Page 1

Coyuntura Propuesta pensional sin soluciones claras para la tercera edad

9

Ciencia Colombia tiene abandonado su entorno espacial

12

20

Salud Tuberculosis, un mal que no se diagnostica a tiempo

Conservación Descubren dos nuevos primates colombianos en museo de Chicago

www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D. C., n.º 164, marzo de 2013

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

4

Desarticular el CAN:

apuesta costosa y no prioritaria para Bogotá A pesar de ser un aglomerado de retazos estatales, el CAN tiene un sentido simbólico, de patrimonio y de activo social para la ciudad que desconoce el Plan de Renovación Urbana propuesto por el Gobierno. Desplazarlo o desarticularlo es una equivocación, aseguran algunos expertos.

16

Muebles e ideas en tiempos de independencia Hace 200 años no solo se abrió el camino de la emancipación del país, sino también el de nuevas ideas de modernidad, que incluían el uso de objetos cotidianos diferentes. Por ejemplo, los padres de la patria dejaron de retratarse con muebles de estilo europeo, para hacerlo con los provenientes de los EE. UU., a fin de comulgar con sus idearios de libertad.

24


2

Economía Óscar Andrés Espinosa Acuña y Paola Andrea Vaca González,

En la actualidad, Colombia es el mayor productor de azúcar del mundo. Además, posee una capacidad instalada y terrenos aptos en sus trece ingenios que le permiten abastecer tanto al mercado nacional como al europeo, de difícil acceso por sus grandes barreras arancelarias. En ese sentido, “el TLC de Colombia con la Unión Europea contará con un contingente (por año) libre de arancel para 62.000 toneladas, con un crecimiento permanente del 3% anual”, según indica el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en un documento sobre el ABC del acuerdo. Una ventaja crucial del sector azucarero colombiano es que se ubica, principalmente, en el valle geográfico del río Cauca, en donde abarca a más de 45 municipios cuyo común denominador es que producen caña durante todos los meses del año. Esta es una de las razones por las cuales el país posee la capacidad de abastecer el mercado interno y, además, de exportar. Asimismo, se destaca que, en los últimos lustros, los agregados del sector (producción, consumo, exportaciones) han aumentado en gran escala, lo que permite conformar un conglomerado, a través de los ingenios (que enfrentan grandes barreras de entrada, por sus altos costos en inversión inicial y maquinaria), industrias sucroquímicas, entre otras.

Con las matemáticas Con el objetivo de estimar el impacto económico del tratado, en el Grupo de Investigación en Modelos Económicos y Métodos Cuantitativos, de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, se evaluó al sector en lo que respecta a producción, consumo y niveles de exportación, así como su situación actual en cuanto a factores como sistema arancelario, indicadores de comercio internacional, estructura de mercado y posición internacional, entre otros. Para ello, se revisó su texto, en lo referente al azúcar, y se utilizaron dos modelos econométricos que, usando matemáticas, permiten predecir diversas variables de este mercado. El primero consiste en una ecuación de oferta, basada en el famoso modelo de respuesta de Marc Nerlove. Tuvo por finalidad determinar, mediante un sistema de ajuste parcial en función de precios y cantidades, si los agricultores de caña tenían incentivos para cosechar. Los resultados de esta estimación arrojaron que, frente a aumentos del precio internacional del azúcar, los agricultores del país tendrán estímulos para incrementar su producción a largo plazo (entendido como un periodo de más de doce meses), lo que concuerda con los

Foto: archivo particular

Grupo de Investigación en Modelos Económicos y Métodos Cuantitativos Universidad Nacional de Colombia en Bogotá

Sector azucarero

se beneficiaría de un TLC con Europa Un riguroso análisis econométrico evidencia que el gremio nacional del azúcar sería uno de los favorecidos por el tratado de libre comercio con la eurozona. Condiciones como los precios internacionales y la capacidad instalada de los ingenios del país así lo demuestran.

hechos empíricos, pues, por ser un cultivo permanente, no puede ajustárselo a corto plazo. El segundo modelo, denominado VAR-X (de vectores autorregresivos con variables exógenas), permite medir cómo la entrada en vigencia del acuerdo comercial afecta los niveles de producción, exportación, importación y consumo, así como la variación de los precios (nacional e internacional). Además, al considerar a Colombia como una pequeña economía abierta en el mercado internacional del azúcar, admite definir variables exógenas, como su precio internacional (pues el país no puede influir en su establecimiento), y así recrear los impactos de la manera más ajustada a la dinámica del sector.

Con capacidad Como resultado, se encontró que el sector está preparado para responder a la demanda de la Unión Europea y mantener abastecido el mercado nacional. Asimismo, se concluyó que los trece ingenios azucareros de Colombia tienen una capacidad

instalada que les permitirá consolidar una ventaja competitiva sobre otros países productores y, así, darle a esta actividad económica una mayor participación en el producto interno bruto, al incrementarse considerablemente las exportaciones por cuenta del TLC. Como futuras investigaciones, se plantea estudiar el impacto ambiental que pueden tener los aumentos de producción, los cuales inciden en el incremento del número de áreas trabajadas y en el

desgaste de tierras, que es la causa de algunos problemas ecosistémicos (como la pérdida de nitrógeno, la emisión de monóxido de carbono y óxido de azufre, entre otros). Esta clase de análisis metodológico es ejemplo de cómo con los estudios econométricos se pueden anticipar los impactos positivos o negativos de los procesos de apertura económica a los que está abocado Colombia. Es un ejercicio interesante para otros sectores agrícolas del país.

Jóvenes promesa Gracias a los resultados de la investigación “Impactos y consecuencias del TLC con la Unión Europea en el sector azucarero colombiano”, el Banco de la República les otorgó la Orden al Mérito a los estudiantes de la UN Óscar Andrés Espinosa Acuña, de la Maestría en Ciencias (línea de Estadística), y Paola Andrea Vaca González, de Economía, esto como parte de la XI Edición del Concurso Nacional de Ponencias Jesús Antonio Bejarano. Ellos contaron con la asesoría de los profesores eméritos Beethoven Herrera, de la UN; Jesús Otero, de la Universidad del Rosario; y Manuel Ramírez, actual presidente de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas.

Director: Jaime Franky Rodríguez

164

marzo de 2013

Coordinación periodística: Nelly Mendivelso Rodríguez Coordinación editorial: Carlos Andrey Patiño Guzmán Comité editorial: Astrid Ulloa, Jorge Echavarria Carvajal, Horacio Torres, Luis Carlos Colón, André N. Roth, Juan Álvaro Echeverri, Álvaro Zerda Diseño y diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Fernando Gaspar Dueñas Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas de UN Periódico

Versión digital: www.unperiodico.unal.edu.co • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 y 316 5000, extensión: 18384 • Fax: 316 5232 • Edificio Uriel Gutiérrez, carrera 45 n.º 26-85, piso 5.º • ISNN 1657-0987


Economía

Reforma tributaria

3

es improvisada y regresiva

marzo de 2013 164

Como desfavorable se podría calificar la nueva normativa tributaria que comenzó a regir este año (Ley 1607 de 2012). Son varios los motivos. Por un lado, para incentivar la inversión en un país se deben aumentar los impuestos indirectos y no, como ocurrió, los directos. Por otro, se debieron aumentar las cargas impositivas para quienes tienen suficiente capacidad contributiva. Pero, por el contrario, fue a ellos a quienes se les concedieron más privilegios. Para empezar, el nuevo impuesto sobre la renta para la equidad (CREE) se estableció como fuente alternativa de recursos dado el progresivo desmonte de los parafiscales. Su desmantelamiento se da al reducirse, del 33% al 25%, la tarifa de gravámenes a la renta ordinaria de las empresas a partir del año 2013. Por lo tanto, los tributos con los que hoy se grava el empleo disminuirán del 29,5% al 16%. Como consecuencia, los empresarios dejarán de pagar el 13,5% de parafiscales y, por ende, se abaratará la nómina, con lo cual se busca incrementar el empleo formal en un millón de trabajadores. La tarifa del CREE será del 9% durante los años 2013, 2014 y 2015, pero desde el año 2016 será del 8%. El punto adicional recaudado en los primeros tres años se distribuirá así: con el 40% se financiarán las instituciones de educación superior públicas; con el 30% se nivelará la UPC del régimen subsidiado de salud; y con el restante 30% se hará inversión social en el sector agropecuario. Medidas similares ya se tomaron en el pasado –quitarles carga tributaria a los empresarios para que generen más empleos–, pero no dieron resultado: las plantas de personal poco o nada crecieron. Asimismo, está por comprobarse si las personas naturales con trabajadores a su cargo los vincularán formalmente, con las garantías legales. Más aún, se debe considerar que actualmente dos de cada tres trabajadores se encuentran en la informalidad o abiertamente en el desempleo. El Gobierno tiene plazo hasta el 1 de julio del año 2013 para expedir la reglamentación correspondiente a la retención en la fuente para recaudar el CREE. Una vez emitida, los empresarios serán exonerados de los aportes del SENA y del ICBF. Para el caso de las contribuciones a salud (el 8,5%), el plazo máximo será el 1 de enero del año 2014. Los 6,7 billones de pesos que se requieren para remplazar el dinero recaudado vía parafiscales se obtendrán no solo del cobro del CREE, sino también de los impuestos de las personas naturales

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Luis Carlos Beltrán Pardo,

Profesor de la Facultad de Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia

Las proyecciones económicas de la Ley 1607 de 2012 no fueron suficientemente comprobadas. Falta claridad sobre sus cálculos y, por lo tanto, no se sabe realmente a quiénes se les incrementarán más los impuestos. La reforma en nada contribuye a la equidad.

Para muchos, reformas como la tributaria constituyen una amenaza para la estabilidad de las sociedades.

(como el IMAN y el IMAS), de los incrementos del IVA y del nuevo impuesto nacional al consumo (INC).

Más tributos La reforma clasifica a las personas naturales en “empleados” y “trabajadores por cuenta propia”. En la primera categoría incluye a aquellas que dependen de un empleador mediante vinculación laboral y a las que ejercen profesiones liberales o prestan servicios técnicos que no requieren usar materiales, insumos o maquinarias especializadas. En la segunda incluye a los que ejercen su actividad económica en los siguientes campos: deporte, esparcimiento, sector agropecuario, comercio, construcción, fabricación de productos minerales o químicos, industria de la madera, manufactura de alimentos, textiles, minería, transporte, hoteles, restaurantes y servicios financieros. A ambas les determinan sus gravámenes según tres sistemas. 1) El ordinario o de depuración, que toma los ingresos obtenidos en el periodo y les resta los ingresos no constitutivos de renta, los costos, las deducciones y las rentas exentas. 2) El impuesto mínimo alternativo (IMAN), que es presuntivo y obligatorio a partir de la base gravable mínima y del impuesto de renta. 3) El impuesto alternati-

vo simple (IMAS), que es para los trabajadores por cuenta propia y se calcula por la depuración de los ingresos ordinarios y extraordinarios (a ellos, además, se les calcula la renta gravable alternativa –RGA–). Lo que es evidente es que los empresarios pagarán menos impuestos y las personas, más. Esto ocasiona una redistribución inequitativa funcional que contraria los principios de justicia económica que deberían prevalecer en una sociedad.

Impuesto por consumir Otro punto decisivo son las modificaciones del IVA –que de siete tarifas (0%, 1,6%, 10%, 16%, 20%, 25% y 35%) pasará a tres (0%, 5% y 16%)– y la introducción del INC, que afecta negativamente al universo de las personas naturales o consumidores. Este último se generará por la prestación o la venta al consumidor final de los siguientes servicios y bienes: telefonía móvil, venta de bienes corporales muebles, expendio de comidas y bebidas preparadas. En cuanto a las ganancias ocasionales, la reforma modifica el tratamiento para aquellas provenientes de herencias, legados, donaciones o cualquier otro acto jurídico celebrado inter vivos a título gratuito. En lo percibido como porción conyugal, determina que

la tarifa del gravamen es del 10%. Por otra parte, derogó al artículo 13 de la Ley 1527 de abril de 2012, que había establecido una retención especial sobre los ingresos de ciertos trabajadores independientes según la cual debía aplicárseles las tarifas tradicionales a los honorarios, comisiones o servicios de todos aquellos con quienes no existía relación laboral –pertenecieran al régimen común, simplificado o no fueran responsables de IVA–. Pero, a partir de abril de este año, cuando entre en vigencia la nueva tabla de retención mínima establecida en el artículo 14 de la nueva ley, a los trabajadores que puedan clasificar como “empleados” se les tendrá que comparar su retención tradicional con la nueva “mínima”. Los anteriores datos permiten concluir que los colombianos toleramos de todo: violencia, desigualdad, corrupción y estructuras fiscales regresivas. Este tipo de reformas constituyen una amenaza para la estabilidad y seguridad de las sociedades, pues socavan las instituciones, la ética y la justicia, comprometen seriamente el desarrollo sostenible y, sobre todo, deterioran la moral de las sociedades. Estamos ante una economía distorsionada tanto en la asignación como en la aplicación de recursos para el verdadero desarrollo del país.


4

Coyuntura

Propuesta pensional

sin soluciones claras para la tercera edad

Óscar Rodríguez Salazar,

164

marzo de 2013

Investigador del Grupo de Protección Social Centro de Investigaciones para el Desarrollo Universidad Nacional de Colombia

Ampliar la cobertura, tener más igualdad y garantizar la sostenibilidad financiera del sistema son los ejes del proyecto de reforma pensional que el Ministerio de Trabajo tramitará ante el Congreso a partir de marzo. Los resultados de la privatización en salud han sido mediocres tanto en cobertura como en protección. Según la “Encuesta de seguridad social e informalidad del trimestre octubre-diciembre del 2012 para trece áreas metropolitanas” (DANE), el 51,2% de la población ocupada está en la informalidad y el porcentaje de los ocupados que cotizaron a pensiones fue del 42,7%. Quienes tienen contrato tuvieron una cobertura del 64,8%. Quienes no, solo del 12,3%. Además, solo el 30% de los mayores de 60 años reciben una pensión y, para el 70% de los jubilados, esta fluctúa entre uno y dos salarios mínimos. La precariedad laboral, los bajos salarios e ingresos (3.423.000 trabajadores no alcanzan a devengar en un mes ni la mitad de un salario mínimo) y la alta rotación –los trabajadores pasan su vida entre formalidad e informalidad– impiden proteger de la pobreza a la tercera edad. Dadas estas condiciones del mercado laboral, de 7,7 millones de cotizantes al Sistema General de Pensiones, solo 1,6 millones recibirán una pensión, es decir, el 20%. Además, existen fuertes intereses: el de los monopolios financieros (fondos privados) en controlar el ahorro más importante de la economía; el del Gobierno en disminuir el déficit fiscal originado en el sistema –y legitimarse así políticamente–; y el de los sindicatos, que desean una reivindicación laboral.

