Issuu on Google+

DIMENSIÓN AMBIENTAL

ENERGÍA PARA EL MUNDO Una Fábrica de etanol moderna

Cuidando el agua gota a gota Mientras en los campos de cultivo el impulso es verde, en los reservorios se convierte en azul. Aquí la plantación de caña recibe su dosis hídrica y de fertilizantes orgánicos directamente a la raíz a través del riego por goteo. Este sistema comprende una red de 43 mil kilómetros de mangueras (una vuelta completa a la Tierra). Gracias a estas conexiones se consume un 60% menos de agua por hectárea, en comparación con el riego por gravedad. Caña Brava bajo este sistema tecnificado logra un ahorro promedio de 170'000,000 m3 de agua al año.

Transformando el desierto en vida, energía y progreso Desde el inició de sus operaciones en el Valle del Chira (Piura), Caña Brava, se ha convertido en un ejemplo de responsabilidad económica, social y ambiental. No sólo hemos cambiado las pampas desérticas del Valle por un manto verde de caña de azúcar, sino que hemos instalado más de 43 mil kilómetros de manguera para riego tecnificado que nos permite un ahorro de 60% del agua; además se cuenta con cosecha mecanizada, control biológico de plagas, procesos industriales limpios y reciclables, cogeneración de energía eléctrica y más de 1,500 puestos de trabajo directos de las mismas zonas de influencia de nuestra empresa, aparte de los miles de empleos indirectos.

ORÍGENES Era el año 2007 y un primer grupo de ingenieros y obreros piuranos avizoran las tierras, en ese entonces eriazas, donde comenzarán su gesta agrícola en el departamento de Piura. Con tractores todo terreno, equipos especiales, picos y palas, comienzan los trabajos de nivelación de los terrenos. Hoy, Caña Brava cuenta con 7 mil hectáreas de caña de azúcar, de cuyos fundos y gracias a 12 máquinas cosechadoras obtienen a razón de 4 mil toneladas diarias de caña de azúcar, para lograr una producción promedio de 350 mil litros de etanol por día en su moderna fábrica.

Control biológico contra las plagas Las plagas se combaten a través del control biológico; es decir por medio de insectos 'benéficos' predatores (que se alimentan de otros insectos) y parasitoides (que se alojan en otro insecto alimentándose de él hasta matarlo). Este control se realiza desde la siembra hasta poco antes de la cosecha. El mayor enemigo de la planta es el 'cañero' o 'borer'. Caña Brava cuenta con dos centros de producción de insectos útiles; que son laboratorios donde se crían seis especies de insectos, entre moscas, microavispas, larvas, polillas, y hongos. Máquinas que cosechan en verde La cosecha de la caña de azúcar se realiza a través de máquinas cosechadoras que permiten la 'cosecha en verde', es decir sin quemar la caña. Esta faena titánica se da gracias a 12 cosechadoras de caña que trabajan las 24 horas del día. La labor de cosecha se desarrolla en todos los fundos de la empresa. No sólo cortan la caña de azúcar, sino que también la trozan, limpian y descargan a vagones para su traslado a la Fábrica. Cada cosechadora tiene una capacidad máxima de cosecha de 600 toneladas diarias de caña y trabaja en promedio 18 horas.

Con tecnología brasileña y construida al 100% con manos peruanas, la fábrica de etanol es única en el Perú; no sólo por ser la primera planta de etanol, sino porque es considerada en todos sus aspectos como una planta medioambiental por sus modernos procesos, controles de calidad rigurosa, la automatización de sus componentes y el reciclado de sus residuos. En la fábrica, las 4,000 toneladas de caña que se cosechan a diario pasan a convertirse en 350 mil litros de etanol. Además con la energía producida a partir del bagazo se logra autoabastecer para el consumo energético de la fábrica y para el sistema de riego.

