Page 1

2

Educación Intenciones a favor de la ciencia, cortas en la práctica

6

Salud Técnica para examinar tumores cerebrales en 3D

10

Ciencia y tecnología Caja negra: de los aviones a los carros

16

Agro Piangua, atún y camarón, al borde de la extinción

http://www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D.C. No. 146, domingo 10 de julio de 2011

Avanzada petrolera llega a la Isla de San Andrés Tres compañías petroleras se alistan para explorar el ecosistema marino del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en busca de hidrocarburos. Una acción popular interpuesta por Coralina hizo suspender la firma de adjudicación del contrato mientras las autoridades ambientales se pronuncian sobre la viabilidad del proyecto. Las dudas respecto a los beneficios y perjuicios de la explotación están en debate.

Pág. 12 Bovinos están consumiendo mala hierba Un inventario de 70 especies de plantas que alimentan a los bovinos en Casanare y Meta evidenció que 22 de estas son tóxicas. Las repercusiones son graves para el sector ganadero.

Pág. 18

Cortesía Sven Zea

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987


Educación

Archivo Unimedios

2

La Royal Society recomienda a los gobiernos mantener estables los fondos para ciencia, tecnología e innovación, de tal forma que no sufran las fluctuaciones del ciclo económico. El proyecto que modifica la Ley 30 va en la dirección contraria, pues pone a depender la financiación de las universidades públicas del PIB.

Intenciones a favor de la ciencia, cortas en la práctica Mientras haya incoherencia entre discurso y realidad, no exista convicción sobre la importancia de la ciencia, la tecnología y la innovación, el punto de referencia sea el mercado, los recursos sean insuficientes y persista la descoordinación institucional, el camino hacia la construcción de un Sistema de Educación Superior en Colombia seguirá extraviado. Jorge Iván González,

Instituto de Estudios Urbanos Universidad Nacional de Colombia

En el proyecto de reforma a la Ley 30 de 1992 presentado por el Ministerio de Educación Nacional, la referencia a los vínculos y parámetros internacionales son relativamente marginales, y tienen que ver especialmente con la movilidad (de profesores y estudiantes) y el reconocimiento de títulos (art. 154-158). Ello evidencia que no hay una propuesta que le permita al país avanzar hacia la consecución de estándares universales. En otros artículos las menciones son muy generales. Entre las funciones de las instituciones de educación superior (IES), se dice que deben ser un “... factor de desarrollo científico, cultural, económico, político y ético en el orden nacional, regional e internacional” (art. 11, literal c) y, además, deben “... promover

la formación y consolidación de comunidades académicas y su articulación con sus homólogas internacionales en favor de la construcción de espacios y redes del conocimiento” (art. 11, lit. g). En el artículo 152 se afirma que uno de los objetivos del fomento a la investigación es “... la promoción de su calidad y competitividad internacional”. Para que estos objetivos tan ambiciosos efectivamente se cumplan, sería necesario darle un cambio sustantivo a la forma como se ha concebido la ciencia y la tecnología (C+T) en el país. El documento elaborado por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), y aprobado por el Consejo Nacional de Rectores el 23 de junio de este año, también incluye algunas observaciones a los procesos internacionales. Por ejemplo, “... el referente conceptual de fomento y gestión de calidad es el acercamiento hacia el ideal de la educación supe-

rior, en relación con referentes universales” (lit. 4.4). El fortalecimiento de redes de conocimiento y de investigadores exige interacciones “... con centros de clase mundial en temáticas científicas y administrativas” (lit. 8.5). El texto de Ascún avanza con respecto al proyecto del Gobierno, porque reconoce que los vínculos internacionales tienen costos crecientes, y que la investigación de punta es cada vez más exigente. Sin embargo, no precisa cuáles son las condiciones de posibilidad para que efectivamente el país pueda acercarse hacia los estándares internacionales. En un estudio que acaba de publicar The Royal Society (2011) sobre el avance del conocimiento, las redes internacionales y la participación de los gobiernos, se observa que Brasil es el país latinoamericano que ha logrado cambios relevantes. También son importantes las transformaciones de India y China. Entre el 2002 y

el 2007, estos tres países aumentaron más del doble los recursos disponibles para ciencia, tecnología e innovación (C+T&I). De todas maneras –continúa la Royal Society–, los grandes siguen siendo Estados Unidos, Europa occidental y Japón. Las explicaciones a la incapacidad para consolidar una sociedad del conocimiento, y de poner a la C+T&I en estándares internacionales, parten de diferentes factores:

Incoherencia entre discurso y realidad No obstante las declaraciones y las buenas intenciones de todos los gobiernos, Colombia sigue aumentando su brecha científica y tecnológica con respecto a los países desarrollados. Las majestuosas declaraciones a favor de la C+T&I no cuentan en la práctica con los diseños institucionales adecuados, y menos

Director: Carlos Alberto Patiño Villa

146

10 de julio de 2011

Coordinación periodística: Carolina Lancheros Ruiz Coordinación editorial: Nelly Mendivelso Rodríguez Comité editorial: Jorge Echavarría Carvajal � Egberto Bermúdez � Paul Bromberg � Alexis de Greiff � Fabián Sanabria Diagramación: Jonny Flórez Murillo Corrección de estilo: Verónica Barreto Riveros Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional ni las políticas de UN Periódico

Página Web: http://www.unperiodico.unal.edu.co Versión Internet: UNDigital Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 - 316 5000 extensión: 18384 / Fax: 316 5232 Edificio Uriel Gutiérrez Carrera 45 Nº 26-85, piso 5º. ISNN1657-0987


Educación con los recursos (González y Angulo, 2006). La falta de coherencia entre el discurso y la realidad se traduce en logros muy modestos en C+T&I. Ni el gobierno ni la empresa privada han asumido seriamente el desafío de consolidar una sociedad del conocimiento. En el discurso se insiste en que la formación del capital humano y el avance de la C+T son fundamentales para el desarrollo, la inclusión y el mejoramiento de la calidad de vida de la población, pero en los hechos se avanza muy poco. Lo grave es que estos logros tan modestos no preocupan. Parecería como si el discurso alambicado sobre las bondades de la sociedad del conocimiento hubiera adormecido la acción. Las comparaciones intertemporales de lo que sucede en el país suelen ser tranquilizadoras (tasa de crecimiento de grupos de investigación, de doctores, etc.), pero se olvida que la dinámica colombiana es muy inferior a la de los países que cuentan con “centros de clase mundial”.

No hay convicción real sobre la importancia de la C+T&I El imaginario que se tiene en Colombia sobre la C+T&I no es creíble ni realizable. Los proyectos científicos de mediano y largo plazo son inciertos. Es necesario aceptar que la inversión en C+T&I no permite hacer un cálculo inmediatista en términos de costo/beneficio. Los grandes proyectos de investigación realizados en el mundo tienen como telón de fondo la incertidumbre. En lugar de aceptar que los resultados finales de las investigaciones son impredecibles, el Gobierno colombiano y los empresarios han optado por la vía pragmática de esperar a que otros descubran. En las actuales condiciones, no tiene mucho sentido imaginar que la C+T&I de Colombia pueden ser comparables a los estándares internacionales.

traria: la financiación de las universidades públicas –más allá de los aumentos correspondientes al índice de precios– depende del ciclo del PIB. Y esta misma lógica pro-cíclica es clara en el nuevo acto legislativo, que destina el 10% de las regalías a Colciencias. El monto es tan inestable como el ciclo de los precios del petróleo y de los minerales. Por ahora se estima que las regalías serán de unos 10 billones de pesos anuales, así que a Colciencias le correspondería un billón. Pero esta cifra es tan errática como los cambios impredecibles de las guerras de Iraq, Afganistán o Libia.

Los recursos son insuficientes En el documento de Ascún se muestra claramente que los recursos son insuficientes, porque el costo de la C+T&I aumenta en el margen (González y Bonilla, 2011). Los nuevos recursos de Colciencias no deben generar un optimismo exagerado: primero, porque son cíclicos; segundo, porque si se quiere alcanzar estándares internacionales, como se anuncia con bombos y platillos en todas las declaraciones oficiales, un billón al año apenas es el comienzo, y tercero, porque las regiones ya están presionando para tener su participación en las regalías que se le transferirán a Colciencias. Si esta rapiña prospera, Colciencias no podrá definir prioridades, y los recursos se perderán en la financiación de proyectos locales sin ninguna incidencia en la consolidación de la C+T&I.

Falta coordinación institucional La construcción del Sistema de Educación Superior (SES) es un reto enorme. Y, sin duda, los logros que se consigan en el ordenamiento institucional favorecerán la C+T&I. Desde el punto de vista de las IES públicas, deberían darse pasos en varias direcciones. El primero es la reducción de las enormes brechas que existen en la calidad de las universidades. Varias IES públicas son malas, otras son regulares y apenas algunas son buenas. El segundo es el mejoramiento de la gestión, de tal forma que se distingan claramente los recursos provenientes de fuentes externas (contratos, convenios, etc.), de las transferencias de la Nación y de los gobiernos locales. El manejo de ambos tipos de recursos debe ser diferente. El tercero es la integración de servicios entre universidades públicas, nacionales y locales. El cuarto tiene que ver con el reconocimiento del mérito: la calidad de las universidades públicas colombianas no mejorará mientras las instituciones sean incapaces de suspender el contrato de los malos docentes. La universidad (pública y privada) en “los centros de clase mundial” sanciona y le impone condiciones estrictas al profesor que aspira al tenure, así que el mal docente sale de la universidad. El quinto está relacionado con la alta deserción estudiantil. El abandono debería tratarse como un problema que concierne, sobre todo, a la institución. Si las IES públicas se fortalecen –y ojalá con las IES privadas–, el Sistema de Educación Superior se constituirá en

3

una base de apoyo para que el país logre que la educación superior y la C+T&I se aproximen a los estándares internacionales.

Hay que cambiar de óptica El discurso sobre C+T&I que pretende poner a Colombia cerca a los países desarrollados no es realista. Las declaraciones majestuosas no dejan ver claro. El proyecto que modifica la Ley 30 de 1992 no es el camino para lograr metas tan ambiciosas. Aunque el documento de Ascún es un avance importante porque pone en blanco y negro los principios sobre los cuales se debería realizar la reforma de la educación superior, es incompleto. Es comprensible la necesidad de llegar a consensos. Pero la construcción de un Sistema de Educación Superior obliga a que el Gobierno y las universidades cambien sus ópticas respectivas. El Gobierno tiene que olvidarse de que el problema se soluciona estimulando a las entidades con ánimo de lucro, y distribuyendo los recursos en función del ciclo del PIB o de los precios de los minerales y el petróleo. Las universidades tienen que reconocer que las calidades son muy distintas y, especialmente las públicas, tienen que preguntarse cómo mejorar la eficiencia interna, y cómo lograr que la carrera docente no solo estimule a los mejores sino que también permita dejar por fuera a los peores docentes. * Bibliografía completa de este artículo en www.unperiodico.unal.edu.co

Si las IES públicas se fortalecen -y ojalá con las IES privadas- el Sistema de Educación Superior se constituirá en una base de apoyo para que el país logre que la educación superior y que la C+T&I se aproximen a los estándares internacionales.

10 de julio de 2011 146

En temas de C+T&I se toman decisiones teniendo como referente la valoración de mercado de corto plazo. Se descartan otras formas de valoración, y se menosprecia el largo plazo. En un artículo muy interesante de Sen (2000) sobre La disciplina del análisis costo-beneficio, se pone en evidencia la dificultad de contraponer criterios valorativos que no pasan por la cuantificación inmediata del mercado, frente a lógicas que buscan rentabilidades en periodos de tiempo relativamente cortos. Para que los proyectos de C+T&I puedan acercarse a los parámetros internacionales debe existir continuidad, evitando que los programas de investigación se vean ahogados por las necesidades financieras del momento. La primera recomendación que le hace la Royal Society a los gobiernos es mantener estables los fondos para C+T&I, de tal forma que no sufran las fluctuaciones del ciclo económico: “Aún en los momentos de dificultades económicas, los gobiernos tienen que mantener la inversión en su base científica” (The Royal Society 2011, p. 8). El proyecto que modifica la Ley 30 va en la dirección con-

Andrés Felipe Castaño / Unimedios

El punto de referencia es el mercado


4

Educación

MEN acoge, a medias, propuesta financiera de universidades

Andrés Felipe Castaño / Unimedios

El Ministerio de Educación Nacional (MEN) atendió parte del modelo financiero presentado por las universidades públicas para incluirlo en su proyecto de reforma a la Ley 30 de 1992. Los nuevos recursos ayudarán a mitigar, parcialmente, el déficit de estas instituciones. Aún el país carece de propuestas concretas en aumento de cobertura con calidad y el posicionamiento internacional de sus principales universidades, entre otros temas vitales para el desarrollo del Sistema de Educación Superior.

Hubo acuerdos en la propuesta financiera de las universidades públicas, pero aún hay diferencias en la forma como se distribuirán los nuevos recursos.

César Enrique Herrera De la Hoz,

146

10 de julio de 2011

Unimedios

El pasado 23 de junio, los principales rectores de las universidades colombianas sugirieron que el aumento de los recursos públicos para estas instituciones debía ser del 3% por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), entre el 2012 y el 2022. La nueva fórmula, aceptada por el Ministerio de Educación, contrasta con la que esta cartera presentó inicialmente, en la que se establecía un incremento gradual: 1% en el 2012, 2% en el 2013 y 3% entre el 2014 y el 2019. A pesar del anuncio gubernamental y de su importancia para mejorar la sostenibilidad financiera de las instituciones de educación superior (IES) públicas a mediano plazo, el MEN no acogió la totalidad de la propuesta presentada por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) y el Sistema Universitario Estatal (SUE) como respuesta al planteamiento del Gobierno para modificar la Ley de Educación Superior. Una de las diferencias radica en cómo se repartirán los nuevos recursos. Por ahora se mantiene la posición del Gobierno, que insiste en que se distribuirán de acuerdo con ciertos indicadores de eficiencia: mejoramiento de la calidad de las instituciones, productividad docente, aumento de cobertura (especialmente en las regiones) e investigación. Los rectores, por su parte, insisten en que los recursos no deben estar sujetos a dichas condiciones. Para los académicos, el 50% de los nuevos dineros se debe transferir directamente a todas las universidades

estatales, y el 50% restante se debe repartir entre estas con los siguientes criterios: 50% para ampliar la cobertura, 25% para financiar la formación docente y 25% para financiar investigación, innovación y generación de conocimiento. La distribución que propone el SUE busca cubrir el déficit de más de 660 millones de pesos que tienen en la actualidad las universidades públicas. En los últimos años, explica Beatriz Sánchez, vicerrectora general de la Universidad Nacional de Colombia, las exigencias tecnológicas y los cambios científicos, económicos y sociales han incrementado los costos de la educación superior en cantidades que no son compensadas anualmente con los recursos que transfiere el Estado a sus universidades. Entre estos costos se encuentra el mantenimiento y modernización de infraestructura (aulas, laboratorios, bibliotecas), la incorporación de tecnologías de la información a la enseñanza (redes y equipos computarizados) y la contratación de un mayor número de docentes con maestrías y doctorados. El rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, señala que los puntos atendidos en el tema financiero, como resultado de un diálogo con el MEN, son un avance importante para el desarrollo de un sistema de educación superior pertinente para el país. Sin embargo, precisó que el sector universitario no está satisfecho. “Apenas se acogió una propuesta de sostenibilidad financiera. Ahora es importante que se empiecen a discutir proyectos y financiación concreta en temas como aumento de cobertura con calidad, crecimiento de las universidades regionales y po-

sicionamiento en el ámbito internacional de la investigación científica y tecnológica que hacen las principales instituciones del país”, dice el rector.

