Issuu on Google+

TÉCNICAS DE MOVILIZACIÓN Y TRASLADO DE PACIENTES EN GENERAL

PONENTE: MIGUEL ÁNGEL DÍEZ GARCÍA HOSPITAL DE MEDINA DEL CAMPO AULA DE FORMACIÓN – SÓTANO FECHA 09/05/2011


MOVILIZACION 1) Tipos de movilización  Activas  Pasivas 2) Arcos de movimiento 3) Normas para la correcta movilización de pacientes  Consideraciones generales  Pautas básicas  Pautas ergonómicas  Dispositivos de apoyo 4) Posiciones:  No quirúrgicas: • Decúbito supino o dorsal • Decúbito prono o ventral • Decúbito lateral • De Sims o semiprona (de Pronación ¾ e Inglesa) • De Fowler ó semisentado (SemiFowler 30º, Fowler Alta 90º)  Quirúrgicas: • De Trendelenbürg • AntiTrendelenbürg ó Morestin (Trendelembürg inversa) • Roser o Proetz • Ginecología ó de Litotomía • Genupectoral ó Mohometana • Kraske ó Jacnnife (Navaja sevillana)

TECNICAS DE MOVILIZACION DE PACIENTES CON IMPORTANTES LIMITACIONES DE MOVILIDAD 1) Objetivos de la movilización del paciente 2) Reglas básicas para la movilización del paciente 3) Técnicas de movilización  Movilización de un paciente encamado • Actuación ante un paciente que no colabora • Actuación ante un paciente que colabora. • Movilización de un paciente con ayuda de una sábana  Movilización de un paciente por segmentos hasta el borde de la cama.  Girar a un paciente en la cama hasta la posición de decúbito lateral  Girar a un paciente en la cama hasta la posición de decúbito prono.  Movilización de un paciente hacia arriba de la cama • Actuación ante un paciente que no colabora • Actuación ante un paciente que colabora

2


 Movilización del paciente en bloque • Levantamiento en bloque por tres personas • Levantamiento en bloque por dos personas • Giro en bloque  Ayudar al paciente a sentarse en la cama  Ayudar al paciente a sentarse en el borde de la cama  Movilización de un paciente utilizando un elevador hidráulico • Procedimiento de actuación • Métodos de colocación del arnés  En decúbito lateral  Desde la posición de sentado

TECNICAS DE TRASLADO 1) 2) 3) 4)

Introducción Seguridad con las sillas de ruedas Uso seguro de las camillas Técnicas de traslado  Traslado del paciente de la cama a la silla de ruedas • Actuación ante un paciente que colabora • Actuación ante un paciente que no colabora  Traslado del paciente de la cama a una camilla • Actuación ante un paciente que colabora • Actuación ante un paciente que no colabora • Técnicas de deambulación • Procedimiento para ayudar al paciente en sus desplazamientos

3


MOVILIZACIÓN El Estatuto Marco, en su artículo 14.2, señala entre las funciones de los Celadores: “Ayudarán, asimismo, a la Enfermera y ayudantes de planta, al movimiento y traslado de los enfermos encamados que requieren un trato especial en razón de sus dolencias”. Como vemos, los Celadores están directamente implicados en el movimiento y traslado de los pacientes en el ámbito sanitario. Su mejor o peor desempeño va a tener consecuencias directas en el bienestar y salud, tanto del paciente como del propio trabajador. Para situar, mover o trasladar al paciente adecuadamente, no sólo bastan una serie de cualidades físicas y buena voluntad, sino que es necesario realizar estas técnicas siguiendo unos criterios establecidos, que permitirán evitar riesgos y favorecer la comodidad de las dos partes implicadas (paciente y Celador). Cuando un paciente permanece encamado durante largo tiempo puede disminuir su movilidad, su tono muscular, y pueden aparecer contracturas y atrofia muscular. El Celador debe saber la importancia de utilizar la movilización o inmovilización del paciente para su recuperación y para prevenir nuevas lesiones. La movilización consiste en una serie de ejercicios encaminados a conseguir el restablecimiento de las funciones disminuidas por la enfermedad. El ejercicio favorece la circulación, el aporte de oxígeno, y nutrientes a los tejidos, la eliminación de productos de desecho. Aumenta la frecuencia y profundidad respiratoria, y facilita la eliminación intestinal, etc. 1) TIPOS DE MOVILIZACION Está en función de si el paciente puede o no por sí solo, realizar los ejercicios; las movilizaciones se clasifican en:  Activas Son las realizadas por el propio paciente, en ellas se mueven tanto los músculos como las articulaciones. Puede realizarse con asistencia, o ayuda del fisioterapeuta, o contra resistencia (manos, poleas, etc.)  Pasivas Realizadas por terapeutas sobre diferentes segmentos corporales, según sus arcos de movimiento. 2) ARCOS DE MOVIMIENTO El arco de movimiento es el mayor grado de amplitud que tiene una articulación. Varía de unas personas a otras en función de sus características individuales y su patología. Los movimientos que se pueden realizar son: ∗ Flexión: es un movimiento que consiste en doblar una extremidad sobre una articulación. ∗ Extensión: consiste en extender o estirar una extremidad sobre una articulación. ∗ Abducción: se trata de un movimiento de alejamiento del plano medio. “Separar”. 4


∗ ∗ ∗ ∗ ∗ ∗

Aducción: movimiento de acercamiento al plano medio. “Juntar”. Eversión: es el cambio de dirección hacia fuera. Inversión: cambio de dirección hacia dentro. Rotación: es el movimiento de giro sobre un eje. Circunducción: es un movimiento circular alrededor del eje del cuerpo. Pronación: es el giro del antebrazo que permite colocar la palma de la mano hacia atrás o hacia abajo. ∗ Supinación: es el giro del antebrazo que permite colocar la palma de la mano hacia delante o hacia arriba.

