L'Officiel Argentina N°25 - September 2020

Page 1

REINICIAR

MARIA CAMPOS • BELEN LOPEZ PEIRO • ROBERT PATTINSON

La moda dice Nº 25 SEPTIEMBRE 2020 $320 Interior $5






6


7


Nº 25 • SEPTIEMBRE 2020

12 EDITORIAL 14 ESENCIA PORTABLE 16 TRADICION Y PASARELA 18 LIBROS 20 VESTIR CON DISCRECION 22 IMAGENES INCLUSIVAS 24 ALERTA VERDE 26 ANATOMIA DE UN BOLSO 28 RELATOS DE PASION 30 CONTRAPUNTO 32 COLECCION 34 RELOJES MODA Y ESTILO 36 DETRAS DE ESCENA 40 BELEN LOPEZ PEIRO 44 ROBERT PATTINSON 48 MARIA CAMPOS 58 GOCE PAGANO 62 LA METAMORFOSIS 66 EN SINTONIA 74 LUCRECIA PITTARO 78 FLORECER 84 REVELACION 90 LECCION DE BOTANICA INTERMEDIO 94 DERECHO A ENVEJECER 98 LA MIRADA INDISCRETA 102 CASA DE DISEÑADOR BE WELL 106 109 110 112

NOVELA GRAFICA ALTA COBERTURA EXPERIENCIAS COSMOPOLITAS LA BOTELLITA CAFE

114 DERNIERES VOLONTES

8


9


Nº 25 • SEPTIEMBRE 2020

DIRECTORA EDITORIAL

ANA TORREJON

JALOU MEDIA GROUP MANAGEMENT 128, quai de Jemmapes 75010 Paris

PUBLICIDAD GERENTA DE INGRESOS GLOBALES

ERICA BARTMAN

DIRECCION DIRECTOR DE ARTE

EDITORA GENERAL

GERMAN ROMANI

DORA BECHER

REDACTORA Y EDITORA WEB

CELESTE NASIMBERA GERENTE COMERCIAL

FEDERICO GABRIELO

GERENTES COPRESIDENTES DE CONSEJO EJECUTIVO Y ADMINISTRATIVO

MARIE-JOSE SUSSKIND-JALOU MAXIME JALOU DIRECTOR GENERAL DIRECTOR DE CONSEJO EJECUTIVO Y ADMINISTRATIVO

Coronel Díaz 1617 (1425) CABA DIRECTOR Y PUBLISHER

ALEX MILBERG ADMINISTRACION

CLAUDIO CASTELLANI REPRESENTANTE DE VENTAS USA

JB MEDIA CONSULTING CORP.

JEAN-PHILIPPE AMOS DIRECTORA DE MEDIOS ITALIANOS

CARLOTTA TOMASONI GLOBAL DIGITAL Y MEDIA PLANNING

ILARIA PREVITALI

BENJAMIN EYMERE DIRECTORA GENERAL ADJUNTA MIEMBRO DE CONSEJO EJECUTIVO Y ADMINISTRATIVO

MARIA CECILIA ANDRETTA GLOBAL BRANDS MEDIA

GERENTE DE INGRESOS FRANCIA Y SUIZA

DIRECTOR CREATIVO INTERNACIONAL

STEFANO TONCHI DIRECTORA ARTISTICA Y CASTING

JENNIFER EYMÈRE ASISTENTES EJECUTIVOS

CELINE DONKER VAN HEEL GIULIA BETTINELLI

jill@jb-mediaconsulting.com michael@jb-mediaconsulting.com 2300 NW 94th Ave. Ste 205 - Doral, FL

INTERNACIONAL Y MARKETING DIRECTOR INTERNATIONAL DE LICENCIAS, DESARROLLO DE NEGOCIOS Y BRAND MARKETING

FLAVIA BENDA DIRECTOR DE PRODUCTOS DIGITALES

GIUSEPPE DE MARTINO MANAGER DE PROYECTOS DIGITALES

BABILA CREMASCOLI ESTRATEGA DE MARKETING Y MEDIOS

LOUIS DU SARTEL DIRECTOR DE CONTENIDOS Y EVENTOS INTERNACIONALES

ALLEGRA BENINI CONTENIDOS EDITORIALES Y ARCHIVOS INTERNACIONALES

IMPRENTA

MUNDIAL

GIULIA BETTINELLI

José A. Cortejarena 1862, CABA

FUNDADORES

DISTRIBUCION CABA

GEORGES, LAURENT AND ULLY JALOU (†)

DISTRIBUIDORA SANABRIA Dr. Enrique Finochietto 1602 DISTRIBUCION INTERIOR

AUSTRAL Isabel La Católica 1371 CABA

L ’Officiel Argentina es una marca comercial publicada por Global Brands Media bajo la licencia de HTMedia SA, Coronel Díaz 1617, 2º piso, ante L’Officiel. Opiniones y comentarios expresados no representan necesariamente la opinión de HTMedia SA. HTMedia SA no acepta ninguna responsabilidad por inversiones o cualquier decisión tomada por lectores en base a lo publicado. Nuestra tapa: María Campos con enagua de seda y encaje, Zito. Blusa de gasa, El almacén de Lulú. Foto: Sol Abadi. Estilismo: Jorge León.

www.lofficiel.com.ar INSTAGRAM: @lofficielarg FACEBOOK: @LOfficielArgok TWITTER: @lofficielarg

EDICIONES INTERNACIONALES L’Officiel de la Mode, L’Officiel Hommes Paris, L’Officiel Voyage, L’Officiel ART International, Jalouse, La Revue des Montres, The International Watch Review, L’Officiel Island, L’Officiel Peak, L’Officiel Jewels, L’Officiel Arabia, L’Officiel Hommes Arabia, L’Officiel ART Arabia, L’Officiel Argentina, L’Officiel Austria, L’Officiel Baltics, L’Officiel Belgique, L’Officiel Hommes Belgique, L’Officiel ART Belgique, L’Officiel Brasil, L’Officiel Hommes Brasil, L’Officiel China, L’Officiel Hommes China, Jalouse China, L’Officiel India, L’Officiel Indonesia, L’Officiel Italia, L’Officiel Hommes Italia, L’Officiel Korea, L’Officiel Hommes Korea, La Revue des Montres Korea, L’Officiel Latvia, L’Officiel Lithuania, L’Officiel Hommes Lithuania, L’Officiel Malaysia, L’Officiel Mexico, L’Officiel Maroc, L’Officiel Hommes Maroc, L’Officiel NL, L’Officiel Hommes NL, L’Officiel Poland, L’Officiel Hommes Poland, L’Officiel Russia, L’Officiel Singapore, L’Officiel Hommes Singapore, L’Officiel St Barth, L’Officiel Switzerland, L’Officiel Hommes Switzerland, L’Officiel Thailand, L’Officiel Hommes Thailand, L’Officiel Turkey, L’Officiel Hommes Turkey, L’Officiel Ukraine, L’Officiel Hommes Ukraine, L’Officiel USA, L’Officiel Hommes USA, L’Officiel Vietnam. www.lofficiel.com

10


11


EDITORI A L

“Phygital” es el término. Una palabra que irrumpe con el objetivo de poner los hechos en canales adecuados. La fusión entre físico y digital es el recurso de una pandemia socializada en streaming. La gripe española, referencia de la COVID-19, dejó tendal de pérdidas, puso en pausa proyectos y su estrategia consistió en confinar. Pasaron cien años y desempolvamos idéntica fórmula a la que llamamos ¿nueva? normalidad. América Latina atraviesa el pico de contagios mientras que Asia y Europa son escenarios de rebrotes. La emergencia es económica, sanitaria, política y social. Un nuevo orden de las cosas se impone. En septiembre, L´Officiel Argentina vuelve a estar en sus manos. No somos los mismos, nos construyen la experiencia y la resiliencia. Celebramos el deleite objetual, la revista, y validamos los canales que nos acercan a las audiencias. Nuestros rituales o puntos de encuentro serán físicos y digitales, abiertos a la experimentación, deseosos de hacer contacto. Gracias por ser parte de la aventura, por acompañarnos SIEMPRE. Esperamos estar a la altura de vuestra amistad y generosidad.

Ana Torrejón

12



TENDENCI AS

Esencia portable Primavera en mangas de camisa o la alquimia de los básicos a la hora de poner en escena la nueva moda.

Apareció en escena a principios del siglo XX, como evolución de la blusa e inspirada en el modelo que usaban ellos en sus trajes de dos piezas. Se consagró como básica en la década del 50, en los Estados Unidos, de la mano de Claire McCardell. Si decimos camisa blanca, decimos elegancia austera, portabilidad del discurso, prenda funcional y transversal a todas las personas, frescura garantizada. Que nunca falten en el guardarropas; son generosas y dan brillo a la vida. n

14

FOTO: BIANCA SIFREDI.

Un ejemplar de La Madoery, la marca santafesina que se dedica al diseño de camisas blancas en todas sus variables.


15

M U N AY S I S T E R S . C O M


MUESTRA

Tradición y pasarela El Victoria and Albert Museum de Londres acaba de inaugurar una exhibición dedicada al kimono, una pieza de moda en constante evolución.

D

e Obi-Wan Kenobi en La guerra de las galaxias a los trajes de Björk, de las colecciones de Yves Saint Laurent a las de Jean Paul Gaultier o de las pinturas de Van Gogh a las de Monet, el kimono siempre estuvo presente en la cultura occidental. Y allí sigue. Su continua transformación se manifiesta en la exhibición Kimono: Kyoto to Catwalk que acaba de inaugurar el Victoria and Albert Museum de Londres. En realidad, se trata de una reapertura –una de las más esperadas del año– . El museo la presentó en febrero, pero apenas unos días después tuvo que ser cancelada por la pandemia del coronavirus. Con medidas de distanciamiento social, como impone esta nueva etapa, se podrá visitar hasta el 25 de octubre. La exposición recorre la evolución del kimono desde 1660 hasta la actualidad; desde su uso reservado para ocasiones importantes hasta una audaz declaración de moda que sobrevive todas las tendencias. Revela de esta manera que es mucho más que un traje ceremonial e inalterable y lo presenta como una pieza dinámica.

16

Tres temáticas entrelazadas cruzan la muestra, que comienza por dilucidar el significado social y la herencia del kimono en el Japón del siglo XVII, para luego explicar su emigración a Occidente y su transformación progresiva y terminar en su identidad contemporánea. Arranca por el tradicional kosode, su antecesor, y los artesanos del período Edo de Kioto con el desarrollo de la técnica de teñido yūzen, y repasa las imágenes icónicas que demuestran la inmensa influencia que tuvo en el mundo: como los trajes de La guerra de las galaxias, las portadas de álbumes musicales, el vestuario de estrellas del pop al estilo del kimono rojo creado por Jean Paul Gaultier que usó Madonna en su videoclip “Nothing Really Matters”, y modelos recientes de diseñadores que sucumbieron a la fascinación de esta prenda y la incluyeron en sus colecciones. Contribuyeron a su popularización pinturas al óleo, grabados y otras películas. La distancia no es excusa para no visitarla. El sitio web del museo invita a hacer un recorrido virtual y a descubrir a cada una de las prendas de la exhibición: vam.ac.uk n

FOTO: GENTILEZA JOSHIBI ART MUSEUM.

P o r C EC I L I A CO N D E


17


LIBROS

LA BASILICA (LEON FERRARI) Cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo de la monumental obra de León Ferrari, reaparece este collage literario publicado en 1985 por el artista en unos pocos ejemplares numerados. Combina citas textuales tomadas de distintas fuentes (textos literarios, libros de historia, noticias y mayormente la Biblia) e imágenes, para denunciar las condenas y los tormentos a los que se encuentran sometidos personas y animales. Este texto surgió de la experiencia del exilio de Ferrari en San Pablo, después del golpe cívico-militar de 1976. Tercer título de la editorial Ripio, que cuenta con un catálogo tan cuidado como exquisito, destinado a la reflexión sobre temas artísticos y estéticos. Editorial Ripio

Las mil y una páginas

EL OPTIMISMO CRUEL (LAUREN BERLANT) Las fantasías asociadas al amor romántico o las ideas de meritocracia tan en boga en los últimos años pasan de ser un horizonte deseable a convertirse en un ancla ante la imposibilidad de su realización. Para Berlant, las nociones de progreso constituyen un afecto particular: lo que llama el optimismo cruel. Este análisis punzante propone peinar a contrapelo las emociones contemporáneas que habitan en la vida pública en un contexto signado por la desigualdad y la crisis a nivel mundial. Otro título imprescindible de la colección “Futuros próximos”.

Cuentos, una novela y textos para reflexionar entre los títulos a sumar a la biblioteca. P o r FAC U N D O A BA L

LARGA DISTANCIA (TALI GOLDMAN) La conversación telefónica entre una madre y una hija, las reglas familiares dentro de la comunidad judía o el intercambio de mails entre dos adultos mayores son algunos de los universos recreados en estos cuentos, atravesados por un humor corrosivo, que indaga sobre la tensión entre proximidad y distancia en los vínculos. Con poco más de 30 años, Tali Goldman logra consolidar una de las voces más singulares de la narrativa actual. El cuento “La doctora Venturini”, que integra este volumen, fue ganador en la Bienal Arte Joven Buenos Aires 2019. Las firmas de Martín Kohan y de Federico Falco aparecen y respaldan la destreza del lenguaje de Goldman, que con su libro anterior, La marea sindical, ya había ganado el Premio Estímulo del Taller Escuela Agencia de Periodismo TEA.

AMO A MI MAMA (CHEN XIWO) ¿Dónde termina la responsabilidad de una madre? ¿Qué es una madre? ¿Hasta dónde debe llenar el vacío en la vida de un hijo? Estas son las coordenadas que atraviesan la controvertida novela del autor chino Chen Xiwo, prohibida en su país y por primera vez traducida y publicada en español. En la obra de Xiwo la pornografía funciona como una metáfora de la política para una “sociedad del incesto”, como él la denomina. La editorial Mil Gotas, de reciente creación, es el primer sello centrado en la literatura de China, con autores que aún no fueron traducidos al español y otros de habla hispana cuyos textos abordan el universo chino desde diversas facetas.

