Page 1

Nosotros, los ni単os de los a単os

70

Del nacimiento a la juventud, un viaje a esos maravillosos primeros a単os

Una producci坦n de


6


Sumario P. 8 ....................................................................................................................................... Prólogo P. 10 .......................................................... Los «autores» que han hecho posible este libro P. 12 ....................................................................................................... Tal como era... y cómo es P. 16 ................................................................................................................................. Año 1970 P. 20 ................................................................................................................................. Año 1971 P. 24 ................................................................................................................................. Año 1972 P. 28 ................................................................................................................................. Año 1973 P. 32 ................................................................................................................................. Año 1974 P. 36 ................................................................................................................................. Año 1975 P. 40 ................................................................................................................................. Año 1976 P. 44 ................................................................................................................................. Año 1977 P. 48 ................................................................................................................................. Año 1978 P. 52 ................................................................................................................................. Año 1979 P. 56 ................................................................................................................................. Año 1980 P. 60 ................................................................................................................................. Año 1981 P. 64 ................................................................................................................................. Año 1982 P. 68 ................................................................................................................................. Año 1983 P. 72 ................................................................................................................................. Año 1984 P. 76 ................................................................................................................................. Año 1985 P. 80 ................................................................................................................................. Año 1986 P. 84 ................................................................................................................................. Año 1987 P. 88 ................................................................................................................................. Año 1988 P. 92 ................................................................................................................................. Año 1989 P. 96 ................................................................................................................................. Año 1990 P. 100 ............................................................................................................................... Año 1991 P. 104 ............................................................................................................................... Año 1992 P. 108 ............................................................................................................................... Año 1993 P. 112 .................................................................................................................. Años 1994-1995 P. 116 .................................................................................................................. Años 1996-1997 P. 120 .................................................................................................................. Años 1998-1999 P. 124 .......................................................................................................... En primera persona... 7


Tal como era... y c贸mo es >>

1972 Los dibujos animados

Hoy

14

Heidi Toy story 3


1971 Las mochilas escolares

Hoy

1974 Los telĂŠfonos

Hoy

15


1970

¡Hola, mundo! ¿Qué hay de nuevo por aquí? Ahí estaba yo, bien cuidada y muy esperada. Mis primeros tiempos fueron extremadamente felices.

Cronología

En España 16 de marzo: Fallece a los 44 años Jesús Álvarez, uno de los presentadores más famosos de Televisión Española desde sus primeros tiempos. 19 de mayo: Se dicta sentencia en el «caso Matesa», en la que se condena al responsable de la empresa, Juan Vilá Reyes, a tres años de cárcel y multa económica. 4 de agosto: La nueva ley de enseñanza establece los nuevos ciclos: Educación General Bási-

Todos los niños iban al colegio. El objetivo era erradicar de una vez por todas el analfabetismo. El futuro era optimista, esperanzador y lleno de gozosos retos.

ca (EGB), Bachillerato Unificado Polivalente (BUP) y el Curso de Orientación Universitaria (COU). Se implanta la Formación Profesional (FP), y la ense-

Los niños (y niñas) de la EGB

ñanza es obligatoria hasta los 14 años.

Con la década se estrena un cambio impor-

5 de agosto: Se aprueba la ley sobre peligrosi-

tante en la educación española. Los políticos

dad y rehabilitación social, que sustituye a la an-

se dan cuenta de que la población tiene que

terior ley de vagos y maleantes, para el control

dejar de ser mayoritariamente poco instruida,

de los elementos considerados antisociales.

de que hay que acabar con el analfabetismo y

28 de diciembre: En el llamado proceso de

que no se puede perder el tren de la moderni-

Burgos, un tribunal militar sentencia a pena de

zación que hace avanzar a Europa. Porque en-

muerte a nueve miembros de ETA y más de 500

tonces España consideraba aún que «Europa»

años de prisión y 1 500 000 pesetas de multa

eran países como Francia, Alemania y Gran

para otros encausados. Las penas de muerte serían16 conmutadas por penas de cárcel.


