Page 1

Relatos Ganadores


1º Premio Categoría A / Julia Berdún


2º Premio Categoría A / Berta Martín Colomina


1º Premio Categoría B / Ingrid Navarro Pérez


STORY BOARD “Mirando el reloj”

2º Premio Categoría B / José Manuel Rodríguez Molina


“Un sueño inolvidable” 1º Premio Categoría C/ Gonzalo Reyes Gonzalvo (Basado en un sueño que tuve) ESCENA I (Casa) Zaf haciendo las maletas para irse de vacaciones Zaf: -¿Dónde vamos, mamá? Mamá (voz en off) -A Monte Sombra, un sitio muy bonito. ESCENA II (Coche) Zaf jugando con sus primos Ópal y Esme y su amigo Rub, al veo veo. Ópal: -Veo, veo Esme: -¿Qué ves? Ópal: -No sé Todos: -¡Ja, ja, ja! ESCENA III: (Monte Sombra) Los chicos sentados a la sombra del olivo que hay en la cima descansando y las madres tomando el té en una caseta. Las madres recogen y van con los chicos a toda prisa: Esme: -¿Mamá, que hacéis? Turma: -¡Venid aquí porque el agua del lago sube y está inundando la caseta! ESCENA IV: ( Casa del Monte Sombra, blanca de plástico con tejado de metal) Rub:


-Mamá, vamos a dar una vuelta Turque: -Vale pero tened cuidado Ópal: -Vale ESCENA V (Por la calle del pueblo. Casa de piedra) Se ve a los chicos en una barca de madera. Llegan al puerto del río y de repente ven a una ballenita en tierra que está muy triste. Zaf: -¡Mirad, una ballena en tierra! Pobre, se ha quedado sin agua. Esme: -Va déjala, dentro de poco morirá Zaf se queda muy pensativo ESCENA VI: (Calle del pueblo) Se ve a una ballenita llamando a la puerta y pidiendo agua, la rechazan y le tiran tomates. Zaf: -Voy a ir con ella Y se bajó de la barca. Va a abrazarla y la ballenita llora. Rub: -¡Zaf! ¿Qué vas a hacer? Me gustaría ayudarte Zaf: -Pedir ayuda, sé de alguien que puede ayudarnos Ópal y Esme: -Nosotros nos vamos al bar. ESCENA VII: Zaf y Rub cogen a la ballenita y la llevan a un callejón muy estrecho, la dejan en el suelo y Zaf empieza a mirar hacia arriba como buscando algo. Rub: -Zaf, se ha ido la ballena.


Zaf: -Está ahí, pidiendo agua. ¡Scalma, Scalma! Rub: -¿Quién es? Zaf: -Un ser que es muy poco amigable, pero ayuda a quien lo necesite. ESCENA VIII: (Callejón) Se ve a una lagartija gigantesca bajo la luz de un farol y de repente, mira hacia un lado y se va velozmente por la pared. Rub: -¡Ah!¡Una lagartija gigante! Zaf: Si, es Scalma. Scalma (enfadada): -¿Qué quereis? Zaf: -Nos gustaría que nos ayudases. Una ballenita se ha quedado sin agua dulce. Scalma: -¿Agua dulce?¿No es salada? Zaf: -No, es única esta ballena. Scalma (a punto de irse): -Muy bien, te ayudaré. ESCENA XI: (En un sitio bajo tierra donde viven las lagartijas) (Todo a cámara rápida) Scalma dice algo al Primer Ministro, que grita por un altavoz algo. Entonces todas empiezan a trabajar. Se ve a algunas de las lagartijas llenando un tanque de agua y a otras cogiendo paños y cuerdas. ESCENA X: (Callejón) Se ve a Scalma viniendo hacia Zaf y Rub


Zaf: -¿Has pedido ayuda? Scalma pega un silbido y un montón de lagartijas llegan con todo el material. Entre todas mojan los paños, le echan agua a la ballena y la envuelven con ellos. Después atan una red a su alrededor. Scalma pega otro silbido y aparecen una bandada de cigüeñas que cogen con sus picos la red y echan a volar, llevándose por el aire a la ballenita. ESCENA XI: (En el aire) Después la vista de la ballena se ve todo el bosque y todo el Monte Sombra. De repente se ve el río y la ballena sonríe. ESCENA XII (Bajando a tierra) Scalma está dando órdenes a los pájaros y la meten en el rio. Entonces, la red y los paños desaparecen y la ballenita queda libre. Empieza a bucear, a saltar y ha hacer piruetas. Todos se meten en el agua y empiezan a jugar. ESCENA XIII: (Orilla del río) Todos descansando o tumbados. Ballenita: -Me gustaría daros algo como agradecimiento Todos se sorprenden y se levantan. Entonces como por arte de magia la ballena saca algo muy resplandeciente y lo multiplica. Ballenita: -Esta es la piedra de la llamada. Cuando necesitéis ayuda, mojarla en agua limpia u yo acudiré a vuestro encuentro. ESCENA XIV: (Casa del Monte Sombra) Zaf está buscando una boquilla para respirar debajo del agua. ESCENA XV: (Rio) Zaf y Rub jugando al pilla-pilla bajo el agua con la ballenita y muchos peces.


