Issuu on Google+


UN ANTICIPO DE LO QUE SE DICE DE LA SIY PASEN Y VEAN...

La lancha sale abriendo camino y se mezcla con cientos de embarcaciones que orzan, derivan y gualdrapean sus velas hacia el naciente, buscando la salida del puerto, desafiando al imponente escenario que ofrece el Atlántico. Para un club náutico como es el nuestro la SIY es sin duda la experiencia más trascendente que vive en el año. Ben Mar del Plata!!!!, seguís atrapando gente para nuestro querido deporte Hoy somos un grupo muy grande de socios del CNMP y del YCA que abrazamos este campeonato, no será nunca el más grande, pero estoy seguro que para muchos como para mi, será siempre el campeonato más esperado y deseado. Bajar por la calle colon es mi rutina desde que tengo 8 años, no llego a la feliz de otra manera... Esto les da la posibilidad a muchos de participar en un Campeonato con timoneles de alto nivel en todas las categorías amateur y olímpicas. Llegar al mar es para todos los que navegamos en el Río una sensación incomparable desde el punto de vista del ámbito geográfico

4

!! Good, es la pura verdad. Estas parado sobre ORO.


Necesitado de un cambio, aquel año hice memoria y recordé que en el agua había sido feliz, así que agarré un laser del Náutico San Isidro y arrancamos. Así fue que un día de ése febrero me encontré en la boca del puerto de Mar del Plata con un roscazo que soplaba de tierra y levantaba olones. Que tres generaciones de una familia estén presente en el evento es un regalo que me dio este deporte. Cuando puse mi Optimist de madera en el agua salada y por fin salí a navegar dentro del puerto, todo fue intimidante Al llegar a tierra siempre te esperan con música y comida lo que provoca que los chicos se queden largo tiempo conversando y disfrutando del evento Grandes amistades que se han forjado a lo largo del tiempo en la SiY y siempre es un placer volver a Mar del plata y disfrutar de esta gran fiesta náutica. Si eligen seguir navegando por nada en el mundo se pierdan de seguir participando en la SIY!!! La SIY en mi opinión se define con 3 palabras: desafío, independencia y amistad. Pero el estar, el estar no tiene precio, porque siempre están exhaustos de felicidad.


6


Eduardo Ramírez Lijo Presidente del CNMP

Para un club náutico como es el nuestro la SIY es sin duda la experiencia más trascendente que vive en el año. Sus instalaciones se llenan de vida como nunca, sus pisos se alfombran con un manto de veleros, recibimos a los amigos de nuestros clubes hermanos, compartimos nuestro mar y sus olas, y todo ello en el marco de un gran tercer tiempo que dura una semana y más, marcando una vivencia inolvidable que perdurará por los años. Nuestros pequeños nautas crecen, el deporte náutico crece, el Club crece. Formación a través del Deporte en su máxima expresión. Gracias al equipo organizador por todo lo que dio, a nuestros auspiciantes y autoridades por toda la colaboración, y gracias a todos las nautas por haber visitado nuestra casa una vez más. Ya se los extraña.


10


Juan Tedin

Comodoro del YCA

La SIY es a los jóvenes navegantes que están haciendo sus primeras armas en el Yachting lo que para un tenista jugar en Roland Garros o un golfista ir al Abierto de Augusta. Llegar al mar es para todos los que navegamos en el Río de la Plata o el Paraná o en otras aguas, una sensación incomparable desde el punto de vista del ámbito geográfico y en el caso específico de la Semana Internacional del Yachting, una experiencia inolvidable por la cantidad y calidad de los participantes locales, pero también para los deportistas de distintas partes del mundo, que cada vez en mayor cantidad vienen a competir a Mar del Plata. Debemos destacar los esfuerzos realizados por todos los responsables de ambos clubs en la organización del campeonato, en tierra y en el agua. Cómo los oficiales de día, jueces, jurados, entrenadores, personal de marinería, padres y una infinidad de personas que se movilizan para lograr este objetivo que la SIY. Aprovecho esta ocasión para recordar a alguien que fue un pionero en impulsar estas regatas estando “al pie del cañón” con una voluntad de hierro para que la SIY haya llegado a lo que es hoy, me refiero al Ingeniero SILVIO SAGUINETI , cuyo esfuerzo y tesón nos han ayudado a obtener esta excelente prueba del yachting argentino.

11


14


16


Claudio Lopez

Marineria a bordo de la Milenia La bandera de clase hizo tope en el mástil de señales del playón de maniobras, es el momento en que cientos de chicos bajan sus barcos por las rampas, hacia el mar. La lancha sale abriendo camino y se mezcla con cientos de embarcaciones que orzan, derivan y gualdrapean sus velas hacia el naciente, buscando la salida del puerto, desafiando al imponente escenario que ofrece el Atlántico. Le dejo el timón a mi compañero y voy hasta la proa, como lo hago desde hace 28 años, como lo hacía con “Zorba” o con Alberto. Es un ritual que me lleva a esa dimensión oculta, a esa energía que solo el viento del mar me transmite. Pararme en la proa de Milenia me retrotrae a los días nostálgicos en la María Madre o en la Elisa Romeo, las lanchas de Comisión de Regatas, donde me inicié. Quedan a popa horas de trabajo, de discusiones y desinteligencias, de dudas y reclamos. Pero la proa de Milenia todo lo disipa y la flota ya está en mar abierto. Colocamos la primera marca, la boya de barlovento, y se inicia así la maniobra de armar toda la cancha. Por delante nos esperan seis días de trabajo, de emociones y disgustos, de alegrías y de miedos. El mar, la vela y la marinería unidos por un solo ideal, el éxito de la Semana Internacional del Yachting. Seis días de vientos, olas, banderas, Optimist y todas las clases, seis días de sol, gomones, competidores, instructores, oficiales y marineros. Seis días de gaviotas, lobos y hasta de un gigantesco Pez Luna, como figura estelar de la competencia. Y como cada vez que este magno evento finaliza, cuando enfilamos hacia la última boya, tras el último barco, en el último de los seis días, levantamos la última marca brazo a brazo, recorriendo el cabo, la cadena y el ancla que nos une desde el cielo luminoso hasta el fondo oscuro del mar, y nos sella el final de esta semana histórica. Es el momento en que doy gracias, gracias por haber podido cumplir, por estar vivo y fuerte, por estar en el mar…


