Issuu on Google+

Aladín y Yasmín. Era una mañana estremecedora y de barullo. En el mercado de “ Agrabah “ seis guardias mandados por el sultán, perseguían a un adolescente y a su mono porque habían robado un trozo de pan para saciar su hambre... Saltaban, corrían y brincaban hasta que llegaron a lo más alto del tejado. Aladín y su mono pensaron: •

Mejor será repartirlo entre los pobres que están ahí abajo.

A la noche siguiente Aladín y su mono Abú que así se llamaba, se sentaron al borde del palacio del Sultán; Abú pensaba: Ojalá nosotros viviéramos llenos de riqueza y sabiduría... Aladín le contestó: •

Abú pronto llegará el día en que seremos felices y viviremos de todo lo que queramos.


Un mes después, en el mercado había una hermosa y triste jovencita; había cogido una manzana roja que se deseaba comer y se la dio a un niño que pedía algo de dinero para poder alimentarse. La joven muchacha era la hija del Sultán; Era la princesa Yasmín... Aladín chocó con ella, y le cayó la capa del pelo, pocos se dieron cuenta y en forma sorprendida gritaban: | Oh ! Aladín y Yasmín pasaron un día de mil aventuras, y después de presentarse... Se enamoraron y se casaron por la iglesia San Francisco José. Se fueron de luna de miel a pasarlas en Australia y las vacaciones en Canarias y pensaron donar a su pueblo el 12% de dinero para que pudieran comprarse ropa y gastárselo en lo que quisieran.


La perfumería arruinada. Una perfumería elegante, olorosa y sensacional estaba repleta de gente; lo que más le atraía al montón de personas que había eran las colonias del famoso Antonio Banderas. Hubo una noche en que el señor de la tienda, Kevin vio que había un espacio donde no quedaba nada, solo un cartel que ponía: COLONIA DE ANTONIO BANDERAS A 11` 50 €.

Kevin llamó a la fábrica de perfumes y un fabricante le dijo: -¿ Hola, qué tal ? Kevin le dijo que le mandara unas cuantas colonias más y el fabricante le respondió: No eso no va a poder ser hasta pasado mañana porque todavía no hemos acabado. El Sº Kevin colgó y esperó... Una joven mujer llegó y dijo: •

Por favor ¿ la sección de perfumería ?

Y el Sº Kevin haciéndose el tonto como si no hubiese escuchado a la mujer respondió: •

Pues, al final no ha llovido.

La mujer se marchó disgustada y Kevin pensó cerrar su negocio por un tiempo hasta que le trajeran productos nuevos.


La sirena. Ariel, una hermosa sirena, vivía en las profundidades de las aguas. Acababa de cumplir dieciséis años... El padre de Ariel, Tritón decidió dar un concierto en honor a su hija la menor de todas; Ariel. Pero lo bueno era que Ariel al cantar todo se iluminaba y se ponía atento para escuchar su hermosa y delicada voz... Ariel salió a la superficie y a bordo de aquel barco, se encontraban muchos navegantes y la sirena solo tenía los ojos puestos en el apuesto príncipe Eric; Un rayo cayó y todo se nubló, el barco llevaba gas en el cuarto de afuera. El barco se inundó y explotó, ardía en llamas todo, el príncipe flotaba a penas en el agua... Ariel salió flechada y agarró al príncipe por atrás y lo llevó a tierra firme. Se escondió detrás de una roca. El príncipe siempre pensó en la hermosa mujer que la había rescatado y Ariel decidió olvidarse de él.


El fantasma del chocolate. Había una vez una ciudad llena de maravillas, pero todo se desvaneció. Un enorme trapo blanco, volaba por el cielo... Gritaba: Soy el fantasma del chocolate. Todos chillaban y escaparon. Se armó un alboroto. El fantasma para espantarlos decía: ! Arrg, dadme todo el chocolate que tengáis ! Las personas soltaban toda clase de golosinas de chocolate; La gente pedía paz, y el fantasma pedía guerra de chocolate … etc Le dijeron: ! Te damos todo el chocolate que quieras a cambio de que nos dejes en paz y te vayas para siempre. El fantasma aceptó y se largó.


La serpiente Pitón. Una serpiente resbalosa y sanguínea vivía por los alrededores de las amazonas, se revolcaba por el suelo y se sentía rodeada de felicidad y de flores que le gritaban : Ánimo! La serpiente estaba solitaria, aislada de todo rumor que corría en el bosque. Era verdosa, tatuada de palabras en negrita... Su lengua al aire significaba sed, hambre, pero no había nada que cazar. Un día el lagarto Cherf le dijo a la serpiente que harían un trato: Le traería todos los animales que quisiera a cambio de que trabaje para él en todo. Apostó, y vivieron felices comiendo a las insufribles perdices.


