Issuu on Google+

Porque cada es

PERSONA

importante

Plan de Acción del Programa de País 2010 – 2014


Un Plan de acción y un ciclo de gestión El Plan de acción del Programa de País de UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas es el instrumento estratégico de planeación, gestión y monitoreo que se ejecuta junto a las instituciones y organizaciones asociadas en la implementación, quienes lo elaboran participativamente, partiendo de la revisión de avances y retos, definición de prioridades, estrategias y alcances para el ciclo 2010 – 2014. El Plan de acción del Programa de País fue aprobado por parte del Consejo Ejecutivo de UNFPA y se suscribió con el Gobierno de Guatemala, en enero de 2010. Posteriormente se suscribieron las Cartas de Entendimiento con las asociadas y los planes de trabajo anuales de implementación del Programa. El Plan de acción del Programa de País constituye un aporte a la puesta en práctica de un conjunto de compromisos asumidos por el Estado de Guatemala, expresados en instrumentos nacionales e internacionales, entre ellos los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, El Cairo 1994.


Este instrumento se organiza en tres componentes: • • •

Salud y derechos reproductivos Población y desarrollo Igualdad entre los géneros

Los avances y resultados de este proceso se construyen cada día con el compromiso y el trabajo, el apoyo de donantes multi y bilaterales y del equipo de la oficina de país de UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas. Guatemala es un país multiétnico, multicultural y multilingüe, gran parte de la población del país está constituida por personas indígenas.  A pesar de tener toda esta riqueza y diversidad, la historia del país ha estado marcada por la desigualdad.  El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, apoya el avance de los Derechos Humanos en el marco de los instrumentos internacionales y la legislación nacional vigente.   Marco Internacional de Derechos de los Pueblos Indígenas: •

Declaración Universal de los Derechos Humanos


Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Convenio 169 de la OIT sobre pueblos Indígenas y Tribales en países independientes  

Resolución sobre la acción de la OIT concerniente a los Pueblos Indígenas y tribales

  Marco legal Nacional de Derechos de los Pueblos Indígenas: •

Constitución Política de la República de Guatemala

Ley de Desarrollo Social

Reforma al código penal, decreto 57-2002(delito de discriminación)

Ley de Idiomas Nacionales, decreto 19-2003

Ley de Promoción Educativa contra la discriminación, decreto 81-2002


Ley Marco de los Acuerdos de Paz, decreto 52-2005

Ley de Protección y Desarrollo Artesanal, decreto 141-96

Decreto 426: Se declara de interés nacional la protección de los tejidos indígenas

Acuerdo Ministerial 930, Reformado por el Acuerdo Ministerial 759 del Ministerio de Educación, acerca de la promoción Educativa contra la discriminación.


Educadoras comunitarias en salud reproductiva, Sololรก.


Familia, CaserĂ­o La pimienta, Izabal.


Lógica del ciclo de gestión 2010 – 2014 Resultados del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo MANUD Resultados del Programa de País de UNFPA Productos Alcances/Estrategias Actividades Insumos Año finalciclo anterior 2009

Línea Base

Año 1 2010

- Indicadores Metas - Sistema Monitoreo

Año 2 2011

Año 3 2012

Año 4 2013

- Avances

RMT

- Recomendaciones - Lecciones aprendidas

Revisión Final

Año 5 2014


Educadora y adolescente en consejería.  Nahualá, Sololá.


Componente de salud y derechos reproductivos RESULTADO: Una mayor demanda de derechos reproductivos y servicios de salud reproductiva de alta calidad, Particularmente entre las mujeres indígenas, las y los adolescentes y jóvenes, utilizando un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género. RESULTADO: Aumento del acceso a servicios de salud sexual y reproductiva de alta calidad y prestación de los mismos con perspectiva de género, multiculturalidad y con base en los derechos humanos. PRODUCTO 1 Las instituciones gubernamentales han mejorado su capacidad para planificar y difundir una educación sexual integral y garantizar los derechos reproductivos a nivel nacional y local, incorporando la perspectiva de género y multicultural.

PRODUCTO 2 Las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil han sido reforzadas para que demanden el ejercicio de los derechos reproductivos y acceso a una educación sexual y a servicios de salud sexual y reproductiva de alta calidad, que tengan pertinencia cultural y perspectiva de género.

PRODUCTO 3 Se han introducido mejoras en el sistema nacional de salud para que presten servicios de salud sexual y reproductiva integrales, que promuevan la salud materna, la planificación familiar, la prevención del VIH y el cáncer cervico uterino, así como servicios diferenciados para jóvenes y adolescentes.

PRODUCTO 4 Se ha fortalecido el sistema nacional de información en salud reproductiva y la vigilancia epidemiológica para recopilar y utilizar información para el análisis de las políticas y la toma de decisiones.


