Ministerio de Defensa Nacional. Informe anual: 365 días de trabajo que hacen la diferencia, Bogotá, Mindefensa, 2007, p. 18. 2 Ibídem. 3 Álvaro Uribe Vélez. Informe al Congreso 2008, Bogotá, Presidencia de la República, Imprenta Nacional, 2008, pp. 32 a 34 4 http://www.dnp.gov.co/PortalWeb/Portals/0/archivos/documentos, consultada el 14 de enero de 2009. 5 “Colombia: Balance de Seguridad 2006”. p. 26-27. Fundación Seguridad y Democracia. Documentos disponibles en: www. seguridadydemocracia.org/. Cf., igualmente, Adolfo Atehortúa. Las banderas del presidente Uribe, Medellín, La Carreta, 2007. 6 Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Colombia, Doc. A/HRC/7/39, 28 de febrero de 2008.ONU. Colombia. Censo Cultivos Coca 2007, Oficina de las Naciones Unidas contra las drogas y el delito UNODC, 2008. 7 International Narcotics Control Strategy Report. Bureau of International Narcotics and Law Enforcement Affairs. Marzo de 2008. y 2009 International Narcotics Control Strategy Report (INCSR), febrero 27 de 2009. 8 ONU. Colombia. Censo Cultivos Coca 2007, Oficina de las Naciones Unidas contra las drogas y el delito UNODC, 2008. 1

126 13 de septiembre de 2009

Desplazamiento forzado y cultivos ilícitos

destaca la reducción del número de actos terroristas como atentados contra oleoductos y hurto de combustibles. El Informe presidencial sobre la eficacia de la PSD



de aplicación de la política en una clara ventaja para la fuerza pública sobre el terreno, hoy, ante el repliegue y la dispersión de la guerrilla, la eficacia del poder aéreo disminuye mientras sus costos se mantienen. Asimismo, mientras en la primera etapa la modernización de las fuerzas militares fue una prioridad, hoy, la consolidación del control territorial a través de un mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de las poblaciones más afectadas sigue estando pendiente. Pese a que el Gobierno Nacional presentó en el Plan Nacional de Desarrollo una propuesta de acción integral y recuperación social del territorio, en la práctica los programas para lograr dichos objetivos se han visto frenados por la falta de recursos, así como de suficiente capacidad por parte de sus agencias para implementarlos y articularlos con el resto de la acción estatal. A ello se agrega que esta continuidad se da sin una evaluación suficientemente objetiva y ponderada de los resultados de la primera etapa de la política. Sin duda, es urgente una depuración de la información que ofrecen las agencias estatales a través del uso de parámetros unificados. Esta inercia en la PCSD bajo la fórmula “más de lo mismo” ha impedido hacer los cambios necesarios en la estrategia y adaptarse a las condiciones cambiantes del conflicto colombiano. La rigidez de la burocracia a cargo de la política de seguridad, así como el interés por promover la reelección presidencial basada en los éxitos de la PSD, ha dificultado sacar las lecciones necesarias para hacer eficaz la etapa de consolidación.

AFP

Analistas coinciden en señalar que las Fuerzas Militares estarían llegando al tope de sus posibilidades operacionales y que difícilmente podrán aumentar su presencia en otras zonas del territorio nacional o incrementar en forma sustancial la cantidad y la duración de sus operaciones5, esto sin mencionar el aumento exponencial del gasto en defensa y seguridad de los últimos años y su impacto sobre el déficit fiscal colombiano. De este modo, el repliegue hacia zonas de difícil acceso, así como el retorno de una estrategia de guerra de guerrillas por parte de las FARC, somete a un duro desgaste la política de seguridad del Gobierno. De allí que las perspectivas de la estrategia contrainsurgente sean limitadas: si bien los grupos insurgentes acusan cada vez más un balance estratégico desfavorable frente a las acciones de la Fuerza Pública, conservan todavía capacidad militar para prolongar su desafío militar contra el Estado, al tiempo que pueden continuar utilizando como carta política a los militares y civiles secuestrados que mantienen en su poder. Valdría la pena preguntarse entonces, ¿qué es lo que se puede esperar, de manera realista, de una estrategia contrainsurgente? ¿Por cuánto tiempo y a qué costo? En relación con el paramilitarismo, después de la desmovilización, entrega, captura y extradición o muerte de los principales líderes de las llamadas “autodefensas”, el Gobierno empezó a considerar el fenómeno como asunto del pasado. En los balances oficiales se refieren a los grupos paramilitares reencauchados o emergentes como “otras formas de crimen organizado” o BACRIM (Bandas criminales). En contraposición, para la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, así como para varias ONG nacionales y extranjeras pertenecientes a la Coordinación Colombia–Europa–Estados Unidos (CCEEU), los paramilitares nunca han dejado de existir, simplemente cambiaron sus nombres y su modo de operar.6

AFP

Nación




Internacional Miguel Silva Moyano,

Unimedios

“Viva el marxismo, leninismo, maoísmo, principalmente el maoísmo para la revolución proletaria socialista mundial”1, repite al unísono un pelotón de casi 20 niños que hace parte del autodenominado Partido Comunista del Perú, uno de los remanentes del mítico grupo armado ilegal (GAI) Sendero Luminoso, que durante varias décadas sembró el terror entre los peruanos. Estos niños ni siquiera habían nacido cuando se rumoró con fuerza el desmoronamiento de dicho GAI luego de los fuertes golpes que el Estado peruano le propinó en la década de los noventa. Hoy son combatientes. Como tantos niños en América Latina, son víctimas del terrorismo, desde el momento mismo en que fueron raptados de sus hogares, reclutados y usados como carne de cañón. La comunidad internacional constató las dimensiones de esta tragedia luego de que la televisión peruana hiciera un completo reportaje sobre los remanentes de Sendero Luminoso. De un tiempo para acá, el periodismo peruano ha tenido que volver al reportaje de guerra y el Perú vuelve a figurar por hechos sangrientos que reviven el dolor de las víctimas de varias décadas atrás. El valle de lo ríos Apurímac y Ene (VRAE) es el escenario de la mezcla entre sangre y cocaína.

Reconstruyendo Perú

Con nuevos líderes y reclutando niños para usarlos como carne de cañón, remanentes del grupo armado

ilegal Sendero Luminoso retoman las armas para sembrar terror entre los peruanos. El valle de lo ríos Apurímac y Ene (VRAE) es el escenario de la mezcla entre sangre y cocaína.

Dos golpes contundentes contra Sendero Luminoso hicieron creer en su momento que la desaparición de dicho GAI era un hecho: En 1992, el Estado peruano captura a Abimael Guzmán, conocido con el alias de ‘Presidente Gonzalo’, y en 1999, a Óscar Ramírez Durán, alias ‘Feliciano’. Ambos fueron los máximos dirigentes de la organización, y durante años el Gobierno del Perú tuvo como prioridad su captura; se suponía que si perdían el mando podrían resistir menos la arremetida del Estado y así serían desarticuladas sus estructuras de una manera mucho más rápida. Diez años después, es evidente que tanto el poder de fuego como la capacidad logística de la agrupación han disminuido considerablemente; sin embargo, día tras día los

AFP

La guerra inconclusa La captura de Abimael Guzmán no significó la desarticulación de Sendero Luminoso.

nentes de esta organización peruana se mantienen en armas. turas armadas de los noventa se resiste a que el grupo que dirige sea asociado con el antiguo Sendero Luminoso y no oculta su descontento con las decisiones y modo de acción de sus otrora comandantes ‘Gonzalo’ y ‘Feliciano’. Dice liderar al Partido Comunista del Perú y su hijo es uno de esos 20 niños que reciben doctrina y entrenamiento en los campamentos del VRAE. Aunque alias ‘Camarada José’ afirma insistentemente ser el líder único del grupo en la región del VRAE, no es extraño toparse con denuncias que apuntan a una buena cantidad de alias diferentes a

126 13 de septiembre de 2009

Según el Ministerio de Economía y Finanzas del Perú, la producción de cocaína en ese país ha llegado a representar incluso cerca del 17 por ciento del PIB, es decir, unos U$22.000 millones en 2008. Cerca del 35 por ciento de esta cocaína proviene de la región del VRAE, una cifra cercana a las 16.000 hectáreas. medios de comunicación peruanos informan sobre soldados y campesinos que mueren en las selvas del VRAE, víctimas de artefactos explosivos improvisados como minas antipersona (MAP) o balas de un enemigo cuya identidad es difusa. Según reportajes recientes, el GAI más importante en la zona es el autodenominado Partido Comunista del Perú. Una organización construida sobre la base de los remanentes de Sendero Luminoso, que según se sabe cuenta con cerca de 300 combatientes, bajo las órdenes de alias ‘Camarada José’. Este sobreviviente de las estruc-

‘José’, pero ligados de una manera más clara a la práctica delictiva de la extorsión y el narcotráfico. Lo que sí es evidente es que hoy en día confluyen en el VRAE mafias asociadas al negocio de la producción y tráfico de drogas ilegales, especialmente de cocaína, grupos armados cobijados bajo diferentes disfraces ideológicos de los que se derivan asesinatos, secuestros y extorsiones. El VRAE es sinónimo de la ausencia del Estado peruano y, hasta el momento, de la incapacidad de imponerse en la región. Ya no se trata de desarticular una estructura que pretende

tomarse el poder violando la democracia a través del ejercicio de la violencia, sino de una batalla contra un flagelo transnacional que señala a muchos países, entre ellos Colombia, de estar perdiendo a pesar de los importantes esfuerzos encaminados para tal fin.

Plan VRAE: ¿Presencia del Estado? El valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) es la enigmática región donde el ‘Camarada José’ ha logrado sobrevivir durante más de una década con un puñado de hombres, mujeres y niños, escondidos en la selva y preparando atentados terroristas de vez en cuando para sobredimensionarse a sí mismos ante la opinión. En el corazón del Perú, esta región cuenta con la triste tradición de la violencia, y por varias generaciones los campesinos que la habitan no han conocido otra ley que la del más fuerte, que no ha sido precisamente el Estado. No en vano es allí donde ha tenido mayor éxito el negocio ilícito del narcotráfico. Un paraíso para las mafias. Según el Ministerio de Economía y Finanzas del Perú, la producción de cocaína en ese país ha llegado a representar incluso cerca del 17 por ciento del PIB, es decir, unos U$22.000 millones en 2008. Cerca del 35 por ciento de esta cocaína proviene de la región del VRAE, una cifra cercana a las 16.000 hectáreas. Desde el 2007, el presidente Alán García propuso un plan con base en la perspectiva desarrollista según la cual, consiguiendo la presencia del Estado en la región, po-

Diez años después, rema-

dría acabarse con el caldo de cultivo de la criminalidad endémica. El denominado ‘Plan VRAE’ supuso la constitución del Grupo de Trabajo Multisectorial VRAE, con tres objetivos trazados2: “Desarrollo social: mejorar los niveles de nutrición, salud, educación y saneamiento de la población; Infraestructura básica: rehabilitar e incrementar la infraestructura vial, de comunicaciones y electrificación en beneficio del desarrollo social y productivo, y Afirmar la presencia institucional del Estado en beneficio de la paz y el desarrollo con seguridad”. Sin embargo, para que este tipo de planes de corte desarrollista rompan la herencia de violencia y criminalidad que se ha cernido durante décadas en la región, se requiere de dos elementos imprescindibles: el componente de judicialización de criminales, que tiene una importancia vital y en el que tanto en Colombia como en Perú la estrategia contra el narcotráfico y el terrorismo ha demostrado serios vacíos obviamente subsanables pero que requieren de esfuerzos dirigidos incluso a acabar con el principio de ‘justicia pronta’ que acompaña al ejercicio de la violencia a manos de estructuras armadas ilegales. El segundo elemento es la sostenibilidad en el tiempo, por lo menos en el mediano plazo, que permita que el esfuerzo continuado del Estado logre consolidar la cultura de la legalidad entre los campesinos del VRAE. Punto Final, Frecuencia Latina, Perú, Martín Arredondo y Roy Espinoza. 2 http://www.mindef.gob.pe/vrae/

1


Internacional



La interacción entre la identidad local, la política del Estado y el cambio económico son la raíz de los acontecimientos violentos en el Tíbet duran-

te el 2008 y Xinjiang durante el 2009. El problema del gobierno chino es encontrar una drástica política de respuesta.

Las críticas relaciones

étnicas de China *Open Democracy

Las protestas y los choques étnicos en la región de Xinjiang, al occidente de China, durante el 5 de julio de 2009 y los días siguientes, han causado alrededor de 200 muertes. La violencia, principalmente entre la población de Uigures (y los musulmanes) y el grupo étnico de los Han, ha involucrado fuerzas de seguridad que matan a los uigures protestantes, en circunstancias que no están todavía claras. Esto ha polarizado la opinión pública de la China, y se ha centrado en el sensible y complejo tema de la relación entre los diferentes grupos étnicos de la República Popular China. La discusión se relaciona con que los arreglos políticos de la región no igualan las circunstancias socioeconómicas. Los uigures son infelices ante el simbolismo de las “políticas de nacionalidad” y exigen más participación y una mayor porción de la economía de Xinjiang y sus ingresos sociales.La etnia Han en China es infeliz ante lo que ellos consideran como un favoritismo oficial respecto de los uigures e intentan remover las garantías de autonomía y trato especial del que gozan estas y otras minorías étnicas.

mo institución completa reúne al partido comunista, gobierno, ejército, granjas productoras y fábricas– han tomado las mejores tierras en Xinjiang y desviaron los ríos a su ventaja. En segundo lugar, Xinjiang ha estado suministrando petróleo, carbón, gas y algodón a regiones chinas más desarrolladas. A pesar de esto, los residentes locales pagan precios más altos que los cobrados en áreas chinas del interior.

El disfraz ideológico Las fuerzas chinas comunistas que entraron a Xinjiang en 1949 disolvieron la república de Turkestan del Este. Desde entonces y bajo sistemas sucesivos de independencia local y autonomía regional, China ha creado una fachada de igualdad entre las “nacionalidades”. En

menos comunista. La política supranacional y esta ideología asociada estaban en contra de nacionalismos y manifestaciones étnicas locales del chauvinismo chino, este último incluyendo las políticas opresivas y de persecución hacia la gente no–china.

Un renacimiento étnico Puesto que a finales de los ochenta el énfasis supranacional de la Política Nacional China y su teoría han chocado cada vez más con los efectos políticos del mercado de reforma, la ideología oficial más antigua tiene poco poder de adquisición por parte de las realidades sociales emergentes, y la respuesta del Estado ha sido desviar a la derecha, acentuando la cohesión del estatismo y la idea de una Nación

nistán, que emergieron a raíz de la disolución de la antigua Unión Soviética y representan un recordatorio potente al uigur en Xinjiang sobre su identidad diferente y lealtad política potencialmente diferente en relación a los han. En segundo lugar, la extensión de nuevas tecnologías de comunicación como el Internet y el teléfono móvil han facilitado nuevas formas de discurso, flujos de información y la organización de los uigures, entre otros. Al mimos tiempo, la creación de redes en línea crea la posibilidad de que rumores falsos o malévolos tengan un efecto infame en el mundo real; la violencia de Guangdong y Ürümqi fueron caracterizadas por el odioso soplo virtual entre los grupos étnicos de los han y los uigures.

Un extremo reservado

AFP

Hoy en día los chinos perciben el viejo sistema nacional de autonomía regional como una política excesivamente benigna por parte del estado central hacia las minorías étnicas. Muchas figuras chinas influyentes han pedido a las autoridades que reexaminen el favoritismo de la política nacional. Incluso algunos han pedido la cancelación de las existentes regiones Un favor en equilibrio autónomas nacionales y devolver a Xinjiang su estatus Los acontecimientos de provincia china. violentos reflejan los resulHistóricamente, China tados más profundos de un incorporó regiones no–chidesarrollo económico rápido y una transformación social El Pasado 3 de septiembre la etnia Han protagonizó nuevas protestas en la ciudad de nas gracias a acuerdos for(durante los años 90 y 2000). Urumgi al noreste de Xinjian. Oficiales intentaron calmar a los manifestantes para evitar jados con élites locales étniLas políticas nacionales de una segunda ola de violencia, como la ocurrida en julio, cuando 200 personas fueron cas, ya sea radicales (como en Xinjiang e Inner MongoChina respecto a la apertura asesinadas en hechos similares. lia) o conservadoras (Tíbet). económica han creado nueLa base de estos acuerdos vos mecanismos en el meres un compromiso entre las mecado de trabajo y han alentado los la práctica, sin embargo, la nueva china inclusiva. flujos de migración interna, ocasio- China continúa implementando alEsto ha coincidido con la ad- tas del chino–comunista y las exinando un profundo efecto en esta gunos elementos de la “estrategia quisición estatal de una enorme gencias del nacionalista–no–chino región –así como en otros lugares–. de frontera” que usa la migración fuerza económica e influencia po- para autonomía nacional o la liEstos procesos han acompa- china a gran escala, para consolidar lítica en el ámbito internacional. beración. Los pactos incluyen el ñado el cambio histórico de China regiones estratégicamente impor- La opinión sobre el levantamiento “Acuerdo de diecisiete puntos” y desde un plan central a una econo- tantes al otro lado de la frontera de China se agudiza en casa. Parti- muchos otros promulgados por los mía de mercado, que la ha conver- occidental. cularmente actúa para reforzar la chinos comunistas y los colaboratido en el centro de fabricación del El grupo étnico de los han en identidad étnica del grupo de los dores comunistas y nacionalistas mundo. Muchos se han beneficiado Xinjiang componía el 6 por ciento han y el sentimiento chino naciona- no–chinos, alrededor de 1949. pero también han surgido nuevas de toda la población regional en lista; esto a su vez influencia la re- Ahora, el sistema de nacionalidad brechas de desarrollo en las áreas 1949, pero al año 2007 compone el lación étnica interna, aumentando puede responder a un propósito urbanas, rurales y las regiones cos- 40 por ciento. el sentido de inseguridad entre las de legitimación para China como teras e interiores, así como en la El establecimiento de la in- minorías no–chinas, que le hacen Estado multiétnico, pero que en la prosperidad y pobreza en un mismo migración y dominación chinas frente a la marginalización econó- práctica ha perdido su significado original. China se encuentra en lugar. Mucha gente en China ha en Xinjiang ocurrió bajo un dis- mica y asimilación cultural. perdido la garantía de un trabajo fraz ideológico que fue a su vez Dos factores positivos inten- una encrucijada: después de décade por vida y las redes de seguridad “supranacional” y “socialista”. En la sifican el proceso de agudización das de reforma capitalista y consocial de las que se disfrutaba unos doctrina comunista del “internacio- de la identidad étnica. Primero, trol estatal (que incluye el sistema años antes. nalismo proletario”, las naciones y mucha gente comparte afinida- de nacionalidad), afronta una tenEl intelectual Ilham Tohti (ui- los sentimientos nacionales (de la des étnicas con los cinco estados sión profunda bajo las fuerzas del gur), ofrece dos ejemplos: prime- gente china o no china) son consi- asiáticos, mayoritariamente mu- desenfrenado cambio económico. ro, la producción y el cuerpo de derados como temporales y desti- sulmanes: Kazajistán, Kirguistán, construcción de Xinjiang –que co- nados a desaparecer en una nación Tayikistán, Uzbekistán y Turkme- *Versión editada de la original.