La niña patinadora. Una rosa niña, vivía feliz alejada de todo sufrimiento. Al patinar su lazo volaba dejando su aroma de colonia que se echaba... Su bufanda la mantenía en equilibrio, y sus patines amortiguaban y esquivaban los golpes. En el intenso, profundo y helado hielo se reflejaba una foto de su rostro. La gente admiraba a la asombrosa chica que ondulaba unas líneas finas y tímidas. Un niño se había enamorado de ella, le llamaba la atención su pelo de chocolate, que caía una sonrisa cada vez que patinaba por su lado. La niña le enseñó a patinar y él le contó sus sentimiento hacia ella, la chica se puso a sonreír y este cuento termina feliz.


Soy una periodista Hola muy buenas tardes, soy Nazaret López Duque. Son las 15: 06 h pasadas, Ayer en Barcelona por la tarde sobre las 19: 30 h una mujer embarazada fue atropellada por un señor que iba conduciendo. No veía nada, estaba deslumbrado por el sol y no vio a la mujer... Sin querer la atropelló causándole la muerte. Se llamaba Jade, tenía 29 años, una mujer joven y valiente. El bebé se salvó, fue ingresado y horas después murió. El bebé era niña, se iba a llamar Nhara. Hasta ahora, eso es todo.


El príncipe y el mendigo. Nick, un príncipe de solo 11 años, alto, pelo castaño y sin madre. Justin, un mendigo de 9 años, alto, sensible, revoltoso, con ojos azules, pelo castaño y sin padre. Se conocieron mientras Justin le miraba a Nick como navegaba... Fueron amigos, Justin fue a parar de un empujón a Palacio Real de Nick. Nick le dijo a Justin que ojalá le dejaran ponerse harapos, luchar con palos y revolcarse en el barro. Justin le dijo lo contrario; que quería vestir como los ricos... Se intercambiaron de ropa porque eran iguales. Nick se largó sin dejar palabra, mientras Justin se hacía pasar por príncipe. Dos horas después llegó y Justin dijo que se lo pasaba genial y Nick también, pensaron quedarse como estaban y así dejaron un final feliz.


Llega la nieve. Mañana fresca, sonriente, vestida con sábanas blancas... Los niños juegan, se tiran copos de nieve unos a los otros; eso es porque es invierno, la nieve a llegado, para que tengamos un día feliz. Las casas amoratadas de frío, con los tejados llenos de aventura blanca... Por detrás de las casas hay una polvorea de humo, que sale de las fábricas. Cuatro niños con su abuelo le dan la vida a un muñeco de nieve, bien abrigado. Una bufanda de colores azul, verde y blanca. Una zanahoria anaranjada en forma de nariz, un gorro rosa fusia con líneas negras, y por último unos botoncitos marrones que son sus ojos coloridos llorando de alegría, de agradecimiento por lo que había hecho por él. A la puerta de la casa su madre les espera helada para tomar una cena exquisita y caliente.


Poesía: La tabla del dos. Dos por una, dos; Dos por dos, cuatro; un niño honrado se va alejando.

Dos por una, dos; Dos por dos; cuatro; arroyo claro ¿ por qué te vas de mi lado ?

Dos por una, dos; Dos por dos, cuatro; un tablero me ha robado.

Dos por una, dos; Dos por dos, cuatro; estoy cansado y pálido.


La dormida princesita. En lo alto de un castillo, una princesita se ha dormido; un bocado dio a una manzana, resulta que estaba envenenada. Su príncipe fue a rescatarla, un beso le tenía que dar para que ella pudiera despertar. Gotas caían rápidamente, pensó que se acercaba la muerte; Abrió sus ojos lindos y maravillosos, donde había un rostro muy hermoso, la princesita decía: Príncipe vuélveme a besar.


El bosque nevado. A primera vista se ve una manada de animales... Los árboles son grandes, verdes, van cambiando de color. Es un bosque, un bosque blanco que con una manada de animales va a jugar. Es invierno, el año más preferido de los animales; dos ciervos se acarician, se abrigan los unos a los otros... Se ven nada más que caras sonrientes, en lo alto de un encinar dos búhos ven como sus hijos se echan a volar. Está la Sª búho y el Sº búho. Parejas de animales contemplan lo feliz que era el bosque. El bosque les da cobijo, le da de comer, les deja disfrutar de sus días soleados y le deja a cada uno en su árbol el regalo de Navidad. Una buena cena que les gusta cazar.


Adivinanza: Âż QuĂŠ es ? Larga como una cuerda, arrugada como una hoja se desliza por el suelo, y vive en la selva o en lugares desiertos; La..... SERPIENTE


La oveja perdida. Oveja perdida,

De tu sonriente boca

dime dónde te

salen palabras de rosa,

has metido,

blanca como la lana;

¿ Estarás pasando frío ?

estiras y se desgancha sus coloridos piececitos,

Eres el canto de la tarde querida por los pastores, hermosa lana blanca; tus berridos a la gente, los duerme apaciblemente, Corderito mío ¿dónde te habrás metido?

Tus ojos son perlas, tu cara una fugaz estrella.

están muy congeladitos, ¿ Corderito mío, enseñame hasta el camino donde has ido ?