Educadora y mujer en orientación sobre salud reproductiva.  Sololá.


Componente de población y desarrollo RESULTADO: Que los datos sobre la dinámica de la población y sus vínculos con la salud reproductiva estén disponibles a fin de formular y evaluar políticas públicas y reducir la pobreza.

PRODUCTO 1 El Sistema Nacional de Estadística y el Instituto Nacional de Estadística se han fortalecido y producen datos, desglosados por edad, sexo y origen étnico, que permiten la toma de decisiones y la formulación, aplicación y vigilancia de las políticas y programas públicos.

PRODUCTO 2 Las instituciones gubernamentales, a nivel central y local, así como las organizaciones de la sociedad civil, han aumentado sus capacidades para analizar información sobre dinámica de población, derechos reproductivos y salud sexual y reproductiva, para formulatr y monitorear las políticas y los programas públicos con perspectiva de género, multiculturalidad y derechos humanos.


PRODUCTO 3 El Gobierno y la sociedad civil han aumentado sus capacidades para atender las necesidades de las y los jóvenes en el diseño, la aplicación y la vigilancia de las políticas y programas públicos, en particular el sistema nacional de enseñanza, centrándose en los derechos humanos, el género y el multiculturalismo.

Adolescentes en el Espacio Amigable de Puerto Barrios, Izabal.


Componente de igualdad entre los géneros RESULTADO: Que la igualdad entre los géneros y los derechos de las mujeres y las niñas adolescentes, en particular sus derechos reproductivos, se integren en las políticas nacionales, los marcos sectoriales y las leyes.

RESULTADO: Las mujeres, adolescentes y jóvenes están empoderados para exigir y ejercer sus derechos, su ciudadanía y tener una vida libre de violencia y discriminación

PRODUCTO 1 Las instituciones públicas han aumentado su capacidad para aplicar, vigilar y evaluar la Política Nacional de Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres 2008-2023, con un enfoque multicultural y de derechos humanos.

PRODUCTO 2 Las instituciones públicas y las organizaciones no gubernamentales han aumentado su capacidad para aplicar programas de atención integral para las mujeres que son víctimas y sobrevivientes de violencia, con énfasis en la violencia sexual.


PRODUCTO 3 Las organizaciones de mujeres, incluyendo las organizaciones indígenas, de adolescentes y de jóvenes, han aumentado su capacidad para entablar un diálogo político con el Gobierno para analizar y fomentar el adelanto de las políticas públicas mediante la promoción y auditorías sociales (que vigilen la protección de los derechos humanos y la aplicación de las políticas públicas)

Niñas, Caserío La Pimienta, Izabal.


Madre e hijo en el Centro de Salud de Nahualรก, Sololรก.


Principios de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, CIPD En 1994 se realizó la Conferencia Internacional sobre la Población y Desarrollo en El Cairo, Egipto. Esta conferencia marcó un cambio en la visión del desarrollo y las políticas relacionadas con la población, pues por primera vez los temas de población dejan de centrarse en datos y colocan a los seres humanos como el centro de toda discusión, además de comprender el desarrollo como un derecho de todas las personas. Así mismo, constituyó un hito en la historia de los derechos de las mujeres al reconocer que el empoderamiento de las mujeres es también un paso hacia la erradicación de la pobreza y que la salud y los derechos reproductivos son la piedra angular de la autonomía de las mujeres. Los Estados tienen derecho soberano de aplicar las recomendaciones contenidas en el Programa de Acción de la CIPD, de conformidad con sus leyes nacionales y prioridades de desarrollo, respetando plenamente los diversos valores religiosos, éticos, y culturales y de forma compatible con los derechos humanos universalmente reconocidos.


La cooperación internacional y la solidaridad universal, sobre la base de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y en un espíritu de colaboración, son de importancia decisiva para mejorar la calidad de la vida de los pueblos del mundo. Los principios de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, son la guía de la relación entre la población, el crecimiento económico sostenido y desarrollo sostenible.  A continuación se describen los principios que mantienen su vigencia en nuestro país.

1. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Toda persona tiene los derechos y

libertades proclamadas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sin distinción alguna por motivo de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad personal.

2. Los seres humanos son el fin del desarrollo y siempre han de estar al centro de todo esfuerzo de desarrollo sostenible. Los seres humanos tienen derecho a una vida


sana y productiva en armonía con la naturaleza. Los países deberán cerciorarse de que se de a todas las personas, la oportunidad de aprovechar al máximo su potencial. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido, vivienda, agua y saneamiento adecuados. Las personas son el más importante y valioso recurso de las naciones.

3. El derecho al desarrollo es un derecho universal e inalienable y forma parte integral de los derechos humanos fundamentales. El derecho al desarrollo debe ejercerse de manera que se satisfaga equitativamente las necesidades ambientales, de desarrollo y demográficas de las generaciones presentes y futuras.