Con ánimo de lucro La ministra de Educación, María Fernanda Campo, anunció que se mantiene la intención de crear IES privadas con ánimo de lucro e insistió en la necesidad de buscar financiación en el sector privado para alcanzar los objetivos en cobertura. Uno de los objetivos es aumentar al 50% la cobertura bruta (alumnos matriculados, sin importar sus edades, con relación a la población entre 18 y 24 años) con la creación de más de 600.000 nuevos cupos en pregrado hasta el 2014 (en el 2010, la cobertura se ubicó en 37,1%). La ministra Campo explicó que, para disminuir las preocupaciones frente al nuevo tipo de instituciones, se ha avanzado en la construcción de una legislación que impida la aparición de los problemas presentados en otros países que han adoptado dicho modelo. Por ejemplo, se prohibirá que su número de matriculados supere el 10% del total en las IES del país, con miras a evitar la posición dominante de alguno de estos nuevos centros educativos en el sistema. Además, solo recibirán autorización de funcionamiento con un plazo de cinco años prorrogables, sujetos a que adquieran la acreditación institucional. Sin embargo, José Fernando Isaza, rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y presidente de Ascún, es enfático en señalar que, a pesar de los controles anunciados por el MEN, las preocupaciones se mantienen.

“La educación es un bien público y no debe ser mercantilizado. En otras partes del mundo, las IES privadas con ánimo de lucro cobran matrículas exorbitantes para responder a las exigencias de calidad. O, en el caso contrario, bajos costos en las matrículas tienden a ofrecer una educación que no está a la altura de las necesidades de la sociedad”, precisa.

No a Ley Estatutaria En el encuentro con los rectores el pasado 5 de julio, el MEN dijo que no respalda la propuesta de Ley Estatutaria de Autonomía Universitaria presentada por Ascún y el SUE. El proyecto busca definir las ventajas que tiene el país al garantizar la independencia de las universidades. La autonomía, que hasta ahora solo se ha desarrollado a través de sentencias de las Altas Cortes, implica reconocer en las universidades la capacidad para manejar el presupuesto, establecer los mecanismos para la elección de sus directivos, definir los parámetros de selección de profesores y crear los programas académicos que considere pertinentes. La Ministra manifestó que aunque esta propuesta (la de Ley Estatutaria) no se presentará al Congreso de la República, varios de sus puntos serán incorporados a la reforma a la Ley 30, de Educación Superior. Los documentos entregados al MEN por Ascún y el SUE pueden ser consultados en la página web: http://www.agenciadenoticias. unal.edu.co/educacionsuperior.


Medioambiente

5

Álvaro J. Duque M.,

Departamento de Ciencias Forestales Grupo de Investigación Conservación, Uso y Biodiversidad Universidad Nacional de Colombia en Medellín

deforestador del mundo El 2011 ha sido declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional de los Bosques, con el objetivo de crear conciencia sobre la necesidad de detener la deforestación y degradación que están sufriendo estos ecosistemas en el mundo. El panorama en Colombia es bastante desalentador.

tamente la variabilidad climática. Desde el punto de vista económico, los bosques en Colombia aportan el 0,21% del PIB nacional. Este porcentaje, casi nulo para el desarrollo socioeconómico del país, y el hecho de que un componente que ocupa prácticamente la mitad del territorio nacional tenga tan baja participación en la generación de ingresos, tiene origen en diferentes causas: 1) Cultural: los esquemas mentales de progreso de nuestra sociedad, los cuales fueron impulsados por políticas gubernamentales durante varias décadas, dan valor agregado a tierras degradadas pero que no tengan bosque. De esta forma, se ha promovido la expansión de la ganadería extensiva y la conversión de bosque a pastos, contribuyendo a su vez al aumento de la inequidad económica y social. 2) El conflicto armado y la inseguridad de las áreas rurales que no han permitido el surgimiento de sectores económicos alternos como el turístico. En otros países de la región, como Costa Rica, esta actividad es hoy en día la mayor fuente de divisas y el motor del desarrollo nacional. 3) La falta de investigación sobre las potencialidades del bosque, sobre todo en el desarrollo

de la industria cosmética y farmacéutica, que significaría un valor agregado de magnitudes suficientes para promover y permitir la conservación y restauración de los ecosistemas naturales; programas de este tipo se vienen adelantando en países vecinos como Brasil, Costa Rica y Panamá. Por todas estas razones, en Colombia ha resultado bastante complejo implementar incluso modelos apropiados de aprovechamiento y manejo sostenible de por lo menos el recurso maderero, lo que prácticamente ha conducido al deterioro y extinción de algunos tipos de bosque como el Guandal y el Catival, otrora fuente casi única de abastecimiento de algunas empresas del sector.

De proveedores a transformadores El potencial de la diversidad –hoy relegado a un segundo plano por la minería–, las concesiones madereras y el efecto del carbono sobre el calentamiento global merecen un capítulo aparte, ya que enfatizan la necesidad de que el país deje de ser proveedor de materias primas brutas y pase a ser transformador con excedentes económicos que aporten al desarrollo.

En una nación como Colombia, hoy tecnológicamente muy distante de otras como Corea (con la cual no tenía mayores diferencias en este aspecto hace 20 ó 30 años), la diversidad natural debería tener el valor que se merece dentro de las cuentas nacionales ambientales. Para ello, es menester modificar las actuales políticas de protección a ultranza que no permiten acceder a la información científica requerida para operar. No debemos avanzar únicamente en la caracterización de la diversidad desde el punto de vista cualitativo al nivel de especie, sino buscar también el máximo de beneficios posibles de la cuantificación y caracterización de la diversidad genética y química, que es donde subyacen los cimientos para la reconstrucción de una nueva política forestal. Seguir bajo los actuales modelos de protección sin inversión en inventarios y cuantificación solo conlleva al incremento del deterioro ambiental y, por ende, al aumento de la inequidad social. En todo este camino, el papel que debe jugar la educación será fundamental. Proyecto Capacidad Institucional Técnica y Científica para apoyar Proyectos de Reducción de Emisiones por Deforestación REDD en Colombia. Ideam-Moore-Natura.

1

10 de julio de 2011

El mayor problema radica en que en países megadiversos como Colombia, que se estima alberga el 10% de la fauna terrestre del planeta –gran parte de esta desconocida para la ciencia–, la deforestación no solo contribuye al calentamiento global mediante la emisión de GEI, sino que además promueve la pérdida de especies, principalmente por la destrucción de su hábitat. Así, se disminuye la posibilidad de identificar nuevas herramientas y oportunidades de desarrollo con base en productos derivados del bosque. Igualmente, el menoscabo de la floresta promueve el detrimento de servicios ecosistémicos como la capacidad de regulación hídrica y la ya mencionada reducción de captura de CO2, entre otros, afectando direc-

Colombia, octavo

146

Estado de pérdidas y… ¡solo pérdidas!

En Colombia, el 36,2% de los bosques han sido convertidos en pastos, y el 38,2% en rastrojo o vegetación secundaria.

AFP

La deforestación se ha maximizado principalmente en los bosques tropicales, generando el 20% del total de gases efecto invernadero (GEI) que se liberan anualmente a la atmósfera. Esta cantidad equivale al total de emisiones de países como China o Estados Unidos. Por ello, la reducción de las altas tasas de destrucción de árboles y plantas en los países tropicales debe asumirse como una prioridad inmediata, dada su alta viabilidad de disminuir en el corto plazo las emisiones de GEI, ante la negativa actual de los países industrializados de modificar sus sistemas de producción. En Colombia, se estima que el total de bosques naturales remanentes (incluidos los intervenidos) alcanza los 610.000 km2 (aproximadamente el 53% del territorio nacional), ubicados principalmente en las regiones Amazónica, Pacífica y Andina. Según datos obtenidos en un estudio reciente1, en el que participaron investigadores de la Universidad Nacional de Colombia, el contenido de biomasa aérea (cantidad de materia viva almacenada en tallos, ramas, hojas y frutos) es de aproximadamente 241 toneladas por hectárea (t/ha-1). Ello representa en general más de 7 mil 232 millones de toneladas de carbono (t C), que corresponderían a cerca de 26 mil 518 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), GEI no liberadas a la atmósfera. Esta suma se iguala a las emisiones globales anuales provenientes de combustibles fósiles. Dicha información le permitirá al país iniciar con mejores argumentos la búsqueda de mecanismos de financiación para emprender proyectos orientados a la reducción de emisiones por deforestación y degradación (REDD) de los bosques. El mismo estudio revela que, a escala nacional, la tasa de deforestación anual estimada en el periodo 2000-2007 fue de 336.000 ha: 36,2% de bosques fueron convertidos en pastos y 38,2% en rastrojo o vegetación secundaria que terminó igualmente convertida en potrero. En valores netos (no porcentuales), esto ubica a Colombia en el no muy honroso octavo lugar entre los países con mayor deforestación en el mundo.


6

Salud Ángela M. Betancurt Jaramillo,

Unimedios

A los 35 años, a Marcela le decubrieron una pequeña masa cerebral que hacía mucho tiempo era la causante de anomalías en su cuerpo, como la ausencia de menstruación. Así, uno de sus mayores sueños, concebir un hijo, se había truncado. Tras un largo tratamiento con medicamentos que nunca lograron controlar el glioma (tumor), las posibilidades se cerraron a una sola: someterse a un procedimiento quirúrgico para extirparlo y, de no sufrir complicaciones, alcanzar una mejor calidad de vida. La cirugía les implica a los pacientes someterse a exámenes previos como tomografías y resonancias magnéticas que muestran el tamaño y localización del tumor. Estas pruebas le indican al especialista las pautas para saber por dónde hacer la craneotomía, y qué presión ejercer sobre el cerebro al realizar la intervención. Sin embargo, carecen de precisión y pueden provocar derrames de sangre y líquidos encefalorraquídeos, que conllevan inflamación o movimientos del tumor. Con el objetivo de brindar a los especialistas un instrumento de imaginología que durante la intervención proporcione una visión del glioma en tercera dimensión, con total exactitud, el Grupo de Investigación en Percepción y Control Inteligente (PCI) de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales y el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN Cinvestav en Guadalajara (México) están desarrollando una herramienta denominada Modelado en 3D de tumores cerebrales empleando endoneurosonografía y redes neuronales artificiales.

Técnica para examinar tumores cerebrales en 3D Una herramienta de visualización en tres dimensiones les permitirá a los neurocirujanos conocer con precisión el tamaño y ubicación de los tumores cerebrales, para lograr su extirpación sin lugar a error. El sistema fue ingeniado por científicos de Colombia y México.

por el glioma, mientras con el segundo –modificado para que contenga dos cámaras– se puede obtener información tridimensional acerca de la posición y geometría del cerebro y el tumor.

Representación 3D Al introducir en la cabeza del paciente el endoneurosonógrafo (compuesto por dos cámaras endoscópicas y ultrasonido), el especialista recorre el cerebro en busca de la afección, tiempo en el cual ambas herramientas capturan las imágenes que posteriormente pasarán a un computador para ser combinadas. Según Andrés Felipe Serna Morales, investigador del Grupo PCI de la UN en Manizales, “el tejido sano se distingue del maligno gracias al eco, bastante diferenciado, que producen las ondas ultrasónicas al rebotar contra ellos. Una vez detectado el tu-

mor, la información de las cámaras endoscópicas permite hacer una reconstrucción en tercera dimensión”. La prolongación de las neurocirugías hace que uno de los mayores retos sea procesar y almacenar de manera eficiente las millones de imágenes que se adquieren intraoperativamente. El modelado en 3D usa dos técnicas de procesamiento digital: una, denominada reconstrucción estéreo, para las provenientes de la endoscopia, y otra, conocida como segmentación de tumores, para el ultrasonido. Así, es posible obtener una nube de puntos tridimensionales que finalmente llevan a la representación de la anormalidad. “Posteriormente, utilizamos una técnica matemática denominada redes neuronales artificiales, que tiene la capacidad de emular y modelar de manera continua, compacta y precisa la geometría y morfología del tumor con la información proveniente

de los videos. El sistema no requiere largos tiempos de renderización ni conocimiento a priori de este, ya que está entrenado para identificarlo”, asegura Serna Morales. Gracias a ello es posible que, a través de un monitor instalado en la sala de cirugía, el especialista adquiera en tiempo real la reconstrucción tridimensional del glioma, lo que le permite conocer con exactitud su forma y extraerlo con mayor precisión. Luego se puede volver a introducir el endoneurosonógrafo y el ultrasonido para descartar alguna presencia mínima de anormalidad. La exitosa técnica se probará en escenarios intraoperativos reales. Según los estudios clínicos reportados en la literatura y los obtenidos en la investigación, las redes neuronales y la endoneurosonografía se convertirán en un gran potencial de apoyo durante las intervenciones quirúrgicas.

Proceso de visualización 3D

146

10 de julio de 2011

Después de los análisis preoperatorios, el primer paso en la intervención denominada craneotomía es un corte en el cuero cabelludo que le permitirá al neurocirujano hacer un orificio en el cráneo para introducir el instrumental de trabajo, y en algunas ocasiones, un endoscopio que proporciona una imagen del cerebro y el tumor. Al contar con una sola cámara, el proceso de visualización no brinda información sobre la profundidad de la escena, lo cual dificulta en algunas ocasiones el hallazgo del glioma, pues se puede confundir con tejido sano o intervenir áreas que podrían llegar a afectar el habla o la motricidad del paciente. La técnica de tumores cerebrales modelados en 3D está basada en una combinación de equipos que se usan diariamente en los hospitales para otros exámenes: el ultrasonido y el endoscopio. Con el primero es posible detectar las zonas afectadas

Gráfico Unimedios

Craneotomía: en busca de la extracción


Salud

Cirugías ortopédicas en la vanguardia tecnológica

7

Las radiografías y otras técnicas avanzadas de imágenes acercan al especialista, lo más fiel posible, con la parte del esqueleto a intervenir quirúrgicamente. Ahora, una herramienta de modelamiento tridimensional por computador y un prototipo adaptado a cada paciente permitirá realizar las cirugías con mayor precisión y en menor tiempo. Elizabeth Vera Martínez,

Articulación sacroiliaca

Unimedios

Coxis Fémur

Sacro Cresta iliaca

En los primeros años de vida, la pelvis está conformada por los huesos ilión (grandes y planos), isquion (redondos y curvados, que ayudan a soportar el peso del cuerpo cuando se está sentado) y pubis (une los dos lados de la pelvis). Estos se encuentran ligeramente separados y, a medida que ocurre el crecimiento, se van uniendo para conformar lo que en el adulto se conoce como coxal y que en conjunto con el sacro, componen la región pélvica. La pelvis es entonces una estructura en forma de anillo que, si se rompe en un punto determinado o sus segmentos se desplazan, produce fractura o luxación en otro punto. La cadera está formada por dos estructuras óseas, una conocida como acetábulos (cavidad esférica en la pelvis) y otra como cabeza femo-

Las imágenes diagnósticas crean en 3D la parte ósea a modelar, y por medio de prototipado rápido se fabrica la pieza final.

ral (esfera maciza en el extremo del fémur). Su articulación hace posible el movimiento de los miembros inferiores, la marcha del cuerpo humano y el soportar su peso. Cuando estas dos piezas no ensamblan correctamente se genera dolor y cojera. Hasta ahora, con las tecnologías en imágenes, el médico ha podido conocer la ubicación de las fracturas u otras deformaciones, pero el trabajo del Grupo de Biomecánica va más allá. “Esta herramienta incorporada por los ingenieros de la UN es novedosa en nuestro medio porque nos permite a los cirujanos tener un prototipo físico similar a la estructura ósea antes de la cirugía. Así, llegamos con más precisión al área que se debe cortar o modificar”, manifiesta el ortopedista.

