Page 1

5 Internacional

Ofensiva diplomática de Turquía en Colombia

9 Salud

Luz para quienes esperan trasplante de córnea

14 Agro

Mapas para desarrollar acuicultura en la Región Andina

19 Ciencia y tecnología Cascarilla de arroz y zoca de café, productores de etanol

http://www.unperiodico.unal.edu.co • un_periodico@unal.edu.co Bogotá D.C. No. 135, domingo 11 de julio de 2010

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Publicación de la Universidad Nacional de Colombia • ISSN 1657-0987

El caudaloso río Bogotá tiene bellezas naturales como el Salto del Tequendama. Un

eléctricas toman casi la totalidad del agua.

segmento de su cauce queda seco durante algunas épocas debido a que las hidro-

Colombia empezará

a dar buen uso a sus caudales En el país se otorgan licencias ambientales para el manejo de los caudales de los ríos con datos científicos y técnicos limitados, acudiendo a conceptos importados que no se adaptan a la realidad de los ecosistemas hídricos. Esto no ha garantizado el uso sostenible del agua. Una metodología propuesta por la Universidad Nacional, a la que Minambiente ya le “paró bolas”, solucionaría esta incapacidad.

Pág. 12


Nación Andrés Molano Rojas,

Profesor Universidad del Rosario Academia Diplomática San Carlos

El Informe Final de la Misión de Política Exterior de Colombia dado a conocer en abril constituye una lectura tan oportuna como obligatoria. Por un lado, ofrece un pertinente diagnóstico de la política exterior colombiana y, por otro, un persuasivo y juicioso inventario de tareas por realizar. Es necesario un esfuerzo nacional, colectivo y plurisectorial para hacer críticamente esa lectura. Solo así, como señala el documento, Colombia podrá aprovechar la oportunidad que tiene, en medio de los cambios del escenario global y regional, y de su situación interna, para dar un viraje a sus relaciones internacionales y formular una nueva estrategia de corresponderse con el mundo. El país tiene que diseñar y ejecutar una política exterior que le permita encontrar un lugar propio en el escenario global, desde donde pueda desempeñar un papel protagónico y ejercer algún tipo de liderazgo, aprovechando para ello sus recursos y su experiencia en temas actualmente relevantes en la agenda internacional. Se puede aprovechar el trabajo de la Misión para hacer la crónica de los males que padecen la conceptualización y la práctica de la política exterior colombiana. Algunos tienen un largo historial, y parecería que, al reiterarlos, la Misión llueve sobre mojado. Pero la redundancia es a veces un poderoso instrumento pedagógico y, a fuerza de insistir, quizá llegue el momento en que se corrijan estos rasgos y tendencias.

Así, la política exterior colombiana: Es esencialmente idiosincrásica y, por lo tanto, padece déficit de institucionalidad. Ello se refleja en la manera en que su manejo depende del carácter y las afinidades electivas de los tomadores de decisiones, y en particular del Presidente de la República, en desmedro (y a despecho) de las capacidades institucionales. Esto repercute negativamente en la racionalidad de los procesos decisorios e inhibe el desarrollo de la estructura burocrática especializada que debería estar encargada de su implementación. Tiende a ser monotemática y unidireccional. Ya se trate del narcotráfico o de la lucha contraterrorista, la agenda exterior suele definirse en función de un único asunto dominante, lo cual supone dejar de lado otros en los cuales el país también tendría cosas qué decir, intereses qué defender, posiciones qué liderar, iniciativas qué impulsar, pero que suelen ser relegados a un segundo plano y acaban por convertirse en oportunidades perdidas. Al mismo tiempo, la estrechez de la agenda lleva, casi invariablemente, a restringir los contenidos del discurso exterior de Colombia y su repertorio de interlocutores, mientras el diálogo

Monotemática, reactiva e improvisada. Así es la política exterior colombiana, cuyas taras, con un enorme peso histórico, han generado inercias y rutinas muy resistentes. El reto es transformarla y convertirla en una verdadera política de Estado.

Crónica de males

de la política exterior colombiana

AFP

2

Narcotráfico o lucha contraterrorista son los temas que suelen definir la agenda exterior, dejando de lado otros

asuntos importantes para el país en el contexto global.

con otros tiende a tramitarse residualmente o se soslaya por completo. A la postre, ello implica perder visibilidad y apalancamiento a la hora de intervenir en los foros multilaterales. Es estadocéntrica y excesivamente gubernamentalista en su concepción y aplicación. Las representaciones y misiones diplomáticas funcionan como verdaderos puentes que conectan al Palacio de San Carlos con otras cancillerías, pero que pasan por alto –literalmente– un amplio y variopinto conjunto de actores sociales cuya influencia se subestima, cuando no se sataniza o desprecia. Dicho de otro modo, la diplomacia colombiana es anacrónicamente estadocéntrica y parece tener dificultades para adaptarse a un mundo globalizado y apolar, en el que los Estados no funcionan (si acaso lo han hecho alguna vez) como actores unitarios y únicos del sistema internacional. En el plano interno, esta tendencia se refleja en la escasa participación que efectivamente tiene la sociedad civil en la discusión de los temas de política exterior, habitualmente considerada un coto vedado del Gobierno nacional. Es preponderantemente reactiva y solo ocasionalmente propositiva. Existe un enorme “vacío estratégico” en materia de política exterior. Los gobiernos fi-

jan metas y objetivos, pero rara vez hacen explícitos los mecanismos y los recursos necesarios para alcanzarlos. De ahí que en la práctica, la conducta del país en el escenario internacional esté fuertemente condicionada por presiones y necesidades puramente coyunturales, y se oriente más por intuiciones cortoplacistas que por valoraciones y proyecciones estratégicas de largo aliento. En ese sentido, el país se limita a reaccionar frente a los estímulos externos y las dinámicas globales, y no ha desarrollado la capacidad suficiente para procesarlos e integrarlos, e incluso anticiparlos y encauzarlos en pro de sus intereses. Sufre con especial intensidad las consecuencias de la improvisación con que en Colombia se diseñan (y ejecutan) las políticas públicas. Todo lo dicho quizá se sintetiza en una sola palabra: improvisación. Algo de lo que adolecen muchas políticas públicas en Colombia, y que en el caso de la política exterior deja sentir su impacto en dos aspectos principales. Primero, en la forma en que se diseña –y ejecuta, sobre todo– sin tomar en consideración el cálculo de los costos y los beneficios que entraña cada decisión; y por si fuera poco, con la pretensión de que dichos costos pueden ser fácilmente eludidos o evadidos. Segundo, en la enorme

frecuencia con que las decisiones de política exterior parecen tomarse y aplicarse totalmente fuera de contexto, como si respondieran a una realidad paralela o virtual que nada tiene que ver con la realidad interna ni con las actuales dinámicas internacionales.

¿Responsabilidad, de quién? Hay que evitar, a toda costa, que el informe de la Misión acabe convertido en otra pieza de colección, perdido en un recóndito anaquel de la Cancillería. Aun con la mejor voluntad, la nueva Administración no podrá –por sí sola– cumplir el cometido de transformar la política exterior. Para empezar, las taras antes señaladas tienen un enorme peso histórico y han generado inercias y rutinas muy resistentes. Tal vez el Gobierno pueda iniciar el esfuerzo, pero quién sabe si logre sostenerlo. Por lo tanto, hay que impulsar y reforzar esa transformación desde afuera. Por ejemplo, desde los programas de ciencia política y de relaciones internacionales de las universidades, desde los gremios, las organizaciones sociales y los medios de comunicación, etc. Ese es también el mejor camino para que la política exterior colombiana se convierta, finalmente, en una verdadera política de Estado.

Director: Carlos Alberto Patiño Villa

135

11 de julio de 2010

Coordinación periodística: Carolina Lancheros Ruiz Coordinación editorial: Nelly Mendivelso Rodríguez Comité editorial: Jorge Echavarría Carvajal � Egberto Bermúdez � Paul Bromberg � Alexis de Greiff � Fabián Sanabria Concepto gráfico y diagramación: Ricardo González Angulo Corrección de estilo: Verónica Barreto Riveros Traductor: Ernesto Camacho Ocampo Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional ni las políticas de UN Periódico

Página Web: http://www.unperiodico.unal.edu.co Versión Internet: UNDigital Correo electrónico: un_periodico@unal.edu.co Teléfonos: 316 5348 - 316 5000 extensión: 18384 / Fax: 316 5232 Edificio Uriel Gutiérrez Carrera 45 Nº 26-85, piso 5º. ISNN1657-0987


Nación

Situación laboral, responsable Con las reformas, el problema del sistema continuó e incluso se acentuó, porque vinieron cambios en la composición del empleo. El país tiene cerca de un 60% de trabajadores en la informalidad, y un número considerable de personas contratadas por Orden de Servicio (ODS), lo que implica que ellas mismas asumen el pago de su seguridad social. Según análisis del profesor Gilberto Barón, de la Universidad Javeriana, esas modalidades de empleo han disminuido el número de cotizantes y por ende los recursos provenientes de afiliados han mermado progresivamente. Mientras en 1999 los aportes fueron de 1,4% del Producto Interno Bruto (PIB), en el 2005 fueron de 0,96% y en el 2007, de 0,89%. “La flexibilización laboral hace que se pierda el sentido de la responsabilidad compartida, en la cual jefes y empleados, conjuntamente, asumen el pago de pensión y salud”, argumenta la profesora Astrid Arévalo, de la Universidad de los Andes. Entretanto, “este grupo de personas (trabajadores informales y ODS) no siempre tienen trabajo. En algunos periodos reciben buenos ingresos, en otros no. En consecuencia, no alcanzan a cotizar en el tiempo que establece la ley para pensionarse, y si lo logran, quizá obtengan una pensión muy baja que no les garantizaría una supervivencia digna”, explicó. Cálculos citados por el profesor Barón muestran que, si una persona cotiza 35 años continuos

Sistema de pensiones, peor que el de salud

Por cada tres personas que logran una pensión, el ISS rechaza cuatro. En

un futuro el panorama será menos alentador.

Solo el 32% de los trabajadores cotiza a pensión, lo que muestra que el país tendrá en un futuro un amplio porcentaje de población vieja y pobre. La situación laboral es la principal causa de los problemas del sistema. Desde el 2004 las reservas pensionales se agotaron y las diferencias se están cubriendo con el presupuesto nacional y las cotizaciones actuales. sobre un salario mínimo (SM), alcanzaría un ahorro equivalente a 168 SM. Teniendo en cuenta que para obtener una pensión se debe contar con un ahorro básico de 214 SM, el panorama es desalentador, pues no se alcanzaría a lograr el derecho a pensionarse sobre el monto proyectado. Si hay continuidad, tal vez se podría lograr una pensión por debajo del SM. Este horizonte lo lleva a afirmar que el problema de pensiones, por su “desequilibrada” concepción del sistema, es tal vez peor que el de salud, en materia de equidad.

Detalles del sistema actual “La generación actual está haciendo un doble esfuerzo, porque está ayudando a pagar las pensiones de personas que antes no cotizaron y está construyendo sus propias pensiones”, sostiene el profesor de la Universidad Javeriana. Desde el año 2004 las reservas del sistema público se agotaron y éste se encuentra funcionando a déficit. Las pensiones actuales se están pagando con los aportes de los cotizantes de hoy y las diferencias se están cubriendo con el presupuesto general. Para el profesor de la Univer-

sidad Nacional, Óscar Rodríguez, el gasto público se ha impactado de tal forma que para el 2010 se contempla dedicar al pago de pensiones el 4,5% del PIB, lo que equivale al 17% del presupuesto. “Si no aumenta el número de empleados formales que coticen al sistema, éste va a seguir siendo deficitario”, dijo Barón, argumentando que la solución de fondo depende de una mejora en el empleo y la contratación. Y es que en el sector público la relación de empleados y pensionados es de 1 a 3, lo que explica que las cotizaciones no sean suficientes.

Una amenaza silenciosa Los dineros de las pensiones son considerados el ahorro más importante de la economía de un país, por lo que el profesor Rodríguez critica la privatización del sistema pensional. “Hay un mercado altamente monopolizado en el que cinco fondos controlan este ahorro: Protección, Skandia, Citi Colfondos, ING Pensiones y Cesantías y BBVA Horizonte”, anotó. Rodríguez denunció, además, que se está negando el reconocimiento de pensiones a personas que han cumplido con los requisitos establecidos por la ley, argu-

mentando inconsistencias en la fecha de nacimiento, cédulas viejas o la inexistencia de la empresa en que laboró el solicitante. “Durante el primer semestre del 2010, el Instituto de Seguros Sociales (ISS) recibió 112.718 solicitudes de pensión, aprobó 37.970 y negó 52.490, mientras que los fondos privados aprobaron 36.466 y rechazaron 44.450 solicitudes. Esto significa que, por cada tres personas que logran una pensión, el ISS rechaza cuatro. En los fondos, por cada cuatro que la obtienen se la niegan a cinco”, indicó. Esta es la situación actual, pero se prevé una más difícil para las generaciones venideras. Frente a ello, Rodríguez insiste en que el Estado debe garantizar una pensión mínima a todas las personas mayores de 60 años, especialmente a aquellas en situación de vulnerabilidad. Los investigadores de las universidades Nacional, Javeriana y Los Andes coinciden en que la crisis pensional solo puede resolverse mejorando las condiciones laborales. Mientras la solución llega, las finanzas pensionales de la población se ven bordeadas por una amenaza silenciosa, en un tema del que las autoridades prefieren no hablar, tal vez por la misma complejidad que encarna.

11 de julio de 2010

Muchos son los que sueñan con la anhelada pensión, pero pocos los que tienen certeza de llegar a recibirla algún día. Aunque hacer los aportes pensionales es casi una obligación, ello no es garantía de recibir un ingreso razonable en la vejez, cuando ya no se está laboralmente activo. Hoy solo el 32% de la población ocupada cotiza a pensión, lo que muestra que en un futuro habrá un gran porcentaje de población vieja y pobre, señala el profesor Óscar Rodríguez, del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional de Colombia. Otro dato alarmante revela que el 70% de las personas que hacen aportes bajos al sistema recibirán solo entre 1 y 2 salarios mínimos al pensionarse. De hecho, ya la situación es difícil, pues solo el 18% de los mayores de 60 años gozan de una pensión. Es necesario tener en cuenta que el sistema de pensiones colombiano está dividido en dos componentes, el de prima media (público) y el de ahorro individual. Uno de los problemas que tuvo la modalidad pública antes de la reforma a la Ley 100 fue que no se aumentaron las cotizaciones en los años anteriores, lo que generó un agotamiento de los recursos. Para el profesor Rodríguez, el componente público enfrenta dificultades porque las reservas se acabaron. El problema del privado es que es un sistema de alto riesgo, “se conoce cuánto se aporta, pero se desconoce el nivel pensional que se tendrá, una vez se cumpla con los requisitos de edad y el número de semanas cotizadas”.

135

Unimedios

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Magda Páez Torres,

3


4

Global Cuando ni siquiera hemos logrado afianzar la vigencia legal y real de la ciudadanía nacional, parece un despropósito plantear una ciudadanía global. Sin embargo, los desafíos de nuestra inevitable y épica interdependencia nos obligan a discutirlo.

Este año nacerá el habitante 7.000 millones

¿Qué le diremos sobre el mundo en el que vivirá? Claudia López,

La cívica usualmente se relaciona con el conjunto de derechos y responsabilidades emanados de la ciudadanía en un Estado nación. Sin embargo, siglos después de intentar adoptar este esquema para repartirnos la ocupación y usufructo de cada centímetro de la Tierra y de derivar un sistema de derechos y responsabilidades basados en la nacionalidad, aún no terminamos ni de asumir ni de implementar ese sistema. Millones de seres humanos permanecen como culturas y naciones que no tienen territorio ni Estado. Algunos Estados no reconocen las culturas y naciones que contienen. Millones de ciudadanos reales están lejos de ejercer los derechos y responsabilidades que la ciudadanía legal les confiere a ellos y a sus connacionales. Colombia es célebremente mencionada como ejemplo de un país que tiene más territorio que nación y más nación que Estado. Con la tarea de la ciudadanía nacional sin terminar, los desafíos de la globalización y la supervivencia nos ponen de cara a otra discusión. ¿Estamos dispuestos a aceptar que tenemos derechos y responsabilidades frente a otros seres humanos que no son nuestros connacionales, no comparten nuestro territorio y posiblemente no conoceremos nunca?

