Issuu on Google+


Senderos de


Senderos de


AUTORIDADES nACIONALES Cristina Fernández de Kirchner Presidenta de la Nación

Carlos Enrique Meyer

Ministro de Turismo

Daniel Pablo Aguilera

Secretario de Turismo

Carlos Enrique Corvalán

Presidente del directorio de la Administración de Parques Nacionales

Valeria Pellizza

Subsecretaria de Desarrollo Turístico

Patricia Vismara

Subsecretaria de Promoción Turística Nacional

Alejandro Schiavi

Subsecretario de Coordinación

Gonzalo Casanova Ferro

Subsecretario de Calidad Turística

Roberto Palais

Secretario Ejecutivo INPROTUR (Instituto Nacional de Promoción Turística)

Alicia Lonac

Directora Nacional de Desarrollo Turístico

Oscar Suárez

Director Nacional de MARKETING Y PROmoción Turística

Verónica Llambrich

Directora Nacional de Calidad Turística

Cecilia Díaz

Directora Nacional de Agencias de Viajes

Carlos Martínez

Director Nacional de Prestaciones Turísticas

Javier Espina

Presidente DEL Consejo Federal de Turismo

Marcela Cuesta

COORDINADORa DEL Consejo Federal de Turismo


Senderos de

La República Argentina enfrenta el reto de innovar y diversificar sus propuestas turísticas, poniendo en valor el inmenso patrimonio natural y cultural que tiene cada una de sus regiones, con la perspectiva de incluir espacios y áreas emergentes que se complementen con la oferta más consolidada. El Ministerio de Turismo de la Nación, ha encontrado en el senderismo de largo recorrido un recurso potente para diseñar propuestas turísticas innovadoras, que tengan por objetivo contribuir con los procesos de desarrollo territorial, integración regional e inclusión productiva. Provocar este tipo de turismo, además, es una forma de contribuir con la salud y con la educación, porque la vivencia de experiencias activas en ámbitos patrimoniales como los que forman parte de SENDEROS DE ARGENTINA, son opciones de viaje transformadoras. Se amplían los horizontes físicos, mentales, espirituales y del conocimiento. Para avanzar en esta definición, profundizamos el trabajo conjunto con el Sistema Nacional de áreas Protegidas, anclando la labor en la idea de uso y disfrute de estos espacios de pertenencia colectiva de los argentinos que permiten adentrarse en lo más profundo de los ambientes en cada caso. En este sentido, SENDEROS DE ARGENTINA se concibe como un proyectos de desarrollo turístico de interés público además, por inscribirse dentro de los principios de Turismo sustentable, implicar un arco muy grande de actores, ser de bajo impacto ambiental y no requerir una gran inversión inicial para su puesta a punto. Por otro lado, la cercanía institucional entre el Ministerio de Turismo, la Administración de Parques Nacionales y el Consejo Federal de Turismo, han generado una situación de oportunidad ideal para el abordaje conjunto de proyectos federales como el de SENDEROS DE ARGENTINA.


La presente guía constituye una pieza de comunicación que invita a explorar ambientes naturales y culturales en las distintas regiones de nuestro país. HUELLA ANDINA en el Corredor de los Lagos de la Patagonia, es el primer capítulo de este conjunto muy cuidado de senderos de largo recorrido que han sido pensados y diseñados con la expectativa de motivar a muchos argentinos a conocer caminando lugares mágicos de nuestro país. SENDEROS DE ARGENTINA nos propone meternos de lleno en la película viva que ofrecen nuestros paisajes regionales llenos de contrastes. Los otros capítulos que están en preparación y anticipamos en este trabajo son: Huella del Fin del Mundo en Tierra del Fuego, Huella Guaraní (Misiones), Huella Entrerriana en el Litoral (caminando o en bicicleta) y Huella Andina del Norte –entre la Quebrada y las YungasSENDEROS DE ARGENTINA aspira a ofrecer experiencias únicas, saludables y a muy bajo costo que se puedan organizar en los viajes de escapada de los feriados largos. Todas con el mismo esquema de servicios, la misma señalética, los mismos criterios de gestión, la misma calidad en la cartografía y material interpretativo de apoyo. Además, no es la idea cargar pesadas mochilas, que sería un trabajo para un prestador local…solo caminar y entregarse al sendero, sin olvidar nada para compartir al regreso los detalles de la bitácora personal, ilustrada con los sellos testigos de las etapas recorridas. . Valeria Pellizza Subsecretaria de Desarrollo Turístico


EQUIPO TéCNICO senderos de argentina Dirección General Valeria Pellizza, Subsecretaria de Desarrollo Turístico Alicia Lonac, Directora Nacional de Desarrollo Turístico Mariana Pérez Márquez, Directora de Desarrollo de la Oferta Coordinación Técnica Florencia Aversa, asesora Subsecretaría de Desarrollo Turístico Horacio Pelozo, Coordinador territorial de Huella Andina Contenidos Tasha Joos, asistente territorial de Huella Andina Diego Fernando Alonso, asistente territorial de Huella Andina Cristina Pérez Aguirre, asistente técnico profesional de Huella Andina Víctor Motta, Coordinador territorial de Huella Guaraní Victoria Ojeda, Instituto Fueguino de Turismo Gpque. Jorge Troche, Reserva Provincial Corazón de la Isla Pablo Trevisán, Ministerio de Turismo de Entre Ríos Mapas Mapas GIS: Macarena Pérez Correa- PIXMAP Mapas generales: D.G. Cecilia Lerz Diseño Gráfico D.G. Mariano Masariche D.G. Karina Porvitina (PNL) - D.G. María Eugenia Jiménez (PNL) Redacción de Experiencias Graciela Cutuli Ricardo Druck Agradecimientos A Marcelo Cora, Coordinador MINTUR-APN (Huella Andina). Al personal de los Parques Nacionales Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Lago Puelo, Los Alerces, Pre Delta, Calilegua. En particular a los Gpques. Marcelo Pietrobon, Marcelo Guisasola, Ricardo Pereyra, Eduardo Jones, Nicolás Ferrari y Julián Alonso. A la Asociación Argentina de Guías de Montaña A la Subsecretaría de Turismo de la Provincia del Neuquén Al Ministerio de Turismo de la Provincia de Río Negro A la Secretaría de Turismo y áreas Protegidas de la Provincia del Chubut Al Instituto Fueguino de Turismo (In.Fue.Tur) A la Secretaría de Turismo de Jujuy A Ministerio de Turismo de Entre Ríos Al Ministerio de Turismo de Misiones A los directores, referentes de turismo, y prestadores de todos los destinos involucrados en el proyecto


RECOMENDACIONES GENERALES Elija etapas de acuerdo a su nivel de experiencia y condición física. Antes de salir infórmese sobre el estado de los senderos, condiciones del clima, seguridad, horarios de ingreso para las etapas, etc. Comience a caminar temprano por la mañana, dado que las etapas son largas. Así tendrá la seguridad de poder disfrutar la caminata y llegar con luz de día a destino. Los tiempos de las etapas son estimativos y solo incluyen el tiempo neto de caminata. Hay que añadirle los intervalos de paradas (descansos, toma de fotografías, comida, etc.) para calcular el tiempo total que puede demorar. Consulte sobre la localización de las áreas de acampe y los fogones habilitados. Solo se debe hacer fuego en los lugares permitidos. Consultar previamente cuáles son los sitios permitidos. Si hace fuego asegúrese de haberlo apagado correctamente antes de irse. No fume ni haga fuego sobre la senda. Antes de salir recuerde cargar agua y llevar siempre consigo 2 litros por persona como mínimo. Recuerde que no existe señal de celular en la mayor parte de los recorridos, no confíe en este medio como garantía de seguridad. No ingrese con mascotas a la senda. Regrese con los residuos que genere en su travesía. Gracias por mantener el entorno tal cual como lo encontró al llegar y no dejar rastros de su visita. Camine acompañado, nunca vaya solo. PARA HUELLA ANDINA PATAGONIA: Siempre se deberá chequear  el estado de la etapa en la página web  www.huellaandina.tur.ar y refrendar el estado en las oficinas de informes de las Secretarías de Turismo Municipales y en la seccional de guadaparques. Para caminar las etapas de Huella Andina es obligatorio registrarse, por su seguridad y la de todos. Consulte las modalidades de registro. INFORMARSE, PLANIFICAR Y REGISTRARSE SON REQUISITOS BÁSICO Y OBLIGATORIOS PARA EVITAR ACCIDENTES EN LA MONTAÑA. POR EMERGENCIAS LLAMAR AL 105.


Senderos de

HUELLA ANDINA PATAGONIA

Página 11

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO

Página 124

HUELLA ANDINA DEL NORTE

Página 148

HUELLA ENTRERRIANA

Página 176

HUELLA GUARANí

Página 210


SENDEROS DE ARGENTINA

huella andina PATAGONIA

Huella Andina Patagonia es el primer sendero de Largo Recorrido de la Argentina ubicado en la Patagonia Norte cordillerana. Se trata de una senda troncal de 570 kilómetros que une el lago Aluminé, en el norte, con el Lago Baguilt, en el extremo sur. Recorre las provincias del Neuquén, Río Negro y del Chubut, y permite visitar cinco Parques Nacionales: Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Lago Puelo y Los Alerces. Este sendero, que transcurre por la reserva de Biósfera Andino Norpatagónica, declarada por la UNESCO en el año 2007, está diseñado principalmente para caminantes con poca experiencia. El grado de dificultada de sus 42 etapas está identificado y cuenta con opciones acordes a cada nivel. Huella Andina se reconoce por su particular marcación celeste y blanca que va acompañada de carteles en las cabeceras en cada una de las etapas. Esta guía presenta información básica para la planificación de recorridos y contiene, además, dos relatos que nos permitirán revivir historias de pioneros, expedicionarios, inmigrantes, artistas y pobladores originarios, mientras a cada paso descubrimos los secretos de la naturaleza que se presenta exultante en la Patagonia cordillerana.

12

Huella Andina patagonia


www.huellaandina.tur.ar


SENDEROS DE ARGENTINA

RESUMEN DE ETAPAS Y TRAMOS

TRAMO 1: PULMARI

TRAMO 2: Ñorquinco Rucachoroi TRAMO 3: RucachoroY QUILLEN TRAMO 4: Puerto Canoa Termas de Epulafquen

TRAMO 5: Laguna Verde Puerto Arturo

TRAMO 6: Cuenca Lacar

TRAMO 7: vILLA TRAFUL cERRO BAYO

TRAMO 8: Tambo de baez LOS CESARES

TRAMO 9: LAGO MASCARDI - CAMPING RíO AZUL

TRAMO 10: CAMPING RíO AZUL - EL DESEMBOQUE

TRAMO 11: PORTADA NORTE - PUNTA MATTOS

TRAMO 12: Krügger Portada Centro TRAMO 13: Aiken Leufú BagUIlt

14

Huella Andina patagonia

ETAPA: Distancia que hay de un punto a otro. Es un segmento del sendero que se recorre en una jornada y según la variabilidad del terreno se estima que una jornada media no debe superar las 5 ó 6 horas de caminata. TRAMO: Unión de dos puntos significativos, bien sea por su conexión o por el vínculo a rutas pavimentadas, facilidad de acceso, alto tránsito, atractivos apreciados o zona geográfica diferenciada.


SENDEROS DE ARGENTINA

Huella Andina patagonia

15


SENDEROS DE ARGENTINA

16

Huella Andina | neuquén


NEUQUéN CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Villa Pehuenia - Moquehue

Tramo 1 - ETAPA 1

Distancia: 14.5 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Noviembre – Marzo. Información turística: Secretaría Municipal de Turismo de Villa Pehuenia. Ruta Provincial Nº 13 23. Centro Cívico (02942) 498044. www.villapehuenia.gov.ar Servicios: Camping Kechulafquen de la Comunidad Puel (02942) 15-471277 y 15-517113. Camping El Puente. Final: en Moquehue: Camping Trenel (02942) 15-487202 y 15-664720. Distancia a Moquehue 1,5 km. Transporte público: hasta Moquehue desde Villa Pehuenia. Consultar horarios de omnibus en oficina de informes. Precauciones: vado del arroyo Blanco crecido en invierno y primavera. Previsiones: calzado extra para vadear el arroyo Blanco. Puntos de interés: comunidad Mapuche Puel. Lagunas Verde, Ralihuen, Pichún y Matehue, playas y miradores. Paso Icalma. Volcán Batea Mahuida. Bosques de pehuenes.

Descripción en sentido Norte-Sur: El sendero comienza en el puente de la Angostura del lago Aluminé. Atravesaremos un bosque de pehuenes con poco desnivel en el camino vecinal. A 1,7 km. de distancia pasamos cerca de la costa del lago Aluminé, con una excelente vista de Villa Pehuenia. Seguiremos el camino hasta la oficina de informes e ingreso a la tierra de la comunidad Mapuche Lof Puel. Más adelante encontramos un camino a la derecha que nos lleva hasta la Laguna Kechulaufquen. Allí podremos encontrar el Camping Kechulaufquen donde podremos adquirir diferentes productos artesanales y dulces que produce la comunidad Puel. También tienen una variada gama de paseos guiados para ofrecernos. Un poco más adelante, el camino nos guiará hasta la Laguna Matethue, la más grande de la zona. El camino tuerce a la derecha para dirigirse a la costa del lago Moquehue, en cuya playa podemos hacer un descanso. Vadeando el arroyo Blanco, continuaremos hacia el sudoeste por bosques de pehuenes, cipreses, lengas y ñires. En transición ecotonal, el bosque se irá convirtiendo, de a poco, en un tenue sendero con vegetación baja de ñires y coirones que faldea la cuesta. Deberemos prestar atención a una zona de puzolana volcánica, ya que el terreno puede desmoronarse. Más adelante, y luego de pasar junto a un viejo galpón, llegaremos al camping organizado Trenel, que posee servicios completos. Si decidimos quedarnos allí, debemos avisar de nuestra llegada al dueño del camping, a fin de que él se contacte con la oficina de Turismo y dé aviso de nuestra llegada. Desde el Camping Trenel, la distancia a Moquehue es de 1,5 km.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

RESTAURANTE

PRIMEROS AUXILIOS

CAMPAMENTO

COMUNIDAD MAPUCHE

ÓMNIBUS

TELÉFONO PÚBLICO

INFORMACIÓN

CABECERA DE ETAPA

1.266 m

1.200 m 1.165 m 2,5 km

18

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14,5 km


ETAPA1: Villa Pehuenia - Moquehue

NEUQUéN

SENDEROS DE ARGENTINA

Huella Andina | neuquén

19


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Moquehue - Puesto Viejo

Tramo 1 - ETAPA 2

Distancia: 12,5 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Marzo Información turística: Secretaría Municipal de Turismo de Villa Pehuenia. Ruta Provincial Nº 13 y 23. Centro Cívico (02942) 498044. www.villapehuenia.gov.ar Servicios: Inicio: en Moquehue. Camping Trenel (02942) 15487202 – 15664720. Distancia a Moquehue 1,5 km. Final: en Puesto Viejo: sector de acampe sin servicios. Transporte público: hasta Moquehue desde Villa Pehuenia. Consultar horarios de ómnibus en oficina de informes. Precauciones: dependiendo del año, puede haber nieve en el portezuelo. Previsiones: llevar equipo para pernoctar en Puesto Viejo (Vivac): carpa, bolsa de dormir, calentador, provisiones y ropa de abrigo. Puntos de interés: bosques de pehuenes, antiguos caminos madereros, vistas del Volcán Lanín.

Descripción en sentido Norte-Sur: Para iniciar el camino deberemos cruzar el puente del río Quillahue y tomar un camino vecinal que sale hacia la derecha. El sendero tiene un desnivel que llega hasta un pequeño claro a 1250 msnm. Allí nos encontraremos con dos sendas, una de las cuales sube de forma sostenida. Esa es la senda que nos llevará, a 600 m o quince minutos de caminata, a un cruce donde hay una huella de vehículos. Tomaremos a la derecha por ese camino vehicular. Luego de una caminata de 1,3 km nos encontraremos con un camino similar que baja por la derecha, pero nosotros deberemos mantenernos en la misma huella tomando por la izquierda. Continuaremos en ese camino forestal hasta llegar a un cauce de piedras sueltas de color claro, donde finaliza la huella vehicular. Desde allí el camino se transforma en un bosque abierto de pehuenes sin vegetación baja o sotobosque. Al llegar a la zona del lenguero achaparrado, lo rodearemos por la derecha y ascendemos en forma sostenida al portezuelo o filo del cerro Plomo, a 1850 msnm. Desde el portezuelo comenzaremos el descenso desplazados hacia la derecha, donde veremos unos pequeños pedreros claros para encontrar la senda entre las lengas achaparradas. Bajaremos por el lenguero y el lecho del arroyo hasta encontrar un antiguo camino maderero que baja por la margen izquierda del arroyo Blanco. A 3 km del portezuelo hallamos el Puesto Viejo maderero donde podremos hacer un vivac y descansar hasta el día siguiente.

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

TELÉFONO PÚBLICO

RESTAURANTE

GENDARMERÍA NACIONAL

PRIMEROS AUXILIOS

INFORMACIÓN

CABECERA DE ETAPA

PROVEEDURÍA

GUARDAPARQUE

1850 m

1500 m 1250 m 1158 m 2,5 km

20

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km


Huella Andina | neuquén

21

NEUQUéN

ETAPA 2: Moquehue - Puesto Viejo


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Puesto Viejo - Ñorquinco

Tramo 1 - ETAPA 3

Distancia: 11,3 km Duración: 4 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Marzo Información turística: Centro de Informes de la localidad de Ñorquinco. Servicios: Inicio: en Puesto Viejo: sector de acampe sin servicios. Sólo vivac con carpa. Final: en Ñorquinco: Camping Apu Rawi. Camping El Fortín. Camping y cabañas Nompehuen www.nompehuencamp.com. Camping y cabañas Ecocamping (02942) 496155 www.ecocamping.com.ar. Camping Quimey Mapu (02942) 497599. Cabañas Pampa Gutiérrez. Transporte público: consultar horarios en oficina de informes. Precauciones: coordinar el transporte.

Descripción en sentido Norte-Sur: Luego de pasar la noche en el vivac de Puerto Viejo, continuaremos la marcha descendiendo siempre por la margen izquierda del arroyo Blanco. La senda tiene pendientes suaves y a los 2 km se abre, con vegetación baja, en forma de planicie. Llegaremos a una zona de pampas de coirones donde encontraremos un cruce de caminos. Desde allí seguiremos el descenso por el camino de la izquierda, siempre en dirección sur. En el trayecto de 4 km que nos llevará hasta la ruta vamos a ver unos cuadros para ganado con dos tranqueras. Continuaremos el descenso por un camino vehicular de tierra. Finalmente, llegaremos a la pampa que nos dejará, después de cruzar el vado del arroyo Blanco, junto a la proveeduría. A 100 m se encuentra la Ruta Provincial 11 que comunica Ñorquinco con Moquehue.

Previsiones: ropa de abrigo, botas de trekking, guantes, gorro de sol y de abrigo, lentes UV, protector solar. Puntos de interés: bosques de pehuenes, lago Ñorquinco. Basaltos columnares, volcanes. ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

INFORMACIÓN

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

GENDARMERÍA NACIONAL

CABECERA DE ETAPA

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

1527 m

1250 m 1071 m 2,5 km

22

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

11,3 km


Huella Andina | neuquén

23

NEUQUéN

ETAPA 3: Puesto Viejo - Ñorquinco


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Ñorquinco – Vivac Pampa de Castro

Tramo 2 - ETAPA 4

Distancia: 15 km Duración: 6 hs Dificultad:

Descripción en sentido SUR-NORTE: Antes de comenzar a transitar por la senda debemos pasar por el Centro de informes de Ñorquinco para hacer el registro de salida y obtener la información más reciente. La entrada del sendero se encuentra camino al área de uso diurno de la cabecera este del lago. Luego de pasar frente a la Seccional de Guardaparque, el camino transcurre a la vera del mismo durante dos horas. El incendio de la temporada de verano 2014 llegó hasta aquí, podremos ver sus consecuencias y como, poco a poco, la vegetación resurge de las cenizas. En esta zona costera tendremos la posibilidad de ver dos cascadas aledañas al sendero, producto de un contrafuerte de piedra que enmarca el camino. Más adelante la senda se aleja del lago y comienza un ascenso en dirección sur, atravesando una pradera de césped. El camino nos guiará hasta la cascada de Coloco, que queda abajo, a la derecha. Luego pasaremos por un ñirantal que ha sufrido un incendio en 1985 y se encuentra actualmente en recuperación. Disfrutaremos a lo largo del recorrido de un entorno boscoso compuesto por araucarias, coihues y robles pellín. A las cinco horas de caminata nos enfrentaremos con la zona más alta del paso. Cruzaremos una zona de mallines de altura llamada mallín de Chufquen y llegaremos a la Pampa de Castro, donde esta el área de pernocte. En esta etapa encontraremos cursos de agua cada dos horas.

Estacionalidad: Noviembre – Mayo Registro obligatorio: Centro de Informes o Seccional de guardaparque de Ñorquinco. Información turística: Centro de Informes de Ñorquinco. Servicios: Inicio: en Ñorquinco: Camping Apu Rawi. Camping El Fortín. Camping y cabañas Nompehuen www.nompehuencamp.com. Camping y cabañas Ecocamping (02942) 496155 www.ecocamping.com.ar. Camping Quimey Mapu (02942) 497599. Cabañas Pampa Gutiérrez. Final: en Pampa de Castro: sector de acampe sin servicios. Transporte público: desde Aluminé en temporada, averiguar frecuencias y horarios de omnibus. Previsiones: llevar equipo para pernoctar en la Pampa de Castro (Vivac): carpa, bolsa de dormir, calentador, provisiones y ropa de abrigo. Puntos de interés: comunidades mapuches Ñorquinco y Aigo. Lagos Ñorquinco y Nompehuen, cascada Coloco, volcán Clugnu Chompiru, pinturas rupestres.

CAMPAMENTO

5 km

5 km

24

7,5 km

Huella Andina | neuquén

10 km

INFORMACIÓN

12,5 km

PROVEEDURÍA

MIRADOR

15 km

CASCADA

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA


Huella Andina | neuquén

25

NEUQUéN

ETAPA 4: Ñorquinco – Vivac Pampa de Castro


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN Tramo 2

Vivac Pampa de Castro Lago Ruca Choroy

- ETAPA 5

Distancia: 14,8 km Duración: 6 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: Luego de descansar en el vivac de la Pampa de Castro, la etapa continúa en dirección del lago Ruca Choroy. Durante los dos primeros kilómetros el camino desciende hasta el amplio valle del arroyo Calfiquitra, caracterizado por un bosque de pehuenes y araucarias. En el transcurso de la caminata observaremos numerosos puestos de veranada de la comunidad Mapuche Aigo, ya que en esta zona se practica la trashumancia de ganado. En la cabecera oeste del lago Ruca Choroy encontraremos un camping agreste que cuenta con una proveeduría. Al finalizar la etapa existe otro camping organizado que está administrado por la comunidad Mapuche Aigo, el cual cuenta con servicio de proveeduría, baños, dormis y alquiler de bicicletas. Más adelante se encuentra el Centro de Informes y la Seccional de Guardaparque, donde deberemos informar de nuestra llegada. En esta etapa no hace falta preocuparse por el agua, ya que el recorrido se realiza mayormente sobre la margen sur del arroyo Calfiquitra.

Estacionalidad: Noviembre - Mayo Información turística y registro obligatorio: Cetro de Informes o Seccional de Guardaparque de Ruca Choroy. Servicios: Inicio: en Pampa de Castro: sector de acampe sin servicios. Final: en Ruca Choroy: Camping Trempain (02942) 15-5555633 / 15635286 http://campingruka. blogspot.com.ar. Camping Calfikrita (02942) 496599 / 15-5555633 / 15-635286 http:// campingruka.blogspot.com.ar Transporte público: averiguar por traslado desde Aluminé a Ruca Choroy. Previsiones: llevar equipo para pernoctar en Pampa de Castro (Vivac): carpa, bolsa de dormir, calentador, provisiones y ropa de abrigo. Puntos de interés: comunidad Mapuche Aigo. Lago Ruca Choroy, pampa y arroyo Calfiquitra.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

GUARDAPARQUE

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

1379 m 1350 m 1300 m 1235 m 2,5 km

26

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14,8 km


Huella Andina | neuquén

27

NEUQUéN

ETAPA 5: Vivac Pampa de Castro - Lago Ruca Choroy


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN Tramo 3

Lago Ruca Choroy - Vivac Malalco Chico

- ETAPA 6

Distancia: 11,8 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Marzo Información turística y registro obligatorio: Centro de Informes o Seccional de Guardaparque de Ruca Choroy. Servicios: Inicio: en Ruca Choroy: http:// campingruka.blogspot.com.ar. Camping Trempain (02942) 15-5555633 / 15-635286. Camping Calfikrita (02942) 496599 / 15-5555633 / 15-635286. Final: en Malalco Chico: sector de acampe sin servicios. Transporte público: averiguar por traslado desde Aluminé a Ruca Choroy. Precauciones: Realizar esta etapa con buen clima. Dada la altitud, se pueden presentar condiciones de nubosidad espesa que dificulten la visión de las señales, además de neviscas en la zona alta.

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa se inicia en el Centro de Informes de Ruca Choroy, abierto desde diciembre hasta febrero, y donde debemos hacer obligatoriamente el registro de salida. Si estuviera cerrado, debemos hacerlo en la Seccional de Guardaparques. A 100 m de allí se encuentra el Lago Rucaco, desde donde parte el sendero, a la izquierda y en ascenso. Las primeras dos horas de caminata transcurren por un bosque de araucarias. El camino va ganando altura hasta los 1550 msnm, donde se inicia una nueva travesía de dos horas por un sector de lengas achaparradas. Las vistas panorámicas son imponentes, y se pueden apreciar el volcán Clugnu Chompirú y el lago Ruca Choroy. Desde allí ingresaremos a un ambiente de alta montaña, con pedreros y vegetación baja, a una altura promedio de 1800 msnm. La caminata dura otras dos horas y rodea el cerro Ruca Choroy por su ladera este. Al final de la travesía se encuentra el mallín Malalco Chico donde se encuentra el lugar para pernoctar. Quienes tengan experiencia en montaña pueden optar por completar el tramo en un solo día y evitar cargar la carpa. Igualmente se debería llevar suficiente abrigo y bolsa de dormir, por cualquier eventualidad. En esta etapa es posible abastecerse de agua cada dos horas.

Previsiones: llevar equipo para pernoctar en Malalco Chico (Vivac de altura), carpa, calentador, bolsa de dormir, provisiones y ropa de abrigo. Puntos de interés: comunidad Mapuche Aigo. Mirador de lago Ruca Choroy y valle del Calfiquitra.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

ÁREA DE USO DIURNO

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

GUARDAPARQUE

MIRADOR

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

INFORMACIÓN

2012 m 1750 m 1500 m 1235 m 2,5 km

28

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

11,8 km


Huella Andina | neuquén

29

NEUQUéN

ETAPA 6: Lago Ruca Choroy - Vivac Malalco Chico


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN Tramo 3

Vivac Malalco Chico - Lago Quillén

- ETAPA 7

Distancia: 9,4 km Duración: 4,5 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: Desde Malalco Chico se realizaremos un descenso de 700 mts por sendas que mayormente transcurren entre sectores de lengas achaparradas, bosques de lengas y araucarias. Recién a los 1300 msnm. encontramos bosques de ñires. La travesía completa es de 6 km y puede realizarse en tres horas de caminata, aproximadamente. Se recomienda el uso de bastones. La dificultad es alta debido a la pronunciada pendiente. Al llegar al valle debemos vadear el arroyo Malalco Grande, a la altura de la comunidad Lefiman. Esta comunidad ofrece facilidades para el alojamiento y el aprovisionamiento. A partir de allí sólo restan 3 km. por el camino vehicular hasta el punto final de la etapa que se encuentra en Casa de Piedra, antigua Seccional de Guardaparques. Recordemos que es obligatorio informar nuestra llegada en la Seccional de Guardaparques de Quillén.

Estacionalidad: Diciembre – Marzo Información turística y registro obligatorio: Seccional de Guardaparque en Lago Quillén. Servicios: Inicio: en Malalco Chico: sector de acampe sin servicios. En comunidad Lefiman provisiones. Final: en lago Quillén: Camping Quillén (02942) 496298 Camping Pudú Pudú. Distancia a seccional de guardaparque 6 km. Precauciones: Asegurémosnos de tener un buen pronóstico de clima, puede haber neviscas en el paso. Previsiones: calzado extra para vadear el arroyo Malalco Grande. Puntos de interés: comunidades Mapuches. Mirador al Volcán Lanín y al lago Quillén.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

ÁREA DE USO DIURNO

INFORMACIÓN

PRIMEROS AUXILIOS

GUARDAPARQUE

MIRADOR

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

TELÉFONO PÚBLICO

1859 m 1500 m 1250 m 980 m 1 km

30

Huella Andina | neuquén

2 km

3 km

4 km

5 km

6 km

7 km

8 km

9,4 km


Huella Andina | neuquén

31

NEUQUéN

ETAPA 7: Vivac Malalco Chico - Lago Quillén


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Puerto Canoa - Cara Sur Volcán Lanín

Tramo 4 - ETAPA 8

Distancia: 10 km (ida) / 20 km (ida y vuelta) Duración: 9 hs (ida y vuelta) Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Abril Registro obligatorio: Centro de Informes o Guardaparque de Puerto Canoa. Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 / 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress.com. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes. gov.ar. Centro de Informes en el portal de ingreso al Parque Nacional Lanín en sector Lago Huechulafquen y en Puerto Canoa. Servicios: Inicio: hosterías, campings y proveeduría, teléfono, gendarmería, puesto sanitario. Excursiones lacustres, comedores, cabalgatas. Final: sin servicios. Transporte público: desde Junín de los Andes a Puerto Canoa, y entre Junín y San Martín de los Andes. Transporte Castelli. En Junín de Los Andes, Los Álamos 247. (02972) 491557. www. transportecastelli.com.ar

Descripción en sentido Norte-Sur: Partiendo desde el Centro de Informes, pasaremos por delante de la Seccional de Guardaparques, y giraremos en dirección al Volcán Lanín para encontrarnos con su cara sur. Cruzamos una extensa pampa de radales y cipreses atravesada por pequeños cursos de agua. Manteniendo la silueta del volcán Lanín al frente, caminamos aproximadamente una hora hasta cruzar un arroyo por un puente rústico. Aquí comienza un bosque de coihues de alto porte. El sendero tiende a la derecha, hacia el cauce del lago Rucu Leufú. Es una zona de suelo pedregoso, donde aparecen los primeros ejemplares de pehuén. Siguiendo la señalización, cruzamos un pequeño brazo del arroyo a la derecha, para volver a cruzarlo más adelante, otra vez a la izquierda. Allí comienza un camino ascendente, en caracoles, rodeados de un bosque alto de coihues y lengas. La senda sube considerablemente hasta alcanzar una zona de lengas achaparradas. Y atravesándolas nos encontraremos con unos mallines de altura, cercanos a una cascada. Al cruzar el arroyo, nos encontraremos con el final de la etapa. La vista desde aquí es magnífica. Una punta glaciaria sobre la pared sur del volcán Lanín nos muestra la ruta de ascenso denominada “Colada Mazoldi”, en honor al primer escalador. Luego de descansar en el área, debe emprenderse el regreso por la misma vía de ascenso. En este caso concreto hay que prever la ida y la vuelta, ya que no se puede pernoctar en el final de esta etapa.

Precauciones: llevar ropa de abrigo, recambio y calzado de trekking. Previsiones: salir temprano. Puntos de interés: contacto con comunidades Mapuches Lafquenche y Raquitué. Vistas a glaciares del Volcán Lanín y panorámicas de los lagos Huechulaufquen y Paimún.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

INFORMACIÓN

ÓMNIBUS

TELÉFONO PÚBLICO

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

6 km

7 km

8 km

PRIMEROS AUXILIOS

1731 m 1500 m 1250 m 914 m 1 km

32

2 km

Huella Andina | neuquén

3 km

4 km

5 km

9 km

10 km


Huella Andina | neuquén

33

NEUQUéN

ETAPA 8: Puerto Canoa - Cara Sur Volcán Lanín


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Puerto Canoa - Aila

Tramo 4 - ETAPA 9

Distancia: 8,2 km Duración: 3 hs Dificultad: Estacionalidad: Noviembre – Abril Registro Obligatorio: Centro de Informes o Seccional de Guardaparque de Puerto Canoa. Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 – 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress.com. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes. gov.ar. Centro de Informes en el portal de ingreso al Parque Nacional Lanín en sector Lago Huechulafquen y en Puerto Canoa. Servicios: Inicio: A 4 km. de Puerto Canoa, cruzando la angostura entre el Lago Paimún y el Huechulafquen en bote: Camping Ecufué. http:// campingecufue.blogspot.com.ar. Final: Camping Huecuifa. Población Aila. Transporte público: desde Junín de los Andes a Puerto Canoa, y entre Junín y San Martín de los Andes. Transporte Castelli. En Junín de Los Andes, Los Álamos 247. (02972) 491557. www.transportecastelli.com.ar

Descripción en sentido Sur-NORTE: Para comenzar la etapa debemos dirigirnos al estrecho de la angostura entre el lago Paimún y el Huechulaufquen, situado a unos 2 km del Centro de Informes de Puerto Canoa. Allí hay que tocar la campana que hay en la costa y esperar a un poblador que nos cruce en el bote. El sendero progresa por el bosque en una subida leve. Se cruzan zonas muy barrosas en donde podemos valernos de pasarelas y varios puentes pequeños ubicados sobre los arroyos. Más adelante, el sendero se vuelve plano y permite disfrutar de la caminata entre araucarias y coihues.Y al llegar a su final, atravesaremos dos extensas pampas, con buenas vistas panorámicas del lago Paimún. Al cruzar por un puente de troncos el arroyo Rimeco, llegaremos a la población Aila, que tiene sitio para acampar. Aquí, la vista del volcán Lanín es una de las más impresionantes de la zona.

Previsiones: calzado extra por presencia de vados. Puntos de interés: vistas panorámicas volcán Lanín y de los lagos Huechulaufquen y Paimún. INFORMACIÓN

CAMPAMENTO

GUARDAPARQUE

GENDARMERÍA NACIONAL

EXCURSIONES EN LANCHA

CABECERA DE ETAPA

1202 m 1125 m 1050 m 975 m 897 m 1 km

34

Huella Andina | neuquén

2 km

3 km

4 km

5 km

6 km

7 km

8,2 km


Huella Andina | neuquén

35

NEUQUéN

ETAPA 9: Puerto Canoa - Aila


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Aila - Termas de Epulafquen

Tramo 4 - ETAPA 10

Distancia: 15,1 km Duración: 8 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: Luego del pernocte en la población Aila, cruzamos el puente sobre el arroyo Rimeco y continuamos con rumbo sur, dejando el lago Paimún a nuestra derecha. La senda se mantiene en una altura estable y se desarrolla, en su mayor parte, por zonas boscosas. Al llegar a la cabecera sur del lago, encontramos una zona de pampas donde podemos admirar una antigua máquina a vapor llamada “locomóvil”, que fue utilizada en la actividad forestal. Aquí hay que prestar atención a la marcación para orientarnos en dirección al paso Caririñe. En el trayecto se cruzan varios cursos de agua y zonas encharcadas. La vegetación es cerrada boscosa y con cañaverales. Cerca de la ruta se pasa por la zona alta de un profundo barranco, que se recomienda cruzar por el agua. Luego de una parte plana, seguida de una pequeña lomada, desembocamos en la Ruta Provincial 62, a la altura del paso Caririñe. Aquí giramos a la izquierda para bajar por la ruta hacia el puente del río Oconi. Si continuamos unos 800 mts. más, encontramos el camping Las Termas, que posee servicio (baños, proveeduría y comedor). Ahí mismo se encuentra el sendero temático Termas de Epulaufquen, donde podemos conocer los pozones termales y darnos un baño reparador.

Estacionalidad: Noviembre – Abril Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 / 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress. com. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www. sanmartindelosandes.gov.ar. Centro de Informes en el portal de ingreso al Parque Nacional Lanín en sector Lago Huechulafquen y en Puerto Canoa. Servicios: Inicio: Camping Huecuifa. Población Aila. Final: Camping Termas de Epulaufquen. Precauciones: dar aviso de llegada en la Seccional de guardaparques o en el camping.

Atención: Se recomienda comenzar la actividad a primera hora de la mañana debido a que el recorrido es largo.

Previsiones: calzado extra por presencia de vados, traje de baño y toalla para pozos termales. Puntos de interés: termas, contacto pobladores, vistas panorámicas al volcán Lanín y cerro Los Ángeles.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

CASCADA

CABECERA DE ETAPA

INFORMACIÓN

GUARDAPARQUE

GENDARMERÍA NACIONAL

EXCURSIONES EN LANCHA

1174 m 1125 m 1050 m 975 m 906 m 2,5 km

36

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15,1 km


Huella Andina | neuquén

37

NEUQUéN

ETAPA 10: Aila - Termas de Epulafquen


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Termas de Epulafquen Laguna Verde

Tramo 5 - ETAPA 11

Distancia: 13 km Duración: 5 hs Dificultad: Estacionalidad: Noviembre – Abril Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 / 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Servicios: Inicio: camping Termas de Epulafquen. Final: Camping Laguna Verde. Ruta provincial 62 (02944) 154620050 – 154642446 Precauciones: tránsito vehicular en Ruta provincial 62. Puntos de interés: circuito termal, espejos de agua, Escorial de lava, Laguna Verde, lago Curruhue. Paso Internacional Carirriñe.

Descripción en sentido este-oeste: Partiremos desde el frente de la casa del Guardaparque de Termas, por la Ruta Provincial 62 en dirección este. Se trata de una etapa de conexión. La ruta tiene poco tránsito pero de cualquier manera deberemos estar atentos a los vehículos para evitar accidentes. Durante el recorrido veremos las aguas de los lagos Cariláfquen y Epulafquen, ambos a mano izquierda de la ruta. En esta zona hay un acceso que nos permite ver la cascada Cariláfquen, entre los dos lagos. El camino se desarrolla por una zona boscosa, con magníficos ejemplares de raulíes. Más adelante, tenemos el privilegio de ver el Escorial de lava generado por la erupción del Volcán Achen Ñiyeu, que llega hasta el lago Epulafquen. Desde allí, continuaremos por la ruta en dirección a la Laguna Verde. El camino pasa cerca de un pequeño y hermoso espejo de agua llamado Laguna El Toro. A pocos metros nos encontramos con un puente que nos llevará hasta el camping organizado Laguna Verde, ubicado entre la ruta y la laguna. En la costa de la laguna hay una fantástica playa de arenas negras. Siguiendo por la ruta llegaremos el área de uso diurno Lago Curruhue Grande, que posee todos los servicios (proveedurias, baños, fogones, etc). Es imprescindible dar aviso a la gente del camping de nuestra llegada.

ETAPA DE CONEXIóN CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

GUARDAPARQUE

CASCADA

CAMINATA

CABECERA DE ETAPA

1071 m 1050 m 1000 m 923 m 2,5 km

38

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

13 km


Huella Andina | neuquén

39

NEUQUéN

ETAPA 11: Termas de Epulafquen - Laguna Verde


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Laguna Verde - Rincón de los Pinos

Tramo 5 - ETAPA 12

Distancia: 16,2 km Duración: 7 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – 8 de Marzo Registro obligatorio: Camping de Laguna Verde. Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 / 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress.com Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar Parque Nacional Lanín. Servicios: Inicio: Camping Laguna Verde. Ruta provincial 62 (02944) 15-4620050 / 15-4642446 Final: en Rincón de los Pinos: refugio sin servicios. Precauciones: vados, ventilar bien el refugio antes de entrar.

Descripción en sentido Norte-Sur: Al salir del camping, caminaremos por un sendero costeando la laguna, rodeándola hasta poco antes de llegar al Escorial. Allí doblaremos a la izquierda, ingresando en una zona de bosque alto. Luego de dos horas de marcha de ascenso sin pausa, llegaremos a un gran valle dominado por la figura del volcán Achen Niyeu. El paisaje es muy particular, debido a las grandes extensiones cubiertas pos arena volcánica. Las vistas hacia el Volcán Lanín y el lago Epulafquen son majestuosas. El sendero avanza en suave ascenso hasta cruzar un arroyo. A nuestra derecha podremos ver la imponente cascada que baja del volcán Achen Niyeu. Desde allí comenzará el ascenso por el arenero volcánico que conduce al portezuelo de Auquinco. Una vez cruzado el portezuelo, debemos vadear las nacientes de un arroyo. Descenderemos siguiendo las señales, por un bosque alto de coihues, lengas y pehuenes, mezclados también con altos cañaverales. Al fondo del valle se encuentra un arroyo con dos brazos pequeños pero torrentosos, que conviene cruzar de a uno. Luego el camino se suaviza y, tras cruzar unas pampas cubiertas de pastizales, descubriremos un enorme ejemplar de araucaria bífida. Más adelante se encuentra el refugio Rincón de los Pinos, donde podremos pernoctar. Recomendamos abrir el refugio treinta minutos antes de entrar, hacerlo con lentes y un barbijo o pañuelo. Fijarse asimismo si existen rastros de roedores en su interior, barrer y limpiar bien los utensilios. Sugerimos armar la carpa afuera.

Previsiones: calzado extra por presencia de vados. Puntos de interés:Laguna Verde, Escorial de lava, vista del volcán Lanín y Achen Niyeu. Bosque de araucarias. Valle del Auquinco.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

MIRADOR

REFUGIO DE MONTAÑA

CABECERA DE ETAPA

GUARDAPARQUE

CAMINATA

CASCADA

1499 m

1250 m

1000 m 2,5 km

40

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km 16,2 km


Huella Andina | neuquén

41

NEUQUéN

ETAPA 12: Laguna Verde - Rincón de los Pinos


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Rincón de los Pinos - Auquinco

Tramo 5 - ETAPA 13

Distancia: 11,5 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – 8 de Marzo Información turística: Secretaría de Turismo de Junín de los Andes. Padre Milanesio y Coronel Suárez (02972) 491160 / 492575 www.junindelosandesturismo.wordpress. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Parque Nacional Lanín. Servicios: Inicio: en Rincón de los Pinos: refugio sin servicios. Final: en Auquinco: refugio sin servicios. Precauciones: atención en bifurcación de senda y en pasarelas colgantes. Previsiones calzado extra por presencia de vados. Puntos de interés: pehuenes, valle del río Auquinco, amplias vistas, costa lago Lolog.