“La historia real” 2º Premio Categoría C / Paula Russo Iglesias Escena 1ª Lugar: Casa. Mateo, un escritor famoso, recuerda cuando le leías cuentos a su mujer que falleció. Estaba con su hija. Él nunca más volvió a leer. Laura: Extraño a mamá Mateo: Yo también hija Escena 2ª Lugar: Casa. Suena el teléfono. Llama un editor a mateo para que vaya a Londres a publicar un libro suyo. Editor: Hola buenas tardes, le llamamos para decirle que tienes que venir a Londres a Editar un libro suyo. Ya te hemos alquilado un hotel. Está en la calle de Abbey Road. Mateo: ¡Qué bien! Muchas gracias. ¿Para qué día tengo que estar allí? Editor: Para el lunes que viene Mateo: Muchas gracias, adiós Editor: ¡Adiós! Escena 3ª Lugar: Casa. Mateo está emocionado y se lo dice a su hija que se van a Londres. Laura: ¿Quién era papá? Mateo: (emocionado) Era un editor. Nos vamos el próximo lunes a Londres. Un semana después Escena 4ª Lugar: Aeropuerto. Llegan tarde el vuelo. Laura: ¡Papá llegamos tarde al vuelo!¡Lo vamos a perder! Mateo: ¿Qué hora es? Laura: No es hora de hablar de que hora es, tenemos que correr papá. (Laura y su padre se echan a correr) Escena 5ª Lugar: Londres. Han llegado a Londres. Tenían que irse para el hotel. Laura: ¿Papá, adónde tenemos que ir ahora?


Mateo: Al hotel, pero no sé donde está la calle. Le preguntaré a alguien. Mateo: Disculpa ¿sabes dónde está la calle Abbey Road? Persona: Sí a dos cuadras de aquí Mateo: Vale, muchas gracias. Adiós. Escena 6ª Lugar: Calle (Van caminando y llegan al hotel) Laura: ¿Papá es este? Mateo: Creo que sí. Vamos a entrar para ver. Mateo: Disculpa hay una habitación reservada a nombre de Mateo. Trabajar: Sí, la habitación número 312. Escena 7ª Lugar: Hotel. Van hacia la habitación. Laura: Papá, me encanta este sitio. Mateo: Hija a mi también. (triste). Tras la muerte de tu madre nos hará bien todo esto. Laura: No sé yo papá Escena 8ª Lugar: Habitación (hablan de lo que van a hacer) Mateo: Laura, publicaré mi libro y nos quedaremos por un tiempo más en Londres. ¿Qué te parece? Laura: Papá, me parece genial. Nos lo pasaremos muy bien. Escena 9ª Lugar: Habitación. Llama un editor. (suena el teléfono) Laura: Papá, suena el teléfono. Mateo: Cogelo Escena 10ª Lugar: Habitación. (Laura coge el teléfono) Laura: Hola Editor: Hola, ¿está el señor Mateo? Laura: Sí, ya te paso con él.


Escena 11ª Lugar: Habitación. Mateo fue a coger el teléfono. Y el editor le cuenta que tiene que leer uno de sus famosos libros. Mateo: Hola Editor: Hola, te hemos llamado para que mañana vayas a leer uno de tus famosos libros. Mateo: ¿Qué? Lo siento no puedo leer Editor: Es una oportunidad única. Tú decides te espero en la calle Francisco Navacerrada. En el salón de arte a las 17:00. Adiós Escena 12ª Lugar: Habitación. Mateo le cuenta todo a la hija Laura: ¿Qué pasa, papá? Mateo: Que tengo que leer un libro, y jure que desde la muerte de tu madre nunca más volvería a leer. Pero es una oportunidad única. Laura: Pero papá no la puedes rechazar. Mateo: No lo hare hija, iré a leerlo. (Al día siguiente) Escena 13ª Lugar: Calle del hotel. Van a buscar la calle. Laura: Papá ¿sabes dónde está? Mateo: Si, me he estudiado las calles de Londres. Laura: ¿Está lejos de aquí? Mateo: Si que está lejos de aquí. Así que iremos en coche. Escena 14ª Lugar: Coche. Mateo y su hija se ponen a hablar. Mateo: ¿Laura que hora son? Laura: Son las 16:55. Mateo: Así que faltan 5 minutos para llegar (Después de 5 minutos) Escena 15ª Lugar: Calle Francisco Navacerrada. Se metieron en el salón de arte. Y había muchas personas.


Mateo: Hija estoy nervioso Laura: (Animándole). Tranquilo te va a salir genial. Mateo: Gracias hija. Escena 16ª Lugar: Salón de teatro. Presentan a Mateo. Presentador: El famoso escritor Mateo Gómez os va a leer un famosísimo libro suyo. Se llama Que fue de los romanos. Mateo: Hola me llamo Mateo y soy yo el que os va a leer este libro. Escena 17ª Lugar: Salón de teatro. Mateo empieza a leer y todo lo que leía se salía del libro. Mateo: Hace millones de años un romano llamado Luis Fonsi. (de repente se para de leer porque sale una persona muy rara y desapareció otro) Mateo: ¿Qué pasa? ¿Qué es lo que ocurre? Luis: Hola vengo de Roma y me llamo Luis FOnsi. Mateo: ¿Qué? Escena 18ª Lugar: Salón. Nadie se lo puede creer Mateo: ¿Pero qué ocurre? Que vas a hacer estos días. Luis: Es un mundo nuevo para mí, iré a visitar este maravilloso mundo. Escena 19ª Lugar: Salón. Laura va corriendo hacia su padre. Laura: ¿Qué ocurre papá? Mateo: ¿No se? Tenemos que investigar Laura: Que te parece si llamamos a un espía Mateo: Me pongo manos a la obra. Escena 20ª Lugar: Salón. Mateo saca el teléfono. Marca los números. Llaman al espía. Mateo: (Nervioso) Hola buenas tardes necesito un espía ya. Espía: En cinco minutos estamos ahí y lo hablamos. Hasta luego.


