Issuu on Google+

MUNDO ARDIENTE Libro Uno 1933


Copyright © 2009 Sociedad Agni Yoga Hispana, Inc. Ninguna parte de este libro puede ser usada o reproducida por cualquier medio sin la autorización expresa del editor. Primera Edición

Título del Original en Inglés Fiery World I 1933 Traducido por: Sociedad Agni Yoga Hispana, Inc. P.O. Box 9447 Caguas, Puerto Rico 00726-9447 Autorizado por: Agni Yoga Society, Inc. 319 West 107th Street New York, N.Y. 10025

2


Signos del Agni Yoga Ur es la raíz de la Luz del Fuego. Desde tiempos inmemoriales este Principio Radiante ha atraído los corazones de muchos pueblos. Así, desde las alianzas del pasado transportémonos hacia los logros del futuro.

3


MUNDO ARDIENTE 1. El elemento del Fuego, el que todo lo penetra, el más creativo, el que porta más vida, es el menos observado y estimado. La conciencia humana está preocupada con una multitud de vacías e insignificantes consideraciones, pero se le escapa la consideración más maravillosa. La gente riñe en el mercado por una moneda, pero no tienen ningún deseo de estirar sus manos hacia el tesoro. Mucho de lo que se ha dicho respecto del corazón debe también ser aplicado al Mundo Ardiente, pero con una particular agudeza. El ímpetu del Fuego es tan fuerte como la estructura del cristal. No es por accidente que bolas y cristales han sido usados por los clarividentes. Se necesitan ascuas vivas para la purificación de la conciencia; la llama del arco iris afirma el esfuerzo del espíritu. Una multitud de aplicaciones del trabajo del Fuego se revela como las condiciones más impresionantes de la existencia. Empezando con las formaciones de luz visibles al ojo abierto hasta los complejos fuegos del corazón, nosotros somos llevados a la esfera del Mundo Ardiente. 2. Mientras se observan los signos ardientes se pueden notar ciertas subdivisiones entre la gente. Algunos se esfuerzan eternamente y no pueden existir sin este movimiento elevador – ten la seguridad que esta gente pertenece al elemento del fuego. A pesar que ellos yerran, no pueden permanecer inactivos. Obsérvalos y descubrirás invariablemente la fuerza ardiente. Pero no busques al Fuego creativo en la inercia de la tierra, en las ondulaciones arrolladoras del agua, en las ráfagas de viento. Nosotros no deseamos ensalzar indebidamente a la gente ardiente, pero en honor a la verdad se debe decir que ellos mueven al Mundo. Uno no debería olvidar que para esta gente no es fácil estar en medio de todas las otras combinaciones. Es cierto aquello que se ha dicho respecto del Ángel Ardiente con alas incineradoras. Cuando este Ángel se apresura a salvar el Mundo, sus alas fosforescentes pasan rozando las rocas de la Tierra, estas se queman y en consecuencia el Ángel se debilita. Así se revela la marcada diferencia entre el Mundo terrenal y el Ardiente. El ojo terrenal, aunque es altamente sensible, usualmente no asimila ni siquiera las manifestaciones sutiles. Pero en su momento, el Mundo Sutil no percibe a los moradores ardientes a donde el llameante corazón puede conducirnos. Así puede entender uno la veneración por el Fuego. Se necesita de los esfuerzos humanos para una afinidad natural con el Mundo del Fuego. Desde los primeros años ellos portan consigo, por decirlo de algún modo, un reflejo del Fuego Supremo. Es como si estas chispas los empujaran a retirarse del contacto de los otros elementos; y aquellos elementos no aprecian estos ardientes orbes. No obstante uno no puede atravesar el sendero terrenal sin contacto con el Fuego, de aquí que es mejor conocer su naturaleza esencial. 3. Debería señalarse que la tensión del Fuego se refleja sobre todas las funciones del cuerpo. Uno no debe olvidar que, mientras el Fuego del Espacio podría curar heridas, por otro lado puede tensionar los tejidos. Entonces, seamos cautelosos.

4


4. Parecería que el Bautismo Ardiente ya ha sido explicado claramente. Sobre las cabezas de la gente se han manifestado lenguas de fuego, pero ellos no desean aceptar la realidad existente. Ellos pretenden adorar las Escrituras pero las incumplen en la vida. No todos podrían aceptar y observar calmadamente la llama que no quema como la que viste, sin embargo es muy real, con todas las propiedades del fuego excepto con la del quemado. Pero uno debe tener un corazón abierto para encarar la llama. La gente ha captado una cruda manifestación en la forma de electricidad, pero sin que se apliquen las ardientes propiedades del organismo humano no podrán avanzar hacia el refinamiento de la manifestación. Cuando la comprensión del Fuego entre en la vida llegará un nuevo amanecer para la humanidad. 5. Cuando hablemos del fuego que no quema, tampoco debemos olvidar al Fuego que consume. Cuando la monja se lamentaba, “¡Me quemo, me quemo! ningún terapeuta sabía como aliviarla. El terapeuta podría aplicar agua fría, olvidando que el aceite no puede ser sumergido en el agua. El fuego sólo puede ser apaciguado con fuego – en otras palabras, por la energía del corazón, la que fluye durante el llamado magnetismo. Nosotros tratamos la inflamación con una corriente; semejantes inflamaciones podrían arder repentinamente en distintos centros. Pero, en realidad, el peligro principal yace cercano al corazón, al plexo solar y a la laringe. Estos centros, siendo los más sintéticos, podrían estar expuestos a los más inesperados ataques. Cualquiera que haya experimentado aunque sea una vez el fuego interior entiende el peligro de la conflagración de los centros. Este sabrá la agonía que se experimenta cuando el fuego se abre paso. En la mayoría de los casos el hombre no es responsable por esto, excepto tal vez debido a la irritación. Con frecuencia el fuego arde repentinamente debido a influencias extrañas y, en el caso de un estado refinado del organismo, por causas cósmicas. La fatiga del corazón abre en verdad las puertas al enemigo. Así el Fuego creativo puede ser transformado en una llama destructiva. Esto debería recordarse ya que el estallido se desarrolla de pequeños comienzos. También debería recordarse que el uso de la energía ardiente requiere de cuidado. Grande es el mal de gastar innecesariamente la energía ardiente de otro. Un Arhat nunca es un vampiro – esta es una ley fundamental en la vida. Por lo tanto, sabia es la ley de dar eternamente. Podría parecer que no hay nada en común entre sacrificio y Fuego; sin embargo, el llameante sacrificio es mencionado en todos los Pactos de las Alianzas. 6. Uno debe manifestar una especial cautela. Tú puedes ver como hasta la moralidad de una nación cambia. De aquí que, la ignorancia reacciona a la presión de la atmósfera. Uno debe observar que la ignorancia claramente afirma los fundamentos de la obscuridad. Uno puede imaginar cuan fácilmente un cerebro sin desarrollar se deteriora cuando el corazón está en silencio. La moralidad de los pueblos cae como un árbol marchito. Es grande ahora el peligro de las peligrosas epidemias ardientes. Los caldeos clasificaban todas las enfermedades de acuerdo a los elementos; y ellos no estaban muy lejos de la verdad ya que los elementos y las luminarias condicionan principalmente al organismo – tanto al cósmico como al humano. 7. ¡Sólo piensa! Cada uno de nosotros lleva dentro el Fuego Único, inmutable a través de todo el Universo. A nadie le importa imaginarse que el tesoro universal está dentro de sí. Los elementos no son idénticos en todo el Cosmos; el cambio en sus cualidades no nos permite adscribirnos a ellos de idéntica forma. Pero solo el fuego del corazón une a través de su imán todas las estructuras del Mundo. Uno debe pensar acerca de esta preeminencia. Es necesario utilizar este tesoro en todas las estructuras de la vida. Sólo existe una Única Luz de Fuego en todo el Mundo. Nosotros podemos

5


entender que el Fuego se manifiesta a distancias muy remotas. No hay nada sobrenatural o misterioso acerca de ello. Hasta un discípulo inferior ha escuchado del todo-abarcador Fuego, mas ha fracasado en comprender su aplicación. 8. La manifestación de los diferentes fuegos no contradice la unicidad de la esencia del Fuego. El solo ritmo de la tensión cambiará el color de la visible llama del color plateado pasando al rojizo amarillo hasta un intenso rojo rubí. El rojo rubí de la tensión es raro ya que no todo corazón puede resistirlo. 9. Para aceptar y admitir el Fuego como el sendero hacia la Jerarquía, como el sendero al amor y a la compasión, es necesario afirmarse irrevocablemente con todo el corazón. Sólo así las pequeñas estrellas se volverán gigantes resplandecientes. 10. Consideremos como benditos los momentos estresantes. Precisamente en esos momentos aprendemos a distinguir lo importante de lo mediocre. En los días de satisfacción nuestra vigilancia se opaca, aunque esta cualidad se necesita especialmente cuando hay una aproximación a las esferas ardientes. De aquí que la opresión y la tensión son también preciosas. Ellas no sólo incrementan la vigilancia y la impetuosidad sino que también fuerzan a que broten nuevos fuegos de nuestras más íntimas profundidades. Que el fuego de Tara esté especialmente cerca. Así, acrecentemos el amor a lo inesperado como la fuente de una nueva alegría. Verdaderamente, el mejor fuego se enciende a través de la alegría. De aquí que, las épocas tensas son un horror sólo para los ignorantes; ya que para aquellos que saben, esos momentos son simplemente una fuente de eventos. Los fuegos atraen más cercanamente aun remotas acciones. Para algunos, lo que ha sido dicho aparecerá como una fría abstracción, pero esto es sólo para aquellos de corazón frío, para los que ya tienen el fuego extinguido. Tú ya conoces la tibieza del corazón y tú aprecias al inesperado Mensajero. Por lo tanto, es muy importante seguir a los Señores; uno debe dejar atrás las obscuras determinaciones. Sólo el Fuego de los Señores se encenderá atrevidamente. Por consiguiente, cualquier palabra acerca de los Señores deberá ser valorada. Aunque se la pronuncie desapercibidamente, no obstante estará allí en el prana de la audacia. Hagamos que las palabras acerca de los Señores resuenen en todos los rincones del Mundo. Estos son cirios encendidos ante santuarios sagrados. Ellas son lámparas de Fuego Vivo – una protección en contra de todas las enfermedades. La solemnidad es como la llave para una cerradura. 11. Durante las intensas manifestaciones ardientes, uno puede observar una característica de la propiedad básica del Fuego. Los objetos aledaños parecen estar translúcidos. Tú puedes atestiguar esto. Aparentemente el fuego transforma todas las substancias ardientes y revelan la materia luminosa que yace en el interior de todo lo que existe. Lo mismo se puede decir del imán de un corazón ardiente; a su propia manera revela la naturaleza ardiente de todo lo que tiene cerca. Así, a través del ardiente corazón uno puede observar las cualidades ardientes. Es sólo necesario descubrir semejante corazón y con una gran cautela utilizarlo en este experimento. En dichos experimentos recordemos que el hacer patente la materia luminosa puede ser extremadamente peligroso bajo crudas condiciones circundantes. El peligro de un Samadhi total también depende de la misma cualidad del Fuego. Sin embargo, no resistas las manifestaciones ardientes si ellas no sobrecargan al corazón. En los años del Armagedón las manifestaciones son, por supuesto, altamente complejas, porque los ritmos del Fuego del Espacio y del fuego subterráneo se interceptan. Usualmente, semejantes

6


violaciones del ritmo no son tomadas en consideración y debido a esto ellas incrementan aun más la agitación cósmica. 12. Las ondas ardientes que se aproximan son extremadamente aterrorizadoras si uno no conoce sobre ellas y no las asimila con los fuegos del propio corazón. 13. Tú has escuchado de ciertos niños que pueden ver a través de cuerpos sólidos. Busca la solución en la ardiente naturaleza kármica. En realidad, este es un fenómeno enteramente físico, usualmente no conducente a los superiores logros ardientes. El Hatha Yoga intensifica la separación de los centros y lo único que se puede lamentar es que estos parciales empeños no conducen ni al Raja Yoga ni al Agni Yoga. Por consiguiente, los ejercicios físicos y ardientes son dañinos y perturban el equilibrio circundante. El fuego es el elemento supremo y el acercamiento a él debe ser por medio de una conciencia elevada. Uno puede entender y aprender a amar al Fuego a través de esta elevada conciencia. 14. Sangre, sangre – es el clamor de la gente de Oriente y Occidente. ¡Tiempos sin precedentes! ¡El Fuego salutífero es transformado por la ignorancia en un devorador! 15. “Rodéate de Fuego y serás inmune,” es un muy antiguo Mandamiento. Pero al volverse más insensible, la gente empezó a olvidarse que el Fuego fue indicado por la Sabiduría. El fuego se volvió físico y empezaron a aparecer los círculos mágicos de fuego. Así, la gente siempre menosprecia su propia naturaleza esencial. En realidad, cualquier fuego vivo es un fuego sanador y ninguna resina puede compararse con el fuego del corazón. Que la gente al menos recuerde la cualidad del fuego terrenal aunque en verdad, llegó ya nuevamente el momento de regresar a la fuente primaria; de otra manera no será posible cruzar el límite cerca del cual la humanidad ya permanece. Las fuerzas terrenales han sido agotadas y tensadas por la humanidad y los Poderes Supremos están alarmados. Sólo la conciencia ardiente e iluminada puede restaurar el destruido puente del ascenso. 16. ¿Será posible para el que pertenece al elemento ardiente transformarse en una criatura de otras energías? Imposible. Pero alguien que pertenece a otro elemento puede ser transformado en un ser ardiente ya que el Fuego es omnipresente. Por supuesto, estos saltos no son fáciles. Se necesita un gran esfuerzo de espíritu para transmutar al corazón para que se unifique con la energía elevada. Mas las Puertas Ardientes no están cerradas – “golpea y se te abrirán las puertas.” Así, todas las Enseñanzas convocan al Bautismo Ardiente. 17. La substancia de inmunidad ardiente fue descrita por Zoroastro. Él señalaba que de cada poro de la piel la gente podría producir rayos ardientes para aplastar toda maldad. El hombre cubierto por una armadura protectora no puede sucumbir a ningún contagio. Uno puede incrementar esta resistencia a través de la unidad con la Jerarquía. Así, el corazón se vuelve como un sol reduciendo a ceniza todos los microbios. 18. En efecto, el bacilo del cáncer existe. Ellos podrían ser detectados y destruidos primeramente por el fuego del corazón. Si la ausencia de la energía psíquica contribuye a su crecimiento, entonces el fuego del corazón, al ser la expresión suprema de la conciencia, los destruirá. En realidad, todo lo que es prontamente consumido por la energía superior puede ser también mitigado, hasta cierto

7


punto, por el fuego físico. Las raíces de muchas plantas contienen en ellas potentes fuegos del reino vegetal y pueden ser útiles donde los fuegos del corazón no están todavía activados. 19. Tú ya sabes de la importancia del trigésimo año para las manifestaciones ardientes, pero uno debería cuidar el organismo de manera especial hasta el séptimo año. En los niños, hasta en el más altamente desarrollado, uno nunca debería forzar la naturaleza – el Fuego no tolera la compulsión. Uno debería saber cómo abrir la puerta, pero toda coerción puede causar un daño irreparable. Por otro lado, uno no debería facilitar inmoderadamente el esfuerzo de los niños, ya que la ayuda excesiva crea personas sin carácter. Por lo tanto, la Regla de Oro ha sido ordenada. Así, el Fuego exige un manejo cuidadoso en todas sus manifestaciones. La clarividencia y la clariaudiencia son esencialmente videncia-de-fuego y audiencia-de-fuego. El fuego se necesita como intermediario para todas las acciones exaltadas. Nosotros hemos hablado del corazón seiscientas veces; así que Nosotros estamos listos para hablar seiscientas sesenta y seis veces sobre la importancia del Fuego; aunque sea sólo para afirmar la definición del Fuego como una escalera triunfal. La gente no puede existir sin volverse al Fuego; en el Mundo terrenal o en el Mundo Sutil, ellos se vuelven a la Meditación superior. Pero Nosotros no hablamos de la adoración al Fuego ya que existen ignorantes y fanáticos quienes tratan de elevar esta acusación absurda. Yo hablo del logro supremo, el que lleva nuestro cuerpo sutil al Mundo Ardiente. 20. Cualquier piloto te dirá no girar el timón abruptamente. Sin embargo, uno debería hablar aun más enfáticamente sobre la conciencia humana; este cristal es formado lentamente, sin embargo cada momento de acumulación es una alegría espacial. Todos tenemos un latido, mas raramente observamos la substancia ardiente. Esta es la razón por la que Nosotros no hablamos en todas partes acerca del Fuego excepto allí donde el Fuego ya ha sido acumulado. 21. El ojo humano no ve las vibraciones eléctricas más poderosas. Lo mismo ocurre respecto a las gradaciones ardientes. Incidentalmente, esta circunstancia siempre impide la Enseñanza del Fuego. Las manifestaciones más pequeñas de las energías psíquicas pueden sentirse y así admitidas, pero las más elevadas y refinadas manifestaciones se volverán imperceptibles a los aparatos modernos y a la conciencia que no se ha aproximado kármicamente al elemento del fuego. Mas los contemporáneos no admiten con facilidad la imperfección de los aparatos y especialmente su propia inexperiencia. La falta de dicho conocimiento se vuelve un gran obstáculo y en lugar de caminar hacia adelante se malgasta un valioso tiempo infundiendo una comprensión de la naturaleza del Fuego. Sin embargo, durante estas reiteraciones sobre el concepto del Fuego, ocurre una útil acumulación, la que será inscrita indeleblemente en el cerebro. Lo que sea que se haga, al menos aquellos que no pueden asimilar a través del corazón que lo perciban a través del cerebro. Nuestra tarea es sugerir el camino más corto, mas se debe encontrar paciencia para seguir también el camino más largo. Cuando en tu corazón sabes que no existe ninguna otra manera, el requisito principal es la firmeza; en consecuencia el Mundo Sutil es alcanzado sólo por medio del Fuego. Así, el conocimiento de nuestra naturaleza esencial no está únicamente en conocer sino también en sentir. 22. La no-percepción de las corrientes supremas del Fuego es, hasta cierto punto, análoga al sacerdote quien a través del contacto diario se acostumbra a la corriente del santuario. Se sabe que los santos, o los espíritus exaltados, rodeados por las corrientes de Fuego, no perciben esta manifestación suprema. En efecto, aquellos que viven en el Mundo Sutil no notan su peculiaridad, así como quienes se comunican con el Fuego no consideran extraordinaria esta condición. Un virtuoso no considera

8


inusual que él pueda tocar hermosamente, esto es habitual para él. Así, también, el Mundo Ardiente desciende a las condiciones terrenales y aquellos que están en contacto con este Mundo pierden el sentido de extrañeza. 23. Nosotros debemos considerar distintas gradaciones cuando nos aproximamos a las manifestaciones del Fuego. El así llamado pasaje a través del fuego difiere grandemente. La clase más baja entre los faquires frotan sus cuerpos con cenizas mezclada con polvo mineral y así obtienen cierta resistencia al fuego. Por supuesto, este efecto externo y puramente físico carece de interés. Los Yoguis pasan a través del fuego induciendo la energía del corazón como una contra-acción. En este proceso el fuego interior sale por los poros de la piel y, al ser más poderoso que el fuego terrenal, forma una fuerte armadura protectora. Esos Yoguis pueden también llevar a través del fuego sin que se queme a aquellos que deseen seguirlos. Para conseguir esto el Yogui extiende su energía a aquellos que lo siguen, siempre que ellos puedan transportar sus conciencias completamente al corazón del Yogui. Esta condición de transferencia completa de la conciencia al corazón del Guía es característica de las acciones ardientes en general. 24. Dirán que el fuego como un elemento es muy huidizo para ser observado. Tú podrías contestar que el fuego es mucho más aparente que los otros elementos. Al observar el organismo del hombre, ¿son más evidentes la tierra y el agua? El fuego es más fácilmente observable en la temperatura, el pulso y especialmente en aquel tremor que acompaña a todas las manifestaciones ardientes. Este no es un temblor debido al miedo sino la unificación con el pulso del elemento. ¿Evoca este tremor el trato con la tierra y con el agua? Mas el fuego, incluso en pequeña medida, produce a una sensación especial. Así, que no se hable que el Fuego del Espacio es inalcanzable. 25. Es especialmente valioso estar consciente de la comunicación del corazón con la esencia ardiente. En la Edad Media, por supuesto, ellos añadieron a este fuego la estaca. Pero incluso en aquellos tiempos, hubo hombres valerosos que no temieron hablar sobre aquello que ellos percibieron y sintieron dentro de ellos. 26. La serpiente ardiente que se eleva por encima del Cáliz en la forma de la serpiente de Moisés, como la figura arábiga del ocho, indica la tensión del Cáliz, debido a que al Cáliz se llena con Fuego. Las acumulaciones y las precipitaciones en el Cáliz constituyen la substancia ardiente. Así, en primer lugar nosotros somos seres ardientes. Únicamente con semejante convicción empezaremos a crecer las llamadas alas ardientes. ¿No son estos golpeteos gotas ardientes buscando ser admitidas? ¿No son estas olas ardientes, las que intensifican el ritmo? Que todo recuerdo del Fuego sirva como una saturación de solemnidad. 27. La observación de la gente que ama la estructura de la llama produce constantemente nuevas deducciones. Al aproximarnos al Fuego empezamos a percibir el ritmo de la energía, la que produce todas las combinaciones. Uno debería amar este elemento con completa comprensión, en otras palabras, con pensamientos en armonía con el espacio. Si estamos preparados para permanecer como gnomos terrenales recordemos que los mejores gnomos le sirven al Fuego. Uno debería entender así que incluso las conciencias más bajas son atraídas hacia arriba. Hasta los cuentos de hada hablan de gnomos que no pueden existir sin devoción a los Seres Ardientes. Así trataban los antiguos de inculcar concepciones ardientes en la conciencia de los niños.

9


La ciencia actual, a través de la teoría calórica y la astroquímica, enseña el mismo cuento de hadas acerca del gran Fuego. Pero el carácter excepcional de las manifestaciones ardientes todavía no permite al hombre promedio introducir el concepto del Fuego en su vida por lo que el Fuego permanece en los confines de una abstracción indeseable. Uno debe vencer esta limitación; Yo hablo como terapeuta. Yo afirmo que, al servir al Fuego, ¡podemos cruzar todos los abismos obscuros! Si hasta las máquinas voladoras necesitan de un combustible especial, ¡cuánto más sutil es la energía necesaria para elevar el espíritu! 28. Todos los logros y hechos heroicos son esencialmente acciones ardientes. La energía superior transporta a la gente por sobre el precipicio. Se podría preguntar, “¿No participa la energía ardiente en el incremento del crimen?” Ciertamente, esta misma energía puede levantar un sangriento cuchillo; por lo tanto, Nosotros aconsejamos no convertir la llama de la Beneficencia en llama de destrucción. Además del daño personal, la llama de destrucción contamina el espacio circundante. Por otra parte, la llama del mal se levanta de los vórtices en descomposición de los estratos inferiores. Desde hace mucho tiempo se ha dicho que los mismos pecadores alimentan las llamas del infierno. La misma gente es responsable por las dimensiones del mal. En realidad, no hay conocimiento de una gran cantidad de mal y la gente se rehúsa a reconocer de donde proviene esta abominable conflagración. En diversos países tú viste diferentes conceptos del infierno. Si dichas formas están encarnadas en la Tierra, asimismo existen en el Mundo Sutil. ¡Qué cuidadoso debe ser uno para evitar toda la fealdad en la Tierra! El Fuego de la Benevolencia crea las transmutaciones más hermosas. Seamos entonces trabajadores y forjadores bienaventurados. Los Fuegos Benevolentes nacen muy arriba desde los vórtices de los mundos lejanos. Alguna vez existió la prueba por el fuego. Aquel que era probado se aproximaba al fuego y el fuego, al contacto con la verdad se elevaba, pero una mentira lo doblaba. Con todas sus imperfecciones, esta prueba hacía recordar las posibilidades de la reacción del Fuego. 29. Tú has visto Nuestros aparatos para medir la compresión del fuego. La erupción de la llama registra una tremenda presión. La esencia ardiente está bajo la presión de muchas atmósferas; para que la llama estalle se debe vencer la compresión de la masa. Si la llama se ha formado y ha estallado, esto indica que la presión y el poder de la llama son extraordinarios. 30. El encontrarse más allá de los límites de las tres dimensiones aterrorizará hasta al de sangre más fría si su corazón no está preparado para el siguiente nivel de comprensión. Uno no puede saltar de un estado al otro sin estar bien templado. Así, es imposible asimilar la belleza y la solemnidad del Mundo Sutil sin un oportuno refinamiento del corazón. Uno puede permanecer insensible en la obscuridad ante la obra de arte más maravillosa, mas la obscuridad está dentro de nosotros. Uno puede encender el Fuego Espacial únicamente por el fuego del corazón. Se ha dicho muchas veces que el gran Fuego se manifiesta a través de nuestros corazones. En consecuencia, dejen que aquel que permanece en la obscuridad se culpe sólo a sí mismo. Es aterrorizante permanecer en la obscuridad de la cuarta dimensión y todas las dimensiones que siguen se vuelven horrendas pesadillas cuando no son iluminadas con el fuego del corazón. 31. Por supuesto que el flujo de la saliva y los diferentes dolores de los centros nerviosos corresponden a diferentes grados de las perturbaciones cósmicas. Mas la pregunta se produce si es que estos signos son una refracción de los eventos cósmicos o una cooperación con el mundo de las

10


energías. Uno debe aceptar este último. El microcosmos refinado será un verdadero colaborador del macrocosmos. Se ha dicho que Abraham caminó ante el Señor. Entendamos esto como una total cooperación. De esta plenitud también nace el cumplimiento de la ley de la Existencia. 32. Para un corazón refinado es difícil vivir en los estratos inferiores. Hasta cierto punto las alturas son útiles, pero las grietas que se interponen entre el corazón y su ardiente lugar de nacimiento son muy grandes. Estos estratos contaminados no deberían haber existido – la misma gente los creó; de aquí que ellos deben esforzarse para purificarlos. El ozono artificial ayuda pero poco. El prana es purificado por el Fuego Supremo y únicamente esta cualidad lo hace creativo. Sin embargo aun en las planicies, aun en las plazas de las ciudades, antes de llegar a una decisión, trata de inhalar tan profundamente como sea posible. En esta inhalación una benevolente partícula de prana tal vez te alcance a través de todas las barreras. Así, no nos desesperemos en ninguna parte sino que en todas partes hagamos un esfuerzo final. Uno puede observar cómo un suspiro del corazón se convierte en un llamado sonoro como de trompeta. En consecuencia, no olvidemos que todas las mejores manifestaciones del organismo humano no sólo son poderosas en sus reacciones químicas sino que penetran muchos estratos por sus fuerzas psíquicas. De ninguna manera desvaloricemos el sagrado microcosmos creado por la voluntad del corazón puro. 33. Que aquellos que puedan apresurarse en sus pensamientos actúen sin demora. Uno debe acostumbrarse al hecho de que cada pensamiento es una comunión con el Fuego. De aquí que es vergonzoso tener pensamientos ignorantes o insignificantes. 34. Seamos como aquellos que esperan el Gran Advenimiento; escuchemos los Pasos y sepamos que nuestros corazones están dedicados a ayudar al mundo. No permitamos que exista confusión ni negación ya que estas cualidades convierten las lenguas de fuego contra nosotros. 35. Sobre el gran Sendero es mejor ser calumniado que impedir una decisión de los Señores. Aprendamos a disfrutar el ser calumniado. Nosotros no podemos nombrar ni un solo camino ardiente sin su alfombra de calumnias. 36. Que nadie se desconcierte por Mi exigencia por entrar en batalla. Aquellos que se mantienen en un solo puesto están mil veces más expuestos al peligro que aquellos que se esfuerzan y luchan. Sin embargo, la lucha debe estar en el corazón y en los pensamientos y no sólo en los pies. 37. La llamada hierba de la verdad sí existe en realidad. Una combinación de siete plantas abre los centros controladores y cualquier hombre libremente expresa sus pensamientos. Esto no es hachís sino la evidencia de factores curativos más antiguos. Principalmente fue usada para diagnosticar enfermedades ya que nadie conoce mejor que el mismo hombre las causas de aquello que ocurre en su organismo. Mas la conciencia interior no puede revelar estas causas secretas sin una influencia especial. Después, sin embargo, gobernantes y cortes de justicia utilizaron esto como medio de asegurar evidencia y por lo tanto ellos introdujeron el elemento de compulsión. Pero todo lo que es coercitivo y artificial es contrario a los fundamentos de la Existencia. 38. Con frecuencia la gente se queja del aislamiento del Mundo Sutil el que es ya inaccesible a la Tierra. La tradición Ayurvédica previó esta alienación terrenal. Existe una planta que si se la frota contra la piel permite un acercamiento al Mundo Sutil, facilitando su visibilidad y substancia

11


tangible. Pero para esto se requiere un total desapego de la conciencia de la Tierra. Por otro lado, dicha coerción es inaceptable en la reconstrucción del mundo. No desprestigiemos de ninguna manera la importancia del corazón y del Fuego. ¿Tienen las pequeñas raíces algún uso durante los vuelos del espíritu? 39. Si nosotros reunimos todos los detalles de nuestra vida encontraremos innumerables evidencias del Mundo Sutil. Nosotros también encontraremos que en la mayoría de los casos las voces del Mundo Sutil no llegan a la Tierra, así como nuestras voces no llegan a los oídos sordos. En efecto, esta comparación se vuelve precisa cuando nos damos cuenta que los gritos del Mundo Sutil no llegan a la Tierra. Nada puede igualar la desesperación del Mundo Sutil cuando sus advertencias no llegan a su destino. A su propio modo, el Mundo Sutil desea grandemente ayudar a nuestro mundo. Mas la verdadera cooperación se puede obtener únicamente con el cultivo del corazón y por la comprensión de la calidad de la naturaleza del Fuego. 40. Uno se sorprende por el número de alusiones a mezclas para llevar al organismo a estados trascendentales encontrados en la farmacopea antigua y en distintos registros terapéuticos ancestrales. Tú sientes que esto no es una forma de necromancia o de brujería sino una forma especial de buscar el futuro. Así pues, es claro que nuestros ancestros remotos eran más solícitos respecto del futuro que nuestros eruditos contemporáneos. Para nosotros, el futuro es relegado a los confines del fuego del infierno o a la esfera de una manifestación eléctrica. La poderosa potencia creadora-de-vida del Fuego es pasada por alto; las resplandecientes y radiantes manifestaciones no son comprendidas y la misma Jerarquía de la Luz es considerada como un fantasma o como un espectro. Existen muchos que desean evadir el futuro y prefieren llamarse polvo. Sin embargo, hasta los eruditos se estremecen ante la pregunta si quieren pasar por el Fuego. No obstante, ¡con qué frecuencia nos hemos sentido llevados al estado tridimensional! Cuando estamos sumergidos en pensamientos, ¿notamos el tiempo o la temperatura? Nosotros nos volvemos completamente inconscientes de los numerosos minutos que pasan entre pestañeos o estos se vuelven una eternidad. Dichas experiencias ocurren diariamente y todos somos testigos de esos maravillosos fenómenos. 41. El concepto de Shambala está en realidad vinculado inseparablemente con las manifestaciones ardientes. Sin la aplicación del Fuego purificado es imposible aproximarse a los conceptos elevados. En todo el mundo la gente está dividida entre aquellos que están conscientes de Shambala como la Medida Suprema y aquellos que niegan el futuro. Que la palabra Shambala sea conocida por unos pocos; cada uno tiene un idioma diferente, mas el corazón es uno. Uno debe prestar atención y interés a cualquiera que haya emprendido el camino hacia la Luz. El corazón debe aceptar cada manifestación que reverbera ante el Bien. Sólo bajo el Domo de Fuego son todos iguales. 42. En el aire escribes palabras con humo. Tal vez no conoces que los caldeos en sus ziggurats escribían en el aire cuando las fechas se acercaban. De esta manera se establecía la cooperación con las luminarias y los rayos químicos fortificaban rápidamente las soluciones terrenales. En su momento, los científicos fijaban sus descubrimientos en el espacio. 43. Hasta cierto punto, la dificultad para comprender es debido a las limitaciones del lenguaje terrenal. Todos los símbolos y conceptos elevados han sido llevados hasta un punto absurdo de

12


artificialidad. Cuando el hombre observa algo que está más allá de los límites de la vida diaria, empieza a hablar de ello en términos vagos e inusuales, lo que su vecino entiende como algo completamente diferente. A esto se le añade las anomalías de la vista, del gusto y del oído, cuyo resultado es una babel completa. Cuando el hombre intenta expresar el Concepto Supremo de la Jerarquía, él trata de hilvanar las mejores sílabas y lo que logra es más confusión. Nota que todo el que habla del concepto transcendental se topa con las explicaciones más sorpresivas. La gente habla con frecuencia de la misma cosa, pero de una manera tan diferente que no es posible reconciliar estos conceptos con palabras. Entonces, no te canses con argumentos, sino que permanece en silencio con cordial interés. Permite que trabaje la energía ardiente, esta sabrá cómo encontrar incluso una angosta entrada. Así, en todas las circunstancias, recuerda que tú posees un depósito de energía que todo lo penetra. 44. También recuerda que la energía ardiente crece y trabaja de forma incesante si el corazón está ardiendo. Así es más fácil entender la ya mencionada divisibilidad del espíritu. La llama es divisible sin que se dañe y no requiere ni espacio ni tiempo. En consecuencia, cuando a uno lo ven simultáneamente en diferentes países, no hay que sorprenderse ya que esto es sólo una de las cualidades de la tensión ardiente. Por supuesto, esta tensión ardiente produce una presión en el plexo solar. Uno debe darse cuenta como la unificación del fuego del corazón con el Fuego del Espacio tensa todos los centros. 45. Trabaja como los escultores. Sus manos saben como aproximarse a la piedra para que la forma no se distorsione. También, aquel que come sabe la cantidad de alimento que requiere. Naturalmente, sobrellenar el estómago no será la medida correcta. Por el contrario, lo que se requiere no está determinado por las medidas terrenales. El fuego del corazón le da la señal a la conciencia. En consecuencia, es causa de regocijo que las medidas verdaderas se encuentren en el conocimiento ardiente. Estoy pensando en un pozo para salvaguardar los tesoros; ya que desde tiempos inmemoriales los tesoros siempre fueron escondidos en las profundidades. Nosotros también vemos que los logros están conservados en las profundidades del corazón y están verdaderamente rodeados por el Fuego. 46. La cincelada del escultor no puede describirse en palabras. Ni él mismo sería capaz de decir precisamente por qué él usó un golpe de una profundidad determinada. De modo similar, tú deberías correlacionar el conocimiento-directo con la realidad. La Enseñanza hace posible considerar como realidad aquello que ayer no era comprendido. 47. El acercamiento del Mundo Sutil al terrenal es una de las grandes tareas ardientes. Imperceptiblemente, se hace mucho para lograr esto. Pero, adicionalmente, es necesario fortalecer la conciencia en la mente de la gente acerca de esto. Uno debería afirmar su realidad y separarla de la categoría de los cuentos de hadas. No es suficiente que en alguna parte ya se hayan obtenido resultados ya que el mejoramiento más pequeño exige una aceptación consciente. ¡Si esto es aparente aun con los descubrimientos diarios, entonces cuánto más se siente cuando esto le concierne al hombre mismo! Para el hombre es difícil ser flexible aun con lo más pequeño. Raros son los héroes que derraman su sangre por el bien de sus semejantes, sin embargo este impulso interior llena el organismo con nuevas fuerzas. Uno debería entender la transmutación del cuerpo físico como una forma de heroísmo también. Esto debe servir como un incentivo para darse cuenta que la experiencia de esta estrategia ya ha producido resultados excelentes y tangibles. La gente debe acostumbrarse al

13


hecho de que hay que acelerar el perfeccionamiento de las condiciones de la existencia, pero esto no debe recordar las convulsiones. Por el contrario, la gente no debería satisfacerse con sus gastadas costumbres; ellos deberían regocijarse ante lo nuevo. El júbilo ante lo nuevo es ya alas al futuro. 48. El medir con justicia las acciones individuales con las acciones de los colaboradores es también una ardiente cualidad. Cuando se enciende una lámpara, nadie intenta prenderle fuego a la casa. Por el contrario, todos buscan un lugar seguro para poner la lámpara. La pasión no es locura. Es horrible escuchar frecuentemente conversaciones ignorantes sobre el caótico estado del Fuego. Se debe entender que este elemento exige el justo medio más elevado, profunda circunspección y cautela. Todo Agni Yogui es primeramente sabio en la distribución proporcional de esta substancia. Aquel será ahorrativo más que disparatado. Como un guardián celoso él sabe que la substancia se purifica a través del sufrimiento y de un trabajo elevado. Él sabe que la energía del Fuego es una rara bendición. El Fuego del Espacio exige manifestaciones; y él comprende el valor de lo que ha encontrado. Sólo entonces a él se le podrá encomendar el océano de Fuego. En consecuencia, yo exhorto a todos los colaboradores a mantenerse austeramente circunspectos. Así ellos conservarán el tesoro que crece en el corazón. Es mejor no esparcirlo en el abismo de la obscuridad, donde toda antorcha será usada para una conflagración catastrófica. El pilar del justo medio debe ser protegido incluso en el Fuego. 49. ¡Nadie debería aproximarse al Fuego con temor! ¡Nadie debería aproximarse a este con odio ya que el Fuego es amor! 50. Todo empeño puede ser ejecutado de tres maneras – a través de un esfuerzo muscular, externamente a través de un centro nervioso o a través de la energía ardiente del corazón. Si el primer esfuerzo es animal, el segundo es humano y el tercero es del Mundo Sutil. El tercer esfuerzo podría ser utilizado mucho más frecuente si la gente pudiera aplicar conscientemente el concepto del corazón y del Fuego. Pero, desafortunadamente esta tensión se produce sólo en casos excepcionales. Naturalmente, cuando una madre salva a su hijo, ella actúa más allá de las condiciones terrenales. Cuando un héroe se dedica a la salvación de la humanidad, éste multiplica su fortaleza por diez. Pero estas llamaradas ocurren raramente. Nosotros vigilamos el incremento constante de las fuerzas a través del conocimiento de los poderes predestinados. No es difícil transformar y encender la conciencia cuando se le aplica una atención constante. La constancia es también una cualidad del Fuego. En todas partes, bajo cualquier circunstancia, la esencia del Fuego es la misma. El Fuego no puede ser formado por ningún elemento, por ningún compuesto; uno sólo puede manifestarlo. Asimismo es posible acercase al Mundo Ardiente. Las regeneraciones más asombrosas ocurren por las manifestaciones ardientes. El mundo terrenal es regenerado a través del Fuego. Uno puede citar muchos ejemplos de cómo el Fuego produce conmociones mundiales. Sin las manifestaciones del Fuego tú no podrás ni siquiera entrar en el sendero de la regeneración. Muchos ridiculizarán ante la mera pronunciación de la palabra regeneración, no obstante, hasta las víboras regeneran su piel. Así, es mejor aproximarse conscientemente al Mundo Ardiente. 51. No es aterrorizador que los océanos cambien sus lechos. ¿No debería ser la gente primeramente móvil en pensamiento? La habilidad de traspasar nuestro ser más allá del pensamiento proveerá un canal al Mundo Ardiente.

14


52. Uno debería acostumbrarse al hecho que la somnolencia tenga muchas posibles causas. Es prudente entender que la actividad de ciertos centros es especialmente transcendental y es capaz de causar somnolencia. Pero Nosotros sabemos lo importante que puede ser el estar semidormido. No rechaces la somnolencia. 53. Un juicioso terapeuta podría preguntar respecto de las enfermedades ardientes, “¿Son estas enfermedades muy específicas o ellas se esparcen a través de la mayoría de las enfermedades?” La segunda parte de la pregunta está más cerca de la verdad. El Fuego puede agravar todas las enfermedades, en consecuencia se debería poner gran atención al estado del esfuerzo ardiente. Además, se debe recordar que cualquier manifestación ardiente no puede ser disminuida simplemente con agua o con frío, sino más bien a través de la energía psíquica la que resiste el Fuego en todas partes. Esta energía, como una forma de condensación del Fuego, puede absorber el Fuego excedente. Así, nuevamente la atención debería ser dirigida a la energía psíquica cuando Nosotros hablamos sobre el corazón, sobre el Mundo Ardiente y sobre Nuestra afirmación de la existencia del Mundo Sutil. Cuando tú leas sobre ser consumido por el fuego interior, piensa en la reacción de la energía psíquica. Esta se puede manifestar de tres maneras: a través de la autosugestión, a través de la inacción física o a través de la acción más elevada a distancia. Sin embargo, los terapeutas olvidan con frecuencia que lo que ayuda no es la medicina sino alguna condición externa. Nosotros recordamos un caso asombroso de un terapeuta que poseía una energía psíquica poderosa, sin embargo neciamente atribuía sus efectos a su medicina. Uno puede darse cuenta fácilmente hasta el punto en que dichos beneficios se incrementarían si el terapeuta entendiera dónde yace su poder. Sólo que, no confundas la energía del corazón con el magnetismo externo ni con el así llamado hipnotismo. Estas dos manifestaciones son artificiales y por esta razón, temporales. La energía del corazón no debe ser aplicada a la fuerza sino que se la transmite por contacto con la corriente. Si, antes del uso de cualquier medio físico, el terapeuta y el paciente pensaran simultáneamente en la energía del corazón, en muchos casos la reacción sería instantáneamente útil y sanadora. 54. Yo pido no olvidar que el Mundo Ardiente no tolera la dilación. El afirmar esto en la conciencia es ya un paso más de acercamiento. 55. ¿No es posible percibir en los eventos mundiales la manifestación del Fuego? Observa las relaciones de las naciones, la atracción de las ideas, la diseminación de los pensamientos y todos los signos de la opinión pública. Estos destellos flameantes no son causados por ninguna forma de comunicación sino por algo diferente, algo que está más allá. 56. La alegría y el valor son indispensables, pero estas cualidades no se crean sin Fuego. La razón puede privar de toda alegría y así cerrar las puertas del futuro. Sin embargo, una perspectiva ardiente del mundo no cae del cielo, se la debe descubrir. Este método de descubrimiento debe empezar en la niñez. Nosotros vemos como los niños ya aceptan interiormente las tareas más difíciles del espíritu. Aun todos los impedimentos puestos por sus mayores sirven únicamente para cristalizar su conocimiento-directo. La cristalización es una acción ardiente. Los mejores yacimientos de cristales están moldeados por el fuego. Así, el corazón invencible está también formado por la reacción ardiente. Esto no es un símbolo sino puramente una deducción de laboratorio. ¡Sin embargo, qué lejos está la gente de las consideraciones ardientes!

15


57. Nosotros no debemos reflexionar sólo acerca del Fuego. Los eventos están impulsándose al igual que las olas del océano. Tú entiendes correctamente que la fuerza tenebrosa rodea toda concepción benevolente. Nosotros observamos como toda acción ordinaria se vuelve malvada instantáneamente. En consecuencia, uno debería desembarazarse de todo insecto del ayer y reemplazar todo lo ordinario y usual con lo inusual. Para decirlo de algún modo, se debería premiar por todo aquello que es inusual. Uno no debería esperar algo atípico e inusual del viejo mundo. Por encima y más allá de las condiciones inusuales, uno debería tocar los ángulos más inesperados. Por lo tanto, Yo me regocijo cuando tenemos que vérnoslas con nuevos elementos. 58. La plaga pulmonar, en ciertas formas, es una evidencia contundente de una epidemia ardiente. De tiempo en tiempo esta ha visitado la Tierra, preparando la conciencia para la posibilidad de calamidades. Además, el tipo extraño de tos que tú has escuchado es sintomático de esta enfermedad. Esta se manifiesta generalmente tanto en niños como en adultos e incluso en animales. Mas la gente prefiere no reconocer esta forma preliminar de una horrible calamidad. Ellos la atribuirán superficialmente a las enfermedades más variadas; todo por no pensar de forma inusual. Todos esos pacientes deberían ser aislados y los muertos incinerados inmediatamente. La gente que ha perdido su energía psíquica podría sucumbir fácilmente a este contagio. Esta enfermedad puede intensificarse por diferentes formas adicionales, tanto internas como externas. La inflamación obscura de la piel sugerirá viruela o fiebre escarlata, la mayoría de las manifestaciones ardientes están reflejadas en la piel. Aprende a prestar atención a estas inusuales manifestaciones. El almizcle y la leche con carbonato de sodio serán buenos profilácticos. La leche fría no es asimilada por los tejidos, mientras que la leche caliente con el carbonato de sodio penetra en los centros. Al tratar de reducir la temperatura con aplicaciones frías, la gente encuentra con frecuencia que las cataplasmas de mostaza o compresas calientes resultan en una mejoría inesperada. Nosotros nos oponemos definitivamente a las succiones con copas y a las sanguijuelas ya que estas afectan al corazón y pueden ser peligrosas. Nosotros con frecuencia enviamos gente a las misiones más peligrosas, pero al mismo tiempo Cuidamos de su salud. Es imprudente destruir una substancia útil. 59. El Fuego lleva dentro de sí una comprensión de la belleza; el fuego encierra creatividad y transmite registros imperecederos al tesoro del Cáliz. De aquí que, Valoramos estos incorruptibles logros más que todos aquellos que podrían destruirse. En consecuencia, ayuda al pensamiento humano a esforzarse hacia lo Imperecedero. 60. Aquel que no ayuda a la regeneración del pensamiento no es amigo del Nuevo Mundo. Tú has notado muchas veces que las mejoras y el refinamiento ocurren imperceptiblemente cuando es calculado con medidas humanas. Es difícil percibir cada pizca de crecimiento del tallo de una planta; sin embargo la hermosa flor difiere tan sorprendentemente de la semilla. Igualmente asombrosas son las transformaciones humanas; son precisamente estos ardientes florecimientos, los más raros entre todos, los que sostienen el equilibrio del mundo. 61. Uno no puede más que observar como se desarrollan inesperadamente los eventos. La simple observación moldea toda la Época del Fuego. 62. El Fuego debe estar vivo. La inactividad no es natural para el Fuego. La energía genera energías. Es especialmente dañino separar al hombre de su labor acostumbrada. Aun a través de las formas de trabajo más bajo el ser humano crea una manifestación de energía ardiente. Priva al ser

16


humano del trabajo y este inevitablemente caerá presa del marasmo; en otras palabras, aquel perderá el Fuego de la Vida. Uno no debería propagar el concepto de la jubilación del trabajo. La gente no envejece por avanzada edad sino por la extinción del Fuego. Uno no debería pensar que la extinción del Fuego no ejerce ningún daño en los alrededores. El daño precisamente ocurre cuando un espacio ocupado por el Fuego de repente se vuelve accesible a la corrupción. Esta descomposición de la vida está opuesta a la ley de la Existencia. Por el contrario, la sociedad humana debería sustentar el Fuego en todo lo que lo rodea. El fuego de los druidas era un recordatorio del mantenimiento del Fuego de la Vida. Es inadmisible extinguir el Fuego en todo ni siquiera en lo más diminuto. En consecuencia, no interfieras con el festival del espíritu, a pesar que su lenguaje sea incomprensible para ti. Aquello que es ininteligible para ti el día de hoy se volverá claro mañana. Pero el Fuego que se ha extinguido no puede encontrar nuevamente la misma aplicación. 63. El festival del espíritu es de valor pan-humano; es un tesoro que ha sido construido. Que nadie infrinja esta valiosa estructura. Entre las inaceptables e inadmisibles invasiones del karma, la interferencia con el festival del espíritu es considerada como muy grave. Por otro lado, el enviar una sonrisa al festival del espíritu es la flor más resplandeciente que el corazón puede ofrecer. 64. Es necesario darse cuenta de la dificultad de percibir las distintas corrientes. Muchos no serían capaces de distinguir las intrincadas variaciones de ritmos y corrientes. Yo elogio grandemente a Urusvati por la atención a las corrientes – sólo así uno puede acumular observaciones. En dos años será posible dar a conocer una de las corrientes más complejas la que no podrá ser resistida sin acumulaciones previas. 65. La corriente de la noche de ayer fue una de las reacciones Ardientes más tensas – la así llamada corriente doble flecha. La fuerte corriente pasada de Mahavan tiene también importancia para esta nueva tensión. Esta fue dada como una defensa especial en contra de reacciones graves. En consecuencia, uno puede armarse de forma ardiente, siempre que el espíritu acepte dicha armadura. Esta aceptación es esencial para el conocimiento del Mundo Ardiente ya que las puertas podrían no abrirse allí donde hay oposición. 66. No son pocos los fuegos en los campos y los bosques – pero la gente los considera sobrenaturales. Esto puede explicarse sólo por falta de imaginación. 67. Además de Nuestra afirmación, hasta la misma gente observa el hundimiento de ciertos continentes. Sin embargo, a esto no se la ha dado importancia. Esto es también debido a la ignorancia. 68. Permanece firme, permanece más firme que una roca. El fuego milagroso está intensificado por la firmeza del espíritu. 69. La calidad de observación es una de las principales cualidades ardientes, pero no es fácilmente obtenible. Esta se adquiere tan lentamente como se adquiere la conciencia. Tú notaste correctamente que la conciencia se fortalece por la vida misma; la observación es fortalecida de la misma manera. No puede haber conciencias abstractas, tampoco puede haber observación teórica. Sin embargo, es monstruoso ver las mentes despistadas y distraídas que crean al parecer un mundo irreal. La gente en su egoísmo ve sólo su propia falsa ilusión. En estas divagaciones no puede haber

17


discurso sobre el Nuevo Mundo. De aquí que, por todos los medios, se debería introducir en todas las escuelas el entrenamiento de la observación, incluso para niños pequeños. Una hora dedicada a la observación es una verdadera victoria en la vida y para el profesor esta hora será una lección de inventiva e ingenio. Empieza el refinamiento de la observación con objetos de la vida diaria. Sería un error dirigir a los pupilos de manera rápida a los conceptos elevados. Sí, a pesar de ser un principiante, el estudiante es capaz de observar los contenidos habituales de un cuarto, esto ya será un logro. Esto no es fácil como podría parecerle a un ojo distraído. Más tarde, nosotros podríamos acelerar la habilidad de formar impresiones mediante una serie de experimentos. Nosotros podríamos proponer que el estudiante pase corriendo a través de un cuarto que no le es familiar pero con concentrada observación. Así, dentro de una ceguera es posible afirmar una verdadera agudeza de la visión. Es necesario esbozar un programa de pruebas para todos los sentidos. Así se expresa la acción ardiente en ejercicios sencillos. A los niños les gustan mucho esas tareas. Estos ejercicios de conciencia conducen a las esferas superiores. Las rutinas más ordinarias se pueden volver la puerta de entrada a algo más complejo. Imagina el júbilo de un niño cuando este exclama, “¡He visto más!” Este ‘más’ constituye todo un nuevo escalón. La misma exclamación jubilosa saludará a la primera ardiente estrella joven que sea observada. Así empieza la verdadera observación. 70. Los vuelos al Mundo Sutil podrían ser difíciles; hasta una conciencia experimentada podría encontrar obstáculos. El día de hoy Urusvati experimentó dicha dificultad. Se necesitó un gran esfuerzo para taladrar los estratos químicos que se forman por las fusiones astroquímicas. Los días alrededor de la luna llena no son favorables para los vuelos. Estos vuelos pueden ser impedidos por el así llamado vidrio lunar y se requiere una fuerte perseverancia. 71. Cada golpe del martillo produce una manifestación ardiente y cada golpe de espada también produce una exhibición ardiente. Aprobemos el trabajo del martillo y hagamos una advertencia que no hay que levantar la espada. Percibamos cada toque del Fuego. Aceptemos con total responsabilidad toda evidencia del gran elemento. El Fuego manifestado no retorna a su estado primitivo; permanecerá en un estado especial entre las manifestaciones ardientes. Estas manifestaciones serán creadoras-de-vida o de naturaleza destructiva, de acuerdo con la intención de aquel que las envía. Por esta razón Yo doy énfasis a la importancia del Fuego, este inseparable compañero de viajes. Por distintos medios uno debería impactar en la gente con la importancia de los elementos. Ellos han olvidado como llenar sus vidas con las acciones más responsables. Palabras y pensamientos engendran consecuencias ardientes, sin embargo la lengua continúa parloteando y el pensamiento continúa hiriendo al espacio. ¡Reflexiona en esta producción ardiente! No se enorgullezcan por conocimiento muerto mientras ustedes continúen vomitando calumnias contra lo Supremo. Recuerden que ustedes albergarán estas calumnias para siempre. El mundo ha sido puesto a temblar por las llamas de la malicia. Sus progenitores tienen la esperanza de la ruina de otros, pero ellos mismos perecerán con lepra. 72. Ante ti está otra manifestación de un elevado grado – el Kundalini se mueve por sí mismo, desde su base hasta la articulación más elevada. Las glándulas faríngeas se inflaman mucho mas su aspecto físico es indispensable para la reacción ardiente. En esta condición el Kundalini actúa a las distancias más remotas. Tú te das cuenta lo necesaria que es esta reacción justo ahora para Urusvati. Sin esta acción ardiente no podrá haber victoria. Mas la batalla es en efecto difícil, y las olas de los ataques se están incrementando. En consecuencia, seamos cautelosos. Estemos atentos, seamos benevolentes y muy cuidadosos.

18


73. El sonido y el color están entre las principales manifestaciones ardientes. Así la música de las esferas y el resplandor de los fuegos del espacio son las manifestaciones supremas del Fuego. Es imposible escuchar constantemente los sonidos de las esferas o ver fuegos centelleantes. Esa frecuencia de emociones separaría grandemente el cuerpo terrenal del cuerpo ardiente. Así no se podrá crear el equilibrio tan necesario para la Eternidad. Es verdad que de manera consciente nosotros deberíamos separar nuestros cuatro cuerpos para que se puedan dividir sus funciones. La perturbación del equilibrio conduce a una destrucción prematura del cuerpo inferior. 74. No hay razón para pensar que la magia negra está incrementado ahora en el Tíbet. Por supuesto que esta se ha incrementado grandemente allí, pero esto es sólo una fase de su desarrollo a lo ancho del mundo. Uno no puede imaginar hasta que punto se ha esparcido esta red. Es imposible concebir toda la diversidad de sus participantes. Es imposible revelar todas las insospechadas combinaciones que se sustentan entre sí. ¿Podría uno reconciliarse con el hecho que jefes de estado, prelados, masones, rebeldes, jueces, criminales, terapeutas, el enfermo y el saludable, están todos trabajando en el mismo campo de los tenebrosos? La dificultad en detectarlos es que uno no puede señalar ninguna organización específica; todo está basado en individuos separados a quienes se los coloca deliberadamente en las actividades más variadas. 75. Los miembros de las logias negras se reconocen de manera inconfundible. En realidad existen signos obvios. Así, si tú notas una inhumana crueldad, puedes estar seguro que esto es un signo de los tenebrosos. Toda Enseñanza de Luz conduce primeramente al desarrollo de humanismo. Recuerda esto definitivamente ya que el mundo nunca antes ha estado en tal necesidad de esta cualidad. El humanismo es la puerta de entrada a todos los otros mundos. El humanismo es la base para el conocimiento-directo. El humanismo son las alas de la belleza. La esencia del humanismo es la substancia del Cáliz. Por lo tanto, por sobre todo, en la Tierra vistámonos con humanismo y reconozcámoslo como una armadura contra las fuerzas tenebrosas. Una manifestación ardiente visitará el corazón a través del humanismo. Así nos daremos cuenta una vez más hasta que punto lo más lejano es lo más cercano. Nosotros también nos reconocemos a través del humanismo. En consecuencia, en esta hora de peligro, trabajemos por lo más imperativo. 76. El Loto interior puede ser observado abierto así como cerrado. Cuando se necesita la protectora aura púrpura, se puede ver como los pétalos del Loto se contraen y se cubren con las precipitaciones de los vasos sanguíneos. Durante dichas manifestaciones el yogui experimentado se da cuenta que hay un gran peligro cerca. Como en la naturaleza, mucho antes que aparezcan las nubes los pétalos de las flores se vuelven poco a poco hacia el sol o al anochecer se recogen, así también el Ardiente Loto siente la aproximación de las tormentas cósmicas. Y a través del desarrollo del Yoga uno puede observar una tensión similar en el Loto exterior. Así se llama la rotación circular del Kundalini, la que toca los centros y formas principales, para decirlo de alguna manera, el Lotus exterior de defensa. Esta particular tensión es precedida usualmente por la manifestación de flechas, de las que ya hemos hablado. El Loto exterior también es conocido como armadura. Nosotros consideramos su formación no sólo un signo de peligro sino también como la consecución de un grado de Yoga. 77. El acto de ausentarse que tú observas no tiene un significado físico sino yógico. Se presenta por una necesidad urgente de aparecer sin demora en países distantes. Uno debería acostumbrarse a

19


dichas convocatorias cuando en todas partes exista mucha tensión. ¡Sólo aquel que es ciego puede pensar que el mañana será lo mismo que el ayer! 78. Se puede notar que antes del anochecer ciertas flores no sólo se cierran sino que se marchitan y caen al suelo. Así sucede también con el Loto interior. 79. Se podría preguntar cuál es la relación de Nuestra Enseñanza con la que nos fue dada por Blavatsky. Responde que cada siglo, luego de la manifestación de una exposición detallada, se entrega una culminación decisiva, la que en realidad mueve al mundo, junto con la línea de la humanidad. Así, Nuestra Enseñanza incluye la “Doctrina Secreta” de Blavatsky. De modo similar, la cristiandad fue la culminación de la sabiduría del mundo de la época clásica y los Mandamientos de Moisés fueron la culminación del antiguo Egipto y Babilonia. Sin embargo, la importancia de la ramificación de las Enseñanzas debe ser entendida. Se espera que la gente no sólo lea Nuestros Libros sino que los acepte sin demora ya que Yo hablo de forma breve de aquello que debe ser recordado. Cuando Yo hablo de la necesidad de cumplir Mis Indicaciones, Te estoy pidiendo que las lleves a cabo con toda precisión. Yo puedo ver más claro y tú debes aprender a seguir la Indicación, que lo único que persigue es tu bienestar. Una persona cae bajo los rieles de un tren sólo porque se paró en ellos, pero éste sí fue advertido y no debió haberlo hecho. 80. La gente dice que antes de una guerra o de otra calamidad ocurren incendios forestales u otra conflagración. Ya sea que esto ocurra o no, no tiene importancia; lo que es significativo es que la creencia popular note la tensión ardiente antes de las conmociones mundiales. La sabiduría popular le asigna al fuego un lugar sobresaliente. El Señor visita a la gente en Fuego. El mismo elemento ardiente fue escogido como el Juicio Supremo. La purificación del mal se realiza a través del Fuego. Las calamidades son acompañadas por fuego. En consecuencia, en toda la corriente del pensamiento popular uno puede percibir estos senderos ardientes. A la gente le gustan las lámparas de los altares y le gusta cargar las antorchas puestas para el servicio. En la comprensión de la gente el elemento del Fuego tiene un significado solemne. Así, no nos dejemos llevar por la superstición sino por el corazón popular. 81. El esfuerzo sincero por la auto-perfección no es egoísmo sino que tiene una importancia universal. El pensamiento que nos impulsa a mejorar no nos concierne sólo a nosotros. Dicho pensamiento lleva dentro de sí la llama necesaria para el encendido de muchos corazones. Como el fuego, cuando se lleva a un lugar lleno con substancias inflamables, indefectiblemente las encenderá, así el pensamiento ardiente horada el espacio atrayendo infaliblemente corazones para sí. 82. Grande es la responsabilidad del corazón iluminado. Este transmite ritmos y corrientes junto a la línea de la Jerarquía. Por lo tanto, aquellos que están cerca de este corazón no deberían agobiar a un corazón tan tenso; esto debería ser entendido como la base de la Existencia. 83. Las fuerzas obscuras han llevado al planeta a tal condición que ninguna solución terrenal podrá restaurar su prosperidad convencional. Nada hará que las normas terrenales del ayer sean apropiadas para el mañana. De aquí que, la humanidad debe entender nuevamente el significado de su estancia temporal en el estado terrenal. Sólo a través de una definición fundamental de la existencia en la forma encarnada y a través de una comprensión de los Mundos Sutil y Ardiente podrá uno fortalecer su propia existencia. Uno no debería pensar que la falsa creencia del comercio

20


puede siquiera asegurar temporalmente una existencia segura. A la vida se la ha tornado en comercio, pero ¿quién entre los Maestros de la Vida ha sido alguna vez tendero? Tú conoces el gran símbolo de sacar a los cambistas del templo; pero, ¿no es la misma Tierra un Templo? ¿No es Maha Meru la base de la Cima del Espíritu? Así puede uno indicar las Cimas predestinadas a los habitantes de la Tierra. 84. No olvidemos que cada instante debe corresponderse con el Nuevo Mundo. Observa que al enumerar los mundos parecería que Nosotros omitimos al mundo del pensamiento. Esto no es un accidente. El Mundo Mental constituye un vínculo viviente entre el Mundo Sutil y el Ardiente. Este entra como el impulsor más cercano al Mundo Ardiente. El pensamiento no existe sin Fuego y el Fuego es transformado en pensamiento creativo. La manifestación del pensamiento ya se entiende; démonos cuenta también del Gran Fuego - ¡Aum! 85. Uno puede distinguir el trabajo del Fuego en las manifestaciones más diversas. Hoy en día con frecuencia se usa un globo de cristal para la concentración y así producir impresiones sutiles, pero esto es una forma posterior. En el antiguo oriente se escogía un bloque de cristal de roca que era colocado sobre un fuego cubierto. Entonces se traía a la estructura de la creatividad ardiente y esta atraían las manifestaciones del Fuego Espacial. Así puede uno observar hasta que punto se ha degenerado el antiguo poder de la observación ardiente. 86. También se puede notar que junto a cierta gente las cosas se desgastan rápido, mientras que otros parece que las conservan. Hay momentos que la gente dice erróneamente, “Todo en él se quema.” En realidad es totalmente opuesto. Pon atención a los preservadores. Ellos están cercanos al Fuego. Precisamente el principio ardiente preserva la durabilidad de las cosas. Yo ya he hablado sobre la reacción de la energía psíquica de los trabajadores sobre la cualidad de lo que producen. Aquí también hay que mirar la participación del Fuego. La energía psíquica dará evidencia ardiente del influjo de los fuegos del espacio. 87. Uno puede poner la Enseñanza del Fuego en los fundamentos de la vida diaria. Hasta que sigamos deambulando entre ilusorios encantos no podremos afirmarnos en la base de la vida y esto evitará que estemos cerca del ascenso. Yo estoy pensando en esos indecisos que no solamente pierden su propio camino sino quienes también impiden los movimientos de aquellos que les son cercanos. Estos irresolutos no sólo disipan sus propios tesoros sino también saquean los de otros. Es espantoso ver como las manifestaciones de la duda contradicen todos los fundamentos ardientes. En esto, observa que el irresoluto usualmente no duda de si mismo sino de los demás y así permite que se inicie la descomposición. 88. No es necesario pensar que sólo las condiciones kármicas crean las vacilaciones. Con frecuencia la causa debe ser buscada en la obsesión. El irresoluto mismo piensa que él debe proceder con cautela - ¡como si esta ansiedad le concerniera sólo a él! Enseñar sobre el pasado de muchos irresolutos sería instructivo en las escuelas. 89. En la escuela no sólo se debería leer acerca de los héroes. Ejemplos de la suerte de unos pocos irresolutos anónimos sería valioso. La resplandeciente llama del logro brillará todavía más en comparación con el destino de los extintores de la luz.

