Page 1

4

Debates Apertura hacia el Pacífico no es un cuento chino

10

Sociedad El mapa que dibujan los desplazados

12

Medioambiente

17

Orinoquía, en la mira de los monocultivos

Ciencia Equipo evitará daños en la piel por radioterapia

www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D. C., n.º 171, octubre de 2013

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

Élite de poder en Bogotá eclipsa la diversidad nacional

Los altos cargos del actual Gobierno tienen una reducida representación social, geográfica y étnica de Colombia. Así lo indica un estudio que halló que el 73% de los funcionarios nacieron en cinco departamentos del país, con una presencia mayoritaria de bogotanos (50%). Es una élite que puede haber confundido sus propios valores e intereses con los de toda una nación.

6

Apropiación del patrimonio Música, naturaleza y luz en la arquitectura El Museo de Arquitectura Leopoldo Rother de la Universidad Nacional de Colombia fue uno de los primeros edificios que rompió la composición simétrica y canónica que predominaba en la primera mitad del siglo XX en el país.

20


2

Internacional Carlos Alberto Patiño Villa,

Profesor Titular Director Instituto de Estudios Urbanos Universidad Nacional de Colombia

La renuncia pública de Hosni Mubarak a su cargo, el 11 de febrero de 2011, originó dos contextos complejos de información en los medios de comunicación: por un lado se presentó como la segunda consecuencia exitosa de la llamada “primavera árabe”, luego de la caída de Zine El-Abidine Ben Ali, dictador de Túnez; y por el otro, como un gran logro de la ciudadanía anónima, que hacía una revolución directa y desarmada contra un dictador a quien los grupos de oposición se referían como “el faraón”. Por momentos, el entusiasmo informativo puso en entredicho el papel de las Fuerzas Militares, comandadas y representadas por el Mariscal Mohamed Hussein Tantawi Soliman, que llevó a Mubarak a un callejón sin salida cuando le retiró el apoyo institucional a su Gobierno, dejándole como única opción la renuncia. La dimisión de Mubarak se dio en medio de una gran revuelta popular, en su mayoría urbana, con escenario principal en la emblemática Plaza Tahrir. Allí, el enfrentamiento de miles de manifestantes contra el régimen no solo tomó forma de acción política, sino que, ante los intentos de la policía de desalojo y luego de los militares, se convirtió en un espacio de violencia colectiva, promovida por el Gobierno, que no tuvo éxito en la intimidación de los opositores. Este proceso de represión gubernamental dejó decenas de muertos y centenares de heridos. Es importante anotar que gran parte de la movilización estuvo animada, al parecer, por las redes de mezquitas, emisoras de radio independientes y el canal de televisión Al-Jazzera. A partir de este contexto se produjo un proceso de transición política con tres periodos diferentes: el primero corresponde al Gobierno presidido por el Mariscal Tantawi entre el 11 de febrero de 2011 y el 30 de junio de 2012. El segundo, a la conformación del gobierno de Mohamed Morsi, político visible de los Hermanos Musulmanes, quien llegó al poder el 30 de junio a través de elección popular, luego de la victoria en segunda vuelta de las elecciones presidenciales. El tercer periodo comienza el 3 de julio de 2013 con un golpe de Estado de las Fuerzas Militares –dirigidas por el general Abdul Fatah al-Sisi–, que nombran a Adli Mansur como presidente interino, con el apoyo político del llamado Frente de Salvación Nacional.

En contra de las tendencias laicas Estos hechos no son inconexos ni el resultado de cambios políticos espontáneos; por el contrario, tienen un trasfondo complejo basado en la actitud ambigua de Egipto hacia su conversión o no en un país moderno. Asunto que

Egipto,

¿una lucha por la modernidad?

La actual disputa entre los militares y el presidente de Egipto tiene raíces en pugnas de vieja data. El carácter ambiguo de la sociedad, entre laica e islamista, y el intento saudita por mantener un orden geopolítico específico, son asuntos que el intento intervencionista de Estados Unidos, entre otras potencias occidentales, no pueden desconocer.

tiene como núcleo la alianza hecha en 1952 entre el Movimiento de los Oficiales Libres y los Hermanos Musulmanes para derrocar al rey Faruk I. El apoyo de los Hermanos Musulmanes fue clave, pues desde su creación, en 1928, habían impulsado una organización que actuaba “desde abajo” y empezaba a promover una idea diferente de sociedad, construyendo redes de solidaridad y mecanismos de relación directa entre diversos sectores. En dicho escenario, representaron desde su aparición pública una forma del fundamentalismo islámico, que dentro del sunismo se ubicaba en contra de tendencias laicas y seculares en la política y la sociedad, pero más allá, iban en contra del wahabismo –doctrina que sostiene la monarquía de Arabia Saudita–. Sin embargo, ni durante el período de Gobierno del regente, desde la caída de Faruk I hasta mediados de 1953, ni durante el gobierno de Muhammad Naguib, el primer gobernante militar, las relaciones entre los Hermanos Musulmanes y los nuevos jóvenes revolucionarios, apoyados por la URSS, pudieron desarrollarse en un clima de entendimiento y acuerdos concretos. Para los Hermanos Musulmanes eran imposibles e inimaginables los actos que los nuevos gobernantes pretendían: crear una corriente socialista de gobierno, dar lugar a una sociedad laica e impulsar la creación de un nacionalismo

egipcio. Esta incompatibilidad hizo que durante el gobierno dictatorial de Gamal Abdel Nasser se diera una dura disputa en su contra y fueran ilegalizados y proscritos como organización, lo cual conllevó a que sus actividades se ejecutaran en la clandestinidad política. Tal situación incidió en las relaciones con los palestinos, pues mientras la Organización para la Liberación de Palestina se relacionó directamente con el Gobierno de los militares –lo que entre otras consecuencias animó algunas de las guerras árabe-israelíes–, la hermandad apoyó la aparición de otros grupos como Hamas, dentro de una línea de acción directa “desde abajo”.

Odios profundos La ilegalización que Nasser hizo de la organización tuvo un punto de no retorno cuando Sayyid Qutb fue condenado a la horca el 29 de agosto de 1966, acusado de reconstituir la hermandad, prohibida desde 1956. El giro político posterior, que permite ver cuán profundas son las distancias y los odios entre bandos y su plan revolucionario persistente y consolidado, ocurrió cuando los miembros de esta organización se vieron involucrados en el asesinato de Anwar El-Saddat (el 6 de octubre de 1981), quien sucedería a Nasser. En su lugar quedó Mubarak. Al momento de su derrocamiento, en 2011, la hermandad era

el colectivo con mayor capacidad para ejecutar una revolución, superando a movimientos liberales, socialistas y organizaciones de Derechos Humanos de carácter occidentalizante. Incluso a personajes sobresalientes como el diplomático Mohamed El-Baradei, entre otros. Igualmente, su capacidad de penetración y las redes de solidaridad construidas durante décadas le ha permitido contar con un respaldo que supera con creces cualquier presión que puedan hacer los cristianos, grupo numeroso pero minoritario en Egipto. De esta forma, la intención del presidente Morsi de modificar la Constitución no era la locura de un Gobierno de paso, sino el intento de institucionalizar la revolución planeada por años. Al igual que el de los militares con la oposición a los Hermanos Musulmanes, proceso que lleva décadas y que ubica al general Al-Sisi como figura clave en una disputa geopolítica trascendental, financiada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y otras monarquías del Golfo Pérsico. La actual disputa egipcia no es producto de la coyuntura. Tiene raíces históricas entre las que sobresale el carácter laico de la sociedad y el intento saudita por mantener un orden geopolítico específico. Esto explica, entre otros asuntos, el estrecho margen de maniobra y comprensión de los acontecimientos por parte de EE. UU. y las otras potencias occidentales.

Director: Jaime Franky Rodríguez

171

octubre de 2013

Coordinación periodística: Nelly Mendivelso Rodríguez Coordinación editorial: Carlos Andrey Patiño Guzmán Comité editorial: Astrid Ulloa, Jorge Echavarría Carvajal, Horacio Torres, Luis Carlos Colón, André N. Roth, Juan Álvaro Echeverri, Álvaro Zerda Diseño y diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Andrés Romero Mahecha Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas de UN Periódico

Versión digital: www.unperiodico.unal.edu.co • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 y 316 5000, extensión: 18384 • Fax: 316 5232 • Edificio Uriel Gutiérrez, carrera 45 n.º 26-85, piso 5.º • ISSN 1657-0987


3

Debates

Es necesario negociar con el ELN para cerrar el ciclo de guerra Décadas de conflicto interno han impedido la confrontación de ideas y el debate franco sobre los problemas nacionales. La previsible instalación de una mesa de diálogo con el ELN debe ser la oportunidad para sincerar al país. El reto, vencer la apatía de los ciudadanos ante los procesos de paz.

Daniel Alberto Libreros Caicedo,

Según los últimos hechos, parece estar cerca la instalación de una mesa de diálogo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla del ELN. Por un lado, está la liberación del ingeniero canadiense Jernoc Wobert y los pronunciamientos realizados por miembros del grupo insurgente sobre el interés de dar inicio a un proceso de negociación política. Por otro, la aceptación de esa posibilidad expresada por el Ejecutivo. Se suma la propuesta del actual presidente de Uruguay, José Mujica, de ofrecer a su país como sitio en donde se desarrollen las conversaciones pacificadoras. Los tiempos discordantes de las negociaciones con el ELN, en caso de concretarse el inicio de las mismas, obligan a la conformación de una mesa paralela a la que viene funcionando en La Habana. Las diferencias históricas igualmente lo exigen. Mientras las Farc surgieron como una guerrilla de autodefensa campesina, que giró a una ideología comunista después de la eliminación de los líderes de las guerrillas liberales en los albores del Frente Nacional, el ELN apareció en el escenario nacional acompañando la apuesta guevarista de extender la revolución cubana. En sus inicios, logró incorporar a su organización la figura emblemática de Camilo Torres, referente de un catolicismo radical que tuvo expresiones regionales y que cuestionó el compromiso orgánico de la jerarquía eclesiástica con las elites dominantes. Además, ha focalizado sus propuestas en la denuncia a la política minero-energética de los gobiernos bipartidistas.

171

octubre de 2013

Agenda social La negociación con el ELN es necesaria para cerrar el ciclo de guerra que ya completa varias décadas en el país y, por ello, a pesar de las particularidades de cada negociación, las mesas deben trabajar en la perspectiva de acuerdos comunes. Temas como Comisión de Verdad, Justicia transicional, participación política de los insurgentes y la ratificación de los acuerdos, unifican las negociaciones. Sin embargo, debe aceptarse que un tema tan relevante como el de la pacificación del país no está despertando en la ciudadanía el interés que merece. La ausencia de un gran movimiento político y social por la paz explica en gran medida esta apatía.

Foto: El Tiempo

Integrante del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz Universidad Nacional de Colombia

La dirección del ELN ha declarado que acompañará una posible propuesta de Asamblea Constituyente en la mesa de diálogos.

La fragmentación desafortunada de los partidos, los grupos sociales y la academia impiden que surja un movimiento de estas características, que defina una agenda social que abra un horizonte de transformación al actual estado de cosas, una agenda que vaya más allá de los puntos que discuten las partes en conflicto. Lo más preocupante es que hay antecedentes regionales y esfuerzos nacionales que han venido involucrando a franjas importantes de la sociedad en esta perspectiva pacificadora y que ahora no pueden centralizarse en una propuesta colectiva. A la fragmentación de la sociedad deben sumársele las condiciones en que se desarrolla la negociación de La Habana. El hecho de que a causa del calendario electoral haya quedado signada por la eventual reelección del presidente Santos, la hace aparecer como parte de una estrategia electoral gubernamental y, más allá de ello, la limita en sus alcances.

Más de lo mismo El país vive una profunda crisis institucional y social; el desprestigio del Congreso y de los altos tribunales judiciales es cada vez mayor; los escándalos recurrentes de corrupción ofenden cotidianamente a los colombianos. El paro agrario confirmó la desesperanza de los habitantes de la Colombia

rural. El desempleo sigue siendo uno de los más altos de la región. Sin embargo, el actual gobierno continúa con la rutina de los anteriores, profundizando el neoliberalismo e ilegalizando las protestas. Luego, el mensaje que se transmite a la ciudadanía es problemático. La invita a apoyar la negociación del conflicto para legitimar una apuesta política que en el futuro inmediato preservará el actual estado de cosas. Por ello, para conseguir el movimiento por la paz que demanda la oportunidad histórica de terminar con el conflicto interno, es necesario asociarlo a la posibilidad de una transición posconflicto que transforme la institucionalidad en crisis y abra las posibilidades de un régimen político democrático. Este movimiento por la paz deberá lograr un acuerdo político amplio que involucre al Gobierno y al conjunto de los partidos, la Iglesia, los gremios económicos y las organizaciones sociales en la perspectiva de consensuar el instrumento y los contenidos de esta transición. Obviamente, que este consenso reformatorio no significa que se diluyan las fronteras ideológicas entre quienes lo pactan. Pues, no hay que descocer que las doctrinas partidarias se han vaciado tras décadas de guerra interna que han impedido la confrontación de ideas y el debate franco sobre los problemas nacionales en un escenario realmente democrático; crisis que se ha agudizado con la mercantili-

zación de la política, propia de los tiempos que vivimos, asociada al clientelismo secular. Por todo esto, la transición posconflicto deberá reinventar la política y cuestionar los fundamentos de un neoliberalismo cada vez más criticado. La fórmula de la Asamblea Constituyente cumple con los requisitos del instrumento reformatorio que exige la transición posconflicto. La dirección del ELN ha declarado que acompañará esta propuesta en la mesa de diálogos. El Gobierno, por el contrario, viene insistiendo en que este no puede ser el mecanismo para sellar la negociación y ha presentado al Congreso el proyecto de ley modificatorio de la norma, que reglamenta los mecanismos de participación ciudadana. Así, pone a los colombianos en la perspectiva de convocar el referendo aprobatorio en las elecciones parlamentarias o en las presidenciales del año entrante. Del mismo modo, y cualquiera que sea la fecha y el mecanismo que se pacte para refrendar los acuerdos, debería incluirse la convocatoria con plazo definido de la Asamblea Constituyente, para abrir un periodo preparatorio de la misma con reglas de juego claras. En definitiva, la Constituyente lo que persigue es una transformación de la sociedad y de la política, que va más allá de los acuerdos que se obtengan en las mesas de negociación.


4

Debates

Apertura hacia el Pacífi

Hong Kong, uno de los epicentros económicos de Asia.

Diana Manrique Horta,

171

octubre de 2013

Unimedios

Ahora que la Alianza del Pacífico (AP) se dio a conocer al mundo, el pasado 25 de septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, los desafíos que deberá afrontar Colombia no se centran solo en el ámbito económico. Así coincidieron los expertos reunidos en Bogotá en la más reciente edición de Debates Universidad Nacional de Colombia: ¿De qué Pacífico hablamos?, que realizó la Unidad de Medios de Comunicación de la UN (Unimedios). El país requiere con urgencia de una política de Estado integral que potencialice esta región desde y para su población. “Es la hora de hacer un plan realmente estratégico, consensuado, creíble y compatible con el modelo de desarrollo que el país está implementando”, afirma el profesor Óscar Almario, docente de la UN en Medellín. De igual manera, si las políticas emprendidas no tienen en cuenta a las comunidades para convertir al Pacífico colombiano en un enclave competitivo dentro del nuevo orden mundial, no se puede augurar que esta será una iniciativa exitosa, aunque los resultados económicos lleguen a demostrar otra cosa. Los expertos mencionaron la importancia de conectar, primero, política, económica, social y culturalmente al Pacífico colombiano, luego a Colombia con esta región y después, ahí sí, al país con la orilla latinoamericana del conocido “Mar del Sur”, con el Asia-Pacífico y con el resto del mundo. “El reto es multidimensional y debe desarrollarse simultáneamente, sin perder de vista lo local y lo global”, asegura Benjamin Creutzfeldt, sinólogo y profesor del Colegio de Estudios Superiores de Administración.

