Issuu on Google+

11

Innovación Cafetos serán resistentes a la broca

13

Salud Desempleados presentan mayor riesgo de infarto agudo

19

Medioambiente Servicios ambientales del Caquetá desaparecerían en diez años

21

TIC Convergencia de medios, hacia un nuevo paradigma

www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D. C., n.º 159, domingo 9 de septiembre de 2012

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

Turismo, a espaldas de las islas

Con cerca del 22% del turismo nacional (unos 530 mil visitantes en 2011), el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina vive un auge de este sector económico. Sin embargo, las mieles de la bonanza no llegan por completo a la población, debido al dominio del sector por unas pocas grandes cadenas hoteleras. Además, se prevé una crisis ambiental que podría estallar en cualquier momento.

6

Cultura

Foto: Rommel Rojas Rubio

Ojos críticos en una nación poética Tres egresados y un profesor de la Especialización en Fotografía de la Universidad Nacional de Colombia ganaron recientemente los cuatro primeros puestos en el III Premio de Fotografía del Patrimonio Cultural de la Nación del Ministerio de Cultura y su Programa Nacional de Estímulos a la Creación y la Investigación. El múltiple galardón es un reconocimiento, según Sandra Suárez Quintero, una de las ganadoras, a la calidad de este “espacio de intercambio de miradas”.

24


2

Nación

Julio Fierro Morales,

Geólogo y docente Instituto de Estudios Ambientales Universidad Nacional de Colombia

Nuevo Código Minero,

más de lo mismo La reforma a la ley minera en Colombia perpetúa la centralización de las decisiones sobre exploración y explotación y deja normas abiertas a la interpretación, las cuales, por lo general, favorecen la extracción sobre la conservación. Además, contraria leyes como la de ordenamiento territorial, al quitarles poder a las autoridades municipales.

Normativa lesiva La misma lógica se mantuvo en los sucesivos códigos de minas y sus modificaciones. La Ley 685 de 2001 es el código vigente, una norma totalmente regresiva y lesiva para los intereses del país y para los de los campesinos, indígenas, afrodescendientes y pequeñas comunidades mineras artesanales. Este sufrió una modificación con la Ley 1382 de 2010, en donde también fue evidente la insularidad del sector, pues la propuesta, en este caso, provino del Ministerio de Minas y Energía y no fue concertada con ningún otro actor. La participación –sin invitación– del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se tradujo en la prohibición de actividades de exploración y explotación en páramos, reservas forestales protectoras del orden nacional y humedales inscritos en la lista Ramsar; así como en la derogatoria de artículos del Código que violaban, de manera flagrante, la competencia y autonomía de las autoridades ambientales. En este aspecto, la Ley 99 de 1993, anterior al Código, postula la necesidad de protección especial de páramos, manantiales y zonas de recarga de acuíferos y se reitera que el destino prioritario del agua es el consumo humano. No obstante, la ley hace su propia interpretación

y establece que solamente los parques naturales son áreas excluidas de esta actividad y regula cuándo y cómo se pueden otorgar licencias ambientales o cuándo negarlas. En estos casos no deben existir interpretaciones abiertas en el Código de Minas u otro sector, sino atenerse a las normas de carácter general. La actual propuesta es regresiva, pues se pierde la necesidad de sustraer las reservas forestales de manera previa a la exploración. También contraría leyes preexistentes, como la de ordenamiento territorial (Ley 388 de 1997), al quitarles a las autoridades municipales la posibilidad de prohibir minería dentro de su jurisdicción y al establecer una prelación de la “información geológico-minera del subsuelo” sobre las definiciones de ordenamiento territorial. Por ejemplo, si un alcalde compró la cuenca que abastece a su pueblo de agua potable y cumple con su deber de protegerla, el Código de Minas plantea que tendría que permitir el desarrollo minero, sin ninguna consideración. En ese sentido, la provisión de agua potable para miles o millones de personas no interesa, pues, como no se establece la prohibición de extracción en las cuencas, no es posible negar el título. Aunque se argumenta que la decisión final sobre la explotación está

en manos de la autoridad ambiental, existen y están documentados problemas estructurales de falta de idoneidad y rigor técnico, así como problemas de corrupción que dejan en situación de extrema vulnerabilidad a buena parte del país. Igual de vulnerables están los territorios de indígenas y comunidades negras, de carácter colectivo, inembargable e imprescriptible, que han sido afectados por la titulación minera y lo estarán aún más. La actual propuesta de modificación del Código no da cuenta de ninguno de estos conflictos. Ese país minero con el que han soñado los últimos gobernantes de Colombia debe desvelarnos, pues se juega con el futuro inmediato y lejano. Es cierto que el desarrollo actual necesita de ciertos minerales y materiales. Pero la base de la apuesta son minerales destinados casi en su totalidad para exportación (carbón y oro) por parte de empresas extranjeras, que no están dejando sino fosas y montañas artificiales. Si, a pesar de todo, eso es lo que queremos y elegimos gobernantes que nos hagan tragar ese tipo de remedios, seguiremos la senda de Melquiades y quizá nos condenaremos a mil años de contaminación sin segunda oportunidad sobre nuestra tierra.

Director: Jaime Franky Rodríguez

Coordinación periodística: Nelly Mendivelso Rodríguez Coordinación editorial: Carlos Andrey Patiño Guzmán Diseño y diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Fernando Gaspar Dueñas Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo

159

9 de septiembre de 2012

Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas de UN Periódico

Versión digital: www.unperiodico.unal.edu.co • Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 y 316 5000, extensión: 18384 • Fax: 316 5232 • Edificio Uriel Gutiérrez, carrera 45 n.º 26-85, piso 5.º • ISNN 1657-0987

Foto: AFP

La minería es una de las actividades humanas más impactantes: si es a cielo abierto, es necesario remover personas, ecosistemas, suelos, ríos y acuíferos, lo que ocasiona afectaciones irreversibles, inevitables y, por lo general, sin compensación posible. En lo económico y social, casi todas las naciones exportadoras de materias primas mineras no transformadas son poco democráticas, corruptas, desiguales y no innovadoras; pues las rentas que deja esta actividad no impulsan el conocimiento, sino que inducen perezas fiscales y sociales. Tampoco se fortalecen las economías locales, pues la entrada masiva de capitales en moneda extranjera causa la revaluación de la moneda local, lo cual, a su vez, disminuye la competitividad de las exportaciones. Este es un efecto denominado enfermedad holandesa. Por lo anterior, las políticas y leyes que definan el actuar del país con respecto a la minería deben ser de amplio debate y conocimiento públicos, pues están en juego la propiedad de la tierra, el agua para consumo humano y los suelos para la soberanía alimentaria, así como la posibilidad de grupos indígenas, negros, campesinos y urbanos de permanecer o no en su territorio. También se afecta la gobernabilidad de instituciones locales y regionales, pues se disminuyen los logros de la descentralización y de las autonomías en función de apuestas impulsadas y decididas desde los niveles centrales y, en muchos casos, desde oficinas extraterritoriales. Si bien el país no tiene políticas claras y sustentadas en documentos públicos (que contengan aspectos técnicos, ambientales, sociales, culturales, económicos y jurídicos), sí existen normas que instrumentalizan una apuesta extractivista, en la que se espera que los principales actores sean grandes compañías transnacionales. El mejor ejemplo es la definición del oriente amazónico y del Tapón del Darién (cerca de 17 millones de hectáreas) como “áreas de reserva estratégica minera”. No se encuentra para consulta ningún estudio sobre yacimientos ni sobre por qué la zona más biodiversa de la Amazonia colombiana y la mejor conservada en términos de los conocimientos ancestrales puede ser condenada a la minería. Es evidente que se sigue la larga tradición de un actuar endogámico de la institucionalidad encargada: se consulta a compañías, abogados e instituciones del sector (en las cuales poco aparece la defensa de los intereses nacionales) y se toman decisiones sobre el territorio de algunos y sobre los recursos de todos.


3

Nación Mario Hernández Álvarez,

La precaria atención se evidencia en el padecimiento de las personas para recibir una atención digna y oportuna.

Propuesta para un nuevo

sistema de salud Finalmente, la alternativa de un nuevo sistema se ha venido construyendo desde finales de los años noventa, cuando se hizo evidente que el modelo de aseguramiento implantado por la Ley 100 de 1993 mostraba pésimos resultados e inequidades. El Movimiento Nacional por la Salud y la Seguridad Social (MNSSS), conformado desde 2001, y la Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia han avanzado en una campaña de movilización social denominada “Octava papeleta: ¡voz y voto por tus derechos! Salud y seguridad social, derecho fundamental”, en la que 78.310 ciudadanos y ciudadanas han expresado su deseo de un nuevo esquema.

Derecho fundamental Adicionalmente, la Comisión de Seguimiento de la Sentencia T-760/08 y de Reforma Estructural del Sistema de Salud y Seguridad Social (CSR) (avalada por la Corte Constitucional y conformada por académicos, asociaciones profesionales, de pacientes, el MNSSS y varias ONG, como la Corporación Viva la Ciudadanía) elabora, junto con la recién conformada Alianza Nacional por un Nuevo Sistema de Salud, un proyecto de ley desde la sociedad civil que será radicado formalmente en la Comi-

sión Primera del Senado por parlamentarios de diferentes partidos políticos. La propuesta se basa en tres ejes fundamentales. 1) La declaración de la salud como un derecho fundamental, de carácter universal y no atado a la capacidad de pago de las personas, más allá de la atención de la enfermedad. 2) La organización del sistema a cargo del Estado en el recaudo y manejo de los recursos, sin intermediación financiera ni de EPS y con perspectiva poblacional y territorial. 3) El desarrollo de un nuevo modelo de atención que permita desarrollar una verdadera perspectiva preventiva, integral, intersectorial y universal. Se organizaría a partir del financiamiento público, integrado por cotizaciones e impuestos; y su asignación equitativa a nivel territorial se haría mediante fondos territoriales administrados conforme a las necesidades de las personas. En los departamentos se integrarían las redes de servicios y se desarrollaría la estrategia de atención primaria en salud (APS), que ha demostrado ser una gran herramienta para mejorar condiciones de vida y para prevenir y controlar a tiempo las enfermedades. La cédula sería suficiente para ser atendido. No habría planes de beneficios, sino tres límites razonables del derecho a la atención:

los servicios suntuarios o cosméticos, los bienes y servicios en experimentación y los que sean prestados en el exterior, pero se puedan prestar en el país. Los hospitales públicos se fortalecerían con una planta de trabajadores y profesionales estable y de buena calidad, que serían el eje de la prestación de servicios. El sector privado se dedicaría a complementar los productos prestados por la red pública y habría políticas de control de precios de medicamentos y tecnologías, de formación de personal en todos sus niveles, así como de ciencia, tecnología en innovación, a través de redes universitarias de servicios de salud en los territorios. Un nuevo sistema podría superar las verdaderas causas de la crisis actual. Los recursos disponibles pueden utilizarse si se ponen al servicio de las necesidades de las personas y no del lucro de unos agentes dominantes protegidos por el Estado. Pero la decisión depende de grandes pactos políticos promovidos por sectores organizados de la sociedad. Si esos sectores le apuntan a la solidaridad y a una visión universalista de los derechos, los congresistas no tendrán otra opción que responder a sus exigencias, en medio de la crisis de legitimidad que los agobia.

9 de septiembre de 2012

La solidaridad y una visión universalista de los derechos podrían ayudar a superar la crisis del sector. Los congresistas no tendrán otra opción que responder a estas exigencias, en medio de su cuestionada legitimidad.

159

¿Qué duda cabe sobre la profundidad de la crisis de la salud en Colombia? Los actores del sistema y los analistas coinciden sobre los problemas, pero no sobre las causas ni, por lo tanto, las soluciones. Se presentan tres opciones, reconocidas por el exdirector del Doctorado en Salud Pública Saúl Franco de la UN en un artículo publicado recientemente en la revista Razón Pública: continuar con ajustes puntuales, sin entrar en una nueva reforma; efectuar una, pero solo de manera superficial; o pasar a un nuevo sistema. La decisión no es solo técnica o financiera, dependerá también de la dinámica sociopolítica actual. La primera opción consiste en unas “medidas de salvamento”, entre las cuales están: la oferta de “créditos” del Estado a las empresas promotoras de salud (EPS); la “nacionalización” transitoria, para recapitalizar a las que tengan problemas de liquidez y después devolverlas a sus dueños; la disminución del número de competidores; y la agilización del flujo de recursos. Esta propuesta, inaceptable por la sociedad colombiana, fue planteada por la senadora Piedad Zuccardi y es avalada por el Gobierno nacional, la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) –que agrupa a las EPS más grandes del régimen contributivo– y Fedesarrollo. Antes que nada, el Estado debería exigir a todas las EPS la devolución de los recursos públicos apropiados indebidamente, como en el caso de Saludcoop (demostrado por el Consejo de Estado con base en las investigaciones de la Contraloría). La segunda opción propone otra reforma del Sistema General de Seguridad Social en Salud para ajustar algunos aspectos de su funcionamiento. Liderados por los senadores Jorge Eliécer Ballesteros y Roy Barreras, varios parlamentarios de la Unidad Nacional radicaron el proyecto de ley estatutaria n.º 48 de 2012 y el proyecto de ley ordinaria n.º 52 de 2012 que lo complementa. La ley estatutaria pretende reglamentar el derecho a la salud, en el marco del actual esquema, como un “plan de beneficios”, en apariencia, muy amplio, pero con prestaciones “costo-efectivas de valor terapéutico demostrables y determinadas como estrictamente necesarias en el marco de guías y protocolos de atención”, aunque supuestamente respeta la autonomía médica (Proyecto de ley estatutaria n.º 48 de 2012, arts. 8.º y 9.º, parágrafo). Como correlato, la iniciativa resalta la corresponsabilidad de las personas y las familias, tanto en el cuidado propio como en el de los miembros más vulnerables, niños y niñas, personas mayores y discapacitados (Proyecto de ley estatutaria n.º 48 de 2012: art. 6.º). Esto implica que quien haya fumado y requiera oxígeno permanente tendrá que pagar por él. La propuesta de la Unidad Nacional mantiene los dos regímenes, los trámites y los mecanismos de autorización de las EPS y pretende cambiar la acción de tutela por una “acción de protección de la salud”, con jueces especializados. Más de lo mismo y no la “gran reforma” que se anunció.

Foto: AFP

Médico y profesor del Departamento de Salud Pública Facultad de Medicina Universidad Nacional de Colombia


4

Ciudad

Extracción del agua subterránea

Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

hunde a Bogotá

En varias construcciones del nororiente de Bogotá se evidencia la inestabilidad del terreno.

Guillermo Ávila Álvarez,

159

9 de septiembre de 2012

Profesor asociado Doctorado en Ingeniería (línea de Geotecnia) Universidad Nacional de Colombia

El hundimiento de grandes extensiones de suelos se conoce técnicamente como subsidencia y es más frecuente de lo que se cree. En el mundo son varias las ciudades y regiones que sufren significativos perjuicios económicos y daños en su infraestructura por cuenta de este fenómeno. La subsidencia puede originarse por procesos naturales (endógenos), como fallas geológicas, desplazamientos de las placas continentales o erupciones volcánicas; o por la acción del hombre (exógenos), como la extracción del subsuelo de importantes volúmenes de agua, petróleo o gas, la construcción de túneles o la sobrecarga extensiva del terreno. Son estos últimos los que mayores daños suelen causar. En la Sabana de Bogotá, desde hace un par de décadas, comenzó a evidenciarse este fenómeno con el hundimiento de algunos sectores, lo que se atribuye tanto a las características geológicas del terreno como a la intervención humana. En primer lugar, el suelo de Bogotá está constituido geológicamente por depósitos de arcilla formados por la desecación de un antiguo lago, con estratos intermedios y discontinuos de arenas

El secamiento de las reservas hídricas del subsuelo de la capital colombiana es uno de los principales factores que hunden de forma lenta a la ciudad. Evaluaciones hechas por varias entidades prueban que hay sectores que se deprimen hasta 7,5 centímetros por año. Obras como el futuro metro deberán tener en cuenta este fenómeno.

y suelos orgánicos. El espesor de los depósitos aumenta gradualmente desde las zonas próximas a los cerros orientales, en donde tienen pocos metros de profundidad, hasta el sector occidental de la Sabana, con sedimentos de hasta 600 m. En la parte media de la ciudad, cerca de la Universidad Nacional de Colombia, el espesor varía entre los 180 y los 200 m. Se trata de grandes capas de suelos relativamente blandos y compresibles. El hundimiento de Bogotá se discute desde hace unos veinte años en foros sobre geotecnia de la Sabana. En ese momento, se tenía ya evidencia de pérdidas importantes de presión del agua subterránea por efecto de su extracción en municipios al occidente de la ciudad. Además, se notaban descensos significativos del nivel del agua del suelo, lo que se conoce

como nivel freático. Esto también ha sido notorio en la zona urbana. Hace algunos años varias casas tenían aljibes mediante los cuales extraían el líquido; hoy la mayoría han sido explotados en su totalidad. Por esta razón, es necesario perforar más profundo. Pero, si la extracción no se acompaña de una infiltración natural de agua lluvia que recargue el acuífero (que es el suelo o la roca donde esta se almacena), se reducen las presiones en los niveles de extracción. Entonces, el líquido de los estratos superiores tiende a descender para equilibrar las presiones del fondo. Cuando la extracción es excesiva o supera los caudales de recarga, el descenso de agua de los estratos superiores del suelo hacia los inferiores se refleja en reducciones de volumen o hundimiento del terreno.