21


90. El rechazo de las posibilidades se puede discutir no sólo moralmente sino también químicamente. En verdad, ¿qué palabras serían las adecuadas para describir la destrucción de una reacción ya formada cuando la preciosa energía, reunida por un gran y largo trabajo, es ignorantemente malgastada? Estas partículas ardientes, invocadas para una combinación definida, permanecen discordantes por un largo período y se requerirá doble esfuerzo para utilizarlas nuevamente para crear. Yo lo repito, es inadmisible violar el festival espiritual de otro. Es criminal invadir la conciencia integral que ya está moldeada. ¿La evidencia del karma no se origina de estas mismas intromisiones irracionales? La coerción es especialmente inadmisible en los campos ardientes. 91. Recojamos mentalmente todos los acercamientos ardientes, examinemos los signos de inspiración o de iluminación. Encontraremos idénticos signos señalando el fundamento común, el que en realidad yace más allá. Y así debe ser, el fuego del corazón se pone en contacto con el Fuego del Espacio. Sólo así puede la concepción ser efectiva o dicho correctamente, la impregnación de la creatividad-del-pensamiento. Además, uno debe manifestar sumo respeto por la complejidad del aparato que forma el contacto con el Fuego. Las doradas redes de nervios más delicadas son casi imperceptibles al ojo. Uno debe mirarlas fijamente con el tercer ojo para poder recordarlas por siempre e imbuirse de respeto por ellas. 92. La red dorada, vista por Urusvati, forma las bases del Cáliz; uno puede juzgar la delicadeza del aparato interior. En consecuencia, el refinamiento puede tornar al pensamiento hacia la consideración entre los seres humanos. La gente no debería ofenderse entre sí. En nombre del Fuego no se debería emitir ningún tipo de ofensas. No todos los ajustes surten efectos con martillos; también son necesarios pequeños utensilios y toques dados con mucho cuidado. Nuevamente una verdad antigua, pero sin embargo raramente aplicada. 93. En general, son pocos los que pueden entender el brillo del corazón resplandeciente. Sin embargo, aquellos que han sostenido estos fuegos de iluminación saben lo vital de esta manifestación. El mismo portador-del-Fuego nota estos instantes de luz, pero para aquellos presentes son muchas las condiciones que les permiten o impiden observar al Fuego milagroso. Sin duda la naturaleza de los presentes tiene una influencia en el carácter de las mismas manifestaciones. Uno puede fácilmente imaginar esas masas de extintores de la luz para quienes hasta una estrella de Luz será sólo una luz tenue. Pero hay momentos en que un simple pero hermoso corazón enciende una nueva fuerza en el portador-del-Fuego. Numerosas manifestaciones de la naturaleza ejercen su influencia además de las reacciones y condiciones humanas del Mundo Sutil. Así, durante una tormenta eléctrica la luminosidad puede incrementarse al momento en que la masa eléctrica intensifica también los fuegos interiores. El agua que contiene ciertas propiedades minerales puede también facilitar la manifestación del brillo interior. Naturalmente, la peor atmósfera es la de las rancias y venenosas casas no ventiladas. Con seguridad, si este aire puede ser incubadora de enfermedades, ¡cuanto peor puede ser la supresión de las emanaciones del corazón! La manifestación de luminosidad es más frecuente de lo que se piensa, mas el prejuicio y los sofismas siempre sacarán sus propias conclusiones. La desgracia es que la gente no puede detectar los juicios sin restricciones. La emancipación anunciada, sobre la que la gente habla mucho, no será una esclavitud de opinión. 94. Cuando Yo pido, “Ayuda con el pensamiento” muestro una confianza especial. No a todos se les puede pedir ayudar con el pensamiento. Uno debe tener una cierta cualidad de pensamiento y de

22


concentración de energía en el corazón. Semejante elección de pensamientos son como un radio poderoso. Uno debería saber como tener una devoción total y como no estorbar los pensamientos con emociones y sentimientos irrelevantes. Se necesita un huracán para portar los envíos – firmeza también será necesaria con urgencia. Es un error pensar que el pensamiento es importante sólo para el plano terrenal; tal vez es incluso más importante para el Mundo Sutil para crear una colaboración poderosa. Durante la tensión del mundo, el equilibrio puede ser creado precisamente con pensamientos. 95. Las reacciones de las corrientes que tú notaste tienen un doble significado – ellas equilibran las conmociones cósmicas y multiplican la fuerza de los envíos. A estas reacciones se las llama terapia psicofísica. Durante la condensación de la obscuridad esas poderosas corrientes son útiles. 96. Un tema de conversación diaria debería ser el logro. Uno debería considerar al logro como algo invocado y no considerar aburrido hablar o pensar en esto. Las desgracias se engendran por el menosprecio del logro. Es como si la imagen de un templo grande fuera llevada por una puerta angosta y en el desorden se rompan los más preciosos ornamentos. Es peligroso quejarse en un día importante. ¿Cómo podrá uno transmitir que semejantes toscas maneras son como el golpe de un martillo sobre las cuerdas de un instrumento afinado? El ser humano que esparce las palabras más destructivas añade, como un niño, “¡Bien, el cielo se está cayendo!” Este ser no puede percibir la rotura de los hilos interiores a los que nada puede juntarlos de ninguna manera; así se forjan los daños irreparables. Mas cada corazón que se ha dado cuenta del Fuego afirma el concepto del logro ya que sin este logro la vida se constriñe y se vuelve insoportable. En consecuencia, seamos portadores del logro de los tres mundos. 97. Shambala se manifiesta bajo los aspectos más variados en relación a los conceptos de un determinado siglo. Es correcto estudiar todos los ciclos de las leyendas de Asia. Así puede uno ir hacia atrás hasta las Enseñanzas más antiguas conectadas con Siberia como las menos conocidas y en la parte más arcaica del continente. La relación de los jeroglíficos encontrados en la India con las inscripciones en la Isla Oriental es incuestionable. Así se revela la manifestación de una nueva relación de los pueblos, la que corresponde totalmente a las fuentes más antiguas. Así, una vez más tú ves como las crónicas han conservado la verdadera información histórica, mas la gente las acepta a regañadientes. Tú recientemente observaste que los hechos sobre el Kalachakra son pasados por alto en silencio; esto es debido no sólo a la ignorancia sino a la aversión de tocar aquello que es fundamental. La humanidad pasa por alto con igual indiferencia todos los manantiales de conocimiento – esto se aplica a todos los mundos – y la gente será igualmente indiferente ante el mundo de Fuego. 98. Trata de dividir a la gente de acuerdo a los elementos. Con esta división, no sólo de acuerdo al tipo de sangre sino también de acuerdo al carácter de la substancia nerviosa, será posible observar una reacción directa de acuerdo con los elementos. 99. Durante toda enfermedad uno puede aplicar el pensamiento como un medio de sanación o alivio, mas dicho pensamiento debería rechazar la enfermedad del organismo con todas las fuerzas, sin vacilación o demora. Sin embargo, si no existe dicha fuerza es mejor generalmente no pensar en la enfermedad, sino dejar al Manas inferior conducir la batalla interior. Es más dañina la vacilación del pensamiento y visualizar una victoria de la enfermedad. En tales casos es mejor distraer la

23


atención del paciente de su condición. Cuando la gente habla del resultado fatal de la enfermedad, ellos mismos la están llamando. La enfermedad menos seria puede asumir proporciones peligrosas si se nutre con el pensamiento. En los hospitales se deberían hacer observaciones respecto del efecto del pensamiento sobre el proceso de la enfermedad. Hasta la cicatrización de las heridas depende de la energía psíquica. Así llegamos nuevamente al mismo Fuego generado por el pensamiento. Todos los tratamientos con rayos, acción térmica y aplicaciones de luz comprenden las mismas influencias ardientes las que son débiles en comparación con el poder del pensamiento. De aquí que, el consejo más vital es desarrollar al pensamiento ardiente. 100. Es correcta la consideración de la importancia de la síntesis en la existencia terrenal. Se debería conservar la conciencia con toda la fuerza durante la consecución de las esferas superiores del Mundo Sutil. Sin embargo sólo una síntesis de la conciencia ofrece esta posibilidad. Uno se debería acostumbrar a una orientación más rápida y ¿qué puede contribuir mejor que la síntesis? La gente habla de vigilancia, pero bajo esta modalidad ellos piensan de la vigilancia en una sola dirección. Pero, incluso centinelas dignos de confianza han perecido por esforzarse en una sola dirección. ¿Podríamos nosotros valorar toda la riqueza de la naturaleza si nuestro ojo está desacostumbrado a moverse? 101. No existe ninguna justificación posible allí donde existe el odio. Yo convoco a la magnanimidad, no a la debilidad. Uno podría renunciar a todo por el servicio a la Luz, mas uno debe probar en el Fuego que existe buena voluntad. Esto debe entenderse con las cuerdas del corazón. Mas cuando tú te encuentres con un tigre, no pienses en ayudarlo; existe un límite a las atrocidades. 102. En su intemporalidad y en su inconmensurabilidad el pensamiento pertenece al Mundo Sutil, pero en esta construcción se deben percibir aun posibilidades más profundas. El pensamiento ardiente penetra más profundamente que aquel del Mundo Sutil, en consecuencia el pensamiento ardiente manifiesta más fielmente la creatividad superior. Con atención, todos podríamos distinguir estos dos estratos del pensamiento. Por decirlo de alguna manera, durante el usual giro del pensamiento con frecuencia nosotros estamos conscientes de una corriente de un segundo pensamiento, el que clarifica e intensifica al primero. Esto no es una división del pensamiento, por el contrario, es un signo que centros más profundos han empezado una activa participación. Este llameante proceso está señalado en términos especiales en la metafísica hindú, mas nosotros no deberíamos quedarnos allí ya que eso despierta acres disputas y argumentos occidentales. Dichas controversias carecen de utilidad, todo lo que se necesita es un simple recordatorio del hecho que el pensamiento está conectado con el Mundo Ardiente. Hasta los niños exclaman, “¡llegó con un destello!, o “¡me salió!” Así son llamados los momentos de decisiones correctas e instantáneas. Uno podría recordar cómo, Madame Kovalevsky resolvía problemas matemáticos. Esta es una característica de la vinculación de la condición ardiente con el Mundo Sutil. Tú sabes que por encima de los pensamientos sutiles existen pensamientos profundos, los que algunas veces son difíciles de separar de los pensamientos del Mundo Sutil. Esto no es posible en el presente estado de nuestro planeta. La sola experiencia de esta tendencia dual del pensamiento nos debería empujar a darnos cuenta de la división de los mundos. 103. Por supuesto, hay momentos en que nos ocupamos de recuerdos remotos, pero también hay casos de iluminación ardiente. Así fue en el caso que recordaste. El Mundo Ardiente nos trae destellos de iluminación, similar al relámpago en la burda manifestación de una tormenta. Así como las tormentas siempre le proveen a la Tierra con un nuevo suministro de prana, así el Mundo Ardiente

24


constantemente derrama oleadas de influencias. Es una lástima que sean pocos los que las reciben, pero si uno fuera a empezar a ejercitar la conciencia para la comunión con el Mundo Sutil, entonces dicho recipiente podría afirmarse naturalmente. Pero lo más simple para todos los mundos es adherirse firmemente a la Jerarquía. 104. La crueldad del corazón es la muerte de este. Los corazones muertos llenan el mundo con desintegración. 105. Si uno puede distinguir entre los estratos del pensamiento, uno también puede sentir distintas clases de actividades. Al principio parecería que todas las actividades ocurren en el plano terrenal. Después, en los así llamados sueños, el conocimiento-directo se separa, como si fuera una actividad independiente que ocurre no sólo en el plano terrenal. Así viene la primera comprensión de una entrada de otros mundos a nuestra existencia. Entonces, en un estado de completa vigilia, se pueden observar ausencias instantáneas las que no tienen como origen ninguna enfermedad. De esta manera se puede rastrear aun más profundamente el vínculo entre los mundos y nuestra participación en ellos. No es fácil para la conciencia asimilar el concepto de los mundos invisibles; debido a nuestro denso caparazón nosotros difícilmente podemos comprender todas las posibilidades que existen fuera de nuestra visión. Uno debería acostumbrarse a pensar en los mundos que existen en realidad. El Mundo Sutil no sólo es nuestro estado del ser, es en realidad un mundo completo con sus propias potencialidades y obstáculos. La vida en el Mundo Sutil no es tan diferente de aquella de la Tierra, pero es en otro plano. Todos los frutos del trabajo no desaparecen, por el contrario, ellos se multiplican. Sin embargo, si aquí es difícil conservar la claridad de la conciencia, allá es aun más difícil debido a que allí existen numerosas manifestaciones de órdenes de evolución desconocidas para nosotros. Así, uno debería especialmente conservar el pacto que habla sobre la claridad de conciencia. Esto está expresado como una verdadera síntesis. Y si la conciencia es grandemente necesitada en el Mundo Sutil, ¡con cuanta más urgencia se la necesita en el Mundo Ardiente! 106. El maestro fundidor aconseja al nuevo trabajador como aproximarse al horno ardiente. Mas la única preocupación del trabajador era la de aprender la composición química de la llama. El maestro le dijo, “Te vas a quemar enteramente antes que llegues a la llama. El conocer la fórmula química no te salvará. Déjame darte la ropa apropiada, cambiarte tus zapatos, proteger tus ojos e indicarte la respiración apropiada. Primero, ten en cuenta todas las rápidas transiciones y fluctuaciones del calor al frío. Yo puedo hacer que el más ardiente trabajo sea atractivo para ti. Te gustarán los destellos y el resplandor de los fuegos. En la tensión de la llama encontrarás, no terror sino el temblor del éxtasis y una apropiada concepción del fuego te fortificará el ser.” Así podría uno aconsejar a cualquiera que empiece a pensar en el Mundo Ardiente. Al comienzo llevemos completa devoción y cultivemos aquel escalón de amor que actúa como Luz inextinguible. Debido a que el mundo terrenal está basado en creatividad manual, es más atractivo acercarse al pensamiento-creatividad. 107. Un filósofo chino, al conocer los aterradores aspectos de los estratos inferiores del Mundo Sutil, determinó amortiguar su impresión. Con este propósito él llenó su alcoba con las imágenes más aterradoras. En presencia de estas repugnantes máscaras, él esperaba que nada peor sería experimentado. Dichos métodos son abominables, aunque a la gente le gusta mucho ya sea de esta forma u otra. Por el contrario, Nosotros enseñamos al ojo a no aceptar ni acostumbrarse a aquello que es repugnante. Además, es imposible imaginar toda la gama de horrores creada por los vicios de la

25


gente. Aun aquí en el mundo terrenal con frecuencia nos horrorizamos de los rostros inhumanos, pero imaginemos los aspectos en los que estos se trasforman cuando su naturaleza esencial es desenmascarada. Y aquí Nosotros experimentamos con frecuencia los ataques de estas entidades tenebrosas. Ellos intentan aniquilar todo lo que les es peligroso. Durante el sueño ellos tratan de debilitarnos, para poder infligir daño más fácilmente durante las perturbaciones del equilibrio. Uno no debería considerar a estos tenebrosos engendros como una fantasía supersticiosa. Todo científico debe darse cuenta de la profundidad de la perspectiva de la Existencia. Los científicos han entendido lo incalculable de los organismos infinitesimales; ellos han visto los huesos de animales gigantes y ellos podrían todavía ver más si miraran en la vastedad de las cavernas de los Himalayas. Así miden los científicos el infinito y calculan magnitudes infinitas con simple soluciones matemáticas. Esto significa que precisamente los científicos deben admitir la influencia de las formaciones ardientes. Así, del simple cero matemático uno debe enviar su imaginación al Infinito, recordando que el vacío no existe. 108. Pídele a Urusvati que te hable de la multiplicidad de formas que tiene el fuego que ella ha visto. Que todos estos rayos, ardientes Lotos, flores, y todas las otras manifestaciones del Mundo Ardiente vivan y sean afirmadas. Es imposible describir con palabras terrenales todas las cualidades de estas visiones ardientes. Más allá de ciertos límites el Reino Ardiente se revela como una visión. Este no puede ser definido por el tiempo, tampoco se puede determinar la causa de su surgimiento, ya que el Elemento Ardiente está completamente más allá de las dimensiones terrenales. Pero si nosotros lo podemos ver, tanto en su manifestación grosera como sutil, esto significa que aun nuestro ser carnal puede anticipar la esfera elevada. La comunión ardiente es inolvidable una vez que se la ha experimentado. Así reunamos coraje para el ascenso. 109. Las tres dimensiones son las cadenas del demonio – como alguien lo ha dicho. Ciertamente, aquel que encadenó la conciencia humana con tres dimensiones fue verdaderamente un carcelero. ¡Cómo pudo ser posible ocultar la otra más elevada y hermosa dimensión! En sus primeras preguntas los niños con frecuencia se esfuerzan más allá de los linderos de las limitaciones convencionales. En ningún momento la antigua sabiduría insistió en las tres dimensiones. Sólo con la gradual tosquedad de la humanidad esta limitación se fue apoderando de la mente. Es asombroso que cuando las lámparas del corazón se extinguen, la gente empieza a preocuparse de sus limitaciones. Uno puede citar numerosos ejemplos históricos de esta auto-degradación. Mas la conciencia humana prefiere ignorar lo fundamental del auto-perfeccionamiento. Así la conciencia intenta ocultar las más preciosas posibilidades. 110. El conocimiento de las reacciones ardientes está dividido de acuerdo con los sentidos. La primera impresión es aquella de la visión, con toda su ardiente diversidad. Luego se añade el oído con la música de las esferas, las campanas y los acordes de la naturaleza. Entonces llega el refinamiento del tacto, con las sensaciones del ritmo, del calor y del frío. Las más difíciles de todas son las sensaciones del gusto y del olfato. Sin embargo Urusvati sabe del significado de olfatear a un hombre a distancia. Ahora Urusvati también sabe algo más que es muy difícil: sentir el sabor de un metal en el Mundo Sutil, lo que es ya una extraordinaria sutileza. Mas uno no sólo debería poseer el poder de discernir tales sensaciones, uno debería saber como observarlas. Semejante discernimiento es muy raro, pero es alcanzable cuando se pasa allende la frontera de las tres dimensiones.

26


111. Al aproximarse al Mundo Ardiente uno debe asimilar firmemente la cualidad de la firmeza y de la determinación. Esta no es una cualidad fácil de alcanzar en conexión con la movilidad. Ninguna cualidad implica que uno debería rumiar sólo en la misma costra o correr alrededor de la misma ratonera. No es fácil afirmar estas cualidades en el espíritu hasta que no sean descartadas las fronteras de las tres dimensiones. 112. Correctamente se ha observado que para que el organismo se adapte a una dieta vegetal luego de haber tenido una dieta de carne se necesitan tres años. Pero si, por condiciones puramente físicas, dicho período es necesario, no menos se requiere para la transformación de la conciencia, a menos que condiciones kármicas induzcan posibilidades especiales. Transformar la conciencia significa entrar en un mundo especial; esto quiere decir adquirir una evaluación especial de todo lo que ocurre; esto quiere decir seguir adelante sin mirar atrás; esto quiere decir dejar en el pasado las quejas y adquirir buena voluntad. ¿No parecería extraño que al lado de un período de dieta uno deba poner el concepto ético de la benevolencia? Afortunadamente, todo terapeuta nos apoyará en esto, ya que la benevolencia es lo más recomendable para la digestión. A la gente le gusta que los fundamentos espirituales estén apoyados por consejos dietéticos. 113. Un principio nos permite formarnos un concepto de los pasos sucesivos del orden del mismo proceso. Cualquiera puede aprender a nadar tan pronto como conquiste el elemento en su conciencia. Siguiendo este principio un hombre puede yacer sobre el agua y a través de un cierto ejercicio podría sentarse sobre ella. En un avance posterior, el Yogui puede pararse sobre el agua. Por supuesto, esa situación, así como también la levitación son ya acciones ardientes. Tú tienes conocimiento de la levitación y tú recuerdas cual es la tensión ardiente que se requiere de antemano. La levitación no es difícil ya que el elemento del fuego es semejante al aire. A la más pequeña duda, a pesar de todos los logros físicos, el hombre inmediatamente se ahogará o se caerá. El reflejo de la duda es realmente impresionante. 114. Uno no necesita sorprenderse que las entidades tenebrosas vengan en tropel. Si tú encontraras un león en tu jardín no dudes que habría un gran alboroto en la casa. Para los tenebrosos tú eres ese león en su patio trasero. No son pocos los esfuerzos que ellos hacen en cultivar sus cardos y entonces, aparece un león al que no se invitó. Verdaderamente, hay momentos en que a uno le dan lástima estos trabajos del odio humano. Mas, por todo aquello, la ausencia de duda es más fuerte que todas las trampas obscuras. 115. Muchas acciones espirituales que tienen consecuencias fisiológicas ocurren ante el ojo humano, sin embargo la gente no está dispuesta a notarlas. Lo mismo también puede ser observado al visitar el Mundo Sutil, donde estas manifestaciones son mucho más inconfundibles. La descomposición del cuerpo astral depende del contacto ardiente. Cuando un ser ardiente se acerca a ciertos estratos del Mundo Sutil, se puede observar una manifestación muy llamativa. La substancia ardiente es una piedra de toque, por decirlo de alguna manera. A su toque algunos cuerpos sutiles intensifican su capacidad ardiente, mientras que otros se desintegran inmediatamente. Este proceso ocurre con gran rapidez, como si el fuego lo consumiera. Así puede uno comparar una serie de asombrosos ascensos y partidas merecidas. Las cualidades ardientes se pueden manifestar no sólo en la Esfera Ardiente sino en las ardientes encarnaciones humanas. Uno debería acostumbrarse gradualmente al pensamiento que aun aquí en la Tierra pueden haber manifestaciones de las cualidades ardientes más elevadas. Uno debería admitir esto no sólo debido a la inmutabilidad sino

27


también debido a la diversidad de las manifestaciones de la naturaleza. Algunos no podrían admitir que el cuerpo sutil proyectado puede ejecutar acciones puramente físicas como escribir, pero tú sabes que esto es posible y que No tengo necesidad de convencerte de ello. Por supuesto, la energía ardiente es necesaria para dicha acción. 116. Se necesita esfuerzo para la administración de la energía ardiente a la que para abreviar llamaremos Agni. Este empleo de fuerza no es en realidad un esfuerzo físico ni tampoco es uno de orden sutil. En el oriente la gente entiende esta cualidad que tiene la velocidad del relámpago. En los discursos occidentales no existe para nada la designación para este, el más sutil de los conceptos. Esta es la razón por qué es tan difícil hablar del Mundo Sutil. En los idiomas orientales este concepto también se vuelve obsoleto debido a una conciencia contemporánea inadecuada. Esta es la razón por qué muchos de los signos del Tao han sido reducidos a una descripción externa. 117. ¡Cuántos excelsos discursos están siendo dados! ¡Qué multitud de signos de conocimiento superior están siendo vertidos en la vida de los pueblos que los desprecian como cáscaras vacías! Y sin embargo, ¿quién piensa valerosamente acerca del mañana? Por el contrario, el mañana usualmente permanece como un semillero de terrores en lo que se hunde la conciencia. Se necesita dirigir la atención a las maravillas de cada día. Desde la cuna sigamos el camino de la confianza y del auto-perfeccionamiento. 118. El sendero del bien debería en realidad ser expandido. Este sendero ha sido afirmado como la esencia de nuestro ser. No olvidemos este talismán ni siquiera por una hora. Es como la piedra maravillosa que conoces. No olvidemos la calidad de la piedra y afirmémosla por nuestro estandarte. 119. Todo aquello que tiene capacidad vital debería ser bien acogido. Cada chispa debería ser bien acogida ya que de ella el Fuego crece. En consecuencia, sé benevolente. 120. El uso de alcohol y de opio es un horrible intento de aproximarse al Mundo Sutil. Si el Samadhi es una manifestación natural del Fuego Superior, entonces la llama del alcohol es un destructor del Fuego. En verdad, los narcóticos evocan ilusiones de un acercamiento ardiente, pero en realidad ellos permanecerán por un largo tiempo como obstáculos para dominar la verdadera energía de Agni. Nada produce después tanta miseria, en el Mundo Sutil, como estos intentos antinaturales de evocar el Fuego sin una purificación adecuada. Uno podría imaginar que en el Mundo Sutil un borracho no sólo es atormentado con el deseo urgente de alcohol sino que sufre aun más del antinatural Fuego manifestado, el que en lugar de fortalecerlo, consume los tejidos prematuramente. La combustión del cuerpo sutil es llevada a cabo de manera muy diferente durante su transición al Mundo Sutil; este estalla en llamas como un sobre usado, acompañado de un sentimiento de liberación. Pero, como todo en la naturaleza, esto se debe ejecutar sólo en concordancia con la ley básica y esta no tolera ninguna violación. 121. La violencia es el azote de la humanidad. Esta surge de la ignorancia ya que un ser humano que piensa aunque sea un poco siente terror en su corazón cuando encara lo antinatural. De cualquier terror manifestado volvámonos a la magnanimidad. Aunque Nosotros no nos cansaremos de hablar de la magnanimidad, sin embargo esta es la última oportunidad que tienen muchos para conocerla. Po atención a la palabra Ú l t i m a.

28


122. Aun hasta en las enfermedades físicas busca causas psíquicas. Las naciones han compuesto muchos dichos sobre estas influencias; ellos dicen, “Debido al corazón el ojo se ha obscurecido,” o “Él ha perdido sus dientes por la tensión,” o “Su pecho se ha partido de tanto pensar,” – así recuerda la gente la causa principal de las enfermedades. El terapeuta prudente percibe la dificultad de tratar una condición espiritual. Se puede afirmar que cualquier enfermedad se cura más rápido cuando no es producida por una causa psíquica. La misma gente le ha atribuido diferentes cualidades curativas al Fuego. Se han incluso hecho incisiones usando metales al rojo vivo. Así, la neutralización ardiente fue afirmada aun en las conciencias primitivas. 123. Al estado de iluminación se le conoce como “ayuda ardiente.” A este estado de conciencia hay que aproximarse con todos los sentidos refinados. En efecto, se podría notar que algunas veces Yo hablo sobre cosas que son casi lo mismo, pero en este ‘casi’ está comprendida una vuelta completa de la espiral. Si tú comparas todos estos ‘casi’ podrías percibir la estratificación de la conciencia. No es muy fácil asimilar el ritmo de estos estratos, los que difieren individualmente. Sin embargo, a través de muchas observaciones es posible entender que nuestra conciencia es una substancia de lo más sutil. Precisamente, Yo enfatizo el refinamiento de estas estratificaciones de conciencia. Con frecuencia la gente imagina que el Fuego es algo turbulento, inabarcable, casi aterrorizante, así ellos mismos plantan una maraña ardiente. “De la forma en que llamas, así la llamada será respondida.” 124. No es fácil curar a los ojos que están obscurecidos con el polvo de la discordia. Un lavado de ojos de verdadera magnanimidad es lo más recomendable. Asimismo, nota que esto es verdad en muchas otras dolencias. 125. Difícil es la situación del mundo; en todas partes existe una forma de osificación. La gente piensa atrincherarse en un pantanal, mas montañas enteras se están partiendo como un recordatorio de lo que se está acercando. 126. En lugar de los diplodocus, el canguro salta; en lugar del pterodáctilo, el murciélago vuela; en lugar del dragón, las lagartijas. ¿Cuál es el significado de esto? ¿Será degeneración? En realidad, es sólo adaptación. De igual forma, el garrote de Hércules en los tiempos actuales sería sólo un museo de rarezas. Así, también en la vida, hay que entender la evolución, no como la supervivencia del más fuerte, sino como una condensación del espíritu. Del oscilar del garrote dirijámonos a una nueva comprensión de la vida diaria. El elemento del Fuego es Majestuoso, sin embargo hasta esto debe ser aprendido en la rutina diaria. No está bien vestir a los héroes solamente con una toga, privándolos de otras formas de vestidos. La evolución debe ser aceptada desde la vida, en medio de la vida y por la vida. La belleza de la evolución no es una abstracción ya que toda abstracción es una equivocación. Uno debería recordar este concepto de evolución como una capacidad vital; así nosotros nos aproximaremos a las fórmulas más complejas, donde el símbolo Aum no será una inscripción sino la expresión del ingrediente supremo. Ejercitemos nuestra conciencia hacia esto. 127. No se debería pensar que es posible tener un remedio universal para enfermedades que pudieran tener miles de causas. Podrían instituirse secciones terapéuticas especiales que correspondan parcialmente a un número considerable de causas de enfermedades. Así, se debe entender que es imposible un expediente universal ya que los orígenes de las enfermedades son enteramente diferentes. Asimismo, en los métodos del Yoga es imposible aplicar los mismos medios para todo. Y

29


sin embargo, con bastante frecuencia en conferencias y en discursos se mencionan métodos generales y aquellos presentes se engañan pensando que la prescripción es para cada uno y para todos. Únicamente un atento escrutinio de la condición espiritual del individuo en cuestión dará la guía correcta para las indicaciones que lo ayudarán. Parece muy primitivo considerar la diversidad de los organismos, particularmente las condiciones del espíritu, mas a la humanidad le encantan las panaceas - ¡la edificante conciencia! 128. Muchos animales viven hasta trescientos años. Mas si se descubriera algún medio para prolongar sus vidas aun hasta por cinco años, esto no beneficiaría a la evolución. La vida del espíritu es la base de la evolución. 129. Si nosotros empezáramos a hablar de los derrames de Fuego, muchos no podrían entender su significado y otros pensarían que Nos estamos refiriendo a crudas manifestaciones eléctricas. Sin embargo, uno debería reflexionar profundamente sobre esta sutil acción ardiente. Tú has visto recientemente como un simple arañazo ha causado una quemadura ardiente. Semejante manifestación no es debido a una infección física. Es el derrame de Fuego que tocó el tejido rasgado. Se pueden observar manifestaciones similares que se conforman con las tensiones ardientes externas. El tejido desgarrado, con todos los terminales nerviosos, sirve como un imán, por decirlo de alguna manera, para atraer las olas ardientes. En efecto, aquellas personas que poseen una vigorosa energía del corazón pueden atraer más fuertemente las olas del Fuego en tensión. Por lo tanto, en dichos casos Yo recomiendo compresas de agua, pero no preparaciones alcohólicas. Hay que evitar el alcohol durante la tensión del Fuego ya que este concentra las olas ardientes. Muchos borrachos podrían dar instructivos testimonios sobre las olas ardientes que causan semejantes sufrimientos. Por supuesto, Yo no estoy hablando ahora sobre las conflagraciones nerviosas, las que han sido observadas sólo por unos pocos. Aun así, no hay que olvidarse de los derrames de Fuego en esos tiempos tensos. 130. Estos mismos derrames y espirales son creados por los esfuerzos distorsionados de la gente circundante, aunque no con malas intenciones. Tú también conoces los efectos del esfuerzo de los cuerpos encarnados y sutiles. Ellos no se dan cuenta que en su tensión ellos casi se convierten en vampiros. Además, uno debería distinguir los envíos del intelecto de aquellos de los del corazón. El mencionar un nombre una gran cantidad de veces podría probar que no tiene casi ninguna influencia, pero un envío-de-corazón, por su angustia esforzada, puede actuar como un espiral que asfixia. Se podría decir con veracidad, “no estrangules, ni siquiera por tu propio bien.” 131. Durante el envío de buenos pensamientos uno debe desarrollar la cualidad de la velocidad del rayo. Para esto uno no debería estorbar la conciencia por períodos prolongados ya que es útil lanzar esta flecha. El ardiente dínamo trabaja como una luz a través de todo el espacio. Uno debe acostumbrarse a este trabajo cuando los contactos con la Jerarquía son constantes. El ver una estrella obscura indica un gran peligro. Así, semejantes signos pueden darse. Una conciencia pequeña no se da cuenta de todas las perturbaciones, mas una conciencia desarrollada entiende la importancia de la agitación de las aguas por las espadas de los Ángeles. 132. Los terapeutas occidentales hablan sin razón sobre la dificultad de trabajar con Nosotros. Nosotros nunca nos hemos opuesto a métodos experimentales. Por el contrario, Nosotros acogemos con beneplácito toda acción desprejuiciada. Nosotros aprobamos cuando un miembro de la Sociedad Médica Británica habla sobre métodos correctos de investigación. Nosotros estamos preparados a

30


asistir al científico ruso con su trabajo de inmunización e inmortalidad. Nosotros nos regocijamos cuando el cirujano japonés hace uso de fechas astrológicas. Nosotros estamos ayudando al terapeuta latvio en su descubrimiento de los síntomas oculares de la obsesión. Nosotros estamos prestos a ayudar a cada uno y a regocijarnos con cada uno. En efecto, Nosotros insistimos incesantemente con observaciones y Nosotros dirigimos la atención de todas las formas. Nosotros hablamos sobre la realidad; Nosotros afirmamos lo absurdo de lo abstracto. Así, Nosotros deseamos que los terapeutas y los científicos de Occidente consideren Nuestra colaboración con justicia. Se debe entender que ha llegado la hora de clarificar los hechos descartando lo que no sirve. Ya es hora de reconocer que todavía están creciendo muchas supersticiones en los patios traseros del aislamiento. Así, la superstición pertenecerá a la condena de todo aquello que “no es mío.” La liberación del pensamiento, en efecto, será el adorno del verdadero conocimiento. 133. ¿No es necesario recordarte la liberación del pensamiento cada vez que te reúnes a hablar sobre el Fuego? ¿No insistirías en la justicia cuando te refieres al proceso del conocimiento? ¿No provocas sonrisas de piedad cuando mencionas el invisible Mundo Ardiente? 134. En una condición encarnada el Mundo Ardiente es invisible con raras excepciones, pero en el Mundo Sutil se puede sentir una bruma ardiente. En verdad, al aproximarse a esta niebla, los seres inferiores sienten un particular sufrimiento, como si estuvieran ante lo inalcanzable. Para estos seres inferiores los Hijos de la Bruma Ardiente les parecen que están armados con rayos ardientes, los que no son sino las radiaciones de sus extremidades. Es necesario que la concepción convencional de la bruma cambie en una de un armonioso universo ardiente, pero para esto la conciencia debe transmutarse. ¡Cuántas conmociones deben experimentarse para que la visualización de la Existencia levante la conciencia en toda su intrepidez! Uno debe deshacerse del miedo de la bruma y mediante un pensar honesto e imaginación desarrollada, uno debería avanzar allende los monstruos de la superstición. 135. El pensamiento-creativo y la sugestión son completamente diferentes, aunque ambos están relacionados con las manifestaciones ardientes. La sugestión es una corrección del Fuego, mientras que el pensamiento-creativo es una manifestación de la ley básica. Cuando Nosotros hablamos a cierto Sahib sobre permear su morada con Nuestra Aura, naturalmente que Pensábamos en el pensamiento-creativo y no en la sugestión, la que Nosotros dejamos a los intrascendentes hipnotizadores. El pensamiento-creativo es mucho más poderoso que cualquier sugestión. Primero, la sugestión es transitoria, esta golpea el aura y crea karma, mientras que el pensamiento-creativo satura el aura y no interfiere con la acción independiente. En realidad, el espacio saturado con pensamientocreativo concentra el poder ardiente. La inviolabilidad del karma permanece como una de las condiciones más sutiles. El dar, el ayudar e incluso el guiar, sin infringir sobre la personalidad – es una tarea difícil. Todos tenemos que encarar esta solución. El pensamiento-creativo, carente de ego, proporciona una manera de salirse de estos laberintos. Amabilidad, cordialidad y cooperación así como la ayuda, mas la niebla de la inestabilidad es una guía particularmente pobre. 136. Todo humor grosero o cualquier riña son un tributo a la obscuridad. La daga más mortífera no está en el cinto sino en la punta de la lengua. Algunas veces tendrá que ser entendido que aquello que se habla y también aquello que se piensa son indelebles. Cualquiera que intente hacer el bien puede regocijarse ante esto y viceversa.

31


137. Cuando le escribas al terapeuta latvio, añade: Durante las observaciones de los ojos del obseso él no debe perder de vista el hecho que un síntoma observado podría cambiar. Al acercarse la energía ardiente, el síntoma podría desaparecer, por decirlo de alguna manera. El agente obsesivo podría empezar a desvariar, o podría retirarse, llevándose el síntoma consigo. En consecuencia, la observación debería ser llevada a cabo sin el envío de antemano de la energía ardiente, de otra manera esta acción se volverá en expulsión del que ha causado la obsesión. Semejante acción es excelente en sí misma, pero está más allá del alcance de los ocultistas. La misma reacción es algunas veces observada en las enfermedades de la piel las que, bajo la influencia de la energía ardiente, alteran su apariencia e incluso desaparecen. No olvidemos que la obsesión se manifiesta algunas veces en forma cutánea o con picazón en la cara. Sin embargo, el terapeuta latvio merece que se le reconozca ya que no es fácil percibir los cristales del gas marrón. 138. Por última vez volvámonos hacia la amabilidad como algo básico en la vida. La amabilidad no es el colorete y polvo de la malicia. La amabilidad no es un velo. La amabilidad no es la máscara de la traición. La amabilidad no es una mueca amable. La amabilidad debe ser entendida como un sentimiento originado en el corazón, desprovisto de hipocresía. Existen muchos errores respecto al concepto de la amabilidad debido a que la gente se ha acostumbrado a engañarse a sí misma. Pero ya que la cualidad de la amabilidad es indispensable para el Mundo Sutil, esta debe poseer una honestidad genuina. Primero, el Fuego no tolera fluctuaciones. De aquí que uno debe entender en su totalidad la cualidad de la amabilidad. La amabilidad no debería considerarse como algún tipo de logro. Uno no debería elogiar al que posea la cualidad de la amabilidad ya que esta es inseparable de una conciencia expandida. ¿Cómo es posible imaginar la transformación del Rocío Ardiente en todo un mundo hermoso, sin haber tenido la fortaleza de purificar los pensamientos propios de pequeñas astillas? ¡Démonos cuenta lo miserables que son estas astillas! Y no es difícil deshacerse de ellas; uno sólo tiene que descubrirlas en la conciencia. No nos atemoricemos que la gente en general no pueda retornar amabilidad, existe suficiente de ella en cada uno de nosotros, por lo tanto, asumamos lo mismo sobre los otros. Pero no hagamos de esto ni una cualidad ardiente, tampoco una voluntad débil, ni servilismo ni una miserable hipocresía. 139. Una vez más se han revelado los estratos inferiores para una vez más convencer a la gente de lo cerca que ellos están a estratos similares en el mundo físico. Es lamentable que la gente entre en el Mundo Sutil sin preparación para este; ellos traen sus hábitos consigo y ellos desperdician las fuerzas del pensamiento en formas imperfectas. En el Mundo Sutil la creatividad del pensamiento se desarrolla en todos los campos. ¡Es difícil aun imaginarse en que falsas ilusiones se desperdicia el precioso poder! A la gente se le debería advertir que se acostumbre a pensar sobre aquello que es hermoso, aunque sea un poquito, para así evitar manifestaciones de fealdad. No son pocas las creaciones hermosas y asombrosas manifestaciones de la naturaleza, pero es necesario observarlas. Un estado obscuro de la mente es una fuente de calamidades. Aun los estratos inferiores del Mundo Sutil difieren en las distinciones de las ilusiones. Allí donde hay aspiraciones no existen sueños confusos y todos los detalles se imprimen claramente. ¡Pero qué peligro es si el esfuerzo está basado en lo trivial! 140. La ciencia ya ha establecido la existencia de organismos particulares que pueden escuchar estaciones de radio distantes sin que de por medio exista un receptor. En efecto, esta manifestación de un orden ardiente pone al descubierto las posibilidades de recibir pensamientos a distancia. Si la ley de las ondas sonoras fuera entendida sería posible explorar este mismo principio. Es una suerte que

32


hasta la tímida ciencia contemporánea admita lo obvio de esas posibilidades naturales. Pero es deplorable que la ciencia no se tome el problema de investigar dichos individuos. Uno escucha que “con la excepción de este fenómeno el organismo es perfectamente normal.” Esta observación es de lo más ignorante. Esto significa que el terapeuta examinó a este hombre fenomenal tan descuidadamente como lo haría con un recluta antes de una marcha. Nosotros no deseamos ofender al terapeuta ya que con frecuencia no hay espacio para que él pueda llevar a cabo una observación apropiada. En efecto, las condiciones de vida ofrecen dificultades a todo trabajo de naturaleza sutil. Trata de tocar las puertas de las instituciones experimentales y te encontrarás con una corriente absolutamente hostil de requerimientos los que estarán más allá de la capacidad del investigador. Es necesario cambiar esta situación, de otra manera ¿dónde será posible investigar las distintas evidencias de base ardiente? Trata de encontrar los medios para investigar manifestaciones necesarias y verás lo hostiles que serán los oyentes; ellos te recordarán a la inquisición. Como si su tarea no fuera la de ayudar aquello que es altamente útil, sino la de destruir nuevas posibilidades. Así ha sido, así es y la gente desea que siempre sea así. De otra manera, no habría Armagedón. Uno debería entender de todo corazón cuántas de las condiciones sutiles que existen pueden determinar cambios importantes en la vida. Sin embargo, cuan necesario es llamar a la puerta para ser admitido, persistir, someterse a humillaciones, para poder revelar aquello que, parecería, está abierto para todos. El Gólgota se erige por la falta de comprensión e ignorancia. 141. Hasta un salvaje puede volar en un aeroplano, pero no pensemos que antiguamente era mejor. Yo te he enseñado los registros de la guerra de los Treinta Años para que tú pudieras comprender como, aun en países comparativamente más avanzados, regían la ignorancia y la brutalidad. Se pueden citar registros de Roma, Egipto y Babilonia ante los cuales el corazón se estremecería. De aquí que, todos quienes miren al futuro deberían continuar golpeando para admisión. Además, uno se debe acostumbrar a no sobrecargar a la Jerarquía y a no herir a los demás. Yo te he pedido mostrar comprensión de esta ley, pero ¡con qué frecuencia los oídos son tan sordos! 142. Un demonio decidió poner a un eremita en una posición desesperada. Para esto el demonio robó algunos de los objetos más sagrados y los ofreció al anacoreta con estas palabras, “¿Me aceptarías estos objetos?” El demonio esperaba que el eremita no aceptara los regalos y así traicionaría los sagrados objetos; pero, si él los aceptaba, él estaría cooperando con el demonio. Cuando este horrible visitante expresó su propuesta, el eremita no hizo ni lo uno ni lo otro. Él se indignó y con toda la fuerza de su espíritu le ordenó al demonio dejar los objetos en el piso, diciendo, “¡Espíritu tenebroso, tú no retendrás estos objetos, tú vas a desvanecerte, a aniquilarte ya que mi orden ha sido manifestada desde Arriba!” Así debe uno demoler a los tenebrosos y cuando nuestra confianza está fortalecida por la Jerarquía, no hay fuerza obscura que sea capaz de hacer retroceder la llama del espíritu. No consideremos como innecesarias estas leyendas. Los demonios son de muchas formas y todo trabajador de la Luz experimenta sus ataques. 143. Un dolor de cabeza puede tener muchas causas pero también se puede presentar debido a la no-aceptación de envíos mentales; esto puede también reflejarse como pinchazos de agujas en el corazón. De aquí que, Estoy ansioso para que este daño no se presente. Con algunas personas la rutina de la negación se forma imperceptiblemente y se vuelve, por decirlo de alguna manera, un hábito el sentirse ofendido. En la base de estos errores, la gente se vuelve insensible a los envíos mentales. En este estado el pensamiento más benigno se repliega por la obstrucción del

33


resentimiento. Además, el pensamiento podría regresar y sólo causar problema al que lo envió. Uno debería urgir a todos a que no hagan daño. Además una actitud de no-me-toques es muy mezquina y es alimentada por una conciencia poco desarrollada. Así, en la vida diaria existe una rutina de resentimiento. Esto se debe reconocer y rechazar como al más nocivo de los insectos. Mezquinos sentimientos terrenales convertidos en un infierno. 144. Existen muchas digresiones y especialmente donde hay un Imán. El Maestro advierte que hoy en día se pueden esperar los conflictos más inusuales, así de hacinados se han vuelto los estratos inferiores del Mundo Sutil. La gente ha decidido llenar el Mundo Sutil con personas que están llegando antes de su tiempo normal. Nadie ha pensado en las consecuencias para la misma gente. Es imposible masacrar a millones de personas con impunidad, sin establecer un karma muy grave. Aun si el karma no fuera personal, es mucho peor, ya que este incrementa el Karma de las naciones y del planeta. Lo que se ha dicho sobre los conciliadores es muy correcto ya que debido a ellos existe una actitud apropiada con respecto al futuro. Los estratos inferiores del Mundo Sutil no deben llenarse con horrores de karma incompleto. Uno no debería pensar que esto no tendrá ninguna reacción sobre la condición del planeta. La causa principal es que nadie piensa para nada en el Mundo Sutil. El aislamiento es de lo más espantoso; precisamente las fuerzas obscuras se regocijan ante toda alienación. 145. Observemos todo movimiento. Nuestro organismo revela muchos hechos que conciernen a los mundos físico y sutil. Se puede notar lo mucho que la conciencia individual ha cambiado durante un vuelo al Mundo Sutil. Es como si este hubiera sido tamizado e incluso nuestras fórmulas favoritas permanecen con la conciencia terrenal. Esta observación es muy difícil de comprender. Yo me regocijo más cuando alguien no sólo nota esto sino que también recuerda la sensación de escabullirse de incluso expresiones familiares. Esto no significa que una conciencia ya desarrollada se pierde en el Mundo Sutil; esta se presenta aun con más agudeza, pero pasa, por decirlo de alguna manera, por un fino tamiz, el que transforma el remanente de la substancia sutil. Pero para esta observación se necesita de una visión bien desarrollada y aguda. Además, tú si recuerdas bien los momentos de ausencia. En su momento tú sabrás dónde se necesito tu presencia. No sólo en el Mundo Sutil sino aquí en la Tierra el intercambio y la asistencia de la conciencia continúa. Tú puedes estar seguro que si la ausencia se ha repetido una y otra vez, esto significa que tú sabrás de grandes eventos, sobre colisiones donde la conciencia se confunde y requiere asistencia. Es en efecto necesario saber como observar estos momentos de cooperación. Para salvar a sus seres queridos la gente algunas veces da su sangre para transfusiones, ¿no prestarán ellos su conciencia ardiente cuando sus seres queridos están en problemas? 146. Además, uno debería aprender a no malgastar de forma improductiva el trabajo. La confusión mental empuja a la gente a desatender consideraciones primarias. Mira la falta de aquello que es indispensable en las dos cartas que recibiste; Yo no culpo tanto a los que las escribieron como a los que los confundieron. Esa indiferencia por el tema principal es ya un daño irreparable. La persona que desconcierta la conciencia de su prójimo es un corruptor. Este no es feliz, por el contrario, su vida estará obscurecida ya que su conciencia ha hecho una digresión del tema principal. El percibir el tema principal y permanecer en el sendero significa dirigirse hacia la victoria. Pero empezar lanzándonos a un abismo de incertidumbre, ¿significa ser una piedra en el cuello del prójimo?

34


147. La justa medida del tema principal y el polvo del umbral son aquellas pruebas que todos tenemos claras. Nadie tiene derecho a perforar ningún corazón ni causar un dolor de cabeza, mientras se escapan tesoros irremplazables. La gente no considera irremplazable aquello que no nota. 148. Sí es posible leer un libro desconocido y que esté cerrado. Tú has visto esto. Sí es posible saber la hora a voluntad, mentalmente evocando un reloj. De esta manera es posible obligar al Fuego del Espacio a remover todos los obstáculos. La gente le llama a esto clarividencia, pero es mejor llamarla transvisión ardiente. Sin embargo, se podría notar que esta posibilidad ardiente no siempre es la misma. Además, se podría mostrar que grandes conmociones incrementan esta facultad así como lo hace el completo reposo. Pero existe cierta condición intermedia del espíritu, la que, como una nube cubre nuestra conciencia – esto es confusión del espíritu. Es la misma vacilación la que produce la nube de dudas. La claridad de recepción se desvanece no sólo debido a la confusión del propio receptor sino también por la confusión de aquellos que lo rodean y que están unidos a este por el karma. 149. Cuando se instituya la fotografía de las auras, será posible ver un fenómeno importante. El aura en completo reposo será de igual intensidad al aura en gran conmoción. Pero por otro lado, las ondas de las reacciones intermedias recordarán las sacudidas de un saco polvoriento. Esta es la razón por la que Yo te protejo de mezquinas vacilaciones y discordias. Uno puede imaginarse las manchas grises de la desavenencia las que, como una antepuerta, ocultan la luz de las posibilidades. 150. Uno no debe ver la labor del Fuego como algo psíquico. Considera el Fuego como algo físico. Para la conciencia promedio será más fácil pensar así. 151. El sueño puede tener las causas más contrastantes, así como las auras contrastantes pueden ser comparables. Este puede ser un estado nebuloso de reposo o podría ser una tensa labor del cuerpo sutil. Cuando, además del sueño nocturno, se requiere también de la ausencia durante el día, esto significa que el trabajo es grande. Con frecuencia este imperceptible trabajo tiene un mundo de importancia. A los gobiernos les gustaría mucho tener esa clase de colaboradores, pero debido a las limitaciones humanas ellos ni siquiera saben donde encontrarlos. Cuando, sin embargo, se produce esa posibilidad, ellos se llenan con terror animal, exclamando, “¡La gente más peligrosa!” Así, todo concepto que va más allá de los límites de las convenciones materiales más crudas, estará acompañada por un miedo irracional. Uno debe consolarse por el hecho que siempre ha sido así. 152. Cualquiera que no sea capaz de cumplir con las condiciones de la Enseñanza del Conocimiento mora en el miedo. Uno tiene que ver el aura del miedo para poder entender lo absurdo que es esta emoción. Semejante aura no sólo está agitada sino que se coagula, como si se congelara y privada de vibraciones, cuelga como un yunta puesta en el cuello de un criminal. Uno debería poner atención a las fotografías de las radiaciones. Hasta los peces fosforescentes son fácilmente fotografiados. 153. Volveremos luego al asunto del nacimiento, tan atado al Mundo Sutil. Mas ahora Yo debo contestar la pregunta sobre la luz en el Mundo Sutil. En efecto, la naturaleza trascendental de la condición comunica un aspecto correspondiente a todo el contenido-del-mundo. Cuando visitaste a Dokyood, tú viste suficiente luz. Mas ciertas regiones del Mundo Sutil son impresionantes por su penumbra. La Luz está dentro de nosotros mismos y somos los que nos abrimos paso hacia ella. Así,

35


también, los habitantes del Mundo Sutil que desean luz no tienen escasez de ella. Los habitantes para quienes la necesidad de luz le es extraña viven en la penumbra. Esto tiene que ver con la ilimitada creatividad-del-pensamiento. El sol que nosotros aquí en la Tierra percibimos bajo un aspecto, puede ser transformado a muchas condiciones bajo el poder de la creatividad-del-pensamiento. Aquel que desee Luz tiene acceso a ella, pero aquel que se hunde en la penumbra del pensamiento recibe aquello a lo que él mismo se ha limitado. Esta es la razón por qué Nosotros repetimos con tanta frecuencia sobre la claridad de conciencia, sobre lo inconmensurable del pensamiento y sobre la contención. Semejante adaptación del organismo al futuro produce los resultados más deseables. ¡Cuántos habitantes del Mundo Sutil se miran a sí mismos en el Rocío Ardiente y débilmente se lamentan de algo que han perdido! 154. Cuando Yo digo que los enemigos del Bien serán derrotados, lo que tengo en Mi mente es una realidad. Uno puede ver como la gente que ha perdido el vínculo con la Jerarquía pierde su lugar y cae en el olvido. Recientemente observaste como es posible deslizarse hacia abajo, no por la Espada del Ángel sino por decisión popular. Así sucede cuando aquello que ya está cerca, que ya ha sido dado, no ha sido aceptado. Uno no debe esperar hasta que el mensajero hiera su mano golpeando a la puerta, uno debería tener una comprensión-del-corazón a tiempo. Uno no puede cortar los hilos con la Jerarquía con impunidad. ¡Las nubes llegan debido a nosotros mismos! Así, observa en la vida estos signos ardientes. 155. Durante las grandes tensiones ardientes uno debería evitar lesiones en la piel. Una conjunción ardiente de orden anormal causa una quemadura particular. Este fenómeno puede ser de interés para los terapeutas. E incluso los rasguños deberían ser vistos desde un ángulo espiritual. Esto es la energía psíquica trabajando, pero uno debe considerar la tensión especial ardiente. Toda erupción de un volcán ocurre asimismo debido a presiones particulares. La manifestación de las tensiones ardientes ocurre en muchas situaciones de la vida. Una vez más en el Océano Pacifico han surgido nuevas islas, como abscesos ardientes. 156. Nosotros deploramos hasta que punto una acción cruel destruye muchas manifestaciones ya preparadas. ¡Uno sólo puede asombrarse ante tal libertinaje! 157. ¿Hacia dónde debemos esforzarnos, hacia lo finito o hacia lo infinito? La estadía terrenal es de corta duración, el Mundo Sutil y el Mental tienen su tiempo fijado, mas el Mundo Ardiente está más allá de todo tiempo; esto significa que uno debería esforzarse hacia el Mundo Ardiente. En los mundos de estadía limitada se adquiere la armadura ardiente. El mundo terrenal es como un callejón sin salida – ascensión o destrucción. Ni siquiera el Mundo Sutil satisfacería al espíritu que se está esforzando; todas las otras vidas son sólo preparaciones para el todo-abarcador Mundo Ardiente. El espíritu débil se aterroriza por la distancia al Mundo Ardiente, pero los espíritus en que el ascenso es innato pueden sólo regocijarse. Las formas físicas son hermosas, mas la música de las esferas es incomparable. Sin embargo, más allá de esta sutil iluminación se despliega la Grandeza Ardiente. Aquí en la Tierra el ozono aparece como un mensajero de las Alturas, sin embargo es la manifestación más ordinaria de la atmósfera. El azul terrenal es excelso, pero es opaco comparado con la luminiscencia ardiente. Aquellos que han entrado al Mundo Ardiente no pueden respirar el aire de la Tierra. El Nirvana es en realidad el ascenso ardiente. En todas las Enseñanzas podemos encontrar un símbolo de este ascenso ardiente. San Sergio recibió el sacramento ardiente. Así se da gráficamente el signo de la posibilidad superior. El momento está llegando cuando la gente no sepa

36


como aceptar las posibilidades ardientes. En su confusión ellos olvidarán la comunión ardiente que ha sido ordenada. Ellos se destacarán por actuar en contra en lugar de llenarse con el poder del Fuego. En consecuencia, Yo reitero y les recuerdo sobre la necesidad de la unión ardiente. Muchas combinaciones químicas peligrosas causarán consternación. Precisamente los impedimentos en el Mundo Sutil pueden indicar lo enfermo que está el planeta. Debido a que este peligro se ha vuelto obvio, es Nuestra obligación prevenir. 158. La energía psíquica, es decir, la energía ardiente, o Agni, está manifiesta en cada ser vivo. Todos pueden percibir en sí mismos los elementos densos, sutiles y ardientes. Dondequiera que nosotros sintamos una manifestación de la energía psíquica, allí está ya el campo ardiente. Desde estos fragmentos se puede formar toda una concepción ardiente del mundo. Cada uno, a través de una observación atenta de los reflejos de su ser, puede notar un gran número de características del campo ardiente. Esto debería ser observado, ya que de esta manera nosotros dejaremos de pensar en el Mundo Ardiente como algo abstracto. Semejante concepción del Mundo Ardiente es muy dañina, además que ninguna interpretación abstracta ayuda a la evolución. 159. Entre nuestras cualidades podemos distinguir los rasgos del Mundo Sutil; estos no siempre se relacionan con la energía psíquica. Pero muchos recuerdos, muchas aversiones e inclinaciones podrían ser productos del Mundo Sutil. Así, también, reminiscencias de ciertos sitios y personas que uno nunca ha visto podrían ser una prueba que no es del mundo físico. 160. Asimismo es posible reconocer el Mundo Sutil en hechos aislados como todo un conceptomundial, mas para esto se necesita estar atento, o dicho mejor, del refinamiento que es llamado cultura. 161. Tienes razón al observar que precisamente la falta de un bienestar interior es especialmente destructivo. Uno podría ganar todos los juicios, uno puede encontrar nuevos amigos, pero la disolución interior puede alejar al verdadero mejor amigo. Cuando en el aire hay polvo picante, todos empiezan a estornudar. Así se puede esparcir el imperil. Tú has visto más de una vez como han aparecido nuevas circunstancias, pero hay que salir al encuentro de ellas. En consecuencia, ¡es necesario de una vez por todas entender sobre la infección del imperil! Es inadmisible referirse de manera pusilánime a la descomposición. Este proceso es transmitido como la lepra. Lo único que existe es o un incremento de fortaleza o la desintegración, no hay una tercera condición. Uno no debería aconsejar el fortalecimiento a la fuerza. Es imposible salvar a nadie de la lepra con coerción. Es imposible alejar a alguien del imperil con violencia. La cordialidad no es violencia. El crecimiento del corazón no se lo adquiere a fuetazos y un jardín hermoso sólo crece con acciones hermosas. La ofensa a la Jerarquía es irreparable. 162. Un sadhú señalando a un mango, dijo, “Aquí hay tres mundos: el primero es la cáscara, que no tiene valor; luego la pulpa, transitoria, no obstante nutritiva; y finalmente la semilla, la que puede ser conservada por toda la eternidad.” La piel es delgada, la pulpa es más substancial y la semilla poderosa. El huevo, también, presenta la misma analogía: la cáscara, que es una manifestación transitoria, la clara, alimenticia pero que no dura mucho tiempo; y luego, la ardiente yema. El hombre representa la síntesis de todos los reinos y sin embargo, el símbolo de los tres mundos es evidente en todas partes. Así, la costumbre de intercambiar huevos de colores en un día conmemorativo es un símbolo muy antiguo. La gente ha deseado recordarse mutuamente el camino de los tres mundos, el

37


camino del ascenso y la resurrección. En consecuencia, no olvidemos el sendero que ha sido marcado incluso en objetos simples. 163. El deseo de saber por qué al visitar el Mundo Sutil no nos impresiona la policromía de las auras es perfectamente comprensible. En primer lugar, la conciencia transpone muchas impresiones, pero aquí lo principal es que allá existe una armonía sintetizada. En verdad que es posible distinguir el grado de iluminación, y la radiación misma, así como en el mundo carnal, puede ser evocado mentalmente. Sería insoportable si todo el Mundo Sutil temblara con arco iris de muchos colores. Incluso en la Tierra el arco iris algunas veces puede ser irritante. Mas el Mundo Sutil es en verdad fulgurante en perfecta armonía. Nosotros no estamos hablando de los estratos inferiores, donde es imposible encontrar armonía. 164. Así, también, uno no debería pensar que en el Mundo Ardiente sus seres están rodeados constantemente por lenguas de fuego. El Fuego puede estar cristalizado, pero en su estado habitual podría caracterizarse como luz. Estas comunicaciones son simples, pero es mejor mencionarlas para evitar los usuales malos entendidos. 165. El aura ardiente podría ser considerada como un indicador real del Mundo Ardiente. Nosotros debemos acostumbrarnos al hecho que en medio de la vida encontramos señales de estas tensiones. Crudos ejemplos son las anguilas eléctricas y otros animales que descargan electricidad. Pero en realidad existen personas quienes, incluso dejando de lado que puedan contener electricidad, llevan consigo tanta carga de esta energía que al contacto ellos producen choques eléctricos y chispas. Esto no significa nada en particular, sino que es instructivo observar como se precipita la energía básica. 166. Se debería recordar lo acertadas que son cada una de las indicaciones de Urusvati y también que todas sus sensaciones tienen un fundamento. No sólo las erupciones ardientes y los terremotos son registrados en las sensaciones sino también huracanes distantes, y estas precipitaciones son infalibles ya que la conciencia ardiente contacta todo sensitivamente; también, no existen errores en juzgar a la gente ya que cada uno exhibe su naturaleza esencial ante la conciencia ardiente. 167. ¿Dónde, entonces, está el ácaro que puede darle un giro a la palanca de los eventos? ¿Dónde está el ácaro que puede descomponer aquello que está ya compuesto? No es necesario buscar una montaña de Bien, esta podría aparecer como un grano de arena. Uno no debería buscar refugio por sólo una nube gris. Las calamidades se arrastran con más facilidad que el gusano más pequeño. En cualquier circunstancia es necesario aplicar también medidas pequeñas. El átomo es pequeño, pero contiene muchos destinos. Así, a medida que nos aproximamos al Fuego, los linderos se hacen más pequeños entre el calor que chamusca y el calor placentero que alivia a aquel que está con frío. Con todas las analogías Yo me estoy esforzando para llevarte comprensión de la sutileza de los elementos ardientes. 168. El Fuego tiene sus antípodas, la tierra y el agua. Desafortunadamente estos dos elementos son muy tangibles y así ellos impiden la ardiente percepción. Esta es la razón por qué es tan difícil para la gente comprender que el Fuego no tiene un estado constante; está evolucionando o involucionando eternamente y los dos movimientos están sujetos a la ley de la progresión.

38


169. Una vez más nos enfrentamos a una serie de eventos amenazantes. Nuevamente Yo te recuerdo acerca del Corazón de León. Yo no estoy hablando sobre anomalías ya que los eventos graves están preñados con muchas consecuencias. No te asombres ante la tensión y ante las alternantes olas. Uno debe conocer la manifestación de las perturbaciones del ritmo. Dondequiera que todo esté bien no pienses que tú me tienes a Mí como el único apoyo. Ejecuta Mi Decreto de la manera más precisa, la precisión es esencial ya que las grietas pequeñas son muy peligrosas. Uno debe sostenerse con el Corazón del León. No pensemos que los enemigos son débiles ya que ellos son fuertes; sin embargo, Yo no estoy hablando para angustiarte sino sólo para afirmar el Corazón del León. 170. Una vez, luego de un consejo de estado, un cierto gobernante tomó un objeto de barro y lo hizo pedazos ante los ojos de todos. Cuando le preguntaron el significado de su acción, contestó, “Les estoy recordando lo irremediable.” Aun cuando rompamos el objeto más simple podemos entender lo irreparable de este acto, ¡no obstante, qué irreparables son los pensamientos-acciones! Nosotros nos hemos acostumbrado a rodearnos de conceptos ordinarios y estos han dejado de lado a los conceptos elevados. Si los gobernantes recordaran más a menudo sobre lo irremediable de las decisiones mentales, ellos impedirían un gran número de calamidades. El gobernante que es ignorante de los principios espirituales de auto-perfeccionamiento no puede liderar las multitudes de conciencias encomendadas a él. El gobernante es un ejemplo vivo. El gobernante es aquel que traza el camino a través de todos los mundos. Él coloca la base de la prosperidad, pero no es prosperidad únicamente en el plano material. Así, aquel que considera que el Fuego está solo en la punta de un fósforo no será un verdadero gobernante. Su visión será igual a la de sus conceptos. 171. La necesidad de conocimiento ardiente, así como la imaginación, yace en el dominio de las experiencias de vida acumuladas. En efecto, el recuerdo del Mundo Ardiente es incomparablemente más raro que las impresiones sutiles. Con frecuencia la gente carece de palabras para expresar las impresiones ardientes. Usualmente la gente no piensa con sus mentes, sino que limita su pensamiento a las palabras convencionales de otros, introduciendo así palabras muertas en el vasto dominio del pensamiento. 172. Los huracanes, los torbellinos y destrucciones parecidas hacen pensar en lo irreparable de jarrones rotos. En consecuencia, uno debe unir su pensamiento con el de la Jerarquía. Sólo así la Tierra no se hundirá bajo los pies. Yo digo que el fundamento terrenal está perdiendo gradualmente su significado finito. ¡La gente comprenderá hasta qué punto las condiciones del mundo los está empujando hacia el siguiente escalón! 173. El corazón, el Cáliz, el plexo solar, son verdaderos barómetros cósmicos. Se debe entender qué tensión existe en el mundo, por lo tanto, Yo hablo de la conservación de la magnanimidad como la base de la buena salud. Se debe entender cuan urgentemente el corazón requiere magnanimidad. Existe un gran número de pequeñas estrellas negras; como si ellas fueran un signo del comienzo de la obscuridad. 174. Al estado de transición que nos une con la Jerarquía se le conoce como “chispa de sabiduría.” Esto no es vacuidad, ni apatía, tampoco coerción, sino una apertura completamente consciente del corazón.

