Page 1

CUENTO FANTÁSTICO

DOLORES JORDÁN VILLAR


Soy invisible Amaneció una mañana soleada. Fui al jardín y toqué unos raros arbustos. De repente vi cómo mi piel se ponía transparente. 


-¡Genial!- dije- ahora podré gastarle bromas a todo el mundo.

De repente, un fuerte viento me absorbió y acabé cayéndome en un agujero que me condujo a un raro país.


La bruja 

Entré a un castillo donde había una fea y horrible bruja. Tenía unos pelos grises, un grano gigante en la nariz; era muy gorda y olía a caca de gato.


Los enanos 

Junto a ella, había tres extraños enanos. Tenían el pelo de punta y unos palos para pegarle a todo el que se interponga en su camino.


El hechizo 

La bruja ordenó a los hombrecillos mirar y buscar por todos lados, porque notó que no estaban solos. Salí corriendo, pero mi piel recuperaba poco a poco su color. La bruja y sus enanos corrían para cogerme.


Cuando lo consiguieron, la bruja me transformó en un muñeco de trapo. Me encerró en una jaula y observé que dentro había 7 muñecos más. La bruja nos dijo a todos: -Seguramente seréis un aperitivo para el fuego. Contaré hasta diez y todos os caeréis en él.


El Pozo de los deseos Mientras que la bruja contaba, los mu単ecos me dijeron: -Si caemos al agua del pozo de al lado, recuperaremos nuestra forma.


Con mucho esfuerzo nos salimos por las rejillas de la jaula. Dando un salto, entramos en el pozo y recuperamos nuestra forma humana. Todos salieron corriendo huyendo de allí y sólo quedé yo. Al contemplar agradecida el agua, escuché una voz extraña que me dijo: -Pide un deseo. -Que la bruja y sus hombrecillos caigan al fuego. -respondí sin pensar. Y mi deseo se hizo realidad.


Los árboles habladores Vi la salida, y me dirigí hacia allí. Salté, pero la puerta se cerró. Entonces un árbol cercano me habló y me dijo: -Si quieres salir, debes encontrar la llave del destino.


-¿Y dónde se encuentra?- dije. -Junto al río de la sabiduría. Hay un ogro, al que le deberás responder a tres preguntas. -Pero ¿Dónde está? -Desarrolla tu imaginación y tú misma verás el camino.


Los caminos de la imaginación 

Por el camino lo único que veía era árboles. Así que pensé dos caminos y decidí ir por el de la derecha. Abrí los ojos y vi el río con el ogro. Caminé horas, pero al fin llegué.


El ogro y el río El ogro estaba lleno de pelos azules muy largos y unos ojos muy grandes. -Espera, nadie viene aquí solo, ¿es que quieres la llave?- dijo. -Sí – respondí.


Antes debes responder a tres preguntas. -¿Cómo se llama la bruja? Aaaahh (Los árboles me susurraron la respuestas: la 1ª es Matilda) -Matilda.Respondí yo -¿Cómo se llaman sus hombres? (Nerviosíes) -Nerviosíes. -¿Qué dicen los Nerviosíes al hablar? (Ner) -Ner - contesté.


La salida -Pero... ¡Oh no! -dijo el ogro. Así conseguí la llave y salí de ese horrible país. Mi madre me llamó para desayunar. -¿Cómo es que se paró el tiempo?- dije.


Pero en ese momento estaba tan hambrienta que salí corriendo y, dándole un fuerte abrazo a mamá, no volví a preocuparme de brujas y ogros.


Cuento fantástico  

Es la historia de una niña invisible

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you