Page 1

5

Salud VIH/sida: persiste el estigma y la autoexclusión

6

Salud Droga para colesterol atacaría el osteosarcoma

8

Educación Calidad y equidad: retos del proyecto de educación radicado en el Congreso

13

Agro Alternativa de alimento para cerdos, 50% más económico

http://www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D.C. No. 149, domingo 9 de octubre de 2011

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

en cultivos de papa La incorrecta y excesiva fumigación con plaguicidas hace que el tubérculo más consumido del país sea potencial causante de graves enfermedades. Un estudio en la zona rural de Ciudad Bolívar, en Bogotá, da cuenta de los niveles de contaminación en las papas que consumen los capitalinos.

Pág. 12 Nuevas especies de mariposas en borde norte de Bogotá Investigadores de la UN descubrieron dos nuevas especies de la subfamilia Satyrinae. Es una buena noticia para la ciencia y, aún más, para la Reserva Forestal en límites con los municipios de Chía y Cota, pues se ratifica la importancia de los vulnerables y acechados bosques semiurbanos.

Pág. 9

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

Detectan exceso de químicos


Economía tuación cambió drásticamente en los últimos 15 años. El director de investigación agrícola del Instituto de la India en Nueva Delhi, H. K. Jain, predijo hace unos 25 años que esta enorme diversidad de arroz se reduciría en ese lapso a no más de 50 variedades, de las cuales las diez primeras representarían casi tres cuartas partes de la superficie de arroz del subcontinente. Los consumidores han sido educados por el mercado a comprar productos “naturales”, absolutamente normalizados y estandarizados en tamaño, sabor y color. Cada vez se reducen más las posibilidades comerciales de las especies no favorecidas para la producción en escala, quedando al mero autoconsumo en localidades aisladas y al margen de las tendencias mundiales. Víctor Manuel Holguín / Unimedios

2

El mercado globalizado estandariza los gustos de los consumidores y le apuesta a homogeneizar los cultivos, un riesgo para la diversidad genética.

Alienados en la alimentación La tendencia al monocultivo domina hoy la agricultura globalizada. Siembras de solo una especie conllevan un potencial riesgo fitosanitario. El llamado “granero” de las naciones es rico en grano pero pobre en genes. Antonio Elizalde,

Sociólogo y doctor en Desarrollo Humano y Participación Social Rector Emérito de la Universidad Bolivariana de Chile

Durante miles de años, los seres humanos hemos experimentado diversas maneras de habitar un territorio y vivir en común, de encontrar y luego producir alimentos, de lenguajes para describir los mundos internos y externos y compartirlos con otros, de construir viviendas e infraestructuras, de transmitir a las nuevas generaciones la experiencia adquirida, de crear instituciones que regulen la vida en comunidad. Las actuales formas de vida son producto de la evolución cultural. Solo hace ocho mil años, cuando se descubrió que las semillas recolectadas se convertían en plantas que crecían tan bien como las silvestres, se inició el cultivo y la domesticación de especies vegetales. Esto hizo posible el desarrollo de una economía hortícola. Después, el Homo sapiens desarrolló técnicas de siembra, produciéndose un cambio en la relación con el entramado de la vida y la naturaleza. A la domesticación de las plantas siguió la de los animales, la superación de la condición de cazadores recolectores y su transformación en campesinos. Recién hace tres mil años la invención del

arado, que usa otra energía además de la propia para remover la tierra, permitió el surgimiento de una economía agrícola, en la cual una fracción creciente de la población comenzó a hacer algo distinto a solo obtener alimento. La economía industrial hizo su aparición hace un par de siglos y la generalización del modo de vida urbano es reciente. Casi un cuarto de millón de plantas es ofertado en el mundo, muchas incorporadas en nuestra dieta. En un área limitada en diversidad botánica como América del Norte, los indígenas se alimentaron de 1.112 especies diferentes, y aún hoy, los bosquimanos en las regiones áridas de África del Sur usan en una comida normal 85 vegetales silvestres1. Cultivar y sus técnicas cambiaron esta realidad, y la humanidad solo ha podido incorporar menos de 1.500 alimentos en la agricultura formal. A finales de 1920, una tienda de comestibles típicos de Canadá ofrecía 900 diferentes productos. Hoy, una promedio tiene 12.000, incluyendo más de 50 cereales para el desayuno. Sin embargo, solo 30 cultivos proveen el 95% de los requerimientos nutricionales humanos (tres cuartas partes de la dieta se basan en solo ocho cultivos), y el 75% de consumo de cereales se reduce al arroz, el trigo y el maíz.

Homogeneización vs. diversificación Importantes restricciones de la producción incrementan el riesgo de la vulnerabilidad, debido a la gran uniformidad genética que la homogeneización comercial ha impuesto. Ello sucede a pesar de que los agrónomos son conscientes de la situación. En noviembre de 1979, los genetistas K. E. Prasada Rao y M. H. Mengesha recorrieron Sudán, posible centro del origen del sorgo, buscando los parientes silvestres de esta gramínea. Al final, no encontraron la variedad hegaris en todas las muestras tomadas y escasamente hallaron la variedad zera-zera “casi al borde de la extinción”, cerca de Damazin. El sorgo es de gran importancia en los países tropicales y subtropicales, y el zera-zera es muy apreciado por su rendimiento y por ser la base de la mayoría de las modernas variedades híbridas. “Los botánicos del germoplasma están alarmados por la magnitud de la erosión genética de los cultivares primitivos y la situación es más alarmante para los sorgos silvestres”, sostienen Rao y Mengesha. Durante el último medio siglo, en la India han crecido probablemente más de 30.000 diferentes variedades locales de arroz. La si-

Tensión entre globalización y localización productiva La tendencia al monocultivo domina hoy la agricultura global. Siembras de solo una especie y una variedad implican un potencial riesgo fitosanitario que como una peste podría afectarla y potenciar la expansión de la enfermedad. La experiencia dice que cuando las semillas de una cosecha se alejan de su “patria” genética, se experimenta una disminución de la diversidad, lo que ha conllevado desastres. Hace un siglo, el redescubrimiento de las leyes de Mendel sobre la genética concibió la ciencia de fitomejoramiento moderno, esa que creó unas pocas variedades de cultivos de alto rendimiento, borrando, en unas décadas, la poca diversidad genética que existía en el hemisferio norte. Las nuevas variedades fueron científicamente “diseñadas” para satisfacer los exigentes requisitos de la cosecha mecánica, la molienda, fermentación y horneado, pero su uniformidad ha aumentado el riesgo de enfermedades. Los criadores de semillas “mejoradas” consideraron necesario el viaje de regreso a los antiguos centros de la diversidad genética en Asia, África y América Latina, con el objetivo de garantizar el éxito de sus variedades. El llamado “granero” de las naciones es rico en grano pero pobre en genes y, así, totalmente dependiente de la agricultura del Tercer Mundo para la supervivencia a largo plazo de la agricultura occidental. Esas razones se esgrimen para mirar hacia la “rémora” de lo rural, desde una perspectiva distinta a la modernizante. Hay que encontrar respuestas a los desafíos planteados en las agriculturas ecológica, biodinámica, indígena, familiar, campesina y todos los diversos tipos de agricultura natural, que buscan el equilibrio con el ecosistema y a su vez producciones agrícolas sostenibles, mantenidas a lo largo del tiempo en distintas regiones del mundo, a pesar de las tendencias actuales que ponen en riesgo la seguridad alimentaria. Development dialogue. The Law of the Seed - Another Development and Plant Genetic Resources, 1983, pp. 1-2.

1

Director: Carlos Alberto Patiño Villa

149

9 de octubre de 2011

Coordinación periodística: Nelly Mendivelso Rodríguez Coordinación editorial: Carlos Andrey Patiño Guzmán Comité editorial: Jorge Echavarría Carvajal � Egberto Bermúdez � Paul Bromberg � Alexis de Greiff � Fabián Sanabria Diagramación: Jonny Flórez Murillo Corrección de estilo: Verónica Barreto Riveros Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas de UN Periódico

Página Web: http://www.unperiodico.unal.edu.co Versión Internet: UNDigital Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 - 316 5000 extensión: 18384 / Fax: 316 5232 Edificio Uriel Gutiérrez Carrera 45 Nº 26-85, piso 5º. ISNN1657-0987


Economía

Línea de pobreza y retos de la política pública tran que la brecha entre el campo y la ciudad se ha ampliado. La pobreza rural se reduce a un ritmo mucho menor que en las 13 principales áreas metropolitanas. Este resultado pone en evidencia el fracaso del modelo agropecuario y la falta de convergencia entre las ciudades y el campo. Lo ideal sería que las condiciones de vida fueran similares en los dos ámbitos, pero en lugar de converger, las tendencias muestran un progresivo distanciamiento. Es urgente reordenar el territorio y fortalecer los corredores urbano-regionales, de tal forma que haya afinidad entre el campo y la ciudad. Desgraciadamente, un instrumento tan importante para este propósito como la recién aprobada Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (LOOT) es demasiado frágil. Si los nuevos tratados de libre comercio aumentan la importación de alimentos y bienes básicos, dicha distancia se agudizará. El acto legislativo que modifica la distribución de regalías crea un Fondo de Compensación que debe favorecer la convergencia. Ahora todo depende de la forma como quede finalmente reglamentado.

La reciente publicación de los datos de pobreza de la Misión para el Empalme de las Series de Empleo, Pobreza y Desigualdad (Mesep) abre una polémica sobre dos temas: los criterios normativos para definir el valor de la línea y su utilidad como instrumento de política económica.

Instrumento fundamental de la política pública La línea de pobreza es un instrumento central de la política económica porque permite conocer la dinámica de la economía y si las decisiones que se están tomando en el campo de la política pública reducen el número de personas por debajo de la línea. La información disponible permite observar la evolución de la pobreza y el ritmo al que está cambiando. Aunque en Colombia el porcentaje de pobres ha disminuido, lo ha hecho a una velocidad menor que el resto de países de América Latina. Desde esta perspectiva, los avances que se han logrado son moderados. Las series de la Mesep mues-

Distribución y tributación

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

La teoría económica construye relatos. No existe un saber objetivo. Por tanto, es iluso pretender que el sujeto pueda ubicarse por fuera del hecho que analiza. El valor de la línea de pobreza es una convención. Apenas es un punto de referencia. Es un parámetro razonable que permite hacer comparaciones intertemporales, entre ciudades, países, etc. Sería ingenuo pensar que en una cifra pueda subsumir la complejidad inherente a la pobreza. Al definir la línea se debe tener en cuenta su operatividad (posibilidad de medir con las encuestas) y la viabilidad de hacer comparaciones a lo largo del tiempo. Esta medida, como cualquier otra, siempre se queda corta frente al concepto que la respalda. De acuerdo con la Mesep, la canasta nutricional mínima cuesta 78 mil pesos mensuales por persona. Este valor sintetiza las definiciones calóricas de la FAO y los hábitos de consumo de las familias, que se obtienen de la encuesta de ingresos y gastos del DANE 2006-2007. Si la persona tiene un ingreso inferior a 78 mil pesos, estaría en condiciones de pobreza extrema, porque ni siquiera puede adqui-

se toman como referencia para hacer las comparaciones internacionales. Hay razones múltiples para afirmar que 190 mil pesos es una cifra baja, como también las hay para decir que es un valor alto. Siempre existen argumentos normativos para justificar una u otra afirmación. Este no debería ser el centro de atención del debate. De todas maneras, una vez definida la línea, no se debe modificar durante un tiempo razonable (10 años, por ejemplo), de tal forma que se puedan hacer comparaciones posteriores.

Entre el 2002 y el 2007, el porcentaje de pobres en Colombia se redujo de 49,4% a 37,2%. Sin embargo, el país aún lidera en América Latina las encuestas en desigualdad de ingreso.

Los datos de la Mesep ponen en evidencia la pésima distribución del ingreso que existe en Colombia. Entre el 2002 y el 2010 el coeficiente Gini solo pasó de 0,57 a 0,56. Este nivel es muy alto y muestra que Colombia es el campeón latinoamericano en la mala distribución del ingreso. Si la política económica efectivamente busca romper la trampa de pobreza, es necesario modificarla de manera sustantiva. Los dos gobiernos de Uribe fueron nefastos porque redujeron la tributación de los más ricos. Y el gobierno de Santos es excesivamente pasivo para tomar medidas que reviertan esa situación. El Director de la DIAN ha puesto en evidencia situaciones inaceptables: solamente siete cartageneros dicen tener un patrimonio superior a los mil millones de pesos. Y, con razón, se pregunta indignado: ¿De quién son, entonces, todos los apartamentos lujosos de Cartagena? Si los ricos del país no tributan, los 16 millones de pobres no podrán tener condiciones de vida dignas. En Colombia se ha olvidado que los impuestos son la principal fuente de recursos para financiar grandes proyectos, como gratuidad de la educación, generalización de la jornada única, mejor atención en los hospitales, descontaminación de los ríos, construcción de viviendas, ampliación del transporte público, construcción de vías, etc. No queda más remedio que aumentar la tributación con criterios progresivos. Y no solo deben incrementarse los impuestos nacionales, sino también los locales (prediales, participación en plusvalías, valorizaciones, entre otros), que están asociados al manejo del suelo y a la dinámica del urbanismo.

9 de octubre de 2011

Profesor Instituto de Estudios Urbanos Universidad Nacional de Colombia

rir la canasta básica de alimentos. Entre el 2002 y el 2010, el porcentaje de personas en condiciones de pobreza extrema se redujo de 17,6% a 12,3%. Ello significa que actualmente 5 millones de personas no tienen el ingreso suficiente para adquirir esa canasta. El valor de la línea de pobreza moderada resulta de multiplicar 78 mil pesos por 2,4. La cifra resultante es 190 mil pesos mensuales por persona, así que el individuo es pobre cuando sus ingresos mensuales son inferiores a 190 mil pesos. Una familia de cuatro personas lo es cuando la suma de los ingresos de todos sus miembros es inferior a 760 mil pesos. Entre el 2002 y el 2007, el porcentaje de pobres se redujo de 49,4% a 37,2%. Ello significa que en Colombia hay 16 millones de pobres. Una cifra escandalosa. El valor de 190 mil pesos es un punto de referencia y debe interpretarse en el marco de la justicia comparativa: no está bien que el ingreso de una persona esté por debajo de dicho umbral. La cifra propuesta por la Mesep fue criticada por el Vicepresidente de la República, Angelino Garzón, que la consideró muy baja. En realidad es superior a la de la mayoría de países de América Latina. Y mucho más alta con respecto a los 120 mil pesos mensuales (2 dólares diarios por persona) que

149

Jorge Iván González,

3


4

Salud María Victoria Valero,

los grandes centros urbanos donde confluyen todos los elementos para que las ED persistan. Asimismo, en el 2008, el 46% de los colombianos se encontraba por debajo de la línea de pobreza y el 17,8% en condición de indigencia. Sin embargo, este no es el único factor de riesgo. Es necesario contemplar las inequidades en la cobertura de los programas de atención en salud, donde las minorías étnicas (indígenas y afrodescendientes), los niños y las mujeres son los más afectados. El cúmulo de dichas condiciones epidemiológicas y sociales forma un círculo vicioso. Es importante mencionar que hay diferencias aún más profundas en el sistema de salud, como son los modelos de atención del régimen subsidiado y contributivo, los planes complementarios y programas de salud prepagada.

