Issuu on Google+

Número 55 Agosto de 2010 Distribución gratuita

El Claustro de San Agustín y el Observatorio Astronómico Nacional, pertenecientes a la Universidad Nacional de Colombia, son dos lugares históricos que hacen parte de la Ruta del Bicentenario, en homenaje a los 200 años de la Independencia del país.

BICENTENARIO En esta Carta:

Fotos actuales: Andrés Felipe Castaño/Unimedios.

Imágenes antiguas: Colección CMR.

Universidad Nacional de Colombia . Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios http://www.cartauniversitaria.unal.edu.co . carta_un@unal.edu.co . ISSN 0122 2929

Páginas 8 y 9


Reconocimiento

2

Takeuchi, oficialmente

esta sala. Mi vida depende de todos ellos”, sostuvo el docente. Dijo, además, que donde hay alumnos buenos, se pueden pescar joyas. “Si los alumnos no son buenos, regularcitos o más bien, malitos, para qué”, señaló.

colombiano A sus 83 años, el profesor japonés Yu Takeuchi recibió la nacionalidad colombiana, después de desempeñarse como docente por más de 50 años en el país. La Universidad Nacional le rindió un homenaje por sus aportes en la enseñanza de las Matemáticas. Magda Páez Torres Unimedios Bogotá El profesor Yu Takeuchi está convencido de que los mejores profesores son los que tienen buenos alumnos y así lo afirmó en el acto de homenaje que le rindió la Universidad Nacional, luego de que recibiera la nacionalidad colombiana en la Casa de Nariño. De manera inusual, este docente dejó su habitual vestimenta de jeans y saco de lana virgen para

vestir traje de gala y corbata, pero era una ocasión que ameritaba la elegancia: oficializar su vínculo con el país en el que ha vivido. Y es que de sus 83 años de edad, Takeuchi ha pasado más de la mitad en Colombia, con una misión bien clara: siempre entregado a la enseñanza de las Matemáticas, tarea que inició en la Universidad Nacional. “Doy gracias a todos mis estudiantes, a los que están y no están en

El homenaje, que se llevó a cabo en el Claustro San Agustín, estuvo presidido por el rector de la Universidad, Moisés Wasserman, quien exaltó el trabajo del profesor Takeuchi. “Más que una persona, es un símbolo de maestro, de interés por la academia y sus estudiantes. La Universidad se siente realmente muy honrada de que el Gobierno colombiano haya decidido darle la ciudadanía”, afirmó Wasserman. Agregó que la entrega de la nacionalidad a este físico de profesión y matemático de oficio es también una muestra de hermandad entre Colombia y Japón. Respeto profesional En el acto de homenaje de la UN estuvieron presentes el embaja-

dor actual del Japón, Tatsumaro Terazawa, familiares, académicos y amigos de Takeuchi. El decano de la Facultad de Ciencias, Ignacio Mantilla, quien dirigió unas palabras al homenajeado, recordó las enseñanzas que recibió del docente colombo-japonés, en su época de estudiante, y dijo que había tratado de heredarle la vocación profesoral. “Siento que el profesor Takeuchi aprecia mucho la nacionalidad colombiana, y esperamos que así como fue uno de los japoneses de mayor influencia en Colombia, ahora sea el colombiano de mayor influencia en Japón”, afirmó Mantilla. De acuerdo con el Decano de Ciencias, el profesor Takeuchi es la persona que implantó, en la Universidad Nacional y en el país, los libros de cálculo en español. De esta manera, la Universidad Nacional rindió homenaje a uno de los profesores que más recordación tiene en la enseñanza de las ciencias básicas en su seno y en el país.

“Ciencia bonita”, Takeuchi Yu Takeuchi no ahorra palabras para describir la disciplina que le ha ocupado su vida académica. Describe las matemáticas como una ciencia “bonita”, pero también reconoce su complejidad. “Hace un año y medio me invitaron a dictar una conferencia en Pereira y uno de los profesores quería escribir una nota sobre lo que yo había dictado. Después de poco tiempo, leí los apuntes que escribí y no comprendí nada. Las matemáticas son difíciles”, recordó.

Con 23 ciudadanos de distintos países, el profesor Yu Takeuchi tomó juramento como colombiano ante el Presidente de la República.

Director Carlos Alberto Patiño Villa Subdirectora Carolina Lancheros Ruiz Número 55 Agosto de 2010

Editor José Luis Barragán Duarte

Cortesía: Presidencia de la República.

Este docente ha recorrido el país fomentando el aprendizaje de las Matemáticas y también ha capacitado a profesores de las diversas regiones del país. Para la posteridad, Takeuchi entrará en la historia como el primer magíster en Ciencias con especialidad en Matemáticas de la Universidad Nacional, título obtenido en 1972. En 1998, el docente japonés recibió el título de Doctor Honoris Causa de parte de la Universidad Nacional de Colombia y de la Pontificia Universidad Javeriana, en el 2000.

Redacción Unimedios Magda Páez Torres, Fanny Lucía Pedraza, Elizabeth vera Martínez, Catalina Ávila Reyes, Patricia Barrera Silva, Gimena Ruiz Pérez, Luis Miguel Palacio Bermúdez, Giovanny Clavijo Figueroa Corrección Diana Sánchez Saray Verónica Barreto Riveros Catalina Ávila Reyes

Diseño y diagramación Philip Darío Salazar Guevara Liliam Díaz Rodríguez Fotografía Víctor Manuel Holguín Andrés Felipe Castaño Andrés Almeida Guano Archivo fotográfico Kelly Johana Parra

Versión Internet Medios Digitales Esta es una publicación de la Unidad de Medios de Comunicación (Unimedios) de la Universidad Nacional de Colombia Edificio Uriel Gutiérrez, carrera 45 No. 26-85, of. 531 PBX: (1) 316 5000 Exts. 18108/18109 http://www.cartauniversitaria.unal.edu.co Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co Impresión: CEET, Casa Editorial El Tiempo

Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la Universidad Nacional de Colombia ni las políticas editoriales de Carta Universitaria.


Reconocimiento

3

Premio Siemens

a UN Periódico

Por sus artículos sobre energía eólica y hornos con menos emisiones de CO2, Luis Miguel Palacio Bermúdez, periodista de la Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios, recibió el Premio Siemens de Periodismo. Los artículos, que concursaron en la modalidad de desarrollo sostenible, fueron publicados en UN Periódico. Uno de estos se titulaba ‘Energía eólica ¿rentable en Colombia?’, en el cual se hizo un análisis sobre las posibilidades económicas y ambientales de esta propuesta energética para el país. El otro artículo, titulado ‘Horno energético para cocinar artesanías sin contaminar’, mostró cómo Ráquira, uno de los municipios más contaminados del país, podría tener una alternativa tecnológica, producto del trabajo de la Universidad Nacional de Colombia. “Es un reconocimiento a la Universidad Nacional de Colombia, a su Unidad de Medios de Comuni-

cación - Unimedios, y por supuesto, a UN Periódico, que como siempre está tratando de poner sobre la agenda nacional temas de vital importancia, como los dos que fueron premiados en esta oportunidad”, dijo Palacio Bermúdez. Agregó que el periodismo cumple una labor fundamental, porque no solo informa sino que educa y propone nuevas alternativas que generan un desarrollo sostenible, sobre todo en los países en vía de desarrollo, que tanto lo están necesitando.

De acuerdo con el jurado, entre los criterios para seleccionar a los ganadores se tuvo en cuenta el manejo de fuentes e información, y la facilidad para comunicar el mensaje. Esta es la primera vez que se realiza el premio de Periodismo Siemens, en Colombia. Los dos ganadores viajarán a Alemania en agosto, con otros periodistas latinoamericanos que obtuvieron reconocimientos. En el premio también participaron cinco publicaciones más de Unimedios, relacionadas con medioambiente, energía alternativa y desarrollo sostenible en general.

Palacio tiene 26 años y nació en Riohacha (Guajira). Es comunicador social de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), con dos años de trayectoria en medios escritos. Hace ocho meses está vinculado a la Unidad de Medios de Comunicación de la Universidad Nacional de Colombia.

Fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios.

Magda Páez Torres Unimedios Bogotá

choso para Colombia, más allá del rótulo paramilitar que le han dado”, señaló Rosales.

El otro periodista colombiano homenajeado fue Andrés Rosales, de la revista Catorce 6. “Estoy muy emocionado. Fue un trabajo riguroso. Hice un recorrido por las principales zonas palmeras del país para demostrar que este cultivo es prove-

UN Radio gana Premio del Concejo de Bogotá El equipo periodístico de Unimedios de la Universidad Nacional de Colombia recibió una mención especial durante la entrega de los Premios Álvaro Gómez Hurtado, que entregó el Concejo de Bogotá. El reconocimiento se hizo al programa UN Análisis, de UN Radio (98,5 FM en Bogotá y 100,4 FM en Medellín), gracias a la profundidad y el tratamiento que se le da a los temas de actualidad relacionados con política, sociedad, educación, medioambiente, ciencia y tecnología, economía y cultura. “Se trata de un reconocimiento al trabajo de comunicación que se hace desde Unimedios en el análisis de temáticas de interés, en este caso, de Bogotá puntualmente”, dijo Carlos Raigoso, jefe (c) de UN Radio. Agregó que esta mención especial resalta la participación de la Universidad en un campo como el de la comunicación, que no es de su fuero, pero que le sirve para insertarse en las diferentes aristas de la sociedad.