Editorial Concreto

Editorial Mil Gotas

18

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS.

Editorial Caja Negra


19


Vestir con discreción Saben de moda y de su comunidad. Sol Hammer y Melanie Levy asesoran a mujeres que siguen las reglas del recato de la ortodoxia judía. Desarrollar un estilo propio es el tema más frecuente de consulta. Foto N I CO L A S V E R A

M

elanie Levy es diseñadora de moda, trabajó para diferentes marcas y tiene un empredimiento de camisas. Sol Hammer siempre mostró interés por las tendencias y mucha habilidad para entender cuáles eran los diseños, los colores y las morfologías que mejor le quedan a cada cuerpo. A menudo, la familia, las amigas o las mamás del colegio de los hijos -cada una tiene cuatro- les pedían consejos para resolver algún tema de vestimenta. Entonces decidieron profesionalizarse: se capacitaron como consultoras de imagen y crearon su propia agencia, vravo. Pero además de lo que sabían y aprendieron, contaron con un capital enorme: la empatía con las mujeres de su entorno que, como ellas, visten según el principio de Tzniut (“recato”

20

en hebreo) que practica la ortodoxia judía. Cubrir codos, rodillas y clavícula, y desterrar los pantalones son las restricciones básicas. El uso de pelucas es también parte de las costumbres de comportamiento en algunas comunidades. “Hay muchas posiciones diferentes dentro del judaísmo. Yo elijo llevar pollera, mangas al codo y cuello cerrado”, dice Sol, fanática de los lentes. “Encontré equilibrio en lo que me pongo. Siempre trato de verme bien y potenciar mi imagen”, dice Melanie y agrega que le gustan los vestidos, jugar con los pañuelos y usar zapatillas. Su trabajo consiste en organizar el guardarropa de sus clientas con diferentes combinaciones. “Anotamos las faltantes para completar los equipos y, si quieren, las acompañamos a comprar”, dice Melanie. Ambas coinciden en que una de las mayores dificultades que ven en las mujeres que asesoran es que les cuesta encontrar un estilo propio. “Usan prendas que les parecen lindas, pero quizá no las favorecen”, explica Sol. Dar con marcas que cumplan sus expectativas –y las de sus clientas– no les parece difícil, como tampoco hacer que sus creencias religiosas convivan con la moda. Para ellas es importante identificarse y sentirse cómodas con la ropa porque, como dicen, “cubrir el cuerpo es una manera de cuidar el alma”. n

TEXTO: DORA BECHER.

CON V ER SACIONES


21


EXPERIENCIAS

Imágenes inclusivas

P

ara que los mensajes de una campaña publicitaria o de marketing se perciban como auténticos, necesitan reflejar sin retoques ni puestas en escena vida y aspiraciones del público al que se dirigen. Y hay que considerar que la gente hoy es más diversa que nunca”, dice Tristen Norman, gerente de Planificación Creativa de la agencia internacional Getty Images. Confirma sus palabras con un estudio de mercado hecho por la firma: “Las búsquedas de lugares y de grupos diferentes y multiculturales crecieron más de 160% de 2018 a 2019”. Parte del trabajo de Norman consiste en identificar las tendencias en el lenguaje visual que utilizan distintas disciplinas para comprender qué motiva esas imágenes y así poder desarrollar el contenido creativo a nivel mundial. Hace hincapié en que, a la hora de ampliar la mirada, es importante reflejar variedad en, por ejemplo, etnias. “Las campañas deberían abarcar una cantidad ilimitada de colores de piel, tradiciones culturales y orígenes. Incluir toda clase de mestizaje, así como a pueblos indígenas y otros grupos habitualmente infrarrepresentados”. Los temas de género y orientación sexual se visibilizan cada vez más. Norman recuerda el tiempo en que promover la inclusión significaba apenas incorporar fotos de mujeres independientes y fuertes. Hoy, dice esta especialista que vive en Nueva York, “la representación de personas LGBTIQ+ en profesiones no estereotipadas, disfrutando de la maternidad-paternidad,

Tristen Norman, gerente de Planificación Creativa de Getty Images.

“La gente hoy es más diversa que nunca”.

22

haciéndose mayores y en situaciones fuera del cliché es otra buena forma de aportar diversidad y autenticidad a una marca”. Como promotora de la defensa de las voces marginadas, sostiene que mostrar cuerpos que retraten personas de todas las complexiones, siluetas y talles también entra en la lista de gestos que conectan con la audiencia. “La misma idea se aplica a las imágenes de personas con discapacidad que llevan vidas plenas, complejas y reales, alejadas de los preconceptos y las miradas condescendientes”, dice. Otro argumento a tener en cuenta es la edad. “Los consumidores mayores son un poderoso y creciente grupo demográfico. Sin embargo, un estudio dirigido por la plataforma de investigación de mercado y sondeos de opinión YouGov detectó que el 79% de las personas de más de 50 años no se ven representadas de manera precisa en la publicidad”. Apoyar la diversidad y representarla no solo tiene un eco social positivo, también parece funcionar a la hora de hacer números. Norman explica que un estudio de la consultora Deloitte de 2019 reveló que las marcas con un casting más amplio en los anuncios experimentaron mayor crecimiento de las acciones, con un promedio de 44% de aumento en los últimos dos años. Un estudio de Google del mismo año va en esa dirección y señala que el 64% de los consumidores realizó algún tipo de acción después de ver un anuncio que consideraron inclusivo. Todos datos que deberían leer los segmentos creativos. En lo que a campañas se refiere, la diversidad hace la diferencia. n

TEXTO: DORA BECHER. FOTO: DERECHOS RESERVADOS.

Mostrar diversidad de cuerpos, edades, etnias, géneros y habilidades es cada vez más relevante en una campaña publicitaria. Estadísticas y datos de una especialista.


Branding - Content Factory THE-COLLECTIVE.CL


PA SA R EL A S

Gestuz.

Remain Birger Christensen.

Alerta verde La Semana de la Moda de Copenhague marca el paso en los temas de sustentabilidad. Las etiquetas sobresalientes y sus compromisos en esta Primavera/Verano 2021. P o r L A R A LU JA N

T

uvo un nuevo formato híbrido en el que convivieron producciones grabadas con shows en vivo. Hubo 32 desfiles, presentaciones de marcas, películas y exposiciones. Pero lo más importante de la edición Primavera/Verano 2021

de la Semana de la Moda de Copenhague, que se realizó del 9 al 12 de agosto, fue mostrar que su compromiso con la sustentabilidad sigue firme. La directora Cecilie Thorsmark anunció que en tres años será la primera de la serie libre de huella de CO2. Entre las marcas alineadas con su filosofía: Carcel. Sus prendas son realizadas por mujeres madres que están en prisión por delitos menores no violentos. Cobran un salario justo que les permitirá tener independencia financiera luego de cumplida la condena. Durante la pandemia lanzaron “Community pricing”, una venta especial para seguir cumpliendo con los sueldos de sus trabajadoras. “Pagar lo

24

Ganni.

que puedas por las prendas que quieras” fue la consigna. Ganni. Es la marca danesa con mayor proyección internacional. Trabajan con tres de los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): igualdad de género, producción y consumo responsables, y acción climática. A principios del 2021, lanzarán una cápsula con prendas realizadas a partir de materiales y productos de desecho de Levi’s. Rains. Se dedican a la ropa de lluvia. En mayo le ganaron una demanda a Inditex, el gigante español de moda rápida, por copiar dos modelos (sin los valores de sostenibilidad). Para el año que


Remain Birger Christensen.

Designers Remix.

Carcel. Designers Remix.

viene planean reducir el uso de poliéster y nylon a la mitad, reemplazándolos por materiales logrados a partir de desechos de plástico. En relación con los envoltorios, utilizarán biodegradables elaborados con fécula de maíz. Gestuz. Fueron los primeros en utilizar poliéster reciclado en sus prendas; el 40% de sus colecciones está hecho con productos renovables. Para 2021 prevén un incremento del 25% en materiales sostenibles en todas sus líneas y en un futuro cercano, realizar solo una colección por año. Remain Birger Christensen.

En esta Primavera/Verano 2021 realizaron una colaboración con (di)visión: una línea de

siete piezas creadas a partir de excedentes reciclados de retazos de cuero que estaban en sus depósitos. Las prendas se hacen por pedido y solo se alquilan. Son confeccionadas en una sastrería en Copenhague de Huset Venture, la compañía que emplea a personas con limitaciones físicas o sociales. Rabens Saloner. Llevan a cabo en Bali la producción y el tinte de las prendas con artesanos locales, productos y géneros naturales. Esta temporada siguen apostando a producir solo por acuerdo previo. Su embalaje cuenta con certificación FSC (que demuestra que se cumple con los más altos estándares sociales y ambientales del mercado) y promueven los

25

Rains.

objetivos de desarrollo sostenible de la ONU: “Poner fin a la pobreza; buena salud y bienestar; educación de calidad; y vida en la tierra”. Designers Remix. Nacieron en 2002 ya como una marca de ropa que reutiliza residuos. Sus colecciones no incluyen pieles ni cuero. Suman algunas fibras nuevas como el Tencel, a base de pulpa de madera de eucaliptos cultivados en bosques certificados y gestionados de forma sostenible. También emplean lana y algodón orgánicos. Pre-Loved es la colección 2021, diseñada con materiales vintage, prendas de la línea masculina de temporadas pasadas y textiles de muebles antiguos. n


A NATOMI A DE UN BOLSO

Puente al corazón de París

“LV Pont 9”, la nueva bandolera de Louis Vuitton, es furor en las redes sociales. Un clásico contemporáneo con detalles especiales. P o r AG U S T I N A F E R N A N D E Z S A R D O

EL NOMBRE Este nuevo diseño inaugura una línea que rinde homenaje al Pont Neuf, el puente más antiguo y emblemático de París, situado frente a la sede central de la marca. Es de cuero, de forma redondeada y tiene un cierre magnético con el Louis Vuitton Circle, el monograma clásico reinterpretado por Nicolas Ghesquière.

ME GUSTA “LV Pont 9” es un éxito en Instagram. Logró cientos de miles de “me gusta” en fotos de influenciadoras y modelos. Chiara Ferragni, Camila Coelho, Leonie Hanne y Caroline Daur son algunas de las celebridades que lo mostraron en sus redes sociales. n

26

FOTO: DERECHOS RESERVADOS.

ATEMPORAL Su interior está revestido en cuero y cuenta con dos prácticos compartimentos. Se consigue en una amplia paleta de colores: además de negro y crema se encuentra en tonos más vibrantes como Summer Gold, Rose Dahlia y Bleu Orage.


DESCARGA GRATUITA EN

ISSUU.COM

WWW.LOFFICIEL.COM.AR

Próxima edición: verano 2020/2021

CORONEL DIAZ 1617 • PISO 2 (C1425DQC) • ARGENTINA


RELOJES

L’OFFICIEL CAPSULAS

Relatos de pasión P o r M A R I A N A R I V EI R O

L

a leyend a com ien z a a principios de la década del 30, cuando el sultán Thami El Glaoui, conocido como “El Pasha” de Marruecos, le comisiona a Louis Cartier la creación de una pieza única. Gran aficionado a la natación, deseaba un reloj de lujo que fuera resistente al agua, un pedido excéntrico para la época. Esa anécdota que habla de la opulencia del poder creó una mística sobre la cual se apoya la saga, uno de los diseños más icónicos de la casa.

MAS ES MAS A principios de los 80, inspirado en este relato cargado de exotismo y en el carisma del sultán, el diseñador de relojes Gérald Genta buceó en los archivos de la marca para bocetar un nuevo modelo. Se detuvo en una versión de 1943, con un diámetro extraordinario, líneas potentes, números arábigos, corona encadenada y desarrollada íntegramente en oro amarillo. Era un reloj que no pasaba desapercibido.

28

El ejemplar creado por Genta en 1985 era corpulento y extrovertido, y logró atraer a las personalidades más inf luyentes. Las mujeres lo adoptaron y el universo de la moda le rindió culto de la mano de sus editores más renombrados, que lo incorporaron a las portadas de las revistas con un estilismo diferencial. Eligieron abrazarlo a la muñeca por encima del puño de las camisas. Pronto, así, se convirtió en un símbolo de éxito.

DECONSTRUCCION Los tiempos cambian y “El Pasha” también. En 2020, el relanzamiento llega acompañado por una campaña gráfica que no podría ser más elocuente. El actor Rami Malek, reconocido por su rol como Freddie Mercury en el film Bohemian Rhapsody, la actriz Maisie Williams, que interpretó a Arya Stark en Game of Thrones, los artistas Troye Sivan y Willow Smith además del cantante Jackson Wang son los cinco talentos que le ponen imagen a uno de los regresos más esperados de la relojería. Retratados por el fotógrafo Craig McDean, son parte de una nueva generación que elige caminos excepcionales, multidisciplinarios, y redef i ne los cód igos del éx ito. Sus a mbic ione s h abl a n de d iver sid ad , de multiculturalismo, de energía creativa y de conexión con la audiencia. LA COLECCION En acero, oro amarillo, oro rosa y diamantes, la línea cuenta con un movimiento calibre automático 1847 MC, visible a través de un fondo de caja transparente. Quizá la corona con cadena sea su detalle más preciado, el que enamora. En esta versión, se viste con una espinela azul o un zafiro. El broche, con forma de eslabón de cadena, está unido a la corona y se abre para revelar un secreto: allí es posible grabar las iniciales. Con brazaletes intercambiables de acero, oro o cuero, se adapta a las diferentes situaciones cotidianas. Un reloj que late al ritmo del original, aunque con el pulso de los nuevos tiempos. n

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS.

“El Pasha”, uno de los relojes emblemáticos de Cartier, regresa para redefinir el significado del éxito: de la mística del sultán de Marruecos a las figuras creativas más relevantes de nuestro tiempo.


29


ESTILO

Contrapunto

American Express lanzó una nueva edición del ciclo de entrevistas Fashion Dialogues que estuvo a cargo de la directora de L’Officiel Argentina, Ana Torrejón. Participaron la diseñadora argentina Romina Cardillo y su par mexicano Kris Goyri. Palabras clave del encuentro.