135

11 de julio de 2010

Ética cívica global Este concepto es reciente y hace referencia a la idea de que podemos pensar en nosotros mismos no solo como ciudadanos de una ciudad o un país particular, sino también del mundo. Con ciudadanía, por supuesto, vienen derechos y también responsabilidades. ¿Podemos acordar un sistema de responsabilidades y de derechos en nuestra calidad de habitantes de la Tierra? ¿Qué responsabilidades frente a otros seres humanos, a los que no nos vinculan lazos de nacionalidad, estamos personalmente preparados a asumir? ¿Cómo podemos cambiar nuestro pensamiento de lo local a lo global? Esa es la conversación que quiere promover el proyecto Ética Cívica Global, iniciativa de algunos becarios del Programa de Asociados Mundiales de la Universidad de Yale. No por ser un proyecto promovido desde un centro académico e intelectual, su objetivo es dar o sentar cátedra. Por el contrario, es un proyecto que reconoce que en este tema de ética

Imaginechina

Investigadora y analista política

Según las estadísticas del Banco Mundial, en

el habitante 7.000 millones de la Tierra. cívica global, como en tantos otros de las ciencias naturales y sociales, no tenemos las respuestas. Apenas estamos avanzando en las preguntas. Es una invitación a compartir respuestas individuales para construir respuestas colectivas frente a los desafíos que nuestra interdependencia nos impone enfrentar. Esta conversación girará en torno a una pregunta que se rotará semestralmente. Parte del supuesto de que los problemas globales que enfrentamos hoy no pueden ser resueltos por un gobierno, un grupo de gente poderosa o una institución. Alguna forma de reflexión y acción colectiva, que supera las esferas establecidas de poder y representación, se requiere para llegar a las alternativas que tenemos frente a nuestros problemas globales y comunes. El proyecto busca conectar diferentes narrativas y perspectivas a través de fronteras de clase, edad, nación, cultura e idioma. La pregunta con la que arranca en el mes de julio del 2010 gira alrededor de un hecho que pronto ocurrirá. Según las estadísticas del Banco Mundial, en los próximos

los próximos mil días nacerá

mil días nacerá el habitante 7.000 millones de la Tierra. Ese hecho nos puede inquietar por pensamientos tan simples como ¿cabremos y sobreviviremos 7 billones de terrícolas? Un ejercicio que vale la pena hacer para iniciar nuestra conversación global es tomarnos 15 minutos para imaginar: ¿Qué le diríamos al nuevo ser humano sobre el estado de la condición humana y del planeta en el que él o ella nacerá?

Respuestas virtuales de un mundo real Para empezar por las buenas nuevas, podríamos por ejemplo decirle que si la estadística que nos permite saber que está a punto de nacer acierta en otros aspectos, lo más probable es que viva cerca de 70 años, el doble de lo que el habitante que nació hace un siglo lograba vivir. Podemos contarle que hará parte de un colectivo desigual casi en todo, en particular ingreso y riqueza material, pero que muy probablemente llegará a tener 11 años de escolaridad y un acceso

Acuerdos sobre lo fundamental • Una vez subidos al website, sus mensajes y respuestas son patrimonio de la humanidad y serán coleccionados en la biblioteca virtual de respuestascolectivas.org. • Al enviar una respuesta, se autoriza la divulgación de la misma como una contribución creativa no comercial. • Incluya su nombre, actividad, país y ciudad. • Fotos y texto pueden ser enviados al mail: submissions@collectiveanswers.org. Para video, súbalo a Youtube o un programa de tipo similar y envíenos el enlace. Nosotros cargaremos todo el material recibido a la biblioteca virtual. • Materiales obscenos, vulgares, con contenido sexual, de odio, amenazantes u otros que violen alguna ley no serán incluidos en ninguna exhibición pública o en línea.

sorprendente a información y tecnología. Tristemente tendremos que hacerle saber que esas buenas expectativas son bastante probables, pero inciertas, y que otros riesgos le acecharán. Por ejemplo, dispondrá de menos fuentes de agua y aire limpio de los que nosotros pudimos disfrutar y estará más expuesta o expuesto a los rayos ultravioletas del sol, porque nuestros patrones de producción y consumo le abrieron tamaño agujero a la capa de ozono. Aunque apenas acaba de nacer y luce rozagante, también debe saber que nada asegura que un bombazo atómico o genocida puede, eventualmente, cegar su vida. Planteado el contexto y el propósito de la conversación, veamos ahora la logística para sostenerla. A través de www.repuestascolectivas. org, quien se anime a esta conversación podrá enviarle su respuesta o mensaje sobre el estado de la condición humana y el planeta a nuestro nuevo terrícola 7 billones. Podrá hacerlo en el formato que prefiera: fotografía, video o texto, desde cualquier lugar del mundo y en cualquier idioma. La biblioteca, las redes sociales y la exhibición serán las herramientas iniciales de nuestra propuesta. Si bien las imágenes, videos y ensayos no lo pueden decir todo, creemos que pueden motivar el diálogo, despertar la curiosidad e incentivar a una mayor investigación. Esta iniciativa se basa en la desprevenida participación de individuos interesados en sostener esta conversación de alcance global. La recolección de respuestas en línea dirigidas a nuestro habitante 7 billones se llevará a cabo hasta septiembre 15 del 2010. Con el fin de trasladar este ejercicio del mundo virtual al mundo real, semestralmente organizaremos una exhibición simultánea en varios países para motivar nuevas respuestas y compartir las recibidas virtualmente. La primera muestra de todas las respuestas recibidas en nuestra biblioteca virtual se llevará a cabo en New Heaven, Connecticut (EE. UU), y en Bogotá (Colombia), en octubre del 2010. En Colombia, los socios iniciales de esta conversación global son el Festival y Casa Malpensante, la Universidad Nacional de Colombia y Unimedios. Semestralmente habrá una nueva pregunta, conversación y exhibición, que serán producto de la iniciativa de los participantes que se vinculen a este primer diálogo.


Internacional

5

Ofensiva diplomática de Turquía en Colombia

Con una embajada en Colombia, la República de Turquía afianza los lazos económicos y políticos que ha fomentado con fuerza desde mediados de la década de 1990 con América Latina. Su llegada demuestra la creciente importancia geopolítica de la región en el contexto global. Carlos Alberto Patiño Villa,

to más importante”. Así, Turquía da un paso adelante con relación a los instrumentos binacionales firmados, en especial desde 1991, como el acuerdo de cooperación cultural, el memorando de entendimiento para la consulta política entre los ministerios de relaciones exteriores del 2001, el acuerdo para la extensión de visas para pasaportes oficiales y el acuerdo de cooperación comercial del 2006.

Profesor Asociado Instituto de Estudios Urbanos Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, Iepri Universidad Nacional de Colombia

socio de las principales naciones de América Latina, en donde Colombia es la cuarta más importante. en diferentes países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Cuba, México, Venezuela), ha firmado acuerdos de cooperación económica y comercial con la mayoría de naciones y ha experimentado un incipiente pero importante intercambio cultural que motivó, en el 2009, la apertura de un Centro de Estudios de América Latina en la Universidad de Ankara, en la capital turca. Ante estos avances diplomáticos, la República de Turquía, con más de 75 millones de habitantes y ubicada estratégicamente entre el oeste de Europa, el occidente de Asia Central, el sur de Rusia y el norte de Oriente Medio, ha representado para América Latina la oportunidad de estrechar lazos con una de las economías emergentes de mayor proyección en su región, a pesar de las características culturales propias de cada país.

Turquía en Colombia En el escenario de cambios geopolíticos globales, en el que

Latinoamérica juega un papel receptivo de creciente importancia, Turquía tomó la decisión de abrir una embajada en Bogotá, enmarcada en los planes estratégicos de política exterior presentados por su cancillería en el 2006. En la actualidad el comercio binacional se acerca a 168 millones de dólares, y aunque aún es un intercambio pequeño, superó los 8 millones de dólares que se registraban en el año 2000. En esta relación comercial Colombia adquiere de Turquía básicamente productos industriales, mientras le vende artículos agropecuarios y de extracción minera. Según las declaraciones del embajador de Turquía en Colombia, Cemil Ferhat Karaman, la apertura de la embajada obedece a la decisión de su país de hacer presencia estratégica en América Latina, no como un contrapoder respecto a otras naciones de Asia Central o de Oriente Medio, sino como un socio para los países más importantes de este subcontinente, en donde Colombia “es el cuar-

11 de julio de 2010

Desde la fundación de la moderna, secular y democrática República de Turquía en 1923 por parte del líder Mustafa Kemal Atatürk, hasta inicios de la década de 1990, las relaciones de este país con América Latina se caracterizaron por su baja intensidad. Sin embargo, ante los cambios geopolíticos en la posguerra fría, el Gobierno de Turquía inició una ofensiva diplomática que se concretó con la primera visita oficial de un mandatario turco a la región: el ex presidente Süleyman Demirel a Argentina, Brasil y Chile en 1995. Desde entonces, Turquía ha abierto o fortalecido embajadas

Cemil Ferhat Karaman, embajador de Turquía en Colombia, señala que con la apertura de la embajada en Bogotá su país se reafirma como un

Con el inicio de relaciones diplomáticas plenas en Colombia y el proyecto de apertura de embajadas en otros países del continente, Turquía avanza en el fortalecimiento y expansión de su estrategia de entendimiento con los gobiernos de las principales economías de América Latina. Pero también responde a la presencia de países de Asia Central en la región, especialmente de la República Islámica de Irán, con la que Turquía, gobernada actualmente por el presidente Abdula Gül y el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, ha dado un giro estratégico en su política exterior, creando la apariencia de un posible acuerdo entre dos gobiernos islamistas. Es importante mencionar que Turquía e Irán no son los únicos países de Oriente Medio que han reconocido el valor geopolítico de América Latina. En los últimos años Israel ha estrechado fuertes vínculos con Colombia y Chile, mientras Arabia Saudita ha empezado a aprovechar algunos escenarios abiertos por Brasil y Venezuela. En este entorno, Colombia adquiere un valor geopolítico importante y se abre a múltiples posibilidades de inversión y de intercambios económicos y comerciales. Además de estrechar lazos diplomáticos con protagonistas de primer orden en el contexto mundial. Empero lo anterior, Colombia no ha reaccionado de forma correspondiente. Solo tiene un consulado en Estambul, mientras la embajada que atiende los asuntos diplomáticos es la que existe en Austria con carácter concurrente y desde la cual atiende a más de una decena de países de Europa Central. Esta posición puede indicar que nuestro país no interpreta adecuadamente lo que significa geopolíticamente este acercamiento turco, que más allá de las explicaciones diplomáticas, deja entrever una voluntad política que le otorga importancia destacada a Colombia con respecto al tratamiento diplomático existente hasta ahora y que requería básicamente de comunicación con la embajada de Turquía en Venezuela.

135

Incursión en América Latina

¿Oportunidades perdidas?

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Desde el final de la Guerra Fría en diciembre de 1991, América Latina se ha ido convirtiendo en espacio de llegada y surgimiento de acciones geopolíticas, en principio derivadas en alcances globales. Dos de los momentos más importantes se han presentado durante la presidencia de Hugo Chávez, quien reintrodujo de forma abierta a la Rusia postsoviética en la región, y luego de afianzar las relaciones, que han tenido un fuerte componente de compra de material bélico por parte de Venezuela, este país hizo lo necesario para convertir a China en uno de sus grandes aliados económicos y diplomáticos, para finalmente incorporar en la región al régimen iraní presidido por Mahmud Ahmedinejad. En este entorno, ha sido visible el cambio de posición que ha tenido Brasil al pasar de potencia hegemónica subregional a potencia emergente global, y generar un pulso importante con las principales potencias que tienen asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU. Ello con el fin de obtener un reconocimiento amplio de su papel internacional y un lugar con derechos plenos en el mencionado Consejo. En este pulso fue notorio el reciente acuerdo turco– brasileño con Irán para buscar una salida al “problema” nuclear, en el que las dos fuerzas emergentes asumieron como garantes de los procedimientos y las intenciones iraníes. Detrás de dicha actuación surgió un fenómeno novedoso: dos países de mediano poder desafiaron las posiciones de las grandes potencias y fijaron el surgimiento de nuevos cauces geopolíticos. Sin embargo, también evidenció una relación reciente e inusual entre dos culturas tradicionalmente lejanas: Turquía y Latinoamérica.


6

Entrevista

Obama quitó la identidad

como centro de la política En el 2050 to político pensar en hi, dice el

en Estados Unidos

la población blanca norteamericana será inferior al 50%. Parte del rey social de los Estados Unidos es redefinirse culturalmente y dejar de el hot dog como la comida típica para darle espacio al taco y al susdoctor en Sociología de la Universidad de Yale, Miguel Ángel Centeno.

135

11 de julio de 2010

Carlos Alberto Patiño Villa: ¿Qué ha significado para Estados Unidos tener un presidente mestizo como Barack Obama? Miguel Ángel Centeno: Aclaro que voté por el presidente Obama, por lo tanto mis opiniones no son objetivas y puramente analíticas. Sin embargo, puedo decir que ha tenido un impacto increíble, con dos significados. Uno, muy positivo, que ha permitido que la población africana de este país se sienta parte del proyecto norteamericano y que existan increíbles posibilidades para ellos. Y otro, negativo, que hace que una parte de la población norteamericana, la cual se identificaría en la categoría de la clase obrera, clase media baja, blanca y anglo (blancos pero no de origen latino), se sienta un poco amenazada. Esa sensación ha ampliado la división política, ideológica y social que existe desde hace años en este país. C.A.P.V.: ¿Sería una nueva versión de la “guerra cultural” en Estados Unidos? M.A.C.: Creo que es peor porque esta tiene algunos aspectos como el aborto y el matrimonio gay. Me asombra que en un país que tiene el arsenal nuclear más grande del mundo, todavía en muchos estados no se pueda enseñar la Teoría de la Evolución como algo básico de la biología. Estos son elementos de disputa cultural, que es una lucha muy específica de los Estados Unidos. Pero ahora viene esta sensación casi racial en la que una parte del país no está de acuerdo con la otra y siente que su nación está yendo en una dirección que los excluye, que ya no es simplemente “no estoy de acuerdo contigo”, pero seguimos comiendo juntos y tomando el mismo camión al trabajo. No, ya no podemos comer juntos. C.A.P.V.: ¿Se rompió el melting pot? M.A.C.: Se ha fracturado muchísimo, y la parte clásica norteamericana, la que siempre ha sentido que representaba a los Estados Unidos, se siente marginada. Déjeme darle un ejemplo: si uno mira el censo norteamericano observa que una gran parte de la población, en vez de decir italiano,

AFP

En entrevista con UN Periódico, el investigador de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales Woodrow Wilson, de la Universidad de Princeton, habló de los elementos positivos y negativos del Gobierno de Barack Obama y de los desafíos que debe enfrentar el país norteamericano, como el desarrollo de una estructura energética, si quiere mantener su posición de líder en el mundo.

Una parte de la población norteamericana, clase obrera, media baja, blanca y anglo (blancos pero no de origen latino), se siente amenazada en la presidencia de Obama. Esa sensación amplía la división política, ideológica

y social que existe desde hace años en este país.

latino o alemán, dice americano. Al analizar esos condados, uno identifica que son los mismos en donde el candidato McCain ganó un porcentaje del voto más alto que el candidato Bush en el 2004. Esa parte del país se definía como puramente americana, y es allí donde hay un rechazo a Obama, más allá de lo que uno esperaría por razones ideológicas. Eso me preocupa muchísimo. C.A.P.V.: ¿Cómo ve, desde adentro de los Estados Unidos, la gestión del Gobierno Obama? M.A.C.: No puedo imaginar una etapa presidencial con más dificultades que la iniciada por Barack Obama en el 2008 –quizá en 1933 con Roosevelt–. Olvidamos que hace 12 ó 18 meses el índice de la bolsa norteamericana había bajado 50% y muchos de los bancos globales más grandes estaban a punto de caer. Él resolvió esa crisis de manera espectacular, al tiempo que enfrentó dos guerras en las que la solución militar no era clara y que, en el caso de Irak,

él no había apoyado, así como una situación social muy difícil, una desigualdad en los Estados Unidos que ha empeorado muchísimo en los últimos 20 años y que ha creado problemas en salud y educación. Si se analizan los retos a los que se ha enfrentado Obama como la falta de apoyo de gran parte del país y un partido que ha decidido que su única estrategia es la oposición total, la verdad es que no le ha ido tan mal. C.A.P.V.: ¿Será que el presidente Obama representa un Estados Unidos más mestizo, donde además algunas minorías como la hispana juegan un papel muy importante? M.A.C.: Quizá empezar a redefinirse culturalmente sea el reto primordial para el país norteamericano. En sus primeros 200 años se identificó como un país blanco, cristiano, con mirada hacia el Atlántico y bastante conservador. Hacia el 2050 la población blanca en los Estados Unidos no llegará al 50%, y parte de sus desafíos para

los próximos 30 ó 40 años será replantear su autovisión para que no solo el hot dog se vea como la comida típica norteamericana, sino pensar en el taco, el shomein o el sushi. Para mí la gran esperanza como ciudadano norteamericano y como inmigrante es el país del cambio y de la migración. El país que acoge personas de todo el mundo, incluyendo muchos colombianos, y las rehace en una nueva nación. Antes de alcanzar ese éxito se tiene que reconocer que ya no es el país de 1950, y mientras gran parte de la población norteamericana lo acepta, va a existir división y crisis. C.A.P.V: Uno de los dos temas claves en la política exterior es Afganistán, donde parece que el presidente Obama estuviera haciendo una reconducción por el camino que debió haber llevado la guerra desde el principio, el del building nation: una construcción real del Estado afgano con un ejército nacional mucho más armado y con obras de infraestructura más


rren desastres como el del Golfo de México? M.A.C.: Este desastre nos indica que tenemos que encontrar alternativas; que decir simplemente lo que dijeron los republicanos en el 2008 “drill, baby dril” no funciona. No es una solución expresar “bueno, tenemos que encontrar el petróleo aún más difícil o más hondo”. No, se debe desarrollar una estructura de energía que permita librar al país del petróleo y debe ser ahora. Todos los cálculos, incluidos los de la BP (Bristish Petroleum) que ahora no tiene buena reputación, dicen que tenemos petróleo como para 40 años, pero 40 años no son nada. Y si Estados Unidos quiere mantener su posición tiene

que ser el líder en el desarrollo de esas energías. C.A.P.V.: ¿En qué va la política de Obama hacia América Latina? M.A.C.: Ese es uno de los grandes fracasos de la presidencia de Obama, pues no existe una política hacia Latinoamérica. Hay una vieja tradición de no prestarle la atención que se merece esta región. Es increíble que el país vecino esté en guerra y aquí no se discuta, que solamente se permitan estupideces como las leyes de Arizona, el racismo abierto de muchos candidatos, principalmente republicanos, y que no se mire hacia México y América Latina como un factor estratégico. Es lamentable que la política norteamericana hacia esta

Cálculos señalan que hay reservas de petróleo por 40 años, “pero como 40 años no son nada, el país debe desarrollar inmediatamente una estructura ener-

gética que le permita liberarse de este hidrocarburo”, advierte Centeno.