3) NORMAS PARA LA CORRECTA MOVILIZACIÓN DE PACIENTES El cuerpo humano es la más perfecta de las máquinas contando no solo con la mayor cantidad posible de movimientos y palancas, sino además con la posibilidad permanente de detección y auto reparación de daños en la mayoría de los casos. En la movilización de pacientes, para evitar daños irreparables, se deben tener en cuenta algunas premisas que preservaran la salud de quien realice la operación y la seguridad de quien deba ser movilizado:  Separar los pies, uno al lado del paciente y otro al costado, ligeramente detrás.  Durante la posición de agachado (o posición de sentado) o al movilizar al paciente para cambiarlo de posición, deberá mantenerse la espalda derecha. Eso hace que: • La espina dorsal, los músculos y los órganos abdominales estén en alineamiento correcto. • Se minimice la compresión intestinal que causa hernias. • El cuello y la cabeza sigan la alineación de la espalda, evitando daños en la zona cervical.  Los dedos y manos han de extenderse por la superficie corporal para realizar el esfuerzo con la palma. Los dedos solos, tienen poca resistencia y pueden sufrir lesiones óseas o musculares.  Acercarse al objeto con los brazos y codos al lado del cuerpo. Si los brazos están extendidos, pierden mucha su fuerza y paralelamente, también se pierde el equilibrio

5


corporal. Si acercamos la carga, el peso del cuerpo estará concentrado sobre piernas y pies. Comenzar el levantamiento con un empuje del pie posterior.  Para evitar la torsión del cuerpo al tener que girar soportando la carga, (pues es la causa más común de lesión de la espalda cuando no se realiza el movimiento correctamente), se ha de cambiar el pie delantero en la dirección del movimiento antes de girar la cintura. Si el objeto es demasiado pesado para quién realiza la operación, debe coordinarse la acción con un ayudante, contando entre ellos hasta tres (a modo de preparación), para luego dar la orden de ejecución correspondiente al movimiento a realizar.  Consideraciones generales Existen diferentes causas por las que se hace necesario movilizar un paciente: 1. Cambio de posición en el lecho. 2. Traslado a un vehículo (que no sea ambulancia u otro medio de transporte adaptado a ese fin). 3. Traslado del lecho a silla de ruedas. 4. Traslado al sanitario. 5. Traslado de una cama a otra cama o camilla. 6. Traslado desde el lecho a una silla y a la inversa. 7. Cambio de posición sentado a parado. Al efectuar cualquiera de las maniobras de movilización descritas, se deberán tener presentes los siguientes aspectos: • Tome conocimiento del estado general del paciente, esto es, causas por las que se encuentra ingresado, grado de comprensión o entendimiento que el paciente posee para recibir y ejecutar indicaciones que se le impartan (aún las más simples), grado de colaboración, etc. • Verifique su estabilidad observando la limitación de movimientos por existencia de férulas, yesos, canalizaciones, patologías óseas, así como tendencias a inclinarse hacia un costado, mareos, u otras causas que afecten su estabilidad. • Compruebe la fuerza que posee o la resistencia que ofrece al movimiento el paciente. • Observe si usted se encuentra frente a un paciente activo (que requiere solo una asistencia parcial), o pasivo (que no puede valerse por si mismo).  Pautas básicas 1. Movilice al paciente hacia el lado que el mismo mejor pueda valerse por si mismo. 2. Antes de realizar las maniobras de traslado, infórmese sobre las mismas. Utilice frases cortas y concretas para dar directamente al paciente sobre la ayuda que el mismo deberá prestar. 3. Trabaje junto a él. 4. Aliéntelo conforme se esfuerce a fin de incentivar su colaboración. 5. Explíquele, de ser necesario, cual es el objeto de la maniobra o traslado. 6. Realice la movilización en forma parcial. Si el paciente puede caminar, hágalo junto a él, recorriendo tramos cortos por vez, teniendo en cuenta la existencia de drenajes, tubuladuras y otros elementos que puedan trabar el desplazamiento.

6


7. Compruebe que el calzado utilizado por el paciente no presente el riesgo de resbalar o tropezarse. 8. Trabe las ruedas de camillas, sillas de ruedas o camas, para evitar posibles desplazamientos de las mismas. 9. Tome las precauciones necesarias para asegurar al paciente durante el traslado, a fin de evitar su caída.  Pautas ergonómicas  Utilice fajas lumbares si han sido consideradas necesarias para la movilización de un paciente.  Utilice los cinturones de traslado de ser necesarios para asegurar la correcta sujeción del paciente al momento de levantarlo, evitando así tomarlo de los hombros.  No intente movilizar pacientes obesos o poco colaboradores sin la asistencia de otra persona. Solicite ayuda idónea.  No se confíe. Efectúe antes del esfuerzo un análisis adecuado del estado del paciente.  Utilice siempre calzado que posea suela antideslizante.  Mantenga su columna recta, efectuando el esfuerzo con las piernas (que poseen los músculos más grandes) y no con la columna (zona más débil).  Dispositivos de apoyo No basta colocar al paciente en la postura de elección, sino que además, hay que asegurar que en esa posición mantiene una alineación corporal adecuada. Para garantizar ésta, y en función de la postura en la que se coloca al paciente, podremos utilizar algunos de los siguientes dispositivos:  Almohadas: las hay de varios tamaños y se utilizan para apoyar o elevar una parte del cuerpo. Cuando no dispongamos d almohadas de tamaño adecuado, podemos utilizar sábanas, mantas o toallas previamente dobladas.  Bota: es un dispositivo utilizado para mantener el pie en flexión dorsal.  Rollo trocantéreo: se utiliza para evitar la rotación externa de las caderas cuando el enfermo se encuentra en posición supina.  Sacos de arena: se pueden utilizar sustituyendo a los rollos trocantéreos o en combinación con los mismos. Ayudan a inmovilizar la extremidad o a mantener la alineación corporal.  Rollos de mano: colocan el dedo pulgar en abducción y oposición ligeras en relación con el resto de los dedos. El rollo de mano mantiene el pulgar y los demás dedos en oposición funcional.  Férulas mano-muñeca: su objetivo es mantener una adecuación alineación del pulgar (ligera abducción) y de la muñeca (ligera dorsiflexión).  Barra trapecio: permite al paciente utilizar sus extremidades superiores para levantar el tronco y así ayudarse.  Barandillas laterales: son muy útiles al paciente, permitiéndole aumentar su movilidad.  Tableros de cama: favorecen el apoyo y la alineación de espalda.  Camas silla: son camas que pueden ponerse en posición de silla para pacientes, que no puedan moverse de la cama, requieren una posición sentada.