Cambio de eje La geopolítica mundial está cambiando de eje y Colombia ha tardado mucho tiempo en mover sus fichas. No es la primera vez que sucede, pues “uno de los aspectos que caracteriza negativamente la

La reorganización política y comercial del mundo gira hacia el Índico y el Pacífico como tránsitos dinámicos de la economía. Al acuerdo Alianza del Pacífico, que enfrenta retos como el deficiente transporte ferroviario y fluvial, la carencia de puertos marítimos modernos y el atraso científico y tecnológico, el país tendrá que sumarle otros elementos: la construcción de relaciones con los países asiáticos; el reconocimiento de los procesos sociales, políticos, económicos y culturales de su propio Pacífico, así como la superación de la profunda desigualdad en que vive.

política y el comercio exterior del país es su alto grado de ensimismamiento”, señala Diana Gómez, directora de la Cátedra China de la UN. El lento pero constante giro desde el Atlántico al Pacífico es un hecho irrefutable. Los protagonistas son cuarenta países, que están liderados por China, la segunda economía mundial, cuyo crecimiento anual (7%) promete desplazar del primer lugar a Estados Unidos en 2017 y convertir a Shangai en la nueva capital financiera del mundo. Esto abre significativas posibilidades de desarrollo para las economías históricamente rezagadas. “En este momento se construye una arquitectura del orden internacional, a través de la cual se conforma un nuevo empoderamiento social y cultural que resulta clave para entender qué es lo que está pasando”, explica la profesora Gómez. De ahí, que a diferencia de las formas de integración tradicionalmente conocidas y que buscaban agrupar fronteras geográficas, las que se promueven e impulsan en la actualidad se centran en la conformación de bloques económicos como el BRICS (integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) o el CIVETS (integrado por Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica). Para Sun Yi, consejero político de la Embajada de la República Popular China en Colombia, no se puede hablar solo de un giro del Atlántico al Pacífico, sino también de una rotación de los países

desarrollados hacia los países en desarrollo; estos últimos ganan cada vez mayor protagonismo. “Los emergentes empiezan a mantener relaciones más horizontales, especialmente económicas, aunque en la toma de decisiones políticas tienen todavía una menor incidencia”, subraya. Si Colombia desea tener un papel medianamente protagónico en este nuevo mapa geopolítico debe apoyarse en las experiencias de países como Chile y Perú, socios de la Alianza del Pacífico, o Brasil, que llevan la delantera en el ámbito latinoamericano. Según las estadísticas, el 10% de las exportaciones de América Latina se dirige a ese destino y se prevé que se dupliquen en 2020. Asimismo, en 2011 el principal receptor de la inversión extranjera directa (IED) fue Brasil, con 66.660 millones de dólares (43,8% del total), seguido por México (19.440 millones), Chile (17.299 millones) y Colombia (13.234 millones). La Alianza es una excelente oportunidad para América Latina, menciona Sun Yi. “El proceso de urbanización chino requerirá muchos insumos que esta región vende; creo que las dos regiones serán grandes protagonistas dentro del cambio geopolítico que se está produciendo”, sentencia. En opinión de la profesora Gómez, para que estas proyecciones sean posibles es importante que Colombia supere la dificultad histórica que ha tenido para asumir su frontera con el Pacífico, sumido en el olvido: “Es como si esa frontera no existiera”.

Oportunidades, ¿para quién? Aunque los expertos coinciden en destacar que la AP es una oportunidad importante para que Colombia no siga alejada de la economía internacional, también han subrayado que este acercamiento debe hacerse de forma inteligente para no recaer en los errores cometidos con otros acuerdos realizados. Según el profesor Jorge Iván Bula, vicerrector general de la Uni-

Fortalezas y alcances de la AP  Los cuatro países (Colombia, Chile, México y Perú) totalizan una población de 209 millones de personas con un PIB per cápita, en promedio, de 10 mil dólares.  La AP cuenta con un PIB de 2 billones de dólares que representa 35% del producto de América Latina.  Concentra el 50% del comercio de América Latina con el mundo (1,1 billones de dólares).  La Alianza atrajo casi 70 mil millones de dólares en Inversión Extranjera Directa en 2012.  Otros beneficios que trae la Alianza, además de la libre circulación de bienes y servicios, es el reconocimiento a la cotización de pensiones entre los países miembros, la eliminación de las visas, el uso de oficinas de misiones diplomáticas conjuntas y la posibilidad de atraer a México a involucrarse más en los asuntos del resto de América Latina.


5

Debates

ico no es un cuento chino Cultura y biodiversidad Los profesores Claudia Mosquera y Óscar Almario, coincidieron en afirmar que Colombia tiene que aprovechar la coyuntura que ofrece la Alianza del Pacífico para pensar no solo en el tema económico y político, sino también en el aspecto social y cultural de la región. “En estos territorios habitan afrocolombianos e indígenas que tienen que ser consultados y tenidos en cuenta, si de verdad se quiere promover un Pacífico con un desarrollo integral”, aseguraron.

Foto: cortesía Rodrigo Moreno

El otro gran reto de Colombia es generar un desarrollo sostenible que permita preservar la biodiversidad del Pacífico colombiano, una de las más importantes del mundo, donde, además de importantes parques naturales, existe una de las pocas selvas húmedas tropicales del planeta.

Para mayor información consulte: www.debates.unal.edu.co www.prismatv.unal.edu.co www.unradio.unal.edu.co

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

versidad Nacional de Colombia, acercarse al Pacífico requiere la búsqueda de un justo equilibrio que no afecte el sistema productivo nacional. “Se deben decidir los sectores estratégicos que se quieren proteger, los que se quieren aprovechar y lo que resultarán seriamente afectados”. A su vez, el profesor Ricardo Mosquera Mesa, exrector de la UN, destaca que aunque el país ha mejorado en sus indicadores económicos, todavía debe afrontar retos importantes para alcanzar una competitividad idónea en el mercado globalizado. El primer destino de las exportaciones en el año 2012, con el 36,6% del total, fue Estados Unidos (USD 60.208 millones); seguido por la Unión Europea, con el 15,09%; y China, con el 5,6%. Por el lado de las importaciones (USD 58.632 millones), el país del Norte participa con el 24%; China, con el 16,3%; México, con el 10,9%; y Brasil, con el 4,8%. Una parte importante de esas exportaciones son commodities (alimentos, hidrocarburos, petróleo y gas), es decir que se trata de un mercado basado en las materias primas, que está devolviendo al

Para el profesor Almario, el país debe intentar romper con la prevalencia del modelo extractivista que no ha generando riqueza; por el contrario, está impactando negativamente en los recursos naturales de la región.

En opinión de Tobar, es necesario establecer políticas o acciones concretas desde un enfoque diferencial que conduzcan a una visión integral de la región y apuntalen al desarrollo; además, que se centren en el bienestar de la población. “Estas políticas deben descentralizarse porque usualmente se elaboran sin la gente del Pacífico”, afirma.

Cambios profundos A su vez, el Secretario de Gobierno de Nariño señala que este departamento ha vivido seis bonanzas económicas que no han dejado ningún efecto positivo en el nivel de calidad de vida de sus habitantes: las de la quinua, la madera, la tagua, la coca, la minera y la del oro. Ahora se espera que esta séptima bonanza, la que promete llegar de la mano de los TLC y de la Alianza del Pacífico, sí traiga beneficios. En la misma línea se manifestó el profesor Óscar Almario, para quien la única posibilidad de una globalización sana es que la apertura al Pacífico signifique una relectura estatal y social sobre lo que ha significado esta zona para el país. “Si la apertura se va a basar únicamente en la construcción de unos puertos, esto no va a beneficiar la economía regional”. Almario se pregunta: “¿De qué sirve, por ejemplo, conectar a Bue-

naventura con 500 puertos en el mundo, si la ciudad nada en la miseria y la exclusión social, con un sistema educativo precario y decadente y una corrupción galopante?” Se requieren propuestas que partan de la comprensión geoecológica del litoral colombiano. “Nuestro Pacífico no es igual al de Perú, Ecuador o Chile. Por ejemplo, nosotros tenemos una selva húmeda tropical; esto debe servir para abordar la situación de esta región desde su especifidad, sin dejar de lado a las sociedades asentadas en su territorio. Es decir, la AP debe convertirse en la oportunidad para que el Estado colombiano realice cambios profundos en los instrumentos políticos que le den mayor protagonismo a los afrodescendientes y a los indígenas que habitan la región, pues el desarrollo no será una realidad si no se cuenta con ellos”, dice el experto. La pronta negociación alcanzada por los países implicados ha hecho que todavía la sociedad colombiana no termine de comprender qué es la Alianza del Pacífico, ¿es un acuerdo comercial?, ¿es un tratado?, ¿qué significa Alianza?, ¿en qué beneficiará al ciudadano de a pie? De ahí que sea necesario y todavía se esté haciendo un ejercicio pedagógico en diferentes ámbitos para intentar aterrizar una iniciativa que todavía parece etérea.

octubre de 2013

país a una reprimarización que se verá profundizada con la entrada en vigor de los TLC. El profesor Pío García, de la Universidad Externado de Colombia, destaca cómo el aparato productivo actual solo permitiría aprovechar los TLC desde el extractivismo de los recursos naturales; esto implicaría efectos nefastos sobre el medioambiente. Al hacer referencia a los postulados de Van Der Ploeg, en su libro La Maldición de los Recursos Naturales, se muestra cómo buena parte de los países con gran cantidad de recursos naturales sufren bajos niveles de desarrollo. De igual manera, dice el profesor García, mientras bloques económicos como la ASEAN +6 (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) se enfrentan directamente a los Estados Unidos y sus aliados en Asia, la AP se enfrenta con otras iniciativas regionales latinoamericanas como la CELAC y el ALBA, que tienen una posición diferente de la que dicta Estados Unidos. Más allá del ajedrez económico internacional y su incidencia en la conformación de la geopolítica actual, Jaime Rodríguez, secretario de Gobierno de la Gobernación de Nariño, y Hugo Arley Tobar, gobernador encargado del departamento del Chocó, llaman la atención sobre la necesidad imperiosa de que la Alianza se convierta en una oportunidad real de desarrollo.

171

Foto: El Tiempo

Debates UN dedicó tres jornadas para analizar los problemas del Pacífico colombiano y tratar de descifrar por qué el país sigue ignorando esta importante región.


6

Nación

Élite de poder en Bogotá eclipsa la diversidad nacional

Los altos cargos del actual Gobierno tienen una reducida representación social, geográfica y étnica de Colombia. Así lo indica un estudio que halló que el 73% de los funcionarios nacieron en cinco departamentos del país, con una presencia mayoritaria de bogotanos (50%). Es una élite que puede haber confundido sus propios valores e intereses con los de toda una nación. André-Noël Roth D.,

171

octubre de 2013

Profesor asociado Departamento de Ciencia Política Universidad Nacional de Colombia

La labor que realiza la alta función pública no es estrictamente administrativa o técnica, sino que tiene un sentido político. Por ello, el rasgo sociológico de sus miembros no es indiferente y su estudio podría ayudar a entender mejor el talente y la acción de una presidencia. No sería extraño considerar que las dificultades del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos para percibir la realidad del país se deban, en parte, a la falta de representación de los diversos grupos, valores e intereses del país en la cúpula político administrativa del Estado. Es algo que se evidenció con el manejo de las movilizaciones y las protestas sociales y campesinas que sacudieron a Colombia en las últimas semanas. Si se admite que la alta administración pública no es un simple instrumento al servicio del poder, sino que dispone de una influencia política, entonces, en el caso de un régimen democrático basado en la representación, es pertinente preguntarse por su representatividad. Para actuar a favor del “interés general” es deseable que exista en las instituciones una representación equilibrada de los valores e intereses presentes en la sociedad colombiana. Esto permitiría limitar

el riesgo de que prevalezcan los puntos de vista de un solo grupo social (el que está en el poder) en detrimento del resto de la población. Así se evitaría lo que el sociólogo francés Pierre Bourdieu (1930-2002) llamó nobleza de Estado (Bourdieu P., La noblesse d’État, Paris: Éditions de Minuit, 1989), “que dice defender el acceso igualitario a la educación, pero asegura su propia exclusividad a través de férreos mecanismos de selección y de sutiles filtros que distribuyen los lugares posibles: desde el modesto docente de primaria en un pueblo de provincia hasta el funcionario de alto rango en la administración pública o privada”. Por eso, resulta pertinente conocer los procesos de socialización específicos (origen familiar, procesos de formación y experiencias profesionales) a los cuales han sido expuestos los miembros de la función pública, ya que estos influyen en la adquisición de los valores y percepciones de los individuos.

Legitimidad política El principio clásico de la separación de los poderes concibe a la administración pública, en tanto entidad sometida al poder ejecutivo, como un instrumento políticamente neutral. Bajo cualquier régimen, los funcionarios del Estado deben limitarse a ejecutar las decisiones y

las orientaciones definidas por la autoridad legítimamente electa (en Colombia, el Presidente de la República y el Congreso). En este sentido, la administración pública no tiene funciones legislativas, políticas o judiciales. La separación se corresponde a la de unos fines y unos medios. La política establece los fines y la administración define y pone en marcha los medios más eficientes, necesarios para alcanzar dichos fines. Esta concepción general es compartida tanto por teóricos clásicos liberales como por marxistas, denegando a la administración cualquier legitimidad para actuar en un sentido político. Por esta razón, siempre se valora positivamente la competencia técnica de los funcionarios públicos y se minimiza su rol político. Sin embargo, existe una amplia literatura politológica internacional que muestra una realidad distinta. Con el aumento y la expansión de la actividad interventora o reguladora del Estado en la sociedad, la función pública aparece como una entidad que interviene en el proceso de creación legislativa, que produce normas (decretos, reglamentos, resoluciones y directivas), que participa en los mecanismos de distribución o redistribución de recursos y que interviene activamente en las diferentes fases de las políticas públicas. Es decir, no es un mero ejecutante de las decisiones, sino que

tiene un papel político activo en todo el proceso de decisión. Lógicamente, en el marco de una estructura burocrática, los niveles jerárquicos superiores serán también los que disponen de una mayor influencia debido al poder de mando y control que ejercen, hacia abajo, sobre la actividad de los niveles inferiores de la pirámide y, hacia arriba, por su cercanía y acceso privilegiado al gobernante como legítimo decisor político. Mediante decisiones de carácter técnico y administrativo, la alta gerencia del Estado ejerce así una real influencia política.

¿Méritos o por discreción? En Colombia rige un sistema de reclutamiento basado en el llamado spoils system (sistema de despojos en ciencia política), en donde las instituciones oficiales, y en particular los altos cargos, quedan a la disposición del gobernante para que nombre a funcionarios de su confianza. Aquí se le conoce con el nombre de cargos de “libre nombramiento y remoción”. Esta modalidad de contratación se contrapone al sistema de reclutamiento basado en el concurso de méritos y carrera administrativa que, en principio, tiende a predominar en los sistemas políticos europeos. Sin embargo, aunque conceptualmente diferentes, estos mode-


7

Perfil de los altos cargos de la

Administración Pública

8%

Antioquia Cundinamarca Valle del Cauca

5%

Atlántico

5%

5%

Otro

50%

Bogotá

27%

Universidad de pregrado 4%

4%

Nacional

ESAP

7% Andes

Externado

32%

22% Javeriana

5%

Otra

Rosario

26% Áreas de estudios (pregrado)

45% Derecho Ciencias Económicas

24% 10% Ingenierías

Ciencias Políticas y Administrativas

10%

Humanidades 3%

8% Otras

octubre de 2013

El grado de representatividad de la alta función pública puede mirarse desde características generales de la población colombiana como el género, la pertenencia étnica y el origen geográfico. En este sentido, la administración de Santos muestra una leve sobrerrepresentación masculina (58%). También, una amplia subrepresentación de las minorías étnicas: solo un 3% pertenece a poblaciones indígenas o afrodescendientes, a pesar de que conforman más del 14% de los habitantes del país (según datos oficiales del DANE, 2005). Otro desequilibrio notorio es el origen geográfico de sus miembros. En efecto, el 73% nacieron en cinco departamentos del país, con una presencia mayoritaria de nacidos en Bogotá (50%); siguen Antioquia (8%), Atlántico (5%), Cundinamarca (5%) y Valle del Cauca (5%). La formación profesional es sin duda un elemento clave, no solo en adquisición de competencias profesionales sino también en términos de formación de valores. Esa característica puede mirarse desde dos perspectivas: la institución de formación y el área de estudio. Así, se evidencia que el 87% de los funcionarios en cargos públicos de decisión son egresados de una universidad privada en Bogotá. Más llamativo es que el 54% proviene de dos instituciones en particular: los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana. El otro 12% proceden del Externado y el Rosario. Esto significa que solo cuatro centros de educación superior acaparan el 66% de esos puestos. ¡Es prácticamente un oligopolio! La participación de la Universidad Nacional de Colombia se limita a un pobre 4%, al igual que la de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP).

Lugar de nacimiento

171

La evidencia del centralismo

En cuanto al área de formación profesional en pregrado, se evidencia que los altos funcionarios del Gobierno nacional estudiaron principalmente Derecho (45%), seguido por el área económica (Economía y Administración de Empresas) con una participación de 24%; luego aparecen con nivel similar de participación las ciencias políticas y administrativas (y afines), así como las ingenierías con un 10%. Finalmente, es importante señalar que la gran mayoría de estos funcionarios poseen un título de posgrado (89%). De los 88 funcionarios que se encontró información, una parte importante (40%) ha realizado estudios avanzados en el área de las ciencias políticas y administrativas, seguido por el área de las ciencias económicas (26%) y el Derecho (25%). Es de anotar que la mayoría hizo sus estudios posgraduados en el exterior (53%), principalmente en Estados Unidos (24%). Estos datos permiten mostrar cómo el perfil de la alta función pública nacional es muy poco representativo del país: se caracteriza por estar adscrita a la élite bogotana y a las cuatro más reconocidas y costosas universidades privadas de la Capital; además, por funcionarios que han tenido la posibilidad de cursar programas de posgrados en el exterior. Gracias a estos datos, se puede intuir que son personas que provienen de familias de altos ingresos económicos. La reducida apertura a la diversidad social, geográfica y étnica del país indica entonces que los puestos de decisión en el país (ministerios, departamentos administrativos y oficinas administrativas de la presidencia y la vicepresidencia) se caracterizan por un alto grado de elitismo y homogeneidad social. Como efecto de habitus (un concepto con el que Bourdieu se refiere a la percepción que condiciona la forma de obrar, pensar y sentir asociados al origen y posición social) podría ser que esta nobleza gubernamental haya terminado por confundir sus propios valores e intereses con los de todo un país.