Desafíos La desafiliación de los fondos privados (de ahorro individual) y el retorno de trabajadores al régimen público (de prima media)

es una de las principales preocupaciones. Es el resultado de la maduración del régimen de ahorro individual, que, después de recibir por diecinueve años los aportes obreropatronales, debe comenzar a pensionar a quienes cumplen con los requisitos de edad y número de semanas. Sus primeros jubilados lo hacen con el 25% del salario promedio. Ante el descenso del ritmo de afiliación a los fondos (agremiados en Asofondos –representada por Santiago Montenegro y los gestores de la Ley 100 de 1993, como Rudolf Hommes–), no es extraño Millones de adultos mayores esperan transformaciones profundas en el sistema que se reivindique un viepensional, algo que por ahora no se ve en la propuesta del Gobierno. jo interés de Estado. “En ese tiempo, la posición del Gobierno era acabar con el régimen de prima mínimo alternativo (IMAN), apli- “la transición ha sido improvisada media, en el que la próxima gene- cado únicamente a los empleados y que Colpensiones no estaba preración de jubilados paga por la ac- con ingresos tributarios superiores parada para asumir los procesos tual, y sustituirlo por el de ahorro a 3,8 millones de pesos, “se incre- que se encontraban represados en individual, en el que los pensio- menta considerablemente con res- el ISS, que se suman a las nuevas nados ahorran para financiar sus pecto a años anteriores, por cuanto solicitudes que a diario radican los pensiones” (Hommes, Portafolio, en su cálculo ya no es posible restar usuarios, por lo cual las ineficien18 de febrero del 2013, 38). las principales deducciones y exen- cias que motivaron la liquidación Así que el rompimiento de la ciones que se tienen para el sis- del ISS se han trasladado a la nueva solidaridad intergeneracional era tema ordinario” (María Mercedes administradora”. una de las directrices de las re- Cuellar, presidenta de Asobancaria, Y la Procuraduría denuncia: “el formas pro mercado que ahora El Tiempo, 18 de febrero del 2013). Estado, primer llamado a defender se quieren profundizar con estos Simultáneamente, arguyendo la y garantizar los derechos ciudadacambios normativos. necesidad de aumentar el empleo, nos, está desatendiendo sus resMás aún, se presentan en un se redujeron los parafiscales, lo que ponsabilidades en la administramomento de indignación por las incrementa la rentabilidad del sec- ción del régimen de prima media; elevadas pensiones de los congre- tor privado. vulnera así derechos como los de sistas y magistrados de las altas acceso a la justicia, de petición, de cortes. Por ejemplo, el Congreso acceso a la seguridad social y los ¿Más moderna? de la República toma recursos del ligados al mínimo vital, a la digniesquema de prima media para padad y a la salud (entre otros) de la Según el documento del Mi- población de la tercera edad; que garles a 600 personas mesadas superiores a los 20 millones de pesos; nisterio de Trabajo “ABC del nuevo es, además, sujeto de especial prolo que desconoce el Acto Legislati- modelo de protección para la ve- tección constitucional”. vo 01 del 2005, que puso un tope de jez”: “con la creación de ColpenAsimismo, la funcionaria asesiones, la nueva administradora de gura que, antes de abordar una 25 salarios mínimos. La profundización de los ajus- pensiones del Estado, hoy Colom- nueva reforma, se deben soluciotes pro mercado ya no se presenta bia tiene una entidad más moder- nar los problemas que afectan a en nombre de la lucha contra la na que responde al servicio del unos 100.000 trabajadores. Y el propobreza, sino en aras de superar usuario y asegura la permanencia curador general subraya: “demoras la inequidad. Sin embargo, los re- del régimen de prima media”. en el reconocimiento de las pensioSin embargo, la procuradora nes han hecho que deban judicialisultados van en contravía de lo anunciado por el populismo tec- delegada para Asuntos del Trabajo zarse; una pensión, que en todas y la Seguridad Social, Diana Mar- partes se reconoce en veinte días, nocrático. Con la reforma, el impuesto garita Ojeda Visbal, advierte que aquí toma catorce años, y una vez

Fotos: archivo Unimedios

¿La reforma del sistema de pensiones soluciona los problemas de ingresos de la tercera edad o solo fortalece el régimen de ahorro individual? Esta es una de las grandes preguntas que debería responder el Gobierno nacional sobre el proyecto que presentó al Congreso. Si bien hay beneficios en la propuesta, también puede haber perjuicios.


5

Coyuntura

La precariedad laboral, los bajos salarios e ingresos (3.423.000 trabajadores no alcanzan a devengar en un mes ni la mitad de un salario mínimo) y la alta rotación –los trabajadores pasan su vida entre formalidad e informalidad– impiden proteger de la pobreza a la tercera edad.

judicializada tendrá un sobrecosto del 77%” (revista Bocas, febrero del 2013, p. 199). La idea directriz de la propuesta bosquejada por el ministro Rafael Pardo es no poner a competir el sistema público con el privado y ampliar los subsidios. Al respecto, afirma: “Todos los trabajadores formales recibirán el mismo subsidio que el Estado les otorga porque cotizarán sobre la base del salario mínimo en el régimen de prima media. Quienes puedan cotizar por encima de este monto, aportarán al esquema de ahorro subsidiado con solidaridad (RAIS), a través de los fondos privados. De esta forma, todos los colombianos recibirán el mismo subsidio para su pensión y no lo que pasa ahora, que quienes más cotizan reciben más subsidio. Esto hace un sistema más igualitario”. Además, este modelo favorece la sostenibilidad fiscal.

Dudas Un análisis de economía política lleva a concluir que la reforma favorece al sistema de cotizaciones definidas, como las caracteriza la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en detrimento del de prestaciones definidas. En el primero, cuando se afilia a un fondo, el trabajador conoce cuánto cotiza, pero desconoce su futuro

nivel pensional. La razón es que el cálculo de la mesada se hace sobre los aportes y la rentabilidad de los ahorros: los riesgos de malas inversiones se le trasladan al afiliado, en un ambiente de alta volatilidad económica. “La mayoría de la población quedaría con pensiones inferiores al 30% del ingreso promedio y traería consigo el empobrecimiento de los grupos medios de mayor edad” (Eduardo Sarmiento, El Espectador, 17 de febrero del 2013). En el segundo se sabe de antemano cuál podrá ser el nivel pensional. Algunos analistas han reiterado que un debate transparente sobre la reforma debe partir de un estudio riguroso del sistema. El llamado a la transparencia obedece a que, al ser un tema de alta sensibilidad social, se puede hacer un uso político de los cálculos actuariales (del pasivo pensional). Por ello, existe un conjunto de interrogantes sobre las cifras que presenta el Gobierno, en particular sobre la del subsidio de 87,6 millones que recibirán todos los pensionados. Para determinar el nivel pensional en el régimen de solidaridad intergeneracional, no se pueden aplicar los mismos criterios que se usan para establecerlo en el del ahorro individual, pues la cobertura de afiliación del sistema público

es un elemento determinante de su sostenibilidad. Si la relación entre pensionados y cotizantes es la adecuada, “el sistema no daría ningún subsidio, y no tendría mayores problemas en otorgar pensiones correspondientes al 75% del ingreso promedio” (Eduardo Sarmiento, El Espectador, 17 de febrero). Otro interrogante es acerca de la transición hacia el nuevo sistema. ¿Qué tratamiento se les dará a quienes no tienen la edad (a partir del primero de enero de 2014, 62 años para hombres y 57 para mujeres), pero que ya cumplieron el número de semanas cotizadas (1.250 en el sistema público)? ¿A qué otro grupo de población se le puede aplicar un régimen de transición para no perder derechos adquiridos? Más aún, el Gobierno no ha mencionado el impacto fiscal que tendrán los bonos pensionales cuando los afiliados que ganan más de un salario mínimo, y que están afiliados al régimen de prima media, se trasladen al de ahorro individual para obtener una mesada superior.

Puntos positivos De todas formas, la propuesta presenta aspectos positivos. La pensión familiar –que el ministro Juan Carlos Echeverry había descartado porque atentaba contra la sostenibilidad fiscal– es un paso adecuado para proteger a la tercera edad. Ahora las parejas podrán sumar sus semanas de cotización pa-

ra completar el tiempo requerido y recibir una mesada conjunta. Otra medida beneficiosa es la cotización retroactiva. Las personas que no tienen la totalidad de las semanas requeridas para jubilarse podrán recibir su pensión y comenzar a cotizar de forma retroactiva para cumplir con el tiempo que les falta. Igualmente, es positivo destinar más recursos al Programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEP), que busca proteger a los trabajadores que ahorran en una cuenta lo que pueden, para que, cuando lleguen a la edad del retiro, el Estado les otorgue un subsidio del 20% sobre lo ahorrado. Las discrepancias entre los ministros de Trabajo y Hacienda, a propósito de cuál de las reformas (salud o pensiones) es prioritaria, dado que ambas se tramitarán ante las comisiones séptimas de Senado y Cámara y en un ambiente preelectoral, deja entrever no solo la falta de coordinación dentro del equipo ministerial, sino también la ausencia de una visión integral sobre el sistema de protección social. Inevitablemente, la reforma de la salud toca elementos concomitantes con el Sistema General de Riesgos Laborales, atendidos por las administradoras de riesgos laborales (ARL). Se espera que la del sistema de pensiones sea mejor sustentada en el articulado y que responda a los interrogantes sobre el régimen de transición. Pero, tal como se ha presentado, profundiza los ajustes pro mercado y poco avanza en una política de protección de la tercera edad.

Qué tratamiento se les dará a quienes no tienen la edad (a partir del primero de enero de 2014, 62 años para hombres y 57 para mujeres), pero que ya cumplieron el número de semanas cotizadas

164

marzo de 2013

(1.250 en el sistema público)


6

Debates

El papel del periodismo en el proceso de paz:

parcializado y simple

marzo de 2013

El doble canal gubernamental en el tratamiento discursivo de las Farc, que fluctúa entre las declaraciones agresivas del ministro de Defensa y los altos mandos militares –que incluye calificativos como “bandidos” o “terroristas”– y el reconocimiento de esa organización como interlocutor político válido en la mesa de negociaciones, recuerda similares desencuentros en los tiempos del Caguán. Tales discursos envían signos confusos a la opinión pública sobre la construcción de confianza y la viabilidad de la paz. Los desencuentros no son solo discursivos. En El Tiempo del domingo 17 de febrero, mientras que una columna del ministro del Interior, Fernando Carrillo, aparece con el título “Profundizar la descentralización, un reto para consolidar la paz”, otro reportaje de la misma edición se titula: “Llega más tecnología para ‘acelerar’ fin de la guerra”. Un recuadro cita a la viceministra de Defensa, Diana Quintero, que dice: “para cumplir la misión, hay que utilizar ‘acelerantes’: tecnología de punta, para arreciar contra los violentos”. Si bien el artículo dice que “el plan no solo se aplica para guerrilla y bacrim, sino para las bandas delincuenciales que azotan las ciudades”, la inversión de 7,2 billones de pesos en seguridad, la compra de cinco helicópteros Black Hawk S70i (“el helicóptero más veloz y a la vez más silencioso del mercado mundial de armamento”) y el aumento del pie de fuerza (en 20.000 policías y 5.000 soldados profesionales), son indicios de la precaria confianza construida hasta ahora en La Habana. El papel del periodismo en la historia reciente de la paz y de la guerra merece varios comentarios. Si, durante los diálogos de Pastrana (1998-2002), los periódicos nacionales crearon “unidades de paz” para cualificar el cubrimiento del proceso e informar mejor a la ciudadanía, bajo la era Uribe (2002-2010) estas desaparecieron y los grandes medios y los periodistas terminaron, por intimidación o por complicidad –con algunas honrosas excepciones–, alabando al líder mesiánico, haciéndose los de la vista gorda frente a sus abusos y amplificando acríticamente la versión oficial de que, en cuanto a las Farc, estábamos “en el fin del fin”. La idea de que es posible derrotar militarmente a la guerrilla, mediante una ofensiva militar relativamente exitosa –por lo menos hasta el pico de la Operación Jaque en el año 2008– es hoy uno de los obstáculos por superar.

164

Un nuevo discurso Los comandantes de las Farc deben reflexionar sobre esto, pues ellos mismos, en los años del Ca-

Gobierno, Farc y medios de comunicación tienen una responsabilidad enorme con la sociedad colombiana a la hora de dar a conocer los detalles de los diálogos de paz. Todos tienen fallas de forma y de fondo (tanto en los mensajes como en la manera de decir las cosas), lo que desorienta a la opinión pública.

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Fabio López de la Roche,

Integrante del Centro de Pensamiento y Seguimiento del Proceso de Paz Universidad Nacional de Colombia

Los medios nacionales hicieron un cubrimiento mediocre del Foro Agrario.

guán, con su soberbia militarista y su argumento absurdo y políticamente torpe de que “el secuestro es un impuesto social” –repetido ritualmente por algunos de sus dirigentes–, contribuyeron a restarse simpatía en la opinión pública. Deben asumir también sus responsabilidades en el conflicto –con elementos de autocrítica que brillan hoy por su ausencia en sus declaraciones públicas– y actuar consecuentemente. Igualmente, son cuestionables sus lenguajes y modalidades de comunicación, ancladas en retóricas gastadas y desconectadas de las necesidades más sentidas de la gente, tal vez por efecto de su inmersión en la guerra y su falta de contacto cotidiano con la sociedad urbana y una amplia variedad de demandas culturales e identitarias que alimentan hoy un horizonte posible de democracia. En sus discursos anacrónicos aparecen con frecuencia palabras carentes de sentido para los jóvenes. La sigla PC, que para las generaciones politizadas de los sesenta y setenta significaba ‘Partido Comunista’, hoy día significa ‘personal computer’, y palabras como macartismo, esquirol, progresista o reaccionario deben ser traducidas para que los jóvenes las comprendan. La guerrilla debe reflexionar, asimismo, sobre la eficacia de su acción política armada en la construcción de una sociedad más organizada y consciente de sus derechos y deberes, en un país donde la tasa de asociación sindical es del 3,7% y la organización de la sociedad civil tiende a ser precaria. Pero los anacronismos y desfases no son, por supuesto, propios

solo de la guerrilla. El periodismo colombiano debe cualificar sus reportajes de los movimientos sociales, muy deficientes en el trabajo de campo, ideológicamente parcializados y productores de lecturas simples y unívocas de situaciones complejas, sobre todo en los medios audiovisuales (los que ve la mayoría de la gente). Así se evidenció en los cubrimientos del movimiento Marcha Patriótica (en abril del año 2012), de la MANE (en noviembre del año 2011) o de los enfrentamientos entre indígenas y ejército en el cerro Berlín, en el Cauca. El cubrimiento mediocre que hicieron los canales privados de televisión del Foro Política de Desarrollo Agrario Integral (Enfoque Territorial), organizado por la ONU y la Universidad Nacional de Colombia (por encargo de la mesa de negociaciones de La Habana –un diálogo rico, respetuoso, complejo e inédito entre indígenas, afrocolombianos, desplazados, campesinos y empresarios del agro–), dejó ver el poco compromiso de estos medios con iniciativas estratégicas para la reconciliación y el desarrollo nacional.

Cambio positivo El Gobierno y sus negociadores tienen razón en delimitar una agenda y en no permitir la inclusión de lo divino y lo humano en ella, pues eso la haría inviable procedimentalmente. Pero obran a veces como si el país fuera un paraíso de democracia, seguridad, justicia y oportunidades. Afirmar que el modelo de desarrollo no se discute, como lo dijo

categóricamente Humberto de la Calle al comenzar los diálogos, resulta una posición absurda y mezquina para amplios sectores de la opinión, más cuando los propios medios editorializan sobre el colapso del sistema de salud, los abusos de las empresas mineras y el deficiente modelo de seguridad en la protección de la vida de defensores de derechos humanos, etc. Hay que reconocer el cambio que de Uribe a Santos ha ocurrido en el régimen comunicativo: de uno ideológico, autoritario, hacendado y parroquial se ha pasado a uno más pluralista, transaccional y abierto al respeto de los modelos políticos del vecindario latinoamericano. Este nuevo clima de cultura política es crucial. Pero no basta para garantizar el consenso y un amplio apoyo ciudadano a la política de paz en una sociedad afectada por los estragos del conflicto y por profundas inequidades sociales. Se necesita un liderazgo mucho más decidido del presidente Santos para comunicar el proceso de paz. Si no lo asume, puede terminar atrapado entre las presiones de los opositores y la incapacidad de las Farc para mostrar una imagen distinta de sí mismas y un compromiso efectivo y claro con la reconciliación. Ojalá Gobierno y guerrilla tengan la inteligencia y la grandeza histórica para mantenerse en la mesa y ser capaces de sellar un pacto respaldado por la mayoría de los colombianos que deje atrás medio siglo de violencia fratricida y pueda proyectar la sociedad colombiana a renovadas tareas de desarrollo, justicia y democracia.


7

Frontera

La UN en las fronteras,

un hito en Latinoamérica Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Este mes la UN en la Amazonia cumple su mayoría de edad. Ha sido un experimento innovador y exitoso que se ha reproducido para llevar formación y pensamiento crítico a lugares del país abandonados por el Gobierno central. El Caribe, la Orinoquia y, recientemente, el Pacífico (en Tumaco) son las otras regiones que están transformando su realidad con el apoyo de la UN.

164

marzo de 2013

Unimedios

¿A quién le podría interesar llegar a regiones alejadas de los centros de poder político, económico y social para preocuparse por los problemas locales? ¿Por qué interesarse en territorios con poca población y con precaria infraestructura, en donde los confines son difusos y la gente no parece ser ni de aquí ni de allá? Las respuestas parecen lógicas, pero no lo son. El Estado, según la Constitución, debe “servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes […]; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación; defender la independencia nacional, mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo”. Pero estos nobles principios constitucionales palidecen ante la abrumadora realidad nacional, sobre todo en aquellas zonas desprovistas de un Estado amplio y efectivo. Un 15 de marzo, hace 18 años, la Universidad Nacional de Colombia le recordó al país que la premisa “servir a la comunidad” era algo que se debía cumplir con todos los ciudadanos, no solo con aquellos de las grandes urbes y sus periferias rurales. Con la apertura de la sede Amazonia, en la ciudad de Leticia, comenzó uno de los proyectos más innovadores y ambiciosos que ha visto la nación en las últimas décadas para “promover la prosperidad general”. Es un hito comparable con la creación misma de la Universidad. Para quienes tengan “mentes pequeñas”, quizás esto no sea así, dice Guillermo Páramo, exrector de la UN y artífice intelectual de las sedes de frontera. “Colombia tiene unas fronteras abandonadas y desconocidas que se están perdiendo. Esa falta de sentido de lo nacional explica la pérdida de territorios como el istmo de Panamá, en el pasado, y del mar Caribe en el Archipiélago de San Andrés, en el presente. Esa mutilación, que es gravísima, seguirá ocurriendo mientras no reconozcamos que el país es mucho más que la zona andina y algunas

ciudades en la costa atlántica”, manifiesta el exrector. “¡Claro, él las creo y él las defiende!”, dirían sus detractores. Por supuesto, este sociólogo insiste en salvaguardar el concepto de lo nacional que hay en la naturaleza y fines de la principal institución de educación superior del país. “La UN fue creada para continuar esa empresa que fue la Comisión Corográfica a mediados del siglo XIX. La misión entonces era conocer las regiones del país, su naturaleza, su gente y sus costumbres. Por primera vez, las ilustraciones mostraron el rostro del hombre del campo y sus vestimentas. Hoy, Colombia sigue siendo un país por conocerse a sí mismo, y para eso está la Universidad y, sobre todo, sus sedes de frontera: para comprender la complejidad de la vida y la sociedad de esta nación”, dice el profesor Páramo.

