Page 1

Río Bogotá Microorganismos descontaminan aire del río Bogotá

4

Especies Ganado criollo, a punto de desaparecer

6

Coyuntura Precio de la gasolina: ¿Estado vs. consumidor?

7

Coyuntura Exploración minera en Santurbán: un nuevo intento de burla

http://www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D.C. No. 143, domingo 10 de abril de 2011

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

¿Es estratégica la reforma a la educación superior? La propuesta de reforma planteada por el Gobierno nacional responde equivocadamente a las debilidades del sector y omite el impulso de la ciencia y la tecnología, condenando al país al subdesarrollo. El presupuesto, la calidad y la investigación siguen quedando relegados.

Pág. 8

Descubren dinosaurio en Boyacá Por primera vez en Villa de Leyva hallan los restos de un dinosaurio. Se trata de un saurópodo de hace 125 millones de años. La identificación del animal terrestre refuta la hipótesis sobre lo alejada que estaba esta región de la costa marítima hace 145 millones de años.

20

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

2


Río Bogotá

Microorganismos limpian

aire del río Bogotá Un sistema que utiliza microorganismos para degradar el azufre, principal contaminante del ambiente en las zonas aledañas al río Bogotá, está reduciendo las concentraciones de gas sulfuro de hidrógeno, altamente corrosivo y perjudicial para la salud de los habitantes.

Hermann Sáenz,

gas tiende a subir entre las 3:00 y las 5:00 a.m. Otra de las características del gas es su alta acción corrosiva. Según la investigadora del CIF, “así las concentraciones sean bajas, el hierro o cualquier otro elemento aleado con este metal termina destruido. En muchos casos, las industrias buscan los beneficios del biofiltro no tanto para reducir las toxicidades que produce en el ambiente, sino para bajar los costos de mantenimiento de sus equipos deteriorados por el H2S. La lucha de los campesinos se centra en los tejados y en los cercados que terminan corroídos”.

Unimedios

Cuando se viaja por la carretera que conduce a la cascada Salto del Tequendama (en Cundinamarca), es característico sentir un aroma a huevo podrido que pareciera emanar de las aguas del río Bogotá. Se trata de un gas llamado sulfuro de hidrógeno (H2S), que no solo se produce por la contaminación del acuífero, sino que es expelido por las industrias cárnicas y de generación de energía eléctrica que se encuentran en sus laderas. Para controlar estos olores, dichas empresas recurrieron hace algunos años a la instalación de filtros biológicos basados en agua, cuya misión era disminuir el número de partículas por millón (ppm) de H2S en el ambiente. Sin embargo, el efecto no fue el esperado: el sulfuro se redujo en mínimas cantidades y los biofiltros apenas duraron ocho meses. Por eso, en el 2009 decidieron hacer una convocatoria para recibir ideas novedosas que plantearan una solución. Fue entonces cuando investigadores del Centro Internacional de Física (CIF), adscrito a la Universidad Nacional, presentaron un programa piloto que logró mitigar en un 97% las emanaciones del gas. “Durante los momentos críticos de emisión de H2S, las concentraciones alcanzaban entre 300 y 800 ppm. Hoy, con el biofiltro que elaboramos, se han reducido a 24, y a veces a menos”, asegura Martha Guardiola, directora del Grupo de Biotecnología del CIF. Inicialmente, el mecanismo hecho con materia orgánica (melaza, excrementos de vaca y oveja, bagazo de caña y material vegetal, entre otros) procesaba durante semana y media concentraciones muy altas del sulfuro, pero después pasaba a un periodo de agotamiento. Los expertos del CIF advirtieron que había que nutrir el sistema. La explicación es sencilla: el biofiltro es colonizado por microorganismos, que paradójicamente vienen en el sulfuro y son los responsables de la degradación biológica de los contaminantes volátiles. “Cuando una molécula de

Medidas protectoras

Investigadores del Centro Internacional de Física (CIF) recogen las muestras microbiológicas del sustrato para evaluar su eficiencia en el sistema de biofiltración, ubicado en una empresa en las laderas del río Bogotá.

gas entra a las capas del biofiltro, inicia un extenso recorrido que la conduce hasta la materia orgánica, donde los microorganismos encuentran el alimento perfecto para reproducirse. Allí, utilizando sus enzimas, descomponen el H2S y se comen uno de sus principales compuestos: el azufre. Por lo tanto, el producto que sale al ambiente ya no es un sulfuro”, asegura José Enrique García, director del Grupo de Física Aplicada de Desarrollo Tecnológico del CIF. Lo novedoso de este proceso es que, para mejorar la acción de los microorganismos, se suprimió la aplicación de agua, pues los altos niveles de su pH (acidez) no solo afectaban el alimento, sino que reducían la vida útil del filtro. “Ahora se reproducen sin ningún problema y, sin parar, ayudan a eliminar los malos olores”, agrega la investigadora Guardiola.

Un gas que no hay que subestimar El H2S produce irritación en los ojos, resequedad en la mucosa nasal y gripas, síntomas frecuentes entre quienes conviven a diario con este olor. Si la concentración en el aire es mayor a 300 ppm, puede incluso causar mareo y desmayo. Por eso, para la profesora Guardiola, el sulfuro de hidrógeno no se debe subestimar: “Si las concentraciones llegan a superan las 500 ppm, puede ser imperceptible para la nariz y generar daños cerebrales”. El biofiltro para la prueba piloto que realizó el CIF se instaló en una empresa ubicada entre San Antonio del Tequendama y Mesitas de Colegio (Cundinamarca), que con sus emisiones afecta a cuatro veredas con una población aproximada de 1.500 habitantes. En este sitio la concentración de

Archivo particular

2

El sistema creado por el CIF permite medir el ambiente en tiempo real y monitorearlo a través de una página web, con el fin de calcular la entrada y salida del gas. Esta parte del engranaje no fue fácil de conseguir. “Implicó diseñar un sistema que midiera de forma permanente la cantidad de gas que entra y sale del filtro, y fuera lo suficientemente fuerte para que no se corroyera ante las condiciones agresivas del medio y las concentraciones altas de H2S”, recuerda José García. De acuerdo a los tiempos estimados, el biofiltro debía durar un poco más de un año, y va a cumplir dos funcionando. A pesar de las condiciones agrestes, los mecanismos de medida siguen intactos, lo que demuestra el éxito del sistema en su totalidad. Actualmente, los investigadores del CIF diseñan un nuevo biofiltro para otra compañía, también en cercanías al río Bogotá. “Necesitamos ajustarlo a las características propias de la empresa solicitante, pues no es lo mismo una industria productora de papel o generadora de energía, que una de carnes. Cada biofiltro es un mundo diferente por el tipo de distribución que se le hace al gas. Además, el H2S nunca viene solo, siempre está acompañado de otro tipo de gas, que depende de cada proceso industrial. Hay que rediseñar, inclusive, el material biológico que sirve de alimentación a los microorganismos”, concluye la profesora Martha Guardiola.

Director: Carlos Alberto Patiño Villa

143

10 de abril de 2011

Coordinación periodística: Carolina Lancheros Ruiz Coordinación editorial: Nelly Mendivelso Rodríguez Comité editorial: Jorge Echavarría Carvajal � Egberto Bermúdez � Paul Bromberg � Alexis de Greiff � Fabián Sanabria Diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Verónica Barreto Riveros Gestión administrativa: Jaime Lesmes Fonseca Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional ni las políticas de UN Periódico

Página Web: http://www.unperiodico.unal.edu.co Versión Internet: UNDigital Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 - 316 5000 extensión: 18384 / Fax: 316 5232 Edificio Uriel Gutiérrez Carrera 45 Nº 26-85, piso 5º. ISNN1657-0987


Río Bogotá

Según Tatiana Bello, ingeniera química de la Universidad Nacional y líder del proyecto en Villa Pinzón, “el compostaje es la descomposición biológica y la estabilización de sustratos orgánicos, que pueden ser beneficiosos al aplicarse en suelos como acondicionadores para el crecimiento de plantas, pastos y cultivos”. Por ello, residuos orgánicos como pelos y grasas, producidos por las curtiembres, servirían para el mejoramiento de los suelos de la zona e incluso la creación de mercados productores de compost. Para medir la eficacia de la propuesta, los investigadores realizaron un plan piloto con 8 toneladas del material residual y lo evaluaron durante cinco meses. “Tomamos los pelos y la grasa y los apilamos en grupos junto a un material estructurante (ase-

Pelos y grasa

dejarán de contaminar las aguas rrín) para que no se apelmazaran ción del ICA, para considerarlo ambientales que los rigen, es ney circulara el aire. A esta mez- como abono), los investigadores cesario recolectar y almacenar los cla le adicionamos una serie de trabajan en el mejoramiento del residuos para su posterior envío microorganismos eficientes que proceso con el fin de incrementar a rellenos sanitarios, cuyo costo ayudan a aumentar la tempera- la presencia de nutrientes como el es de aproximadamente 500 mil tura. Así, se inició un proceso de nitrógeno. Para ello utilizan mez- pesos por tonelada, mientras que fermentación que transformó los clas de gallinaza, rocas fosfóricas producir el compost por esa misdesechos en materia orgánica”, y sulfatos potásicos, con el objeti- ma cantidad cuesta 200 mil. explica Bello. Gracias a ello, 30 curtidovo de crear un abono orgánico caLos resultados arrojaron que paz de competir con los químicos res de la zona agremiados bajo durante las dos primeras sema- que se utilizan en la producción el nombre de Acurtir iniciaron nas, la temperatura del material agrícola. la compra de un lote en el que alcanza los 70 °C y pretenden produemite una cantidad cir masivamente el mínima de calor y material y comerdióxido de carbono cializarlo en las al ambiente. Duregiones. De esta rante las siguientes manera buscan tres semanas, la disminuir los nivetemperatura disles de contaminaminuye gradualción en el agua y mente y luego, de los suelos, reducir forma lenta, llega los campos de alal quinto mes con macenaje (actualun promedio de mente las familias 20 °C, etapa en la del sector utilizan que ya se considera el espacio de sus compost. viviendas para acoEn Villapinzón y Chocontá existen 180 microempresas de curtiemCon las 8 topiar los residuos) y bres que producen anualmente cerca de un millón de pieles para neladas de prueba crear una posibiliuso industrial. Sus remanentes terminan en este acuífero. se produjo el 70% dad de ingreso exde material para tra proveniente del el suelo, sin conuso responsable de Beneficios tenido de metales pesados, lo los sobrantes que generan. para el sector que demuestra que “el residuo es “Los resultados hacen paraprovechable y puede mejorar las te de la intención del proyecto El resultado de la elaboración Switch de crear estrategias eficondiciones de humectabilidad y porosidad del terreno”, concluye la del compost no solo favorece la cientes, responsables y econóreducción de los elementos con- micas para disminuir los factoinvestigadora. Aunque el innovador compost taminantes que ingresan al río Bo- res contaminantes, a partir de la tiene bajo contenido de nitróge- gotá, sino a los productores de las identificación de sus causas desno, fósforo y potasio (elementos 180 curtiembres existentes en Villa de el nacimiento del río”, asegura necesarios, según la reglamenta- Pinzón, ya que según las normas Laura Osorio.

10 de abril de 2011

El compostaje de residuos orgánicos

Entre los desechos generados por las empresas curtidoras se calculan 3.700 toneladas de pelo y 7.200 de residuos de carne.

143

Para descontaminar el río Bogotá, que recibe anualmente 160 mil toneladas de basura, el Gobierno nacional, el Distrito y el departamento de Cundinamarca han planeado un proyecto que incluye tres canales interceptores, la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales El Salitre, una estación elevadora y la construcción de la planta de tratamiento Canoas, ubicada entre el municipio de Soacha y la localidad de Bosa. La obra estaría lista en el 2017, con un costo de 5,5 billones de pesos. No obstante, “esta es solo una parte del proceso que se debe llevar a cabo para limpiar el río”, asegura la investigadora Laura Osorio, del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la Universidad Nacional de Colombia, quien trabaja desde el 2006 en el proyecto Switch en busca del Manejo sostenible del agua para el mejoramiento de las ciudades del mañana, liderado internacionalmente por la Unesco – IHE, con el apoyo de la Unión Europea. Para la experta, descontaminar no es suficiente si no se crean mecanismos para reducir la cantidad de desechos orgánicos que recibe el caudal en toda su extensión. Por eso, con un grupo del IDEA trabaja en la elaboración de planes de producción más limpia (PML), en aspectos como buenas prácticas de operación, sustitución de insumos, cambio de tecnología, reformulación–rediseño del producto y reutilización, recuperación y reciclaje in situ de residuos para la industria curtidora en Villa Pinzón (Cundinamarca), donde se producen cerca de 10.000 toneladas anuales de residuos de grasa, pelo y cromo, que van directamente al río. Como producto de ese trabajo, durante el 2010 se evaluó el compostaje como una de las alternativas de aprovechamiento de los residuos y se desarrolló un plan piloto con los curtidores de la zona, quienes se han interesado en el mejoramiento de los procesos industriales y la reducción de los desechos lanzados a las aguas, suelos y rellenos sanitarios. “Se cree que la producción limpia es solamente disminuir el residuo, pero realmente implica mejorar sus condiciones para que sea aprovechable. Eso es lo que hacemos con este proyecto”, explica Tania Santos, del IDEA.

Las 120 toneladas de pelos y grasa que desechan las curtiembres y van a parar directo al río Bogotá, están tomando forma de compost para mejorar el suelo. Gracias al trabajo entre la academia y los curtidores, estos residuos servirán hasta para abrir un mercado productor de abono.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Unimedios

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Alejandro Borráez,

3


4

Especies

Ganado criollo,

a punto de desaparecer Jeinst Campo Rivera,

Unimedios

Chino santandereano

Según la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), en Colombia la ganadería contribuye al 1,6% del PIB nacional, al 20% del PIB agropecuario y equivale a 3,3 veces el sector cafetero, generando cerca de 950 mil empleos directos en el país. Este macrosector de la economía, que durante el 2009 produjo 6 mil 400 millones de litros de leche y exportó más de 600 mil dólares en carne y animales vivos, tiene registrados 23 millones 500 mil cabezas, de las cuales solo 30 mil hacen parte de las ocho razas de ganado criollo colombiano (GCC).

