Page 1

La vida bajo el capuz

1


La vida bajo el capuz

2


La vida bajo el capuz

S U M A R IO

5 — Un año de La Vida Bajo el Capuz 7 — Saluda del Presidente de la Junta de Cofradías de Semana Santa de Cuenca: Jorge Sánchez Albendea 9 — Oración y amor... “bajo el capuz” 11 — Saluda de la Junta Superior del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla 13 — Saluda de la Junta Mayor de Cofradías de León 15 — ¿Hermandadeso Cofradías? Tipos de Hermandades 17 — 75 años de Misericordia 19 — Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol 23 — A través de la Música Nazarena: Joaquín San Julián “Quino” 27 — 75 aniversario de la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno -del Puente31 — 75 aniversario de la talla de Nuestra Señora de las Angustias 35 — El Prendimiento (Beso de Judas) 37 — ¿Qué es una Coronación Canónica? 39 — “A la orden del capataz”. Entrevista a Jesús Millán de las Heras 43 — Una radio para vivir bajo el capuz 47 — Una de las bandas de música más antiguas de nuestra Semana Santa 51 — 77 años de carteles de Semana Santa 55 — Entrevista a Javier Millas 61 — La primera vez bajo el banzo de María Magdalena. Tres puntos de vista sobre un mismo momento 65 — 25 años de la fundación de la Ilustre y Venerable Hermadad de la Negación de San Pedro 69 — Crónicas de la Semana Santa de 2016 por La Vida Bajo el Capuz 99 — 50 años de devoción a la talla de la Vble. Hdad. de Jesús orando en el Huerto de San Antón 101 — Homenaje Nazareno 103 — Detalles 105 — Vivencias 109 — 1936. Un año que marcó un antes y un después en la Semana Santa de Cuenca 121 — Entrevista a Berta López, periodista y responsable de prensa de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Cuenca 127 — 60 años del Sayón del “Amarrao” 129 — Gastronomía nazarena conquense: torrijas y resoli 133 — Ránking de los mejores audiovisuales de la Semana Santa de Cuenca 134 — Bases “I Concurso de fotografía al natural” de La Vija Bajo el Capuz

3


La vida bajo el capuz

4


La vida bajo el capuz

Un año de LA VIDA BAJO EL CAPUZ Hoy es un día muy especial, cumplimos un año desde que éste gran proyecto comenzó, y nada nos hace más ilusión que haberos hecho participes de nuestra forma de ver y sentir La Vida Bajo el Capuz, durante los 365 días del año. Empezamos esta andadura con el blog, y la ambición y ganas de superarnos, para poderos ofrecer lo mejor, nos hicieron aspirar a más, y a día de hoy, podemos decir que contamos con radio propia con programas semanales de marchas, la radio “Nazarenos de Siempre”. La finalidad que teníamos cuando decidimos crear La Vida Bajo el Capuz, era poner a disposición de todo nazareno y nazarena conquense, una plataforma en la que poder compartir tanto nosotros mismos, como con vuestras aportaciones, cualquier cosa relacionada con nuestra Semana Santa y así poderla disfrutar de manera especial, incluso bajo el anonimato. El objetivo que nos marcamos, se ha visto superado con creces, llegando a contar con Facebook e Instagram desde los que nos es mucho más fácil retrasmitiros ciertos acontecimientos importantes mediante directos u ofreciéndoos sesiones de películas y videos nazarenos, también queremos realizar nuestro primer concurso de fotografía (al natural) cuyas bases las encontrareis dentro de la revista. Queremos agradecer de manera muy especial, las grandes colaboraciones con las que nos han obsequiado la Junta de Cofradías de Cuenca, Sevilla y León, y a todos los que habéis participado de forma activa en el lanzamiento de ésta revista. Sin más, esperamos y deseamos que este primer año haya sido de vuestro agrado y lo hayáis disfrutado tanto o más que nosotros. Por ello, para agradeceros todo lo que nos habéis apoyado en ésta gran procesión como es La Vida, os hemos querido hacer este maravilloso regalo que ponemos a vuestra disposición con entusiasmo de seguir mejorando y aprendiendo de nuestros propios errores. Deciros que ésta revista es vuestra, por toda la fidelidad mostrada durante este tiempo y sobre todo la participación y muestras de cariño que recibimos de vuestra parte. En nombre de todos los miembros que formamos La vida Bajo el Capuz GRACIAS DE TODO CORAZÓN. Los administradores de La Vida Bajo el Capuz

5


La vida bajo el capuz

6


La vida bajo el capuz

Saluda del Presidente de la Junta de Cofradías de Cuenca Jorge Sánchez Albendea “La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”. La frase es de Abraham Lincoln y quiero empezar con ella estas líneas que escribo para vosotros, amigos nazarenos de La Vida Bajo el Capuz, porque sois vosotros, con vuestra juventud, empuje, ideas y ganas de trabajar, quienes creáis a cada paso el futuro de nuestra Semana Santa. Si hace unas décadas, tampoco muchas, le hubiéramos dicho a nuestros mayores que la Semana Santa de Cuenca iba a gozar de una cantera de niños y jóvenes tan extraordinaria y creciente como la que hoy tenemos, quizá no nos hubieran creído. Si les hubiéramos contado que la Semana Santa, que es tradición y una forma concreta de hacer las cosas, se iba a servir de los avances tecnológicos y las nuevas herramientas para llegar no ya a todos los rincones de Cuenca, sino del mundo, y estar presente en nuestras vidas más que nunca todos los días del año... no hubieran sido capaces de imaginarlo. Y, sin embargo, ésta es hoy nuestra realidad nazarena: una cantera que crece gracias a la implicación de todos en iniciativas como la Escuela Nazarena, los Grupos Jóvenes, la Cantera Nazarena, Archichavalería, la mayor atención y cuidado que las hermandades y la propia Junta de Cofradías ponemos en enseñar a nuestros niños y jóvenes lo que sobre Semana Santa sabemos y amamos. Una cantera que crece gracias también a las nuevas tecnologías, las redes sociales, los grupos de whatsapp, la interconexión nazarena en el día a día. Vosotros, amigos, tenéis mucho de ambas cosas. La fuerza, el arranque y la capacidad de trabajar que da vuestra juventud – pues aunque sea vuestra seña de identidad permanecer anónimos para la comunidad nazarena y que sea la Semana Santa la que hable, sabemos que sois, en efecto, muy jóvenes – y el conocimiento y manejo de las nuevas tecnologías, para ponerlas al servicio de la Semana Santa y de la difusión no solo de Cuenca, sus procesiones y su idiosincrasia: también de la Palabra del Señor. Porque eso, hermanos nazarenos, es lo que hacéis con vuestras redes sociales, vuestros conciertos de marchas en Facebook, vuestras sesiones virtuales de cine nazareno, vuestra retransmisión de actos, vuestros artículos en el blog y, ahora, con esta revista en vuestro primer aniversario. Enhorabuena, en nombre de la Junta de Cofradías y en el mío propio. Por trabajar por la Semana Santa. Por hacerlo con ilusión. Por abrir las puertas a todo el mundo y mostrar que el verdadero espíritu nazareno nos habla de un mismo sentir y una misma fe, por encima del color de cada túnica. Por transmitir que, debajo del capuz, nos une una misma forma de vida. A quienes me leéis, os invito a leer y disfrutar con atención cada uno de los reportajes, entrevistas y contenidos de esta primera revista de La Vida Bajo el Capuz. A vosotros, que la habéis hecho posible, y a todos los nazarenos de Cuenca, os deseo ilusión para seguir trabajando muchos años por nuestra Pasión. Feliz Semana Santa. Feliz Pascua de Resurrección.

7


La vida bajo el capuz

8


La vida bajo el capuz

Oración y amor... “bajo el capuz” Se acerca la Semana Santa, una semana “de gracia”, de olor a incienso y cirio encendido, de hábito y penitencia, de oraciones y súplica, de sabor interior y manifestación externa... y así podríamos enumerar más y más calificativos. Y toda esta variedad de intenciones y motivaciones nos apuntan que “hay vida bajo el capuz”. Y es que nuestra ciudad de Cuenca es riqueza espiritual a lo largo de siete días que a golpe de horquilla conjugan la semana más grande los cristianos. Una riqueza que, es cierto, ni es uniforme y homogénea. La variedad de individuos nos hablan de una fe rica y multiforme que a la sombra del Júcar y el Huécar luchará por vencerse de ediciones anteriores para que cada año prime la variedad dentro de los límites que todos conocemos: esmero, tesón, sacrificio, originalidad y sorpresa harán posible que podamos hablar de una “nueva Semana Santa” que, sin perder el ritmo de la pasada, pueda seguir conquistando nuevos corazones. Y todo ello nos apunte e indica que sigue amaneciendo “nueva vida bajo el capuz”. ¿Qué tendrá el capuz, qué habrá bajo el capuz, qué vida se esconde bajo el capuz, para que tú, ¡oh nazareno!, nos sigas sorprendiendo? Ese capuz anónimo, igual que el compañero de delante y detrás, distinto del penitente que venera otra imagen, pero solidario contigo en la misma procesión, nos habla que bajo el capuz hay oración escondida, sufrimiento quizá, devoción heredada de antepasados, sacrificio o promesa por la bondad de Dios en tu casa, o la culpa que crees que hay que reparar. Tú, capuz anónimo, ser viviente que escondes tu rostro, nos hablas que el compromiso eficaz de tu vida de fe se puede manifestar de forma pública; es más, consideras necesario que en lo escondido del hábito no puede quedarse encerrado tanto como has recibido sin merecerlo. Nos comunicas a todos, con tu silencio y penitencia, que esa vida divina que en el amor de Dios has conocido, merece la pena dotarla del sacrificio y llegar hasta la cruz de tu Rey y Señor desasido de las cosas de la tierra. Por eso, “bajo el capuz” se nos habla de una fuente de vida. Nuestros nazarenos de Cuenca nos invitan a vivir de una forma distinta; se trata de la vida de cristiano comprometido con la causa, el cristiano enamorado de su Señor Jesús que ansía compartir, si quiera, un poco de su dolor y su pasión para llevarlo dentro su carne y sentir que el amor sin sufrimiento es pura palabra. “Bajo el capuz” se esconde la súplica de quien sabe amar con pasión y quiere vivir las horas amargas de un Dios que, ensimismado por el hombre, ha optado por darle aquello de lo que nadie se privaría por nada del mundo: de un hijo. Este hijo, prueba de amor, invita “bajo el capuz” a meditar, contemplar, llorar si hace falta, el precio de nuestra propia vida. Dichoso tú, nazareno, si has sabido comprobar “bajo el capuz”, en silencio y recogimiento, el valor de tu propia vida; no ha sido otro que la sangre de Aquel a quien tú portas u honras bajo el capuz, con tu hábito, con tu horquilla o tus cadenas a los pies. Ese Cristo, con María, su madre, o Juan o Pedro o cualquier discípulo que felizmente conquista tu mirada en la procesión a la que asistes, te invita simplemente a que, “bajo el capuz”, desde el corazón, le digas: Gracias ¡oh Dios! por amarme tanto. Alberto García Coronado. Párroco de Villamayor de Santiago. 9


La vida bajo el capuz

Montaje: 7 dolores 10


La vida bajo el capuz

Saluda de la Junta Superior del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla La Semana Santa de Sevilla se caracteriza por la efusividad de los fieles que en ella participan o la contemplan, por la diversidad de los cortejos que conforman sus cofradías, evidentemente por la riqueza del patrimonio artístico que pone en sus calles y por el seguimiento cotidiano de cuanto acontece en el ámbito de las hermandades. Se abre la ciudad en los días santos a todos los que con fervor a ella acuden, ofreciéndole sus mejores tesoros devocionales y una actitud receptiva propia de nuestra tierra. Y los que conocemos Cuenca, consideramos que su Semana Santa supone un evidente contraste con la andaluza y la sevillana, en particular, pero que se complementan, porque precisamente es necesario que cada ciudad mantenga y proteja sus formas de vivir los días santos, las tradiciones cofradieras que les han dado reconocimiento incluso internacional, como es el caso de ambas capitales, y que pervivan en las actuales y venideras generaciones el precioso legado recibido de nuestros antepasados, verdaderos artífices de cuanto hoy podemos disfrutar, habiendo superado tiempos muy difíciles de antaño. Sevilla y Cuenca, Cuenca y Sevilla son dos referentes nacionales en las formas devocionales de vivir la Semana Santa, dos conceptos diferentes pero próximos en el culto externo a nuestros Titulares, suponen ambas un marco apropiado para la conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Ntro. Sr. Jesucristo y para la pública demostración de nuestra fe, incluyendo la filial devoción a la Stma. Virgen María. En estos tiempos de progresivo y vertiginoso laicismo en la sociedad, hemos de dar pleno y abierto testimonio de cuanto juramos en nuestras Reglas y confesamos participando en las Estaciones de Penitencia. Como hermano de Jesús del Puente y desde la ciudad de la Esperanza, que tiene en su escudo el título de “mariana”, nuestros mejores deseos para todos los cofrades conquenses en esta Cuaresma y en la próxima Semana Santa, que sea fructífera y acorde con la celebración pasional que celebramos. Un fraternal abrazo, en nombre de la Junta Superior del Consejo de Hermandades y Cofradías. Juan José Morillas Rodríguez-Caso Delegado del Martes Santo y Portavoz del Consejo

11


La vida bajo el capuz

12


La vida bajo el capuz

Saluda de la Junta Mayor de Cofradías de León La Semana Santa de León es el principal acontecimiento religioso, cultural y tradicional de nuestra ciudad. La forma de procesionar, la religiosidad, los tronos y tallas que participan en las procesiones que organizan las dieciséis cofradías y hermandades que forman la Junta Mayor han hecho posible que nuestra Semana Mayor, sea declarada de Interés Turístico Internacional, con mención especial para la Ronda y la Procesión de los Pasos. La tradición de la Semana Santa Leonesa, se remonta al siglo XVI, aunque ya desde mucho antes, en concreto desde el siglo XIII se tienen ya noticias de diferentes manifestaciones religiosas para conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor. Tallas realizadas por imagineros tales como Juan de Juni, Juan de Angers, Gregorio Fernández, Luisa Roldan, Ángel Estrada o Víctor de los Ríos hacen que el corazón de los “papones” , como aquí denominamos a los cofrades, que participan en las procesiones y aquellos otros “papones de acera” que ven discurrir los desfiles procesionales por las tradicionales calles del viejo León sientan una honda emoción y puedan entender lo ocurrido hace casi 2000 años en Jerusalén. La Semana Santa leonesa es inagotable en momentos emotivos, que tienen lugar desde la salida a la calle el Viernes de Dolores de la Virgen del Mercado al Domingo de Resurrección. Encuentros, Rondas, Viacrucis y por supuesto procesiones penitenciales hacen de esta Semana santa una manifestación única en la que además participan más de 20.000 papones y todo el pueblo de León junto con miles de visitantes que cada año se acercan a conocer y admirar esta Pasión. Y además de todo esto, el visitante podrá visitar monumentos como San Isidoro, San Marcos, la majestuosa Catedral de León y conocer una gastronomía característica y única en nuestra ciudad, regada con la tradicional limonada o un buen caldo de la tierra. Sean bienvenidos a esta Semana Santa y a la ciudad que le da vida y cuando la conozcan seguro que afirmarán como los papones en León ¡¡ Que sea enhorabuena!! Junta Mayor de Cofradías de León

13


La vida bajo el capuz

Cristo de la Exaltaciรณn, Tarancรณn

14


La vida bajo el capuz

¿Hermandades o Cofradías? Tipos de Hermandades

Muchas veces nos confundimos y liamos con la terminología más apropiada para denominar a las asociaciones de fieles. Partamos de la idea unitaria de que todo son Asociaciones de Fieles, y así se recoge en el Código de Derecho Canónico. Luego poco importa que la llamemos hermandad, cofradía, congregación, confraternidad, esclavitud, orden seglar, mayordomía, u otro nombre cualquiera. Debemos partir de la idea de que Hermandad o Cofradía es exactamente lo mismo: un grupo de personas, fieles cristianos, que se unen en fraternidad para rendir culto a Dios en alguno de sus misterios o a los santos y para cumplir unos fines religiosos, sociales y caritativos. Precisamente el Diccionario de la Real Academia define la Hermandad como “cofradía o congregación de devotos”; y a la cofradía la define como “congregación o hermandad que forman algunos devotos, con autorización competente, para ejercitarse en obras de piedad”. Es decir, justamente lo mismo, quizá con la salvedad que Hermandad abarca un significado más amplio. ¿De dónde nace entonces el empeño en querer diferenciar entre Hermandad y Cofradía? Pues precisamente nace de la pujanza de las Hermandades de Semana Santa andaluzas y por ende de toda España. Así, hoy en día, se considera que Hermandad es toda asociación de fieles que rinde culto público. Cofradía, se considera, a las Hermandades de Semana Santa. Esto no es más que una categorización para diferenciar a las hermandades de distinto tipo o con distinta finalidad. Las cofradías andaluzas profundizan aún más. Todas ellas se consideran hermandades en cuanto que son asociaciones de fieles que rinden culto público, y se consideran cofradías en el momento que se disponen en procesión para realizar la estación de penitencia en la Semana Santa. Por eso, las cofradías andaluzas utilizan en sus largos nombres ambas nominaciones juntas: hermandad y cofradía. Por lo demás existen otras hermandades particulares, que por su naturaleza o vinculación expresa no se llaman hermandades ni cofradías. Las confraternidades vendrían a ser hermandades en las que se significa de una manera mayor el elemento caritativo y social. Valga señalar que a las hermandades de Semana Santa existentes en otros lugares de Europa (sur de Francia e Italia), se les suele llamar confraternidades, que es sinónimo de cofradía o hermandad. Mención aparte merecen las esclavitudes, congregaciones y órdenes seglares. Las esclavitudes han querido ser hermandades que se identificasen por la sumisión al culto al titular. Los miembros de estas asociaciones, más que identificarse como hermanos entre sí, se identifican por considerarse “esclavos” de Cristo o de la Virgen y, por tanto, por considerarse adoradores más cercanos a la divinidad. Significativas son las esclavitudes dedicadas a Jesús de Medinaceli, o aquellas que, como orden seglar de los Servitas, se constituyen bajo el patronazgo de la Virgen de los Dolores. Las congregaciones han sido asociaciones de fieles especialmente vinculadas con conventos o monasterios, por considerarse parte integrante de esa comunidad de religiosos. Así llegaríamos a las órdenes terceras o seglares, que serían similares a las congregaciones, con la salvedad de que son asociaciones de fieles que se caracterizan por prestar votos a la regla de una determinada orden de frailes o monjas. Por eso a sus miembros se les considera parte de la orden (servita, franciscana, dominica, mercedaria, carmelita, etc., etc.), aunque no vivan en comunidad. Las órdenes seglares, muchas veces vinculadas con movimientos cofrades, han sido un importante elemento de religiosidad popular. Las mayordomías, aunque asociaciones de fieles, suponen un elemento aparte, mucho más particular, y que obedece más a una forma administrativa y organizativa de asociación de fieles determinada, que a los fines en sí. Las mayordomías tienen un mismo fin que una hermandad, rendir culto público a sus titulares; pero en las hermandades son todos los miembros los que participan en la organización de los actos, mientras que en las mayordomías, cada año se delega en una o varias personas para que se encarguen de todo lo concerniente a las celebraciones y cultos, mientras que el resto de personas vinculadas a la mayordomía son meros espectadores. El sistema de mayordomías es muy habitual todavía en muchos pueblos, sobre todo para hermandades devocionales y patronales.

Félix Montoya Sánchez. Historiador. 15


La vida bajo el capuz

16


La vida bajo el capuz

75 años de

Misericordia Nazareno de Oro Un p o c o d e h i s t o r i a El Santísimo Cristo de las Misericordias, conocido popularmente como “el Cristillo’’, tiene su origen en el antiguo Cabildo de la Misericordia, que fue creado en 1526 con el objetivo de enterrar a los pobres de la ciudad y a los ajusticiados. Del Cabildo de la Vera Cruz, nacen algunas las hermandades actuales de la Semana Santa, como lo son Jesús Nazareno “del `Puente”, el “Jesús del Huerto” (actual Huerto de San Antón), el “Santo Paso de la Caña” (actual Jesús con la Caña) y la Virgen de la Soledad. En 1849, el cabildo de la Vera Cruz pierde su poder, y toman fuerzas las distintas hermandades que pertenecían al mismo. Entre 1862 y 1863, se instituye la Archicofradía de Paz y Caridad, que quedó formada por las cofradías citadas anteriormente, y que recibían culto en la Ermita de San Antonio Abad, y por otras como el Jesús de la Columna (actual Amarrado), sita en Santo Domingo, o la del Ecce Homo, en la parroquia de San Juan. Tras la Guerra Civil, en 1945, con la creación de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído y la Verónica, se incorpora en ese año también a la Archicofradía. También mencionar que la Archicofradía estuvo a punto de desaparecer, y en 1969, se hizo cargo de la misma, única y exclusivamente la hermandad de Jesús Nazareno, llevándolo a desfilar dentro de las filas de su hermandad. El 14 de abril de 1983, a petición de la hermandad de Jesús Nazareno y con el fin de revitalizar y actualizar

de la Catedral, uno en la Cuaresma en un Vía Crucis, y otro en el mes de noviembre por la ceremonia de clausura del Año de la Misericordia. Actualmente el “Cristillo’’ es portado por 26 banceros, tres de cada hermandad, y la presidencia histórica de la procesión es rotatoria para cada hermandad.

los fines de la archicofradía, se redactan unas nuevas constituciones, que estuvieron en vigor hasta el 25 de mayo de 1999, en las que se aprobaron unas nuevas por la Junta general de dicha Archicofradía, en un plano de absoluta igualdad entre las distintas hermandades, que rigen en la actualidad los destinos de la archicofradía. Talla actual En los 75 años de historia de la Talla actual, ha desfilado con tres andas diferentes: las actuales estrenadas en 1993, realizadas por José Fernández, en madera de nogal, son macizas en su totalidad, y poseen las tallas de los escudos de las hermandades del jueves santo y el de la propia archicofradía. En 2014, estrena para sus andas, unos hachones nuevos más bajos para iluminar mejor la imagen, sustituyendo a los llevados anteriormente. Dos años después, debido al Año de la Misericordia, tiene dos desfiles extraordinarios, ambos dentro 17

De la talla anterior a 1936 no se tiene información de quien la realizó, y la actual, llegó a Cuenca en 1942, realizada por el grandioso imaginero de nuestra Semana Santa, Don Luis Marco Pérez. En 2007, tuvo un intento de robo en la iglesia de la Virgen de la Luz, que causó daños a la talla; teniendo cerca la Semana Santa, la gran mano de la restauradora Mar Brox hizo que se restaurase con acierto la talla, y pudiese desfilar un año más abriendo la procesión. En el año 2013, un pequeño accidente, con la rotura de un abarcón en la bajada, hizo que el cristo tuviera que encerrarse en san Andrés. Después de haber hecho una procesión brillante, fue una lástima que tuviera que acortarse para él.