ROMINA CARDILLO Con el lanzamiento de Elemental, la diseñadora de Nous Etudions, seleccionada para el Premio LVMH a principios de año, mantiene su enfoque de sustentabilidad, vestimenta sin género y veganismo. Una colección de prendas cómodas y prácticas, con textiles reutilizados de su stock.

SOBRE EL CONFINAMIENTO “Primero sentí mucha incertidumbre porque estaba armando proyectos importantes en el exterior. Pero luego me puse a bucear en la creatividad y en las nuevas oportunidades, y pude armar mi cápsula”. CAMBIO MAS IMPORTANTE “Investigué biomateriales, textiles y plásticos para seguir aportando a la sustentabilidad en el desarrollo de las prendas”. ¿BARBIJOS COMO ACCESORIOS? “No es un negocio al que esté apuntando. Lo pensaré en caso de que me los pidan”. MENSAJE A LOS NUEVOS DISEÑADORES “Les diría que desde el principio piensen de modo sustentable. Tenemos que reflexionar sobre el impacto de lo que hacemos”. 2020 EN UNA PALABRA “Despertar”. nousstore.com

30


KRIS GOYRI Modisto mexicano, su bisabuela fue la fuente de inspiración para su evolución en el oficio. En 2018 obtuvo la mención Nuevo Talento por Elle México y en 2010 lanzó su marca de lujo junto con su nombre. Una propuesta que ya lleva 25 colecciones: sensual, de celebración, con el cromatismo de su país.

SOBRE EL CONFINAMIENTO “Al principio tenía miedo e incertidumbre. Luego me dije: ‘Es un momento de pausa, de reflexión’. Logré que el miedo se transformara en metas; estamos logrando un nuevo equilibrio”. CAMBIO MAS IMPORTANTE “Evolucionar en la tienda en línea de manera superprofesional y mantener la misma cercanía. Es una técnica de personal shopper, estamos muy en contacto con el cliente”. ¿BARBIJOS COMO ACCESORIOS? “Siento que no van con mi estética; creo que muchas personas lo están haciendo, pero no lo veo como un proyecto en el cual sumergirme”. MENSAJE A LOS NUEVOS DISEÑADORES “Es importantísimo que proyecten una nueva voz”. 2020 EN UNA PALABRA “Evolución”. krisgoyri.com

31


APUNTES

Verano encantado

Registros de la flamante colección #MishkaBeauxArts a través de su creador, “Chelo” Cantón.

“El confort, el vínculo con lo urbano y lo cotidiano son el ADN de Mishka. Nuestra propuesta no cambia en cinco o seis meses. Mostramos lo que hacemos en relación a un estilo. Pensamos la moda como un hecho artístico, creativo y de uso”. ORNAMENTO “El accesorio que se impuso, además de la bijou, son los anteojos. El énfasis está en la propuesta del bloque de color. Las líneas son puristas y las figuras más simples”.

El gesto artístico es una constante en Mishka. Las referencias suelen ser a la arquitectura, el cine y la fotografía, entre otras disciplinas. En esta temporada la etiqueta celebra las bel las artes y destaca, además, paisajes impactantes que se contraponen con el tiempo de aislamiento. “Chelo” Cantón nos lleva a dar una vuelta por la nueva colección.

“Incluimos trabajos tipográficos que van generando tramas”.

“Nos inspiramos en Casa Malaparte, construida sobre un acantilado en la isla de Capri. Es un gran ícono, con una escalinata que pareciera ir hacia el cielo; una obra monumental, moderna y clásica a la vez. Allí se filmó El desprecio de Jean-Luc Godard con Brigitte Bardot. Todo se va entrelazando, nuestra inspiración está entre el cine, el arte y otras manifestaciones culturales”. PALETA CROMATICA “La colección tiene azules, verdes y pasteles. El color pleno y vibrante fue utilizado como elemento decorativo. Cuando empezamos a crear, vimos que iba surgiendo una paleta muy variada y tomamos los colores que nos venían bien, como si estuviéramos completando una pintura”.

32

UN SECRETO A L’OFFICIEL “Va mos a tener mucha s producciones editoriales, dejamos de lado la campaña y la modelo en pose. Fue causa y efecto de la pandemia. Nos propusimos una imagen cercana y que, además, sale de paseo; no se va a quedar estancada en un estudio”. mishka.com.ar


33

TEXTO: CELESTE NASIMBERA.


RELOJES

El tiempo es de oro

Lujosas piezas de joyería con mucho diseño. Cada segundo es valioso.

5

N

unca como ahora, el tiempo cuenta. Las grandes maisons de relojería apuestan a crear modelos superlujosos en versiones femeninas. Con una severa arquitectura geométrica, piedras únicas y procesos especiales de elaboración.

2

3

6

1. Audemars Piguet. “Royal Oak Jumbo”. En oro, automático, con esfera Petite Tapisserie. 2. Cartier. “Panthère de Cartier”. En oro, con movimiento de cuarzo. 3. Chanel Haute Horlogerie. Edición limitada de 20 ejemplares “Code Coco Pixel”. En oro beige y diamantes, con movimiento de cuarzo.

7

4. Chaumet. “Boléro”. En oro amarillo, con esfera galvanizada, pulsera flexible y movimiento de cuarzo suizo. 5. Dior Horlogerie. “Mini D de Dior Satine”. En oro amarillo, con diamantes y movimiento de cuarzo. 6. Piaget. “Piaget Extremely Lady”. En oro rosa, con diamantes de talla brillante, pulsera en oro rosa y

34

4

8

movimiento de cuarzo. 7. Rolex. “Oyster Perpetual Day-Date 36”. En oro amarillo, automático, con bisel estriado, esfera en oro champagne y movimiento perpetuo. 8. Van Cleef & Arpels. “Cadenas”. En oro amarillo, con esfera en madreperla y movimiento de cuarzo.

TEXTO: EMILY MINCHELLA. FOTOS: DERECHOS RESERVADOS.

1


ENCONTRALA EN TODOS LOS KIOSCOS Y EN WWW.ZINIO.COM

35


A

penas unas semanas después de volver del viaje a París que hacen cada temporada, Julia Lalla, Mariana Rodríguez Brito, Carolina Viera y Florencia Caram vieron interrumpido su trabajo –como casi todo el resto de los argentinos– por la pandemia de la COVID-19. Cómo idear una colección con todas las restricciones que imponía esa etapa fue la gran pregunta que se formularon ellas, las cabezas creativas de Naíma, Calandra y ahora también de las flamantes ÜCollective y ÜMarket, marcas que forman parte del grupo gerenciado por el empresario textil surcoreano Julio Kim.

Detrás de escena Las diseñadoras de Naíma, Calandra y las flamantes marcas ÜCollective y ÜMarket revelan cómo es la nueva normalidad a la hora de pensar una colección local. P o r C EC I L I A CO N D E Foto N I CO L A S V E R A

UNA GRAN FAMILIA Así se definen para hablar de la dinámica dentro de la compañía. En total, son nueve creativas que se ocupan de las cuatro firmas. “El principio de todo es el viaje de producto –explica Julia Lalla, que diseña para Calandra–. Cada temporada vamos en búsqueda de tendencias, registro de lo se está usando y cómo adaptarlo al ADN de cada etiqueta”. Y aunque hoy alimentan la inspiración de forma remota, las colecciones de Primavera/Verano que presentan este mes tuvieron su exploración por las calles, ferias y tiendas de la capital francesa. Después de la visita a París, cada diseñadora se reúne con su equipo para hacer un relevamiento y armar las líneas. “Tenemos claras la estética y la morfología de cada etiqueta, y diferenciados los nichos a los que apuntamos”, explica Carolina Viera. Ellas saben que en Naíma se destacan las prendas sensuales y de noche, los brillos y las sedas naturales. En Calandra, en cambio, hay una silueta más despojada y sofisticada. AIRES NUEVOS Los de cuarentena no fueron meses perdidos para este equipo que supo captar con destreza las inesperadas necesidades de sus clientas y creó

36


MODA

dos proyectos. El primero fue Urban Mask, que al principio ofrecía tapabocas y que hoy cambió su nombre a ÜMarket para incorporar todo tipo de objetos atemporales, como cuadernos, botellas o pantuflas. “Es una firma adaptada a los tiempos en todo sentido –asegura Viera, responsable del nuevo desafío–. Hay un trabajo visual y otro de marketing muy elaborados. La idea es ir sumando artículos cada semana, que por ahora se venderán únicamente en una tienda online”. La otra novedad es el lanzamiento de ÜCollective, una iniciativa que surgió de las necesidades de la nueva época: confort, funcionalidad y diseño. “Si bien hay prendas pensadas para mujeres y otras para hombres, queremos que a futuro migre a una marca sin género”, cuenta Florencia Caram, que lidera el proyecto. La inspiración fue Los Angeles y esa mezcla de glamour y confort que suelen vestir las estrellas para moverse por esa ciudad. “Las celebridades salen a la calle con joggings y buzos combinados con zapatos o carteras de lujo, y supermaquilladas. Pueden usar ese look para ir a comer a un lugar muy top o para sentarse en la playa”, opina Caram. Con esas imágenes en mente, diseñaron piezas que se van a poder personalizar con bordados originales. ÜCollective también es especial porque se trata de la primera etiqueta que se crea de cero dentro del grupo, que hace unos años compró Naíma y Calandra. Julio Kim, CEO de la compañía, fue el promotor de esta ambiciosa propuesta. No es difícil imaginarlo. Además de empresario, Kim es un fashionista confeso y un gran coleccionista de zapatillas y relojes. “Es nuestro modelo de calce –revela Caram–. Nos da su opinión y trabaja con nosotras mientras diseñamos”.

Bocetos, paleta de colores y muestras de prendas que forman parte del escenario habitual del departamento creativo. Julia y Teresa, diseñadoras de Calandra. Florencia Caram y Carolina Viera coordinan ÜCollective y ÜMarket, los nuevos proyectos de la empresa. Página opuesta: el moodboard de la colección de verano de Naíma, bautizada Summer Affair.

37


XXXX

APRENDIZAJE EN PANDEMIA Los meses de aislamiento forjaron un nuevo vínculo entre la gente y la indumentaria, e incluso una nueva forma de consumirla. “Hay un formato que llegó para quedarse –asegura Mariana Rodríguez Brito, jefa de producto de Naíma–. Y tenemos que adaptarnos para diseñar prendas para la nueva era, que sean supercreativas, de excelente calidad, y repensar cómo venderlas. Hoy Naíma, que tiene siete locales, compite con una etiqueta chiquita, de otra calidad, pero con buen manejo de redes sociales. Entonces necesitamos destacarnos también en experiencia de compra, en la forma y el tiempo en que llegan los productos, en el asesoramiento, en todo lo que sea servicio”. Para lograrlo, la marca construyó una tienda virtual de 360 grados, puso a disposición un servicio de personal shopper online, amplió la información sobre las prendas, como la composición y el cuidado que requieren, y perfeccionó el sistema de entrega. “Si el cliente no va a tener la experiencia en vivo, le tenés que hacer llegar de

forma virtual todo lo maravilloso que tiene el producto”, explica Viera. Los resultados fueron favorables. Incluso en firmas como Calandra, que tiene clientas más reacias a comprar online, las ventas se dispararon.

A FUTURO “Sabemos que es un momento complicado, pero quisimos transmitir un mensaje de esperanza –afirma Julia Lalla, al mando de Calandra–. Hicimos colecciones soñadas, con materia prima nueva y de calidad. No estamos intentando vender lo que nos quedó, estamos aprovechando la crisis para aprender y crecer”. La nueva línea de Calandra, Comme l›art, está inspirada en el mundo del arte. Priman las tipologías clásicas en siluetas atemporales y despojadas –una mezcla de tradicional y moderno que está funcionando muy bien– y los tonos neutros. “Mantenemos el ADN, pero tuvimos que virar a lo casual. Porque creemos que la ropa para ir a la oficina no volverá a ser la misma esta temporada ni la que viene”, explica Lalla. Para Naíma, la nueva normalidad fue todo un desafío. “Nuestro

38

fuerte siempre fueron las prendas de noche. Y aunque vamos a seguir manteniendo su presencia, van a tener menos protagonismo”, cuenta Rodríguez Brito. Como adelanto de lo que se viene, la etiqueta ya lanzó una cápsula de pijamas de satén y encaje no solo para usar en casa, sino también para combinar con prendas urbanas. Además, en los próximos días, presenta su colección de verano, Summer Affair, inspirada en Sueño de una noche de verano de William Shakespeare. De ahí surgen, por ejemplo, las estampas de naturaleza exuberante, como el bosque, o los paisajes nocturnos. “En cuanto a colores, si bien mantenemos los brillos y tonos vibrantes, también introdujimos la línea de pasteles. ¿La estrella? Un conjunto de dos piezas de piqué con lúrex”, revela. Pero no es lo único que la marca tiene para contar. También presentan su primera fragancia, “Calypso”, con Celeste Cid como imagen exclusiva. Ese es el principio, aseguran, de lo que será Naíma Home, otra apuesta para seguir incorporando nichos a este grupo empresarial. n

El equipo de Naíma en acción.