Juani Grimaldi

Organizador - Competidor - Padre Mi primera SIY debe haber sido en el 81. Cuando lo veo a mi hijo haciendo nuevos amigos de otros clubs y siendo anfitri贸n del campeonato me trae muy buenos recuerdos y pienso que esos van a ser los amigos del deporte de toda la vida Tengo un mont贸n de recuerdos de esa 茅poca y los revivo cada vez que veo una regata de Antonio.

18


Nicolás Cassese Competidor

Navegar, en versión recargada. La primera vez que fui a competir a Mar del Plata fue hace seis años, en febrero de 2010. Tenía 35 años y acaba de volver a navegar luego de casi dos décadas lejos de los barquitos. Mi carrera deportiva había sido intensa en optimist y cadet, pero el estudio, el trabajo, las novias y otra serie de errores me habían mantenido con los pies secos durante demasiado tiempo. Necesitado de un cambio, aquel año hice memoria y recordé que en el agua había sido feliz, así que agarré un laser del Náutico San Isidro y arrancamos. Así fue que un día de ése febrero me encontré en la boca del puerto de Mar del Plata con un roscazo que soplaba de tierra y levantaba olones. El plan era navegar en popa hacia la cancha de regatas, pero no estaba saliendo. La primera tumbada fue metros después de la escollera. Logré adrizar el barco pero, temeroso y estático, de nuevo quedé enredado en las olas y con la punta del palo apuntando al fondo del mar. Volví a pararme sobre la orza para poner el laser boca arriba y de vuelta terminé en el agua. Lo que siguió fue una seguidilla de tumbadas, estaba perdiendo fuerza y confianza. Una duda comenzaba a asolarme: ¿no sería más prudente poner proa al club, subir el laser por la rampa y esperar la calma que siempre llega después del temporal? Por suerte desistí de aquella tentación, junté un poco de fuerzas, respiré profundo, adricé el barco y esta vez sí, logré llegar a la cancha de regatas y correr. Si hay un premio Lobito de Mar categoría veterano, ese día me lo gané. Lo que seguro obtuve fue un enamoramiento permanente con la experiencia de navegar en Mar del Plata. Tanto que, salvo el 2013, volví todos los años. Para nosotros, bichos de río, acostumbrados a flotar en agua chocolatosa y atravesada por pequeñas oscilaciones que pretenden ser olas y se parecen más a las ondas que genera una cuchara revolviendo el Nesquik, el mar resulta el más hermoso de los desafíos. Las barrenadas eternas con el viento de popa, las ceñidas con las piernas que dicen basta, los bordes a Playa Grande, con su gentío tan cerca y tan ajeno a nuestra aventura, los calmones donde una regata que teníamos perdida y renace con esa derechita que pegamos de pura suerte, las entradas a puerto en reachs furiosos, saludando a los pescadores de la escollera norte, hasta los platos de pasta subsidiados del Náutico Mar del Plata, todo es mucho mejor en el mar. La competencia, esa versión resumida y simplificada de la vida misma, donde no hay duda sobre quién gana y quién pierde, el espejo que nos ponemos frente a nuestras fortalezas y debilidades para sentirnos un poco más vivos, cada febrero tiene su versión recargada. Así como el barco flota más en el mar, en Mar del Plata también es mayor el éxtasis de la victoria y la agonía de la derrota. Es por eso -y por las fotos de Capizzano, claro- que volvemos todos los años.


22


Flavio Naveira Juez Internacional Desde el punto de vista de un jurado, la SIY representa para cada juez, en su propia etapa de experiencia, un universo impresionante de casos. Tenés desde principiantes hasta competidores olimpicos, tenés procedimientos de arbitraje deportivo, apéndice P, team race y medal race, además de protestas normales. Tenés desde clases tradicionales como Optimist, hasta las mas modernas como F18, Kite y Moth. Tenés la presencia de factores externos, como el número enorme de competidores, padres, compañeros de trabajo en todas las áreas, que te movilizan a resolver las cosas para bien del evento. Para mí, en forma personal y este año en particular, es como si hubiera hecho un Master por todo lo que aprendí, todo los conocimientos que refresqué y por el equipo que me tocó dirigir.

24


Sofi Tedin

Organizadora

Desde que empecé a navegar esperaba ansiosa que llegara el verano para poder ir a correr la SIY a una de las mejores canchas del mundo. Todavía me acuerdo como cada verano me invadía la ansiedad, la alegría y el desafío de participar en uno de los campeonatos más exigentes del calendario anual. Tuve la suerte de ganarla alguna vez y de perderla en la definición más de las que me gustaría, pero todas me dejaron con la misma de sensación: querer más, querer volver, querer seguir disfrutando del viento y las olas. Hoy, más de 20 años después de la primera, me sigue emocionando ver a chicos y grandes deleitarse en esta cancha de regatas única y como, generación tras generación, no se pierde el entusiasmo por barrenar sus olas.