Mediciones periódicas Gracias a estudios de entidades como Ingeominas, el Acueducto de Bogotá, la Secretaría Distrital de Ambiente, el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae), así como de algunas universidades y firmas de consultoría privadas, hoy se conocen las características hidrogeológicas y geotécnicas de este suelo, lo cual es fundamental para plantear posibles modelos de subsidencia. En 1996, Ingeominas instaló una red de piezómetros (instrumentos para medir las presiones del líquido en el subsuelo), y desde entonces efectúa lecturas que indican que, en efecto, varios sectores registran pérdidas significativas de presión. Sin embargo, es la medición periódica de las deformaciones del terreno lo que realmente revela si está ocurriendo o no el fenómeno. La medición se puede hacer usando métodos topográficos convencionales, sistemas de posicionamiento global (GPS) o una técnica que utiliza imágenes de satélite denominada interferometría diferencial, que es la comparación de imágenes de radar de un mismo sector en diferentes momentos en los que pasa el satélite. Estas diferencias permiten determinar los desplazamientos relativos verticales de muchos puntos, con precisión de milímetros.


5

Ciudad

Las mediciones confirman que sí hay subsidencia en Bogotá. En un periodo de evaluación de unos ocho años, en algunos sectores se detectaron tasas de un centímetro por año, mientras que en otros, de hasta 7,5 cm. Los mayores valores se registraron en la zona industrial, en donde existen varios pozos de extracción de agua.

Se necesita seguimiento

Varias edificaciones del nororiente de Bogotá han tenido que añadir escalones nuevos debido al hundimiento del terreno.

nes de acceso y readecuar redes e instalaciones. Casos incipientes se evidencian en el nororiente de la ciudad. Ante lo anterior, se recomienda mantener actualizada la información, hacer seguimiento detallado de los caudales de explotación de agua y detectar la posible existencia de pozos clandestinos. Pues los volúmenes no reportados de extracción pueden llegar a ser significativos para el incremento de los hundimientos. También resulta indispensable continuar midiendo tanto las deformaciones superficiales del terreno como las presiones. Además, deben instalarse unos instrumentos denominados extensómetros para medir las deformaciones internas del suelo, con el fin de verificar cuáles son las capas del terreno que más se deforman. Este fenómeno debe ser evaluado durante los estudios del metro, porque tanto las excavaciones como las extracciones de agua subterránea que se ejecuten durante su construcción pueden ocasionar problemas de hundimientos que deben preverse desde las etapas de diseño, para evitar daños en las edificaciones y vías de la superficie.

Fenómeno común en el mundo En el planeta existen casos notables de subsidencia. El más conocido es el de Ciudad de México, en donde se han registrado hundimientos de entre 15 y 46 centímetros por año. En algunos sitios, el acumulado llega a más de ocho metros y medio, casi igual a la altura de un edificio de tres pisos. Otro ejemplo es el del Valle de San Joaquín, en el estado de California (EE. UU.). Allí, se han presentado hundimientos cercanos a los nueve metros. Asimismo, está el caso de Venecia, en Italia. Esta ciudad, a causa de los hundimientos, ha perdido varios centímetros de altura con respecto al nivel del mar; lo que la ha dejado más vulnerable a las inundaciones. Por eso, en varias oportunidades sus plazas y sitios históricos se han inundado y han tenido que cerrarse al público.

Tomado de: imageshack.us

En la Maestría en Ingeniería (línea de Geotecnia) de la UN se han adelantado tesis para evaluar distintos aspectos del proceso de subsidencia. Y, en el año 2011, la Universidad hizo un estudio para el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae) sobre la modelación geotécnica del fenómeno. Tales estudios permiten concluir que, dadas las características mecánicas de los suelos de la capital, existe una estrecha correlación entre los descensos de presión del agua subterránea y el hundimiento del terreno. Sin embargo pueden intervenir otros factores: extracciones de aguas freáticas o poco profundas para construcción de sótanos de edificios; aumentos considerables de cargas producidos por el peso de las nuevas construcciones en los suelos blandos; incluso, aspectos de tipo estacional (relacionados con leves variaciones en los niveles del terreno en épocas de sequía y lluvia, por efectos de contracción y expansión superficiales). Se deduce, además, que dichas deformaciones no constituyen una amenaza severa para la infraestructura de redes de servicios públicos, vías o edificaciones. Pero, a mediano y largo plazo, las anomalías pueden incrementarse por factores como el aumento de la explotación del líquido o construcciones en las partes altas de los cerros, sectores desde donde se recargan los acuíferos. Cuando los hundimientos totales son muy grandes, puede darse una aparente elevación de los edificios apoyados en la roca mediante pilotes. Entonces, el primer piso queda por encima del nivel del terreno, lo que hace necesario construir nuevos escalo-

9 de septiembre de 2012 159

Foto: Archivo Unimedios

Las mediciones confirman que sí hay subsidencia en Bogotá. En un periodo de evaluación de unos ocho años, en algunos sectores se detectaron tasas de un centímetro por año, mientras que en otros, de hasta 7,5 cm.


6

Sociedad

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Turismo, a espaldas de las islas

La masiva llegada de turistas al Archipiélago ejerce una presión constante sobre el ambiente y los recursos.

Con cerca del 22% del turismo nacional (unos 530 mil visitantes en 2011), el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina vive un auge de este sector económico. Sin embargo, las mieles de la bonanza no llegan por completo a la población, debido al dominio del sector por unas pocas grandes cadenas hoteleras. Además, se prevé una crisis ambiental que podría estallar en cualquier momento. Johannie Lucía James Cruz, Providencia y Santa Catalina, si- significativo de las condiciones de Doctora en Ciencias para el Desarrollo Sustentable

Asilvina Pomare,

159

9 de septiembre de 2012

Magíster en Medioambiente y Desarrollo Universidad Nacional de Colombia en el Caribe

El desarrollo del turismo en los últimos setenta años se ha caracterizado por un espectacular crecimiento y dinamismo global, una continua expansión geográfica y una significativa contribución a la balanza de pagos de varios países. Por esto, muchos destinos de bajos ingresos han visto en este sector una importante alternativa de desarrollo económico. En América Latina, la actividad contribuyó con 364 billones de dólares al PIB regional y con más de 15 millones de empleos en 2011. En Colombia, generó recursos por cerca de 30 mil billones de pesos y 959.000 empleos directos e indirectos ese mismo año. De modo que tres de cada diez trabajadores colombianos están empleados en este sector. Más de 1 millón de turistas extranjeros visitaron el país en 2002; hoy sobrepasan los 2 millones 400 mil. El Archipiélago de San Andrés,

tuado a más de 700 km al noroeste de la costa continental de Colombia, sobre el mar Caribe, constituye una extensión terrestre de 52,5 km2 y una de mar territorial de 349.000 km2. Lo integran las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; los islotes Bolívar y Albuquerque; los cayos Cotton, Haynes Jhonny, Roncador, Serrana, Serranilla, Quitasueño, Rocky y Cangrejo; y los bancos Alicia y Bajo Nuevo. Fue declarado reserva mundial de la biósfera en el año 2000 y es de lejos el departamento colombiano más dependiente del turismo. Se estima que las actividades asociadas a este renglón representan cerca del 64% de su producto interno bruto. Las islas son visitadas anualmente por más de 400.000 turistas, el 20% de los cuales son extranjeros. Son consideradas el quinto destino predilecto de los viajeros internacionales que visitan el país. En 2011, se registró la espectacular cifra de 529.000 visitantes y una ocupación hotelera superior al 68%, considerablemente mayor al promedio nacional (estimado por Cotelco en un 54,5%). Sin embargo, estas alentadoras cifras no se han traducido en un mejoramiento

vida de la comunidad local.

Ganancias para los foráneos En particular, San Andrés enfrenta un grave problema de presión humana, pues su población residente –de más de 59.000 personas–, ocupa una superficie de solo 27 km2, lo que la convierte en una de las islas más densamente pobladas del Caribe: 2.206 hab./km2. En 2005, según el DANE, el 40,9% de la población insular presentaba un índice de necesidades básicas insatisfechas muy por encima del nivel nacional (27,7%) y, según el Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisbén), entre 2000 y 2008 la población con altos niveles de pobreza pasó del 40% al 55%, respectivamente. El desempleo, aunque es inferior al del promedio nacional, es creciente y predomina el empleo informal. Estas cifras cuestionan el desarrollo turístico alcanzado durante estos años por el departamento, pues, pese a su tendencia al alza, la comunidad se enfrenta a una difícil realidad social. ¿A qué se debe

esta situación? Un diagnóstico efectuado revela que la actividad se encuentra concentrada en cuatro grandes cadenas hoteleras: Decameron All Inclusive Hotel and Resort, On Vacation, GHL y Solar Hoteles y Resort, que se especializan en ofrecer a sus clientes un servicio “todo incluido”. De 41 hoteles disponibles, 17 (el 41%) pertenecen a estas cuatro grandes cadenas hoteleras, las cuales abarcan más del 62% de la oferta de habitaciones. En particular, las cadenas Decameron y On Vacation son las que poseen el mayor número de camas. La segunda se especializa en turistas nacionales de menores ingresos, mientras que la primera, además de recibir a los nacionales de mayor poder adquisitivo, hospeda a un buen porcentaje de los extranjeros. Una encuesta realizada a 209 turistas que visitaron la isla de San Andrés en el año 2011 evidenció que el 77% (es decir, 161) hizo el viaje mediante la compra de un paquete turístico todo incluido. De estos, el 46% (74) lo hizo con el grupo On Vacation y el 39% (63), con la cadena Decameron. De modo que las dos empresas abarcan el 85% de los visitantes que llegan mediante


7

Sociedad

Fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

la compra de estos paquetes. Esta modalidad de turismo es la preferida por los turistas nacionales, que constituyen el 90% de los visitantes, mientras que los extranjeros prefieren visitarla de forma independiente. Estas ofertas incluyen, por lo general, traslado aéreo, alojamiento, alimentación, recreación y, en muchos casos, visita a los sitios turísticos. Esto concentra en el hotel la generación de ingresos adicionales al alojamiento y limita el gasto turístico en restaurantes y sitios de entretenimiento locales, administrados por los residentes sanandresanos. Este panorama se agudiza, aún más, si se tiene en cuenta que de estos turistas el 61% manifiesta no haber tenido gastos adicionales al paquete turístico y que este porcentaje asciende al 84% y al 68% si se trata de personas hospedadas en hoteles de On Vacation y Decameron, respectivamente.

Ecosistema en crisis Si bien la opción de compra de un paquete turístico se ha convertido en una estrategia para que los colombianos de menores ingresos económicos puedan visitar las islas, el constante incremento del número de visitantes está ejerciendo considerables presiones sobre el ecosistema insular, si se considera que a la isla llegan 1.450 turistas a diario. Cifra que se suma a la ya alta densidad poblacional local, que, en la cabecera municipal –en donde se concentra gran parte de la actividad turística–, asciende a 2.545 habitantes por km2. En San Andrés, el 82% del agua de abastecimiento se obtiene de los acuíferos. Y, aunque el consumo de agua en el sector doméstico es mayor que en el turístico (9.000 m3 por día frente a 1.014, respectivamente), se estima que la cantidad de agua per cápita consumida en este último es casi dos veces mayor que la de los habitantes residentes (289 litros frente a 150). Este hecho pone en riesgo la disponibilidad del recurso hídrico.

El turismo a gran escala le deja medianos dividendos a la isla, pero muchas basuras.

Beneficios a medias El departamento de San Andrés obtiene de este sector significativos recursos económicos por concepto de tarjeta de turismo, cifra que supera los 8.500 millones de pesos anuales. El recaudo por entrada al parque Johnny Cay supera los 250 millones de pesos anuales. Y cerca del 50% de la mano de obra local se emplea en actividades asociadas al sector (el comercio, restaurantes y hoteles), lo que equivale a un total de 10.000 empleos formales. Pero únicamente el 56% de los hoteles que operan allí tributan en

el departamento. Los catorce más grandes pagan sus impuestos en otras ciudades del país. Específicamente, los dos que pertenecen a las dos cadenas hoteleras más grandes, Decameron y On Vacation, no tributan en la isla. Por tanto, los ingresos están recayendo principalmente en los gastos que hacen los turistas, pero los hoteles, principales beneficiarios de los atractivos turísticos insulares, más allá de los empleos generados, no están retribuyendo debidamente a los isleños con los beneficios que obtienen de sus ganancias. Por consiguiente, a la pregunta “¿qué tipo de turismo privilegiar?” es preciso contestar que

uno que desconcentre el interés en el incremento del número de turistas, que tenga en cuenta los riesgos ambientales asociados a este aumento y que favorezca la distribución equitativa de los recursos producidos por la actividad (aspectos que amenazan no solo la sostenibilidad del desarrollo insular, sino también la supervivencia misma de la población). El turismo puede ser una atractiva estrategia de desarrollo económico para el archipiélago, en la medida en que se puedan fomentar iniciativas locales de emprendimiento (posadas nativas) y alternativas turísticas que desconcentren la generación del ingreso.

Turistas que visitaron el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (2002-2011) 600.000

529.157 476.434

500.000 400.000

346.650

367.559

364.689

2003

2004

377.619

387.452

389.501

2006

2007

2008

411.326

343.097

200.000 100.000 0 2002

2005

2009

2010

2011

159

9 de septiembre de 2012

300.000


8

Sociedad

Obstáculos para una política de lenguas en

San Andrés

Raquel Sanmiguel Ardila,

159

9 de septiembre de 2012

La lengua de una comunidad encierra no solo toda una cosmovisión y las huellas de su legado histórico-cultural, sino también la posibilidad de abanderar, en torno a ella, una lucha por su reconocimiento político, en el marco de una nación que aún se debate entre la pluralidad de culturas, que su Constitución enarbola, y los discursos dominantes, que emanan del centro de la nación hacia sus periferias. La Gobernación del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina ha confiado a la Universidad Nacional de Colombia en el Caribe la tarea de recomendar una política de lenguas para las islas a partir de acciones investigativas y de consulta a las comunidades. La tarea fue planteada como una construcción participativa, diseñada en conjunto con el Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep). La labor enfrenta varios retos. Los discursos locales y las posturas de los distintos sectores de la comunidad isleña (sanandresana y providenciana) con respecto a los idiomas que deberían promoverse están llenos de contradicciones. Por un lado, muchos isleños recuerdan cómo el creole fue descalificado por varias generaciones de colonizadores, para los cuales se trataba de un inglés mal hablado o de un patois (‘hablar con las patas’) cuyo uso era considerado denigrante por no ser comprensible para quienes decían hablar el inglés estándar o el español. Por otro, para los adultos que aprendieron el español en la escuela, y cuyos padres y abuelos aún recuerdan las dificultades que pasaron, es el inglés estándar el que quisieran restablecer en el territorio, por ser su verdadera herencia lingüística –la que les legaron los británicos que trajeran a sus ancestros africanos a trabajar forzadamente en las plantaciones del Caribe–. Para ellos, este es un idioma de prestigio que les da una ventaja sobre los pañas (hispanohablantes) en un mundo globalizado en el que se convirtió en la lengua de las transacciones comerciales y en la más ampliamente hablada. En contraste, consideran que el creole (como se le conoce comúnmente a la lengua criolla de base inglesa en las islas) no tiene utilidad más allá del ámbito familiar y que enseñarlo formalmente (escribirlo y leerlo) simplemente confundiría a sus hijos. Para muchos de estos últimos, hay dos ingleses: “el de verdad” y el que se habla en la isla. Esta postura es apoyada por un amplio sector de la sociedad, que desconoce la naturaleza y la génesis de una lengua que se dife-

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Doctora en Estudios Latinoamericanos y del Caribe Universidad Nacional de Colombia

La Constitución colombiana garantiza la diversidad cultural, y esto significa el respeto por aspectos como la lengua.