Recurso que se agota Costeño con cuernos

Hartón del Valle

La Universidad Nacional de Colombia en Palmira, a través del Grupo de Investigación en Recursos Zoogenéticos, desarrolla investigaciones que evidencian la importancia de evitar la extinción total de este ganado. Un primer estudio, realizado por Darwin Hernández, de la Maestría en Ciencias Agrarias, reveló que las razas criollas colombianas son más resistentes al virus de la leucosis bovina, enfermedad producida por un retrovirus cuya presencia es mayor en bovinos de leche que de carne, y puede matarlos. “El porcentaje de presencia del virus que encontramos fue del 26,7% en todas las especies, 50% en las razas sintéticas colombianas y 45% en los controles Holstein y Brahman. Así se demostró que todas las razas de ganado criollo tienen una alta o mediana frecuencia de, al menos, uno de los alelos (formas alternativas de un gen que determina las características en los mamíferos) relacionados con resistencia a la presencia del virus”, afirma Hernández. Una segunda investigación adelantada por otro estudiante de la maestría, Jaime Rosero, evaluó la diversidad y la frecuencia de alelos en tres genes implicados en la calidad de la leche del GCC. Para ello estudió, en las ocho razas criollas, el gen de la K–caseína y dos genes de las proteínas del suero (β-lactoglobulina y α–lactoalbumina), cuya presencia contribuye a mejorar los rendimientos y las cualidades de la leche en la fabricación de quesos y otros productos de la industria láctea. “Al analizar la predominancia del alelo B del gen de la K–caseína, se halló que su frecuencia en este ganado es del 0,41, muy superior a las razas comerciales Holstein y Brahma, que es de 0,2”, señala Rosero. Un tercer estudio demostró que el GCC presenta alta diversidad genética entre razas, lo cual es importante para realizar investigación en el área de conservación y mejoramiento de las especies. Luz Ángela Álvarez, coordinadora del grupo de investigación, explica: “Para la evaluación se to-

maron 221 muestras de ADN que fueron analizadas con 27 sistemas microsatélites en las ocho razas bovinas criollas, encontrándose una alta diversidad genética expresada en el número de alelos”. Para la zootecnista, doctora en Ciencias Agrarias, los tres estudios demuestran que “el GCC es más resistente a enfermedades, tiene una excelente calidad de leche y una alta diversidad genética que lo hace superior al comercial utilizado por la ganadería colombiana. De ahí la importancia de preservarlo y mejorarlo”.

Genes para asegurar Para José Velásquez, de Asocriollo, “el Ministerio de Agricultura ha ejecutado algunos planes y estrategias para la conservación de este ganado; no obstante, hace falta crear un banco de germoplasma y desarrollar planes de acción que también se enfoquen en el mejoramiento de las razas y en la promoción de sus características superiores”. El consultor de la FAO, Germán Martínez Correal, asegura que “Colombia es uno de los países con mayor diversidad de recursos genéticos animales naturalizados (RGA) y cuenta con leyes para asegurar su protección”. A pesar de dichas reglamentaciones, agrega el especialista, “el país no ha aumentado significativamente los esfuerzos de conservación, uso y desarrollo de los RGA, y los programas que existen actualmente no han contado con suficientes recursos para abarcar nuevas razas en inminente peligro o abordar el cuidado de nuevas especies”. El profesor Carlos Vicente Durán, director del grupo de investigación de Conservación y Mejoramiento del Ganado Criollo Hartón del Valle de la UN en Palmira, concluye: “Se debe propiciar la formación, articulación y fortalecimiento de grupos multidisciplinarios de investigación que, en alianza con el sector productivo, desarrollen actividades a corto y largo plazo para la conservación, mejoramiento y utilización de los recursos genéticos bovinos criollos en sistemas de producción sustentables”.

143

10 de abril de 2011

Romosinuano

Los criollos, que se originaron de los ganados introducidos en el siglo XV por los conquistadores españoles, fueron hasta comienzos del siglo XX la base genética de los sistemas de producción bovina en el trópico bajo colombiano, que corresponde al 80% del territorio del país, pero que con la introducción de razas europeas y su cruzamiento absorbente, ha puesto en riesgo de extinción a su población. Según la Asociación de Razas Criollas Colombianas (Asocriollo), antes de 1840 el 100% del ganado colombiano era nativo y se estima que había más de 8 millones de animales. Hoy en día quedan menos de 24 mil en todo el territorio nacional, es decir, más del 80% ha desaparecido con la introducción de especies foráneas. “La disminución se observa con particularidad en razas como el chino santandereano y el san martinero; sin embargo, a través de programas con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), estamos trabajando en la recuperación de estas especies, de gran importancia para la ganadería colombiana”, asegura José Velásquez, director ejecutivo de Asocriollo.

Leche y carne de calidad

Sanmartinero

Caqueteño

Velásquez

Fotos cortesía Fedegán

Casanareño

Las ocho razas de ganado colombiano resistentes a enfermedades y que proveen la mejor leche y carne del país, se han reducido en un 80%. Investigadores y especialistas del sector coinciden en que el Gobierno debe rescatar la especie criolla creando bancos de germoplasma y desarrollando planes de conservación y mejoramiento animal.


Especies

5

Las infecciones bacterianas están enfermando y matando a los peces ornamentales de mayor demanda en el país, advierte un estudio epidemiológico en el cual se examinaron 4.000 de estos animales y más de 100 especies que habitan en los departamentos de Vichada, Guainía, Putumayo, Amazonas, Meta y las bodegas de exportación en Bogotá.

Primer mapa

de enfermedades que atacan a los Unimedios

Los eslabones de la enfermedad El proyecto empezó bajo la premisa de desconocer las causas precisas y los factores que influyen en la muerte de estos peces de agua dulce en el país. “No existían trabajos sistemáticos por regiones y especies que nos proporcionaran dicha información. Sospechábamos que estaban siendo mal manejados en toda la cadena de extracción con graves repercusiones en su salud y en el ambiente”, señala el profesor Carlos Iregui, líder del Grupo de Patobiología Veterinaria de la Universidad Nacional e investigador de enfermedades infecciosas de peces y mamíferos. Colombia no se ha especializado en el cultivo de las especies sino en su extracción, dice Giovanni Penagos, médico veterinario de la UN. “Esta actividad no es viable ni sostenible a largo plazo, por tanto, la investigación busca sen-

Cucha real rayada

Ramirezi

Escalar

Moneda

Cucha

tar bases sanitarias y conocer los factores que inciden en las patologías que los afectan, para aportar a su producción sostenible”. El estudio hizo seguimiento a cada uno de los eslabones de la cadena de comercialización piscícola, tomando muestras de agua para medir parámetros de calidad, y de tejidos de los peces para determinar la enfermedad y muerte de los individuos, asegura la médica veterinaria Paola Barato.

tador y los encargados de enviar el producto final a compradores, casi siempre internacionales. Los ornamentales más demandados y costosos del país son la ‘arawana azul’, que se pesca únicamente en el Vichada, las rayas provenientes en su mayoría de ríos de la Orinoquia, y otras especies como la ‘cucha real rayada’ y la ‘arawana plateada’. Con el fin de mantener la regulación de la pesca en el país, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) tiene establecidas cuotas de pesca y de exportación anuales para cada especie, y periodos de veda en cada región para evitar la sobreexplotación.

Demanda de la cadena El proceso está compuesto, en su orden, por pescadores. Según Barato, “no es una labor de masa, sino que existe un arte de pesca para cada especie, y en muchas zonas quienes se dedican a la captura son los indígenas”. Posteriormente, los acopiadores de río van almacenando los peces en piletas de cemento, acuarios y estanques en tierra. Ellos están en contacto permanente con el expor-

Enfermedades de los dulceacuícolas Los investigadores de la UN, dirigidos por la microbióloga Judith Figueroa, examinaron cerca de 4.000 peces ornamentales pertenecientes a más de 100 especies

Fotos cortesía Grupo de Patobiología - Veterinaria UN.

La utilización de peces con fines decorativos se remonta a la antigua Babilonia −alrededor del siglo V a.C.−, y actualmente, en algunas culturas como la asiática, estos animales acuáticos son signo de estatus socioeconómico. En Suramérica, extraer peces de su hábitat es una actividad netamente económica, lo cual conlleva a una disyuntiva: por un lado, significa una de las pocas opciones legales de empleo en muchas regiones ribereñas y selváticas de Colombia, y, por el otro, causa un impacto ecológico que aún no ha sido adecuadamente medido. Para el caso colombiano, los ríos de donde se sacan los peces ornamentales pertenecen en su mayoría a las cuencas del Orinoco y el Amazonas. Su exportación genera ingresos cercanos a los ocho millones de dólares anuales. Según datos de Naciones Unidas para el Comercio (UN Comtrade 2010), el país se mantiene como uno de los líderes comerciales en Latinoamérica (primero en valor de las exportaciones y segundo en el número de individuos comercializados). Sin embargo, el hacinamiento y la manipulación excesiva, así como el agua deteriorada en la que se mantienen estos animales, los hace vulnerables al ataque de diversas enfermedades, en particular las causadas por bacterias que ocasionan su muerte prematura.

provenientes de los departamentos de Vichada, Guainía, Putumayo, Amazonas, Meta y las bodegas de exportación en Bogotá. Luego de un análisis clínico, histopatológico, estereológico y de biología molecular de los individuos, se encontró que la principal causa de mortalidad y enfermedad son las infecciones bacterianas, principalmente las provocadas por Aeromonas hydrophila, que afectan a un alto número de peces de gran demanda como son las ‘cuchas’, los ‘cardenales’, los ‘escalares’, las ‘sapuaras’ y las ‘estrigatas’, entre otros. “Estas infecciones se asocian al hacinamiento, a la manipulación excesiva de los peces y a alteraciones bruscas en la calidad del agua, principalmente en los niveles de oxígeno, temperatura y amonio”, puntualiza la médica veterinaria de la UN. Además, se identificaron enfermedades que causan serios problemas en especies particulares, como los parasitismos branquiales por Piscinoodinium en ‘cuchillos’, las coccidiosis gastrointestinales en ‘estrigatas’ y las infecciones de piel compatibles con flavobacteriosis en ‘monedas’. Frente a esto, Penagos señala: “Se trata de alteraciones que tendrían predilección por familias o especies particulares y deberán recibir un manejo diferente desde la captura”. De igual manera, se encontraron en varias especies infecciones por micobacterias (tuberculosis). Además de la dificultad en el control de dichas enfermedades, las bacterias eventualmente pueden causar infecciones en la piel de los humanos, por lo que se requiere un manejo especial de los peces en los sitios de acopio. El estudio sienta las bases para el mejoramiento de la calidad sanitaria de los peces de acuario que se exportan desde Colombia, y permite afirmar que actualmente el país no tiene enfermedades causales de restricciones o vetos sanitarios para el comercio internacional de peces de acuario regulado por la Organización Mundial del Comercio. Se publicará un libro con los resultados, titulado Mapa epidemiológico de las enfermedades de los peces ornamentales en Colombia y dos cartillas de manejo sanitario. La investigación fue financiada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con la alianza Universidad Nacional de Colombia – Universidad de los Llanos – JCF Caribefish – Coopesca.

143

Giovanni Clavijo Figueroa,

10 de abril de 2011

peces ornamentales de Colombia


6

Coyuntura Profesor Asociado Facultad de Minas Universidad Nacional de Colombia en Medellín

En la mayoría de consumidores de gasolina en Colombia se ha vuelto común la pregunta ¿Qué pasa con el precio? ¿Por qué cuando sube el costo internacional del barril de crudo aumenta el de la gasolina a la par en el país, y cuando baja no? Según el Gobierno, estos interrogantes tienen una explicación que se ajusta a su manera de determinar el valor del combustible. Sin embargo, el usuario, que es quien ve afectado su bolsillo, requiere explicaciones que le permitan comprender la situación. Para ello, se puede empezar por observar la evolución del precio en los últimos 13 años, como lo muestra la figura 1. La estructura del precio, en la figura 2, permite verificar que, cuando se compra un galón de gasolina, se entregan recursos al Estado por la vía de impuestos en 33%, y se pagan los costos técnicos asociados a la producción, transporte, manejo y distribución de dicho galón, en el orden de 67%. En estricta teoría, el precio de un bien debe ser solo función de sus costos. Sin embargo, el Estado ha grabado la gasolina en 33% para atender diversas necesidades del mismo. Decidir que no se cobren estos impuestos parece bastante difícil, pues se desajustarían sus finanzas, de antemano comprometidas. Por lo tanto, hay que buscar la manera de disminuir los costos de producción, manejo, transporte y distribución. No obstante, el precio futuro de la gasolina deberíafluctuar según las variables que lo determinan.

Ingreso al productor: componente principal del precio Pli = (UNL87 - Aoci) - Fli Donde: Pli: Ingreso al Productor al mes i. UNL87: Precio de la gasolina motor en la costa del Golfo mes i. Cotización UNL87, publicada por PLAT’S de Standard and Poor’s en dólares por galón. Aoci: Ajuste por octanaje mes i.

143

10 de abril de 2011

FLi: Flete mes i. Esta forma de calcular el precio se basa en el concepto de paridad de importación, que consiste en variar el ingreso del productor en función del precio internacional de la gasolina y de la tasa de cambio. Aparece bajo el argumento de que fijar un margen de refinación no da cuenta de las volatilidades que se presentan en los derivados del petróleo y del precio del crudo. Es necesario analizar si los precios de los bienes deben estar fundados en los costos de producción de los mismos o en las fluctuaciones de los mercados internacionales, teniendo en cuenta que Ecopetrol produce una buena parte del crudo que se transforma en productos derivados en el país, por lo cual sería importante conocer el margen de refinación de esta empresa. Independientemente de si Colombia es importador o exportador, las refinerías de Ecopetrol compran el hidrocarburo que van a procesar, y parecería más sensato que la política de precios de la

Cuando un usuario compra un galón de gasolina, de paso está pagando los costos técnicos asociados a su producción, transporte, manejo y distribución. Así lo establece el Estado para no desajustar sus finanzas.

Archivo Unimedios

Sergio Hernando Lopera Castro,

Precio de la gasolina:

¿Estado vs. consumidor? gasolina y derivados dependiera del valor al que se compra y se refina. Hoy la sociedad requiere claridad del Gobierno sobre la forma como diseña el sistema de precios y sobre las variables a tener en cuenta, considerando que la estrategia debe integrarse a la política energética nacional. Por otra parte, sectores más vulnerables como el de transporte de carga y pasajeros deberían ser prioridad cuando aumenta el precio de la gasolina, pues requieren que se les minimice el impacto.

Más allá de la coyuntura

En el fondo, lo que la sociedad reclama es saber cómo se está calculando el precio de los combustibles, y por qué, si la inflación hoy es del 4%–5%, su costo aumenta anualmente por encima de tales márgenes. Igual importancia requiere conocer cómo se están manejando los recursos del fondo de estabilización de precios de los combustibles. Más allá de la coyuntura, se requiere una política energética que fundamente la estrategia de transporte y movilidad en general, de recursos que no dependan tanto de la volatilidad internacional y de los cuales el país disponga. Bien valdría la pena que, en el corto plazo, los transportes masivos de las ciudades funcionaran con electricidad, tal como lo hace el metro de Medellín. Con una visión de más largo aliento, se deberían recuperar los ferrocarriles y el uso de electricidad en los mismos, no se puede olvidar que es la hidroelectricidad el recurso de mayor potencial en Colombia.

Cabe resaltar que los altos costos de los combustibles castigan a los propietarios de vehículos particulares y desincentivan el uso de los de alto cilindraje, disminuyendo por esta vía las emisiones de CO2, lo cual en principio es positivo. Pero yendo un poco más allá, la reflexión debe enfocarse en si el Estado debe hacer política Precio gasolina corriente fiscal con el pre9.000 cio de un bien –en este caso la 8.000 gasolina– que es 7.000 producido en el 6.000 país, y fundarse 5.000 solamente en 4.000 parámetros que 3.000 reflejen la volatilidad del mer2.000 cado interna1.000 cional; o si este 0 debería reflejar 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 2012 los costos de transformación, Figura 1. Fuente propia con datos de Ecopetrol. transporte y distribución.

