Page 1

N.º 202 / agosto 2016 ISSN 1657-0987 www.unperiodico.unal.edu.co unperiodico_bog@unal.edu.co Bogotá, Colombia

Diseñan moléculas para tratar enfermedades neuronales ciencia & tecnología

A partir de una toxina del potente veneno del caracol de mar Conus geographus, se propondría un fármaco para controlar este tipo de afecciones. Dos péptidos (cadenas de aminoácidos) diseñados ofrecen resultados promisorios.

Foto: archivo particular

Después de adelantar un complejo trabajo de 80 ensayos in silico (virtuales), como parte de una tesis doctoral, el profesor Édgar Reyes y el estudiante de Maestría en Ciencias Bioquímicas, César Machuca, guardaron en un tubo de ensayo el resultado de sus estudios. En ese ligero equipaje científico, que llevaron a la Universidad de Nueva York, iban en forma liofilizada (sólida, sin solventes) todas las expectativas de 15 años de trabajo en la Universidad Nacional de Colombia (un): un tipo de moléculas denominadas péptidos (cadena de aminoácidos), diseñadas para actuar sobre una proteína específica, que podrían servir para tratar enfermedades neuronales, como isquemias, párkinson o alzhéimer.

Con base en una isquemia cerebral similar, la cual muestra el área de mayor intensidad de la lesión (zonas negras), el Grupo de Investigación en Proteínas (GRIP) de la UN diseñó péptidos que podrían contrarrestar los efectos de enfermedades neuronales.

Economía y Organizaciones

Ciencia & Tecnología

Salud

Desempleo de larga duración, problema regional en Colombia

Nuevo proceso de fabricación de cemento reduce impacto ambiental

Estrés y edulcorantes, combinación nefasta para la diabetes

Menor temperatura y menores emisiones de CO2 caracterizan el material cementante obtenido a través de la síntesis química de sus compuestos.

La separación materna durante la lactancia podría gestar individuos propensos al consumo de stevia, sucralosa o aspartamo, lo cual incidiría en la ocurrencia de obesidad y diabetes.

Página 15

Página 17

Un estudio comparativo entre Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín determinó el perfil de este tipo de población en el país.

Página 8

Continúa en la página 12


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 2

La sociedad tiene la palabra Política & Sociedad

Marco Romero, profesor, Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz Universidad Nacional de Colombia

La refrendación popular de los acuerdos de paz, logrados en La Habana, es una oportunidad para que la sociedad colombiana exprese un mandato que suscite un punto de inflexión definitivo al prolongado conflicto armado que afronta el país.

De acuerdo con una leyenda atribuida a los indígenas Cherokee, el abuelo enseña que en el interior de cada ser humano se libra una batalla entre dos lobos. Uno de ellos expresa egoísmo, ambición, ira, odio, orgullo, resentimiento, etc., y el otro, bondad, paz, esperanza, generosidad, humildad… Ante lo cual el nieto pregunta: pero ¿cuál prevalece? Y el abuelo responde: el que alimentes. Dilemas y responsabilidades semejantes, que van más allá de la ética y la moral, le esperan a la sociedad colombiana con ocasión del proceso de paz. Estos desafíos se pueden ubicar, de manera esquemática, en cuatro momentos. En el primero es fundamental crear las condiciones para que la solución política del conflicto armado sea exitosa, con las farc y los demás grupos armados, para evitar un escenario de guerra reciclada, difusa y letal. La terminación del conEn cuanto al segundo moflicto es la condición más mento, el país está ad portas de importante para la vigen- un proceso de refrendación cia plena de la democracia. popular de los acuerdos de paz logrados por la Mesa de Diálogo de La Habana, pero este ejercicio transcurre en medio de un ambiente de polarización y de la oposición abierta de la extrema derecha política. Respecto al tercero, la paz depende de la implementación exitosa de los acuerdos, pero ese proceso estará afectado por el tipo de transición política y electoral, que definirá las características del nuevo gobierno. A más largo plazo, un cuarto momento depende de que el sistema político resultante sea eficaz para lograr las transformaciones que la sociedad necesita, de modo que se pueda alcanzar una paz estable y duradera, democrática e incluyente y no solamente una transición de baja intensidad.

Cierre del conflicto Las negociaciones de los años 90 abrieron el camino de la paz, pero por su carácter parcial, la paz resultante estuvo sometida a las contradicciones propias de la continuidad de un conflicto que multiplicó el universo de daños y ahogó buena parte de las expectativas reformistas en los últimos 25 años. Hoy, ante un proceso de diálogo con las farc, subsisten graves problemas como la continuidad de formas de paramilitarismo, elevados niveles de violencia sociopolítica en los territorios con economías ilegales, el estancamiento del diálogo con el eln y la oposición de la extrema derecha a los acuerdos. Estos factores podrían reproducir dinámicas de violencia, capaces de sabotear el potencial transformador de los acuerdos de La Habana. Por esta razón, es importante que la sociedad respalde con decisión el proceso de paz y demande una política de cierre general del conflicto.

Refrendación masiva La experiencia comparada indica que no todos los acuerdos de paz se someten a refrendación popular

y, de hecho, en Colombia se han visto los dos casos. Sin embargo, la participación popular en este ejercicio es muy importante, en primer lugar, como factor de legitimidad de los acuerdos y, ante todo, porque ofrece una gran oportunidad y responsabilidad a la sociedad para expresar un mandato de paz, que suscite un punto de inflexión definitivo a la prolongada guerra que vive el país. Si triunfa la abstención o la oposición, el proceso de La Habana no se detendrá, pero debilitará su implementación y relación con la construcción de la paz sostenible, tal como ocurrió en Guatemala. Allí, una minoría rechazó los acuerdos en el contexto de una abstención del 80 % de los ciudadanos. Existen importantes razones para respaldar el proceso de paz en curso. En primer lugar, la terminación del conflicto es la condición más importante para la vigencia plena de la democracia, ya que la guerra ha causado daños individuales a más de ocho millones de personas y daños colectivos a partidos políticos, pueblos, territorios, organizaciones y movimientos sociales. De hecho, la Constitución de 1991 es la más moderna y democrática que ha tenido el país, pero durante su vigencia, aunque no por su causa, se ha producido la mayor parte de este daño. Mientras la guerra persista, las garantías constitucionales están restringidas en la práctica, dada las múltiples hostilidades y la incapacidad probada del Estado de garantizar la protección efectiva de los derechos ciudadanos en contextos de conflicto. En segundo lugar, la mayor parte de los acuerdos beneficia a la sociedad en su conjunto y no solo a los firmantes del proceso. A diferencia del pacto de paz del Frente Nacional, que prohibió la oposición política y distribuyó el poder del Estado entre liberales y conservadores, sin la más mínima alusión a las responsabilidades por la violencia o los derechos de las víctimas, el actual proceso pretende profundizar el pluralismo político, asegurar los derechos de la oposición y establecer garantías de participación de los sujetos sociales más allá de la vida partidista. Además, se fija un programa importante de reformas rurales orientadas a superar problemas de equidad, inclusión y presencia del Estado Civil en los territorios y reorientar la política antidroga. En materia de justicia, se pactan reducciones de penas y penas alternativas, condicionadas a la reparación de víctimas y contribución con la verdad y la justicia, desde un enfoque de universalidad. Es decir, todos los responsables directos e indirectos de los crímenes deben concurrir, so pena de ser investigados por instancias penales ordinarias internas e internacionales. En tercer lugar, otro aspecto para destacar es la manera como el proceso se ha llevado a cabo, sin ningún tipo de ruptura institucional. En efecto, desde la institucionalidad, el presidente ha dirigido el diálogo de paz en su calidad de jefe de Estado; la partes han acordado que la fórmula de refrendación popular esté basada en la jurisprudencia de la Corte Constitucional, y el desarrollo

legislativo de los Acuerdos se hará a través del Congreso de la República. En cuarto lugar, el pacto de paz está fundamentado en la transición de enemigos a adversarios, con lo cual se amplía la legitimidad el Estado en la medida en que los otrora contendientes armados deciden encauzar su lucha política dentro del sistema político.

Implementación Dados los tiempos políticos, es previsible que buena parte de la implementación de los acuerdos y la culminación de otros procesos de diálogo se extienda al mandato del próximo gobierno. Por eso, la continuidad depende de si el proceso político es orientado hacia un posacuerdo cooperativo, basado en algun tipo de alianza de amplio espectro político y social, identificada en torno del propósito nacional de consolidar la paz, o si inicia un escenario de polarización, cuyo resultado podría ser un gobierno de menor compromiso. Los desarrollos políticos serán decisivos, pese a que el proceso cuenta con el blindaje de la verificación internacional del más alto nivel y, seguramente, con los resultados favorables de la refrendación popular.

Paz estable y duradera Superado el conflicto armado vendrán nuevos desafíos, pero esta vez el país dejará de sentir la violencia generalizada y la violación masiva de los derechos humanos como su normalidad. Sin embargo, como lo advierte William Ospina, no es evidente que exista un consenso ampliado sobre los requerimientos de una paz estable y duradera, entendida como la capacidad de la sociedad colombiana de transformar los órdenes de relaciones sociales que mantienen la discriminación estructural, la segregación social y la fragilidad de las instituciones democráticas, encargadas de asegurar los derechos de los pobladores en los territorios. El fin del conflicto traerá una serie de cambios que favorecen esa posibilidad; por ejemplo, la agenda pública dejará de estar dominada por el juego pendular de la guerra y la paz. Además, estará enriquecida por la emergencia de múltiples demandas sociales, hoy subordinadas e invisibilizadas. Asimismo, el incremento de las garantías fácticas estimulará mayores niveles de participación política y movilización social; y La mayor parte la legitimidad del sistema político en su de los acuerdos conjunto dependerá de su capacidad para beneficia a la interpretar esta nueva agenda. Este escenario desafiará las estructu- sociedad en su ras anacrónicas de la sociedad rural, la conjunto y no ortodoxia neoliberal reinante y el sistema solo a los firmanclientelista de participación política. Si tes del proceso. las garantías democráticas son tomadas en serio, es previsible que la energía de los movimientos sociales y populares se desencadene de forma progresiva y las fuerzas políticas tradicionales, entre ellas las izquierdas, sean desbordadas por las nuevas dinámicas de participación. Quizá, a esta visión de la paz le temen los sectores opositores de los acuerdos, acomodados en una realidad en la que la violencia siempre ha encontrado pretextos para ahogar los desafíos democráticos. Es comprensible, pero no deseable ese miedo al futuro de paz. Asimismo, hay factores que presionan en contravía de esa transición democrática y que pueden conducir a una transición de baja intensidad, una implementación minimalista de los acuerdos de paz, el incremento de la violencia social y la persistencia de las políticas que reproducen la inequidad profunda en la sociedad colombiana. ¿Cuáles caminos prevalecerán? Sin duda los que la ciudadanía alimente en esta hora decisiva.

palabras clave: proceso de paz, refrendación acuerdos, posacuerdo, conflicto armado. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 3

investigación & creación

30 días

en la Universidad

Bogotá. Con un 60 % de níquel y 30 % de cobre fabrican aleación valiosa para la industria.

Palmira. Conservar embriones de ganado Hartón del Valle a 196 grados bajo cero evitaría su extinción.

Bogotá. A través del análisis de los fitolitos, que producen las plantas y pueden permanecer durante miles de años conservados en el suelo, se podrá saber cómo era la Amazonia hace miles de años.

Bogotá. 150 metros de altura y no 210, como se creía hace 215 años, mediría salto del Tequendama.

Bogotá. La polinización realizada por las abejas es muy importante para conseguir mayor cantidad de frutos y mejor calidad de agraz, chamba y cholupa.

Manizales. “Ecoláser” detecta la caída de residuos volcánicos en el aire de Manizales, tendencia registrada con mayor frecuencia desde 2012. Así, podrá ofrecer mayor seguridad aérea.

Bogotá. Mujeres wayúu manifiestan desconocimiento sobre el cáncer de cuello uterino.

Medellín. Lugares aislados de la geografía nacional, sin cartografía precisa ni actualizada, podrán mapearse gracias al uso de vehículos aéreos no tripulados.

sid

ad Nac i

Bogotá. Mote de queso, ñame con chicarrón o dulce de ñame son algunas preparaciones incluidas en un recetario que busca mantener vigente la tradición de la región de Montes de María (entre los departamentos de Sucre y Bolívar).

o

ia

l

La Uni

er

Bogotá. La tarántula Kankuamo marquezi, nombrada en homenaje a Gabo y encontrada en la zona alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, pertenece a una especie y género no documentando.

na

v

Medellín. Tras identificar características nutricionales, se elaboró pan y paletas a base de guadua.

Medellín. Prototipo de planta desalinizadora produce agua dulce a través de la destilación solar.

Manizales. Prueban dispositivo electrónico que se activa por medio del sistema de radiofrecuencia alerta a las autoridades.

Bogotá. 318 milisegundos tardan los niños en identificar las palabras inventadas, según estudio.

Medellín. Dispositivo patentado por la un repara los cangilones (especie de cántaros que transportan agua) sin necesidad de mover las turbinas hidráulicas de su lugar de funcionamiento.

de Colomb

Bogotá. Investigadores de la un recolectaron en la Antártida líquenes, sedimentos y una especie de gramínea de la familia del trigo y la cebada, que podría ser mejorada genéticamente.

Palmira. En el Valle del Cauca caracterizaron adn de 14 especies de un hongo que afecta frutas.

Medellín. Un dínamo, un capacitor y un diodo, adheridos a bicicletas, permitirían generar energía para el mantenimiento de las estaciones del sistema público de Medellín.

Bogotá. Al identificar y medir el movimiento del ventrículo derecho, es posible obtener patrones del ciclo cardiaco para optimizar el diagnóstico y pronóstico clínico de enfermedades del corazón.

Bogotá. Microorganismos que crecen libres de oxígeno transforman glicerina del biodiesel.

Bogotá. Con polen reconstruyen historia de la flora en Santuario Los Flamencos, en La Guajira.

Más información en www.agenciadenoticias.unal.edu.co

Premio Nacional al Mérito Científico 2015 ACAC Director: Fredy Chaparro Coordinación editorial: Blanca Nelly Mendivelso Rodríguez • Coordinación periodística: Diana Manrique Horta Comité editorial: Astrid Ulloa, Jorge Echavarría Carvajal, Horacio Torres, Luis Carlos Colón, André-Noël Roth, Juan Álvaro Echeverri y Álvaro Zerda Corrección de estilo: Angela Bernal Larrotta • diagramación: Ricardo González Angulo • Impresión: ceet, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas de UN Periódico Versión digital: www.unperiodico.unal.edu.co • Correo electrónico: unperiodico_bog@unal.edu.co • Teléfonos: 3165348 y 3165000, extensión 18338 Edificio Uriel Gutiérrez, carrera 45 N.o 26-85, piso 5.o • issn 1657-0987


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 4

Estados Unidos, ¿una nación dividida? Política & Sociedad

Diana Marcela Rojas, profesora, Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) Universidad Nacional de Colombia

Ni los candidatos ni sus partidos parecen tener las respuestas a los desafíos que afronta este país, como la brecha generacional, la recomposición étnica y cultural de la población o la bancarrota del american dream. Esto reafirma la desconfianza del electorado y poco contribuye a reorientar el rumbo de la nación estadounidense.

Hace siglo y medio Estados Unidos (ee. uu.) estaba inmerso en la única guerra civil de su historia. Se trató de una conflagración de enormes consecuencias, tanto por la cantidad de víctimas en ambos bandos, la estela de destrucción que dejó, como por la división política, social y emocional generada. Después del conflicto, a los estadounidenses les tomó varios años reconstruir el país y recomponer su proyecto como nación; aún hoy, algunas de las heridas siguen sin cerrar. Los ecos del segregacionismo siguen advirtiéndose en los abusos policiales sobre ciudadanos

liderar y canalizar las demandas y expectativas de una sociedad cada vez más posmoderna, heterogénea, compleja y global. Mientras, en la convención republicana predominaron los “enojados hombres blancos mayores”, en la demócrata, los jóvenes, hispanos, afroamericanos, homosexuales, musulmanes y, por supuesto, las mujeres se hicieron sentir. ¿Se trata entonces de una confrontación entre una perspectiva nostálgica del pasado, crítica del presente, reticente al cambio y desconfiada del provenir, de un lado, y del otro, de una visión satisfecha, entusiasta ante al cambio y optimista frente al futuro?

Electorado escéptico Nada es tan sencillo y menos en la política. Los republicanos y demócratas aún no cuentan con una plataforma precisa, única y consensuada. Si bien es cierto que en el campo republicano los sectores conservadores son ahora predominantes y han dejado

de las reivindicaciones tradicionales del partido, es abiertamente rechazada por el candidato oficial Donald Trump y presentada, junto con la migración ilegal, como causante del desempleo. En el campo demócrata las divergencias también están a la orden del día; los jóvenes disidentes que apoyaron a Bernie Sanders en las primarias están todo menos conformes con el statu quo. Para ellos, las promesas de cambio del entonces candidato Barack Obama, ocho años atrás, están aún por cumplirse; tampoco es claro cómo Hillary Clinton podrá hacer ahora aquello que no se llevó a cabo durante la administración demócrata saliente, debido en buena medida a la oposición sin tregua de los congresistas republicanos. El movimiento Ocupy Wall Street, además de denunciar la creciente desigualdad económica y social, critica la excesiva influencia de las corporaciones y el sector financiero sobre la política. Más allá de las consabidas promesas electorales, sus

ciones mostraron diferencias significativas; la retórica del odio, la confrontación, el miedo, el insulto y la arrogancia predominaron en el campo republicano, y no solo por cuenta del candidato. Por otra parte y aunque sin estar exento de críticas el contendor, el discurso demócrata fue más proactivo, optimista y propositivo. Eso muestra que la “corrección política” no es simplemente un asunto de buenos modales, sino también de valores. Durante la convención, numerosos seguidores de Trump manifestaron estar en desacuerdo con sus afirmaciones xenófobas o sus declaraciones agresivas. No obstante, lo excusaban y sostenían que solo era parte de la estrategia para ganar la campaña, y una vez fuera presidente haría las cosas bien. ¡Vana ilusión! la historia ha demostrado que los fines no pueden ser disociados de los medios y la democracia no puede ser defendida apelando a valores antidemocráticos. Las campañas reflejan dos Estados Unidos que por ahora parecen

Las elecciones presidenciales se realizarán el 8 de noviembre de

2016.

afroamericanos, así como en las más recientes retaliaciones contra las fuerzas del orden; también resuenan en el rechazo de algunos, una minoría, a un presidente negro. La guerra de secesión surgió porque la nación estaba dividida sobre asuntos fundamentales (como la esclavitud) y las posiciones de cada bando parecían irreconciliables. Hoy, sin que el escenario constituya el caso extremo de una contienda armada, ee. uu. afronta un agudo ambiente de polarización política reflejada en la actual campaña presidencial. Las convenciones partidistas durante julio fueron el escenario de dos visiones y dos propuestas antagónicas de país. Mientras la convención republicana presentó una visión catastrófica de la nación y proclamó la “restauración de la ley y el orden” por obra y voluntad de un único elegido, la campaña demócrata concentró sus esfuerzos en recordar que el país se construyó bajo el lema de “E pluribus unum” (de muchos, uno) e insistió que una mujer puede

de lado a aquellos moderados y tradicionalmente más cercados al centro del espectro político, el conservadurismo reinante no es tan fácilmente identificable. Movimientos radicales como el Tea Party propugnan por una reducción del tamaño del gobierno y por impuestos más bajos; sin embargo, no asume posiciones contundentes sobre asuntos sociales como el matrimonio homosexual, el aborto o la investigación con células madre. Entretanto, otros grupos provenientes de la derecha religiosa consideran que, por el contrario, estos temas deben ser parte esencial de la agenda republicana. Asimismo, la defensa del libre comercio, que había sido una

fotos: archivo particular

demandas por mayor igualdad y justicia difícilmente podrán ser satisfechas por una candidata identificada con el establishment que cuenta con abierto respaldo de los sectores más ricos. Aunque la convención en Filadelfia terminó con una mayor unidad entre las filas demócratas, comparada con la republicana, parte de ese consenso está sustentado más en el temor y el rechazo a Trump, que en un proyecto político sólido y viable, capaz de convencer a un electorado escéptico.

irreconciliables y, sin embargo, se enfrentan a los mismos desafíos: la creciente brecha generacional, la redefinición de lo que significa ser estadounidense, la recomposición étnica y cultural de la población, el debilitamiento de las clases medias, el deterioro del sentido de lo colectivo, la bancarrota del american dream, así como la reformulación del lugar de la potencia en un mundo globalizado y multipolar.