39


175. Lo que es especialmente importante es usualmente totalmente descuidado en el pensamiento. Las circunstancias más reales se vuelven esquivas. La gente no está dispuesta a notar como se está apartando de ellos la capacidad de observar las sensaciones más allá de lo físico. En tanto que, aun durante una tos, bostezo o estornudos ordinarios, uno puede notar un instante de una condición especial que no es física. Nosotros no enumeraremos otras y más complicadas tensiones, pero quien haya sentido la sensación anteriormente mencionada de estar fuera del estado físico, puede ya empezar a reunir manifestaciones de otros planos. 176. Ante ti está la tensión del centro sintético de la garganta; uno debe entender como se deben unir las diferentes tensiones para poder alcanzar el centro de síntesis. Uno debe tratar esta tensión muy atentamente ya que esta se refleja en el corazón. Durante dicha condición uno debería proteger los ligamentos de la garganta, al menos externamente y no extenuarlos hablando. 177. ¿Descansa un Arhat? Tú ya sabes que el cambio de actividad es descanso, pero el verdadero reposo de un Arhat es pensar en la Belleza. Entre diferentes labores, el pensamiento sobre la Belleza es el puente, poder y la corriente de la benevolencia. Pensemos un pensamiento de bondad y otro de maldad y podremos probar que el hermoso pensamiento es más poderoso. Analicemos orgánicamente diferentes pensamientos y veremos que un pensamiento hermoso es un tesoro de salud. Pensando en la belleza el Arhat contempla la escalera del ascenso. En este activo pensamiento está el reposo del Arhat. ¿En qué más podríamos nosotros encontrar otra fuente de benevolencia? Esta es la forma en que podemos pensar cuando estamos especialmente agobiados. Cuando los postigos del egoísmo se están anclando en todas partes, cuando los fuegos se están extinguiendo en la obscuridad, ¿no es momento de reflexionar sobre la Belleza? Nosotros anticipamos un milagro, nosotros nos esforzamos a romper el candado, mas la escalera del Arhat es única en la Belleza. ¡No mancillemos este camino, no lo menospreciemos! Sólo así atraeremos aquello que parece tan milagroso. Y el milagro, ¿no es el vínculo indisoluble con la Jerarquía? En este vínculo yace toda la física, toda la mecánica, toda la química y la panacea para todo. Sí es posible que con un pequeño esfuerzo se puedan mover todos los obstáculos, ¡mas el cumplimiento de esta condición es inmensurablemente difícil para la gente! ¿Por qué han recortado las alas de la belleza? 178. Únicamente a través de un esfuerzo consciente la evolución humana pueda avanzar. Cuando tú piensas en una medida particular para la evolución, es necesario invocar toda cooperación. Un maestro le dice a su pupilo, “Tú no vas a resolver el problema hasta que no desees resolverlo.” Así, también, en la vida uno debe voluntariamente desear moverse con la evolución. Que cada uno entienda esto a su propia manera, mas la acción positiva contiene al menos una pequeña posibilidad. La movilidad del pensamiento pertenece ya al dominio ardiente. 179. Los sueños han sido examinados desde muchos ángulos, sin embargo se han pasado por alto los más importantes. Los toques nocturnos, la mala digestión, la irritación y un gran número de influencias superficiales no se pasan por alto pero se hace caso omiso de todos los reflejos del Mundo Sutil, de todas las influencias del pensamiento a distancia y, finalmente, se han pasado por alto todas las advertencias de la Jerarquía y las sensaciones ardientes. Uno debe poseer una imaginación y una percepción grandemente atrofiadas para pasar por alto estos principios básicos de los sueños. No sólo que el materialista volvió su atención meramente a la información superficial de los sueños, sino que este observador fue de naturaleza limitada. El materialismo puede ser aceptado como un esfuerzo para alcanzar la realidad, pero no para menospreciar y menos para limitar. El soñar tiene un inmenso

40


significado durante la vida terrenal. Casi la mitad del tiempo se pasa en contacto con lo Sutil e incluso con el Mundo Ardiente. Uno debe respetar aquel estado en el que uno pasa igual tiempo que en el estado despierto. Uno no puede considerar como una condición primaria el comer en exceso. Uno debe recordar conscientemente y sin menosprecio los cuatro fundamentos citados anteriormente. Así será posible percibir aquello que es instructivo y hermoso. 180. Los sueños jerárquicos pueden recordar lo mucho que ya ha sido formado en el espacio. Así, cuando es necesario recordar la urgencia de reunir información, se podría ver el símbolo de un hombre buscando. No olvidemos que la indicación es siempre una muy cuidadosa para no violar el karma. 181. Con frecuencia se hace necesario recordar los eventos que ya han sido moldeados. Esto no es un estímulo sino una aseveración. La gente es dirigida con más frecuencia de lo que ellos se imaginan. Pero, con mayor frecuencia ellos no piensan y son llevados por una corriente de prejuicios. Sin embargo Nosotros sólo podemos enviar una visión o un sueño allí donde existe preocupación por el Bien Común. Al momento el mundo está necesitando de tales indicaciones y si no se hace algo la confusión mental podría cerrar el camino principal. 182. La confusión mental no le permite a la humanidad pensar en el Mundo Ardiente. El materialismo pervertido en realidad ha apartado al pensamiento en la materia como fuente de luz. El espíritu ha sido rechazado y la materia olvidada - ¡mas el mercado ha permanecido! La gente piensa que lo que ha sido dicho es una exageración, pero he aquí un simple ejemplo – despacha un mensajero con un pedido de bien y a otro con un pedido de mal y compara los resultados. Al contar los resultados comprenderás por qué es necesario apresurarse. 183. Aquellos que no tienen alma son conocidos por todos. Esto no es una manera de hablar sino una realidad química. Se podría preguntar, ¿Esta gente encarna en ese estado deplorable? La pregunta indica ignorancia de aquello que es fundamental. Nadie puede encarnarse sin una provisión de energía ardiente. Sin la antorcha de Agni nadie puede entrar en el mundo físico. El desperdicio de Agni ocurre aquí, en medio de todas las maravillas de la naturaleza. Para dilapidar el Agni no es necesario cometer crímenes violentos. Por distintas Enseñanzas sabemos lo suficiente, incluso sobre reformación de ladrones. Ordinariamente la disipación del Agni ocurre en la vida diaria cuando el espíritu dormita. La acumulación de Agni se detiene por acciones triviales. Se debe entender que la benevolencia de Agni crece naturalmente, pero cuando la obscuridad cubre el proceso de perfeccionamiento, entonces el Fuego imperceptiblemente – esto puede ser probado químicamente – se marcha del indigno receptáculo. Hermosa es la ley del movimiento eterno ya sea este de evolución o de involución. Hermosa es la ley que le permite a cada ser encarnado tener dentro de sí al Agni eterno, como una Luz en las tinieblas. Hermosa es la ley que, aun a pesar del karma, le otorga Luz a todos los peregrinos. Hermosa es la ley que no detiene el crecimiento del jardín ardiente dentro de uno desde los siete años. Aunque estos primeros retoños son pequeños, aunque ellos florecen en muy pequeños pensamientos, ellos serán un verdadero comienzo de la futura tendencia del pensamiento. ¡Qué multitud de hermosos pensamientos nacen en el corazón de alguien de siete años cuando las atenuadas imágenes del Mundo Sutil no han desaparecido todavía ni del cerebro ni del corazón! La disipación también puede empezar entonces si la tierra de la planta está podrida. En casos de semejante agotamiento es posible ayudar y mucho, o, como se dijo hace mucho tiempo, “prestar

41


Fuego.” Este préstamo ocurre en las acciones más pequeñas. Así, ya te he recordado tres veces sobre las migajas. De estas chipas nacen Fuegos formidables. 184. No pienses que la gente sin alma son unos monstruos. En campos diferentes ellos incluso pueden alcanzar preeminencia mecánica, mas el Fuego los ha abandonado y su trabajo se ha obscurecido. 185. Por supuesto, cada uno tiene la libertad de determinar su propio destino e incluso su desintegración final. Pero los seres sin alma son altamente infecciosos y dañinos. La obsesión ocurre fácilmente durante esa condición de agotamiento. No consideres como una exageración que casi la mitad de la población del planeta está expuesta a este peligro. En verdad, en varios grados, una vez que la descomposición se pone en movimiento progresa rápidamente. Uno puede notar lo mismo en las culturas pasadas. Los fuegos del espíritu murieron como fogatas humeantes y todo humo es venenoso a menos que se le añada una substancia útil. 186. El contacto con el Mundo Ardiente concede ventajas no sólo para vidas futuras sino también para la presente. No en vano se ha dicho que un deseo ardiente será cumplido. No consideremos esto como una conjetura escondida e ilusoria, aceptémosla como una realidad. El pensamiento ardiente cristaliza así las esferas correspondientes que el pensamiento en sí mismo será ya afirmado. En efecto, no calculemos de acuerdo a las fechas terrenales ya que los fuegos espaciales son intemporales. No dividamos a la vida ya que la vida es eterna. Mas el deseo ardiente será cumplido. Así, muchas imágenes señalaron de antemano que ya habían sido formadas en bodegas inalterables. Consideremos estos deseos ardientes con total conciencia y no seamos superficiales cuando nos interesemos en la esencia de la Existencia. 187. Yo he hablado muchas veces del daño de las divisiones. Si la vida es eterna, si nosotros nos entendemos los unos con los otros no por sonidos convencionales sino con algo que está más allá del lenguaje, entonces estamos obligados a utilizar esta fuerza hacia la unidad. Aquel que divide está equivocado. Aquel que permite separación está equivocado. Es correcto que los mejores sean los que sean inclusivos. Este no es el momento, luego de la moda de los moradores de las cavernas, de hacer alarde de ser los trabajadores escogidos. Todos son trabajadores a lo largo de la cadena de la Jerarquía, pero que nadie obstruya el cumplimiento de los deseos ardientes. 188. Aun con un examen simple con rayos el terapeuta prescribe una dieta especial. No obstante, cuánto más sutil es el contacto con el Dominio Ardiente. Uno debe prepararse no sólo con dietas sino también cono otros medios externos e internos. Los requerimientos alimenticios no son complicados. Lo principal es evitar sangre ya que la sangre es un elemento que introduce emanaciones inadecuadas para el organismo refinado. Pero incluso en casos de necesidad extrema uno puede evitar la sangre usando carne ahumada o seca. De igual manera, al planear dietas de cereales o de vegetales, uno debería guiarse por la condición del organismo. Aun sin el yoga cada uno puede entender que cualquier exceso es dañino. Y todos saben de las vitaminas en los productos crudos. Pero todas estas condiciones, como un excesivo pranayama, son nada comparadas con la comprensión del corazón. Ustedes saben como los fuegos destellan y como los pensamientos más hermosos nos guían. Es posible que hayas escuchado más de una vez sobre los sadhus ladrones y ellos probablemente son muy fanáticos al contar sus pranayamas. Tú has escuchado también de ciertos Rishis quienes, aun bajo las condiciones más intolerables, no dejan de ayudar a la gente. Es especialmente adecuado en

42


cada conmemoración recodar la adquisición del Fuego por parte del corazón. Todas las demás condiciones se aplican de acuerdo con el valor intrínseco del corazón. El corazón no se llenará a sí mismo con sangre extraña o de animales ya que la calidad del corazón no las aceptará. El corazón ardiente no se atragantará hablando mal ya que esto es contrario a su naturaleza. Así, demos la bienvenida y siempre ayudemos al encendido natural de los fuegos. 189. El corazón conoce la cuantificación. Las palabras son inadecuadas para la expresión de la cuantificación. No obstante, todo corazón desarrollado sabe de la cuantificación en cada aplicación. 190. La Nueva Era se puede construir sólo por medio de la cultura. Por lo tanto, la cultura será proclamada como la única defensa contra la desintegración. Hoy en día uno debería esforzarse sólo en esta dirección. Nuestra Orden es no perder ni una sola oportunidad en recordarle a la gente la cultura. Aunque seamos considerados fanáticos en el tema, la gente no obstante escuchará y se acostumbrará a ello. Así Nosotros introducimos nuevos modelos en el cerebro. 191. Nosotros hemos hablado de la solemnidad, de la amabilidad y de la magnanimidad – completamos el cuadro con gratitud. De lo más diminuto hasta toda la línea de la Jerarquía, brillan las chispas de la gratitud. ¡Preciosos son estos fuegos! 192. Incluso si alguien hace el bien por accidente, alábalo. Alaba cada migaja de bien. A aquel que grita en la obscuridad pidiendo auxilio no le importa quien le lleva luz. Ampliar el campo de la visión significa llevar Luz. Esta acción es beneficiosa, tanto para el que da como para que el recibe la Luz. La transmisión de Luz connota la expansión del transmisor. Allí donde hubo una llama, ahora hay dos. Esto significa que el bien se ha cumplido. 193. En manos humanas la benevolencia es como una lámpara en la noche. La obscuridad cae, pero la lámpara está lista y una mano experimentada está allí para encenderla. Mas nuevamente Yo digo – alabar toda acción de bien es una manifestación de generosidad. Que cada chispa de bien sea convertida en llama. Aunque en gran medida el bien sea accidental, es todavía bien. Sería demasiado pedir que una buena acción sea siempre consciente; que la obscuridad sea disipada aun por luces atenuadas. Incluso con una chispa de luz, la obscuridad absoluta ya deja de serlo. La Luz está esperando detrás de un pensamiento, de una palabra o de una acción. Así, aquel que sabe como encontrar una chispa de Luz ya es un colaborador iluminado. 194. El que conozcamos el Mundo Ardiente no debe hacer que olvidemos lo pequeño, ya que este no existe. Así como un terapeuta considera todo significativo cuando mezcla un compuesto curativo, así, también, un grano de pólvora no es pequeño en su efecto en una santabárbara. Nosotros nos sensibilizamos con ejemplos de aquello que existe. ¿CuánCuán buena puede ser la educación si el cerebro permanece astuto y la lengua falsa? A la gente se la puede dividir de acuerdo al refinamiento del corazón, pero no de acuerdo a la falsedad de la conciencia. No pienses que la falsedad de la conciencia no tiene importancia en el Mundo Sutil. Así nuevamente de la moralidad llegamos a la química. 195. Todo medico te dirá que una mezcla de ingredientes muy útiles con frecuencia produce un compuesto muy destructivo. En todos los campos, una mezcla es muy peligrosa. Algunas veces feas complicaciones se producen de una mezcla. ¡Con qué cuidado tiene uno que seguir el sendero de la

43


conciencia, no vaya a ser que uno encuentre sus pies por distintos caminos! La meta de la vida es encontrarse uno en el Mundo Ardiente con todas las adquisiciones de la conciencia. 196. No se debería pensar que, en su conciencia, un Arhat podría perder de vista aunque sea por un instante, la Voluntad Guiadora. Él probara que es un simple mortal, si él no siempre porta solemnemente el cáliz del logro. El poder de Su corazón se vuelve inactivo tan pronto como Él cesa de sentir el hilo de la Jerarquía en Su Mano. En esta comprensión de vigilancia constante yace la singularidad del Arhat. Cuando Yo hablo de vigilancia, Yo te estoy enseñando las bases del conocimiento. Pero esta solemnidad no es fácil en la confusión de la atmósfera. No es fácil estar esforzadamente vigilante cuando el polvo de la descomposición está dando vueltas. Uno no puede ordenar las mismas exigencias cuando la Tierra está convulsionando. En efecto, sólo un Arhat puede salvar a la humanidad de la confusión. 197. La nueva raza podría nacer en diferentes partes del planeta. No te asombres si manifestaciones separadas aparecen en los lugares más inesperados; los imanes también son colocados por la humanidad en sitios muy inesperados. Sin embargo, al colocar los imanes se toman en cuenta numerosas circunstancias. Así, la red de la raza que se está generando está esparcida por las fronteras más distantes. Mas una parte del mundo determina el destino del siglo; Yo no debo nombrar esa parte del mundo, mas la historia de todos los movimientos lo han marcado suficientemente. 198. Con frecuencia la gente distingue fragmentos de la música de las esferas, así como ellos lo hacen con las diferentes vibraciones de la luz y sólo una actitud falsa hacia todo les impide concentrarse en esto. Así empieza el fascinante círculo de falta de sinceridad. La manifestación de la realidad cae en la categoría de lo inadmisible. Es triste ver como la gente se avergüenza de sus mejores manifestaciones. Así ellos no sólo violan su propia importancia sino que también se vuelven creadores de fealdad en el Mundo Sutil. Aquella gente que ha rechazado la realidad es portador del último estigma de una mentira. 199. Uno debe enterrar su cabeza en el convencionalismo ilusorio para así temer el confesarse hasta a uno mismo lo que uno ve y oye. No se necesita de sofismas para evaluar con honestidad y sin egoísmo aquello que está ocurriendo. 200. Uno no debería olvidar cuántas piedras han sido colocadas en el sendero del ascenso. Sólo una conciencia experimentada no perderá de vista la existencia de un camino alterno. El esfuerzo incontenible también debe abarcar la ingeniosidad. Algunas veces los locos dejan un ejemplo de ingeniosidad en sus esfuerzos. ¡El intelecto no debería de demorar al viajero! 201. No sólo por una canción o por el ritmo de la música sino por toda máquina es creada una vibración que contacta las energías ardientes. Así, también, toda tensión, o dicho mejor, toda conmoción, es un conductor de la misma manifestación de Agni. De aquí que uno debe acostumbrarse a distinguir y a reconocer la chispa en cada tensión. Uno no necesita imitar a la gente enferma que evita las tensiones. Uno debería acoger con agrado toda vibración ardiente como un principio purificador. Lo que la gente ordinaria considera como una vida calmada no es nada más que la extinción del fuego. Ellos incluso han inventado sistemas enteros para extinguir los fuegos desde la niñez.

44


202. El deseo de esforzarse hacia el escabroso camino no se adquiere externamente, este crece desde adentro, únicamente a través de la experiencia acumulada. Uno debe conocer toda la inmutabilidad y eternidad de la vida para poder proseguir sin miedo. Uno debe entender la indestructibilidad de nuestra esencial naturaleza para poder poner este valor en el platillo de la balanza. Uno puede aceptar únicamente un valor inmutable; así aprenderemos a cuidar y afirmar este valor. No se necesita pensar que muchos pueden corromper el valor del espíritu – que así sea. Nosotros portamos el arca de la mónada, conociendo esto y ennobleciéndolo el mundo se beneficiará. 203. Lo nuevo no puede ser nuevo para el Arhat. Es tanto lo que se ha grabado en Sus ojos. Es instructivo observar cómo en distintas épocas los mismos conocimientos y los mismos descubrimientos se han llamado de forma diferente, mas fueron dados a la luz de maneras diametralmente opuestas. De esta manera se pueden explicar muchas contradicciones verbales. 204. La respiración profunda es señal de una especial tensión. Por lo tanto, uno no debería considerar una conmoción únicamente como el resultado del infortunio y sufrimiento. Más de una vez tú has escuchado sobre momentos de éxtasis antes de un ataque de epilepsia o ciertas otras enfermedades. Pero esto sólo es la transferencia de la conciencia a una manifestación ardiente. De aquí que, algunos monjes y sadhus no cambiarían este sentimiento ardiente por ningún tesoro. 205. El conocimiento de las vitaminas es un signo de la época que se acerca. Pero a la substancia física de las vitaminas uno debe añadirle energía psíquica consciente y así se resolverán numerosas preguntas de curaciones físicas y espirituales. De esta manera uno puede empezar la toma de vitaminas acompañadas con el pensamiento correspondiente. Incluso sobre las acciones físicas más simples uno puede notar la influencia del pensamiento. Por ejemplo, uno puede tirar una bola con un esfuerzo físico constante, pero al acompañarla con diferentes pensamientos, la fuerza impartida a la bola variará el curso de esta. Así puede uno observar como nosotros mismos podemos impedir o aumentar aun nuestras ordinarias acciones. Uno debe introducir experimentos similares en las escuelas para así poder demostrar el poder del pensamiento sobre simples aparatos. Las vitaminas pertenecen al campo de la energía psíquica. En otras palabras, ellas pertenecen a la esfera ardiente, lo que quiere decir que su fusión con el pensamiento ardiente produce la combinación más poderosa. 206. Entre los útiles descubrimientos uno debe distinguir aquellos que pertenecen al dominio ardiente. La correlación entre ellos puede conducir a los más útiles resultados. Ellos nos guiarán a nuevos refinamientos e indicarán cuántas útiles substancias se descartarán debido a la ignorancia. 207. La raíz del sentimiento es ilimitada. En consecuencia, uno puede entender por qué Yo hablo sobre el acercamiento y la profundización constante del sentimiento. Considera que el acercamiento ardiente no conoce límites - ¡está más allá de nuestras dimensiones! Semejante condición debe ser tomada de una manera totalmente científica. Sólo recientemente se sostuvo que el átomo era indivisible, pero, como fue probado, esta limitación es sólo relativa. Así, uno puede unirse con el pensamiento acerca del Infinito. Pero, como acordamos, la substancia es sentimiento y viceversa. Así, empecemos a comprender al sentimiento como Infinito. En otras palabras, el sentimiento nos lleva a las Puertas Ardientes. 208. Tú estás sorprendido que antes del terremoto se tomaron medidas para la eliminación de los espasmos del corazón. ¿No es el sentimiento el que guía primeramente dicha información?

45


Precisamente la substancia vital del conocimiento-directo no requiere de aparatos convencionales. Pero por supuesto es necesario nutrir esta substancia recíprocamente. Los pensamientos de Urusvati fueron en realidad el mejor alimento para esta corriente. 209. Al no haber conocimiento-directo, ¿quién puede imaginar la realidad del Mundo Ardiente? Pero esta cualidad debe ser cultivada con toda devoción; y esta devoción debe estar precisamente en el corazón, no en el papel. Además, la aceptación del Mundo Ardiente provee de coraje ya que cualquier pensamiento ignorante primeramente se rebela en contra de los fuegos del corazón. 210. A Nosotros nos consuela el hecho que aunque sea unos pocos entienden el propósito de la vida y reconocen los mundos ardientes. No cuentes con multitudes en todas partes, pero al mismo tiempo ten en mente naciones enteras. La manifestación de los nódulos de la Existencia ocurre de inusuales maneras. 211. De tus reuniones Yo apruebo las evidencias de la energía psíquica y de las glándulas correspondientes. Para esto es necesario observar la secuencia del tiempo de las comunicaciones. En esta secuencia se puede percibir un ritmo deliberado. No es por accidente que se dan indicios a gente diferente en diferentes países. La alternancia en las oleadas del oriente y occidente tampoco es accidental. El dominio olvidado está siendo gradualmente conquistado nuevamente. Una vez más nos aproximamos a los fundamentos de la Existencia. Precisamente de esta manera nosotros podremos entender nuevamente la vida como un proceso de auto-perfeccionamiento y así resolver los postulados tanto éticos como económicos. De aquí que es tan importante reunir con mucho cuidado toda la información que hay en diferentes fuentes sobre la energía psíquica que no ha sido constreñida por sus aparentes contradicciones. Nada ha promovido tanta controversia como la energía psíquica. Estas flores de la Existencia pueden ser recogidas sólo por una mano experta, sino es así la mano podría trastabillar en medio de los signos de todas las épocas y de todos los pueblos. Nunca ha habido una nación que no haya soñado con Agni, recogiendo para Agni las mejores consonancias. Una conciencia limitada inevitablemente cae presa de dogmas y se atemoriza ante el sofisma. Sin embargo, Sophia no es sofisma y la experimentación no es prejuicio – así puede uno reunir una colección útil. 212. Yo apruebo el Kalachakra que se está compilando ahora. Esta ardiente Enseñanza está cubierta de polvo, pero se la debe proclamar. Esta Enseñanza no fue dada con la razón sino con sabiduría. Esta Enseñanza no debería ser dejada en manos de expositores ignorantes. Muchos campos del conocimiento están unidos en el Kalachakra; sólo una mente desprejuiciada puede encontrar su camino entre estas estratificaciones de todos los mundos. 213. La hinchazón y la sensibilidad de las glándulas es especialmente evidente durante los años de escuela. Los terapeutas se empeñan por todos los medios de suprimir estas manifestaciones o terminan removiendo las glándulas. Pero raramente alguien ha pensado en el hecho que la sensibilidad especial de las glándulas es debido a las manifestaciones ardientes despertadas por una nueva tensión del cerebro y del corazón. No es resfrío, ni tampoco se debe a la mala ventilación de los cuartos, sino una nueva actividad de los centros ardientes lo que causa la tensión de las glándulas. También hay una tensión similar reaccionando sobre la superficie de la piel. Por supuesto, los tratamientos con aire puro reducen la tensión ya que la cualidad ardiente del prana corrige la desequilibrada condición de las glándulas, estableciendo una armonía ardiente. Cualquier remoción a

46


la fuerza de un aparato ardiente sin lugar a dudas tiene un efecto poderoso en el futuro, disminuyendo la sensibilidad de la receptividad. 214. En la antigüedad se consideraba útil colocar sobre las glándulas raíces de igniridaceae, pero esta era una manera muy primitiva de sanar, ya que la ardiente propiedad de estas plantas puede ser utilizada con mayor ventaja. Estas raíces pueden producir un útil extracto para incrementar la actividad ardiente. Aparentemente los antiguos intentaban aplicar el precepto que dice lo similar cura lo similar. El ajenjo es bueno así como el aceite de rosas, el que actúa como sedativo, aunque no muy rápidamente. En efecto, la propiedad ardiente de las plantas tiene muchos usos y puede entrar en la composición de remedios tónicos. 215. El infortunio de la gente yace precisamente en que a ellos les gusta aferrarse a las cosas secundarias, descuidando las principales. Mas el acercamiento a las energías superiores los obliga a entender aquello que es fundamental. 216. Es esencial recordarles sobre la acción de la mente que desea aprender lo distante, pasando por alto lo cercano. Durante la confusión de las mentes este descuido inexcusable de aquello que está cercano es especialmente palpable. 217. Durante la tensión ardiente es especialmente útil juntar el fuego y darle a este una nueva dirección. Mas la gente está dispuesta a juntarlo sólo si no existe irritación. Así, también, los momentos de silencio son como bálsamos de tranquilidad por el que se puede sustentar el cercano corazón. 218. En realidad, la luz roja no presagia tranquilidad. Uno debe percibir lo tenso que es el espacio. ¡Si sólo los jefes de gobiernos entendieran que las condiciones cósmicas tienen una cierta importancia! Pero, desafortunadamente, incluso los pocos esfuerzos astrológicos están rodeados de absurdas explicaciones. Uno debería, como en todo, volver a lo más simple y a lo más preciso. Todas las Enseñanzas están infiltradas con comentarios infiltrados. El pasado debe ser entendido como interpretado por un historiador honesto. 219. ¿Quiénes entre los tipos convencionales de la humanidad manifiestan el corazón ardiente? La acostumbrada tendencia del pensamiento puede suponer que sabe identificar el tipo de naturaleza sanguinaria o al menos colérica, pero esta conclusión es ignorante. El corazón ardiente es de una esencia sintetizada y no puede ajustarse a categorías puramente convencionales. Únicamente se puede asegurar que el hipocondríaco no refleja la esencia ardiente. En consecuencia, uno debe imaginarse al corazón ardiente como un receptáculo todo-abarcador. Los fuegos de dicho corazón tampoco deberán ser uniformes. ¿Quién puede limitar a Buddhi con el color azul? Se podría preguntar ¿de qué matiz es el vibrante color azul? En cualquier escala habrá un tono azul, dependiendo de la química interior y exterior. Además, no olvidemos el daltonismo, el que está ampliamente desarrollado. Así, dentro de una única ley el corazón ardiente encontrará toda la riqueza que se ajusta al esplendor del Cosmos. 220. Aprendamos a discriminar – así nos volveremos generosos. Ninguna persona limitada se podrá volver espiritualmente rica pero uno deberá tener compasión por el daltonismo del vecino. Ya que, hasta que alcancemos los escalones más elevados, todos somos sujetos de dichas diversidades.

47


No exijamos que toda la gente piense igual. Está bien si ellos son capaces de discriminar entre la Luz y la obscuridad. Mas las vibraciones sutiles no son fácilmente percibidas. 221. Especialmente durante las comidas, el fuego interior no debería estar tenso. No es sin razón que algunas personas prefieren comer en silencio. En efecto, la información está esparcida a lo largo de la vida diaria. El ser humano raramente utiliza la verdad íntegra. Así por ejemplo, a la gente le gusta no solamente comprar cantidades de cosas sino que además las utiliza inmediatamente, olvidando que cada objeto lleva en sí una complejidad de estratificaciones. Esta antigua costumbre de fumigar cada objeto tenía su obvia razón. Sin embargo, esta costumbre no era tanto una precaución contra la estratificación física sino contra la sutil, con todos sus efectos psíquicos. 222. Hasta que la humanidad continúe morando en una conciencia corpórea, los métodos convencionales experimentales de la medicina difícilmente pueden ser alterados. Sólo dirigiendo la conciencia hacia la energía psíquica se podrá detener la insensatez de la vivisección. El trabajar con plantas vivas por un lado y aplicando la energía psíquica por otro llevará el curso del pensamiento a un nuevo canal; pero, en todo caso, toda protesta en contra de la vivisección tiene Nuestra aprobación. Dichas protestas indican un conocimiento de las manifestaciones del Mundo Sutil y una comprensión que la vivisección puede convertirse en una nueva fuente de contaminación. En el futuro, una profilaxis adecuada, junto con una aplicación de la energía psíquica hará que las enfermedades sean completamente inexistentes. Pero mientras tanto, es necesario tanto como sea posible detener la crueldad de la vivisección y reiterar la energía psíquica. A través de dicho contante recordatorio, la energía misma se volverá más manifiesta. El pensamiento ardiente es también un encendedor de las antorchas. 223. El pensamiento nuevo no significa demoler todo aquello que es viejo. En efecto, este será el mejor amigo de todo aquello que ya ha sido descubierto. Dicho pensamiento no rechaza la fórmula que no es entendida meramente debido a que no es clara al momento. Nuestro amigo cuidadosamente dejará de lado una obscura fórmula. Con frecuencia algo obscuro no es un logro que se ha ocultado, esto dependerá de un gran número de idiomas transitorios. Ninguna lengua permanece incólume; aun en el curso de un siglo el significado de las expresiones cambian, lo que conduce a una complejidad creciente de maneras de pensar. No nos lamentemos por el agua que corre, pero no olvidemos que estamos viendo viejos logros con nuevos ojos. Incluso un gran número de aislados términos antiguos podrían parecer extraños ya que ellos han sido insertados en extraños dialectos y con frecuencia distorsionados en su pronunciación. En la antigüedad la gente cantaba estas palabras importantes para memorizarlas, pero el ritmo ha sido abandonado como algo innecesario. Sin embargo, al perder el ritmo la gente ha olvidado la importancia de las vibraciones. El nuevo pensamiento no significa olvidar las leyes básicas. 224. La bondad es una de las cualidades ardientes. ¿Pero qué ha hecho la gente de esta cualidad? La bondad no es debilidad sino justicia total. El corazón ardiente comprende claramente lo inadmisible de la malicia. Este sabe de la creatividad que excluye la malicia como algo sin valor. La bondad también percibe la meta-idoneidad, que quiere decir, la medida más elevada de la justicia. Nosotros ya hemos hablado demasiado sobre el percibir la justicia, pero esto es tan fundamental que tiene que ser afirmado en toda declaración. De otra manera, ¿Qué equilibrará el sentimiento personal cuando uno tiene que mirar a la Luz por detrás de una cortina de sangre? No sin razón la gente opina de un juez injusto que éste tiene sangre en sus ojos. Así, en medio de discursos sobre reacciones

48


ardientes nosotros debemos regular continuamente las corrientes ardientes de nuestros centros nerviosos. Cada mención del Fuego ya está evocando una cierta tensión de este. Por lo tanto, cualquiera que desee pensar ardientemente debe también conocer sobre la responsabilidad ardiente. Dicha responsabilidad es muy pesada, ya que esta incluye los inicios más contrastantes. ¡No obstante, entre los fuegos subterráneos y la Luz Superior hay un ancho dominio! 225. En medio de la batalla es posible tener un momento de respiro y reciprocidad. Tú ya has percibido algo como corrientes espinosas. Las mismas corrientes no son espinosas, pero parece que lo fueran debido a la resistencia con las que están llenos los estratos terrenales. Estas flechas de los demonios ocultan al sol. Nosotros debemos intensificar todas las energías y para esto se necesita especialmente reciprocidad. 226. Durante la transmisión de pensamientos, la dificultad que se presenta no es tanto del que los envía sino del receptor. El envío ocurre a través de la tensión del corazón y de la voluntad, consecuentemente depende enteramente del remitente. Mas el recipiente puede está usualmente en otras condiciones. No sólo que éste podría estar abrumado sino que su pensamiento y su conciencia podrían estar ausentes. Además, las corrientes más inesperadas pueden interceptar el espacio y así distorsionar algunas porciones del envío. Para poder evitar aunque sea en parte este impedimento, Nosotros enseñamos vigilancia y estar en estado de alerta. Cuando la conciencia se acostumbra a estas condiciones, el receptor permanece tenso y accesible. Este método de vigilia continua no es sólo Nuestro, este método ya fue empleado en la antigüedad. Toda iniciación en los Misterios contenía la pregunta, “¿Están los oídos abiertos?” Dicha apertura significa primeramente la habilidad de mantener una vigilancia aguda. La condición de corrientes interceptándose se evitó por el esfuerzo puesto hacia la Jerarquía, con la que se estableció un contacto. En verdad, se pueden hacer intentos dañinos para desconectar las corrientes o para anclarse en ellas. Además de los ya mencionados conductos aéreos, es posible evitar el que alguien escuche secretamente si existe un esfuerzo mutuo – esto es como galvanizar el conducto. Así, por grados es posible lograr muchas cosas útiles. Además, no olvidemos que estos logros son imposibles de erradicar. 227. La gente no debería mantener nada podrido en sus casas. La presencia de la fermentación, o del agua estancada atrae entidades indeseables. Cuando la fotografía de las entidades del Mundo Sutil se vuelva más avanzada, será posible registrar en fotos la diferencia entre aquello que rodea a un pedazo de queso o de carne y la de una rosa fresca. Obviando lógicos argumentos, uno puede ver verdaderamente que las formas que atrae la carne son repulsivas. Estos amantes de la descomposición incluso acompañan el plato preparado con estos ingredientes hasta la misma boca. Además, antes de fotografiar auras uno puede ganar experiencia tomando fotos de objetos con aquello que lo rodea. Como siempre, el experimento requiere paciencia y perseverancia. Este debería empezar con objetos indicativos. De los aromas uno debería preferir el de las rosas; este contiene un aceite duradero. Pero no se debería olvidar que las flores deben ser recogidas antes que haya empezado la descomposición. Yo señalo las rosas porque ellas contienen una gran cantidad de energía ardiente. Así, los amantes de las rosas están cerca de la energía sutil. Las entidades que se alimentan de la descomposición evitan los aromas de la energía ardiente. Uno debe aceptar esta indicación en toda su simplicidad y no sólo como una información farmacéutica. 228. Durante las investigaciones de disminución de peso, se usó la imposición de manos, así como durante el incremento de peso; esto significa que las manos transmiten cierta energía ardiente.

49


Pero esto será sólo un cierto paso ardiente, el siguiente paso será la transmisión de la misma energía por medio de la mirada, en la que el asunto de la distancia será secundario. Así será posible incrementar o disminuir el peso de un objeto a distancia. En verdad, ¡no será una ocupación placentera para un mercader! En consecuencia, está bien que la manifestación de tales energías no sea común en el presente estado de la humanidad. Es posible señalar muchos experimentos que pueden aliviar la terrenal vida diaria; pero, en realidad, la gente la usaría para incrementar el número de asesinatos. Mientras tanto las energías ardientes están tocando las puertas de las prisiones. Llegará el momento cuando las energías ardientes sean aplicadas inteligentemente o estas empezarán a verter enfermedades ardientes o cataclismos cósmicos. Tres alternativas yacen ante la humanidad. Le toca a ella escoger una de estas alternativas de acuerdo al estado de su conciencia. Siempre se ha recibido la libertad de escoger. Nadie puede negar que antes del desastre de una guerra mundial fueran dadas un gran número de advertencias. Aun gente corta de vista las pudo ver, pero la locura cegó a las mayorías. Esta manifestación estuvo ante los ojos de generaciones vivas, sin embargo su circunspección no se incrementó. Diez millones de víctimas se abarrotaron en los estratos del Mundo Sutil. ¡La gente oraba por matar pero no pedían por la expiación debido a la violación de la ley de la Existencia! En lugar de una comprensión inteligente la gente se alista nuevamente para nuevos asesinatos; ellos no reflejan que las energías ardientes inundarán el planeta como un efecto natural de la ley de la naturaleza. Así, en el “Libro Ardiente” es necesario escribir por aquellos que están dispuestos a pensar en el futuro. 229. Cuando alguien se pregunta, ¿Son los mundos habitables? Contesta afirmativamente. En verdad, desde un punto de vista terrenal, no existen moradas en ninguna parte, pero en el sentido de la existencia los mundos son habitables. En realidad, todas estas diferentes evoluciones no siempre son accesibles a todos. No obstante, no sería un gran error decir que todo el espacio manifestado es habitable. El microscopio muestra vida en todo el planeta, la misma ley aplica también al espacio. Volvamos nuevamente al daño de matar. Toda explosión viola el equilibrio de muchos seres invisibles a nosotros. No son millones sino incalculables billones a los que se les causa daño en las guerras. Uno no debe olvidar todas las turbulencias atmosféricas por las explosiones y los gases. Esto no es ocultismo sino un sentido común científicamente acertado. En consecuencia, que la humanidad no olvide el contragolpe. 230. El pensar en el contragolpe, o karma, no debería debilitar a uno; por el contrario, debería moverlo a acciones hermosas, 231. En realidad, el Fuego es un unificador. Cuando el Fuego se va, inmediatamente empieza la descomposición. En verdad, en la fermentación la descomposición acumula un nuevo fuego, pero este es ya una conjunción singular de partículas. Uno debería pensar de modo similar respecto de toda acción. No será incorrecto decir que la expulsión del Fuego del pensamiento genera descomposición. Cuando Yo hablo sobre unificación, Yo también estoy presuponiendo una soldadura ardiente. Así como el fundidor sabe la cantidad apropiada de metal para un grupo de figuras, así actúa el Fuego en la unificación de los pueblos. Esta unificación puede representarse como la creación de una figura gigante, con todo el poder de un gigante. Y nosotros debemos esforzarnos para la formación de estos congregados del espíritu. No los vayamos a considerar como Golems artificiales. El monstruo, el Golem, permanece sin el fuego del espíritu y por lo tanto se destruye a sí mismo. El espíritu es un imán portador-de-fuego y es posible agregarle una porción de energías superiores.

50


232. Ellos vendrán – los extintores, ellos vendrán – los corruptores; ellos vendrán – los calumniadores; ellos vendrán – las fuerzas de las tinieblas. Es imposible evitar la descomposición una vez que esta ha empezado. Mas aquel que es prudente no mira hacia atrás ya que él sabe que el fuego es inextinguible cuando se lo invoca. No sin razón te he responsabilizado de reiterar los Decretos. La repetición aun de sí misma fortalece los fundamentos. 233. No está bien holgazanear cuando se están acumulando las nubes. Yo te recuerdo que la base principal es el ancla única. No es bueno mirar atrás cuando el camino yace al borde de un abismo. Uno debe simplemente unirse con el propósito de la salvación. 234. Si nosotros enumeráramos todas las luminarias celestiales, si nosotros midiéramos la totalidad de la Profundidad no revelada, ni siquiera por esta razón mejoraríamos la hora presente. Con valor en el corazón uno debe saber de la dolorosa obscuridad que se acerca cuando los fuegos están extintos. Muchos opinan que la unidad es un anacronismo innecesario. Ellos presumen que la individualidad está protegida por la desunión; esa es la lógica de la obscuridad. Sin embargo, algunas veces en medio de epidemias peligrosas, al recordar simples recursos, la gente encuentra salvación. Así de simples son los medios de la unificación. Inequívocamente estos arbitrios golpean duramente la obscuridad. Así, que la lanza no dormite sobre el dragón. 235. La afirmación ardiente no ocurre en la placentera modorra sino entre el trueno y la tormenta. Aquel que se acostumbra a sentir tranquilidad en medio de la tormenta medita fácilmente en el Mundo Ardiente. Es necesario pensar en el Mundo de la Luz. Los pensamientos deberían ser enviados a las alturas. Así será posible participar mentalmente no sólo en la batalla terrenal sino también en la batalla del Mundo Sutil. En efecto, las destrucciones terrenales son nada comparadas con las destrucciones del Mundo Sutil. Un gran número de las mejores intenciones se disipan junto con abominables acumulaciones. Al mismo tiempo los habitantes se envuelven más, particularmente aquellos que demuestran actividad. Existen muchos de estos, tanto en los estratos inferiores como en los superiores. El fuego abriéndose paso es sentido por todos aquellos que no se han acostumbrado al estado ardiente. En consecuencia, cuando Yo recomiendo pensar en el Mundo Sutil, Yo estoy aconsejando algo muy útil y cuando Yo recomiendo pensar en los Mundos Ardientes, Yo estoy aconsejando algo indispensable. La afirmación del pensamiento ardiente es ya una adquisición invencible. Así como los eslabones de la cota de malla se engarzan gradualmente, así también crece invisible el plumaje ardiente. 236. Uno puede imaginar un instante sin los elementos de tierra, agua e incluso de aire, pero es imposible ni siquiera considerar un instante sin fuego. Extraordinaria es la estructura cuando aquello que es lo más fundamental permanece invisible pero listo a manifestarse en todas partes de la manera más simple. Los académicos no desean aceptar el elemento fuego en su totalidad, sin embargo cada división de este elemento simplemente sobrecarga al futuro. 237. ¿No piensas tú, cuando las palabras te son esquivas, por decirlo de alguna manera, que una porción considerable de tu energía ardiente ha sido dirigida a alguna otra parte? Uno no debería asombrarse que la energía ardiente deba ser usada considerablemente cuando la gente está en países ampliamente separados. La substancia ardiente del almizcle apenas puede reponer este gasto. El pensamiento sobre acciones distantes aumenta el envío de energía. Uno puede pensar confusamente,

51


como si se estuviera en un estado de modorra y la energía es apenas generada por esta débil presión; mas el poder del pensamiento es como la palanca de una bomba y la acción del pistón de la bomba producirá logros a distancia. 238. Uno debe entender lo grandioso que es el logro de conservar el equilibrio en medio de un ataque; Yo alabo esto. 239. Por medio de su naturaleza ardiente el ser humano puede descubrir agua y minerales subterráneos. Este atributo oculto ya se ha vuelto un factor aceptado. Debido a que es posible semejante aplicación de energía ardiente, esto significa que también puede haber muchas otras manifestaciones de Agni. Las combinaciones de energía ardiente con sonido, con color o con otras ramas ardientes del único gran Fohat garantiza la regeneración de todo el cariz del mundo. Que la gente simplemente se aproxime a los raudales del ardiente Uruvela. Cada uno posee un cierto grado de energía ardiente. Las aplicaciones del Fohat son numerosas; del Cáliz del Fohat pueden extraer no sólo la gente del elemento ardiente sino incluso aquellos que pertenecen a otros elementos. Si los experimentos del pensamiento sobre las plantas han mostrado asombrosos resultados, entonces puede haber también observaciones sobre los efectos del pensamiento en una llama. Bajo la corriente del pensamiento ardiente, la llama puede aproximarse o retirarse. Los Misterios Egipcios señalaban el poder especial del pensamiento que había sido enviado a través de una llama. En este señalamiento estaba contenido el reconocimiento de la capacidad ardiente del pensamiento. Así, uno puede volcar la atención de la gente a las esferas Foháticas. 240. Alguien recibe comunión del Cáliz Ardiente; otro traga una copa de enardeciente vino. El primero se extasía en espíritu, el segundo se estremece en la llama y se destruye. El primero puede recibir comunión indefinidamente; el segundo rápidamente llega al límite del envenenamiento. ¿No está la solución en el espíritu? La cualidad del pensamiento emplea el fuego para el Bien. La borrachera es deplorable, como una perversión del Fuego Sagrado. De ninguna manera el Fuego puede ser aparejado con el egoísmo. 241. ¿Será posible para alguien encarnado en la Tierra crear mentalmente en el Mundo Sutil? Sí es posible, especialmente si está actuando Agni. Sí es posible cultivar y mejorar las plantas. Sí es posible crear formas constructivas; uno puede participar en un gran número de mejoras, estipulando que estas no sean feas. Urusvati ha visto un árbol plantado por ella. Así es posible crear desde formas frágiles y débiles hasta algo fuerte y duradero. Así preparamos nosotros durante la existencia en la Tierra hermosos jardines futuros. El pensamiento en toda su capacidad constructiva también crea nuestra futura felicidad. Así procedemos nosotros más allá de los límites de la Tierra. 242. Luz de la obscuridad – esta verdad continúa apareciendo como una paradoja para muchos. Estas multitudes no han visto Luz y no entienden que la Luz Superior es inaccesible a la vista, ya sea esta terrenal o sutil; aun sus chispas cansan los ojos. H., estuvo envuelto por oleadas de estas chispas y los ojos de Urusvati estaban especialmente fatigados. Este envolvimiento era necesario para Él, fue un ejemplo de envío mental a gran distancia. Así Nosotros enviamos las indicaciones pero debido a diversas tensiones mucho se ha distorsionado. Se podría afirmar que la irritación requiere diez veces más energía y esas columnas de chispas pueden cercenarle la cabeza a cualquiera. En consecuencia, cuando Yo te aconsejo abstenerte de la irritación, esto significa que Nosotros estamos buscando los mejores resultados. La energía ardiente sobrepasa todas las creencias. La gente se opone a este poder

52


y así origina muchas calamidades. La manifestación de envolverse con chispas ardientes depende de muchas causas. La armadura ardiente protege de las flechas hostiles. 243. Uno no debe aproximarse al Fuego con fines codiciosos. Una simple plegaria sobre perfeccionamiento abre las mejores Puertas. Asimismo, una simple actitud verdadera ayuda en el conocimiento del real ritmo del Cosmos. Es fácil substituir la avaricia por el ritmo cósmico, mas el vínculo con la Jerarquía conduce al conocimiento de la Verdad. La Experiencia en lo hermoso mantiene a uno dentro de los límites de lo auténtico. Cuando el mundo terrenal es tan rico, cuando el Mundo Sutil es aun más rico, cuando el Mundo Ardiente es tan majestuoso, entonces se vuelve necesaria la experiencia en lo hermoso. Sólo la agudeza en la observación ayuda a afirmar la belleza. Es un error pensar que los transitorios métodos de arte puedan crear una única base para el discernimiento. En realidad, sólo el poder de observación, el que nutre el tercer ojo, proporciona el fundamento firme para la creatividad que es idónea también en el Mundo Sutil. 244. La creatividad en el Mundo Sutil difiere considerablemente de las condiciones terrenales. Uno está obligado a acostumbrarse a la así llamada creatividad mental. En verdad, el pensamiento en sus circunvoluciones puede producir contornos muy apagados y oscilantes. Las formas estables dependen no sólo de la fuerza de la voluntad sino también de las observaciones anteriores. Así como los minerales a través de un proceso ardiente producen cristales bien formados, así, también, la creatividad necesita de la cualidad ardiente. Como todo en la vida, esta se acumula gradualmente y pertenece a inextirpables acumulaciones, por lo tanto, la llegada nunca es tardía. 245. Tú valoras la sagacidad en los colaboradores, así es exactamente a lo largo de la Cadena de la Jerarquía. El conocimiento por sí mismo no dará la ardiente agudeza mental acumulada por muchas experiencias. Aquello que es posible y aquello que es imposible en todas las situaciones de la vida no puede ser escrito. El conocimiento por sí mismo es un peligro mortal, mas su aplicación es un arte ardiente. Esta es la razón por la que nosotros estimamos tanto la sagacidad, aquel conocimientodirecto que nos dice cuando uno no debería darle la vuelta a la llave en la cerradura. Aquel que a acumulado dicho conocimiento-directo no será un traidor, ni consciente ni indirectamente. El entregar las claves sin tener en cuenta el nivel de conciencia significa actuar como un traidor. La incapacidad para notar la astucia o las mentiras significa que no se ha aprendido a discriminar. La discriminación únicamente al día siguiente no es de mucho valor. Dicha percepción no impedirá el caer en un precipicio - ¡pero qué sensible debe ser la acumulación de la sagacidad! En toda escuela se debería enseñar a desarrollar el pensamiento rápido ya que sin este, ¿cómo podría uno pasar a través de la llama? 246. Tú has leído acerca del hecho que por diecisiete años han ocurrido terremotos diariamente; esta información científica no es del todo correcta. Por dieciocho años la Tierra ha estado en un temblor continuo. Uno debe afirmar todos los detalles de las fechas del cercano desenlace ardiente. En efecto, en vista del crecimiento de las ondas de los temblores terrenales, uno debería estar sobre aviso y pensar si es que todo está en orden. Mas las condiciones del mundo no reciben ayuda por la aguja del sismógrafo. Incluso si en algún momento todas las agujas de todos los sismógrafos del mundo se rompieran, esto no ayudaría y además, ¡qué periódico publicaría algo de estos rompimientos! En una palabra, los eventos creados por la gente tienen más importancia de lo que ellos piensan. Así, cuenta para atrás dieciocho años y verás un importante y grandemente aborrecible evento.

53


247. Los temblores de tierra se vuelven más fuertes; pregúntales a aquellos que tienen doble pulso lo mucho que este se ha incrementado. Sin lugar a dudas, todo lo que está relacionado con la energía ardiente ha aumentado y se ha intensificado. La gente fortalece estas regiones por el orden con que ellos viven y piensan. Nada irrita tanto al elemento ardiente como un pensar desordenado. Anteriormente a la gente se le enseñaba, al menos algunas veces, a pensar. Infrecuentemente escudriñar y memorizar las leyes de la vida despertaba la corriente del pensamiento. Pero el despertar del deseo ardiente y del egoísmo puede llevar a un pensamiento desordenado. En medio de estos meros fragmentos se engendra una furia caótica. ¿Por qué evocar la destrucción? 248. Durante los experimentos con la transmisión-del-pensamiento, es posible observar hasta que punto el pensamiento externo tiene un efecto sobre el cerebro. Una de las cualidades de la energía ardiente es ardorosa en conformidad con la naturaleza del Fuego. Por esta razón es difícil retener en la memoria una comunicación externa. Uno no debería culparse por este ardiente hábito, sino observar las propiedades del Fuego. En efecto, el estado de alerta del pensamiento sirve de ayuda, pero es también difícil separar varios envíos simultáneos. Y en casos como ese el hilo de la Jerarquía también sirve de ayuda ya que un solo esfuerzo potente armoniza, por decirlo de alguna manera, todo el acorde. 249. De uno de los Rishis se decía que incluso ante la sola mención del mal sentía dolor. Uno no debería considerar al Rishi como un perezoso, sino más bien estupefacto ante su disociación con el mal. En efecto, cualquiera que se de cuenta del Fuego siente al mal con una agudeza especial como la antípoda directa de su ser. Uno debe, digo Yo, desarrollar dentro de sí esta oposición al mal, el oponente del progreso. Uno debe, digo Yo, reconocer esta frontera que impide el avance del bien para la evolución. Uno podría escuchar acerca de la complejidad de dichos límites, pero la manifestación del Fuego revelará donde está la evolución y donde la decrepitud de la descomposición. El Mundo Ardiente es un verdadero símbolo de ininterrumpida evolución. 250. Si por un momento nosotros nos imagináramos al espacio como algo que consiste en capas de papel y nosotros lo subordinamos a la acción de la radio o de la televisión, entonces en cada capa nosotros encontraríamos un contorno perforado; retratos enteros estarían impresos en las capas espaciales. Las improntas permanecen en los estratos del Akasha exactamente de esta manera. Algunas veces nosotros estamos prestos a quejarnos que por largo tiempo no vemos aquello que deseamos ver, pero nosotros no consideramos que haya razones por las que una imagen no necesita estar impresa en el espacio. Las imágenes no hechas por manos humanas son arrastradas como hojas de papel por un torbellino; razón por la cual debemos acostumbrarnos al pensamiento de que todo es inextirpable. Sólo así será posible volverse verdaderamente cauteloso y solícito sobre todo lo que nos rodea. Uno no debe pensar que es posible escapar a esta ley, la que está expresada aun en sencillos dispositivos físicos. Es posible imaginar fácilmente como un retrato, transmitido espacialmente, podría ser interceptado en cualquier momento de su transmisión. Tú sabes lo suficiente sobre los terafines físicos; esto quiere decir que entonces también puede haber terafines sutiles. En consecuencia, uno debe proteger todo aquello que tenga valor, no sólo en el hogar sino también en el espacio. Los conductos aéreos protectores pueden ser creados, pero ellos consumen masas de energía. Así, aprendamos a realmente proteger el valioso concepto.

54


251. Todo aparato físico tiene su analogía perfecta en el Mundo Sutil. Además, se puede percibir fácilmente lo simple que es aumentar el poder de un aparato invocando a Agni. Así, es posible ejecutar nuevamente un gran número de experimentos que fracasaron. Los experimentos de Keely e incluso los aparatos de Edison son imperfectos en el Mundo Sutil debido a que no se aplicó la energía de Agni; en el primer caso debido a la suspicacia de los que estaban a su alrededor y en el otro debido a su escepticismo. Se ha dicho que incluso una vela no puede ser encendida si no hay fe. 252. Es difícil para la gente comprender de que por cada vuelo podría no haber retorno – ellos se imaginan la realidad tan pobremente. Es necesario estudiar el pasado en los registros de la alquimia y en las crónicas. Cuando se lograba una comprensión de Agni, esto se reflejaba en la ciencia y también en los problemas de estado. No se debe pensar que Agni es sólo un inspector de fábrica, es la fuerza motivadora de todos los pensamientos de la humanidad. No sólo que debería protegerse sino también llevarlo en el corazón y valorarlo. 253. No se debería pensar que la situación calamitosa de la humanidad puede mejorar si la gente no tiene en cuenta la amenaza volcánica y no recurre a la energía psíquica. El cambio de la Corriente del Golfo es sólo uno de los muchos signos amenazantes, muchos otros están al alcance de la mano. 254. El hablar de acuerdo al nivel de la conciencia de tu interlocutor es ya un elevado escalón. Diversos dogmas son especialmente dañinos cuando propugnan fórmulas rígidas sin que se tome en cuenta el nivel de la conciencia. ¡Cuántas negaciones, cuánta ira y confusión se levantan meramente por la disparidad en el grado de conciencia! Y no sólo es el grado sino el estado de ánimo de la conciencia un factor decisivo. Ya se ha hablado lo suficiente sobre el daño de la irritabilidad, la que nubla la conciencia; pero además de este principal enemigo uno debe recordar todas las pequeñas distracciones del pensamiento. Uno debe acostumbrarse a portar con claridad y sin ningún tipo de bloqueo el pensamiento fundamental de la existencia. Así, cuando los maestros de escuela aprendan a como tratar los estudiantes de acuerdo al nivel de conciencia de estos, empezará la verdadera evolución. Es imposible dividir a la humanidad meramente de acuerdo a edades escolares. Nosotros vemos continuamente como ciertos niños y niñas tienen necesidad de un lenguaje de adultos y gente adulta, algunas veces en posiciones de gobierno, pueden entender sólo expresiones infantiles. ¡No es para estos últimos el Reino de los Cielos! La nueva conciencia no se produce con fórmulas mecánicas. En consecuencia, uno debe aprender de acuerdo a la conciencia del interlocutor. Esto no es fácil, pero constituye un excelente ejercicio de sagacidad. Además, esto también se aplica a las ocupaciones ardientes. 255. La tensión ardiente del espacio causa inevitablemente una fatiga particular en los ojos. Se vuelve necesario interrumpir el trabajo de los ojos cerrándolos por un momento. Uno puede usar también compresas tibias, pero el cerrar los ojos momentáneamente es de mucha ayuda. Un gran número de condiciones nuevas se presentan durante la Época del Fuego. Uno debe tomar en consideración estos nuevos factores en todas las condiciones de la vida. El error principal es el tomar como inamovibles las condiciones externas de la naturaleza. En verdad, la luna podría aparecer permaneciendo estática para un gran número de generaciones, pero no obstante, en algún momento fue posible observar un cambio substancial en ella. Una lámpara de petróleo sobre la mesa se cae una vez, sin embargo la posibilidad de que se caiga de nuevo siempre existe. Así, uno no debe olvidar la útil profilaxis cuando uno se conecta con el elemento ardiente.

55


256. La gente siempre se muestra cuidadosa para no virar una lámpara de petróleo. En este cuidado hay un cierto respeto por el fuego. El miedo al Fuego es sólo una cruda afirmación de respeto. No se puede dudar que la gente no está desprovista de un especial sentimiento de respeto por el elemento fuego. La manifestación de este milagroso elemento siempre ha causado un particular y edificante sentimiento. 257. La sospecha en sí misma es de por si una provocación. La incitación puede ser consciente, pero en el caso de la sospecha las incitaciones son especialmente desordenadas. Aparte de todas las complicaciones vitales, la suspicacia produce una susceptibilidad a las infecciones. ¡Cuántas epidemias se multiplican meramente por la suspicacia! Los embriones kármicos de las enfermedades son provocadas por la suspicacia. La línea fronteriza entre el miedo y la sospecha es casi indistinguible. El centinela debe estar alerta, no con sospechas. El equilibrio no es creado por la suspicacia. El valor busca las causas pero no sospecha. Por lo tanto la sospecha es primeramente ignorancia. 258. Ahora se le está dando mucha atención a la astrología. Al fin hasta la ciencia percibe las leyes cósmicas. Pero podría notarse que aun con cálculos precisos con frecuencia ocurren imprecisiones. Uno debería conocer cuando empiezan estas fluctuaciones. Nosotros no debemos olvidar que justo ahora el planeta está envuelto por estratos pesados; rayos químicos pueden ser refractados por semejante atmósfera saturada. La relatividad de las deducciones son el resultado de esta situación sin precedente. Se puede notar lo mismo en otras áreas. La afirmación de la falacia de antiguos cálculos es debido a una renuencia de poner atención a la realidad. La gente quiere que todo se adecue a su comprensión. Tú viste alguna vez a una muchedumbre entrando a la fuerza a un teatro cuando el escenario estaba ya en llamas. Así es en todo. Es verdad que la cabeza cercenada de un perro todavía puede ladrar, mas el espíritu humano se enmudece. ¡Esa es la irracionalidad de la falta de equilibrio! Los tiempos son peligrosos; es permitido sentir angustia. 259. Verdaderamente, el acercamiento de los mundos es necesario. Es necesario, aun en una pequeña medida, preparar la conciencia para esta necesidad. La gente debe estar preparada a encontrar cuerpos densificados en la vida sin magia coercitiva; pero para esto es necesario que el corazón ardiente cese de ser una abstracción. 260. Acabo de ver a un estudiante de Bekhtereff experimentando con la transmisión del pensamiento a distancia, mas él ni siquiera pudo dominar la condición más simple. Él no pudo desasociar la tensión de su irritación que obstruyó su aparato. Cuando él pensó que se estaba esforzando, en realidad él estaba irritado, presuponiendo que no iba a haber ningún resultado. Aunque su pensamiento era teoréticamente correcto, él no podía separar sus emociones. Además, el pseudo-materialismo, que asume que todo es para todos bajo cualquier circunstancia, interfiere. Ciertamente, esto podría ser posible luego de la evolución de dos razas más, pero ahora podría ser comparado a la carga de un elefante en el dorso de una cucaracha. Confusa es la comprensión de la energía psíquica. Aunque se la llame martillo material, que al menos se la reconozca. El nombre no importa. Uno puede citar una masa de nombres, mas la crudeza no disminuirá debido a ellos. El incremento de la vulgaridad de la energía psíquica es la epidemia más terrible. 261. En la antigüedad el odio humano lanzó una pequeña víbora, no una serpiente pitón. No midas el mal por su tamaño. En realidad, una víbora pequeña está más en conformidad con el mal, ya

56


que proporcionalmente de ella se produce una destrucción más grande. No confiemos en medidas externas, el mal trata de socavar por medio de entidades minúsculas. Asimismo, la desintegración empieza con lo más pequeño. Uno puede observar como la naturaleza esencial de toda una nación se cambia en unas pocas generaciones. No se necesitan edades enteras para que la víbora de la traición haga su nido. Es asombroso como, ante nuestros propios ojos, se desmorona la dignidad de una nación; pero las mentes humanas usualmente no logran entender este acontecimiento demoledor. Una sola palabra rechazada podría yacer en la base, sin embargo, esta resultó en traición. Si nosotros recordáramos los eventos del fin del siglo dieciocho y los de la mitad del siglo diecinueve, nos impresionaría lo parecido con los eventos recientes. Así se cambia el carácter de países enteros. 262. Uno puede haber notado recientemente que con frecuencia la gente capta las ondas de radio sin un receptor. Aunque esto podría ser útil para las observaciones científicas, por otro lado a Nosotros Nos desagrada esta mezcla de corrientes. Nosotros esperamos a que la humanidad se acostumbre a transmitir y a recibir pensamientos. No es nada útil cuando la substancia ardiente se mezcla con burdas corrientes inoportunas. En verdad, semejante manifestación indica hasta qué punto el elemento ardiente está ya intensificado en la humanidad, pero no será de beneficio si, pasa desapercibido, se fracciona en indeseables regiones. En efecto, estos brotes podrían alcanzar tales proporciones que se pueden volver destructivos. Yo afirmo que las epidemias ardientes pueden empezar precisamente de dichas perturbaciones. Cuando Yo hablo de equilibrio y de metaidoneidad, Yo deseo recordar la armonía de todo en la vida. 263. Cada día se incrementa la tensión en la naturaleza y en el hombre. Así, uno puede imaginar lo que ocurre en los valles, cuando aun en las montañas se necesita de medidas especiales. Verdaderamente, esta es una época de perturbaciones, pero tú conoces la panacea. 264. “¡Yo, Yo, Yo!” grita el niño, reacio a permitirles a los adultos que intervengan en sus asuntos. Hasta la edad de siete años, ¿no recuerdan la mente y el corazón por momentos el pacto del logro independiente en la Tierra? Más tarde los sabios recuerdos empiezan a disminuir y con frecuencia hasta se invierten. “¡Déjenlos, altos y bajos, que trabajen para mí!” Así habla el hombre que ha olvidado el auto-perfeccionamiento. Mas el infante recuerda y defiende su independencia. Cuando otro niño dice, “¿Cómo puedo hacer para ponerme en camino?” él está listo para nuevas experiencias y conquistas del espíritu. Pero no es suficiente que los niños pronuncien esas palabras – estas deben ser notadas y apreciadas. La atención ardiente debería registrar estas llamadas y promesas del Mundo Ardiente. Un niño pequeño afirma, “Al fin he nacido.” En esta afirmación de esfuerzo por encarnarse se pone en evidencia el Mundo Sutil. Uno puede citar muchos ejemplos cuando no sólo niños pequeños sino incluso niños recién nacidos pronuncian inesperadamente palabras de enorme importancia para luego volver a su estado normal. Uno debe desarrollar una memoria ardientemente manifestada y un gran desvelo por lo que nos rodea. Así uno reúne una información muy valiosa. 265. Dondequiera que se manifiesta la verdad esta permanecerá como tal. Uno debería rechazar todo aquello que obstaculice la aceptación de la manifestación en su realidad completa. Uno debe empujarse a sí mismo hacia tal honestidad. 266. Uno no debería reírse del Fuego como un elemento elevado. La risa fácil y las bromas desmoralizan la conciencia. Finalmente uno pierde de vista los límites donde empiezan la solemnidad y el esfuerzo.

57


267. Si nosotros recordáramos las diferentes evidencias de perspicacia en los niños, se nos haría muy difícil insistir en una teoría celular mecanicista. Es sólo con el pasar de los años que la gente pierde la percepción del pasado así como de su destino. ¡Con qué frecuencia los adultos han sido salvados por los niños! ¡Con qué frecuencia los niños no se han atrevido a expresar sus sentimientos! Una falsa timidez es creada por las cosas horribles que suceden alrededor. Un espíritu exaltado y refinado crece entumecido ante las llagas supurantes de los prejuicios. ¡Con cuánta frecuencia los adultos prohíben cualquier improvisación, olvidando que esta es la canción del espíritu! Aun si la técnica es imperfecta, ¡cuántas semillas maravillosas pueden plantarse con esa expresión del corazón! 268. Diferentes libros de magia prevén toques producto de las invocaciones. Verdaderamente, aun en dichas fórmulas inferiores la verdad es que los elementales responden más rápidamente a los toques invocatorios. No obstante la ley es la misma en todas partes. Tú sabes lo mucho que Nosotros nos oponemos a todo lo mágico. Pero aun en una súplica a la Jerarquía de la Luz allí está la importancia del llamado de la oración. Uno debería recordar que incluso las fuerzas terrenales no responden a menos que se les pida que actúen. Uno no debería de asumir que el Fuego no es esencial durante dichas invocaciones, ya que el fuego viviente es el mejor purificador. Pero cuando el Fuego del corazón está ardiendo, no hoy necesidad de sustitución. 269. En todo se predica la libertad de escoger. Ningún tipo de coerción debería obstruir el sendero, pero sí es permitido dar una antorcha a cualquiera que empiece un largo camino. La sola iluminación puede ayudar a comprender lo que es la libertad de escoger, por lo tanto la iluminación es la afirmación del ser. Desde los primeros años en todas las escuelas deberían proveer el conocimiento de vincular la realidad a la esencia de aquello que está predestinado. Sólo así podremos nosotros vincular nuestra existencia con el auto-perfeccionamiento. La libertad de escoger, la iluminación, el auto-perfeccionamiento son los senderos del Fuego. Sólo los seres ardientes pueden percibir independientemente estos linderos del ascenso. Todos serán conducidos a través de estas puertas, de otra forma perturbaciones destructivas surgirán, las cuales, junto con el caos de los elementos, hacen que los planetas tiemblen. En consecuencia, desbocadas confusiones humanas son añadidas a la agitación de los elementos. Yo considero necesario reiterar la confusión que tritura toda nueva concepción de evolución. 270. Como regla general, el ser humano que es salvado no quiere reconocer a su rescatador. Aquel que ha recibido el Fuego se esfuerza por partir apresuradamente, sin pensar que la obscuridad podría tragárselo. 271. El fuego no se puede encender bajo el agua. El logro no es creado en la comodidad de una tibia habitación. En medio de las tribulaciones humanas, preguntémonos, ¿No es esto ya un logro? En medio de la opresión preguntémonos, ¿No nos está esto empujando a las puertas del logro? En medio de las explosiones preguntémonos, ¿No tenemos dentro de nosotros la fuerza suficiente para ascender por nosotros mismos? En consecuencia, examinemos toda manifestación como si esta nos condujera hacia el logro. En consecuencia, notemos todo aquello que nos mueve hacia el logro. ¿Quién puede prever precisamente qué contragolpe pondrá nuevas circunstancias en movimiento? Pero sin un impacto, la materia no se pondrá en movimiento. Estos impactos sobre la materia son llamadas “Piedras-de-la chimenea del logro.” Sólo aquellos que entienden la substancia creativa comprenderán que lo que se ha dicho no es meramente un estímulo sino la afirmación de una ley. Uno podría

58


convertir la ley en una adversidad, pero es acertado aprehender la utilidad que proviene de los fundamentos del ser. 272. Toda receptividad es ya una aceptación del Fuego. La tensión de la energía es la transformación de un elemento indiferenciado en vibraciones activas. La verdadera receptividad es ya algo positivo ya que la energía ardiente actúa entonces directamente. Toda ilegítima desviación y destrucción produce el llamado fuego negro. Este tiene una analogía peculiar a la sangre venenosa. La flebotomía tiene sus razones. El fuego negro podría ser descargado por esta. Afortunadamente el Fuego luminoso no requiere de semejantes medidas ordinarias. Mientras más naturalmente se encienda el Fuego, es más beneficioso. De aquí la conclusión que el fuego del amor es el más perfecto. Tú deseas proteger a la Jerarquía y tú no lo haces por miedo, tampoco buscando un beneficio personal sino por amor. La substitución del amor por el miedo o por la ambición resulta en fuego negro. El resultado es el mismo en el caso de otras indignas substituciones. Todo fuego es magnético; por lo tanto se debería cautelosamente evitar el magnetismo del fuego negro. Este no transmuta las partículas de emanaciones densas, sino que actúa de forma inversa, y así pone obstáculos en el espacio. Esto puede ser especialmente dañino en el caso de relaciones sanguíneas cuando las partículas densas no consumidas son fácilmente atraídas y pueden agotar más a los ya debilitados órganos. En consecuencia, es impráctico encender el fuego negro. 273. El estudio de las relaciones recíprocas entre la gente es una verdadera ciencia social. Las relaciones entre seres humanos estudiadas en sociología no revelan todas las interrelaciones. Los sociólogos no estudian las manifestaciones de las reacciones espirituales. Ellos le dejan esto a la psicología. Mas esta ciencia, además de ser superficial, usualmente estudia a los individuos separadamente, cuando es necesario estudiar las expresiones de las interacciones sociales ya que la influencia espiritual es inusualmente poderosa y el contacto de esta influencia con el proceso cósmico conduce a la solución de muchos problemas. Uno debería comparar asiduamente a las muchedumbres y también aprender como comparar sus acciones con el resonador de la naturaleza. Uno no debería pasar por alto estos poderosos factores. No es suficiente saber el efecto de una descarga de cañón; esto es muy elemental. Es mucho más importante saber los efectos de las miradas de las muchedumbres o de sus gritos. Uno debería darse cuenta que estas ondas llegan a playas remotas por medio de todas las corrientes ardientes. En consecuencia, uno puede descubrir las causas de muchas corrientes inesperadas, pero esto exige observación. 274. ¿Quién creería que el Cáliz de un Yogui puede enviar corrientes saludables, una gran cantidad, tanto cerca como lejos? Estas radiaciones son muy dolorosas, como agujas pinchando desde adentro. El Cáliz no puede abstenerse de enviar sus acumulaciones para el bienestar de los que están cerca. Es imprudente considerar estas transmisiones de beneficencia como indoloras. Cuando actúan los principios denso y sutil, debe haber tensión. Mas el espíritu está listo a vencer estas tensiones. Uno debe entender que dichas transmisiones fortalecen al Mundo Ardiente. ¡No es fácil la cooperación con tales grados de Fuego! 275. Uno debería poner atención a las profecías populares en las que se predice las manifestaciones cósmicas. Con mucha frecuencia uno puede encontrar cálculos acertados en ellas. Sin embargo, podría haber muchas otras circunstancias.