Infografía: Mauricio Salcedo

los tienden a parecerse debido a que se suele exigir para los cargos sometidos al “sistema de despojos” unos requisitos mínimos en materia de formación profesional.

La investigación tomó como universo de la Alta Función Pública a los dos primeros niveles administrativos (personal de libre nombramiento y remoción), de veintidós dependencias administrativas pertenecientes al Gobierno nacional. Se tomaron en cuenta 16 ministerios, 4 departamentos administrativos y las administraciones de la Presidencia y de la Vicepresidencia de la República, para un total de 104 funcionarios.

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Nación


8

Entrevista

Keynes y la resurrección del pensamiento económico John Maynard Keynes fue uno de los más influyentes economistas del siglo XX. ¿Qué vigencia tiene hoy su pensamiento teórico frente a crisis como la de Europa? El historiador en economía Robert Skidelsky, profesor emérito de la Universidad Warwick (Reino Unido), se ha encargado de descubrir la figura de Keynes para las nuevas generaciones. Steven Navarrete Cardona,

La Gran Depresión económica de los años treinta del siglo XX puso en crisis el modelo capitalista: la gente dejó de creer en el sistema financiero, el empleo colapsó, millones de personas se empobrecieron, el comercio mundial se redujo drásticamente y los gobiernos fueron incapaces de controlar la especulación de los sectores privados. La teoría keynesiana se convirtió, para muchos países, en un paradigma que estimuló la formulación de nuevas políticas que evitaran una nueva debacle mundial como la del año 1929. Lo que propuso su autor, John Maynard Keynes (18831946), fue un modelo que les permitiera a las economías afrontar los periodos de recesión (reducción de consumo, inversión, empleo y producción de bienes y servicios) y salir con el menor daño posible. Sus postulados toman vigencia a propósito de crisis actuales, como la que vive Europa. Quien se ha encargado de rescatar el pensamiento keynesiano es el destacado historiador en economía Robert Skidelsky, profesor emérito de la Universidad Warwick (Reino Unido) y ganador de prestigiosos premios como el de literatura Lionel Gelber, de la Universidad de Toronto. Sin duda, su obra biográfica sobre Keynes, que comprende tres grandes volúmenes (1983, 1992 y 2000 –el último traducido hace algunos meses al español–), se constituye en la reconstrucción histórica más rigurosa que se ha realizado sobre el más trascendental economista del siglo pasado. El reconocido economista habló para UN Periódico sobre la importancia del pensamiento de Keynes en la actualidad.

171

octubre de 2013

Economía en su contexto UN P: Su biografía de Keynes se ha convertido en referencia indispensable para conocer el legado de este economista del siglo XX. ¿Por qué vale la pena hoy que los jóvenes aprendan sobre él y su trabajo? Robert Skidelsky: Espero que la biografía sobre Keynes y otros grandes del área reviva el interés por la historia de las ideas económicas, al ubicarlos de manera adecuada en sus marcos sociales y económicos. La historia del pensamiento en esta área prácticamente ha desaparecido de los principales planes de estudio. Pero la economía no es como la física, con sus leyes universales. La mayor parte de su conocimiento no es acumulativo,

Foto: archivo particular

Departamento de Sociología Universidad Nacional de Colombia

Robert Skidelsky, economista británico.

pero si contextual, por lo cual debe ser estudiada en su contexto. UN P: ¿Es posible retornar al estado de bienestar Keynesiano? R. S.: El estado de bienestar keynesiano combina dos cosas distintas: el nivel de empleo y la distribución de las oportunidades de ingreso y de vida. Su apuesta económica involucra la primera de ellas, pero su teoría se puede ampliar –y era– para incluir el tema de la llamada economía del bienestar. UN P: ¿Las ideas de Keynes siguen vigentes?, esto teniendo en cuenta el auge de los enfoques de la economía macroeconómica y la aparición de nuevos temas en la economía como el medioambiente. R. S.: Keynes afirmó que “a largo plazo todos estamos muertos”, pero creo que él todavía está muy vivo. Cuando estalló la crisis económica en el año 2008, la mayoría de los gobiernos respondieron de una manera instintivamente keynesiana al aumentar la demanda. Pero después se olvidaron de él, y se embarcaron en políticas de

“austeridad” y de “consolidación fiscal”. Pero en gran parte del mundo desarrollado, estas políticas no han dado lugar a la recuperación. De hecho, cinco años después, el PIB está creciendo solo a la mitad de la tasa del año 2007. UN P: ¿Cuánto tiempo podrá resistir un país como Reino Unido a la crisis europea? R. S.: Reino Unido y la Eurozona se encuentran aproximadamente en la misma situación de lo que yo llamo la “semidepresión”, y es difícil ver que la nación británica se pueda recuperar mientras que la zona euro se concentra en la consolidación fiscal y bancaria a expensas del crecimiento y el préstamo. UN P: ¿Son indicados los planes de recorte del gasto público para terminar con la actual crisis económica? R. S.: Los recortes en el gasto público en las condiciones actuales no son el camino correcto, ya sea para hacer crecer la economía o, incluso, reducir el déficit. Cuando

el sector privado está aumentando su ahorro, el gobierno debería aumentar, no reducir, su gasto. Si busca incrementar su ahorro en estas circunstancias, el efecto neto será una reducción en el nivel de actividad económica a través de lo que Keynes llamó la “paradoja del ahorro” y, por lo tanto, una reducción de los ingresos propios del gobierno. UN P: ¿Cuál es la razón para que el resto de los países de la Unión Europea dependan fuertemente de Alemania? R. S.: Alemania cuenta con la situación financiera y económica más fuerte en la Unión Europea. Sin embargo, su política, que obliga a la austeridad en los países mediterráneos, es negativa tanto para dichos países como para Alemania, porque al reducir la actividad de la zona euro en su conjunto, priva a los acreedores y deudores de los mercados de exportación de los cuales depende su crecimiento. UN P: ¿Cómo afecta la actual crisis a los países latinoamericanos? R. S.: Cualquier desaceleración o reversión de crecimiento en los países desarrollados obliga a frenar el crecimiento en América Latina. El fracaso de la Eurozona o de EE. UU. para recuperarse, sumado a la desaceleración en China, bajarán los precios que los países de América Latina reciben por las exportaciones de productos básicos y, por lo tanto, va a golpear sus tasas de crecimiento, convirtiéndose así en un círculo vicioso. UN P: ¿Qué deben hacer los países europeos para salir de la crisis? R. S.: Se debe revertir (o desacelerar) la consolidación fiscal, cancelar la deuda generalizada e invertir en infraestructura. UN P: Hace algunos meses murió Margaret Thatcher, la “dama de hierro”. ¿Por qué algunas personas celebraron su muerte? R. S.: Porque fue una líder muy divisiva: cortó el bienestar, destrozó los sindicatos, redujo el gobierno local y permitió un aumento del desempleo a su nivel más alto desde 1930. Así que fue odiada por la izquierda, aunque existió una gran admiración por su coraje. UN P: ¿Qué deben hacer los ciudadanos del común para enfrentar la crisis financiera? ¿Guardar el dinero debajo del colchón? R. S.: Disfrutar de sus ahorros: los precios son más bajos de lo que podrían ser en un año o dos, por lo que ahora es el momento de comprar. Recuerde: mis gastos son sus ingresos. Si todo el mundo aumenta su gasto se creará un círculo virtuoso, los ingresos de todos van a crecer y más ahorro estará disponible para pagar la deuda.


Salud

9

Hospital UN, solidario e investigativo Lina Leal,

Unimedios

Las localidades de Engativá, Fontibón y Kennedy, que tienen el 29,6% de la población de Bogotá, serán unas de las beneficiadas con el Hospital de la UN, cuyos estudios de factibilidad fueron realizados por la Agencia Exportadora de Hospitales Digitales de Corea.

El Hospital de la UN aportará un 29% de camas adicionales a la red hospitalaria de nivel III que posee la red distrital para pacientes de Bogotá. Inicialmente, tendrá 16 camas de cuidados intermedios, 29 para cuidados intensivos y 185 de hospitalización general, para un total de 230. También se abrirán 42 consultorios de consulta externa y ocho quirófanos, así como farmacia, laboratorio e imágenes diagnósticas.

Para los adultos mayores y enfermos crónicos Según el DANE, existe una reducción de la población adulta joven en edades entre 15 y 35 años, que está explicada por la emigración internacional y por el efecto de la sobremortalidad masculina –considerando los roles del hombre en la fuerza de trabajo y factores de violencia, entre otros–.

Nivel de atención II

Fontibón

Nivel de atención II

170.000 Occidente de Kennedy

Número de personas que atendería anualmente

De 391.000 a 558.450 Barrios Unidos

Localidad de Teusaquillo Hospital Universitario de la UN Nivel de atención III y IV

San Ignacio

Nivel de atención III

San Juan de Dios

te

ien

r Clínica San Rafael

Hospitales públicos en el occidente Hospitales universiatrios

Or

octubre de 2013

174.172

Su

171

rte

te

en

348.159

Engativá

230 camas para población vulnerable En el año 2007, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) realizó un estudio de la proyección demográfica para prestar un servicio adecuado a la población bogotana en los hospitales. Determinó que la cantidad adecuada sería de por lo menos 1,7 camas por cada 1.000 habitantes. Tres años más tarde se develó que la capacidad instalada era de 11.250 camas, lo que muestra un déficit de 1.268. Para este año, según aproximaciones de Sergio Suárez, ingeniero industrial y economista encargado del modelo financiero del Proyecto del Hospital UN, el déficit estaría entre 1.500 y 2.000 unidades.

Asimismo, la fecundidad se ha reducido drásticamente, lo que significa casi cuatro hijos menos por mujer entre los años 1950 y 2000. De otro lado, el índice de envejecimiento total nacional es de 20,5; y en Bogotá es del 21,0. Lo anterior evidencia que la población colombiana vive un alto proceso de envejecimiento. Esta población desarrolla enfermedades crónicas con facilidad. Según la Organización Mundial de la Salud, se trata de padecimientos de larga duración y de progresión lenta que, en 2008, le arrebataron la vida a 36 millones de personas, de las cuales el 29% era menor de 60 años de edad. Prevalecen las cardiopatías, los infartos, el cáncer, los males respiratorios y la diabetes, que constituyen el 63% de las muertes en el mundo. En Colombia, el Centro de Proyectos para el Desarrollo (CENDEX) de la Universidad Javeriana develó en el 2008 que entre las

No

cid Oc

El 3 de marzo de 1989, en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá un grupo de sicarios disparó contra Ernesto Samper Pizano –en ese momento senador y precandidato liberal a la presidencia–. En tan solo 17 minutos el político fue trasladado al antiguo Hospital de la Caja de Previsión, ubicado en el actual Campus Santa Rosa de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Allí recibió los cuidados necesarios y sobrevivió. La desaparición del centro hospitalario en el año 2000 dejó un enorme vacío de atención en salud en el occidente de la ciudad, sector que pese a su enorme extensión solo cuenta con dos hospitales de nivel II, Engativá y Fontibón, que atienden especialidades básicas para 348.159 y 174.172 personas respectivamente. En la localidad de Kennedy, en el suroccidente y con cerca de un millón de habitantes, se ubica uno de nivel III, que atiende diferentes especialidades para población vulnerable del régimen subsidiado (alrededor de 170.000 personas). A ellos se suman clínicas privadas como Palermo, o entidades para pacientes particulares como Colsanitas o la Policía. Por cuenta de esta falta de cobertura en el occidente de la ciudad, la UN trabaja en el restablecimiento de un Hospital propio de nivel III (el único de la zona, que distaría del de Kennedy por alrededor de seis kilómetros), que se ubicará en los 37.544 metros cuadrados del campus Santa Rosa, localizado junto al corredor vial de la calle 26 (o Avenida El Dorado) y al trazado del tren de cercanías o metro, en un área estratégica para la atención de emergencias. El decano de la Facultad de Medicina, Raúl Sastre Cifuentes, uno de los mayores promotores del proyecto, dice que el hospital atenderá entre 391.000 y 558.450 pacientes al año en esa zona de la capital. "Este centro es indispensable para el sistema hospitalario, cuya oferta se concentra en el sur y en el oriente”, puntualiza. Además destaca que este es uno de los proyectos medulares del Plan Global de Desarrollo 20132015 de la Universidad, por lo cual se trabaja de forma meticulosa para cumplir con los más altos estándares de calidad, tanto en atención como en formación académica.

En mayo del próximo año, el Hospital de la Universidad Nacional de Colombia abrirá sus puertas en el occidente de Bogotá. Se trata de un proyecto que atenderá, principalmente, población adulta con males crónicos de alto y bajo costo. Al año beneficiará entre 391.000 y 558.450 pacientes.

diez primeras causas de muerte, las enfermedades isquémicas del corazón ocupan el primer puesto, seguidas de las cerebrovasculares, crónicas de las vías respiratorias inferiores, diabetes mellitus, neumonía, hipertensivas, cáncer de estómago, homicidios, cáncer de tráquea, bronquios y pulmón y la insuficiencia renal. Esto indica la magnitud de la carga que debe soportar el sistema de salud. Algunas enfermedades son crónicas y todas están consideradas como de alta complejidad técnica y de alto costo. Frente a esto, el Hospital de la UN proveerá servicios a la población adulta con males crónicos de alto y bajo costo. Según afirma el doctor Hernando Gaitán Duarte, director científico del proyecto: “muchas instituciones que prestan servicios de salud priorizan las enfermedades de alto costo –cáncer, infarto de miocardio, artritis, etcétera–, que requieren medicamentos o equipos costosos, así como altas dosis de atención, debido a que son más rentables, por lo que otro tipo de enfermedades no reciben la atención necesaria”. Se trata de patologías que no resultan beneficiosas económicamente para las instituciones, como problemas respiratorios, diabetes, trastornos psiquiátricos o neurológicos, etc. En este sentido, la UN plantea un Hospital rentable socialmente, pero también sostenible, pese a que atenderá enfermedades de alto costo. El decano Sastre señala que con la apertura del Hospital universitario se realizará un aporte muy importante a los habitantes del occidente bogotano, con nuevos espacios, altos niveles de complejidad médica para pacientes con enfermedades crónicas y un enfoque social. “Es un Hospital para la gente”, dice, y añade que en consecuencia no existe ningún tipo de propuesta, enmarcada en el Proyecto de Renovación Urbana del CAN, que resulte más conveniente para la Institución y para la zona.


10

Sociedad Santa Marta

El mapa que dibujan los

desplazados

Cartagena

Valledupar

Sincelejo Montería

Magangé

Cúcuta

Una investigación de la Facultad de Ciencias Humanas muestra cómo los migrantes internos han configurado una nueva y compleja geografía humana en Colombia. Mientras el campo está quedando deshabitado, las ciudades intermedias enfrentan la sobrepoblación.

Bucaramanga Medellín

Yopal Bogotá Pereira Ibagué

Alberto Fernández R.,

Unimedios

El mapa de Colombia está cambiando y no es precisamente por las aspiraciones de Nicaragua sobre el mar territorial. Se está transformando a causa del desplazamiento forzado, el drama de millones de personas obligadas a dejar sus hogares por causa de la violencia. Es un cambio silencioso, pero drástico. Los flujos de migrantes internos, pese a que no hacen tanto ruido, pueden ser más contundentes que un fallo de la Corte Internacional de Justicia en La Haya. En este caso, inciden directamente sobre la forma como se distribuye la población en el territorio, cambiando drásticamente su configuración. Consciente de ello, Nubia Yaneth Ruiz, profesora del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, rastreó 1.470.443 casos de desplazados entre los años 2000 y 2004. El resultado de su trabajo es una imagen nítida de la nueva y compleja geografía humana del país.