Descripción en sentido Norte-Sur: Luego de dejar el refugio limpio y cerrado, partimos en dirección hacia lago Lolog. En el trayecto y a mano izquierda baja el río Auquinco y los grandes mallines que lo bordean. La senda asciende faldeando la ladera boscosa, atravesando varios arroyos pequeños y zonas encharcadas. Luego comienza el descenso al amplio valle del río Auquinco. Una vez que llegamos hasta la llanura encontramos el primer vado de este río. Debemos avanzar por el valle siguiendo la señalización, y cruzar el arroyo del Auquinco, ingresando a una zona afectada por un incendio años atrás. El camino nos conducirá hasta un segundo vado del río Auquinco, pero esta vez contaremos con la ayuda de una pasarela colgante. Más adelante nos encontraremos con una bifurcación de caminos. El que sale a la izquierda conduce a Puerto Arturo; y el de la derecha, al puesto de Auquinco. Más adelante, cruzaremos una segunda pasarela sobre el río y a orillas del lago Lolog llegaremos el refugio Auquinco. Es posible pernoctar en el refugio, pero se aconseja airear previamente el lugar o armar la carpa afuera. Posee un fogón y un baño seco ecológico.

REFUGIO DE MONTAÑA

CABECERA DE ETAPA

1029 m 1000 m 950 m 909 m 2,5 km

42

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

11,5 km


Huella Andina | neuquén

43

NEUQUéN

ETAPA 13: Rincón de los Pinos - Auquinco


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Refugio Auquinco - Puerto Arturo

Tramo 5 - ETAPA 14

Distancia: 12,6 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre al 1° de Marzo. Registro obligatorio: Seccional de Guardaparques en Puerto Arturo. Información turística: Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Seccional de guardaparques en Puerto Arturo. Servicios: Inicio: en Auquinco: refugio sin servicios. Final: Camping Puerto Arturo (02972) 426353 / 15-305682 / 15-308577 www.campinglolog.com.ar Transporte público: a 10 km. al este de Puerto Arturo, en Villa Lolog hay transporte público a San Martín de los Andes. Puntos de interés: río Auquinco, playa Bonita, Puerto Arturo, lago Lolog.

Descripción en sentido Oeste – Este: Saliendo del puerto de Auquinco, debemos retroceder por la senda por la cual llegamos, camino a Rincón de los Pinos. Cruzamos el puente colgante y 400 metros más adelante nos reencontramos con el cruce de caminos que nos lleva a Puerto Arturo, que es el de la mano derecha (recordemos que estamos volviendo por la senda). Continuando por la senda pasaremos por un bosque bajo de ñires, faldeando el cerro y siempre paralelos al Lago Lolog a la derecha. Un poco más adelante encontraremos un bosque alto. Debemos cruzar dos arroyos menores que tienen pequeños puentes para llegar a Playa Bonita, con un puente de troncos grandes y pasamanos. Una vez que superamos el arroyo, pasaremos por un área de uso diurno con playa, e inmediatamente comienza el ascenso llamado “La cuesta de la Pava”. Es una subida empinada y muy erosionada que nos lleva a superar los paredones que bajan al lago. Luego vendrán una bajada y otra subida pronunciada, para posteriormente faldear por un bosque alto de coihues. El sendero irá descendiendo suavemente por un camino ancho, hasta la Seccional del Guardaparque de Puerto Arturo. Allí está el camping que marca el final de la etapa. Es obligatorio comunicar nuestra llegada o dejar un mensaje de llegada en la pizarra de la Seccional.

ETAPA DE CONEXIóN

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

GUARDAPARQUE

REFUGIO DE MONTAÑA

CABECERA DE ETAPA

1093 m 1050 m 1000 m 950 m 909 m 2,5 km

44

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,6 km


Huella Andina | neuquén

45

NEUQUéN

EATPA 14: Refugio Auquinco - Puerto Arturo


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Pto. Arturo - Laguna Rosales

Tramo 5 - ETAPA 15

Distancia: 15 km

Descripción en sentido Norte-Sur: Esta es una etapa de conexión que une Puerto Arturo con la entrada de Laguna Rosales. Luego de registrarnos en la Seccional, nos dirigiremos a la Ruta Provincial 62, que queda a unos 4 km. yendo por el camino de acceso. Una vez en la ruta, doblamos a la derecha, costeando el Lago Lolog por su margen norte. Pasaremos una gran cantidad de playas hasta llegar a la cabecera este del lago (unos 10,5 km. desde Puerto Arturo), allí encontraremos la zona urbanizada. Al cruzar el puente del río Quilquihue, hallaremos cabañas; 200 mts. más adelante la parada del colectivo, un restaurante, y el camino de acceso a la hermosa Playa Bonita. En ese mismo lugar podremos tomar el colectivo y bajarnos en la entrada a la laguna Rosales, u optar por caminar unos 4,5 km. por la ruta en dirección a San Martín de los Andes. A 200 m. de esta encontraremos la tranquera con un cartel que indica el comienzo de la siguiente etapa. Aledaño a esa zona, se ubica el barrio Kaleuche que cuenta con un hostel y un almacén.

(10,5 a villa Lolog + 4,5 a Rosales)

Duración: 3 hs

(2,5 villa Lolog + 1,5 a Rosales)

Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Información turística: Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Seccional de guardaparques en Puerto Arturo. Servicios: Inicio: Camping Puerto Arturo (02972) 426353 – 15305682 – 15308577 www.campinglolog.com.ar. En Lolog: cabañas y restaurantes. Final: en Laguna Rosales: Hostel y cabañas Rosales. Barrio Kaleuche (02972) 423355 www.hostelrosales.com. Almacén “El Maquinista” Transporte público: a 10 km. al este de Puerto Arturo, en Villa Lolog, en temporada hay un servicio a San Martín de los Andes. Precauciones: senda por camino vehicular, ruta provincial 62. Previsiones: coordinar transporte para saltar esta etapa. Puntos de interés: playas de la costa del lago Lolog, villa Lolog y río Quilquihue.

ETAPA DE CONEXIóN

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CABALGATAS

CABECERA DE ETAPA

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

955 m 893 m 2,5 km

46

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km


Huella Andina | neuquén

47

NEUQUéN

ETAPA 15: Pto. Arturo - Laguna Rosales


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Laguna Rosales San Martín de los Andes

Tramo 6 - ETAPA 16

Distancia: 11,4 km Duración: 3,5 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Registro Obligatorio: en la Intendencia del Parque Nacional Lanín, centros de informes o por tel al 427210 Parque Nacional Lanín ICE. Información turística: Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Oficina de informes del Parque Nacional Lanín, en la plaza San Martín. Intendencia del Parque Nacional Lanín. Elordi y Perito Moreno. Servicios: Inicio: Hostel y cabañas Rosales. Barrio Caleuche (02972) 423355 www.hostelrosales.com. Transporte público: desde terminal de San Martín de los Andes y desde Villa Lolog. Precauciones: transporte público con tarjeta. Previsiones: llevar vianda, bebida y abrigo. Puntos de interés: laguna Rosales, humedal, avistaje de aves, vista panorámica al valle de la Piedra de Trompul. Barrio intercultural, circuito mountain bike, puntos panorámicos, lago Lacar. Comunidad Curruhuinca.

Descripción en sentido Norte-Sur: Podemos tomar el colectivo de la línea 3 de Mayo, desde la terminal de San Martín de los Andes hacia el Barrio Kaleuche y bajar en la tranquera de acceso a Laguna Rosales o bien ir en vehículo. La entrada se encuentra en la intersección de la ruta provincial 62 (camino al lago Lolog) y la entrada al barrio Kaleuche, frente al campamento de Vialidad Nacional a 9 km de San Martín de Los Andes. A 200 mts encontraremos la tranquera de acceso a la Reserva del Parque Nacional y del Ejército Argentino. Es importante recordar que debemos recordar cerrar la tranquera antes de salir. A 300 mts tomaremos un desvío a la derecha, y luego otro en igual sentido. El camino se angosta hasta llegar a una huella vehicular. Por ella, llegaremos hasta la laguna Rosales donde podremos ver gran cantidad de aves migratorias. El camino rodea la laguna hasta llegar a un mirador, desde donde podremos apreciar la piedra sagrada de Trompul, un sitio que guarda una leyenda de la cultura Mapuche. Al girar por el mirador, continuaremos por una senda que nos llevará hasta una tranquera sobre un camino vehicular de tierra. Al cruzarla nos desviaremos a la derecha para bajar hasta el arroyo Cull Rani. Cruzaremos el arroyo y continuaremos por una pampa amplia que nos llevará hasta una tranquera, sobre la ruta 48 que va de San Martín de los Andes a Hua Hum. Bordearemos la ruta siguiendo las señales, franquearemos un circuito de mountain bike y bordearemos un alambrado hasta llegar al camino de ripio. Allí, tomaremos hacia la derecha hasta toparnos frente a la Seccional de Guardaparques. Unos 200 mts más adelante hay una instalación de baños y una proveeduría, con un área pública de libre acceso, con excelente vista a San Martín de los Andes. Si continuamos, retomaremos los pasos nuevamente por el frente de la casa del Guardaparque, dirigiéndonos a la Ruta Provincial 48 a unos 300 m del lugar. Tomaremos hacia la derecha en bajada y hallaremos inmediatamente un espectacular mirador con estructuras de madera. Seguiremos bajando y a unos 300 mts veremos una calle que baja a la derecha, de nombre los Pañiles. A partir de allí, iniciaremos el descenso por ésta hasta llegar a la calle Perito Moreno, tomaremos hacia la derecha por la misma, pasaremos un puente de concreto y proseguiremos hasta la intersección de la calle Elordi donde veremos el edificio de Parque Nacional Lanín. Si avanzamos tres cuadras más y doblamos a la izquierda por la calle Pérez, llegaremos a la céntrica plaza San Martín, donde se encuentra el Museo del Parque Lanín y la Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Este sendero puede hacerse en bicicleta de montaña en sentido Rosales-San Martín de los Andes,- pero hay que tener en cuenta que posee zonas con bajadas empinadas en algunos lugares.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

RESTAURANTE

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE

CABALGATAS

MIRADOR

BICICLETAS

CABECERA DE ETAPA

1003 m 900 m 825m 750m 649 m 1 km

48

2 km

Huella Andina | neuquén

3 km

4 km

5 km

6 km

7 km

8 km

9 km

10 km

11,4 km


Huella Andina | neuquén

49

NEUQUéN

ETAPA 16: Laguna Rosales - San Martín de los Andes


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Quila Quina – Puerto De Casanova

Tramo 6 - ETAPA 17

Distancia: 10.5 km Duración: 3 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Registro Obligatorio: Intendencia del Parque Nacional Lanín, centros de informes o por tel al (02972) 427210 Parque Nacional Lanín ICE. Información turística: Oficina de informes del Parque Nacional Lanín, en la plaza San Martín. Intendencia del Parque Nacional Lanín, Elordi y Perito Moreno. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar. Servicios: Inicio: en Quila Quina: restaurante, proveeduría, camping organizado Quila Quina, salón de té, artesanías, excursiones de pesca, cabalgatas, camping Tren Tren. Final: camping y domo para pernocte en Puesto de Casanova (0294) 15-4412763. Transporte público: navegación desde el muelle de San Martín de los Andes. Naviera Lacar y Nonthue. (02972) 428427 / 427380 www.lagolacarynonthue. com.ar Precauciones: de Quila Quina a Puesto de Casanova por camino vehicular vecinal al lago Escondido. Previsiones: comienzo de vuelta al Lago Lacar, llevar equipo de pernocte, comida, ropa de recambio y abrigo. Avisar por teléfono al camping Casanova con anticipación. Puntos de interés: lago Lacar, cascada del arroyo Grande, columnas de basalto del cerro Abanico y playa Quila Quina. Comunidad Mapuche Curruhuinca.

ETAPA DE CONEXIóN

Descripción en sentido Norte-Sur: La primera parte es la conexión lacustre hasta el muelle de Quila Quina. Si hacemos el recorrido por medios terrestres, tendremos que estar atentos a la señal de Huella Andina situada en el camino de bajada a Quila Quina (parte final). En el muelle tendremos la posibilidad de contratar una cabalgata o un guía de la comunidad Mapuche Curruhuinca para que nos acompañe durante este interesante trayecto. Quila Quina es un territorio que favorece la interculturalidad, está lleno de historias y leyendas del pueblo Mapuche que habita estas tierras desde tiempos inmemoriales. La senda comienza en la calle donde desemboca el muelle. El sendero gana altura rápidamente y pasa frente a una hermosa cascada formada por el Arroyo Grande. Desde allí el camino rodea las casas donde habita la gente de la comunidad. La senda sube por cortadas y camino de tierra, dejando siempre al arroyo del lado derecho. Más adelante la senda desciende hasta el arroyo donde podremos cruzarlo por un pequeño puente de troncos llegando a una pampa abierta. Luego retomamos la senda vehicular para atravesar varias tranqueras. Es importante cerrarlas al pasar, para no provocar el escape del ganado de los pobladores. Al llegar a la tercera tranquera nos encontraremos con la población Casanova, formada por criollos nativos que llegaron a estas tierras a principios del siglo pasado. Allí podremos pernoctar en el camping, dormir en un domo, visitar una enorme cascada aledaña y preguntar por servicios complementarios que brindan los pobladores.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

RESTAURANTE

TELÉFONO PÚBLICO

EXCURSIONES EN LANCHA

BICICLETAS

CABALGATAS

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

CASCADA

909 m 825 m 750 m 651 m 1 km

50

2 km

Huella Andina | neuquén

3 km

4 km

5 km

6 km

7 km

8 km

9 km

10,3 km


Huella Andina | neuquén

51

NEUQUéN

ETAPA 17: Quila Quina – Puerto De Casanova


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Puesto de Casanova – Ruca Ñire

Tramo 6 - ETAPA 18

Distancia: 15,7 km Duración: 7 hs Dificultad:

Descripción en sentido SUR-NORTE: Partiremos desde la población Casanova por un camino vehicular. A los 800 mts. cruzaremos el arroyo Grande. Caminando unos 3 km. en dirección al lago Escondido encontraremos una señalización que nos indica el camino hacia Ruca Ñire. Al cruzar un pequeño arroyo, comenzaremos un camino en ascenso que dura unos treinta minutos. El sendero se suaviza a la altura del portezuelo. Llegando a la altura del portezuelo el sendero se suaviza.Transitando por un bosque alto de coihues, robles y raulíes encontraremos la laguna El Toro. La senda faldea hacia la izquierda y luego comienza a bajar en forma abrupta durante 2,5 km hasta llegar a la costa del lago Lacar, lugar donde encontraremos una hermosa playa para descansar. Se recomienda llevar un par de bastones o una caña fuerte que nos servirá de ayuda en la pendiente pronunciada. Luego, la senda sigue costeando el lago y cruzaremos dos arroyos por puentes de troncos. Inmediatamente nos encontraremos con el acceso a varias playas sobre el lago, antes de llegar a la pampa de Ruca Ñire. Este hermoso lugar, con una playa reparada del viento, posee un área de pernocte (fogón, baño seco ecológico y domo para dormir).

Estacionalidad: Todo el año. Registro Obligatorio: Camping de Casanova. Información turística: Oficina de informes del Parque Nacional Lanín, en la plaza San Martín. Intendencia del Parque Nacional Lanín, Elordi y Perito Moreno. Secretaría de Turismo de San Martín de los Andes. Av. San Martín y Juan Manuel de Rosas (02972) 425500 www.sanmartindelosandes.gov.ar Servicios: Inicio: camping y domo para pernocte en Puesto de Casanova (0294) 15-4412763 Final: en Ruca Ñire. Cuenta con una carpa Domo para 8 personas para pernocte. Precauciones: informarse previamente la condición de la etapa para invierno, puede haber nieve en el paso. Previsiones: llevar traje de baño, hermosas playas. Puntos de interés: cascadas, acceso al lago Escondido y Lacar. Contacto pobladores. Historia forestal.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

BICICLETAS

CABALGATAS

CASCADA

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

EXCURSIONES EN LANCHA

1125 m

1000 m 900 m 800 m 700 m 650 m 2,65 km

52

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15,7 km


Huella Andina | neuquén

53

NEUQUéN

ETAPA 18: Puesto de Casanova – Ruca Ñire


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Ruca Ñire - Hua Hum

Tramo 6 - ETAPA 19

Esta etapa cuenta con ESTACIONES O SUB ETAPAS

Distancia: 14 km Duración: 4 hs Dificultad:

Distancias de Ruca Ñire a:

Pucará: 5.5 km

Chachin: 10 km

Hua Hum :14 km

Duración a :

Pucará: 3,5 hs

Chachin: 4,5 hs

Hua Hum : 6 hs

Dificultad:

Estacionalidad: Todo el año. Registro obligatorio: en el Centro de Informes de Van Dorsser, en Hua Hum. Información turística: Centro de Informes y Museo Van Dorsser. Hua Hum, ruta provincial 48. Servicios: Inicio: en Ruca Ñire, domo para pernocte. En Pucará: Camping libre y proveeduría. En Cachín: proveeduría, camping libre y cabalgatas. En Hua Hum: Camping Don Bartolo (02972) 42-6512. Hostel y restaurante Hua Hum (02972) 428142. www.hosteriahuahum.com.ar Transporte público: Empresa KoKo. Dos frecuencias diarias enero y febrero desde Hua Hum a San Martín de los Andes. Resto del año sin servicios. Navegación desde el muelle de la Hostería Hua Hum a San Martín de los Andes. Naviera Lacar y Nonthue. (02972) 428427 – 427380 www.lagolacarynonthue.com.ar Previsiones: llevar traje de baño, hermosas playas. Puntos de interés: playas, lagos Lacar y Nonthué. Cascada de Cachín y río Hua Hum. Contacto con pobladores. Museo Van Dorsser.

BAJA

BAJA

BAJA

Descripción en sentido SUR-NORTE: El sendero da inicio en Ruca Ñire. Comenzaremos con un suave trayecto ascendente hasta llegar a una bifurcación. Tomaremos por la derecha. El camino, que tiene subidas y bajadas leves, mantiene mayormente su nivel. Encontraremos buenas vistas panorámicas del lago Lacar. La vegetación comienza a tener características selváticas, y ejemplares típicos de la selva Valdiviana, como el palo santo, arrayanes, lianas leñosas y helechos de gran porte. Más adelante el sendero se ensancha y comienza el descenso hasta el Paraje Pucará, pasando por la población Castro y la Seccional de Guardaparques de Pucará. Deberemos dar aviso de la llegada. Unos metros por delante encontraremos el Camping Agreste de Pucará, que tiene proveeduría y baños. Si continuamos en dirección a Chachín, cruzaremos una pasarela colgante y luego un camino vehicular que tiene unos 4,5 km. aproximadamente. En Chachín veremos una pequeña proveeduría que está a cargo del poblador Hernández, y un área de acampe libre sobre el lago. Al cruzar el puente de Chachín, la senda deja el camino vehicular y nos dirige a una bonita playa llamada Puerto Elvira. A partir de ahí comienza el ascenso por un bosque alto que cruza el camino vehicular en dos oportunidades, hasta llegar al puente del río Hua Hum donde encontraremos la entrada al camping Don Bartolo. Al otro lado del puente, a 300 mts., podremos ubicar el Centro de Informes Van Dorsser, donde deberemos dar parte de nuestra llegada. En la hosteria Hua Hum hay hostel y cabañas. El transporte público a San Martín de los Andes tiene dos frecuencias diarias durante los meses de enero y febrero.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

INFORMACIÓN

RESTAURANTE

GENDARMERÍA NACIONAL

GUARDAPARQUE

CASCADA

EXCURSIONES EN LANCHA

CAMINATA

CABECERA DE ETAPA

773 m 750 m 649 m 2,5 km

54

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14 km


Huella Andina | neuquén

55

NEUQUéN

ETAPA 19: Ruca Ñire - Hua Hum


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Villa Traful- Camping Cataratas

Tramo 7 - ETAPA 20

Distancia: 9,2 km Duración: 2,5 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Información turística: Oficina de Turismo de Villa Traful. Ruta provincial Nº 65. (0294) 4479099 www.villatraful.gov.ar. Secretaría de Turismo Municipal de Villa La Angostura. Av. Arrayanes 9. (0294) 4494124 www.laangostura.gov.ar Servicios: Camping Arroyo Cataratas (0294) 154643101 Transporte público: a Villa Traful desde Villa La Angostura y San Martín de los Andes: Empresa La Araucana. Desde Bariloche: Vía Bariloche, SITA y Albus.

Descripción en sentido Norte-Sur: Se trata de una etapa de conexión que vincula la comuna de Villa Traful con el camping del arroyo Cataratas, situado sobre la Ruta Provincial 65. El sendero corre en forma paralela a la ruta. Por momentos se superpone y en ocasiones baja hasta la playa. Atraviesa, en un principio, un bosque alto de coihues y cipreses, hasta el paraje Piedra Mala, donde comienza un bosque de vegetación baja. Allí encontraremos el camping agreste Cataratas. Avisar en el camping a la familia Lagos. Esta etapa conviene hacerla en vehículo por el alto transito en la ruta.

Precauciones: senda por ruta provincial de alto transito. Previsiones: estar atento en curvas pronunciadas. Se sugiere hacerlo en vehículo. Puntos de interés: Villa Traful y lago Traful.

ETAPA DE CONEXIóN ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

ÓMNIBUS

900 m 866 m 808 m 2,5 km

56

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

9,2 km


Huella Andina | neuquén

57

NEUQUéN

ETAPA 20: Villa Traful- Camping Cataratas


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Camping Cataratas Vivac Tapera de Lagos

Tramo 7 - ETAPA 21

Distancia: 14 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre - Mayo. Resto del año exclusivo con guía de montaña. Registro obligatorio: Oficina de Turismo de Villa Traful. Información turística: Oficina de Turismo de Villa Traful. Ruta provincial 65. (0294) 4479099 www.villatraful.gov.ar. Secretaría de Turismo Municipal de Villa La Angostura. Av. Arrayanes 9. (0294) 4494124 www.laangostura.gov.ar Servicios: Inicio: Camping Arroyo Cataratas (0294) 154643101 Final: Sector de acampe sin servicios. Transporte público: a Villa Traful desde La Angostura y San Martín de los Andes: Empresa La Araucana. Desde Bariloche: Vía Bariloche, SITA y Albus. Precauciones: llevar equipo de pernocte, carpa, bolsa de dormir, calentador comida y abrigo. Previsiones: calzado extra por presencia de vados.

Descripción en sentido Norte-Sur: El camino se inicia en el camping agreste Cataratas, sobre la ruta provincial 56, a 9 km de la villa Traful. El sendero asciende por el transcurso de cuarenta y cinco minutos de caminata aproximadamente, hasta encontrarnos con un alambrado. Deberemos cruzarlo y continuar por un bosque de ñires durante otros cuarenta y cinco minutos más, hasta llegar al primer afluente del arroyo Cataratas, llamado arroyo Las Viejas. El camino asciende levemente hasta el interior del valle, y comienza una serie de cruces sobre el arroyo Cataratas que sumará un total de once veces en el lapso de tres horas. Al llegar a una bifurcación llamada “La Horqueta” tomaremos a la derecha, para continuar ascendiendo durante dos horas más. Tendremos que esforzarnos por vadear el arroyo Cataratas cuatro veces más antes de llegar a la “Tapera de Lagos”, un lugar de pernocte que no tiene servicio de baño ni proveeduría. Está permitido hacer fuego en el fogón central de la Tapera, exclusivamente.

Se recomienda llevar y usar calzado extra para vadear el arroyo.

Puntos de interés: vista panorámica lago Traful. Campos de veranada. CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

CABECERA DE ETAPA

1376 m 1250 m

1000 m

2,5 km

58

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

14 km


Huella Andina | neuquén

59

NEUQUéN

ETAPA 21: Camping Cataratas - Vivac Tapera de Lagos


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Vivac Tapera de Lagos - Cerro Bayo

Tramo 7 - ETAPA 22

Distancia: 12 km Duración: 5 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre - Abril Registro obligatorio: Secretaría de Turismo Municipal de Villa La Angostura. Información turística: Oficina de Turismo de Villa Traful. Ruta provincial 65. (0294) 4479099 www.villatraful.gov.ar. Secretaría de Turismo Municipal de Villa La Angostura. Av. Arrayanes 9. (0294) 4494124 www.laangostura.gov.ar Servicios: en Tapera de Lagos: Sector de acampe sin servicios. Transporte público: a 6 km. del centro de esquí. Consultar empresas y horarios en oficina de informes. Precauciones: posibilidad de neveros en la zona más alta.

Descripción en sentido Norte-Sur: El sendero parte del paraje “Tapera de Lagos”. Comienza con un leve ascenso durante el transcurso de una hora de caminata por un bosque de lengas hasta llegar a una zona abierta. Este sector es la divisoria de aguas entre los arroyos Cataratas y Ujenco. Es el más alto de la travesía. 1500 msnm. Caminaremos por allí durante treinta minutos. Podremos encontrar nieve, incluso en los meses de verano. Tendremos que prestar mucha atención a las señales rojas y a la señalética característica de Huella Andina. La divisoria se aplana, es cuando comenzamos el descenso hacia el valle del arroyo Ujenco, ingresando nuevamente en un bosque de lengas. Una vez que lleguemos al valle, continuaremos el descenso durante dos horas aproximadamente, hasta distinguir un cruce que posee un puente de troncos rústico. Luego de cruzarlo, el sendero se extiende por la margen derecha del arroyo, en una travesía de una hora por un bosque de coihues. Más adelante el camino se ensancha y se convierte en una huella vehicular que nos conducirá hasta la base del Centro de Esquí Cerro Bayo. La Huella Andina se retoma en la entrada del Parque Nacional Los Arrayanes, en el Istmo de Quetrihué, Villa La Angostura, que se encuentra a 12 km. (6 km hasta la Ruta Nacional 40, luego 3 km hasta el centro de la Villa y 3 km más hasta la zona del puerto).

Previsiones: equipo de pernocte, carpa, bolsa de cormir, calentador, comida y abrigo. Puntos de interés: filos y valles agrestes. Centro de esquí del Cerro Bayo. ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

MIRADOR

CASCADA

EXCURSIONES EN LANCHA

ESQUI

CABECERA DE ETAPA

1564 m

1250 m 1045 m 2,5 km

60

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

12 km


Huella Andina | neuquén

61

NEUQUéN

ETAPA 22: Vivac Tapera de Lagos - Cerro Bayo


SENDEROS DE ARGENTINA

NEUQUéN

Angostura – Bosque de arrayanes

Tramo 7 - ETAPA 23

Distancia: 12.5 km Duración: 3 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Diciembre Registro obligatorio: Oficina de informes turísticos del Parque Nacional Los Arrayanes. Península de Quetrihue. Información turística: Secretaría de Turismo Municipal de Villa La Angostura. Av. Arrayanes 9. (0294) 4494124 www.laangostura.gov.ar. En el Istmo de Quetrihué: Oficina de Informes turísticos del Parque Nacional Los Arrayanes. Servicios: en Villa La Angostura. Transporte público: desde Villa La Angostura. Transporte lacustre desde la angostura hasta Bosque de Arrayanes: desde Bahía La Mansa: Greenleaf (0294) 4494004 www.bosquelosarrayanes.com.ar. Desde Bahía La Brava: Patagonia Argentina www.catamaranpatagonia.com.ar. (0294) 4494463 / 4494523. Transporte lacustre desde Bosque de Arrayanes a Puerto Pañuelo: Turisur. www.turisur.com.ar. (0294) 4426109. Espacio. www.islavictoriayarrayanes.com. (0294) 4431372 / 4431373

Descripción en sentido Norte-Sur: El sendero comienza en el Istmo de Quetrihué. Encontraremos el centro de informes en la entrada y pegado al mismo el sendero que comienza con una escalinata de madera y continua por una senda de tierra hasta un cruce de caminos donde podremos acceder a los miradores o seguir al bosque de los arrayanes. Si seguimos por la senda a Quetrihue, el sendero se irá suavizando para cruzar por un portezuelo del otro lado de la península, allí nos encontraremos con una huella bien ancha y despejada que nos llevará al último mirador del brazo Angostura. Desde este punto la pendiente se suaviza y se transita por un antiguo camino de carros que tienen una marca con la distancia recorrida. En el km. 8 el camino se angosta y comienza una subida. Superada la loma, el sendero baja hasta que veamos el lado derecho de la laguna Patagua, lugar ideal para descansar antes de seguir el trayecto. El sendero continúa con un giro de 90 grados a la izquierda y desciende hasta la costa del lago Nahuel Huapi, donde se encuentra la casa del Guardaparque. A unos pocos metros más hallaremos el sendero entablonado que recorre el bosque de arrayanes, dejándonos luego en el muelle. Allí podremos tomar una embarcación hasta Puerto Pañuelo o retornar a pie a Villa La Angostura. Una vez llegados a Puerto Pañuelo nos dirigiremos a Puerto Moreno para realizar la conexión a Tambo de Báez y continuar la Huella Andina. Atención: Consultar en la oficina de informes de Parques Nacionales por horarios de embarcación empresa Turisur a Bariloche o embarcaciones de regreso a Angostura: Catamaranes Futaleufú y Patagonia Argentina.

Precauciones: presencia de ciclistas en la senda. Previsiones: asegúrese de los horarios de las lanchas para el regreso.

ALOJAMIENTO

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

BICICLETAS

SENDERO PEATONAL

CABECERA DE ETAPA

Puntos de interés: bosque de arrayanes y lago Nahuel Huapi.

1000 m 919 m 900 m 800 m 778 m 2,5 km

62

Huella Andina | neuquén

5 km

7,5 km

10 km

11,5 km


Huella Andina | neuquén

63

NEUQUéN

ETAPA 23: Angostura – Bosque de arrayanes


SENDEROS DE ARGENTINA

3 días - 2 noches

Experiencia: vuelta al lacar Por Ricardo Druck

La tierra prometida La Patagonia es una permanente invitación a los sentidos. En un país con poco más de cuatro siglos de historia, mirar hacia el sur es algo más que viajar. Es la increíble posibilidad de asomarse a un pedacito de tierra que empieza a dar sus primeros pasos. A descubrir un territorio que, incorporado a la Nación apenas un siglo atrás, aún tiene mucho de inexplorado, y que es toda una reserva de espacios y sensaciones vitales: agua dulce, aire puro, bosques, y una extensión inabarcable de absoluta desmesura. Y allí, donde esa mítica mención comienza a asomar desafiante partiendo el mapa de la Argentina con un tajo de asombros, aparece San Martín de los Andes. Sin dejarse encasillar en términos como “pueblo” o “ciudad”, el abigarrado centro urbano se despliega sobre un valle que mucho tiene de encantamiento. Enclavado entre montañas, ajeno por vocación propia a cualquier vinculación con los que se podría llamar “vicios de una gran ciudad”, su cotidiano discurrir es un bálsamo para todo aquel que tenga la buena idea de visitarlo. La hotelería, la gastronomía, las artesanías y el espacio todo exhiben orgullosos su absoluta dedicación a los pequeños detalles. La decoración de los ambientes, la calidad de los servicios, el fuego en las chimeneas, los jardines ornamentados por rosas, tulipanes y lavandas, la madera y la lana hechizadas por las hábiles manos de artesanos, el sabor intenso de los frutos del bosque haciéndole un guiño a los paladares exigentes, ciervo, jabalí y trucha invitantes desde las cocinas de los restaurantes, las plazas, los árboles, el lago y un bosque al alcance de la mano, son apenas algunas de las muchas y bienhechoras postales que abrumarán el alma con un asombro olvidado.

64

Huella Andina | neuquén

Sólo hay que dejarse llevar. Dejar de lado apuros y relojes, y empezar a descubrirla. Un buen punto de partida puede ser el Centro Cívico, donde alrededor de la plaza San Martín se despliegan el edificio municipal, el banco Nación, el correo, los puestos de artesanos y las oficinas de Turismo. Allí, entre renovadas aguas danzantes, centenarias araucarias y la figura del Libertador señalando el poniente, late el corazón de la ciudad. Desde allí, unos pocos pasos conducen al Museo Primeros Pobladores, un inmueble originalmente sede de la primera Comisión de Fomento, recuperado para exhibir diferentes muestras que cuentan la historia regional. Cruzando la plaza, asoma otro edificio de visita ineludible: la antigua intendencia del Parque Nacional Lanín. Un monumento arquitectónico de piedra y madera, producto del denominado “período fundacional” de dicho organismo nacional, que lleva con orgullo la marca del arquitecto Alejandro Bustillo, figura emblemática de dicha profesión en la Argentina. Devenido en Centro de Visitantes y Museo, en sus salas resume buena parte de la influencia que tuvo Parques Nacionales en el desarrollo regional, y suma una colorida y sensorial recorrida por las particulares especies animales y vegetales del lugar, para permitir al visitante comprender el porqué de la importancia de conservar la naturaleza en todas sus formas. Sobre la calle principal, se ofrecen los servicios de un renovado transporte que resalta notablemente en el paisaje: un ómnibus rojo de dos pisos, de origen inglés, reciclado y adaptado para brindar al visitante lo que se denomina un “city tour”, que no es otra cosa que un recorrido guiado por el casco urbano, ideal para descubrir antiguas casas de pioneros, en las cuales aún se conserva intacto el espíritu de los primeros años del pueblo. A unas pocas cuadras, el listado de museos se


SENDEROS DE ARGENTINA

completa con “La Pastera, Museo del Che”; un espacio originalmente propiedad del Parque Nacional Lanín en el cual Ernesto Guevara y Alberto Granados encontraron refugio durante su periplo por la Patagonia, recuperado por los trabajadores para dar testimonio de la presencia del por entonces sólo un joven entusiasta que, entre las maderas y el forraje de lo que era una precaria caballeriza, soñó sin saberlo al Che. La sala de exposiciones municipal, el Centro Cultural de la Cooperativa Telefónica, y la “Casa Georg” son espacios ideales de consulta obligatoria para acercarse a las artes, en una ciudad que ha hecho de ellas y la cultura en general uno de los pilares de su fisonomía cotidiana. Más allá del casco urbano, miradores, senderos, cascadas y naturaleza en estado puro se despliegan sin pudor alguno, en un verdadero acto de encantamiento que hará de la estadía del visitante una absoluta delicia para los sentidos. Uno de los principales centros turísticos de la provincia del Neuquén, estratégicamente ubicado sobre la margen del lago Lácar, es además el punto de partida del sendero Huella Andina: un recorrido que permite transitar los mismos caminos, sensaciones

y sueños de conquistadores, aventureros, misioneros, colonos y pioneros, dejándose atrapar por una naturaleza de fábula en la que aún todo está por descubrirse. El equipaje es liviano; sólo hay que tener a mano la capacidad de asombro. Porque, a no engañarse, mas allá de lo que se advierte en la arquitectura de piedra y madera, en veredas arboladas y aromas a carnes salvajes asándose en las parrillas, el placer está en cerrar los ojos y dejarse atrapar por un sentimiento de tranquilidad y paz interior que envuelve toda la región con infinita sabiduría. Es el momento de tomarse de la mano con la naturaleza, abrirse a los sentidos y dejarse llevar por un renovado espíritu, abandonando la postura de mero observador para descubrirse en la íntima convicción de ser absoluto protagonista. Despreocuparse de memorizar nombres, lugares, fechas históricas o referencias, para alimentar el alma de nuevas sensaciones y renovadas caricias. Darle riendas al impulso, y beberse de un sorbo todo el sabor de una tierra preñada de historias impensadas. Es momento de salir a su encuentro, porque allí precisamente radica el misterio de la Patagonia. En

Huella Andina | neuquén

65


SENDEROS DE ARGENTINA

que su desmesura convierte a todo viaje en una experiencia, y que visitarla no es una suma de postales, sino una absoluta multiplicación de sensaciones. De la mano de la Naturaleza espaldas al casco urbano, el rostro se enciende con el cosquilleo del viento y la inmensidad de las aguas del lago desplegándose como un abanico interminable. Allí, donde la ciudad parece querer acostarse sobre el enorme espejo de agua, éste hace honor a ello multiplicando pictóricamente las montañas sobre su superficie, en otro engaño sutil del paisaje por el cual el visitante se encuentra sin saber dónde termina el lago y empieza el cielo. Pero en algo sí tendrá certezas: cuando el barco empiece a navegar para transportarlo hasta la villa Quila Quina –punto de partida del tramo peatonal del recorrido- será el momento de cerrar nuevamente los ojos y disfrutar de saber que no hay vuelta atrás, y que entre el graznido de los gaviotines que revolotean sobre la embarcación, la transparencia brutal de las aguas y la sonoridad del silencio natural, el privilegio de ser un afortunado no se lo podrá arrebatar nadie. Media hora de navegación, y playas de arena blanca con árboles brotando del lago, ovejas pastando y casitas desplegándose en las laderas, le darán la bienvenida. El roble pellín (“corazón duro” en la lengua ancestral de los pueblos originarios) domina la escena; el bosque late en cada hoja, en cada corteza y en cada rama desplegándose en busca del sol. La historia entremezcla sensaciones varias: el despojo territorial que aún sangra en la memoria del pueblo mapuche, el lento transitar de un siglo de historia que sigue escribiéndose día a día, y un presente de integración que permite al visitante acercarse a una cultura que persiste tenaz en tejidos, artesanías en madera, dulces caseros y gestos simples, y que se impone absoluta en toda la toponimia regional, dando sentido a fábulas, leyendas y misterios. La naturaleza no está sola. El Parque Nacional Lanín despliega su abrazo protector sobre una maravillosa enumeración de vida en todas sus formas: está en las montañas, asegurando la limpidez de las aguas; en el latido oculto de una fauna particular; en el vuelo de las aves, y en la tranquilidad del bosque para que pueda seguir perpetuando su invalorable beneficio de aire puro.

66

Huella Andina | neuquén

Una huella, tres lagos La lancha vuelve a surcar las aguas alejándose del muelle de madera. Es el momento de ajustar los correajes de la mochila, empuñar los bastones y liberar al cuerpo entregándolo a las emociones. La cascada del arroyo Grande le pone música al primer tramo del recorrido. Las aguas que arrastran la memoria de la nieve, guardada en las altas cumbres, se despeñan tumultuosas sobre rocas y cortezas. La marcha empuja al caminante entre el humo de las chimeneas, que deja escapar el aroma del pan recién horneado entre la penumbra rural de las cocinas de campo. El cuerpo se desprende de viejos cansancios, y se envuelve en un agotamiento que mucho tiene de atávica felicidad. La sensación se repite. Nuevamente, el bosque y la Patagonia no son aquello que vemos, sino que aquello que sentimos. El aire impregnado del aroma dulzón de la tierra y las bayas silvestres, el paso amortiguado por una alfombra vegetal tejida con hojas que guardan toda la policromía del otoño cordillerano, el sabor del agua fresca de los arroyitos saciando una sed que, paradójicamente, venimos a descubrir no fue saciada en muchos años... Es momento del primer descanso, donde la Huella Andina y los pobladores se unen para dar la bienvenida al viajero. Los cercos de palo a pique, las va-


SENDEROS DE ARGENTINA

cas, el fuego y la mesa bajo los árboles son la mejor escenografía para esperar las estrellas de un cielo estremecedor. En la mañana, los pasos seguirán hacia el lago Escondido, un pedacito de paraíso celosamente resguardado de la avidez humana. ¿Dónde guardar tanto asombro? La plenitud alimenta los músculos para poder vencer el ascenso; una laguna repleta de juncos se adivina en la espesura, y el camino se interna en un bosque milenario, dueño absoluto del paisaje. Unos golpes repican escabulléndose entre el follaje. Los pájaros carpinteros se alimentan trepando por las cortezas, y el grito breve de una gallareta reclama su alerta entre las cañas colihue. De repente, helechos gigantes cubren toda la senda, y una conjunción de seres mitológicos, duendes y referencias al mejor cine de aventuras se ofrece para acompañar al viajero. El bosque corre finalmente su telón, y la escenografía se completa con un balcón natural sobre el lago, la corteza canela de los arrayanes y la transparencia de las aguas envolviéndolo todo.

