Issuu on Google+

Parroquia San Ignacio de Loyola - Padre Hurtado Del 22 al 28 de Agosto de 2011

Boletín Informativo [Volumen 2, N° 110]

Te agradecemos, Señor, por su paso entre nosotros. Nos entristece la separación y tu pueblo necesita con urgencia, muchos hombres como Él.

+ José Domingo Alejandro Devés Valdés. (Q.E.P.D.) La comunidad diaria de Misa de 9:00, que fue también la tuya por tantos años, te quiere despedir. Te vamos a extrañar, pero sabemos de tu gran amor y entrega Dios y la Santísima Virgen; la cual no nos cabe duda, te vino a buscar en el día de su Asunción, muy de madrugada, para llevarte junto a Ellos. En verdad no lo esperábamos, nos ha tomado muy de sorpresa, pero los designios de Dios, definitivamente, no son los nuestros. Hoy nos reúne la tristeza de tener que despedirte. La verdad es que no hubiéramos querido verte partir aún y por eso este adiós es triste y doloroso para todos nosotros. Te vamos a extrañar, pero al mismo tiempo, sabemos que nos llevas la delantera en el encuentro con el Señor. Vamos a extrañar compartir a diario la Eucaristía, donde decías sacar la fuerza para sostener esta obra ¡tan grande! para los más necesitados, "La Casa de la Madre de Dios". Tu delicadeza y amor al Señor, fueron testimonios de vida muy grandes, reflejados en la oración y la preocupación por el prójimo. Tu partida deja un gran cuestionamiento, dolor, vacío e interrogantes varias. Pero el Señor nos dice: " ¡No tengan miedo!". Y creo que eso es lo que tú nos quieres gritar desde allá. No tengamos miedo!, que el Señor todo lo sabe y todo lo hace para bien. Nosotros ac,á te recordaremos siempre y te vamos a pedir que intercedas ante Dios, Nuestro Señor, por tu familia, en especial por Soledad, Carmen Delia, Euge y Alejandrito y por el Hogar que tanto querías y que ese amor tan grande que tú dabas, sea el más fiel testimonio y herencia para todos nosotros aquí en la tierra. Gracias Alejandro, por tu enseñanza de amor a Cristo y a los hermanos. Te queremos mucho… hasta siempre...


De Colores…..

¡EL ENCUENTRO QUE CAMBIARÁ LA VIDA DE TU AHIJADO(A)! Cursillo Hombres: Inicia el 01 de Septiembre Cursillo Mujeres: Inicia el 08 de Septiembre FECHA MÁXIMA PARA PRESENTAR FICHAS: Martes 23/Agosto.

(Fichas en nuestra pag. web) -Atte. Vocalía de Comunicaciones. MCC Diócesis de San José de Melipilla. email: comunicaciones.mccmelipilla@gmail.com. sitio : www.mccmelipilla.cl


¿Pagas tu contribución a la Iglesia? MISIÓN Y FUNDAMENTOS La Iglesia actúa en la sociedad y la sirve por medio de una estructura visible. Para que esa existencia visible sea eficaz, se debe disponer de los medios materiales necesarios y así pueda realizar su misión: Anunciar el Evangelio Celebrar la vida nueva en Cristo Acoger gratuitamente al necesitado Dar testimonio de nuestro amor entre hermanos

Contribución del 1%: ¿Qué es? Para que la Iglesia disponga de medios materiales que la constituyen como signo visible en este mundo, es necesario que todos los fieles que la integran contribuyan a proveerla con parte de sus bienes; al hacerlo su aporte queda elevado al orden sobrenatural al ser parte integrante de un sacramento de salvación. Por eso ningún dinero tiene mejor destino que el que se ofrece para que la Iglesia desarrolle su misión. Esta es la “Contribución a la Iglesia”.