Pies sobre la tierra El profesor Pablo Palacios Hernández, director de la sede, es consciente de que este arquetipo de presencia en regiones apartadas todavía tiene que salvar grandes retos. No obstante, el camino recorrido hasta el momento ha valido la pena. “Este modelo nació en Leticia. Y fue Páramo quien, en 1995, convirtió a la estación científica que había en la zona en la quinta sede de la Institución. Él desarrolló todo un documento Conpes sobre el papel que debían cumplir el Estado y la UN con estos centros académicos, a los cuales veía como verdaderas fronteras del conocimiento”,

cuenta el profesor Palacios. En el año 2000, se instauró la primera Maestría en Estudios Amazónicos, que afrontó problemas para que el Consejo Superior Universitario la aprobara. “No era un programa disciplinar, sino que respondía a problemáticas regionales. Esto significó una transformación lenta dentro de la ortodoxia de la Universidad para poder establecer una nueva visión de lo que debía ser el papel de la academia en las regiones”. Agrega que, al principio, la UN era un “bicho raro” entre pobladores, líderes sociales y políticos de la zona, debido a que no había un contacto directo con la comunidad. Faltaba un elemento crucial para legitimar su presencia: la apertura de pregrados, su principal función misional. Fue así como se abrió el primer ingreso especial por áreas, esquema que colapsó en su momento y que se transformó en lo que hoy es el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama). “Para hacer región en el país, necesitamos capital humano formado: doctores, ingenieros, agrónomos, historiadores. [...] Así se establece la masa crítica de conocimiento para que su destino sea dirigido por los mismos amazonenses y no, como hasta hace poco, por foráneos”, expone Palacios. Ahora hay unos 35 egresados que ocupan puestos de decisión a nivel regional. Algo muy destacable es que las autoridades y líderes locales ya buscan a la UN y no la ven con recelo, como antes ocurría. Las sedes de frontera también marcaron un hito en el contexto

latinoamericano al ser el primer proyecto de este tipo. A los pocos años, el Estado brasileño, al ver el modelo colombiano, instaló en la ciudad de Tabatinga (al lado de Leticia) una sede de la Universidad del Estado de Amazonas, cuya sede principal queda en Manaos. La diferencia con la UN en la Amazonia es que solo desarrolla docencia.

Trabajo por delante Johannie James Cruz, directora de la UN en el Caribe, en la Isla de San Andrés, también hace una defensa vigorosa de este modelo de presencia nacional. “Más que nunca estamos teniendo un protagonismo esencial, no solo para la región en sí misma, sino para el país”. En este caso, hay responsabilidades claras, como fortalecer las políticas de vecindad. La posición geográfica de la sede es fundamental para afianzar los lazos con los países vecinos, los cuales pueden fortalecerse precisamente a través de la academia. Los profesores Palacios y James coinciden en afirmar que no hay otra entidad, como la Universidad Nacional de Colombia, que se preocupe auténticamente por la formación de los ciudadanos de estas regiones, históricamente olvidadas por el Gobierno nacional. “Aquí difícilmente llegará la universidad privada porque su lógica de funcionamiento no lo permite. Nosotros somos los llamados a hacer presencia en estas regiones y tratar de mejorar la calidad de vida de sus habitantes”, reflexiona Palacios.

Fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Carlos Andrey Patiño Guzmán,

Si hay una institución que realmente conoce al país es la UN, gracias a su presencia en ocho regiones.


8

Ciencia y tecnología

Fluidos supercríticos: el eslabón entre líquidos y gases Desafiando barreras y con una buena dosis de creatividad e innovación, científicos colombianos se han dado a la tarea de investigar posibles aplicaciones de la extracción, con fluidos supercríticos, de extractos naturales aprovechables por la industria cosmética, farmacéutica y de alimentos.

Departamento de Química Universidad Nacional de Colombia en Bogotá

Una sustancia pura puede encontrarse en estado sólido, líquido o gaseoso, dependiendo de las condiciones de presión y de temperatura a la que sea sometida. Por ejemplo, el agua líquida puede evaporarse, al calentarse con una presión constante, o puede solidificarse, al enfriarse. La frontera entre el estado líquido y el gaseoso (línea de equilibrio líquido-vapor) conecta el punto donde coexisten los tres estados de la materia. Cuando una sustancia pura se somete a unas condiciones superiores a su presión y temperatura crítica (o máxima) se considera que es un fluido supercrítico. Es un estado híbrido muy particular de la materia que tiene bastantes aplicaciones. También conocidos como gases densos o líquidos difusos, poseen características propias de gases y de líquidos que los hacen excelentes disolventes. En la naturaleza se puede encontrar agua con una temperatura crítica de 375 ºC y una presión crítica de 220 atmósferas (atm), a 300 metros de profundidad en el océano. Esto ocurre porque el lecho marino expele agua a alta temperatura que ha sido calentada a medida que se aproxima al magma (roca fundida que sale del centro de la tierra) y se vuelve supercrítica a más de 400 ºC y 300 atm de presión. Como el agua supercrítica es mucho menos densa que la líquida, sale disparada como una burbuja y se proyecta al océano a través de fumarolas.

¿Por qué el interés?

164

marzo de 2013

Desde hace medio siglo, la extracción con fluidos supercríticos (EFS) ha recibido la atención de muchos investigadores que han desarrollado nuevos procesos industriales y metodologías analíticas en alimentos, cosméticos, productos farmacéuticos, biocombustibles y polímeros, entre otros.

nivel industrial puede superar el millón de dólares. En la actualidad, una de las líneas de indagación se centra en optimizar la relación costo-beneficio de la instalación y operación de los equipos. En el país, los primeros trabajos se desarrollaron en los años noventa, en la Universidad Nacional de Colombia, para obtener el aroma de frutas colombianas, y en la Universidad Industrial de Santander, con plantas aromáticas. Para ello, se emprendió el diseño y la construcción de equipos propios de extracción mediante esfuerzos multidisciplinarios. En la actualidad, han aumentado los estudios de EFS orientados a aproLos desechos orgánicos se pueden aprovechar usando fluidos supercríticos. vechar más eficientemente los recursos naturales. Se destacan la obtención de Una de sus primeras aplica- desarrollos en esta área es que la extractos volátiles (aromas), a parciones, a comienzos de los años tecnología requiere el uso de altas tir de productos frutícolas y de setenta en Alemania, dio como re- presiones, que solo se alcanzan plantas aromáticas, o el aprovesultado la producción industrial con equipos de gran costo y eleva- chamiento de residuos agroindusde café descafeinado, empleando dos niveles de seguridad. Esto ha triales empleando como disolvendióxido de carbono supercrítico limitado sus aplicaciones analíti- tes CO (SC) en combinación con 2 CO2(SC). Se constituyó en uno de cas, investigativas e industriales. otros solventes. los primeros avances de industriaPor ejemplo, para usar como Sin embargo, el aporte de lización según la perspectiva de disolvente CO2(SC) –el más em- nuestro país es mínimo, pues soaplicar procesos limpios con la na- pleado en este tipo de tecnología– lo el 0,3% de los cerca de nueve turaleza. es necesario que el proceso se lleve mil artículos publicados sobre EFS Las investigaciones en este a cabo por encima de 31 ºC y 73 han sido producidos en Colombia. campo han hecho posible dispo- atm de presión, algo inalcanzable El 42% corresponden a estudios ner de nuevas tecnologías de puri- con materiales convencionales (las desarrollados en Estados Unidos; ficación y refinación de diferentes ollas de presión domésticas tra- el 14% en Japón y España; y el 5% materiales, así como de obtención bajan a máximo 1,4 atm y pueden en Alemania. En cuanto a publicade extractos para producir, por estallar a 7 atm). ciones, Brasil, Rusia, India y China ejemplo, aromas y esencias de oriUn equipo de EFS para investi- han publicado, respectivamengen natural. gación puede costar más de 100.000 te, 333, 105, 209 y 1.264 artículos. Asimismo, han permitido con- dólares, mientras que el metro cú- Frente a este panorama, la tarea tar con una nueva gama de disol- bico de una planta de extracción a para Colombia es gigante. ventes –impensable hasta hace solo unos años– propios de la nueva tendencia de la “química verde” que han sustituido algunos orgánicos (como el diclorometano o el Investigación son sello nacional cloroformo, altamente nocivos para la salud y comúnmente empleaSon varios los científicos colombianos que han dedicado sus dos en procesos industriales). esfuerzos a investigar los fluidos supercríticos. Aquí algunos Foto: archivo particular

Fabián Parada Alfonso,

Alta tecnología Uno de los inconvenientes para propiciar en Colombia más

A fin de difundir y promover el uso de los fluidos supercríticos en nuestro país, la comunidad científica internacional confió a Colombia la organización de la III Conferencia Iberoamericana sobre el tema. Tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Cartagena de Indias, del 1 al 5 de abril de 2013 (www.prosciba2013.com). Tiene el apoyo de investigadores de las Universidades del Valle, Jorge Tadeo Lozano y la UN.

de sus trabajos.

— Obtención de fragancias y esencias (fracciones volátiles) de plantas aromáticas utilizando CO2(SC), trabajo dirigido por la doctora Elena Stashenko, de la UIS. — Estudios de modelado hechos por los grupos de investigación de los profesores Carlos Ariel Cardona (UN en Manizales) y Gustavo Bolaños (Universidad del Valle). — Aprovechamiento de residuos agroindustriales, estudio guiado por los profesores Gustavo Bolaños y Fabián Parada, de la UN en Bogotá (Grupo de Estudio de Cambios Químicos y Bioquímicos de Alimentos Frescos y Procesados, liderado por la profesora Luz Patricia Restrepo).


9

Ciencia y tecnología

Colombia tiene abandonado su

entorno espacial

Leidy Castaño,

Varios países latinoamericanos tienen un camino abonado en la adquisición e implementación de tecnología espacial y en la puesta en órbita de satélites, lo que les permite ser autónomos en la observación de sus propios territorios. Pero el Estado colombiano ha sido apático, lo que redunda en un atraso frente a naciones como Brasil, Argentina, Ecuador, Nicaragua o Venezuela.

Unimedios

El rezago tecnológico de Colombia en el ámbito aeroespacial retrasa diversos procesos de desarrollo estratégico, asociados al aprovechamiento del entorno espacial. Así lo demuestra un estudio desarrollado por los profesores José Gregorio Portilla y Jhonathan Orlando Murcia, investigadores del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia (OAN). Ellos examinaron la situación de varios países de América Latina y la notoria delantera que le llevan a Colombia. En primer lugar, estudiaron el caso de Brasil. Allí, la decisión de adquirir un satélite de comunicaciones propio fue adoptada, en gran medida, por fallas de Intelsat (el mayor proveedor de señales satelitales del planeta), que suministraba los servicios de transmisión de televisión a Brasil en pleno mundial de fútbol de 1982. En ese momento, el país se vio obligado a dejar de ver, y a solo escuchar, la narración de dos de los partidos de su selección, algo que resultaba imperdonable para los brasileños. Por eso, tres años después, el Gobierno puso en órbita Brasilsat A1 (el primero comprado por una nación latinoamericana). Duró once años. Desde entonces y hasta la fecha, han adquirido otros ocho geoestacionarios de comunicaciones. Por su parte, Argentina compró el primero, en 1997, a compañías europeas: el Nahuel-1. No

obstante, desde mediados de los años noventa ha hecho una gran apuesta en concebir, diseñar y fabricar sus propios satélites por medio de la empresa estatal Invap y de proyectos destacables como los de la serie SAC (A, B, C y D), construidos en su mayoría para efectuar observación óptica terrestre (detección de humedad, de incendios e inundaciones, de salinidad del agua, etc.), según cuenta el profesor Portilla, director del OAN. Murcia añade que los australes esperan lanzar este año el primero de la serie Saocom, que comprende cuatro que construirán y utilizarán tecnología de radar de apertura sintética, esto es, observarán con la tecnología de microondas.

Con visión estratégica Otros países de la región también han tomado consciencia de la importancia de tener satélites propios. La Agencia Chilena del Espacio, establecida en el año 2001 y adscrita a la Fuerza Aérea de

10h 42m 45s

10h 19m 51s

Venezuela

10h 44m 24s

10h 21m 30s

Nulo interés

13

La presencia colombiana en el espacio se ha reducido al satélite Libertad 1, del tamaño de una hamburguesa, comprado y adaptado por la Universidad Sergio Arboleda. Su puesta en órbita, junto con la de otros trece, se hizo a través de un cohete ruso-ucraniano en abril del año 2007, pero su única función fue emitir una señal de radio durante veintidós días, antes de quedarse sin batería. A los dos investigadores de la UN les preocupa que Colombia ni siquiera tenga la autonomía de observarse a sí misma desde el espacio. En cambio, un satélite como el VRSS-1, puesto en órbita por Venezuela en septiembre del año 2012, sí puede tener una vista detallada de nuestro territorio y, por ende, recolectar más información de la que el mismo Gobierno colombiano puede obtener. Se caracteriza por tomar fotografías de alta resolución. Asimismo, resaltan que solo hasta el año 2006 se creó la Comisión Colombiana del Espacio (CCE) y que esta, hasta la fecha, “no ha mostrado mayor interés en los asuntos que le competen”. Tal es la situación que, en el documento de recomendación del Comité Técnico de Asuntos Espaciales del Instituto Agustín Codazzi (2011), se afirma: “se debe agilizar la creación de la Agencia Colombiana de Asuntos Espaciales; debe tener presupuesto propio, estar dotada de completa autonomía para ejercer sus proyectos y enmarcarse en un plan de desarrollo espacial de la nación a corto y mediano plazo mediante el cual se hagan ingentes esfuerzos para no quedar a la saga con respecto a los demás países de la región”. En ese sentido, el profesor Portilla dice: “Preocupa que el país postergue la consolidación de una agencia que permita articular distintos estamentos para realizar objetivos claros y de largo alcance. También alarma la apatía de los Gobiernos hacia la adquisición de tecnología espacial con la cual podamos observar y conocer nuestro propio territorio”.

de 20 nero 11 de e

enero

de 20

13

10h 22m 51s

12 de

enero

de 20 13

10h 45m 45s

13 de

164

marzo de 2013

Colombia

Chile (FAC), ya había puesto en órbita baja (a unos mil kilómetros de la superficie terrestre) dos pequeños de observación: FASat-Alfa y FAS-at Bravo. Su fabricación estuvo a cargo de ingenieros de la FAC y de la empresa inglesa Surrey Satellite Technology. El primero, lanzado en 1995, fracasó porque no pudo desprenderse del cohete ucraniano que lo llevó a órbita. El segundo, transportado por un cohete ruso en 1998, fue exitoso y duró tres años. Y, en diciembre del año 2011, puso en órbita su tercer satélite (FASatCharlie), de construcción europea y lanzado por un cohete ruso. Este tiene la capacidad de tomar fotografías del terreno con resoluciones que pueden llegar a 1,5 m. Su uso va desde el estudio de agricultura de precisión, ordenamiento territorial, protección de fronteras, prevención y evaluación de catástrofes. Un caso singular es el de Ecuador, pues es el único país en América Latina que ha hecho investigación sobre los efectos del vuelo espacial en seres humanos. Por su parte, la Agencia Espacial Boliviana (AEB), creada en el año 2010 para gestionar el proyecto del satélite geoestacionario de comunicaciones Túpac Katari, lanzará uno propio a finales de este año con apoyo de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial China. El proyecto ayudará a que la telefonía móvil, la internet y la televisión estén disponibles en todo el país. “El Gobierno boliviano ha invertido en becas para capacitar en China a 64 profesionales, con la finalidad de que reciban conocimientos tecnológicos para mantener y operar adecuadamente el objeto desde una estación que construirá en su territorio”, informa el profesor Murcia. Nicaragua no se queda atrás. El Gobierno firmó con China un contrato para adquirir un satélite de comunicaciones (Nicasat-1), que se pondrá en órbita en el año 2015, para dar cobertura al 95% del territorio nacional y vender servicios a países de Centroamérica.