Rostros del desplazamiento

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

171

octubre de 2013

No hay certeza de cuántos son los desplazados. Los datos oficiales dicen que esta población ronda los tres millones y medio de personas, mientras que las cifras de las organizaciones no gubernamentales los aproximan a los cuatro millones. Aunque divergentes, la profesora Ruiz asegura que estos números revelan cómo la migración forzada se ha convertido en un enorme drama humanitario. Esas dimensiones hacen que tenga múltiples caras. Principalmente, la investigadora habla de

un fenómeno con rostro infantil. Se refiere a que el 46% de los casos analizados corresponden a menores de quince años. Muchos de ellos, huérfanos. Pero también tiene un marcado rostro femenino. El 23% de los casos de migración forzada son de mujeres entre los 15 y 49 años, una población en edad reproductiva y productiva. La mayoría son viudas. La tendencia, según la profesora, muestra que “las mujeres salen de sus lugares de origen en compañía de los menores (4,2 en promedio por cada madre), mientras que los hombres jóvenes y adultos migran en menor proporción porque mueren o se vinculan directamente al conflicto armado”. Dichas características repercuten en la estructura familiar. Es así como el 5,12% de los hogares desplazados están constituidos solo por personas menores de quince años. Entretanto, las mujeres llevan la jefatura del 79% de las familias, donde solo hay un adulto y varios niños. El problema, puntualiza Ruiz, es que “la orfandad y la viudez hacen que el riesgo de pobreza sea casi inminente entre estas familias”.

Distribución poblacional Una de las principales implicaciones de la migración forzada es el abandono de áreas rurales. Si bien este fenómeno se presenta en todos los municipios del país, se identifican diez zonas que expulsan el mayor volumen de población. Estas son el Urabá, los Montes de María, la zona bananera, la frontera con Venezuela –a la altura de Norte de Santander y Cesar–, el Magdalena Medio y una zona an-

Villavicencio

Cali Neiva Popayán

Pasto

dina con municipios del suroriente de Antioquia, el norte de Caldas, el norte de Cundinamarca y el sur de Tolima. En la lista también figuran la zona fronteriza con Ecuador, que abarca la totalidad de Putumayo y Caquetá; el piedemonte llanero, correspondiente a las estribaciones de los Andes en Meta, Casanare y Arauca; el centro de la región pacífica, con territorios al sur de Antioquia y centro de Chocó; y la costa sur del Pacífico, con municipios de Nariño, Cauca y Valle del Cauca. La profesora Ruiz manifiesta que estas regiones se caracterizan por tener tierras aptas para la explotación agroindustrial, poseer abundancia de recursos naturales o estar ubicadas estratégicamente en el territorio nacional desde el punto de vista político y militar. La otra gran implicación es la concentración de población en áreas urbanas. La investigación evidencia que cerca del 80% de los desplazados se establecen en tan solo 125 municipios. “Si bien, en volumen absoluto los mayores receptores son las cuatro grandes ciudades –Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla–, en términos relativos es mayor el impacto de la población desplazada sobre las ciudades intermedias”, explica. Hace alusión a que en ciudades como Sincelejo, Montería, Valledupar, Ibagué, Neiva, Pasto y Villavicencio la población se ha duplicado al aceptar estos flujos migratorios. Esto significa una fuerte presión sobre el territorio, los recursos y la infraestructura de dichos municipios. La profesora señala que “las ciudades intermedias los acogen mejor. Generalmente, cuando estas personas deciden ir a una ciudad grande es porque cuentan con una red de apoyo y han realizado tres o cuatro movimientos previos”. Y cuando finalmente lo hacen, tienden a establecerse en los municipios periféricos de estas urbes. Allí les es más fácil encontrar si-

Regiones expulsoras de población Urabá Andina central Frontera con Venezuela Montes de María Piedemonte llanero Magdalena medio Zona bananera Frontera con Ecuador Pacífico central Pacífico sur Principales municipios receptores de población

tios donde vivir, apoyo social y puestos de trabajo.

Estrategias del mercado Para Ruiz, el problema de fondo radica en que la sociedad se ha adaptado al desplazamiento. Esto porque posibilita la acumulación de tierras para su explotación a través de proyectos agroindustriales. La investigación muestra que desde La Violencia de los años cincuenta diferentes actores se han beneficiado con el abandono de tierras, por lo que, incluso, han propiciado el desplazamiento de sus habitantes. “Desde 1990 ha existido una apropiación de tierras muy importante por parte de fuerzas paramilitares, guerrilleras y multinacionales, para el desarrollo de actividades de alta magnitud como los monocultivos, la ganadería de extensión o la explotación minera”, especifica. Por otro lado, el sistema de mercado se beneficia con este fenómeno, pues incrementa la oferta de trabajadores dispuestos a intercambiar su mano de obra por salarios desfavorables en las zonas urbanas. Por ejemplo, los cultivos de flores han absorbido una gran cantidad de las mujeres desplazadas que llegan a municipios periféricos de Bogotá como Mosquera, Funza y Soacha. La profesora explica que “el valor de la mano de obra baja cuando la oferta sube, por lo que contratar esta población significa mayores ganancias para la industria floricultora”. Es así como la migración forzada se ha vuelto funcional al capitalismo, con claras consecuencias sobre la distribución de la población en el territorio. Los desplazados están dibujando un nuevo mapa.


Medioambiente

11

El suelo en Colombia

está desprotegido legalmente Se estima que el 80% de la región andina está afectada por la erosión y que el 74% del territorio nacional es susceptible a fenómenos de compactación (disminución de la capacidad de sostener vida vegetal). Un estudio detallado halló que falta legislación y hacer cumplir normas ambientales para preservar el suelo.

Giovanni Clavijo Figueroa,

El suelo es un recurso tan común para la mayoría que pocos se detienen a analizar su importancia para la vida. De hecho, en Colombia no existe una ley o un decreto que lo proteja, debido a que por ser parte implícito de los ecosistemas pasa a un segundo plano. No obstante, su destrucción trae graves consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Una de sus mayores amenazas es la construcción de carreteras. Aunque en el país se exige el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) antes de emprender estos proyectos, en la práctica las firmas de ingeniería solo cumplen con dos de las cinco exigencias que trae la norma. Así lo evidenció Doralba Adiela Álvarez Castrillón, investigadora de la Escuela de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín. Asegura que no se ha considerado incluir la ciencia de suelos en los proyectos que intervienen grandes extensiones de tierra. En la práctica, dice, no existe una definición legal que permita una rigurosidad científica y técnica en su caracterización al momento de elaborar y presentar un EIA.

171

octubre de 2013

El origen Las recomendaciones sobre la implementación de estudios de impacto ambiental, dentro de las declaraciones internacionales sobre medio ambiente y desarrollo, tienen su origen en Estados Unidos, que posteriormente tomaron forma en las Cumbres de la Tierra (Conferencias de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo) de Estocolmo, en 1972, y, más recientemente, de Río de Janeiro, en 1992. Colombia, por su parte, ratificó su interés en aplicar estos acuerdos, por lo cual expidió la Ley 99 de 1993 (Ley General Ambiental de Colombia), que incluye el concepto de EIA. La experta indagó, en su tesis de maestría, sobre la verdadera aplicación de la norma en el país y si verdaderamente se cumplen los lineamientos que debe tener un estudio de impacto ambiental. En efecto, halló una falencia grande al respecto, porque los estudios suelen quedar incompletos, ser inadecuados para los propósitos de cuidado del recurso e, incluso, representar un riesgo latente a la hora de emprender obras de ingeniería.

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Unimedios

Los estudios de suelos en Colombia, por lo general, quedan incompletos cuando se desarrollan proyectos viales.

Cinco factores clave Pero ¿en qué radica la importancia del suelo como recurso natural? Según la investigadora, es el elemento más importante de los ecosistemas terrestres por ser hábitat de millones de microorganismos y macroorganismos, posibilitar el desarrollo de la vegetación y soportar las construcciones y ser materia prima para el crecimiento económico de una nación. Por eso, es indispensable tener en cuenta los cinco factores formadores que lo originaron: el clima, el material parental (rocas o sedimentos), los organismos, el relieve y el tiempo. En el primero, por ejemplo, las variables de temperatura y humedad imprimen un efecto en la tasa de meteorización química del suelo; esto significa que agentes como el oxígeno o el dióxido de carbono intervienen en la adherencia de los minerales que le dan su calidad para soportar vida. Los microorganismos juegan un papel fundamental en la fragmentación, transformación y trasladación de materiales orgánicos, al aportar considerables cantidades de biomasa al suelo, producto de la descomposición de la materia orgánica. El factor tiempo es crucial. El suelo adquiere sus propiedades a lo largo de un periodo de cientos y miles de años, por lo que destruirlo sin pensar en lo que se está echando a perder, es un pecado ambiental que desequilibra la armonía natural.

“Es claro que si los profesionales encargados de elaborar los diseños para la construcción de vías tuvieran en cuenta estos factores formadores del suelo, ayudarían a proponer proyectos más armónicos con el ambiente y a la implementación de medidas técnicas sostenibles en el tiempo”, afirma Álvarez.

Vacío normativo Cuando la experta empezó a examinar los términos de referencia del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental en la construcción de carreteras, así como la metodológica general para la elaboración de los estudios ambientales, detectó que no hay claridad del porqué y para qué son utilizados estos resultados. “En realidad, al momento de intervenir un suelo no conocemos nada de su origen; por eso, se implementan medidas inadecuadas de manejo”, dice. Por otro lado, un factor extra que ayuda a este vacío normativo es que los pedólogos (experto en estudiar el suelo en su ambiente natural) y los edafólogos (que analizan la relación del suelo con las plantas) son pocos en el país, y los que ejercen lo hacen desde el punto de vista agrológico y generalmente son mal remunerados.

Futuro gris Al revisar las acciones realizadas en Colombia en cuanto al

objetivo de crear una ley específica en esta área, se encuentra que, de acuerdo al informe que presentó Minambiente en 2006, los esfuerzos para la conservación y protección de los suelos siguen siendo muy pobres, pues los procesos de transformación, fragmentación y pérdida de estos por actividades humanas van en aumento; esto se constituye en una de las principales causas directas de su degradación. En el informe se presentan cifras y datos preocupantes sobre el estado del recurso edafológico a nivel nacional, tales como que el 16,95% del territorio nacional se encuentra afectado por la desertificación. El 78,9% de las zonas secas del país presentan diferentes niveles de desertificación, derivados principalmente de la erosión y la salinización. Además, el 74% del territorio nacional es susceptible a fenómenos de compactación, lo que redunda en la disminución de la macroporosidad del suelo (una baja capacidad de aireación y oxigenación); esto hace inviable la regeneración forestal. También se resalta que alrededor del 80% de la Región Andina está afectada por erosión, siendo la principal causa las actividades agropecuarias con tecnologías inadecuadas y sin tener en cuenta la aptitud de uso del suelo. Por lo anterior, dice la magíster, es importante que los legisladores empiecen a introducir el concepto de suelo desde la ciencia, para así darle la importancia que este recurso edafológico encierra.


12

Medioambiente

Guacamayo rojo (Ara chloropterus)

Tortuga morrocoy (Chelonoidis carbonaria)

Mono capuchino (Cebus capucinus)

Palma de Mori

Orinoquía, en la Por sus altos niveles de humedad, los llanos orientales colombianos son pieza fundamental en el ciclo hidrológico de una extensa región al nororiente de América del Sur. Aún así, los proyectos agroindustriales que impulsa el Gobierno amenazan el equilibrio de esta zona biodiversa. Alberto Fernández R.,

Unimedios

Potencia en biodiversidad La Orinoquia colombiana dista de ser homogénea. En ella se identifican tres paisajes: el piedemonte, que corresponde a las estribaciones de los Andes; la llanura aluvial, sujeta a las crecientes de los ríos, y la altillanura o sabanas no inundables. Ellos son habitados por especies únicas. El profesor Rangel explica que la humedad de la región permite una mayor expresión de la biodiversidad, que ha sido sistemáticamente estudiada por el ICN en los últimos veinte años. El inventario de la riqueza vegetal, culminado por el biólogo Vladimir Minorta, registra 4.897 especies de plantas con flores. “El paisaje más variado es el piedemonte con 3.427 especies, seguido por la altillanura con 2.414 y la llanura aluvial con 1.212”, especifica.

En términos generales, el investigador señala que la Orinoquia está dominada por dos formaciones vegetales contrastantes: bosques y, en mayor proporción, sabanas. En ambas se observa gran diversidad. “Los bosques van desde los siempre verdes, con hojas todo el tiempo, hasta los caducifolios, que en algún momento se quedan sin ellas. Las sabanas van desde las secas hasta las que permanecen inundadas la mayor parte del año”, detalla. Todo este amplio territorito –correspondiente a los departamentos de Arauca, Casanare, Meta y Vichada– es atravesado por grandes ríos que corren hacia el oriente hasta depositar sus aguas en el gran Orinoco. José Iván Mojica, profesor del ICN, revela que estos afluentes tienen dos orígenes principalmente. Los que nacen en la Cordillera Oriental y en su trayecto transportan ricos sedimentos andinos, como los ríos Guaviare, Meta y Arauca, y los que brotan de las zonas bajas y tienen aguas pobres en nutrientes, como los ríos Tuparro, Vichada e Inírida. Esta variedad de ecosistemas se refleja en la fauna. Los estudios del grupo de investigación en Biodiversidad y Conservación dan cuenta de cerca de 700 especies de peces, 650 de aves, 120 de reptiles, 110 de mamíferos y 45 de anfibios. Es por todo ello, concluye Rangel, que “la Orinoquia co-

lombiana es, por unidad de área, la parte más rica de toda la macro-unidad“. Más aun si se tiene en cuenta que existen vastos terrenos que todavía no se conocen a profundidad.

La última frontera agrícola Desde los tiempos de la colonia, pero con mayor fuerza a partir de los años cincuenta del siglo XX, los llanos colombianos han sido alterados visiblemente. La tendencia es aumentar el uso de la tierra y explotar los recursos naturales con consecuencias negativas para los ecosistemas y la biodiversidad. Por ejemplo, la ganadería extensiva y la explotación forestal han sido actividades tradicionales en la región, al punto que prácticamente han desaparecido los bosques nativos del piedemonte y especies foráneas han desplazado los pastizales naturales de las sabanas. A esas actividades, recientemente se han sumado los cultivos mecanizados como el arroz, la explotación de hidrocarburos, la minería en los límites con la Amazonia y los monocultivos en la altillanura. “En cincuenta años hemos pasado de una intervención mínima –derribar el bosque con hacha y sembrar pasto para ganadería– a una muy fuerte”, dice el profesor Rangel. El problema de esta última, agrega, es que al ser tan invasiva los procesos de

171

octubre de 2013

Las aguas del río Orinoco, junto a sus numerosos afluentes, dan vida a las extensas llanuras del oriente de Colombia. Esas que, a simple vista, cautivan por el verde que se desvanece en el horizonte y los infinitos tonos naranja de sus atardeceres. Pero estas imágenes son apenas un atisbo de sus abundantes riquezas naturales. La Orinoquia es un complejo de ecosistemas que, además de tener una alta biodiversidad, revisten una importancia que sobrepasa las fronteras colombianas. La región es la zona más húmeda de la macro-unidad geográfica que conforma junto a los llanos venezolanos, las áreas abiertas de las Guayanas, parte del cerrado brasilero y los llanos del Beni, en Bolivia. Allí se pueden encontrar zonas con montos cercanos a los 1.800 milímetros de precipitación anual hasta las que presentan más de 4.000 milímetros. “Ambos valores son muy grandes en comparación con los 1.500 milímetros del promedio suramericano”, señala Orlando Rangel, del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Esto implica que los llanos aportan una cantidad significativa del vapor de agua con el que inicia el ciclo hidrológico de

toda la macro-unidad. Es decir, sus particularidades climáticas le dan un papel central en el equilibrio ecológico de todo el nororiente de América del Sur. Pero la alta disponibilidad de terrenos planos y de fácil mecanización tiene a esta región en la mira de los monocultivos para la producción de biocombustibles. Estos proyectos agroindustriales atraen grandes inversores, pero a la vez efectos devastadores sobre los ecosistemas.

Río Arauca, uno de los principales afluentes del Orinoco.

El morichal es uno de los ecosistem


13

Medioambiente

iche (Mauritia flexuosa)

Arauco (Anhima cornuta)

Chigüiro (Hydrochoerus hydrochaeris).

Martín pescador amazónico (Chloroceryle amazona)

mira de los monocultivos

mas más especiales de la Orinoquia.

