Issuu on Google+

PRIMEROS AUXILIOS Y SALVAMENTO ACUÁTICO En este tema se pretende que tengáis unos conocimientos básicos sobre los primeros auxilios y el salvamento acuático. Hoy en día, se producen constantemente accidentes de todo tipo donde la rápida intervención de las personas es vital. En estas situaciones debe “actuar” el personal especializado; Médicos/as, Enfermeros/as, Socorristas, etc. Pero no siempre se dispone de este personal de inmediato. Es por ello por lo que son muy necesarios unos conocimientos básicos, teniendo siempre en cuenta los principios y recomendaciones que a continuación se explican. No olvides el teléfono de emergencias, el 112, para todas aquellas situaciones que requieran del personal citado. Los Primeros Auxilios son el conjunto de normas de actuación dirigidas a mejorar o limitar el pronóstico de un accidentado. Estas normas deben prestarse ante la ausencia de un médico. La secuencia de actuaciones frente a cualquier situación que precise nuestra intervención seguirá el concepto “PAS”, que son las siglas de: ‰ ‰ ‰

Proteger, tanto al accidentado o enfermo como a uno mismo o a los demás. Avisar a los servicios de atención sanitaria. Socorrer al accidentado o herido.

Prestar los primeros auxilios no solo requiere conocer las normas de actuación para cada caso concreto, sino también tener presente una serie de principios generales que nos permitan tener controlada cualquier situación: 9 9 9 9 9 9 9 9 9 9

ESTAR TRANQUILOS PERO ACTUAR RAPIDAMENTE. HACER UNA COMPOSICIÓN DE LUGAR. DEJAR AL HERIDO ACOSTADO SOBRE LA ESPALDA. MANEJAR AL HERIDO CON GRAN PRECAUCIÓN. EXAMINAR BIEN AL HERIDO. NO HACER MÁS QUE LO INDISPENSABLE. MANTENER AL HERIDO CALIENTE. NO DAR JAMAS DE BEBER A UNA PERSONA SIN CONOCIMIENTO. TRANQUILIZAR AL ENFERMO. EVACUAR AL HERIDO EN POSICIÓN ACOSTADO RAPIDAMENTE HACIA EL PUESTO DE SOCORRO U HOSPITAL.

1. DIAGNÓSTICO DEL ACCIDENTADO La valoración de las alteraciones vitales que se producen en un individuo después de algún traumatismo requiere de una metodología de exploración e interrogatorio. La Metodología de Exploración debe ser la siguiente: ƒ Si el individuo está consciente debemos establecer su estado de consciencia mediante un sencillo interrogatorio (nombre y apellidos, día, fecha y lugar donde se encuentra). ƒ Si el accidentado está inconsciente se procede el resto de la exploración. Lo primero que hay que comprobar es la función respiratoria. Si no ventila correctamente hay que explorar que no haya ningún cuerpo extraño (incluso la lengua) que obstruya el canal respiratorio.


ƒ ƒ ƒ

ƒ

ƒ ƒ

2.

Se valorará la funcionalidad del corazón a través de la toma del pulso carotídeo. Se evaluará el sistema nervioso mediante el estado de las pupilas; su tamaño, su forma, su reactividad y su aspecto general. La respuesta refleja a los estímulos dolorosos intensos también valora el estado del sistema nervioso. La ausencia de respuesta a estos estímulos pronostica una mayor gravedad del proceso. Una vez establecido el alcance de la entidad hay que reconocerla causa que la ha producido. Cualquier norma de actuación debe ir dirigida hacia la causa que la ha originado. Esta es la mejor manera de actuar para limitar o mejorar el pronóstico de la agresión. Se debe examinar el estado de la piel y las mucosas en cuanto a color, humedad y temperatura. Por último observar la presencia de síntomas generales específicos e inespecíficos como nauseas, vómitos, tos, y dolor (intensidad, duración, localización e irradiación)

NORMAS BÁSICAS DE ACTUACIÓN EN 1º AUXILIOS.

