Page 1

México

ROGER FEDERER

Campeón del Australian Open 2018 y 20 veces campeón de Grand Slam

Tennis Life Edic. 74 P.V.P. $40.00 México

00074

7 503020 352935 www.TennisLife.com.mx

www.facebook.com/TennisLifeMX

@TennisLifeMX

ABIERTO MEXICANO DE TENIS Listo para celebrar su 25 aniversario


TENNIS C E L E B RATING

AbiertoMexicanoDeTenis.com

AbiertoMexicanoDeTenis

AbiertoTelcel


22 amt 2018,

listo para celebrar sus 25 años

6

Drop Shots

14

12

4

16

Caroline Wozniacki

ao - 2018

la espera de un Grand Slam terminó

Lo que nos dejó el Australian Open

15

26

Salud

Roger Federer

lectur a

Nutrición antes de un partido

El sueño de adas continua

Strokes of genius

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


CARTA DEL EDITOR México

Director General México Víctor Goldner • gold@magazine.com.mx Director General USA Todd Goldman • todd@tennislife.com Director Adjunto México Markos Achar Tussie • markosat@yahoo.com Editor General Luis Ángel Muñoz. Redactor de salud y bienestar Deb Goldman • deb@tennislife.com Diseño gráfico Francisco Reyes arte@magazine.com.mx Colaboradores • Avertano Cruz • Gabriel Fainguersch • Mauro Flores • Lucas Ganduffi • Cristina Pesqueira • David López Corralo • Gladys Ortiz • Marco Ortiz • José Manuel Pérez • Alejandro Rastagno • Fermín de la Rosa Editor de fotografía Susan Mullane • susan@tennislife.com

¿

Puede el mejor jugador de todos los tiempos seguir abriendo distancia con sus rivales? Sí, puede. ¿Puede el tenista más importante de la historia alimentar su leyenda pese a tener 36 años? Sí, también. ¿Puede Roger Federer continuar ganar títulos del Grand Slam en 2018, cuando la lógica dice que debería llevar tiempo retirado del circuito? Sí, por supuesto. En la pasada final del Australian Open, el suizo venció a Marin Cilic, celebró por sexta vez en Melbourne y consiguió que más de uno pusiera las manos sobre la cabeza. Federer comenzó 2017 con 17 grandes y en algo más de 12 meses ha estirado tres veces su récord absoluto de siempre: hoy, el suizo tiene 20 coronas del Grand Slam, a cuatro de Rafael Nadal (segundo en la clasificación de máximos ganadores, con 16), que confirman algo que ya se sabía. Nunca jamás ha existido ni existirá alguien como Federer. En la parte femenina y a pesar de la inconsistencia de la WTA tras la ausencia de Serena Williams, la diosa fortuna finalmente le sonrió a una jugadora que a pesar de haber sido número uno mundial (octubre 2010) y tener 27 títulos WTA en su palmarés – incluyendo las WTA Finals de 2017 –, nunca había podido brillar como la mejor en un torneo Grand Slam (perdió las finales del US Open en 2009 y 2014). No obstante, sobre la pista de la Rod Laver Arena y ante una muy dura rival como la rumana Simona Halep (también derrotada en sus dos finales previas de Grand Slam), Caroline Wozniacki demostró que no es sólo una jugadora que acapara portadas e interiores de revistas por su atractivo físico, sino una tenista que pudo reinventar su juego para confirmarse como una de las mejores tenistas de su generación y agregar, finalmente, un título grande a su palmarés. Por otro lado y con el primer Grand Slam de la temporada finalizado, los ojos del mundo entero se trasladarán a finales de febrero a México, específicamente a Acapulco, pues nuestro querido Abierto Mexicano de Tenis cumple 25 años y con un cartel que incluye a Rafael Nadal, Alexander Zverev, Kei Nishikori, David Ferrer, Sam Querrey y Dominic Thiem, entre muchos otros, el torneo que comenzó en 1993 en el Club Alemán de la Ciudad de México, celebrará en grande su primer cuarto de siglo. Víctor Goldner, Director General

Fotografía Baylor Athletics • DIDI Images • David Gonzales • Tom Guenther • Fred Mullane • Susan Mullane Melinda Phillips • RCA Championships • J.C. Ridley Matthew Stockman • Scott Savage • Alice Bicas • Olga Musali • Once28 Studio • Shutterstock Traducción Alice Bicas Publicidad México Israel Villanueva • ventas@magazine.com.mx 2452 5757 Publicidad EU Todd Goldman todd@tennislifemagazine.com TennisLife Media, Inc. 14497 N. Dale Mabry Hwy., Suite 205-N Tampa, FL 33618 U.S.A. Teléfono: 800-600-4364 / Fax: 813-264-2343 www.tennislife.com Editada por Target Magazine S.A de C.V. Av. de las Fuentes 184, Local 708, Lomas de Tecamachalco, Naucalpan Estado de México Teléfono: 2452 5700 Impresa por Target Magazine S.A de C.V.

www.TennisLife.com.mx /TennisLifeMX @TennisLifeMX © Copy­right TennisLife Me­dia, Inc. USA. 2004. To­dos los de­re­chos re­ser­va­dos Nin­gu­na par­te de es­ta pu­bli­ca­ción se pue­de re­pro­du­cir sin el per­mi­so es­cri­to ex­pre­so del edi­tor. El edi­tor no asu­me la res­pon­sa­bi­li­dad de erro­ res, de omi­sio­nes y de cam­bios en edi­to­rial o ma­te­rial de pu­bli­ci­dad. Certificado de licitud de contenido No. 10445. Certificado de licitud de título No. 12872


Las noticias del tenis contadas de forma breve, ágil y consisa México

Feliciano López será director del Mutua Madrid Open a partir de 2019 Feliciano López siempre ha tenido un vínculo especial con el Mutua Madrid Open. No ha faltado en sus dieciséis ediciones como jugador, y tampoco lo hará en el futuro, aunque esta vez, en calidad de director del torneo de la capital española en 2019. El tenista, todavía en activo, tendrá el cargo de director adjunto en 2018, para ir aprendiendo su función. Y será director de facto a partir de 2019. Sustituirá así a Manolo Santana, que será nombrado presidente de honor del torneo madrileño.

6

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

“Es un día muy importante para mí. Porque es algo muy diferente. Es una oportunidad por la que estaré eternamente agradecido. El listón está muy alto y voy a tener que trabajar mucho y aprender mucho de Manolo para dar la talla”, declaró el toledano. “El primer año que se hizo el torneo en Madrid, Manolo me dio una invita­ ción para jugar y no lo olvidaré. Me di cuenta entonces de que podía medirme a los mejores del mundo. Yo le llamaba cada día para que me la diera. Estoy muy agradecido por aquello y por ahora”, aseguró.