Mateo: Gracias. Nos vemos enseguida. Escena 21ª Lugar: Calle Francisco Navacerrada. Mateo sale con Laura a fuera. Y encuentran al espía Lucas. Lucas: ¿Dónde estás? Mateo: Ahí viene. Espía: Hola, cual es mi deber. El día cuesta 45 euros. Mateo: Necesito averiguar lo más pronto posible. Escena 22ª Lugar: Calle Francisco Navacerrada. Le explica lo que tiene que hacer. Mateo: Quiero que investigues todo sobre un señor llamado Luis Fonsi. Salió de un libro mío no me lo pude creer. Lucas: ¿Eehhhh? No será fácil (Al día siguiente) Escena 23ª Lugar: Calle. Espía se pone manos a la obra. Se conecta con Mateo por un Walkie Talkie. Lucas: Mateo son las 15:30 de la tarde. El sueño Luis Fonsi esta hablando por teléfono. Mateo: Tienes que averiguar con quien habla. (El espía va corriendo hacia Luis Fonsi) Escena 24ª Lugar: Calle. El espía se presenta con Luis. Le pregunta cosas. Espía: Hola, tienes algún problema Luis: No, pero gracias. Espía: ¿Con quién hablabas? Luis: Con un familiar mío de Roma. ¿Por qué me lo preguntas? Espía: No, por nada. Bueno y ¿quién era?¿cómo se llama? Luis: Es mi hermano y se llama Lucas Espía: Muchas gracias, adiós. (El espía se conecta con Mateo) Escena 25ª


Lugar: Calle. El espia informa a Mateo con quien hablaba. Espía: Mateo, estaba hablando con su hermano Lucas. Mateo: Lo buscare en el ordenador. Adios. Escena 26 ª Lugar: Hotel. Laura no para de hacerle preguntas al padre. Laura: ¿Papá que pasa? ¿Qué es lo que ocurre? Mateo: Laura, que estamos resolviendo el caso del libro, queremos saber qué es lo que ha pasado. Laura: Papá no me estás haciendo caso. Me siento sola. Escena 27ª Lugar: Hotel. Laura le comenta al padre que es lo que quiere. Laura: Por cierto papá sacando este tema quiero un perro. Mateo: Laura te entiendo de que no te este haciendo mucho caso (como dudoso) Es que un perro… Laura: (suplicando) Pero por favor, me hará compañía. Escena 28ª Lugar: Hotel. Mateo le niega a la hija que no le va a comprar un perro. Mateo: Lo siento hija pero no. Laura: Pero me he cogido un libro que va de una niña y su perro y me enseñara algo. Mateo: (furioso) Laura, que no. Y se acabo el tema (El padre se va) (Laura va a coger su libro) Escena 29ª Lugar: Hotel. Laura empieza a leer su libro y ocurre algo raro. Laura: Había una vez un perro. (Laura para de leer) Perro: Guf, guf Laura: Ehhhh!!!, no se lo puedo decir a nadie. Escena 30ª Lugar: Calle. Mateo llama al espía y quedan. (Suena el teléfono) Mateo: Hola, necesito quedar aquí contigo. En la calle Abbey Road. Ven rápido.


Espía: Ya voy para ahí. (Espía a llegado) Escena 31ª Lugar: Calle. Planean un plan. Mateo: He estado pensando que si vuelvo a leer, quizás puedan contestarse. Espía: Y si lees el nombre del hermano de Luis. Mateo: Tienes razón. Escena 32ª Lugar: Hotel. Laura va abajo corriendo. (Laura se encuentra con su padre) Laura: (Se escucha debajo a fuerte) Papá, papá, papá!! Escena 33ª Lugar: Casa. Habitación de Mateo. Mateo se despierta y todo era un sueño y ve como algo raro. Mateo: (Los ojos están medio cerrados y medio abiertos) ¿Qué es lo que veo? Mujer: Soy tu mujer, solo quería decirte que no dejes de escribir ni de leer, porque mientras que escribas y leas yo estaré viva, pero si lo dejas yo moriré. Tu solo puedes demostrar el amor que tienes tu por mí. Adiós. (La mujer le manda un beso en el aire) Mateo: Cariño, no te vayas. Escena 34ª Lugar: Casa. Laura va a visitar a su padre. Laura: Hola papá. Mateo: Hola hija. Laura: Papá quiero un perro, me hara compañía. Mateo: Vale Laura, mientras ¿quieres que te lea un libro? Escena 35ª Lugar: Habitación. Laura se queda asombrada Laura: Pero papá, dijiste que no volverías a leer. Mateo: Lo se, mira Laura tu madre me ha dado una lección, que mientras que yo siga escribiendo y leyendo mis obras, en cada párrafo ella estará dando su aprobación.