La vida bajo el capuz

Jacqueline Fernรกndez Lucas 18


La vida bajo el capuz

NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA CON SAN JUAN APÓSTOL las Sagradas Imágenes de la Virgen de la Amargura y San Juan Apóstol. El Misterio representa el momento en que San Juan está indicando a la Madre de Dios el camino que ya está siguiendo su Hijo, y que le ha de llevar hasta el Gólgota, y, como tal, está claramente subordinado al ciclo de la Pasión y Muerte de Jesucristo.

75 años de las tallas Todos sabemos que durante la Guerra Civil (1936-1939) la mayoría de las Pasos de la Semana Santa de Cuenca fueran destruidos, incluidos enseres y documentación de las hermandades. Este fue el caso de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol, que perdió toda su historia a raíz de la contienda. Pero la Hermandad no dejó de trabajar para que, en 1942, pudiera procesionar con las nuevas tallas, obra del escultor Luis Marco Pérez. Tras muchas dificultades y en la actualidad con un auge impresionante, el Paso de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol es acompañado cada Miércoles Santo por filas interminables de nazarenos de tulipa. Las tallas Llegan a Cuenca en el año 1942, tras ser destruidas las antiguas tallas (donadas por D. José Cobo),

El Paso está formado por dos tallas en madera de tamaño natural, de 180 cm de altura el primero y 170 la segunda, qe fueron encargadas directamente por la Junta de Cofradías el 26 de noviembre de 1941, de las llamadas de candelero habiéndose fijado el precio del conjunto en diez mil pesetas . El cuerpo está anatomizado, aunque sin presentar detalle más que en el rostro, pies y manos.

Una descripción realmente intere-

19

7 dolores

sante de las tallas, es la que proporciona Miguel Arias Buenache, en un estudio sobre la imaginería procesional conquense, que publicó en El Día de Cuenca de 2002: “Se trata de dos tallas de tamaño natural y de una belleza sobrecogedora: la Virgen ahogada en la pena deja caer de sus ya amoratados ojos, dos perlas en forma de lágrimas que recorren el rostro que permanece bello incluso en el más duro trance. Hay en la Semana Santa conquense pocos rostros, por no decir ninguno, tan bellos y a la vez tan expresivos como éste de la Virgen de la Amargura. Y para permanecer este patetismo, ese dolor, el escultor conquense sitúa a María en una posición estremecida y en semiescorzo, que muestra bien a las claras los sentimientos que recorren en aquel momento el cuerpo y la mente de la Virgen. A su lado Juan, no menos atenazado por la pena, trata de consolar en vano a María... [...] El artista sacrifica aquí hermosura por sentimiento, perfección física por dramatismo. Siendo como es una escena de conversación, la dificultad es máxima para el artista a la hora de plasmar con el mayor realismo la situación: Marco Pérez resuelve el problema con una maestría encomiable: los labios de las imágenes, las manos en movimiento de San Juan, las posturas... Sólo le faltó al de Fuentelespino tallar en el aire de la fría noche conquense las palabras que uno y otro se dicen en esa Sagrada Conversación”.


La vida bajo el capuz Las tallas, en 1955, fueron vaciadas por el exceso de peso, y restauradas en 1977 por los hermanos Pérez del Moral. También ha cambiado la forma de vestirlas, así como su corona y aureolas, que fueron encargadas por la Hermandad al orfebre Manuel Orrico en 1995 y estrenadas el Miércoles Santo de 1996. Un cambio en la talla de San Juan que muchos desconocen, es que fue tallado con bigote, que en la actualidad ha desaparecido.

La Santísima Virgen luce manto azul marino, y saya del mismo color, bordado por las MM. Esclavas del Santísimo; San Juan viste túnica de terciopelo verde bordada en oro, y capa roja bordada también en oro, por de las MM. Esclavas del Santísimo. Curiosidades —La Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol fue la primera en incorporar el palio a su paso procesional en la Semana Santa de Cuenca. —En 1991, la Virgen estrena un puñal de oro y piedras preciosas, costeado totalmente por los hermanos. Del sobrante, se realiza un broche de oro que la Virgen luce en el fajín durante el desfile procesional. Estos dos objetos desaparecen del Tesoro de la Catedral, sin que se sepa su procedencia. En la actualidad, nuevamente los hermanos aportaron sus donaciones para que pudiera realizarse un nuevo puñal, que es igual al anterior, pero mejorado. Debido a la cantidad de donaciones, se hizo otro puñal, que es el que la Virgen luce en su capilla en la Iglesia de El Salvador. —En 1995 se instala un azulejo en la calle Cesáreo Olivares (frente a la Iglesia de El Salvador) del Paso procesional.

—Federico García Lorca le dedicó a la Virgen de la Amargura un poema, que obra en el archivo de la Hermandad. —La Hermandad cuenta con tres marchas dedicadas: Camino de Lágrimas, de Sergio Jesús Mateo Salmerón y Óscar Contreras Lorente, compuesta por el centenario de la Hermandad (1909-2009); San Juan y la Virgen, de Julián Aguirre; y Las lágrimas de la Virgen, de Aurelio Fernández Cabrera. —La Hermandad ha cambiado tres veces de escudo: el primero, una cruz roja que utilizó desde sus inicios hasta el año 93; el segundo, una cruz griega con sobre la que campeaba el anagrama de Ave María; el tercero, debido al título de Real e Ilustre, en el año 2014, que sigue siendo una cruz griega roja y azul, pero al que se le han añadido una corona, por el título de Real, y dos palmas, haciendo referencia a San Juan.

1909-1993

1993-2014

2014

Fotografías extraídas del libro A través de mi capuz, de Antonio Pérez Valero, y del blog de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol.

20


La vida bajo el capuz —En los años 50, ante la crisis económica y de hermanos por la que pasaba, la Hermandad solicitó a la Cofradía de las Angustias su unificación, llamándose Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de la Amargura y de Nuestra Santísima Madre de las Angustias. El 10 de abril 1954 se da por extinguida la unión con Nuestra Señora de las Angustias, realizando su primera Junta General el 26 de mayo de 1955, tras la separación, aprobándose nuevas constituciones.

—En mera

1985 vez

se cuatro

adjudican banzos

por de

—Desde 2008, antes de comenzar el desfile procesional, una hermana interpreta con el saxofón el Ave María de Franz Schubert. —El azul de la túnica de la hermandad está ligado a la tradición del catolicismo español que, principalmente por la Inmaculada, o asocia a la Virgen María. —En 2014 le fue otorgado a la Hermandad el título de Real e Ilustre, pasando a denominarse como Real, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura con San Juán Apóstol.

priturno.

—En el año 2007, el reconocimiento al pasado en que la hermandad estuvo unida a la de la Virgen de las Angustias, ambas cofradías formalizaban el actual hermanamiento.

Jacqueline Fernández Lucas

Considerando principalmente que ambas, hermandad y cofradía, estuvieron unificadas desde 1949 hasta 1954, constituyéndose en única hermandad, durante este tiempo bajo el título “Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de la Amargura y de Nuestra Santísima Madre de las Angustias”. Considerando que las advocaciones Marianas de las Sagradas Titulares de ambas hermandades son Vírgenes Dolorosas, en las advocaciones de “la Amargura” y de “las Angustias”. Considerando que un elevado número de Hermanos comparten la adscripción a las dos Cofradías y que desde antaño viene siendo así. Considerando,en definitiva, que el Espíritu Cristiano de Hermandad y lasBuenas Relaciones entre las Cofradías Penitenciales de la Ciudad, bien pueden plasmarse y ponerse de manifiesto en compromisos como el presente. Texto extraído del libro Historia de la Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol. Julián Recuenco. 2009.

21


La vida bajo el capuz

22


La vida bajo el capuz

A TRAVÉS DE LA MÚSICA NAZARENA: JOAQUÍN SAN JULIÁN “QUINO’’

Nazareno de Oro

La música es un elemento cultural que quizá une todos los temas sociales; por eso, no vamos a hablar de Semana Santa sin escuchar marchas, motetes, saetas.... todo ello piezas musicales. Nos encontramos hoy con un músico de Cuenca, que lleva mucho tiempo viviendo los desfiles procesionales a través de su amada Banda de Música municipal: aquí tenemos a Joaquín San Julián. —Para quien no te conozca, ¿quién es Joaquín San Julián “Quino’’? Pues soy una persona nacida en Cuenca, y que a los ocho años de edad, de la mano de mi padre, empecé a aprender música en la Academia de la Banda Municipal de Cuenca. Empecé a dar solfeo con mi primer profesor, José “Pepe’’ Rico. —Menciónanos un poco tu trayectoria como músico, los instrumentos que tocas, tu amor hacia la música... Pues mi amor hacia la música... El culpable fue mi padre. Él era músico, tocó la tuba en la Banda Municipal durante muchos años. Mi primer instrumento fue el trombón de pistones, pero un día, con un compañero, nos quisimos cambiar los instrumentos. Se lo preguntamos al profesor, y dijo que no había ningún inconveniente si estábamos de acuerdo. Y así fue. Empecé con el bombardino, y, así, hasta nuestros días.

has planteado componer alguna marEl culpable de mi amor hacia la cha procesional, o música es mi padre. Él era músico y tocó la incluso alguna obra tuba en la Banda Municipal durante de cultura de temátimuchos años. ca religiosa? El motivo del Beso de Judas vie- Sí, me lo he planteado alguna vez, ne dado a que se decía que era la porque me gustan mucho las marhermandad de los músicos, y por chas, he escuchado miles de ellas, eso mi padre me apuntó, y la Vir- he tocado también cientos de miles gen de la Soledad porque mi padre y me ha dado el gusanillo de amitenia devoción a la misma sin ser gos míos que se han podido dedihermano, y me apuntó; quizá es- car a la música, y yo por circunstas dos sean de tradición familiar. tancias no he podido y tengo sólo Otras dos son San Juan Bautista, conocimientos básicos de música por mi amigo David Lucas Recuen- y no puedo componer, pero si he co, y la Borriquilla, por mi gran tenido esa curiosidad. amigo y hermano Carlos Redondo. —¿Tienes a algún músico, ya sea —¿Nunca te has plantea- más o menos conocido, con el que do salir de nazareno, bance- te sientas identificado, es decir, ro, en fin, con túnica y capuz? que sea un referente?

No he tenido tiempo para ser nazareno entre la Banda de Cuenca y en algunas otras que he tenido que salir de refuerzo, como Villarejo de Fuentes, la de Yátova y, actualmente, con —Cambiando de tema, ¿cuáles Morata de Tajuña. Pero sí me gustaría salir de son tus hermandades? nazareno, e incluso de Soy de cuatro hermandades; a bancero del Beso de Judos de ellas me apuntó mi pa- das. dre: el Beso de Judas y la Virgen de la Soledad “de San Agustín’’. —Como músico, ¿te 23


La vida bajo el capuz Te voy a mencionar a mi padre, que con él empezó todo, a Pepe Rico, que fue mi primer profesor, pero no quiero dejar sin nombrar a Pedro Criado Valero, que fue el que me enseñó todo, el 99% de las cosas que sé de tocar el bombardino. Él ha sido mi referente en la música. Esta pregunta, quizá más polémica, pero que no debe afectar a nadie —debido a que cada uno tiene su opinión— ¿cuál es la tuya sobre las marchas que se tocan aquí? Creo que hay marchas de autores conquenses o dedicadas a la Semana Santa de Cuenca que se pueden rescatar. Con eso no digo que no se pueda tocar una marcha de fuera, ya sea de Sevilla, Málaga, Zamora o Valladolid, pero prefiero defender las marchas que se han tocado siempre en Cuenca, sin negarme a traerse marchas de fuera que peguen bien; pero sin duda, prefiero las de la tierra, porque tu vas fuera de Cuenca, y no suenan las de Cuenca. La Semana Santa tiene unas marchas que son de ese estilo, y hay marchas de fuera que se pueden adaptar, pero soy de marchas y de gente de Cuenca. —Para finalizar, Quino, algo que te hayas dejado en el tintero... La gente que me ha conocido, sabe que todas las anécdotas han coincidido con mi amigo y compañero Rafael Redondo Díaz, y nos hemos reído mucho en todos los lados, dentro y fuera de la música. La anécdota más buena es cuando un Jueves Santo, al terminar la procesión, íbamos a la academia a dejar los instrumentos de risas, de broma, y él me decía “Quino ten cuidado que se te va a caer el bombardino, que vas haciendo el tonto”. Yo le decía que no, y al final me caí, y el bombardino se quedó hecho un acordeón. Yo estaba angustiado, diciendo “cómo voy a tocar el resto de los días, qué bronca me va a echar el director...’’. Y la anécdota es que con un martillo, mi amigo Rafa dio unos martillazos precisos para arreglar un poco la campana y salir del paso esos días, y funcionó. El director me echó la bronca, pero salimos del paso. —Si tuvieses la ocasión de tener una Semana Santa libre de tocar en la banda, ¿qué harías? Me iría fuera sin duda, porque yo no puedo vivir una Semana Santa sin mi banda, me vengo abajo. El año pasado no pude tocar porque venía de una operación y ya fue pasarlo mal, así que me iría fuera a desconectar.

LA VIDA BAJO EL CAPUZ http://lavidabajoelcapuz.blogspot.com.es/ https://www.facebook.com/LaVidaBajoElCapuz/ https://twitter.com/vida_bajo_capuz lavidabajoelcapuz 24


La vida bajo el capuz

25


La vida bajo el capuz

26


La vida bajo el capuz

75 aniversario de la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno —del Puente—

Alma Nazarena

Historia La Muy Antigua y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente, forma parte de la Archicofradía de Paz y Caridad que hunde sus raíces en el viejo Cabildo de la Veracruz y Sangre de Cristo. Éste nació en el año 1526, primero como Cabildo de Nuestra Señora de la Misericordia, con el fin de enterrar a los ajusticiados y, después, en una fecha ignorada anterior a 1575, ya con la advocación penitencial de La Vera Cruz, unida a su titularidad original. En este proceso de transformación, sin duda, tuvieron mucho que ver los religiosos franciscanos, cuyo convento se encontraba a escasa distancia de la ermita de San Roque, donde recibían culto las diferentes imágenes del cabildo.

El primer documento que cita di- Talla antigua rectamente a la Hermandad de Jesús Nazareno es una carta de obligación firmada por José Pérez Cebrián de Ribagorda, por la cual se comprometían a pagar a la Hermandad, al año siguiente, la cantidad de mil cuarenta reales, que ésta les había prestado.

Sin embargo, nada se habla aún de una Hermandad de Jesús Nazareno, sino de una imagen de esta advocación que era propiedad del Cabildo de La Vera Cruz. La Hermandad, como tal, debió fundarse ya en el siglo XVII, en plena exaltación de la Semana Santa barroca, y se asienta en el proceso de creación de varias hermandades filiales dentro de cofradías poderosas que organizan sus desfiles procesionales de forma independiente en uno a varios días de Semana Santa. En este sentido, en el Cabildo de La Vera Cruz nacieron cuatro hermandades, una de ellas la de Jesús del Puente, para organizar cada una de ellas el desfile de su Imagen Titular dentro de la procesión conjunta de La Cofradía.

Destruida la ermita de San Roque durante la Guerra de la Independencia, los pasos del Cabildo de la Vera Cruz fueron trasladados en 1816 a la ermita de la Virgen de la Luz, anexa a lo que había sido hospital de religiosos antoneros. En este momento, el culto a Jesús Nazareno había crecido, siendo sacado en numerosas ocasiones en procesiones de rogativas y de acción de gracias. Por otra parte, a lo largo del siglo XIX, el antiguo cabildo se ve sometido a diversas fuerzas contrapuestas. Y nacía así la Archicofradía de Paz y Caridad a mediados de la centuria, una asociación de hermandades con los mismos derechos y deberes.

Pocos datos concretos se tienen de la Hermandad en el siglo siguiente, aunque las referencias dispersas apuntan a que el Cabildo de la Vera Cruz se hallaba sumido en una crisis importante, teniendo que hacerse cargo las hermandades filiales, ya entonces, de la procesión penitencial e, incluso, del entierro de los ajusticiados; en este proceso, la Hermandad de Jesús Nazareno fue una de las más activas.

27

Los primeros datos que se tienen de una imagen representativa de Jesús con La Cruz a cuestas en el seno del Cabildo de La Vera Cruz, datan del año 1580. Se trata de un documento firmado parel escultor Giraldo del Flugo, flamenco que había abierto taller en Cuenca pocos años antes, por el que se comprometía a realizar una imagen procesional de esta advocación para el cabildo de la Vera Cruz de la villa de Zaorejas, entonces perteneciente a la Diócesis de Cuenca, pero adscrita en la actualidad a la provincia y obispado de Guadalajara. Por su parte, el pintor italiano Bartolomé de Matarana se comprometía ocho años más tarde a entregar en Alcocer otra imagen de esta advocación. Ambos documentos coincidían en que el modelo a seguir debía ser el que la Cofradía de la Vera Cruz de Cuenca ponía en la calle la noche del Jueves Santo.


La vida bajo el capuz Hacia el cambio de siglo se produce un nuevo renacer de la Semana Santa de Cuenca; en efecto, a principios del siglo XX nacen nuevas procesiones penitenciales, al mismo tiempo que muchas hermandades aprueban nuevas constituciones que dan más importancia que antes a la procesión. Unas de las primeras en hacerlo fue la Hermandad de Jesús Nazareno, en 1898. Paralelamente a ello y, haciéndose eco de una historia que arranca, incluso, de los tiempos de la fundación de la Hermandad, se aprecia una especial vinculación de la Hermandad con la Archicofradía de Paz y Caridad y, sobre todo, con la Imagen Titular de la misma, El Santísimo Cristo de Las Misericordias. En aquella época procesionaba una Imagen de Jesús Nazareno de vestir, de autor anónimo, adornada con peluca de pelo natural. La túnica fue sustituida en 1914. En 1923, se completó la talla con una imagen de Pio Mollar que representaba la figura de Simón de Cirene. Por fin, en 1927, se estrenaba en el desfile de la Hermandad la luz eléctrica. Después del paréntesis que supuso La Guerra Civil, en el mes de Enero de 1940 se celebró la primera junta de antiguos hermanos, con el fin de recomponer otra vez la Hermandad, de cara a una nueva reestructuración de la Semana Santa conquense. La Hermandad había sufrido la mayor pérdida, la destrucción de la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Por lo que se encargó un nuevo paso al escultor valenciano Tomás Marques Amat. Talla actual La Imagen de Jesús Nazareno, vulgo del Puente-, la realizó José Capuz Mamano y llegó a Cuenca para desfilar por primera vez en la Semana Santa de 1942. Es una figura tallada completamente en madera que representa la figura de Jesús camino del Calvario, cargando con la cruz. Lleva tallada la túnica sobre el cuerpo, policromada suavemente en tono morado. Lleva añadida la corona de espinas y la cruz, que es del tipo tabla. En los últimos años, la Hermandad ha eliminado de la imagen las tres potencias sobre la cabeza de Jesús.

Capuz construye el paso con un lenguaje casi arquitectónico. La figura del Nazareno tallada como un gran bloque, con una fuerza expresiva, donde los grandes y rectos pliegues de la túnica se ven apoyados por los, también, rectos y angulosos movimientos de las piernas y los brazos. A través de la estaticidad de la figura se consigue su gran dramatismo. Se huye de todo detallismo en la ejecución de la figura humana y de la cruz para que sea la fuerza expresiva de la misma madera y la policromía las que den mayor realce a la figura. Se ha preferido el volumen, la masa, la geometría, la austeridad decorativa, frente al detalle, la minuciosidad y lo meramente decorativo, sin por ello huir del natural.