drop shots

Luz verde para la mudanza del Miami Open El Abierto de Tenis de Miami finalmente se trasladará al Estadio Hard Rock en 2019 después de que las autoridades del condado de Miami-Dade aprobasen hoy un acuerdo previo entre el alcalde, Carlos Giménez, y el torneo para saldar una millonaria deuda a la región floridiana. Mike Hernández, portavoz de Giménez, explicó que el hoy considerado sexto Grand Slam al acoger un Master 1000 del circuito ATP y Premier Mandatory de la WTA, pagará 1,82 millones de dólares por deudas contraídas con el condado. De esta forma, se pone fin al compás de espera que surgió a inicios del mes cuando la empresa que lo gestiona aseguró que el torneo corría “peligro” luego de que una auditoría determinase que la deuda era mayor a la inicialmente prevista cuando ambas partes acordaron en noviembre poner fin al contrato de alquiler del centro público de tenis de Crandon Park, en Key Biscayne. Finalmente, y tras realizar una segunda auditoría, el torneo pagará medio millón más de los 1,3 millones inicialmente previstos. Hernández destacó que ahora la empresa IMG tiene “todo el derecho” de negociar con los propietarios del Estadio Hard Rock, donde juega como local el equipo de futbol americano de los Miami Dolphins. El propietario del estadio, Stephen Ross, ya dijo estar dispuesto a invertir 53 millones de dólares en instalaciones para acoger el evento a partir de 2019 tanto en el interior del recinto como en pistas que se construirán en su amplio estacionamiento de autos. En 2018 el torneo se disputará en el mismo lugar que lo ha hecho desde que se creó en 1985, previo pago por parte de IMG, explicó Hernández. El portavoz del alcalde mostró su satisfacción porque la cancelación de este contrato, con fecha de finalización de 2023, permitirá que el torneo se quede en la región, pues en los últimos años eran incesantes los rumores de su posible traslado a otra ciudad del estado o incluso otro país.

w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

7


drop shots

Becker entregó una raqueta falsa en una subasta El ex tenista alemán Boris Becker entregó una raqueta falsa en una subasta televisiva con fines benéficos, informa el popular diario Bild. De acuerdo con ese medio, el triple campeón de Wimbledon ofreció la raqueta con la que teóricamente había disputado su último partido de ese torneo en un programa de la televisión pública ZDF, por la que un coleccionista pagó 10.000 euros. Ahora salió a la luz, apunta el rotativo, que el comprador recibió una raqueta que no era con la que Becker se enfrentó a Pat Rafter, en 1999, partido que perdió y al que siguió su retirada del tenis. La campaña benéfica a la que debía ser destinada la recaudación tampoco recibió el dinero. La venta tuvo lugar el pasado mes de junio y, según explica a Bild el abogado de Becker, Christian Moser, con posterioridad se subsanó el error y remitió la raqueta correcta al coleccionista, identificado como Julian Schmitz-Avila. La recaudación, por contra, no ha sido depositada aún a la campaña benéfica prometida, auspiciada por ese rotativo, lo que el abogado justifica en las “informaciones negativas” que ese diario difunde sobre su cliente. En los últimos tiempos, Bild ha informado profusamente de supuestos problemas financieros del extenista, de 50 años, del que ha asegurado que está al borde de la bancarrota.

Bellucci, suspendido por dopaje El tenista brasileño Thomaz Bellucci, de 30 años, ha anunciado que dio positivo en un control antidopaje, según le informó en septiembre la Federación Internacional de Tenis (ITF), y que está cumpliendo una sanción de cinco meses de suspensión (sanción concluida el pasado 31 de enero). Bellucci, actualmente fuera del Top 100, figuró en el puesto 21º y cuenta con cuatro títulos individuales, todos ellos sobre tierra, un elemento en el que este jugador zurdo es temido cuando está en racha. Thomaz Bellucci ha clamado por su inocencia, explicando que había dado positivo por un diurético que él atribuye haber consumido dentro de un cóctel de vitaminas preparado por una farmacia. El control lo pasó en el ATP de Bastad (Suecia), en julio de 2017, y Bellucci se apartó de la competición a finales de agosto, aunque atribuyó su ausencia del ATP Tour a una lesión en el tendón de Aquiles.

8

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


drop shots

La ATP tendrá 63 torneos en 2019 Durante el marco del Australian Open, la ATP anunció el calendario de competición de 2019, que incluye un total de 63 torneos, a los que se añaden los cuatro Grand Slams (Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y Abierto de los Estados Unidos). En un comunicado, la ATP confirmó que 31 países albergarán los 63 torneos que componen el calendario de 2019. Nueve de ellos son de categoría Masters 1000. Además, se disputarán trece ATP World Tour 500 y 39 ATP World Tour 250. Como cierre de temporada se celebrarán las Finales de la ATP en el londinense O2 Arena y las Finales de la Nueva Generación en Milán (Italia). La ATP mantiene, de este modo, “la estructura y el calendario de torneos existente desde 2009”.

Bartoli regresará a las canchas para desquitarse de su ex pareja La tenista francesa Marion Bartoli, campeona en Wimbledon en 2013, confesó que su regreso a las canchas después de su retirada hace cuatro años y medio es una forma de desquitarse de la tumultuosa relación con su expareja, a quien acusa de hacerle vivir “un infierno”. “Todos los días, de forma maliciosa, me ponía la moral por los suelos. Quiero probar que puedo llegar a levantarme”, dijo en una entrevista publicada hoy en el diario francés “L’Équipe” la deportista, que pretende volver a la competición en marzo, en el torneo de Miami. Bartoli, actualmente con 33 años, tildó a su expareja, al que conoció en 2014, de “un auténtico cabrón” y contó que le denigraba por su peso y le pedía que adelgazara. “Veía a una chica delgada y me decía: ‘Has visto cómo ella está delgada y es bonita’. Esos comentarios no me ayudaban”, reconoció.

w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

9


drop shots

Azarenka logra un triunfo en la batalla legal por la custodia de su hijo Después de muchos meses y una larga ausencia de las pistas, Victoria Azarenka recibió una buena noticia. La tenista bielorrusa ganó en primera instancia la disputa judicial por la custodia de su hijo Leo, informó el portal TMZ Sports. Y es que debido a la batalla con su ex pareja Billy McKeague, el hijo de la tenista de 28 años no puede dejar California. Al no quererse alejar de Leo, la ex número uno del mundo no ha participado en ningún torneo desde Wimbledon, y viéndose obligada a no asistir al US Open y recientemente al Australian Open. Mientras Azarenka argumenta que el caso debe ser juzgado en Bielorrusia, donde él consiguió la custodia, el padre del niño entró con una acción en la justicia estadounidense pidiendo una guardia compartida. El punto positivo es que la justicia de California dio la victoria a la tenista, alegando que el caso no debe ser juzgado en California o en otro lugar en Estados Unidos. A pesar de ello, la decisión no es definitiva, ya que McKeague aún puede recurrir en las próximas tres semanas. A pesar de la ventana para la apelación, el equipo de Azarenka confía en que el caso se resolverá con base a la opinión muy enérgica de 65 páginas hecha por el juez. Azarenka planea regresar a Bielorrusia, donde reside su familia, y permitirá que McKeague esté en la vida de Leo y desea una relación amistosa de crianza conjunta con él en el futuro.

10

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


n ó i c i r t u N de un s is

e n t e n t a e d o d i t r pa

La nutrición en cualquier tipo de deporte es fundamental para proporcionarle al cuerpo la energía necesaria para vivir y mantenerse sano. Durante el ejercicio, la alimentación es la responsable de que la persona de su mejor rendimiento y se recupere más eficientemente.

Carbohidratos

Los carbohidratos complejos son los componentes más importantes ya que proporcionan energía a los músculos y evitan el cansancio temprano. Al digerirse se convierten en glucógeno, el cual es la principal fuente de energía. Los carbohidratos simples proporcionan energía inmediata, por lo que se pueden consumir durante el partido. Los nutrientes más importantes para un deporte como el tenis son los carbohidratos, pero también hay que tomar en cuenta el papel que juegan las grasas y proteínas.

12

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

Entre los carbohidratos complejos podemos mencionar: pan integral, cereales fuente de fibra, avena integral, arroz integral, frijoles y pastas. Los carbohidratos simples son el azúcar, confites, miel de abeja, jugos y harinas blancas. Su ingesta debe ser entre 7 a 10 gramos por kilogramo de peso, por día. Esto proporciona un 50 a 60% de las calorías diarias del tenista.


