Page 38

¿Por qué nunca me quedé con lo que la docente pedía y fui a por más?, varios factores influyeron: mi amor por los libros generado desde muy infante, la libertad que me daban los profesores de leer cuanto libro anhelara, en tanto se ajustara a la temática de turno, y el acompañamiento que tenía en casa, con mamá que leía los mismos libros que yo y me comentaba sus ideas y críticas, a modo de repaso de las obras. En la actualidad, los chicos leen. No todos, aunque sí muchos. Ya lo mencionan los medios de comunicación: la mayor parte de las ventas anuales corresponden a adolescentes y jóvenes. Lo bueno está en esos docentes que los ayudan a amar la lectura, que los impulsan a leer y no les obligan ciertas obras pesadas, sino que las recomiendan o dan de a poco, en una suerte de tire y afloje entre lo actual y lo clásico.

36

El consenso es la clave: enseñar las temáticas que son necesarias, recurrir a lo novedoso para lograr llamar la atención y lograr un punto medio con los alumnos, donde pueden elegir qué leer, pero también cuenten con el conocimiento suficiente para leer algo más complejo y entenderlo o poder hacerse una concepción del tema tratado. Como cierre, les dejo una anécdota: cuando estaba en 3° año le pregunté a mi profe de Literatura porqué no nos hacía leer El Principito. Ella sonrió y se limitó a responder que, viendo que para la mayoría de los alumnos leer era una obligación para aprobar la materia, ella consideraba que El Principito era una obra que valía mucho y no quería que los alumnos la odiáramos. “El que quiera”, dijo, “se animará a buscarlo por sí solo y lo leerá con la pasión propia de quien lee por amor a leer. Si los

obligo, sólo ganaré que muchos lo rechacen y odien sin darle la oportunidad que se merece”. En aquella época, las dos profesoras que tuve en el área de Literatura, resultaban innovadoras al plantear la idea de dar libertad de elección al leer. Hoy en día, es una actitud que muchos docentes van adoptando y esto se multiplica a cada momento. Lo importante es leer. Ése es el primer paso, el fundamental. Qué leer, es una cuestión propia de cada uno, y en la medida que la edad avanza y se nos genera una idea de cultura literaria en nuestros pensamientos, esas lecturas habrán de irse complejizando, tal vez sin darnos cuenta, tal vez agradeciendo a esos profesores que nos cambiaron la vida con su forma de impartir la cátedra y darnos a conocer la magia de las letras.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: abril 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil en Argentina.

Huellas de Tinta: abril 2014  

Revista mensual sobre literatura juvenil en Argentina.

Advertisement