El rostro, que condensa la carga dramática del momento, con la boca entreabierta, los ojos hundidos y enrojecidos por el dolor, con las cejas arqueadas subrayando este gesto, no huye del idealismo y la serenidad con las que Jesús afronta este trance. Aparece así una figura humana con una gran fuerza que le viene de la misma forma de tallar la madera, con los golpes de la gubia aún visibles en la madera gracias a la policromía suave de la túnica, donde se ha rechazado el uso del estucado previo y se ha empleado una policromía morada y tenue que trasluce el trabajo sobre la madera. No ocurre lo mismo en el tratamiento de las carnaciones, donde sí se ha estucado previamente, y la policromía sobre la misma presenta entonces un fuerte contraste con el resto del cuerpo, lo que da una mayor fuerza expresiva al conjunto: es esta antítesis la que caracteriza y singulariza este paso, sumándole especial belleza.

28


La vida bajo el capuz

29


La vida bajo el capuz

30


La vida bajo el capuz

75 aniversario de la talla de Nuestra Señora de las Angustias Espejos Historia Desde tiempos pasados, la enorme devoción por la Virgen de las Angustias ha sido una realidad en Cuenca. Si bien la Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, tal y como la conocemos actualmente, se fundó en 1925, hubo otras hermandades homónimas que daban culto a esta advocación: una en la ermita y otra que realizaba una procesión en el siglo XVII el domingo previo a Semana Santa. En 1902 se firma la concordia constitucional de la procesión “En el Calvario”, en la que desfiló una imagen de Isidro Carnicero Leguina —conocida como La Piedad —, acompañada de hermanos de la Soledad del Puente y de la Soledad de San Agustín. En 1904, la imagen, que se encontraba durante todo el año en la parroquia de San Felipe Neri, fue sustituida por una nueva talla del escultor barcelonés Tomás Marqués Cassola. Esta talla se incorporaría a la procesión desde San Andrés, si bien su sede canónica estaba en El Salvador. Como pasaría con tantas otras tallas de la Semana Santa conquense, la imagen de Nuestra Señora de las Angustias se perdió en la Guerra Civil (1936-1939). Desde el mismo fin de la guerra, encontramos un afán por reconstruir la Semana Santa en la ciudad, a la que pronto se dotaría de nuevas imágenes. En el caso de la talla actual de Nuestra Señora de las Angustias, fue el propio Luis Marco Pérez el que contactó con el Ayuntamiento en 1941 y ofre-

ció la realización de la nueva talla por el precio de 10.000 pesetas. En 1942 el escultor remite una carta al ayuntamiento en la que da a entender que la talla está finalizada, pero que había resultado más costosa de lo previsto y solicitaba un aumento en el importe a pagar por ella. El ayuntamiento aumentó entonces a

15.000 pesetas el precio a pagar por la nueva talla.

Talla actual La imagen llega a Cuenca un 25 de julio de 1942 y es expuesta en la iglesia de San Antón, que será el lugar donde recibiría culto durante todo el año. Esto fue una condición que puso el ayuntamiento a la hermandad, buscando mayor afluencia de fieles en la parroquia con la incorporación de la nueva talla. A cambio, el Ayuntamiento se comprometió a construir un altar donde ubicar la talla, aprovechando un huco en la arquitectura de la parroquia frente al altar mayor. En Septiempre, con motivo de las 31

fiestas de San Julián, la imagen es trasladada a la Exposición de Arte y Artesanía junto con la talla de Cristo Yacente, que había llegado ese mismo año. Sería en la Semana Santa de 1943 su primer desfile en la procesión “En el Calvario”. La imagen de la Virgen de las Angustias es una talla completa en madera policromada. Presenta una composición piramidal y responde al tipo tradicional de La Piedad. Representa el momento en que María, sentada a los pies de la cruz, sostiene el cuerpo de Jesús sobre su regazo. Desde el primer momento se extiende una gran devoción por la imagen de la Virgen de las Angustias. Ejemplo de ello es el proyecto de restauración de la iglesia de San Andrés en 1952, en la que se colocaría la imagen en el altar mayor. Sin embargo, la idea no prosperó, por lo que se pensó en la consrucción de una ermita totalemente nueva donde dar culto a tan querida talla.


La vida bajo el capuz A mediados de los años 50 encontramos un nuevo ejemplo de la devoción por la Virgen de las Angustias en Cuenca, y es una petición al Obispado para celebrar un rosario de la Aurora el Domingo de Ramos, con el fin de trasladar dignamente a la Virgen desde San Antón hasta el Salvador (lugar desde el que se seguía incorporando a la procesión el Viernes Santo), así como un rosario de Penitencia de regreso a San Antón. Estos son los antecedentes del traslado procesional actual que tiene lugar el Sábado de Pasión. A raíz de esto, debido a que las andas usadas hasta la fecha no cabían por la puerta de San Antón en el rosario de vuelta, en 1958 se encargan las andas procesionales actuales, obra del ebanista conquense Amancio Contreras.

Años después, la talla es sujeto de una primera restauración (1972) por parte del propio Luis Marco Pérez. En ese mismo año, la imagen de la Virgen de las Angustias empezaría a incorporarse a la procesión del Viernes Santo desde la Iglesia de San Andrés por falta de espacio en la del Salvador. Este cambio no convence a la hermandad, que manifestará sus quejas. En 1975 la hermandad, bien nutrida de hermanos, encarga a Marco Pérez el que será el último paso que dará a la Semana Santa, El Descendido. A partir de 1987 la cofradía saldrá desde la Catedral como solución temporal hasta encontrar un lugar mejor. Un año después es bendecido el nuevo paso del Descendido, obra de Vicente Marín. El paso de Marco Pérez, considerado de poca calidad, será cedido a la pasión de San Clemente poco después. En 1988 la Virgen de las Angustias luce una nueva corona obra del sevillano Antonio Seco Velasco. En 1991 ambos pasos saldrán del Convento de las Concepcionistas Franciscanas en la Puerta de Valencia, tras realizar una ampliación del portón para que quepan las andas. En 1994 se le añade a la Imagen un corazón de oro y, un año después, vuelve a ser restaurada, esta vez por Raimundo Cruz Solís. A día de hoy es innegable que la devoción por la talla de Nuestra Señora de las Angustias ha ido a más a lo largo de estos 75 años. Ejemplo de ello son las enormes filas de nazarenos que salen con la cofradía el Viernes Santo, así como la gran afluencia de público en el traslado del sábado anterior. Resultado de todo ello, y como muestra del amor de los conquenses por la Virgen de las Angustias, la Imagen será Coronada canónicamente el 6 de mayo de 2017.

32


La vida bajo el capuz

33


La vida bajo el capuz

34


La vida bajo el capuz

EL PRENDIMIENTO (BESO DE JUDAS) Cetro Antigua talla Como sabemos la Venerable Hermandad del Prendimiento de Jesús (Beso de Judas) se funda el 19 de marzo de 1905 en la Iglesia de San Esteban Protomártir. La Hermandad tuvo una primera talla de El Prendimiento que fue donada por Don Mariano Catalina y bendecida el día 16 de abril de 1905. Como curiosidad comentar que, antes de ser traída a Cuenca, la talla estuvo expuesta en un escaparate de la calle Concepción Jerónima de Madrid. Su autor fue Enrique Arévalo, discípulo del insigne escultor Benlliure. Era portada esta antigua talla por 12 banceros saliendo en procesión ese mismo año. Llegado el tiempo de la Guerra Civil Española se destruyen las tallas con las que contaba la Hermandad (La oración del Huerto, Prendimiento, La Negación de San Pedro y Jesús en el Pretorio).

magnífico conjunto escultórico que gradas Imágenes, por Ana Basanta tenemos a día de hoy, obra del genial escultor D. Luis Marco Pérez. — Las tallas, con el paso del tiempo, han tenido que ser resFueron esculpidas en madera y po- tauradas en alguna ocasión. licromadas en ese año. Es uno de Podemos reseñar la última, que los mejores grupos de Marco Pé- se acometió entre finales de rez: contrasta la humildad y resig- 2016 a principios de este año, nación que muestra el Señor, con 2017, en manos de la restauradola tensión y malevolencia que mar- ra conquense Mar Brox Osma. ca el rostro del Apóstol Traidor. —También hay que resaltar una feEl misterio contiene el tronco de cha muy importante, tanto para las un olivo natural, al que cada año Tallas como para la Hermandad en le son implantadas ramas origina- estos 75 años: la asistencia a la X les para salir en Semana Santa por Edición de la Muestra Nacional de las calles de Cuenca, así como 30 Artesanía Sacra de “Munarco”, cedenarios primigenios de la época lebrada en Sevilla ,en enero y febrede Jesucristo (emperador Tiberio). ro de 2006, adonde se desplazaron las Sagradas Imágenes a la Catedral de Sevilla y vivir el ambiente nazareno tan especial que allí se vive. — También la talla del Prendimiento ha tenido el honor de ser protagonista en el Cartel de

Talla actual Tras pasar ésta, la Hermandad se reorganiza el 5 de enero de 1941 en Junta General con una lista de 24 hermanos.

Curiosidades la Semana Santa de Cuenca en — En 2013 se estrenó un nue- 2007, obra de Carlos Condes. vo Portadenarios en madera de nogal, donde lleva las 30 monedas que, como según dicen las Sagradas Escrituras, diePocas semanas antes de la Semana ron a Judas por entregar a Jesús. Fotografías extraídas de la webs del prendimiento, Jesús amarrado y Santa de 1942 llegarían a Cuenca — En 2015 se restauraron las andas Voces de Cuenca. las nuevas tallas que formarían el sobre las que procesionan las Sa35


La vida bajo el capuz

36


La vida bajo el capuz

¿Qué es una Coronación Canónica?

Rama de tu olivo

—Manolo, ¿me acompañas después de misa a la joyería? —¿A la joyería para qué? ¿Y dónde vas con tantos oros, Conchita? —¿Pero es que todavía no te has enterado? ¡Voy a donar mis joyas y las de la abuela a la Virgen de las Angustias! —¿A la Virgen para qué? —Porque la van a coronar… —¿Coronar? ¡Pero si ya lleva corona! Es cierto que todas las imágenes de la Virgen María portan una corona pero… Realmente, ¿qué es una coronación canónica? Una coronación canónica es un rito de la Iglesia Católica por el cual se reconoce la devoción hacia una advocación de la Virgen María mediante la imposición de una corona.

en la historia, pues surgieron en el siglo XVII y no fueron consideradas celebración litúrgica católica hasta el siglo XIX. Son los padres capuchinos los que en el siglo XVI solían recoger joyas tras sus misiones, como muestra de entrega y fe, para confeccionar una corona para la Virgen. Es muy probable que la primera imagen coronada fuese la Maddonna della Febbre en 1631 de la Basílica de San Pedro de Roma, gracias a la aportación del Conde de Borgonovo, fiel seguidor de los capuchinos; no siendo hasta 1897 cuando esta celebración se incluye como rito en el libro Pontifical Romano que regula los ritos del Papa y los obispos.

en cuenta la antigüedad de la talla y su valor artístico o la obra social, pastoral y las actividades formativas promovidas por la agrupación en torno a la imagen. Son varias las advocaciones marianas coronadas canónicamente en Cuenca y su provincia: la Virgen de La Loma de Campillo de Altobuey (1924); la Virgen de la Luz, patrona de Cuenca (1950); la Virgen de las Angustias del Santuario, patrona de la diócesis de Cuenca (1957); la Virgen de la Misericordia de Puebla de Almenara (1961); la Reina de los Ángeles de Las Pedroñeras (1973); la Virgen de Riánsares de Tarancón (1962); la Virgen de Gracia de Belmonte (1983); la Virgen del Sagrario de la Catedral de Cuenca (1966); la Virgen de la Antigua de Manjavacas de Mota del Cuervo (1984); la Virgen de las Nieves de Villanueva

de la Jara (2008); la Virgen de la Vega de Barajas de Melo (2010); y la Virgen de las Angustias de Uclés (2016). Las coronaciones se pueden dividir en tres tipos dependiendo de quién las conceda: pontificia, si proviene del Papa; diocesana, si la concede un obispo; y litúrgica si es otorgada La tradición de representar a la Vir- por cualquier eclesiástico. Al obisgen ciñendo una corona, cetro o so- po diocesano y a la comunidad local bre un trono es muy antigua, ya que les corresponde juzgar y solicitar la los cristianos consideramos a María, coronación de una imagen, que debe además de Madre de Cristo, REINA de contar de una gran devoción por DEL PUEBLO DE DIOS. Curiosa- parte de los fieles, así como ser su mente, las coronaciones canónicas sede centro de un intenso culto litúrno cuentan con una gran antigüedad gico. También son requisitos a tener

37

Cuenca entera aguarda expectante la coronación de Nuestra Señora de las Angustias, titular de la hermandad homónima de nuestra Semana Santa, el próximo 6 de mayo. Esperemos que esta celebración sea, una vez más, una muestra de devoción y amor de todos los conquenses hacia la Virgen María.


La vida bajo el capuz

38


La vida bajo el capuz

“A la orden del Capataz” Entrevista a Jesús Millán de las Heras

Nazareno de Oro

No hay paso en la Semana Santa de Cuenca, cuyos banceros no estén a la orden de un buen líder; ese líder es el Capataz de banceros o jefe de banceros. En la Vida Bajo el Capuz no queremos olvidar esta figura tan importante, por eso está con nosotros Jesús Millán de las Heras, jefe de banceros de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Salvador, dispuesto a responder amablemente esta entrevista. —Para quien no te conozca, ¿quién es Jesús Millán de las Heras? Pues, Jesús Millán de las Heras, es un nazareno conquense, un apasionado de su Semana Santa y un enamorado de su Ciudad. —¿Cómo ha sido tu vida nazarena desde entonces hasta nuestros días? Hermandades a las que perteneces, pasos que hayas sacado... Yo nací en una familia profundamente devota del Jesús Nazareno del Salvador. Empecé a salir siendo un crío, y en ella he desarrollado casi toda mi andadura semanasantera. Empecé con la cruz, luego la tulipa, de la tulipa al banzo de la Caída, de la Caída al Jesús, y actualmente soy el Jefe de Banceros del mismo.

—Sin duda, la hermandad con la que te identificas y te identifica el mundo semanasantero es la de Jesús Nazareno del Salvador. Ese amor que tienes por el mismo, ¿cómo te lo han enseñado a ti y a tus hermanos? ¿Y cómo lo has enseñado tú a tus hijos, sobrinos...? Participando en la Procesión desde pequeño. Mi padre me llevaba a todos los actos que hacía la hermandad, que en aquellos años no es como ahora que tenemos muchos actos durante todo el año. Entonces no había tanto. Íbamos a las juntas que se celebraban en Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección, íbamos a la función que entonces no tenía una fecha fija como ahora, que es el primer domingo de octubre, cierto es que se hacía en fechas otoñales.

Esta hermandad lo ha sido todo para mí; he sido Hermano Mayor, he sido Secretario, he sido Representante ante la Junta de Cofradías, he sido contador, toda mi vida con la Semana Santa se puede decir que la he vivido en la hermandad de Jesús Nazareno. Pertenezco a otras hermandades a las que muestro aprecio como son San Juan Bautista o el Cristo de la Luz, pero en este momento, participo hoy en día en la procesión Camino del Calvario y en la del Perdón. 39

Yo he intentado hacer con mis hijos lo mismo, llevarlos siempre de la mano a todos los actos que la hermandad ha organizado y por supuesto sacándolos en la procesión desde bien pequeños para que fuesen aprendiendo no sólo lo que es el Jesús, sino lo que se siente, porque son muchos sentimientos que se viven, sonidos, olores... y quería que los niños lo aprendiesen desde bien pequeños. —Para ti, ¿con que tres momentos que hayas vivido como nazareno te quedas? Pues con muchos, no podría dejar solo tres, porque hay muchísimos… Por ejemplo, cuando saqué a mi hijo por primera vez en el Jesús, fue de los que mejor recuerdo; compartir banzo con mis hermanos, que nos tocó de turno el mis-


La vida bajo el capuz mo año; el año que debuté como capataz de banceros del Jesús; y otro, el año que falleció mi padre. Nos vestimos, desgraciadamente la procesión no salió a la calle por la lluvia, los cinco hermanos con todos nuestros hijos para salir en el Jesús y nos hicimos una fotografía en recuerdo de la Imagen, en recuerdo a mi padre. —Uno de estos momentos que has mencionado, fue cuando debutas como capataz, que es el motivo por el que te hacemos esta entrevista. ¿Cómo surgió aquéllo? ¿Te has sentido apoyado por las Juntas de Diputación y por los banceros y, en general, hermanos del Jesús? Sí, yo llevo sacando los pasos de la hermandad, y cuando me propusieron, llevaba 25 años sacando el Jesús, y acepté con mucho gusto. Cierto es que ya se me había propuesto antes, porque las Juntas de Diputación, tanto la actual, como la anterior, confiaban que yo pudiera desarrollar el cargo y ser una persona respetada por todos los banceros, y cuando me lo propusieron la segunda vez acepté, porque a mí me enorgullece tener un cargo que llevo con mucha ilusión y responsabilidad para que las cosas se hagan bien, y tengo el respeto de los banceros del Jesús, que son gente veterana habitualmente, a los que es muy difícil intentar enseñarles nada porque lo conocen todo. Se trata de que ellos estén contigo y sigan las instrucciones hasta el final. —¿Te ha querido proponer alguna otra hermandad como jefe de banceros o te gustaría serlo de algún otro paso en un futuro? No, pero es cierto que alguna vez ha sonado que podrían proponerme para algún otro paso, pero yo nunca lo sería, porque cada hermandad es distinta y yo tengo el respeto de los banceros del Jesús, pero dudo que lo tuviese de los banceros de otra, porque no soy una persona tan representativa en otra hermandad como lo soy en el Jesús.

hombros. —Para terminar, alguna cosa que te hayas dejado en el tintero y quieras compartir con la Vida Bajo el Capuz. Pues que creo que la Semana Santa de Cuenca ha tenido muchos altibajos, ahora estamos en un momento top, y se trata de que todos, sobre todo la gente joven que venís, la mantengamos, que no nos metamos en proyectos faraónicos de crear cosas nuevas y mantener lo que tenemos que es mucho, y va a ser costoso en el futuro mantenerlo, y Cuenca se merece una Semana Santa tan importante como la que tenemos y será esfuerzo de todos que la podamos mantener.

—¿Has tenido alguna vez el gusanillo de querer sacar algún paso que te guste y que no lo hayas sacado por motivos? No, como soy una persona que peina canas, he pasado ya la época joven de querer sacar muchos pasos, que saqué bastantes, como el Bautismo, la Magdalena, el Huerto de San Esteban, la Soledad del Puente o la Soledad del Santo Entierro y sigo siendo bancero de San Juan Bautista, pero ahora que tengo la vida muy marcada, lo que sí quiero es no morirme sin sacar algún año el Cristo de la Luz, que es una talla a la que tengo devoción, una hermandad tremenda en la calle… También mi padre era hermano y desfilaba en el mismo y no me gustaría irme sin portarlo sobre mis 40


La vida bajo el capuz

41


La vida bajo el capuz

42


La vida bajo el capuz

Una radio para vivir bajo el capuz Heraldo Un saludo afectuoso, hermanos y hermanas, nazarenos todos. En este artículo pretendo hablar de una de las partes de este proyecto de La Vida Bajo el Capuz que más trabajo lleva detrás, quiero poner en valor este medio que está al alcance de toda la comunidad nazarena y por supuesto, hablaré de cómo funciona y cómo vivo yo esta tarea. Hablo ni más ni menos que de la Radio Nazarenos de Siempre. Bien, para empezar correctamente, vamos a explicar los orígenes de la Radio Nazarenos de Siempre. Surgió a finales de abril del 2016 y se emitió en directo desde ese mes hasta finales de julio, en su primera temporada. Los primeros programas estuvieron dirigidos por el creador de esta radio, el administrador Olivos. No obstante, fue a mediados del mes de mayo cuando hubo un cambio de dirección, siendo yo mismo, Heraldo, quien me hice cargo de la radio, puesto que el anterior administrador a causa de sus estudios no podía continuar la labor. Desde que comenzamos, el programa ha ido cambiando. Recuerdo cómo hasta junio dedicábamos las marchas con voz en directo gracias al micrófono del programa del ordenador que empleamos. No obstante decidí suprimir esto debido fundamentalmente a que el volumen de la marcha se bajaba demasiado y luego a penas se oía la voz. No domino la tecnología todo lo bien que me gustaría, no obstante hay veces que las cosas salen bien y al recordarlas me siento tentado a repetirlas; un ejemplo que recuerdo con cariño fue el programa que dediqué a la procesión “En el Calvario” en el cual leí poemas de José Bodoque dedicados a cada paso de esta procesión, quedó un programa esplendoroso. Desde sus inicios, la filosofía de esta radio ha sido encontrar un punto de unión entre los nazarenos y nazarenas de Cuenca que les guste escuchar marchas procesionales y a la vez, compartir todos juntos un rato para escuchar marchas, bien propuestas por mí o bien propuestas por vosotros. Podemos definir dos tipos de programas de esta radio: • Un primer tipo que es el original, el “programa mix” como me gusta llamarlo. Se trata de un tipo de programa que no sigue ningún tipo de orden, que atiende fundamentalmente a una serie de marchas elegidas por mí que voy poniendo junto a vuestras peticiones. Por poner un ejemplo bastante curioso, puedo poner “Entre Palmas y Ramos” y justo después “Réquiem por un músico”. Evidentemente, todas vuestras peticiones tienen preferencia a la hora de ponerlas. • El segundo tipo de programa es con el que empecé a emitir, yo los llamo “programas especiales”. Se tratan de programas dedicados a una procesión, a una banda, o autores determinados. En ellos me centro en un tipo de marchas determinado, por lo tanto las propuestas están restringidas a aquellas que se adapten a las características del programa, no obstante siempre que ha habido alguna petición que no tiene nada que ver con el tipo de marchas que estoy poniendo, las he puesto al finalizar el programa. Estoy fraguando nuevos tipos de programas, entre los que de momento desvelaré la idea de los “programas certámenes de bandas” en los cuales cogeré un repertorio del cual la mitad de marchas las tocará una banda y la otra mitad, otra. Posteriormente, una votación mediante una encuesta en el blog, decidirá que banda ha ganado. Aunque es una idea que aún está en pañales, pues estoy en la labor de recopilar marchas de diferentes bandas. Si tengo que quedarme con un programa favorito, estoy en un auténtico aprieto, ya que he disfrutado mucho haciendo todos y cada uno de los programas. No obstante, ante la dificultad de quedarme con un solo programa, me quedo con dos a los que tengo especial cariño: el programa 2 de la temporada 2 y el programa dedicado a la Procesión Camino del Calvario. El primero es un programa que me tiene enamorado y de las 63 reproducciones que tiene el podcast en estos momentos, al menos 20 son mías. El repertorio es espectacular, me mantiene en un “éxtasis nazareno” continuo en su hora y treinta y nueve minutos de duración. Tengo que agradecer a cierta persona que un día me 43