Cartas al alcalde. Hola Sr. Alcalde: Estamos orgullosos y contentos de que haya puesto un nuevo polideportivo en la escuela, en el barrio... Queríamos agradecérselo invitándolo para que venga a visitar, la escuela, y que nos acompañara al museo de artes o a cualquier excursión que hagamos... Le estamos agradecidos los niños de la escuela:

NAZARET L.D


Llega la navidad. Carteles por todas partes, anuncian la llegada de la navidad, los niños despiertan y se asoman a sus ventanas para ver cuándo empieza a nevar. Se levantan y ven sus grandes, favoritos y multicolores regalos... Una pequeña, rellenita y sensible niña, sale por la noche a pasear con sus dos perritos; los lleva al parque para soltarlos y que disfruten libres. Lleva puesto una falda larga que le llega por las rodillas; es de color roja. El abrigo y el gorro van conjuntado con la falda. Una bufanda naranja oscuro... Un gigantesco árbol adornado de guirnaldas rojas, enormes bolas de brillantina y purpurina. En el centro del árbol se ve una luminosa y amarillenta estrella adornada con colores. Unas grandes pisadas de gente que arrastra sus pies hacia la nieve. Las personas contemplan el asombroso parque decorado con la navidad, el mejor día de todos.


A cinco bailes debe asistir. Una morenita niña, a cinco bailes debe asistir: 1- Una invitación por el trabajo que ha hecho 2- Un niño le ha invitado al baile de disfraces 3- Un baile en honor a la escuela. 4- Una fiesta con sus padres en casa de sus amigos. 5- Un primo suyo le invita a el baile de su cumpleaños Piensa escoger uno del que mas le guste, cree aceptar a su primo porque no le gusta traicionar a su familia. O piensa escoger el baile de disfraces porque esa es la fiesta favorita. Está entre dudas; primero se prueba el traje de la fiesta de disfraz: el de la bella durmiente. Y después el de su primo, un largo vestido rosa de diamantes y lentejuelas.


Va a casa de las personas que le ha invitado. Le pregunta el día que es. Y solo puede ir a tres bailes. Empieza a escoger: El de su primo; es el fin de semana. El de disfraces; el miércoles. El de su trabajo; el viernes. Así que empieza a elegir sus vestidos. El de su primo: una blusa azul y unos pantalones cortos vaqueros. El de disfraces: el de bella durmiente. El de su trabajo: un enorme vestido largo, negro, de cuello ancho y manga corta... A sus padres le dice que no va a asistir porque a tres bailes va a tener que asistir. Sus padres dicen que va a tener que ir porque es su obligación. A cuatro bailes debe asistir. Su cuarto traje vuelve a preparar. Un pantalón largo, una camiseta larga y sus botas altas. Prepara su quinto traje porque piensa ir al quinto baile para no dejar a ninguno plantado. Le dice a su compañero que el lunes iba a ir con él al baile. A todos asistió y así acaba este cuento, sin ninguna duda ni ninguna plantación.


La solidaridad. Hoy en la clase hemos aprendido que da igual si un muñeco o cualquier cosa que tengas no te guste. En la clase la maestra nos ha puesto un vídeo donde hablaba de la solidaridad, trataba de un niño muy caprichoso pero de buena confianza. Fue un día que le regalaron un muñeco de cerámica y pequeño; tenía unas piernas largas, larguísimas... al hombrecito niño no le gustaba mucho los muñecos así y decidió preguntar a su abuelo. Al llegar a la cocina lo encontró haciendo esculturas y le preguntó: ¿ Abuelito, podrías decirme que tipo de muñeco es este ? Sus piernas no me gustan nada. Su abuelo le dijo que no importa su aspecto, importa que puedas jugar con él, que


te lo ha regalado una persona que te quiere mucho, que siente gran amor por ti...

Su abuelo siguió contando: Cuenta la historia que una vez un pobre hombre, bajo y con sentimientos estaba enamorado de una princesita que había sido secuestrada en un grande castillo donde un brujo llamado Gran tenía poderes con los que hechizaba a las personas. Los convertía en piedra, ese hombre necesitaba ayuda y fue a buscar animales o amigos que pudieran ayudarle a salvar a su princesita; En el fondo del bosque, se encontraba un gigantesco saltamontes que se le agrandaban las piernas, se hacían mas largas y mas largas... Le pidió que le ayudase y que a cambio le daría lo que quisiera y el saltamontes aceptó. Buscaron y se lo pidió a su mejor amigo que al soplar se hacía globo, luego a un bichito diminuto que poseía luz roja que salía de sus ojos.