Grasas

“Las grasas son una fuente importante de energía, pero si se consumen las incorrectas, pueden limitar el rendimiento”, señaló la nutricionista Karla Barrenechea. Evite las grasas saturadas, que son las grasas de origen animal como la natilla, comidas rápidas o frituras, crema dulce, salsas blancas, papas fritas, repostería, chocolate, entre otros. Opte por grasas insaturadas, pero su consumo debe ser moderado. Algunos ejemplos son: los aceites vegetales, aguacate, aceitunas, margarina libre, nueces y semillas.

Proteínas

Las proteínas se descomponen en aminoácidos, los cuales favorecen la formación de músculos, tejidos, hemoglobina y otros. Están las proteínas animales como la carne, pollo, pescado, quesos bajos en grasa, embutidos bajos en grasa (pavo, pollo, cerdo) y los productos lácteos descremados. Por otro lado algunas fuentes de proteína vegetales son los cereales, leguminosas y nueces. Barrenechea comentó que “aunque la falta de proteína es poco común, el exceso se transforma y se almacena como grasa, por lo que debe constituir aproximadamente entre un 20 a 25% de la dieta, o 1,2-1,4 gramos por kg de peso al día”.

Carga de glucógeno

“Durante los 3 o 4 días antes de un partido, el tenista se puede someter a esfuerzos de alta duración e intensidad para vaciar los depósitos de glucógeno, con el fin de cargarlos nuevamente mediante el consumo de carbohidratos”, recalcó Barrenechea. Dos días antes de un partido, el tenista debe aumentar gradualmente su ingesta de carbohidratos para asegurarse de que el nivel de glucógeno almacenado sea alto.

Día antes del partido

El día antes, el consumo de alimentos debe ser prioritariamente carbohidratos, con una reducción significante de proteínas y grasas. “Por ejemplo, puede consumir un plato de pasta o arroz con salsa de tomate, vegetales e inclusive un poco de pollo, pescado o atún.” Otras opciones que puede incluir en su dieta son variedad de frutas, papas asada, pan integral, yogurt bajo en grasa y tomar bebidas deportivas (no se recomiendan las bebidas sin calorías), que le ayudarán a evitar una deshidratación durante el juego.

Día del partido

El desayuno es importante para evitar una hipoglicemia (disminución del azúcar en sangre). Se recomienda incluir una combinación de carbohidratos complejos y simples, como tostadas integrales con mermelada o miel de abeja, o frutas con granola baja en grasa. Pueden inclusive tomar suplementos nutricionales que contengan un balance entre carbohidratos, proteínas y grasas. Si el partido es en la tarde, incluya frutas, jugos naturales y barrita de cereal en la merienda, o de 30 a 60 minutos antes del partido. Durante el partido, las bebidas deportivas son indispensables, en lugar de agua (ya que no aporta azúcar y los partidos de tenis pueden extenderse por horas). Para la recuperación, después del partido, es importante mantener un consumo de carbohidratos durante las 2 horas siguientes, y comer una dieta equilibrada en carbohidratos, proteínas y grasas durante el día posterior. w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

13


Wozniacki, la larga espera

de un Grand Slam

llegó a su fin L

a danesa Caroline Wozniacki, de 27 años, se hizo con su primer título del Grand Slam al derrotar a la rumana Simona Halepen dos horas y 49 minutos, en la final del Abierto de Australia, por 7-6 (2), 3-6 y 6-4 en una de las mejores finales de los últimos años. Con este título, el primer grande para el tenis danés, Wozniacki arrebata a Halep el puesto de número uno del mundo, seis años después de perderlo y tras haberlo ostentado durante 67 semanas. Es el torneo 28 en la carrera de Wozniacki, el 23 en pista dura. Halep, que había superado cinco puntos de partido en dos encuentros durante estas dos semanas, se vio perjudicada por problemas en su pierna izquierda, e incluso tuvo que pedir que le tomaran la tensión en el segundo set. Al final, la jugadora de Constanza acabó mermada físicamente, en una final en la que por primera vez se aplicó la regla del calor extremo (más de 40 grados) y el juego estuvo interrumpido durante diez minutos. Wozniacki, que también tuvo que ser atendida en pista, por un problema en la rodilla izquierda, sucede en el palmarés de este torneo a la estadounidense Serena Williams, una de sus mejores amigas en el circuito, y se lleva por su victoria un cheque por 4 millones de dólares australianos, unos 2,6 millones de euros. Wozniacki logró al final su sueño, ganar un ‘major’, un objetivo que había visto desvanecerse durante el tiempo que reinó en la WTA, en el que tuvo que soportar los comentarios de ser una gran jugadora, pero a la que le faltaba el reconocimiento que da hacerse con alguno de los cuatro torneos más importantes de la temporada. La danesa, campeona del torneo de Maestras del año pasado disputado en Singapur, al derrotar precisamente a Halep en la final (6-0 y 6-2), había tenido su oportunidad en el Abierto de Estados Unidos, en 2009 y 2014, pero no pudo ante la belga Kim Clijsters y luego Serena en aquellas citas. También tuvo una bola de partido contra la china Na Li en las semifinales de Melbourne Park en 2011 pero no pudo concretarla. Fue una gran final, con una lucha de poder a poder entre la número uno y la número dos del circuito. Wozniacki salió de forma arrolladora y se colocó con una ventaja de 3-0 pero Halep fue recuperándose poco a poco hasta encontrar su ritmo. La danesa llegó a sacar con 5-3 para hacerse con este primer parcial, pero la jugadora de Constanza logró la rotura, para forzar después un desempate, que Caroline jugó con mayor determinación para hacerse con esta manga en 50 minutos. La dureza del encuentro y los rigores de la temperatura que han sido clave este año se hicieron patentes en el físico de ambas jugadoras, pero sobre todo en Halep, que tras ganar el quinto juego (3-2) llamó al fisio y a la doctora del torneo, y en la pista le tomaron la tensión. Tras recibir la aprobación de la médico para continuar, Halep se incorporó de nuevo al duelo, y aguantó como pudo los calambres en su pierna izquierda para ganar el segundo parcial en 48 minutos, a la tercera oportunidad y jugándoselo todo a la baza de sus golpes ganadores para acortar lo más posible los intercambios. Tras el segundo set, ambas jugadoras se retiraron a los vestuarios, justo cuando entró en vigor, por primera vez este año, la norma del calor extremo (40 grados), y el juego en la Rod Laver permaneció parado durante diez minutos. Pero al regresar, los problemas de 14

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

Halep eran evidentes. Su pierna izquierda no respondía, y la discípula de Darren Cahill no podía correr como ella acostumbra. “No puedo, no puedo” gritaba a su banquillo, mientras Wozniacki, algo nerviosa, tampoco terminaba de rematar la faena en un set en el que tenía que demostrar su superioridad. Fue Halep quien se llevó este segundo parcial en 48 minutos tras una lucha épica, dando la sensación de que no estaba dispuesta a ceder en su tercera gran oportunidad para hacerse con un grande. El tercer set fue una auténtica montaña rusa, con ocho roturas. Wozniacki llegó a sacar con 3-1 pero la rumana no se rindió, e incluso igualó 4-4, pero la jugadora de Odense no cedió en los dos juegos siguientes, para hacerse con un triunfo épico. Wozniacki ha necesitado 43 torneos de Grand Slam, y 149 partidos (107 victorias y 42 derrotas) para ganar su primer grande. Halep, que fue derrotada en las finales de Roland Garros en 2014 por la rusa Maria Sharapova, y en 2017 por la letona Jelena Ostapenko, Halep, tendrá que esperar una nueva oportunidad.