En este apartado se pretende que tengáis unos conocimientos básicos y generales sobre como actuar en determinadas circunstancias en las que, ante la ausencia de un médico/a, enfermero/a o socorrista, debáis intervenir ante una situación. Las recomendaciones son las siguientes: Ante una Herida se debe manipular con la máxima asepsia de manos e instrumental, lavarla con agua limpia y jabón o con alguna sustancia antiséptica como el betadine. El lavado debe ser a chorro, así la presión arrastrará posibles cuerpos extraños. La herida se debe desinfectar desde el centro hacia fuera para evitar introducir gérmenes en el interior. Se utilizarán gasas siempre, y no algodón que puede dejar filamentos que dificulten la cicatrización y favorezcan la infección. Nunca se utilizarán pomadas antibióticas. Finalmente se cubrirá la herida con una gasa estéril. Si la herida es “importante” se trasladará al accidentado a un centro asistencial para valorar la posibilidad de aplicar puntos de sutura. Si existe una Hemorragia con un continuo y abundante sangrado deberemos ejercer presión con una o varias gasas en la zona durante un tiempo, mínimo 10 minutos, hasta que se forme un coágulo que actúe de tapón. En el caso de que una persona sufra una Quemadura se debe conseguir un enfriamiento de la zona afectada, aplicando frío tan pronto como sea posible para detener la acción del calor sobre los tejidos. Lo más recomendable es enfriar la zona bajo un chorro de agua fresca, no helada durante un tiempo, unos 10-15 minutos aproximadamente. No se consigue el mismo efecto si se deja a remojo, además de tener riesgo de infección. Si son zonas muy extensas se pueden tapar con trapos o tejidos empapados.


Ante cualquier Traumatismo como Contusiones, Esguinces, Distensiones, etc… lo primero que se debe hacer inmediatamente es aplicar Hielo en la zona. El hielo tiene un efecto Anti-inflamatorio (es el mejor anti-inflamatorio natural que existe), y por lo tanto evitará o reducirá la posible inflamación que se produzca en la zona lesionada. El Hielo debe aplicarse, inmediatamente, siempre envuelto en alguna bolsa, toalla o trapo húmedo, ya que el contacto directo con la piel puede producir un enrojecimiento, e incluso una quemadura en la piel. Es recomendable que exista un gran contacto con la zona lesionada, por lo tanto se aconseja hacer un vendaje compresivo para asegura la transmisión del frio. Se debe aplicar varias veces durante intervalos de 15-20 minutos, dejando después un tiempo sin aplicarlo en la zona. Si la contusión es en una extremidad se tratará de tenerla elevada por encima del corazón. Existen en el mercado bolsas de gel líquido que se dejan en el congelador para facilitar este proceso en caso de lesión. También se pueden aplicar “remedios caseros” parecidos, como usar bolsas de productos congelados (guisantes, maíz,…). La aplicación de anti-inflamatorios, como el hielo, debe efectuarse en las 48 horas siguientes a la lesión, periodo “agudo” donde se produce principalmente la inflamación. Las pomadas existentes en el mercado tienen un efecto anti-inflamatorio bastante bajo, sin embargo son útiles para realizar masajes en la zona. Si una persona sufre una perdida o disminución de la consciencia, es decir sufre un Mareo o Lipotimia, se debe colocar a la victima tendida en el suelo boca arriba, a ser posible en un ambiente fresco o aireado, se aflojará la ropa que le oprima el cuello o la cintura, se levantarán las piernas y se evitarán aglomeraciones a su alrededor. En caso de Obstrucción Completa de la Vía Aérea donde la víctima no pueda toser ni hablar deberemos; primero dar 4 o 5 palmadas fuertes en la espalda, entre los hombros, estando la víctima inclinada hacia delante. Después realizaremos la Maniobra de Heimlich. Consiste en colocarse por detrás de la víctima rodeándola con los brazos. A continuación se debe cerrar la mano y colocar el nudillo del pulgar cuatro dedos por encima del ombligo aproximadamente, justo debajo de la parrilla costal. Con la otra mano coger la primera y hacer una fuerte presión hacia dentro y arriba en dirección a los pulmones, aflojando después. Se debe repetir esta secuencia tantas veces como sea necesaria hasta que la víctima expulse el cuerpo extraño.