Laura: ¿Como papá? ¿Y cómo yo no puedo verla? Escena 36ª Lugar: Habitación. Laura no entiende porque no puede ver ella a su madre. Mateo: Fácil, al partir tu madre te dejo su corazón y su alma, por eso tu no sentiste ese vacío. En cambio yo me negué a su partida u solo quise castigarme, sin darme cuenta cuánto daño estaba produciendo. Laura: ¿Cómo castigándote papá? Escena 37ª Lugar: Habitación. Mateo le explica a Laura. Mateo: Tu madre me dijo: Mateo solamente parten las personas que no han dejado nada y yo he dejado un gran hombre y una hermosa niña, que los acompañaré siempre. (Mateo se va a su escritorio) Escena 38ª Lugar: Casa (escritorio). Comienza a escribir una novela, contando y dando mensajes de la vida. Mateo: Que fácil es poder tener el alma libre. Puedo escribir con alegría, la alegría que siempre tuve hasta que se fue ella, y hoy por ella me propuse hacer la mejor novela de amor. (Llegó el día de la entrega de premios) Escena 39ª Lugar: Entrega de libros. Sala. Mateo de la mano de su hija escucha la presentación del primer premio. Presentador: En estos momentos la Academia de escritores llamará al frente al escritor elegido por su obra y por la riquísima sabiduría que le dejará a cada lector. (Silencio en la sala) “Y el ganador al mejor libro es el señor Mateo” Escena 40ª Lugar: Sala. Mateo pasa al escenario, le entregan el premio. Mateo: (Agradecido) Me siento honrado por este premio y se lo debo al amor de mi vida, que siempre estará viva a mi lado y a mi hija. (Los espectadores aplaudieron) (Le pidieron que leyera un párrafo) Mateo lo hizo y no paraba de leer. Y todos de pie no pararon de aplaudir.

FIN


“Del campo a la ciudad y de la ciudad al campo”

1º Premio categoría D / Carlos Gascón Malandía

INT. CASA DE AURENCIO Y FELISA / CUARTO DE ESTAR. ATARDECER INVERNAL. FELISA ¿Te has enterado de lo de la Aurencia? AURENCIO (Sin girarse ni dejar de mirar una antigua televisión) No, ¿Qué ha pasado pues? FELISA Pues que la crisis aprieta y ha tenido que cerrar la tienda y nosotros no tenemos para comer, ¡Ni gallinas ponen huevos con este frio! AURENCIO No te preocupes, que inviernos más frios ha habido y aquí estoy. FELISA (Dejando de tejer y poniéndose de pie enfadada) Aurencio, ¡por favor! No digas burradas, y deja de decir tontadas mirando esa televisión. Hoy ha muerto uno de los pocos tocinos que quedaban. Mañana mismo te coges al cerdo más gordo y te vas para la ciudad a venderlo por un poco de dinero. AURENCIO Pero Felisa, por favor, te pido que no me obligues a hacer eso… Ya hace trece años que no paso por la ciudad y ya estoy viejo y cojo y… FELISA (Interrumpiéndole de un grito) ¡AURENCIO! AURENCIO (Levantándose del sofá y saliendo del cuarto)


Está bien, pero que sepas que esta te la guardo, lo que hay que aguantar, buenas noches. FELISA Buenas noches (se queda dormida en el sillón con la radio y el hilo de coser) INT. JOYERIA/ DÍA JOYERO (Detrás del mostrador) Serán 50 euros, caballero CLIENTE (Sacando el dinero del bolsillo) Tome su dinero, adiós JOYERO Espere, por su compra superior a 45 euros puede participar en un sorteo de… LADRON (Entrando de golpe por la puerta con una pistola) ¡No dudaré en usar el arma! JOYERO No te pienso dar nada CLIENTE (Sale corriendo pidiendo auxilio aprovechando un despiste del ladrón, al que no le va la pistola) LADRON ¡Mierda! Ahora no va la pistola, (coge una escoba, golpea al dependiente en la cabeza y sale corriendo por la puerta de atrás tirando la escoba) AURENCIO (Entra en la tienda asustado de los gritos del cliente y el cerdo se escapa por la puerta en cuanto le suelta Aurencio) Alto ahí, ladrón (se agacha y coge la escoba)


¿Dónde estás? (Se acerca a la encimera y ve a el joyero desangrándose) POLICIAS (Dos policías entran silenciosamente por la puerta que queda detrás de Aurencio y el más grande le da con la porra en la cabeza) AURENCIO ¡Aaaaaaaaaah! ( y cae al suelo desmayado) POLICIA PEQUEÑO Venga, espósale y al calabozo INT. CELDA DE CALABOZO / UNA VENTANA CON REJAS/ NOCHE Y DIA PIVU Mira Victor, ya vuelve en sí VICTOR Hola Aurencio, nosotros somos Pivu y Victor, tus compañeros de celda. AURENCIO ¿Perdón?¿Yo en la cárcel?¿Que he hecho pues? PIVU Jo, tío, ¿de verdad no sabes qué has hecho? VICTOR (Le lanza un periódico local) AURENCIO (Lee en voz alta) Loco agrede a un joyero de un escobazo en la nuca y dentro de dos días será juzgado por un juez… ¡Esto es totalmente mentira! Yo solo fui a ayudar al joyero y alguien me golpeó pro la espalda a traición. (sigue leyendo) Un cerdo se ha comido los setos del parque, dando un susto tremendo a los niños que jugaban en el. VICTOR