59


276. Si un viajero apurado pregunta por la hora, difícilmente podrá haber alguien tan cruel que le mienta deliberadamente. En el esfuerzo mismo está contenido el ardiente poder de persuasión. En efecto, el esfuerzo es la misma fuerza que nos salva de los golpes del odio. Así, cuando Nosotros pronunciamos el gran concepto Agni, el esfuerzo es entendido en todo su ardor. En la concepción de la humanidad el Mundo Ardiente está creciendo, junto con el logro del pensamiento. Pero no trates de convencer al corazón ignorante del Fuego del Mundo Ardiente. Dicha coerción sólo conducirá al fuego negro. Si nosotros pudiéramos contar el número de sirvientes de la obscuridad creados por distintas coerciones, nos aterrorizaría la enorme cantidad. Uno debe poseer una suprema sensibilidad para poder entender cuando uno le da la vuelta a la llave en la cerradura por segunda y tercera ocasión. Ni el dogma ni la química puede decir cuando pronunciar la sagrada palabra autorizada. Mas el fuego del corazón sabe cuando el karma y la conciencia de un hermano no serán sobrecargados ya que la manifestación de Agni no debe ser sobrecargada. 277. Todos están de acuerdo que los libros no deberían contener mucho material preliminar. Pero incluso constructores promedios están de acuerdo que el sitio de la construcción debe primero despejarse y después reunir los materiales. Ustedes mismos saben lo que significa despejar el sitio – uno debe arrasar verdaderas selvas de envidias, de dudas y de toda clase de desperdicios. Uno debe aplicar toda la tolerancia y magnanimidad para no doblarse ante la carga de la mala hierba sacada. Por supuesto, todas las fuerzas de la obscuridad y de la ignorancia se rebelarán con especial vehemencia contra el Fuego. En consecuencia, cada libro sobre los pasos sucesivos de la vida no será breve. Que la última parte de tales libros aparezca separadamente, ya que de otra manera todos querrán leer la última parte en lugar del comienzo. Este hábito les place especialmente a los sirvientes de la obscuridad. Así ellos crean arenas movedizas para los debiluchos. 278. El terapeuta no debería sorprenderse al observar que los síntomas de la obsesión están llegando a proporciones epidémicas. Estos síntomas son muchos más numerosos que lo que se imagina la mente humana. Además, las variedades son muy diversas – desde una casi imperceptible excentricidad hasta la violencia. Yo alabo al terapeuta por notar una conexión con las enfermedades venéreas. Verdaderamente, aquí nos encontramos con uno de los canales de la obsesión. Se podría decir que para la mayoría de aquellos que sufren enfermedades venéreas no les es extraña la obsesión. Sin embargo, de alguna manera el terapeuta se ha mostrado muy optimista – aunque la enfermedad venérea facilita la entrada de la obsesión, su cura no yace en el desalojo del obsesor. Así, también, la irritabilidad en formas extremas podría invitar a un obsesor, pero uno no debe esperar que la primera sonrisa lo desaloje. En dicha observación yace toda una ciencia. El terapeuta tiene razón en desear visitar no sólo los hospitales psiquiátricos sino también las prisiones. No estaría fuera de lugar visitar las bolsas de valores o la cubierta de un barco en momento de peligro. Uno puede observar síntomas crónicos, prolongados o temporales. Asimismo, se debe observar la sudoración. Muchas características se volverán evidentes para el observador. Entre ellas, se podrían rastrear detalles del Mundo Sutil. Una cosa, sin embargo, permanece fuera de toda duda – el desalojo del obsesor no depende de métodos físicos. Sólo Agni, sólo la energía pura podrá oponerse a esta calamidad humana. Yo repito la palabra calamidad ya que es conmensurable con la extensión de la epidemia. Un gran número de terapeutas considerarán a Agni como superstición y el creer en la obsesión como ignorancia. Con cuanta frecuencia la gente le endilga a otros sus propias cualidades. Pero, al mismo tiempo, los obsesores de todos los grados se inquietarán por estas investigaciones.

60


279. Más de una vez Nosotros hemos señalado lo deseable que serían los vuelos en el Mundo Sutil. Pero se podrían presentar ciertas condiciones que Nos hagan sugerir que se tomen precauciones. Con las mejores intenciones, los vuelos se podrían volver intolerables para algunos. Al retornar al cuerpo físico el ser sutil estará algo fatigado y cualquier ataque malicioso podrá ser causa de daño. 280. El terapeuta también debe ser advertido que sea cauteloso con el obsesivo. Al aproximarse a un obsesivo, uno debería recordar que no hay que tener en mente ni siquiera la conjetura que uno se va a encontrar de manera definitiva con la obsesión. Uno no debe olvidar que un obsesor es muy sensible a los pensamientos una vez que sospecha que su presencia ha sido descubierta. Él expresará su malicia de muchas maneras. Al destruir una obsesión uno puede hacer muchos enemigos, por lo tanto, uno debería conducir las observaciones sin revelar el hecho. 281. Entre las manifestaciones ardientes, es muy instructivo saber sobre la radiación que emana desde las yemas de los dedos durante el trabajo. Se pueden ver ondas de luz alrededor de la mano que escribe. Además, estas ondas de luz cambian de acuerdo al contenido de lo que se está escribiendo. Así, uno puede observar una manifestación elevadamente importante – la participación visible del Fuego y también la variación de la energía de Agni de acuerdo a la cualidad interna del trabajo. Por supuesto, tú has notado no solamente ondas de color sino también formaciones luminosas que se producen durante la lectura de un libro. Estos mensajeros de la Luz pueden venir desde afuera así como desde adentro, pero ambos sirven como prueba de la actividad de la energía ardiente. Muchos son capaces de ver estas estrellas, pero ellos no saben como enfocar su atención. Esto nos lleva al mismo punto – impulsos espasmódicos no tienen más importancia que el dormir, en lo que respecta a su efecto último en el trabajo. Sólo la perseverancia y la atención concentrada sin desaliento conducirán al discernimiento de las leyes manifestadas. Que nadie piense que no se ha entregado la posibilidad – sino más bien que esta no ha sido aceptada. 282. Sin lugar a dudas existe un vínculo entre la mano trabajando y el Cáliz, el que se revela a través de la radiación. Y si ese vínculo es percibido, uno podría felicitarse por su habilidad para observar. Yo valoro igualmente las observaciones de la batalla entre la Luz y la obscuridad: las estrellas de la Luz y de la obscuridad son bastante aparentes y denotan una batalla cósmica. Uno puede prever como en el curso del tiempo se encontrará una base astroquímica para muchas manifestaciones. Y cada registro de estas manifestaciones será de gran servicio en el futuro. 283. También dile a los terapeutas que no todas las obsesiones son necesariamente obscuras. Podría haber influencias de las esferas medias, las que, en la creencia de los obsesores, están dirigidas para el bien, aunque no se obtengan especialmente buenos resultados. Los obsesores son de un grado muy inferior y los vehículos dentro de su alcance no son de gran desarrollo, así, el resultado es una dualidad de pensamiento, desequilibrio y una falta de auto-control. Existen muchos de estos vehículos, los que son llamados débiles de voluntad; en realidad las dos voluntades se debilitan entre sí. Uno puede curar a dichas personas sólo dándoles el trabajo que prefieran, pero este tiene que ser intenso. El obsesor se fastidia, permaneciendo sin una salida durante ese concentrado trabajo ya que todo obsesor busca expresar su propio ego. Así, el terapeuta puede observar diferentes tipos de obsesión, pero, en principio, semejantes epidemias son inadmisibles en el avance de los seres humanos hacia la perfección. Además, el concepto del Gurú ayuda grandemente a salvaguardarlo de la obsesión. En caso de una debilidad de la voluntad, el Maestro ofrece su superávit de fuerza para

61


obstaculizar la intrusión de la extraña influencia obscura. Naturalmente, el Maestro con elevada conciencia es capaz de determinar sensitivamente cuando se necesita de su ayuda. En efecto, dicha guía nada tiene que ver con la coerción. 284. El esfuerzo ardiente puede facilitar todos los diagnósticos ya que nada más podrá determinar las demarcaciones sutiles las que incluso carecen de definiciones verbales. No sin razón se ha dicho, ‘Elevémonos hasta el nivel ardiente; allá las palabras ya no son necesarias.’ 285. Es en efecto instructivo observar las convulsiones ardientes del planeta, especialmente cuando conoces las extraordinarias influencias. Uno puede señalar los movimientos del Fuego así como seguir los pensamientos de la gente. 286. El Agni Yogui no es sólo un foco magnético sino que él también mejora las condiciones de salud de una localidad. Así, el Raja Yogui y el Agni Yogui toman para sí las corrientes del espacio. No es una exageración decir que el Yoga restaura la salud del planeta. Uno debe apresurarse a darse cuenta de la importancia del perfeccionamiento espiritual. Únicamente a través de esta comprensión podrá uno aliviar la tensión de la tarea del Yogui, a quien cualquiera puede añadirle más carga, pero sólo unos pocos aliviarla. Uno debería alcanzar al menos el escalón que nos permite tener un simple respeto por aquello que es inusual. A nadie le importa reflexionar lo fácil que es ser causa de sufrimiento por sus negativos y maliciosos ataques. Toda persona ignorante es comparable a los sirvientes de la obscuridad. 287. En verdad, el Armagedón no es querido, no obstante aun las mismas fuerzas tenebrosas en un momento dado producen un nuevo acopio de dispositivos mañosos. Pero no nos quejemos de los muchos, muchos ataques. No puede ser de otra manera. La habilidad de acostumbrarse al peligro es un arma poderosa en contra de los enemigos. Verdaderamente, la gente está en peligro a cada momento. Es una gran mentira pensar que todo está rodeado de seguridad. Maya aparece ante los seres humanos bajo el disfraz de tranquilidad, pero precisamente el Yogui siente que la cruz de la existencia se levanta inmutable. Sólo la aceptación de la cruz y el ascenso a la Montaña donde hay inclusive becerros de cinco patas, únicamente ese valor llevará a uno sobre el abismo. No olvidemos que Yo he ordenado precaución, ya que esta es una cualidad del valor. 288. El Maestro se regocija cuando la labor colectiva es posible. El rechazo a una labor colectiva es ignorancia. Sólo una individualidad elevada encuentra dentro de sí la medida de los conceptos colectivos. Debido a que la personalidad teme los trabajos colectivos; todavía no se ha individualizado; esta todavía permanece en la sofocante atmósfera del egoísmo. Únicamente un verdadero discernimiento de la indestructibilidad de la libertad permite la adherencia al trabajo colectivo. Únicamente a través de semejante respeto mutuo podremos lograr la comprensión de la labor armoniosa – en otras palabras, lograr el bien activo. En este bien se enciende el fuego del corazón; de aquí que cada manifestación de labor armoniosa es tan jubilosa. Semejante labor aumenta de manera inusual la energía psíquica. Hay que dejar que el trabajo sea llevado a cabo al menos por corto tiempo en unidad; aunque al principio sea por breves períodos, esta debe ser en completo acuerdo y con el intento de tener éxito. En un principio, la fatiga debido a la desunión es inevitable, pero más tarde la fuerza colectiva coordinada multiplicará la energía por diez. En consecuencia, aun en pequeños núcleos uno puede empujar hacia delante el prototipo del progreso del mundo.

62


289. Los pájaros del sol no descienden a la Tierra. En este mito está señalada la separación del Mundo Ardiente de las condiciones terrenales. Uno puede ver que los seres humanos han rendido especial reverencia al elemento ardiente desde la antigüedad. En efecto, ¡con qué presteza debe uno considerar cada manifestación ardiente! En medio de la vida más ordinaria uno puede percibir las chispas del Fuego Superior. Esto significa que alrededor de cada chispa crece una atmósfera purificada; en consecuencia, es especialmente abominable extinguir estos destellos. Ellos resplandecen inesperadamente, pero la extinción de dichas luces produce consecuencias de una inestabilidad particular. Con razón ha sido dicho que es mejor no haber nacido que multiplicar las abominaciones. 290. El trabajo sirve como la mejor purga de todas las abominaciones. El trabajo genera el factor potente del sudor, el que ha sido incluso presentado como un medio para la propagación del ser humano. Se ha analizado muy poco a la transpiración; rara vez ha sido estudiada en comparación con la personalidad del ser humano y ha sido muy poco observada en relación a distintos elementos. Aun un observador inexperto notará las muchas diferentes variedades de sudor. Es en realidad fácil notar que a una naturaleza ardiente no le es dado una cantidad de transpiración y, en cualquier caso, este la alcaliniza. Por otro lado, las naturalezas de agua y tierra están fuertemente saturadas con transpiración. Así, se puede observar con qué sabiduría se ha señalado una de las evoluciones más tempranas del ser humano. 291. Uno no se debería desviar de las distintas etapas de la evolución humana. Desde nuestro punto de vista mucho podría parecer extraño, pero tengamos presente que todas las condiciones han cambiado relativamente. Entonces nosotros arribaremos a un aspecto el que, aunque extraño, no es tan extraño. Es una falacia imaginar todas las vidas en los mundos de acuerdo a nuestra comprensión contemporánea. Nosotros olvidamos tan fácilmente el ayer y así magramente nos imaginamos el mañana, que muchos de nuestros juicios son como hojas de otoño. Es adecuado sentir la insignificancia frente a toda ley cósmica. Sin embargo, se han otorgado alas ardientes para aproximarse al mundo Ardiente. 292. En todas partes y siempre el problema es que tan pronto como las circunstancias mejoran de alguna manera, una mano negra trata de de arrojar pequeñas bolas enmarañadas en el camino. Uno puede ver como claramente aparecen pequeñas fisuras dañinas. En un horno donde la presión es grande aun una pequeña fisura permite el escape de gas destructivo. En medio de la vida, uno puede ser testigo de experimentos en química superior. De aquí que es muy importante sólo observar. 293. Las sanaciones a través de la sugestión han sido llamadas esfuerzos ardientes. En verdad, este método de sanación se está desarrollando más extensivamente. En consecuencia, uno debería evitar posibles daños de las ignorantes aplicaciones de la energía ardiente. La sugestión puede detener el dolor, pero si aquellos que emplean la sugestión no saben el origen de la enfermedad, estas sugestiones pueden ser comparadas con dañinos narcóticos. Es diferente cuando la sugestión es aplicada por un terapeuta experimentado; él no sólo aliviará los reflejos del dolor sino que también rastreará el flujo de la enfermedad y puede sugerir a los órganos correspondientes reasumir sus funciones normales. El terapeuta prudente tampoco debe desatender a la astrología. Uno podría reírse todo lo que uno quiera, pero una carta astrológica científicamente creada ayudará a diagnosticar enfermedades y determinar las circunstancias que contribuyeron a ella. Uno debería poner total atención a la astroquímica y entender el poder de la sugestión. Si la sugestión utiliza energía ardiente,

63


¡qué profunda y poderosa influencia será ejercida por el Fuego! Uno debe eliminar la costumbre de órdenes estrechas y prohibiciones usadas ahora por los hipnotizadores. Sólo el conocimiento del organismo y de todas las circunstancias le permitirá al terapeuta aplicar su directiva a todas las partes afectadas. Los organismos debilitados pueden ser restaurados considerablemente guiándolos y coordinándolos con el fuego del corazón. Todo terapeuta debe desarrollar dentro de sí el poder de la sugestión. 294. No tiene sentido cuando un terapeuta permite a un hipnotizador ignorante acceder a su paciente. Una fuerza burda no puede seguir el curso complejo de una enfermedad. No es meramente una cuestión de poner al paciente a dormir, todas las condiciones deben ser correlacionadas y seguirle el rastro a los complejos canales de la enfermedad. Cada palabra, cada entonación de la sugestión tiene una importancia ardiente. Por lo tanto, sólo una mente iluminada puede comprender las leyes y métodos de sugestión. Únicamente una mente como esa se dará cuenta de toda la responsabilidad de influenciar la energía ardiente. 295. Tú sabes que durante la sugestión uno no debería hacer gestos con las manos o mirar fijamente al paciente. En general, ni siquiera es necesario mirar a los ojos del paciente, sino que uno debería proyectar la voluntad de corazón a corazón. Sólo después uno debería proceder a aplicar la voluntad desde el centro, en la dirección necesitada. Para el paciente bajo sugestión es absolutamente inútil saber lo que está ocurriendo. En realidad, las preparaciones para las sugestiones con frecuencia provocan una indeseable oposición. Además, aunque el paciente crea que se está sometiendo al tratamiento, su Manas se resistirá a la intrusión. Mientras más tiempo las dos conciencias estén mutuamente equilibradas, la sugestión será más potente. Sin embargo, el experimento no debería ser anunciado de antemano; cada tratamiento debería ocurrir de manera inesperada. Las condiciones físicas deberán ser favorables. La temperatura deberá ser moderada, sin la irritación producida por el calor o el frío. El aire debe ser puro y es aconsejable tener un leve aroma a rosas o eucalipto. Uno debería hacer arreglos discretos para que el paciente esté cómodamente reclinado en un sillón. Las camas no son adecuadas. Se debe evitar todo movimiento o ruido repentino para evitar cualquier posibilidad de trauma. No hay que olvidar que durante la sugestión el cuerpo sutil está en un estado de gran tensión e intentando dejar el cuerpo. Por lo tanto, uno debería, tomando todas las precauciones necesarias, prohibirle que abandone el cuerpo. Naturalmente, todas las órdenes no deben ser orales sino mentales. Los hipnotizadores occidentales ridiculizan la idea de instrucciones mentales; ellos piensan que las palabras y los dedos pueden dominar la voluntad. Pero será mejor que los dejemos con sus disparates occidentales. En ciertas tribus primitivas el paciente era golpeado duramente con un garrote en la frente. Ese acto también doblegaba la voluntad. Pero allí donde esté la Enseñanza del Corazón y del Fuego los métodos deben ser diferentes. 296. Por supuesto, hay personas que dicen que el golpe con un garrote, al ser un método directo, es por lo tanto permisible, pero aquella acción ardiente es solapada e inadmisible. Con ese razonamiento cualquiera que piense en el bien se vuelve peligroso, mas el asesino es sólo un reflejo del orden social. No poca gente piensa en esta manera y al hacerlo así obstruye aquello que es sutil. El garrote ya no es útil; lo necesario son las soluciones más sutiles y el respeto por el corazón humano. 297. Los gitanos usualmente acompañan los remedios con conjuros, en la creencia que sólo así el remedio será efectivo. Y así Nuestras tradiciones de los Himalayas se mantienen a través de muchas

64


generaciones de migrantes. Verdaderamente, si nosotros comparamos el efecto de las medicinas tomadas con agrado o con repugnancia, la diferencia es asombrosa. Aun las medicinas más potentes podrán producir efectos casi contrarios si ellas son acompañadas por una sugestión en ese sentido. Uno puede escribir un libro importante respecto de la relatividad de las reacciones físicas. Uno puede reunir hechos desde distintos campos para probar que entre los factores decisivos el físico es el menos importante. Así, paso a paso, uno debería seguirle el rastro a Agni. Uno no necesita entrar inmediatamente en fórmulas complejas, pero puede proceder de las impresionantes evidencias de cada día. Si los sanadores naturales entienden donde está contenido el principio dominante del éxito, un terapeuta educado debería percibir mejor los factores determinantes. El pasado y el futuro se encontraran en este sendero. 298. ¡Agni es eterno! ¡La energía ardiente es imperecedera! Los dichos populares hablan con frecuencia de alegrías y tristezas eternas. La indestructibilidad de la alegría y del dolor enviado al espacio ha sido observada científicamente. Muchos soportan el dolor de otros y muchos se agarran de la alegría que no les pertenece. Así, uno siempre debe recordar la siembra eterna. El pensamiento, si no es poderoso, puede ser engullido por las corrientes del espacio; mas la substancia del dolor o de la alegría es casi tan indestructible como la semilla ardiente. Es útil impregnar al espacio con alegría y muy peligroso esparcir los cielos con tristeza. ¿Pero dónde puede uno encontrar el depósito de la alegría? Ciertamente no en el mercado, sino cerca del rayo de Luz, en el júbilo de la Jerarquía. El incremento de la tristeza es una de las causas de las epidemias ardientes, mas cuando la fisiología le enseñe al ser humano de las consecuencias debilitadoras de la tristeza, empezará la búsqueda de la alegría. Gradualmente será afirmada la roca del júbilo y empezará una solemnidad exaltada, reconocida como el factor más saludable. No sin razón Nosotros hemos señalado los beneficios de la presencia de personas saludables. La alegría es la salud del espíritu. 299. Uno debe desarrollar la habilidad de entender un estado de ánimo extraño. Esto no es lectura-del-pensamiento sino conocimiento-directo de la naturaleza de un vecino. Es más fácil observar lo que está a distancia cuando nosotros sabemos lo que está cerca. Muchos están ubicados en el umbral de este conocimiento-directo, pero están impedidos de la comprensión de lo que los rodea por los espasmos de egoísmo. 300. Peregrinos fugaces – así son llamados aquellos quienes están informados de los grandes senderos. Sólo a través de la comprensión de la brevedad del sendero terrenal es posible comprender la grandeza del Infinito y aprender el proceso del perfeccionamiento del espíritu. La seguridad no existe para nada y la ilusión de seguridad es un espectro de lo más pernicioso. No obstante, sin apoyarse en el mundo físico, uno debería aprender a valorar cada migaja de este. Que cada movimiento del Fuego nos recuerde el poder que mantiene el equilibrio. Si el planeta está equilibrado por el Fuego interior, cada ser encuentra sostén en el fuego del corazón. 301. Uno no tiene que sorprenderse ante los destellos de luz aunque los ojos estén cerrados. El profeta decía, “¡O Señor, en mí no hay obscuridad!” Esto no es un símbolo de devoción sino una evidencia científica del encendido de los centros. Uno encuentra constantemente referencias a estas luces. Uno debería buscar por estas evidencias no sólo en la antigüedad sino también inquirir sobre estas luces entre los ciegos y los niños. Un poeta pudiera escribir un cántico de cómo el cielo se revela en los ojos cerrados.

65


302. Es útil tomar fotografías no sólo a horas diferentes sino también durante distintas tensiones cósmicas. ¿Cuándo, si no es durante el momento de tensión, puede uno percibir las manchas de obscuridad absoluta? ¿Cuándo, si no durante el desequilibrio de los elementos, puede uno obtener las impresiones más complejas? Nuestra propia fluctuación está reflejada sobre la película, mas uno puede también asegurar las impresiones de diferentes manifestaciones sutiles. Esto puede empezar con las condiciones más simples, ya que es necesario trabajar en circunstancias diversas. 303. Los sueños sobre el futuro están ampliamente generalizados. Las profecías están diseminadas por miles y la gente en distintos países se está acostumbrando a fechas ya establecidas. Así, también, las fechas pavorosas están siendo recordadas. Uno podría decir que nunca antes la humanidad ha tenido que jugarse su suerte. Es imposible violar el libre albedrío más de lo que se está violando ahora. Tú mismo has visto cómo se están recordando las fechas de las maneras más inusuales, mas ciegos son aquellos que no desean ver. Tú mismo ves también lo difícil que es establecer una unión solemne, aun como un remedio saludable. No obstante, tú también ves cómo podrían ser mitigadas tantas destrucciones. Donde hubiera habido un gran golpe, sólo ocurre una pequeña conmoción. Pero no descanses en la creencia de una existencia segura. Todo es inestable; lo único firme es la Escalera de la Jerarquía. 304. A la gente le gusta hablar de la evolución y de la involución, pero evita aplicar estos conceptos a ellos mismos. Al no seguir su propia evolución, ¡la gente atrae del Mundo Sutil satélites similarmente insignificantes! El Mundo Sutil está realmente esforzándose hacia el mundo terrenal, pero en completa armonía. Consecuentemente, si la gente se esforzara hacia la evolución, ellos atraerían seres evolucionados. En consecuencia, el mejoramiento de las condiciones del mundo estaría en las manos de la misma humanidad. Así, todo esfuerzo para alcanzar el Bien crea una respuesta no sólo en el Mundo Sutil sino también en el Mundo Ardiente. Si por alguna razón ese esfuerzo permanece sin expresarse, este sin embargo se quedará en el espacio en toda su extensión. El potencial del Bien es como una columna de luz. Un carpintero, un zapatero o un médico pueden pensar de igual manera acerca del Bien. Constancia y firmeza en el Bien es ya una conquista. Algunos podrían considerar el tiempo pasado en el Ashram como un tiempo pasado en prisión, pero con el desarrollo del espíritu este será la más saludable de todas las estadías. Tú sabes como vuela el tiempo y en este vuelo uno se acostumbra al Infinito. 305. Por supuesto, un derrame de energía puede causar mareo, especialmente cuando las transmisiones se proyectan a distancias remotas; luego se presenta un tipo de inercia. La gravitación se siente tan fuerte que es mejor no estar parado. 306. En la vida diaria uno puede observar mucho de aquello que pertenece a las costumbres de los Mundos Sutil y Ardiente. La humanidad se puede dividir en dos tipos: Aquellos que pertenecen al primer tipo nunca dejan suciedad detrás de ellos y cuando se están preparando para partir dejan todo en orden y limpian todo ya que no desean sobrecargar a nadie con desperdicios; los del segundo tipo no toman en consideración ninguna consecuencia y dejan montones de basura detrás. Tú podrás estar seguro que los segundos están muy lejos del Mundo Ardiente. Tú podrás estar igualmente seguro que los primeros son de naturaleza ardiente y son purificadores como el mismo Fuego. Uno también debería observar la manera en que el ser humano pasa por los albergues a lo largo del camino. Aquel que está consciente de su misión los pasa apresuradamente, aunque él estará bien dispuesto hacia cualquier cosa que encuentre. Los otros se las ingenian para crear caos y confusión en cada parada,

66


perturbando los alrededores. El primero es experimentado, ha pasado por muchas encarnaciones y entiende que el albergue donde pasa la noche no es la casa de su Padre. El segundo no puede diferenciar los valores verdaderos y está listo a retrasarse en cada mercado que encuentra en su camino. Así la gente revela constantemente su naturaleza. Únicamente el viajero experimentado sabe que el albergue donde pasa la noche no es un destino final y entiende lo cuidadoso que tiene que ser con las cosas que pueden ser necesitadas por la caravana siguiente. Este experimentado viajero no usará toda la leña sino que pensará en los otros. Aquel no contaminará el pozo de agua que será muy útil a los siguientes viajeros. En consecuencia, uno puede observar dónde está la Luz y dónde la obscuridad. 307. ¿Puede uno imaginar a la gente pensando sólo en aquello que es útil? Por supuesto que uno puede; los pensamientos indisciplinados y dañinos son inútiles. Uno puede acostumbrarse a pensamientos útiles y semejante ejercicio será la mejor preparación para el Mundo Ardiente. El hábito de los pensamientos dirigidos hacia el Bien no es adquirido rápidamente; no obstante, conduce a la comprensión ardiente. En consecuencia, nosotros nos aproximamos al Mundo Ardiente no en la manifestación de un mundo especial sino a través de la calidad de la labor diaria. 308. El auto-perfeccionamiento es Luz. La auto-indulgencia es obscuridad. Uno puede así construir la vida como si cada día fuera el último. Pero uno puede iluminar tanto su vida que cada hora será un nuevo comienzo. Así puede uno reconstruir la existencia terrenal bajo sus mismos ojos. Sólo de esta manera se volverán perceptibles las preguntas del futuro y la comprensión del perfeccionamiento ardiente. Hay que ser audaz y atrevido para reconstruir la vida de acuerdo con las nuevas acumulaciones. Morir en la cama de nuestro abuelo es relegarse a un estado medieval. Nosotros incluso aconsejamos que estas camas sean llevadas al museo; esto también será más higiénico. Sin embargo, nosotros no deberíamos limitar el mañana a las medidas del ayer; si lo hacemos así, cómo podremos alcanzar a comprender el Mundo Ardiente, el que fue como el fuego del infierno para nuestros abuelos. Y ahora, cuando se le ofrezca a la Luz y a la grandeza del Fuego debidas reverencias, nosotros podemos tener un rico mañana. 309. Por dos semanas tú has sentido las sacudidas subterráneas. Imagina como la Tierra está desarrollando un estado de movilidad. Ninguna ingeniosidad humana puede posponer a los elementos, pero si tú tienes una clara concepción de los Mundos Sutil y Ardiente, no habrá convulsión terrenal que pueda velar el inalienable y radiante mañana. 310. Desde el Oriente, el Águila Blanca – así Nosotros revelamos una nueva conciencia. Nada es posible sin el Oriente. La historia de la humanidad fue creada o por el Oriente o para el Oriente. Es imposible imaginar la inmensidad de la estructura de esa cultura, cuyo Templo es tan vasto. 311. Aconséjales a los jóvenes eruditos que reúnan de las más antiguas enseñanzas todo lo concerniente al Fuego. Que no pasen por alto los Puranas de la India, los fragmentos de las Enseñanzas de Egipto, de Caldea, de China, de Persia y ninguna de las enseñanzas de la filosofía clásica. Por supuesto, la Biblia, la Cábala y las Enseñanzas de Cristo, todas ellas producirán material abundante. Asimismo, las afirmaciones de las épocas más recientes se sumarán a las valiosas definiciones de Agni. Nunca se han hecho semejantes compilaciones. Sin embargo, ¿cómo podrá uno avanzar hacia el futuro sin juntar los signos de las edades?

67


312. Se debe valorar la evidencia de las investigaciones más recientes. Cuando la gente empiece a remontarse a los estratos más elevados y penetre en las cuevas subterráneas, podrán esperarse conclusiones sintéticas. No descuides las observaciones en los efectos de los estratos inferiores de la atmósfera. En realidad, uno debería literalmente tomar en consideración toda la relatividad, la que puede sólo enriquecer las deducciones. Es necesario que en medio de toda esta relatividad encontremos usos aun para la escoria medio quemada. Donde quiera que el Fuego haya estado activo, todo puede proveer observaciones valiosas. 313. Nadie puede formarse correctamente una opinión sobre la cosmogonía sin haber estudiado el elemento ardiente. Sería comparable a un arquitecto empezando a construir una estructura de piedra sin haber estudiado la naturaleza de la piedra y la resistencia de los materiales de construcción. ¡Los estados mentales contemporáneos están tan lejos de la saludable síntesis! 314. Todavía no se ha terminado la tensión subterránea. Hemos sido exitosos en romper los seísmos en temblores pequeños. En general, uno debería recordar esta estrategia de fraccionar al mal. Con frecuencia es imposible evitar la acumulada tensión de la malicia. Entonces, lo único que queda es dividir esta tensión de las tinieblas. 315. El método chino de sanación por medio de pinchazos de los centros correspondientes, que tú has leído recientemente, no produce cura permanente sino un alivio temporal. Los antiguos egipcios producían las mismas reacciones presionando los centros. E incluso hoy en día vasitos ahuecados y cataplasmas calientes están en la misma categoría. Así, durante toda la vida uno debería eliminar la irritación por medio de los complementos correspondientes. La Enseñanza de la Antigua China también contenía el proceso de sanación por medio de una elevación de la vitalidad. Precisamente China ha valorado el ginseng y un prolongado uso del almizcle. En consecuencia, uno puede notar lo ardiente de las manifestaciones de vitalidad. Es de esperarse que los mejores médicos aprendan a percibir el ardiente origen de los vegetales y animales dadores de vida. Experimentos como esos no deben posponerse; cuando las epidemias ardientes amenacen, no olvidemos que lo similar cura lo similar. 316. ¿Por qué admirarse que el desarrollo de la visión exige una luz moderada? Es bastante claro que la luz intensa no permite el crecimiento de la luz interior. No obstante, únicamente el esforzarse por el auto-perfeccionamiento proporciona una base sólida. Por eso, en la antigüedad las iniciaciones en los Misterios estaban acompañadas por una estancia prolongada en la obscuridad, hasta que los ojos vencían los obstáculos de la obscuridad por su visión interna. 317. No sólo el desempleo está llegando a peligrosas proporciones sino también la inactividad de la naturaleza llamará la atención eventualmente. Uno puede notar lo rápido que una vegetación floreciente está siendo reemplazada por arenas muertas. La muerte sigilosa de la corteza de la Tierra debería ser llamada suicidio y no mala administración. Arenas, glaciares, derrumbes de tierra no presagian un futuro brillante. Es imposible apresurar la sanación de la naturaleza, aun si la gente se volviera el pensamiento en una dirección saludable. Se requerirá de décadas para restaurar la salud de la destruida corteza de la Tierra. Mas para esas beneficiosas medidas se necesita de la cooperación humana. ¿Estamos viendo signos de esa labor mutua? ¿No es destrucción y discordias lo que prevalece en las mentes humanas? ¿No es motivo de burla cualquier intento hacia la unidad? La

68


gente no desea pensar en la realidad del futuro. Nosotros hablamos del Gran Agni, sin embargo, apenas unas mil mentes se atreven a pensar en lo impostergable de su presencia. 318. Uno debería poner atención a la inminencia de los eventos. Uno debería darse cuenta que la humanidad está entrando en un período de guerras continuas. Dichas guerras varían, pero su base única es la misma – hostilidad en todas partes y en todo. Nadie reflexiona sobre la conflagración devastadora que se crea cuando multitudes consolidan un círculo de destrucción a lo ancho de todo el planeta. Esta serpiente de destrucción causa más devastación que las avalanchas y los glaciares. Ni pienses que esto es un espectro imaginario. No, cada día se evidencia más la destrucción. El eterno esquema no duerme, mas la frivolidad intenta desviar la atención de la conflagración. 319. Guerras de armas, guerras de comercio, guerras de desempleo, guerras de conocimiento, guerras de religión – las guerras tienen muchas formas y las fronteras terrenales ya han perdido su importancia. La vida planetaria está dividida en fronteras innumerables. 320. Millefolium, o “Miles de Hojas,” era el nombre de un antiguo cocimiento de hierbas salvajes. Su importancia yace en la creencia de que la flora es en sí misma una panacea colectiva. Por supuesto dicha combinación de poder de las plantas es digno de destacarse; ya que quién sino la Naturaleza puede emparejar vecinos que se complementan. Las proporciones y métodos de adaptación descansan en las manos del hombre. Verdaderamente, toda la sinfonía de la vegetación asombra por su consonancia. La creatividad es rica, tanto externa como internamente, pero, por regla general, la gente viola cruelmente este precioso velo de la Madre del Mundo. Para poder seguir saqueando ellos prefieren hundir en la arena la huesuda sonrisa de la cabeza de la muerte. La economía política debería basarse en la comprensión de los valores de la naturaleza y su juicioso uso; de otra manera los estados se hundirán en la arena. Así, en todo uno puede estudiar el justo medio, el mismo camino de la justicia. La gente se horroriza cuando ocurre una interrupción de aquello que es fundamental. Ellos se sienten perturbados por los albinos, sin embargo, esto es causado por una violación del principio ardiente. Uno puede ser testigo de perturbaciones similares en todos los reinos de la naturaleza. Estas perturbaciones no son sólo abominaciones sino también infecciosas y dañinas. Uno debe regresar continuamente a los consejos médicos, pero, ¿no es el elemento ardiente un impresionante poder curativo? El Fuego es la afirmación de la vida. 321. Uno debe persuadir a la gente a que conserve sus propios tesoros. La persona más tacaña de la Tierra es con frecuencia un despilfarrador del planeta. El Nuevo Mundo, cuando arribe y si lo hace, manifestará amor por los tesoros de la naturaleza y esos proveerán de la mejor emulsión de esencia vital. Multitudes tendrán que esparcirse desde las ciudades a la naturaleza, pero seguramente no a dunas en el desierto. En cada parte del mundo se han formado océanos de arenas. De manera similar, la conciencia de la humanidad se ha desmenuzado en granos de malicia. Todos los desiertos fueron alguna vez florecientes prados. No es la naturaleza sino el hombre mismo el que destruye las flores. Que el pensamiento sobre el Fuego empuje a la gente a pensar en el ahorro. 322. Muchos desean saber del Mundo Sutil, pero muchos se sentirán profundamente perplejos. Toda la percepción del Mundo Sutil es relativa y depende del desarrollo de la conciencia. Allí uno puede embelesarse por la Luz o uno puede encontrarse envuelto en niebla. Uno puede construir hermosas estructuras con el poder de la voluntad o uno puede permanecer en medio de montones de basura. Uno puede instantáneamente asimilar el lenguaje del espíritu o uno puede permanecer sordo y

69


mudo. A cada uno de acuerdo a sus acciones. Cada cual percibe las cosas de acuerdo con su conciencia. El Mundo Sutil es un mundo de estricta y verdadera justicia. Uno puede observar que una conciencia, aunque sea simple, progresará si es iluminada con amor. Las emociones de los moradores terrenales, coloreadas con colores chillones, tienen muy poco parecido con el amor. Con frecuencia el amor permanece sin ser conocido. Pero en el Mundo Sutil el amor es la llave que abre todas las cerraduras. Para mucha gente la imaginación es una abstracción inalcanzable, pero en el Mundo Sutil cada grano de las acumulaciones de la imaginación es un sendero a muchas posibilidades. Para los moradores terrenales, la ofensa, el rencor y la venganza constituye la base de la bilis y del hígado, pero en el Mundo Sutil, incluso para una conciencia promedio, estas infamias desaparecen como cascarones inservibles. Por lo tanto, Nosotros enfáticamente repetimos una y otra vez sobre la conciencia ardiente, para que así uno pueda dirigirse inmediatamente a las esferas superiores. En efecto, uno debería esforzarse por todos los medios nobles hacia la conciencia ardiente. 323. Tu juicio es correcto respecto a la necesidad de un éxodo de las supurantes ciudades y de una distribución proporcional de la población del planeta. Si la humanidad es fundamentalmente portadora-de-fuego, ¿será posible no entender cuan necesaria es la sabia distribución de este elemento? Se debe entender que la enfermedad del planeta depende en gran medida del equilibrio humano. Uno no debería abandonar los vastos espacios para apiñarse en fratricidas congestiones de lugares infectados y ensangrentados. No era por accidente que los jefes de la antigüedad ponían sus campamentos en sitios vírgenes. Hoy en día, la ciencia misma favorece poblar sitios despoblados. Nadie será olvidado o excluido y las mismas fuerzas de la naturaleza, llamadas a cooperar, devolverán la salud a la condición enferma de la Tierra. Entonces uno podría esperar a que el trabajo sea valorado y que, en lugar de alquilar los servicios de trabajadores, estos lo hagan por amor al trabajo. El pensamiento de la gente también experimentará una reforma cuando el foco del pensamiento sea dirigido a una distribución más justa y pareja del trabajo en todo el planeta. Uno debería considerar esto como una garantía de la única solución posible. De otra manera la gente sólo se liberará de la yunta, sin encontrar la Verdad que mora en sus corazones. ¡La Verdad es ardiente! 324. Ciertamente se podría preguntar por qué en la antigüedad no surgió el peligro de la superpoblación. En primer lugar, la población fue comparativamente pequeña; además, no olvidemos la suerte de la Atlántida, de Babilonia y de otros lugares congestionados que ahora yacen en ruinas. La humanidad recuerda sólo unos pocos de estos cementerios, mas las leyes cósmicas actuaron más de una vez. De aquí que uno no debería asombrarse que la tensión cósmica se esté incrementando junto con la infección de los estratos inferiores. 325. Cuando nosotros hablemos del Mundo Ardiente eso no debería conducirnos a eludir soluciones terrenales. El estado ardiente sobrepasa tan grandemente el terrenal que se requiere del mejor equilibrio terrenal para permitir una comunicación con el Fuego. Muchas condiciones terrenales deben reconciliarse para que el pensamiento pueda compenetrarse con el cuerpo ardiente. Que los sacerdotes se vuelvan más eruditos y los eruditos más espirituales. A través de estos ensayos, aunque sean modestos, se erigirá un contrafuerte importante para el necesario puente. Este concepto del puente ha sido ordenado desde la antigüedad, pero ahora se ha vuelto imperativo. 326. Ciertos agitadores tienen la esperanza que derribando todo continuamente pueden asegurar su propiedad. Estos pensamientos son altamente indicativos de pillaje y desmembramiento. Es inadmisible pensar en atraer el elemento ardiente con propósitos de pillaje y destrucción. Yo repito,

70


esta es la forma de actuar de los ignorantes y debe ser abandonada. Que aquel que corte un árbol inmediatamente plante otro en su lugar. Que el jardinero coseche con una mano y siembre con la otra. En las escuelas, las primeras lecciones enseñadas, deben ser reglas simples contra el pillaje. El profesor debe preparar al espíritu para las más ardientes asimilaciones. Únicamente por la constante afirmación de los caminos del futuro puede uno preparar a los guerreros del espíritu. 327. Muchos desean saber de los Mundos superiores pero viven como cerdos. El socavar las raíces no es consistente con el esfuerzo a elevarse. Para los cerdos – la pocilga. 328. La Enseñanza primeramente debe inspirar hacía lo superior. Así, es más fácil hablar del Fuego, el que debe ser entendido como lo más elevado. Es instructivo preguntarles a los niños y niñas más pequeños como ellos se imaginan el Fuego. Se podrán recibir las respuestas más sorprendentes, pero muy trascendentes. Únicamente los adultos consignan al Fuego a una posición servil. 329. Las formulas concisas son el decreto del Fuego. Uno se debería acostumbrar a lo conciso de lo sagrado. Uno no debería considerarlo como algo fácilmente alcanzable. En ella están expresadas la metaidoneidad, la presteza, la reverencia y la sagacidad. No es extensa la fórmula que se envía, sino su esencia. Uno puede concentrar poder en una sola palabra y así multiplicar su efecto. El símbolo del mandamiento no es un torrente sino un relámpago. Se necesita mucho trabajo interior para producir lo más conciso y lo más convincente. De aquí que, los antiguos conjuros consistían de invocaciones cortas. Uno podría acompañar dicha flecha con un gesto de la mano, pero ese gesto no es esencial, aunque podría ser un poderoso ímpetu para uno mismo. 330. Para el sembrado ardiente se necesita de música. Uno debería escoger buena música; esta unifica nuestras emociones. Pero uno no debería estar inconsciente de la música y oírla pero no escucharla. La gente tiene con frecuencia ante ellos un gran fenómeno y sin embargo ellos no lo pueden percibir por más ruidoso o brillante que este sea. Con frecuencia la gente se aísla completamente de aquello que lo rodea, pero no puede entender que precisamente este estado es muy valioso si es inducido sabiamente. 331. La obligación del maestro es seguir la calidad del pensamiento del pupilo. Es la tendencia del pensamiento y no sus distorsiones lo que evidencia el progreso del pupilo. Esta comprensión de los pensamientos de otros no es sobrenatural, sino que es el resultado de muchos movimientos y de atisbos. Con sólo un poco de atención el Maestro percibe los fuegos de los ojos. Estos destellos son muy importantes y un sabio terapeuta tendrá un registro de la condición interna. 332. Uno no sólo debería mirar hacia adelante al advenimiento de la densificación del cuerpo sutil sino que uno debería esforzarse con todas sus fuerzas a volverse consciente del Mundo Sutil. No sólo tiene que ser entendido Mundo Sutil sino que nosotros debemos atrevernos a percibir las fuerzas ardientes. Nosotros deberíamos acostumbrarnos al pensamiento que tarde o temprano estaremos destinados a llegar a las playas ardientes. Así, aprendamos a lanzar la red más grande para así obtener la mejor pesca. Nosotros debemos dirigir nuestros pensamientos a las manifestaciones ardientes distantes no sólo en sueños sino en medio del trabajo diario. De otra manera, al momento de encontrarnos en el Mundo Sutil, vamos a tener dificultad en reconocer el ardiente esplendor. No sólo el ojo sino también la conciencia misma deberán acostumbrarse a la Luz. La gente sufre más por su inhabilidad de moverse hacia adelante. Una conciencia limitada sólo mira hacia atrás, y con

71


frecuencia empieza a retroceder. “El Reino de los Cielos, El Reino Ardiente, es tomado a la fuerza” – esta verdad fue pronunciada hace mucho tiempo, mas la hemos olvidado y así hemos dejado de lado toda aspiración valerosa. Se han confundido muchas indicaciones preciosas. La gente ha distorsionado el concepto de humildad, tan necesaria en la relación con la Jerarquía, Por su conveniencia la gente la ha reducido a polvo. La indolencia no ha sido ordenada, ya que uno debe esforzarse con toda valentía y esfuerzo hacia el Fuego, el Hermoso. No existe en la Tierra nada tan valioso por el que uno pueda renunciar al Mundo Ardiente. 333. Todos los sentidos terrenales, cuando sean transmutados, ascenderán hacia el Mundo Ardiente. Allí no sólo existen espiritualmente la vista y el oído sino que aun el sentido del gusto tiene una nueva aplicación. Sin el sentido del gusto es imposible entender muchas combinaciones químicas. Y en el proceso de creación son necesarios todos los sentidos como medios de correlación. Por lo tanto, es necesario refinar los sentidos mientras se está en la Tierra. Con toda razón un cierto eremita hacía sus comidas diarias de hierbas y hojas para así refinar su sentido del gusto. Y cuando algún transeúnte le preguntaba la razón de esto, el respondía, “Para poder amarte mejor.” Así, toda sutileza tiene su uso en la comprensión de todo lo que es fundamental. 334. Hablemos de los Mundos Sutil y Ardiente como si nosotros hubiéramos estado allí. No hay que preocuparse si estas charlas son objeto de burlas; no obstante, aparecerán conciencias que se están afanando en esta dirección. De esta manera descubriremos a aquellos que con temblor en su corazón hablan muy quedo del Mundo Ardiente, del Mundo de la Belleza. 335. ¿Debe considerarse como brujería el conocimiento del futuro? ¿Puede el conocimiento de lo inevitable ser magia? Cada religión, como un vínculo con lo Supremo, encuentra palabras para expresar la transición inefable hacia el Mundo Sutil. La conciencia terrenal retiene la posesión de todos sus sentidos, los que son encontrados en el Mundo Sutil aunque en una transmutada forma. El momento preciso de la transición al Mundo Sutil está acompañado de una sensación de mareo, como en un desfallecimiento o como en el comienzo de un ataque de epilepsia. Las sensaciones que siguen después dependen enteramente de cuan preparada esté la conciencia, o dicho de mejor manera, el ego ardiente. Si la conciencia ha sido obscurecida u opacada, los sentidos no podrán ser llevados a esta nueva condición. En casos como este ocurre una especie de inconsciencia o un vagabundeo amodorrado. Este estado no es un estado placentero. No me estoy refiriendo, por supuesto, al estado tenebroso de los criminales y los depravados – ¡la naturaleza de sus tormentos es indescriptible! Pero es preferible hablar de las posibilidades luminosas. Así, si hemos podido despertar a Agni durante la vida en la Tierra, a través del conocimiento o de sentimientos heroicos, este inmediatamente levará a cabo la gran transmutación. Como una auténtica antorcha, este iluminará el camino; como helio radiante este nos elevará a la predestinada esfera. Aunque es muy imperceptible en la vida terrenal, Agni se convierte en el principio guiador en el Mundo Sutil. Y no sólo que Agni ilumina el camino en el Mundo Sutil, este actúa como guía hacia los Seres Ardientes. Sin Agni es imposible comunicarse con la Luz del Mundo Ardiente. Al carecer del fuego manifestado, los espíritus vagabundos permanecen completamente ciegos. Nosotros podemos ver por el Fuego y nosotros ascendemos por la Llama. No existe ningún otro propulsor y en consecuencia, ¡benditos aquellos que están conscientes del Fuego! 336. Si cada célula contiene todo un universo, entonces el prototipo del Creador habrá que encontrarlo en cada ser humano a lo largo de todo el Infinito. ¡Cuán necesario es aprender a venerar

72


al Espíritu Santo! Uno puede darle al Espíritu Santo los nombres más excelsos. Uno podría incluso cubrirse el corazón con Él sin usar ningún nombre, cuando todos los nombres se hayan derramado como de un desbordante Cáliz. Pero la difamación es inadmisible ya que esta corta el hilo de la Luz. La afirmación de la necesidad del Gurú es necesaria, como un paso natural hacia el conocimiento de Agni. 337. ¿Por qué los Seres Ardientes rara vez se le aparecen a los moradores terrenales? Para esto hay también una explicación científica. El Sublime una vez dijo, “No me toques.” Así simplemente fue pronunciada la esencia de las relaciones entre el Mundo Ardiente y el terrenal. Para los sentidos terrenales el Mundo Ardiente es como un dínamo poderoso. El cuerpo terrenal se consumiría al contacto con un Ser Ardiente; la sola proximidad sería suficiente para detener el corazón del que está encarnado. Una antorcha encendida no debería ser llevada a un lugar inflamable. Aun los terapeutas más mundanos saben cuanta fuerza eléctrica puede soportar el corazón humano y la intensidad de la electricidad común no puede ser comprada con aquella de las fuerzas ardientes. La manifestación misma del Fohat no siempre es visible. ¡Cuán raramente, entonces, aparecerá un Invitado Resplandeciente! La gente al ser indisciplinada, o se aterrorizaría o trataría de tocarlo y así sería consumido. No olvidemos que el miedo puede quemar al corazón. Aun durante acciones de magia blanca, durante invocaciones positivas, el invocador se encerraba así mismo en un círculo para protegerse de las corrientes ardientes. Por supuesto, el corazón que reconoce al Fuego podrá asimilarlo gradualmente. 338. Es difícil volverse de la Tierra al Mundo Ardiente. Pero es igualmente difícil aproximarse a las esferas terrenales desde el Mundo Sutil. Esas zambullidas podrían compararse al trabajo de los buzos. Así como el buzo debe usar un traje pesado para poder resistir la presión del océano, así mismo, aquel que se aproxima a la tierra debe también envainarse en un cuerpo denso. El estado del niño o niña recién nacidos es sabiamente diseñado ya que este puede así gradualmente asumir las cargas de la Tierra. Se necesita de más de un período de siete años para dominar la existencia terrenal. Por lo tanto, uno debería proteger a los niños muy cuidadosamente. 339. Los tenebrosos no se duermen. Ellos mantienen una unidad mucho más grande con su jerarquía que aquellos que se llaman guerreros de la Luz. Los tenebrosos saben que su única salvación yace en la obscuridad, mas las luciérnagas revolotean mucho, discuten demasiado y su amor por su Jerarquía existe pero es poco. 340. SígueMe. Esfuérzate por Mí. Sólo así podrás entender el futuro. ¿Qué otra cosa puede preferirse a las Fuerzas de la Luz? La fe de uno se puede renovar como una fuerza inmutable. La fe que no guía la totalidad de la vida carece de valor. Yo he señalado los países que se han desviado del camino; la máquina todavía está en movimiento pero sin una regeneración de la conciencia no hay nada en donde existir. La nueva conciencia puede venir sólo del espíritu. La nueva fuerza se puede fortalecer sólo a través del conocimiento de los mundos superiores. La acumulación de dicho conocimiento fortalecerá la vida. Uno estará rechazando lo más esencial si no puede considerar el futuro. Uno debe aceptar todas las transiciones como mejoras. Un solo vuelo del pensamiento puede transportarnos por encima del abismo. Aun aquello que parece totalmente inevitable depende de la calidad del pensamiento. La afirmación del pensamiento puede incluso alterar el retorno a la Tierra. El Mundo Sutil es considerado generalmente como un estado pasivo, pero este no necesita ser meramente pasivo; este también puede ser activo. Si se ha dicho, “Así como en el cielo, así también

73


en la Tierra,” esto significa que allí, también, existen condiciones para grandes logros. Nosotros no deberíamos juzgar sólo por medidas promedios. Si el período promedio entre encarnaciones es aproximadamente setecientos años, también pueden haber períodos de siete e incluso de tres años. Las mismas condiciones kármicas se deben rendir ante el martillo de la voluntad. El mismo pensamiento es el mejor guardián ardiente. Es imposible que el pensamiento se consuma. Aun en la Tierra, un hombre cargado con fe y pensamientos pierde peso. El pensamiento también conduce a los mundos elevados. Cuando el hombre se desequilibra pide un momento para reponerse. Esta pausa le permite una acumulación de voluntad. Sin voluntad no habrá fe. Así, Nosotros armamos a la gente con armas de Luz. 341. Desde el Mundo Sutil los contornos terrenales son usualmente sólo débilmente perceptibles. La causa yace no sólo en la densidad de la atmósfera terrenal sino también en la renuencia a observar. Aquel que desea ver, verá. Aun en los crepúsculos terrenales uno debe esforzar la vista, en otras palabras, imbuir al tu visión con el pensamiento. 342. Durante sus viajes Apolonio de Tiana les decía algunas veces a sus discípulos, “Detengámonos aquí. Este lugar me es simpático.” De estas palabras sus pupilos sabían que un imán estaba oculto allí o que el Maestro intentaba ocultar allí un imán. La percepción del magnetismo se lleva a cabo por medio de una corriente particular conectada con el poder de Agni. Con el correr del tiempo la ciencia podrá investigar estas ondas magnéticas ya que estas no se han agotado con el correr de los siglos. Los imanes se han colocado como hitos en lugares de especial significado. Cuando un labrador lleva consigo un pedazo de su tierra nativa, este recuerda, por decirlo de alguna manera, la antigua costumbre de llevar un puñado de tierra como muestra irrefutable. Y ahora tú también sabes como fue traído algo de la tierra conmemorativa. Su destino no es simple; la maligna mano deseará esparcirla, pero la mano benigna intencionalmente ocultará el tesoro y este quedará en el olvido. Sin embargo, el pensamiento adherido a esta ofrenda existirá y es más efectivo de lo que uno podría pensar – así continúa viviendo el pensamiento. Un objeto magnetizado por el pensamiento, verdaderamente tiene poder. En consecuencia, dejando de lado la superstición, pero muy científicamente, uno debería estudiar las estratificaciones del pensamiento – ellos son el trabajo del Fuego. 343. Las sociedades para las investigaciones psíquicas podrían ser de importancia, pero ellas se confinan a los estratos inferiores. Ellas se satisfacen con la nigromancia, aunque ellas podrían regenerar los aspectos espirituales de la vida. Nosotros no condenamos a estas sociedades. Estas sociedades empezaron con lo bajo e insignificante, pero luego de medio siglo debería haber evidencia de algún esfuerzo hacia los mundos superiores. Sin embargo, esto es apenas aparente. 344. Hay momentos que es útil sentarse calmadamente, dirigiendo el espíritu hacia el Infinito. Es como un suave rocío llegado de los Mundos distantes. Nosotros mismos debemos atraer las corrientes, de otra manera ellas se deslizarán sin dejar rastros. El pensamiento atrae corrientes positivas como un imán y repele las negativas como un escudo. 345. El Gurú podría preguntarle a su discípulo, “¿Qué estás haciendo, qué deseas, qué te atormenta, qué te da alegría?” Estas preguntas no indican que el Gurú está inconsciente del estado mental de su discípulo. Por el contrario, con completa claridad el Gurú desea ver lo que el mismo pupilo considera como lo más importante. Debido a su falta de experiencia el pupilo podría señalar lo

74


más insignificante de todas las circunstancias. De aquí que, el Maestro no pregunta meramente por mera cortesía, sino como una prueba de la conciencia del discípulo. Uno debería, por lo tanto, pesar muy cuidadosamente la respuesta al Maestro. El Maestro no está interesado en la cortesía sino en una constante ampliación de la conciencia. 346. El pupilo debe también recordar la divisibilidad del espíritu. Uno debe esforzarse en la conciencia en como darse cuenta de la presencia del Maestro en espíritu. Aquellos que visualizan la cercanía del Maestro no están del todo equivocados. Esto es mejor que las mentes frívolas que se olvidan completamente del Maestro. Aquellos que memorizan las palabras de la Enseñanza no están equivocados. En la escuela, los párrafos de textos aprendidos de memoria la fortalecen. Así, también, cuando la Enseñanza está encendida dentro del corazón, se afirma con breves e irrevocables fórmulas. Para algunos, es fácil asimilar expresiones precisas. No se impidan entre sí seguir el sendero de su propio karma. Es mejor no obligar a nadie cuando los fuegos individuales son evidentes. 347. Alguien desea el camino más fácil; otro prefiere el más difícil. Alguien no puede hablar, pero permanece firme en guardia; otro es elocuente y alza el vuelo después que ha hablado. Algunos pueden sentir las manifestaciones más importantes, mas otros escogen morar con los fracasos. Uno puede enumerar estas diferencias indefinidamente, pero únicamente la presencia del fuego del corazón reivindicará las características de la personalidad. Así, Nosotros no nos cansaremos de hablar sobre la multiplicidad de formas. El jardinero sabe como combinar las plantas, por esto él es el amo del jardín. 348. Es aparente que la gente desea tener un cambio de las condiciones existentes. Un soberano pidió que se encuentre un hombre contento. Finalmente después de una larga búsqueda se descubrió a uno – ¡éste era sordo, ciego y mudo! 349. La tecnocracia debería ser considerada como un dispositivo de los tenebrosos. Los tenebrosos con frecuencia han llevado a la gente a considerar sólo las soluciones mecánicas y de esto, ellos esperan distraer la atención de la humanidad, sólo para desviarla del crecimiento espiritual. Sin embargo, los problemas de la vida únicamente podrán resolverse por la expansión de la conciencia. Es posible ver que las hipótesis mecánicas fácilmente enmarañan las esperanzas de la humanidad. Ese fue precisamente el maya de los antiguos, el que podía ser interrumpido al más ligero sobresalto. 350. Tanto en los planos terrenales como espirituales se debe aplicar la higiene del pensamiento. Uno debe llevar a cabo experimentos fortalecidos por medicinas ardientes sobre los procesos del pensamiento. Uno debería poner atención a la acción del fósforo o de la evaporación del eucalipto sobre el pensar. Uno debería verificar hasta que punto el pensamiento es mejorado por el almizcle. Uno debería reunir información respecto de los diferentes aceites resinosos. Finalmente, uno debe recordar todas las combinaciones que están más cerca de la actividad del Fuego. Estos experimentos deberían ser llevados a cabo con personas de fuerte pensamiento ardiente. Dichos experimentos nos no sólo sobre las vitaminas sino también sobre Agni. Los esfuerzos de los terapeutas de concentrarse no únicamente en los remedios internos sino también en las reacciones del sentido del olfato producirán los resultados necesitados. La gente está gravemente enferma. El propósito principal de los tenebrosos es el seducir con toda clase de narcóticos, pero los límites estrechos de la vida no se

75


expanden maravillando el intelecto. Justo ahora lo que se necesita es una vigilancia espiritual. Uno debe amar esta vigilancia como un estado ajustado al ser humano. 351. Muchos círculos pequeños están esparcidos a lo largo y ancho del planeta. Las logias negras saben que hacer. Mas los servidores de la Luz, por su desorganización, con frecuencia incluso se hieren entre ellos mismos. A las logias negras no se le acercan extraños, pero los servidores de la Luz, debido a su buena naturaleza, o dicho mejor, a su ignorancia, con frecuencia están listos a acoger al traidor más peligroso. Uno debe expulsar la indiferencia, la que paraliza las mejores fuerzas. En verdad uno se puede agotar hasta caer exhausto no tanto por los enemigos sino por la indiferencia de los amigos. ¿Cómo es posible entender aquello que es ardiente cuando uno es indolente e indiferente? Las cualidades del Fuego son la antítesis de la indiferencia. Uno debe estar precavido de lo opresiva que puede ser esa gente inerte, aunque ocasionalmente uno puede avergonzarlos y suscitar en ellos indignación. Una retirada sepulcral del espíritu es alejarse de la vida. 352. No nos acongojemos ante la presencia de la indiferencia; esto sólo prueba la conclusión que es inadmisible permanecer en esta miserable y desgraciada condición. Aun en los momentos de cansancio extremo Nosotros no detenemos el trabajo de unificación. Hay momentos en que es difícil juntar gente que están muy cerca unos de los otros. Esto no importa; que ellos permanezcan en casas separadas, pero que al menos ellos se abstengan de extinguir los fuegos. Así, uno debe estar vigilante para que los fuegos no se extingan. 353. Un cierto Gurú permaneció en su cueva sin dejarse ver. Y cuando sus discípulos le pidieron que se mostrara, él replicó, “Tontos - ¿no es por ustedes que yo me he ocultado? Yo no quiero causar discordia entre ustedes debido a mi apariencia. Pero cuando ustedes me acepten como alguien que no existe, tal vez sus propios fuegos arderán más intensamente.” Aun con medidas como esa el Gurú muestra su preocupación por el encendido de los fuegos para que el corazón pueda inflamarse. 354. Con mucha frecuencia ha surgido la pregunta cuál de los pensamientos es el más efectivo, el pronunciado o el impronunciado. En efecto, podría parecer que la aplicación de fórmulas verbales pudiera añadir fuerza al pensamiento. La gente a la que le atrae cosas externas imagina que un encuadre de palabras mejorará la efectividad del pensamiento. Esto, sin embargo, no es sino algo convencional ya que las palabras no ayudan a la esencia. El pensamiento silente es mucho más poderoso ya que manifiesta un grado de Fuego más puro. Uno puede observar que un pensamiento impronunciado permanece totalmente libre de la condición constreñida impuesta por el lenguaje. Este se aproxima a la lengua ardiente y multiplica su propio poder. Nosotros enviamos pensamientos ardientes; ellos son ardientemente entendidos. Esta comprensión podría ser llamada conocimientodirecto, pero su origen podría ser llamado el lenguaje del Fuego. Nosotros recibimos, por decirlo de alguna manera, un mensaje del Mundo Sutil, pero de sus esferas más elevadas, de las esferas ardientes. El Mundo Ardiente está primeramente dentro de nosotros mismos, ¡si solo nosotros percibiéramos su morada! Así, cuando uno duda si es que la comunicación con el Mundo Ardiente es posible, uno debería recordar su presencia en todas partes. Sin embargo, se debe establecer una corriente a través del corazón y no a través del cerebro. Uno puede entrar en contacto con el Mundo Sutil continuamente, mas el Mundo Ardiente requiere un estado de ánimo especialmente bueno. El desperdicio verbal nos alienará en lugar de acercarnos al Mundo Ardiente.

76


355. ¿Ritmo o melodía? Hablando correctamente, es el ritmo el que crea las vibraciones. Como tú sabes, la música de las esferas consiste primeramente en ritmo. El Fuego está en el ritmo, mas no en el contexto de la melodía. Por supuesto que podría haber coincidencias felices cuando la melodía se convierte en ritmo. Uno debería entender completamente la conexión entre el ritmo y el Fuego. 356. La duda es la entrada principal para los tenebrosos. Cuando empieza a surgir la duda, el Fuego se empieza a apagar; y la puerta principal se abre en toda su extensión para el susurrador tenebroso. Uno debe aumentar la armonía y encontrar alegría aun en una gallina poniendo un huevo. Así, en lo grande y en lo pequeño, nosotros aventajamos al enemigo. 357. Existen muchos a quienes les gustaría hacer ciertas preguntas pero se avergüenzan de hacerlo. Por ejemplo, a ellos les gustaría conocer si, al acercarse al Mundo Ardiente, su salud sufriría. Al contestar uno podría recordar al filántropo que suspendió sus limosnas por temor a infectarse por el contacto con los pobres. Por supuesto que esta persona no era un verdadero filántropo. Asimismo, aquel que le teme al Mundo Ardiente no es un portador de Fuego. De aquí que, consideremos al Mundo Ardiente como algo primordial, inalienable, manifiesto en valor y alegría del corazón. 358. Pitágoras prohibió toda burla entre sus discípulos, ya que esta, por encima de cualquier cosa, perturba la solemnidad. Aquel que saluda al Sol con un himno no nota las manchas pequeñas. En este mandato está contenida la afirmación de lo Hermoso. Que sean los tenebrosos los que se queden con la suerte de la mofa. Aquellos que necesitan de bufones no dejarán ningún recuerdo entre los sabios y prudentes. Su insistencia en la solemnidad de los himnos revela a Pitágoras como un portador de Fuego. Sigamos los ejemplos de los Portadores de Fuego, quienes han atravesado su asignado sendero terrenal en belleza. 359. Ellos dirán, las riñas son prohibidas; las mofas son prohibidas; la traición es prohibida; el calumniar está prohibido; el golpear al prójimo está prohibido; la arrogancia está prohibida; servirse egoístamente está prohibido; usar cualquier privilegio está prohibido - ¿qué clase de vida es esta? Pero añadamos también – dejar basura detrás de uno está también prohibido; porque cualquiera que deje suciedad detrás tendrá que limpiarla y llevársela. 360. Y todavía hay otra cuestión que causa problema a cierta gente. Ellos quieren saber si la Enseñanza impide la lectura de los Libros Sagrados. No hay necesidad de preocuparse. Nosotros especialmente aconsejamos la lectura atenta de estos Libros de las Alianzas. Nosotros constantemente dirigimos la atención de la gente a la necesidad de familiarizarse con el Libro de Génesis. ¿No está allí mencionado el Mundo Ardiente? Además, que hermoso y conciso – “Nosotros no morimos sino que cambiamos” y “Así como en el Cielo así también en la Tierra.” Estas Alianzas sólo pudieron haber sido pronunciadas por un Iniciado. Estos Libros Sagrados pueden proveer de una vasta información sobre las manifestaciones del Fuego. De aquí que, uno debería urgir la lectura asidua de estos Libros. Así, también, las crónicas de las vidas de los santos pueden traer una comprensión del Mundo Ardiente. La afirmación de estas manifestaciones luego de muchos siglos inspiran a los científicos que están buscando. Yo repito, es triste observar la separación de la ciencia de los supremos fundamentos de la Existencia. En conexión con la historia, los científicos al menos están obligados a poner atención y tener respeto por las Tablas del pasado. No obstante, no sólo los científicos sino también los artistas educados en la imaginación evitan concentrarse en los tesoros de las Escrituras. ¡Como si ese conocimiento fuera

77


inferior a otro conocimiento! Pero una cosa es sorprendente – que aquellos que Nos cuestionan por las Sagradas Escrituras no hallan tiempo para leerlas a pesar de Nuestro consejo. Aquel que está inflamado en el corazón no quedará rezagado debido a una pregunta no resuelta. 361. Aquellos que planean su dieta de manera muy anticipada están actuando desacertadamente. Al ser un combustible, los alimentos deberían ser determinados primeramente por su necesidad. Pero esta necesidad se manifiesta de acuerdo con las corrientes cósmicas. La manifestación de ciertas corrientes cósmicas, por el contrario, podrían casi eliminar la necesidad de llenar el estómago. Durante una tensión de las corrientes la comida es especialmente dañina. Esta puede causar enfermedades del hígado y de los riñones así como calambres intestinales. 362. Tú has escuchado de la epidemia de oír voces. El organismo actúa como un radio receptor. Semejante sensibilidad aguda pudo haber sido útil, pero el problema es que ciertas fechas cósmicas se están acercando y la conciencia humana está muy retrasada. Por lo tanto, en lugar de resultados beneficiosos, los hay dañinos que contribuyen a la obsesión. Muchas de esas anormalidades ocurren también en otros dominios cuando la conciencia, estrangulada por la mecanización, se ahoga en la locura. 363. Durante un período difícil, es esencial una actitud solemne. Uno no debería pensar que si uno se queda vivo, el período no lo ha afectado. Uno debería mirar más lejos. 364. Uno debería distinguir qué cualidades se vuelven más pronunciadas a través del conocimiento del Mundo Ardiente. Entre estas, la justicia es especialmente evidente. Con palabras es imposible transmitir esta cualidad, la que, cuando se evidencia el conocimiento-directo, se la considera como la más grande. Allende las leyes terrenales, los justos saben dónde está la verdad. La ley conduce a muchas injusticias, pero aquel que está consciente del Mundo Ardiente sabe donde yace la verdad; a pesar de lo obvio él siente la realidad. Así la conciencia ardiente transforma la vida. El ardiente martirio también concede el conocimiento superior. Así, también, nosotros podemos percibir otras cualidades del espíritu que crecen bajo la lluvia ardiente. La moderación sin Fuego se vuelve mediocridad, mas el Sendero Medio intensificado por el Fuego es el mejor ejemplo de moderación. De igual manera, el valor sin Fuego se vuelve imprudencia, mas el valor resplandeciente con los fuegos del corazón se convierte en una muralla inexpugnable. En efecto, la paciencia, la compasión y la amistad tomarán colores diferentes bajo la Luz ardiente. Pero el Maestro se cerciorará del grado de ardor sólo de acuerdo a las acciones y a través de las pruebas. Las palabras son las menos adecuadas para expresar ese ardor. Cuantas palabras limpian los umbrales de las prisiones, pero pocos son los carceleros que pueden jactarse de ser justos. Además, ¡cuántas palabras existen sobre la paciencia! Sin embargo, el primer error produce a los caníbales más intolerantes. Por supuesto, uno no necesita explicar cómo un gran valor expresado con palabras se vuelve en una gran cobardía. Pero aquel que desea aproximarse al Fuego debe vigilar todos sus motivos. 365. Se están apilando montañas de deducciones científicas, sin embargo es difícil encontrar gente que no se haya liberado de los grilletes. Los filósofos griegos conocían estas almas encadenadas. Ellos entendían lo limitadamente que el hombre puede actuar cuando este ha sido dejado en un pedazo pequeño de tierra. Se parece a una cigüeña parada en una sola pata. Semejante predicamento es difícil para una cigüeña, que sabe que su nido esta en cierto árbol y se para en una pata. Pero el conocimiento del Fuego exige dos piernas, en otras palabras, dos naturalezas.