Hay muchas historias multiplicadas en este tramo del recorrido. Los árboles frutales, los álamos, tilos y restos de muelles traen voces de los primeros colonos, cuando la madera era el oro que convocaba perseverancias para desafiar la inclemencia de una tierra lejana e inhóspita. En Ruca Ñire, la toponimia convierte en “casa del zorro” una bahía que supo del esfuerzo descomunal de hacheros y bueyes, y que hoy se abre invitante para que el caminante recupere fuerzas y siga alimentando un asombro merecido. El aire se multiplica en sensaciones que cambian a lo largo del año. En primavera es tiempo de flores perfumándolo todo; en verano es momento de frutillas silvestres, chapuzón en las aguas del lago y días que sucumben a un anochecer de medianoche. Otoño es sinónimo de una policromía absoluta, entre ocres, rojos y amarillos que pintan las hojas de los árboles, la rosa mosqueta abriéndose en frutos, y las manzanas silvestres ofreciéndose sin pudor a los labios del viajero. Es el turno de atravesar el paraje Pucará, donde el lago Lácar se convierte en el lago Nonthué para Huella Andina | neuquén

67


SENDEROS DE ARGENTINA

continuar su marcha hacia el océano Pacífico, contrariando al resto de los espejos de agua de la región, que desembocan pacientemente hacia el Atlántico. Otra vez la toponimia viene en ayuda del visitante. Y Pucará (“fortaleza”) remite a conquistadores venidos del otro lado del mundo, mientras abundan los indicios de un fuerte español cuyos restos se mantienen ocultos en la otra orilla del lago. Un ventanita al pasado en nada descabellada, considerando que precisamente desde este lugar, la “angostura” entre ambos lagos, se controlaba estratégicamente el paso de todo aquel que transitara la región tres siglos atrás. La falta de caminos, y los pasos escondidos en la espesura, saben del estremecimiento de aventureros, fugitivos y misioneros, que los utilizaron para ir y venir entre ambos lados de la cordillera. Sea tras la mítica Ciudad de los Césares, sea para obtener entre los primeros habitantes mano de obra para los invasores y su obsesiva búsqueda del oro, sea para intentar llevar sus creencias al fin del mundo, o para escapar de un destino funesto, ellos entraron al bosque desesperados, sin saber que ese bosque se los devoraría para siempre. La memoria del lugar es una permanente recurrencia a la memoria del bosque. Es allí donde un personaje ruso de mítica ascendencia zarista encontró su lugar en el mundo, para descansar hoy junto a su mascota bajo una cruz ortodoxa y el respeto por sus conocimientos científicos, que abrieron camino a especies vegetales de todo el mundo, y dieron alas a insectos insospechados que hoy llevan su nombre. Las voces de los actuales ocupantes del paraje rememoran frente al fuego de la cocina económica historias atrapantes. Ellos saben de los tiempos en que no había ley; de los cazadores de recompensas, tragedias cotidianas y sinrazón. Dominga Leiva, mate en mano, desgrana lentamente recuerdos del paraje, en los cuales la rudeza y el realismo mágico se toman de la mano para envolver la memoria con un hálito de absoluta melancolía. “Eran tiempos bravos, mi mamá me contaba que en la noche se escuchaban los pasos de las tropillas enteras, que se robaban para llevarlas al otro lado...” cuenta Dominga. En la costa, la madera sigue viva en el perfil de los botes de los pobladores, y el río convoca a un martín pescador adivinando su alimento. Hongos, musgos y líquenes dan cuenta de la perseverancia de la lluvia,

68

Huella Andina | neuquén

en un bosque que soporta unos de los regímenes de precipitaciones mas altos del Parque Nacional. Un territorio de colonos y aventureros La huella comienza a transitar el final del recorrido. Dejando atrás Pucará, el camino –ya vehicular–conduce hasta el paraje Chachín, un antiguo asentamiento que también guarda la memoria forestal, actividad excluyente en el desarrollo del lugar. Doña Ema Vergara, partera del lugar y referente ineludible a la hora de rememorar pasados, comparte allí espacios con la familia Hernández, íntimamente ligados a la madera y las historias. El aroma a pan casero se renueva cotidianamente, la bandera argentina ondea en el antiguo edificio de la vieja escuela rural, hoy convertido en Campamento Educativo para contingentes escolares, y el río se abre desbocado buscando con avidez las aguas del lago. Es inevitable dejarse atrapar por el juego repetido de la toponimia. Porque Chachín significa “saltar en un solo pie”, y la memoria recurrente de los pobladores no deja de mencionar pequeñitos seres que habitan el bosque, traviesos pero malignos, cuya principal característica es, precisamente... dejar sólo una huella al caminar. Imposible resistirse al encanto de creer, tanto como no dejarse llevar por la senda y desviarse hasta la cascada homónima, un atractivo natural insoslayable que bien merece una visita. Cruzando el puente de madera, y mientras las señales de Huella Andina conducen hacia la derecha, la cartelería señala hacia la izquierda el inicio del circuito peatonal hacia la Cascada Chachín. Servicios como proveeduría y baños públicos se concentran en el estacionamiento para los vehículos que arriban al lugar desde el otro lado, para iniciar allí el paseo que les demandará unos treinta minutos para acceder al punto final. Un sendero con carteles que describen la importancia del bosque y sus especiales características sirve de aperitivo para el plato fuerte del recorrido. El ascenso es suave, el tintineo de la corriente acompaña la marcha, aparecen especies vegetales únicas como el raulí, canelo y maniú, hasta que un kilómetro y medio río arriba un espectacular salto de agua de casi cuarenta metros de altura parece estallar en medio del bosque.


SENDEROS DE ARGENTINA

Un mirador de madera permite disfrutar en su totalidad la maravillosa vista, mientras el vapor que generan las aguas rompiéndose contra las rocas se asocia con el sol para inventar un arco iris entre el follaje. De regreso, hay que volver al puente para retomar el sendero Huella Andina, que conduce a una espectacular playa escondida, y que atravesando el bosque lleva hacia el punto final del recorrido. El cansancio es un premio merecido. Pero aún falta lo mejor. Es momento de percibir en el horizonte boscoso la callada perseverancia del paraje Hua Hum, que resguarda buena parte de la historia regional. Corría el año 1900, y la cordillera no terminaba de definirse como un punto de encuentro o de división entre Argentina y Chile. Aceptada como límite, resultado del reconocimiento de la postura argentina de tomar el criterio de “altas cumbres” (una línea imaginaria que uniera los puntos mas altos del macizo andino para delimitar fronteras con el vecino país) en contra del criterio chileno de “divisorias de aguas”, el gobierno abrió las puertas a la colonización del territorio, entendiendo que gobernar es poblar, y permitiendo así que gentes de otros lugares del mundo se radicaran y crecieran en el lugar. Fue por entonces que, allá por los albores del siglo

XX, colonos sudafricanos descendientes de holandeses ( “boers”) respondieron a la convocatoria del gobierno argentino, depositando en este apartado lugar sus sueños y esperanzas, en una epopeya que tuvo mucho de sinsabor y un final tan incierto como anunciado. Un inmueble histórico, devenido en Museo de Sitio, rescata del olvido sensaciones y memorias de un grupo de soñadores que se abrió paso en la espesura para saberse nuevo. En él, la madera encierra las voces de todos aquellos que desafiaron distancias para abrirse a un mundo promisorio que idealizaron venturoso. Sus paredes cuentan de la pujanza de un otrora floreciente paraje, en el que hubo lugar para comercios, escuela, hosterías y cementerio, y que hoy se rebela contra el olvido. Los sueños sucumbieron al progreso, pero los salones vacíos y las herramientas herrumbradas se renuevan en la persistencia de los árboles frutales y el testimonio lacerante de los sobrevivientes. Y la vida vuelve a tomar forma de la mano de la memoria, en algo que se convierte más en un testimonio brutal de la condición humana que en el simple lamento de un tiempo perdido. “Mi abuela contaba que, cuando llegaron, tuvieron

Huella Andina | neuquén

69


SENDEROS DE ARGENTINA

que vivir una semana bajo los paraguas con los cuatro hijos, porque era mayo, llovía, y tenían que apurarse para construir su casa”, recuerda Ana Van Dorsser, nieta de Martina e Ysbrand, colonos arribados a Hua Hum en el año 1904. Luego fueron los tiempos del molino harinero, el ganado, los cercos, corrales, casas y aserradero. Los viajes en bote, la espera del lanchón para tener noticias del mundo, y el cotidiano sacrificio para cocinar, proveerse de los servicios esenciales, darse calor y ánimo; la actividad forestal, la primera hostería, sembrar sueños y cosechar esperanzas, hasta que la creación del área protegida y las nuevas políticas de gobierno –paradójicamente- obligaron a marcharse, apenas tres décadas después, a todos aquellos que habían seducido para que colonizaran la región. Ellos se tuvieron que ir, pero el bosque sigue en pie. En la espesura se advierten testimonios de la intensa actividad forestal que caracterizó al paraje durante la primera mitad del siglo pasado. Los viejos y destartalados puentes de madera, los tocones de antiguos árboles cortados, ocultos por la renovada vegetación, las frambuesas y nueces que plantaron los alumnos de la escuelita rural que funcionó entre los años ´30 y ´70, las cruces y lápidas de las tumbas del cementerio, cubiertas de musgo, y la perseverancia de los

70

Huella Andina | neuquén

pobladores que aún resisten el paso inexorable del tiempo y el progreso. Teodora Martínez y su esposo, don Diógenes Fosbery, atienden el camping “Don Bartolo”, decididos a reconvertir su economía de subsistencia orientándola hacia el servicio turístico. Ella, heredera de una familia que llegó en 1927 para trabajar en la madera, atesora en sus recuerdos todo el perfume de años pasados; él, también maderero, con su bigotito fino y su sombrero ancho, abre cómplice sus ojos claros para acompañar el relato. “Era muy lindo....el invierno era bravo. Teníamos algunos animales, después vivíamos de la siembra. Mi papá trabajaba en la madera, las mujeres se dedicaban a la huerta, vendían verduras, mi vieja hacía quesos...Íbamos a San Martín de los Andes a comprar en bote, se tardaba entre cinco a seis horas, porque mi papá era un buen remador, remaba mucho”. Un paso a la libertad Pegaditos a la frontera, los caminos se bifurcan y culmina el recorrido del tramo Huella Andina que comenzó en San Martín de los Andes. En verano, dos frecuencias de transporte público,


SENDEROS DE ARGENTINA

y la lancha en la tarde, permiten retornar al punto de partida. Hua Hum (“agujero en el cielo”) se abre a la memoria para convencer al visitante que no hay regreso posible, y la historia se sigue escribiendo en el recuerdo de todo lo vivido. Y cuando uno cree que el lugar ha agotado sus sorpresas, aventuras de contrabandistas y bandidos rurales también abren paso a la poesía, porque muy cerca de allí el “paso Ilpela” guarda una de las mas interesantes páginas de la historia del lugar. El clandestino e intrincado camino atraviesa el bosque comunicando ambos países, convertido en toda una fuente de leyendas. Utilizado por contrabandistas, cuatreros y familias enteras que llegaban al país para encontrar en el trabajo forestal una luz de esperanza para sus miserias, se guardó sin saberlo un dejo de esperanza para una de las figuras mas reconocidas de la literatura mundial. Allí, donde la frontera es sólo un trazo imaginario, y donde –vaya coincidencia- atravesarla implica el rito de dar tres vueltas en un solo pie alrededor de un montículo de troncos coronados por una calavera de vaca, en una pagana ceremonia destinada a proveer

ventura a los caminantes, los duendes dejan de ser una mención aislada para convertirse en una inquietante realidad. Nuevamente la magia se corporiza. Y los mismos senderos clandestinos que vieron pasar furtivamente a tantas humanas sensaciones toman nueva dimensión. Ellos significaron la libertad para el gran poeta chileno Pablo Neruda, que allá por el año 1949 los transitó escapando de la persecución política en su país, convirtiendo su marcha en una experiencia imborrable, la cual mereció su especial mención al momento de recibir el premio Nobel. “En aquella larga jornada encontré las dosis necesarias a la formación del poema. Allí me fueron dadas las aportaciones de la tierra y el alma...Y digo de igual modo que no sé, después de tantos años, si aquellas lecciones que recibí al cruzar un vertiginoso río, al bailar alrededor de un cráneo de una vaca, al bañar mi piel en el agua purificadora de las más altas regiones, digo que no sé si aquello salía de mi mismo para comunicarse después con muchos otros seres, o era el mensaje que los demás hombres me enviaban como exigencia o emplazamiento...” Huella Andina | neuquén

71


SENDEROS DE ARGENTINA

72

Huella Andina | RíO NEGRO


RíO NEGRO CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Tambo de BáezRefugio San Martín (laguna Jakob)

Tramo 8 - ETAPA 24

Distancia: 14 km Duración: 6 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: La entrada se encuentra sobre la ruta provincial 79, que une el arroyo Casa de Piedra con Colonia Suiza. A 300m de la ruta, cruzando la tranquera, llegamos a una población conocida históricamente como Tambo de Báez. Allí hay un estacionamiento. A partir de este lugar el camino asciende paulatinamente transformándose en un sendero, hasta acercarnos a la costa del arroyo Casa de Piedra, el cual iremos remontando sin cambiar de margen. Luego de media hora de caminata entramos al Parque Nacional Nahuel Huapi, y siguiendo las señales cruzaremos el arroyo Casa de Piedra por un puente, para seguir por esta margen hasta el fondo del valle. Luego de pasar por un bosque alto de lengas comienza un desnivel bastante pronunciado llamado “los caracoles”. Ascendemos hasta alcanzar una pasarela que nos llevará del otro lado del arroyo para continuar el ascenso. Al final del sendero nos encontraremos con una impresionante vista panorámica de la laguna Jakob y al refugio General San Martín, del Club Andino Bariloche. También llamado Refugio Jakob. Cuenta con servicios de pernocte, comidas, un área de acampe y baños.

Estacionalidad: 1° de noviembre al 5 de mayo. Resto del año exclusivo con guía de montaña. Registro obligatorio: en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi o a través de www. nahuelhuapi.gov.ar Información turística: Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi. Av. San Martín 24. Bariloche. (0294) 4423111 / 4423121 / 4422734 www.nahuelhuapi.gov.ar. Cabaña de Informes de montaña del Club Andino Bariloche.20 de febrero 30. Bariloche. (0294) 4527966 www.clubandino. org . Oficina de Informes turísticos en Centro Cívico (0294) 4429850 www.barilocheturismo.gob.ar Servicios: En Colonia Suiza: Camping Ser www.serbariloche.com.ar (0294) 4448308 / 15-4536006. Camping Goye (0294) 15-4807054 / 15-4570325. Final: Refugio Gral. San Martín (0294) 15-4323654 - www.refugiojakob.com.ar. Para contratación de guías, porteadores y transporte contactar al refugio. Transporte público: En verano, desde Bariloche hasta el Tambo de Báez hay servicio de ómnibus con tres frecuencias diarias. Distancia aproximada desde Colonia Suiza hasta Tambo de Báez 5 km. Distancia aproximada desde Puerto Moreno a Tambo de Báez 6 km. Hay transporte público desde Bariloche hasta Puerto Moreno cada 20 minutos. Previsiones: Ropa de abrigo y bolsa de dormir. Puntos de interés: Historia de Colonia Suiza. Laguna Jakob y laguna los Témpanos. Entorno montañoso con vistas panorámicas.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

GUARDAPARQUE

CABECERA DE ETAPA

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

TELÉFONO PÚBLICO

RESTAURANTE

1532 m 1250 m 1000m 835 m 2,5 km

74

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km 14 km


Huella Andina | RíO NEGRO

75

RíO NEGRO

ETAPA 24: Tambo de Baez - Refugio San Martín (laguna Jakob)


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Refugio San Martín (laguna Jakob) Los Césares

Tramo 8 - ETAPA 25

Descripción en sentido Norte-Sur: El sendero comienza a

Distancia: 19 km Duración: 10 hs Dificultad: Estacionalidad: 1° de diciembre al 1° de mayo. Resto del año exclusivo con guía de montaña. Registro obligatorio: en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi o a través de la web: www. nahuelhuapi.gov.ar . En el Refugio Gral. San Martín. Información turística: Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi. Av. San Martín 24. Bariloche. (0294) 4423111 / 4423121 / 4422734 www.nahuelhuapi.gov.ar. Cabaña de Informes de montaña del Club Andino Bariloche. 20 de febrero 30. Bariloche. (0294) 4527966 www.clubandino.org. Servicios: Inicio: Refugio Gral. San Martín (0294) 15-4323654 - www.refugiojakob.com.ar. Final: Camping agreste Los Tres Álamos (´40 minutos de la ruta a Tronador). Hotel Tronador (0294) 4490556 / 4490550 www.hoteltronador.com. A 15 km.del final de la etapa: Camping y albergue Los Rápidos (0294) 15-4416120 www.losrapidos.com.ar Transporte público: en temporada desde Bariloche a Pampa Linda/Tronador. Salida del Club Andino Bariloche. Requiere reserva (0294) 4527966 Precauciones: zona alta con fuertes pendientes. Posibilidad de nieve y ventiscas en el Paso Schweitzer. Consultar al refugiero sobre el estado del paso. Transitar con cuidado en el sector nuevo del sendero dada la presencia de raíces y cañas en el suelo. Previsiones: calzado extra por presencia de vados y mallines. Llevar equipo de vivac. Puntos de interés: Paso Schweitzer, laguna Los Témpanos y otros espejos de agua. Vistas panorámicas.

la derecha de la laguna Jakob, por unos promontorios de roca. Desde el fondo del valle subimos al paso Schweizer, donde hay una vista panorámica bellísima. Recomendamos hacer un desvío a la laguna Témpanos. El descenso es de un declive muy pronunciado. Llegamos hasta la naciente del arroyo Casalata que quedará a nuestra derecha. El sendero se introduce en un bosque bajo de lengas que irán tomando altura a medida que bajemos.Luego de una hora de caminata llegaremos a un lugar donde es posible acampar en caso de emergencia. Seguimos avanzando por el bosque y encontraremos una bajada que nos acerca al arroyo y unos minutos más tarde nos encontramos con una señal de Huella Andina con una flecha indicando doblar hacia la izquierda. Aquí se observa que la senda está poco transitada ya que es una nueva traza que esquiva los mallines que antiguamente debíamos franquear. Prestar mucha atención al pisar ya que aún hay raíces y cañas aflorando en el suelo. Luego de una hora de marcha lenta, dada las características del suelo, llegaremos a un segundo lugar apto para acampar que se puede utilizar en caso de emergencia. Un poco más adelante debemos cruzar el arroyo Casalata nuevamente, manteniendo el curso de agua a nuestra izquierda por unos 2 km. aproximadamente, para volver a vadearlo otra vez. El sendero se irá alejando lentamente del arroyo faldeando la ladera hasta ingresar a un bosque de cipreses con vista al lago Mascardi. Iremos perdiendo altura hasta encontrarnos nuevamente con el arroyo para cruzarlo por última vez. La senda continúa sin desnivel hasta encontrarse con el arroyo Claro, el cual debemos cruzar. Continúa nuestra caminata sin dificultad hasta llegar a la pasarela por la que cruzaremos el río Manso. Los álamos nos indican el lugar destinado a camping agreste. Para llegar a la ruta de acceso al cerro Tronador o a Bariloche restan caminar unos 40 minutos más. A unos 15 km. hacia el sur se encuentra el camping organizado Los Rápidos. El comienzo de la siguiente etapa se encuentra a 5 km. de allí siguiendo la ruta provincial 81 hacia Bariloche, en el puente del arroyo LLodconto, donde se encuentra el camping La Querencia y la despensa de Laura Boock.

Atención: Infórmese previamente sobre el estado del paso Schweitzer y el estado de los vados (arroyos Claro y Casalata).

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

RESTAURANTE

REFUGIO DE MONTAÑA

CABECERA DE ETAPA

1727 m 1500 m 1250 m 1000 m 813 m 2,5 km

76

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km

19 km


Huella Andina | RíO NEGRO

77

RíO NEGRO

ETAPA 25: Refugio San Martín (laguna Jakob) - Los Césares


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Lago Mascardi - Lago Steffen

Tramo 9 - ETAPA 26

Distancia: 19,5 km Duración: 8 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Marzo Noviembre y abril: dificultad alta. Registro obligatorio: en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi o a través de la web: www.nahuelhuapi.gov.ar . En el Camping La Querencia. Información turística: Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi. Av. San Martín 24. Bariloche. (0294) 4423111 / 4423121 / 4422734 www.nahuelhuapi.gov.ar .Cabaña de Informes de montaña del Club Andino Bariloche. 20 de febrero 30. Bariloche. (0294) 452-7966 www.clubandino.org . Seccional de guardaparques en el Lago Steffen. Servicios: Final: Camping Lago Steffen. Inicio: Camping La Querencia. Ruta 81. Km. 5. Restaurant, proveeduría, grupos sanitarios completos. (0294) 15-4616300 www.campinglaquerencia.com.ar

Descripción en sentido Norte-Sur: El sendero comienza en el puente del arroyo Llodconto, sobre la ruta de acceso al cerro Tronador y cascada Los Alerces. Se asciende por un camino vehicular de uso exclusivo oficial, hasta el denominado “Puesto de Book”. Desde allí cruzaremos los corrales, cuidando de dejar las tranqueras cerradas. El sendero transita por un área con muy poca pendiente, donde debemos prestar atención a las marcas de Huella Andina ya que es una zona con presencia de otros senderos. Tendremos que vadear un arroyo. El valle se caracteriza por la presencia de varios mallines, hay que estar atentos para no cruzarlos. Se bordean por el lado izquierdo. Más adelante cruzaremos tres o cuatro arroyos de poco caudal. Luego el camino comienza su descenso por un bosque alto de coihues y cipreses hasta llegar al camping de la familia Montero, en la cabecera oeste del lago Steffen, donde finaliza la etapa. Para comenzar la siguiente etapa habrá que ir hasta la casa del Guardaparque de lago Steffen ubicada a quince minutos del camping.

Previsiones: calzado extra por presencia de vados. Puntos de interés: Cascada del arroyo LLodconto cercana al puesto de Boock. Espejos de agua al inicio y al final de la etapa. Contacto con pobladores.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

CABALGATAS

CANOTAJE

CASCADA

CABECERA DE ETAPA

GUARDAPARQUE

GENDARMERÍA NACIONAL

1088 m 1000 m

750 m 559 m 2,5 km

78

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km

17,5 km

19,5 km


Huella Andina | RíO NEGRO

79

RíO NEGRO

ETAPA 26: Lago Mascardi - Lago Steffen


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Lago Steffen - Villegas

Tramo 9 - ETAPA 27

Distancia: 10,5 km Duración: 3,5 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza al lado de la

Estacionalidad: Noviembre – Abril Registro obligatorio: en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi o a través de la web: www.nahuelhuapi.gov.ar. En el área de servicios Cohuin co de la comunidad Huenchupan en Villegas. Información turística: Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi. Av. San Martín 24. Bariloche. (0294) 4423111 / 4423121 / 4422734 www.nahuelhuapi.gov.ar . Cabaña de Informes de montaña del Club Andino Bariloche. 20 de febrero 30. Bariloche. (0294) 4527966 www.clubandino.org . Seccionales de guardaparques en el Lago Mascardi y en el Lago Steffen. Servicios: Inicio: Camping Lago Steffen. Final: En Villegas, área de servicios Cohuin co de la comunidad Huenchupan.

casa del Guradaparque. Comenzaremos a caminar en dirección este por un sendero que bordea el Río Manso que luego se une con una huella vehicular que nos llevará hasta las puertas del camping “Viejo Manzano”. Este camping también cuenta con los servicios para pernoctar. Ingresamos al mismo por una escalera que cruza el cerco y luego doblamos hacia la izquierda, bordeando la casa del poblador, buscando un cerco que también cruzaremos subiendo otra escalera. Doblaremos hacia la derecha, bordeando el cerco, siguiendo las marcas de Huella Andina. La senda serpentea por un bosque de ñires donde debemos estar muy atentos ya que tiene muchas huellas de animales que pueden prestar a confusión. Nosotros siempre seguiremos las marcas por una senda con clara dirección sur que faldeará, con algunas subidas, la primera más extensa, y bajadas sin mucha pendiente. Este faldeo se mantiene durante más de una hora. Llegaremos a un cruce donde encontramos una estaca con una marca con flecha indicando que debemos doblar hacia la derecha. El sendero comienza a bajar en dirección al río el cual alcanzaremos media hora más tarde. La última parte del camino bordea el río Manso, ofreciéndonos la oportunidad de disfrutar el encanto de su color y la atracción de los pozones. Faldeando por un estrecho sendero llegaremos a la confluencia con el río Villegas donde ya nos encontramos con un camino vehicular que nos conducirá a nuestra cabecera, la comunidad Mapuche Huenchupan. Para continuar hacia la próxima etapa de Huella Andina debemos desplazarnos hasta la Ruta Nacional 40 por un camino vecinal, caminar por la banquina de la ruta unos 300 m y luego cruzar el puente y caminar otros 200 m para llegar al puesto de Gendarmería de Villegas. Enfrente del puesto se inicia el camino Paso León. Por ese camino, unos 6km más adelante, se encuentra el camping organizado Kaleuche, en la comuna “El Manso”, donde está la cabecera de la siguiente etapa.

Transporte público: en Ruta 40, hacia Bariloche y El Bolsón. Vía Bariloche www.viabariloche. com.ar. (0294) 4432444. Andesmar www. andesmar.com (0294) 4430211 Mar y Valle www.donotto.com.ar (0294) 4432269

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

Puntos de interés: Lago Steffen, ríos Manso y Villegas. Contacto con pobladores, entre ellos la comunidad Mapuche Huenchupan.

ÓMNIBUS

CANOTAJE

COMUNIDAD MAPUCHE

CABECERA DE ETAPA

GUARDAPARQUE

GENDARMERÍA NACIONAL

749 m 700 m 650 m 600 m 550 m 524 m 2,5 km

80

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10,5 km


Huella Andina | RíO NEGRO

81

RíO NEGRO

ETAPA 27: Lago Steffen - Villegas


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Camping Kaleuche Chacra Santa Lucía

Tramo 9 - ETAPA 28

Distancia: 14 km Duración: 5 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en el camping organizado Kaleuche, a orillas del río Manso. Frente al camping se abre un camino vecinal en dirección sur, atravesando una zona de casas hasta llegar a un aserradero donde se puede visitar pinturas rupestres. El camino asciende hasta un mirador donde podremos tener una magnifica vista a la zona del Manso Inferior. Se avanza por el mallín Colorado por caminos vecinales, con vistas al cerro Montura en el oeste, y al cerro Fortaleza en el este. Una cruz en una saliente rocosa nos indica que estamos a la altura del camping La Piedra, contiguo a la población de Ida Fernández. Metros más adelante nos encontraremos con un camino vehicular donde debemos doblar hacia la derecha y avanzar por el mismo unos 5 km. Luego debemos estar atentos de tomar un desvío a nuestra izquierda, atravesando una tranquera. Continuamos por esta huella hasta cruzarnos con el arroyo Coronel que vadearemos, luego una pequeña subida en zig-zag nos lleva al caserío de la Chacra Santa Lucía, donde nos ofrecen algunos servicios. Aquí culmina la etapa. Esta etapa puede ser realizada en bicicleta de montaña, atendiendo los niveles según direccionalidad favorable.

Estacionalidad: Todo el año. Registro de trekking: en el Camping Kaleuche y en Chacra Santa Lucía. Información turística: Informes de Turismo Comuna de El Manso www.valledelmanso. com.ar Servicios: Inicio: Camping Kaleuche del Manso. Facebook/Kaleuche del Manso. kaleuchedelmanso@gmail.com (0294) 15-4680989 / 15-4361690 Transporte público: en Ruta 40, hacia Bariloche y El Bolsón. Vía Bariloche www. viabariloche.com.ar. (0294) 4432444 Andesmar www.andesmar.com (0294) 4430211. Mar y Valle www.donotto.com.ar (0294) 4432269

Atención: Si necesita contratar servicios en Chacra Santa Lucía o camping Kaleuche, recomendamos comunicarse previamente.

Precauciones: informarse previamente del estado del arroyo Coronel y de la acumulación de nieve en invierno. En épocas de lluvia hay presencia de barro. Dejar siempre las tranqueras bien cerradas. Previsiones: calzado extra para vadeo. En verano llevar agua, sombrero y protección solar.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

PRIMEROS AUXILIOS

CABALGATAS

CANOTAJE

ESCUELA

CABECERA DE ETAPA

RESTAURANTE

GENDARMERÍA NACIONAL

Puntos de interés: contacto con pobladores y vistas a los cerros. Pinturas Rupestres. 814 m 750 m 675 m 600 m 497 m 2,5 km

82

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14 km


Huella Andina | RíO NEGRO

83

RíO NEGRO

ETAPA 28: Camping Kaleuche - Chacra Santa Lucía


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Chacra Santa Lucía - Perito Moreno

Tramo 9 - ETAPA 29

Distancia: 14,7 km Duración: 6 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur: Desde la Chacra Santa Lucía bajamos hasta el río Foyel. El cruce del Rio Foyel debe hacerse únicamente a caballo, solicitándolo previamente a través del señor Troncoso. Al cruzar el río doblamos a la izquierda y a una distancia de 800 m llegamos hasta la población Troncoso. Desde allí comenzamos un camino en ascenso por una huella de tierra que luego se cruzará con el camino de acceso al lago Escondido. Una vez allí giramos hacia a la derecha, avanzando hasta llegar a un guardaganado, o mejor, la senda gira a la izquierda, 20 m antes del guardaganado, hasta una cantera que tenemos que atravesar. Después de ascender un trecho tendremos una hermosa vista panorámica del el valle, pudiendo divisar el cerro Fortaleza, de cumbre plana y boscosa. La mayor parte del recorrido restante es dentro de un bosque bajo de retamas y ñires. Cruzamos un arroyo sobre el alambrado del campo vecino. Continuamos por un camino ancho que sube lentamente y al final desciende hacia la izquierda, al vado del arroyo Pedregoso. Este arroyo, que debemos cruzar, tiene un caudal muy variable. Desde allí, siguiendo las marcas, doblaremos a mano derecha hasta encontrarnos con un cerco que debemos cruzar para luego encontrarnos con un acueducto. Allí doblando hacia la izquierda acompañamos el acueducto durante 2 km hasta alcanzar la tranquera que nos lleva hasta al camino vecinal en dirección al refugio Perito Moreno. Para llegar al refugio giramos a la derecha y caminamos los últimos 2 km. Si no estuviera el refugiero se puede pernoctar junto a la cabaña.

Estacionalidad: 15 de diciembre al 15 de abril. Registro de trekking: en Chacra Santa Lucía y en el Refugio Albrecht Rudolph. Información turística: Informes de Turismo Comuna de El Manso www.valledelmanso. com.ar. Secretaría Municipal de Turismo en El Bolsón. Av. San Martín y Roca. (0294) 4492604 www.turismoelbolson.gob.ar Servicios: Chacra Santa Lucía: Sector de acampe sin servicios. Familia Soriani. (0294) 15-4585444. Perito Moreno: Refugio Albrecht Rudolph. Facebook/ Refugio en el Cerro Perito Moreno Albrecht Rudolph. soficerella@gmail. com (0294) 4483433 / 15-4375051 Transporte público: en Ruta 40, hacia Bariloche y El Bolsón. Vía Bariloche www.viabariloche. com.ar. (0294) 4432444 Andesmar www. andesmar.com (0294) 4430211 Mar y Valle www.donotto.com.ar (0294) 4432269

Atención: El cruce del río Foyel es peligroso, realizarlo únicamente a caballo. Si necesita contratar servicios en Chacra Santa Lucía recomendamos comunicarse previamente.

Precauciones: el cruce del Río Foyel es peligroso, realizarlo únicamente a caballo. Contactar al Sr. Abraham Troncoso (0294) 15-4411761. Dejar siempre las tranqueras bien cerradas. Previsiones: calzado extra para vadeo. En verano llevar agua, sombrero y protección solar.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CAMPAMENTO

ESQUI

REFUGIO DE MONTAÑA

CABALGATAS

Puntos de interés: Río Foyel y vistas panorámicas. Contacto con pobladores. CABECERA DE ETAPA

943 m 900 m 800 m 700 m 600 m 566 m 2,5 km

84

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14,7 km


Huella Andina | RíO NEGRO

85

RíO NEGRO

ETAPA 29: Chacra Santa Lucía - Perito Moreno


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Perito Moreno - Wharton

Tramo 9 - ETAPA 30

Distancia: 9,4 km Duración: 3 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Abril Registro de trekking: en el Refugio Albrecht Rudolph, en la Secretaría de Turismo de El Bolsón y en la Oficina de Informes de montaña de ANPRALE (Área Natural Protegida Río Azul – Lago Escondido). Información turística: Secretaría Municipal de Turismo en El Bolsón. Av. San Martín y Roca. (0294) 4492604 www. turismoelbolson.gob.ar .Oficina de Informes de montaña de ANPRALE. Servicios: Inicio: Perito Moreno: Refugio Albrecht Rudolph. Facebook/ Refugio en el Cerro Perito Moreno Albrecht Rudolph. soficerella@gmail.com (0294) 4483433 / 15-4375051. Final: En Chacra Wharton: snack bar, estacionamiento y cabalgatas.www.chacrawharton. com.ar (0294) 4498405 / 15-4551291 / 15-4316860. Camping El Polaco: proveeduría, estacionamiento y cabalgatas. Facebook/ Elpolaco Camping (0294) 4498472 Transporte público: entre El Bolsón y Chacra Wharton. Empresa La Golondrina. Consultar días y horarios en oficina de informes. Precauciones: prestar atención en el cruce con el sendero hacia el Refugio Encanto Blanco. No circular fuera de las fechas indicadas. Dejar siempre las tranqueras bien cerradas. Puntos de interés: zona de acceso a refugios de montaña en el Área Protegida Río Azul – Lago Escondido: Encanto Blanco, La Playita, Cajón del Azul, Retamal, Tonconada, La Horqueta, Los Laguitos, Natación, Hielo Azul y Dedo Gordo. Acceso a pie a Lago Escondido. Centro de esquí en Perito Moreno.

Descripción en sentido Norte-Sur: Salimos desde la base del centro de esquí Perito Moreno en dirección sur, pasando por atrás del edifico desde donde parte la telesilla. Inmediatamente nos encontraremos en un pequeño cañadón que deberemos cruzar. El sendero va faldeando la ladera en dirección sur, manteniendo altura. Cruzaremos un arroyo, un portón que tendremos la precaución de dejar cerrado. El bosque irá cambiando, predominando los altos coihues, otro arroyo, hasta llegar a un claro, desde donde ya podremos escuchar el río Blanco que se cruza transversalmente, muy abajo nuestro. Comenzaremos a bajar por una senda en zigzag hasta llegar a un cruce. La senda por la que transitamos se une con otra senda que viene en dirección este –oeste. Si tomamos a la derecha, llegaríamos al refugio Encanto Blanco. Esta alternativa es muy recomendable y es un capilar de Huella Andina. La Huella Andina, continua por la izquierda, hacia el este. Comenzará una larga bajada por una huella un poco más ancha. Luego de caminar media hora aproximadamente, llegaremos a un cerco con una tranquera a mano izquierda que deberemos pasar inmediatamente. Nos encontraremos con un arroyo y luego comenzará la subida hasta la casa de la familia Tilleria. Aquí nos encontramos con el camino vehicular que une Perito Moreno con Wharton. Tomando a mano derecha recorreremos los últimos 3 km por este camino hasta llegar al final de esta etapa. Cabe mencionar que desde Wharton comienzan los senderos de acceso a los refugios Cajón del Azul, El Retamal, Natación, Los Laguitos, Dedo Gordo y Hielo Azul.

CAMPAMENTO

INFORMACIÓN

CABALGATAS

CABECERA DE ETAPA

RESTAURANTE

ÓMNIBUS

ESQUI

REFUGIO DE MONTAÑA

995 m 900 m 800 m 700 m 584 m 1 km

86

2 km

Huella Andina | RíO NEGRO

3 km

4 km

5 km

6 km

7 km

8 km

9,4 km


Huella Andina | RíO NEGRO

87

RíO NEGRO

ETAPA 30: Perito Moreno - Wharton


SENDEROS DE ARGENTINA

RíO NEGRO

Wharton - Camping Río Azul

Tramo 9 - ETAPA 31

Distancia: 16 km Duración: 5 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Registro de trekking: Secretaría de Turismo de El Bolsón, en la Oficina de Informes de montaña de ANPRALE y en el Camping Río Azul. Información turística: Secretaría Municipal de Turismo en El Bolsón. Av. San Martín y Roca. (0294) 4492604 www.turismoelbolson.gob.ar .Oficina de Informes de montaña de ANPRALE (Área Natural Protegida Río Azul – Lago Escondido) Servicios: Inicio: En Chacra Wharton: snack bar, estacionamiento y cabalgatas www.chacrawharton. com.ar (0294) 4498405 / 15-4551291 / 15-4316860. Camping El Polaco: proveeduría, estacionamiento y cabalgatas. Facebook/ Elpolaco Camping (0294) 4498472. Final: Camping Río Azul ( 0294) 154905180 / 15-4376211 Transporte público: Transporte público entre El Bolsón y Chacra Wharton. Empresa La Golondrina. Consultar días y horarios en oficina de informes. Precauciones: Secciones por calles vecinales. Informarse previamente sobre el caudal del Río Azul, principalmente en los meses de invierno y primavera. Puntos de interés: zona de acceso a refugios de montaña en el Área Protegida Río Azul – Lago Escondido: La Playita, Cajón del Azul, Retamal, Tonconada, La Horqueta, Los Laguitos, Natación, Hielo Azul y Dedo Gordo. Acceso a pie a Lago Escondido. Desde el Camping Río Azul acceso al Refugio Lindo. Vistas panorámicas del valle, actividades de turismo aventura como cabalgata y rafting.

Descripción en sentido Norte-Sur: La primera parte de la caminata transcurre por un camino vehicular. Seguiremos las marcas de Huella Andina en dirección sur, recorriendo una zona de chacras. Pasaremos por las puertas del camping organizado Hue Nain y 1 km. más adelante dejaremos el camino vecinal para ingresar a una senda por el bosque que nos conduce a un camino secundario: es el acceso al sendero que va hacia el refugio Hielo Azul. Las marcas nos llevarán hasta las márgenes del río Azul, al cual seguiremos hasta llegar al final de la etapa. Aquí comienza la parte más linda de la caminata, ya que pasaremos frente a varias casas de pobladores y luego transitaremos por el bosque, observando una gran variedad de especies. Con el murmullo del río a nuestra derecha, podremos disfrutar un descanso en algún mirador y luego continuar la caminata. Pasaremos frente al camping Los Alerces, luego bajo una pasarela pegada al río hasta llegar a una pampa que nos permite tener una amplia visual. El sendero bordea un cerco que nos lleva hasta un portón que deberemos traspasar. En este sector la vegetación es baja, predominando la mosqueta y la murra. Llegaremos a una zona con casas donde debemos tomar por la derecha. La senda nos llevará un rato más hasta encontrarnos con el río que nos ofrece unos hermosos pozones. Una pequeña subida es lo que resta para llegar al camping Río Azul, donde finaliza la etapa. Desde el camping y cruzando una pasarela, se accede al refugio Cerro Lindo.

ALOJAMIENTO

ÁREA DE USO DIURNO

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

CAMINATA

REFUGIO DE MONTAÑA

CABALGATAS

CABECERA DE ETAPA

INFORMACIÓN

580 m 450 m 375m 300 m 266 m 2,5 km

88

Huella Andina | RíO NEGRO

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km

18 km


Huella Andina | RíO NEGRO

89

RíO NEGRO

ETAPA 31: Wharton - Camping Río Azul


SENDEROS DE ARGENTINA

90

Huella Andina | CHUBUT


CHUBUT CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Camping Río Azul - PN Lago Puelo

Tramo 10 - ETAPA 32

Distancia: 14,9 km Duración: 5 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año. Registro de trekking: en la Secretaría de Turismo de El Bolsón, en el Camping Río Azul y en la Oficina de Turismo de Lago Puelo. Información turística: Secretaría Municipal de Turismo en El Bolsón. Av. San Martín y Roca. (0294) 4492604 www.turismoelbolson.gob.ar. Oficina de Informes turísticos de Lago Puelo. Av. 2 de abril y Ruta provincial 16. (0294) 4499591 www.lagopuelo.gob.ar. Parque Nacional Lago Puelo. Centro de Informes turísticos.

Descripción en sentido Norte-Sur: Partiendo del camping Río Azul, accedemos a la siguiente etapa desde una senda que sale a la izquierda, debajo el puente. Transitamos cerca de la costa del río, que queda a la derecha del camino. Luego de caminar unos 3km llegamos al río Quemquemtreu, que desemboca en el Azul. El río se puede vadear fácilmente entrado el verano, pero si tiene demasiada agua se puede cruzar por un puente, al que llegamos por una calle vecinal. Salimos a la ruta Provincial 16, que une Bolsón con Lago Puelo, giramos a la derecha y la seguimos durante 250 m. Allí volvemos a bajar a la costa siguiendo el antiguo camino de ripio que ahora es una calle vecinal. Seguimos por la costa del río hasta las instalaciones del Hostel Onda Azul. Desde aquí, girando a la izquierda, una calle vecinal nos lleva hasta la Dirección de Turismo de Lago Puelo, en pleno casco urbano. La siguiente etapa continúa en el interior del Parque Nacional Lago Puelo. Una opción es caminar por la banquina de la ruta los 4km que nos separan del Parque, pero también podemos usar el transporte público.

Servicios: Inicio: Camping Río Azul (0294) 15-4905180 / 15-4376211. Transporte público: servicio regular entre El Bolsón y Lago Puelo. Consultar horarios en la oficina de informes. Precauciones: consultar sobre estado del río Azul. Secciones por calles vecinales.

Atención: Caminos vecinales. Si vadeamos el río Quemquentreu habrá que restar 4 km a la etapa.

Puntos de interés: costa del río Azul.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

ÓMNIBUS

INFORMACIÓN

PRIMEROS AUXILIOS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

EXCURSIONES EN LANCHA

CABECERA DE ETAPA

TELÉFONO PÚBLICO

300 m 273 m 250 m 214 m 2,5 km

92

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

14,9 km


Huella Andina | CHUBUT

93

CHUBUT

ETAPA 32: Camping Río Azul – PN Lago Puelo


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

PN Lago Puelo - El Desemboque

Tramo 10 - ETAPA 33

Distancia: 12,7 km Duración: 7 hs Dificultad: Estacionalidad: Noviembre – Abril. Registro obligatorio: en el Centro de Informes del Parque Nacional Lago Puelo. Información turística: Oficina de Informes de Lago Puelo. Av. 2 de abril y Ruta provincial 16 www.lagopuelo.gob.ar (0294) 4499591. Centro de Informes turísticos del Parque Nacional Lago Puelo. Dirección de Turismo de El Hoyo. Ruta 40 y acceso a Av. Islas Malvinas (0294) 4471115 www.turismoelhoyo.com y www.elhoyo.gov.ar Servicios: Inicio: en el Parque Nacional Lago Puelo: Camping Delta del Azul (0294) 154201664. Camping Del Lago Puelo (0294) 15-4314020. Final: en El Desemboque: Camping El Desemboque (0294) 4471143.

Descripción en sentido Norte-Sur: El ingreso al sendero Mirador del Lago esta a unos 250m de la oficina de informes. Allí comienza esta etapa. En la bifurcación, subimos por el “Sendero del Faldeo” hasta alcanzar el arroyo Maninga, y el puesto abandonado de Maninga. Al llegar al cruce que conduce a la cumbre del cerro Currumahuida, seguimos a la derecha. Caminamos rodeados de un bosque de cipreses y coihues que da paso a una zona quemada. Se puede disfrutar de una excelente vista panorámica mientras el camino alterna subidas y bajadas, y llega finalmente hasta el mirador La Roca. El sendero pasa por Las Lagunitas y llega a El Morro. Lo superamos por la derecha, donde empieza una zona de declive pronunciado. Luego de un abrupto giro a la izquierda, comenzamos el descenso final hasta el río Epuyén, bordeando riscos acantilados. Una vez que llegamos a la orilla, estamos a una distancia de 750m del puente. Llegando al lago nos espera el camping agreste El Desemboque.

Atención: Consultar sobre el estado del sendero antes de iniciar la etapa ya que fue afectado por los incendios de principios de 2015. Consultar en el inicio de la etapa, PN Lago Puelo, sobre la disponibilidad de servicios en El Desemboque y coordinar previamente por celular traslados en remis porque en destino no hay señal de celular.

Transporte público: entre Lago Puelo y Esquel. Transportes Esquel www.transportesesquel. com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www. transportejacobsen.com.ar (02945) 454676. Precauciones: terreno irregular, rocoso y angosto. Acantilados antes de bajar al río Epuyen. Previsiones: llevar agua, vianda, sombrero y protector solar. Salir temprano.