1970

Bretaña, a los que miraba con una mezcla de temor y admiración. Para el modo de pensar imperante hasta entonces en los cargos de responsabilidad política, «lo extranjero» representaba en alguna medida un peligro para «la

había que subirse a ese tren, y así lo entendió el ministro de Educación José Luis Villar Palasí, impulsor de la gran reforma educativa del Ré-

u 22 de enero: Abraham Olano, ciclista español. u 29 de abril: André Agassi, tenista estadounidense. u 25 de agosto: Claudia

esencia» española y sus raíces católicas. Pero

1970

Nacieron en 1970

Schiffer, modelo alemana. u 2 de octubre: Maribel Verdú, actriz española.

gimen. Con él se implantó la Educación Gene-

>>

17


1970 Cronología

En el mundo 1 de abril: El presidente estadou­­ni­­dense Richard Nixon firma una ley que prohíbe los anuncios de cigarrillos en televisión. 30 de abril: Tropas estadounidenses y de Vietnam del Sur invaden Camboya. 7 de junio: El grupo The Who triunfa en el Metropolitan Opera House de Nueva York con su ópera rock Tommy. Yo estoy en la canasta

Agosto: Por tercer año consecutivo se celebra

y mi madre me lleva a la

un festival en la británica isla de Wight, que reúne

playa. Fueron unos años

a más de doscientas mil personas. Actúan, entre

maravillosos... aunque en­­tonces yo no me entera-

otros, Joan Baez, Jimi Hendrix, Donovan, Leo-

ciante: la vivienda. En las ciu-

nard Cohen... Jimi Hendrix morirá el 18 de sep-

dades se construyen barrios

tiembre de este año.

enteros de edificios de pisos, muchos de ellos

ba mucho.

destinados a viviendas asequibles para familias

Salvador Allende obtiene la ma-

obreras. Y aparece el fenómeno de la especula-

yoría simple en la elección presi-

ción inmobiliaria y del suelo. Se multiplican ca-

dencial.

sas sin ningún valor estético, cada vez más altas,

4 de septiembre: En Chile,

8 de octubre: El escritor soviético Alexander

barrios enteros que cambian la fisonomía de los

Solzhenitsyn recibe el premio Nobel de Literatura.

núcleos urbanos. El fenómeno llega también a las zonas turísticas, descubiertas como un filón.

>>

18

ral Básica, se alargó la obligatoriedad de la en-

Por ejemplo, en Marbella, Alfonso de Hohen-

señanza hasta los 14 años y se abrió la puerta a

lohe, apuesta por convertirla en un punto de

la educación mixta. Había llegado el momento

encuentro de de la jet set internacional, actores

de derogar definitivamente la ya anacrónica

famosos y «gente guapa». Uno de los persona-

Ley Moyano de 1857 y de dar la oportunidad a

jes omnipresentes en los saraos marbellíes era

todos para acceder a la enseñanza secundaria

Jaime de Mora y Aragón, el vástago bohemio de

y universitaria.

los marqueses de Casa Riera.

El boom de la Costa del Sol

La gauche divine y la boîte

La gran afluencia de población en las ciudades,

Los mayores alzan las cejas y menean la ca-

procedente del campo y de los pueblos, exige la

beza al ver las nuevas modas que se extien-

solución de un problema que ya se venía arras-

den: faldas cortas, piernas al aire, botas hasta

trando desde el pasado y que ahora se hace acu-

las rodillas, colores chillones, chicos melenu-

>>


1970 >>

dos. Es divertido «épater le bourgeois», es decir, escandalizar a la burguesía con los nuevos atuendos, con unos ademanes más desenfadados y con un modo de vida distinto al austero de generaciones anteriores. Cierto que en las ciudades siempre hubo vida nocturna. Pero

1970

Algunas películas de aquel año

l La hija de Ryan, de David Lean, con

Arthur O’Sullivan, Robert Mitchum, Trevor Howard, Sarah Miles. l Un hombre llamado caballo, de Elliot Silverstein, con Richard Harris.

donde se baila suelto hasta que el pinchadis-

l Love Story, de Arthur

cos pone la música lenta. Entonces las chicas

Hiller, con Ali MacGraw,

se sientan y esperan a que los chicos las in-

Ryan O’Neal, Ray Milland.

viten a bailar. En Barcelona, la boîte Bocaccio

l Tristana, de Luis Buñuel,

atrae desde los años 60 a un grupo de intelec-

con Catherine Deneuve,

tuales y artistas de izquierdas conocido como la

gauche divine, «izquierda divina» en francés. n

ahora la juventud moderna prefiere la boîte,

Fernando Rey, Franco Nero, Lola Gaos.