Crece la desconfianza

palabras clave: elecciones Estados Unidos, republicanos, demócratas, segregacionismo. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co

Sin embargo, es de resaltar que, a nivel del discurso, las conven-


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 5

Sur de China, un mar de controversias Política & Sociedad

Antonio José Rengifo Lozano, coordinador del Centro de Pensamiento Mares y Océanos Universidad Nacional de Colombia

La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (cpa) negó la pretensión del gigante asiático de reclamar derechos históricos sobre el mar de China Meridional, cuyo territorio se disputan seis países, entre ellos Filipinas. La decisión podría aportar más seguridad en una región caracterizada por la inestabilidad, la proliferación de controversias de todo orden y las tensiones militares.

CHINA

MAR DE LA CHINA

BURMA

MERIDIONAL

LAOS HAINAN

Islas Paraceiso

TAILANDIA

CAMBOYA

El mar de China Meridional tiene una extensión de 3.5 millones de kilómetros cuadrados. Rico en pesca, con importantes reservas de petróleo y gas, es uno de los más transitados del planeta, vital para el comercio internacional, con varios de los puertos más activos del mundo. Es un mar caracterizado por la diversidad biológica que abarca más del 30 % de los arrecifes de coral en el mundo y la abundancia de los bancos de peces, principalmente atún. La población vive a menos de 160 kilómetros en los territorios de su entorno y alcanza los 500 millones de personas, repartidos en diez Estados (Taiwán, Filipinas, Indonesia, Singapur, Tailandia, Malasia, Brunéi, Camboya, Vietnam y, sobre todo, China, potencia económica y militar con fuerte presencia en la región), que reivindican derechos sobre partes de ese espacio marítimo, en un entramado de delimitaciones unilaterales que a menudo se superponen. A las reclamaciones entre Estados se suman las actividades de migración ilegal, piratería, tráfico de drogas, contaminación, amenazas de terrorismo y explotación intensiva de recursos naturales. La controversia más reciente en el mar de China Meridional versó sobre las islas Spratly, un archipiélago situado entre Filipinas y Vietnam, conformado por un centenar de arrecifes e islotes, diversos en pesca y yacimientos de petróleo y gas, disputado en totalidad por China, Vietnam y Taiwán, mientras Filipinas y Malasia disputan solo una parte. Además, los cinco Estados han ocupado militarmente ese territorio. En enero de 2013, la República de Filipinas instauró, ante la cpa, un procedimiento arbitral contra la República Popular de China, con base en el Anexo VII (procedimiento de arbitraje) de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de la cual son parte ambos Estados. Esta Corte con sede en La Haya es una institución internacional creada en 1899, con el fin de facilitar a los Estados el recurso al arbitraje para dirimir sus controversias de diverso orden, como lo permite el Anexo VII de la Convención sobre el Derecho del Mar. Alegando que China violó sus derechos de soberanía en su zona económica exclusiva y en su plataforma continental, Filipinas inició procedimientos para que la Corte permitiera una decisión técnica, que fijara la extensión de las aguas territoriales, las cuales pueden ser reclamadas con base en la posesión de varias líneas costeras, islas y rocas. Principalmente, exigió que este organismo decidiera sobre la situación de los bancos de arena del archipiélago de las islas Spratly, donde China ha construido pistas de aterrizaje, bases navales y otras instalaciones para apoyo logístico marítimo, recurriendo a la polderización (proceso de deseca-

Arrecife Scarborough

VIETNAM VIETNAM

Islas Spratly

FILIPINAS

BRUNÉI MALASIA MALASIA

INDONESIA

Zona marítima que reclama China UNCLOS: 200 millas marinas de la zona económica exclusiva Islas Spratly (en disputa)

FUENTE: Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) y la CIA

gráfico: Vanessa Tremain/Unimedios

ción de zonas costeras que se van ganando al mar), que no darían derecho a mar territorial e incluso estarían en las zonas económicas exclusivas de Estados vecinos. Filipinas declaró que la llamada “línea de nueve puntos”, demarcación en forma de “u”, reivindicada inicialmente por Chiang Kai–shek en 1947 y mantenida por la República Popular China, extendida por cientos de millas desde la provincia de Hainan, que incluye las islas Paracelso, las islas Spratly, el arrecife Scarborough, las islas Pratas y el banco Macclesfield, es contraria al derecho internacional. Al respecto, China manifestó que no aceptaba la autoridad del tribunal, no tomaría parte en los procedimientos y tampoco admitiría la decisión. Además, lanzó una ofensiva mediática y diplomática para ganar la adhesión de varios Estados a su causa y se esforzó por justificar con la historia su reclamación basada en la “línea de nueve puntos”.

Decisión y reacciones En su decisión del 12 de julio de 2016, la Corte no emitió declaraciones sobre derechos de soberanía respecto de territorios ni estableció delimitaciones entre Estados. La cpa determinó que China no tiene fundamentos legales para

reclamar derechos históricos sobre recursos en las áreas marinas dentro de la línea de los nueve puntos. Aunque navegantes y pescadores chinos, como de otros países, han utilizado las islas del mar de China Meridional, no existe evidencia de que China haya ejercido control exclusivo sobre esas aguas ni sobre sus recursos. Al declarar que algunas áreas de este mar pertenecen a la zona económica exclusiva de Filipinas, la Corte determinó que China, al construir islas artificiales y no instruir a sus pescadores para que eviten faenar en esa zona, violó derechos soberanos de Filipinas. Además, las construcciones chinas son incompatibles con las obligaciones de los Estados impuestas por el derecho del mar y causan grave perjuicio al medioambiente marino. El nuevo presidente filipino, Rodrigo Duterte, dando muestras de pragmatismo, ha decidido iniciar una política de apertura y declara estar listo para negociar con China la explotación común de recursos naturales en las zonas marítimas en disputa. Del lado de Pekín, la Agencia China Nueva no dejó escapar la ocasión para evocar el caso de Nicaragua contra Estados Unidos de América, acusado ante la Corte Internacional de Justicia por apoyar a los Contras e ignorar la soberanía de Nicaragua, cuya decisión final de 1986 fue desconocida por el Estado demandado. Aunque China ha exigido la cesación de actividades de vigilancia por los Estados Unidos en las zonas en disputa, los buques patrulleros de este último continúan en el área e invocan el principio de libertad de navegación. La línea de acción adelantada por China ha confirmado que estos casos no pueden ser adelantados solamente entre abogados y agentes, sino que corresponde a los Estados refutar y controvertir a través de medios y think tanks (centros de pensamiento). Incluso, cuando la decisión, hacia futuro,

no se presenta favorable, es una lección para otros Estados. Aunque la Corte carece de mecanismos de ejecución, la decisión es obligatoria y toma a contrapié a China, que ha sostenido siempre, como línea diplomática, su apego a los principios del derecho internacional para consolidarse pacíficamente como superpotencia económica y militar. En conclusión, la decisión podría aportar más seguridad en una región caracterizada por la inestabilidad, la proliferación de controversias y las tensiones militares. Las declaraciones de altos funcionarios de China y Filipinas, en sentido de mantenerse abiertos a la negociación, deja luces de esperanza. En el mar Meridional de China, como en el mar Caribe, las polémicas tienen dinámicas propias frente a las cuales los Estados deberían estar preparados. Estas suceden las unas a las otras, en una dinámica de acomodamientos, repartos y control de los espacios marítimos, que tiene aún muchos años ante sí.

palabras clave: conflicto marítimo, China, mar de China Meridional, islas Spratly. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 6

Urge reforma de políticas públicas en seguridad alimentaria y nutricional Política & Sociedad

Sara del Castillo Matamoros, profesora asociada, directora del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Obsan) André-Noël Roth Deubel, profesor asociado, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional de Colombia

Colombia entrará a un eventual proceso de posacuerdo con brechas importantes en seguridad alimentaria y nutricional, relacionadas con la malnutrición por déficit y exceso, que históricamente no han logrado cerrarse. Una mirada plural y diferenciada, que privilegie las soluciones locales, servirá para diseñar políticas públicas idóneas.

Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin) 2010, si bien la desnutrición crónica en menores de cinco años ha disminuido en relación a 1990, esta alcanza un promedio del 13,2 % en el ámbito nacional y presenta una mayor afectación en la población indígena (29,5 %), en los niños cuyas madres no tienen escolaridad es del 31,3 % y en la población rural del 17 %. Sumado a lo anterior, existen brechas emergentes, relacionadas con nuevas alteraciones en el estado nutricional de la población, las cuales están aumentando y surgiendo en varias poblaciones y territorios del país, según ciertas características sociales y económicas. Es preocupante la situación para las poblaciones rurales, étnicas (especialmente indígena), con bajos niveles de escolaridad e ingresos económicos y en situación de desplazamiento forzado. En el ámbito geográfico sobresalen La Guajira, Chocó, Cauca y las regiones del atlántico y pacífico, ya que son los más afectados por la desnutrición. Por otra parte, la deficiencia en micronutrientes en menores de cinco años evidencia problemas de hambre oculta en todas las regiones del país, situación que tiene consecuencias irreversibles en el desarrollo de los niños. La anemia por deficiencia de hierro, considerada un problema de salud pública en esta población, alcanza una prevalencia del 43,9 % en Amazonas, 42,6 % en Meta, 39,4 % en Nariño, 38,9 % en La Guajira y 37,5 % en Córdoba. Todas estas cifras de la Ensin 2010 superan significativamente el promedio nacional, el cual representa el 27,5 %. Al desagregar la información, las prevalencias aumentan para la población rural, indígena, afrodescendiente y aquella ubicada en los niveles más bajos del Sistema de Identificación y Clasificación de Potenciales Beneficiarios para Programas Sociales (Sisbén). Además, llama la atención el porcentaje de deficiencia del zinc en las comunidades indígenas, que alcanza un 56,3 % y constituye otro problema grave de salud pública.

cadores nutricionales. Por ejemplo, el de seguridad alimentaria en el hogar tiene el mayor número de asociaciones con los indicadores macroeconómicos evaluados, como pobreza monetaria, índice de Gini (desigualdad de los ingresos dentro de un país) y necesidades básicas insatisfechas, que también se evidencia con relación a la desnutrición crónica en menores de cinco años. La pobreza es el determinante fundamental de la inseguridad alimentaria y nutricional y, a su vez, un resultado del desarrollo social, cultural, ético, económico y tecnológico de una sociedad. Las deficiencias de nutrientes en individuos y colectivos humanos específicos, así como la fragilidad alimentaria que afecta, en un tiempo corto, a grupos muy amplios en un territorio definido, son conceptos insuficientes para dar explicación a la problemática nutricional, dada la multiplicidad de los factores que determinan la situación de seguridad alimentaria y nutricional (san) de una población y un país. Una política efectiva en este sentido debe tener un enfoque integrador e implica una acción intersectorial coordinada, para la cual es preciso realizar reformas económicas y políticas estructurales. Si bien es cierto que el país ha avanzado en normatividad y política pública, en particular con la promulgación de la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (psan) mediante documento conpes 113 de 2008, sigue en deuda con el cumpli-

miento de los compromisos nacionales e internacionales en la materia. Entre las causas de esta situación se destaca la fragmentación de las políticas de san, tanto en las políticas sociales y económicas como al interior de la misma política, que desconoce ciertas poblaciones, como la rural, y su potencial para la san en el ámbito nacional. Esto genera un importante déficit de implementación en relación con las realidades territoriales y las especificidades de sus pobladores. La brecha de implementación de las políticas es consecuencia de la segmentación sectorial e institucional, por ello, las intervenciones son realizadas de manera desarticulada y aisladas de los procesos de planificación, que se adelantan en los departamentos y municipios. En la actualidad, el diseño institucional no permite la efectiva aplicación de lo formulado, tal como lo reconoce la reciente evaluación institucional del conpes 113, realizada por el Departamento Nacional de Planeación en 2015.

Esquema articulado Un escenario de posconflicto constituye una oportunidad para superar los problemas de inseguridad alimentaria y nutricional existentes y, de esta forma, reconocer las brechas como deudas profundas y su resolución es una condición para superar causas del conflicto. Por tanto, se requiere un cambio fundamental

en las políticas públicas y en los esquemas organizativos de la intervención institucional para lograr una efectiva articulación entre todos los actores públicos y privados involucrados, además del desarrollo efectivo de un trabajo conjunto nacional y territorial. Se trata, en particular, de emprender una lucha frontal contra la corrupción agenciada por la tercerización de los programas sociales y apoyarse en la sociedad civil mediante su participación efectiva y empoderamiento en el tema para facilitar el reconocimiento y la toma de decisiones en temas ambientales, poblacionales, culturales, económicas y alimentarios de cada territorio. A partir de una mirada plural y diferenciada, que privilegie las soluciones locales, de circuitos de producción y consumo corto, será posible diseñar políticas públicas efectivas y sostenibles, ajustadas a la complejidad de la inseguridad alimentaria y nutricional para combatir todas las formas de hambre que sufre aún la población colombiana. Cerrar esta brecha es esencial para consolidar un derecho humano básico: una seguridad alimentaria y nutricional óptima para los colombianos.

palabras clave: seguridad alimentaria, posconflicto, pobreza, políticas públicas. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co

Pobreza, común denominador Mediante un análisis entre variables macroeconómicas y nutricionales, con información del dane y la Ensin 2010, se identifican asociaciones sobre los indicadores de pobreza, los cuales están relacionados con los indi-

foto: Defensoría del Pueblo

En Amazonas, Meta y Nariño, la anemia por deficiencia de hierro supera el promedio nacional de 27,5 %.


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 7

La paz debe soportarse en un nuevo modelo de salud Salud

Jaime Hernán Urrego Rodríguez, candidato a Ph.D. en Salud Pública Mauricio Torres Tovar, profesor asistente, Departamento de Salud Pública Universidad Nacional de Colombia

Tres de los seis acuerdos de La Habana se refieren de manera explícita a la salud, lo cual evidencia la importancia de este sector para el mantenimiento de la paz. Para que sea una realidad hace falta un nuevo modelo público, gratuito, sostenible y centrado en la persona.

Colombia ha entrado en la fase plebiscitaria del proceso de paz al declararse exequible por parte de la Corte Constitucional el proyecto de ley que aprueba la realización de este mecanismo de participación para refrendar o validar los acuerdos de paz entre el Gobierno y las farc. Aunque, a través de los seis acuerdos, la agenda en materia de derechos económicos, sociales y culturales, incluido el derecho a la salud, está dirigida a toda la población, la prioridad la constituyen la rural, las víctimas del conflicto armado y los actores del conflicto. Es una agenda amplia, ambiciosa y desconocida para la mayoría de los colombianos. Además, crea desafíos de gran envergadura al gobierno, la academia y la sociedad civil para conseguir la finalización real del conflicto armado, la mitigación de sus efectos y la eliminación de sus causas estructurales. Sin lugar a dudas, un requisito para conseguir la paz es que la población colombiana tenga garantizado el derecho a la salud, pues su ausencia constituye parte de las causas del conflicto. Esto implica múltiples condiciones, entre ellas que no se sigan perdiendo vidas y capacidades con enfermedades que son evitables, enfrentar los principales problemas de salud pública, como las diversas violencias y la desnutrición; mejorar las condiciones de vida de la población, que son las que determinan los procesos de salud y enfermedad. Además, brindar atención integral psicosocial a las víctimas del conflicto y a los excombatientes y propiciar condiciones de trabajo digno y protegido a la misión médica.

atención, mitigación, reducción de daño y rehabilitación al lado de medidas integrales de tipo productivo. El acuerdo de Víctimas define la ampliación de la cobertura pública mediante el aumento de centros locales de atención y unidades móviles para sitios lejanos, a fin de mejorar la calidad de la atención psicosocial y en salud mental para la recuperación emocional de las víctimas de manera diferencial incluidas aquellas. Si bien estos acuerdos no interpelan explícitamente el modelo de salud prevalente en Colombia, sí reflejan parte de las consecuencias del mismo, por lo que adquieren una gran dimensión en la medida en que su cobertura implicaría a más de 15 millones de personas (campesinos, víctimas y excombatientes), en cerca de un 75 % del territorio nacional. Sobre todo demandarían un replanteamiento del modelo basado en el mercado para el que estas poblaciones dispersas y diversas supone mayor presión en sus costos y ganancias. De manera transversal, los acuerdos son enfáticos en la adopción de políticas y programas que tengan una fuerte participación social para la ampliación de la democracia con enfoque territorial y diferencial por género, etnia, región, etc. Además, definen políticas y programas en materia de tierras, producción, vivienda, educación, conectividad, sostenibilidad ambiental, seguridad/ soberanía alimentaria y participa-

ción política que si son efectivos y se aplican, impactarían los procesos de determinación social de la salud en el campo colombiano.