Reportero gráfico de Unimedios recibe reconocimiento Composición, fidelidad del color, encuadre fotográfico, forma y solvencia técnica fueron los parámetros del jurado para premiar la fotografía Gualí, de autoría de Andrés Felipe Castaño, quien obtuvo el segundo puesto en el IV Concurso de Fotografía Ambiental que realiza la Corporación Autónoma de Caldas (Corpocaldas), inscrito en el marco de la semana ambiental que se celebra desde hace cinco años. “Era un día perfecto, el cielo azul y la luz estaba perfecta, como en el ángulo correcto. Una cascada que chocaba contra unas piedras oscuras, unas piedras negras de origen volcánico, me parecieron muy oportunas para la competencia. Y esta fue la foto afortunada”, dijo Castaño. Agregó también que “el recurso hídrico más representativo que tenemos en Caldas es el Nevado del Ruiz. El año pasado tuve la oportunidad de subir dos veces al nevado y de pasarme cerca a una cascada, un nacimiento de agua glacial, que se llama Gualí, como se llamó la fotografía”. Este concurso ha tomado fuerza y este año tuvo una participación masiva del país con más de 370 fotografías de un total de 89 participantes. Se abrieron varias categorías haciendo énfasis en distintos campos, una de ellas es fauna con 121 trabajos, flora y fungí, 152, y patrimonio hídrico con 99 imágenes.

Los trabajos que resaltó el Concejo de Bogotá fueron ‘Consumo de drogas en la juventud’, ‘Espacio público’, ‘Movilidad’, ‘Humedales’, ‘Violencia en las ciudades’ y ‘Emergencia Social’. De esa manera, mediante la Resolución 0152 del 10 de mayo del 2010, el Concejo de Bogotá le otorgó a Unimedios la orden civil al Mérito Periodístico Álvaro Gómez Hurtado. UN Análisis inicia a las 5:00 a.m. con Radio Francia. Posteriormente y desde la Sede Bogotá de la UN se hace un recorrido por el mundo, profundizando con expertos internacionalistas. Se concluye la retrospectiva mundial, con Radio Nederland.

Foto: Archivo Unimedios.

A las 7:30 a.m. prosigue el segmento temático que va rotando diariamente con: política, sociedad, ciencia y tecnología, economía y cultura. Esta sección invita a los más destacados analistas del país y profundiza en temas que convocan a la academia. Así mismo, este espacio se retransmite a través de 87.9 FM de Radio Aranduka, emisora de la Universidad Nacional de Asunción (Paraguay), y se puede consultar a través del sitio web www.unradio. unal.edu.co.

Agosto de 2010


Perfil

4

Fanny Lucía Pedraza Valencia Unimedios Manizales De las cinco generaciones de ingenieros civiles que se graduaron en 1978 de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales, la de Germán Cardona Gutiérrez fue la última de ese año, en noviembre. Treinta y dos años después de recibir su título profesional, Cardona Gutiérrez recuerda su época de estudio y las experiencias que hicieron de él uno de los personajes políticos más importantes para el departamento de Caldas en el último tiempo. “Lo que más recuerdo de mi vida universitaria era el susto que me daba cada vez que iba a presentar un examen parcial, especialmente los de Cálculo III y Cálculo IV, que me dieron muy duro”, aseguró el nuevo Ministro de Transporte.

Nuevo Mintransporte,

egresado de la UN

en Manizales

Germán Cardona Gutiérrez es ingeniero civil de la UN y en dos ocasiones se desempeñó como alcalde de Manizales, fue gobernador de Caldas, fundador de Colombia Líder y presidente del Comité Intergremial de Caldas, entre otros cargos.

“La Universidad Nacional de Colombia siempre se ha caracterizado por formar excelentes profesionales”: Germán Cardona Gutiérrez.

“Es indudable que su formación en lo esencial es debido a nuestra Universidad Nacional de Colombia en virtud del carácter imperante en ella, de pensamiento libre, que favorece la inclinación y la vocación de cada persona”, afirmó Carlos Enrique Ruiz, quien fuera su profesor en aquel momento. El nuevo Ministro confirma esta postura al señalar que “el éxito de mi vida profesional se lo debo a la educación universitaria. De hecho, aprendí a hablar en público en el aula máxima de la Universidad cuando nos enfrentamos a un grupo de compañeros revoltosos que, viendo que iban a perder el semestre, querían armar un paro indefinido, que logramos controlar y desactivar en una asamblea”. Educación, política y familia De familia de educadores, Germán Cardona Gutiérrez nació el 28 de diciembre de 1956 en Manizales. Vivió en el barrio Chipre junto a sus padres Efrén Cardona Chica y

Agosto de 2010

Fotos: Andrés Almeida Guano/Unimedios Manizales.

Cuenta que aunque eran pocos los estudiantes y menos los graduandos que en ese entonces tenía la UN en Manizales, la proyección y el carácter de esta institución marcó un sello distintivo de la calidad de los egresados como él; así lo confirman algunas de las personas que compartieron este espacio académico con Cardona Gutiérrez.

El Mosaico de los Ingenieros Civiles graduados en el año de 1978, se encuentra en el Laboratorio de Suelos de la UN en Manizales.

Ernestina Gutiérrez (ambos fallecidos), provenientes del municipio de Marulanda, al oriente de Caldas. Entre muchos otros cargos se desempeñó como Gobernador de Caldas entre septiembre de 1989 y agosto de 1990; como Alcalde de Manizales en dos periodos: de junio de 1992 a diciembre de 1994 y de diciembre de 1999 a diciembre del 2002; y Zar Anticorrupción durante el primer periodo del Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, entre otros.

“Es un orgullo haber contribuido en las dos administraciones al fortalecimiento y desarrollo de la ciudad y una gran satisfacción de haber podido construir en tan poco tiempo obras como el maravilloso estadio (Palogrande) que tantas glorias nos ha dado. También que la gente me recuerde por aquella frase que impuse en mi gestión: ‘Obra que se empieza, obra que se termina’”, aseguró el Ingeniero Civil.

Sostiene que el cargo que más gratos recuerdos le brindó fue el haber estado al frente de la capital del departamento, gestión por la que fue reconocido como uno de los mejores alcaldes del país.

Pese a esto, su labor como Zar Anticorrupción, de la cual se retiró al poco tiempo de aceptarlo, le dejó sinsabores y malentendidos, ya que no cumplió con las expectativas que tenía.

“No puedo hacer ningún balance como Zar Anticorrupción porque solo tuve frustraciones. Fue un cargo inútil, donde no se pasa de la denuncia y no se tienen dientes para actuar contra la corrupción”, remarcó. Respecto a su nuevo reto como Ministro de Transporte, manifestó: “Lo primordial es terminar la cantidad de vías que se comprometió a hacer y mantener el Gobierno del presidente Álvaro Uribe a lo largo y ancho del país y a generar confianza inversionista para acometer las grandes obras de infraestructura que requiere este país para ponerse a tono con el desarrollo mundial del siglo XXI”.


Perfil

5

16 años después, de vuelta a la UN en Manizales

¿Cómo lo ven desde afuera?

Durante una visita y un reconocimiento realizado en la UN como Alcalde de Manizales, Germán Cardona Gutiérrez escribió en el libro de Personajes Ilustres de la Institución:

Libro Personajes Ilustres de la UN en Manizales, donde se recopila la visita de personalidades nacionales e internacionales a la Institución.

Germán Cardona durante el homenaje realizado por la UN en Manizales, en septiembre de 1994.

Escrito de Cardona Gutiérrez en el libro, que lleva el docente Carlos Enrique Ruiz.

Fotos: Cortesía Carlos Enrique Ruiz.

Germán Cardona Gutiérrez, Alcalde de Manizales en dos ocasiones, y Gobernador de Caldas, ahora es el nuevo Mintransporte.

► Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda y nuevo Minagricultura: “Tengo un muy buen concepto de él y creo que tiene excelentes condiciones para cumplir con las responsabilidades que se le asignen en el Ministerio”. (www.portafolio. com.co – www.eltiempo.com).

Dos importantes aliados… Dos grandes visiones Carlos Enrique Ruiz, profesor UN en Manizales “La principal anécdota que recuerdo fue su reacción cuando en mi condición de Vicerrector le planteé, siendo Alcalde de Manizales, mi interés en conseguir para la Sede Manizales de la UN esos predios abandonados que fueron el Distrito No. 5 de Obras Públicas, que hoy es el glorioso campus La Nubia. Su reacción fue de susto, con expresiones de considerarme un utopista jugándole a los imposibles, pero fue un aliado seguro, cooperante en gestiones y se alcanzó el resultado”.

Foto: Cortesía Periódico La Patria, Manizales.

Foto: Sociedad de Mejores Públicas de Manizales.

“Me siento profundamente orgulloso de venir hoy a mi Universidad como ex alumno de ella y ahora como Alcalde de Manizales. Agradezco sinceramente a Carlos Enrique Ruiz, ‘el vicerrector magnífico’, a todo el equipo administrativo y docente, así como a los alumnos, por el homenaje inmerecido de que he sido objeto, y los invito a seguir pensando en grande como lo están haciendo ahora”, Germán Cardona Gutiérrez, 21 de septiembre de 1994.

Quienes lo conocieron en su trasegar político en Caldas han manifestado en diferentes medios de comunicación del país su opinión relacionada con los retos que como Ministro de Transporte entrante deberá cumplir:

Bernardo Mejía Prieto, compañero de estudio “Hay una anécdota que a mí me parece muy graciosa y que siempre recordamos cuando nos reunimos. Una vez salió a dar una vuelta en el carro y vio caminando por la calle a dos niñas, él se bajo del carro y, como buen gallinazo, se les acercó y después de conversar con ellas un rato se despidió. Fue y buscó a un compañero y le dijo: me conseguí dos amigas para salir esta noche y a usted le toca la fea. Resulta que hoy en día esa niña, que supuestamente era la fea, es la esposa de ese compañero”.