126 13 de septiembre de 2009

Temtsel Hao,




Economía Un banco volcado a la integración regional, el desarrollo sustentable y la justicia social y ecológica, que actúe donde la banca convencional

AFP

no lo hace, configura el nuevo esquema financiero por el que abogan Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela. El Banco del Sur, una propuesta interesante pero aun incipiente.

Con un capital de 7.000 millones de dólares,

marcha el Banco del Sur.

Ecuador, Paraguay, Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay y Venezuela firmaron un acuerdo para poner en

¿Nueva arquitectura financiera para América Latina? Álvaro Zerda Sarmiento

Profesor Asociado Facultad de Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia

La crisis económica de escala global que atraviesa el mundo ha impuesto desafíos adicionales a los países en desarrollo, en particular a los del área latinoamericana. Se trata de cómo canalizar recursos para financiar proyectos propios del desarrollo, manteniendo aspectos de soberanía en políticas públicas, alimentaria, energética y ambiental. El balance que se hace después de más de medio siglo de existencia de las instituciones financieras tradicionales no es muy positivo, por lo cual los países de la región están buscando alternativas que les permitan avanzar por una vía autónoma para alcanzar sus propias metas y estilos de desarrollo.

126 13 de septiembre de 2009

Los límites del actual esquema Desde mediados del siglo pasado, los grupos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han aportado recursos para la región, pero su aplicación no ha logrado solucionar problemas como la pobreza –que en América Latina y el Caribe alcanza a más de la mitad de la población– y más bien ha reforzado otras dificultades: un creciente deterioro ambiental, un modelo agrícola que promueve los monocultivos y una acentuada concentración de la propiedad. El proceso de integración regional que el BID promueve, junto con otras instituciones e intereses financieros y comerciales tanto de fuera de América Latina y el Caribe como adentro de los países, se apoya en planes como la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) y el Plan Puebla Panamá, con perfiles de proyectos que ahondarán los impactos socioambientales negativos.

Las tendencias de la financiación En las últimas décadas la composición del financiamiento orientado hacia los países de la región Andina ha venido cambiando a favor de instituciones como la Corporación Andina de Fomento (CAF) y en contra del grupo del Banco Mundial y del BID, que pasaron de aportar el 41 por ciento y 46 por ciento respectivamente en el período 1997-1999, al 37 por ciento y 35 por ciento en el lapso 2005–2007. La CAF, por el contrario, vio aumentada su participación del 14 por ciento al 27 por ciento en los mismos años. Estos cambios en la estructura financiera se han debido en parte al creciente rechazo a las medidas de condicionalidad e intervención en las economías nacionales y sobre las opciones de desarrollo impuestas por la banca tradicional. Esto ha conllevado la emergencia de nuevas entidades de alcance continental y subcontinental, con importante papel y variados grados de éxito en la región, como el Banco Latinoamericano de Exportaciones (Bladex), el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), el Banco Centroamérica de Integración Económica (BCIE), el Caribbean Development Bank (CDB) y en el contexto de países el exitoso BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico Social) de Brasil y el Bandes (Banco de Desarrollo Económico y Social) de Venezuela.

Nuevas propuestas: el Banco del Sur Más allá de esos intentos, los deseos por recuperar la posibilidad de establecer sus propias estrategias de desarrollo, mantener autonomía en el manejo de las cuentas públicas y definir otros tipos de contabilización (por ejemplo, considerar los recursos deri-

vados hacia educación y salud no como un gasto, sino como una inversión), a más de contemplar los temas ambientales como aspecto central del desarrollo, presionaron la propuesta de la creación de una banca alternativa a las instituciones convencionales. En mayo de 2008, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela firmaron el acuerdo definitivo para poner en marcha el Banco del Sur, con un capital inicial de 7.000 millones de dólares que podrá ser ampliado hasta 10.000 millones en un plazo de diez años. El propósito es poner en marcha a partir de 2010 un banco de nuevo tipo, volcado a la integración regional y al desarrollo sustentable, y que desde principios anclados en la justicia social y ecológica pueda actuar allí donde la banca convencional no lo hace. En últimas, los países miembros aspiran a que el banco apoye en todos los países de la región un nuevo estilo de desarrollo, que parte de un esquema respetuoso de la naturaleza y una dimensión ambiental, que vuelva a poner el énfasis en el bienestar de las personas y en la calidad de vida. A comienzos del mes de agosto de este año diversos expertos y organizaciones de varios países de la región firmaron la denominada “Declaración de Quito”, que aboga por que la visión del Banco del Sur incorpore desde el diseño inicial de sus políticas la justicia social y ambiental para avanzar en la construcción del Buen Vivir, respetando los derechos de la naturaleza. La Declaración también recomienda el diseño, difusión y práctica de sistemas de evaluación multicriteriales, ajustados tanto a cada ecosistema como a los pueblos potencialmente afectados, los que deben incorporarse activamente en el proceso de selección, evaluación, consulta y consentimiento. En todo caso, la Declaración señala que el Banco debería priorizar sus recursos y créditos

en aquellos proyectos que hagan realidad la soberanía alimentaria y la soberanía energética, especialmente desde la lógica de una soberanía regional a construir.

Preguntas pendientes Si bien loable por la búsqueda de nuevas opciones al desarrollo, son varios los interrogantes que surgen al examinar esta incipiente iniciativa regional y que tienen que ver con su viabilidad y sostenibilidad en el tiempo. En primer lugar, y de cara a la crisis financiera vivida, se ha lanzado también la propuesta para la creación de un gran banco central mundial que reemplace al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, como autoridad financiera de última instancia. No es claro entonces cuál sería el papel que entrarían a desempeñar las instituciones financieras regionales en ese sistema más amplio y cómo compatibilizarían sus metas de soberanía en los diversos ámbitos. Tampoco se han definido aspectos críticos, como cuál será la sede para el Banco y el esquema administrativo a diseñar. Punto crucial a precisar será también si se van a crear fondos dedicados a la conservación de la diversidad biológica y los conocimientos tradicionales, claves para un modelo de desarrollo basado en la investigación científico-tecnológica autóctona. Y ligado a esto último, los criterios de rentabilidad a aplicar para proyectos que están profundamente signados por la incertidumbre y el riesgo, razón por la cual, entre otras, no han sido asumidos por la banca tradicional. Finalmente, y para el plano local, cuál será la posición del Gobierno colombiano frente a estas alternativas que están buscando los países de la región, frente a lo cual se ha guardado absoluto silencio, marginándose de un proceso que se plantea, por lo menos, interesante.


Periodistas del CID Facultad de Ciencias Económicas U. Nacional

El director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional, Jorge Iván González, hizo un llamado al secretario de Hacienda de Bogotá, Juan Ricardo Ortega, para que el Distrito busque los mecanismos necesarios para reducir los impuestos de los pobres y lograr así incrementar el ingreso disponible de las familias. González le pidió a Ortega evaluar la posibilidad de hacer una reforma tributaria en temas como el predial o mejorar el acuerdo vigente del Concejo Distrital sobre plusvalías, con el fin de que los pobres tengan de manera privilegiada los servicios del Estado y del Distrito. Es necesario hacer los impuestos y los subsidios más progresivos, es decir, que los que obtienen mayores ingresos paguen más que aquellos cuyos ingresos son bajos. A juicio de González, quien fue director del Informe de Desarrollo Humano para Bogotá 2008, en estos temas distributivos es necesario pensar en una reforma tributaria o en mejorar el acuerdo que hoy rige sobre plusvalías, por ejemplo. Aunque reconoció que para algunos temas de política pública hay que esperar algún tiempo, como el caso de la descontaminación del río Bogotá, aseguró que los temas propuestos tomarían máximo un año en ponerse en marcha. La propuesta del académico se hizo en el marco del foro ‘Desarrollo humano y finanzas de la ciudad’, organizado por la red de jóvenes Jefes de Debate, que se realizó en la Universidad Nacional, al cual asistió el Nobel alternativo de Economía Manfred Max Neef, quien coincidió con González en la necesidad de mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, Max Neef advirtió que la pobreza es más que la falta de ingresos. También tiene que ver con la falta de afecto, con la falta de participación, la falta de identidad, de libertad, entre otros aspectos. Y criticó a los economistas por tener una visión acotada y

El director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional le propuso a la Administración Distrital buscar una tributación que beneficie más a los pobres. restringida del ser humano. Ortega, por su parte, aseguró que Bogotá continuamente ha venido haciendo esfuerzos de agendar una tributación que sea progresiva. Sin embargo, reconoció que luego de revisar lo que han venido haciendo las últimas administraciones de la ciudad aún hay mucho por hacer. “Yo no creo que lo que se esté haciendo sea suficiente. Creo que hay dos dimensiones: una de aliviar situaciones de enorme estrés en poblaciones muy vulnerables,

Impuestos: más para ricos, menos para pobres Según González, en el Informe de Desarrollo Humano de Bogotá 2008 se planteó la categoría de ingreso disponible para la ampliación de las capacidades, la cual se asocia con la preocupación que tiene Max Neef de que las personas puedan tener mejores condiciones de vida. Allí influyen tanto el ingreso directo de las personas (empleo) como las condiciones de oferta de bienes públicos por parte de la Nación y

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Catalina Cárdenas Piedrahíta Leonardo Gómez Díaz Julio Solano Jiménez

La reducción de impuestos a los pobres

disponible de las familias.

que no transforman la capacidad de generación de ingresos y de futuro de la gente, pero por eso no deja de ser prioritario”, afirmó el Secretario de Hacienda del Distrito. “Lo otro es más difícil, ya que una cosa es atender necesidades básicas, tributarias en este momento, y otra cosa es transformar la capacidad de nuestra ciudad de generar ingresos. Allí, hasta que no logremos un consenso nacional sobre cuál es el papel del sistema contributivo y las dimensiones de lo que es educación, difícilmente lo vamos a lograr”, agregó.

logrará incrementar el ingreso

del Distrito. El ingreso disponible para ampliación de capacidades es un balance neto: ingreso bruto menos los impuestos más los subsidios que reciben quienes viven en Bogotá. Ese balance permite determinar si las personas están mejor o peor. Ahora bien, como los impuestos y los subsidios dependen de políticas públicas nacionales y distritales, el Director del CID asegura que sería deseable esperar que a los pobres se les disminuyan los impuestos y se les aumenten los subsidios y a los ricos se les aumenten los impuestos y se les disminuyan

los subsidios. Esto permite transferencia de recursos, con lo cual el ingreso disponible para la ampliación de las capacidades de los pobres aumenta. Esta es una buena combinación tanto de ingresos brutos, impuestos y subsidios, como de políticas nacionales y distritales, puntualizó González. Al respecto, Ortega aseguró que en Bogotá hay personas de muy escasos recursos que pagan algo de impuestos y claramente se les devuelve muchísimo más, a través de subsidios directos, alimentación para los niños, infraestructura de colegios, entre otros. Aunque el cobro de esos impuestos no es eficiente desde el punto de vista administrativo, sí genera pertenencia de los ciudadanos. En relación con la propuesta de Jorge Iván González, el concejal Carlos Alberto Baena, del movimiento Mira, aseguró que se puede trabajar aprovechando la revisión que se le está haciendo al Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que incluye temas como la construcción del metro, valorizaciones, usos del suelo y redensificación de la ciudad. “Allí se pueden trabajar plusvalías, valorizaciones, cesión de derechos. Si vamos a pensar, en este momento, en generar ingresos para la gente pobre sería en el marco de la discusión del POT, no mediante una reforma tributaria autónoma”, agregó Baena. En el Concejo Distrital no se ve un ambiente propicio para hacer una reforma, ya que se acaba de hacer la actualización catastral que golpeará las finanzas de los hogares en unos tres años, aunque se está hablando algo de hacer cosas con el Impuesto de Industria y Comercio (ICA). Aunque Baena se mostró de acuerdo con el llamado del CID para buscar una mayor equidad, aseguró que es necesario determinar qué impuestos se van a modificar. Ya se tocó el predial y ya se hizo una actualización catastral. Por lo tanto, se podría pensar en el ICA, aunque hay que tener cuidado porque en este momento se está dando un éxodo industrial de la ciudad con lo cual se pierde recaudo. “Lo que vemos más viable en este momento es lo relacionado con territorio: plusvalías, valorización y cesiones”, opinó el concejal Baena.

126 13 de septiembre de 2009

una reforma tributaria



Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Bogotá requiere

Economía




Análisis Profesor, Editor Científico Universidad Nacional de Colombia

126 13 de septiembre de 2009

El pasado mes de julio circuló por Internet un artículo escrito por el profesor Pablo Arango y publicado en la edición 97 de mayo de 2009 de la revista El Malpensante, cuyo gancho periodístico decía: “un montón de papeles arrumados, mal escritos, que no aportan nada nuevo y que nadie lee es la síntesis de la producción académica colombiana en los últimos años. ¿Qué hay detrás de este exceso de nada? Un catedrático y editor universitario escarba entre montañas de pies de página y encuentra unas cuantas verdades”. Ante generalizaciones tan graves y sin sustento práctico, es necesario decir que el profesor Arango parte de una gran inexactitud porque encuentra en dos decretos gubernamentales que surgieron en 1992 y en el 2002 las causas de todos los males en cuanto a las publicaciones universitarias. Desde antes de 1982, la Universidad Nacional de Colombia concede puntos a sus docentes por su producción académica una vez se haya evaluado la misma por parte de la comisión de asignación de puntaje; es decir, aún antes de la aparición de estos decretos, las directivas universitarias habían considerado crear este tipo de incentivos. Afirmar que el proceso de evaluación de las revistas científicas en Colombia solamente ha servido para facilitar el otorgamiento de puntos por ejercicios triviales es manifestar de entrada el completo desconocimiento de lo que ha significado el proceso de conocerse y reconocerse que encierra la evaluación de las revistas por parte de instituciones y herramientas como Publindex, Scielo e ISI. En este ejercicio, iniciado a finales de la década del 90, hemos aprendido y nos hemos beneficiado todos. Ante la globalización uno no puede encerrarse y decir que no le importa someterse a las evaluaciones y requisitos que se utilizan en las revistas de tradición en cuanto a la seriedad, continuidad, visibilidad y calidad académica de sus editores y comités editoriales. En la Universidad Nacional mejoramos nuestras publicaciones seriadas aceptando la veeduría y la evaluación crítica externas, y como resultado de esta decisión, varias de nuestras revistas se encuentran hoy incluidas no solamente en Publindex (carácter local) sino en índices regionales, como Scielo y en mundiales como ISI (JCR). Si la calidad de los artículos que se publican en nuestras revistas no estuviera al nivel de las revistas más prestigiosas del mundo, ¿cómo se explicaría que Colombia es el país que muestra el más alto crecimiento de revistas incluidas en el ISI? (de dos en el 2006 se pasó a 12 en el 2009, 600 por ciento de crecimiento según Thomson Reuters). Si siguiéramos al autor de la publicación, tendríamos que desconocer, sobre la base de una visión miope y descontextualizada, a los jueces internacionales que juzgaron la trayectoria y contenido de estas revistas seriadas, en las que aparecen contribuciones de los criollos junto a las de destacados investigadores foráneos.

Un mal pensante Andrés Felipe Castaño/Unimedios

J. Orlando Rangel–Ch.

Revistas de la UN están incluidas en Publindex (carácter local), en

como ISI (JCR).