Y SEGUIMOS EN

ISSUU.COM & ZINIO.COM

WWW.LOFFICIEL.COM.AR INSTAGRAM: @LOFFICIELARG FACEBOOK: @LOFFICIELARGOK TWITTER: @LOFFICIELARG

Gracias por acompañarnos! CORONEL DIAZ 1617 • PISO 2 (C1425DQC) • ARGENTINA


ENCUENTRO

Ojos bien abiertos Con su primera novela, Por qué volvías cada verano, Belén López Peiró sacudió el mercado editorial con su grito de denuncia. En su segundo libro, a punto de salir, vuelve sobre la historia del abuso y el derecho a hacer de la palabra una herramienta de justicia. P o r F E R N A N DA S A N D E Z Fotos A L E JA N D R A LO P E Z


41


ENCUENTRO

F

ue hace tres años en la Feria del Libro de Buenos Aires. A pedido de la escritora Gabriela Cabezón Cámara, en cuyo taller comenzó a escribir lo que fue su novela debut, Belén López Peiró subió al escenario a leer en voz alta parte de todo eso que la habitaba: las voces. Las justificaciones. Voces que había escuchado desde chica y a su alrededor, como un enjambre de explicaciones para lo inexplicable. Voces –de tías, primas, vecinas, abuelas, tíos–, las mil voces que zumbaban alrededor del gran silencio de su vida: el abuso que sufrió por años a manos de un familiar. Decir que es un texto terrible es decir nada, es casi volver a hacer silencio sobre un crimen todavía impune y que llegará a juicio recién el año que viene. De ese día de la lectura en voz alta, Belén –flequillo recto, pelo cortito, charla cálida a pesar del Zoom– recuerda a su madre, a su papá, a su hermano. A sus amigas. Estaban ahí, escuchando el secreto en voz alta. Y alta estaba también ella, elevándose sobre su propia historia para llamar a cada cosa por su nombre. “Viste cómo es la feria: siempre hay como un murmullo, como un runrún. Pero cuando leí se hizo un silencio tremendo. Lo sentí. Algo pasó en ese momento. Todavía no había libro, solo voces”. Pero después de ese día Cabezón Cámara se empeñó en conseguir una editorial y por suerte apareció una que se animó a publicar un texto como ese. Ahora entregó hace poco su segunda novela y dice que está cansada.

“Una de cada cinco mujeres fue abusada, según las estadísticas. A veces, cuando doy una charla, pienso en eso. Miro el auditorio y pienso: acá, ¿cuántas como yo habrá? Y me doy cuenta de que son muchísimas”.

¿Escribir cansa, físicamente?

Sí, en mi caso, sí. Por lo general, cuando se escribe no ficción, parte del trabajo consiste en distanciarse del hecho para poder narrarlo. Pero después hay todo un trabajo de revisión que te moviliza. No es lo mismo hablar yo a que hablen otras voces. Va y vuelve, de libro en libro. Del que hizo al que acaba de hacer. Habla por momentos del nuevo (en primera persona) y regresa al primero, con el que comenzó a ser conocida, en el que son otras y otros quienes hablan por ella y tejen de a pedazos lo no contado. Por qué volvías cada verano es una bomba neutrónica de palabras que en cuestión de meses se convirtió en “el libro que hay que leer”. Motivos sobran. Para contar el abuso que sufrió durante años, Belén tomó distancia de su dolor y lo

42

convirtió en materia de escritura. Nada de lágrimas, nada de autocompasión: solo palabras que sacan el secreto de los pelos y lo plantan al rayo del sol. Entonces la sorpresa, porque eso que le había pasado a ella les había pasado y les seguía pasando a muchas más. A miles más. “Una de cada cinco mujeres fue abusada, según las estadísticas. A veces, cuando doy una charla, pienso en eso. Miro el auditorio y pienso: acá, ¿cuántas como yo habrá? Y me doy cuenta de que son muchísimas”. ¿Cómo hiciste para hablar de un hecho tan traumático?

Pude porque separo mi vida de la voz de la narradora, que viene a relatar algo que sucedió. Mi fórmula es esa: al principio distanciarme totalmente y describir el hecho sin emocionalidad. El distanciamiento es fundamental, sobre todo en escenas donde aparece parte de mi familia o mi tío. Porque la única manera de mostrarlo es contar esas escenas sin mi óptica particular. Son escenas de cualquier tío con cualquier sobrina, como para entender que no es un caso excepcional.

DE LA CEGUERA VOLUNTARIA Belén recuerda bien cómo empezó todo. Fue en el primer taller de escritura al que asistió: el de Cabezón Cámara, la escritora que aparece cada tres segundos en esta conversación como una presencia alada y protectora. Un día le propusieron presentar “algo” a un concurso sobre la identidad organizado por las Abuelas de Plaza de Mayo. “Llegué a casa y me senté a escribir. Y me salieron dos voces: la voz de mi tía y la voz del abuso. No podía escribir en primera persona.


Pensé: ‘Esto no tiene nada que ver con la identidad’. Pero cuando fui al taller lo leí sin explicar, sin decir nada. Y lo que fue un quiebre ahí fue la recepción, porque me hablaron de literatura, no me hablaron de lo que viví. Gabi me dijo que lo que yo había llevado literariamente estaba muy bueno y que tenía que seguir escribiendo eso. Y le hice caso, de hecho le hice tanto caso que en pocos meses había escrito un montón de voces y hasta me daba cuenta de las consecuencias que eso tenía. Fue raro. Como una ola”. El pueblo en donde transcurre la primera novela se llama Santa Lucía, patrona de los ciegos.

(Se ríe) ¿En serio? Ah, no sabía eso. ¡Qué dato! Pero no, el pueblo es real, existe, queda cerca de San Pedro. ¿Y cómo fue volver después de la publicación del libro? Porque el pueblo fue también un poco cómplice.

Volví para el velorio de una tía, una hermana de mi mamá. Fui porque la

“En mi segundo libro intenté escribir ficción y no me salía, no había caso. Me dije: ‘Hay algo acá que todavía no está contado’. Entonces pensé: ‘Si tuviera de nuevo 22 años, ¿qué me gustaría saber antes de denunciar?’”.

hija, mi prima, fue una de las que me acompañó en todo esto. Ese momento fue duro. Sobre todo, porque en los pueblos lo de las salas velatorias es un ritual de horas y yo no sabía con qué me iba a encontrar. Pero fui y me quedé todo el tiempo con mi prima. Sigo teniendo mi casa allá, pero no, no volví. Ni mi mamá ni yo volvimos. No pudimos volver más. ¿Cómo te sentís con las reacciones que generó tu libro?

Siento que hubo algo ahí que se materializó. Porque cuando salió me invitaron de muchos ministerios de las provincias a dar charlas y talleres. Viajé a pueblitos chicos adonde a veces iba invitada por un grupo de mujeres que me pagaba el pasaje. Y todo el año pasado fue cosa de viajar una o dos veces al mes a diferentes localidades. Acá en la Ciudad y en la provincia también pasaron cosas maravillosas en los colegios, como que me invitaran a una escuela y los estudiantes sumaran una voz más al texto. Cuando yo iba, capaz se acercaba alguna chica y me decía: “Ah, bueno, ¿pero entonces también se puede escribir sobre esto?”. Y eso que se generó estuvo muy bueno. Lo que pasa es que la voz narrativa es muy fresca. Es una chica la que habla y lo que cuenta lo cuenta sin rodeos.

Si, esa fue una decisión que incluso trabajé en el taller de escritura. Porque me di cuenta de que las trabas que tenía con el lenguaje eran las que tenía en mi vida y que quizá solucionando eso podía solucionar lo demás. Por ejemplo, cuando hablaba del abuso era un lenguaje estructurado, duro, difícil. Era el lenguaje judicial que

43

yo había incorporado después de la cuarta declaración. Ese no era mi lenguaje, así que comencé a buscarlo. Y para construirlo tenía que dar con palabras llanas porque necesitaba no solo entenderlo sino también que me entendieran. Que sea duro, sí, pero duro como un golpe. Como el golpe que sentí cuando viví esa situación. ¿Por qué creés que volviste sobre el tema anterior? ¿Por qué volver sobre el abuso?

Porque intenté escribir ficción y no me salía, no había caso. Me dije: “Hay algo acá que todavía no está contado”. ¿Cómo puede ser que los libros que leo sobre esto estén escritos por varones o desde el lugar del victimario? Estoy pensando en El adversario, de Emmanuel Carrère, en Matar a un ruiseñor y en todos esos libros que leí para poder entender lo que iba a vivir, porque no había nadie ahí que me lo pudiera contar. Entonces pensé: “Si tuviera de nuevo 22 años, ¿qué me gustaría saber antes de denunciar?”. Con Por qué volvías supe que se puede hablar. Supe también cuál es el contexto de un abuso y por qué una mujer puede callar por más de diez años. Seguimos con Santa Lucía y su ceguera. Ahora, ¿qué se ve?

Hay que ver. Hay que ver si se ve. Hoy lo que más me interesa pensar es cómo sigo, dónde tengo ganas de indagar. Volver a recuperar la literatura como juego, ¿no? Que toda esta situación que viví me haya abierto las puertas de una carrera profesional está buenísimo. Pero hay que ver si la escritura es capaz de poner un poco de luz. Por lo menos a mí me trajo eso: luz. n


PROTAGONISTA

44


El hombre perfecto

Según las reglas de la divina proporción, es el rostro masculino más bello del mundo. Entrevista con el exvampiro de Crepúsculo, rostro de “Dior Homme” y futuro Batman: Robert Pattinson.

P o r G I A M P I E T R O BAU D O Fotos M I K A E L JA N N S S O N PA R A C H R I S T I A N D I O R PA R F U M S


PROTAGONISTA

Chaqueta de cuero, remera de algodón, pantalones en denim y botas de cuero, Dior.

por el dúo The Blaze sobre las notas hipnóticas de Leonard Cohen cantando “Soy tu hombre”. Aparte de la moda, su corazón de 33 años late fuerte por el cine. “¿Dónde me veo en diez años? Todavía aquí, en entrevistas y disfrutando de un trabajo que me da mucho y que sigo amando locamente”. ¿Cuándo decidiste convertirte en actor?

Nunca me lo propuse. Cuando tenía 15 años, me gustaba una chica que estaba en un club de teatro. Yo trabajaba detrás del escenario y me di cuenta de lo mágico que era todo allí. Nunca estudié, hacía solo lo que me gustaba: estar frente a cámara, estar entre bambalinas, salir después de la función. Fue un proceso natural. No era el sueño de mi vida ni lo busqué insistentemente, solo hice lo que me gustaba y me salía bien. De chico, ¿qué querías ser “cuando fueras grande”?

Me imaginaba en el terreno de la música: tocaba el piano, actuaba con mi grupo en un restaurante y eso me

parecía genial. Debo reconocer que siempre tuve experiencias positivas. Es probable que en mi vida anterior todo haya sido horrible. ¿Cuándo te diste cuenta de que eras famoso?

En realidad, no tomé conciencia. Por lo tanto, no creo que eso me haya cambiado. En la época de Crepúsculo trabajábamos a un ritmo tan intenso, que en cierta forma vivía aislado. No tuve tiempo de darme cuenta, incluso después. En cuanto a Harry Potter, me acuerdo de que después del estreno, al día siguiente, estaba sobreexcitado pero un día más tarde era como si nada hubiese pasado. Según una investigación, sos el hombre más bello del mundo.

Me halaga, pero también me causa gracia. Hay miles de cosas que no me gustan de mí. Pero me estoy dando cuenta de que a medida que pasan los años la apariencia física me resulta menos importante. Pienso que es bueno encontrar cosas de uno que no nos gustan, para poder mejorarlas.

TRADUCCION: IRENE AMUSCHÁSTEGUI.

U

na reciente investigación lo consagró como el hombre con el rostro más bello del mundo. El cirujano plástico Julian De Silva, director del Centre for Advanced Facial Cosmetic and Plastic Surgery de Londres, es quien le otorgó el título. Antes, hizo un mapeo digital de rostros de estrellas a partir del número áureo, la proporción divina, unidad de medida utilizada por los antiguos griegos para calcular la belleza ideal, considerada durante siglos como la fórmula secreta de la perfección, a tal punto que Leonardo da Vinci la habría aplicado para dibujar la silueta de su Hombre de Vitruvio. Es Robert Pattinson, ligado al triunfo planetario de la saga Crepúsculo y hoy dedicado a rodar la película del nuevo Batman, de Matt Reeves, que se espera para el año próximo. Sonríe algo cohibido, consciente del encanto que lo llevó a convertirse en 2013 en la cara del perfume “Dior Homme” y a asociarse con la casa de la avenida Montaigne para una campaña publicitaria y un videoclip realizado


¿Cuál es tu primer recuerdo vinculado a la moda? Contaste que solías coleccionar zapatillas.

Cuando tenía 14 años, ninguno de mis amigos se preocupaba por la ropa. En cambio yo ahorré plata para comprarme un saco rojo que me gustaba. Me dije: “Lo necesito”, creo que era de un diseñador japonés. ¡Me sentía tan a la moda! Nunca me había pasado. Esa compra fue iniciática, el momento en el que tomé conciencia. Tuve varias etapas en mi vida. Compraba mucho en e-bay y de a poco me fui apasionando por las zapatillas. Siempre el mismo modelo, concentrándome en los detalles diferentes y en los matices. Tenía absolutamente todas las versiones. ¿Cómo definirías tu estilo?

Es curioso porque hago mucho por ocultarlo, en cierta forma, no creo que sea realmente un estilo. No sabría definirlo con precisión, pero seguro que me atraen las prendas excéntricas. Al mismo tiempo, en la vida cotidiana, uso ropa normal, sin una estética precisa.

¿Cómo conciliás tu carrera entre el mundo de la moda y el del cine?

Lo que me atrae en el cine, sobre todo en estos últimos años, es la atmósfera de oscuridad. Me gusta el contraste con el trabajo que hice para Dior, que es atractivo en un sentido más convencional. La nueva campaña del perfume “Dior Homme” se dirige a un hombre fuerte. ¿Qué significa “fuerte” para vos?

Creo que la fuerza está en saber escuchar, en lugar de decir todo lo que uno cree que tiene para decir. Muchas veces, la gente quiere probar a toda costa que es perfecta, convertirse en centro de la atención… Al contrario, hay que ser paciente y para serlo hay que estar bien con uno mismo. Ser fuerte también es ser empático, no juzgar. En el video de The Blaze bailás y te divertís mucho.

Sí, fue divertido. En un momento, estaba haciendo unos pasos de baile

detrás de cámara y gritaron “¡saltá!” y yo, en medio del ruido, mientras bailaba, no entendí, entonces grité “¿qué dicen?” y respondieron “¡volá!”. Fue realmente loco, pero muy excitante. ¿Te considerás un adicto a la belleza? ¿Tenés una rutina?

Durante años, solo me lavaba la cara. Después, ya más grande, me di cuenta de que tenía que cuidarme la piel. Algo que me gusta es ponerme un antifaz antiestrés, como los que la gente se pone en los aviones para relajarse. ¿Quién fue tu maestro de cine? ¿Hay un personaje con el que soñás?