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

Puntos de interés: vistas panorámicas del lago Puelo, cerro Tres Picos, el Turbio y río Epuyen. CABECERA DE ETAPA

794 m

500 m

199 m 2,5 km

94

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,7 km


Huella Andina | CHUBUT

95

CHUBUT

ETAPA 33: PN Lago Puelo - El Desemboque


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

El Desemboque - Puerto Patriada

Tramo 11 - ETAPA 34

Distancia: 12,3 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Marzo Registro obligatorio: en la Dirección de Turismo de El Hoyo. Información turística: Dirección de Turismo de El Hoyo. Ruta 40 km 1901 y acceso a Av. Islas Malvinas (0294) 4471115 www.turismoelhoyo. com y www.elhoyo.gov.ar . Dirección de Turismo de Epuyén. Ruta N°40 acceso a Epuyén (02945) 499375 Oficina de Informes turísticos de Lago Puelo. Av. 2 de abril y Ruta provincial 16 www.lagopuelo.gob.ar (0294) 4499591 Centro de Informes turísticos del Parque Nacional Lago Puelo. Servicios: Inicio: en El Desemboque: Camping El Desemboque (0294) 4471143. Final: en Puerto Patriada: Camping El Bosque (2944) 15-4801309. Cabañas Palo Quemado (2944) 15-4291848 Precauciones: atención en el desvío de la senda que va al rio Turbio. Previsiones: llevar agua, sombrero y protector solar. Salir temprano. Coordinar transporte a El Hoyo. Puntos de interés: vistas panorámicas del lago Puelo y lago Epuyén. Excursiones lacustres. Actividades de turismo aventura, kayak en Puerto Patriada.

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en el camping agreste El Desemboque, sobre la costa del río Epuyén. El sendero bordea la costa hacia la izquierda y se une al camino que conduce al río Turbio. A poco que comenzamos el ascenso nos encontramos con un suelo rocoso que nos conduce a la “Piedra Peligrosa”, un pequeño mirador del lago Puelo. En ese lugar la senda se desvía hacia la izquierda, subiendo en dirección este, dejando atrás la senda al río Turbio, que continúa paralela al lago. A partir de allí el sendero se hace muy empinado, en un ascenso sostenido que dura aproximadamente una hora, hasta los 560msnm. La cercanía de un pequeño arroyo que cruza la senda nos alerta del próximo desvío. Dejamos la senda principal y tomamos la senda que sube a nuestra izquierda que irá faldeando con dirección norte. Más adelante encontramos rocas graníticas mezcladas, cipreses y otra vegetación baja. Estamos en el Paso Derrumbe. El sendero sigue a la izquierda desde el cruce de la laguna de Los Alerces y Derrumbe, hasta llegar a la laguna Del Alerce, donde hay fogones y mesas para almorzar. Desde este punto comienza el descenso hasta la margen norte del río Epuyén, por un camino sencillo pero con marcas de erosión causadas por el agua y el tránsito de personas y animales. Al final del sendero, en Puerto Patriada, hay un camping organizado y cabañas, en temporada hay puestos de comidas y artesanías. Atención: Consultar sobre el estado del sendero antes de iniciar la etapa ya que fue afectado por los incendios de principios de 2015.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

CABALGATAS

CABECERA DE ETAPA

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

ÁREA DE USO DIURNO

MIRADOR

727 m 600 m 500 m 400 m 300 m 197 m 2,5 km

96

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,3 km


Huella Andina | CHUBUT

97

CHUBUT

ETAPA 34: El Desemboque - Puerto Patriada


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Villa lago Rivadavia - Portada Norte

Tramo 11 - ETAPA 35

Distancia: 11 km Duración: 6,5 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Marzo Registro obligatorio: en la Seccional de guardaparques de Portada Norte. Información turística: Dirección de Turismo de Cholila www.turismocholila.gov.ar (02945) 498040. Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel.gov.ar (02945) 451927 / 455652 Servicios: en Villa lago Rivadavia. Final: en la Portada Norte: Puerto Cañero con sector de camping libre. Transporte público: Transportes Esquel www. transportesesquel.com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676. Precauciones: en la parte final hay pendiente pronunciada, atención a la marcación, terreno irregular. Previsiones: salir temprano, llevar agua y vianda.

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en la Villa Lago Rivadavia. Desde la Escuela N° 103 ubicada sobre la ruta 71, caminamos 200m para encontrarnos con el cartel de cabecera de inicio. La senda sube por un camino vecinal y luego de cruzar un pequeño arroyo, toma un sendero ascendente hacia la derecha, en un entorno de bosque abierto de cipreses cordilleranos. Las señales en esta zona están realizadas por los alumnos de la escuela rural. Se trata de señales de color amarillo colocadas sobre los árboles. Las marcas y otros elementos como los peldaños de troncos, las barandas y los asientos de madera, fueron fabricados por los niños, en un claro ejemplo del espíritu de construcción colectiva de Huella Andina, fortalecido en este caso por la participación del Club Andino Cholila. Las marcas de Huella Andina se van intercalando en el camino hasta llegar a los dos primeros miradores que tienen una excelente vista panorámica del valle del río Carrileufú y la magnífica cordillera frontal. Continuamos y el sendero faldea hasta otro mirador con vista al lago Rivadavia sur, frente al cerro Coronado. Por detrás vemos el hermoso cerro La Momia. Más adelante un cartel nos da la bienvenida al Parque Nacional Los Alerces. Cruzamos la cerca por una escalera de troncos y nos adentramos en un bosque de transición que lentamente se convierte en un bosque alto de coihues. La senda cruza unos corrales antes de comenzar el descenso. En un comienzo los caminos son anchos y luego se van transformando en sendas pequeñas, de bajada franca y declive pronunciado, hasta llegar a la ruta. Enfrente se encuentra el camping libre y la Portada Norte del Parque Nacional Los Alerces, donde debemos dar aviso de nuestra llegada. Atención: dar aviso de llegada en Portada Norte

Puntos de interés: miradores naturales, vistas panorámicas al valle del Carrileufu y al lago Rivadavia. ALOJAMIENTO

INFORMACIÓN

RESTAURANTE

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE

ESCUELA

CABECERA DE ETAPA

877 m 825 m 750 m 675 m 600 m 539 m 2,5 km

98

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

11 km


Huella Andina | CHUBUT

99

CHUBUT

ETAPA 35: Villa Lago Rivadavia - Portada Norte


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Portada Norte - Bahía Solís

Tramo 11 - ETAPA 36

Distancia: 8,8 km Duración: 4,5 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Marzo Registro Obligatorio: en la Seccional de guardaparque de Portada Norte y autoregistro en Bahía Solís. Información turística: Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel.gov.ar (02945) 451927 / 455652 Servicios: Inicio: en la Portada Norte: Puerto Cañero con sector de camping libre. Intermedio: Tres Bahías: Camping organizado. Lago Rivadavia: Camping organizado. En Bahía Solís: Camping agreste. Transporte público: Transportes Esquel www. transportesesquel.com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676.

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en el camping libre, junto a la Portada Norte del Parque Nacional Los Alerces. Luego de hacer el registro de la salida y abonar el ingreso al Parque Nacional, debemos identificar un puente que está en la ruta, sobre el arroyo Hacha y cruzarlo. A mano izquierda se encuentra el cartel de cabecera. El camino comienza con un ascenso pronunciado, y luego se vuelve más plano, y pasa por bosques de especies nativas y arroyos. Al oeste vamos a tener hermosas vistas del Lago Rivadavia. Al llegar a unos corrales comienza el descenso pronunciado hasta el camping Tres Bahías. Más adelante el sendero nos lleva por la costa del Lago Rivadavia hasta llegar a Bahía Solís, que cuenta con un camping agreste administrado por pobladores locales.

Atención: Autoregistro en Bahía Solis. En la parte inicial y bajada a Tres Bahías, pronunciada pendiente y terreno irregular.

Precauciones: atención a la marcación, terreno irregular. Puntos de interés: vistas panorámicas del Lago Rivadavia Importante: si bien la etapa es de dificultad media, consultar por conexiones de menor dificultad.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

MIRADOR

CABECERA DE ETAPA

INFORMACIÓN

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

754 m 700 m 650m 600m 535 m 0,75 km

100

1,5 km

Huella Andina | CHUBUT

2,25 km

3 km

3,75 km

4,5 km

5,25 km

6 km

6,75 km

7,5 km

8,8 km


Huella Andina | CHUBUT

101

CHUBUT

ETAPA 36: Portada Norte - Bahía Solís


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Bahía Solís - Seccional Arrayanes

Tramo 11 - ETAPA 37

Distancia: 15,2 km Duración: 8 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Marzo Registro Obligatorio: Autoregistro en inicio de senda en Bahía Solís y en Seccional de guardaparques del río Arrayanes. Información turística: Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel.gov.ar (02945) 451927 / 455652 Servicios: Inicio: Camping agreste en Bahía Solís. En lago Verde camping agreste El Aura www.el-aura.net (011) 4816-5348 Final: Camping Río Arrayanes www. rioarrayanes.com (011) 4152 5381. La contratación de las excursiones al alerzal milenario y al glaciar Torrecillas en el Lago Menéndez debe realizarse con anticipación en agencias de viajes y turismo de Esquel. Transporte público: Transportes Esquel www. transportesesquel.com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www. transportejacobsen.com.ar (02945) 454676. Precauciones: secciones en ruta con tránsito vehicular.

Descripción en sentido Norte-Sur: Bordeando el lago Rivadavia desde Bahía Solís, llegamos hasta el río Rivadavia. El sendero lo sigue por la costa hasta encontrarse con el arroyo Colehual, que remontamos hasta cruzarlo por un puente sobre la ruta. Continuamos por una vieja huella de carro hasta las inmediaciones de la población Alarcón. Debemos cruzar un arroyo por un puente de troncos y continuar el ascenso hasta el mirador del lago Verde. Para eso vamos a cruzar la ruta un par de veces. Desde el mirador, las señales nos van a guiar hasta la Seccional del Guardaparque de Lago Verde, donde también se encuentra el camping agreste El Aura. Unos metros antes de llegar, a mano izquierda, empalmamos con un sendero que bordea el lago Verde hasta llegar al estacionamiento del puente peatonal sobre el río Arrayanes. No hay que cruzar la pasarela, la misma permite el acceso al camino a Puerto Chucao de donde parten las excursiones lacustres al alerzal milenario y al glaciar Torrecillas. Para finalizar la etapa, desde este lugar, se retoman unos metros de ruta hasta entrar al sendero que lleva a la Seccional del Guardaparque y el camping río Arrayanes. Dar aviso al llegar al destino. Atención: avisar llegada en Seccional de guardaparques del río Arrayanes

Previsiones: salir temprano, llevar agua y vianda. Puntos de interés: vistas panorámicas desde el mirador del lago Verde. Río Arrayanes, pasarela, sendero a Puerto Chucao, excursiones lacustres en Lago Menéndez. Importante: si bien la etapa es de dificultad media, consultar por conexiones de menor dificultad.

ALOJAMIENTO

PROVEEDURÍA

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

CABECERA DE ETAPA

761 m 700 m 650 m 600 m 550 m 524 m 2,5 km

102

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15,2 km


Huella Andina | CHUBUT

103

CHUBUT

ETAPA 37: Bahía Solís - Seccional Arrayanes


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Seccional Arrayanes - Punta Mattos

Tramo 11 - ETAPA 38

Distancia: 11,3 km Duración: 6 hs Dificultad: Estacionalidad: Enero – Marzo Registro Obligatorio: en las Seccionales de guardaparques de río Arrayanes y de punta Mattos. Información turística: Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel.gov.ar (02945) 451927 / 455652 Servicios: Camping libre en Playa del rancés. Transporte público: Transportes Esquel www. transportesesquel.com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676.Consultar sobre servicios de navegación a Lago Krugger en el Centro de Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces en Villa Futalaufquen. Precauciones: secciones en ruta con tránsito vehicular. Terreno irregular con pendientes fuertes. Se sugiere el uso de bastones.

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en la Seccional de Guardaparques río Arrayanes. Desde allí hay que salir a la ruta hasta identificar el sendero que conduce a la laguna Escondida. La senda asciende pronunciadamente hasta un mirador desde el cual vamos a tener una perspectiva hermosa del lago Menéndez. El camino continúa su ascenso hasta la laguna Escondida, para entrar desde allí en un hermoso bosque nativo. Luego desciende, a veces en un declive pronunciado, hasta el río Braese. En este trayecto tenemos vistas panorámicas excepcionales del lago Futalaufquen. Cruzamos el río por el puente de la ruta y avanzamos cerca de su orilla hasta costear el lago Futalaufquen. El camino se separa más adelante, ascendiendo a un mirador de huemules, con vista al cerro Riscoso. A través de pampas y de viejas huellas del bosque arribaremos, primero, al camping libre que está situado en la Playa del Francés, y más tarde, costeando el lago, al camping libre de Punta Mattos. Cerca de allí se encuentra la Seccional de Guardaparques.

Atención: Caminar con precaución y atentos a la marcación. Averiguar salidas de la lancha para planificar la ida al lago Krügger (cruce lacustre). Allí hay una pequeña hostería, el camping organizado y proveeduría. Consultar horarios que pasa el autobús por Punta Mattos a la Villa Futalaufquen.

Previsiones: consultar por horarios de salida de la lancha para el cruce lacustre o transporte terrestre a la Villa Futalaufquen. Salir temprano. Puntos de interés: vistas panorámicas río Arrayanes y lago Futalaufquen. Importante: si bien la etapa es de dificultad media consultar por conexiones de menor dificultad.

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE

MIRADOR

EXCURSIONES EN LANCHA

CABECERA DE ETAPA

902 m 825 m 750 m 675 m 600 m 522 m 2,5 km

104

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

11,3 km


Huella Andina | CHUBUT

105

CHUBUT

ETAPA 38: Seccional Arrayanes - Puerto Mattos


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Lago Krügger - Villa Futalaufquen

Tramo 1239 - ETAPA 39 ETAPA

Distancia: 18,6 km Duración: 12 hs Dificultad: Muy alta

Descripción en sentido Norte-Sur: La etapa comienza en el lago Krügger. Después de un tramo que bordea el lago, el camino comienza un ascenso leve que nos dejará en una cota estable. Luego comienza el descenso hasta Playa Blanca, donde arribaremos después de cruzar un arroyo. El camino asciende desde allí de manera bastante pronunciada hasta alcanzar el Portezuelo, un paso con incomparables vistas panorámicas. Luego, el camino baja lentamente y después de cruzar un arroyo en la planicie, desciende a través de un cañaveral suavizado por un trazado en zig-zag. El sendero va faldeando con vistas al lago Futalaufquen y llega hasta los restos del cementerio de Puesto Rozas. La señalización nos lleva hasta un puente sobre el arroyo Los Pumas. En ese trayecto vamos a cruzarnos con la entrada al sendero Cinco saltos, que debemos ignorar. En las inmediaciones de Puerto Limonao empalmamos con el camino costero que se dirige a la Villa Lago Futalaufquen, pasando por Puerto Bustillo. SUR-NORTE: La única diferencia es que en este caso está permitido una noche de acampe improvisado en Playa Blanca.

Estacionalidad: Enero – Marzo Registro Obligatorio: en la Seccional de guardaparque de Lago Krügger y en el Centro de Visitantes del Parque Nacional Los Alerces en Villa Futalaufquen. Consultar horario límite de salida Información turística: Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel.gov.ar (02945) 451927 / 455652 Servicios: Inicio: Consultar sobre servicios en Lago Krugger en el Centro de Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces en Villa Futalaufquen. Final: todos los servicios en la Villa Futalaufquen. Transporte: Navegación desde Punta Mattos o Puerto Limonao a Lago Krugger. Consultar en el Centro de Informes del Parque Nacional Los Alerces en la Villa Futalaufquen. También consultar horarios del autobús de Punta Mattos a la Villa Futalaufquen en Transporte Esquel www. transportesquel.com.ar (02945) 453529

Atención: Averiguar horarios de la lancha para planificar salida de Krügger a Punta Mattos. Prohibido hacer fuego en playa Blanca, llevar calentador.

Precauciones: sectores con pendientes pronunciadas. Se sugiere el uso de bastones. Previsiones: etapa muy larga, salir temprano. Llevar vianda, agua y ropa de abrigo.

ALOJAMIENTO

CAMPAMENTO

INFORMACIÓN

PRIMEROS AUXILIOS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

EXCURSIONES EN LANCHA

CABECERA DE ETAPA

TELÉFONO PÚBLICO

ÓMNIBUS

Puntos de interés: vistas panorámicas del Lago Futalaufquen, playas. Importante: si bien la etapa es de dificultad muy alta consultar por opciones de menor dificultad 1148 m 1000 m

750 m 524 m 2,5 km

106

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km

18,6 km


Huella Andina | CHUBUT

107

CHUBUT

ETAPA 39: Lago Kr端gger - Villa Futalaufquen


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Villa Futalaufquen - Portada Centro

Tramo 12 - ETAPA 40

Distancia: 11,4 km Duración: 4 hs Dificultad: Estacionalidad: Diciembre – Marzo Registro obligatorio: en el Centro de Visitantes del Parque Nacional Los Alerces en Villa Futalaufquen y en la oficina de informes de portada Centro. Información turística: Centro de Visitantes e Informes Turísticos de la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces. Villa Futalaufquen. Secretaría de Turismo de Esquel. Av. Alvear y Sarmiento www.esquel. gov.ar (02945) 451927 / 455652

Descripción en sentido Norte-Sur: Luego de registrarnos en el Centro de Informes de Villa Lago Futalaufquen, tomamos a la derecha una calle que nos lleva a la Escuela nro. 25. Giramos a la izquierda en ese lugar para tomar un camino que llanea entre los campos con excelentes vistas sobre las montañas que rodean el valle, hasta vadear el arroyo Cascada. Luego cruzamos una ruta de ripio. Después de pasar unos corrales, comenzamos una escalada, dejando al finalizarla un mirador a nuestra izquierda. Avanzamos por una planicie abierta, de la que descendemos en las inmediaciones de la población de Pichón Tardón, junto al arroyo Rañinto. Cruzamos el arroyo por un puente y el camino asciende levemente hasta internarse en un pequeño bosque. El camino continúa por una planicie y nos deja en la zona poblada de Rodolfo Tardón, junto a la Portada Centro del Parque Nacional Los Alerces, lugar donde se realiza el cobro de acceso al Parque Nacional.

Servicios: en Villa Futalaufquen. Transporte público: Transportes Esquel www. transportesesquel.com.ar (02945) 453529. Transporte Jacobsen. Sólo en temporada de verano www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676.

Atención: Consultar en informes por el estado del vado del arroyo Cascada, opción de cruce por un puente.

Precauciones: secciones en ruta con tránsito vehicular. Previsiones: calzado extra para vadeo. Puntos de interés: contacto con pobladores. Vistas de las montañas que rodean el valle.

CAMPAMENTO

INFORMACIÓN

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE

CABECERA DE ETAPA

706 m 650 m 600 m 550 m 532 m 2,5 km

108

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

11,4 km


Huella Andina | CHUBUT

109

CHUBUT

ETAPA 40: Villa Futalaufquen - Portada Centro


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Aldea Escolar - Ruca Nehuén

Tramo 13 - ETAPA 41

Distancia: 11,7 km Duración: 3,5 hs Dificultad: Estacionalidad: Todo el año salvo época de lluvias y deshielo por crecida del arroyo Baguilt. Registro de trekking: en la Secretaria de Turismo de Trevelin y en la Oficina de Informes de Aldea Escobar. Información turística: Secretaría de Turismo y Ambiente de Trevelin. Plaza Coronel Fontana www.trevelin.gob.ar (02945) 480120 / 480917. Oficina de Informes de Aldea Escolar. Calle Aguerre s/n. Servicios: Inicio: en Aldea Escolar: Camping y cabañas Aiken Luefú a orillas del río Futaleufú (02945) 15-681398 / 15-406036 Transporte público: Transporte Jacobsen www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676.

Descripción en sentido Norte-Sur: Sobre la ruta 34 que va a Aldea Escolar encontraremos el cartel de cabecera de Huella Andina. tomaremos a la izquierda por la calle Aguerre que pasa por delante de la Escuela N° 96, continuamos recto siguiendo las marcas de Huella Andina en los postes, pasaremos frente la oficina de informes de Aldea Escolar, luego por la plaza Amutuy Quimei, al final de la misma doblamos a la derecha y continuamos por la calle siguiendo las marcas en los postes. El camino nos lleva hasta el puente de Paso Ancho por camino de ripio, y se encuentra con una bifurcación. Tomamos a la derecha, ya a 3 km aproximadamente, llegamos a la entrada de un callejón vecinal llamado “Callejón de Jones”. Es un sendero barroso pero que podemos pasar con tranquilidad gracias a las pasarelas de madera que se encuentran en el lugar. Al llegar al arroyo Baguilt, lo cruzamos por un puente de madera, y un mallín que también evitamos cruzando una pasarela. El sendero tuerce a la izquierda por un camino vecinal que nos lleva hasta la ruta 259, donde encontramos el almacén Ruca Nehuén.

Atención: Caminos vecinales.

Precauciones: presencia de vados después de fuertes lluvias y crecida de arroyo Baguilt. Previsiones: en verano cuidarse del sol, llevar gorro o sombrero, protector y agua. Puntos de interés: paisajes abiertos y panorámicos de la cordillera. Río Corinto, arroyo Baguilt.

CAMPAMENTO

PROVEEDURÍA

ESCUELA

CABECERA DE ETAPA

RESTAURANTE

ÓMNIBUS

GENDARMERÍA NACIONAL

GUARDAPARQUE

395 m 355 m 335 m 2,5 km

110

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

11,7 km


Huella Andina | CHUBUT

111

CHUBUT

ETAPA 41: Aldea Escolar - Ruca Nehuén


SENDEROS DE ARGENTINA

CHUBUT

Ruca Nehuén - Lago Baguilt

Tramo 13 - ETAPA 42

Distancia: 16 km (ida) Duración: 6,5 hs Dificultad:

Descripción en sentido Norte-Sur:El sendero comienza en el paraje Ruca Nehuén, donde hay un almacén y comedor sobre la ruta 259 lugar al que podemos llegar con el transporte Jacobsen desde Esquel y Trevelin. Cruzando la ruta, comienza el ascenso por un camino vecinal, atravesando campos privados pertenecientes al ejido municipal de Trevelin. El camino es muy sinuoso al principio ganando altitud y con buenas vistas al Río Grande. Desde este lugar se puede ver la Represa de Futaleufú con la Cordillera como fondo. Siguiendo las señales en los postes o rocas, llegamos hasta el inmenso valle 16 de Octubre. Vadeamos un par de arroyos y llegamos a una tranquera. Es la propiedad de un poblador y debemos cuidar muy bien de dejarla cerrada al pasar, para que no escapen sus animales. El camino asciende en forma permanente, pasa por los restos de un micro abandonado en el km9, aquí se termina la señal de celular y la única forma de comunicación será con un Handy VHF 164.795. Continuamos por camino hasta la tranquera del Área Natural Protegida situada en el km 14. A partir de aquí, el sendero se sumerge en un bosque denso de coihues y lengas. El sotobosque es denso y con mucho renuevo. Llegando al lago Baguilt hay muchos caminos secundarios, por lo que debe prestarse mucha atención a las señales de Huella Andina. El lago, que aparece frente a nosotros, está encerrado entre enormes montañas de roca y tiene una belleza única. También hay pequeñas zonas de playa.

Estacionalidad: Noviembre – Abril Registro de trekking: en el almacén Ruca Nehuen. Información turística: Secretaría de Turismo y Ambiente de Trevelin. Plaza Coronel Fontana www.trevelin.gob.ar (02945) 480120 – 480917 Servicios: Almacén Ruca Nehuen. Transporte público: Transporte Jacobsen www.transportejacobsen.com.ar (02945) 454676. Precauciones: Etapa muy larga, llevar agua y comida. Precaución uso compartido del camino con vehículos 4x4 y motos. Previsiones: equipo para vivac (carpa o saco de vivac, bolsa de dormir, alimentos, calentador).

Atención: Caminos vecinales. Prohibido hacer fuego, llevar calentador. Consultar frecuencia de autobús de Los Cipreses a Esquel

Puntos de interés: vistas al Valle 16 de Octubre, Lago Baguilt, área Natural Protegida. Piscicultura Arroyo Baguilt, vista del río Grande y de la represa Futaleufú.

CAMPAMENTO

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

GUARDAPARQUE

CABECERA DE ETAPA

1131 m 1000 m 750 m 500 m 364 m 2,5 km

112

Huella Andina | CHUBUT

5 km

7,5 km

10 km

12,5 km

15 km 16 km


Huella Andina | CHUBUT

113

CHUBUT

ETAPA 42: Ruca Nehuén - Lago Baguilt


SENDEROS DE ARGENTINA

3 días - 2 noches

Experiencia: Alerces, testigos del tiempo Por Graciela Cutuli

E

SECRETARíA DE TURISMO DE ESQUEL

l mapa muestra relieves verdes que parecen plegarse como las montañas de una maqueta, coronados de blanco, al borde de superficies de un celeste tan claro y liso como la mañana del día en que emprendemos la caminata por los senderos interiores del Parque Nacional Los Alerces. La extensísima Huella Andina, el primer sendero de largo recorrido de la Argentina -570 kilómetros entre el lago Aluminé, en el extremo norte, y el lago Baguilt, en el extremo sur- se convierte, sobre el mismo mapa, en una línea celeste y blanca que zizgaguea suavemente atravesando la parte más verde de las indicaciones cartográficas. Celestes y blancas son también las franjas que nos irán indicando –en el tronco de un árbol, en la entrada de un puente, en un embarcadero, en un cartel informativo- que estamos transi-

114

Huella Andina | CHUBUT

tando este camino que abarca en total 42 etapas, atravesando las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, recorriendo ríos, lagos, montañas, arroyos y mallines como si fuera una cinta cinematográfica que se despliega ante los ojos del senderista exhibiendo todo el esplendor natural de la Patagonia Norte cordillerana. Nuestra etapa comienza en Chubut, en la parte sur de la Huella Andina –la número 37, es decir cerca del final si se llega desde Neuquén- y descorrerá el velo sobre algunos de los paisajes más asombrosos de esta región donde aún hay testigos vivos de los más remotos tiempos de la humanidad. Con el mapa ya plegado en la mochila, y el sol ya alto en el cielo, llega el momento de dejar de explorar el papel para meterse de lleno de en el paisaje, siguiendo la


SENDEROS DE ARGENTINA

línea troncal del largo sendero pero también algunos desvíos –o “capilares”- que invitan a descubrir algunos de los rincones más espectaculares del Parque Nacional, aquellos que fundamentan su candidatura como Patrimonio Mundial ante la Unesco. Todo comienza en Esquel Esquel, ciudad de orígenes galeses como la vecina Trevelin, el “pueblo del molino” famoso por sus tentadoras mesas de té y “torta negra”, es el punto de partida de muchos caminantes que recorren este tramo de la Huella Andina. A unos 50 kilómetros del Parque Nacional, la cercanía y los servicios no son los únicos motivos para elegirla: todo viajero sabe que aquí está el hogar de la entrañable Trochita, el trencito de trocha angosta que solía realizar un recorrido épico por las estepas patagónicas entre Ingeniero Jacobacci (Río Negro) y Esquel, a fuerza de humo y traqueteo, transportando pobladores a través de tierras desiertas, contra viento y nieve, haciendo patria y creando un mito duradero junto a la frontera. Con Paul Theroux y Bruce Chatwin alcanzó estatura literaria: pero con cada visitante que vuelve a subirse a la formación en la estación de Esquel, para realizar el trayecto hasta el paraje Nahuel Pan, esa estatura ya mítica se transforma en un recuerdo personal e íntimo atesorado en el álbum de fotos de su travesía patagónica. Desde Esquel hasta Villa Futalaufquen, donde se encuentra la Intendencia del Parque Nacional Los Alerces –uno de los cinco que atraviesa la Huella Andina además del Lanín, Nahuel Huapi, Los Arrayanes y Lago Puelo- se llega con facilidad en transporte público. Un busto del Perito Francisco Moreno, a metros de la Intendencia, parece dar la bienvenida al visitante que le sigue los pasos más de un siglo después de sus primeras expediciones: porque es gracias al ingente trabajo realizado por el científico y explorador argentino que los colores celeste y blanco –como las señalizaciones que indican hoy los senderos de la Huella Andina- flamean replicando en nuestra bandera las franjas del cielo austral. La franja bicolor de la Huella se exhibe también en la entrada del Centro de Informes y Museo, junto al emblema del Parque Nacional, cuyo animal símbolo es el huemul, el pequeño ciervo andino en peligro de extinción del que se estima quedan apenas unos 600

ejemplares, 60 de ellos en Los Alerces. La ilusión de avistarlo motiva a muchos de los senderistas, pero la suerte y el azar tienen la última palabra, como siempre que se trata de fauna. Dentro del pequeño Museo, una maqueta del Parque Nacional permite visualizar de antemano el recorrido de esta parte de la Huella Andina y, a su lado, un tronco seccionado de alerce tienta a contar sus anillos concéntricos, una sucesión de líneas tenues y apretadas en la madera que revelan la edad de este árbol centenario. De Arrayanes al Alerzal Milenario El punto de partida de la caminata será la Seccional Arrayanes del Parque Nacional Los Alerces, una veintena de kilómetros más adelante, precisamente el lugar donde recientemente hubo un sorprendente avistaje de huemules cruzando la carretera. Aquí hay un camping agreste o su opción glamping, una serie de domos que permiten disfrutar de la naturaleza con mayor comodidad y escaso impacto en un ambiente de notoria fragilidad: durmiendo en este sector del parque es posible levantarse ya sumergido en el paisaje que se va a transitar durante el día, un día que deparará un viaje en el tiempo mucho más extenso que la cantidad de kilómetros que pueda completar el más entrenado de los senderistas. Antes de comenzar, es preciso chequear el estado de cada etapa en la página web de Huella Andina, confirmar el informe en la seccional del Parque Nacional y registrarse, teniendo en cuenta que los tiempos indicados para cada etapa son estimativos: por eso –sobre todo cuando son trayectos largos- conviene salir temprano y caminar siempre acompañado. De 15 kilómetros de extensión, la etapa se camina en unas ocho horas, previo registro obligatorio en la Seccional Arrayanes o Lago Verde, con autorregistro final en Bahía Solís. Pero itinerario reserva una sorpresa, que está entre las mejores experiencias del Parque Nacional Los Alerces y de la Patagonia argentina: el Alerzal Milenario, el verdadero corazón del Parque Nacional, accesible atravesando el lago hasta Puerto Sagrario. Para conocerlo -la única forma de ahondar en los secretos de una naturaleza donde el tiempo del hombre dura apenas un pestañeo- hay que bordear el río Arrayanes, que une los lagos Futalaufquen y Verde, Huella Andina | CHUBUT

115


SENDEROS DE ARGENTINA

partiendo de la Seccional Arrayanes por el circuito Pasarela, un camino boscoso que deja entrever entre los árboles el increíble color esmeralda del río. Descansando a un borde del puente que cruza el río, un hurón grande no se inmuta al paso de los caminantes, y se queda un ratito atento hasta desaparecer bajo las ramas. Calma y brillante, reluciente bajo los rayos del sol veraniego, el agua corre entre un marco de arrayanes de frío tronco color canela, custodiada por picos nevados y rodeada de lagos que compiten en colores y belleza para pintar una de las postales más hermosas del sur. El caminante se acostumbra pronto a escuchar la voz inconfundible del chucao, un pájaro color rojizo y café bastante sociable, que se deja ver con frecuencia saltando entre las hojas y ramitas del suelo. Dicen que quien lo ve tendrá un buen día, tal vez porque es

116

Huella Andina | CHUBUT

difícil imaginar lo contrario caminando en este paisaje donde, entre cañas colihue, radales, coihues y cipreses, aparece el primer alerce aislado: el “lahuán solitario”, promesa del bosque milenario por venir. Lahuán, “abuelo” en lengua mapuche, es el nombre nativo del árbol testigo del tiempo, ese tiempo que no parece hacerle mella sino para dejarle nuevos anillos escondidos en el corazón del tronco. El sendero desemboca en Puerto Chucao, punto de partida de la travesía lacustre por el lago Menéndez hacia puerto Sagrario y el Alerzal Milenario. Las aguas azules y profundas –alcanzan hasta 450 metros- donde la embarcación va dejando una estela de espuma blanca, replican inmutables el paisaje cordillerano, que desciende hacia el agua en la forma de un bosque densamente verde, con algunas playitas escondidas al pie de los árboles. Durante los 22 kilómetros de travesía lacustre, algún cóndor sobrevuela el cielo despejado, y un silencio casi sagrado parece descender sobre el paisaje cuando aparece, abrigado por las legendarias nieves eternas, el blanco manto del glaciar Torrecillas. Desde aquí es demasiada la distancia para apreciar otros detalles: pero el glaciar está en retroceso, como se puede comprobar comparando el paisaje de hoy –hay excursiones que permiten llegar hasta el pie del vestisquero- con las fotografías tomadas por el propio Perito Moreno en su travesía de la región a fines del siglo XIX. Después de pasar por la Isla Grande del lago Menéndez –famosa científicamente porque hace algunos años se descubrió aquí la existencia de la Batrachyla Fitzroya, una ranita endémica del lugar- la embarcación amarra sobre las aguas transparentes de Puerto Sagrario. Estamos a un paso del Alerzal Milenario, donde se levantan los añosos alerces que inspiran, a fuerza de altura y venerable edad, cierto respeto reverencial. “Se construyó el Partenón y estos árboles ya estaban. Nació Cristo y estaban, Leonardo Da Vinci pintó la Mona Lisa, se logró la independencia argentina, pasaron las guerras mundiales… y siempre estuvieron acá”, dice en voz baja una señora que se apresta a emprender el sendero hacia el lago Cisne, atravesando el Alerzal. Este bosque de árboles milenarios es hoy un superviviente de la época en que el alerce era ampliamente explotado por la calidad de la madera, de color rojo-café con un fino veteado, distintiva por su resistencia a los distintos climas y su durabilidad: todavía hoy se encuentran los tocones de estos gigantes, talados para


SENDEROS DE ARGENTINA

hacer tejuelas, y algunos árboles que llevan la cicatriz del corte que se hacía para explorar la dirección de la veta. Si era oblicua, el tronco seguiría en pie. Si era recta, se sellaba el destino del árbol, que sería abatido y desmembrado con certeros hachazos. La explotación del alerce fue extensa y sin control a ambos lados de la cordillera –en algunos lugares incluso se aceptaban las tablas de esta madera como moneda de pago- hasta poner a la especie en peligro de extinción. La explotación de los alerzales –que se había iniciado mucho antes del otro lado de la cordillera- comenzó en las primeras décadas del siglo pasado en el lago Menéndez, donde los troncos eran seleccionados, hachados y luego transportados en jangadas –a través de ríos y lagos- hasta el Futalaufquen, en dirección a los aserraderos. En total, el viaje duraba entre dos semanas y un mes. En su comentario al Diario de Viaje de Fray Franciso Menéndez –el misionero que recorrió extensamente la Patagonia a fines del siglo XVIII, cuyo nombre se recuerda ampliamente en los topónimos cordilleranos- Francisco Fonck relata “la industria muy Alerce

primitiva del corte de tablas de alerce, hechas a pulso de la mano sólo con hacha y todas de tamaño igual y reducido, para admitir su transporte a hombro por los senderos más escabrosos al través de los bosques impenetrables”. “Aunque este trabajo esté lleno de penas y privaciones, como lo pinta Menéndez, no deja de ofrecer sus atractivos y cierto aire de poesía, que son la causa de que los tableros se dediquen a él con la mayor afición”, agrega Fonck. Y observa: “Esta duración tan larga del alerce nos da la idea de que sus bosques sean casi inagotables y que se puedan comparar, como suele hacerse efectivamente, a una mina cuya riqueza no se agota tampoco”. Fonck describe el alerce “en manchas más o menos extensas y frecuentes y raras veces forma verdaderos bosques”, sino que “los árboles están colocados las más veces algo dispersos y entremezclados con otros árboles, principalmente el Nothofagus dombeyi (coihue). Sobrepujando sus gigantescas columnas blanquiscas por mucho el bosque que las rodea, dan estas manchas al paisaje de la cordillera una fisonomía especial. El ojo experimentado las conoce al momento y a distancia muy grande”. Pero más allá de la comparación con la “mina inagotable”, Fonck es bien consciente del peligro que ya entonces corre la especie: “El rendimiento de árboles gigantes, que se hallan sólo dispersos y necesitan siglos y siglos para volver a crecer, no puede competir en manera alguna con el de los veneros continuos de los minerales. El alerce está ya muy escaso en la falda marítima de la cordillera, que es por ahora la única accesible. Más adentro, donde Menéndez y los exploradores modernos lo encontraron también, existe abundante en estado virginal. Aun en esta parte y en todas, en que no ha pasado la mano destructora del hombre, le han destruido por grandes trechos las quemazones que ocurren allí en épocas más o menos distantes. Felizmente suelen dejar los troncos casi intactos para el uso. Es raro ya encontrar un árbol íntegro de grandes dimensiones”. El itinerario exacto de fray Menéndez no está en realidad del todo claro pero sí se sabe que se internó hacia el lado sur de la meseta. De algún modo, ocurre con su viaje lo que ocurría con los viejos pobladores que vivían en la cordillera mucho tiempo atrás, sin tener demasiado claro si estaban del lado chileno o del lago argentino, hasta llegar a algún punto de referencia certero en esa inmensidad. Con el recuerdo de Menéndez, y quien sabe si con sus mismas ilusiones de hallar la mítica Ciudad de

Huella Andina | CHUBUT

117


SENDEROS DE ARGENTINA

los Césares –un propósito no explícito pero sí presente en su expedición- avanzamos por el sendero del Alerzal Milenario, siguiendo el río Cisne y escuchando el fluir de las cascaditas de deshielo, que bajan rápidas las laderas tallando profundos cañadones. Envueltos en el aroma de los laureles, allí aparece de pronto el tronco imponente y vigilante del Alerce Abuelo, de edad estimada en 2.500 años, que domina el bosque desde sus 57 metros de altura y su diámetro de 2,8 metros. La grandeza del árbol genera cierta solemnidad que se cierne sobre el paisaje, hasta que pone una sonrisa el recuerdo de las viñetas de Mafalda en su visita a los bosques del sur, cuando parada bajo una conífera gigantesca –niña pequeñita pero siempre curiosa- reflexiona sobre la escasa importancia que la modestia debería tener para un gigante de semejantes dimensiones. En los chicos que caminan alrededor del Abuelo, se ve la misma cara de gozoso asombro de Mafalda al ver por primera vez los bosques y los lagos patagónicos: como ella, también los pequeños visitantes de carne y hueso escuchan la leyenda según la cual “todo esto es tan hermoso porque, según se cuenta, cuando Dios estaba haciendo el mundo se sentó a descansar aquí, se quedó dormido… y sin que se diera cuenta se le cayeron todas estas cosas hermosas”. “El alerce crece entre 0,8 y 1,2 milímetros de diámetro cada año. Con un tronco de 2,8 metros de diámetro, que hacen falta varias personas para abrazar, la edad del Alerce Abuelo es milenaria”, explica el guardaparque Marcelo Pietrobon, mientras a su alrededor todos se esfuerzan por captar en un único encuadre la imagen del tronco sin fin que termina en una corona de ramas algo desordenadas, allá lejos, muy por encima de nuestras cabezas. Pero no hay forma: sólo con fotos panorámicas se puede lograr una dimensión más precisa del altísimo alerce milenario. Pietrobon explica también la razón del nombre científico del alerce, Fitzroya cupressoide: “Fitzroya, no es difícil deducirlo, es un homenaje al capitán Robert Fitz Roy, en cuya expedición patagónica viajó Charles Darwin. Cupressoide porque pertenece a la familia de las cupresáceas, un tipo de conífera. Lo interesante es que es un género con una única especie, es decir, este alerce patagónico que estamos viendo y que no tiene relación alguna con otros alerces que crecen en el hemisferio norte. Han venido turistas canadienses que lo llaman el ‘falso ciprés o alerce de la Patagonia’, aunque de falso no tenga nada. Y aunque

118

Huella Andina | CHUBUT

Alerce milenario: 2900 años de edad.

se conoce bien su uso en la construcción, también fue muy usado en el calafateo de los barcos, usando la estopa de alerce, una capa fibrosa impregnada de resina que está debajo de la corteza y ayudaba a impermeabilizar las embarcaciones”. Cuando se hace la hora de volver, hay que dejar atrás el Alerzal Milenario y volver a Puerto Sagrario a tomar la embarcación de regreso. Como último regalo de la naturaleza por hoy, un pareja de patos huala (macá grande) nadan tranquilamente cerca de la orilla, permitiendo apreciar el copete de la cabeza, el largo cuello castaño rojizo y las alas que mantienen bien pegadas al cuerpo mientras se deslizan con silenciosa, tranquila elegancia. El regreso desde Puerto Chucao será por otro sendero, un poco más al norte, que completa una traza circular y desemboca en Puerto Mermoud. Este puerto, como tantos otros topónimos del Parque Nacional, se remonta a las familias de primeros pobladores que se asentaron en esta remota geografía y asociaron su historia con la del Parque Nacional: “Los Mermoud eran una de