Fueron al castillo y salvaron a la hermosa princesa, de vestido rosa con lentejuelas, largo y liso pelo de color negro y un extinguido flequillo hacia el lado que le ocupa un ojo. Convirtieron al malvado mago en piedra y así acabo el cuento con un final feliz. El niño contestó: Entonces abuelo, la solidaridad significa que las cosas que te den aunque no te gusten por cualquier cosa no hay que desperdiciarlos ¿ eh ? Abuelito. No tienes porque tirarlos, porque te lo ha regalado una persona que te quiere mucho y piensa que lo que te ha regalado lo piensas usar y cuidar con mucho amor. ¿ verdad, abuelo ? Si mi nieto, si tu le quieres, ella te lo demuestra dándote un regalo... se sensible. Entonces eso significa que mi muñeco es famoso, porque la historia que tú has contado encaja con la de mi muñeco es genial... Bueno me voy y espero que la historia de mi muñeco quede feliz.


Matilda Los jueves, como todos los niños saben, es el día en que Trunchbull le da clases a las alumnas. Después del almuerzo era la hora de clase, Trunchbull llegó y lo primero que fue a inspeccionar era la jarra de agua por si le habrían gastado otra broma como la de la semana pasada. Le preguntó a los niños si se habían estudiado esta semana la tabla del tres. Le preguntó la tabla a Nigel, pero la Trunchbull dijo que le dijera la tabla al revés. Nigel estaba confuso, no sabría que decir... Lo cogió del tobillo y lo puso boca abajo y lo balanceaba.... Le recitó dos problemas y Nigel seguía sin contestar . La señorita Honey le pidió que le soltara. De repente, una tiza empezó a moverse sola. Eran letras escritas por arte de magia. Lo principal que ponía era el nombre de pila de la Trunchbull, era el padre de Honey, le decía que le devolviera a la señorita Honey ( Jenny ) su casa, que si no se lo devolvía no iba a dejarla en paz. La Trunchbull cayó al suelo, la clase terminó. Honey le dio un beso y un abrazo muy fuerte a Matilda, porque ella sabía que había sido ella con sus poderes mágicos.


La araña que tejía con hilos de oro. En un lejano país de la época de los castillos, vivía un desgraciado rey al que una bruja había hechizado. No podía cerrar los ojos hasta que una finísima tela de oro tejido por una araña no se los cubriese durante una semana. Cansado de no poder cerrar sus ojos, fue a buscar por todo su castillo una araña que supiera coser... Cuartos, salones... no había ninguna. A la noche, fue a acostarse hasta que una pequeña, fina y delicada araña estaba enganchada a su telaraña, cosía un diminuto uniforme de tela oro para él mismo. Gritó: | Al fin cerraré mis ojos; señor escucha mis suplicas ! Le preguntó: Araña, arañita hermosa, ¿ me podrías cubrir los ojos de tú linda y brillante tela de oro ? Así podré dormir y descansar mis ojos durante un tiempo. La araña contestó:


| Orgullosa lo haré ! Me gusta tejer. Horas y horas, el infeliz rey no tenía nada en que pensar nada más que le pudiera terminar de cubrir sus ojos. La araña ya acabó y el rey le agradeció lo que le había hecho para que pudiera dormir. La araña dijo que fue un placer y que a la noche volvería para quitarle su hermosa tela y así podría descansar para siempre. Noche; el rey esperó varias horas para que ya pudiera quitarle el oro macizo que tenía en sus ojos. Lento abrió sus ojos, poco a poco, | Oh ! Gritó la araña: Nunca había visto unos ojos tan bonitos; La araña se despidió y el rey le dio todo el hilo que tenía para que pudiera coser.


La campanilla morada. Un bosque lleno de setas; allí vivía una diminuta, campanilla morada. Vivía con su familia de todo tipo. Campanilla era brillante, de color morada, tímida... Vestía con la misma ropa, era su preferida, era un vestido cortito, morado, unas manoletinas con un grande pompón en los zapatos, y una goma para el pelo de color morado. Su abuela gnomo, Jambo era regordete, bajito, una larga barba que le llegaba hasta los tobillos, blanca... Hacía planes, solo para cazar comida, jugar al bolleiból sobre arena, para ir de paseo a visitar sus lugares más queridos....... Pib, es la mascota más gruñona, es de Jambo, el abuelo de Campanilla; Es una abeja muy regañona. Campanilla no se hablaba mucho con la abeja Pib.


Juno, es el gnomo más travieso de Filedalia; es alto, flacucho y su cara parece a un baget. Juno, es el más conocido, hace cualquier trampa a toda gente que ve. El deseo de Campanilla era ser la dueña y señora de Filedalia; para hacer su país mejor. Quería que cortasen las setas para poder comer y esperar de nuevo a que creciesen y hacer tiendas nuevas... ( poner nuevas órdenes. ) La gente estaba muy contenta por quién iba a ser la dueña Filedalia. El alcalde llegó y anunció :

LA DUEÑA Y SEÑORA VA A SER..... “CAMPANILLA MORADA” La gente aplaudió y vitorearon:

| Hip Hip Hurra ! | Hip Hip Hurra ! Campanilla lloró de la emoción, pensó que era un sueño... Campanilla pensó lo que debió hacer hace mucho tiempo. Comieron setas, crearon nuevas tiendas, parques, echaron a Juno, para que no hiciera mas travesuras y al final su país se llamaría:

“ EL PAÍS DE LAS CAMPANILLAS “


La flor de la memoria y la flor del olvido. La flor de la memoria y la flor del olvido son dos flores mágicas. La flor de la memoria hace que recuerdes todo lo que se ha olvidado. La flor del olvido hace que te quedes en blanco, no poder recordar ni su nombre. Hubo un día que una jovencita niña, rubia, bajita con ojos azules; estaba en un mundo perdido, no sabía qué le había pasado hasta que llegó la flor del olvido. •

Hola jovencita, soy la flor que hace que olvides todo lo que haya pasado.