¿Para quién es este llamado? Este llamado va dirigido a los bautizados, sin distinción de edad, nacionalidad, estado civil, educación, profesión o lugar de residencia. Específicamente a los católicos practicantes que valoran el accionar de los sacerdotes, catequistas y voluntarios que trabajan bajo el alero de la iglesia. La iglesia siempre está en nuestras vidas, acompañándonos en las etapas más importantes, en las fiestas religiosas o regularmente en la misa dominical: la Iglesia siempre está presente para acogernos con cariño. Todos estamos llamados a participar contribuyendo con el 1% según nuestro corazón y nuestros medios: un padre de familia puede dar el 1%, un joven puede dar algo de su mesada, incluso los niños pueden comprometerse. No existe aporte demasiado pequeño, o demasiado grande. La verdadera medida que da valor a lo que damos a la iglesia, es el amor con que lo hacemos. La misión de la Iglesia es anunciar la buena noticia del amor incondicional de Dios para todos y cada uno de los seres humanos, expresado en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, Hijo de Dios.

¿Por qué aportar? Porque la Iglesia depende exclusivamente de los aportes voluntarios de sus fieles para poder desarrollar su misión. Porque si los católicos no ayudamos al sostenimiento de su Iglesia, ¿Quién lo hará? Porque aún existen grandes necesidades que la Iglesia no puede afrontar por falta de fondos.


¿Cómo desarrolla la iglesia esta misión? Dando culto a Dios, fundamental razón de nuestro existir Celebrando los sacramentos: Eucaristías, Bautizos, Matrimonios. Educando en la fe: al catequizar, predicar, desarrollar misiones pastorales Desarrollando obras de caridad y apostolado Dando un sentido a nuestra vida Acogiendo y acompañando a los hombres y mujeres de hoy

¿Quiénes realizan esta misión? Sacerdotes y diáconos que nos guían en nuestro conocimiento y experiencia del Evangelio Religiosos y religiosas que ayudan a nuestros pastores en su labor. Sacerdotes ancianos, que nos han dado tanto y que continúan apoyándonos a través de su oración. Seminarios y seminaristas diocesanos Laicos remunerados que trabajan en las parroquias Laicos, voluntarios y catequistas no remunerados

¿Para qué requiere la iglesia de medios materiales? Para remunerar dignamente a los sacerdotes, diáconos, religiosos/as. Para proveer de los elementos necesarios para celebrar los sacramentos Para anunciar el Evangelio y financiar la pastoral entregando a los voluntarios los medios materiales necesarios para esta misión Para ayudar a los necesitados Para acompañar a los jóvenes en su búsqueda, a los enfermos en su dolor Para construir y mantener templos y lugares de oración

Sin nuestro aporte, la Iglesia no puede realizar su misión de anunciar el Amor de Dios por todos los hombres.


Parroquia San Ignacio de Loyola Padre Hurtado Puedes contribuir de diferentes modos:  Pagando personalmente (mensual o trimestralmente) en las Oficinas Parroquiales o a la salida de Misa.  Solicitando que una voluntaria visite tu casa mensualmente para hacer tu aporte.  Autorizando un descuento mensual de tu cuenta corriente o tarjeta de crédito.

¡Anímate, necesitamos tu contribución! Camino San Alberto Hurtado 2138 Teléfono: 811.12.77


Homenaje a San Alberto Hurtado Cruchaga. Monseñor Enrique Troncoso presidió la Eucaristía de 11:30 horas en el Templo de la Parroquia San Ignacio de Loyola de Padre Hurtado, con motivo del tradicional homenaje que le rinden a san Alberto, los Cuasimodistas del Decanato de Talagante. Los hombres y mujeres del campo, acuden cada año al monumento erigido en su honor, a rendirle un sentido homenaje a nuestro querido santo chileno.

Escríbenos a: boletinsanignaciodeloyola@gmail.com o Visítanos en : parroquiasanignaciodeloyola.blogspot.com


Boletín N° 110