Entrevista realizada en la Universidad de Princeton (EE. UU.), el 28 de mayo del 2010. Puede verse completa en: www.prismatv.unal.edu.co

11 de julio de 2010

reto para los próximos 40 años de redefinir su autovisión y convertirse en el país del cambio y de la migración.

región todavía esté dirigida en parte por nuestra relación con Cuba, con una política de fracaso de 50 años, quizá una de las más estúpidas que se puede haber pensado para un país como los Estados Unidos. Que eso siga siendo casi el centro de nuestra política regional es absurdo y es increíblemente irresponsable de parte de los Estados Unidos. C.A.P.V.: Es decir que el presidente Obama se quedó, de alguna manera, entrampado con Honduras y con Cuba, y el resto del panorama es como si no existiera... M.A.C.: El ejemplo que uso, y creo que no le va a gustar mucho ni a los cubanos ni a los hondureños, es si usted se puede imaginar una política de Estados Unidos hacia Europa enfocada en la relación con Hungría y Dinamarca, o una diplomacia dirigida a Asia y basada en la relación con Nueva Zelandia y con Sri Lanka. Con respeto a mi propio país, Cuba, y al vecino de Honduras, no son los más importantes en la región. La política norteamericana debería estar dirigida principalmente a la relación con México, Brasil, Argentina, Colombia y Chile, y no hacia una relación con el miedo. Otra parte es la política antidrogas que ha permitido la inestabilidad política en muchos de los estados, una actitud de racismo hacia grandes partes de América Latina. No veo en ninguno de estos casos una política que tome en serio cuál es el rol de la región en la estrategia geopolítica de los Estados Unidos en los próximos 20 ó 30 años. C.A.P.V: ¿La posguerra fría en América Latina la pueden estar ganando países como Rusia, China e incluso un jugador completamente novedoso en la región como Irán? M.A.C.: No pondría ese paralelo, creo que se exagera la influencia de Irán y Rusia. Una o dos visitas, dos o tres acuerdos no establecen una gran relación. Más preocupante para los Estados Unidos es la penetración de China en grandes sectores de la economía de América Latina, pero esto no tiene nada que ver con la ideología. Los chinos no están vendiendo ni comunismo ni maoísmo, están invirtiendo dinero y comprando materias primas, precisamente lo que debería estar haciendo Estados Unidos en su relación con América Latina. C.A.P.V.: ¿Los hispanos jugarán un papel más determinante y habrá políticos que quizá puedan disputarse la presidencia de los Estados Unidos después de que ha habido un presidente como Barack Obama? M.A.C.: Creo que sí. En los próximos 10, 15 ó 20 años esa población crecerá y el porcentaje que puede votar aumentará. Hoy, la influencia hispana es mucho más baja de lo que uno podría esperar, debido a que parte de su población no tiene derechos de ciudadanía, y la que sí los tiene no los utiliza y no vota. Pero la victoria del presidente Obama no radica en que ahora se pueda pensar en otro candidato negro o uno hispano, sino que la propia identidad étnica de los candidatos sea menos importante, y en 20 años se tenga un candidato de apellido Suárez y nadie piense que es algo interesante o significa algo. El presidente Obama ha quitado la identidad como factor central de la política.

7

135

EE. UU., que en sus primeros 200 años se identificó como un país blanco, cristiano, con mirada hacia el Atlántico y bastante conservador, tiene el

AFP

creíbles. ¿Cómo percibe la opinión pública norteamericana esta reconsideración de la guerra afgana? M.A.C.: La guerra en Afganistán tenemos que dividirla en dos partes. Una, si debimos haber ido o no, y creo que el presidente Obama habría dicho “No debimos haber entrado en Afganistán”. La segunda parte es, ya estamos adentro, no podemos simplemente marcharnos, ¿qué hacemos? Creo que la política de McChrystal trata de desarrollar una sociedad, no viendo el caso de Afganistán como una estrategia militar tradicional en la que uno derrota al enemigo, porque eso es solamente una parte del problema. Se trata de controlar e incorporar a todo el país, y ya veremos cómo funcionará. Lo increíble de los Estados Unidos es que, aunque estamos en guerra con dos países, casi no se habla de ello. El gran problema para el presidente Obama es la apatía de la población hacia esta parte de la política exterior norteamericana. C.A.P.V.: A este tema se conecta la reaparición del terrorismo y en el caso de Nueva York, en Times Square, asociado a los talibanes pakistaníes y afganos, como consecuencia de los errores cometidos en la guerra de Afganistán. En ese contexto, ¿cuál es la posibilidad de éxito frente al terrorismo internacional? M.A.C.: Depende de lo que uno define como éxito. La idea de derrotar el terrorismo en el sentido en que se derrotó, por ejemplo, a Alemania o Japón en la Segunda Guerra Mundial, es un reto imposible. No se trata de un militar de ejército que simplemente se derrota y los soldados vuelven a casa. El terrorismo no es eso. La capacidad de violencia se ha democratizado y en cualquier momento 19 locos se pueden apoderar de cuatro aviones y destruir parte de la gran ciudad. ¿Cómo controlar eso, cómo decirle a una sociedad “ya no se tienen que preocupar más por el terrorismo”? Creo que viviremos siempre con un poco de ansiedad por el terrorismo. Lo que se puede hacer es controlarlo, porque derrotarlo completamente y crear un mundo donde ese tipo de violencia no exista, dudo que pueda pasar. C.A.P.V.: La renovación de recursos y libertades a la investigación científica es una de las políticas del presidente Obama que más llama la atención, ¿qué impacto tendrá este tema en el desarrollo de los Estados Unidos? M.A.C.: Muchísimo, pues el aspecto más importante que tiene Estados Unidos para su posición global es ser todavía el centro de la educación universitaria. Los cálculos sobre las 20, 30 ó 40 mejores universidades globales señalan que casi todas están ubicadas allí. En una economía posindustrial este país ya no vive de fabricar productos sino de diseñarlos, de pensar en las nuevas tecnologías, y es importante para la posición estratégica norteamericana tener completa libertad para desarrollarlos. Sería conveniente discutir sobre la moralidad o los elementos religiosos, pues no se puede dejar que cualquier científico haga su propio doctor Frankenstein, pero también debe haber garantías de libertad y de investigación tan amplias como sean necesarias. C.A.P.V.: Otro aspecto clave es que el presidente Obama prometió una renovación de la industria, y ha renovando políticas de energía, ¿esto es factible cuando ocu-

AFP

Entrevista


8

Salud

Avanzan estudios sobre cáncer de cérvix

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

A través de la proteómica, técnica que permite estudiar a gran escala las proteínas de los seres vivos, el Grupo de Investigación en Hormonas de la Universidad Nacional de Colombia identificó una lista de estas sustancias orgánicas que podrían estar implicadas en la metástasis del cáncer de cérvix.

El cáncer de cérvix comúnmente se asocia a países en vías de desarrollo, donde

Luis Miguel Palacio,

135

11 de julio de 2010

Unimedios

Aunque las proteínas se conocen desde comienzos del siglo pasado y su estructura se dilucidó mucho mejor a partir de los años 50, lo que ha cambiado en las últimas dos décadas es la forma de estudiarlas. Éstas son el producto de los genes de cada ser humano y las encargadas de desarrollar el trabajo celular como el metabolismo energético, el crecimiento y la reproducción. El término “proteómica” nació en 1994 con Marc Wilkins, investigador australiano. Esta disciplina reflejó desde sus orígenes la necesidad de estudiar en su conjunto dichas sustancias orgánicas de la célula y dejar de lado la forma clásica de examinarlas aisladamente. La razón es que cuando una proteína está sola no actúa igual que cuando está en un gran grupo. “El estudio colectivo de las proteínas conlleva un análisis más detallado de lo que realmente ocurre en una célula bien sea animal, vegetal o de un microorganismo. La información que se obtiene puede aprovecharse para realizar modificaciones en esas células y desembocar en grandes beneficios en el campo de la salud”, asegura la química Myriam Sánchez, directora del Grupo de Investigación en Hormonas (GIH), del Departamento de Química de la UN, pionero en el país en implementar esta técnica para el estudio de enfermedades como el cáncer de cérvix.

Avances promisorios El cáncer de cérvix o de cuello uterino es considerado como el más frecuente en las mujeres y está fuertemente ligado a los países llamados en vías de desarrollo, donde se presenta el 80% de los casos registrados en el mundo, según el Instituto Nacional de Cancerología. Lo paradójico es que la principal causa de muerte de las pacientes afectadas ocurre por la metástasis o diseminación del cáncer a otros órganos, característica especial de este tumor maligno que ha suscitado su estudio a partir de la proteómica, herramienta científica contundente para conocer en profundidad los aspectos moleculares de la enfermedad. Durante la última década, con apoyo del Instituto Nacional de Cancerología, el GIH ha estudiado líneas celulares derivadas de tumores provenientes de mujeres con cáncer de cérvix, y gracias a la aplicación de la proteómica, en los últimos tres años logró identificar 22 proteínas que están relacionadas con el proceso de migración e invasión celular. De éstas, seis no habían sido identificadas previamente y podrían ser blancos farmacológicos, es decir, útiles para la creación de medicamentos que controlen la metástasis. Para analizar las muestras, los investigadores tuvieron que enviarlas a las universidades de Estocolmo (Suecia) y Federal de Río de Janeiro (Brasil), con las que el GIH ha establecido convenios de cola-

se presentan el 80% de los casos registrados en el mundo.

boración debido a la carencia de equipos especializados en el país para este tipo de estudios. Pero… ¿Qué tanto pueden avanzar los científicos colombianos en estas condiciones?

La situación en Colombia y Latinoamérica “En Colombia, a pesar de que se cuenta con profesionales idóneos para este tipo de análisis, no existen laboratorios con los equipos necesarios para realizar un estudio proteómico completo, que incluye la toma de muestras biológicas, el procesamiento para obtener las proteínas y posteriormente llegar a su identificación individual, esto quiere decir darles un nombre y luego establecer su función”, asegura la profesora Sánchez. Considera que la principal carencia es un espectrómetro de masas (dispositivo empleado para separar iones dentro de una muestra que posee distinta relación carga/ masa), por lo que los científicos colombianos se ven obligados a enviar sus muestras a laboratorios en el exterior. La unidad fundamental para hacer proteómica podría costar entre cuatro y cinco mil millones de pesos. En Latinoamérica, algunos países tienen laboratorios dotados de la infraestructura necesaria para este quehacer científico: Venezuela, en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas; Uruguay, en el Instituto Pasteur en Montevideo, y Chile, en el Laboratorio de Proteómica en la Universidad Católica.

Cuba, por ejemplo, se ha convertido en líder mundial de la aplicación de tecnologías en esta materia. Actualmente, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana cuenta con uno de los pocos grupos de investigación en el mundo capaz de identificar cerca del 100% de proteínas en un microorganismo simple. Solamente un químico de la isla, Gabriel Padrón, tiene 15 patentes sobre el desarrollo de tecnologías para proteómica, que permiten aumentar el número de proteínas identificadas en una investigación. Padrón estuvo recientemente en Colombia en el curso taller Proteómica: Fundamentos, Aplicaciones y Perspectivas. Allí expresó la necesidad de crear una red latinoamericana para potenciar este tipo de investigación en la región. “Las técnicas han avanzando a tal punto que permiten la identificación de más de mil proteínas en solo una hora, mientras hace 20 años separar y reconocer una sola tomaba meses”, dice Andrés Felipe Vallejo, químico de la UN. Al igual que los humanos, cada proteína cuenta con una huella digital que le permite ser distinguida de las demás. Esto evidencia la complejidad de la proteómica, que si bien requiere de técnicas sofisticadas para su estudio, también demanda un gran esfuerzo pedagógico para vencer en los científicos la falta de información acerca del tema, en una región donde, por ejemplo, las altas cifras de cáncer de cérvix deberían ser cuestión del pasado, concluye la profesora Myriam Sánchez.


Salud

9

El genipín, extracto empleado en la medicina tradicional china para aliviar los síntomas de la diabetes tipo 2, también es útil para corregir problemas de la visión. Oftalmólogos descubrieron que sirve para devolverle la firmeza a la córnea.

Luz para quienes esperan

trasplante de córnea Patricia Barrera Silva,

de cada ojo de animal. Un pedazo de esta membrana fue preservado como control, y otro fue tratado con genipín, aplicado tópicamente al 0,10%, 0,25% y al 1%, en solución salina balanceada, por 40 minutos.

Unimedios

esta membrana.

rígida y que haya avances significativos en la regularización de la forma de la córnea. Entretanto, mejora la agudeza visual en un gran porcentaje de pacientes. “A pesar de los alentadores resultados obtenidos con esta modalidad de tratamiento, la luz UV puede lesionar el endotelio y el epitelio corneal, y en casos más graves, compromete el cristalino y otros tejidos intraoculares”, explicó Marcel Ávila, oftalmólogo cirujano de córnea y catarata, y autor del proyecto.

Qué hicieron El extracto de genipín proviene de la fruta china Gardenia jasminoide. Ha sido reconocido y patentado como un biocompuesto útil en el tratamiento de diabetes tipo 2. De hecho, en oftalmología se estudia como una herramienta para prevenir que luego de una cirugía de catarata se opaque la cápsula del cristalino, lente que 0 Horas

permite enfocar las imágenes en el ojo. Este es el primer estudio publicado en el mundo en el que se miden los efectos del genipín sobre la rehabilitación del colágeno, principal componente de la córnea. La resistencia de esta proteína depende de la creación de zonas de unión entre sus moléculas y de la distribución pareja que estas tengan en la córnea. Una persona que sufre queratocono disminuye la densidad de esas uniones a tal punto que se reduce en un 50% su calidad visual, en comparación con una córnea sana. La manera de establecer qué tanta resistencia gana el tejido es precisamente a través de pruebas de fuerza, como las que ejecutaron los científicos de la UN. La experimentación se llevó a cabo en 25 córneas limpias de porcinos, todas tenían entre 8 y 10 horas post mórtem. Los especialistas cortaron con un escalpelo (bisturí quirúrgico) dos tiras de la córnea

24 Horas

30 Horas

Usualmente la bacteria del colágeno puede destruir el tejido corneal en 20 horas. Al aplicar genipín a la córnea, la bacteria tarda hasta 120 horas

en acabar el tejido, lo que da tiempo a los especialistas para actuar.

11 de julio de 2010

El costo de un trasplante de córnea bordea los 4 millones y medio de pesos. En Colombia actualmente hay cerca de 700 pacientes en espera de

Luego del tratamiento, los investigadores calcularon el comportamiento elástico de cada pedazo de córnea estirándolo con fuerza constante hasta llegar al punto de ruptura. Este procedimiento fue realizado a partir del módulo de Young, que mide la facilidad o dificultad para estirar un material determinado. Las medidas mostraron un incremento en la firmeza de las córneas tratadas, dependiendo de la concentración de genipín. Mientras una córnea control (no tratada) alcanza un estiramiento de 8% con 100 kilopascales (KPa) (el Pascal es la unidad de presión del sistema internacional de unidades), para obtener el mismo estiramiento en una córnea tratada con genipín al 0,1% se debe aplicar el doble de fuerza, es decir, 200 KPa, lo que demuestra que se hace más fuerte con el genipín. Sucesivamente, si se quiere alcanzar ese mismo estiramiento de 8% en una córnea tratada con genipín al 0,25%, la fuerza debe aumentar a 300 KPa, y si es tratada al 1%, la fuerza necesaria para lograr un estiramiento de 8% es de 400 KPa. Así, incrementó la densidad de las fibras de las córneas y la merma de los espacios entre fibra y fibra se hizo evidente. El estudio también permitió medir los efectos sobre la resistencia de estas membranas a la colagenasa bacteriana, un residuo dejado por microorganismos que en pocas horas destruyen el tejido corneal. Usualmente, cuando ocurre una infección, la colagenasa logra degradar el 50% del área corneal transcurridas 20 horas. En córneas tratadas con genipín, la destrucción total ocurre luego de 220 horas. El doctor Ávila considera esto un gran avance porque “les da chance de aplicar tratamiento y detener la desintegración de la córnea cuando se infecta”. “El uso del genipín ya se patentó para diabetes, entonces es un compuesto que funciona para el ser humano sin ser tóxico. En el campo de la investigación científica resulta de gran importancia, pues significa que tenemos un amplio camino recorrido como es la comprobación en humanos. Ahora intentamos la rehabilitación de las córneas más enfermas para evitar que los pacientes lleguen a un trasplante”, concluyó el investigador.