La gráfica muestra la huella del satélite venezolano VRSS-1 sobre Colombia, entre los días 11 y 13 de enero de 2013, según cálculo de los profesores Portilla y Murcia. Este es un ejemplo de la capacidad del vecino país de observar en detalle nuestro territorio nacional.


10

Innovación

Con calcio enriquecen

Foto: Mauricio Cardona Jiménez/Unimedios

maíz para arepas

Fanny Lucía Pedraza Valencia,

164

marzo de 2013

Unimedios

El huevo, la leche y sus derivados, pescados, mariscos, crustáceos, legumbres, verduras y hortalizas son los alimentos que contienen mayores proporciones de calcio. Sin embargo, tienen un alto costo económico para millones de familias, por lo cual no los pueden consumir, al menos, una vez por semana. De hecho, el Mapa de Situación Nutricional de Colombia, elaborado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), indica que el 86,5% de la población infantil presenta déficit de ingesta de este vital elemento químico. Para tratar de suplir las deficiencias nutricionales que hoy en día interfieren con el crecimiento físico e intelectual de los niños y las niñas, docentes de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales desarrollaron un proceso natural que hace posible consumirlo en un producto que es más asequible a todos los colombianos. Se trata de añadírselo a las tradicionales arepas de maíz. Este es un alimento que se consigue alrededor de los 800 pesos en paquetes de cinco unidades. Además, sobre todo en regiones como Antioquia, el Eje Cafetero y los Santanderes, hace parte esencial de la dieta diaria de los colombianos. “Comprobamos que el maíz, tal como lo consumimos, pierde todo su componente nutritivo y cálcico durante el proceso de trillado; es decir, que solo ingerimos carbohidratos”, afirma Santos Posidia Pineda Gómez, autora de la investigación y profesora del Departamento de Física y Química de la UN en Manizales. En el proceso de trillado, se le retira el germen (la parte que permite la reproducción de la planta) y la capa envolvente del grano o cáscara (pericarpio) para dejar so-

En Colombia, el 86,5% de la población infantil presenta déficit de ingesta de calcio. Esto se debe a que los hábitos alimentarios no son los más adecuados y a que las condiciones socioeconómicas de millones de familias limitan la adquisición de productos ricos en este elemento. Químicos quieren cambiar esta situación añadiéndoselo al maíz.

lo la parte central (endospermo), que es en donde se concentra el almidón. “En vista de la escasez de nutrientes en el grano, quisimos agregarle este elemento. Una forma de hacerlo fue a través de un proceso termoalcalino, que es la cocción del maíz a altas temperaturas con hidróxido de calcio. A medida que esta avanza hasta el punto de ebullición, el calcio se difunde en las estructuras del endospermo y se enriquecen con él”, explica la profesora Pineda Gómez.

Del laboratorio al comedor Como antecedente, se tuvo en cuenta el proceso artesanal que se le da en México a la tortilla, que conserva su contenido de este elemento al mezclarse con cal, que químicamente es un óxido de calcio. “El procesamiento del maíz es igual de sencillo al usado para elaborar arepas comunes. Durante la cocción incluimos el hidróxido de calcio en una proporción adecuada, pues, si agregáramos demasiado, se sedimentaría y el sabor sería diferente. Además, la masa se tornaría oscura y amarga y no tendría la aceptación del consumidor”, aclara.

Con el enriquecimiento, por cada kilogramo de arepa que se consuma se están ingiriendo 1.112,48 miligramos de calcio, a diferencia de los 260,35 mg que tienen las arepas normales. Esto significa un aumento de 852,13 mg. La docente puntualiza que a un kilogramo de maíz hay que añadirle cuatro litros de agua, a la cual, previamente, se le ha agregado este hidróxido en porcentajes de 0,5, 0,10, 0,15, 0,20, 0,25 o 0,30, según la cantidad de masa. Así, para un kilo se adicionan en total dos gramos del compuesto. Luego hay que agitar bien la mezcla y agregar el maíz, para empezar la cocción a una temperatura de ebullición de 92,5 ºC. El calcio se difunde en el grano después de

cerca de una hora. Posteriormente, hay que dejarla enfriar y, pasadas cuatro o cinco horas, es necesario retirar el calcio sobrante y lavar el grano para que quede listo para la molienda. Al final, se tamiza o filtra para que las partículas queden homogéneas.

Beneficios económicos Esta técnica, además de aumentar las propiedades nutritivas de las arepas, les da un valor agregado a las pequeñas y medianas empresas de la región, pues es uno de los productos de mayor venta. Asimismo, supone ahorros significativos en consumo de agua y energía. Según aclara la profesora Pineda, al aplicar el componente alcalino para enriquecer el maíz, el proceso químico degrada las capas externas de las semillas, lo que hace que el agua ingrese de una forma más rápida y eficiente dentro del grano. En los procesos cotidianos, se necesita un paso extra para retirar esa envoltura. Este es un avance que la academia quiere entregarles a todos los productores de arepas, a fin de que estandaricen los parámetros de fabricación en beneficio de la nutrición óptima de las personas. Cantidad de calcio requerida según la edad

Años

Miligramos por día

4a8

800

9 a 18

1.300

19 a 50

1.000

50 en adelante

1.200

Mujeres en embarazo

1.200


11

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Innovación

Aceite de palma para fabricar

asfaltos ecológicos En la construcción de carreteras es habitual utilizar las llamadas mezclas asfálticas calientes, que emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Una novedosa mixtura de aceite crudo de palma con asfalto reduce el calor requerido para compactar el material, lo que redunda en menos emisiones y costos económicos.

Harrison Rentería,

164

marzo de 2013

Unimedios

El asfalto es una sustancia negra y viscosa derivada del petróleo que se utiliza para construir carreteras, y es una fuente significativa de gases de efecto invernadero. Para poder combinarlo con el agregado mineral (arenas, polvo de tierra, piedras y cemento asfáltico, entre otros) hay que someterlo a altas temperaturas para que los elementos se integren y compacten, mediante una técnica conocida como mezclas asfálticas en caliente. Este proceso origina vapores contaminantes para el ambiente (como dióxido de carbono) y elevados costos de producción. Por tal razón, en el mundo se investigan técnicas alternativas para hacer “mezclas tibias” que no presenten estos inconvenientes. Colombia no se queda atrás en esa búsqueda, debido al interés en desarrollar materiales económicos y sustentables para la deficiente infraestructura vial del país. El magíster Conrado Hernando Lopera Palacio, experto en ingeniería, infraestructura y sistemas de transporte de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, y el profesor Eliécer Córdoba Maquilón, investigador de la Facultad de Minas de la sede, dieron un avance importante en este sentido, único en su tipo en el mundo. Se trata del bioasfalto, un nue-

vo compuesto resultado de la amalgama de aceite crudo de palma con asfalto. Según los resultados de la investigación, la fusión reduce la viscosidad del material –lo que facilita su utilización– y tiene buena resistencia mecánica, algo indispensable dada la elevada circulación de automotores que deben soportar las carreteras.

Planta multifacética Colombia posee 231 especies y 44 géneros de palmas que tienen el potencial de ser usadas en las industrias farmacéutica, cosmética, alimenticia, de biocombustible y, ahora, en la de construcción de vías. En este caso, los ingenieros probaron tres tipos de aceite crudo de diferentes plantaciones. En general, las tres clases de crudo (en especial el de una de las variedades) mostraron resultados positivos en lo que respecta al rendimiento del material asfáltico, sin que fuera necesario llegar a las altas temperaturas que se requieren en las técnicas tradicionales (entre 150 ºC y 180 ºC, para la mezcla, y entre 130 ºC y 150 ºC, para la compactación). Con el agregado natural, esas temperaturas se reducen hasta en un 25%, lo que significa ahorro de energía y menos liberación de gases contaminantes y, en especial, para los trabajadores que tienen que construir las carpetas asfálti-

cas. De esta manera, se cumple con uno de los objetivos de las llamadas mezclas tibias: que su temperatura estén por debajo de los 135 ºC. Según la información recolectada por Lopera Palacio, este tipo de soluciones pueden reducir entre el 25% y el 55% las emisiones de partículas de polvo, entre el 30% y el 40% las de gas carbónico, entre el 60% y el 70% las de óxido de nitrógeno, en un 50% las de compuestos orgánicos volátiles y en un 35% las de dióxido de azufre.

Ahorro valioso El profesor Córdoba asegura que este trabajo surgió como un compromiso con el Protocolo de Kyoto (pacto medioambiental que compromete a 141 naciones), que conmina a los países a buscar diversas estrategias para mitigar los efectos del calentamiento global. “La producción aproximada de dióxido de carbono en las plantas de mezclas asfálticas en caliente es de aproximadamente 2.500 toneladas por año. Con el bioasfalto, esta cantidad se podría reducir a 1.700 toneladas”, dice Lopera. Además, resalta que, por ejemplo, en países como Estados Unidos hay propuestas para desarrollar mezclas tibias, pero no con compuestos orgánicos (como el aceite de palma), sino con productos químicos y aditivos (como la piedra zeolita).

La tecnología desarrollada en la UN en Medellín también contribuye al ahorro económico, pues, al tenerse que calentar menos el asfalto, se disminuye el consumo de combustible y los costos de producción hasta en un 20%. Así, los industriales tendrán gastos inferiores.

Camino al mejoramiento Por otro lado, la novedosa mixtura se convierte en una materia prima económica para el país, si se considera que Colombia tiene una de las peores redes viales del continente y es necesario ponerse al día al respecto. En la actualidad, el 50% de las carreteras pavimentadas están entre deficiente y mal estado, según reporta el Instituto Nacional de Vías (Invías). Carles Labraña, codirector del proyecto Barcelona Movilidad y docente de la Universidad de Catalunya (España), celebra la propuesta de la UN, pues la considera una innovación de alto nivel y única en su enfoque. “La ley de movilidad ha pretendido asegurar la sostenibilidad y potenciar todo tipo de mejoras en el sistema, para evitar emisiones contaminantes como las de la producción de los firmes (suelos). En Colombia, se pueden producir esta clase de soluciones gracias a su riqueza de materias primas”, dice Labraña.


12

Salud

Tuberculosis, un mal que no se diagnostica a tiempo En el año 2011, en Bogotá se registraron cerca de 1.200 casos de contagio y 200 muertes por causa de la tuberculosis. Una de las razones es que no se hace un diagnóstico temprano. Así lo comprobó una investigación de la UN, que evidenció que el personal médico no está preparado para identificar el mal y no conoce a profundidad los protocolos básicos de atención. Sandra Uribe Pérez,

Cuando los restos del Libertador fueron exhumados por orden del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, a fin de determinar la verdadera causa de su muerte, la relación entre Simón Bolívar y la tuberculosis se derrumbó. Aun así, con demasiada frecuencia, quienes escuchan el nombre de esta enfermedad no dejan de asociarla con él. Es tal el desconocimiento que persiste la creencia de que se trata de una enfermedad de épocas pasadas, de la cual solo quedan registros en los libros de historia. Dado que esta idea es parte del imaginario colectivo, muchos pacientes que son diagnosticados no pueden creer que todavía exista. La sorpresa es peor cuando aparecen las cifras: según el Reporte Global de Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el año 2011, hubo 8,7 millones de nuevos casos y murieron 1,4 millones de personas por su causa. Estos datos son una poderosa razón para establecerla como la segunda prioridad de salud pública en el mundo después del VIH/sida.

164

marzo de 2013

De la historia y la ficción a la realidad Ante esta realidad, que supera la ficción de los más de cuatrocientos filmes en los que se hace referencia a ella (entre los que se cuentan La dama de las camelias y La montaña mágica, así como las adaptaciones biográficas de personajes célebres que llegaron a padecerla, como Kafka, Modigliani o Chopin), diferentes organismos han impulsado estrategias para combatirla. Aunque el cine ha sido un aliado para difundir campañas de salubridad, el desconocimiento de la enfermedad persiste. El propósito de desarrollar esfuerzos conjuntos y coordinados en los diferentes rincones del planeta ha llevado a incluir su control entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y a gestar la Alianza Alto a la Tuberculosis. En esta causa, hay organizaciones que se salen del estándar en cuanto a métodos de diagnóstico, como es el caso de la ONG Grupo Apopo, liderada por Bart Witjens. Sus esfuerzos científicos se han enfocado en ofrecer ayuda humanitaria en África, dadas las circunstancias que convierten a este continente en uno de los focos de epidemia más grandes. Lo peculiar

Archivo particular

Unimedios

Este es un ejemplo de tuberculosis extensa.

de su intervención es el entrenamiento olfativo de ratas gigantes de Gambia (Cricetomys gambianus) a través del cual detectan con éxito los pacientes que padecen la patología.

Detección temprana: vital Precisamente, el diagnóstico temprano es una de las estrategias decisivas de control promovidas por la OMS. Desde 1993 esta entidad dio a conocer la estrategia internacional conocida como TAES (Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado), cuya rigurosa aplicación garantiza la curación de los pacientes y el control de la cadena de transmisión, con la ventaja de que es costo-efectiva. Mientras que en Latinoamérica ocurren, en promedio, 270.000 casos anuales, en Colombia, en el año 2011, se presentaron 11.708 casos (con una tasa de 25 casos por cada 100.000 habitantes) y la incidencia fue mayor en los departamentos de Chocó, Valle, Antioquia y Santander. Ante tal situación, el país actúa según los parámetros del Programa de Control de la Tuberculosis (PCT) y proyecta detectar al menos el 70% de los casos, dar tratamiento –como mínimo– al 85% de ellos y reducir las cifras de incidencia a la mitad de las registradas en el año 1990 (32 casos por cada 100.000 habitantes). Según Óscar Andrés Cruz, enfermero del Programa Tuberculosis de la Secretaría Distrital de Salud,

de la enfermedad dado que aún persisten subregistros en la notificación de casos y bajo acceso de la población al diagnóstico. Por lo tanto, el proyecto apuntó a revisar los conocimientos de los trabajadores de la salud y el flujo de datos, procesos y procedimientos que conducen a captar pacientes sintomáticos respiratorios. Aunque no es fácil desarrollar una cultura de investigación en los diferentes escenarios de salud, se destaca la valiosa participación de las instituciones que colaboraron en esta investigación. María del Pilar Perdomo, funcionaria del Hospital Rafael Uribe Uribe (entidad piloto del estudio), asegura que este trabajo conjunto arroja luces sobre las acciones que se deben fortalecer para el control de la tuberculosis.

Tratamiento y multirresistencia

aunque en la capital se reportan cerca de 1.200 casos anuales (principalmente en población entre 25 y 45 años, y en mayores de 65), en los últimos diez años se han aumentado las acciones de búsqueda, detección y acceso al TAES.

Esfuerzos que salvan vidas Para fortalecer acciones intersectoriales, la Secretaría, en convenio con la Universidad Nacional de Colombia, ha sumado esfuerzos económicos y científicos para impulsar la lucha antituberculosa en las entidades prestadoras de salud de la capital. Es el caso de la investigación “Acciones de búsqueda y detección de casos sintomáticos respiratorios de tuberculosis, realizadas por instituciones prestadoras de salud en una localidad de Bogotá D. C. 2012”, desarrollada por la Secretaría, la ESE San Cristóbal y el Departamento de Salud de Colectivos de la Facultad de Enfermería de la UN y su grupo de investigación en Salud y Cuidado de los Colectivos (categoría C de Colciencias). La directora del grupo y docente de la UN Alba Idaly Muñoz, doctora en Enfermería con énfasis en Salud Colectiva de la Universidad de São Paulo (Brasil), sostiene que el mal está asociado a la inequidad, a la desigualdad social y a las fallas de los sistemas y programas de salud. En este sentido, es indispensable tener en cuenta que existe la necesidad de fortalecer los sistemas de información y divulgación

Esta enfermedad infectocontagiosa es causada por la Mycobacterium tuberculosis (también conocida como bacilo de Koch). Se transmite y propaga por vía respiratoria cuando alguien con el mal activo tose, habla o estornuda, pues lanza bacilos que, al quedar suspendidos en el aire, pueden ser inhalados por otra persona. Es más común que la bacteria se aloje en los pulmones, pero puede migrar a cualquier órgano del cuerpo. Aunque uno de cada tres habitantes del planeta porta la infección de forma latente, se estima que solo un 10% puede desarrollar la enfermedad activa en el curso de la vida. Después de dos a tres semanas de tratamiento, el 80% de los casos ya no son contagiosos debido a que los fármacos antituberculosis disminuyen la cantidad de bacilos y la posibilidad de transmisión. Es necesario tener en cuenta que cada persona enferma y sin tratamiento puede transmitir la enfermedad a 15 o 20 personas por año. La posibilidad de que se active o no la determinan factores como la edad, el estado nutricional y las condiciones del sistema inmunitario. De ahí la relevancia de un diagnóstico temprano. De todos modos, las personas diagnosticadas con VIH/sida, los diabéticos, los farmacodependientes y los fumadores tienen mayor probabilidad de desarrollarla, al igual que las poblaciones vulnerables (minorías étnicas, desplazados, hogares geriátricos y la población carcelaria, esta última por el hacinamiento) y los


13

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Salud

El proceso de detección requiere un chequeo médico para analizar síntomas como tos persistente, fiebre, sudoración nocturna, debilidad y/o pérdida de peso. Luego se ordena una baciloscopia seriada de esputo (tres muestras de la expectoración del paciente). Si se requiere, se solicitan cultivos, rayos X o pruebas rápidas moleculares.

