Page 1

Suplemento Mensual del Sem anario Universidad http://malacrianza.wordpress.com

Para mandar algún aporte o comentario escriba a:

crianzamala@gmail.com

dición agosto 2010 - Sétima E

Sin mordaza

r a i l i m a f o e Pas rieta Laura Valenciano Ar ail.com gm @ no cia laura.valen

A mí me criaron ambientalistas. A mi edad mis papás eran activistas políticos. Así se conocieron,

“trabajando para el partido” cuando los partidos políticos principales en Costa Rica aún respondían a una ideología. Ellos eran, son y serán socialdemócratas. Mi hermano y yo mucho tenemos de ese bagaje en nuestra personalidad y nuestra forma de pensar, hasta el día de hoy cada quien aplica esos principios a su manera. Hace unos días unos muchachos y muchachas, que describo como valientes por falta de una palabra aún más fuerte, se unieron en lo que iba a ser una hazaña nunca vista en nuestro país. Se dispusieron a caminar desde Casa Presidencial hasta Crucitas en oposición al proyecto de una mina a cielo abierto de la que estoy segura todos están más que enterados. Yo cuando lo escuché no lo podía creer y menos cuando logré entender la distancia de la que se trataba. Para los que como yo no tienen una distancia en mente cuando les hablan de Crucitas les cuento: Crucitas está más allá del norte, donde la tierra es roja y seca y Alajuela se parece a Guanacaste. El clima es húmedo y caliente y la falta de rotulación parece ser parte del paisaje. Son alrededor de 170kms de San José o lo que significaría caminar la romería de San José hasta Cartago unas 8 veces y media. El lunes de esta semana salí de mi casa para ir a despedirlos porque el grupo salía de Zapote en la mañana y necesitaban todo el apoyo posible. Tenían que saber que había gente en todo el país que les agradecía su sacrificio y que compartía su sentimiento hacia la causa. Ganas no me faltaron de irme con

La Malayerba D e las “grandes maravillas de la humanidad” hoy en día parece que el motor de com-

bustión interna se lleva todos los premios. Resulta impresionante ver como muchísima gente se informa y alguna poca se alarma por uno de los más grandes derrames de petróleo de la historia (escuchando en la misma noticia las consecuencias ecológicas de esto) y luego sin dudarlo toman su queridísimo automóvil sin tener en cuenta la relación de su actividad diaria con tales desastres. Respecto a las perspectivas sociológicas generales de este y otros fenómenos similares se han dicho varias cosas, repitiendo aquí las menos positivas, pero quizás las de mejores argumentos científicos, es clara la sensación de que los límites físicos en este momento ya se sobrepasaron de forma preocupante y un grupo pequeño de analistas incluso ha

ellos, por lo menos lo que aguantaran mis piernas, pero me quedaban dos finales más para esa semana y no era el momento para dejar tirados cursos. Seguí su progreso por twitter y facebook, la coordinadora de Ni una sola mina se encargó se mantenerme a mí y a cuantos la siguieran al tanto. Cada noticia que “posteaban” yo se la reportaba a mis papás que desde el primer día les desearon de la suerte más sincera. Hablamos de la posibilidad de ir a acompañar a los caminantes ese último trecho hasta Crucitas, yo nunca pensé que hablaran en serio. Hoy nos despertamos a las 7am, que para mí sigue siendo madrugada, y salimos camino a un lugar que ninguno conocía. Por ahí de las once de la mañana después de un par de perdidas y preguntas a los vecinos del lugar nos desviamos a la derecha sobre una calle de piedra y polvo. Unos 20kms adentro los fuimos encontrando, “la cola del grupo” se autodenominaban los primeros que vimos. Mi mamá les dio las gracias y avanzamos al siguiente grupo con los que intercambiamos un par de minutos. La mayoría de mi edad, jóvenes agotados y golpeados por el caminar de seis días con la convicción intacta de que “a Crucitas llegamos hoy”. Dispersos en una distancia de 4kms estaban todos, caminando en grupos o solos, sin una sola insignia o con banderas de Costa Rica, todos con sudor, dolor y ganas. Nosotros los pasamos con la promesa de vernos pronto, todos en el carro queríamos ver Crucitas y saber de aquel lugar tan olvidado por todos hasta que la mina nos lo recordó.