78


366. Yo tengo una larga lista de gente que se hacen daño a sí misma. ¿Cómo puede uno llamarles la atención para que vean las oportunidades rechazadas? El más mínimo rechazo puede generar enormes consecuencias. Llegará el momento cuando la lista sea revelada y el asombro será grande. 367. Uno debería recordar los objetos dañinos. Algunas veces la gente está deseosa de reconocer cierta importancia en los terafines formados con el propósito de influenciar en la gente. Pero, después de todo, muchos objetos llevan a sus espaldas una acumulación de influencias. No son raros los objetos hechos en una hora de odio, de fatiga, de terror o de desesperación; ellos portarán estos envíos con ellos por el mundo. Y si ellos caen en manos de una persona que está bajo las mismas condiciones astroquímicas, ellos actuarán de acuerdo con el mensaje con el que fueron impregnados. Los sociólogos están tratando de mejorar las condiciones de trabajo. Esto está bien, pero adicionalmente también se debería elevar al nivel espiritual de los trabajadores. No es de importancia si su trabajo es crear cosas grandes o pequeñas, la saliva ponzoñosa puede saturar esas cosas igualmente. Para el magnetismo natural no hay necesidad de usar magia negra. El fuego negro llena a cada uno que tiene el corazón malvado, por lo tanto seamos buenos observadores de los objetos. Uno puede recordar que Apolonio de Tiana nunca tocaba objetos que no eran familiares para él. Primero él los miraba cuidadosamente, especialmente cuando eran antiguos. Cuando uno de sus discípulos quiso ponerle un anillo en su dedo, el Maestro lo previno de tocar objetos envenenados. Un veneno mortal se encontró luego en el anillo. Y Apolonio añadió, “Ese veneno no es tan poderoso como el veneno del corazón.” Uno no debería considerar los consejos de los sabios como símbolos remotos. Con frecuencia ellos tienen un significado literal, el que debe ser recordado y aplicado. Nosotros no vamos a una tienda a comprar ropa infectada con viruela; sin embargo esta infección será sólo una milésima parte del contenido actual de esa prenda. ¡Con qué frecuencia Yo he dicho que las acumulaciones del pensamiento son más virulentas que el veneno! Así como el fuego deposita una pátina sobre un recipiente, así de irremovible es el fuego del pensamiento cuando este satura la superficie de un objeto. Entre los purificadores el eucalipto es útil ya que este contiene mucho fuego. Todo fuego vivo es también útil. Muchas infecciones se han destruido alrededor de fogatas. 368. ¿Por qué, incluso en el Mundo Sutil, son muchos los que perciben muy poco del Mundo Ardiente? Sus ojos están pobremente ajustados. Durante los períodos de encarnación terrenal ellos no pusieron ninguna atención al Mundo Ardiente; ellos lo ridiculizaron; ellos negaron todos los fuegos superiores; ellos rehusaron reconocerlo y se avergonzaron ante todo pensamiento sobre los fundamentos de la Existencia. Con esa negación ellos cruzan al Mundo Sutil. ¿Podrían sus ojos percibir la brillantez que no existe en sus conciencias? Cada uno recibe de acuerdo con sus méritos. Y estos méritos no son difíciles de obtener, si solo ellos no estuvieran bloqueados por la negación. El Mundo Sutil concede sus obsequios de acuerdo con la conciencia. Pero si el hocico se dobla hacia el suelo, ¿no será un cerdo el siguiente logro? 369. Tú explicaste muy correctamente el caso conocido por ti de la tuberculosis que fue curada. En realidad, muchos casos de enfermedades, especialmente entre mujeres, se producen por el encendido de los centros. Mas esta conflagración puede ser extinguida dando direcciones útiles a la conciencia. Es posible que la conciencia ardiente haya estado tocando a las puertas por largo tiempo, mas las chispas del Fohat penetraron en la región del Cáliz sin ser utilizadas. Es de esta manera que comienza la conflagración y la tuberculosis es el resultado más común del Fuego no asimilado. Asimilar en conciencia significa también asimilar físicamente. Esta conexión de conciencia con el

79


cuerpo se nota especialmente en el ejemplo del Fuego, el que causa un deterioro físico aparente cuando el Fuego no es comprendido. Por lo tanto, durante las enfermedades, especialmente con los catarros, es útil ejecutar pranayamas ardientes. Este pranayama es muy simple – la inhalación usual por la nariz y la exhalación por la boca mientras se dirige el prana donde se asienta la enfermedad. Pero para la intensificación de la acción uno debería tener en mente que se está inhalando el Fuego del Espacio y exhalando el Ur consumido. Así, el Fuego es nuevamente el remedio y el médico puede aliviar la condición del paciente asegurándole lo fácil que es atraer la energía básica. Afortunadamente, las enfermedades fortalecen nuestra actitud respecto de la fe y una persona seriamente enferma aceptará la realidad del Fuego más fácilmente. 370. Las enfermedades incrementan el trabajo del espíritu. El médico puede aconsejar exitosamente muchas cosas que proveerán un rumbo beneficioso a la enfermedad y fortalecerá la conciencia del espíritu. Es muy importante fortalecer un cierto estado del espíritu. Con este fin, durante rituales y encantamientos se usaron ciertas vociferaciones para acentuar, por decirlo de alguna manera, el momento del descenso del poder. 371. La asimilación intensificada de los fuegos exige una cierta tranquilidad. Es imposible absorber la energía superior mientras se está sentado en un volcán. En consecuencia, es necesario hacer una afirmación con las palabras de Salomón, “¡Y esto también pasará!” 372. La epidemia de tétano pertenece a las enfermedades ardientes. Se puede asegurar que dicha epidemia puede esparcirse tan ampliamente como el cáncer. La condición puede aliviarse con aire de montaña, pero el requisito principal será la asimilación de la energía ardiente. Cualquier conmoción puede causar o cáncer o tétanos; esto indica que el organismo podría estar fundamentalmente desequilibrado, por lo que la más ligera sacudida motivará que aparezca una enfermedad al abrir todas las entradas. Aquel que habló del tesoro de la conciencia fue un gran terapeuta. Uno debería introducir urgentemente la profilaxis ardiente. Hoy día tú has escuchado del cáncer, mañana tal vez del tétano, el día siguiente, de calambres de la laringe, entonces de la plaga bubónica, y luego después una nueva enfermedad cerebral; y así un verdadero coro del terror tronará mientras la gente se preguntará por las causas. Por supuesto, ellos preferirán atribuirlas a la gasolina que a la acción del Fuego, el que ni es entendido ni aceptado por ellos. 373. La comprensión ardiente de la obsesión es llamada “Urumiya.” El ser humano no es el único que posee este conocimiento-directo; ciertos animales cercanos al hombre sienten este espantoso estado. Los caballos y los perros en particular sienten y resienten la proximidad de las personas obsesivas. En la antigua China hubo una raza especial de perros, altamente apreciados, que eran muy sensibles y útiles para detectar a los obsesivos. En la antigüedad era también una costumbre exhibir caballos y perros ante los visitantes y observando al mismo tiempo a los animales. Muchos emisarios eran puestos a pruebas. Uno debería observar que los gatos también sienten la obsesión, pero usualmente a la inversa. La obsesión induce en ellos felicidad. Por ejemplo, cuando un gato siente a una persona obsesiva o su incitadora presencia, este no se esconde sino que camina alrededor de esta maullando con felicidad, mientras que un perro se eriza y escapa para esconderse o ataca a esa persona. Uno debería desarrollar Urumiya en uno, no sólo por protección sino también para expulsar al obsesor. Con mucha frecuencia una sola conversación sobre la importancia de Agni empieza a actuar en el obsesor. Temiendo al Fuego, la sola mención de esta energía lo enfurece y lo obliga a retirarse.

80


374. Urumiya también se relaciona con la ciencia del Fuego. La maestría en dirigir el Fuego no yace en el campo de la mecánica sino en conocer la energía superior; conocimiento adquirido a través de la experiencia en el Mundo Sutil. Una nueva flecha no vuela con órdenes verbales; se necesita del Fuego ya que el espacio no existe. En verdad, incluso flechas poderosas pueden ser repelidas por el fuego negro cuando existe una coincidencia de acciones. Entonces es mejor esperar o defenderse uno mismo. 375. La semilla del espíritu y de la divisibilidad del espíritu proporciona la explicación respecto de la mónada. La semilla del espíritu es indispensable para la vida. La divisibilidad del espíritu hace posible tanto el enriquecimiento y la disipación de la mónada. Uno puede conscientemente dividir el espíritu por el bien del mundo y enviar sus partes separadas para alcanzar un logro. De esto sólo resulta un enriquecimiento. Mas la ignorancia podría disipar este tesoro y quedarse junto a una semilla inactiva. De esto, el resultado es una carencia de alma. En realidad, las partes del espíritu desaparecido por la ignorancia podrían convertirse en agentes obsesivos y entonces, ¡ay, que pena para el adormecido corazón! Así, para evitar retornar nuevamente a la visibilidad del espíritu, recordemos que la semilla del espíritu puede ser radiante en vigilancia. Únicamente por esta luz se crea el magneto del corazón, el que atrae a su seno las partes separadas del espíritu. Existe una vasta diferencia entre liberar al espíritu y perderlo. Así, uno puede recordar que la aletargada semilla del espíritu, aunque mantiene vida, admite toda clase de crueldades. 376. Además, terminemos de una vez con la confusa concepción del alma grupal. El espíritu de concordancia está expresado con una fuerza especial en los animales antes que se realice la individualidad. Pero es incorrecto llamar alma grupal al alma concordante. Traducciones y comentarios han producido esta confusión. La concepción de Platón de las almas gemelas no sólo estaba cerca de la verdad sino que estuvo bellamente expresada. Así, no usemos este erróneo término alma grupal; reemplacémoslo con el término concordancia espiritual. Además, entre los hombres esa concordancia es un logro valioso y construye individualidad. No compliquemos aquello que puede ser entendido fácilmente. Antes de un largo viaje es necesario llevar sólo lo más esencial. Sería desafortunado cargarse con encajes elaborados y olvidar las llaves de las puertas de la casa de nuestro Padre. Nuestro Padre no tiene necesidad de encajes elaborados y volantes. Recuerda los senderos más simples de la Luz de Agni. Por supuesto, lee libros ya que uno podría descubrir los senderos de los pensamientos anteriores pero para el futuro lleva contigo la lámpara de Agni. 377. Las tensiones son muchas y uno puede aprender a regocijarse ante el logro. El logro es imposible es un estado de depresión. La depresión es muerte, ¡como un cubo lleno de huecos! Por la depresión se demarra lo más precioso por lo que es correcto decir que la depresión es ‘muerte.’ Así como el ser humano se despierta para trabajar, así también él abre la puerta del logro. Nosotros debemos encender los fuegos con especial brillo cuando caminamos hacia la victoria. Recuerda esto especialmente en los días de opresión. No es nada más que la cuerda del arco para la flecha. 378. El corazón puro siente donde hay tensión y tendrá éxito superando la opresión y los enemigos. 379. Uno debería hablar del Mundo Ardiente aun a los niños más pequeños. Pero primero uno debería decirles que el vacío no existe y que no existe la soledad. Así uno puede empezar a hablar del

81


tema sobre el Protector y Guía. Los niños se acostumbrarán al pensamiento que nada es secreto. Semejante fundamento les proveerá con una real protección contra el miedo. Es especialmente dañino cuando los padres, por su ignorancia, tratan de convencer a sus hijos que no tengan temor porque allí no hay nada. Semejante semilla de negación puede obscurecer la vida entera del niño o de la niña y hacer que su conciencia colapse. El niño está totalmente consciente que en todas partes algo existe. Este ve muchas imágenes, incluso imágenes ardientes. Este es visitado por niños desconocidos que llegan para jugar y por adultos. Médicos ignorantes tratarán de ahogar esta percepción en bromuro – que es como juntar alas con plomo. ¡Pero el veneno no ayuda! Sólo una explicación sensible de la realidad le permitirá al niño ser saludable. Uno debería escuchar atentamente cada fragmento de la verdad. El lama dice, “Uno debería orar cada día, de otra manera es mejor no orar para nada.” Y fundamentalmente tú sabes que esto es así. En realidad, uno debería conservar las vibraciones elevadas sin perder el ritmo que conecta. Tú sabes del valor del trabajo constantemente rítmico. Tú sabes hasta que punto este esfuerzo abre los Portales. 380. Debido a que el Hatha Yoga exige ciertos ejercicios corporales, se podría originar la pregunta si esos ejercicios son necesarios para los otros Yogas. Ni los Arhats ni los Grandes Trabajadores Espirituales practican estos ejercicios. Verdaderamente, sus prácticas son las pruebas del espíritu, las que no solamente sojuzgan al cuerpo sino que toman el lugar de todos los ejercicios de la carne. Únicamente la aceptación y reconocimiento del espíritu puede reemplazar todo lo demás. 381. Entre los narcóticos menores cuídate más del bromuro. Este narcótico es un extinguidor de los fuegos sin embargo es usado en diferentes compuestos. Por otro lado, la valeriana, enciende los fuegos. El tratamiento con narcóticos es como curar con veneno de serpiente. Los atlantes usaban venenos de serpientes, pero uno puede imaginar, por supuesto, con que frecuencia el tratamiento era fatal. Por salud pública uno debería tener cuidado que los alimentos no estén contaminados. Quesos muy fermentados y otros productos alimenticios llenos con el veneno de la descomposición no deberían usarse. El Fuego requiere de combustible puro. 382. Yo no escondo el hecho que la presión es grande. Uno puede callarse ante ello, pero es mejor para el espíritu ya templado estar consciente y producir pensamientos para el Bien. Carece de valor el sofisma que se satisface con decir, “Mis pequeños pensamientos son inútiles.” Cada pensamiento es necesario, si es un pensamiento. 383. Es difícil disociar internamente los tres principios fundamentales. Por supuesto, los fragmentos ardientes pueden desconectarse. ¿Debería ser esto así? Sólo el sumergirse en la obscuridad del caos pone a un lado completamente a la Imagen Ardiente. El pensar en los tres principios puede enriquecer la concepción respecto de los tres vehículos, pero una cosa es empezar a pensar y otra muy diferente es continuar y desarrollar el pensamiento. El aspecto cósmico del Ser parecería un pensamiento simple, sin embargo, que esfuerzo consecutivo y asiduo se debe aplicar para darle belleza. En conexión con la guía tú puedes notar la única y la misma condición en todos los casos. No es suficiente dirigir al pupilo, uno debe conducirlo al logro. ¿Aun dentro del hogar podrá uno estar seguro que un mandado se realizará cuidadosamente? ¿Con qué frecuencia alguien sale a hacer una compra y regresa con las manos y los bolsillos vacíos? Tú ya has visto a muchos que, luego de empezar muy juiciosamente, se desvían del camino y le prende fuego a todas sus adquisiciones. Grande es el daño de esa quemazón, no sólo para uno sino para aquellos con quienes estamos vinculados por karma. ¡Uno puede imaginar lo terrible que es renunciar a un grano de

82


Verdad ya asimilado! Esa destructiva renuncia es el resultado de un pensamiento caótico. Esos colaboradores serán inútiles incluso para mandados al mercado – enviados a comprar una cartera regresarán con una sola zapatilla. Por lo tanto, sólo un corazón firme e inquebrantable podrá superar la obscuridad del caos. 384. ¡Qué se avergüencen aquellos vacilantes! ¡Qué peligroso es tambalearse cuando uno es el portador del fuego! 385. Un aviador, al haber logrado una plusmarca de altitud, todavía estaba lleno de insatisfacción. Él entonces resolvió tratar de llegar aun más alto. La insatisfacción es la entrada al Infinito. La insatisfacción debería ser examinada en toda su extensión. El placer es el vecino del contentamiento, mientras que la alegría son las alas al Infinito. La Enseñanza ardiente debe conservar cada encendido de los fuegos y proteger de todos los extintores. La satisfacción es el signo de la mediocridad y la ignorancia. No es la satisfacción sino la alegría en el trabajo eterno es el destino de aquel que es grande y se encuentra ascendiendo. Hoy en día los tontos pueden reírse cuando Nosotros hablamos del ascenso eterno. Ni siquiera el sepulcro salvará al tonto de la Eternidad. Sólo un cerebro pueril puede pensar que la vestidura terrenal no se extingue. Los fuegos convocan a lo desconocido e incluso los ciegos ven esas luces. No dejes de preguntarle a los ciegos por los fuegos. Algunos de ellos ven signos ardientes y entienden su conexión con el corazón. Así, las llamadas de insatisfacción conducen al Mundo Ardiente. 386. Entre las profilaxis en contra del cáncer y otras enfermedades ardientes uno aconseja valeriana. Yo hablo con frecuencia de este tónico y preventivo remedio, pero toda profilaxis debe ser sistemática – cada noche sin fallar, como el curso diario del sol. 387. El sistema, el ritmo, tienen una importancia determinante. En las biografías uno percibe como el ritmo ha fortalecido la mente y el Fuego. En realidad, del ritmo se habla mucho al momento presente, pero este no es aplicado en la vida. El pensamiento es muy caótico y la vida desordenada. En sus ejercicios de pranayama los antiguos introducían un cierto ritmo, pero ahora todo es permitido y el hombre se ha vuelto esclavo de todo. El Yoga del Fuego debería ser otro recordatorio de lo importante que es el ser humano. 388. Es terrible cruzar al Mundo Sutil con los fuegos negros de la malicia; esto resulta en ceguera. Además de la ceguera, la malicia priva de medios de comunicación, en otras palabras, del lenguaje del espíritu. Cuando Nosotros hablamos de la inadmisibilidad de la malicia, Nosotros ofrecemos el mejor consejo ya que la malicia no es un atributo humano, es la más baja forma de ignorancia. Por la malicia el ser humano se degrada a sí mismo a un estado animal, con todas sus consecuencias. Por lo tanto, si un ser humano lleno de malicia pasa al Mundo Sutil, será difícil para él elevarse. Si todas las clases de pasiones impiden ascender, la malicia, como un hierro candente, quema todas las acumulaciones. Los seres en las esferas medias del Mundo Sutil no encontrarán la manera de ejecutar una purificación hasta que el que se volvió a sí mismo ciego pueda encontrar un fragmento de la rota conciencia espiritual. El consejo acerca de la buena voluntad debe ser repetido con frecuencia a gente diversa. Que los niños también lo escuchen. 389. Buena voluntad no es voluntad débil. Con bastante frecuencia la gente, al haberse privado de un atributo, ha perdido muchas otras cualidades necesarias. Uno no debería confundir vergonzosas

83


sobrevivencias obsoletas con logros valiosos. En consecuencia, la malicia es indigna, mas la indignación del espíritu es aquella sublevación de los elementos que se encuentra en las alianzas más elevadas. La batalla espiritual nada tiene que ver con la malicia. La luz penetra en la obscuridad, pero no a través de la malicia. 390. La ceguera en el Mundo Sutil es algo horroroso. Imagínense entrando en una casa medio obscura, en cuyas esquinas acechan imágenes indistinguibles, todas entremezcladas y rodeadas por manchas borrosas. Aun allí donde no hay monstruos, aquel que está ciego y es malicioso se imaginará figuras horribles. En realidad, en lugar de Seres Ardientes, este percibirá dos o tres chispas que no tendrán ningún significado para él. Así, uno debería elevarse por encima de los conceptos terrenales a los mundos distantes. 391. Con frecuencia la gente se daña a sí misma al rehusarse a pensar en el Mundo Sutil o al creer que este es algo inconcebible. Uno debe concebir al Mundo Sutil como el estado más perfecto de nuestros sentimientos más excelsos. Sólo así uno se podrá preparar para una morada mejor en el Mundo Sutil. 392. Volvamos una vez más a las consecuencias de la malicia. Cuando un topo medio ciego anda a tientas en el subterráneo del Mundo Sutil, este podría tropezar con descargas del Fohat. Estas fuertes descargas, que son como rayos, son muy dolorosas. Tú has visto la armadura eléctrica de la batalla espiritual. El esfuerzo de la energía psíquica sacude todo el ser. Uno no puede tocar y ni siquiera aproximarse a dicho aparato viviente. En conformidad con dicha tensión toda la esfera que lo rodea está cargada. Destrucción y dolor extremo repelerá a todo tenebroso que se aproxime. Así, se debería repetir constantemente que la malicia hunde en la obscuridad y la obscuridad está llena de peligrosas sorpresas. 393. Algunas veces en una hora de peligro el Maestro otorga protección, tomando el peligro sobre sí mismo. Él cubre, por decirlo de algún modo, la masa obscura con Sus manos. En esos momentos uno debe observar un cuidado especial. En las cercanías hay una tensión poderosa. Durante estos momentos es mejor sentir una gratitud especial por el Maestro. Por encima de todo, este sentimiento, aparejado con solemnidad, conserva la armonía y una correcta vibración con el Maestro. El Escudo de Luz no siempre está a nuestra disposición. El ignorante asume que el mundo le debe a él una vida feliz, mas aquel que es racional sabe lo difícil que es construir en el caos y así, él mismo trae sus materiales de construcción para la estructura. 394. Sólo el tonto se desespera. Cada hora trae su lección y por lo tanto uno debe estar agradecido por cada experiencia. La noche permite observar los mundos distantes y distancias remotas. Asimismo, cada hora del día está llena de posibilidades para observar. Uno debe ser agradecido por semejantes acumulaciones. La ciencia busca soluciones en las glándulas pero todavía no se atreve a pensar en la energía ardiente. 395. Uno debería observar las manifestaciones cósmicas en conexión con la vida en la Tierra. Se volverán aparentes muchas analogías. Yo elogio a aquellos que observan lo que otros pasan por alto. El presente es grave. Uno puede leer en distintos Puranas sobre las fechas. Si algunos científicos pueden calcular eclipses y terremotos, otros científicos pueden calcular fechas – la transición del Kali

84


Yuga a Satya Yuga ha sido descrita con considerable exactitud y ha sido señalada la gravedad de la época. 396. Cuando Yo señalo los beneficios de la gratitud no quiero decir que alguien tiene necesidad de ella, sino que en sí misma esta contiene la química de la bienaventuranza. Uno debe analizar la química de distintas emociones; semejantes observaciones ayudarán a encontrar la energía psíquica. La energía ardiente debe ocupar la imaginación y no tanto las vitaminas. La revelación de la esencia de la existencia humana no puede ser considerada como algo oculto. Uno debería atraer muchas mentes a estas investigaciones; ellas también observarán incidentalmente otras útiles peculiaridades de los sentimientos. Así, uno debería primero establecer la dirección de la evolución. No puede haber dos direcciones de progreso. Sólo puede haber una sola verdadera dirección y todos los otros esfuerzos serán erróneos. Esto debería ser recordado ya que hay muchos que confunden la individualidad con los estímulos generales de la época. Si una época determinada debe fortalecer en la conciencia el poder de la energía psíquica, ninguna máquina podrá depurar el avance imperativo del mundo. 397. La habilidad para distinguir la verdadera dirección es una gran cualidad ardiente. Uno puede entender que semejante cualidad no es fácilmente fortalecida. Esta exige no solo discusión sino el más atento estudio de la vida. Nadie cree que uno pueda pasar, de un solo brinco, de la conciencia animal al conocimiento-directo. El instinto animal es el germen del conocimiento-directo, pero el abismo es grande entre un perro que siente a su amo y el hombre que está consciente del Mundo Ardiente. Sentir al Mundo Ardiente mientras se está en la Tierra ya es iluminación. 398. Además, cuando Yo hablo de tener cautela uno debería entenderlo ampliamente. La cosa más peligrosa es esforzarse en una sola dirección. Uno podría salvar su pierna pero romperse el cuello. Por lo tanto, cuando uno se está esforzando es muy dañino juzgar de manera preconcebida. La gente fácilmente sigue un plan preconcebido y de ese modo se excluye de un destino mejor. 399. La evolución es independiente y voluntaria, esta es una ley fundamental. No son solo los elementos básicos del karma sino también los del Mundo Sutil los que constituyen una manifestación de la evolución consciente. Es imposible forzar a la gente a evolucionar espiritualmente. No se puede forzar al corazón dormido hacia el bien. Uno puede señalar el camino, uno puede marcar hitos, pero quebrar la conciencia para que nos obedezcan significa matar la raíz del árbol que crecerá en el futuro. Millones de años puede parecer largo tiempo, pero ni los años ni los siglos existen. La gente ha dividido la existencia en segundos y se han ahogado en ceros. Por eso es que la psicología del Mundo Sutil es tan importante ya que las horas no son necesarias y sólo los resultados son importantes. Con frecuencia la gente se indigna ante los ordenamientos de la Enseñanza y exclaman, “¿Por qué los libros no dan las fórmulas finales?” Mas esa exigencia prueba que hay ignorancia ante los fundamentos. La Enseñanza da las direcciones precisas y enciende los fuegos junto al camino de la labor. Uno puede proceder con estos faros. Uno puede encontrar soluciones que ya están cósmicamente maduras. Uno podría oír indicaciones exactas, mas el espíritu debe por su propia voluntad combinarlos para producir un mosaico. Afirmar el sendero es el Ordenamiento del Gran Arquitecto. Como en las leyendas, nosotros debemos poner nuestros oídos en el suelo, no vaya a ser que dejemos de escuchar una pisada o un susurro. A pesar que la gente lee mucho ellos aplican muy poco. ¡No obstante, las fechas están muy cerca!

85


400. La gente no piensa en las fechas, ellos se confían en los mecanismos de un reloj. Por supuesto, el Cosmos está lleno de mecanismos, pero entre las fuerzas motrices el primer lugar está ocupado por Agni. 401. Aquel que dijo que los destellos de luz no son nada más que pensamientos dirigidos no estaba lejos de la verdad. En efecto, los pensamientos espaciales son como descargas eléctricas y pueden producir considerables efectos de luz. Chispas de colores dependen también de la calidad de energía que evocan estas descargas. Nosotros podemos proyectar pensamientos que no sólo pueden crear signos luminosos sino también producir sensaciones corporales. La transmutación del pensamiento en sensación sólo prueba que el pensamiento es energía. Así, uno debería acostumbrarse desde la infancia al pensamiento-energía. Pero para esto la escuela debería enseñar sobre la substancia del espíritu. Uno puede observar hasta que punto la humanidad se ha alejado del principio espiritual en los últimos años. Muchos libros que debieron haber dirigido a la gente precisamente hacia la vida espiritual, por el contrario, fracasaron en atraer la atención de la gente. Pero esto no puede continuar así. Uno debe recordarle a la gente por todos los métodos sobre la esencia del espíritu. La existencia de numerosas sectas no es de ninguna ayuda y conduce a la gente a un deambular sin rumbo. La naturaleza del Kali Yuga está caracterizada por una división de todo el organismo en sus partes integrantes. Mas la Bendita Madre se levanta al amanecer para poder reunir estas esparcidas partes del único Ser. La Madre del Mundo atrae la atención de naciones y espera la Estrella de la Mañana. 402. Lo inesperado paraliza los sentidos humanos. El oído, la vista, el olfato y el tacto se pierden. Pero esto no es el resultado del miedo, sólo es producto del alejamiento del sendero preconcebido. En realidad, de todos los elementos el fuego ofrece la cantidad más grande de imprevistos. La gente limita su conciencia a meramente una pocas fórmulas de Agni. En consecuencia, todas las otras variedades del elemento fuego simplemente no están contenidas en la conciencia. Esto significa que todavía hay mucho por asimilar y lo imprevisto puede así volverse previsto. Uno debería también tratar de igual manera las manifestaciones de la vida que son hasta el momento desconocidas. Uno debería armarse espiritualmente para que nada del Mundo Sutil sorprenda a uno. Muchos esperan encontrarse con familiares y con un Guía; hasta películas, desprovistas de espíritu, más de una vez han revelado impresiones de dichos encuentros. Pero en todos los mundos es mejor depender de la propia conciencia y fortaleza. Uno debería eliminar cualquier posibilidad de sacudir la estrecha conciencia. Uno debe liberarse de ser sacudido por lo inesperado. Existen numerosos conceptos, formas y combinaciones inesperadas que hacen que la conciencia se estremezca, pero mientras más admitamos e imaginemos, menos atados estaremos. Así, desarrolla tu imaginación con un alcance mundial. La gente se rehúsa a creer que lo inesperado, en otras palabras, que la ignorancia, produce una parálisis de los nervios. Aunque esta parálisis sea breve, semejante reacción detiene el trabajo del Fuego. Dondequiera que sea posible uno debería acostumbrarse al concepto de lo inesperado. Este concepto debería ser especialmente recordado. 403. El ser humano que afirme que la religión obstruye su comprensión difama a la religión y así blasfema contra el espíritu. La satisfacción no es un adorno. 404. Tal vez, la séptima vitamina sea el Fuego. Con frecuencia se ha dicho claramente que el aire puro proporciona mucha más nutrición esencial que el aire de la ciudad. Pero por pureza uno debería entender una particular saturación ardiente. La gente en las montañas puede vivir sin alimento y sin

86


necesidad de dormir más tiempo. La nutrición del espíritu, o Agni, puede satisfacerlos sin necesidad de alimentos pesados. Se debería estudiar sobre la nutrición y el prana en las alturas. 405. Es buena la idea de tener al menos media hora al día para pensar. Yo no quiero decir alguna concentración especial. Es útil pensar sobre el mejor aspecto de todo lo que está ocurriendo. Aun pequeños signos reflejando lo mejor de la vida permiten tener un fugaz vistazo de Luz. Estos signos estimulan el flujo de gratitud y magnanimidad. Dichos fuegos son el equivalente a una dosis de almizcle. Pensar sobre lo mejor genera una elevada tensión de los nervios. A los nervios también hay que darles trabajo, pero sólo el Bien los fortalece. 406. La magnetización del agua ha sido ahora virtualmente abandonada, sin embargo no hace mucho tiempo fue usada tanto por la luz como por las tinieblas. La importancia de dicha magnetización es clara e indica una vez más lo ardiente de dicho proceso. Como una medida preventiva se cubría con la mano una copa que contenía una bebida desconocida con la creencia que la piel reflejaría síntomas de los ingredientes venenosos. Además, para la magnetización se usaban aguas de litio y de hierro pero se evitaba usar mezclas sulfúricas. En los escritos más antiguos había referencias a la transmisión de pensamiento a través del agua y el crisma. La leche no era usada para magnetizar debido a sus componentes orgánicos. Esto era un error ya que la leche de vacas saludables es muy conveniente para este propósito. Pero en la antigüedad la gente le temía a la rabia y prefería evitar la magnetización de la leche. 407. El Arhat posee la habilidad de prevenir que sus emociones y sentimientos se emboten. Esta rara habilidad es adquirida por Él únicamente a través de una tensión ardiente. Esto podría ser llamado ascetismo inquebrantable. Esto atrae el corazón de la gente. Aquel de quien tú leíste recientemente conocía de este sentimiento intensamente incisivo. Cualquiera que se Le aproxima siente la indefectible frescura de su corazón. Esta agudeza continua no se adquiere con una técnica especial sino por una simple apertura del corazón. Él nunca se tiene lástima y este rasgo no es un rasgo intelectual, sino que se convierte en una segunda naturaleza. Sin embargo, cuantos sacerdotes han perdido aquello que habían acumulado debido a la insensibilizadora influencia de la rutina diaria. La rutina diaria es la gran piedra que nos pone a prueba. Esta abre las Puertas de la eternidad y afirma el Fuego. 408. El Gran Arquitecto construye eternamente. No tiene sentido suponer que ciertas partes del Universo están terminadas y ahora permanecen estáticas. Se le da mucha importancia al término evolución, mas la gente no tiene absolutamente una concepción real de este proceso. Ha habido mucho argumento sobre la estructura social, pero siempre se ha pensado que la sociedad humana existe en algo inflexible y finito. La historia del Diluvio Universal y del período glacial se considera como meramente simbólica. Y es considerado inapropiado hablar de la Atlántida, a pesar de los testimonios de los escritores griegos. Uno puede ver como la conciencia humana evade todo aquello que amenaza su comodidad. Asimismo, el concepto de evolución se ha vuelto una abstracción y así no perturba en lo más mínimo la conciencia del corazón petrificado. ¿Pero no evoca la bóveda celeste pensamientos de movimiento eterno? Sólo a través de dichos conceptos evolutivos puede uno absorber la belleza de la peregrinación terrenal como una residencia temporal antes del ascenso. La brevedad del sendero no debería perturbar, por el contrario, debería dar alegría, como lo hace la rotación del sol. Es urgentemente necesario explicar hasta qué punto la evolución es incesante en las manos del gran Arquitecto del Universo. Uno debería sentir que el planeta está en el espacio así como

87


los marinos saben que el vasto océano está debajo de su barco. Al principio los marinos estaban aterrados por esta suspensión sobre el abismo, pero la realidad y la experiencia los acostumbraron a esta realidad. Todos y cada uno de los habitantes del planeta están en una embarcación similar – por debajo de esta está el abismo. Los marineros no pueden depender enteramente de su barco y de los cálculos científicos, si ellos pudieran no hubieran naufragios. La astronomía conoce unos pocos cuerpos celestes, pero no saben el punto en donde se originan los cometas y no pueden anticipar los gigantes meteoros. A la gente se le notifica sólo cuando algo es obvio. ¡La astronomía es un guardián nocturno! ¿Pero, qué pasa con los eventos que ocurren durante el día? Así, nosotros observamos aproximadamente sólo la mitad de aquello que es evidente. ¡Cuánto de aquello que es insospechado está oculto del durmiente corazón! 409. Registra todos los eventos inusuales. Únicamente mediante esos registros uno puede preservar muchas manifestaciones asombrosas; de otra manera ellas se desvanecerán en el crepúsculo de la indiferencia. ¿Qué pasaría si tus biografías más preciosas no han sido escritas? Ahora tú no las conocerás y muchas inspiraciones no se hubieran encendido en tu corazón. Así, no te avergüences de escribir, no importa si es muy poco, aquello que te parece de especial importancia. Que no te importe si es poco o mucho, júzgalo por su calidad inusual. En efecto, esta calidad inusual conducirá a muchas observaciones en el Mundo Ardiente. Toda chispa de este es en sí misma importante. 410. ¿Quién puede alardear que ha llegado al máximo punto del esfuerzo? Verdaderamente, ese loco no existe. Cada corazón entiende donde yace el sendero benigno de la aceleración ardiente. Hay que recordar con frecuencia al bendito esfuerzo de una manera humana. ¡Qué hermoso es estar ardiendo constantemente! No existe mazmorra que el fuego no pueda iluminar. Así, ¡inflámate con la belleza! 411. El lenguaje del espíritu es esencial en el Mundo Sutil. Su esencia yace en la naturaleza sutil, pero es posible acostumbrarse a este aun estando en estado terrenal. Semejante orientación es una útil prueba ardiente. La escuela debe descubrir la ingeniosidad de sus estudiantes al probar pidiendo una palabra y después vendrá la prueba de entender con una mirada. Este último experimento estará muy cerca del Mundo Sutil. Adicionalmente uno puede desarrollar un sentido de relatividad refiriéndose al interlocutor de uno de acuerdo a la naturaleza de este. Así, en una conversación terrenal cada uno adopta el mejor lenguaje para sus compañeros, tomando en consideración su estado de conciencia. Todo maestro de escuela sabe que su lenguaje debe tener múltiples formas para así hacer de sus estudiantes amigos. Pero además de la escuela, en cada hogar uno aprende a percibir los pensamientos de la señora de la casa. Así, en medio de la vida diaria se manifiestan las características de un orden sutil. Uno solo tiene que tomar nota de ellos, penetrar en ellos y expandir estas observaciones. Pero para esto uno debería estar imbuido con reverencia por el futuro y aprender a amar el factor principal del Mundo Sutil – Agni. Yo insisto en la expresión, “Amar ardientemente,” sólo así uno podrá asimilar este elemento que es tan difícil para la Tierra. Nuestros discursos, deberían conducir a una comprensión del Mundo Sutil y, como su apoteosis, llevarnos intrépidamente a la brillantez del Mundo Sutil. Nosotros nos regocijamos cuando, en medio de la travesía terrenal, se establecen las dimensiones del Mundo Sutil. A través de esto, nosotros llevamos a la Tierra hacia una cooperación más cercana con los Mundos distantes, en otras palabras, nosotros participamos en el proceso de la evolución.

88


412. Hoy en día las negaciones están a la orden del día; sin embargo no hay nadie que cruce al Mundo Sutil sin miedo, a menos que él mismo se purifique bañándose en la esfera del conocimientodirecto. No hace mucho tiempo esa manera de pensar hubiera sido llamada poética y nadie le hubiera prestado ninguna atención. Pero ahora se entiende que la fórmula de la síntesis será de gran ayuda. En los momentos de una partida apurada el adiós a los viajeros consiste de una palabra de lo más urgente; por lo que, Nosotros enviamos esa palabra – Agni. 413. Los pensamientos son como hongos en el campo; ellos deben ser recogidos. Cuando uno va a recoger hongos uno no busca nueces. Así, en cada momento conozcamos lo más inmediato. Asimilemos las variadas manifestaciones, pero recordemos las inmediatas y encontremos el camino más cercano a ellas. Esto será Diamantino. 414. Yo afirmo que en esta época reunamos toda la fortaleza y el coraje posibles. Las fuerzas de la obscuridad están atacando a lo largo y ancho del mundo. ¿Será posible que las fuerzas del bien se encuentren luchando entre ellas? La manifestación del dolor en el corazón en realidad surge de los pensamientos enviados. Los terapeutas los pueden llamar espasmos de la aorta, sin tomar en consideración ciertas causas externas importantes. ¿Podrá uno ver sólo los efectos sin percibir las causas? 415. Verdaderamente es difícil entender por qué las personas que persiguen el mismo objetivo se desacreditan entre sí. El conocimiento-directo debería ser desarrollado aun en un pequeño grado. El menosprecio es uno de los pecados más vergonzosos. Yo no conozco una mejor definición para esto que pecado. Así de destructivo es el trabajo de aniquilación mutua. Esto puede ser explicado como un cierto aspecto de obsesión, pero vergüenza les debería dar a aquellos que, luego de aproximarse al conocimiento de los principios fundamentales, se degradan a este estado básico. Que aquellos que menosprecian y que destruyen reflexionen sobre sus propias conciencias. Ellos están muy lejos de los fuegos del corazón. 416. “Silénciense, Oh cuerdas, que una nueva melodía podría llegar hasta mí,” dice un himno de los Misterios griegos. Semejante renacimiento de espiritual armonía no es un ‘vacio’, como se la llama algunas veces. El abrir el corazón no significa devastarlo; por el contrario, cuando la última reverberación desaparece hay que dejar que el esfuerzo del espíritu se vuelva más agudo para así alcanzar una armonía más exaltada. 417. Uno debería evaluar con frecuencia la quietud, la que fortifica los fuegos. Uno puede imaginar un torbellino astral que puede sacudir aun la llama más firme. La agitación no viene de dentro de la llama misma sino de afuera. De aquí que deberíamos ser muy cautelosos, ya que la presión es grande. 418. Con frecuencia la gente experimenta un estado inexplicable de exultación o de depresión. Ellos atribuyen esto a sus estómagos antes que al acercamiento de fuerzas del bien o de la obscuridad. Sin embargo estas manifestaciones ocurren frecuentemente y pueden ser intensas. Con frecuencia la gente experimenta un toque o pinchazo. Ellos atribuyen estas manifestaciones a telarañas o al polvo, pero nunca se les ocurre que así es como los contactan las entidades del Mundo Sutil. De igual modo, la gente oye con frecuencia movimientos y crujidos pero ellos piensan que son ratones o ciempiés y de esta manera alejan cualquier pensamiento sobre manifestaciones de un mundo distante. La misma

89


gente se quejará que el Mundo Sutil no se manifiesta. ¡Los movimientos sutiles no son como los golpes de un martillo! Así como es en todo, el acercamiento al Mundo Sutil debería ser reconocido y estudiado sin temor. Nosotros no debemos condenar aquello a lo que ni siquiera le hemos puesto atención. Sin embargo, si alguien tuviera la suerte de observar un Ser Ardiente en lo que primero pensaría es que este es un demonio. ¡Hasta allá llega la corrupción de la conciencia contemporánea! Dicha ignorancia crasa es llamada escepticismo, juicio crítico o erudición, cuando más acertadamente se la debería llamar llanamente estupidez. 419. La espiritualización del pensamiento es una cualidad verdaderamente ardiente. Es como templar la hoja de la espada en preparación para la batalla. Una cosa es tener un pensamiento fugaz, el que aunque útil, sólo pasa rozando la conciencia y rápidamente se dispersa en el espacio. Pero de profundo significado es cuando el pensamiento está firmemente envuelto en el corazón. Uno puede ver este proceso incluso solo desde un punto de visto físico. Por lo tanto, es útil al comienzo mismo de un pensamiento darse la siguiente orden, “¡Pondré este pensamiento en mi corazón!” Este consejo le dará mucha disciplina al pensador principiante. Además, lo que sea depositado en el corazón permanece en el Cáliz. 420. Las chispas y otras manifestaciones de luz producen mucho del tejido conectivo con el Mundo Sutil. Uno incluso puede notar un flujo de chispas emanando de la boca y de los ojos cuando la tensión ardiente es fuerte. Podría surgir la pregunta si estos son fenómenos eléctricos. Como respuesta uno debería decir que estos son más bien fenómenos del Fohat que está relacionado con la energía del Mundo Ardiente. Así, aquellos en quienes sus ojos y oídos no están obstruidos con la escoria de la ignorancia pueden percibir mucho no sólo del Mundo Sutil sino también del Mundo Ardiente. Uno no debe, por una baja autoestima, pensar que para nosotros en la Tierra es inaccesible el Mundo Ardiente. Los Pactos de las Alianzas hablan de ciertas personas que sin tener ninguna educación se aproximaron a las Cumbres más Ardientes de manera instantánea y de modo directo. Todas las religiones afirman esto. 421. Votos de la más diversa naturaleza han sido sancionados por distintas enseñanzas. Cada voto es muy útil desde el punto de vista de la disciplina. A la gente le es difícil creer lo necesario que son esos ejercicios de disciplina para logros futuros. Un voto corta de raíz los caminos de lo licencioso. La disipación indiscriminada e irresponsable tiene como resultado las consecuencias más deplorables. Es como si un niño se pusiera a jugar con fuego. Uno debería pensar constantemente en los peligros de la disipación. En el Mundo Sutil es difícil y doloroso empezar tardíamente a desembarazarse de la disipación. Es mejor probarse aquí con varios votos útiles. Con frecuencia la gente se pone en situaciones ridículas cuando toman votos con un extremado celo únicamente en momentos de peligro. Los antiguos mostraban una mejor comprensión de esto en sus votos en Nombre de lo Más Elevado, fortaleciendo así su exaltado y solemne estado mental. Esto no era superstición o regateo con las Fuerzas Superiores sino el transporte de un espíritu que ha obtenido una nueva libertad. 422. Estabas en lo correcto cuando recordabas la útil costumbre birmana de recordar los mejores actos que alguna vez realizaron aquellos que están seriamente enfermos o muriendo. Aun desde un punto de vista médico esos recuerdos son sin lugar a dudas muy beneficiosos. Y desde el punto de vista espiritual, ellos por supuesto prueban cuantas sabias costumbres todavía existen en naciones muy diversas. Estas costumbres nacen de un profundo conocimiento. Ellas prueban la conexión con

90


el mundo presente, indicando vitalmente cuan atentamente uno debería considerar las costumbres de las naciones. 423. En las canciones también se pueden encontrar sabios recordatorios. Los coreanos cantan sobre tres viajeros quienes contemplaban el cielo. Uno lo vio como granular, el segundo lo vio como en gotas y el tercero lo vio en llamas. Mas el primero tenía polvo en sus ojos, el segundo estaba resfriado y el tercero había estado en un alojamiento nocturno brillante y cálido. Asá la gente entendía las tres esencias y sabiamente las caracterizaba. Un viajero no estaba atemorizado del Cielo Ardiente y el Fuego lo protegía en medio de la obscuridad. Los grilletes terrenales obscurecen los ojos y el Mundo Sutil hace temblar al peregrino si este no ha conocido el Fuego. 424. Ninguna persona debería que pensar que nada ha ocurrido en ninguna parte durante el día sólo porque nada le ha ocurrido a él. Por el contrario, cuando las constelaciones son adversas, los escorpiones podrían emerger de insospechados agujeros. El tigre podría rugir pero los escorpiones pueden picar silenciosamente. Reunámonos en pensamiento junto al Maestro. 425. Uno debería dirigir toda su conciencia hacia el futuro. Rara vez uno encuentra el coraje para admitir lo indeseable que sería volver al pasado. La evidencia del atrevido anhelo por el futuro señala al espíritu listo para los conocimientos ardientes. Sólo semejantes conciencias ardientes continuarán con su pensamiento-creatividad en el Mundo Sutil. Únicamente ese irrefrenable pensamientocreatividad y el esfuerzo por vuelos distantes proporcionarán el acercamiento ardiente. Ninguno de los terrores de las legiones tenebrosas puede derrotar el esfuerzo intenso al futuro. Aunque los tenebrosos se acerquen, la Luz no perderá su poder guiador. Así, también, se necesitan acciones útiles para ayudar a aquellos que nos son cercanos. Uno no debería considerar estos consejos beneficiosos como preceptos morales que están más allá de la vida y del alcance de la mano. Ellos nos sostienen, dirigiéndonos por los senderos más cortos. 426. La habilidad de dibujar un círculo alrededor del área cubierta por los tenebrosos y arrastrados puede ayudar la intrépida perspectiva. Uno puede conjurar el acercamiento de los tenebrosos repitiendo Mi Nombre como un mantra. Así nosotros podemos entender por qué la humanidad es responsable por las palabras que pronuncia. Si la expresión de un concepto benigno resulta en quietud, la expresión opuesta irritará, acongojará y degradará a aquello que existe. La gente satura el mundo con las palabras más soeces y maliciosas; ¿no brotarán de estas palabras ríos de maldad? Uno tiene que haber perdido respeto por la dignidad humana para no reconocer lo terrible que son las consecuencias de un hablar soez y malévolo. Continuamente se ha dicho que la malevolencia produce frutos después de cien años. Los historiadores pueden verificar la cosecha de estas negras semillas. 427. No son muchos los que aspiran a Nuestra vida consciente, mas afortunadamente la minoría crea. De aquí que Nuestra Morada no será perturbada por muchedumbres de tenebrosos. Ellos dirán que no han tenido instrucción, pero ninguno de ellos tiene ningún deseo de estudiar, incluso si sólo les tomara siete años. La gente es renuente a encarar períodos largos ya que ellos no saben como pensar en el Infinito.

91


428. Las calumnias son especialmente dañinas para los mismos calumniadores. Esta verdad debería ser recordada por las personas que tienen esos malos hábitos. El pensamiento correspondiente con la realidad forma un vehículo para un elemental. Todo aquello loable, austero, vital, gravita hacia el pensamiento creativo y de manera benéfica sustentará a su creador. Mas los dispositivos para la calumnia atraerán elementales ensimismados, quienes, al fracasar en encontrar fundamentos vitales, se precipitarán contra el calumniador. Por lo tanto, cuando Yo le advierto a la gente no sucumbir a la vileza de la calumnia, nuevamente no estoy fomentando un precepto moral sino señalando consecuencias muy dolorosas. Será muy desagradable encontrarse en el Mundo Sutil en medio de elementales furiosos. Terrible es ese remolino lleno con los fragmentos de los pensamientos maliciosos. Todas esas criaturas se aferran y se cuelgan de uno, adquiriendo en realidad un peso psíquico. Los pensamientos, como gotas de energía, atraen elementales pequeños. El carácter de estos gérmenes del espíritu es muy variado; dependiendo de su substancia, los casi imperceptible embriones, alimentados por el pensamiento, pueden alcanzar diversas manifestaciones. Ellos pueden formar minerales básicos e incluso plantas. Pero uno puede imaginar muy claramente como aquellos pensamientos que están vacíos de toda base vital ensucian los estratos inferiores de la Tierra. El polvo meteórico es imperceptible al ojo humano pero este produce sedimentos substanciales. De aquí que podemos imaginarnos lo vasto que es el polvo del pensamiento y al ser en efecto energía, es muy substancial. Las consecuencias de estos desechos del pensamiento causan la enfermedad del planeta. Sembradores del mal y de calumnias, ¿Se dan cuenta de la sofocante mazmorra que se están preparando para ustedes mismos? Los pensamientos malévolos encontrarán su engendro. Semejante engendro tenebroso no podrá escapar de sus propias proles. A pesar de todo lo dicho aquí, alguien probablemente pensará que esto es un espantapájaros inventado, en lugar de reconocer que la energía del pensamiento es eterna. 429. La mente ha sido simbolizada con el signo del Fuego. El pensamiento ardiente es el descenso del conocimiento del Mundo Ardiente. Dicho descenso marcó las grandes épocas, llamadas los Días de la Madre del Mundo. Incluso en la historia de la Tierra uno puede encontrar algunos vestigios de tales épocas. ¿No traerá el futuro semejante Día de Luz si la gente comprendiera la inutilidad del mal? 430. La inhalación del fuego es practicada por ciertos yogas y es una acción purificadora. Uno no debería entender esto literalmente. Uno no puede inhalar llamas, mas las emanaciones ardientes son útiles. Para dichas inhalaciones, el yogui escoge un lugar tranquilo, manteniendo su espina derecha. Ante él, el yogui hace una fogata con madera de cedro de los Himalayas o, si esta madera no está disponible usa ramas de balú, arreglada de tal manera que el humo no le llegue. Entonces el yogui ejecuta el usual pranayama, pero de tal manera que las emanaciones de la resina llegan a su respiración. Se obtienen dos resultados – primero, una purificación del cuerpo; segundo, el fortalecimiento de la energía de Agni. Nada ayuda tanto al encendido de Agni como las propiedades del cedro. Como tú sabes, los insectos no pueden soportar la fuerza de la resina del cedro. Tú sabes también que las entidades imperfectas no pueden aproximarse al fuego hecho con esta madera. Usualmente, el cedro prefiere suelo volcánico para crecer; de esta manera se manifiesta una afinidad significativa. El suelo volcánico amerita ser estudiado junto con su vegetación. No sólo que la inhalación del fuego ha sido practicada por los yoguis sino también se ha practicado el acostarse de espaldas en tablas de cedro para que la espina dorsal se ponga en contacto con el corazón de la madera. Diferentes registros de la antigüedad indican como la gente ardiente han buscado el elemento

92


ardiente. Se necesitan experimentos para poder entender el valor del cedro. Se debería recordar la importancia del Fuego para poder entender el suelo volcánico. En el sur de la India la madera de sándalo también ha sido usada para la inhalación ardiente. 431. Se puede observar que las manifestaciones del Mundo Sutil y del Mundo Ardiente son inesperadas. ¿Qué, entonces, quiere decir que por tener expectativas, nosotros con frecuencia, impedimos la manifestación? Esto prueba la diferencia entre las energías físicas y ardientes. Las energías físicas con frecuencia yacen bajo las así llamadas expectativas. Estas empiezan a caer en ideas forzadas y así, en lugar de ayudar, obstruyen el sutil acercamiento. A través del esfuerzo expectante la gente inconscientemente empieza a dictar incluso la forma y el lugar de la visión y así se empiezan a dar las condiciones para el aparecimiento de dañinas corrientes cruzadas 432. También puede surgir la pregunta, ¿Por qué las visiones coinciden con momentos especiales de la vida? ¿Es esto el resultado de una Guía que tiene conciencia del acercamiento de una hora crucial, o es debido a una actitud espiritual exaltada, la que permite ver aquello que de otra manera permanecería oculto? Son las dos cosas. Pero además de nuestro propio estado de conciencia, existe el acercamiento de ciertas corrientes cósmicas las que transforman los estratos terrenales. Sin lugar a dudas, no solo actúa sobre nosotros la química astral sino también cierta energía elevada cuyo origen es infinito. Neti, Neti, el Infalible, nos guía y con frecuencia el Poder Más Elevado nos toca. 433. ¿Cómo es posible determinar la veracidad de la Enseñanza? Una multitud de palabras puede cubrir algo mediocre; mas la Verdad, nosotros lo sabemos, no teme ser examinada. Por el contrario, cuando es observada, la Verdad se acerca y empieza a brillar. Por lo tanto, se puede aconsejar a todo aquel que quiere investigar la Enseñanza, “Acércate con todas las fuerzas; observa a través de medidas meticulosas; investiga con todos los métodos; conoce con todo atrevimiento; muestra que eres incansable e inflámate con cada descubrimiento de la Verdad.” La Enseñanza no puede ser falible. Esta no se puede desviar de los caminos del servicio y del bien. Uno no debería creer únicamente en las declaraciones hechas. La fe es comprensión de la Verdad, templada en el fuego del corazón. La Enseñanza es infinita, de otra manera el mismo concepto de Infinito no existiría. Uno debería esforzarse hacia la Verdad. La Verdad no rechaza – dirige. En la Enseñanza no puede haber conceptos distorsionados. Considera el sendero de la Enseñanza como la afirmación de aquello que está más allá de la duda. Uno no se debería acercar a la Verdad por un camino largo y confuso. Uno debe proceder probando cada palabra, cada declaración y cada pacto. Si la Enseñanza es verdadera, cada paso hacia ella será ancho y estará iluminado. ¡El descrédito, la negación, la degradación son guías desafortunadas! Más de una vez tú escucharás de un conferencista el ensoberbecido comentario que la única enseñanza correcta es la que él conoce. Sería bueno recordarle al soberbio conferencista la grandeza del Infinito, los millones de años de vida en la Tierra y los billones de mundos – que medite en la vastedad de la Verdad y lo razonable que es el adecuado reconocimiento de esta vastedad. Uno podría estar de acuerdo con el método de ser escéptico si algo resultara de ello. Como regla general el escepticismo corroe el principio creativo. El espíritu infatigable necesita avanzar junto a un progreso constante. Sólo dicha expansión y la contención producirán una verdadera tolerancia hacia cualquier cosa que sea trivial e inútil; esto es aprendido a través del relativismo. En consecuencia, háblale a aquel que tenga dudas de la Enseñanza; dile, “¡Pruébala, inflama tu corazón y amplía tu espíritu!”

93


434. La comprensión de la Enseñanza como collar de Luz proporciona un precioso hilo que nos hala hacia arriba. Que los billones de mundos sostengan al desconcertado de los peligros del rechazo. 435. La falsedad y la obscuridad llenan el final del Kali Yuga. Uno debe darse cuenta de esto para no perder su fortaleza. Es imposible evitar días obscuros; y sólo el conocimiento de sus causas dará paciencia para sobrevivirlos. La gente no quiere simplificar el sendero a la Verdad; y estorbos como la tecnocracia sólo sirven para revelar las cadenas negras de la materia inferior. Las blasfemias, en toda su virulencia, también revelan la obscuridad de la negación en contraste al conocimiento de la Luz. Tú puedes leer sobre estos signos en los Puranas, en consecuencia, se puede anticipar el cumplimiento de todas las otras predicciones. Ahora todos nosotros debemos adaptarnos al elemento ardiente – esto también está afirmado en los Puranas. Yo considero que es el momento de pedirle a la gente la comprensión del Ser. 436. ¿De dónde vienen los flujos de repentinas alegrías o angustias? A estas se las considera como infundadas, cuando las causas están detrás de todo. Yo te aconsejo registrar dichos flujos, los que de otra manera serán olvidados. Con cada movimiento el ser humano produce un experimento importante, sin embargo este rechaza sin pensar dos veces estos destellos de conocimiento. La alegría y la angustia no aparecen sin causas y los registros de estos estados de ánimo nos recordarán cuando las comunicaciones terrenales traen confirmaciones de estos estados. El correo ardiente es confirmado por mensajes terrenales. Por supuesto, hasta nosotros llegarán muchas causas, no sólo terrenales sino también del Mundo Sutil, sin embargo uno podrá percibir una importante coordinación entre los eventos y los sentimientos. Así, las experiencias acumuladas constituyen un todo convincente. Verdaderamente, ¡los experimentos más grandes del ser humano fueron hechos en los laboratorios de la vida! 437. Escribamos y digámosle al terapeuta acerca de la obsesión. En efecto, podría haber casos donde el obsesor gana tanto control sobre el cuerpo del obseso que podría hasta desalojarlo. Uno también puede encontrar casos en donde el obsesor se ha apoderado tanto de la fuerza vital del obseso que la expulsión del obsesor será causa de muerte. Este habrá usurpado tanto la energía psíquica del obseso que este perderá su vitalidad al momento de la separación. Por lo tanto, la expulsión siempre debe ser llevada a cabo de la manera más cautelosa. Al principio uno vigila la dieta del paciente y observa su energía psíquica. Si se nota una disminución de vitalidad el corazón no podrá ser tensado. La expulsión generalmente es más fácil durante un ataque de furia. La energía despertada ayuda a vencer el declive de la acción del corazón, el que de otra manera terminará en completa postración. 438. Como en todo, la ardiente auto-desinfección es la mejor profilaxis. Precisamente el Fuego protege contra la obsesión. Precisamente Agni es la panacea para el cáncer, la tuberculosis y todas las demás enfermedades. Pero hasta que la gente asimile la importancia de Agni, uno debe recurrir a los provechosos vegetales y minerales. La propiedad más natural, la más simple y la más esencial en todos parece ser la más descuidada. Tú sabes hasta que punto escaparon de muchas enfermedades aquellos que recordaron la energía psíquica. Tú lo viste y te convenciste. Durante el acercamiento de las energías ardientes es necesario que la gente no se avergüence por reconocer su principio ardiente. Esto será el cultivo de Agni.

94


439. ¡Es imposible imaginar la dirección del futuro de la humanidad si esta no se purifica a través del Fuego! El esforzarse hacia el Mundo Ardiente permitirá los primeros atisbos de Agni. Muchas acciones denigrantes se descartarán como cascarones ante un simple vistazo del Mundo Ardiente. Ningún sermón exterior podrá facilitarnos el obtener aquel mejoramiento de la salud creado por una sola chispa nacida de nuestro interior. Mas es difícil empujar a la conciencia a medidas más elevadas. Nosotros, sin descanso urgimos a la conciencia hacia este primero destello de iluminación; lo que sigue será mucho más fácil. 440. El portar el fuego es el símbolo antiguo de la purificación del espíritu. La semilla misma del espíritu no puede ser profanada, mas una embarcación se puede cubrir con crustáceos marinos que entorpecen su curso. La Madre Ardiente entiende cuando se aproxima la necesidad de limpiar la semilla. El nuevo sembrado se puede ejecutar sólo con semillas puras. Uno debe ayudar cuando llegue el momento, para que el Sembrador pueda salir al campo. 441. Las fechas finales están con frecuencia acompañadas por un sonido espacial. Este sonido prueba que la corriente de energía es como un cordel que reverbera al contacto con una contracorriente. En efecto, cada uno de esos sonidos indica tensión. Durante dicho sonido, primero deberíamos deshacernos de todo pensamiento fútil para que el más armonioso se una con la corriente guiadora. Tal vez los eventos terrenales producen dicha tensión. Tal vez también los eventos del Mundo Sutil se están aproximando y uno debe estar listo a recibirlos. Pero cuando el oído está abierto al sonido de las corrientes lejanas, entonces la conciencia también se expande por la valoración de los eventos. Así trabaja Agni y transmuta todo lo que existe. 442. Una de las cualidades más difíciles es ser capaz de refrenarse en divulgar aquello que no está predestinado a ser divulgado para así evitar infligir cualquier daño. El ejemplo de Esquilo es instructivo. Los mismos elementos se precipitan sobre aquel que los obliga a salir de su estado de conformidad. Es imposible salvar a aquel frívolo traidor. Tú sabes que traiciones similares se cometen tanto en asuntos pequeños como en los grandes y muchos de ellos no son por malicia sino por atolondramiento e irreflexión. Carece de importancia la forma que se abrió la jaula de la bestia salvaje. 443. La disciplina más difícil, no obstante la más indispensable consiste en acciones por el bienestar del mundo. No es fácil vigilarse uno mismo para rechazar pensamientos y acciones egoístas. Mas cuando la personalidad entera está consagrada al mundo, la disciplina no solo se vuelve fácil sino que ni siquiera se siente. El encontrar un punto de partida para la renunciación significa construir un camino directo al Mundo Ardiente. La afirmación de la personalidad con todas sus implicaciones astroquímicas no es egoísmo, el cual ahoga las aspiraciones hacia el ascenso. El egoísmo es de la Tierra. Este no existe en el Mundo Ardiente. En el Mundo Sutil, sus restos son como pesadas cadenas. No es difícil percibir que el significado del egoísmo termina con el estado terrenal. Este no es aplicable al ascenso sutil. Los moradores terrenales, al encontrarse en el Mundo Sutil, se asombran especialmente ante la ausencia de egoísmo en las esferas superiores de este Mundo. Nada ayuda tan grandemente a poner punto final a las cuentas terrenales como el liberarse del egoísmo. Estar conscientes del Mundo Ardiente revela de la manera más simple lo inútil que son las torturas engendradas por el egoísmo. La Luz del Mundo Ardiente actúa como un gran desinfectante. Los cristales del Fohat están tan grandemente concentrados en este resplandor que toda aproximación a

95


este poder purifica nuestra energía psíquica. Yo considero que la auto-disciplina dirigida hacia el Bien Común es el medio más inmediato para grandes logros. 444. Que los atormentadores piensen que ellos te torturan severamente. Déjales que incluso se deleiten pensando en esto, pero permíteles que de cuando en cuando piensen lo que significa causar daño a sus congéneres. No es fácil liberarse de semejantes pesadas piedras que llevamos al cuello. 445. El Maestro sabe que cada cual lleva su propia carga. Es imposible hacer a todos iguales. Uno no puede exigir la misma velocidad a todos y uno debe dar aliento a aquellos que saben como sobrellevar su carga. Esto no es fácil para el Maestro y nadie debería pensar que los Arhats descansan. Cuando nos aproximamos a las fechas pre ordenadas, ¿será posible imaginar una pausa agradable en el sentido terrenal? 446. Es correcto suponer que el mejoramiento de las influencias químicas de las luminarias no eliminan las causas establecidas. Se ha sembrado mucho, mas los rayos no destruyen todos los cultivos. En consecuencia, no dejemos de sembrar, ni tampoco nos apoyemos tanto en el báculo cuando se camina rápidamente. La habilidad de proceder es un hábito conservado de experiencias anteriores. 447. Los chakras, las ruedas ardientes, recuerdan los incontables círculos de concepción y conclusión. Uno puede imaginarse como el equilibrio de los mundos está fundamentado en los ardientes chakras. Ellos se contactan, compenetran y forman vínculos inquebrantables. De igual manera, uno puede imaginarse como los chakras de un ser humano determinan su naturaleza ardiente y conducen al ser humano a la totalidad de otras formaciones ardientes. La gente ya tiene a su disposición rayos que no impactan en la piel; así, también, se descubrirán rayos que puedan capturar los centros ardientes en películas. Esto demostrará como los chakras del ser humano se corresponden con las formaciones ardientes del espacio. La figura del ser humano ardiente se fusiona con el ritmo del espacio. Así se puede demostrar físicamente hasta que punto todo lo que existe está sujeto a la única ley del ritmo. Por supuesto, para tener éxito en tales instructivos experimentos es necesario desarrollar los ardientes chakras. Ellos existen potencialmente en todo organismo, mas los seres desalmados no pueden proyectar en una pantalla ni siquiera una tenue luz de los extinguidos fuegos. 448. Uno no debería pensar que las acciones por sí mismas son inferiores que el sentimiento de amor. Uno debería dividir agudamente las acciones rítmicas de las acciones egoístas las que no responden al ritmo del Cosmos. El egoísmo es auto-aislamiento o una rebelión contra la cooperación. Hasta grandes mentes con frecuencia no pueden percibir donde estaba el egoísmo de la carne y donde las acciones de la noble cooperación. ¿Cómo podrán los chakras brillar en la presencia del egoísmo de la carne? 449. Yo afirmo la inutilidad de las comunicaciones con las esferas medias del Mundo Sutil. Estas sólo irritan a las entidades allí con diferentes reminiscencias y los fluidos terrenales los perturban. Además, la gente no aprende nada de ellos. El ritmo del espacio está expresado en las esferas superiores. 450. ¡Es difícil imaginar que sigan habiendo registros sobre el Mundo Ardiente en medio de semejante batalla! ¡No hay imaginación humana capaz de imaginarse el caos de la batalla cósmica!