Es necesario pasar de una política circunstancial a una estratégica, en la que parte de la renta de los recursos agotables sea invertida en proyectos renovables. Esto exige romper paradigmas y pensar en un contexto más amplio. En ese caso, sería conveniente copiar el caso de ISA, que superó el paradigma de pensarse solo como transportador de electricidad, e incursionar en proyectos de infraestructura tales como las autopistas de montaña. ¿Qué tal si Ecopetrol pensara en impulsar el proyecto de trenes eléctricos para transporte de carga y pasajeros, pasando así de ser proveedor de combustibles fósiles a tener un sector tan estratégico como el de transporte? Diversificaría su portafolio dentro de una estrategia de cambiar una estructura económica dependiente de activos agotables, por una sujeta a activos renovables. El Estado debe buscar finanzas para funcionar con el precio de los combustibles por dos vías: Ecopetrol e impuestos. ¿Es esto lícito?

Impuestos 33% Transporte y manejo 4% Distribución 9% FEPC - 2%

Ecopetrol 52%

Figura 2. Estructura del precio de la gasolina. Fuente Minminas.


Coyuntura

Exploración minera en

7

Santurbán: un nuevo intento de burla La pretensión de la compañía GreyStar, de explotar los yacimientos de oro y plata en los suelos y rocas del complejo paramuno de Santurbán, fue un nuevo intento de burla a las normas ambientales que prohíben estas acciones en los páramos de Colombia.

J. Orlando Rangel-Ch. Henry Arellano Peña,

tencial local no tiene el alcance necesario para una equilibrada toma de decisiones. Es indispensable un análisis de la precipitación en series temporales amplias, cuyos resultados permitan relacionarla con escenarios probables de cambios drásticos (climáticos) en la región. El panorama sobre el balance hídrico regional se complica aún más cuando se considera la intervención fuerte que se hará sobre quebradas, por ejemplo la construcción del embalse sobre la quebrada El Salado, con una capacidad de almacenamiento de agua de 600.500 m3, y sobre lagunas como Pajarito, con capacidad de almacenamiento de 506.800 m3. No se requiere de un estudio crítico para aceptar la contundencia de que el represamiento de caudales implicará cambios sustanciales en la dinámica hidrobiológica aguas abajo, como lo enseña el ciclo del agua que nos han repetido desde los años escolares.

Grupo Biodiversidad y Conservación Instituto de Ciencias Naturales Facultad de Ciencias Universidad Nacional de Colombia

Probabilidad de existencia de cobertura de páramo en Santurbán: Alta (naranja y rojo); Baja (verde y amarillo); Nula (azul).

líquido a Bucaramanga. El río Tona, en época de lluvias, aporta el 60% del mineral, mientras que el Suratá, en el verano, lo hace con el 50%; por tanto, es crucial mantener el flujo hídrico en las dos corrientes para garantizar los 2.300 litros por segundo que requiere el acueducto de la ciudad. No se necesitan profundos ejercicios estadísticos ni de simulación para concluir que la merma de uno de los dos caudales, especialmente en la época crítica (verano), repercutirá negativamente en el suministro de agua para los bumangueses.

Imprecisiones y vacíos En el estudio del plan ambiental se manejan inapropiadamente las

escalas en la cartografía (demasiado amplias e inadecuadas para zonificar, planificar y tomar decisiones en una superficie de tan limitada extensión y gran diversidad biológica), así como los distintos métodos de modelación, en los que no se evalúa el error de las predicciones y se justifica simplemente con el uso de percentiles y una modelación carente de validación. Los modelos sobre variación climática y atmosférica deberían presentar un cálculo de infiltración real local y regional, con variables como tipo de suelo, material parental y tipos de vegetación (particularidad de ensambles) en diferentes periodos de tiempo (régimen de distribución de las lluvias), puesto que en una megaobra con un consumo tan alto de agua, la infiltración po-

Es preocupante la enorme cantidad de material contaminante que se depositará en algunas zonas. Las excavaciones tipo tajo se diseñaron en cinco fases de explotación en áreas de páramo (entre 3.100 y 3.400 m), ya que la región presenta una alta actividad sísmica, por tanto los riesgos o las amenazas naturales (movimientos en masa) pueden incrementarse. La ubicación de las canteras que suministrarán abundante material para la construcción –entre otras de las pilas de lixiviación– no se detalla en la cartografía, ni se considera el grado de transformación adicional por este hecho. Una delimitación precisa del páramo (ver el mapa), en la cual se especifica el límite altitudinal, clima, exposición de las laderas, vertientes y el efecto de sombra de lluvia, inclinación e índices de convergencia topográfica con un ajuste cercano al 82,53% de probabilidad, permitió identificar dos escenarios geográficos que documentan formaciones con afinidad paramuna: el primero, con perspectiva de aparición entre el 10% y el 50% (cerca de los 2.650 m), engloba la región ecotonal o de transición entre el bosque alto andino y el páramo bajo o subpáramo; el segundo, cuya aparición variaría entre el 50% y el 99% (valor que se alcanza cerca de los 3.310 m), incluye formaciones típicas del subpáramo y del páramo propiamente dicho. Esta franja presenta un ajuste casi perfecto con la distribución actual de los tipos de vegetación en Santurbán. En conclusión, el proyecto minero de Angostura se localiza en su totalidad en el páramo y ocupa 578 hectáreas (63,16%) de las cerca de 920 que se intervendrían directamente.

10 de abril de 2011

Contaminación

143

El estudio sobre factibilidad, desarrollo y ejecución del proyecto minero y su impacto sobre los ecosistemas y las fuentes hídricas de la compañía GreyStar presenta vacíos de información que no dimensionan el detrimento ecológico y social que tendría la explotación sobre esta zona, cuya preservación es vital para todas las manifestaciones bióticas y socioeconómicas de la ciudad de Bucaramanga y áreas aledañas. Las imprecisiones pueden enlazarse con los argumentos que últimamente han hecho circular los voceros de la compañía: no hay una definición concreta ni delimitación precisa del páramo en Colombia; no se afectará el suministro hídrico en la ciudad de Bucaramanga; no se transformará el paisaje actual en Santurbán; se asegura una recuperación de todas las zonas que se afecten. Estas afirmaciones no se compadecen con la base de conocimiento sobre el páramo y la alta montaña en Colombia. Buena parte de la zona a intervenir se ubica claramente en la región paramuna, y la definición integradora de páramo se refiere a “extensas zonas entre el bosque andino y el límite inferior de las nieves perpetuas, con suelos de espesa capa de materia orgánica, y un clima contrastante que comprende noches frías húmedas y días asoleados con radiación intensa. Las comunidades vegetales dominantes son los frailejonales con especies de los géneros Espeletia y Espeletiopsis, los pajonales con Calamagrostis effusa y diversos matorrales en los que prevalecen especies de Hypericum (chite), Diplostephium (romero) y Monticalia. Su límite altitudinal inferior como Bioma en Colombia empieza desde 3.100 m (páramo de Monserrate)”. En algunos casos, estas comunidades vegetales pueden transgredir el límite altitudinal inferior y arraigar en áreas inicialmente cubiertas por bosque andino, comportamiento que rememora sus orígenes históricos en una matriz de vegetación boscosa hace unos 3,5 millones de años. En el nudo de Santurbán, el monto de precipitación anual varía entre 986 mm (municipio de Vetas) y 1.702 mm (puente Picacho), con una media anual de 1.290 mm (páramos semihúmedos). La existencia de vegetación como los chuscales evidencia sitios con mayor cantidad de agua en el suelo que hacen grandes aportes al ciclo hídrico del macizo. Del agua que circula en Santurbán dependen los ríos Suratá, Frío y Tona, que surten de este


8

Educación

Las universidades se equivocan menos que los gobiernos Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia En un artículo de prensa reciente decía yo que la Autonomía Universitaria es el reconocimiento de la sociedad al hecho de que las universidades se equivocan menos que los gobiernos. Andrés Oppenheimer en su reciente libro “Basta de Historias” dice que la educación es algo demasiado importante como para dejársela a los gobiernos. No son manifestaciones de arrogancia académica, más bien lo contrario. En los ministerios frecuentemente hay tres personas (ministro y viceministros) muy inteligentes, pero que precisamente han sido nombrados por estar de acuerdo entre ellos y con el gobierno. Hay además otros funcionarios muy competentes y muy

obedientes. Esto hace a los ministerios susceptibles a las modas de pensamiento y a los conceptos de organismos internacionales. Las universidades también son susceptibles a las modas intelectuales, pero por cada grupo que las siga habrá cuatro o cinco que argumenten en contra. La obediencia además, es un fenómeno exótico prácticamente inexistente. Cuando la hubo fue en épocas de histeria colectiva y de catástrofes humanitarias. El resultado es que la Universidad duda, pero por eso se equivoca menos y es más sensible a señales externas. Todo esto viene a cuento por la manera como el gobier-

no ha construido el proyecto de reforma de Ley 30 (una nueva Ley de Educación Superior) y el Plan de Acción Sectorial para los próximos años. Nadie sueña con un consenso entre el gobierno y los diferentes grupos universitarios. No es ni posible ni deseable. Pero una discusión previa amplia puede generar muy buenas ideas. Puede examinar su consistencia lógica, su concordancia con los hechos reales y con la realidad en distintos sistemas y modelos; puede dar indicaciones de la medida en que son aceptables y de la factibilidad de su apropiación social. No planteo pues que las consultas previas con las universidades sean requisito o condición para el gobierno. Me atrevo, sin em-

bargo, a pensar que habrían sido muy útiles. Muy distinta es la presentación a posteriori para comentarios y eventualmente para la discusión en el proceso parlamentario. En el 2010 hubo algunas reflexiones en la Asociación Colombiana de Universidades. Sin embargo, sus resultados sobre tipología, autonomía universitaria y estructura de la financiación no parecen estar reflejadas en el proyecto, conocido en líneas generales, no en los detalles que se han elaborado a puerta cerrada, con menos filtraciones que las de “wiki–leaks”. * El Espectador, marzo 3 del 2011

Respuestas equivocadas en la reforma

a la Ley

de Educación Superior

El Gobierno nacional presentó el 10 de marzo la propuesta de reforma a la Ley 30 de 1992. La incitativa tiene cuatro grandes objetivos: asegurar calidad, disminuir la deserción, adecuar los programas académicos a las necesidades de las regiones y fundamentar la gestión educativa en la transparencia. La discusión ya empezó y se pronostica un proceso largo y complejo antes de que el proyecto llegue al Congreso de la República.

143

10 de abril de 2011

César Enrique Herrera De la Hoz,

Unimedios

La Ley 30 fue aprobada en 1992 con el objetivo de organizar el servicio público de la educación superior. Durante el año 2010, ante las denuncias de diversos rectores de universidades públicas frente al creciente déficit presupuestal, se inició un importante debate nacional que llevó a la otrora ministra de Educación, Cecilia María Vélez, a presentar una propuesta de reforma a dicha ley. El proyecto se radicó en el Congreso de la República en abril de ese mismo año, y se concentraba en reformar el sistema de financiamiento de la educación superior (especialmente en los artículos 86 y 87). Cuando empezó el nuevo periodo legislativo, la iniciativa fue archivada y el gobierno entrante transformó la idea de una reforma puntual para dar paso a un cambio

amplio y complejo, diseñado en su totalidad a puerta cerrada. El 10 de marzo del 2011 se destaparon las cartas y se presentó una propuesta que no se limita únicamente a temas presupuestales (tiene 164 artículos), y busca, entre otros elementos, un importante revolcón en la organización del sistema, refuerza el control y vigilancia de las instituciones de educación superior y le da mayor protagonismo a entidades como el Sena. (El texto completo se puede conocer en www.agenciadenoticias.unal.edu.co).

Respuestas al problema presupuestal El primer objetivo de la reforma es promover mayor calidad en la enseñanza y la investigación, para lo que propone mejorar los sistemas de aseguramiento de la calidad y utilizar el 10% de las re-

galías para proyectos de ciencia y tecnología de impacto regional. Sin embargo, Danilo Vivas, rector de la Universidad del Cauca y presidente del Sistema Universitario Estatal (SUE), destaca la poca elaboración que en el articulado tienen los temas fundamentales como calidad, investigación e internacionalización, comparados con el contenido de la inspección y vigilancia que es ampliamente detallado e incluso sobredimensionado. Por ejemplo, señala Vivas, el Gobierno busca avalar la normativa interna de las universidades, lo que se convierte en una clara transgresión a su autonomía. El segundo objetivo del Gobierno es disminuir la deserción y mejorar las condiciones de acceso y permanencia en el sistema, buscando la flexibilización de la oferta y la participación regional. Para lograrlo, se ampliará la base presupuestal de las IES públicas,


Educación

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

aumentando el 1% de los recursos actuales en el 2012, el 2% en el 2013 y el 3% entre el 2014 y el 2019. Rectores de universidades públicas consideran que la reforma no resuelve las dificultades estructurales de financiación que existen. Luis Alberto Uribe, de la Universidad de Antioquia, señala que en este tema no hay avances. “Lo mismo que se había discutido con el anterior gobierno, pero ya estamos retrasados porque deberían estar vigentes algunos incrementos presupuestales”. El principal problema, destaca Uribe, es que en las dos últimas décadas las instituciones universitarias públicas aumentaron cobertura en pregrado y se multiplicaron en posgrado, crecieron en investigación y extensión, pero con el presupuesto congelado desde 1998. Infortunadamente, las implicaciones de esta situación no son analizadas por el actual Gobierno.

Calidad y educación con ánimo de lucro: ¿compatibles?

Discusión de largo aliento Dada la magnitud de los cambios que se plantean, la propuesta ha empezado a ser debatida en diversos espacios académicos y foros dispuestos por el Gobierno nacional. Para el rector de la Universidad del Valle, Iván Ramos Calderón, es importante conocer

cada uno de los artículos de la nueva reforma para valorarlos y comentarlos. “Esperamos tener el tiempo suficiente para desarrollar la discusión ante la cantidad de puntos propuestos”, puntualiza. Y en efecto, no se ha fijado una fecha límite para la finalización de las discusiones, mientras se han establecido reuniones con rectores y profesores universitarios y está disponible un foro virtual en el sitio web www.colombiaaprende. edu.co para que la sociedad en general participe. La preocupación, entonces, que tiene el sector universitario es saber de qué forma se conciliarán temas reales de las universidades, tan opuestos a los que propone el Gobierno nacional para su discusión.

Los cuatro objetivos de la reforma (calidad, cobertura, internacionalización y transparencia) son temas de debate común en el mundo. Sin embargo, al no haberse elaborado con los distintos actores del sistema de educación superior, la propuesta es unidireccional.

10 de abril de 2011

“Las universidades públicas hemos venido trabajando en el tema de rendición de cuentas a la sociedad. Por lo tanto, el control debe enfocarse hacia universidades privadas que están ligadas a pequeños grupos de intereses económicos o familiares y que no están haciendo los esfuerzos necesarios para asegurar la calidad”, añade.

143

se dirigen hacia el tipo de control y vigilancia de la calidad ofrecida en dichos centros educativos, además de la posibilidad de que los estudiantes reciban una formación integral (lo que incluye temas poco rentables en países como Colombia a la inversión privada: artes, música o cultura). Un tercer propósito es fundamentar la gestión educativa en el buen gobierno y la transparencia, buscando una mayor rendición de cuentas por parte de las universidades. Ante esto, Vivas establece que el buen gobierno no se puede construir a partir de la desconfianza en el sistema, y menos si hoy en día los organismos de control del Estado como la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía ejercen una estricta vigilancia.