Nuevo pacto La pregunta que surge es si la implementación de los acuerdos permitiría avanzar en la garantía del derecho a la salud de la población en un contexto de profunda crisis de este sector. El modelo actual está centrado en la privatización y creación de oligopolios en el aseguramiento y en la prestación de servicios de salud, la liquidación de hospitales públicos especialmente en zonas rurales, la creciente limitación del marginado presupuesto destinado a la salud pública (menos del 2 %) y la precarización de los trabajadores de la salud, especialmente los ubicados en zonas rurales y segregadas de las ciudades. Por un lado, varios componentes de los acuerdos están consagrados en leyes y políticas vigentes, pero sin implementación, como la ley 1566 sobre sustancias psicoactivas. De otro lado, tendrán que enfrentar el embate de la profundización del modelo neoliberal, como el caso de las Zonas Integrales de desarrollo rural especial (Zidres) en el campo, las centenas de licencias ambientales aprobadas para explotación minera, carreteras y proyectos energéticos con alto impacto negativo en ecosistemas estratégicos, el reinicio de las fumigaciones en materia de drogas

y la nueva etapa del modelo de salud, entre otros. Al revisar el conjunto de los acuerdos queda claro que se requiere un nuevo pacto político, social, económico y cultural en el que el mercado no sea la columna vertebral del desarrollo. En el caso concreto de la salud, el pacto demanda apalancarse en los avances de los movimientos sociales, las experiencias internacionales, la evidencia social y científica y las sentencias y órdenes judiciales para eliminar la intermediación ociosa de las eps. Esto implica una activa participación de los diversos actores de la sociedad, entre ellos la academia, donde la Universidad Nacional de Colombia ha sido protagonista durante los cuatro años de conversaciones a través de la facilitación del debate público en el país sobre la construcción de los acuerdos. También, ha sido fiel a su misionalidad y compromiso con la sociedad, por eso, deberá desplegar toda su capacidad para que a través de la docencia, la investigación y la incidencia en política pública contribuya a consolidar la finalización del conflicto, implementar de manera coherente los acuerdos y avanzar en la construcción de una paz con salud y justicia social en Colombia.

palabras clave: salud, proceso de paz, acuerdos de paz, eps. Consúltelas en www.unperiodico. unal.edu.co

Apuesta por una mayor cobertura Tres acuerdos están referidos de manera explícita a la salud. El de Política de Reforma Rural Integral señala que se implementará un Plan de Salud Rural con tres componentes: fortalecimiento de la infraestructura y el desarrollo tecnológico con mayor oportunidad y pertinencia; un modelo de salud pública para zonas dispersas basado en la prevención, que llegue a hogares y lugares de trabajo; y el enfoque diferencial con énfasis en niñez y mujer gestante. Todos con sistemas de seguimiento y evaluación. El acuerdo de Drogas Ilícitas aborda integralmente la problemática de la producción, transformación, comercialización y consumo de drogas. Frente a este último se creará el Programa Nacional de Intervención Integral frente al Consumo de Drogas Ilícitas con enfoques de derechos humanos, salud pública, diferencial, participativo, basado en la evidencia e incluye la creación de un Sistema Nacional de Atención al Consumidor de Drogas Ilícitas mediante el cual se debe garantizar prevención,

foto: Catalina Torres/Unimedios

La implementación de los acuerdos en materia de salud beneficiaría a más de 15 millones de personas.


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 8

foto: archivo particular

economía & organizaciones El desempleo afecta la salud en Latinoamérica Un largo periodo de cesantía produce cambios importantes en el estilo de vida, desde una dieta menos variada, reducción de la actividad física, postergación de visitas al médico, hasta posibles síntomas de depresión que se canalizan a través del cigarrillo o el alcohol. Además, “quienes están desempleados por largo tiempo tienden a ganar menos, una vez que encuentran un nuevo trabajo. Ellos están en peor estado de salud y sus hijos tienen un peor rendimiento académico que quienes no perdieron el empleo”, asevera el estudio Consecuencias del desempleo a largo plazo del Urban Institute, que refleja el impacto de la crisis de 2008 en la salud de los norteamericanos.

Desempleo de larga duración, problema regional en Colombia Economía & Organizaciones

Viviana María Oquendo Patiño, magíster en Ciencias Económicas, Facultad de Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia

Un estudio realizado para cinco ciudades del país, determinó que el perfil de la población inactiva durante largo tiempo corresponde a una mujer entre 40 y 64 años de edad, con nivel de formación igual o inferior al técnico o tecnólogo, quien durante tres meses ha buscado empleo por los canales formales. fotos: Nicolás Bojacá/Unimedios

En 2014, el informe anual “Perspectivas de empleo”, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (ocde), señalaba que, pese a un cierto retroceso del desempleo global, el de larga duración sigue aumentando. Precisamente, durante el primer trimestre de ese año, 16.3 millones de personas llevaban más de un año sin trabajar, es decir, más de un tercio de los 45 millones de desempleados censados en los 34 países de la ocde, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Japón, México, Chile o Turquía. En Colombia, aunque entre 2001 y 2014 hubo una disminución en la tasa de desempleo de casi un 40 %, datos del Departamento Nacional de Estadística (dane). Otros estudios destacan que es la segunda economía (9 % en 2014), después de Venezuela (9, 97 % en 2014), con mayor población sin trabajo en Latinoamérica. En lo que va corrido de 2016, esta tasa es del 8,9 %. Los altos niveles de desocupación generan inconvenientes sociales, asociados con el deterioro del bienestar de las familias y las personas, no solo en el ámbito económico, también emocional e incluso psicológico. A su vez, reflejan debilidades de la economía nacional, como una menor productividad. Dentro de las investigaciones adelantadas para indagar las causas de duración de desempleo se han encontrado determinantes como estado civil (personas casadas duran menos tiempo buscando empleo), género (las mujeres tardan más que los hombres), edad (a mayor edad menor probabilidad de ser desempleado y, por ende, mayor duración), educación (a mayor escolaridad, mayor tiempo de búsqueda) e ingresos no laborales (entre mayores son los ingresos no laborales, mayor es el salario de reserva y, por consiguiente, mayor tiempo cesante). En cuanto a los medios de búsqueda, el efecto es positivo en las personas que utilizan canales in-

formales, como las redes sociales aumentan la probabilidad de salir del desempleo. También, los mayores costos laborales aumentan el tiempo que dura una persona buscando laborar. A pesar de esto, no existen investigaciones sobre las características que causan las altas duraciones de desempleo en un mismo periodo entre regiones. A continuación, se mostrarán los resultados del primer trabajo realizado en este ámbito en el país. Es un estudio comparativo entre Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín, ciudades que concentran la fuerza laboral y el aporte al Producto Interno Bruto del país.

Modelos de supervivencia Con el propósito de identificar las características socioeconómicas (edad, género o estado civil) y los canales de búsqueda (formales como convocatorias públicas, informales moderados como llevar la hoja de vida a las empresas o informales como recomendaciones) que más generan vulnerabilidad en los individuos al buscar empleo, se aplicaron dos metodologías que hacen parte de los modelos de supervivencia. Los modelos empleados surgen principalmente de la medicina, por ejemplo, a través de estudios

sobre la cantidad de pacientes y el tiempo de supervivencia después de diagnosticada una enfermedad. Es decir, a cuántos pacientes aún no les ha ocurrido el evento muerte en cierto momento del periodo de estudio. Esto permite generar una fórmula de probabilidad de supervivencia. En los estudios de duración de desempleo, este tipo de estimación es utilizado para conocer la probabilidad de permanecer (supervivir) cesante dadas ciertas características de los buscadores, ya sea mediante modelos paramétricos o no–paramétricos. En esta investigación, dichos modelos se implementaron a los datos de la fuerza laboral de las cinco ciudades, obtenidos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (geih) de los trimestres abril–junio y septiembre–noviembre de 2014. El modelo no paramétrico fue realizado con el estimador Kaplan–Meier para encontrar factores determinantes en la duración del desempleo mediante la probabilidad de ocurrencia del evento “conseguir empleo”. Por ejemplo, permite identificar si ser mujer aumenta la posibilidad de permanecer desempleado. Por su parte, el modelo paramétrico con distribución tipo Weibull sirve para conocer el impacto de diferentes características en conjunto, en la duración del desem-

En Colombia, el desempleo de larga duración tiene rostro de mujer.


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 9

Además del ámbito económico, el desempleo también afecta la parte emocional e incluso psicológica.

Un problema estructural

pleo, es decir, si ser mujer aumenta la probabilidad de permanecer sin laborar, teniendo en cuenta otros aspectos como edad o nivel educativo. Tras analizar los resultados de ambas estimaciones se concluyó que, para todas las ciudades, el individuo más vulnerable al desempleo de larga duración es la mujer, además, se caracteriza por tener acceso a otros ingresos como recibir dinero de arriendos o ayudas de familiares, buscar empleo como trabajador por cuenta propia y por canales formales.

variables de desempleo Además de los factores similares entre ciudades, en Barranquilla, un individuo es considerado vulnerable si es soltero, pareja, hijo (a) o familiar del jefe de hogar, su máximo nivel educativo es bachiller, busca empleo por canales informal–moderados y pertenece a estrato socioeconómico bajo. En Bogotá, una persona susceptible de permanecer sin trabajo es aquella pareja, hijo (a) o familiar del jefe de hogar sin nivel educativo, que busca empleo por canales informales–moderados y pertenece a estratos medios o bajos. En Bucaramanga, la vulnerabilidad es para los individuos entre 15 y 21 años y entre 50 y 64 años de edad, hijos del jefe de hogar, sin nivel educativo o bachiller que pertenecen a estrato medio y bajo. Asimismo, en Cali, el estudio evidenció que la vulnerabilidad está acentuada en las personas de 15 a 21 años y de 50 y 64 años de edad, si es pareja, hijo(a) o familiar del jefe de hogar, separado o soltero, si el nivel educativo es ninguno o bachiller y si la búsqueda de empleo es realizada por canal formal. En Medellín, una persona entre 50 y 64 años de edad, viuda, separada o soltera, sin nivel educativo y que acude a la búsqueda de trabajo por canales informales moderados es la más susceptible a permanecer cesante durante mucho tiempo. Al tener en cuenta todas las características y ciudades, desde ambas estimaciones, la ciudad cuya población tiene probabilidad de encontrar empleo rápidamente es Bucaramanga, seguida de Bogotá y Barranquilla. Al contrario,

en Medellín y Cali son los lugares donde más se tarda en conseguir trabajo.

¿Qué hacer? Con estos resultados, las personas pueden identificar los aspectos que se deben mejorar o las ciudades a las cuales migrar para disminuir el riesgo de permanecer desempleados. Por ejemplo, un mayor nivel educativo facilitará encontrar trabajo en menos tiempo, incentivo para el ciudadano y un llamado de atención para el Estado colombiano, que deberá invertir tiempo y recursos en educación. Asimismo, si es joven, tal vez, lo mejor es buscar trabajo en una ciudad como Bucaramanga y no en Barranquilla, ahondando en las características actuales del mercado laboral de esos lugares, previo a tomar la decisión. Por su parte, el Gobierno Nacional no solo identificaría con esta información los temas socioeconómicos y de facilidad de acceso a información sobre vacantes la-

borales, en las que es fundamental realizar un fortalecimiento en cada ciudad, también observaría la forma como los programas de apoyo a la población desempleada pueden profundizar la problemática si no se planea adecuadamente. Por ejemplo, acceder a recursos (como los subsidios al desempleo) podría generar sensación de seguridad de recepción de ingresos y disminuir la intensidad y calidad de búsqueda de empleo. Por tanto, es necesario fortalecer la planeación y difusión de este tipo de programas, enfocarlos en guiar y capacitar a la población o facilitar la intermediación laboral, con asesoría para los trabajadores durante el proceso de búsqueda, como se ha intentado desarrollar en programas como Bogotá Trabaja.

Según un estudio de la fundación española Bertelsmann, presentado en junio pasado en varios países del sur de Europa, el desempleo de larga duración –al menos 12 meses sin trabajo– es un "problema estructural" y no una cuestión coyuntural fruto de la crisis económica de 2007. Si en el conjunto de la Unión Europea un 4,3 % de la población en edad laboral es desempleada de larga duración, esta tasa es muy superior en Grecia (17,7 %), España (10,8 %) y Croacia (10,4 %), y muy inferior en Reino Unido o Suecia (1,5 %) y Luxemburgo (1,6 %). En Latinoamérica esta situación no es más alentadora, pues de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, hay casi 15 millones de personas desempleadas, pero la situación de los países es heterogénea y la desaceleración económica no ha impactado a todos por igual. Si bien el desempleo no ha subido sustancialmente, ha sido evidente una fuerte reducción en la generación de nuevos puestos de trabajo, lo cual limita las posibilidades de que la población joven acceda a un trabajo. Se estima que el 40 % de los desocupados de la región son jóvenes y la tasa de desempleo de las mujeres es 30 % más alta. De hecho, un estudio del Banco Mundial sugiere que la bonanza de los últimos años contribuyó solamente a crear puestos de trabajo para el 40 % de la población más pobre.

palabras clave: causas, desempleo, regional, duración. Consúltelas en www.unperiodico.unal. edu.co

Colombia es la segunda economía, después de Venezuela, con la mayor población sin trabajo en Latinoamérica.


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 10

Proyecto de reforma tributaria no garantizaría un buen sistema fiscal Economía & Organizaciones

Jairo Orlando Villabona Robayo, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia

es decir, cada día podría gastar 740 millones durante un año. Los comisionados también proponen ampliar la base de contribuyentes para el impuesto de renta, apoyados en la premisa de que los países más desarrollados tienen una base por ingresos más amplia; de una manera inexplicable, no se tiene en cuenta que ellos tienen entre siete y ocho veces más ingresos per cápita. Además, esto no significará mayores ingresos, generará un gran esfuerzo administrativo en la dian y disminuirá su eficiencia, ya que incluir personas con tan bajos ingresos significará devoluciones de impuestos adicionales, lo cual produce un efecto contrario al deseado.

Más IVA en un país desigual

El aumento del IVA afectará la adquisición de productos de la canasta familiar.

foto: Diana Manrique/Unimedios

Gravar los dividendos, ampliar la base de contribuyentes para el impuesto de renta e incrementar el iva al 19 % son algunas de las propuestas de la Comisión de Expertos Tributarios. Estas carecen de peso estructural, son regresivas y distan de mantener un sistema equitativo.

El fin de las guerras y los conflictos son, en muchos casos, una oportunidad de desarrollo, como sucedió en Alemania, Japón e Irlanda. Para ello, es necesario la confluencia de todos los actores de la sociedad, tanto en el ámbito nacional como internacional. En el caso colombiano, diferentes gobiernos y organismos internacionales se han pronunciado a favor, pero dentro de las acciones internas, es decir, para que haya una paz duradera hay que garantizar una mejor distribución de los ingresos de tal forma que incentiven la demanda. En Colombia, mantener la paz no implica un cambio de modelo económico, pero sí tomar medidas que incentiven la industria nacional y el sector agrícola, los sectores que mayor empleo sostenible generan. Uno de los primeros aspectos que debe consolidarse en el país es un buen sistema fiscal. Este debe ser progresivo, eficiente y simple, es decir, aquellos de mayores ingresos y mayor patrimonio deben pagar mayores impuestos. En el país ocurre todo lo contario, el 10 % de mayores ingresos

tuvo una tasa efectiva de impuestos del 17,7 % y frente a los ingresos de solo el 1,7 %, de acuerdo con cifras de la dian en 2013. Sin embargo, los megarricos (0,01 % de la población) tienen una tasa marginal de impuestos que tiende a cero, todas las ganancias que reciben por dividendos no son gravados, basados en el equivocado y obsoleto mito de la doble tributación. Esto es todo lo contrario a lo que ocurre en la mayoría de países del mundo. El sociólogo francés Marc Leroy señala en su espléndida obra L'impôt, l'Etat et la société que los cambios fiscales que persiguen los incrementos del iva, el aumento de beneficios fiscales y las tasas bajas en el impuesto de renta (especialmente para las personas de mayores ingresos servidas por las élites políticas) son una forma de “alineación ciudadana”. Para Leroy, el pretexto ideológico de la globalización pretende legitimar los privilegios fiscales que aseguran los provechos de los actores dominantes en cualquier economía y no permiten el desarrollo. Un ejemplo

en el país es el lobby ejercido por importantes empresarios.

Propuestas sin peso En la actualidad hay un proyecto de Reforma Tributaria Estructural, tarea encargada a la Comisión de Expertos Tributarios. Hasta el momento, las propuestas planteadas carecen de peso estructural, no lograrán un mayor recaudo, varias de ellas, incluso, son regresivas y mantendrán un sistema inequitativo. Una de las iniciativas plantea gravar los dividendos, pero otorga un descuento tributario del 20 %, algo inexplicable. Esto implica que si la tasa máxima de impuestos se fija en un 30 %, esta solo sería del 10 %. De ahí hacia abajo, tampoco indica una tasa mínima de distribución de dividendos, de no hacerlo, las empresas simplemente no los decretarían y no pagarían. Por tanto, es necesario establecer las tasas utilizadas en países con buenas prácticas fiscales. Para ilustrar lo expuesto, se tomaron las utilidades del sector financiero en Colombia entre 2011 y 2015, se estimó una distribución de dividendos del 70 % decretada por ley como sucede en Chile, por ejemplo, y se calculó una tasa marginal de impuestos del 45 % en las mayores rentas, dirigidas a personas naturales, como opera con los países de la ocde. Tomando los dividendos de solo el sector financiero, que corresponde a una parte de la economía, se hubiesen generado cerca de 18.5 billones de pesos para las arcas del Estado. En países como Estados Unidos, Francia y Suecia, los dividendos están gravados en su totalidad y las tarifas para los ingresos más altos en personas naturales van hasta el 55 %, lo cual es justo y genera equidad. Esto es solo para los más ricos y afectaría menos del 1 % de la población, pero si beneficiara al 99 % restante, permitiría tener salud y educación de mayor calidad, así como el desarrollo de obras de infraestructura para el desarrollo nacional. Un ejemplo muy sencillo, para un gran inversionista que obtenga dividendos en un año por 600.000 millones de pesos, tendría que pagar impuestos por 330.000 millones y le quedarían 270.000 millones,

En un sistema fiscal regresivo como el colombiano, con uno de los coeficientes de Gini (indicador de desigualdad) más altos del mundo (0,57, más alta inequidad), otra propuesta inconcebible es aumentar el iva al 19 %. Para ello, recurren de nuevo a la comparación con economías europeas, en donde, como ya fue explicado antes, el ingreso per cápita es superior. Sin embargo, en Estados Unidos la tasa máxima es del 11 %, en Japón del 8 % o en Canadá del 5 %. Al respecto, vecinos de la región, como Perú, están planteando una reforma para disminuir este impuesto. Un aumento del iva solamente golpea a las personas con menores ingresos, mientras para los de altos el impacto sería insustancial. Señalar que los recursos serán retribuidos a los más pobres con programas sociales, crea mayor burocracia y corrupción. Además, con toda seguridad, ese propósito nunca será ejecutado. Como si no fuera suficiente, se plantea un impuesto a las herencias en un 10 % generalizado, sin ningún tipo de progresividad, es decir, para los comisionados es lo mismo una herencia de Ardila Lule, por ejemplo, que la de un trabajador de la Universidad Nacional. En países como Japón o Corea existen tasas progresivas para las herencias, la más alta comienza en un 50 % y van disminuyendo, ese solo detalle genera equidad. Tampoco, se refieren al impuesto de remesas, aplicada en casi todo el mundo. Respecto al impuesto de renta para las personas naturales, el más importante por recaudo en el mundo, en Colombia es muy bajo, sin embargo, la Comisión no propone mejorar esta situación. Las tasas en países como Dinamarca para las mayores rentas comienzan en un 55 %, acá se prevé cerca de un 30 %, con innumerables beneficios, que reducen el porcentaje a un 13 % y peor aún para los de mayores rentas que pagaron solo cerca del 1,2 % de sus ingresos en el año 2012, según cifras de la dian. Todos los ciudadanos, especialmente aquellos de mayores ingresos, deben hacer esfuerzos para consolidar la paz que permitirá un mayor desarrollo. Este sector de la población, generalmente muy estructurada en temas económicos y financieros, sabe que los impuestos pagados en relación con sus utilidades son muy bajos. Por eso, no puede pensarse en una reforma que siga golpeando a los menos favorecidos.

palabras clave: reforma tributaria, posacuerdo, iva, dividendos. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 11

ciencia & tecnología Tumores con alteraciones en gen fh son más agresivos En 2015, un trabajo de científicos de la Red de Investigación del Atlas Genómico del Cáncer de Estados Unidos dilucidó los aspectos genéticos más importantes del cáncer renal papilar (tipo 1 y tipo 2). El 50 % de los análisis realizados a las muestras de cáncer renal papilar tipo 2 evidenció mutaciones en el gen FH (fumarato hidratasa), asociadas al síndrome de leiomiomatosis y cáncer renal hereditario (hlrcc, por sus siglas en inglés). Además, se determinó que los tumores con alteraciones en fh resultaban ser más agresivos y con peor pronóstico.