“Crucitas es nuestro”, eso es lo que dicen los vecinos que apoyan la mina y a Infinitum S.A. Crucitas es nuestro, sí. Crucitas es de todos nosotros y los caminantes hoy lo demostraron. Agotados se reunieron para entrar juntos a un pueblo, olvidado por el Estado, que no los quería ahí.

a h c n a m n a r g Una zar Carlos Murcia Sala cjmurcia@gmail.com

señalado que no se ha de volver a ellos nunca. Sobre esto solo faltaría poner la discusión de si la problemática ecológica se vincula directamente con el afán humano por sostener la ideología del progreso lineal y alabar irracionalmente las comodidades del paradigma tecnológico y económico de la civilización industrial moderna o es culpa de que el desarrollo sostenible no había llegado antes. Las elaboraciones comenzadas hace 2 siglos alrededor de un par de leyes físicas básicas, la segunda ley Termodinámica por ejemplo, dieron las guías suficientes sobre “el quehacer” al respecto de los límites y definieron visiones del mundo que organismos, dirigentes y discursos del poder actual siguen insistiendo en que no son tan acertadas, más bien con la idea que de las crisis solamente se puede salir con la creación de más trabajo y más consumo, y de que

la tecnología por sí misma puede solucionar los problemas que causa. En esta reciente ocasión, luego de ocho intentos de intentar frenar el derrame petrolero prevaleció la ley física: una mancha de tinta dispersada en el agua no puede volver a concentrarse en un pequeño volumen. En el ámbito de la crítica, escuchando de uno y otro lado las opiniones y reportajes acerca del desastre petrolero actual en el Golfo de México, molesta tanta insistencia en situar la culpabilidad simple de los miembros de British Petroleum pasando por alto como si fuera poca cosa, la neutralidad absurda que mucha gente (sobretodo esos extraños de en medio que no son pobres ni ricos y que últimamente se han dejado llamar Sociedad Civil) trata de sostener, falsa neutralidad detrás de un sistema económico que tampoco lo es y que tiene como consecuencia dar apoyo a muchas de esas irracionali-

Hoy yo fui a un paseo familiar. Conocí tierras preciosas, solas pero ya nunca más olvidadas. A esas personas que conocí en el camino, ¡Gracias! ...al fin y al cabo si lo que son es valientes, ¿por qué no describirlos así? dades señaladas anteriormente. En Centroamérica y Latinoamérica a la mayoría de la gente además de solucionar el problema de cómo comer, seguramente le importaría más una agricultura que recuerde principios de arraigo, sustentabilidad y solidaridad, antes que una lluvia de paquetes de semillas y agroquímicos con fórmulas científicas venenosas que de un modo u otro empobrecen, ya sea la salud, la tierra, el bolsillo, el conocimiento o todas juntas. En el caso actual de nuestro país, ante la maravillosa resolución presidencial de declarar de interés nacional el proyecto de minería de oro en la comunidad de Crucitas, valdría la pena plantear un caso que cualquier docente de secundaria podría utilizar de hipotético en su próxima clase a ver: ¿Qué pasaría si ponemos una gran pila de desechos de una mina a cielo abierto (con presencia de cianuro y otros metales tóxicos) en medio de un país tropical donde las condiciones climáticas, geológicas y biológicas en algunos casos no se han logrado determinar a causa de su gran complejidad? ¿qué hacer si esta vez se vuelve a regar la tinta?