Escenario local

Estigmas

Una de las dificultades para determinar la situación en Colombia radica en que solo algunas ED son de notificación obligatoria, entre ellas: rabia humana, accidente ofídico, sífilis congénita, cólera, dengue, leishmaniasis, difteria, carbunco, las transmitidas por alimentos, enfermedad de Chagas, peste y lepra. De estas, las que mayor incidencia tienen son dengue (que ubica al país como el tercero en América Latina con mayor número de casos), exposición rábica y leishmaniasis. Las estimaciones para el 2010 indican cerca de 18 millones de casos de parasitosis intestinal y unos 22.000 de leishmaniasis. El país reúne condiciones que permiten la presencia de estas enfermedades, determinadas por poblaciones en situación socioeconómica baja, alto nivel de analfabetismo, vivienda precaria, hacinamiento e inadecuada prestación de servicios públicos de calidad (principalmente agua potable), saneamiento, además de problemas en el acceso a servicios de salud. Según el último censo realizado por el DANE en el 2005, el 27,7% de la población colombiana presenta Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) cercanas al 100%, y es en las regiones apartadas de

La mayoría de estos males dejan secuelas a largo plazo, como el caso de la elefantiasis en las filariosis. Algunas, en su etapa crónica, presentan manifestaciones con considerables costos económicos

AFP

Las afecciones parasitarias e infecciosas hacen parte del grupo de enfermedades desatendidas, olvidadas o de la pobreza, según las clasifica la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El interés por desarrollar y fortalecer la investigación clínica y farmacéutica es limitado, y la innovación en métodos diagnósticos eficaces y económicos es bastante escasa. Tienen como característica común la poca inversión para su control y manejo. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la importancia de las enfermedades desatendidas (ED) radica en su impacto y persistencia en las poblaciones pobres o marginales, además de sus efectos secundarios en el mejoramiento de las condiciones de salud de los enfermos no atendidos oportunamente y con herramientas terapéuticas seguras y eficaces. Según la OMS, alrededor de 1.000 millones de personas en el mundo sufren de al menos una ED. Estimaciones de su carga total, comparada con la de VIH/sida, malaria y tuberculosis, permite ubicarlas como un problema importante en el panorama mundial. (ver figura 1). Dentro del grupo de ED incluidas por la OMS se encuentran la lepra o enfermedad de Hansen, leptospirosis, peste, tracoma, úlcera de Buruli, enfermedad de Chagas, tripanosomiasis africana (enfermedad del sueño), leishmaniasis cutánea y visceral, oncocercosis, dengue, rabia humana, dracunculiasis, fasciolasis hepática, cólera, esquistosomiasis, filariasis linfática, geohelmintiasis y accidente ofídico. La OPS incluye algunas enfermedades como sífilis congénita, micosis superficiales, bartonelosis, enterobiosis y toxocariosis. Todas con evidencia de transmisión en Colombia, a excepción de la esquistosomiasis y úlcera de Buruli, de las que no se han registrado casos en el país, y de la tripanosomiasis africana, de la cual no existe el vector transmisor del parásito en el territorio nacional.

Enfermedades desatendidas, poblaciones olvidadas Peste, Chagas, leishmaniasis cutánea y visceral, oncocercosis, dengue y rabia humana hacen parte de las enfermedades olvidadas o de la pobreza. Aunque es una prioridad nacional buscar soluciones, la política sanitaria internacional las deja en segundo plano. para el paciente y el sistema de salud. Además, estas enfermedades trascienden su impacto a la sociedad, por medio de la disminución en la productividad, bienestar y desarrollo de los afectados. En el mundo ha surgido interés por abordar el tema dentro del contexto del cumplimiento de los derechos humanos. En nuestro escenario, el Ministerio de la Protección Social expidió la Resolución 412 de 2000, la cual incluyó algunas de estas patologías. Su actualización en el 2006 permitió incluir otras como la tripanosomiasis americana o enfermedad de Chagas. En el 2009 la OPS, de la cual Colombia hace parte, aprobó la resolución Eliminación de las enfermedades desatendidas y otras infecciones relacionadas con la pobreza. Se reconoció que su eliminación o reducción drástica es factible con los instrumentos disponibles, por lo que los Estados miembros se comprometieron a llevarlas hasta un nivel en donde no se consideren un problema en salud pública en el 2015. Para lograrlo, se planteó la necesidad de mejorar el sistema de vigilancia epidemiológica del país, además de la asignación de

recursos eficientes para lograr la sostenibilidad de los programas de control basados en estrategias de prevención, diagnóstico, tratamiento, control y eliminación de una manera integral. Acompañado de esto, se esboza el desarrollo de “pruebas diagnósticas asequibles, medicamentos más seguros y mecanismos oportunos que permitan reducir las complicaciones tardías”. Los países más afectados seguirán siendo aquellos con NBI más altos y sistemas de salud limitadamente fortalecidos en recurso humano y financiero para enfrentar el control y la implementación de programas operativos, con métodos diagnósticos rápidos y medicamentos seguros y de bajo costo que permitan un acceso universal a las poblaciones afectadas. El esfuerzo de los investigadores, la academia y algunas agencias no gubernamentales ha permitido la inclusión de todas estas ED en la agenda sanitaria internacional reflejada en una mayor inversión financiera, el desarrollo de medicamentos seguros y pruebas diagnósticas rápidas de bajo costo para áreas remotas y con difícil acceso o políticamente inestables.

Figura 1. ¿Sesgos de la política internacional?

Carga atribuida a las enfermedades desatendidas comparada con VIH/sida, malaria y tuberculosis.

Fuente: María Victoria Valero & M. Tanner. Seminario de Salud Internacional

149

9 de octubre de 2011

Doctora en Medicina Tropical y Salud Pública Líder del Grupo Complejidad y Pobreza Universidad Nacional de Colombia


Ana María Peláez,

Unimedios

Julián Cardona* tiene 33 años, nació en Duitama (Boyacá) y hace siete años supo que tenía sida. Alguna vez acudió a un laboratorio para tomarse un examen de rutina y la enfermera, al leer la orden médica, se negó a hacerlo. Sin embargo, otro profesional hizo la tarea. A tres décadas de haberse descrito la enfermedad y de haber transcurrido una larga y dolorosa batalla para evitar la estigmatización de los portadores, la realidad sigue siendo dura para estas personas. Lo peor es que la autoexclusión los aísla de una vida normal y hasta de mejorar sus expectativas de vida. Así lo evidenció la Red Colombiana de Personas que Viven con VIH (Recolvih), que con el apoyo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIHsida (Onusida) y el Instituto para la Investigación del Medicamento en los Sistemas de Salud (Ifarma), desarrolló una investigación para medir los índices de estigma de las personas que viven con el virus. El estudio, pionero en el país, revela los principales obstáculos de esta comunidad traducidos en la poca capacidad de acceso al trabajo, a los servicios de salud y la educación.

VIH/sida: persiste el

Salud

5

estigma y la autoexclusión

En el cristianismo, el estigma es una huella impresa sobrenaturalmente en el cuerpo de algunos santos, como símbolo de la participación de sus almas en la

fe. Hoy, el estigma es un símbolo descalificador de género, orientación sexual, grupo étnico, estrato social, creencias religiosas, raza, prácticas sexuales y personas que padecen enfermedades “moralmente desviadas”, como aún la califican algunos sectores de la sociedad. Desde que Cardona supo que era seropositivo, el estigma lo persigue de diversas formas. Para él, como muchos contagiados, los señalamientos provienen de sitios que deberían ser neutrales como los centros asistenciales de salud. “Al principio me monitoreaban cada dos meses y luego cada cuatro; ahora ya vamos en cada seis meses. El protocolo de atención de VIH no ha cambiado como para que me cambien el monitoreo de esa forma”, dice. El estudio revela que la restitución y garantía de los derechos de estas personas es un proceso que necesita ser fortalecido, tanto en el nivel individual como en el colectivo. Por ejemplo, se requiere sensibilizar a los funcionarios que prestan constantemente los servicios legales de salud, educación, trabajo, entre otros, pues es en estos ámbitos donde con frecuencia se presenta la violación de los derechos que cobijan a quienes viven con VIH.

Les dan la espalda De acuerdo con los resultados de la encuesta, las condiciones de trabajo para los portadores de sida son críticas: 34% está desempleado y 26% vinculado al trabajo informal. La situación laboral no es más alentadora para quienes tienen empleo fijo, debido a que un porcentaje considerable perdió su puesto una o más veces en el año. En este caso se destacan los siguientes ítems: 15% afirma que fue despedido, 5% dejó el trabajo por la discriminación de sus jefes y compañeros, el 7% dice que por cuestiones de salud y el 3%, por ambas causas. Por otro lado, 64% registra ingresos máximos de dos salarios mínimos vigentes legales o menos, lo que muestra que la mayoría de entrevistados cuenta con sueldos bajos. En cuanto al nivel de escolaridad, cerca del 70% tiene estudios básicos de primaria y bachillerato y 26% universitarios. Un factor que alertó a los investigadores es que, además del estigma externo, los portadores señalan sentimientos de vergüenza por su condición, lo cual los lleva con regularidad al aislamiento u ocultamiento. De igual forma, se observa que 20% indica senti-

mientos suicidas. Incluso, entre algunos persiste la idea de que deberían recibir un autocastigo por su situación. Julián, por ejemplo, acepta que su estado de ánimo decae cuando entabla una nueva relación sentimental y debe contar que es portador del virus. “La gente tiene miedo de mantener una relación con una persona contagiada”. El llamado del estudio es a que las actividades de asesoría y apoyo en salud se enfoquen no solo en el paciente, sino en todas las personas de su núcleo familiar, con el fin de tratar de eliminar los prejuicios y fortalecer las redes de apoyo, de manera que empiecen a promoverse prácticas más incluyentes. Ya que el 10% de los encuestados manifestaron haber perdido su trabajo en el último año debido a su estatus de VIH positivo, es importante revisar si aún existen empresas y organizaciones que solicitan la prueba de manera directa. Es necesario, además, educar sobre los mecanismos legales, jurídicos y sociales a través de los cuales es posible hacer valer los derechos vulnerados.

9 de octubre de 2011

Señalados

La sociedad colombiana está lejos de acabar con los prejuicios contra los portadores del virus del sida. Un reciente estudio, pionero en el país, deja en evidencia que la situación es crítica para los seropositivos, que deben afrontan discriminación en puestos de trabajo, su vida familiar y hasta en la atención en salud.

149

Para encontrar los resultados cuantitativos del estigma y la discriminación en los potadores de VIH, Recolvih tomó una muestra que representara lo más fielmente la realidad de la infección en el país. Al seleccionar los lugares de estudio se tuvo en cuenta la información de prevalencia de VIH del Ministerio de la Protección Social en el último año y los reportes históricos de las diferentes regiones del país. Se entrevistaron mil personas en Bogotá, la Costa Atlántica, el Valle del Cauca, el Eje Cafetero, Antioquia, Santander y Norte de Santander (todas consultadas en su orientación sexual, edad, educación, estado civil, ingresos, situación laboral, acceso a la salud, entre otras variables). En los resultados del estudio, consignados en el libro Voces positivas. Resultados del índice de estigma en personas que viven con VIH en Colombia, se encontró que 27% de los encuestados cree que las demás personas temen el contacto físico con ellos por el temor al contagio; el 20% que se debe al temor a la infección por otros medios. La investigación señala que la falta de información frente a las formas de infección constituye una razón fuerte para que se genere estigma. Al respecto, Franklin Gil, investigador de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia y miembro del comité asesor del proyecto, explica que “mucha gente piensa que hay riesgo por vivir con la persona, compartir alimentos y utensilios, dar la mano, etc., y eso científicamente no tiene sentido”.

AFP

Metodología

* Nombre ficticio por solicitud de la persona.


6

Salud Hermann Sáenz, Unimedios

En 1980 los canadienses se estremecieron al conocer el caso de un atleta que corrió a lo largo de ese país, el segundo más grande del mundo, ayudado de una pierna ortopédica. Su objetivo era conseguir fondos para la investigación del osteosarcoma, cáncer que le había quitado su extremidad. Unos 5.000 kilómetros de peregrinaje produjeron la creación de la fundación que hoy lleva su nombre, Terry Fox, que aún apoya los estudios contra todos los tipo de esta enfermedad. La rara afección se hizo conocida en el mundo gracias a la “Maratón de la esperanza”, como se llamó la hazaña de este hombre que murió a los 22 años. Sin embargo, el osteosarcoma sigue siendo el tumor de hueso más común y la segunda causa de muerte relacionada con cáncer en jóvenes y niños, después de la leucemia. El 75% de los pacientes se encuentran entre los 15 y 25 años. Representa también el 15% de todos los tumores primarios en hueso y el 0,2% de los tumores malignos en niños. La incidencia ha aumentado en 1,4% al año en el último cuarto de siglo. En Colombia, según cifras del Instituto Nacional de Cancerología, se reportó que 74% de los casos de tumores óseos en pacientes mayores de 10 años fue por este padecimiento. Aunque se pensaba que era viral, aún se desconoce su origen; el único agente conocido es la radiación ionizante, implicada en 2% de los casos.

Droga para colesterol atacaría el osteosarcoma Las estatinas son un medicamento formulado principalmente para disminuir el colesterol malo. Ahora también podrían servir para atacar el osteosarcoma, uno de los cánceres más letales en jóvenes entre 15 y 25 años. Los resultados de laboratorio son promisorios.

149

9 de octubre de 2011

El osteosarcoma se presenta en las coyunturas o uniones de los huesos y se caracteriza por una masa que empieza a crecer en forma de tumor esférico. La enfermedad ha sido registrada en pacientes mayores de 50 años, quienes padecen pérdida de material óseo; sin embargo, el porcentaje es mucho menor que en los jóvenes.

neral, se usa una combinación de medicamentos de uso corriente en quimioterapia. La extirpación completa del tumor es indispensable para el éxito del procedimiento. En la actualidad, entre 80% y 90% de las intervenciones no requieren amputación. Una vez la metástasis ocurre, la cirugía es indispensable”, añade Myriam Sánchez, profesora del Departamento de Química.

Fármaco multifacético Un nuevo enfoque de tratamiento, en el que se utilizan las estatinas (componente esencial de un amplio grupo de fármacos usado en la actualidad), podría mitigar los efectos del osteosarcoma. En eso trabajan científicos de la UN, en alianza con colegas de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (España). Las estatinas, que inicialmente provenían del metabolismo de

un hongo, se conocen desde los años 70. Ellas ayudan a inhibir los efectos negativos de determinadas enzimas. En el caso del colesterol, evitan el depósito de grasa en las arterias. Hoy su uso es comercial y solo se fabrican de manera sintética. Se emplean para el tratamiento de varios padecimientos, como los niveles elevados de colesterol, la arteriosclerosis y las enfermedades cerebrovasculares. Está demostrado que ayudan a disminuir los incidentes cardiovasculares como infarto de miocardio, apoplejía y disfunción renal. “En estudios realizados en células in vitro, en laboratorio, se ha podido constatar que las estatinas disminuyen la proliferación de células cancerígenas, así como varios de sus efectos biológicos, como la capacidad de invasión y migración. Algunos experimentos clínicos se enfocan en evaluar la disminución del riesgo de padecer

Terry Fox Jonny F. Flórez / Unimedios

En general, del 80 al 90% de los osteosarcomas ocurren en huesos tubulares largos que rodean la rodilla y los hombros. La edad media de un paciente es de 16 años, con predominancia masculina, durante la etapa de mayor crecimiento. “Por lo general se inicia en la cabeza del hueso. Externamente se ve una masa que crece en forma de tumor esférico. Es una acumulación de células adicional al hueso que no es fácil de detectar; habría que tomar radiografías todo el tiempo. Si hay un dolor en ese sector se atribuye a una lesión muscular, pero no a la generación de una célula sobre el tejido óseo”, afirma Adriana Umaña, docente del Departamento de Química de la UN. La metástasis ocurre con frecuencia en tendones o músculos que rodean al hueso. Uno de cada tres pacientes desarrolla metástasis a pulmón, siendo la mayor causa de muerte por la enfermedad. Esto ocurre porque el cáncer puede transportarse por medio del torrente sanguíneo a otros órganos. La incidencia puede ser baja comparada con otros tipos de cáncer, pero la tasa de mortalidad es superior al 90%, y las posibilidades de éxito después del tratamiento son reducidas, lo que demuestra su agresividad. “Antes, lo que se hacía era amputar la extremidad para combatirlo, era lo más práctico y seguro”, comenta María Claudia Sandoval, estudiante de doctorado del Departamento de Química. Hoy el tratamiento se realiza dependiendo del grado de avance del mal. La cirugía sin ayuda de quimioterapia, en pacientes con osteosarcoma localizado, falla entre 85% y 90% de los casos. “En el tratamiento, por lo ge-

Archivo Particular

Alta mortalidad

Gracias a la maratón que emprendió Terry Fox en 1980, el mundo empezó a conocer los efectos drásticos del osteosarcoma.

cáncer de próstata y seno”, explica Sánchez. Entretanto, Sandoval asegura: “Encontramos que las células que son más invasivas mueren muy fácilmente por efecto del medicamento; en cambio, las células de hígado normales que analizamos resistieron una dosis muy alta. Quiere decir que las estatinas no causan daño colateral, ya que no afectan las células sanas del paciente”. Las células enfermas proliferan y perduran mucho más. Lo que hacen las estatinas, de acuerdo con las especialistas, es acelerar el proceso natural de muerte de las células tumorales, las cuales tienen alterada su programación natural de vida. Por ahora, los estudios del tratamiento del osteosarcoma con estatinas son analizados con detenimiento, ya que los modelos de investigación se basan en células tumorales extraídas de pacientes y de modelos adaptados de ratas y ratones, que aún no son del todo compatibles con el organismo humano. El trabajo, sin embargo, representa una esperanza grande para las personas que padecen esta penosa y letal enfermedad.