27


28


Felipe Elgersma Competidor

Totalmente satisfecho y agradecido de que la categoría haya participado por primera vez en la SIY, este año vamos a participar en los 3 campeonatos grandes y estamos con la idea de organizar para fin de año el 1er argentino de 2.4, esta semana tuve la linda sensación de que empezamos a ser parte de este hermoso mundo de la competencia de la vela ligera, es muy motivante para seguir trabajando por la categoría y mejorando arriba del barco.


30


33


38


Ramiro Cosentino Competidor

Para mi correr la SIY y navegar en Mar del Plata es una experiencia única e imperdible, en la cual puedo disfrutar al máximo la navegación y la estadía con amigos. Es un evento que espero con ansias todos los veranos desde que tengo 8 años. Algo que me encanta del campeonato es que te da la chance de navegar en una cancha totalmente distinta al rio de la plata. Bueno Pocho, los derechos con el 5% de descuento costarían 285 dólares.


Pablo Sanguineti Entrenador

Como entrenador he recorrido muchos lugares alrededor del mundo y consideró a Mar del Plata la mejor cancha que yo haya conocido. Acá no hay un día igual a otro y tenes todas las variables. Ahora esas características naturales sumadas a una excelente organización con los mejores navegantes de Argentina y referentes internacionales hacen que la semana internacional del Yachting sea mi regata preferida porque además de pasarla bien siento que forma excelentes navegantes. Muchas gracias a toda la organización es un lujo el trabajo que hacen.

Ana Zapiola

Entrenadora

La SIY en mi opinión se define con 3 palabras: desafío, independencia y amistad. Siempre va a haber un desafío: primera vez en el mar, selectivo o simplemente sobrevivir al viento y las olas del sur de tu primer campeonato en 420/29er. Independencia total, no están tus viejos, 2 semanas afuera de tu casa, responsable totalmente de cumplir tu objetivo. Amistad: es el momento del año que mas llegas a conocer a los de otros clubes, haciendo nuevos amigos y afianzando los viejos. Pero lo más importante es que sea el resultado que sea, siempre quedan las anécdotas en una de las mejores canchas del mundo!


43


44


Pao Rossetti Madre

La experiencia de la Semana del Yachting... Que experiencia! La SIY es excitación familiar! Los barcos cómo llegan, cuando, los entrenadores, los amigos, el hotel o casa de la tía, (pobre tía), la casa Cubo o el gran hermano? el equipo, quien los lleva, Marian, no puede este año! Mamá, listo no trabajo más voy yo, pero el trabajo? es que no me lo pierdo, yo voy! Pero verles la carita al partir de casa (al alba, claro, así navegan al llegar) (con el auto inundado de cosas), al llegar al Playón del Náutico, es una experiencia inolvidable. Porque ya estamos en el MAR, y el mar es el mar... Y comenzada la aventura, para los papás-mamás que quedamos, quedamos agotados, porque su excitación nos excita, porque sus victoria o caídas son también nuestras victorias o caídas, porque son nuestros hijos, no sólo los de sangre, sino todos son nuestros hijos o como les digo (la tía postiza), porque a fin de cuentas los vimos crecer, progresar, caerse, tener éxito y volver a caerse y volverse a levantar... Pero el estar, el estar no tiene precio, porque siempre están exhaustos de felicidad. Y como siempre digo este campeonato es una fiesta!

46


Lisandro Peralta

Competidor - Entrenador - Padre - Dirigente Mi primer “Semana del Mar”, fue en el año 79 en optimist recuerdo que viajamos desde San Pedro en una Mehari con un pingüino y un optimist a remolque, creo que tardamos como 17hs jajaja, no recuerdo exacto pero para mí que tenía 12 años fue toda una aventura. Luego tuve la suerte de volver los dos años siguientes en el 80 y 81 y ganar el campeonato. Recuerdo que fue una etapa muy linda, nos conocíamos casi todos los optimistas y tengo varios nombres de chicos/as del CNMP en mi memoria con quienes compartí momentos increíbles, tal es así, que cuando nos volvemos a encontrar, después de tantos años, no existe forma de evitar conversar y recordar esos momentos. Son muchos los nombres que me vienen a la cabeza y como no quiero olvidarme de nadie es que no los voy a nombrar, pero quienes estuvieron en la “Semana del Mar” en optimist entre el 80 y 81 seguro lo recordaran. Ahhhh, también ahí llegaba siempre la numerosa flota de amigos del CRLP donde conocí gente espectacular con quienes pasaba muy buenos momentos y me divertía mucho, pero siempre el reencuentro era en “La Semana del Mar”. Recuerdo que competíamos en el antepuerto y para mí que venía desde San Pedro y el río Paraná fue una cosa increíble navegar en un lugar donde podía “ver el fondo” así como los lobos que se asomaban a cada rato al lado del barco, cosas que jamás voy a olvidar… Después de pasados unos años, que no había asistido, volví creo en el año 88 ya como entrenador de Optimist del YCA y ya no se competía mas en el antepuerto sino que se corría afuera y solo se hacia adentro cuando las condiciones eran demasiado peligrosas. Nuevamente me volví a reencontrar con mis amigos del CNMP, con quienes seguíamos pasando muy lindos momentos pero ya hablando de otros temas y otras cosas, nos contábamos anécdotas de lo que cada uno vivía cotidianamente, etc. Esa fue una etapa donde el campeonato comenzaba a tornarse más competitivo, dado que cada club tenía su coach y no como antes que corríamos sin coach jejeje, que momentos… Seguí asistiendo durante varios años hasta que deje de ser coach. Volví en 2007 creo, cuando traje a mis hijos a competir (ya era todo un “optipapi” a pleno jejeje) y también a correr en 2008 un campeonato argentino de j24, nuevamente en esos años me reencontré con algunos de aquellos viejos amigos y realmente fue muy lindo ese reencuentro, dado que seguían flotando en el aíre las historias de los años 80’s y la vida actual de cada uno. En los años siguiente y hasta la fecha seguí participando de la “Semana del Mar” la que me toco vivir de varias formas: como competidor, como padre, como dirigente, etc. pero puedo decirles que la etapa más linda y donde hice muy buenos amigos fue durante los comienzos, cosa que no voy a olvidar jamás… por eso la “Semana del Mar” (como la llamo yo cariñosamente) marco un hito muy importante en mi vida, es algo que siempre voy a llevar conmigo.