Agradecimiento UN en Manizales “Debo agradecerle a la Universidad Nacional de Colombia la formación que recibí de mis profesores. Muchas veces como estudiante uno piensa que lo que se está aprendiendo en la Universidad no servirá para la vida profesional. Pero después, uno se da cuenta que todo sirve para aprender a razonar y decidir, además de los conocimientos técnicos que se adquieren”, Germán Cardona Gutiérrez, julio del 2010.

► Luis Fernando Franco Acevedo, directivo de la Corporación Cívica de Caldas: “Destaco la probidad y capacidad de gestión de Cardona Gutiérrez como prenda de garantía para sacar adelante los más importantes proyectos viales del país. Así mismo, sus conocimientos técnicos y honestidad generarán credibilidad a los licitantes y a la misma comunidad”. (www.rcnradio.com). ► Concejo de Manizales, Asamblea de Caldas y actual Alcalde de la capital caldense Juan Manuel Llano, coincidieron al manifestar: el nuevo Ministro impulsará la Autopista del Café que presenta un retraso de varios años y podría hacer realidad otros macroproyectos, como el puerto de Tribugá (www.rcnradio.com). ► Jorge Mejía Arango, Ingeniero Civil y secretario de Obras Públicas durante la segunda administración de Germán Cardona como Alcalde: “Lo conozco desde 1974 cuando empezamos a estudiar en la Universidad. Era un buen estudiante, fuimos rumberos y novieros”. (www.elespectador.com). ► Gilberto Cardona, participante en las dos alcaldías como Secretario de Desarrollo Social y Gerente del Instituto de Cultura y Turismo: “Nos enseñó otro estilo de hacer política, por eso fuimos leales. Yo lo definiría como un hombre de carácter, pero respetuoso, que combina sus valores con su gestión pública”. (www. elespectador.com).

Agosto de 2010


Egresado

6

El Premio Ponce de León

Con invento se abre paso en Brasil

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios.

El ingeniero Marcelo Riveros, docente de la Facultad de Ingeniería, le avisó que había ganado el Ponce de León y la noticia lo dejó desconcertado.

Juan Camilo Castellanos Jiménez ganó el Premio Ponce de León de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) por tener el mejor promedio en su carrera, Ingeniería Electrónica, en la Universidad Nacional de Colombia y hoy estudia en la Universidade Estadual de Campiñas.

Para Juan Camilo Castellanos Jiménez ingresar a la Universidad Nacional de Colombia no fue asunto fácil. Luego de un intento fallido, en el 2004 fue admitido en el programa de Ingeniería Electrónica. Pese a que su carrera tiene un alto componente numérico, Castellanos Jiménez debió sufrir con el aprendizaje de las Matemáticas desde su paso por el Colegio Parroquial Nuestra Señora, ubicado en el barrio Quiroga, al Sur de Bogotá. "Desde que empecé me fue muy bien, aunque al principio se me dificultaron las Matemáticas logré recuperar con mucha dedicación y esfuerzo", dijo este ingeniero electrónico, quien estudia una maestría en Brasil. Durante el inicio de la carrera, también sufrió con esta disciplina. Recuerda que durante el primer examen de Matemáticas todos los alumnos perdieron la prueba, excepto dos compañeros. Cuenta que este hecho lo motivó a estudiar mucho más y "al final, con recuperaciones y bonos logré quedar con 5,0 en definitiva”. Así que estos obstáculos no fueron óbice para ganarse un espacio en su profesión pese a que apenas se graduó el año anterior. Hace dos meses, Castellanos Jiménez obtuvo el Premio

Agosto de 2010

Ponce de León de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI), por tener el mejor promedio de su carrera, 4,6 puntos, al igual que Milton Stiven Pardo Cadena. Por sus obligaciones académicas en Brasil, donde vive actualmente, no pudo estar en la premiación, pero en un paso breve por Bogotá dialogó con Carta Universitaria sobre el premio y otros aspectos de su vida. A pulso

Asegura que este premio es una recompensa a los sacrificios, la entrega, las trasnochadas y el esfuerzo. “Desde que inicié me propuse hacer las cosas bien y cada día mejor”, puntualizó. Actualmente, está desligado de Colombia, pero aspira, una vez regrese, tener buenas oportunidades laborales. Aporte a la sociedad Pero no solamente está estudiando. La aplicación de sus conocimientos se traduce en la invención de un aparato de suma utilidad en situaciones de emergencia como consecuencia de un desastre de la naturaleza. Junto a su novia, Diana Otálora, egresada de la misma facultad, crearon un equipo radar de efecto óptico que toma los valores de respiración y algunos signos vitales de las personas que quedan atrapadas bajo escombros en eventuales derrumbes y colapso de edificios y otras estructuras. "Nuestro equipo permite atravesar con ondas de radio la estruc-

El estudiante, quien resalta su origen humilde, dice que con sus recursos pagó el tiquete que lo llevaría al vecino país y los tres primeros meses de estadía. Luego, esta institución le tramitó una beca y "gracias a ella estoy estudiando sin angustias financieras”.

Luego de varias pruebas reales, el equipo se encuentra disponible en el Laboratorio de Comunicaciones de la Universidad. Además, fue inscrito y aceptado para participar en el Congreso Internacional en Hawai. Sin embargo, no pudo viajar allá por falta de presupuesto. Las metas de Castellanos Jiménez van más allá y aspira que el tema de su tesis de maestría, el Sistema de medición del confort en el transporte público a través de sensores inerciales, puede llegar a aplicarse en el sistema brasileño.

ASÍ LO VEN Marcelo Enrique Riveros Rojas, profesor Ingeniería

Fernando Augusto Herrera León, profesor de Juan Camilo

“Aunque no fue mi alumno y lo he conocido hace poco, por las veces que he conversado con él, me da la imagen de una persona sencilla, brillante, dinámica, de una familia con grandes valores y con un gran amor por el estudio y la investigación, además de tener la clara intención de retribuir a Colombia con sus conocimientos y soporte a la búsqueda de soluciones a los problemas nacionales. El hecho de estar en una universidad brasileña de renombre haciendo una maestría y su deseo de volver al país a aplicar lo aprendido, dan fe de su gratitud y compromiso con Colombia”.

“Destaco en el campo académico la capacidad para aprovechar su talento y de desarrollar otras fortalezas que le permiten solucionar, de manera ingeniosa, problemas de tipo teórico y práctico. Como profesional, resalto su responsabilidad y motivación al realizar los proyectos con el interés de aportar y encontrar algo más para aprender o mejorar. Como persona, encuentro en él valores y virtudes para soportar la admiración, el respeto y el afecto de sus compañeros, colegas y amigos, por ejemplo, la generosidad al compartir su conocimiento”.

A su muy corta edad empezó a comprender que la electrónica era lo suyo y lo que quería para su futuro. Ahora manifiesta que es su principal gusto y le gusta tanto que hasta en sus ratos libres lee y dedica tiempo a los temas de la electrónica. Eso sí, sin descuidar a su novia. Castellanos Jiménez reside en Brasil, donde adelanta una maestría en la Universidade Estadual de Campinas. Allí llegó por sus propios medios, ya que al final del pregrado empezó a hacer contactos con los académicos de esa institución, quienes le ayudaron al ver su entusiasmo y deseo de mejorar sus conocimientos.

tura para medir la respiración del paciente y facilitar los trabajos de rescate", señaló.

Fotos: Archivo particular.

Elizabeth Vera Martínez Unimedios Bogotá

“Yo no sabía que existía este premio. No lo podía creer, me puse muy feliz, mi mamá y mi papá también”, mencionó con emoción Castellanos, quien agradece inmensamente el apoyo de sus progenitores.


Deportes

7

Hace 15 años, cuando apenas se empezaba a hablar de rugby en esta ciudad, los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín encontraron en este deporte la combinación perfecta de fuerza, pasión, adrenalina y amistad. Al comienzo, los jugadores improvisaban una cancha para la disputa del ovoide (pelota con la que se juega), cerca del campus El Volador, pero las cabras que allí vivían salían de sus corralejas y los perseguían sin cesar. Esta continua vivencia con los animales los motivó para bautizar al club femenino y masculino con el nombre de este mamífero. Hoy, luego de muchas peripecias y años de experiencia, este equipo de rugby, disciplina de la rudeza, los músculos y la fortaleza de sus jugadores, es un factor de integración de la comunidad estudiantil, sin importar que muchos de ellos no tengan el biotipo adecuado para practicarlo. Uno de sus jugadores es Cristian David Morales, estudiante de Ingeniería Industrial, de 17 años, quien no supera los 60 kilogramos y su estatura no pasa de 1.60 metros. Sin embargo, es uno de los deportistas más consagrados, apasionados y felices de Cabras. “Todos somos una familia, no importa si soy gordo, flaco, alto, bajo, fuerte o débil, siempre voy a estar acogido por mis hermanos”, dijo Cristian Morales. Aunque durante una contienda, los jugadores se rasguen las camisetas y reciban golpes de todo tipo, los aficionados al rugby en la Universidad rescatan la potencia, la entrega y la calidad de los deportistas.

“Sin que te des cuenta, el rugby se convierte en un estilo de vida. No es un deporte en el que solamente vas y entrenas sino que a su alrededor hay valores que te fortalecen como el de la amistad, la solidaridad y el respeto”, señaló Sebastián Mejía Gil, estudiante de Ingeniería Agronómica.