7


4) POSICIONES BASICAS MÁS FRECUENTES Son aquellas posturas o posiciones que el paciente puede adoptar en la cama, camilla, mesa de exploraciones, etc. que son de interés para el manejo del enfermo y de manera especial, por el celador. Son empleadas para facilitar la exploración del paciente, su tratamiento, la prevención de lesiones consecutivas a la inmovilidad y su comodidad cuando está encamado.  No quirúrgicas • Posición de decúbito supino o dorsal El paciente está tumbado sobre su espalda; sus piernas están extendidas y sus brazos extendidos alineados a lo largo del cuerpo. El plano del cuerpo es paralelo al plano del suelo. Se utiliza en exploraciones médicas, postoperatorio, estancia en cama y como plan de cambios. En esta posición podemos hacer uso de almohadas, para favorecer el alineamiento:  Bajo el cuello y hombros, para evitar la hiperextensión.  Bajo la zona lumbar, para mantener la curvatura anatómica.  Bajo las piernas, para elevar los talones.  Bajo los muslos, para elevar el hueco poplíteo.  Además se colocará una tabla para los pies para evitar la flexión plantar prolongada. • Posición de decúbito prono o ventral (Prona) El paciente se encuentra tumbado sobre su abdomen y pecho; las piernas extendidas, los brazos también extendidos a lo largo del cuerpo o flexionados a ambos lados de la cabeza; la cabeza girada lateralmente. El plano del cuerpo es paralelo al suelo. Se utiliza con pacientes postoperados de la zona dorsal, en exploraciones, estancia en cama y como plan de cambios. Para mayor comodidad pueden emplearse almohadas:  Bajo la cabeza.  Bajo el diafragma para evitar la hiperextensión, la presión excesiva de las mamas y facilitar la respiración. • Posición de decúbito lateral El paciente está recostado sobre un lateral de su cuerpo; su espalda está recta; los brazos paralelos al cuerpo; el brazo inferior, es decir, el del lado sobre el que apoya, está ligeramente separado y hacia delante, evitando que se quede debajo del cuerpo; la pierna del lado en que se apoya extendida y la pierna que queda arriba flexionada. Según el lado del cuerpo que apoye se llama decúbito lateral derecho o izquierdo. El eje del cuerpo es paralelo al suelo.

8


Se utiliza en administración de enemas, higiene, masajes, etc., estancia en cama y, dentro del plan de cambios, es conveniente colocar almohadas o cuñas tope:  Bajo la cabeza, para favorecer el alineamiento.  Bajo el brazo superior, para elevar el brazo y el hombro.  Detrás de la espalda, para una buena alineación.  Bajo el muslo y pierna superior, para elevar la cadera. • Posición de Sims o semiprona (de Pronación ¾ e Inglesa) Posición intermedia entre decúbito prono y lateral. El brazo que queda en la parte inferior se lleva hacia atrás y separado del cuerpo y el otro se coloca en flexión y próximo a la cabeza; la pierna inferior está semiflexionada y la superior flexionada por cadera y rodilla; la cabeza está girada lateralmente. Se utiliza en técnicas como administración de enemas, con pacientes inconscientes, y como plan de cambios. Se colocarán almohadas:  Bajo la cabeza.  Bajo el hombro y brazo superior.  Bajo el muslo y pierna superior. • Posición de Fowler (SemiFowler 30º, Fowler Alta 90º) El paciente permanece semisentado, con el respaldo de la cama formando un ángulo de 45º; las piernas ligeramente flexionadas. Se utiliza en pacientes con problemas cardíacos o respiratorios, para comer, leer, etc., y como postural. Pueden colocarse almohadas para favorecer la acomodación:  Detrás del cuello y hombro.  Detrás de la zona lumbar.  Debajo y a los lados de los muslos.  Bajo los tobillos, para elevar los talones.  Quirúrgicas • Posición de Trandelenbürg El paciente está tumbado en decúbito supino en un plano de 45º respecto al suelo, con la cabeza mucho más baja que los pies, con el fin de favorecer el riego sanguíneo en el cerebro. En esta postura hay que colocar a los pacientes en estado de shock. Se utiliza para el tratamiento quirúrgico de los órganos pélvicos, ante lipotimias u otras posiciones que requieran un buen aporte sanguíneo cerebral. • Posición Antitrendelenbürg o Morestín (Trendelembürg Inversa) Es la posición contraria a la anterior, el plano del cuerpo está inclinado 45º respecto al plano del suelo pero la cabeza está mucho más elevada que los pies. Está indicada en problemas respiratorios, hernia de hiato. • Posición de Roser o Proetz El paciente está tumbado sobre su dorso, coincidiendo los hombros con el extremo superior de la superficie de apoyo y la cabeza está colgando; los brazos están extendidos a lo largo del cuerpo. Se utiliza en exploraciones, intervenciones quirúrgicas, actividades de enfermería, lavado de pelo en pacientes encamados e intubación endotraqueal.

