Page 1

MARZO 2019


ESTIGIA

MARZO 2019

SUMARIO

Luis Rosales..................................................................................Pág. 4 Luis Alberto de Cuenca.................................................................Pág. 8 Manuel Lacarta..............................................................................Pág. 12 José Ángel Valente........................................................................Pág. 17 Ben Clark……...............................................................................Pág. 21 Amando García Nuño....................................................................Pág. 27 Jose Antonio Olmedo López Amor................................................Pág. 31 Luis Martínez de Merlo..................................................................Pág. 35 Jesús Urceloy..................................................................................Pág. 40 Luis Adolfo Izquierdo.....................................................................Pág. 43

ESTIGIA

2


ESTIGIA

MARZO 2019

Estimados lectores:

Hoy me complazco en presentaros una nueva revista de poesía. ESTIGIA nace como consecuencia de un proyecto personal comprometido con la divulgación de de los poetas (principalmente contemporáneos) y la exposición de sus obras. La previsión editorial es que la revista se edite con carácter semestral. ESTIGIA ha sido proyectada teniendo como finalidad el alcance de unos objetivos muy claros y sencillos. La intención de este modesto editor es poner a vuestra disposición un nuevo espacio de entretenimiento y conocimiento enmarcado en el terreno poético; en definitiva un lugar de encuentro propicio para la reunión de poetas y lectores. ESTIGIA no nace con vocación revista académica, tampoco ha sido creada con afán de lucro, por pequeño que este pudiera ser. Su finalidad no es otra que la de convertirse en un instrumento literario al servicio del disfrute de los sentidos, libre de imposiciones editoriales y absolutamente neutral en posicionamientos de índole política, todo ello impulsado por el empuje de un honesto altruismo y de una feraz curiosidad vocacional. La edición de ESTIGIA será digital y estará disponible de forma gratuita para cualquier persona que desee descargarla en el link o links que se harán públicos a través de redes sociales y otros canales de comunicación. Mi deseo es ofrecer un producto de calidad al alcance de todos aquellos que gusten de la lectura de poemas. Es evidente que este proyecto sólo puede abordarse al amparo de la colaboración de poetas de fuste, ya consolidados en el panorama literario, y por qué no, también con la participación de otros autores que comienzan su andadura poética o con aquellos que no han alcanzado aún su etapa de madurez pero que ya brillan con luz propia en el universo literario. Vaya por delante mi agradecimiento a estos artesanos de la palabra, generadores de encuentros con la emoción, que, unas veces fingiendo

ESTIGIA

3


ESTIGIA

MARZO 2019

otras mostrando su corazón en carne viva, nos deleitan con la musicalidad de las palabra, la estética de la metáfora, también con la reflexión intelectual poetizada sobre los grandes temas que siempre han preocupado a los hombres y mujeres, ya desde el inicio de su existencia.

Hoy, en fin, comienzo esta nueva andadura literaria con enorme ilusión. La creación de un nuevo espacio literario pienso que siempre ha de suponer un motivo de alegría para todos aquellos que compartimos esta afición minoritaria y tan maravillosa que nos hace cómplices en la vivencia de estas pequeñas grandes aventuras que conocemos con el nombre de poemas.

Madrid, 13 de Marzo de 2019

Luis Adolfo Izquierdo del Águila

FOTOGRAFÍA DE LUIS ADOLFO IZQUIERDO

ESTIGIA

4


ESTIGIA

MARZO 2019

LUIS ROSALES* Luis Rosales Camacho. (Granada, 31 de mayo de 1910 Madrid, 24 de octubre de 1992). Poeta español de la Generación del 36. Estudia Filosofía, Letras y Derecho en la Universidad de Granada. En 1930 se traslada a Madrid para continuar sus estudios y entabla allí amistad con los garcilasistas Luis Felipe Vivanco, Leopoldo Panero, Dionisio Ridruejo y José García Nieto. Pronto se convierte en la cabeza de la Generación del 36 y en uno de los máximos exponentes de la denominada "poesía arraigada". Publica sus primeros poemas en las revistas Los cuatro vientos, Cruz y raya, Vértice y El gallo. En Madrid publica un libro de poesía amorosa, Abril, donde se refleja la influencia de Garcilaso de la Vega en el poeta. Parte de su obra comienza a publicarse también en la revista Caballo verde, fundada por Pablo Neruda y que recoge trabajos de otros poetas como Vicente Aleixandre o Miguel Hernández. En 1937 colabora en la revista Jerarquía y varios años más tarde, es secretario de la revista Escorial. En 1949

ESTIGIA

5


ESTIGIA

MARZO 2019

publica La casa encendida y en 1979 Diario de una resurrección, ambas consideradas sus obras cumbre. Desde 1953 hasta 1965 dirige la revista Estafeta literaria, que esposteriormente continuada por Nueva estafeta (1978-1982). Durante estos años se doctora en Filosofía. Estudioso de los manuscritos del Siglo de Oro español, pasa a formar parte de la Hispanic Society of America y en 1962 ingresa como miembro de número en la Real Academia Española. En 1982 recibe el Premio Miguel de Cervantes como reconocimiento a toda su obra.

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Para Rosales "la poesía total" (concepto con el que denominaba a la poesía que aspiraba a escribir) es una poesía que borra las fronteras de los tres géneros literarios: el teatro, la novela o la narración y la lírica; para que la narración fuese lírica, la lírica narrativa y dentro de ella cupieran el ensayo, la meditación, el teatro, el diálogo.

El río de la luz (1877 National Galery) ESTIGIA

6


ESTIGIA

MARZO 2019

Esta poética es la que discurre en su famoso libro de poemas, “La casa encendida”.El mismo Rosales afirma acerca de su devenir poético lo siguiente: “Creo que es fácil ver la orientación en mi poesía. Prácticamente ha sido tratar de quitarle a la poesía los valores estéticos, valores de adorno, y en cambio, tratar de dar una poesía de tipo más expresivo, más riguroso, más profundo más enraizado”. Según el poeta granadino todo lenguaje siempre es hermético (y añado yo: más el lenguaje poético) o tiene un fondo irreductible de hermetismo y toda lengua literaria pierde por su carácter literario gran parte de su extensión comunicante.

MUERTE Y MATERNIDAD Yo sólo vivo de quererte tanto, tanto que siento aún aquella breve asunción de tu sangre que se mueve dando vida a mi cuerpo y el espanto de volver a sentir de cuando en cuanto el roce de tu entraña, ya tan leve que algo que es sangre cristaliza en nieve y algo que es nieve cristaliza en llanto. Ahora desde tu muerte renaciendo naces conmigo y si mi voz te nombra ya tu niñez coincide con la mía; te busco hasta morir, te estoy viviendo como dentro de un túnel y en su sombra

La maternidad (Gustav Klimt)

de nuevo quiero ver la luz del día.