Las costumbres cambian con gran rapidez y las mujeres van adquiriendo derechos. ¡También el de divertirse libremente y llevar la ropa que quieran! Muchas de nuestras madres fueron unas pioneras.

19 19


1971 Cronología

En España 20 de enero: Julio Iglesias se casa con Isabel Preysler en Illescas (Madrid), en una ceremonia que resulta todo un acontecimiento. 11 de marzo: Entra en vigor la nueva Ley Sindical, que reconoce el derecho de huelga por motivos laborales, permite la creación de asociaciones dentro de la empresa y establece que los representantes de los trabajadores deberán ser electos en su mayoría. 3 de abril: Karina queda segunda en el Festival de

Parece mentira, ¿verdad?

Eurovisión con la canción

Enseñar las piernas no era

En un mundo nuevo, solo

tan normal... Las chicas

superada por la representante de Mónaco, Séverine. 19 de junio: Se aprueba la Ley de protección a la familia numerosa, que permanecerá vigente hasta diciembre de 2003. 23 de agosto: Se produce la primera aparición de las manchas conocidas como las caras de Bélmez, en la casa de una vecina de esa locali-

señando piernas. Lo que querían en realidad era la igualdad.

Los shorts, símbolo de libertad Por entonces todavía se daba mucha importancia al qué dirán. Aunque los hijos de la burguesía se comportaran como enfants terribles haciendo de las suyas en las noches de farra y

dad jienense. 25 de noviembre: El Ministerio de Información y Turismo ordena el cierre del diario Madrid, que ha acumulado expedientes administrativos que superan el millón de pesetas. Unos días antes ha aparecido el primer número del semanario Cam-

en algunas manifestaciones culturales, aunque la jet set se reuniera en Marbella, rodeada del halo de la fama y el brillo de la riqueza, como Onassis o el Aga Khan, y del poder envuelto en

glamour, como Rainiero de Mónaco y la distinguida Grace Kelly, la gente normal y corriente

bio 16. Sin fecha:

jóvenes provocaban en-

Televisión

Española empieza a emi-

no aceptaba fácilmente ciertos excesos. Las mujeres todavía estaban sometidas por ley al

tir la serie Crónicas de un

padre o al esposo, la mayoría no había podido

pueblo, una de las más

acceder a estudios superiores y eran muy po-

populares de la década.

cas aún las que trabajaban fuera de casa. Pero la llamada «liberación de la mujer» se había

20


1971

Nos encantaban los tebeos. A mi hermano y a mí nos gustaban los de batallas, mientras que mi hermana mayor prefería los de chicas. ¡Qué buenos ratos pasábamos!

puesto en marcha y no iba a detenerse. La indumentaria era uno de los caballos de batalla de las chicas modernas, y así los pantalones cortos, los shorts, se convirtieron en un símbolo de emancipación y libertad. Enseñar las

1971

Nacieron en 1971

que los hombres todavía lanzaban piropos −a

u 18 de enero: Josep

veces bastante subidos de tono− a las mucha-

Guardiola, jugador

chas por la calle.

y entrenador de fútbol español.

piernas era una provocación, en un tiempo en

u 24 de febrero: Pedro Martínez

¡Quiero un tebeo!

de la Rosa, piloto español

Hoy los llamamos cómics, pero antes eran te-

de Fórmula 1.

beos. Lo cierto es que había gran cantidad de

u 13 de septiembre: Stella McCartney,

revistas infantiles. En 1971, algunas han dejado de publicarse recientemente, como el Ca-

pitán Trueno (1968), otras siguen, como Roberto Alcázar y Pedrín (hasta 1976). Las niñas

diseñadora de moda británica, hija de Paul McCartney. u 18 de diciembre: Arantxa Sánchez Vicario, tenista española.