La casetera

Mono

Esteban Mora ail.com estebanmoraa@gm

H ace 7 años Malcolm Mclaren, exrepresentante de Sex Pistols, (y actualmente un cadáver

que se está pudriendo en el mismo cementerio con Marx), dijo que el “8-bit” (música basada en videojuegos de baja fidelidad como Ataris o Gameboys) era algo así como un “nuevo punk”. En uno de los sitios de la comunidad de “8-bit”, micromusic.com, le dijeron que su música no es

La bisagra

nueva, que tiene más de 30 años (igual que los videojuegos, claro) y que: “En micromusic nos preocupa menos cómo se ha producido la música, lo que amamos es su estética de baja/alta tecnología” (“low tech/hi-tech aesthetic”). Por eso cuando el “8-bit” apareció, no se usó para nada distinto de la música “popular” que ya se hacía con cualquier otra fuente sonora. Se transformaban los estilos (timbres, texturas, medios de producción), pero no los géneros ni los tipos de las obras. Lo mismo pasó con el “glitch” (música electrónica basada en los sonidos de errores y fa-

llas de tecnologías digitales del mismo nombre), que se usó para el mismo “techno” (“ambient” o no, también “minimal”) que ya se hacía de por sí en su época. No es un asunto de lo nuevo cronológicamente: Yasunao Tone hacía un “glitch” no solo mucho más experimental, sino muchos años antes que Pan Sonic, Autechre o hasta Oval, pero los últimos se acomodaron mejor a las convenciones del “techno” de sus días; Yasunao Tone y su música (como cuando se dice “su música” sin estar hablando solo de la música de ese autor) sigue siendo prácticamente desconocida, no para artistas o consumidores, sino para el mayoreo del arte; no por nada el experimentalismo neoyorquino de la última década ha ido de la mano de tribalismos (Animal Collective, High Places, Raccoo-oo-oon), básicamente porque, más allá de géneros, cualquier ruptura con lo melódico, lo armónico y lo tonal (sea “jazz”, sea “serialismo”) gravita por lo pre-melódico, lo pre-armónico y lo pre-tonal (hasta en el cine: los primeros encuadres de los Lumiére son modernos en comparación con el más reciente Nacimiento de una Nación de Griffith). El “glitch” o el “8-bit” (o las apariciones desde el “drum and bass” al “breakcore”) forman parte de un largo desgarramiento de la música electrónica; un desorden progresivo de convenciones, no solo una progresión. Cada ruptura, con los

! o d n e y e r c !Qué te’tas Floriella Rivas l.com labisagra33@gmaiblogspot.com http://labisagra33.

“Un par de tetas jalan más que cien carretas”. ¿Quién no ha escuchado, por lo menos una vez en la vida, esta famosa afirmación? Yo la escuché de pequeña, pero no la entendí sino hasta que pude dimensionar la realidad de esas palabras. No comprendía, en mi tierna inocencia, qué mayor fuerza podían tener unas “boobies” que una fila tan larga de carretas y, aún más, jaladas por bueyes. Como dirían en un conocido programa de comedia venezolano: ¡incomprensible! ¡Ah! Pero resulta que a una le toca crecer, experimentar, ver y vivir cosas que, dichosamente, le van iluminando el camino para entender esas gotitas de saber que vamos acumulando. Y también (¡bendito sea el cielo!) a todas nos toca ver y sentir como ese par de fuerzas nos van creciendo en la parte superior del tórax, para convertirse en las “desbancadoras” de carretas que son. Hay pocas cosas que atraigan más la vista de cualquier persona (y en esto soy enfática, DE CUALQUIER PERSONA, no importa el sexo) que un escote profundo, más si el escote tiene un buen relleno. Pero a la hora de meterse al cuarto y quitarse la ropa, esas nenas son, sin lugar a dudas, las primeras estrellas en robarse el show. Es divertido saber que a una vasta ma4 de agosto