índices regionales como Scielo y en mundiales

Bajo el título “La farsa de las publicaciones universitarias”, la revista El Malpensante publicó una versión

miope y descontextualizada sobre los logros alcanzados en la generación y divulgación del conocimiento científico en el país. “Dispara primero y pregunta después” El otro aspecto que trata el profesor Arango se refiere a los libros universitarios. Es claro que ignora que hay libros que forman parte de series con una tradición en su fundación y desarrollo. Por ejemplo, las series Flora de Colombia, Colombia Diversidad Biótica y Estudio de Ecosistemas Tropandinos del Instituto de Ciencias Naturales, que, en alianza con otras instituciones nacionales y extranjeras, recogen contribuciones únicas sobre aspectos fundamentales de nuestra biodiversidad. Cada obra cuenta con editores científicos con una trayectoria que fácilmente se puede comprobar en Internet. También están puestas al escrutinio de los especialistas porque llegan a numerosas entidades nacionales y del exterior. Esto ha contribuido a divulgar y enriquecer el conocimiento sobre este patrimonio de los colombianos y de la humanidad. Desconocer de manera absoluta a las entidades universitarias como firmas editoriales de prestigio, como afirma Arango, es un despropósito. Es apenas lógico que en este como en otros campos del intelecto y de la creatividad, en ocasiones puedan presentarse algunas fallas. Juntar editoriales universitarias con editoriales personales francamente es un atrevimiento que raya en la vergüenza. Que se presenten acciones aisladas no significa entonces que todo lo que se produce en el medio universitario “sea basura y una pérdida de tiempo, plata y esfuerzo”, como sugiere Arango. Al menos en las ciencias naturales, es absurdo comparar la

producción académica de las universidades con la creatividad literaria de Gómez Dávila o de García Márquez, como también hace el profesor Arango. En las producciones académicas se informa y generalmente se escribe para un público especializado, mientras que las novelas se escriben para distraer a público general. Quizá acá conviene recordarle a Arango el adagio que reza “no hay que confundir la gimnasia con la magnesia”. Es obvio que el artículo del profesor Arango carece de rigurosidad académica, por eso al leerlo surgen las siguientes inquietudes: ¿trató el autor de pasar cuenta de cobro a problemas locales-Universidad de Caldas

¿pudo comprobar algunos de los aspectos incluidos en su escrito para redactar su tendenciosa afirmación de “que el editor oficia apenas de secretaria”?, ¿leyó o revisó al menos las contracarátulas de las revistas en donde se informa el proceso para la aceptación de un artículo en una de estas revistas? ¿conoce o acudió a solicitar explicaciones sobre el sistema de evaluadores extranjeros y la bondad de su participación para que nuestras revistas no solamente sean conocidas sino reconocidas tanto en casa como en otras latitudes? El hecho de que nuestras comunidades académicas sean de reducido tamaño no implica necesariamente que las internacionales no participen

Colombia es el país que muestra el más alto crecimiento de revistas incluidas en el Institute for Scientific Information (ISI). De dos en el 2006 se pasó a 12 en el 2009, 600 por ciento de crecimiento. para cubrir con un manto de duda a toda la producción académica de las universidades públicas colombianas?, ¿entrevistó o preguntó a editores de revistas de tradición en Colombia sobre el proceso de evaluación a nivel local, regional y global? En la Universidad Nacional, los ejercicios conducentes a posicionar las publicaciones seriadas han servido para ordenar su aparición, destinar recursos económicos para su impresión y distribución, crear sanas competencias y, lo mejor, figurar en los sistemas de evaluación más importantes del mundo. ¿Conoce el profesor Arango el proceso de edición de una de estas revistas?,

ni se involucren en la marcha de una revista de reconocido prestigio. Como profesor y editor universitario, siempre estoy atento a las observaciones de los miembros de los comités científico y editorial, cuyas condiciones académicas hacen casi obligatorio su pronunciamiento ante cualquier anomalía en una revista seria y posicionada. Desconocer el crecimiento de los grupos de investigación y de las revistas incluidas en los índices de evaluación local, regional y global en la forma en que lo hace el profesor Pablo Arango no es más que una manifestación de una situación que siempre nos agobia: disparar primero y preguntar después.

La muestra fotográfica ‘Luis Carlos Galán: 1943-1989’, compuesta por más de 70 fotografías inéditas que el Fondo Luis Carlos Galán Sarmiento de la Pontificia Universidad Javeriana ha facilitado a la UN, se encuentra en las instalaciones del Claustro de San Agustín, donde estará abierta al público en general como memoria y testimonio de la vida del líder político. Los visitantes podrán apreciar imágenes de Galán con sus hijos y su esposa, en su actividad periodística y política, así como objetos de campaña del líder, que la misma familia Galán facilitó para la muestra.


Análisis



El mundo se despierta frente a algo incuestionable: sin el Amazonas, sus selvas tropicales, ríos y biodiversidad incomparable, el pla-

neta cambiará notablemente y la Sudamérica verde, herencia de millones de años de evolución extraordinaria, se transformará en algo semejante a los desiertos y sabanas semiáridas de África.

Deforestación del Amazonas

amenaza el futuro Peter Bunyard,

da cantidad de energía solar. El proceso combinado de evaporación/transpiración sobre el Amazonas legal del Brasil pone de vuelta en la atmósfera más de 6 billones de toneladas de vapor de agua cada año, para lo cual utiliza el equivalente a 45 veces la energía total utilizada para todas las actividades de la humanidad. El bosque del Amazonas, como una bomba de agua gigantesca, es por lo tanto una parte esencial e irreemplazable del sistema de circulación atmosférica global; adicionalmente, es un sistema único que emplea la radiación solar en un proceso colosal para producir agua vapor, radiación que de otra forma, sin la presencia de estos bosques, acentuaría sensiblemente las condiciones y consecuencias del calentamiento global. Con el Amazonas deforestado, Colombia verá comprometida la disponibilidad de humedad para mantener sus páramos y por lo tanto las fuentes de agua se extinguirán de una manera catastrófica, afectando a todas la región y dejando en graves condiciones a ciudades como Bogotá.

Reciclando lluvia La enorme área cubierta por las selvas tropicales del Amazonas, unos 6’000.000 de Km2, hacen de Suramérica ecuatorial un caso especial. Aunque la humedad del Amazonas proviene predominantemente desde el océano Atlántico, transportada por los vientos Alisios, es sorprendente que, precisamente los bosques de crecimiento más rápido se localicen al oeste de la cuenca, a unos 3.000 kilómetros lejos de la boca del río Amazonas y del océano Atlántico tropical. Este es el resultado de un sistema de reciclaje hídrico, en el cual la selva tropical desempeña un papel extraordinario, bombeando repetidamente el agua en forma de vapor. Tal bombeo biótico permite que, hasta por seis veces, el agua sea dispuesta en las corrientes atmosféricas, en su curso hacia los Andes. Así, el clima y la precipitación en Bogotá son cortesía de estas selvas tropicales; de igual manera se forman ríos majestuosos como el Putumayo, el Caquetá, el Orinoco y el Magdalena, que alimentan sus cabeceras con ayuda del efecto concentrador de las montañas y los valles, pero en especial por la interceptación topográfica que hacen los páramos andinos a las mencionadas corrientes atmosféricas y el trabajo de los asombrosos frailejones que actúan como esponjas, reteniendo grandes cantidades de agua y generando el microclima propicio para esta concentración.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

¿Cómo hará el Brasil, que obtiene el 85 por ciento de su energía a partir de la hidroelectricidad, para sobrevivir sin las selvas tropicales del Amazonas, que alimentan con vapor de agua las lluvias que llegan a los Andes y más allá? ¿Qué sucederá con la Cuenca de La Plata y su exuberante fertilidad, cuando falten las lluvias que ahora son llevadas desde el Amazonas, porque los bosques que cargan las masas de aire ya no están ahí? En Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, ¿qué pasaría si el gigantesco sistema amazónico de succión y evapotranspiración de agua agonizara, bajo el afán de convertir millones de hectáreas de selva tropical en soya, pasto para ganado, caña de azúcar, aceite de palma, carbón de leña o finas maderas para los distinguidos gustos europeos, asiáticos y norteamericanos? Gracias a estudios climáticos de Roni Avissar y sus colegas, en Duke University (Carolina del Norte), sabemos que las cosechas del llamado “Cinturón Dorado del Maíz” (Golden Corn Belt), en el cercano oeste de los Estados Unidos, dependen en gran medida de las lluvias traídas de la Cuenca Amazónica durante la primavera y a principios del verano.

ha hecho que cada diez segundos desaparezca una hectárea de selva amazónica. La tala de árboles durante los últimos 20 años

Esta es la razón por la que el río Amazonas evacua casi una quinta parte del flujo mundial de agua dulce hacia el océano, lo que significa cinco veces más que el río Congo y diez veces más el flujo del Missisipi. Sumado a otros caudales, asociados al mismo ciclo hídrico Amazonas/Andes, tales como el Magdalena y el Orinoco, estos ríos dan cuenta de más de un cuarto del total del flujo de agua dulce superficial en el planeta. Inversamente, o quizás perversamente, sin los bosques la precipitación disminuiría exponencialmente en cuanto aumente la distancia del océano. Las lluvias conseguirían avanzar poco más que unos cientos de kilómetros hacia el interior, configurando allí un ambiente mucho más seco y caliente, algo totalmente hostil para las selvas tropicales húmedas. En un modelo climático que evalúa específicamente las relaciones entre las selvas tropicales y la precipitación, Anna Makarieva y Víctor Gorshkov, físicos nucleares de St. Petersburg, encontraron que el bosque natural con sus diferentes niveles de vegetación constituye un sistema altamente sofisticado y autosuficiente, capaz de mantener niveles de humedad y evapotranspiración en equilibrio y por lo tanto las condiciones aptas para su propia preservación. En este pro-

ceso, el bosque lleva la precipitación hasta los Andes y más allá, al océano Pacífico y las latitudes más altas en ambos lados del Ecuador. Los científicos rusos concluyen que si los bosques naturales son sustituidos a gran escala, no podrán mantener dicha funcionalidad; por lo tanto, la consecuencia será una inevitable desecación de todo el sistema, al punto de que no solo morirán los restos que quedasen de la selva tropical, sino también las cosechas y la ganadería del continente sufrirían una enorme afectación.

Un sistema para bombear energía El físico brasilero Eneas Salatí, calculó la cantidad de energía solar irradiada sobre los 5’000.000 de Km2 que tiene el Amazonas legal en el Brasil. Dicha magnitud ascendió a un promedio equivalente a la explosión de unas 15 bombas de Hiroshima (15 kt) por segundo, las 24 horas diarias del año, como promedio histórico multianual. Usando isótopos, Salatí demostró que la mayor proporción de las lluvias amazónicas provienen del “reciclaje” realizado dentro de la misma cuenca, proceso por el cual el Amazonas hace uso del 75 por ciento de la menciona-

Tala de árboles y clima Según el Instituto de Investigación Nacional del Espacio del Brasil, INPE, la tala de árboles durante los últimos 20 años ha hecho que cada diez segundos desaparezca una hectárea de selva tropical en el Brasil. De cuatro millones de kilómetros cuadrados de bosque, cerca de 700.000 han desaparecido, y las predicciones del Instituto para la Investigación Ambiental en el Amazonas indican que se perderán otros 670.000 kilómetros cuadrados para el 2030, si no se reduce la tasa de deforestación actual. La necesidad de productos lácteos, pollo y cerdo también está aprovisionando la destrucción del Amazonas. Según Britaldo Silveira Soares-Filho, de la Universidad de Minas Gerais, “antes del 2050, la extensión agrícola eliminará el 40 por ciento de estas selvas tropicales, incluyendo al menos dos tercios de la cubierta del bosque de seis cuencas mayores y 12 ecorregiones”. En el 2008, cuando los precios de combustible convencional alcanzaron casi los 150 dólares por barril, el mercado de combustibles biológicos cobró más relevancia, lo que llevó a una oleada de deforestación. El Institute of Man and the Amazon (Imazon) encontró que particularmente en los estados de Para y Mato Grosso se incrementó la deforestación en un 23 por ciento, con respecto al 2007. Si el mundo no detiene la destrucción del bosque tropical del Amazonas, podríamos encontrar que el impacto del calentamiento global será mucho peor que lo anticipado por los informes del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. *Revista inglesa científica y técnica de ecología y medioambiente.

126 13 de septiembre de 2009

Editor de The Ecologist*


10 Salud La posibilidad de que cualquier médico general pueda administrar anestesia en un quirófano quedó sobre la mesa desde el pasado mes de marzo, cuando la Corte Constitucional admitió una demanda en contra de la Ley 6ª de 1991, que rige la práctica de la anestesiología en Colombia. Universidades públicas y privadas, así como la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación explicaron los riesgos para los pacientes. Patricia Barrera Silva,

Cuando María Ángela ingresó al quirófano, su ilusión era tener unos kilos menos. Cuatro días después su familia no solo perdió la esperanza de verla más esbelta, sino de volver a verla para siempre. María Ángela, de 40 años, falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica en Bogotá, a donde llegó remitida luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio en un consultorio particular, donde dos cirujanos le practicaban una liposucción. Los “especialistas” le habían administrado anestesia peridural (introducción de un anestésico local en el canal raquídeo o columna vertebral), con una dosis excesiva, lo que ocasionó el fatal desenlace. El caso llegó hasta los tribunales porque la familia reclamó una indemnización. Durante el proceso legal quedó en evidencia que el procedimiento de liposucción no contó con la presencia de un médico especialista en anestesiología y se había realizado en una sala de un consultorio sin los elementos necesarios para monitorear a la paciente durante la anestesia. La historia de María Ángela corre el riesgo de repetirse una y otra vez, y de convertirse en el pan diario de los tribunales, si la Corte Constitucional aprueba una modificación a la Ley 6ª de 1991, que propone que cualquier médico general pueda administrar anestesia durante una cirugía. El pasado 9 de marzo de 2009, el ente constitucional admitió una demanda contra esta ley entablada por un ciudadano común y corriente, que alega que la presencia de un anestesiólogo durante una intervención quirúrgica, como lo exige esta ley actualmente, viola el derecho a la salud. Se argumenta, entre otras cosas, que el costo de los honorarios para mantener a un anestesiólogo en cada cirugía es muy alto y que el país no cuenta con el número necesario de estos especialistas para cubrir la demanda de pacientes, lo cual afecta la

Anestesia sin anestesiólogo

¿Se le mide al riesgo? la seguridad”, afirma Yasmin Higgins Turbay, presidenta de SCARE.

Riesgos a pesar de los avances “No aguantó la anestesia…”, hasta hace dos décadas y media en el país era recurrente escuchar este eufemismo a la salida de los quirófanos, cuando los médicos debían darle la noticia a los familiares del paciente, de que éste había fallecido durante la operación. “En esa época la anestesia era aplicada por personas que no tenían formación académica. Actualmente los profesionales especialistas disminuyen notoriamente los riesgos de muerte en la población”, relata el

126 13 de septiembre de 2009

“Que un médico general aplique anestesia es tanto como llegar a pensar que una azafata pueda llegar a volar el avión, por el solo hecho de que conoce la nave y ha acompañado al piloto por años en su oficio”. ¿Se le mediría usted a ese riesgo? oportuna atención. La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (SCARE) declaró que esta demanda debió tratarse como “cosa juzgada”, pues los cargos formulados por el demandante ya habían sido analizados y resueltos debidamente por la Corte en 1995. También considera que debe primar la seguridad del paciente. “Los sueldos del gremio médico se mantienen con las mismas tarifas que, desde 1994, estableció el Ministerio de la Protección Social, por lo tanto, lo que está en riesgo no son nuestros ingresos. De prosperar esa demanda se abriría una puerta para que se realicen cirugías en cualquier ‘garaje’ sin la asesoría de un anestesiólogo. Eso va en detrimento de

médico anestesiólogo Aldo Fuentes, con 40 años de experiencia en la profesión. Cualquiera que sea el abordaje que se le haga a un paciente, la anestesia siempre compromete al Sistema Nervioso Central. “Siempre el objetivo es bloquear el nervio, y si uno lo lesiona ya sea a nivel periférico o central, el daño puede ser irreversible”, asegura Javier Eslava, médico anestesiólogo de la Universidad Nacional. Según Eslava, “cuando un paciente se anestesia, lo ideal es que no sienta dolor ni tenga recuerdos. Para poder llegar a ese estado, hay que llevarlo a un punto límite, cercano a ocasionarle lesiones, es un margen que en medicina se denomina ventana terapéutica estrecha. Si se pasa de ahí, tan solo un

poco, el daño que se le causa al paciente es grave”, puntualiza. Para Enrique Arango, jefe del Departamento de Anestesia del Hospital Universitario, Fundación Santa Fe, “la sola pérdida de la conciencia inducida por fármacos puede ocasionar obstrucción de las vías respiratorias, aspiración pulmonar y daño neurológico persistente, e incluso la muerte si esos eventos no se previenen y manejan adecuadamente. El uso de anestésicos y relajantes musculares hace que los pacientes dependan completamente de la formación académica del anestesiólogo”. En los últimos años, la anestesiología ha tenido un avasallador avance en tecnología y medicamentos, incluidos los de relajación muscular, para hacer bloqueos periféricos como dormir un brazo o una pierna. Para ello emplea dispositivos modernos que permiten hacer los procedimientos con mayor seguridad. Esto, sin embargo, está lejos de ser una puerta abierta para que cualquiera ejerza la anestesiología, “por el contrario, el avance tecnológico demanda de profesionales especializados que cada vez se capaciten más”, afirma Eslava.

En el país sí hay anestesiólogos La SCARE reconoce que entre 1990 y 1999 disminuyeron los egresados de los programas de anestesiología por el cierre sistemático de gran parte de los hospitales universitarios en todo el país. Hoy en día, gracias a un riguroso estudio realizado por la entidad, se conoció que, hasta 2008, Colombia contaba con 2091 anestesiólogos y para el año 2011 se tendrán 2.734 egresados. Según el Centro de Proyectos para el Desarrollo Cendex, el país necesitaría tener una cobertura de 2.245.