La niña le pidió que le hiciera recordar, la flor le dijo que ella no hacía esa clase de magia, porque ella era la que hacía olvidar y la que hacía recordar era su hermana; la flor de la memoria, | Eran dos flores mágicas ! La joven niña le preguntó a la flor que cómo se llamaba y la flor respondió: Soy Yusí, y mi hermana Agadha... De repente apareció su hermana la flor de la memoria; la niña le suplicó que le devolviera a su mundo, su memoria.. Agadha, la flor le dijo que sí y con un toque de magia: ADABÍN, ADABÚN ! Todo volvió a la realidad. ¡Era un sueño! Pero ella recordaría siempre a las flores mágicas.


Las mejores navidades de mi vida. Las 18:30 h de la tarde y mi hermana y yo fuimos a llamar a mis primas/os para ir a tocar a las casas; cuando terminamos por los pisos de mis titos y de mis abuelos ya eran las 20: 00 h de la noche, nuestros padres repartieron entre todos nosotros los dineros y tocamos a cada uno 20' 55 € … Después cenamos y esperamos a las doce de la noche para que viniese Papá Noel a dejarnos los regalos pero este año no hemos visto a Papá Noel, él tocó a la puerta y salió corriendo y nos dejó los regalos en la escalera. Corriendo salimos todos disparados y abrimos nuestros regalos; yo me pedí una bicicleta de montaña roja y blanca de mariposas de colores distintos, mi madre me compró una funda rosa de dibujos para el ordenador, y para reyes me trajo unos botines grises con un lazo grande atrás.. Ah, y también unos deportes chulísimos de color negros y rosa, y mi yaya me compró una cesta de chuches con pegatinas de una famosa serie que se llama “ PATITO FEO” .


Y en nochevieja lo celebramos en Mengibar con todos mis tíos de allí, primos y mis abuelos.. Nos lo pasamos genial porque comimos, bailamos, cantamos, jugamos al escondite y luego fuimos a comprar todos mis primos un bote que si das vueltas al bote a un mango que tiene salen tiras de colores y petardos, un amigo de mi padre tiró cohetes impresionantes... Duramos el día entero desde las ocho de la tarde que empezamos la nochevieja hasta las diez de la mañana del día siguiente... y ya no dormimos.


Fiesta en casa de la tía de mi amiga María José. Estaba jugando con mis amigas de Mengíbar, cuando se presentó la tita de mi amiga María José. Era de Ibiza, se llamaba Encarni y tenía un hijo de 5 años que se llama Francisco. A su tita Encarni le va la marcha de bailar y hacer fiestas.... Su tita nos dijo a mí y a María José que nos fueramos a su casa de fiesta, nos entramos y puso la música de la Shakira la canción de “ LOCA “ . La bailamos con unos primos de Mª Jose. Bailamos con ellos y jugamos al pillapilla, al escondite, a correr y cosas más. Cuando cenamos en casa de su tía volvimos a bailar y así nos dieron las uvas, porque ya eran las diez y media de la noche; mis padres me llamaron y ya me tuve que ir pero al día siguiente seguimos con la juerga.


La familia Maleta y su afición a las setas. Un pueblo lejano, estaba al lado de la colina al cruzar la frontera; había una casa grande, brillante, hecha de tejas rosas. Allí vivía la familia Maleta, así era el apellido de la familia. Era gente rica, venían de la Capital de México. Era el señor José Maleta, la señora Lucía Maleta, su hija María Rosa Maleta y sus hijos Lucas Maleta. El padre era licenciado, la madre era presidenta; y sus hijos querían sacarse una carrera de maestros. Pensaron escoger una casa de tejas rosa, la escogieron y se mudaron a Venezuela. Su afición eran las setas, les encantaba, hacerlas en la olla y a comer, la gente de Venezuela estaban impresionados, nunca habían visto a una familia de tanto dinero. Le hacían barbaridades de preguntas; los niños invitaban a sus amigos del colegio para llevarlos a sus casas. Eran personas “millonarias “. En las calles de Venezuela, los vagabundos pedían dinero. La familia Maleta sintieron lástima y repartieron a toda Venezuela el 10% de dinero. Venezuela le estuvo agradecida a la familia Maleta y su afición a las setas.