Tope al recobro de fármacos es aún perverso Aunque en agosto pasado, el Ministerio de la Protección Social volvió a ponerle un techo máximo a los recobros que realizan las EPS por medicamentos no incluidos en los planes de beneficio, los costos siguen siendo exorbitantes para el Estado. La medida aún es cuestionable y aumenta la debacle en la salud, asegura investigador de la UN. Elizabeth Vera Martínez, Unimedios

Los valores máximos aprobados recientemente para que las Entidades Promotoras de Salud (EPS) puedan acceder al reconocimiento y pago de recobros por medicamentos aún son controvertibles y discutibles. José Julián López, director del Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional de Colombia (Cimun), asegura que esa figura tiene quebrado el sistema de salud. El Ministerio de la Protección Social expidió en agosto pasado la Resolución 3026, por la cual se establecen valores máximos para medicamentos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS), con cargo a los recursos del Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga). Sin embargo, el tema sigue generando reacciones de expertos, quienes aseguran que alrededor de esto existe todo un comercio que beneficia a unos pocos y no precisamente a los pacientes. “Aunque el Gobierno dijo que pondría límite a los recobros, la norma contempla techos todavía muy altos”, asegura López, quien también es miembro de la Red Latinoamericana de Centros de Información de Medicamentos. No obstante, señala que ya

hay un paso hacia adelante, pues por lo menos se fija un techo máximo que aunque no es el ideal se puede negociar más bajo, ya que hay países que venden los mismos medicamentos mucho más económicos.

ple y la leucemia), cuyo monto máximo para ser cobrado es de $ 669.439,08 cada cápsula, tableta o comprimido. El miligramo de Tirotropina (principio activo para enfermedades de la tiroides) puede cobrarse hasta por $ 1.330.637,63. Lo mismo pasa con el El Estado fija anualmente un Trabectedin (para el cáncer rubro destinado a las actividades sarcoma), que puede valer de promoción y prevención que hasta $ 4.774.400 cada mideberían desarrollar las Empresas ligramo. “Esto quiere decir que la medicación mensual Promotoras de Salud (EPS). En el estándar para una sola per2011 el valor fue de $ 19.864,80 sona le costaría al Estado por afiliado para el régimen $ 143.232.000, a pesar de no contributivo. curar la enfermedad sino prolongar la supervivencia Un ejemplo es el Rituximab del paciente”, puntualiza el profe(empleado en pacientes con linfo- sor López. Por ejemplo, una EPS ma no Hodgkin, un tipo de cáncer le compra al laboratorio un medien la sangre). En Colombia, 2,4 camento por 10 mil pesos y puede miligramos cuestan $ 14.837.489, pasarle cuenta de cobro al Fosyga mientras el precio promedio inter- por un millón, “¡todo porque aquí nacional es de $ 5.662.991, según hay libertad de precios!”, dice. datos del Observatorio del Medicamento. Re… caros

Techos muy altos Dicha resolución establece, además, los valores máximos para 135 medicamentos, entre los que se destacan, por sus exagerados valores, la Lenalidomida (para el tratamiento del mieloma múlti-

La Ley 100 de 1993, que creó el Sistema de Seguridad Social Integral, contempla un régimen contributivo, en el que el Estado aporta un porcentaje de dinero y el trabajador otro para pagar la Unidad de Pago por Capitación (UPC), con destino a las EPS para que promuevan la salud, como lo

indica su nombre. “Lo que están haciendo actualmente es administrar plata del Estado –enfatiza López– dejando de lado la implementación de programas de prevención y promoción, porque les resulta más rentable tener gente enferma y así poder cobrar al Fosyga por los procedimientos y medicamentos para el paciente”. El experto recuerda que el régimen subsidiado es aquel en el que la población más pobre, sin capacidad de pago, tiene acceso a los servicios de salud a través de un subsidio que ofrece el Estado. Entretanto, la UPC es la suma de dinero que el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) reconoce a la EPS por cada afiliado, cotizante o beneficiario cubierto, para la organización y garantía de la prestación de los servicios incluidos en el POS. Al finalizar cada año, el Consejo Nacional del ramo reajusta el valor de la UPC con el fin de conciliar la realidad del sistema con el costo que significa atender a cada persona afiliada al régimen contributivo y al régimen subsidiado. De esa forma, mediante el Acuerdo 19 de diciembre 29 de 2010, se procedió a incrementar dicho valor para el régimen contributivo en 4,25% (con base en el índice de inflación certificado por el DANE), quedando el UPC en $ 505.627,20 el año por persona, y para el régimen en $ 302.040 el año por persona. Esa diferencia de $ 203.587,20 es la que va a dar al Fosyga para cubrir la salud de la gente que no tiene trabajo (régimen subsidiado). En las EPS existe un comité técnico científico que evalúa si se puede prescribir un procedimiento o un medicamento que no está incluido en el POS. En caso de dispensarlo al paciente, la EPS pasa una cuenta de cobro al Fosyga, con precios que hoy por hoy son señalados como exorbitantes. “A ese proceso es lo que se llama recobro, el cual tiene quebrado el sistema de salud”, destaca López. Al no haber una norma que regule los precios, las EPS recobran los medicamentos que no están en el POS al monto que quieran. “La nueva resolución establece precios máximos, pero incluso así siguen siendo costosos”, manifiesta el profesor López.

Enfermos = ganancia El Director del Cimun asegura que a las EPS les interesa mucho más administrar los dineros que el Gobierno les da en forma de UPC. “Esto es más rentable, dado que el Estado no contrata por resultados en salud, simplemente la EPS evita atender a las personas para no tener que gastar la plata de la UPC”. El investigador norteamericano Thomas Steitz, premio Nobel de Química en el 2009, denunció en su momento que los laboratorios farmacéuticos no invertían dinero para investigar sobre antibióticos que puedan curar definitivamente las enfermedades, sino que prefieren centrar el negocio en medicamentos que sea necesario tomar durante “toda la vida”. “Muchas farmacéuticas cierran sus investigaciones en antibióticos porque curan a la gente”. Esa es la terrible lógica que mueve hoy al “mercado” de la salud.

9 de octubre de 2011

Sin un sistema que regule los precios, las EPS seguirán recobrando los medicamentos que no están en el POS al precio que ellos establezcan.

7

149

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

Salud


8

Educación

Calidad y equidad: retos del proyecto de educación radicado en el Congreso César Enrique Herrera De la Hoz,

Unimedios

El articulado final de la propuesta de reforma a la Ley 30 (proyecto 112) –insistió la ministra María Fernanda Campo– es el producto de una serie de diálogos sectoriales, foros nacionales e internacionales, así como de otros espacios coordinados por instituciones educativas, organizaciones sociales y partidos políticos. Pero una cosa es la abundancia de espacios de discusión, y otra distinta es que exista un consenso entre rectores, profesores y estudiantes de las instituciones de educación superior (IES) sobre la conveniencia de diversas iniciativas defendidas por el Ministerio. Quizá el único punto compartido entre los diversos actores, instituciones y organizaciones del sector era precisamente la necesidad de plantear “una reforma integral” que modernizara el sistema de educación superior colombiano. Desde entonces, se ha subrayado que para construir un camino expedito al desarrollo económico y social, el país debía establecer herramientas claras, novedosas y ampliamente financiadas por el Estado. Entre otros puntos, se ha concluido que una reforma es pertinente para asegurar el aumento de cobertura en educación técnica, tecnológica y universitaria, que en el 2011 es menos del 38%, es decir, más de 2.600.000 jóvenes entre los 17 y 21 años están por fuera del sistema; buscar el mejoramiento de la calidad ofrecida en las IES, pues actualmente solo 22 (9 públicas y 13 privadas) de 286 cuentan con acreditación institucional de alta calidad, y promover el reconocimiento internacional de las IES colombianas (por ejemplo, en la clasificación QS World University del 2011 solo dos están entre las 500 principales universidades del mundo).

El pasado lunes se radicó en el Congreso de la República la propuesta de reforma a la Ley 30 de 1992. Fueron seis meses en los cuales los sectores interesados pusieron las cartas sobre la mesa. El reto del Legislativo será rediseñar un sistema de educación superior que permita aumentar la cobertura sin descuidar los altos estándares de calidad en la formación profesional y la investigación. Un segundo punto de preocupación son los efectos negativos que pueden tener las disposiciones de vigilancia y control sobre la autonomía universitaria, consagrada desde la Constitución Política de 1991 y regulada hasta ahora, principalmente, a través de sentencias de la Corte Constitucional. Esto llevó incluso a que la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) planteara una Ley Estatutaria de Autonomía Universitaria para regular este derecho y evitar que cualquier gobierno pueda implementar normas que sobrepasen las decisiones académicas, administrativas o financieras de las universidades. Y tercero, las universidades lideraron un proceso de férrea negativa a la propuesta que permitía el funcionamiento de IES privadas con ánimo de lucro. En este tiempo de debate, fueron importantes los aportes de Francisco Piedrahíta, rector de la Universidad Icesi de Cali, y las posiciones del rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, José Fernando Isaza, quienes plantearon los principales inconvenientes que este modelo de educación superior ha tenido, por ejemplo, en EE. UU., Chile y Brasil, como el amplio endeudamiento de los estudiantes que acceden a este tipo de instituciones.

Desafío central Aunque el Gobierno nacional insiste en que el proyecto responde a las principales inquietudes planteadas durante los seis meses de discusiones, rectores de universidades públicas y privadas han señalado enfáticamente en que el proyecto no responde a las necesidades del país. El Congreso de la República deberá hacerle frente a un gran desafío: la reforma debe asegurar que el sistema de educación superior se convierta en una herramienta de equidad social. Este tema puede entenderse de dos formas: por un lado, aumentar la cobertura más allá de los problemas de calidad. En efecto, la meta del Gobierno al 2014 es ubicar la tasa de cobertura en 50% (es decir, crear 640 mil nuevos cupos). Pero como insiste el rector de la Universidad Nacional de Colombia, Moisés Wasserman, en los últimos años el país pasó de una cobertura del 24% al 37% sin que disminuyeran los índices de inequidad social en el país. Esto lleva a la segunda concepción de equidad, eje central de los planteamientos hechos por los rectores universitarios incluso desde mucho antes de que se iniciaran las discusiones de

la propuesta de la reforma del presidente Santos: si la educación de alta calidad únicamente la reciben aquellas personas que pueden pagar sus altos costos, entonces se genera más inequidad porque en general las personas accederán a educación superior, pero no estarán en condiciones de competir por las posiciones de liderazgo científico, tecnológico o económico. Así, el principal desafío de los legisladores, en primera instancia de los integrantes de la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes, es encontrar un punto de equilibrio: abrir cupos suficientes para todas las personas que deseen estudiar carreras técnicas, tecnológicas o profesionales, pero teniendo en cuenta al mismo tiempo que el Estado no puede darse el lujo de no tener una oferta amplia, de la más alta calidad, para que aquellos que tengan las capacidades y quieran hacerlo, lo hagan, sin que la falta de recursos sea un obstáculo. En este sentido, una política pública de reforma a la educación superior deberá centrarse en aumentar los recursos que se destinan al sistema de educación colombiano, y lograr un equilibrio entre el aumento de la cobertura y la formación de alta calidad.

La propuesta gubernamental tuvo tres ejes clave de discusión: el primero, planteado por el Sistema Universitario Estatal (SUE), que ha considerado que las herramientas financieras propuestas por el Gobierno nacional siempre han sido insuficientes para fortalecer de manera integral las finanzas de las universidades estatales. En términos generales, se ha planteado que las soluciones son “paños de agua tibia” frente a los grandes requerimientos en formación e investigación. Los rectores del SUE, mostrando datos y cifras que respaldan sus análisis, insisten en que la educación de calidad es costosa. Por ejemplo, según cálculos iniciales de las universidades, el próximo año el sistema estatal recibirá $ 63.389 millones adicionales. Si los nuevos recursos solo se dirigieran para calidad, el aporte por cada estudiante en el SUE (que tiene aproximadamente 530.000 matriculados), sería de $ 158.500 al año, es decir, $ 79. 237 por semestre para cada alumno.

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

149

9 de octubre de 2011

Más allá de los puntos comunes

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, señaló que los partidos de la Mesa de Unidad Nacional “tomaron la decisión de apoyar de manera integral y decidida el proyecto”.


9

Fotos: Andrés Felipe Castaño / Unimedios

Biodiversidad

Las mariposas Satyrinae corresponden a los ejemplares 10.806 y 10.839 de la colección del Instituto de Ciencias Naturales de la UN.

No tienen los tradicionales y vistosos colores de los lepidópteros (orden al que pertenecen las mariposas), pero son dos nuevos y valiosos hallazgos para la ciencia. Además, representan una muestra de las condiciones ambientales favorables que persisten en el borde norte de Bogotá, zona declarada Reserva Forestal el pasado 19 de julio. Allí revoletean dos mariposas que eran desconocidas por los expertos. Las dos especies hacen parte de la subfamilia Satyrinae (familia de las Nymphalidae), cuya característica más relevante es el color oscuro de las alas. Tienen una vena ensanchada en la parte superior de las alas que les permite la movilidad y el aumento del calor corporal, algo muy útil si se tiene en cuenta que viven en altitudes cercanas a los 2.600 metros. En la parte baja y posterior de las alas presentan manchas amarillas que funcionan como mecanismo de intimidación frente a otros insectos; ese particular rasgo les permite a los investigadores identificarlas rápidamente. Para estar en actividad requieren temperaturas corporales de 36 ºC. Por sus colores oscuros, que absorben más rápido el calor, y su eficiente sistema de circulación, las Satyrinae logran soportar el frío de los páramos y la Sabana de Bogotá. Su principal fuente de alimento son las hojas de Solanaceae y de Chusquea, características de los páramos bien conservados. Si se tiene en cuenta que el rango de vida de las mariposas varía entre los 21 días y los 8 meses, se podría decir que las descubiertas tienen una existencia media: un suspiro de vida de tan solo dos meses. Su función en el ecosistema “Fue un descubrimiento muy importante, porque en límites con Cota, colindando con el bosque de Las Mercedes y con el cerro de La Conejera, hallamos 23 especies de mariposas. Lo más impactante y hasta paradójico fue que estando tan cerca de la zona urbana (30 minutos) no habíamos identificado especies nuevas para la ciencia”, explica el investigador Gonzalo Andrade, descubridor de las dos Satyrinae. El experto en mariposas del Instituto de Ciencias Naturales de la UN hizo el hallazgo en enero del 2010, mientras estudiaba las carac-

Nuevas especies de mariposas en borde norte de Bogotá A 30 minutos del área urbana de la capital, investigadores de la UN descubrieron dos nuevas especies de la subfamilia Satyrinae. Es una buena noticia para la ciencia y, aún más, para la Reserva Forestal en límites con los municipios de Chía y Cota, pues se ratifica la importancia de los vulnerables y acechados bosques semiurbanos. terísticas naturales del área en el que limitan los municipios de Chía y Cota. Según el profesor Andrade, la existencia de mariposas en escenarios naturales es un bioindicador de la calidad ambiental del terreno en donde se encuentran, debido a las características de comportamiento de los ejemplares, ratificadas por la existencia de flora que sirve como alimento. “Los machos de las mariposas recorren amplias distancias en busca de hembras para la reproducción, mientras que ellas buscan los sitios más adecuados para desovar. Ese patrón permite determinar la calidad ambiental de una zona, ya que las hembras depositan los huevos únicamente en plantas donde las orugas puedan alimentarse”, describe el investigador. Añade que las hembras tienen sensores químicos en las patas que permiten identificar los metabolitos producidos por la vegetación, que es de lo que se alimentan. “Así detectan las mejores condiciones para dejar los huevos, de donde nacen las larvas. En la mayoría de los casos habitan los puntos medios de la planta para protegerse del clima”. Además de su importancia como indicador ambiental, las especies encontradas cumplen un papel importante como polinizadores de las flores de Solanaceae (plantas herbáceas o leñosas) y la Chusquea (similar al bambú).