9


• Posición ginecológica o de litotomía La paciente está tumbada sobre su espalda; las piernas flexionadas y colocadas sobre los estribos; rodillas y caderas flexionadas. Se utiliza en exploraciones e intervenciones ginecológicas, partos y técnicas de enfermería. • Posición genupectoral o mahometana El paciente se apoya sobre sus rodillas con el tronco inclinado hacia delante, los brazos cruzados sobre la superficie de apoyo y la cabeza sobre ellos, es decir, el paciente se coloca boca abajo apoyado sobre su pecho y rodillas. El paciente adopta una posición similar a la que adoptan los mahometanos para sus prácticas religiosas. Para colocarse en esta posición. Se utiliza en exploraciones rectales. • Posición de Kraske ó Jacnnife (Navaja Sevillana) Es una variante de decúbito prono pero con las caderas levantadas un poco más que los hombros.

10


TECNICAS DE MOVILIZACION DE PACIENTES CON IMPORTANTES LIMITACIONES DE MOVILIDAD Son medidas que tienen como objetivo alterar las áreas de presión, evitar la aparición de contracturas, deformidades, lesiones en la piel y favorecer la comodidad y bienestar del paciente. Los cambios posturales son las modificaciones realizadas en la postura corporal del paciente encamado y forman parte del tratamiento. Cuando un paciente no puede realizar por sí solo dichos cambios posturales, será ayudado por los auxiliares de enfermería y celadores, que deberán tener en cuenta las normas de mecánica corporal. 1) Objetivos de la movilización del paciente  Prevenir la aparición de úlceras por presión.  Prevenir contracturas musculares  Conservar el tono muscular y la correcta alineación corporal del paciente para evitar así deformidades y pérdida de fuerza.  Ayudar al paciente a realizar actividades que no puede realizar solo, con el mínimo esfuerzo y tensión tanto para él como para nosotros.  Estimular la autonomía del paciente enseñándole, en la medida de las propias posibilidades, las conductas adecuadas y animándole siempre a participar. 2) Reglas básicas para la correcta movilización de pacientes  Proporcionar una amplia base de apoyo.  Separar los pies y ponerlos lo más cerca posible de la carga. Un pie se pone en la dirección del movimiento.  Sostener la carga cerca del cuerpo o apoyar el cuerpo contra la carga.  Proteger la espalda. Andar con la columna en posición correcta; espalda recta.  Flexionar las piernas y utilizar los músculos de las piernas y muslos.  Espirar en el momento de la fuerza.  Reducir el roce entre el objeto en movimiento y la superficie en que está siendo movida.  Poner a favor del cuidador la fuerza de la gravedad.  Utilizar el contrapeso del propio cuerpo para aumentar la fuerza y utilizar el impulso.  Buscar apoyos y presas sólidas.  Trabajar a una altura adecuada.  Antes de mover a un enfermo es necesario saber que enfermedad o lesión tiene, si se le puede mover y por dónde se le puede coger.  No levantar, siempre que pueda evitarse (deslizar, rodear, girar, etc) utilizando los brazos como palancas, ganchos o ejes de giro

11


 Antes de movilizar al paciente se debe retirar parte de la ropa de cama, dejando, cuándo sea posible, la sábana encimera para proteger la intimidad del mismo.  La sábana de arrastre nos permitirá mover al paciente con mayor comodidad, al mismo tiempo que previene las lesiones de la piel producidas por la fricción con la sábana inferior.  Antes de iniciar cualquier tipo de movimiento, hay que explicar al paciente lo que se le va hacer y pedirle su colaboración en la medida de sus posibilidades.  Proteger todos los tubos, drenajes y demás dispositivos que pueda tener instalados, para  Evitar su desplazamiento durante la movilización.  Movilizar al paciente con movimientos uniformes, constantes y evitando sacudidas. 3) Técnicas de movilización  MOVILIZACION DE UN PACIENTE ENCAMADO A la hora de movilizar al paciente encamado hay que tener en cuenta su estado y saber si éste está en condiciones de colaborar o no y si es posible su ayuda para cambiarlo de postura. Cuando no es posible la colaboración del paciente hay que hacerlo entre dos celadores. La cama debe de estar frenada y colocarla en horizontal para la movilización de los pacientes.

Paciente no colaborador: Realizar la movilización entre dos personas.

 Colocarse cada persona a un lado de la cama, frente al enfermo.  Debemos colocar los pies separados así como las rodillas ligeramente flexionadas.  Retirar la ropa superior de la cama así como la almohada del paciente.  Las auxiliares o celadores introducen un brazo por debajo del hombro del paciente y otro debajo del muslo. Sujetan al paciente y lo levantan con cuidado hasta llevarlo a la posición deseada.

12


 A la hora de movilizar al paciente a la posición deseada es preciso evitar fricciones y sacudidas repentinas o bruscas para lo cual el paso 4 es mejor realizarlo con ayuda de una entremetida. También se pueden colocar las dos personas al mismo lado de la cama, de esta forma: - La primera persona coloca un brazo por debajo de los hombros del paciente y el otro brazo por debajo del tórax. - La segunda persona desliza sus brazos a la altura y por debajo de la región glútea. - Entonces elevan cuidadosamente al paciente hacia la posición requerida.

Paciente colaborador: En este caso con una sola persona basta.

 Nos colocaremos junto a la cama del enfermo, frente a él y a la altura de su cadera.  Decirle al enfermo que se agarre a la cabecera de la cama y flexionando las rodillas, coloque la planta de los pies apoyando sobre la superficie de la cama.  Entonces nuestros brazos por debajo de las caderas del paciente.  Se le pedirá al paciente que haciendo fuerza con los pies y brazos intente elevarse.  Es entonces cuando el auxiliar o celador –con sus brazos- debe ayudar al enfermo a subir hacia la cabecera.  Si el paciente se encuentra bastante ágil, puede realizar él solo esta movilización.