ESTIGIA

7


ESTIGIA

MARZO 2019

AUTOBIOGRAFÍA Como el náufrago metódico que contase las olas que faltan para morir, y las contase y las volviese a contar, para evitar errores, hasta la última, hasta aquella que tiene la estatura de un niño y le besa y le cubre la frente, así he vivido yo con una vaga prudencia de caballo de cartón en el baño, sabiendo que jamás me he equivocado en nada, sino en las cosas que yo más quería.

Paseo a lo largo del Sena. (Van Gogh )

ESTIGIA

8


ESTIGIA

MARZO 2019

LUIS ALBERTO DE CUENCA nació en Madrid el 29 de diciembre de 1950. Interrumpió los estudios de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid para licenciarse en Filología Clásica. Es doctor en Filología Clásica y Profesor de Investigación del C.S.I.C., ha sido Director de dicho Instituto y de la Biblioteca Nacional. Hasta 2004 fue Secretario de Estado de Cultura. Como traductor y especialista en cultura clásica ha publicado, entre otros, Floresta española de varia caballería (1975), Necesidad del mito (1976), Himnos y epigramas de Calímaco (1980), Antología de la poesía latina (1981), El héroe y sus máscaras (1991), Bazar (1995), o Álbum de lecturas (1996). En 1989 obtuvo el Premio Nacional de Traducción por su versión del poema latino medieval Cantar de Valtario. Su obra poética se inicia en 1971 con Los retratos y prosigue con Elsinore (Madrid, Azur, 1972), Scholia (Barcelona, Antoni Bosch, 1978) y Necrofilia (Madrid, Cuadernillos de Madrid, 1983), La caja de plata (Sevilla, Renacimiento, 1985), que obtuvo el Premio de la Crítica en 1986. El otro sueño (Sevilla, Renacimiento, 1987), El hacha y la rosa (Sevilla, Renacimiento, 1993), Por fuertes y fronteras (Madrid, Visor, 1996), y El bosque y otros poemas (Málaga, Llama de amor viva, 1997) Sin miedo ni esperanza (Madrid, Visor, 2002). ESTIGIA

9


ESTIGIA

MARZO 2019

En 2010 fue elegido académico de número de la Real Academia de la Historia. En 2015 fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía por Cuaderno de vacaciones. En 2018 publica Bloc de Otoño (Editorial Visor)

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Luis Alberto de Cuenca

La poesía ha de ser, ante todo, emoción y sentimiento. Sin esos ingredientes no se puede preparar un buen cóctel poético. En mi trayectoria creativa he pasado de estructuras abiertas y voluntariamente desordenadas, en la estela del Pound de los Cantos, a estructuras cerradas y ordenadas, en la estela de los epigramistas de la Antología Palatina.El proceso me ha conducido al territorio de la Línea Clara, en la línea dibujística de un Hergé, pero jugando con versos en lugar de viñetas. Me gusta que mi poesía se entienda y que el lector se sienta aludido en lo que transmite el personaje que protagoniza mis poemas. La oscuridad y el hermetismo han tendido a aburrirme siempre, incluso en mi primera poesía, que ha sido tildada de difícil por sus numerosas alusiones culturalistas, pero que no lo es tanto y se parece bastante a mi producción posterior a La caja de plata. Y es que la cultura no puede ni debe significar nunca un obstáculo para la comprensión del poema. Todo lo más, exigirá un mayor esfuerzo de hermeneusis por parte del lector, quien, al cabo, llegará a la conclusión de que la oscuridad termina siendo susceptible de aclararse, como demostró Dámaso Alonso prosificando exegéticamente las Soledades gongorinas. No soy amigo, en cualquier caso, de redactar poéticas ni métodos didácticos para explicar cómo entiendo el hecho poético. Léanse mis poemas y extráiganse las conclusiones oportunas exclusivamente desde el territorio de la recepción, pues este modesto emisor no gusta de dar pistas teóricas acerca de sus planteamientos creativos o de su particular manera de mezclar las palabras en sus versos.

ESTIGIA

10


ESTIGIA

MARZO 2019

ON THE ROAD Bloc de Otoño (2018) Vamos a alguna parte muy lejos de la vida, de la insignificancia del amor, de las cosas que nos cautivan sin motivo, de la sangre que nos mueve al afecto, de la tibia ternura. Más allá de las lágrimas, de los días felices (si es que los hubo), de los desatinos, de aquel day after que dolía tanto, sin rumbo, sin destino, sin atlas, sin paradas intermedias, en busca de un desierto que poblar, de un planeta por descubrir, de un mundo en el que nada sea como en este, con torres afiladas que lleguen hasta el cielo y escriban allá arriba –como antes hizo la luna ebúrnea de Valle-Inclán- tan solo una palabra, nihil, que, más allá de todo, nos conduzca a la gruta primordial donde estemos unidos para siempre.

El artista y su modelo (E. Munch) ESTIGIA

11


ESTIGIA

MARZO 2019

OTRA VEZ EROS Bloc de Otoño (2018)

Ya no pienso en asuntos importantes, ni leo los periódicos, ni opino sobre la conveniencia de que el mundo vuelva a ser el de antes de las revoluciones, ni escucho a Heinrich Schütz, ni releo a los clásicos. No necesito ya saber más cosas, ni apetezco más cosas que una piel, un cuerpo que se rinde, un abandono con curvas, una voz, una mirada. Me he vuelto a enamorar. De nuevo soy un ramo de temores, un manojo de afanes y deseos.

Melancolía de E. Munch ESTIGIA

12


ESTIGIA

MARZO 2019

Nacido en Madrid, Manuel Lacarta reúne hasta la fecha sus libros de poesía en Otoño en el jardín de Pancho Villa (1977-2010), con excepción de los dos últimos, El rojo de sus labios y Margot en la Plaza de Castilla, ambos aparecidos casi simultáneamente en 2013. Su libro 34 posiciones para amar a Bambi recibió el Premio Ámbito literario de Poesía de 1988 y Otoño en el jardín de Pancho Villa obtuvo el reconocimiento del Premio de la Crítica de Madrid en 2011. Ha publicado las novelas Dame tus manos(2010) y Yo, Lope de Aguirre, rebelde hasta la muerte (2014), dos volúmenes de cuentos y numerosos libros de ensayo, entre ellos Madrid y sus literaturas. Del modernismo y la generación del 98 a nuestros días (2003), Cervantes. Biografía razonada (2005) y La Casa de Austria y la monarquía de Madrid (2006). Imprescindibles obras suyas de consulta resultan además sus Diccionario del Quijote (1994), Diccionario del Siglo de Oro (1996) y Diccionario del Renacimiento(2006). En Lastura ha publicado los libros de poemas Verano, Alumbrado público, la segunda edición de El rojo de sus labios, La soledad de Mickey Mouse, Prosas y Las palabras.