Anda, que no hay que ser tonto ni nada para soltar un cerdo en plena ciudad. AURENCIO Sin faltar, por favor. PIVU ¿Qué tal si dormimos? AURENCIO Si, será lo mejor. (Pasa el día y en la ventana se vé cómo cae el sol y llega la noche. Entonces alguien aparece en la ventana) EUSEQUIO Aurencio…Aurencio; despierta, Aurencio AURENCIO ¡Hombre! Eustaquio ¡cuánto tiempo! EUSTAQUIO Si, desde que me mudé del pueblo. Pero ahora tenemos prisa, mucha prisa. Toma esta cuerda, Aurencio y átala a los barrotes de la ventana. Yo tirare con mi coche y cuando lo barrotes cedan serás libre. AURENCIO (Se va el coche y se oye arrancar el motor) Eustaquio que los barrotes no ceden ESTAQUIO ¿Qué dices? No te oigo AURENCIO Para el coche EUSTAQUIO Lo siento mucho Aurencio Yo lo he intentado, pero… AURENCIO Nada de peros, si los jueces son tal listos se darán cuenta de que yo no le agredí. EUSTAQUIO Adiós, Aurencio


AURENCIO Adiós, Eustaquio. (Eustaquio se va de la ventana y en seguida se oye el coche que arranca para irse. Aurencio se vuelve a meter en la cama y empieza a roncar. De repente suena en la ventana el “oing” de un cerdo) AURENCIO ¡Cerdo! ¿Cómo me has encontrado?...¿qué haces? Ni lo intentes. Ya ha tirado mi amigo con un coche y no ha podido, así que no sé como lo vas a tirar tú. (Entonces la ventana cede) CERDO ¡Oing, oing! AURENCIO ¡Ohhhhh! (Aurencio sale por la ventana sin despertar a sus compañeros)

INT. CASA DE AURENCIO Y FELISA/ DIA. AMANECER AURENCIO (Entrando por la puerta) ¡Felisaaa! Ya estoy en casa FELISA Hola Aurencio, ¿has traído el dinero? AURENCIO Pues lo siento mucho, pero no he tenido mucho tiempo para negociar. Felisa, ya te contaré. FELISA Aurencio querido ¿y ahora que vamos a comer? AURENCIO (Saca un largo cuchillo y mira al cerdo) Por eso no te preocupes, solo dime ¿prefieres morcillas o chorizos? FELISA Pues yo es que soy de longanizas.


“Cortometraje: Las letras doradas” 2º Premio Categoría D / Ivana Mínguez Esteban

EXT. JARDÍN ÁRABE/ESTANQUE. DIA La princesa ZORAIDA, está enfrente en el estanque en el que hay un extraño pez, el pez es de color salmón, con unas letras escritas en árabe de color dorado en las que ponía: que significa las sales de los sabios al anochecer. La princesa era muy lista, y casi siempre hablaba con ella misma para averiguar dilemas o acertijos. ZORAIDA: Veamos, hay muchos tipos de sales, sales de baño, sales de cocina… ¡Igual se trata de la persona que las vende! o ¡de las que las perfuma! Igual en el zoco hay un vendedor de sales, siempre que han dicho que las sales con las que me baño son las mejores de toda la ciudad, y que se compran en el zoco: Mandaré preparar mi caballo. HASIM, ven aquí por favor. HASIM: ¿Qué desea, princesa? ZORAIDA: Prepare el caballo, por favor. ¡Ah! Y dile que a AZUR que venga, y que traiga una red. HASIM: Ahora mismo princesa, ¡AZUR!, ¡AZUR! La princesa requiere tus servicios. AZUR: ¿Qué desea, princesa? ZORAIDA: Cace ese pez por favor, y métalo en la caja de cristal que hay en mis aposentos. AZUR: Ahora mismo, princesa

EXT. ZOCO DE LA CIUDAD / PUESTO DE SALES. DIA En el zoco hay distintos puestos de diferentes productos, la princesa se acerca a un puesto de sales, con telas moradas y carteles del origen de cada tipo de sales. PELAYO: Bienvenida, princesa, ¿qué deseaba?


ZORAIDA: Deseaba que usted me diera información que necesito saber y que creo que usted sabe, ¿le importaría venir conmigo? (Se van a una trastienda del puesto de sales) PELAYO: Claro, princesa, ¿qué información? ZORAIDA: Encontré un pez muy extraño en mi estanque hace unas horas, observé que llevaba unas letras en su lomo, y ponía una frase que me ha llevado hasta usted. PELAYO: Ah! Si, es la vieja leyenda, mire, yo soy de origen cristiano y hay una leyenda que dice que el pez sabio mandará a lo no pecadores al cielo y … (En ese momento, una flecha atraviesa el corazón de PELAYO, era un ataque cristiano, un príncipe cristiano rescata a la princesa para que no se haga daño. Ese príncipe era RAMÓN, el hijo del vendedor, que también sabía el secreto, la princesa y él se van galopando del peligro) RAMÓN: Princesa, no se asuste, soy RAMÖN, el hijo de PELAYO y yo sé el secreto que busca. Pero debemos ir a un lugar más seguro. ZORAIDA: Yo soy la princesa ZORAIDA, y podríamos ir a mi palacio. RAMÓN: Eso ya lo sabía, y no podemos ir a su palacio, no olvide que su padre y yo somos enemigos. Entonces, dos manos agarran al príncipe y se lo llevan al calabozo.

INT. CALABOZO DEL PALACIO. DIA El calabozo es un lugar sucio, lleno de celdas con ratas y presos moribundos, el guardia, lleva al príncipe a uno de ellos y la princesa lo va a ver. ZORAIDA: ¿Porqué me ha ayudado? Mire cómo ha acabado ahora. RAMÓN: (Casi muriéndose) Siempre ayudo a los dignos de ayuda.


ZORAIDA: Eso es muy bonito, pero todavía no me ha contestado al enigma del pez. RAMÓN: Muere si yo muero… Murió en el calabozo, y el pez también lo hizo, y la princesa se tuvo que quedar con la duda durante toda la vida.