Héctor Veloza Cano, Unimedios Bogotá

ocurre la reacción enzimática, se acumula en la célula y dicha acumulación, creemos, podría generar el cáncer en los pacientes”, explica Carolina Arenas, estudiante de la Maestría en Genética Humana de la un.

Cáncer hereditario El grupo de la línea de cáncer hereditario, perteneciente a la Maestría en Genética Humana de la un, liderado por la médica–genetista Clara Eugenia Arteaga Díaz y la estudiante candidata a magíster en genética humana de la un, Carolina Arenas Valencia, revisaron de forma minuciosa la literatura sobre el síndrome hlrcc e idearon un proyecto de investigación junto con otros miembros de este equipo (entre ellos, Dr. Édgar Garavito Rodríguez, Dr. Andrés Pinzón Velasco, Andrea Cardona Barreto y Martha Rodríguez López). El síndrome tiene tres manifestaciones principales. La primera y más frecuente (pues ocurre en el 75 % de los casos y sobre los 25 años de edad) consiste en la aparición de unas lesiones en la piel denominadas leiomiomas cutáneos. Estas son de color rojizo o café claro y suelen evidenciarse en brazos, piernas y algunas veces en torso o espalda. Ocasionalmente, producen dolor o sensación de adormecimiento. La segunda manifestación es la aparición de miomas en el útero, sangrados menstruales irregulares y dolor pélvico. Estas masas pueden manifestarse muy temprano (a los 18 años), y no tienen compa-

ración con los miomas que habitualmente surgen en la población de mujeres en general, quienes los presentan entre los 35 a 40 años. Por otro lado, dada la gravedad de los síntomas (el sangrado y el dolor), las mujeres con hlrcc pueden requerir histerectomía o remoción quirúrgica del útero, inclusive antes de los 30 años. La tercera y última manifestación es el cáncer papilar tipo 2, un tumor renal muy agresivo, pero que solo se manifiesta entre el 10 % y 16 % de los pacientes, que hace metástasis (diseminación de células cancerosas en el cuerpo) en etapas “jóvenes” del tumor y para el que la mayoría de tratamientos son ineficaces. En el caso de Alberto Bejarano, el examen físico no evidenció las lesiones en la piel, la manifestación más común. Sin embargo, las genetistas optaron por la confirmación molecular de la enfermedad (para acreditar la sospecha de hlrcc) y enviaron una muestra de sangre a un laboratorio estadounidense que secuenció el gen (es decir, produjo un análisis más detallado de la estructura de su adn). Así, el laboratorio corroboró que la mutación en el gen fh acortó la proteína en 59 aminoácidos, es decir, pasó de tener 510 (lo normal) a 451. También, el hallazgo sirvió para determinar que la mencionada alteración genética era la causante del síndrome hlrcc en esa familia. Una vez obtenido el reporte y en un intento por determinar otros miembros de la familia del paciente con esta mutación, los científicos se desplazaron fuera de Bogotá para contactarlos. En total, fueron evaluados 19 individuos en “riesgo”, cuyas edades oscilan entre los 12 y los 66 años. Tras los análisis de las muestras sanguíneas, desarrolladas en el laboratorio de equipos comunes de la Facultad de Medicina de la un, hallaron cinco personas afectadas por la mutación, tres hombres y dos mujeres. En ninguno de los casos aparecieron lesiones cutáneas. La investigadora Arenas señala que los resultados no son de ninguna manera una sentencia de muerte, pues se trata de una enfermedad cuya detección temprana y seguimiento adecuado marcan una

Imagen del moldeamiento computacional de fumarato hidratasa (FH). A la izquierda, se aprecia la proteína normal (con 510 aminoácidos) y a la derecha la mutación, con 451 aminoácidos.

y el candidato a magíster en Bioinformática de la UN, Daniel Osorio.

A finales de 2013, Alberto Bejarano*, de 38 años, llegó al Instituto de Genética de la Universidad Nacional de Colombia (igun), como uno más de los 800 pacientes que en promedio acceden cada año al servicio de genética médica, con un reporte de patología de un tumor (sacado del riñón) muy raro: el pailar tipo 2. El hecho llamó la atención de los genetistas del igun, ya que además del tumor renal, los antecedentes familiares del paciente incluían datos de otros ocho parientes a lo largo de tres generaciones, quienes fallecieron a edades relativamente tempranas –entre los 40 y 50 años de edad– por el mismo tipo de cáncer. Casi de inmediato, con la información obtenida, se emprendió una investigación que culminó con el hallazgo de una mutación nunca antes reportada en el gen fh, responsable del síndrome de leiomiomatosis y cáncer renal hereditario o Hereditary Leiomyomatosis and Renal Cell Cáncer (hlrcc, por sus siglas en inglés), considerado raro o inusual. De este hay aproximadamente 200 casos en Norteamérica, Reino Unido y por primera vez es reportado en Colombia. Todos los genes codifican proteínas y estas, a su vez, cumplen una función específica. El gen fh produce la fumarato hidratasa, que participa en una de las reacciones del ciclo Krebs, relevante en la producción de energía en las células. La mutación encontrada por los genetistas de la un implica que la proteína se acorta en su longitud, lo que tiene un alto impacto en el desempeño normal en la célula. “En este ciclo, el fumarato se convierte en malato, pero cuando no

gran diferencia en el tratamiento y pronóstico.

imagen: lograda por Andrés Pinzón, docente de Bioinformática y Biología de

El estudio de una alteración genética, en un paciente colombiano, permitió hallar una mutación en el gen fh (fumarato hidratasa) nunca antes reportada en la literatura científica, responsable del síndrome de leiomiomatosis y cáncer renal hereditario, del que se conocen poco más de 200 casos en el mundo.

Sistemas; la candidata a magíster en Genética Humana de la UN, Andrea Cardona

Ciencia & Tecnología

Primer reporte de cáncer raro en Colombia Posible subdiagnóstico Posterior a las pruebas y como un acto de responsabilidad clínica, las investigadoras se reunieron nuevamente con la familia y realizaron una asesoría genética, tanto para aquellos que dieron negativo –no tienen riesgos– como para los que resultaron positivo. El objetivo, afirman, era explicar en qué consiste la enfermedad, brindar asesoría y expedir las órdenes de seguimiento necesarias a los portadores de la mutación, que incluían valoración por dermatología y resonancia magnética renal anual y, de esta manera, determinar si en algún momento aparecen las lesiones en la piel o masas en los riñones. “Con la confirmación molecular que tenemos los pacientes portadores ya quedaron como tal; y aquellos en los que el resultado fue negativo ya no tienen que preocuparse más por la aparición de la enfermedad”, enfatiza Carolina Arenas. El estudio de esta familia, la primera reportada en Colombia con el síndrome hlrcc, ha permitido considerar que puede existir un subdiagnóstico de este tipo de cáncer en el país, entre otras razones porque los leiomiomas en la piel “son bastante inespecíficos” y pueden confundirse con otras afecciones. Por otro lado, dado que los miomas son normales en las mujeres (7 de cada 10 los presentan de manera habitual), pueden pasar desapercibidos, si no son asociados con una enfermedad hereditaria. De igual manera, como el cáncer papilar tipo 2 es de baja frecuencia en portadores de la mutación se pasa por alto. También, una de las características letales de estos tumores es que generalmente no producen síntomas y su diagnóstico resulta incidental. Según las expertas, si bien el síndrome hlrcc es una enfermedad muy rara, no descartan más familias con esta patología en Colombia, por lo que mejorar el conocimiento del personal médico (dermatólogo, ginecólogo, urólogo y oncólogo) y sensibilizar al público en general sobre la existencia de este tipo de trastornos de cáncer hereditario resulta crucial. *Nombre cambiado para respetar la identidad del paciente.

palabras clave: cáncer renal hereditario, miomas, fumarato hidratasa, mutación. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 12

IMAGENES: Edgar Reyes

Ciencia & Tecnología

Diseñan moléculas para tratar enfermedades neuronales María Luzdary Ayala Villamil, Unimedios Bogotá

Viene de la página 1 Si estos péptidos funcionan, podrían evitar el daño neuronal producido después de una isquemia cerebral o trombosis, como se conoce esta patología, al actuar en calidad de agentes reguladores para que las células alteradas (cuando falte el oxígeno y nutrientes) retornen a la normalidad. Tal aplicación resulta muy valiosa, pues aunque es un modelo inicial sobre el que se desarrollan ensayos in vitro (de laboratorio), también funcionaría en otras alteraciones neuronales. En el micromundo de los péptidos, hallar los indicados para esta función tan compleja y precisa es la tarea titánica en la que se ha embarcado el Grupo de Investigación en Proteínas (grip) de la un, del cual forma parte el profesor Reyes, doctor en Ciencias Químicas. Para ello, este equipo de investigación parte de un receptor de glutamato a nivel neuronal, llamado nmda (N–Metil–D–Aspartato). El glutamato es uno de los neurotransmisores más importantes del sistema nervioso central, porque interviene activamente en la transmisión de las corrientes eléctricas que producen procesos fisiológicos tan fundamentales en el ser humano, como la memoria y el aprendizaje. Además, estos requieren canales iónicos, complejos proteicos con un poro que permite la entrada selectiva de varios iones a una célula. Cuando estos canales no funcionan de forma adecuada generan desbalance entre las neuronas y afloran algunas patologías como dolores neuropáticos, alzhéimer, isquemias o párkinson. La isquemia, el modelo sobre el cual trabaja el grip, se produce cuando el aporte de oxígeno al encéfalo disminuye o es interrumpido, según el profesor

Rodrigo Pardo, de la Facultad de Medicina de la un. “Al haber bloqueo en el transporte de oxígeno a las células, la reacción puede llevar a la muerte neuronal”, explica por su parte el profesor Reyes. Además, precisa, el mayor impacto no es generado por el evento isquémico, sino por el fuerte choque que sufren las células al restablecerse el flujo sanguíneo, pues estas reaccionan y abren todos sus canales, lo cual produce una entrada excesiva de calcio. Así, esto generaría más daño que el mismo derrame cerebral. Por ello, un complejo proteico como el receptor nmda, según el doctor Reyes, es un buen blanco farmacológico para estos casos, ya que contribuiría de manera eficaz en la respuesta de las células ante el restablecimiento del flujo sanguíneo en condiciones más regularizadas y, como tal, menos nocivas.

La toxina del caracol Para iniciar el diseño de los péptidos, que se unieron al canal iónico deseado, el equipo investigador tomó como base de estudio una toxina denominada Conantokina G, extraída del Conus geographus, un caracol de mar de vistosos colores. Este molusco, según el biólogo Juan Manuel Díaz Merlano de la un, es una especie de gasterópodo de la familia de los cónidos, a la cual pertenecen alrededor de 500 especies, la mayoría de ellas localizadas en mares tropicales, en especial, arrecifes de coral. “Se trata de una especie común y como tal no figura en las listas rojas de especies amenazadas”, puntualiza. El profesor Díaz indica que, como todos los cónidos, es una especie

carnívora. “Su alimento son los peces, que caza mediante un dardo en forma de arpón, acoplado con una glándula que produce uno de los venenos más potentes entre organismos marinos, el cual puede causarle la muerte al ser humano”. Al respecto, explica, la letalidad del veneno radica en que son animales de movimiento muy lento y se alimentan de peces de desplazamiento rápido. “Cuando el pez es alcanzado por el dardo, el veneno actúa inmediatamente para impedir que el animal escape y termine en la boca de otro pez o pulpo”. Esta toxina tendría la capacidad de bloquear el paso excesivo de iones a través del canal de estudio, pues se une de manera muy selectiva a la subunidad que modula la apertura o cierre del receptor evaluado, explica el profesor Reyes. Una subunidad es una parte del complejo proteico.

En otras palabras, el complejo es una asociación de varias proteínas (subunidades) que unidas permiten que funcione, en este caso, como canal iónico. La sustancia tóxica seleccionada funciona como antagonista del receptor, toda vez que cambia su acción normal y bloquea el paso de iones a través de este. Con ella han desarrollado ensayos en el mundo, estos indican que se une muy fuerte a la subunidad y casi bloquea el canal de manera permanente. Sin embargo, en casos como los mencionados, se requiere que el bloqueo sea solo temporal para asegurar que estos canales vuelvan a ser funcionales. Por tanto, los investigadores de la un trabajan en el diseño de péptidos que tengan una afinidad menos fuerte que la Conantokina G, con el fin de lograr su reversibilidad al suministrarlos después de un evento isquémico y, así, evitar el daño neuronal. El secreto está FOTO: archivo particular

Conus Geographus, la especie de caracol marino de la cual se obtuvo la toxina Conantokina G, base del estudio del Grupo de Investigación en Proteínas (grip).


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 13

El docking molecular es la técnica in silico que permite evaluar la interacción de cada uno de los péptidos con el receptor seleccionado. En este caso, se observan dos péptidos diferentes interactuando sobre zonas diferentes del receptor. A la izquierda se observa otro péptido interactuando en la unión de varias subunidades (amarillo y naranja). A la derecha, se observa el péptido (líneas) interactuando en una zona específica de la subunidad seleccionada (verde).

en disminuir gradualmente su efecto o lograr que este sea reversible y retirar el péptido para que la célula siga funcionando de manera natural.

Bioinformática, laboratorio virtual Tales cadenas de aminoácidos fueron diseñadas con ayuda de la bioinformática, que permite simular su comportamiento in silico, un procedimiento virtual que resulta muy favorable, pues no requiere trabajo in vitro, ni in vivo (pruebas de campo), realizado con animales de experimentación. “Con ella se simulan las interacciones o uniones entre los péptidos y el receptor”, precisa el investigador Reyes. Esta parte del proyecto fue financiada por Colciencias. La bioinformática proporciona herramientas especializadas que facilitan simular las interacciones de cada uno de los péptidos propuestos con

la subunidad en estudio, con el fin de realizar un análisis exhaustivo que permita seleccionar aquellos con mejores probabilidades de funcionamiento, de acuerdo con el diseño realizado. En principio, fueron propuestos 80 péptidos y después del análisis in silico determinaron evaluar in vitro cuatro de ellos y uno adicional que actúa como control. Posteriormente, fueron llevados liofilizados a Nueva York para los estudios correspondientes. A la fecha se han examinado dos péptidos y el control. En desarrollo de la tesis doctoral en Biotecnología del estudiante Edwin Reyes, calificada como meritoria, fue evaluada la especificidad de cada uno de los péptidos hacia el receptor nmda y la reversibilidad de su unión al disminuir su concentración en el medio. El investigador dispuso los péptidos en cultivos celulares y con la técnica de electrofisiología (estímulos eléctricos) revisó si los canales funcionaban

o actuaban como antagonistas; además, si no quedaban adheridos al receptor. Por ello, fue necesario hacer la evaluación durante la presencia del péptido en el medio y luego de ser retirado, para determinar la recuperación de las células. Al final, se encontró que dos de estos péptidos funcionan muy bien al ejercer la función de antagonista buscada y, además, actúan de manera selectiva para la subunidad GluN2. Dado el importante hallazgo, el equipo inició el trámite de patentar los péptidos junto con un tercero que se potencia como agonista del receptor, es decir, con

características similares a los dos primeros, pero sin efecto de bloqueo. Se quería como un control negativo, que no le hiciera nada. Pero el efecto fue contrario a los otros dos, es decir generaba efecto, pero de agonista, con lo que al adicionar este péptido, el receptor funciona como si estuviera con su ligando natural (glutamato). Sobre los dos péptidos antagonistas, analizados según la técnica de imagen de calcio (calcium imaging), fue recopilada tanta información, que tuvo que ser almacenada en un disco de un terabyte (un trillón de bytes). Por lo pronto, la investigación, en la que ha colaborado el profesor John Sutachán, de la Universidad Javeriana, quien facilitó el contacto con la doctora Esperanza Recio–Pinto, de la Universidad de Nueva York, tiene pendiente cuatro pruebas concluyentes. Una vez inicien las pruebas in vivo se propondrá un fármaco que permita controlar enfermedades neuronales. Por ejemplo, solo en el caso de la isquemia cerebral, están asociadas en forma directa a 6.2 millones de decesos anuales, que representan el 10.6 % de la mortalidad mundial, registra la Guía de práctica clínica para el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación del episodio agudo del ataque cerebrovascular isquémico en población mayor de 18 años, dirigida por el profesor Pardo. En Colombia, señala el documento, la prevalencia de esta enfermedad, según edad y género, fluctúa entre 1.4 a 19.9 casos por cada 1.000 habitantes. Por ello, estos estudios, como el que realiza el grip, constituyen una de las más esperadas respuestas para el mundo médico y millones de pacientes.

palabras clave: péptidos, canales iónicos, enfermedades neuronales. Consúltelas en www. unperiodico.unal.edu.co

Por medio de la técnica de imagen de calcio (Calcium Imaging) se determina la viabilidad de las células antes y después de someterlas a una deprivación de glucosa y oxígeno (modelo de isquemia). A la izquierda están las células en el campo que se está evaluando y a la derecha aparece la medición de respuesta de cada una de ellas ante un estímulo eléctrico. Si hay respuesta, la célula es viable.


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

Ciencia & Tecnología

agosto 2016 | 14

Pequeños arquitectos del agua María Luzdary Ayala V., Unimedios Bogotá

Los tricópteros, insectos que rondan por quebradas y riachuelos, figuran entre los mejores indicadores de la calidad del agua. Un equipo de biólogos busca caracterizarlos a nivel de especie, toda vez que en Colombia apenas se han clasificado por género.