Marlon Brando siempre fue un ícono para mí, no creo que nadie pueda igualarlo. En cuanto al papel de mis sueños, cada personaje que interpreté me parecía extraño al comienzo, pero fui feliz dando vida a cada uno. Todos me convirtieron en quien soy. n


Camisa de seda con corbata, Chanel vintage en Boycapel. Pantalones de seda, Ralph Lauren vintage en El almacén de Lulú. Cinturón, Vintage. Guillerminas, Miu Miu vintage en Boycapel.

48


L A V IDA EN CA NCIONES Fotos M A R C E LO S E T TO N E s tilism o G A B R I E L A S E T TO N Con voz arrabalera y fuerza resiliente, María Campos logró su lugar

en los escenarios porteños. Foto s S O L A B A D I E s tili s m o J O R G E L EO N

49


P o r C EC I L I A CO N D E

Y voy acariciando mis heridas Y voy acelerando el amor Ya sé que yo a mí no me quería Y lo aprendí de mí y lo aprendí de vos María Campos se desnuda frente al público en cada una de sus canciones. Lo hace con una cuota de humor, pero sin vueltas. Fue la terapia más eficaz y sanadora que encontró en una vida marcada por una montaña rusa emocional. Segunda de cuatro hermanos, su madre es la artista plástica Mercedes Larreta y su padre, el ingeniero agrónomo Enrique Campos Alvear. Creció en un ambiente conservador, donde la música era vista como un pasatiempo. Ese encuentro tenso está presente en su construcción como artista. Sus composiciones son potentes, intimistas e irónicas y tratan, principalmente, sobre el desamor propio y ajeno. Dejar de postergar sueños fue un proceso que le llevó treinta y pico de años. No fue hasta hace apenas tres que decidió ir por todo o nada. Y a partir de ahí se desencadenó una sucesión de eventos asombrosos: su disco debut, Popular, se convirtió en éxito y sus canciones sumaron casi dos millones de reproducciones en Spotify; compuso la cortina de la última tira de Polka, Separadas, y Fito Páez la invitó a cantar en un recital frente a veinticinco mil personas. Ahora, espera ansiosa el fin del aislamiento —que pasa en su casa junto a su hija Violeta, de 10 años— para presentar en sociedad su segundo álbum, Santo entendimiento, que ya adelantó en redes sociales. Es difícil encasillarte en un género musical. Tus canciones tienen algo de rock, blues, folclore, bolero… ¿cómo llegaste a ese estilo tan particular?

Empecé como corista en una banda de rock. Después me pasé al blues con un grupo que se llamaba Los insolventes. Ahí hacía música negra, desde Aretha Franklin a Koko Taylor. Era una buena imitadora, quería cantar como Céline Dion. Siempre en inglés, hasta que Josi García, la hermana de Charly, me enseñó a modular en castellano. Algo que parece sencillo, pero no lo es. Y así empecé a cantar en mi idioma y nunca más en inglés. ¿Quién te acercaba a los distintos estilos?

Yo pasaba de salir con el chico rockerito al punky. Después morí de amor por uno que hacía blues y me metí en el blues. Recién cuando arranqué a cantar en castellano, el amor dejó de tener influencia en la música y me conecté directo con los cantautores. Me interesa la transmisión de la emoción en el sonido. Me dejó de importar todo lo demás. Me conmueven más Bob Dylan o Lou Reed que las voces privilegiadas. Descubriste tu pasión por la música de chica. Sin embargo, tardaste muchos años en lanzar tu carrera profesionalmente, ¿en el medio te imaginabas dedicándote a otra cosa?

En mi familia cantar era tomado como un hobby, así que alguna vez dije que iba a estudiar abogacía o algo así. También intenté con diseño porque me gustaba dibujar. Pero no me aguantaba. Tenía una fobia terrible a las instituciones. En la primaria fui la mejor alumna hasta que en la secundaria me di vuelta. Me enojé muchísimo, me rebelé contra la existencia misma y estuve muy deprimida.

50


Pijama de seda con estampa acuarelada, Väri. Aros, Julio Toledo.

51



“Cuando escribo no tengo escudo. Me permito decirme cosas terribles, pero siempre con humor y sin resentimiento, sin apuntar hacia los demás. A mí no me quedó otra que conectarme con la emoción para salvarme y sanar, porque estuve muy desenamorada de la vida”.

Vestido de gasa, El almacén de Lulú.

53


¿Atravesaste una depresión real?

Estuve diez o quince años deprimida. Salía a cantar y no podía volver a hacerlo más, cancelaba shows. Una vez vino Gustavo Santaolalla a proponerme hacer un disco y le dije que no. Fueron años de terapias y construcción de amor propio; algo que, simplemente, no vino conmigo, lo tuve que trabajar. Lo construí de cero. No me quedé sentada en un sillón, luché mucho para quererme. ¿Tocaste fondo alguna vez?

Mil veces, y reboté. Hasta que hace unos años, cuando estaba bien en el fondo, llegó un productor con una propuesta y pensé: si no me salvo ahora, no me salvo nunca más. Soy una persona superextremista. O me la juego ahora o me muero de tristeza. La música me salvó y me puso adelante un camino vertiginoso a la altura de mis exigencias. Me permitió dignificar mi historia. ¿Y cuál es tu historia? Si tu vida fuera una película, ¿qué narraría?

A una chica que nació en una familia con muchos privilegios a nivel económico, pero que fue una comodidad muy incómoda. Solita elegí hacerme valer como persona a través de mi música y no ser una tilinga marca cañón. Nadie quiere que salgas del tupper porque es como revelar que no está bueno estar ahí adentro. Y, a la vez, tampoco le hace gracia al que está afuera. Por eso fueron tantos años de soledad y de guerra adentro mío. La gente se siente cómoda entre los de su palo. El prejuicio está en lo distinto. El escenario fue un buen lugar para hacerme valer. Y por más que te discriminen de un lado y del otro no, ahí no existe nada más que tu emoción y tu música. A pesar de que tus canciones tienen mucho contenido feminista, no es un término que usás para definirte, ¿por qué?

No me gustan las etiquetas y siento que cada una lucha desde donde puede. Quizá yo no voy a las marchas, pero grabé dos discos con mucho contenido feminista. Incluso empecé a cantar para buscar un lugar de igualdad con los hombres. No quería ser una “minita”, sino tener los mismos derechos que ellos arriba del escenario, ser igual. El mundo musical es extremadamente machista. ¿De qué hablan tus canciones?

De duelos inconclusos. Escribo cuando algo me duele. Necesito esa dimensión para poder transitar algo que me incomoda. Cuando escribo no tengo escudo. Me permito decirme cosas terribles, pero siempre con humor y sin resentimiento, sin apuntar hacia los demás. A mí no me quedó otra que conectarme con la emoción para salvarme y sanar, porque estuve muy desenamorada de la vida. ¿Cuál fue tu mejor momento profesional?

Haber cantado para veinticinco mil personas con Fito Páez en el piano. Fue lo más fuerte que me pasó. Una responsabilidad brutal. No sé cómo hicieron mis piernas para caminar desde el camarín hasta ese público. Vos ves veinticinco mil cabecitas que no saben quién sos. Ahí me dije: “No tenés más excusas para no dar lo mejor cada uno de tus días”. Fue una comunión con la vida. ¿Y el mejor consejo?

“Sé vos misma”. Suena muy simple pero que te lo digan justo antes de salir al escenario tiene mucha fuerza y es un privilegio. Sobre todo, cuando viene de alguien que te quiere, como mi amiga la Coneja China. Te lo dice con esa mirada particular que tiene ella y ahí te das cuenta de que no tenés mucha opción. El poder es animarte. n

54


Kimono, L´Academie. Pendiente de piedras, Julio Toledo.

55


Vestido de gasa estampada, Zechez. Pendiente de broderie, Julio Toledo.

56


BlusaEnagua de algodón de seda cony encaje, jabot, Zito. Evangelina Blusa de Bomparola. gasa, El almacén Pendiente de Julio Toledo. Lulú. Estilista Estilistajunior: junior:Luchi Luchi Solari. Solari.Maquillaje: Maquillaje: Pipu PipuCalise Calisepara para Estudio EstudioDúo. Dúo.Peinado: Peinado: Eddie EddieRodriguez Rodriguezpara para Frúmboli FrúmboliEstudio. Estudio. Postproducción: Postproducción:Diego Diego Speroni. Speroni.


GOCE PAGA NO Fotos M A R C E LO S E T TO N E s tilism o G A B R I E L A S E T TO N


Esta página: anillo en oro amarillo con rodio negro y záfiros multicolor, y clip en oro rosa, amatista y brillantes años 40, Jean Pierre. Anillo Du Barry en oro amarillo 18 quilates, cuarzo ahumado, rodeado de diamantes, Testorelli 1887. Anillos con cuarzo rosa y ónix, Odraz.

Fotos M A R C E LO S E T TO N E s tilism o G A B R I E L A S E T TO N

Página opuesta: pendiente en oro amarillo, zafiro, esmeraldas y brillantes, y collar de oro rosa 18 quilates años 40, Jean Pierre. Brazaletes en oro blanco, rosa, amarillo, PVD negro y diamantes, Testorelli 1887. Reloj “De Ville Trésor Quartz” 36 mm, caja en oro Sedna con brillantes, Omega.

59


Esta pĂĄgina: collar de perlas cultivadas con cierre de oro rosa 18 quilates y cadenas en oro blanco combinadas con dije de perlas y brillantes, Simonetta Orsini. PĂĄgina opuesta: argolla con diseĂąo tejido en oro amarillo 18 quilates, Simonetta Orsini. Collar en oro amarillo 18 quilates, Testorelli 1887.

60



ARTE

Serie “Flujo”. Ancourt, 2020.

L A META MORFOSIS Pinta en Normandía, arma su muestra en París, tiene proyectos en Japón. Para la modelo Sofia Fanego hoy el mundo son sus collages. P o r F E D E R I CO F E R R A R I SA N C H E Z


Serie “Breath your courves”. Roma, 2019.


ARTE

Serie “Sensualite naturelle”. París, 2019.

64


Autorretrato Normandía, 2020

Serie “Vaga Pavana”. Buenos Aires, 2019.

“El arte es otra industria, otro tipo de diálogo. Me dio curiosidad poder conectar con personas distintas a las que acostumbraba a frecuentar”.

E

stoy en una nueva etapa: hice un cambio de piel”, dice Sofía Fanego desde su taller en Normandía, Francia. En esa habitación rodeada por la naturaleza es donde crea sus collages. Utiliza washi, un papel japonés, como más de mil especies de flores deshidratadas y recortes de imágenes de libros y revistas de nudismo de las décadas del 30 al 50. Diseñó sus primeros trabajos en octubre de 2018 en París y ya no se detuvo. En paralelo a su carrera como modelo, creó diferentes series que mostró en la Wunsch Gallery de Buenos Aires, la International Collage Art Exhibition de San Pablo y la SWAB Barcelona Contemporary Art Fair. “El arte es otra industria, otro tipo de diálogo. Me dio curiosidad poder conectar con personas distintas a las que acostumbraba a frecuentar”. A comienzos de este año, viajó a Japón por una campaña publicitaria y se guardó una semana para aprender a elaborar washi. “Mi maestro no hablaba inglés, pero nos comunicábamos con el movimiento”. La llegada de la pandemia fue un freno a varios viajes que tenía por delante. “Por primera vez en mi carrera estuve tres meses en un lugar sin moverme. Dediqué tiempo a mi jardín y a la huerta que planté al lado del taller. ¿Viste cuando sentís que no podés acelerar el tiempo? Justamente la naturaleza tiene eso”. De esa experiencia surgieron sus

ganas de ir por más y ahora está estudiando jardinería y paisajismo a distancia en la Universidad San Jorge de España. “Lo que aprendo enriquece mi obra, pero también adquiero un oficio que podría poner en práctica en un futuro”. Está en la etapa final de una serie en la que reflexiona sobre la piel y el paso del tiempo. Formará parte de Poblados, el libro que va a publicar con el dramaturgo argentino Nicolás Heredia. “El autor escribe cartas a una persona atemporal que le responde con collages”. También se dedica a los autorretratos. “Me costó, porque en mis creaciones anteriores tomaba siempre otros cuerpos. Fue con el confinamiento que me di cuenta de que podía ponerme frente a la cámara de una manera distinta a la que me exige el modelaje. Lo hago para trasmitir un mensaje, comunicar una idea”. Su agenda para lo que resta del año ya está definida. Este mes lanza Mono, el libro que hizo con la artista Hiroko Matsubara. “Es una serie que se fue construyendo en mis tres viajes a Japón. Son todas poses mías como si fuera una escultura”. En octubre planea la primera muestra individual en París con sus autorretratos y en noviembre la espera Japón nuevamente. Esta vez irá a estudiar cerámica y luego, en la isla de Okinawa, se encontrará con un caligrafista para hacer un proyecto en conjunto. “A mi trabajo como modelo le puse toda la pasión. Es la misma que ahora siento por el arte”. n


EN SIN TONI A Fotos A L E J O P I C H OT E s tilism o D E L FI N A T U L L I 66


Fotos M A R C E LO S E T TO N E s tilism o G A B R I E L A S E T TO N

Esta página: monoprenda, Jazmín Chebar. Página opuesta: blazer y pantalones, Zito. Gafas, Jessica Kessel. Bolso de cuero, Céline by The Vintage Room.

67


Remera, Lacoste. Blazer, Trosman.

68


Chaqueta 7/8 y pantalones, Calandra. Blusa de seda, Zito. Botas, Mishka. Pendientes, Lucila Iotti.

69


Blazer y pantalones, Zito. Remera, Levi’s. Cinturón, Mishka. Botas y gafas, Jessica Kessel.

70


Trench con capucha, Lacoste. Blazer, Zito.

71


Blazer, Calandra.

72


Blazer, Trosman. Monoprenda, Giesso. Bandolera, Agostine. Maquillaje y peinado: Jade Kone para Kabuki Make Up school. Modelo: Sophia Santamarina para Ceres Management. Tratamiento digital: retostudio.

73


DESAY UNO

Obra del proyecto L.A. Sessions n.2.