En función de la situación de la víctima la colocaremos en determinadas posiciones. En caso de que la víctima esté inconsciente, sin ningún traumatismo aparente y con respiración y pulso estable la colocaremos en la Posición Lateral de Seguridad (PLS). Así podremos controlar el vómito y evitar la caída de la lengua hacia atrás.


Las víctimas con un shock, hemorragias internas, lipotimias y mareos se colocarán elevando las piernas para facilitar el riego sanguíneo a las partes vitales del organismo. En caso de heridas o lesiones en el abdomen e colocará a la víctima con las piernas flexionadas. En caso de problemas respiratorios o torácicos se colocará a la víctima semisentada. 3. REANIMACIÓN CARDIO-PULMONAR La recuperación cardio-pulmonar es un conjunto de maniobras cuyo objetivo es evitar la muerte irreversible de los órganos vitales, especialmente el cerebro, y para ello, deberemos hacer llegar el oxígeno a los pulmones de la víctima, realizando la ventilación con aire espirado (boca a boca) y haciendo que desde el corazón se bombee sangre mediante el masaje cardiaco. Ante un paciente o víctima con síntomas de tener una parada respiratoria o cardio-respiratoria los pasos a seguir serán los siguientes: ‰ Lo primero que debemos hacer es colocar a la víctima en posición de RCP, en una superficie lisa y dura, en decúbito supino (boca arriba), con los brazos estirados a lo largo del cuerpo y manteniendo la alineación cabeza-torax. ‰ El reanimador deberá colocarse, preferentemente, al lado izquierdo de la víctima, a la altura de los hombros. ‰ Realizaremos la apertura y mantenimiento de la vía aérea libre, y provocaremos la hiperextensión del cuello, mediante la maniobra Frente-Mentón, empujando hacia arriba el mentón y la frente hacia atrás. En caso de sospecha de traumatismo cervical evitaremos la hiperextensión del cuello mediante el avance de la mandíbula para abrir la vía. ‰ Limpiaremos las vías aéreas de posibles cuerpos extraños. ‰ Comprobaremos si la víctima respira o no durante al menos 10 segundos, mediante la observación del posible movimiento del torax. Esto se realizará a través de “oirsentir” la salida del aire espirado. En caso de que respire la colocaremos en posición lateral de seguridad. ‰ En caso de que no respire comenzaremos las maniobras de ventilación artificial, mediante el Boca a Boca. Para ello situaremos nuestra mano sobre la frente de la víctima y con los dedos pulgar e índice le taponamos las fosas nasales, mientras que con la otra mano se tracciona el mentón hacia arriba. A continuación, situar los labios del socorrista sobre los de la víctima, efectuando un sellado lo más perfecto posible y comenzar a insuflar aire espirado 2 veces. El ritmo respiratorio que se debe llevar a cabo es de 12 insuflaciones / minuto (aprox.), en caso de que tenga pulso. ‰ Para comprobar si existe una parada cardiaca tomaremos el pulso en la arteria carótida con los dedos índice y corazón. Si no hay signos de circulación, es decir, si sospechamos que existe parada cardiaca iniciaremos el masaje cardiaco. ‰ Para realizar el masaje cardiaco palparemos el reborde de las costillas y en el centro de las mismas, al