El pequeño gorrión. Dos niños y su mono juegan al parchís; el niño es alto, seco, tiene un poco de arruguillas, y lleva una camisa de color rojo, hecha de pelo. Unos vaqueros largos y unos zapatos negros. La niña lleva una blusa roja, unas mayas verdes y unos zapatos azules de tacón. En el pelo lleva una felpa ancha de color rosa fucsia. El mono va vestido; tiene una camisa de rayas, unos vaqueros de pana y un casco amarillo. Se habían distraído con un gorrión pequeño que pedía ayuda en el borde de la ventana. Lo cogieron y lo pusieron en el plato que tenían en el centro; le echaron pan y un poco de leche en el tarro. Pensaron quedarse con él y le buscaron otro pájaro para hacerle compañía.


Ama de casa. Una joven muchacha de solo 17 años, se llamaba Samanta; era de piel rubia, bajita, delgada, pelo rizado y enredado de color castaño... Trabajaba con una familia millonaria, y era muy responsable. En la familia estaba la señora Ana, casada con 29 años. El señor Juan, casado con Ana, tiene 32 años. Tienen tres hijos: 1- Sofia, 9 años de pelo largo, rubio. 2- Eva, 5 años, gordita, pelo corto de color moreno. 3- Ángela, 7 años, alta, de pelo corto de color castaño. Samanta era feliz con el trabajo que tenía aunque le cansaba un poco. La señora Ana fue a a ver a Samanta. Estaba barriendo el salón que daba a la cocina, Ana le dijo que ya no iba a estar limpiando; que iba a ser la que cuidase la casa, como si fuese la dueña y ella aceptó.


Un árbol con mil historias. Recuerdo que bajo el árbol se sentaban pastores a comer sus migas, se refugiaban los ladrones en días de lluvia, algunos niños buscaban su sombra para sentarse, a leer o jugar. Él lo oía, todo y luego se lo contaba a los pájaros que venían a anidar en él. Cuentan que es ese árbol se vive de maravilla, se cuenta que comes bien, no pasas calor o frío... Ese árbol era fantástico y sano; yo un día quise probarlo, comí allí unas migas deliciosas, jugué de lo mejor, eché la siesta sin pasar frío porque había una sombra enorme... La gente decía que allí podrían trasladar sus casas, para cuando lleguen las tardecitas puedan disfrutar de una hermosa tarde.


Visita a talleres de discapacidad. Llegamos al colegio; avisaron a la maestra de que nos Ă­bamos a visitar los talleres de discapacidad. Llegamos al museo, y vimos cosas divertidas.... Nos lo pasamos genial. Montamos en silla de ruedas, nos dieron un bastĂłn para hacer como ciegos; Fuimos al colegio de vuelta justo para la hora del recreo. ÂĄNos lo pasamos genial!


Noche de Halloween. Eran las 18:00 h de la tarde, mi madre nos vestía a mí y a mi hermana. A mí de la hija del demonio y a mi hermana de bruja; cuando llegamos a la casa de mis amigos, les tocamos y les dijimos que salieran para ir a tocar a las casas... Mi amiga Mari Jose iba vestida de bruja como mi hermana, mi amigo Cristian de fantasma, mi amiga Elisabeth de la niña del exorcista, mi amiga Verónica de princesa y mi primo Javier de Drácula..... Tocamos por las casas de la zona donde viven mis amigos, cada uno llevaba su cesta de calabaza; nos repartieron muchos caramelos pero en cada cesta muy pocos; pero los juntamos y los repartimos entre todos.... Tocamos a cada uno dos bombones, un paquete de gusanitos y muchos caramelos. Luego llovió y nos metimos en el porche de la casa de mi abuela. Nos lo pasamos bomba.... Jugamos al pilla- pilla, a pasimisí, al escondite....


Un arrollo que aconseja de buen rollo. En cada piedra del arrollo, ( a las que llamamos cantos rodados ), se quedó grabado un remedio para cada problema: Para el dolor de muelas, para el olvido, para enamorarse, para insomnio.......... Un día a las 16: 00 h de la tarde, una anciana enferma se sentó al lado del arroyo; contemplaba la hermosa brisa que balanceaba el arroyo “ mágico “. Ella no cería en las estupideces que decía la gente sobre el arroyo... Hasta que un día pensó creer en él. El arroyo comenzó a hablarle de forma incomprensible, le hizo gestos con el agua. La anciana le dijo que le aconsejara algo para su problema; era miedo a enamorarse. El arroyo le aconsejó que si tenía miedo a enamorarse que no pensara en esa persona a la que creía querer. Que siguiera su camino sin otro remedio a estar soltera. La anciana atravesó el bosque sin decir nada.


Las manzanas de la verdad. Trata del árbol que da el fruto más bueno del mundo: Eran manzanas; si te comías una manzana sufrías una condena. Trabajar para Dios para siempre..... Pero lo bueno era que ese árbol era mágico. A las manzanas si les dabas un bocado te decía la verdad, por eso este árbol se llama: “ Las manzanas de la verdad “. Adán y Eva se mudaron al lado del árbol. Eva probó una manzana cuando Dios se presentó y le dio un castigo. La manzana le dijo una verdad al señor, le dijo que no castigara a Eva porque ella lo había probado al ver a la manzana tan jugosa... El señor le perdonó.