SECRETARíA DE TURISMO DE ESQUEL

SENDEROS DE ARGENTINA

esas familias. De hecho cuando era chica –recuerda una esquelense que nos acompaña- aquí estaba todavía Marcelo Mermoud, que hacía los cruces en bote”. Desde entonces, los tiempos han cambiado. Pero la historia de aquellos pioneros se puede reconstruir, mapa en mano. Será al día siguiente, después de dormir junto a la Seccional Arrayanes para emprender bien temprano la continuación de la Huella Andina hacia Bahía Solís. Historias de pobladores El mapa vuelve a desplegarse: esta vez, la línea celeste y blanca nos llevará primero hasta el mirador del Lago Verde, donde se abre uno de los panoramas más prístinos del Parque Nacional Los Alerces. Y seguirá luego hasta la bahía Solís, completando una caminata de 15 kilómetros, de dificultad media, que lleva unas ocho horas de marcha. Pero antes de empezar, la vista recorre algunos de los topónimos que despertaron nuestra curiosidad en las primeras exploraciones previas al viaje y a la decisión de las etapas: el arroyo Braese, la bahía Toro, la Playa del Francés, aquel Puerto Mermoud visitado el día anterior. Hay detrás de esos nombres alguna

historia, menos visible que aquella que revelan lugares como el lago Menéndez –asociado al fraile explorador- o el Futalaufquen, “lago grande” en lengua aborigen. Historiador y residente en Esquel, Jorge Oriola conoce bien el tema: “La cuestión de los viejos pobladores es un aspecto cultural que muchas veces no se ve, tapado por la naturaleza exuberante. Algunos de ellos venían de Chile y otros de Chubut y luego subieron hacia el parque, como es el caso de los Mermoud. También estaba quien venía, pasando por Chile o Bariloche, directamente desde Europa”. Los Mermoud en particular eran oriundos de Suiza y llegaron pasando por Chile por el lado del río Chubut; por su parte Heriberto Braese llegó siendo jovencito en un barco desde Alemania, en tiempos de la Primera Guerra Mundial, y por ser Chile probritánico no dejaron entrar su buque y tuvo que quedar afuera, en la bahía. De allí se escapó en un bote y viajó por tierra hasta San Luis y luego Río Negro, para llego llegar hasta aquí. Cortaba leña, tenía tres o cuatro animales, armó su familia, y con el tiempo una hostería que aún existe”. Enfrente, donde desemboca el río Arrayanes, estaban los Toro: “Quedan los restos de la casa familiar, que tenía rosales, ciruelos y otros frutales. Hay un llano donde tenían papas, se dice Huella Andina | CHUBUT

119


SENDEROS DE ARGENTINA

SECRETARíA DE TURISMO DE ESQUEL

que hacían carreras cuadreras y quedó una araucaria, que plantaron alguna vez. Allí se encontraron restos de madera, tejuelas y postes… es lo que queda de quienes vivieron en el Parque Nacional hasta que se fueron los últimos, a comienzos de los años 80”. No era una vida fácil, tenían sus parientes a un lado y otro del río Arrayanes, que cruzaban a caballo: el animal nadando y ellos arriba, llevando sus cosas en una bolsa de lona embetunada para resistir al agua… “Eran gente pobre, no tenían lanchas con motor fuera de borda, sino botes a remo que había que calafatear, sacando el agua con una lata. Algunos, muy pocos, podían comprar un motor y ponerlo atrás. Tenían sus itinerarios, relativamente cerca de las costas, pero así como bajaban viento en popa a veces tenían que subir contra el viento y era imposible seguir. Entonces frente a cada población, del lado de la costa, los pobladores clavaban estacas largas de coihue –que suelen existir todavía- y a eso lo llamaban ‘puerto’. Paraban ahí, amarraban, se iban a la casa del vecino y al día siguiente, o el otro, volvían a cargar el bote para irse”, agrega Oriola. En 1902 se define el tema de las fronteras y había que poner los hitos: “Eran grandes expediciones, en-

120

Huella Andina | CHUBUT

tre 30 y 35 personas que llevaban carros, mulas, instrumental, con baqueanos, todo para poner los hitos fronterizos. Porque hay que recordar que no se sabía bien de qué lado estabas… ¿Chileno o argentino? La gente entraba por los pasos y recién al llegar al lago Menéndez sabían que estaban ‘de este lado’, y empezaban a buscar a sus parientes”. Por el aislamiento se generó una comunidad endogámica, donde se repiten los apellidos Toro, Mermoud, Solís, Cárdenas, Coronado: “Terminan siendo todos parientes, porque nunca venían a Esquel. Estaban todos allá, apenas si podían llegar a la villa, donde tenían cerca el aserradero y la policía, donde había dos comercios y estaba la escuela, y donde se instaló más tarde la Administración de Parques Nacionales”. Aparece también la cuestión del idioma, con muchos pobladores extranjeros que fueron aprendiendo poco a poco el español: con la apertura de los senderos –evoca Oriola- fueron apareciendo lugares, como “puertos”, que no estaban en los mapas. La gente decía “a esto lo llamamos Puerto Cárdenas”, por ejemplo, pero no había nada registrado geográficamente. Como ocurre también con la Playa del Francés. Que encierra otra historia, la de Eugenio Le Gauffre –“el francés” en cuestión- ins-


SENDEROS DE ARGENTINA

talado en ese lugar que hoy lo recuerda con su nombre. Don Eugenio “había ocupado el campo en 1918 con 250 lanares. Conceptuado como un hombre de vasta cultura, había iniciado la construcción de una casa precaria, y sembrado papas. Don Eugenio solía juntarse con los Mermoud y conversar en francés. Lo mismo que con Jorge Chemin que años después se instaló en las costas del Río Arrayanes. Apenas iniciada la década del ’20 en el lugar que ocupara Justiniano Mermoud y al retirarse éste, se afincó Heriberto Braese, alemán quien, como Le Gauffre, hizo amistad con los Mermoud”, según recuerda una investigación de María Marta Novella y Débora Finkelstein, de la Universidad Nacional de la Patagonia. Eran tiempos duros; ambas historiadoras recogieron el testimonio de Amadeo, hijo de Jorge Chemin, que recordaba así las noches de su infancia: “Nevaba muchísimo, hacía mucho frío, no había abrigo. Nosotros cuando nos fuimos al río Arrayanes, a la Coihuería (nombre que se le daba a esa zona de bosque de coihue cercana al río), era unos ranchos de palo a pique así, la nieve pasaba por esas aberturas tranquilamente, yo me acostaba y la mamá me tapaba, tenía una lona, una lona de esas enceradas. Me la ponía encima cuando nevaba; al otro día cinco o seis centímetros de nieve encima de uno y había que levantarse y sacudirla y tirarla afuera”. Y agregan: “Con el paso de los años, algunos aspectos cambiaron, como el transporte, al introducirse losprimeros motores para los botes, al comenzar a circular la lancha de Parques, y por último en la década del 70 al abrirse la ruta de Bahía Rosales hasta Cholila. Pero también fue cambiando la situación de los pobladores. El francés Le Gauffre se internó hacia Chile por el fondo del lago Cisne en la década del 40 y nunca más regresó. Algunos de los hijos de los primeros pobladores se fueron, otros entraron a trabajar en Parques, como guardaparques, tal el caso de Marcelo Chemin”. La familia Chemin dejó la población del río Arrayanes en 1980, y las casas fueron desarmadas; el último descendiente de los Mermoud que habitó en lago Verde fue Marcelo, quien cruzaba a los turistas con su bote de madera cuando no existía la pasarela sobre el río Arrayanes. Es el mismo Marcelo Mermoud que recordaba de su infancia nuestra compañera de viaje, que cruzaba con él en bote antes de la construcción del puente sobre el Arrayanes. Y como ella, lo recuerdan tantos habitantes de Esquel, a modo de confirmación de que cada nombre, cada

paraje, tiene su propia historia: y si el recién llegado quiere comprender en toda su dimensión el pasado que encierran estos paisajes, tendrá que hablar con la gente del lugar, preguntar por el nombre de cada rincón aparentemente virgen, remontar el tiempo para viajar con la memoria hasta las primeras décadas del siglo XX, cuando los pioneros se asentaron en la región, desafiando las incomodidades y el aislamiento. Varias décadas más tarde, hubo otros pioneros. Fueron los que abrieron los primeros pasos del turismo, que también requería temple y fuerza de voluntad. Refiriéndose a la zona de la actual represa, al sur del comienzo de nuestro itinerario, dice Jorge Oriola: “No había hospedaje, hotel ni hostería; había pobladores que criaban animales ajenos, peones que vivían allí y familias muy pobres con chacritas. Las rutas tampoco estaban pavimentadas. De turismo, nada. Sin embargo, en un legajo de Parques Nacionales, está el caso de una familia que pide permiso para vender en lo que sería como un polirrubro actual, porque había en la zona muchos mochileros”. María Marta Novella y Débora Finkelstein también los recuerdan en su investigación: “En la década del 60 empezó a ser frecuente la presencia de mochileros. Varios grupos organizados, de las distintas Facultades de la Universidad de Buenos Aires (Federación de Campamentos Universitarios de Buenos Aires) eligieron el parque como destino para sus vacaciones de verano. El viaje se realizaba en la Trochita hasta Esquel, en camiones hasta Futalaufquen y de allí en las lanchas de Parques hasta Playa el Francés, el Arrayanes y el Verde. Las carpas se armaban en espacios cedidos por los pobladores que les proveían de pan casero, leche y carne fresca. Entre los acampantes y los pobladores se establecieron lazos de amistad que superaban el tiempo de las vacaciones y se mantuvieron a través de los años”. Sergio Sepiurka, autor de “Sueños de Cordillera” y “La Trochita”, va más atrás todavía: “Los mochileros de Buenos Aires, y sobre todo los campamentos universitarios, fueron esenciales en el desarrollo del senderismo. El primero fue el campamento químico en 1948, seguido por los de la Federación de Campamentos Universitarios. Los estudiantes venían en tren, y entablaron una estrecha relación con el medio que los traía. Fue toda una época, el cerro Químico es un testimonio toponímico de aquellos tiempos. Hasta había un cancionero… de algún modo, ellos fueron clave en forjar la leyenda argentina de la Tro-

Huella Andina | CHUBUT

121


SENDEROS DE ARGENTINA

chita, que después tomó dimensión internacional con los escritores anglosajones. Todo este sitio es como un gran escenario, donde pasaron muchas cosas: hasta La Balsa, de Tanguito, se compuso en Esquel”. La historia oficial dice que fue en el baño del bar La Perla de Once, en Buenos Aires: pero Juan “Gamba” Gentilini, uno de los campañeros de ruta de Tanguito, contó recientemente que los primeros acordes de la canción “se escucharon en los vagones de La Trochita, entre El Maitén y Esquel”. Era el verano del 67 y “cuatro flacos sin un mango, medio muertos de hambre y de frío, se sacuden dentro de un vagón Clase Única de La Trochita. Es un viaje que comenzó en Constitución, tres días atrás, lleno de percances y demoras, para llegar hasta Esquel”. “Sin nada que hacer, más que fumar algo y mirar cómo se repite en la ventanilla el paisaje de la precordillera uno de ellos, guitarra en mano, tararea algo nuevo que se le viene a la cabeza con insistencia. Será en Esquel donde Tanguito termine de componer la canción ícono del rock nacional: La Balsa”, explicó Gentilini en una entrevista en Radio Nacional Esquel. Sin saberlo, sin buscarlo, de modo pasajero pero a la larga perdurable, Tanguito se inscribió así en la línea una excéntrica colonia cultural que existió en la región muchos años antes, concentrada en la zona de Los Tepúes. “Después de la Segunda Guerra Mundial –cuenta Sepiurka- estuvieron aquí el pintor austríaco Erick Gornik y el escritor de origen galés Richard Llewellyn. Gornik –conocido como “el vikingo”- fue el primer pescador con mosca en el Parque Nacional Los Alerces. Se estableció en Villa Futalaufquen y luego fue a parar a lago Hess, donde fundó una hostería y tuvo un gran alumno que fue Raúl San Martín, quien aprendió de chico a pintar con él. En cuanto a Llewellyn, se había hecho mundialmente famoso con la novela ‘Cuán verde era mi valle’. De la novela se hizo una película, que le ganó el Oscar a ‘El ciudadano’ en 1942. El libro contaba la historia de la familia de Gwylym y Beth Morgan, y tuvo varias secuelas, donde sus personajes viajan a la Patagonia, aunque ninguna fue tan célebre como la primera”. Se dice que cuando se estrenó la película, tuvo amplia difusión en Gaiman y otras colonias galesas de Chubut: y como para cerrar el círculo, la cuarta y última obra de la saga relata la historia del hijo de Gwylym y Beth, de regreso en Gales con su esposa… descendiente de galeses de Chubut. “Algunas de sus novelas –como ‘Bride of Israel My Love’- las escribió acá. Uno de los galeses de la región era su chofer aquí, y tenían buena relación, pero sin duda era una persona

122

Huella Andina | CHUBUT

muy especial. La cabaña donde vivió Llewellyn tuvo un incendio, pero se mantiene allí”, agrega Sepiurka, mencionando que el tercer personaje de esta curiosa comunidad patagónica de raíz europea era “la condesa”, una alemana que también había formado una pequeña comunidad en la zona. Del mirador del lago Verde a Bahía Solís Después de escuchar a los historiadores, el paisaje parece haber tomado otra dimensión: en los nombres de los mapas, en la huella de algún árbol, en senderitos perdidos, empieza a aparecer la sombra de aquellos que vivieron aquí cuando el Parque Nacional no existía, o apenas comenzaba, cuando en lugar de las dos horas de vuelo de hoy se llegaba en días de tren, y todo era más esforzado y también –sobre todo a la distancia- más romántico. Para retomar la Huella Andina, amanecemos en la Seccional Arrayanes para tomar el sendero hacia el mirador del lago Verde. Esta etapa, de baja dificultad


SENDEROS DE ARGENTINA

(no requiere registrarse) y uso diurno, requiere alrededor de una hora de caminata y recorre 1,5 kilómetros. A metros del indicador del comienzo, la señal celeste y blanca de la Huella Andina vuelve a indicar la dirección que tomar, en medio de un bosque húmedo milenario, donde bulle una vida pequeña y grande, desde mínimos insectos ocultos bajo las hojas y troncos hasta las aves que sobrevuelan, majestuosas, por encima de nuestras cabezas. No hay mayor dificultad en ir avanzando, paso a paso, mientras el guardaparques Marcelo Pietrobon nos abre camino, contando secretos de los árboles, de los lagos que pronto vamos a ver desde arriba como un mapa –esta vez en tamaño natural- extendido ante nuestros ojos, de la fauna que habita esta parte del Parque Nacional y que tal vez, mientras la buscamos, esté observándonos curiosa, discreta y sobre todo escondida. Subimos recordando las palabras de Daniel Crosta, intendente del Parque Nacional Los Alerces, en una visita a la sede de Parques en Villa Futalaufquen: “Para nosotros, la Huella Andina es un atractivo tan importante como el Alerzal. La familia puede recorrer las partes más importantes del Parque Nacional en contacto directo con lo que ofrece la naturaleza; no es igual a ir con el auto. Si vas caminando sentís los perfumes, te caeés en la tierra, es muy distinto a ir sobre ruedas, con aire acondicionado, tal vez escuchando un tango”. “Lo que se abre así –agrega- es la posibilidad de entrar a distintas áreas del Parque Nacional que no eran conocidas. Que el Parque Nacional no sea un área cerrada, prístina, que nada lo toque. Se trata de conservarlo, pero también para que la gente lo disfrute. La gente entra y sabe que va a un descubrimiento: porque en la ruta, por ejemplo, tengo carteles indicadores, desde la velocidad hasta otras señales. Aquí en cambio voy a encontrar algo que me sorprenda. Uno llega a los balcones y mira, como si dominara el mundo desde ese lugar. Si vas en vehículo sos espectador, pero si caminás el paisaje te volvés parte de él. La naturaleza siempre te sorprende y eso motiva para querer seguir descubriendo siempre algo más. Aunque ya hayas venido, siempre te encontrás con algo distinto: el viento, el sol, la vegetación. Eso es lo mágico. Y todos los tramos tienen su diferencia, su atractivo, todos muestran cosas distintas. Lo rico de esto es hacer entender al visitante que cada tramo tiene su particularidad. Lo que atrae es la diversidad”. Y la diversidad es lo que se abre ante nuestros ojos

cuando, después de caminar por el bosque entre helechos y coihues, después de atravesar un pastizal de altura y dar los últimos pasos hacia el mirador, aparece de pronto en toda su espectacularidad el cuadro colorido que pintan el lago Menéndez, el muelle del lago Verde, el cerro Alto El Petizo y el río Rivadavia, decenas de metros más abajo, resplandecientes en un sinfín de matices que cambian con cada ondulación de las aguas, con cada soplo de la brisa veraniega. Un cartel indicador del Parque Nacional ayuda a identificar los distintos sectores del paisaje. Pero sobre todo, cada uno a su modo más expresivo o más contemplativo, nadie puede permanecer indiferente ante la magnificencia generosa con que aquí se regala la naturaleza patagónica: casi sin darse cuenta, en las caras de todos se pintan la sorpresa, la admiración, la más pura emoción. ¿Estará allá, del otro lado de los cerros, la mítica Ciudad de los Césares que buscaron Menéndez y sus compañeros de fatigas? ¿Será la descripción de estos lugares en la pluma del explorador, curiosamente semejantes a las montañas cercanas a Esquel, el secreto de la ciudad dorada que también creemos vislumbrar hipnotizados por el sol que baña el paisaje? Todo el oro del mundo no vale la grandiosidad con que la naturaleza bautizó estos valles: la leyenda seguirá siendo leyenda, pero sobre todo seguirá siendo paisaje. El sol inicia una curva descendente y se hace hora de seguir la caminata, después del mirador del lago Verde, hacia la bahía Solís, casi en paralelo a la RP71 y en parte siguiendo el trazado de una vieja huella de carro, acercándose a la población Alarcón. Paso a paso, se avanza hacia el arroyo Colehual, el río Rivadavia –de apenas unos diez kilómetros de largo- y el lago Rivadavia, un extenso espejo glaciario de unas 2.200 hectáreas, que ocupa la cuenca de un valle rodeado de bosques de alerce y lenga. Sobre el lago, la bahía Solís es el punto final de la etapa 37 de la Huella Andina. Que, siguiendo hacia el norte, permite completar una experiencia de tres días en Alerces con su etapa 36, entre Bahía Solís y la Portada Norte del Parque Nacional: son en total 9,3 kilómetros que se recorren en cuatro horas y media, con bellas vistas del lago Rivadavia. Siempre siguiendo las franjas celestes y blancas de la Huella Andina, cuyos trazos reflejan los colores del firmamento austral, para atravesar la Patagonia con los pies en la tierra, y la cabeza en el cielo.

Huella Andina | CHUBUT

123


TIERRA DEL FUEGO CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

huella andina DEL FIN DEL MUNDO

La Huella del Fin del Mundo invita a conocer caminando la provincia más austral de la Argentina visitando el Lago Fagnano, la Reserva Corazón de la Isla, el valle de Tierra Mayor, el Canal de Beagle, y Ushuaia, la ciudad más austral de mundo. Cada una de las ocho etapas es una oportunidad para conocer las historias de los grandes navegantes que surcaron las aguas australes, de científicos como Darwin, piratas como Drake y colonos como Bridges, personajes omnipresentes a lo largo del trayecto, como los primitivos habitantes de estas tierras. Las etapas son en su mayoría de baja dificultad y discurren entre lagos y lagunas entremezclados en el paisaje boscoso y circundados por cumbres nevadas; suelos húmedos de turba, pedreros y hasta un cruce de cordillera de amigable ascenso. Se trata de un sendero aun en desarrollo, por lo tanto, hasta que sea posible contar con servicios en todas las cabeceras de etapa, se recomienda llevar equipamiento, buen abrigo y caminar acompañados por guías o conocedores del lugar.

126

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO


SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

127


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 1 - ETAPA 1

Distancia: 12 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 72m – 144m – 228m Ganancia y pérdida de elevación 255m – 321m Pendientes promedio de subida y bajada 4.4% – (-4.5%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida comunicándose a la Dirección Provincial de Áreas Protegidas y Biodiversidad a los tel (02901) 430720 y 492035 y a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar 2 litros de agua, provisiones y elementos de cocina. No hay señal de celular.

Corazón de la Isla - Ruca Descripción: Con el transporte que hayamos elegido llegaremos al área de servicios a cargo de la Flia Ruiz , que se encuentra situado dentro de la Reserva Corazón de la Isla, a cargo de la Familia Ruiz, lugar donde podremos pernoctar y salir al día siguiente o comenzar la caminata ese mismo día hasta la segunda ruca de madera con forma de TIPI (tipo de construcción cónica, realizada con palos largos y forrada de cueros utilizada por los antiguos leñeros, también heredada de los Selk’nam ). Este patrimonio cultural se encuentra sobre el trazado del sendero y marca el fin de la etapa, allí podremos pernoctar en el domo, con capacidad para 8 personas, o bien descansar y seguir hasta el fin de la etapa siguiente (para aquellos caminantes más veloces que realizan las dos etapas en un solo día). El sendero atraviesa bosques interiores típicos, donde abundan guanacos y castoreras, y los “volteos” de bosque (grandes extensiones de vegetación tumbados todos hacia la misma dirección producto de vientos extremadamente veloces). El camino muy accesible presenta desniveles suaves que determinan una baja dificultad en todo su recorrido. Toda el área está rodeada de lagos y lagunas menores que se entremezclan con el paisaje boscoso, su simplicidad hace que sea posible recorrerlo de manera independiente y una vez terminados los trabajos de mejora en la senda, podría recorrerse también en bicicleta.

Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135 ALOJAMIENTO

128

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

ÓMNIBUS COMBIS O TRANSPORTE IRREGULAR

RESTAURANTE

BICICLETAS

REFUGIO DE MONTAÑA

AGUA POTABLE


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 1 - Coraz贸n de la Isla

ETAPA 1: Coraz贸n de la Isla - Ruca

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

129


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 1 - ETAPA 2

Distancia: 9 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 34m – 83m – 135m Ganancia y pérdida de elevación 215m – (-242m) Pendientes promedio de subida y bajada 4.9% – (-5.6%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida comunicándose a la Dirección Provincial de Áreas Protegidas y Biodiversidad a los tel (02901) 430720 y 492035 y a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar 2 litros de agua, provisiones y elementos de cocina. No hay señal de celular.

Ruca - Lago Yakush Descripción: Esta etapa recorre el mismo bioma que la anterior, aunque la zona está dotada de un sistema de lagos y lagunas. El Rancho de Lata se encuentra en el camino, a la vera de una apacible laguna donde habitan patos y macaes. Esta construcción habla de un pasado de la ex estancia Carmen vinculado al desarrollo forestal y ganadero, donde grandes latifundios se dividían la isla. La poco común y destacable recuperación de las tierras de la ex estancia por parte de la Provincia, a su vez afectadas a la creación del área natural protegida, resignifican una dinámica territorial donde la mayoría de los habitantes no podían acceder a estos lugares. La llegada al Lago Yakush, famoso por la buena pesca de salmónidos y sus playas de arena invitan a pasar el día en él. La etapa es de baja dificultad y nos llevará tan solo unas pocas horas de caminata. Desde este lugar podemos optar por seguir hacia el sur, hacia el Lago Fagnano o completar un circuito con salida a la localidad de Tolhuin a través de los caminos de acceso del área natural protegida Corazón de la Isla, saliendo por ruta provincial Nº 107. Sirve para una propuesta de dos noches con entrada y salida por Tolhuin, o salida en caso de emergencias. Lago Yakush: Sitio habilitado para hacer fuego (res.893/14) Informate del indice de incendios forestales de la zona antes de salir al campo, algunos lugares cuentan con una pizarra indicadora de la probabilidad de incendios para ese día.

Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135 BICICLETAS

130

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

REFUGIO DE MONTAÑA

CAMPAMENTO

AGUA POTABLE

PLAYA

PESCA CON PERMISO


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 1 - Coraz贸n de la Isla

ETAPA 2: Ruca - Lago Yakush

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

131


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 1 - ETAPA 3

Distancia: 12 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 31m – 47m – 72m Ganancia y pérdida de elevación 236 m – -245m Pendientes promedio de subida y bajada 3.3% – -4.0% Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida comunicándose a la Dirección Provincial de Áreas Protegidas y Biodiversidad a los tel (02901) 430720 y 492035 y a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar campera impermeable, guantes, botas de goma y abrigo, además de bolsas para impermeabilizar el equipaje por cruce del lago, equipo de pernocte por si no se puede cruzar el lago. provisiones. No hay señal de celular Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135

132

Lago Yakush - Lago Fagnano Descripción: En este tramo, se mantiene una métrica accesible, con 4hs de caminata y 12 km de baja dificultad, siempre alternando el bosque con espejos de agua. La senda pasa cerca de unas construcciones propiedad del área protegida y que en este momento es gestionada la Asociación Riograndense de pesca con mosca, allí existe una cabaña y un quincho para asados rústico, enmarcado en una gran pampa de pastizales a orillas del río Claro. Toda esta zona tiene acceso por medio de cuatriciclos desde la ruta provincial 107 desde Tolhuin o por medio de una lancha accediendo por el río. El lugar nos sirve como un parador para el almuerzo camino a la costa del Lago Fagnano y desembocadura del Río Claro. Continuando la senda con dirección sur, luego de un pequeño descenso por un bosque tupido, nos sorprenderemos con el Lago Fagnano que surge imponente, presentando pequeños acantilados, costearemos hacia la derecha (oeste) camino al río Claro. Al llegar a la desembocadura del mismo, la costa se vuelve suave con playas de arena amigables, río arriba el mismo progresa entre llanuras mallinosas formando pequeñas lagunas llenas de aves. Este es el lugar de encuentro con los servicios náuticos que nos permitirán cruzar el lago ya que por la profundidad del río Claro no es posible vadearlo para llegar a la bahía Guanaco donde se encuentra un Viejo puesto de la ex estancia Carmen unos 4 km más adelante. Una vez realizado el cruce del lago, se abandona la Reserva Provincial Corazón de la Isla. Desembocadura Río Claro: Sitio habilitado para hacer fuego (res.893/14) infórmate del índice de peligro de la zona a la que vas a ir y observa “el reloj” antes de salir al campo.

CAMPAMENTO

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

BICICLETAS

REFUGIO DE MONTAÑA

PESCA CON PERMISO


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 1 - Coraz贸n de la Isla

ETAPA 3: Lago Yakush - Lago Fagnano

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

133


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO CONEXIóN

Cruce naútico Lago Fagnano

Descripción: El lago Fagnano posee unos 102 km de largo y su orientación es oeste – este, acompañando el cambio de dirección de la Cordillera de los Andes, lo cual implica que la intensidad del viento puede provocar un oleaje importante que podría llegar a impedir el cruce. Los prestadores son muy experimentados y poseen embarcaciones especiales para este tipo de lagos, habrá que preveer posibles esperas en el río Claro. Hay dos posibilidades de cruce, la primera hasta Bahía Palacios donde opera el Club Caza y Pesca Ushuaia, el cual dispone de cabañas, quincho, teléfono. Desde Bahía Palacios podremos hacer vía de escape terrestre a través de la ruta provincial Nº 119, a Ushuaia, Tolhuin o Río Grande para acortar la travesía, o continuar a Bahía Torito, desde donde comenzamos el segundo tramo que nos llevará al cruce de la cordillera hacia el Valle de Tierra Mayor. Laguna Palacios (Club Caza y Pesca de Ushuaia, conforme a condiciones de acceso del club): Sitio habilitado para hacer fuego (res.893/14) infórmate del índice de peligro de la zona a la que vas a ir y observa “el reloj” antes de salir al campo. En cercanías del muelle público en Bahía Torito, hay pobladores permanentes que pueden brindar servicio de comidas, teléfono en casos de emergencia, y se los puede consultar por el servicio de transporte. Es reconocida su pericia y conocimiento del lago Fagnano ya que la lancha es su medio de transporte diario. Previsiones: si Ud dispone de un equipo handy vhf, los canales de transmisión de prefectura naval del lago Fagnano son VHF 156600 y VHF 156800, dejelos cargados antes de salir, para llevar el handy, desconecte la batería, separe la antena y coloque en una bolsa estanca para su transporte en la mochila, eso evitará que se encienda sola o se moje. lleve bolsas de consorcio grandes para poner evitar que se moje la mochila. Consultar por servicios de alojamiento habilitados en este sector y en toda la Provincia en www.tierradelfuego.org.ar o al teléfono + 54 (02901) 432067. (Vicky)

134

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO


Cruce naútico Lago Fagnano

TIERRA DEL FUEGO

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

135


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 2 - ETAPA 4

Distancia: 11 km Duración: 6 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 29m – 217m – 489m Ganancia y pérdida de elevación 570m – (-116m) Pendientes promedio de subida y bajada 6.1% – (-3.1%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar botas de vadeo o de goma, provisiones, elementos de cocina y equipo de pernocte. No hay señal de celular. Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135

Bahía Torito - Campamento Paso Beban Descripción: La Bahía Torito, cuenta con un núcleo de servicios muy completos y accesibles, este lugar de inigualable belleza situado sobre las costas del Lago Fagnano, ofrece servicios de alojamiento, comida y traslados lacustres. Una vez realizado el cruce náutico hasta la Bahía, tendremos la oportunidad de tomarnos un descanso o pernoctar a orillas del lago. Bahía Torito es sin dudas un lugar clave de logística en este tramo, tanto en la entrada o salida del cruce de la cordillera. Comenzaremos la caminata hacia el sur, pasando por un bosque bajo de ñires muy cerca de la costa, cruzaremos un arroyo por un pequeño puente de madera y comenzaremos a ascender suavemente ingresando a un bosque quemado. Esta zona fue castigada por un incendio forestal de grandes dimensiones muy reciente. En las primeras dos horas de caminata podremos observar los daños que causó el fuego, pero también los paisajes del lago Fagnano con la cordillera de fondo. La senda va ganando altura suavemente, y podremos observar los esfuerzos que se realizan replantando árboles autóctonos en un intento de recuperación forestal. A dos horas de camino y ya saliendo del bosque nos encontraremos con un lomo que asciende hacia el paso con una fantástica cascada a la derecha y una laguna a la izquierda, el lugar invita a quedarse aunque es muy reciente la salida, aprovecharemos para comer algo y seguir camino. Hacia arriba se intercalan terrenos húmedos de turberas y mallines con bosques de altura, las castoreras se suceden escalonadamente en los arroyos causando diques de diversos tamaños. En ocasión del incendio, los diques sirvieron para alimentar las motobombas en la despareja lucha de controlar el fuego, aunque lamentablemente es la única cosa positiva que podemos apuntar ya que el daño que le provocan los castores al bosque y al arroyo es enorme. Allí donde hay castores la tala de bosque es incesante. El Campamento del Paso Beban se propone como final de esta jornada, lugar donde encontraremos un domo, armado para ocho personas, situado a una distancia de 11 km de la salida. Si bien el desnivel acumulado suma 570 mts, no se nota por el bajo porcentaje de inclinación (un 6%), por esto podemos decir que es una etapa de baja dificultad.

RESTAURANTE

136

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

TELÉFONO PÚBLICO

CAMINATA

PLAYA

PESCA CON PERMISO

NAVEGACIóN A MOTOR


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 2 - Cordillera de Los Andes

ETAPA 4: Bahía Torito - Camp. Paso Beban

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

137


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 2 - ETAPA 5

Distancia: 9,5 km Duración: 5 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 353m – 543m – 826m Ganancia y pérdida de elevación 532m – (-658) Pendientes promedio de subida y bajada 12.2% – (-9.8%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar 2 litros de agua, provisiones y elementos de cocina. No hay señal de celular. Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135

Campamento Paso Beban Cascada Río Beban Descripción: Una vez realizado el pernocte en el domo reiniciaremos la marcha para continuar subiendo al portezuelo Beban, en un momento dejaremos de transitar por suelos húmedos de turba para ya comenzar a transitar el paisaje de alta montaña que curiosamente por estas latitudes ocurre a muy baja altura (600 msnm), es así como desaparece la vegetación boscosa y nos encontraremos caminando en pedreros, las subidas irán apareciendo como escalonadas y harán el ascenso amigable, las vistas de la altura deslumbran por su lejanía, en contraste con el bosque, casi sin darnos cuenta estaremos en el Paso Beban, pero en el primer collado y a nuestra derecha observaremos un gran valle. Seguiremos camino unos minutos más, manteniéndonos sobre nuestra izquierda, para encontrarnos con el segundo paso que nos permite finalmente cambiar de cuenca a través de un valle que se dirige franco hacia el sur. Comenzaremos el descenso lentamente primero por unos pedreros empinados, los valles secundarios que desembocan por la izquierda del valle principal nos dejarán ver sus pequeños glaciares, el suelo se hace nuevamente húmedo, el lugar invita a una parada para comer algo y restablecerse, aprovechando los cursos de agua y el ambiente de pastizales de altura, luego seguiremos el descenso por el valle, el camino irá intercalando turberas y zonas anegadas con tramos boscosos. El valle principal irá girando a la derecha ya franco al valle de Tierra Mayor que lo atraviesa más abajo, el hermoso cerro Bonete queda a nuestra izquierda, las numerosas huellas en el suelo nos dan la pauta de que la zona está transitada, de repente llegaremos a una hermosa cascada con una vista fantástica del Valle de Tierra Mayor y del Monte Olivia. Esta área ha sido afectada como una futura área de servicios y es el fin de esta etapa donde se prevé la construcción de un refugio para pernoctar.

REFUGIO DE MONTAÑA

138

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

CASCADA

AGUA POTABLE


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 2 - Cordillera de Los Andes

ETAPA 5: Camp. Pso. Beban - Cascada Río Beban

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

139


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 2 - ETAPA 6

Distancia: 11 km Duración: 5 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 248m – 286m – 380m Ganancia y pérdida de elevación 213m – (-334m) Pendientes promedio de subida y bajada 3.8% – (-5.0%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro. Previsiones: Llevar botas de goma, provisiones y elementos de cocina. Emergencias: Def Civil Ushuaia tel: 103 VHF 148615, Prefectura Lag. Fagnano VHF 156600 -156800, Def Civil Tolhuin VHF 149335, guardaparques Corazon de la isla VHF 154135

Cascada Río Beban - Tierra Mayor Descripción: Luego del pernocte nos dirigiremos valle abajo hasta el centro de servicios de Tierra Mayor, la caminata ira sorteando las turberas de la especie Sphagnum tan particulares de esta zona y dominantes en este valle, buscando el tránsito por lomos boscosos y secos. Es notorio como los castores van cambiando dinámicamente el paisaje y el suelo, los diques generan zonas inundables que se suceden a medida que avanzamos. Nos cruzaremos con un sendero maderero antiguo que va hasta el camping del Olivia y que forma parte de un antiguo camino que va hasta Ushuahia pero nosotros seguiremos camino al centro de servicios de Tierra Mayor. Cruzaremos la pista provincial de esquí de fondo (PiPEF) donde se realizan innumerables actividades en invierno, entre ellas la famosa Marcha Blanca donde participan cientos de personas. Al llegar a Tierra Mayor, situado sobre la Ruta Nacional Nº 3 podremos renovarnos, luego de la extensa travesía, en alguno de los centros de servicios invernales que permanecen abiertos durante todo el año, con una buena ducha, comida y cama luego de la extensa travesía, o bien trasladarnos a Ushuaia (distante a 20km aproximadamente), en alguno de los transportes públicos que pasan por la ruta, a los cuales se puede llamar por teléfono.

REFUGIO DE MONTAÑA

140

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

ALOJAMIENTO

RESTAURANTE

OMNIBUS

AGUA POTABLE

CASCADA


TIERRA DEL FUEGO

Tramo 2 - Cordillera de Los Andes

ETAPA 6: Cascasa Río Beban - Tierra Mayor

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

141


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 3 - ETAPA 7

Distancia: 8 km Duración: 3,5 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 231m – 463m – 694m Ganancia y pérdida de elevación 497m – (-73.1m) Pendientes promedio de subida y bajada 8.9% – (-4.3%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro.

Tierra Mayor - Laguna Submarino Descripción: El sendero comienza sobre el camino donde se encuentra el centro de servicios proyectado, tendremos que realizar el vado del Río Lasifashaj y a pocos metros entraremos en la senda que va a las cascadas y a la laguna del cerro Submarino. El sendero atraviesa una zona densamente boscosa de lengas, que presenta una huella abierta precariamente pero que denota mucho tránsito, doblaremos a la derecha siguiendo el valle que va ganando altura suavemente, el cañadón del arroyo Submarino nos queda siempre a nuestra izquierda y abajo, luego de un par de horas llegamos a las hermosas cascadas formadas por el contrafuerte del cerro y que se nutre de la laguna superior. Subiremos el contrafuerte por el bosque achaparrado de lengas, aqu�� se trabajará en la senda para hacerla más fácil ya que es como un escalón. Continuaremos por un bosque bajo que enseguida desaparece para dejarnos en una amplia planicie de altura rodeada de hermosas cumbres enmarcando la laguna Submarino. Esta es una de las más lindas sendas de la zona sur, accesible y de hermosos paisajes circundantes, las cumbres rodean la laguna como un gran anfiteatro de rocas, aquí podremos descansar y pernoctar en el domo armado para continuar al día siguiente a la última etapa y llegar al Canal Beagle.

Previsiones: Llevar equipo de pernocte. No hay señal de celular.

REFUGIO DE MONTAÑA

142

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO

ALOJAMIENTO

RESTAURANTE

OMNIBUS

TELÉFONO PÚBLICO


HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

143

TIERRA DEL FUEGO

Tramo 3 - Fin del Mundo

ETAPA 7: Tierra Mayor - Laguna Submarino


SENDEROS DE ARGENTINA

TIERRA DEL FUEGO Tramo 3 - ETAPA 8

Distancia: 15 km Duración: 5 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 17m – 300m – 659m Ganancia y pérdida de elevación 250m – (-800m) Pendientes promedio de subida y bajada 5.5% – (-8.0%) Precauciones: Prohibición de hacer fuego en toda la Provincia, salvo en sitios específicamente habilitados, consultar a los teléfonos: +54 (02901)-432807/ 422576/432103/431156. Realice el registro de la salida a través del Sistema de Seguridad para Caminantes, ver ANEXO de lugares de registro.

Laguna Submarino - Canal Beagle Descripción: Esta será la última etapa o la primera dependiendo de dónde se inicie la caminata, pero sin duda el sentido más favorable es de norte a sur dado que llegaremos al nivel del mar. Luego de pasar por la laguna Submarino nos dirigimos al paso homónimo, se trata de una pequeña subida de unos 50m sin dificultad, una vez llegados al paso tendremos que atravesar un pedrero que hace de portezuelo. Este paso habrá que hacerlo con cuidado por la presencia de piedras grandes que nos pueden causar un tropiezo, una vez superado el pedrero comenzaremos a descender para el valle que irá girando a la derecha y por esa razón nos impedirá ver el mar, la senda irá transitando la ladera oeste (derecha) del valle y bajando suavemente internándose en el tupido bosque de costa marítima hasta encontrarse con un valle secundario que aparece a la derecha. Este es un buen momento para hacer un descanso y comer una vianda antes de continuar. Retomando el descenso comenzaremos a girar al oeste donde ya tendremos la majestuosa vista del Canal Beagle y de la ciudad de Ushuaia, también tendremos señal de celular para poder avisar de nuestra llegada y solicitar el transporte. Finalmente bajaremos hasta la baliza de entrada al canal Beagle donde llega la ruta de acceso (Provincial 30) vehicular que va por la costa desde la baliza hasta el Río Olivia y donde pondremos fin a nuestra travesía.

Previsiones: Llevar 2 litros de agua, provisiones y elementos de cocina. Hay señal de celular llegando al canal Beagle.

REFUGIO DE MONTAÑA

144

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO


HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

145

TIERRA DEL FUEGO

Tramo 3 - Fin del Mundo

ETAPA 8: Laguna Submarino - Canal Beagle


SENDEROS DE ARGENTINA

El SISTEMA DE SEGURIDAD PARA EL CAMINANTE, es un programa de la provincia de Tierra del Fuego que tiene por objeto asistirlo o auxiliarlo en caso que así lo requiera, para que pueda disfrutar de una caminata o travesía de manera segura. Completando en pocos minutos los datos que se solicitan en cualquiera de los puntos de registro habilitados, un grupo de instituciones amigas estarán avisadas del inicio de su aventura. En caso que no regrese en la fecha prevista, se pondrá en funcionamiento todo un sistema de búsqueda y rescate que integran grupos de profesionales que recorrerán la zona por Ud. anunciada. Por eso, antes de comenzar su aventura REGÍSTRESE y COMUNIQUE LUEGO SU REGRESO en: - - - - -

Centro de Informes de la Secretaría Municipal de Turismo, ubicado en el acceso al Puerto de la ciudad: Av. Prefectura Naval Argentina 470 - Tel. 437666 / 432001 / 0 800 333 1476 Dirección Municipal de Defensa Civil: Gob. Paz 550 - Tel. 422108 - VHF 148.615 Club Andino Ushuaia: Juana Fadul 50 - Tel. 422335 Administración Parque Nacional Tierra del Fuego: San Martín 1395 - Tel. 424235 / 421315 Gendarmería Nacional Escuadrón 44

En Ushuaia: Av. Perito Moreno 1125 - Tel. (02964) 431800 / 421587 En Río Grande: Calle Padre Beauvoir 23 (esq. 11 de Julio) - Tel. (02964) 425652 En el Paso Internacional San Sebastián: Ruta Nacional Nº3 y Complementaria “i”

146

Huella del fin del mundo | TIERRA DEL FUEGO


SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA DEL FIN DEL MUNDO | TIERRA DEL FUEGO

147


SENDEROS DE ARGENTINA

148

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY


JUJUY CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

huella andina DEL NORTE

Del rojo al verde: dos colores bastan para sintetizar los miles de matices que afloran al caminar la huella que une la Puna con las Yungas. Desde la Quebrada de Humahuaca, ancestral punto de partida en el corazón jujeño, las alturas andinas suben y vuelven a bajar hasta desembocar en el Parque Nacional Calilegua y su fiesta de selva. Este camino exige adaptación a la altura, pero sobre todo ojos y oídos para ver y escuchar los ecos de una civilización milenaria, que se fusionó con la hispana y dio frutos en una tierra mestiza para siempre. Como un símbolo imperecedero, las escaleras de piedra de la cultura incaica permanecen aún firmes en la montaña, fijas sus pircas, llevando escalón tras escalón desde el paisaje ocre de la puna al estallido verde y rojo de las yungas. Altura que se mide en miles de metros, caminatas que se miden en kilómetros, y una generosidad que no se mide: porque detrás de la faz callada de los pobladores, de los pueblos silenciosos acunados por el viento andino, se revela un mundo de sabidurías antiguas y de artesanías transmitidas por la fuerza del tiempo y las generaciones. Este es un camino para andar acompañados por el vuelo gigante de los cóndores, al borde de profundos precipicios, pisando la misma piedra de los ancestros, transitando desde la cultura colla a la guaraní. Un camino donde la tierra se va volviendo roja hasta que se cubre del verde de la selva, allí donde anidan animales míticos y leyendas nacidas al calor de la espesura. Un sendero que hace y deja huella, en el corazón de los Andes y en el corazón del caminante.