2

grados que van del estilo a la estética, o entre las diferentes estéticas entre sí, descaran el ‘arte por el arte’ que es casualmente imperativo para toda ortodoxia (incluso que se va instaurando como ‘nueva’...), y reflejan así las relaciones asimétricas de la circulación cultural. Una constricción ni de géneros ni de tiempo, sino de la relación con la que la sociedad moldea la contraposición de lo feo de unos con lo feo de otros (lo que es igual a decir lo bonito de unos y de otros); es como la ‘funcionalidad’ donde nada lo interno de las obras y sus adjetivos... El futurista Russollo hablaba del placer que todavía encuentran las personas en escuchar los ruidos de los ríos o del viento. Por eso es tan curiosa la separación que hacen en micromusic entre producción sonora y sonoridad. Las técnicas de producción de la “música concreta” bien podrían haberse usado para hacer “techno” o “house”, solo se necesitaba que Stockhausen programara ciclos en lugar de discontinuidades, y ya. El que la técnica fuera rudimentaria no le determinaba a Stockhausen la subjetividad de uno u otro contenido, pero al parecer los músicos “concretos” estaban hasta más hastiados que Schoenberg. Brecht criticaba el “evolucionismo” de Lukács que invocaba el fantasma de la revolución clásica, desdeñando como decadentes todos los grados de trágicos derrumbes dentro y en contra de la industria cultural. Para Brecht no se podía ni romper con la realidad (!) sin enfrentar su situación actual, ni tampoco siguiendo un canon. ¿Cómo hacer otro arte -si eso es lo que se desea, clarosiguiendo parámetros clásicos? ¿Cómo diablos hacer de las vanguardias decadencias, cuando a pesar de su absorción dentro de la industria cultural (tal vez precisamente gracias a eso), siguen desnudando, de una u otra forma, la resignación misma de la cultura al capital?

yoría de hombres les fascina entretenerse en esa zona del parque de diversiones por un buen rato, antes de entrar a la acción dura, ya sea con ojos, manos o boca. Pero es todavía más divertido para nosotras experimentar las maravillas que su fascinación por las “gemelas fraternas” nos hace sentir. Digo gemelas fraternas porque para nadie es un secreto que, cuando son 100% naturales, no son idénticas: siempre hay una por lo menos un toquecito más grande que la otra. Desde la perspectiva femenina, anatómicamente nuestros pechos están dotados de todo lo que necesitan para tener un papel estelar en la sexualidad. Primero, tienen las glándulas mamarias que soportan desde la lactancia de bebés en sus primeros días hasta la de los no tan bebés, en sus mejores años de vida útil. Segundo, tienen forma de montañas y, como tales, llegar a la cima en la escalada de esa ruta, que es llegar al clímax. Tercero, tienen un sex-appeal más que el necesario y suficiente para atraer hacia ellos al sujeto de nuestra atención. Por otro lado, arrogándome la capacidad de hablar de parte de los chicos, me atrevería a afirmar que ellos simplemente están contentos de que ese par de amigas existan y de tener libre acceso a ellas cuando quieren pasar un buen rato con su pareja. Pero sobre todo, y como reza una adivinanza que escuché por ahí, por lo que más felices deben estar aún, es de ser hombres y no gallos, porque las gallinas no tienen tetas. http://malacrianza.wordpress.com/


Himeneo Poesía

cerveza a n u e b e b o nad nca volverás a ver. El comisio nu con la hija que s, Soñás con pozo a sonrisa; vos, la cámara. e, n u e siempr Ella sostien capturado para s dónde está ella ahora, l ta or m to en o sabe Un mom en una jaula. N como un pájarouesta, cuáles son sus sueños: con quién se ac oscura, no tiene fin. ones. la madriguera esreal: tan sólo un libro de ilusirmir. es do o a n s te va Pero esto ponés el pijama, Apagás la luz, te