>> 21


1971 >>

Cronología

tienen algunas revistas, como Lily, con dibujos

En el mundo

de Purita Campos, que ya había trabajado en

19 de abril: En Los Angeles, Charles Manson

Sissi, Blanca, Can Can o Celia. Estaba el clásico

y tres mujeres de su «familia» son encontrados

TBO, con apartados tan emblemáticos como

culpables del asesinato de Sharon Tate y otras

«La familia Ulises», «Los grandes inventos del

personas en 1969. Se les conmuta la pena de

TBO» o «Josechu el vasco». De Bruguera, que

muerte por la de cadena perpetua.

editaba la mayoría de libros y revistas infantiles

26 de marzo: Pakistán Oriental, hoy Bangla-

y juveniles, eran Tío Vivo, Din Dan y Pulgarcito.

desh, se declara independiente de Pakistán.

Entre los preferidos de niños y niñas estaban:

3 de julio: En París (Francia), encuentran muerto

«13, Rue del Percebe»; «Mortadelo y Filemón»;

a Jim Morrison, cantante de The Doors.

«Zipi y Zape»; «Rompetechos»; «Doña Urra-

ca»; «Carpanta»; «Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio»; «Las hermanas Gilda»; «Roberto Picaporte, solterón de mucho por-

1971

Algunas películas de aquel año l La naranja mecánica, de Stanley Kubrick, con

Malcolm McDowell.

l Canciones para des1 de octubre: En Orlando (Florida, EE UU) se

pués de una guerra, de Basilio Martín Patino.

inaugura Walt Disney World, un gigantesco com-

l Verano del 42, de Robert Mulligan, con

plejo turístico, que alberga cuatro parques temá-

Jennifer O’Neill, Gary Grimes, Jerry Houser.

ticos.

l Mi querida señorita, de Jaime de Armi-

24 de octubre: En la sede de la ONU, en Nueva

ñán, con José Luis López Vázquez, Julie-

York, el músico catalán Pau Casals interpreta el

ta Serrano, Antonio Ferrandis, Lola Gaos,

Himno de las Naciones Unidas que él mismo ha compuesto. 13 de noviembre: El Mariner 9 entra en la órbita de Marte con éxito.

Chus Lampreave. l El violinista en el tejado, de Norman Jewison, con Chaim Topol, Norma Crane, Leonard Frey. l Muerte en Venecia, de Luchino Viscon-

15 de noviembre: Aparece el primer micropro-

ti, con Dirk Bogarde, Romolo Valli, Marisa

cesador del mundo, el Intel 4004.

Berenson, Silvana Mangano.

22


1971

Íbamos al cole, leíamos tebeos y libros que nos compraban nuestros padres, en verano íbamos

te»; «La familia Cebolleta»; «Pitagorín»; «Ana-

al pueblo de vacaciones...

cleto, agente secreto...» y otros.

He aquí un año de nuestra vida.

Los quioscos: un filón para los chavales

Animales y minerales, y en 1971 el de Ciencias.

Entonces era muy divertido hacer colecciones

También estaban los juegos de cartas infanti-

de cromos, aunque muchas veces quien real-

les, que consistían en formar parejas o familias.

mente las hacía era papá o mamá. Con todo,

En los quioscos vendían también chucherías

un álbum era todo un tesoro, aunque en poco

como los chicles Bazooka, que podían lle-

tiempo tuviera las hojas estropeadas de tan-

var calcomanías, o los caramelos masticables

to pasarlas. Entre las preferidas estaban las de

Snipe. Y también tenían los Chupa-Chups de

la editorial Maga, que ya había sacado varios

siempre, las piruletas y el regaliz, sin olvidar los

álbumes desde 1967. En 1970 sacó el álbum

kikos y las pipas. n

23 23


En primera persona...

Trepidantes años 80 De mi infancia recuerdo mucho lío en casa, mucha alegría. Éramos tres hermanos, pero como si hubiésemos sido seis, porque no parábamos. Es curioso, uno de mis primeros recuerdos es el de mi madre llevándonos al barbero. Era un local pequeño, con sillones que entonces ya se veían antiguos, de hierro blanco con asiento y respaldo de piel negra. Fuera tenía el distintivo de las barberías: un cilindro giratorio a rayas blancas, rojas y azules. El barbero, con su blusa azul claro abrochada hasta el cuello,

hasta la Fuente Seca, que curiosamente no

preguntaba a mi madre: «¿Corte normal o a

estaba seca. También me enganchó mucho

navaja?».

la serie V, pero más aún El coche fantástico.