Un lienzo del tamaño de una sábana instalado en horas de la noche a la orilla de una quebrada y una luz ultravioleta de baja intensidad son suficientes para traer al escenario la más amplia diversidad de insectos sin registrar como especies en la extensa lista de la biodiversidad colombiana. En una sesión de dos horas pueden volar hacia esta alfombra blanca iluminada, entre otros cientos de animalitos, algunos similares a las polillas. La presencia de estos es uno de los mejores indicadores biológicos de la calidad del agua dulce que corre por caños y quebradas. La búsqueda de estos habitantes de fuentes hídricas, conocidos como tricópteros, caracterizados por sus pelos en las alas, también es realizada en el lecho acuático, bajo las piedras, troncos y hojas, donde habitan en su estado larval, que puede prolongarse hasta dos años. La masiva presencia de los diminutos especímenes, catalogados como primos de las mariposas, da cuenta de un agua oxigenada. Además, son punto de referencia durante las consultorías ambientales, especialmente, porque resulta más económico este método natural de medición de la calidad del agua, que complementa procesos de estudios químicos y bacteriológicos con muestras específicas. “Según las comunidades del sitio explorado, se puede inferir qué tanta salud ambiental tiene el lugar, toda vez que estas toleran poco o nada la contaminación”, explica el profesor Rodulfo Ospina, del Departamento de Biología de la Universidad Nacional de Colombia (un). Este docente, quien por cerca de 20 años ha estudiado los insectos acuáticos en Colombia, ahora prepara una identificación detallada de una microfauna de la que todavía no existe un inventario por especie en el país, ya que solo han sido caracterizados hasta la categoría de género, es decir, aún no se ha llegado al mínimo nivel taxonómico posible.

Estructura de sus refugios A pesar de su importante valor, estos insectos tienen una faceta que los distingue: ser arquitectos del agua. En su condición de larvas construyen verdaderas microestructuras para protegerse del ambiente y obtener alimentos mientras crecen y llegan a su estado maduro. Para ello, juntan residuos de hojas, piedritas, arena y otros elementos del río, de manera que sus obras arquitectónicas van desde refugios tubulares y en forma de caparazón hasta canastillas artesanales, tejidas de manera similar a una telaraña, que los protegen y ayudan a atrapar su alimento. “Es tal la perfección de este tejido de finísima seda que en algunos países cultivan las larvas en acuario para

foto: Arturo Liévano León

foto: Rodulfo Ospina

En su estado larvario, los tricópteros construyen refugios para protegerse del ambiente y alimentarse mientras crecen. Esta variedad de animalitos habitan fuentes hídricas limpias. foto: Catalina Torres/Unimedios

aprovechar su obra de arte en accesorios de joyería, los cuales son vendidos a costos muy altos por el carácter de exclusividad”, comenta el docente. Con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación de la un y gracias a un acuerdo de cooperación con el Museo de Berlín, institución líder en la amplia caracterización de tricópteros, un grupo de estudiantes coordinados por el docente trabajan en su colecta y estudio. Las primeras excursiones en busca de estos particulares insectos iniciaron en la quebrada La Vieja, en el nororiente de Bogotá, el páramo de Chingaza y una reserva natural ubicada en el municipio de Choachí, Cundinamarca. Las muestras obtenidas de estos lugares incluye insectos adultos, los cuales, pinchados con un alfiler a una lámina de icopor, están debidamente reseñados como parte del estudio que pretende establecer el nombre de cada una de estas especies. Las larvas, alargadas y en forma de gusanos o de orugas de mariposa, fueron encontradas debajo de las piedras en los lechos de las quebradas o caños, inadvertidas al ojo de los visitantes, pero no de los biólogos, como el profesor Ospina, para quienes representan la materia prima de sus investigaciones. A diferencia de los insectos adultos, estas son conservadas en frascos de alcohol para su respectiva caracterización. Las particularidades de sus refugios o casas permiten clasificarlas en cinco grupos. El primero corresponde a las larvas de tricópteros que fabrican en forma de canastillas en malla y piedritas, conocidas como net–spinning. Otras con similitudes a los capa-

razones de tortugas se denominan tortoise–case makers. También, las de micromodelos tubulares están identificadas como purse–case makers. Aquellas envueltas en una estructura tubular pertenecen al grupo tube–case caddis y, por último, están las que no se protegen, conocidas como free–living caddis (libres de coraza), según reseña el biólogo Gabriel Roldán Pérez, de la Universidad de Antioquia, otro de los investigadores de estos insectos.

Indicadores de calidad del agua Los macroinvertebrados acuáticos, entre los cuales figuran los tricópteros, representan comunidades bentónicas (microfauna de agua dulce), aprovechadas para el estudio de los cuerpos de agua, dado el interés actual por reducir la contaminación de estas fuentes de vida ante el inminente calentamiento del planeta. Por tanto, el objetivo del profesor Ospina y su equipo de trabajo es caracterizar el mayor número de ellos y, así, ampliar el registro de la fauna de agua dulce. También, se tendrían nuevos elementos para aprovechar el trabajo natural que cumplen estos indicadores al revisar la calidad de las diferentes fuentes hídricas del país, amenazadas por los agroquímicos, la minería, la deforestación y la industria. Si se conoce el tipo de organismos que vive en un ecosistema, bajo determinadas condiciones fisicoquímicas y biológicas, es posible determinar el impacto que los agentes externos han causado sobre su equilibrio ecológico, según estudios, entre ellos uno realizado por la Universidad del Tolima y la

Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima). En los análisis de variables fisicoquímicas y bióticas, así como del estado de conservación del hábitat fluvial, que incluye la composición y magnitud de la vegetación que crece a la orilla de los ríos (riparia), fueron desarrollados y adaptados índices biológicos de calidad del agua a comunidades de macroinvertebrados bentónicos. Esto con el fin de evaluar el grado de integración biótica en sistemas acuáticos perturbados por la acción antrópica (intervención humana). Además, las comunidades de macroinvertebrados reflejan cambios ambientales que se han acumulado en períodos relativamente cortos, debido a sus ciclos complejos de vida, advierte el estudio en mención. Para el biólogo Roldán Pérez, de la Universidad de Antioquia, es evidente que hace falta un enorme trabajo taxonómico en Colombia para llegar hasta el nivel de género y especie de estos macroinvertebrados y, así, realizar evaluaciones más detalladas de los sistemas acuáticos. De esta manera, reduciría el inmenso trecho de ventaja que llevan en este campo los países europeos. En concordancia con esta visión académica, con el apoyo de expertos del Museo de Berlín, el profesor Ospina trabaja en esa dirección y espera caracterizar las primeras especies de estos arquitectos del agua dulce y diseñar una plataforma de colaboración entre las dos instituciones en este campo.

palabras clave: tricópteros, contaminación, agua. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 15

foto: cpi.upv.es

ciencia & tecnología Cemento con residuos cerámicos Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Jaume I de Castellón (España), el Imperial College de Londres y la Universidade Estadual Paulista de Sao Paulo (Brasil) han obtenido, a escala de laboratorio, un nuevo tipo de cemento a partir de residuos cerámicos. Se trata de un material más sostenible, que abre una nueva vía de negocio para la industria cerámica. Hasta el momento, han trabajado con residuos de ladrillos, cerámica sanitaria (lavamanos e inodoros) y gres porcelánico como base. El producto final obtenido tiene una resistencia superior a los conglomerantes utilizados hoy en día.

Nuevo proceso de fabricación de cemento reduce impacto ambiental

Ciencia & Tecnología

Silvia Luz Gutiérrez, Unimedios Medellín

La iniciativa, liderada por investigadores de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, pretende desarrollar un material cementante a menor temperatura, con bajo consumo energético y emisión de dióxido de carbono.

Desde que los romanos descubrieron que, al contacto con el agua, las cenizas volcánicas se endurecían, le dieron forma física a su imperio a través de coliseos, templos, panteones, teatros y palacios, muchos de los cuales están en pie hasta hoy. Esta técnica romana fue remplazada por una novedosa fórmula patentada en Inglaterra por Joseph Aspdin en 1824, que recibió el nombre de cemento Pórtland, utilizado en casi todas las construcciones que se aprecian en la actualidad. Entre el 8 % y el 10 % de las emisiones antropogénicas (resultado de actividades humanas) totales de dióxido de carbono (CO2) provienen de la producción del cemento en el ámbito mundial. Además, en su producción, las materias primas son sometidas a una temperatura cercana a los 1.450 °C (indica alto consumo energético) para formar el Clinker; el cual contiene principalmente cuatro fases o productos, dos silicatos cálcicos (alita y belita) y dos aluminatos cálcicos (celita y felita), mezclados con yeso y molidos hasta obtener la mezcla. El consumo mundial de cemento en 2012 fue de 3.859’ millones de toneladas (Mt). Esto equivale a un consumo per cápita de 548 kilogramos (kg). Además, se estima que para 2050 la producción rondará cifras cercanas a 9.650’ Mt que significa un consumo per cápita de 1.005 kg. Estas cifras, además de alarmantes, indican que, por ahora, no resulta posible prescindir de este material. Según Juan Guillermo

Morales, director de investigación y desarrollo de Cementos Argos, “existen otros materiales de construcción como acero y madera que podrían reemplazar al cemento, sin embargo, por temas de disponibilidad de materias primas, facilidad de uso, versatilidad, costos, entre otros, es difícil sustituirlo en su totalidad”. Por tanto, como no es fácil hacer una sustitución del cemento por otro material, la opción es pensar en alternativas de fabricación. Esto fue lo que hizo el profesor Juan Camilo Restrepo, doctor en Ciencia y Tecnología de Materiales, de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (un) Sede Medellín.

Otro camino Los silicatos cálcicos determinan las características de cohesión, adhesión y comportamiento mecánico del cemento y representan entre el 75 % y 85 % del total de su composición. Además del alto consumo de energía, fabricar estos compuestos por el método convencional genera una alta emisión de CO2 a la atmósfera, entre 0.58 (de silicato tricálcico –C3S–) y 0.51 (de silicato dicálcico –C2S–) toneladas por cada tonelada de material cementante producido. En este contexto, los profesores Juan Camilo Restrepo, Óscar Jaime Restrepo y Jorge Iván Tobón exploraron otro camino para obtener silicatos cálcicos con las mismas propiedades del cemento tradicional, pero con menor impacto ambiental. “La idea era desarrollar los mismos compuestos a menor temperatura, con menos consumo energético y que produjeran menos emisiones de dióxido de carbono”, explica el profesor Tobón. La ruta propuesta consistió en usar materias primas como nitrato de calcio, sílice coloidal y combustibles orgánicos. Mientras que el método convencional implica un proceso de síntesis de cuatro horas a temperaturas de 1.450 °C, la ruta propuesta produce silicatos cálcicos entre 5 y 20 segundos, a una temperatura de 300 °C. En cuanto a las emisiones de CO2, los resultados también sorprenden, puesto que la síntesis planteada garantiza que cada tonelada de material cementante producido, en las mejores condi-

ciones obtenidas, emite apenas 0.05 toneladas de dióxido de carbono. Según el profesor Herbert Pöllmann, de la Martin– Luther Universität de Halle–Wittenberg, Alemania, “estos resultados son interesantes para la industria, porque existe la posibilidad de producir fases de cemento a menor temperatura, ahorrar energía y usar menos materiales. Es muy importante conseguir este material con menor emisión de CO2 y con iguales o mejores propiedades”. A partir de análisis químicos y físicos, los investigadores confirmaron que el producto obtenido por este método alternativo de síntesis podría usarse para la construcción, al igual que el cemento tradicional. “Algunas características son iguales y otras mejores como el tamaño de las partículas, pues al ser mucho más pequeñas, son más reactivas y al mezclarse con agua presentan un mejor comportamiento hidráulico que el tradicional”, explica el profesor Juan Camilo Restrepo.

Síntesis a escala industrial Con este nuevo método de síntesis, la industria cementera minimiza el impacto ambiental al “reducir el consumo energético, usar combustibles alternativos diferentes a los fósiles, incrementar el uso de materiales de desecho de otras industrias y reducir las emisiones contaminantes”, precisa el director de investigación de Argos. Además, destaca las ventajas en cuanto a la disminución de temperaturas y las emisiones de CO2. “Detectamos que la calidad de nuestro producto es superior a la del Clinker convencional y por eso, probablemente, es necesario producir menos cantidades. Si no se logra una sustitución completa, es

posible realizar una sustitución parcial, lo cual ya sería un beneficio ambiental y tecnológico para la humanidad”, agrega el profesor Tobón. Ahora, se busca escalar esta síntesis a nivel industrial, es decir, que pase de fabricar gramos a producir toneladas. Por ello, es fundamental trascender a otro nivel de investigación para desarrollar una prueba piloto. “La aplicación de este método en la industria del cemento es necesaria y requiere un proceso de escalado y adaptación a los procedimientos actuales”, reflexiona el profesor Pöllmann. Según el doctor Restrepo, pasar del estado sólido a la síntesis por estos métodos alternativos implica la transformación o adecuación de las plantas de producción. Esto no significa que sea imposible, pero “es necesario un cambio de mentalidad que privilegie los costos ambientales sobre los económicos”.

palabras clave: cemento, Clinker, síntesis de cemento, emisiones CO2, cemento Pórtland, contaminación ambiental. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co

FOTO: Ricardo González/Unimedios

La producción de cemento convencional implica un alto consumo energético.


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

Ciencia & Tecnología

agosto 2016 | 16

Casas de cartón albergarían víctimas por desastres naturales Juan David Martínez Pérez, Unimedios Manizales

Económica, fácil de armar y adaptable a cualquier zona del país, así es la propuesta de vivienda transitoria diseñada para acoger temporalmente a las familias después de afrontar los embates de la naturaleza.

Entre 2006 y 2014, cuatro de cada diez colombianos fueron víctimas de desastres naturales. Es decir, de los 48.203.405 colombianos, una cuarta parte (12.298.849) resultó damnificada por inundaciones, terremotos, incendios o avalanchas. Según los datos depurados por el Departamento Nacional de Planeación (dnp), a partir de la base de datos de reporte de Emergencias de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Chocó, Putumayo, Sucre y Magdalena son los departamentos con mayor proporción de personas reportadas como afectadas por inundaciones (principal causa de muerte por fenómenos hidrometeorológicos). En Chocó, por ejemplo, es probable que, durante esos ocho años, una persona haya resultado afectada hasta casi tres veces ante una situación de este tipo. Además de la pérdida de vidas humanas, el colapso de la infraestructura, como la vivienda, es uno de los aspectos que más afecta a quienes sufren los embates de la naturaleza. Por ejemplo, el estudio del dnp muestra que Nariño, Chocó, Bolívar, Boyacá, Cundinamarca y Santander representaron el 47 % del total de viviendas destruidas en ese periodo debido a los desastres naturales. “Pese a los varios episodios que ha afrontado el país, no se han tomado las medidas suficientes para garantizar refugios óptimos a la población afectada”, afirma el profesor Gustavo Adolfo Agrego Cardona, de la Universidad Nacional de Colombia (un) Sede Manizales. Con el terremoto del Eje Cafetero en 1999, el Gobierno atendió

solo al 24 % de los damnificados, es decir, 158.000 personas de 550.000 afectados. Dentro de ese porcentaje, apenas 25.618 permanecieron en albergues temporales sin coordinación oficial y servicios básicos. Once años después de esa tragedia, el país afrontó una de las olas invernales más severas por acción del fenómeno de La Niña, que dejó casi cuatro millones de afectados. Muchos de ellos fueron alojados en albergues temporales, que también resultaron poco óptimos. “Los beneficiarios manifiestan que estos espacios fueron construidos con materiales sin la calidad exigida para perdurar en el tiempo. En consecuencia, los alojamientos han tenido que someterse a reparaciones. Casos como Manatí (Atlántico), donde los cubículos fueron construidos con desniveles; o en Turbo (Antioquia), donde las paredes se desmoronaron, son evidencias de que algo falló en el diseño de las estructuras”, señala el estudio “Evaluación de los programas para la atención del fenómeno de La Niña 2010-2011”, publicado por Fedesarrollo y Colombia Humanitaria. Por tanto, cuatro estudiantes de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la un Sede Manizales diseñaron el prototipo de una vivienda temporal con cartón corrugado impermeabilizado, el cual se adapta a las diversas condiciones ambientales del país y brinda albergue con servicios básicos. Además, es liviana, fácil de transportar y tarda aproximadamente tres horas en armarse. Esta propuesta modular ocupa un área de ocho metros cuadrados para cuatro personas. Funciona como un mecano, es decir, sus piezas se unen o ensamblan de manera que cualquier persona, sin conocimientos previos en temas de construcción, adapta su módulo habitacional. En Colombia, mencionan los creativos, estas viviendas sirven para sustituir aquellas que se han perdido o deteriorado durante catástrofes naturales. Además, suelen elaborarse en metal, madera o concreto, pero presentan aspectos desfavorables para atender de manera rápida y oportuna una situación de emergencia, debido a la dificultad para la consecución y

transporte de materiales, tiempos prolongados en la construcción y costos elevados de los productos.

Como un mecano Para obtener el prototipo, los materiales debían ser eficientes, económicos, livianos, reciclables y fáciles de adquirir en el mercado nacional, de manera que al finalizar el uso puedan reconvertirse en otros objetos. El proceso de identificación del material idóneo fue adelantado en el Laboratorio de Suelos de la un Sede Manizales, donde probaron láminas de fibrocemento (cemento y fibras de refuerzo), policloruro de vinilo (pvc) y acrílicas, madera de arenillo y aglomerada, cartón corrugado, tejas plásticas y lonas de zinc e impermeable. Los materiales que cumplieron con todas las especificaciones fueron madera de arenillo para el piso, cartón corrugado

centímetros a partir del aglomerado de varias capas sencillas del mismo material. “La comprobación de la resistencia del cartón fue determinada con pruebas de laboratorio realizadas en la máquina multiusos de la un Sede Manizales. Así, establecimos que este tipo de material sí funciona como cerramiento”, indica Angélica María Gómez Arteaga, estudiante de décimo semestre de Arquitectura.