Prototipado rápido A partir de un software de modelamiento tridimensional se crea una base de datos personalizada, Dataset, en la cual se introducen todos los datos del paciente y su patología, explica el profesor Cortés Rodríguez. “La idea es que este programa, una vez reciba la información completa y precisa, realice la impresión física del sistema óseo considerado”. En ese momento del proceso, el especialista puede observar a través del computador el estado del hueso en todos sus ángulos (forma tridimensional). Con esta tecnología, la información se exporta en un formato especial, denominado STL (programa), que se emplea para la fabricación física del prototipo requerido. Dicho modelo se genera a través de fabricación aditiva por capas (rapid prototyping), similar a una “impresión tridimensional”, que elabora la pieza específica del

Isquio Pubis

cuerpo humano en un material polimérico con texturas y colores parecidos a los tejidos reales. Para el ortopedista García Sarmiento, el producto de esta impresión, es decir, la estructura ósea copiada del paciente, le ayuda a manipular y conocer la situación previa a la intervención. “La técnica de fabricación aditiva por capas logra reproducir claramente los detalles, con geometrías imposibles de imitar bajo procesos convencionales”, aclara el profesor Cortés Rodríguez.

Ventajas Con la muestra física de la estructura ósea o la región de interés, que contiene la representación de tejido óseo de cada uno de los cortes axiales escaneados del paciente, el especialista puede orientar su abordaje y ver la morfología exacta a la que se va a enfrentar. Así, reduce el tiempo de la operación y mejora la probabilidad de éxito de la cirugía. “Los modelos sólidos tridimensionales logran que las cirugías sean cada vez mejores, pues muchas veces las imágenes diagnósticas no permiten caracterizar una deformidad”, manifiesta el ortopedista de la UN, quien probó con éxito la técnica en una paciente menor de edad con problemas de displasia de cadera. Esta anomalía congénita ocurre porque el acetábulo y la cabeza del fémur no se ensamblan correctamente, produciendo dolor y alteración esquelética. “La técnica resulta muy valiosa en cirugías complejas, ya que intervenciones sencillas como luxaciones de los huesos de los dedos, las manos o los pies, son bien orientadas con las imágenes”, puntualizó el profesor Carlos García.

10 de julio de 2011

Región pélvica

Sínfisis púbica

146

El modelo reproduce la textura y los tejidos de la pelvis casi de forma real, permitiendo así un reconocimiento geométrico tridimensional del hueso.

Gráfico Unimedios

Ilio

Archivo particular

Las deformaciones del esqueleto pueden producir dolores y alterar el desempeño físico de una persona. Las imágenes diagnósticas como radiografías, tomografías axiales computarizadas y resonancias magnéticas le permiten al ortopedista identificar y ubicar los sitios precisos donde se localizan las alteraciones, ayudándole a planear la corrección quirúrgica (osteotomía) que se necesita. La osteotomía consiste en cortar los huesos para modificar su forma y orientación, explica el especialista Carlos García Sarmiento, ortopedista de la Universidad Nacional de Colombia, quien señala que de esta manera se repara la deformidad para aliviar el dolor y mejorar las partes afectadas en el paciente. Las imperfecciones del esqueleto pueden ser congénitas (de nacimiento) o adquiridas, como las ocasionadas por fracturas, procesos degenerativos como el envejecimiento y el exceso de peso. El Grupo de Investigación en Biomecánica del Departamento de Ingeniería Mecánica y Mecatrónica, dirigido por el profesor Carlos Julio Cortés Rodríguez, con participación de los ingenieros Mauricio Cuervo, Óscar Rodríguez e Indy Araque, está desarrollando un innovador prototipo físico para planeamiento quirúrgico, que asemeja la parte afectada del cuerpo del paciente a partir de modelamiento tridimensional por computador. Esta tecnología es una herramienta médica importante, pues ofrece mayor orientación, seguridad y precisión durante una intervención quirúrgica, señala el especialista García.


8

Ciencia y tecnología Fanny Lucía Pedraza Valencia,

Los habitantes cercanos a La Vegona, en Honduras, tendrán 40 megavatios (MW) de energía útil, con un proyecto hidroeléctrico que operará como planta del Sistema Interconectado Nacional de ese país. La obra, de carácter social y económico, fue diseñada por investigadores del Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales, dada la trayectoria y experiencia que tienen en el modelamiento a escala reducida de hidroeléctricas en Colombia como La Miel I, El Quimbo, Porce III y IV, entre otros. Aproximadamente 46 mil hogares hondureños de poblaciones como Santa Cruz de Yojoa, Victoria y La Unión se beneficiarán con el proyecto, pues geográficamente se encuentran cerca del sector de La Vegona, zona rural deshabitada que será aprovechada para construir la hidroeléctrica. Uno de los objetivos de la Compañía Hondureña de Energía Renovable (Cohersa), que contó con la UN para desarrollar la central, es hacer uso de las fuentes hídricas para subsanar la deficiencia del servicio, además de disminuir la compra de combustibles fósiles, evitar la contratación extranjera para una nueva planta térmica de 38,5 MW, y reducir los costos por pago de energía proveniente de plantas diésel. El proyecto “generará la décima parte de los 400 MW que produce la Hidroeléctrica Miel I en Caldas. Para los hondureños resulta importante porque en ese país existen pocos avances en este campo”, comenta el profesor Fernando Mejía Fernández, investigador del laboratorio de la UN en Manizales.

146

10 de julio de 2011

Modelo hidráulico, energía para un país

Modelo hidraúlico La Vegona, Escala 1:45

Proyecto de la UN beneficiará a 46 mil hogares en Honduras

En la actualidad, el 65% de la energía de Honduras se produUna central hidroeléctrica con 40 megavatios de energía, ce en plantas térmicas con base diseñada por investigadores del Laboratorio de Hidráulica en combustibles fósiles, es decir, de petróleo, carbón o gas natude la UN en Manizales, suplirá la escasez de este recurso en ral. El 36% de estos hidrocarburos Honduras. Es la primera vez que Colombia realiza un proyecse utiliza para la producción de to de esta naturaleza en el extranjero. energía eléctrica y el restante para el consumo de transporte. Esta característica ha obligado a realizar campañas de ahorro en todos los ámbitos, pues a marPara realizar la obra, la com- ticas ambientales y/o físicas que a la vez remover la arena y grava zo de este año la factura petrolera pañía buscó el apoyo de la fir- comprende una central hidro- (sedimentos) que se acumulan aumentó en un 29% y aún se esma de ingenieros consultores de eléctrica, además de los eventos frente a las obras de toma y casa pera un incremento hacia el 30%. De esta manera, dicho país Colombia Ingetec S.A., quienes naturales que pueden presentarse de máquinas. Esta última contieha gastado cerca de 1.486 mi- a su vez trabajaron en convenio en el sector, especialmente las ne las turbinas que transforman el agua en energía eléctrica. llones de dólares anuales de sus con la UN en Manizales, encarga- crecidas del río. Sobre él se realizan diseños Por último se encuentran el recursos, distribuidos así: 33,8% da de hacer el modelo hidráulico para la compra de diésel, 31% pa- del proyecto a escala reducida de detallados de las estructuras que canal de desvío y el cuenco de socomponen una hidroeléctrica co- cavación. El primero se refiere a la ra bunker (combustible residual) 1:45. mo son el embalse, la presa, ruta alterna que se le debe dar al y 26,7% para gasolina. el vertedero, las descargas de agua para que fluya naturalmente “El agua es uno de los mayores recursos de los paí- Honduras solo tiene una hi- fondo, el canal de desvío, la mientras se construye el proyecses intertropicales. A esto se droeléctrica y el 65% de su casa de máquinas, el cuenco to; el segundo se crea durante el funcionamiento de los vertederos deben sumar las característi- producción energética se rea- de socavación, entre otros. Cada parte que integra y las descargas de fondo. Ambos cas topográficas de los territorios, que permiten que se liza por compra extranjera de una hidroeléctrica cumple se deben estudiar detalladamente una tarea en cadena para su para observar hasta dónde puepiense en generar energía por combustibles fósiles. correcto funcionamiento. den afectar la estabilidad de las vía del aprovechamiento de Por ejemplo, el embalse es laderas cercanas o el funcionala fuerza del agua”, dice Mejía “Este es el primer proyecto la “cubierta” donde se almacenan miento del mismo proyecto. Fernández. “El informe final, que contieEn la formulación del proyec- extranjero para el cual Colombia las aguas que aporta el río y de las to, Cohersa analizó la viabilidad hace un modelo hidráulico. El ob- que se genera la energía hidro- ne los análisis de las pruebas, las de usar las aguas del río Humu- jetivo es generar la potencia que eléctrica de la planta. conclusiones y recomendaciones, La presa se encarga de con- se implementará a escala natuya, e igualmente tomó como re- requiere para su funcionamiento”, ferencia la central hidroeléctrica enfatiza Joaquín Piñeros, de Inge- tener la carga aguas abajo del ral. El modelo brinda seguridad embalse y por medio de salidas o y eficiencia en la operación de Francisco Morazán (El Cajón - tec S.A. vertederos devuelve al río las so- cada una de las estructuras y en Honduras), construida en 1985 y brantes que se acumulan durante la regulación de los niveles del Detalles del prototipo que aprovecha la capacidad de un periodos muy lluviosos. embalse de 94 km2 y 5,7 millones agua por apertura o cierre de las 3 Las descargas de fondo pue- compuertas”, puntualiza el invesUn modelo hidráulico a escade m , mucho más grande que La la reducida simula las caracterís- den funcionar como vertederos y tigador. Vegona.

Archivo particular

Unimedios


Ciencia y tecnología

9

Jeinst Campo Rivera,

Información satelital

alertaría desbordamiento de ríos A través de datos obtenidos desde el espacio, investigadores midieron los niveles de los ríos de la cuenca del Orinoco y la cantidad aproximada de agua que llevan en su cauce principal. Así, desarrollaron una red de monitoreo hidrológico que las instituciones oficiales podrían aplicar para predecir inundaciones y evitar posibles catástrofes.

virtuales, obteniendo información precisa sobre la variación de los niveles del agua presentados durante el 2002 y el 2008. Al comparar los registros de una de estas estaciones virtuales con los de una instalada en campo por el Ideam, cuyas posiciones geográficas son exactamente las mismas, se observa similitud en sus series, concluyendo así que la información obtenida desde el espacio es veraz y confiable (ver gráfico 2).

Información oficial incompleta “Una estación virtual se define como cualquier intersección presente entre el barrido del satélite y un cuerpo de agua que este identifique, y a partir del cual es posible obtener información sobre la variación de sus niveles de agua en un tiempo determinado”, sostiene la estudiante Astrid Puertas. Los datos sobre el Orinoco fueron organizados por los investigadores en una base de datos llamada Altico (altimetría para Colombia), y buscaban complementarse con los hidrológicos solicitados al Ideam. En este ejercicio, el profesor León encontró que la entidad suministró únicamente reportes de 20 estaciones de las 64 correspondientes a esta importante cuenca, con un informe incompleto en algunos periodos. “Si las autoridades encargadas de hacer prevención de desastres y los científicos para sus estudios

Gráfico 1

Gráfico 2

Astrid Lili Puertas asegura que “esta investigación es muy importante no solo porque proporciona datos complementarios a los del Ideam, sino porque permite tener una estación de monitoreo en cualquier lugar del país sin importar las condiciones sociales o demográficas existentes para llegar a él. Entretanto, compendia información clave para los científicos sobre la cuenca del Orinoco”.

Útil para generar alertas tempranas Además de identificar los puntos virtuales desde donde se podría monitorear satelitalmente el comportamiento del nivel del agua en las cuencas, los investigadores se aproximaron a estimar caudales, es decir, a analizar la cantidad de agua que corre por el cauce de los ríos, lo que permitiría eventualmente conocer a tiempo en qué nivel específico hay posibilidad de desbordamiento. “Estas valoraciones las realizamos a través de la aplicación de un modelo hidrológico y nos podría aportar, por ejemplo, información sobre los límites de inundación”, dice León. Sin embargo, los investigadores aclaran que son las entidades pertinentes las que deben encargarse de la prevención de desastres naturales, considerando que esta clase de reportes son confiables para alimentar sus modelos de alertas. El profesor León concluye: “Hay que hacer un llamado a los organismos de control para que trabajen de la mano con la academia y puedan desarrollar proyectos de alto impacto, ya que estas son la base para trabajar en el mejoramiento de sus metodologías de modelación y en planes de prevención”.

10 de julio de 2011

consultan esta información, seguramente van a trabajar sobre una base incompleta de registros que genera muchas incertidumbres; quizá por esta razón es que resulta muy difícil en el país predecir con certeza el desbordamiento de grandes ríos que provocan las inundaciones”, afirma el profesor. A través del satélite Envisat, los profesionales de la UN identificaron sobre la cuenca del río Orinoco (tercer afluente más caudaloso del mundo) 120 estaciones

146

La crisis que durante los últimos cinco años ha atravesado Colombia por cuenta del invierno, ha dejado como balance la destrucción de millones de cultivos y numerosas víctimas en gran parte del territorio. Los expertos coinciden en que uno de los errores más graves ha sido la falta de prevención y seguimiento de los principales cauces del país. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), institución encargada de monitorear el comportamiento de los niveles de agua de los ríos, junto a algunas Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), en Colombia hay cerca de 800 estaciones hidrológicas distribuidas entre las principales cuencas hidrográficas como la del Magdalena, Cauca y Amazonas, midiendo y registrando sus niveles en forma directa o indirecta. Sin embargo, con esta información no se han podido predecir de manera certera las inundaciones. En esa dirección, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira y del IRD en Francia (Institut de Recherche pour le Développement) trabajan desde hace cuatro años en el desarrollo y aplicación de una red de monitoreo hidrológico basada en información obtenida desde el espacio. Su objetivo es medir con eficiencia y precisión los niveles de los principales ríos de Colombia y observar su comportamiento en el tiempo. Uno de estos sistemas ya funciona en la cuenca del Orinoco. Fue elaborado por el profesor Juan Gabriel León, doctor en Dominio de las Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente, y Astrid Lili Puertas, estudiante de Ingeniería Ambiental. Con datos arrojados por el satélite Envisat, los investigadores obtienen información que les permite conocer qué cantidad de agua corre por sus cauces. Sin necesidad de instalar estaciones de medición física en los ríos –que requieren ser observadas a diario por una persona, como lo hace el Ideam– los expertos lograron identificar en el año 2008 cerca de 600 estaciones virtuales o puntos de monitoreo remoto detectadas por el satélite en Colombia. Cerca de 208 están localizadas en las principales cuencas del país (ver gráfico 1).