r , e r e d e F r e Rog a ú n i t n o c s a d a h e d o ñ e u s el

A

estas alturas de la vida, es poco lo que se puede decir sobre Roger Federer. Y lo que queda, él lo va escribiendo con su madurez, justo cuando muchos buscaban palabras para definir su ocaso, el suizo se levanta para desafiar el tiempo, las reglas, a sus rivales y, especialmente, al propio tenis. Roger Federer conquistó su sexto título en el Abierto de Australia tras vencer a Marin Cilic por 6-2, 6-7 (5), 6-3, 3-6 y 6-1 en algo más de tres horas; y alarga su historia con el vigésimo Grand Slam. Hasta la leyenda se le queda corta. Tuvo el croata un día más para preparar el partido ante Roger Federer. Habían sido ocho derrotas ante el suizo y una sola victoria en las semifinales del US Open 2014, su único Grand Slam. Tuvo la oportunidad de enmendarse en la final de Wimbledon, la última gran final que disputaron en 2017, pero le costó entrar en el encuentro en Melbourne mucho más de lo que requería la cita. En apenas diez minutos, Federer logró dos breaks. En 24, se sentaba con el primer set en su bolsillo. No obstante, los dos juegos que logró a su favor en el primer rapidísimo parcial lo ayudaron a entonarse, por fin dentro del partido. Se sacudió el letargo y volvió a ser el Cilic animado consigo mismo y seguro con su primer servicio. El ritmo regresó a su muñeca y a sus piernas. En conjunto, los 198 centímetros del croata impusieron una marcha más en el encuentro. Comenzó a dejar de sufrir en sus turnos de saque, -su segundo duró nueve minutos porque Federer siempre estaba encima de la línea-; y a ganarlos con facilidad. Sin embargo, tampoco el suizo vaciló cuando le tocaba sacar. Lo que imprimió al encuentro un mayor nivel de disputa que agradecieron los aficionados en la grada de Melbourne. Más entonado que nunca, Cilic metió un punto más de velocidad a sus poderosos reveses, tanto paralelos como sobre todo cruzados. También forzó más a Federer, que había volado en la primera manga y que en esta cometió más dobles faltas que en todo el torneo. Dos de ellas le permitieron al croata disfrutar de una bola de set, pero el suizo lo solventó a su manera. Pero en el tie break, el que saldrá de Australia como número 3 del mundo tuvo más intensidad y menos errores. Y se llevó el set. Con esa misma alegría comenzó el tercero. Certero y rapidísimo para tratar de tomar

ventaja en el marcador. Disfrutó de una bola de break, pero Federer se lo impidió. Con más sufrimiento, pero el suizo mantenía su servicio. Fue el turno para el de Basilea, que encontró su puesta en escena y le fue quitando protagonismo al rival. A buen recaudo su servicio, se metió un metro dentro de la pista para restar a Cilic. Y ahí encontró una salida y el break en el quinto juego. Fue el impulso hacia las estrellas de la tercera manga. Federer sacó su mejor repertorio de golpes a partir de ese momento y brindó detalles para la hemeroteca. Detalles que se clavaron en la muñeca de Cilic, incapaz de sacudirse el aluvión. Con un saque directo, el decimonoveno, logró el suizo el set. Y por inercia, al número 2 le costó apenas unos minutos hallar lo que le había costado en la segunda manga. Otro break en el primer juego que lo elevó sobre la pista como ya ocurriera al principio del encuentro. Voleas, saques imposibles de leer, golpes que cambiaban la dirección, la altura y la velocidad, y juego de ventaja para hacer valer su servicio sin complicarse mucho más. Cilic se mantuvo cerca, consciente de que era su última oportunidad y debía arriesgarse en la búsqueda de ángulos, líneas y saques directos. Se creyó capaz de todo y todo lo consiguió. Incluso recuperar el break perdido y romperle el servicio a Federer hasta en dos ocasiones. Suficientes para anotarse la cuarta manga y seguir con la esperanza al alza. No obstante, igual que había pasado en los otros sets, la alegría fue por barrios. La experiencia del jugador de 36 años fue muy superior en los momentos oportunos. Como en ese inicio del parcial definitivo en el que doblegó a su rival con reveses cortados y que botaban muy poco y que atraparon al croata, al que le costaba mucho agachar su larga espalda para levantar la pelota. Cedió su saque en el segundo juego, y también en el cuarto. Y Federer ya no se permitió más resbalones. Celebró como nunca ese break que lo situaba a un solo servicio de ampliar el infinito. Y volvió a ser sublime con el primer golpe. Hundió definitivamente las esperanzas de su rival, a pesar de que Cilic pidió el ojo de halcón en el último servicio del de Basilea. Pero entró, y Federer se eleva a los cielos, un poco más, con su sexto Abierto de Australia, para igualar a Novak Djokovic, y su vigésimo Grand Slam. Y visto su recorrido, quién sabe si todavía este número se quedará corto. Federer alarga lo que ya parecía infinito. w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

15


Lo que nos dejó el Australian Open 1 2 3 16

Vamos a empezar por el ganador del cuadro masculino. El mismo de 2004, es decir, Roger Federer, camino de los treinta y siete años y capaz de llegar a la final sin ceder ni un solo set. Como aficionado a Federer, la alegría es inmensa. Como aficionado al tenis, no sé qué decir. Por supuesto, se trata de un hombre de leyenda, el mejor de la historia, y cada cifra que le acompaña es un récord… pero, ¿llegar a la final sin ceder un set a los treinta y seis años y medio? ¿En serio? ¿No hay nadie en todo el circuito capaz de al menos toserle un poco? Por el camino se cruzó con viejos conocidos —Gasquet, Berdych, etc.— y repitió los viejos resultados. Queda la belleza, por supuesto, pero también una cierta sensación de estatismo que no puede dejar de preocupar.

De hecho, este es el tercer grande para Roger en los últimos doce meses. Los otros dos los ha ganado Rafa Nadal. En ese sentido, el circuito ha retrocedido más de una década. Ausente Andy Murray y convalecientes Stan Wawrinka y Novak Djokovic, cada crónica de un grande parece la crónica del anterior. O arrasa Roger o arrasa Rafa, poco más que añadir. Los dos siguen copando los primeros puestos de la ATP con una enorme diferencia sobre el tercero, precisamente Marin Cilic. Así será, al menos, hasta Wimbledon.

Lo que queda por dilucidar es el orden, eso sí. Nadal sigue en lo más alto de la clasificación, pero con solo 155 puntos de ventaja sobre Federer. Eso quiere decir que, de nuevo, el suizo tiene a tiro recuperar el trono después de cinco años y medio, y aumentar así su registro de 302 semanas como número uno del mundo. Para ello, tiene que pasar una cosa: que Roger consiga en Dubai al menos el mismo resultado que Rafa en Acapulco… si es que Rafa participa en Acapulco, que aún está por ver. En caso contrario, el suizo pasaría automáticamente a encabezar el ranking ATP.