“LOS CUATRO ÚLTIMOS DÍAS” 1º Premio Categoría F / Belén Gonzalvo

0. EXTERIOR – UN PUEBLO CERCANO A LA CIUDAD – NOCHE Nos encontramos en un pueblo de noche iluminado por las luces de las farolas. Lo vemos desde el aire pasando por encima de la carretera que hace de calle principal. A la altura de la plaza se ve la torre mudéjar de la iglesia, se rodea muy despacio y se baja a las calles más estrechas hasta llegar a un restaurante que hace esquina. 1. INTERIOR RESTAURANTE – NOCHE Es un local cuyas paredes son grandes ventanales hacia la calle. La iluminación es intensa y se ve que hay mucha gente. Dentro se escucha el ruido de conversaciones mezclado con la música de la televisión. Mar (mujer morena de pelo corto y unos 35 años) con una cucharilla en la mano mira sorprendida que se levanta Bruno (su marido, más o menos de la misma edad, rubio y con barba cuidada). BRUNO Haz lo que quieras. Yo me voy al baño Se levanta apartando bruscamente la silla, llamando la atención del resto de las mesas. Pasa de largo la puerta de los aseos y sale del restaurante sin mirar atrás. Mar se queda con la mirada fija en el plato y juega con los restos del postre, cuatro fresas rodeadas de nata. Clara (mujer menuda de pelo rojo y rizado, amiga de Mar) se levanta el otro lado de la mesa para sentarse al lado del Mar. CLARA No te preocupes Mar. Ya se le pasará MAR Esta vez creo que no CLARA ¿Es que todavía no le habías dicho nada del viaje? MAR La verdad que no había encontrado el momento Arturo (el novio de Clara, de tez morena y pelo rizado ) se echa hacia atrás en la silla y cruza los brazos mientras mira fijamente a Mar.

ARTURO


¿Y cuándo ibas a decírselo, haciendo las maletas o desde la ventanilla el avión? Que te vas de cuatro días Mar… Creo que yo me hubiera tomado tu noticia bastante peor, la verdad. Un año en la Antártida es mucho tiempo. CLARA Basta ya Arturo, ya tiene suficiente. Los dos miran a Mar que está con la mirada ausente en el plato lleno de nata. Clara le coge del brazo llamando su atención. CLARA ¿Dónde estás Mar?¡Vuelve! ARTURO Posiblemente encima de un trineo tirado por perros o haciendo fotos a los pingüinos ¿o me equivoco? Mar no responde, levanta los ojos hacia él dando a entender que está en lo cierto. Clara se levanta con el tabaco y el mechero en la mano e intenta llevarse con ella a Mar pero Arturo se adelanta le coge la mano a Mar reteniéndola. ARTURO Perdona Mar si no es lo que quieres escuchar. Sólo necesito que comprendas su reacción. Después de tu viaje al Amazonas te aseguro que ya no lleva tan bien tus ausencias como al principio. MAR Pero cuando nos casamos él ya sabía que iba a ser así… ARTURO Si, lo sé. Pero es difícil acostumbrarse a dos vidas deferentes, una en las que lo llenas todo y otras en la que se hacen interminables las horas sin ti. MAR ¿Eso es lo que él te ha dicho? Lo pregunta mientras aparta su mano de la de Arturo, se levanta y recoge sus cosas con mucha prisa. ARTURO No con esas palabras exactamente, no las recuerdo. MAR Lo suponía. Son más propias de ti, mi querido poeta. Esto lo dice mirando a Arturo y notando una mirada inquisitiva de Clara. Arturo sonríe divertido a las dos mujeres. Clara también sonríe aunque se le nota que es para disimilar su sorpresa.


CLARA ¿Tu querido poeta? En cuanto vuelva me cuentas de qué va esto. Ahora, amiga mía, acompáñame a echar los malos humos a otra parte. Salen a la puerta. Clara se enciende un cigarrillo. Mar se pone el abrigo mirando hacia el interior, donde ve que Arturo levanta la mano para despedirla. Le dice algo pero Mar sólo puede leer en sus labios un “cuídate”. Ella levanta la mano también pero no le dice nada. Se vuelve hacia Clara y, esquivando el humo que la rodea, le abraza. MAR Adiós Clara. Será mejor que yo también me vaya. Y perdón por la escena… Clara le interrumpe haciéndole callar. Se vuelven a abrazar y en silencio Mar desaparece calle abajo con paso rápido. Clara le grita en el último momento. CLARA ¡Y esta vez quiero noticias tuyas pronto! Mar levanta la mano sin volverse. 2. INT. CASA MAR Y BRUNO - NOCHE La misma mano, un poco temblorosa, busca la cerradura muy despacio intentando no hacer ruido. Entra y cierra con cuidado. Deja el abrigo y el bolso en la entrada desde donde mira hacia la puerta cerrada del cristal del salón. Está iluminado y se distingue la silueta de Bruno moviéndose en el interior. Hace el movimiento de abrir pero duda un momento. Suspira y aparentando seguridad, entra. Sin darle tiempo a decir nada y sorprendido por el silencio con que ha entrado, Bruno se levanta y se enfrenta a ella. BRUNO Dime porqué soy siempre el último en enterarme MAR Sabía que no te iba a gustar… BRUNO ¿ Es que debería estar encantado de pasar un año sin ti? Tú te vas a tu paraíso particular y yo aquí, esperándote ¿y si antes de volver me he muerto? La voz de Bruno la confunde. Es una mezcla de rabia y verdadera desesperación. Esquivando su mirada y su cuerpo ya hacia el baño desde donde sigue escuchando. BRUNO ¿Y si cuando vuelvas ya no eres la misma? ¿Y si no vuelves? MAR