‰ ‰ ‰

final del esternón, el apéndice xifoides. Pondremos 2 dedos atravesados sobre la misma y a continuación de ellos apoyaremos el talón de la otra mano. La otra mano la colocaremos encima de la anterior con los dedos entrelazados. La presión del tórax la efectuaremos cargando el peso de nuestro cuerpo, con los brazos extendidos y perpendiculares sobre el punto elegido y sin doblar los codos. La frecuencia de las compresiones recomendada, es decir, el ritmo, es de 100 por minuto, unas 15 compresiones en 9 segundos. La combinación de insuflaciones y compresiones, independientemente de si es realizada por 1 o 2 socorristas será de 2 insuflaciones-30 compresiones (2:30). Las maniobras las realizaremos hasta conseguir la recuperación (posición lateral de seguridad) o hasta la llegada de servicios de emergencias médicas. Estas normas de actuación son validas para personas mayores de 8 años. En caso de proceder ante víctimas menores de 8 años cambiará el protocolo ya que las compresiones se harán con la punta de los dedos índice y medio, con menos fuerza y con la técnica 1:5.

RESUMEN Asegurar que usted, la victima y los demás testigos están seguros Comprobar Respuesta No

Si

Posición lateral de seguridad

Pedir ayuda Abrir vía aérea ¿Respira normalmente? Si

No 30 Compresiones torácicas 2 Ventilaciones de rescate 30 Compresiones


4. SALVAMENTO ACUÁTICO El Salvamento Acuático es una disciplina íntimamente ligada al socorrismo, y por lo tanto con una estrecha relación con la aplicación de los primeros auxilios. El conocimiento de determinadas técnicas de salvamento permitirá realizar rescates de víctimas en el medio acuático (playas, ríos, piscinas,…) con la mayor eficacia y seguridad, tanto para el socorrista como para la víctima. En esta unidad veremos las técnicas más sencillas y fundamentales, entre ellas destacan las siguientes: Presas y Zafaduras; la presa es la forma o maniobra que efectúa la víctima para agarrarse al socorrista. Una persona que está en trance de ahogarse se encuentra en un estado nervioso que hace que quiera agarrarse donde y como sea con tal de salvar su vida. La fuerza que puede desarrollar es muy superior a la normal. El socorrista deberá evitar que haga presa en él, excepto que le interese que haga presa para poder inmovilizar a la víctima mediante la realización de zafaduras, que consiste en unas maniobras que permiten liberarse con relativa facilidad de los agarres desesperados y descontrolados de la víctima. Estas maniobras deben ser rápidas y firmes.

Remolques; son las técnicas especiales que se utilizan para conseguir un traslado efectivo de una persona que ha sufrido cualquier tipo de accidente en el agua. La regla fundamental que debe cumplir cualquier remolque es La Seguridad del Accidentado. Existen 2 tipos: 9 Métodos de Remolque con Material Auxiliar (Indirectos), donde se utilizan flotadores, boyas, tablas de salvamento,… 9 Métodos de remolque Cuerpo a Cuerpo” (Directos), donde existe un contacto personal del socorrista con el accidentado. Algunas de las técnicas son:


“Palmas a la cabeza”

“Nadador Cansado”

“Por las axilas”

“Axila-barbilla o mentón-axila”

“Nadador Cansado II” “Nadador cansado con 2 SOS”

“Brazo rodado”

Técnicas de extracción de la víctima del agua; son las técnicas especiales que se utilizan para sacar de una piscina, pantano o mar a un accidentado cuando su estado de consciencia esta mermado. Existen varias formas de extracción pero las más comunes son:

Víctima consciente

Víctima inconsciente en playa


Víctima inconsciente en una piscina o zona rocosa

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE UNA VÍCTIMA EN EL MEDIO ACUÁTICO - Enumera y explica los pasos principales del protocolo de actuación visto en clase. Es importante tenerlo muy claro para no dudar en caso de tener que ponerlo en práctica. Nadie sabe cuando te puede tocar... ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________


APUNTES SALVAMENTO ACUÁTICO Y PRIMEROS AUXILIOS