ESTIGIA

13


ESTIGIA

MARZO 2019

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Manuel Lacarta “Siempre he creído que el ritmo y la melodía salvan a la buena literatura de ser otra cosa: palabra común, palabra doméstica, palabra de andar por casa. Nada sucede en el lenguaje sin esa música que afianza y que desplaza, y para que un árbol, un beso, el hilo a devanar de la madejade lana y un ciempiés cobren vida, no sean algo inerte, la foto fija, el cartel anunciador de una película en la fachada de un cine; necesitamos del viento, un céfiro, un favonio que alce la hojarasca y los papeles de periódico de las losetas del suelo de la calle. El viento, un trasunto éste –sin más- de aquella música de la que más arriba hablábamos acaba por hacernos partícipes de un minuet en una mascarada de Versalles, un baile cortesano; o dejarnos a la interperie durante horas escuchando poemas de Pablo Neruda, Rubén Darío, Huidobro o cómo suena un violín. El ritmo y la melodía visten y desvisten la palabra, dan peculiaridad poética a cada imagen. Son cadencia, armonía sin la cual una palabra es un cadáver. A quien esto escribe, no le vale como suficiente ardid literario la metáfora, la rebuscada metáfora que tanto obscurece el concepto hasta volverlo abstruso. Teme con un pavor ancestral ser ahogado en un mar abusivo de comparaciones sin sentido, alegorías, parábolas bíblicas como la del Hijo pródigo.”

(Extracto obtenido de “La poesía española del exilio interior y otros ensayos” 2017 Ed. Punto de mira)

ESTIGIA

14


ESTIGIA

MARZO 2019

ESTAMOS AQUÍ SOLOS… “34 posiciones para amar a Bambi” (1988)

Estamos aquí solos desarropados sin cobijo en medio de esta sensación de abandono absurdo como quien aguarda la llegada de un barco regular de pasajeros desde el confín del horizonte escapar de un iceberg a la deriva que en breve chocará con el Titanic

Estamos aquí solos sí esperando que algo cambie nuestras vidas un cataclismo nos sorprenda nos vapulee un vendaval con furia retoñen las primeras yemas en las ramas desnudas de los árboles.

Sol de la mañana (Edward Hopper) ESTIGIA

15


ESTIGIA

MARZO 2019

CAMINABA PROCURANDO… “Las palabras” (2018) Caminaba procurando no meter los pies en el arroyo, su cabeza como siempre ocupada en otra cosa. Iba con el embozo de la capa tapándose la cara, el rostro; bajo la lluvia de septiembre y el smog de mil chimeneas encendidas, el hollín que se cuela a la fuerza en los pulmones. Él, que venía de tan lejos y había visto el mar embravecido, los dientes de una lamia en un gabinete de curiosidades, ratas gigantes en las bocas del Támesis y hasta mareas enormes en las crecidas del río, se sentía feliz y satisfecho en medio de aquel desamparo de sucios callejones sin luz con que orientarse en ellos. Porque Georg Friedich Händel

Guernica (detalle). Picasso

amaba la ciudad de Londres.

ESTIGIA

16


ESTIGIA

MARZO 2019

José Ángel Valente, nacido en Ourense en 1929 y fallecido en Ginebra en el 2000, sin duda uno de los escritores más importantes de las letras hispánicas del siglo XX, es también uno de los intelectuales más europeos de la misma época por vivencia biográfica, por vocación ideológica y por asimilación cultural. Así lo refleja su asombrosa obra creativa, tanto poética como narrativa, y su lúcida reflexión intelectual a través de su ensayo o de su propia metaliteratura, expresión siempre de una verdadera vanguardia integral y de una exigente conciencia crítica en lo ético y en lo estético. La producción creativa de Valente es palimpsesto del más alto desideratum de la literatura occidental de todos los tiempos: desde el inicial magisterio de Quevedo y de los metafísicos ingleses del siglo XVII a la posterior metapoética de la modernidad representada por Lautréamont y Rimbaud, por Cernuda y Lezama o por Celan y Jabès, pasando por la constante compañía de Juan de la Cruz o por los descubrimientos de Hölderlin, de la Cábala judía, de la mística sufí y del haikú oriental. *Extracto del texto escrito por Claudio Rodríguez Fer y publicado por la universidad de Compostela. ESTIGIA

17


ESTIGIA

MARZO 2019

http://www.usc.es/en/catedras/valente/introducionajav.html

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Según Valente “El poeta no opera sobre un conocimiento previo del material de la experiencia, sino que ese conocimiento se produce en el mismo proceso creador y es, a mi modo de ver, el elemento en que consiste primariamente lo que llamamos creación poética”. Dice Valente en uno de sus famosos poemas: Un poeta debe ser más útil/ que ningún ciudadano de su tribu. Un poeta debe conocer/ diversas leyes implacables. La ley de la confrontación con lo visible,/ el trazado de líneas divisorias, la de colocación de un rompeaguas/ y la sumaria ley del círculo. Ignora en cambio el regicidio/ como figura de delito/y otras palabras falsas de la historia. La poesía ha de tener por fin la verdad práctica./ Su misión es difícil.

Nature impressions (Gustav Klimt) ESTIGIA

18


ESTIGIA

MARZO 2019

EL ESPEJO “A modo de Esperanza” (1953-1954)

Hoy he visto mi rostro tan ajeno, tan caído y sin par/ en este espejo. Está duro y tan otro con sus años, su palidez, sus pómulos agudos, su nariz afilada entre los dientes, sus cristales domésticos cansados, sus costumbres sin fe, sólo costumbre. He tocado sus sienes, aún latía un ser allí. Latía. ¡Oh vida, vida! Me he puesto a caminar. También fue niño este rostro, otra vez, con madre al fondo. De frágiles juguetes fue tan niño, en la casa lluviosa y trajinada,/ en el parque infantil/ ─ángeles tontos─ niño municipal con aro y árboles. Pero ahora me mira ─mudo asombro, glacial asombro en este espejo solo─ y ¿dónde estoy ─me digo─ y quién me mira/ desde este rostro, máscara de nadie?

ESTIGIA

19


ESTIGIA

MARZO 2019

TERRITORIO “Interior con figuras” (1973-1976)

Ahora entramos en la penetración, en el reverso incisivo de cuanto infinitamente se divide. Entramos en la sombra partida, en la cópula de la noche con el dios que revienta en sus entrañas, en la partición indolora de la célula, en el revés de la pupila, en la extremidad terminal de la materia o en su solo comienzo. Nadie podría ahora arrebatarme al territorio impuro de ese canto ni nadie tiene en tal lugar poder sobre mi sueño. Ni dios ni hombre. Procede sola de la noche la noche, como de la duración lo interminable, como de la palabra el laberinto que en ella encuentra su entrada y su salida y como de informe viene hasta la luz el limo original de lo viviente.