Un grupo interdisciplinario, interinstitucional e intercultural diseña una política de lenguas para el Archipiélago. Son varias las barreras que se deben superar, como el temor de los raizales a que otros tomen decisiones sobre su cultura y la visión centralista de promover un bilingüismo (inglés-español) que deje por fuera al creole.

rencia del inglés por cuanto tiene su propia estructura, pronunciación, ritmo y léxico y porque, dadas sus características, hace parte de una gran familia de lenguas criollas reconocidas como tales por la lingüística. Su oposición radica en la visión de que, a diferencia del inglés, no es un idioma productivo ni serviría como medio de ascenso social, pues no tiene utilidad en el mundo globalizado. En este grupo se encuentran la mayor parte de los educadores, algunos funcionarios líderes de la Secretaría de Educación y personas de los sectores productivos, entre otros. Aunque reconocen su valor cultural y defienden su oralidad –que asocian a los cuentos, la gastronomía, las costumbres, los bailes y la sabiduría popular–, no reconocen el potencial que tiene en otros campos.

Los jóvenes, cruciales En cambio, otros consideran que, si el creole se escribe y se enseña en el sistema formal de educación, se garantiza su preservación y se amplían sus dominios, para romper así la diglosia del territorio, según la cual cada uno de los idiomas tiene un espacio particular de uso: el español, en la educación, el Gobierno, los medios de comunicación y los negocios; el inglés, en la iglesia y la formación religiosa –mayormente protestante–; y el creole, en la cotidianidad (familia, calle, informalidad). Esta es una hipótesis que sostiene el profesor Hubert Devonish,

lingüista de origen guyanés radicado en Jamaica, desde donde lidera la defensa de los derechos de las lenguas criollas en el Gran Caribe. En línea con su postura, se encuentran líderes raizales, estudiosos y usuarios del idioma (en la literatura, la música y los medios), así como algunos educadores del sector privado o de establecimientos oficiales de educación primaria, que reconocen la dificultad de los pequeños para aprender directamente en una lengua que no es la del hogar o la materna y el potencial que esta tiene para desarrollar las habilidades comunicativas y cognoscitivas de sus estudiantes. Los jóvenes (en particular líderes, representantes estudiantiles y quienes cursan los últimos grados de la educación básica) defienden el creole como pilar de su identidad y lo distinguen del inglés. Comprenden que en su diferenciación radica su ventaja y su atractivo para, por ejemplo, el turismo y la promoción de sus características culturales. Para los líderes raizales, la lengua es su estandarte de lucha, un paso hacia la liberación de la colonización lograda a través de la educación en español; y no siempre están abiertos a que los “no raizales” la estudien y lleguen a utilizarla. Pero el profesor Devonish sugiere que es abriéndose como esta puede conquistar nuevos dominios y territorios. Para este grupo de personas, lo primordial es la lucha por sus derechos, consagrados en la Constitución y en las leyes que reglamentan su defensa y realización.

Tensiones por superar Según el equipo que trabaja en la construcción participativa de una política de lenguas para el Archipiélago (sobre la base de la investigación, el debate interno y la consulta a la comunidad en mesas sectoriales en ambas islas), el proceso ha estado lleno de vicisitudes. Los acercamientos con los raizales, cuyo fin es lograr un pacto social para trabajar juntos, se truncan cuando defienden a ultranza su derecho a definir, por sí solos, el destino lingüístico-cultural de su pueblo. El diálogo con la entidad gubernamental local que confió la tarea a la UN se ve anegado de tensiones por cuanto la Universidad no puede cerrar sus ojos para imponer el discurso dominante, según el cual el inglés-español es el bilingüismo llamado a posicionarse. No se puede hacer caso omiso a lo que indican las investigaciones sobre la adquisición de las lenguas, el marco legal que defiende los derechos de los grupos étnicos y el llamado a la inclusión de las culturas marginadas del discurso de nación homogénea que aún impera. No obstante, el camino ha sido uno de aprendizajes continuos y no cesará con el documento final de recomendación de una política de lenguas para el Archipiélago. El debate ha sido abierto, los medios de comunicación locales se han sumado a la argumentación y la comunidad está pensando sus lenguas. Ese ha sido el mayor logro de este proceso, atravesado por intereses de poder y liderazgo.


Innovación

9

Oídos agudos para anticiparse Una pequeña alteración en el ritmo del corazón puede indicar que la persona es víctima silenciosa de una afección cardiaca, lo que hace necesario exámenes rigurosos. Sin embargo, el diagnóstico puede ser incierto, pues su precisión está sujeta a la experiencia del médico y a contar con los equipos adecuados, escasos en regiones apartadas. Para superar esas dificultades, la Universidad de Caldas emprendió el proyecto “Servicio de monitoreo remoto de actividad cardíaca para el tamizaje clínico en la red de telemedicina en Caldas”. Este recibió el apoyo vital de ingenieros de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales, quienes desarrollaron un programa computacional que optimiza los procedimientos requeridos para el diagnóstico de las cardiopatías más comunes. Se trata de un software que establece si los sonidos de este órgano son normales o si existe alguna alteración causada por un posible funcionamiento no adecuado de sus cavidades o válvulas o en los vasos sanguíneos próximos (un soplo, por ejemplo). La innovación consiste en que el programa es capaz de aislar automáticamente los ruidos externos no asociados a la actividad cardiaca –como la respiración–, los cuales perturban la señal que obtienen los especialistas a través de sus instrumentos médicos. Asimismo, de forma automática, revela con precisión cuál es la afección del paciente, si la tiene.

a las cardiopatías

médicas, pero aún no se posee el soporte tecnológico para la telecardiología. “La idea es hacer un diagnóstico asistido mediante un software desarrollado con el enfoque de herramienta distribuida, es decir, alojada en los computadores de los médicos generales. Así, el examen tendrá mayor precisión y rapidez”, indica Santiago Murillo Rendón, integrante del Grupo de Control y Procesamiento Digital de señales de la UN, que desarrolló el sistema.

La mortalidad por afecciones cardíacas es alta en Colombia, incluso superior a la del conflicto armado. Una alianza entre la UN y la Universidad de Caldas permitió desarrollar un programa computacional de telemedicina para la detección acertada y oportuna de patologías del corazón.

Eliminar los errores

El tamizaje, fundamental

En la imagen se muestran los puntos donde se toman las señales fono- y electrocardiacas.

Los registros sonoros de afecciones cardiacas reales se ingresan en un ambiente web para que los estudiantes de Medicina los puedan consultar. Así, se le da una orientación pedagógica a esta herramienta que contribuye a su formación.

Foto: Andrés Almeida/Unimedios

La herramienta consta de tres componentes. El primero determina a qué tipo de enfermedad corresponde la anomalía encontrada. El segundo está relacionado con el tamizaje clínico, reporte que los médicos de los centros de atención básica hacen a las instituciones de mayor nivel cuando hay sospecha de algún padecimiento. Este paso causa problemas porque en los lugares más apartados no existe la tecnología para un análisis efectivo. Esto implica la remisión innecesaria de muchos pacientes a las principales ciudades; lo que genera costos elevados para el sistema de salud, así como gastos de desplazamiento y alojamiento para los pacientes y sus acompañantes. Ocurre a menudo que, al llegar a exámenes más avanzados, la patología resulta ser una falsa alarma. El programa contribuye a la precisión del tamizaje, pues permite remitir únicamente a quienes, en realidad, necesitan una atención especializada. El tercer componente se enfoca en la telemedicina, que es la atención a distancia de los pacientes a través de las tecnologías de la información y la comunicación. La Universidad de Caldas cuenta con una plataforma web equipada con teleconsultorios en todos los municipios del departamento, y unos 130 en el resto del territorio nacional. Desde allí se prestan servicios en diferentes especialidades

Para desarrollarlo, los ingenieros adquirieron dos bases de datos en las cuales están archivados diversos sonidos cardiacos, provenientes de pacientes de la Fundación Pequeño Corazón. Una de las bases está relacionada con el aspecto mecánico, para detectar soplos, y otra con el eléctrico, para hallar isquemias (disminución del riego sanguíneo) y arritmias (alteración de la frecuencia cardiaca). La diversidad de señales auditivas que produce el corazón está ordenada y sistematizada. Esto le permite al software hacer comparaciones estadísticas muy rápidamente entre los datos guardados y los sonidos que recibe de la persona examinada. El procedimiento consiste en grabarlos (señales de fonocardiografía) durante veinte segundos (un promedio de 20 a 25 latidos), en los puntos en donde se registra mejor la actividad de las válvulas que podrían resultar afectadas. Con esta información, el sistema analiza las características de las señales y busca patrones de comportamiento que permitan diferenciar una normal de una patológica. El cotejo es posible al conectar, a través de un puerto USB, un estetoscopio electrónico (aparato acústico para escuchar los sonidos del cuerpo) al computador en el cual está instalado el programa. Este permite, a su vez, tomar señales de electrocardiografía. Después de procesada la información, el médico obtiene un diagnóstico más certero de los males cardiacos que aquejan al paciente. “Las pruebas de validación del sistema, entre la evaluación médica y la que ofrece este método digital, indican una detección de patologías con una sensibilidad por encima del 90%, es decir, miden qué tan bueno es el sistema para reconocer la señal de clase patológica", asegura el doctor Mario Ruano, que acompaña el desarrollo del proyecto. Con esta nueva tecnología, se ofrecen mejores sistemas de atención primaria en salud, en los que medicina, ingeniería y teleinformática están al alcance de toda la población. De hecho, un programa piloto será evaluado en los municipios de Manizales, La Dorada y Pensilvania.

9 de septiembre de 2012

Unimedios

159

Ana María Escobar Jiménez,


10

Innovación

Mojarra con omega 3, tan nutritiva

como los peces de mar

Sania Salazar Gómez,

Unimedios

Cuando el investigador estadounidense Ralph Holman dio a conocer al mundo, hace treinta años, un nuevo ácido graso denominado omega 3, cuyo descubrimiento fue resultado de años de estudio del metabolismo de estos compuestos en el organismo, se desató un interés mundial por el producto. El científico determinó que la dieta de los esquimales, rica en pescado y mariscos de mar, era el secreto de la baja incidencia de problemas cardiacos. En particular, halló que las grasas de estos animales tenían altos contenidos de omega 3, el cual permite regular la presencia de los eicosanoides “buenos” y “malos”, unas cruciales moléculas orgánicas que son reguladoras intracelulares y participan en distintos procesos biológicos. Cuando los “malos” se encuentran en más cantidad, crecen las probabilidades de que la sangre se coagule demasiado y se presenten fallas en el corazón. En el caso contrario, el riesgo es que una herida no cierre porque la sangre es poco espesa. Lo ideal es tener un buen equilibrio de este tipo de eicosanoides. Lo anterior desató el interés de la industria en trasladar esas propiedades saludables a otros productos alimenticios, algo que aún continúa. Es el caso de un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia, que diseñó una metodología para que los peces de agua dulce obtengan mayores porcentajes de omega 3, similares a los de mar.

general, son desechadas por los piscicultores. Con las vísceras fabricaron ensilaje, que consiste en someter la materia prima a un proceso de fermentación con una fuente de carbohidratos; en este caso fue melaza y bacterias, entre otros componentes. Encontraron que los ensilajes molidos y cocinados eran la mejor opción, pero antes de incorporarlos en las dietas verificaron que no fueran dañinos para los animales. Luego hicieron experimentos para saber qué cantidad era la adecuada para el régimen alimenticio. Por último, agregaron dos ingredientes con altos porcentajes de omega 3: la semilla de lino (52,4%), usual en la avicultura para producir huevos con ese valor agregado; y semillas de chía (65,9%), una planta que se daba naturalmente en México, América Central y Colombia, pero que en la actualidad debe ser importada de Argentina.

Los ácidos grasos esenciales, presentes mayormente en peces de mar y mariscos, son necesarios en la dieta humana, por sus beneficios para la salud, pero son difíciles de conseguir. Ahora, gracias a un desarrollo de zootecnistas de la UN, esas propiedades nutricionales se podrán encontrar en la conocida tilapia de agua dulce.

Pruebas a escala

159

9 de septiembre de 2012

La tilapia es el pescado que más se produce en el país. La necesidad de establecer un mercado más competitivo llevó al Ministerio de Agricultura a abrir una convocatoria en 2007 para elegir un proyecto que le diera valor agregado al producto. Y fue allí cuando entraron en acción los expertos de la UN. Con los cerca de 1.200 millones de pesos que el proyecto requirió y la participación de expertos de la Universidad de la Salle, así como de piscicultores y productores de alimentos para animales, se buscaron alternativas. Liderados por la profesora Adriana Patricia Muñoz Ramírez, coordinadora del Grupo de Investigación UN-Acuictio, del Departamento de Ciencias de la Producción Animal, los zootecnistas elaboraron una dieta que puede llegar a duplicar el nivel de omega 3 en los filetes de tilapia. Esto aumenta los beneficios nutricionales para el consumidor y las ganancias para los productores. En el país se cultivan dos tipos de tilapia o mojarra –su nombre más común–: la roja, que se comercializa como pieza entera; y la gris (nilótica), que se vende en

Fotos: Archivo particular

Filetes de exportación

El mercado de los EE. UU. absorbe buena parte de los filetes de tilapia colombianos.

filetes para exportación. Pese a que ambas tienen buenos niveles de ácidos grasos, no poseen los niveles que llegan a tener los peces de mar, como salmón, atún, anchoa, sardinas y jurel (Caranx vinctus), entre otros. La profesora Muñoz asegura que los filetes colombianos se caracterizan por ser de mejor calidad que los de países como China. Estos últimos llegan congelados a los expendios de EE. UU., donde los descongelan y los venden como frescos. “Aquí podemos producir un filete a las 10:00 a. m. y, al otro día, a la misma hora, tenerlo verdaderamente fresco en los mercados de ese país, por la cercanía que hay”.

El valor agregado La investigadora sostiene que el omega 3 previene enfermedades cardiovasculares, mejora el desarrollo intelectual de los niños y mantiene la buena funcionalidad de las células y del cerebro. Este era el valor agregado que necesitaban para mejorar la calidad de la mojarra. Buscaron entonces ingredientes ricos en estas sustancias para fabricar un alimento especial para los peces. Utilizaron lípidos (moléculas biológicas que aportan energía al organismo –algunos son la base de las grasas–) y vísceras de cachama y trucha, que tienen gran cantidad de grasa y, por lo

Los expertos ensayaron otros ingredientes, como el aceite de girasol, soya y palma, y probaron cuatro tipos de dietas: primero, en acuarios de la UN y en tanques en Villavicencio; por último, en la Represa de Betania (Huila). Además, pasaron de experimentar con ocho animales por tanque a trabajar con diez toneladas de pescado. Después de 45 días de probar la alimentación y de examinar los filetes en laboratorio, se concluyó que la dieta a base de semillas de lino o de chía incrementaba en diversos niveles sus concentraciones de ácidos grasos. La profesora Muñoz sostiene que esta clase de nutrición sube los costos, algo que puede disuadir a los productores, pero resalta que es un valor agregado muy apreciado en el mercado. “Los piscicultores deben saber que esta es una dieta de finalización, pues de los ocho meses que dura el engorde, solo deben incluir la dieta especial con omega 3 durante los últimos 45 días antes del sacrificio del animal. Cuesta más, pero esperamos que pueda ser vendido a mejores precios”, explica. Para Diego Alejandro Niño, gerente de ventas de Concentrados Cresta Roja –empresa dedicada a producir alimentos para animales–, resulta atractivo conocer materias primas alternativas con las cuales remplazar otras de gran demanda, pero que a veces escasean. Aunque ve viable usar la dieta creada en la UN, dice que el inconveniente es la escasez de semillas como la chía, pues no se consiguen en grandes volúmenes en el país. La forma de dar valor agregado a la tilapia ya existe. Ahora les queda a los productores y a las empresas productoras de concentrados aprovechar la idea, pues quienes desarrollaron el proyecto están seguros de que hay consumidores dispuestos a pagar por un producto más saludable y nutritivo.


11

Innovación Carlos Javier Cuervo O.,

Unimedios

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Por décadas, la broca (Hypothenemus hampei) ha sido uno de los principales enemigos de los cafetales en el mundo. En los años noventa, este coleóptero, de la familia de los escarabajos, llevó a la quiebra a miles de cultivadores colombianos. Se estima que en Antioquia, durante esa década, se vieron afectadas unas 115 mil hectáreas. En el año 2006, en el país persistían unas 800 mil hectáreas con la plagaw, en detrimento del patrimonio de casi medio millón de familias cafeteras, según datos del Centro Nacional de Investigación de Café (Cenicafé). En el año 2010, la infestación bajó a casi el 15% de los cafetales del país y, el año pasado, llegó a sus niveles más reducidos (0,7%), según lo que reportó, en su momento, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC). No obstante estos logros, los científicos siguen buscando alternativas de control para evitar, a toda costa, que este flagelo vuelva a emerger. Así, con el apoyo financiero del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Diana María Molina Vinasco, doctora en Ciencias del Departamento de Química de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, es una de las investigadoras que trabaja en Cenicafé para garantizar la producción cafetera nacional, que para el periodo junio de 2011 - mayo de 2012 alcanzó los 7.113.000 sacos, de 60 kg cada uno.