Iguana verde (Iguana iguana)

El río Orinoco, que en lengua indígena quiere decir 'padre de los ríos', pese a estar bordeando el país es el padre de los Llanos Orientales. La Orinoquia colombiana corresponde a cerca del 35% de los 1.080.000 km2 que abarca la gran cuenca compartida con Venezuela. “Es la segunda cuenca hidrográfica más importante en América del Sur, después de la del río Amazonas que tiene cerca de 7 millones de km2”, indica José Iván Mojica, profesor del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Su desembocadura en el océano Atlántico fue descubierta por Cristóbal Colón en el año 1498, mientras que su origen en el Cerro Delgado Chalbaud, en medio de la selva venezolana, fue explorado en el año 1951. Tiene una longitud de 2.150 km aproximadamente y una descarga anual promedio de 36.000 m3 por segundo, lo que convierte al Orinoco en el tercer río más caudaloso del mundo. “Una parte importante de los ríos que nutren la cuenca tienen su origen en la Orinoquia colombiana”, señala Mojica. Literalmente, los ríos Guaviare, Meta y Arauca nacen en la Cordillera Oriental de los Andes colombianos y nutren al Orinoco. Sus aguas de color lechoso y ricas en sedimentos aportan gran parte de sus nutrientes. Tras la confluencia con el río Apure, ya en territorio venezolano, sus grandes tributarios drenan del macizo guayanés. Se trata de ríos de aguas oscuras, muy puras pero poco fértiles, que van diluyendo la inyección de nutrientes que obtienen de los de origen andino. “El Orinoco es una zona de confluencia de aguas de la cordillera y del escudo guayanés, lo que le da una gran riqueza y diversidad al río”, resalta el profesor. Esto es evidente en las cerca de 780 especies de peces, tanto ornamentales como de consumo, que se registran en el cauce principal del río y en las planicies que este inunda en Colombia y Venezuela.

octubre de 2013

De todos los monocultivos, Rangel y Minorta coinciden en que el de la palma de aceite es el que tiene los efectos más graves sobre los ecosistemas. No obstante, es uno de los que más crece en el país. Según cifras del Ministerio de Agricultura, el área cultivada fue de 452.000 hectáreas en el año 2012 y se proyectan unas 600.000 para el año 2014. Sus efectos ya son palpables, especialmente sobre los bosques nativos. Minorta pone de ejemplo el departamento del Cesar, que

Orinoco, el padre de los ríos

171

La amenaza de la palma de aceite

“perdió su cobertura vegetal básicamente por la explotación del carbón y la implementación de cultivos de palma de aceite”. En la Orinoquia, además de arrasar los bosques, preocupa el avance de esta especie de palma originaria de África en detrimento de los morichales. Estos palmares nativos toman el agua, utilizan una parte para sus procesos fisiológicos y devuelven la otra porción a la atmósfera. Así se renueva la cantidad de vapor de agua y continúa el ciclo hidrológico. Por ello, advierte Rangel, “la desaparición de los morichales tendría un impacto muy fuerte sobre el clima de toda la macrounidad geográfica”. La disponibilidad del agua y el equilibrio de los ecosistemas acuáticos también se ven afectados. Así lo evidencian las investigaciones de Carmenza Castiblanco, del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la UN. “El efecto más directo y visible está relacionado con la agricultura de riego”, señala. El uso de sus aguas en los cultivos reduce los caudales de ríos, lagos, lagunas y ciénagas, al punto de causar su desaparición en la temporada seca. Asimismo, las desviaciones de cauces y la construcción de infraestructuras destinadas a retirar agua para fines agrícolas causan alteraciones graves a la estructura hidrológica y a los ciclos reproductivos y migratorios de especies. El profesor Mojica advierte sobre los efectos que tienen los fertilizantes y plaguicidas utilizados en la agroindustria. Se sabe que grandes cantidades terminan en los ecosistemas por acción de drenaje, con consecuencias sobre la salud de los seres vivos. Todas estas transformaciones finalmente se traducen en pérdida de la biodiversidad, la mayor de las riquezas de la región. La Orinoquia está en la mira de los monocultivos y su consecuente devastación.

Fotos: Víctor Manuel Holguín y Andrés Felipe Castaño/Unimedios

recuperación y restauración son más exigentes y costosos. La situación de la altillanura es particularmente preocupante. Hasta hace no mucho considerada un territorio baldío, para el Gobierno es “la última frontera agrícola” del país. Su idea es desarrollar grandes proyectos agroindustriales, básicamente monocultivos, en esta planicie de al menos seis millones de hectáreas entre Meta y Vichada. Estos suelos han sido mejorados con cal para eliminar su acidez y altos niveles de aluminio, y enriquecidos con yeso y roca fosfórica para hacerlos más productivos. Esto, gracias a la inversión de grandes grupos nacionales y multinacionales. Los resultados ya son visibles. Entre Puerto López y Puerto Gaitán (Meta), por ejemplo, se cuentan abundantes plantaciones de caucho, pinos y eucalipto con fines forestales; maíz, soya, caña de azúcar y palma de aceite. Pero su implementación está lejos de ser sostenible. Al contrario, originan costos altos y quizás irremediables para el ambiente. “Estamos arrasando algo de lo cual no tenemos ni siquiera idea”, dice el investigador Minorta.


14

Conservación

En Antioquia descubren tres plantas

nuevas para la ciencia

Fotos: cortesía Jorge Vélez

Científicos de la UN en Medellín registraron nuevas especies botánicas que desde ya podrían estar en peligro de desaparecer por la continua ampliación de la frontera agrícola.

Burmesitera bullatifolia. Su nombre científico se refiere a la superficie arrugada de sus hojas y su corola pubescente.

Mónica Escobar Mesa,

171

octubre de 2013

Unimedios

Para Jorge Vélez es todo un honor y una recompensa a su dedicación saber que hoy figura en el mundo como uno de los descubridores de tres especies de plantas en Colombia. Este “ratón de herbario”–como él mismo se denomina– se caracteriza por imprimir una gran pasión a su labor científica, la cual desarrolla en el Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín. Allí, precisamente, quedarán las colecciones originales de los especímenes que halló, años atrás, en sus expediciones por varias zonas de Antioquia, en donde recolectó y fotografió las plantas. Todo se dio cuando este ingeniero agrónomo, estudiante de Maestría en Ciencias Biológicas, empezó a dialogar con los investigadores Javier Garzón y Fabio González, del Instituto de Ciencias Naturales de la UN en Bogotá. Por entonces, ellos revisaban la taxonomía para Colombia del género Burmeistera. “Yo había tomado muestras en diferentes sitios del país; entonces, empezamos a revisar las fotografías que tenía, la literatura especializada y toda la historia botánica del género”, dice Vélez. Así, luego de rastrear, analizar y comparar morfologías entre las muestras que poseía y las existentes en otros herbarios, llegó a una conclusión indiscutible: tres especies de la familia Campanulaceae eran desconocidas por la ciencia y se encuentran exclusivamente en Colombia, dos de ellas solo en Antioquia.

En peligro La primera fue nombrada Burmeistera antioquensis. Recibió este nombre científico porque solo crece en bosques alto andinos, en

límites con ecosistemas de páramo en el municipio de Sonsón, en el oriente antioqueño. “Las expediciones botánicas en Colombia llevan más de doscientos años; en ese tiempo solo hemos encontrado una especie nueva en esta región, por lo que podría estar en grave peligro de extinción, debido a que se encuentra entre el bosque andino y el límite de la frontera agrícola”, señala el experto. Vélez sostiene que el hallazgo es un aporte al conocimiento de la flora nacional, ya que Colombia es un país megadiverso en plantas, que tiene todavía mucho por revelar. Sin embargo, destacó que se debe luchar, con vehemencia, contra el deterioro de los ecosistemas, dado que existen muchas joyas naturales que aún no se conocen. Lo grave es que el daño ambiental va mucho más rápido que los descubrimientos científicos. Las otras dos especies fueron halladas en una expedición y hasta hace poco no tenían un nombre científico asignado. Se trata de Burmeistera luteynii, conocida hasta el momento solo en la Cordillera Occidental, entre los departamentos de Antioquia y límites con Risaralda, y Burmesitera bullatifolia, encontrada en Chocó y Valle del Cauca. “Se caracterizan por el color de las hojas, la pubescencia (las vellosidades), el color de los frutos y las flores bastantes vistosas en dos de ellas. Esto nos permitió, además de poderlas conocer en el campo, concluir que eran especies no descritas por la ciencia”, agrega el investigador.

El reconocimiento El proceso de reconocimiento internacional de los especímenes comenzó en 2010 con la corroboración de las muestras; no obstante, solo hasta el pasado mes de junio de 2013 la revista botánica

Burmeistera luteynii. Crece en áreas de páramo por encima de los 3.300 metros sobre el nivel del mar.

Burmeistera antioquensis. Con hasta 30 centímetros de altura, es una de las especies más pequeñas del género, pero a la vez más llamativas por la coloración de sus flores.

especializada Brittonia, del Jardín Botánico de Nueva York, hizo la publicación. El artículo incluye una descripción morfológica detallada y el nombre científico que va a ser único para esa especie. Luego de la publicación, este queda registrado para la ciencia y se puede consultar en bases de datos de nombres científicos de plantas, en las que se espera ingresen próximamente.

Más allá del descubrimiento Según se ha determinado, el género al que pertenecen las especies descubiertas es tan grande que se estima en unas cien el número que hay en el mundo, de las cuales más de cincuenta pueden existir en Colombia; esto refuerza la trascendencia del hallazgo. Estas crecen cerca a bosques, quebradas y zonas más o menos bien conservadas, por lo que se podría explicar su tardía clasificación y poco conocimiento. Vélez

asegura que las que poseen flores vistosas tienen bastante potencial ornamental, por lo cual sería ideal tratar de estudiar y cultivar algunas especies para jardines. Mauricio Sánchez, profesor del Departamento de Ciencias Forestales de la UN en Medellín, dice que en el caso de una especie nueva como la que se encuentra en peligro “es casi que una obligación de cualquier Estado propender por su protección”. En ese sentido, asegura que el descubrimiento de especies es frecuente en los países del trópico, pero esto depende de la calidad de la investigación, pues hay zonas en Colombia, como la Amazonia o el Chocó biogeográfico, poco exploradas, ya sea por la falta de recursos económicos o por situaciones de inseguridad. Sánchez resalta: “El que se encuentre una especie nueva en una zona de frontera agrícola indica la ausencia de inventarios y estudios en botánica”.


15

Conservación

Bagre rayado y pez jetón a pocos pasos de la extinción

La presión pesquera, la concentración de población y el deterioro del hábitat son algunas causas que ponen en peligro de extinción a varias especies de peces de agua dulce en el país. El riesgo se ha duplicado en los últimos diez años.

Leidy Castaño,

Unimedios

En los puertos de Girardot (Cundinamarca), Honda (Tolima), La Dorada (Caldas) y Puerto Berrío (Antioquia) la desazón es la misma: menos peces para el sustento diario de miles de familias. Por supuesto, esto no es noticia; desde hace más de una década agonizan varias especies que habitan en el río Magdalena. La situación más compleja la afronta el bagre rayado del Magdalena (Pseudoplatystoma magdaleniatum), especie que solo se encuentra en Colombia y ya entró en la categoría de peligro crítico de extinción. En el norte del país, en la cuenca del río Ranchería, otro animal único en su tipo corre el mismo destino: el pez elefante de rostro largo (Ichthyoelephas longirostris), también conocido como jetón, jetudo y pataló. La conservación de estos y otros peces es urgente, debido a que hacen parte de la biodiversidad acuática nacional, así como del sustento económico y la supervivencia de muchas comunidades a lo largo y ancho del país. De las 1.435 especies que tiene Colombia, en estos momentos 81 tienen algún grado de amenaza de extinción. En el año 2002, la cifra llegaba a 42. “En un lapso de diez años se ha duplicado el número de especies de agua dulce que están en peligro”, asegura el biólogo Iván Mojica, investigador del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.

171

octubre de 2013

Demanda incesante Debido a su escasez, el bagre rayado tiene un elevado valor comercial, lo que implica una alta demanda pesquera. Cabe destacar que el 80% de la población colombiana vive en la cuenca del río Magdalena, la única donde habita el pez. El círculo se agrava por la contaminación y degradación de las aguas en las que vive, como también por la captura de ejemplares cada vez más pequeños que todavía no han entrado en su etapa reproductiva. El profesor Mojica manifiesta que lo anterior ha llevado al empobrecimiento genético y a una previsible extinción de la especie. Y es que menos peces significan menos apareamientos y más endogamia (cruzamiento entre individuos de ascendencia común). Otro factor en contra del bagre es que la excesiva demanda impide que pueda realizar su migración anual de forma satisfactoria, en la época conocida como subienda.

En alerta Bagre rayado del Magdalena (Pseudoplatystoma magdaleniatum)

En el Libro rojo de peces dulceacuícolas de Colombia (2012), una iniciativa del Instituto de Ciencias Naturales de la U.N. en asocio con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la WWF Colombia y la Universidad de Manizales, se estableció que entre las 81 especies listadas, una está extinta; otra, en peligro crítico; cuatro, en peligro; 48, en estado vulnerable; 24, casi amenazadas; y tres, en preocupación menor. La especie extinta es el pez graso de la Laguna de Tota.

“Mientras el caudal es alto, todos los peces se dispersan en la cuenca del Bajo Magdalena y es difícil capturarlos. Pero cuando llegan la subienda y el verano, y las ciénagas se contraen, empiezan a nadar río arriba; en ese momento comienza la pesca masiva”, describe el biólogo. El 80% de la captura ocurre en esa época. El problema radica en que se interrumpe el regreso de las hembras a los lugares de desove y, por consiguiente, se trunca el surgimiento de una nueva generación. Los peces regados por la cuenca se reúnen y terminan confinados en las ciénagas, donde los humanos tapan sus salidas de escape. Los que logran evitar la primera redada posiblemente caerán en otro sitio durante su trayecto al sur. Mojica insiste en la necesidad de que las autoridades ambientales hagan cumplir las vedas de pesca y regulen la comercialización. También es indispensable apoyar la investigación científica de la biología de la especie. Solo así podría ser rescatada.

Más conciencia menos presión El científico asegura que más que represión se requieren campañas de concientización. “Como biólogo no puedo llegar a una comunidad y decirle no pesque más o se va para la cárcel”. Al contrario, la protección debe ampliarse a las personas, con nuevas alternativas económicas y de supervivencia.

Pez elefante de rostro largo (Ichthyoelephas longirostris), también conocido como jetón, jetudo y pataló.

El bagre podría dejar de encabezar la lista de peces a punto de desaparecer con una simple acción: permitir que su ciclo natural de migración, reproducción y desove se cumpla durante dos temporadas seguidas. Una hembra pone cerca de 800 mil huevos; si bien, la mayor parte no se desarrolla por diversos factores naturales, con una porción que prospere se podría repoblar el Magdalena. Otra estrategia sería seguir el ejemplo de las grandes flotas pesqueras de España, Portugal, Francia y Canadá que dan un subsidio a los pescadores para que no capturen; una alternativa que merma la presión pesquera y permite recuperar la población de peces amenazados.

Riesgo en el río Ranchería La segunda especie en peligro es el pez elefante de rostro largo o jetón, único en Colombia y en el mundo. Su pariente más cercano está en el río Guayas, en Ecuador. En este caso, los mayores riesgos son la contaminación de su hábitat por la minería, la erosión y la deforestación. Prefiere aguas rápidas, limpias, claras y bien oxigenadas; es poco usual capturarlo en las ciénagas de la parte baja. En el Magdalena se distribuye desde la región de Neiva en el Huila, hasta la zona del Cesar, y aunque no participa de la subienda, efectúa desplazamientos cortos hacia los tributarios cuando las aguas son menos turbias, du-

rante los meses de verano. En el río Ranchería habita desde la zona de piedemonte hasta cerca de su desembocadura al mar Caribe, en Riohacha.

Sin caudal La cuenca del río Ranchería es pequeña; se baña de ríos y quebradas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Llega hasta La Guajira a una zona desértica y ahí disminuye el caudal por infiltración en los suelos. En verano, no llega al mar, pues se forma una barrera de arena. Con todo y esto, en el año 2010 se construyó la represa El Cercado, que al regular los caudales del Ranchería, disminuyó el hábitat acuático del río e impactó directamente al pez jetón. El profesor Mojica se pregunta: ¿Por qué crearon una represa en un caudal tan pequeño y en una región desértica? El debate sigue abierto. Lo cierto es que la construcción de la represa fragmentó las poblaciones de la especie e interrumpió sus desplazamientos a lo largo del río. Los peces que quedan aguas arriba se desconectan de los otros; se convierten en poblaciones diferentes y no se pueden recombinar genéticamente. Por lo pronto, no se conocen medidas de conservación y por ser una especie emblemática del país, se requieren medidas urgentes de defensa y manejo. Se considera prioritario iniciar estudios sobre su biología y ecología, pero además extender la protección a los ecosistemas que habita.


16

Ciencia y tecnología

Con residuos de poda producen energía eléctrica

Jeinst Campo Rivera,

Unimedios

La disposición final de los residuos sólidos urbanos es uno de los principales problemas ambientales que enfrentan las ciudades. En países en desarrollo, como Colombia, urgen alternativas de aprovechamiento que sean sostenibles. Según el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Rural, el país produjo 25.079 toneladas de desechos en el año 2008, pero solo el 2,4% fue aprovechado por las cadenas productivas. En contraste, Alemania reutiliza hasta el 62%, de acuerdo con datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente. De hecho, uno de los objetivos en el viejo continente es reutilizar el 50% de las basuras para el año 2020. Es una meta que ya comienzan a cumplir varias naciones de la Unión Europea. En Colombia, si bien existe una amplia normatividad al respecto, no hay planes ni metas claras.