135

Tomado de Imageshack

Hallazgos biomecánicos

Córnea tratada con genipín

Sucedió durante el recorrido habitual en la buseta, cuando Doña María Claudia observó de lado a su hijo y se percató de que algo no estaba bien en el rostro del niño de 10 años. “Ella veía que yo tenía los ojos como puntudos”, recuerda ahora Philip a sus 24 años. Al recurrir al oftalmólogo, el diagnóstico fue fulminante: el niño tenía una enfermedad avanzada en su ojo derecho conocida como queratocono. Su córnea ya no servía, por lo tanto era urgente encontrar una nueva para trasplantarla. La historia ocurrió en 1994, y se complicó ante una larga lista de casi 200 pacientes, que como Philip estaban a la espera de que alguien les donara esta membrana. El tiempo pasó sin novedad alguna y diez años después tuvo que repetir el calvario, cuando la córnea de su ojo izquierdo empezó a fallar y a requerir también de un trasplante. La córnea es una estructura transparente similar a un lente de contacto blando. Dentro del ojo permite el paso de la luz, posibilita el 65% del poder de enfoque de este órgano y actúa como escudo protector del iris y el cristalino. Philip hace parte de los más de 11 mil colombianos que sufren de queratocono en el país (una de cada 4.000 personas lo padece). Esta enfermedad ocurre cuando la córnea pierde su firmeza y su grosor –que usualmente es de 520 micras– y en vez de tener su rigidez normal empieza a recogerse y a formar una especie de cono en el ojo, reduciendo su espesor a 420 micras. No en todos los casos los pacientes llegan a perder esta membrana y a requerir un trasplante, como le ocurrió a Philip. De hecho, actualmente existen varias modalidades de tratamiento como el implante de anillos intraestromales, unos aros que van dentro de la córnea para evitar que se deforme. Sin embargo, esta opción tiene sus pormenores, pues el anillo puede ser destruido por el propio organismo, o se puede infectar. Recientemente surgió otra opción: el entrecruzamiento molecular, conocido como Crosslinking, una reacción química que produce nuevos enlaces entre las fibras de un tejido e incrementan su resistencia. Justamente, este método es el que implementa un grupo de investigadores en oftalmología de la Universidad Nacional de Colombia, pero, en vez de adherir riboflavina (una medicina) a la córnea aplicando luz ultravioleta –altamente cuestionada–, utilizan un compuesto natural conocido tradicionalmente como genipín. A partir de este compuesto se consigue que la córnea sea más


10 Innovación Unimedios

En Colombia una persona gasta en la ducha entre 40 y 50 litros de agua bañándose una vez al día por 3 minutos, y por cada minuto adicional, 15 litros más. En clima cálido el consumo aumenta entre 80 y 100 litros, pues la gente acostumbra a bañarse dos o más veces al día durante el mismo tiempo. El gasto del líquido en el sanitario es similar. En clima frío se calcula que se usan entre 30 y 48 litros cuando ocurren entre 3 y 5 descargas, lo cual depende de la capacidad del inodoro que varía entre 6 y 12 litros. En zonas cálidas la proyección oscila entre 30 y 40 litros de agua en 4 ó 5 descargas diarias. Con el fin de contribuir al ahorro en casa y evitar sanciones como el racionamiento y cobros dobles y triples en las tarifas del servicio público por parte del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, tal como ocurrió a comienzos de este año (entre los meses de enero y mayo), estudiantes de la carrera de Ingeniería Mecánica y Mecatrónica de la Universidad Nacional diseñaron un equipo que les permitirá a los hogares colombianos disminuir el gasto. Se trata de un dispositivo que se adapta a la ducha y al inodoro y evita el desperdicio de agua potable en usos innecesarios. Sus creadores son Eduardo Alarcón, Camila Beltrán y David Tumbajoy, bajo la dirección de los ingenieros Nelson Arzola, John Jairo Oviedo y Edwin Cárdenas. “A diferencia de otros sistemas que ya existen en el mercado como botellas o garrafas de plástico que se depositan en el tanque de la cisterna y regulan la salida del agua, minidispositivos que descargan la mitad del líquido o reductores de caudal y válvulas de llenado, nuestro sistema reutiliza el agua proveniente de la ducha pasándola directamente a un tanque y de ahí a la cisterna”, asegura Eduardo Alarcón.

135

11 de julio de 2010

Las ventajas Para corroborar las ventajas de su diseño, los estudiantes midieron el caudal del agua que sale de una ducha en tres hogares diferentes. Sus resultados arrojaron un consumo de 6 litros por minuto, es decir que en un baño corporal de 5 minutos se consumen 30 litros, lo que significa que alcanzaría para 6 descargas del inodoro de 5 litros y 10 descargas para el inodoro de 3 litros. Así, se reciclarían 30 litros del líquido al día. La máquina está compuesta por cuatro sistemas. El primero es un recolector de agua proveniente de la ducha, integrado por una plataforma de recolección removible y un filtro para sólidos (cabellos, anillos, pedazos de jabón). El segundo es una bomba de bajo consumo eléctrico que impulsa el líquido desde la plataforma hacia el tanque de recolección, que se convierte en el tercer sistema. El consumo eléctrico medido en este diseño es de 20 wattios, evidenciando un incremento aproximado de 500 pesos mensuales en un hogar de cuatro personas en estrato 3. Este porcentaje resultaría mínimo frente a un ahorro de 28.000 pesos representado en el recibo del Acueducto, es decir, bimensual.

Crean dispositivo

para ahorrar agua en el hogar

Debido al crecimiento de la población, dos tercios de la humanidad se verán gravemente afectados por la escasez de agua en el 2025, señala un informe de la Unesco. Advierte también que el 20% de las personas en el mundo carecen de recursos hídricos seguros y fiables y más del 50% no cuentan con instalaciones sanitarias básicas. Para ahorrar en casa 30 litros de este elemento esencial, ingenieros de la Universidad Nacional diseñan novedoso sistema.

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Elizabeth Vera Martínez,

Este dispositivo se adapta a la ducha y al inodoro, y

de agua potable en los hogares.

El tanque que almacena el agua recolectada de la ducha tiene capacidad para almacenar 120 litros de agua, que además de estar disponibles para el momento de la descarga, son regulados por otro sistema que se encarga de que salga únicamente el líquido requerido. Finalmente, la máquina cuenta con un control que permite el funcionamiento autónomo del equipo, conformado por sensores mecánicos y eléctricos. Por ejemplo, en la plataforma un sensor detecta el nivel mínimo de agua bajo el cual la bomba puede empezar a funcionar sin riesgo de que se queme. En el tanque de almacenamiento se construyeron dos entradas y una salida. La entrada superior permite el ingreso del agua reutilizada y está controlada por un sensor electromecánico que apaga la bomba en caso de que el tanque esté completamente lleno. La segunda entrada permite el ingreso del agua potable (en una mínima proporción frente a la que se reutiliza y recolecta), como medida de seguridad en caso de que el tanque no contenga agua proveniente de la ducha, garantizando siempre el funcionamiento del inodoro. El nivel potable que ingresa al tanque es controlado mediante una válvula con flotador. La salida se ubica en la parte inferior del tanque y por efecto de gravedad alimenta el inodoro.

mediante una serie de sistemas autónomos evita el desperdicio

to, de forma que siempre habrá recurso para el sanitario.

Buena alternativa para ahorrar

La ruta El agua proveniente de la ducha o de otro recipiente utilizado para bañarse cae a una plataforma, pasa por un filtrado de sólidos y, cuando alcanza el nivel suficiente, una bomba la impulsa y la conduce hasta el tanque de almacenamiento, donde queda disponible para cualquier descarga. La bomba no siempre está activa, depende de qué tan rápido se llene la plataforma según el caudal de la ducha del usuario. Esto hace que haya consumo eficiente de energía eléctrica. Si el tanque se encuentra a bajo nivel, éste se llenará con agua potable proveniente del Acueduc-

El valor del metro cúbico de agua en Colombia se calcula mediante una fórmula tarifaria con base en cargos fijos y variables. Se tiene en cuenta el estrato, los aportes solidarios, costos de administración, operación y mantenimiento que pueden cobrar las empresas de distribución de agua pública, privada y mixta, explicó Jaime de La Torre, funcionario de la Comisión Reguladora del Agua (CRA). Carlos Costa Posada, ministro del Medio Ambiente, aseguró que los precios por metro cúbico varían dependiendo de la región: en Bogotá, por ejemplo, puede costar aproximadamente 2.000 pesos mensuales, mientras que en otras regiones puede ser de unos 900 pesos. Con estos precios y la escasez a la que siempre se ve abocada la población por diferentes situaciones ambientales como el fenómeno de El Niño, o el desperdicio indiscriminado, el dispositivo propuesto por los ingenieros de la UN resulta una buena alternativa para dejar de despilfarrar el agua.


Investigación

11

Esponjas marinas,

con potencial antitumoral

Ácidos grasos de esponjas del mar Caribe colombiano tienen gran actividad contra cáncer de mama, colon y pulmón. Así lo determina un estudio realizado por investigadores de las universidades Nacional de Colombia en Medellín y de Antioquia. David Andrés Calle,

obtener una molécula activa contra cáncer”, dijo.

Unimedios

como los ácidos grasos, con gran potencial para ser usados en la producción de fármacos.

Las esponjas tienen sustancias de interés bioactivo,

en forma libre o integrando otro tipo de moléculas como fosfolípidos, glucolípidos y triglicéridos. Además, tienen la gran ventaja de que son menos citotóxicos para las células normales, pues según el investigador Juan Bautista López, biólogo genetista de la UN en Medellín, toda sustancia anticancerosa es tóxica: “Si llegamos a avanzar en la formulación de un medicamento, este tendría menos efectos secundarios que los medicamentos actuales en el organismo humano”, aclaró. La profesora Márquez, de la Universidad de Antioquia, revela que en una de las esponjas se en-

contraron cuatro ácidos grasos que son moléculas nuevas. “Se trata de estructuras que no se han reportado en la literatura científica. Aspiramos aislarlas por técnicas de separación para estudiar su organización y luego sintetizar sus compuestos, y así observar si conservan su actividad antitumoral”, explicó. Según la investigadora, estudios en el mundo han demostrado la actividad biológica de varios ácidos grasos contra hongos y parásitos como los que produce la malaria, e incluso contra la bacteria responsable de la tuberculosis. “Nuestro interés son aquellos compuestos de los que podríamos

Lo que falta

Las esponjas fueron recolectadas cerca de Urabá, en el Caribe colombiano, en donde hay alrededor de 200 especies, de las cuales se ha estudiado

la taxonomía de 180. Diversos grupos de investigación han encontrado sustancias con potencial terapéutico en 70.

El grupo de investigación de la Universidad Nacional adelanta un proyecto para cultivar las células obtenidas de las esponjas en biorreactores. “La idea es producir las sustancias de interés y así no alterar el ecosistema. Todo con el fin de llegar a un producto puro”, explicó Juan Bautista López Ortiz. Hay que señalar que el camino para llegar hasta un fármaco comercial aún es muy largo. Luego de comprobar la actividad de las especies, hay que adelantar estudios preclínicos, analizar la toxicidad, los mecanismos de acción y finalmente hacer estudios clínicos. Según Sven Zea, las investigaciones requieren de muchos años, y hasta el momento las drogas que han salido de organismo marinos, especialmente de esponjas, no pasan de una docena. Por ahora, los esfuerzos se concentran en aislar la molécula que realmente allane el camino hacia el desarrollo de un medicamento que se convierta en alternativa natural para el tratamiento del cáncer, y que incluso resulte más económico con respecto a los que existen en el mercado.

11 de julio de 2010

Para determinar con precisión la estructura molecular de las sustancias bioactivas de las esponjas que inhiben el crecimiento de células cancerígenas, la investigadora Diana Márquez tuvo que viajar a la Universidad de Niza (Francia), pues en Colombia no existen los equipos que permiten hacer este tipo de análisis. En el país europeo, en convenio con la biofarmaceútica multinacional PharmaMar, logró hallar en cuatro especies (de cinco promisorias), fracciones con una mezcla compleja de ácidos grasos que demostraron una importante actividad biológica contra líneas celulares de cáncer de mama, colon y pulmón. Los ácidos grasos son moléculas que pertenecen al grupo de los lípidos y están presentes en los seres vivos (humanos, animales y plantas). Su importancia radica en que son moléculas energéticas, es decir que son significativas en todos los procesos que ocurren dentro de una célula. También cumplen una función reguladora dentro del organismo. Ello significa que son el punto de partida para la formación de otras moléculas que intervienen en el orden y control de procesos vitales como la respuesta inflamatoria, la temperatura corporal, los procesos de coagulación sanguínea, la contracción muscular, entre otros, explica la docente de la Universidad de Antioquia. En las esponjas marinas estos ácidos grasos se encuentran

Sven Zea, profesor del Departamento de Biología de la UN en Bogotá e investigador del Centro de Estudios en Ciencias del Mar (Cecimar), en Santa Marta, explicó que tan solo en las aguas someras del Caribe colombiano hay alrededor de 200 especies de esponjas, y se conoce la taxonomía de casi 180. Agregó que gracias al trabajo de diversos grupos científicos se ha realizado la búsqueda de sustancias con potencial terapéutico en cerca de 70. Contrario a lo que muchos podrían pensar, las esponjas no son plantas sino animales. Se trata de organismos primitivos que viven fijos en el fondo del mar y no se pueden mover, por lo que enfrentan una serie de problemas con los depredadores que aprovechan su sedentarismo. El biólogo Zea asegura que la mayoría de esponjas han desarrollado defensas químicas que tienen mal sabor, mientras otras son tóxicas. “Las propiedades farmacológicas de estas sustancias como antibióticos, antitumorales, antiinflamatorios y antifúngicos han sido estudiadas por investigadores de todo el mundo. También sus características como antivirales, antimaláricos y en bioensayos para saber si tienen o no actividad”, explicó Sven Zea.

135

Los avances

El potencial de las esponjas

Fotos archivo particular

Luego de estudiar 12 especies de esponjas, el Grupo de Investigación en Biotecnología Animal de la Universidad Nacional en Medellín y el Grupo de Productos Naturales Marinos de la Universidad de Antioquia descubrieron que el mayor potencial antitumoral lo presentan las variedades conocidas como demosponjas (demospongiae), que tienen apariencia de estropajo. “Los invertebrados marinos fueron clasificados taxonómicamente por el biólogo de la Universidad Nacional, Sven Sea, y los análisis químicos de los extractos fueron realizados por investigadores de la Universidad de Antioquia”, precisa Diana Margarita Márquez Fernández, docente de esa institución. El hallazgo se convierte en una alternativa promisoria para desarrollar medicamentos en contra de los tumores malignos, máxime si se tiene en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, anualmente se diagnostican alrededor de 12,4 millones de nuevos casos de cáncer en el mundo.


12 Agua

Si bien el país requiere grandes proyectos hidroeléctricos para impulsar el desarrollo, también

es necesario considerar sus impactos ambientales y sociales.

Colombia empezará

a dar buen uso a sus caudales En el país se otorgan licencias ambientales para el manejo de los caudales de los ríos con datos científicos y técnicos limitados, acudiendo a conceptos importados que no se adaptan a la realidad de los ecosistemas hídricos. Esto no ha garantizado el uso sostenible del agua. Una metodología propuesta por la Universidad Nacional, a la que Minambiente ya le “paró bolas”, solucionaría esta incapacidad. Carlos Andrey Patiño Guzmán,

Siempre que se inicia un proyecto hidroeléctrico, un embalse o un distrito de riego en Colombia, a las comunidades y a los defensores ambientales se les ponen los pelos de punta. Cómo garantizar que no se vulnere el derecho al agua y los daños que podrán sufrir los ecosistemas son las mayores preocupaciones. En la revisión de 13 grandes proyectos con licencia para el uso de los caudales de los ríos en el país, investigadores de la Universidad Nacional hallaron problemas. En todos hay quejas de las comunidades porque el cauce se secó, no hay agua para el ganado ni para los pastos, los peces desaparecieron, etc. Sergio Andrés Redondo, estudiante de la Maestría en Ingeniería de Recursos Hidráulicos, determina en su trabajo de investigación la incertidumbre en la estimación de caudales ambientales, como resultado de limitaciones en la información hidrológica. Ha encontrado, por ejemplo,

Fotos cortesía Ángela Gutiérrez

135

11 de julio de 2010

Unimedios

En la UN se estudian las consecuencias que tendrá en la comunidad de peces

construirá en el río Sogamoso, en Santander.

un proyecto hidroeléctrico que se


Agua contenida En el oriente de Caldas, el proyecto de trasvasar aguas del río Guarinó al río La Miel, para potenciar la producción de la hidroeléctrica La Miel 1, ha sido una pelea de varios años. Allí la construcción de un gran túnel que se encargará de ese trasbordo tiene enfrentados a los habitantes de La Dorada y municipios cercanos con la empresa Isagén. Se afirma que el río Guarinó prácticamente morirá. Conceptos técnicos de MAVDT y de académicos coinciden sobre la inconveniencia del proyecto en las condiciones propuestas. La hidroeléctrica ha desestimado el posible daño a la fauna, la flora, acueductos y sistemas de aguas subterráneas de la región, debido a los estudios que ellos han elaborado. UN Periódico intentó hablar con funcionarios de la empresa, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta. En Santander otro hecho tiene inquietas a las comunidades, sobre todo a las que habitan la población de pescadores. Hacia el 2014 se pretende tener listo un proyecto hidroeléctrico que quiere aprovechar la corriente del río Sogamoso mediante la construcción de una presa. La estudiante de Maestría en Ecología Angélica Ramírez, bajo la dirección del profesor Gabriel Pinilla, director del Departamento de Biología de Facultad de Ciencias de la UN, está analizando datos sobre el posible efecto que tendrá la ejecución de la empresa. La información pormenorizada que recolectó en estaciones sobre el río Sogamoso le permite a la bióloga decir que el proyecto afectará a las comunidades de peces de la zona, pues al recortar el flujo de agua se perturba la conectividad del río y las ciénagas, lo que hace más difícil la migración para la reproducción de especies como el bagre y el bocachico, bastantes sensibles a la variación del nivel del agua. “Para determinar el impacto en los cambios del río se deben realizar análisis de las zonas de inundación a escala espacial grande. En cada uno de los segmentos del río hay que determinar las condiciones que se transformen y las especies más sensibles”, detalla la bióloga de la UN.