13


•   

Movilización de los pacientes ayudados por una sábana : Se realiza entre dos personas, situados uno a cada lado de la cama. Para esta técnica nos ayudaremos de una “entremetida” que es una sábana doblada en su largo a la mitad. Se la colocaremos al paciente por debajo, de forma que llegue desde los hombros hasta los muslos. Para ello colocaremos al enfermo en decúbito lateral, lo más próximo a un borde de la cama y meteremos la “entremetida” por el lado contrario al que está girado, luego lo volveremos al otro lado y sacaremos la parte de “entremetida” que falta de colocar. Una vez colocada la “entremetida” se enrolla ésta por los laterales sujetándola cada persona fuertemente, pudiendo así mover al paciente hacia cualquier lado de la cama evitando las fricciones.

 MOVILIZACION DE UN PACIENTE POR SEGMENTOS HASTA EL BORDE DE LA CAMA Se realiza entre dos personas, situados uno a cada lado de la cama. • Colocarse de pie junto a la cama, lo más cerca posible del lado hacia el cual se va a mover al paciente. • Colocar el brazo más cercano del paciente por encima de su pecho. Esto evita la fricción, la resistencia al movimiento y posibles lesiones del brazo. • Inclinar el tronco hacia delante desde las caderas. Doblar éstas, las rodillas y los tobillos. Adelantar un pie y situar el peso del cuerpo sobre el mismo. • Mover la cabeza y tronco del paciente (primer segmento):  Colocar los brazos y las manos (juntas y con las palmas hacia arriba), debajo de las escápulas del paciente.  Flexionar los dedos alrededor del hombro más alejado del paciente y apoyar los codos encima de la cama.  Si el paciente no es capaz de sostener su cabeza durante el movimiento, se coloca el brazo más cercano a la cabecera de la cama de tal manera que el paciente pueda poyar su cabeza en el mismo.

14


 Tensar los músculos glúteos, abdominales, de las piernas y de los brazos, y trasladar el peso del propio cuerpo desde el pie más adelantado al más atrasado, a la vez que se tira de los hombros hacia el lado deseado. Mover las nalgas del paciente (segundo segmento):  Juntar las propias manos y brazos por debajo de las nalgas del paciente.  Tirar de éstas hacia el lado de la cama deseado, de la misma manera que se acaba de describir. Mover las piernas y los pies del paciente (tercer segmento):  Colocar las propias manos juntas, por debajo de los tobillos del paciente.  Tirar de las piernas y los pies del paciente hacia el lado de la cama deseado, repitiendo los pasos citados anteriormente.

 GIRAR A UN PACIENTE EN LA CAMA HASTA LA POSICION DE DECÚBITO LATERAL El paciente debe de estar en el centro de la cama. La cama frenada y en horizontal. • Mover al paciente hacia el lado de la cama contrario al que va a miar cuando lo giremos. • Mientras nos encontremos de pie en el lado de la cama más cercano al paciente, debemos cruzar su brazo más cercano por encima de su pecho. Además separaremos ligeramente de su cuerpo el brazo más alejado. • Colocar el tobillo y el pie más cercanos al paciente por encima del otro pie y tobillo. • Levantar la barandilla lateral más cercana al paciente, antes de cambiarnos al lado opuesto de la cama para continuar la maniobra. • Colocarnos en el lado de la cama hacia el que vamos a girar al paciente, a nivel de la cintura de éste y lo más cerca posible de la cama.

15


• • •

Inclinar el tronco hacia delante desde las caderas. Flexionar éstas, las rodillas y los tobillos. Adelantar un pie y apoyar el peso del cuerpo sobre el mismo. Colocar una mano debajo de la cadera del paciente más alejada de nosotros y la otra debajo del hombro del mismo lado. Tensar los músculos glúteos, abdominales, de las piernas y de los brazos. Balancearse hacia atrás, trasladando el peso del cuerpo desde el pie más adelantado al más atrasado, mientras se gira al paciente de manera que su cuerpo quede de cara hacia nosotros.

 GIRAR A UN PACIENTE EN LA CAMA HASTA LA POSICIÓN DE DECÚBITO PRONO Los primeros pasos, inmovilización del paciente hacia la orilla de la cama, son iguales que en el procedimiento anterior. • Una vez situado el paciente en la orilla de la cama, flexionarle ligeramente el brazo y la pierna más próximos a la orilla, y acercar a su cuerpo el otro brazo para que ruede sobre él. • Hacerle girar con suavidad, hasta decúbito prono. • Alinearle correctamente. • Reordenar la cama. • Colocar las almohadas necesarias. • Comunicar observaciones a la enfermera.  MOVILIZACION DE UN PACIENTE HACIA ARRIBA DE LA CAMA Para llevar a cabo este tipo de movilización, existen dos procedimientos diferentes en función de la cooperación del paciente. •

Actuación ante un paciente que no colabora:

16


La movilización de un paciente hacia arriba de la cama cuando éste no colabora, requiere la actuación de dos celadores.  Retirar la almohada de la cama del paciente.  Cada Celador se situará a un lado de la cama, girando el cuerpo levemente hacia la cabecera de la cama.  El pie más cercano a la cabecera de la cama se coloca mirando en esa dirección. Las rodillas flexionadas.  Cada Celador, colocará su brazo más cercano al hombro del paciente por debajo de éste, y el otro lo situará por debajo de los muslos del paciente.  Finalmente, se procederá a levantar y mover al paciente manteniendo las rodillas rectas. El grupo de músculos que interviene de forma decisiva en el levantamiento del paciente es de los miembros inferiores. •