Por cada kilogramo de materia verde se pueden producir hasta 354 litros de biogás. Este es el logro de ingenieros ambientales que proponen aprovechar los desechos orgánicos y evitar que terminen contaminando las fuentes hídricas y los suelos, como sucede hoy en Colombia.

Con dos toneladas de material de poda

Biodegradables por aprovechar Dentro de las montañas de residuos que se producen a diario, la mayor parte corresponde a restos orgánicos que provienen principalmente de actividades domésticas, como resultado del procesamiento y consumo de alimentos, así como del mantenimiento de parques, jardines y espacios verdes. La profesora Luz Stella Cadavid, doctora en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, señala que por su naturaleza biodegradable estos materiales producen gases de efecto invernadero y lixiviados (aguas tóxicas) que pueden llegar a contaminar las fuentes hídricas, el suelo y el aire. Sin embargo, estos elementos orgánicos podrían tener un destino beneficioso para el ambiente si se aprovecha su potencial intrínseco, pues cada tallo, hoja verde o cáscara es el resultado de un proceso de fotosíntesis que ha concentrado la energía de los rayos de sol. Ese poder energético se puede recuperar a través de métodos de combustión, pirólisis (descomposición química de la materia orgánica) y digestión anaerobia (descomposición del material biodegradable con el uso de microorganismos). Esta última ha sido ampliamente aplicada en Europa, Estados Unidos y algunos países asiáticos.

171

octubre de 2013

Potencial verde En la UN en Palmira, con el objetivo de impulsar la conciencia del reciclaje e incentivar investigaciones en el área, la coordinación del Sistema de Gestión Ambiental (SGA) trabaja en el manejo integral de los residuos sólidos producidos en sus distintos campus; a la fecha, el nivel de aprovechamiento llega al 40%. La profesora Cadavid, directora del SGA, asegura que uno de los recursos orgánicos que aún no

se obtienen

671 m3 de biogás

que sirven para prender

42 bombillos de 80 vatios por 12 horas continuas

se aprovecha son los restos que quedan de la poda de los prados, árboles y demás zonas verdes de los campus. Solo en la sede Palmira se producen hasta dos toneladas por mes. En ese sentido, la docente dirigió el proyecto de investigación de la estudiante de Ingeniería Ambiental Vanessa Bolaños Valencia, que evaluó el potencial de metano (CH4) en ese tipo de desechos. Para ello, empleó la metodología Potencial Bioquímico de Metano (PBM), a través de la digestión anaerobia. El metano es un hidrocarburo que es la fuente de energía contenida en el biogás (El CH4 constituye hasta el 97% del gas natural). La investigación se dividió en dos fases. La primera, un experimento en el que se determinó el potencial bioquímico del metano. La segunda, la optimización de la generación de biogás en función de los sólidos totales contenidos en el material vegetal. Luego de sesenta días de seguimiento y análisis se encontró que el máximo potencial de biogás alcanzado fue de 354 litros por kilogramo de materia verde; y el

máximo potencial de metano de 230 litros por kilogramo”, afirma la estudiante Bolaños. No obstante, uno de los parámetros importantes para la aplicación del proceso fue determinar la concentración de sólidos totales en el digestor anaerobio. Se halló que con una concentración del 4% se obtiene una mayor producción de combustible.

en la sede Palmira se pueden obtener 671 metros cúbicos de biogás (671.000 litros) por mes y producir 1.208 kWh de energía eléctrica (se encenderían 42 bombillos de 80 vatios, funcionando 12 horas continuas).

Un buen ahorro

El proyecto, según la profesora Cadavid, representa no solo una oportunidad de aprovechamiento de los residuos para la Sede, sino también para Palmira y otras ciudades del país, que podrían dar una buena disposición final a los restos vegetales y generar electricidad propia. “Palmira genera aproximadamente 217 toneladas de desperdicios de poda al año. De aprovecharse, podrían generar 230 MWh de energía térmica o 140 MWh de energía eléctrica. Esta última podría utilizarse para iluminar 18 kilómetros de carretera y así el municipio ahorraría hasta 45 millones de pesos al año”, dice la experta de la UN.

La investigación incluyó una proyección del valor máximo teórico de producción de biogás si se aprovechara el 100% de los residuos generados. Vanessa Bolaños explica que cada kilogramo podría generar 2,12 kilovatios por hora (kWh). Y teniendo en cuenta que la eficiencia de conversión a energía térmica y eléctrica es de alrededor del 50% y 30% respectivamente, por cada kilogramo se podrían obtener 1.06 kWh de energía térmica efectiva y 0.64 kWh de eléctrica”. Según los cálculos de las investigadoras, con esas dos toneladas de materia verde que se producen

Electricidad propia


17

Ciencia y tecnología

Equipo evitará daños en la piel por radioterapia Leidy Castaño,

Unimedios

La radioterapia externa con rayos X es una de las modalidades de tratamiento contra el cáncer (junto con la quimioterapia y la cirugía) en la que se complementan la física y la medicina al servicio de los pacientes oncológicos. Sin embargo, el uso inadecuado de la radiación médica puede ocasionar efectos secundarios. Jhonnatan Osorio Moreno, magister en Física Médica de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, desarrolló un dispositivo que aparta los electrones contaminantes del haz de rayos X, para así medir, indirectamente, qué partículas secundarias se emiten en las dosis aplicadas a los pacientes. Cuando este haz es generado se produce una radiación electromagnética que afecta a los electrones del átomo o molécula, altera su composición y origina un proceso llamado ionización. Esta radiación ionizante posee energía suficiente para afectar el funcionamiento de las células. Generalmente, los electrones pueden destruir el ADN celular, pero su poder de penetración está limitado por su energía cinética (es decir, es proporcional a la velocidad con la que viajan), que en el caso de la radioterapia hace que prácticamente estos se detengan en las capas iniciales de la piel. Ahora bien, las personas siempre están expuestas a la radiación, ya sea por fuentes naturales, como el suelo, el agua o la vegetación, o artificiales, como las utilizadas en medicina. De esta manera, a medida que aumenta su uso, también lo hacen los posibles peligros para la salud.

171

octubre de 2013

Caracterizar las partículas Todas las partículas que tengan carga eléctrica y estén en movimiento pueden ser desviadas y controladas a través de un campo magnético. La fuerza que controla estas partículas y que es generada por el campo magnético se llama fuerza de Lorentz. Un ejemplo son las auroras boreales en las regiones polares del planeta. Estas son producidas por el movimiento de partículas cargadas provenientes del espacio exterior y desviadas por el campo magnético de la Tierra, que protege de esta forma a los individuos de posibles daños en su ADN. En el ámbito de la radioterapia, los electrones contaminantes pueden impactar la piel y causar efectos colaterales como descamación, eritemas (quemaduras) superficiales y efectos de dilatación de los vasos sanguíneos. Según el experto, “la labor del físico médico es caracterizar las

Un nuevo dispositivo de desviación magnética es capaz de apartar y cuantificar la presencia de electrones contaminantes que afectan la salud de la piel de pacientes sometidos a radioterapia.

Dispositivo de desviación magnética

Con el dispositivo se pueden apartar los electrones contaminantes del haz de rayos X, para así medir, indirectamente, qué partículas secundarias se emiten en las dosis aplicadas a los pacientes.

propiedades físicas y dosimétricas (medida de la energía por unidad de masa) del haz de radiación, para entregar un tratamiento de calidad que garantice que la dosis prescrita por el médico radio-oncólogo sea administrada correctamente”.

Mayor precisión Para cuantificar la presencia de los electrones dañinos, el investigador diseñó un dispositivo magnético capaz de apartarlos del haz de rayos X. Para esto utilizó la fuerza de Lorentz. Esta es ejercida por el campo electromagnético sobre una partícula cargada o una corriente eléctrica. La dosis absorbida pudo cuantificarse al comparar las mediciones dosimétricas del haz con y sin la presencia de electrones. Para el experimento se utilizó un maniquí de agua y una cámara de ionización, equipos usados habitualmente en los centros de radioterapia. Así, la medición se puede realizar sin la necesidad de recurrir a complejos sistemas como los detectores de yoduro de sodio o germanio hiperpuro, especializados en medir y analizar detalladamente el espectro del haz de rayos X. En total, fueron realizadas 96 mediciones dosimétricas para si-

mular las diversas condiciones de haz en un tratamiento habitual. Los campos irradiados en el experimento fueron de 10x10, 15x15 y 20x20 centímetros cuadrados. Estas dimensiones se realizaron basadas en los protocolos de calibración de las máquinas (aceleradores lineales –linacs–) usadas para irradiar a los pacientes. Dependiendo del caso clínico, un paciente puede necesitar una irradiación de un campo pequeño –por ejemplo para tratar glándulas salivares– o de uno grande –para enfermedades como el cáncer de pulmón–. Por la gran diversidad de tumores, los aceleradores lineales pueden adaptar el campo de tratamiento a cualquier condición clínica: varios tamaños de campo, acercar o alejar la fuente de irradiación del paciente o utilizar diversos accesorios que ayudan a adaptar mejor la forma del haz de rayos X a la forma geométrica del tumor. Por esta razón, en las mediciones se usaron diferentes distancias y se consideraron diversos accesorios adicionales para manipular el campo de irradiación; en particular, se usaron cuñas que atenúan el haz de manera irregular y bandejas de acrílico que se utilizan en blindajes personalizados.

Menos radiación Los resultados obtenidos mostraron una clara evidencia del aumento de la contaminación (entre el 8% y el 12%) cuando se aumentaba el tamaño del campo irradiado. Esto se debe a que el efecto mecánico-cuántico de la interacción de los electrones con la materia depende fuertemente del rango de energías en el que los electrones son generados. Por esta razón, electrones con bajas energías tienen menos probabilidades de llegar hasta la superficie del paciente, pero si el campo de irradiación es más grande, existe más probabilidad de crear un mayor número de electrones. Debido a que la mayoría de los centros de radioterapia del país mantienen en uso equipos de cobaltoterapia y aceleradores convencionales (linacs), el aporte de esta investigación al campo de la radioterapia consiste en brindar un criterio cuantitativo adicional a la hora de evaluar los efectos colaterales que tienen las diversas técnicas de tratamiento sobre el paciente y su calidad de vida durante y después de estar sujetos a la irradiación.


18

Ciencia y tecnología

Colombia tendrá norma para predicción de rayos

En el transcurso de dos años y medio murieron 119 colombianos por rayos y 291 resultaron heridos. Es latente el riesgo que existe en el país por este fenómeno natural, debido a que es uno de los territorios donde más se originan tormentas eléctricas. Ante la ausencia de una legislación para detectarlos y prevenirlos la UN le entrega al país una noema de protección contra rayos.

Leidy Castaño,

describe la aplicación de datos recogidos por estos sensores y redes en forma de alertas y datos históricos. Asimismo, aplica para el uso de información de sistemas de alerta de tempestades (equipos que proporcionan información en tiempo real) sobre la actividad eléctrica atmosférica, con el fin de tomar medidas preventivas en los momentos oportunos. De esta manera, el sector aeronáutico del país contará con una descripción general de los sistemas de alerta de rayos y electrificación de tormentas, directrices para métodos de alarma y procedimientos para determinar la utilidad de la información. El profesor Torres dice que la norma puede prevenir accidentes y muertes de personas que se encuentren realizando labores al aire libre por mantenimientos, deportes, competencias, agricultura o conciertos, etc.

171

octubre de 2013

Unimedios

Riesgo real

Foto: cortesía Augusto Ramírez López

Colombia se encuentra en la zona con mayor actividad de rayos del mundo. El conocimiento científico que tiene el país sobre este fenómeno natural podría mitigar el peligro; incluso, los desarrollos tecnológicos alcanzados permiten soñar con tener una directriz y legislación claras para detectarlos y prevenirlos. Para ello, expertos de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá trabajan en la norma de Protección contra Rayos - Sistemas de Alerta de Tormentas, que en principio estaba dirigida al sector aeronáutico, pero que ahora puede ser retomado por una amplia gama de sectores civiles y oficiales. Según datos de la empresa Keraunos –una de las principales entidades que monitorea y estudia rayos en América Latina–, en el país se estima que ocurren cerca de cien muertes al año por esta causa. Si se considera que por cada deceso hay nueve heridos, el número de afectados puede rondar las mil personas. Entre el 2010 y junio de 2013, los reportes oficiales contabilizaron 410 afectaciones por rayos: 119 fallecidos y 291 heridos, cifra que según los expertos se queda corta frente a los casos que no se registran. Los rayos traen nefastas consecuencias para el sector eléctrico, para la navegabilidad aeronáutica y para la vida en general; estar en un parque o montar bicicleta durante una tormenta puede costarle la vida a cualquier persona en el campo o la ciudad. “El 26,8% de las muertes ocurre en espacios abiertos (parques y escenarios deportivos); el 13,7% cuando las personas se refugian debajo de los árboles; el 8,1% durante la práctica de deportes acuáticos, actividades de pesca y en playas, y el 5% durante cursos de golf”, explica Daniel Aranguren, doctor en Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Según el investigador y profesor Horacio Torres Sánchez, las estadísticas de vuelos muestran que en el mundo cada avión comercial es impactado por rayos una vez cada tres mil horas de vuelo y al menos una vez por año. En Colombia, un avión es impactado en periodos inferiores a las mil horas. Las tormentas eléctricas son una de las principales amenazas para la seguridad aérea, no solo por las turbulencias y el congelamiento, sino también por los impactos directos de rayos a aeronaves en vuelo, que si bien no afectan la seguridad en el momento del impac-

La UN ha desarrollado varios proyectos para preparar a las comunidades frente a las amenazas de los rayos. Se destaca el sistema de emisoras de alerta temprana, en el departamento de Boyacá.

to, si producen ciertos daños que acarrean costos elevados, debido a que es necesario realizar paradas de operación obligadas, por tareas de inspección, reparación y mantenimiento. Para enfrentar este problema, el profesor Torres y el ingeniero Aranguren desarrollaron un equipo que permite predecir la caída de rayos con media hora de anticipación. El trabajo lo llevaron a cabo en el grupo Programa de Investigación sobre Adquisición y Análisis de Señales (PAAS) de la UN.

Es mejor prevenir… Los aeropuertos, con sus operaciones en rampa que involucran un gran número de personas al aire libre y manejo de combustibles, entre otros, comúnmente están expuestos a riesgos muy elevados por la actividad de rayos. Por eso, luego de años de investigación y desarrollo tecnoló-

gico, un grupo de ingenieros de varias universidades y empresas conformaron uno de los comités de normalización del Icontec, que trabaja en una norma enfocada al sector aeronáutico. “La norma busca mitigar el impacto del rayo y sus costos. Con criterios de predicción y prevención que garanticen que no existe peligro de accidentes en las operaciones de despegue y aterrizaje en tierra”. La normativa está acorde al estándar internacional, pues se trata de un sistema de alerta que proporciona información en tiempo real sobre las tormentas eléctricas, lo que permite implementar medidas preventivas. Proporciona, además, los requerimientos básicos para sensores y redes que recogen información precisa de los parámetros relevantes, ofreciendo información en tiempo real de tasas y rangos de ocurrencia de rayos. Igualmente,

Para evidenciar el grado de vulnerabilidad de las personas ante los rayos, el profesor Torres recuerda que el pasado viernes 6 de septiembre se presentó una fuerte tormenta eléctrica en Barranquilla, que además de causar la suspensión por hora y media del partido de la Selección Colombia frente a Ecuador, ocasionó la muerte de una persona. “La fatalidad ocurrió en las cercanías del estadio Metropolitano; lo que significa que cerca de 50.000 espectadores estuvieron en riesgo de ser impactados”, destaca el experto. Agrega que los organizadores del espectáculo detuvieron el partido no por los rayos sino por la lluvia, cuando debería ser lo contrario. Una norma como la que estructuran los investigadores de la Universidad permitiría evitar estos errores. El documento contempla el almacenamiento, el procesamiento y el transporte de sustancias peligrosas (inflamables, radioactivas, tóxicas o explosivas) y la prevención en determinados entornos o actividades con especial riesgo de descargas electrostáticas. De igual manera, operaciones donde la continuidad de servicios básicos es muy importante: telecomunicaciones; generación, transporte y distribución de energía; servicios de salud y de emergencia. El objetivo primordial es salvar vidas, por eso se espera que diversas organizaciones apoyen y se apropien de esta normativa, que además protege viviendas e infraestructuras.


19

Ciencia y tecnología

Tecnología nacional revolucionará las celdas de combustible Ingenieros químicos desarrollaron un dispositivo que genera energía ambientalmente sostenible, al utilizar polvo de óxido de zirconio, óxido de níquel y manganita de lantano con estroncio. Si bien, las celdas se utilizan desde hace décadas, esta propuesta –a la espera de patrocinio– mejora su funcionamiento.