Modelo económico Con una durabilidad de aproximadamente dos años, el prototipo está conformado por dos módulos plegables. Uno de servicios (cocina y baño) y otro multifuncional. Según las cotizaciones realizadas, el costo proyectado sería de tres millones de pesos. En otros países, que utilizan materiales diferentes, el precio de viviendas similares oscila entre los 2.000 (seis millones de pesos) y 5.000 (15 millones de pesos) dólares. Asimismo, los estudiantes destacan que a través de un sistema de cimentación (bases) la vivienda podría adaptarse a las diferentes zonas topográficas del país. Para ello, proponen la variación de algunas piezas, ya sea en terreno inclinado, plano e inundado. Con el propósito de que el módulo responda de forma

El prototipo está diseñado para que un contenedor albergue 12 casas.

impermeabilizado, empleado en divisiones y cerramientos, y la lona impermeable en la cubierta, ya que es un elemento flexible al doblar y guardar, lo cual facilita su transporte con más facilidad en comparación con las tejas plásticas o de zinc. Los futuros arquitectos explican que el cartón corrugado resultó idóneo porque es liviano, económico, reciclable, termoacústico y de fácil montaje. Está compuesto por tres capas, una central conformada por un cartón en forma de ondas, encargada de dar la resistencia a la lámina, y dos capas exteriores compuestas por cartón liso. Para favorecer la solidez y resistencia al prototipo de vivienda, se formó una lámina de cartón corrugado con un espesor de tres

adecuada ante estas tres situaciones, se opta por el uso de un sistema de cimentación que permite graduar la altura de la vivienda según los requerimientos del terreno, propiciando la correcta implantación del proyecto en el lugar de la emergencia. Los diseñadores, quienes elaboraron un manual que especifica las correspondientes instrucciones de uso y armado, esperan que tanto el gobierno como las entidades encargadas de gestionar el riesgo de desastres en el país, se interesen por una propuesta hecha en Colombia, que apuesta por convertirse en una alternativa viable y sostenible. Según el profesor Agrego Cardona, asesor de este trabajo, el prototipo diseñado podría ser un refugio idóneo después de cualquier tipo de catástrofe. Así, las personas afectadas no solo recuperaran un hogar temporal, también, mientras su situación cambia, la espera es más digna.

palabras clave: viviendas de emergencia, cartón corrugado, desastres naturales, damnificados. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co

ciencia & tecnología

Vivienda temporal a base de guadua Los docentes Ricardo Aguilera y Eduardo Bruges de la Universidad del Valle diseñaron un sistema de vivienda temporal. El material principal es la guadua, útil para levantar los esqueletos de las viviendas, ya que su forma, composición y tamaño la hacen fuerte, resistente y manejable. El tríplex, el bahareque y las láminas son algunos de los materiales que, aseguran los expertos, se complementan muy bien con las estructuras de guadua en la construcción de la vivienda temporal.


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 17

FOTO: archivo particular

salud Estrés ‘pide’ calorías Un estudio realizado en 2015 por el Departamento de Psiquiatría y Neurociencia de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) demostró que el estrés crónico genera desajustes metabólicos. Además, conllevan a una mayor ingesta de calorías, aumento de peso corporal y adiposidad, y alteración de la tolerancia a la glucosa.

Estrés y edulcorantes, combinación nefasta para la diabetes Salud

Héctor Veloza Cano, Unimedios Bogotá

La separación materna durante la lactancia podría gestar individuos propensos al consumo de sustancias artificiales como stevia, sucralosa o aspartamo, lo cual incidiría en la ocurrencia de obesidad y diabetes durante la adolescencia y adultez.

Ambas, son fruto del mismo proceso natural descrito por la teoría de la evolución. Por ejemplo, a nivel bioquímico humanos y ratones funcionan bajo los mismos principios, ambos controlan el metabolismo liberando prácticamente las mismas hormonas, los sistemas nerviosos emplean neurotransmisores similares y los cuerpos reaccionan de la misma forma ante diversos estímulos.

Expuestos a estrés Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia (UN), realizado en un modelo animal (ratas), concluyó que las crías expuestas a estrés prefirieron alimentos palatables (agradables o dulces), lo cual las expone a los efectos de los edulcorantes (endulzantes distintos al azúcar). Todo indica que el consumo de alimentos dulces atenúa efectos negativos a nivel cerebral (la ansiedad), generados por la separación materna durante la lactancia (SMDL), una de las variantes del estrés posnatal. El estrés se produce porque hay múltiples alteraciones, una de ellas el aumento de los astrocitos (células del cerebro asociadas a la actividad metabólica), con lo cual ocurren cambios de comportamientos como respuesta a una forma de suplir el gasto energético derivado de esta situación. El Comité Mixto de la fao/oms de Expertos en Aditivos Alimentarios, administrado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (fao) y la Organización Mundial de la Salud (oms), sostiene, con base en más de un centenar de estudios toxicológicos, que los edulcorantes no representan riesgos para la salud. También, la Agencia de Alimentos y Medicamentos (fda) ha aprobado el consumo moderado de la sucralosa. Sin embargo, las bondades o riesgos de la ingesta de este tipo de sustancias no son absolutas en uno u otro sentido, pues además de la cantidad, el consumo de cada edulcorante está mediado por la condición del metabolismo de cada persona y la enfermedad que pueda padecer. No es un asunto menor, ya que, según datos de la Fundación Colombiana de Obesidad (Funcobes), el 52,2 % de los colombianos entre los 18 y 64 años de edad tiene exceso de peso. Además, estadísticas de la Asociación Colombiana de Diabetes indican que siete de cada diez hombres y nueve de cada diez mujeres padecen diabetes tipo II en el país. Esta enfermedad crónica no solo dura toda la vida, también representa el 90 % de los casos en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. El grupo de investigación de Neurofisiología Comportamental de la un, liderado por la profesora Zulma Dueñas y Laura Aya Ramos, estudiante de la Maestría en Fisiología, indagó, a través de un modelo animal experimental de ratas, si la separación materna durante la lactancia influía en el consumo de edulcorantes, la ganancia de peso corporal, la glucosa sanguínea y la locomoción. Este tipo de animales suelen usarse como modelos de la conducta humana porque no existen diferencias sustanciales entre la fisiología animal y la humana.

Las camadas se obtuvieron después de cuatro semanas de anidamiento, una en la que las parejas permanecieron juntas para la cópula y tres dedicadas a la gestación y alumbramiento de las crías. El día del alumbramiento fueron seleccionados, al azar, los grupos experimentales, a los cuales se les realizó el protocolo de separación materna durante la lactancia. También, fue escogido el grupo de control, aquellos que no fueron sometidos al proceso. El estudio estuvo conformado por 180 roedores distribuidos en 20 grupos (diez grupos de machos conformados por diez individuos y diez grupos de hembras constituido por ocho ejemplares cada uno). El protocolo de separación materna durante la lactancia se realizó entre los días 1 al 21 de vida, por un periodo de seis horas diarias, organizadas de la siguiente manera: tres horas de separación en la mañana, entre las 7:00 a.m. y las 10:00 a.m., y el mismo tiempo de separación entre la 1:00 p.m. y 4:00 p.m., durante la fase de oscuridad. A partir del día 22 las ratas fueron separadas por sexo y asignadas a los grupos de estudios, a saber, agua, azúcar, stevia, sucralosa y aspartamo. Los tres últimos edulcorantes no son calóricos, es decir, endulzan, pero no aportan calorías al organismo. El día 26, después del destete, inició el proceso experimental con los edulcorantes, suministrados a las crías de acuerdo a su peso (a mayor peso, mayor cantidad de producto). Solo un conjunto tuvo acceso exclusivamente al agua, los demás consumieron agua y un tipo de edulcorante diluido en esta. Además, las bebidas siempre estuvieron ubicadas en el mismo sitio para descubrir la preferencia de los roedores. El consumo de edulcorantes fue registrado cada 24 horas, la

foto: Nicolás Bojacá/Unimedios

La stevia es 300 veces más dulce que el azúcar, la sacralosa, 600 veces.

ganancia de peso corporal cada cuatro días y la glucosa sanguínea (nivel de azúcar en la sangre) cada cinco días. El día 50, las ratas fueron expuestas a la prueba de campo abierto, en una caja dividida en nueve cuadrículas, para evaluar la locomoción de los roedores o probable hiperactividad (ansiedad) por efecto del consumo de sustancias palatables o del estrés. “En esa caja, el ratón es puesto en el cuadro central para evaluar, a través de un software, qué tanto se mueve por los demás cuadros durante cinco minutos”, explica la nutricionista Aya.

Susceptibles a diabetes y obesidad El resultado más significativo indica que los ratones sometidos a la separación temprana de la madre ganaron peso y acumularon más azúcar en la sangre. De hecho, los niveles de glucosa sanguínea sobrepasaron los 60 mg/dl –miligramos sobre decilitros– (el rango idóneo en el caso de las ratas es de 90 mg/dl), por tanto, son susceptibles a ser animales diabéticos y obesos en edad adulta. El estrés neonatal generó una preferencia por el consumo de azúcar, stevia y sucralosa en machos y en las hembras, azúcar, stevia y aspartamo. Además, los machos presentaron una ganancia de peso corporal con azúcar, mientras que las hembras con aspartamo. De igual manera, si bien las ratas no alcanzaron una caracterización de obesidad, incrementaron la glucosa sanguínea con el consumo de edulcorantes, a excepción de la stevia, pese a que esta es 300 veces más dulce que el azúcar, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (efsa, por sus siglas en inglés). Al revisar los grupos control, los edulcorantes distintos a la stevia también generaron

mayor concentración de azúcar en la sangre, un dato que resulta relevante y preocupante, pues el aspartamo o la sucralosa son consumidos por personas diabéticas. Por último, se determinó que la separación tempana de la madre incrementó la actividad locomotora en todos los grupos sometidos a estrés neonatal, especialmente, en el grupo de stevia y sacarosa en machos y en sucralosa y aspartamo en las hembras. Estos resultados indican que el estrés neonatal, como la separación temprana de la madre, afecta la conducta alimentaria, ya que aumenta la preferencia por el consumo de productos edulcorantes; además, puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas. Precisamente, menciona Laura Aya, en la actualidad adquiere mayor importancia el rápido incremento en la prevalencia de enfermedades de salud pública, como la diabetes y la obesidad, atribuible no solo a causas genéticas o a factores de estilo de vida, también a marcas epigenéticas (factores externos), determinadas por el ambiente neonatal.

palabras clave: edulcorantes, diabetes, obesidad, lactancia. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia foto: archivo digital

agosto 2016 | 18

ciudad & territorio Río de la Plata, una frontera flexible y móvil La relación de la comunidad alrededor del río de La Plata, donde convergen habitantes de las fronteras de Argentina, Paraguay y Brasil, definió el territorio como flexible y móvil, así como a la existencia de un Estado sin mucha presencia, con marcadas relaciones interpersonales que incluyen intercambios e identidades ambiguas. Esta es una de las conclusiones del estudio “Orden y ambigüedad en la formación territorial a finales del Siglo XVIII”, realizado por la Universidad de Buenos Aires.

En la ladera de la cuenca media de este afluente, en el territorio compartido entre Pereira y Dosquebradas (Risaralda), conviven alrededor de 80.000 habitantes, asentados en tres comunas y 75 barrios, que temen ser reubicados por los proyectos de recuperación previstos en esa zona.

El poblamiento y desarrollo de Risaralda ha estado ligado al uso y disfrute del río; el Otún ha sido testigo y protagonista de gestas cívicas, tragedias y transformaciones. Contar la historia de este afluente no solo hace referencia a cómo fue poblado, también a su papel como principal abastecedor de agua potable y energía eléctrica en Pereira, su rol como escenario de recreación y su carácter de borde metropolitano. Con 78 kilómetros de longitud, el río Otún recorre Pereira y Dosquebradas en sentido oriente–occidente y está ubicado en los límites norte y sur de estos municipios, respectivamente. En su recorrido cruza la zona urbana de ambos y continúa al río Cauca, donde desemboca. Desde su nacimiento, en la laguna del Otún, la pérdida de vegetación en las orillas, el pastoreo de ganado, la tala de árboles y los cultivos de papa son algunos de los principales problemas. Otros factores que ahondan esta situación están relacionados con un turismo mal gestionado, las basuras y alcantarillados incompletos. Un estudio realizado en las comunas Río Otún y Oriente, en Pereira, así como en un par de barrios de la ladera baja de la comuna uno de Dosquebradas, denominada Jesús de la Buena Esperanza, evidenció escasez de políticas gubernamentales, debido a la brecha divisoria entre los actores que convergen en la zona. La situación impide desarrollar proyectos conjuntos para recuperar el ecosistema, dinamizarlo y conservarlo. En Pereira, la comuna Río Otún cuenta con aproximadamente 40.946 habitantes, distribuidos en 36 barrios, y la comuna Oriente tiene unos 17.383 en 20 barrios. A su vez, la comuna uno de Dosquebradas agrupa 20.000 personas en 19 barrios, de los cuales solo tres se ubican al nivel del río (unos 6.700 habitantes), los demás distan unos 3 km de la zona, que conforman un mirador sobre el mismo.

Un solo río, diversas miradas La investigación adelantada por Alejandra Paola Marín Buitrago, magíster en Hábitat de la Universidad Nacional de Colombia (un) Sede Manizales, incluyó una metodología que permitió examinar la situación desde la trialéctica de lo vivido, percibido y concebido. La descripción de vivencias en el territorio fue realizada a través de entrevistas y grupos focales. Así, se detalló la relación de los ciudadanos con el río, sus luchas sociales y manifestaciones de identidad y pertenencia, por medio de las gestas de fundación, construcción de casetas e iglesias por convites, mejoramiento de sus viviendas desde un estado inicial de cartón y lata, hasta tener casas de material de dos pisos. Este arraigo al territorio fue reflejado en 2014, cuando los invasores, quienes tomaron las zonas desalojadas en 2000, hicieron huelga de hambre, se enterraron en la zona del desalojo, marcharon en la Plaza de Bolívar e interpusieron una tutela; esta

Río Otún, desbordado por la indiferencia administrativa Irina Juliao Rossi, Unimedios Manizales

La cuenca del río Otún tiene una población de 373.911 personas.

última permitió que unas pocas familias recibieran vivienda. Desde lo concebido, el discurso de las autoridades es reconstruido a partir de los instrumentos como el Plan de Ordenamiento Territorial (pot) de Pereira, Acuerdo 18 de 2000, el de Dosquebradas Acuerdo 15 de 2000, el Plan integral de Desarrollo Metropolitano. No obstante, el modelo de gestión evidencia una postura arcaica en relación con la cuenca, al asumirla como límite y problemática. Cada autoridad sigue realizando esfuerzos aislados y los nuevos mecanismos de integración, gestión y financiación que otorga la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (loot) están desaprovechados, entre ellos asociatividad de municipios, contratos plan recursos de regalías, por ejemplo. Los intereses disímiles reflejan esa discordancia. Por ejemplo, Dosquebradas mira al Otún desde lo turístico a partir de los miradores desde el sector de La Badea (zona de discotecas), donde se proyecta la construcción de un teleférico, mientras la ladera la interpreta para reubicar a las familias asentadas en zonas de riesgo, ubicadas en solo tres barrios. Con respecto al río, al municipio le queda la vista desde los barrios altos. Para Pereira y el Área Metropolitana Centro Occidente (amco) la cuenca media del río también tiene potencial como escenario

FOTO: gestiondelriesgo.jimdo.com

Ciudad & Territorio turístico sostenible, por ello fue diseñado el proyecto Parque lineal río Otún, que consiste en una renovación paisajística y social de la ladera del Otún en la zona de la comuna oriente y tramo rural del río, pero, orientado a resignificar el afluente en una extensión de 9,5 kilómetros y un área de 365 hectáreas. La iniciativa, incluida en el pot, plantea el tratamiento de renovación y la intención de reubicación de las familias, además de equipamientos de parques, recuperación de la calle 19 (calle de la Fundación), que conecta la avenida del río con el centro de la ciudad. La reubicación es la parte que mencionan sin brindar mayor precisión. En cuanto a lo percibido, estudiado a través del análisis de artículos de prensa, la magíster encontró que dada la escasez en los recursos públicos para inversión en urbanismo, actividades sociales o mejoramiento, asentamientos de otras zonas de la ciudad también “pelean” por recibirlos, pero en ninguno es tan palpable la desatención pública. Los habitantes del Otún manifiestan que sus derechos de petición y citas con las autoridades son desatendidas o, en un principio, les comunican que es imposible ejecutar obras ubicadas en zona de riesgo. “El principal problema de los barrios del Otún resulta del trato inequitativo con respecto a otros sectores del área metropolitana,

producto de su permanente situación en proyecto de reubicación. Por ejemplo, en 2009 se anunció un proyecto para mejorar las viviendas de las familias en el Otún, el cual fue repetido en 2010 y 2012, pero a la fecha no se ha ejecutado. Igual apreciación sostiene Francisco Javier Osorio Botero, presidente de la Federación de Juntas de Acción Comunal (jac) de Pereira, “cada administración municipal, en el caso de Pereira, lo incluye en los planes de desarrollo y queda solo en letras”.

Macroproyecto conjunto Como recomendaciones, Alejandra Paola Marín Buitrago propone que la resignificación del río Otún debe darse como un macroproyecto, que cuente con todas las características de un Gran Proyecto Urbano (gpu), es decir, una sola entidad gerencial, más no política, integrada por todos los entes interesados que centralice la ejecución. “Esto es posible mediante figuras asociativas, como la asociación de municipios mediante el contrato plan. También, podrían integrarse el amco y la Carder, lo que permitiría tener una entidad gestora única. Por otro lado, la desarticulación de autoridades es uno de los mayores problemas y el exceso de planificación sin gestión, otro. Además, en la loot, estas asociaciones tienen preferencia en acceso a recursos nacionales. Para que la realidad de la zona cambie, urge emprender procesos que transformen la percepción del río Otún como barrera y consolidar, mejor, un concepto integrador de esta fuente de agua para más de 400.000 habitantes, que muere ante la mirada indiferente de los risaraldenses.

palabras clave: resignificación, asociatividad, participación ciudadana, borde de jurisdicciones. Consúltelas en www.unperiodico.unal.edu.co


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 19

Aumenta amenaza por deslizamiento en cerro de La Popa Medioambiente Vanessa Cardona, Unimedios Bogotá

Casi 15 años después de que Ingeominas estableciera una escala de riesgo intermedio, ingenieros evidencian que este accidente geográfico, el más elevado de Cartagena de Indias, presenta una alta amenaza por deslizamiento. El aumento de los asentamientos humanos y la pluviosidad generan elevados niveles de erosión.

foto: Archivo particular

El cerro tutelar de los cartageneros y uno de los atractivos turísticos más visitados en el llamado corralito de piedra, se levanta imponente a 148 metros sobre el nivel del mar. Su nombre fue asignado por los españoles, quienes lo relacionaron con la parte posterior de una embarcación (popa), concretamente, una enorme galera. Sobre la cima se construyó el claustro convento de la Orden de los Agustinos Recoletos y en la capilla permanece la Virgen de La Candelaria, la patrona de Cartagena de Indias. Desde allí es posible, además, contemplar una de las mejores imágenes de la ciudad, que en 2015 recibió 232.015 pasajeros aéreos internacionales y 1.746.469 nacionales. Según estas cifras es el destino turístico más importante del país. Sin embargo, a pesar de que el cerro de La Popa es un importante patrimonio ambiental e histórico de los colombianos, una investigación detectó que es cada vez más inestable. Rubén Darío Aguilar, magíster en Ingeniería – Geotecnia estudió las condiciones de la ciudad amurallada para identificar un escenario de amenaza por deslizamiento y encontró que el 20 % de las zonas analizadas tiene riesgo alto de sufrir procesos de remoción en masa. Cartagena está compuesta por tres grandes geoformas (formas de la superficie del terreno) que fueron consideradas en el estudio: la loma del Marión, el cerro de Albornoz y el cerro de La Popa. Este último es la zona más susceptible a la inestabilidad de ladera. Uno de los principales factores es la gran cantidad de asentamientos humanos irregulares que se han edificado con el paso de los años. En la primera etapa de la investigación, el ingeniero Aguilar utilizó la metodología ses (Evaluación de Estabilidad para Zonas Homogéneas), una herramienta de análisis para determinar el nivel de amenaza relativa a los procesos de remoción en masa, a partir de la estimación de parámetros de susceptibilidad y parámetros detonantes de la inestabilidad (como clima, erosión, amenaza sísmica y factor antrópico). También, se evaluaron los tipos de materiales, el relieve, el drenaje y la vegetación. Esta metodología funciona de acuerdo a las características específicas de cada zona, por lo que fue

El cerro de La Popa requiere obras de ingeniería constantes para realizar el mantenimiento requerido.

necesario calibrar (ajustar) los parámetros de acuerdo a las condiciones de estabilidad de los terrenos.