Luis @Cgmhaial.comcón

glucho logspot.com/ http://lasabana.b

Un año sin luz

Quien dice tener todas las repuestas ser comprendidos, nos engaña: no queremos Nos hemos dado tampoco felices. El sabor de la frutla espalda a nosotros mismos. en la fruta misma:a no está y todas las mujeres el tiro de un reflector nos golpea lo s ojos o algo parecido. son un mismo hombre,

ientes iv v s to r e u m s Lalucens seoapcaghaneen todda BueenosloAireañs, osy no queda nadie despierto tr Las Como un par de ex excepto nosotros. da de sí mismos: que no conocen na sto? ¿Te asustás? grande para tu gu ¿Es la capital muyresplandor amenazante? ¿Tiene el mar un dador El tiempo es un naente en la noche. em av su sumergido es desconocidas para viajar a ciudadsomos nosotros, or am el os em ac H . tan infeliz como lo donde la gente es e en cualquier otro lugar del mundo nt ge ”. la ar es og ar “h como lo r al cual poder llam s. Buscamos un lugas. Nos enamoramos. Tenemos hijo sa a. ca llega, nunc Construimos uestro”. Pero nada Queremos decir: “n , rmanece, solemne Y Buenos Aires pe a existencia. sin saber de nuestr

La segunda letr a del Nombre Busco tu nombre en el ol vido. Tresc cir:

ientas noches, trescientas pa Los rincones se lleredes, se interponen entre tu inicia como dena desdichado. En la n de insectos, telarañas: ahí la l y la mía. papel blanco com mesa una foto que mandaste de otsombra del las lápidas, suena o el infierno. El viento, cuando acro país, un estar tan solos. a llanto. O quizá eso queremos creeecha entre r para no

En la esquina d e la farmacia (para la pareja que se instaló bajo mi

Contra la pared, como la sombra de se escurre un hilo un fusilado, orina, semen, pala de la madrugada: para hacerme sent bras dichas ir mejor.

ventana a las 3.20

a.m)

vedo e z A n ó im S l ie an Soledades d¿Yequé D

tu puerta? ¿Y qué si espero a consumís es un número tachado e qu mirás si cada colilla brís la ventanilla y hacia tu muerte? Agris, como la lluvia hacia fuera: todo eran solución tas preguntas tuvi és Si . os rr ca s lo sta. en el techo de dazos a primera vi red el sol no te haría pepaid off well / Now I’m old and bo s ha t gs to an en at ás Teenage sentido el oído y vos escuch te grita una voz en ro idioma que no encierran ningún ot en unas palabras ficado as, ¿Cuál es el signi sa id uc ad tr an er fu para vos. Y aunquebras exactamente? La chica que rehútu cara, que tienen las pala teléfono, la puerta que cierran enr a dónde vas darte su número deyo? Entonces resulta obvio no sabe ¿Dice esto algo tu bre: a susurraba tu nom ic ús m da to e qu un tiempo ni por qué. Hubogemido de la madera. el a ed hoy sólo qu e ha de venir. tre éste paso y el qu en ca fo so te o ci en El sil

4 de agosto

3

http://malacrianza.wordpress.com/


La ventana L legaban los vientos de mil novecientos ochenta y seis, cuando las crayolas invadieron la

casa. Una chiquilla de mirada grande y profunda se pondría a pintar aviones, de los cuales se guindaría siempre, para viajar en cualquier lienzo blanco, listo para ser resucitado. Anlly Montiel, con doble ele e y griega, porque así quedo etiquetada en los papeles azules del registro público, creció dibujando. Desde los dolores, hasta los amores, de las penurias a los grandes éxitos. En una de esas fue a parar al Conservatorio Castella. Luego llego el cambio, unos cuantos cursos de historia, otros cuantos bodegones y la Universidad de Costa Rica y la Facultad de Bellas Artes. Seis años, porque así es, tardó en su aventura universitaria incursionando en la pintura y el diseño. Sus sueños se cumplirían al exponer en la 1887 del CENAC. Su experiencia también trascendió a las paredes con sus bellos murales. Su obra incluso trascendería a otros medios, ya que pasaría por las tablas del teatro Girasol, Radio U y Canal 15. Su obra, tan colorida y vibrante, es reconocida en el 2010 al graduarse de pintura y también de diseño. Actualmente ella sigue volando, colgada de los aviones que la hacen soñar. Agradecemos a Guillermo Navarro por su colaboración en la confeccion de este texto.