Se suman a la biodiversidad nacional Con 3.274 especies, el país ocupa el segundo lugar entre las naciones con mayor diversidad de mari-

posas, precedido por Perú y seguido por Brasil. Sin embargo, Colombia se ubica en el primer lugar del mundo en cuanto a especies únicas, que solo existen en nuestro territorio. Por ahora, el número registrado es de 350 y la cuenta crece con el hallazgo de las dos especies de Satyrinae. “Trabajamos en su descripción. Luego continuamos el proceso de nombrarlas; tenemos definido que una de ellas será un homenaje al investigador Thomas Van der Hammen, quien hizo una defensa eterna sobre la Sabana de Bogotá y a quien le debemos que hoy sea una zona de reserva”, asegura Andrade. Según los requisitos técnicos, que son asignar un nombre en latín y la correspondencia taxonómica, la mariposa podría llamarse ‘Vander-

Solo cerca del 40% del territorio nacional ha sido explorado en busca de nuevas especies.

hammiensis’, o algo similar, por las características de la familia y de la especie.

A favor de la reserva El hallazgo sirvió como argumento para que las autoridades ambientales gestionaran la declaración de la Reserva Forestal del borde norte de Bogotá, indica Dalila Camelo, bióloga de la Subdirección de Recursos Naturales de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR). “El terreno cumple con características para la preservación y hábitat de especies a pesar de enfrentarse a factores contaminantes producidos en la ciudad. Allí se hallan camaleones, lagartos collarejos, colibríes, chisgas, mirlas, búhos, ardillas, murciélagos, entre otros, lo que permite afirmar que la capacidad ecosistémica de la zona aún conserva condiciones favorables”, destaca la investigadora de la CAR. La Reserva Forestal Regional Protectora-Productora del Norte de Bogotá (como se denomina oficialmente) alberga en su territorio los humedales de Torca y Guaymaral, el cerro y el humedal de La Conejera y la ronda hidráulica del río Bogotá. Son cerca de 1.500 hectáreas clasificadas como suelo de protección, que cumplirán con el papel de ruta migratoria de especies y área de conectividad ecológica para la ciudad. Si el ecosistema se conserva tal como está, las dos nuevas especies de mariposas podrán seguir revoloteando en su hábitat, y quizá los científicos vislumbren nuevas sorpresas volando.

9 de octubre de 2011

Unimedios

149

Alejandro Borráez,


10

Infraestructura

Universidad Nacional de Colombia

Fotos: Universidad Nacional de Colombia en Manizales

cumplió con realizar recomendaciones técnicas a Aerocafé

149

9 de octubre de 2011

Unimedios Desde hace 40 años, en el departamento de Caldas se contempla la idea de construir un aeropuerto de gran capacidad en el municipio de Palestina, a 20 minutos de Manizales. El proyecto hoy toma forma y se concibe como polo de desarrollo para la región cafetera. Entre los años 2005 y 2007, la Universidad Nacional de Colombia hizo parte de ese sueño colectivo al disponer de todo su conocimiento científico y tecnológico para cumplir con su misión institucional de aportar a la construcción de Nación. En ese momento, la Sede Manizales fue contratada para realizar la interventoría técnica, administrativa y contable de siete terraplenes a través de los respectivos convenios y contratos. En el 2008 también participó con una consultoría para realizar los cálculos de consolidación del presupuesto de la obra y hacer la revisión de los diseños del terraplén 8. Dada la desinformación que existe entre algunos sectores sobre el papel que cumplió la Universidad en el proyecto, se debe aclarar que la participación no incluyó la elaboración ni la interventoría de diseños en ninguna de las fases para las cuales fue contratada. Acorde con su misión institucional de brindar apoyo al Estado en el desarrollo de proyectos estratégicos para el país, la UN en Manizales participó en la construcción del Aeropuerto del Café (Aerocafé) estrictamente en los espacios establecidos en los convenios y contratos. Es así que los expertos de la

Fueron varias las sugerencias técnicas, administrativas y contables las que entregó en su momento la UN a los constructores del Aeropuerto del Café, en cumplimiento de los contratos de interventoría del proyecto. La Sede Manizales aclaró que la participación no incluyó en ningún momento la elaboración ni la interventoría de diseños.

Institución entregaron recomendaciones puntuales para que esa iniciativa regional, que lideran la Alcaldía de Manizales, la Gobernación de Caldas y el Gobierno nacional, se llevara a cabo de la mejor forma.

El aeropuerto tendrá una longitud de pista de 2.400 metros y está diseñado para operar aviones tipo Air Bus A-319 con capacidad para 120 pasajeros, que cubren rutas mediadas (Miami y Suramérica), en contraste con el actual aeropuerto La Nubia que tiene restricciones en la capacidad de La participación los aviones y por las condiciones Aerocafé requiere una inver- meteorológicas. Las características geográfisión cercana a los 257 mil millones de pesos, de los cuales 118 mil cas y climáticas del municipio de millones son recursos aportados Palestina (parte del área metropor la región, 109 mil millones por politana de Manizales) permiten la Nación y 30 mil millones por que durante la mayor parte del la Aerovicil. Según información año hayan condiciones favorables del Instituto de Financiamiento, de operación con una baja nuPromoción y Desarrollo de Caldas bosidad. De ahí su importancia (Inficaldas), en la actualidad es estratégica. Uno de los mayores retos de un macroproyecto de importanla obra, y que requiere las mayocia estratégica nacional a través res inversiones, es la adecuación del documento Conpes 3586 del del terreno en donde se construi11 de mayo del 2009. rá la pista y la terminal aérea. Para ello, es necesario Uno de los mayores retos de la nivelar el suelo y formar obra, y que requiere las mayores una superficie plana y esinversiones, es la adecuación del table en la cual puedan aterrizar los aviones. Esto terreno en donde se construirá se logrará a través de la la pista y la terminal aérea. construcción de 10 terraPara ello, es necesario nivelar plenes, o rellenos de tierra, el suelo y formar una superficie que permitirán generar la plana y estable en la cual puedan superficie. La UN realizó la interaterrizar los aviones.

ventoría técnica, administrativa y contable para vigilar y verificar que se diera ejecución y cumplimiento a las obligaciones contraídas en los trabajos de construcción de los terraplenes 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7 del proyecto. La Institución siempre estuvo al frente de sus compromisos asegurando el normal avance de las obras y exigiendo las medidas correctivas del caso, para la solución técnica de las dificultades que se iban presentando a lo largo de los trabajos bajo su responsabilidad, tal y como consta en los diversas actas e informes de interventoría.

Vigilancia Debido a que el progreso de la construcción del aeropuerto estaba ligado –como aún hoy ocurre– a metas económicas (desembolso de recursos), las obras del terraplén 4 quedaron inconclusas y la interventoría solo pudo avanzar hasta agotarse el presupuesto; por tanto, se recomendó la permanencia de un grupo con conocimiento del proyecto y con el entrenamiento suficiente para encargarse de hacer el debido mantenimiento. Ese equipo humano debía revisar el comportamiento de todas


Infraestructura las estructuras, la evolución de los desplazamientos anormales de las bases de los terraplenes y del sellado de las grietas que se generaran por el movimiento de tierras, para evitar problemas mayores sobre las estructuras, dada la saturación de las masas de suelo de los cuerpos de los terraplenes. Específicamente, para esos terraplenes se sugirió hacer seguimiento al manejo de aguas, revisar y hacer mantenimiento a las redes de drenaje, supervisar las estructuras de corrección de cauce y mantenimiento, perfilado y conformación de surcos en los taludes o laterales de cada terraplén. Asimismo, la Universidad recomendó continuar con las labores de establecimiento de coberturas vegetales en los taludes y cimas de los rellenos, con el fin de controlar la erosión hídrica intensa. El objetivo era evaluar la estabilidad de áreas adyacentes al proyecto y ejecutar las actividades necesarias en forma oportuna. Por otro lado, también se planteó la necesidad de continuar con el monitoreo topográfico de los rellenos, para analizar la evolución de la consolidación en el tiempo de las bases de los terraplenes y hacer seguimiento a su posible desplazamiento. Adicionalmente, se recomendó examinar el lugar para detectar posibles grietas y proceder a su sellado, revisar y hacer seguimiento de las entregas de los drenes (escapes de líquidos) horizontales y el mantenimiento a los desvíos de aguas, colocar franjas de rastrojo para controlar la erosión y defender los canales frente a la saturación por sedimentación, continuar con la vegetalización de los taludes y sembrar estacas vivas (tallos o ramas de árboles) en los drenajes de influencia. Finalmente, la UN sugirió que para los terraplenes 2, 3, 5,

6 y 7 era necesario inspeccionar permanentemente los drenajes y subdrenajes para verificar su funcionamiento, así como realizar el mantenimiento y las revisiones en forma oportuna y hacer los correctivos requeridos. Para cada una de estas observaciones también se solicitó llevar registro de las lluvias y su incidencia. Vale la pena aclarar que la Universidad se desvinculó de esta fase del proyecto en diciembre del 2007 y que los trabajos solo se reanudaron en agosto del 2008, quedando la obra inconclusa, y a cielo abierto, por un espacio de ocho meses en un territorio de alta precipitación y complejidad geológica.

Consultoría para el terraplén 8 De acuerdo con la información que brinda Inficaldas, en la actualidad ya se encuentran construidos los terraplenes o rellenos 1, 2, 3, 5, 6 y 7. En proceso de nivelación final el 4, y de construcción el 8 y el 10. Precisamente, sobre el relleno de tierra número 8, cabe destacar que en agosto del 2008 la Sede Manizales adelantó la consultoría para realizar los cálculos de consolidación del presupuesto del proyecto y hacer la revisión de los diseños, todo con base en los planos entregados por el contratante, que, como se aclaró anteriormente, no fueron elaborados por la UN. En su informe final de consultoría, la Institución recomendó realizar un estudio detallado de la cimentación del terraplén, que incluyera, entre otros, la elaboración de ensayos de campo y de laboratorio de mecánica de rocas (cómo responden ante las fuerzas aplicadas en el entorno físico), levantamiento geológico, clasificación de macizo rocoso y pruebas de carga. Además, un estudio de discontinuidades del

11

Vigilancia al terraplén 8 Estas fueron algunas de las recomendaciones que entregó la UN a los gestores de Aerocafé, sobre la vigilancia y estudios que se le debían hacer al relleno de tierra (terraplén) número 8, cuya consultoría estuvo a cargo de la Institución. •

Adelantar el seguimiento durante la construcción y la vida útil del terraplén mediante la investigación del subsuelo y la instrumentación y seguimiento de los parámetros y variables adoptados para el diseño. De igual forma, detectar los fenómenos y mecanismos potenciales de falla.

Efectuar un estudio potencial de colapso mediante ensayos de succión controlada en laboratorios, ya que es un relleno que estará sometido a altas cargas por peso propio y a saturación gradual por infiltración acumulada de aguas lluvias.

Llevar a cabo pruebas de arrancamiento de geotextiles (mallas que evitan la mezcla de materiales) en cenizas volcánicas o de resistencia al corte a gran escala, para verificar los parámetros de resistencia usados en el diseño.

Aplicar el método observacional para el seguimiento de las variables de parámetros y consideraciones usadas para diseño, y controlar la ejecución segura de la obra mediante la revisión permanente y la adopción oportuna de medidas correctivas.

Evaluar y diseñar el proceso constructivo, y especificar las calidades de los materiales de acuerdo con los estudios y consideraciones de diseño.

Los rellenos de tierra que necesita la terminal aérea plantean un reto para los ingenieros.

acompañamiento constante y un seguimiento a las novedades que se presentaran en el transcurso del proyecto, para que existiera una retroalimentación en la base de datos de manera detallada, exacta y actualizada. Adicionalmente y bajo los parámetros misionales que direccionan la actuación de la Universidad, la participación en el proyecto siempre estuvo orientada a garantizar el cumplimiento de las funciones exigidas en los contratos y convenios bajo su interventoría, y ofrecer así la necesaria seguridad y confianza para la entidad contratante.

149

terreno, de estabilidad, de efecto local por sismo y análisis de estabilidad general de la ladera. De igual forma, hacer un modelamiento bidimensional especial que definiera las zonas de agrietamiento potencial, así como delimitar los sectores de alta amplificación sísmica, con el fin de diseñar las medidas de control de estabilidad y deformabilidad más adecuadas para cada caso (ver recuadro Vigilancia al terraplén 8). Mientras que la Universidad Nacional de Colombia acompañó el proceso de construcción de Aerocafé siempre realizó un

9 de octubre de 2011

La UN participó en la interventoría del proyecto con los más altos estándares de calidad.


12

Agro

Detectan exceso de químicos en cultivos de papa Alejandro Borráez,

El uso de químicos para combatir las plagas en los cultivos de papa, como la polilla guatemalteca, el gusano blanco y el tiroteador Naupactus, entre otras, es una de las estrategias más efectivas para garantizar la producción del tubérculo. Sin embargo, en la zona rural de la localidad de Ciudad Bolívar de Bogotá, donde se produce para distribuirlo en centros de acopio de la capital, el uso de plaguicidas sobrepasa los límites adecuados. Es un problema que podría trasladarse del sembradío al plato del consumidor, si se tiene en cuenta que esas sustancias tóxicas se conservan incluso después de la cocción del alimento. Bajo la dirección del investigador Tomás León Sicard, del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA), la profesora Sonia Pertuz investigó las características de la producción de papa en esta zona de la capital. Lo que halló la alarmó. “Cuando las papas se someten a fritura no pierden en su totalidad las condiciones potencialmente tóxicas de los plaguicidas. Las sustancias se conservan en una proporción que podría superar lo establecido por el Ministerio de la Protección Social”, explica la docente. En el estudio se encontró que cada kilogramo del producto contiene hasta 0,12 miligramos (mg) de organofosforados y 0,54 mg de carbamatos (los dos plaguicidas más utilizados), cuando los límites permitidos por kilo son de 0,1 mg y de 0,05 mg, respectivamente. Una diferencia preocupante.

149

9 de octubre de 2011

Cómo se cultiva Según el antropólogo Raúl Angulo, en la zona rural de Ciudad Bolívar se cultiva papa para dos destinos principales: uno para centros de abasto y grandes compañías de alimentos y otro para el autoconsumo. El experto advierte que el riesgo de los cultivos es la cercanía al botadero de basuras Doña Juana y la evidencia del mal uso de las sustancias químicas, pese a las recomendaciones de las autoridades. “Entidades públicas y privadas del gremio establecen lineamientos que van desde la adecuación del lote, la selección de las semillas, el tratamiento apropiado con fertilizantes y plaguicidas y el almacenamiento; sin embargo, uno encuentra que los agricultores almacenan su producción junto a los químicos, las máquinas y herramientas, o cualquier elemento de su vida cotidiana, sin ningún control”, dice el profesor Angulo. Además, agrega, es frecuente encontrar residuos de los empaques de plaguicidas tirados en el suelo, cerca a las fuentes hídricas. Entretanto, la nutricionista Pertuz también encontró que los cultivadores, con la idea de mejorar la eficacia de los químicos, los mezclan y los aplican de forma exagerada durante los cerca de seis meses de

Fotos: Víctor Manuel Holguín / Unimedios

Unimedios

La mayor producción comercial de papa se concentra en Cundinamarca (35%), seguido por Boyacá (30%), Nariño (15%) y Antioquia (10%). El restante se distribuye principalmente en las zonas de Caldas, Tolima y santanderes.