150

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY


SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

151


SENDEROS DE ARGENTINA

Ciudades de Cabecera Humahuaca en el noroeste y Libertador Gral San Martín y Calilegua por el sureste. Acceso por el norte: Desde la Ciudad de San Salvador de Jujuy se puede tomar transporte público que sale cada media hora hacia Humahuaca. La distancia es de 120km por Ruta Nacional N°9 aproximadamente, pasando por la entrada de Purmamarca, Volcán, Maimará, Tilcara y otras localidades. Conviene quedarse una noche en Humahuaca para adaptarse a la altura de manera progresiva y continuar al día siguiente en combi hacia Santa Ana. Acceso por el sur: También desde San Salvador de Jujuy por Ruta Provincial N° 66 empalme ruta Ruta Provincial N° 34 hasta Libertador General San Martín.

jujuy

Desde Humahuca a Santa Ana (en combi)

ETAPA DE CONEXIóN

Descripción: Un servicio regular de combis que sale todos los días de Humahuaca nos permitirá llegar a la localidad de Santa Ana. Conexión de altura, obligatorio desviarse al mirador del Hornocal. Durante el camino pasaremos por la entrada de acceso al espectacular mirador del Hornocal, un cordón montañoso de roca sedimentaria que presenta una curiosa trama de 14 colores en la montaña y que lo hace único e imperdible (se recomienda visitarlo después de medio día por la intensidad de la luz solar), también pasaremos por los parajes de Palca de Aparzo, y Aparzo, en franco ascenso, por los portezuelos de abra del Arca a 4440 msnm y abra del Viento a unos 4590 msnm siendo este el lugar más alto del camino. Luego de superar el abra, comenzará el descenso permanente y sinuoso con dirección a Santa Ana, un pequeño y pintoresco pueblito detenido en el tiempo que guarda celosamente sus tradiciones y donde podremos observar su iglesia y las típicas construcciones de piedra y adobe. Se recorrerán unos 117 km en total desde Humahuaca a Santa Ana donde arribaremos en horas de la tarde.

ALOJAMIENTO

152

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

TELÉFONO PÚBLICO

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

CABALGATAS

PROVEEDURÍA

INFORMACIÓN

MIRADOR

ARTE RUPESTRE


HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

153

JUJUY

ETAPA DE CONEXI贸N: Desde Humahuaca a Santa Ana


SENDEROS DE ARGENTINA

JUJUY ETAPA 1 Distancia: 15,3 km Duración: 7 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 1952m – 2770m – 3439m Ganancia y pérdida de elevación 515m – (-1906) Pendientes promedio de subida y bajada 8.9% – (-15%) Previsiones: Llevar dos litros de agua, sombrero, lentes de sol, protector solar, repelente para mosquitos y vianda. Posibilidad de alquilar burros para el porteo de equipaje y mochilas. Avisar llegada al hospedaje de Santa Ana y Valle Colorado con anticipación a través de la Secretaria de Turismo de Jujuy, o llamando al teléfono semipúblico de Santa Ana 03887-462001 y al teléfono 03887-461001 de Valle Colorado

Santa Ana - Valle Colorado Descripción: A lo largo de esta etapa visitaremos un sitio declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, por ello recomendamos realizar el tramo hasta Cortaderas acompañados por un guía de sitio. Partiendo de Santa Ana, nos dirigiremos por un camino vehicular en subida con dirección este hasta el Abra del Valle, que dista 1,4 km del pueblo. En este lugar encontramos una cruz que divide ambas laderas, el camino vehicular continúa hacia el sudeste (derecha), ahora siempre en descenso. A poco de andar por el camino nos desviaremos tomando una senda que va por debajo del mismo. A 2,5 km retomaremos el camino y unos metros más adelante nos encontraremos con la Quebrada Grande que baja desde los filos. Unos 500 metros más y veremos una senda hacia arriba que nos lleva por el medio de dos antiguas pircas paralelas que delimitan este segmento del Sistema Vial Andino Qhapaq Ñan, dejando el camino vehicular por debajo. A 5 km aproximadamente de nuestro punto de partida comienzan Las Escaleras. De a poco comenzará a hacerse presente la vegetación del bosque alto andino, con pequeños árboles de alisos y queñoas, a unos 9,5 km de nuestra travesía encontraremos un cañadón llamado “Cortaderas” con un pequeño arroyo y sombra donde podremos descansar, comer algo y recobrar fuerzas para continuar. Una vez que retomemos el camino vehicular nuevamente, recorreremos un breve tramo y tomaremos el desvío que va hacia abajo por la izquierda, cortando por un morro empinado y ya en sendero de montaña, la vegetación se irá poniendo más espesa con el descenso siempre constante. Nos encontraremos con una puerta de metal montada sobre pircas de piedra, para ese entonces habremos descendido cerca de 900 metros y caminado unas cinco horas y media. Una hora más de marcha y encontraremos el abra de Martín, (2200 msnm) desde donde podremos divisar El Valle Colorado y el Pueblo. Un rato más y llegaremos a la entrada del pueblo Valle Colorado situado a 1970 msnm. Si bien el camino siempre es en descenso, no debemos menospreciar el esfuerzo muscular que implica la bajada. La travesía nos tomará cerca de 7hs yendo a ritmo lento, de las cuales 2 serán utilizadas para descansos. Atención: esta etapa es unidireccional.

ALOJAMIENTO

PRIMEROS AUXILIOS

154

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

ÓMNIBUS

INFORMACIÓN

RESTAURANTE

AGUA POTABLE

PROVEEDURÍA

TELÉFONO PÚBLICO


HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

155

JUJUY

ETAPA 1: Santa Ana - Valle Colorado


SENDEROS DE ARGENTINA

jujuy ETAPA 2 Distancia: 10,3 km Duración: 3:30 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 1631m – 1796m – 1962m Ganancia y pérdida de elevación 452m – (-758m) Pendientes promedio de subida y bajada 9.3% – (-11.2%) Previsiones: Llevar agua, sombrero, lentes, protector solar, repelente de insectos. Avisar llegada al hospedaje de Valle grande con anticipación a través de la Secretaria de Turismo de Jujuy, o llamando al teléfono semipúblico de Valle Grande 03886-461001

156

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

Valle Colorado - Valle Grande Descripción: Partiendo de Valle Colorado, cruzaremos el puente del río Grande y seguiremos por el Ruta Provincial N°83 rumbo a Valle Grande, esta etapa irá mayormente por camino vehicular pero no dejará de tener su encanto, ya que la vegetación cada vez más exuberante nos irá dando indicios de que a medida que perdemos altura se irá convirtiendo en selva montana, la profundidad de los valles en contraste con la gran altura de la montaña atraparán la atención y los sentidos del caminante. El lugar es propicio para el avistaje de aves, ya que en esos ambientes abunda la biodiversidad y es una oportunidad excelente de observarlas en su medio natural. Aproximadamente a 7,8 km de nuestra salida encontraremos la posibilidad de transitar por un sendero que sale a la derecha en bajada y que por espacio de 20 minutos nos llevará por senderos pedestres para luego retomar la ruta (formando una cortada), en ese sendero encontraremos una cascada que se desliza sobre una superficie de piedra lisa y que en momentos de lluvias (donde trae y desciende más agua) puede tornarse peligroso por el riesgo de un resbalón sobre la piedra, así que es muy conveniente pasar con sumo con cuidado. Posteriormente la senda se transforma en un angosto faldeo con un contrafuerte de roca junto a un paredón de piedra. Las bromelias adornan los costados del camino prefiriendo los paredones rocosos dándole una impronta muy bella. En este tramo tenemos la posibilidad de contratar el servicio de burritos cargueros, este tipo de servicio no sólo nos permite caminar despojados de la carga, sino que también es muy interesante escuchar los relatos de los lugareños, quienes a su vez ofician de guías de sitio. Luego la senda nos llevará nuevamente hacia el camino que poco más adelante pasará por un pequeño cementerio local. Un puente de material nos dará la bienvenida a “Valle Grande”, un pueblo que nos recibirá con la calidez de la gente norteña de campo, posee todos los servicios necesarios tales como, lugares de comidas, hospedajes, teléfono, almacenes y transporte público todos los días a San Francisco. Es una zona donde abundan las fiestas tradicionales en los distintos pueblos cercanos. Le recomendamos no perderse la oportunidad de asistir a alguna de ellas, ya que en ellas se exponen todas sus tradiciones, gastronomía, desfiles gauchescos, jineteadas y bailes donde asisten cientos de familias.

ALOJAMIENTO

ÓMNIBUS

PRIMEROS AUXILIOS

INFORMACIÓN

RESTAURANTE

ARTE RUPESTRE

PROVEEDURÍA

TELÉFONO PÚBLICO

CABALGATAS


ETAPA 2: Valle Colorado - Valle Grande

jujuy

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

157


SENDEROS DE ARGENTINA

jujuy ETAPA DE CONEXIóN Distancia: 37 km (a San Francisco) + 8 km (a Pampichuela ida) Duración: 1.30 hs en vehículo (a San Francisco)

158

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

Valle Grande a San Francisco Descripción: Del bosque Montano a la selva Montana. Se trata de una conexión vehicular a San Francisco que puede combinarse también con la combi que sube a Pampichuela. En Valle Grande existe un servicio regular de ómnibus que a diario sube hasta San Francisco y regresa a Libertador General San Martín, también existe un servicio de combis que sube a Pampichuela.

ALOJAMIENTO

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

PRIMEROS AUXILIOS

INFORMACIÓN

CAMPAMENTO

TELÉFONO PÚBLICO

ARTE RUPESTRE

CABALGATAS

SENDERO PEATONAL


ETAPA DE CONEXI贸N : Valle Grande a San Francisco

jujuy

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

159


SENDEROS DE ARGENTINA

jujuy ETAPA 3 Distancia total: 18,6 km

(9,3 km ida + 9,3 km vuelta desde San Francisco) Duración: 7 hs (bajada 3 hs, subida 4 hs)

Dificultad:

Elevación Min – Prom – Max 872m – 1219m – 1506m Ganancia y pérdida de elevación 300m – (-912m) Pendientes promedio de subida y bajada 8.7% – (-13.5%) Para el regreso se invierten los valores

160

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

San Francisco - Termas de Jordán Descripción: En busca de las Termas del Río Jordán. El pintoresco pueblo de San Francisco está dotado de variados servicios como hosterías, casas de alojamiento, restoranes, cajero automático, y un servicio regular de colectivos que viene desde Calilegua hasta Valle Grande y regresa todos los días. Luego de las dos intensas jornadas desde que partimos de Santa Ana, esta localidad nos propone hacer un alto en el camino para disfrutar de las termas de Jordán. Si bien este sendero es de ida y vuelta (regresando al mismo lugar de partida) constituye una experiencia inolvidable que es digna de aprovechar. Saliendo por la Ruta Provincial N°83 en dirección a Calilegua, encontraremos el cartel de cabecera que nos indicará el camino, recorreremos aproximadamente 3 km por la misma hasta llegar a una curva donde hay un cartel de inicio de sendero, en ese cartel la comunidad advierte de la obligatoriedad de contratar un guía local de San Francisco. Una vez arreglado los permisos de ingreso con la comunidad, comenzaremos el descenso al cañadón del río Valle Grande donde se conecta con el cañadón del Jordán donde se encuentran las termas. La vegetación es muy variada, comenzando a notarse especies de la selva montana, con presencia de lianas leñosas y helechos. El sendero faldea la ladera durante una hora y media con desniveles suaves para luego comenzar una bajada constante que se empina muy fuerte llegando casi al río Grande, aquí es recomendable el uso de bastones de trekking o en su defecto una buena caña para apoyo extra en la bajada. A la derecha nos quedará el río, caminaremos por su costa río abajo unos 50m hasta llegar a una curva del río donde un cañadón estrecho se encuentra con el mismo. Subiremos por ese cañadón unos metros apenas hasta encontrarnos con el primer pozón termal, llama poderosamente la atención el color turquesa de sus aguas, más arriba el agua termal va formando saltos y pozones en el lecho de piedra para finalmente alcanzar el río. Es importante tener en cuenta que debemos regresar por el mismo camino, de manera que se aconseja llevar una linterna por si se hiciera de noche y salir con tiempo suficiente para no regresar en la oscuridad. Existen servicios de guías de sitio de la comunidad con apoyo de caballos que brindan también servicios de comidas en el lugar. El regreso será más lento y esforzado, pero la oportunidad de haber conocido un lugar tan fantástico seguramente quedará grabada en nuestras retinas y de vuelta en la hostería, seguiremos disfrutando de la experiencia vivida.

ALOJAMIENTO

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

TELÉFONO PÚBLICO

PRIMEROS AUXILIOS

INFORMACIÓN

CAMPAMENTO

AGUAS TERMALES

CABALGATAS

GUARDAPARQUE

SENDERO PEATONAL


ETAPA 3: San Francisco - Termas de Jordรกn

jujuy

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

161


SENDEROS DE ARGENTINA

jujuy

De San Francisco al PN Calilegua, Mesada de las Colmenas y Aguas Negras

ETAPA DE CONEXIóN

Descripción: El Parque Nacional Calilegua, las yungas en su mejor expresión. Desde la localidad de San Francisco tomaremos por la Ruta Provincial N° 83 con dirección al Parque Nacional Calilegua. La distancia hasta la portada de acceso es de 18km y de 27km hasta la seccional de Guardaparques de Mesada de las Colmenas. Allí encontraremos un área de uso diurno y unos 13 km mas adelante tendremos la seccional Aguas Negras donde existe un camping organizado con proveeduría donde podremos pernoctar. A unos 3 km del lugar podemos comenzar la etapa del sendero de la Junta – San Lorenzo, que constituye una experiencia imperdible en el corazón de la yunga.

ALOJAMIENTO

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

TELÉFONO PÚBLICO

ÁREA DE USO DIURNO

PRIMEROS AUXILIOS

INFORMACIÓN

CAMPAMENTO

162

CABALGATAS

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

SENDERO PEATONAL

GUARDAPARQUE


jujuy

ETAPA DE CONEXI贸N : De San Francisco al PN Calilegua, Mesada de las Colmenas y Aguas Negras

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

163


SENDEROS DE ARGENTINA

jujuy ETAPA 4 Distancia: 6 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 610m – 706m – 892m Ganancia y pérdida de elevación 141m – (-372 m) Pendientes promedio de subida y bajada 8.3% – (-8.9%)

Sendero La Junta Mirador del Río San Lorenzo Descripción: En lo profundo de las yungas… Ingresamos por el sendero La Junta que es parte de la antigua traza de la Ruta Provincial Nº 83, por este motivo es ancho y pueden verse pircas de piedra en sus bordes. Comenzaremos a atravesar un interminable túnel de vegetación en diferentes tonalidades de verde mientras escuchamos el canto de las aves y los sonidos de los insectos. A pocos metros del comienzo y poco después de un mirador, la senda se bifurca, tomaremos el camino de la izquierda y, a medida que descendemos comenzaremos a escuchar, con mayor intensidad, el sonido del agua que nos advierte de la cercanía a un cauce de agua ya que a pocos metros se encuentra la unión de los arroyos Aguas Negras y Toldos. Faltarán sólo unos metros para arribar al lecho del arroyo, al cual deberemos procurar acercarnos sutilmente, ya que es un lugar propicio para ver algún animal o la gran cantidad de huellas de tapires, hurones o algún gato montés que se encuentran en las márgenes arcillosas del arroyo. A partir de aquí nos esperará un largo recorrido bordeando el arroyo Aguas Negras. Según la época del año habrá que superar una serie de obstáculos que se van presentando en la selva, como árboles caídos, cambios de curso de arroyos y grandes piedras para luego reanudar la senda que nos llevará de vuelta a la selva pedemontana. La senda llegará a una laguna escondida entre el relieve y el sotobosque. Deberemos volver a introducirnos en esta increíble red de raíces, lianas y ramas responsables de sostener los suelos, capturar la humedad de las nubes y amortiguar las lluvias torrenciales en época estival. Muy cerca del final de la etapa, en la culminación de una empinada subida, un observatorio de aves, desde donde podremos apreciar la inmensidad del paisaje. Recorreremos una última estrecha senda para reencontrarnos con la Ruta Provincial N° 83. Al cruzarla, un amplio balcón nos proporcionará una vista panorámica del río San Lorenzo, los cultivos de caña de azúcar y la continuación de la selva.

ALOJAMIENTO

ÓMNIBUS

GUARDAPARQUE CAMPAMENTO

164

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

RESTAURANTE

TELÉFONO PÚBLICO

INFORMACIÓN

PROVEEDURÍA

SENDERO PEATONAL

SENDERO INTERPRETATIVO

ÁREA DE USO DIURNO


jujuy

ETAPA 4: Sendero La Junta - Mirador del Río San Lorenzo

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

165


SENDEROS DE ARGENTINA

166

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY


SENDEROS DE ARGENTINA

5 días - 6 noches

Experiencia: Huella Andina del Norte entre la Quebrada y las Yungas Por Graciela Cutuli

J

ujuy es la provincia de todos los colores. Muchos más de los que se cuentan en el Cerro de los Siete Colores, ese pedacito de arcoiris bajado a la tierra que le dibuja un telón de fondo a Purmamarca. Para verlos, alcanza con los abrir los ojos: allí están el cielo índigo, las vetas ondulantes del rojo al violáceo de las montañas, el blanco encandilante de las salinas. Estos colores invitan a más que mirarlos: invitan a caminarlos, a sumergirse en sus pliegues, a buscar el secreto que se esconde en lo más recóndito de sus infinitos matices. Porque esta tierra pródiga en colores y en los sonidos de una música generosa en cuerdas, percusión y vientos, es también una tierra tímida, reservada, donde los silencios hablan tanto o más que las palabras. Aquí hay que saber escuchar tanto los sonidos como el significado de su eco que se apaga. Y el recorrido de la “Huella Andina del Norte, de Quebrada a Yungas” habla también de esos contrastes: después

de encenderse en los colores de la Quebrada de Humahuaca, se acalla en los ocres de la Puna. Y vuelve a encenderse cuando se baja hacia la exuberancia de las yungas, la selva madre de todas las vidas, que guarda celosamente su exuberancia bajo la sombra de un espeso tapiz vegetal. De Humahuaca a Santa Ana Desde San Salvador de Jujuy hasta Humahuaca hay 127 kilómetros de ruta y un rosario de pueblos que nacen al amparo de la Quebrada, declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en 2003 por la Unesco. Purmamarca y su Cerro de los Siete Colores; Maimará y la Paleta del Pintor; Huacalera y el Trópico de Capricornio; Uquía y sus arcángeles arcabuceros son las localidades que preceden a

Camino a Santa Ana

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

167


SENDEROS DE ARGENTINA

Humahuaca, punto de partida del viaje que permitirá atravesar un sorprendente cambio de paisaje en pocas decenas de kilómetros. Más allá del interés que despierta la Quebrada por la belleza de sus pueblos y la riqueza de su historia, el alto en Humahuaca antes de comenzar la travesía es esencial por motivos de adaptación a la altura: el recorrido de la Huella Andina del Norte empieza aquí a 3.000 metros de altura y superará los 4.500 en lugares como el Abra del Zenta, manteniéndose a lo largo de todo el recorrido en los márgenes de lo que la medicina de montaña considera “gran altitud” (de 1.500 a 3.500 metros) y “muy alta altitud” (de 3.500 a 5.500 metros). Para disfrutar de la experiencia es clave haber logrado una buena adaptación a la altura, que en primer lugar requiere tiempo para acostumbrarse a la menor cantidad de oxígeno disponible. Dicen los entendidos que en la Puna el secreto es “caminar despacito, comer poquito y dormir solito”: habrá que hacerles caso, y llevar también un mate de coca en la mochila. Humahuaca, al este de la RN 9 que recorre la Quebrada, fue uno de los ejes clave para el comercio en el camino rumbo al Alto Perú. Hoy es un pueblociudad de casas de adobe donde, a pesar de que el tiempo quebradeño parece discurrir por carriles de ritmo propio, es necesario llegar puntual: porque aquí, cada mediodía, una estatua tallada en madera de San Francisco Solano asoma por una hornacina del municipio y bendice a los presentes reunidos en la plaza. A pocos pasos está el monumento a los Héroes de la Independencia, más conocido como Monumento al Indio, un homenaje al coraje de los quebradeños en las largas y sufridas batallas que finalmente llevaron a la independencia a principios del siglo XIX. Y como todo es cerca, tampoco está lejos el mercado, de visita imprescindible para descubrir la riqueza de los productos andinos, que integran ese patrimonio intangible de la tradición gastronómica local: quinoa, papines, locoto, quesos de cabra, maíz. Y después sí, habrá llegado el momento de emprender al día siguiente la partida en vehículo desde Humahuaca hasta Santa Ana, algo más de cien kilómetros que apartan al viajero de las rutas turísticas habituales y lo sumergen en el genuino corazón de la Puna. El traslado se puede hacer en vehículos privados que se contratan en Humahuaca o en transporte público, una combi de pasajeros que sale bien temprano porque, aunque la distancia hasta Santa Ana

168

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

no es tanta, el camino es de cornisa y requiere unas cinco horas. Conviene tener en cuenta que, si bien se pasa por el mirador de la Serranía del Hornocal –el famoso Cerro de los Catorce Colores- por la mañana el colorido cordón está en la sombra y no se aprecia su multitud de matices. Es un motivo más para permanecer en Humahuaca y conocerlo la tarde anterior, antes de emprender la travesía hacia Santa Ana. Apenas se dejan atrás la Quebrada y su afluencia turística empieza a perfilarse la Puna. Un paisaje de colores ocres y aire que puede ser filoso como un chuchillo, pero que se amansa cuando sopla el viento norte, aunque sea pleno invierno: “La gente que hizo charqui en estos días –comenta el chofer- en dos días ya tenía seca la carne. El viento norte cambia todo el clima. Hasta la noche es más suave. Allá hay una familia que hizo chalona, charqui de cordero, y para que le queden esos cuatro kilos de charqui debe de haber usado no menos de diez kilos de carne fresca”, agrega mientras señala una de las casitas de adobe del caserío de Aparzo, rodeado de corrales de piedra y cabras. Ya no hay cardones, ya no hay nada: sólo abismos que se levantan sobre colchones de nubes, y algunas vicuñas gráciles que huyen rápidas con la vibración de los motores. Aquí y allá algún ojo de agua, a medias congelado en invierno, asoma entre las cumbres rojizas. A más de 4.500 metros, el Abra de Zenta es el punto más alto de la ruta: desde allí el camino hacia Santa Ana empieza a bajar y desemboca finalmente en el pueblo. “Bienvenidos a Santa Ana”, dice una leyenda escrita en la montaña para verse a la distancia, y bienvenida es lo que se siente en lo de Doña Gaby, dueña del “Portal de las Yungas”, el principal hospedaje del pueblo, que invita a un merecido descanso después del traqueteo del viaje. Santa Ana tiene unos 500 habitantes y los servicios básicos distribuidos en su puñado de calles cruzadas por acequias, a las que se asoman sus casas de adobe: escuela primaria y secundaria, puesto de salud, destacamento policial, capilla y la comisión municipal. Como en muchos de los pueblos de la región, tantos son los católicos como los evangélicos, y esta división traza una diferencia neta en una comunidad coya que en todo lo demás se ve homogénea. Tímida y reservada, la gente habla poco y en cierto modo parece fundirse con este paisaje áspero de montaña y colores uniformes, donde las tradiciones de la vida comunitaria y del trabajo rural se dirían


SENDEROS DE ARGENTINA

Santa Ana

inmutables. Preguntando, se puede llegar hasta la casa de un platero, o conocer a las bordadoras que puntada a puntada dibujan en sus mantos los colores de la Puna. Entre casa y casa pasean gallinas, burros y chanchos, transeúntes ocasionales que también miran con curiosidad al recién llegado. La Despensa Maxi tiene todo lo necesario: este “ramos generales” puneño ofrece desde pequeños electrodomésticos hasta bebidas, pan y fiambres. Hay que tocar timbre y esperar: los negocios de Santa Ana, como los de Valle Colorado y otros pueblos, suelen ser a puertas cerradas, con apenas una ventana para el despacho, y no está bien visto ir a la hora de la siesta. Inútil pensar en hacer o recibir un llamado: la señal de celular no existe desde hace horas, desde que se ha dejado atrás Humahuaca, y en el pueblo hay solamente una cabina semipública que funciona en una casa particular y atiende en horario de oficina. Hacer llegar los mensajes a Doña Gaby antes del arribo también será tarea difícil: requiere logística por un lado, y capacidad de improvisación por otro, en caso de que el mensaje en cuestión no haya llegado. Pero todo lo demás se arregla con la hospitalidad de la anfitriona, cuyo libro de pasajeros muestra firmas de Alemania, Suiza, Estonia, Austria,

Portugal, y muchos otros lugares del mundo que desde aquí, en medio de este silencio, parecen más remotos que nunca. “Mi marido decía ‘estoy haciendo un hotel’, y la gente se reía. ‘¿A quién van a alojar aquí? A las vacas, a las ovejas’. ‘Ya van a ver, con el tiempo van a venir’, respondía él”, cuenta Gaby, que tiene tres hijos –“los tuve en mi casa, no se necesitaba la enfermera, el hospital”- y cuenta que mucha gente del pueblo, con el ciclo escolar ya terminado (aquí es de septiembre a junio), “se fue de vacaciones a sus puestos, a ver las ovejas al cerro, las vacas al monte. Ahora empiezan a llegar los viajeros de Suiza, de Francia, como las dos chicas que vinieron hace un par de años y querían ver el nacimiento de los corderitos, o la española que se recorrió todo el camino desde Salta hasta Tilcara con un burro, y en Tilcara se compró otro. Desde allí hizo Valle Grande, Valle Colorado, y cuando llego aquí el burrito comió un pasto que no debía, porque les hace mal, y le tuvimos que preparar un remedio que hacía mi papá, una purga de maíz blanco molido con limón, hasta que expulsó la hierba que lo había intoxicado. Y así siguió camino a Caspalá, y de ahí a Humahuaca y Uquía”. Como esa, son muchas las historias que atraviesan la vida de Doña Gaby, historias de viajeros que llegan

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

169


SENDEROS DE ARGENTINA

desde la otra punta del mundo, solos o en grupo, pero siempre movidos por la misma curiosidad de acercarse al modo de vida de este pueblo enclavado en las entrañas de la Puna. Un poco más allá del “Portal de las Yungas” está la plaza, cerrada para evitar que los animales se coman la corteza de los árboles, y un poco más allá todavía el cementerio, un cuadrado silencioso con flores y cruces que hace pensar en las palabras de Héctor Tizón: “La Puna no es sólo un desierto lunar cálido y frío, es una experiencia: allí se viven intesamente el silencio, la soledad, el desamparo. Y los seres humanos se miran a sí mismos como en un espejo, enfrentados a la razón de existir, a su destino más elemental”. Qhapaq Ñan y Valle Colorado El camino que va hoy de Santa Ana a Valle Colorado –dieciocho kilómetros que son el corazón de la Huella Andina del Norte - permite al caminante transitar por tramos intactos del sistema vial andino Qhapaq Ñan en el norte argentino, tal como lo hicieron desde tiempo ancestrales los pueblos andinos que vivieron en las regiones de la Puna y las Yungas. El Qhapaq Ñan, esa red de caminos construida en más de 2000 años de cultura andina pre-inca, partía del corazón del Tawantinsuyo en el actual Perú hacia Llegando a Valle Colorado

170

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

Ecuador y Colombia, por el norte, y hacia Bolivia, Argentina y Chile por el sur: eran en total más de 30.000 kilómetros que, a través de montañas y ríos, sin importar alturas ni relieves, conectaban el territorio de lo que hoy son seis países, uniendo centros administrativos, ceremoniales y de producción. En la Argentina, el Qhapaq Ñan –declarado Patrimonio Mundial en la categoría Itinerario Cultural Transnacional Seriado por la Unesco- unía los territorios de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza: en total, se conservan unos 119 kilómetros que conectan sitios arqueológicos relevantes para comprender la vida y las creencias de la civilización que marcó definitivamente el alma andina. Parte de ese trazado es el que une Santa Ana y Valle Colorado, esas escaleras de piedra colocadas con regularidad entre las pircas que aún hoy forman parte de la vida diaria de las comunidades locales. Por razones de conservación, es preciso recorrer este tramo con guía: y paso a paso en la montaña, cada metro que se avanza significa también adentrarse en el corazón del pasado más remoto de la región. Partiendo de Santa Ana, el primer tramo de camino hacia Valle Colorado implica recorrer unos 1.400 metros de subida accesible hasta llegar al Abra del Valle, a 3.450 metros de altura. Desde allí los 14 kilómetros restantes son en bajada,


SENDEROS DE ARGENTINA

siguiendo en parte la ruta vehicular –que por el momento llega sólo hasta Cortaderas, a mitad de camino- y en parte la senda pedestre entre las pircas. Arriba, abajo y a los costados, todo lo que hay aquí es paisaje: nada parece interrumpir la sucesión de montañas donde el camino ya está trazado desde hace generaciones, ni el cielo que se cierne como una inmensa bóveda donde planean sin inmutarse jotes, cóndores, halcones peregrinos. Los pies, por su parte, saben dónde ir: siguen el trazado de las zigzagueantes escaleras con sus piedras encastradas prolijamente entre las pircas, las mismas piedras intactas que hace cientos de años –como hoy- transitaban personas y animales llevando vida y comunicación entre los valles. Al observador atento no se le escaparán los detalles de una primitiva pero eficaz tecnología que resuelve los problemas planteados por la pendiente del terreno, y los “diquecitos” de piedra que cada tanto cruzan el trazado, para evitar que en época de crecidas el curso de agua canalice por el camino. Tampoco dejará de ver que los fósiles presentes en el camino –trilobites, turritellas- revelan un antiguo lecho marino subyacente en el paisaje actual. Y pronto aprenderá a reconocer las queñoas, árboles de entre tres y ocho metros que crecen en los bosques de altura por encima de los 2.000 metros y son, junto con los alisos, los más altos que pueden verse en esta parte de la Huella. Paso a paso, se avanza frente a un filo de la Cordillera Oriental, de origen volcánico, rica en secretos geológicos acumulados a lo largo de diez millones de años: esta cordillera baja hacia Calilegua en “filos” divididos por ríos, entre antiguos afloramientos rocosos que miden su edad en millones de años. Y poco a poco, ese paisaje que era aridez pura empieza a cambiar, con los primeros manchones de bosque que revelan la menor altura, el cambio de ambiente y una naturaleza algo más amigable para la actividad humana. Aún falta, pero ya se vislumbra la razón de ser de este itinerario que une dos extremos: la Puna y las yungas, la aridez y la exuberancia, la cultura colla y la guaraní. Cuando finalmente, tras una vuelta del camino, aparece el cartel que dice Valle Colorado, cierta sensación de victoria se adueña de los caminantes, que emprenden con su última energía el tramo final en descenso hacia el pueblo, por una ruta de tierra tan colorada que haría palidecer a la región misionera. Y aunque el viajero

no lo sepa todavía, los pobladores ya vislumbraron su llegada. Pueblo pequeño, corazón grande: aquí todo se sabe y bastarán unas horas apenas para que cualquier transeúnte esté informado del lugar donde se aloja el recién llegado y su lugar de procedencia. En “El Paraíso”, Martina Calapeña recibe a los visitantes en su propia casa. Haber llegado a Valle Colorado, vale recordar, no significa mayor conexión con el “mundo exterior” fuera de los valles jujeños: aquí tampoco hay señal de celular, y aunque se habla de un wi-fi que funciona en la parte baja del pueblo, frente al río Valle Grande, es más una expresión de deseos que una realidad. Pero en la casa de Martina todo está bien preparado para recibir a los viajeros, que tienen aquí una de las mejores oportunidades del viaje para acercarse a la vida diaria de la comunidad local, que se muestra más abierta que en la Puna. Aunque la gente sea la misma, como se encargan de subrayar: muchas familias de Valle Colorado tienen casa en Santa Ana, y la conexión con el pueblo puneño es más fluida que hacia los siguientes pueblos de Valle Grande y San Francisco, aunque haya que hacer el camino a pie. Preguntando, se llega a la casa de Concepción Flores, guía baqueano de turismo y poblador de toda la vida. “Hice de primer grado a sexto acá, en la escuela, y séptimo en Santa Ana. Después volví y siempre vivimos acá… Ahora soy guía, siempre hablo con los turistas, les pregunto si les gusta el lugar. Más de una vez llevé a turistas europeos de subida para Santa Ana, y también puedo guiar de allá para acá”, cuenta Concepción, que conoce los problemas de comunicación –“es complicado, hay señal en alguno que otro lugar”- pero los sortea con la buena voluntad de sus vecinos. Otra opción son los mensajes a los pobladores difundidos vía radio: siempre hay un oído atento que, si el interesado no lo supo personalmente, se lo hará llegar. Al fin y al cabo, quien llega hasta aquí no se da por vencido sino que lo busca casa por casa hasta que encuentra a su guía para salir a recorrer lo que hay para ver en los alrededores y, cuando es posible, acompañar a los pobladores en su vida de transhumancia, una costumbre que no se ha perdido y que vive regida por las temporadas húmeda y seca que se suceden a lo largo del año en esta puerta de las yungas. “Los llevo a ver un molino que molía como antes, con agua y piedra, y también vamos río arriba, hasta donde estaba la toma de agua. Se puede subir tam-

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

171


SENDEROS DE ARGENTINA

bién por un caminito por donde trepan las vacas, que tiene unas cascaditas. Quién sabe, con suerte se puede encontrar de fauna, aunque es raro: algún venado andino, pero es muy difícil de ver, más bien chanchos de monte, que a veces bajan y destruyen los cultivos de la gente. Y un puma por ahí puede andar; distinto el yaguareté, que es más arisco”. “La vida para nosotros –agrega Concepción con sencillez, pero con certeza ganada en años de trabajo en otras regiones del paísno es como en la ciudad. En la ciudad, si no tenés plata estás sonado. Acá podés cultivar, si tenés animales siempre tenés carne, la carne no se compra. Y se hace charqui también, que se corta fino como para milanesa, se sala y se pone a secar. Una pierna, por ejemplo: aunque hay que esperar a la época seca, de abril en adelante, para ponerse a charquear. Acá la vida es tranquila. Aunque la gente joven y las familias se están yendo... Muchos se van pensando que en la ciudad van a estar mejor. Pero muchos vuelven, y cuando se jubilan regresan para tener una vida más tranquila acá”. Desde el patio de su casa, al borde de una calle por donde andan unos gallos que son el despertador ecológico de todo el pueblo, Concepción llama a Elda, su mujer, que llega vestida –como la mayoría de las mujeres del pueblo- con su ropa tradicional: una falda, amplia y colorida como la montaña de la Quebrada que los lugareños llaman “la pollera de la coya”; envolviéndole el pecho un rebozo que bordó con sus propias manos; en la cabeza un sombrero de cintas con adornos de plata. Porque Elda es ducha en una de las especialidades de las mujeres de la región: la confección y bordado de rebozos y pompones que se usan en las trenzas, como adorno de los sombreros, o como llavero. “Los modelos de flor –explica mientras despliega el gran pañuelo a la luz del sol- se sacan de las plantas que hay por aquí. Muchos nos dicen que las bordamos a máquina, pero no: estos rebozos son doble cara”. Y mientras lo dice, muestra un envés que confirma sus palabras: no hay máquina capaz de imitar la maestría de sus puntadas de ambos lados a la vez. “Me lleva un mes toda la vuelta, y después completamos los bordes al crochet y ribeteamos con cinta”, concluye Elda, que no se priva de lanzarle algún dardo a su marido: “Yo le reto a él –asegura-, yo vivo acá y me pongo siempre el rebozo y el sombrero y él no, no quiere usar el poncho y el sombrero. Es por pura comodidad nomás que la mayoría de los hombres dejó de usar nuestra ropa tradicional”. Mientras tanto Martina Calapeña, que como Elda

172

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

viste siempre su pollera y su rebozo, está siempre atareada entre la casa y la cocina para sus huéspedes: la mesa de su comedor brinda la oportunidad de probar a la noche una humeante sopa de verduras –cultivadas por la familia en los campos aledaños- y guisos a base de carne y maíz donde parecen sumarse todos los sabores ancestrales del valle. Y con orgullo, en el televisor de su comedor, Martina ofrece ver un documental realizado un tiempo atrás donde cuenta su testimonio sobre la vida en Valle Colorado y el conocimiento de la medicina tradicional que las mujeres de la comunidad se fueron transmitiendo de generación en generación. “Yo nací aquí –se la escucha decir desde la pantalla, con el mismo hablar pausado con que cuenta su vida cotidiana en su comedor-, me gusta poner mi huertita, me gusta tener mis animales, mis vaquitas, mis corderitos, gallinas, lo que en el campo se puede tener. Aquí estamos tranquilos, los chicos chiquitos pueden andar felices al campo, no hay peligro de nada. Estamos acostumbrados, comemos la comida del campo, lo que madura aquí, todo natural. Y hay muchos remedios que son del campo, para la tos, para el resfrío… Son muy largas las distancias para llegar al hospital y hay que usar el bolsillo, por eso seguimos usando las hierbas naturales de esta zona”. Y no sólo por las distancias, sino también porque muchas mujeres conocen y están dispuestas a transmitir este saber recibido a su vez de sus madres, de sus abuelas, desplegando con manos tranquilas y voz suave el secreto de la salud nacido a la sombra de estas regiones silenciosas y solitarias. Lo mismo ocurre con los productos de la tierra, que más allá del alimento están vinculados a una cosmovisión y un uso ancestral, al respeto por la Pachamama, a los ritos de agradecimiento a la tierra y a la civilización incaica que integró y unificó el uso de ciertos productos autóctonos –el maíz, la quinoa, la kiwicha, la canihua y las papas- en toda su área de influencia. Sólo la llegada de los europeos interrumpió ese proceso de asimilación e impuso nuevas costumbres en los cultivos y los alimentos, que en muchos casos llevaron a la pérdida de semillas y la reducción de la diversidad. El resultado fue el mestizaje, el que perdura hasta el día de hoy, el que se vive día a día en estos pueblos administrados en forma conjunta por un comisionado –el representante del municipio- y un comunero –la cabeza de la comunidad aborigen-.


SENDEROS DE ARGENTINA

De Valle Grande al Parque Nacional Calilegua Al día siguiente, al emprender el camino que baja desde Valle Colorado a Valle Grande y de ahí a San Francisco, el paisaje árido puneño parece haber quedado mucho más lejos que el puñado de kilómetros que realmente separan uno y otro lugar. La transición entre el el ocre de la Puna y el verde de Calilegua –tal como se ve en los mapas satelitales, a grandes rasgos al oeste y este respectivamente de la RN 9 que atraviesa la Quebrada- quedó definitivamente atrás. El verde lo invadió todo: es el verde de las yungas que, exuberantes, parecen abrazar el horizonte en un único manto vegetal. Entre verde y verde, la tierra roja se abre camino en la ruta que transita caracoleando por el flanco de la montaña. Valle Grande es un primer alto, un pueblo de casas blancas enclavado entre montañas, donde sólo sobresalen la iglesia y, en un costado del camino, una placa que recuerda que también por aquí pasa la línea imaginaria del Trópico de Capricornio. Hay un comedor y de pronto reaparece, casi inesperada, la señal de celular. Desde aquí se pueden visitar algunos pueblos cercanos a caballo, o bien emprender paseos a pie y lomo de burro por los senderos cercanos. Más adelante, el camino es angosto, sinuoso, intenso. Los barrancos, vertiginosos. El vacío, profundísimo. Las paredes de piedra, inmensas. Todo es grande, sobredimensionado, un relieve que acompaña la exuberancia selvática en la que se está a punto

de ingresar. Un relieve bello pero que también puede ser engañoso: cuando se levanta neblina sobre los valles, el ambiente gana en belleza pero pierde claridad y complica la orientación: los lugareños siempre recomendarán a los viajeros, independientemente de su entrenamiento para caminar, que emprendan las excursiones en compañía de un baqueano, un conocedor de los pliegues de estas montañas tapizadas de selva que son imponentes pero también impiadosas. A unos 17 kilómetros de Valle Grande, ya casi a las puertas del Parque Nacional Calilegua, el pueblo de San Francisco es el punto de partida para varios ascensos a la montaña y la excursión a las termas del río Jordán. En pleno ambiente de yungas, entre casas de adobe donde una vez más la iglesia es el edificio principal, unas 200 familias viven del ganado y de sus cultivos de maíz y de papa. Y un poco más adelante, finalmente aparece el cartel de bienvenida al Parque Nacional Calilegua: es el comienzo de la última etapa de la Huella Andina del Norte. El Parque Nacional Calilegua se creó en 1979 para proteger este ambiente de selva -la selva de yungas o selvas tropicales de montaña- que se considera como el ambiente de mayor biodiversidad en la Argentina junto con la selva misionera y es el tercer ambiente más biodiverso de Sudamérica. Esta diversidad se articula en tres partes: la selva pedemontana (el nivel más bajo de la yunga, entre 450 y 900 metros), la selva montana (entre 900 y 1.300 metros) y el bosque montano (entre 1.300 y 2.400 metros), cada uno con sus características de flora y fauna. Más arriba, a par-

Valle Grande

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

173


SENDEROS DE ARGENTINA

tir de los 2.400 metros, se habla de pastizal de altura o pastizal de neblina. Desde Valle Grande y San Francisco parte por la tarde el transporte público que deja a los caminantes –después de unos 40 kilómetros de recorrido- en el camping agreste Aguas Negras del Parque Nacional. “Aquí se hace noche, y a la mañana siguiente se emprende nuevamente el camino a pie por la ruta hasta llegar a La Junta, o se toma el colectivo que va hasta la entrada del Parque Nacional y también pasa por La Junta, que es el punto de partida del sendero que invita a terminar la Huella Andina del Norte dentro de Calilegua”, explica Nicolás Ferrari, guardaparques de la seccional Mesada de las Colmenas dentro del Parque Nacional. El ingreso por el sendero La Junta es bien ancho, porque era parte de la antigua traza de la RP 83, que todavía hoy se puede ver en sus dimensiones y en el sostén de pircas de piedra en los bordes. La ruta original fue modificando su traza debido a derrumbes y otros obstáculos, hasta llegar a su dibujo actual entre laderas y abras. “Era un viejo camino de caballos, un camino de herradura como se le dice a cualquier senda de caballos, lo mismo que ocurre desde Santa Ana a Valle Colorado. El caLas Yungas

174

Huella ANDINA DEL NORTE | JUJUY

mino es ancho y se ven las estructuras de piedra, pero sobre todo da la sensación de meterse en un amplio túnel cerrado por la vegetación. La ruta se generó en 1942, vinculada con la necesidad de mano de obra para el ingenio Ledesma, y tiene su punto más alto a 1.700 metros: ella es la que hizo que San Francisco, que no era siquiera un pueblo sino un asentamiento muy joven, fuera creciendo, mientras otros lugares como Alto Calilegua, que datan de tiempos prehispánicos, quedaron con apenas un puñadito de casas”, agrega Nicolás. Ese túnel vegetal del comienzo del sendero invita a apreciar el diverso entretejido de los árboles, las lianas, enredaderas, hongos, entre cantos de aves y zumbido de insectos: “Cuando la gente entra en la selva siente que se ahoga, pero acá es más amplio: sentís que la selva te va apretando de a poco”. En noviembre, el túnel se pone florido con los lapachos amarillos y rosados y los palos borrachos, que los pobladores llaman yuchán. A medida que se avanza, el camino va bajando en un zigzag pronunciado y se pasa de la selva montana a la pedemontana. Poco después de un mirador, cuando el camino se bifurca se toma a la izquierda y el susurro del agua parece invadir el ambiente: casi sin darse cuenta, se habrá llegado a una ventana en la vegetación donde se ve la unión de los arroyos Aguas Negras y Toldos. Un gran cauce que arrastra poco agua, pero donde se siente más frescura porque los arroyos son grandes reguladores térmicos en esta región donde el invierno apenas dura 20 o 25 días. “Cuando se llega aquí –recomienda Nicolás- hay que acercarse sutilmente al lecho del arroyo, porque es un lugar de paso que los animales usan para saciar su sed. Y aunque no siempre se los vea, sí están presentes a través de la gran cantidad de huellas que suelen quedar impresas en los márgenes arcillosos del arroyo. Como las del tapir, el gran mamífero sudamericano; las del simpático mayuato; algún gato montés y con suerte… el gran yaguareté”. El yaguareté -tigre u overo, como se lo llama localmente- es el gran animal de la región, el que concentra temores y suscita respeto con su solo nombre: “Un poblador que trabajó muchos años en Vialidad solía contar que su abuela decía que, cuando ruge el yaguareté, se caen hasta las hojas de los árboles. Se le tiene mucho respeto: de hecho muchos pobladores son incapaces de matar a un yaguareté porque les haya comido un ternero. Ellos son respetuosos del ‘monte’, como le dicen a la selva, y están convencidos de que el monte te va a cuidar.