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Dada la falta de dinero para alcanzar el segundo objetivo de la reforma, el MEN plantea la creación de universidades con ánimo de lucro. Para esta estrategia se ha tomado como referencia el caso de Brasil, donde el Gobierno amplió la cobertura de 1.800.000 estudiantes a 6.000.000 en menos de 20 años, teniendo un 75% de instituciones de esta naturaleza. Al respecto, Carlos Angulo Galvis, rector de la Universidad de los Andes, indica que la ley busca la formalización de una situación que se ha venido presentando en el país desde hace varios años. “No se está haciendo ningún cambio. Hoy día existen muchas instituciones con ánimo de lucro. Las privadas sin ánimo de lucro somos muy pocas”. En este sentido, las preguntas

9


10

Educación

Reformas sin respuestas Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia Los rectores de las universidades públicas estamos muy preocupados con el hecho de que una vez más el Gobierno se abstiene de abordar con profundidad el problema del financiamiento de la educación superior pública y propone unos paliativos insuficientes (los mismos que estaban en el proyecto de reforma del anterior gobierno). El problema se describe fácilmente: la Ley 30 congeló el presupuesto de las universidades con el IPC, mientras que los costos crecen anualmente muy por encima de ese índice. No solo crecen porque las universidades en forma muy responsable han duplicado durante esos

años la cobertura de pregrado y han multiplicado varias veces la de posgrado y el número de sus grupos de investigación. Crecen también por el efecto de la modernización tecnológica y por la mejora de calidad de sus docentes, que han pasado en gran medida de catedráticos con título profesional a doctores y magísteres de dedicación exclusiva. A ello se suman además exigencias surgidas de nuevas leyes que han regulado el salario de los profesores de acuerdo con su productividad académica, han aumentado los costos de la seguridad social de todos los empleados y han modificado sustancialmente las exigencias estructurales para las instalaciones docentes. Asimis-

mo, el sistema de mejoramiento de la calidad ha requerido de más y mejores laboratorios, bibliotecas, lugares de estudio y ámbitos para el bienestar. Mientras que las matrículas en las universidades privadas han subido anualmente varios puntos por encima del IPC (con permiso del Ministerio) y cada estudiante nuevo representa para ellas un ingreso adicional, el aporte global y congelado del Gobierno en las públicas genera una disminución significativa y creciente del subsidio que hace por estudiante. La educación superior pública colombiana está perdiendo su capacidad de reclutar a los mejores profesores y

de actualizarse para mantener su calidad. Los estudios universitarios, además de ser reconocidamente el principal factor de desarrollo de los pueblos, son también la mejor vía para disminuir la inequidad social. La responsabilidad del Gobierno y del Congreso es enorme. Este momento es crucial para resolver de fondo el desfinanciamiento crónico de las universidades públicas. No podemos permitir que en unos años solo se consiga educación de calidad, a altísimos costos, en el sector privado. * El Espectador, marzo 10 del 2011.

Una reforma incompatible

con la realidad

nacional

La reforma a la Ley 30 de 1992 presentada por el Gobierno nacional ha dejado más dudas que inquietudes frente a temas de vital importancia como el presupuesto de las universidades públicas. A su vez, la socialización de la propuesta ha generado confusiones que deben ser aclaradas a tiempo para impedir que desvíen la atención y empantanen los debates que realmente se requieren.

César Enrique Herrera De la Hoz,

143

10 de abril de 2011

Unimedios

Desde el 10 de marzo del 2011, el Gobierno nacional decidió poner a consideración de la sociedad colombiana la propuesta de reforma a la Ley 30 de 1992, antes de llevarla al Congreso de la República. El objetivo de esta metodología es construir un proyecto que responda a las necesidades de calidad, pertinencia, cobertura, modernización e internacionalización de la educación superior. Aunque el texto presentado (164 artículos) tendría una incidencia directa en la mayoría de aspectos del sistema de educación superior colombiano, los principales reparos y confusiones frente a la iniciativa se han centrado en el tema financiero, que tiene diversas implicaciones tanto para las universidades públicas como para las privadas. Al respecto, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) ha planteado cuatro grandes estra-

tegias: 1) aumentar recursos a las universidades públicas; 2) ampliar el número de beneficiarios de los créditos del Icetex; 3) gestionar recursos privados para docencia e investigación, y 4) autorizar la creación de universidades privadas con ánimo de lucro.

U. públicas, sin recursos suficientes Moisés Wasserman, rector de la Universidad Nacional de Colombia, basado en estudios realizados por la UN y otras universidades del país, ha hecho varias observaciones a la propuesta del MEN. Frente al plan financiero para las universidades públicas, señaló que el actual Gobierno mantiene el presentado por la ex ministra de Educación, Cecilia María Vélez (2002-2010), de aumentar la base presupuestal de estas instituciones el 1% de los recursos actuales en el 2012, el 2% en el 2013 y el 3% entre el 2014 y el 2019. Este ofrecimiento, formaliza-

do en el proyecto de ley presentado al Congreso en mayo del 2010, ya había sido rechazado por los rectores de universidades públicas. Desde entonces, se ha considerado que dichos recursos son insuficientes y no responden a los cálculos financieros que las universidades públicas han realizado ante sus problemas presupuestales. Sumado a lo anterior, la reforma legislativa del 2011 sometería a las instituciones de educación superior (IES) a tareas y requisitos adicionales que generarían nuevos costos. En contraposición, el rector Wasserman ha planteado que se requiere un “modelo de sostenibilidad de largo plazo y con calidad”, que permita el cubrimiento de los costos de la educación superior como mantenimiento y construcción de infraestructura (laboratorios, aulas, bienestar universitario), renovación tecnológica (banda ancha, contenidos virtuales) y el crecimiento cualitativo de los docentes (el sostenimiento de un

mayor número de profesores con niveles de maestría y doctorado). El déficit financiero podría afectar en el corto plazo los buenos resultados obtenidos en la última década por estas universidades. “Estamos formando profesionales de muy alta calidad a costos más bajos si nos comparamos con la universidad privada. Pero nuestro crecimiento tiene un límite. Estamos cerca de ese tope y ya no podemos estirar más la cuerda”, advierte el rector Wasserman. En el marco de un modelo de apoyo a la demanda, el Gobierno también ha propuesto aumentar el número de beneficiarios de los créditos Icetex y reducir el valor de los intereses para facilitar los pagos (de hecho, ya se redujo la tasa del 16% al 4% anual en época de estudio). Sin embargo, esta estrategia no beneficiaría directamente a las universidades públicas porque la mayoría de estos préstamos se concentran en el sector privado.


Educación

11

Adicionalmente, el Gobierno ha planteado otras dos estrategias en el tema financiero para el sistema de educación superior. Primero, aumentar los aportes de la empresa privada a la universidad pública. Esto significa, por un lado, ampliar los proyectos de investigación y desarrollo social entre el sector universitario y la empresa privada. No obstante, el rector de la UN afirma que esta propuesta no presenta nada novedoso para el sistema educativo. “Es un hecho reconocido que desde hace mucho tiempo existen alianzas entre universidades públicas con empresas para resolver problemas específicos a través de la investigación”. Es importante aclarar, señala, que estas alianzas no le generan dineros adicionales a la universidad para su funcionamiento. Por el contrario, tales acuerdos deben ser vistos como un aporte universitario al desarrollo del país y a las empresas, y no como una fuente significativa de generación de recursos. Por otro lado, se pretende impulsar la participación de empresas privadas interesadas en financiar la actividad de formación de los estudiantes universitarios. La posición de Wasserman es pesimista al respecto: “No conozco ejemplos en que las empresas estén interesadas en patrocinar pupitres, aulas o pagar el salario a los profesores”. La segunda estrategia es promover la creación de universidades privadas con ánimo de lucro, que hasta ahora oficialmente no existen en el país. El modelo se fundamenta en el ejemplo de Brasil, que aumentó la cobertura durante el mandato del presidente Lula Da Silva, de 1.800.000 a 6.000.000 de estudiantes. Ante la propuesta, el rector de la Universidad Nacional indicó que la estrategia del Gobierno brasileño fue importante en el tema de cobertura, pero que el éxito de la política fue su implementación simultánea con el fortalecimiento de la universidad pública y de los sistemas de gestión de calidad. “La universidad privada con ánimo de lucro, por definición, no es una buena universidad. Por ejemplo, no están ubicadas en los principales puestos de los ranking universitarios internacionales”, advirtió.

El déficit financiero podría afectar en el corto plazo los buenos resultados obtenidos en la última década por las universidades, asegura el rector Moisés Wasserman.

cional y la generación de empleo. mundo laboral. “Un ejemplo se En el mismo sentido, se ve da en el área civil, ya que algunos afectada la imperiosa necesidad recién graduados ni siquiera sade modernizar la infraestructura vial, portuaria, ferroviaria y aeroEn el 2010, el Gobierno le aportó a las portuaria, debido universidades públicas 2,18 billones a la poca atención que se le da a prode pesos: 2,03 billones corresponfesiones como la dieron al rubro de funcionamiento, Ingeniería. El atra56.789 millones a inversión y 18.000 so se ve reflejado en el Informe somillones por votaciones, que han bre competitivivenido siendo devueltos a las instidad 2010–2011 del tuciones de educación superior. Foro Económico Mundial, que ubica a Colombia en el puesto 79 de 139 países en el índice de calidad ge- ben de temas fundamentales paneral de infraestructura, con una ra la construcción, como lo son puntuación de 3,59 sobre 7. Chile, las cimentaciones que requiere un por ejemplo, se ubica en el puesto edificio”. 40 con 4,69 puntos. Agregó que “áreas de ciencias Al respecto, Carlos Alberto básicas como suelos, geotecnia o Acero, director de la Red Troncal geología son materias electivas y Alcantarillado de la Empresa de no obligatorias en muchas uniAcueducto de Bogotá, indica que versidades. En consecuencia, se se han identificado falencias en descuidan temas fundamentales muchos ingenieros que llegan al para el desarrollo de la infraes-

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

La responsabilidad es del Estado, no de los privados

tructura del país como túneles o autopistas”.

¿Mayor crecimiento con menos recursos? Otra duda que genera la propuesta se relaciona con las metas ambiciosas que se plantea el MEN frente al crecimiento de la educación superior. Según cálculos de la ministra de Educación, María Fernanda Campo, la meta es lograr un 38% de crecimiento del sector. Sin embargo, en sesiones de discusión con los rectores, se ha explicado que se destinarán 2,4 billones de pesos adicionales para las universidades públicas y privadas. Esto constituye un incremento del 16% en los próximos cuatro años con respecto a los 15,2 billones de pesos que actualmente se destinan para la educación superior. Ante estos cálculos imprecisos, el rector Wasserman pregunta: “¿Cómo es posible crecer un 38% con solo el 16% de recursos adicionales? Además, ¿cómo se va a crecer en calidad?”.

143

Ante la falta de recursos, la opción más viable para el Gobierno nacional ha sido buscar en el sector privado una mayor participación financiera. Sin embargo, la rentabilidad económica de las empresas no se puede confundir con los intereses sociales de la educación superior.

Unimedios

Las estrategias financieras del Gobierno para aumentar cobertura podrían desestimular la inversión en programas académicos poco rentables, descuidando áreas como las ciencias básicas (física, matemáticas, geología, estadística), que no arrojan beneficios sociales y económicos inmediatos, pero que son clave para alcanzar altos niveles de investigación, innovación, tecnología y desarrollo científico. De igual forma, áreas del conocimiento fundamentales para el desarrollo económico del país son ampliamente descuidadas en la propuesta de reforma del Gobierno nacional. Ello podría incidir en el abandono de un área de gran potencialidad como la bioquímica, que requiere de altas inversiones de recursos y a su vez impacta directamente en la modernización de la industria, la competitividad de la Nación en el ámbito interna-

10 de abril de 2011

Ciencias básicas, sin espacio en la nueva ley


12

Educación

Nueva Ley de Educación Superior Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia Después de ansiosa espera el Presidente presentó el proyecto de Ley de Educación Superior. Se trata de una reestructuración general del sistema. Nadie duda que la vieja Ley 30 merecía un cambio. El proyecto que se presentó para sustituirla es complejo y tiene aciertos pero también tiene disposiciones que generan dudas y serán objeto de una evaluación cuidadosa. La primera, que comenté recientemente en El Espectador y otros medios, es que no atiende al problema de la crisis financiera de la universidad pública. No repetiré acá los argumentos, pero debo señalar que ésta es una preocupación mayúscula. Se trasluce del contenido y presentación del proyecto de Ley que el gobierno tiene una natural

insatisfacción con el nivel de cobertura y con la calidad promedio del sistema actual. Para resolver esos problemas se necesita una inversión muy alta. Con pocos recursos un gobierno puede tomar medidas extraordinarias basadas en una declaración de “catástrofe” o en una de “prioridad de Estado”. La educación superior no dio para tanto y la decisión fue buscar recursos adicionales en el sector privado. Eso se expresó en la propuesta de alianzas público privadas y en la creación de una nueva “especie” de universidades: las privadas con ánimo de lucro (que tendrán una discusión aparte). El fundamento real es incierto. Las asociaciones entre universidades públicas y sector privado

existen hace muchos años; para la muestra los comités Universidad-Empresa-Estado. Esas alianzas tienen potencial para promover investigación aplicada e innovación pero no para apoyar a programas educativos o para reemplazar al Estado. Hay problemas filosóficos importantes que enfrentar, pero la discusión debe basarse, en esta primera fase, en estudios técnicos rigurosos sobre la manera como la propuesta resuelve (o no) los problemas que aborda. Hay que hacer los cálculos: ¿Es posible que el sistema crezca en un 37% y además mejore su calidad con un aumento del 20% de los recursos estatales? ¿Es posible crear en 3 años 605.000 cupos de pregrado y 40.000 de posgrado con los recur-

sos propuestos? Cálculos a mano alzada nos dicen que invirtiendo en cupos nuevos todos los aportes “adicionales” de la Ley para el Sistema Universitario Estatal, y olvidando cualquier iniciativa de mejora de calidad, apenas se cubriría el 6% de la meta total. Por otro lado, si no queremos empeorar la relación de alumnos por profesor, para cubrir ese número de estudiantes se necesitaría 25.000 nuevos profesores, un número que seguramente no está disponible en Colombia. Hay que ver si se está hablando de propuestas realistas o de un discurso que describe sólo expectativas, de un pensar con el deseo, de una casita en el aire. * El Espectador, marzo 16 del 2011.