Convocatoria Posgrados Segundo semestre - 2013 FACULTAD DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA

164

marzo de 2013

DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA INDUSTRIAL

trabajadores de la salud. Identificar un caso sospechoso requiere aumentar la búsqueda activa de personas con tos persistente (con o sin expectoración por más de quince días). Otros signos y síntomas pueden ser la fiebre, la sudoración nocturna, la debilidad y/o la pérdida de peso. Una vez identificados, se debe ordenar inicialmente una baciloscopia seriada de esputo (tres muestras de la expectoración del paciente) y cultivos, aunque también hay métodos complementarios para el diagnóstico como los rayos X y las pruebas rápidas moleculares, entre otros. Curarla requiere un tratamiento cuya mínima duración es de seis meses, bajo un estricto control de la administración de los medicamentos (disponibles y gratuitos en el país). Conseguir la “adherencia” al tratamiento es fundamental para evitar que se genere resistencia a los fármacos más efectivos (isoniazida y rifampicina), así como demoras en la aplicación o efectos adversos. Abandonar la medicación podría ocasionar la muerte de los portadores. Por ello, el paciente debe acudir al centro de salud más cercano a su casa, donde el personal médico verifica de forma presencial que le sea administrado. El apoyo psicosocial es una de las estrategias del Programa Distrital de Tuberculosis para garantizar la adherencia al tratamiento. Incluso existen grupos de apoyo en los cuales los pacien-

tes curados dan su testimonio para motivar a los otros a persistir. Por su parte, la enfermera de la UN Lina María Pedraza Moreno, que estuvo a cargo del apoyo técnico y operativo, detalla el proceso de investigación. Luego de que el Comité de Ética del Hospital y de la Facultad de Enfermería aprobó el proyecto, se procedió al trabajo de campo y se encuestó a 471 trabajadores de la salud de 14 instituciones participantes (73% públicas y 27% privadas) de una localidad. Se indagó sobre los conocimientos requeridos para la detección precoz y la búsqueda activa de la enfermedad. Igualmente, se logró capacitar a 311 trabajadores de la salud. El análisis de los datos permitió identificar la necesidad de potencializar los conocimientos con relación a la identificación de los síntomas respiratorios, el número de baciloscopias que se debe ordenar y la forma de realizar su toma. Los resultados sustentaron una intervención educativa dirigida a los trabajadores responsables de los servicios de salud. El estudio reafirma la necesidad de generar procesos educativos continuos, tanto para los responsables del programa como para la comunidad. El mensaje es que se deben fomentar alianzas entre academia e instituciones, tanto para armonizar la práctica y las teorías como para formar semilleros de investigación y generar cambios en la prestación de servicios.

MAESTRÍA DE PROFUNDIZACIÓN EN INGENIERÍA INDUSTRIAL (5.ª cohorte) CÓDIGO SNIES: 55151 Dirigida a: Profesionales en ingeniería y áreas económico-administrativas y afines a la gestión organizacional. Líneas de profundización: * Dirección de producción y operaciones (DPO). MAESTRÍA INVESTIGATIVA EN INGENIERÍA INDUSTRIAL (5.ª cohorte) CÓDIGO SNIES: 55151 Dirigida a: Ing. químicos, de alimentos, mecánicos, administrativos, industriales, físicos, civiles y afines a los sistemas productivos de bienes y servicios. Líneas de profundización: * Dirección de producción y operaciones (DPO). * Ética en las organizaciones. * Materiales y procesos industriales. ESPECIALIZACIÓN EN DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN Y OPERACIONES (16.ª cohorte) CÓDIGO SNIES: 51673 Dirigida a: Ing. químicos, de alimentos, mecánicos, administrativos, industriales, físicos, civiles y afines a los sistemas productivos de bienes y servicios.

MAYORES INFORMES

Inscripciones hasta el 1 de abril de 2013

Tel.: 57 (6) 887 9496 • Conmutador: 57 (6) 887 9400, ext. 55775 • Cel.: 300 779 7600 Correo electrónico: posingind_man@unal.edu.co • www.unal.edu.co La Universidad Nacional de Colombia es una institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia del Ministerio de Educación Nacional


14

Innovación

Semillas de guayaba son efectivas antimicrobianas Unimedios

El etanol es un alcohol que se ha utilizado por siglos para producir bebidas embriagantes, perfumes, medicamentos y, recientemente, como combustible para motores. Es obtenido por fermentación de materia orgánica efectuada por microorganismos como las levaduras. Los hongos de levadura necesitan un suministro constante de nitrógeno y de carbono. En Colombia, tradicionalmente, se ha usado la caña de azúcar como materia prima, aunque en países como Estados Unidos también se usa el maíz y en Rusia, centro y norte de Europa, la remolacha. Algunos científicos estiman que, en menos de diez años, todo el material verde de los campos, los desechos agrícolas y residuos orgánicos de la basura podrán transformarse en etanol, gracias a un proceso llamado hidrólisis de la celulosa (que puede ser enzimática o ácida). Un estudio adelantado por investigadores de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira encontró en la harina de las semillas de la guayaba (que quedan de su agroindustrialización) y en el micelio seco de un hongo denominado Aspergillus niger (subproducto de las industrias farmacéutica y de alimentos) una fuente enriquecida de nitrógeno para producir etanol o alcohol etílico y, más aún, biomasa ácido-láctica, compuestos antimicrobianos y ácidos orgánicos.

164

marzo de 2013

Eficaces residuos Según la profesora Liliana Serna Cock, doctora en Ingeniería con énfasis en alimentos y directora del proyecto, la disponibilidad y la estabilidad de los sustratos de fermentación pueden representar hasta el 68% del costo de producción industrial de los compuestos así obtenidos. “Para producir alcohol y sustancias antimicrobianas en un tiempo razonable, los microorganismos requieren de compuestos nutricionales que son de alto costo, como hidratos de carbono, aminoácidos, péptidos, ácidos nucleicos y vitaminas”, afirma. Por tal razón, el uso de residuos agroindustriales no solo resulta ser menos costoso, sino también más benéfico para el ambiente, pues no libera gases de efecto invernadero. Además, de la transformación de la guayaba se obtienen hasta 120 kg de semilla por tonelada de fruta procesada. Y, en la industria farmacéutica, la masa final de la fermentación puede originar hasta 20 galones de micelio seco. Sobre el uso de las bacterias ácido-lácticas y de los extractos y metabolitos que estas producen, la docente asegura que se ha demostrado que sirven para controlar diversos microorganismos no deseados, lo que alarga la vida útil de los alimentos.

Alargar la vida de productos alimenticios y ser fuente de alcohol carburante son algunas de las propiedades de la harina de semillas de guayaba. Así quedó comprobado en un amplio estudio científico que halló que la fermentación de este subproducto agroindustrial tiene ventajas sobre la de otros residuos orgánicos.

Fuentes de nitrógeno Los científicos evaluaron estas materias orgánicas como fuentes de nitrógeno, para cultivar (mediante fermentaciones en condiciones húmedas) la bacteria ácidoláctica Weissella confusa, que es un agente protector contra patógenos. Primero, determinaron su composición nutricional (vitaminas, proteína, grasa, azúcares totales, humedad, etc.) y su energía bruta (hierro, potasio y zinc, entre otros). Luego, llevaron a cabo nueve fermentaciones, usando como sustratos glucosa suplementada con harina de semilla de guayaba o con micelio seco de A. niger y sustrato comercial puro, este último como método de comparación. “Los resultados mostraron que son una fuente óptima de nitrógeno para cultivar bacterias acido-lácticas con fines probióticos (benéficos para el organismo humano) y para obtener compuestos antimicrobianos que protejan los alimentos”, destaca la doctora, que contó con el apoyo decisivo de los estudiantes Daniel Mera y Jorge Eduardo Angulo, del programa de Ingeniería Agroindustrial de la sede.

Estudio de alcohol En cuanto a las fermentaciones alcohólicas (para producir alcohol) evaluaron las siguientes combinaciones: 1) melaza de caña más urea y fosfato diamónico (utilizado habitualmente como abono químico), 2) melaza más harina de semilla de guayaba y 3) melaza más micelio seco de A. niger. Estas se efectuaron anaeróbicamente (sin oxígeno) usando el hongo Saccharomyces cerevisiae, común en la elaboración de cerveza y pan. “La harina mostró ser una buena fuente de nitrógeno, pues hubo mayor fermentación alcohólica del sustrato y mayor rendimiento de etanol. Por tanto, su uso puede reducir los costos operativos en casi un 35%, en comparación con el uso de otras materias primas”, dice la profesora Serna. Además, sus lípidos (grasas) mostraron un efecto antiespumante y su contenido de vitaminas y minerales favorece el crecimiento y la viabilidad de la levadura. Esta investigación les abre un nuevo campo de desarrollo a varias industrias, que podrán aprovechar estos conocimientos si se acercan a la academia.

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Jeinst Campo Rivera,

Gracias a la investigación científica, comienzan a encontrarse usos beneficiosos de los subproductos de guayaba.

Con la adición de solo un 10% de etanol a la gasolina convencional, las emisiones de monóxido de carbono disminuyen en un 27%, para carros nuevos, y en un 45%, para carros de entre 7 y 8 años de uso.


15

Innovación

Extractor de tornillo sinfín diseñado en la UN.

Obtención de jugo y bagazo.

Producto final.

Fotos: archivo particular

Caña seca de maíz.

Harrison Rentería, Unimedios

Los primeros en experimentar el sabor dulce de los tallos del maíz fueron los aztecas, pero ellos nunca desarrollaron técnicas para extraer una sustancia que pudiera endulzar su alimentación. Solo quedó como una curiosidad histórica. Sin embargo, Héctor Jairo Correa, doctor en Ciencias de la Producción Animal, en una de sus indagaciones para aprovechar desechos orgánicos, se topó con esta historia de la Colonia y cedió a la tentación de probar si, en efecto, esas cañas eran dulces. Con el primer mordisco lo comprobó, y casi de inmediato empezó a idear un sistema para extraer el jugo azucarado de este subproducto agroindustrial, que es desechado o usado como abono. El investigador, adscrito a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, asegura que explotarlo puede incrementarles las ganancias a los cultivadores de maíz, que por estos días pasan días difíciles.

164

marzo de 2013

Sector decaído La alternativa tiene bastante relevancia si se considera que los productores en Colombia enfrentan el fantasma de la importación, representado en 3.600.000 toneladas de grano que llegan de países como Estados Unidos. Esta realidad puede cambiar con la investigación que emprendió el docente en cultivos de maíz en Támesis (Antioquia). Allí, los campesinos comienzan a descubrir la otra virtud de esta planta. “Ya no podemos sostenernos económicamente solo del grano. Con esta nueva opción la ganancia sería total porque no se pierde la caña”, afirma Édgar Vergara, uno de los propietarios de La Luisa, finca en donde se adelanta la pesquisa. En la actualidad, las mieles para procesos industriales y el consumo casero se obtienen, en su mayoría, de los ingenios azucareros. Según cálculos de Asocaña, en el año 2001 se produjeron 2,3 millones de toneladas de azúcar cruda, destinadas al consumo de los ho-

La miel de tallos de maíz es una alternativa rentable Un estudio comprobó que los tallos del maíz, considerados desecho y utilizados solo como abono, contienen jugos que mediante procesos agroindustriales se pueden convertir en mieles tan dulces y rentables como las de caña de azúcar. La innovación puede contribuir a recuperar la deteriorada economía de los cultivadores del grano.

gares (en un 52%) y a la elaboración de productos alimenticios (en un 48%). Estas cifras son muy alentadoras para el sector maicero.

Tras un dulce panorama Los agricultores de La Luisa cuentan que cultivan maíz desde hace 25 años, el mismo tiempo que lleva la crisis del sector por la llegada desmesurada de importaciones de pequeños productores de naciones como Argentina, Brasil y Estados Unidos, que ofrecen precios más bajos. Esto representa el 85% de su comercio interno. El profesor Correa indica que “los colombianos consumen 4.200.000 toneladas de maíz anuales, pero el país produce solo 1.100.000 toneladas, lo que demuestra que el sector maicero nacional es menos rentable”. Por eso, el objetivo es impulsar este proyecto aprovechando iniciativas oficiales como el Plan País Maíz, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que pretende promover el crecimiento y fortalecimiento de este producto agrícola.

Calidad y proyección Según las proyecciones hechas por el investigador, se podrían producir hasta trece toneladas de miel

anuales por hectárea sembrada. Hace un año, en la finca La Luisa, comenzó el proyecto con la siembra de 5.500 metros cuadrados de maíz criollo proveniente de la región de Urrao (Antioquia). “Se tomaron entre 10 y 15 plantas al azar durante varios estadios de la fase de producción. Se les evaluó altura, peso de cada tallo, producción de follaje, jugo, contenido de azúcares totales y cenizas. Así, se estimó que, en un cultivo de 60 mil plantas por hectárea, se podrían obtener esas trece mil toneladas”, precisa. Las mieles fueron valoradas en el laboratorio de bromatología de la UN en Medellín, y las conclusiones fueron bastante positivas. El contenido de azúcares, como lo exige el Icontec para el comercio, debe ser mínimo del 49%; y el de la caña de maíz superó el 60%. En cuanto a los grados brix (cantidad de sacarosa), la norma exige un 79,5%; y las muestras estudiadas alcanzaron más del 85%. Finalmente, el contenido de ceniza debe ser máximo del 12%; y en estas no pasó del 6%. Los anteriores datos también evidencian que tiene mayor valor nutricional y puede sustituir los endulzantes de caña de azúcar. Se puede utilizar para alimentación humana y animal, en la industria

cosmética y para producir alcohol carburante, aunque la propuesta, indica el profesor Correa, “está encaminada a extraer mieles para consumo animal y humano”.

Procesos de extracción tradicional La extracción de miel de los tallos de maíz es muy similar al de la caña panelera. Se recolecta el material vegetal, se lava para retirarle los contaminantes, se pica y se procesa en un extractor de jugos de tornillo sinfín o un trapiche. Luego el líquido obtenido se filtra y se hierve. Finalmente, se retira poco a poco la cachaza, que es el material flotante que queda, hasta alcanzar el nivel de humedad y viscosidad propio de una miel. Édgar Vergara, el agricultor del municipio de Támesis, dice que ya no tendrá que laborar junto con sus dos compañeros y lidiar con el guadañador para picar los residuos del maíz e incorporarlos en el suelo o quemarlos. Con este proceso ahorrará mano de obra, no contaminará el ambiente y –según estimaciones del profesor de la UN– percibirá dos veces más de lo que gana con la hectárea y media que tiene en la finca, que solo le deja por cosecha un millón y medio de pesos.


16

Ciudad

Desarticular el CAN:

apuesta costosa y no prioritaria para Bogotá

Una de las ideas del Gobierno es demoler y volver a construir los edificios del Centro Administrativo Nacional (CAN), algo bastante radical para muchos.

A pesar de ser un aglomerado de retazos estatales, el CAN tiene un sentido simbólico, de patrimonio y de activo social para la ciudad que desconoce el Plan de Renovación Urbana propuesto por el Gobierno. Desplazarlo o desarticularlo es una equivocación, aseguran algunos expertos.

164

marzo de 2013

Unimedios Es un hecho obvio que Bogotá ha crecido de manera desordenada. Es una colcha de retazos edificada de manera caprichosa, un verdadero reto para urbanistas y arquitectos, que la sueñan compacta, eficiente y rentable. Sin embargo, en medio del caos, hay una dinámica de ciudad que se ha gestado en torno a propuestas que lograron consolidarse con el tiempo y constituirse en punto de referencia para el ciudadano común. Un ejemplo es el Centro Administrativo Nacional (CAN), que surgió de una idea maestra del famoso arquitecto franco-suizo Charles Édouard Jeanneret-Gris (mejor conocido como Le Corbusier), quien fue contratado para diseñar un proyecto que ayudara a la expansión de Bogotá, que por el año 1947 ya contaba con 320 mil habitantes. Dicha idea incluyó la construcción de grandes obras de infraestructura, como la Autopista Norte, el Aeropuerto Eldorado, la calle 26 (o Avenida El Dorado), el Centro Internacional (ubicado en los terrenos del antiguo Parque del Centenario, del cual solo queda el recuerdo) y el CAN, lugar donde debían confluir todos los poderes de la nación. Según Rodrigo Cortés Solano, decano de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, lo que fue una proeza en función del progreso también resultó ser –en su momento– un trauma para la ciudad, dada la improvisación que se presentó.