4. Promover la equidad y la igualdad de los sexos y el empoderamiento de las mujeres, así como eliminar toda

forma de violencia contra las mujeres y asegurarse de que sea ella quien controle su propia fecundidad son la piedra angular de los programas de población y desarrollo. Los derechos humanos de la mujer y de las niñas y muchachas son parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales. La participación de las mujeres debe


ser plena y en condiciones de igualdad, en la vida civil, cultural, económica, política y social a nivel nacional, regional e internacional.

5. Los objetivos y políticas de población son parte integral del desarrollo económico, social y cultural cuyos fines son mejorar la calidad de vida de todas las personas. 6. El desarrollo sostenible como medio de garantizar el bienestar humano, compartido de forma equitativa por todas las personas hoy y en el futuro, requiere que las relaciones de población, recursos, medio ambiente y desarrollo se reconozcan cabalmente, se gestionen de forma adecuada y se equilibren de manera armoniosa y dinámica sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias necesidades.

7. Todos los Estados y todas las personas deberán cooperar en la tarea esencial de erradicar la pobreza como requisito indispensable del desarrollo sostenible,

a fin de reducir las brechas de niveles de vida y de responder de mejor a las necesidades de los pueblos del mundo.


Educadora y niñas, Abriendo Oportunidades para las niñas y adolescentes indígenas, Patzún, Chimaltenango.


8. Toda persona tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental. Los Estados

deben adoptar todas las medidas apropiadas para asegurar, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, el acceso universal a los servicios de atención médica, incluidos los relacionados con la salud reproductiva, que incluye la planificación de la familia y la salud sexual.

9. La familia es la unidad básica de la sociedad y como tal, es preciso fortalecerla, recibiendo protección y apoyos amplios. En los diferentes sistemas sociales,

culturales y políticos existen diversas formas de familia. El matrimonio debe contraerse con el libre consentimiento de los futuros conyugues y el marido y la mujer deben estar en igualdad de condiciones.

10. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe diseñarse para fortalecer el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales y al pleno desarrollo de la dignidad y el potencial humanos, prestando especial atención a las mujeres y a las niñas. El interés superior del niño y la niña debe ser el principio por el


que se guíen los encargados de educarles y orientarles, sobre todo a los padres y madres.

11. Las niñas y los niños tienen derecho al nivel adecuado de vida y al más alto nivel posible de salud y educación. Todos los Estados y todas las familias deben dar

la mayor prioridad a la infancia. Niñas y niños tienen derecho a ser cuidados y apoyados por los padres, la familia y la sociedad, así como a ser protegidos con medidas legislativas administrativas, sociales y educativas apropiadas contra toda forma de violencia o abuso.

12. Los países receptores de migrantes documentados deberán ofrecerles trato adecuado y servicios sociales tanto para ellos como para sus familiares, garantizando también su seguridad. Se deben tener en cuenta las circunstancias y necesidades especiales de los países en vías de desarrollo que tratan de satisfacer esas necesidades, en lo que respecta a migrantes e indocumentados, de conformidad con lo dispuesto en los convenios pertinentes y otros instrumentos internacionales. Los países deberán garantizar a todos los migrantes, todos los derechos humanos básicos incluidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


13. Toda persona tiene derecho a buscar y disfrutar asilo en caso de persecución. Los Estados tienen respecto de

los refugiados, las responsabilidades que se indican en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados y en su Protocolo de 1967.

14. Los Estados deben reconocer y apoyar la identidad, cultura e intereses de los pueblos indígenas y garantizar su plena participación en la vida económica, política y social de sus países. Los Estados deberán reconocer y apoyar la identidad de los pueblos indígenas en lo relativo a la población y el desarrollo, asegurando su salud, educación y bienestar.

15. El crecimiento económico sostenido y el progreso social requieren de un crecimiento de base amplio que ofrezca igualdad de oportunidades a todas las personas.


Empresaria, Nahualรก, Sololรก.


UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, es una agencia de cooperación internacional para el desarrollo que promueve el derecho de cada mujer, hombre, niño y niña a disfrutar de una vida sana, con igualdad de oportunidades para todos. El UNFPA apoya a los países en la utilización de datos socio-demográficos para la formulación de políticas y programas de reducción de la pobreza, y para asegurar que todo embarazo sea deseado, todos los partos sean seguros, todos los jóvenes estén libres de VIH y sida y todas las niñas y mujeres sean tratadas con dignidad y respeto.

UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas. 5ª avenida 5-55 zona 14, Edificio Europlaza, Torre 4 nivel 10 Tel: (502) 2384-3149 Fax: 2385-3856


cartilla unfpa