Reforma a la Educación Superior

Proyecto del Gobierno, no de la comunidad Delimitar el papel del ejecutivo en el quehacer de las universidades, separarlas de las otras Instituciones de Educación Superior, y que el control y calidad de estas lo realice la propia comunidad académica a través de una Asamblea Nacional de Rectores, son algunas de las observaciones que la propuesta legislativa de reforma a la Ley de Educación Superior sigue dejando en el tintero. José Fernando Isaza Delgado,

143

10 de abril de 2011

Rector Universidad Jorge Tadeo Lozano Presidente de Ascún

Es difícil no coincidir con los objetivos que plantea el ejecutivo en su proyecto de ley de reforma a la educación superior: incrementar la cobertura, mejorar la calidad, promover las competencias necesarias para la inserción de Colombia en el concierto económico mundial, garantizar la transparencia y la rendición de cuentas de las instituciones de educación superior (IES). El sector universitario, a través del Consejo Directivo de Ascún, ha hecho observaciones sobre los mecanismos para lograr los fines enunciados y sobre la forma de estructurar el proyecto de ley. En repetidas ocasiones, Ascún solicitó que en la propuesta legislativa se separaran las universidades de las otras IES. Esto no obedece a un capricho, la Constitución de 1991 garantiza la autonomía universitaria. Igualmente, se manifestó ante el Gobierno la conveniencia de buscar la expedición de una ley estatutaria que

regulara no solo el servicio público de la educación superior, sino también el derecho a esta, sujeto a los principios de progresividad, planificación y programación. La comunidad universitaria buscó infructuosamente que la ley delimitara el papel del ejecutivo en su función constitucional de inspección y vigilancia sin lesionar la autonomía universitaria, pues como lo afirma la Corte Constitucional “… implica para las universidades viabilizar una constante interferencia del ejecutivo en su quehacer, que se traduce en un continuo control de sus actividades por parte del poder central, inadmisible en el caso de las universidades”. Se planteó que la autonomía y la autorregulación estuvieran en cabeza de los rectores de las universidades con la participación del Ministerio de Educación. Nada de esto fue tenido en cuenta. Lo anterior no implica que no haya aspectos positivos en el proyecto de ley. Por ejemplo, se destaca el reconocimiento de la necesidad de subsidiar el crédito educativo y que el monto sea asumido por el presupuesto nacional,

a fin de no descapitalizar al Icetex. Es un buen principio para financiar no solo la oferta educativa sino también la demanda. En el país existe la tendencia a descalificar los subsidios presupuestales cuando estos se dirigen a mejorar la distribución del ingreso. Por alguna razón, cuando el subsidio se dirige a los más necesitados, hay voces que piden su supresión con el argumento de que “es asistencialismo”, pero cuando se encamina a financiar a los más pudientes, se alaba con frases del tenor “es para crear empleo y riqueza”. No es pues de extrañar que los impuestos en Colombia no modifiquen sino en 1,5 puntos el índice de Gini (herramienta que mide la desigualdad en los ingresos). En los Estados Unidos la distribución del ingreso después del impuesto muestra una mejoría cercana a 7 puntos.

Transparencia La iniciación de un estudiante en la universidad le significa comprometer su recurso más valioso y no renovable: el tiempo. Pero

igualmente, hacer una apuesta a su futuro. Agréguese a esto el porcentaje del ingreso o el ahorro familiar requerido para financiar la educación superior. Lo anterior muestra la importancia de hacer públicos los estados financieros de las universidades, que se conozca su cuerpo de profesores, los índices de deserción, los resultados de sus alumnos en los exámenes de Saber Pro, comparándolos con los niveles de ingreso Saber 11, para deducir cuál fue el aporte de la IES. Debe ser pública la información de inserción de los egresados en el mercado laboral, su ingreso y su afiliación a los sistemas formales de seguridad social. Estos indicadores permiten tomar decisiones apropiadas. Los estudios que ha hecho el Ministerio de Educación al respecto son valiosos y la sociedad debe aplicarlos. Si para proteger el ahorro del público los gobiernos obligan a la transparencia del sector financiero, con mucha mayor razón la sociedad tiene el derecho a conocer las realidades económicas de las instituciones educativas, a las cua-


Educación

13

les les hace un voto de confianza de mayor significación que la depositada en una entidad bancaria.

El proyecto de ley es generoso en dotar de mecanismos sancionatorios al Ministerio de Educación. ¿No sería mejor separar las funciones de estímulo de las de control? Otro ejemplo para avalar lo

raban su proceso y reducían sus exigencias si estos eran avalados por firmas externas en las cuales participaban sus familiares. En buena hora la Ministra sancionó esta conducta, pero el riesgo persiste. Por parte de los rectores del Consejo de Ascún, se ha planteado que el control y la calidad de la educación universitaria la realice la comunidad académica dirigida por una Asamblea Nacional de Rectores, que elige un órgano ejecutivo, en el cual el Gobierno tenga participación. Esta propuesta se ajusta más al concepto de autonomía democrática, y se aleja del riesgo de usar el poder con fines de premios y castigos. Solo me refiero al aspecto político de la propuesta.

Una de las propuestas de Ascún es que la autonomía y la autorregulación de las universidades estén en cabeza de los rectores, con la participación del Ministerio de Educación.

10 de abril de 2011

Ley de premios y castigos

anterior es que la Constitución garantiza la libertad de expresión, y por supuesto el derecho a la honra y al buen nombre también debe preservarse. Sin embargo, hasta ahora a ningún gobierno se le ha ocurrido crear en un Ministerio de Información y Tecnología, una oficina que regule y sancione a la prensa. Se acepta la autorregulación y que sea la justicia, independiente del ejecutivo, la rama del poder que controle y garantice los derechos de quienes por efecto de calumnia se les vulnere su buen nombre o su patrimonio. En muchas sociedades, los organismos con poderes de control y sanción son proclives a la corrupción y al clientelismo. Hace unos años, funcionarios encargados de los trámites de otorgar autorizaciones (Registro Calificado) acele-

143

plo teórico al sector educativo, algunos mandos medios del Ministerio de Educación creen que le hacen un servicio a su presidente dilatando un registro calificado, o en una situación extrema, sancionando a una universidad si alguno de sus directivos se sale de la línea de conducta oficial. Lo contrario también puede ocurrir: cierta celeridad en los trámites para premiar apoyos incondicionales.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

A lo largo de su historia republicana, el país no ha logrado consolidar un sistema de chequeos y balances que limiten las arbitrariedades de alguna de las ramas del poder público. Tampoco ha podido fortalecer un esquema de gobierno–oposición, garantía de una democracia sólida. No es exclusivo de Colombia que los organismos de inspección y control adscritos directamente al ejecutivo se vean tentados a utilizar su poder como una forma de controlar las voces de oposición. En el siglo XIX, uno de los mecanismos usados para castigar a los contrarios fue la confiscación. En el siglo XX se utilizaban formas más sutiles: durante el gobierno militar, con el fin de acallar la prensa y en vista de que la censura no era suficiente, se recurrió a exhaustivas auditorías tributarias a los periódicos no afectos al régimen, lo que llevó al cierre de dos de mayor circulación. Las épocas de control de divisas permitían que algunos funcionarios pasaran a mejor vida en esta; pero además, podían racionarlas para la importación de papel periódico. Todavía se recuerda cómo el otorgamiento o la negativa de licencias de importación permitían enriquecer o empobrecer a un empresario. Piénsese en el siguiente escenario hipotético: un presidente decide que, “por el bien de la patria”, debe perpetuarse en el poder; para amedrentar a la oposición y a las ramas independientes del gobierno, recurre al uso indebido de los organismos de seguridad del Estado, de los entes de investigación y control para escudriñar selectivamente a quienes no son sus áulicos. Extrapolando este ejem-

Unimedios

Inspección, control y sanción


14

Educación

Los modelos a medias Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia Entre los argumentos que se han presentado estos días alrededor de la nueva Ley de Educación Superior llaman la atención algunos modelos económicos. Me recuerdan a esos pacientes neurológicos que por lesión en el hemisferio derecho del cerebro pierden la capacidad para captar todo lo que se sitúa al lado izquierdo de ellos. Así sólo se comen lo que hay en la mitad derecha de su plato. La mitad del horizonte deja de existir. Aunque lo vean simplemente lo ignoran como si estuviera en otra dimensión del mundo real. Uno de esos modelos es la introducción en el Brasil de la educación con ánimo de lucro. Aumentó sustancialmente la cobertura, se movilizaron muchos recursos y fue impulsada por el presiden-

te Lula da Silva (lo que le quita sospechas de neoliberalismo). La mitad que no se muestra es que las instituciones con ánimo de lucro son de muy regular calidad, y por eso los estados y el gobierno federal aumentaron enormemente su apoyo a las universidades públicas emblemáticas. Son así la de Sao Paulo, la de Campinhas, la Federal de Rio de Janeiro y otras que son las que aseguran, a costos mínimos, la opción de alta calidad en pregrado y posgrados para la élite estudiantil. Otro modelo que se ha venido proponiendo es el australiano de recobro a los egresados. Es un sistema en el que las universidades le cargan a “su cuenta” los costos de matrícula al estudiante y cuando ya está trabajando y devengando los cobran a través del

sistema de impuestos nacionales. La parte que no nos muestran es que el ingreso per capita en Australia es 12 veces el colombiano, que sólo se empieza el cobro cuando el ingreso lo permite (es decir después del posgrado y dando margen para construir un patrimonio familiar), y que todas las universidades son públicas de forma que no se constituye en un impuesto exclusivo para quienes no tienen posibilidad de pagarse privadamente sus estudios. El modelo americano es presentado como paradigma de un sistema privado, pero no se muestra la otra mitad, que es el conjunto de universidades públicas más grande del mundo, con altos subsidios para los estudiantes y con un sistema combinado de préstamos o becas que impide

que un joven con capacidades se quede sin estudios. En el nuevo proyecto de Ley se proponen aportes adicionales a las universidades públicas por 1% el primer año, 2% el segundo y 3% el tercero y en adelante hasta 2019. El modelo calculó cuánto va a significar eso en erogación para el Estado. Lo que no se ve es que ese aumento está condicionado a tareas nuevas que en poco tiempo causarán a las universidades gastos que superan el ingreso. Podría traer más modelos, seguramente algunos de ellos aplicables en Colombia. Pero el éxito para su implantación dependerá de que los implantemos completos. * El Espectador, marzo 24 del 2011.

En tela de juicio

equidad en la educación superior Uno de los problemas más críticos que enfrentan las políticas públicas es el acceso a la educación de tercer nivel de las personas de menores ingresos. Estas se encuentran discriminadas por razones de etnia, género, color o clase social, y su número creciente convierte el servicio en excluyente, poniendo en tela de juicio su legitimidad. Luis Enrique Orozco Silva,

143

10 de abril de 2011

Facultad de Administración Universidad de los Andes

Los diferentes gobiernos han planteado como solución el crédito educativo y las becas, en la medida en que permiten, a través del financiamiento de la demanda, facilitar el acceso en mejores condiciones que las que ofrece el mercado. En el caso de Colombia, es evidente que esta orientación del préstamo ha posibilitado, manteniendo el apoyo a los estratos de mayores ingresos, optimizar el acceso de los estratos 2 y 3, no así el del 1, en parte porque no tiene entrada al sistema educativo en su conjunto. La primera razón de la importancia de la equidad en educación consiste en el papel que juega el conocimiento en la economía de las naciones y en la posibilidad para todo el país de ocupar una posición digna en el concierto global. De otro lado, la educación es el medio de formación de los

talentos humanos y la vía más importante para que las personas puedan construir un proyecto de vida digno y una posición que consideren valiosa para sí mismos en la sociedad.

Calidad, en contra de los pobres Pero las medidas que se tomen en esta materia en el terreno de la educación superior, por parte de los gobiernos, dependen de la orientación sobre la cual se establezcan. En efecto: ¿Se trata de igualar las oportunidades para quienes tienen el talento y las condiciones que asegurarían en principio el acceso a las élites, bajo el presupuesto de la existencia de una naturaleza innata, inteligente y apta pero diferentemente distribuida en una población? Esta opción supone que lo urgente es crear igualdad de oportunidades, para que los más talentosos puedan acceder al mayor grado

posible de formación, y simultáneamente contar con un esquema diferenciado para el resto de la población. Por lo tanto, lo correcto es disponer de un acceso universal hasta el nivel básico y procurar la formación selectiva de una élite competente en el nivel superior. O, el énfasis se pone en establecer una política orientada a incrementar la igualdad por la vía de la educación, en cuyo caso se partiría de que el talento tiene una base social y, por ende, la inteligencia es un proceso multidimensional en el que inciden numerosos factores como la socialización primaria, la estimulación temprana y la calidad del desarrollo psicomotor. En ese sentido, no es totalmente predecible en su despliegue ni medible a través de los recursos tradicionales de la psicometría, en lo cual la cultura tiene una influencia muy amplia. Desde esta última perspectiva, hay que preocuparse no solo por la adquisición común de las mismas competencias y conoci-


mientos que se consideran básicos para el mejor aprovechamiento futuro de nuevas oportunidades, sino también por otros aspectos como disminuir la deserción de la población de alto riesgo entre primero y quinto semestre, las innovaciones curriculares y su adaptación a los diversos tipos de estudiantes, la creación de recursos de apoyo, estimulación y nivelación que demanden los diferentes tipos de estudiantes, y la flexibilidad en materia de rutas de aprendizaje en las estructuras curriculares y en espacio y tiempo de aprendizaje. Naturalmente, se trata de un esfuerzo que involucra a las instituciones, y que una política de gobierno puede orientar mediante proyectos de amplio aliento. Mientras se mantenga la primera opción, que es dominante en la mayoría de los países de América Latina, la educación será excluyente, selectiva y en tal caso la lucha por el mejoramiento de su calidad irá en contra de los pobres. Será muy útil para la formación de las élites en cada país pero no para dignificar la existencia de las mayorías.

Inequidad, las cifras hablan

El Gobierno sigue sin resolver el problema de aumentar la cobertura en un sistema de educación superior excluyente, o incrementar la equidad, mejorando el acceso a programas educativos con calidad.

143

Unimedios

10 de abril de 2011

Por lo anterior, sigue siendo un problema no resuelto el escoger entre aumentar cobertura en el marco de un sistema de educación superior excluyente, o incrementar la equidad, vía el mejoramiento del acceso a programas educativos con calidad y con una visión más incluyente derivada de una apreciación menos neoliberal. La alta deserción en la educación superior refuerza el argumento contra el aumento de cobertura versus acceso y equidad. En efecto, la deserción por cohorte en las universidades es actualmente de 45,3%, en las de carácter tecnológico es de 53% y en la técnicas de 60%. Estas consideraciones no son retóricas puesto que las cifras respecto a inequidad hablan por sí solas. En el anterior gobierno, se-

gún las encuestas continuas de hogares del DANE para los años 2002–2007, la tasa de escolaridad bruta varió entre 24,47% en el 2002 y 32,48% en el 2007; el promedio de América Latina es de 31%, lo que significa que, para este último año, 3,3 de cada diez personas asistían a la educación superior. Pero si miramos la tasa neta, que es más interesante porque nos habla de las personas que efectivamente asisten al nivel apropiado para la edad, el promedio para el mismo periodo es de 17,77% y una tasa de 16,31%. Lo importante para observar es lo siguiente: cuando se ven las tasas por quintiles de ingreso, las diferencias son amplias. Mientras en el quintil 1, o sea el de menores ingresos, la tasa de escolaridad superior bruta tuvo un promedio de 6,35% para el periodo 2002-2007, en el quintil 5, el de mayores ingresos, la tasa promedio subió al 77,07%. La tasa de cobertura para el quintil más bajo tan solo se incrementó en 4,08 puntos porcentuales, mientras que en el quintil 5 el aumento fue de 19,21 puntos. De igual manera, en la tasa neta por quintiles de ingreso se ven amplias diferencias entre los niveles. Para el año 2007, en el quintil 1 tan solo el 6% de las personas accedieron a educación superior, mientras que en el quintil 5 ese porcentaje subió al 49,4%. La evolución de la tasa neta por quintiles muestra que para el 1 fue de 3,03 puntos porcentuales y para el 5, de 5,26 puntos durante el periodo 2002–2007. Estas cifras ponen en duda el entusiasmo con que frecuentemente se hace énfasis en el alcance de la política de cobertura, buscando incorporar al sistema a los más pobres. En consecuencia, hay que cambiar la política de cobertura por una de mejoramiento del acceso con las características anotadas. Esta debe tener en cuenta y armonizar las acciones orientadas a un mayor acceso, una mejor calidad y una menor deserción. Todo lo demás son habladurías.