Archivo particular

Unimedios


Ciencia y tecnología Hermann Sáenz, Unimedios

Después de un accidente aéreo, parte del trabajo de los socorristas es encontrar la caja negra de la aeronave donde quedan registrados los parámetros de vuelo y grabadas las conversaciones de la tripulación durante la emergencia. La compilación de esos datos permite reconstruir lo sucedido antes del accidente y conocer sus causas. Inspirado en esta idea, Plinio Teherán, profesor de Física de la Universidad Nacional de Colombia, creó un aparato con el mismo principio, pero con el fin de establecer lo sucedido antes, durante y después de un accidente de tránsito. Se trata del Testigo Digital Automotor (TDA) que, a diferencia de la caja negra de los aviones, no graba ninguna conversación, solo registra las dinámicas del movimiento del vehículo durante un recorrido. El docente trabaja desde hace 15 años como consultor de la Fiscalía para tratar de esclarecer los hechos en colisiones de vehículos, y ha observado que en muy pocos casos los patrones matemáticos empleados para este propósito logran resultados certeros. “Esta labor la hacemos de manera gratuita, por solicitud de las instituciones judiciales. Requiere de mucho tiempo y de manejar un nivel tecnológico que permita obtener mejores datos con prontitud”, agrega Teherán. Por eso, junto a dos estudiantes de Física e Ingeniería, construyó el TDA, como lo llaman, con el fin de guardar la información de manera confiable, de modo que la trayectoria, o sea la forma como se mueve un automóvil, se pueda reconstruir. El aparato compuesto por acelerómetros, memorias y circuitos, es capaz de medir el retroceso de un carro, su giro a la derecha o a la izquierda, si pasa por encima de un puente o de un reductor de velocidad, etc. Al ser digital, procesa los datos en un computador, donde un emulador construye la película animada de los últimos movimientos del auto.

Caja negra:

de los aviones a los carros

El Testigo Digital Automotor, de color verde, transmite los registros del movimiento del automóvil a un computador, donde se puede observar su comportamiento a través de una animación gráfica.

Físicos diseñaron un dispositivo para los autos con el cual se puede esclarecer con alta fiabilidad lo que ocurrió en un accidente de tránsito y así agilizar los procesos judiciales. Una caja negra, pero para automóviles.

146

10 de julio de 2011

Accidentalidad en aumento Según estadísticas del Fondo de Prevención Vial, en el país ocurren 5.000 muertes al año por causa de accidentes de tránsito. “En el 2000 hubo picos de 7.000 muertos anuales. Debido a campañas como la de usar cinturones de seguridad, se llegó a los 4.200, pero los accidentes de motociclistas han vuelto a incrementar la cifra”, comenta Teherán. Los lesionados por estas colisiones llegan a 50 mil en un año. No existen aún datos sobre cuántas de estas personas fallecen en el hospital, debido a que el parte médico siempre dictamina una causa de muerte diferente, como paro cardiorrespiratorio. La Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) registró en el 2010 cerca de 250 mil accidentes de solo latas, sin heridos, y en la gran mayoría no apareció el culpable. “Queda la sensación de que a los conductores no les importa violar las leyes de tránsito porque tienen la certeza de que no los van a poder enjuiciar. Ante esa actitud tan despreocupada, y debido a la incapacidad del sistema para procesar a los responsables, no es extraño que las cifras de accidentalidad aumenten”, explica el físico.

De ahí que la idea es con- de un fuerte choque. Asimismo, el solución de un caso en menos vertir al TDA en una herramienta dispositivo estaría cerrado en una tiempo. En la actualidad, con el forense, con la que se puedan es- caja de acero que solo podría abrir nuevo sistema penal acusatorio, tablecer responsabilidades y re- una autoridad competente con el desde el momento en que ocurre solver de manera pronta y justa fin de recuperar la información. el accidente hasta que se impulos casos. El sistema es una tan los cargos pueden paversión mejorada del Wii que sar dos años o más. El TDA funciona con acelerómetros. El dispositivo para carros costó muestra una animación vir“Cuando uno mueve la raque- 650 mil pesos utilizando piezas tual del accidente en cinco ta, el computador lo registra adquiridas en tiendas electró- minutos y reduciría bastante porque el acelerómetro indica los tiempos para decidir un el ángulo que está accionando nicas. Si se produce en masa, juicio. el dispositivo. Los aceleróme- teniendo en cuenta el parque Además de estar contros de la consola de juegos automotor colombiano, costa- vencidos del gran aporte del son de menor calidad que los TDA en el esclarecimiento ría 200 mil pesos. que usamos, porque Wii no de lo que ocurrió en un acestá listo para sufrir un increcidente de tránsito, Teherán mento de velocidad del orden de El aparato estaría en capaci- y sus estudiantes están seguros los 300 g (gravedad), que es lo que dad de tomar hasta 10 mil datos de que, si cada conductor tiene ocurre cuando un carro colisio- por segundo, suficientes para re- instalado un aparato de estos en na con un camión”, indica Yamid construir la historia de la colisión. su carro, lo pensará dos veces anNúñez, estudiante de la Maestría La información necesaria, con tes de cometer una imprudencia. en Física de la UN e integrante del ciertos algoritmos, queda regis- Así, piensan en la posibilidad de proyecto. trada de manera permanente en que algún día también los peaEl TDA, cuyo tamaño es simi- una memoria inviolable. “Esta- tones carguen en su cinturón un lar al de un celular, ha sido some- mos trabajando para concederle dispositivo más pequeño similar tido a procesos de aceleración y al aparato suficiente grado de in- a este, con el que se resuelva con probado en diferentes partes del vulnerabilidad, de tal manera que absoluta claridad cualquier accivehículo e incluso en motocicle- ni de forma mecánica ni eléctrica, dente que puedan sufrir. tas, donde se ha comprobado el ni por ataques informáticos, se “Nosotros diseñamos la proregistro de cada uno de los mo- puedan alterar los datos”, advierte puesta y la presentamos, ahora vimientos. El aparato se ubicaría Teherán. esperamos que la acepten y en Una de las grandes ventajas eso estamos trabajando”, concerca a la palanca de cambios debajo del radio, zona donde rara que ofrecería este dispositivo en cluyó el físico de la Universidad vez llega la deformación después los estrados judiciales es la re- Nacional.

Víctor Manuel Holguín / Unimedios

10


El país espera incorporar 3.600 millones de barriles nuevos en esta década. Ello implica tener unos 90 pozos exploratorios perforados al año y más de 4.000 millones de dólares de inversión extranjera.

11

AFP

Minería

Petróleo: una bonanza sin crudo Unimedios

La producción de petróleo en Colombia ha llegado a los niveles más altos de su historia. El país está produciendo alrededor de 927 mil barriles diarios, la cifra más alta después de 1999, cuando se alcanzó una producción de 788 mil barriles. Y las expectativas son mejores: el Ministerio de Minas y Energía estima que la producción pronto superará el millón, y para el 2014 será de un millón 150 mil. Todo un hit petrolero. También han jugado a favor los precios internacionales del crudo. El barril, como nunca, ha logrado cifras récord y el precio actual oscila alrededor de los 93 dólares. Precio y producción son los elementos de lo que muchos han denominado “bonanza” petrolera. Desde el 2007 se ha acelerado de manera importante la producción nacional: de 531 barriles para ese año, se pasó a 785 mil en el 2010. Este panorama desbordado de optimismo, sin embargo, no es completo. Los expertos advierten que las reservas del país se agotan y si no se descubren nuevos yacimientos en menos de 10 años, se tendrá que importar crudo. Germán Corredor, director del Observatorio Colombiano de Energía, destaca que en la historia petrolera del país tan solo se han descubierto 4 ó 5 grandes yacimientos, como es el caso de Caño Limón y Cusiana. “Desde hace 20 años no hemos tenido noticia de un gran hallazgo. De suerte que se han encontrado pequeños depósitos que han mantenido las reservas estables, pero no hay un incremento importante de estas, aunque sí de la producción”.

Reservas: ¿hasta cuándo? A diciembre del 2010, las reservas nacionales de petróleo

ascendieron a 2.058 millones de barriles, y según las proyecciones oficiales, la autosuficiencia se mantendrá hasta el 2020. Sin un aumento significativo, una producción creciente y mejor tecnología para extracción en los campos maduros, en pocos años el país no podrá abastecerse. Bajo esta mirada, ¿es posible hablar de una bonanza petrolera? ¿Hasta cuándo será autosuficiente el país en materia de combustibles? Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), en una entrevista concedida a UN Periódico a finales del 2010, explicó cuáles han sido las razones del buen momento del petróleo. “Lo que ha ocurrido es que se ha podido aumentar el nivel de recobro en campos pequeños, que se habían descubierto con anterioridad, con base en cuantiosas inversiones y utilizando tecnología de punta. Esto ha sido posible por dos factores: la política petrolera, proclive a inversiones en campos viejos, y una disparada del precio del petróleo, que tradicionalmente estaba entre 17 y 18 dólares”. En esta industria, las compañías multinacionales son bastante optimistas. La inversión privada ha crecido ostensiblemente y de acuerdo con los estimativos de la ACP, en los próximos años se podrían hallar cerca de 3.600 millones de barriles de petróleo. “Se espera incorporar 3.600 millones de barriles nuevos en esta década. Eso implica unos 90 pozos exploratorios perforados al año y más de 4.000 millones de dólares anuales de inversión extranjera durante la próxima década; estos niveles, así como las cifras en materia de explotación y de nuevas reservas que nos llevarían a contar a partir del 2012 con más de un millón de barriles de producción diaria durante diez

años, son noticias excelentes para el país”, anticipó Martínez. Para encontrar el recurso, Ecopetrol –cuya producción representa el 61% del total del país– ha iniciado una intensa labor exploratoria. La empresa lidera proyectos en un área cercana a los 17 millones de hectáreas, a diferencia del 2002 cuando tan solo exploró en 9 millones. Por el lado de las multinacionales, la tendencia es la misma: explorar. En Colombia, el sector privado participa con el 50% de la inversión para proyectos orientados a encontrar petróleo. El reto es ubicar nuevos yacimientos que permitan mantener la tendencia creciente de la producción.

Prudencia ante las cifras Carlos Rodado Noriega, ministro de Minas y Energía, muestra un optimismo moderado y prefiere evitar palabras como “boom” o “bonanza”. Para el funcionario, es evidente el auge de los hidrocarburos; esto a su vez se ha visto reflejado en el incremento de los ingresos en el sector. “Tenemos que ser conscientes de que, cuando se hacen proyecciones de precios y cantidades, es necesario incluir factores de incertidumbre. Hay que tener un poco de prudencia”. Gran parte de este buen momento se debe a la producción de crudos pesados, poco apreciados hace algunos años. Estos se distinguen de los ligeros porque su rendimiento en gasolina es menor, es más denso y viscoso, lo que aumenta los costos de extracción, transporte y refinación. Los campos de Rubiales y Castilla, en los Llanos Orientales, se constituyen en una de las reservas más importantes de crudos pesados en el país. Durante los últimos cinco años se ha disparado su producción, y empresas

como Pacific Rubiales Company, con presencia en el campo Rubiales, reportan una producción aproximada a los 200 mil barriles diarios. ¿Por qué los crudos pesados se volvieron tan importantes? El profesor Sergio Lopera, de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional en Medellín, explica que “el precio del barril en los mercados volvió muy atractiva la extracción de esta clase de crudo. Extraer crudo Castilla cuesta 7 u 8 dólares el barril, en un escenario de precios de 9 dólares el barril no es negocio, pero cuando los precios suben como ha sucedido estos últimos años, el crudo Castilla perfectamente se puede vender por encima de los 50 dólares”. Sin grandes nuevos hallazgos y con proyectos de exploración en ejecución a toda máquina, el desafío más inmediato es desarrollar una tecnología que permita reducir la incertidumbre en la etapa de exploración. “Colombia es un país con petróleo pero no es petrolero, bajo esa premisa tenemos que trabajar para encontrar reservas en estructuras bien complejas. Geológicamente, podría decir que en el 70% del país hay un gran potencial para encontrar hidrocarburos”, afirma Édgar Rodríguez, profesor de Geología del Petróleo de la Universidad Nacional de Colombia. Académicos y economistas señalan la importancia de desarrollar nuevos talentos, invertir en conocimiento y apalancar grandes proyectos de infraestructura. Ciencia y tecnología son palabras clave para hacer la transformación de un país exportador de materias primas a una nación con una industria petroquímica fortalecida, que pueda competir en los mercados internacionales. ¡Que el buen momento que atraviesan los hidrocarburos permita ver sus beneficios aún en la escasez!

146

Isis Beleño,

10 de julio de 2011

Una producción récord y buenos precios internacionales son los ingredientes del llamado boom petrolero que le ha representado al país el 40% de las exportaciones. Sin embargo, los grandes hallazgos de crudo aún no se concretan y las reservas estimadas en 2 millones 58 mil barriles se agotan.


12

Minería Giovanni Clavijo Figueroa,

146

10 de julio de 2011

Unimedios

En noviembre del 2010, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) le otorgó a la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) y a las compañías Repsol (de España) y YPF (de Argentina), licencia para explorar y explotar dos áreas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (occidente del mar Caribe), donde se cree puede haber gas: en el banco Quitasueño (cayo 1, con 944 mil hectáreas) y en Providencia (cayo 5, con alrededor de un millón de hectáreas). Al conocer dichas pretensiones mineras, la Corporación Autónoma Regional de San Andrés y Providencia (Coralina), entidad encargada de velar por el cuidado de estos arrecifes, interpuso en febrero del 2011 una acción popular contra la ANH, amparada en: la protección de los derechos colectivos a un ambiente sano, el equilibrio ecológico y el manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, conservación, restauración o sustitución. A través de este medio procesal, que le puso freno a la firma de la adjudicación del contrato, Coralina también alegó el riesgo al que se expone la conservación de especies animales y vegetales, así como la protección de áreas de especial importancia ecológica. “Aún no se entiende cómo la ANH otorgó a las compañías petroleras los derechos de los cayos sin tener en cuenta en dicha determinación comercial la opinión de la comunidad insular, indispuesta también por el impacto social y cultural que podría tener la explotación en la isla”, asegura la directora de Coralina, Elizabeth Taylor. En ese sentido, Sally Taylor, politóloga y magíster en Estudios del Caribe, asegura que la construcción de un modelo sostenible con el uso de las bases naturales y humanas no puede sacrificarse bajo la promesa de un futuro económico promisorio, máxime –subraya– “cuando ejemplos fallidos demuestran que las regalías prometidas son más de la Nación, el Estado y las corporaciones multinacionales que de los habitantes de las zonas en donde se realizan las explotaciones, cuyo desenlace son problemáticas sociales, culturales, ambientales y de salud pública que seguramente el Estado y las empresas extranjeras no ayudarán a cubrir”. Germán Humberto Hernández, jefe de la junta de estudios económicos del Banco de la República, en un informe del 2004, señala que el impacto esperado de las regalías no es tan favorable para las regiones en la medida en que la sensación de “bonanza” es un terreno fértil para la corrupción, la desviación de fondos y la captura de recursos financieros por parte de la clase política y los actores armados ilegales. Sally Taylor asegura que “gran parte de los conflictos sociales generados en algunos lugares de explotación van por cuenta de la disputa por el manejo de los dineros, es decir, esto recae en las empresas multinacionales, en las administraciones locales o en las comunidades”. En concomitancia, la ANH anunció reuniones con repre-

Avanzada petrolera llega a la Isla de San Andrés Tres compañías petroleras se alistan para explorar el ecosistema marino del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en busca de hidrocarburos. Una acción popular interpuesta por Coralina hizo suspender la firma de adjudicación del contrato mientras las autoridades ambientales se pronuncian sobre la viabilidad del proyecto. Las dudas respecto a los beneficios y perjuicios de la explotación están en debate.

sentantes de las comunidades isleñas para explicar las actividades que se pretenden realizar y las medidas para salvaguardar el medioambiente en las zonas de exploración. Sin embargo, el profesor de la UN Francisco Avella asegura que esta entidad no asistió al encuentro adelantado por la Asamblea Departamental del Archipiélago el pasado 11 de abril. Por lo tanto, no ha aclarado los detalles de la adjudicación (sísmica a utilizar, explosivos, etc.), y si va a haber perforaciones marinas, terrestres o sobre los cayos.