Fran Bellochio Competidor

La SIY es ese campeonato en Mar del Plata que esperamos durante todo el ano para navegar en una de las mejores canchas del mundo... ¨La feliz¨ nunca defrauda y siempre nos da lo mejor que tiene para que disfrutemos de unas buenas olas y el mejor viento durante nuestra estadía!! Bajar por la calle colon es mi rutina desde que tengo 8 años, no llego a la feliz de otra manera... Mi primera SIY fue en 1996 como tripulante en la clase Cadet. El ultimo día nos hicieron correr con mas de 30 nudos adentro del puerto. Corri la primera y para la segunda mi timonel Fede Reser me tuvo que meter adentro del barco de prepo. De ahi en mas competi en Optimist varias veces, clasifique a mi primer Mundial como competidor, luego siguió el J24 y tuve la suerte de correr el mejor mundial de mi vida con Zapo Zapiola en la clase 29er.


49


Ambrosio Solari Competidor

Poder correr la SIY a esta edad, es una bendición que me trae muy lindos recuerdos de mi infancia, cuando pasaba veranos enteros en Mar del Plata. De esta regata me lleve, Grabadas imágenes como,”las drizas golpeando mientras se arma el laser “ “salir navegando entre las escolleras “ “barrenar esas olas inmensas” “tirar un borde a cabo corrientes antes de entrar a puerto” “el olor cuando sopla del sur” y comer con los chicos los ñoquis a la vuelta.
Todos los momentos que se viven en una SIY son fabulosos e inolvidables. Correr en mardel es Imperdible !!


Eduardo Ronnau Competidor - Organizador

El campeonato más importante de la vela marplatense. Comencé a correrlo en 1975 en Optimist, luego en Penguin, Snipe y muchas veces en Laser. Es a veces el objetivo para entrenar muchos meses. Desde otro punto de vista un trabajo de organización y logística importante, que crece todos los años en cantidad de participantes, barcos, eventos secundarios y alegrías, Competidor y Organizador.

Roque Nobile

Organizador

La Semana Internacional del Yachting de Mar del Plata se ha convertido en uno de los eventos más tradicionales a nivel internacional además de ser Evento principal FAY y de Grado 3 de ISAF, Selectivo de varias Clases y además único en Argentina en el mar ,contabilizando ya hoy 52 ediciones . Implica un verdadero desafío organizativo para los clubes organizadores: Club Náutico Mar del Plata y Yacht Club Argentino. Ya que fondear 5 canchas de regatas, en las cuales más de 470 embarcaciones y 540 participantes disputan sus regatas implica una infraestructura de precisión desde lo deportivo hasta la seguridad de todos los intervinientes desde timoneles locales y una apreciable cantidad de extranjeros.


Machi Contessi Competidor

Para mi la SIY significa poder correr un campeonato de escala internacional en lo que seria mi casa. Es poder medirme con otros en las condiciones a las que estoy acostumbrado y saber que corro este gran campeonato de local es muy especial. Tengo muchas anécdotas tanto del agua como en tierra, pero de este campeonato recuerdo más que nada mis inicios porque es donde todo comenzó. Mi recuerdo más lindo es mi primer SIY porque lo que significó para mi correr siendo el más chico del evento es algo que no tiene precio.

54


Nico Benvenuto Organizador - PRO

Ser PRO fue realmente un desafío, más aún siendo local y teniendo 21 años. Significó una puesta a prueba de todo lo que vengo haciendo en los últimos años. Había bastante presión, más que nada durante la medal race, pero todo se dio bien y los cronogramas de regata fueron completados en su mayoría. Tengo que agradecerle a todos los oficiales de regata que colaboraron conmigo desde que comencé a largar regatas hace unos años (sobre todo tino Mora), voluntarios y al personal de marinería del YCA y CNMP que dejaron todo para que el campeonato fuera un éxito!


