Page 1


e s ti li sm o julia minca r e l l i

t e x to itziar na rro

f oto s b irg i t ta wolfgang

El arquitecto Massimo Adario partió de las vistas de la cúpula de San Pedro para reformar un piso en Roma que rinde homenaje al ‘Settecento’. Muebles eclécticos, suelos paladinos y arte emergente compiten con el pasado.

CASA APERTA


EN EL SALÓN, SOFÁS ZEUS Y PUFS

AND PARROT Y CHESS PLAYER DE

FEEL GOOD DE TERCIOPELO, TODOS DE

SANTO TOLONE, LAS TRES EN FRUTTA

ANTONIO CITTERIO PARA FLEXFORM,

GALLERY. A LA DCHA., ESCULTURA

Y MESITA DE LATÓN, EN FLAIR. EN

FRANCESA DE MADERA DE LOS 60,

LA PARED, A LA IZDA., INSTALACIÓN

EN FLAIR, Y SOBRE EL SUELO CON

DE LAUREN KEELEY Y, AL FONDO,

PAVIMENTO ORIGINAL, ALFOMBRA

FOTOGRAFÍAS CASTAWAY WITH PALM

DE GIO PONTI, EN ZINOUZI TAPÌ.


“EL APARTAMENTO NO TENÍA UN ALMA BELLA PERO SÍ UNA PERSONALIDAD MUY FUERTE QUE PEDÍA A GRITOS SER RESPETADA”. massimo adario, arquitecto


EN EL ESTUDIO, MASSIMO ADARIO

REEDICIÓN DE LA WICKER CHAIR DE

SE INSPIRÓ EN LOS GRABADOS DE

FRANCO ALBINI PARA BONACINA Y

LA PARED PARA DISEÑAR EL PAPEL

APARADORES BRUTALISTAS DE LOS

DE LA HABITACIÓN. SILLA DE OLE

70, EN FLAIR, CON LÁMPARA ATOLLO

WANSCHER PARA POUL JEPPESEN Y

DE VICO MAGISTRETTI PARA OLUCE Y

TABURETE CESAR DE MINOTTI. EN LA

OBRA ENERGY STORM R DE YONATAN

OTRA PÁGINA: TAMBIÉN EN EL SALÓN,

VINITSKY, EN FRUTTA GALLERY.


DE NUEVO EN EL ESTUDIO, QUE

STILNOVO, EN BE MODERN. EN

FUNCIONA TAMBIÉN COMO

LA OTRA PÁGINA: EN LA MISMA

COMEDOR, SUELO ORIGINAL,

HABITACIÓN, ESTANTERÍA 606

MESA FRACTAL DE PIERO

UNIVERSAL SHELVING SYSTEM

LISSONI PARA PORRO Y SILLAS

DE DIETER RAMS PARA DE

DE OLE WANSCHER. LÁMPARA

PADOVA SOBRE PAPEL PINTADO

DE BRUNO GATTA PARA

DISEÑADO POR EL ARQUITECTO.


EN UNO DE LOS DORMITORIOS,

SUELO DISEÑO DE ADARIO Y

SOBRE LA CÓMODA DISEÑADA

ARMARIO TAPIZADO CON UN

POR ADARIO, LÁMPARAS,

PAPEL DE SEDA PINTADO A

EN FLAIR Y BOCETOS DE

MANO DE MISHA HANDMADE

ACADEMIA DE PRINCIPIOS DEL

WALLPAPER, IGUAL QUE EL

XX. DEBAJO, LAS VISTAS DE

DEL DORMITORIO DE LA IZDA.

LA CÚPULA DE SAN PEDRO

DEBAJO, ESCULTURA DE

Y, EN EL LARGO PASILLO,

MADERA DE LOS 60, EN FLAIR.

HAY APARADORES BRUTALISTAS DE LOS 70, SILLAS DANESAS VINTAGE Y DISEÑO. ES PURA MEZCLA SOBRE FONDO CLÁSICO.


EN LA COCINA EQUIPADA CON EL SISTEMA B3 DE BULTHAUP, EL SUELO ORIGINAL DE MÁRMOL PALADINO DIALOGA CON LA MESA DE LOS 50 COMPRADA EN DEMOSMOBILIA, LAS SILLAS DE KAI KRISTIANSEN Y LAS LÁMPARAS DE VILHELM LAURITZEN PARA LOUIS POULSEN, TODO EN BE MODERN.