ESTIGIA

20


ESTIGIA

MARZO 2019

BEN CLARK (Ibiza, 1984) es poeta y traductor. Ha publicado, entre otros, los poemarios Los hijos de los hijos de la ira (XXI Premio de Poesía Hiperión. Hiperión, 2006. Delirio, 2017), Cabotaje (Delirio, 2008), Basura (Delirio, 2011), La Fiera (Sloper, 2014), por el que obtuvo el Premio El Ojo Crítico de RNE de Poesía 2014, Los últimos perros de Shackleton (Sloper, 2016), La policía celeste (Visor, 2018), por el que obtuvo el XXX Premio Loewe de Poesía y Armisticio (2008-2018) (Sloper, 2019). Como traductor de poesía ha publicado los Poemas de amor de Anne Sexton (2009), la Poesía Completa de Edward Thomas (2012) y, junto a Borja Aguiló, la antología Tengo una cita con la Muerte (Poetas Muertos en la Gran Guerra) (2011), todas ellas en Ediciones Linteo. Desde el año 2018 reside en Málaga. .

ESTIGIA

21


ESTIGIA

MARZO 2019

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Ben Clark

POÉTICA Llevo casi veinte años disfrutando del privilegio de ver mis ideas publicadas con la intención de que otras personas las conozcan y, en todo este tiempo, he descubierto que me arrepiento mucho más de mis poéticas que de mis poemas. Que un poeta escriba una poética me parece un pequeño despropósito: ¿y por qué no escribir, sencillamente, un poema? Y, con todo, uno entiende que el problema —el problema que yo mismo estoy generando respecto al hecho de escribir una poética— tiene poco que ver con los fundamentos artísticos — como sugería al principio— y mucho que ver con la ausencia de una serie de ideas claras sobre qué escribo, cómo escribo y, mucho peor, por qué escribo. Establecer una poética, es decir, dibujar una línea que apunte en una dirección y cuyo origen podamos rastrear sin dificultad implica un conocimiento sobre la propia obra que yo, ya, no estoy seguro de poseer, ni la deseo. Sé que escribo poemas, sé que me gusta escribir sobre lo pequeño, lo cotidiano y lo efímero y sé que lo hago para intentar que las cosas sobre las que escribo acaben siendo grandes, extraordinarias y perpetuas. Y mira, ya he logrado decir más de lo que hubiera podido imaginarme diciendo cuando empecé a escribir esto. Y eso es lo mejor de escribir.

ESTIGIA

22


ESTIGIA

MARZO 2019

CERES “La policía celeste” (Visor, 2018) XXX Premio Loewe de poesía

Admiro a los amigos que hacen pan y los cuido y protejo con conjuros inventados, escribo poemas en su honor y, si se mudan, vendo mi biblioteca y doblo mal la ropa y la introduzco en bolsas de basura y voy con ellos, a su barrio, a su calle, a su mismo edificio si es posible, y así me dan el pan, el pan que han hecho esta mañana, anoche, ayer, no importa, tierno siempre, caliente aunque esté frío. El pan. Y mis amigos me comprenden y no se espantan, saben que no sé, que no puedo, que nada me gustaría más que no tener que molestarlos siempre con el mismo cuento; el pan, vuestro pan, me da la vida, hace que me arrepienta y que me alegre a la vez del tratado que firmamos mucho antes de nacer: habrá personas fecundas que harán pan, que enseñarán a sus hijos el truco y que no tienen a cambio que hacer nada. Y habrá personas huecas como yo, hijos sin hijos, nombres moribundos,

ESTIGIA

23


ESTIGIA

MARZO 2019

que a cambio de una pizca de ese amor tendrรกn que proteger a los que saben, cuidarlos siempre, amar a los que saben y no pedirles nunca lo que es suyo y agradecer las migas cuando falte el pan, y ser amigo cuando no haya nada de nada y sรณlo queden palabras sobre el pan, y si eso ocurre ser abrazo de roca y ser su barca, porque esa es su tarea, la tarea de un hombre que no puede y que no sabe, pero que ama y comprende los milagros.

Almuerzo sobre la hierba (Manet)

La terraza (Van Gogh)

ESTIGIA

24


ESTIGIA

MARZO 2019

OMENAGE A ERIC * “Armisticio” (2008-2018) (Editorial Sloper, 2019)

Recuerdo al joven Eric, que fue joven y joven hasta el fin. Vivía con sus padres en un valle fértil con agua. Nunca fue al colegio y eso nos parecía algo salvaje y una suerte. Mi hermano, Eric y yo, los hijos de los hippies de la isla. Los frutos de una idea evanescente que se cumplía en Eric, que no tenía miedo a las alturas, que tenía escopeta y desnucaba la gallina que luego cenaríamos. Me confesó el secreto de las piñas: «si entierras una piña crece otra». Era dueño de un asno mal llamado Houdini, que era viejo y habitaba las sombras del estío al final de una cuerda. Tenía un tren pequeño de juguete que era el único tren del archipiélago. No tuvo nunca tele. Apenas tuvo amigos. Ocurrió que una vez fue abandonado sin querer al volver de una excursión: llegaron los dos coches a la casa

ESTIGIA

25


ESTIGIA

MARZO 2019

pensando que en el otro estaba Eric. Chirriaron las ruedas y hubo gritos en la noche cerrada. Pero no apareció. Sólo el mar contra los acantilados y un niño que no está. Vagó toda la noche entre los árboles, sin luna, y nadie sabe dónde estuvo. Por la mañana un cura que vivía muy lejos lo encontró dormido en el jardín. Murió muy a principios del milenio, en un piso de Londres, poco antes de los veinte. Se compró un libro gordo de nudos marineros y se ahorcó en la escalera. Muchos años después hubo un incendio que arrasó todo el valle de su infancia. Los padres se marcharon a otro sitio y ya sólo nos queda este poema. *“Omenage” es un tipo de poema (inventado por Ben Clark), escrito sin h y con g para quitarle solemnidad a la palabra homenaje.

Las botas (Van Gogh) ESTIGIA

26


ESTIGIA

MARZO 2019

AMANDO GARCÍA NUÑO, cosecha del 55, de cepa madrileña y hondas raíces segovianas, como prueba un árbol genealógico de trece generaciones en secanos que ha trabajado por las sacristías de media Castilla. Tras probar las Ciencias Químicas, se licenció en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información.

Ha colaborado en RNE, Radio Exterior, Onda Madrid y COPE, también en diversas publicaciones escritas. Premiado con más de doscientos certámenes literarios, básicamente de poesía y relato corto.

Textos suyos circulan por numerosas antologías y revistas. Ha publicado los poemarios El sueño esquivo de las isobaras y Toda esa liviandad de la existencia. También le perpetraron un libro de relatos, El otro que me habita. Algunos de sus poemas se han traducido al francés y al rumano. Gran parte de su obra está publicada en libros compartidos y antologías. También en su blog Parece que vuelvo tarde.