“Fue trasladar una enorme cantidad de oficinas a un lugar donde no había nada. Se trataba de un predio rural de 1.200 hectáreas, en manos de un único propietario, que lo había legado a la beneficencia de Cundinamarca con el ánimo de que fuera el patrimonio que respaldara y protegiera al Hospital San Juan de Dios”, cuenta el profesor Cortés. Con el tiempo, Bogotá asimiló el proyecto, el cual, junto con Eldorado, jalonó el crecimiento de la ciudad hacia el occidente. No todos los arquitectos y urbanistas actuales se aventurarían a proponer cambios radicales a lo que hoy es esa parte de la ciudad: a borrar el pasado y la historia y a correr el riesgo de desarraigar a sus habitantes. Los arquitectos de mediados del siglo XX (entre ellos Le Corbusier) no fijaban sus prioridades en áreas consolidadas, sino en las que realmente requerían intervención del Estado o de empresas privadas con responsabilidad social. Quizás por eso, afirma el profesor Cortés: “a pesar de ser un aglomerado de retazos estatales, el CAN tiene un sentido de patrimonio y de activo social muy importante; es un referente simbólico de la ciudad; y desplazarlo o desarticularlo nuevamente, a mi modo de ver, es una equivocación, pues se interrumpe la lógica de la ciudad”.

¿Trasformación radical? Según Andrés Escobar, gerente de la Empresa Nacional de Renovación Urbana Virgilio Barco

Vargas, designada por el Gobierno para llevar a cabo el proyecto, la transformación del sector debe ser radical. Es decir, demoler y volver a construir. Los argumentos son varios: obsolescencia de los edificios, seguridad para los ciudadanos o simplemente la lógica especulativa que indica que ese terreno es el mejor negocio urbanístico de la capital. Además, manifiesta que la propuesta está amparada por el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, que en su capítulo sobre vivienda y ciudades amables prevé “la formulación de programas de renovación urbana con una efectiva articulación con los sistemas de movilidad y espacio público”. Sin embargo, el decano Cortés resalta que decir que “un edificio no sirve porque es viejo no es un argumento del todo válido en urbanismo”. Así defiende la importancia cultural y patrimonial de varios de los edificios que componen el CAN y cuyas estructuras no se han visto afectadas por el paso de los años. No obstante, la actual decisión del Gobierno cambia la dirección en la que fue desarrollado el Plan de Regularización y Manejo elaborado por la UN, que tardó cuatro años y logró la concertación de veintiuna empresas, que, bajo el liderazgo del Ministerio de Educación Nacional, le encomendaron a la Universidad su formulación. Lo que se proponía era intervenir, pero sin ejecutar grandes afectaciones a lo que ya está hecho. El nuevo plan desconoce así el deseo y los acuerdos de estas entidades, algunas de las cuales, según el pro-

fesor Cortés, “habían empezado reforzamientos estructurales e inversiones para ampliar parqueaderos, por ejemplo”. Tal es el caso del edificio del Incoder, donde se planea adecuar la arquitectura y estructura física, que incluye las obras y redes técnicas complementarias para los pisos uno y dos. El objetivo: aumentar la seguridad de los funcionarios y usuarios del inmueble. Algo similar ocurre en la UN, que refuerza varias edificaciones, entre las cuales se encuentra el Hospital Universitario. Al respecto, el profesor Fernando Viviescas, arquitecto y urbanista de la UN, considera que para hacer una ciudad amable no es necesario depredar lo que ya existe. Y es que, tal y como ha sido planteada la propuesta del Gobierno, varios proyectos de la Universidad tendrían que detenerse en la zona, porque así lo requiere el nuevo plan de densificación.

Un hospital que necesita Bogotá Un informe revelado por el DANE y la ONU evidencia que en Colombia la población envejece de forma rápida. Y son justamente los adultos mayores los que presentan amplia prevalencia de enfermedades crónicas. Pero el nuevo proyecto de renovación afecta los planes de consolidación de un nuevo hospital en la zona occidental de la ciudad que permita su atención. Según la directora del Fondo de Población de la ONU, Tania Patriota, en los últimos veinte años, los adultos se han duplicado en el


país. Además, la esperanza de vida de los colombianos aumenta progresivamente: ahora las mujeres viven en promedio hasta 78 años y los hombres, 72. El Hospital Universitario nace con la filosofía de ofrecer servicios a esta población –que requiere cuidados paliativos y tratamiento ambulatorio– y orientado por su papel fundamental, que es la enseñanza, según resalta el decano de la Facultad de Medicina, Raúl Esteban Sastre. Según el profesor Roberto Franco, director del posgrado en endocrinología y encargado del área internista del centro asistencial: “La idea es establecer una institución que atienda enfermedades crónicas propias de adultos mayores. En ese sentido, la UN tiene una ventaja, y es que cuenta con el departamento de medicina interna más grande del país”. En opinión de Juan Carlos García Ubaque, gerente del proyecto del Hospital, la renovación del CAN es benéfica para la ciudad, pero advierte: “la Universidad no está interesada en contraerse; al contrario, está en crecimiento y, hasta el momento, no tiene sentido detener esta iniciativa”. Además, la UN no es la única institución interesada en suplir las necesidades de atención en salud en el sector, pues el Hospital Central de la Policía también ejecuta obras de ampliación de su planta física y construye su segunda etapa. La puesta en marcha del Hospital sigue adelante, a pesar de la posible transformación de la zona. De hecho, ya tiene recursos aprobados por 40.000 millones de pesos. En el momento, se trabaja en el reforzamiento de la estructura y pronto se comenzarán los trabajos de obra gris y blanca, así como los procesos de contratación de unas trescientas personas, la tramitación de la dotación, la puesta en marcha de procesos de calidad, de protocolos de manejo y alimentación, en otros. Tal y como lo indica García Ubaque: “hay que garantizar la atención, y para eso trabajaremos sin descanso”.

164

marzo de 2013

¿Una decisión sin consultar? Según el profesor Viviescas, después del Ministerio de Defensa, la UN posee la mayor cantidad de terrenos del CAN (cerca de 38 mil metros cuadrados). Sin embargo, no ha sido tenida en cuenta. Llama la atención, a la luz de las normas y de lo contenido en el documento Conpes 3694 de 2011, que haya sido ignorada en los procesos derivados de la adopción de un plan de renovación. Varias voces reclaman que, debido a su vocación académica, la Universidad debería ser parte activa en el proyecto. Cabe recordar que el sector fue concebido por un Gobierno liberal, que le daba importancia a la educación, la ciencia y la tecnología, pero también a una academia propositiva ante los problemas del país (y, por supuesto, de la ciudad). Por eso, la Institución no puede ser incluida dentro de esa transformación sin ser consultada de manera específica y especial. Tampoco se pueden establecer acuerdos ni definir proyecciones sin tenerla en cuenta, pues es un ente autónomo (inciso 2 del artículo 13 de la Constitución). Cualquier expropiación de sus propiedades

17

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Ciudad

Son varias las instituciones que están interviniendo sus terrenos en el CAN. Muchas temen perder lo invertido.

necesita un trámite especial ante el Congreso de la República. Tal vez por ello, y a pesar de que en el documento Conpes no se la menciona, la UN contempla ejecutar algunas transformaciones en terrenos de gran importancia para su desarrollo administrativo (Edificio Uriel Gutiérrez) o tiene decidido hacerlas, como en el mencionado Hospital Universitario. Un aspecto más que pone en evidencia la falta de consulta es el hecho de que el documento Conpes establece: “El Comité Directivo se conformará a través de un contrato o convenio interadministrativo. Será una instancia de decisión y estará integrado por las siguientes entidades, las cuales, además, aportarán insumos técnicos en temas relacionados con el proyecto (urbanísticos y arquitectónicos, transporte, seguridad y financieros): Ministerios de Ambiente, Transporte, Defensa y Hacienda y Departamento Nacional de Planeación. Igualmente, el comité directivo, mediante convenio o contrato, designará a la entidad administradora del proyecto, la cual podrá ser pública, privada o mixta, según lo determinen los estudios”.

¿Y las zonas verdes? Una de las mayores preocupaciones tiene que ver con el uso de las zonas verdes. Si bien es cierto que el Parque Simón Bolívar, la Ciudad Universitaria y otras zonas consideradas pulmón de la ciudad son mencionadas, no queda muy claro si serán intervenidas o no. Los interrogantes surgen con respecto a un predio de 24 hectáreas, ubicado en el costado occidental, que colinda con el parque El Salitre y la Biblioteca Virgilio Barco, cuya vocación es la de ser parque. En el nuevo plan de reordenamiento perderá ese estatus, por lo cual se le podrá dar otros usos. Bogotá tiene un enorme déficit de espacios públicos, que incluyen zonas verdes y parques para el disfrute ciudadano. Mientras que el estándar internacional sugiere alrededor de 15 metros cuadrados por habitante, Bogotá apenas se acerca a los 4. Ciudades como Curitiva (Brasil) cuentan con un promedio de 52 m2 y Chicago (EE. UU.), con uno de 99. Es claro que, desde el punto

de vista urbanístico, los parques –y no los condominios aislados– constituyen un espacio de integración e inclusión social. Según el profesor Cortés, “ese terreno es el último remanente de lo que fuera la Hacienda El Salitre y ahora está en manos de la Gobernación de Cundinamarca. Al imponerse otro estatus, podrá combinarse con otros usos; es decir, se permitirá instalar viviendas, oficinas y, se supone, solo una tercera parte quedará como parque”. Además indica, que esta situación empeora el déficit de espacios públicos libres para los capitalinos. “De ninguna manera se debe contemplar su reducción; la reserva de El Salitre es extraordinariamente valiosa, pero es un parque”, puntualiza. No obstante, en el sitio, dice Escobar, “se proyectan alrededor de 28 edificios de 20 pisos para entidades descentralizadas, diseñados para atender público; además, torres de vivienda y otros usos que aporten a la sostenibilidad ambiental y a la autofinanciación”. Por todo lo anterior, se hace imperioso poner sobre el tapete una discusión en torno al plan propuesto por el Gobierno.

La UN elaboró un estudio para emprender el reordenamiento territorial en el CAN. Pero el Gobierno le dio un giro distinto a lo inicialmente propuesto.


18

Ciudad

Metodología evita despilfarro en planeación

Ana María Escobar Jiménez,

Unimedios

La falta de planeación al emprender obras de transporte se evidencia en proyectos como el Cable Aéreo de Manizales, que, con 4.500 pasajeros diarios –de los 17 mil que inicialmente se tenían previstos–, tuvo pérdidas por 212 millones de pesos, en el año 2011, y de 235 millones, en el año 2012, según informa Óscar Humberto González, gerente de la entidad que administra este medio. Un caso similar es el sistema de transporte masivo MIO, de Cali, operado por cuatro empresas que, en conjunto, registraron pérdidas mensuales que llegan a los 5.400 millones de pesos. “A excepción de Transmilenio, todos estos sistemas demuestran problemas desde su concepción misma. No hay criterios clave en los aspectos técnicos ni una base sólida en los cálculos de los modelos de demanda, lo que desencadena desfases y déficits presupuestarios”, señala Francisco Javier García Orozco, director del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales.

vial

En Manizales, gracias a una nueva metodología de priorización de planes viales, se optimizó la movilidad en una de las avenidas más importantes de la ciudad. Se agilizó la circulación y se redujeron los tiempos de viaje. Es una alternativa que permite invertir los recursos públicos de forma efectiva y privilegiar las obras más beneficiosas.

164

marzo de 2013

Con el objetivo de que las entidades oficiales elijan los planes viales más beneficiosos para las ciudades, el profesor García y el ingeniero Diego Alexánder Escobar (integrantes del Grupo de Trabajo Académico en Vías, Transporte y Geotecnia de la sede) desarrollaron una metodología que prioriza los proyectos que presentan las características técnicas más acordes al desarrollo social y físico que requieren las comunidades. La herramienta los evalúa con respecto a cuatro variables: crecimiento urbanístico y accidentalidad vial (que se insertan en los dos modelos que existen en el mundo para hacer análisis de tráfico: oferta y demanda), así como modelo de desarrollo de la ciudad y zonas de alta o baja accidentalidad. El modelo de oferta (que se usa en Europa) calcula cuánto se reduce el tiempo de viaje con la inserción de determinada infraestructura. El de demanda (más utilizado en América) estima la carga vehicular que podría llegar a alojar cierta obra vial. Estos cálculos se apoyan en un software de interpolación, que establece los valores (tanto estadísticos como espaciales) de las variables para todos los puntos de un territorio. Luego, usando operaciones matemáticas, se obtienen datos numéricos sobre todos los puntos en un trayecto dado, lo que permite tener una visión más precisa sobre las condiciones de una vía. La tercera variable es el modelo de desarrollo de la ciudad (cómo crece y hacia dónde). Además, se tienen en cuenta factores como los

Foto: archivo particular

Criterios de evaluación

Gracias a la metodología elaborada en la UN en Manizales, se han podido priorizar obras de impacto positivo para la ciudad.

terrenos disponibles y las densidades poblacionales proyectadas para ciertos sectores, según los datos de las autoridades. La última variable determina cuáles son las zonas de alta o baja accidentalidad y da mayor puntaje a la obra que contribuya a solucionar las situaciones más críticas. De la evaluación de los cuatro criterios se obtienen planos y curvas que reflejan los datos específicos de cada tramo, como población y viviendas aledañas. La finalidad es reducir el tiempo medio de viaje, la carga de vehículos y las densidades poblacionales, así como disminuir la accidentalidad.

Establecer prioridades La flexibilidad de la metodología permite incluir otros aspectos, como lo social y lo ambiental (referido a la emisión de gases y ruidos). Estos criterios ya fueron utilizados para elaborar el Plan de Movilidad de Manizales, que fue encargado a la UN por la Secretaría de Tránsito y Transporte de la ciudad. En este se examinó un grupo de siete paquetes de proyectos que sumaban 122 kilómetros de vías.

“Por ejemplo, con la combinación de las cuatro variables, en Manizales se priorizó la Avenida Panamericana, que es la variante sur de la ciudad. Esta se caracteriza por ser una vía de alcance regional que conecta el suroccidente con el centro y norte del país, sin necesidad de ingresar al área urbana”, manifiestan los investigadores. La evaluación mostró que la ampliación a doble calzada, con separador, disminuye los tiempos de viaje en la ciudad en cerca de 12 minutos, para el 20% de la población, así como para los 1.800 vehículos promedio que circulan en horas de máxima demanda en el tramo más concurrido. Además, permite incrementar la carga vehicular en un 37%, lo que beneficia a los carros particulares, a los de servicio público y, sobre todo, a los de carga pesada, pues es el único corredor autorizado para que estos últimos transiten. Según precisa el profesor García, el plan de crecimiento urbano agiliza la circulación en zonas en expansión que tienen influencia sobre la Panamericana (como son Morrogacho, la Aurora, Cerros de la Alhambra, comuna Tesorito, entre otros sectores), así como en el

vecino municipio de Villamaría y sus alrededores, al aumentar la velocidad promedio (ponderada en un 31%, que equivale a entre 14 y 20 kilómetros por hora, dependiendo del tramo)”. Esta misma lógica de selección de proyectos también es útil para detectar las obras que son de menor prioridad para la comunidad, por cuanto contribuye a filtrar, con argumentos técnicos rigurosos, las decisiones que pueden estar sujetas a caprichos políticos motivados por el deseo, el pago de favores o la necesidad de mostrar resultados, sin evaluar previamente si apuntan a un desarrollo real.

La innovación metodológica de priorización de proyectos viales, desarrollada en la UN en Manizales, es pionera en el mundo, pues conjuga varios modelos para hacer más exigentes los criterios de selección de las intervenciones de infraestructura.


19

Agro

Mauricio Parra Quijano

El aspecto menos conocido de la riqueza biológica colombiana es su agrobiodiversidad. Este patrimonio genético representa uno de los pilares de la seguridad alimentaria del país. Lamentablemente, como en otras partes del mundo, se está erosionando. La WWF estima que en el planeta se ha perdido un 75% de esa abundancia en el último siglo. En Colombia no existen estudios ni datos consolidados sobre esa erosión genética en plantas cultivadas y sus parientes silvestres; algo evidentemente grave, pues estarían ocurriendo grandes pérdidas en un escenario de absoluto desconocimiento. Ha sido un sacrificio necesario seleccionar unas pocas especies en pos de obtener una “mejor” variedad con fines alimentarios. Los grandes avances de la agricultura han ido de la mano de la domesticación y el fitomejoramiento, a pesar de la reducción genética que, irremediablemente, causan. Sin embargo, otros procesos, hasta cierto punto evitables, como el remplazo de variedades locales, antiguas o tradicionales por otras modernas ha sido dramático. En Ecuador se han llegado a detectar pérdidas de alrededor del 46% de especies de tubérculos andinos. En términos económicos, la disminución genética puede salir costosa. Por ejemplo, variedades locales de cebada etíope han provisto genes de resistencia ante un virus a las cebadas mejoradas de California, lo que ha evitado pérdidas estimadas en 160 millones de dólares. Conscientes del riesgo en el que se encuentra este patrimonio muchas naciones están rescatando y conservando variedades locales y plantas silvestres emparentadas, depositándolas en colecciones de germoplasma (usualmente semillas, tejidos o individuos). Se calcula que Colombia acumula en sus colecciones 27.900 muestras de 350 especies vegetales agrícolas, forestales y ornamentales, de las cuales el 46,6% corresponderían a grupos nativos. Cifra aparentemente pequeña comparada con la de un país con menos biodiversidad agrícola como España, que conserva más de 80.000 muestras en su inventario nacional.