El tesoro de la cueva. Ha habido un tiempo en que dos niños de Venezuela pensaban que su sueño no se iba a cumplir hasta que se cumplió: Era encontrar un mapa, y en ese mapa haya pistas para dar con el tesoro de la cueva... Los dos niños: Toby y Nicolás.. Jugaban en el jardín a excavar en la tierra. Ahí encontraron ese mapa fantástico. Ponía datos, donde se podía encontrar ese tesoro al que decían: El tesoro de la cueva. Las instrucciones eran: 1- Coger un atajo para llegar al bosque. 2- En el bosque ir contando árboles hasta llegar al nª 7. Lo hicieron todo; cuando llegaron a ese árbol excavaron, excavaron hasta llegar al fondo y ahí encontraron una puerta que daba a la cueva. En esa cueva estaba una caja de madera, abrieron la caja y …. | Sorpresa ! Había cantidad de oro, solo oro. Estaban tan emocionados, que cuando llegaron al pueblo repartieron el oro para todos.


La amiga Araña. Yo, tengo 11 años y no le tengo miedo a nada. Me gustan los animales... Un día vi a una araña gigantesca; era peluda, de color negra y marrón, con dos ojos negros bastante grandes........ Yo me hice su amiga, se llamaba Karina. Lo que más me fascinaba de la araña Karina era que si ponías música la araña se ponía a bailar. Se podría decir la araña que hace cosas absurdas. La araña se volvía vieja cada vez que pasaban los años; iba a tener bebés. Cuando parió a sus siete arañitas..... la pobre se estaba muriendo; a mí y a las arañitas se nos empezaba a venir la tristeza en los ojos. Yo le hice una promesa a la araña; cuidaría de sus bebés mejor que nadie. Y pensé hacer historias para que la gente la leyera y se titularía: “ LA AMIGA ARAÑA “


Bob Esponja y Patricio. Hace mucho tiempo, bajo las profundidades de las aguas; vivía una esponja y una estrella... La esponja era amarilla, con agujeros... muchos agujeros, con dos ojos grandes, azules y con unas pestañas largas y finas. Va vestido con un pantalón marrón y una camiseta corta de color blanca, con una corbata roja de forma triangular, y se llama Bob Esponja. La estrella era de color rosa, con dos ojos saltones negros, su cabeza termina en forma de cono, va vestido con un pantalón de color verde clarito con huellas de color moradas..... Se llama Patricio Estrella. Bob Esponja y Patricio son dos buenos amigos que no se pelean hasta que un día ocurrió. Se pelearon por un absurda idea, habían dos héroes que se llamaban Tritonman y Chico Percebe.... Los dos tuvieron una


pequeña discusión, se cabrearon y hicieron votos de quien elegía a quien de los dos héroes....... Bob Esponja eligió a Tritonman y Patricio a Chico Percebe; Bob Esponja se puso serio al elegir su mejor amigo a Chico Percebe, entonces hicieron guerras de cañones; se tiraban flechas, explosiones, bombas..... Pasaron varias semanas y los dos se dieron cuenta de que no podían vivir el uno sin el otro. Se abrazaron, se hicieron amigos y se lo contaron a sus dos héroes y los dos también volvieron a ser amigos y seguir haciendo el bien a su planeta. Bob Esponja y Patricio dijeron esto para los niños: Nunca se os ocurra hacer estas locuras como nosotros, pero eso sí; haced el bien y no el mal así iréis por el buen camino de la paz...


La paz. Iba caminando; siempre silbando... Por el cielo me encontrĂŠ a una paloma blanca, llevaba una linda rama. Era de color verde, el centro fluorescente. La paloma dedica su tiempo, a decirle: SeĂąores, id a la paz, que es el camino que aleja el mal.


Vuelta al cole. Llega septiembre, las vacaciones se acaban... Día de cole, nuevo curso, libros nuevos.... todo nuevo. Mis amigas y yo, emocionadas porque vamos a cambiar de clase, vamos a hacer nuevos amigos y vamos a 5º curso ya. Lo triste es que cambiamos de maestro ... Llegamos a la nueva clase, nos sentamos en los sitios que el maestro Don José Antonio nos eligió. A mí me puso en primera fila, con mi amiga Mª Victoria, mi amigo Víctor y los demás un poco más lejos... La maestra nueva era Leonor, la mujer de nuestro maestro de anterior curso. Su nombre “ Leonor ” suena muy dulce porque eso es lo que es la maestra... Dulce, cariñosa, guapa y tiene un rostro precioso. Su delicada melena marrón, es suave, y en cada mechón de su pelo sale una hermosa alegría. Al día siguiente trabajamos un poco, estamos muy contentos de todas formas. Porque nunca, nunca va a haber unos maestros como los que hemos tenido mis amigas y yo. Don José Antonio y Leonor, los mejores de todos.