Otro recuerdo fueron las primeras deporti-

Se me quedaron fijadas en la mente las tar-

vas que tuve, de la marca Paredes. Y que me

des de verano viendo esta serie.

empeñé en tener una tabla de skate, aun-

En conjunto, los ochenta fueron muy diver-

que al principio me costó mucho aprender

tidos y movidos, si bien no hacíamos cosas

a usarla y solía llevarla sobre todo debajo

especiales. Después del colegio mi madre

del brazo.

tenía que perseguirnos para que hiciéramos

También recuerdo que veíamos Verano azul

los deberes y nos preparaba ricas merien-

en la tele y que soñaba con tener una pandi-

das para convencernos, con galletas María

lla así e ir en bicicleta cerca del mar y visitar

Fontaneda y rebanadas de pan con Nocilla.

a algún personaje como Chanquete, aunque

Amablemente nos enseñaba la filosofía de

yo lo pasaba de miedo en el pueblo de mis pa-

la disciplina y el esfuerzo, la lección que

dres, donde solíamos ir también en bicicleta

más me ha servido en la vida.

(Sergio L., 1972) 130


En primera persona...

Aromas de la infancia Me recuerdo con apenas ocho años, yendo

la ciudad, ya no estoy en el coche, ya no es-

en la parte de atrás del coche de mis padres,

toy en la calle... De repente, vuelvo de nuevo

con las ventanillas un poco bajadas −¡los co-

treinta años atrás y estoy esperando a mi ma-

ches no tenían aire acondicionado!− y olien-

dre, que se perfuma antes de salir, miro a mi

do el aroma de una mañana del mes de julio.

padre como se afeita delante del espejo cada

No sé por qué, desde entonces me parece que

mañana. Y ya no existe nada a mi alrededor.

julio huele de una forma especial: a campo, a

Solo la magia del aroma. Solo está la sensa-

tierra seca bañada de rocío, a paja, a hierba, a

ción de bienestar, de equilibrio, de felicidad,

olivos repletos de aceitunas, a encinas recién

de quietud. El attrezzo inmutable y repetitivo

despiertas, a flores sin abrir, a romero ador-

que dio forma a nuestra vida, a nuestras sen-

mecido... Huele a felicidad. De repente, ya no

saciones. El tiempo pasa, pero ellos pueden

tengo treinta y tantos, sino que soy esa niña

volver y llamar a nuestros recuerdos. Magnífi-

de ocho años que se maravilla al ver los gi-

cos caprichos de nuestro mundo que nos en-

rasoles abrirse con la mañana y girar sobre sí

dulzan la vida. ¡El mundo se vuelve perfecto!

mismos hacia el sol. Y todo ha sido por este olor, ese aro-

(Concha H., 1973)

ma que me ha transportado. Algunas veces me ocurre. Me quedo quieta, cierro los ojos y rememoro, en un parque, una tienda, un atasco... Quiero recordar más, pero es fugaz. No puedo, y me irrito un poco. Cuánto daría por volver a aquellos momentos de verdadera felicidad. Días de bici, niqui y pantalón corto. De descubrir caminos a la hora de la siesta, de buscar moras en la orilla del camino, de ir a la piscina andando, de morirse de la risa por cualquier cosa. Otras veces es una crema, un perfume... Y de repente ya no estoy en

131


En primera persona... >>

¿Cómo pudimos sobrevivir? Al salir del colegio pasábamos por una pe-

que entonces había más presupuesto, me

queña tienda quiosco estratégicamente co-

ponía nervioso porque quería hacer la mejor

locado en un chaflán cercano. Allí estaba

elección y la más completa, y no terminaba

la señora Felisa, que a pesar de su nombre

nunca de decidirme. A ellas se les agotaba

siempre parecía estar de mal humor, su-

la paciencia y me decían: «Venga, Miguelito,

pongo que porque tenía que pasarse el día

la próxima vez piensas antes lo que quieres,

en aquel cuchitril, tremendamente frío en

que no tenemos todo el día».

invierno y como una olla caliente en verano.