164

marzo de 2013

Conservar para conocer y utilizar Las colecciones de germoplasma, a diferencia de las de otro tipo, se conservan para ser utilizadas. Sin embargo, su uso solo es posible mediante el conocimiento que podamos obtener de ellas. El investigador Ramón Valencia y sus colaboradores reportaron, en el año 2010, porcentajes variables de caracterización y evaluación del germoplasma colombiano, que, dependiendo del tipo de información, varía entre 0,4 y 64,2%. Por escaso que pueda parecer, cualquier estudio en este campo representa un gran esfuerzo en términos económicos y logísticos por parte de las entidades responsables de conservar la agrobiodiversidad. En Colombia esa responsabilidad le corresponde a Corpoica.

Foto: archivo particular

Programa Capfitogen Facultad de Agronomía Universidad Nacional de Colombia

El papel de los campesinos y de los agrónomos es crucial para proteger la rica agrobiodiversidad nacional.

Erosión genética en el agro es un

riesgo latente

Desarrollos científicos y metodológicos de bajo costo y adaptados a las condiciones de países en desarrollo llegan a Colombia para ofrecer soluciones para conservar el patrimonio genético vegetal. La agrobiodiversidad del país está amenazada por la falta de técnicas apropiadas de recolección de información.

Escasos recursos Los métodos desarrollados para recolectar, conservar y caracterizar la agrobiodiversidad en ocasiones no tienen en cuenta las limitaciones económicas, la infraestructura o capacitación del personal. Esto ocasiona que en países en desarrollo las metodologías, o no se puedan aplicar, o si se aplican no se puedan extender a todo el material genético conservado.

Este escenario ha conducido a que algunos grupos de investigación en el mundo hayan dirigido sus esfuerzos a explorar metodologías de menor costo y complejidad que se adapten mejor a las condiciones de los programas nacionales de países en desarrollo. Las alternativas metodológicas incluyen el aprovechamiento de la información ambiental relevante (o ecogeográfica) de los sitios de recolección, para incrementar la probabilidad de encontrar genes

Diseminar nuevas metodologías El Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Tirfaa) y el Gobierno de España se interesaron en los nuevos avances metodológicos para conservar la agrobiodiversidad. Uno de sus objetivos es incentivar su uso en América Latina ofreciendo herramientas de fácil aplicación, para así comenzar un programa de transferencia tecnológica. En ese marco nace el programa Capfitogen. Este comprende una serie de talleres de distribución de paquetes de información a 19 países. El primero cuenta con el apoyo de la UN y se llevará a cabo en la Hemeroteca Nacional Universitaria este mes. Será el primer paso para construir estrategias más eficientes de conservación y uso de la agrobiodiversidad en Latinoamérica.

de alto valor. Asimismo, se plantea usar sistemas de información geográfica (SIG) como medio de obtención de datos ecogeográficos. Dado que la mayor parte de esta información y el software necesario para efectuar los análisis son de acceso gratuito, la inversión en esta tecnología se reduce a un computador de escritorio y capacitación del personal. Se trata, entonces, de métodos compatibles con escenarios de recursos limitados, frecuentes en los países en desarrollo. Después de demostrar su efectividad en casos de estudio –publicados en revistas científicas internacionales–, esta nueva generación de metodologías está lista para ser transferida a países como Colombia. Aquí, recientemente, se han aplicado alternativas para especies de interés agrícola, como, por ejemplo, el diseño de recolección y establecimiento de una colección de la familia de las Anonáceas (chirimoya y anón), mediante un proyecto encargado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (2008-2012) a la Universidad Nacional de Colombia. Son esfuerzos que deben aumentar para poder conservar el patrimonio agrobiodiverso del país.


20

Conservación

Descubren dos nuevos

primates colombianos en museo de Chicago Dos nuevas subespecies de monos colombianos fueron descubiertas en colecciones del Instituto de Ciencias Naturales de la UN y del Field Museum de Chicago. El hallazgo resalta el significado de esta clase de piezas archivadas, que contienen evidencia del proceso evolutivo de la fauna del país.

164

marzo de 2013

Escondidas en colecciones naturales y localizadas lejos de las espesas selvas colombianas, el biólogo Hugo Mantilla Meluk halló dos nuevas subespecies de primates colombianos. Más aún, encontró evidencia de que estos monos provienen de tres grupos evolutivamente distintos, lo que demuestra la plasticidad del genoma de los primates neotropicales. Del género Lagothrix, descrito en 1812 por el barón Alexander von Humboldt, en Colombia contamos con dos especies: Lagothrix lagothricha y Lagothrix lugens. Este último, que es endémico de Colombia, da el nombre a las nuevas subespecies encontradas por el experto: Lagothrix lugens defleri y Lagothrix lugens sapiens, ubicadas en el pie de monte de la Amazonia, sobre la cordillera oriental (en el Caquetá) y en la Sierra de La Macarena (en el Meta). Él desarrolló la investigación a partir de restos de especímenes guardados en el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, adscrito al Instituto de Ciencias Naturales (ICN). Luego visitó las colecciones de primates de la década de los cincuenta del Field Museum de Chicago, en donde, paradójicamente, el número de ejemplares colombianos depositados es mayor al que se tiene en Colombia. Allí estudió a los representantes de todo el rango de distribución del grupo Lugens. Concluyó que existen variantes geográficas originadas por procesos evolutivos distintos que eventualmente se pueden mezclar y tener hibridación, así generan fenotipos intermedios.

Más por descubrir Según Mantilla Meluk, la gran biodiversidad del país sigue siendo desconocida y está guardada en cajones de colecciones. “Sin estas piezas conservadas en los museos sería difícil hacer un trabajo taxonómico sistemático”, asegura. Y agrega que es necesario ampliar

estudiar, para así documentar y describir las variaciones morfológicas entre especies. No obstante, el Decreto 309 del 2000, actualmente en reforma, obliga a los investigadores a solicitar permisos que limitan su capacidad para recolectar especímenes con fines investigativos, sin ánimo de lucro y que solo cumplen una función científica y social. La investigación taxonómica es uno de los grandes vacíos en Colombia, y es lo que impide determinar el número exacto de primates en el país. Trabajos previos del profesor Thomas Defler, uno de los primatólogos más destacados de América Latina, sugieren que en el territorio nacional existen once géneros y poco más de treinta especies.

Particularidades La subespecie Lagothrix lugens defleri recibe su nombre como homenaje a este profesor e investigador de la UN. Lagothrix lugens sapiens toma su nombre de dos reconocidos primatólogos: Jorge Ignacio Hernández Camacho, fundador de las colecciones zoológicas del ICN, y Philip Hershkovitz. La subespecie Lugens lugens (la nominal de la cual se diferencian las nuevas subespecies), fue descubierta en 1907 a partir de especímenes encontrados en las partes altas de la cordillera central. Es un primate, de aspecto macizo, color oscuro, peludo, cola gruesa, arborícola y que vive en grupos grandes. Los descubiertos en Caquetá (Lugens sapiens) son animales de cuerpos más pequeños comparados con los de la especie nominal, tienen colas largas y delgadas, color plateado, pelaje del cuerpo más corto, el pelaje sobre la cabeza es más oscuro y su cráneo es más grande. El L. l. defleri de la Sierra de La Macarena es de cuerpo más alargado y cola no tan larga como la del L. l. sapiens ni tan gruesa como la del L. l. lugens, tiene pelaje de visos plateados, aunque más oscuros, y

Lagothrix lugens defleri, (arriba) es uno de los dos primates descubiertos por el biólogo Hugo Mantilla Meluk, en las colecciones científicas del Field Museum of Chicago y del Instituto de Ciencias Naturales de la UN.

pelo largo en el pecho. Asimismo, presenta una línea media sagital sobre su cabeza y es de cráneo más comprimido. Mantilla Meluk sostiene que, entre los mamíferos, los primates son de uno de los grupos que tienen hábitos diurnos. Se caracterizan por que su actividad principal es recolectar frutos de colores fuertes, por su visión bien desarrollada y por ser animales muy sociales. Esta particularidad hace que exista la posibilidad de que genomas de diferentes especies eventualmente se mezclen, lo que puede derivar en grupos evolutivos independientes producidos por hibridación.

Un método específico El proceso investigativo involucró diferentes tipos de análisis. Uno de ellos es el morfométrico, que consiste en una serie de medidas craneodentales. Con este se obtiene información funcional sobre su alimentación, sitios de origen y cómo se relacionan con su medio. Otro es el procedimiento estadístico, que permite evaluar de manera científica las diferencias en la morfología de las poblaciones. Otro más fue el modelamien-

Foto: archivo particular

Unimedios

Foto: cortesía Gabriel Pantoja

Víctor Manuel Holguín, las muestras que se puedan

to con base en sistemas de información geográfica, que se sustentan en un software que maneja información ambiental numérica y mapas que representan variables como temperatura, precipitación y altitud, entre otras, de los lugares en donde fueron recolectados. Según el biólogo, la investigación primatológica es imprescindible para obtener datos de primera mano sobre la evolución de los seres humanos: “Esta nos muestra qué tanta plasticidad tiene el genoma, lo que advierte sobre cómo el hombre responde a las variaciones ambientales. Es necesario entender qué tanta variabilidad hay, sobre todo en grupos cercanos, y cómo la naturaleza resuelve sus problemas”. Estos primates están catalogados como críticamente en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, debido a amenazas antropogénicas (aumento de la línea agrícola, deforestación, minería) y eventos naturales (como el calentamiento global) que reducen los ecosistemas de alta montaña. En las zonas bajas, el problema es la transformación de la tierra a causa de la ganadería, la destrucción de la selva para sembrar cultivos ilícitos y la colonización.


21

Medioambiente Fernando García Ardila,

Un informe publicado en el año 2011 por la Agencia Internacional de Energía indicaba que las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) fueron de 31,6 gigatoneladas (un preocupante aumento del 3,2% respecto al año 2010). En promedio, Colombia envía a la atmosfera 180 millones de toneladas al año (0,2% de las emisiones del planeta), cifra que sitúa al país como uno de los menores productores de gases de efecto invernadero. Una de las razones es que apenas el 15% de su electricidad es generada en centrales térmicas (que usan combustibles fósiles). En cambio, la mayor parte se produce en centrales hidroeléctricas, que, en el año 2010, generaron 56.887,6 gigavatios por hora (GWh), según el Ministerio de Minas y Energía. Si bien, de una u otra manera, la mayoría de las sociedades modernas son causantes del cambio climático, hay unas que salen mejor libradas que otras a la hora de apuntar el dedo. En ese sentido, Colombia se da el lujo de contar con un “sello verde” por su producción de energía primaria (que debe a su patrimonio hídrico). Sin embargo, uno de los objetivos en todo el mundo es obtenerla con cero emisiones. Así, el país tiene una tarea de largo aliento, pues no está invirtiendo en estructurar proyectos energéticos alternativos. Al respecto, el grupo de Sistemas e Informática de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín y la empresa EPM trabajan en desarrollar una serie de modelos informáticos y matemáticos que permitan tener información precisa sobre el sector nacional en aspectos como generación y consumo. Gracias a ellos, los investigadores han determinado que Colombia presenta todas las condiciones para explorar fuentes de energía renovable y mantener una economía baja en carbono. Incluso podría remplazar la producción térmica.

164

marzo de 2013

Oportunidades para el país El profesor Carlos Jaime Franco, coordinador del proyecto, indica que la necesidad de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (particularmente de CO2) plantea retos en aspectos de política, regulación, tecnología, demanda y, en general, del entorno competitivo de la industria de generación y de los sectores intensivos en el consumo de electricidad. Aunque el sector eléctrico colombiano tiene un alto componente hidráulico, el profesor precisa que aún no es claro cuál es la estructura más adecuada que debe implementar el país en el futuro, dada la gran incertidumbre sobre el impacto que puedan tener las políticas mundiales sobre el cambio climático. No obstante, expresa que, ante las evidentes amenazas, el entorno pareciera ofrecer oportunidades aún no suficientemente exploradas. “Para poder enfrentar este devenir climático es necesario que ingresen tecnologías renovables y más limpias, que redunden en mayores ahorros. Pero para eso se necesitan políticas e incentivos”, asegura.

Foto: archivo Unimedios

Unimedios

Sol, agua y viento son recursos abundantes con los que cuenta Colombia y que están siendo desaprovechados.

Incentivos para

energías alternativas potenciarían su uso

Aunque Colombia es uno de los países que menos gases de efecto invernadero arroja a la atmósfera, todavía está lejos de implementar opciones energéticas menos contaminantes. Hay dos elecciones: establecer más impuestos a la contaminación o introducir estímulos económicos para usar fuentes limpias, como la energía eólica o la solar. La segunda sería la más favorable.

Actualmente, nuevos procedimientos de generación eólica, hidráulica y solar pueden entrar fácilmente al mercado nacional y competir con tecnologías establecidas. Sobre todo cuando las energías renovables cubren hoy cerca del 20% del consumo mundial de electricidad, según informa la Unidad de Planeación Nacional Minero-Energética. Los expertos hicieron dos proyecciones analíticas sobre cuál sería el mejor escenario para Colombia a la hora de incentivar el uso de otras fuentes. Para ello, compararon dos propuestas de política pública. Una consiste en poner un impuesto al carbono (pagar más plata por contaminar). La otra, en incentivar el uso de las energías renovables (pagar menos por tener

Energía

electricidad limpia). La conclusión general es que la primera alternativa limitaría muchísimo el crecimiento de las tecnologías limpias, mientras que la segunda las impulsaría decisivamente. Por ejemplo, en este último escenario, la solar pasaría de producir cero megavatios (que es la situación actual) a cuatro mil en el año 2034. En cambio, las líneas crecientes de consumo de petróleo y de carbón comenzarían a debilitarse ese mismo año. En la actualidad, la energía eólica (del viento) no goza de incentivos para entrar al mercado nacional. Algo similar ocurre con la solar, que requiere significativas inversiones, dados sus costos de implementación.

Disponibilidad de información

Potencial

Penetración

Si bien un escenario de impuesto al carbono reduce el aumento de tecnologías basadas en combustibles fósiles, los expertos revelan que no es suficiente para promover las limpias. Por eso, proponen mecanismos para subsidiarlas según contaminen menos. Estas proyecciones se elaboran cruzando diversas fuentes de información estadística provenientes del mercado de carbono, las metas del Protocolo de Kioto, los mercados energéticos de Europa y EE. UU., entre otras variables. Son un compendio valioso para los Gobiernos e industrias del país, pues, según el profesor Franco, “permiten visualizar distintas políticas para el sector eléctrico y mostrar un camino para estructurar una economía más sostenible”.

Regulación

Incentivos

Solar

Limitada

Bueno

Muy baja

No hay

No hay

Eólica

Limitada

Bueno

Muy baja

No hay

Limitados

Biomasa

Limitada

Bueno

Muy baja

No hay

Limitados

Geotermia

Limitada

Indeterminado

No hay

Limitada

No hay

Pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH)

Buena

Bueno

Media

Limitada

No hay

Nuclear

Buena

Limitado

No hay

Limitada

No hay

Colombia posee excelentes recursos para usar tecnologías limpias. En la tabla se presenta un resumen de la disponibilidad de información, el potencial, el nivel de penetración de las diferentes tecnologías y los mecanismos de regulación e incentivos existentes en el país.