15

Unimedios

Educación


16

Educación

¿Privatizando la calidad? Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia Una de las primeras reacciones al proyecto para una nueva Ley de Educación Superior fue el temor de que pudiera llevar a la privatización de la educación superior pública. No comparto esa opinión. El primer movimiento estudiantil en el que participé, poco después de haber entrado a la Universidad Nacional de Colombia, tenía como uno de sus fundamentos el rechazo a la privatización. De eso hace 47 años y la universidad todavía es pública y sin duda mucho mejor. No veo en el proyecto de Ley ni en las posiciones de la ministra y de su equipo de colaboradores una política “privatizadora” en sentido estricto. La privatización es un fantasma y con frecuencia los que persiguen fantasmas dejan

de ver los problemas reales. Lo que sí trae el proyecto de Ley es un crecimiento basado en la introducción de las instituciones con ánimo de lucro. Eso llevará a una modificación de la proporción entre estudiantes del sistema público y privado a favor del privado e implicará también una competencia fiera por estudiantes y por los préstamos de Icetex entre las instituciones privadas sin ánimo de lucro y las de ánimo de lucro con desventaja para las primeras entre las que están las mejores de ese sector. El temor grave que me asalta es que se privatice la calidad. El hecho de que los recursos para la educación superior pública no aumenten de forma real le hará perder capacidad para competir

por los mejores profesores y para actualizar y modernizar su tecnología y su infraestructura docente, investigativa y de bienestar. Eso pasó ya con la educación básica y media hace unos años. Hace 40 años la mayoría de los mejores estudiantes de la Universidad Nacional venía de colegios públicos emblemáticos. Hoy esos colegios ni siquiera aparecen en el listado de los 500 mejores del Icfes. Es un hecho absolutamente innegable que quien quiere para sus hijos un colegio excelente debe esforzarse para pagar uno privado, que con muy pocas excepciones será tanto mejor cuanto más caro sea. El impacto sobre la equidad y la movilidad social de una educación superior de mala calidad

es tremendo. En nuestro país muchísimos niños nacen con desventajas competitivas. Estas desventajas se acrecientan en un mal colegio y se afianzan y se vuelven irreversibles en una universidad mediocre. Como están las cosas hoy, para muchos jóvenes lo único que puede romper este destino es una universidad pública con una calidad igual o superior a la mejor que se pueda comprar, y cuyos egresados no queden en una situación de endeudamiento tal que les impida estudiar un posgrado. Por eso el gran susto en la coyuntura actual no es la privatización de las universidades sino la privatización de la calidad. * El Espectador, marzo 31 del 2011.

Las universidades están discutiendo Moisés Wasserman Rector Universidad Nacional de Colombia

143

10 de abril de 2011

Los llamados del señor Presidente y los ministros para que las universidades discutan la Ley de Educación Superior caen en un terreno abonado. Vemos el proyecto como la oportunidad para una discusión amplia con la sociedad. Sería bueno, sin embargo, valorizar la discusión con algunos ejemplos: en Alemania, después de resultados mediocres en el ranking de Shangai, se construyó el proyecto Iniciativa de Excelencia, que con una inversión de 1.900 millones de euros contempla el apoyo a 10 de sus universidades (todas públicas) para recuperar las posiciones perdidas, mediante la creación de 40 nuevas escuelas doctorales y 30 centros de investigación. Francia, por la misma razón, reestructuró su sistema de edu-

cación superior agrupando en “Polos de Investigación y Educación Superior” a sus tradicionales universidades, institutos de investigación y escuelas de ingeniería (todos públicos). Además, se prevé la construcción de 11 nuevos “mega–campus” regionales.

que era más rentable invertir en educación superior que en bonos del Estado. En un estudio parecido, la Asociación Colombiana de Universidades concluyó que la rentabilidad social del dinero invertido en educación superior es del 40%.

El presidente Obama, en su primera reacción a la crisis financiera y en su último discurso sobre el “Estado de la Unión”, inyectó 60.000 millones de dólares para investigación y fortalecimiento de las universidades. Iniciativas como esas se repiten en el sureste asiático, China, India y casi todas las naciones concentradas en una economía del conocimiento.

En la propuesta que discutimos en Colombia, el Ministerio plantea –para financiar un crecimiento del 37% de los cupos y mejorar la calidad– la suma de 1,2 billones de pesos públicos y otro tanto de privados (lo último con un grado de incertidumbre no estimado). Las dos cantidades corresponden apenas a un aumento de 15,8%, menos de la mitad de la meta de cupos.

En España, estudios económicos del gobierno mostraron

Dentro de esa suma, a las universidades públicas se les

asignan 410.000 millones de pesos. Si estos se invirtieran exclusivamente en financiar nuevos cupos, ni un centavo para nada diferente, apenas lograría al costo actual 25.000 estudiantes nuevos durante los cuatro años. Compárese eso con la meta de 605.000 nuevos cupos de pregrado y 40.000 de posgrado. Con gusto aceptamos la invitación a discutir, pero ojalá sobre cálculos, proyecciones y estudios, y no sobre supuestos y lemas. Lamento que la discusión no sea, como en los ejemplos anteriores, sobre estrategias para crecer y proyectar a nuestras universidades a un futuro mejor, sino sobre sus mínimas posibilidades de supervivencia. * El Espectador, abril 7 del 2011.


Educación

Educación y empleo

17

La esperanza de acceder a la educación superior para los sectores de bajos ingresos, es decir, para la mayoría de la población colombiana, apunta a la universidad pública que ha sufrido un gran descuido por parte del Gobierno central.

Juan Camilo Ochoa R.,

trial, agrícola y de servicios que sirva de ancla y soporte para el desarrollo.

Ex presidente Suramericana de Inversiones Ingeniero Escuela de Minas UN en Medellín Máster en Ciencias de MIT PhD en Matemáticas de UCB

En la población con estudios superiores, la tasa de desempleo es menor y evoluciona favorablemente con el tiempo6. Algunas empresas del sector formal desconfían de los egresados de las universidades públicas. La falta de interacción entre los estratos no facilita contactos útiles al momento de ubicarse laboralmente. Algunas empresas privilegian las relaciones con las universidades privadas para sus proyectos de investigación y desarrollo, por desconocimiento de los recursos y capacidades de las universidades estatales y por temores infundados sobre el carácter y comportamiento de sus egresados. En el país hay 4.236.000 personas entre 17 y 21 años. De estos, 1.494.000 están matriculados en educación superior. La cobertura es, por lo tanto, de 35,3%. Hay, entonces 2.742.000 jóvenes en edad de recibir estudios universitarios que permanecen por fuera del sistema. Habría que ver cuántos de los 1.494.000 que aparecen como matriculados lo están en el Sena e instituciones similares en programas que no son realmente de educación superior. El plan de desarrollo de la actual administración busca subir la cobertura a 50% para el fin del periodo presidencial (¿2014?)

estratos de bajos ingresos logre estudios superiores. Así, se concluye que, la esperanza de esta población de acceder a la educación superior- –es decir para la gran mayoría de los colombianos–- apunta a la universidad estatal , altamente descuidada por parte del Gobierno central en los últimos años4-5.

Empleo y equidad

Disponer de un empleo estable y bien remunerado garantiza el bienestar de la familia y la educación de los hijos. Puede generar un cambio radical de estrato en una o dos generaciones. A nivel social, los altos niveles de empleo conllevan a una amplia sociedad de clase media con buena capacidad de consumo. Se desarrolla un importante mercado interno y se promueve la continuidad cultural y educativa de las sucesivas generaciones. Ello facilita el mantenimiento de una base industrial y agropecuaria que sirve de soporte a altas tasas de crecimiento. De esta manera se configura el camino al desarrollo. Un empleo inestable, mal remunerado y precario no permite la generación de una base indus-

Se volvió un lugar común decir que para competir en el mercado internacional es necesario innovar. La innovación es primordial a nivel macrosocial, regional, urbano y empresarial. De igual manera, lo es en el sistema educativo y en las instituciones del Estado. En las empresas industriales hay que renovar los productos y los procesos de gestión, administración y fabricación. Lo mismo aplica a las empresas del sector agropecuario y a las de servicios. Hoy en día, la supervivencia depende en gran parte de la innovación, porque es necesario seguirle el paso a los cambios tecnológicos y de gestión de los competidores. También, a los cambios en el gusto y las necesidades del mercado.

Innovación y educación superior Para promover la innovación es necesario estimular en los trabajadores, a todos los niveles, la imaginación, la creatividad y la capacidad de atreverse a lo nuevo. Hay que luchar contra el apego a lo tradicional. Se requieren mentes con amplio criterio, capaces de romper con lo manido y lo

10 de abril de 2011

tos de la matrícula son bajos, pero aun así, muchas familias, sobre todo de estratos uno1 y dos2, no están en capacidad de sufragar los costos necesarios de transporte, material didáctico y sostenimiento3. Así, se llega a una población estudiantil más o menos homogénea, con unas condiciones de vida y problemáticas sociales semejantes, y en muchos casos difíciles, pero muy distintas a las de los estudiantes de las universidades privadas. Ello hace que, en muchos casos, los estudiantes, a pesar de la alta selección inicial, no den el rendimiento esperado durante la carrera. El alto costo de las universidades privadas y el desprestigio de las universidades estatales por sus problemas disciplinarios mal negociados y mal solucionados, así como el desconocimiento de su calidad, ha conducido a la escisión mencionada. Infortunadamente, se viene perdiendo una gran oportunidad de diálogo y mutuo conocimiento entre las distintas clases sociales, en una etapa de la vida en la que el hombreser humano está más dispuesto a un fructífero intercambio de ideas. Toda esta situación conlleva a que solo un pequeño porcentaje de los

Innovación y desarrollo

143

La noción de equidad empleada en estas notas es de carácter pragmático, desde un punto de vista de racionalidad social y no partiendo de principios éticos o morales (costumbre), como también podría ser. Se basa en que la equidad tiene que ver con el ofrecimiento de iguales oportunidades al niño y al joven, con el fin de aprovechar en forma óptima el conjunto total de sus talentos. Las personas que no tengantienen acceso a la educación, introducen un sesgo negativo en el potencial de crecimiento y desarrollo de la sociedad. Un grupo de jóvenes sin educación es visto aquí como un desperdicio de recurso humano y no una simple “injusticia”. Esta es una condición para el logro de altas tasas de crecimiento y bienestar colectivo. Su plena y óptima utilización en la sociedad es una condición para el logro de altas tasas de crecimiento y bienestar colectivo. El sistema de educación superior colombiano ha escindido a la población estudiantil en dos grandes grupos altamente diferenciados por sus ingresos: por una parte, están los quequienes provienen de los estratos 4 a 6, que se pueden catalogar como de ingresos medios y altos, y van a las universidades privadas; por el otro, los que pertenecen a hogares de estratos 1 a 3, que se pueden clasificar de ingresos bajos o medios bajos, y aspiran a realizar su educación superior en las universidades estatales1. La clase media se viene reduciendo progresivamente. Existen muchas variantes en los requisitos de admisión a las universidades privadas. Algunas se basan en los exámenes de Estado (ICFESIcfes), pero con un grado de exigencia muy variable. Naturalmente, las mejores son las más exigentes y muchas agregan una entrevista que se puede prestar para utilizar criterios no académicos que podrían conducir a discriminación, según el gusto y orientación ideológica de la institución. En algunas, las de menor calidad, el que pueda pagar ingresa. Estas universidades no disponen de subsidios estatales como las públicas2. Por el alto costo de la matrícula, es común que no alcancen a llenar todos los cupos disponibles, lo cual les facilita – en algunos casos y con muy buen criterio– - ofrecer subsidios a algunos estudiantes de bajos ingresos, cuya participación es baja en su población estudiantil. Entrar a la universidad estatal es exigente y la competencia es intensa. Por esta razón, hay una alta selección de los alumnos. Los cos-

Educación Superior y empleo


18

Educación establecido, pero que apunten al mejoramiento, a la eficiencia, a la productividad, al cambio y al progreso. Se puede, y es necesario, hacerlo en todos los niveles; pero la innovación que tiene gran impacto, la que conduce a cambios notorios en la sociedad, es la que proviene de aplicaciones y hallazgos de carácter científico, producto de una seria y paciente investigación conducida por profesionales de la más alta formación y capacidad, que utilizan las herramientas más modernas y complejas. Como se dice ahora: una investigación de talla mundial. Uno de los ejemplos más paradigmáticos de cultura de la innovación se produjo en el llamado “Silicon Valley”, a finales de los años 70, en el norte de California (EE. UU.), en la vecindad de las universidades de Stanford y UC Berkeley, al sur de la ciudad de San Francisco. Este proceso fue iniciado por egresados de estas universidades y algunos estudiantes. Luego se unieron a ellos capitales e investigadores de diferente origen, pero la dinámica innovadora principal provino de investigadores de estas dos universidades, calificadas ambas entre las cinco mejores del planeta en su momento. A este ejemplo se podría agregar el de otros centros pioneros de innovación como las ciudades de Cambridge y Boston en Massachusetts (EE. UU.), alrededor de las universidades de Harvard y MIT, también clasificadas entre las mejores del planeta. En la ciudad de Bangalore (India) y de Ucla en el sur de California, se dieron fenómenos semejantes. No es coincidencia que los grandes centros de innovación se hayan localizado cerca de grandes universidades de investigación al más alto nivel. Por ello, si se quiere producir un proceso de generación de empleo en la ciudad y la región, es necesario entender que debe ir de la mano de la innovación, la investigación y el desarrollo de estudios superiores avanzados de primer nivel en las principales universidades de la región. Para aprovechar plenamente el talento y las buenas condiciones de la juventud, hay que buscar el desarrollo de una universidad moderna que ofrezca acceso equitativo a una buena parte de los jóvenes estudiantes de todos los estratos sociales. No hay que olvidar que el sistema que tenemos en la actualidad, al discriminar la población por ingresos, está perdiendo un gran potencial y arrojando al cesto del desempleo a una buena parte de su mejor recurso humano. De esta forma, les estamos dando muchas ventajas a nuestros competidores globales.

143

10 de abril de 2011

Conclusión Se puede disminuir la tasa de desempleo temporalmente con medidas de choque puntuales, pero hacerlo de una forma más estructural es un proceso lento y difícil. Basta observar lo que viene ocurriendo en Estados Unidos después de la última crisis que comenzó a finales del 2007 con los créditos hipotecarios y que luego se extendió a otros activos financieros. El sistema superó la crisis con medidas fiscales y monetarias tomadas por la Secretaría del Tesoro y la FED, pero las altas tasas de desempleo generadas por la depresión vienen evolucionando con suma lentitud.