Impacto ambiental La intensa exploración petrolera de los últimos años ha afectado importantes ecosistemas del planeta, asegura la bióloga marina Adriana Santos, para quien las plataformas de perforación del subsuelo marino

ponen en grave peligro los arrecifes de coral, pastos, manglares y ecosistemas, únicos en el caso del archipiélago. Sally Taylor advierte que los impactos ambientales no son reconocidos en su dimensión, pues se cree que la restricción a la explotación en zonas arrecifales –aprobada por ley– es suficiente para proteger el medio marino: “Basta con mirar el ejemplo del Mar del Norte (situado entre Noruega y Dinamarca), en el cual el uso de cañones comprimidos para las actividades sísmicas ha tenido grandes efectos en el comportamiento de los peces. “Las consecuencias de esta explosión las observamos en los cayos y bancos de pesca tradicional de la Isla de San Andrés, en donde se han detectado migraciones de langosta y otros peces, relevantes en la base alimentaria del territorio insular”, afirma la politóloga.

Entretanto, la ANH ratificó que para otorgar los contratos de exploración y producción de hidrocarburos durante la Ronda Colombia 2010 (avanzada para exploración de bloques petroleros en el territorio nacional), tuvo en cuenta la experiencia de las compañías y su capacidad para garantizar con estándares de calidad la protección del medioambiente. Aún así, para la directora de Coralina, “la decisión de adjudicar estas zonas fue precipitada, y no hubo una discusión con las autoridades locales, por lo menos para entender los alcances sobre el área marina protegida”. Por su parte, Ecopetrol S.A., una de las empresas adjudicatarias, señaló que “acatará lo dispuesto por las autoridades ambientales y judiciales competentes, quienes deben definir el tema, toda vez que son ellas, y no las empresas, las que determinan


Minería

13

Pero eso no es todo, estos animales coloniales generan otro tipo de riqueza que beneficia a las industrias farmacéuticas, pues poseen sustancias bioactivas que permiten elaborar medicamentos, cremas y alimentos. Este potencial no se ha explorado en el país. En el mundo, la biodiversidad marina se conoce en una proporción mínima frente a la terrestre: “Animales y plantas del archipiélago generan una industria importante en el campo médico. Los estudios han demostrado que con las esponjas se pueden hacer antibióticos, y los moluscos expelen sustancias que permiten pegar huesos”, describe el profesor Ernesto Mancera.

El peor escenario Los impactos que se vislumbran son diversos, y parten de la etapa exploratoria, en la que se tienen que perforar varios pozos para determinar si son productivos o no. “En muchos casos, la probabilidad de hallar el hidrocarburo es baja, y aparece en una de diez excavaciones. De tal manera se interfieren los recursos naturales del fondo marino”, señala Elizabeth Taylor. Potencialmente, advierte la directora de la entidad ambiental, se genera un peligro latente: “Ante un eventual derrame, las consecuencias serían nefastas, no solo por la destrucción de los arrecifes, sino por la contaminación de las playas blancas. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los cayos de San Andrés y Providencia no tienen más de un metro sobre el nivel del mar y están soportados por las franjas arrecifales”. La fuga de hidrocarburos puede acabar con cientos de años de biosfera, dice Ernesto Mancera, director de la Sede Caribe de la Universidad Nacional de Colombia: “Basta ver lo ocurrido en el Golfo de México en el 2010, cuando 4,4 billones de barriles de crudo fueron expulsados al mar durante 87 días, amenazando la existencia de aproximadamente 400 especies de flora y fauna. Este desastre superó el de Alaska en 1989, cuyo resultado fue la devastación total de la fauna de la región con 11 millones de galones derramados”, enfatiza el experto.

otra gran cantidad de especies que generan una red trófica (cadena alimentaria)”. Esta diversidad de fauna, además, convierte los corales en ecosistemas vitales para las zonas costeras en el Caribe, pues son una barrera natural contra el embate de las olas. “La hidrodinámica del mar es retenida, minimizada con estas estructuras calcáreas que son colonias de organismos, son rocas emergentes, y tienen una función fundamental para protección de las zonas costeras y al mismo tiempo para el almacenamiento de grandes cantidades de organismos”, dice Adriana Santos. Y añade: “La barrera coralina es un lugar estratégico para la vida y fundamental para la isla, si no hay barrera arrecifal, habrá deterioro y erosión de la playa”.

Atentado contra reserva mundial

Colombia es uno de los países más importantes en diversidad biológica. Muestra de ello es la reserva coralina Seaflower en el Caribe colombiano, con 349.800 km2, que ha permitido actividades comerciales e industriales que apuntan hacia el progreso de la región. En el 2009, la Universidad Nacional adelantó un estudio sobre el potencial del buceo en las islas para determinar el valor ecoturístico y recreativo de los corales. Según el estudio, las actividades recreativas en la Isla de San Andrés, como el buceo, cuyo principal atractivo es apreciar los arrecifes de coral, generan cerca de 24 millones de dólares al año.

Desde el año 2002, la Unesco declaró al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como reserva de biosfera Seaflower (la red mundial de reservas de biosfera más grande del planeta), debido, entre otros asuntos, al gran inventario que alberga: más de 407 especies de peces, 48 corales duros, 54 corales blandos, 3 hidrocorales, 2 zoantidos, 2 anémonas, 3 medusas, 130 esponjas, 37 moluscos, 37 crustáceos, 38 equinodermos, 4 reptiles, 5 cetáceos, 157 aves, 3 pastos marinos y 4 mangles. No obstante, los científicos coinciden en que falta estudiar posibles nuevas especies en este lugar. Los corales en las islas son ecosistemas estratégicos debido a que asocian varias especies. El director Mancera explica que “un coral es la matriz de organismos que han formado colonias y han creado a la vez estructuras duras, que parecen rocas, pero vivas. A estas se adhieren algas, microorganismos y

Actividades económicas de los arrecifes

AFP

Uno de los temas que más preocupan con la proyección petrolera es la pesca. Adriana Santos ha realizado investigaciones importantes al respecto y por eso sabe que la pesquería depende de estas zonas costeras, de los ecosistemas de manglar, los pastos y los arrecifes. “Ahí es donde están los sitios más productivos y donde ocurren los procesos de reproducción”, puntualiza. A pesar de que la ANH informó que aplazará la firma de contratos para exploración y explotación en las zonas que habían sido asignadas en el Caribe colombiano, adelantará el proceso de concertación con Coralina para determinar la mejor forma de explotar los recursos. También realizará, como estaba contemplado en los contratos, las consultas previas y tramitará la obtención de los permisos requeridos para el inicio de cualquier trabajo en las áreas contratadas. Sin embargo, para la directora de Coralina, si en tres meses no hay acuerdo en el pacto de cumplimiento se procederá con la siguiente etapa que es el periodo probatorio. Después, el Tribunal Contencioso Administrativo de San Andrés valorará las pruebas y fallará. “El caso está en manos de los jueces, y estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en la defensa del archipiélago. Nos apoyaremos en nuestro sistema legal y judicial, en caso de que la acción popular no prospere”, declara la funcionaria. El debate sigue abierto. No obstante, para expertos en el tema ambiental como el investigador Orlando Rangel, del Instituto de Ciencias Naturales de la UN, “tiene que haber una política de Estado que asegure que todas las partes van a ser escuchadas, y los intereses económicos no vayan en detrimento del bienestar ambiental”.

10 de julio de 2011

si es viable o no la realización de un proyecto de exploración y eventual explotación de hidrocarburos en estas zonas”.

Brigitte Gavio, también investigadora de la sede, señala que “la contaminación por petróleo tiene diferentes niveles: causa sofocamiento de los pólipos, (animales coloniales que forman el arrecife coralino), reduce la posibilidad de vida de las larvas, la producción de gametos (células sexuales) y la fertilidad de las especies. Entretanto, el deterioro del arrecife puede ser a mediano o largo plazo”. En el archipiélago podría afectarse la diversidad avícola, coral, de reptiles, tortugas, etc. En este lugar hay procesos de reproducción de toda la biodiversidad, es decir, no solamente asociados al crecimiento de peces sino de moluscos, langostas, caracoles, estrellas de mar, erizos y otros animales y organismos marinos. Incluso, se perdería el recurso pesquero de la población de caracol, langosta, pargo, mero y cherna. Los dos primeros representan más del 90% de exportaciones para el país.

Sigue pelea ambiental

146

Fotos: Cortesía Sven Zea

Las exploraciones petroleras marinas han afectado toda una cadena de especies entre las que se encuentran los peces y los corales. La catástrofe ambiental ocurrida el 20 de abril del 2010 en el Golfo de México es la prueba más reciente.


14

Minería

Una población amplia de mestizos, blancos, negros libres, mulatos y zambos pobres garantizaban el 85% de la producción minera de Antioquia.

Minería: trabajo de muchos, riqueza de pocos En el mapa actual de Antioquia, la mayoría de zonas mineras presentan un alto índice de necesidades básicas insatisfechas, graves problemas ambientales y poblaciones desestructuradas que han padecido violencia endémica. Un recorrido histórico permite ver el impacto que ha tenido esta actividad en la región, y llama la atención sobre los retos que enfrenta hoy el país frente al expectante ciclo que se aproxima.

Ana Catalina Reyes Cárdenas,

146

10 de julio de 2011

Vicerrectora Sede Medellín Historiadora Universidad Nacional de Colombia

Es claro que la configuración de la actual Colombia, antiguo Virreinato de la Nueva Granada, estuvo marcada desde su descubrimiento por la existencia de minerales, en particular del oro. Poco después de la conquista hecha por los españoles, en los siglos XVI y XVII la producción minera determinó la forma de asentamiento, la fundación de las ciudades, los caminos trazados, las características de la sociedad y la población colonial de la Nueva Granada. Por ello, ser hoy un país multicultural y pluriétnico está asociado con la explotación minera. La inicial población indígena, subyugada, víctima de enfermedades, epidemias, desplazamientos, guerras y sometida al duro trabajo en las minas, sufrió tal exterminio, que los españoles temieron no contar con gentes para su proyecto colonizador. Las leyes protectoras de los indios, promulgadas por la Corona, tenían como objeto garantizar esta empresa. Prohibido el trabajo en minería para dichos grupos humanos, fueron reemplazados por otra mano de obra: los africanos esclavizados. Este hecho dramático marcaba la importante presencia de la cultura negra en la Nación. Durante tres siglos, el actual territorio colombiano produjo oro y lo envió a España a razón de tres, cuatro o más toneladas métricas

por año. Para algunos autores, esta cifra represaba en el siglo XVII el 25% del oro que circulaba en Europa. Los centros mineros de la Nueva Granada estaban localizados cerca a Popayán, en la zona del Valle del Patía, concretamente en las poblaciones de Barbacoas, Raposo, Iscuandé y en el Chocó. Las cuadrillas de esclavos pertenecientes a las ricas familias de Popayán –aún con escasa tecnología– garantizaban la productividad minera con un intensivo e inhumano trabajo. En Antioquia florecieron en el siglo XVI y XVII (1580-1630) las zonas mineras de Zaragoza, Remedios, Santa Fe de Antioquia, Cáceres y Guamocó. En ellas se explotaron yacimientos de aluvión, mientras los de veta se exploraron en Buriticá, Marmato y Supía. En estas regiones también se utilizó de forma intensiva el servicio de los esclavos. Las herramientas empleadas eran elementales y se restringían a barras, barretones, recatones, bateas y el uso de pólvora negra en la minería de veta. Al finalizar el siglo XVII se menciona la existencia de algunas bombas y molinos, especialmente en la mina de Buriticá. A principios del siglo XVIII, el primer ciclo del oro llegaba a su fin. La producción minera había disminuido de forma drástica, y no se contaba con innovaciones tecnológicas que la hicieran más beneficiosa. Por otro lado, el alto costo de los esclavos y de los alimentos (por la baja producción

agrícola) en los distritos mineros afectaba las ganancias de los empresarios, desequilibrio que aumentó los costos de dicha actividad y la miseria de los habitantes de la región.

Mazamorreros y el renacer minero En los primeros años del siglo XVIII se inicia un segundo ciclo minero, ahora en las tierras altas de San Pedro, Llano de Ovejas, Santa Rosa, Petacas (hoy Belmira) y Rionegro. Aunque inicialmente algunas de estas explotaciones contaron con cuadrillas de esclavos y utilizaron canelones, se fundamentaron en el trabajo de mazamorreros pobres y libres que empleaban para el oficio una precaria batea en los aluviones de los ríos. La característica estacional de la minería de aluvión hacía insostenible el uso de esclavos que había que alimentar y mantener permanentemente. Los mazamorreros, en algunos sitios, combinaban su actividad con el trabajo agrícola en pequeñas parcelas de pan coger que les permitían la subsistencia de sus familias. De esta forma se disminuía el desequilibrio entre explotación minera y producción agraria, tan evidente en el primer ciclo. Si bien no hay estudios que determinen claramente el tamaño del grupo de mazamorreros que recorrían distintos ríos en busca de oro, sí se sabe que hacia 1808 unas poblaciones amplias de negros libres, mulatos, zambos,

mestizos y blancos pobres garantizaban el 85% de la producción minera de Antioquia. De hecho, la recuperación de esta actividad en el Nuevo Reino de Granada fue obra de ellos, y el departamento se convirtió en el principal productor de oro de la América española, en la segunda mitad de la centuria. Este auge aurífero fue reforzado por un modelo de sociedad inspirado en las ideas de los reformadores ilustrados españoles del siglo XVIII. El visitador de la Corona, Juan Antonio Mon y Velarde, hizo un duro diagnóstico de la Antioquia de la época, de su pobreza generalizada a pesar de la producción de oro y del desorden social que reinaba; formuló con precisión un proyecto social en el que la población, en su mayoría nómada y díscola de mazamorreros, se debía asentar en colonias agrícolas; se propuso promover la ganadería y la diversificación de cultivos; bajo su impulso se fundaron las poblaciones agrícolas de San Luis de Góngora (Yarumal), San Antonio de Infante (Don Matías), Carolina del Príncipe y San José de Nare. El proyecto de Mon y Velarde transformó una zona minera en una de pequeños campesinos, que sería la base de la economía cafetera de la segunda mitad del siglo XIX. Dicho ciclo permitió una acumulación de capital que sería definitiva en la transformación y diversificación de la región. El oro de los mazamorreros no los enriqueció, sino que fue a parar a los bolsillos de los rescatantes. Hábiles comerciantes de Medellín


Durante tres siglos, el actual territorio colombiano produjo oro y lo envió a España a razón de tres, cuatro o más toneladas métricas por año.