La vida bajo el capuz dijese su top 15 de marchas, gracias al cual se me ocurrió hacer este programa, el mérito es suyo. Para ver el programa: https://www.youtube.com/watch?v=CUyUj0kDuAk El segundo programa con el que me quedo es con el programa del Camino del Calvario, tanto por el contenido como por la anécdota que rodea este programa. Comenzaré con la anécdota. Allá por finales de junio del año pasado, me encontraba sumergido en el periodo de exámenes extraordinarios en la universidad. Por lo tanto el domingo, día en el que se emite el programa, estaba en la biblioteca estudiando, y en vez de suspender el programa, decidí hacerlo con el wifi de la biblioteca. Pues bien, justo a la hora de comenzar el programa, el wifi empezó a dar problemas y posteriormente el propio programa del ordenador, teniendo incluso que crear otra cuenta, y tras media hora agobiado, logré ponerlo en marcha. Esta anécdota me hace recordarlo con cariño. Desgraciadamente no conservamos el podcast. La otra razón por la que es uno de mis programas favoritos, es que fue el primer programa en el que decidí dar el salto de introducir sonidos característicos, recuerdo por ejemplo la marcha “Por un viejo turbo” combinada por los tambores y clarines de las turbas; también cuando introduje el motete a la Soledad de San Agustín y al finalizar, el fuerte de la marcha “Al capataz” y también el sonido de las turbas en determinados momentos del programa y el miserere. Cuando lo terminé, casi me echo a llorar de la emoción en medio de la biblioteca, porque a pesar de las dificultades, era consciente de lo que había hecho. Aquella noche de estudio, estuve muy motivado. Como todo, el programa tiene un procedimiento. La tarea de llevar la radio, empieza por pensar en el programa siguiente y elegir un repertorio; normalmente, estoy durante la semana escuchando marchas, y las que más me han gustado esa semana, además de las que me piden los demás administradores del blog y de las peticiones, las añado a la lista. Normalmente, en el momento de hacer el programa, esta lista está compuesta por unas 10 marchas, previamente descargadas y puestos los archivos mp3 en una carpeta. Esas 10 marchas es lo ideal para que un programa dure alrededor de una hora. No obstante, ningún programa dura solamente una hora, siempre se me antoja alguna marcha o me piden a última hora marchas y se suele alargar otra media hora. Confieso que da bastante pereza empezar, pero luego es difícil poner la outro para finalizar el programa. De hecho el programa más largo que he hecho hasta la fecha, es uno que dediqué a todos los días de la Semana Santa, poniendo las marchas más características de todas las procesiones; este programa duró algo más de dos horas, pero mereció la pena. Después de seleccionar el repertorio, simplemente hay encender el programa del ordenador, conectarlo al servidor y comprobar que no hay fallos. Quiero también destacar la labor especial que hacen mis compañeros administradores metiéndose en el blog y diciéndome si funciona, difundiendo por las redes sociales y sobre todo grabando estos programas para subir los podcast a Youtube. Aunque sea yo el que desde mi ordenador administra la radio, esto es un “tándem” y no sería posible sin todo el trabajo que, en conjunto, hacemos. En estos momentos, nos encontramos sumergidos en la segunda temporada, que durará hasta bien entrado el próximo verano. Tenemos muchos proyectos para esta radio, nuevas marchas e ideas. No obstante una espinita que tengo clavada y que espero sacarme, es la de hacer un programa dedicado al Lunes Santo, con motetes, tambor ronco y campana. Sé que no va a tener un seguimiento como otros programas, porque no estamos acostumbrados a este género, pero para los que somos admiradores de la sobriedad del Lunes Santo y sus sonidos, será un programa para el recuerdo. Por último, seguro que os preguntaréis el seguimiento que tienen los programas de radio. Pues bien, muchos domingos apenas somos unas diez personas, no obstante hay días que sobrepasamos esta cifra. Pero esto no lo hacemos para llegar a mucha gente, lo hacemos porque nos gusta, si no, desde el primer programa, lo habríamos dejado de hacer. Es un esfuerzo que realizamos porque nos gustan las marchas procesionales y muchas veces aunque solo estemos los administradores del blog escuchando el programa, pasamos grandes momentos. Querría agradecer a todos los que escucháis los programas, me acuerdo especialmente de la fidelidad de Roberto Cachero, Fernando Ruiz o Felipe Plaza entre otros. Y para finalizar, os invito a todos a compartir este ratillo de marchas de los domingos.

44


La vida bajo el capuz RANKING DE HERALDO Este es el ranking de marchas que mรกs me han gustado hasta ahora de todas las que se han emitido en el programa. 1. SAN JUAN. https://www.youtube.com/watch?v=7AWptTIFXig 2. LA QUINTA ANGUSTIA. https://www.youtube.com/watch?v=mYvVzA3W3KI 3. LA PALMA AL VIENTO. https://www.youtube.com/watch?v=_H6tEEHU63U 4. SALVE MAESTRO, Y LO BESร“. https://www.youtube.com/watch?v=nloeB5dJ4Yg 5. OH BENDITA ESTRELLA. https://www.youtube.com/watch?v=hZd7vxs1KVc 6. MI AMARGURA. https://www.youtube.com/watch?v=kP3-Yw25qBw 7. MATER MEA. https://www.youtube.com/watch?v=gYP_SWD5qOo 8. CAMINANDO VA POR TIENTOS. https://www.youtube.com/watch?v=iQH7Tm7gzFE 9. PASA LA SOLEDAD. https://www.youtube.com/watch?v=ZjwQjU9qLkI 10. Y CONTIGO HASTA EL CIELO. https://www.youtube.com/watch?v=U6Shi7fCTPQ

Ignacio Blanco 45


La vida bajo el capuz

46


La vida bajo el capuz

Una de las Bandas de Música más antiguas de nuestra Semana Santa

Borja Jiménez López

El antecedente más remoto de la Juvenil Filarmónica consta registrado en 1.888, aunque se manifiesta que posiblemente en un periodo anterior ya hubiese banda de música. Tras diversas particiones y constantes creaciones de nuevas bandas, en 1.927 se consolida una, con un gran potencial, realizando actuaciones en toda la comarca, esta banda pasa a llamarse Banda de Música “Modalidad”. Esta banda estuvo funcionando durante nueve años, hasta el 18 de julio de 1.936, momento del estallido de la Guerra Civil, deshaciéndose así la “Banda Modalidad” de Villamayor de Santiago. Posiblemente la formación de lo que a día de hoy se conoce como “Juvenil Filarmónica”, aunque no de forma oficial, estuvo en la Guerra Civil. Muchos músicos de Villamayor con el fin de no ir al frente ingresaron con Emérito (fundador de la “Juvenil Filarmónica”) en la banda de música de la 50 brigada junto a más músicos de otras zonas de España. Una vez finalizada la guerra en el 1.939. Este mismo año volvieron a Villamayor todos los músicos que se encontraban en la 50 brigada constituyendo una nueva banda de música en Villamayor. En 1.940 queda registrada la primera asistencia a la Semana Santa de Cuenca.

La banda se volvió a disolver el 15 de mayo de 1.946 debido a que algunos músicos de un gran nivel tuvieron que dejar la banda porque tenían que realizar el servicio. Si bien en 1.953-1.954 se formó una pequeña orquesta de baile que poco a poco fue ganando calidad, y que dio música a pueblos de la comarca como Villarrubio, Horcajo de Santiago, Pozorrubio, entre otros. La orquesta va creciendo en número y Emérito decide junto con el Alcalde formar una banda de música, con un total de 24 músicos. El 20 de abril de 1.958 se inauguró la banda de música “La Juvenil Filarmónica” de Villamayor de Santiago. Un año después de su fundación participó junto con la banda del Ministerio del Ejército y la banda de Horcajo de Santiago en la Semana Santa de Cuenca. Aunque no especifica con las hermandades que actuó “La Juvenil Filarmónica”, si se muestra que en 1.959 estuvo desfilando desde el Martes Santo hasta el Viernes Santo.

“Empezó el año 1.940 con las fiestas de costumbre (…) para fuera el primer aviso que tuvimos fue para Semana Santa en Cuenca”.1 1

En 1.960 también participamos, con

Recopilaciones y memorias de D. Emérito Martínez Calleja, fundador de la Juvenil Filarmónica.

47

un total de 30 músicos, en la Semana Santa de Cuenca por un total de 18.000 pts. El jueves santo se tocaron tres marchas de procesión para el programa de radio conquense “Noticias y Comentarios”. Una vez finalizado el contrato con la procesión “En el Calvario” se realizó la siguiente procesión en Villamayor de Santiago. La Juvenil Filarmónica ha seguido actuando en la Semana Santa de Cuenca hasta 2005 momento de una escisión interna que provocó su retirada de la Semana Santa. Tras 10 años de esfuerzo y progreso la Juvenil Filarmónica de Villamayor de Santiago volvió a la Semana Santa conquense con 60 componentes haciendo lo propio con la Vble. Hermandad De Nuestra Señora De La Soledad (De San Agustín), repitiendo el año 2016. Este año la Juvenil Filarmónica volverá a debutar en la procesión Camino del Calvario acompañando a la madre de la madrugada, pero esta vez desfilaremos no solo como una banda de música, sino como “hermanos predilectos” de esta Vble. Hermandad, un título desde luego con prestigio para nuestra banda de música.


La vida bajo el capuz

48


La vida bajo el capuz

49


La vida bajo el capuz

50


La vida bajo el capuz

77 años de carteles de Semana Santa Sobre carteles de Semana Santa apenas hay artículos publicados. En los sucesivos años solamente encontramos entrevistas puntuales realizadas cada año al cartelista. Solamente en el libro “50 años, y… un día, de la Semana Santa de Cuenca (1940-1990) realizado por Luis Calvo Cortijo en el año 1990 se hace una pequeña historia al cartel editado cada año para anunciar nuestra Semana Santa. En este se recoge que los carteles “nacieron ya con limitaciones de formato” ya que por orden ministerial de 11 de abril de 1941 las dimensiones serían cómo máximo de 62x100 centímetros, y la razón era que se debían adecuar a los “marcos que deben existir en todas las agencias de viajes de España y del Extranjero, así como en casi todas las oficinas de información de la Dirección General de Turismo”. Los carteles comenzaron en el año 1941, y desde ese año se conserva, por lo menos, un ejemplar en la Junta de Cofradías de Cuenca. De los carteles “originales” hay bastantes menos, aunque desde mediados de los años 90 hasta ahora si se encuentran enmarcadas las obras originales. Por lo tanto son 77 los carteles que llevamos desde el del primer año de E. Saiz (Don Emilio Sáiz) hasta el de este año. Son pinturas los que ilustran la temática catalítica de los primeros hasta que en 1951 aparecerá la primera fotografía que sería una magnífica fotografía de Nicolás Muller. En años sucesivos se irían alternando las fotografías con las obras pictóricas hasta 1962 año en que comienzan a ser carteles todos realizados en pintura hasta 1977. Desde este año la fotografía vuelve a adueñarse de la cartelística nazarena conquense hasta 1993, salvo dos excepciones; una obra de Pedro Romero Sequí en 1985 y otra pintura de Gregorio Álvaro en 1989. Es de destacar los carteles que en años sucesivos realizó en fotografías con fondo de la ciudad de Cuenca el Grupo Delta en 1977, 1978 y 1979. Sin olvidar a los fotógrafos de Cuenca como Ramón Herráiz (1980), los hermanos Culebras (1981, 1988, 1990, 1992 y 1993), Contreras Muñoz (1982 y 1984) y Luis Miguel Caballero “Diacha” en 2015. Además del Grupo Delta hay un cartel firmado por tres fotógrafos en 1987 (Millán, Ortí y Herráiz). Desde 1994 hasta la actualidad los carteles son, como yo los denomino “de autor”, es decir, encargados a pintores y diseñadores de reconocido prestigio en Cuenca y fuera de ella; así encontramos a Víctor de la Vega (1994), pintor conquense y profesor, Oscar Pinar Álvaro (1995) pintor conquense, Antonio Saura (1996) pintor de relevancia y muy relacionado con Cuenca, Grau Santos (1997) pintor con obras dedicadas a Cuenca, Gustavo Torner (1998) pintor y escultor conquense, Cruz Novillo (1999) pintor y diseñador conquense. A partir de esos años siguen los artistas conquenses o residentes en Cuenca siendo los encargados de realizar los carteles; Miguel Ángel Moset (2001), Aurelio Cabañas (2002), Emilio Morales (2003), Estrella Plaza (2004), Nicolás Mateo Sahuquillo (2005), Miguel Zapata (2006), Carlos Codes (2007), Pedro Mercedes (2008) el reconocido ceramista conquense con una obra póstuma, Luis Muro (2009), Tomás Bux (2010), Antonio Mancheño “El Manchas” (2011), Javier Barrios (2012), Juan Pedro Huerta (2013), Fernando Evangelio (2014), Luis Miguel 51


La vida bajo el capuz Caballero “Diacha” (2015). La excepción vuelve en el año 2016 con una obra póstuma del reconocido pintor Fernando Zobel, de extraordinaria relación con Cuenca y finalmente Rafael Pérez Caballero en 2017. Durante varios años la Junta de Cofradías de Semana Santa organizó un concurso para la elección del cartel y en la actualidad esta institución nazarena vota cada año qué modalidad se hace, es decir, eligen entre concurso o adjudicación directa mediante presentación de candidaturas a cartelista sometidas a votación secreta entre las distintas hermandades, siendo esta modalidad la que se viene realizando desde hace varios años. En cuanto a los artistas que han realizado carteles varias veces se encuentra la obra pictórica de Gregorio Álvaro que ha sido seis veces cartelista de nuestra Semana Santa (años 1943, 1949,1956,1966,1970, 1989), las fotografías de los Hermanos Culebras (1981, 1988,1990, 1992 y 1993). Le siguen las pinturas de Alfonso Cabañas (1942, 1946, 1947, 1963) y las fotografías del Grupo Delta en tres ocasiones (1977,1978, 1979). También han sido cartelistas en varias ocasiones A. Contreras Muñoz, Julián Martínez Pérez, Leonor Culebras, Santy y Marcelino Pulla. Rafael Pérez Caballero Dónde podéis ver los carteles de la Semana Santa de Cuenca: http://www.juntacofradiascuenca.es/hemeroteca/exposicion-de-carteles http://www.msscuenca.org/carteles_de_semana_santa http://www.jesusamarrado.com/semanasanta/carteles http://www.carteles-semana-santa.org/cuenca-capital

52


La vida bajo el capuz

53


La vida bajo el capuz

54


La vida bajo el capuz

Entrevista a Javier Millas Cetro Un día decidimos que no debíamos quedarnos en los artículos de colaboración y no darle sólo protagonismo a esas personas que vemos constantemente en la vida semanasantera... Pensamos que también merecían ser protagonistas por un día aquéllas personas que trabajan en la sombra; más bien, tras la pantalla de un ordenador para que todo lo que vemos en Internet sobre nuestras hermandades, esté en perfectas condiciones para la navegación web. Es el caso de Javier Millas, secretario de la Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y responsable de la página web de la misma, que, gustosamente, nos atendió para esta entrevista. —¿Cómo nace la idea de hacer la Actualmente yo me encargo del sábamos que iba a gustar y que a página web del Amarrado? mantenimiento de la web, toda la gente le iba a sorprender, porvez que la inclusión de nuevos que como es conocido, fuimos la La idea surge en 2001, coincidien- contenidos es ya muy esporádica. primera Hermandad de la Semana do con el 150 Aniversario de la Por tanto, me encargo de que todo Santa de Cuenca en tener página Fundación de la Hermandad. En- funcione correctamente, de ir in- web. Ni siquiera, por aquel entontre las ideas que se plantean para cluyendo actividades del día a día ces, tenía web la Junta de Cofraconmemorar este hecho en la Jun- y de mantener todo actualizado. días. Poco a poco, el número de vita de Diputación de aquel enton- También de poner en marcha cada sitas empezó a aumentar, también ces, se piensa en crear una página año los concursos de carteles y fo- porque el diseño de la web y los web donde dar a conocer nuestra tográfico, que tienen mucha acep- contenidos, que eran muy interachistoria y el funcionamiento de la tación. Por último, también estoy tivos, permitían que los usuarios Hermandad. Tras analizarlo se de- al frente de la administración del enviasen fotografías, poemas y cidió acometer el proyecto, y darle Foro Nazareno que, aunque tiene otro tipo de materiales, y eso ayuforma. mucho menos movimiento que daba a que así fuera. antaño, tienes que estar pendiente —¿Cuantos trabajáis en la web? para que siga siendo lo que siem- Después empezamos a dar coberpre ha pretendido ser: un lugar de tura cada vez más a actos que se El diseñador de la web fue mi her- debates en el que uno se encuentre salían de lo que era nuestra Hermano Carlos Millas, que es infor- a gusto charlando de Semana San- mandad, pero que tenían mucho timático. Él se encargó de todos esos ta. rón entre los nazarenos. Así surge aspectos y de que todo funcionase la agenda con actividades del resto como es debido. Posteriormente a De vez en cuando, para solucionar de Hermandades, el apartado de ese “esqueleto” hubo que irle me- posibles problemas técnicos que Encuestas, de Noticias, etc. y algo tiendo contenidos, y de eso nos puedan surgir, incluir algún apar- más adelante, el chat, los carteles fuimos encargando mi otro her- tado nuevo o cualquier otro asunto de España, las exposiciones virtuamano Julio Millas y yo. Entre los que requiera de sus conocimientos les, la guía o el Concurso de Cartres echamos muchas horas en re- informáticos, recurro a mi herma- teles que este año hace ya su 12ª toque de fotografías, adaptación de no Carlos que siempre está ahí Edición. textos, búsqueda de información, pendiente. etc… Fueron meses de mucho traDe repente nos empiezan a llegar bajo, con herramientas muy distin- —¿Esperabas en sus inicios que colaboraciones y mensajes de felitas a las que hay actualmente, pero tuviera tan buena aceptación? citación desde muchos lugares de desde luego que recompensados España y pronto nos vamos dando con creces. No, en absoluto. Para nosotros fue cuenta de que éramos referente y una auténtica sorpresa. Sí que pen- de que además de mostrar al mun55


La vida bajo el capuz

Página web de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna http://www.jesusamarrado.com/

tremendo y el control que teníamos que llevar era prácticamente diario. Como anécdota decirte que, sobre todo en fechas cuaresmales, dejar sin leer el foro durante un día, podría hacer que tuvieras que revisar al día siguiente cientos de Por aquel entonces, tan sólo hay mensajes. un foro en internet donde se habla algo de Semana Santa. Era un La verdad es que se generaron foro genérico en el que se hablaban debates muy interesantes que, a cosas de la ciudad, y se mezclaba veces, fueron más allá del propio política, deportes, etc… No había Foro, llegando incluso como te deningún tipo de control y los de- cía antes, a los medios de comunibates acababan bastante mal. Por cación o sirviendo para conseguir eso, nos pusimos a pensar qué po- algunos hechos muy importantes, díamos hacer para que la gente ha- como un decálogo de normas para blase de Semana Santa y pudiese la procesión Camino del Calvario debatir cómodamente desde su or- o el nacimiento de lo que hoy es —¿De dónde nace el tener el Foro denador. Así surge el Foro Nazare- ya la nueva Procesión del Sábado Nazareno? no. Poco a poco se fueron uniendo Santo. usuarios y se fueron incrementanPues surge a los pocos meses de do los hilos de debate. El éxito fue —¿Cómo reaccionaste al saber do nuestra Hermandad, teníamos que trabajar en difundir correctamente nuestra Semana Santa. Empezamos a percibir que cuando alguien de fuera quería informarse sobre lo que se iba a encontrar en nuestra ciudad esos días, lo buscaba en nuestra página; y, a la vez, que los conquenses, sobre todo los que residían fuera, para estar al día de lo que pasaba aquí, también utilizaban nuestra web. De ahí que el número de visitas fuera creciendo de forma sorprendente para nosotros. También veíamos que nuestros contenidos eran muy útiles para la prensa local, que se hacía eco de nuestro Foro Nazareno.

inaugurarse la web. En aquellos momentos, estamos hablando 2002, internet no es ni parecido a lo que tenemos actualmente. Han pasado ya 15 años y se nota en muchas cosas.