96


La continuidad de la batalla está más allá de la fortaleza de la naturaleza humana. La gente ni siquiera puede entender conscientemente como los choques de semejantes poderosas energías están ocurriendo sobre y a través de la vida diaria. 451. La aproximación de los seres sutiles y ardientes está caracterizada por un temblor del corazón y una sensación de frío o de calor. Pero, si nosotros continuamos rodeados por seres del Mundo Sutil, ¿por qué los sentimos sólo ocasionalmente? Aquí está comprendida la ley de la calidad del pensamiento. Si estos seres se nos aproximan – en otras palabras, piensan en nosotros – nosotros los sentiremos no sólo con nuestros centros ardientes sino también físicamente. Es costumbre hablar de los pelos parados por el medio, pero esto no es temor, es una reacción particular de la energía, algo similar a la electricidad. En la base de dicha emoción también yace el pensamiento. Estos sentimientos se producen no por sugestión sino por las cualidades del pensamiento. Hasta una mirada física hace que un ser humano vuelva su cabeza. ¡Cuánto más poderosa, entonces, debe actuar la energía ardiente de los mundos superiores! Esto significa que ante nosotros existe toda una serie de útiles experimentos y observaciones de cómo y en qué centros actúa la energía ardiente del Mundo Superior. Uno también debería notar que hay momentos en que se experimenta una sensación de frío y de igual manera observar si se siente una sensación similar cerca de una máquina eléctrica en movimiento. Los científicos deberían ocuparse del estudio de las reacciones externas al pensamiento. 452. No sólo los pensamientos mismos producen manifestaciones físicas sino la condensación de energía enviada produce reacciones poderosas. Tú definitivamente sabes de las sensaciones de la manifestación de la luz. El sentimiento opresivo de las estrellas negras o el sentimiento de quietud de las azules es bastante diferente. Tú también sabes que dichas sensaciones no emanan de ti sino que son recibidas del espacio. El mundo del pensamiento es la herencia del futuro. Las investigaciones del pensamiento también conducirán a la energía psíquica. Uno puede empezar las observaciones desde diferentes puntos de vista. Por lo tanto, Yo dirijo tu atención a diferentes metodologías del mismo tema del pensamiento portador-de-luz. 453. El Yogui de la India le dice al científico que estudia el tema de la auto-conservación: Verdaderamente, es una gran época para estudiar la naturaleza ardiente del ser humano. Se debió entender hace mucho tiempo que lo que rodea al hombre con una velo salutífero no sólo es la voluntad sino la energía ardiente. Uno en efecto debería estudiar esto en laboratorios, pero dichos laboratorios deberían ser diferentes de aquellos que tienen que ver con la fertilización del suelo. Es un gran momento para los científicos darse cuenta que para los experimentos sutiles se necesitan condiciones sutiles. Asimismo, es el momento de reconocer que estas condiciones no son creadas debido a una desinfección mecánica. Cada experimento requiere de purificación espiritual ardiente. En realidad, se puede lograr mucho en medio de la naturaleza y en templos donde las emanaciones no han sido profanadas. Mas en los laboratorios ordinarios, los que ni siquiera tienen ventilación y donde el polvo está lleno de depósitos venenosos, no es mucho lo que se puede lograr. No sin razón los sanadores preguntaban antes de sanar, “¿Tienes fe?” Y entonces el resultado era especialmente exitoso. Pero no sólo era el sanador que evocaba la fe, también era necesario el encendido del fuego de los centros. Cuando los chakras ardientes empezaban a rotar, ocurrían purificaciones considerables. Así, que el terapeuta se preocupe no solamente de la voluntad sino también de la energía psico-ardiente. Que el terapeuta recuerde que la atmósfera circundante tiene una tremenda importancia. Parecería inadecuado llamar la atención sobre esto, sin embargo, luego de millones de

97


años de existencia terrenal, la gente todavía le pone muy poca atención a la calidad de lo que le rodea, como probablemente lo hizo en la época de las cavernas. 454. Más de una vez durante un trabajo exitoso de investigación el progreso ha sido interrumpido por mezquinas dificultades. Entre estas dificultades la repugnancia tiene un significado especial. Esta se origina de muchas condiciones tanto externas como kármicas. Es difícil describir con palabras este sentimiento que cierra los centros ardientes, privándolos así de poder. Sin lugar a dudas la repugnancia tiene afinidad con el miedo. Pero para ascender uno tiene que vencer la repugnancia. En los Misterios antiguos había un ritual especial para conquistar la repugnancia. 455. Uno puede enfatizar aun más que la gente no debería asombrarse que ellos son los que tienen que poner la última piedra en el mosaico. Esta ley es la más justa ya que no existe el deseo de colocar ni siquiera las primeras piedras dadas. Mucho ha sido dado y mucho no ha sido aplicado. Se ha dicho que muchas fórmulas mecánicas tienen que ser reanimadas por la energía ardiente. Pero, como sucedió en el pasado, la gente le llama a esto ocultismo y temen incluso pensar en dichos experimentos. 456. Caminar sobre el agua o sentarse sobre el agua, como caminar sobre el fuego, son pruebas asombrosas del poder de la mente. Recordemos, por ejemplo, como se logra el sentarse sobre el agua. En verdad, el cuerpo tiene que ser purificado con una estricta dieta vegetariana y un arrobamiento del espíritu. Pero adicionalmente uno debería saber como nadar y flotar sobre las aguas, ya que es mejor protegerse de la serpiente de la duda. Seleccionando aguas calmadas y poco profundas, el yogui prepara un tablero en el que se sienta, construido de tal manera que el agua le llega a la cintura. Entonces él se concentra aplicando el pranayama rítmicamente y eleva su pensamiento hacia lo supremamente Inefable. Así deberá pasar varios días alternando el tiempo con descanso y nuevamente acercándose a su exaltación espiritual. Y cuando el pensamiento se libera de la atracción terrestre el cuerpo pierde su peso. Así el yogui se eleva sobre el agua y el tablero que lo sostenía se marcha flotando. Pero si el pensamiento se mantiene a su nivel original la posición del cuerpo permanecerá sin cambios. Adicionalmente uno podría notar emanaciones luminosas del cuerpo, el que, de acuerdo a un decir antiguo vincula al ser humano con el cielo. El único factor decisivo en estos experimentos es la calidad del pensamiento. Para un hombre impío le será imposible sentarse en el agua, así como no se puede lograr inmunidad al fuego sin un cierto ritmo y exaltación. ¿Quién puede determinar el tiempo que se requiere para una suficiente disciplina preliminar del cuerpo y del espíritu para llegar a dicha apoteosis del pensamiento? Se debería decir que los grados de paciencia, perseverancia y determinación varían infinitamente y además, son también necesarias ciertas influencias de condiciones cósmicas. Uno tampoco debería reírse al oír que las condiciones más favorables son cuando es tiempo de luna llena. 457. Hay una parábola sobre las dificultades que nos ponen a prueba en la que se muestra que la gente siempre trata de escoger el camino más fácil y cuando aquello que parecía más fácil se vuelve lo más difícil. Se pueden citar ejemplos trágicos y cómicos. Se ha señalado con justicia que la persona más lista podría enumerar todos los detalles de un logro fácil, pero olvida aquella que se hizo más difícil. Con el cuerpo solo no podemos escapar del fuego y del agua. Uno debería recordar el pensamiento inflamado.

98


458. ¡Si la gente solo pudiera comprender lo mucho que ellos pierden mentalmente cuando podrían estar en un estado de adquisición constante! Pero la obscuridad no permite que florezca la imaginación. Sin embargo, es difícil recordar la imaginación cuando nosotros estamos en el Mundo Sutil. Allí debemos aplicarla, no generarla. 459. Se debe entender que todo éxito está basado en la calidad del pensamiento. Uno debería entender que Nosotros podemos garantizar el éxito cuando el pensamiento vuela hacia Nosotros. 460. Uno no debería reírse ante el hecho que ciertos yoguis hacen uso del bambú o de un rollo de papiro durante sus levitaciones. Ciertamente es posible llegar a resultados similares sin estas ayudas físicas. Pero si alguien requiere una pluma en su mano para la levitación no lo privemos de esta pequeña ayuda. Lo esencial no se encuentra en la pluma o en el rollo sino en el pensamiento, en la energía ardiente. Existen muchos símbolos que pueden convocar a la energía y cualquiera puede encontrar el conductor más cercano. Así, los gitanos requieren de agua y de cera derretida, mas la esencia yace en su energía psíquica, la que es muy fuerte en esta raza. Es fácil deducir observaciones instructivas de ellos. Desafortunadamente, uno debe tener cuidado de su escrupulosidad. Con mucha frecuencia el incremento de energía, que es una acumulación atávica, está conectado con una conciencia mediocre. Mas el terapeuta y el científico deben investigar todas las posibilidades. De igual forma, muchas razas del norte pueden proveer materiales interesantes, especialmente en Noruega, Karelia, Escocia y entre los esquimales. Por supuesto, aun atisbos primitivos de esta energía es de utilidad a los científicos. 461. No hay que sorprenderse de los microbios meteóricos. La aserción que la vida está en todo meramente expande el horizonte. Si un microbio puede llegar volando del espacio exterior, entonces cuántas otras nuevas observaciones se pueden esperar. La misma cualidad ardiente del espacio permite nuevas conclusiones sobre el Fuego como una substancia vital. Uno debe urgir a los científicos a vivir en mayor armonía, no sea que desaparezcan preciosas observaciones por hostilidad o negaciones. 462. ¿Por qué es tan difícil correlacionar observaciones de los diferentes campos de la ciencia? Está llegando el momento en que se requerirá un acuerdo completo de las más diversas ramas de la ciencia. Será necesario combinar nuevos redescubrimientos de culturas antiguas con observaciones físicas y mecánicas. Se encontrarán esqueletos de gigantes y objetos los cuales requerirán observaciones de diferentes campos. Y finalmente, se necesitará el antiguo conocimiento del firmamento en conexión con los extraños cambios de nuestro planeta. Se necesita de una acertada unidad para expandir el horizonte de nuevos investigadores. 463. ¿Cómo puede uno explicar el desequilibrio entre el calor y el frío? Uno no debería temer hablar de las olas ardientes; a través de ellas uno puede traer a la memoria el peligro ardiente. Muchas son las actuales predicciones que, llegando de diferentes direcciones, señalan las mismas fechas. No es por accidente que extraños empiezan a repetir las mismas palabras. Sin embargo, uno debería abstenerse de pescar en un charco de negaciones. 464. Hay que vencer tanto la apatía como la repugnancia. Muchos no pueden ver estos perniciosos compañeros de viaje. Sin embargo uno puede rastrear claramente como la corriente de la energía ardiente es interceptada no sólo por causas desconocidas sino por objetos de uso diario

99


aparentemente muy inocuos. La tensión del trabajo se detiene no sólo por la repulsión sino también por una imperceptible apatía. El objeto más común obscurece, la receptividad del cerebro y del corazón. Algunas veces el patrón de un tejido, el ritmo de una canción, el destello de un cuchillo, el tintinar de un metal o una multitud de emociones fragmentarias similares nos alejan del curso usual de la inspiración. ¿De dónde viene esta apatía? ¿Cuándo y dónde estaban estas reverberaciones y destellos tal vez factores decisivos en nuestra existencia? No neguemos las acumulaciones del pasado; esto es una evidencia más de pasadas existencias. Estos recuerdos deberíamos considerarlos muy sobriamente e incluso registrarlos como un ejercicio de observación. Mas no deberíamos obstaculizar espiritualmente por estos fragmentos del pasado. Uno podría también encontrar objetos que podrían darle ímpetu al esfuerzo; uno podría regocijarse de dichos compañeros de senderos ya idos, pero incluso estos no deberían tener nuestra atención por largo tiempo. ¡Adelante, adelante, siempre adelante! Todo momento de apatía es una pérdida del movimiento progresivo. ¡Con cuánta frecuencia se ha dicho que el movimiento es un escudo contra flechas hostiles! Así, procede ardientemente. Que tu fuego sea un faro para tus compañeros. Recordemos que uno debe dar luz de principio a fin. 465. Uno debería abstenerse de los sarcasmos y las mofas como lo haría de las alimañas más repugnantes. No hay mofa que no regrese a pedirnos cuentas. El boomerang más inexorable es la humillación a nuestro vecino. Se puede decir que el Fuego está cubierto por un velo de polvo cuando está cerca de las mofas y sarcasmos. Uno debería tomar muy seriamente el significado del abuso y de las mofas. La mofa causa apedreamiento hasta la muerte. La madre de la mofa es la vileza. 466. La epidemia de la sequedad de la garganta indica no sólo sequedad de la atmósfera sino también una tensión ardiente. Existe una pesada acumulación de muchos signos, pero sorpresivamente se les pone muy poca atención. Por el contrario, con la superficialidad que da la ignorancia, a estos signos se le atribuyen las más extrañas explicaciones. La superficialidad de estas explicaciones indica que la gente prefiere permanecer en sus ilusiones en lugar de enfrentar la realidad. 467. Aquel que muere insistiendo que no existe vida después de la muerte en realidad proporciona un ejemplo típico de la acción independiente de la energía psíquica. Él prácticamente se ordena a sí mismo a cesar su vida y logra el resultado de su orden. Existen muchos casos similares pero nadie le pone atención a estos demoledores ejemplos, los que están abiertos a una observación general. 468. La manifestación de la pérdida de la cooperación vuelve a la gente indefensa. La pérdida de la concordancia del ritmo destruye todas las posibilidades de nuevos logros. Tú mismo has visto las dificultades engendradas por la desunión. Ese estado es muy peligroso. 469. La belleza, la luz y el esplendor del Mundo Ardiente son afirmados con cada aproximación a este. Además, un arrobamiento especial se despierta con el sentimiento de unidad. La luz ardiente conduce a una atracción mutua, en otras palabras a una verdadera unidad. La carne, por el contrario, impulsa cada desunión. Esta propiedad del mundo físico impide abarcar el embeleso de la unidad en esta superficie brumosa y polvorienta. Por lo tanto, uno debería dirigir más los pensamientos hacia el Mundo Ardiente para así re-inocularse con el ya exhausto sentimiento de unidad. Uno debería recargar, el imán que ha permanecido en desuso. El conocimiento de cómo utilizar un imán es

100


necesario incluso en la vida diaria. Asimismo, la potencia del Fuego que ha sido dejada sin usar se fusiona en las profundidades y se vuelve inaccesible. Uno debe llamarla de vuelta por medio de los mejores recuerdos de esta y por la imaginación más honorable y digna. Verdaderamente, se necesita una imaginación purificada para un ardiente esplendor. Uno debería entender que las formas densas no pueden dar ninguna idea del Mundo Ardiente. Mas una iluminación instantánea puede permanecer por siempre como un sentimiento inefable basado en la unidad. 470. En todas las alianzas uno puede notar que bajo comunes símbolos terrenales están ocultos grandes conceptos del Mundo Ardiente. ¿Deberá ser una ciudad necesariamente terrenal? O, ¿debe una vaca hacernos pensar en manadas terrestres? O, ¿la necesidad de leche será sólo para las reses y las serpientes sólo en la Tierra? Uno puede encontrar muchos de estos recordatorios en todas las Enseñanzas. La razón para esto yace tanto en lo indescriptible que son los conceptos del Mundo Ardiente y en el hecho que los escritores y lectores sabían las definiciones estipuladas, las que han sido olvidadas con el pasar del tiempo. 471. Cuando, luego de épocas brillantes, la gente sintió los horrores de la carne, se olvidaron los mejores términos o se transfirieron a otros conceptos. Uno no debería olvidar las vicisitudes terrenales y debería beneficiarse de estos ejemplos. Los conceptos mecánicos son básicamente tan inefectivos que uno debería, en las oraciones, volverse a la semilla del espíritu, cuyo brillo es más resplandeciente que todas las lámparas juntas. Uno no debería considerar el recordatorio sobre el Fuego como un mero cuento de hadas. Muchos entre los que te rodean pensarán que el Fuego es sólo un atormentador de la conciencia. ¡Mas el Mundo Ardiente es conocido por el júbilo! 472. Pobre es aquel maestro artesano que no usa todas las riquezas de la naturaleza. Para el diestro tallador un árbol doblado es un precioso tesoro. Un buen tejedor usa cada punto para el embellecimiento de su alfombra. El orfebre se regocija ante toda nueva aleación de metales. Sólo el artesano mediocre deplorará todo aquello que es inusual. Solo una empobrecida imaginación se satisface con los límites puestos por otros. El verdadero maestro desarrolla dentro de sí una gran agudeza e inventiva. El bendito conjuro de su arte libera a este trabajador de desaliento. Ni siquiera la noche le trae obscuridad al maestro, solo una variedad de formas del Fuego único. Nadie puede seducir al maestro a que especule sin propósito fijo ya que él sabe de lo inagotable de la esencia del ser. En nombre de esta unidad, el maestro recoge cada flor y construye una armonía eterna. Él se lamenta por el desperdicio de cualquier material. Mas la gente en lugar de dominar los mejores tesoros, los pierde. Esta gente repite las mejores oraciones e invocaciones, pero estos ritmos resquebrajados y no entendidos son arrastrados como polvo. Los fragmentos de conocimiento se vuelven como polvo de un desierto muerto. El corazón humano conoce el Fuego, mas la razón trata de obscurecer esta evidente sabiduría. La gente dice, “A él lo consumió la ira; éste se marchitó de envidia; aquel se inflamó con deseo.” En una multitud de expresiones, precisas y claras, la gente mostró conocimiento de la importancia del Fuego. Pero esta gente no son maestros artesanos, y siempre están listos a esparcir irreflexivamente las perlas que ellos mismos necesitan. Uno no puede entender la prodigalidad humana que destruye los tesoros de la Luz. La gente no se niega ninguna oportunidad para negar. Ellos están prestos a extinguir los fuegos que están junto a ellos, sólo para proclamar que el Fuego no está dentro de ellos. No obstante el extinguir los fuegos y admitir la obscuridad es una horrorosa ignorancia.

101


473. Tú notas que las luces del espacio son mucho más fuertes que la brillantez de la luz del sol. En la obscuridad es difícil justipreciar las luces, pero al compararlas con la luz del sol uno puede tener una idea del esplendor del Mundo Ardiente. Se debe entender que los ojos terrenales no pueden soportar la brillantez suprema, por lo tanto Nosotros los preparamos para el Mundo Ardiente con chispas y luces. Uno no debería, como los cerdos, mantener los ojos dirigidos únicamente hacia el suelo. 474. Tú has notado que hay momentos en que Nosotros no pronunciamos nombres sino que los reemplazamos con símbolos. Al referirnos a un guerrero, Nosotros estamos implicando el concepto colectivo de todas las fuerzas guerreras. Así, uno no debe cargar a la gente ni siquiera pronunciando sus nombres. 475. Las comuniones en espíritu constituyen una parte considerable de la existencia terrenal y sin lugar a dudas pertenecen a la naturaleza ardiente. No sólo ellas ocurren durante el sueño sino que también cuando estamos despiertos sentimos muchos reflejos de dichas comuniones. Nadie, ni siquiera la persona más ruda, se atrevería a negar que en ciertos momentos haya sentido ciertos contactos o sugestiones-pensamientos del exterior. El Maestro puede señalar que dichos contactos podrían recibirse de muchas fuentes que pueden ser de la Jerarquía, o del Mundo Sutil, o de habitantes terrestres. Es muy característico que el pensamiento que viene del exterior sea olvidado con facilidad. No sin razón la sabiduría antigua aconsejaba tomar un trago de agua fría luego de dichos pensamientos, como si una substancia derretida necesitara de algo frío para retener su forma. El consejo antiguo no deja de tener fundamento. El pensamiento llegado del exterior parecería que pone los centros en llamas y deberían ser grabados, para transformarse en energía convencional. Lo mismo aplica a los sueños y visiones. Nosotros no solamente recibimos impulsos ardientes del exterior, sino que nuestro cuerpo sutil ejerce toda su esencia ardiente para condensar las percepciones e intensificar la convicción. Se puede observar como la percepción ardiente recoge todos los detalles más característicos. Hay momentos en que uno se sorprende por el grado de observación y la cómoda flexibilidad del ojo ardiente si se lo compara con el ojo terrenal. Uno puede registrar sueños y sensaciones escribiéndolos los que revelarán la agudeza de los detalles recogidos. Con frecuencia la creatividad ardiente condensa los detalles. Esto no es una falsedad, sino que es la combinación de todas las partes homogéneas. Por lo tanto, Nosotros recomendamos estar muy atento a las sensaciones ardientes; en ellas yace la verdad – moldeada por el Fuego, el genio. Podría tomar décadas para percibir a través del intelecto lo que la iluminación ardiente efectúa casi instantáneamente. 476. La conciencia ardiente permite el optimismo invencible que conduce a la Verdad. En su esencia la Verdad en sí misma es positiva. No existe negación allí donde el Fuego crea. Uno debe aceptar las condiciones del mundo de acuerdo al nivel de la conciencia ardiente. Las condiciones de vida con frecuencia estorban a la conciencia ardiente. Es difícil reconciliarse con el convencionalismo del ropaje de la construcción. El tener que vérselas con muchos detalles en el curso de la vida impide la receptividad ardiente. Pero para aquel que ha contactado al Mundo Ardiente aunque sea una vez se vuelve baladí todo aquello que carece de valor. Así, uno debe proseguir hasta el nivel superior, sin ser perturbado por las imperfecciones de lo que nos rodea. Y para aquellos que no son buenos, se deben aplicar todas las buenas medidas. La comprensión ardiente no es egoísmo.

102


477. Es muy natural que la percepción ardiente preceda un terremoto, el que en sí mismo es el resultado de la tensión y descarga ardiente. La hipótesis que los meteoros causan los terremotos es bastante estrecha, existen muchas causas que producen destrucción en el firmamento. 478. Existe la respiración ardiente porque el cuerpo ardiente está vivo. Rara vez es posible observar los destellos de la respiración ardiente en el cuerpo terrenal, no obstante un cuerpo purificado algunas veces puede sentir dichos suspiros. Estos destellos pueden ser sentidos en la coronilla, en el corazón o en otros centros; uno puede sentir algo como una expansión de estos centros, por decirlo de alguna manera. Este incluso puede causar mareo o nausea ya que el mundo físico no puede adaptarse fácilmente a dicha manifestación del Mundo Ardiente. Entre las causas para un agrandamiento del corazón puede incluirse la respiración ardiente. El corazón se expande con frecuencia, pero pierde el ritmo y así no puede contraerse con normalidad. La respiración ardiente es de gran importancia en la levitación; este saca al cuerpo de las condiciones físicas. Aquí nuevamente a Nosotros nos preocupa el pensamiento como un producto ardiente. Tú sabes que durante la levitación el cuerpo pierde peso. Tú debes recordar también que no hubo el pensamiento en la levitación – fue todo el ser esforzándose hacia la Jerarquía. El Yoga aconseja constantemente: “Piensa sólo en lo Más Elevado, hasta que tu conciencia lo pueda abarcar. Imagina que lo Supremo es el mejor Aspecto. Imagina este Supremo estando en la Luz Inefable. Esfuerza tu conciencia como si lo hiciera hacia algo completamente tangible. Manifiesta la mejor disposición. Reúne todos los tesoros del Bien ya que la Voz del Silencio dijo, ‘¡En bien ascendemos!’” Tú ves una vez más lo claro que fueron los antiguos consejos para aplicarlos en la vida. Uno puede constantemente aconsejar a los científicos a que relean atentamente la Antigua Enseñanza. 479. ¿Quién creería que el organismo humano reacciona no solamente a las perturbaciones planetarias sino también a las corrientes de todo el sistema solar? Sin embargo, sería imprudente negar esto y privar al ser humano de la cooperación con los mundos distantes. Nuestra tarea es recordarle al ser humano que como la expresión más elevada del mundo manifestado ellos pueden ser los centros para unir a los mundos. Sólo inoculando este pensamiento el ser humano se dirigirá en verdadero avance. 480. El impedir a la humanidad que tenga un pensamiento más elevado es similar al asesinato. Esto no es exageración, ya que la tosquedad y la disminución del nivel del pensamiento conducen últimamente a la desilusión y aniquilación. Así, cuando se dice que un pensamiento de Luz es como un pilar de un templo, se debe entender que la iluminación ardiente concede vida eterna. 481. Las condiciones del mundo no han mejorado. No sin razón tú estás lleno de expectativas. El absceso está llegando a la cabeza. Nosotros estamos en vigilia y aquel que está con Nosotros está a salvo. Pero el estar con Nosotros significa conocer la Enseñanza; conocer significa aplicar. 482. En el Tíbet los caballos son alimentados con carne de leopardo para hacerlos feroces. Los Kshatniyas de Rajputana dependen de una dieta de carne para mantener su espíritu guerrero. Estos dos ejemplos muestran el trasfondo de comer carne. La gente no mata a un vasto número de ganado por un sentido de refinamiento. Como trogloditas, ellos están prestos a devorar osos. Uno debe darse cuenta que la matanza en masa de animales es llevada a cabo con completa conciencia. La gente sabe que los vegetales o las frutas dan mucha más energía vital que un vaso de sangre, sin embargo ellos prefieren servirse carne sangrante, apreciando grandemente esta tosquedad. No existe otro nombre

103


para este frenesí de consumo de carne. La gente está perfectamente consciente que un puñado de trigo o de cebada es suficiente para sostener la vida, mas su instinto animal trata de arrastrar sus mentes al pasado de su estado bestial. ¿No son las bestias las que tratan de desgarrarse sus gargantas? ¿No es la obscuridad la que empuja a la gente a las acciones más bajas? No olvidemos que el asesinato en masa, ya sea en guerras o en mataderos, contamina igualmente la atmósfera y violan el Mundo Sutil. Se debe entender que cada asesinato consciente convulsiona toda la atmósfera circundante. Además, estas acciones fortalecen a las fuerzas de la obscuridad y del caos, rompiendo el ritmo. Uno debe evitar perturbar al Mundo Sutil. Nosotros nos podemos permitir una dieta de vegetales, de alimentos harinosos y leche, también huevos, los más frescos en un estado líquido. Tú sabes lo repulsivo que se vuelve para los organismos que están acostumbrados a una dieta de vegetales estar ante la misma vista de la carne. Así, en la práctica uno debe acostumbrarse al refinamiento y recordar que incluso un elefante incrementa su fuerza comiendo solo plantas. Uno no debería pensar que la gente come carne debido a la pobreza. Con muy poco esfuerzo uno puede obtener una dieta de vegetales; además, no se utilizan muchas hierbas y raíces muy nutritivas. Uno puede aprender mucho de ciertos animales, ellos saben mucho más de alimentos naturales que el ser humano, el comedor-de-carne. Que no te preocupe si el amante de la sangre ridiculiza la comida vegetal; sólo recuérdalo ya que él pertenece a la obscuridad. Muchos son indiferentes a la carne y son empujados a ella por las condiciones en sus casas. Nosotros no nos estamos refiriendo a ellos. Nosotros deploramos a los vampiros y antropófagos conscientes. De aquí que, sé más refinado y simple en tu dieta. 483. Permitamos que la creatividad del pensamiento del Mundo Sutil nos recuerda qué tipo de amplificador nos es revelado. Verdaderamente, aquel que pasa al mundo sutil en rectitud multiplica la rectitud y aquel que pasa en maldad se vuelve fuente del mal. Así podemos nosotros multiplicar nuestra energía sin límite. Por lo tanto, es nuestro deber refinar nuestro organismo para que se convierta en un digno receptáculo. Y estas acciones pueden ser ejecutadas tanto en palacios como en humildes chozas. Únicamente la conciencia de la grandeza del revelado Mundo Ardiente conduce al sendero de la unidad. 484. Respecto al asunto de la nutrición se debería notar que es necesario comer vegetales crudos o frutas todos los días; la leche cruda es asimismo preferible si las vacas son conocidas y también pan de harina integral. Así podrá uno obtener suficiente vitaminas sin incrementar el exceso de comida. De aquí que, uno no debería sobrecargarse con el pensamiento de la comida ya que dichos pensamientos con frecuencia obscurecen muchos esfuerzos valiosos. Aquel que ha encontrado el equilibrio entre las exigencias físicas y espirituales ya está al borde de entender el Mundo Superior. 485. El probar la calidad del pensamiento en relación a diferentes circunstancias físicas dará una comprensión ardiente de muchas cosas. Si nosotros comparamos el pensamiento de un minero en un pozo profundo con aquel de un aviador a la altitud más elevada, encontraremos una asombrosa diferencia en el curso del pensamiento, tanto en método como en intensidad. Sería valioso observar el pensamiento de alguien que tiene que agacharse para recoger una cosecha y el de un jinete. Los pensamientos del mismo orden se reflejarán de forma diferente en ellos. Las condiciones físicas actúan como un acompañamiento a la melodía del espíritu. Durante la construcción, uno debería ejercitar toda la imaginación para así encontrar las consonancias a muchas condiciones diferentes. La conciencia colectiva ardiente de los pueblos presenta un instructivo espectáculo.

104


486. Cuando Yo aconsejo cautela estoy pensando en situaciones cambiantes. El estado de salud está atado a causas cósmicas. Así, uno no debería buscar las causas sólo en resfríos o indigestiones. La química de las luminarias es análoga a substanciales dosis de medicinas y mezclas que perceptiblemente pueden afectar al organismo. De igual manera, los dolores de nervios pueden rastrearse no sólo a la obsesión sino también a la reacción de las corrientes del espacio. ¿Por qué sorprenderse ante el vasto número de las enfermedades de los nervios? Yo he indicado más de una vez el horror de tales epidemias. Ellas son contagiosas y bajo muchas formas tienen un común denominador – precisamente, la aflicción del cuerpo sutil. Ahora uno puede entender una vez más por qué es tan necesario estudiar sin demora la energía ardiente. 487. Con frecuencia los actos históricos de gran importancia fueron llevados a cabo de acuerdo con direcciones dadas en visiones. El Gobierno Invisible ha pronunciado sus decisiones con más frecuencia de lo que la gente sospecha. Los Seres Elevados o familiares que han muerto llevan mensajes de fechas inminentes. Uno puede solo deplorar el ocultamiento de dichas visiones y visitas, esto es, a menos que se haya ordenado mantenerlas en secreto. El sello ardiente en los labios es muy duradero. Sin embargo, uno podría revelar la verdad a la posteridad en memorias que darán sustento a muchos corazones. Ustedes mismos ya conocen de toda una sucesión de eventos históricos que fueron basados en advertencias e indicaciones. Así, uno puede notar una serie de eventos desde la antigüedad hasta nuestros días los que aparentemente estuvieron vinculados a un pensamiento guía. Está bien recoger estas ardientes revelaciones; en ellas se revelarán todo un sistema entre los mundos. Uno debe indagar profundamente los hechos históricos para así entender aun más conscientemente la sabiduría de la construcción. Yo aconsejo registrar todos los eventos históricos conocidos que ocurrieron o estuvieron conectados con visiones elevadas. Durante dicho trabajo se encontrarán muchos más hechos, ya que un pensamiento con intención es como un imán. 488. Muchos están familiarizados con un vago temblor interior que aparentemente no tiene causa visible. Nadie considerará que estas personas han sido tocadas por la corriente de algún poderoso pensamiento. Tal vez su receptor no está armonizado con este ritmo, mas la energía misma agita su plexo solar. Así, muchas sensaciones ardientes se deslizan sobre los cuerpos de la gente como si pidieran ser vistas. 489. En las escuelas se debería advertir que hasta los trece años de edad no todos los centros están listos para manifestaciones superiores. Es necesario que la juventud sepa lo acertado que es preparar al cuerpo y al espíritu para el trabajo del ascenso. Es necesario que los profesores sean líderes en la vida. Es necesario que lo abstracto se vuelva real y fortalezca todo en la vida. Muchos espíritus puros están listos a unirse en una labor consciente, pero ellos esperan una propuesta debida. Que los profesores tengan en cuenta que el sendero de la negación es muy destructivo. 490. No hay que poner en duda que el gasto de energía interior es mucho más grande durante una labor mental que una física. Esta declaración debería yacer en el fundamento de la cultura. Además, ya es hora de darse cuenta que las vitaminas y muchas otras substancias ganan fuerza sólo cuando se ponen en contacto con la energía ardiente del ser humano. Este tardío descubrimiento también testifica el poder de la energía ardiente humana. El esfuerzo en el sendero del descubrimiento de las cualidades de la energía psíquica del ser humano proveerá la estructura de la vida. Uno debería observar atentamente el grado en el que el ser humano transmuta incluso las substancias más poderosas. Comparemos las medicinas tomadas con fe y las medicinas tomadas con repulsión. Con

105


frecuencia Nosotros hemos visto como, bajo la influencia de la sugestión, una medicina tuvo el efecto opuesto; y como el agua adquirió las propiedades más poderosas de compuestos medicinales. Hay que tener en cuenta que no fue una voluntad ajena la que produjo estas transformaciones. La voluntad sólo dirigió la energía ardiente y la transformación ocurrió en el horno encendido con el Fuego. Se debe entender que somos nosotros los que afirmamos nuestro poder a través de la comprensión de la energía ardiente. Uno no puede expresarlo más poderosamente sino decir que el ser humano es creado a la imagen de lo Supremo; así se ha indicado la presencia de las energía superiores. Pero no ha sido dicho que el ser humano puede hacer uso de estas energías sólo por medio de ejercicios artificiales. Las energías son inherentes a la naturaleza humana; esto significa que ellas deben actuar bajo condiciones naturales de existencia. Así, retornamos nuevamente a la estructura de la vida. Si la magia denota condiciones artificiales, es en efecto inadecuada para la regeneración de la vida. El cultivo natural del espíritu y la comprensión del Mundo Ardiente será la solución más simple para la aspiración de la humanidad. También se ha dicho correctamente que el lujo es la antípoda de la belleza. El lujo es una forma de magia, pero donde hay belleza la magia no es necesaria. 491. La mediocridad se erige allí donde el ser humano no ha podido comprender sus fuerzas inherentes. La mediocridad es contagiosa; esta existe por generaciones; esta mata al ser en el umbral de la vida. En mediocridad se afirma la condición general en la que la personalidad y los logros humanos son aniquilados. Para la mediocridad la construcción es especialmente aborrecible. En realidad, para la mediocridad el Mundo Ardiente es la más aterrorizante pesadilla. 492. Existen muchos acontecimientos, mas tú debes aprender en medio de esta multitud de voces discrepantes el único plan para acceder al Nuevo Mundo. Una gran cantidad de gente prefiere no darse cuenta que ellos pueden participar en la construcción del mundo. Deja que ellos lleven piedras para construir el Templo – invisible para ellos. 493. Tú has sabido de muchos terremotos y de innumerables meteoritos que han caído en la Tierra. Los terremotos no son registrados con precisión en todas partes. En ciertas zonas son registrados con precisión extrema, mas los temblores oceánicos permanecen registrados sólo de forma parcial, aunque ellos pueden ser particularmente peligrosos. Asimismo, existe información incompleta en conexión con la caída de los meteoritos. Es verdad que muchos meteoritos caen en el agua, mas la caída está condicionada por el magnetismo. Así, el hierro y otros metales atraen meteoritos, especialmente cuando los depósitos están en su estado natural y no están desprovistos de magnetismo cósmico. Las condiciones de las magnetizaciones cósmicas están exitosamente expresadas en los así llamados adivinadores de metal y agua. La existencia de dicha gente ha sido conocida desde tiempos antiguos. Afortunadamente, la ciencia contemporánea no niega estos hechos. Así, la ciencia ya ha establecido una de las propiedades de la energía ardiente. Pero lo más asombroso es que esta gente siente precisamente las aguas y los metales subterráneos. Dichos adivinadores no reaccionarán ante un tanque de agua o ante una casa construida de acero. Este magnetismo está dirigido al canal ardiente y responde primeramente al estado natural de la substancia. Esto es también el núcleo de todas las comuniones ardientes. La naturalidad y la franqueza constituyen la esencia de la energía ardiente. Podría ser que uno nunca piense en el Fuego o que nunca lo perciba y así impedirse el acceso al Mundo Ardiente. Yo repito que en el Mundo Sutil es difícil y doloroso ponerse en contacto con el Fuego si en el estado terrenal uno no ha hecho al menos cierto acercamiento al Mundo Superior. Con sabiduría se ha dicho, “Aquel que desee ir donde

106


sus ancestros irá donde ellos.” Sólo el estado inferior es definido por esto. ¿Por qué privarse de las predestinadas esferas hermosas? 494. El agotamiento y el hambre proporcionan ejemplos del poder de la energía ardiente. Compara a un hombre muriendo de inanición quien está consciente de su inevitable fin con un hombre que usa el hambre como cura. Nota como el segundo conservará su fortaleza y lo rápido que declina el primero. Únicamente la energía ardiente que es puesta en juego sostiene al segundo, que desea curarse. También nota un experimento con la fatiga – aquel que puede activar a Agni no siente fatiga, pero aquel que nota su fatiga decae. A esto la gente le llama “autosugestión,” pero ¿en qué trabaja esta autosugestión? Esto da lugar a la Energía Ardiente; esto pone en movimiento las inmóviles ruedas del Fuego y ellas solas les traen grandes victorias a los centros nerviosos. Los alimentos terrenales pueden reducirse a pequeñas porciones; el cuerpo no requerirá más cuando el Agni está encendido. Uno no debería pensar que esos transportes ardientes son peculiares sólo a ciertos Rishis. Cualquiera que esté consciente del poder de Agni puede de manera natural atraer esta inextinguible energía. Lo principal es empezar con cosas pequeñas, vigilando los impulsos interiores. No se requiere de laboratorios especiales para chequearse uno mismo en las diversas circunstancias de la vida. 495. El Maestro sabe como entender la esencia del carácter del discípulo. El maestro que quiere igualar a todos los discípulos es un incompetente; en esto él mismo se rebaja y comete una fechoría irreparable, violando el karma de aquellos que llegaron hasta él. 496. La justicia es primeramente observación. Uno debería tomar en consideración todas las cualidades del discípulo y estimar hasta que punto puede éste ser capaz de asimilar nuevos avances. Toda falta de asimilación de un avance conduce a horribles distorsiones de la vida. El criterio será el desarrollo de la energía ardiente. El hombre con el corazón ardiente nunca se convertirá en un parásito. Semejante comprensión del parasitismo redimirá toda la tendencia del pensamiento. No debe haber parásitos, tampoco ociosos. 497. La historia de las negaciones revela que el ser humano se ha rebelado más que nada en contra de las manifestaciones del Mundo Ardiente. Esto debe haber sido por terror ante lo desconocido. Tal vez fue la usual rebelión de la ignorancia. Tal vez fue el reflejo del caos sugerido a nuestras mentes como un menosprecio a todo. Pero una cosa es aparente, en todos los dominios de la vida la gente ha tratado de negar todo aquello conectado con las energías ardientes. El número de mártires del Mundo Ardiente excede el número de aquellos que sufrieron por la Verdad. Junto a la historia del martirio uno debe escribir la historia de las negaciones. Uno debe investigar, en el campo de la religión y también entre los descubrimientos científicos, como cada centímetro de conocimiento ardiente ha sido ganado peleando con el valor más grande en contra de la ignorancia. Nada ha requerido tanto sacrificio como la afirmación del Mundo Ardiente. Aun la manifestación más ordinaria de luz produce una explosión de sospecha. La manifestación más obvia será explicada de la manera más absurda. Precisamente, la comprensión más difícil para la conciencia del ser humano es el Fuego como el elemento más elevado. Adicionalmente a la ignorancia existen muchas causas para esto. La gente que se ha rodeado con obscuridad cruzará hacia el Mundo Sutil en obscuridad. Para ellos las visiones ardientes momentáneas les son tan insignificantes y el deseo de ascender tan intrascendente, que la Luz les permanece inaccesible. Por esto, ellos caminan en la obscuridad, luchando contra la Luz.

107


498. El ojo ardiente proyecta un rayo de luz si enfoca su atención sobre un objeto significativo. Aunque este rayo no siempre es visible exteriormente sin embargo atrae la atención de aquellos que están cerca por su magnetismo. Dichas magnetizaciones pertenecen al Mundo Ardiente. Esto no es sugestión que afecta a la voluntad, esto es guía magnética, que se mantiene dentro de las leyes del imán común. Así las grandes leyes penetran en la vida y es una fortuna cuando ellas son dirigidas hacia el Bien. 499. ¿No es miedo del Fuego causado por el hecho que sólo su aspecto destructivo es aparente al ojo físico, mientras que su creatividad ardiente nos es desconocida en el estado físico? Uno debe revelar con convicción a la gente que por razón de su misma naturaleza ellos tienen un único sendero hacia el Fuego. ¿Puede el terapeuta que tiene aversión por su paciente ser un buen médico? O, ¿podrá ser victorioso el guerrero cuyo corazón tiembla de miedo? De aquí que debemos ponernos la tarea más elevada y así no notaremos los escalones de transición. Primeramente cada elemento excluye el miedo. Vencer el miedo momentáneamente no significa erradicarlo. Nosotros no debemos ser como los niños pequeños quienes pueden tener valor hoy pero mañana se esconderán hundiendo su cara en la almohada. No le temamos al mañana ya que de todos los elementos es precisamente el miedo el que Agni no tolera. ¡Nosotros debemos concebir a Agni no como un destructor sino como creador! En estos dos aspectos de Agni yace la verdadera piedra de toque de nuestra naturaleza. 500. Es especialmente difícil explicarle a la gente que en medio de los días de mucha gravedad no existen acontecimientos destacados y que las fechas astrológicas más propicias podrían ir acompañados con infortunios. La gente considera esas comparaciones como un indicativo de lo absurdo de las leyes astrológicas. Ellos olvidan que la cosecha es recogida luego de la siembra. Tal vez las mejores corrientes astroquímicas pueden disminuir relativamente el alcance de los efectos, mas cada efecto tiene su causa inexorable. Por lo tanto, en medio de los días graves tengamos precaución, solemnidad y magnanimidad extrema. 501. Piensa en el Fuego con gran benignidad. Uno debe coordinar el espíritu con la tensión del elemento. Se puede ver que en sitios diferentes la tensión ardiente se manifiesta de forma diferente. Sólo una extrema ignorancia no puede notar esta manifestación. 502. Los sueños cuando se está despierto representan la acción de la energía ardiente sobre el Cáliz. Esto no es ninguna enfermedad; estos actúan como mensajeros de la energía ardiente circundante. Las circunstancias del Mundo Sutil empiezan a revelarse de modo similar. Estas pueden proceder de forma caritativa, pero cuando ocurren durante una condensación de la atmósfera ardiente ellas pueden causar locura. La mejor cura yace en explicar la causa de la manifestación, en otras palabras, en un conocimiento del Agni Yoga. Una necesidad obvia Nos empuja a ofrecer Nuestros Consejos para una amplia aplicación. Hasta muy recientemente la posibilidad de epidemias de soñar despierto su pudo haber considerado un absurdo. Pero ahora, incluso el terapeuta promedio en los hospitales está viéndose en la necesidad de estudiar manifestaciones masivas de semejantes síntomas inusuales. Asimismo, otros síntomas incomprensibles de nuevas condiciones del organismo empezarán a revelarse en la vida. ¿Será posible que la gente no desee prepararse para las nuevas condiciones? Semejante ignorancia recuerda la historia del muchacho que tenía la facultad de ver en la obscuridad, pero a quien su madre lo llevó donde un médico a que lo curara de esta peculiaridad.

108


Las evidencias del trabajo de los centros ardientes se han vuelto más frecuentes entre la gente. No es prudente rechazar estos regalos que proporcionan una solución para el futuro inmediato. 503. El prevenir futuros eventos representa un esquema muy importante de nuestras percepciones ardientes. Algunas veces uno podría prever acciones próximas e incluso diarias; pero con frecuencia, como si fuera una corriente a larga distancia, nosotros estamos preparados para percibir los eventos más remotos. Muchas causas condicionan esas irregularidades. No hay daño si la previsión ardiente nos previene sobre el mañana y no habrá brecha si el futuro distante se presenta ante el tercer ojo. La fuerza ardiente no sabe de distancias; es como un observador ubicado en la cima de una montaña quien puede ver donde se encuentran los caminos allá abajo. Debido a que el Gobierno Universal prevé el futuro distante, nuestro débil ojo puede captar brevemente estas decisiones ardientes. ¡Uno debería recibir estas iluminaciones con una gran solemnidad y consideración! Uno no debería discutirlas inmediatamente ni de una manera terrenal; ¡uno debe apreciarlas como un tesoro sagrado confiado a nosotros! 504. Precisamente – “¡Triunfa sobre el impío!” Uno se puede regocijar cuando este Decreto es entendido y aplicado. Uno debe tener una conciencia bien desarrollada para comprender la verdadera impiedad y entender el arma de la Luz con la que se golpea a la obscuridad. Uno puede regocijarse cuando la obscuridad intensifica la luz. Aun la misma obscuridad crea luz invisible. Se ha dicho que para el Yogui la luna brilla por el día y el sol por la noche. Reúne tanta Luz que no haya espacio para la obscuridad. 505. El liberarse del temor no llegará por convencerse en cada caso por separado. Por el contrario, semejante sugestión lleva el sentimiento de miedo hacia el interior, permitiéndole regresar con toda su fuerza a la primera oportunidad. Además, el terror se incrementa en proporción a la presión de la sugestión artificial. El temor encarcelado es un convicto muy peligroso y para uno es esencial deshacerse de este – así lo declaran todas las Enseñanzas. El miedo puede ser erradicado por comparaciones. Señala el terror de enfrentar bestias feroces al hombre que está cercado por fuego y este dirá, “Yo sabré como escapar de las bestias salvajes, pero ¿cómo me podré escapar de las llamas?” Así, colecciona todas las causas posibles del temor y una tras otra caerán como hojas secas. Asimismo, uno debería asumir una relatividad completa para así acostumbrarse a la infinitud del Mundo Ardiente. La atracción a la corteza terrenal crea la ilusión de seguridad; esto explica el apego de los seres humanos al mundo terrenal. Es muy cierto que precisamente aquí uno debería absorber muchos sentimientos y colocar el fundamento de la receptividad para así poder hollar las ondas ardientes más fácilmente. Por esta razón la especialización terrenal no es tan valiosa como las cualidades de la receptividad y de contención. No es de sorprenderse que las líneas divisorias de los estratos del Mundo Sutil no coincidan con aquellas de las clasificaciones convencionales de la Tierra. Uno podría encontrarse en el Mundo Sutil con la más inesperada variedad de vecinos. Semejante sorpresa amenaza sólo a quienes cruzan a este con una carga de terrenales sobrevivencias. Pero aquel que ha refinado sus criterios espirituales encontrará cumplidas sus expectativas. 506. Uno puede regocijarse cuando la belleza de los contornos del Mundo Sutil es captada. Uno puede convencer a la gente que el pensamiento-creatividad puede moldear no sólo las formas personales sino también aquellas capaces de atraer y extasiar los mejores corazones. La habilidad de crear por medio del pensamiento también es desarrollado en la Tierra; pero cuan encumbrada será esa

109


creatividad cuando la gente se de cuenta que ellos están creando no para la Tierra sino para las esferas de suprema grandeza. 507. Seamos como flechas esforzándose hacia el firmamento disparadas desde la cuerda de un arco ardiente. Que el pensamiento encuentre la esencia espiritual en cada objeto, el que creará una hermosa visión en el Infinito. Así, avergoncémonos por enviar pensamientos viles al Mundo de la belleza. Cada día debería revelar un prototipo de realce de la belleza. La gente se avergüenza de hablar palabras viles ante un micrófono. ¿Por qué, entonces, uno no debe avergonzarse de llenar el espacio con pensamientos viles? Que los hechos de la conflagración del mundo nos recuerden sobre la calidad del pensamiento. 508. Sí, sí, sí, las semillas del bien permanecen en el espíritu, pero no se les da suficiente atención. La gente recuerda las acumulaciones; pero, al no haber conservado su comprensión espiritual, ellos se esfuerzan en acumular objetos terrenales. En las profundidades de sus espíritus el ser humano sabe de los vuelos al Infinito, pero al haber olvidado la importancia de los mundoslejanos, ellos deambulan sin rumbo fijo sobre la corteza terrestre. Uno no debería hablar contra los objetos terrenales, que son el producto de una creación; uno no debería hablar contra los viajes, que pueden ser la escolaridad más elevada – toda la existencia terrenal debe ser comprendida desde el nivel del Mundo Superior. ¿Podrá uno ejecutar sólo acciones útiles en la vida terrenal? Por supuesto que sí. Es fácil imaginar toda una vida como un continuo fluir de utilidad hacia los demás. Santana no es un absurdo rodar de piedras. Este es como un riachuelo alimentando los campos, es como un arroyo que va limpiando la tierra, es como la lluvia que despierta las semillas. Así, uno no necesita ser un sabio para imaginar una vida útil en todos los campos. Cuando las ondas ardientes obliguen a la gente a buscar seguridad en las torres del espíritu, ellos se arrepentirán y repudiarán cada inútil encarnación. En consternación ellos tratarán de reunir migajas de pensamiento positivo. ¡De qué sirve ofrecer consejos de no disipar la preciosa energía! Uno debe pensar en el acercamiento de épocas muy inusuales. Ni la crueldad, ni el robo, tampoco la traición o la falsedad ayudarán a resistir las ondas ardientes. No es la vergüenza sino el sufrimiento el que obligará a buscar salvación. 509. La habilidad para discriminar entre lo grande y lo pequeño se forja en el mismo fuego del corazón. No pienses que los escritos traen sólo grandes cosas. ¡Uno debe discriminar la fuente de estos escritos! No son pocos los falsos escritos, aunque se hayan urdido declaraciones atractivas sobre la destrucción del mundo. Uno debería producir sus propias observaciones, discriminar como los reptiles de la obscuridad se arrastran para profanar e infectar al pensamiento. La suciedad no proviene de la Luz. 510. Yo hablo nuevamente sobre la comprensión de la hora del logro. Yo no quiero cansar reiterando que uno debe pensar encumbradamente para poder elevarse por sobre el polvo. 511. Aquel que piensa en modestia y en humildad es en virtud de esto ni modesto ni humilde. Las virtudes naturales no requieren de consideraciones forzadas. Mucha vanidad se ha originado de dichas forzadas pseudo-modestia y pseudo-humildad. Se necesita franqueza en todas las cualidades conectadas con lo ardiente. Si el ser humano no ha adquirido reverencia por la Jerarquía, no existe mandato posible que lo haga sentir la belleza de este esfuerzo; las condiciones externas harán pedazos a la semilla del esfuerzo. Es una gran falacia que cuando la gente ha empezado a pensar en lo Supremo altere las condiciones externas de sus vidas. Un zapatero conocido por ti pudo haber

110


abandonado su artesanía, sin embargo él prefirió afirmarse en el ritmo del pasado que generaron sus pensamientos más elevados. Esto no es rigidez, sino una consideración debida por el precioso ritmo ya establecido. Uno puede observar que las condiciones externas pueden dar un impulso al pensamiento. Esta consideración es muy útil durante los logros ardientes. Los músicos no se apartan de su instrumento ni siquiera cuando viajan. La razón para esto yace no sólo en la técnica mecánica sino que, consciente o inconscientemente, el virtuoso mantiene así el ritmo ya establecido. Para la coordinación de los centros se necesita continuidad en el trabajo, así como se necesita el pranayama. Un trabajador experimentado no piensa en el uso que se dará al fruto de su trabajo. Para él el trabajo es alimento; él no podrá vivir sin este. Que los médicos citen ejemplos de esto. En conexión con Agni, el trabajo desordenado y carente de ritmo es especialmente dañino y es necesario que el ritmo se haga habitual sin ser forzado. Entonces uno puede esperar que Agni se vuelva una armadura que actúa por sí sola. La cualidad de la acción auto-iniciada es un logro ardiente. Esta cualidad no proviene del exterior, sino que aparece junto al ensanchamiento de la conciencia. Sin la afirmación de la conciencia no podrá establecerse la auto-iniciada actividad. El valor no llega por mandato. Este crece desde el interior, dando la sensación de ser el núcleo de la espiral. Si alguna vez el valor se enraíza, nada lo erradicará. Es hermoso darse cuenta de la existencia de un proceso por medio del cual se pueden adquirir cualidades que crecen como árboles poderosos. 512. El fuego en la montaña indica la tensión de la atmósfera. No sin razón la gente le llama a estos fuegos “mensajeros.” La tensión se revela a sí misma en una luz plateada. Muchos negarán incluso esa obvia manifestación. Muchos podrían mencionar la palabra alucinación, olvidando que un detalle real como la iluminación de una nube no puede ser imaginario. Es asombroso ver que aun la manifestación más simple de orden ardiente puede ser negada. También el movimiento del fuego es visto como una ilusión. Verdaderamente, estos fuegos son mensajeros. 513. Un neófito le preguntó a un Rishi quien le había hablado sobre Agni, “¿Si yo repito constantemente la palabra Agni, tendré algún beneficio?” El Rishi respondió, “Por supuesto. Tú te has alejado tanto de este concepto que aunque sea a través del sonido tu naturaleza se aferrará al gran fundamento de la Existencia.” De la misma manera Nosotros repetimos acerca de las distintas cualidades y analogías del gran Agni. ¡Que la gente acepte este sonido en el Cáliz! Que ellos se saturen con sus reverberaciones y que lo acepten como inalienable a ellos. Si, durante la transición entre existencias, ellos siquiera pronunciaran “Agni,” esto será de ayuda para ellos, ya que ellos no serán hostiles al Fuego. El Mundo Sutil ayudará a sensibilizar la comprensión de los principios elevados, pero no será posible acercarse a estos con hostilidad o con ánimo de negación. El objetivo del primer libro sobre el Mundo Ardiente fue afirmar y acostumbrar a la gente a una comprensión de Agni. Que ellos vieran la diversidad de formas en que el Fuego debe ser entendido, desde la antigüedad a la comprensión actual contemporánea. Que las chispas de estos fuegos del corazón traigan a la mente manifestaciones misteriosas y el recuento de las leyendas por los ancianos. Uno debe absorber en la conciencia una imagen atractiva y constructiva. Uno debería admitirla como de su pertenencia que será una guía hacia las alturas. Por lo tanto, aunque sea la repetición del sonido, Agni, es útil. 514. La humanidad representa verdaderamente, por decirlo de algún modo, el cemento del planeta; este ayuda a mantener juntas las partes amenazadas por el caos. Un mundo despoblado se desintegra fácilmente. Mas el ser humano no se debe enorgullecer de esta misión; el ser humano debe

111


sentirse como un vigilante en guardia. Verdaderamente, sólo aquel que está fortificado por la armadura de Agni puede consumar mejor su destino. Agni no debe estar en un estado de inacción. El elemento del fuego es el más activo, el más rápido y el más espacial y se manifiesta en medio de la tensión del pensamiento. ¿No es con el pensamiento que el ser humano conserva el planeta? Las substancias más preciosas están creadas por el pensamiento. Compara la amplitud del pensamiento con la insipidez. Yo atestiguo que la gente puede reunir un tesoro de pensamiento, el cual, en sincronización rítmica con el Cosmos creará la Nueva Era. 515. Las naciones tienen la esperanza de compensar la falta de Agni con cruda violencia; pero ninguna fuerza, cruda o refinada podrá encender el Fuego de la Luz. Uno puede observar una obstinación sin precedente que coincide con el declinar de Agni en el corazón de los seres humanos. ¿No es lo suficientemente aparente que no existe fuerza que nos ayude a encontrar energía psíquica? Además, toda violencia, tanto la personal como la nacional, retrasa al ser humano en descubrir la energía psíquica. Esto significa que en lugar de una cooperación urgente para descubrir Agni, la gente emplea la fuerza para destruir al planeta. ¡Esto es deplorable e indigno! ¡Que nadie pregunte por Mi Manifestación allí donde prevalece el odio y la falta de comprensión! ¡Nosotros estamos en Gran Vigilia! 516. Algunas personas deben memorizar los consejos útiles, mientras que otras tienen los fundamentos de la vida en sus corazones; las dos clases de personas necesitan un Maestro. Las primeras deben aprender, pero las últimas deberían afirmarse a sí mismas. Algunos entienden los mejores medios para las relaciones humanas desde la infancia, mientras que otros deben pasar por una enseñanza agobiadora para aprender a evitar acciones destructivas. Ambos grupos necesitan la Enseñanza que les recuerde las condiciones de la existencia. Es sorprendente hasta el punto que algunos recuerdan ejemplos de sus vidas pasadas, mientras que otros han perdido completamente todo recuerdo de sus anteriores acumulaciones. Las causas kármicas no explican completamente esa marcada diferencia respecto de la comprensión de la vida. Verdaderamente, el factor decisivo en dicha comprensión no yace en las circunstancias de las vidas anteriores sino en la aceptación de Agni. La gente le llama talento a esa sabiduría, pero no es un talento especial mantener encendido a Agni. Únicamente el encendido de los centros produce una vigilancia ininterrumpida de la conciencia. Incluso una manifestación parcial de Agni conserva las acumulaciones invioladas. Agni no es un invasor, sino nuestro amigo. Hay que explicar que el ascenso del espíritu es en efecto una manifestación de Agni. 517. Uno no debería angustiarse por escritos que ponen al descubierto el odio del ser humano; ¡la obscuridad es vasta! Uno puede evocar las fuerzas más radiantes, sin embargo los tenebrosos obscurecerán aun las mejores manifestaciones. Ellos sólo pueden obscurecer. Si se les preguntara como mejorar algo, ellos se encolerizarán ya que su objetivo no es hacer mejor las cosas, sino ponerlas peor. Uno puede ver como las fuerzas del mal penetran en la vida bajo variados disfraces. Uno no debería conformarse con la idea que los tenebrosos no se pueden acercar; ellos utilizarán cada mota de polvo para cubrirse. Cuando ellos mismos no se atreven a acercarse tiran un escorpión. Los tenebrosos son muy inventivos. En consecuencia, uno debe acostumbrarse a siempre estar vigilante. 518. La cura a través de las corrientes del espacio es especialmente efectiva para los centros nerviosos. Por lo tanto, Yo aconsejo proteger el organismo de lesiones orgánicas. Los centros

112


nerviosos, como recipientes ardientes aceptarán con facilidad las transmisiones de Agni. Uno no debería obstruir dichas reacciones, especialmente por la irritación; como un escudo mortal la irritación bloquea todos los canales. Tú ya sabes como Yo he advertido del peligro mortal de la irritación en la vida. Este amargado clamor es llevado por sobre el océano y aquel que es más magnánimo debe darse cuenta de su responsabilidad. Precisamente, la magnanimidad protegerá de la irritación. 519. Causa verdadera admiración cuando un gigante mecánico atenta contra el corazón ardiente, pero en su lugar las piedras que carga son para su propia tumba. Este ejemplo es repetido con frecuencia, pero en cada ocasión uno debería regocijarse por la victoria de Agni. La gente suplica por un milagro, pero un sinnúmero de milagros existen alrededor de ellos. Ellos sólo tienen que limpiar sus ojos de la irritación. 520. La vulnerabilidad resultante de las lesiones del aura es terrible. Uno puede imaginar como una fisura en el aura conduce a la mutilación de toda la estructura. La somnolencia, que se puede notar cuando el aura ha sido desgarrada, se origina por el incremento consistente de la actividad de la energía ardiente cuando está dirigida hacia las radiaciones externas. Durante el proceso de restauración, el organismo, y especialmente la acción del corazón, están en un estado de depresión. Por esta razón Yo pido cautela en las acciones así como durante los contragolpes. Durante la batalla ¿por qué cargar los corazones de los amigos? Uno podría ejecutar numerosos experimentos que revelen como la violación de las radiaciones se han reflejado en el corazón. La gente acepta a regañadientes consejos sobre tener cautela respecto de sus propias radiaciones; pero aun antes de ser fotografiadas, la ciencia ya tenía conocimiento de la existencia de estas radiaciones emanadas de todos los objetos. Uno debería tener un respeto total por el organismo humano y entender que cualquier sacudida daña primeramente el cuerpo astral. Además, si los organismos han trabajado juntos por largo tiempo y en unidad, ellos pueden lesionarse entre sí, aun más severamente. Y dicha lesión no será sólo entre esos organismos sino también se reflejará con los que están cerca de ellos. Uno debería por lo tanto eliminar más asiduamente todos los conflictos. Uno puede visualizar las legiones obscuras que embisten con cada fisura del aura. Es espantoso alimentar semejante alimaña con las capas interiores de las radiaciones. La red protectora bloquea los ataques de las fuerzas tenebrosas. Toda fisura en el aura amenaza a uno también con la obsesión. En consecuencia, seamos más cautelosos. 521. El suspiro anteriormente era considerado como una respuesta a Dios. La concentración de la energía ardiente produce este espasmo. Nota que los asesinos y los criminales más siniestros no suspiran. Esta tensión ocurre en conexión con las emociones elevadas. Uno podría escribir un libro sobre el suspiro y se mostraría que el suspiro está muy cerca de la plegaria. Los reflejos benevolentes están en la misma categoría. No existe razón para considerar estos reflejos como abstracciones morales; es mejor aceptarlos como los fundamentos de la salud. 522. ¿Le es conveniente a la humanidad el no interesarse por nada? Algunos confunden esa falta de interés y afán con confianza en la Jerarquía. Ellos sostienen que si ellos se encarnaron aquí alguien tendrá que responsabilizarse por ellos. Mas el gran Servicio es un gran afán. Uno no puede imaginar un día o una hora en que un ser humano carezca de interés por algo, esto es, poder dar con el pensamiento. Así, el interés y el afán no pueden ser considerados como una carga árida, sino más bien como una cualidad distintiva del ser humano. Entre los privilegios de los Bodhisattvas, la

113


solicitud y la diligencia por todo lo que existe es la gema de sus coronas. Asimismo, la diligencia debería ser saludada como el encendido del Fuego. No son las mezquinas reflexiones las que sacan chispas de luz del corazón sino los pensamientos afanosos. Evitar interesarse es imprudente ya que uno debe apresurase con los fuegos del espíritu. Aquellos que temen afanarse revelan que sus acumulaciones son mínimas. El peregrino experimentado dice, “Cárguenme con afán y cuidados cuando entre al Hermoso Jardín.” El ser humano, quien ha recibido el regalo de la capacidad de pensar, no ha aceptado ni la más mínima de estas responsabilidades. Se ha dicho que la sonrisa de un hombre rico es de poco valor, pero el hombre pobre que ha retenido su sonrisa se volverá compañero de Dios. Así entiende la gente común el valor de una sonrisa en medio del afán. Mi consejo es que tú te des cuenta que el número de cuidados no puede disminuirse. Sólo así nos daremos cuenta que la alegría es una sabiduría especial. 523. Nada podrá confundir al viajero quien ya vio donde está su hogar. ¿Qué, entonces, puede impedir a la conciencia esforzarse hacia el Mundo Ardiente? Nada puede prohibirle al ser humano ponerse a sí mismo la tarea más grande. Sólo así el afán podrá iluminarse y el pensamiento llenarse con solemnidad. Sólo así se podrá elegir los verdaderos valores, permitiéndole a uno dirigirse hacia la Jerarquía sin estorbos. 524. Dudar de la existencia del Mundo Ardiente significa detener el impulso; en consecuencia, no mires hacia atrás. Permite que el movimiento desarrolle un fluir de atracción sucesiva, como una corriente. Así como un objeto que está cayendo puede desarrollar una gran velocidad, así un movimiento que está avanzando puede generar una fuerza magnética que arrastra a uno en la dirección designada. Uno no llegará lejos gruñendo, mas el pensamiento ardiente nos transportará por sobre lo inesperado. Aprende como observar el crecimiento de la conciencia. Ciertamente que es más difícil que observar el crecimiento del pelo o de la hierba. El montón de heno indica que la hierba ha crecido. Así, también, la conciencia puede producir reservas preciosas. 525. El bienestar de las naciones se moldea alrededor de una sola personalidad. Existen numerosos ejemplos de esto a través de la historia, en las regiones más diversas. Muchos atribuirán esta evidente manifestación a la misma personalidad, mas así piensa aquel que es corto de vista; aquellos que tienen una vista de largo alcance entienden que dicha síntesis no es nada más que la manifestación del poder de la Jerarquía. En realidad en todas esas manifestaciones la Jerarquía selecciona un foco sobre el cual dirigir la corriente. Además, una personalidad de este orden posee fuego y este puede ser consciente o inconsciente lo que hace la comunión fácil. Pero es también indispensable una cierta cualidad por parte de la misma gente – confianza y reconocimiento del poder. Por lo tanto, Yo con frecuencia reitero sobre la autoridad en diferentes asuntos. Esta cualidad es necesaria como un eslabón de la maquinaria ardiente. Ustedes mismos han visto como hay naciones que han progresado al afirmar a un líder. Ustedes mismos ven que no existe otra forma. Así, el vínculo con la Jerarquía debe ser comprendido. Uno no debe ser miope. 526. Por supuesto, tú has notado el estado entre el dormir y el despertar. Es especialmente asombroso que ante el más ligero movimiento se siente cierta clase de mareo. Pero en una posición cómoda uno puede sentir una disminución en el peso. Este estado no es ilusorio. En realidad uno puede revisar el cambio de peso en una balanza. El mareo mismo es el efecto de la predominancia del cuerpo sutil. La antigua Enseñanza dice que cuando el ser humano regresa a su cuerpo terrenal, este siente momentáneamente la cualidad del Mundo Sutil. Uno puede sentir la misma condición durante

114


el éxtasis del espíritu al comienzo de un ataque epiléptico. Pero la disminución del peso de un médium ocurre de forma diferente. Allí participan energías elementales. La manifestación del Mundo Ardiente está especialmente cerca de nosotros cuando el cuerpo ardiente transforma nuestras sensaciones en medio de las condiciones terrenales; por lo tanto, Nosotros podemos afirmar que las condiciones de los tres mundos pueden también manifestarse en la vida terrenal. 527. Una manifestación aparentemente simple amerita atención: cuando diez hombres prueban sus destrezas separadamente ellos encontrarán que la suma de sus esfuerzos individuales es menos que el total de sus esfuerzos en conjunto. Este algo misterioso es la corona de la cooperación. Nuevamente enfatizamos en dominio ardiente. Únicamente un esfuerzo rítmico combinado convoca las reservas ardientes. ¿No es ese calculable fortalecimiento una prueba de la energía ardiente? Que los científicos reúnan hasta la más mínima información de las manifestaciones de la energía ardiente. Que ellos observen este algo no como algo místico sino como un concepto real y en crecimiento. 528. ¿Por qué los sacerdotes de Egipto consideraban que el fuego del rayo poseía un magnetismo especial? ¿Era esto superstición o conocimiento? ¿Por qué el conocimiento de los sacerdotes es considerado bien fundamentado? Los hechos, probados por investigaciones, confirman lo ardiente de estos maestros de Egipto. ¿No fue a través de métodos experimentales que los sacerdotes egipcios llegaron al magnetismo del fuego del rayo? Uno puede imaginar un estado especialmente condensado de la energía ardiente durante dichas poderosas descargas. Por supuesto, semejantes tensiones pueden ser peligrosas, pero, dirigidas apropiadamente, pueden producir una purificación de energía. 529. Un error común de la gente es no continuar estudiando después que deja la escuela. Los pitagóricos y escuelas filosóficas similares de Grecia, India, y China proporcionan ejemplos suficientes de estudio continuo. Verdaderamente, limitar la educación a los años escolares muestra ignorancia. La enseñanza obligatoria es sólo la entrada al real conocimiento. Si nosotros dividimos la humanidad en tres categorías – aquellos que nunca han ido a la escuela, aquellos cuya educación está limitada a la escolaridad obligatoria y aquellos que continúan su educación – el número de estos últimos será asombrosamente pequeño. Primeramente esto muestra indiferencia hacia vidas futuras. Los seres humanos, en el declinar de sus espíritus, son indiferentes aun a su propio futuro. Debería haber un registro que en el importante año que corre es necesario recordarle a la gente de aquello que fue útil miles de años atrás. Adicionalmente a la educación primaria uno debería avanzar en la educación para adultos. Simultáneamente en la Tierra existen varias generaciones y todos ellos están igualmente indiferentes para esforzarse hacia el futuro que de ninguna manera podrán evadir. ¡Asombrosa es semejante negligencia! El aprendizaje se ha vuelto un cuenco vacío. Sin embargo, por un simple día de fiesta a la gente le gusta vestir sus mejores galas. ¿Será posible que ellos no piensen que el asegurar un atuendo de Luz los beneficia para la Morada solemne en el Mundo Ardiente? Uno no debería regocijarse por la intolerancia, por la superstición, sino por una mente iluminada y no sólo en la escuela elemental sino también a la unificación de adultos para una educación continua. 530. Está bien hablar de la enfermedad del planeta. Está bien ver al desierto como una vergüenza para la humanidad. Está bien dirigir la mente hacia la naturaleza. Está bien volver la mente a la tarea de la cooperación con la naturaleza. Está bien reconocer que saquear a la naturaleza es un desperdicio de los tesoros de los pueblos. Está bien regocijarse ante la naturaleza como un refugio de las epidemias ardientes. Aquel que no piensa en la naturaleza no conoce la Morada del Espíritu.

