Issuu on Google+

Mapas conceptuales y aprendizaje significativo Ms. Ana María Teresa Lucca Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

Mapas conceptuales y aprendizaje significativo por Ms. Ana María Teresa Lucca se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra en issuu.com.

20 de Julio de 2011

1. Mapas conceptuales y aprendizaje significativo Los mapas conceptuales tienen por objetivo representar relaciones significativas entre conceptos en forma de proposiciones. Una proposición está conformada por dos o más términos conceptuales ligados por palabras de manera de formar una unidad semántica. En su forma más simple un mapa conceptual está formado por apenas dos conceptos unidos por una palabra de enlace para determinar una proposición. Excepto para un número relativamente pequeño de conceptos adquiridos tempranamente por los niños a través de un proceso de aprendizaje por descubrimiento, la mayor parte de los significados de los conceptos son aprendidos mediante la composición de proposiciones en las que se incluye el concepto a ser adquirido. Esto se debe a que la regularidad representada por la designación del concepto adquiere un significado adicional a través del establecimiento de proposiciones en las que éste es incluido.

Un mapa conceptual ... es un recurso esquemático que permite representar un

conjunto de significados conceptuales configurados en una estructura proposicional. pone de relieve el pequeño número de ideas claves en que docentes y alumnos deben enfocarse para una tarea específica de aprendizaje.

1


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

Un mapa conceptual ... funciona como una guía visual, mostrando algunos de los

recorridos que pueden seguirse para enlazar los significados de los conceptos de manera tal de conformar proposiciones. muestran un resumen esquemático de lo que se ha aprendido al finalizar una tarea de aprendizaje.

Dado que el aprendizaje significativo se produce más fácilmente cuando los nuevos conceptos o significados conceptuales son abarcados sobre otros conceptos más amplios, más inclusivos, se aconseja que los mapas conceptuales sean jerárquicos, esto es, los conceptos más generales y más inclusivos deben situarse en la parte superior del mapa, mientras que los conceptos cada vez más específicos, menos inclusivos, deben ubicarse sucesivamente debajo de ellos. A veces es útil incluir en la base del mapa conceptual objetos o acontecimientos específicos para ilustrar los orígenes del significado del concepto (la regularidad que representa). Las relaciones subordinadas o superordenadas entre conceptos pueden variar dependiendo de la etapa en la que nos encontremos dentro del proceso de aprendizaje. Así, en un mapa conceptual prácticamente cualquier concepto puede “ser ascendido” a una posición superior, manteniéndose una relación proposicional significativa con los otros conceptos del mapa. Por otro lado, podría parecer extraño verificar que un mismo conjunto de conceptos puede ser representado en dos o más jerarquías válidas. Esto explica claramente las diferencias entre mapas conceptuales conteniendo las mismas proposiciones generados por distintas personas. Aunque todavía no están del todo claros los mecanismos específicos que operan en el cerebro y que nos permiten almacenar información, es evidente que las redes neuronales que se establecen son complejas, con muchos enlaces cruzados entre células cerebrales en acción. Estas redes pueden explicar, en parte, los patrones alternativos de significados que están a nuestra disposición cuando utilizamos los conceptos almacenados para captar los significados. La elaboración de mapas de conceptos es una técnica que permite exteriorizar nuestro entendimiento respecto de conceptos y proposiciones. Hasta el momento, sólo se pueden hacer conjeturas sobre el grado de precisión con que los mapas conceptuales representan los conceptos que un individuo posee o la gama de relaciones entre conceptos que conoce (y que puede expresar mediante proposiciones). Es indudable que en el proceso de elaboración de mapas podemos desarrollar nuevas relaciones conceptuales, especialmente si buscamos construir activamente relaciones proposicionales entre conceptos que hasta entonces no considerábamos relacionados. En la práctica esto sale a la luz cuando estudiantes y profesores señalan en más de una ocasión que durante la elaboración de mapas conceptuales reconocen nuevas relaciones y por tanto nuevos significados (o por lo menos significados que ellos no poseían de manera consciente antes de elaborar el mapa). En este sentido, la elaboración de mapas conceptuales es una actividad creativa y ayuda efectivamente a fomentar la creatividad, rasgo Ms. Ana María Teresa Lucca 2


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

tan fundamental en educación. Al respecto resulta pertinente escuchar la opinión de dos expertos:

Sir Ken Robinson: ¿Matan las escuelas la creatividad?