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


La duda de Nadal tiene que ver con su lesión y sus críticas en ruedas de prensa al exceso de partidos y torneos que tienen que disputar los jugadores. Aclaremos un par de puntos: es cierto que la exigencia física del tenis actual es incomparable con la de cualquier otra época de este deporte… ahora bien, también es cierto que nunca, jamás, los jugadores han disputado menos partidos y a menos sets. Nadal cayó lesionado en cuartos de final ante Cilic y tuvo que retirarse. A sus casi treinta y dos años, haría bien en replantearse su propio calendario: si de verdad se siente tan exigido, quizá no sea lo más inteligente encadenar Acapulco, Indian Wells y Miami apenas diez días después de recibir el alta médica. Vamos ya con el subcampeón, el croata Marin Cilic. El hecho de que esta sea su segunda final en los últimos tres grandes dice mucho de su evolución. Lástima que, para variar, este año cumpla los treinta. Después de su triunfo en el US Open de 2014, conseguido un año después de verse envuelto en un triste caso de dopaje encubierto, Cilic nos había acostumbrado a la mediocridad, que es lo peor que se puede decir de alguien con su derecha. Sufrió como un perro ante Carreño en octavos y ante Nadal en cuartos, pero en ambos casos —lesiones incluidas— fue mejor que sus rivales y bien pudo haber ganado la final de no haber tenido una de esas desconexiones tan habituales en él. Parecía llegar física y anímicamente mejor al quinto set después de haber remontado el cuarto, pero en cuanto se torcieron un poco las cosas, el croata se borró. A Federer no le hizo falta siquiera esa marcha extra del año pasado contra Nadal. Todo fue demasiado fácil. Las sorpresas hay que buscarlas en los semifinalistas. Por un lado, Kyle Edmund por fin dio el paso adelante que llevábamos tanto tiempo exigiéndole y lo hizo en el momento más inesperado. Apenas diez días antes de comenzar el torneo, Edmund estaba gritando de dolor en el suelo después de una torcedura de tobillo en un partido ante Grigor Dimitrov. Llegó a Melbourne con todas las dudas del mundo, estuvo a punto de caer en segunda ronda… y acabó metiéndose en semifinales después de eliminar al propio Dimitrov en cuartos de final con cierta soltura. Edmund no es un gran estilista, pero con un poco de concentración debería darle para asaltar el top 10. Su cabeza ha sido siempre su mayor enemigo y quizá este resultado sirva como presagio de tiempos mejores. Su flojísima actuación en semis contra Cilic deja un gusto algo amargo.

w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

17


Lo que nos dejó el Australian Open

7

El otro semifinalista sorpresa fue Hyeon Chung. Su torneo, a los veintiún años, fue excelente, aunque acabara en retirada por unas extrañas ampollas en los pies, lesión muy poco habitual en unas semifinales de Grand Slam. Si la trayectoria de Edmund fue meritoria, la de Chung fue deslumbrante: no solo llegó a semifinales, sino que en el camino se llevó por delante a los dos hermanos Zverev y a Novak Djokovic. Su partido contra el serbio fue descomunal. Es cierto que Nole no está aún recuperado del todo de sus molestias y que tiene mucho camino que recorrer tras seis meses de ausencia, pero, aun así, el nivel de Chung fue altísimo, demostrando una capacidad física y una elasticidad al alcance de pocos. Federer dijo de él que «muy pronto» entraría entre los diez primeros de la clasificación. Tampoco es cuestión de meterle tantas prisas, pero Chung ha sido siempre un currante y lo seguirá siendo. Durante su adolescencia se pateó todos los challengers de Asia habidos y por haber y no ha descansado hasta que ha encontrado su lugar en el circuito. Tiene margen para convertirse en algo así como un Michael Chang del futuro.

8

La última revelación antes de empezar con las decepciones: Tennys Sandgren. Si para usted es un desconocido, no se preocupe: también lo era para el resto del mundo. Sandgren destacó el año pasado en algún challenger previo al US Open y tuvo un par de oportunidades en torneos de bajo nivel sin llamar demasiado la atención. A los veintiséis años, juega su primer slam y elimina ni más ni menos que a Stan Wawrinka —una versión muy limitada del suizo, eso sí— y a Dominic Thiem para meterse en cuartos de final. Sería una preciosa historia para los periódicos y para el propio jugador de no haberse metido en medio una serie de tuits homófobos y con aires supremacistas que Sandgren lleva tiempo colgando en la red, probablemente porque ni él esperaba que alguien los leyera. Teniendo en cuenta que ya ha pedido perdón y que hablamos de un torneo en el que la terrible Margaret Court tiene una pista con su nombre, lo mejor será cerrar ese capítulo aun manteniendo el asterisco.

9

Lo dicho, las decepciones: Alexander Zverev se está convirtiendo en un sospechoso habitual en esta sección y es una pena. Eso no quiere decir que el futuro haya dejado de pertenecerle, porque yo le sigo viendo como número uno en relativamente poco tiempo, pero es cierto que sus altibajos en los grandes chocan teniendo en cuenta su juego en los demás torneos. Paciencia. Más complicado es lo de Dimitrov, que tenía una oportunidad de oro de plantarse en la final y consolidar su título de «maestro» del año pasado. Dimitrov va ya para veintisiete y seguimos viéndole como una joven promesa. Perder es siempre una opción, perder contra Edmund en el torneo en el que tienes que demostrar tu competitividad es duro de digerir. Kyrgios luchó, que ya es un avance, aunque se quedó en octavos. Estos tres jugadores más Rublev y Shapovalov —cayó ante Tsonga en un partido que tenía ganado— deberían ser el futuro inmediato del tenis a la espera de los De Minaur, Auger, Davydovich y compañía, así que es normal que les exijamos más que al resto.

10

Había mucha curiosidad por ver cómo volvían los lesionados del año anterior y hubo un poco de todo: Djokovic lo hizo bien. Sé que cayó en octavos y eso parece un desastre, pero no todo el mundo puede pasarse seis meses al margen del circuito y ganar a las primeras de cambio. El objetivo del serbio no puede ser dominar sino competir. Eso es lo que hizo en Australia y bien está. Del resto, el más destacado fue Tomas Berdych, que se clasificó para cuartos de final eliminando a Juan Martín del Potro pero cayó con demasiada facilidad contra Federer por vigésima vez en su carrera. Poco se puede decir de Stan Wawrinka, que claramente no estaba para volver tan pronto ni de Milos Raonic, un caso similar al suizo. Nishikori prefirió probarse en un challenger y cayó en primera ronda. 18

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


Lo que nos dejó el Australian Open

11

¿Qué hacemos con David Goffin? Puede que, después de Federer estemos ante el tenista con más talento técnico del circuito. En el Masters del año pasado dio una auténtica exhibición y de hecho es el único que ha podido ganar a Roger en los últimos cuatro meses. Todos le veíamos suficientemente consolidado como para aspirar a un buen torneo en Melbourne… y va el belga y cae en segunda ronda ante Julien Benneteau, un hombre de una calidad excelsa, pero treinta y seis años como treinta y seis soles y un historial de lesiones apabullante. Veremos en la tierra batida, siempre he pensado que es una superficie que le viene de maravilla.

12

Acabemos el repaso al cuadro masculino con un comentario sobre el tenis español: un desastre. Nadal aguantó hasta cuartos gracias a un cuadro muy asequible y bien podría haber levantado el título tirando solo de competitividad, pero la ingle le traicionó. De los demás, el único que cumple sistemáticamente es Pablo Carreño, de nuevo entre los dieciséis mejores y muy cerca de batir a Cilic. De los demás, poco se puede decir: Ferrer se dejó la piel ante Andrei Rublev y cayó en cinco sets. No se puede pedir más. La verdadera decepción fue Roberto Bautista, que cayó en primera ronda después de imponerse en Auckland. Igual no es necesario llegar a Melbourne con dos torneos ya en las piernas y eso, a los veintunueve años, debería saberlo Bautista. Su verdugo fue Verdasco, el peor rival posible en una primera ronda, que, como es habitual, cayó en la segunda.

13

Vamos ya al cuadro femenino, mucho más apasionante que el masculino. Es imposible no alegrarse de la victoria de Caroline Wozniacki cuando hace un año todos dábamos su carrera por acabada. Wozniacki es el típico caso de niña prodigio que a los diecinueve años llega a su primera final de Grand Slam (US Open, 2009), a los veinte es número uno del mundo, se lía a hacer publicidad y fotos en bikini, el momento se pasa y todo se convierte en una cuesta arriba de años y años hasta que, de repente, más centrada, y ya con veintisete años a sus espaldas, recupera su mejor tenis: ganó el Masters femenino para acabar el año pasado y consiguió en Australia su primer gran título para abrir 2018, lo que, de paso, la coloca como número uno del mundo.