74


“EN MI MUNDO M A N DA EL COLOR” Lucrecia Píttaro logró conciliar dos horizontes: el diseño textil y su obra artística. Radicada en París, colabora con Jazmín Chebar y marcas internacionales de lujo mientras desarrolla su trabajo más personal. P o r F E D E R I CO F E R R A R I SA N C H E Z

S

i hay un puente que une al diseñador textil con el artista, ahí es fácil encontrar a Lucrecia Píttaro. Es el color lo que la identifica en los dos mundos. “Entre uno y otro hay un territorio donde pasan muchas cosas y, en general, las más interesantes”, dice desde París, donde se mudó hace doce años. Lucrecia nació en Buenos Aires en 1982, se crió en el barrio de Palermo y estudió Diseño de Indumentaria y Textil en la Universidad Argentina de la Empresa. “No es que la cursé porque me gustaba la moda y miraba revistas, sino que me parecía una carrera plástica, con muchas posibilidades

de poner en práctica la creatividad”, explica. En el tercer año de la carrera entró a Jazmín Chebar, gracias a una amiga del colegio que trabajaba allí como administrativa y le consiguió una entrevista. Cumplió distintas tareas, hasta que Chebar vio sus dibujos y le ofreció comenzar a desarrollar estampas. “Lo primero que hicimos fueron estrellas, algo abstracto. Cuando vino la muestra yo casi colapso de la emoción. Estábamos todos abrazándonos”. Siempre supo que quería irse a vivir al extranjero, pero su salida se fue dando de a poco. Primero fueron cursos en las vacaciones de invierno, en Central Saint Martins, la escuela de arte en Londres, o en Istituto Marangoni en Milán.

75


DESAY UNO

Pintura en papel del proyecto La Peau.

En 2008 llegó el momento de saldar la cuenta que tenía pendiente. “Sentía que había un mundo y yo quería ir a ver qué era”, afirma. Los comentarios del artista Pedro Gaeta, su profesor de pintura, sobre sus años vividos en París, definieron la elección. Hacía allí partió, luego de comunicárselo a Chebar. La diseñadora le ofreció seguir trabajando con ellos a distancia. “Todo fluyó. Tenemos un vínculo que es bastante especial; son esas relaciones en las que te entendés sin hablar”. Así comenzó una nueva dinámica, en la que Píttaro colabora en el desarrollo de estampas, gráficos y dibujos, que se plasman en prendas, accesorios, eventos y colaboraciones. Entre las imágenes características de las colecciones de la marca se encuentran bocas, budas, tigres y corazones. “Fueron construyendo un lenguaje. No se trata tanto del elemento en sí, sino que se van sumando en capas y eso es lo que hace que tengan otra profundidad en sentido gráfico”, sostiene. En su ida a París se planteó objetivos claros. Uno fue estudiar. En la Universidad de París 8 obtuvo la licenciatura en Artes Plásticas y el máster en Arte Contemporáneo. Otro fue desarrollar su veta artística. “Al principio me resultaba un poco esquizofrénico trabajar en moda, pensar en un producto. Pero sin querer me sirvió

para mi obra, para sumar cuestiones propias del diseño, como la materialidad”. En La Peau, que fue su primer proyecto más formal, reflexionó acerca de la idea de la piel como máscara y utilizó cuero como soporte. Ahora en Voyage des ancêtres, compuesto por cinco series de trípticos, aborda la repetición. “En lo textil es una constante”, afirma. Sus obras tienen un sinfín de tonos. “Pueden parecer muy coloridas y alegres, fáciles de asociar con algo positivo y, en realidad, cuando empezás a mirar un poquito más, hay una cierta incomodidad y angustia. Los rostros no están tan sonrientes como parecen; el color es más un residuo que una celebración”. Píttaro trabaja desde su departamento en París, que está ubicado en el XII Distrito. Continúa sus colaboraciones con Jazmín Chebar, hizo un trabajo con una firma de lujo francesa y está en conversaciones con una compañía de decoración italiana. Además, incursiona en la cerámica. “Sí mañana me dicen ‘diseñá un auto’, me parecería fascinante, aunque tendría que aprender un montón de cosas, ver cómo lo hago; no es que creo que soplo y hago botellas”, dice esta diseñadora artista, una entusiasta a la hora de conquistar nuevos horizontes. n

76


Pintura en papel del proyecto La Peau.

“Al principio me resultaba un poco esquizofrénico trabajar en moda, pensar en un producto. Pero sin querer me sirvió para desarrollar mi obra, sumar cuestiones propias del diseño, como la materialidad”. 77


Blazer de lino, Miu Miu.

78


F LORECER Fotos J E T T E S TO LT E E s tilism o C AT H R I N S O N N TAG

79


Falda, Dries Van Noten.

80


81


82


Asistente de fotografĂ­a: Falko Saalfeld. Maquillaje y peinado, Linda Sigg con productos Armani Beauty, Lamer, Makeupforever, Dr. Barbara Sturm y Bumble and Bumble. Modelo: Marie Louwes para Mega Models.

Camisa y pantalones de cuero, Paul Smith Men.

83


Vestido, Paulina Poblete.


R EV EL ACION Mariana di Girolamo estudiaba obstetricia cuando descubrió su vocación actoral de manera fortuita. La película Ema le cambió la vida. Alfombra roja en Venecia y proyectos que se disparan. Fotos C A M I LO D E L P I N E s tilism o PAU L I N A P O B L E T E


H

P o r I R E N E A M U C H A S T EG U I

ace poco más de un año, esta muchacha de acento transandino y apariencia frágil era una desconocida fuera de Chile. Ahora, en la pantalla de la plataforma cinéfila Mubi, dispara un poderoso lanzallamas contra el horizonte de Valparaíso. Le gusta jugar con fuego: aceptó el riesgo de filmar sin casting, guion ni ensayos, bailar Stravinsky y perrear reguetón a las órdenes del cineasta Pablo Larraín, y hasta se empeñó en rodar la escena incendiaria de Ema en lugar de su doble de riesgo. Así de singular fue el camino de Mariana di Girolamo a su primera alfombra roja en Venecia. “Yo sabía que me quería ver espléndida en el festival. Siempre me ha gustado el tema de la indumentaria, del vestuario, tanto para abordar distintos personajes como para usar en mi vida, desde chica. Tenía las prioridades medio distorsionadas: en cuanto ahorraba un peso, corría a comprarme ropa usada”, cuenta por videollamada desde Santiago, donde retoma el ritmo y los proyectos que la pandemia había dejado en pausa. La metamorfosis de Mariana para el estreno mundial de Ema corrió por cuenta de Paco Casado y José Juan Rodríguez, la dupla de estilistas favorita de las celebridades españolas. “Viajé a Madrid y allí, por primera vez, me tenían listo un perchero con un Balmain, unos Gucci, un Alberta Ferretti, que fue el que finalmente usé. Estaba fascinada y muy nerviosa”. Ema le cambió la vida. “De hecho, había actuado poco en cine, siempre en cosas superindependientes o pequeñas participaciones. He estado en procesos de casting largos que no han dado resultado, más convencionales, donde uno ensaya, pasa líneas. En cambio, esta vez Pablo me convoca, nos juntamos en un café, me plantea muy brevemente su idea, pero me avisa que va a depender también de otros proyectos y que hay otras chicas. Al rato me llama y me dice: ´Mariana vamos a hacerlo finalmente y quiero que seas la protagonista. Y vas a tener que ponerte a entrenar porque Ema es bailarina´”. En el fondo del salón desde el que habla Mariana, asoma la camilla de Pilates que formó parte de su entrenamiento intensivo y que sigue usando varias veces a la semana. Tomó clases de danza contemporánea y danza clásica mientras terminaba de grabar una tira para televisión y se lanzó al rodaje casi a ciegas, con el experimentado Gael García Bernal como compañero. “Así fue: conocí a Gael el día anterior, en Valparaíso. Tuvimos una instancia de conversación muy amena, muy necesaria, y al día siguiente éramos ‘marido y mujer’ y nos decíamos las barbaridades que nos decimos en la película. Fue un trabajo en el aquí y ahora, que requirió de muchísima concentración y generosidad de todas las partes. No es que llegué al set con mi guion aprendido, desglosado, estudiado, porque no había guion. Solo la continuista tenía ‘algo así’ como un guion, del que nosotros sabíamos muy poco. Las líneas nos iban llegando a último momento y eran escenas-isla. Después Pablo armó la película. Creo que la podría haber armado de mil maneras distintas, pero esa fue la historia que quiso contar. Y a mí me pareció fantástica”. Hija, nieta, sobrina y prima de artistas, hace no tantos años la rebelde Mariana estudiaba obstetricia. Descubrió su vocación actoral en un taller de teatro universitario al que llegó de manera más o menos fortuita. “La biología me fascinaba y me sigue fascinando. Como no me alcanzó el puntaje para estudiar enfermería en la universidad que quería, comencé


Vestido, Paulina Poblete.

87


Vestido, Paulina Poblete. Maquillaje y peinado: Mackarena NuĂąez para @kerastase_official.

88


Top y pantalones, Paulina Poblete.

la carrera de Obstetricia y Puericultura. Estudié genética y anatomía, diseccioné placentas, identifiqué tejidos y órganos en un cadáver. El primer año fue bueno, aunque el campus me parecía un poco lúgubre. Hasta que reprobé una materia y no pude con la frustración. Volví al año siguiente, como repitente, entré en una especie de depresión y de un día para otro dije: se acabó. Ahí vino el teatro”. Figura reconocida de su generación, a los 29 años, durante la pandemia se dedicó a colaborar en los streamings de su “pololo”, el músico y DJ Sebastián Román (“yo me pongo mis outfits y bailo”), hizo en radioteatro una versión “homopop” de Romeo y Julieta y protagonizó la inédita experiencia dramatúrgica en WhatsApp Amor en cuarentena. Su próximo estreno, La Verónica, película experimental de Leonardo Medel que la tiene de principio a fin en primer plano, está en la grilla de San Sebastián. Mientras tanto su carrera sigue con La jauría, la serie dirigida por la argentina Lucía Puenzo que estrenó Amazon en julio. Una historia que sitúa a su personaje, Sofía, en el centro de un grupo de estudiantes secundarias de colegio católico que hacen frente a casos de abuso y violación. “Chicas como Sofía y sus amigas han sido capaces de denunciar, han tenido el coraje de sacar la voz y luchar ferozmente contra la violencia de género. En La jauría yo interpreto a una ‘cabra’ de 17 años. Es una generación que ha entendido cosas que yo, a su edad, no entendía: el poder del colectivo, por ejemplo, la vida en comunidad, la manera de amar y fluir. No siento la presión de pertenecer a ese espacio, pero observo, escucho, me intereso, aprendo”. Trabajar con Lucía Puenzo era un sueño, dice, desde la primera audición para el rol. “Me siento privilegiada. La admiro como mujer, como directora, como activista. Es generosa, cálida, entretenida, clara”. Alguna vez, Mariana fue una chica de colegio católico “y además caro, ‘cuico’, como decimos nosotros”. Después tomó distancia de esa educación, que recuerda como muy restrictiva. “Fue demasiado extrema, crecí con un montón de tabúes. Aunque a veces echo de menos: yo sabía muy bien a qué aferrarme, todo tenía sentido… Ahora soy agnóstica, igual a veces rezo.” Tiene su altar “ecuménico” en un rincón de la casa (“Mi virgen negra, los retratos de mis abuelos, un lapislázuli, velas”) y una certeza: “Siempre estuve buscando mi camino”. n

89

“Trabajar con Lucía Puenzo era un sueño. Me siento privilegiada. La admiro como mujer, como directora, como activista. Es generosa, cálida, entretenida, clara”.


OF ICIOS

Lecciรณn de botรกnica

90


Benoit Pierre Emery, director creativo de Vajilla de Hermès, nos presenta la colección Passifolia. Una celebración a la naturaleza absoluta. Por CELESTE NASIMBERA

E

n 1875 Pierre-Auguste Renoir pinta “Mujer con sombrilla en un jardín” y, con cada pincelada, nos traslada a ese espacio. El arte, la literatura e incluso la perfumería nos conectan con la naturaleza, aun en tiempos de cuarentena. En un nuevo acercamiento a los oficios de Hermès, L’Officiel conversó en exclusiva con Benoit Pierre Emery, director creativo de Vajilla. Revisamos el proceso de producción de Passifolia, la colección que contó con el diseño de la creativa Nathalie Rolland Huckel, en la que cada pieza es una expresión de botánica y arte. ¿Cómo comenzó a trabajar con Hermès?

Yo ya había diseñado una primera colección de vajilla para la casa (Mosaïque au 24) y con un diseñador amigo estábamos trabajando en una segunda (Rallye 24). Entonces, en 2010, Pierre-Alexis Dumas, el director artístico, me ofreció hacerme cargo de la dirección creativa de Vajilla. ¿Qué significa tener este puesto?

Conocer la historia de la maison es importante, pero también es necesario crear con mucha libertad: explorar nuevos territorios, armonizar expresiones gráficas diversas, las figurativas y las que son más abstractas. Cuando creé mi primer pañuelo de seda para Hermès, Dumas me alentó a ir más allá, a superar los límites invisibles del estilo. ¿Cómo es un día de trabajo?

Cualquiera sea la historia que se quiera expresar, el enfoque siempre está centrado en la idea del dibujo personalizado, adaptado a cada forma, hecho a medida. Lo que me mueve es encontrar la nota exacta y el equilibrio perfecto. Para cada colección, también recurrimos a talentos únicos que estén en consonancia con Hermès. Son diferentes, pero tienen en común una integridad y una sinceridad que a menudo se combinan con una gran humildad. Esta es una cualidad esencial para que el intercambio sea productivo y así llegar a una creación que refleje el espíritu de la etiqueta. ¿Cuál fue el origen de Passifolia?

Hace tiempo que estábamos pensando en desarrollar una colección de vajilla con el tema de la naturaleza tropical, con su abundancia y su riqueza de color y formas. Es una presencia fundamental en mi vida y en mi trabajo, un

91


OF ICIOS

“Passifolia es una especie de tributo a una naturaleza soñada, idealizada; sobre todo, una celebración de su belleza”.

elemento primordial para renovarme, dar un paso atrás, pero también es una fuente inagotable de inspiración. Observarla, transcribir sus ritmos y formas me produce un placer enorme. Passifolia es, entonces, una especie de tributo a una naturaleza soñada, idealizada; sobre todo, una celebración de su belleza.

talleres aplicar cada pétalo, hoja y tallo sobre la porcelana blanca producida en Limoges. Incluso inventaron una herramienta nueva para trabajar sobre las partes curvas de las diferentes piezas.