Marc Prensky: No me molestes, mamá, estoy aprendiendo. Un aspecto en el proceso de aprendizaje del ser humano que es digno de destacar es la notable capacidad de usar símbolos escritos u orales para representar las regularidades que percibe en los acontecimientos y objetos que lo rodean. El lenguaje forma parte de nuestras vidas cotidianas, a tal punto que lo asumimos como un hecho adquirido sin detenernos a pensar cuán grande es su utilidad para traducir las regularidades que reconocemos normalmente en palabras codificadas que podemos utilizar para describir nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. Es fundamental ser conscientes del papel explícito que desempeña el lenguaje en el intercambio de información para comprender el valor y los objetivos de los mapas conceptuales y, en el fondo, para enseñar. Nos damos cuenta del valor educativo ni bien logramos interiorizar un nuevo significado y sentir la emoción que acompaña a este hecho. El alumno experimenta esta regularidad, expresada en términos de Novak y Gowin como sentir el significado, en mayor o menor grado, dependiendo de la profundidad del nuevo concepto o de las relaciones proposicionales que pasa a dominar, y del impacto que éstas tengan en la percepción de los significados de otros conceptos con él relacionados. Siempre es muy difícil pensar en ideas nuevas, poderosas y profundas, y más aún en un mundo como el actual en el que el bombardeo de información es tan extremo y la alfabetización multimedia es tan ubicua. De ahí la necesidad de contar con tiempo y alguna herramienta mediadora que nos ayude en la búsqueda de nuevas ideas. Fomentar en los estudiantes Ms. Ana María Teresa Lucca 3


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

el uso de mapas conceptuales, haciéndolos y re-haciéndolos en distintas etapas del proceso de aprendizaje, es una estrategia para la práctica del pensamiento reflexivo que puede conducir productivamente a nuevas construcciones de conocimiento. Toda vez que los mapas conceptuales constituyen una representación explícita y manifiesta de los conceptos y de las proposiciones que una persona posee, permiten a profesores y alumnos intercambiar puntos de vista sobre la validez de un determinado enlace proposicional, o reconocer la falta de relaciones entre conceptos, lo que desemboca en la necesidad de un nuevo aprendizaje. Los mapas conceptuales son instrumentos extraordinariamente eficaces para revelar la existencia de concepciones alternativas, normalmente caracterizadas o por un enlace entre dos conceptos que forman una proposición claramente falsa, o por un enlace donde falta la idea clave que relaciona dos o más conceptos. 2. Los mapas conceptuales y la negociación de significados Los mapas conceptuales son sumamente útiles como instrumento para negociar significados. Pero, ¿qué entendemos por negociar significados?. Al hablar de significados nos referimos más precisamente a significados cognitivos, que no pueden ser transferidos a los estudiantes como si se tratase de una transfusión de sangre. Aprender el significado de un acontecimiento dado implica dialogar, intercambiar, compartir, y a veces establecer compromisos. El aprendizaje es una actividad que no puede ser compartida; es una cuestión de responsabilidad individual. Por el contrario, los significados pueden ser compartidos, discutidos, negociados y sujetos a consenso. Así, la construcción colaborativa de mapas conceptuales desempeña una importante función social y conduce a animadas discusiones académicas. En el contexto del uso de tecnologías en el aula, y más específicamente de Internet, puede ser una actividad interesante la construcción de mapas conceptuales colaborativos en base a materiales encontrados en la red. Muchas veces los estudiantes detectan (correctamente) ambigüedades o inconsistencias en ellos, y es ahí donde resulta fundamental que el profesor intervenga y clarifique los conceptos o proposiciones que no están adecuadamente presentados en el material, lo que resulta ser una actividad sumamente estimulante para los estudiantes. El punto más importante a recordar acerca de compartir significados, en el contexto educativo, es que los estudiantes traen siempre algo de sí mismos para negociar; hace ya mucho tiempo que dejó de existir aquella vieja creencia de John Locke respecto de que “el niño es una tabula rasa”, o en otras palabras un cuaderno en blanco que se irá llenando en tanto acumule experiencias educativas de vida. Los mapas conceptuales facilitan la negociación de significados entre estudiantes y docentes. Sea lo que sea que los estudiantes hayan aprendido antes, debe ser aprovechado para generar un nuevo aprendizaje. Tanto los estudiantes como los profesores deber ser conscientes del valor que tienen los conocimientos previos en la adquisición de nuevos conocimientos, tal como lo expresa la teoría de Ausubel. 3. El papel de los mapas conceptuales en los distintos estratos educativos Los mapas conceptuales resultan herramientas útiles y poderosas no sólo en la enseñanza y en el aprendizaje, sino que además se convierten en esenciales a la hora de revisar y discutir el currículum y organizar la trama de la institución educativa. Ms. Ana María Teresa Lucca 4