La comunidad de pescadores del río Sogamoso (en Santander) está preocupada por el futuro represamiento del cauce. En esta zona mu-

chas familias viven de la pesca.

ambientales que garanticen el correcto uso del recurso hídrico. Esto se debe a que el país posee poca información sobre las características específicas de la diversidad hídrica en las regiones (hidrología, hidráulica, calidad de agua, ecosistemas, etc.). En la mayoría de proyectos licenciados se establecen usos de los caudales a partir de metodologías propuestas por la autoridad ambiental (MAVDT), entidades nacionales o desarrolladas en otras partes del mundo (México, Brasil o Estados Unidos), sin un consenso acerca de la que debería implementarse en Colombia dada su diversidad física, climática y las limitaciones de información. Hace un par de años, la UN le propuso al MAVDT una metodología para estimar caudales ambientales a la hora de otorgar licencias. El objetivo, según Camacho, era tener clara la información que debían recolectar y analizar las empresas a la hora de solicitar permisos. Recientemente, la cartera ministerial elaboró el borrador de

una resolución en el que incorpora los conceptos señalados por la Universidad, que dice: “Por la cual se reglamentan los criterios para la estimación de caudal ambiental en procesos de otorgamiento de licencias ambientales y concesiones de agua”. “Al no tener esa definición, ni criterios objetivos que garanticen su evaluación, el proceso para el otorgamiento de licencias ambientales se hace difícil, incluso para quienes las solicitan, pues desconocen su tramite”, dice Camacho. Con la metodología desarrollada por la UN se espera avanzar en esta problemática.

Por la sostenibilidad Otra de las limitaciones del modelo que utiliza actualmente la cartera ambiental es que en Colombia se establece un caudal fijo promedio para todo el año. ¿Cuál es el problema? Según el profesor Camacho, que no se tiene en cuenta la estacionalidad y variabi-

Propuestas Luis Alejandro Camacho Botero, doctor en Modelación de la Calidad del Agua en Ríos, sostiene que en Colombia no existía, hasta hace unos meses, una metodología integral para definir caudales

El bocachico y el bagre son especies vulnerables a los cambios de caudal. En el río Sogamoso hacen parte de la economía local de subsisten-

cia. Se espera que los datos de la UN sean analizados por los constructores de Hidrosogamoso.

lidad del clima. No es lo mismo tener un caudal fijo para épocas de verano intenso que para épocas de invierno crudo. Dependiendo la temporada del año o ante fenómenos climáticos como El Niño o La Niña, se requeriría determinar promedios mensuales y anuales de caudales ambientales. En la propuesta de la UN se establece la necesidad de verificar el nivel de los ríos como mínimo cada dos años, con mediciones detalladas sobre los peces, los macroinvertebrados (insectos, larvas, crustáceos, moluscos) y la comunidad de microorganismos acuáticos que se adhieren a las plantas enraizadas (perifiton). El objetivo es comprobar que los caudales definidos no presentan efectos adversos. “En todos los países los proyectos de ingeniería tienen un seguimiento posterior, pero en Colombia no. Aquí este tema no les agrada a los gremios y a quienes utilizan el agua para diversos fines. Ellos preferirían que se les defina un caudal inmodificable de aquí a 30 ó 40 años o más”, destaca Camacho. El riesgo, entonces, es que ocurran hechos como el secamiento completo de las corrientes en épocas de verano, lo que puede derivar en problemas de sostenibilidad ecológica y de no garantizar suministro de agua en otras áreas. El ejemplo más claro ocurre en el río Bogotá, en el cual está permitido que quede seco un buen tramo de su cauce. Esto se debe a que la licencia ambiental da permiso de usar casi la totalidad del agua a la altura de la estación de Alicachín, donde se bombean entre 30 y 40 metros cúbicos por segundo, para uso hidroeléctrico. “Algunos dirán que dejar que el agua fluya en ese lugar sería un desperdicio, debido a que kilómetros abajo comienza el sector altamente contaminado del río, pero de todas formas, cuando el afluente sea saneado, el hecho de no recibir las aguas retenidas en Alicachín será un problema”, manifiesta Luis Alejandro Camacho. El estudiante Sergio Andrés Redondo asegura que “la propuesta de la UN, aparte de ser criolla, tiene la ventaja de que incorpora la variabilidad intraanual e interanual en los caudales ambientales, compara condiciones sin y con proyecto, y, además, se hizo considerando criterios de otras metodologías internacionales adaptables a nuestro contexto”. El profesor Erasmo Alfredo Rodríguez, del Grupo de Investigación en Ingeniería de Recursos Hídricos, ratifica lo anterior argumentando que además se centra en proyectos licenciados, pues se desarrollan en cuencas estudiadas minuciosamente. Sin embargo, manifiesta que hay un camino largo por explorar en otro tipo de cuencas que también son utilizadas para diversos usos, como las de los acueductos municipales. “Nuestra metodología no aplica a esos ríos debido a que en los municipios la información sobre el tema es muy escasa. Allí queda un conjunto de propuestas por hacer”, dice. Rodríguez concluye que indudablemente el manejo del agua es un problema de múltiples propósitos que entran en conflicto. Por eso, la sociedad, el Estado y el sector económico deben buscar un equilibrio que garantice su adecuado uso.

11 de julio de 2010

que al analizar 10 metodologías diferentes (de Estados Unidos, México y hasta la India) que se usan para establecer el uso de caudales, cada una considera criterios muy diversos que pueden variar hasta en 700% de una a otra. De los métodos colombianos, se encontró que el del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (MAVDT) estima valores muy bajos de promedio de agua, pues establece en 25% el caudal medio anual, es decir que hay permiso de quitarle al río hasta el 75% del agua. Por ejemplo, en los afluentes de zonas de montaña que tienen poca corriente la situación sería crítica, pues podrían secarse, mientras en ríos como el Magdalena ese porcentaje implicaría cambios drásticos en su curso y sus ecosistemas.

13

135

Agua


14 Agro Unimedios

La Región Andina es un sistema montañoso del sur del continente americano, que se extiende desde Chile hasta el noreste de Venezuela, pasando por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, países que poseen recursos naturales y biodiversidad de primer orden global, representados en el 25% de variedades de especies vegetales y animales del mundo, y en el 20% del total del agua del planeta. En esta zona se destacan actividades económicas como la agricultura, la ganadería y, en menor medida, la pesca (captura y acuicultura o cultivo de peces), que en el caso de Colombia contribuye solo con el 1,34% de la producción alimentaria de la región, con un consumo per cápita de 4,1 kg por año, cifra baja comparada con las de países como Perú, donde representa el 48,9% de su producción, mientras el consumo por persona es de 21,1 kg por año.

Bondades de la acuicultura Luego de reconocer el impacto que la acuicultura tiene en la economía de un país, el Grupo de Investigación en Recursos Hidrobiológicos de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira decidió averiguar si la Región Andina era apta para el cultivo de peces, y si esta actividad podía convertirse en una alternativa de seguridad alimentaria para algunas zonas del continente. Para ello inició un estudio entre el año 2008 y el 2009, con el apoyo financiero del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR, por sus siglas en inglés), que buscaba analizar la productividad del agua en cuencas hidrográficas y su relación con la pobreza. En la primera etapa del proyecto se definieron las variables que determinarían los sitios aptos para el cultivo de peces: disponibilidad del agua, aptitud del terreno, disposición de áreas libres, tamaño de la población demandante (que habita cerca de los ríos o lagunas) y acceso a mercados potenciales. En la segunda, se realizaron visitas de campo a sistemas acuícolas del Valle del Cauca y de la cuenca Jequetepeque en Perú, para conocer el uso y manejo que le dan a las aguas de la cuenca en estas zonas.

Mapas para desarrollar acuicultura en la Región Andina

Notimex

Luis Fernando Riascos Escobar,

La tilapia y la trucha son especies promisorias para cultivar.

Al analizar la productividad del agua en cuencas hidrográficas y su relación con la pobreza, un estudio halló en la Región Andina 139,33 km2 aptos para cultivar peces. Los investigadores elaboraron mapas que trazan la ruta hacia zonas importantes para desarrollar esta actividad, de gran impacto en la economía. En Colombia, el Valle del Cauca, Antioquia, Tolima y Huila son los de mayor potencial. explicó Ramírez. Debido a su adaptabilidad a las condiciones climáticas, a la preferencia por parte de los consumidores y a la facilidad con que se producen y comercializan en cualquiera de los países de la Región Andina, la trucha y la tilapia fueron las especies seleccionadas por los investigadores para cultivar. Las zonas donde confluyen estas variables fueron ubicadas con el fin de impulsarlas y aumentar la producción acuícola de la región. “Nuestro objetivo es mejorar la utilización del agua para brindar seguridad alimentaria, sin afectar el empleo que se le da actualmente en la agricultura y la ganadería”, asegura John Josephraj Selvaraj, doctor en Manejo de Recursos Naturales y director de la investigación.

135

11 de julio de 2010

Agua, terreno y población, indispensables Según la ingeniera ambiental Alexa Ramírez, coautora de la investigación, lo primero que se hizo fue determinar la disponibilidad del agua. “La proximidad a las fuentes hídricas permite definir qué tan fácil es el acceso a este recurso. Así se tiene una idea del costo en cuanto a la estructura del sistema”. La aptitud del terreno se precisa por su textura, moldeada por la arcilla, que juega un papel fundamental: “A mayor arcilla menor infiltración de agua en el suelo. Esto es importante para mantener los niveles de agua en los estanques, pues los sistemas acuícolas planteados en el modelo de investigación son construidos directamente Mapa 1: Áreas de la Región Andina sobre el suelo por su facilidad y economía”, con mejor aptitud acuícola.

Optimización de los terrenos Los resultados de este estudio fueron mapas que claramente muestran las áreas con mejor aptitud acuícola en la Región Andina, producto de los intervalos definidos para cada variable, y de su suma ponderada a través del sistema de información geográfica (ver mapa 1). Los datos fueron validados a través de la información proveniente de sistemas acuícolas existentes, ubicados en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca (ver mapa 2), Tolima y Huila, asumiendo que estaban ubicados en áreas con aptitud acuícola. Según el estudio, los indicadores más acertados para definir las zonas promisorias son la pendiente, distancia a fuentes hídricas

y distancia a áreas urbanas. “El modelo definió un área total de 139,33 km2 a lo largo de la Región Andina”, asegura la ingeniera ambiental Alexa Ramírez. Para el caso de Colombia, los departamentos más promisorios son Valle del Cauca, Tolima y Antioquia. Según el profesor Selvaraj, la utilidad práctica del proyecto radica en que “los modelos les permitirán a los habitantes conocer si sus tierras son aptas para el desarrollo acuícola”. El estudio fue realizado a escala regional, por lo que, asegura, “se espera trabajar en un futuro cercano con datos de alta resolución para identificar con mayor precisión la aptitud y la tierra a escala local”. Los investigadores están convencidos de que sus resultados abren el camino para que los gobiernos miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y las organizaciones e instituciones del país analicen las zonas con mayor necesidad alimentaria que coincidan con las áreas de aptitud acuícola, e implementen programas que ayuden a dar soluciones a esta problemática.

Mapa 2: Sistemas

acuícolas existentes en el Valle del Cauca.


En Colombia no ha habido políticas claras con respecto a la agricultura. Si bien se han hecho esfuerzos aislados, el sector no se ha proyectado de forma estratégica, señalan expertos. Mientras naciones como Israel y Polonia logran prosperidad en tierras áridas, el país no tiene claridad en el aprovechamiento de sus suelos.

Agro,

sin planeación estratégica

15

Fotos Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Agro

La agricultura en Colombia aprovecha menos del 5% de las tierras del país.

La agricultura ha sido por muchos años un tema de discurso político, en el que los problemas del sector y los desafíos que enfrenta se han quedado en “buenas intenciones”. Hace más de medio siglo se viene hablando de una reforma agraria aún irrealizable, y mientras los años pasan, los problemas del campo se multiplican al punto que hoy los retos trascienden a aspectos que van desde la organización productiva hasta la calidad de vida del campesino, aseguran investigadores de la UN. Hay que partir de una paradoja: en Colombia las principales tierras aptas para la agricultura son usadas en ganadería extensiva. Es decir, se siembra en la montaña, lo que no permite hacer grandes plantaciones, y se cría el ganado en la planicie. “En otros países una agricultura competitiva y tecnificada ideal está cerca de los puertos, pensando en exportación”, señaló Iván Montoya, decano de la Facultad de Agronomía. La agricultura en Colombia aprovecha menos del 5% de las tierras. Según Montoya, en áreas como la Amazonia y la Orinoquia no se hace agricultura tecnificada y en la zona de la costa norte hay expansión de ganadería. Lo demás se siembra en la cordillera, en el Magdalena y el Cauca.

Transformaciones En los últimos 50 años, y frente a otros sectores, el agropecuario ha sufrido grandes transformaciones asociadas a su decaimiento como renglón importante de la economía nacional. En los años 60 generaba cerca del 25% del PIB y alrededor del 75% de las exportaciones, siendo el café un producto clave en la economía. “Hoy el agro participa solo en un 10% del PIB y en un 19% de las exportaciones, en las que el café representa apenas un 5%. Incluso, este producto ya se está importando”, sostiene Juan Patricio Molina, director del Grupo de Desarrollo Rural de la UN. La pobreza en el campo es del orden del 65%, por encima del promedio nacional, que es del 49%. “Los problemas estructurales del sector no se han resuelto y padece los impactos de la crisis mun-

dial de los últimos años, reflejados en el incremento del desempleo rural, así como del trabajo por cuenta propia”, advierte Molina.

Sin planeación Más allá del problema del uso de la tierra, está la falta de planeación estratégica del país. Por ejemplo, Colombia le apostó a un cacao común, sin diferenciación ni valor agregado. “Así, hay 50 mil hectáreas nuevas cultivadas de un grano que no sirve para competir en la rama de los cacaos finos y menos en la de los crudos, pues no hay suficientes áreas cultivadas como sí las tienen los países asiáticos, Brasil y Costa de Marfil”, dice Giovanni Muñoz, docente de la Facultad de Agronomía de la UN. En el comercio hay dos grandes mundos: el de los commodities, como el petróleo, el maíz y el trigo, y el de los bienes especializados, que incluye productos orgánicos, cacaos y cafés finos de alto valor, así sean primarios. El profesor Muñoz considera que “Colombia no le ha apostado a ninguno, pues no hay una política clara, salvo en palma”. Hay ejemplos de países prósperos gracias a la agricultura. Uno de ellos es Israel, que, pese a sus tierras áridas, ingenió sistemas de riego que lo ubican como un gran productor de este tipo de tecnología. Polonia está en la misma línea. En los años 90 esta nación tenía peores indicadores que los de Colombia, un gobierno inestable, sus productos y mercados no estaban asegurados ni definidos, la tasa de desempleo superaba el 30%, y su PIB era negativo. A partir de una planeación estratégica, basada en sus fortalezas competitivas en productos básicos e industriales, logró indicadores de desarrollo superiores a los colombianos. Chile es un caso cercano. Sus terrenos áridos no han impedido que avance en la producción de uva y vinos, pero tampoco de jatrofa, una planta apta para la fabricación de biocombustible, que sería, según Muñoz, más competitiva que la palma, en suelos como los colombianos. A propósito y contrario a lo que se cree, en nuestro país no todas las tierras son ideales para la agricultura, pues algunas son ácidas y semiáridas. Para el investigador, “salvo suelos como los

del Valle del Cauca, en la mayoría hay problemas específicos para grandes cultivos, por eso se deben promover productos que compitan con valor agregado –como los cafés especiales–, o producir aquellos que se adaptan a las condiciones propias, como la jatrofa, una apuesta exportadora interesante”.