¿Cómo fue la relación con Nathalie Rolland Huckel durante el proceso de creación y de producción?

Es un proceso prolongado. Cada cual tiene su manera de trabajar, su técnica y su ritmo. Una vez decidido el tema, hay una etapa de investigación. Allí se producen muchos dibujos hasta encontrar la nota y la forma de expresión perfectas. Siempre hay una que funciona como pieza muestra, que va a definir el estilo y la identidad de toda la línea. El primer período es probablemente la parte que más disfruto: trabajar con el artista para generar ideas e inspiración que den vida y realidad al proyecto que imaginamos. En Passifolia, se llevó el grabado al extremo para transcribir con la mayor fidelidad posible la sutileza de los dibujos de Natalie. Los colores fueron un gran desafío y un logro técnico sustancial: eran más de treinta. Tenemos la suerte de trabajar en nuestros talleres con grandes artesanos y artesanas, comprometidos con la búsqueda de una perfección cada vez mayor para lograr los mejores resultados.

¿Qué procesos técnicos implica la creación de esta colección para artistas y artesanos?

Desde el comienzo intercambiamos ideas sobre el estilo, la escala y la composición de los dibujos. Natalie conocía muy bien la casa; ya había diseñado colecciones de vajilla para Hermès. Sabíamos de su pasión por la naturaleza, su sensibilidad y su capacidad para transcribir cada detalle, de modo que fue la elección obvia. ¿Qué saberes participan y cuánto tiempo lleva la fabricación de las piezas?

Natalie trabajó un año en la creación de las ilustraciones que usamos. Además, el proceso de cromolitografía se hizo aún más exigente con el agregado de elementos decorados que llegaban al interior de ciertos objetos, como las tazas de té. Les llevó más de dos mil horas a los artistas de tres

92


¿Cómo imagina esta vajilla dispuesta en una mesa?

Elegiría una selección de flores y plantas tropicales para crear un entorno armónico. Aves del paraíso, variedades de orquídeas y hojas de monstera serían un buen complemento. Lo más importante para que una mesa tenga éxito es que los clientes se adueñen de la vajilla, que experimenten, la mezclen y combinen con otras piezas, tal vez unas copas, un mantel bonito, un florero o flores. Es importante estimular la individualidad y la libertad de jugar.

Benoit Pierre Emery y Nathalie Rolland Huckel.

¿Cuáles son los próximos planes para el área?

Queremos explorar historias creativas y desarrollar colecciones acordes con los tiempos, adaptadas a los usos que les dan hoy nuestros clientes. También queremos completar las existentes con nuevas piezas. n

93


FENOMENO

Derecho a envejecer La plenitud de la vida, que antes se concentraba en un par de años, hoy puede durar décadas. Dejar los prejuicios y lograr un cambio social y cultural es la cuestión. P o r C EC I L I A CO N D E I l u s tr a ció n E V E LY N A C A L L EG A R I

94


U

na reconocida actriz aparece en la tapa de una revista semanal retocada con Photoshop. Las redes sociales y las críticas explotan. La hipocresía también. La discriminación por edad es la única que nos atraviesa a todos. Esa tapa y las arrugas borradas son un reflejo de lo que pasa en una sociedad que aún hace oda a la juventud. Pero sopla una leve brisa de esperanza. Desde que lanzó su libro Revolución Senior, el auge de la generación +45 (Sudamericana), el periodista y economista Sebastián Campanario puso el tema de la edad en agenda. Es que, para el autor, esa será la próxima gran batalla inclusiva. “Hay un tema de peso específico y es que la demografía está cambiando de manera radical y es algo que vamos a ver en el corto plazo, no en cien años”. Lo que la mayoría de los estudios indica es que para el 2050 la población de mayores de 65 va a duplicarse y, por primera vez, superar a la de menores de 15. Pero, ¿cuándo somos viejos? “El prejuicio etáreo es tan difundido que no hay un imaginario social promedio – explica Campanario–. A los 9, alguien de 24 nos parece viejo; a los 25, alguien de 40. Y esto se da tanto en centennials como en las mismas personas adultas. Porque la discriminación por edad es la única

que uno hace contra sí mismo. Somos muy poco empáticos con nuestro yo del futuro”. La connotación negativa del paso del tiempo está directamente relacionada con el imaginario de valores negativos que rodean a la vejez, como la decadencia, la enfermedad, la declinación física y cognitiva, y la tristeza. “Todos absolutamente falsos”, indica el periodista. “Los estudios de felicidad, por ejemplo, demuestran que en la curva del ciclo de vida la felicidad llega a un punto muy alto en la juventud, baja alrededor de los 40 y luego vuelve a subir –incluso

“Mientras el mundo se compadece de los viejos porque los ve vulnerables, un poco babeantes y feos, yo me veía bien y me sentía aún mejor. Mejor que nunca, me atrevería a decir”. Cecilia Absatz. 95

superando el máximo alcanzado–. Esa estadística confronta con los prejuicios vinculados a realidades de otra época”. Que los 70 de hoy no son los de 70 de antes no es solo un decir. Los avances en medicina y en ciencia de la salud están extendiendo por varias décadas nuestra plenitud física y cognitiva. Sin embargo, a los cambios biológicos aún no los acompañan los sociales. Y, comparadas con los hombres, las mujeres se llevan la peor parte. “De por sí ya enfrentan un montón de estigmatizaciones –explica Campanario–. En el mundo publicitario y de la actuación hay ejemplos de varones de 60 o 70 que en el imaginario social son considerados personas muy atractivas: George Clooney es un clásico. Sin embargo, es difícil pensar a una mujer de sus años en ese mismo rol”. Dentro de este escenario, las industrias de la moda y la belleza están entre las más tiranas. Los avances en la lucha por la equidad de género, la diversidad y la inclusión de los últimos años fueron fundamentales para marcar un camino de deconstrucción. Los ejemplos no sobran, pero alcanzan para vislumbrar un futuro más optimista. Desde las campañas de Joan Didion para Céline y Joni Mitchell para Yves Saint Laurent o –más reciente– la tapa de la octogenaria actriz inglesa Judi Dench


FENOMENO

en Vogue hasta la revalorización de las canas o el fenómeno de las influenciadoras de moda de más de cinco décadas, que compiten mano a mano con referentes de 25. Todo es parte de un camino que muy lentamente se va allanando. Las marcas no solo van detrás de los cambios sociales, también reconocen que hay un mercado interesante para explotar. Hoy en día las mujeres de 50 años tienen más dinero y poder que nunca. “Los cambios positivos están a la vista: vamos a vivir mucho más que nuestros padres y abuelos, y eso cambia toda la perspectiva, personal y laboral. La gente ya no se casa ‘para toda la vida’, porque la vida no termina a los 60. Muchas personas mayores estudian nuevas carreras, entrenan, compiten, se enamoran, emprenden proyectos. Se corrió el límite. Por eso ahora se habla de perennials, en contraposición a los millennials”, explica la abogada Alicia Moszkowski. Ella misma es un ejemplo de profesional reinventada después de los 60: hoy es representante local de Aging2.0, una organización internacional focalizada en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores. Además, es cofundadora de Ahora Nosotras, una comunidad de Facebook que reúne a 35 mil mujeres de más de 50 unidas por un común denominador: los procesos vitales que atraviesan en lo personal, lo social y lo profesional. “Es preciso que todos los comunicadores y especialmente las agencias de publicidad tengan en cuenta a este segmento como consumidor. Hoy solo están representados para promocionar pegamento para dentaduras o suplementos vitamínicos, para no referirnos a productos menos glamorosos aún. Los adultos mayores también pueden

“La discriminación por edad es la única que uno hace contra sí mismo. Somos muy poco empáticos con nuestro yo del futuro”. Sebastián Campanario.

representar a su franja en campañas de moda, viajes, gastronomía, consumo y bienes y servicios en general. Es preciso posicionar el concepto de belleza acorde con cada instancia de la vida: así como hay belleza joven también hay una madura”, dice Moszkowski. Ni los medios, ni el marketing, ni la publicidad se percataron aún del potencial de esta generación. “La nuestra es una industria que históricamente se construyó sobre la base de que la creatividad está asociada a la rebeldía de la juventud –explican Rocío Restaino y Agustina Militerno, que forman parte de Mujeres en Publicidad–. Es muy evidente cómo al llegar a determinada etapa de la vida hay un comportamiento centrífugo, que expulsa de forma directa o indirecta a quienes ya no encajan con el perfil”. Sin embargo, las publicitarias tienen una mirada alentadora respecto al futuro. “El ritmo de cambio es lento, pero vemos avances en la forma en que las marcas representan a las mujeres. Estamos en una etapa de mucho movimiento, que no siempre se

96

manifiesta de manera tangible o permite que las piezas evidencien esas transformaciones”. Aunque la publicidad lo ignore, hay todo un nicho deseante de contenido. Hace poco más de un año que la periodista Cecilia Absatz lanzó su newsletter “Viejo smoking”, cuyo tema central es el envejecer. Comenzó, cuenta, con una modesta lista de 80 personas y hoy tiene más de 4.000 suscriptores. “Durante mucho tiempo escribí columnas para publicaciones como Para ti y la revista de La Nación; rara vez recibí algún comentario más allá de mis editores, que entre otras cosas me seguían contratando. La respuesta ahora, desde el primer número, fue aluvional y agradecida. Algo nuevo para mí”. La propuesta para escribirlo llegó de la mano de su hija y aunque lo primero que sintió fue que la estaba llamando “vieja”, también se dio cuenta de todo lo positivo que su hija había puesto en una palabra que siempre se asocia a lo negativo: “Me veía como alguien que evidentemente la pasaba bien y por lo tanto estaba en condiciones de elaborar sobre el tema. Mientras el mundo se compadece de los viejos porque los ve vulnerables, un poco babeantes y feos, yo me veía bien y me sentía aún mejor. Mejor que nunca, me atrevería a decir”, explica Absatz. Sabe que el trabajo de escritora le juega a favor. En este mundo, el mandato de la juventud eterna no es tan tirano como en el de las actrices, reconoce. También aclara que la edad se lleva mejor sobre una base sólida: “Una modesta pero aceptable entrada de dinero, una prepaga médica y una familia que te quiera”. Pero si esas condiciones están dadas, asegura que no solo se lleva mejor: “Es un gran momento de tu vida”. n


97


PORTFOLIO

La mirada indiscreta La calle es el mejor escenario para encontrar lo que busca. Casi todos sus retratos estรกn tomados en segundos. Sensaciones de una fotรณgrafa viajera.

FOTO: NICOLE ARCUSCHIN.

P o r FAC U N D O A BA L

98


Metro, Moscú 2016. Chisme, París 2018. De shopping. Viena 2018. Want to be, Londres 2018. Vendedor, Seúl 2016. Mujer perdida, Londres 2018.

99


PORTFOLIO

Spa, Budapest 2016. Neón, Berlín 2018. Pareja, Nueva York 2009. Todo terreno, Los Angeles, 2014. Paquetísima, Madrid 2016. El Barrio Chino, San Francisco 2014.

100


Se percibe una especie de confianza con las personas retratadas y al mismo tiempo la sensación de un instante robado ¿Cómo se logra ese efecto?

El 90% son robadas, soy decidida, trato de involucrarme, estar dentro de ese escenario y encontrar esa mirada cuando puedo, haya consentimiento o no; pero es una sola toma y sale tal cual la ves. El otro 10% es con permiso. Si tengo un margen de tiempo y veo venir a la persona que me interesa retratar, pido permiso.

E

¿De qué forma describirías tu paso paso por el mundo de la moda?

l ojo de Bárbara Arcuschin supo colarse en escenas de la vida cotidiana y hacer de eso su marca de estilo. Pronto, ella se convirtió en una referente de lo que se conoce como estilo callejero, con un delgado equilibrio entre la sensibilidad y la intuición.

Muy enriquecedor. Es un espacio en el que me siento cómoda desde siempre. Empecé a trabajar a los 19 años en el mundo editorial y seguí vinculada tanto con las revistas como con las marcas. Experimenté no solo en mi carrera como estilista, sino también como fotógrafa. Además, hice registros audiovisuales y campañas visuales. Se me abrieron muchas puertas. Como soy curiosa, fui probando varias cosas a la vez. Toda mi energía creativa sigue vital e intacta, y crece con el paso del tiempo.

¿En qué momento sentiste que tu mirada se empezaba a posar en los estilos que estaban por fuera de la belleza hegemónica?

Creo que sin pensarlo, desde que agarré una cámara por primera vez. Recuerdo el 2006 con una de esas primeras cámaras digitales pocket, era una época en la que trabajaba en moda, como estilista. En ese momento, justo emprendía un viaje por Medio Oriente y Europa, y de ahí conservo intactos esos registros visuales: una señora con pelos revueltos y un conjunto a rayas; un judío ortodoxo empujando un cochecito doble con mellizas de jogging y colitas altas con cintas rosa chicle; una mujer africana con su atuendo inolvidable de mangas globo parada en una estación de trenes en Roma; una pareja punk en medio del bullicio turístico. Y seguí con expatriados, trabajadores en mercados, personajes marginados.

¿Cómo fue la experiencia de tus muestras?

Recuerdo como hoy mi primera muestra en la galería Miau Miau en el año 2009. Se llamó Palito, bombón, helado. La segunda fue en lo que hoy es Beta Sur, ex Regia. La llamé Define Stranger y proyecté un video, casi sin cortes ni edición, sobre Nueva York. Transeúntes atravesando las calles de Manhattan, Brooklyn y Chinatown. Fotos de una monja y al lado Amanda Lepore, ícono del ambiente nocturno trans. En un televisor viejo más fotos proyectadas: una instalación de zapatillas All Star, jeans Levi´s y otros detalles estadounidenses. La última, un poco más formal, en la galería Otero, fue minimalista, solo mostraba ocho imágenes. No suelo tener tanto contacto con mis fotos impresas hasta que llega una muestra y entonces soy casi una espectadora más. Cuando veo algo mío que cobra dimensión y deja de ser virtual me emociona.