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

Los mapas conceptuales son efectivos para ... … los estudiantes que se valen de ellos para contar con una idea visual de los

conceptos o proposiciones claves a aprender, y detectando enlaces entre el nuevo conocimiento y lo que ellos ya saben.

… los profesores que los utilizan para determinar qué caminos seguir para or-

ganizar los significados y negociarlos con los estudiantes, y para descubrir las concepciones alternativas de los alumnos.

… planificar y organizar el currículo separando la información más significativa de aquella que es trivial.

… las instituciones educativas que a través de ellos establecen claramente los

roles de estudiantes, profesores y directivos, generando un ambiente de respeto mutuo. 4. Los mapas conceptuales y la evaluación

El uso de los mapas conceptuales como herramienta de evaluación está cobrando cada vez más auge en el ámbito educativo. Recordemos que Bloom, en su clásica taxonomía, esbozó seis “niveles” de objetivos educativos. Puede que resulte interesante al lector que desee recordar algo más respecto de ellos visitar el artículo La taxonomía de Bloom y sus dos actualizaciones.

CONOCIMIENTO COMPRENSIÓN APLICACIÓN

Ms. Ana María Teresa Lucca 5


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

ANÁLISIS SINTETIZAR EVALUAR Posiblemente el nivel más sencillo de evaluar sea el referente a conocimiento, en tanto en su concepción más primaria requiere el análisis del alcance de las siguientes habilidades: observar y recordar información; conocer fechas, eventos, lugares; conocer las ideas principales y dominar la materia. Sin embargo, no resulta nada sencillo evaluar los siguientes niveles, sobre todo cuando nos acercamos a los tres últimos. La construcción de mapas conceptuales contribuye en este aspecto, dado que requiere que los estudiantes actúen en los seis niveles bajo un esfuerzo conjunto y de manera consciente. Quizás una de las mayores contribuciones de los mapas conceptuales a la educación resida en las puertas que abre hacia una evaluación más significativa y acorde a los aprendizajes que queremos generar en nuestros estudiantes, y más aún si acordamos en la necesidad de una evaluación continua dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, y si consideramos la revisión realizada por Andrew Churches, adaptando la taxonomía de Bloom a la actual era digital.

Taxonomía de Bloom en la era digital. Extraída de http://www.eduteka.org/TaxonomiaBloomDigital.php (Clic sobre la imagen para ampliar)

Ms. Ana María Teresa Lucca 6


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

5. Mapas conceptuales e investigación En la mayor parte de los campos, la investigación está limitada por los instrumentos de medición de que se dispone. Cabe recordar el origen de los mapas conceptuales como medio de representar los datos que se recababan en las entrevistas llevadas a cabo con niños respecto de lo que aprendían en ciencia (Ver: Desarrollo y evolución de los mapas conceptuales). Los mapas conceptuales contribuyen a generar mejores entrevistas y acuden en ayuda de la evaluación en investigación. Ana María Teresa Lucca

Referencias bibliográficas •

Churches, Andrew (2009) Taxonomía de Bloom para la era digital. Eduteka http://www.eduteka.org/TaxonomiaBloomDigital.php

Eduteka (2010) La taxonomía de Bloom y sus dos actualizaciones. http://www.eduteka.org/TaxonomiaBloomCuadro.php3

Novak, J.; Gowin, D. (1988) Aprendiendo a Aprender. Barcelona.

Lucca, Ana María Teresa (2011) Desarrollo y evolución de los mapas conceptuales. http://mconceptuales.wordpress.com/2011/07/27/desarrollo-y-evolucion-de-los-mapas-conceptuales/

Bajo el marco del proyecto de investigación: Mapas conceptuales: una herramienta para el aprendizaje significativo en matemática Disp. CyT Nº 020/10 - UNPSJB dirigido por Ms. Ana María Teresa Lucca

Ms. Ana María Teresa Lucca 7


Mapas conceptuales y aprendizaje significativo