Q

ué nos han dado los romanos?, se preguntaban los chicos de Monty Python en la película La vida de Bryan. Pues, entre otras cosas, la mejor arquitectura de la historia, o al menos una de las más conocidas. Un buen ejemplo es el trabajo de Massimo Adario, que nació y estudió en la Ciudad Eterna, vivió seis años entre Valladolid y Madrid y otros tantos en Holanda, para acabar volviendo a casa, donde abrió estudio propio. “Aprendí las herramientas de la construcción y la práctica de este oficio en Ámsterdam y sobre todo en Maastricht, aunque con España tengo una relación emocional muy estrecha. Siempre hay dos o tres compatriotas vuestros trabajando en el despacho”, nos cuenta. Se entrenó en el extranjero, pero matizó su profesión en Italia. “Aquí muy pocos estamos especializados, somos versátiles y teóricos, nos atrevemos con todo. Quizá por eso hace cinco años decidí romper uno de los mayores tabús entre mis colegas y probar con la decoración. Vi que no había nada malo en ello. Sigo razonando como un arquitecto pero le presto atención a los muebles. He cambiado mi mentalidad, el interiorismo ahora me parece fascinante”, se ríe. Con estas premisas encaró la reforma del piso del matrimonio formado por Maria Stella y Vincenzo Cirimele y sus dos hijos, Carolina y Giuseppe, en el centro de la città. “Se trataba de uno de esos edificios construidos después de la Unificación Italiana, sobre 1880, cuando los políticos de la época querían poner en valor a Roma y darle rango de capital. La casa no había sido alterada prácticamente desde aquella época. Estaba muy compartimentada, se articulaba alrededor de un gran pasillo y poseía una estructura muy tradicional que era absurdo cambiar. No tenía un alma bella, pero sí una personalidad muy fuerte que pedía a gritos ser respetada”, explica. Un salón, un estudio, una cocina, una pe-

))+

queña terraza y tres dormitorios con sus correspondientes baños completan la distribución. Desde casi todas las ventanas de sus 185 metros cuadrados se ve la cúpula de la basílica de San Pedro y ese fue origen de la renovación. “Esa bóveda es un punto de referencia fundamental para entender la ciudad, ahora y siempre, así que decidí trabajar con el imaginario de la urbe partiendo de ella. Me apetecía trasladar su iconografía, tan retratada en el siglo XVIII, al piso. En mi trabajo el contexto juega un papel esencial, ya sea por los diferentes elementos que reflejan su pasado, como las puertas, los azulejos o el artesonado, o por el lugar en el que está enclavada”, dice. El pavimento original, muy marcado y distinto según la estancia, también definió los espacios. “Decidí que cada habitación debía tener una función y estar diferenciada por el suelo, formado por diferentes mármoles de estilo paladino”, describe. El color de las paredes acompaña esta decisión, excepto en el estudio, que Adario empapeló con un diseño suyo inspirado en el Settecento, en el que famosos edificios romanos como el Foro o el Quirinale dialogan con los que se ven a través de las ventanas. Algunos de los armarios están también tapizados con papeles de seda pintados a mano con el mismo espíritu de homenaje al pasado. Los muebles son pura mezcla. “Es un estilo completamente ecléctico. Hay piezas brutalistas de los 70, sillas de Gio Ponti, lámparas setenteras... Responden a la personalidad de la dueña, Maria Stella, que buscaba una casa muy decorada, sin miedo a los colores, que no fuese rigurosa...”, explica. El arte también tiene su importancia. La galería Frutta y su dueño, James Gardner, aportaron frescura con obras de artistas jóvenes muy poco solemnes. “Arquitectónicamente la vivienda no tenía mucho que ofrecer, pero aceptando su espíritu versátil fui capaz de crear un interior divertido, atrevido y muy alejado de mis propios cánones estéticos”, remata Massimo. n


EN EL DORMITORIO PRINCIPAL, TRAS

MISHA HANDMADE WALLPAPER. EN

LA CAMA QUE COPA EL CENTRO DE

LA OTRA PÁGINA: EN UNO DE LOS

LA HABITACIÓN, MESA L41 SLED Y

BAÑOS, LA PUERTA, LOS MUEBLES

SILLA SUPERLEGGERA DE GIO PONTI,

Y EL SUELO EN MOSAICO SON UN

AMBAS PARA CASSINA, Y LÁMPARAS,

DISEÑO DEL ARQUITECTO. LAVABO

EN FLAIR. ARMARIO FORRADO CON

DE CATALANO Y GRIFERÍA DE

UN PAPEL PINTADO DE SEDA DE

STELLA. (ver

carnet de direcciones)

Massimo Adario Architetto | AD Spain | September '16  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you