Nico Dasso Entrenador

Participacion de Misiones en la SIY Hace 9 años mi escuela de vela participa del campeonato SIY, para el cual los niños se entrenan con ganas, porque saben del alto nivel que allí converge, especialmente si es selectivo para obtener un lugar en la selección Argentina, tanto en la clase Optimist como en Laser que son los barcos en los que navegamos en Posadas. Y por otro lado el grupo de principiantes que la mayoría debutan en el mar. Es una gran experiencia por la cantidad de días que dura el torneo, la cantidad de kilómetros que hacemos para llegar, 1500km que son cerca de 20 horas de viaje si todo va ok , con esto se logra mejorar, sin dudas la performance de cada navegante. Este año en particular pudimos cumplir el sueño de 5 chicos de vela inclusiva que si no fuera por este deporte difícilmente hubieran conocido un lugar tan lindo y experimentado semejante sensación de ver tantos barcos, navegar mar adentro, conocer una linda ciudad, interactuar con otros chicos que comparten la misma pasión por navegar. Como anécdota tengo a varias expresiones de los chicos ni bien llegamos a Mardel, como: “¿Y la otra orilla, donde esta?, ni loco me alejo tanto!”; “nico, nico! anda a ver los baños son enormes, me perdí ahí adentro!”. Estas expresiones muy significativas, a mi y a Lea, nos hace reflexionar sobre muchas cosas y creo que con este programa estamos empezando a conocer este deporte desde otro punto y el enfoque está siendo algo diferente que hace 15 años cuando abrimos la escuela, detectando de que esto para estos chicos es un aporte a su calidad de vida, mas allá del deporte. La participación de Misiones fue posible gracias al incansable esfuerzo de los padres apoyando la escuela y todas sus actividades, al CNMP que con las gestiones de Nico Benvenuto nos becaron las 5 inscripciones de vela inclusiva, a Vito Contessi que nos presto el gomon y Luis Alvarez que nos dio asistencia a los optimist.


Dante Cittadini Competidor

Navegue por primera vez en el mar y en mar del plata en el 2009 a los 7 años, competí en optimist principiantes y lo que más recuerdo es mi sorpresa al ver a los lobos marinos nadando junto a los barcos en las regatas. Desde entonces no falté nunca a la siy, en 2011 gané en princi y luego corrí en optimist timoneles desde 2012 a 2016. Para mi navegar en MDP significa navegar en una de las mejores canchas por sus olas y el viento que siempre se hace presente. Por esto y por el gran clima de camaradería en tierra, la SIY es uno de mis campeonatos favoritos.


Francisco Renna Competidor

Casi sin dudas puedo decir que la cancha de Mar del Plata es la mejor del mundo y que correr la SIY es de las cosas que mas disfruto en la vida. Tuve la suerte de competir por primera vez dentro del puerto en la Categoría Optimist Principiantes a los 9 años de edad luego de ir a verlo correr a mi hermano un par de años allí. Al año siguiente gané ahi y pasé a Timoneles. Desde el año 2002 al 2005 corrí en Timoneles, clasificando a mi primer Sudamericano en 2002 y luego ganando en 2003 para clasificar a mi primer Mundial y saliendo 2do en 2005 para volver a clasificar al Mundial. En 2006 corrí mi primer campeonato en la clase 420 allí junto a Francisco Sucari y en 2007 y 2008 tuvimos la suerte de ganar. En el año 2009 corrí mi primer campeonato de Laser con un barco que me prestó mi amigo Tommy Dietrich y hasta el día de hoy sigo compitiendo en la misma categoría habiendo ganado las ediciones de 2014 y 2015 en Laser Radial. Inevitablemente navegar y correr en Mar del Plata tiene algo especial y en lo personal me genera sensaciones muy fuertes y lindas por todos los buenos momentos vividos. El mar te forja como persona y el surcar sus aguas desde una temprana edad te obliga a respetarlo y aprender de él. Ojalá tenga la suerte de volver por muchos años mas a disfrutar de este gran campeonato y seguir barrenando las mejores olas del mundo!

63


Vito Contessi Organizador - Competidor - Padre

La semana Internacional del Yachting es el primer campeonato importante que corrí cuando navegaba en Optimist, hace más de 35 años. Era el campeonato que más deseaba correr, me encantaba enfrentarme con los porteños en otras aguas que no fueron las del rio, pero más me gustaba recibirlos, conocer nuevos amigos y ver a mi club transformado durante una semana. La corrí en Optimist, Laser, Europa, Match Race, Snipe y Moth esta ultima ya con/contra uno de mis hijos. Tengo un especial recuerdo de una SIY que gané en clase Europa, un campeonato de mucho viento y una definición soñada. Cuando mis hijos corrieron su primera SIY se llevaron el premio lobito de mar por ser los más pequeños y ahi comenzó otra historia. Con otros compañeros de optimist, ahora padres, nos comenzamos a involucrar en la organización del campeonato para darle el brillo que tenía en nuestros recuerdos infantiles. Para que competidores de todo el país y del extranjero pudieran vivir esta fiesta y sentir lo mismo que nosotros sentimos. Hoy somos un grupo muy grande de socios del CNMP y del YCA que abrazamos este campeonato, no será nunca el más grande, pero estoy seguro que para muchos como para mi, será siempre el campeonato más esperado y deseado.


Martin Billoch Competidor

Para mí que soy de Buenos Aires, y por ende me crié en el Río de la Plata, Mar del Plata desde la primera vez que fui ( en 470 seria1980) es una fascinación. Desde mi primer popa en 470 , bajando las olas que en nuestro querido Rio nunca vemos, hasta hace dos Dias corriendo con mi hijo en 29er, Mar del plata nunca dejó de sorprenderme, es un lugar especial, tiene todo lo que hay que tener para aprender a llevar un barco en todas las condiciones, y por si fuera poco, tiene también el puerto, y la posibilidad de correr / entrenar dentro. Recuerdo que para los entrenamientos para los JJOO Atlanta 1996, me lleve un 470 a Mar del Plata y con mi tripulante, viajábamos cada viernes a la noche a entrenar sábado y domingo y volvíamos el lunes a la madrugada, eso fue desde Marzo a Julio, no teníamos fondos para hacer la gira europea, pero llegamos a los JJOO, en excelentes condiciones y logramos 2 triunfos y un 7mo puesto en la general. Desde esos días, siempre recomiendo MDQ a mis hijos y amigos como lugar de entrenamiento. Cada tanto vuelvo a competir en clases chicas, como este año que tuve el placer de hacerlo con mi hijo Cristóbal, que hace 5 años no se subía a un barco, y que al terminar la SIY , me dijo, vuelvo a Navegar!!! Y yo digo, bien Mar del Plata!!!!, seguís atrapando gente para nuestro querido deporte. Abrazo Pocho Me extendí un poco córtalo donde quieras. Me gusta mucho Mar del Plata y de hecho me gusta mucho ir en el INÉS, la vida a bordo en el puerto me encanta.