Actuación ante un paciente que colabora

En este caso se requiere sólo un Celador.  En primer lugar, retirar la almohada de la cama del paciente.  Indicar al paciente que se agarre a la cabecera de la cama con las manos y que flexione las rodillas apoyando las plantas de los pies en la superficie de la cama.  Pasar el brazo que se encuentra más cercano al hombro del paciente, por debajo del cuello de éste y situar el otro brazo por debajo de sus muslos.  Una vez preparado, indicar al paciente que tire con sus manos hacia la cabecera de la cama. Al mismo tiempo se le ayuda moviendo su cuerpo en la misma dirección.  Colocar nuevamente la almohada en su sitio.  MOVILIZACION DEL PACIENTE EN BLOQUE El movimiento del paciente en bloque es un procedimiento que se emplea cuando es preciso que el cuerpo conserve una alineación recta, como es el caso de personas con presunta lesión de columna, teniendo sumo cuidado para no provocar más lesiones. Esta técnica requiere la colaboración de dos Celadores, o incluso tres, si el paciente es muy alto. •

Levantamiento en bloque por tres personas:  Primero hay que valorar al paciente y sus características antes de iniciar el procedimiento.  Hay que colocar la camilla perpendicularmente a la cama de forma que contacten los pies con la cabeza. Puede utilizarse dos posiciones: pies de la cama con cabecera de la camilla, o cabecera de la cama con pies de la camilla.  Las tres personas se colocarán del mismo lado de la cama/camilla con los pies separados y uno delante del otro.  Se colocan los brazos del paciente sobre el pecho, así conseguimos que los brazos no se lesionen al no quedar atrapados bajo el cuerpo.  La primera persona se coloca a la altura de los hombros y pasa un brazo debajo del cuello y hombros y el otro bajo la cintura. La segunda persona

17


pasa un brazo bajo la cintura y el otro bajo los glúteos. La tercera persona colocará un brazo bajo los muslos y el otro bajo las piernas.  Hay que trasladar al paciente en un movimiento simultáneo y con el mismo paso a la voz del que dirige la operación, se depositará con suavidad.  Existe una variante en la que una vez levantado al paciente, una cuarta persona, coloca la camilla junto a los pies de los que lo levantan y debajo del paciente; en el caso de sacar al herido de la camilla lo que haría sería retirar la camilla.

Levantamiento en bloque por dos personas:

Esta técnica en el caso de pacientes politraumatizados sólo puede realizarse cuando han sido descartadas con certeza las lesiones medulares o cervicales.  Ambas personas se colocan en el mismo lado del enfermo; debajo de la parte alta del dorso (cuello y hombro); el segundo, pasará sus brazos debajo de los muslos y piernas.  A la voz del que dirija, elevarán al paciente y lo transportarán con movimientos simultáneos a la camilla. •

Giro en bloque:

El giro en bloque en la camilla se realizará para poder examinar la espalda y evaluar la existencia de lesiones y heridas, así como la existencia de lesión medular.  Se requiere tres personas, que se colocarán al mismo lado de la cama con los pies separados y uno delante del otro  El paciente estará en decúbito supino y se colocarán los brazos del paciente cruzados sobre el pecho  Se coloca una almohada de manera que de apoyo a la cabeza y asegurar la alineación de la columna vertebral.  Se coloca una almohada entre las piernas para dar apoyo a la pierna superior; así se evita la aducción de la parte superior y mantienen las piernas paralelas y con buena alineación.

18


 Se colocan brazos y manos por encima del paciente (a la altura de los hombros, tórax, caderas, muslos y piernas).  Una persona sujeta la cabeza y el cuello exclusivamente, suelen ser el médico o la enfermera.  A la voz del que coordina la técnica, y de manera simultánea se hace girar al paciente a la posición lateral.

AYUDAR A UN PACIENTE A SENTARSE EN LA CAMA

Ésta es una técnica que se utiliza con menos frecuencia, pues normalmente las camas de los centros sanitarios disponen de cabeceras que se elevan de forma mecánica. Los pasos a seguir para ayudar a un paciente a sentarse en la cama cuando esto no ocurre así, son los siguientes: • Pedir al paciente que coloque sus brazos a los lados, con las palmas de las manos apoyadas sobre la superficie de la cama. • Ponerse de pie a un lado de la cama, a nivel de las nalgas del paciente y mirando hacia la cabecera de la misma. • Adoptar una base de apoyo amplia, consistente en adelantar el pie más alejado de la cama y apoyar el peso del cuerpo en dicho pie. • Colocar la mano más próxima al paciente por encima del hombro más alejado de nosotros, hasta colocarla entre los dos omóplatos. • Colocar la mano libre sobre el borde de la cama, junto al hombro del paciente más próximo a nosotros. Esto nos permitirá utilizarla para empujar, mientras levantamos al paciente. • Previamente avisado el paciente, hacer que se levante tras una señal nuestra, de forma simultánea a nuestro esfuerzo y en la medida de sus posibilidades. Para levantarlo: • Tirar con el brazo y la mano que hemos colocado sobre el hombro del paciente y empujar con la otra mano sobre la superficie de la cama. Todo ello, a la vez que desplazamos nuestro peso desde el pie más adelantado al más atrasado, mediante un movimiento de balanceo.

19


 AYUDAR AL PACIENTE A SENTARSE EN EL BORDE DE LA CAMA En muchas ocasiones, cuando el paciente va a levantarse de la cama porque tiene intenciones de pasear, sentarse en una silla normal o de ruedas, comer, o llevar a cabo otro tipo de actividades; puede requerir nuestra ayuda para sentarse en el borde de la cama como paso intermediario. Para ayudarlo en estos casos, basta con actuar de la siguiente manera: • Ayudar al paciente a ponerse en decúbito lateral de cara a nosotros. • Levantar lentamente la cabecera de la cama hasta la posición más alta posible. • Colocar las piernas y los pies del paciente por encima del borde de la cama. • Ponerse de pie junto a la cabecera del paciente, mirando hacia la esquina más alejada de los pies de la cama. De esta manera se adopta una posición adecuada respecto del movimiento que se va a realizar. • Adoptar una base de apoyo amplia, adelantando el pie más cercano al paciente. • Inclinar el tronco hacia delante desde las caderas. Flexionar éstas junto con las rodillas y los tobillos. • Poner un brazo alrededor de los hombros del paciente y el otro debajo de sus muslos junto a las rodillas • Tensar los músculos glúteos, abdominales, de las piernas y los brazos. • Levantar ligeramente los muslos del paciente. • Girar sobre la punta de nuestros pies en la dirección deseada, tirando al mismo tiempo de los pies y piernas del paciente fuera de la cama. • Sujetar al paciente hasta que haya alcanzado un equilibrio adecuado y se encuentre cómodo.