Alternativa ecológica Los cultivadores de café podrán tener plantas resistentes a la broca gracias a la ingeniería genética.

Cafetos serán resistentes a la broca el animal muere. Asimismo, la científica encontró que las proteínas del extracto tienen la capacidad de retardar el crecimiento y desarrollo de este coleóptero, lo que resulta una alternativa para la obtención de plantas de café resistentes.

Una plaga costosa Según la FNC, el café representa el 12,4% del producto interno bruto agropecuario del país y es el cultivo más importante en setenta países del mundo. Sin embargo, la broca ha causado por décadas pérdidas millonarias, que exigen soluciones ambientales de bajo costo y de manera inmediata. Asimismo, el control se ha efectuado a través de insecticidas, que no solo causan daños ambientales, sino que, además, incrementan la resistencia del escarabajo. Esto causa una profunda preocupación en

el sector caficultor del país. Para Luis Alirio Ríos Marulanda, caficultor antioqueño que perdió sus cultivos por culpa de esta plaga hace tres años, resulta alentador encontrar una alternativa diferente, pues en la actualidad solo la recolección continua garantiza su control y la productividad de los cultivos de café. “Al recuperar mis cultivos, comencé a hacer recolección cada quince días, y así logramos controlar la broca hasta en un 80%. Pero los ingenieros agropecuarios siempre nos insisten en el cuidado que hay que tener, por lo que nos recomiendan no usar muchos insecticidas”, afirma. Por esta razón, Molina y su equipo siguen trabajando en la implementación de estrategias naturales, con diferentes proteínas vegetales con un alto potencial para el control. Ahora cuentan con una nueva opción, en la que la genética

es la mejor aliada. La experta indica que esta es la primera investigación en la que se identificó un inhibidor de L. bogotensis que bloquea la actividad de las aspártico proteasas de la broca, mediante la transferencia del gen que codifica esta proteína a la planta del café. Y precisa que hasta el momento no se conocían estudios de este tipo. “Ahora tenemos la secuencia completa del gen que codifica esa proteína y comprobamos que, tanto in vitro como en bioensayos, su actividad fue eficiente para el control del coleóptero”, concluye Molina. Este trabajo complementa estudios anteriores y contribuye al conocimiento de las enzimas digestivas de la broca. Se espera que pronto se puedan emplear estos inhibidores en la obtención de variedades de café resistentes a la broca.

9 de septiembre de 2012

Después de evaluar diferentes extractos vegetales en ensayos in vivo e in vitro, especialistas avanzan en la obtención de plantas de café resistentes a la broca. El secreto está en Lupinus bogotensis, una planta que tiene un proteína que bloquea las enzimas digestivas del insecto y lo mata.

159

El trabajo de la experta consistió en evaluar en tubos de ensayo (in vitro) extractos de semillas de varias especies vegetales, a fin de identificar proteínas que, al entrar en el organismo del pequeño insecto, lo mataran. Las plantas estudiadas fueron Lupinus bogotensis, Brachiaria humidicola, Amaranthus hypochondriacus, Phaseolus acutifolius, Phaseolus coccineus, Hyptis suaveolens, Centrosema pubescens y Trifolium. Adicionalmente, analizó las enzimas digestivas del escarabajo para determinar cuáles eran las más vulnerables al entrar en contacto con los extractos vegetales. En otras palabras, quería descubrir el talón de Aquiles de la dañina plaga. La experta explica que actualmente el objetivo es incorporar esas proteínas a la planta de café a través de ingeniería genética, tecnología que permite transferir ADN de un organismo a otro. “En pruebas in vivo alimentamos larvas de broca con la proteína de Lupinus bogotensis que tienen mayor actividad inhibidora. La sustancia se une a las aspártico proteasas (las enzimas digestivas del animal) e impide que el intestino digiera la proteína que consume del grano de café. Obtuvimos una mortalidad de entre el 50% y el 80%, según la concentración aplicada”, asegura la investigadora de la UN. El insecto se caracteriza por alimentarse y crecer en la semilla del fruto (endospermo), en donde se concentran los nutrientes que el embrión utiliza en el momento de la germinación. Así, daña este depósito de alimento del grano y echa a perder la producción de café. Pero, si a la estructura genética del cafeto se le incorporan las proteínas inhibidoras de L. bogotensis,


12

Salud

Los jóvenes, la población más expuesta a la gonorrea

Carlos Javier Cuervo O.,

159

9 de septiembre de 2012

La alta invulnerabilidad de la bacteria que produce la gonorrea, Neisseria gonorrhoeae o gonococo, preocupa cada vez más a la medicina. Los tratamientos con quinolona y azitromicina están a punto de desaparecer por su poca efectividad. Ahora la esperanza está puesta en el uso de cefalosporinas de tercera generación, como una recomendación de primer orden, pues reportan una resistencia inferior al 1%. “Este microorganismo muta con el tiempo y evade la eficiencia de los fármacos, lo que impide su eliminación y permite su propagación. Lo preocupante es que la industria farmacéutica no ha hecho grandes avances en el tema”, asegura Edith Ángel Müller, profesora del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. El grupo de antibióticos de gran espectro conocido como quinolonas surgió como una gran alternativa para el manejo de estas infecciones. Sin embargo, durante la década de los noventa, el gonococo desarrolló defensas rápidamente para estos fármacos y alcanzó un alarmante 77% de inmunidad en algunas partes del mundo. Esto llevó a su retiro del mercado. Asimismo, según algunos reportes médicos, el microorganismo está bloqueando los niveles de eficacia de la azitromicina. Y, aunque los casos no se encuentran documentados, se considera que la resistencia va en aumento. Este fármaco también se prescribe, en dosis inferiores, para atacar a la bacteria Chlamydia, causante de otra enfermedad de transmisión sexual. Su invulnerabilidad está determinada por la clase de antibiótico que se use. La doctora Sara Rodríguez asegura: “después de identificar el mecanismo de acción del antibiótico, dentro de la bacteria se produce una mutación genética, y el gen resultante de este proceso altera el blanco del antibiótico”. Según los últimos registros, también existen niveles significativos de resistencia a la penicilina (que llega al 11,2%) y al grupo de las tetraciclinas (44,5%). Pero es difícil establecer con exactitud dichos niveles, porque, además, las guías del Comité Nacional de Estándares de Laboratorios Clínicos de los EE. UU. (NCCLS, por sus siglas en inglés) no han definido parámetros específicos para los “microbial sensitivity tests” de azitromicina, un método propio para medir este fenómeno.

Revisión científica Con la intención de conocer el estado actual de invulnerabilidad del gonococo, las doctoras de la UN Sara Rodríguez y Edith Ángel Müller revisaron los artículos científicos publicados desde 1980. Evidenciaron la rápida evolu-

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios

Los adolescentes y jóvenes entre los 13 y los 29 años deben reforzar las medidas de protección para evitar infecciones como la que produce el gonococo.

La infección por Neisseria gonorrhoeae, bacteria que produce una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, se ha convertido en un verdadero problema de salud pública. Cada vez es más difícil recomendar tratamientos efectivos, dados los múltiples mecanismos de resistencia desarrollados por el patógeno.

ción de sus mecanismos de resistencia antibiótica en las últimas décadas y una correlativa disminución progresiva de las alternativas de tratamiento disponibles. La investigación fue reconocida por los Laboratorios Lafrancol, en el concurso Excelencia Educativa, con una Mención Honorífica otorgada el 10 de agosto de 2012. “Esperamos motivar el desarrollo de nuevas revisiones y proyectos de investigación que permitan conocer datos locales sobre el tema, para crear políticas públicas aplicadas a nuestra población”, manifiesta Ángel. La revisión incluyó pacientes diagnosticados por cuadro clínico o por cualquier método de confirmación, así como una evaluación de cura microbiológica o clínica. De la revisión histórica concluyeron que siempre se han usado múltiples esquemas de tratamiento antibiótico cuya eficiencia inicial ha sido alta, pero ha disminuido en corto tiempo. En algunos casos, niveles de invulnerabilidad del 10% llegaron a picos del 90% en tan solo quince años, como sucedió con la sulfonilamida en la década de los treinta. Asimismo, otro antibiótico desarrollado específicamente para la gonorrea en 1973, la espectinomicina, empezó con un resultado

eficiente; pero, para 1985, se documentó una resistencia del 7% y, en 1987, se suspendió su uso por alcanzar una del 50%. Sin embargo, en la actualidad existen varios lugares del mundo en los que aún recomiendan su uso. Hoy en día, la ceftriaxona (del grupo de las cefalosporinas) es el antibiótico más eficiente, pero existe la necesidad de efectuar más estudios para desarrollar nuevos antibióticos, dado el carácter cambiante de N. gonorrhoeae.

Problema de salud pública La gonorrea es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en el mundo. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a 2011 estaban infectados unos 106 millones de personas. Las fallas en su diagnóstico o la falta de tratamientos antibióticos adecuados pueden traer complicaciones, como la orquiepididimitis (inflamación de los testículos y del epidídimo) o la enfermedad pélvica inflamatoria, con sus respectivas secuelas. En los hombres produce uretritis, que se caracteriza por el flujo purulento en la uretra, e inflamación de los testículos. En las mujeres origina flujo vaginal, infección en el cuello del útero, inflamación

de las trompas y, a largo plazo, infertilidad u embarazos ectópicos (que se gestan fuera del útero). Las madres también pueden dar a luz niños con afecciones en la vista.

Adolescentes, en riesgo En Colombia, el reporte consolidado más actual (de 2010), emitido por el Ministerio de la Protección Social, estableció que en ese año hubo 91.123 personas diagnosticadas con alguna enfermedad de transmisión sexual, concentradas en Bogotá, Antioquia, Valle, Atlántico y Cauca. Cerca de la cuarta parte corresponde a gonorrea (OMS). En general, las personas entre los 13 y los 29 años de edad son las más vulnerables y corresponden al 60% de los infectados. En este contexto, la OMS estima que hasta un 18% de las mujeres y un 3% de los hombres adolescentes adquieren el gonococo. No obstante, los reportes de países como Reino Unido, EE. UU. o Japón indican que, debido a la poca efectividad de los medicamentos, la infección está creciendo hasta llegar a un 25%, situación que podría ser más grave en países en vías de desarrollo, dadas sus características sociales. En Colombia, a esto se suma la escasez de información estadística precisa sobre la enfermedad. Por lo pronto, según las especialistas de la UN, no existe una forma eficaz de combatir los altos niveles de resistencia de la bacteria, aunque sí es posible evitar el contagio mediante el uso de preservativos, mejores políticas públicas sobre salud sexual y reproductiva y un sistema de salud que permita detectar la infección de forma temprana.


13

Salud Carlota Loaiza Cadavid,

Las cifras de la Sociedad Colombiana de Cardiología indican que hay factores de riesgo modificables asociados a la presencia de un primer infarto agudo del miocardio en Colombia. Estos explican el 90% del riesgo para los hombres y el 94% para las mujeres. Además, señalan que los problemas psicosociales incrementan en un 32,5% las posibilidades de padecer este mal. “En Estados Unidos y Japón, se han hallado asociaciones que indican un riesgo dos a tres veces mayor de sufrir un padecimiento cardiaco en circunstancias de desempleo. Pero en el estudio hecho en el país se encontró que la posibilidad de un ataque se incrementa entre ocho a diez veces más”, afirma Fandiño. Para el profesor De la Hoz, la diferencia radica en el hecho de que en Colombia una persona cesante y su familia quedan en pésimas condiciones socioeconómicas: “En países desarrollados si alguien pierde el trabajo recibe subsidios del Estado que le garantizan no morir de hambre ni perder la casa y proteger el estudio de sus hijos. Aquí, en cambio, el que pierde el empleo queda en la calle. Eso puede ser una situación que incrementa el riesgo”.

Entre sanos y enfermos Para llevar a cabo el estudio, se seleccionó un grupo de 34 pacientes que sufrieron infarto agudo del miocardio –diagnosticados en la unidad de cuidados intensivos de

mayor riesgo de infarto agudo Tras evaluar a personas en edad productiva, se demostró la relación entre la desocupación y la ocurrencia de infarto agudo del miocardio. Este análisis podría ser el primer paso para incorporar a las políticas públicas de empleo la dimensión de la salud pública. la Fundación Cardioinfantil - Instituto de Cardiología– y otro de 68 personas sanas que nunca habían padecido problemas cardiacos y compartían las mismas características socioeconómicas de los enfermos (de hecho, eran vecinos). Todos tenían edades entre los 35 y los 60 años. Luego se cotejaron los datos de los dos grupos y se relacionaron sus antecedentes de estrés y otros factores de riesgo asociados a la enfermedad, para así comparar su frecuencia entre los dos grupos. Según el profesor De la Hoz: “este es un método bien validado en epidemiología, que consiste en explorar, entre dos grupos de personas –uno que tiene el mal y otro que no–, si hay diferencias entre un factor que puede estar relacionado con el infarto”. Y agrega: “la idea era encontrar en cuál de los grupos se evidenciaba mayor prevalencia de desempleo; y, en términos generales, los enfermos tenían los mayores antecedentes”. Fandiño aclara que el propósito de que las personas de ambos grupos fueran parecidas –que tuvieran igual nivel educativo, edad, género, tipo de vivienda y estrato– era asegurar que dichos factores no interfirieran en la explicación de los resultados; por cuanto podrían contribuir a la aparición de la enfermedad y, entonces, no sería posible distinguir claramente el efecto del desempleo.

Alteración del sistema nervioso En ese sentido, asegura: “las razones por las cuales se considera que el desempleo causa un deterioro de la salud son bastante complejas; pero, en general, se podrían clasificar en cuatro grandes mecanismos interrelacionados: la movilidad social descendente, el

impacto psicosocial, la adquisición de hábitos y conductas riesgosas y la limitación al acceso a los servicios de salud”. La movilidad social descendente se presenta cuando el parado se ve obligado a estar en una condición desventajosa en la que se afecta no solo su estado anímico y su autoestima, sino que, además, lo lleva al aislamiento social y al cambio de hábitos. De hecho, estos sujetos se alimentan mal y son proclives a consumir alcohol o sustancias psicoactivas. Dichos efectos se ven a mediano plazo, pues las dificultades aparecen a medida que pasa el tiempo y no se encuentran maneras de generar ingresos y, por lo tanto, las necesidades se vuelven abrumadoras. “Como resultado de esta situación, se desencadena toda una serie de consecuencias, que van desde síntomas psicológicos y somáticos hasta la morbilidad psiquiátrica preclínica (como la ansiedad, la depresión o la pérdida del autoestima; incluso puede llevar al suicidio)”, dice Fandiño. Además, el estrés ejerce cambios en el sistema nervioso autónomo. Y este, según explica el experto, provee al individuo de herramientas que buscan la obten-

ción de energía para anticipar una respuesta a situaciones de riesgo. Aquí se incluye la liberación de ácidos grasos libres y glucosa en la sangre, así como el incremento de la frecuencia cardiaca y de la presión sanguínea. Dicha respuesta puede sostenerse de manera crónica cuando los mecanismos de excitación que la producen no se pueden resolver o se repiten constantemente, como sucede con el estrés de larga duración, inducido por el desempleo, que ocasiona daños en el sistema cardiovascular. El análisis de la UN pone sobre la mesa la necesidad de que, dentro de las políticas para el empleo en Colombia, se incorporen factores de atención en salud, más si se tiene en cuenta el desalentador panorama laboral en el mundo y, en particular, en Colombia. Y si, como lo revela el estudio, el desempleo afecta el corazón, entonces, tal como lo propone el investigador: “las políticas no deben estar solo orientadas a la generación de nuevos empleos; pues los esfuerzos en esta materia pueden resultar bien intencionados, pero muchas veces no consiguen su propósito, que es la reducción de las tasas de desocupación. Y sin esto, no se prevendrán sus secuelas”.

Las cifras del desempleo en Colombia • 19.884.000 personas están ocupadas. • 12,5% (2.838.000 personas) es la tasa de desempleo actual. • 68,7%, tasa de ocupación para hombres. • 45,3%, tasa de ocupación para mujeres. • Las ciudades con mayor desempleo en Colombia son: Quibdó (17,2%), Popayán (16,5%) y Cúcuta (16,1%). • 11,3% (6.955.000 personas) es la tasa de subempleo subjetivo (aquellas que desean mejorar sus ingresos, pero están conformes con su actividad informal actual). • 30,6% (2.564.000 personas) es la tasa de subempleo objetivo (aquellas que efectivamente buscan pasar a la formalidad laboral).