14

Imposible, por otro lado, no sentirse mal por Simona Halep. Pocas jugadoras más luchadoras que la rumana… y van ya tres finales de Grand Slam perdidas. Halep llegó al último partido del torneo después de una auténtica maratón: en tercera ronda, medio coja, Lauren Davis la llevó hasta el 1513 en el tercer set. Cuando todo apuntaba a una retirada en el siguiente partido, Halep ganó a la prometedora Naomi Osaka, después se impuso en cuartos a Karolina Pliskova, otra de las favoritas, y derrotó agónicamente en semifinales a Angelique Kerber, invicta en lo que iba de año, con un 9-7 en el tercer set. Aun así, tuvo fuerzas para remontar un set a Wozniacki en la final y llegó a ponerse 4-3 y saque en la manga definitiva. No sirvió de nada: completamente desfondada, perdió los siguientes tres juegos y con ellos el partido. Tres finales de Grand Slam disputadas, tres perdidas. Esperemos que siga luchando para que lleguen más. w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

19


Lo que nos dejó el Australian Open

15

Lo de Garbiñe Muguruza se podría catalogar de decepción si no fuera porque la española parece sentirse a gusto en ese rol imprevisible. Además, su estado físico ya le había hecho retirarse en Brisbane y Sydney. Con todo, caer en segunda ronda ante Hsieh Su-Wei, una especialista en dobles perdida en el ranking individual, es mucho caer. En fin, lo dicho, ella se siente cómoda en la irregularidad y nosotros nos acabaremos acostumbrando también. Ya ha ganado dos grandes y ha sido número uno del mundo a los veintitrés años. Supongo que todo lo que venga a partir de ahora habrá que tomarlo como un regalo y no como una exigencia.

16

Todo lo contrario se puede aplicar a Carla Suárez-Navarro. Rara vez falla. Esta vez consiguió superar por fin la barrera de los octavos y se metió en cuartos de final, donde cayó en tres mangas ante la posterior campeona del torneo. Es verdad que la danesa fue bastante superior a lo que indica el resultado, pero felicidades a la canaria, que necesitaba una actuación así después de unos meses algo más bajos. En cuanto al resto de españolas, desaparecidas en acción. Si el tenis masculino pide un relevo, el femenino lo exige a gritos.

17

Puede que haya sido el primer grande en muchos años en el que el apellido Williams ha pasado completamente desapercibido. A la conocida ausencia de Serena, que no quiso defender su título del año pasado al no sentirse preparada aún tras su reciente maternidad, se unió la sorprendente eliminación de Venus en primera ronda. Teniendo en cuenta la solidez de la mayor de las Williams en los grandes el año pasado —dos finales y una semifinal— nada invitaba a pensar en una eliminación en primera ronda ante Belinda Bencic, por muy rodada que viniera la suiza de la Hopman Cup. Menos sorprendió la derrota de Sharapova, cuyo límite sin meldonium parece estar cada vez más claro.

18

Acabemos con los jóvenes: En Liang, de China Tapei, se impuso en el cuadro femenino mientras que el estadounidense Sebastian Korda lo hizo en el masculino. Curiosamente, la victoria de Korda llega exactamente veinte años después de la de su padre en el cuadro principal ante Marcelo Ríos, lo más cerca que estuvo el chileno de llevarse un torneo del Grand Slam.

20

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


George R. Brown Tennis Center 2105 Rice Boulevard, Houston, TX 77005

InscrĂ­bete hoy: +1(305) 554-1124


Abierto Mexicano, listo para celebrar sus 25 años E

l Abierto Mexicano Telcel, presentado por HSBC, festejará sus primeros 25 años de vida en febrero y lo hará presentando un cuadro muy competitivo, según la lista que se presentó a principios del presente año. El torneo, que se disputará entre el 26 de febrero y el 3 de marzo, repartirá en premios casi un millón ochocientos mil dólares en premios. El torneo marcará el regreso de Rafael Nadal a las canchas de Acapulco, que el año pasado fue finalista. Además, otros cuatro jugadores ubicados en el top ten dirán presente en el torneo que desde 2014 se disputa sobre canchas duras: Alexander Zverev, Dominic Thiem, Juan Martín Del Potro y Marin Cilic, reciente finalista del primer Grand Slam del año, que el año pasado llegó a las semifinales. El norteamericano Sam Querrey será otra de las figuras que dirán presente en el torneo dirigido por Raúl Zurutuza. Querrey buscará este año repetir el título conseguido el año pasado, cuando se consagró campeón luego de derrotar 6-3 y 7-6(3) al español Rafael Nadal. Este año no la tendrá nada fácil, pero quién dice que los desafíos son imposibles. Entre los jugadores de habla hispana se destacan tres españoles: David Ferrer, Fernando Verdasco y Feliciano López, único de los tres que el año pasado dijo presente, cayendo en primera ronda ante el australiano Jordan Thompson. Además, el argentino Diego Schwartzman será otro de los latinoamericanos que ya tienen confirmada su presencia en el torneo que sirve como preparación para los Master 1000 que se disputan en Indian Wells y Miami. “¿Qué les puedo decir? Estamos muy contentos por presentar este cuadro para la celebración del 25 aniversario del Abierto Mexicano de Tenis. Trabajamos muy duro desde el primer día que inició la planeación del torneo y hoy puedo decir con mucho orgullo que ésta será la edición más especial de todas. Traemos a los jugadores que queríamos tener en el cuadro, entre ellos a cuatro ex campeones, y eso es algo que no cualquier torneo puede presumir”, dijo en diciembre del año pasado Raúl Zurutuza. “Todo el esfuerzo que hicimos en 2017 tuvo la mejor de las recompensas. A excepción de Indian Wells [mejor torneo Masters 1000 y Premier Mandatory entre 2014 y 2017], ningún otro torneo en el mundo había conseguido ser el mejor en sus respectivas categorías en el mismo año. La meta ahora será repetir y mantenernos ahí este año y los próximos”, concluyó el directivo.

22

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8


Copa Davis Australia se despide ante Alemania; Italia se cita con Francia en cuartos

E

spaña-Alemania e Italia-Francia serán los enfrentamientos estelares de los cuartos de final de la Copa Davis, mientras que Australia abandona antes de lo previsto la competición tras la derrota de su líder Nick Kyrgios ante el germano Alexander Zverev este domingo.

24

T e n n i s l i f e / FE B R E R O - M A R Z O 2 0 1 7

En las otras dos eliminatorias de cuartos, la Bélgica de David Goffin, finalista de la pasada edición, viajará a Estados Unidos y la Croacia de Marin Cilic recibirá a Kazajistán del 6 al 8 de abril. La Federación Internacional de Tenis, que tiene problemas para atraer a los mejores jugadores del mundo a su competición faro, sueña en cuartos con un partido en la cima entre Rafael Nadal y Zverev, el principal representante de la nueva generación en el circuito ATP. Pero hará falta que el número 1 mundial, que no juega en individuales de la Davis desde 2015, haga de la competición por naciones una prioridad en su calendario. Zverev, por el contrario, estará frente a España, a no ser que una lesión lastre con sus planes. Derrotada en la primera ronda por Bélgica el año pasado, la Mannschaft superó a una potencia como Australia en esta edición. El número cinco mundial ganó a Kyrgios en tres sets (6-2, 7-6 (7/3) y 6-2) aportando el punto definitivo, después de haber ganado ya el partido inaugural frente a otra estrella del futuro, Alex de Minaur, de solo 18 años.