Más allá de la cosecha Uno de los problemas fundamentales de la producción colombiana es que la cosecha se tiene que vender, lo cual crea dificultad para obtener ganancias con precio justo. “La infraestructura de almacenamiento de cosechas en el país es pobre. Cuando uno está obligado a vender, lo hace al precio que le ofrezcan”, señala Montoya. En su opinión, se debería enfatizar en la poscosecha para procesar los productos, como por ejemplo en la compota derivada de la fruta. “Si hay cadena del frío y un conjunto de tecnologías que apoyen la producción, el negocio se transformaría”. Por su parte, el agrónomo Muñoz afirmó que no se están aprovechando las potencialidades del país. “Tenemos variedades excelentes de yuca y papa para la producción de almidón farmacéutico,

pero no somos exportadores sino importadores. En la UN se han estudiado variedades óptimas de estos tubérculos para la producción del mencionado almidón, cuyos requerimientos de industrialización no son tan altos”, expresó. Un fenómeno importante es el de los intermediarios y las pérdidas para el campesino. El productor es el que asume todos los riesgos: que la planta no nazca o que crezca con alguna enfermedad o plaga, o que, pese a obtener la cosecha, el precio en el mercado sea inferior a los costos de producción. “La herramienta más avanzada en información de precios en Colombia es el Sipsa, del Ministerio de Agricultura, que encuesta en las centrales de abastos de forma discontinua y dispersa los precios de los productos en solo un eslabón de la cadena, pero no existen bolsas de productos agrícolas. Prevalecen solo fuerzas especuladoras que amplifican las asimetrías del mercado”, sostuvo Muñoz. Este es el panorama de la agricultura en Colombia, con necesidades crecientes que hoy trascienden el problema de distribución de la tierra a nuevos desafíos cuyo reclamo es que el agro sea parte de la agenda estatal, con una política clara.

11 de julio de 2010

Unimedios

135

Magda Páez Torres,

El 65% de la población campesina en Colombia vive en la pobreza.


16 Medioambiente Ranitomeya bombetes

Oophaga histriónica

El croar de las ranas, vital para su supervivencia

Cualquier obstáculo en la comunicación de las ranas altera su comportamiento y conservación. Un estudio realizado en la Reserva Forestal Bosque de Yotoco, custodiada por la Universidad Nacional en Palmira, se aproximó a la forma como los anfibios afrontan el ruido ambiental ya sea de origen natural o artificial. Cochranella savagei

Laura Marcela Fuertes Sánchez, Unimedios

A través del canto, su principal forma de comunicación, las ranas reconocen a los de su misma especie, advierten la presencia de depredadores y defienden sus recursos. Incluso, es con el croar del macho que la hembra identifica si tiene buena condición física, es grande o posee territorios de alta calidad, atributos que pueden definir la selección de pareja. Teniendo en cuenta la importancia de dichas señales sonoras, ¿es posible que ruidos externos afecten el apareamiento y la sobrevivencia de estos animales? La respuesta es sí, dice el profesor Carlos Jaramillo, director de la Reserva Forestal Bosque de Yotoco, un laboratorio ambiental del Valle del Cauca custodiado por la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, que alberga una riqueza na-

tural incalculable de aves, mamíferos y anfibios, importantes para el equilibrio y subsistencia del ecosistema. Este escenario natural le ha servido a Fernando Vargas Salinas, estudiante del Doctorado de Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes, para estudiar la forma en que algunas especies de ranas se ajustan al ambiente acústico en el que viven, y cómo las características de su canto se han visto afectadas por causas antrópicas.

Salidas de campo De día, de noche, con mucho sigilo y un equipo de grabación digital, el investigador se acerca lentamente a la especie de interés para grabar su canto y los sonidos que se puedan percibir a su alrededor: “Hay que ser cuidadoso, pues ellos no cantan si están intranquilos o algún agente externo los está perturbando”, dice

Vargas Salinas, quien los conoce casi al dedillo. Una vez consigue la grabación, mediante programas especializados para el análisis de sonido evalúa variables como frecuencia, duración de canto y número de pulsos. Según el investigador, “las ranas que se reproducen en quebradas no muestran evidencias que soporten la hipótesis acerca de la evolución de cantos a altas frecuencias para evitar el ruido que genera el agua corriente”, explica. Por el contrario, “muchas de estas especies croan con altas frecuencias porque son pequeñas (animales chicos tienden a producir frecuencias altas), y no necesariamente porque evolucionaron esa característica de canto para evitar los efectos negativos (enmascaramiento) del ruido de quebradas en su comunicación acústica”, explicó Salinas.

Efecto de las carreteras en la fauna

135

11 de julio de 2010

Fotos: cortesía Fernando Vargas Salinas

Para las ranas que están cerca de fuentes de ruido artificial, como carreteras, que para en el caso de la Reserva de Yotoco conducen de Buga a Buenaventura, los resultados preliminares de Fernando Salinas sugieren una modificación importante en su comportamiento. El investigador comprobó que Ranitomeya bombetes, una de las especies propias del ecosistema de la Reserva, canta en espacios silenciosos cuando no hay tránsito en la carretera. Situación que, aunque no significa un proceso necesariamente adaptativo, sí indica que puso en marcha acciones en su comportamiento para su supervivencia. Carlos Jaramillo,

profesor de la UN, advierte que la afectación del ecosistema por causa de la intervención humana ocurre también con otras especies de la Reserva como los monos aulladores (Alouatta seniculus). “A estos animales los estamos protegiendo por medio de un pasadizo sobre la carretera que conecta el lindero superior con el resto de la Reserva. Así, evitamos que se expongan al choque con algún vehículo”. Sin embargo, dice, Ranitomeya bombetes ha tenido que ideárselas para comunicarse a pesar del ruido que genera la carretera. Por eso el comportamiento que evidenció la investigación indica que esta rana canta con frecuencias relativamente altas en el Bosque de Yotoco, comparadas con poblaciones de otros bosques donde no existe un ruido tan fuerte y continuo como el del tráfico de la vía. “Conocer estos efectos del ruido antrópico nos permite deducir que esta especie puede llegar a perder la habilidad de reproducirse con individuos de otras poblaciones, porque llegado el caso, y aún estando cerca a un macho o una hembra, no se reconocerían como congéneres”, asegura el director de la Reserva protegida por la UN. “¡Imagínense los potenciales efectos que ello implicaría en el caso de tener que realizar reintroducciones de individuos de una población para salvar otra en particular!”, insinúa. De esta investigación surgen dos conclusiones: la primera, la necesidad de buscar estrategias de manejo que disminuyan el peligro de extinción de estos anfibios. La segunda, analizar la necesidad de incluirlos en la evaluación del impacto ambiental de megaobras tan importantes para el desarrollo del país. Existen estudios en los que se evalúan las consecuencias de la construcción de carreteras en el componente arbóreo y en la macrofauna. Por eso, para Fernando Vargas, “el objetivo es crear, con investigación científica, conciencia ambiental, social y política y lograr que estos proyectos contemplen ciertos diseños y estructuras que disminuyan en lo posible el daño ecológico y de especies como macroinvertebrados, pequeños mamíferos, roedores, anfibios y reptiles”.

El investigador, Fernando Vargas, graba el canto de las ranas por medio de equipos y programas de análisis de sonido.


Ciencia y tecnología

17

Empieza a desentrañarse misterio sobre los agujeros negros

Los científicos se enfrentan a los agujeros negros con una alta dosis de pasión y al mismo tiempo se abruman por el enorme desconocimiento de estos “pozos” espaciales que siguen siendo un misterio para la humanidad. El bogotano David Berenstein, físico de la Universidad Nacional y profesor de la Universidad de California, junto a prestigiosos colegas suyos, ha logrado crear una teoría coherente que empieza a dilucidar este enigma. Luis Miguel Palacio,

¿Diccionario para entender agujeros negros? La investigación que le otorgó reconocimiento internacional al físico de la Universidad Nacional y a sus colegas Juan Maldacena y Horatiu Nastase fue publicada en el año 2002. Allí se aclaró una dualidad de la física moderna que ha conducido a una mejor comprensión del tema de la gravedad y por ende de los agujeros negros. La dualidad es descrita en física como dos formas diferentes para describir un problema, ya que un solo punto de vista no explica los misterios que esta ciencia intenta resolver, como por ejemplo qué pasa adentro de uno de estos pozos gravitacionales. En el trabajo de Berenstein y

David Berenstein, físico de la Universidad Nacional y profesor en la

Universidad de California que estudia los agujeros negros.

compañía, la dualidad consistía en tratar de entender los agujeros negros, en primera medida, bajo una teoría de cuatro dimensiones parecidas a la realidad en las que se mueve el ser humano –con la cual trabajan los físicos desde los años ochenta–, y luego, bajo una teoría de gravedad donde todo estaría dado en diez dimensiones. El autor de la equivalencia de estas dos descripciones del mismo modelo físico es el argentino Juan Maldacena, quien la había propuesto en noviembre de 1997. Por su excelencia, está a punto de convertirse en la investigación de física teórica más citada de todos los tiempos. En el 2002, la tripleta de físicos creó una especie de diccionario matemático sobre las partículas llamadas cuerdas: “El objetivo es

que puedan ser explicadas y estudiadas desde los dos puntos de vista y sin contradicciones”, señaló Berenstein. Desde entonces, los físicos del mundo cuentan con el abecé más completo para entender la gravedad y los agujeros negros. “Antes, los científicos no sabíamos cómo describir las cuerdas en la teoría de diez dimensiones y en la de cuatro, lo que resultaba absolutamente necesario para comprender la relación entre las dos formulaciones del modelo físico, y así tener una visión de estudio más grande de estos fenómenos gravitacionales”. Este trabajo ha tenido tanto éxito, que 1.200 estudios en el mundo lo han utilizado para avanzar en sus resultados. Actualmente, Berenstein y su grupo en California investigan la evolución y colapso de agujeros negros, esta vez, recurriendo a técnicas de simulación en ordenadores y desarrollando otras que les permitan dilucidar cómo estos “pozos” se organizan por dentro. “Si el sentido de la intuición no me falla –dice Berenstein–, al cruzar el horizonte de cualquier agujero y avanzar hacia ese otro lado desconocido, la geometría del espacio deja de existir”. Los físicos estudian cuidadosamente estos fenómenos de supergravedad, porque es muy probable que en ellos se encuentre la teoría unificadora que tanto buscó Einstein: solo una ley para explicar de forma general el funcionamiento del universo.

11 de julio de 2010

La suposición de la existencia de agujeros negros se remonta a más de dos siglos, cuando el geólogo inglés, John Michell, habló de “estrellas negras”, objetos masivos con gran fuerza de gravedad. En 1916, el astrofísico alemán Karl Schwarzschild aclaró las ecuaciones sin resolver de Albert Einstein que dan origen a la teoría de agujeros negros, y aunque en ese entonces no se comprendía a cabalidad a qué hacían referencia, fue hasta comienzos de los setenta que se constató definitivamente que estos agujeros estarían relacionados con la teoría de la relatividad de Einstein, quien había tomado el tema como un gran reto sin poder llegar al final de su investigación. Berenstein explica que los agujeros negros son una muestra histórica de la evolución estelar, ya que se considera que después de agotado el combustible nuclear que mantiene iluminadas a las estrellas, éstas pueden terminar sus vidas como un agujero que espera ser develado a través de la Teoría de Cuerdas. La teoría señala que los objetos que ocupan el espacio, desde los más pequeños hasta los más grandes, no están compuestos de puntos sino de cuerdas energéticas

que pueden tener forma de hilo o de círculo siempre en movimiento. “Si en este momento la humanidad tuviera una lupa lo suficientemente grande, podríamos ver que los quarks –al parecer las partículas mínimas de la materia– no son puntos sino una cuerda que gira”, dice Berenstein, “y una de las grandes sorpresas de la física teórica es que estas cuerdas están íntimamente ligadas a la gravedad”. Brian Greene, físico de la Universidad de Columbia, indica que esta teoría no solo ha demostrado que el universo es mucho más extraño de lo imaginado en el pasado, sino que estas cuerdas serían tan pequeñas, que probablemente nunca podrían observarse.

una galaxia con un agujero negro supermasivo en el cen-

135

Los “hilos” que mueven el universo

Esta recreación artística realizada por la NASA muestra

tro, el cual emite radiaciones electromagnéticas.

Archivo particular

¡Tal vez no lo sepa!, pero existe una altísima probabilidad de que usted, el sistema solar y la Vía Láctea con sus más de doscientos mil millones de estrellas giren alrededor de un agujero negro de enormes proporciones que, como todos los de su clase, es capaz de tragarse inclusive la luz. ¡Pero tranquilos!, dice David Berenstein, “nuestro sistema solar está lo suficientemente lejos de dicho hueco para evitar caer en él. Además, hay que desmitificar que estos agujeros absorben todo lo que está a su alrededor, cuando en realidad pueden tardar millones de años en hacerlo”, confiesa el científico colombiano, quien ha trabajado al lado de físicos como Willy Fischler, gran teórico de lo que la ciencia ha denominado las once dimensiones de la realidad. Berenstein es físico de la Universidad Nacional de Colombia y doctor de la Universidad de Texas, donde estudió el tema de altas energías. Actualmente es docente del Departamento de Física de la Universidad de California en Santa Bárbara, donde ha logrado consolidarse como un agudo investigador gracias a sus aportes a la Teoría de Cuerdas, que guarda una relación estrecha con el misterio de los agujeros.

AFP

Unimedios


18 Ciencia y tecnología Unimedios

“¿Que si los huecos afectan la movilidad? Por supuesto, y también dañan los carros”, asegura la conductora Cecilia Alvarado. “¿Que las busetas paran en todo lado? Mire, ahí está la prueba, nunca utilizan los paraderos y además son muy pocos”, sostiene el peatón José Andrés Rodríguez mientras ve la maniobra de un chofer. En Bogotá, donde se movilizan a diario un millón de carros, encontrarle solución a los trancones parece un milagro. En el Grupo de Simulación de Sistemas Físicos (SSF) de la Universidad Nacional de Colombia, los investigadores saben que lo que se requiere es organización y cumplir las normas. Así lo asegura el doctor en Física José Daniel Muñoz, quien junto a un grupo de estudiantes observa científicamente el comportamiento del tránsito en Bogotá. A partir de mediciones experimentales y del apoyo de simulaciones por computador, desde hace seis años entrega aportes sobre el tema. Conductores y peatones como Alvarado y Rodríguez tienen toda la razón al asegurar que la suma de muchos huecos y pocos paraderos es igual a trancones, pero ¿cómo se describe esto desde la física?

Muchos huecos +

pocos paraderos = trancones Análisis físico a caos vehicular

Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Carlos Andrey Patiño Guzmán,

135

11 de julio de 2010

Con los autómatas de celdas El profesor Muñoz y los magíster en Física, Luis Eduardo Olmos, y en Matemáticas Aplicadas, Plinio Triana, se pusieron en la tarea de construir un modelo de conducción para los bogotanos y de establecer si los huecos o el irrespeto de las busetas a los paraderos hacían más lentas las vías. También, si la invasión del carril izquierdo por las busetas aumentaba la congestión. Para ello emplearon un modelo de simulación llamado Cellular Automaton (autómata celular, que en el sentido estricto del español es autómata de celdas). Muñoz explica que en las metodologías clásicas del tráfico vehicular las vías son vistas como tuberías y los carros, como un fluido. Con esos métodos es difícil describir pautas de conducción individuales. En cambio, el modelo matemático autómata celular ve las calles divididas en celdas, y en cada una puede haber un automóvil, con sus propias estrategias de manejo. “Con un clic del reloj, los automóviles, de forma particular, miden la posición y la velocidad de sus vecinos y deciden si aceleran, frenan o cambian de carril. Luego, todos avanzan con su nueva velocidad. Así se puede reproducir el comportamiento específico de los autos y los buses”, dice el doctor en Física. Para esto, los integrantes del Grupo SSF establecieron medidas base: cada celda tiene una longitud de 2,75 metros. ¿Por qué esa medida? Porque es el espacio que un vehículo a 10 kilómetros por hora (km/h) alcanza a recorrer en aproximadamente un segundo. Los carros en Colombia miden en promedio 5½ metros, por lo que ocupan dos de esas celdas. Las busetas ocupan tres celdas. Cada clic es de un segundo, pues éste es el tiempo que demora un conductor en percibir lo que ocurre en su entorno, decidir qué hacer, oprimir el pedal y obtener respuesta del auto.

Los modelos virtuales desarrollados por físicos de la UN aportan

vehicular de la ciudad.

información valiosa para mejorar la circulación

Realizando simulaciones por computador, físicos comprobaron científicamente que, si las busetas y los buses respetaran los paraderos oficiales, la velocidad del flujo vehicular se elevaría casi el doble. También determinaron qué tanto los huecos afectan la movilidad. ¿Cómo interactúan los vehículos entre sí? ¿Cuándo aceleran? ¿Cuándo frenan? ¿Cuándo cambian de carril? ¿Cuánto tardan en acelerar? Son variables que se pueden medir e introducir en el software desarrollado por el grupo, que arroja datos interesantes.