En tus fotos hay un modo muy interesante de captar a personas que comúnmente llamamos “mayores”. ¿Qué es lo que te interesa retratar del paso del tiempo?

Encuentro en muchos de ellos características muy únicas, como su look, su pelo, sus combinaciones osadas, con un toque de color o un estampado. Una imaginación que jamás podría haber llegado a la moda. Tienen una mirada al pasado, un cliché unido a algo absurdo que lo vuelve completamente espectacular. A todo eso se le suma el paso del tiempo en sus facciones, ¿hay algo más auténtico?

¿Cuál es la reacción del público ante tus fotografías?

Irreverencia, ¿empatía? Muchas veces la gente me dice “Ay, vi a tal persona y me acordé de vos”. Por ahí estoy caminando con mi hermana o mi novio y de lejos ya me avisen que ven a alguien a quien seguro voy a querer fotografiar. n

101


ICONOS

Casa de diseñador Oscar de la Renta triunfó en Estados Unidos, pero nunca dejó de regresar a su país. Un recorrido por los lugares de República Dominicana que inspiraron sus creaciones. P o r LU C I A D E R EI N A

102

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS

El jardín de inspiración marroquí era donde todas las tardes, a las cinco en punto, se sentaba en los sillones de bambú a jugar al dominó con los empleados.


P

ensar en Oscar de la Renta remite al paraíso donde vivía. Referente internacional de la moda en la década del 60, vistió a Jacqueline Kennedy y desde entonces su carrera siguió vinculada con celebridades y primeras damas. Nació en 1932 en Santo Domingo, capital de República Dominicana, y tuvo

seis hermanas. Ya desde chico, “Gardelito”, como le decía su mamá, mostraba una increíble sensibilidad artística. A los 15 años lo anotaron en la Escuela de Bellas Artes; sus compañeros ya tenían 18. De esa época le quedó el perfume de los árboles de ylang-ylang que bordeaban el camino desde su casa y que convirtió en la esencia principal de muchas fragancias de su marca.

103

“Hay pocos dominicanos que amaron tanto su lugar y que hicieron tanto por él”, Luis Alvarez Renta, su sobrino.


ICONOS

Si bien en 1960 f ijó residencia en Nueva York para obtener la ciudadanía estadounidense, en Dominicana tenía su casa, donde pasaba gran parte del año. La decoró con sus piezas favoritas, porcelanas chinas en azul y blanco y su colección de abanicos, homenaje a sus años en Madrid como aprendiz de Balenciaga. El jardín de inspiración marroquí era donde todas las tardes, a las cinco en punto, se sentaba en los sillones de bambú a jugar al dominó con los empleados: el chofer y el jardinero. Su gran amiga Rosanna Rivera, hoy directora de Revistas y Comunicación en Listín Diario, el medio más importante de la isla, recuerda: “A Oscar le apasionaba recibir en esa casa; casi que lo

puedo ver bailando bachatas en la cocina con María, la cocinera que lo acompañó toda la vida”. Era un auténtico fanático de los platos dominicanos y siempre había sobremesas con gente del lugar, que duraban hasta la madrugada. Actualmente es posible hospedarse en la que se conoce como la “Casa del Diseñador”, que se mantiene prácticamente como él la tenía. Cuando De la Renta llevaba a sus ilustres invitados a la isla, les presentaba a los joyeros artesanos del ámbar, piedra autóctona que allí se encuentra en colores rojo, azul y negro. Henry Kissinger, exsecretario de Estado de los Estados Unidos y uno de sus mejores amigos, decía que pasear con él era darse un baño de humildad.

104

“A cada paso que dábamos, todos salían a saludar afectuosamente a Don Oscar. ¡A mí ni me reconocían!”. También les hacía conocer la zona colonial con edificios del siglo XV, un pasaje al tiempo de los conquistadores, el primer asentamiento europeo en América. Otra huella de De la Renta está en Casa de Campo, uno de los resorts más exclusivos, con canchas de golf talladas al borde de la costa. A f inales de los 80, diseñó personalmente los tejidos: colchas, almohadones y cortinas, hasta el uniforme del personal. Fue un gran ejercicio para lo que después se convirtió en su línea de lifestyle y decoración. Al conocer el complejo no dudó en cons-

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS

Era un auténtico fanático de los platos dominicanos y siempre había sobremesas con gente del lugar, que duraban hasta la madrugada.


Actualmente es posible hospedarse en la que se conoce como la “Casa del Diseñador”, que se mantiene prácticamente como él la tenía.

truirse una casa allí, su refugio al mar durante muchos años. De estilo balinés, totalmente en madera, fue el lugar donde empezó su idilio con los jardines. “Todo lo que Oscar plantaba se daba, era como si tuviese magia”, cuenta Eliza Reed Bolen, hija de Anette, segunda esposa de De la Renta. Ideó un espacio con plantas autóctonas, pero también con especímenes de todas partes del mundo que se complementaban en un bellísimo jardín tropical. Allí recibía a jefes de Estado, cantantes, modelos y realeza. Hasta que decidió buscar un lugar más tranquilo. Su esposa decía que Casa de Campo se había convertido en una sala VIP de aeropuerto, por el número de

invitados ilustres que recibían. Así que eligieron un complejo en unas “tierras al este”. Hoy Punta Cana es el principal punto turístico del país, donde hay desde grandes barrios residenciales muy exclusivos hasta lugares encantadores como el Resort Tortuga Bay, también decorado en su totalidad por “Don Oscar”. Luis Alvarez Renta, su sobrino, dice que le gustaba caminar por el agua hasta la playa del Cortecito y comer un pescado con arroz de picadillo en el bar Capitán Cook. “Disfrutaba inmensamente de los placeres sencillos de su país. Hay pocos dominicanos que amaron tanto su lugar y que hicieron tanto por él”, describe. La gente de la isla habla también de todo lo

105

que hizo para ponerlos en el mapa. En el pueblo de Santiago de Caballeros, por ejemplo, el Centro Cultural Eduardo León Jimenes creó la mayor exposición del diseñador, con más de 50 vestidos donados por coleccionistas privados y celebridades como Sarah Jessica Parker y Gwyneth Paltrow. También hay un taller de esencias para acercarse al proceso de creación de sus icónicos perfumes y un restaurante que reinterpreta sus recetas favoritas, donadas por su querida cocinera. El proyecto es convertir la exposición en una muestra itinerante que recorra el mundo compartiendo la raíz dominicana tan presente en el espíritu del diseñador. n


BE WELL

1 . M AQU I L L A J E Trazos destacados

2 . BA SES

Las que se dejan llevar

3 . C U R A DU R I A

Experiencias para descubrir

4. T R ATA M I EN T O Renovación celular

106

Sombra “Diorshow 5 Couleurs 067 provoke”; labial líquido “Rouge Dior 334”; labial “Dior Addict Lacquer Plump 556”.


Delineador “Diorshow on Stage Liner Matte black” y labial “Dior Addict Lacquer Plump 327”.

1. Novela gráfica

Sombras, aplicaciones y líneas certeras se unen para exaltar la belleza en una mezcla de drama y diversión. Fotos R O D R I G O B U E N O (S D M G M T ) P ro d u cció n y e dició n PAU L A R OS C H E L

Días de aislamiento, salidas ocasionales, nuevos hábitos de estilo. El uso de tapabocas corre el foco de aquellos labiales estridentes que supimos llevar. La mirada es la protagonista de nuestra realidad. El delineado toma importancia, con trazos sorpresivos en ambos párpados y lejos del clásico negro. Colores mate y brillantes, glitter, sombras satinadas, esfumados amplios y aplicaciones con arte que dejan que los ojos hablen.

107


Delineador “Diorshow Khol Professional Hold and Intensity Eye Stick 379”; sombra “Dior Diorshow 5 Couleurs 357 Electrify”; corrector líquido “Diorskin Forever undercover 020”. Asistentes de fotografía: Fabio Enes y Sidnei Brito. Maquillaje: Patrick Guisso con procdutos Dior Beauty. Asistente de maquillaje: Leonardo Almeida. Postproducción: Alt Retouch.

108


BE W ELL

2. Alta cobertura Las barras de maquillaje permiten una aplicación fácil y rápida, ideal para llevar en el bolso.

1

2

3

4

POR FLORENCIA LOPEZ-FRETES. FOTOS: DERECHOS RESERVADOS.

5

6

7

Bases de maquillaje en barra: 1. “Cream Stick Foundation”, Anastasia Beverly Hills. 2. “Skin Foundation Stick”, Bobbi Brown. 3. “Terracotta Skin Foundation”, Guerlain. 4. “Chubby in the Nude Foundation Stick”, Clinique. 5. “Teint Idole Ultra Longwear Foundation Stick”, Lancôme. 6. “Ultra HD Invisible Cover Stick Foundation”, Make Up For Ever. 7. “Traceless Foundation Stick”, Tom Ford.

109


BE W ELL

3. Belleza cosmopolita Aromas, colores, cuidados, experiencias: fórmulas sin excesos que viajan por el mundo.

LE LABO La firma que los millennials adoran. Si bien fue adquirida por Estée Lauder Companies, continúa como marca independiente. Sus creadores trabajaron en grandes empresas de belleza, donde aprendieron los secretos de los principales jugadores y los trasladaron a este producto de nicho. Frascos, elementos de medición, heladeras con esencias, etiquetas personalizadas y embotellado en vivo son parte de la ambientación de los locales que parecen laboratorios. La fragancia estrella: “Santal 33”, una amaderada muy aromática. lelabo.com

110

FOTOS: DERECHOS RESERVADOS -

P O R LO L A M O N T EI R O


DOVER STREET PARFUMS MARKET La tienda conceptual de indumentaria y accesorios creada por Rei Kawakubo –diseñadora de Comme des Garçons– y su marido Adrian Joffe suma su apuesta más reciente en París: Dover Street Parfums Market, dedicada exclusivamente a la venta de productos de belleza. Ofrece una curada selección de fragancias, cosméticos, maquillajes y productos para el cuerpo. Son propuestas diversas, orgánicas y sustentables, de todas partes del mundo. Nada se ordena en categorías ni posee logos, para dejarse llevar por las esencias, los aromas y las texturas. doverstreetparfumsmarket.com

NOSE PARIS “Me propuse buscar una manera de curar las fragancias para que resultaran originales y únicas”, dice Nicolas Cloutier sobre el emprendimiento que empezó hace diez años. Esta boutique parisina tiene, además de sus propios perfumes, los de firmas como la española Carner Barcelona o la sueca Stora Skuggan. Y cuenta con un bazar de belleza donde encontrar desodorantes naturales al estilo de Agent Nateur o Corpus Naturals. Su web ofrece un “diagnóstico olfativo” y una selección de productos aromáticos para el hogar de Ortigia o Cire Trudon, entre otras. noseparis.com

AESOP Rutinas simples y efectivas son parte de su filosofía. La experiencia comienza con el registro de las necesidades de la piel frente a un gran espejo y una bacha. La firma australiana tiene más de 200 tiendas alrededor del mundo y la ambientación de cada una respeta el contexto en que se ubica, con diseñadores locales y elementos autóctonos. Sencillez y tres pasos claves: limpieza, tonificación e hidratación. Un favorito: la línea Parsley Seed. Los ingredientes principales son las semillas de uva y de perejil, que actúan a modo de barrera frente a la polución urbana. aesop.com


BE W ELL

4. Reparación superadora

La icónica “botellita café”, un clásico de culto de Estée Lauder, ahora con una nueva formulación, que ayuda a la piel a aumentar la renovación natural de las células.

Se lanzó por primera vez en 1982 con un concepto revolucionario para la piel: la noche como mejor momento para repararla. “La botellita café”, como se conoce al frasco marrón de “Advanced Night Repair” (ANR) fue, además el primer producto en usar ácido hialurónico. En estos 38 años Estée Lauder lanzó cuatro nuevas formulaciones y ahora sorprende con “ANR Synchronized MultiRecovery Complex”, patentada hasta 2033. Tras un descubrimiento científico de la marca sobre las moléculas de microseñalización y su papel en el envejecimiento de la piel, su nueva tecnología Chronolux™ Power Signal reduce la apariencia de los signos clave del paso del tiempo de manera más integral. Además, ayuda a aumentar la renovación natural de las células y la producción de colágeno. 112

FOTO: DERECHOS RESERVADOS -

“Advanced Night Repair Synchronized MultiRecovery Complex”, la nueva formulación de la “botellita café” de Estée Lauder.


113


Dernières volontés Por AGUSTINA FERNANDEZ SARDO

trepadores de oro y brillantes, colección “Climbers” de Simonetta Orsini. Fotografía: @valmusso simonettaorsini.info 2. Un recorrido por la vida parisina de la mano de Paris Chic, el nuevo libro publicado por Assouline. assouline.com 3. Zapatillas de Jazmín Chebar para un look sporty. jazminchebar.com.ar 4. Mimosa por Pipi Yalour: 30ml de jugo de mandarina Murcott (o alguna otra variedad medio dulzona) y vino espumante extra brut para completar. Servir frío en una copa flauta también fría y

remover apenas. ¡Muy fácil y perfecto para el brunch! @pipiyalour 5. Sofisticada, envolvente y confidencial. “Coco Mademoiselle L’Eau Privée”, la nueva fragancia de Chanel. @chanel.beauty 6. La prenda favorita: un buzo canguro de Carla Andrea. Y si es tie dye, ¡mejor! store.carlaandrea.com.ar 7. Para deleitar los sentidos, Duhau Tienda de Delicatessen, con servicio take away. Disfrutar en casa de lo mejor de la vinoteca y de la florería del Palacio Duhau-Park Hyatt Buenos Aires. @palacioduhau

1

3

2

4

5

6

7

FOTO: DERECHOS RESERVADOS.

1. #LObsession: aros

114


WWW.LOFFICIEL.COM.AR INSTAGRAM: @LOFFICIELARG FACEBOOK: @LOFFICIELARGOK TWITTER: @LOFFICIELARG

115

ontour

ON DEMAND...