“Demostramos que no hay un déficit de profesionales, lo que ocurre es que en ciudades grandes, como Bogotá, hay que regular la apertura de nuevos quirófanos porque muchos están funcionando sin normas de habilitación adecuadas, y todos quieren operar a las 7 de la mañana. Además, no es rentable tener un quirófano para operar un paciente al día… el tema es de regulación”, asegura Higgins.

Un asunto vital “Delegar las funciones especializadas en un profesional no idóneo va a conducir a un aumento exagerado de los riesgos y de la mortalidad de los pacientes en clínicas y hospitales del país, lo que se constituye en un problema de carácter no solo económico, sino social, jurídico y familiar”. Estas palabras, expresadas por el coordinador de la Unidad de Anestesiología de la Universidad Nacional de Colombia, José Francisco Valero Bernal, ante un concepto a la Corte, hacen visibles los riesgos. Pero no solo la UN opinó, también las Universidades del Rosario y los Andes “Permitir que médicos generales ejerzan la especialidad de la anestesiología es un retroceso monumental que no tiene justificación y pone en riesgo prevenible la vida y condición humanas de muchos pacientes…”. U. de los Andes. El médico anestesiólogo Diego Peláez Mejía, director ejecutivo de SCARE, resumió el debate en la siguiente analogía: “Que un médico general aplique anestesia es tanto como llegar a pensar que una azafata pueda llegar a volar el avión, por el solo hecho de que conoce la nave y ha acompañado al piloto por años en su oficio”. ¿Se le mediría usted a ese riesgo?”

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios


Salud

11

La bacteria USA300 crece en Colombia Un nuevo clon de la bacteria Staphylococcus aureus, propagada ampliamente en Estados Unidos, ya cobró sus primeras víctimas en Colombia. El microorganismo aprovecha las heridas en el cuerpo para invadirlo, y su acción es tan agresiva que, si no se controla a tiempo, puede incluso causar la muerte. Patricia Barrera Silva

Basta un leve contacto S. aureus se transmite fácilmente, solo basta un leve contacto físico entre un portador y una persona sana para que esta última la adquiera. Por lo tanto, cualquiera puede ser víctima de su colonización. Registros médicos señalan que cerca del 37 por ciento del total de la población puede tener este microorganismo, principalmente en las fosas nasales anteriores, en la piel, las axilas y en la ingle. Igualmente, puede sobrevivir en las superficies, en las cortadas de la piel durante la afeitada, en la mastitis de las mamás lactantes y hasta colonizan los ojos de los recién nacidos. Además de generar inflamaciones con pus y ser muy virulenta, S. aureus tiene un alto nivel de resistencia y una gran capacidad genética para modificarse, factores que

Paciente infectado por Staphylococcus Aureus Meticilino Resistente (SARM) USA300. Foto

izquierda: Paciente sin tratamiento, parte de su piel e incluso el músculo resultaron afectados. Foto derecha, pierna sometida a reconstrucción luego de superar la infección. la hacen parecer inquebrantable. También se sabe que es la segunda bacteria más importante en el medio hospitalario. Solo cinco años después de que la humanidad descubriera la penicilina (hacia 1940), S. aureus ya había adquirido una enzima (llamada betalactamasa) que destruía el medicamento. Ello condujo a que en la década de los cincuenta se creara una penicilina semisintética, denominada meticilina. Sin embargo, esta ocasionaba daño en los riñones, por lo tanto, derivó en la oxacilina, un nuevo antibiótico con el que se creyó superado el problema. No obstante, dos años después se reportó Staphylococcus aureus resistente a meticilina o SARM.

Enemigo mundial El SARM se comenzó a caracterizar en todo el mundo en los años 60, cuando aumentó el número de casos de infección por esta variación. Los científicos se dieron cuenta de que también era resistente a todos los antibióticos de una gran familia: los betalactámicos (a la cual pertenece la penicilina). Hasta ese momento el mundo lidiaba con un SARM resistente a los betalactámicos que se encontraban en los hospitales. Fue en 1996 cuando Estados Unidos reportó cuatro muertes infantiles por neumonía necrotizante. Los niños no habían estado en centro médico alguno, no habían sido sometidos a cirugías y

no estaban ingiriendo antibiótico. Al analizarlos, se encontró que la bacteria causante de la neumonía había sido la virulenta SARM, característica por destruir el tejido de los alvéolos pulmonares. La comunidad médica pensó que se trataba de un clon hospitalario que se había escapado a través de un paciente. Las pruebas en el antibiograma revelaron que no. Se trataba de un SARM sensible a antibióticos para los que el clon hospitalario era resistente. Su patrón genético era distinto y lo denominaron Staphylococcus aureus resistente a meticilina USA400, adquirido en la comunidad. Un acontecimiento sin precedentes porque significaba que ya no era solo un problema hospitalario. En el año 2001, en ese país apareció el clon USA300 también asociado a la comunidad, pero con algunas modificaciones genéticas. Hoy resulta ser el más prevalente, con 105 mil personas infectadas, según lo reportó en el 2006 el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Norteamérica.

La bacteria colombiana Aunque desde 1996 el gremio científico reportó aumento de infecciones por diferentes clones de Staphylococcus aureus, fue en 2001 cuando la red de hospitales que trabaja en la resistencia bacteriana en la ciudad, convocada y dirigida por la Universidad Nacional de Colombia, reportó una variedad genotípicamente igual al USA300, con algu-

nas diferencias típicas de nuestra región. Para entonces la prevalencia era del 1 por ciento, es decir que por cada 100 pacientes con SARM, uno tenía el clon USA300 de origen comunitario. Este genotipo colombiano tiene una toxina llamada PVL, no común a todos los USA300. “Es una toxina que afecta a los macrófagos o células defensoras encargadas de destruir las bacterias. Si no hay macrófagos la bacteria tiene más oportunidad de sobrevivir. Por eso este SARM comunitario es más virulento”, sostiene Escobar. Esta toxina está presente en el 90 por ciento de los casos evaluados en Colombia. De los dos primeros casos de USA300 comunitario diagnosticados en el país en el 2006, el más grave fue el de un joven de 17 años, sin antecedentes hospitalarios, quien durante una práctica de capoeira sufrió un fuerte golpe que le dejó un hematoma. La bacteria aprovechó el maltrato de la piel y diseminó la infección comprometiendo el tejido celular subcutáneo y el músculo. La atención oportuna permitió reconstruirle el tejido muscular. Estos estudios muestran solo la punta del iceberg, advierte Escobar, pues los casos podrían ser muchos más. La profesora Leal lo confirma: “Los reportes de diseminación de la bacteria hallados encienden las alarmas sobre un problema real. Por eso es importante que las personas refuercen medidas de seguridad como el lavado de las manos y la higiene personal”.

126 13 de septiembre de 2009

La limpieza de las ollas terminó en un drama para María Carmenza. Ese día en mitad de la habitual faena se enterró un pedacito de esponjilla en un dedo. Claro, asumió que se le pondría rojo por unos días, así que no le prestó mayor atención. Lo trágico ocurrió al siguiente día, cuando no solo su dedo, sino toda su mano, aparecieron inflamados y con mucho dolor. Al llegar a la sala de urgencias de una clínica de Bogotá, el diagnóstico determinó una infección por Staphylococcus aureus meticilino resistente (SARM). Allí tuvo que ser sometida a desbridamiento (limpieza de la herida), pues la infección le invadió la piel, el tejido celular subcutáneo y le alcanzó a comprometer el músculo. Pero María Carmenza no es la única que actualmente padece de este mal, actualmente el 8 por ciento de las personas que en el país se infectan con SARM corresponde al clon USA300 comunitario, denominado así por haber sido reportado por primera vez en Estados Unidos en el año de 1994. El riesgo de infectarse con esta bacteria lo corren, principalmente, personas que practican deportes de contacto como fútbol y Kid Boxing, entre otros. Un reciente estudio realizado por la Universidad del Bosque, la Fundación Sanitas y la Universidad Nacional de Colombia, con 250 personas que llegaron a centros de salud de Bogotá con síntomas de infección, encontró que 66 de ellas eran portadoras de este virulento clon. “El 26 por ciento de los casos reportó SARM de origen comunitario, clon USA300 autóctono”, confirma el investigador Javier Escobar, director encargado del Laboratorio de Genética Molecular de la Universidad El Bosque.

Fotos cortesía doctor Carlos Álvarez

Unimedios


12 Ciencia y tecnología Carlos Andrey Patiño,

La idea no fue llamativa al comienzo: ¿para qué investigar sobre gres porcelánico en Colombia, donde es incipiente su uso? En cambio, sí es muy común en países nórdicos, donde este tipo de cerámica es empleado en pisos y recubrimientos de fachadas. A Rolando Javier Rincón Ortiz, doctor en Ciencias-Química de la Universidad Nacional de Colombia, le quedó sonando el tema y se volvió a preguntar ¿por qué no investigar sobre productos de tecnología avanzada, con un buen mercado y evaluar su viabilidad en el país? Con el apoyo de la Red Cyted, institución española que respalda iniciativas que acercan la academia y la industria, Rincón se salió con la suya y aportó avances importantes a la fabricación de la cerámica tradicional. Su objetivo: demostrar que con ciencia, tecnología e ingenio Colombia puede entregar al mundo un material más resistente, económico y competitivo. Lo logró y ahora una empresa privada, que lo respaldó en el desarrollo de la investigación, se alista a construir una planta piloto para probar cómo se manifiesta su desarrollo a escala industrial.

126 13 de septiembre de 2009

Piso duro Italia, con 438 millones de dólares en exportaciones, y España, con 356 millones, lideran el mercado mundial de gres porcelánico, pero China, gigante de la industria masiva, les pisa los talones, en camino de una mejor calidad. Estados Unidos, uno de los mayores consumidores, importa buena parte de la producción desde Europa: cerca del 80 por ciento. Estos factores fueron analizados juiciosamente por Javier. En todos vio potenciales ventajas para que Colombia ingrese en el mercado norteamericano con el producto insigne de la cerámica, il gres porcelanato. Se suma el hecho de que en Europa la producción de cerámica es costosa. La fabricación del metro cuadrado de gres porcelánico cuesta entre 3.5 y 4 libras esterlinas, debido en parte a que deben importar la materia prima de países como Turquía y Ucrania. “Esto sin contar con los costos de comercialización”, aclara Rincón. La primera tarea fue desarrollar un esmalte con buenas prestaciones físicas, mecánicas y estéticas, para lo cual estudió sistemas vitrocerámicos, así como la aplicación de tecnologías propias de los materiales avanzados como el procesamiento sol-gel (herramienta de la química fina que permite modelar los materiales a escala nanométrica). Con esta tecnología se obtuvieron polvos amorfos homogéneos (xerogeles) que, una vez se sometieron a tratamientos térmicos, permitieron la desvitrificación (cambio de las partículas de vidrio por partículas de cristales para hacer más resistente el gres porcelánico) de los vidriados. Esto con el fin de crear un esmalte con una microestructura más resistente y antideslizante. “Se determinó la composición química, la estructura y la microestructura de los sistemas vítreos desarrollados; se evaluaron propiedades fisicoquímicas del producto tales como el índice de refracción, la tenacidad, la resistencia a la abrasión y el desgaste, así como su resistencia

Crean cerámica

con papel reciclado

Una baldosa más resistente y grande que tiene como ingrediente papel reciclado, con calidad internacional y elaborada a partir de materias primas netamente colombianas, se proyecta para com-

petir con el dominante mercado europeo de las cerámicas. La desarrolló un doctor de la Universidad Nacional, uniendo ciencia, tecnología e ingenio en beneficio del sector productivo. al ataque de agentes químicos y al manchado”, detalla Rincón. En este proceso se evidenció la mejora del producto. El siguiente paso fue determinar si en el país se hallaba la materia prima base para la producción del gres porcelánico y, por supuesto, se halló en buena proporción y con cualidades adaptables al proceso cerámico actual. Se determinó, entonces, que no solo era posible desarrollar el producto en el país con los más altos estándares de calidad, sino que también se podía fabricar a partir de materias primas netamente colombianas.

Papel del papel reciclado La investigación de Rincón no se quedó en la parte química. Al analizar el mercado europeo se dio cuenta que, en el proceso de conformado y decoración de la pie-

za cerámica, aún sin cocer, había importantes pérdidas de producto por roturas. “Se había experimentado para mejorar la resistencia en la precocción, pero no había una solución total. Se nos ocurrió algo que parecía descabellado, pero que dio resultado: le incorporamos fibras de papel reciclado a la mezcla. Esto ya se emplea para mejorar las prestaciones de los cementos, pero no se había ensayado en el proceso cerámico tradicional, más aún cuando se busca un alto grado de blancura en el soporte cerámico”. El investigador afirma que los materiales arcillosos con los que se elabora la cerámica tienen materia orgánica, como vestigios de raíces o pasto. Estos restos son los que provocan los llamados corazones negros, origen de varios defectos estructurales y estéticos en la baldosa.

Metodología – Refuerzo Soporte Cerámico FIBRA FICELL

ATOMIZADO

MOLIENDA

MEZCLA

AGLOMERAR PRODUCCIÓN PARTICULADO PRENSADO ENSAYOS EN “VERDE”

COCCIÓN ENSAYOS COCIDO

Se generan cuando el dióxido de carbono, producto de la combustión de la materia orgánica durante el proceso de cocción, queda encapsulado en el soporte o no le es posible salir a través del esmalte fundido. La pregunta es ¿acaso las fibras de papel no incrementarían la ocurrencia de esta clase de defectos? El doctor en química asegura que junto a su equipo de trabajo encontró el método que le permite al papel reciclable otorgar una mayor resistencia al gres porcelánico en verde. Él se guarda los pormenores del proceso debido al compromiso que tiene con la industria que lo respalda, pero afirma: “No se afectan las propiedades en el producto cocido ni se incrementa la porosidad del material. Esto permitirá hacer baldosas cerámicas más delgadas y grandes, las fibras de papel detienen el crecimiento de una grieta, anclándola, evitando así que se propague y ensanche”. “Este es uno de los primeros trabajos de doctorado en el Departamento de Química que trata de aproximar a la industria con un proyecto que permite un desarrollo real tangible. Es un aporte importante, ejemplo para que otros estudiantes, a la hora de desarrollar trabajos de pregrado o posgrado, se encaminen por esta ruta”, opina Javier Rincón. Concluye: “En Europa tienen claro que la universidad, a través de la investigación, y la empresa deben trabajar unidas en pro de la innovación. Saben que solo así es posible diferenciar sus productos en el mercado, posicionarlos y darles un valor agregado”.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios


Ciencia y tecnología

Nueva metodogía para identificar cocaína

Una metodología desarrollada por dos químicas farmacéuticas colombianas permite identificar y cuanti-

ficar la cocaína que ‘recursivos’ narcotraficantes ocultan en tapetes de caucho y otros polímeros sintéticos. Autoridades nacionales y de otros países como Israel emplean este método.

Jaime Rojas, profesor del Departamento de Farmacia de la UN, con el espectrofotómetro, equipo con el que se realizaron las pruebas para validar

la metodología.

ban entre 10 y 15 cargamentos de cocaína camuflados en polímeros, mientras que hoy la cifra es de uno o dos. Díaz explica que los narcotraficantes hacen uso cíclico de las distintas formas de camuflaje para no ser predecibles: lo que se usó hace cinco años se usa ahora, y lo que se usó ayer volverá a verse dentro de un lustro, por lo que las metodologías de análisis no pierden vigencia.

El polímero de incautación Con ayuda de la Facultad de Ingeniería de la UN, las dos jóvenes químicas se dieron a la tarea de elaborar el polímero de incautación para desarrollar la metodología analítica con base en el propio material. Para la mezcla se utilizó estireno como monómero, peróxido de hidrógeno como indicador y emulsión tween 20 y lauril sulfato

de sodio como estabilizadores. El producto final fue un látex natural copolimerizado al que se le agregó clorhidrato de cocaína. Tras la determinación de las características del polímero incautado, se estandarizó el método de extracción del alcaloide, que, según explica Díaz, en la Fiscalía solía hacerse utilizando todo el material incautado (tapete de caucho), lo cual no solo era dispendioso, sino costoso por la cantidad de reactivos utilizados. Bonilla y Peñuela trabajaron reduciendo el polímero a partículas de un milímetro a través de un proceso de molido, para realizar el trabajo de extracción con tan solo 500 miligramos de la muestra. Se estableció que la máxima recuperación del alcaloide se da a partir de la segunda hora de agitación con 50 mililitros de ácido sulfúrico de concentración 0.5N. Para cuantificar la cocaína extraída se usó como técnica la

Cumpliendo con los estándares de potasio, sodio, carbohidratos y otros elementos, Sergio Prieto, estudiante de Nutrición de la UN en Bogotá, desarrolló una bebida hidratante con sabor no artificial, ideal para que los deportistas la consuman luego de perder agua tras una fuerte actividad física. La nueva bebida está hecha con fruta liofilizada, es decir, desecada al vacío y a muy bajas temperaturas. Durante el proceso se congela para separar el agua por sublimación, lo cual permite conservar sus propiedades nutricionales y, lo mejor, su sabor a fruta natural.

espectrofotometría ultravioleta, que consiste en comparar, por medio de un espectrofotómetro (máquina que mide la luz), la radiación absorbida por una solución que contiene una cierta cantidad desconocida de una sustancia (en este caso cocaína), y una que contiene una cantidad conocida de la misma. Según explica el profesor Rojas, para la medida de la absorción, la sustancia debe estar disuelta en un solvente como agua, metanol, cloroformo o alcohol, entre otros, dependiendo de las características de la muestra. Para este caso se utilizó ácido sulfúrico y se determinó que la espectrofotometría funciona para detectar la cocaína en el polímero, dado que los espectros de absorción ultravioleta de los componentes del material son prácticamente nulos a 233 nanómetros, longitud de onda de máxima absorción de la cocaína. Esto, en términos de la validación de la metodología, significa que ésta es selectiva frente a los constituyentes del polímero. Sin embargo, se puede registrar interferencia en la cuantificación de la cocaína si ésta llegase a estar mezclada con efedrina, cafeína, lidocaína, procaína y fenacetina, sustancias adulterantes con las que se suele mezclar el alcaloide. En estos casos sería necesario utilizar técnicas cromatográficas, que se aplican en la separación de mezclas complejas. Para validar la metodología analítica también fue importante evaluar la concentración mínima detectable y concentración mínima cuantificable de la sustancia en la matriz, valores que se determinaron en 1.6 ppm (partículas por millón) y 4 ppm, respectivamente. Además, se constataron parámetros como la exactitud, precisión, linealidad y robustez de la metodología para su validación. Hoy la metodología validada por Bonilla y Peñuela como trabajo de grado no solo es utilizada en la Fiscalía General de la Nación, sino que, según explica Díaz, dada la practicidad y la precisión del método, la Policía Nacional y la Dijín también la han adoptado, e incluso se ha replicado en otros países como Israel.