Día de la paz. Hemos estado ensayando durante mucho, mucho tiempo. Mis compañeras de clase, y más alumnas del colegio... Hemos ensayado bailes con la conserje del colegio: Eva. Una mujer joven, guapa... un pelo enredado entre ricitos amarillos. Delgada y muy cariñosa con los niños/as. Ensayamos los miércoles de cuatro a cinco de la tarde. Y en los recreos también Este año hemos pensado hacer un baile sobre el día de la paz. Eva tenía la canción de la paz, nos inventamos un baile y el 28 de enero lo bailamos a las diez de la mañana; nos vieron bailar mucha gente. Niños infantiles, padres, madres, niños de nuestro curso.... Yo y mis compañeras estábamos nerviosas, no queríamos bailar, cuando tocó nuestro turno, salimos desesperadas sin mirar a nadie, siempre cabeza hacia abajo. Las madres nos echaban vídeos y fotos, y mi dulce maestra Leonor nos echó una foto con su cámara. Terminamos sobre las once de la mañana más o menos, nos cambiamos de ropa y volvimos a la clase para trabajar.


Parque natural. A primera vista se ve un paisaje; muy verde y limpio. Se ven muchos ĂĄrboles formando una montaĂąa hacia arriba. Entre los arboles sobresale un puente donde la gente puede admirar al hermoso lago; es bastante grande, verde, y lejos de toda suciedad. El cielo estĂĄ despejado, donde las nubes representan entre ellas al deslumbrante sol.


Claudia. Trata de una niña muy sensible, delgada, guapa, morenita y el pelo corto..... Quiere saber todo sobre la vida de su abuelo Leopoldo. Su hermano David le hace chantajes a su hermana Claudia. Claudia pasa las vacaciones en Sanlúcar. En Nochevieja la pasa con su abuela Pepa “ La Bruja Azul “. La llaman así porque tiene el pelo de color azul. A Claudia le gusta un chico de sexto, Edu. Ella quiere ser maga como su abuelo Leopoldo para que se sienta orgulloso de ella.


Poesía a papá. Las estrellas lejanas y brillantes me despertaran sobre la larga noche. Las estrellas me dijeron: ¿Sabes niña chiquita que el día del padre va a llegar? Falta un solo día y todavía no te has parado a pensar. Si necesitas algo en cualquier cosa te puedo ayudar. No necesito ayuda porque sé que a mi padre le basta con que le diga: Un beso, un te quiero. Un abrazo y nunca estaremos separados. Te llevaré conmigo a lo más infinito; allí estaremos los dos solitos.


La flor. Muy hermosa es mi flor.; | Con un dulce resplandor ! Digas tú, mariposa que en las flores vives; si esa flor o la mía son iguales de bonitas. Digas tú girasol, que tus pipas comías si tus pétalos o la mía son iguales. Digas tú amiga mía, que su vientre amarillo, sus pétalos o su rama son lo más bonito de la vida.


Mi maestra Leonor Aguilar. Mis compañeros de clase y yo, estamos contentos con todos los maestros que nos han tocado. Pero estamos mucho más orgullosos de los dos maestros que nos han tocado en 4º, 5º,6º curso.... José Antonio y Leonor: José Antonio fue nuestro maestro de 3º y 4º curso. Era un señor simpático, elegante, cariñoso y hacia mucha gracia. Nos lo pasábamos genial con él haciéndonos risa..... y trabajando. Fue nuestro profesor favorito de todos los que había en Pedro Corchado. Era alto, con un poco pelo.........jajajjaja. La señorita Leonor: Era una profesora muy estudiosa que se esforzaba con ayudar a los niños que más ayuda necesitaban....... con todos estaba siempre. Es una mujer dulce, guapa, simpática, cariñosa... es una rosa. Aunque algunas veces nos castigue o nos regañe es porque nosotros nos portamos fatal con ella con lo buena que es.... nosotros algunas veces nos merecemos un castigo por el comportamiento.


También nos lo pasábamos bien con ella..... tampoco se estaba mal. Con ella siempre hacemos dibujos cuando es el día de la paz, hacemos letras grandes con el nombre de Andalucía..... quedó precioso cuando lo colgamos. Siempre decorábamos la clase con cualquier cosa, porque todo quedaba bien. Al principio nos enfadábamos cuando nos regañaba. Pero luego nos fuimos acostumbrando a sus regañinas y sus castigos porque hay una cosa de la maestra: QUE AUNQUE NOS REGAÑE O NOS CASTIGUE SIEMPRE LA VAMOS A LLEVAR EN NUESTRO CORAZON, QUE CUANDO FUéSEMOS AL INSTITUTO QUE LA IBAMOS A LLEBAR EN NUESTRO CORAZON COMO UN RECUERDO DE LOS MOMENTOS MáS INOLVIDABLES QUE HEMOS PASADO CON ELLA ( y con DON JOSE ANTONIO que ha sido el mejor de todos)... Os queremos maestra y maestro D. Jose Antonio y Leonor Aguilar. Tambien hemos tenido una señorita en 1º y 2º curso: Carmen; una señora también muy dulce.... todos la queremos mucho también.


Nazaret López Duque