Inestabilidad en la ladera Para realizar su trabajo, el magíster utilizó información producida en 2001 por del Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas), con el fin de tener un escenario actualizado. “Las condiciones de estabilidad en las laderas afectadas por procesos de remoción en masa van cambiado con el paso del tiempo. Una ladera que hoy está en condición de amenaza moderada, mañana puede tener una condición crítica. El problema es que la inestabilidad se va agudizando por factores como la acción combinada de las lluvias que inducen procesos de erosión y el impacto negativo de las acciones humanas de la zona. En cuanto al clima, los datos obtenidos sobre precipitación acumulada provienen de seis estaciones hidrometeorológicas del Ideam: Aeropuerto Rafael Núñez, Bayunca, Cañaveral, Oceanografía Operacional (cioh), Galerazamba y Santa Ana. A partir del análisis de esta información, se obtuvieron datos de los periodos de retorno, es decir, el tiempo promedio entre dos episodios de precipitación de gran magnitud. Para estudiar la amenaza sísmica, el investigador tuvo en cuenta el tipo de material de las zonas estudiadas y su relieve. La evaluación de la erosión incluyó la pérdida de suelo, la longitud de la pendiente, la cobertura vegetal, principalmente. A cada parámetro evaluado, la metodología ses asignó un puntaje establecido y una ecuación específica para las condiciones de Cartagena. Con esta información y visitas de campo, el investigador encontró que los procesos de remoción en masa se han reactivado con respecto a los datos registrados en 2001. En ese momento, el cerro de La Popa presentaba una condición de amenaza intermedia que actualmente alcanza un nivel alto. “Los asentamientos humanos han crecido de forma descontrolada y se está presentando la quema de basuras, sumada a la disposición de residuos sólidos en zonas no aptas, cortes inadecuados en

la ladera para ampliar los lotes de las viviendas, entre otros factores que con el tiempo han generado inestabilidad y fallas en la infraestructura”, anota el experto Aguilar. En La Popa y Albornoz también se registraron niveles importantes de erosión que se han estimado en 38,39 toneladas métricas por hectáreas y año. La investigación también reportó que la ciudad de Cartagena tiene un nivel de amenaza bajo. No obstante, si se presenta un sismo en las zonas de ladera puede generar un proceso de ampliación sísmica que incrementaría la onda, la cual generaría alerta.

Acciones inmediatas Las alternativas propuestas en la investigación incluyen la implementación de obras de contención y protección en sitios críticos, así como la revegetalización con especies nativas, instalación de muros en gavión, construcción de canales y cunetas para el manejo de las aguas y nuevas estructuras de fijación de sedimentos para impedir la profundización de los surcos. “El cerro de La Popa requiere obras de ingeniería y mantenimiento periódico. Los canales y obras hidráulicas ayudarán a captar el agua y depositarla en zonas adecuadas para evitar erosión, inestabilidad y deslizamientos”, destaca. Han transcurrido más de 15 años desde que Ingeominas

registró los últimos datos de susceptibilidad por remoción en masa de Cartagena, por tanto, al identificar las zonas de amenaza relativa por deslizamientos, tomados actualmente, se presentaron diferencias en la calificación final de la estabilidad. Además, no existe un plan de acción sostenible y efectivo de prácticas de conservación de suelos, más allá de algunos proyectos aislados de intervención local de zonas verdes, que son difícilmente representativos dentro de un marco de ciudad. Próximamente, en Cartagena se realizará un proceso de actualización del Plan de Ordenamiento Territorial (pot). Uno de los objetivos de la investigación es que sus resultados sirvan como insumo para desarrollar prácticas sostenibles de manejo y conservación, enfocadas en las zonas de ladera por parte de las autoridades locales, así como consultores y profesionales que lo requieran. Garantizar la conservación de la cobertura vegetal para mitigar la acción de agua en el transporte de sedimentos es otra de las ideas que aporta este trabajo.

palabras clave: Cartagena, deslizamiento, ladera, erosión, antrópica. Consúltelas en www. unperiodico.unal.edu.co

medioambiente

La lluvia y los deslizamientos de tierra en Antioquia Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín determinó la relación entre la lluvia y los deslizamientos reportados en el departamento de Antioquia en el período comprendido entre 1929 y 1999. Para ello, se realizó la georreferenciación de 405 deslizamientos posiblemente causados por lluvia en la región; así como un análisis de la ocurrencia de los deslizamientos durante las fases cálida y fría del fenómeno de El Niño, La Niña y otros dos períodos de lluvia, que favorecen el incremento en el número de deslizamientos de tierra.


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 20

foto: celec.gob.ec

medioambiente Embalses ecuatorianos emiten con metano En una investigación, realizada por estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile en 2014, se estimó una parte del impacto ambiental que causan los embalses de centrales hidroeléctricas en Ecuador. En particular las emisiones de metano provenientes de los embalses Amaluza, Daule–Peripa, Mazar y Pisayambo–Pucará, que están en funcionamiento, y del embalse Compensador, en fase de construcción. Los resultados obtenidos representan el 5 % del total de emisiones de Gases de Efecto Invernadero provenientes del sector energético de Ecuador.

Embalses de Colombia también emiten gases de efecto invernadero Medioambiente Vanessa Cardona, Unimedios Bogotá

Tras cuantificar por primera vez en el país las emisiones de dióxido de carbono y metano en embalses tropicales de montaña, se considera que, además de los ríos, estos cuerpos de agua deben ser incluidos en los inventarios mundiales de emisiones.

Los ríos son los principales ecosistemas acuáticos incluidos en los modelos globales diseñados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (ipcc, por sus siglas en inglés) para medir la cantidad de carbono que va a la atmósfera. La razón, son considerados como grandes drenajes naturales que transportan toda la materia orgánica desde los continentes hacia los océanos. Diversos estudios han mostrado que además de los ríos, otros ecosistemas de agua dulce (embalses, represas y lagos), particularmente en medio tropical, podrían almacenar y emitir gran cantidad de dióxido de carbono y metano, sin embargo, no son considerados dentro de las estimaciones de carbono que se están adelantando en el mundo. Para obtener una información más cercana a la realidad, desde hace un par de años, investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia (un) Sede Palmira, en conjunto con el Institut de Recherchepour le Développement (ird) de Francia, emprendieron un proyecto que por primera vez cuantifica los gases de efecto invernadero (GEI) en represas y embalses tropicales de montaña en Colombia. El trabajo fue realizado en el embalse Calima (Valle del Cauca) y Río Grande II (Antioquia), teniendo en cuenta sus características particulares, en términos de altitud, climatología e hidrología, las cuales son muy diferentes de las zonas reportadas en otros estudios internacionales ejecutados hasta ahora. Según Sandra Patricia Loaiza, magíster en Ingeniería Ambiental de la un, todos los sistemas producen emisiones de forma natural. Los bosques sin intervenir se consideran autorreguladores, es decir emiten y capturan el carbono. Sin embargo, “cuan-

do el bosque es inundado para construir un embalse, cambia la dinámica del ecosistema y pasa de procesos aeróbicos, donde había suficiente presencia de oxígeno, a anaeróbicos (con deficiencia de aire)”. Estudios previos en Brasil y Estados Unidos han reportado que los embalses (volumen de agua retenido por la represa) y represas (barreras para almacenar el agua de un cauce fluvial) pueden contribuir en un 4 % y 12 % a las emisiones globales de origen antrópico (causado por el hombre) de dióxido de carbono y metano, respectivamente. “Cuando hay una inundación del bosque, este sufre una transformación de la materia orgánica a la que se le añade la carga de sedimentos que traen los afluentes. Además, disminuye el oxígeno y aumentan los gases de efecto invernadero. Por eso, el objetivo fue calcularlos para saber qué tan considerables son de acuerdo al tiempo de inundación, entre otros factores”, añade la investigadora Loaiza.

Sedimentos originan GEI Para realizar las mediciones, expertos del ird trabajaron con los investigadores de la un y diseñaron una estrategia para realizar un muestreo mensual en el sistema acuático, entre ellos los cauces que los surten y el desagüe. Con instrumentos como cámaras flotantes, sistemas de embudos invertidos y sensores especializados, analizaron la calidad del agua, las concentraciones de carbono orgánico (producido por los seres vivos de forma natural) e inorgánico (por intervención humana), los procesos de degradación de la materia orgánica presentes en el cuerpo de agua, así como la degradación de la misma a nivel de los sedimentos, procesos que,

finalmente, originan metano y dióxido de carbono y se difunden hacia la atmósfera. Juan Gabriel León Hernández, profesor de la Facultad de Ingeniería de la un Sede Palmira, afirma que el proceso de cuantificación consistió en medir la cantidad de emisiones que genera el cuerpo de agua en el espacio y el tiempo, y analizar el conjunto de procesos microbiológicos que originan dichas emisiones. “Para ello, hay que tener en cuenta todas las vías de flujo de un ecosistema acuático, como flujos de difusión del espejo de agua a la atmósfera (es decir, qué tanto se difunde de la superficie del agua a la atmósfera) y los flujos de ebullición de gas metano que proviene del sedimento (procesos por los que la materia orgánica se descompone y transforma en metano, que al producirse rápidamente no se

fotos: Grupo de Investigación Ecología y Contaminación Acuática

Durante dos años, se realizaron las mediciones en Antioquia y Valle del Cauca.

disuelve en el cuerpo de agua). También, la cantidad de gas acumulada en el agua potencialmente difundible a la atmósfera”, amplía el docente, quien lideró el proyecto.

Emisiones de GEI Según los resultados, en el embalse de Calima, aunque las concentraciones de metano en la columna de agua son débiles y responsables del 1 % de las emisiones totales a la atmósfera, existen procesos de metanogénesis (producción de metano) muy activos en los residuos (sedimentos) que están en el fondo del embalse. Este fenómeno surge por la mezcla continua de las aguas del sistema, donde la oxigenación y temperatura son prácticamente homogéneas desde la superficie hasta las profundidades, así como en los fuertes efectos de turbulencia, ocasionados por los vientos de la región y los aportes de material orgánico presente en los sedimentos. Asimismo, esto explica las altas concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera. En este sis-

tema encontraron emisiones de dióxido de carbono superiores a 600 gigagramos de carbono al año, una cantidad bastante elevada para un embalse que tiene más de 50 años. Se ha demostrado que las emisiones de un sistema de este tipo deben disminuir al trascurrir los años. “Para el caso de Calima, desconocemos sus emisiones iniciales y resulta imposible concluir si en la actualidad las emisiones han disminuido. Actualmente, adelantamos con la epsa, empresa gestora del embalse, acuerdos que nos permitan revaluar el sistema una vez más con técnicas y protocolos de campo especializados y adaptados a las condiciones hidroclimáticas de esta región”, comenta el profesor León. Respecto al embalse Río Grande II, hay gran variabilidad espacial y temporal en las emisiones, particularmente de metano. En términos de dióxido de carbono equivalente fue estimada una emisión total cercana a los 108 gigagramos de carbono (mil toneladas métricas) al año. “Las concentraciones de metano son hasta cuatro veces más importantes en época seca que en época de lluvias y de manera global corresponden a casi el 15 % de emisiones totales del embalse. La variabilidad espacial y temporal fue mucho más baja para el dióxido de carbono”, destaca el investigador de la un, quien agrega que la Empresa de Energía del Pacífico (epsa) y las Empresas Públicas de Medellín (epm), gestores del embalse, apuestan por la realización de proyectos de investigación en medioambiente y colaboran con la academia en este sentido. Para reducir las emisiones es necesario mejorar las condiciones de los afluentes, por ejemplo, disminuir la deforestación en las zonas aledañas a las represas, ya que toda la materia orgánica terminará en el embalse y disminuirá la presencia de oxígeno. La información obtenida en el estudio es fundamental para las empresas que gestionan los embalses del país y las entidades que actualmente desarrollan los inventarios nacionales de carbono, ya que estos nuevos datos ofrecerán un panorama real de las emisiones globales. Mediante estudios de esta índole, será posible el diseño de modelos que permitan prever, desde mucho antes de la inundación de un proyecto hidroeléctrico, las emisiones netas (emisiones propias de la inundación).

palabras clave: embalses, cuantificación, gases de efecto invernadero, represas, carbono. Consúltelas en www. unperiodico.unal.edu.co


Periódico – N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 21

desarrollo rural Fortalecer depredación de los hongos Según investigadores de la Universidad de Costa Rica, es necesario desarrollar métodos para favorecer la fase depredadora de los hongos nematófagos depredadores de las especies Candelabrella musiformis y Arthrobotrys oligospora durante periodos críticos del cultivo. En el artículo Determinación del crecimiento de hongos nematófagos en diversas fuentes de carbono, recomiendan hacerlo mediante la adición de enmiendas orgánicas ricas en almidón o algún subproducto lácteo.

Orellana, hongo voraz contra plagas Hugo Andrés Arévalo González, Unimedios Palmira

Además de su valor gastronómico, el Pleurotus u hongo ostra también tiene alto potencial en el control de organismos similares a los gusanos (nematodos) que afectan los cultivos de tomate y plátano.

Con 197.144 hectáreas sembradas, el plátano es el tercer producto más consumido en el país, después de la papa y la leche, según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (dane) para 2013. Por su parte, el tomate es la hortaliza de mayor importancia en el mundo por su alto nivel de consumo. Ambos son productos que nunca faltan en la canasta familiar de los colombianos. En los sistemas de cultivo intensivo del plátano y tomate, debido a su alta demanda en el mercado, uno de los mayores limitantes es el daño ocasionado por nematodos (organismos con forma de gusano) en las raíces, lo cual afecta el crecimiento y desarrollo de las plantas. El Radopholus similis o barrenador es el nematodo más abundante y la principal especie fitoparásita en plátano, pues representa entre el 82 % y 97 % de la población presente en raíces y cormos (aparato vascular debajo del tallo y encima de la raíz). Además, su accionar reduce casi a la mitad el rendimiento de las plantas. A su vez, Meloidigyne o nematodo del nudo de la raíz es uno de los patógenos más estudiados en el mundo en virtud de su amplia distribución geográfica y los altos daños económicos causados particularmente en los tomates; también, representa cerca del 50 % de la disminución de cosecha de esta hortaliza. Aunque la aplicación de productos químicos es una de las medidas para el manejo de estas larvas del suelo, su efectividad no es alta, pues reducen poblaciones solo de manera provisional, por ello el agricultor debe realizar constantes aplicaciones, lo cual

genera altos niveles de toxicidad para el medioambiente y la salud humana. Como alternativa al control químico, los hongos nematófagos, cuyo alimento son los nematodos, se proyectan como herramientas biológicas dentro de programas de manejo integrado. Uno de ellos es Pleurotus, conocido como “hongo ostra” en Estados Unidos y Europa y "orellana" en Colombia y del cual hay 39 especies descritas hasta hoy. Este hongo es muy apreciado por la gastronomía nacional e internacional por su calidad nutricional y sus propiedades medicinales (anticancerígena, antibiótica, reductora del nivel de colesterol e hipertensión, antitrombótica y antidiabética). Asimismo, es considerado suplemento dietético óptimo y posee enzimas y productos metabólicos con amplio potencial en la industria. Janeth Alexandra Sierra Monroy, candidata a magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (un) Sede Palmira, evaluó en detalle la acción nematicida in vitro (en laboratorio) e in vivo (en campo) de tres especies de Pleurotus (P. ostreatus, P. sajor-caju y P. pulmonarius) sobre los nematodos Radopholus sp. y Meloidogyne spp. “El micelio (raíz) del hongo produce gotas de toxina secretadas por sus hifas (ramificaciones o filamentos), que entran en los nematodos a través

de sus orificios, los paralizan (acción nemostática), colonizan y digieren completamente (acción nematicida), utilizando su contenido como fuente de nitrógeno, vital para su crecimiento”, explica la investigadora.

Paralizador y devorador El estudio fue adelantado en el departamento de Caldas, debido a que presenta áreas considerables de cultivos, a saber, 20.510 hectáreas (ha) de plátano y 1.052 ha de tomate, muy susceptibles al ataque de nematodos. En el ensayo de laboratorio se usó una mezcla de los hongos en concentraciones de 20, 50 y 75 gramos (g) en 200 mililitros (mL) de agua destilada estéril (ade), sobre 25 nematodos, incluido un tratamiento químico de 330 partículas por millón (ppm) y un hongo biológico comercial en proporción de 2g/L, durante 24, 48 y 72 horas de exposición. En cuanto al registro, se tuvo en cuenta el número de nematodos

foto: archivo particular

El Pleurotus produce potentes gotas de toxinas que paralizan a los nematodos.

Desarrollo rural que mostraron movimiento propio. Los inmóviles fueron tocados suavemente con una aguja, algunos reaccionaron y fueron anotados como nematodos activos. No obstante, los organismos que no mostraron movilidad fueron individualmente extraídos de la mezcla analizada y dejados en agua destilada estéril en cajas Petri por 24 horas, en condiciones de oscuridad. “Una vez transcurrido este tiempo, se realizó nuevamente la evaluación de movilidad, los nematodos que finalmente no mostraron movilidad fueron registrados como individuos muertos”, añade. Los tratamientos de P. ostreatus en el control de Meloidogyne spp como de P. sajor-caju en Radopholus demostraron ser eficientes a las 72 horas con la aplicación de 75 g. Para la prueba de campo, adelantada en la finca Las Camelias, vereda la cabaña, en el municipio de Manizales, se utilizó la especie P. ostreatus sobre el nematodo Meloidogyne, en plántulas de tomate; y el P. sajor-caju, en el Radopholus en plátano, en concentraciones de 75 g y 150 g en 200 mL. Los hongos probados en almacigo (recipientes para plántulas) fueron efectivos para el control de los nematodos Meloidogyne spp y Radopholus sp, ya que redujeron su presencia entre un 64 % y 53 % respectivamente, frente a las concentraciones aplicadas de 150 g en 200 mL comparados con los cultivos testigos, sin ningún tratamiento. Este estudio, parte del macroproyecto “Desarrollo de inóculos microbianos con acción nematicida, bactericida y descomponedora de residuos de cultivo de café y plátano in situ”, se realizó en el Laboratorio de Microbiología de la disciplina Gestión de Recursos Naturales y Conservación del Centro Nacional de Investigación de Café (Cenicafé) y la empresa Soluciones Microbianas del Trópico Ltda. Los resultados dan soporte científico a las empresas y organizaciones dedicadas a la generación de alternativas a los problemas sanitarios del sector agropecuario del país.

palabras clave: Pleurotus, nematodo, biocontrol, tomate, plátano. Consúltelas en www.unperiodico. unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 22

Aprendiendo a ser uitoto en Bogotá Educación Ángela Carolina Pérez, Unimedios Bogotá

En medio del escenario urbano de la capital del país, 35 niños aprenden cómo mantener sus tradiciones amazónicas a varios kilómetros de distancia de sus lugares de origen, mientras se integran a su nuevo hogar desde la educación.