Rugby,

Para Eduardo Betancur Esquivel, estudiante de Ingeniería de Control y quien práctica rugby desde hace tres años, pese a que este deporte es de mucho contacto físico se tiene mucho respeto por el adversario. “Me enamoré del juego. En el rugby se maneja una hermandad muy grande, un sentimiento que se evidencia en la unión y la alegría de jugar y estar juntos”, agrega. Rugby UN, muy reconocido Camilo García Torres, entrenador de la Universidad y de la Selección Colombia, cuenta que los jugadores y jugadoras de rugby de la Institución fueron pioneros en la práctica de esta disciplina en el país e impulsaron la formación de diferentes clubes en todo el territorio nacional. “Por ejemplo, Antioquia, que es la región que más jugadores de rugby tiene, cuenta con unos 1.300 deportistas mayores y un buen número de niños. En general el rugby está creciendo mucho en otras instituciones”, dijo García Torres. Además, señaló que una de las principales fortalezas del equipo es que, como todos son estudiantes de la UN, hay mucha unión y conexión entre ellos, además de una pasión muy grande por este deporte de origen inglés. El equipo masculino ha participado en diferentes competencias locales, como el Torneo Apertura

El juego El rugby es un deporte colectivo y de contacto en el que se trabaja la fortaleza del jugador. El objetivo es llevar la pelota al otro costado y marcar un try que da al equipo cinco puntos En Colombia se practican las dos modalidades: seven y quince. En la primera se inscriben 11 jugadores de los cuales juegan siete, dos tiempos de siete minutos. En la segunda participan 15 jugadores en dos tiempos de 40 minutos.

El rugby de la UN en Medellín ha sido pionero en la consolidación de este deporte en el país.

deporte de tradición

en Medellín

Foto: Gimena Ruiz Pérez/Unimedios Medellín.

Gimena Ruiz Pérez Unimedios Medellín

El equipo de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, uno de los más tradicionales e históricos de la ciudad, ha logrado varios reconocimientos en torneos locales, que lo ubican como uno de los mejores del país. y Finalización de la Liga Antioqueña de Rugby, del que fue campeón tres veces consecutivas en la categoría B. Hoy, en la categoría A, han sido campeones del Torneo Ascundeportes por dos años seguidos y subcampeones en el Torneo Apertura de la Liga Antioqueña de Rugby. El equipo se prepara para participar en agosto en la Copa Ciudad de Medellín. Por su parte, el equipo femenino, que luego de un receso apareció hace dos años, cuenta con cerca de 17 jugadoras y suma varias participaciones en diferentes competencias a nivel local, ocupando las primeras posiciones. “Aunque con este equipo no hemos quedado campeonas en ningún torneo, varias de las jugadoras hacen parte de las selecciones de Antioquia y de Colombia”, expresó Diana Tangarife, entrenadora del equipo femenino de la

UN en Medellín y de la Selección Colombia. En el IV Torneo Iberoamerica-no de Rugby Colsanitas, realizado en junio en Bogotá, la selección nacional, que incluyó a cuatro jugadoras de la Universidad, obtuvo el título, tras vencer al seleccionado de Venezuela. Recientemente, la selección colombiana fue el primer equipo suramericano de rugby femenino en asistir a un torneo en Europa. Allí enfrentó a las selecciones de Francia, Italia y Rusia y aunque no se logró un desempeño destacado, sí pudo foguearse con las selecciones de países con más de 50 años de tradición en este deporte. La Universidad Nacional de Colombia en Medellín es una de las potencias del rugby colombiano en ambas ramas y sus logros ya trascienden la frontera local y nacional.

Agosto de 2010


Portada

8

Catalina Ávila Reyes Unimedios Bogotá En el Claustro de San Agustín y el Observatorio Astronómico Nacional ocurrieron hechos determinantes durante la época en que se fraguó la libertad del dominio español y hoy son recordados a través de la Ruta Oficial del Bicentenario en Bogotá 1810 – 2010, creada con motivo de la celebración de los 200 años de la Independencia. El objetivo principal de la Ruta, que se podrá recorrer hasta el mes de octubre, es que los colombianos y extranjeros que visiten la Capital puedan transitar por las calles de la antigua Santafé, con la finalidad de descubrir la ciudad y comprender los eventos que el 20 de julio de 1810 dieron comienzo al proceso independentista. La Universidad Nacional de Colombia hizo parte de la creación

de esta ruta que fue inaugurada en el Claustro San Agustín, la sede principal del Sistema de Patrimonio de Museos (SPM). “El Claustro juega un papel fundamental en estos 200 años. Iniciar el recorrido aquí es un reconocimiento a la UN por toda esta ayuda y colaboración. Este sistema de patrimonios y de museos es definitivo para la capital y toda esta celebración se hace sobre la base del esfuerzo de la Universidad, de historiadores, conocedores a fondo de lo que fue el proceso de Independencia y de varias instituciones del Gobierno y la ciudad”, afirmó el Alcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas. La ruta reúne 44 sitios emblemáticos en los que se desarrollaron los principales acontecimientos de la Independencia. El Observatorio Astronómico Nacional y el Claustro de San Agustín son dos de ellos, lugares que por su historia y trascendencia hacen parte del legado cultural y patrimonial del país.

“La Ruta Oficial del Bicentenario en Bogotá es una oportunidad bellísima para recordar la historia, conmemorarla, celebrarla y saber qué pasó en 1810 y también nos da la posibilidad de pensar un poco lo qué va a ser Bogotá y Colombia en los próximos años”, agregó el Alcalde. De acuerdo con Nohora Isabel Vargas, directora del Instituto Distrital de Turismo de Bogotá, “la Administración Distrital está muy interesada en recuperar la historia y hacer de ella parte del eje de la cultura, que la sociedad debe cuidar y preservar. Por esto queremos empezar a habilitar sitios que se consideraban monumentos, para incorporarlos a la vida cotidiana y que desde allí se fortalezcan como valores y referentes claros para los ciudadanos y turistas. Esto nos da la opción de mostrar la Bogotá histórica desde el ámbito cultural y turístico”.

Patrimon sitios claves

El Claustro de San Agustín y el Obse Astronómico Nacional, perteneciente tema de Patrimonio Cultural y Museo de la Universidad Nacional de Colom dos lugares históricos que hacen par Ruta del Bicentenario.

El Observatorio: punto de encuentro para conspirar

El Observatorio Astronómico Nacional (OAN) fue construido en 1803, convirtiéndose en el primero rica. Este edificio, el más alto del continente en esa época, se convirtió en un emblema de la entrada samiento moderno a la Nueva Granada.

La construcción se produjo en el contexto de una de las empresas científicas más importantes del si la Expedición Botánica, dirigida por José Celestino Mutis. Una de las grandes ilusiones de Mutis fue un observatorio astronómico en Santafé. Por tal motivo promovió y financió su construcción, enca Fray Domingo Petrés la dirección y ejecución de la obra, la cual inició en el solar de la casa de la Ex Botánica.

En 1805, Mutis encargó la dirección del Observatorio a Francisco José de Caldas, quien se había distin diversos trabajos de cartografía y observación astronómica. A la muerte de Mutis, en 1808, Caldas que encargado de la parte astronómica de la expedición y fue el primer director del Observatorio.

En 1810, este fue el espacio perfecto para reunirse, hablar y conspirar. Durante la administración d se encontraban en sus salones Camilo Torres, José Acevedo y Gómez, Antonio Nariño, Luis Caicedo Antonio Morales, entre otros personajes más, con el objetivo de conspirar contra el régimen español, que por la ubicación del OAN, las calles sobre las cuales está construido quedaban completamente d lo cual se prestó para estas reuniones clandestinas.

La noche del 19 de Julio de 1810 se reunieron en este lugar los próceres para planear los eventos drían lugar la mañana siguiente, viernes de mercado en la Plaza Mayor. La reyerta tuvo lugar en l nor-oriental de la Plaza y en la tarde fue declarado cabildo abierto, donde un día después se firmó e Independencia.

“Durante el siglo XIX, el Observatorio tuvo diferentes usos y bajo diferentes administraciones c objetivo por lo que funcionó también como cárcel, después estuvo abandonado, más adelante incl una venta de helados y después volvió a quedar en abandono, hasta que en 1936 la Universidad toma posesión sobre este edificio, recuperándolo para que volviera a ser un lugar destinado a la c Institución, que desde ese entonces lo conserva, lo mantiene y exhibe para que visitantes, turistas y r se apropien y conozcan todo lo que alberga”, comentó Jhon Ramos, guía profesional del Instituto D Turismo. Fotos: Andrés Felipe Castaño/Unimedios.

El acceso del público al Observatorio y su colección museográfica fue limitado y restringido por año un espacio poco conocido por la ciudadanía. Sin embargo, desde el 2008 esto cambió cuando se dio apertura sistemática de este bien cultural. Desde entonces, el SPM realiza visitas guiadas para el pú el objetivo de dar a conocer un bien patrimonial de gran importancia no solo para la Universidad sin Nación en su conjunto.

“Desde que abrimos las puertas al público, el Observatorio empezó a visibilizarse de forma notab posible valorar lo que no se conoce; no es posible conocer algo si no se da a conocer. Por eso, nuest es seguir dándolo a conocer a través de diferentes acciones como exposiciones, visitas guiadas y o gramas públicos, libres y gratuitos que se realizan de manera permanente”, afirmó Edmon Castell, a Sistema de Patrimonio Cultural y Museos (SPM) de la Universidad Nacional.