66


Cruz Gonzales Smith Competidor

Navegar en Mar del Plata tiene mucho significado para mi. La primera vez fue cuando tenía 7 años y quedó impregnado en mi memoria para siempre. Aquella vez, allá por los años 80, sentía la adrenalina de lo desconocido, una aventura que se agigantaba en mi imaginación por los cuentos de los más grandes, mientras transcurrían las primeras horas nocturnas dentro de las carpas de la flota de Optimist del Club Regatas La Plata que habíamos instalado al lado de los galpones de los botes de remo del Náutico. Yo era el más pequeño de todo el grupo, me hacían barrer la arena de la carpa y yo obedecía sin chistar para ganarme aunque sea una fracción de derecho de piso. Los más grandes y experimentados, que ya corrían en timoneles, contaban historias de tormentas y hazañas en aquel extraño mar que todavía no había enfrentado. Cuando puse mi Optimist de madera en el agua salada y por fin salí a navegar dentro del puerto, todo fue intimidante…los enormes buques pesqueros que parecían querer atropellarnos…las inesperadas apariciones de gigantescos lobos marinos. Por suerte en un bote estaba mi papá que me ayudó y me alentó a continuar, a no abandonar, a perder el miedo y a disfrutar del mar. Aquella vez, ¡gané el Lobito de Mar al más chiquito de la flota! Hoy, con 40 años recién cumplidos, habiendo navegado sin parar estos últimos 33 años, sigo sintiendo un placer enorme al navegar en Mar del Plata…tengo muchos amigos, disfruto del mar, del estilo de sus olas, las barrenadas eternas…¡ ah…que placer! El emocionante Noreste, sin duda la mejor condición del mundo para navegar! ¿Que decir? Navegar en Mar del Plata tiene mucho significado para mi. ¿Los resultados?....es lo de menos.

68


Diego Alonso

Mito Expresso - Competidor - Padre - Organizador Para Mito ha sido una gran experiencia participar y apoyar uno de los eventos más grandes y prestigiosos de Sudamérica. Nos ha posibilitado llegar principalmente al público joven y en el caso de los Optimist Princi a sus padres. El “after sailing” que propusimos y realizamos en el YCA Puerto, nos permitió que mucha gente conozca nuestros productos y nos consulte por nuestro sistema de cápsulas.

Ricardo Radovitzky Padre de URU.

La SIY es un campeonato altamente recomendado para llevar a los chicos a correr, excelente organización , una cancha increíble y muy buenos amigos. A diferencia de otros campeonatos, además de muy buenas regatas, al llegar a tierra siempre te esperan con música y comida lo que provoca que los chicos se queden largo tiempo conversando y disfrutando del evento.

71


72


74


Gustavo Tenrreiro Competidor - Padre

En Febrero de cada año se realiza la icónica “Semana Internacional del Yachting” en Mar del Plata, Argentina. Este año mi hijo Lucas y yo decimos ir, y probar las aguas Marplatenses; para Lucas por primera vez. La SIY tiene un lugar reservado en mi corazón. Ahora mi vida se realiza en EEUU; en la hermosa ciudad de Austin, Texas; pero 23 años atrás Mar del Plata era mi casa. Como a tantos chicos les ha pasado, el Yachting me atrajo cuando tenía 9 o 10 años de edad, y todavía sigo en su gravedad, así que cuando hace unos meses atrás en Abril del 2015, mi hijo de 9 años de edad; demostró su interés en participar en regatas de Optimist, lo primero que pensé fue obtener un Optimist, y lo segundo que pensé fue en las aguas de Mar del Plata, y cuál sería el camino más corto para poder ver a Lucas participando en la SIY. Para Lucas el camino a la SIY ha sido corto, pero muy empinado. En menos de 11 ha tenido que aprender lo básico de la navegación, las intricarías de las regatas de veleros, como controlar el Optimist con sutilidad, y finalmente saltar la gran brecha que existe entre un navegante novicio y uno que pueda participar al nivel de la flota “Timoneles” de la SIY en el Océano Atlántico. En Enero del 2016, menos de 45 días del comienzo de la SIY decidí que Lucas podría llegar a competir en la SIY, y decidí confirmar nuestra presencia. No diría toda la verdad si no contara que esta decisión fue acompañada con una cierta euforia. Poder ver a mis viejos amigos de Mar del Plata, los cuales no había visto por más de 20 años, y con los cuales compartí tantos momentos los cuales influencian mi vida hasta el día de hoy, era un proyecto casi surrealista. El viaje de ida fue más simple que el de vuelta, pero aun largo. Nos alojamos en un hotel de la calle Guemes, centro comercial que ha cambiado increiblemente en 20 años. Las condiciones de navegacion del campeonato fueron variadas. Hubo un día que sopló viento fuerte y las olas eran muy grandes con condicones extremas para Lucas. Su barco fue inundado varias veces, y dijo que cuando una ola rompió arriba suyo, le parecía que el barco se hundiría, y sintió un poco de “miedo”. Orgullo es lo que sentí cuando continuo su relato y revelo que a pesar de todo esto, que continuo el recorrido y termino las 3 regatas planeadas, sin abandono. El 3er día de este campeonato fue día libre para el pero yo tenía regatas, así que lo deje a en el CNMP por su cuenta, con un poco de plata en el bolsillo y su imaginación. Yo salí hacia la cancha de regatas con cierta aprensión, ya que Lucas; el cual habla solamente Ingles, y no está acostumbrado a ese tipo de libertad en un lugar tan grande y el cual no es familiar; podría encontrar alguna. La 3ra y última regata de Laser de este día no la corrí, para poder volver un poco más temprano, y llevar a Lucas a la playa, y a conocer otras partes de Mar del Plata, ya que después de todo este era su campeonato, y su día libre. Al volver lo encontré con una sonrisa y una mirada de satisfacción. Él se había divertido ordenando su almuerzo sin necesidad de un traductor, y había conocido gente con los cuales tuvo unas charlas en “spanglish”. El 4to y 5to día de regatas fueron de vientos medios a suaves atípicos para Mar del Plata. El 6to día culmino con la entrega de premios en la sede del YCA en Playa Grande. Fue divertido compartir este lugar con la mayoría de los competidores y familiares. Pasamos un rato inolvidable, recordando viejos tiempos con viejos amigos. Nuestro viaje culmino con la vuelta a Austin, Texas. Ni bien despegamos de Buenos Aires, una de las primeras cosas cruzando mi mente era la vuelta en el 2017 a la próxima edición de la SIY. La gente, el lugar, la calidad del evento, el nivel de los competidores, hacen de la SIY posiblemente el mejor campeonato el cual no requiere clasificación. La SIY 2017 será nuestro faro, nuestra guía, el campeonato con el que planeamos culminar este próximo año de competición.