9 de septiembre de 2012

Más riesgo en el país

Desempleados presentan

159

Las circunstancias que rodean a un desempleado pueden cambiar su vida y la de su familia de manera negativa en poco tiempo. Desde finales del siglo XIX, este ha sido un tema de debate multidisciplinario que abarca desde la economía hasta la psicología. Sin embargo, los primeros hallazgos que relacionaron la inactividad laboral con el deterioro de la salud aparecieron de manera contundente antes de comenzar la década de los setenta, y se hicieron cada vez más numerosos a mediados de los años ochenta del siglo pasado. Según Luis Ernesto Fandiño Rojas, magíster en Salud Pública y autor del estudio “Asociación entre el estatus de empleo e infarto agudo del miocardio (IAM)”: “dichos descubrimientos se relacionaron con un exceso de mortalidad y detrimento de la salud entre los desempleados. La mayoría de estos acercamientos se hicieron mediante mediciones indirectas o por medio del abordaje de datos agregados, cuyos resultados e interpretación dejaban un gran margen de duda”. Hasta ese momento, ningún trabajo académico había estudiado el riesgo individual de quien padece el desempleo ni tampoco si este era el que causaba un daño en la salud o viceversa. Solo hasta ahora se lleva a cabo una mirada profunda, desde esta perspectiva, para el contexto colombiano. El trabajo de Fandiño contó con la dirección del médico epidemiólogo Mauricio Restrepo Trujillo y con la asesoría de Fernando de la Hoz, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios


14

Agro

San Andrés no le saca

el jugo a sus frutas

159

9 de septiembre de 2012

Unimedios

La agricultura del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina es insuficiente para atender el mercado local. Por eso, la mayoría de frutas y verduras son importadas, lo que deja a las islas a merced de factores externos en cuanto a abastecimiento de alimentos se refiere. Seguridad alimentaria, exposición a riesgos naturales (huracanes y más remotamente sunamis), disminución de costos y “mercado cautivo” son las razones por las cuales este departamento insular debería producir mucho más de lo que en la actualidad. Por lo menos, esas son las recomendaciones de la academia. La nutrición de los sanandresanos no es la mejor. Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia en el Caribe determinó que en San Andrés no se consume frutas y verduras en raciones suficientes por sus elevados costos. Una lechuga puede costar 5.000 pesos, mientras que en ciudades como Bogotá o Cali se consigue por 2.500 pesos, fresca y de buena calidad. “Basta visitar el relleno sanitario de la isla capital para darse cuenta de que la basura tiene un bajo contenido orgánico, que no pasa del 15% o el 20%”, asegura Peter David Lowy Cerón, exdirector del Jardín Botánico en la UN en el Caribe y actual director del Instituto de Estudios del Pacífico. Incentivar los cultivos traería beneficios para la salud y economía de la gente. Por eso, una tesis de grado de la Maestría en Medioambiente y Desarrollo de la UN, elaborada por Claudia Elena Suárez Giraldo, se dedicó a determinar qué frutas tienen potencial para la agroindustria local. Así, se encontró que el marañón, el anón, la guanábana, el fruto del pan (breadfruit), el mango, el aguacate, el june plum, el icaco, el caimito, el níspero, el mamoncillo, la grosella, la guayaba, el tamarindo, la cañafístula, el mamey y el jobo son los frutos de mayor proyección. Solo once de las especies se hallaron en lugares silvestres; las demás, en zonas domésticas. También identificaron al sector de La Loma, en San Andrés, como el de mayor cantidad de frutales promisorios, pues encontraron diversidad en los patios de las casas. “La idea era rescatar esos frutos tradicionales y convertirlos en un beneficio para la comunidad. Por eso, nos pusimos en la tarea de mirar cuáles estaban ligados a la sociedad isleña”, manifiesta el profesor Lowy.

Cuestión de cultura El experto aclara que en San Andrés existen producciones copiosas, por ejemplo, de mango; pero no se ve en los mercados porque los isleños prefieren intercambiarlo entre ellos por otros alimentos antes que venderlos.

El fruto del pan o breadfruit encabeza la lista de productos agrícolas que podrían mejorar los ingresos económicos y la nutrición de los pobladores del Archipiélago, cuya alimentación es en su mayoría importada. Devolverles el carácter agrario a las islas es posible con las recomendaciones de la academia.

San Andrés ha tenido escasez de alimentos porque no llegan los barcos. Y no se puede almacenar comida, pues hay problemas de plagas y no hay grandes bodegas para acopiar. “En este momento, hay una muy fuerte que ataca las palmas de coco y otras especies de los bosques. Por eso, no es bueno mantener monocultivos. Es preferible la variedad de siembras, para mantener la diversidad animal necesaria para el control biológico”.

Alimentos que prometen

La palma de coco es el monocultivo más extendido en las islas.

Fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Sania Salazar Gómez,

El fruto del pan tiene un potencial grande en el mercado nacional.

La isla, que ahora se sostiene del turismo y el comercio, basó su economía alguna vez en la agricultura y la pesca. Los cultivadores son, por lo general, personas de edad avanzada. El profesor afirma que las nuevas actividades económicas, producto del cambio cultural de las nuevas generaciones, afectan el autosostenimiento. “Para muchos jóvenes, la agricultura no es una alternativa; es más fácil emplearse en un almacén o manejar un taxi. En esa medida, hay un bache entre los abuelos y los nietos. Para estos últimos, que no quieren cultivar, es mucho más fácil ir al supermercado a comprar. Sin embargo, hay algunos intentos por recuperar la vocación por el campo”, dice. Programas realizados con jóvenes isleños han dado resultado. Ahora siembran tomate y pepino cohombro para suplir al mercado

local, pero sin miras a mayores producciones. Como parte del estudio, se hizo un censo para identificar cultivos en los patios de las casas y en zonas habituales de siembra. Este se complementó con fotografías aéreas de la isla. Además, los especialistas indagaron sobre la relación de la gente con las especies y las prácticas de cultivo, para determinar las potencialidades de cada fruta. Según indica, quien se dedique a cultivar extensivamente podría vender su cosecha a los hoteles; un mercado nada despreciable, dado que llegan entre 300 y 400 mil visitantes al año. Además, aumentar las plantaciones significaría dejar de depender de la comida que llega en barco o en avión, lo que encarece los productos, y desarrollaría otra fuente de recursos para la población.

Por estas razones, hay que apostarle a nuevas alternativas, como el fruto del pan, un ingrediente importante de la gastronomía sanandresana del cual se pierde, en promedio, el 40% de su producción anual porque se desecha o se pierde en el árbol. Tradicionalmente, lo convierten en harina para hacer tortas y pan o para elaborar coladas, pero las recetas son tan variadas como habitantes hay en el archipiélago. El profesor Lowy asegura que es un producto de proyección nacional que podría, incluso, convertirse en un pasaboca, tarea en la que trabajan investigadores de la UN en convenio con una empresa privada. Afirma que, hasta no darles valor agregado a estos frutos, difícilmente alguien creerá en la posibilidad de comercializarlos. “Hay intentos de promocionarlos y se ven en los mercaditos tradicionales, pero hay que convertirlos en una empresa e invitar a la Cámara de Comercio y a la población para que lo piensen como un negocio”, destaca. En el caso de los otros frutales, los árboles no son suficientes para abastecer el consumo local. Entonces habría que pensar en densificar su número con miras a un negocio viable. Aunque no lo parezca, en San Andrés hay tierra disponible para cultivar de forma fragmentada en sus 26 km2 de extensión. Y, aunque los suelos son muy pobres en nutrientes, por su origen coralino, la capa de humus existente puede sustentar esta vegetación, claro está, con una ayuda extra de los agrónomos. Los terrenos aptos están concentrados en fincas que se dedicaron por mucho tiempo al cultivo de coco y, antes, a los monocultivos de naranja y algodón. Según el investigador, se han hecho pruebas para mejorar la tierra que han dado resultados, pero falta solucionar el acceso al agua, a veces limitado; además, el líquido algunas veces presenta un exceso de calcio, lo que no es apto para algunos cultivos. Por lo anterior, la comunidad trata de cultivar en invierno patilla y melón, dado su fácil manejo. Es misión de las autoridades locales incentivar la producción de frutas promisorias, ayudarles a las familias a construir planes de negocios en este sector y favorecer el acceso a una alimentación saludable.


15

Destete temprano de cerdos, un riesgo para su salud

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Agro

Investigadores demostraron que interrumpir de forma prematura el suministro de leche materna a los lechones aumenta los riesgos para su salud y la necesidad de usar antibióticos. Esto podría afectar a los consumidores de esta carne, por los efectos residuales de dichos fármacos.

Hace cincuenta años, el destete de las crías de los cerdos se hacía entre los 42 y los 49 días de vida; hoy se efectúa entre los 21 y los 28. Esta reducción de tiempo permitió preñar más rápido a las hembras y pasar de 2,3 partos a 2,7 por año. Así, el porcicultor ha obtenido mayor cantidad de animales: en un solo alumbramiento una hembra puede parir entre 13 y 15 lechones. Según Jaime Eduardo Parra Suescún, profesor e investigador del grupo de Biodiversidad y Genética Molecular (Biogem), adscrito a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, al interrumpir el suministro de leche materna, el lechón dura entre uno y tres días sin consumir otros alimentos porque no está preparado para el cambio repentino. Además de que el cochinillo pierde peso, su sistema inmune se debilita debido a la falta de lactobacilos, unas bacterias del intestino delgado propias de esta etapa de desarrollo que son proporcionadas durante la lactancia. Su ausencia modifica el pH intestinal y permite la entrada de infecciones que pueden destruir las vellosidades del intestino. Asimismo, disminuye la población de bacterias benéficas y aumenta la de patógenas –como Escherichia coli y Salmonella–, que producen diarreas y hasta la muerte del animal. Para contrarrestar estos efectos, los productores suministran antibióticos, a pesar de las contraindicaciones por sus efectos residuales; esto es, la permanencia de ciertos componentes químicos que pueden pasar al consumidor de la carne de cerdo. El problema, dice el profesor Parra, es que “después de aplicar el

antibiótico, las primeras bacterias que empiezan a prevalecer son las patógenas”. Por eso, son necesarios los controles permanentes entre la aplicación del antibiótico y el periodo de sacrificio. Los investigadores demostraron que en la semana del destete el organismo del animal apenas empieza a disminuir la lactasa (una enzima producida en las células de las vellosidades intestinales) y a aumentar, gradualmente, la presencia de otras enzimas que degradan y absorben el alimento que consumirá el resto de su vida. Detener ese proceso natural es lo que deriva en problemas.

Lupa para ver lo micro El profesor Parra cuenta que, para determinar lo anterior, simularon un modelo de infección con lipopolisacáridos, una toxina resistente –incluso a la esterilización– que es liberada por cierto tipo de bacterias. De la sustancia extrajeron pequeñas secuencias moleculares, denominadas patrones moleculares asociados a patógenos, en este caso de Escherichia coli en cerdos. “Los seres vivos reconocen estos patrones y sus cuerpos desencadenan una reacción inmunológica en el intestino, que es su respuesta al ser atacados por un patógeno; así empiezan sus organismos a defenderse”, detalla. Pero la presencia de estas toxinas cambia la función del intestino, pues no puede dedicarse a la digestión y absorción de nutrientes, sino a defenderse de los patógenos. Para estudiar este evento a nivel molecular, los científicos tomaron muestras de tejido del intestino y comprobaron que, en efecto, la expresión de algunas proteínas que lo fortalecen cambia: las enzimas protectoras intes-

tinales disminuyen y aumentan algunas citoquinas (proteínas encargadas de la defensa a través del sistema inmunológico). “Encontramos que el patrón de expresión de algunas citoquinas aumentaba exageradamente, específicamente la TNF-α (factor de necrosis tumoral alfa). Esta citoquina invade los tejidos y produce pequeños tumores y necrosis que cambian la morfología, destruyen las vellosidades del intestino y favorecen la presencia de bacterias patógenas y su ingreso al organismo a través de la pared intestinal”, explica el investigador de la UN en Medellín. Cabe precisar que el intestino está formado por millones de vellosidades dentro de las cuales hay, a su vez, miles de microvellosidades, que aumentan el área de contacto para hacer más eficiente la absorción de nutrientes. Además, excreta un moco que impide que los diferentes microorganismos patógenos entren en contacto con el flujo sanguíneo. Sin embargo, como consecuencia de la infección, las bacterias crean una reacción inmunológica para que las vellosidades se descamen hasta tal punto que disminuyan, lo que favorece el rápido contacto de las bacterias con el torrente sanguíneo.

Poca rentabilidad La porcicultura a gran escala es una de las industrias pecuarias más modernas del país. No obstante, sus índices de rentabilidad son bajos, debido al descenso del consumo de carne de cerdo. Los más perjudicados son los pequeños productores, que tienden a extinguirse. Un cerdo, después de criado y cebado, deja una ganancia cercana a los 30 mil pesos. Según Tomás Antonio Madrid Garcés, zootec-

nista de la UN y porcicultor: “en estos momentos es muy difícil el negocio. Uno piensa que con tanta tecnología debería haber más rendimiento; pero, debido al costo de las importaciones, al comercio y la competitividad, es muy difícil mantenerlo”. Y esto en Antioquia, que es en la actualidad el departamento más activo en este mercado. El porcicultor asegura que algunos estudios evidencian la viabilidad económica de escoger los 21 días para el destete. Pero no hay una cifra precisa, porque eso depende de cada una de las producciones.

Difícil decisión Para Madrid, no hay alternativas adecuadas y de bajo costo que permitan remplazar los antibióticos para mejorar la salud del cerdo después del destete. “Al aplicar estas sustancias se obtiene una buena respuesta, pero después vienen los efectos secundarios en la carne o en el mismo cerdo. Sin embargo, la eliminación de los antibióticos afectaría el mercado. Además, no se cuenta con las bases técnicas ni sanitarias para prohibirlos. Se necesitará más tiempo y más investigación para determinar cómo producir mejor y tener nuevas alternativas”. No obstante, el profesor Parra puntualiza: “más que un inconveniente económico, este es un problema de salud nacional; porque, si se presentan enfermedades por destetar más rápido, vamos a obtener un producto final con residuos de antibióticos destinado al consumo, lo que puede causar ciertas reacciones alérgicas en los humanos”. El dilema sigue abierto: obtener mayor cantidad de animales por el destete temprano o menor cantidad de kilos de carne, pero más saludable.

9 de septiembre de 2012

Unimedios

159

Daniel Gutiérrez Giraldo,


16

Agro

Plaga del maíz

incrementa su resistencia a insecticidas Harrison Rentería,

159

9 de septiembre de 2012

Menos insecticidas Lo anterior constituye una amenaza para los productores

Fotos: Archivo particular

Un pequeño gusano, que en su etapa adulta se convierte en una polilla que migra de cultivo en cultivo y causa grandes pérdidas económicas en los sembrados de maíz, algodón, arroz, caña de azúcar y frijol, entre otros, se torna cada vez más resistente a los controles de plagas. Se trata de Spodoptera frugiperda, también conocido como “gusano cogollero del maíz”. Su distribución es muy amplia, pues se encuentra en varios países de América. Sin embargo, solo en Estados Unidos se había logrado determinar que el animal tiene dos biotipos o razas: la del maíz y la del arroz. En Colombia, hace seis años se estableció que las dos variedades también se encuentran en el departamento del Tolima, una de las zonas agrícolas y productoras de estos dos granos más prósperas del país. Este hallazgo se logró luego de que el grupo de investigación en Biotecnología Vegetal de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín y de la Corporación para Investigaciones Biológicas (CIB), encargada de la línea de ecología evolutiva de insectos plaga, se interesó en estudiar cómo se desarrollan los fenómenos de formación de especies, tomando como modelo de estudio a S. frugiperda en la naturaleza. Los dos biotipos de este insecto son idénticos a nivel morfológico, pero muy diferentes genéticamente. El del maíz (también abundante en algodón y sorgo) produce grandes pérdidas, pues daña hasta el 35% de los cultivos. Según explica la profesora Clara Inés Saldamando Benjumea, investigadora de los grupos de Biotecnología Vegetal y de Biotecnología Animal de la UN en Medellín, la identificación se efectuó usando marcadores moleculares y haciendo análisis genético de las poblaciones. Esta técnica se adentra en el examen del ácido desoxirribonucleico (ADN) para determinar en profundidad qué características genéticas se transmiten de una generación a otra y qué modificaciones ocurren en ese proceso. En ese sentido, un marcador es un gen que contiene cierta información (por ejemplo, el tamaño), y a partir de este se pueden identificar otros genes similares. Con estas herramientas, los científicos pudieron establecer que el gusano cogollero del maíz tiene dos ramificaciones. De otro lado, analizando colonias del animal, encontraron que las poblaciones de la variedad del arroz son más resistentes a los insecticidas que las que afectan al maíz. Esta última, por su parte, es resistente a Bacillus thuringensis, una bacteria utilizada para su control biológico.

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Unimedios

Huevos de Spodoctera frugiperda.

Maíz atacado.

Polilla hembra.