56


La vida bajo el capuz

Foro nazareno http://www.jesusamarrado.com/foro/forum.asp?forum_id=9 por primera vez que en este se estaba gestando lo que hoy ya es la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y las Santas Marías? Pues con bastante naturalidad, ya que, como te digo, el que quería hablar de la Semana Santa de Cuenca en aquellos años tenía que estar en el Foro Nazareno. Por tanto, el del Sábado Santo era otro hilo más que surgió en el Foro y en el que muchos usuarios iban haciendo sus aportaciones. Eso sí, yo creo que pocos éramos los que creíamos que eso iba a llegar a buen puerto, y mira… La verdad es que siempre nos quedará la satisfacción y el honor de saber que la Procesión del Sábado Santo, y la Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores y las Santas Marías se comenzó a gestar en el Foro Nazareno y que, por tanto, nuestra Hermandad estará para siempre especialmente vinculada a su origen. Sin duda, el día que echemos el cierre al Foro será una de esas cosas que quedarán ahí para el recuerdo de todos. —“La Columna” es una de las primeras revistas digitales en salir a la luz ¿Cómo pensasteis la idea?

¿Quisisteis desde un primer momento que fuera una revista con participación de todo el mundo nazareno o eso vino algo más tarde? La idea me surge ya cuando entro en la Junta de Diputación de la Hermandad. Me gustaba la idea que tenían otras Hermandades de comunicarse con los hermanos a través de un boletín o revista, y pensé en hacer nosotros algo parecido pero en formato únicamente digital, que nos permitía hacerla a coste cero y aprovechar las redes sociales y las nuevas herramientas de la web 2.0 que empezaban a estar muy presentes ya. La idea gustó en la Junta de Diputación y nos pusimos manos a la obra. Al principio con un primer número bastante modesto y que tenía la idea de ser semestral, pero a partir de entonces pensamos que era mejor hacerla con carácter anual, incrementando la cantidad de páginas y la calidad en general, hasta llegar a ser una de las publicaciones digitales más esperadas cada año. Hace pocas fechas, por cierto, hemos presentado el 7º número con alrededor de 130 páginas. Como te digo, por tanto, el objeti57

vo principal era comunicarnos con nuestros hermanos a través de una herramienta que nos permitiera, a modo de memoria anual, informarles de actos, noticias, novedades, etc… A la vez, queríamos, y ese sigue siendo nuestro objetivo, que todos los hermanos sientan que la revista es de todos ellos, y que cualquiera puede colaborar con un artículo, con fotografías, con poemas, etc… Y no sólo ellos, sino que cualquier persona o colectivo puedan hacer uso de nuestra revista para dar opinión, o para informar de actos o novedades. Por ejemplo, en el número de este año, hemos podido contar con una colaboración vuestra muy interesante. —Redes Sociales como el Facebook,Twitter… etc., tienen mucha repercusión. ¿Crees que podrían llegar a sustituir algún día a las tradicionales cartas de las hermandades? Es complicado. Es cierto que las nuevas tecnologías se imponen pero en algo tan arraigado y tan tradicional como la Semana Santa, todavía quedan algunas cosas que cuesta acostumbrase a cambiar. Las redes sociales actualmente yo las veo como un medio comple-


La vida bajo el capuz mentario y mucho más inmediato para informar a los hermanos de una forma directa y cercana. hermanos, pero debido a que aún no todos los hermanos usan este tipo de herramientas, la carta tradicional —¿Crees que el blog da más oportunidades que la se debe seguir utilizando. web a la hora de hacer artículos de la hermandad? —La hermandad cuenta con un canal de Youtube. ¿Se hizo como algo para tener vídeos de la misma Hermandad o un poco de toda la Semana Nazarena?

Así es. El blog es un complemento perfecto de la página web. Si bien esta segunda es quizá más estática, el blog es todo lo contrario, una herramienta viva y muy útil para colgar artículos de todo tipo, informar sobre actos de la Hermandad y a la vez es muy interactiva pues permite que los usuarios, incluidos los propios hermanos puedan comentar esas entradas que se generan, con lo cual se genera un “feedback” bastante importante. Además el Blog permite fácilmente compartir sus contenidos en las redes sociales, con lo que se comunica todo mucho más rápido y a más gente.

Básicamente se creó el canal para ir añadiendo videos de producción propia de los actos que realizamos, aunque también tenemos un apartado en el que añadimos otros videos que se van colgando en la red en los que tenga protagonismo nuestra Hermandad.

—En 2015 nace un blog para informar sobre los actos de los 75 años de la talla del Amarrado ¿Desde un principio esta iba a tener continuidad o solamen- —¿Tenéis nuevos proyectos en mente respecto a la te iba dirigida para esos actos pero al ver que había web o el blog? buena aceptación decidisteis continuarla? La web ya ha cumplido 15 años y la seguimos manPues ya me rondaba la idea de hacer un Blog desde teniendo actualizada, que es lo realmente importante hacía tiempo por las herramientas que ofrece, asíque en una página así. Por tanto, nuestro trabajo se está el 75º Aniversario fue la ocasión propicia para lanzar- centrando más en el Blog que es una herramienta muy lo y analizar las visitas que se registrasen. Para ir in- útil que nos está permitiendo informar de manera más formando de estos actos, un Blog nos proporcionaba pormenorizada de muchos aspectos de la Hermanlas herramientas que con la web no teníamos, asíque dad y que estamos comprobando que llega bien a los lo pusimos en marcha. Los datos de aceptación fue- hermanos. También estamos muy centrados en ir inron bastante interesantes y decidimos que, al finalizar formando y añadiendo contenidos a través de nuestras esos actos de aniversario, el Blog pasase a ser una he- redes sociales. Este año, además de nuestros perfiles rramienta más de la Hermandad, y aprovechar, como en Facebook, Twitter y Youtube, hemos creado uno en digo, las posibilidades que ofrece para dirigirnos a los Instagram que también estamos utilizando bastante.

58


La vida bajo el capuz

59


La vida bajo el capuz

60


La vida bajo el capuz

La primera vez bajo el banzo de María Magdalena Tres puntos de vista sobre un mismo momento

Pablo Blanco, 19 años (Toledo). Ya desde pequeño tuve claro que el primer paso de Semana Santa que llevaría sobre mis hombros sería el de María Magdalena, ya que fue acompañándola a ella la primera vez que participé como nazareno en la Semana Santa de Cuenca y le tengo especial devoción y un gran cariño. Esto se hizo realidad en 2016 y podría decir que fue una experiencia maravillosa. Una vez acabada la Semana Santa de 2015 empecé a plantearme seriamente el sacar a la Magdalena al año siguiente. Comencé a ahorrar porque todo apuntaba a que la subasta de 2016 iba a ser más elevada de lo habitual, como así fue. Las semanas previas a la Junta General de la Hermandad fueron intensas, con muchas horas hablando sobre el tema con grandes amigos y con cierta tensión de cara a la subasta. Así, llegó el primer sábado de Cuaresma, el día que tanto tiempo llevaba esperando había llegado. Ni falta hace decir que los nervios en aquella subasta estaban a flor de piel, pero esto no tuvo comparación con los nervios del Martes Santo, ya que, sí, conseguí un banzo. Llegó la puesta en andas, que recordaré especialmente por mi condición de futuro bancero. María Magdalena lucía espectacular como siempre, aguardando al Martes Santo. Las ganas de Semana Santa eran enormes y poco a poco fui preparándome para el gran día. Era hora de sacar las túnicas, capuces, escudos y guantes; dejándolo todo listo para la procesión del Perdón. El Martes Santo estuve lleno de nervios durante todo el día. La lluvia impidió la salida de la procesión del lunes, así que la preocupación por la lluvia también estuvo presente, aunque, en principio, el pronóstico nos era favorable. Poco antes de la procesión nos reunimos los banceros en el Salvador para tallarnos. Nervios. Paseos por la iglesia aguardando el momento. En seguida los tambores de la banda de la Junta de Cofradías empezaron a redoblar y se abrieron las puertas del Salvador. Más nervios. San Juan salía de la iglesia y los banceros empezábamos a reagruparnos en torno al paso, que estaba a punto de salir. Entonces ocurrió algo. A medida que íbamos sacando el paso de la iglesia, los nervios iban desapareciendo. El momento de echarse el banzo al hombro, con María Magdalena del maestro Ugeda de fondo fue indescriptible. Al compás de la marcha fuimos ascendiendo lentamente hacia la plaza mayor. Un momento muy emocionante para mí fue pasar junto al Medinaceli, que aguardaba en San Felipe, con la marcha Danos tu paz, así como también lo fue Zapaterías con Cristo de la Luz y la entrada en la Plaza Mayor abarrotada de gente. Después del descanso, cuando el desfile de bajada acababa de iniciarse comenzó a llover. No podía ser. Por suerte, solo fueron unos minutos de angustia que quedarán como anécdota para el futuro. En la bajada iba en la parte delantera del paso, así que fue en los descansos cuando pude ver el apenado rostro de María Magdalena por primera vez en la procesión. Llena de sentimiento fue la parada en San Felipe para oír Maria Magdalene de Gabrieli en las voces del coro. Disfruté mucho en el puente de la Trinidad con Alma de la Trinidad, marcha que me encanta, aunque lo cierto es que cualquier momento del recorrido fue una experiencia increíble. A partir de San Esteban el cansancio empezó ser más evidente, pero se continuó sin problemas. Poco después llegamos a la Puerta de Valencia señal de que estábamos cerca del final. La llegada al Salvador fue triste, la procesión ya se acababa. Una vez en la iglesia llegó el momento de abrazos con grandes amigos como son Chule Millán y Javier Cano, que también era su primera vez bajo el banzo de la Magdalena. Así acabó el Martes Santo de 2016 lleno de emociones que siempre recordaré y que me sirvió para tener clara una cosa, que al año siguiente volvería a sacar a María Magdalena.

61


La vida bajo el capuz Jesús Millán, 21 años (Cuenca). Comenzó la Cuaresma y sus primeros actos, entre ellos la junta de subasta de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz. Yo solamente había salido un tramo de la Procesión En el Calvario del Viernes Santo de 2015, pero siendo hermano llevo, quizá, desde los 10 - 11 años. Nunca había estado muy activo dentro de la misma, pero conocer gente a la que quieres hace que empieces a estar más activo. ¿Recordáis, Javier Cano y Aurora Garrote, aquella conversación por WhatsApp? Si, aquella en la que dije que algún año la sacaría, pues ahí empezó todo. Tras la Semana Santa de 2015 ya tenía pensado que lo que iba a hacer al próximo Martes Santo, sería ser bancero de María Magdalena. Era algo difícil de decidir después de tantos años saliendo en San Juan Bautista, pero al final decidí mojarme, cambiar y probar algo nuevo. Hablando un día con un amigo, Manuel Espejo, fue el que me “remató”definitivamente para convencerme de que la sacara; yo creo que en todo nazareno conquense no hay un solo día que no acabe hablando de su querida Semana Santa, así fue, pues ya estaba convencido. Llegó el día de la subasta, quedé con Manuel, y subí junto a él a la junta. Era la primera vez que lo hacía y tenía temor de hacerlo solo, él me dijo: “ve a por los primeros, que son los más baratos y sin miedo”. Pues ahí estábamos; Antonio Armero cogió el micrófono y comenzó la subasta, y el banzo número 2 quedó adjudicado para mí, por una cantidad de 365€, el más barato de los banzos de la Magdalena. Ahí también estaba Pablo Blanco Chust, otro gran amigo, que cuando me vio con la papeleta, me chocó la mano y me dijo: “ya lo tienes”. Con él había hablado de que también iba a sacarla, y la sacamos juntos, junto a Javi Cano, y estuvimos contando días hasta el Martes Santo. El Martes Santo por la mañana mi madre me ayudó a poner el escudo en el terciopelo oro viejo de mi capuz, colgué mi túnica morada de paño, mis madroños amarillos y mis guantes negros de piel en la percha de mi habitación hasta que se hiciera la hora de salir hacia el Salvador. Y se hizo la hora, bajé al Salvador, y quedé con Javi, Pablo y con Juan, amigo y bancero de San Juan Bautista, y subimos a San Andrés a ver a la Virgen de le Esperanza que relucía con su adorno floral, su candelería y su manto verde. Llegó la hora de medirse, Antonio Armero, nos citó en el altar del Salvador, pasó lista y nos colocó. Quería cargar con el hombro derecho, pero faltaban tres banceros en el otro banzo y, por facilitar al capataz, una persona entrañable a la que admiro y recuerdo en este artículo, me cambié al otro banzo. A las 8 de la tarde, las trompetas heráldicas de San Juan anunciaban la salida del Precursor y salió majestuoso, como siempre. Lo veía de lejos cómo se alejaba a golpe de horquilla, y después, la banda de Las Mesas empezaba a tocar María Magdalena y a brazo sacábamos a la Penitente, que en su día donara Don Emilio Saiz y sonó la marcha del maestro Ugeda. La Magdalena comenzó a moverse, y yo, debajo de ella, soltaba unas lágrimas de emoción, porque ponía los pelos como escarpias mecer esa divina imagen y, llegando al jardín de Solera, me dijo Armero que cómo iba, y le respondí “no hemos hecho más que empezar y ya voy emocionado”. Y subiendo por el Calvario de la ciudad llegamos al mismo, la Plaza Mayor, donde tras entrar con la marcha María Magdalena hacíamos un breve descanso. Unas gotas de agua obligaron a esperar un rato en la plaza, pero no impidió que el desfile se desluciera, porque cesó y comenzamos a bajar. Hablando con Candi, que bajando iba delante mío, nos dijimos “qué susto”. Anteriormente iba diciendo que era una pequeña nube y que iba a parar, y así fue, la procesión del martes se completó sin problemas. El final se hacía notar y la Magdalena llegó a la Plaza del Salvador donde la Banda de las Mesas nos tocó por última vez nuestra marcha, y nada más encerrar, un abrazo con grandes banceros como lo son Alberto Fernández Fuentes, el futuro de esta gran hermandad, un referente a seguir en la misma, Candi, Manuel Espejo, Pepito, Charlie, Javier Cano, Pablo Blanco Chust o Carlos Redondo (otro del San Juan Bautista que sacaba la Magdalena ese año) y no se me pueden olvidar banceras como Elena Armero, y nazarenas de tulipa como Aurora Garrote y, cómo no, al gran capataz, Antonio Armero, con el que fui muy a gusto, con el que se puede 62


La vida bajo el capuz contar con todo. Y vimos subir a la Madre del Martes Santo, rodeada de corazones verdes, candelería majestuosa y manto Esperanza. Y concluyó un Martes Santo, distinto en mí, pero a la vez magnífico. Javier Cano, 18 años (Torrent). Pertenezco a la Hermandad desde que nací, pero por causas ajenas a mi voluntad y al vivir fuera son, por desgracia, varios Martes Santos los que me he perdido participar, pero siempre acordándome de la Penitente del Perdón a la que tanto he querido y quiero cuando no he podido asistir con mis Hermanos de Oro Viejo el Martes Santo. Recuerdo que el primer año que llevé mi primer capuz fue acompañando a nuestra querida Santa. Recuerdo de pequeño revolotear en las filas como todos los chiquillos, y ponerme algunas veces al lado de los banceros imitando el pausado caminar que lleva nuestra querida y soñada Santa que gracias a la aportación de un GRAN HERMANO, D. Emilio Saiz, tenemos con nosotros. Siendo la única Hermandad por la que he pasado por las distintas fases de ir con cruz, tulipa y a lo que todos tenemos ilusión desde tener uso de razón, el poder caminar con las imágenes de nuestra devoción en nuestros hombros, en mi caso fue un poco inesperado pero que me llenó de una alegría inmensa. Era 4 de febrero; todavía faltaba para la junta de subasta de nuestra hermandad. Jamás pensé que tendría la suerte de tener banzo ese día. Me llamó Francisco Arévalo diciéndome que tenía un banzo de turno de María Magdalena y que si lo quería sacar. Obviamente esa sorpresa no me la esperaba y le pregunté varias veces que si estaba seguro y al final le dije que sí. Ahora sólo tocaba esperar a que el Perdón llegara a Cuenca. Como la mayoría los momentos de antes de salir de casa siempre son tensos, te acuerdas de los van a estar a tu lado en la procesión y de los que no…. Sobre las 18:00 hotas quedamos Pablo, Chule y yo en San Esteban. Pasamos por la Peluquería Iniesta para ver a José Ramón, buen amigo y que en este año se estrenaba de Capataz en su querido Medinaceli deseándole suerte y felicitándolo. Luego fuimos a ver la Esperanza los primeros, ya que la puerta de delante no estaba abierta y tuvimos que pasar por la de detrás de San Andrés. Impresionante como siempre la Señora. Ya se hacía la hora y tocaba ir al Salvador. Allí ya encontramos como siempre a todos nuestros hermanos y a otro grande del Perdón para nosotros, Juan Luis Cueva, preparado para sacar a su Bautista. Ya allí nos llamó nuestro capataz para medirnos, esos momentos en los que ya afloran los nervios y ves que el sueño ya se está haciendo realidad… Llegaba el momento, San Juan ya salía por la puerta y encarábamos a nuestra querida Penitente del Perdón a la puerta del Salvador. Ya nos tocaba primeras órdenes y cuando notamos su dulce peso y empezábamos a oír redoblar a la Banda de las Mesas fue impresionante. De la subida me quedo con el momento de hacer el paralelo con Jesús de Medinaceli, impresionante, al son de Danos tu Paz. Ya en la plaza con las gotas que cayeron todos nos pusimos nerviosos y por suerte sólo fue un susto, y pudo continuar la procesión igual de espléndida. Llegaban ya las últimas tiradas. Por la Puerta Valencia el entorno era mágico, dando las últimas curvas de Botes con los últimos acordes de Bautizando a Jesús, y nada más llegar a la puerta con María Magdalena. Después solo abrazos y felicitaciones por la magnífica procesión que, aunque hubo algún susto en la plaza con el tema de la lluvia, por suerte sólo queda en anécdota y se solventó. Solo me queda dar gracias a nuestra queridísima Santa por haberme dejado el honor de llevarla en hombro con tan grandes banceros y ojalá sea el primer año de muchos otros…

63


La vida bajo el capuz

64


La vida bajo el capuz

25 años de la fundación

Cetro Reseña Histórica Los primeros datos que se sabe de un Misterio que represente la Negación de San Pedro en Cuenca, se remontan a 1908 cuando D. Mariano Catalina dona a la Venerable Hermandad del Prendimiento de Jesús (Beso de Judas) la Imagen de San Pedro, en actitud de arrepentirse, con la mano derecha sujetándose la cabeza, con la mirada hacia el suelo y la mano izquierda en el pecho. Tras él una columna donde encima de ésta descansa un gallo, con las llaves del cielo representadas en el centro de la columna. Como bien dicen los evangelios, Jesús dijo a Pedro: antes de que cante el gallo, me habrás negado tres veces. En sus antiguas andas (y en las actuales), se puede leer la inscripción Flevit Amare —Lloró Amargamente—. Este paso procesionó hasta 1936, donde se destruiría junto con la mayoría de Imágenes de la Semana de Pasión conquense en la Guerra Civil Española. Sería un paso “olvidado” en el inicio de la reconstrucción de la Semana Santa de Cuenca en los años 40-50 y no volvería a ver la luz hasta los años 90. Trámites de la fundación de la Hermandad En 1992 se empieza a plantar la “semilla” de lo que sería recuperar uno de los pasos perdidos en la Guerra Civil: el Paso de Pedro cuando niega al Señor tres veces. En marzo de 1992 bomberos y policías municipales de Cuenca (Gremio de la Hermandad) comienzan los 65

trámites oportunos para crear la nueva Hermandad. Tras obtener los pertinentes permisos, el 25 de mayo de 1995 era reconocida la Venerable Hermandad de la Negación de San Pedro como miembro de pleno derecho en el seno de la Junta de Cofradías y es erigida canónicamente por el Prelado de la Diócesis, Monseñor Guerra Campos, el 19 de febrero de 1996. Tras estos trámites se procedió a la elección del escultor que realizase el paso procesional, siendo designado D. Vicente Marín Morte, que ya contaba con algunos pasos en Cuenca como “El Encuentro” de la Soledad de San Agustín, El Descendido de las Angustias y el antiguo Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo que desfiló hasta la Semana Santa de 1999. En 1996 empieza a realizar las tallas actuales compuestas por cuatro imágenes.


La vida bajo el capuz Tallas actuales y andas —San Pedro en la parte delantera mirando al suelo (como su antecesora) con la mano derecha cogiéndose el mantolin granate y la mano izquierda levantándola levemente.

Las tres cruces de arriba representan el calvario; la cruz boca abajo representara la forma en que murió el Apóstol, pues no quiso morir como el maestro y pidió que le dieran la vuelta a la cruz.

(impres- Consolidación y primera procesión escena). El 22 de marzo de 1997 es bendecido el conjunto escultórico en la Santa Iglesia Catedral, por el Señor —En la parte derecha una mujer, criada del Sumo Sa- Obispo D. Ramón del Hoyo. Cuatro días más tarde, cerdote y, sentada, levanta la mano señalando a Pedro, desde la misma Catedral debido a que la Iglesia de mientras que, en el lado izquierdo, un guardia del Sane- San Pedro estaba en obras, salió por vez primera tras drín, agarrando una lanza con ambas manos, mira a Pe- 61 años, sin que los chopos de Cuenca fueran refudro, sospechoso de ser uno de los seguidores de Cristo. gio y consuelo de las lágrimas de Pedro, el magnífico conjunto que dejó Vicente Marín. Comenzó su desfile Todas ellas están colocadas sobre las andas en un desde las puertas catedralicias, ocupando su puesto perfecto orden iconográfico donde se representa el tras la V.H.R.B. de Ex-Combatientes de San Pedro que sería el patio de la casa de Caifás. En él se pueden Apóstol y delante del Santísimo Ecce-Homo de San apreciar dos columnas en la parte trasera, suelo que Miguel, cumpliéndose así un sueño en el que más que imita la piedra; justo entre San Pedro y el gallo hay nunca es realidad 25 años después. un pequeño pebetero, y en los laterales de la parte delantera otros dos un poco mayores, estos dos puestos sobre unas vasijas de barro hechas por Tomás Bux. —Detrás cindible

del para

todo un gallo representar la

En la parte frontal de las andas, en las escaleras del atrio, figura la inscripción latina Flevit Amare. Las andas son obra de la Cooperativa “Hermanos San José” y son llevadas por 48 banceros, teniendo como único adorno floral enredaderas en las columnas y en las vasijas.