115


531. La energía humana tiene que ponerse en contacto con el Fuego Cósmico. La energía humana está profundamente inmersa en los estratos densos y cada agujero de estos estratos produce una iluminación excelsa. El Fuego quema toda escoria. 532. Cuando el pensamiento se está esforzando hacia adelante y se encuentra con la corriente de un envío hostil, el resultado es una terrorífica conmoción, la que tiene su efecto sobre el corazón. Yo ya te he hablado sobre las terribles y hostiles flechas. Además de estos envíos la creciente trepidación de la Tierra también aumenta la tensión de los centros. Semejante condición no es natural y sólo un esfuerzo persistente hacia el Mundo Sutil le dará a la humanidad un curso diferente de pensamiento. 533. No estemos confiados que nada nos dará alcance. Dicha convicción tiene un significado de doble filo. Está bien saber lo que sostiene a uno pero el ignorar las fuerzas del enemigo es también imprudente. Es mejor asumir que el enemigo se acercará y que el arrojo y la intrepidez nos mantendrá con toda sus fuerzas. 534. Hace mucho tiempo Yo mencioné lo inadecuado que es un jardín de ofensas. Uno debe saber que las ofensas son completamente indignas. Las ofensas nos conducen a un estado amenazante. Es como un absceso escondido. El mismo Buda cuando notaba cualquier clase de ofensa inmediatamente le decía al discípulo, “Anda y báñate en agua fría.” 535. La raíz del pensamiento, o la causa que lo motivó, se debe hacer evidente a una conciencia refinada. Es imposible conocer todos los pensamientos ya que uno se queda perplejo ante el caleidoscopio de los fragmentarios pensamientos humanos y las meras migajas de inestable pensamiento carecen de aplicación. Pero sí es útil sentir la causa motivadora de cada expresión. Semejante ardiente afirmación llega con el encendido de los centros. El ser humano está empezando a conocer el propósito de las palabras. Para el sensible observador la expresión externa no tiene importancia. Hasta para aquel que está hablando algunas veces le es difícil determinar la razón principal para sus propias palabras. Mas el de corazón ardiente sabe como nace la fórmula hablada. No hay gesticulación o ademán que lleve al tercer ojo al error. Semejante conocimiento-directo no se obtiene fácilmente. A través de muchas generaciones, cada una añade una pizca a la conciencia. Entiende que cada afirmación del Fuego se alcanza luego de muchas encarnaciones. La raíz del pensamiento proveerá el camino para darse cuenta de otras raíces. 536. Sólo con dificultad uno puede darse cuenta de la gran necesidad que se tiene en el plano terrenal de la construcción sutil. Muchas estructuras del Mundo Sutil son, por decirlo de alguna manera, terafines para el futuro de la Tierra. Con frecuencia la finalización de dicho terafín sutil es aun más esencial que las estructuras terrenales. En ellos se coloca la raíz del pensamiento constructivo. Por lo tanto, Nosotros nos regocijamos cuando se completa el prototipo. Por supuesto, uno puede regocijarse únicamente ante el prototipo exitoso. 537. Las convulsiones observadas representan una manifestación importante. Un organismo refinado refleja el macrocosmos y primero que todo reacciona en una concordancia impresionante con el movimiento del planeta. Las convulsiones del planeta no dejan de ser reflejadas sobre el cuerpo ardiente. Tanto los terremotos como las ocultas convulsiones internas del planeta no dejan de ser notadas por el corazón ardiente. Además, así como las convulsiones planetarias son acompañadas por la presión sobre los polos, así también la convulsión del cuerpo puede estar acompañada por la

116


presión sobre el Kundalini y el tercer ojo. La energía también puede fluir desde las extremidades, así como pueden ser las contracciones de la corteza terrestre durante una convulsión interna – verdaderamente, el ser humano es un microcosmos. 538. La perversión de la comprensión humana ha ido tan lejos que un hombre infectado con el imperil de la irritación o de la malicia muchas veces es llamado ser ardiente. Aun gente maliciosa es descrita como inflamada. Debido a que Agni está conectado con el elemento todo-penetrador, es en realidad un principio de equilibrio. El espíritu humano ha recurrido a este elemento durante el ascenso; incluso en un ascenso mecánico se hace uso de este principio ardiente. Se debería explicar que la inflamación del imperil no corresponde al purificado Agni. La misma gente trata de implantar en sus conciencias un significado despectivo de muchas grandes manifestaciones. En efecto, es un buen ejercicio pasar un día sin hacer cometarios despectivos. 539. Una excelente purificación son los pensamientos acerca de la unidad con la Jerarquía. Cuando los reptiles del mal se arrastran fuera de sus madrigueras, lo único que queda es esforzarse a las alturas. Entonces, juntemos todos los recursos para llegar al equilibrio. No nos desanimemos, que el desánimo llega del ayer; miremos al mañana que no tiene menosprecio. 540. Es inevitable la ansiedad cuando la confusión de las mentes evoca los estremecimientos de los estratos inferiores. No nos preocupemos con estas manifestaciones; estaríamos muertos si no sintiéramos el presente caos. Por el contrario, nosotros obtendremos una fortaleza especial si nos adherirnos a la Jerarquía. Si nosotros asumimos que existe otra manera los elementos nos van a desgarrar. 541. La Tierra todavía tiene al buen ladrón y al devoto cruel. Uno supondría que la gente, como elemento más elevado de la Tierra, evolucionaría mucho más rápidamente que los otros elementos del planeta. Pero un extraño fenómenos está ocurriendo – al rechazar la ética del espíritu, la gente se ha encerrado en una inercia espiritual. Parecería que incluso el clima cambia más rápidamente que la conciencia humana. Muchos inventos han aparecido más de una vez en este planeta. Naciones de antaño sabían mucho, mas la calidad del pensamiento ha progresado muy poco. Y todavía la gente habla mucho acerca de la nueva raza y de la nueva humanidad. Pero no es el Golem que será el prototipo de la nueva raza. La calidad del pensamiento diferirá del de las épocas pasadas. El arte de pensar será regenerado completa y conscientemente, pero sin un conocimiento de los tres mundos será imposible elevar al pensamiento a un nivel superior. Aquel que no anhele la auto-perfección no pensará en una escala planetaria. Aquel que considere el hablar sobre el Mundo Ardiente como una superstición o paganismo no podrá venerar la imagen del Salvador. No hay que asombrarse que la gente se haya acostumbrado muy lentamente a un pensamiento honesto ya que a través de sus muchas encarnaciones ellos se han privado de las mejores imágenes de los héroes de la humanidad. La gente ha visto continuamente que fueron precisamente estos héroes quienes fueron torturados y asesinados ante sus propios ojos. Con esa forma de pensar uno no llegará al concepto del nuevo ser humano. 542. En más de una manera es posible determinar a través de experimentos como el espíritu incluso ayuda al desarrollo de los músculos. Yo no estoy hablando del Hatha Yoga, en el que se enfatiza primeramente el ejercicio físico. En los otros Yogas el ejercicio físico no tiene gran importancia, mas el desarrollo espiritual le da a los músculos un tono especial. Considera dos atletas

117


–uno se desarrollo solo con métodos físicos y el otro se dio cuenta del poder del espíritu. ¡Cuánto más sobresaldrá este último! 543. ¿Por qué el mal parece algunas veces que es el victorioso? Sólo debido a la inestabilidad del bien. Se puede probar con un método puramente fisiológico que el dominio del mal tiene corta vida. El mal surge junto con el imperil y al principio produce un fuerte destello; luego después empieza a deteriorarse y gradualmente destruye a su propio progenitor. Esto significa que si Agni se manifiesta aunque sea parcialmente, no cesará de incrementarse. Así, cuando el imperil se empieza a descomponer, Agni, por el contrario, adquiere fuerza total. Por lo tanto, Yo aconsejo soportar el primer ataque del mal y así dejar a este ante su propia destrucción. Además, durante el duelo entre el bien y el mal – en otras palabras entre el imperil y Agni – este último crecerá proporcionalmente mientras que el imperil pudrirá a su poseedor. Así debería uno observar el duelo entre lo elevado y lo bajo, pero sólo una conciencia madura le dará coraje a uno para resistir al mal. Es útil recordar esto y hacer acopio no sólo de fortaleza sino también de paciencia, para así conquistar aquello que en sí mismo está condenado a la aniquilación. Yo afirmo que la verdad, “la Luz conquista la obscuridad,” tiene una base fisiológica. 544. Pero, ¿quién, entonces, ayudará a reunir ejemplos útiles? Uno puede enumerarlos, pero son pocos los médicos que toman nota, entre los casos bajo observación, de la acción e importancia del Fuego. Yo no les aconsejo a los médicos que experimenten o que se observen a sí mismos. Estos quedarán exhaustos debido a una fatiga extrema. Lo único que tienen que hacer es mirar a su alrededor y ver los muchos ejemplos. 545. El corazón puede doler cuando existen comentarios indignos sobre la Jerarquía. El corazón es un centro. La Jerarquía también es un centro. Desde lo más cardinal, todo es transmitido a lo Supremo y viceversa. Cuando la gente es ignorante de algo, ellos no deberían deshonrar aquello que está más allá de su comprensión. Ellos deberían tener la suficiente humanidad para entender donde empieza lo Inefable. Uno no debe esperar seguir apedreando a la mejor Imagen. Muchos simplones, llenos de orgullo, piensan que todo les está permitido. Pero cuando pierden sus dientes, no se deberían asombrar, sino que deberían ver de cerca aquello que lo causó. 546. Dar es un atributo divino. La cualidad inagotable de dar se encuentra en diferentes grados en toda la naturaleza. Pero es el Fuego el elemento en el que el dar es más claro. El mismo principio del Fuego es transmutación y un constante dar. El Fuego no puede existir sin el sacrificio de dar; asimismo la semilla ardiente del espíritu existe a través del dar. Pero el sacrificio es verdadero sólo cuando este se ha vuelto de la misma naturaleza del ser humano. El sacrifico mental y compulsivo no es ni natural ni divino. Únicamente cuando el sacrificio se convierte en un atributo inalienable de la vida se vuelve inseparable de la conciencia. Así, por sus cualidades el Fuego nos enseña durante el ascenso. Que cada quien que desea tener conocimiento se diga a sí mismo, “Seré como Agni.” Uno debe amar el sacrificio ardiente como el medio más cercano de la comunión con el Mundo Ardiente. Sin este esfuerzo auto-sacrificador no es fácil elevarse por encima de las garras del mal. Como el Fuego, el que es escurridizo, la conciencia se vuelve móvil cuando se une con Agni. Uno debe aproximarse al sacrificio no por el sendero del desaliento sino por el sendero del esplendor ardiente. Uno no puede definir al Fuego con ningún otro término que no sea esplendor. Asimismo, el Mundo Ardiente tiene que ser pensado como una manifestación de grandeza.

118


547. Se puede sentir como hay momentos en que los envíos ardientes chocan contra una pared de obscuridad. Estos impedimentos se presentan sólo en casos particulares de ataques de las fuerzas tenebrosas. Durante dichos ataques ¿debería uno agotar las reservas de Fuego o escoger otra dirección? Tú ya sabes que la oleada de la obscuridad es de corta duración; por lo tanto, es mejor escoger inmediatamente una dirección diferente para la transmisión. La fortaleza de la obscuridad es como un toro de papel; uno sólo tiene que conocer su carácter. 548. Si tú sientes un adormecimiento especial, no trates de vencerlo. Es mejor ser muy cuidadoso con la provisión de la energía ardiente. ¿Quién sabe lo mucho y lo frecuente que se sacrifica está preciosa energía para bien de aquellos que no tienen conciencia de ella? Aunque ellos aseguran que no existen envíos ardientes, ellos mismos devoran ávidamente la fuerza de otras personas. 549. El pensamiento espacial da origen a una cierta substancia que en un movimiento de torbellino se vuelve un centro generador para varios nacimientos. Sería hermoso darse cuenta que el pensamiento humano contiene dicha substancia poderosa; de todas maneras, el más elevado e intensificado pensamiento produce una energía que es lo suficientemente poderosa. Mas el pensamiento pequeño – inconsciente, errático e inestable – no generará un impulso creativo e incluso puede infligir daño. Al carecer de una coordinación correcta de atracción y repulsión, los pensamientos insignificantes forman desagradables conglomerados y contaminan el espacio. Nosotros los llamamos limo espacial. Se gasta mucha energía para transmutar estos monstruos nacidos muertos. Uno puede imaginar cuanto se puede incrementar la producción espacial si no fuera por estas progenies del ser humano. En este tema no acusemos sólo a los pueblos primitivos. Su pensamiento no es potencialmente débil, pero el resultado promedio de la civilización es una degeneración completa en la calidad del pensamiento. Semejante degeneración produce todo un almacenamiento de productos viscosos lodosos que amenazan en convertir la bienaventuranza de Agni en odio. ¡No son raros los casos del daño causado por pensamientos mezquinos! Muchos de los mejores canales están obstruidos por astillas y sólo porque la humanidad no respeta el pensamiento. La estúpida superstición sin lugar a dudas se quejará amargamente de cada recordatorio sobre la realidad del pensamiento; la gente citará el contrato entre la naturaleza y la bienaventuranza, mientras que los estratos inferiores encarnados no podrán llegar a medirse con lo más elevado. La disciplina del pensamiento conducirá inevitablemente hacia las esferas más elevadas. En lugar de convertirse en una fuente de infección el ser humano puede volverse un purificador del espacio. 550. Los pensamientos mezquinos no sólo obstruyen y congestionan el espacio sino que especialmente impiden la transmisión del pensamiento a distancias lejanas. Todo participante en la transmisión del pensamiento sabe que hay momentos en que partes de la transmisión están corroídas, como si alguna nube negra obscureciera la precisión de la expresión. En realidad, estas insignificantes, viscosas y horribles criaturas interceptan el camino usado para la transmisión. Por separado, estos pequeños monstruos son inefectivos debido a su debilidad, pero ellos forman limo suficiente para espesar el espacio y así interceptar las corrientes. Por lo tanto, para efectuar una más rápida transmisión de pensamiento la humanidad debe desistir con urgencia de pensamientos mezquinos. Incluso un cuidado pequeño en el pensar producirá resultados beneficiosos. Además, esa viscosa materia limosa del pensamiento mezquino puede ser una fuente de epidemias. 551. Es altamente instructivo que en las biografías se siga la pista a las circunstancias que intervienen para ayudar a definir de manera decisiva una tarea en la vida. Se podría notar que muchos

119


factores aparentemente accidentales ayudaron en la predestinada dirección. En realidad, no es por accidente sino que son muchas las profundas causas que contribuyeron a semejante logro. En esto se puede notar la participación del Mundo Sutil. Cuando el espíritu escoge una definitiva tarea, este se adapta a las diferentes influencias prestas a asistirlo. Con frecuencias en el Mundo Sutil permanecen aliados y colaboradores quienes controlan las circunstancias contribuyentes. Así puede uno observar muchos impulsos apenas perceptibles que conducen a la meta definitiva. ¡Uno sólo puede apreciar y admirar estas luciérnagas a lo largo de los hitos al borde del camino! 552. Cuando Yo aconsejo un esfuerzo continuado hacia la Jerarquía, se debe entender todo el peso de dicho Decreto. Todos los aceptarán con presteza, pero lo olvidarán a la primera oportunidad. Ellos recordarán hasta el detalle más mínimo pero descuidarán lo más importante. La Imagen Guiadora será rota en pequeños fragmentos. Mas cada Yogui conoce el cordón plateado como la única estrella guiadora. Cuando el corazón olvida lo más importante, que al menos el cerebro recuerde las palabras de la necesaria salvación. 553. A lo largo y ancho del mundo se eleva el sonido de los lamentos. Es claro que esto no puede seguir. Las convulsiones del planeta se hacen más frecuentes. Uno debería recordar que estos años están marcados en todas las Enseñanzas. 554. Aquel que diga que no se necesitan héroes se aparta a sí mismo de la evolución. Observa que al borde de la mediocridad, de la falta de fe y del egoísmo, yace la auto-aniquilación. Pasarán décadas antes que se vuelva evidente el proceso de auto-devorarse, pero este crecerá desde el mismo momento en que se niegue a la Jerarquía. Es imposible imaginar la afirmación de una acción progresiva sin la Jerarquía. Uno debe repetir esta simple Enseñanza porque la gente se está dirigiendo hacia el abismo. Los rayos de los hombros están causando dolor no debido a las convulsiones del planeta sino debido al enfurecimiento de la humanidad. Así como las trombas marinas dividen el agua en columnas, así se arremolina la humanidad desunida. Este es un año muy importante de la insurrección del espíritu humano. Se puede detener al Fuego pero sólo hasta cierto punto. De manera inevitable este romperá todas las obstrucciones manifestadas. 555. Es fácil caer presa de la obsesión así como es difícil una efectiva cooperación con el Mundo Sutil. En primer lugar, la gente le pone muy poca atención a la verdadera cooperación; y en segundo lugar, ellos se rehúsan a admitir la existencia del Mundo Sutil. Durante la obsesión ocurre la violación más censurable y la cooperación racional es eliminada de la conciencia. Muchos moradores del Mundo Sutil quisieran ofrecer sus conocimientos pero a ellos se les niega la oportunidad debido a muchos prejuicios y por temor. Si tú sólo supieras la gran turbulencia que existe ahora en el Mundo Sutil cuando la nueva división de la humanidad está sacudiendo el espacio. Uno no debería asumir que la época presente es ordinaria; esta época no tiene precedente y puede inaugurar la Nueva Era. Con todo, crea héroes – ¡así ha sido ordenado! 556. Uno no debe tener una imaginación pequeña para empezar a pensar en el Mundo Ardiente. Uno debe ser capaz de visualizar a la Jerarquía en el Mundo Ardiente y cuando la más elevada imaginación se haya agotado, uno tendrá que encontrar toda la audacia para volverse hacia las Imágenes Ardientes.

120


557. El matar, sin excepción, es contrario a la naturaleza ardiente. Cualquiera que piense en el Mundo Ardiente no sólo que no debería matar sino que está obligado a prevenir cualquier derramamiento de sangre. Aquel deberá entender que el derramamiento de sangre no solo crea confusión en ciertos estratos del Mundo Sutil sino que es una violación de la naturaleza aquí en la Tierra. Entre ciertos pueblos esta prohibido extraer la savia de los árboles en la primavera por las mismas razones. Pero si, desde la antigüedad, la gente ha entendido la importancia de extraer la savia de los árboles, ¿cómo ellos no pudieron entender la importancia de verter sangre? El mismo paso al Mundo Sutil, si se realiza sin derramamiento de sangre, le ahorra a uno la aproximación de aquellas tenebrosas criaturas que inmediatamente se sienten atraídas por las emanaciones de sangre. Además de estas razones físicas, ya es hora de darse cuenta lo que significa segar una vida prematuramente. La destrucción de los enemigos terrenales mediante el asesinato significa la creación de un poderoso enemigo en el Mundo Sutil. Nosotros hemos recordado más de una vez el significado del karma, pero si estas palabras no son del gusto de algunos, entonces llamémoslo Justicia Divina. Nunca abrumes la comprensión de tu compañero con una definición persistente. El pensamiento debe ser dirigido hacia la esencia de un concepto, más allá de su expresión acostumbrada. 558. Las muertes premeditadas son una cosa, la defensa propia es otra. Cuando uno es sujeto de un ataque por las fuerzas tenebrosas, es necesario defenderse. El pensamiento sobre defenderse no es asesinato. Cada uno podrá defenderse, ante todo, mediante el fortalecimiento del espíritu. Algunos fortalecen su red protectora, imaginándola como un escudo. Mas el corazón ardiente no se limita a sí mismo como escudo sino que arroja el espiral de Agni, que le quita peligrosidad a las flechas más malevolentes. Por supuesto, para dicha acción se necesita valor e ingeniosidad. 559. La resonancia de la naturaleza es sentida con frecuencia. La gente de la antigüedad solían divinizar el sonido cierto de paz o de confusión. Los científicos pueden explicar esta manifestación si mirarán las causas ardientes. Puesto que las ondas voraginosas del Fuego resuenan, el oído sensible puede detectar esta gran resonancia aun en absoluto silencio. Uno puede escuchar las combinaciones de vibraciones similares en los ruidos de la Tierra. Se decía que Lao Tze conversaba con frecuencia con las caídas de agua. Esto no es un cuento de hadas, ya que él escuchaba la resonancia de la naturaleza y agudizaba la sensibilidad de su oído hasta el punto de percibir las cualidades de la vibración. 560. Se debe recordar que el Gran Servicio lleva a uno más cerca al conocimiento de la Gran Meta. Comprende esto en todo tu campo de acción, con la mejor comprensión que tienes y en completa tensión del espíritu. Semejante tensión es muy hermosa cuando los colaboradores invisibles se reúnen alrededor de esta. Ellos fortalecen la armadura, protegen de las flechas e iluminan el camino. El ser humano puede avanzar como si tuviera alas; este ha ganado incontables colaboradores y estos son obedientes de la Jerarquía. Así, por encima de las consideraciones físicas, de tiempo en tiempo elevemos nuestro espíritu hacia la fortaleza más elevada. Esto debe afirmarse como el escudo del Gran Servicio. 561. Es mejor irse a dormir con una plegaria que con una maldición. Es mejor empezar el día con una bendición que amargado. Es mejor compartir el alimento con una sonrisa que con temor. Es mejor entrar en una tarea con alegría que con depresión. Así han hablado todas las madres del mundo; así han escuchado todos los niños del mundo. Sin necesidad de Yoga, el corazón más simple sabe lo que se necesita para avanzar. Este avanzar se puede definir en cualquier término, mas la

121


importancia del fundamento jubiloso y solemne es conservada a través del tiempo. El Yoga del Fuego debe fortalecerse en base al ascenso. El Agni Yogui no es hipocondríaco; él convoca a todos aquellos que son fuertes y alegres en espíritu. Cuando la alegría mantiene su resplandor aun bajo las circunstancias más difíciles, el Agni Yogui se llena con una fuerza inexpugnable. Allí empieza el Mundo Ardiente, allende del ascenso más difícil. La manifestación del Mundo Ardiente es inmutable. El Yogui sabe que nada podrá detenerlo en su camino al Mundo Ardiente. Así, la plegaria primera de una madre y el mismo esplendor de los mundos ardientes están en el mismo hilo del corazón. 562. Cuando Yo te permito registrar Nuestras Comuniones, Yo no te oculto que la gente pronunciaría muchas palabras malvadas acerca de los conceptos más elevados. Aquel que piensa en el bien no se asombrará cuando sea llamado hipócrita, hechicero, asesino o mentiroso. Como si estuviera obsesionada, la gente le aplicará los epítetos más terribles. Dondequiera que no haya pensamiento sobre el bien la lengua viperina siempre estará lista. 563. El día de hoy es un día difícil, por lo tanto, voy a narrar un cuento. “Un cierto demonio decidió tentar a una pía mujer. El demonio se vistió como un sadhú, entró en la choza de la mujer, contando sus cuentas del rosario. Él le pidió albergue y la mujer no sólo que lo invitó a pasar y le puso alimentos ante él, sino que lo invitó a que se le uniera en oración. El demonio, para tener más éxito, decidió acceder al pedido de la mujer. Ellos empezaron a orar. Entonces la mujer le pidió que le hablara de la vida de los santos y el demonio empezó a recitar como el mejor de los sadhús. La mujer produjo tal éxtasis que ella roció toda la choza con agua bendita y naturalmente algo roció al mismo demonio. Entonces ella le propuso al demonio que hicieran juntos un pranayama y gradualmente ella desarrolló tanto poder que finalmente el demonio fue incapaz de abandonar la choza y se quedó allí para servir a la piadosa mujer y para aprender las mejores plegarias. Un Rishi, al pasar por la choza, miró hacia adentro y viendo al demonio orando se juntó a él para alabar a Brahma. Así los tres se sentaron alrededor del fogón, cantando las mejores oraciones. Así una simple mujer, a través de su devoción, llevó a un demonio y a un Rishi a cantar juntos en alabanza. En los Moradas Más Elevadas está cooperación no ocasionó ningún horror, sólo sonrisas. Así, incluso un demonio puede ser empujado a juntarse en oración.” 564. Les voy a relatar otro cuento acerca del corazón. “Algunas personas se reunieron para jactarse de sus proezas; algunos exhibieron sus fuertes músculos; otros se jactaron de domesticar bestias salvajes; uno estimó su fortaleza por la dureza de su cráneo, otro por la ligereza de sus pies – así se ensalzaron las distintas partes del cuerpo humano. Pero, alguien recordó al corazón, el que había permanecido sin que lo alabaran. Entonces todos empezaron a pensar cómo podían estimar la fortaleza del corazón. Finalmente un recién llegado dijo, ‘Ustedes han hablado de distintos tipos de competencias, pero ustedes han olvidado una que le es muy querida al corazón – un competencia sobre la magnanimidad. Dejen descansar sus dientes, sus puños y sus cráneos, y compitan entre ustedes con magnanimidad. La magnanimidad acelerará el camino del corazón hacia el Mundo Ardiente.’ Se debe confesar que todos se empezaron a inquietar ya que ninguno de ellos sabía como expresar magnanimidad. Y así quedó sin discutirse la manifestación del amor ya que incluso la entrada a este no fue admitida en ningún lugar del concurso de las proezas.” Verdaderamente, si se encontrará la magnanimidad, entonces el amor encendería los fuegos del corazón. 565. Con frecuencia la divisibilidad del corazón puede espolear la mente ingeniosa. Sin embargo, ¿cómo puede uno dividir aquello que está impregnado con el Fuego único? Uno puede encender

122


muchas lámparas por separado de dicho Fuego, pero el mismo Fuego no puede ser dividido. Así, el sincero corazón esforzándose hacia la Jerarquía es indivisible. Yo estimo que muchas inestabilidades son el resultado de no darse cuenta de la unidad de la Jerarquía. Ha llegado el momento cuando todas las condiciones de la vida conducirán a la gente a la comprensión de la Jerarquía única. Sabiamente se ha indicado que la división más grande dará el ímpetu necesario para la unidad. ¿No es la época presente de una suprema desunión? ¿Podrá la humanidad dividirse aun más? Este es el amanecer para el cumplimiento de la unidad. La luna menguante se prepara para la luna nueva. ¿No hay un infante sobre ella? 566. Pongamos especial atención a la batalla en el Mundo Sutil. Innumerables hordas están batallando en todos los planos. Se necesita un corazón fornido para ver estas fuerzas sin amilanarse. E incluso en la Tierra los hombros pueden doler debido a estas batallas. Uno debe advertirle a la gente hasta que punto ellos dependen del Mundo Sutil. Con frecuencia la gente busca respuestas. ¿De dónde llega esa presumible sacudida interior? Su causa puede estar en ciertas manifestaciones del Mundo Sutil. 567. Toda incongruencia y desequilibrio es un signo del caos. Cuando estos signos son aparentes en las formas bajas de la naturaleza, uno puede esperar que sobre la transición a un estado más elevado ellas pudieran transformarse. Pero ¿qué de la creación terrenal más elevada – los seres humanos, si ellos están llenos con la inestabilidad más caótica? Sin embargo, en el transcurso de las edades, ha sido asombroso ver el incremento del desequilibrio entre los diferentes logros. Nada ni nadie empuja a la gente a reflexionar en lo valioso que es el equilibrio. Las Enseñanzas de todos los pueblos hablan del Camino Medio, sin embargo los seres humanos piensan que este es el de menor valor. Debido a su desequilibrio y a su estado caótico la humanidad ha producido una insurrección del fuego. Pero incluso estando al borde del peligro la gente rechaza todo consejo útil sobre la autoconservación. Como antes, ellos se lanzarán de lo muy viejo a lo muy nuevo, aun si este último es sólo una ilusión. ¿Cómo se les puede explicar que el Agni Yoga no es ni viejo ni nuevo? El elemento que es perpetuo y omnipresente no está sujeto a la demarcación del tiempo. ¡El Fuego está en el umbral! Uno debe recordar como es ser encontrado y uno debe entender que sólo Agni, la energía psíquica puede ser el interprete de Fuego que se acerca. 568. Uno puede llevar a cabo observaciones útiles del refinamiento de la sensibilidad ante la manifestaciones ardientes. Es útil notar como nuestra palma o nuestra frente siente las radiaciones humanas a distancia. Dicha sensibilidad varía, así como la termo-radiación. Al cerrar los ojos y los oídos, uno puede sentir por grados la radiación del calor humano a una distancia considerable. Dichas observaciones son una demostración afirmativa del ser humano como el foco de la energía ardiente. 569. El insomnio puede ser en realidad el resultado de la no-admisión al Mundo Sutil cuando la tensión del conflicto es demasiado poderosa. La habilidad habitual de proyectar el cuerpo sutil puede ponerse de manifiesto inmediatamente después de dormirse. Mas cuando la tensión es excesiva uno no puede arriesgarse; uno podría incluso no retornar. Por lo tanto, durante la batalla de la Luz con la obscuridad uno no debe caer en un torbellino sin fondo. 570. Los envíos mentales contienen ordinariamente algunas inusuales expresiones, las cuales tú con frecuencia has notado con sorpresa. Algunas veces una inusual expresión es usada con el propósito de asegurar mejores reminiscencias. Este es un método muy antiguo. Es difícil retener las

123


palabras usuales, las que pueden pasar desapercibidas en lugar de penetrar en la conciencia. El envío más inusual, el mejor articulado, el mejor definido, es el que se recuerda mejor. Es necesario recordar más de una vez el pensamiento lejano, el que pasa por sobre la superficie de la conciencia. Uno no tiene porque reprocharse por aquello que no recordamos, por el contrario, estos resbaladizos pensamientos proyectados desde distancias remotas sólo prueban que vienen de afuera y no de la conciencia interior. Además, en las escuelas se debería cultivar la receptividad a pensamientos ajenos. La gente sabe muy poco como escuchar o como entender lo que ellos leen por lo que se debería asignar horas especiales para la verificación de lo que ha sido escuchado y leído. ¿Cómo puede uno esperar notar la energía ardiente si ni siquiera se le pone atención a las palabras habladas en voz alta? Más de una vez Nosotros hemos hablado del desarrollo de la facultad de un no-escuchar y de un no-ver consciente. Esto es muy diferente. En nuestro estado normal debemos ser altamente receptivos. 571. Aquí hay otro ejemplo de la influencia del pensamiento. En verdad, al estudiar los registros de las escrituras uno se sorprende por la aparente repetitiva ocurrencia de pensamientos idénticos. No sólo encontramos expresiones parecidas de los mismos pensamientos sino que uno podría encontrar con frecuencia idénticas palabras particulares. Sin embargo, se podría establecer que los que las escribieron no sólo no se conocían sino que posiblemente ni siquiera pudieron leer estos escritos. Esta manifestación se puede observar en todos los campos de la creatividad. La ignorancia sospechará plagio, pero cualquiera que se haya puesto en contacto con una verdadera fuerza creativa sabe que el pensamiento enviado al espacio puede impregnar una gran variedad de receptores. Se deberían estudiar dichas manifestaciones. Estas incluso podrían probar la posibilidad de la influencia de la energía psíquica; además, las mismas consideraciones podrían dirigir el pensamiento hacia la Jerarquía – en otras palabras, al camino más corto. 572. Uno no puede dejar de sorprenderse ante el rechazo persistente de la gente de visualizar la manifestación del todo-penetrante elemento ardiente. Uno puede usar el trillado ejemplo del oxigeno en sus estados sólido, líquido, gaseoso e incluso etérico. La gente aceptará dicha acción de las substancias con mucha calma pero nunca aplica este asombroso ejemplo al elemento ardiente. El Fuego está muy fuertemente arraigado en la mente de la gente en su manifestación más burda. La imaginación humana es tan subdesarrollada que esta no puede concebir la extensión y el refinamiento de la forma cruda hasta el Infinito. La gente dirá, “¿Por qué no vemos a los Seres Ardientes?” Así, ellos prefieren culpar al Mundo Ardiente en lugar de reflexionar sobre el estado de sus conciencias. 573. La pseudo-ciencia impide el conocimiento del Universo. El pensamiento no puede limitarse a una concepción mecanicista. Aun las grandes mentes matemáticas han reconocido algo por sobre las simples fórmulas. Mas la mediocridad no tiene vuelos de pensamiento y en su estupidez prefiere tirarse contra una pared en lugar de mirar hacia arriba. Un cierto maestro le preguntó a su pupilo, “¿dónde mora la estupidez?” El muchacho contestó, “Cuando no sé mi lección, tú me das palmaditas en la frente. Probablemente la estupidez está allí.” Uno debe entender por qué Nosotros ahora damos palmaditas en el corazón y no en la frente. La cabeza ha almacenado tantos cálculos, mas el corazón ha sido renuente en mejorar. Así debe uno corregir lo que está retrasado.

124


574. Verdaderamente, la manifestación del Gran Sacrificio estará en todo el mundo. Se registrará en los corazones humanos con evidencias asombrosas. Por lo tanto, observa los signos con visión aguda; ellos son numerosos. 575. Cuando la gente se halle en estado de Preta-loka, se empezarán a arrepentir de no haber descartado más temprano sus roídas vestiduras. El Fuego del Espacio debe consumir dolorosamente aquello que ha sido disuelto por la luz de Agni. Uno puede deshacerse de las cargas innecesarias mucho antes de la transición. El vital Agni puede purificar la dañina suciedad. La habilidad de volver a tiempo a Agni es una acción conveniente para la meta que queremos alcanzar provocada por la experiencia del corazón. La manifestación de la unidad de la vida podría producir la pregunta, “¿Si la vida fuera a prolongarse indefinidamente, como se podría llegar a conocer todas sus facetas?” En efecto, si el cuerpo impide penetrar en los muchos estratos del espacio uno debería tener el recurso de medidas artificiales, las cuales por naturaleza son contrarias al libre albedrío. Únicamente por una directa aspiración ardiente a la Jerarquía, uno podrá verdaderamente unirse con las esferas elevadas. Uno ni siquiera debería dividir a la Jerarquía de acuerdo al punto de vista personal, sino esforzarse junto con el hilo ardiente donde la palabra humana se disuelve y es envuelta en esplendor. 576. Cuando Yo hablo nuevamente de la Belleza, Yo deseo que te acostumbres a la gran belleza del Mundo Ardiente. Cualquiera que ame la belleza en consecuencia transforma una porción de la vida terrenal. Únicamente por una meticulosa comprensión espiritual podrá uno quemar por adelantado en la vida terrenal los andrajos innecesarios. Dichas quemas no ocurren en fogatas especialmente construidas en plazas públicas, sino en la sonrisa de amor de cada día. Sólo en grados nosotros empezamos a darnos cuenta de la belleza del mundo del espíritu. Nuestras estancias temporales en los diferentes estratos son cortos, pero al entrar en el Mundo Ardiente podemos permanecer allí. Y cuando llegamos desde allí, lo hacemos conservando la solemnidad ardiente donde quiera que estemos. 577. Aquel que pasa su vida de manera soberbia no es de naturaleza ardiente; aquel que la pasa con menosprecio para sí mismo no es de naturaleza ardiente. Sólo la simplicidad es comparable al Fuego. 578. Aun durante la vida terrenal la gente transforma su apariencia debido a sus pasiones. ¡Cuán grande es esta cualidad de justicia la que es magnificada en el Mundo Sutil! Tú ya has visto como se transforman los moradores del Mundo Sutil – algunos se vuelven luminosos, otros se obscurecen e incluso se desfiguran hasta un extremo horroroso. Con muy pocas excepciones nadie en la Tierra se preocupa de ver en esta auto-transformación la ley de la justicia. La gente no se da cuenta que ellos tienen que tomar a tiempo las precauciones necesarias, al menos por su propia apariencia. Cada pensamiento endulzado con una hipócrita sonrisa florece de acuerdo a sus méritos en el Mundo Sutil. Y si Agni no ha sido llamado a actuar, la desagradable mueca de la verdadera personalidad será casi inextirpable. Además, pocos de aquellos desfigurados por la malicia tienen suficiente sentido común para volverse a la Luz a tiempo. De acuerdo a la ley de progresión, ellos se mantienen rodando hacia abajo hacia los obscuros abismos hasta que ocurra un repentino cambio, con frecuencia induciendo una reacción en el tenebroso. La gente se debería volver a la purificación no por el temor a ser castigado sino para anticiparse a su propio destino. Lo que cada cual se asigna a sí mismo no es severidad sino justicia. El pensamiento sobre la purificación debe conducir a darse cuenta del Fuego. El Bautismo por el Fuego

125


es el mandamiento más sabio, pero ¿cómo podrá este descender sobre uno si nuestro corazón no es suavizado y sigue viviendo en crueldad? Terrible es la máscara de la crueldad; no hay manera de erradicarla, así como a ciertos signos de la enfermedad de Addison no se los puede sacar de la cara. ¡La crueldad es una enfermedad feroz! Hasta una bestia atacará a un ser cruel. Así Yo les recuerdo a aquellos que tienen rostros que no se pueden limpiar, a los que han olvidado al corazón, al Mundo Ardiente y a la Jerarquía de la Luz. 579. No hables mal de aquellos que han cruzado al Mundo Sutil. Uno no debería hablar mal ni siquiera de un facineroso. Él ya ha asumido su propio rostro. Y hablar mal de él significa invocar a un peligroso enemigo. Con frecuencia el mal crece y uno puede atraer hacia sí un gigante del mal con todos sus colaboradores. Es mejor enviarle al malvado deseos que se libere de su abominable máscara – eso será más prudente. 580. Uno debe recordar nuevamente aquello que debería serle familiar incluso a los niños. La gente con frecuencia sabe y entiende algo pero luego, cuando ellos llegan a la división de los átomos, ¡ellos están cubiertos de desechos! Ellos sólo pueden dividirse, pero nadie puede construir una casa en medio de la furia de la destrucción. 581. Una madre le contó a su hijo sobre un gran santo, “Hasta el grano de arena debajo su pie se vuelve grande.” Y sucedió que este santo pasó por el pueblo. El muchacho le siguió los pasos, tomó una pizca de polvo, la puso en una bolsita que la cosió y se la puso como collar alrededor de su cuello. Y a medida que el recitaba su lección en la escuela, él siempre sostenía la fundita en sus manos. El muchacho se llenó de tal inspiración que sus respuestas fueron siempre asombrosas. Uno día cuando dejaba la escuela su profesor lo alabó y le preguntó qué era lo que siempre él sostenía en su mano. El muchacho le contestó, “Tierra que pisó los pies del santo que pasó por nuestro pueblo.” El profesor le contestó, “Esta tierra consagrada te sirve mejor que el oro.” El tendero vecino al escuchar esto se dijo, “¡Qué estúpido el muchacho tomar sólo una pizca de esta tierra dorada! Yo voy a esperar a que pase el santo y voy a recoger toda la tierra por la que él pase. Así podré hacerme de la mercancía más rentable.” Y el tendero se sentó en el umbral de su puerta y esperó en vano por la llegada del santo. Pero este nunca regresó. La codicia no es afín con el Mundo Ardiente. 582. Vergonzosa es la tierra donde los maestros viven en la pobreza y con necesidades. Vergonzosos aquellos que saben que los profesores de sus hijos pasan necesidades. El no preocuparse por los profesores de las futuras generaciones no sólo que es una desgracia para una nación sino que es una marca de su ignorancia. ¿Podrá uno confiarle un niño o niña a un ser con depresión? ¿Podrá uno ignorar las emanaciones creadas por el dolor? ¿Podrá uno quedarse impávido sabiendo que un espíritu con depresión no puede inspirar entusiasmo? ¿Podrá uno considerar la enseñanza como una profesión insignificante? ¿Podrá uno esperar un espíritu iluminando en niños y niñas si la escuela es un lugar de humillación y afrenta? ¿Podrá uno percibir alguna señal de construcción durante el crujir de dientes? ¿Podrá uno esperar los fuegos del corazón cuando el espíritu es silente? Así Yo digo, así Yo repito que la nación que ha olvidado a sus maestros ha olvidado el futuro. No perdamos ni un solo minuto en dirigir el pensamiento hacia la alegría del futuro. Y asegurémonos que los profesores sean los miembros más valiosos de las instituciones del país. Ha llegado la hora en que el espíritu deba ser iluminado y que pase con júbilo por el conocimiento. ¡El Fuego está en el umbral!

126


583. Uno debe dulcificar los corazones de los profesores, entonces ellos morarán en constante alerta consciente. El corazón del niño reconoce lo que está encendido y lo que está apagado. No es la lección que se da la que revela el mundo lleno de maravillas sino la aspiración mutua del profesor y el pupilo. Abrir los ojos del estudiante significa compartir con él o ella el amor de la gran creación. ¿Quién podría disputar que uno debe tener un asidero firme si la meta está lejos? El arquero lo afirmará. Así aprendamos a apreciar todo aquello que afirma el futuro. ¡El Fuego está en el umbral! 584. Es admirable que tú veneres los días del Gran Sacrificio. Que todo corazón encuentre la fuerza que proviene del Cáliz del Salvador para continuar esforzándose. No imitemos a los salvajes, en hostilidad con el resto. La época de la crucifixión y del asesinato debe terminar. ¡Escuchen ustedes! Se necesitan apóstoles de la Verdad, aspirantes al Bautismo de Fuego. Que cese la malicia, al menos en los días del gran sufrimiento, ¡como pasó cuando el Cáliz fue drenado en beneficio del mundo entero! Tú deberías entender que el foco de Todos-los-Seres es uno. No puede haber dos centros de rotación. ¡Aquellos que niegan la magnitud del Infinito están locos! Esta es la escala con la que se mide el Inefable Sacrificio. Cuando un cuerpo terrenal se apresura a aceptar el Sacrificio para la regeneración de todo el mundo, no existe palabra que puedan describir las razones para este santificado heroísmo. Uno podría reunir las más supremas expresiones, pero sólo el corazón, en el estremecimiento del esfuerzo, entiende esta gloriosa belleza. No permitas calumnias ni blasfemias, ni siquiera del ignorante. Todo blasfemo se hunde en las tinieblas de la locura. Así, enseña la afirmación de la salvación del espíritu, mas no debe haber contacto con la obscuridad en los días del Cáliz Ardiente. 585. No es por accidente que tú recibes en estos Grandiosos Días noticias de traiciones y mentiras. ¡Qué locura, que los traidores sean aquellos que parecían ser los guardianes de una comprensión más elevada! Mas la ley de la obscuridad es inexorable y los mecanismos de la falsedad no cesarán hasta que se suavice el corazón humano. Si aún el recuerdo del Gran Sacrificio puede infundir sólo falsedad y traición, entonces el Gran Servicio es inaccesible. Alejémonos de la obscuridad; hasta las plantas saben que tienen que tender hacia la luz. 586. Flotar contra la corriente en un loto era considerado en la antigüedad como un símbolo del Gran Servicio. El éxtasis del logro no admite pensamientos sobre las profundidades del abismo o si uno llegará a la meta. La alegría del espíritu libera de los miedos terrenales. Únicamente aquel que flota en el loto conoce este valor y esta alegría. Así, uno no necesita pensar en los sumergidos arrecifes cuando el espíritu siente el logro. 587. Durante estos Santificados Días uno debería recordar a todos los trabajadores espirituales. Uno no debe morar en la crueldad ni siquiera por una hora cuando incluso ahora la Corona de Espinas todavía está sangrando. Moremos en rectitud. 588. Todo abuso perpetrado contra el Salvador, el Maestro o los Héroes hunde al mundo en el salvajismo y lo precipita al caos. ¿De qué manera se puede decir que el caos está cerca, que no hay necesidad de cruzar el océano para encontrarlo? Es tan difícil también explicar que el salvajismo empieza con lo más pequeño. Cuando se ha perdido el tesoro de la solemnidad y las perlas del conocimiento del corazón están esparcidas, ¿qué es lo que queda? Uno puede recordar como la gente se mofaba del Gran Sacrificio. ¿No ha respondido el mundo entero por este salvajismo? Uno puede ver como se refleja esto en la degeneración. Esta degeneración es la peor de todas. Yo digo,

127


“Benditas sean todas las energías; mas que no haya hundimiento en las miasmas de la disolución.” ¡Recordemos todos los Grandes Días! 589. Él centro en Sí Mismo toda la Luz. Él estaba saturado con la renunciación al yo y a las posesiones terrenales. Él conocía el Palacio del Espíritu y el templo del Fuego. Uno no puede llevar objetos terrenales al Fuego y del Palacio del Espíritu no se puede hacer un tesoro de oro. Así debería uno seguir el Gran Ejemplo. Algunas veces uno puede comparar los objetos de hoy, pero ¿cómo podrá uno evaluar los objetos del futuro? Así, también, las Imágenes Ardientes son incomparables e inaccesibles para nosotros en el presente. Por lo tanto uno debería reflexionar profundamente dentro del corazón, para poder vislumbrar el Mundo Ardiente con la asistencia de los Grandes Ejemplos. ¡Si uno aunque sea momentáneamente pudiera encontrarse en el Bote de Loto haciéndole frente a la ola más grande del caos! En una hora verdaderamente difícil uno puede pedir que se le permita experimentar el mismo éxtasis que en la descomposición del caos. 590. Uno podría imaginar la belleza del servicio mancomunado hacia las multitudes cuando sus corazones aspiren en un solo ascenso. Nosotros no diremos, ‘Imposible,’ o ‘Negado.’ Del Poder uno puede tomar prestado y de la Luz uno puede iluminarse. ¡Si uno pudiera solo darse cuenta donde yacen la Luz y el Poder! Alguien ya está riendo histéricamente a esto, mas este se ríe en las tinieblas. ¡Qué puede ser más abominable que una risa bulliciosa en las tinieblas! No obstante la Luz morará con aquel que la busca. 591. Resurrección e inmortalidad - ¿no dirigen estos términos nuestros pensamientos hacia los fundamentos del Ser? Pero incluso estas innegables verdades empujan al ser humano hacia la desunión en lugar de la cooperación. Muchas son las vertientes benefactoras que se derraman sobre la Tierra. La manifestación de la Benevolencia ocurre con más frecuencia de la que se supone, sin embargo los obsequios sagrados son aceptados por los seres humanos más raramente de lo que se podría esperar. Así es la ley del libre albedrío peculiarmente interpretada por los moradores terrestres. Las fuerzas tenebrosas hacen su mayor esfuerzo para prevenir las manifestaciones de Benevolencia. La voluntad de cada persona alienta muchas perversiones. Uno debería observar como hay momentos en que pensamientos benevolentes destellan para extinguirse como si los aplastara una mano negra. A ti se te enseñó como aun un rayo poderoso esta sujeto a los esquemas de los tenebrosos. En consecuencia, Yo repito que vivimos en una época sin precedentes. Es una falacia que la gente considere el presente como normal. Ni la auto-hipnosis ni el mirar al pasado puede ayudar a una embarcación durante una tormenta; ¡sólo la sólida roca del futuro puede sostener firmemente el ancla! ¡Muchas voces enfurecidas están pegando alaridos desde el espacio, intentando entorpecer el curso de la embarcación! Así el águila negra forcejea de una forma muy encarnizada, mas el Amanecer llega con Aquel de Blanco y con Él las vertientes benefactoras. 592. El mal puede ser erradicado sólo con el bien. Esa es una simple verdad y sin embargo permanece sin entenderse. Usualmente la bondad en la gente se mantiene inactiva. Ellos no pueden imaginar como el bien puede expulsar al mal, cortando así de manera inmediata su existencia. El bien es el más activo, el más vital, el más inextinguible e invencible principio, y en todas sus acciones carece de crueldad. En esto y también en su carencia de egoísmo y vanidad yacen las diferencias más importantes con el mal. Así, si una religión y sus emisarios exhiben crueldad entonces esta no será una religión vinculada con el Bien Supremo. ¿Cómo puede uno imaginar como cruel a un servidor de la religión? Debido a esta crueldad este servidor se vuelve un enemigo del bien. Además, este estará

128


mostrando su ignorancia respecto de los mismos mandamientos de la religión. ¡El Bien no puede aprobar la crueldad! Pero al afirmar la sagrada Enseñanza del bien activo uno debe reflexionar como usar todo el tiempo en glorificar al bien. Y esa glorificación no será sólo un símbolo, será el fuego del corazón. Si nosotros queremos avanzar debemos aplicar el bien de manera activa. Nosotros debemos entender que podemos reemplazar un foso con un verdadero templo. Paso a paso debemos llenar el abismo con fortalezas de Luz. Debemos juntar las piedras del bien, por encima de cualquier estado de ánimo personal. Dejemos que el pequeño planeta se queme si así quiere, mas la casa de Nuestro Padre tiene muchas mansiones. Cada acción a favor del bien es un logro eterno. Cuando la escoria del mal se haya desintegrado por largo tiempo, florecerán los sitios del bien. 593. También, oremos para que nuestros ojos se abran al bien. Muchos ojos, cegados por el polvo no perciben completamente el bien. Debido a su aflicción ellos perciben sólo formas burdas. Uno debe manifestar tensión extrema para evitar aplastar el almácigo del bien. Sin embargo, el corazón que ha expulsado la crueldad reconoce todas las semillas del bien y termina con magnanimidad y con amor. 594. Uno debería entender y abarcar el bien. Mucho de lo que se hace debido al olvido no es por maldad, pero la ausencia de memoria hace con frecuencia del ser humano un criminal. En verdad, el egoísmo que no ha sido vencido nos lleva a olvidar a otros. Mas una conciencia ardiente no olvida la meta de la vida cuando le está sirviendo al bien del mundo. Con frecuencia la gente no sabe como pensar sobre el bien del mundo y se consideran insignificantes. Esto es un error ya que el espíritu, la semilla ardiente, emana del Único Fuego y se esfuerza hacia la Luz Eterna. No importa donde arde la antorcha que le señala el camino al viajero que se ha perdido. 595. Hasta las plantas y los árboles se influencian entre sí. Todo jardinero sabe esta acción recíproca, sabe donde sembrar amigos mutuos y donde a los enemigos. Entonces, ¡cuánto más agudo serán estas interacciones en el reino animal y ciertamente entre los seres humanos! Durante una conversación ordinaria durante la cena la mirada experimentada de la anfitriona detecta dichas mutuas atracciones y repulsiones. El corazón ardiente siente las interacciones mutuas mucho más claramente, pero estas manifestaciones deberían ser notadas. No es suficiente sentirlas; estas deben ser transferidas a la conciencia, para ser utilizadas en última instancia para el bien. La habilidad de transferir sensaciones se adquiere por la experiencia. Para poder hacer un experimento de esta naturaleza uno debería sentar como premisa un pensamiento en esta dirección. Mucho se imprime en la conciencia a través del simple pensamiento. Además, la naturaleza debería ser considerada como una gran guía. ¿No recuerda el color púrpura de los hinchados brotes a la red púrpura protectora del aura? Así, en el color y en el sonido uno puede encontrar grandes analogías de los fundamentos de la Vida. 596. Pon atención a la obvia falacia del ser humano cuando debido al prejuicio intenta esconder aquello que vive en su corazón desde hace mucho tiempo. Un conflicto eterno puede reaccionar sobre el cuerpo físico. Uno no puede negar con impunidad aquello que nuestro ser sabe por todas las experiencias pasadas. ¡Cuántos ojos llenos de sufrimiento son encontrados en el camino! Grande es el tormento después que la conciencia ha sido condenada a las tinieblas. Grande el abatimiento cuando la energía del Fuego es dirigida en contra de uno mismo. Y con frecuencia nosotros vemos a aquellos que nos son cercanos escondiendo el conocimiento antiguo bajo cáscaras secas del miedo. Uno debe compadecerse de aquellos en quienes sus espíritus están enfermos.

129


597. Y así, la equivocación más grande yace en el hecho que la gente se prepara para la muerte en lugar de educarse para la vida. Ellos han escuchado con suficiente frecuencia que el mismo concepto de muerte ha sido vencido. Ellos han escuchado con suficiente frecuencia de la necesidad del cambio de las siete envolturas. Se ha enfatizado de modo suficiente que estos cambios ocurren con la cercana cooperación del Fuego. Esto significa que uno debería ayudar a las transmutaciones ardientes, ya que ellas son inevitables. ¡Por qué desperdiciar miles de años en aquello que puede ser llevado a cabo más rápidamente! Debemos preparar nuestra conciencia para la receptividad ardiente de nuestros concentrados cuerpos. Si algo está sujeto a la acción ardiente, que este bien sea cumplido en el tiempo más corto posible. El pensar en aquella transmutación es en sí mismo una gran ayuda para que nuestro organismo asimile este proceso en la conciencia. Tú ya sabes que el aceptar algo en la conciencia significa también una asimilación corporal. En nuestras concepciones generales es la hora de acostumbrarse al campo de acción del Mundo Ardiente. Nosotros nos asombramos ante la diferencia entre un idiota y un genio, pero nuestra imaginación se rehúsa a extender esta divergencia al Infinito. Nuestra imaginación igualmente no se ha educado en visualizar la cercanía del Mundo Ardiente, obscurecido únicamente por nuestro cuerpo. Raramente la gente ve las esferas más elevadas del Mundo Sutil, pero aquellos que son dignos de observar el esplendor de las montañas y océanos del Mundo Sutil, y la brillantez de sus flores, pueden visualizar la pureza del Reino Ardiente. Uno puede también imaginar la omnipresencia del Mundo Ardiente, cuando durante la existencia física uno puede proyectar el cuerpo sutil a diferentes lugares simultáneamente. Así, acostumbrémonos al Mundo Ardiente como el único destino del ser humano. 598. Los hechos establecidos de las apariciones simultáneas del cuerpo sutil en distintas partes deberían dar cuenta del ignorante prejuicio que los Seres Superiores no pueden aparecer en distintas partes del mundo al mismo tiempo. Si incluso uno en el estado físico puede saber de la divisibilidad del espíritu, entonces ciertamente en el estado ardiente, por sobre todo, no debiera haber limitaciones a un tiempo y a un lugar. Cuando se tiene éxito, lógica e inteligentemente, en visualizar las cualidades principales del Mundo Ardiente, uno puede inmediatamente empezar a asimilar su realidad. ¡Qué alegría cuando el Infinito deja de ser un vacío! 599. Una vez más el insomnio fue la razón para refrenar al cuerpo sutil de batallar excesivamente en el Mundo Sutil. La modorra es con frecuencia un signo de la proyección del cuerpo sutil, mas el Guía debe vigilar, para evitar que el cuerpo sutil esté sujeto a un peligro excesivo. 600. El Mundo Ardiente está reflejado en la conciencia terrenal como algo contrario a todos los conceptos diarios. Imagina a un hombre que haya dormido durante todos los amaneceres; este sólo conoce la puesta del sol y las sombras vespertinas. Pero si él alguna vez fuera despertado al amanecer por un terremoto, correrá fuera de su casa y se quedará atónito ante el sol naciente, nunca visto hasta ese momento. Si un ser humano no puede aceptar en su conciencia ese acontecimiento, ¿cómo podrá este asimilar las manifestaciones sutiles del Fuego? La gente se ha familiarizado sólo con lo más grosero de las energías sutiles y etéreas y los hermosos signos ardientes son arrojados en el campo de la superstición. Es terrible observar que es precisamente la ignorancia la que habla de la superstición. Es difícil imaginar lo repulsivo de este obscurecimiento del conocimiento debido a obscuras estratagemas. La química e incluso la física elemental nos dan una idea de la luminosidad superior. Pero ni siquiera dichos ejemplos elevan el pensamiento. La gente quiere morar en el mal, en otras

130


palabras, en ignorancia. Uno firmemente debería recordar que cada alusión a la Luz Única será fuente de ataques hostiles. 601. Además, no olvidemos que el cuerpo ardiente no sólo no le teme a los golpes sino que ellos incluso intensifican el poder fundamental. La declaración que los golpes sólo fortalecen a la energía no minimiza al Mundo Ardiente. Por medio de simples experimentos en física uno es capaz de demostrar este principio. Así, aprendamos a mostrar reverencia por el Mundo Ardiente, desde lo más simple a lo más elevado. 602. Ahamkara es el elevado estado de la semilla ardiente cuando esta puede al fin afirmarse sin egoísmos. Así se abren las Puertas Ardientes cuando no solamente el egoísmo se ha extinguido sino que se ha alcanzado una digna evaluación de uno mismo. Sólo entonces el espíritu podrá verdaderamente llevar su único patrimonio al altar de la Luz. Pero en este largo viaje, ¿qué sucede con los enemigos que forjaron tal tormento debido a sus disonancias? Cuando la obscuridad toma posesión de aquello que le pertenece, los que quedan y que son capaces de ascender se dividen de acuerdo a los rayos. Así desaparece la discordia y el sentimiento de hostilidad se disuelve a sí mismo. Los espíritus se reúnen y se elevan a la morada de la contención como ondas de armoniosas luces. Así se resuelve la pregunta más incomprensible para el ser humano, acerca de la unidad de las semillas de Luz en ascenso al Mundo Superior. La hostilidad, tan insoluble en el mundo físico se desintegra a sí misma en los rayos etéreos y purificados. Debido a su inutilidad el sentimiento de hostilidad se marchita tanto en las esferas superiores así como en las intermedias. Uno debe entender estas leyes de la distribución de los rayos. La comprensión de estas leyes mitigará la malicia de los enemigos aun aquí. Además, no olvidemos que el sentimiento de hostilidad desequilibra al organismo, dejándolo presa fácil de enfermedades y obsesiones. En consecuencia, Yo te aconsejo considerar la hostilidad desde el punto de vista de la profilaxis. ¿Por qué debe uno estar enfermo, infectar a otros y ser presa de ataques de locura cuando la invulnerabilidad del organismo es protegida por un solo esfuerzo del espíritu? 603. Es asombroso que aun recientemente la transmisión de fotografías era considerado imposible. Ahora las imágenes son ya transmitidas a grandes distancias; la palabra truena a través de muchas esferas, incluso más lejos de lo que la gente se imagina. Los mundos ardientes asimismo no tienen impedimentos para transmitir y comunicar. Uno no debería asombrarse ante esas ardientes potencialidades cuando incluso el mundo material ya ha dominado las formas crudas de las mismas posibilidades. ¡Y ahora muchos logros están golpeando a las puertas del corazón humano! 604. ¿Podrá el lenguaje del ser humano expresar aquello que está más allá de la expresión terrenal? A pesar de no poderlo hacer, la gente debe pensar en el Mundo Ardiente. La gente debería imaginarlo como el mundo más vital y conductor; si no se hace así, en sueños confusos, ellos no serán capaces de acercársele, como ha sido ordenado. La veneración por la Luz Única es una idea natural como la idea del Padre Único. En su semilla ardiente la gente es semejante, mas los atavismos físicos los ubica a distintas distancias de la Verdad. Mas los Fuegos Superiores permanecen por encima de todas las divisiones. Lee acerca de las diversas visiones de los Seres Ardientes en todos los países del mundo y encontrarás en ellas los mismos signos y resultados. Verdaderamente, todas las diferencias entre los pueblos desaparecen ante el Mundo Superior. En su semilla ardiente la gente siente igualmente el aliento del Mundo Superior. Ellos sienten igualmente el temblor en su corazón y en su cuerpo. Ellos entienden la Voz del Enviado de la Luz. Y es con dificultad que ellos regresan al

131


común estado terrenal. Dichas manifestaciones y el éxtasis del espíritu al contacto con un Ser Superior, son igualmente inolvidables para todos. ¿No son estas manifestaciones un signo de la unidad de la Luz y de la Jerarquía del Bien? Así, uno debería aceptar el Mundo Ardiente en el corazón y en la mente. Uno debe sentir que todas las inspiraciones emanan de allí. Creadores y trabajadores honestos pueden ser testigos que las mejores soluciones llegan de afuera. Como un poderoso dínamo el Mundo Ardiente emite una lluvia de las mejores soluciones. Uno no sólo debería hacer uso de ellas sino también ser testigo en los términos más encumbrados. Así podrá uno, por los fuegos del corazón, unificarse con la Luz Suprema. Esto no es jactancia, ya que la Luz no sabe de obstáculos. 605. No existe salvación más segura que a través de la devoción. Uno puede perdonar más allí donde existe una devoción inquebrantable. El ser humano que es devoto en su corazón es confiable. Es causa de regocijo cuando se ama a la Jerarquía con devoción. En esta época es especialmente necesario. Si la confusión del ayer parecía enorme, ¿qué se puede decir de la de mañana? Yo ya te he preparado para el crecimiento del Armagedón y tú sabes que las alas negras de la obscuridad no resistirán la Ardiente Espada. No hay que asombrarse - ¡la Batalla se está incrementando! 606. En efecto, uno debe liberarse del egoísmo para poder transmutar y afirmar el radiante Ego. Uno puede llevar el Ego transformado al altar de Luz sin temor de quemarse. ¿Qué, entonces, está sujeto a ser incinerado sino es el egoísmo con todos sus apéndices? El egoísmo, como una hinchazón cancerosa es producto de una falta de Agni. No olvidemos que el egoísmo atrae y se llena a sí mismo con lujuria carnal y engendra al mal. Alrededor del anzuelo del egoísmo se arremolinan las influencias de la familia, del clan y de la nación. Los mismos sedimentos de los Mundos físicos y Sutil buscan entrelazarse con el egoísmo; dicha espinosa bola no es adecuada para el Mundo Ardiente. Pero el templado y consciente Ego ardiente entra en el Mundo Ardiente como un huésped bienvenido. Así, distingamos todo aquello que es apropiado para el Mundo Superior. No consideremos como un logro esta atracción al Mundo Superior. Que sólo sea un deber luminoso. No es adecuado considerar la asignación predestinada como un único logro. La gente debería acostumbrarse a la transmutación del corazón como un sendero manifestado, conocido desde hace mucho tiempo. 607. Además, regocijémonos por dicho camino. Dejemos que el pensamiento sobre la transformación del corazón sea una fuente de júbilo. Del egoísmo provienen muchas penas y dificultades. Del egoísmo nacen muchos horrores. Del egoísmo se originan muchos obstáculos. Uno debería dejar de pensar en las limitaciones. Puesto que la semilla ardiente es concedida, uno debería regocijarse que llevamos esa gran perla debido a la confianza de la misma Jerarquía. 608. No titubees ni vaciles ante la presencia de los demonios. La compasión por ellos es más incisiva que una ardiente espada. A través de la piedad uno puede repeler los ataques más atrevidos. Las bestias no pueden soportar la mirada llena de piedad, mientras que atacan cuando sienten el temblor del miedo. En verdad, el miedo es maléfico y dañino, pero intrínsecamente insignificante ya que es ignorancia. Tú has tenido muchas ocasiones de convencerte que las invenciones del mal son engendros de la ignorancia. Así, provéete con un cofre de compasión. 609. ¿Qué crimen es el más destructivo para la monada del criminal? Ciertamente la traición. Este crimen altera abruptamente la corriente ya establecida y el resultado es un terrible contragolpe. Un

132


traidor no puede vivir por mucho tiempo en la vida de la materia y cuando cruza al Mundo Sutil, al estar completamente desprovisto de energía dadora-de-vida es atrapado por el caos y condenado a la desintegración. La traición nunca es impulsiva. Siempre es premeditada y así su destino es agravado. Se debe entender que el retorno al caos es, ante todo, inexpresablemente doloroso. Adicionalmente, el sentimiento de la primera semilla permanece y el estar cara a cara con la inutilidad de esperar por una transformación rápida exige un valor indescriptible. Mas el traidor carece de valor. Él está todo lleno de vanidad. Así, la gente debería estar prevenida que incluso desde un punto de vista físico la traición es intolerable. El traidor no sólo se condena a sí mismo sino que infecta vastos estratos alrededor de él, generando tormentas de fuego. Uno no debería pensar que una acción humana antinatural no reaccionará en los alrededores. Primero que todo, esta reacciona en los niños de menos de siete años, antes que el espíritu haya tomado posesión de todo el organismo. Durante este temprano período las tempestades ardientes son especialmente peligrosas; ellas imponen una nerviosidad especial sobre la acción del corazón de aquellos que ya cargan el peso de un pesado atavismo. Así, el traidor no sólo traiciona a un individuo sino que al mismo tiempo atropella a toda una generación e incluso afecta el bienestar de todo un país. Que todos aquellos que hayan reflexionado en el Mundo Ardiente se guarden de la traición incluso con el pensamiento. Ninguna traición es pequeña – es una enorme maldad y es hostil al Universo. Ese mal es en sí mismo una barrera que impide el asenso. 610. Es instructivo observar desde un punto de vista científico la naturaleza de la atmosfera que rodea la substancia del Mundo Sutil o Ardiente, cuando esta atmosfera está condensada para una manifestación en el mundo físico. Uno puede recordar las corrientes de aire que preceden la manifestación; en un caso uno puede sentir un frescor como de la montaña e incluso acompañado de fragancias, mientras que en otro caso uno puede sentir un frío penetrante y un olor desagradable. De esta manera se pueden distinguir los estratos de los mundos. Pero uno también podría percibir distintos componentes químicos en la atmosfera condensada. ¿No es esto una manifestación de las realidades superiores? Así, espiritual y físicamente es posible comprender la magnitud de los Mundos Invisibles. Uno no sólo que debe acostumbrarse a esta hermosa realidad sino también debe ajustar las acciones conmensurablemente con la grandeza del Cosmos. 611. Uno podría esperar manifestaciones celestiales en la vida del planeta. ¡Sin precedentes es la época cuando los eventos son vertidos cósmicamente en el Cáliz del Arcángel! 612. Si los Seres Sublimes testifican que Ellos no le han hecho frente al supremo Origen de los Orígenes, esto no debe ser interpretado como una forma de negación. Por el contrario, este testimonio de la infinitud sagrada del Mundo Supremo sólo prueba lo inabarcable que es el concepto de la Luz Sublime. Está en lo cierto aquel que conoce el sendero hacia la Luz, sólo el ignorante, en su arrogancia, presumirá que el cerebro puede evaluar lo Sublime. Uno debe aprender a comprender la unidad del sendero del ascenso. En el esplendor del microcosmos uno puede visualizar el paralelo con el Infinito. Uno debe aprender a valorar cada gota de rocío reflejando las miríadas de mundos. Por medio de la experimentación, uno puede rechazar todas las negaciones. Las manifestaciones de la Jerarquía deben aceptarse muy gozosamente. La conciencia dirigida puede conducir al ojo del espíritu a la sarta de perlas que se pierden en el Infinito. Uno puede entender la veneración por el concepto de concordancia y justo medio. Uno puede elevar al espíritu hacia la Luz y volar sobre masas de obscuridad. ¿No vuela uno en los sueños y no son esos vuelos inherentes desde la niñez? El espíritu recuerda aquellas cualidades de los otros mundos. Ningún obstáculo terrenal podrá privar al