El gusano cogollero del maíz es un insecto que preocupa a los productores de cereales de América. En Colombia, afecta hasta a una tercera parte de las siembras maiceras. Investigadores determinaron que existen dos variedades, una de ellas se ha vuelto invulnerable a los plaguicidas comunes.

agrícolas dedicados a estos cultivos, los cuales representan un potencial económico grande para el país. La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce) registró, hasta junio pasado, unas 86 mil hectáreas de maíz amarillo sembradas y cerca de 76 mil de maíz tradicional. Dada la especificidad de este insecto en el territorio nacional, la profesora Saldamando indica que, para controlarlo, “lo principal, antes de utilizar insecticidas, es encontrar dónde están distribuidos sus biotipos y por qué tienen esa distribución”. Además, agrega que se debe determinar si difieren en cuanto a resistencia a insecticidas o a controladores biológicos, según la región en la que se encuentren los cultivos, así como estudiar a corto o mediano plazo a los depredadores y enemigos naturales de cada uno de sus biotipos. “Esta clase de estudios deberían llevarse a cabo con anterioridad a la aplicación de cualquier controlador de síntesis química, que es perjudicial para el ambiente y puede no tener los efectos deseados”. Según la profesora, la plaga se

encuentra en otros cultivos –como caña de azúcar, frijol o tabaco, entre otros– y, generalmente, se hace un uso excesivo de insecticidas y de otros controles sin conocer las características biológicas de cada población de la polilla.

Las estrategias Con base en datos de Fenalce, se calcula que, por lo menos, el 58% del área maicera del país es cultivada de manera tradicional por pequeños productores. Y es allí donde está el mayor de los retos. Es en estas comunidades donde se requieren estrategias de producción limpia, teniendo en cuenta la ruda competitividad para un producto que, en 2010, tuvo una producción de 1.270.000 toneladas y unas importaciones de 3.330.000 toneladas; lo que evidencia la dependencia del mercado externo para suplir la demanda local de cereal de alta calidad. Buenaventura Monje Andrade, investigador en manejo integrado de plagas de Corpoica, explica que las prácticas tradicionales utilizadas por los pequeños pro-

ductores para cuidar sus cultivos deben integrarse a las estrategias investigativas que adelantan las instituciones calificadas, para así aprovecharlas. Por esa razón, asegura: “pusimos en marcha una estrategia para implementar proyectos de investigación desde la perspectiva de los agricultores y hacer trasferencia de tecnología para mejorar la calidad de los cultivos”. Monje Andrade destaca que el control del gusano cogollero es indispensable, toda vez que este se alimenta de más de sesenta especies de plantas, situación que podría desequilibrar a cualquier economía agrícola, como en efecto sucede con algunas plantaciones de maíz en Colombia. De igual forma, Saldamando Benjumea insiste en que se deben articular más estrategias entre empresas, investigadores y productores que faciliten la realización de estudios en el país y la llegada de sus resultados a los campesinos; por ejemplo, mediante cartillas pedagógicas, asesorías técnicas y otras alternativas que tengan en cuenta las problemáticas relacionadas con los insectos plaga.


Ciencia

Líquido y sólido A diferencia de otras sustancias, como el agua, cuyas moléculas presentan simetría esférica, las de los cristales líquidos son alargadas o en forma de disco y se pueden extraer de hidrocarburos y de recursos orgánicos. El primero en intuir su existencia fue el botánico austriaco Friedrich Reinitzer, en 1888, al darse cuenta de que, a 145,5 °C, el benzoato de colesteril se tornaba en un fluido turbio, pero que, a 178,5 °C (una temperatura mayor), se volvía claro. Demostró así que tenía dos puntos de fusión. Pero fue el físico alemán Otto Lehmann quien, un año después, descubrió que dicho líquido tenía una estructura molecular cristalina, algo que nunca se hubiera esperado hallar en un elemento viscoso. Por eso, es un material que tiene las cualidades del estado líquido; por ejemplo, se acomoda perfectamente en un recipiente (como el agua en la botella) y tiene características como viscosidad y fluidez. Pero, a la vez, tiene propiedades del estado sólido similares a las de los cristales, que pueden desviar la luz blanca y darle color dependiendo del tratamiento. Cuando pasa a través de estas partículas, la luz cambia de dirección e, incluso, de color por la modificación de su índice de refracción. Es algo parecido al efecto visual cuando se introduce un lápiz en un vaso de agua y pareciera que la parte sumergida se separara de la parte emergida. En el caso de estos cristales, en la medida en que cambia su orientación también lo hace la frecuencia de la luz y, por ende, el tono observable. “Esto hace que dispositivos como pantallas, celulares, senso-

Cristales líquidos para materiales inteligentes

Microfotografía de un cristal líquido.

Científicos colombianos y estadounidenses lograron un significativo avance en el entendimiento de un particular estado de la materia en el que una sustancia tiene tanto de líquido como de sólido. Esta cualidad es explotada por avances tecnológicos actuales y lo será aún más por otros venideros, sobre todo en salud.

res biológicos, etcétera, se puedan desarrollar de forma más sofisticada. Lo que hacemos es manipular la orientación del cristal para que percibamos colores y formas determinadas en una pantalla, forzando su deformación por medio de campos electromagnéticos”, explica Juan Pablo Hernández Ortiz, docente de la Facultad de Minas.

Nuevas aplicaciones El trabajo de los investigadores consiste en estudiar cómo este material se autoorganiza en la escala nanométrica (1 × 10-9 metros, o sea seis veces más pequeño que un milímetro y tres veces más pequeño que una micra). “Por ejemplo, si reunimos partículas de oro de 100 a 200 nanómetros, las repartimos uniformemente en moléculas de cristal y les bajamos la temperatura, estas se cristalizan, empujan las nanoesferas de oro y las organizan en filas por el ‘deseo’ intrínseco de los cristales de tener una energía mínima y los menos ‘defectos’ posibles. Con esa ordenación, podemos tener fibras en un sistema y manipular sus estructuras moleculares y los átomos bajando o subiendo la temperatura”, explica el profesor Hernández Ortiz. El desarrollo científico se puede aplicar, por ejemplo, en la fabricación de sensores altamente sensibles, como los que hoy son

usados por los soldados del ejército de Estados Unidos. “En sus uniformes llevan una cinta donde se ubica un sensor diseñado para un gas determinado (ántrax, gas mostaza). Si el militar ve que su cinta cambia de color, se pone la máscara antes de sufrir una intoxicación”, aclara el experto de la UN. Los dispositivos son fabricados por empresas estadounidenses y en Colombia se están adelantando los estudios teóricos y las simulaciones. Más aún, con esta tecnología se podría detectar la presencia de una bacteria o un virus a partir de una sola molécula; lo cual es un adelanto, pues actualmente muchas veces se detectan cuando ya no hay forma de control. El “secreto” consiste en que la molécula afecta la orientación del cristal líquido, el cual, por consiguiente, cambia la frecuencia de la luz y su color. “Gracias a este descubrimiento podríamos ubicar sensores en los árboles de café, para saber con anticipación cuándo fumigar ante la presencia de una bacteria, incluso antes de que la planta empiece a responder al agente nocivo”, asegura. En el área médica, las aplicaciones serían más impresionantes. “Existe la posibilidad de crear un cultivo de la sangre de un paciente y, si vemos algo anormal, los sensores detectarían una afección mucho más rápido que otros sistemas diagnósticos. La solución sería

mucho más efectiva”, señala el docente de la UN.

Prodigio diminuto Los sensores elaborados con estos materiales miden entre uno y dos centímetros, pero cada uno tiene miles de cavidades de 100 a 200 micras. Este material también podría convertirse en una excelente opción para empacar los medicamentos con los cuales se tratan enfermedades degenerativas. “A los pacientes se les podrían suministrar drogas de manera inteligente. De modo que, cuando una persona sufra un tumor o un cáncer, la droga ataque puntualmente la parte afectada y no envenene todo el cuerpo. Esto se logra diseñando el empaque de tal manera que el cristal líquido interactúe de manera específica en un lugar del cuerpo (o conjunto de células) determinado”. El profesor Hernández Ortiz precisa que la idea es desarrollar nuevas alternativas que mejoren de forma inmediata la calidad de vida de las personas. “No pretendemos copiar ni mezclar materiales, sino inventarlos”. La principal contribución para la comunidad científica consiste en el diseño de materiales y el avance de investigaciones que exploran la nanoescala, una dimensión que rige muchos comportamientos que no se comprenden todavía.

9 de septiembre de 2012

Cristina desechó varios teléfonos celulares porque, al dejarlos caer, les quebró la pantalla y quedaron inservibles. Hernando, padece de diabetes y debe inyectarse insulina a diario para controlar la enfermedad, lo que le afecta varios órganos del cuerpo. Estas situaciones estarían próximas a cambiar gracias al entendimiento que lograron científicos de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín y de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE. UU.) sobre los cristales líquidos: un particular estado de la materia en el que una sustancia tiene tanto las cualidades de un líquido como las de un sólido. Sus revelaciones merecieron un artículo en una de las revistas científicas más antiguas y prestigiosas del mundo: Nature. Se trata de un estudio que devela el comportamiento de estas sustancias, a fin de diseñar materiales inteligentes que se usarán en distintos campos. Por ejemplo, en equipos electrónicos como celulares, televisores y computadores –que se autorrepararán de un día para otro—, así como en nuevos empaques a escala nanométrica para medicamentos y en el desarrollo de sensores biológicos. Para Juan de Pablo, docente e investigador de la universidad estadounidense, la principal contribución del trabajo es “desarrollar aplicaciones más refinadas y expandir su utilidad a nuevas áreas, con el fin de hacer diseños más eficientes”.

159

Unimedios

Archivo particular

Gimena Ruiz Pérez,

17


18

Medioambiente

Fotos: Cortesía Esteban Gamboa

El 38% de las aves del Valle del Cauca están en Yotoco

Edén terrenal

Jeinst Campo Rivera,

159

9 de septiembre de 2012

Unimedios

La Reserva Nacional Forestal Bosque de Yotoco –propiedad de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira– está catalogada, según el sistema de zonas de vida Holdridge (Sistema basado en la fisonomía o apariencia de la vegetación) como una región con características de bosque húmedo premontano. Por sus condiciones ambientales, es uno de los territorios con mayor número de especies conocidas de aves, mamíferos, reptiles y anfibios del país. “Es un entorno alto andino, con algunas influencias de los ecosistemas neotropicales del pacífico, lo que favorece el tránsito de varias especies animales y la parada obligatoria de aves que huyen del invierno del norte del continente”, cuenta el profesor Carlos Jaramillo, director del Grupo de Investigación de la Reserva de Yotoco (GIRY) de la UN. El científico sostiene que el grupo determinó su diversidad, tanto a escala local (municipio de Yotoco) como regional (el Valle del Cauca), y las probabilidades de registro, tanto a niveles espaciales como taxonómicos (clasificación biológica). Por eso, el GIRY hizo un detallado estudio de las aves del principal reducto natural del departamento, para así poder determinar su representatividad e importancia. Los resultados permitieron revelar el predominante valor natural del sitio para miles de especies.

Bajo el lente Desde 1979 se han llevado a cabo inventarios de aves en este bosque. Sin embargo, hasta ahora no se había efectuado un análisis de la biodiversidad con el cual se pudieran identificar algunas tendencias en la riqueza

Foto: Cortesía Fernando Ayerbe

La Reserva Nacional Forestal Bosque de Yotoco, de 559 hectáreas, se ubica a 18 km de Buga y a 56 km de Cali. Su altura sobre el nivel del mar varía entre los 1.200 y los 1.600 m, y tiene una precipitación anual de 1.129 mm de agua. La zona tiene especies típicas de los bosques nativos que cubrieron la cordillera occidental.

Aunque estudios ya han determinado la importancia de esta reserva natural, un equipo interdisciplinario de científicos clasificó, en detalle, la diversidad aviar: los órdenes, familias y especies que viven en el lugar. El 10,7% de los pájaros del país tienen allí su hábitat.

de voladores. Lápiz en mano, y con la ayuda de un grupo de profesionales ornitólogos, los expertos emprendieron el proyecto. Según el estudiante de Ingeniería Agrícola Esteban Gamboa, coordinador de la iniciativa, durante la primera fase hicieron una minuciosa revisión bibliográfica de la información existente, en cuanto a estudios e investigaciones adelantadas específicamente sobre aves. “Obtuvimos los listados de las especies registradas en trabajos de campo desde 1973 hasta el año 2003”. Posteriormente, desarrollaron un trabajo de campo en el año 2010 para registrar las especies presentes. En este caso, elaboraron censos visuales y auditivos de presencia-ausencia de aves. Estos fueron llevados a cabo aleatoriamente en diez senderos lineales, de un kilómetro de distancia, distribuidos en una pendiente altitudinal de la reserva. “Los registros se realizaron entre los meses de noviembre de 2010 y marzo de 2011. Utilizamos una tabla de registro de datos como taxón, altitud, hábitat, fuente y cantidad de observaciones”, explica Gamboa. Finalmente, se evaluaron los resultados y se obtuvo una valiosa información que refleja su importancia como hábitat y zona de tránsito para aves migratorias.

Portentosa diversidad Con el estudio se contribuyó a la actualización del inventario, que

dio como resultado las siguientes categorías taxonómicas: 18 órdenes, 43 familias y 194 especies de aves, de las cuales 25 son migratorias y 7, endémicas. Según Gamboa, se estableció que la riqueza del bosque representa el 44,6% de la diversidad a escala local y el 38,3% a escala regional, así como que el 12,4% de sus especies son exclusivas a nivel local y el 11,3% a nivel regional. “Este es un aspecto fundamental para la conservación de las aves dentro de un bosque aislado como lo es la reserva; pues enfrenta una serie de presiones ejercidas por la actividad humana, como la fragmentación de los terrenos, la caza y la extracción ilegal de madera. La carretera que atraviesa el reducto, además de segmentar, es una vía de acceso para cazadores que amenazan la biodiversidad”. Astrid Puerta, estudiante de la Maestría en Ingeniería Ambiental de la UN en Palmira e investigadora del proyecto, dice que la labor científica ha permitido analizar la riqueza (en número de especies) por cada año estudiado y llevar un monitoreo de las especies comúnmente encontradas allí. Así, en cuanto a orden taxonómico, las Passeriformes (por ejemplo, golondrinas) son las aves más registradas en todos los años. Este es un grupo que, según los investigadores, abarca a más de la mitad de los pájaros del mundo, con alrededor de 5.400 especies, las cuales desempeñan un papel ecológico fundamental como controladores de poblaciones de insectos, dispersores de semillas y polinizadores.

Asimismo, la pesquisa permitió encontrar que, a nivel de familia taxonómica, las Tyrannidae son las más registradas en todos los años de muestreo. “En esta se encuentran alrededor de 400 especies de nombres variados (mosqueritos orejeros, sietecolores, moscaretas, titirijies, viuditas, monjitas, tijeretas, tuquitos, copetones, entre otros), y solo fue seguida por la familia Thraupidae, más conocida como las tángaras, de la que se conocen cerca de 240 especies, habitantes de las zonas intertropicales”, precisa Gamboa.

Aves locales Entre otros resultados significativos, se estableció, a nivel taxonómico de especie, que la probabilidad de observar una a nivel local y que esta tenga su hábitat en Yotoco es del 50,9%; mientras que a escala regional es del 43,2%. Esto significa que, por ejemplo, una persona que esté ubicada en Cali, y vea un ave, muy probablemente estará viendo una proveniente de la reserva, a hora y media de distancia de la ciudad. El profesor Jaramillo concluye: “el bosque no solo es un importante reservorio de aves del suroccidente colombiano, sino de otro tipo de fauna y flora que debe seguir siendo protegida, explorada y monitoreada permanentemente, como un tesoro ecológico de la región”. El hecho de que el 10,7% de las 1.800 aves que tiene el país tenga como hábitat a Yotoco habla de la importancia ecológica de la zona.


19

Medioambiente Jeinst Campo Rivera,

El trabajo, que se desarrolló en tres regiones del estado de Pará, en Brasil, y en cincuenta fincas de Caquetá, en Colombia, detectó el fenómeno en ambos países, en donde la ganadería acaba con los bosques y la naturaleza. “Desde hace dos años ha disminuido bastante la deforestación en el vecino país. En el nuestro, en cambio, ha aumentado, debido, en parte, a la lucha contra los cultivos ilícitos y al uso de los suelos para la ganadería extensiva. Esto ha llevado a menos bosques y biodiversidad y a mayores suelos degradados”, afirma el profesor Lavelle. Según las encuestas efectuadas a ganaderos del Caquetá, sus niveles económicos, sociales y educativos, así como su producción, son relativamente altos, pero se trata de un lucro que va en contra de la oferta de los recursos ambientales. “Los ganaderos de Florencia poseen terrenos grandes, niveles altos de educación y ciertos grados de urbanización en sus formas de vivir asociados a un sistema de producción ganadera extensiva en pastizales degradados y rodeados de paisajes totalmente deforestados”, asegura.