Un tercer ciclo del oro se dio a partir de la independencia. En 1825, después de superar las guerras, la existencia de fortunas bien establecidas en Antioquia, al igual que las casas comerciales y bancos, hicieron renacer el interés por la explotación de minas de veta. De la misma forma, la negociación de empréstitos con otras naciones, en los que se ofrecían como contraprestación las minas, hizo atractivo el mercado para compañías francesas, norteamericanas e inglesas. A los ingleses se les brindó la posibilidad de explotar las minas de Marmato. Numerosos ingenieros europeos acompañaron estas gestiones. Carlos S. de Greiff, Tyrell Moore, Edward Walker, Alejandro Johnson, Carlos Cock y Pedro Nisser fueron algunos de los extranjeros que llegaron a ocuparse de las minas. Con ellos venían nuevos conocimientos y tecnologías. La mineralogía, geología, hidráulica, la mecánica aplicada, la metalurgia, la química y la geografía, sin duda le dieron un nuevo vigor al sector. En 1828, importantes comerciantes de Medellín crearon la Sociedad de Minas de Antioquia, la cual adquirió la mina del Zancudo en Titiribí y otras compañías se dedicaron a la explotación en Anorí, Supía y el bajo Nechí. Las innovaciones hicieron parte esencial del éxito de este nuevo ciclo. La combinación de los conocimientos científicos y técnicos de los europeos, más la experiencia e inventiva de los trabajadores locales, dio paso a la construcción de un molino de pisones en ma-

de Ingeniería, anexa a la Universidad de Antioquia. En 1887 se separó de esta y se convirtió en la Escuela Nacional de Minas. Su pensum refleja la importancia que tenía la formación de nuevas generaciones de ingenieros capaces de transformar la región y el país, como efectivamente sucedió. Tulio Ospina impartía Geología; Jorge Rodríguez, Geometría; Juan de la Cruz Posada, Explotación de Minas; Mariano Roldán, Matemáticas; José Mariah Villa, Geometría Analítica y Mecánica, y Alejandro López, Mineralogía. Este breve recorrido nos da una idea del impacto que la explotación minera ha tenido en la conformación de la Nación y de una región como Antioquia, y al mismo tiempo llama la atención sobre los retos de hoy frente a un nuevo ciclo lleno de expectativas, pero que exige compromisos de la academia, los empresarios y los gobiernos. Si miramos el actual mapa del departamento, salvo algunas zonas que han buscado la diversificación económica, las regiones mineras que hemos mencionado presentan un alto índice de necesidades básicas insatisfechas, graves

problemas ambientales y comunidades desestructuradas y que han padecido ciclos de violencia endémica. Debemos buscar un desarrollo productivo del país, en el que la minería sin duda juegue un papel determinante, pero en el que no se descuide el uso de tecnologías y procesos limpios que permitan la extracción y aprovechamiento de los recursos en compatibilidad con el ambiente. Se debe igualmente respetar el compromiso de generar riqueza no solo para los empresarios, sino también para las poblaciones en que se asientan los proyectos. Así como la minería en los siglos XVIII y XIX permitió la consolidación de otros modelos económicos y otras actividades, en el presente debe fomentar la creación de industrias sustitutas.

Los desafíos hoy Muchos de los empresarios mineros antioqueños, entre ellos Francisco Montoya, Eduardo Vásquez, Vicente Restrepo, Tulio Ospina y Alejandro Ángel, con la experiencia acumulada y los capitales amasados en las empresas mineras, se convirtieron en los fundadores de las primeras empresas industriales de Antioquia a principios del siglo XX, y avanzaron en la consolidación de Medellín como primer centro industrial del país. A fines del siglo, el auge minero y la ausencia de una formación académica que permitiera afrontar de forma moderna la explotación de recursos y contar con la infraestructura necesaria para una región y un país que se modernizaban, propiciaron en 1874 la creación de la primera Escuela

10 de julio de 2011

Ciencia y tecnología, parte del éxito

dera movido por agua. Cinco años después, el ingeniero inglés Tyrell Moore incorporaría a la mina del Zancudo un molino de seis pisones que se usó activamente. Las minas antioqueñas se tecnificaron también con la rueda hidráulica, la amalgamación, el horno y los crisoles para fundir el oro. El uso de tecnología avanzada, el trabajo asalariado y un adecuado financiamiento a través de préstamos con los bancos permitió que estos establecimientos se convirtieran en las primeras empresas capitalistas de la región. Después del Zancudo, la mayor empresa aurífera de Antioquia era la Frontino Gold Mine, que ocupaba 700 personas. Le seguía Marmato, en manos de los ingleses, y La Clara en Amalfi, con 250 empleados. En 1851, el gobierno de José Hilario López declaró la abolición de la esclavitud. En el sur del país, la Popayán esclavista se levantó en una de las grandes guerras civiles. En Antioquia, por el contrario, los esclavos en la práctica habían sido abolidos desde 1813 y reemplazados por trabajo asalariado barato. Sin el avance y consolidación de la economía minera en Antioquia habría sido imposible el sueño de construir un ferrocarril en esta áspera y compleja geografía. En 1874, el cubano Francesco Cisneros inició su construcción, que fue clave en la consolidación del auge minero y en la proyección económica de la región al conectarla con el resto del mundo.

Entre 1580 y 1630, la explotación de oro utilizó intensivamente la mano de obra esclava. La actividad se realizaba con barras, barretones, recatones y bateas.

146

y Rionegro recorrían los distritos auríferos abasteciendo a mineros con sombreros, lienzos, alpargatas, mantas, telas, utensilios de cocina, herramientas, mieles, cacao, tabaco y aguardiente. El volumen del comercio creció de forma importante, paralelo al aumento de la producción minera. Los mercantes lograron acumular capitales que permitieron la apertura de casas comerciales, almacenes que importaban productos europeos, sobre todo paños y géneros. Otros invirtieron en tierras en las que inicialmente sembraron caña de azúcar para mieles y aguardientes, o en ganadería para proveer distritos mineros.

15

Fotos: AFP

Minería


16

Agro

Piangua, atún y camarón, al borde de la extinción La pesca marina desembarcada en puertos colombianos asciende a 100 mil toneladas anuales y suministra unos 37 mil empleos directos e indirectos. Se estima que el 80% de la extracción se realiza en aguas del Pacífico, en donde algunas especies comienzan a disminuir.

Laura Garzón Acosta,

Unimedios

La sobreexplotación de los recursos pesqueros del Pacífico tiene en alerta a las autoridades ambientales, pues la industrialización de la pesquería, en contraposición a la artesanal, ha puesto en riesgo especies como la piangua, el atún y el camarón. A pesar de los estudios e investigaciones que se han realizado sobre estas especies, aún no existen datos específicos que permitan su cuantificación.

146

10 de julio de 2011

Piangua, de bultos a libras

La pesca indiscriminada del camarón de aguas someras en el Pacífico colombiano es ejemplo de la mala gestión de un recurso.

gún Murillo, “aquí la leña se usa para todo, por eso sobrevino también una tala desordenada. Lo que se ha ignorado es que los mangles no solo son la cuna de la piangua (cuya cosecha ocurre cada seis meses), sino de muchas otras especies como el piaguel, el neón, los mariscos, los pescados y los camarones”. Hace 20 años, el volumen de pesca de piangua se calculaba por bultos, hoy, por mucho, se sacan seis libras, dice Murillo, para quien el mayor impacto lo causan los barcos atuneros y camaroneros. Asegura que, “como única restricción, estos navíos deben guardar un kilómetro de distancia entre playa y mar adentro. Del resto del agua toman lo que necesitan, es decir, todos los recursos, y es ahí donde se evidencia que la

pesca artesanal siempre perderá”. Una de las mayores preocupaciones de los pescadores es que las estadísticas sobre la captura de la especie están incompletas, dado que es una actividad comercial informal. Los datos existentes son suministrados por asociaciones, por eso, mientras unos aseguran que son 55 millones de conchas las que se extraen al año en la zona norte del departamento de Nariño, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) señala que son 300 millones con un valor entre 8 mil y 10 mil por cada centenar, lo que representa ingresos entre 24 y 30 mil millones de pesos. Lo cierto es que los manglares ya empiezan a sufrir las consecuencias de la sobreexplotación, y muestran una disminución en la abundancia y calidad del recurso,

AFP

La piangua es el principal producto de la pesquería artesanal de moluscos de la costa Pacífica. Se calcula que 30 mil familias de estratos 1, 2 y 3 se dedican a extraerla como base de su sustento económico. Este molusco es conocido con diversos nombres, que varían según su lugar de procedencia. En países como Colombia y Costa Rica se le dice concha o piangua hembra, en Ecuador, pata de mula y en México, almeja sangre. Durante la marea baja, mientras está descubierto el suelo del manglar, los piangueros –como se les dice a quienes pescan manualmente– aprovechan para llevarse consigo la mayor cantidad de conchas, lo cual ha conducido a su sobreexplotación. Mientras en 1996 se atrapaban aproximadamente 25 millones de pianguas, para el 2008 la cifra cayó a 5 millones. Enrique Murillo, coordinador territorial del Consejo General de Los Riscales y zonificador de los manglares del municipio chocoano de Nuquí, afirma que las mujeres piangueras anteriormente no ejercían ningún control sobre el tamaño apropiado que debía tener el animal para su pesca. “Este molusco no se puede extraer si no tiene, mínimo, 5 cm de longitud. Antes es un desatino, pues aún no ha pasado por su proceso de reproducción”, dice Murillo, quien también es pescador, subrayando que en Nuquí es donde más se captura la especie. Actualmente, además de conocer el momento indicado para su extracción, también es posible distinguir su género “Hace 30 años era complicado saber si se trataba de machos o hembras, entonces la pesca era indiscriminada. Hoy estamos pagando las consecuencias de no haber tenido las reglas claras”, advierte. Adicional a ello, habitantes de la zona empezaron a tumbar los árboles de los manglares. Se-

tal como ha sido advertido por las comunidades a lo largo y ancho del Pacífico.

La penuria de atún Datos de la Corporación Colombia Internacional muestran que de atún, especie en riesgo de extinción, en el 2001 se explotaron en el Pacífico 79.319 toneladas, y en el 2009 la cifra se redujo a 119 toneladas, año en que aportó el 69% de las capturas en esta región, lo que demuestra que su aprovechamiento es un tema de gran sensibilidad para el país. Su pesca se realiza durante todo el año, exceptuando aquellas épocas en las que se presentan fenómenos meteorológicos u oceanográficos adversos como tormentas, oleaje o marea alta. Su producción


El sustrato blando del manglar representa el hábitat de las pianguas, donde viven enterradas entre las raíces de los árboles.

Por su parte, el camarón, uno de los principales recursos pes-

problemas comunes que amenazan la biodiversidad marina y el desempeño social y económico del sector”, asegura el científico Díaz, al explicar que los procedimientos de extracción resultan especialmente destructivos para la fauna y la flora de estos ecosistemas. “En los años 2004 y 2006, altos niveles de esfuerzo de pesca produjeron una disminución importante de camarón; el recurso, en su estado actual, refleja sometimiento a un esfuerzo inmediato”, puntualiza. Colombia demuestra una disparidad entre el volumen de recurso explotable, la capacidad técnica de explotación y la demanda de recursos pesqueros, a lo que se suma la complejidad política y legal de los espacios marinos y costeros. En ese sentido, para las próximas décadas no se tendrá claro de

dónde saldrá ni quién proveerá el estimado de consumo de pescado que se calcula en 11 kilogramos por colombiano al año. Según el biólogo, la situación actual de la dinámica de pesca en el Pacífico demanda el diseño e implementación de medidas complementarias como vedas y cuotas, que garanticen el sustento para las personas que tradicionalmente dependen de este oficio. “La creciente tensión entre pescadores artesanales e industriales, sumada a la cada vez más frecuente ocurrencia de fenómenos y eventos ambientales, suponen que pese a ser un recurso renovable, no es infinito. Por eso, es urgente la adopción de normas y estrategias que garanticen la seguridad alimentaria y el bienestar de las comunidades costeras”, concluye Díaz.

10 de julio de 2011

Camarón sobreexplotado

queros del mundo, también se encuentra en peligro de extinción. Su producción creciente alcanzó los 3,4 millones de toneladas en el 2005, evaluadas comercialmente en 14 mil millones de dólares que representan el 17% del valor económico de la pesca global. En el Pacífico colombiano existen dos tipos de flotas pesqueras que lo explotan: la de Camarón de Aguas Someras (CAS) y la de Camarón de Aguas Profundas (CAP), que los extraen entre los 40 y 400 metros de profundidad. La operación de una embarcación de CAP consiste en realizar seis arrastres diarios, cada uno con una duración promedio de tres horas, durante 35 días efectivos que componen una jornada, lo que se repite cinco veces al año. “Estas pesqueras enfrentan

146

es esencialmente industrial y está conformada por actividades como la preparación de bienes procesados, incluyendo filetes congelados empacados al vacío y carne enlatada. “No hay estudios disponibles sobre el estado de las principales especies de atún capturadas en aguas colombianas. La mayoría de medidas de manejo que se han adoptado se fundamentan en información de organizaciones regionales, bajo el principio de pretensiones comerciales o políticas nacionales”, indica el biólogo de la Universidad Nacional y director científico de la Fundación Marviva, Juan Manuel Díaz.

17

Archivo particular

Agro


18

Agro

Bovinos están consumiendo

mala hierba

Un inventario de 70 especies de plantas que alimentan a los bovinos en Casanare y Meta evidenció que 22 de estas son tóxicas. Las repercusiones son graves para el sector ganadero. Giovanni Clavijo Figueroa,

146

10 de julio de 2011

Evidencias de enfermedad En las 148 fincas examinadas en los departamentos de Meta y Casanare, se halló que el principal efecto ocasionado por el consumo de plantas tóxicas es el síndrome de muerte súbita de los animales, sin la presencia de signos clínicos. También se estableció que algunos bovinos registran fotosensibilización, es decir, lesiones en la piel conocidas entre los granjeros como peladeras o fiebrón. Según María Cristina Lozano, “pueden ser producidas por un pigmento que circula en la epidermis y se activa con la luz solar alterando los tejidos”. Esta reacción de la piel es ocasionada por plantas como la “lantana”, ampliamente sembrada

Asclepia curassavica y Allamanda son algunas de las plantas tóxicas que está consumiendo el ganado en los departamentos de Casanare y Meta, señala el estudio de la UN.

en las fincas de los Llanos Orientales, y por pasturas de “braquiaria”, presentes en el 85% de los predios visitados. No obstante, para los vaqueros, la especie responsable de las lesiones en su ganado es el “orejero”, señala la investigadora.

El inventario En la lista construida por los médicos veterinarios de la UN aparecen como tóxicas las plantas pertenecientes a las familias Apocynaceae, entre las que se encuentran el borrachero blanco (Mandevilla trianae, Mesechites trifidus), el borrachero rojo (Allamanda sp., Marsdenia rubrofusca), el borrachero negro (Tabernaemontana heterophylla, Tabernaemontana siphilitica) y el borrachero turma de perro (Stemmadenia grandiflora). Para los investigadores resultó preocupante establecer que el 41% de los encuestados no reconoce ninguna planta como venenosa, y solo el 25% sabe de una. La colecta y posterior clasificación del inventario integra más de 70 plantas. “Encontramos especies de interés farmacológico, por ejemplo, para tratar enfermedades renales”, asegura Carlos Moreno. Sobre el compuesto tóxico del

Cortesía CIF

Con cerca de 27 millones de cabezas de ganado, Colombia es el noveno país con mayor población de bovinos en el mundo, según la Organización para la Agricultura y Alimentación de las Naciones Unidas (FAO). En los Llanos Orientales colombianos, las explotaciones ganaderas son extensivas, y los bovinos pastorean en zonas abiertas donde fácilmente pueden consumir plantas de todo tipo, incluso tóxicas, de las que se conoce muy poco, pese a investigaciones previas realizadas por investigadores de la Universidad Nacional y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), señala la veterinaria de la UN María Constanza Lozano. Estas plantas se caracterizan por tener metabolitos secundarios y otra serie de compuestos químicos como cumarinas, saponinas, glicósidos cianogénicos y cardiotónicos, alcaloides, nitratos y ácido monofluoroacético, entre otros, que pueden producir toxicosis, enfermedad ocasionada por el consumo de tóxicos. Así lo explica la investigadora Lozano, quien junto al médico veterinario Carlos Moreno se embarcó en un nuevo estudio que busca integrar la salud de los bovinos y el análisis químico de las plantas que consumen. “Visitamos fincas y entrevistamos a los granjeros para saber qué plantas consideran nocivas para sus animales. Así, realizamos un inventario botánico y tomamos ejemplares para su identificación taxonómica en herbario. De igual manera, examinamos el ganado enfermo y les tomamos muestras para caracterizar posibles intoxicaciones”, afirma el profesor Moreno, coordinador de la investigación.