Agosto de 2010


Portada

9

nio de la UN: de la Independencia

ervatorio es al Sisos (SPM) mbia, son rte de la

o de Améa del pen-

iglo XVIII: construir argando a xpedición

nguido en edó como

de Caldas o y Flórez, , debido a desoladas,

s que tenla esquina el Acta de

cambió su luso hubo Nacional ciencia. La residentes Distrital de

os, siendo inicio a la úblico con no para la

ble. No es tro énfasis otros proasesor del

Claustro de San Agustín, antiguo Batallón del Nuevo Reino de Granada Fue construido en 1733 y cuatro años más tarde el Arzobispo de Santafé, Fray Luis Zapata de Cárdenas, fundó el Colegio Seminario de San Luis. Posteriormente, allí fue la sede de la Universidad de San Nicolás de Bari, en 1770. Más adelante, en los años de la Independencia, se adecuó como sede del Batallón auxiliar del Virreinato de la Nueva Granda, es decir, uno de los tres que existieron en la época y cuyo comandante fue el Virrey Sámano, el último que tuvo la Nueva Granada. En 1810, la ciudad tenía aproximadamente 20 mil habitantes y el ejército de Santafé estaba conformado por 700 hombres, divididos en los diferentes batallones. En el siglo XX fue ocupado por la Escuela Militar, el Ministerio de Guerra y el Batallón Guardia Presidencial. En 1971, el Batallón Guardia presidencial lo entregó al Ministerio de Cultura para que sirviera como sede del desaparecido Museo de Artes y Tradiciones Populares. En el 2006, la Universidad Nacional de Colombia recibió el inmueble mediante Resolución del Ministerio de Cultura para ser administrado por la Institución con el objetivo de desarrollar un Sistema de Patrimonio Cultural y Museos (SPM). “Para la ciudad, el actual Claustro de San Agustín se ha convertido en uno de los equipamientos culturales y museográficos más importantes, debido a toda la actividad dinámica y cultural que desarrolla, con formatos distintos y atrayentes. Para la comunidad universitaria constituye una dependencia que muestra a la ciudad todo lo que se produce relacionado con el arte, la cultura y el patrimonio a través de exposiciones, conferencias y la presentación de publicaciones sobre diversos temas de interés”, agregó el Asesor del SPM. Estos y otros lugares más hacen parte de la Ruta del Bicentenario, la cual contiene una guía que los ciudadanos pueden obtener de manera gratuita en los Puntos de Información Turística. “La ruta es una herramienta muy útil para redescubrir a Bogotá 200 años después y también es un documento histórico que muestra a la antigua Bogotá y lo que es la ciudad en este momento”, concluyó el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.

Los Lugares de la Ruta del Bicentenario 1. Iglesia y convento de San Agustín. 2. Casa de Francisco José de Caldas. 3. Batallón auxiliar del Nuevo Reino de Granada (Claustro de San Agustín). 4. Casa de Camilo Torres y Tenorio. 5. Observatorio Astronómico. 6. Iglesia y Convento de Santa Clara. 7. Plaza Mayor (Plaza de Bolívar). 8. Costado sur de la Plaza Mayor (Antiguo Palacio Virreinal, Cárcel Grande, Tribunal de Cuentas, Caja Real). 9. Costado occidental de la Plaza Mayor (Cárcel del Divorcio, Cárcel Chiquita, Despacho de los Alcaldes, Cabildo, Despacho y Palacio de los Virreyes). 10. Costado norte de la Plaza Mayor (Casa de Frutos Joaquín Gutiérrez, Batallón de Alabarderos). 11. Catedral. 12. Casa del Cabildo Eclesiástico. 13. Capilla del Sagrario. 14. Real Aduana. 15. Tienda de José González Llorente (Casa del Florero). 16. Casa de Lorenzo Marroquín de la Sierra. 17. Casa del Arzobispo Baltasar Jaime Martínez Compañón. 18. Colegio La Enseñanza. 19. Casa de José Miguel Pey. 20. Casa de José Sanz de Santamaría. 21. Costado norte de la Casa de la Moneda (Biblioteca Luis Ángel Arango). 22. Casa de Luis Caicedo y Flórez. 23. Palacio Arzobispal. 24. Real Casa de La Moneda. 25. Iglesia y Convento de la Candelaria. 26. Casa del Virrey Sámano (Museo de Bogotá). 27. Coliseo Ramírez (Teatro Colón). 28. Real Biblioteca (Palacio San Carlos). 29. Edificio de las Aulas. 30. Casa de José María Carbonell. 31. Casa del Márquez de San Jorge. 32. Costado oriental de la Primera Calle de la Carrera. 33. Casa de Antonio Nariño. 34. Casa de la Expedición Botánica. 35. Administración de Correos. 36. Casa de Joaquín Camacho. 37. Casa de los Hermanos Espinosa. 38. Colegio de San Bartolomé. 39. Iglesia de San Carlos. 40. Casa de José Acevedo y Gómez. 41. Iglesia y Convento de Santo Domingo. 42. Batallón de Artillería. 43. Iglesia y Convento de San Francisco. 44. Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Agosto de 2010


Universidad

10

Anfiteatro UN

arquitectas participantes, uno de los retos más importantes fue la separación de espacios, porque requirió la construcción de zonas especiales para cada ambiente, de un laboratorio para conservación de cadáveres, de uno para su plastificación y de otro más para la plastificación de embriones.

recibe certificado

Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios.

La obra costó originalmente 287 millones de pesos, con una adición de 40 millones la cual permitió la impermeabilización total del anfiteatro y de la zona de disección.

del Distrito

Tras un lento proceso de remodelación, que empezó hace más de cuatro años, la Secretaría de Salud del Distrito le entregó este aval, que le abre la posibilidad de recibir cadáveres y material biológico por parte de Medicina Legal. Patricia Barrera Silva Unimedios Bogotá El anfiteatro de la Universidad Nacional de Colombia tiene rostro remozado y sus habituales usuarios gozan de un lugar adecuado para ejercer sus actividades académicas. “Todo el tiempo que la Facultad de Medicina esperó para ver estas reformas, valió la pena”, afirmó Andrés Fuentes, estudiante de décimo semestre, quien conoció este lugar antes, durante y después de su remodelación. Además de estudiante de Medicina, Fuentes ha sido monitor del anfiteatro por más de dos años y conoce de sobra la labor titánica de los profesores y estudiantes, no solo de su disciplina sino de Odontología, Terapia Física y Nutrición y Dietética, entre otras, para enseñar y aprender en un lugar que antes no contaba con las condiciones básicas de bioseguridad. “Ahora las prácticas son mucho más fáciles de realizar, porque los espacios son cómodos y eso garantiza la seguridad de todos, debido a que las condiciones de higiene son muy diferentes”, comentó. Pero esta no es la primera intervención que se le hace al anfitea-

Agosto de 2010

tro. Hace cuatro años se intentó adecuarlo sin mucho éxito, puesto que no se cumplieron las especificaciones requeridas por la Secretaría Distrital de Salud. Por fortuna, el nuevo intento de remodelación, iniciado el 28 de enero del 2008, siguió las especificaciones del organismo local. “La Secretaría tiene unas normas específicas acerca de cómo debe ser la estructura básica de un anfiteatro e incluye todo: pisos, paredes, muebles y hasta los dispensadores de jabón”, explica Amalia Valcárcel, coordinadora del anfiteatro. Sin embargo, lo que inicialmente estaba proyectado para que durara tres meses, se extendió a ocho, terminando el 22 de agosto de ese año. La razón, según explican los arquitectos a cargo del proyecto, fue la contratación. ”Esta adecuación tuvo un contratista para cada cosa, entonces uno hizo los pisos, el otro el mobiliario, otro las puertas y así fueron siete en total. Esto así no es fácil de manejar”, resaltó Cristina Jacob, arquitecta residente de obra. Desde entonces hasta hoy, los responsables del anfiteatro debieron hacer toda la gestión para que los cambios fueran avalados y certificados. En este proceso, según las

Elsa Villarraga, ingeniera del Departamento de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud, quien fue responsable de la inspección, explica los beneficios del otorgamiento de este aval. “Esta certificación deja al anfiteatro con condiciones básicas importantes como un sistema de fácil limpieza y desinfección. Adicionalmente, ahora se están utilizando todos los elementos de protección de bioseguridad para las personas que allí manejan los cadáveres. Quedó habilitado con cuartos fríos y neveras de acero, que son indispensables, porque usted sabe que luego de un tiempo el cuerpo o las partes del cuerpo por el proceso de descomposición empiezan a generar fluidos corporales y estos pueden trasmitir enfermedades”, afirmó Villarraga. Morgue sin muertos Más allá de la comodidad y seguridad que ofrecen estos cambios a los estudiantes, a la Universidad le urgía culminar este proceso de certificación ante una realidad que saltaba a la vista: las carreras que usan el anfiteatro cuentan con más de 1.200 estudiantes y necesitan de, al menos, 12 cadáveres para atender sus requerimientos de aprendizaje. El problema se agudizó porque desde hace casi cuatro años la Institución no recibe ni uno. Esta situación se vuelve más dramá-

tica si se compara con una institución extranjera. Por ejemplo, la Universidad de Barcelona recibe cerca de 70 cuerpos anuales. Los consultados por Carta Universitaria coincidieron en afirmar que una de las razones principales de esta situación es la proliferación de Facultades de Medicina en Bogotá, factor que incrementó la demanda de cuerpos o partes de los mismos para estudiarlos. Adicionalmente, la falta de certificación es otro punto que jugaba en contra. Esta situación, lejos de amilanar, llevó a los docentes a explorar nuevas alternativas como la puesta en marcha del proyecto de plastificación de cadáveres, que hoy se constituye en uno de los más avanzados del país, con tecnología e ingenio nacional. Gracias a esta técnica, al menos, 24 piezas han sido preservadas intactas con su forma natural. “Estas refacciones (del anfiteatro) no solo son un apoyo a las actividades de docencia, sino también a la investigación, por ejemplo, con el proyecto de plastificación de cadáveres que ahora tiene un laboratorio apropiado y puede seguir avanzando en mejores condiciones”, afirma Fuentes. La nueva cara del anfiteatro hace parte del conjunto de reformas ejecutadas por la administración saliente de la Facultad de Medicina y se convierten en aliciente a la perseverancia de los docentes que, aún trabajando en condiciones inadecuadas para transmitir su conocimiento, formaron varias generaciones de médicos y profesionales de la salud que se destacan en el país.