La incorrecta y excesiva fumigación con plaguicidas hace que el tubérculo más consumido del país sea potencial causante de graves enfermedades. Un estudio en la zona rural de Ciudad Bolívar, en Bogotá, da cuenta de los niveles de contaminación en las papas que consumen los capitalinos.

crecimiento de la planta. En algunas siembras se detectó un promedio de 25 aplicaciones de plaguicidas en ese periodo, lo que se califica como excesivo. Sumado a las fallas en la producción, el estudio identificó la permanencia de sustancias químicas nocivas a la hora de consumir el alimento. “Luego de analizar una muestra de papa sembrada en Ciudad Bolívar, se evidenció que etapas como el lavado, el decorticado (la eliminación de la cáscara) y la cocción en agua disminuyen la presencia de los químicos. En general, cuando los tubérculos son sometidos a cocción húmeda (90 ºC por periodos cercanos a los 20 minutos), el plaguicida se reduce a niveles adecuados; no obstante, al someterlos a fritura, que requiere temperaturas de hasta 220 ºC, se identificaron niveles altos de organofosforados”, asegura la profesora de la UN.

Las consecuencias Según datos de la Organización Mundial de la Salud, al año se intoxican dos millones de personas por exposición directa o indirecta a plaguicidas, en especial

por el incumplimiento de protocolos de seguridad industrial. Por esa razón, el problema se ubica en los trabajadores agrícolas sometidos a la exposición directa a estas sustancias. Vómitos, diarrea, abortos, dolor de cabeza, somnolencia, alteraciones en el comportamiento y convulsiones, entre otros síntomas, están asociados a accidentes donde una sola dosis alta de plaguicida basta para provocar la intoxicación. De otra parte están los casos crónicos como cánceres, leucemia, necrosis de hígado, malformaciones congénitas, neuropatías periféricas, cefaleas persistentes y dolores. En estos el daño se manifiesta luego de un largo tiempo de contacto con el pesticida, dificultando su detección. A nivel económico, los costos directos de producción de papa (cercano a los 8 millones de pesos por fanegada) corresponden en 50% al uso de agroquímicos, distribuidos en fertilizantes (25%), insecticidas (18%) y fungicidas (7%). Por ello, el uso inadecuado y excesivo de los agroquímicos no solo pone en riesgo la salud de los consumidores, sino también el bolsillo de los productores.

Rastreando los residuos • Paradójicamente, las papas freídas pierden menos contaminantes que las hervidas. • En tubérculos recién cosechados se encontraron muestras que reportaron valores de contaminación entre 0,51 y 0,65 mg/kg para organofosforados, y entre 0,51 a 0,57 mg/kg para carbamatos. • En tubérculos recién cosechados, sin lavar o pelar, se presenta contaminación del orden de 0,27 mg/ kg a 0,45 mg/kg respectivamente. • Las papas almacenadas, peladas y cocidas presentaron niveles de residualidad de 0. Sin embargo, tubérculos que en las mismas condiciones fueron sometidos a fritura presentaron valores de 0,12 mg/ kg para organofosforados y de 0,54 mg/kg para carbamatos, un nivel alto según los estudios.


Agro

13

La profesora Patricia Sarria asegura que “las semillas del caupí son ricas en proteínas y tienen un alto contenido de aminoácidos, lisina y triptófano, que si se compara con el valor nutricional de los cereales, podría ser similar al fríjol. Además, sus hojas tienen un contenido importante de proteína y aceptable digestibilidad, por lo que pueden complementar la dieta de los cerdos”. Asimismo, la Canavalia brasiliensis es otra leguminosa herbácea cuyo ciclo de cultivo es de ocho meses y cuyas hojas son de aproximadamente 12 cm de largo por 10 mm de ancho. Es tolerante a la sequía y adaptable tanto a suelos arcillosos como a los arenosos de baja fertilidad. Ambas, según la investigación, pueden llegar a reemplazar hasta en 50% a la torta de soya.

“Esta es una buena noticia para los empresarios y productores de cerdos, que enfrentan una crisis por los altos costos de la materia prima”. Carlos Alberto Maya, gerente de la Asociación Colombiana de Porcicultores.

Alternativa de alimento para cerdos,

50% más económico El caupí y la canavalia son dos eficaces plantas que servirán para alimentar cerdos. En la UN en Palmira encontraron que estas leguminosas pueden sustituir en buena parte a la tradicional y costosa soya que dan a los animales. Para los porcicultores es una buena noticia en medio de la crisis que afrontan. Jeinst Campo Rivera,

Unimedios

Según la encuesta de opinión empresarial, realizada por la Asociación Colombiana de Porcicultores (Porcicol), durante el primer semestre del año se evidenció entre los productores una caída en el precio de compra del cerdo, pero un aumento en los costos de producción. Esto a raíz del incremento en los precios internacionales de las principales materias primas para la alimentación de los animales, como el maíz y la torta de soya. El volumen total de las importaciones de materias primas para la elaboración de alimento balanceado para cerdos presentó

un aumento del 2,1% en los primeros cinco meses del año, en comparación con el mismo periodo del 2010. Por lo anterior, la magíster zootecnista Patricia Isabel Sarria estudia nuevas alternativas de alimentación que puedan sustituir la torta de soya en la nutrición de los cochinitos. Esta candidata a doctorado en Ciencias Agropecuarias y profesora de la UN en Palmira trabaja de manera conjunta con el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). En esa búsqueda, los investigadores encontraron en el caupí y la canavalia (especies de leguminosas forrajeras) dos eficientes opciones de alimentación que los cerdos aceptaron en su dieta y

que representan un ahorro de hasta 50% para los porcicultores del país.

Con altos niveles de proteína El caupí es una leguminosa herbácea originaria del sudeste de África y ampliamente cultivada en América Latina. Conocida también como ‘cabecita negra’ o ‘fríjol caupí', es un forraje de climas cálidos, tolerante a las sequías. Increíblemente, según los expertos, la planta ha logrado producir una tonelada de grano seco por hectárea en ambientes del Sahara, con solo 181 milímetros de lluvia por cultivo. Esto es, muy poca agua por muchos metros cuadrados de tierra.

9 de octubre de 2011

“Es importante evaluar nuevos alimentos para nuestros animales, que permitan garantizar la seguridad alimentaria en el país”, dice la profesora Patricia Isabel Sarria.

La evaluación de las nuevas alternativas de alimento para cerdos las realiza el CIAT en países como Honduras, Nicaragua, República del Congo y Colombia. Aquí se eligió al laboratorio Mario González Aranda, de la UN en Palmira, para adelantar las pruebas de aceptación, digestión y crecimiento de los porcinos, a cargo de la profesora Sarria. Cosechas de caupí y canavalia, sembradas por el CIAT en Santander de Quilichao (Cauca), son enviadas al laboratorio para evaluar su aceptabilidad en los cerdos, conocer el grado de tolerancia del animal y su comportamiento digestivo. “Durante 14 días les damos unos 600 gramos diarios de forraje caupí o canavalia, y hasta 100 gramos de grano caupí. En una primera fase de aceptabilidad, reemplazamos hasta el 40% del alimento para monitorear qué tanto es consumido por los animales y qué tanto es rechazado”, afirma la zootecnista. En la primera fase los investigadores lograron identificar que los cerdos consumen sin problema estos alimentos con una aceptación significativa. En la segunda y tercera fase de evaluación, se realizaron pruebas de digestibilidad para saber qué cantidad de nutrientes son asimilados por el organismo de los animales y cuál es su comportamiento respecto a su crecimiento y calidad de la carne. “Los resultados nos muestran que el grano de caupí puede ser digerido igual que el de soya y que en sus nutrientes hay altos contenidos proteicos que, incluso, podrían reemplazarla hasta en 50%. Entretanto, el follaje de caupí puede sustituirla hasta en 30% y el de canavalia, en 20%”, afirma la científica. También se evidenció que los cerdos alimentados con los nuevos forrajes crecieron muy similares a los que fueron proveídos del concentrado habitual de torta de soya, que es de 600 gramos diarios. Ello representa, entonces, un ahorro del 50% para los porcicultores en la compra de materia prima para la alimentación de los animales. Normalmente destinan $ 32.400 para comprar 18 kilogramos mensuales de soya; con el caupí y la canavalia solo tendrían que invertir $ 16.200 por cerdo al mes. Para la profesora Sarria, esto “fortalecerá a los criadores del país, que ahora cuentan con un vegetal rústico, confiable y económico, cultivable en cualquier terreno”.

149

Archivo Unimedios

Prueban los forrajes en cerdos


14

Agro

Con ciencia y pedagogía mejoran los cultivos de aguacate En su etapa de vivero, las plántulas de aguacate son atacadas por potentes hongos que ponen en riesgo su desarrollo. El uso de microorganismos benéficos y la modificación de algunas prácticas agrícolas podrán garantizar la producción de este fruto, codiciado en la industria. Jeinst Campo Rivera,

del material vegetal. “Realizamos una revisión de los materiales utilizados en el vivero, diseñando un experimento para evaluar la respuesta de las plántulas a la aplicación de hongos micorrícicos. Se analizaron tres productos comerciales con el propósito de elegir el que tuviera la mayor concentración de esporas para proteger la fruta de los ataques de patógenos del suelo”, comenta Johana Patricia Melo, estudiante de la Maestría en Ciencias Agropecuarias. Después, los investigadores evaluaron la presencia de enfermedades en las plantas. Hallaron en las raíces hongos Oomycetos del género Phytium, ante los cuales se debía proponer una estrategia de erradicación. “Aplicamos el hongo Trichoderma spp. para contrarrestar la enfermedad. Con el fin de verificar su efectividad, realizamos pruebas donde se evaluaron diferentes productos biológicos. Se comprobó un control eficiente en condiciones de laboratorio (in vitro) y también una buena respuesta fisiológica en el desarrollo de las plántulas”, afirma Ararat.

El aguacate ha sido considerado como una multifacética fruta que ayuda tanto a revitalizar el cabello como a la fertilidad de las personas. La creencia popular no está lejos de la realidad, debido a que es rico en potasio, magnesio y vitamina E, un importante antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas. Originario de México (su nombre deriva de la palabra azteca ahuacatl), es producido en países como México, Brasil, Estados Unidos, Australia, China y España, y en la actualidad es muy utilizado en las industrias farmacéutica y cosmética. Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en el país hay sembradas 15.490 hectáreas de aguacate en los departamentos de Bolívar, Antioquia, Tolima y Valle del Cauca; en el 2008, en esas regiones se produjeron 146.109 toneladas. Por eso, garantizar su producción es una prioridad para Colombia, en donde se multiplican los cultivos. El problema actual es que en su etapa de vivero, las plántulas son atacadas por potentes hongos como Phytophthora cinnamomi Rands., Phytium sp., Fusarium sp. y una de las principales plagas: el Copturus aguacatae, que afecta las raíces y causa la muerte de la planta en cualquier estado de desarrollo. Científicos de Agronomía de la Sede Palmira evaluaron los procesos agrícolas que se adelantan en la actualidad en los cultivos del país. Con la identificación de las principales enfermedades que atacan la fruta, propusieron soluciones de tipo cultural, biológico, físico y químico, con el objetivo de obtener plántulas más sanas.

149

9 de octubre de 2011

Estrategias para los cultivos Para que el aguacate tenga las mejores condiciones de siembra y, por consiguiente, la mejor calidad en el momento del consumo, el uso de plantas selectas de vivero debe ser el primer fundamento para el seguimiento técnico de la cadena productiva. En ese sentido, los investigadores evaluaron las técnicas empleadas en la producción de plántulas de aguacate en el vivero Profrutales, en el Valle del Cauca. Con el acompañamiento de la Corporación Biotec, identificaron las debilidades en el manejo de los cultivos y propusieron estrategias para mejorar los procedimientos. “Hicimos un diagnóstico de los procesos realizados en el vivero, donde identificamos manejos

Fotos: Archivo particular

Unimedios

El proyecto de investigación se desarrolló en el vivero Profrutales en el Valle del Cauca, y vincula tesis de doctorado, maestría y pregrado.

inadecuados en la preparación de los sustratos (abonos) para el crecimiento de plántulas, así como en el manejo sanitario de los productos biológicos y fungistáticos, como el silicato de potasio. También vimos fallas en la integración de conocimientos para el manejo adecuado de productos químicos por parte de los trabajadores”, afirma Milton Ararat, candidato a doctor en Ciencias Agropecuarias. Los investigadores encontraron que se usan grandes volúmenes de sustrato para el crecimiento de las plantas, como el compost de cachaza. En el vivero Profutales se aplican hasta 120 toneladas mensuales, sin tener en cuenta si el material cumple con las características óptimas: por ejemplo, que el tamaño de las partículas del compost sean homogéneas y tengan el grado exacto de humedad. Los científicos propusieron experimentos de esterilización económicamente viables, que permitan disminuir el uso de abono de cachaza. Por eso, evaluaron dos metodologías de desinfección de sustratos como la solarización (cubrimiento del sustrato con plástico) y la desinfección con fungicidas de síntesis química

(método que debe ser usado con precaución para prevenir efectos contrarios). Cuando se identificaron los problemas fitosanitarios (plagas y enfermedades) en el sistema de producción en condiciones de vivero, los investigadores decidieron implementar un plan estratégico que asegure la calidad

Equipo que realiza la mezcla homogénea y adecuada de los abonos para aguacate.

Abonos sin buen manejo Ahora bien, si ya se habían identificado los hongos que afectaban la calidad de los aguacates en condiciones de vivero y existía un método para erradicarlos, el grupo de investigación se encaminó hacia la búsqueda de técnicas que optimizaran los procesos de preparación y manejo de los abonos. “Aunque muchos productores compran sustratos que ya vienen mezclados, otros los preparan por sí mismos adicionando elementos de forma inadecuada”, sostiene el docente. Por eso, se contó con el apoyo de José David Arias, estudiante de Diseño Industrial, cuya labor fue enseñar a los cultivadores a obtener una mezcla homogénea de los sustratos y en proporciones adecuadas, además de incentivar las buenas prácticas agrícolas. “Planteamos el desarrollo de una máquina prototipo, con especificaciones técnicas para mezclar sustratos. El objetivo es lograr alta homogeneidad en el tamaño de las partículas de la mezcla y optimizar el rendimiento de los operarios en cuanto a la producción del sustrato por día”, afirma el diseñador. Milton Ararat concluye: “Este trabajo contribuye a implementar el uso de microorganismos benéficos para el control de la pudrición de las raíces de la fruta, la utilización de un sustrato con óptimas condiciones físicas y químicas para la nutrición de la planta y el establecimiento de siembras en campo con materiales sanos”.


Medioambiente

15

jidad de la inversión térmica en la región. Al estudio se unieron los grupos de Oceanografía e Ingeniería Costera y el de Láseres y Espectroscopía Óptica de la Sede Medellín. El interés está puesto en los primeros 500 metros de atmósfera sobre la base del Valle. Se instalaron tres cámaras en el sector de Pajarito, en la ladera occidental, para la observación permanente del aire urbano. El sistema monitorea la zona metropolitana donde hay mayor emisión de contaminantes, tomando fotografías panorámicas cada 15 minutos. Los dispositivos descargan los datos (imágenes, fecha y hora) a un computador y luego se ingresan a una página web. “El objetivo principal es cruzar información detallada de las condiciones del aire”, anota el profesor Jiménez.

Medellín se asfixia debido a su topografía La inversión térmica, fenómeno atmosférico bastante común, juega en contra de los habitantes del área metropolitana del Valle de Aburrá. Las características físicas de la región hacen que la contaminación se encajone y no tenga por dónde salir. Un novedoso uso de la fotografía permite comprender mejor esta particular condición. Liliana Salazar Barrientos, Unimedios

En condiciones normales, la temperatura de la atmósfera disminuye con la altura, por esa razón hace más frío en las montañas que en las tierras bajas. La inversión térmica es la condición opuesta: se presenta por el cambio de temperatura en la madrugada. Es un efecto atmosférico natural, presente casi a diario y que no causa efectos nocivos. El problema surge cuando ocurre en un área metropolitana como la de Medellín, ubicada en un valle profundo y estrecho. La zona tiene unos 1.000 metros de diferencia entre el punto más bajo y el más alto, en la cúspide de las montañas laterales. Además, las distancias entre las laderas orientales y occidentales no son mayores a 20 kilómetros, y en algunos casos apenas alcanzan los 10 kilómetros e incluso menos.