SENDEROS DE ARGENTINA

Pero si cazás por cazar, el monte te hace confundir a tu compañero con un animal y causarle la muerte”, advierte Nicolás. Sólo el avance de la conservación puede lograr que el yaguareté no se convierta en un mito como el ucumar, el oso andino –cuya presencia está documentada en las selvas bolivianas- que en el Noroeste argentino mezcla leyenda y realidad. Su verdadera existencia en las yungas jujeñas está en duda: para algunos investigadores que rastrearon su existencia real, “el ucumar representa un ser sobrenatural, cuyo aspecto no siempre concuerda con el de oso, que protagoniza historias, generalmente oídas de terceros, sobre gritos escuchados en el bosque, piedras empujadas pendiente abajo, y personas secuestradas y atacadas”. “Hay gente que dice: ‘A mi abuelo lo raptó el ucumar; aquella mujer quedó embarazada del ucumar’… esa mala prensa debió haber contribuido a su desaparición”, concuerda Nicolás. Y de paso recuerda que en el Parque Nacional no todo es la huidiza gran fauna que todos sueñan ver: este es también el reino de los insectos, de los que se conoce apenas el 30 por ciento de las especies que pueblan en el mundo. Y una gran porción de esa riqueza está oculta entre la vegetación y los senderos de Calilegua. A partir del arroyo Aguas Negras, que acumula el agua de las lluvias estacionales y que la selva va soltando durante las estaciones secas del invierno y la primavera, comienza un largo recorrido bordeando el arroyo. El cauce del río tiene una vida dinámica, que invita a idear la manera de superar los distintos obstáculos que se van presentando: árboles caídos, derrumbes, cambios de curso del arroyo, grandes piedras. Es un paisaje anárquico, que cambia todos los veranos según va cambiando el paso del agua, y obliga a maximizar el sentido de la orientación. Antes de reanudar la senda que devolverá al caminante a la selva pedemontana, hay que estar alerta para percibir esa realidad que estalla en múltiples formas de vida y microhábitats, como las que se encuentran en la corteza de un laurel, un mato, un lapacho y los cientos de epífitas que se sostienen de ellos. La senda llega así a una peculiar laguna escondida entre el relieve y el sotobosque, un humedal poblado por una increíble red de raíces, lianas y ramas responsables de sostener los suelos, capturar la humedad de las nubes y amortiguar las lluvias torrenciales de la temporada estival. “La yunga –subraya Nicolás Ferrari- tiene lluvias estacionales de diciembre a marzo, y el resto del año no llueve. La selva es todo uno: el sotobosque,

la capa intermedia, las plantas epífitas, todo eso es lo que sostiene y acumula el agua. Esa ‘esponja’ va drenando lentamente el agua. Y si la selva es como un ambiente macro, cada árbol, cada liana es un ambiente en sí mismo, el ecosistema macro está lleno de microecosistemas”. Todo esto genera además un “efecto paraguas”: este efecto logra que el impacto de la lluvia no choque en forma directa contra el suelo y lo lave, erosionando el sostén del conjunto. Ya acercándose al final del sendero, una subida empinada lleva a un observatorio de aves, una suerte de mangrullo que permite ver la selva pedemontana desde arriba. Es un buen lugar para recordar el fenómeno de la “lluvia horizontal”: “A sólo 50 kilómetros en línea recta está la Quebrada, y ahí ya no llueve. Toda esta humedad viene del Atlántico y vuelve al Atlántico –dice el guardaparques- porque el agua que viene del océano choca con la serranía de Calilegua y entonces la selva muestra otra adaptación: capta la humedad en sus hojas, y aunque no llueva hay cien por ciento de humedad. La ‘lluvia horizontal’ es esa nube que pega y también aporta agua a la selva”. El sendero llega a su fin al recorrer la última y estrecha senda que devuelve a los caminantes al encuentro con la RP 83. Al cruzarla, un amplio balcón permite observar el río San Lorenzo, el monocultivo de caña de azúcar y la continuación de la selva. Es también un observatorio hacia el ambiente donde no sólo se revela la transición de la Puna a las yungas, sino también la transición entre las culturas colla y guaraní. “Ese contraste que produce salir de la Quebrada y meterse en la yunga, se da también en lo cultural entre los coyas y guaraníes. Los incas eran pueblos muy organizados, los guaraníes en cambio eran anárquicos. Esta serranía es el límite entre esas dos culturas: venís de los incas, de los cultivos en terrazas, y te metés en la cultura guaraní, que no necesitaba esa estructura porque eran cazadores recolectores. Las costumbres no son las mismas, las caras tampoco. Pero conviven bien porque hay mucho mestizaje”, concluye Nicolás. El mestizaje que no figura en los mapas pero que se vive todos los días, que quedó fijado en las fotos donde las cumbres áridas se volvieron una selva densa y se reveló en la timidez de una gente de montaña transformada en la cordialidad más abierta de los pueblos cercanos a la selva. La Huella Andina del Norte es el hilo invisible que une esas diferencias y las hace camino, un camino que -como todos- sólo se hace al andar.

HUELLA ANDINA DEL NORTE | JUJUY

175


ENTRE RíOS CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

huella ENTRERRIANA LITORAL

Desde Paraná, donde hasta el aire tiene sabor a río, hasta el Parque Nacional Predelta, con sus postales de irupés y monte de barranca: el itinerario que recorre los senderos entrerrianos hilvana, paso a paso, recuerdos de alemanes del Volga, de perdidas aldeas rurales, de sabores de antaño que reviven a la vera de las aguas caudalosas de la provincia. Es una huella de pescadores palanqueros, de canciones de cuna litoraleñas, de aves posadas en las silenciosas lápidas de antiguos cementerios. Una huella que tienta con la gastronomía que trajeron consigo los inmigrantes centroeuropeos, que invita a descansar en un viejo convento y a explorar sus senderos recónditos a pie, en tren o en bicicleta, sumergiéndose en las ondulaciones del paisaje como un elemento más de ese cuadro que se ve siempre igual y siempre cambiante. El camino tiene tierra, agua, aire; tiene los colores de la flora subtropical y el sonido de sus aves; tiene los ecos de una cultura donde el crisol de razas se hizo carne y echó raíces definitivas en su nuevo suelo. En su gente está el secreto de la huella: cada uno le da voz y rostro a este paisaje que se modela cada día por la fuerza de las aguas y lleva desde la capital provincial hasta el reino verde donde el monte se besa con el agua. Sólo hay que andar, seguir el rastro y dejarse se llevar, atentos a estrechar la mano hospitalaria, a escuchar las voces con que la naturaleza habla al oído atento del caminante, y a mirar las señales que grabó la historia en la tierra y en las aguas generosas del Litoral.

178

Huella entrerriana litoral | entre ríos


SENDEROS DE ARGENTINA

179


SENDEROS DE ARGENTINA

Ciudades de Cabecera Paraná por el norte y Diamante por el sur. Acceso por el norte: La ciudad de Paraná cuenta con una gran oferta de hotelería y gastronomía, y nos brindará la posibilidad de realizar variadas actividades durante nuestra estadía. El casco histórico en pleno centro, el Parque Nuevo, la Costanera Alta, Puerto Urquiza, el pintoresco Parque Urquiza, Puerto Nuevo y el Islote Curupí, donde los “Baqueanos del Río” realizan actividades culturales y excursiones. En Puerto Sánchez podremos compartir la vida del pescador artesanal, sus actividades y costumbres. La gastronomía de río es exquisita: empanadas de pescado frito a la holla negra, el dorado al carancheo y la boga despinada, entre otros. La música y la poesía entrerriana también caracterizan el barrio. Son parte de las muchas alternativas que ofrece la cuidad. El Complejo del Túnel tiene su lugar dentro de las actividades turísticas de la ciudad, con visitas guiadas y alojamiento. A pocos kilómetros se encuentra el Parque Escolar Rural Enrique Berduc -Reserva Natural Provincial- con actividades que incluyen avistaje de aves, senderismo, kayaks, y visitas nocturnas. Acceso por el sur: La antigua y pintoresca Diamante fue fundada en 1836, es una pequeña ciudad situada a la vera del Río Paraná conocida como Punta Gorda muy valorada por los antiguos navegantes del siglo XVIII ya que contaba con un puerto natural, excelentes recursos pesqueros y la posibilidad de proveerse de leña dura proveniente de sus bosques en galería. Podemos acceder a ésta a través de la ruta Provincial N° 11 por el norte desde Paraná, desde el sur a través del Puente Victoria que la une con la Cuidad de Rosario, o el complejo de puentes “Zarate Brazo Largo” que conecta con la provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

180

Huella entrerriana litoral | entre ríos


MAPA GENERAL

ENTRE RíOS HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

181


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 1 Distancia: 16,6 km Duración: 5 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 37m – 80m – 109m Ganancia y pérdida de elevación 86,5m – (-109m) Pendientes promedio de subida y bajada 1.2% – (-1%) Precauciones: Tránsito vehicular en caminos vecinales con baja frecuencia. Recomendamos parar en horas del mediodía, (de 12 a 15 horas) en lugares sombreados para hidratarse y consumir alimentos. Comience la caminata muy temprano. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente para insectos. Vianda (preferentemente frutas). En verano se recomienda usar manga larga para cubrirse del sol. Hay señal de celular.

Paraná - Aldea Brasilera

Descripción: Descripción: Un servicio regular de trenes conecta la ciudad de Paraná con Oro Verde, dando inicio a nuestra experiencia por Huella Entrerriana Litoral. Los trenes salen desde la terminal de Paraná ubicada Boulevard Racedo (Tel. (0343) 4840218 / 4840952). Lunes a Viernes en dos frecuencias 8.15hs. y 16:00hs. Nos deja en la Estación Oro Verde (Apeadero). Se recomienda consultar previamente la prestación del servicio. Otra forma de llegar: También podemos llegar a Oro Verde en colectivo urbano regular (líneas 6 y 15), desde el centro de la ciudad de Paraná, con frecuencia cada 30 minutos. Las líneas finalizan en el corazón de la Escuela Alberdi, donde comenzaremos a caminar. También existe la opción de bajarnos en la Estación de Tren para caminar por la senda pedestre hasta la Escuela Alberdi. Bajamos del tren en la Estación Oro Verde (apeadero) y comenzaremos a caminar por la senda pedestre que nos llevará al corazón de la Escuela Normal Rural “Juan Bautista Alberdi” donde se forman maestros rurales. Cuenta con paseos internos, un tajamar natural, un tambo y el Observatorio Astronómico. Podremos comprar por la mañana productos de campo de elaboración propia y observar el trabajo campero. Oro Verde ofrece también dentro de la ciudad el Paseo de Los Trenes, donde podremos conocer la historia del ferrocarril, vagones restaurados y un excelente restorán que funciona en un vagón, sin dudas un lugar pintoresco frente al Polideportivo Municipal. Desde la Escuela Alberdi seguiremos en dirección oeste, buscando una aproximación al río Paraná que alcanzaremos en la próxima etapa. La senda transcurre por caminos rurales que van dejando la urbanidad para adentrarnos en la campiña. La tranquilidad, el verde, las aves, los animales de campo, las praderas sembradas, las granjas conforman el paisaje durante este tramo. Los caminos son muy accesibles, abiertos, sin desniveles lo que hace que la dificultad sea baja. Al llegar a Aldea Brasilera podremos optar por alojarnos en la aldea, disfrutar de su gastronomía típica de los alemanes del Volga y conocer su cultura. La otra opción es continuar caminando 4 km más en dirección al Paraje La Virgen y pernoctar a mitad de camino en “La Balconada”. Dicho lugar cuenta con cabañas equipadas, quincho, senderos y mirador.

ALOJAMIENTO

182

CONEXIóN EN TREN

Huella entrerriana litoral | entre ríos

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

PROVEEDURÍA

ÁREA DE USO DIURNO

BICICLETAS

TREN


HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

183

ENTRE RíOS

ETAPA 1: Paraná - Aldea Brasilera


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 2 Distancia: 11 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación Min – Prom ��� Max 12m – 35m – 55m Ganancia y pérdida de elevación 110m – (-140m) Pendientes promedio de subida y bajada 2.1% – (-2.0%) Precauciones: Tránsito vehicular en caminos vecinales con baja frecuencia. Protegerse del sol sobre todo en horarios del mediodía. Recomendamos parar en horas del mediodía, (de 12 a 15 horas) en lugares sombreados, para hidratarse y consumir alimentos. Comience la caminata muy temprano. SI es alérgico a picaduras de insectos lleve antialérgicos. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente para insectos. Opcional: fruta o cereales. En verano se recomienda usar manga larga para cubrir brazos y piernas del sol, además del gorro y lentes. Hay señal de celular en el Paraje e intermitente durante el trayecto.

Aldea Brasilera - Paraje La Virgen Descripción: Continuaremos hacia el oeste buscando las barrancas del Paraná, partiendo desde la propia Aldea o desde “La Balconada” dependiendo de dónde nos hayamos alojado. Poco a poco iremos dejando la campiña y alternando con áreas de monte. La vegetación será más intensa a medida que nos acercamos al río Paraná. Se distinguen dos ambientes bien definidos: los campos sembrados en las lomadas sobre la barranca, y el bosque en galería entre la barranca y la rivera con árboles más frondosos (grandes ombúes, alisos, ceibos, espinillos, enredaderas, plumerillos). Podremos avistar fauna menor (cuises, liebres y zorritos). La presencia de aves se intensifica. Avistaremos aves rapaces e infinidad de especies durante el trayecto. El descenso de la barranca será de media dificultad, seguro, con sendas bien definidas. El sendero se traza sobre un nivel medio para caminar paralelo al Paraná en dirección sur. Desde allí las vistas son majestuosas. De un lado el río y del otro, la pared de barranca que llega a superar los 60 metros de altura. Acompañados de guías también existe la opción de ir pegados al río cuando su altura lo permite donde podrán apreciarse las huellas que dejó el mar mucho tiempo atrás. Llegando al Paraje, la barranca dibuja una hoya donde se forma una laguna, un lugar mágico. Al otro lado, comienzan los primeros caseríos. Casi 1,5 km de camino costero natural, separan el río de la barranca. Mientras caminamos, conoceremos sobre la vida del pescador artesanal y sus artes de pesca. Sus canoas van y vienen durante este trayecto al igual que grandes buques cargueros, barcazas y empujes que remontan el Paraná a metros de la orilla por donde pasa el canal. En el Paraje se rinde tributo a la Virgen María. Allí todos los 8 de diciembre llega la procesión desde las aldeas vecinas con ofrendas. Cuenta con lugares donde dormir y comer. Si avisamos previamente nuestra llegada siempre será mejor.

ALOJAMIENTO

184

Huella entrerriana litoral | entre ríos

RESTAURANTE

ÁREA DE USO DIURNO

PESCA CON PERMISO

NAVEGACIóN A MOTOR

TREN


ETAPA 2: Aldea Brasilera - Paraje La Virgen

ENTRE RíOS

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

185


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS

Desde Paraje la Virgen al Balneario Valle María

CONEXIóN NAUTICA

Descripción: Una vez arribados a Paraje La Virgen, esta cálida aldea nos invitará a quedarnos a descansar y hacer un alto en el camino. En este lugar podremos percibir la cultura del río, muy diferente a la de las colonias que se establecieron en los campos para desarrollar sus ancestrales actividades agrícolas allá arriba de la barranca. Aquí el río es el gran protagonista, con sus bosques en galería, la diversidad de plantas, animales y aves, nos sorprende tanta diferencia en tan estrecha distancia. El río tiene vida propia, diariamente los pescadores se sumergen en este universo de aguas marrones y camalotes, dominios de dorados, surubíes, bogas, bagres, parte de la enorme diversidad de especies que habitan bajo estas aguas. Le sugerimos un alto en alguno de los paradores de este paraje y disfrutar de la calidez de su gente, sus exquisitas empanadas de boga o surubí, y tal vez un dorado a la parrilla, mientras disfrutamos de la fresca sombra a la orillas del Paraná. Desde el paraje podemos solicitar un servicio de traslado para regresar a Paraná o contratar una lancha que nos acerque al “balneario Valle María”, cabecera de la próxima etapa. Este trayecto náutico nos permitirá navegar el Paraná aguas abajo, ver la barranca desde el río, la vida de rivera de Puerto Alvear, la brisa en la cara, seguramente podremos avistar algún biguá secando sus alas o ver en acción al martín pescador.

ALOJAMIENTO

186

RESTAURANTE

ÁREA DE USO DIURNO

PESCA CON PERMISO

NAVEGACIóN A MOTOR

Huella entrerriana litoral | entre ríos

PLAYA


ENTRE RíOS

CONEXIóN NAUTICA : Desde Paraje la Virgen -al Balneario Valle María

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

187


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 3 Distancia total: 9 km Duración: 3 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 9m – 37m – 59m Ganancia y pérdida de elevación 121m – (-72.5m) Pendientes promedio de subida y bajada 2.2% – (-1.8%) Precauciones: Prohibido nadar o meterse al río si el balneario no se encuentra habilitado. Protéjase del sol. Recomendamos parar en horas del mediodía (de 12 a 15 horas) en lugares sombreados, para hidratarse y consumir alimentos. Comience la caminata muy temprano. SI es alérgico a picaduras de insectos, lleve antialérgicos. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente para insectos. Vianda (preferentemente frutas). En verano se recomienda usar manga larga para cubrir brazos y piernas, cuídese del Sol. Hay señal de celular, sobre todo arriba de la barranca.

Balneario Valle María Casa de Retiro Stella Maris Descripción: El Balneario Valle María cuenta con una extensa playa de arena, servicios varios que incluyen camping, cabañas y restorán para quienes inicien la Huella Entrerriana Litoral desde aquí o vengan del Paraje la Virgen. Desde este punto, emprenderemos viaje hacia el norte, como regresando, buscando el lugar preciso para lograr el acenso de la barranca que cobija el balneario. Nos adentraremos en una zona de humedal, al borde del paredón de tierra. Podremos contemplar variedad de aves lacustres (garzas: moras, blancas, brujas y azules), gallitos del agua, pollonas, chiflones, cuervillos, patos y con suerte algún tero real. Las vistas son muy particulares. Iremos ascendiendo por una quebrada y arribaremos al Mirador del Paraná. Allí tenemos la opción de disfrutar un día de campo, de la picada de salamines, quesos y pan casero, del asador criollo. En los fines de semana o avisando previamente nuestra llegada, podremos ser parte de la peña, donde predomina la música de los alemanes del Volga, donde el destino quiso que se entrevere la Polka y la Chamarrita. Continuaremos por la senda de caminos rurales, calzadas, y tímidamente aparece la campiña. Al bajar la lomada, nos encontramos con la Casa de Retiro “Stella Maris” donde podremos dormir, alimentarnos, realizar visitas guiadas al otrora convento y contemplar un atardecer soñado. A quienes no disfrutaron el día de campo, seguramente les queda tiempo para un opcional: Colonia San Francisco -Puerto Alvear-, aldeas de campo donde podemos visitar un Cementerio Antiguo, la primer Escuela Alemana, el Bar Monte Carlo, las Heráldicas y parroquia.

ALOJAMIENTO

188

Huella entrerriana litoral | entre ríos

RESTAURANTE

ÁREA DE USO DIURNO

NAVEGACIóN A MOTOR

PLAYA


ENTRE RíOS

ETAPA 3: Balneario Valle María - Casa de Retiro Stella Maris

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

189


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 4 Distancia total: 17,7 km Duración: 6 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 16m – 43m – 76m Ganancia y pérdida de elevación 179m – (-179m) Pendientes promedio de subida y bajada 1.9% – (-1.9%) Precauciones: Durante el verano debemos considerar protegernos del sol sobre todo en horario del mediodía. Durante el invierno recomendamos salir después de las 9hs y en verano comenzar la jornada con el alba. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente para insectos. Opcional: fruta o cereales. En verano se recomienda usar manga larga para cubrir brazos y piernas, además del gorro y lentes para cuidarse del sol. Hay buena señal de celular durante el trayecto.

Casa de Retiro Stella Maris - Diamante Descripción: Luego del desayuno en Stella Maris, caminaremos en dirección este, para cruzar al otro lado de la Ruta N° 11, donde conoceremos una típica aldea de campo situada entre las tierras más ricas y provechosas de la provincia. La senda nos guía por sembradíos, calzadas, vistas de los valles que conforman las lomadas de la cuchilla de Montiel, en su extremo final sur. Llegaremos a Aldea Protestante donde el campo encuentra trazos de urbanidad. Podemos allí apreciar el trabajo artesanal en cueros, tientos, metales, astas, en finos recados, artes de la jineteada como la bota de potro, las rastras, sombreros y cuchillería de calidad. La cultura de los alemanes del Volga se hace evidente. Podremos aprovechar para un alto y degustar gastronomía típica. Empanadas caseras o pirok, y una gran variedad de dulces, licores, chocolates, torta rusa, ó los tradicionales krepel que podemos acompañar con el té o con unos buenos mates para el que gusta. Pasaremos por el corazón de la Aldea, y volveremos al camino vecinal. Saliendo de la Aldea, pasaremos por puentes sobre un tributario del arroyo La Ensenada. Unos 4 km nos separan de la Ruta Nº 11, por donde orillamos unos 800 metros hasta llegar a Strobel, una localidad que nació con el tren, y las necesidades de entonces en los puertos cerealeros del interior. Caminaremos por la pequeña ciudad, por entre sus vías, un parque que recrea la vida del ferroviario con grandes y coloridas locomotoras . Pasaremos por la vieja aceitera y depósitos de granos. Las mismas vías nos llevan al Puerto de Diamante, pasando por La Ensenada, un área de humedales incluida en una propuesta de sitio Ramsar. Diamante es una localidad turística y cuenta con todos los servicios: alojamiento, camping, gastronomía, eventos múltiples, edificios de valor arquitectónico, y el Museo del Dr. Liotta diamantino distinguido inventor del primer corazón artificial.

ALOJAMIENTO

190

Huella entrerriana litoral | entre ríos

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

EXCURSIONES EN LANCHA

INFORMACIÓN

NAVEGACIóN A MOTOR

PLAYA


ETAPA 4: Casa de Retiro Stella Maris - Diamante

ENTRE RíOS

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

191


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 5 Distancia total: 8,6 km Duración: 2,5 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 18m – 55m – 82m Ganancia y pérdida de elevación 110m – (-81m) Pendientes promedio de subida y bajada 2.0% – (-2.6%) Precauciones:Durante el verano debemos considerar protegernos del sol sobre todo en horario del mediodía. Durante el invierno recomendamos salir después de las 9hs y en verano comenzar la jornada con el alba. Atención personas alérgicas a picaduras de abejas o avispas ya que podemos encontrarnos con estos insectos sobre todo en época estival. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente de insectos. Opcional: fruta o cereales.Se recomienda usar manga larga para cubrir brazos y piernas. Hay señal de celular hasta la Azotea, luego es mala la señal y prácticamente nula en el Parque Nacional Predelta. Prever transporte de regreso a Diamante distante 8 km.

Diamante - Parque Nacional Pre Delta Descripción: Este último tramo nos llevará al Parque Nacional Predelta, objetivo principal de la Huella Entrerriana Litoral. Partiremos del Paseo de la Rivera, lindero con el Puerto de Diamante. Desde allí podremos contemplar el Cristo Pescador implantado en la altura de la Barranca. Pasaremos por el barrio de pescadores, paralelo al río Paraná, caminando por el borde costero. Nos encontraremos con canoas y embarcaciones menores que arriban con los frutos de río durante la mañana. Nos acercaremos a Punta Gorda, sitio histórico donde las tropas de Urquiza cruzaron a caballo el Río Paraná. Continuaremos 3 km con rumbo sur hasta el Paraje la Azotea, donde da comienzo el arroyo del mismo nombre. Allí contemplamos un viejo barco ganadero encallado emblema del paraje donde tiempo atrás se hacía el “azote” de ganado. Desde este punto restan unos 5 km al Parque, donde nos iremos internando en un bosque en galería. Caminaremos bordeando el arroyo con linda vista, aguas tranquilas, el cantar de las aves. Palomas, loros, carpinteros, tordos músicos y zorzales entre los más bullangueros. Separándonos del curso de agua la senda avanzará por la selva en galería, un paisaje típico entrerriano donde las sombras y la humedad marcan presencia. Prevalecen los sonidos, los olores, el suelo cubierto de hojas y cortezas. Enredaderas, alisos, sauces, ombúes, efedras, helechos, claveles del aire, y las cortaderas o pajonales se distinguen. Atravesamos un albardón como por un túnel y comenzamos a subir un viejo cauce que nos conduce a un pequeño cañón conformado por piedras. Se ven cuevas de tatú y de lagartos. Si caminamos con cautela podremos avistar carpinchos y otros animales de monte como los coipos. Salimos del bosque y repentinamente aparece la luz, caminando por una lomada emprenderemos el último tramo que nos deja en la portada del Parque. Dentro del área natural podremos recorrer senderos, visitar lagunas, miradores, las lagunas del Irupé, observa fauna y flora acompañados por los guardaparques o por guías habilitados. Se pueden realizar paseos náuticos por el arroyo La Azotea para conocer el ecosistema acuático y excursiones en búsqueda de la Flor del Irupé. El Parque es una de las 8 áreas de importancia para la conservación de aves de Entre Ríos (AICAs) y cuenta con área de servicio, camping, mesas y un Centro de Interpretación. Cuenta con Paseos Náuticos. Parque Nacional Predelta ofrece también la posibilidad de regresar en bicicleta a Diamante o a través de un transporte no regular. Son parte de las actividades que podremos vivenciar en las inmediaciones de esta ciudad.

ALOJAMIENTO

192

Huella entrerriana litoral | entre ríos

ÓMNIBUS

RESTAURANTE

EXCURSIONES EN LANCHA

INFORMACIÓN

PROVEEDURÍA

MIRADOR


ETAPA 5: Diamante - Parque Nacional Pre Delta

ENTRE RíOS

SENDEROS DE ARGENTINA

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

193


SENDEROS DE ARGENTINA

LA HUELLA ENTRERRIANA EN BICICLETA

DESCRIPCIóN: Huella Entrerriana Litoral es el primer sendero de largo recorrido que, en el marco del Programa Senderos de Argentina, incorpora una alternativa de cicloturismo. Nuestra propuesta está dirigida al usuario común, sin un gran nivel de preparación pero con ganas de conocer y experimentar las ventajas de realizar turismo desde una bicicleta. En este sentido esta región de la provincia es privilegiada ya que presenta una variedad de servicios a lo largo de la traza que nos permitirá hacer la distancia que queramos, recorrer y detenernos donde nos guste. Hemos tomado como final sugerido de la primera jornada la Casa de Retiro Stella Maris, cuyas características, atmósfera interior y la calidad de sus comidas (a un precio accesible), inevitablemente nos remiten al camino de Santiago de Compostela. Como consejo le podemos decir que no pase de largo por las aldeas y pequeños parajes, deténgase, mézclese con su gente, dese la oportunidad de sumergirse en el mundo de las colonias Alemanas descendientes de la inmigración proveniente del Volga y de los pescadores del río: dos mundos tan distintos y sin embargo tan cercanos, con mucha identidad en sus comidas típicas, su música y su idiosincrasia. Esperamos que disfrute de esta experiencia inolvidable donde tendrá la oportunidad de conocer a los protagonistas genuinos del sendero, sus pobladores.

194

Huella entrerriana litoral | entre ríos


PROPUESTA PARA CICLOTURISMO

ENTRE RíOS HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

195


SENDEROS DE ARGENTINA

EN BICICLETA

ENTRE RíOS ETAPA 1 Distancia: 55 km Duración: 5 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 29m – 67m – 113m Ganancia y pérdida de elevación 212m – (-237m) Pendientes promedio de subida y bajada 0.8% – (-0.7%) Precauciones: Llevar inflador, parches, llaves de desarmado, luces de bicicleta, trasera y delantera, Caminos vecinales con tránsito vehicular, aunque en baja frecuencia. Protegerse del sol. Hidratarse bien. Durante el invierno recomendamos salir después de las 9hs por neblinas, en verano comenzar la jornada con el alba Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, casco, lentes, guantes de mtb, luces o linterna frontal. protector solar, repelente de insectos. Vianda (preferentemente frutas, barra de cereales, dulces). Rompevientos y abrigo liviano para cuando no pedaleamos. Se recomienda usar calzas y remeras de ciclista. Llevar ropa de recambio.

196

Oro Verde Casa de Retiro Stella Maris Descripción: Bajaremos del tren en la Estación Oro Verde, un último vistazo y chequeo de la bicicleta, nos pondremos el casco y los lentes y nos entregaremos a las primeras pedaleadas, la bicis se sienten bien. Una bici senda nos conducirá al corazón de la Escuela Normal Rural “Juan Bautista Alberdi” donde se forman maestros rurales. Ingresaremos a través de la senda acompañada de una añosa arboleda que forma una gran galería. Descubriremos que la escuela cuenta con varios paseos internos que en minutos podremos recorrer dentro del predio, también aprovechar para comprar por la mañana algún producto de campo de elaboración propia y detenernos a observar el trabajo campero. Ya saliendo nos encontraremos con un tajamar, una laguna cubierta de vegetación llena de aves acuáticas, coipos y tortugas. Continuando hacia el sur se abre camino el campo, sus plantaciones. Nos invade el verde, los aromas, fragancias nuevas, el aire puro nos agiliza. Los caminos rurales nos llevaran a la primera aldea rural, Tezanos Pinto, por donde también pasa el tren. Siguiendo las marcas a través de los caminos vecinales llegaremos al cruce con la Ruta Provincial N° 11, a nuestra derecha se encuentra cercano el puente del arroyo Salto, límite de Colonia Ensayo. Cruzando la ruta entraremos en Aldea Brasilera donde podremos disfrutar de un descanso y de la gastronomía típica de los alemanes del Volga con su excelente cerveza artesanal. Continuando hacia el oeste, buscando la barranca a cuyos pies pasa el majestuoso Paraná. Llegaremos a un barrio privado, tomaremos a la izquierda, hacia el sur, paralelos a la barranca para dirigirnos hacia el Paraje La Virgen, es recomendable entrar para hacer contacto con el río y sus habitantes, en el paraje hay servicios de hospedaje y comidas así como la posibilidad de algún paseo náutico o salida de pesca. La vista es inconmensurable. Siguiendo hacia el sur, saldremos del paraje para dirigirnos a Puerto Alvear, donde podemos parar en algún complejo de cabañas o seguir viaje pasando por el pequeño cementerio de San Francisco donde podremos apreciar pequeñas réplicas de iglesias famosas donde reposan las lechuzas. En la esquina del mismo tomaremos dirección sur, para luego doblar a la izquierda, en dirección este para llegar a la Casa de Retiro Stella Maris. Cuenta con un pequeño museo interior y una excelente vista de la campiña, donde tendremos la posibilidad de ver el atardecer dorado en los campos circundantes.

Huella entrerriana litoral | entre ríos


SENDEROS DE ARGENTINA

ENTRE RíOS ETAPA 2 Distancia: 35,3 km Duración: 3 hs Dificultad: Elevación min – prom – max 61m – 41m – 77m Ganancia y pérdida de elevación 280m – (-237m) Pendientes promedio de subida y bajada 0.8% – (-0.7%) Precauciones: Llevar inflador, parches, llaves de desarmado, luces de bicicleta, trasera y delantera, Caminos vecinales con tránsito vehicular, aunque en baja frecuencia. Protegerse del sol. Hidratarse bien. Durante el invierno recomendamos salir después de las 9hs por neblinas, en verano comenzar la jornada con el alba Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar, repelente de insectos. Vianda (preferentemente frutas, barra de cereales, dulces). Abrigo extra para cuando no pedaleamos. En verano se recomienda usar manga larga para cubrir brazos y piernas, además del gorro y lentes. En invierno protegernos del viento con campera aislante (rompe vientos).

Casa de Retiro Stella Maris Parque Nacional Pre Delta Descripción: Luego de un buen desayuno en Stella Maris, continuaremos camino siguiendo las marcas hacia el este, a 1 km cruzaremos nuevamente la Ruta 11 Nº siguiendo 2 km más. Tomaremos a la derecha otros 2 km hasta llegar a Aldea Protestante, típica aldea de campo situada entre las tierras más ricas y provechosas de la provincia. Hasta el momento habremos transitado a través de campos sembrados, por caminos vecinales, admirando el trazo sur de las cuchillas entrerrianas. En Aldea Protestante, podremos aprovechar para hacer un alto en el camino, una recorrida por el pueblo nos permite vislumbrar algo de la cultura de los alemanes del Volga y, tal vez, degustar alguna de sus propuestas de gastronomía típicas: pirok, una gran variedad de dulces, licores, chocolates, torta rusa, ó los tradicionales krepel que podemos acompañar con el té o con unos buenos mates. La talabartería y cuchillería de calidad tiene su exponente en el pueblo, vale la pena darse una vuelta por el taller donde se fabrican estas artesanías. Continuando, despedimos la Aldea para volver al camino vecinal. Saliendo hacia el sur, pasaremos por puentes sobre un tributario del arroyo La Ensenada. Unos 4 km nos separan de la Ruta Nº 11, por donde orillamos unos 1000 metros para tomar la entrada a Strobel, una localidad que nació con el tren. Atravesaremos el viejo parque ferroviario siempre en dirección al río. Pasaremos por la vieja aceitera y depósitos de granos. Las mismas vías nos llevarán al Puerto de Diamante, pasando por La Ensenada, un área de humedales. En minutos llegaremos a Diamante, una localidad turística que cuenta con todos los servicios: alojamiento, camping, gastronomía, eventos múltiples, edificios de valor arquitectónico y el Museo del Dr. Liotta, diamantino distinguido inventor del primer corazón artificial. Este es un buen lugar donde hacer un alto en el camino para almorzar y dejar pasar las horas de mayor calor en alguno de los locales que balconean al río. Posteriormente seguiremos orillando el río por una calle de tierra que hace de camino costero, pasaremos delante del imponente Cristo Pescador con dirección al paraje La Azotea, el camino ahora cambia de dirección dejando el río y subiendo la barranca, la subida es fuerte pero corta, aquí podremos bajarnos de la bicicleta y caminar un poco, una vez arriba de la barranca, continuaremos hasta cortar el camino pavimentado de acceso al Parque Nacional Pre Delta, tomaremos a la derecha hasta llegar a la portada donde ingresaremos al Parque. El Parque Nacional Pre Delta cuenta con un interesante centro de visitantes y propone varios senderos interpretativos y temáticos que vale la pena recorrer, podremos observar una rica y confianzuda avifauna, infinidad de huellas de mamíferos en las sendas y hasta la posibilidad de una excursión náutica por el corazón de las islas. Ya de regreso a Diamante, solo nos restarán unos 8 km hasta el pueblo, lugar donde finalizará nuestra travesía. HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

197


SENDEROS DE ARGENTINA

7 días - 6 noches o dos bloques de 4 días / 3 noches

Experiencia: Donde gobierna la flor; donde el río nunca regaló el color. Por Graciela Cutuli Una ciudad, un río Paraná tiene nombre de río. El sexto río de llanura más importante del mundo; el río que arrastra su color león desde aguas arriba para llevar vida aguas abajo sin medir kilómetros en su generosa entrega; el río que no conoce de límites sino sólo de aguas caudalosas y orillas brillantes de monte y selva. Paraná, la ciudad y su río, son el punto de partida de la Huella Entrerriana Litoral, el sendero de largo recorrido por el oeste entrerriano que, después de casi cincuenta kilómetros, desemboca en Diamante y el Parque Nacional Predelta. En esos kilómetros se encierra un mundo: el de la vida urbana de una capital provincial; el de las aldeas fundadas por inmigrantes que unieron a sus tradiciones de origen alemán el arraigo en una nueva tierra; el de la riqueza silvestre que estalla en el Parque Nacional. Para descubrir ese mundo hay que caminarlo, y para caminarlo hay que empezar abriendo los ojos en Paraná, la ciudad, frente a Paraná, el río. De parque a parque El Parque Urquiza, un paisaje natural protegido que rodea la barranca del Paraná, es el símbolo de esta ciudad verde que en los últimos tiempos logró recuperar su borde costero para devolver a la gente –que por aquí camina, corre, anda en roller o en bicicleta- el uso de los espacios públicos. Sus niveles –Costanera Alta, Media y Baja- se conectan por senderos y escaleras internas, a la sombra de palos borrachos, lapachos, jacarandás, ceibos y otros árboles que hacen de la primavera una explosión de color. Bajo la vida de hoy el ayer sigue presente: se ven aún sobre las callecitas empedradas cercanas al borde costero las vías de los ferrocarriles con que se sacaban los granos al puerto, un anticipo de esa presencia del tren que será constante a lo largo de la Huella Entrerriana.