Cambios más significativos: 1. Sistema de extracción de olores (con cuatro motores). 2. Laboratorio de plastificación y embriología. 3. Zona de preparación y conservación. 4. Cuarto de químicos con ventilación. 5. Pisos vinílicos en media caña. 6. Tubería en polipropileno. 7. Tinas en acero inoxidable que conserva y no deja pegar residuos (para guardar los cadáveres y material biológico). 8. Pintura epóxica especial para los laboratorios, que no permite que se le adhieran impurezas. 9. Todas las puertas del anfiteatro son antipánico, es decir de fácil apertura. 10. Muebles recubiertos en Corian de DuPont, una resina que no deja penetrar líquidos y es muy resistente a químicos. 11. Impermeabilización total, que abarcó un área de 1.000 m2


Academia

La comunidad de la Universidad Nacional de Colombia demostró interés por incluir la ética en su diario vivir y superar conductas como el rumor, el plagio y el mal uso de los recursos institucionales. Hace más de un año la Universidad cuenta con un compromiso ético en torno a siete valores: diálogo, equidad, honestidad, pertenencia, respeto, responsabilidad y solidaridad. Este recoge unos acuerdos mínimos que la comunidad universitaria puede suscribir si voluntariamente decide aceptarlos. A partir de este trabajo, el Observatorio del Entorno Ético de la Institución ha venido haciendo seguimiento a las tendencias que promueven o dificultan el fortalecimiento del entorno ético. El objetivo con este trabajo es encontrar formas de mejorar lo positivo y contrarrestar las debilidades. A finales del 2009 se comenzó un ejercicio, mediante entrevistas y encuestas, dirigido a profesores, estudiantes y funcionarios administrativos, en el que se refirieron a aquellos temas en los que se debe trabajar con respecto a la ética y reconocieron las fortalezas que ya existen en este ámbito. Por ejemplo, algunos de los consultados destacaron la honestidad en el manejo de los recursos de la Institución y el sentido de pertenencia por la misma. De la mano con el Compromiso Ético se busca interiorizar los diferentes valores en la comunidad universitaria, por lo que estudios como éste, permiten formarse una visión de lo que se vive en la Universidad y, a partir de allí, mejorar en aquellos puntos que presentan deficiencias.

En términos generales, los resultados de este trabajo muestran que valores como la honestidad y la pertenencia son vistos como fortalezas en la Universidad. El diálogo se menciona como uno de aquellos valores que requiere afianzarse. Hay que aclarar que cada una de las sedes de la Universidad tiene sus particularidades y excepciones.

La UN, a tono

con la ética

“Proponemos una discusión de los resultados de este ejercicio, en cada sede y en cada dependencia, así como en el nivel nacional. El objetivo es que los miembros de la comunidad universitaria miren en qué están de acuerdo con el informe y traten de mejorar en los aspectos que identifiquen deficientes”, afirmó la profesora María del Pilar Rodríguez, coordinadora del sub proyecto Fortalecimiento del Entorno Ético del UN-SIMEGÉ. La honestidad es vista, entonces, como uno de los atributos más importantes de la Universidad. De acuerdo con los encuestados, a pesar de los problemas de corrupción del país, la Nacional ha logrado permanecer al margen del inconveniente a través del buen manejo de los recursos. Entre las recomendaciones se resaltó la importancia de fortalecer los procesos de diálogo entre directivas, académicos y estudiantes. La idea es que se genere confianza para que todos puedan opinar y ser escuchados. En cuanto a equidad, los académicos, por citar un caso, enfatizaron en que en la Universidad las normas se aplican sin privilegios. Sin embargo, se hizo la salvedad de que hay casos en que la aplicación de la norma depende de quien la interpreta, lo que puede incidir en la generación de casos de inequidad al momento de aplicarla.

Los valores, punto de partida La profesora María del Pilar Rodríguez es enfática en afirmar la importancia de tener una conducta correcta en el ámbito educativo, marcada por la tenencia de unos principios de comportamiento claros. “El centro de la cultura organizacional son los valores. Ellos marcan muchos de nuestros comportamientos, en una forma inconsciente”, afirmó la docente. De acuerdo con Rodríguez, estos comportamientos adecuados son posibles. “Si nosotros proyectamos, estos valores vamos a tener un mayor cumplimiento de la misión institucional, así como en una mejor convivencia”, concluyó.

Foto: Víctor Manuel Holguín/Unimedios.

Magda Páez Torres Unimedios Bogotá

11

Un estudio realizado por el Observatorio del Entorno Ético de la Universidad Nacional de Colombia, perteneciente al subproyecto “Fortalecimiento del Entorno Ético UN SIMEGE”, encontró que en la Institución hay valores afianzados como la honestidad y la pertenencia, de acuerdo con la opinión de la misma comunidad universitaria. Sin embargo, se sugiere mejorar en algunos como el diálogo. En los estudiantes se resaltó su responsabilidad en el cumplimiento de los compromisos académicos. Los docentes también son responsables con su actividad, lo cual evidencia conocimiento y preparación en los temas, y cumplimiento con los horarios y sistemas de evaluación. Sin embargo, se expresó que parte de los profesores privilegian los aspectos académicos y disciplinarios, dando poca relevancia a los aspectos cívicos, éticos, culturales, sociales y ambientales. Con respecto a la pertenencia este valor se destacó entre los funcionarios administrativos. No obstante, también se dice que algunos incurren en acciones no coherentes al amor institucional, por ejemplo: proyectar una mala

imagen de la UN cuando se actúa en su representación; no participar en actividades extralaborales; malgastar recursos como agua, papel o energía; entre otros. En cuanto a solidaridad se percibió que los estudiantes comparten sus conocimientos y experiencias con compañeros o grupos sociales que lo requieren y hay cooperación entre ellos, especialmente en el plano académico. Sin embargo, hay un alto grado de apatía por la situación (económica, afectiva o de salud) en la que se encuentran los demás. El objetivo es que la Universidad pueda emprender tareas determinadas para ir superando los comportamientos que atentan contra la ética.

PARA TENER EN CUENTA… Quien desee conocer el contenido de los informes puede acceder a ellos en el siguiente link: www.manizales.unal.edu.co/gta/ethos.

Agosto de 2010


Academia

12

COMPROMISO ÉTICO UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA ¿Qué es? Un documento que propone un acuerdo en torno a siete valores guía del comportamiento en la Universidad Nacional de Colombia. Este acuerdo se convierte en un convenio voluntario, individual y manifiesto de quien acepta guiar su conducta por valores éticos que fortalecen la condición humana en lo personal y comunitario. Por tanto, invita a que cada persona tome la decisión de suscribirlo de manera libre, a partir del entendimiento y la voluntad, lo que supone una participación activa. Así, el Compromiso Ético alienta el ejercicio de la autonomía de los miembros de la Institución para asumir obligaciones morales en búsqueda del bien común.

¿Por qué se hizo? Porque se requería proponer unos valores que pudieran ser compartidos por los miembros de la Institución, de tal forma que llegaran a convertirse en un marco de referencia ético. Además, se necesitaba incentivar el diálogo en torno al tema de la conducta ética como vehículo de una transformación cultural que posibilite a las personas tomar mayor conciencia de su rol, comprendiéndolo y asumiéndolo. Finalmente, porque era indispensable explicitar unos acuerdos éticos que respondieran a la naturaleza, fines y principios de la Universidad Nacional de Colombia.

marco de referencia de su comportamiento en la Institución: diálogo, equidad, honestidad, pertenencia, respeto, responsabilidad y solidaridad.

Diálogo El diálogo se puede entender de diferentes maneras: como un medio de comunicación, como una herramienta para dirimir conflictos o como una estrategia para intercambiar ideas. Sin embargo, aquí se propone que el diálogo sea un valor ético, es decir, que se asuma como una cualidad del comportamiento de los miembros de la Institución y que se aplique como pauta de acción continua para la búsqueda compartida del bien común. El valor del diálogo se manifiesta en aquellos comportamientos que parten de reconocer a las otras personas como interlocutores válidos, como seres humanos dignos que disponen de libertad para expresar opiniones, críticas y desacuerdos. Por ello, en la práctica, el diálogo alienta el intercambio de ideas entre dos o más personas que tienen la voluntad de escucharse y permite alcanzar objetivos comunes, entre los que se destacan llegar a consensos, solucionar conflictos, construir propuestas y aprender a través de la palabra, incentivando la participación activa de aquellos que buscan acuerdos intersubjetivos que estén por encima de sus diferencias. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor del diálogo son:

Como guía para promover el libre desarrollo de conductas positivas que contribuyan al bien de la Universidad, de sus miembros y de la sociedad que la hace posible. Además, se constituye en un marco de referencia para la reflexión en torno a procesos de formación integral de personas, profesionales y ciudadanos, y sensibilización hacia formas de convivencia armónicas que construyan confianza interna y externamente. Así, este Compromiso Ético pretende convertirse en una brújula que oriente el fortalecimiento del carácter institucional y el cumplimiento de la misión de la Universidad Nacional de Colombia.