126 13 de septiembre de 2009

Ahora hay euforia, lucidez, rapidez mental y la sensación de que se es indestructible. La elevación emocional se mantendrá por una media hora, al cabo de la cual la ansiedad lo arrollará sin aviso y la necesidad de más cocaína para poder mantenerse en pie lo golpeará hasta enterrarlo en la más profunda depresión. Así, entre subidas y caídas, pasan los días entre 15 y 20 millones de personas en el mundo que, según Naciones Unidas, consumen cocaína. Consumidores dispuestos a pagar lo que sea y productores del tercer mundo que se niegan a dejar las ganancias astronómicas del tráfico ilegal constituyen el mercado de la cocaína, el poderoso alcaloide que se obtiene a partir del procesamiento de la hoja de coca, que se cultiva en Colombia, Bolivia y Perú y que congrega esfuerzos multilaterales por acabar su producción, tráfico y consumo. Sin embargo, los miles de millones de dólares que se juegan en este mercado hacen que los perseguidos sean cada vez más ingeniosos a la hora de evadir los controles internacionales al tráfico. Ahora no solo se camufla cocaína en chaquetas y porcelanas, ni en el organismo de las denominadas “mulas”, hoy el reto en los puestos de inmigración es de tipo químico, pues el polvo blanco se encubre como sustituto de otros químicos en la fabricación de distintos materiales como los polímeros sintéticos, con los que se hacen los típicos tapetes de caucho. Ante esta situación, los peritos de la Fiscalía General de la Nación vieron la necesidad de establecer una metodología que, de forma práctica pero precisa, les permitiera identificar y cuantificar la cantidad de cocaína contenida en los polímeros sintéticos incautados. Ese fue el reto que Dorelly Bonilla y Luisa Peñuela, químicas farmacéuticas de la UN, emprendieron hace cuatro años como trabajo de grado. “Para darle ese amortiguamiento a los tapetes, el polímero, dentro de la mezcla bastante compleja de sustancias que lo componen, es adicionado con carbonato de calcio, que es lo que permite que se hunda y retome su forma original. Entonces los narcotraficantes empezaron a usar cocaína en vez de carbonato de calcio, debido a que su apariencia (polvo blanco), es similar”, explica el profesor Jaime Rojas, químico farmacéutico que asesoró a las dos estudiantes en su investigación, junto con la profesora Noralba Sierra, también docente del Departamento de Farmacia. Por su parte Josías Díaz, perito forense de la Fiscalía General de la Nación que acompañó la validación de la metodología desde el Laboratorio de Química de la Institución, señala que, en 2004, semestralmente se incauta-

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios

Fotos Archivo particular

Vanessa Molina Medina,

13


14 Ciencia y tecnología

Dispositivo permitirá buen uso

de bombillos ahorradores Un estudio halló que el cambio total de las bombillas incandescentes por ahorradoras, tal como lo exige el Gobierno Nacional,

generará distorsiones de corriente en la red de suministro de energía, y de paso afectará cuanto aparato esté conectado. Un dispositivo a escala micro creado para instalar en las nuevas bombillas evitaría el colapso. Ángela María Betancurt Jaramillo,

ahorradoras y se logra que las empresas y usuarios residenciales de energía no expongan sus aparatos electrodomésticos y cuenten con un buen servicio, al tiempo que eviten ser multados o que se incremente la tarifa de su factura. De igual manera, que las compañías dedicadas a la fabricación de lámparas entreguen un producto de buena calidad que no afecte el medioambiente, y las empresas que suministran la energía cumplan con sus políticas de calidad. Así mismo, el Gobierno está consiguiendo lo que desea, ahorrar energía y que se haga un uso adecuado de esta.

Unimedios

Mala onda

126 13 de septiembre de 2009

Basada en estas nuevas exigencias gubernamentales, a la investigadora de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales Elcy Patricia Prado Fajardo le surgió la idea de ahondar un poco más en el tema de estas luminarias, y realizó el estudio “Cambio de la iluminación incandescente a la luz blanca”. La pregunta que le rondó fue si al cambiar todas las bombillas que la gente utiliza desde que Thomas Alva Edison descubrió este adelanto para

¿Cómo lo hizo?

Archivo particular

Mediante los Decretos 2331 de 2007, 895 de 2008 y la Resolución 180606 de abril de 2008, el Gobierno colombiano exige que las entidades públicas sustituyan las bombillas incandescentes por lámparas ahorradoras de energía. De esta manera se busca economizar, conservar y hacer uso eficiente de este recurso natural. De esta forma, como se expresa en la expedida resolución, el Ministerio de Minas y Energía declaró el Uso Racional y Eficiente de la Energía (URE) como un asunto de interés social, público y de conveniencia nacional, cuyo objetivo fundamental es “ promover el uso racional de la energía y demás formas de energía no convencionales, de tal manera que se tenga la mayor eficiencia energética para asegurar su abastecimiento pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana, la protección al consumidor y la promoción de fuentes de energía no convencionales, de manera sostenible con el medioambiente y los recursos naturales”. Desde el año pasado las empresas ya se rigen bajo estas leyes, y en uno o dos años el turno será para los hogares colombianos, los cuales, según este gabinete, consumen el 39.6 por ciento de los 42.907 gigas vatios/ hora-año de energía que se consumen en el territorio. De ese porcentaje, el 22.6 por ciento es iluminación. Si un 25 por ciento de los hogares cambia cada una de las bombillas que usa, y lo respectivo hacen las empresas, se llegaría a un ahorro energético de 1.573 giga vatios/hora–año.

El dispositivo hace una conversión de la tensión y limpia la onda de energía,

así se asegura un mejor funcionamiento de la bombilla ahorradora. la humanidad, la red de energía las aceptaría sin inconveniente alguno (como resistencia) y no las percibiría como un problema (carga no lineal), pues las redes fueron creadas y adaptadas debido a las necesidades del medio. Efectivamente, encontró que al haber un cambio total de las bombillas incandescentes por las ahorradoras, en la red a la que se conectan todos los aparatos (electrodomésticos y computadores, entre otros) y los usuarios a los que se les suministra la energía, podrían generarse distorsiones en la corriente que a la vez ocasionarían efectos nocivos a dichos equipos. “Al evaluar la situación, encontré que la onda de corriente no estaba pura como la requiere una empresa suministradora de energía para que

todo funcione perfectamente. Estaba deforme, y es ahí donde se presentan problemas como el calentamiento en los transformadores, lo que acorta su vida útil y provoca desconexión en los equipos, solo por nombrar algunos”, expresó la ingeniera eléctrica Prado Fajardo. Inconforme con esta problemática, la investigadora buscó una solución. Creó un prototipo con capacidad de medir la energía buena que utiliza la bombilla en el momento de hacer su trabajo: iluminar. Lo llamó Circuito Corrector del Factor de Potencia en una lámpara ahorradora. Por medio de un control, el dispositivo hace una pequeña conversión de la tensión, con lo cual limpia la onda de energía con la que funcionará la bombilla. A través de este circuito se corrige el error que presentan las lámparas

Las pruebas de esta investigación se realizaron en el Laboratorio de Calidad de la Energía y Electrónica de la Potencia de la UN en Manizales. Allí, en la Mesa de Fuentes Conmutadas, encargadas de tomar el suministro de energía, transformarlo y llevarlo a los equipos electrónicos, se midieron los parámetros básicos de la energía eléctrica como la tensión, la corriente, la distorsión armónica y el factor de potencia. El siguiente paso fue la creación del prototipo que soluciona el daño sobre la forma de la onda de corriente. Para su buen funcionamiento, fue necesario elaborar un control que tiene la tarea de hacer una conversión en la tensión ACDC, circuito básico a la entrada de la lámpara. Así se logró que la onda se limpiara y volviera a su estado puro. “Aunque las fuentes conmutadas llevan energía a toda clase de equipos como televisores, computadores o DVD, nosotros nos enfocamos en las lámparas ahorradoras y, efectivamente, se logró disminuir el consumo de este recurso natural”, dijo el director del Laboratorio de Calidad de la Energía, Eduardo Antonio Cano Plata. Actualmente cualquier empresa que se dedique a la fabricación de lámparas ahorradoras tiene disponibilidad de recurrir a este estudio, por eso la investigadora creará una norma técnica que les indicará cómo deben hacer luminarias de excelente calidad y el dispositivo a escala micro para instalar en las bombillas.

Químicos de la UN pertenecientes al grupo Estados Sólido y Catálisis Ambiental, ESCA, han logrado modificar partículas de arcilla, por demás extremadamente pequeñas y de superficie rugosa, con el fin de obtener unas sustancias sólidas que aceleran reacciones químicas, llamadas catalizadores. Estos catalizadores han demostrado gran eficiencia a la hora de controlar problemas de contaminación ambiental como los que ocasionan el diésel y la gasolina en el aire, y las industrias del petróleo, el café, las flores y la imprenta, en el agua.


Medioambiente

15

Magda Páez Torres,

Una encuesta realizada entre el 2006 y el 2007 desde la Guajira hasta el Urabá, mostró la decadencia de la pesca en Colombia. La población objetivo fueron 567 pescadores con edad promedio de 48 años, de tal forma que tuvieran la posibilidad de comparar entre los comienzos de los años 90 y el presente de la situación pesquera. Frente a la pregunta de cómo perciben el esfuerzo que deben hacer ahora para pescar, el 80,6 por ciento señaló que hoy gasta 9,9 horas al día, mientras que, anteriormente, el tiempo era de 5,6 horas diarias. Además, el 72 por ciento sostuvo que en la actualidad debe pescar a 33 metros de profundidad en promedio, e ir más lejos de la costa. Antes pescaban a una profundidad de 17.2 metros. Ello muestra claramente que el ecosistema marino ha sufrido un gran impacto, que le implica al pescador mayor dificultad en su labor. Y es que según la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), más del 75 por ciento de las reservas pesqueras en el

pesar de que las redes son más grandes.

Pesca agoniza

En un futuro comer pescado será un privilegio, pues las reservas se agotan en varios puntos del mundo, sin que Colombia sea la excepción. Los pescadores del país deben ir más lejos para conseguir los peces y, lo que pescan, no se compara con la producción de años atrás. El pargo, la sierra, el róbalo y la langosta comienzan a escasear. mundo han sido sobreexplotadas o agotadas. La gran paradoja es que ahora la mayoría de los pescadores recurre a la tecnología para la pesca, lo que debería facilitar su trabajo. Aún así, la captura sigue siendo inferior, comparada con otras épocas. Hoy, el 49,9 por ciento usa motor fuera de borda; antes, solo lo hacía el 10 por ciento. Era tradicional el uso de remo y vela. De igual forma, las redes ahora son más grandes. No obstante estas ayudas, el 97,3 por ciento hoy pesca menos que antes, lo que corrobora el declive de la vida pesquera. El escenario muestra, entonces, pescadores que a pesar de emplear más horas del día en su faena y desplazarse más lejos y más profundo, con ayudas tecnológicas e instrumentos de pesca más grandes, capturan menor cantidad de peces. Ahí radica la prueba de que la pesquería en el país está sufriendo una crisis que apenas comienza a vislumbrarse. Las especies que más empiezan

a escasear son algunas de las preferidas por los consumidores: el pargo, la sierra, el róbalo y la langosta.

cultura, INPA, y ahora, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. En la medida en que el hábitat de los océanos se siga viendo afectado, la población humana sufrirá los efectos, pues disminuirá el número de animales marinos que constituyen una fuente de proteína importante. “La desaparición de especies sería un paso hacia la insostenibilidad de la sociedad humana”, afirmó el investigador. También se refirió a los efectos de la contaminación, especialmente la proveniente de aguas negras, por la cercanía a las ciudades. El cambio climático es otro de los factores que influye. “La existencia de una cantidad de CO2 en la atmósfera hace que este llegue a las

¿Qué está pasando? Entre las causas de la degradación del ecosistema marino están la pesca indiscriminada que incluye el arrase industrial –destructor de los hábitats–, el cambio climático y la contaminación, según afirmó el biólogo y profesor de la UN, Camilo García. Uno de los problemas es que en el país la regulación pesquera –que debería controlar quiénes pueden pescar y en qué cantidad– no se cumple por falta de gobernabilidad, aparte de la débil base fáctica en su formulación, sostuvo el docente. Tanto así que en los últimos años el control sobre el tema ha pasado por varias manos: el Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables, Inderena; el desaparecido Instituto Nacional de Pesca y Acui-

Las especies que más empiezan a escasear son el pargo, la sierra, el róbalo y la langosta.

En la década de los 70 se contaba con más de 6 mil kg/km2 en biomasa de peces demersales, para la década del 2000 se cuenta con un poco menos

de 3 mil kg/km2.

aguas por difusión, ocasionando cambios químicos en su composición, lo que termina influyendo en la vida animal”, expresó. Los mismos pescadores serían víctima de la escasez, no solo por la economía de sus familias, que depende de ello, sino porque para algunos es la base de su alimentación. En este contexto, el experto hizo un llamado para aumentar las campañas de educación, en especial orientadas a evitar la pesca indiscriminada y la contaminación. No obstante, fue claro en decir que ya hay hechos cumplidos que empiezan no solo a privar al mundo de la belleza del paisaje, sino a representar un peso social, económico y de supervivencia.

126 13 de septiembre de 2009

La decadencia

Hoy los pescadores capturan menos peces a

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Aunque al parecer en el mar nada cambia, su hábitat ha sufrido los estragos de la pesca indiscriminada, del cambio climático y de la contaminación. En las aguas colombianas ya se vislumbra el declive de la vida marina, evidenciado en la dificultad de los pescadores para obtener sus presas. En una larga agonía, las especies comerciales se extinguen y son reemplazadas por las que no eran muy apetecidas. Como en un círculo vicioso, estas nuevas, tal vez, tendrán un futuro similar al de sus predecesoras, porque el estado de los hábitats es de continua degradación y, sumado a la sobrepesca, muestra un porvenir desalentador. La costa Caribe es una muestra de la situación preocupante en que se encuentra la pesca en Colombia. Ese fue el punto donde investigadores de la Universidad Nacional realizaron un estudio que confirmó la disminución del número de peces y la dificultad de los pescadores para la captura de estos animales. En el curso de los últimos 30 años, para el conjunto de los peces demersales (los que están en el fondo del agua, como el bacalao y el pargo), ha habido una reducción hasta de la mitad. En la década de los 70 se contaba con más de 6 mil kg/km2. Para la década del 2000 se cuenta con un poco menos de 3 mil kg/km2. En el 2001 hubo una pequeña recuperación de la biomasa de estos peces. En los 90 fue el nivel más bajo, con menos de 2 mil kg/km2, y entre 2000 y 2001 subió a 3 mil kg/km2, lo que se explica por una crisis en la pesca de camarón. “Como los barcos camaroneros en sus arrastres sacan una gran cantidad de pesca acompañante, esos peces demersales descansaron al menguar la pesca camaronera. Esto permitió una recuperación”, explicó el profesor Camilo García, director del estudio. Y es que por un kilogramo de camarón se pueden sacar hasta 12 kilogramos de otras especies que son botadas por la borda.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios


16 Medioambiente Unimedios

Las plantas productoras de fibra están desapareciendo por causa de la deforestación, la expansión de la frontera agropecuaria y la construcción de obras de infraestructura, entre otros factores que de paso afectan el desarrollo artesanal del país. Las consecuencias no se han hecho esperar: sobrecostos en la materia prima e incremento en los precios de los productos, de los que derivan su sustento 350 mil artesanos colombianos. La situación es crítica. Según Artesanías de Colombia S.A., fibras como la gaita, que tradicionalmente ha sido utilizada para la elaboración de canastos en el departamento de Boyacá, debieron sustituirse por paja blanca, ya que las reservas se agotaron. No alcanzaron para dotar a los artesanos y menos para garantizar un desarrollo sostenible de la materia. El wérregue andaba en las mismas. En el departamento del Chocó, sus pobladores durante años han extraído desmedidamente las hojas y el cogollo de la palma derribando el árbol, aunque por suerte esta tradición ha venido cambiando, y gracias a un proceso de sensibilización motivado por investigaciones científicas, se están implementando nuevas técnicas para obtener el núcleo de la planta sin tener que tumbarla y así preservar la materia. A la desaparición de las especies de fibras vegetales contribuyen también la siembra de cultivos ilícitos, el desmedido consumo de leña, los incendios forestales y la producción de madera para la industria y el comercio, según el documento Conpes 2384 de 1996. Situación crítica si se tiene en cuenta que el 83 por ciento de las especies artesanales de origen vegetal se encuentra en estado silvestre. Con el objetivo de ampliar el conocimiento sobre las variedades de plantas productoras de fibras en el país y contribuir a la implementación de prácticas adecuadas que atenúen el impacto ambiental, social y económico que está generando su desaparición, investigadores del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia clasificaron 56 especies, de las 114 halladas en cada uno de los rincones del país por científicos como José Celestino Mutis, desde la Expedición Botánica hasta hoy. El material ha estado depositado en el Herbario Nacional.