198

Huella entrerriana litoral | entre ríos

Hay muchas formas de recorrer Paraná, una ciudad clave en la historia argentina: museos, palacios públicos y antiguas escuelas conforman un recorrido vinculado a los primeros pasos de una nación en formación, a mediados del siglo XIX. Pero cuando la mirada se pone en la vida cotidiana y la vinculación de su gente con el río, el panorama se completa con la profundidad de la “pequeña historia” que discretamente, día a día, va construyendo aquella historia grande que se relata en los libros. Puerto Sánchez, el barrio de los pescadores de Paraná, es uno de los lugares donde descubrir esa historia, contada casita a casita sobre la barranca, desde donde parten los pescadores a colocar los espineles en el río. Mejor aún si es de martes a jueves, los días de mayor actividad: en los pequeños puestos de venta de pescado fresco, recién sacado del río, las cuchillas van y vienen despinando y fileteando bogas, dorados, surubíes, moncholos, armados. A cada especie –de escama o de piel- su receta y su secreto, que se va compartiendo puesto a puesto: el paladar entrenado sabrá distinguir rápido entre una milanesa de surubí y una de patí; una empanada de armado o una de tararira. El caminante novicio en pescado de río tiene aquí entonces el mejor lugar para empezar el camino del conocedor, probando las deliciosas empanadas que vende Edgardo, crocantes y recién fritas en grasa, a base de boga, dorado, pimiento verde y rojo, cebolla y cebolla de verdeo. Pero Puerto Sánchez, además, es un hito en la vida paranaense tocado por la varita musical que atraviesa mágicamente nuestro litoral. “Se despierta Puerto Sánchez / en mi Paraná / la canoa pescadora / se deja llevar / un murmullo palanquero / un lento matear/ un gurí descalzo juega / con arena nada más”, dice la canción del poeta y músico Jorge Méndez. Sus versos traen ecos de otros acordes célebres: son los de la “Canción de cuna costera” de Linares Cardozo: “Noche calma sobre el río / sueño trabajo y querer / ahí va el pescador curtido / recogiendo el espinel. /


SENDEROS DE ARGENTINA

Allá en el rancho la madre / mece con tierna emoción / una cunita de sauce / entonando esta canción. / El niño ya se ha dormido / la luna salió a mirar / hamacándose en las aguas / por entre el camalotal. / La brisa juega y el canto / parece que viene y va / el eco oscuro se pierde / por el río Paraná.” Aquella madre de la canción es doña Dominga Ayala, que vive aquí mismo en Puerto Sánchez y es la memoria viva de los tiempos en que el caserío era sobre todo una zona de gente segregada, sin calles, donde se reunía la gente que cazaba animales, que traía las varas de sauce y paja de las orillas, donde se vendían pieles y plumas destinadas a relucir en los teatros de una lejana Buenos Aires. Y estaba, claro, también la pesca, aunque no fuera entonces tan importante porque no había cadena de frío y sólo se podía consumir el producto del día que traía a cuestas el pescador palanquero. Dominga tenía 22 años cuando Linares escribió su canción de cuna, y aquel gurisito hoy es un hombre hecho y derecho que mira desde las fotos en las paredes de su casa, construida sobre la zona aún firme de la barranca. En otras imágenes están Jorge Méndez, el zurdo Martínez, los Hermanos Cuesta, Víctor Velázquez, Hugo Díaz: una lleva a la otra, y todas desembocan en una anécdota. “Vine acá –recuerda Dominga con intacta frescura- en el año 40. Y voy a cumplir 83. Cuando vine, en esta zona se vendía corte de rancho, madera, paja, todo lo que viniera de la isla. Todavía existen árboles plantados por los viejos pobladores, pero todo está en constante cambio. Pensar que vinimos, en una

canoa precaria, doce personas con remo y botador, desde Colón... Los conozco a todos y he sido hasta partera de algunos gurises, he tenido la guarda de algunos niños del lugar. Aquí nos la pasamos luchando contra el terraplén, cada vez que crecía el río teníamos que ver cómo llevarnos las cosas para que no se perdiera todo en la creciente. Aquí el costero, la gente de la costa, tiene la creciente grabada a fuego”. No muy lejos de la casa de Dominga está la pescadería de Alejandro, con sus racimos de pescado fresco recién capturado con trasmallo y por arrastre. A cada variedad su método. A cada una su secreto, escrito desde hace generaciones en la sangre de los pescadores, criados en la isla desde antes de tener uso de razón, custodios de una vida que se resiste a desaparecer. Don Carlos, el padre de Alejandro, fue pescador toda la vida. Dice que ya no quiere saber más nada, pero el recuerdo está a flor de piel: “Yo pesqué toda mi vida, mi papá me cargaba en la popa de la canoa y yo me despertaba ya en la isla. A los 11 años ya me quedaba solo, y lloraba porque te vienen todos los fantasmas... Los árboles que se mueven son los fantasmas del chico. Yo lloraba y lloraba, pero al otro día vi que los fantasmas seguían ahí, y eran los árboles. Y así al final salí a pescar”. “Antes, si eras pescador, tenías que salir y traer. Si en la noche no sacabas nada, salías al amanecer. Si amanecía y no sacabas, volvías a salir. Había que traer. A mí me tocó muchas veces ver cómo comían mis hijos y y mirar nomás. El acopiador te pagaba por pieza: cinco sábalos, cinco armados, y algún dorado

Puerto Sanchez

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

199


SENDEROS DE ARGENTINA

si había. No podía andar con nadie, tenía que andar solo, porque no había nada para repartir”, agrega don Carlos, entre anécdotas de los tiempos en que pescaba pacúes con su padre, las manos y los pies siempre en el agua, la vida infantil ya entregada al abrazo estrecho del río. Verde y a caminar Hacia el norte, es posible prolongar la Huella Entrerriana Litoral hasta el Parque Escolar-Rural Enrique Berduc, a unos 25 kilómetros de la capital provincial y accesible desde Paraná en transporte público, en bicicleta o a pie. El parque es viejo conocido de los trekkers y kayakistas que caminan sus senderos o se suman a las travesías náuticas por el arroyo Las Conchas. Un camino de ripio desemboca en la reserva General San Martín, que forma parte del conjunto. Tres senderos –uno de los cuales sigue el arroyo- parten desde aquí para explorar una zona que lleva apenas dos décadas como área protegida. Aquí abundan la ephedra, una planta medicinal nativa que se ve en toda la Huella Entrerriana y está en el origen del estimulante efedrina; los quebrachillos, no tan comunes en Entre Ríos pero sí en este parque; y también los guayabos, árboles que hasta el más inexperto pronto puede reconocer: como el arrayán, son de la familia de las mirtáceas, y como el arrayán se distinguen por su color canela y el tronco frío al tacto. Como cerrando un círculo, volveremos a verlos al final del recorrido, en el Parque Nacional Predelta. También están las especies exóticas, entre ellas la invasora acacia negra de grandes espinas, cuya semilla se disemina con facilidad en las zonas bajas y los arroyos. En uno de esos tres caminos –conocido como el Sendero de los Guayabos- se encontraron restos de cerámica guaranítica y de otras culturas que vivieron en la región: no es pura coincidencia que el nombre local guaraní signifique “el camino donde se cruza la gente”. “El que donó esto –cuenta Alfredo Berduc, mientras imita con maestría el canto de un picapalo colorado, especie más típica de la selva misionera que también se avista en esta región- fue tío bisabuelo mío. Había nacido en Paraná en 1854 y llegó a ser ministro de Hacienda de la Nación. A partir de la muerte de su esposa comenzó su obra filantrópi-

200

Huella entrerriana litoral | entre ríos

ca, como la donación de estos terrenos: fueron 600 hectáreas destinadas a un parque escolar con fines de conservación donde debían crearse escuelas. La donación abarcó, además, muchas más tierras en la región”. Un número basta para dar cuenta de la biodiversidad que encierra este ambiente de barranca y de bosquecito en galería: en el parque fueron registradas más de 210 especies de aves, sobre las mil que hay en todo el país. Entre muchas otras, casi sin esfuerzo se ven y se oyen los pepiteros de collar, las chocas y los chororó, que el ojo entrenado distingue rápidamente entre los ramajes. Y además están las plantas, como agrega Alfredo Berduc: “El naturalista suizo Moisés Bertoni, que trabajó en las costas del Paraná, cuenta que después de la conquista en apenas 20 o 30 años los guaraníes les habían hallado propiedades medicinales a las plantas que trajeron los europeos, y que ellos no habían descubierto en miles de años. La relación del guaraní con las plantas y la naturaleza es increíble, basta pensar que el guaraní se considera el tercer idioma del mundo en materia de denominación científica, y que tiene desde antes de Linneo la típica nomenclatura binomial de las ciencias: como ‘aguará-guazú’ o ‘ibirá-pitá’, una denominación que recuerda el ‘nombre y apellido’ de las especies tal como estableció el científico sueco, al estilo de ‘homo sapiens’”. Paso a paso, el sendero desemboca en la playa de arenas finas del arroyo Las Conchas. Un lugar singular porque aquí se puede realizar un avistaje inédito: el de los peces de río, visibles a flor de superficie gracias a la transparencia y quietud del agua. Ahí están, como sombras que pasan rápidas para jugar a la adivinanza con los reflejos del sol y el agua, los dorados de brillante silueta y los sábalos, que se ven comer más pegados al fondo y son una especie comercial muy buscada para la exportación. Y que además resultan clave porque son el alimento de todas las especies migratorias del Paraná Central: sin sábalo, no hay comida, de modo que el riesgo de su sobreexplotación es la disminución también de las otras variedades por la falta de alimento. En otras palabras, cada eslabón es importante para que no se rompa la cadena natural. Y por la noche, cuando sábalos y dorados ya no son visibles bajo el agua, en la zona del arroyo se puede realizar también un trekking para avistar búhos y fauna de hábitos nocturnos.


SENDEROS DE ARGENTINA

Paraná, agua e islas La Huella Entrerriana Litoral se recorre a pie para sentir la firmeza de su tierra cubierta de monte y selva; se pedalea en bicicleta para desandar los kilómetros desde la perspectiva veloz que imponen las dos ruedas; se conoce en tren para sentir en el traqueteo de esos rieles la recuperación de un transporte que fue siempre punta de lanza de intercambio y colonización. Pero cuando se habla de Litoral el camino que nunca falta es el que está hecho de agua: por eso, durante la etapa en Paraná hay que acercarse al muelle, donde Luis “Cosita” Romero y sus Baqueanos de Río invitan a sentir una experiencia de turismo educativo y cultural. No hay que dejarse engañar por la discreción del personaje: “Cosita” Romero es un guía de lujo. Años atrás, cuando la construcción de represas amenazaba el Paraná medio, su alma de pescador pudo más y encabezó una protesta que unió a remo, desde Yacyretá hasta Paraná, ese tramo de río libre que como tal soñaba que debía quedar. En esos cientos de kilómetros reunió miles de firmas, y esos miles de firmas lograron una efervescencia en defensa del río que se concre-

tó finalmente en una ley antirrepresas. Así “Cosita” Romero se convirtió en el abanderado del Paraná, y cada 25 de septiembre se conmemora en la provincia el Día de los Ríos Libres. Hoy todavía –asegura- “hay muchos pueblos en pie de guerra para defender los ríos”, entre ellos este grupo de baqueanos, formado por unas 15 personas, que organizan visitas educativas al islote Curupí. El islote, que es área protegida, se hizo para contener las olas del Paraná durante las tormentas y evitar el deterioro de los barcos y el muelle. El río Paraná, a diferencia del Uruguay, no tiene bancos de arena: es profundo y no se encuentran grandes extensiones de arena, que sólo afloran cuando el río está muy bajo. Por lo tanto “se hundió chatarra y un barco viejo, y se fue formando el banco. Las crecientes acumularon arcilla y fue beneficioso para el puerto, porque las tormentas ya no afectaban. Cuando el islote no existía había que dragar cada dos o tres años: en cambio, al aparecer el Curupí el río ganó velocidad sobre el puerto, evitando la acumulación de sedimento”, explica Romero entre mate y mate. “Lo primero que se fue arraigando fueron los sauces, blanco, colorado y moro. Hoy conviven con alisos, sangre de drago,

Garza Mora

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

201


SENDEROS DE ARGENTINA

salvia, canutillo y otras especies. Pero a lo que hay que prestar más atención es al color del río, ese color marrón debido a la arcilla que viene del norte. Cuando llueve en la precordillera, se lavan los cerros, y el Paraná toma este color de las aguas que vienen del río Paraguay. Gracias a eso tenemos el Delta: si el río no tuviera sedimentos no se formaría este gigantesco ecosistema. Estos sedimentos llegan al Río de la Plata y de allí desembocan en el océano: esto sostiene la cadena trófica del Atlántico”. Porque los humedales tienen alta concentración de vida, y sobre el río Paraná vive más de la mitad de la población de la Argentina. Poco después, cuando señala los mogotes –las enredaderas que se trepan y cubren de vegetación troncos y palos en el monte- vuelve el recuerdo de aquellos “fantasmas” que asustaban a los niños isleros en sus primeros días enfrentados a la pesca: “Del lado norte –observa- siempre tienen un desarrollo muy importante, de modo que son una referencia natural del norte y el sur. También los árboles funcionan como brújula, ya que el tronco que mira hacia el norte es más claro, mientras el lado que mira al sur es más oscuro o con musgo”. No es la única orientación de la naturaleza: las arañas tejen sus telas de este a oeste, y se ponen con la panza mirando al norte, porque si no al soplar el viento sur serían expulsadas de la tela. De regreso en Paraná, la lancha vuelve al muelle, y el visitante a poner los pies en la tierra, sintiendo por un tiempo todavía el vaivén con que el agua acuna a quienes empiezan a entenderla. Y quien haya navegado sobre las aguas del ancho río ya no podrá olvidar su rumor caudaloso arrastrando los camalotes corriente abajo, mientras lleva consigo el color y el calor de la vida. Oro Verde, trenes y estrellas Diez kilómetros al sur de Paraná, la Huella Entrerriana Litoral tiene etapa en la aldea de Oro Verde, conocida como la “ciudad universitaria” porque allí se encuentran sedes de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) y la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), además de la histórica Escuela Alberdi. El tramo entre la capital provincial y Oro Verde se puede recorrer a pie por un camino vecinal en desuso, el Camino del Ejército; en bicicleta o en tren, excelente introducción para adentrarse en la historia ferroviaria de la localidad, y profundizarla luego en el Paseo de

202

Huella entrerriana litoral | entre ríos

los Trenes, que integra toda una zona de deportes y recreación municipales. El diseño del complejo, a cargo de Fabio Bonell, busca emular la arquitectura de una estación de trenes, con una pérgola central visible desde todo el conjunto y pensada para la presentación de distintos espectáculos. El centro de interés está en el vagón cocina y el vagón restaurante, restaurado a partir de una formación de época que conserva algunas joyas de época como el vajillero original. Aquí se creó una marquesina que revive la imagen de una vieja estación, y se proyecta la creación de un vagónpatio cervecero: en el futuro el complejo se integrará al programa Sabores Entrerrianos, que trabaja en el desarrollo de una propuesta gastronómica unificada de toda la provincia. Otro de los vagones, a su vez, tendrá pastelería/heladería, y habrá un espacio para artesanos. Oro Verde tiene un Jardín Botánico de unas 20 hectáreas que depende de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER e integra la Red Argentina de Jardines Botánicos: en este bosque natural surcado por un arroyo se pueden visitar senderos interpretativos de plantas nativas, así como colecciones de orquídeas y cactus. El otro punto fuerte es la Escuela Normal Rural Alberdi, nacida en 1904 como primera escuela de Sudamérica dedicada a formar docentes rurales. Desde Paraná se puede llegar también en transporte público o en el tren a Oro Verde, para luego tomar un sendero trazado sobre una antigua vía que desemboca en la escuela: en primavera, cuando florecen los jacarandás que bordean el sendero, el espectáculo violeta que envuelve a los caminantes forma una postal inolvidable de la Huella Entrerriana. El complejo actual de la Escuela Alberdi, donde se siguen formando maestros rurales que luego se dispersan por escuelitas de todo el país, se extiende sobre unas 200 hectáreas que incluyen un sendero de trekking, un tambo –donde se venden productos regionales de elaboración propia, desde quesos a dulces y embutidos- y un tajamar ideal para avistar y fotografiar fauna acuática, como patos y coipos. También están aquí el Museo de la Memoria, que resulta una buena introducción para comenzar la siguiente etapa por las Aldeas Alemanas –de aquí mismo sale un sendero hacia Aldea Brasilera- y la capilla Nuestra Señora de la Siembra. Por la noche, no hay que perderse las visitas al Observatorio Astronómico, donde se brindan charlas guiadas y se realizan observaciones telescópicas


SENDEROS DE ARGENTINA

Paseo De Los Trenes

de planetas, galaxias, cometas y otros fenómenos celestes. También a simple vista, en este sitio apartado de la ciudad el cielo del litoral se explaya en millones de estrellas, que vuelven mágica la oscuridad e invitan a soñar con las viejas leyendas de las constelaciones del sur. Las Aldeas alemanas La Ruta Provincial 11, que lleva hacia el sur desde Paraná hacia Victoria pasando por Oro Verde, permite

avanzar desde aquí unos nueve kilómetros hasta alcanzar la siguiente etapa de la Huella Entrerriana e iniciar el recorrido por el circuito de Aldeas Alemanas en Aldea Brasilera. ¿Alemanas? ¿Brasilera? En la Argentina, país de inmigración, hay una explicación y una historia por descubrir a la vera de las ondulaciones y barrancas del Paraná, que supieron recibir a los “alemanes del Volga” en la segunda mitad del siglo XIX. En esta sucesión de pueblos que parecen desiertos a la hora de la siesta se oculta un pasado de sacrificios que comenzó mucho antes de 1878, el año en que los inmigrantes del Volga llegaron a la Argentina. Alrededor de un siglo antes, estos paisanos alemanes se habían establecido en la Rusia de la zarina Catalina II, donde se les prometieron numerosos beneficios y se les cumplieron muy pocos: así, después de varias generaciones de durísima vida rural, cuando los privilegios otorgados por Catalina II fueron finalmente abolidos, la mayoría emprendió la emigración hacia nuevas más prometedoras. Entre Ríos fue una de ellas: “En el viejo puerto de Diamante –cuenta una crónica local- los esperaba una numerosa concurrencia de hombres, mujeres y niños curiosos en conocer a esa nueva gente rubia de allende el mar. Cuando descendieron del vapor con evidentes signos de tristeza y de nostalgia, se atemperaron las tensiones y

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

203


SENDEROS DE ARGENTINA

ánimos al apreciar los rostros alegres de todos los presentes que los esperaban. Luego en la ciudad fueron alojados en casas, galpones y también en carpas levantadas en la plaza”. El 21 de julio de 1878 se produjo la fundación común de las cinco primeras aldeas en Entre Ríos: Valle María o Marienthal, la “aldea madre”; Protestante, que nucleaba a unas 20 familias de esa confesión; Spatzenkutter o Marienfeld; San Francisco y Santa Cruz. Aldea Brasilera nació poco después, fundada por un grupo de familias que primero se habían afincado en Brasil, y luego siguieron con rumbo al sur en busca de mejores tierras: sin embargo, eligieron homenajear con ese nombre la recepción y atención brindadas por el primer país sudamericano donde habían iniciado la nueva aventura de sus vidas. La germanidad de Aldea Brasilera se vive sobre todo puertas adentro: por fuera, es un pueblo entrerriano más, aunque quien ande atento pronto comenzará a observar los detalles que revelan sus orígenes. Lo más visible y emblemático es todo un emblema de la zona: la Esquina Munich, un hito de la mesa del fin de semana al que se llega simplemente preguntando porque la conoce todo el mundo. “Lo más tradicional es llegar y probar la picada Munich, con productos de tipo centroeuropeo, o la bandeja Munich, con carne de vaca, codillo de cerdo, papas y batatas. Todo acompañado con filsen, un bocadito dulce que es como un budín de pan con crema, pasas y dulce”, dice Susana Schvindt, descendiente de los alemanes del Volga. Como muchos otros pobladores, Susana viene de una familia mezclada que adoptó costumbres de sus dos orígenes: “Acá es común escuchar ‘mi mamá es criolla pero mi papá es ruso’, o tener abuelas alemanas que no saben hacer tortas fritas”, resume, mientras acompaña en un paseo por el pueblo y muestra la fábrica de cerveza artesanal, que funciona en una antigua escuela. El núcleo urbano de Aldea Brasilera es pequeño y basta tomar un camino de broza que sale del pueblo para meterse de lleno en un ambiente rural ondulado, acompañado de aves, mariposas y vegetación donde sobresalen los plumerillos y las tunas. Por aquí andan, ocultos al ojo distraído, liebres y zorritos, mientras la barranca se aleja y se acerca de la costa, alterando el relieve y marcando el límite con el campo. En cinco kilómetros de caminata se llega a La Balconada, un complejo de cabañas y áreas comunes sobre el arroyo Salto que forma parte de las opciones

204

Huella entrerriana litoral | entre ríos

de alojamiento en la zona. Desde aquí se puede subir por un sendero a la barranca de los helechos, que da sobre un arroyo, y luego bajar hasta el borde mismo del agua. En otro sector de La Balconada, una inesperada imagen de la Virgen de la Guadalupe pintada sobre porcelana corona un sector alto del terreno. “Vivimos un tiempo en México por trabajo –cuenta Viviana, autora de la pintura- mientras aquí había gente que se ocupaba de la obra. Uno de ellos nos pidió una imagen de la Virgen de Guadalupe, porque un compañero tenía un hijo con leucemia, y también para la hija de una señora que había perdido dos embarazos. Trajimos las estatuillas del santuario mexicano, y créase o no el nene se curó y la chica quedó embarazada, y llamó a su hijo Juan Diego. Le prometí a la Virgen que la iba a pintar y que iba a hacer una gruta: y así lo hicimos, el 12 de diciembre de 2012, en una fiesta de entronización donde no faltaron los mariachis”. Desde aquí se sigue camino hacia Paraje La Virgen, que muchos pobladores siguen llamando con su nombre tradicional -El Monte de la Paloma- por un sendero que alterna partes más cerradas y más abiertas, a veces puro campo de siembra y otras ondulaciones más agrestes que conforman, paso a paso, la conexión entre lo costero y la campiña dentro de la Huella Entrerriana. Aquí y allá, van apareciendo las herraduras de las barrancas del Paraná, que descienden hacia el río y el cañadón, mientras se transita por un sendero que forma parte de una red preexistente de caminos vecinales, que no generan nuevo impacto en el ambiente. Frente al Paraná, es común ver transitar remolcadores que arrastran chatas, mientras una serie de boyitas indica el lugar por donde pasa el veril: es decir la zona hasta donde llega la barranca por debajo del agua, y en cuyo límite está la zona del canal, de hasta treinta metros de profundidad, por donde pueden pasar los grandes buques. El Paraje de la Virgen es, en sí mismo, un caserío de viviendas dispersas que ocupan terrenos sobre la barranca. Un paisaje de pescados recién sacados del río esperando la parrilla o el comprador; de hornos de pan en pleno funcionamiento; de jardincitos improvisados que se confunden con la vegetación misma de estos terrenos húmedos que se asoman al Paraná. Cada 8 de diciembre, se juntan aquí delegaciones llegadas a caballo de Aldea Brasilera, Valle María y Spatzenkutter, llevando a la Virgen en procesión a través de la Avenida Picaflores del paraje,


SENDEROS DE ARGENTINA

Cementerio de San Francisco

hasta llegar a la gruta construida por Agustín Barón, que luce cuidada aunque quedó inconclusa después de su muerte. Desde el parador La Amistad –donde se puede hacer un alto para comer lechón, pizza o empanadas de tararira- la Huella Entrerriana suma un trayecto náutico: el destino es el balneario de Valle María. Cerca de allí, el circuito de Aldeas Alemanas tiene otro punto pequeño pero imperdible: es el mínimo pueblo de San Francisco, entre la Ruta 11 y el río, con su única calle asfaltada y el resto de broza, donde el visitante tiene a los pájaros como única compañía. Aunque hoy sea casi un recuerdo, esta aldea tuvo importancia porque aquí funcionó la primera escuela alemana hasta 1934. Pero lo imperdible es el cementerio, un solitario camposanto donde se dice que cada tumba representaba una capillita diferente de Alemania. Aunque en realidad estas tumbas fueron creadas por un italiano, el arquitecto Bernardi: y si bien hoy –un poco ladeadas y olvidadas por el tiempo- sigue sin estar claro su origen, lo cierto es que son las únicas en la Argentina de estilo gótico. Al atardecer, cuando las lechuzas de campanario se posan inmóviles sobre las tumbas con sus ojos atentos de un amarillo brillante, las sombras empiezan a alargarse y parecen hacer revivir los viejos misterios del cementerio. Camino al balneario de Valle María, uno de los sitios más refrescantes de la Huella Entrerriana durante el verano, El Mirador de Fernando Kranevitter es otro de los lugares ideales para un alto en el camino.

Desde un atalaya, la vista sobre el río es imperdible a medida que se acerca el atardecer y el sol se hunde hasta fundirse en una llamarada naranja sobre las ya oscuras aguas del río. Desde aquí, se puede recorrer un tramo de la Huella en bicicleta, en parte por asfalto y en parte por broza, hasta llegar hasta la serena avenida arbolada que desemboca en la casa de retiros Stella Maris. Antiguamente un convento, visible entre las suaves lomas de la zona rural de Valle María, este edificio funcionó como preseminario de la congregación del Verbo Divino desde 1952, luego sumó una escuela, y hoy es una casa de retiros cuyos pasillos luminosos y sosegados invitan al descanso del caminante, acunado por ese aparente letargo de la naturaleza que de tanto en tanto se interrumpe con el rumor de los animales nocturnos. Aldea Protestante, Strobel y el Parque Nacional La mañana es gloriosa en Stella Maris. Sólo el canto de los pájaros acompaña el despertar tranquilo y el desayuno casero que invita a reponer las fuerzas para la última etapa: el sendero que llevará hasta Aldea Protestante, donde se asentaron los alemanes del Volga que conservaron ese credo también durante sus años en Rusia. El pueblo se parece a los demás de la ruta: casas bajas, la iglesia –protestante en este caso, junto a la casa del pastor- y esa quietud que no parece interrumpirse a ninguna hora del día.

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

205


SENDEROS DE ARGENTINA

El visitante atento notará que tampoco aquí las casas tienen la puerta al frente sino más retirada, obligando al recién llegado a dar una vuelta para entrar, y que no hay ochavas en las esquinas: era una costumbre que los colonos trajeron de Rusia, en parte para preservar la intimidad y en parte por razones de seguridad. Como en los demás pueblos, con los que tiene una indisoluble unidad cultural, aquí se conservó la música tradicional –una suerte de polka interpretada con acordeón- pero no el idioma, ya que los intentos por enseñar el alemán actual chocaron con la lengua más dialectal que los primeros pobladores habían traído de Rusia. En Aldea Protestante, Noelia y Patricio son los responsables de La Alemanita, una dulcería tentadora donde se puede comprar dulces, productos regionales o tomar el té en un salón aledaño. Un sabor sigue al otro y todos quieren hacerse un lugar en el recuerdo del visitante: sobre todo la torta rusa, una delicia de crema y azúcar; y los krepl, similares a los buñuelos con la diferencia de que la masa se trabaja blanda sobre la mesada. “Siempre digo que el krepl es la torta frita alemana: aquí cuando lleve se hace torta frita y krepl, depende del origen de la familia”, explica Noelia, que se explaya con entusiasmo en los años de trabajo que hay detrás del emprendimiento. “Hubo que vencer la resistencia de la gente y lograr que vinieran, que recorrieran los dos kilómetros hasta la aldea”, recuerda. Hoy La Alemania trabaja con muchos establecimientos de la zona, aunque no siempre fue fácil: “Al principio usábamos ropa vieja, los batones de nuestras abuelas, para hacer los sombreritos de los frascos, porque no teníamos nada. Ahora ya estamos al borde de la industrialización, pero no queremos porque no es la idea con la que nacimos, aunque nos gusta seguir innovando. El movimiento de gente creció, y hay muchos que más que dulces buscan el calor de hogar, la contención”. Otros sabores de la herencia alemana se pueden probar en Akebia, un restaurante con jardín y patio cervecero ideal para las noches de verano, donde Sandra Streich agasaja con pirok caseros, una suerte de empanada rellena con carne picada, repollo y cebolla que forman parte de la mesa familiar en muchas casas de la aldea. A unos ocho kilómetros de Aldea Protestante, Strobel es el último alto antes de Diamante y el Parque Nacional Predelta. Se transita por un camino paralelo a la vía del tren, a un lado de los silos,

206

Huella entrerriana litoral | entre ríos

entre aves y árboles que tiñen el paisaje de un aire bucólico. Un pequeño paseo con una lacomotora y un vagón conforman un parquecito ferroviario junto con otros elementos rescatados de los trenes, que forman parte de la cultura local. Además de las antiguas instalaciones de una aceitera que fue la razón de ser de la localidad, se conserva todavía la vieja estación de tren. La Huella Entrerriana pasa por el Paseo de la Ribera de Diamante, como punto de partida hacia el Parque Nacional Predelta, y en su parte alta permite disfrutar de la vista con el mirador sobre el puerto. Desde aquí se organizan trekking insulares para ver en su temporada de floración la bellísima flor del irupé. En Diamante, donde el río descubre de vez en cuanto restos de importancia arqueológica, funciona también el museo del Doctor Liotta, oriundo de la ciudad y creador del corazón artificial. Allí se conservan sus creaciones médicas, premios y regalos recibidos a lo largo de su extensa trayectoria profesional, que incluyó el Texas Heart Institute de Houston, donde se concretó –el 4 de abril de 1969- el primer uso clínico de un corazón artificial total, durante un transplante cardíaco. Cristo Pescador


SENDEROS DE ARGENTINA

Arroyo La Azotea

La caminata bordea el camino costero y llega al barrio de los pescadores, donde en 2006 se inauguró el imponente Cristo Pescador, una escultura de doce metros de altura y 14 toneladas, gracias a una iniciativa de una hermana de las Siervas del Espíritu Santo, instaladas en la zona para acompañar la fe y la educación de los alemanes del Volga. Antes de instalar la obra, realizada por Andrés Mirwald –autor del Monumento a Malvinas en Quequén, del Monumento al Sembrador en Villa Elisa y del Monumento al Bicentenario en Neuquén- se realizó un estudio del suelo de la barranca, para determinar si podía soportar el peso: el resultado es que hoy la estatua es el símbolo del barrio de pescadores, ese por donde pasa a diario Don Fernández, un pescador palanquero que se para gustoso a contar que sale cada mañana a las 5.30 a pescar a remo y con espinel, bien provisto del gusano de las conejeras que es su carnada ideal. El resultado está a la vista, y después del saludo de rigor Don Fernández se va, con paso firme, a ofrecer sus amarillos frescos por las calles del barrio. Entre recuerdos de pescadores y recomendaciones para ir a comer pescado “en lo del Ruso Wag-

ner”, el camino llega a Punta Gorda, un área que era paso obligado del traslado hacia Buenos Aires. Aquí se comprende por qué Diamante era un lugar estratégico para evitar el paso de los realistas hacia Paraguay durante las guerras de Independencia, ya que aquí el Paraná es más angosto y resulta más fácil cruzarlo. Desde aquí lo atravesó Urquiza para la batalla de Caseros, con unos 20.000 soldados y cañones: un mes y unos días le llevó el viaje hasta la provincia de Buenos Aires, que terminaría por definir el futuro rumbo de la Argentina. La forma tradicional de hacer cruzar a los caballos de costa a costa era “el azote”, que permitía cruzar decenas de animales a la vez con un gaucho azuzando y otro conduciéndolos desde el interior de la manada. De ahí el nombre del paraje La Azotea, desde donde una hora y media de caminata permite recorrer los cinco kilómetros de sendero hasta el Parque Nacional Predelta. Aquí hay un grupo de embarcaciones en desuso: un barco jaula, usado para el traslado de animales; otro de dos pisos con enrejado para que los animales no resbalen en el suelo; algunas barcas de pesca que parecen inmóviles, nostálgicas de tiempos mejores.

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

207


SENDEROS DE ARGENTINA

Los bellos irupes del Parque Nacional Pre Delta (superior) y observando aves junto al guardaparque.

Al borde del arroyo La Azotea, la orilla de enfrente se muestra espesa en enredaderas, en timbós, en sangre de drago. Vuelve el recuerdo de aquellos fantasmas de la isla, aquellos mogotes que supieron asustar a un pescador niño, mientras se camina con cuidado observando las huellas de una vida animal más o menos esquiva: el bosteo de los carpinchos,

208

Huella entrerriana litoral | entre ríos

el sonido de las palomas, el rápido levantar vuelo de un hornero, el aroma de la salvia salvaje escondida entre la vegetación. Del borde del arroyo, se sube hacia el monte en galería, donde un ombú sorprende porque no sube para buscar la luz y exhibe una silueta muy diferente a la tradicional desde la raíz hasta la copa. Nidos de palomas, claveles del aire,


SENDEROS DE ARGENTINA

Cardenilla

cantos de aves: todo se confunde en el suave crujido de las hojas, y hay que andar con el oído atento porque el ruido de un chapuzón puede ser el único indicio de los carpinchos que toman sol en la orilla y se meten rápidos al agua al detectar cualquier presencia extraña. El sendero pasa del albardón al monte y de allí a un cañadón final, desde donde se ve el Campo Coronel Sarmiento, hacia donde se quiere extender el Parque Nacional y donde suelen refugiarse los animales cuando el río manda y se produce la inundación. Y ahora sí, el final del viaje se aproxima. El cartel que anuncia al Parque Nacional Predelta y su símbolo, un martín pescador, son el broche de oro de la Huella Entrerriana. Esta área protegida busca conservar los ecosistemas del albardón, la zona más alta; la laguna; y el bañado, es decir las zonas más bajas e inundables. En este ambiente viven gallitos de agua, cuervillos, lobitos de río, coipos, y una cantidad de aves que tienta a cualquier fotógrafo o amante del avistaje. “Aquí el camino se abre en arroyos y riachos, que son las calles del Delta –cuenta el guardaparque Julián Alonso-, además es el único lugar que queda para conocer el verdadero Delta como era, ya que más al sur está muy modificado”. El Parque, que abarca parte del río Paraná y las islas Del Ceibo, Las Mangas y Del Barro, puede reservar sorpresas: “Hay especies como el aguará popé –agrega Alonso- que son bien selváticas pero las tenemos acá. Son especies más

del norte, pero fueron bajando usando el río como corredor”. También se divisan caraús, que sería la única grulla americana y se conoce como la “matraca de los isleros”. La especie es conocida porque se alimenta de caracoles, que rompe utilizando el irupé como “plato”, a diferencia del caracolero que no necesita romperlos. Recorriendo los senderos internos del Parque Nacional se ven también nidos de cotorras con sus varias entradas; las madrigueras de las mulitas; ortigas trepadoras; pollonas; chincheros o trepadores; cardenillas; zorzales y algunas especies subtropicales que fueron avanzando hacia el sur, como el carpinterito del Chaco. Julián Alonso enseña a leer las huellas de la naturaleza, como el pajonal aplastado que revela la siesta de un carpincho, o el “pega pega”, un árbol que desprende un líquido pegajoso cuando se corta la corteza. Desde los miradores, se ven los embalsados de camalotes, esas formaciones que a medida que avanzan forman islas y en noviembre se tiñen del bello color violeta de sus flores flotantes, siempre navegantes. Con esa imagen, con el vuelo de las aves y el chapoteo de los carpinchos, cierra la aventura de la Huella Entrerriana, un sendero de la ciudad a la naturaleza, de la historia grande a la vida pequeña, que encierra anécdotas, imágenes y la belleza del ancho y fecundo litoral. Donde gobierna la flor; donde el río nunca regaló el color.

HUELLA entrerriana litoral | entre ríos

209


MISIONES CABECERA DE ETAPA


SENDEROS DE ARGENTINA

huella GUARANí

La Huella Guaraní en la provincia de Misiones es un sendero de largo recorrido que tiene planificadas 4 etapas que invitan a adentrarse en el mundo de la cultura guaraní, la selva misionera y las colonias de agricultores alemanes y polacos en la región Litoral. En la totalidad de su recorrido, la Huella Guaraní atraviesa áreas protegidas como la Reserva Natural y Cultural, el Área Experimental Guaraní y el Parque Provincial CaáYarí. Asimismo la Huella recorre 32 Km dentro de la Reserva de Biósfera Yabotí, reconocida internacionalmente por el Programa: “Hombre y Biósfera” (Man and Biosphere) de la UNESCO (1995). Con la Ruta Provincial N°15 como eje organizador, en el futuro, el sendero conectará las aldeas de Caramelito, Pindó Poty, Jejy, Její Mini, Itapirú y las colonias rurales La Flor, Primavera y La Nueva. Actualmente, se ha comenzado con la preparación de las dos etapas que gravitan El Soberbio.


SENDEROS DE ARGENTINA

Ciudades de Cabecera El Soberbio por el sur. Colonia San Vicente y Colonia Fracran por el norte. Acceso por el norte: A través de la Ruta Nacional N°14, cerca de Colonia Fracran, nos encontraremos con la entrada a la Ruta Provincial N°15 que conecta Colonia Nueva, en el norte, con Colonia La Flor, en el sur. Podremos acceder en transporte público hasta la escuela de Colonia Nueva. Acceso por el sur: Desde la ciudad de El Soberbio por Ruta Provincial N°2 hacia el norte con dirección a la reserva del Moconá, nos encontraremos con el desvío que conecta con la Ruta Provincial N°15, que en forma transversal conecta la Ruta Provincial N°2 por el sur con la Ruta Nacional N°14 por el norte, uniendo los parajes Colonia La Flor y Colonia Nueva. En este tramo podemos tomar un transporte público desde El Soberbio hasta Colonia La Flor donde se inicia la primera etapa. Tener en cuenta: para realizar la experiencia es necesario registrarse en el Soberbio en el Centro de información turística con el coordinador territorial de la Huella Guaraní, Sr. Victor Motta. Allí se dará aviso a las comunidades, y se brindarán recomendaciones en cuestiones básicas de obligatoriedad de contratar guías locales para la etapa en selva (PIndo Poty - Jejii Mini) reglas de convivencia, disponibilidad de transporte, logística en general y los horarios más apropiados para la salida.

214

Huella GUARANí | MISIONES


MAPA GENERAL

misiones Huella GUARANí | MISIONES

215


SENDEROS DE ARGENTINA

MISIONES ETAPA 1 Distancia: 9,3 km Duración: 3 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 386m – 495m – 549m Ganancia y pérdida de elevación 195m – (-306m) Pendientes promedio de subida y bajada 4.1% – (-6.1%) Precauciones: Señal de celular, sólo en La Flor. Cuídese del sol. Lleve analgésicos y antihistamínicos para calmar los dolores de cabeza o el malestar producido por la exposición constante al sol y por las picaduras de insectos. Hidrátese permanentemente, pues el calor tropical hace que nos deshidratemos muy rápidamente y que no paremos de sudar. Es fundamental asegurarse de que los líquidos que consumamos estén preparados con agua potable. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar. El repelente para insectos es imprescindible. Vianda (preferentemente frutas). Es importante llevar ropa cómoda, preferiblemente de algodón y con colores claros. Llevar camisas de manga larga para evitar las picaduras de mosquitos.

Colonia la Flor - Aldea Pindó Poty Descripción: Una vez que llegamos a Colonia La Flor en el transporte regular, comenzaremos la etapa caminando por la Ruta Provincial N°15 en dirección norte. La Flor es una colonia constituida por descendientes de inmigrantes, muchos de ellos de origen polaco y alemán, que se adentraron en la selva para habitarla y comenzar a realizar actividades agrícolas y en menor grado ganaderas. Está conformada mayormente por minifundios donde se cultivan, entre otros, el tabaco, la yerba mate, frutales, además de hortalizas. En esta colonia podremos abastecernos de alimentos y existen en sus cercanías hosterías tipo lodge donde tendremos variadas propuestas de actividades para realizar con la selva como marco. A unos 4 km de nuestro punto de partida, encontraremos que la Ruta Provincial N°15 se bifurca: hacia la izquierda continúa la ruta, mientras que hacia la derecha debemos seguir el camino que nos llevará a la Aldea Pindó Poty. A lo largo del camino iremos viendo las prolijas fincas de los colonos coloreadas por sus cultivos y bordeadas por el paisaje selvático. Es común cruzarse con algún carro polaco, conducido por colonos con sus atuendos típicos. A los 2,5 km nos encontraremos a nuestra derecha con el edificio de la Asociación de Amigos Guaraníes que funciona como espacio temático. Allí se pueden apreciar artesanías y tejidos realizados por los guaraníes de las aldeas vecinas, cuadros y esculturas talladas en madera que nos ilustran acerca del arte en su cultura. Seguiremos caminando por el camino y aproximadamente 1 km más adelante comenzaremos la bajada hacia la aldea. Una vez en el fondo del cañadón vadearemos un arroyo y unos 100 metros más adelante nos encontraremos en el corazón de la Aldea Pindó Poty donde nuestros anfitriones guaraníes nos darán la bienvenida y nos ofrecerán la comodidad de una choza típica, preparada para recibir visitantes. En cercanías de la misma, los aldeanos nos ofrecerán una visita guiada por alguno de los circuitos temáticos que fueron realizados para mostrar a los visitantes sus técnicas de cacería en la selva. Es una buena oportunidad para hablar de su interesante cosmovisión y su armonía con el medio. También nos mostrarán una pequeña feria donde tendremos la oportunidad de adquirir algunos de sus productos artesanales.

ÓMNIBUS

216

Huella GUARANí | MISIONES

RESTAURANTE

PROVEEDURÍA

TELÉFONO PÚBLICO

CENTRO DE VISITANTES

PRIMEROS AUXILIOS


Huella GUARAN铆 | MISIONES

217

MISIONES

ETAPA 1: Colonia la Flor -Aldea Pind贸 Poty


SENDEROS DE ARGENTINA

MISIONES ETAPA 2 Distancia: 7 km Duración: 4 hs Dificultad: Elevación Min – Prom – Max 390m – 439m – 532m Ganancia y pérdida de elevación 307m – (-170m) Pendientes promedio de subida y bajada 7.2% – (-5.7%) Precauciones: No hay señal de celular. Cuídese del sol. Lleve analgésicos y antihistamínicos para calmar los dolores de cabeza o el malestar producido por la exposición constante al sol y por las picaduras de insectos. Durante los recorridos por la selva es importante el consumo permanente de líquidos, pues el calor tropical hace que nos deshidratemos muy rápidamente y que no paremos de sudar. Es fundamental asegurarse de que los líquidos que consumamos estén preparados con agua potable. Llevar, bolsas de nylon para proteger ropa de recambio y equipo electrónico. Previsiones: Llevar agua, gorro de sol, lentes, protector solar. El repelente para insectos es imprescindible. Vianda (preferentemente frutas). Es importante llevar ropa cómoda, preferentemente de algodón y con colores claros. También es fundamental calzar zapatos cerrados o botas altas y llevar camisas de manga larga para evitar las picaduras de mosquitos.

218

Huella GUARANí | MISIONES

Aldea Pindó Poty - Aldea Jeji Mini Aldea Jeji Descripción: Una vez tomado el desayuno en la aldea, nos despediremos de nuestros anfitriones para dirigirnos hacia la Aldea Jeji en un franco cruce de la selva Paranaense. El medio severo nos hará requerir de un guía local para ir seguros y no extraviarnos en la selva. Los guaraníes tienen una extraordinaria orientación que nos sorprenderá, su alto grado de armonía y afinidad para con el medio silvestre será nuestra seguridad y por otra parte la gran oportunidad de compartir una experiencia única. Ellos, mejor que nadie conocen la variedad de especies de animales, árboles y plantas de uno de los ambientes de mayor diversidad del país, más de 100 especies arbóreas, entre las que se hallan el cedro misionero, el lapacho, el timbó, el ybira-pitá, el pino Paraná o cury, el guatambú, el peteribí, el anchico, la palmera, el cedro maco, el incienso, el laurel blanco y el laurel negro, el palo rosa, la cancharana, el rabo-itá, la maría preta, la mora blanca y el urunday, entre otras. Durante la travesía podremos observar que la selva misionera se caracteriza por tener pisos o estratos bien definidos: el estrato herbáceo, en el piso de la selva; el estrato arbustivo, con plantas de hasta 15 metros; un nivel intermedio, formado por helechos y árboles en crecimiento; el estrato del dosel o esqueleto de la selva, con árboles de hasta 30 metros; y el estrato de los emergentes, con gigantes de la selva que alcanzan los 45 metros de altura. En medio de tanta espesura nos sentiremos muy pequeños ante tanta magnificencia. Nuestro guía se comportará con la naturalidad de los que están en su casa moviéndose en forma silenciosa para no crear disturbio en la selva. A veces tendremos que preguntarles para que nos indiquen alguna cosa que queramos saber. Luego de varios kilómetros de subidas y bajadas donde vadearemos un par de arroyos, comenzaremos la subida más larga antes de llegar a la aldea Jeji Mini donde los niños saldrán a nuestro encuentro y con claro entusiasmo nos darán la bienvenida. Luego de conversar con ellos y de apreciar esta hermosa aldea, seguiremos unos minutos más hasta arribar al cruce de la Ruta Ruta Provincial N°15, donde se encuentra la aldea Jeji. Allí podremos descansar. Posteriormente, tendremos que regresar por la Ruta Provincial N°15 hasta Colonia La Flor. Unos 5,5 km más adelante podremos tomar transporte público para retornar a El Soberbio.

RESTAURANTE

REFUGIODE REFUGIO MONTAÑA

SENDERO PEATONAL


MISIONES

ETAPA 2: Aldea Pind贸 Poty - Aldea Jeji Mini - Aldea Jeji

SENDEROS DE ARGENTINA

Huella GUARAN铆 | MISIONES

219


SENDEROS DE ARGENTINA

220

Huella GUARANí | MISIONES


Huella GUARANí | MISIONES

221


NOTAS


NOTAS


NOTAS



Senderos de argentina