Servicios ambientales del Caquetá

desaparecerían en diez años La deforestación en el departamento de Caquetá es crítica. Esta afecta directamente a los recursos hídricos, la calidad de los suelos, la regulación del clima y hasta la alimentación. La alerta se desprende de un riguroso estudio adelantado por expertos de Colombia, Brasil y Francia. La alternativa: los sistemas agroforestales.

Es así como los servicios ecosistémicos, expresados en oferta hídrica, biodiversidad, estado de los suelos y bosques, han disminuido notablemente. Y, según concluye la investigación, si la tendencia se mantiene a ese ritmo –el de la pérdida de una “ciudad verde” cada año–, en diez años el Caquetá será solo un “gran potrero”, con las respectivas consecuencias negativas para las comunidades. El profesor Joel Tupac Otero, director del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la UN en Palmira y colaborador del proyecto, señala que, aunque antes no se conocían censos exactos sobre esa diversidad, “ahora se estima que la deforestación en Caquetá ya deja solo unas 600 especies, ni una tercera parte de lo que hay del lado de Brasil”.

Agroforestales, una salida La investigación evidenció que el silvopastoreo (en donde se hace ganadería sin dañar el bosque) y los sistemas agroforestales, algunos apoyados por el Gobierno nacional y la UN, han logrado preservar los

servicios ecosistémicos y son una forma rentable de producción sostenible para los pobladores. Estos dos tipos de paisajes, según la profesora Elena Velásquez de la UN en Palmira, son sistemas productivos que no han acabado con los servicios ambientales y han mantenido una rentabilidad igual o incluso mayor a la de los ganaderos. Un ejemplo son los dedicados a la producción de caucho natural y otros de silvopastoreo. “En tan solo quince hectáreas logran obtener ingresos superiores a los 6.600 dólares, con un desgaste bajo de los ecosistemas; mientras que la ganadería, en el mismo espacio de terreno, logra obtener una ganancia de 1.600 dólares, con un costo ecológico alto”, sostiene Lavelle. La profesora Velásquez explica que esta conservación del medioambiente se debe a un tipo de “conexión” entre los componentes naturales del bosque y las áreas de producción agroforestal y agrícola, en donde las partes ganan por igual. “Hay algo interesante y es que los agentes biológicos, como microorganismos e insectos controladores, inciden de manera positiva en el

mantenimiento del suelo y en el control de plagas de los cultivos”. Los científicos implementaron, por primera vez, en estos tres sistemas de producción, un indicador de ecoeficiencia que sirve como herramienta para medir los alcances y el impacto de políticas públicas que busquen desarrollar el uso multifuncional sostenible y eficiente de los suelos.

Políticas públicas El profesor Lavelle resalta que el principal logro del proyecto fue establecer que la composición del paisaje es el punto clave de la problemática ambiental en Caquetá. Es allí en donde deben enfocarse las políticas públicas de protección del medioambiente. “Si demostramos que la situación social es la que condiciona los sistemas de producción y que, a través de estos, se determinan los paisajes y otros aspectos ambientales, podríamos decir que las políticas deberían ir encaminadas a la formación de la gente y a la creación de incentivos en actividades agroforestales”, concluye.

9 de septiembre de 2012

Ganado contra bosques

En regiones de la Amazonia colombiana, los servicios ecosistémicos, expresados en oferta de agua, biodiversidad, estado de los suelos y bosques, han disminuido notablemente.

159

Los 88.965 km2 de extensión de Caquetá –similar a la de un país como Austria o Jordania– son parte de la gran cuenca amazónica, considerada el pulmón de la tierra y una de las regiones de mayor diversidad. Pero la colonización de nuevas tierras, la ganadería extensiva y la extracción maderera ilegal están asfixiando este inmenso y valioso rincón de Colombia. De hecho, es el segundo lugar de América Latina más deforestado (después de la provincia del Chaco, en Paraguay), con 21.440 hectáreas perdidas (214 km2) en lo corrido del año, según lo reportó en junio pasado el sistema Terra-i; proyecto en el que intervienen el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), con sede en Palmira, el Departamento de Geografía del King’s College de Londres y la Escuela de Ingeniería HEIG-VD de Suiza. Para hacerse una idea del crítico panorama, esos 214 km2 de pérdida de cobertura vegetal son similares al 69,70% del área urbana que ocupa Bogotá. Este oscuro panorama fue evaluado en profundidad por la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, el CIAT y otras universidades del país, con el liderazgo del Institut de Recherche pour le Développement de Francia (IRD). Según Patrick Lavelle, director de la investigación y profesor de la Universidad de París VI en Francia: “gracias al proyecto identificamos el estado actual de los paisajes en estas zonas particulares de la Amazonia, analizando los aspectos socioeconómicos que han llevado, lentamente, a la deforestación de la selva, para así proponer sistemas agroforestales que preserven los recursos y servicios ambientales”. Con el apoyo de unos sesenta investigadores de Brasil, Francia y Colombia, los expertos organizaron grupos de trabajo para recolectar información sobre cinco aspectos fundamentales: sistemas de producción, sociedad, paisajes, servicios ecosistémicos y biodiversidad.

Foto: Archivo particular

Unimedios


20

TIC Unimedios

En casi la mitad de los colegios y escuelas de Caldas (47%), los directivos han decidido abrir las puertas para que cualquier ciudadano experimente la sensación de estar sentado frente a un computador conectado con el mundo. Es una estrategia que fomenta el desarrollo regional y nuevas competencias a nivel rural. Para quienes viven en las ciudades, es una rutina enviar y recibir correos electrónicos, conversar en vivo por chat, despejar las dudas más inusuales a través de los motores de búsqueda o visitar los cibercafés; por lo general, un computador está a la vuelta de la esquina. No sucede lo mismo para millones de personas que viven en municipios y regiones rurales, en donde tener un viejo PC es una hazaña y una conexión a internet, un sueño. Por eso, el hecho de que el sistema educativo en Caldas propicie el acercamiento de la población a la era digital es un logro, en un país en donde la penetración de internet apenas llega al 11,2% del territorio nacional, según datos del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Una investigación desarrollada por la Universidad Nacional de Colombia en Manizales muestra que, de las 1.205 instituciones públicas (primaria y secundaria) del Departamento (sin incluir Manizales), el 75,6% posee equipos en funcionamiento y el 39% ha recibido mantenimiento por motivos de uso y desgaste. “En comparación con el contexto nacional, se podría decir que Caldas está bien. Pero, de acuerdo con el estudio, todavía falta que un 48% de los colegios desarrolle conectividad, lo cual es fundamental si queremos tener instituciones de alta calidad”, asegura Johnny Tamayo Arias, doctor en Ingeniería de Proyectos y uno de los autores de la investigación.

159

9 de septiembre de 2012

Más acceso, pero no suficiente Comparado con el resto del país, Caldas también sale airoso en cuanto a la relación de computadores por número de estudiantes: 1 por cada 14 alumnos; mientras que en el país es de 1 por cada 22. No obstante, dista mucho del promedio del mundo desarrollado: 1 por cada 4, según información de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Los resultados del estudio hecho por la UN muestran que, pese a las falencias en infraestructura, hay avances visibles en la calidad de la educación de los niños, la cual se articula a sus estilos de vida y tradiciones y se ajusta a las condiciones geográficas en las que viven. Se han creado contenidos digitales con estrategias de capacitación orientadas por programas como Posprimaria Rural, con la metodología Escuela Nueva del Comité de Cafeteros, y Jóvenes Rurales, del SENA. “El esfuerzo gubernamental por dotar a las escuelas de equipos y tecnología ha logrado una sinergia con los contenidos y las instituciones de capacitación. Además del apoyo a las asignaturas tradicionales, como matemáticas y español, se aporta un componente rural con temáticas sobre emprendimiento, aprovechamiento de los

Caldas, ejemplo de integración

entre educación y TIC

Fotos: Cortesía Caldas Vive Digital

Ana María Escobar J.,

Caldas lidera el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en el país. Según un estudio, el 52,4% de las escuelas tienen conexión a la red y hay un promedio de 14 niños por computador, lo cual mejora la estadística nacional (que es de 22), aunque sigue lejos de la de países desarrollados (que es de 4).

recursos, cultivo de la tierra, manejo de contabilidad, entre otros, adaptando los aprendizajes a las edades y las experiencias cercanas al entorno escolar”, afirma Tamayo Arias.

Potencialidad educativa María Emma Márquez, profesora del colegio rural San Peregrino (Manizales), manifiesta que, antes, la enseñanza era tradicional y que había muchas dificultades para hacer consultas, pero ahora las clases son dinámicas y se facilita la investigación dentro del aula. El impacto de las TIC también repercute en lo económico, gracias al surgimiento de nuevos negocios de cibercafés en los municipios y corregimientos, y en las comunicaciones, por la mayor afluencia de público a las capacitaciones. Por ejemplo, en los telecentros comunitarios acuden abuelos que quieren aprender a navegar en internet para dialogar con sus hijos o familiares que han migrado. La primera etapa de fortalecimiento del binomio educación-TIC en Caldas se adelantó en el año 2008 con el proyecto Todos al Computador, que llevó a las aulas equipos con internet a cerca de 65 mil niños del departamento. En la prueba piloto, efectuada en el municipio de Riosucio y sus áreas rurales, se entregaron 260 equipos con conexión a la red: 180 a la escuela Simón Bolívar del

corregimiento de San Lorenzo y 80 al colegio Normal Superior. La prueba evidenció dificultades en la infraestructura tecnológica, pues el sistema operativo estaba basado en la plataforma Linux, menos masiva y cercana a la población que la Windows. Por esta razón, se requirió mayor capacitación para docentes y estudiantes. Adicionalmente, el mantenimiento de los equipos resultó costoso y no había muchos contenidos digitales para este sistema; al contrario de lo que sucede hoy con los nuevos computadores que se entregan a las escuelas y cuentan con el sistema operativo de Microsoft.

Más apoyo La experiencia caldense permitió que, con el liderazgo del Gobierno local, el Ministerio de las TIC y el de Educación, se firmara el Acuerdo para la Prosperidad para apoyar programas como Vive Digital, por medio del cual se entregarán 132 aulas digitales inteligentes (equipadas con tecnología

y contenidos educativos propios) y el Sena capacitará a 110 docentes de las instituciones beneficiarias, para garantizar la apropiación de estas herramientas. “Contaremos con recursos por el orden de los ocho mil millones de pesos, una de las mayores inversiones en tecnología para estimular la educación efectuada en los últimos años en nuestra región”, destaca Juan Pablo Sánchez, gerente de proyectos de Caldas Vive Digital. Sin embargo, según el estudio de la UN, las instituciones educativas que en Caldas necesitan apoyo en TIC suman 1.205, lo cual significa que no se cubrirán todas las necesidades. No obstante, según Sánchez, Vive Digital es un plan nacional, “así que es factible que durante este Gobierno se desarrollen nuevas fases, mediante las cuales seguramente se resolverán las falencias”. Gracias al informe presentado por la UN en Manizales, otros departamentos del país podrán orientar sus políticas de desarrollo a partir de la apropiación de las TIC.

Niños del sistema educativo de Caldas cuentan con las herramientas necesarias para conectarse a la sociedad del conocimiento. Más información sobre este proyecto, en la página web www.sigcaldas.com.


21

TIC

Sandra Uribe Pérez,

Para la profesora de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá y escritora Alejandra Jaramillo Morales, se trata de una estrategia narrativa relacionada con “las diferentes formas en que las artes están aprovechando los medios de expresión contemporáneos”, que hace reflexionar sobre la manera como se está constituyendo la realidad como un “juego de construcciones narrativas y de símbolos”. Justamente, comprender cómo se llevan a cabo los procesos de creación en medio de este cruce de lenguajes, en donde la idea de un único autor desaparece (para ser suplantada por la del trabajo colectivo), es el objetivo del grupo de investigación en Dinámicas Creativas de la UN. Este está conformado por estudiantes de pregrado y posgrado de carreras como Sociología, Antropología, Artes Plásticas, Música, Cine y Televisión, entre otras, y es liderado por los profesores Gabriel Alba, de la Facultad de Artes, y Alejandra Jaramillo, de la Facultad de Ciencias Humanas. El grupo trabaja en dos líneas de investigación que, en particular, apuntan al mundo de lo transmedia: “Transgresiones de la forma” y “Poéticas de la vida cotidiana”.

hacia un nuevo paradigma Las narrativas transmedia podrían pensarse como una moda académica, una estrategia de mercadeo o la posibilidad de descubrir cómo se expanden las obras en múltiples plataformas, se crean nuevos lenguajes, se mezclan tiempos y estilos, se construyen realidades alternas, circulan contenidos y cambian las formas de acceso a la cultura y al conocimiento.

En la primera, intentan ver cómo cierto tipo de objetos artísticos ya elaborados (una novela, una película) entran en conversaciones con lo transmedia y cambian sus modelos de interacción con el lector/espectador. “Es interesante ver cómo esos lenguajes están saliendo de sí mismos y pueden producir otras formas de significación”, cuenta la profesora Jaramillo. En la segunda, lo que quieren observar son los procesos sociales que hay detrás. Para eso, desarrollan el proyecto “Bicicleta de ciudad”, a través del cual se proponen estudiar las sensibilidades relacionadas con montar en bicicleta en Bogotá, a fin de resignificar su uso, crear comunidades de gente que usa este medio de transporte y armar circuitos turísticos relacionados con los acontecimientos más pequeños que le ocurren a la gente al moverse por la ciudad. A partir de allí, esperan tomar elementos de la vida cotidiana y pasarlos por los filtros que permite lo transmedia. Como parte de esta búsqueda, en el 2011, desarrollaron la Cátedra Marta Traba “El cine y la literatura en la era digital” y, este año, la Escuela Internacional Art & Transmedia Creation; que contó con la participación de expertos nacio-

nales, como Jaime Tenorio (Distrito Cinema) y Jaime Alejandro Rodríguez (Universidad Javeriana), así como de personajes de talla mundial, como el brasileño Arlindo Machado –el teórico del cine, la televisión y los nuevos medios más importante de América Latina– y el argentino Jorge La Ferla. Según el profesor Gabriel Alba, lo transmedia se torna “gaseoso” porque no hay mucha claridad sobre el concepto. Mientras que, para algunos, se trata de una “moda académica” –frente a la cual algunas universidades se arriesgan con experimentación y otras se rezagan–, para otros, es una estrategia comercial o una forma de hacer activismo social. Como sea, en el futuro esta idea de la “convergencia de medios” podría convertirse en un verdadero cambio de paradigmas. Habría que verlo. El hecho de que todo tienda a lo digital o, de lo contrario, se vuelva obsoleto, como lo afirma Arlindo Machado, condiciona una transformación gigantesca en todos los medios, que ya no se pueden pensar como cosas separadas. Él llama a esto una “fatalidad” de la que no hay vuelta atrás y lamenta los rituales que se están perdiendo (como ir a la sala de cine), pero también sabe que vienen cambios significativos y está en esa búsqueda.

A explorar las posibilidades Debatir temas comunes ha servido para conformar redes e iniciativas conjuntas. De hecho, una de estas propuestas dará a luz en octubre. Se trata de la primera fase del Laboratorio de Contenidos Digitales Intic Colombia, desarrollado de manera conjunta entre la Facultad de Ingeniería (en cabeza de Óscar Duarte, vicedecano de Investigación) y la Escuela de Cine y Televisión de la UN, en asocio con la Alcaldía Mayor de Bogotá, a partir de la convocatoria ViveLab, de Colciencias. El laboratorio formará parte del Parque Científico y Tecnológico de la Universidad. Este espacio será clave en el panorama nacional, si se tiene en cuenta que, como dice Jaime Tenorio, “se están multiplicando las pantallas y vamos a necesitar más contenidos”. De este modo, el laboratorio se convierte en una invitación a que los creativos de diferentes disciplinas conformen equipos de trabajo para que diseñen experiencias y, al decir de Tenorio, se suban a esta “montaña rusa”, que significa entretenimiento, activismo social y un nuevo campo para explorar desde la educación.

9 de septiembre de 2012

Dinámicas creativas

Convergencia de medios,

159

Desde siempre, al ser humano le ha gustado que le cuenten historias. Pero ¿qué ocurre si estas le llegan de diferentes maneras, en escenarios y tiempos distintos, con lenguajes que se transforman y que, en lugar de repetir lo mismo, dejan entrever ángulos no captados antes con las primeras miradas? Atraer la atención del espectador (o audiencia), “conseguir que se quede allí, se involucre y se comprometa”, en palabras de la productora de transmedia Caitlin Burns, es la tarea de los diseñadores de experiencias que están detrás de estas historias (de la vida real o de ficción), enriquecidas a través del uso del cine, la web, dispositivos móviles y videojuegos, entre otras plataformas. Con el arribo de las nuevas tecnologías y de esta forma de contar historias, que hoy se ha dado en llamar transmedia, quizá lo que Stéphane Mallarmé pretendía en el siglo XIX, con su búsqueda del “libro total” ���que serviría para representar al universo y sería diferente en cada lectura–, podría estar muy cerca. Borges también se había acercado a esta idea en su cuento “El aleph”, cuyo concepto es explicado como “uno de los puntos del espacio que contienen todos los puntos” o como “el lugar donde están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, vistos desde todos los ángulos”. Y esta idea estaría próxima a materializarse si se piensa en la simultaneidad que estas narrativas despliegan y con la cual consiguen que el espectador se aleje de su papel pasivo, interactúe e, incluso, cruce la frontera del lado del autor.