171

Ánodo

Fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

A la fecha, son varios los desarrollos logrados desde las primeras celdas elaboradas en 1969. Actualmente, el ingeniero Aguilar diseña el dispositivo del electrolito utilizando polvo de óxido de zirconio; para el ánodo usa óxido de níquel y para el cátodo manganita de lantano con estroncio. Con las partículas de polvo conforma una pasta –para lo cual emplea técnicas de suspensión química en medio líquido–, que luego se convierte en una lámina o una cinta flexible. Este producto se lleva a un horno en donde se obtiene la celda en forma de una pieza de cerámica. Tanto en el procesamiento como en la operación de las celdas hubo elementos novedosos en la investigación, los cuales fueron evidenciados por tres prestigiosas publicaciones internacionales. Según el ingeniero, el zirconio utilizado es atípico en la construcción de este tipo de tecnología y ha resultado más resistente. También asegura que, comúnmente, las celdas se sujetan del electrolito o “telón” porque así resultan más fáciles de producir, pero esto encarna un problema debido a la resistencia

Una escena eléctrica Para comprender el proceso que se produce al interior de las celdas de combustible habría que compararlas con un teatro, en donde están el público, los protagonistas de la obra y el telón que los separa.

que se genera en el canal para la trayectoria. En cambio, en este diseño, se soportan en el ánodo, lo cual mejora la eficiencia. “Tenemos un método con el que podríamos competir en el mundo en la producción de celdas cerámicas de combustible de alta temperatura”, sostiene el investigador, y añade que también existe la posibilidad de crear modelos a baja temperatura. En América Latina existen grupos que han intentado producirlas, pero no lo han conseguido, por lo que se sigue dependiendo de la importación a un alto costo económico. De este modo, el desarrollo del profesor Aguilar es una alternativa de menor costo, con mejor resistencia para producir energía de manera más eficiente y con menor daño al medioambiente, pues el uso de un componente como el hidrógeno produce menos emisiones contaminantes que la quema de gasolina. En este sentido, la producción propia de estos artefactos, según el profesor Suárez, resulta esencial para el ingreso al mercado mundial, pero también para su inserción en nuestro medio. No obstante, agrega: “Se necesitan políticas de Estado para regular e implementar su uso y comercialización. Por eso, tenemos que ser conscientes de que estas tecnologías pueden beneficiarnos en muchos aspectos”.

A diferencia de una batería, las celdas no requieren recargas sino flujos constantes de hidrógeno.

Oxígeno

Diseño más eficiente

Hidrógeno

octubre de 2013

Cuando la tripulación del Apolo 11 viajó a la luna en 1969 portaba celdas de combustible. Se trata de artefactos electroquímicos que a partir de hidrógeno y oxígeno generan energía eléctrica. Pueden durar hasta veinte veces más que una batería convencional y operar continuamente sin ciclos de carga y descarga, y con menos contaminantes para el medioambiente. Durante cerca de cuatro décadas, estas han sido utilizadas apenas en campos como la astronáutica. De cualquier manera, frente a los problemas ocasionados por la explotación de petróleo y ante los avances tecnológicos, se han ido popularizando; diferentes países del mundo como Alemania y Estados Unidos prueban esta tecnología para proveer energía eléctrica a vehículos o a proyectos residenciales. Pero ¿por qué en Colombia aún no se comercializan ni se desarrollan? Marco Fidel Suárez, profesor del Departamento de Química de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, explica que el uso de estos dispositivos encarecen los productos; además, en la actualidad prevalecen otras tecnologías difundidas en el mercado, lo que significaría cambiar patrones de consumo ya definidos. Por ejemplo, ya empresas como Codensa o EPM importaron algunos carros eléctricos y, con el apoyo de la Fundación Clinton, entraron en circulación los primeros taxis de este tipo en Bogotá; así como plantas de abastecimiento de hidrógeno. En los celulares, si bien podrían extender sus cargas de días a meses, resultarían tres o cuatro veces más costosos, debido a su fabricación por empresas en el exterior. En Colombia comienzan a darse pasos importantes para cambiar esa realidad. Jaime León Aguilar Arias, profesor del Departamento de Ingeniería Química de la UN, logró desarrollar un proceso que permite producir celdas de combustible nacionales. Aunque estas inicialmente son producidas en laboratorio, el proceso puede ser escalado a la industria.

correcta. En el caso del Apolo 11, el agua fue usada para el consumo de los astronautas.

Cátodo

En el escenario se presentan los dos actores protagónicos: el oxígeno y el hidrógeno. Fuera del teatro los dos reaccionan de forma violenta si se encuentran, pero allí adentro logran controlar su relación con el fin de ofrecer un buen espectáculo (la corriente eléctrica es clave en la buena relación). En esta obra el telón se llama electrolito y juega un papel fundamental, debido a que separa los dos espacios que tiene este teatro químico por donde se mueven los electrones que originan la corriente eléctrica. Entonces, por un lado está el “público” (el ánodo) y por otro los “actores” (el cátodo). En el lado del ánodo, frente al público, el personaje hidrógeno disgrega sus electrones produciendo electricidad; esto lo logra haciendo que el público aplauda y mande sus buenas energías (trabajo eléctrico) al oxígeno, el cual está detrás del telón (cátodo), lo que hace que este se llene de valentía para atravesar el telón y se fusione con su pareja escénica, el hidrógeno. “Esencialmente, la labor principal de la celda es generar electricidad, pero de esta fusión se obtiene también agua de alta calidad, la cual es un subproducto del proceso”, explica el profesor Aguilar. Aclara que es prioritario retirar esa humedad constantemente para que la celda funcione de manera

Unimedios

Electrolito

Lina Leal,


20

Apropiación del patrimonio

II

Foto: cortesía Museo de Arquitectura Leopoldo Rother

Música, naturaleza y luz en la arquitectura

El Museo de Arquitectura Leopoldo Rother de la Universidad Nacional de Colombia fue uno de los primeros edificios que rompió la composición simétrica y canónica que predominaba en la primera mitad del siglo XX en el país.

octubre de 2013 171

Un edificio es un bien patrimonial si cumple dos condiciones: una gran cualidad espacial y tectónica y haber albergado hechos significativos. Algunos cumplen solo el segundo requisito, si bien pueden ser modestos en su arquitectura: allí nació o murió alguien importante o sucedió un evento extraordinario. Con respecto a la primera condición es difícil definir su valor, pues calificar la calidad bordea el terreno de lo subjetivo. Aun así, la calidad existe, la tienen la cúpula de Brunelleschi en Florencia, el Partenón de Atenas y el Altes Museum de Berlín, entre otros. En nuestro medio, el Capitolio Nacional, la ciudad de Cartagena, incluso ¡la plaza de mercado de Girardot! Sin duda, el actual Museo de Arquitectura Leopoldo Rother de la Universidad Nacional de Colombia cumple, y con creces, los dos requisitos. De origen prosaico, entre 1946 y 1949 surgió para la imprenta universitaria y sus rotativas, junto a los enormes rollos de papel y toda su noble función divulgadora. Su tarea primordial: generar conocimiento y difundirlo a sus estudiantes y al país. No obstante, en 1952 la imprenta fue trasladada e integrada con otras similares del Gobierno; el edificio fue adaptado para el Instituto de Psicología. Poco des-

pués, allí empezó (1956-1964) la carrera de Filosofía, programa fundamental que ha enseñado al país a pensar y ha dado luces para comprender el mundo y a la nación. Asimismo, en el lugar nació en 1986 la Maestría de Historia del Arte y de la Arquitectura, donde se ha reflexionado sobre la expresión artística y la construcción de nuestro entorno. Ha sido un espacio de gestación, luminoso y propiciador de hechos significativos en la Universidad. A partir de 1964 sirvió como Biblioteca del campus, al reunir las colecciones dispersas en las facultades (en la sala en que antes se imprimían libros se cumplió entonces el rito de la lectura y la indagación). Por esos días, en la parte posterior y en un semisótano, despachó el almacén de pape-

En el Museo se conservan 1.422 documentos relacionados con la vida y obra del colombo-alemán Leopoldo Rother.

les e implementos para ejercicios de dibujo de los arquitectos en ciernes y, por supuesto, atendía por igual a otros estudiantes, de diversas carreras y modalidades de enseñanza. Por último, desde 1986 ha sido sede del Museo de Arquitectura, el primero de su especie en nuestro medio, donde cumple a cabalidad su labor con exposiciones, archivo, conferencias y otros actos académicos exaltados por la belleza del edificio.

Trazos orgánicos De vuelta al primer requisito –la calidad arquitectónica–, el edificio ha tenido mucha suerte en las intervenciones sucesivas que se le han realizado como consecuencia de sus valores y potenciales

iniciales. Se suman unas manos sensibles que lo han intervenido con acierto. En sus materiales, se apartó del color blanco de los edificios de la Ciudad Universitaria e irrumpió con lenguajes expresivos, de arcillas y volúmenes variados y sin la composición simétrica y canónica de antes. Por fuera sobresalen las cáscaras curvas del volumen, como las corazas de un rinoceronte, orgánicas y libres, en una danza formal dispuesta al sol y a los transeúntes. Tal dinámica se complementa con los remates curvos de los muros que reconfirman su aspecto anatómico. Estos no llegan hasta las cubiertas con el fin de permitir ventanales completos, que dejan pasar raudales de luz. Las paredes son gruesas y con vacíos para res-

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Carlos Niño Murcia,

Profesor de la Facultad de Artes Universidad Nacional de Colombia


21

L ib ertad

L ib ertad

Unimedios y la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura entregan el segundo artículo del Proyecto de Apropiación del Patrimonio Arquitectónico (APA). El fin es redescubrir los edificios de la UN, bienes culturales de la nación, para el disfrute de toda la sociedad.

y O rd e n

El edificio es Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional desde 1995 y es una de las obras maestras de la arquitectura moderna en Colombia.

y O rd e n

171

octubre de 2013

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

El Museo de Arquitectura tiene 643 metros cuadrados para exposiciones relacionadas con esta área del conocimiento.

Foto: Fredy Andrés Buitrago

pirar –a manera de chimeneas–; de esta forma impiden que el ambiente interno se humedezca y dañe el papel almacenado para la imprenta. La planta se organiza sobre una trama doble: una retícula ortogonal que rige la disposición general y otra inclinada doce grados sobre la primera que contiene parte de las escaleras, el portal de acceso y algunos muros. Al articular las dos tramas se despliega la notable espacialidad del edificio. Lo vemos en la escalera, que se desliza entre las redes geométricas con fluidez de serpiente. Se contonea y avanza como volando sobre la tierra, por entre hojas, charcos, piedras y desechos del bosque. Sube como rampa desde el vestíbulo y se revuelve para tomar una escalera recta contenida en la otra retícula. Esta rampa antes daba acceso a las rotativas y luego, en reformas sucesivas, el piso se levantó un poco. En la sala, la serpiente escalonada pasa veloz por las rampas que llevan a las oficinas y luego regresa al vestíbulo primero con gran plasticidad. Este juego de rampas y escaleras es uno de los principales eventos del recorrido, que como en toda arquitectura moderna es la razón de ser de sus espacios y secuencias. Sus valiosos detalles son muchos: las barandas inclinadas de las escaleras, que abren y aceleran aún más el flujo (en particular las de las escaleras del tercer piso con palatinas pareadas que abrazan las gradas); las columnas internas de sección ovalada, que agilizan las fuerzas y los movimientos; las vigas en el techo que lo sostienen, curvándolo con gracia; las ventanas de perfil metálico y sus ingeniosos mecanismos de apertura…

De nuevo afuera, la fachada sigue un especial ritmo musical de vanos y llenos: si las columnas de cemento definen intercolumnios con pilastras menores que forman una secuencia 1:3:1, y si entre estos llamamos “a” el espacio vidriado menor, “b” la pilastra menor y “c” la columna mayor, leemos entonces un ritmo c:a:b:aaa:b:a:c que se repite luego en ocho compases. Su diseñador, Leopoldo Rother, fue más que un aficionado a la música, tocaba chelo con pericia y prefería la música del siglo XX, en sus sonoridades y modulaciones que buscan enriquecer el pentagrama y dilatar las posibilidades de componer más allá de la forma clásica. Eso es esta fachada: luces y pilastras, mayores y menores, música de concreto y ritmos arquitectónicos. La obertura es la pérgola, refugio actual de muchos estudiantes que hacen de ella su "parche" y su querencia. Una columnata ligera y blanca como la fachada sigue la trama ortogonal hasta plegarse y encontrar el pórtico del acceso. Este irrumpe en otro sentido, se inclina y gira con la retícula para resaltar por contraste la puerta. La entrada a este maravilloso edificio es ejemplo cimero del patrimonio de la Universidad y manifestación palpable del papel de la arquitectura: albergar de modo adecuado las funciones para las que fue construido y ser ambiente y luz que exalta y dignifica la vida. Por eso, lo preservamos con afecto, pues enaltece nuestra experiencia universitaria. Además, ha sido útero fértil de varios legados que la UN ha dado a Colombia.

Foto: Andrés Felipe Barriga

Al compás de las formas


22

Agro

Primer inventario de parásitos en cultivos de Maracuyá

Siete géneros de gusanos microscópicos, que ocasionan daños internos y externos en las raíces de las plantas de maracuyá, fueron identificados en 28 variedades de esta fruta. Los patógenos producen la pérdida de hasta la mitad de los cultivos. Ahora que se conoce al “enemigo”, se podrán plantear estrategias de control.

Jeinst Campo Rivera,

Unimedios

El maracuyá, también conocido como parchita, parcha o yellow passionfruit, es la especie que produce mayor rentabilidad económica dentro de las 570 que pertenecen al género Passiflora, que se distribuye por el trópico americano (Colombia tiene la mayor diversidad silvestre y cultivada, principalmente en las montañas andinas). A pesar de que la fruta es originaria de la región amazónica, fue descrita por primera vez en 1932 en la isla de Hawái (EE. UU.), por el botánico Olsen Degener; desde allí se extendió a otras naciones tropicales del mundo. Hoy se localiza en regiones desde el nivel del mar hasta las que rondan los 1.350 metros de altura. A comienzos de la década del sesenta fue introducida al país a través del departamento del Valle del Cauca. Hoy es el tercer productor mundial con cerca de seis mil hectáreas cultivadas y un rendimiento de 92 mil toneladas en el año 2012. El 75% de la cosecha se exporta a Europa como jugo concentrado y el resto se comercializa en mercados locales como fruta fresca.

171

octubre de 2013

Poderosas plagas

Son miles de nematodos que afectan las raíces de las plantas.

No obstante este buen panorama, el cultivo de maracuyá enfrenta plagas que merman su productividad. Hongos, bacterias, virus y nematodos fitoparásitos reducen hasta en un 50% las cosechas y ocasionan grandes pérdidas económicas para los productores. “El aumento en la incidencia y severidad de pestes como la mosca del ovario o el botón floral, sumado a enfermedades como la secadera o marchitez vascular, la mancha de aceite, la roña y el virus del mosaico de la soya, incrementan el deterioro de las plantas. Como consecuencia, crece el uso de tratamientos químicos que van en contra de la salud humana y del medioambiente”, señala Jhon Ocampo, docente de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira. Los nematodos son un grupo de diminutos gusanos cilíndricos

que representan una de las principales plagas tanto en animales como en plantas. Los que atacan al maracuyá han sido poco estudiados; de hecho, los diagnósticos fitosanitarios actuales son, por lo general, de carácter empírico, pues dependen de la observación visual que haga el campesino, lo que puede conllevar a un mal tratamiento. Ocampo sostiene que al momento de alimentarse estos organismos utilizan su boca larga, delgada y puntiaguda (llamada estilete) para ocasionar daños internos y externos en las raíces de las plantas. Algunos del género Meloidogyne spp. pueden estar asociados con hongos del suelo como Fusarium spp. La ingeniera agroforestal Rocío Alexandra Ortiz, estudiante de la Maestría en Fitopatología de la Universidad de Caldas e investigadora del proyecto, explica que en Colombia son escasos los estudios relacionados con nematodos fitoparásitos en las especies cultivadas del género Passiflora. “Se deben desarrollar estrategias de manejo debido a la importancia del cultivo para miles de familias. Además, es vital indagar sobre el efecto de estos seres microscópicos en el sistema radicular (el conjunto de raíces) y en la parte aérea del arbusto, al igual que en su componente genético”, dice la profesional. Por ello, los ingenieros emprendieron un proyecto, respaldado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, para identificar y cuantificar los nematodos presentes en la Colección Nacional de Maracuyá establecida en la Granja Luker, en el municipio de Palestina (Caldas).