Esto hace que el viento tome diversas rutas y que la aparición de la inversión térmica (más frío abajo y más calor arriba) dificulte la circulación del aire. Es como si el Valle de Aburrá tuviera una tapa que no lo dejara respirar; la contaminación queda atrapada por más tiempo del normal. “Se forma una atmósfera quieta que acarrea problemas en ambientes urbanos, pues los contaminantes se acumulan a ras de piso. Los registros de la Red de Monitoreo del Aire (Redaire) muestran que la concentración llega a un pico entre 8:00 y 9:30 a.m.”, explica el profesor Andrés Ochoa, investigador de la Facultad de Minas de la UN en Medellín. A esa hora coincide la ocurrencia de la inversión térmica y un pico en la emisión de contaminantes. Así, se perjudica la salud de casi cuatro millones de habitantes. “No es que la inversión ocurra solo en el Valle de Aburrá. El problema

es que es una población urbana muy expuesta a los problemas de salud asociados a concentraciones altas de contaminantes atmosféricos”, enfatiza José Fernando Jiménez, también de la Facultad de Minas.

Medición propia Esta situación llevó a los investigadores de la UN a pensar en un sistema con el que se pudiera construir el primer mapa atmosférico de la zona, para entender mejor las condiciones que determinan los niveles de contaminación. “No es la ciudad más contaminada, pero se puede agravar la calidad del aire si nos descuidamos”, puntualiza Jiménez. Hace dos años, en el Centro de Investigaciones del Clima de Colombia se preguntaron si con tan solo imágenes fotográficas podrían comprender la comple-

9 de octubre de 2011

El estudio de la atmósfera de Medellín, a partir de fotografías, servirá para que las autoridades locales tomen medidas que mitiguen la contaminación del aire.

Los investigadores descubrieron que era posible elaborar un mapa atmosférico solo con fotografías. El método comprobó que las complejidades topográficas del Valle, las rutas del viento, el urbanismo y hasta la puesta del sol influyen de manera determinante en los niveles de contaminación acumulados en la capa superior de la inversión térmica. Por ejemplo, se determinó que en las laderas occidentales comienza a decaer la concentración de contaminantes antes que en las laderas orientales, debido a que el sol repercute en la circulación del aire. Además, se estableció que los caminos que recorre el viento, constituidos por las complejidades topográficas como las cuencas hidrográficas, barren o guardan los elementos suspendidos en el ambiente, algo que varía según las épocas del año. “En las tardes existen rutas del viento que van de norte a sur, encajonadas en el valle (vientos térmicos), mientras que por encima cruzan, de oriente a occidente, los vientos alisios”, detalla Jiménez. Así se logró saber cuáles puntos son los de mayor concentración de contaminantes. Contribuye el hecho de que algunas de las cinco subcuencas o quebradas más importantes del Valle, ubicadas en los laterales del río Medellín, desvían los vientos en sentido opuesto, lo que ocasiona un cruce de corrientes que represan la contaminación en ciertos sectores. Se suma el urbanismo, cuyas altas construcciones encajonan los vientos y los contaminantes en la ciudad. Otras complejidades que agudizan la contaminación del aire son los puntos estrechos que existen tanto en el sur como en el norte, las irregularidades topográficas en la mitad de la ciudad como son los cerros Nutibara y El Volador, y los quiebres naturales que desdibujan la línea recta que haría más fácil la circulación de los vientos. Todo esto revela el monitoreo de la UN. “Buscamos un sistema capaz de dar cuenta integral de la atmósfera metropolitana, más que de las condiciones puntuales de aquí o allá”, manifiesta el profesor Jiménez. Ante variables como la ocurrencia de los fenómenos de El Niño y La Niña, y de otras anomalías climáticas, este proyecto abre nuevas perspectivas para el mejoramiento de los métodos de diagnóstico y análisis de las condiciones de estabilidad atmosférica en zonas montañosas.

149

Fotos: Archivo particular

Un rompecabezas


Ciencia y tecnología Elizabeth Vera Martínez, Unimedios

La estandarización de una nueva técnica de laboratorio en Colombia determinará, con mayor confianza, si una persona consumió sustancias ilícitas y el grado en que lo hizo, entre otras aplicaciones. Si bien en la actualidad existen exámenes de orina y sangre para ese fin, el nuevo enfoque ofrece ventajas mayores. Se trata de la utilización de fibras de cabello para hallar rastros de compuestos como la cocaína, entre muchas otras sustancias. Este elemento orgánico permite conocer la historia de consumo de una persona, porque la evidencia permanece por largo tiempo, mucho más que en otras muestras utilizadas tradicionalmente. Según la química farmacéutica Marian Dalila Vallejo Huertas, estudiante de la Maestría en Toxicología de la UN, la prueba de sustancias ilícitas en orina o sangre permanece en el organismo máximo 30 días. En cambio en el cabello, cuyo crecimiento es de un centímetro por mes, los rastros pueden durar años. Algunos pensarán que con raparse desaparecería la evidencia, pero no es así; el nuevo cabello crecerá con rastros minúsculos, pero que son viables para determinar el consumo. Esto es muy útil para una amplia variedad de casos en los que se requiere más tiempo por la complejidad de los procesos judiciales, tales como el control de dopaje, la investigación de delitos bajo efectos de una droga, la confirmación de consumo por parte de reclusos o en sitios laborales, para proceder en la suspensión de licencias de conducción o en casos de exhumación de cadáveres.

Cabello, prueba

para comprobar consumo de

drogas ilícitas

Para determinar si una persona consume sustancias ilícitas se utilizan muestras de orina y de sangre; el problema es que la evidencia dura apenas un mes. La UN implementa una nueva técnica que utiliza fragmentos de cabello, elemento orgánico en el que los rastros de las drogas duran años.

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

16

En detalle

149

9 de octubre de 2011

El estudio Apoyada por las estudiantes de Farmacia Luz Adriana Ruiz Pérez y Mónica Andrea Bejarano, la experta tomó muestras de gajos de cabello similares al grosor de un lápiz, lo más cerca al cuero cabelludo. Una vez recolectadas, las midió y empacó en papel aluminio, identificando la punta y la raíz. En el Laboratorio de Toxicología se evaluó la integridad de cada muestra mediante un marcador químico, en este caso el azul de metileno. Si al observar al microscopio se encuentra que el pelo queda

El análisis determina un perfil cronológico del consumo y si la persona lo hace de forma ocasional o permanente.

Archivo particular

Bajo la dirección de la especialista Nancy Patiño Reyes, Vallejo desarrolló una metodología para extraer trazas (cantidades muy pequeñas) de cocaína de muestras de cabello, que solo pueden ser detectadas por un cromatógrafo de gases de alta tecnología. Esta práctica, que hasta la fecha ha sido muy esporádica en el país, será implementada en el Laboratorio de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, para realizar pruebas rutinarias. Los investigadores primero debían hacer observaciones detalladas que permitieran comprobar la efectividad de la técnica. Por eso, con los permisos respectivos y los consentimientos informados, recolectaron muestras de pelo de 30 adolescentes de un centro de rehabilitación de Bogotá.

Las muestras son analizadas en un cromatógrafo de gases.

teñido con el reactivo, quiere decir que no es apto para el análisis, debido a que la muestra ha sido muy afectada por el exceso de uso de químicos, como los tintes de mala calidad. El material que pasa la prueba es cortado en segmentos de tres centímetros, con el fin de determinar el tiempo de permanencia de la sustancia en el cabello. Cada uno de los segmentos se lava con un solvente orgánico (sustancia basada en carbono) para eliminar la posible contaminación externa; por ejemplo, asegurarse de que la cocaína extraída se debe a su consumo y no a las partículas que quedan flotando en el ambiente. El cabello limpio y seco se

destruye con un ácido fuerte para liberar las sustancias ilícitas. Con otro solvente orgánico se depura el alcaloide y finalmente se analiza mediante la técnica de cromatografía de gases de masas, que genera reportes a través del computador, denominados cromatogramas. Son similares a los que imprime un electrocardiograma, pero en este caso refleja los picos de presencia del estupefaciente.

de los grupos más vulnerables como los niños y jóvenes. “Las estadísticas evidencian la importancia de la existencia de Centros de Rehabilitación para drogodependientes, que buscan disminuir o erradicar el consumo de drogas”, explicó Vallejo, quien realiza su propuesta dentro del Grupo de Investigación de Sustancias Psicoactivas del Departamento de Toxicología, bajo la dirección del profesor Jairo Alfonso Consumo ilícito Téllez Mosquera, coordinador de la maestría en el tema. Según el Estudio Nacional de La investigadora indica que el Consumo de Drogas en Colom- procedimiento se ha adaptado a bia, en el 2009 cerca del 2,5% de las condiciones nacionales y que la población entre 12 y 65 años pronto estará al servicio de la co(19.764.799 habitantes) consumió munidad desde la UN. Se podrá cocaína alguna vez en su vida, y emplear para evaluar la exposicerca del 0,4% (79.059 personas) ción de niños que están en sitios se clasificó en los grupos de “abu- o casas donde existe evidencia so” o “dependiente”. permanente del uso de drogas por parte de los adultos. Asimismo, es aplicable en el seguimiento a adicCon esta técnica se buscan tos recluidos, por ejemplo, nuevas matrices biológicas cuando los pacientes salen diferentes a la orina y la sangre los fines de semana para su para el análisis toxicológico. casa y el centro no tiene control sobre ellos. La adopEl uso y abuso de psicoactivos ción y estandarización de este ties un problema de salud pública po de técnicas le permitirá al país porque conlleva una serie de efec- contar con una nueva herramientos negativos a nivel individual, ta científica de apoyo a los procefamiliar y social, y en consecuen- sos judiciales y de control en los cia perjudica el normal desarrollo centros de rehabilitación.


149

9 de octubre de 2011

17


18

Ciencia y Tecnología

Con nanoestructuras refuerzan propiedades de diversos materiales Los nanotubos de carbono son miles de veces más delgados que un cabello, diez veces más fuertes que el acero y el doble de livianos que el aluminio. Científicos de la UN en Medellín son de los pocos que los producen en el país e idean nuevos usos, como obtener un material que sustituya el titanio en implantes humanos. Liliana Salazar B.,

Los nanotubos de carbono tienen infinidad de usos. Gracias a ellos existen teléfonos móviles cada vez más pequeños y potentes. La Universidad Nacional de Colombia en Medellín es una de las pocas instituciones académicas del país que los fabrican y desarrollan aplicaciones de vanguardia. Lo novedoso es que su producción es amigable con el ambiente. Para entender la importancia de estas diminutas estructuras hay que escudriñar en sus orígenes. Las descubrió el japonés Sumio Lijima mientras investigaba el comportamiento de los materiales a altas temperaturas. Encontró que lo único que sobrevivía al exceso de calor era el carbono, y de una manera muy peculiar: en forma de tubitos a escala nanométrica (10 mil veces más delgadas que un cabello). En los laboratorios del mundo se indagó sobre sus características. Se determinó que son diez veces más resistentes que el acero inoxidable y el doble de livianos que el aluminio; además, son grandes conductores eléctricos. Por eso, se consideran la esencia de los materiales en las aplicaciones industriales y tecnológicas actuales. Esto hizo que se multiplicaran las publicaciones e investigaciones para buscar nuevos usos. “Empresas alemanas han diseñado autos hechos en polímero, reforzados con nanotubos. Dicen que les puede caer una casa encima y no les pasa nada. Son carros que no consumen mucho combustible porque el peso es el de un polímero (base química de materiales como el nailon o el polietileno)”, señala Germán Sierra Gallego, docente de la Escuela de Materiales de la Facultad de Minas. El experto agrega que esas características hacen que los nanotubos estén siempre ligados a la nanotecnología. “Son materiales diminutos, pero con grandes propiedades de transporte de energía; son los que hacen posible que cada vez los componentes electrónicos sean mucho más reducidos”.

AFP

Unimedios

Estas diminutas estructuras comparten rasgos distintivos de materiales como el diamante y el grafito, que son muy útiles en la industria electrónica.

no a alta temperatura, entre 600 ºC y 800 ºC. En el proceso se utiliza un catalizador metálico (níquel, plata u otros según el objetivo deseado), sustrato que permite la creación de los nanotubos y evita la formación de carbono amorfo. La función del catalizador es acelerar o propiciar reacciones químicas que logran romper los enlaces moleculares del hidrocarburo. Es así que el carbono encapsulado en las moléculas gaseosas se reorganiza en partículas metálicas diminutas, que son las que conocemos como nanotubos. A la vista, a través de un microscopio superpotente, parecen espaguetis extremadamente delgados. El valor agregado del trabajo que se realiza en la Sede Medellín es la utilización de precursores como el etanol, el metano y el CO2. Con el primero se impulsa la fabricación a partir de una fuente renovable. Con los dos últimos, el método es ambientalmente beneficioso. “Cuando utilizo el CO2 de la atmósfera y lo paso por el reactor, capturo el carbono y lo condenso en forma de nanotubos; o sea, secuestro el carbono de la atmósfera y lo aprisiono en forma sólida. Si esto se hiciera a escala piloto sería

un mecanismo útil para disminuir la concentración de los gases de efecto invernadero”, explica Sierra.

Las aplicaciones La fabricación de nanotubos de carbono con etanol está patentada. Es un proyecto que comenzó el profesor Germán Sierra mientras realizaba el doctorado en la Universidad de París, con apoyo de la Universidad de Antioquia. Estos nanotubos se utilizan en diversos proyectos. El equipo, en conjunto con la Facultad de Ciencias, refuerza piezas de acero inoxidable para utilizarlas como biomateriales en implantes humanos, que normalmente son de titanio y otras aleaciones costosas. Con ello se promovería el acceso de las personas de escasos recursos a este tipo de piezas. La idea del proyecto es utilizar segmentos de acero inoxidable, que son muy económicos, pero que necesitan fortalecer su resistencia mecánica y su biocompatibilidad, para que el cuerpo no los rechace. El objetivo es recubrir la superficie del acero con los nanotubos. Una de sus aplicaciones es

en microelectrónica y la modificación del coeficiente de fricción, lo que significaría incrementar los niveles de resistencia al desgaste por el roce de dos piezas. “Estados Unidos gasta al año 5% del PIB en solucionar problemas asociados a la fricción. Si uno disminuyera ese coeficiente en cualquier grado, el ahorro económico sería de millones de dólares. Tenemos pruebas donde se utilizan los nanotubos de carbono como lubricantes en superficies secas o líquidas. El coeficiente de fricción disminuye de 0,45 a 0,15, es decir, en una tercera parte”, subraya el investigador. Otro proyecto en marcha busca mejorar las propiedades del aluminio. La idea es reforzar materiales económicos con nanotubos, para darles valor agregado. Inclusive, la meta es superar los aluminios tratados térmicamente, proceso que les da mayor resistencia. La UN en Medellín es de las pocas universidades que invierten en la producción y caracterización de este material, que se constituye en uno de los elementos fundamentales de la industria y uno de los más promisorios para la tecnología del futuro.

En los laboratorios de caracterización del Grupo de Ciencia y Tecnología de los Materiales se producen los nanotubos de carbono por el método de Chemical Vapor Deposition (CVD) o deposición en estado de vapor, una de las técnicas más económicas. En este método se utiliza un gas que contenga carbono, puede ser un hidrocarburo como el metano, el CO2, el etanol o el benceno, entre otros. Se introduce en un hor-

Archivo Unimedios

149

9 de octubre de 2011

El carbono se transforma

Los nanotubos de carbono se fabrican en los laboratorios de caracterización del Grupo de Ciencia y Tecnología de los Materiales, de la UN en Medellín.


Coyuntura

calentamiento global, como fuente de disturbio del clima. El IRI estima que entre diciembre del 2011 y febrero del 2012, las probabilidades de que ocurra una Niña son de 50%, la de un periodo neutral, de 48% y las de un Niño, de 2%.

Al analizar los últimos dos fenómenos de La Niña, se evidencia que el calentamiento global es el que altera las condiciones del clima. Es en ese sentido que deben estar dirigidas las acciones del Gobierno.