Pancho Guaragna Competidor

Mi debut en el mar fue ahí, a los 5 años en optimist, corríamos adentro del puerto. Fue increíble haber tenido semejante experiencia con esa edad, experiencia que a esta altura se volvió una rutina en cada año, tengo 19 años, imagínate que desde los 5 nunca falte a una edición, es muy especial para mí, porque en mi caso cumplo años en la fecha de la SIY, pasando cada festejo mejor que el anterior en familia y amigos navegantes que con todos ellos se comparte muchas cosas lindas para el recuerdo. El club náutico mdp es uno de mis favoritos, la gente siempre está predispuesta, cada edición organizando todo a pulmón, tratando que a nadie le falte nada y que todos estén conformes, eso es algo muy bueno y que todos destacamos de ahí, el club en sí tiene una infraestructura de las mejores. Ideal para ir a entrenar o prepararse a nivel de alto rendimiento. Mar del Plata es la mejor cancha del país, a mí humilde opinión.

76


Dingo

Entrenador / www.dingosailing.com

La Semana Internacional del Yachting siempre fue para mi uno de los eventos en Argentina mas importantes y exigentes del Calendario. Siempre fue como el Everest del los Campeonatos por lo duro de la cancha de regatas y el número de barcos. Mar del Plata tiene una cancha de regatas de nivel Internacional y una ciudad muy completa en todo sentido. Cuando competía en Laser era religión hacer la la pretemporada de entrenamiento en el CNMP por lo menos un mes ahí viviendo en el Club y había un antes y un después en como uno navegaba. Condiciones extremas de mas de 25 nudos, olas enormes y mucha adrenalina. Además como condimento siempre venía algún extranjero de mucho nivel y los entrenamientos eran fantásticos. Luego de viajar por muchísimos lugares puedo decir que Mar del Plata es una de las canchas mas exigentes que conozco y también la SIY es el evento mas divertido del año y super bien organizado. Ahora como entrenador siempre recomiendo entrenar allí y lo utilizó como base de Clínicas ya que el el lugar lo tiene todo y no tiene nada que envidiar a cualquier lugar internacional. Incluso a pesar del frío que no es tan frío hemos podido entrenar en Invierno con total normalidad. La SIY es uno de los mejores eventos del mundo de la vela. Si no fuiste a correr la SIY es porque no estas vivo! Buenos Vientos! !! Good, es la pura verdad. Estas parado sobre ORO.


80


83


84


88


92


95


98


104


108


110


Agustin Belloquio Entrenador

La SIY es para mi el mejor campeonato de vela de la región. Tiene condiciones diferentes de ola y viento en un mar difícil que marcan en los deportistas un punto de inflexión, cambia el estilo de navegar en otras condición cuando regresan a sus clubes originarios de Argentina y del Mundo. Esto les da la posibilidad a muchos de participar en un Campeonato con timoneles de alto nivel en todas las categorías amateur y olímpicas. El profesionalismo de los organizadores y la Buena onda que se respire en Mar del Plata hace que sea un campeonato que reúna todas las condiciones para disfrutar una excelente SIY. Ya voy por la edición 26 corrida y como entrenador y espero feliz de participar por muchas ediciones mas.


Rodrigo Benedetto Entrenador

La SIY para mí es el campeonato más lindo de Argentina y una de las mejores canchas de regatas del mundo. Tuve la suerte de participar como competidor y luego como entrenador de diferentes equipos, muchos años como entrenador del CVB y en esta última edición con el equipo del CRL de Perú quienes quedaron encantados con el campeonato, también tuve el honor de entrenar con la selección Argentina y siempre elegimos la SIY como selectivo realizando muchos entrenamientos en MDQ. Tengo muy lindos recuerdos, muchísimas anécdotas y grandes amistades que se han forjado a lo largo del tiempo en la SiY y siempre es un placer volver a Mar del plata y disfrutar de esta gran fiesta náutica. Creo que para los niños de Optimist es la mejor experiencia y siempre se llevan grandes amistades que quedan para toda la vida.