Andrés Felipe Castaño / Unimedios

Unimedios

helecho macho (Pteridium aquilinum), que crece en el piedemonte, hay reportes que señalan su excreción en la leche de las vacas. En total, los investigadores identificaron 40 plantas reconocidas como tóxicas por la población, 22 sospechosas de causar intoxicación (por la alteración de la salud que causan en los animales) y 12 empleadas con diferentes propósitos por parte de la comunidad. Muchas de estas no tienen registros científicos relacionados con su composición química y/o actividad toxicológica o farmacológica, advierten los especialistas de la UN.

Mortalidad Reportes realizados por el ICA en años anteriores estiman que el 0,5% de los bovinos mueren por el consumo de plantas tóxicas. La investigadora Lozano hace cuentas así: “Tenemos que el 27% de los 27 millones de bovinos están concentrados en la región oriental colombiana. Si traducimos este porcentaje en número, podemos estimar que 35 mil reses morirían cada año en los Llanos Orientales por el consumo de este tipo de plantas”. El estudio de la UN busca

ofrecer a los ganaderos herramientas para que aprendan a reconocerlas y sepan cuáles son los tratamientos que deben aplicar para evitar la mortalidad. “Culpar a las plantas no es la solución. De hecho, está ocurriendo que, si un ganadero identifica una planta tóxica, la tumba. Están cayendo muchos árboles”, indica María Constanza Lozano. Según su criterio, “se debe dar un mejor manejo a las explotaciones ganaderas, tener una buena oferta forrajera (sobre todo en época de sequía que es cuando el ganado consume cualquier especie que aparece en su camino), agua disponible y cercar zonas que presenten una alta cantidad de plantas, como los bosques”. Para Carlos Moreno, el ideal es la prevención más que el tratamiento de las intoxicaciones o la erradicación de las plantas, pues estas cumplen una función importante en los ecosistemas, sea cual sea su composición. El consumo de aquellas especies nocivas se amplía en periodos de crisis, cuando no hay alimento, y es justo en esos periodos cuando suceden los picos más altos de mortalidad. Identificada esta problemática, se le debe aportar a la previsión”, finalizó el médico veterinario de la UN.


146

10 de julio de 2011

19


Agro Hermann Sáenz, Unimedios

En el proceso de elaboración de la panela se requieren tres plantas que sirven como aglutinantes naturales y limpian los jugos de la caña de azúcar: el balso, el camillo y el guásimo, que se producen silvestres en algunas zonas de Cundinamarca. Sin embargo, estas especies corren peligro por el uso desmedido. Para evitar su extinción, el Centro Internacional de Física (CIF), adscrito a la Universidad Nacional de Colombia, desarrolló un proyecto de reforestación en la cuenca hidrográfica del río Negro, en los municipios cundinamarqueses de Guaduas, Caparrapí, Puerto Salgar y Chaguaní. Este último, aunque no pertenece a la cuenca, presentaba la misma problemática. La escasez de las especies nativas empezó a ser evidente para los paneleros cuando, para encontrar el camillo, debían avanzar más por la ribera del río. “Era difícil hallarlo en su estado natural”, comenta Abraham Ramírez, panelero de Chaguaní. Según el productor, este tipo de plantas son sometidas a un proceso que comienza extrayendo la corteza del tallo principal para macerarla y humedecerla en agua. Dos horas después de haberla dejado reposando en un balde, esta produce una sustancia viscosa que se aplica a los jugos de la caña en el momento de la cocción, cuando se fabrica la miel. Así se limpian todas las impurezas y se obtiene una panela más refinada. “Pero, al cortar la corteza, el tallo del árbol queda totalmente desprotegido e inmune a plagas y enfermedades, además se inhibe la conducción de nutrientes”, explica José Mejía, integrante del grupo de biotecnología del CIF, enfatizando en que, por ejemplo, el camillo es una especie que en el municipio de Guaduas desapareció. Hay que tener en cuenta que una carga de panela equivale a 100 kilos y 10 cargas componen una tonelada. Así, por carga se necesitan 0,32 kg de camillo, 0,65 kg de balso y 1,31 kg de guásimo. Cerca de 10 árboles de balso se ven afectados por cada 100 cargas. En un trapiche se puede producir cerca de una tonelada de panela cada dos meses. Bajo estas circunstancias, era necesario lanzar un salvavidas para las especies.

146

10 de julio de 2011

Propagación

Reforestación mejora producción de panela en Cundinamarca

Cortesía CIF

20

Expertos del Centro Internacional de Física enseñan el proceso del cultivo de balso en una finca de Caparrapí (Cundinamarca).

Tres especies de plantas útiles como aglutinantes en la elaboración de la panela fueron rescatadas de la extinción. Un proyecto de biotecnología halló la forma precisa de propagar sus semillas y hoy los paneleros las cultivan bajo el principio de agricultura ecológica.

darios que son superficiales y no profundos como los primarios. Por tanto, los árboles quedan expuestos a un posible volcamiento por acción del viento o por ablandamiento del suelo durante la lluvia”, aclara el especialista. De las tres especies, la más difícil de propagar fue el balso. Por el método de estaca, obtuvo porcentajes entre 0% y 4%, mientras que por semilla, mezclando humus de lombriz con suelo y manteniendo condiciones controladas de humedad, los porcentajes de germinación llegaron al 50%.

con el arbusto del camillo, que según los productores es el mejor aglutinante, se obtuvieron resultados del 95%. Hoy los paneleros no ven estas especies como recursos inagotables. Partiendo de los principios de la agricultura ecológica, aprendieron a sembrarlas y a producirlas, y de esa manera le han puesto freno a su extinción, al tiempo que evitan la deforestación en la cuenca del río Negro, cuyo cauce había decrecido según los chequeos adelantados por la Empresa de Energía de Cundinamarca, cofinanciadora del proyecto.

El proyecto de reforestación productiva propuesto por el CIF contempló la revisión del proceso de propagación de las especies a través de semillas, estacas o esquejes, con el fin de que los paneleros las cultiven en sus fincas, o por lo menos realicen una extracción más sostenible y eviten pelar totalmente el tronco o el tallo del árbol, para que la corteza se regenere. Según el investigador Para hacer los arreglos agrofoMejía, se evidenció que la restales se adecuaron lotes de Cifras paneleras forma óptima de expansión en la región 2,5 hectáreas, en los que se comde las planta ocurre a través binaron las especies. Junto a los de las semillas. “Al sembrar las especies en estas zonas productores, los investigadores El Ministerio de Agriculde ladera, resulta importantura y el Fondo para el Fodel CIF evaluaron todo el proceso te que los árboles desarromento Panelero señalan que llen su sistema de raíces pa- de crecimiento de las plantas. Los en el 2010 había sembradas ra mejor agarre en el suelo. resultados son promisorios. en Cundinamarca 48.000 Los métodos de propagación hectáreas de caña panelera asexuales, como estacas y es(correspondientes al 20% de quejes, no son apropiados para Mediante el mismo proceso, la producción del país), y los reneste propósito, pues incentivan con el guásimo se logró entre el dimientos eran de 4,36 toneladas el crecimiento de rizomas secun- 75% y el 80% de propagación, y por hectárea.

El municipio de Caparrapí tenía 12.000 hectáreas sembradas, Chaguaní 1.350 y Guaduas 1.260. Puerto Salgar no es importante en la producción de panela, pero estuvo incluido en el proyecto por los problemas de deforestación y degradación de suelos. Según la Encuesta Nacional Panelera, en Cundinamarca había cerca de 8.000 productores en el 2010, de los cuales se reportaron 1.249 en Caparrapí, 341 en Chaguaní y 238 en Guaduas. Acorde con el empleo tanto permanente como temporal que genera, esta actividad puede llegar a ser tan importante como la del café. Otra especie incluida en el proyecto y que igualmente se origina en esta región del país es la jatrofa: se trata de una planta oleaginosa cuya semilla tiene un aceite especial para producir biodiésel. “Buscamos aprovechar dicha semilla como fuente energética en el proceso de elaboración de la panela, quemándola directamente en las hornillas y así evitar el uso de llantas en los trapiches”, precisa el investigador Mejía.


21

Fotos: Archivo Unimedios

Agro

Encuentran dañinos hongos en zapallo

te graves enfermedades, cuyos hongos, llamados también agentes causales, fueron identificados como: Alternaria sp., Curvularia sp., Fusarium sp., Micelia sterilia sp., Oidium sp., Penicillium sp. y Nigrospora sp., este último nuevo para el zapallo.

Unimedios

El zapallo Cucurbita moschata Duch, conocido en algunas regiones del país como calabaza, ahuyama o “gallina de pobre”, es una de las hortalizas más importantes en Colombia, teniendo en cuenta que su área sembrada es de 3.600 hectáreas, con una producción que en el 2007 contabilizó 65 mil toneladas, según el Programa de Hortalizas de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira. Su importancia está definida por su versatilidad en el consumo humano, tanto en forma directa (sopas, cremas, dulces, purés y jugos), como indirecta, pues sirve de materia prima para la industria de harinas y deshidratados. Pero quizá lo más destacado es su alto contenido nutricional: almidones, proteínas y carotenos (sustancias que al ser consumidas se convierten en vitamina A), que la hacen un producto llamativo para el mercado internacional, especialmente en los países europeos y de Norteamérica. Sin embargo, en campo, los problemas fitosanitarios de naturaleza fungosa (relacionada con hongos) se han acrecentado durante los últimos años en su cultivo, al tiempo que se hace intensivo su comercio. Con el objetivo de identificar cuáles son los hongos que afectan de manera significativa las siembras de zapallo, Jacqueline Quiñones Hernández, ingeniera agró-

noma de la UN en Palmira, con apoyo del profesor Sanín Ortiz Grisales, desarrolló durante dos años una investigación que le permitió reconocer diversas enfermedades fungosas y hallar el Nigrospora sp., un perjudicial hongo desconocido hasta ahora como causante de lesiones en las hojas del zapallo.

Las siete “plagas” El estudio comenzó identificando en campo los hongos asociados a las enfermedades más frecuentes en lotes comerciales de zapallo, ubicados en el corregimiento El Bolo (municipio de Palmira), en la Granja Mario González Aranda (propiedad de la UN) y en el corregimiento El Carmelo (municipio de Candelaria). Allí se recolectaron alrededor de 800 muestras de lámina foliar (haz y envés de las hojas) de las plantas con los síntomas típicos de una enfermedad fungosa, como son decoloración y resequedad. Los fragmentos fueron transportados en bolsas individuales debidamente identificadas hasta los laboratorios de microbiología y fitopatología de la UN para adelantar el proceso de aislamiento de microorganismos fungosos. “Les realizamos cortes del tejido foliar de aproximadamente 0,5 mm², tomados de la zona de transición entre el tejido sano y enfermo. Los desinfectamos por inmersión en solución de hipoclorito de sodio y alcohol al 70% durante un minuto”, explica Jacqueline Quiñones.

Después de identificar los microorganismos, los científicos realizaron pruebas de patogenicidad para examinar si eran agresivos con la planta de zapallo. “Para inocular cada uno de los microorganismos aislados, se introdujeron en cuatro plantas mediante una técnica denominada de punción, que consiste en realizar una herida en la lámina foliar de la planta con un alfiler para inyectar 1 ml de la suspensión fúngica en alta concentración”, señala la investigadora. Durante los análisis de laboratorio, los expertos encontraron en las tres zonas evaluadas sie-

Imagen 1

Imagen 2

Fotos: Cortesía Sanín Ortiz

Jeinst Campo Rivera,

146

Científicos de la UN en Palmira descubrieron cuatro hongos que causan siete enfermedades en este producto, de gran importancia en la región. Uno de los organismos no había sido reportado para la hortaliza.

Con la identificación e inoculación de los siete hongos causantes de severas enfermedades en los cultivos de zapallo, se determinaron también los síntomas que cada uno genera en los cultivos. El hongo de mayor impacto es el Fusarium sp., responsable de una brusca marchitez en la planta que incluso puede causarle la muerte, pues corta transversalmente sus haces vasculares. Igualmente ocurre en el cultivo ya establecido, pues a medida que va avanzando la enfermedad, la hoja presenta clorosis (palidez), marchitamiento y un secamiento lateral (ver imagen 1). Asimismo, Alternaria, Curvularia, Micelia, Oidium y Penicillium son potentes hongos que provocan la aparición de manchas amarillas y blancas hasta los tejidos más profundos de las hojas, secándolas definitivamente. “Estas enfermedades interfieren en el desarrollo y producción de los cultivos, que en la mayoría de casos presentan síntomas reflejados en hojas, tallos y frutos”, asegura el profesor Sanín Ortiz, director de la investigación. El nuevo hongo llamado Nigrospora sp. ocasiona en las plantas lesiones cloróticas (cambios de color) y necróticas (muerte de células), que aumentan considerablemente de tamaño y se extienden desde los márgenes de la hoja hacia el centro, invadiendo significativamente el tejido. “Este hongo aún no está reportado como patógeno para Cucurbita moschata Duch, pero en el análisis se encontró presente en altos niveles bajo condiciones de campo y demostró tener graves incidencias en las muestras de patogenicidad”, agrega el docente de la UN (ver imagen 2). Los investigadores señalan que el estudio sienta un precedente sobre las enfermedades del zapallo, y les abre el camino a los científicos del país para desarrollar productos fungicidas y controladores de plagas.

10 de julio de 2011

Potente acción


22

Ciencia Alejandro Borráez, Unimedios

Si bien se piensa que el desarrollo de las ciencias físicas y químicas tiene como máxima la producción nuclear, la actualidad de estas áreas se enfoca en la investigación de mecanismos que permitan su desarrollo en industrias como la farmacéutica, médica e informática, a partir de la creación de nuevos materiales y la manipulación molecular. Tales desarrollos ya son una realidad y sus posibles aplicaciones van en aumento, aseguraron científicos durante el curso Propiedades Electrónicas de Sistemas Complejos, realizado por la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos y la Universidad Nacional de Colombia, entre el 6 y el 17 de junio pasado. En este evento, los 51 participantes, entre estudiantes de doctorado y reconocidos físicos y químicos de todo el mundo, discutieron los principales avances en temas como la trasferencia de energía, el control molecular, el uso de láseres y la creación de energía, entre otros. “La idea es hacer una sinergia entre experimentación y teoría. Los científicos empíricos hacen sus pruebas de ensayo y error sobre nuevos materiales, mientras que los teóricos los caracterizan y formulan posibles predicciones”, asegura Alejandro Perdomo, estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard.