En consecuencia, se hace necesaria una mayor atención a la cobertura y calidad del sistema de educación superior. Se debe apuntar a desarrollar con fuerza la investigación científica y la innovación al más alto nivel, como condiciones para competir en el mercado internacional, y avanzar en un proceso vigoroso de desarrollo económico. Este proceso debe ocurrir dentro de un entorno social de impulso al desarrollo de una numerosa clase media que sirva de sustento a un amplio mercado interno. No es posible superar un atraso tan grande buscando soluciones “baratas” y aparentemente sencillas7. En vista del atraso tan grande en la superación de la inequidad inherente a la alta concentración del ingreso, y al potencial de los recursos humanos que se están perdiendo debido a la baja participación de los estratos más po-

bres en el sistema de educación superior, será imperiosa una fuerte inversión pública en el sistema de universidades estatales, tanto a nivel nacional como regional y local. Es necesario corregir el atraso acumulado en gobiernos anteriores, en buena parte debido a un sesgo ideológico contra la educación estatal. “En Educación Superior [sic], hoy es 55% pública y 45% privada” f.: María Fernanda Ocampo. “El Tiempo”, Mmarzo 13 de 2011, p. 3. 2 En sentido estricto, debe hablarse de universidades estatales y privadas, puesto que todas las universidades colombianas son públicas en el sentido de estar abiertas, en principio, a todos los ciudadanos. 3 En el caso de la UN de Medellín, 90% de sus alumnos pertenecen a los estratos 1 a 3 (50% al estrato tres). 4 “En Colombia hay 80 universidades, de las cuales 32 son públicas. El Gobierno les gira $ 2.2 billones de pesos al año. Inversión que, con el subsidio a la demanda y otros gastos de fun1

cionamiento incluidos, asciende a 5,.67 billones de pesos, que son el 1,.01% del PIB.”. f.: María Fernanda Ocampo, Ministra de Educación, “El Tiempo”, 3/13/marzo 3 de 2011, p. 3. 5 La inversión del Gobierno Nnacional en las universidades estatales es a todas luces insuficiente: “3,.2 millones de jóvenes se graduaron de Bachillerato en los últimos 10 años y nunca pudieron acceder a la Educación Superior o tuvieron que desertar. El año pasado, se graduaron de bachillerato 620.000 mil jóvenes y en el primer semestre de este año soólo 294.,000 lograron ingresar”. f.: María Fernanda Ocampo, Ministra de Educación, “El Tiempo”, Mmarzo 13 de 2011, p. 3. 6 Cf.: Hugo López C., “Empleo Iinformal Uurbano en Colombia: Ddinámica de Llargo Pplazo. 7 “En Colombia hay 80 universidades, de las cuales 32 son públicas. El Gobierno les gira $ 2,2 billones al año. Esta Inversión, con el subsidio a la demanda y otros gastos de funcionamiento incluidos, asciende a $ 5,7 billones, que son el 1,01% del PIB. Con la reforma se aspira a sumar, junto con la inversión privada, otros $ 2,3 billones, en los próximos tres años”. Reportaje de la ministra de Educación, María Fernanda Campo, al periodista Yamid Amat. El Tiempo, marzo 13 de 2011, p. 3.


143

10 de abril de 2011

19


20

Ciencia Hermann Sáenz,

143

10 de abril de 2011

En las playas de Villa En una parte de la era Cretácica (entre los 145 millones y 65 millones de años), la mitad del territorio colombiano estaba cubierta por el océano, de ahí que se encuentran con relativa facilidad especies del mar de la época: plesiosaurios, ictiosaurios y tortugas marinas que datan entre los 130 y 125 millones de años. En Villa de Leyva, la aparición de tantos reptiles marinos ha sido relacionada por algunos geólogos con la proximidad a la costa, y por otros, con rocas que se depositaron en sitios más profundos y alejados de la ribera. “El hecho de que

Descubren dinosaurio en Boyacá

Por primera vez en Villa de Leyva hallan los restos de un dinosaurio. En este municipio boyacense, reconocido por albergar fósiles de especies marinas, científicos de la Universidad Nacional identificaron un saurópodo de hace 125 millones de años. El hallazgo del animal terrestre refuta la hipótesis sobre lo alejada que estaba esta región de la costa marítima hace 145 millones de años.

María Páramo lleva seis años estudiando esta cabeza femoral para determinar a qué especie de dinosaurio pertenece.

aparezcan aquí restos de dinosaurio asociados con esos sedimentos es un indicio más de que la costa no podía estar lejana, puesto que estos animales eran netamente continentales”, agrega Páramo. Otro aspecto importante en la investigación es que las piezas que aparecen en esta esquina noroccidental del continente suramericano son de gran interés científico por estar en un punto intermedio entre la gran cantidad de dinosaurios que se conocen del sur de Argentina y Chile, hasta Norteamérica y Europa. Así, los pocos fósiles reportados son estratégicos para dilucidar la relación entre las criaturas de los dos hemisferios.

Dinosaurios costeños y tolimenses Mientras María Páramo y el estudiante David García conti-

núan armando el rompecabezas para descubrir más detalles del dinosaurio, se sabe que en Colombia existen registros de otros dos gigantes terrestres. El primero fue encontrado durante excavaciones realizadas por la compañía petrolera Tropical Oil Company, en 1945. Según el libro Paleontological notes, de los autores Langston y Durham, se recolectó una vértebra de la parte media del tórax de un dinosaurio saurópodo, en el municipio de La Paz, Magdalena. La pieza está en el Museo de Paleontología de la Universidad de California (en Berkeley), y un rasgo llamativo es que, para ser de un saurópodo, el hueso es de tamaño modesto: el centrum (centro de la vértebra en forma de tambor) mide 180 mm de largo, 165 mm de alto y 154 mm de ancho. Este espécimen es importante ya que su

registro corresponde más hacia la parte norte de América del Sur. Los restos del segundo dinosaurio fueron encontrados en Ortega, Tolima, en 1949. Se trata de tres dientes aislados de terópodos, según la investigación hecha por el geólogo español Martín Ezcurra. Los sedimentos continentales de la época no solo Cretácica sino un poco antes del Jurásico impiden hallar más dinosaurios en Colombia, pues no afloran con facilidad. “No están expuestos en superficie sino en profundidad, por ello no hay muchos de estos materiales sólidos disponibles para estudiar”, dice la profesora Páramo. Comparado con la paleontología que se realiza en Argentina o en Chile, Colombia aún tiene mucho por hacer. “La ventaja es que de ellos podemos aprender”, concluye.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

En el 2005, un campesino de Villa de Leyva, habitante de la loma La Carolina, halló lo que, a simple vista, parecían dos rocas comunes y corrientes. Su curiosidad lo hizo dudar, y a pesar del gran peso de las piedras, las cargó hasta la Fundación Colombiana de Geobiología en la parte urbana del municipio, donde expertos le confirmaron sus sospechas: aquellos objetos encontrados a la intemperie eran dos fósiles. Pero descubrir restos prehistóricos en Villa de Leyva, sobre todo de reptiles marinos, no tiene nada de raro, pues son innumerables las piezas registradas en el municipio. Sin embargo, estos restos casi redondos tenían una particularidad, eran dos cabezas femorales pertenecientes a un dinosaurio. El hecho se convirtió en la primera aparición de señales de un dinosaurio en la región, y el tercero descubierto en Colombia. Seis años después, las investigaciones confirman que sí se trata de un animal terrestre, y sus características morfológicas corresponden a las de un dinosaurio. “Los huesos fosilizados hallados años atrás en Villa de Leyva nos permiten hacer comparaciones. El fémur de un animal marino es más pequeño, aplanado y con volumen más redondeado. Los huesos recién estudiados son diferentes y quizá corresponden a un saurópodo”, asegura María Páramo, profesora de Paleontología de la Universidad Nacional de Colombia y directora de la fundación. Aunque las especies se definen por características como el cráneo y las vértebras, es difícil concluir con exactitud a cuál pertenecen estos restos. No obstante, la profesora Páramo alude a un rasgo particular de los saurópodos: “Se trata de una especie de protuberancia lateral en el fémur que quizá nos ayude a aproximarnos a la identidad del individuo. El tamaño de este hueso del muslo revela que el animal pudo alcanzar una longitud entre 12 y 18 metros”. Las piezas se encontraron en superficie sobre rocas de hace aproximadamente 125 millones de años. A partir de este dato, de la forma de preservación y de las características geológicas de la región, se puede sugerir que el saurópodo vivió en un momento del Cretácico comprendido entre hace 125 y 110 millones de años. La geóloga explica que llegaron hasta allí a través de un proceso de transporte mecánico natural. Después de que se descomponen los músculos y los órganos, los huesos pueden ser arrastrados por corrientes de agua, oleajes cercanos, subidas de mareas o ríos y así se fosilizan en un sitio distinto del que murió el animal.

Tomado de: www.newcritters.com

Unimedios


Ciudad

Las Turbo en Bogotá Para determinar la viabilidad de las nuevas rotondas y hacer un estudio de caso, Lenin seleccionó una intersección en la localidad de Kennedy, que por sus características geométricas y de tránsito podría adecuarse a futuro como turboglorieta. Como resultado del seguimiento, esta alternativa permitiría tener un 7% más de capacidad que la convencional, es decir, pasaría de un promedio de 3.000, a 3.200 automóviles por hora, teniendo como referencia un vehículo de 6 metros de longitud. Otra ventaja importante es la reducción de accidentalidad. “Los choques simples y otro tipo de incidentes disminuyen hasta en un 80%. Por eso, en Holanda todas las intersecciones tienden a este modelo”. El estudio del ingeniero de la UN recolectó información sobre el tiempo y distancia que separa un vehículo de otro en ese lugar de la ciudad, las velocidades promedio y la capacidad de la vía de acuerdo con el volumen de autos que pasan. Luego, se comparó la situación actual con la de una posible turboglorieta, por medio de un software especial de microsimulación denominado

Turboglorietas,

80% menos accidentalidad en Bogotá

Las turboglorietas reportan menos accidentes y más capacidad de movilización en los lugares donde están instaladas. Para su funcionamiento se necesita cultura ciudadana y campañas de señalización.

Vissim, que estableció escenarios a 5, 10 y 15 años. El programa incluyó motos, automóviles, camionetas, camiones y tractomulas de seis ejes, que son los vehículos más grandes que circulan. “Con base en esta información, trazamos radios, calzadas, anchos de los andenes, etc., simulando el diseño de la turboglorieta. Para que el modelo fuera válido tuvo que adaptarse lo más posible a la realidad. Ello se verificó mediante diferentes pruebas del sistema”, comentó el experto en vías y transporte. Para Crisanto Sáenz, profesor de la Especialización en Tránsito, Diseño y Seguridad Vial de la Universidad Nacional, este modelo “indudablemente puede tener éxito en ciudades de alta circulación vehicular, como Bogotá, porque aumenta la capacidad y seguridad vial. Sin embargo, para que sea efectivo y no se convier-

ta en fracaso, como muchas obras de infraestructura que son copias mal hechas de otros países, es necesario adecuarlo y adaptarlo a las características y necesidades locales”.

¿Qué se requiere para su construcción? Después de dos años de investigación, Lenin Bulla ha presentado dos veces la implementación de esta propuesta a la Secretaría Distrital de Movilidad con los resultados de la microsimulación y el estudio de tránsito, para la aprobación del proyecto piloto. Hasta el momento no ha recibido ninguna respuesta. Por su parte, el profesor Sáenz, asesor de proyectos de infraestructura vial para sistemas de transporte masivo en diferentes ciudades del mundo, considera que la puesta en marcha de este modelo depende del

Glorieta de la calle 63 con carrera 50, en Bogotá.

manejo institucional y de los entes reguladores, encargados de autorizar las pruebas para determinar la conveniencia de la iniciativa. “Se requieren más estudios con base en lineamientos y reglamentaciones específicas, para verificar si la turboglorieta funciona en la capital. Después, incluirla en el Plan de Ordenamiento Territorial, donde se establecería como una nueva opción para el sistema vial, en particular para muchas de las intersecciones de la ciudad”. Igualmente, se necesita de una cultura ciudadana para que las personas accedan positivamente al cambio y atiendan oportunamente las indicaciones, que podrían iniciarse con campañas de señalización e información sobre este novedoso elemento urbano.

10 de abril de 2011

Aunque suena extraño, la turboglorieta no es más que un tipo de intersección vial que separa, a través de pequeñas estructuras, los carriles en una rotonda para evitar el entrecruzamiento de vehículos. Para ello emplea señales de tránsito que le indican previamente al conductor la vía que debe tomar para girar en el sentido que necesita. En las rotondas convencionales, el centro es circular o elíptico; en el novedoso modelo tiene forma de turbina, como las astas de una hélice, de ahí su nombre de turboglorieta. “Al eliminar el entrecruzamiento, la capacidad de movilización aumenta entre un 12% y un 20% porque la glorieta soporta mayor volumen de vehículos. Adicionalmente, en este nuevo cruce solo se requiere ceder el paso al ingreso, y no hay necesidad de cambiar de carril ni atravesarse buscando la salida, como ocurre con las convencionales. Esto incide directamente en la disminución de accidentalidad”, afirma Lenin Bulla, estudiante de la Maestría en Ingeniería de Transporte de la Universidad Nacional, quien presentó este modelo como una alternativa vial para disminuir los accidentes y mejorar la movilidad en Bogotá. William Castro, profesor asociado de la Facultad de Ingeniería de la UN y director de la tesis de grado de Bulla, explica que “las rotondas presentan gran cantidad de conflictos vehiculares debido a las maniobras de cambio de carril, irrespeto en los accesos a la señal ‘Ceda el paso’, cambios de destino repentinos durante la circulación en el anillo central, conflictos vehículo–peatón, entre otras situaciones de riesgo. Por esta razón, la turboglorieta sería más conveniente que las existentes hasta ahora en el país”. Esta intersección, creada en Holanda por Lambertus Fortuijn en 1996, ha sido una solución vial no solo en ese país sino en otras ciudades de Europa. “Acá podrían funcionar muy bien, pero es indispensable la educación para que la gente comprenda y obedezca las señales sobre el carril que se debe tomar. Ese es el éxito y fundamento de operación”, agrega el ingeniero Bulla.

Una nueva intersección vial no convencional llamada turboglorieta, presentada por un experto en tránsito y movilidad de la Universidad Nacional, reduciría la accidentalidad y los trancones habituales que se producen en las glorietas de las urbes.

143

Unimedios

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Catalina Ávila Reyes,

21


Economía

Obama y los demócratas criticaron los TLC por ser un negocio entre ricos que degrada el empleo y las condiciones de vida de los trabajadores en los países contratantes.

Yanod Márquez Aldana,

143

10 de abril de 2011

Doctor en Ciencias Económicas Universidad Nacional de Colombia

Se volvió costumbre el lamento por la demora en la aprobación del TLC con Estados Unidos. La desesperanza ha empezado a invadir al Embajador colombiano en ese país; se le ha escuchado decir “estoy listo para tirar la toalla”. El presidente Santos ya dijo que, “si el TLC no se aprueba este año, no seguiremos insistiendo”. El alma volvió al cuerpo con la visita del senador demócrata y presidente del comité de finanzas del Senado de Estados Unidos, Max Sieben Baucus, quien dijo que el TLC “va a pasar este año”, pero luego el embajador norteamericano declaró a la revista Semana que era necesario revisar el tema social para poder avanzar, algo que por estos días ratificó ante el congreso de su país Miriam Shapiro, la representante comercial alterna estadounidense. Al extremo se llegó con el tema del ferrocarril interoceánico, del cual la misma publicación afirmó que “sería un tema de preocupación para las economías que hasta ahora han dominado el Atlántico, especialmente Estados Unidos y Europa”. Sin embargo, una nota del New York Times con el apoyo de algunos expertos asegura que el proyecto es inviable, que en el Gobierno colombiano ni el Ministro de Transporte tiene noticias del asunto y que el presidente Santos lo ha utilizado solo como una forma de presionar al Congreso de Estados Unidos. En fin, que es un “cuento chino”. La demora o la posibilidad de que no se apruebe el TLC parece poner en juego el futuro de la economía colombiana, pero con frecuencia los sentidos nos engañan. ¿Dónde están los estudios que demuestran las virtudes del TLC? ¿Es benéfico para todos o es bueno para unos en detrimento de otros? Ya se olvidó que en su momento como presidente, Álvaro

¿Como para qué el TLC?