? a m o s a e s ¿QuiéAnnlly Montiel Muñoz

yimonti@gmail.com m/photos/gimonti/ http://www.flickr.co

Créditos La MalaCrianza en la web: http://www.malacrianza.wordpress.com editoras

Daniela Muñoz

danielavms@gmail.com

Angela Alarcón 12397kuis@gmail.com ilustraciones

Anlly Montiel Muñoz

http://www.flickr.com/photos/gimonti/ yimonti@gmail.com laventana

Eunice Báez Sánchez eueunice@gmail.com Mariela Montoya marielasandia@gmail.com lacasetera

Esteban Mora estebanmoraa@gmail.com himeneo

William Eduarte willaseb@racsa.co.cr labisagra

Floriella Rivas

floriellarivas@gmail.com

Devoracine

Voy a explotar

Clyde, Mickey y Mallory Knox, Marianne y Pierrot. Justamente en esta última referencia encontramos una película bastante cercana a las estéticas de la nueva ola francesa: cámara en mano, cortes bruscos en edición, voces dislocadas entre imágenes que aportan otros significados y trascienden el discurso. En este aspecto Voy a Explotar es magnifica, dura e ingeniosa. Naranjo dice: “Román viene de una familia adinerada de políticos, y tiene ideas de subversión y anarquía, sin embargo no las lleva a las últimas consecuencias. Maru también trata de romper con lo establecido, que es aceptar cualquier ideología que se le imponga, que sea política o religiosa. Pero la rebelión tan sólo llega a la azotea de la casa.” Como un reflejo de esta historia, el largometraje mismo hacia su final parece que tampoco sale de su propia azotea. Ya sea porque no sabe que hacer con sus personajes o porque resolver la alta franja entre los jóvenes y los adultos parece imposible. Sin importarnos este bache se mantiene fresca , interesante y adictiva. Voy a explotar desde cualquier lugar que se le mire tiene una particularidad: nos desordena. Porque un mundo sumido en el caos no puede engendrar otra cosa que caos; así como Maru escribiendo en su diario: pésele a quien le pese, caiga quien caiga.

iceño William Eduarte Brco.cr a. willaseb@racs

S iempre existe la violencia antes de activar un mecanismo. Unos segundos de distancia, la de-

marcación de un limite y todo el aire de por medio. Existe en ese reino en el que nosotros mismos retiramos nuestros deseos por ser peligrosos, nuestros sueños por incansables, nuestras sensaciones por adictivas. Y es en ese lugar el que olvidamos que alguna vez quisimos hacernos viejos, cumplir con todas las reglas, llevar correctamente la corbata. Voy a Explotar, de Gerardo Naranjo es ese segundo entre dos jóvenes, es ese amor incoherente entre dos locos, es ese correr contra todo para saltar al vacío. Gerardo Naranjo, director mexicano que ha realizado Perro Negro, Malachance y Revolución entre otras, nos entrega una obra que camina sobre la exploración de la adolescencia, su irreverencia y su incomprensión. En este transito son Román y Maru los que encuentran algo parecido al amor y deciden escapar del ahogo en que están inmersos. Son dos escapistas que hacen homenaje a otros tantos que lo han intentado: Bonnie y 4 de agosto

4

lamalayerba

Carlos Murcia

s colaboradore

cjmurcia@gmail.com

Laura Valenciano Arrieta

laura.valenciano@gmail.com

Guillermo Navarro

memo.naval89@gmail.com stilo

correcióndee

Ma. Cecilia Vega

nal

diseñoyartefi

Derive Castellón León derycas@gmail.com

Para realizar algún aporte o comentario escriba a:

crianzamala@gmail.com http://malacrianza.wordpress.com/

Malacrianza del mes de Agosto, 2010  

Suplemento mensual del Semanario Universidad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you