"Es genial, no hubiera sido posible sin mis compañeros. Estamos muy contentos y esperamos que esto solo sea un debut para nosotros", afirmó Zverev. Alemania jugará dentro de dos meses ante España, uno de los países con más jugadores en el Top 100. Sin Nadal, que se recupera de la lesión que le obligó a retirarse en el Abierto de Australia, España derrotó (3-1) a Gran Bretaña, que tampoco pudo contar con su líder Andy Murray debido a una operación en la cadera, ni con Kyle Edmund, cansado tras su sorprendente recorrido en Melbourne (semifinalista). Pero Cameron Norrie, que sorprendió a Roberto Bautista, no pudo repetir la gesta ante Albert Ramos (7-6 (7/4), 2-6, 7-6 (7/4) y 6-2).

Tras esta victoria, España volverá a jugar en casa, del 6 al 8 de abril frente a Alemania. Además, el francés Adrian Mannarino necesitó cinco sets y 4h25 de juego para batir al N.1 holandés Robin Haase (4-6, 7-6 (7/5), 7-5, 6-7 (2/7), 7-5) y dar el pase a su equipo, defensor del título, que se impuso 3-1. Francia desafiará en Génova a Italia y Fabio Fognini, que participó en los tres puntos de su país ante Japón. Goffin, otro líder indiscutible, no tembló ante Hungría, todavía tierna. Además, Borna Coric ofreció el punto de la clasificación a Croacia ante Canadá batiendo a la gran esperanza del país Denis Shapovalov (6-4, 6-4 y 6-4). Kazajistán y Estados Unidos ya estaban clasificadas en sus eliminatorias frente a Suiza y Serbia.

México barre a Puerto Rico

México venció por 5-0 a Puerto Rico en Tijuana y se clasificó a la semifinal del grupo II de América de la Copa Davis de Tenis, en la que enfrentará a Perú el próximo mes de abril. La dupla de Santiago González y Miguel Ángel Reyes-Varela derrotó por 6-4 y 6-0 a los puertorriqueños Alex Díaz y Sebastián Arcilla y así los mexicanos confirmaron su acceso a la etapa de los cuatro mejores. Con el apoyo del público, González y Reyes-Varela tuvieron un quiebre a favor en la primera manga y en la segunda pasaron por encima de los rivales a quienes superaron en seis juegos consecutivos para sumar el punto tres de la serie. Antes, en individuales, el mexicano Manuel Sánchez derrotó por 76(5), 6-4 a Ignacio García y su compatriota Luis Patiño venció por 6-3, 6-4 a Alex Díaz y así sumaron los dos primeros puntos del equipo dirigido por el capitán Leonardo Lavalle. Después de decidido el tope, México siguió adelante y se apuntó en la tercera jornada un par de triunfos más, de Manuel Sánchez por 7-5, 6-0 sobre Sebastián Arcilla y de Luis Patino por 7-5, 6-2 sobre Ignacio García.

w w w.t e n n i s l i f e . c o m . m x

25


“strokes of genius” puntuación

Por Oscar Blanco

L

a primera década del presente milenio vio nacer la leyenda de dos jugadores que, casi tres lustros después, pueden ser considerados como posiblemente los dos mayores tenistas de la historia. Federer y Nadal, los nombres de esa rivalidad que es la más excelsa que el tenis haya conocido, fueron un nuevo ejemplo desde el principio de que los grandes adversarios se hacen mejores mutuamente. Juntos encabezaron la renovación de un deporte ávido de nuevos ídolos e inauguraron una etapa de oro que se alarga hasta nuestros días. El capítulo más glorioso de su enfrentamiento se produjo el 6 de julio de 2008 en la final del torneo de Wimbledon, en el que aún es considerado como el partido más grande de la historia del tenis. Apenas cuatro semanas antes Nadal había aplastado a Federer en la final de Roland Garros con un rotundo 6-1, 6-3 y 6-0. El español era ya la némesis de un Federer que ejercía un dominio imperial del circuito desde que se convirtiera en número 1 a principios de 2004. Su récord de 315 partidos ganados y 24 perdidos, entre 2004 y 2007, es solo uno de los tremendos datos de esa tiranía. Su estilo perfecto, de belleza rabiosa a la vez que serena, resultaba a los ojos tan visceralmente placentero que alguien, muy certeramente, lo definió como “pornotenis”. Nadal, que por su parte ostentaba un récord especular de tres años como número 2, era sin embargo el favorito, el insolente que osaba una vez más desafiar al monarca en su templo, la catedral londinense, y que al tercer asalto conseguiría conquistar el ansiado cetro. El primer punto del partido fue de una intensidad profética, catorce toques que anunciaban ya un festival de golpes extraordinarios. Como un baile pasado de moda, el tradicional juego de saque-volea, considerado en su momento como la táctica ideal para triunfar en pistas de hierba, era ya recuerdo de otro tiempo, el de aquellos aburridos partidos protagonizados por bombarderos como Ivanišević,

26

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

Philippoussis o Krajicek. Nadal y Federer, dos caracteres tan distintos en la pista como afines fuera de ella, iban a proporcionar un espectáculo muy diferente. Era un combate entre la fiereza del español y el clasicismo del suizo, que cierto comentarista describió como “lo macho frente a lo precioso, Brando versus Astaire”. Sin apenas despeinarse, amenazando con cerrar la función mucho antes de lo previsto, Nadal ganó los dos primeros sets y quedó a un paso de plantarse 4-3 en el tercero. Era la antesala del match point. En este momento, ya le estaba ganando a Federer la batalla mental. El tenis no es solo un choque de músculos y velocidades, una batalla de piernas y brazos empuñando raquetas, una colisión atlética. Es un duelo de mentes. Pero Federer mostró entonces la faceta que tantas veces se le ha negado, la del luchador, y consiguió liderar por 5-4. Y en ese momento comenzó a llover. El suizo, ese jugador con estrella al que los astros no le han regalado nada – su inmenso talento lo ha hecho –, logró así detener el vendaval nadaliano y alzarse, en un tie-break reminiscente del más famoso tie-break de todos los tiempos (el que jugaron Borg y McEnroe en el cuarto set de la final de Wimbledon de 1980), con ese tercer capítulo que iba a ser el principio de una contienda épica. A estas alturas, ya todo el mundo sabía que este era un partido de cojones, un partido que podía desbancar (y lo haría) al por entonces considerado más grande enfrentamiento de la historia, precisamente aquel del sueco y el americano en el mismo escenario veintiocho años antes. La emoción era la misma, el sentido de trascendencia histórica similar, pero la sostenida precisión de los golpes, su dificultad creciente, la perplejidad y el vértigo basculando de un lado a otro de la red, realmente no admitían comparación. El propio McEnroe, comentarista in situ de la NBC para la ocasión, reconoció que este era “el partido más grande que he visto”. Borg, que lo vio en directo desde el palco real, confesaría lo mismo poco después.