El control de las moléculas mueve el mundo hoy Con la aparición del láser en 1916, gracias a los fundamentos de Albert Einstein, los científicos iniciaron el estudio de la aplicación de este dispositivo de luz controlada en la manipulación de moléculas. Aunque continúa su desarrollo, hoy se prevé que su uso pueda aplicarse en la creación de energías renovables, la detección de enfermedades como el cáncer y el aumento de las velocidades de transmisión de datos.

El mayor avance científico

146

10 de julio de 2011

Los nuevos materiales La necesidad de crear nuevas formas de energía que reduzcan la producción de contaminantes y materiales o cadenas moleculares complejas ha motivado entre los científicos la comprensión de procesos efectivos de captación de energía y luz. Uno de los ejemplos más eficientes es la fotosíntesis, con una efectividad del 99%. “Se

Con el control molecular a través de ondas de sonido se mejora la tecnología del láser, pasando de escalas micro a nanoscópicas.

busca crear un material capaz de imitar la fotosíntesis, para que la luz entre en él y genere energía a partir de la excitación de los electrones”, dice Perdomo. Al crear nuevos materiales es necesaria la comprensión de las moléculas y su comportamiento natural, según explica Fainstein: “Fabricar acero es mezclar algunos metales a ciertas temperaturas y esperar que naturalmente las moléculas se mezclen. Para hacer nuevos materiales se debe ordenar la unión de moléculas midiéndolas con la luz del láser. Se toma un cristal con una capa muy delgada de oro, el cual tiene una absorción de luz en una frecuencia muy específica; cuando sobre este mineral se pega algo, la frecuencia se corre, entonces lo que hacemos es mirar esa variación para saber en qué momento las moléculas se van pegando. Si variamos las

frecuencias, podemos controlar el proceso”, señala. Mientras los científicos buscan con esta manipulación molecular interesar a industrias como la farmacéutica, con el fin de financiar sus investigaciones, continúan analizando nuevas aplicaciones que puedan tener implicaciones tan importantes como el cambio del sistema binario, actualmente utilizado en las comunicaciones. “Estamos haciendo algo parecido para crear sonido mono-tono, que hace que los sólidos vibren a altísimas frecuencias. Actualmente, las tecnologías que utilizan los láseres se miden en el orden de los gigahercios y no hay una perspectiva de ampliación. Con este diseño habría una manera de producir una frecuencia mil veces más alta, y eso, en principio, serviría para codificar información a una velocidad muy superior, cercana a los

AFP

Hoy, el control molecular es considerado como el más grande desarrollo de la ciencia. Como concepto se ha incluido en la química, en la mecánica cuántica y en la física, y busca manipular la materia a nivel atómico molecular. Para ello se utilizan los láseres, que por sus características (frecuencias y longitudes ajustables), facilitan un trabajo controlado. “Lo importante es comprender las propiedades naturales de los materiales y crear mecanismos para que las partículas se modifiquen”, explica el doctor en Física Alejandro Fainstein, quien con su grupo de investigación ya inició la aplicación del control molecular. “Trabajamos en el diseño de reductores del riesgo que generan pesticidas como el glifosato, a partir de capas de moléculas que funcionan como anticuerpos y capturan a otras que puedan resultar nocivas. El láser nos permite identificarlas y determinar si hay peligro”, comenta el físico. La estrategia, que se desarrolla actualmente en el Centro Atómico de Bariloche (Argentina), podría aplicarse a otros campos en los que la detección y control molecular son de vital importancia. “Por ejemplo, hay cánceres que se manifiestan primero por la aparición de moléculas destructivas en el cuerpo, así que se podrían detectar tempranamente e incluso tratarse antes de que se forme el tumor”, advierte el investigador.

terahercios”, sostiene el científico. Aunque en la práctica los procesos ya se están ejecutando, la evolución de estos procedimientos ha generado la necesidad de formular nuevas teorías que permitan comprender su funcionamiento. “Los sistemas que estudiamos son muy pequeños: nanopartículas (aproximadamente una millonésima parte del grueso de un cabello), por lo que la descripción de estas reacciones se formulan con ecuaciones de mecánica cuántica. Ahora el reto es encontrar aproximaciones y trucos para simplificar dichas ecuaciones y lograr que los procesos se puedan describir con los ordenadores que existen en la actualidad”, agrega el químico teórico Alberto Castro. Se espera que con la experiencia de teóricos y prácticos, la aplicación de estos métodos pueda ejecutarse en el menor tiempo posible.


Ciencia “También estudiamos el Infiernito, en el parque arqueológico de Moniquirá (Boyacá), en donde existen monolitos (bloques de piedra) de 4 metros de altura, que se están deteriorando por los mismos factores, y no reciben ningún tratamiento”, dice el profesor Öcal. En ese lugar, la variabilidad térmica (entre -5 ºC y 30 ºC), durante los cambios estacionarios, y la alta pluviosidad anual (entre 700 y 1.000 mm) son los principales causantes del deterioro de las rocas. “Encontramos una fina biocostra construida por líquenes crustáceos que se centra en las superficies más porosas. Estas especies ejercen una acción mecánica sobre las rocas, debido al cambio de volumen de sus hifas (filamentos estructurales del hongo) y a procesos de solubilización de la roca por la acción de los ácidos orgánicos que allí se originan (ácido oxálico, cítrico y glucónico)”, destaca el arqueólogo. La iglesia Santa Bárbara en Bogotá no es ajena al deterioro. Tras el análisis realizado en esta edificación construida en 1665, se encontró a través de un mapeo cromático (en el que se marcan por colores los niveles de daño de la estructura), que tanto la fachada como el interior presentan altos niveles de desgaste, producto, entre otros aspectos, de la contaminación atmosférica generada en la capital. “Los daños más relevantes se deben a la cantidad de ácido úrico en su base y techo (producidos por los transeúntes y las aves), que han debilitado considerablemente las columnas, en las que se puede ver desmoronamiento, pérdida de rigidez, fisuras en las vigas principales y coloración verde, negra y blanca, causadas por diferentes tipos de hongos”, enfatizó Öcal.

Alejandro Borráez, Unimedios

Los turistas que visitan el municipio de Aipe, en el norte del departamento del Huila, para apreciar los vestigios aborígenes conocidos como Piedra Pintada y Piedras del Callejón, considerados como una de las atracciones culturales más importantes del país, están encontrando un panorama totalmente distinto: los petroglifos o símbolos grabados en roca, que corresponden en su mayoría al periodo neolítico, hoy se mezclan con restos de pintura utilizada para resaltar las formas rupestres, en un proceso que pareciera contrario al de la conservación. El problema, que afecta tallados en piedra con representaciones de narigueras o chagua-

les, anzuelos, cuentas de collar, colgantes y sonajeros, es visible en la mayoría de sitios de alto reconocimiento turístico en Colombia, dice el arqueólogo Ali Duran Öcal, investigador de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional, y quien junto a expertos turcos y alemanes hizo recientemente un diagnóstico sobre la situación del patrimonio cultural en varias zonas del país. “Hay riesgo de que esta herencia se pierda, pues no existen estudios sobre su inventario y situación”, aseguró.

Acción nociva del medioambiente “Cuando fuimos por primera vez, comprendimos por qué su nombre. Los petroglifos que

se observan abiertamente en el borde de la carretera no solo han sido modificados en su forma, sino que, de modo rudimentario, se han resaltado sus grabados ¡con pintura roja!”, describe el investigador al explicar el estado de Piedra Pintada, donde 120 petroglifos distribuidos en 21 rocas presentan la formación de musgos y líquenes (hongos) en la superficie, descomposición de la roca por filtración de humedad e intervención humana como abrasiones y grafittis. El diagnóstico fue elaborado con el objetivo de establecer proyectos de protección y conservación del los petroglifos del municipio de Aipe, para que sigan siendo un activo cultural a escala municipal y regional, destaca el profesor Carlos Sánchez, coinvestigador del proyecto.

La importancia del patrimonio En la XVII Convención de la Unesco (1972) se declaró que, para la protección del patrimonio cultural y natural, cada uno de los estados reconoce la obligación de identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio situado en su territorio. Por tal motivo, el arqueólogo de la UN concita a los habitantes y a las autoridades a trabajar conjuntamente en la rehabilitación de estos espacios: “Su importancia no termina en la creación de identidad, sino que se extiende a la posibilidad de convertirse en base del turismo patrimonial, con reconocimiento internacional por la conservación de piezas históricas”. Por esto, explica la necesidad que hay en el país de entender la importancia del paisaje natural y cultural, determinado por las imágenes paisajísticas que lo componen. “Europa es un buen ejemplo. Han pasado cientos de años y las estructuras patrimoniales de países como Francia, Alemania o Grecia no han cambiado, por el contrario, son el motivo de la masiva visita de turistas, que genera los principales recursos en sus ciudades. A la vez, hay orgullo y tranquilidad en sus habitantes, e incluso ello los hace más productivos”, finaliza el profesor de la Universidad Nacional.

10 de julio de 2011

Sustancias ácidas presentes en la lluvia, desechos y excrementos orgánicos, gas carbónico y alteraciones producidas directamente por el hombre, son algunas de las causas del acelerado deterioro del patrimonio cultural colombiano. No obstante, el desconocimiento de los elementos que conforman dicho capital es la principal causa de su decadencia.

Fotos: Archivo particular

El patrimonio cultural del país se está desmoronando

146

La zona arqueológica de San Agustín (Huila) contiene piedras con grabados petroglíficos en peligro por la contaminación de insecticidas, fábricas, excrementos y quemas en la zona.

Con la intención de mejorar la visibilidad, habitantes de la zona resaltan con pintura de color los petroglifos. El problema es que esta sustancia se filtra en los grabados y los deteriora.

23


24

Reseñas Tipificación de los sistemas constructivos patrimoniales de “bahareque” en el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia Autor: José Fernando Muñoz Robledo Escuela de Arquitectura y Urbanismo Universidad Nacional de Colombia en Manizales El libro es el resultado de la investigación realizada de manera conjunta por el autor con la Sociedad Colombiana de Ingeniería Sísmica y el Fondo para la Reconstrucción Económica y Social del Eje Cafetero (Forec). Su importancia radica en que generó la modificación al reglamento de construcciones sismorresistentes para el bahareque encementado, mediante el Decreto 052 de 2002. Su autor considera que, con este documento, se evidencia un escenario contextual sobre la cultura, tradición y patrimonio edi-

licio representado en los sistemas constructivos de bahareque regionales, los cuales caracterizan la arquitectura patrimonial del hoy denominado “Paisaje Cultural Cafetero de Colombia”, en el marco de su evolución tecnológica. Se presenta como documento técnico de soporte que detalla la tipificación de dichos sistemas constructivos, con el objeto de que, a partir de ser descifrados como proceso constructivo, especificaciones técnicas con detalles en escala y, definidas sus patologías constructivas básicas, pueda complementarse con

estudios de afectaciones generalizadas de sus componentes, materiales, análisis y comportamientos estructurales. El fin es inducir a una cultura coherente de conservación e intervención de un patrimonio arquitectónico y tecnológico, cuya particularidad bien representa universalmente esta región cultural del país. Las tipologías constructivas del bahareque que presenta el libro representan una tipificación básica y general de estos sistemas constructivos, de gran presencia en la Región Andina y cafetera colombiana.

Datos de prueba y acceso a los medicamentos

Autor: Grupo de Investigación Derecho y Desarrollo “Prometeo” Colección Gerardo Molina del Instituto de Investigación de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales (Unijus) Universidad Nacional de Colombia

Este trabajo investigativo devela una nueva forma de protección de la información sobre los medicamentos, mediante la concesión de exclusividad por un tiempo determinado a los Datos de Prueba. El tema, a pesar de que en Colombia está regulado en forma expresa por el Decreto 2085 de 2002 y había sido contemplado en la Decisión 486 del 2000, en concordancia con los Acuerdos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic), no ha sido objeto de mayor estudio por parte de los especialistas, afirman los

investigadores del grupo Prometeo, liderados por el profesor Martín Uribe Arbeláez. Argumentan que, si bien hubo gran controversia con motivo de la expedición de dicho decreto, que se agudizó con el TLC Colombia-USA en el que se planteó la extensión de 5 a 10 años de las patentes en su periodo de protección, en los textos de propiedad industrial esto no ha sido objeto de análisis. En su consideración, resulta increíble que este aspecto de los medicamentos –de tanta trascendencia para la salud pública, pues impide

la presencia de competidores en el mercado– no haya sido abordado con la profundidad que se merece por parte de la literatura jurídica nacional, y apenas se hubiera constituido en una polémica de carácter político. Este texto pretende llenar dicho vacío, y evidencia el interés económico que hay en juego con la exclusividad de los medicamentos, ya que saca del mercado la competencia de los genéricos y determina precios monopólicos en detrimento del derecho fundamental de la salud.

Formación gerencial en valores. Conceptos y prácticas Autor: María del Pilar Rodríguez Córdoba Departamento de Ingeniería Industrial Universidad Nacional de Colombia en Manizales El oficio de gerencia requiere firmes apoyos para identificar el espectro de posibilidades para elegir y actuar bien, lo cual implica una estrecha relación con la ética, en particular con los valores morales. Esta es una argumentación clave para que la ética sea la base de la formación del talento humano para la gerencia, a partir del reconocimiento de las relaciones necesarias para la comprensión del mundo social y natural, y para el acceso al conocimiento gerencial como un tema-problema que atañe a nuestra condición hu-

mana, profesional y ciudadana. Por tanto, la formación en valores se concibe con la intención de que el gerente se aproxime a su quehacer de manera crítica y propositiva, con un enfoque que le permita acercarse a los conocimientos e implicaciones que configuran su profesión y genere hábitos que evidencien sus responsabilidades e impactos en un país como Colombia. Propende, entonces, por un profesional creador de soluciones a los problemas que plantea nuestro medio, ya que las exigencias esenciales de la ética gerencial no solo sirven para satisfacer

los objetivos de una organización, sino también para tener personas conscientes de sus responsabilidades y de las consecuencias de sus decisiones. Con ello se excluirá la idea de una ética que trata temas interesantes, pero que no tiene valor formativo y práctico. El libro se divide en dos partes: la primera contiene una base conceptual sobre ética, ética gerencial, valores y formación. La segunda proporciona herramientas prácticas para la formación gerencial en valores, por medio de talleres diseñados a partir de pedagogías activas.

Pablo Morillo

Documentos de la reconquista de Colombia y Venezuela. Transcripciones del Fondo Documental Pablo Morillo

146

10 de julio de 2011

Universidad Nacional de Colombia Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos

Como parte de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Colombia, el texto presenta una compilación de fuentes documentales que narran las experiencias del General en Jefe del Ejército Expedicionario Pablo Morillo, en la Nueva Granada y la Capitanía de Venezuela, entre 1815 y 1820. Muestra una selección de docu-

mentos del General, sus solicitudes a las autoridades de la metrópoli y la comunicación con sus subalternos en los diferentes escenarios de la campaña americana. La totalidad de los escritos se encuentran en el Archivo de la Real Academia de Historia de España, que autorizó su transcripción y publicación. Este fondo documental digitaliza-

do podrá ser consultado en Colombia por medio de la Universidad Nacional y el Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos, entre otras prestigiosas instituciones del país. Con la llegada de la colección Pablo Morillo a Colombia se enriquecerán notablemente las investigaciones para ahondar en el análisis de este periodo.

UN Periodico No. 146  
UN Periodico No. 146  

UN Periódico No. 146 - Publicación Digital Universidad Nacional de Colombia

Advertisement