Antecedentes y novedades Hacia el 2006, el Grupo de SSF produjo los primeros resultados que llamaron la atención de publicaciones científicas del mundo, como Nature News, Scientific American o la HRZ Handesbladd, de Holanda. En ese momento, de la mano de Luis Eduardo Olmos, se estableció que el manejo agresivo en Bogotá hace que las vías se aprovechen de manera más eficiente. En efecto, se midió que un carril de solo autos en Bogotá puede mover hasta 90 de estos por minuto, cuando esa cifra en otros países es de 60. En otras palabras, una calle de dos vías en Bogotá transporta tantos carros como una calle de tres vías en Los Ángeles. La razón es que los bogotanos dejan muy poco espacio entre carro y carro, aunque vayan muy rápido. Según el artículo 108 del Código Nacional de Tránsito Terrestre, la separación entre dos vehículos que circulen uno tras de otro en el mismo carril de una calzada será de acuerdo a la velocidad. Para 30 km/h será de 10 metros; entre 30 y

60 km/h, 20 metros; entre 60 y 80 km/h, 25 metros, y de 80 km/h en adelante, 30 metros. El comportamiento de los bogotanos es muy similar a la norma, y eso genera la gran eficiencia de las vías, como se comprueba con las simulaciones. “El espacio es muy corto para frenar. Se puede decir que no paramos sino que esquivamos al carro que está en frente. Lo llamativo es que esa situación hace más eficiente el tránsito en la ciudad, a pesar de las pocas vías y de los muchos carros”, dice Muñoz. Una situación muy diferente ocurre con la velocidad a la que se maneja en una vía despejada, que en promedio es de 70 km/h, por encima de los 60 km/h que establecía el Código de Tránsito. Es decir, que más de la mitad de los conductores incumplía la norma, la cual fue modificada hace poco.

¿Qué decir de las busetas? ¿Vale la pena obligarlas a tomar el carril derecho y usar el izquierdo solo para adelantar? Con los mismos autómatas celulares, el estudiante Plinio Triana estableció que da lo mismo. “A los carros particulares eso no les mejora en nada la movilidad”, dice el profesor Muñoz. En cambio, respetar los paraderos sí implica ganancia para todos los que comparten las vías. El flujo máximo del tránsito se reduce a la mitad cuando los conductores de busetas recogen o

dejan a personas en cualquier sitio, pero la velocidad promedio se eleva hasta casi el doble con el solo hecho de que las busetas paren en sitios fijos. El físico opina que si los agentes de tránsito fuesen más estrictos al multar a quienes no utilizan los paraderos, o si las multas por ese concepto fuesen más altas, o si hubieran más paraderos y estuviesen mejor situados, podría haber resultados más eficientes en la movilidad. Los huecos son como celdas defectuosas en las vías. Es una variable común en las calles de Bogotá. Los carros particulares tienen que bajar la velocidad drásticamente en cuestión de segundos. Pasar de 80 a 10 km/h es un evento que afecta de forma dramática el flujo. “Lo bueno de nuestra metodología es que permite especificar problemas concretos; por ejemplo, si vale la pena poner un paradero en este o aquel lugar, así como distinguir comportamientos específicos de algunos actores. Esta información es bastante nueva y creo que puede tener un impacto importante”, asegura el profesor Muñoz. La esperanza del Grupo de SSF es que Bogotá algún día tenga un modelo que simule toda la ciudad, como ocurre en algunas metrópolis del mundo, para así responder mejor a coyunturas como la construcción de una nueva vía o de megaobras como Transmilenio.


Ciencia y tecnología Cascarilla de arroz molida.

Modelamiento y simulación.

Fotos Andrés Almeida/Unimedios

Extractos de bagazo de caña y zoca.

19

Cascarilla de arroz y zoca de café, productores de etanol Tras la innovación de materiales para producir etanol, investigadores hallaron dos fuentes abundantes y económicas para la producción del biocombustible: la zoca de café y la cascarilla de arroz, residuos que en el país se queman sin advertir su potencial.

El etanol es un alcohol carburante que se obtiene al fermentar azúcares provenientes de materias primas como sacarosas, almidones y celulosas. Inicialmente se usó en la producción de alcohol, pero ahora es fuente para elaborar cosméticos, fármacos y, sobre todo, biocombustibles. De hecho, se ha perfilado como un buen sustituto del petróleo, con el agregado de que contamina menos y es de uso renovable, lo cual se debe a que sale de productos de alto valor energético y proteico como la caña de azúcar, la remolacha, la melaza y el sorgo dulce. El problema es que la cantidad de suelos disponibles para el cultivo de estos productos en el país no es suficiente, entretanto su demanda por parte de las industrias productoras de etanol en el mundo aumenta cada vez más. Para solucionar esta dificultad, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales proponen la utilización de materiales lignocelulósicos (vegetales) con los que no se ha trabajado anteriormente y que en el país son considerados subproductos, y por ende desperdiciados, como la zoca de café y la cascarilla de arroz. Al ser lignocelulósicos, estos residuos están compuestos por materia vegetal que se extrae de las hojas y los tallos, y contienen celulosa, hemicelulosa y lignina, sustancias caracterizadas por su bajo peso molecular y por ser solubles en agua, lo que facilita la producción de azúcares fermentables mediante procesos químicos, y por consiguiente la fabricación del etanol.

Innovando en materiales Con el fin de aprovechar los grandes volúmenes de zoca de café (madera) y cascarilla de arroz que se producen en el país anualmente, y que se desechan debido a su falta de uso, el Grupo de Investigación Procesos Químicos, Catalíticos y Biotecnológicos de la UN en Manizales decidió trabajar con estos residuos y con otros como el raquis de la palma (capa que recubre su fruto) y el bagazo y la hoja de la caña, para elaborar etanol a partir de su fermentación.

Bagazo de caña pretratado con dióxido de carbono.

Hoja de caña.

“A través de una metodología de modelamiento y simulación que estamos implementando, buscamos evaluar y diseñar el proceso de obtención de etanol a partir de tales desechos lignocelulósicos, que además de tener un gran potencial son de bajo costo si se comparan con el precio de las materias primas convencionales, como son el maíz y la caña de azúcar”, expresó Julián Quintero Suárez, estudiante del Doctorado en Ingeniería e integrante del grupo de investigación. La segunda etapa de este estudio se basa en la experimentación, en donde prima la disminución de tiempo y costo.

Los pasos para obtener el etanol Durante la etapa inicial de modelamiento y simulación se determina en el laboratorio el

Microorganismos utilizados en la fermentación de la lignocelulosa.

porcentaje de composición de la materia prima, es decir, sus contenidos de celulosa, hemicelulosa, lignina, proteína y ceniza. “Así sabemos cuál es su potencial para transformarlo en lo que deseamos. Si contiene el 50% de celulosa y el 30% de hemicelulosa, sabemos que la mitad la puedo transformar en glucosa y lo restante en xilosa (ambos azúcares que consumen los microorganismos). Esto se debe distinguir, ya que en la fermentación uno decide si usa los dos materiales o uno solo, puesto que no todos los microorganismos consumen xilosa”, puntualizó el estudiante de doctorado. Después de conocer la composición de la materia prima, se ingresan las sustancias al software de simulación, y así se logra plasmar en este sistema una planta real que permite determinar la cantidad de materia que

circula por una corriente de unidad de tiempo, y la influencia de la variación que sufren los componentes de la lignocelulosa, que llevarán a la evidencia del gasto del consumo energético. Según Quintero Suárez, de esta manera ya se pueden simular todas las etapas del procedimiento, como el pretratamiento (ruptura de las cadenas de polímeros de la celulosa y hemicelulosa), detoxificación (retirar toxinas de los materiales), fermentación y separación del producto final (etanol). “Es así como el modelo nos permite predecir cómo se comporta el sistema con respecto a la variación en los flujos, composición de corrientes y consumo energético, acudiendo menos a la experimentación, lo que hace que incurramos en ahorros de tiempo que se pueden reflejar en meses o incluso años, y en dinero”, segura el investigador. Junto a los resultados de esta primera etapa se evalúa el impacto ambiental que podría arrojar cada una de las materias lignocelulósicas durante el pretratamiento, porque en cada una se usan sustancias químicas diferentes. Los datos de este análisis están próximos a salir. Al concluir esta primera parte, los productos que se perfilan como los mejores materiales para la fabricación del etanol son la cascarilla de arroz y la zoca de café, ya que han reflejado disminución en los costos de producción, que pueden variar entre 20 y 40 centavos de dólar por litro de etanol producido.

De la simulación… a la experimentación En la última etapa de experimentación, el investigador buscará corroborar que los resultados sean los correctos. “El objetivo es corregir cualquier detalle para que la herramienta funcione perfectamente, y así pueda utilizarse en un nuevo trabajo en el que se evalúen otras materias primas, por ejemplo, una cascarilla procedente de otro país, y así en un futuro próximo llegar a comercializarlo”, finaliza el investigador de la UN.

11 de julio de 2010

Unimedios

135

Ángela María Betancurt Jaramillo,


20 Bicentenario

¿Por qué volver sobre las guerras

de independencia hispanoamericanas?

135

11 de julio de 2010

En este año de conmemoraciones múltiples, desde Argentina hasta México, la pregunta de por qué volver sobre las guerras de independencia puede parecer capciosa. La celebración de los primeros doscientos años de vida independiente de muchas de las naciones americanas parece motivo más que suficiente para echar una mirada, entre nostálgica y evocadora, sobre lo que fueron estas confrontaciones. Aunque quizá no estaría de más recordar que ninguno de los Estados que conmemoran el bicentenario proclamó su libertad en 1810, y que todas las supuestas declaraciones de independencia de ese año inician o concluyen con vivas a Fernando VII. No es, sin embargo, esto lo que me interesa aquí. La celebración de los Centenarios, coincidente con un momento de exaltación nacional y nacionalista, fue el broche de oro final de una historiografía –y quizá también de una cultura–, que hizo de la nación el protagonista de la historia y del Estado nación la forma de organización política “natural” de la humanidad. Cien años después, poco queda ya de aquella efervescencia nacionalista, menos todavía de la ingenuidad con la que la nación fue vista y juzgada. Las naciones se muestran hoy a los ojos del científico social como construcciones imaginarias, de origen relativamente reciente y cuyo principal cometido, si no único, es la legitimación del ejercicio del poder. Pasadas ya las necesidades de legitimación historicista de los Estados nación y, aunque quizá menos, las pulsiones nacionalistas de los historiadores, parece el momento apropiado para volver sobre lo ocurrido desde una perspectiva que tome en consideración tanto los nuevos aportes de la teoría política sobre el concepto de nación, como los que la historiografía sobre las guerras de independencia ha ido acumulando en las últimas décadas. Es tiempo ya de sacar el relato de las guerras de independencia americanas de la jaula de la melancolía, la nostalgia por lo que nunca existió, en la que las historias patrias decimonónicas del continente le encerraron casi desde su origen.

¿Derrota de una nación o de un sistema? Hay que volver sobre los conflictos bélicos de las primeras décadas del siglo XIX porque no podemos seguir interpretándolos como guerras de liberación nacional. Las naciones no fueron su causa sino su consecuencia; no podemos seguir repitiendo que fueron

Las independencias americanas forman parte de otro modelo, el de la desaparición por implosión de sistemas imperiales fracasados, caso del Imperio turco, el Imperio austro–húngaro o, más recientemente, la Unión Soviética. Todos ellos alternativas globales, se podría decir civilizatorias, a formas de organización económico– socio–político–culturales frente a las cuales acabaron por sucumbir. Es la derrota de un sistema, no la de una nación. Parece bastante evidente que lo que llevó a la disolución de la extinta Unión Soviética no fue el deseo de independencia de rusos, bielorrusos o ucranianos, sino la derrota en la Guerra Fría de su propuesta de organización económica, social, política y cultural.

Porque no podemos seguir diciendo que las naciones fueron su causa cuando fueron su consecuencia, que fue un enfrentamiento entre criollos y peninsulares cuando fue entre americanos, que fue un choque entre clases sociales o defensores del Antiguo Régimen y partidarios del nuevo orden liberal, cuando algunos líderes independentistas eran profundamente conservadores y reaccionarios, y varios realistas liberales y progresistas.

Americanos contra americanos

The Picture Desk

Tomás Pérez Vejo,

Escuela Nacional de Antropología e Historia - INAH, México

“Los conflictos bélicos de las primeras décadas del siglo XIX no se pueden se-

guir interpretando como guerras de liberación nacional”, dice Tomás Pérez Vejo.

un enfrentamiento entre criollos y peninsulares cuando lo que los datos nos demuestran es que los ejércitos, de uno y otro bando, estuvieron formados casi exclusivamente, y salvo excepciones puntuales, por americanos; no podemos seguir afirmando que fueron un enfrentamiento de clases sociales, cuando clases privilegiadas y subalternas tomaron partido a partir de motivos que en gran parte se nos escapan, pero que en ningún caso estuvieron determinados por su ubicación en la pirámide social, y, por último, tampoco podemos seguir afirmando que fue un enfrentamiento entre los defensores del Antiguo Régimen y los partidarios del nuevo orden liberal, cuando algunos de los líderes de las independencias muestran un pensamiento profundamente conservador y reaccionario y algunos de los realistas, liberal y progresista. Esta celebración es un buen momento también para preguntarnos si, como han repetido insistentemente las diferentes historias patrias del continente, estamos

ante guerras de liberación nacional en las que unas preexistentes “naciones” americanas se liberaron de una también preexistente “nación” española y la respuesta es claramente negativa. La Monarquía católica era una estructura política de carácter anacional. Un conglomerado de coronas, reinos y señoríos en el que la nación carecía de cualquier tipo de densidad política. El vacío de poder generado por el colapso de esta estructura fue ocupado por nuevos poderes de tipo nacional, a uno y otro lado del Atlántico, pero las naciones fueron la consecuencia de su disolución y no su causa. El modelo para explicar las independencias americanas poco tiene que ver con las guerras de liberación nacional clásicas, las africanas y asiáticas de mediados del siglo XX. No solo por un desfase histórico–temporal más que evidente, sino porque, a diferencia de lo que ocurrió en éstas, las élites que las llevaron a cabo fueron los descendientes genéticos y culturales de los antiguos colonizadores.

Las llamadas guerras de independencia fueron guerras civiles, respuestas a una situación de crisis generalizada que, a partir de un determinado momento, desde luego no en 1810, pero sí en torno a 1812, comenzaron a incluir la idea de la nación como fundamento de la organización política en sustitución del rey. Una nación, sin embargo, que nadie en el ámbito hispánico sabía muy bien qué era, por eso se pudo transitar desde una cuyos límites se confundían con los de la antigua monarquía (Constitución de Cádiz) a otras que se confundían con los antiguos pueblos de la tradición jurídica castellana (las innumerables Juntas que con posterioridad a 1808 proclamaron la soberanía política), en medio de todas las alternativas posibles. Las guerras no fueron un conflicto entre identidades nacionales. No lucharon de un lado “españoles” y de otro, póngase el gentilicio que se quiera (“argentinos”, “colombianos” o “mexicanos”), sino americanos contra americanos, desde el Río de la Plata hasta la Nueva España. Fue la propaganda bélica y el carácter sanguinario del conflicto los que construyeron la imagen de dos comunidades enfrentadas en la que los ejércitos realistas eran los de “los españoles”. Unos ejércitos realistas –hay que recordar– formados también básicamente por americanos, desde la Nueva España, donde fueron oficiales realistas prácticamente la totalidad de los primeros jefes de Estado del nuevo México independiente (Iturbide, Santa–Anna, Bustamante, Herrera, etc.), hasta el Río de la Plata, donde la decisiva batalla de Salta enfrentó a las tropas del criollo Manuel Belgrano con las del no menos criollo Pío Tristán. Esto por no hablar de los soldados.


Bicentenario Antropóloga Coordinadora Comisión para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Universidad Nacional de Colombia

Cuando al final del 2007 el rector de la UN, Moisés Wasserman, creó la Comisión para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia, se vio como una oportunidad para incentivar nuestro trabajo misional. La historia de Colombia y la de la UN están íntimamente ligadas. Ha sido así desde 1867, cuando un pequeño grupo de intelectuales y políticos, reunidos en el último congreso federal, le abrieron campo a la observación y la experiencia, a la ciencia moderna, como la clave del sistema educativo. Esta orientación fundadora encuentra hoy numerosos desafíos. Tal vez el más importante es el de mantener el compromiso con la sociedad actual y vigente el proyecto cultural que nos dio origen. Por eso escogimos apoyar cuatro ejes fundamentales como forma de conmemoración: La investigación en las distintas áreas del conocimiento: a través de convocatorias, se seleccionaron 44 proyectos de docentes y estudiantes de posgrado que obtuvieron financiación. Sus resultados se difundirán en la Cátedra Manuel Ancízar ‘El Bicentenario de la Independencia: legados y realizaciones a doscientos años’, que inicia el 4 de agosto en la UN en Bogotá. Posteriormente, los trabajos conformarán la colección virtual Biblioteca del Bicentenario, que hará parte del repositorio institucional del Sistema Nacional de Bibliotecas, disponible para su consulta de forma amplia y libre. Un segundo eje apuntó a poner a disposición de un público universal la más importante producción intelectual del país. Se

El Bicentenario en la UN creó la Biblioteca Virtual Colombiana (www.bvirtualc.unal.edu. co), portal web donde es posible encontrar digitalizadas, a la fecha, 698 obras y 257 autores, principalmente del siglo XIX. Este proyecto fue creado por los profesores Rubén Sierra Mejía y Lisímaco Parra, del Departamento de Filosofía, y cuenta con el apoyo técnico del Sistema Nacional de Bibliotecas y la Editorial de la Universidad Nacional. El portal se ampliará en forma paulatina, de manera que se convierta en sitio obligado de visita para los investigadores del mundo y será punto de encuentro con otras entidades interesadas y enlace con bibliotecas similares que existen en el mundo.