Ubicado en el barrio El Sosiego en la localidad de San Cristóbal, Makade tinikana, que en lengua uitoto significa “caminar caminando”, es uno de los diez jardines para niños indígenas que se encuentra en Bogotá. Inicialmente, este espacio surgió como una huerta para que las mujeres de la etnia conservaran sus costumbres rurales; ahora, alberga a una treintena de niños que aprenden sus tradiciones ancestrales a más de 5.000 kilómetros de la Amazonia colombiana. Es un proyecto de Educación en Primera Infancia liderado por indígenas amazónicos que arribaron a Bogotá sobre la década de los ochenta, en su mayoría, provenientes de los corregimientos de La Chorrera, Araracuara y Leticia. Si bien ellos mismos se reconocen como uitotos, en tanto que integran el Cabildo Uitoto de Bogotá, también participan varios pueblos como los andoque, los miraña, los ocaina, los bora, los nonuya y muinane. El desplazamiento forzado ha sido la causa por la que las familias de estos infantes de entre 0 y 5 años llegaron a la capital del país. Cuando esto sucede, hay un rompimiento de su relación con la tierra, con la cual tienen un fuerte vínculo. “La concepción de lo indígena siempre está ligado a la tierra ancestral y su subsistencia. Así, el primer reto al que se enfrentan es cómo continuar siendo uitotos desde el entorno urbano”, afirma el magíster en Antropología Leonardo Arévalo Rojas, de la Universidad Nacional de Colombia (un). Según el investigador, durante la primera infancia los niños indígenas en gran medida son educados por sus madres en sus propios entornos, por ejemplo, viajan sobre las espaldas de ellas, crean un vínculo espiritual con la naturaleza cuando van al río o durante el tiempo que permanecen en la chagra. La maloca, la chagra, el río y las inmediaciones de la comunidad constituyen sus escenarios de aprendizaje, tanto en los primeros años como a lo largo de su vida. Sin embargo, al enfrentar el ambiente urbano, todo cambia. “La escolarización implica la ruptura del vínculo directo con la madre, quien al trabajar todo el día, a veces hasta en doble jornada en oficios domésticos para asumir los gastos económicos, ya no puede ofrecer ni la educación ni la compañía que se espera”, señala el etnógrafo, quien estudió el proceso y el reconocimiento de los comportamientos de los menores, así como el empoderamiento pedagógico de las profesoras indígenas y los actores no pertenecientes a la etnia. Para indagar sobre los procesos de construcción de etnicidad, realizó una serie de entrevistas a los actores involucrados en la formación de los niños. Para ello, habló con sus progenitores, los abuelos de la etnia, los coordinadores del jardín infantil, las entidades gubernamentales y demás actores partícipes del jardín. De esta manera, encontró que tras desvincularse de su madre y territorio, los niños entran en un proceso de escolarización de la institucionalidad de la ciudad, es decir, tienen que acoplarse a los horarios propios del jardín, organizar las actividades de acuerdo a las

horas establecidas y desarrollar rutinas a las cuales no están expuestos en su territorio.

Abuelos, protagonistas en la formación La organización de los educadores en el jardín es fundamental para garantizar educación de calidad que, a la vez, concuerde con las creencias culturales de la etnia. Es así como en este espacio se encuentran un abuelo y dos abuelas, profesoras indígenas, profesoras no indígenas, que tienen formación en este campo, y un coordinador. “Ellos son los encargados de dinamizar un proyecto educativo que resalte lo cultural de la etnia uitoto con los elementos que existen en la ciudad”, asegura el investigador. En el campo, los abuelos son las autoridades tradicionales, quienes reunidos en las malocas mambean

y el ikuifo del ser en el tiempo y la naturaleza. Los dos primeros nos aproximan a los tipos de contenidos en la experiencia pedagógica, y el tercero alude a la estructura general de funcionamiento del jardín, que retoma la estructura de la maloca. En su lugar de origen, los estudiantes de los jardines se rigen por el funcionamiento de los ciclos naturales. “Por ejemplo, si es época de cosecha de frutos de la palma de canangucho, este se convierte en el tema para aprender o estudiar en el jardín, es la base curricular de la inciativa pedagógica registrada en ese momento”, afirmó Arevalo. Lo mismo ocurre con las subiendas de pescado, entre otras épocas del año, vinculadas inmediatamente con los procesos educativos de los pequeños. “Los niños dibujan los ríos, las palmas y sus frutos, así reflexionan sobre sus creencias, rituales y su conexión con la naturaleza”, precisó el investigador.

El baile, la vida A nivel pedagógico, una de las actividades más determinantes identificadas es el baile. La razón, señala el etnógrafo, es porque se trata de la forma como genera equilibrio en la comunidad y el territorio y, a su vez, representa un encuentro con lo místico. En los bailes realizados tradicionalmente, así como en

fotos: Raúl Fernando Arévalo

(mascar hoja de coca), reflexionan y administran el territorio, la naturaleza, lo espiritual y cultural de cada espacio. En los jardines, tienen la misma función, pero con el reto de hacerlo en la ciudad. “Ellos no se sientan con los niños, pero sí lo hacen con las maestras y coordinadores para establecer planes educativos. En el jardín su rol es más reflexivo, se vuelven actores de esa educación, de cómo pensarla y establecerla. Ahora son pedagogos, cuentan historias y participan en actividades que normalmente no asumen”, relata el educador.

Educación sobre la base de la tierra Tres elementos sustentan la práctica pedagógica en Makade tinikana, a saber, el calendario ecológico de la comunidad, la interpretación de este a través del denominado ikuifo (círculo), amanecer de la “madre tierra”,

El jardín infantil Makade tinikana tiene una maloca, donde se reúnen los pequeños para escuchar y aprender las reflexiones de sus abuelos.

la ciudad, participan miembros de otras comunidades, quienes asumen el rol del invitado con quien se construye el equilibrio. “Dentro del jardín, bailar no es solo una representación, es la vida misma de la cultura, es la carta de presentación ante lo externo. Por eso, es vital que los estudiantes del jardín Makade tinikana aprendan danzas para reforzar el trabajo cultural”, destaca el investigador. Gracias a estas danzas, los abuelos y demás participantes de un cabildo pueden conservar en el jardín Makade Tinikana su cultura, no solo para que los niños la interioricen, también para que todos los habitantes indígenas de Bogotá refuercen y conserven sus tradiciones ancestrales. Mantener esta educación indígena después de la primera infancia es un gran reto para los abuelos, cabildantes y administración distrital. Según Leonardo Arévalo Rojas, lastimosamente, esta formación solo dura cinco niveles, por eso, la comunidad busca la manera de que estos procesos puedan ampliarse a otros niveles de formación.

palabras clave: indígenas uitoto, jardines infantiles, educación primera infancia. Consúltelas en www. unperiodico.unal.edu.co


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

L I B R O S

agosto 2016 | 23

u n

Recomendados

Maternidades y paternidades. Discusiones contemporáneas Obra dispersa

María Himelda Ramírez

Danilo Cruz Vélez

Miguel Barrios-Acosta

Temas de teoría de retículos

Rubén Sierra Mejía (Editor)

(Editores)

Lorenzo Acosta Gempeler

Universidad Nacional de Colombia

Facultad de Medicina

Facultad de Ciencias

Universidad de los Andes

Facultad de Ciencias Humanas

Sede Bogotá

Universidad de Caldas

Sede Bogotá

Reseñas

En profundidad

1

Memoria oral de Caldas. Mitos, leyendas, encantos y espantos Catherine López Cardona Editorial Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales

Encantos y guacas, historias de brujas, espantos religiosos, lugares míticos y relatos misteriosos se representan en esta obra como una taxonómica descripción de los componentes que conforman el legado oral de Caldas. Esta es una de las más grandes y ambiciosas investigaciones etnográficas, que permite comprender la contemporaneidad de la narrativa oral caldense y sus formas de contar y recordar. Catalogado como literatura folclórica, este trabajo es el resultado de investigación del proyecto Restaurando Nuestras Raíces Narrativas de Caldas, desarrollado por la Biblioteca de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. Además, este ejemplar brinda exquisitas sensaciones y cumple con todas las expectativas, pues el lector sentirá cómo lo invaden los sutiles acentos del árbol de siete cueros y es atrapado por la belleza de la Madre Monte y la Patasola. Con esta obra se abren las puertas de la memoria para crear nuevos mundos.

2

Nadar contra la corriente. Escritos sobre literatura

Reflexiones sobre el perdón: el perdón duerme con las palabras

Hernando Téllez

Óscar Tulio Lizcano González

Universidad Nacional de Colombia

Centro de Pensamiento y Seguimiento

Universidad de los Andes

al Diálogo de Paz

Universidad Eafit

Vicerrectoría de Investigación

Panamericana Editorial

Sede Bogotá

La obra de Hernando Téllez es un legado que aún espera el descubrimiento de nuevas generaciones de lectores. Si bien el autor bogotano ha sido valorado como un maestro del cuento y la crónica social, es tal vez su inclinación por el diario y el ensayo la que más lo distingue de otros autores en la literatura colombiana. Esta obra es una selección de los mejores escritos de Téllez en diferentes momentos de su vida. En ella se acerca al lector a la pluma precisa y sobria de este periodista y crítico literario, que Alberto Lleras definió como “el mejor artesano de las letras colombianas”.

Este escrito es la tesis de Maestría en Filosofía, de la Universidad de Caldas, de Óscar Tulio Lizcano. Secuestrado y sometido por integrantes de la cuadrilla “Aurelio Rodríguez” de las farc en 2000, Lizcano recuperó su libertad en octubre de 2008, tras fugarse del grupo armado en el departamento del Chocó. En el libro el lector encontrará una pieza de reflexión, mediada por una escritura sencilla y contundente. Este trabajo asume el perdón como un acto de amor, y esa connotación le da un superior carácter humano, ya que el amor es un acto de libertad.

3

4

Jorge Isaacs y María ante el proceso de secularización en Colombia (1850 – 1886)

La experiencia de ser boxeador en Bogotá. Un ejercicio etnográfico en el mundo de las narices chatas

Iván Vicente Padilla Chasing

David Leonardo Quitián Roldán

Facultad de Ciencias Humanas

Facultad de Ciencias Humanas

Sede Bogotá

Sede Bogotá

¿Por qué un libro más sobre María? Para muchos críticos la originalidad de la obra maestra reside en la forma como es leída: una novela centrada en la nostalgia del amor juvenil, matizado por cierto color local y elegiaco, a través del cual se percibe la sociedad del siglo XIX en el Valle del Cauca. Este libro resalta la importancia de la novela en los procesos de modernización de las estructuras sociales y mentales de la conciencia nacional, pues permite entender por qué ha dado lugar a estudios sobre el amor, el erotismo, la esclavitud, el judaísmo, el antisemitismo y el machismo.

Por más exótico que parezca, en pleno siglo XXI, en Bogotá hay boxeadores. Incluso, la capital le disputa a la Costa Atlántica la hegemonía deportiva en las distintas justas celebradas en Colombia. No obstante, en el país se confunden realidad y estereotipo en relación con esta práctica sui generis, propia de los afrodescendientes. En esta obra se demuestra que el deporte es un asunto de la antropología, pues a través del boxeo es posible observar la sociedad desde un punto de vista privilegiado.

Información: 3165290, extensiones 29494 y 17639 opymeditun@unal.edu.co - Oficina de Promoción y Mercadeo de la Editorial UN


Periódico ­– N.º 202 – Universidad Nacional de Colombia

agosto 2016 | 24

Escuela de Artes Plásticas, pionera y líder del arte colombiano Artes & Culturas

David Lozano, profesor Escuela de Artes Plásticas Universidad Nacional de Colombia

Este espacio académico ha sido un escenario de formación artística en el que se han gestado los proyectos creativos más innovadores del arte colombiano. Para conmemorar los 130 años de su creación, la Escuela realizará exposiciones artísticas y actividades académicas.

La historia del arte colombiano está íntimamente unida a las memorias de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Colombia (un). Las circunstancias que precedieron a su apertura permitieron configurar escenarios para la formación y enseñanza pública de las artes en el país, en un proyecto que permaneciera en el tiempo y repercutiera en el ámbito artístico profesional. La Escuela es un espacio académico que se ha consolidado como el primero y más importante del arte en Colombia. Desde 1886 hasta hoy realiza significativos aportes a la creación, la crítica, la historia, la investigación, la curaduría, la museología y la gestión, que contribuyen a exaltar la calidad de las disciplinas artísticas y las cuales han puesto su visión en la construcción de la modernidad y contemporaneidad. Entre los años 30 y 40 del siglo XX, una generación de artistas creó el movimiento Bachué, que asumió la vocación indigenista y popular de la identidad cultural colombiana, incomprendidos por la crítica conservadora de eso años y por el proyecto modernizador de la historiadora argentina Marta Traba. Este movimiento estuvo enfrentado a artistas “modernos” o actuales como Alejandro Obregón, Édgar Negret, Fernando Botero, Eduardo Ramírez, y Ángel Loockhart, quienes lideraron un cambio en las formas y contenidos de los academistas. En los años 70, otros artistas se dieron a la tarea de evidenciar las contradicciones del capitalismo y la descomposición social del país. Ellos lograron que, en la obra gráfica, la imagen popular alcanzara un nuevo estatuto hacia su posicionamiento como obra de arte. La serigrafía (técnica de impresión), llevada al espacio público, marcó el inicio del arte de acción con una posición ideológica sólida.

FOTOS: Nicolás Bojacá/Unimedios

“La piel del dibujo” obra de Daniel Guana.

movimiento, a través de la técnica, el medio y la disciplina. La pintura renovada se desprende del muro, abre al espacio y lo configura hacia la instalación como nueva disciplina artística. El taller convive con la noción de laboratorio para la experimentación plástica. La escultura no escapa a las ideas renovadas sobre el objeto y su emplazamiento, ya sea en lugares abiertos de la ciudad o cerrados de la galería. Esto le permite al espectador ser parte de la obra al recorrerla. Además, el espacio

de fotografía y la velocidad de circulación de la imagen impacta las pedagogías en la formación de los artistas con la producción de obras de arte más abiertas y experimentales. Los estudiantes entienden lo efímero de la obra de arte y atienden a su materialidad o inmaterialidad. La experimentación artística se da en articulación a los estudios

Han sido visibles e innumerables “Refugio”, obra de Diego Gutiérrez. los aportes de la Escuela, que permitieron complejizar las técnicas artísticas y establecer nuevas formas de experimenmismo es transformado en materia plástica. tación con la imagen y el objeto hacia la innovación Nociones de cuerpo y espacio desde el peren los medios, tanto tradicionales como los llamados formance y el activismo artístico sumergen al “nuevos medios”. Precisamente, la capacidad de artista de la un con la decidida apertura de la incorporar avances técnicos y tecnológicos transobra de arte, entendida como un proceso de formó la noción de arte en Colombia, pues pone en creación que involucra a los colectivos sociales. diálogo la tradición y la innovación; de esta manera, se consigue que las formas y los contenidos sean Tecnología y reinvención replanteados constantemente. La Escuela actual entiende el dibujo contempoLa fuerte irrupción de los medios tecnológicos ráneo no como medio para la escultura o la pintura, y electrónicos ha propiciado una reinvención y sino una forma de pensamiento complejo. Es derenovación de la Escuela. El video–arte ha tomado cir, una disciplina autónoma que explora con los un lugar definitivo y el espacio se ha modificado hacia la instalación artística multisensorial. materiales, los soportes y los medios; no solo una huella del lápiz sobre un papel, sino con la capaciLa incorporación de la tecnología en la prodad de abrirse a medios híbridos y a la imagen en ducción de la imagen digital en los laboratorios

audiovisuales digitales (el cine no convencional o “post cine”, el video arte, la animación, sistemas no lineales de narración). Esto significa reorganizar las relaciones entre medio y soporte, objeto y concepto, tiempo y espacio, espectador y participante, productor y coproductor, procesos y experiencias, contexto y estructura. Con la televisión y el surgimiento del video sentaron las primeras bases para una expresión centrada en el tiempo y la relación entre imagen y sonido, en el arte mediático. En palabras del profesor de

imagen y espacio

arte mediático, Nelson Vergara, “el panorama abordado se extiende desde el videoarte y la música electrónica (hoy electroacústica), hasta el uso creativo de internet (net art) y las tecnologías interactivas, pasando por la actividad de las radios independientes y producciones especiales para televisión, la proliferación de aparatos electrónicos y el fácil acceso y adquisición de los mismos.” Según el docente, las aplicaciones de los medios digitales se manifiestan, de manera cada vez más notable, por el “desplegamiento” (display) de la información en forma de imagen con o sin movimiento y sonido. Así, el audio–visual es el modo de representación fundamental en la apariencia de su escritura y las funciones de su sistema simbólico. En este campo convergen diferentes soportes en realizaciones de plataformas mediáticas en obras artísticas. De esta manera, la Escuela de Artes Plásticas de la un es un lugar donde configuran y reconfiguran nuevas cartografías del universo artístico por explorar. Allí reside el valor de la experimentación actual en las aulas, por lo que este espacio es y seguirá siendo protagonista de procesos de construcción de sentido y conocimiento sensible. Para ello, debe afrontar grandes retos en el futuro inmediato, como la capacidad de renovarse y entrelazar con otros campos del conocimiento, sin declinar en la especificidad de sus disciplinas artísticas. Además, lidiar con el avance de los medios tecnológicos en un mundo globalizado y ocuparse del lugar del arte hacia la sostenibilidad ambiental y ahora también hacia la paz.

palabras clave: Escuela de Artes Plásticas, arte colombiano, nuevas tecnologías. Consúltelas en www. unperiodico.unal.edu.co

U.N. Periódico No. 202  
U.N. Periódico No. 202  

U.N. Periódico No. 202 - Universidad Nacional de Colombia / Unimedios

Advertisement