• Privilegiar el diálogo como camino para la solución pacífica de conflictos. • Argumentar las ideas haciéndose responsable de lo dicho. • Escuchar a las personas o grupos involucrados antes de tomar decisiones que les afectan. • Estar dispuesto a cambiar las posturas propias si otras personas presentan buenos argumentos. • Escuchar a las demás personas, así no se compartan sus posiciones. • Generar espacios que permitan la expresión de desacuerdos e inconformidades. • Asumir una actitud propositiva frente a las situaciones que se identifiquen como problemáticas en la Universidad o con las cuales no se esté de acuerdo.

¿A quiénes incluye?

Equidad

A todos los miembros de la Institución, pues aunque cada persona se desempeña de acuerdo a su rol –académico, administrativo o estudiante–, hay algo que es común a todos: el pertenecer a la Universidad Nacional de Colombia.

El valor de la equidad se observa en aquellos comportamientos en los que se reconoce que todas las personas son seres humanos iguales en dignidad y, por tanto, merecen un trato digno por igual. Por ello, el concepto de equidad tiene una connotación de igualdad y de justicia social con valoración de la individualidad. En palabras de Aristóteles, la equidad es la justicia aplicada al caso concreto; según el filósofo, muchas veces la rigurosa aplicación de una norma a los casos que regula puede producir efectos injustos, la equidad está ahí para corregirlos. Así, la equidad significa administrar justicia con base en unos acuerdos éticos definidos en un proceso de diálogo llevado a cabo en igualdad de condiciones. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor de la equidad son:

¿Para qué sirve?

¿Cómo se hizo? Mediante una metodología hermenéutica diseñada por el grupo de investigación “Ética Empresarial y Empresariado Social – Ethos”, con base en la técnica BARS (Escalas de evaluación ancladas en comportamientos), proveniente de la psicología organizacional, y en técnicas etnográficas (entrevistas, observación participante). El proceso incluyó una construcción de tres referentes –histórico, legal y teórico–, los cuales se interrelacionaron con información proporcionada por más de 2.000 miembros de la Universidad, en sus siete sedes y en el nivel nacional, de todos los estamentos en sus diferentes facultades y dependencias. El documento resultante de este proceso se sometió a cuatro validaciones sucesivas, siendo la última realizada por 36 de los equipos de la Institución que participaron en el Premio a la Mejor Gestión 2009. Por tanto, el Compromiso Ético responde a una construcción compleja que tuvo en cuenta a las personas que conforman la Institución, a la Institución misma y a la tradición teórica e investigativa de la ética aplicada a las organizaciones.

¿Qué propone? Que los miembros de la Universidad Nacional de Colombia se comprometan, en un acto individual y voluntario, a asumir siete valores éticos como

• Relacionarse con los demás sin distingos de clase social, género, raza o ideología. • Atender bien y por igual a todas las personas, en todos los servicios que ofrece la Universidad. • mplear criterios de selección objetivos para la asignación de servicios de bienestar universitario. • Aplicar sin privilegios las normas de la Universidad a todos los miembros de la misma. • Asignar cargos con imparcialidad, de acuerdo a los perfiles requeridos por la Universidad. • Usar el poder que se tiene dentro de la Universidad sin perjudicar a otros por conflictos personales. • Aplicar sin preferencias los estándares de evaluación establecidos.

Honestidad La honestidad se manifiesta en aquellos comportamientos que incluyen una intención de sinceridad, transparencia y coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace. Este valor se refleja en la capacidad de negarse a engañar o apropiarse de lo ajeno y de aceptar los propios límites para no mentirse a uno mismo y a los demás. La práctica de la honestidad permite combatir toda forma de corrupción que vaya en contra del bien común, fortaleciendo los vínculos

Agosto de 2010


Academia personales y comunitarios, pues contribuye a la generación de confianza entre las personas y grupos sociales. Algunos comportamientos que ejemplifican este valor son: • • • • • •

Decir la verdad a la Institución y a sus miembros. Reconocer los errores y fallas propias. Conservar la veracidad de la información académica e institucional. Guardar la confidencialidad de la información que así lo requiera. Negarse a ofrecer o aceptar sobornos. No apropiarse de los recursos de la Universidad en detrimento de lo público. • No plagiar.

Pertenencia El valor de la pertenencia se expresa en aquellos comportamientos sustentados en el amor por una organización social, lo que lleva a la participación de un espacio común, real o imaginario, que permite sentirse dentro y compartir significados, metas, aspiraciones, valores e ideales. Así, pertenecer es estar incluido, lo cual se manifiesta a través de una historia colectiva de vínculos que se entretejen en el día a día, mediada por lazos afectivos que impregnan las relaciones y las experiencias que en ellas se dan. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor de la pertenencia son: • • • •

Participar en las actividades convocadas por la Universidad. Denunciar situaciones irregulares que van en contra de la Universidad. Velar por el buen uso y cuidado de los espacios físicos de la Universidad. Dejar en alto el buen nombre de la Universidad en actividades tanto internas como externas. • Conocer a la Universidad en sus contextos normativo, histórico y cultural. • Identificarse con los objetivos de la Universidad, no solo cumpliendo las funciones asignadas sino yendo más allá en beneficio de la Institución y del país. • Utilizar oportuna y adecuadamente los símbolos de identidad visual de la Universidad.

Respeto Este valor se aprecia en aquellos comportamientos en los que se reconoce que todas las personas son fines en sí mismos y no solo medios. Esto significa que todos los seres humanos poseen dignidad, ya que son sujetos y no objetos, y por lo tanto merecen atención y cuidado. Dentro de este valor se incluye la tolerancia, que es el respeto activo por el otro, en el sentido de comprender, aceptar y abrirse a otros mundos –así no se compartan– considerando en las personas características, intereses y sentimientos que las hacen únicas. En la Universidad Nacional de Colombia, el respeto responde al principio de la convivencia y el buen trato, que se asocia con el pluralismo y el consentimiento de las diferencias de los miembros de la comunidad universitaria, basado en derechos fundamentales como dignidad, libertad e igualdad. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor del respeto son: • Velar por la protección de la integridad física y moral de las personas. • Efectuar y recibir los llamados de atención sin ofender y por medio de observaciones constructivas. • Considerar el tiempo de los demás, asistiendo puntualmente a los compromisos acordados. • No acosar sexual o laboralmente a otras personas. • Aceptar la diversidad de género, raza, cultura, religión e ideologías que conforma a la Universidad. • Comprender los proyectos e ideas de las demás personas, así no se compartan. • Expresar desacuerdos sin recurrir a la descalificación ni a los ataques personales.

Responsabilidad

El valor de la responsabilidad se evidencia en aquellos comportamientos que cumplen, al menos, dos condiciones: la primera es hacerse cargo de las consecuencias de los actos propios, la segunda es anticiparse a ellas, es decir, prevenir y evitar situaciones que causen daño a sí mismo, a otros y al entorno. Estas dos condiciones implican un actuar libre, guiado por la voluntad y el entendimiento de los deberes y derechos que se poseen, para responder ante uno mismo (juicio de conciencia) y ante otras personas. Por ello, su práctica fortalece las relaciones comunitarias armónicas y el desarrollo de la autonomía de los miem-

13 bros de la Institución. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor de la responsabilidad son: • Ejecutar conscientemente las funciones asignadas poniendo lo mejor de sí mismo. • Evaluar y emitir conceptos a partir de un análisis minucioso. • Cuidar el medioambiente, asumiendo prácticas de reciclaje y ahorro de recursos. • Considerar en la toma de decisiones los impactos jurídicos, sociales, ambientales, económicos y culturales. • Cumplir oportuna y adecuadamente los compromisos adquiridos. • Capacitarse continuamente para mejorar su desempeño laboral, académico y personal. • Reconocer los errores propios y actuar para remediarlos.

Solidaridad La solidaridad se evidencia en aquellos comportamientos que llevan la intención de unirse a otras personas y apoyarlas para el logro de fines. Este valor se puede presentar en dos sentidos: primero, la búsqueda del interés común como resultado de la cooperación para el logro de objetivos; segundo, la búsqueda de una vinculación social como resultado de la ayuda a quien lo necesita. La solidaridad se comprende como una tendencia humana de asociarse y perseguir metas comunes, con un componente social expresado en la cooperación y la cohesión; es así como su concepto va más allá de un acto puntual o un apoyo circunstancial, pues significa también un encuentro con el otro, un trabajo colaborativo que genera bienes comunitarios ahora y en el futuro. En la Universidad, este valor se refleja en el trabajo en equipo y en el acompañamiento a personas o grupos sociales en sus proyectos de vida y en su quehacer cotidiano, con miras a ejercer un impacto positivo en los demás, en la sociedad y en sí mismos. Algunos comportamientos que ejemplifican el valor de la solidaridad son: • Usar las fortalezas personales para ayudar a quien lo requiera. • Compartir los conocimientos y experiencias con los grupos sociales que lo necesiten. • Prevenir a otras personas ante la posibilidad de que cometan errores. • Colaborar con el nuevo miembro de la comunidad universitaria para facilitar su adaptación. • Intervenir o denunciar cuando se presente un atropello contra alguien. • Dar prioridad al interés común sobre el interés particular. • Respaldar iniciativas de la Institución relacionadas con programas de voluntariado interno y externo.