ESTIGIA

27


ESTIGIA

MARZO 2019

Fue partícipe del II Día Internacional de la Poesía, Segovia 2012, y figura en la Antología de Poetas del siglo XXI, de Fernando Sabido. Recientemente ha sido galardonado con el prestigioso Premio de Poesía GIL DE BIEDMA que celebró en 2019 su XVI edición.

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Amando García Nuño

POÉTICA (o no) En poesía no hay final feliz. Por eso no escribo para agradar, ni tampoco para desagradar, escribo para desasosegar. Después de todo, necesitamos la poesía no tanto para hallar respuestas, sino para olvidar las preguntas. Es el lenguaje por excelencia, el arte de decir lo que no puede decirse. No debería parecer un discurso, sino algo que nos sucede. La poesía de verdad ni se compra ni se vende, huye de los festivales, de los críticos, de los poetas incluso. Recorre todas las formas posibles de morir, mientras escritores ciegos escriben panfletos para ciegos que no quieren ver. Aran en el mar, escriben sobre el agua. Creen acabar los poemas, pero solo los abandonan. La poesía es sombra de la memoria, pero un día será materia del olvido, acaso la última casa de misericordia.

Malograr la vida es acceder a la poesía sin apoyo del talento, porque vivir es ser otro, aunque haya poetas que se visten de poeta. Desconfiad de una poesía que, para gustar, tiene que ser analizada: la poesía debe estar cerca de la gente, hay que ser absolutamente vulgar para leer poesía, así es más bello el engaño. Sin embargo, para escribirla, resulta útil huir de prisiones, permitir que destile una pureza y una desolación muy grande, que diez poemas resulten diez diferentes formas de fracaso.

ESTIGIA

28


ESTIGIA

MARZO 2019

Nada tengo que decir, y lo estoy diciendo, acaso esto sea poesía. Lo expresan por mí, en estas líneas, J. E. Pacheco, Saramago, Selan Wearing, A. Brezmes, Valery, Guillermo Boido, Alan Watts, Cioran, Fernando Delgado, Rimbaud, Juan Bello, V. Woolf, J. R. Jiménez, John Cage, Gil de Biedma, Charles Simic, Margarit, Pessoa, R. Juarroz, L.G. Montero, Hesse, Bolaño… Hay una única forma de entrar en la poesía, y es estar dentro. No escribamos nada más, leamos. En algún estante, dentro, están ellos. Y, aunque nadie escriba, ni lea, en cualquier rincón, bajo cualquier farola, sobre cualquier bordillo, estará ella.

O no.

Niños en la playa. Sorolla.

ESTIGIA

29


ESTIGIA

MARZO 2019

CRISTALES INVISIBLES

Tú hablabas de partir y yo entendía

quebrar un corazón sin irse lejos,

que solo era distancia

ahora sé que partir

lo que ibas a poner entre nosotros,

era auscultar la grieta en tu costado,

hablabas de partir y yo

barrer de la memoria esos añicos

pensaba

que un día fueron vida, el silente crujir del desamparo

sobre la lejanía

mojado en el café

que apenas son kilómetros por medio,

entre esa lasitud de un par de tazas,

esa forma de ausencia, la aparente soledad que transita el desayuno,

ahora sé que partir (en compañía) es un verbo que esconde

no entendí nada, y ahora

el participio atroz de la ruptura

que te miro -a mi lado- y aún te

mientras todo está intacto,

encuentro,

los esbozos de un sueño en mil

comprendo bien aquel significado:

pedazos,

óxidos y humedades,

esquirlas de ese amor

la fractura del tiempo en las costillas,

yacente en un jarrón de estantería,

esa zanja sin fondo del hastío,

astillas sin retorno,

ahora (roto, al fin)

cristales invisibles por el suelo

resuelvo la ecuación que suponía

que anuncian el final de la partida.

ESTIGIA

30


ESTIGIA

MARZO 2019

STABAT MATER MIENTRAS DUERMES Pergolesi y yo esperamos que te levantes esta mañana tibia, inventada de torpes primaveras. Cuánto anhelo de labios enmascara esa música doliente…

Duermes en el silencio gris, a nueve metros del cuarto donde escucho a esa madre rasgada, que aún implora milagros a un alba incierta. Ella y yo siempre esperando resucitar un rostro del olvido.

La Piedad (Miguel Angel) ESTIGIA

31


ESTIGIA

MARZO 2019

JOSÉ ANTONIO OLMEDO LÓPEZ-AMOR (Valencia, España), es escritor, poeta, crítico literario, articulista, cronista y divulgador científico. Titulado en Audiovisuales, cursa Estudios Hispánicos, Lengua Española y sus Literaturas en la Universidad de Valencia. Traduce a español a poetas portugueses contemporáneos, como: Victor Oliveira, Sara F. Costa o Tatiana Faia. Estudia preceptiva de haiku en la Fundación “Centro de Poesía José Hierro” de Getafe, donde fue alumno de Vicente Haya. Miembro del consejo editorial y Delegado Territorial en Valencia de Todoliteratura.es. Codirector y cofundador de Crátera. Revista de Crítica y Poesía Contemporánea, donde también ejerce como crítico literario. Como poeta y bajo su seudónimo Heberto de Sysmo ha publicado los libros: Luces de antimonio (Ateneo Blasco Ibáñez, 2011); El testamento de la rosa (Ediciones Cardeñoso, 2014) Finalista del VI Premio Nacional de Poesía “Poeta Juan Calderón Matador”; La soledad encendida (Ultramarina Cartonera, 2015); La flor de la vida. Elogio de la geometría sagrada (2016) Finalista de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana 2017; Maldito y bienamado bibelot (Baile del Sol, 2017) ganador del II Certamen Nacional de Letras “Isabel Agüera” Ciudad Villa

ESTIGIA

32


ESTIGIA

MARZO 2019

del Río; y Nubes rojizas (Unaria Ediciones, 2019). Ha publicado el libro de ensayo y crítica Polifonía de lo inmanente. Apuntes sobre poesía española contemporánea 2010-2017 (Lastura & Juglar, 2017). Ha publicado poesía en diversas antologías, entre las que destacan Cartografías de Orfeo (Editorial Isla Negra, Puerto Rico, 2014)

y Diez

voces de la poesía

actual

(Trirremis, 2018). Blog:

tps://acropolisdelapalabra.wordpress.com/

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Heberto de Sysmo*

POÉTICA Si supieras que tantas imposturas no van a conducirte a donde piensas, dejarías de ser el mamporrero de esta estética muerta. ¿Por qué contar las sílabas de un daño? ¿A qué, reorganizar las tildes en una despedida? Ya sea incontinencia, vicio o filia, — ¡valiente serendipia! — en busca de la forma, encontramos un modo. En mi mesa de artista conviven el bolígrafo, el pincel, la servilleta; los unos, desdibujan el ensueño; la otra, recoge el semen de sus burdos intentos de embarazo. No por forzar el verso a nuestra idea, no por romper el himen gramático, la prosa, encontramos belleza en la escritura. Para encontrar el ritmo que no suena resulta imprescindible que el silencio retumbe en tu conciencia. Desaparece del poema. Así, cuando regreses, verás qué tanto ocupas en este simulacro de homicidio. La música no cuenta con nosotros al gestar los milagros que con su lira tañe; afirmar la autoría de ese robo imposible es gritar: — ¡soy poeta!