El hallazgo El trabajo científico comenzó con el establecimiento de un banco de germoplasma de maracuyá en octubre del año 2009, se sembraron 28 variedades de diferentes procedencias, organizadas en bloques de 3 x 3 metros. “Para el ensayo, se recolectaron tres muestras de raíces y tres de suelo, de cien gramos cada una,

que fueron depositadas en bolsas plásticas y analizadas en el Laboratorio de Fitopatología de la Universidad de Caldas”, afirma Óscar Adrián Guzmán, profesor auxiliar de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la institución caldense. La extracción de nematodos se realizó con un método que consiste en licuar las raíces en agua potable, tamizar el jugo resultante varias veces y centrifugarlo hasta obtener una muestra depurada en donde se pueda contabilizar los organismos patógenos. Según el profesor Ocampo, a cada una de las 28 muestras se les aplicó el mismo procedimiento para establecer las diferencias y variaciones de infestación de parásitos. Así, se pudieron identificar siete géneros de nematodos fitoparásitos: Rotylenchulus spp., Helicotylenchus spp., Radopholus spp., Meloidogyne spp., Tylenchus spp., Aphelenchoides spp. y Trichodorus spp. De acuerdo con la clasificación científica, estos pertenecen principalmente a la clase Secernentea, al orden Tylenchida y la familia Hoplolaimidae. El estudio puso en evidencia que todos los suelos y todas las raíces de las variedades tenían presencia de nematodos parásitos. Las principales especies halladas fueron de los géneros Helicotylenchus spp. y Rotylenchulus spp., con una incidencia entre el 100% y el 75%, respectivamente. También se concluyó que la planta de maracuyá tiene una variabilidad genética que la ha hecho tolerante a estos patógenos. “Logramos identificar las accesiones (variedades) AntFla03, CalFla03, CauFla01, CauFla02 y HuiFla06 con tolerancia a uno o dos de los géneros Helicotylenchus spp., Rotylenchulus spp. y Meloidogyne spp. reportados en la investigación”, afirma Alexandra Ortiz. Esta aparente tolerancia es fundamental para desarrollar procesos de fitomejoramiento en el maracuyá y en la búsqueda de variedades más tolerantes a los problemas fitosanitarios que permitan un mejor desarrollo del cultivo y una reducción de los tratamientos químicos para su control.


23

Reseñas Información: 316 5290, extensiones 20040 y 29494 opymeditun@unal.edu.co Oficina de Promoción y Mercadeo de la Editorial UN

Historiografía y planificación urbana en América Latina Editora Isabel Duque Franco Facultad de Ciencias Humanas, sede Bogotá Universidad Nacional de Colombia

El presente libro surge en el marco de la octava edición del Ciclo de Conferencias en Geografía “Las ciudades en el Bicentenario. Historiografía y planificación urbana en América Latina”, realizado en Bogotá en octubre del 2010. Esta obra recoge algunos de los trabajos presentados en el evento con el propósito de poner en discusión diferentes aproximaciones y desarrollos teóricos y metodológicos en torno a la historiografía y la planificación urbana en América Latina. La publicación, en su conjunto, aporta elementos de reflexión en torno a algunos de los debates recientes sobre la teoría y práctica del planeamiento urbano.

octubre octubre jueves

17 17

En asocio con: En asocio con: VICERRECTORÍA

jueves 8:00 am -11:00 am

8:00 am -11:00 am

La Constitución contempla destinaciones específicas de recursos públicos para financiar el sector de ciencia, tecnología e innovación. La Universidad Nacional de financiar el sector de ciencia, tecnología e innovación. La Universidad Nacional de Colombia hará seguimiento a la gestión pública que hasta el momento se ha hecho Colombia hará seguimiento a la gestión pública que hasta el momento se ha hecho de estos recursos y su correspondencia entre los proyectos y las prioridades de estos recursos y su correspondencia entre los proyectos y las prioridades regionales del país. regionales del país. INVITADOS INVITADOS

PAULA PAULA ARIAS Directora ARIAS

MARTA LUCÍA MARTA LUCÍA RAMÍREZ Exsenadora de la RAMÍREZ

de Colciencias Directora de Colciencias

8:00 am -11:00 am

de la Medicina Tradicional China, como fruto de la participación e interés de cada uno de los autores dentro de las actividades desarrolladas y propuestas. Surge como respuesta ante la necesidad de establecer criterios unificados, como escuela, frente a aquellos aspectos que se consideran centrales para el progreso académico de esta área.

A LA

octubre de 2013 171

Esta obra aborda la formación de las instituciones sociales en Colombia, en el período histórico del siglo XVII al siglo XX, a partir de una (re)interpretación de corte historiográfico y socio-antropológico de conceptos problemáticos como los de la propiedad, la posesión, la regla, la norma, la moral, la legalidad y la ilegalidad de los actos, el mestizaje, el territorio, y el carácter seglar y ontogénico del poder pastoral. La tesis de Werner Jaeger, expuesta en Paideia, sobre las consecuencias que trae la destrucción violenta de una tradición cultural, es retomada para mostrar la eficacia de la metodología religiosa para provocar la decadencia de las culturas nativas, mediante la disolución de sus normas y hábitos de vida.

En asocio con: En asocio con: DE MEDICINA FACULTAD FACULTAD DE MEDICINA Universidad Universidad Nacional de Colombia Nacional deElColombia Diario Espectador Diario El Espectador

SALUD SALUD ACIERTOS, DESACIERTOS ACIERTOS, DESACIERTOS Y RECOMENDACIONES Y RECOMENDACIONES

Se realiza teniendo en cuenta la importancia de hacer seguimiento a las diferencias Se realiza teniendo en cuenta la importancia de hacer seguimiento a las diferencias y coherencias que hay entre la Ley Estatutaria y la Ley Ordinaria en el proyecto y coherencias que hay entre la Ley Estatutaria y la Ley Ordinaria en el proyecto gubernamental de Reforma a la Salud, y los acuerdos y desacuerdos que estas gubernamental de Reforma a la Salud, y los acuerdos y desacuerdos que estas representan para el Sistema de Seguridad Social en Salud del país. representan para el Sistema de Seguridad Social en Salud del país. INVITADOS INVITADOS

ALEJANDRO ALEJANDRO GAVIRIA URIBE Ministro de Salud y GAVIRIA URIBE

ALDO SAÚL GUILLERMO SAÚL GUILLERMO CADENA ROJAS FRANCO SANTOS MARÍN ALDO Secretario de Docente - Investigador SANTOS Presidente de la Comisión CADENA ROJAS FRANCO MARÍN

Saludde Distrital Universidad Nacional de Séptima Senado Secretario de la - Investigador Presidente de del la Comisión Ministro deProtección Salud y Social Docente Colombia y Universidad Senador de la República Salud Distrital Universidad Nacional de Séptima del Senado de la Protección Social Santoy Tomás de Colombia Colombia Universidad Senador de la República Santo Tomás de Colombia

77

noviembre noviembre jueves 8:00 am -11:00 am

Beethoven Zuleta Ruiz Editorial Universidad Nacional de Colombia Colección Obra Selecta Universidad Nacional de Colombia

MOISÉS MOISÉS WASSERMAN Exrector de la WASSERMAN

REFORMA REFORMA A LA

jueves 8:00 am -11:00 am

Territorio y catolicismo en Colombia: Antioquia, siglos XVII-XX

ALEXANDER ALEXANDER GÓMEZ Vicerrector de GÓMEZ

Investigación de la Universidad Nacional República de ColombiaVicerrector de Exrector de la Exsenadora de la Universidad Nacional Universidad de Colombia Investigación de la Nacional República de Colombia de Colombia Universidad Nacional de Colombia de Colombia

miércoles 8:00 am -11:00 am

Hace casi 7.000 años surgió en la antigua China un sistema médico fundamentado en la concepción del ser humano como un elemento integrado con la naturaleza, relacionado consigo mismo, con la tierra, con el cielo y con el universo. La Maestría en Medicina Alternativa de la Universidad Nacional de Colombia presenta este libro, desarrollado en el área

y O rd en

y O rd en

CIENCIA, TECNOLOGÍA CIENCIA, TECNOLOGÍA DESARROLLO YY DESARROLLO La Constitución contempla destinaciones específicas de recursos públicos para

30 30

Compiladoras y Editoras Diana Zulima Urrego Mendoza y Julieth Amparo Vega Oviedo Facultad de Medicina Maestría en Medicina Alternativa, sede Bogotá Universidad Nacional de Colombia

L ibe rtad

L ibe rtad

REGALÍAS, REGALÍAS,

octubre octubre miércoles

La medicina tradicional China: un abordaje desde los sistemas médico complejos

Con el apoyo de: Con el apoyo de:

VICERRECTORÍA DE INVESTIGACIÓN DE INVESTIGACIÓN Universidad Universidad Nacional de Colombia Nacional deElColombia Diario Espectador Diario El Espectador

En asocio con: En asocio Centrocon: de Pensamiento y

Centro de Pensamiento y de Paz Seguimiento al Diálogo Seguimiento deUrbanos Paz Instituto al deDiálogo Estudios - IEU Instituto deEl Estudios Urbanos - IEU Diario Espectador Diario El Espectador

CIUDADYY CIUDAD

POSCONFLICTO POSCONFLICTO Teniendo en cuenta los diálogos de paz que se adelantan en la Habana (Cuba), vale Teniendo en cuenta los diálogos de paz que se adelantan en la Habana (Cuba), vale la pena preguntarse: ¿Están preparadas las ciudades para el posconflicto? ¿Están la pena preguntarse: ¿Están preparadas las ciudades para el posconflicto? ¿Están adecuadas las pequeñas y grandes urbes para asumir las demandas reales de la adecuadas las pequeñas y grandes urbes para asumir las demandas reales de la economía, la cohesión social y la seguridad ciudadana que conllevan la participaeconomía, la cohesión social y la seguridad ciudadana que conllevan la participación política, la desmovilización y la reintegración social de la subversión? ción política, la desmovilización y la reintegración social de la subversión?

ENTRADA LIBRE ENTRADA LIBRE

Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo. Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo. Auditorio Principal. Carrera 45 No. 26-85. Auditorio Principal. Carrera 45 No. 26-85. Inscripciones debatesun@unal.edu.co @DebatesUN Inscripciones debatesun@unal.edu.co @DebatesUN Informes 316 5000 Ext. 18243 - 18341 /debatesun Informes 316 5000 Ext. 18243 - 18341 /debatesun

Transmisión en Vivo por Transmisión en Vivo por PrismaTV (www.prismatv.unal.edu.co) PrismaTV (www.prismatv.unal.edu.co) UNRadio - Bogotá 98.5 FM - Medellín 100.4 FM UNRadio - Bogotá 98.5 FM - Medellín 100.4 FM (www.unradio.unal.edu.co) (www.unradio.unal.edu.co)

www.debates.unal.edu.co www.debates.unal.edu.co


24

Cultura

Marta Traba: mirando a la modernidad En noviembre se cumplirán treinta años de la desaparición física de “una de los cinco intelectuales más importantes del país”. No obstante, su pensamiento sigue vivo: su obra es un clásico al abordar la historia del arte latinoamericano de la segunda mitad del siglo XX.

Alberto Fernández R.,

se mantiene como referencia de análisis”. Hasta que aparecen los historiadores jóvenes, quienes hoy están revisando estos juicios.

Unimedios

Debajo de un tupido flequillo, un par de ojos almendrados conectados a un lúcido cerebro lograron que un país se interesara por la entonces incomprendida modernidad. Esa mirada e inteligencia fueron las principales herramientas de Marta Traba, la mujer apasionada que escribió intensamente para que Colombia se abriera al arte de vanguardia. Llegó en 1954 a Colombia, en ese entonces un país profundamente conservador y provinciano. También fue el momento en que empezaba a abrirse campo una generación de importantes artistas, liderada por Alejandro Obregón, Guillermo Wiedemann, Eduardo Ramírez Villamizar, Édgar Negret, Fernando Botero, Enrique Grau y Antonio Roda. Casi desde entonces, Traba se dedicó a la crítica de arte. “Es ahí donde ella cumple un papel brillante”, asegura el historiador Álvaro Medina. Se refiere a que esas manifestaciones de modernidad –que iban desde la abstracción pionera de Ramírez Villamizar hasta la voluminosa figuración de Botero– tenían resistencia. Traba se encargó de desbaratarla con su labor semanal en diferentes medios de comunicación, al explicar la razón de ser de esas obras que algunos veían con sospecha.

Poderosa intelectual

171

octubre de 2013

¿Crítica o historiadora? Traba conquistó Bogotá con su crítica inteligente, rigurosa y radical. Su peso intelectual hizo que le encomendaran la organización de exposiciones y la selección de artistas colombianos para eventos internacionales. 1960 fue un año clave, cuando escogió obras de Obregón, Wiedemann, Ramírez Villamizar y Botero para la Bienal de México, saliéndose de la tradición de enviar muchos artistas con una obra cada uno. Medina considera que “es el primer gran hito de la curaduría en Colombia”. Pero aunque acertada, esta decisión generó una de las muchas polémicas que protagonizó. El pintor Ignacio Gómez Jaramillo movilizó a sus compañeros de generación para rechazar la decisión. El episodio derivó en una enconada enemistad que Traba selló al desestimarlos en Historia abierta del arte colombiano (1974). En este libro escribió: “Enfrascados en el entusiasmo superficial de los muralistas mexicanos por todo lo que era social y popular, fácilmente se auto-asignan el papel de revolucionarios cuando sus obras se refieren a la suerte y penurias de los obreros (Pedro Nel Gó-

Marta Traba fotografiada por su hermano Alberto Traba en 1970.

mez y Alipio Jaramillo), a los temas humildes, sin ‘rango’ dentro de la pintura académica (Ignacio Gómez Jaramillo), o a la exaltación de la historia general o privada de los colombianos (Luis Alberto Acuña). Ninguno de ellos va más adelante del cambio de apariencias y de la renovación de los temas”. Aquí entra en juego su faceta como historiadora del arte. Para Medina, ella fue una crítica de dimensiones históricas, aunque como historiadora es muy criticable. Sin embargo, reconoce que hizo aportes a esta disciplina. Entre los métodos de investigación está evaluar qué pensaron los contemporáneos de los artistas. En el caso de los pintores nacionalistas, “si al menos se hubiera citado a sí misma, ella no hubiera escrito ese párrafo. Como crítica reconoció ciertos valores en algunos de esos artistas en los años

cincuenta, pero a raíz del enfrentamiento rompe con ellos y comienza a negarlos. Un historiador no puede hacer eso”, afirma. Pero también es cierto que Traba evolucionó a lo largo de su vida. Aunque mantuvo ciertos argumentos, revalidó y cambió radicalmente algunas posiciones y planteamientos sobre la apreciación del arte. Ivonne Pini, profesora de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, dice que es discutible afirmar que no era historiadora: “Muchas de las posturas que ella toma se vuelven un modelo de análisis historiográfico”. Por ejemplo, tuvo mucho peso cuando sostuvo que la modernidad en Colombia empieza con figuras como Obregón, Botero y Ramírez Villamizar. Según Pini, “durante bastante tiempo esa postura

No existen dudas de que Traba fue una gran pensadora. Incluso, Medina dice que se trata de “una de los cinco intelectuales más importantes del país”. Fueron únicas su manera de pensar, la claridad de su escritura y su capacidad de reflexión, herencias de su temprano interés literario y formación en filosofía y letras en su natal Argentina. Una intelectual con gran poder. En los años sesenta, ella estimuló la irrupción de una nueva generación de artistas y reconoció como sus miembros más talentosos a Luis Caballero, Carlos Rojas, Santiago Cárdenas, Pedro Alcántara Herrán y Beatriz González. En esa misma década, Traba pone en funcionamiento el Museo de Arte Moderno de Bogotá, que tuvo su primera sede en la UN. No es casualidad, pues la Universidad fue uno de los frentes por donde entraron las nuevas ideas al país. Bajo su dirección fue un espacio de experimentación y una plataforma para pensar el entonces inexplorado arte latinoamericano. La profesora Pini explica que los planteamientos de Traba son de referencia obligada cuando se habla del arte latinoamericano, sobre todo en los años sesenta y setenta. En este sentido cobra relevancia su libro Dos décadas vulnerables en las artes plásticas latinoamericanas 1950 - 1970, publicado en 1973. “Las teorías de Marta Traba son importantes para mirar el arte de la región como una realidad muy compleja, con situaciones muy distintas dependiendo del país, en la que no cabían modelos únicos”, resalta Pini. Siendo directora nacional de Divulgación Cultural de la UN, Traba fue censurada por manifestar su rechazo a la ocupación militar de la institución en 1968. A los pocos años salió del país y comenzó un periplo que la llevó por Montevideo, Caracas, San Juan de Puerto Rico, Washington, Barcelona y París. Un viaje que terminó inesperadamente cuando se aprestaba a volver. En 1983 fue invitada al Primer Encuentro de la Cultura Hispanoamericana en Bogotá, pero el avión en el que viajaba se accidentó cerca de Madrid, España. Su desaparición fue física. Después de treinta años, su pensamiento sigue vivo en esa vasta obra que es indispensable para entender un importante periodo del arte colombiano y latinoamericano.

UN Periódico No. 171  

UN Periódico No. 171 - Universidad Nacional de Colombia ::: Unimedios

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you