Fibras nativas

126 13 de septiembre de 2009

El grupo, conformado por Edgar Linares, Gloria Galeano, Néstor García y Yisela Figueroa, halló que el 91 por ciento de las especies son nativas de América Tropical, y seis de ellas son endémicas de Colombia, como el táparo (Attalea cuatrecasana) y el quitasol (Mauritiella macroclada) de la región Pacífica.

sombreros, basureras y cubierteros, a partir de los ejes de las inflorescencias. La lista es larga, por eso las especies fueron agrupadas en 35 fichas que describen también plantas como el azufre, el bihao, el cabecinegro, la cañaflecha, el cestillo, los chagualos, el chin, la china, los chápalos, el chiquichiqui, el chocolatillo, el chusco, los cucharos, el cumare o chambira, la damagua, la enea, el esparto, el fique, el guerregue, la iraca, el junco, el lecho, la matamba, el mimbre, el moriche, la paja blanca, la paja de grama, la palma estera, el plátano, potre, la sará, la tetera, el tripeperro, la yanchama y el yaré. Esta clasificación incluye estrategias de sustitución para el desarrollo sostenible de las especies, y algunas claves para tomar lo necesario de la planta sin exterminarla. Por ejemplo, la aplicación de prácticas como la “media luna”, que permite cortar el cogollo sin comprometer la planta.

La gaita, el cumare y el wérregue hacen parte de la lista de plantas productoras de fibras que están desapareciendo del bosque y del comercio artesanal del país. Expertos clasificaron 56

especies, de las 114 registradas en las cinco regiones de Colombia, como parte de una investigación que busca contribuir al desarrollo sostenible del sector.

Se agotan las fibras vegetales

Artesanía en cifras

Archivo particular

Elizabeth Vera Martínez,

Tejiendo una mecedora con catabre.

Dentro de la clasificación se encuentra la palma estera (Astrocaryum malybo), apostada en las cuencas de los ríos Magdalena, Sinú y San Jorge, de la que se utilizan las hojas o cogollos para elaborar artesanías como esteras, tapetes, piedecamas e individuales. También el cestillo (Asplundia sarmentosa), del eje cafetero. Planta trepadora, cuyas partes más utilizadas son las raíces adventicias colgantes, procesadas para elabo-

ración de sofás, sillas, bifés, mecedoras y lámparas. De igual manera, el azufre (Oreopanax glabrifolius), planta propia de la región Andina y el eje cafetero. De esta se extraen sus raíces colgantes y se procesan para hacer canastos. El esparto (Juncos ramboi ssp. Colombianus) de Boyacá y Cundinamarca, es otra de las especies estudiadas. Se trata de hierbas que se utilizan para elaborar canastos,

Según Paola Andrea Muñoz Jurado, gerente general de Artesanías de Colombia S.A., “Los artesanos utilizan plantas industrializadas como el fique y el algodón, que constituyen un renglón muy importante en la economía nacional, ya que representan el 2 por ciento del total de exportaciones de artesanías colombianas”. En el país, 15 especies, es decir, el 13 por ciento de las plantas como el fique, el algodón, el bambú y las especies endémicas, tienen sistemas de cultivo extensivo o artesanal. El resto, 87 por ciento, son consideradas silvestres y crecen en sitios abiertos y disturbados, en bosques y selvas. En esta categoría se encuentran el helecho, la paja blanca, la paja de grama, el juncoeseda, la enea y el junco, explicó el profesor Linares. El censo artesanal realizado en 1998 señala que 350 mil productores derivan su sustento directamente de la labor artesanal, para lo cual utilizan como materia prima los recursos naturales. Así, los oficios más demandados son en fibras vegetales (57.52 por ciento) y en madera (13.48 por ciento). Las artesanías no solo tienen gran demanda en el mercado interno, pues cada vez crece más su popularidad en el ámbito internacional, dados los nuevos diseños y aplicaciones en accesorios usados en la pasarela mundial. Por eso, para la gerente de Artesanías de Colombia, al implementar criterios de sostenibilidad, los productos en fibras vegetales accederán a certificados de manejo ecológico y sellos verdes, los cuales posicionarán la producción artesanal en mercados especializados externos. A eso le apuesta Colombia con proyectos importantes como el estudio de los científicos de la Universidad Nacional.

El junco y la enea, materiales considerados por muchos como desecho, encontraron un nuevo uso en las manos de dos estudiantes de Diseño Industrial de la UN, quienes demostraron que se pueden emplear para algo más que la fabricación de esteras y bioabonos. Según la investigación, el hilo se puede usar para hacer artesanías o fibras textiles y papeles de colgadura. Así mismo, se demostró que el hilo del junco resiste hasta ocho kilos de peso. El proyecto contó con ayuda de diseñadores con trayectoria en materia de artesanías y la Fundación Humedales, que trabaja en la región de la laguna de Fúquene.


Medioambiente

El 45,4 por ciento de la población de Arauca habita en la zona rural del departamento, en donde el acceso al agua es limitado. Se trata de más de 120.000 colombianos que, al igual que todos los nacionales que viven fuera de los cascos urbanos, deben padecer la precariedad de los acueductos y sistemas de saneamiento en estas zonas, bajo el riesgo de tener que usar agua no apta para el consumo en detrimento de su salud. De acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, “aproximadamente un 80 por ciento de las enfermedades, en particular gastrointestinales, y más de una tercera parte de las defunciones en los países en desarrollo, tienen por causa el consumo de agua contaminada”, por lo que realizar análisis y vigilancia es de vital importancia. En esa línea de acción se inscribe el proyecto que presentó Joaquín López, un joven ingeniero químico araucano, egresado de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, que regresó a su región para trabajar desde su disciplina por su comunidad. López propuso a los directivos de la Sede Orinoquia de la UN, en donde actualmente trabaja como tutor de química, la implementación de un laboratorio de análisis fisicoquímico y microbiológico de agua, tanto potable como residual. Hoy el proyecto es un hecho. Para López, el principal objetivo de instalar el Laboratorio de Aguas es beneficiar a la población que vive fuera del casco urbano. Las conexiones cruzadas, el retrosifonaje, las tuberías rotas, las cisternas y reservorios defectuosos, e incluso el tendido de nuevas tuberías o reparaciones hechas con pocas medidas de seguridad, son factores que aumentan el riesgo de contaminación del agua en la zona rural. Además, la manipulación y almacenamiento inadecuado, ante la interrupción del suministro de agua en poblaciones con déficit del recurso hídrico, son otros factores de riesgo. Alexis Landaeta, ingeniero agrónomo y coordinador del área de laboratorios de la UN en la Orinoquia, señala que, según el resultado de un análisis de las propiedades fisicoquímicas y microbiológicas del agua realizado en predios de la institución, por un laboratorio externo que la UN

Solución a aguas turbias en Arauca

La implementación de un laboratorio de análisis fisicoquímico y microbiológico de aguas en Arauca

garantizará la calidad del agua potable y evitará la contaminación con aguas residuales.

demandarán los servicios del nuevo Laboratorio de análisis fisicoquímico y microbiológico de aguas de la UN en Arauca. 20 empresas embotelladoras de la región y siete acueductos de siete municipios del departamento

interno. La Unidad Administrativa de Salud del departamento tiene los laboratorios, pero, como también tiene por función velar por que las empresas hagan su análisis de acuerdo con lo que pide la ley, “opera como juez y parte”, según precisa Landaeta. El acueducto de la capital, Arauca, también tiene un laboratorio, pero es para control de calidad y no venden servicios al resto del departamento. Además de los acueductos, que actualmente se ven obligados a enviar fuera del departamento las muestras para hacer los análisis, las embotelladoras también

Un análisis de las propiedades fisicoquímicas y microbiológicas del agua en la Sede Orinoquia de la UN arrojó que el agua presenta concentraciones altas de hierro, contenidos coliformes y una turbiedad que supera el índice permitido para consumo humano según la OMS. contrató, el agua que allí se usa no es apta para el consumo humano: presenta concentraciones altas de hierro (3.46mg/L), alto contenido de coliformes totales y fecales, y su turbiedad es de 13 NTU (Unidad de medición de la turbidez), cuando el mínimo admitido para consumo humano según la OMS es de 5 NTU. Según explica Landaeta, además de que en la región no hay suficientes laboratorios que hagan análisis fisicoquímico y microbiológico del agua, los que hay son de empresas privadas para control

son clientes potenciales del laboratorio, puesto que, de acuerdo con la ley, ellas deben certificar la calidad de sus productos, y según Landaeta, “se estimó que solo el 10 por ciento de las empresas en el departamento cumplen con ese requisito”. El otro campo de análisis de laboratorio es el del agua residual, que también debe cumplir con unos estándares mínimos después de ser tratada para que su vertimiento no contamine ríos y quebradas. Los acueductos municipales son los que demandan

este análisis, en tanto que solo la capital, Arauca, tiene laboratorio propio para este fin. El laboratorio de la Sede Orinoquia de la UN empezó operaciones en agosto, y según el estudio de mercadeo en el que se basó el proyecto, se estima que 20 empresas embotelladoras de la región y siete acueductos de siete municipios del departamento demandarán sus servicios. Durante los seis primeros meses de operación se estudiará el desempeño del proyecto, con miras a ampliar los servicios hacia Venezuela, en el estado de Apure, en donde según López también hay un déficit de laboratorios, y de ser posible hacia los departamentos de Boyacá, Casanare y Meta.

Un proyecto autosostenible El fortalecimiento de laboratorios es uno de los puntos que contempla el Plan de Desarrollo de la UN en Orinoquia para el periodo 2007–2009. Con base en esa premisa, se invirtieron $100 millones en equipos e insumos para los primeros seis meses de funcionamiento del Laboratorio de Aguas, y $15 millones para las adaptaciones en infraestructura del que, hasta ahora, era el Laboratorio de Suelos y Foliares. La implementación del laboratorio también es un punto de partida para la apertura de nuevos programas de posgrado en áreas como ingeniería civil, ambiental y sanitaria. López explica que “el objetivo es que, en el mediano plazo, se pueda ofrecer en esta sede un programa de maestría en este campo, porque aquí hay profesionales que quieren formarse en estos temas, pero no encuentran la oferta”. Desde hace dos años, el equipo de trabajo del laboratorio de la UN en Orinoquia trabaja en el proceso de acreditación. “Estamos en etapa de evaluación del sistema. No obstante, el proceso no es sencillo, muestra de ello es que de los cerca de 700 laboratorios que tiene la UN en sus ocho sedes, solo siete están certificados”. El equipo de laboratorios de la Sede Orinoquia espera que la acreditación, que permitiría ampliar el número de clientes del recién fortalecido laboratorio, se obtenga en 2010.

126 13 de septiembre de 2009

Unimedios

Fotos Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Vanessa Molina Medina,

17


Fotos archivo particular

18 Medioambiente

Todirostrum cinereum

Porophila Nigricollis

Elizabeth Cañas Rodríguez Unimedios

126 13 de septiembre de 2009

De las 1.870 especies de aves registradas por el Programa de Inventarios de Biodiversidad del Instituto Alexander Von Humboldt en Colombia, 113 tienen un espacio propio en medio del cañón del Cauca, en el occidente antioqueño. Se trata del Centro Agropecuario Cotové de la Universidad Nacional de Colombia, en donde un grupo de investigadores se dedicó, durante un año, a estudiar la avifauna. Hasta 1976, otros censos realizados por investigadores de la UN registraron 36 especies en el sitio. Ahora, el análisis emprendido por el grupo de investigación Ecología y Conservación de Fauna Silvestre de la UN en Medellín determinó que el número de especies se triplicó en Cotové. “Los individuos que allí se encuentran son de amplia distribución geográfica. Hay especies que no son propias de bosques secos tropicales, es decir, que se establecen en áreas con fuerte intervención humana. Algunos ejemplos son la Pigua (Milvago chimachima), la cual se alimenta de carroña, pequeños vertebrados, artrópodos, frutas y vegetales, y la Garcita del ganado (Bubulcus ibis), especie originaria de África, que se alimenta de insectos principalmente”, explicó la estudiante de la Maestría en Bosques y Conservación Ambiental, Caty Milena Martínez Bravo. Su tesis Diversidad de aves y hormigas del suelo en diferentes usos del suelo en el Centro Agropecuario Cotové, Santa Fe de Antioquia, Colombia, reconoce el efecto de los sistemas agropecuarios y la ampliación urbanística en la zona sobre las especies de aves y, a la vez, el papel de la avifauna y la influencia de los grupos faunísticos en la dinámica de los ecosistemas. Por su parte, el profesor Néstor Javier Mancera Rodríguez, coordinador del grupo de investigación, explicó: “El estudio proporciona conocimiento importante para proponer estrategias encaminadas a la conservación de las aves de todo el cañón del río Cauca, zona importante para la preservación de la biodiversidad de las áreas de bosque seco tropical, reducidas hoy a menos del 1,5 por ciento de su cobertura original de 80.000 km2 en nuestro país”. Entre la avifauna que temporal y transitoriamente frecuenta Cotové están 16 especies de aves migratorias que viajan desde Norteamérica du-

Myiodynastes maculates

Se triplicó número de aves en Cotové

El Centro Agropecuario Cotové fue reconocido como hábitat transitorio o permanente para 113 especies de aves que fueron registradas en un estudio sobre

la avifauna que habita el lugar, y con el cual los investigadores de la UN contribuyen a ampliar el conocimiento de la diversidad biológica del cañón del río Cauca. rante determinadas épocas del año para pasar parte de su ciclo de vida en nuestros ecosistemas. Otras, como la bandurria (Theristicus caudatus), el tucán de pico castaño (Ramphastos swainsonii) y el cardenal veranero (Piranga rubra), que habían sido reportadas en 1976, ya no hacen parte de la fauna visitante, posiblemente debido al deterioro ambiental y a fuertes presiones humanas como la cacería y el comercio ilegal.

Riqueza en avifauna “En el Centro Cotové los bosques no son de gran tamaño pero se conserva algo de cobertura boscosa. Esto representa posibilidades para que las aves aniden, se alimenten y pernocten”, dijo el profesor Mancera Rodríguez. Agregó que el Centro es una alternativa frente a la fragmentación de los bosques en Santa Fe de Antioquia, donde la ganadería extensiva, el turismo y la construcción de condominios para el recreo han menoscabado la cobertura vegetal arbórea que había en el pasado. Germán Buitrago Franco, quien hizo parte de la investigación y aprovechó el trabajo de campo para elaborar su trabajo de grado en Ingeniería Forestal titulado Composición y Estructura y de la Avifauna de Cotové, comentó: “Encontré una riqueza similar a la observada en otros sitios de bosque seco tropical como en el corregimiento de La Buitrera del municipio de Cali, Valle del Cauca”.

oportunidad de verificar cómo el uso del suelo determina los habitantes de Para la ingeniera Ana María Cas- esos espacios y que las aves inciden taño Rivas, miembro de la Junta Di- en el crecimiento de plantas, gracias al rectiva de la Red Nacional de Aves e “trasteo” de semillas que realizan. La experta asegura que Cotové es integrante de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, el trabajo realizado una “isla refugio” y un gran campo paevidencia que “podemos conservar ra el conocimiento de las especies de muchas especies silvestres de forma fauna silvestre, porque a pesar de que compatible con ciertos usos del suelo es un sitio intervenido, lo es mucho dedicados al desarrollo de actividades más su alrededor. En este sentido, el coordiproductivas”. nador del grupo de investiga“Si uno compara con ción Ecología y Conservación las 950 especies que se ende Fauna Silvestre de la UN en cuentran en Antioquia, Medellín considera que fue un las identificadas en Cotrabajo visionario. “Es necesatové no parecen tanrio replicarlo en otros centros tas; pero son muy agropecuarios y, más aún, geimportantes pornerar dinámicas para que los que se reconovecinos del occidente antiocen individuos queño y la misma Universidad de ecosistemas reconozcan la importancia de del bosque sepreservar la biodiversidad a su co tropical, del alrededor”. que se sabe muy Igualmente, “establecer poco”. prioridades para la protección El estude áreas de vegetación natidio fortalece la va; el incremento de áreas de relación con la regeneración natural y cercas ornitología y el vivas, y la utilización de nueconocimiento vas áreas destinadas a usos de metodologías de conservación, aumentando y censos de aves vegetación propia de bosque por personas no seco tropical en las laderas, habituadas con Thraupis palmarum actualmente usadas para el estas herracultivo de frutales. Así se famientas de vorecerá la conectividad enestudio, tre los parches de vegetación q u e presentes en el cañón del río tuvieCauca”, dijo el docente. ron la

Un refugio para Antioquia

Con once estaciones de monitoreo meteorológicas y una hidrometeorológica, el Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) y el Laboratorio de Ingeniería Hidráulica y Ambiental de la UN en Manizales supervisan de manera constante el comportamiento del clima en la capital caldense. Su objetivo es contribuir a la generación de medidas de prevención frente a desastres naturales que puedan presentarse tanto en época de lluvia como de sequía.