Una economía puede crecer a un buen ritmo solo si regula el sector externo y promueve el mercado interno. Si Estados Unidos no aprueba el TLC, ayudaría a Colombia a mesurar su aperturismo irracional e incontinente. Uribe se comprometió a no firmar el tratado si los negociadores de Estados Unidos no aceptaban ciertas cláusulas, y que luego firmó sin que las aceptaran. Siendo así, es previsible que el tratado incremente los desequilibrios, ya crónicos en Colombia. También llama la atención que los lamentos ocurran en una época en que la mayor parte de América Latina y el propio Estados Unidos han puesto en remojo la idea sobre la utilidad de tales tratados. En la campaña presidencial, Obama y los demócratas criticaron los TLC por ser un negocio entre ricos que degrada el empleo y las condiciones de vida de los trabajadores en los países contratantes. Esa nueva visión ha puesto en la agenda la discusión del componente social de los tratados, pero desde Colombia tanto el presidente de la ANDI, Luis Carlos Villegas, como el presidente Santos la han negado. “Está cerrado con candado”, dijo el mandatario, y dejó claro que preferirá la búsqueda de nuevos mercados.

Reorientación de la economía Además del tema de los derechos humanos, que se ha vuelto

omnipresente, la crisis de Estados Unidos también ha puesto en cuestión la viabilidad de nuevos tratados. Ya funcionarios de alto nivel han manifestado que en América Latina no se puede seguir soñando con crecer a costa del mercado gringo, y han iniciado planes destinados a promover la sustitución de importaciones mediante la reducción de impuestos a los empresarios que trasladen, a territorio estadounidense, la producción que realizan en el extranjero. Es una reorientación de la economía al estilo de Latinoamérica, en donde un país como Argentina ha logrado altas tasas de crecimiento promoviendo el mercado interno y regulando el comercio internacional. Aun así, es posible que aprueben el TLC por una combinación del complejo de culpa por la guerra de las drogas ilícitas y las presiones de los librecambistas. Y la oposición en Colombia será nula, no porque hayan desaparecido las razones, sino por físico cansancio, pues como lo dijera el economista Javier Fernández Riva, “el tema ya nos tiene a todos hasta la coronilla”. En realidad hay mucho mito sobre la desregulación del sector externo. El primero es el de la inversión extranjera directa (IED). Según

la United Nations Conference on Trade and Development (Unctad), la IED es un flujo más estable y fácil de servir que otras fuentes, incorpora nueva tecnología adaptada a las condiciones locales, incrementa la productividad de las tecnologías preexistentes, cambia los patrones de consumo, induce el cambio técnico y la eficiencia en las instituciones locales, los proveedores, clientes y competidores. Además, afirma que facilita el acceso a nuevos mercados, el aprovechamiento de las ventajas comparativas y aporta tecnologías de desarrollo limpio y de manejo ambiental. ¡Una verdadera maravilla! Las bondades de la IED se dan por un hecho y es que es frecuente encontrar sesudos estudios de cómo atraer tal inversión y cómo no caer en pecados que la desincentiven. Sin embargo, en los países en desarrollo no existen análisis al respecto, y buena parte de los que hay ponen en duda sus bondades, en particular si no está acompañada de las regulaciones necesarias.

Aperturismo desenfrenado Colombia se convirtió en un modelo para mostrar y, según el Doing Business Report 2010 del

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

22


143

10 de abril de 2011

AFP

Banco Mundial, es el país de América Latina más “amigable” para hacer negocios. No obstante, el desempeño de la economía colombiana no respalda las expectativas sobre la IED. Entre 1967 y 1990, el país mantuvo control sobre el flujo de capitales, favorecía el largo plazo y permitía el endeudamiento pero solo justificado en el interés social. Las empresas extranjeras fueron obligadas a vender parte de sus activos, se les prohibió la inversión en bolsa, tenían limitado el crédito y el giro de utilidades. Este modelo impulsó un crecimiento promedio de 4,65% entre 1969 y 1990. Luego, a mediados de los años 80, se inició un proceso de desregulación que se convirtió en una política agresiva a comienzos de los 90. Se eliminó gran parte de las restricciones a la IED, se garantizó a los inversionistas extranjeros primero un tratamiento igual al aplicado a los colombianos y lueEl reto de Colombia no es conseguir más dólares sino aprender a manejar los excesos. No se usan bien los go condiciones más favorables, se que están disponibles, pero hay afán por conseguir más. desreguló el régimen cambiario y se descentralizaron sus operaciones y controles. Esta nueva fase significó para Colombia un creciTodo indica que en realidad Colombia eran escasas, sin emDe donde se saca miento de solo 3,39% entre 1991 bargo se regulaba su ingreso y se una economía puede crecer a un y no se echa… y 2010. logró un alto crecimiento econó- buen ritmo solo si regula el sector Así, Colombia creció más en mico. Hoy, dadas las posibilidades externo y promueve el mercado El segundo mito es el de los la fase regulada que ahora en la legales e ilegales para adquirirlas, interno. “No vamos a regalar el desregulada, hay más dólares cir- beneficios que puede aportar la el exceso de divisas se ha vuelto mercado interno, no podemos perculando pero menos crecimiento. desregulación del comercio de un asunto crónico. Entonces, el mitir daños a la industria nacional Todo indica, además, que el prin- bienes y servicios. Las amas de reto para Colombia no es conse- que impliquen el deterioro de las cipal impacto de la IED se reduce casa saben muy bien que “de donguir más dólares sino aprender a condiciones laborales de nuestros a la desnacionalización de las de se saca y no se echa se acaba la manejar los excesos. Si no usamos trabajadores”, dijo Débora Giorgi, empresas exitosas, a la terceriza- cosecha”. Estudios de académicos bien los que ya están disponi- ministra de Industria de Argentición de la economía, a los cam- tan connotados como Thirlwall bles ¿como para qué conseguimos na. Y razón tendrá, pues están crebios en las variables monetarias y Krugman han demostrado que ciendo a un 9% anual y la tasa de más? causado por el exceso de circula- este adagio de la sabiduría poLa mejor forma de usar las desempleo ronda hoy el 7%, luego ción de divisas, a la degradación pular es correcto para el caso de divisas es mediante la inversión de que estaba en el 22% a causa de del empleo y a la reducción de la los mercados nacionales. Es claro que implique importación de bie- la catástrofe desreguladora. capacidad de maniobra de los gobiernos. La experiencia mundial tampoco respalda la idea de que la IED produzca automáticamente grandes beneficios. En realidad, un país puede crecer con o sin IED, o puede dejar de crecer cuando esta aparece. China, con una IED promedio del 2% del PIB, creció al 9% entre 1976 y 2006; por su parte, Corea del Sur logró un crecimiento promedio del 7% en el mismo periodo pero sin IED. México, al igual que Colombia, está en la otra orilla: luego de crecer al 6,76% entre 1960 y 1980, ha desregulado el flujo de divisas y ahora crece en promedio por debajo del 3% anual. Su progreso en el ingreso per cápita depende de la pérdida de población por migración hacia Estados Unidos (6 millones entre 1996 y 2005), y por la caída de la tasa de natalidad. Estos ejemplos indican que la clave no es la IED. Para que este tipo de Estudios demuestran que si se importa más de lo que se exporta, aumentan más los gastos que los ingresos y se inversión genere impactos genera más trabajo en el extranjero que el que los clientes externos generan en nuestro mercado. positivos se requieren condiciones inexistentes en Colombia. China, no obstante las apariencias de libre merEstas verdades explican las cado que nos venden cotidiana- que, si importamos más de lo que nes de capital. Esto, por un lado, palabras de Obama en su discurso evita la inflación–revaluación y, exportamos, crecen más los gasmente, en realidad aplica un fuerte sobre el estado de la nación: “Sí, el por otro, expande y diversifica la tos que los ingresos y generamos control sobre la IED de acuerdo mundo ha cambiado (…) la comproducción, eleva la demanda, se más trabajo en el extranjero que con un modelo de mercado dirigido por el Estado. Dentro de esta el que nuestros clientes extranje- obtienen rendimientos crecientes, petencia por los trabajos es real tónica, el país asiático no soporta ros generan en nuestro mercado. mayor productividad y bienestar. (…) En juego está si los nuevos el libre flujo de divisas ni cualquier La consecuencia es la reducción Este proceso incrementa las ex- empleos e industrias se asientan tipo de inversión, ejerce un férreo del crecimiento económico y del portaciones y reduce las impor- en este país o en otro lugar”. Así las cosas, solo nos quecontrol sobre el sistema bancario bienestar. Está demostrado –y Es- taciones gracias al aumento de la y sobre la tasa de cambio. Tan- tados Unidos lo está experimen- competitividad, y además amplía da rogar por que el congreso to China como Corea impusieron tando con dolor– que si no se la demanda interna derivada del de Estados Unidos no apruebe severos controles a los flujos de regulan las importaciones, una aumento del empleo. La única el TLC, ayudándonos de paso capitales y establecieron hasta la economía terminará comprando alternativa a este modelo de in- a mesurar un aperturismo del pena de muerte para quienes los más de lo que vende. En la década versión es el pago de la deuda cual hemos sido irracionales e violaran. incontinentes. de 1970, las divisas disponibles en externa.

23

AFP

Economía


24

Reseñas Introducción teórica y práctica a la investigación histórica. Guía para historiar en las ciencias sociales Autor: Renzo Ramírez Bacca Facultad de Ciencias Humanas y Económicas Universidad Nacional de Colombia en Medellín

Historia. disciplina, proceso y problema. Ofrece una aproximación al concepto de historia en el campo disciplinar e investigativo, teorizando sobre la creación del conocimiento a partir de su proceso y del círculo historiográfico. Método, teoría y explicación. Enseña una concisa introducción teórica sobre los tipos y funciones del método, la teoría y la explicación en el conocimiento histórico. El primero es evaluado como un cúmulo de técnicas y estrategias de orden cualitativo y cuantitativo. La segunda es revalorada y definida desde los antecedentes historiográficos y discusiones de su papel en la disciplina y en la ciencia. Crítica y análisis. Explicación sobre esta función en la investiga-

ción histórica y en las técnicas de análisis para las fuentes de información. Ilustra sobre el término hermenéutica; no es sencillo definir una técnica, ya que su aplicación puede depender de la concepción filosófica u ontológica que tenga el historiador. Fundamentos historiográficos. Una comprensión sucinta de las principales corrientes de la historiografía occidental y sus aportes en la profesionalización y avance epistemológico de la disciplina. Se trata de un conocimiento de fundamentación disciplinar, más extenso que las otras partes del libro, debido a su naturaleza empíricodescriptiva. Escritura, proyectos y fuentes. Esbozo sobre los distintos tipos de

Colección sin condición Autor: Instituto Taller de Creación y Centro de Divulgación y Medios Facultad de Artes Universidad Nacional de Colombia

producción y difusión escrita, realizado en la disciplina, seguido de un instructivo para el diseño y elaboración de proyectos de investigación, y una introducción al componente empírico del trabajo histórico. Disciplina histórica, Método, Teoría, Explicación, Técnicas de análisis y Fuentes de información, Técnicas de análisis para materiales visuales, Historicismo, Marxismo, Escuela de Annales, Modalidades de escritura, Diseño de un proyecto, Base empírica: Fuentes primarias y secundarias, son las herramientas de orden metodológico, teórico e historiográfico que ofrece, igualmente, elementos conceptuales y técnicas de análisis en función de planear y desarrollar investigaciones de carácter histórico.

Reúne ensayos contemporáneos sobre arte y cultura, en una variada muestra de textos polémicos. La selección tiene especial cuidado en el diseño, la diagramación, el papel y, adicionalmente, ofrece al lector una grata textura en el borde de las hojas después de abrir sus páginas con un cortapapeles. Estos libros de bolsillo rinden homenaje al pensador Jacques Derrida, quien realizó en el mes de marzo del 2001 una conferencia con el título ‘Universidad sin condición’, en la Facultad de Filosofía de Murcia, en donde afirmó que “la universidad moderna debería ser sin condición: tendría que reinar en ella una libertad incondicional de cuestionamiento y de proposición. La universidad debería seguir siendo un último lugar de resistencia crítica –y más que crítica–, frente a todos los poderes de apropiación dogmáticos e injustos... Es un principio de resistencia incondicional, el derecho primordial

a decirlo todo, aunque sea como ficción y experimentación del saber, y el derecho a decirlo públicamente, a publicarlo. Profesar significa declarar abiertamente, declarar públicamente. Se trata, en el sentido fuerte de la palabra, de un compromiso, de comprometer una responsabilidad”. Desde el 2005 hasta la fecha se han publicado 30 títulos de distintos autores invitados, resultado de sobresalientes conferencias o ponencias académicas, que han sido transformadas para el público en provechosos y asequibles textos que, sin girar alrededor de una temática fija, se congregan en la libertad incondicional de la palabra, la crítica, la participación, la resistencia, el intercambio y la diversidad misma de sus creadores, proponiéndose como un espacio de reflexión sobre la labor de la academia y de los profesores, con respecto a la posibilidad y el deber de decirlo todo.

Measuring poor state performance: Problems, perspectives and paths ahead (Medidas de mal desempeño estatal: problemas, perspectivas y cursos de acción)

143

10 de abril de 2011

Autor: Francisco Gutiérrez, profesor de la Universidad Nacional de Colombia Diana Buitrago, Andrea González y Camila Lozano, investigadoras del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri) de la Universidad Nacional de Colombia Publicado por: The London School of Economics and Political Science

Este reporte del Centro de Investigaciones sobre Estados en Crisis (CSRC) presenta una investigación original que contiene un análisis de los indicadores del mal desempeño estatal (PSPI, por sus siglas en inglés), obtenidos durante la segunda fase del Programa Estados en Crisis, y propone alternativas. El estudio consta de un “momento crítico” (análisis de las prácticas que se llevan a cabo e identificación de debilidades potenciales y fortalezas) y un “momento constructivo” (en el que se proponen soluciones potenciales y una agenda de investigación basada en preguntas abiertas).

El análisis se centra en la calidad y viabilidad de indicadores políticos –como subconjunto de los indicadores sociales—y los problemas específicos que presentan. Propone además un teorema que explica por qué los indicadores sociales sufren de “una crisis de abundancia”. Asimismo, se plantean posibles soluciones en las que se tienen en cuenta aspectos positivos y negativos. Estos tres elementos constituyen un “paquete de herramientas” que surge del ensamble a partir del desarrollo de los tres puntos anteriormente mencionados. El análisis y evaluación de los PSPI constituye un campo activo

y muy importante para el desarrollo de políticas globales (involucra agencias de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, etc.). El estudio se apoyó en varias de las entidades de investigación más reconocidas en el mundo. Según los expertos, las innovaciones apuntan a seguir las recomendaciones planteadas en esta investigación. Algunos de los coautores también han publicado análisis críticos de los PSPI. La investigación fue desarrollada en el contexto del Centro de Investigaciones sobre Estados en Crisis de The London School of Economics and Political Science.

UN Periodico No. 143  
UN Periodico No. 143  

UN Periodico No. 143 - Publicación Digital Universidad Nacional de Colombia

Advertisement