El problema del uso de combustibles fósiles, como el petróleo y sus derivados, radica principalmente en que su uso automotriz genera altas emisiones de dióxido de carbono (CO2) al aire, que provoca el aumento de los niveles de contaminación, y acelera el efecto invernadero y sus graves consecuencias en el cambio climático. En el Perú, cada año, se expulsa al aire 5,300 millones kg CO2. En contraparte, el Etanol, proveniente de la caña de azúcar, no sólo es un combustible renovable; sino que además, mezclado con la gasolina, permite reducir el nivel de emisiones contaminantes de los vehículos. En el Perú, la mezcla es del 7.8% de Etanol con 92.2% de gasolina, y se le conoce como Gasohol. El Etanol es producido a partir de la caña de

26 Kg de CO2 son absorvidos del aire por las plantas de caña por cada galón de etanol producido.

Acumulación de CO2 en la atmósfera que ocasiona calentamiento global Perú: 5300 millones de Kg Co2/año

azúcar, mediante la fermentación de los azucares contenidos en su jugo, con la posterior destilación, rectificación y desecado del Etanol para llegar una pureza del 99.7%. Se ha demostrado en los laboratorios de los países más avanzados del mundo, que la combustión de la gasolina con contenido de Etanol (Gasohol), reduce las emisiones de los gases tóxicos en los tubos de escape de los vehículos, trae consigo una mejor combustión de la gasolina con reducción de las partículas de carbón y elimina otros gases tóxicos por la eliminación de aditivos como el MMT y el MTBE usados para elevar el octanaje de las gasolinas. De hecho el octanaje del etanol es de 115, por lo que su incorporación a las gasolinas aumenta su octanaje en forma natural.

6 Kg de CO2 se emiten con los gases de escape por cada galón de etanol consumido en el vehículo.


DIMENSIÓN SOCIAL La relación de la empresa con las comunidades vecinas ha sido siempre muy cercana. El desarrollo que ha arribado a la zona que comprende a los distritos de Ignacio Escudero, La Huaca, Tamarindo, Amotape, El Arenal; entre las provincias de Sullana y Paita, no se circunscribe solamente a aquellas familias que cuentan con un trabajo directo en la empresa; sino a las actividades se realizan en torno a ella. Con cerca de 6 años de presencia, Caña Brava sigue contribuyendo con su entorno; esta vez, apoyando directamente a los agricultores de la zona, a través de su novedoso programa “Siembra de Caña con Terceros”.

www.cañabrava.com.pe / www.canabrava.com.pe

Este Programa consiste en la compra de caña de azúcar, asistencia técnica especializada, y un programa de financiamiento en la cual Caña Brava otorga semillas e insectos útiles para el control biológico, pagaderos a la fecha junto a un crédito que cubre el 60% de los costos de producción con el objetivo que el agricultor prepare el terreno con la maquinaria adecuada, compre los fertilizantes y pague los jornales que necesite. Otra actividad donde se trabajó directamente con las comunidades fue el programa “Calles limpias, Ciudad limpia”, que consistió en una

Caña Brava

campaña de limpieza pública organizada por nuestra empresa en coordinación con las Municipalidades de La Huaca y Villa Viviate y que tuvo la finalidad de reforzar las labores de recojo de residuos sólidos y mejorar el ornato público de las comunidades vecinas. También ha destacado la labor que se ha realizado con cuatro instituciones educativas del distrito de La Huaca que han sido beneficiados con el Programa “Segregación de Residuos Sólidos”, beneficiando a cientos de escolares, decenas de docentes y población en general, con la mejora de la calidad sanitaria en cada plantel. También Caña Brava promueve una educación de calidad en los colegios nacionales de las zonas rurales, cercanas a la empresa. Bajo el programa “Matemática para Todos”, donamos libros y cuadernos, además de las constantes capacitaciones a los profesores para que puedan aplicar mejores herramientas educativas para con su alumnado. Por otro lado la empresa cubre con personal especializado en salud las necesidades básicas de la población en las comunidades vecinas; así como aseguramos una atención efectiva para nuestros trabajadores en casos de emergencia.

Caña Brava Energía que mueve el mundo


Caña Brava. Energía que mueve el mundo