¿Y ahora qué? Este Compromiso Ético se comporta como un organismo vivo que evoluciona con la Universidad. Por ello será sometido a un debate continuo por parte de los miembros de la Institución, lo que permitirá una actualización permanente del mismo. Aunque el Compromiso Ético propone siete valores como marco de referencia del comportamiento en la Universidad Nacional de Colombia, por sí mismo no garantiza que quienes los acepten logren ponerlos en práctica en las situaciones del día a día, de tal manera que los conviertan en hábitos. Por lo tanto, es necesario un trabajo individual consciente, continuo y voluntario que posibilite la adopción de los mismos. Dicho trabajo debe ser apoyado por la Universidad a través de un sistema de gestión del entorno ético que se fundamente en procesos de comunicación y formación. De esta manera, las personas y la Institución unirán esfuerzos alrededor del mismo objetivo: fortalecer el comportamiento ético. Este documento no tiene implicaciones legales ni jurídicas, sino que asume un carácter voluntario, social y no formal. Por tanto, es un compromiso de quien acepta libremente guiar su conducta por los valores éticos propuestos, de tal manera que desde su práctica aporte a la consolidación de un clima de convivencia y un desarrollo institucional acorde con la naturaleza, fines y principios de la Universidad Nacional de Colombia.

Agosto de 2010


Caso de éxito

14

¡Un hogar para vivir la ciencia! La Fundación Casa de la Ciencia, situada en Buga (Valle del Cauca), acerca a los jóvenes de la región a las diversas disciplinas de este saber, de forma práctica y divertida. Un egresado de la Universidad Nacional de Colombia es el gestor de esta iniciativa, reconocida con el Sello de Bronce del Premio Responsabilidad Ambiental 2010.

dos concretos como los trabajos adelantados por los afiliados al Centro de Investigaciones Bioecológicas, los que en el 2008 hicieron un diagnóstico de la contaminación atmosférica aérea y un análisis meteorológico básico en el 2009. Actualmente, un grupo del Colegio San Pablo de Buga analiza los índices de crecimiento de los individuos nacidos de la tortuga morrocoy con el objetivo de ayudar a su conservación. A la fundación asisten jóvenes provenientes de entidades públicas y privadas como el Liceo Infantil Bambi y el colegio Tulio Enrique Tascón. La casa brinda, inclusive, asesoría a estudiantes de la Universidad del Valle. Luz Mary Giraldo, rectora del Colegio Mayor Ciudad de Buga, indica que desde que nació la iniciativa, su institución se vinculó con más de 600 estudiantes por medio de diversos grupos que hacen visitas de dos horas cada quince días.

Luis Miguel Palacio Unimedios Bogotá

visitantes al lugar desde su inicio, el 12 de junio del 2004.

La Fundación Casa de las Ciencias, creada hace 6 años con el fin de brindar a los jóvenes y los maestros de la región experiencias prácticas de contacto directo con las ciencias naturales, implementa herramientas para aficionar a los chicos a diversos temas científicos. Para esto, se vale de varios programas que hasta el momento han logrado atraer a más de 10 mil

La casa cuenta, por un lado, con el Centro de investigaciones Bioecológicas, dirigido a los jóvenes de grado 9º, 10º y 11º que deseen tener bases para realizar proyectos de investigación. Por el otro, con el programa ‘La Ciencia Llega a la Escuela’, dedicado exclusivamente a los niños de preescolar y de primaria con el fin de iniciarlos en la

conceptualización científica por medio de un método que les permite crear sus propios conceptos. Este lugar cuenta con laboratorios de biología, física y química, además de ofrecer una cátedra de Educación Ambiental y un Museo de Ciencias Naturales del que se benefician estudiantes desde preescolar hasta noveno grado. En el campo investigativo esta iniciativa ha mostrado resulta-

Según Giraldo, esta casa es “un aporte grandísimo para el futuro de la región ya que brinda a los estudiantes un espacio de conocimiento y asesoría en áreas como física y química, además de una inyección de motivación por temas científicos que generalmente no son fáciles de abordar”. Tres décadas de historia “La idea nació en 1979 cuando tenía solo 11 años y deseaba ser médico para aliviar un padecimiento cardíaco de mi madre”, confiesa el entusiasta Óscar Amaya, un zootecnista egresado de la Universidad

Fotos: Cortesía Fundación Casa de la Ciencia.

Reconocimientos

Agosto de 2010

Este modelo educativo motivó en octubre del 2008 a la Cámara Junior de Colombia Capitulo de Bogotá a postularlo en representación del país para intervenir en el premio Diez Jóvenes Sobresalientes del Mundo. En el marco de este evento, recibió una exaltación de la Comisión Segunda de Relaciones Internacionales, Defensa, Comercio Exterior y Honores Patrios del Senado de la República. En noviembre del 2009, la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC) le otorgó el Premio Nacional al Mérito Científico en la categoría Divulgación de la Ciencia y este año recibió el Sello de Bronce en el marco del Premio Responsabilidad Ambiental 2010.


Caso de éxito

15

Guía ilustrada para fomentar la vocación científica de niños y jóvenes Este libro se encuentra disponible en la red en www. cienciajuvenil.galeon.com y desde septiembre del 2007 ha recibido alrededor de 110.000 visitas de estudiantes y docentes interesados en el contenido del texto, con cinco áreas temáticas fundamentales: 1. Las actividades científicas juveniles: presenta mecanismos para crear clubes de ciencia, ferias de ciencia, congresos científicos, campamentos científicos, entre otros. 2. El Sistema de Observación Grupal: con más de 47 fotografías microscópicas explicadas, permite apreciar microorganismos desde el microscopio a un computador, fotografiarlos y grabar vídeos de ellos. La técnica ya viene siendo implementada en otros municipios. 3. La Cátedra de Educación Ambiental: muestra pautas para trabajar una cátedra sobre medioambiente en los planteles educativos desde preescolar hasta noveno grado. Nacional de Colombia, a quien la experiencia de vivir tres años en las residencias universitarias de la Sede Palmira, en medio de tertulias con académicos y estudiantes, le sirvió para reflexionar sobre lo que considera la gran necesidad de las personas interesadas en la ciencia. Fue así como Amaya, después de vender su casa y su carro, pedir un préstamo bancario, crear modelos didácticos de enseñanza, de “fabricar” un telescopio reflector newtoniano, adquirir microscopios y de recibir la donación de una celosa colección privada de insectos y cráneos recolectados en varias zonas del país, convirtió en realidad el proyecto de la casa. Actualmente, cuenta con 16 docentes asociados y un espacio físico donde, por ejemplo, los estudiantes de la zona juegan y experimentan con la reflexión de la luz, evidencian un proceso fotosintético o simplemente, pueden admirar el comportamiento de un organismo recién nacido. “Creo que en Colombia, en materia de ciencia, estamos actuando al contrario”, dice Amaya, quien agrega que “muchos creen que los científicos se forman al llegar a la Universidad, pero si a esta no se llega con vocación, la ciencia resulta, entonces, un camino muy difícil”. Por lo anterior, Amaya añade que “se debe identificar e iniciar

la preparación de las promesas científicas desde la más temprana edad. Ojalá Colombia muy pronto pueda contar con una red nacional de casas de la ciencia”, sostuvo. En el 2009, la entidad sacó a la luz pública el libro Guía ilustrada para fomentar la vocación científica de los niños y jóvenes, en el que se aboga por el acercamiento a la ciencia de una manera divertida y sencilla que, según escribe el meteorólogo Max Henríquez en el prólogo, es una obra magnífica que, especialmente, hace un aporte de herramientas a las entidades educativas en la consolidación de una cátedra ambiental.

4. Los laboratorios de Física y Química: analiza de manera sencilla 51 ejercicios que se pueden trabajar en estos laboratorios de las entidades educativas. 5. Los entornos de aprendizaje científico: propone la creación de Casas de la Ciencia en todo el territorio nacional, por medio de la implementación de espacios adecuados para el trabajo científico.

En la casa, situada en el barrio El Molino de Buga, reposan, entre otros instrumentos, un “telescopio capaz de atravesar las nubes”, como lo llama Sebastián, un joven estudiante de 7 años del Colegio La Fuente del Saber, quien, en medio de una estruendosa tormenta, se resistía a que la lluvia le impidiera ir a una observación astronómica, programada en la Casa de la Ciencia. Para persuadirlo, Sebastián no tuvo otro argumento que hablarle a su padre con el lenguaje de la inocencia y convencerlo de llevarlo a la fundación, sin importar el aguacero, para mirar a través de los lentes de ese maravilloso aparato que, según él, era capaz de llegar al cielo.

Agosto de 2010


Hexagonal Giovanny Clavijo Figueroa Unimedios Bogotá

de fútbol UN Agosto de 2010

Fotos: Víctor Manuel Holguín y Andrés Felipe Castaño/Unimedios.

El Estadio Alfonso López Pumarejo, cuna del fútbol bogotano, sirvió de escenario para el V Hexagonal de Fútbol Profesional Bogotano que reunió a los tradicionales equipos de la capital: Millonarios, Santa Fe, Equidad Seguros, Academia Compensar, Bogotá Fútbol Club y el de la Universidad Nacional de Colombia. El campeón del evento fue Equidad, que superó a Millonarios en la final.

Historia en imágenes


Carta Universitaria No. 55