¡Venga ya! Siempre tan tremendista. ¿Ves porqué no te lo dije antes? 3. EXT./INT. DISTINTOS LUGARES DE TRABAJO Y CASA – DIA Y NOCHE Se ve de forma rápida distintos momentos de la vida cotidiana de ambos de los dos días siguientes. Mar coge el autobús al trabajo. Teclea delante del ordenador, tiene una reunión, teléfono, comida rápida, otra reunión. Entre una imagen y otra se le ve con la mirada perdida, pensativa. Bruno acude al estudio, atiende llamadas, hace entrevistas, come en el estudio y se le ve ausente. Bruno cena fuera, ella en casa. Cuando vuelve ella está dormida. Por la mañana ella ya no está cuando él se levanta. El segundo día es igual pero se les ve más tristes, cansados y ausentes que el anterior. 4. EXT – PLAZA – ATARDECER Arturo y Bruno pasean muy lentamente por la plaza camino a casa de Bruno. Las manos en los bolsillos y la mirada baja. ARTURO ¿Seguís sin hablaros? Bruno afirma con la cabeza sin mirarle ARTURO ¿Crees que merece la pena? Te queda un año entero sin verla en persona y desperdiciáis así horas preciosas. Como sigas así ese silencio te perseguirá todo el tiempo. BRUNO Sé que suena ridículo pero estoy vacio. No puedo hablar con ella. No encuentro las palabras cuando la tengo delante. Es como si me hubiera despedido y no tuviera ya nada que decirle. (pausa) Ya sabes que hace tiempo que siento que este será su último viaje… Habla pausadamente, se mueve muy despacio con cansancio. Se sienta en un banco elevando la mirada al cielo. Arturo le mira y le habla sentándose tranquilamente a su lado. ARTURO Pero no tiene porqué ser así. De acuerdo que no ha sido fácil convivir con alguien que se va cada poco tiempo, pero no me dirás que tú has sido un santo precisamente en su ausencia. BRUNO No puedo negarte lo que ya sabes y por eso me siento doblemente culpable. Realmente ella todavía no se ha ido con otro, pero lo hará esta vez. Lo sé. Por eso será su último viaje en lo que se refiere a mí. ARTURO


Tú y tu teoría de los sueños. Siempre me ha parecido que toda esta historia de premonición es era una excusa para no dormir solo, pero veo que al final lo único que has conseguido es destrozar lo había entre vosotros. No lo entiendo. Bruno se levanta bruscamente, enfadado, nervioso, se pone a andar de un lado a otro delante de Arturo. BRUNO Nunca te he pedido que lo hicieras. Ya se que parezco un loco al pensar que los sueños son algo más que una película que ves en tu cabeza cuando duermes, pero si por una vez pudieras verlo conmigo sabrías que es algo que realmente va ha suceder. ARTURO Perdona pero es que me parece… BRUNO Estúpido, ya lo se. ARTURO No te lo niego Bruno se detiene y dedica una media sonrisa a Arturo. BRUNO Déjame que esta vez te lo cuente Arturo asiente con resignación BRUNO Siempre es igual. Como si fuera una película que ves una y otra vez. Los dos estamos haciendo los preparativos para su viaje. Hay más equipaje que nunca porque lleva mucha ropa de abrigo. A pesar de que sabemos que durante mucho tiempo no nos veremos más que virtualmente estamos contentos. Es una gran oportunidad para ella y la ilusión de su vida. (pausa) Es cuando llegamos al aeropuerto cuando todo cambia. Aparecen sus compañeros de aventura. Algunos son conocidos, a otros es la primera vez que los vemos. Como a él. No consigo verle la cara pero sí la de Mar. Y es entonces cuando todo va cambiando de color. Todo se empieza a teñir de azul, azul como la cazadora de ese hombre. Me quiero acercar a despedirme pero ya no es ella, me mira pero no me ve, me oye pero no me escucha y tengo esa sensación de que he dejado de tener un lugar en su vida justo en ese instante. Siempre me despierto con la certeza de se va con él. ARTURO A ver si me aclaro. ¿Todos estos años de infidelidades por tu parte han sido porque ella se va con otro… en su sueño?


BRUNO Para mi es un certeza, como cuando soñé que me daban el trabajo en la radio. ARTURO Pero eso es distinto, tú buscabas trabajo, hacías entrevistas, ibas de un sitio a otro dejando curriculums. Era normal que soñaras algo así. Bruno más calmado se levanta

BRUNO Piensa lo que quieras. Sabía que no me ibas a creer. No tardará mucho en confirmarse por sí misma la historia, ya lo verás. Bruno se va con paso ligero a su casa sin mirar atrás mientras que Arturo se queda mirándole confundido. 5. INT.-SALÓN CASA MAR Y BRUNO – NOCHE Veamos a Mar escribiendo en el salón bajo una pequeña luz. Levanta la vista con expectación al escuchar la puerta. Bruno entra, cierra despacio y camina hacia ella intentando sonreír. BRUNO Hola Mar Mar le mira dudosa, deja la libreta y esboza una pequeña sonrisa. MAR ¿Ya podemos hablar? Bruno baja la mirada, suspira, se sienta a su lado y asiente. Mar juega con el bolígrafo que aún tiene en la mano. MAR Entiendo que he metido la pata no diciéndote que me iba. Lo siento… BRUNO Yo también lo siento Bruno le quita el bolígrafo dejándolo a un lado. Mar intenta hablar de nuevo pero él posa un dedo en sus labios pidiéndole silencio. Le coge las manos y con voz temblorosa comienza a hablar. BRUNO Tengo que decirte algo. Es sobre un viejo temor que vuelve en cada viaje que haces, salvo que esta vez siento que se va a convertir en algo real.