20


 MOVILIZACION DE UN PACIENTE UTILIZANDO UN ELEVADOR HIDRAÚLICO La movilización de enfermos puede suponer para los profesionales encargados de la misma una tarea dura y peligrosa, pudiendo provocar frecuentemente lesiones de columna. Para ayudar existe un elemento auxiliar del que dispone el personal sanitario para movilizar al enfermo dependiente con la mayor seguridad y menor riesgo de lesiones para él y para sus cuidadores. • Finalidad: movilizar a los pacientes que requieren ayuda total con menor sfuerzo para el personal sanitario. • Recursos materiales: grúa para movilización de pacientes, arnés, guantes. • Recursos humanos: Enfermera, Auxiliar de Enfermería, Celador. • Preparación del personal: lavarse las manos, ponerse los guantes. • Preparación del paciente: informar al paciente de lo que se le va hacer y pedir su colaboración (si es posible). Preservar su intimidad en todo momento. •

PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN Frenar la cama y colocarla en posición horizontal.

MÉTODOS DE COLOCACIÓN DEL ARNÉS

 En decúbito lateral Girar al enfermo en decúbito lateral (en enfermos con fractura de cadera, colocar una almohada doblada entre las piernas, para evitar que las junte), colocar el arnés y una entremetida si el enfermo no la tuviese hacia la mitad, luego hacerlo girar hacia el decúbito contrario y acabar de estirar el arnés y entremetida. Luego las bandas de las piernas, se pasan por debajo de ambas piernas y se entrecruzan, la de la pierna derecha para colgar en el gancho izquierdo y la de la pierna izquierda en el gancho derecho. Es muy importante que en enfermos con fractura de cadera las piernas queden separadas por eso se entrecruzan las cintas del arnés.

 Desde la posición de sentado

21


Incorporar al enfermo hasta la posición de sentado, colocar el arnés de arribaabajo, por debajo de una sábana entremetida, hasta la altura de la cintura. Acostar de nuevo al enfermo y hacer pasar las bandas de las piernas, justo por debajo de los muslos y cruzarlas como en el método de decúbito lateral. Una vez colocado el arnés al enfermo por uno u otro método, elevar un poco el brazo de la grúa, y acercar a la cama o silla desde donde se desee movilizar al enfermo y colocar las bandas más cortas (hombros) en los enganches del lado correspondiente o en la percha supletoria si se dispone de ella, en la posición más corta, es decir, más cercana al cuerpo del arnés. Y a continuación las bandas más largas (piernas) en la posición más alejada, o sea, la de la punta de la banda y entrecruzarlas de modo que la derecha se coloque en el enganche izquierdo y la izquierda en el derecho, así el enfermo, irá más sentado al elevarlo.

Elevar con suavidad, hasta una altura de separación entre la cama y el enfermo, abrir las patas de la grúa para aumentar el radio de estabilidad de la misma y procurar mayor seguridad en el traslado; transportar al enfermo, hasta el sillón o viceversa; situar encima del sillón y descender, hasta la posición de sentado, uno de los auxiliares procurará que quede bien sentado tirando de las agarraderas de las que dispone el propio arnés. En el supuesto de que el enfermo necesite sujeción adicional y pudiendo dejarle puesto el arnés, se usarán las bandas largas de las piernas, para sujetar en los brazos del sillón, de este modo el enfermo no se escurrirá del sillón con tanta facilidad.

22


TECNICAS DE TRASLADO 1) INTRODUCCIĂ“N El traslado es el desplazamiento del paciente de un lugar a otro y puede realizarse en la cama, en camilla, en silla de ruedas, etc. Cuando el Celador traslada a un paciente, debe hacerlo con profesionalidad, proporcionĂĄndole seguridad y bienestar.

23


En cualquier situación deben seguirse las normas generales:  Lavarse las manos.  Preparar el equipo necesario: bata, zapatillas, sábanas, manta, silla de ruedas, camilla, butaca, etc.  Explicar el procedimiento al paciente y pedir su colaboración.  Frenar la cama y colocarla en posición adecuada.  Realizar la técnica con seguridad, evitando lesionar o incomodar al paciente.  No dejar solo al enfermo, permaneciendo siempre a su lado.  El desplazamiento debe realizarse siempre colocando al enfermo de cara a sentido de la marcha para evitar golpes o accidentes.  Avanzar rápidamente, sin velocidad excesiva, pero evitando paradas o retrasos.  Cuidar durante el transporte que los aparatos incorporados a la cama (como goteros, drenajes, sondas, etc.) sigan funcionando correctamente.  Una vez transportado el paciente, se le acomodará con almohadas y se le cubrirá con una sabana o manta. 2) SEGURIDAD CON LAS SILLAS DE RUEDAS  Bloquear siempre los frenos de ambas ruedas de la silla al sentar o levantar pacientes.  Levantar los apoyos de los pies antes de trasladas al paciente a la silla de ruedas.  Bajar dichos apoyos tras el traslado, y colocar los pies del paciente sobre ellos.  Asegurarnos que el paciente está sentado bien atrás sobre el asiento de la silla de ruedas.

24


 Utilizar cinturones que se atan por detrás de la silla para proteger a los pacientes confusos de posibles caídas.  Para entrar o salir de un ascensor, siempre la parte posterior por delante, con las ruedas traseras grandes primero.  Colocar nuestro cuerpo entre la silla de ruedas y el final de una pendiente.