• Depilación láser • Skin tightening (Rejuvenecimiento facial, corporal y prevención de arrugas)

• Radiofrecuencia • Manchas en la piel • Masajes • Faciales 2224 5103 / 5589 7026 55 5100 2972


“strokes of genius” La conquista de Federer del tercer set provocó un estallido de alegría en el público como pocos se recuerdan. Ante él estaban los dos mejores tenistas del planeta, ofreciendo el festín glorioso de un partido que nadie quería ver acabar. El suizo era un jugador acostumbrado a ganar holgadamente, a circular por la alfombra roja que su talento inmenso le tendía, y ahora, quizá más que nunca en su carrera, tenía que luchar, y tenía que hacerlo frente al mayor guerrero del circuito. Así, cabalgando en oleadas de excelencia tenística y de eléctrica emoción en la pista, el partido llegó de nuevo al tie-break. Fue Virginia Wade, la última británica en ganar Wimbledon, en 1977, quien dijo que esta pista central tiene la personalidad tanto de una abuela augusta como de una exuberante adolescente. En efecto, en las gradas el público seguía los puntos en silencio reverencial, con una devoción de confesionario, para romper en una algarabía de celebración cuasi rockera cuando estos acababan. Con 5-2 arriba en la muerte súbita y sacando, Nadal parecía a punto de sentenciar. Y entonces…parpadeó. Por primera vez en todo el encuentro, fue presa de los nervios, vaciló y falló. Con su último error en el tie-break, Federer gritó un primigenio “Yeeahhh!” y se apoderó del cuarto set. El cielo continuó gris en el quinto set y, con 2-2 en el marcador, volvió a llover. Las raquetas, afiladas como espadas de samurái, estaban en alto. En su pugna por la gloria, ni uno ni otro bajaban la

28

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

guardia. La igualdad era total: cuando alcanzaron el 4-4, de los 354 puntos jugados hasta ese momento, cada uno había ganado exactamente la mitad. Con 7-7, los supervisores del torneo empezaron a plantearse suspender el partido por falta de luz. Nadal rompió el saque de Federer y se colocó 8-7. En una nueva muestra de su coraje y su mente acorazada, optó por primera vez por un juego ajeno al suyo, el saque-volea, para llevarse el punto. Tras desperdiciar un nuevo match point, el tercero de la tarde, a la cuarta fue la vencida. Cuando el reloj marcaba ya las 9:16 de la noche, Nadal ganaba 9-7 y entraba en el Olimpo de Wimbledon. El partido había sido la final más larga de la historia de Wimbledon, 4 horas y 48 minutos. Con la victoria de Nadal, muchos entonaron el preceptivo “El Rey ha muerto. Larga vida al Rey”. En apenas un mes, el español se convertiría oficialmente en el nuevo número 1 del mundo. Federer quedó muy dañado por esta derrota, pero pronto regresaría a la gloria al conquistar el US Open dos meses después. En su nueva condición de número 2, encarnó las inmortales palabras de Kipling en su poema “If”, encajando el fracaso y la victoria con igual templanza. Tras la derrota, uno de los mensajes de ánimo que llegaron a su teléfono, el de Pete Sampras, hablaba por boca de todos: “Mala suerte, una pena que tuviera que haber un perdedor”. Nadal había vencido, pero ganó la Historia del tenis.


INSTRUCCIÓN Recomendaciones para potenciar tu juego reeducando tu mente Por Gabriel Fainguersch

L

a noche previa al partido es muy importante ya que ella determinará el nivel de energía con el jugarás al siguiente día y determinará lo sencillo que dejes el camino a tu mente para entrar en la concentración relajada durante los puntos del partido. Te recomiendo que crees unas rutinas mentales pre partido de cara a la noche previa la cual te permita tener la mente alejada de preocupaciones innecesarias y evitar que aumenten tus niveles de ansiedad. 1) Algo que suele funcionar muy bien es jugar videojuegos o ver tu partido de tenis favorito en la tv. También te recomiendo que antes de irte a dormir tomes una ducha de agua tibia o caliente, así como cenar sano sin beber demasiado líquido esas 3 horas antes de acostarte para que no te despiertes por la noche e interrumpas tu descanso del sueño. 2) Cuando te dirijas a la pista de tenis te recomiendo ir con tiempo para que puedas realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento, realizar algunos golpes de calentamiento, así como hidratarte poco a poco durante la mañana hasta la hora del partido.

3) Tanto el día anterior como durante la mañana al despertarte puedes realizar un pequeño repaso con las técnicas de visualización que hayas aprendido con tu entrenador mental para repasar tus modelos tácticos, ataques y contra ataques tácticos que te permitirán ganar el partido y desarrollar tu mejor tenis. 4) Utilizar el tiempo para potenciar tu mente es clave, para ello puedes valerte entre punto y punto, entre juego y juego de las herramientas que te permitirán regular tus niveles de activación físico y mental, así como visualizar escenarios futuros en los próximos puntos. Todo esto forma parte de las rutinas mentales durante el partido. 5) Cuando ganes un punto realimenta tu confianza propia con reafirmaciones positivas, lenguaje corporal positivo y mensajes con tu cuerpo muy sutiles que lleguen a tu mente subconsciente como a la mente subconsciente de tu rival. 6) Si ya conoces las rutinas mentales en el tenis y tu entrenador mental te ha enseñado a anclar situaciones de confianza con tu mente subconsciente, utiliza estas mismas rutinas mentales para

30

T e n n i s l i f e / ENE R O - FE B R E R O 2 0 1 8

potenciar tu confianza, sobre todo antes de los puntos importantes. 7) La hidratación es clave en los partidos por ello te recomiendo beber pequeños sorbos de agua cada vez que cambies de lado, así como comer un poco de plátano que evitará posibles bajadas de potasio y en consecuencia de tu energía. Recuerda que también existen rutinas mentales adaptadas a la alimentación del tenista. 8) Aprende a pasar página de los errores y aprender de ellos para entrenarlos. Lo que te recomiendo es que si cometes un error importante sácalo de tu mente rápidamente y enfoca tu atención en lo siguiente que harás para ganar, de esta manera no consumirás energía preocupándote ni se desplomará tu nivel de juego corriendo el riesgo que por un fallo momentáneo te salgas mentalmente del partido y no puedas volver a entrar en él ocasionándote una derrota casi segura. 9) Cuando estés un poco nervioso te recomiendo tirar de la actividad física como puede ser una pequeña carrera o sprint antes de comenzar el partido, así como realizar pequeños saltos entre los puntos o antes de sacar. 10) Aprender a respirar parece algo sin mucha importancia para el tenista amateur pero el tenista profesional sabe la importancia tan grande que tiene la respiración con la técnica correcta ya que te permite optimizar tu energía en el partido y regular tus niveles de activación física y mental. Si aprendes a respirar correctamente habrás ganado mucho sin ni siquiera darte cuenta. 11) Antes de sacar tómate tu tiempo, de las prisas surgen los errores en los partidos por ello te recomiendo tomar tu tiempo entre punto y punto y, sobre todo, antes de sacar. Recuerda aplicar todas las rutinas mentales especialmente creadas para potenciar tu saque de tenis en los partidos. 12) Al salir del partido es necesario un momento de tranquilidad para rebobinar tu cinta mental y apuntar lo bueno y lo malo, lo que se puede mejorar y lo que has conseguido aplicar con éxito. Hacer balance de tu juego es lo que te va a permitir avanzar en futuros torneos ya que podrás entrenar lo necesario en la pista con tu entrenador y es así como se construye poco a poco un verdadero campeón de tenis.


JACK

SOCK

SAVE THE DATE JULIO 30 - AGOSTO 4, 2018 LOS CABOS, BCS., MÉXICO


Evgeny DONSKOY (RUS) RPM Blast string

RPM Team string

Fabio FOGNINI (ITA) RPM Blast string

DOWNLOAD THE APP! www.babolat.com/app

Team BaBolaT pro-players may play wiTh a cusTomized or differenT model Than The one depicTed.

Garbiñe MUGURUZA (SPA)

TennisLife Magazine - Febrero 2018  

Roger Federer, campeón del Australian Open 2018 y 20 veces campeón de Grand Slam; Caroline Wozniacki, la espera ha terminado; AMT 2018: Acap...

TennisLife Magazine - Febrero 2018  

Roger Federer, campeón del Australian Open 2018 y 20 veces campeón de Grand Slam; Caroline Wozniacki, la espera ha terminado; AMT 2018: Acap...

Advertisement