Page 1

R

ASIGNATURA DE

PRINCIPIOS DE LA FE


Palabras Queridos alumnos:

Los quiero invitar a emprender un nuevo camino en és Probablemente tienen muchas preguntas y tal vez, alg

¿Qué hace un curso de cuestiones religiosas aquí? ¿Tiene algún sentido esta asignatura para mi carrera?

Seguro que estas preguntas y otras semejantes pasan oportuno responderlas junto a ti porque no queremos invitación es a abrir la mente y el corazón para ente corazón joven como el tuyo es capaz de admirarse ant que alejarte del ruido del mundo por unos momentos p Sergio Salas Fernández. Director de Ética y Formación Cristiana.

¡Qué tengas un


de bienvenida

ste curso. go de prejuicios.

?

n por tu cabeza ahora. Por este motivo, hemos creĂ­do s imponerte nada ni adoctrinarte, por el contrario, la ender las razones de la fe, estamos seguros que un te la belleza que ella propone. Probablemente tendrĂĄs para iniciar este viaje junto a tu profesor...

buen semestre!


INDรCE UNIDAD I

Semana 1 a la 6

UNIDAD II

Semana 7 a la 11

UNIDAD III

Semana 12 a la 17

Reflexiรณn final


UNIDAD I

Semana 1 a la 6

DIOS SALE AL ENCUENTRO DEL HOMBRE: La fe de la Iglesia Catรณlica

Objetivo de la unidad: Reconocer en los elementos fundamentales de la fe catรณlica la iniciativa de Dios que sale al encuentro del hombre para su salvaciรณn.


UNIDAD I 1 UNIDAD

Semana 1

Dios se nos muestra y nos invita a creer "Amen a esta Iglesia,

permanezcan en esta Iglesia,

sean ustedes esta Iglesia". San Agustín

Objetivo de aprendizaje:

Reconocer la iniciativa de Dios que sale al encuentro del hombre para compartir su propia vida divina. Conceptos clave: Dios, Revelación, Fe.

A continuación leeremos el siguiente texto bíblico: La conversión de San Pablo: Hechos de los Apóstoles 9,1-19.

pincha aquí para enlace externo


RESUMEN DE LA CLASE:

En el transcurso de la historia hemos visto cómo Dios se nos ha revelado. En este sentido, la novedad del cristianismo radica en que Dios toma la iniciativa y sale al encuentro del hombre, lo busca incesantemente para darle sentido a su vida para encontrarse con él. En primer lugar, lo ha hecho por medio de la creación, después por medio de los profetas y en último término se muestra definitivamente en su Hijo Jesucristo. Así también el hombre busca a Dios. Lo anterior nos revela que Dios es un Ser relacional que se comunica con el hombre, por tanto, el hombre es capaz de Dios porque Él mismo le ha dado esa capacidad de buscarle. Por eso, la Iglesia declara que Dios, principio y fin de todas las cosas puede ser conocido con certeza mediante la luz natural de la razón humana, a partir de las cosas creadas. Dios llama y el hombre responde libremente; en esto consiste la fe que se piensa y medita en una comunidad de creyentes en Jesucristo, es decir, en la Iglesia. Por lo mismo, nadie puede tener a Dios por Padre, sino tiene a la Iglesia como madre. Te queremos invitar a ser partícipe de este itinerario con el fin de ir adentrándonos en lo que cree la Iglesia Católica.


GLOSARIO DE LA CLASE DIOS: Ser trascendente y omnipotente, causa suprema del universo que crea y gobierna todo cuanto existe. Se revela por Jesucristo, su Hijo y permanece con nosotros en el Espíritu Santo. El Dios cristiano es Uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es Aquel que está en relación con los hombres y les comunica su salvación. Dios es amor, tanto amó Dios al mundo que le dio a su hijo único (Jn, 3, 16).


REVELACIÓN: Manifestación que Dios mismo ha hecho de su Persona, de la creación y de su plan de salvación para los hombres. La Revelación es un hecho histórico que permite al hombre descubrir verdades que superan su entendimiento y otras verdades que el hombre sí pude alcanzar con su razón, pero que necesitan ser conocidas por todos, sin dificultad, con certeza firme y sin mezcla de error. FE: Es una de las virtudes teologales que permite a nuestra inteligencia adherirse firmemente y sin temor a equivocarse a lo que Dios nos ha revelado. La fe es un acto personal, la respuesta libre del hombre a Dios, ordenando nuestra vida, conductas, acciones y decisiones hacia Dios. Pero la fe no es un acto aislado, nadie puede creer solo. El creyente ha recibido la fe de otro y debe transmitirla a otro.


Reflexión del texto bíblico La conversión de san Pablo (Hch 9,1-19).

Saulo, a quien posteriormente se le conocerá como Pablo, era un judío fiel a su fe, que consideró en un primer momento que el cristianismo era una amenaza para su religión y comenzó a perseguir a los cristianos. Él creía ver con claridad, pero la luz de Cristo que lo encandila en el camino le muestra su ceguera. No conocía verdaderamente a Jesús, y por eso se oponía a Él. Jesús toma la iniciativa de encontrarlo, y su ceguera y posterior visión se vuelven signo de un cambio de mirada ante la realidad de su fe. La fe renovada de Pablo no es una negación de lo que antes era importante para Él, sino un modo nuevo de orientar su vida.


Jesús valora su persona, no las obras contrarias al cristianismo que realizó en el pasado, y por eso este hombre valiente y decidido pasó de perseguidor a apóstol, poniendo su vida al servicio de Dios. Este llamado a servir lo vive en la comunidad de la Iglesia, que se vuelve su familia desde el momento de su bautismo. En ella se alimenta y recupera sus fuerzas, y da sus primeros pasos en el conocimiento de Jesús cuando comparte con los miembros de la comunidad. En el ejemplo de Pablo se ve cómo Dios toma la iniciativa de salir a nuestro encuentro, cómo somos capaces de conocerlo, entrar en relación con Él y seguirlo, y cómo alimentar y fortalecer nuestra fe en la familia de la Iglesia.


¿Cómo se manifestó Dios a Abraham? Dios le dijo: Deja tu casa y sal para una tierra que Yo te indicaré. Abraham llevó a Sara, su esposa y a un sobrino huérfano, Lot. Llegaron a la tierra de Canaán, allí Dios le dijo: Mira esta tierra. Te la voy a dar a ti y a todos tus descendientes. Abraham pensó: pero si yo no tengo hijos, pero Dios le dijo: Serás padre de muchísima gente, de un gran pueblo.

DATOS


Así nos busca Dios según Santa Teresa de Calcuta… En esta oración describe cómo Dios nos busca: Y quiero que sepas que cada vez que me invitas, yo vengo siempre, sin falta…Vengo deseando consolarte y darte fuerza, levantarte y vendar todas tus heridas…Te conozco como la palma de mi mano, sé todo acerca de ti, hasta los cabellos de tu cabeza he contado.

BÍBLICOS B

Pfc 9  
Pfc 9  
Advertisement