En el mismo sentido de rescate y difusión del legado intelectual, emprendimos la reedición facsimilar de la obra Planches Anatomiques du Corps Humain, publicada por el médico anatomista Francesco Antommarchi en 1826. Esta obra fue hallada y acreditada con rigor historiográfico por la profesora Estela Restrepo, del Departamento de Historia. La colección de 84 plan-

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Myriam Jimeno,

21

chas de anatomía fue entregada con fines de difusión académica a 40 de las más importantes instituciones culturales del mundo. Un tercer eje fue el apoyo a las iniciativas de los estudiantes de pregrado de la UN en Bogotá. Con exposiciones de fotografía y caricatura, obras de teatro, un portal web y numerosos foros de discusión, harán el calendario de variadas iniciativas a lo largo del segundo semestre del año. Finalmente, vimos el Bicentenario como circunstancia para fortalecer más la relación entre la Universidad, los egresados, las

empresas y otras organizaciones de la sociedad, en torno al común propósito de avanzar en formación de calidad. Para ello, se encuentra a consideración la propuesta de crear el fondo y programa de becas Bicentenario para Estudios de Posgrado. Este proyecto fue elaborado junto a representantes de las Asociaciones de Egresados. Su propósito es ampliar el número actual de estudiantes con dedicación de tiempo completo a sus estudios de posgrado. El fondo estaría nutrido por los aportes ya existentes de la Universidad para becas de posgrado y por los de egresados, empresas y entidades externas. También se planea realizar en septiembre el foro La Educación a la Luz del Bicentenario: pasado, presente y futuro. Página del Bicentenario: www. bicentenario.unal.edu.co

Unimedios en sintonía con el Bicentenario Para ver

Para leer

En UN Televisión

En Prensa

UN Radio, 98.5 FM estéreo en Bogotá, 100.4 FM en Medellín y UN Radioweb • Para el segundo semestre del 2010 estará en el aire Trípticos científicos, programa en el que se abordará el Bicentena-

rio y su relación con temas como energía, salud, transporte, telecomunicaciones y agricultura. • Actualmente se emiten clips sobre la cotidianidad en la época de la Independencia, como la música, la religión, las costumbres y la literatura, entre otros. • En la emisora web se hace un cubrimiento especial de la Cátedra Grandes Temas de Nuestro Tiempo, de la UN en Manizales, que se transmite los lunes de 9:00

a.m. a 11:30 p.m. y de 3:00 p.m. a 4:30 p.m. Así mismo, la cátedra Luis Antonio Restrepo, de la UN en Medellín, los lunes de 4:30 p.m. a 6:00 p.m. y de 10:30 a.m. a 12:00 m. Ambas cátedras abarcan temas sobre el Bicentenario. www.unradio. unal.edu.co y www.unradioweb. unal.edu.co. • En UN Radio Medellín se realiza el programa Universidad diversa, con el apoyo de investigadores de la Facultad

de Ciencias Humanas y Económicas en donde marcha el ciclo Historia de Colombia. Todos los viernes de 12:00 a 12:30 del día. • Otro programa es Pueblos y culturas, realizado por el arquitecto Aurelio Arango Sierra, quien desde una visión urbanística y cultural recorre las rutas de la Independencia. Este programa se transmite habitualmente los martes a las 8:00 p.m.

11 de julio de 2010

Para oír

Tienda de tomar chicha. Joseph Brown. 1825-1841. Colección Royal Geographical Society of London. Imagen del tomo I de la serie de fascículos sobre el Bicentenario.

• Con la Revista Semana circulará un especial de cinco fascículos en los cuales se hace un recuento de los hechos más significativos de estos 200 años de vida independiente. Los primeros cuatro documentos destacarán aspectos relevantes del transcurrir social, político, económico y cultural del país durante las dos centurias. El quinto tendrá la opinión de destacados académicos de la UN que analizan la proyección que tendrá el país en los próximos años.

135

• Hechos y relatos de nación entrará en la programación de Prisma TV (www.prismatv.unal.edu.co). Es una serie de 26 programas de entrevistas en el que expertos de varias disciplinas harán un balance de los 200 años de independencia de Colombia. Los temas abarcan historia, deportes, medios de comunicación, música y desarrollo académico, entre otros. • El documental Comisión corográfica será otra de las apuestas de UN Televisión como parte de las conmemoraciones del Bicentenario.


22 Sociedad Unimedios

La minería, además de ser una de las actividades más importantes en la economía colombiana, con una participación en el PIB cercana al 5,3%, es también uno de los campos de mayor riesgo laboral por la alta accidentalidad y el número de muertes que ocasiona. A veces, los siniestros mineros suceden de forma silenciosa, ya que sus víctimas son una, dos o tres. Pero en otras oportunidades impresionan a la opinión pública porque las muertes y desapariciones llegan a ser masivas, como en el caso reciente de Amagá (Antioquia), que se acerca al centenar. Cada vez que ocurre una catástrofe en una explotación se revive el debate de qué tanto se están cumpliendo las reglamentaciones de esta actividad en el país y qué tan rigurosa es la vigilancia del Gobierno. En lo que va del 2010 se han atendido 40 emergencias que han dejado 112 muertos, según datos del Instituto de Geología y Minería (Ingeominas). Diego Lezcano, investigador de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional en Medellín, explica que la minería está ubicada entre las actividades de más alto riesgo, junto a la construcción. En este ámbito, aporta el 4,9% de la mortalidad laboral, como lo muestra un estudio de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda). No obstante, estas cifras no incluyen datos de accidentalidad y casos mortales de las operaciones mineras ilegales. Este trabajo, realizado con base en datos de las Aseguradoras de Riesgos Profesionales (ARP), evidencia, además, que ha habido un incremento de la accidentalidad minera en Colombia. Mientras en el periodo 2004–2008 se presentaron entre 1.000 y 1.700 accidentes por año, para el 2009 la cifra ascendió a 5.520. Si bien hay que aclarar que antes del 2009 no se incluían los datos del Seguro Social, el número de accidentes ha aumentado. La mortalidad por explotación de minas y canteras fue del 8,5% para el 2009. Entre el 2004 y el 2008 estuvo entre 2,2% y 3,8%. Es decir, casi se triplicó, de la mano del número de accidentes. Lezcano considera importante partir de que ha habido un aumento en la actividad. No obstante, dice que no hay que desconocer los problemas de seguridad que se están desencadenando alrededor de ello.

135

11 de julio de 2010

Poca seguridad Los accidentes más frecuentes en la minería se presentan por depósitos de gas, caída de techos, mal manejo de dispositivos eléctricos, descuidos como dejar un motor prendido y fumar, entre otros. Frente a ello, lo más importante, como señala Tomás Charris, profesor de la Universidad Tecnológica de Sogamoso, es que los empresarios cumplan los reglamentos, que tengan los aparatos necesarios de ventilación (así sean costosos) y brinden capacitación al personal. “Por ejemplo, si todas las minas tuvieran un sistema para el control periódico del metano, se podrían evitar accidentes”, afirmó Charris. Estudios de Ingeominas muestran que en el 2010 se han presentado 8 siniestros por explosión de metano, 14 por derrumbes

Con el “boom minero”

crece accidentalidad en el sector

AFP

Magda Páez Torres,

Ingeominas señala que en lo corrido de este año se

han atendido 40 emergencias mineras que han dejado 112 muertos.

En el año 2009 la accidentalidad en las minas colombianas aumentó más del doble, lo que se relaciona con el auge minero que está viviendo el país, pero también con descuidos y falta de prevención. Académicos enfatizan en la necesidad de cumplir la reglamentación. Ingeominas incrementará la vigilancia y la capacitación y sugiere a los propietarios de los yacimientos ser más responsables con el ejercicio de la actividad. y 11 por deficiencia de oxígeno, entre otros. Para Jorge Martín Molina, docente de la Facultad de Minas de la UN, el problema fundamental radica en que hay poca planificación y seguridad industrial, pese a las normas que exigen el cumplimiento de medidas de precaución. Lezcano precisa que también entra en juego un factor cultural. “Las personas trabajan de forma tradicional y muchas veces desconocen medidas importantes de protección que además se niegan a aceptar”, dijo. Hay casos paradójicos. Días antes del accidente en Amagá, la empresa Carbones San Fernando había sido auditada. Los resultados indicaron que cumplía con los parámetros exigidos por la autoridad minera. Sin embargo, Lezcano insiste en que, independientemente de lo sucedido en Antioquia, debe haber un análisis preventivo para estar un paso adelante y mitigar los factores de riesgo. “Hay una mala capacitación de los operarios para hacer correctamente las actividades, falta inversión en equipos seguros y control del Estado”, denunció el docente Elkin Vargas, de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional.

Vigilancia y control Ingeominas desarrolla actividades de seguimiento y control a la actividad minera, por delegación del Ministerio de Minas y Energía. Mario Ballesteros, director general del Instituto, afirmó que ellos hacen visitas de fiscalización, y si encuentran algunas minas con dificultades, las cierran. Colombia actualmente se encuentra en un “boom minero”, en el cual esta actividad ha ganado espacio frente a otros sectores como el agro. Por esta misma razón podría explicarse el crecimiento de la accidentalidad, según Fernando Ceballos, director de servicio minero de Ingeominas. Ballesteros anunció que se está ajustando la reglamentación con estándares internacionales y se reforzará la vigilancia. La idea es hacer visitas con mayor frecuencia para verificar las condiciones de seguridad, que deben ser pagadas por los propietarios de las minas. De no ser así, se ordenará el cierre de estos sitios. Hay que aclarar, dijo Ceballos, que “el artículo 60 del Código de Minas establece la autonomía empresarial, lo cual significa que el dueño de un yacimiento es autó-

nomo en el ejercicio de sus funciones mineras, y es quien debe dar cumplimiento a las normas que regulan la materia, en especial al Decreto 1335 de 1987, reglamento de seguridad”, explicó. Ballesteros asegura que varios de los accidentes son producto de la actividad ilegal, es decir, yacimientos que no cuentan con un título: “Este asunto corresponde a los alcaldes municipales, quienes pueden cerrarlas y decomisar los minerales, de conformidad con el artículo 306 del Código de Minas”. El porcentaje de accidentes por esta actividad legal es de 65%, como muestran datos de Ingeominas, mientras, dentro de la ilegalidad alcanza el 35%. Si bien es mayor la cifra en la actividad legal, por el alto número de minas que existen, la ilegal representa un porcentaje significativo. Cuando ocurre un siniestro se ordena el cierre de la mina con el fin de verificar las conductas o hechos que dieron lugar a la situación. Solo se puede reabrir una vez superados los episodios que la originaron.


135

11 de julio de 2010

23


24 Reseñas Manual de ortopedia maxilar Modelo diagnóstico de maloclusiones para pacientes en crecimiento Autores: Clementina Infante, Lorena María Rosas y Berta Cecilia Benavides Facultad de Odontología Universidad Nacional de Colombia La ortopedia funcional de los maxilares es una escuela de pensamiento sobre el tratamiento de las maloclusiones y una fase de tratamiento. Hay controversia sobre la efectividad y el alcance de los resultados al tratar pacientes en crecimiento que presentan anomalías intraarco e interarco y discrepancias esqueléticas. La evidencia de la literatura científica es pobre, los estudios clínicos controlados son difíciles de realizar, las muestras son pequeñas y los tratamientos

para casos de maloclusión severos tienen mal pronóstico. Por lo anterior y ante la evidencia histórica de éxitos en este tipo de tratamientos, surgen algunas preguntas: ¿En qué casos está indicado el tratamiento de ortopedia? ¿A qué edad se debe iniciar? ¿Cuál aparatología es mejor para realizar este procedimiento? Estas preguntas llevan a considerar que las maloclusiones tienen múltiples orígenes, pero existe un factor de riesgo asociado a pacien-

tes que se encuentran en periodo de crecimiento activo, la malfunción, que tiene las mejores posibilidades de ser controlada por medio de la ortopedia funcional de los maxilares. Este manual ha sido recopilado para ser utilizado como insumo en la Clínica de Ortopedia de la Facultad de Odontología de la UN, actividad que se desarrolla en los posgrados de Estomatología Pediátrica y Ortopedia Maxilar y Ortodoncia.

¿Democracias prepago? El control de la Financiación de la política, un reto para Colombia y Latinoamérica

Autor: David Roll, Grupo de Investigación de Partidos Políticos Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales Universidad Nacional de Colombia El problema dinero-política es un asunto no resuelto en los sistemas políticos democráticos. El incremento en los costos de las campañas en las últimas décadas ha llegado a afectar los mecanismos de elección, en la medida en que perturba las condiciones en las cuales tiene lugar la definición de las orientaciones de los electores e introduce inequidades entre los competidores. La falta de regulaciones o de eficiencia en los mecanismos de regulación puede llevar, además,

a la incursión de recursos económicos ilegales que condicionan las acciones de las autoridades políticas, o a la influencia desmedida de grupos económicos poderosos en la orientación de las políticas públicas. La corrupción en los mecanismos de financiación política y de elección democrática deviene en el mediano plazo en pérdida de legitimidad de partidos e instituciones democráticas. En contextos como Colombia, el problema adquiere dimensiones

preocupantes debido a abundantes fuentes ilegales de financiación producto del narcotráfico, aunado a la incidencia de grupos armados ilegales en la política local, la despreocupación de la sociedad civil en estos problemas, la cultura del desacato a la ley, etc. Este libro aborda desde una perspectiva histórica y normativa las características del sistema de financiación de la política en Colombia, sus desarrollos institucionales y desafíos.

Espacio y guerra Colombia Federal, 1858-1885

Autor: Miguel Borja Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, Iepri Universidad Nacional de Colombia

135

11 de julio de 2010

Los planteamientos y reflexiones de este libro modifican las perspectivas desde las cuales se han descrito y analizado las batallas, las acciones militares y los conflictos armados ocurridos entre 1858 y 1885 en el espacio geohistórico principal de la Guerra Federal, el Valle y el cañón del Cauca al norte de Popayán y al sur de Antioquia. Con base en la geohistoria, se propone una nueva lectura de dicha guerra. En el desarrollo de sus planteamientos, aporte de datos Con el fin de ofrecer una herramienta útil para la toma de decisiones en todos los niveles, particularmente el Ejecutivo, a pocos días de la posesión del nuevo Presidente de la República, los Vicerrectores de Investigación de las universidades Nacional, del Valle, Tecnológica de Pereira, Industrial de Santander, del Cauca y de los Andes expusieron recientemente sus reflexiones acerca de la educación superior, la ciencia y la tecnología en Colombia. La esencia de los planteamientos en estos sectores, fundamentales para el desarrollo de cualquier país y su inserción en la Era del Conocimiento, están condensados en la edición 36 de la serie Claves para el debate público, titulada “Reflexiones de educación superior, ciencia y tecnología. Vicerrectores de Investigación señalan retos del próximo Presidente

y conclusiones, el autor recurrió a la obra de Agustín Codazzi, a la de Vergara y Velasco, así como a una vasta documentación sobre la organización territorial y económica de los diferentes espacios de los Estados territoriales que trataron de gestarse en el siglo XIX. La tesis central del libro es la concepción de los conflictos bélicos en Colombia entre 1858 y 1885 como “guerras con nombre”; en consecuencia, se argumenta que ellas respondían a las lógicas de las guerras clásicas y se libraban a

partir del derecho de gentes. Constituían enfrentamientos entre diferentes formaciones políticas con tendencia a considerarse Estados; eran “comunidades marginadas”, naciones en formación, las concurrentes a la guerra. El análisis de las interrelaciones entre espacio e historia, así como entre guerra y geohistoria, permite la comprensión del pasado y del presente de un área donde el conflicto y la violencia parecen ser endémicos.

Reflexiones de educación superior, ciencia y tecnología Claves para el debate público Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios Universidad Nacional de Colombia de Colombia”. Desde el 2009, estos académicos discuten los principales retos del cuatrienio 2010–2014 que deberá afrontar el primer mandatario, con el fin de devolverle a la educación terciaria el estatus que tiene en países del primer mundo, donde la producción de conocimiento se hace con garantías. Aunque los tres sectores son indivisibles, complementarios e imprescindibles, el documento presenta los planteamientos en dos bloques temáticos. En el primero, el de la educación terciaria, las consideraciones de los Vicerrectores se enfocan en que la nueva adminis-

tración del país deberá reforzar la calidad, la cobertura y el financiamiento. En ciencia y tecnología, los aspectos generales que concitan mayor atención son el mejoramiento de la capacitación de los profesores y de los estudiantes en general en los niveles de doctorado y posdoctorado, la ampliación de la capacidad instalada de las Instituciones de Educación Superior (IES), mejoramiento de la interacción entre las universidades y el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y la generación de nexos sólidos entre el sector académico y el empresarial.

UN Periodico No. 135  

UN Periódico No. 135 - Publicación Digital Universidad Nacional de Colombia - Unimedios

UN Periodico No. 135  

UN Periódico No. 135 - Publicación Digital Universidad Nacional de Colombia - Unimedios

Advertisement