Uniformidad y escudo Los nazarenos de la hermandad deben llevar capuz blanco, túnica morada, guantes y cíngulo blancos y zapatos negros.

Marchas procesionales Siendo una de las hermandades más marchas tiene dedicadas, este año 2017 estrena una nueva composición del Director de la Banda de Música de Cuenca, D. Juan Carlos Aguilar, que se unirá a las otras cuatro que tiene El escudo será una cruz recrucetada (cua- dedicadas: Flevit Amare, de Pedro J. García Hidalgo tro cruces) con forma de la Orden del Tem- (1999); No lo Negaste en la Cruz, de Manuel Millán ple en color morado y fondo blanco. (2005); Banceros de la Negación, de Jesús Calderón 66


La vida bajo el capuz (2011) y La Negación, de José V. Monedero (2004). desfile, obra de Tomás Bux, en la Plaza Mayor. —Este 2017, haciendo ya 25 años de la fundación, Curiosidades se estrenará en las andas unos bajorrelieves hechos —En torno al año 2000 pudo entrar por primera vez la por Tomás Bux y Vicente Marín, un nuevo guión Negación a la Iglesia de San Pedro, puesto que cuan- (que se espera estrenar este año), una nueva marcha do llegó se estaba rehabilitando y tuvo que estar en la compuesta por D. Juan Carlos Aguilar, que será graSanta Iglesia Catedral. bada junto con el resto de marchas compuestas para —En la calle de San Pedro, al lado de la puerta del la Hermandad en un CD que acompañará al libro del “Centro de Mayores de San Pedro”, está colocado un XXV Aniversario, que será editado por el servicio de mural de la Hermandad. Publicaciones de la Diputación Provincial de Cuenca —En 2014 se llevaron las andas a “Arte Religioso y tratará sobre recuperación del Paso de la Negación. Salmerón” para reducir su peso, consiguiendo aligerarlas alrededor de 500 kilos. En los extremos de los banzos se estrenó el escudo de la Hermandad en plata, incrustados en el mismo. —En 2015 el artista y hermano de la Hermandad, Tomas Bux, donó a la Hermandad el “Cristo de los Alfareros”, obra contemporánea que luce desde la función de ese año en la capilla de la Negación.

—2016 sería un año muy especial para la Hermandad, pues se cumplían 20 años de desfile de las Sagradas Imágenes. Por este motivo le fue concedido el título de “Ilustre”, por el Señor Obispo D. José María Yagüas, y también se expuso un Cartel conmemorativo de los 20 años de 67


La vida bajo el capuz

68


La vida bajo el capuz

CRÓNICAS DE LA SEMANA SANTA DE 2016

por La Vida bajo el Capuz

69


La vida bajo el capuz

70


La vida bajo el capuz

Domingo de Ramos Procesión del Hossana

En una alegre mañana Cuenca despertó jovial y dichosa para celebrar la procesión que inicia este ciclo que es la Semana Santa; poco a poco las nubes se disiparon para que el sol primaveral rociase con su luz las palmas amarillas y los granates de los capuces. Las nubes desaparecieron, creando de hoz a hoz un oasis de buen tiempo, aunque con nubes en el horizonte que a sabiendas de que no iba a causar problemas esa mañana, nos indicó el riesgo que habría en la primera parte de la Semana de Pasión. Minutos antes de la procesión la hermandad celebró dos actos: un bonito detalle con un jovencísimo componente de la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías de Cuenca al entregarle la medalla de la hermandad. El otro acto fue la bendición del nuevo guión, con unas ramillas de olivo el sacerdote asperjó agua bendita sobre el nuevo guión de color granate. La procesión comenzó y discurrió de manera brillante de principio a fin, destacando momentos de gran belleza como la bajada por la calle Alonso de Ojeda, el canto de la escolanía de la Ciudad de Cuenca, la Bendición de las Palmas y Ramos de Olivo y tampoco hay que olvidar el tramo de la Plaza Mayor, con gran asistencia de público. Un Hossana para el recuerdo. Cetro

71


La vida bajo el capuz

Ignacio Blanco 72


La vida bajo el capuz

Lunes Santo Procesión de la Vera Cruz

Nervios y tristeza por las caras de los hermanos de la Vera Cruz en este Lunes Santo lluvioso, que dejaba la única procesión suspendida de la Semana Santa conquense de 2016. Horas antes de la procesión los hermanos entraban dentro de la Catedral para escuchar la Santa Misa preparatoria para la procesión. Antes de empezar la Santa Misa se encaraba la Imagen dentro de la Catedral, se preparaban los banzos, horquillas, almohadillas....etc para dejar al santísimo cristo de la vera cruz listo con los últimos retoques, tras estos preparativos comenzaba la santa misa oficiada por el señor Obispo D. José María Yangüas después de la santa misa el capataz citaba a los banceros para medirlos y colocarlos en sus respectivos puestos todo estaba apunto para la procesión, tras salir algunos hermanos fuera de la catedral para mirar si llovía por desgracia así era en torno las 22:00 horas en la que debería de comenzar el recorrido por dentro de la catedral para que a las 22:30 la imagen estuviera saliendo por las puertas de la catedral, la junta de diputación de la hermandad tenia que reunirse para debatir que se hacia, tras unos minutos de espera el secretario de la hermandad se dirigía a todos los hermanos comunicando que se activaba el protocolo de lluvia y abría que esperar hasta las 23:00 si a esa hora continuaba lloviendo se suspendería la procesión, hasta que paso esa hora era un ir y venir de hermanos por dentro de la catedral todos con esperanzas pero era mirar al cielo o alguna app de meteorología en el móvil y era lo contrario habían muy malas expectativas de que saliera a la calle, hasta que llego las 23:00 la junta de diputación se volvía a reunir y de nuevo salia el secretario para informar de que tras la votación entre la junta de diputación y cumpliendo con el protocolo se decidía no salir a la calle, se procedía tras estas palabras del secretario a escuchar la primera palabra la cual pronunciaba el Obispo D. José María Yangüas, tras terminar esta primera y única palabra puesto que las otras 6 no se leyeron, el coro alonso lobo ponía polifonía a lo que era una noche de tristeza y desolación, al poco tiempo el capataz convocaba a los banceros para que se pusieran en su sitio y llevar al hombro al cristo de la vera cruz a su sitio dentro de la catedral un pequeñisimo recorrido pero que por lo menos los banceros se podían aliviar un poco tocando banzo sabiendo de que hasta el lunes santo de 2017 no lo volverían a tocar, solo el sonido de las voces del coro y el pequeño rachear de los zapatos de los banceros en el suelo de la catedral eran los únicos sonidos que ponían un punto y final a un triste y amargo lunes santo 2016. Por ultimo como novedades que se iban a estrenar este año en la procesión iban a ser una nueva campana donada por una hermana, debajo del cristo de la vera cruz una rosa roja por los hermanos difuntos de la hermandad y nueva ropa de cama para los monaguillos que abren la procesión. Cetro

73


La vida bajo el capuz

74


La vida bajo el capuz

Martes Santo Procesión del Perdón

A las 20:00 horas del 22 de marzo de 2016, la Procesión del Perdón comenzaba desde la Iglesia de El Salvador. Los Hermanos Mayores y representantes ante la Junta de Cofradías de las Venerables Hermandades de San Juan Bautista y del Santísimo Cristo de la Luz, así como el presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea, rezaban un padre nuestro por las almas de las víctimas del atentado de Bruselas que se produjo esa misma mañana ante el silencio de todos los presentes en la plaza de El Salvador que acudían a ver el inicio de la procesión. Terminado el acto conmemorativo, la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías de Cuenca (que este año añadían tres cornetas) iniciaba la procesión con el primer toque de trompeta. Tras ella, las trompetas heráldicas de la Venerable Hermandad de San Juan Bautista anunciaban la salida procesional del Precursor. Con la maestría y la elegancia que sólo los banceros del Bautista pueden tener, la Sagrada Imagen salía de la Iglesia de El Salvador a eso de las 20:10 horas. Tras él, y con esta primera Hermandad que abre el cortejo procesional en la calle Solera, el guión y los estandartes de la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo del la Luz hacían su aparición ante las puertas de la Iglesia, seguidos por los hermanos de la misma y apareciendo entre el portón de El Salvador Santa María Magdalena, mecida por sus banceros al son de su marcha. Este año, y como suele ser costumbre, María Magdalena estrenaba corpiño marrón bordado. Mientras, la Venerable Hermandad de María Santísima de la Esperanza esperaba a ser recogida por estas Hermandades en la Iglesia de San Andrés con su Imagen Titular de María Santísima de la Esperanza, esperando a las puertas de la Iglesia, donde se le interpretaba el motete. Este 2016, la Sagrada Imagen estrenaba una cruz y un ancla como nuevas joyas de su ajuar, así como una nueva cinturilla calada y candelería natural, en la que cada vela llevaba el nombre de los Hermanos fallecidos. Ascendía la procesión por Alfonso VIII, pasada ya la curva de la Calle del Peso. Las tres Hermandades recogían a la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli en la Iglesia de San Felipe, lugar de concentración de muchas personas que ansían ver la salida procesional de esta Sagrada Imagen. Largos se hacen los minutos de espera debido a la gran cantidad de hermanos que desfilan junto a Nuestro Padre, pero finalmente la Hermandad se incorpora totalmente al desfile procesional, quedando en primer lugar la Venerable Hermandad de San Juan Bautista, seguida por la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz con la Imagen de Santa María Magdalena, la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli y María Santísima de la Esperanza cerrando el cortejo. Llegaba la Procesión del Perdón a la Plaza Mayor en torno a las 22:00 horas, hizo su entrada triunfal el Precursor bajo los arcos del Ayuntamiento de la ciudad, indicando con ese dedo admonitorio que la Pasión está a punto de comenzar. Mucho público asistente en la parte alta de la ciudad y poco silencio. Las Imágenes descansaban en la Plaza de la ciudad cuando una nube maliciosa quiso echar por tierra la pro75


La vida bajo el capuz cesión. El paso del Bautismo de Jesús, que se incorporaba al desfile desde la Iglesia de San Pedro y bajando por la calle homónima, no pudo evitar mojarse. Este año, esta Venerable Hermandad estrenaba andas, obra de J. Dubé de Luque. Pero en Cuenca sabemos que las nubes no descargan contentas, así que paró el aguacero y la procesión pudo seguir su recorrido. Hermandades que componen el Perdón y ya en el orden correspondiente (San Juan Bautista, El Bautismo de Jesús, María Magdalena, N.P. Jesús Nazareno de Medinaceli y María Santísima de la Esperanza), se iniciaba de nuevo el desfile procesional, esta vez hacia la parte nueva de la ciudad, bajando por Alfonso VIII, Iglesia de San Felipe —donde se interpretó a las Sagradas Imágenes de San Juan Bautista, el Bautismo de Jesús y N.P. Jesús de Medinaceli, el Miserere; Maria Magdalene, de Gabrieli, a Santa María Magdalena y el Stabat Mater a María Santísima de la Esperanza—. Bajaba la procesión por la Puerta de San Juan, curvas de la Audiencia, Palafox, puente de la Trinidad, Calderón de la Barca, Carretería, las Torres, Puerta de Valencia (donde la Banda de TTyTT interpreta para N.P. Jesús de Medinaceli una marcha y se retira de la procesión), para subir a la Iglesia de El Salvador, donde las Venerables Hermandades de San Juan Bautista, al son de la marcha San Juan para imprimir fuerzas a sus banceros en este último tramo del recorrido, y del Stmo. Cristo de la Luz terminan su desfile procesional en torno a las 3:15 horas del ya Miércoles Santo. El Bautismo y María Santísima de la Esperanza ascenderán por la Calle Solera y la Calle del Peso hasta la Iglesia de San Andrés, donde pondrán fin a su procesión; mientras, N.P. Jesús Nazareno de Medinaceli seguirá ascendiendo hasta la Iglesia de San Felipe Neri, donde pondrá el colofón final a este frío Martes Santo. 7 dolores

Ignacio Blanco 76


La vida bajo el capuz

77


La vida bajo el capuz

78


La vida bajo el capuz

Miércoles Santo Procesión del Silencio

A las 19:00 horas del Miércoles Santo de 2016, daba comienzo la procesión del Silencio, un año más, con los primeros redobles de la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías. Acto seguido, comenzaron a salir de San Esteban los primeros olivos de esta noche de capuces blancos. Primero haría su salida Jesús Orando en el Huerto, seguido de El Prendimiento. Ambas hermandades ya en la calle comenzaron la subida hacia la parte alta de la ciudad. Con buen ritmo y golpe de horquilla ascendían los olivos hacia el Salvador, donde se incorporaría al cortejo la Real, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol, tras la interpretación del Himno Nacional. Poco a poco el cortejo fue llegando a la Plaza Mayor, donde se produciría el descanso. En torno a las 22:30 la noche de frío Silencio comenzó su descenso, encabezada ahora por la Santa Cena, que se habría incorporado minutos antes desde la Catedral. Desde la Iglesia de San Pedro, y por la calle del mismo nombre, llegarían para completar el desfile los pasos de San Pedro, La Negación de San Pedro, que celebraba el 20 aniversario de su primer desfile procesional y el Ecce-Homo de San Miguel, cuya talla titular celebraba su 75 aniversario. Así, comenzaba el descenso a la parte más moderna del recorrido procesional. La calle Alfonso VIII fue testigo del sonido seco de las horquillas al golpear contra el suelo, de las olivas meciéndose en el aire, de las filas de tulipas y de la interpretación de las bandas de música. Más abajo, en San Felipe Neri, el Coro del Conservatorio aguardaría la llegada de la procesión. Llegado el cortejo a la parte nueva, en Calderón de la Barca y Carretería, la escasez de público y la disminución de los hermanos en las filas fueron más evidentes, si bien pareció que todos se concentraron en San Esteban para presenciar el final del Huerto y El Prendimiento. A escasos metros también finalizarían su recorrido la Santa Cena, San Pedro y la Negación. El desfile continuó por Aguirre y las Torres; el final de esta noche de Miércoles Santo estaba cerca. La Virgen de la Amargura con San Juan Apóstol entró en el Salvador y, acto seguido, hizo lo mismo el Ecce-Homo en San Andrés, alrededor de las 3:30 horas, ya de Jueves Santo. Espejos

79


La vida bajo el capuz

Ignacio Blanco 80


La vida bajo el capuz

Jueves Santo Procesión de Paz y Caridad

El jueves 24 de marzo de 2016, tenía lugar la Procesión de Paz y Caridad. En una tarde soleada. A las 16:30h desde la iglesia de la Virgen de la Luz, salía El Cristo de las Misericordias, imagen titular de la Archicofradía de Paz Y Caridad, acompañado por la campana que un día anunció la muerte de los reos por las calles de nuestra ciudad, mientras la banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías de Cuenca, entonaba el Himno Nacional. Seguidamente hacían su aparición todos los pasos de las 7 hermandades que conforman la archicofradía: La Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto (de San Antón) con la Agrupación Musical de Iniesta para la subida, la Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna, este año estrenaba el cetro de capataz de banceros realizado en plata y madera, coronado por una columna y unos flagelos y rematado por una aureola. Además, la hermandad realzó con remates de plata los cetros de adulto de subasta, la Muy Antigua, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús con la Caña que ascendía con la Agrupación Musical de Pozorrubio de Santiago y estrena una nueva vara de bambú más larga, que lleva por primera vez en su mano derecha, tal y como dice la Biblia, habiendo presentado además pequeños trabajos de restauración a la imagen titular a cargo de Mar Brox, la Venerable Hermandad del Stmo. Ecce-Homo (de San Gil) que estrenaba un nuevo sistema de anclaje de la imagen a las andas que ha supuesto un trabajo conjunto de herrería, carpintería y restauración, la Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído y La Verónica que anudará un corbatín conmemorativo a su guion por el medio siglo de su actual conjunto escultórico en días posteriores, la Muy Antigua y Venerable Hermandad de Nuestro padre Jesús Nazareno (del Puente) acompañados por la Asociación Musical ‘Santísimo Rostro de Jesús’ de Osa de la Vega y la Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad (del Puente) que ha restaurado su palio en el Taller de Bordados Hilos con Arte de Brenes (Sevilla) traspasando los bordados de oro a un nuevo terciopelo, acompañada como siempre por la Banda Municipal de Música de Cuenca. Comenzando así el recorrido. El desfile procesional discurrió por Calderón de la Barca, Carretería y calle de Las Torres, para ascender por la Puerta de Valencia, El Salvador, Calle del Peso y Solera hacia la Plaza Mayor. Donde hacían su entrada triunfal todas las hermandades, reseñando momentos como la entrada del Cristillo con la Banda de la JdC interpretando Caridad del Guadalquivir y el Huerto de San Antón a ritmo de Oración, y una vez colocados todos los pasos en sus respectivas borriquetas, La Soledad buscaba refugio bajo el techo del Palacio Episcopal, en uno de los momentos claves de su desfile, arropada por los músicos de la gorra de plato y sus fieles hermanos 81


La vida bajo el capuz al son de Pasa La Soledad. Tras el descanso, descienden todas las hermandades esta vez ya con noche cerrada, haciendo una espectacular salida por los arcos del ayuntamiento para continuar por Alfonso VIII, y en San Felipe el emotivo momento del Miserere a cada una de la imágenes y el Stebat Mater a La Soledad el Puente entonado por el Coro Alfonso Lobo. Prosiguiendo hacia las curvas de la Audiencia donde esta procesión despliega todo su esplendor. Pasando por Palafox hasta el Puente de la Trinidad para que a continuación la Muy antigua y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente deleitase a los presentes con un espectacular paralelo entre sus dos pasos titulares, mientras que la Asociación Musical de Osa de La Vega tocaba repetidamente La Muerte No es el Final, paso corto de los banceros sin ningún descanso donde se pudo ver la gran elegancia y sobriedad con la que son portados ambos pasos. Para concluir el recorrido procesional en la iglesia de la que partieron, donde el himno nacional tocado a La Virgen culminaba un Jueves Santo para el recuerdo. Alma Nazarena

El blog de Cuencávila 82


La vida bajo el capuz

Ignacio Blanco 83


La vida bajo el capuz

84


La vida bajo el capuz

Viernes Santo Procesión Camino del Calvario

Todos los años es muy esperada esta procesión, pero este año si cabe mas todavía por medio de que hacia 400 años de nuestro camino del calvario conquense, han habido varios actos y van a ver a lo largo del año para celebrar esta efeméride tan importante para la semana santa conquense. Sobre las 5:29 un minuto antes de lo previsto hacia su salida procesional la Real,Antiquísima,Ilustre y Venerable Hermandad Nuestro Padre Jesús Nazareno (del Salvador) ante los desafinados clarines pidiendo al reo para llevarlo a la cruz. Unos 10 minutos mas tarde hacia su aparición Jesús Caído y la Verónica perteneciente este paso a la misma hermandad después de los últimos nazarenos de esta hermandad se incorporaba la cabecera de la Venerable Hermandad de San Juan Apóstol Evangelista. Tras 15 minutos aproximadamente desde que la Verónica asomara por las puertas del Salvador, ya se encontraba el Jesús del Salvador al principio de la Puerta Valencia y hacía su aparición con su palma tan característica San Juan Apóstol, recibido por un pequeño grupo de turbos. Detrás de la imagen de San Juan se incorporaba la Banda de Música de Horcajo de Santiago que interpretaría para él, en este comienzo, “San Juan”, del maestro Cabañas. Con esta marcha se encaraba ya con su baile tan característico hacia la calle san vicente. Hay que señalar que dicha hermandad estrenaba banzos corridos de aluminio y también han cambiado la estructura de hierro que llevaba bajo las andas por otra de aluminio. Después de un pequeño acto de oración dentro por parte de la Venerable Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad de San Agustín salia la cabecera de la hermandad, el guion ahí que decir que fue restaurado y traspasado a terciopelo nuevo y cambiado los flecos, después de 10 minutos desde la salida de San Juan se incorporaba el primero de los dos pasos de esta hermandad el primero “El Encuentro” de Jesús con su Madre camino del calvario era recibida esta imagen con la marcha “Paz Eterna” interpretada por la Banda de Música de Villamayor de Santiago “La Juvenil Filarmónica” impresionante silencio con que se recibe a esta imagen después de el estruendo de las turbas del inicio de la procesión. 5 minutos después hacia la aparición la madre de la madrugada Nuestra Señora de la Soledad de San Agustín con la marcha “Toque de Oracion”. Estrenaba su manto restaurado tras 18 meses de trabajo en Sevilla por el bordador Francisco Carrera Iglesias. No era las únicas novedades que presentaba dicha hermandad puesto que también presentaba un rosario de oro y plata con un medallón central con un dibujo de la Soledad y dos medallas de plata una de San Julian y el Escudo de la Ciudad y otra de San Agustín y también estreno un pañuelo de encaje donado por una devota y como tocado un cuello de encaje richelieu de color crudo del siglo XIX donado por un bancero. Ya con las primeras luces del alba emprendían su caminar todas las hermandades que conforman el cortejo llegando la hermandad de la Soledad a los herreros se vivían momentos de especial belleza tras el canto del “Miserere” por primera vez a la llegada del “Encuentro” al llegar la Soledad se le cantaba su “Motete” dejando imágenes para el recuerdo a todos los asistentes. Tras este ahí que destacar el corte que había a partir de la calle de las torres entre los últimos nazarenos de San Juan y la cabecera de la Soledad debiendo meterse esta ultima hermandad por la antigua parada de taxis sin dar la curva del jardín para acortar su recorrido por poder alcanzar a la hermandad de San Juan tras estos momentos de tensión por poder solucionar el corte entre las dos hermandades tras ya juntarse las tres hermandades en carretería, se producía un momento muy esperado en la plaza de la constitución donde estaba el antiguo Convento de San Agustín donde dio origen esta procesión se reunían los tres guiones y hermanos mayores de las tres hermandades participantes y después de una oración por parte del consiliario de la Venerable Hermandad 85