Luego estaba la bollería industrial, que enton-

Con las monedas que nos daban nuestros

ces no se llamaba así y no se sabía que fomen-

padres los sábados, comprábamos tebeos o

taba el colesterol. En casa era una fiesta cuan-

alguna chuchería. Era un verdadero ejercicio

do había Tigretón, Bucanero, Bony o Pantera

de cálculo, porque yo lo quería todo, pero la

Rosa. Yo no quería el Pantera Rosa porque de-

paga no daba para tanto. Así que yo levanta-

cía que era de niñas −entonces todavía se mi-

ba la nariz para ver el mostrador y empeza-

raba mucho eso de los colores: rosa para las ni-

ba a pedir, como si regateara: un chicle Bang

ñas y azul para los niños, etc.− y me pedía los

Bang, o una bolsa de gusanitos, o unos Sni-

Bucanero. La verdad es que tomábamos mu-

pes, también estaban los Palotes, los Peta

chas «guarrerías», porque en verano también

Zetas, los chicles Cheiw... Cuando iba con mi

estaban los polos, incluidos esos que vendían

madre o con la abuela, como yo imaginaba

en una bolsa alargada transparente y había que meterla en el congelador. Y había muchas más. No sé cómo pudimos sobrevivir a todo aquello, pero sé que un momento muy feliz era cuando comía uno de esos bollos leyendo un tebeo, que tenía a montañas, y luego nos los intercambiábamos con los amigos de clase, igual que los cromos y las pegatinas que venían en algunos alimentos.

(Miguel A., 1976) 132


En primera persona...

Canciones de mi vida Lo primero que me viene a la mente al recordar mis años de niña y adolescente son canciones, ritmo, alegría. Mi mejor amiga y yo, al salir del cole, íbamos a casa de ella o a la mía, alternando, y hacíamos las tareas juntas. Pero en realidad lo que deseábamos era terminarlas para poner el casete con las canciones que nos grababa su hermana mayor. Cantábamos la canción Maquillaje, de

y nos animábamos tanto, que algún mayor

Mecano, de la que nos gustaba el estribillo

tenía que venir a recordarnos que había veci-

«No me mires, no me mires...», y también el

nos en el piso de abajo y más gente viviendo

Hoy no me puedo levantar, o el Me paso el día

en la casa. Por entonces se oía mucho un gru-

bailando, de Alaska y los Pegamoides. Nos

po infantil llamado Parchís, pero a mi amiga

inventábamos una especie de coreografías

y a mí nos gustaban sobre todo las canciones «de mayores». En mi caso quizá era porque en casa mis padres tenían muchos discos, desde los años 60. Crecí oyendo a los Beatles, a David Bowie... Mi hermano, dos años menor que yo, siendo un renacuajo, imitaba los pasos de Michael Jackson en Thriller. Cuando más adelante, ya en los 90, salieron las Spice Girls, mi amiga y yo nos reíamos: «Mira, este era nuestro sueño». Pero yo nunca subí a un escenario, más que en el colegio, para participar en alguna función de fin de curso o de Navidad. Eso sí, en cuanto salió, me aficioné al karaoke y todavía me gustan las canciones de Mecano. Mi preferida: Hawaii-Bombay, que me recuerda los veranos luminosos, el calor, las vacaciones y el mar de mi niñez y adolescencia.

(Noelia F., 1972) 133


Colección «Un viaje

por la memoria»

Haber nacido en una u otra generación nos ha marcado, sin duda, tanto en nuestro modo de ser como de ver la vida. El mundo que nos recibió en nuestra infancia y vio nuestra primera juventud es distinto al de hoy. Era aquel un tiempo en que veíamos el futuro lleno de excitación y curiosidad. Estos libros nos invitan a revivir aquellos maravillosos años...

Nosotros, los niños de los años 70 En la década de los 70 vinimos al mundo en una España optimista, en ebullición, que se acercaba cada vez más a Europa. Puede decirse que nosotros somos hijos de la democracia y de la libertad. Nuestra infancia está marcada por los cambios trepidantes que transformaron la sociedad española. Fuimos adolescentes en los brillantes ochenta y nos hicimos mayores con los cruciales noventa. ¿Te acuerdas?

Profile for Lucia Molina

Nosotros, los niños de los años 70  

Libro-recuerdo, colección "Un viaje por la memoria"

Nosotros, los niños de los años 70  

Libro-recuerdo, colección "Un viaje por la memoria"

Advertisement