MAR ¿De qué me están hablando, Bruno?

BRUNO Necesito que me escuches aunque te suene extraño. Hace mucho tiempo que sueño que te vas y no vuelves conmigo. No sé la razón, pero hay una persona que cuando aparece hace que todo se vuelva azul y desde ese momento tenga la certeza que te vas con él. Y ahora sé que este es el viaje. Mar se sorprende al escuchar lo del color azul. Mueve la cabeza de un lado para otro reponiéndose de la sorpresa. MAR ¿Eso es todo? No me puedo creer que tu actitud de estos días tenga que ver con un sueño en el que te soy infiel. Ahora es ella la que acoge la cara de Bruno entre sus manos y le mira a los ojos con ternura. MAR Volveré. Quizás más delgada, con más arrugas, con los pies helados, pero seguiré siendo la misma, ya lo verás. Se acerca y le besa. Él le deja hacer, aunque su mirada refleja su angustia interior. BRUNO Pero mi pesadilla es real… Ahora es Mar la que le hace callar. Se besan de nuevo, cada vez con más pasión. Se levantan y se van quitándose la ropa camino al dormitorio. 6. INT.-SALÓN CLARA Y ARTURO – NOCHE Arturo y Clara tumbados en el sofá apagan la televisión y se preparan para ir a dormir. Mientras se lavan los dientes hablan. CLARA Todavía no me lo puedo creer. ¿Tú sabías lo de Bruno con esa mujer? ARTURO Me enteré por casualidad. Los vi una noche salir de un restaurante en la ciudad y él me vio. Al día siguiente quiso explicármelo. Yo tampoco acababa de creérmelo sobre todo porque toda esa historia sobre su sueño me pareció la excusa ridícula para serle infiel a alguien.

CLARA Y no se lo contaste a Mar… ni a mí.


ARTURO Perdóname. Sigo pensando que es algo que tienen que arreglar entre ellos, sin interferencias del exterior. CLARA Ya. Y te parece mejor interferencia la de esa mujer que la nuestra… Acaban de asearse. En el dormitorio se ponen el pijama. ARTURO Claro que no. Intenté decírselo a Mar pero quizás no lo hice muy claramente. ¿Te acuerdas cuando me llamó “mi querido poeta”? CLARA Si, por cierto, todavía no me lo has contado. Clara se pone de rodillas en la cama queriendo parecer que está celosa. ARTURO No me mires así, sólo hice lo único que sé hacer bien, le escribí una canción. Ya sé. Soy cobarde. La verdad que no fui capaz de decírselo sin más. CLARA Hubiera sido más fácil la verdad ARTURO Además se la mandé la noche anterior de la cena con la tonta excusa de pedirle su opinión. Después de lo que pasó ya no me atreví a decirle la verdad. CLARA Todo un cobarde Clara se ríe, se acerca y le besa. CLARA Si la cosa iba de canciones me dejas más tranquila

ARTURO Pues no lo estés tanto porque hay algo muy extraño en todo esto. Mar me respondió que no entendía bien ese juego de infidelidades, una real, otra soñada… eso no podía pasar en la vida real. Mi mensaje como ves le


llegó, pero no como algo propio, Sin embargo me contó que ella tenía también un sueño recurrente desde pequeña que tenía que ver con el azul. CLARA ¡Qué insistencia con el colorcillo! ¿Y de qué iba el sueño? ARTURO No me lo dijo CLARA ¡Lástima! ¿Me cantas la canción? Su tumba en la cama, ella apoya su cabeza en el pecho de él y comienza a cantar.

7. INT. – DORMITORIO MAR Y BRUNO – NOCHE La luz de la luna ilumina de forma tenue el dormitorio. Duermen tranquilos. Es todavía de noche y nos adentramos en sus sueños. Vemos paso a paso el de Bruno tal y como se lo había contado a Arturo. Acaba viéndose a si mismo en una sala de espera enorme y repleta de gente diciendo adiós. Mar sueña con un viaje en un pequeño avisón destino al blanco más absoluto. Al llegar le esperan un montón de pingüinos escandalosos que rodean a un hombre embutido en un plumífero y unos ojos azules. En su mano una cámara de fotos y en su boda una atractiva sonrisa. Mar no puede dejar de mirar ese azul intenso de sus ojos, se acerca, se dan la mano y se van caminando entre los pingüinos. Ya es por la mañana y se ve amanecer

8. INT.- SALON CASA BRUNO –DIA Clara, Arturo y Bruno están sentados delante de la tele. Todo está muy desordenado y tienen los ojos enrojecidos por haber llorado. No apartan la mirada de la pantalla. Están viendo las noticias. VOZ EN OFF Se sigue sin tener noticias de la avioneta que ha desaparecido cuando se dirigía al campamento base del monte Vinson. Se perdió contacto con ella en el momento que sobrevolaba el mar. Se desconocen las causas ya que el tiempo era excelente y el mar estaba cristalino y azul…

V Concurso Literario 2012 La Puebla de Alfindén  

Relatos ganadores

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you