La vida bajo el capuz de San Juan Apóstol D. Gonzalo se bendecía la placa conmemorativa de este cuarto centenario. Llegada la procesión al puente de la trinidad la procesión hacia su particular “Camino del Calvario Conquense” donde los pasos afrontaban ya la subida al casco antiguo con un marco inigualable tras la espectacular “Clariná” en el monumento de las turbas a las imágenes del Jesús la Verónica y el San Juan, la procesión hacia un caminar precioso demostrando la valía de los banceros de todos los pasos en las curvas de la audiencia, tras la entrada a la plaza mayor de el Jesús y la Verónica recibidos por la gran masa de la turba, en la entrada de San Juan se confundía entre tambores y clarines y la marcha de San Juan,llegado ya la cabecera de la Soledad ya a los arcos poco a poco se iba haciendo el silencio para que hiciera su entrada en la plaza el “Encuentro” y unos minutos después la Soledad de San Agustín hacia su entrada con la marcha “Pasa la Soledad”. Después de un pequeño “descanso” arrancaba otra vez la cabecera de la procesión dirigiéndose hacia San Felipe donde se le cantaría a todos los pasos el “Miserere” menos a la Soledad que seria el “Stabat Mater” tras seguir bajando la procesión por las calles (Alfonso VIII, Andrés de Cabrera, Peso, Solera).Ya al llegar a la plaza del Salvador abarrotada se despedían los miles de turbos de el Jesús del Salvador, la Verónica y San Juan. El “Encuentro se despedía en silencio por primera vez se encerraba en el Salvador y no en la “Esperancilla” como era habitual la Soledad se despedía con la Himno de España y así terminaba una procesión para el recuerdo. Cetro

86


La vida bajo el capuz

87


La vida bajo el capuz

88


La vida bajo el capuz

Viernes Santo Procesión En el Calvario

Aún con la procesión anterior sin terminar, las puertas de San Esteban se abrieron para convertir Cuenca en un fiel reflejo de lo sucedido en el Calvario. A escasos minutos de las 13:00 salía la Vble. Hdad. del Santísimo Cristo del Perdón -La Exaltación-. Continuaba ésta por Diputación cuando salió el Santísimo Cristo de la Salud -El Descendimiento-, que iría acompañado de la Banda de las Mesas durante todo el recorrido. Pronto llegó la Banda de la Junta de Cofradías a la Puerta de Valencia, la cual estaba llena de gente. Tras el paso de las dos hermandades procedentes de San Esteban, se incorporaría desde el Convento de las Concepcionistas la Real, Iltre. y Vble. Cofradía de Ntra. Señora de las Angustias. La Banda de Osa de la Vega recibiría en primer lugar al paso de El Descendido con La Muerte no es el final. Acto seguido, la plaza entera trataría de consolar el dolor de la madre que perdió a su hijo; Ntra. Sra. De las Angustias estaba en la calle. El Salvador aguardó paciente y la campana de reo de muerte anunció que el momento había llegado. Tras el paso de la Exaltación salió del templo el Cristo de Marfil, seguido del Santísimo Cristo de la Agonía, cuyo sonido de horquillas se confundía entre las notas del Himno Nacional. Tras ellos, la pequeña plaza del salvador se vistió de morado y oro viejo. La Vble. Hdad del Santísimo Cristo de la Luz ponía en la calle a La Lanzada, seguida del titular de la hermandad, el Santísimo Cristo de la Luz (vulgo de los espejos). Con la banda de Yátova acompañando, Cristo muerto en cruz de espejos, ascendía por solera completándose así la procesión. Llegó el cortejo a la Plaza Mayor, donde se produjo el descanso habitual. Una vez a hombro, dejando atrás las borriquetas que sustentaron los pasos en la plaza, la procesión de los cristos descendió hacia la parte moderna de la ciudad. En San Felipe Neri las voces del Coro del Conservatorio se expandieron por el aire. Largas y coloridas filas de nazarenos ocuparon después las curvas de la Audiencia y Palafox. En torno a las 17:30 de la tarde la procesión alcanzó Calderón de la Barca y Carretería después, ambas calles llenas de público. Otra vez en San Esteban, la Exaltación terminó su recorrido acompañada por una magistral Caridad del Guadalquivir de la Banda de la JdC. El Descendimiento también finalizó allí ese Viernes Santo de cielos cubiertos. Tres hermandades continuaron su camino. Cristo Descendido y Las Angustias retornarían poco después a su templo de salida en la Puerta de Valencia. 89


La vida bajo el capuz Curiosa estampa nos dejó el final de la tarde, siendo una noche cerrada la que recibiría a las dos hermandades restantes en el Salvador. Primero haría su entrada la hermandad del Cristo de la Agonía, acompañada de Pasa la Soledad interpretada por la Banda de la JdC, la cual pronto encabezarían el Santo Entierro. La Lanzada llegó a la plaza del Salvador, después, el Stmo. Cristo de la Luz entraría con su marcha, del maestro Sendra, dando por finalizada la procesión En el Calvario. Espejos

90


La vida bajo el capuz

Blog El Descendimiento, Cuenca. Foto cedida por Javier Santoyo Larroda 91


La vida bajo el capuz

92


La vida bajo el capuz

Viernes Santo Procesión del Santo Entierro

En torno a las 21:30 horas del Viernes Santo se abría la Puerta Santa de la Catedral conquense y con los toques de los tambores de la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías los primeros guiones de las hermandades que han recorrido el Gólgota conquense, salieron a la calle en un pasillo multicolor en dirección a ese fúnebre descenso por los arcos del ayuntamiento. Dentro, los nazarenos formaban filas en torno a una Cruz, Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Soledad y de la Cruz. El primer paso en salir fue el de la Cruz Desnuda de Jerusalén, que con su característico caminar llenó el templo catedralicio del ruido de la madera al golpear contra el suelo de fría piedra. La Congregación del Muy Ilustre Cabildo de Caballeros y Escuderos de Nuestra Señora de la Soledad y de la Cruz se puso en marcha para dar sepultura al mesías en la impertérrita Iglesia del Salvador; aproximadamente unos 60 congregantes acompañaron este cortejo fúnebre tras el cuerpo inerte, sin vida de Cristo. Sendas filas de enlutados nazarenos, portaban velas cuya luz daba calor e iluminaba el camino a la Madre para que en tan aciaga noche de frío y muerte sintiese el cálido abrazo de los nazarenos conquense. Todavía habían pequeños vestigios de la procesión anterior, encerrada casi al mismo tiempo de que saliese el Santo Entierro, por lo que se veían a cada lado de la vía fúnebre, nazarenos de túnicas moradas y amarillas que deseaban mostrar sus respetos a Cristo y a su madre. Hubo momentos de gran belleza durante el desfile, destacando la bajada por Alfonso VIII con sus verde hiedras que anhelaban acercar su ramas hacia las mejillas de la madre para secarle las lágrimas en tierna caricia: otro gran momento fue sin lugar a dudas la bajada por las curvas de la audiencia, donde la torre del Salvador indicaba el paradero del sepulcro, pero ¿acaso a un héroe caído no habría que mostrarlo a toda la ciudad? y paso a paso, en silencio, con la atenta mirada y la emoción del pueblo conquense este fúnebre cortejo se dirigía a la parte baja; no obstante el momento más sobrecogedor de esta triste noche fue la llegada de los tres pasos a la Iglesia del Salvador, quedándose la Cruz Desnuda de Jerusalén al lado de la Iglesia esperando a Cristo, desclavado de la cruz, que tras un miserere más emocionante que nunca y finalmente con los acordes del Himno de España, entró en el sepulcro de Piedra y forja, la madre, sola, rota por el dolor de la pérdida de un hijo, mirando a la cruz con un inmaculado sudario paró justo en frente del coro, y éste, con sus voces que rompieron el silencio trataron de consolar a la madre, pero su dolor, enorme, solo podía ser comparado con 93


La vida bajo el capuz aquel dolor que sintió y siente una madre al perder a una hija. “El luto de la Congregación nunca fue vestido con mayor motivo que aquel que al mismo tiempo que se homenajea al Salvador muerto para nuestra salvación, se tiene en el recuerdo a un ángel que desde el cielo observa la Pasión”. Otro Santo Entierro emocionante que quedará grabado en la memoria nazarena durante mucho tiempo. Heraldo

94


La vida bajo el capuz

Debo Fernรกndez 95


La vida bajo el capuz

96


La vida bajo el capuz

Domingo de Resurrección Procesión del Encuentro

Espectacular broche final para la Semana Santa conquense. Empezaba primero a las 9:00 de la mañana con una Santa Misa en San Andrés ante las dos imágenes que iban ha desfilar posteriormente, Jesús Resucitado y la Virgen del Amparo, ambos pertenecientes a la Venerable Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado y María Santísima del Amparo. Poco a poco guiones,estandartes y cetros de las diferentes hermandades de toda la Semana de Pasión conquense se iban acercando a la iglesia, tras terminar la Santa Misa se procedía a la salida de las dos imágenes entorno las 10:00, la Banda de Tambores y Trompetas de la Junta de Cofradías tocaba para la salida de Jesús Resucitado (que estrenaba gualdrapas) la marcha “Resucitó” tras este bonito acto, la banda se iba encabezando el cortejo que iba a seguir Jesús Resucitado menos unos cuantos miembros que recibían la salida de la Virgen del Amparo con la marcha “Toque de Oración” finalizada la marcha, el hijo y la madre tomaban caminos distintos: el Jesús Resucitado bajaría por la Audiencia, mientras la Virgen del Amparo por la calle Solera. Detrás de la Virgen del Amparo la Banda Municipal de Música de Cuenca que entonaba con la Virgen enfilada ya la calle solera la marcha “Hermanos Costaleros”. Ambas comitivas iban tras el camino de su “Encuentro” el Resucitado llegaba ya victorioso ante la atenta miradas de todo el publico a la plaza de la constitución, y la Virgen dando la ultima tirada de los banceros antes del encuentro con su hijo con la marcha “El Evangelista” (Posiblemente dando un guiño a la hermandad que hizo posible traerla ha Cuenca) y ya por fin estaban hijo y madre frente a frente, caía el manto negro de luto de la Virgen y salia el manto el verde esperanza que tan bien luce, dando una completa revolución al desfile de la Virgen puesto que ya no iba de luto si no de alegría. Con las notas del himno nacional y tras la suelta de palomas bailaban los pasos frente al monumento al nazareno, en tal monumento se oraba por el alma de todos los nazarenos conquenses fallecidos y se dejaba un ramo flores por parte del alcalde de la ciudad. Después de estos emotivos actos continuaba el cortejo ya unido primero Jesús Resucitado y detrás la Virgen del Amparo irían por las calles (Carretería, Plaza de la Hispanidad, Las Torres, Puerta Valencia, Alonso de Ojeda, San Vicente, Plaza del Salvador, Solera, Peso) ya llegado el cortejo entorno a la antigua Iglesia de San Andrés los guiones y estandartes se inclinaban hacia Jesús Resucitado el cual se despedía bailando con la marcha de “Infantes”tocada por la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías , de idéntica forma se despedía la Virgen del Amparo. Así se despedía una semana santa para el recuerdo, se cerraban las puertas de San Andrés con tristeza sabiendo que hasta el domingo de ramos del año que viene no se volverían a abrir para dar paso a la semana santa 2017, pero con la alegría de a ver tenido una semana santa casi perfecta con tan solo una suspensión y esperando que en la semana santa 2017 sea mucho mejor y sin ninguna suspensión ahora es tiempo de poner el mecanismo en marcha para la siguiente con juntas,tertulias...etc día ha día nos llevara a la siguiente semana santa. Cetro

97


La vida bajo el capuz

98


La vida bajo el capuz

50 años de devoción

a la talla de la Vble. Hdad. de Jesús Orando en el Huerto de San Antón

Olivos

Han pasado ya 50 años desde el momento en que nuestros familiares y antepasados emprendieron un camino juntos, en el cual se abandona la talla que habían acompañado a nuestros hermanos desde comienzos del siglo XX, y procesiona una nueva, cuyo escultor fue Federico Coullaut-Valera. Transcurría el año 1967, cuando por primera vez procesionaba una nueva talla en Cuenca, a la que hoy muchos fieles hermanos siguen viendo desfilar cada Jueves Santo. Son 50 tardes de Jueves Santo, donde se han intercambiado miradas de devoción hacia Jesús orando junto con su ángel, y no solo eso, sino también abrazos, lágrimas, emociones, sentimientos y nervios por ver salir tan elegante al Jesús que ora en el huerto de los olivos, todo ello dentro de un recogido ambiente nazareno. 1967, fue el año en el que se pudo enseñar a Cuenca una talla emblemática: el Jesús se encontraba arrodillado sobre una roca, vestido con una túnica color granate; poseía un rostro tenso, sudando alguna que otra gota de sangre debido al momento tan intenso que estaba viviendo, como describían los evangelios; y que transmite inquietud, era el momento previo a su prendimiento y estaba orando a su padre, había decidido morir por la salvación de la humanidad. Sin embargo, el ángel es todo lo contrario, de rostro sereno, levantando de forma elegante el cáliz de la pasión. El escultor siguió las escrituras del Antiguo Testamento para esculpir el ángel, pues su cuerpo es ambiguo: con elementos masculinos como el pecho, y femenino como lo es el rostro y la pierna, que asoma a través de los ropajes. Si bien es cierta la leyenda de que el escultor se inspiró en su esposa para realizar el ángel, de gran belleza debía ser ella. 2017, año en que por quincuagésima vez se dispondrá la talla en las andas a la espera de la apertura de las puertas de San Antón, en el que los banceros llevarán en sus hombros no solo la emblemática talla de Jesús orando en el huerto, sino también en sus corazones una larga historia de pasión.

99


La vida bajo el capuz

Ignacio Blanco 100


La vida bajo el capuz

Homenaje nazareno Francisco Torrecilla

SEÑOR DEL SALVADOR Turbadora mirada que al amor llama Sentimiento latente frio y cortante Por angostas pendientes, la turba brama Vergüenza que se siente profundamente. Escenario de la plebe canallesca Burla del enfervorecido populacho Que te acompaña triste por sus cuestas Que te precede hacia el Gólgota serrano. Nazareno las penas del mundo cargas Coronado de espinas flagelado Vas buscando un perdón Que nunca alcanzaras Tu destino morir crucificado. Simón de Cirine presto en tu ayuda Al madero se aferra fuertemente Quisiera dar su vida por la tuya Más solo te acompaña hasta la muerte. Rostro de angustia que en un paño has dejado Verónica mujer que tu faz limpia Caída que tu cuerpo ha malogrado Mirada de perdón serena y fría. Miserere que con el sol despunta San Felipa teatro de los sueños Silencio respetuoso de la turba Sentimiento profundo fe y anhelos. Señor del Salvador bajo el madero Clarinada punzante y estridente Turbos purgan su burla con gran duelo Y te acompañan con la fe de un penitente.

CRISTO DE NEGRO Majestuosidad desnuda de tus cruces Vigilante soledad desde ese cerro Que en día de velas, clarines y capuces Pones un blanco sudario sobre un sentimiento de negro. Claro día al que dio paso la noche Y silencio el bramido de la turba Golpe de horquilla que es como un reproche Ahogando su dolor curva tras curva. Cristo de La Salud luto en las calles Pincelada de blancos sobre negros Dentellada doliente en una madre Esperando recoger su cuerpo muerto. La culpa de tu muerte Cristo mío Que siento sobre mi hombro ensangrentado Me consume como a un cirio encendido Pues aquesta perdona mis pecados. El Descendimiento que para el pueblo eres Y que verte pasar causa respeto Pues como pocos sobre tus banceros te meces Y paso corto se escucha en el silencio 101


La vida bajo el capuz Ignacio Blanco

102


La vida bajo el capuz

Detalles Alberto Fernández Fuentes

Llevo unos días acordándome de la luz que reverbera en la tulipa, de un sonido de un palo recubierto de tela morada, que está deseando vestirse para salir a la calle, de un cristal que está expectante por poner en riesgo su frágil vida. Y es que es ahora cuando el cielo se tiñe de todas esas sensaciones que solo se viven en primavera, cuando los adoquines de nuestra ciudad desean ser golpeados por unas horquillas que se protegen para hacerles el menor daño posible y hacerlo con todo el mimo y cuidado, que la gente de esta tierra pone en los detalles. Detalles, si esos que sin querer aparecen todos los años, cercanos al florecer del árbol del amor, de la puerta valencia o del Salvador. Cosas tan de Cuenca, que como diría José Luis Muñoz “si no existieran habría que inventarlas”, porque aquí en esta ciudad somos de nuestras tradiciones, de nuestras pasiones y de todo aquello que se vista de morado cuando el invierno llega a su fin. Prepararos para seguir con la tradición, para volver hace a Cuenca Jerusalén, para que sus calles sean testigo de las más hondas de las pasiones. Momentos que consiguen que se nos erice la piel cuando la Soledad entra en la Plaza Mayor a compás de un tambor que no quiere ni siquiera sonar ante tanta belleza, o situaciones que consiguen enloquecernos el alma cuando las puertas de San Andrés se abren de par en par, para dar inicio a lo que los conquenses, los nazarenos de esta Cuenca, llevamos todo un año esperando. Todas estas cosas creo que no se pueden ni siquiera contemplar porque todas ellas, contienen detalles, detalles pequeños o grandes pero que van en el interior de cada uno, y sin los cuales pienso que muchos de los que vivimos aquí, no podríamos vivir.

103


La vida bajo el capuz

104


La vida bajo el capuz

Vivencias y recuerdos Francisco Torrecilla

Padres los que tengáis hijos, hijos los que tengáis nietos, nietos que tengáis abuelas; mirad que noche mas grande en aquesta la mi Cuenca. Corría el mes, no me acuerdo del año, quien lo recuerda, pues perdido está en los tiempos, el origen de esta tradición tan nuestra. Tres que en su día eran cuatro, gentes de bajas esferas: Pantaleones, Planchas, Santonegros y Un Pataco a la cabeza. Por un azar del destino Santonegros ya no quedan, desapareció en su día ¿Por qué? Nadie lo recuerda. Perduran cuatro apellidos, nietos de los que ya fueran, Aguilar y Hernansaiz (Patacos), Torrecilla (Pantaleones) y Miranzo (Planchas), guardianes de tradiciones que han vivido y que son nuestras. Vestir hermanos mayores, las garrafas (de Resoli) en carrera, junto a los más veteranos, el tocar “a la que mueva” los clarines solo suenan cuando el tambor mudo resta, los corros que hacia Muro (José María Muro Charfolet) de nuestro tambor escuela. El respeto a sus miradas de hombres duros de esta tierra. Ese cigarro en la boca y ese clarín en la diestra, las tres dormidas al viento, su capuz en la cabeza, era (Félix Torrecilla Pérez) Pantaleón, de los clarines emblema. El tambor y su sonido en tres familias se centran (Aguilares y Hernansaiz) Patacos y (los Miranzo) Planchas completan. Bernabé, Marcelino, Emilio, Francisco, Antonio, Jorge, Pablo, José, Pepín, etc… Hombres que fueron bandera, después llegarían muchos, todos gentes de esta tierra. Antonio Aguilar (Pataco) nazareno que lo fuera, turbo de tiempo y arraigo, guion de Madre de Cuenca, una boina y alpargatas son su porque y son su enseña, nadie con tal gallardía, nadie con tanta pureza. Jesús Caballero fue el mejor porque lo era, clarinadas magistrales que aún resuenan en mi Cuenca.

FAMILIA PATACOS (HERNANSAIZ) 105

FAMILIA PLANCHAS Que decir de ese otro rito, que perdura por vergüenza, se inició por pleitesía, se mantiene como herencia, unas túnicas moradas, dos abrazos con firmeza, juntos hasta El Salvador, ellos Nazarenos dentro, nosotros Turbos afuera. Las garrafas de Resoli templando gargantas recias en los sitios de costumbre, pues la madrugada es fresca, las llevábamos los jóvenes bajo su mirada atenta, hay que enjuagar el gaznate y un vasito “pa la muela”, la madrugada me llama, saco


La vida bajo el capuz fuerzas de flaqueza, hay que tocar el tambor, el Jesús está en la puerta, buscando calles oscuras y recónditas plazuelas, esperando su señal, clarinada “a la que mueva”. Tun tucutun tucutun- clas clas, tun tucutun tucutun- clas clas- soniquete machacón que mis nervios atempera, son mis años de tambor que vuelven a mi cabeza, junto a clarines de siempre, Petronilo Fernando, Félix e Hipólito (Pantaleones) que serán historia eterna. Hoy los tiempos han cambiado, más las cosas se respetan, 32x25; 24 más reservas, 32 somos los turbos, 25 las pesetas que hoy se nos siguen pagando, que por mucho tiempo sea. Dije 32 los turbos, esos fueron los que eran, hoy somos bastantes más y no solo de esta tierra.