*Es el pseudónimo de Jose Antonio Olmedo López Amor

ESTIGIA

33


ESTIGIA

MARZO 2019

PRISIONEROS Inédito

Qué humanidad debo exigir a quien nadie devuelve amor, educación, si no es por protocolo: si no es por interés, pocos se mueven.

Puedo hablar de moral, de caridad y formas de entender que uno está vivo pero no a quien acosan por desprecio, no al que soporta cargas sin ser suyas.

No me ha de comprender el que flagela a un inocente hundido en su tristeza; no quien conserve viva la llama de su odio; jamás me entenderá —estoy seguro— aquel que se ha entregado a la costumbre de envilecerse todo, de obedecer a un ciego que no ama, sobrevive, que no piensa; no, no me entenderá quien la esperanza arroja a los abismos y la escupe, quien se apura para vender sus bragas usadas y así pagarse los estudios…

Ese tipo de gente solo espera venganza.

ESTIGIA

34


ESTIGIA

MARZO 2019

WONDER WOMAN Inédito La mujer-maravilla es cualquier madre. No es preciso que quiera, sepa o pueda enfrentar el envite de la fortuna aciaga… Ella lo hace.

En un pecho que ama se esconden los poderes sobrehumanos que a la razón trascienden. Es en el pecho amante de la madre donde fragua el misterio del amor incorrupto; donde rompen las leyes su rutina precisa y su música impone un único principio.

La mujer-maravilla tiene manos de flor, en sus ojos de tierra la belleza se impone a la desesperanza-estiércol del temor o la duda. Va salvando inocentes; enfrentándose al dedo que selecciona víctimas. Es la errante heroína que nadie reconoce.

Cuando se siente herida, sin refugio, de soledad —invicta— rosa triste; su fortaleza afianza sus murallas; una oración —cual mantra— repite y calla luego:

todos tenemos dentro un héroe. ESTIGIA

35


ESTIGIA

MARZO 2019

LUIS MARTÍNEZ DE MERLO, nació en Madrid en 1955. Licenciado en Filología Hispánica(Literatura) por la Universidad Complutense; ejerció la docencia en diversos institutos de segunda enseñanza (en el Puerto de la Cruz, Mahón, La Línea de la Concepción, y finalmente en Móstoles, donde permaneció hasta su jubilación en 2015. Actualmente vive en Madrid. Publicó su primera obra “De algunas otras veces” en 1975. A esta siguieron “Alma del Tiempo” (Colección el Bardo, Lumen, 1978), ·Fábula de Faetonte” (Colección, Scardanelli, Hiperión, 1982), “Orphenica Lyra” (premio Ciudad de Alcalá, 1985), Dos libros siguientes, “El Elegido” y “1983”, no se publicaron hasta 2001 y 1995 respectivamente, aunque su escritura data de 1982 y 1983 respe4ctivamente.A partir de 1984 comienza a trabajar en un vasto proyecto: LIBRO INFINIDO, donde, a la manera de Pessoa, se da curso a diferentes voces poéticas, (sin atribuirlas, sin embargo, a “poetas apócrifos”). De este vasto proyecto, ultimado hacia 2012, se han publicado diversas entregas como “El Trueno, La mente Perfecta” (Hiperión 1996) “Silva de sirenas”

ESTIGIA

36


ESTIGIA

MARZO 2019

(Ediciones la Palma, 2002) Maitines y Completas” (Atlántica 2006) y “Mester y undo (I)” (Hypermedia, 2013) y los libros de poesía infantil “Oro parece” y “Donde dije Digo”. También se ha dedicado a otras actividades creativas, como la nartrativa (“Un hombre anticuado”, “Rosa Pálido) a la pintura, la edición (Ediciones Secretas), y sobre todo a la traducción (entre sus trabajos destaca la “Comedia” de Dante, y “las flores del mal” de Beaudelaire, ·Cantos· de Leopardi, y otras selecciones de poetas simbolistas (Cros, Laforgue, Verlaine) y barrocos. Es autor del libreto de la óperas “Francesca, o el infierno de los enamorados” estrenada en el teatro Olimpia de Madrid, en 1989 con música de Alfredo Aracil.

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Luis Martínez de Merlo

NOTAS APRESURADAS SOBRE MI OBRA POÉTICA

Debido a múltiples factores (algunos de los cuales se me escapan, otros tienen más sencilla explicación) mi obra poética es una obra casi oculta, y de muy difícil definición. El lector de la nota bibliográfíca antepuesta, ya puede advertir como tras los libros tempranos, cuya publicación se va sucediendo con cierta regularidad, y que me situaron en el marco de mi generación poética, a partir de un momento mis publicaciones se van haciendo más dispersas, más distanciadas, más caóticas, casi espasmódicas; y al mismo tiempo se va produciendo un proceso nunca deseado de distanciamiento del “panorama poético”, de silencio en torno a mi tarea, nunca interrumpida, soslayamiento por parte de críticos, editores, antólogos, o colegas, años de soledad, de marginamiento cada vez más asumido, de desaparición. Ahora, tras 44 años desde aquel primer librito de 1975,

ESTIGIA

37


ESTIGIA

MARZO 2019

que parecía augurar una prometedora carrera, me parece percibir (y mi participación en esta revista parece dar prueba de ello) por parte de un público que no conoce mi trayectoria, un renovado interés, que sinceramente agradezco, y para el que tengo que rendir cuenta de una obra que, por si algo se caracteriza, es por su variedad, por su multiplicidad, por sus innumerables desdoblamientos; porque cada afirmación que se puede formular sobre ella, a través del conocimiento unos cuantos poemas, puede ser desmentida por la selección de otros o de otros.