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios


22

Entrevista

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

“Cualquier ley para que la gente no comparta es injusta”

Richard Stallman habló ante decenas de estudiantes de la UN en la conferencia "Copyright versus comunidad en la era de las redes informáticas".

Siempre radical y firme en sus convicciones, el gurú y fundador del Movimiento Global del Software Libre, Richard Stallman, llegó a la UN invitado por la Facultad de Ciencias Económicas. “El software libre y la piratería no tienen mucho que ver, porque los piratas, cuando atacan barcos, no usan computadoras, sino armas”, dijo en entrevista a UN Periódico. Fernando García Ardila, hace referencia a la posibilidad de contenidos, ¿cómo ve estas polí- su misión de organizar la sociedad

159

9 de septiembre de 2012

Unimedios

UN Periódico: ¿Por qué promover y defender con vehemencia la utilización de software libre? Richard Stallman: O los usuarios tienen el control de los programas o estos lo tienen sobre los usuarios. El software de uso privativo es un yugo a través del cual una entidad somete a la sociedad. Y eso es una injusticia. En efecto, todo el software debe ser libre. De este modo, las personas ganan el control de su informática. De lo contrario, el propietario puede introducir funcionalidades malévolas, como vigilancia y restricciones; es decir, los grilletes digitales y las puertas traseras que reciben comandos remotos para ejecutar acciones no deseadas. Los sistemas más usados, como Windows, Macintosh, iThinks, Flashplayer y los teléfonos móviles tienen esos problemas. La razón: sus desarrolladores reconocen el poder que tienen sobre el público. Con el software libre, si un desarrollador introduce algo malévolo, cualquiera que sepa programar puede detectarlo y corregirlo. UNP: ¿Qué tipo de libertades puede ofrecer un programa de esta naturaleza? R. S.: Hay cuatro libertades esenciales. La libertad cero, que permite ejecutarlo como el usuario quiera. La libertad uno, que sugiere estudiar y cambiar el código fuente (de un programa informático de uso privativo) para que funcione como el consumidor desee y este pueda hacer su propia informática. La libertad dos, que

distribuir libremente copias exactas a los demás; incluye regalarlas y venderlas, porque el software libre no es necesariamente gratuito. Y la libertad tres, que es el ejercicio de contribuir a tu comunidad distribuyendo copias de tus versiones modificadas cuando gustes. UNP: Según usted, en las escuelas se debe enseñar con software libre. ¿Por qué? R. S.: Enseñar con un programa de uso privativo es implantar dependencia. Va en contra de la misión social de las escuelas, que es preparar a buenos ciudadanos para una sociedad capaz, fuerte, independiente, sólida y libre. La mayoría de los desarrolladores ofrecen copias gratuitas, pero lo hacen para producir dependencia de sus productos. Es como los traficantes de drogas: la primera dosis es gratis. La escuela también debería rechazar copias regaladas de programas de uso privativo, por ir en contra del espíritu de la educación. Cualquier escuela o actividad educativa tiene que ir más allá de enseñar hechos y capacidades. Tiene que enseñar también el espíritu de buena voluntad, el hábito de ayudar a los demás. Por lo tanto, cada clase debe tener esta regla: si los estudiantes traen un programa a la escuela deben compartirlo con la clase, incluso su código fuente. Debe ser un lugar para compartir los conocimientos.

La normativa UNP: En Estados Unidos se promovió la ley SOPA y en Colombia la ley Lleras para regular los

ticas? R. S.: No quiero despreciar las obras de arte llamándolas contenidos, como si su única función fuera la de llenar una caja. Y eso obedece a la actitud de los ejecutivos de las editoriales que compran leyes injustas, como la SOPA o la Lleras. Uno de los usos legítimos de la informática es facilitar el compartir, que debe ser legal. Cualquier ley o medida técnica para que la gente no comparta es injusta. Únicamente medidas crueles y draconianas obligarían a que la gente pare de hacer algo que es bueno y fácil como compartir obras. Estas leyes solo merecen la resistencia. UNP: ¿En dónde se sitúan los derechos de autor? R. S.: Es necesario disminuir el poder del derecho de autor, porque hoy en día es opresivo. Hay que ir en el otro sentido: disminuir este poder hasta que sea soportable. Por ejemplo, legalizar el compartir. Hay que prohibir los grilletes digitales, la tecnología diseñada para que la gente no pueda hacerlo. UNP: ¿Cómo se puede legalizar el compartir? R. S.: Cuando hay leyes injustas hay que cambiarlas. Una sociedad justa tiene leyes justas. Cualquier manera de resistencia a una injusticia se justifica. Pero no propongo la violencia, porque esas leyes contra el compartir no matan, pero pueden ser violentas. Por ejemplo, en Japón meten a gente en la cárcel por eso, cuando no es un motivo para estar preso. UNP: ¿Hacia dónde, entonces, deben apuntar las políticas públicas en términos de tecnología? R. S.: El Estado, como parte de

para la libertad y el bienestar, tiene que fomentar el software libre entre el gran público. Pero, asimismo, tiene que migrar su informática hacia este. Porque una persona hace su informática por su propio placer, pero una agencia pública la hace por el pueblo. Tiene una responsabilidad ante la sociedad de mantener siempre el control. Y la única manera de conservarlo es no usar programas de uso privativo, porque eso es dejar el control de la informática del Estado en manos de los desarrollares privados. Y, si una agencia nacional tiene una función crucial, utilizar un programa de uso privativo perjudica la seguridad nacional, porque puede tener funcionalidades de vigilancia, por ejemplo. UNP: ¿Cómo ve el boom de las redes sociales? R. S.: No todas son iguales. Facebook, por ejemplo, es malísimo: es un motor de vigilancia. Twitter es menos malo porque se enfoca en la publicación de mensajes. Cuando algo es público, no hay riesgo de que se presente ese tipo de vigilancia, porque todos pueden verlo. Si se publica, se autoriza para que todos lo vean. No debe haber queja. UNP: ¿Cuál es el futuro del software libre? R. S.: No veo el porvenir, depende de ustedes. Esta es una lucha por la libertad. Por ejemplo, si ustedes luchan contra leyes como la Lleras podremos vencer. Todos tenemos la posibilidad de influir en el resultado.


Reseñas

23

Información: 316 5290, extensiones: 17638 y 17637 opymeditun@unal.edu.co Oficina de promoción y mercadeo Editorial UN

Historia natural de los primates colombianos Thomas Richard Defler Textos, Facultad de Ciencias

Este libro se constituye en obra fundamental para el estudio de los primates en el país. Es el resultado de más de treinta años de investigación de su autor, quien ha dedicado su vida y obra a conocer, describir y sistematizar uno de los más importantes grupos de mamíferos de la región. El profesor Defler ha desarro-

Con el objetivo de ofrecer al lector herramientas matemáticas que le permitan adentrarse en el estudio de los problemas de la teoría microeconómica actual, el libro propone un interesante camino para superar las barreras iniciales que se pueden presentar al abordar discusiones en torno a esta compleja

Teoría microeconómica: elección racional Francisco Javier Lozano Gerena Textos, Sello Editorial Universidad Nacional de Colombia

Sistemas de producción: modelamiento y gestión William Ariel Sarache, Ómar Danilo Castrillón, Jaime Alberto Giraldo Facultad de Ingeniería y Arquitectura, sede Manizales

Transmisión flexondulatoria armónica Ernesto Córdoba, Juan Santamaría, Freddy Caro, Héctor Gamboa, Saulo Gómez, César Suárez, Nelson Arzola y Arturo Perpiñan 150 años, Facultad de Ingeniería

Un mundo por aprender Educación sin escuela (ESE), Autoaprendizaje Colaborativo (AC) y Educación en familia (EF), Congresos de 2009 y 2010 Erwin Fabián García López (comp.) Facultad de Ciencias Humanas

llado grandes proyectos y centros de investigación en la Orinoquia y la Amazonia en Colombia, y entrega en esta nueva edición un extraordinario estudio, que busca inspirar en sus lectores, profesionales o aficionados, el reconocimiento y preservación de la gran diversidad biológica que atesora nuestro territorio.

El objetivo principal de este libro es comprender y analizar de manera más sencilla los sistemas de producción existentes y su aplicabilidad en las empresas del medio, a partir de los principales enfoques de gestión y modelamiento. Centrados en el mejoramiento de sus capacidades, se muestran

Javier Fernando Cardona y Óscar Roberto Blanco Notas de clase, Facultad de Ciencias

Aplicaciones de mecanobiología computacional Nancy Stella Landínez Parra, Diego Alexánder Garzón Alvarado y Juan Carlos Vanegas Acosta Dirección de Investigación Sede Bogotá (DIB)

aquí sistemas de producción como JIT/Kanban, MRP/CRP, TOC/OPT; y se ilustra una caracterización de los sistemas físicos de producción, con el fin de modelar digitalmente sus principales componente estructurales y operacionales, para entender de manera virtual su comportamiento en la vida real.

Este libro motiva el despliegue teórico de nuevos proyectos de investigación para explorar aspectos de particular profundidad y actualidad como el modelamiento computacional de ondas y dinámica vibratoria parametrizada y autoexcitada, acerca de la temática de

Siempre se ha asociado a la educación con la escuela, sin embargo, estos dos términos han tomado un nuevo significado que abarca las necesidades del estudiante y de la sociedad. El título de este libro añade un sentido fundamental: la educación sin escuela, entendiendo esto como un espacio que está construido por la sociedad, en donde ella hace parte

Electrónica digital y su aplicación a la instrumentación

área del conocimiento. A partir del desarrollo teórico sobre modelos básicos de agentes racionales, se definen conceptos y establecen relaciones lógicas entre ellos. El autor, a partir de su experiencia docente, presenta además ejemplos y ejercicios que facilitarán su comprensión.

la Transmisión Flexible Armónica, TFA – Harmonic Drive. La TFA se ha convertido en la transmisión mecánica estratégica del desarrollo tecnológico moderno, gracias a la diferencia del principio de funcionamiento de esta sobre las demás transmisiones mecánicas.

del ejercicio de aprendizaje incorporando sus artefactos culturales, como museos, bibliotecas, parques tecnológicos, etc. Esta propuesta es un ejercicio de reflexión que recopila algunas de las ponencias desarrolladas en congresos sobre investigación en educación, a cargo de la Facultad de Ciencias Humanas.

Esta guía de laboratorio trata elementos de la lógica combinacional y secuencial, a través de montajes que permiten a los estudiantes conocer los diferentes componentes de un computador sencillo. Este enfoque facilita la transición al diseño de sistemas con microcontroladores y representa una buena parte de esta guía. El libro busca La Mecanobiología es el estudio de modelos matemáticos y la elaboración de experimentos orientados a entender los procesos biológicos que se presentan en la génesis, consolidación y mantenimiento de órganos y tejidos. Este libro trata la evolución histórica de este concepto y los avances en modelado

ayudar al lector a desarrollar sistemas de medición automatizados que incluyan adquisición de datos en el computador. Sus autores son Javier Fernando Cardona, Ph. D. en Física que ha trabajado en proyectos como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) y Óscar Roberto Blanco, magíster en Física.

matemático que han permitido la formulación de modelos mecanobiológicos con aplicación al estudio de sistemas fisiológicos humanos. Este libro hace parte de la Colección Dirección de Investigación (DIB), sede Bogotá, y se publicó con el Sello Editorial de la Universidad Nacional de Colombia.

9 de septiembre de 2012

José Alejandro Restrepo Sello Editorial Universidad Nacional de Colombia

ción de Restrepo es publicada por el Sello Editorial y la Dirección de Divulgación Cultural de la Universidad Nacional de Colombia. En este texto, José Alejandro Restrepo pretende detener, retroceder, poner en cámara lenta el flujo desbocado de imágenes ‘catódicas’ para encontrar en sus intersticios la razón que está detrás de todo ese fluir teatral de una política teológica.

159

Religión Catódica

La obra Religión Catódica de José Alejandro Restrepo entrega una nueva gramática del conflicto y la violencia de nuestro país. En sus páginas recoge el proceso creativo que en la última década ha ocupado al artista en torno a las profundas relaciones de un triángulo cuyos vértices son la política, la religión y la imagen. La recopilación de la investiga-


24

Cultura

Ojos críticos en una nación poética Tres egresados y un profesor de la Especialización en Fotografía de la Universidad Nacional de Colombia ganaron recientemente los cuatro primeros puestos en el III Premio de Fotografía del Patrimonio Cultural de la Nación del Ministerio de Cultura y su Programa Nacional de Estímulos a la Creación y la Investigación. El múltiple galardón es un reconocimiento, según Sandra Suárez Quintero, una de las ganadoras, a la calidad de este “espacio de intercambio de miradas”.

Sandra Uribe Pérez,

Mirada etnográfica

Unimedios

Esta serie fue compuesta durante la cuarta versión del Festival de la Lana (2011). Su autora, la diseñadora gráfica de la UN Sandra Suárez Quintero, buscaba hacer un homenaje a los esquiladores e hilanderos de la zona cundiboyacense y exaltar su quehacer artesanal. Y, según dice: “fue una oportunidad para reflexionar sobre la capacidad de sorprendernos ante las tradiciones

Solo hay que ver para crear: el ojo escruta las formas y se posa sobre la luz para definir la composición. Más allá de la imagen, se busca capturar el sentido y enriquecerse en el contacto cercano con la gente y su entorno. La mirada asume una postura crítica, mientras que lo poético y lo simbólico se revelan en el registro. Estas múltiples visiones dejan al descubierto la diversidad y dan cuenta de la enorme riqueza que posee la nación en cuanto a sus gentes, costumbres, objetos, territorios y edificaciones. “Vida sin futuro: una posibilidad real para las comunidades nukak” (cuarto puesto).

“Hilar y esquilar: registros para rememorar dos saberes populares en Cucunubá” (primer puesto).

de la tierra y los valores regionales”. Ante estos dos saberes y artes populares “susceptibles de desaparecer”, la fotógrafa se apartó de la mirada del turista, “que busca consumir lo exótico”, y se adentró en la del etnógrafo, “con el propósito de conferir autenticidad para contar las experiencias de vida” relatadas por las manos, los rostros o la labor de los moradores del municipio de Cucunubá.

“Subsistir” (segundo puesto).

Tiago, el pescador Detrás de la cámara de Jorge Tobar Panchoaga, se esconde el recorrido de la gota que se desprende del cielo y que, luego de ser chubasco y aguacero, se con-

vierte en quebrada, que desborda sus límites, y en río brioso, que reclama tierras. A su paso, que lo inunda todo, arrastra los residuos de las minas y las aguas sin tratamiento que envenenan su caudal. El protagonista, Tiago, el pescador.

“Ciudad Blanca” (tercer puesto).

159

9 de septiembre de 2012

Los nukak En el asentamiento Agua Bonita (departamento del Guaviare), el trabajador social de la UN Rommel Rojas Rubio comparte unos días con las comunidades, que se resisten a la extinción cultural y física en medio del conflicto armado, el abandono del Estado y la colonización de sus territorios tradicionales. Su trabajo busca expresar la admiración y el respeto que les tiene, mientras “las posibilidades de recuperar la dignidad, su territorio y costumbres se limitan y extinguen”.

Luego de una jornada de caza y recolección selva adentro, las mujeres y niños salen gritando de sus malocas para recibir a los hombres. En los costales que traen a sus espaldas llegan alimentos que les gustan y que constituyen el sustento para dos días. “Para celebrar, las mujeres se maquillan y se cortan el cabello a la manera nukak, los niños saltan sobre el fuego, algunos hombres tocan sus instrumentos y todos bailan. La euforia colectiva hace que celebren la vida con chicha y cantos. Así, ellos recuerdan que otros mundos son posibles y que los indígenas nukak existen”.

Campus nocturno Tras una “observación rigurosa y apasionada” del campus de la UN en Bogotá, el profesor Guillermo Santos intenta dar cuenta de su

complejidad cultural “mediante una suerte de extrañamiento de la mirada”. Por eso, elige la noche (entre las 10:00 p. m. y las 4:00 a. m.) para capturar sus visiones “sosegadas”, pero un tanto fantasmagóricas.


UN Periodico No. 159