Ciencia Leidy Castaño,

164

marzo de 2013

Unimedios

Para Pierre Joliot-Curie, nieto de los premios nobel de física y química Pierre y Marie Curie e hijo de los también galardonados Fréderic e Irène Joliot-Curie, la investigación es un juego, lo que queda constatado en la sonrisa que esboza en su rostro mientras rememora su infancia. “Recuerdo que aprendí de mis padres que había una similitud muy grande entre la creatividad, la indagación y el arte. Y eso lo profundicé mientras jugaba con trenes y otros mecanos. Papá y mamá alimentaron mi curiosidad, contestaron mis preguntas, desarrollaron mi imaginación, pero jamás me presionaron para que fuera científico”, cuenta. Como una época feliz define su niñez. Asegura que tuvo que esperar a cumplir setenta años para jubilarse y volver a divertirse en el laboratorio y recordar sus días de niño, en una casa a la que sus padres llevaban la ciencia. Las imágenes de sus travesuras, cuestionando, tocando, explorando el laboratorio de la familia, vuelven hasta él para recordarle que sus 81 años de vida los ha dedicado a investigar apasionadamente. A pesar de esto, no ha ganado un Nobel, situación que no le afecta porque sus padres lo blindaron ante la pregunta obligada acerca de qué significa pertenecer a dos generaciones premiadas sin haber conseguido él mismo un galardón. “La investigación es mi recompensa. El Nobel no ha sido ni motivación ni preocupación en mi vida. Mi familia me enseñó a amarla por sí misma, jamás me formaron en la competencia. Tanto así que mi hermana era mejor estudiante. Yo era un poco torpe y perezoso, pero me enseñaron a no dejarme intimidar ni a volverme competitivo, simplemente a disfrutar lo que hacía”, dice. La comunidad científica ha querido, desde siempre, medirlo por sus logros sobresalientes y descubrimientos excepcionales. Pero un triunfo de este tipo le parece a él fuera de alcance. Como lo expresa en su libro La investigación apasionada: “después de haber pasado mi primera semana haciendo ciencia experimental, me convencí de que este oficio me daría el placer y la satisfacción necesarios para que el deseo de reconocimiento y su carácter tan a menudo irrisorio pasaran a un segundo plano”. En ese sentido, declara que lo ideal es una pesquisa llena de errores, de “comenzar de nuevo”, sin un fin último ni un resultado esperado, con un sinsabor de lo alcanzado. ¿Por qué? Porque “cuanto más un científico se siente satisfecho con su trabajo, peor científico se vuelve”. Para Joliot-Curie, la herencia de una práctica científica familiar de más de un siglo se resume en un mensaje fundamental que sus padres le legaron: “la investigación debe ser, ante todo, un juego y un placer”. Así, cuenta: “no había nada que ofuscara tanto a mi madre como la imagen que a menudo se daba de sus padres –Pierre y Marie Curie–: ¡la de sabios mártires de la ciencia!”. Su visita a la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá y la de su delegación la financió él mismo siguiendo el ejemplo de sus familiares, que no quisieron patentar sus descubrimientos, sino

Decenas de personas participaron activamente en la charla donde se mostró el legado de la familia Curie.

Los Curie, familia

que donó su ciencia a la humanidad “La investigación ha dejado de ser una pasión reservada a algunos privilegiados para convertirse en un oficio como cualquier otro”, afirmó Pierre Joliot-Curie en su paso por la UN. Este descendiente de cinco premios nobel habló de cómo la ciencia debe ser un juego más que una obligación.

regalarlos a la humanidad, en una demostración de auténtico amor a la ciencia.

Homenaje en la UN María Cristina Plazas, doctora en Física Médica y docente del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias, adelantó todos sus estudios en Francia y es una de las mayores conocedoras del trabajo de los Curie. Por la proximidad de sus investigaciones, relacionadas con su ejercicio profesional, lideró el coloquio “Desde el descubrimiento del radio hasta las aplicaciones terapéuticas de las radiaciones ionizantes en Francia y en Colombia: un homenaje a Pierre y Marie Curie”. Fue un evento que la UN y el Instituto de Cancerología organizaron para conmemorar los acuerdos académicos entre Francia y Colombia. Para la profesora Plazas, la presencia de Joliot-Curie es realmente significativa. No solo porque es la primera visita que hace a nuestro país, sino también porque es la posibilidad de que “los jóvenes investigadores de la Institución y del país estén cerca de una mente brillante; de una persona que, ante todo, ha heredado la pasión por la investigación, la humildad para el trabajo y la oportunidad de tener experiencias de creación artística y de diversión ante el proceso investigativo”.

Contribución a la humanidad “La utilización de radiaciones en el tratamiento de enfermedades malignas, empleada de manera aislada o en combinación con fármacos, ha sido posible gracias al descubrimiento de los rayos X por parte de William Konrad Roentgen, físico alemán y primer premio nobel de física”, precisa la profeso-

Joliot-Curie en su visita a la UN.

ra Plazas. En esa misma época, en 1896, Pierre y Marie Curie, junto con Henri Becquerel, descubrieron una nueva propiedad de la materia que se denominó radiactividad. Marie Curie se interesó en los recientes descubrimientos sobre los nuevos tipos de radiación, tanto aquellos descritos por Roentgen como aquellos caracterizados por Becquerel. Comenzó a estudiar las radiaciones del uranio y, utilizando las técnicas piezoeléctricas inventadas por su esposo, Pierre Curie, las midió cuidadosamente en un mineral que contenía este elemento. Cuando vio que eran más intensas que las del propio uranio, se dio cuenta de que debían existir elementos desconocidos más radiactivos que este mismo material. Posteriormente, Pierre Curie se unió a los estudios de su esposa

y, en 1898, el matrimonio anunció el descubrimiento de dos nuevos elementos: el polonio (Marie le dio ese nombre en honor de su Polonia natal) y el radio. Durante los cuatro años siguientes, los Curie –trabajando en condiciones muy precarias– trataron una tonelada de ese mismo mineral y aislaron una fracción de apenas un gramo de radio. El uso de este nuevo elemento radiactivo en procesos oncológicos fue casi inmediata, pues el señor Curie puso a disposición del médico Henri Danlos una determinada cantidad del material para que fabricara aplicadores superficiales que sirvieran para tratar lesiones cutáneas. Entregó a la ciencia médica una herramienta que hoy es fundamental para la supervivencia de millones de personas.

Fotos: Víctor Manuel Honguín/Unimedios

22


23

Reseñas Información: 316 5290, extensiones 17638 y 17637 opymeditun@unal.edu.co • Oficina de Promoción y Mercadeo de la Editorial UN

Arboretum y Palmetum en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín Autores: Amanda Lucía Mora M., Beethoven Zuleta R., Carlos Esteban Lara V., Gilberto Morales S. y Néstor Javier Mancera R. Instituto de Estudios Ambientales en Medellín Universidad Nacional de Colombia

Rondas en Sais. Ensayos sobre matemáticas y cultura contemporánea Fernando Zalamea Traba. Editor. Facultad de Ciencias Humanas Universidad Nacional de Colombia

Esta publicación se desarrolló en el marco del proyecto de inversión del Plan Integral de Gestión Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín - Fase I. En su contenido se resaltan los frutos de un arduo trabajo iniciado en 1986, año en el que se

Con el objetivo de presentar los planteamientos más relevantes de las matemáticas modernas (1890-1950) y contemporáneas (1950 hasta hoy) y, a su vez, analizar cómo estos influyen en los diversos desarrollos culturales e incluso, son la base de una transformación cultural, este li-

El levantamiento arquitectónico: una aproximación metodológica Germán Franco Salamanca y Germán Téllez García. Editores. Facultad de Artes Universidad Nacional de Colombia

¿Cómo se concibe el trabajo de campo hoy? ¿Son los antropólogos cómplices, colaboradores, acompañantes o antropólogos ciudadanos cuando realizan Myriam Jimeno, Sandra Liliana Murillo trabajo de campo? ¿Cuáles son y Marco Julián Martínez. Editores. las implicaciones de realizar esta Facultad de Ciencias Humanas, tarea en el contexto colombiano Centro de Estudios Sociales y Bienestar Universitario contemporáneo? Estas son alguUniversidad Nacional de Colombia nas preguntas que el libro inten-

Leer y escribir en los primeros grados: retos y desafíos Rita Flórez Romero y Diana Paola Gómez Muñoz Instituto de Investigación en Educación Facultad de Ciencias Humanas Universidad Nacional de Colombia

Tópica jurídica en el caso de la judicialización de adolescentes desvinculados del conflicto armado

164

marzo de 2013

José Francisco Acuña Viscaya Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional de Colombia

Diana Cristina Ramírez, Luis Carlos Martínez y Óscar Fernando Castellanos Facultad de Agronomía, Facultad de Ciencias Económicas, Facultad de Ingeniería y Programa Biogestión Universidad Nacional de Colombia

a la noción de levantamiento arquitectónico y a los elementos que lo complementan para, finalmente, explicar con detalle la metodología que debe seguir quien quiera llevar a cabo este tipo de actividades: el reconocimiento, la medición, la documentación gráfica y el dibujo.

ta responder a través de nueve ensayos que nacen de las experiencias de jóvenes antropólogos en sus primeros trabajos de campo. Pero no solo se trata del análisis de una experiencia desde el ámbito académico, sino también de la propuesta de la etnografía como fundamento de toda exploración.

Las autoras de este libro conciben el desarrollo de la escritura como un proceso de aprendizaje que se fortalece durante los primeros ocho años de vida de la persona. Por esta razón, analizan la construcción sociocultural e individual que determina el aprendizaje de la escritura, señalan los puntos de

Comparar la definición de niño que da la Convención Internacional de los Derechos del Niño con la de la Constitución de Colombia, es uno de los aportes de este documento, que busca evidenciar el problema que existe en la judicialización de adolescentes vinculados al conflicto armado en el país. A su vez, poner de manifiesto la

Divulgación y difusión del conocimiento: las revistas científicas

bro parte de la revisión de las contribuciones teóricas de las matemáticas en estos periodos. Además, presenta un panorama de los diversos planteamientos matemáticos actuales y finaliza estableciendo la relación de esta área con la filosofía, la literatura, el cine y las artes plásticas.

Este manual, el primero de una serie de textos académicos de la maestría en Conservación del Patrimonio Cultural Inmueble, presenta una guía para quien esté interesado en los diversos procesos del levantamiento arquitectónico. De esta manera, parte de una revisión

Etnografías contemporáneas: trabajo de campo

dio origen a la colección que hoy alberga 64 familias botánicas, representadas por 277 géneros (218 de árboles y 59 de palmas) y 412 especies (312 árboles y 100 palmas); una colección considerada como un importante patrimonio ambiental de la región y del país.

convergencia que se presentan entre el lenguaje oral, el escrito y la escritura, y a su vez, la diferencia entre la adquisición de la lengua materna y el desarrollo de la escritura a través del fortalecimiento y el ejercicio de las capacidades cognoscitivas de los niños.

falta de comprensión del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes. También, estudia los argumentos a favor y en contra de la judicialización y recuerda el derecho de reparación que tienen los niños utilizados en el conflicto armado, a partir de la definición de víctima dada por el derecho internacional.

En el marco de los procesos que adelantan entidades como Publindex, para la sistematización de las publicaciones académicas, y con el fin de realizar un fortalecimiento del ámbito científico, este libro hace una revisión a la concepción y a la importancia de la comunicación

científica. Para ello, vuelve sobre la definición de las características y los objetivos que deben plantearse este tipo de publicaciones, así como su gestión editorial. Propone, basado en los criterios de indexación, diversos modos de gestión y marketing editorial.


24

Cultura

Muebles e ideas

Hace 200 años no solo se abrió el camino de la emancipación del país, sino también el de nuevas ideas de modernidad, que incluían el uso de objetos cotidianos diferentes. Por ejemplo, los padres de la patria dejaron de retratarse con muebles de estilo europeo, para hacerlo con los provenientes de los EE. UU., a fin de comulgar con sus idearios de libertad.

Giovanni Clavijo Figueroa,

Unimedios

En la conmemoración del bicentenario del grito de independencia hubo aspectos que pasaron inadvertidos, a pesar de que hacen parte del relato nacional. Además de las crónicas de emancipación y de la gesta libertadora, los elementos físicos también cumplieron un papel en la definición de la historia patria. Claro ejemplo son los objetos patrimoniales, como muebles y estructuras, que ahora se hallan en colecciones museográficas y que, en su momento, fueron parte de la cotidianidad de las personas y de sus aspiraciones sociales y económicas. María del Pilar López, arquitecta y profesora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, al adentrarse en el estudio de estos objetos del pasado, halló una serie de particularidades que permiten deducir la relación de las personas con sus mobiliarios. Al ver las pinturas de comienzos del siglo XIX se preguntó: ¿por qué, en muchos de los retratos oficiales, los personajes aparecen en compañía de moblajes sofistica-

dos, tipo estadounidense, y ni rastros del mueble tradicional colonial? Es común ver en los cuadros de la época consolas taraceadas, una técnica artesanal que no era propia de la herencia española. Se planteó, entonces, otros interrogantes. ¿Sus formas y ornamentos provienen del ámbito profesional de la ebanistería criolla? ¿Por qué hay tantos de ellos taraceados en museos, así como en las casas de familias colombianas? ¿Qué explicación hay para la presencia de aquellos provenientes de talleres de Estados Unidos? Las fuentes bibliográficas y documentales reportan que gran parte de la élite social tenía en sus haberes estas piezas. La profesora López descubrió alrededor de cincuenta muebles con este estilo en varias colecciones y, según su hipótesis, los diseños, técnicas y tipos ornamentales apuntan a que fueron adaptaciones de la ebanistería criolla. “Según referencias de documentos de archivo, el concepto de moda aparece en nuestro medio desde 1750, lo que contribuyó al cambio de mentalidad con relación al uso de los objetos, aunque también está el aspecto funcional y de confort”, señala.

Foto: María del Pilar López

en tiempos de independencia Retrato de Rafael Urdaneta, donde se destaca la consola taraceada. Litografía de Samuel William Reynolds de 1824. Colección Museo Nacional de Colombia, Ministerio de Cultura.

El mueble en América A finales del siglo XVIII, en el Nuevo Reino de Granada, en el puerto de La Guaira (a treinta kilómetros de Caracas, Venezuela), se consolidó una ruta comercial con Nueva España (hoy México) que permitió tener un contacto con todas las islas del Caribe. Esto redundó en la circulación de una gran riqueza cultural que fue mucho más amplia de la que permitía el puerto de Cartagena de Indias. La profesora López infiere que “por ahí entraron saberes e ideas sobre diversas artes, cambió el gusto por los objetos y se originó una nueva sensibilidad hacia las formas”. Sin embargo, dice, lo que marcó la pauta fue la obra de Serafín Almeida, que desarrolló una labor artística de ebanistería muy fina y creó escuela en esta época. “Él fue un gran maestro. Propició el gusto por un mueble más sobrio, menos colorido y más neoclásico que el que se estaba imponiendo en Europa. No obstante, para el momento, el europeo tenía diversos matices y una gran riqueza de diseño en Inglaterra, en donde se desarrolló uno práctico y versátil”, indica. Aclara que su diseño en Colombia no encaja fácilmente como producto de la influencia de un determinado país europeo, mucho menos del Caribe. Así, asegura que la mayoría de las piezas fueron fabricadas por ebanistas locales. Por lo tanto, lo que sucedió es que varias familias de la élite encargaron muebles y financiaron ciertas maderas para hacer enchapados según referencias y modelos europeos. Adquirieron piezas que, por su forma y acabados, parecían traídas de Inglaterra, pero que en realidad eran taraceadas en Co-

lombia. El resultado fue una propuesta local original en términos artísticos. Sin embargo, al mercado nacional también entró mobiliario con la etiqueta “mueble federal americano”. La llegada de estos productos se dio por el intercambio comercial y cultural entre Colombia y EE. UU., y desde mediados de siglo XIX se empezó a tratar de imitarlos. Santa Fe de Antioquia es un referente en esta técnica. “Para los libertadores, retratarse con piezas de este origen era importante en estas nuevas sociedades independientes”, señala la investigadora.

Patrimonio cultural “Tenemos un patrimonio considerable de objetos de valor cultural. La cantidad y variedad de bienes muebles es, en mucho, reveladora de historia y de tradiciones. Son piezas clave para poder articular y comprender mejor hechos de nuestro pasado”, según ella. En Colombia existen colecciones tanto en ámbitos privados como públicos. Por ahora, se poseen alrededor de cuarenta piezas, que han sido expuestas en espacios como la Casa Museo Quinta de Bolívar y el Museo de la Independencia. Se trata de sillas, sillones, canapés, sillones de brazos con asiento y respaldo en cuero de tradición colonial, así como de cómodas y consolas que seguían la línea estilística del imperio napoleónico. “La exposición ‘Más que muebles…, diseño en tiempo de independencias’ nos permite mirar estas piezas de otra manera y, a través de ellas, revelar también el pasado”, destaca la profesora López.

Boceto de consola. Atribuido al taller de Anthony Gabriel Quervelle. Filadelfia. 1820-1835. Fotografía tomada de Schaffer, Cynthia V. and Klein, Susan. American Painted Forniture 1790-1880. New York.

Consola de estilo federal estadounidense. 1825. Fotografía tomada de: Christie’s Important American Forniture, Silver, Prints, Fol.

Foto: cortesía Camilo Sánchez.

164

marzo de 2013

Consolas taraceadas. Colección Casa Museo Quinta de Bolívar. Ministerio de Cultura.

UN Periódico No. 164  
UN Periódico No. 164  

UN Periódico No. 164 - Universidad Nacional de Colombia

Advertisement