Agro Unimedios

Semillas con alta pureza genética “Para ingresar de manera idónea a mercados como el de China y México, fuertes exportadores de ají, se debe contar con semillas sobresalientes, con alta pureza genética, que produzcan mayor número de frutos por planta y, adicionalmente, sean de excelente calidad”, argumentó González. Es por eso que empresarios e investigadores de la UN iniciaron el trabajo investigativo, que incluyó fases de selección de plantas en diferentes fincas del departamento. Los requisitos para elegir

Variedad tabasco sometida a ensayos de campo, bajo condiciones controla-

das, para aumentar semilla y garantizar su autopolinización.

Ají más

productivo ctivo

probadas en la finca Hato Grande, ubicada en el municipio de Vijes, Valle del Cauca. Plantas élites de ají cayena

En un centro experimental se están produciendo las semillas de ají cayena, tabasco y habanero que fomentarán la exportación y los

estándares de producción, productividad y calidad de los agricultores del Valle del Cauca y del país.

Los granos de una leguminosa identificada como Caupi Vigna unguiculata podrían reemplazar parcialmente la soya en la dieta de cerdos y aves. Análisis In Vitro realizados en el Laboratorio de Nutrición de la UN en Palmira y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, mostraron que estos granos tienen una mejor composición nutricional, mayor digestibilidad de la proteína y menos factores antinutricionales.

Fotos archivo particular

En la productividad de ají por hectárea, el Valle del Cauca ostenta varios récords mundiales. ¡No es una exageración! Basta ver cómo los agricultores han llegado a producir hasta 40 toneladas por hectárea de ají tabasco y 80 de ají cayena. Semejante superioridad y las condiciones excepcionales de clima y suelo de esta región colombiana la convierten en el lugar más idóneo para establecer un cultivo promisorio de este “fruto picante”. Así lo han advertido por muchos años investigadores del Programa de Mejoramiento Genético, Agronomía y Producción de Semillas de Hortalizas de la Universidad Nacional en Palmira, que se dedicaron, durante los dos últimos, a fortalecer la calidad y pureza genética de la semilla de ají cayena, tabasco y habanero, en un proyecto apoyado por Colciencias, el Fondo para la Innovación del Valle del Cauca –a través de la Red de Universidades del Valle del Cauca, RUPIV–, y el sector privado, representado por Hugo Restrepo & Cía. “Vimos la necesidad de fortalecer la semilla que entregamos a nuestros cultivadores para brindarles la posibilidad de producir más, con menos costos y mayor calidad. Por ello, quisimos recuperar los orígenes de la semilla tradicional, que se ha contaminado por la polinización abierta, perdiendo sus características originales como uniformidad en tamaño y en niveles de producción, lo cual no representa ventaja alguna”, indicó Carlos Alberto Varela González, gerente general de Hugo Restrepo & Cía. El ají que utiliza esta empresa es cultivado en cerca de 300 hectáreas del Valle del Cauca, a través de 80 cultivadores, la mayoría mujeres cabeza de hogar y adultos mayores. Los rendimientos y la productividad de esta compañía, dedicada a la exportación de ingredientes en pasta y salsas a partir del ají, han mostrado un balance positivo, al punto que exportan sus productos a los mercados de Estados Unidos, Holanda y Arabia, pero en sus planes está continuar creciendo e incursionar en nuevos mercados que requieren ser aún más competitivos. De ahí la alianza con la Universidad Nacional.

la semilla tradicional que se sometería al proceso de fortalecimiento genético fueron: porte de la planta, tipo de fruto, productividad por planta, tipo de maduración, calidades en el aprovechamiento poscosecha y comportamiento frente a enfermedades e insectos plaga, entre otros. “Así, se colectaron las plantas madre, de las cuales se obtuvo la semilla que se sembró en el Centro Experimental de la Universidad Nacional en Palmira, Ceunp, bajo condiciones controladas. Durante un año se realizaron estas pruebas denominadas de progenie o familia, que permiten encontrar los individuos que expresan de manera intensa las características agronómicas requeridas”, explicó Edgar Iván Estrada, investigador principal del programa. Con los individuos seleccionados se realizó un aislamiento reproductivo o genético, para obligar a que las plantas madre se autofecundaran. “Para esto, buscamos el momento oportuno de floración, retiramos todas las flores o frutos que pasaron su polinización, ubicamos mallas de tela o tul para que las nuevas flores solo se autopolinizaran y así se pueda garantizar la uniformidad y pureza genética”, describió el investigador Estrada. Las semillas obtenidas de este proceso ya fueron comprobadas en campo por los agricultores en distintas fincas del departamento, bajo condiciones reales. Según Estrada, “en relación con las características agronómicas escogidas desde el principio de la investigación, las nuevas semillas han demostrado una respuesta favorable en campo. Son uniformes y producen más por planta, entre otras particularidades que resultan ventajosas para empresarios y cultivadores”. De igual manera lo considera el director agrícola de Hugo Restrepo & Cía., Edilberto Muñoz León: “Podemos decir que esta alianza nos entrega semillas de altísima calidad, que permitirán a nuestros agricultores cumplir con los estándares de producción, productividad y calidad que requiere el mercado internacional, obteniendo buenas ganancias en el proceso. Además, se garantiza que el producto que vamos a vender en los próximos años es tan bueno como el anterior”. Y añadió: “Estamos seguros de que así será y por eso queremos continuar adelantando más investigaciones en convenio con la Universidad Nacional, en otras líneas de trabajo, para certificar el futuro del negocio y la alianza Universidad – Empresa – Estado”. El material seleccionado en campo por su excelente comportamiento está siendo multiplicado en el Ceunp para obtener la semilla que compondrá el núcleo fundamental de cada una de las tres variedades que Hugo Restrepo & Cía. utilizará para iniciar un plan de multiplicación formal y así entregar a sus agricultores semillas que garanticen productividad en sus cultivos.

126 13 de septiembre de 2009

Laura Marcela Fuertes Sánchez,

19


20 Agro

Exceso de tóxicos

en hortalizas de la Sabana Hortalizas regadas con el agua del río Bogotá albergan en sus tejidos residuos de metales pesados como cadmio y arsénico, que superan los límites permitidos. La acumulación de estos elementos en el organismo podría

Cortesía Diego Miranda

generar enfermedades del sistema nervioso, problemas respiratorios y cáncer.

Hortalizas de la Sabana de Bogotá presentan excesivas concentraciones de metales tóxicos como el cadmio, que

Magda Páez Torres,

126 13 de septiembre de 2009

Unimedios

No es veneno, pero como si lo fuera, cada vez que se consume una hortaliza de la Sabana de Bogotá, con todos los nutrientes que puede aportar, se reciben residuos de metales pesados que se alojan en los diferentes rincones del organismo y pueden causar impacto en la salud: problemas respiratorios, complicaciones nerviosas y hasta cáncer. Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia, realizado con el apoyo de Colciencias, encontró cantidades excesivas de arsénico, plomo, mercurio y cadmio en el apio, la lechuga, el repollo y el brócoli. La razón de la presencia de estos metales no es más que el riego de los cultivos con agua del río Bogotá, cuya contaminación no es un secreto, pero sus efectos, al parecer, no acaban de dimensionarse. El cultivo de hortalizas es de ciclo corto, con una periodicidad de riego cercana a dos veces por semana. En la medida que se hacen los riegos, queda el agua en el suelo. La planta absorbe la carga contaminante, junto con la fuente hídrica.

Los campesinos entienden la gravedad de la situación, pero sostienen que, literalmente, se les sale de las manos, pues no cuentan con más alternativas de riego y, apelar a procesos de descontaminación, quebraría su economía. En apariencia, la calidad de estos productos es aceptable en el mercado por su forma, peso y textura. Sin embargo, el problema radica en su parte interior, porque además del amplio número de contaminantes provenientes de las aguas del río Bogotá, reciben en sus tejidos concentraciones de metales pesados, que están excediendo los niveles máximos permisibles de la normatividad en este sentido. Por ejemplo, en el apio cultivado en el municipio de Mosquera, se encontró 0,95 partes por millón (ppm) de cadmio (Cd) y 0,29 de arsénico (Ar), superando los límites máximos permitidos por el Icontec, que son de 0,01 y 0,1 ppm. También, en el caso del Cd, se desbordó el parámetro de la Unión Europea, que es de 0,20 ppm. Estas cifras podrían parecer insignificantes, si se desconoce que el cadmio es un elemento tóxico, que tiende a acumularse en hígado, riñón y pulmones. De acuer-

se acumula en hígado, riñón y pulmones.

do con los investigadores y, como corroboró Óscar Eduardo Osorno, director del Departamento de Química de la UN, puede producir arterioesclerosis, hipertensión arterial y está asociado con cáncer testicular y de próstata. Por su parte, el arsénico se manifiesta en la salud humana con la disminución en la producción de glóbulos rojos y blancos, cambios en la piel e irritación de los pulmones. Se considera inductor del cáncer de piel. Para Osorno, director del Departamento de Química de la UN, los niveles de cadmio encontrados son bastante preocupantes. Además de los problemas de salud mencionados, indicó, podría causar el llamado síndrome de fanconi, que se caracteriza por trastornos de los túbulos renales. “Ciertas sustancias absorbidas en el torrente sanguíneo son liberadas en lugar de la orina”, explicó. La consecuencia es orina frecuente y, por ende, deshidratación.

También hay plomo y mercurio En el caso del brócoli, los niveles de plomo, con 0,45 ppm, superaron ampliamente las con-

centraciones de referencia de la norma de la Unión Europea, que establece un valor de 0,1 ppm. Datos como estos se obtuvieron mediante muestreos durante todo el ciclo del cultivo. Según el profesor Diego Miranda, uno de los autores de la investigación y docente de la Facultad de Agronomía, se hizo un análisis de nutrientes y se estudió la concentración de metales pesados en el tejido foliar. En el municipio de Soacha, la lechuga presentó en su tejido foliar una concentración de Pb, de 0,74 ppm, y en Mosquera, de 0,45 ppm, cifras que son muy superiores a la normatividad de la Unión Europea para el año 2007, cuya permisividad es de 0,1 ppm en hortalizas frescas. Aunque el cuerpo necesita pequeñas cantidades de cadmio y plomo, cuando estos elementos empiezan a superar los límites, se vuelven tóxicos o venenosos. “El Pb puede causar daño en los riñones, en el tracto gastrointestinal, en el sistema reproductor y en las neuronas”, afirmó el profesor Osorno. El organismo puede tardar hasta 20 años en eliminar esta sustancia. El contenido de Arsénico, en


Agro

Aunque las hortalizas de la sabana de Bogotá llegan en su mayoría a la capital y otras zonas de Cundinamarca, hay muchos puntos del país donde también se comercializan, principalmente, a través de las centrales de abastos y, de ahí, a diferentes distribuidores. La Secretaría de Salud de Bogotá viene haciendo seguimiento a este problema, señalan el médico salubrista Luis Jorge Hernández y la docente de la UN e ingeniera química Gloria Guevara. Los monitoreos han permitido detectar presencia de metales pesados en las hortalizas que se comercializan en la localidad de Bosa, con valores que exceden la normatividad establecida. “A partir del año 2010 se comenzarán a evaluar contenidos de metales pesados como cadmio, plomo y arsénico en hortalizas que se comercializan en supermercados del Distrito Capital, comenzando por priorizar aquellas localidades de mayor vulnerabilidad. Los resultados hasta ahora obtenidos permiten crear una línea de base para comenzar a aplicar medidas preventivas y correctivas”, sostuvieron los profesionales. Esto, agregaron, amerita la toma de medidas sanitarias como decomisos, una intensa labor de sensibilización, educación y seguimiento a las diferentes personas que intervienen en la cadena de seguridad alimentaria en las 20 localidades de Bogotá. Metales pesados como estos, expresó Hernández, pueden producir enfermedades crónicas por acumulación como cáncer de piel, de hígado, de estómago o enfermedades degenerativas. “Por eso, las alertas están prendidas y se están haciendo actividades de vigilancia, inspección y control”. Añadió que es un problema nacional, por lo que se debe trabajar con el Ministerio y el Instituto Nacional de Salud para hacer trabajos específicos sobre el tema.

para hacerlo.

Falta mano del Estado Cristóbal Oliveros, ingeniero civil del área de Distritos de Riego de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, tiene claro que la calidad del agua de la cuenca del río Bogotá, que abarca municipios como Soacha, no cumple con los parámetros requeridos en cualquier tipo de actividad humana. Sin embargo, se sigue utilizando en los cultivos. “La Corporación tiene facultades para otorgar un caudal determinado, mediante una concesión, para un uso específico. Por ejemplo, a la altura de Soacha no ha otorgado concesión para riego. Es

porque afirman no tener otra fuente hídrica

ciero que permitiría emprender la descontaminación de este caudal, con sistemas de tratamiento especializados”. Por su parte, Élver Muñoz, productor usuario del distrito La Ramada, que se surte de la cuenca media más contaminada, la del río Bogotá, sostuvo que, teniendo en cuenta la situación que revela el estudio de la UN, las autoridades deberían ofrecerles alternativas para sus cultivos. “Necesitamos tecnologías, pero son muy costosas y por eso ninguno de nosotros puede asumirlas. Aquí la mayoría de productores son arrendatarios, ni siquiera somos propietarios de las tierras”, señaló.

combaten los metales pesados, sino que están orientadas a funciones de descontaminación de otro tipo. El profesor Miranda fue enfático en señalar que el agricultor no tiene la culpa, porque el río Bogotá es la única opción de riego con la que cuenta. “Hace falta la mano del Estado, en el sentido de adelantar proyectos que busquen la descontaminación, por lo menos, de las aguas que son utilizadas para riego”, dijo. Allí convergen varios temas: economía, ambiente, alimentación y salud pública, que como lo afirman los expertos, ameritan un tratamiento conjunto y apremiante, pues es claro que, en la medida en que los problemas iniciales no se han solucionado

La Secretaría de Salud reconoce el problema de salud pública que

controles necesarios.

un tema más de conciencia, pues resulta bastante difícil de controlar”, sostuvo. Oliveros sostuvo que en los estudios históricos realizados sobre el río Bogotá se ha detectado la presencia de algunos metales pesados: “frente a ello hay opciones de tratamiento. No obstante, aún está en aprobación el plan finan-

se está presentando y asegura que ejercerá los

En opinión de Juan Ortiz, agrónomo que desarrolla un proyecto en la zona, lo más conveniente sería que las instituciones responsables trabajaran un tratamiento de agua macro, por veredas, pues sería muy costoso para cada productor implementar estas tecnologías. Aunque en algunas zonas hay plantas de tratamiento, estas no

El ácaro Tuckerella pos. Pavoniformis, que ataca principalmente a los cítricos, fue hallado por primera vez en Colombia por el Grupo de Investigación en Acarología de la UN en Palmira. Según las investigaciones, aunque no se ha comprobado que sea vector de enfermedades, se adelantan estudios para establecer cómo llegó al país y el impacto que puede ocasionar en los cultivos, debido a que podría pasar a otro hospedero y convertirse en plaga. Inicialmente el ácaro fue encontrado en la acerola, una fruta con alto contenido de vitamina C, que supera al de la naranja.

a tiempo, la problemática se va ampliando a diversos frentes de la vida social. Así que, de seguirse dilatando, la solución sería cada vez más difícil. Mientras tanto, los consumidores se enfrentan a la disyuntiva de comer para vivir o para morir al mismo tiempo, en un proceso en que el organismo parece ir envenenándose, de forma silente.

126 13 de septiembre de 2009

Un problema de salud pública

Los campesinos riegan sus cultivos con agua del río Bogotá

Fotos Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Soacha, también superó los 0,20 ppm permitidos por la norma de la Unión Europea, con 0,51 ppm. Un caso similar ocurrió con el mercurio (Hg), que con 0,59 superó los estándares establecidos. El problema con el mercurio, sostuvo Osorno, es que el cuerpo nunca lo elimina. Eso hace que se vaya acumulando y empiece a causar efectos en la salud: afecciones en el cerebro, en el sistema nervioso y reacciones alérgicas. Como lo afirmó el profesor Miranda, una vez estos metales son absorbidos por la hortaliza, es imposible retirarlos. Algunos de los contaminantes a veces se eliminan con lavados y otros controles sanitarios. No obstante, el problema es de mayores dimensiones, porque cuando estos elementos se impregnan, no hay manera de extraerlos.