3) USO SEGURO DE LAS CAMILLAS  Bloquear las ruedas de la cama y de la camilla antes de trasladar pacientes entre ellas.  Fijar las cinchas de seguridad sobre el paciente en una camilla y elevar las barras laterales.  Nunca dejar a un paciente desasistido sobre una camilla a menos que las ruedas estén bloqueadas y que las barras laterales estén levantadas a ambos lados, y/o las cinchas de seguridad estén bien fijadas sobre el paciente.  Empujar la camilla siempre desde el lado en el que se encuentre la cabeza del paciente. Esta posición protege la cabeza del paciente en caso de colisión.  Si la camilla tiene dos ruedas giratorias y dos fijas: Colocar siempre la cabeza del paciente en el lado de las ruedas fijas y, empujar la camilla desde el lado de las ruedas fijas. La camilla se maniobra con más facilidad cuando se empuja desde este extremo.  Maniobrar la camilla al entrar en ascensor, de forma que entre primero la cabeza del paciente. 4) TÉCNICAS DE TRASLADO  TRASLADO DEL PACIENTE DE LA CAMA A LA SILLA DE RUEDAS Existen numerosas variedades de esta técnica. La elección de una u otra, estará en función de las características del paciente (tamaño, capacidad para obedecer instrucciones, fuerza muscular, movilidad articular, etc.)

25


Actuación ante un paciente que colabora  Es suficiente un Celador.  Situar el sillón o silla de ruedas próximo a la cama, a la altura de los pies.  Ayudar al paciente a sentarse a la orilla de la cama, según la técnica conocida.  Comprobar que el paciente no se marea en esa posición.  Colocarle la bata y las zapatillas.  Situarse frente al paciente. El Celador le sujetará por la cintura con ambos manos, mientras que el paciente se apoya en los hombros.  Girar simultáneamente con el paciente, hasta situarle delante del sillón o silla de ruedas donde se sentará.  Acomodarle.

Actuación ante un paciente que no colabora: parapléjicos  Son necesarios dos Celadores.  Colocar la cama en posición de Fowler.  Situar el sillón o silla de ruedas, paralelo junto a la cama, con el respaldo próximo a la cabecera.

26


 Si se trata de una silla de ruedas, retirar el soporte del brazo próximo, levantar los soportes de los pies y frenarla.  Un Auxiliar se situará detrás del respaldo de la silla o sillón y otro frente a él.  El primer Celador colocará sus brazos bajo las axilas del paciente, sujetándole con las manos por el extremo inferior de los antebrazos, que el paciente tendrá cruzados sobre el tórax.  El segundo celador le sujetará por debajo de los muslos.  En un movimiento simultáneo, trasladará al paciente a la silla o sillón, sin arrastrarle, donde quedará acomodado. 

TRASLADO DEL PACIENTE DE LA CAMA A UNA CAMILLA

El transporte desde la camilla hasta la cama se realiza de la forma inversa a la que a continuación se describe: •

Actuación ante un paciente que colabora  Situar la camilla, cubierta con una sábana, en paralelo a la cama y frenar ambas para evitar desplazamientos imprevistos.  Pedir al paciente que se deslice hasta la camilla, en cuya tarea colabora el Celador.

Actuación ante un paciente que no colabora: “UVI”, “parapléjico”, “tetrapléjico”

Para realizar esta técnica con seguridad son necesarias, al menos, tres personas.  Colocar la camilla, cubierta con una sábana, perpendicularmente a la cama, de forma que contacte los pies con la cabecera.  Frenar ambas.  Destapar al paciente, retirarle la almohada y colocarle los brazos sobre el tórax.  Sujetarle entre los tres profesionales, colocándole un brazo debajo del cuello y hombros y el otro bajo la cintura. El segundo profesional situará un brazo bajo la cintura y el otro brazo bajo los glúteos; el tercero colocará un brazo bajo los muslos y el otro bajo las piernas.  Mover al paciente hasta la orilla de la cama, al unísono.  Trasladar al paciente en un movimiento simultáneo, como si se tratase de un bloque, hasta la camilla, sin arrastrarle, donde se le depositará con suavidad.  Acomodarle y cubrirle.

27


28


Técnicas de deambulación

El acto de caminar tiende, actualmente a iniciarse con prontitud, tanto para evitar la aparición de lesiones relacionadas con la inmovilidad, como para conseguir que el paciente recupere su independencia lo antes posible y colabore en sus cuidados. El inicio lo señala el médico, y se hace de forma gradual: al principio el paciente debe ser capaz de conservar la posición sentada sin complicaciones, después la de bipedestación y más tarde, puede comenzar a dar pequeños paseos que no le fatiguen en exceso, siempre que conserve el equilibrio. En algunas ocasiones, después de largos períodos de convalecencia en cama, deberá transcurrir un tiempo para que el paciente se reacostumbre a la posición vertical. Esta adaptación suelen planificarla los fisioterapeutas, para los que pueden valerse de medios como la cama electro circular o el plano inclinado. Cuando el paciente mantiene la bipedestación, y puede caminar, a veces será necesario el empleo de medios auxiliares, como andadores, sillas de ruedas y muletas, o la ayuda del personal de enfermería para el desplazamiento. •

Procedimiento para ayudar al paciente en sus desplazamientos  Recursos materiales: bata y zapatillas.  Forma de actuación:  Ayudar al paciente a sentarse en la orilla de la cama.  Ayudarle a ponerse la bata y las zapatillas.  Sujetarle por la cintura, hasta la posición de bipedestación.  Colocarse a su lado y sujetarle, pasando su brazo alrededor de su cintura, mientras él apoya su brazo próximo sobre el hombro más lejano del Auxiliar o Celador. Este puede sujetar esta mano con la suya.  Mientras se realiza el desplazamiento, observar atentamente cualquier cambio que se produzca en el paciente, para evitar posibles caídas.

29


Tecnicas de movilizacion y traslado de pacientes