Yo he pretendido construir una obra (y aquí hay algo de Pound) que equivaliera a toda una literatura, desde la canción popular, a los himnos mesopotámicos, a la tradición clásica española, o a la confesionalidad sentimental, el balbuceo o el salmo, las tradiciones china y japonesa o el ritmo tribal, la obscenidad o la trasparencia de la canción infantil, la brevedad del haiku, o la torrencialidad del Canto épico. Sueño, cultura, realidad cotidiana, voces que en distintas formas o en diferentes estilos, hablan de una forma autónoma, pero que se entrecruzan en el tiempo y el espacio, dando contextura a esta obra poética que se niega a ser clasificada, que se escurre, que no se deja atrapar más que leída de poema en poema (ya que no “de libro a libro”) Una obra que se pretende “total”, como un calco poetizado del mundo. Proteica y en continua metemorfosis, algunas características más profundas la unifican: el ritmo, la utilización de todos los recursos del lenguaje al alcance de la inspiración, la estructura, la resonancia, la precisión y la necsidad, el camino de ida y vuelta de la superficie a la hondura, de la levedad a la solidez, del canto a la elegía, como una escalera de Jacob donde los ángeles luminosos y melodiosos, suben y bajan del cielo a la tierra; como la semilla enterrada que se abre en la floración y se consuma en el fruto logrado. En estos momentos doy ya por culminada (que no por acabada) la obra resultado de tal proyecto, que une indisolublemente vida y Poesía.

ESTIGIA

38


ESTIGIA

MARZO 2019

INICIACIÓN AL SUEÑO De Iniciación al sueño (Fábula de Faetonte 1977) El sueño es una selva de plumajes oscuros todo se esconde allí en su fronda de alas el sueño es un desierto un desierto de arena donde brazos desnudos brazos húmedos ríos acarician el vientre de calcinadas dunas

¿Qué me diréis del sueño que no sepan los pájaros esos pájaros fieles que vuelcan en mi oído su fatal sortilegio? ¿Qué me diréis del hondo rincón en que perderse tiene un rumos de hojas caídas de campanas de azudas en la tarde de tartanas que hienden el gris de los senderos? ¿Qué me diréis del vasto círculo de mis manos dejando una semilla en libertad un tibio gotear sobre el pecho que cae como la cera muda y febril?

Lo sé todo lo sé lo leo de los libros sellados que la noche me abre en sus hinojos yo que trémulo despierto aún amedrentado apenas recental de esos sagrados ritos. Envuélveme oh sueño tiende tu cabellera como embozo aromado sobre mi cuerpo tiende tu velo bautismal sobre mi hombro erguido sobre mis ojos vierte el óleo milagroso de tu eterna almazara ESTIGIA

39


ESTIGIA

MARZO 2019

AHORA VENDRÁ EL CHACAL... Del libro inédito “Poemas del tiempo del sueño” Ahora vendrá el chacal y vendrá el cuervo a picarme los ojos con su pico a desgarrarme el pecho con sus dientes ahora vendrá el chacal y vendrá el cuervo porque mi hedor los llama.

Mi podedumbre no debe mancillar la limpidez del agua y el agua no me cubrirá Mi podedumbre no debe mancillar la pureza del fuego y el fuego no habrá de consumirme, no, en alta pira mi podedumbre no debe mancillar la sacrosanta Tierra y la Tierra no habrá de sepultarme, ni lo cóncavo de la gruta, hasta que venga el chacal a desgarrarme el pecho con los dientes hasta que el cuervo venga a picarme con su pico los ojos

Collage de Kurt Shwitters ESTIGIA

40


ESTIGIA

MARZO 2019

Fotografía de Daniel Mordzinski

(Madrid, 1964) Poeta, escritor y editor literario. Profesor de Escritura Creativa especializado en Poesía desde 1997. También es profesor y animador a la Lectura y a la Música Clásica. Dirige la colección de poesía Sola Nocte, en la editorial Ars Poetica, de Oviedo. Actualmente trabaja para los Talleres de Escritura Fuentetaja, los talleres de Poesía de la librería La Lumbre, la Red de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Cultura dando recitales y conferencias por toda España.

Ha publicado los libros de poesía: Libro de los salmos (Devenir, Madrid 1997) La profesión de Judas (Sial, Madrid 2001) Finalista Premio Nacional de la Crítica Berenice

(Amargord,

Madrid

2005)

Finalista

Premio

Nacional

de

PoesíaDiciembre (Centro de Poesía José Hierro, Madrid 2008) III Premio Internacional Margarita Hierro) Harto de dar patadas a este bote (De la luna libros, Mérida 2010) La biblioteca amada (Polibea, Madrid 2012)Misa de Réquiem (Centro de Arte Moderno, Madrid 2012) Officium (2013) (Incluido como obra nueva en el siguiente libro) Piedra vuelta. Obra reunida 1985 – 2014 (Amargord, ESTIGIA

41


ESTIGIA

MARZO 2019

Madrid 2014) Visibles e Invisibles, falsa antología de autores verdaderos (Cuadernos del Laberinto, Madrid 2015) 91 poemas contra la niebla (Ars poética, Oviedo, 2017) Prosa: Matar en casa. Relatos (Tres rosas amarillas, Madrid 2013) El pie sin huella. Novela (En colaboración con Pedro Díaz del Castillo, Álvaro Muñoz Robledano, Juan Manuel Navas, Rafael Pérez Castells, Antonio Polo, Antonio Rómar y David Torres) (Amargord, Madrid 2014) Ediciones literarias: Todo Sherlock Holmes (Cátedra, Madrid 2003, 16ª edición 2019) Las 1000 noches y una noche (En colaboración con Antonio Rómar) (Cátedra, Madrid 2006, 4ª edición 2019) Tres poemas multiusos de tres escritores rusos (Puskin, Afanasiev, Gógol) (En colaboración con Julia García Urceloy) (Ars Poetica, Oviedo 2019).

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Jesús Urceloy El poeta es un testigo imprescindible de su tiempo, del tiempo que nos toca vivir. En su retina se acumulan múltiples experiencias, personales y ajenas. Y esas visiones quiere plasmarlas mediante la escritura en textos a menudo breves. La brevedad de su escritura gana en profundidad mediante su sensibilidad, su sentimentalidad y su trabajo. El poema no cuenta una historia, sino la historia de un sentimiento: de ahí su universalidad. Pues el sentimiento es común a todas las personas. Pero esto no basta. Es necesario tener oficio. Y el oficio de poeta no es menor que el del panadero, el zapatero, el profesor o el ministro. No basta ser testigo de su tiempo, sino tambiénde su presente y su pasado. Y para eso le es necesario saber lo que se ha hecho antes de su llegada. Para no caer en errores anteriores, para poder romper fronteras y abrir caminos. Y aún precisa de otro

ESTIGIA

42


ESTIGIA

MARZO 2019

elemento: la humildad. El poeta no debe gritar en las tribunas, sino sencillamente elevar su voz, de puntillas, entre la multitud o en la soledad. El conocimiento y la humildad unidas dan al poeta la intensidad precisa a su mensaje. Ser poeta no es fácil, no vamos ahora a engañarnos, pero sí es complejo, intenso y a menudo muy divertido. Lorca decía que “el fuego de la poesía vino para ser forjado” y Lao –Tse que “más vale un hombre con una sola lengua que otro de cien mil pies de alto”.