La gestión del riesgo

son las condiciones culturales, de infraestructura y de preparación del país –sumadas al creciente efecto del cambio climático– las que agudizan el problema. En cuanto a los pronósticos, para la temporada de septiembre a noviembre en curso, el International Research Institute for Climate and

Society (IRI), basado en las predicciones de modelos y en las observaciones térmicas actuales (figura 1), estima que a pesar de que las condiciones débiles de La Niña son el escenario más probable, también resulta posible un retorno a condiciones neutras, o sea, sin Niño ni Niña. No obstante, estará presente el

Nivel de anomalía climática, septiembre del 2011

Referencias

Fuente: cpc.ncep.noaa.gov

Mientras en la zona Norte y Oriental prevalece un solo clima, en la Andina se presentan dos temporadas invernales, que se inician con los equinoccios (marzo 21 y septiembre 22), y dos veraniegas, que empiezan con los solsticios (junio 21 y diciembre 22). Cuando ocurre La Niña en la Región Andina, las temporadas de invierno y verano se hacen más húmedas. Con El Niño se hacen más secas, pero también los huracanes arrecian en el Caribe con mayor frecuencia e intensidad. Un Niño moderado corresponde a una anomalía térmica que está entre 0,5 ºC y 1,5 ºC, y un Niño fuerte supera los 1,5 ºC, según el Índice Oceánico El Niño (ONI, por sus siglas en inglés). Pese a ello, son otras las consecuencias de estos fenómenos cuando se incorporan a la dinámica creciente del calentamiento global. En las dos últimas Niñas, por ejemplo, las anomalías de temperaturas fueron parecidas: -10,5 ºC para el periodo 2007-2008 y -11,5 ºC para el 2010-2011, y duraron diez meses en promedio. Sin embargo, llama la atención la asimetría de los efectos en el país. Mientras en La Niña de hace cuatro años las cifras llegaron a decenas de miles de damnificados en algo más de un centenar de municipios, en la que acaba de pasar ascendió a unos dos y medio millones de damnificados y daños severos en cientos de municipios, de los cuales cerca de tres decenas de cabeceras requieren reasentamiento. Por sí mismos, los fenómenos de La Niña y El Niño no son los causantes de los enormes desastres de la pasada temporada invernal:

AFP

El escenario y la amenaza

Ante lo grave del pasado evento invernal, que desnuda la falta de adaptación al calentamiento global como causa primera de los daños aún por reparar, vale el reclamo desde la provincia por las acciones centrales pendientes para garantizar el uso adecuado de los recursos de la Nación, en prevalencia del interés general y sin detrimento de las medidas administrativas y la necesaria vigilancia y control. En ese marco, el Gobierno da pasos fundamentales gracias a lo contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo, donde el tema se constituye en eje fundamental y se implementan tres estrategias: Gestión ambiental, Gestión del riesgo y Emergencia invernal. Allí entran asuntos como el sistema de información ambiental, la gestión del recurso hídrico, el fortalecimiento del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres (SNPAD), el inventario de asentamientos y aseguramiento de bienes en riesgo, el fortalecimiento de la Dirección General del Riesgo y sus similares a nivel departamental y municipal, así como la rehabilitación, reconstrucción y prevención sector por sector, acciones que apenas van en curso. A esto se suma la expedición del Decreto de Emergencia 144 del 21 de enero del 2011, para los Planes Municipales de Reducción de Riesgos, y el fortalecimiento del SNPAD, al crear un ente de mayor jerarquía y proyección con la Dirección General del Riesgo. Se destaca la incorporación de la gestión del riesgo en los Planes de Desarrollo a la luz de la Ley 152 de 1994 y la expedición de la Ley 1454 del 28 de junio del 2011, para el ordenamiento territorial, donde dicho aspecto se integra a los procesos de revisión y ajuste de los Planes de Ordenamiento Territorial; allí se contempla la asociación de las corporaciones autónomas regionales y de los entes territoriales para emprender acciones de planificación y gestión de los desastres. En ese sentido, se han dado cambios organizacionales en el Estado y se han creado instrumentos idóneos, pero a la magnitud y naturaleza del problema se añade la deficiencia estructural que parte de una cultura de improvisaciones, consecuencia de niveles de información deficientes para el análisis oportuno y acertado de las acciones.

La imagen muestra las condiciones de La Niña débil: zonas frías en azul frente a Latinoamérica y cálidas en rojo hacia Indonesia.

Duque Escobar, Gonzalo (2007). Amenazas naturales en los Andes de Colombia. Documento de trabajo. Universidad Nacional de Colombia (http:// www.bdigital.unal.edu.co/1579/) (2011). Calentamiento global en Colombia (ponencia). En: El Día Mundial del Medio Ambiente, junio 6 del 2011, Instituto Universitario de Caldas (http:// www.bdigital.unal.edu.co/3673/) http://www.cpc.noaa.gov/products/ analysis_monitoring/ensostuff/ensoyears.shtml http://iri.columbia.edu/climate/ENSO/currentinfo/update.html

9 de octubre de 2011

El equinoccio del pasado 22 de septiembre marcó el inicio de una nueva temporada invernal. Existe expectativa sobre qué nos traerán estos meses tras los eventos que asolaron a Colombia durante La Niña 2010-2011. Por eso, es importante señalar los pronósticos sobre el clima y presentar elementos clave sobre cómo está amenazado y preparado el país. La Niña y El Niño no son un desastre, solo son una oscilación cíclica y natural de la temperatura en la superficie del Pacífico (denominada ENSO). Otra cosa es el calentamiento global del planeta, aún en curso, donde la acción del hombre, con el efecto invernadero, ha mediado para alterar la magnitud del fenómeno, que al exacerbarlo es la causa de inviernos cada vez más torrenciales, sequías más intensas o huracanes más devastadores. Si la temperatura en Colombia se incrementa en 3 ºC, los pisos térmicos se modifican. Equivale a variar el clima de cada región y ciudad por otro más cálido; sería como estar 500 metros más cerca del nivel del mar. En Colombia estarían amenazados páramos, manglares, ambientes coralinos, glaciares y todas las selvas andinas, costeras y de la Amazonia. Según las previsiones asociadas al pronóstico global de incremento de la temperatura para el cambio climático, como las que presenta la Nasa en apod.nasa.gov, en Colombia se calentarían menos las zonas de relieve montañoso, como la Región Andina (2 ºC a 3 ºC), y más las regiones planas, como la Costa Norte, la Orinoquia y la Amazonia (3 ºC a 4 ºC).

Sin gestión del riesgo, invierno volverá a hacer de las suyas

149

Gonzalo Duque-Escobar,

Ingeniero civil experto en geofísica Investigador y docente Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales

19


Coyuntura

“Estados Unidos no se comprometió con Alianza para el Progreso” Unimedios

Medir los impactos concretos de Alianza para el Progreso en América Latina será muy difícil, a pesar de los estudios realizados y los que faltan por hacer; el espíritu de este programa ha sobrevivido a través de otras cooperaciones, pero un plan similar de Estados Unidos para la región no será posible, por ahora, debido a que estos países no representan ningún riesgo para la seguridad norteamericana. Esa es la visión del historiador estadounidense Jeffrey F. Taffet, profesor asociado de la Academia de la Marina Mercante de Estados Unidos, invitado especial al Seminario Internacional 50 Años de la Alianza para el Progreso en Colombia: Lecciones para el Presente. El profesor Taffet, especialista en el tema, afirma que los gobiernos de la nación norteamericana posteriores a la formulación del programa no se comprometieron con la visión idealista de ayuda que planteó el presidente John F. Kennedy para la subregión. Cincuenta años después, la sociedad estadounidense prácticamente desconoce lo que fue ese plan de cooperación multilateral.

149

9 de octubre de 2011

¿Qué resultados les dejó Alianza para el Progreso a Estados Unidos y a América Latina? Estados Unidos gastó muchos recursos para contribuir al desarrollo y el bienestar de la sociedad en América Latina: construcción de hospitales, carreteras, represas, vivienda y otro tipo de infraestructura. En este nivel el programa sí tuvo éxito. Alianza para el Progreso se topó con problemas importantes en lo que tiene que ver con el alcance de la visión idealista del presidente John F. Kennedy sobre el cambio para mejorar la democracia y promover las reformas en Latinoamérica. Estados Unidos francamente no se comprometió con esa visión y utilizó el programa como un mecanismo para condicionar a los gobiernos a hacer lo que a su gobierno le convenía. Sin embargo, Colombia tuvo una mejor experiencia en comparación con las demás naciones latinoamericanas, debido a que hubo mucho entusiasmo. Es justo decir que el desarrollo y la economía del país fueron mejores en los años 60. De otros países es más difícil decir eso. En Brasil, Chile y República Dominicana, por ejemplo, Alianza ayudó a promover alguna estabilidad, pero en realidad no cambió las condiciones básicas. ¿A través de qué programas ha sobrevivido Alianza en América Latina? El Plan Colombia es el único programa en que Estados Unidos está invirtiendo recursos en América Latina y la lógica de la Alianza para el Progreso era la misma: si podía suministrar asistencia económica y militar, se creaba estabilidad para lograr un impacto positivo sobre la política de un país extranjero. Este programa sigue, más o menos, esa idea. Es difícil entender por qué la gente quiere

Lo asegura Jeffrey Taffet, uno de los pocos estadounidenses que aún recuerda que su país algún día, por allá en los años 60, tuvo la visión idealista de aplicar un programa de cooperación para el desarrollo de América Latina, similar al Plan Marshall que se instauró para recuperar a Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

José Arquímedes Suárez,

Ciudad Kennedy, en Bogotá, es la cara más conocida del programa Alianza para el Progreso en Colombia.

hablar de intervención, pero en cierta medida los diferentes planes (Alianza, Plan Colombia y los tratados de libre comercio) son

una forma de intervención debido a los intereses que Estados Unidos tiene en el mundo. Con Alianza se buscaba que el comunismo no se afianzara en América Latina. En la era contemporánea pretende limitar que las drogas lleguen al país. Entonces, es razonable pensar que utilice el poder que tiene para alcanzar estos propósitos. De manera que es una intervención lógica, no hay nada que sea subversivo o malo en este concepto. ¿Cuál es la percepción de la sociedad civil estadounidense sobre los resultados de Alianza para el Progreso? Este programa es esencialmente desconocido por la sociedad civil estadounidense. Aún la gente más educada muy raramente sabe sobre esto. Se conoce y comprende el Plan Marshall. En cuanto a la política estadounidense en los años 60 existe conocimiento sobre Cuba, sobre Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles, pero hay poca comprensión sobre Alianza para el Progreso, algo que ya es parte de la historia. Eso es triste, pero es verdad. Andrés Felipe Castaño / Unimedios

20

Jeffrey Taffet, experto en Alianza para el Progreso.

¿Se han aplicado las lecciones heredadas de Alianza en programas posteriores hacia América Latina? Uno de los hechos interesantes de la política de Estados Unidos en los años 70 es que la administración de Richard Nixon se rindió frente a Alianza para el Progreso y se enfocó en una política distinta, que en

vez de empujar el desarrollo decidió apoyar regímenes dictatoriales y militares como una manera de mantener segura la región. Así, las lecciones que hayan podido aprenderse no se tomaron en consideración. ¿Cuáles son las perspectivas de este tipo de ayudas para América Latina? No veo que esto vaya a suceder nuevamente porque en América Latina no hay una amenaza real para Estados Unidos. Los narcóticos son un problema y es posible imaginar que siga entregando dinero a Colombia y a otros países, como México, para enfrentar el fenómeno del narcotráfico. También hay una dificultad con la migración ilegal, pero no veo que vaya a desarrollar programas de asistencia para frenar este asunto en América Central. Estados Unidos hoy está preocupado por el tema del fundamentalismo, por el sentimiento antiestadounidense, la violencia y el terrorismo, y Latinoamérica no representa ninguna de estas amenazas. ¿Estudiar más lo que fue Alianza para el Progreso contribuirá a aclarar sus impactos en la región? Se necesita más investigación en América Latina, y más diálogo entre académicos latinoamericanos y estadounidenses sobre el impacto de Alianza, pero será difícil conseguir respuestas concretas sobre los distintos impactos del programa en la región.


Ciudad

21

Fanny Lucía Pedraza Valencia,

Unimedios

Archivo particuler

El difícil acceso a barrios subnormales, como Galán (imagen), complica la atención oportuna de los organismos de socorro.

Casas de los estratos 1 y 2 de la capital caldense están construidas en madera, bahareque y cartón. Un estudio determinó que la ciudad no está preparada para una conflagración de gran envergadura, algo que se podría remediar si se replantea el actual Plan de Ordenamiento Territorial y se aplican nuevos métodos constructivos. lizados para atender y prevenir posibles emergencias. “Se solicitó a la empresa Aguas de Manizales un informe del estado de los hidrantes. Esto nos dejó más preocupados, pues de los 859 instalados en la zona urbana, solo 50% están en buen estado, 4% están dañados y 1,1% La reformulación del POT en regulares”, sostiene el inManizales debe incluir un nuevo vestigador. Un dato curioso mapa de riesgos, una delimitación es que no hay información precisa sobre dónde se ubide otros barrios amenazados ca el restante 45% de estas por incendios y la ubicación de válvulas de emergencia. “Quedan por fuera por lo menos otros 25 que están en riesgo debido a que prevalecen construcciones en bahareque, cartón, esterilla, guadua o madera; es el caso de los barrios El Aguacate y Camilo Torres”, argumenta el ingeniero.

hidrantes en puntos estratégicos. Otro factor que complica el panorama es la falta de información de la comunidad frente al riesgo en el que vive. Se suma la falta de recursos, que impide a las personas buscar sitios seguros o contar con alternativas de vivienda cuando se presenta una conflagración. Osorio Cardona halló que Manizales carece de una red de hidrantes fuerte. Según el Plan de Emergencias formulado el 16 de enero del 2003, deberían estar instalados en sitios clave y ser uti-

Propuesta de la UN

Para John Fredy Osorio, es urgente replantear los mapas de riesgo de Manizales, pero sobre todo cambiar la percepción frente a la utilización de materiales como la madera y la guadua. Por eso, en su trabajo de maestría plantea seguir empleando la madera y el bahareque, pero con una técnica que él denomina Bahareque Encementado Contemporáneo. La propuesta es ofrecer materiales más livianos, resistentes al calor y económicos en su adquisición,

como mampostería confinada, bahareque encementado contemporáneo y el sistema dry-wall (placas de yeso y acero galvanizado). “Desde que se fundó, en Manizales las viviendas se construyen con materiales autóctonos sin ningún tipo de componente adicional. Lo que se busca es reforzar estructuralmente esos materiales tradicionales para que las viviendas sean óptimas”, asevera. El investigador asegura que se debe estudiar a fondo la tradición constructiva de la región cafetera para que haya una mejor preparación ante los incendios, pero considera que más que cambiar los materiales de construcción, hay que modernizar las técnicas. “Con lo que se construye una vivienda en mampostería tradicional se pueden construir dos en bahareque encementado. Hay un ahorro entre 20% y 50%”. Además de evidenciar la falta de preparación de las autoridades de Manizales ante el riesgo por incendios, el estudio de John Fredy Osorio se convierte en una herramienta con la que podría generarse una adecuada gestión de la prevención.

EL AGUACATE

La falta de hidrantes en algunas zonas, como El Aguacate, disminuye las probabilidades de respuesta ante incendios. Esto no se contempla en el actual POT de Manizales.

