Issuu on Google+


Rimas de hadas © María García Esperón Voz y realización de audios: María García Esperón rimasdehadas.blogspot.com México, 2011

Producto cultural sin fines comerciales


El hada del siempre dicen que no existe…

María García Esperón


El hada de veras en la primavera no viste de lana tan s贸lo usa seda. De luz de la luna se ha hecho un vestido: botones de perlas bordados muy finos. Y anda invisible el hada de veras en los d铆as tan claros de la primavera.


El hada del tiempo nunca tiene prisa porque su reloj es la margarita.

El hada del tiempo nunca llega tarde porque sus horarios no los sabe nadie. El hada del tiempo se pierde de vista porque su vestido se hace noche y dĂ­a.


El hada curiosa se asoma a la puerta se sube a las nubes levanta las piedras.

Se mete en problemas el hada curiosa cuando les pregunta a las mariposas:

-¿por qué tienen alas? ¿por qué son hermosas? Si fueron gusanos ¿por qué beben rosas? No tiene paciencia el hada curiosa si no le contestan, pregunta otra cosa.


El hada Tal Vez no tiene remedio: no cierra las puertas y debe dinero.

No acaba las frases y no dice no y al viento le cuenta su historia de amor. Nada te asegura el hada Tal Vez... pero cree que todo puede suceder.


Para As unción

El hada Verás escribe promesas en todos los días y en todas las fresas. Se asoma a tu cara y ve tu futuro dibuja tus sueños con dedos de humo. Promete a las nubes que te irá a buscar y en una mañana... al hada verás.


El hada del sue単o estaba dormida en una violeta sobre una sonrisa.

El hada del sue単o estaba encantada: en caballo blanco ensue単os paseaba. El hada del sue単o estaba en la luna bordando con plata canciones de cuna.


Las hadas Verano son todas amigas: bailaron la ronda sobre las ortigas. Con un cuchillito de hoja de plata cortaron el trĂŠbol de la madrugada. Sobre las ortigas y las yerbabuenas las hadas Verano durmieron la siesta.


Para Alejandra Moglia en el principio. Para Enrique Pérez Díaz en el origen.

Con su varita de yerbabuena el Hada Menta sale a pasear. Con su varita el Hada Menta todas las penas puede quitar. Contra la hierba del desencanto contra los hongos de la maldad

el Hada Menta esparce setas y unas moronas de mazapán. Las castañuelas de los castaños las piñas nuevas de aquel pinar alegres suenan si el hada Menta con su varita sale a pasear.


El hada muy triste aquella maĂąana lloraba en el rĂ­o lloraba en el agua. Lavaba la ropa secaba sus alas limpiaba sus penas con lĂĄgrimas claras. Las aves llegaban y el hada muy triste les daba en la mano cerezas y alpiste.


(Para A.G.O.)

El hada del siempre dicen que no existe, que nadie la ha visto, que es imposible. Hay quienes afirman que vive invisible al lado del nunca y que es inasible. Pero en la promesa tiene su castillo y como un tesoro guarda tus suspiros.



Rimas de hadas