Pintura de Iris Scott

ESTIGIA

43


ESTIGIA

MARZO 2019

A LA MANERA DEL ARS POÉTICA DE BORGES* De Sonetos al destierro

I En su naturaleza no es la rosa más que una imagen que desdice al día para morir en fresca rebeldía contra la luz sin alma y prodigiosa.

Y en el deslumbramiento que es la rosa no teme al alma su ilusión de día sino a la noche, ausente rebeldía de una morada ajena y prodigiosa.

Viene la rosa de morir y viene de nacer sobre el humo de una ausencia, sobre la libre química del viento.

Y en su ternura inhóspita le viene una mordaza al alba en grata ausencia de voz, que es su latido frente al viento.

*Ambos poemas pertenecen al libro “91 Poemas contra la niebla” (Ars Poética, Oviedo, 2017)

ESTIGIA

44


ESTIGIA

MARZO 2019

DUPLICIDAD* De Tres letanías y un poema de amor

Este es el ruego. Para cuando bajes la escalera y veas subir a un hombre, para cuando te diga apartarme muchacha, viste de pordiosero tus canciones. Este es el ruego. Para que no me azotes mientras juegas en el barro, para que no me escupas con el viejo compás, para la maravilla y tus pies sucios. Este es el ruego. No cantar, no decir, no frecuentar la duda, voy para ser vayamos, camaleón y cisne, cortemos a Ronsard por la parte gris del tobillo. Este es el ruego. Este gerundio en fiesta, por favor no me digas un manantial por dentro, no me digas caminan las diademas, no el arco del más pobre. Este es el ruego alfil para endeudar tu vientre. Este es el ruego: apaga ya ese móvil, compañera.

PINTURA DE IRIS SCOTT

ESTIGIA

45


ESTIGIA

MARZO 2019

Luis Adolfo Izquierdo (Madrid, 1966) es Licenciado en Derecho y Grado en Ciencias Jurídicas de las Administraciones Públicas. Trabaja como funcionario en Madrid Salud (Ayuntamiento de Madrid). Pero ante todo se siente poeta. Ha obtenido algunos reconocimientos en certámenes de poesía (Finalista del IV Premio Umbral de Poesía de Valladolid 2017, primer premio del VII Concurso Internacional de Sonetos 2017 organizado por el blog digital Concursos Literarios, numerosas menciones especiales en diferentes concursos. En 2017 funda en compañía de Salvador Gonzáles Moles la revista literaria ECO Y LATIDO, ejerciendo como director de la misma durante los años 2017 y 2018. Como director de ECO Y LATIDO entrevistó a importantes poetas (Luis Alberto de Cuenca, Manuel Lacarta, Felipe Benítez Reyes y Beatriz Villacañas). Actualmente dirige y edita la revista digital de poesía ESTIGIA fundada por él mismo en 2019. Este mismo año publica EN EL NOMBRE DEL TIEMPO (primer libro del autor), obra que reúne 54 poemas escritos entre los años 2014 y 2018.

ESTIGIA

46


ESTIGIA

MARZO 2019

REFLEXIONES SOBRE POÉTICA Por Luis Adolfo Izquierdo

No es extraño que un hijo de libreros (como es mi caso) sintiera, ya desde el inicio de su adolescencia, una atracción muy pronunciada por el mundo de las letras (teatro, novelas juveniles…), atraimiento que nunca ha sentido el que suscribre por el universo de los números, las formulaciones químicas o las leyes fundamentales de la física. Siendo esto verdad, y a pesar de haber sido deslumbrado en esos primeros años de juventud por la lectura de algunos poemas de Antonio Machado, Lorca o Juan Ramón, he de confesar mi tardío encuentro con el género lírico. Extrañamente a lo que es habitual en la mayoría de poetas o aficionados a la poesía, mi caso es un tanto particular. Comencé a escribir mis primeros poemas, a leer con verdadero interés y atención poesía de hondura, en esa edad en la que otros ya se encuentran en su etapa de madurez literaria, pasadas ya las cuarenta primaveras. Estas lecturas, ahora sí, realizadas con detenimiento y con ánimo de aprendizaje, supusieron en mí un cambio transcendente. Quería ser poeta (aunque pudiera parecerme y me siga pareciendo una osadía). Leer a Neruda, a Borges, a Valente, a Hierro, a Beaudelaire, a tantos otros produjo en mí un verdadero deslumbramiento. Por ello cuando pienso en poesía pienso en palabra iluminada, en emoción, también en misterio; en definitiva pienso en aventura… En opinión de este esforzado paladín de la poesía (así me considero) tanto la lectura como la escritura de poemas podrían compararse con la vivencia de una apasionante aventura; imagino que nada muy distinto a lo que siente un alpinista en el proceso de escalada hasta alcanzar la cima de la montaña, quizás algo similar a lo que pudo sentir Tom Sawyer en ese mundo de ficción ideado por Mark Twain.

ESTIGIA

47


ESTIGIA

MARZO 2019

CIUDAD A Salvador Gonzalez Moles

Dicen que nunca duermes, y es verdad. Que estás enferma, yo también lo creo. Al poder de tu industria, mi ciudad, se rinden los sonidos del recreo.

Tú, amenazante hija de la arquitectura y de la desordenada simetría, con tu tráfico caótico del día rindes tu belleza a la frugal locura. Improvisando según la coyuntura (hoy desesperanza, ayer algarabía) desconoces la virtud de la mesura.

En ocasiones me rindo a tu belleza; en el estío, en el estío puro te purificas, dejas de ser ciudad, aire te vuelves en el estío puro.

Cuando era niño eras tan distinta. Recuerdo cómo los mismos lugares tenían otra magia, otro atractivo. Por ejemplo: el parque. Recuerdo ese océano de tierra donde no había padres vigilando y la bandera verde permanente ondeaba al viento, ausente, cada tarde.

ESTIGIA

48


ESTIGIA

MARZO 2019

FELICIDAD ¿Qué mejor que una sonrisa venturosa para alegrar la existencia, me pregunto, cuando se es un elemento del conjunto, uno de tantos, un pétalo de rosa? Pues de la línea apenas somos punto, piel y huesos destinados a la fosa, existencia breve, frágil y angustiosa, nadería en la importancia del asunto. Eludir la ira, que pase de soslayo; embarcar en el bajel de la bandera de umbroso color y blanca calavera, reír, amar, hacer de mi capa un sayo, volar, mis pelos dejar en la gatera; ¡de ser feliz no encontré mejor manera!

Arearea (Paul Gauguin) ESTIGIA

49


ESTIGIA

MARZO 2019

PINTURA DE TATSUO HORIUCHI

E S T I G I ADE LEONID AFREMOV PINTURA

50

Profile for Luis Adolfo Izquierdo

ESTIGIA-1  

rev

ESTIGIA-1  

rev

Advertisement