9 de octubre de 2011

En el Plan de Ordenamiento Territorial del año 2007 se delimitaron los barrios que por el tipo de materiales de construcción presentaban mayor susceptibilidad ante incendios, a través de un Inventario de Tipologías Constructivas realizado por la Oficina Municipal para la Atención y Prevención de Desastres. El inventario especifica la vulnerabilidad de las viviendas según el riesgo de combustión que tienen sus materiales, pero se obvian factores como el acceso a la vivienda, el nivel socioeconómico y la poca preparación de los habitantes. “El POT es insuficiente para cubrir emergencias por incendios, lo cual se puede corroborar al observar la zonificación presente en los mapas; solo se describen las zonas como de alto, medio o bajo riesgo, sin saber la realidad que se vive en otros barrios de la ciudad”, explica Osorio Cardona. En el mapa se establece en zona de alto riesgo a barrios como Galán, La Estrada, La Avanzada, Asís, San Antonio, El Bosque, La Macarena, El Nevado y Marmato.

vulnerable a incendios

149

Un POT insuficiente

Manizales,

Fuente: POT

Cuando de amenazas se trata, se considera que Manizales es una ciudad vulnerable solo a eventos naturales: remociones de masa de tierra, inundaciones, sismos y erupciones volcánicas. Sin embargo, existe un riesgo que no ha sido evaluado en su total dimensión: los incendios. De hecho, no existe mayor información frente a este peligro, como se evidencia en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que afirma: “No se cuenta con un inventario de las distintas tipologías que componen los barrios, no se conoce el estado de las redes eléctricas, los mecanismos de cocción (medios que utilizan los habitantes para preparar alimentos), la capacidad de combustión de los materiales, entre otros”. Según lo evidencian las cifras del DANE, lo grave es que cerca de la mitad de la población de la capital caldense (unas 195 mil personas) se ubica en los estratos 1 y 2, en sectores donde predominan construcciones fabricadas en madera, esterilla-bahareque y hasta cartón, sin ninguna recomendación o norma técnica. Este tipo de materiales son, precisamente, los más propensos a incendiarse. El ingeniero civil John Fredy Osorio Cardona, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la UN en Manizales, realizó una investigación que analiza las falencias del POT de Manizales, de cara a la amenaza por incendios. “No solo hallamos desinformación, sino también falta de interés de la Administración municipal frente al tema”, indica el ingeniero. El actual POT muestra amenazas relacionadas con la topografía de la ciudad (altas pendientes que pueden provocar derrumbes y deslizamientos), el clima (prevalencia de lluvias) y las probabilidades de un sismo. No obstante, se queda muy corto ante la amenaza latente de incendios. El magíster afirma que el problema se debe resolver con rapidez, ya que la falta de mecanismos de prevención podría generar nuevos y peores eventos catastróficos, como el ocurrido en agosto pasado, cuando 40 familias perdieron todo tras el incendio que destruyó el humilde barrio El Aguacate.


22

Ciudad

La ciudad como referente Jesús Rodríguez Zepeda,

149

9 de octubre de 2011

Profesor e investigador Departamento de Filosofía Universidad Autónoma Metropolitana de México

Sin ciudad, en definitiva, no hay ciudadano, tampoco sujeto alguno del espacio público, ni posibilidad genuina de hacer política. Antes de las ciudades e incluso contra las ciudades puede haber dominio y fuerza, pero solo en el espacio urbano se puede hacer política propiamente dicha, es decir, vida ciudadana. Y aunque, desde luego, las ciudades no aparecieron con los griegos y su historia se remite al menos hasta la Mesopotamia, solo al ser entendidas como espacio de la vida pública, los centros urbanos dejaron de ser vistos como un mero lugar físico de concentración de una multitud para ser contemplados como espacio, a la vez arquitectónico e intangible, de la intersubjetividad y la construcción de vida comunitaria. En efecto, la polis (πόλις), es decir, la ciudad-Estado que dio lugar y contexto a las épocas áureas de la democracia ateniense y de la filosofía de la Antigüedad, es la condición de posibilidad de la vida pública, la deliberación colectiva, la legislación y la acción social. Los hombres, como bien sostenía el estagirita, podían agruparse, y de hecho lo hacían, en grupos familiares, clanes, aldeas o pueblos, y entonces eran solo familias y grupos humanos que pugnaban por construir su vida, es decir, su supervivencia y la reproducción cotidiana en su sentido más elemental; pero para ellos la excelencia y el florecimiento, o sea la realización humana plena conforme a su logos (λóγος) o razón, fue posible solo cuando se hicieron capaces de convivir en el espacio político de la ciudad. Con el advenimiento de la urbe, continuaba Aristóteles, las formas de agrupación humana que le precedieron en el tiempo podían entenderse como pasos necesarios

Si se lee con cuidado La Política de Aristóteles, se encontrará que no se sostiene la idea de que los ciudadanos construyen las ciudades, como si fueran no solo causas materiales sino también formales del espacio de la vida pública. Se encontrará, más bien, que son las ciudades las que constituyen a los ciudadanos.

para la construcción del espacio urbano. La ciudad corona el proceso de la sociabilidad humana, le otorga sentido final o teleológico al mandato biológico de la vida en común y proporciona un horizonte trascendente a la actividad cotidiana de las personas. Al acentuar el peso axiológico de la ciudad, Aristóteles cambió la ruta de precedencia de las formas de organización humana e hizo de la última etapa la razón de ser de las anteriores, como si la ciudad hubiera sido siempre la meta oculta de los procesos de socialización. La ciudad se convierte así en el referente para explicar toda otra forma de vivir en común, es el todo cuya calidad supera a cada uno de los elementos que lo constituyeron. Ello nos permite entender la famosa metáfora aristotélica del cuerpo y la mano: la mano (el ciudadano) solo es mano porque cumple su función en el cuerpo (la ciudad). Separada de este, la mano es un cuerpo inerte que ni siquiera merece ya ese nombre. No existe ciudadano si no existe la ciudad, y no existe, por ende, la posibilidad de vivir de manera plena en la soledad, el apartamiento y el encierro de la vida privada.

Terreno para el bien común El idiota griego (ιδιωτης idiotes) no era el sujeto limitado intelectualmente, sino el sujeto encerrado en la vida privada, procurador únicamente de sus intereses y separado de la vida pública. El

tono negativo del adjetivo idiota en nuestra época proviene de esa idea de que la ausencia de publicidad es un grave daño para la vida humana. Aristóteles fue, así, el primer urbanita, acaso el más radical, y fue también el precursor de la defensa de la ciudad como terreno nutricio de la virtud, la justicia, el gobierno recto y el cultivo de las cualidades racionales del hombre. Y aunque Aristóteles nunca cayó en el juicio ingenuo de creer que el bien común que era posible defender en las ciudades habría de eliminar el poder y las relaciones de autoridad, sí entendió que tales formas de gobierno y dominio podían encontrar su rectitud bajo la forma de la justicia y la superación de la parcialidad únicamente en la ciudad. Si bien no todas son justas y rectas, solo en ellas se puede construir la justicia y establecer formas de gobierno acordes con el bien común. El despotismo, el interés particular convertido en dominio del otro, contradice al espíritu urbano de la libertad de los ciudadanos. Aristóteles expulsó a las mujeres, a los niños, a los ancianos, a los esclavos y a los extranjeros de la ciudad. No lo hizo, por supuesto, de la ciudad física y tangible, sino de la ciudad entendida como comunidad política y como prerrogativa geográfica de derechos. Su herencia, sin embargo, es clara. La ciudad hace libres a los hombres. En nuestra época, tendríamos que reformular el

aserto: la ciudad hace libres a las personas. Tan poderosa y movilizadora ha sido la idea que en la Edad Media se hizo popular el adagio de que “el aire de la ciudad hace libres a los hombres”. En efecto, el espacio urbano, aún en sus proporcionalmente modestas dimensiones, significó para el tardo-medievo una ruta de escape de la servidumbre feudal y de la ausencia de vida pública. Las ciudades, por ejemplo, incubaron las universidades, las cortes, las aristocracias, las incipientes actividades industriales y en su espacio geográfico echó raíces el Estado moderno. Existe, no obstante, un poderoso prejuicio romántico contra las ciudades. Estas son presentadas como culpables de romper las comunidades tradicionales, de inyectar libertad en relaciones estables de dominio, de despersonalizar las relaciones entre la gente, de disolver el poder moral y las jerarquías de la familia y la religión y de hacer obsoleto el “cara a cara” de la intersubjetividad directa. Jean Jacques Rousseau sería su gran detractor, o al menos el más poderoso precursor de su rechazo moderno. Si el buen salvaje, ese sujeto poderoso, productivo y viril que puebla el mundo natural, es el prototipo de la integridad moral, la vida urbana es el camino de la abyección y la molicie. Hay que decirlo: buena parte de la etnografía y la antropología contemporáneas han heredado ese prejuicio anticitadino de Rousseau.


Ciudad

23

Jesús Rodríguez Zepeda es uno de los coordinadores del XII Simposio Iberoamérica: La Ciudad y el Poder, que realizará la Universidad Nacional de Colombia en Corferias.

9 de octubre de 2011

La política y el poder, con sus correlatos de vida artística e intelectual, se cultivaron en las ciudades y, cuando fue posible, desde allí irradiaron a sus periferias.

Archivo Unimedios

Las ciudades permiten el intercambio, la vida pública, la deliberación colectiva, la legislación y la acción social.

La invención de América es la historia de la invención de sus ciudades. México, Buenos Aires, Lima, Santiago, Bogotá. Contra lo que con frecuencia se cree, el mundo colonial de la América española no fue fundamentalmente rural y campesino, sino urbano y exquisitamente complejo. La política y el poder, con sus correlatos de vida artística e intelectual, se cultivaron en las ciudades y, cuando fue posible, desde allí irradiaron a sus periferias. En las urbes americanas se proyectaron los movimientos de independencia y se fraguaron nuestros actuales Estados. Como en México, hoy día se cultivan en su seno derechos que son inconcebibles en las zonas rurales de la misma nación. La ciudad sigue alimentando la libertad, y a la vez tomando impulso de ella. La ciudad despersonaliza y diluye las lealtades y los vínculos de la tradición; pero en vez de lamentar este hecho, habría que tomárselo en serio para perfilar el tipo de ciudadanía que nuestro tiempo exige. Frente al sueño polpotiano del exterminio de las urbes, habría que reclamar el ideal ciudadano de la comunidad política como terreno del encuentro de los diversos, de los poderes sujetos a revisión y control y de la marcha civilizatoria de la sociedad. La ciudad de nuestros días no solo es un referente para el pensamiento político debido a su larga historia y compleja fenomenología, lo es también debido a su capacidad de construir ciudadanos aptos para encarar el complejo mundo de la política.

149

AFP

Libertad


24

Reseñas

Literatura: teoría, historia, crítica Autor: Departamento de Literatura Universidad Nacional de Colombia Esta edición es una compilación de miradas diversas sobre un fenómeno en mutación permanente que se resiste a ser normatizado o subyugado por una mirada hegemónica como es el teatro. El reconocido director teatral Santiago García expresaba: “La paradoja más importante del arte está en que, por un lado, tiene que buscar a brazo partido la invención, renovarse continuamente, encontrar en el cambio la vida; por otro, retornar al pasado, a la experiencia de lo

trajinado, a la memoria de la cultura en que se asienta”. Esta paradoja interesante, proyectada al teatro, podría considerarse como una justificación para postular el tema monográfico de la revista Literatura: teoría, historia, crítica vol. 13 No. 1. El teatro, que se sitúa en permanencia en una situación en la que quiere –tiene que– renovarse y al mismo tiempo retornar al pasado –a la memoria de la cultura–. Reclama que se renueve el pensamiento sobre él y se remita a su propio

pasado para poder dirigirse al teatro que les es contemporáneo. Tres de los artículos interrogan la condición actual del teatro y su devenir, tomando apoyo en la verificación de la doble estrategia que el teatro despliega frente a los nuevos medios de comunicación. De otro lado, aparecen artículos que piensan el teatro desde la lectura atenta de la producción de dos autores teatrales de gran importancia y de las posibilidades que sus obras abren al teatro mismo.

Invitación a la ciencia, a su método y a la biología Autor: Germán Amat García Facultad de Ciencias Universidad Nacional de Colombia La metodología de la investigación se refiere a la indagación sistemática de los fenómenos y a la formulación de métodos que deben adoptarse en la práctica científica; forma parte de la construcción estructural de la ciencia y promueve los desarrollos en una modalidad de conocimiento posibilitado por la tríada sujeto-ciencia-objeto. El libro de texto Invitación a la ciencia, a su método y a la biología, escrito con una didáctica sencilla, muestra un panorama de la investigación en el contexto de su riqueza conceptual, su perspectiva histórica, el sentido de la práctica científica y con el referente del método como un puente teórico-metodológico entre la investiga-

ción y la ciencia. Se incluye también una “pequeña dosis” de reflexión sobre algunas implicaciones filosóficas, derivadas del conocimiento biológico. La obra está dirigida a quienes se inician formalmente en la ciencia, particularmente la biología, para que en una “primera impresión” puedan aprehender de esta su “lado amable”. Se desarrollan conceptos generales, lenguaje (teorías, leyes, hipótesis, modelos), los alcances de la inventiva, los descubrimientos, la genialidad científica, los componentes del método, su aplicación, su historia y una reflexión sobre los desarrollos del conocimiento biológico. Al final de la obra se incluyen algunas propuestas didácticas,

bajo la modalidad de taller, orientadas a la revisión de algunos de los conceptos expuestos. Aunque la investigación se aprende investigando, esta última es susceptible de enseñarse y aprenderse en un contexto curricular mediante procesos pedagógicos, de manera que conocimientos, valores y habilidades se aprovechen de una manera óptima si al científico en formación se le facilitan instrumentos auxiliares, como el presente texto. Se invita a los lectores a enriquecer su interpretación sobre el método científico; es indiscutible que aún en los ínfimos resquicios de la práctica metódica de la investigación, siempre habrá espacios para el espíritu creativo.

Colombia, pionera en siembra de tabaco orgánico

Matices: Historias detrás de la investigación Autor: Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios Universidad Nacional de Colombia Dos tipos de hongos (micorrizas y Trichoderma) y una bacteria (Bacillus thuringiensis) son el trío poderoso que le dan la batalla a los contaminantes fertilizantes y fungicidas que se utilizan en los cultivos de tabaco. Los tres son organismos que provee la misma naturaleza y que, bien usados, ayudan a obtener plantas de tabaco orgánico en beneficio del ambiente y la salud de los agricultores. Bajo el liderazgo del grupo Biogestión de la Universidad Nacional de Colombia y la financiación de la British American Tobacco, se desarrolla un proyecto piloto en el municipio de Campoalegre, en el Huila, en el que 10 familias campesinas, sin utilizar insumos químicos, pronto producirán

Construir paz: aportes desde la Universidad Nacional de Colombia

149

9 de octubre de 2011

Autores: Facultad de Ciencias Humanas, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, Facultad de Enfermería Universidad Nacional de Colombia Acercar el conocimiento de la paz a los estudiantes y a la comunidad en general, a potenciarla a través de la convivencia y la prevención de los conflictos, y asumirla como preocupación fundamental en cada acción que emprenden los seres humanos fue el objetivo central de la Cátedra Manuel Ancízar ‘Construir paz: aportes desde la Universidad Nacional de Colombia’. En este compilado se encuentran las percepciones de destacados académicos de la Institución y del país que participaron en este encuentro de ideas, propuestas, análisis y controversias, que le apuestan al sueño de la reconciliación, como bien lo describe William Ospina,

uno de los invitados especiales. Precisamente, este reconocido escritor manifiesta que Colombia es una sociedad que no se ha reconciliado consigo misma, por eso invita a creer en el cambio de las cosas desde aspectos como la reforma agraria enfocada desde un nuevo diálogo entre la economía, la ciencia y los conocimientos ancestrales, y desde una reforma educativa, que forme seres humanos y ciudadanos que permitan que la sociedad se haga dueña de una memoria común. La diversidad de pensamientos que se presentó en la Cátedra Manuel Ancízar evidencia una sola cosa: la urgencia de asumir acciones pacíficas en la cotidianidad de nuestros quehaceres.

tabaco orgánico de alta calidad. Matices: Historias detrás de la investigación muestra el duro camino que hay que recorrer para cambiar los hábitos y las percepciones de los campesinos, para quienes no es fácil abandonar los métodos tradicionales de sembrado e insertarlos en la era de la responsabilidad ambiental. En el país, el tabaco ha sido un producto agrícola importante para la economía. El departamento con mayor número de hectáreas sembradas es Santander, con cerca de 5.500, le siguen Huila con 2.400, Sucre con 900 y Bolívar con 400. De ahí la trascendencia de llevar alternativas orgánicas, pero que sean rentables.

UN Periódico No. 149  
UN Periódico No. 149  

UN Periódico No. 149 - Universidad Nacional de Colombia

Advertisement