115


119


122


Lucia Falasca Competidora

Hace 15 años que navego y sino me equivoco hace 12 que voy todos los veranos a correr la SIY. Desde chiquita que durante todo el año esperaba que llegue el verano para ir a mardel. Además de ser uno de los mejores lugares del mundo para navegar y barrenar olas es el lugar de encuentro con gente de todo el país y del mundo. Es una semana donde a lo largo de estos años vivi muchas cosas. Conoci a los que hoy en dia son mis amigos, clasifique a varios campeonatos, barrene más de una ola de esas que no se olvidan, tuve mi primer baile en playa grande (lo que la luche para que mi mama me dejara ir), miles de entrenamientos, llegamos a ir en invierno!! Uyy creo q me explaye demasiado…. En fin, mardel es de esos lugares que espero seguir yendo por muchos años mas y en cada rincón recordar una historia.


Maria Bettina Marcone Competidora - Madre

Este año después de 21 años sin navegar, siendo justamente la última vez los Panamericanos del 95 en Mar del Plata, me cansé de estar en la rampa esperando la vuelta de mis hijas y a pesar de mis hernias de disco, cumplí un sueño, volver a correr un campeonato, esta vez con mis dos hijas Sofia de 11 y Nicole de 9. Ellas corrieron en optimist principiantes y yo incursioné en Laser 4,7; lo que el cuerpo me deja hacer, y encima en MDP, mi lugar en el mundo para navegar, reencontrándome con amigos de toda la vida, la vedad no tiene precio, realmente me siento MUY FELIZ!!!! Gracias a todos los que me ayudaron!! Cada año, este campeonato, que corrí desde que tenía 9 años, con esas olas gigantes, y viento y sol implacables, siempre me permitía superar nuevos desafíos, templar mi carácter, madurar, aprender, hacer nuevos amigos, tener mas pecas. Sophia y Nicole: si eligen seguir navegando por nada en el mundo se pierdan de seguir participando en la SIY!!!


Pedro Chifflet

Competidor - URU

“Un gran campeonato, con muy buena organización que lo hace ser uno de los mas divertidos del año”

126


Martin

La primera vez que corrí la SIY fue en tenía 7 años. En ese momento vivía en Ec a correr con el equipo del Salinas Yach buena experiencia, siempre me acuerdo que barcos por la playa del Club y algunos día grandes. Para bajar al agua yo me subía levantaban entre cuatro y me metían Después de ese año participé de la edición en principiantes, aunque para este año ya v na y corría para el YCO. A partir del 2009 pa las ediciones del SIY, el objetivo siemp aunque no supiese en que barco ir, sabía q perder del clásico. De las famosas comidas del CNMP, del característico olor a lobo sopla sur, de tener que salir del puerto b escollera norte por miedo a que te agarre tantos otros detalles que caracterizan a es Ir a la SIY cada año es una nueva experi que condiciones climáticas te pueden toc frío o calor, puede haber viento o calm mucha ola o no tanta. Pero lo que nunca fal peonato es el hecho de reencontrarse con a partes del mundo que capaz no veías des Uno siempre quiere volver año tras añ oportunidad única para navegar en e característica de Mar del Plata, que sin dud mejores lugares para naveg

132


n Cloos Competidor

n el 2005 cuando cuador y vinimos ht Club. Fue una e bajábamos los as entraban olas a al Optimist, lo n al mar directo. n 2007, también vivía en Argentiarticipé en todas pre fue correrlo, que no me podía s del restaurante o marino cuando bien pegado a la e la rompiente y ste campeonato. iencia, no sabes car, puede hacer ma, puede haber lla en este camamigos de todas sde hace meses. ño ya que es una el mar con la ola da es uno de los gar en el mundo


Franco Greggi Competidor

Mar del Plata es el mejor lugar del mundo para navegar, después de Lago del Garda en Italia. Es una cancha en donde siempre me sentí cómodo. En ese sentido es una cancha “rápida”, el barco reacciona mucho ante los cambios. La experiencia de llevar el Moth a esta cancha fue extremadamente exitosa, creo que le sirvió a la clase en materia de aprendizaje, una clase joven que necesita campeonatos para perfeccionarse y posiciorarse adelante en los próximos mundiales. El Moth para mi es todo, una clase en donde continuo mi formación náutica, no dejo de aprender y ahora me toca sobre un hidrofoil a 25 nudos. Personalmente creo que fui muy afortunado al tener compañeros que se sumaron a este proyecto con tantas ganas y entusiasmo eso creo que es el principal activo que tiene esta clase. Participo en SIY desde Optimist principiantes, en donde hice mi mejor campeonato en optimist! carrera que termino pronto por mi peso! Pase por Cadet, 29er y ahora Moth.


139


Guido Van Avermaete

Competidor - Padre - Abuelo - Organizador Habiendo participado en la primera denominada día del yachting en el año 1965, como tripulante en la clase Grumete, luego haber visto participar y ganarla a mis hijos Leopoldo y Francisco en distintos años sentí una enorme emoción ver a mis nietos compitiendo en esta 51edicion que además a tomado una envergadura deportiva tan importante a través de todos estos años. Que tres generaciones de una familia estén presente en el evento es un regalo que me dio este deporte.


Con la SIY comencé a ser fotógrafo. Ya van 19 SIY y cada año es una gran alegría mostrar esta gran regata. Llegar al club, pasar los juegos y al descender por la rampa ver todas las velas flameando que te impiden ver el horizonte es una sensación única. La misma sensacion que cuando corrí en Optimist Principiantes en la edición número 17.

FOTOGRAFIA Y COMPAGINACION



51 Semana Internacional del Yachting 2016.