21


22 Cultura

126 13 de septiembre de 2009

Unimedios

No solo los entomólogos, también los pintores, escritores, compositores musicales y hasta directores de cine se han dejado cautivar por los insectos. O quién no recuerda las mariposas amarillas que inspiraron a Gabriel García Márquez en Cien años de soledad, la popular Cucaracha del célebre compositor mexicano Pancho Cola que más de uno tatareó o las obras pictóricas del artista colombo–alemán Leopoldo Richter, inspiradas en “bichos” como los cucarrones. Eso sin mencionar la taquillera película La mosca del norteamericano David Cronenberg o la serie de televisión La abeja maya, y los suculentos platos y postres que preparan prestigiosos chefs como el pan de gusano, la sopa de verdura con grillo, la ensalada de saltamontes y los helados de termitas. Estas, entre otras manifestaciones culturales en las que sus protagonistas han sido los minúsculos insectos, motivaron a entomólogos colombianos a analizar su papel más allá del medioambiente. Esta vez, un trabajo investigativo recopila evidencias de cómo estos minúsculos animales influyen también en la sensibilidad humana. El trabajo se inscribe dentro de la etnoentomología, una disciplina que analiza cómo perciben las personas a estos animalitos. “El hombre toda la vida ha tenido fascinación por los insectos, ya sea porque son desagradables o bonitos, por sus comportamientos interesantes e inclusive porque han servido de alimento. Esa relación también va al campo de la música”, explicó Gilberto Morales, docente jubilado de la UN en Medellín. José Iván Zuluaga Cardona, profesor emérito de la UN en Palmira, quien dedicó gran parte de su quehacer a estudios entomológicos, afirmó que “del millón de especies que hay, el 70 por ciento son benéficos, cumplen funciones de control biológico, de regulación”. El investigador relaciona los insectos y los seres humanos, ligados desde ángulos distintos, por ejemplo desde la entomofobia (miedo o repulsión a los insectos), y señala que la aversión a este grupo de animales se explica incluso “desde los vendedores de plaguicidas, para quienes el único insecto bueno es el muerto”. En uno de los estudios que adelantó el docente, consultó a diferentes grupos incluyendo niños, adultos, hombres y mujeres. Entre las conclusiones se encuentra que los insectos más detestables son la cucaracha, la mosca y el zancudo, y que, además, sobre ellos recae un concepto común: es necesario destruirlos. “Entre los más apreciadas, por su belleza, aparecen las mariposas, sobre todo en su forma adulta porque la gente no relaciona su metamorfosis; también la hormiga, por su laboriosidad, y la abeja, debido a sus características de productora de miel y por su inteligencia para la búsqueda de flores y elaboración de colmenas. Al grillo lo consideran como simpático”. Gilberto Morales encontró que el hombre ha utilizado a los insectos para construir un coplero y un cancionero en el que se incluyen desde canciones populares, coplas graciosas y maliciosas hasta canciones muy hermosas que

Los insectos

y su impacto en la cultura

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

David Calle

Los insectos llevan más de 350 millones de años en la naturaleza, y su influencia en la humanidad ha sido tal que se han convertido en fuente de inspiración de obras de arte, piezas musicales y suculentos platos. Entomólogos colombianos se han dedicado a descubrir su impacto y las relaciones culturales en las que están involucrados. corresponden a lo que fueron las tendencias musicales del romanticismo y el nacionalismo. Estos periodos de la producción artística no solo fueron importantes en Colombia sino en toda América, sobre todo en las tres primeras décadas del siglo pasado. “Si se remonta a Norteamérica, la época de las big bands, del jazz y el blues, hay entre 150 y 200 canciones del coplero americano en las que se menciona a los insectos”, dijo Morales, quien además se precia de tener en su colección la más antigua grabación del tema, ‘La marcha de los zancudos’, producida en 1889, canciones de Daniel Santos como ‘Grillo maromero’ y otras decenas más dedicadas a cigarras, grillos, cocuyos y hasta al comején.

Insectos en la tinta Los insectos también inspiran la literatura, las artes plásticas, el diseño, la publicidad y la recreación. Por ejemplo, en uno de sus minicuentos, A imagen y semejanza, el famoso escritor uruguayo Mario Benedetti se dedica a narrar las andanzas, la persistencia y la fatalidad de una hormiga. En el género de fábula, se mantienen vigentes por generaciones las narraciones de Pombo, Esopo, Iriarte y Samaniego que presentan a los insectos como protagonistas: El gusano de seda y la araña, Las abejas y los zánganos, La hormiga y la pulga y La oruga y la zorra, entre muchas otras. Esto sin contar la vinculación a la producción de caricaturas, llevadas además a la televisión y al cine, como la pelícu-

la ‘Bichos’ y ‘Hormiguitaz’. En el mundo industrial e incluso en la moda, las formas de las hormigas, las abejas, los escarabajos, las polillas, los chinches, los saltamontes, los picudos y las avispas han sido tomados por diseñadores para reproducirlas en sus productos. Igualmente, características de estos animales como su proporción, ritmo, armonía y simetría son reflejadas en series y moldes industriales y en especial de uso textil. Gloria Patricia Arango Gutiérrez, docente de la Corporación Universitaria Lasallista y magíster en Entomología de la UN, explicó que en el país, culturas indígenas, sobre todo las ubicadas en el Amazonas, tienen un basto conocimiento sobre los insectos y lo han arraigado a sus costumbres. Explicó que existe una relación importante de estos anima-

les con los asuntos míticos, médicos, alimenticios y culturales. En la parte gastronómica hay grupos indígenas, como los Panches y los Guané, que consumen el gusano de las palmas y las hormigas culonas. Estas últimas no solo se han convertido en comida exótica y representativa de Santander, sino que “tienen tradición en esas culturas, para los rituales de matrimonio son la dote que las mujeres le dan su novio en sentido de fertilidad y de aceptación”, manifestó. También consumen hormigas cortadoras, libélulas, larvas de avispas, abejas y termitas, lo cual no solo les genera hábitos alimenticios variados, sino también saludables. “Es una dieta balanceada y más benéfica que muchas carnes rojas, porque los insectos tienen una capa microbiológica que los hace no tóxicos y las grasas que producen son insaturadas; tienen un alto valor proteínico, vitaminas del complejo B, calcio y fósforo”, concluyó Arango.


RES A Ñ RESE S RESES A SEÑ ESEÑA ESEÑAS E R ÑAS SEÑAS R ÑAS R RESEE S E E R S RE AS RES ESEÑAS EÑAS A Ñ E S R Ñ S ESE SEÑAS ÑAS RE S RE R S ÑA ÑAS RE RESE RESEÑA S E A S Ñ RE ESE ESEÑAS R S R ÑA ÑAS E S E R

23

La constitucionalización de la justicia y la autonomía judicial Mauricio Martínez, profesor de la Universidad Nacional, analiza en este libro el tránsito del Estado de derecho al Estado constitucional acaecido en Colombia a partir de la Constitución del 91, en el cual el protagonismo de la justicia en defensa de los derechos fundamentales y del nuevo modelo de Estado es determinante. En dicho tránsito reside la base de los conflictos entre jurisdicciones y entre las altas Cortes y el Ejecutivo, quien, por el contrario, contrapone dicho Estado constitucional al inventado “Estado de opinión” o de las encuestas.

Para los conocedores de Mathematica resulta útil la publicación de un libro que se interese por reunir historia, conceptos y ejercicios aplicados al manejo de este programa. En ese sentido, este escrito ofrece herramientas a los lectores que con conocimientos básicos en cálculo puedan acercarse a la creación de núcleos e interfaces dinámicas. La propuesta central del profesor Gustavo Rubiano es permitir que los usuarios del programa Mathematica versión 6.0 consoliden sus conocimientos y habilidades en el manejo del lenguaje de programación para crear fractales por medio de la iteración. Esta obra es un punto de encuentro para los estudiantes, profesores y público en general que gusten de estos temas computacionales.

Entre aquí y allá. Las familias colombianas transnacionales

Este libro de las trabajadoras sociales Yolanda Puyana y Julieth Motoa, y la historiadora Adriana Viviel, es el resultado de una investigación que enriquece la comprensión del fenómeno migratorio en Colombia a la luz de las transformaciones ocurridas en las familias de colombianos cuando al menos uno de sus integrantes migra a España. A partir de los relatos de migrantes residentes en Madrid y de sus familiares en Colombia, se analizan las experiencias de las familias transnacionales en el momento de tomar la decisión de migrar y los motivos al respecto, los complejos

vínculos afectivos, los intercambios comunicativos y económicos que establecen, así como las estrategias empleadas para mantener sus relaciones, y la organización de los roles en la distancia. En ese sentido, bajo un concepto amplio, complejo y dinámico de familia, a través de las narraciones se escuchan de primera mano las voces particulares y diversas de las madres, los padres, las abuelas, las hermanas, los hijos, las hijas, los hermanos, los abuelos, las tías y también de amigos y amigas. A la UN y la Fundación Esperanza las une en esta ocasión su interés por mostrar esta problemática, insuficientemente abordada en Colombia, en pro de fortalecer una discusión sobre este fenómeno que afecta a miles de colombianos que dejan su país en busca de un futuro mejor, lo cual, a su vez, tiene profundas implicaciones sobre sus familiares. En pocas palabras, este estudio se presenta como un aporte esencial para visualizar las realidades, los retos y los sueños de las familias en el vivir transnacional.

Si bien es cierto que durante los últimos años en Colombia se ha reconocido la importancia de la distribución equitativa de oportunidades educativas, los resultados hasta ahora han sido incipientes. Las diversas estrategias que han empezado a implementarse desde las instituciones y desde el Estado, para mitigar los efectos perversos de la desigualdad en el acceso y calidad del sistema educativo, todavía enfrentan dificultades para financiar grandes poblaciones y el incremento de la cobertura de la educación superior, así como para retener a los estudiantes en las instituciones. Los factores asociados a estos limitados resultados son de diversa índole e incluyen aspectos económicos, educativos, culturales, étnicos y raciales. Hoy en día las estrategias orientadas a la mitigación de tales dificultades no pueden desconocer la convergencia de estos factores en los resultados

CLAVES PARA EL DEBATE PÚBLICO Bogotá, Colombia, julio de 2009, número 27

DESERCIÓN UNIVERSITARIA Un flagelo para la educación superior

El abandono prematuro de las obligaciones académicas de parte de los estudiantes es uno de los problemas más agudos del sistema educativo mundial, que no solo afecta los niveles básico y secundario, sino que tiene un alto impacto en la educación superior. La serie Claves para el debate público aborda este tema en la edición número 27, titulada Deserción Universitaria. Un flagelo de la educación superior. En este documento se aporta una mirada general a los principales antecedentes del fenómeno y presenta su rostro estadístico. Para este caso ofrece algunas de las cifras existentes y para el caso colombiano presenta los resultados más importantes que arro-

generales del sistema de educación superior. El libro Inclusión y compromiso social de la Universidad Nacional de Colombia en la educación superior: Programa de Admisión Especial – Paes muestra la experiencia del programa durante sus 23 años de existencia y los esfuerzos importantes para constituir una estrategia integral de inclusión social de las poblaciones históricamente excluidas del sistema educativo, como lo son aquellas que están en extrema pobreza y miembros de comunidades indígenas. Este documento presenta los mecanismos utilizados por el programa para mejorar el acceso a este programa, las estrategias académicas y de bienestar estudiantil que se han dispuesto para mejorar la retención y graduación de los estudiantes, y su experiencia académica en la UN y como egresados. Así se pretende mostrar el proceso que ha adelantado en este campo la Universidad durante dos décadas, y señalar el amplio camino que aún falta por construir en el intento de disminuir las brechas educativas en el país.

Claves para el debate público 27 jaron los estudios más recientes hechos en Colombia: el del Ministerio de Educación Nacional, del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex) y los efectuados por la Universidad Nacional de Colombia. La deserción universitaria en el país se ubica entre el 45 y 50 por ciento y las dos principales causas del abandono escolar son: el bajo nivel académico que presentan los estudiantes cuando ingresan a la universidad, lo que los hace vulnerables al impacto del nuevo conocimiento, y las dificultades económicas. Así mismo, en el documento se trata un fenómeno que viene potenciando la deserción: la proliferación de bares y lugares de juego en los alrededores de las universidades. Unimedios, editor de la serie, señala que Claves para el debate público está abierto a todas las discusiones que construyan caminos de desarrollo para el país, partiendo de una temática central: la educación, en toda su dimensión, dada su valía por ser el instrumento más eficaz para lograr el progreso.

126 13 de septiembre de 2009

Iteración y fractales con Mathematica 6.0

Inclusión y compromiso social de la Universidad Nacional de Colombia en la educación superior: Programa de Admisión Especial – Paes


24

La Guerra de las Galaxias premió a estudiante de la UN Francisco Tafur,

do es niño. De hecho, hace mucho tiempo no me veo ninguna película de La Guerra de las Galaxias, y simplemente le aposté, con la mayor ingenuidad posible, a contar lo que me acordaba de la saga”, dijo el estudiante de la UN. De esta manera, a medida que Óscar iba recordando eventos o frases sueltas de la película, construía los planos del corto. Originalmente pensó hacerlo de menos de un minuto, pero resultó siendo más extenso. A cada personaje le construyó un storyboard o guión gráfico y le agregó detalles que lo hicieran atractivo para los aficionados. “Ha sido chévere porque la gente lo ha notado. Por ejemplo, en las películas Chewbacca (el compañero peludo de Han Solo) siempre peleó en todas partes y nunca lo condecoraron. Entonces en el corto le puse una medalla al final, eso a la gente le encantó”, explicó Triana. De esta manera, luego de escanear cuanta textura se le atravesara en el camino, Óscar armó la animación de forma digital mediante el programa After Effects y los personajes en Photoshop.

Unimedios

A pesar de no ser ningún Jedi, el estudiante bogotano Óscar Triana acaba de realizar una hazaña que ningún otro latinoamericano había alcanzado: recibir un premio de los creadores de la película La Guerra de las Galaxias, una de las producciones más reconocidas y taquilleras en la historia del cine mundial. Triana, quien cursó la Especialización en Animación de la Escuela de Diseño Gráfico y es egresado del mismo programa de la Universidad Nacional de Colombia, obtuvo el premio al mejor corto de animación del Octavo Concurso de Aficionados a La Guerra se las Galaxias, organizado por la productora del filme Lucasfilm y Atom Films, un portal de contenidos en Internet. La convocatoria para los galardones, que se cumplió entre marzo y julio pasado, estuvo abierta para que participaran producciones de cualquier parte del mundo. Precisamente, mientras que Triana adelantaba su especialización en la UN, aprovechó para crear su corto ‘La Guerra de las Galaxias en un Cuaderno’. Gracias a la calidad de su trabajo, fue seleccionado entre los 22 finalistas. En total son siete categorías, el Premio George Lucas, en la que el mismo director escoge el que considera como mejor corto en general; el de mayor acción, mejor comedia, parodia, animación y otro denominado Spirit of fandom awards, que es el de la comunidad de aficionados a la película. “La competencia estuvo durísima. De los 22 finalistas terminé de segundo en la mayor cantidad de visitas para ver el video. El primero tuvo como 28.000 entradas y el mío cerca de 18.000. Contra el ganador no había nada que hacer. Era un corto de un director de cine profesional de Estados Unidos”, afirmó Triana. Sin embargo, en la ceremonia de elección, la cual se llevó a cabo a finales de julio en la ciudad de San Diego (Estados Unidos) y reunió a cientos de aficionados a la saga, la producción de Óscar tuvo gran acogida. Por eso, el jurado no dudó en darlo como vencedor de la categoría Mejor Animación. “A todo el mundo le gustó porque hay muchos personajes que son de la vieja escuela de las primeras películas y los recreé con recortes, por eso tuvo muy buena aceptación”, agregó el estudiante de la Universidad Nacional.

126 13 de septiembre de 2009

El proceso de producción Aunque Óscar siempre ha sido aficionado a la saga de películas de George Lucas, nunca había podido participar en ninguna convocatoria debido a la falta de tiempo. Sin embargo, en esta oportunidad, contra reloj, en cinco semanas logró sacar adelante su corto. “Yo soy del primer corte de la Especialización en Animación de la UN y para el proyecto de grado ya tenía en la mente trabajar gráficos

¿Y el trofeo?

Óscar Triana, estudiante de la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional, obtuvo por primera vez para el país y Latinoamérica el galardón al mejor corto de animación basado en la película La Guerra de las Galaxias, que otorga la productora Lucasfilm y Atom Films. como si fueran hechos por niños, recortes y cosas relacionadas con las manualidades”, afirmó Triana. “Empecé a trabajar con los recortes. Conseguí texturas y escaneé telas para realizar los vestidos de los personajes. Paso a paso, el trabajo comenzó a tomar una es-

tética muy interesante y de fondo usé todo tipo de hojas de cuaderno”, explicó el galardonado. “Fue una labor muy rica porque retomé lo que empecé en la especialización y lo mezclé rescatando la frescura con la que una persona cuenta una historia cuan-

Lamentablemente, por los altos costos del traslado y del hospedaje, Óscar no pudo asistir a la entrega de los premios el pasado 26 de julio en San Diego. “Fue imposible ir porque la invitación de la organización solo era para la convención. Averigüé y los pasajes eran muy caros, además, como San Diego es una ciudad turística, los gastos de alojamiento eran más elevados. Así que decidí mandar un correo a la organización para ver si me podían mandar el trofeo, una figura de C3PO con R2D2 (personajes de la saga)”, lamentó el joven de 24 años de edad. Desde Estados Unidos le comunicaron que no había ningún problema y que ellos enviaban el premio por correo. “La entrega del trofeo no ha sido como un corto, ha resultado como toda una novela. Con el envío no hubo ningún problema, pero cuando me llamaron de acá de la aduana comenzaron los inconvenientes”, señaló Óscar Triana. Aunque no se supo de quién fue el error, al objeto lo declararon por un valor de 15.000 dólares (cerca de 30 millones de pesos), cifra absolutamente ilógica porque se trata de un premio que no tiene ningún valor comercial. Total, Óscar lleva dos semanas en trámites burocráticos para nacionalizar el premio y demostrar que la cifra que le dijeron no corresponde. “Me toca seguir insistiendo en la aduana para que me resuelvan el problema. Por ahora me consuela que mi trabajo quedó ligado a una franquicia tan importante como la de La Guerra de las Galaxias. Los interesados pueden observar el corto de Triana en la dirección web http://www.atom. com/funny_videos/sw_notebook/. ¡Qué la fuerza te acompañe!

Un Periodico 126  
Un Periodico 126  

Universidad Nacional de Colombia

Advertisement