133


corazón humano del concepto de vuelo y el mismo corazón enseñará reverencia por el Origen de los Orígenes. 613. El pensamiento crea; la extensión del pensamiento en el espacio es inabarcable. Así, muchos experimentos sólo sirven parcialmente para ensanchar la comprensión del poder del pensamiento. La gente se asombra ante el carácter inexplicable de la clarividencia concerniente al futuro, dándose cuenta raramente que el fuego del pensamiento enciende y construye la imagen del futuro. Los pensamientos de diferentes épocas y contenidos construyen mundos sutiles que le son accesibles a la clarividencia. Entre las muchas causas de la evolución, la creatividad-del-pensamiento tiene una preponderancia de primer orden. Esa es la razón por la que Yo siempre repito sobre la calidad del pensamiento. 614. En el Mundo Sutil se habla mucho sobre los eventos terrenales, sin embargo hay mucho que allí no puede ser entendido. Uno debe tener compasión por esa falta de compresión, así como en la Tierra. Precisamente, así en la Tierra, como en el Cielo, uno no debería agravar la situación con la irritación. Uno debería seguir a la Jerarquía con confianza absoluta, así como la Jerarquía sigue a su propia Jerarquía. Se debe amar ese camino de devoción. Uno debe adherirse a ellos con todo el corazón, tanto así que cualquier otro tipo de pensamiento se vuelva imposible. Verdaderamente, por esa devoción se construyen los mundos. Uno podría leer acerca de los ejemplos más hermosos de devoción y así será narrada la historia acerca de los héroes. Uno incluso debería aprender a vivir como héroe. Uno debería amar la Esfera Ardiente. 615. Debido a diferentes condiciones de tiempo en diferentes mundos se originan complejidades especiales. En verdad, uno puede ver el mismo futuro remoto, en tanto que una fecha terrenal es desviada y aparece muy diferente donde no existe el tiempo. Además, nuestros días y noches convencionales asumen aspectos diferentes aun sobre otros planetas existentes. Pero el Mundo Sutil y el Mundo Ardiente aun más carecen completamente de estas condiciones. Esto significa que los signos astrológicos podrían servir allí, pero incluso estos se definen por métodos diferentes, ya que la química de las luminarias se refracta de forma diferente cuando Agni triunfa. Pero para nosotros aquí en la Tierra es difícil imaginar las condiciones en los mundos superiores. La luz astral es definitivamente afirmada de acuerdo a los estratos de la atmósfera, ciertos estratos del Mundo Sutil moran en la penumbra, debido a que la luz de sus habitantes es débil. Son pocos los que entienden como los mismos moradores pueden ser como faros luminosos. Pero precisamente el Agni purificado sirve como faro de luz para todo y todos. Así, el pensar en la Materia Lúcida sirve como un faro para el logro. Muchos se preguntan, “¿Brillaré?” Nuevamente, no olvidemos que el egoísmo es como una piedra negra sobre el corazón, ¡más el Ego puro es como un diamante resplandeciente! 616. La creatividad-del-pensamiento no puede ser percibida definitivamente en el plano terrenal. En esto yace su diferencia con el Mundo Ardiente. Los Seres Superiores perciben el efecto de sus pensamientos inmediatamente, mientras aquí nosotros podemos conocer sólo su dirección y el resultado último es revelado sólo después de un cierto tiempo. Así, uno puede formarse gradualmente una idea de las diferencias entre las manifestaciones en diferentes mundos. Asimismo, uno puede aproximarse gradualmente a la conciencia ardiente, erradicando las barreras entre los mundos. Uno puede imaginar el estado cuando la muerte cese y la transición sea un logro ordinario. Es imposible entender como se produjo esa separación entre los mundos ya que esta no es necesaria para la evolución, a menos que la gente haya creado un arrogante concepto de la Tierra. Se puede descubrir

134


que en una antigüedad remota había una gran comprensión de la forma esférica del planeta que la que hubo luego del período post-glacial. En verdad, muchas tradiciones antiguas se han vuelto confusas y sólo ahora la gente ha empezado correctamente a extender su estimado de la continuidad de la vida en nuestra Tierra. Es sorprendente como gente aparentemente educada discute la grandeza de Dios, sin embargo al mismo tiempo busca denigrar sus creaciones. Si los científicos se hubieran atrevido dos siglos atrás a dar un estimado de la gran antigüedad del planeta o sugerir que hay vida en otros planetas, sus contemporáneos hubieran recurrido al muy bien probado remedio de la estaca. Y uno podría estar igualmente seguro que aun ahora alguna teoría moderada, a pesar de basarse en experimentos, será embestida como fraude. Así, la gente considera el destino de este planeta como el alfa y omega del Universo entero. Se requerirá de mucha persuasión para recordarle a la humanidad que en todas las Alianzas promulgadas se predijo la Era del Fuego. 617. Es casi imposible transmitir la idea de la inminencia de la invasión ardiente. Existen numerosos signos de ello mas la gente se rehúsa a pensar en el verano en invierno. Nadie entiende que la obstinación de las naciones no puede dirimirse con métodos del siglo pasado. La Enseñanza sobre el proceso físico más sutil presupone en todas partes algo no susceptible de definición. Uno debe aceptar también este “algo” en el proceso de las estructuras nacionales. Para la comprensión del estado deplorable del planeta se necesita grandemente el estudio de la etnografía. El concepto del Mundo que abarque el Mundo Invisible cambiará la psicología de la gente. ¡Pero esto todavía está muy lejano! Incluso en los círculos consagrados a la investigación psíquica los resultados de los experimentos no son llevados a la vida. Después de sus experimentos la gente permanece como antes. Sin embargo, nada debería detenernos de compartir este conocimiento y de alentar el crecimiento de la conciencia. En esto yace el amor por el ser humano. 618. En todas partes se señala que el sufrimiento es el mejor purificador y un medio de acortar el Camino. Esto es verdad sin lugar a dudas bajo las condiciones existentes en la Tierra. Pero, ¿tuvo la Creación una inalterable condición de sufrimiento? No. En efecto, la Gran Creatividad no prevé la necesidad de sufrimiento. Con estupendo entusiasmo la gente se ubica en el círculo del sufrimiento. Por miles de años la gente ha tratado de volverse simples bípedos. Con malicia ellos tratan de abrumar la atmosfera de la Tierra. Verdaderamente, todo terapeuta puede atestiguar que sin mal no habría sufrimiento. Señalemos la habilidad de evitar sufrimiento como un paso adelante hacia el Bien. Verdaderamente, el pasaje del Bien a través del horno de Fuego elimina el sentido del sufrimiento. Así, la transfiguración ardiente sobre la Tierra nos eleva por encima del sufrimiento. Uno no debería evadir el sufrimiento ya que sin el sufrimiento terrenal no existen logros. Pero cualquiera que esté listo para el logro que encienda los fuegos de su corazón. Estos fuegos serán los indicadores del Camino y un escudo que no ha sido fabricado por manos humanas. Alguien ha preguntado, “¿Cómo el Señor discrimina a aquellos que se Le acercan?” La respuesta es, “Por los Fuegos de su corazón.” Si nosotros nos asombramos por el poder del Fuego que incluso aquí nos envuelve y satura nuestras vestiduras, ¡entonces podemos entender lo celestial que es el brillo de los fuegos del corazón en unión con la Cadena de la Jerarquía! 619. La gente erróneamente cree que los gases venenosos destruyen sólo la vida terrenal; existe un peligro mucho más grande en el mortal humo del gas – estos vician los estratos de la atmósfera, en otras palabras, perturban la química de las luminarias. Los gases no sólo ponen en peligro la vida sino que ellos pueden sacar al planeta de su equilibrio. Con seguridad, si hasta los gases producidos por la quema del estiércol es muy dañino para el intelecto, ¿qué decir de los gases producidos por la

135


combustión de las fábricas, y por sobre todo, de los gases de guerra? Este último invento es la corona del odio humano. No podrá nacer una generación saludable si el mal está fijado en el fundamento de la vida. 620. Además, la más grande de las infamias es que ahora la humanidad está practicando brujería, precisamente la más tenebrosa brujería inclinada hacia el mal. Semejante colaboración consciente con las fuerzas tenebrosas no es menos horrible que los gases venenosos. Es increíble que el ser humano que se considera estar en la religión del Bien perpetúe la más espantosa hechicería. Yo no mencionaría este negro peligro si al momento este no hubiera alcanzado tales terroríficas proporciones. Se han reinstituido los rituales más intolerables para hacerle daño a la gente. En su ignorancia las muchedumbres han sido engatusadas en la magia negra. ¡Es inaceptable permitir esta desintegración del planeta! Es inadmisible permitir a las fuerzas tenebrosas tener éxito en aniquilar toda la evolución. La hechicería no es aceptable, esta es una presión en el espacio contrario a la naturaleza. En todas partes, enfatiza el peligro de la brujería. 621. Es natural desear querer conocer como se cumplen las transiciones en las diferentes esferas. No es difícil entender que el Agni purificado es un factor decisivo. Si nosotros llenamos gradualmente un globo con gas combustible, este se empezará a elevar proporcionalmente. Si el globo no puede retener el gas descenderá. Este es un crudo ejemplo del principio que gobierna la transición a las diferentes esferas del Mundo Sutil. La entidad sutil puede ascender por sí misma si su semilla ardiente está apropiadamente llena. El Fuego – el transmutador – ayuda a asimilar las nuevas y elevadas condiciones. Agni facilita la comprensión del lenguaje de cada esfera ya que la interrelación de los seres se vuelve más refinada a medida que se asciende. Por supuesto, la Guía superior no abandona a aquellos que se esfuerzan, pero para la asimilación de esta Guía se necesita devoción. Así, un ser puede ascender la escalera – no existe otro símbolo con el que se pueda definir más acertadamente el ascenso del espíritu. Si un ser se detiene en un escalón, la causa aparente será el aura. ¡Son tantos los viajeros que de forma inesperada se quedarán en los primeros escalones! La razón usual para este retroceso son ciertos recuerdos terrenales que causan un deseo ardiente. La Guía mantiene un almacenamiento de indispensable paciencia para proteger a aquellos que se tropiezan. Pero uno no debe extraer con mucha frecuencia de esta preciosa energía. El ser que puede descubrir la causa por sí mismo ascenderá más rápidamente. En verdad, el ascenso es acompañado por la alegría de nuevos acompañantes y al final se desprende el áspid terrenal de la envidia y el pensamiento-creatividad no es detenido por las corrientes de la malicia. Uno debería prepararse ahora mismo para la movilidad de la conciencia. Una conciencia entorpecida obstruirá el esfuerzo de Agni. En consecuencia, visualicemos de una manera perfectamente clara la escalera del ascenso. 622. Por ninguna causa ni de ninguna manera debería uno violar el libre albedrío de la gente. La Enseñanza de la Luz transforma la vida cuando el espíritu voluntariamente reconoce la necesidad del ascenso. Por lo tanto, no cargues a otros con admoniciones. La gente mejorará y logrará llegar por ellos mismos. Uno puede ver en la historia de la humanidad como el espíritu de la gente encuentra el camino hacia la Luz. Por su luz cada espíritu encuentra el sendero a su propia manera. Muchos son reacios a aceptar todo lo que ha sido propuesto, buscando por sí mismos algún secreto acercamiento a la Verdad. Uno debe ser muy cuidadoso con esos aspirantes independientes; a no todos les gusta seguir el principio de un coro. La observación impulsará las medidas más apropiadas. Sin embargo, uno debe aceptar calmadamente las peculiaridades humanas. Aun los granos de arena difieren entre sí. ¡Pero quienes son los que venerarán la individualidad sino los servidores de la Luz! Así, uno no

136


debería establecer nada a la fuerza. Se ha dicho, “Aunque el día de hoy una persona no busque la Luz, mañana llorará por Ella.” 623. Alabo que no te sorprendiste al saber que el disparo no afecto a la mujer hipnotizada. Esta es otra evidencia que la energía psíquica domina las leyes físicas. Uno debería observar los numerosos ejemplos de todo en la vida. Además de casos donde está envuelta una orden externa, nosotros con frecuencia usamos nuestra propia energía psíquica y con su ayuda evitamos las flechas más hostiles y poderosas. Se debería recordar que el vínculo con la Jerarquía es más fuerte que una armadura. ¿Por qué medios escaparon de un peligro directo muchos líderes y guerreros? Precisamente a través del vínculo con los Más Elevados. La manifestación de dicha unión exige una constante retención de la Imagen del Señor en el corazón. Uno puede atravesar los abismos más infranqueables, si el vínculo con el Señor es fuerte. Pero si este vínculo es temporal, la protección podría interrumpirse. En consecuencia, uno debería observar las pruebas en la vida. Estas pruebas proveerán muchos ejemplos notables del poder de la energía psíquica y de la presencia de las Fuerzas de la Luz. 624. Aun entre formas contemporáneas se pueden encontrar seres humanos como animales. Dichas monstruosidades se atribuyen usualmente a un espanto o a una sacudida experimentada por la madre. Pero, a pesar de todas las explicaciones, la causa principal es pasada por alto. Podría entenderse que en el Mundo Sutil ciertas entidades están sujetas a arrebatos de deseos carnales. Durante esta obscuridad ellos se hunden al nivel del reino animal. Además, Agni se reduce hasta tal punto que los principios animales toman posesión de los caídos. Por supuesto, con el pasar del tiempo, ellos pueden ascender otra vez, pero el contacto animal es tan poderoso que este podría transformarse en una reencarnación en una forma animal. Algunas veces la herencia contribuye a esos renacimientos en forma de animal, ya que los espíritus básicos prefieren las formas que se les adecuan. Y otras veces no es ni el atavismo ni la herencia, sino una zambullida deplorable en el mundo animal, lo que imprime un sello de locura. Nuevamente, es instructivo notar como la disminución de Agni permite la manifestación de la propensión animal. Agni, el salvador, conduce a la belleza de los mundos, pero uno tiene que valorarlo y no olvidar su existencia. Muchos espíritus, aunque no se rebajan al estado animal, ignominiosamente se estampan en un sitio e incluso le temen a Agni. Durante sus travesías terrenales estos apocados le temen a todo lo que existe y para ellos el Fuego es el concepto más aterrorizador. Ellos olvidaron la Luz, la que los pudo haber atraído al Mundo de la Belleza, además el temor es un mal consejero. 625. Una solución saturada forma cristales; de igual manera ante nosotros pasan diversas condiciones. Así la saturación del pensamiento produce acción. Del pensamiento nacen los efectos físicos. Así la saturación del karma produce finalmente consecuencias físicas. Muchos apocados tratan de posponer las consecuencias kármicas, mas los de espíritu ardiente las apresuran por todos los medios. Ellos entienden que la tela deshilachada puede interrumpir el ascenso. Las feas confusiones no deberían perturbar al que se está apresurando. Este en su corazón reconoce que lo inevitable tiene que suceder y él sólo se regocija que todo puede ser superado – la fuerza de Agni está en él. 626. El dar es el principio fundamental de la divinidad ardiente del espíritu. En todos los estados de desarrollo su analogía con el fuego es sorprendente. El dar se manifiesta desde las formas más crudas de la vida hasta las más elevadas. Uno no debería protestar si un salvaje que desconoce el valor de los regalos espirituales, ofrece a su deidad sus tesoros caseros. Por esos tortuosos caminos, la

137


humanidad llega al servicio de dar más elevado. Los seres de grados elevados comprenden el dar como un deber jubiloso. Uno debería esforzarse por esta clase de ardor ya que entonces vamos a entrar en equilibrio con el Principio Ardiente y el dar se vuelve recibir. Entonces, desprovisto de egoísmo, el ser acepta los regalos supremos. Y en semejante intercambio acelerado ocurre una entrada de energía. Esta regeneración constante renueva la conciencia y evita que uno interrumpa el estado consciente durante la transición al Mundo Sutil. Así puede uno recordar el cambio de substancia tanto en lo más bajo como en lo más elevado. El incesante intercambio borra los límites entre los más elevado y lo más bajo, en otras palabras, este intercambio eleva el nivel general. Dicho trabajo beneficiará a los que están cerca de uno ya que los atraerá a la órbita del esfuerzo de la conciencia. Revela comprensión en el intercambio de substancias. 627. Algunas veces tú escuchas algo que parecen gemidos y un estruendo de voces. En realidad, estos son ecos de los estratos del Mundo Sutil. Estos nos alcanzan a través de nuestros centros o como el resultado de la tensión de las corrientes. Con Nosotros, las percepciones del Mundo Sutil se transforman en voces, aparentemente físicas, mas tú sabes que el Mundo Sutil no tiene sonidos físicos como nosotros lo conocemos. Así las energías son transmutadas de acuerdo a los diferentes estratos. Pesadas son las reverberaciones de las vibraciones en la Tierra, mas en su estado refinado estas sólo se convierten en un aspecto de la electricidad que es invisible al ojo terrenal. Así, también, la vibración sutil es inaudible en su tensión más elevada. Uno puede observar cambios instructivos en los diferentes mundos, pero el principio de la manifestación ardiente permanece completamente inviolable. 628. La pérdida de la religión ha sacudido el movimiento hacia delante. Sin Dios no existe camino. Llámalo como quieras, el Principio Supremo de la Jerarquía debe ser observado, de otra manera no hay nada a que adherirse. Así, uno debe entender como la elevación de la aspiración de la voluntad de la gente rodea al planeta como una red protectora. 629. En las creencias primitivas la adoración a la Deidad se basaba en el miedo. Pero el miedo evoca terror e inevitablemente indignación. Inherentemente la naturaleza humana conserva la conciencia que el gran Origen de Orígenes nada tiene en común con el terror. Aquel que siente amor por Dios puede pronunciar Su nombre en su propio lenguaje. Sólo con este concepto todo-abarcador puede uno expresar una veneración digna. Nada en la Tierra puede encender tanto el fuego del corazón como lo hace el amor. Ninguna gloria es comparable al amor. A la gente no le da vergüenza expresar su ira e irritabilidad en sus formas más primitivas y crudas, pero el sagrado concepto del amor es acompañado con confusión e incluso con mofa. Al hombre que se atreve a mostrar devoción amorosa se lo considera dudoso; de esta confusión de conceptos fundamentales se origina el caos del mundo. El corazón humano no puede florecer sin esforzarse hacia el Origen de los Orígenes – inexpresable con palabras, pero reconocido por el fuego del corazón. Así, en medio de los violados fundamentos del mundo, encendamos los fuegos del corazón y el amor por lo Supremo. Démonos cuenta que aun la ciencia, en su relatividad, mantiene abierto el sendero al Infinito. En medio de la grandeza de los mundos, ¿podrá uno morar en la malicia, en el asesinato, en la traición? ¡Únicamente la obscuridad puede abrigar todos los crímenes insidiosos! Ninguna ley justifica la mala voluntad. Terrible es la mala voluntad, ya que esta conduce a la obscuridad. ¿Pero, con qué medios terrenales podrá uno prevalecer en contra de la obscuridad? Verdaderamente, con el fuego del amor.

138


630. La gente preguntará, “¿Cómo podremos servir mejor en la Tierra y así efectuar un gran beneficio en el presente? Uno debe restaurar la salud de la Tierra. De innumerables maneras uno debe llevar a cabo la tarea de la regeneración. Uno debe tener en mente que la gente ha destruido sin misericordia los recursos de la Tierra. Esta gente está presta a envenenar la tierra y el aire. Ellos han botado basura en los bosques, estos depósitos de prana. Ellos han diezmado la vida animal, olvidando que la energía animal nutre la Tierra. Ellos creen que los compuestos químicos sin haber sido probados pueden ocupar el lugar del prana y de las emanaciones terrenales. Ellos saquean los recursos naturales sin importarles el balance que debe ser mantenido. Ellos no piensan sobre lo que causó la catástrofe en la Atlántida. Ellos no consideran el hecho que los ingredientes químicos deben probarse por al menos un siglo ya que una sola generación no puede determinar los síntomas de evolución e involución. A la gente le gusta hacer cálculos sobre las razas y las subrazas, pero nunca se le ocurre la simple idea de hacer cálculos sobre el pillaje del planeta. ¡Ellos piensan que por algún acto de misericordia el clima mejorará y ellos prosperarán! Mas el problema de restaurar la salud no les entra en la cabeza. ¡Así pues, hay que amar toda la creación! 631. El deterioro del jardín terrenal es peligroso. Nadie piensa en la importancia de la salud del planeta. Uno sólo pensamiento sobre ello – un solo pensamiento – en sí mismo producirá un impulso espacial. Uno puede enseñarse a amar el Origen de los Orígenes y todas las creaciones de la grandeza del pensamiento. 632. En la adquisición de cualidades uno no puede mantener un sistema o un orden de secuencia. Cualquiera que sienta la necesidad de adquirir paciencia, que esta sea su tarea. Cualquiera que se esté esforzando por adquirir valor, que acumule esta experiencia. Uno no puede prohibirle a aquel que desea pensar en la compasión o expresarse en la cooperación. Aun peor son los coercitivos métodos convencionales que obligan al discípulo a esforzarse por alguna cualidad que le es muy ajena y la que todavía no puede ser asimilada. Con toda la disciplina de las escuelas griegas de filosofía, era terminantemente prohibido interferir con el libre albedrío de los estudiantes. Por ejemplo, de mutuo acuerdo se prohibían todas las palabras abusivas, sin coerción, de otra manera alguien pudiera enviar mentalmente un abuso aun peor. Definitivamente uno debería señalar a los principiantes la necesidad de mejorar sus cualidades, pero siguiendo la secuencia de su predilección. Los fuegos del corazón encienden los centros de acuerdo a la individualidad. Así, uno debería apreciar los ardientes hitos. Se debe entender por qué Nosotros insistimos en una transformación natural de la vida. Es debido a que, si no fuera así los efectos de la desviación de la misma naturaleza del esfuerzo resultará en una violación de todos los fundamentos. 633. Las antiguas alianzas se sellaban saltando sobre el fuego. Durante los juramentos la mano era sostenida sobre el fuego. Como consagración uno caminaba a través del fuego. Dichos testimonios sobre el fuego han ocurrido a través del tiempo. Esto debe ser considerado como reconocimiento del elemento ardiente de purificación. Aun en el pensamiento uno debería formar el hábito de tensar el pensamiento a través del fuego del corazón. Este consejo debe ser aplicado en acción. En esta acción uno puede sentir un momento de bienaventuranza, evocando la calidez del corazón. La sensación de tibieza del corazón o de pesadez o de temblor confirmará la participación de la energía del corazón. Uno no debería considerar estas indicaciones como meramente preliminares al Mundo Sutil. Para el Mundo Ardiente se necesitará la intensidad de muchas de las cualidades anteriormente mencionadas.

139


634. El autocontrol es una cualidad muy compleja. Esta comprende coraje, paciencia y compasión. Mas el coraje no debe convertirse en ira, la compasión no debe bordear en histeria ni la paciencia debe ser hipocresía. Sí, el autocontrol es complicado, pero para entrar en los mundos superiores, este es absolutamente necesario. Uno debería desarrollar esta cualidad sintetizada con sumo cuidado. Los estudiantes deberían ser confrontados con las circunstancias más inesperadas. El profesor debería observar el grado de asimilación consciente de las impresiones. Esto no es el austero sistema escolar espartano de ingenio y aguante físico, es la extracción de la energía del corazón para poder aprender las cosas con dignidad. No son muchos los que recuerdan ejercer autocontrol. Tan pronto como ellos pasan más allá de los límites de lo usual empiezan a exhibir una serie de movimientos extraños, a pronunciar palabras innecesarias y en general, a asumir poses afectadas de cuerpo y espíritu. ¡Es posible imaginar como esa gente pierde su compostura cuando cruza los grandes límites! Hay que recordar que al aproximarse a la Luz uno debe llevar la lámpara de uno sin derramar. Semejante perfección guiadora debe adquirirse en el estado físico. Por lo tanto, la gente con experiencia pide que se los pruebe; de otra manera, ¿sobre qué podrán ellos afirmar su fortaleza? Que toda acción terrenal conduzca al elevado sendero. Que cada pensamiento sea tal que pueda ser repetido ante el Mundo Ardiente. 635. Otro logro más difícil – no es fácil ganar respeto por la creatividad terrenal, sin embargo hay que liberarse del sentido de la posesión. Aquel que siente la grandeza del Infinito ciertamente entenderá toda la inconmensurabilidad de la ilusoria posesión en un sitio tan transitorio como la Tierra. Aquel que entiende la magnitud de la creatividad del pensamiento valorará lo Sublime en toda la creatividad terrenal. De aquí que, percibamos el único gran Sendero y pasemos el fruto de nuestra labor a aquellos que vendrán después de nosotros. Así, nosotros conservaremos el valor del trabajo, no para nosotros mismos, sino para aquellos que vienen y continúan este vínculo de perfeccionamiento. Además, este punto de vista respecto de la posesión debe ser afirmado en el corazón aquí en la Tierra, de otra manera estaremos llevando al Mundo Sutil un gravoso sentimiento de posesiones terrenales. Que la gente combine el concepto de la perfección interior con la aceptación de la belleza en las cosas terrenales. Belleza para muchos, ¿No es este un fuego salutífero para los peregrinos? Así, el refinamiento de será para otros una noble y digna decisión. 636. Los tiempos son muy complejos. El odio entre los hombres ha alcanzado proporciones extraordinarias. Uno ya no puede hablar de las rivalidades de otros tiempos entre los antiguos clanes. Eso era un juego de niños comparado con el odio de nuestros días. Por lo tanto, manifestemos autocontrol respecto de lo que hablo. 637. Aquel que desafía la corriente escoge piedras firmes. Aquel entiende a quien y cuando puede encomendar la Enseñanza. El Pájaro de Vida, el Cisne resplandeciente, también revela conocimientodirecto respecto de donde yace el límite del servicio. La determinación de esta demarcación no puede expresarse en lenguaje humano. Puede ser sentido inalterablemente, pero no puede ser calculado con medidas físicas. Así se crea una gran prueba para cada traición. Otra gran prueba yace en la aceptación de las personas sin hogar. Puede existir mucha mofa sobre el concepto de las personas sin hogar. Para la mente terrenal el concepto de hogar es una necesidad absoluta. Si alguien se atreve a expresarse a sí mismo como una Casa de Luz sería tomado como lunático. Por lo tanto, el cambio de las moradas terrenales es una muy útil expansión de este concepto. Otra gran prueba es aquella de escuchar cada pensamiento. El lastimoso concepto del secreto terrenal conduce a la gente a muchos errores. El orgullo y el egoísmo se rebelan contra la ausencia de secreto, mas los colaboradores de la

140


Jerarquía de la Luz ya entienden este grado de cooperación. “Yo estoy listo,” dice él y se apresura a abrir su corazón. El dominio exitoso de todas las pruebas yace en nuestros corazones y consiste en nuestro amor por el Señor. Si estamos llenos de amor, ¿qué obstáculos pueden existir? El mismo amor terrenal crea milagros. ¿No multiplicará nuestras fuerzas el ardiente amor por la Jerarquía? Estas fuerzas ayudarán a transformar el concepto de los sin hogar en un Hermoso Hogar, ¡vasto e ilimitado! Uno no puede pensar en un hermoso espacio mientras estemos inmersos en la bruma de satisfacción. Se dice que el hambre obstruye el sendero a Dios, pero Nosotros también añadiremos que la satisfacción es como agua turbia. Aquel que entiende la diferencia entre hambre y contentamiento entrará en la corriente. Mas aquel que toca la Luz se transformará en un Pájaro de Vida. Hasta que el Pájaro de Vida permanezca como una abstracción poética aquel espíritu no estará preparado. 638. Se ha dicho, “No metas Fuego en vestiduras inflamables, pero trae un júbilo ardiente.” En esta indicación yacen todos los prerrequisitos para la comunicación con el Mundo Ardiente. Verdaderamente, incluso las vestiduras del Mundo Sutil no siempre son adecuadas para el Mundo Sutil. Así, también, el júbilo del ascenso debe transcender cualquier alegría terrenal. Este debe brillar y por su Luz que sea un faro para muchos. ¿Quién, entonces, puede ridiculizar a la alegría y a la Luz? El topo no conoce la atracción de la luz; y ¡sólo un espíritu malvado no entiende lo que es la alegría! Cuando te regocijas ante las flores, cuando buscas en pensamiento penetrar en su maravillosa estructura, en la creación de una pequeña semilla, cuando valoras la fresca fragancia, tú ya has hecho contacto con el Mundo Sutil. Aun en las flores de la Tierra, en el plumaje de las aves y en las maravillas de los cielos uno puede encontrar aquel júbilo que lo prepara para los portones del Mundo Ardiente. Sobre todo, uno no debe estar muerto a la belleza. ¿Dónde podrá uno encontrar un escenario mejor que la belleza para la devoción, para la aspiración para una determinación infatigable? En medio de las condiciones terrenales uno debe aprender a encontrar aquello que es aplicable a todos los mundos. En el momento del cruce al Mundo Sutil no habrá tiempo para deliberaciones; la iluminación por la alegría puede y debe ser instantánea. Así, la conciencia es en realidad conservada por la alegría. Pero uno no debe perder ni siquiera una hora aquí en la Tierra en aprender a regocijarse con cada flor. 639. Deja que vivan en tu memoria los grandes hechos históricos. Como flores de primavera ellas pueden regenerar tu conciencia. El esfuerzo de los logros fue difícil debido a su exclusión de la conciencia de las masas. Usualmente sucede que el Gran Trabajador Espiritual no conoce sus verdaderos colaboradores; sólo raramente puede él enviar sus saludos desde lejos. Por lo tanto, haces bien en tus escritos señalar sobre envíos de saludos a distancias lejanas. Así se expresa la amistad y la afinidad de las almas. 640. Hay momentos en que uno se pregunta por qué y cómo la gente se encuentra nuevamente luego de muchas encarnaciones. Existen muchas razones para esto, pero la razón principal es el Magneto Cósmico. Uno podría notar que la gente se atrae precisamente a través de un sentido del karma; nada puede contener al deudor. Los conceptos terrenales dificultan la coordinación del Infinito con la manifestación del karma. ¡Cuán grande tendrá que ser la atracción para sostener semejantes energías divergentes en correspondencia! Además, un lado siempre tratará de escapar, mas la ley lo conducirá a la inmutable comprensión de lo inevitable. En esto uno puede observar una atracción psíquica que sólo prueba la unidad de la ley fundamental. La gente también encuentra difícil de aceptar el hecho que las encarnaciones varían de acuerdo a los principios psíquicos y no de

141


acuerdo a distinciones terrenales. No son muchos los que puedan entender que un rey pueda encontrarse como un jornalero y un zapatero remendón como senador. El concepto de Agni es el que resuelve el acertijo de cambio. El cambio de existencia se asigna de acuerdo a Agni. La energía ardiente nos conduce a acciones supraterrenales. Nosotros no valoramos las rebeliones terrenales en la forma de asesinatos – sólo la iluminación es la verdadera victoria de Agni. 641. La economía de fuerzas distingue a aquel que ha entrado a la corriente. Ninguna disipación insensata es posible allí donde se aprecia el valor de la energía. Si nosotros tenemos un valioso remedio que no puede ser reaprovisionado, ¿lo destruiríamos insensatamente? Uno debe aceptar Agni como una substancia verdaderamente inapreciable. Uno debe darse cuenta de la dificultad de desarrollar esta energía y que es imposible compensarla si existe un gasto excesivo de ella. Simplemente uno tiene que proteger este Fuego Divino con un cuidado especial. Aquel que admite susurradores tenebrosos no está protegiendo a Agni. Incluso en momentos de especial consternación uno debe conservar autocontrol, del cual Nosotros ya hemos hablado. Mucho ha sido dicho, pero uno debe aplicarlo en la acción. Nadie desea que el tiempo deba pasárselo ociosamente, pero el dormir y el despertar son partes de la misma actividad. Así, en esta conexión también, uno no debería juzgar sólo con medidas terrenales. Que la gente se acostumbre sin demora a pensar en los dos mundos. El pensamiento – único y por siempre existente – no debe ser confinado sólo al plano terrenal. 642. La semilla del espíritu tiene necesidad de golpes fortalecedores. La mortecina satisfacción y la insensata disipación de la vida son acciones contrarias a la naturaleza. La gente no entiende el carácter benéfico de los golpes que nos empujan hacia delante como explosiones de un motor. La explosión de energía mueve a la humanidad. Uno debe saber el grado al cual Agni empieza a actuar precisamente durante la manifestación de la energía. En la naturaleza uno puede observar muchos ejemplos, mas la gente prefiere no participar de la ley de unidad. Es verdad que sin una comprensión del futuro, los golpes, como fuerzas motivadoras, serán incomprensibles. Estos golpes serán motivo de quejas y abatimientos. En consecuencia, es tan necesario adoptar los fundamentos del autoperfeccionamiento para el gran futuro. El esfuerzo hacia el futuro será en sí mismo una evidencia de Agni. No pienses que es superfluo que se haya vuelto a hablar de Agni y del futuro. Hay que reconciliar al infante con su primer dolor. Las expresiones de quejas denotan una falta de comprensión de los problemas de la vida. Durante los golpes que nos empujan hacia adelante es especialmente difícil entender el verdadero significado de estos. Mas el inicio del heroico logro denota en sí mismo la aceptación de estos golpes impulsores. No olvidemos este concepto de los golpes impulsores. 643. Verdaderamente, uno debe tener discernimiento para constatar aquello que es verdaderamente importante. Muchas son las ilusiones y los fantasmas que obscurecen la evaluación del verdadero avance del espíritu. Muchos espectros de las fuerzas tenebrosas intentan seducir o aterrorizarnos. Dichos ataques son especialmente preponderantes en la vecindad de las personas obsesivas o que tienen enfermedades mentales, quienes son como puertas abiertas, no solamente para atraer entidades hacia sí sino para crear canales para que las personas de su alrededor sean atacadas. Son imperceptibles los límites donde termina la lucidez y empiezan las enfermedades psíquicas, en consecuencia, Yo aconsejo tener gran precaución. Yo considero inútil usar la fuerza en experimentos con la obsesión cuando la propia enfermedad de uno perturba el equilibrio. Los susurradores pueden adherirse al oído del enfermo. Sólo una conciencia firme puede sacudirse de estas serpientes

142


venenosas sin demora. Tú ya sabes que no hay que descuidar ninguna enfermedad. Uno debe inocularse inmediatamente con vigor y no olvidar a Agni. 644. Beatitud, Nirvana, Proximidad Divina y todos los términos análogos usados para nombrar un estado elevado que usualmente se entiende en un sentido terrenal. Así, la Beatitud siempre es entendida como una inconsciencia extática y el arrobamiento de una cierta clase de descanso indolente; mas la inconsciencia podría ser entendida sólo como el borrado de todos los medios y ejemplos terrenales. Verdaderamente, ¿por qué esas maneras terrenales limitadas, cuando uno ya puede actuar a través de las energías superiores? ¿Será posible identificar la Proximidad Divina con indolencia e inmersión en la inconsciencia? Semejante correlación es contraria al mismo significado del acercamiento al Principio Más Elevado. Esta articulación con lo Supremo, esta transformación a través de las energías elevadas, primeramente impulsa a uno a incrementar la tensión de todas las fuerzas. Incluso en una tensión extrema el ser humano no debe dejar de mantenerse firme. Pero en medio de los contactos con los ardientes resplandores, la semilla del espíritu será encendida más y su esfuerzo dirigido hacia el pensamiento-creatividad, sin freno alguno. Uno podría preguntarse por qué la gente trata de limitar y menospreciar la importancia del Mundo Ardiente. Ellos desean cubrir este Mundo con las limitaciones terrenales y también estipular que los habitantes de otros mundos deben existir en cuerpos terrenales y vivir en condiciones terrenales. Únicamente una imaginación subdesarrollada puede limitar al Universo hasta ese extremo. Por lo tanto, Yo enfatizo grandemente el desarrollo de la imaginación como la base del esfuerzo hacia los mundos elevados. 645. ¿Cómo puede el ser humano crear mentalmente cuando este ni siquiera es capaz de imaginar un ambiente deseable para sí mismo? ¿Cómo podrá este pensar en el refinamiento de las formas cuando nunca su pensamiento las imagina y así se torna incapaz de hacer sus alrededores dignos de los Seres Superiores? La esencia no está en el lujo sino en la simetría. Sólo la evidencia de la proporcionalidad podrá levantar la conciencia espiritual. Los antiguos se volvieron a la ley de la proporción, buscando la solución en los números, mas la conciencia ardiente está más allá de los números y crea a través de la inmutabilidad. En esta inmutabilidad nada es menospreciado, lo que en sí mismo refleja la ley ardiente en los caminos terrenales. Así podrá uno percibir gradualmente la Ley Superior. 646. Batir es un símbolo de la cosmogonía. Aquel que ha aceptado un proceso tan simple como el símbolo de una gran acción ha entendido verdaderamente la correlación entre el microcosmos y el Macrocosmos. En el plano físico la rotación en espiral es la base de la acumulación de la substancia, y el pensamiento también actúa de idéntica manera. Desde las Cimas hasta en el caos, el Espacio se intensifica por las espirales de la conciencia. El pensamiento en espiral se transforma a sí mismo en substancia, penetrando en todo el Cosmos. Uno debe entender y aceptar la transformación del pensamiento en substancia. Esta soldadura conserva el suministro de substancia ya que el pensamiento es inagotable. En la Tierra se cosecharía mucho beneficio mediante la comprensión de la materialidad del pensamiento. La gente teme cansar demasiado al cerebro, mas esto es un absurdo ya que el pensamiento no puede causar fatiga excesiva. La enfermedad mental es causada por numerosos otros excesos. El fumar, el tomar alcohol, la excesiva indulgencia sexual, la falta de sueño, el comer en exceso, la irritación, la fatigosa depresión, la envidia, la traición y muchos otros horrores de la obscuridad son la causa del agotamiento excesivo que es atribuido a los trabajos mentales. Como fuerza profiláctica, el pensamiento no ocasiona fatiga sino que contribuye al intercambio de substancias superiores. El culpar al pensamiento por una fatiga excesiva es

143


equivalente a la expulsión de Agni del corazón. Ambos conductores conectan a la humanidad con los mundos superiores; uno debe valorar estos hilos que si no existieran uno podría hundirse en el caos. En occidente, la religión significa el vínculo con Dios, con el Principio Más Elevado; esto quiere decir que todo lazo debe ser valorado y la relación más importante será a través del proceso del pensamiento. Por lo tanto, uno debe liberarse del temor a que el pensamiento puede causar fatiga. Pero si tú notaras fatiga durante el proceso de pensamiento, busca otras causas; usualmente ellas están cerca de ti. Tal vez la causa no está en ti. Tal vez aire envenenado ha entrado por la ventana o la leña de la chimenea no es pura. Usualmente causas intrascendentes producen graves consecuencias y es especialmente deplorable que un pensamiento portador-de-luz sea considerado como fuente de fatiga. El pensamiento es salud, renovación, intercambio de substancia – entendamos así la beneficiosa cualidad del pensamiento. 647. Cuando Yo digo, “Cárguenme más,” Yo no me estoy desviando de la economía de fuerzas mencionada anteriormente. Se debe conocer que la carga desarrolla la resistencia de la semilla del espíritu. Uno no puede rechazar la ley de gravedad. Así debería entenderse el valor de la carga. Cualquier marinero te puede decir sobre la necesidad de lastre en un barco. Ningún marinero considera zarpar sin carga. Igualmente útil es la carga en medio de una tempestad. No le temas a la carga, esta sólo revelará el fuego del corazón. Así debería pensar uno de cada acción. Y así debería uno terminar todo consejo. 648. El “abrazo ardiente” es la formación de un planeta cuando un complejo de agregados químicos envía su cooperación hacia el abrazo de Fuego. ¿No deberían los seres humanos, como un microcosmos, esforzarse hacia el “abrazo ardiente”? A través del abrazo ardiente el ser humano es atraído hacia los conceptos más elevados. Este empezará a buscar la substancia ardiente en sus alrededores. Así él se rodeará con armonias ardientes, reconociendo en los más variados objetos el principio cercano a él. El observar los objetos que rodean al ser humano con los centros abiertos es percibir la armonía ardiente. Uno debe poner atención a los hábitos de la gente ardiente; con todo su amplio punto de vista, ellos son sensibles a lo que los rodea. Ellos sienten hasta el punto del dolor mucho de aquello que permanece sin ser notado por otros. No sin razón se ha dicho que es difícil para el fuego durante un torbellino. Es precisamente el vórtice terrenal lo que tensa los centros. Pero esto esencialmente no causa daño; por el contrario, esto crea una tensión útil. El ser humano ardiente siente profundamente el desvanecimiento de la existencia terrenal y conoce el sendero superior con todo su ser. Nada desviará al ser humano ardiente de su meta. Ni de día ni de noche olvida él su predestinado camino. Él es indiferente sobre si tendrá éxito en su ascenso. Para el espíritu que se esfuerza la condición de su cuerpo ha perdido importancia. No vayamos a entender esto como una alusión especifica a las vidas de los santos, sino que consideremos el hecho de dichos logros como posibles en la vida. A la humanidad se le han concedido muchos signos, no hay que olvidarlos. Todos ustedes recuerdan estos hitos, los que están esparcidos a lo largo de la vida. Cuando las Tablas sean reveladas, uno debe leerlas y con valor caminar hacia la Luz. 649. Tú ya entiendes por qué es mejor decir muy poco que decir demasiado. Tú tienes muchos ejemplos de cómo distorsiona las instrucciones la conciencia no preparada. Se puede mostrar como la indicación más simple es desviada cuando es entregada a una conciencia no preparada. ¡Se introducen tantas consideraciones terrenales para así aplicar medidas no-terrenales en la Tierra! No sólo perfectos extraños sino también aquellos ya familiarizados con la Enseñanza la pueden tergiversar debido a una falta de comprensión; por esta razón a Mí me preocupa mucho que la

144


Enseñanza sea dada de acuerdo al lugar y al nivel de conciencia. Algunas veces también, uno debe leer entre líneas, especialmente cuando algunos quienes son obviamente amigos no comprenden lo que se les señala. Con dificultad la gente acepta instrucciones fuera de su norma usual. Existen muchos casos de gente que se limita a sí misma. Por ejemplo, una mujer no ha podido encontrar a su esposo y a sus hijos; ellos están cerca, pero ella se acongojará por su pérdida y no se volverá a buscarlos. Así sucede no sólo en la Tierra sino también en el Mundo Sutil. Uno debe desarrollar cooperación y persistencia aquí y también allá. 650. En todas las Enseñanzas las fuerzas tenebrosas están representadas tirando sus flechas ardientes a Aquel que es Iluminado. Esta batalla está representada en hermosos símbolos. No menos hermosa es la indicación que las flechas malevolentes no llegan a su blanco sino que estas forman una red protectora. No tomemos esto de una forma ligera; este símbolo es absolutamente real, aun desde el punto de vista de la ciencia moderna. La llama malevolente encuentra al gran fuego del corazón y se convierte en su subordinado y de esta manera aumenta el Agni del Gran Espíritu. Así, el corazón que manifiesta todo su poder es invencible. En caso de retirada, busca en las cercanías. ¿Ha mantenido el corazón toda su fuerza? ¿No han interferido algunas circunstancias terrenales transitorias? ¿Se ha sentido lástima por uno mismo? ¿Algún estremecimiento de temor ha nublado al corazón? ¿La duda ha permitido que se presenten nubarrones? Verdaderamente, allí donde el Agni del corazón no está nublado, no podrá haber derrota. Con frecuencia un ser humano siente que ha llegado a su límite, mas no es sino un engaño de su deficiente visión, además que todavía grandes extensiones yacen ante él, precisamente de donde la victoria puede llegar. La precocidad conduce a desventuras. 651. ¡Cuántas inalterables verdades han sido rechazadas! Ellos dicen que no existe la vida eterna. Sin embargo, sí existe. Dicen que el Mundo Sutil no existe. Sin embargo, sí existe. Dicen que no existe interacción entre los mundos. Sin embargo, sí existe. Dicen que no existe la Guía Superior. Sin embargo, sí existe. Así los negadores tenebrosos tamizarán la luz del corazón. Mas no existe cerradura que pueda prohibirle al corazón el logro. Uno no sólo debería discutir y leer, uno debería también sentir la calidez del corazón. Esta calidez puede ser medida; esto significa que es accesible a sencillos aparatos. Agni señalará el camino a la tierra donde se ha preordenado la victoria del corazón. El Mundo Ardiente convoca a la victoria. 652. El auto-perfeccionamiento es el logro más difícil. La gente introduce en este proceso tantas inconsistencias que obscurece la manifestación del verdadero auto-perfeccionamiento. Este autoperfeccionamiento se simplifica principalmente cuando se acepta a la Jerarquía. Todos deberían darse cuenta que el perfeccionamiento de la conciencia contiene en sí mismo todos los otros aspectos del mejoramiento, pero hay que dejar claramente establecido que el mejoramiento mecánico de los detalles de la vida diaria no puede ser considerado como perfeccionamiento. Uno podría ser capaz de forjar el arma más mortal o descubrir el veneno más potente, pero es imposible considerar esas habilidades intelectuales como un digno mejoramiento. Sin embargo, para entender las ideas de los mundos elevados, es necesario determinar lo que es el auto-perfeccionamiento. Nosotros podemos llegar a la decisión de lo hermoso que pueden ser los logros cuando entendemos para qué ellos deben ser alcanzados. No habrá ni siquiera un solo pensamiento sobre el logro si nosotros no tenemos la concepción de la deseabilidad del mejoramiento de la vida. La afirmación sola del mundo físico no puede hacer avanzar el verdadero desarrollo de la conciencia. Tomemos la historia de la humanidad. Observemos lo breve que fueron los períodos de materialismo; estos terminaron invariablemente en

145


convulsiones sangrientas. En efecto, la tendencia del pensamiento se vuelve rebelde y al haberse perdido el sendero correcto se multiplican los crímenes. El auto-perfeccionamiento es posible sólo a través del refinamiento de la conciencia en su búsqueda de rodearse con dignas y honorables manifestaciones. Así la conciencia podrá protegernos de pequeños y vergonzosos pensamientos. La conciencia conduce al Mundo Ardiente. 653. La indignación es en efecto justificada cuando la gente desea coronar su ciudad con una monstruosa torre y construir una taberna en su tope. No es por casualidad que Nosotros nos hemos referido a este símbolo. Pregúntale a cualquiera con qué le gustaría adornarse y descubrirás su nivel de conciencia. No son sólo las personas iletradas sino también las más sensatas quienes no tienen aversión de adornarse con crudos y primitivos objetos. Hay momentos en que uno se maravilla ante el destello de sensibilidad de los así llamados salvajes así como uno se espanta ante el despliegue absurdo de los así llamados líderes civilizados. Sopesa donde hay más fuego del corazón y donde es más fácil despertar la conciencia. 654. Recordemos un viejo cuento chino sobre los Decretos Elusivos. Un hombre pasaba por la morada de ocho hombres santos y notó que ellos estaban peculiarmente ocupados. Uno de ellos se afanaba en un intento de saltar hacia arriba. Cuando el transeúnte le preguntó por la razón de dicho ejercicio, respondió, “Estoy atrapando los Decretos Elusivos.” Otro de los Benditos sostenía sus manos sobre el fuego y se refería a los mismos Elusivos Decretos. Un tercero estaba parado sobre un riachuelo helado y hablaba de los mismos Decretos Elusivos. Los ocho Benditos tensaban sus fuerzas esforzándose hacia los Decretos superiores. El transeúnte pensó, “Si incluso aquellos que ya han llegado a la beatitud deben esforzarse tan vigorosamente para conocer y atrapar los Decretos, entonces ¡cuánta más tensión deberé yo aplicar no vaya a ser que la Voluntad Superior se me escape!” En esta historia uno puede percibir algunos conceptos útiles. Primero, el estado de la tensión más grande puede en efecto asistir a la receptividad trascendental. Segundo, el haber obtenido ya la iniciación no necesariamente releva a uno del peligro de fracasar en el cumplimiento de los elevados Decretos. Tercero, uno debe acoger todas las formas de tensión para poder estar en concordancia con el Mundo Superior. ¡Con cuánta frecuencia los Decretos Elusivos destellan en el espacio y retornan nuevamente al erario de lo que no se puede aprender! Es sorprendente lo grande que es irse en contra de la costumbre al hablar sobre los Decretos Elusivos. Algunos sonreirán burlonamente en ignorancia, otros censurarán con arrogancia, algunos se ofenderán y actuarán con crueldad. De esta manera, cada uno a su propio modo ignora los Decretos – decretos sutiles, desapareciendo en el éter. Así, un antiguo cuento chino nos recuerda la debida atención a los Decretos Elusivos. 655. Los Decretos Ardientes no sólo deben llegar a su destino, sino que deben permanecer en estado de agitación como las alas de un pájaro asustado. Uno puede preguntar ¿cómo se puede comparar un decreto con alas agitadas cuando el Decreto es una flecha ardiente? En verdad, el Decreto puede parecerse a una flecha y llegará a su destino, pero ¡ese blanco que es el corazón debe estar constantemente en llamas! En otros casos el Decreto podría ser comparado con las alas de un pájaro asustado. Además, uno debe siempre tomar en consideración el estado físico del ser humano y de la naturaleza. Durante una tormenta la flecha ardiente incrementa la tensión hasta un punto peligroso. En verdad, las manifestaciones electróforos se refuerzan mutuamente pero durante estas manifestaciones uno no debería transgredir la línea de seguridad de la tensión en las acciones terrenales. Es prudente observar el estado físico de tu acompañante. Desafortunadamente, el orador con frecuencia sólo se escucha a sí

146


mismo y no pone atención a sus oyentes. Únicamente una conciencia ardiente enfoca toda su atención para saber las características de sus oyentes. Dicha atención en sí misma se caracteriza por la magnanimidad. 656. Cuando Yo hablo de tensión no debe interpretarse como fanatismo. Por el contrario, la tensión que vincula a uno con la Jerarquía puede ser precisamente la partida espiritual de las acostumbradas condiciones. Aunque anteriormente la gente caía en un fanatismo corporal esto no significa que en una época espiritualmente más avanzada se necesita usar los mismos métodos primitivos. Si anteriormente era necesario amenazar a la gente con tormentos en el infierno para restringir su participación de alimentos sangrientos, hoy en día la dieta vegetal entra en la vida de modo natural. Así, también, cuando entendemos que el corazón es el centro del espíritu, entonces las manifestaciones físicas de los fanáticos serán reemplazadas por la revelación de la vida del corazón. Así, gradualmente, incluso en la época más difícil, entraremos en la espiritualización de la vida. Ante ti existen muchos serios ejemplos de naciones enteras perdiendo su imagen. Más cuando se conoce al Mundo Ardiente, el estado terrenal más elevado parece pequeño y transitorio. 657. Tienes razón al decir que la existencia de un Gobierno Invisible deja perplejo a muchos, pero si existiera un inadvertido gobierno obscuro, entonces ¿por qué no habría un Gobierno de Luz? ¿Será posible que la mente del ser humano esté totalmente obscurecida que reconozca todo lo negro en lugar de pensar en la Luz? En realidad la gente entiende y ha escuchado más de una vez sobre las fuerzas tenebrosas, las que están universalmente unidas, pero sospechan especialmente del Gobierno del Bien y de la Luz. La gente no está acostumbrada a unirse por el Bien. Ellos usan el Bien como el principal pretexto para la desunión. Toda la enfermedad del planeta puede considerarse como el resultado de la discordia absoluta entre aquellos que pudieran unir sus fuerzas para el Bien. Es deplorable que ni siquiera en los templos los corazones de los seres humanos se transformen para cooperar. Así, reflexionemos sobre la cordialidad y la hospitalidad, los que ya son chispas de cooperación. 658. Nuestras Comuniones no son meramente para información sino para ser aceptadas con el corazón. Pronto terminarás con la primera parte de los escritos sobre el Mundo Ardiente. Estos escritos no deberían ser dados a los curiosos ya que de aquí podría surgir blasfemia. Hay que entender y ponerle una total atención al significado de la blasfemia. La blasfemia no sólo que rechaza la Luz, sino que ella misma es portadora de una real infección. El blasfemo no es el mismo después de su declaración debido a que desgarró parte de su red protectora. Uno entonces puede esperar diferentes enfermedades ya que la red protectora no es sólo una protección espiritual sino también física. Por consiguiente, se deberían prohibir las expresiones blasfemas, incluso en la niñez. Es deplorable que la gente haya perdido el sentido de responsabilidad hasta el punto de olvidar la importancia de las palabras. Ante las Puertas Ardientes no se pensará en términos blasfemos, pero si nosotros permitimos que estos términos echen raíz conscientemente, se volverán como cuchillos al rojo vivo que quemarán al corazón. La pérdida de la palabra armonía degrada al ser humano. ¿Cómo fue que Pitágoras fue capaz de entender la importancia de la gloria del cuerpo de Luz? Además, la aparición de numerosos inventos mecánicos ha destruido hasta cierto punto la evidencia de cultura. En efecto, las fuerzas de desintegración son muy activas; ellas atacan a todo aquello que es hermoso con putrefacción, con infección e insensatez. Existe mucha información de la actividad de las fuerzas obscuras; no es superstición sino documentos que corroboran sus intenciones. Es posible protegerse de ellos con el uso de las energías ardientes, pero para esto uno tiene que reconocer a Agni. De aquí

147


que, aquellos que desean recibir continuadamente registros del Mundo Ardiente deben probar que estos son importantes para ellos. 659. El Samadhi es sólo un estado ardiente parcial. En la Tierra es difícil entender la potencialidad de la existencia ardiente, cuando incluso el Samadhi no corresponde a la Tierra enteramente. Si el Samadhi pone en peligro la vida, entonces ¡qué tensión de energía debe requerirse para la asimilación del Fuego! La transmutación de la conciencia crea tal estado intensamente extático que la acción de la tensión ardiente corresponde meramente al poder del nuevo ser. El sonambulismo establece su resistencia ardiente aun en la Tierra. En un cierto estado el sonámbulo adquiere una fosforescencia que lo protege completamente de ser quemado, aun en un fuego poderoso; esos casos son muy conocidos tanto en Oriente como en Occidente. Pero el curso del sonambulismo es una transmutación de conciencia la que enciende, toda la substancia nerviosa y así el fuego es absorbido por el fuego del aura. Así pues, esto da una idea de la transformación del cuerpo ardiente. Uno puede recordar ejemplos de vidas muy ordinarias en que madres salvaron a sus hijos y al hacerlo soportaron los asaltos más furiosos de los elementos. Una cierta substancia transformó su fuerza. No sin razón se ha dicho que la metafísica no existe – sólo la física. Además, la física enseña que el éxito se crea en la alegría. Pero, ¿qué puede implementar la intrépida alegría del espíritu si no es la comprensión del Mundo Ardiente? Uno debe cultivar esta comprensión como una flor preciosa. El Loto Plateado brilla como un signo de la apertura de las puertas del futuro. 660. La discriminación es una de las cualidades ardientes más pronunciadas. La discriminación no es conocimiento-directo, sino una luz tenue, del lenguaje del Mundo Ardiente. Verdaderamente, el ser humano con los centros abiertos no juzga por las palabras; este entiende todo el significado interior del discurso. Si todos los jueces estuvieran a este nivel de la discriminación ardiente, muchas ofensas aparecerían con una luz diferente. Pero esa discriminación necesita que se la cultive. Esta discriminación existe en la semilla del espíritu, mas uno tiene que evocarla del depósito de lo No Manifestado. En consecuencia, se necesita un aguzamiento de la conciencia de modo urgente. Que todos los que se aproximen se manifiesten como un juez ejemplar. Que el primero empiece juzgando con los ojos, otro por la entonación de la voz; un tercero de acuerdo al movimiento corporal. El lugar donde empieza uno es inmaterial debido a que el fuego interior está reflejado en todos los centros nerviosos. Es instructivo observar como las palabras no pueden reflejar las condiciones internas. Con paciencia uno puede llegar a obtener grandes resultados y revelar signos de comprensión ardiente. Ciertamente, esto será sólo un vislumbre del Mundo Ardiente, pero cada chispa de ese proceso de conocimiento es ya un logro. Al momento de entrar en el Mundo Sutil uno debe tener en mente la resolución de dirigirse hacia la Luz y así apresurar el auto-perfeccionamiento y para esto todo consejo es extremadamente importante. Si aquí en la Tierra nosotros ya nos aproximamos a la discriminación, entonces, al cruzar hacia el Mundo Sutil este logro será de gran beneficio. La dificultad principal es que la desesperación y la perplejidad impiden la asimilación de las nuevas condiciones. Pero si nosotros recordamos firmemente para qué y adónde vamos, instantáneamente encontraremos muchos colaboradores. Sin embargo la gente se desconcierta especialmente porque no existe secreto cuando la Luz Inefable penetra en todo lo que existe. Benditos aquellos que no tienen que avergonzarse por las acumulaciones de su corazón. Ama todo aquello que puede elevar al corazón. 661. El fanatismo es inadmisible. En él no existe devoción, ni amor, ni magnanimidad sino que es un retroceso al estado animal. El fanatismo engendra traición, hostilidad y crueldad. El fanático no

148


puede llegar al Mundo Ardiente ya que la llave para abrir su puerta es el amor. El fanatismo es como una enfermedad a la que no se ha prestado atención, si no es inmediatamente atendida se vuelve incurable. Una conciencia así debe tener grandes sacudidas para poder entender la verdadera devoción. La repugnancia no nos llevará a adquirir la cualidad de este imán que es la devoción. Por lo tanto, a Mí me preocupa tanto que tú no debes perder ni una sola oportunidad para manifestar cordialidad. El mejor combustible debe ser conservado para el fuego del corazón. El almacenamiento de la afabilidad genera compasión sincera, la que está directamente opuesta a la crueldad del fanatismo. El fanatismo sólo sabe de egoísmo que presuntuosamente dice “todo o nada.” Y debido a que todo es imposible, entonces nada es lo que queda. Por lo tanto, toma nota aun de la señal más diminuta de fanatismo. Cúrala con la paciencia más grande como lo harías con una enfermedad contagiosa. Es precisamente el fanatismo el que ha golpeado duramente a las más hermosas Enseñanzas y ha corroído las semillas del amor. Uno debería preparar cuidadosamente todo aquello que facilite el acceso de Agni al corazón. 662. El crecimiento de la conciencia es usualmente considerado como un proceso lento. Sin embargo se puede percibir como, aun en medio de las condiciones terrenales, la conciencia crece ante nuestros ojos. Ciertamente, para dicho crecimiento existe la necesidad, por una parte, de tensión y, por otra, de un entendimiento muto y armonía con el imán de una conciencia que ya es ardiente. Uno puede regocijarse cuando en cada progreso de la conciencia vuelven a la vida las antiguas adquisiciones del espíritu. Uno se puede regocijar cuando la esencia de la vida es regenerada debido a la proximidad de un corazón encendido; sin embargo, uno debe percibir la diferencia entre el ensanchamiento e iluminación de la conciencia y el psiquismo inferior. A Nosotros no nos complace para nada ver el incremento de la interrelación con las esferas inferiores del Mundo Sutil. Uno no debe olvidar que las entidades inferiores, incluso aparte de una obsesión permanente, pueden entumecer, la conciencia. De lo más bajo sólo resulta lo más bajo. Así, una vez más entendamos por qué es tan necesario el esfuerzo del corazón hacia lo más Elevado. Las máximas sencillas no deben ser arrogantemente desdeñadas; ellas dan fe de una manera simple de lo más esencial. Cuando un guerrero está listo para la batalla, su líder lo examina. Así, Yo necesito una especial cautela cuando hablo del elemento más sutil, el fuego. Uno no debería pensar que el fuego es una fórmula química. Uno debería entender adecuadamente el absoluto carácter indefinible de este. Ya en la antigüedad podemos nosotros encontrar todas clases de descripciones de las características del Fuego; como este penetra en todos los objetos; como todos los cuerpos celestes, sin excepción, están impregnados con Fuego. En consecuencia, nosotros no podemos escapar de este luminoso elemento; y es prudente prepararse para encontrarse con él y saber que el conocimiento del fuego más elevado es útil para vencer los fuegos más bajos. 663. ¿Cómo puede uno llegar a tener éxito? Recuerda – a través del gozo – no a través de la desesperación, sino del gozo. Ni por un instante creas que Nosotros sopesamos la probabilidad o improbabilidad del éxito. Piensa así, ¿Es tu gozo suficiente para apresurar el ascenso? Nosotros siempre aconsejamos alegría. Es necesario darse cuenta y recordar que tú has tenido éxito cuando te regocijaste. Ciertamente que esto no es el cabrioleo de un becerro en la pradera, sino el gozo creativo que transforma todas las dificultades. El juego de la Madre del Mundo está en el gozo. Ella estrecha en sus brazos a los iluminados en Su velo de dicha. ¡Regocíjate entre las flores; y en medio de la nieve – igualmente fragante – regocíjate también!

149


664. Si nosotros miráramos a nuestro planeta desde arriba, observaremos, además de los evidentes volcanes, vórtices particulares de luz y obscuridad. El espíritu humano puede crear manifestaciones poderosas de energía. Uno puede decir que los vórtices de Luz son salvadores del equilibrio del planeta. Tampoco está alejado de la verdad el decir que los vórtices de obscuridad contienen un gas destructivo, el que no solamente es mortal para la corteza del planeta sino que puede alterar el clima e incluso provocar en cambio en la posición de los polos. Así de poderoso es la importancia de lugares puros donde se pueda afirmar la energía psíquica. Se pueden encontrar referencias a los lugares puros en los Escritos Sagrados, en la Biblia y en el Rig-Veda; el Tao asimismo tiene conocimiento de estos lugares-tesoros de la Tierra. Nosotros Nos regocijamos cuando notamos al alza de nuevos Ashrams, ¡ya que la gente raramente piensa en el poder de sus espíritus! 665. La Muralla Ardiente, La Neblina Ardiente, El Bautismo Ardiente afirman la ardiente realidad. Por ejemplo, la gente no desea entender que la calidad del fuego gastado por ellos depende de ellos mismos. Ellos no piensan que son ellos los que pueden encender tanto el fuego saludable como el destructivo. La perseverancia en distintas direcciones imparte al fuego su poder y su color inevitablemente; en consecuencia es tan difícil extinguir al consumidor fuego, el que es encendido por la naturaleza de los hábitos. Mas el Yogui entiende la gran necesidad de encender el fuego conectado con el Bien. Pensar en el Bien es la medida de la conciencia. Aquel que lo logra empieza a ascender en abnegación y mide sus pasos basado en el criterio del Bien. Él sabe que no existe máscara del Bien que lo pueda ocultar, ya que el engaño es sólo la ilusión de un instante. Por lo tanto, no olvides como, el santo al que tú veneras, envió saludos a su amigo desde una gran distancia. Él sabía que su amigo había partido buscando un logro y sus corazones se volvieron uno en revelación. Nada puede impedir la revelación del corazón. Así una mutua confesión de fe es en sí misma un anticipo del lenguaje del Mundo Ardiente, donde lo escondido se revela. No es de sorprenderse que la palabra Verdad sea constantemente repetida en el curso de las edades. ¡Aunque varíen los tiempos, cómo puede olvidarse la Verdad! Uno puede regocijarse ante cada mención de la Verdad ya que nosotros hablamos de aquello que amamos, tanto con palabras como con el corazón. 666. El verdadero conocimiento del ser humano siempre estará en armonía con la Verdad Única. Todos los desarrollos humanos deberían ser comparados con la Enseñanza de la Luz y uno podrá regocijarse cuando la comprensión del mundo continúe detrás de la única posible Verdad. Para lograr este propósito uno debe comparar constantemente aquello que es Fundamental con las acciones humanas. Por supuesto, la verdadera ciencia no puede contradecir a las leyes inmutables. Consecuentemente, en las nuevas investigaciones las Tablas de lo Fundamental deben estar constantemente en la mente y en el corazón de los investigadores. Esto le dará a los científicos un entusiasmo invencible, quienes, libres de egoísmo, con honestidad continuarán sus investigaciones para el beneficio de la humanidad. Ellos sentirán las olas de Luz y detectarán nuevas energías entre las vibraciones. El Fuego, el Gran Agni, es el evidente Guardián de lo Inefable. La Luz tiene el poder de atracción y no hay vuelta atrás para aquel que entra en Ella. ¿Qué viajero de buena gana querrá descender a la obscuridad? Que la Imagen Sagrada, mantenida en el corazón, sirva como un hito. Así, que los amigos se den cuenta del poder y belleza del Mundo Ardiente. Que estos amigos no sean meros curiosos, sino que encuentren dentro de ellos un vínculo firme con el Mundo de Belleza.

150


Cuando te pregunten por la segunda parte del Mundo Ardiente, responde, “Será entregada inmediatamente, con tal que sigas pensando en la firme despedida del largo viaje y conserves el gozo y la resolución de apresurarte en espíritu.” Mientras tanto reúne los nuevos descubrimientos que la ciencia está ofreciendo y observa como ellos son utilizados. No olvides que a Agni se lo nutre con gozo, con coraje y aguante. En consecuencia, sigamos el sendero de la conciencia ardiente.

151


Mundo Ardiente 1