FAMILIA PATACOS (AGUILARES) Hay cosas que se han perdido, ojala que pronto vuelvan, aquellos corros con Muro, el tocar a la que mueva, el caminar para adelante, la palillada en la puerta, aquel abrazo entre amigos, un Miserere con fuerza, el disfrutar de la noche, el respetar al que reza, el sentirse nazareno, “Las garrafas” que no vuelvan, pues hay que tenerlo claro, nuestro Jesús nos contempla. Mujeres las de esta tierra que vuestra vida habéis dado de sastras y cocinera, ese estatus ha cambiado. Hoy nazarenas de pro, directivas con redaños, semanasanteras

FAMILIA PANTALEONES siempre, turbas de apellido y años. “Pantaleonas, Planchas y Patacas, Torrecillas, Miranzos y Aguilares; con muchos más apellidos diferentes pero iguales. Tamara, Yara y Alicia que un sitio os habéis ganado, guardianas de esas costumbres que nos dejaron antaño. Félix, Pepín y Francisco espejo en que reflejaros, seguid esa senda escrita de aquellos que nos crearon. Estos ripios que os relato no están solo en mis vivencias, son patrimonio del pueblo son crisol de tiempo y fuerza, son cosas que a los más jóvenes dejaremos en herencia. A de terminar su escrito aquesta pluma imperfecta sirviendo como homenaje a nazarenos que fueron para que siempre lo sean.

106


La vida bajo el capuz

107


La vida bajo el capuz

108


La vida bajo el capuz

1936

Un año que marcó un antes y un después en la Semana Santa de Cuenca 7 dolores Como todos sabemos, la Guerra Civil española afectó a nuestra Semana Santa en gran medida. La mayoría de los pasos y enseres de las hermandades conquenses fueron destruidos en la contienda, así como documentación muy valiosa que hoy echamos de menos al echar la vista atrás. Pasos como La Lanzada, Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna, Nuestra Señora de la Amargura con San Juan Apóstol, Nuestra Señora de las Angustias, Nuestra Señora de la Soledad del Puente, la Santa Cena de Marco Pérez, Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente, y un largo etcétera desaparecieron entre el año 36 y el 39 del siglo pasado, y algunos, como Jesús en el Pretorio o La Crucifixión, no se han recuperado — por desgracia—. En el caso de Jesús en el Pretorio, fue un paso recuperado por la Venerable Hermandad del Prendimiento, pero que no gustó a los hermanos. Otros, como el Cristo de Marfil, de la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía, fue enterrado por un hermano para que las tropas no lo encontraran y, en consecuencia, destruirlo como el resto de tallas de nuestra Semana Santa. SAN JUAN BAUTISTA Antigua talla de la Venerable Hermandad de San Juan Bautista, esculpida por Luis Salvador Carmona. Tras ser destruída en la guerra, fue sustituida por la actual talla de Luis Marco Pérez en 1942.

SANTA CENA Paso de Luis Marco Pérez de madera sin policromar que talló en 1930 y desfiló hasta 1936 el Jueves Santo. Este Paso procesional no fue recuperado hasta 1985, de la mano de Octavio Vicent. Actualmente desfila el Miércoles Santo, en la Procesión del Silencio.

109


La vida bajo el capuz HUERTO DE SAN ESTEBAN Tallas de 1908 con las que fue fundada la Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús orando en el Huerto (de San Esteban). En 1941 llegan las nuevas tallas a Cuenca por obra de Luis Marco Pérez.

BESO DE JUDAS Paso de 1908. Como todos, fue sustituido en 1942 por la actual talla de Luis Marco Pérez que desfila cada Miércoles Santo en Cuenca.

JESÚS EN EL PRETORIO Talla de 1909. En 1987 se recupera este Paso procesional por la Venerable Hermandad del Prendimiento (Beso de Judas), gubiado por Javier Barrios. La nueva talla desfiló desde 1987 a 1990 al no ser del gusto de los hermanos.

110


La vida bajo el capuz LA NEGACIÓN DE SAN PEDRO Talla de 1908. Hasta 1997 no fue recuperado este Paso. Su escultor es Vicente Marín.

ECCE-HOMO DE SAN MIGUEL Se desconoce el origen de la antigua talla, así como su fecha. En 1941, Coullaut-Valera entrega a la Venerable Hermandad del Santísimo Ecce-Homo de San Miguel la actual talla, de un gran patetismo en el rosto.

NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA CON SAN JUAN APÓSTOL San Juan fue adquirido y donado a la Hermandad por Don José Cobo en 1905. En 1906 sería adquirida la Virgen, quedando así completo el Paso procesional. En 1942 llegan a Cuenca las actuales tallas tras ser destruídas las antiguas, talladas por la mano de Luis Marco Pérez.

Ignacio Blanco 111


La vida bajo el capuz CRISTO DE PAZ Y CARIDAD La talla actual del Cristo de Paz y Caridad, también conocido como “de las Misericordias”, llega a Cuenca en 1942. Es esculpido por Luis Marco Pérez.

HUERTO DE SAN ANTÓN El grupo completo de Nuestro Padre Jesús orando en el Huerto de San Antón llega a Cuenca en 1967. Su escultor es Federico Coullaut Valera.

Jacqueline Fernández JESÚS AMARRADO A LA COLUMNA En 1936 la antigua talla es destruida y tan sólo se conserva de entonces la corona que portaba aquella talla, salvada por una vecina del barrio de San Antón, que la rescató de la hoguera en la que se estaba calcinando la Imagen. Actualmente, la Imagen de Marco Pérez que entregó a la Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna en 1940, desfila cada tarde de Jueves Santo con esta corona.

112


La vida bajo el capuz JESÚS CON LA CAÑA Tras ser destruida la talla antigua, llega a Cuenca Nuestro Padre Jesús con la Caña en 1947, obra de Federico Coullaut-Valera.

ECCE-HOMO DE SAN GIL La talla antigua era un busto gubiado por Josep Torres, de gran valor artístico, del año 1648. Tras su destrucción en la Guerra Civil, la hermandad encarga a Luis Marco Pérez una talla que fuese idéntica a la anterior, y que el escultor entregó en 1948.

JESÚS NAZARENO DEL PUENTE En 1898 procesionaba una Imagen de Jesús Nazareno de vestir, de autor anónimo, adornada con peluca de pelo natural. La túnica fue sustituida en 1914. En 1923, se completó la talla con una imagen de Pio Mollar que representaba la figura de Simón de Cirene. La actual talla de Jesús Nazareno del Puente llegó a Cuenca en 1942, salida de la gubia de José Capuz.

113


La vida bajo el capuz NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD DEL PUENTE En aquella época, la imagen de Nuestra Señora de la Soledad era una pequeña dolorosa de vestir, ataviada con su tradicional traje de luto, compuesto por un manto negro y una saya blanca. Tras ser destruída esta imagen en la Guerra Civil, llega a Cuenca en 1941 la actual Imagen, tallada por Luis Marco Pérez.

JESÚS DEL SALVADOR La antigua talla era un nazareno de vestir y estaba acompañado de un Cirineo. La Imagen actual fue tallada por Luis Marzo Pérez, así como el Cirineo, en 1941.

JESÚS CAÍDO Y LA VERÓNICA El grupo antiguo comenzó a desfilar en Cuenca en 1904. Como ocurrió con todos los Pasos, fue destruído y en 1945 la Real, Ilustre y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Salvador, recibió la nueva talla, obra del escultor Luis Marco Pérez.

114


La vida bajo el capuz SAN JUAN EVANGELISTA De origen anónimo, en el programa de Semana Santa de 1923, editado por la Cámara Oficial de Comercio e Industria de la Provincia de Cuenca, se la califica como obra “muy estimable, matizada de un exotismo que incita a investigar su origen”, y se asegura que su autor casi seguramente era el mismo que el de la antigua talla de Jesús Nazareno que desfilaba en la misma procesión, destruida también en la contienda civil. La Imagen actual de San Juan Evangelista, tallada por Luis Marco Pérez, llegó a Cuenca en 1941. El escultor, llegó a decir: la talla de San Juan Evangelista es la que más me gusta de todas las que he hecho. Creo que en Cuenca lo llaman “El Guapo”.

NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD DE SAN AGUSTÍN De 1947 es la talla actual que desfila cada Viernes Santo en la procesión “Camino del Calvario”. Su escultor es Federico Coullaut-Valera.

LA CRUCIFIXIÓN Paso que desfiló hasta 1936, año en el que fue destruido en la Guerra Civil. Este paso no ha sido recuperado y muchos conquenses anhelan que un paso de estas características vuelva a desfilar por las calles de Cuenca en su Semana de Pasión.

115


La vida bajo el capuz LA EXALTACIÓN El grupo que componía La Exaltación antes de la guerra, era del escultor José Tena, que talló en 1909. La actual es de 1951, del escultor conquense Luis Marco Pérez.

SANTÍSIMO CRISTO DE LA AGONÍA Las antiguas tallas era de 1925 y fueron esculpidas por Tomás Marqués Cassola. La talla actual es de 1946, de Federico Coullaut-Valera.

SANTÍSIMO CRISTO DE MARFIL El Cristo de Marfil, del siglo XVI, es la talla más antigua que desfila en la Semana Santa de Cuenca. Fue regalada a la Hermandad en 1730 por Juan Cerdán de Landa. Es de iconografía goticista, cedida por la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía al Museo de la Semana Santa de Cuenca, donde puede ser contemplada. Es la única Imagen que sobrevivió a la Guerra Civil española gracias a un hermano que la enterró, ocultándola del bando republicano, para que no la destruyera. La cruz de ébano en la que desfilaba antes de la contienda no pudo ser salvada, por lo que Coullaut-Valera talló una nueva para la Sagrada Imagen, en completa armonía con la misma, del mismo estilo goticista.

116


La vida bajo el capuz LA LANZADA El grupo escultórico desfiló en la Semana Santa de Cuenca hasta el año 36. El actual grupo fue recuperado en 1954, de la mano de Leonardo Martínez Bueno.

SANTÍSIMO CRISTO DE LA LUZ La antigua talla era de 1714, de Alonso Palacios. Tras ser destruida ésta en la guerra, la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz encargó a Luis Marco Pérez la actual talla, que fue entregada en 1943 a la Hermandad. De la misma forma se recuperó la cruz de espejos sobre la que está crucificado Cristo, también de la mano de Marco Pérez. Diego Castillejo

EL DESCENDIMIENTO De 1902 era el antiguo grupo del Descendimiento, de Quixal. El actual grupo escultórico es del escultor de Fuentelespino de Moya, Luis Marco Pérez, de 1945. Este grupo escultórico participó en la JMJ de Madrid en 2011.

117


La vida bajo el capuz CRISTO DESCENDIDO La antigua talla de madera sin policromar era de 1930, tallada por Luis Marco Pérez. Como todas las anteriormente mencionadas, fue destruida en la guerra y recuperada en 1988 por la Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de las Angustas, que encargó el grupo a Vicente Marín.

NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS La antigua talla de 1904 del escultor Tomás Marqués Cassola desfiló hasta su destrucción en la Guerra Civil. Treinta y ocho años después, en 1942, Luis Marco Pérez entrega a la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias la venerada talla, que será coronada en mayo de este año.

NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD Y DE LA CRUZ Al ser destruida la talla antigua, la actual es encargada por el Cabildo de Caballeros y Escuderos de Cuenca a María Alonso López, llegando a Cuenca en 1960. De la antigua talla se conserva la diadema española que porta la Virgen en la Capilla de los Caballeros en la Iglesia de El Salvador.

118


La vida bajo el capuz

119


La vida bajo el capuz

Javier Cofrecex 120


La vida bajo el capuz

Entrevista a Berta López Periodista y responsable de prensa de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Cuenca

Cuando estamos en vísperas de Semana Santa o cuando ya ha comenzado, muchos acudimos a las redes sociales para enterarnos de lo que ocurre con nuestras procesiones. Acudimos a Twitter o a Facebook, y siempre encontramos en la cuenta de la Junta de Cofradías, siempre puntual, toda la información que necesitamos. Es gracias a Berta López, periodista y responsable de la Junta de Cofradías de Semana Santa de Cuenca, que esa información esté siempre actualida. Muchos la hemos visto recorrer las calles de Cuenca durante el transcurso de las procesiones, o en el Corpus Christi ,retransmitiendo en directo nuestros desfiles procesionales. Hoy queremos acercaros a ella, en agradecimiento a su trabajo. Desde aquí, agradecerle su colaboración y su saber estar., y sobre todo, el buen trato que nos ha otorgado. —¿Cuáles son tus orígenes en la Semana Santa de Cuenca? Mi primer contacto con la Semana Santa fue cuando yo era muy pequeña. Aunque mis padres y toda mi familia son de un pueblo de Cuenca, mi padre tenía la costumbre de traernos en Cuaresma a Cuenca para visitar los pasos en las iglesias, así como para ver las procesiones durante la Semana Santa. Mi primer recuerdo de una procesión es la de “En el Calvario”. Recuerdo ver las cruces en Carretería en un día nublado. Es una imagen muy vaga que podría no ser un recuerdo real, pero si me preguntan por un primer recuerdo siempre digo este. También recuerdo el paso de la Verónica del jueves cuando salía de San Andrés, pero me pasa lo mismo: quizá no es recuerdo propio, aunque yo así lo siento. —¿A qué hermandades perteneces? ¿Por qué te apuntaste a ellas? Pertenezco a cuatro hermandades, Cristo de la Luz, Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente, Soledad de San Agustín y Medinaceli. De la primera hermandad de la que me hice fue de la Soledad de San Agustín. Me hice hermana porque tenía mucha relación con su esco-

Saúl García lanía, ya que presenté durante mucho tiempo sus conciertos y diversos actos que han hecho y, además, fue una de las primeras hermandades con las que tuve contacto cuando hacía la sección nazarena para el Día de Cuenca. Hasta ese momento mi relación con la Semana Santa era más “desde fuera”, como espectadora o como periodista. Después me hice hermana del Cristo de la Luz porque tengo mucha devoción a María Magdalena. Esto es algo que le suele extrañar a la gente, ya que lo habitual sería hacerse hermano por el Cristo de la Luz, pero en mi caso fue por María Magdalena. Sí que es cierto que después vas teniendo devoción por los tres pasos y acabas sintiendo la hermandad entera. 121

En 2016 me hice hermana del Jesús del Puente. Este era un anhelo que tenía desde hace tiempo porque en mi casa siempre hemos tenido mucha devoción por Él. Es, quizá, la imagen de Semana Santa a la que más devoción tengo, así como la que más me emociona ver desfilar. Este año me he hecho esclava del Medinaceli, por devoción y también por amistad. En definitiva, me hice hermana de las cuatro por devoción, ya que no tengo familia en la ciudad ni arraigo familiar a ninguna hermandad en concreto. —¿Cuántos años has participado como nazarena? No he participado nunca como nazarena en Semana Santa. Desde que soy hermana, siempre he


La vida bajo el capuz ve muy nerviosa durante mucho tiempo. Cuando escribes un pregón para un pueblo que no es el tuyo y para una Semana Santa que conoces poco, tienes que ver muchos vídeos, hablar con mucha gente de allí, documentarte mucho y siempre te queda el miedo de no llegar al sentir de la gente. Sin embargo, una vez allí, cuando acabé el pregón, toda la gente que había en la iglesia se puso en pie a aplaudir. Eso fue muy importante para mí, ya que lo que yo buscaba era que sintieran mi pregón como suyo, porque era para ellos.

Esther Palenciano

—¿Cómo surgió el trabajar para la Junta de Cofradías? En 2012 ya hice la retransmisión de los desfiles procesionales en el Twitter del Día de Cuenca. Al trabajar con el Día Nazareno mi contacto con la ejecutiva de la Junta de Cofradías era muy estrecho, así que cuando dejé de trabajar para el periódico ese mismo año, Jorge me propuso hacer esa misma retransmisión para el año siguiente en la cuenta de la Junta de Cofradías. Empecé como una colaboración con el Twitter oficial y después ampliamos a enviar notas de la Comisión Ejecutiva, entre otras cosas. Durante los primeros cuatro años esto lo hice sin remuneración económica, porque me gustaba hacerlo. El año pasado se constituyó el Gabinete de Prensa de la Junta de Cofradías de forma oficial y con presupuesto para el mismo.

trabajado en medios de comunicación y después en el Gabinete de Prensa de la Junta de Cofradías, por lo que nunca he podido salir. Trabajando en prensa siempre tenía que estar fuera del desfile para contar lo que pasaba y cubrir las procesiones. Lo mismo pasa desde que estoy en la Junta de Cofradías con las redes sociales; si salgo de nazarena sería una enorme falta de respeto ir twitteando con el capuz (risas) y de todas maneras no podría dar cobertura a otros puntos de la procesión. —Al vivir en Barcelona, ¿cómo compaginas tu día a día en la Ciudad Condal con tu trabajo en Cuenca? —Fuiste pregonera de la Semana Santa de Iniesta Es fácil porque soy autónoma. Al serlo, puedo desde en 2016. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Cómo te senviajar cuando la Semana Santa lo requiere a trabajar tiste? desde casa, de modo que puedo compaginar un clienLo primero que sentí fue una emoción muy grande. te con otro. Además, las nuevas tecnologías permiten Cuando Alberto Nevado, director de la Banda de que pueda trabajar para la Junta de Cofradías desde Iniesta, me llamó para decirme que habían pensado Barcelona sin problemas. Por ejemplo, actos como la en mí para pregonar la Semana Santa, pensaba que presentación del Cartel y la clausura del Año de la Mime llamaba para que presentara al pregonero, que es sericordia pude cubrirlos porque siempre hay alguien lo que yo suelo hacer. Cuando me dijeron que lo que del Gabinete de Prensa que puede ponerme el acto a querían era que yo fuese la pregonera me hizo mucha través de Skype. En este caso el vicesecretario de la ilusión. Junta de Cofradías, Rodrigo Merchante, que además Si te piden una cosa así, obviamente aceptas, porque es el contacto entre el Gabinete de Prensa y la Junta es algo que pasa una vez en la vida. También es cierto de Diputación, facilitó que yo pudiese retransmitirlo que fue algo muy inesperado, ya que no tengo relaporque lo estaba viendo gracias a él. En la presentación con Iniesta más allá de haber hecho alguna inforción del Cartel de este año él lo transmitía a través de mación municipal cuando trabajaba en el periódico. Facebook y yo, viéndolo de ahí, pude comentarlo en Tampoco tenía ninguna relación con la banda. Más Twitter. Otros años he viajado a Cuenca para la pretarde me enteré de que me había propuesto Julio Misentación. Según los medios de que disponemos, así llas, representante del Amarrado a la Columna, que hacemos. Para trabajar con las hermandades ocurre lo me había visto presentando algunos actos nazarenos, mismo. pensó que podría hacer un buen pregón y se lo coAdemás, adquirí el compromiso con la Junta de Comentó al director de la banda. Así que, le doy las grafradías de estar en Cuenca durante la Cuaresma y hascias a Julio una vez más. ta un par de semanas después de Semana Santa para Fue una experiencia muy bonita, pero también estucubrir todos los actos. También voy a la procesión del 122


La vida bajo el capuz Corpus y vengo a todos aquellos actos en los que a Junta de Cofradías me pide no solo cobertura, sino asistencia física. Mi disponibilidad es grande, porque me gusta, porque me organizo para ello y porque considero que así debe ser. —¿Cómo te organizas para dar cobertura a tantos frentes (Twitter, retransmisiones en RTVCM, etc.)? Esto es más complicado y puedo hacerlo gracias a la ayuda de mucha gente. Aún así, he tenido que renunciar a algunas cosas. El año pasado ya no colaboré con la televisión de Castilla-La Mancha porque me resultaba imposible estar pendiente de tantas cosas al mismo tiempo. En 2016 también ampliamos los puntos desde los que retransmitía la procesión en Twitter gracias a un equipo de personas que me ayudaron durante las procesiones. Quien escribe en la cuenta de Twitter de la Junta de Cofradías siempre soy yo, pero es cierto que para retransmitir la procesión en varios puntos cuento con la ayuda de otras personas que me van enviando fotos, a veces información, y así la retransmisión queda mucho más completa. También camino mucho de arriba a abajo, retransmitiendo desde diversos puntos. Y prácticamente siempre desde fuera. No me gusta que mis compañeros de profesión se metan dentro del desfile, aunque comprendo que a veces es necesario para su trabajo, así que yo procuro no hacerlo. —¿Tiene mucha repercusión la cuenta de Twitter de la Junta de Cofradías? Sí, mucha. De hecho, el primer año que hicimos retransmisión de las procesiones con el Twitter oficial de la Junta fue en 2013, y ese año subimos 2.000 seguidores sólo durante Semana Santa, y eso que ese año sólo salieron tres procesiones. Al año siguiente crecimos en 1.000 seguidores. En 2016 crecimos en alrededor de 700 seguidores durante la Semana Santa y las visualizaciones medias eran de 3.000 personas por tweet. Los videos que colgamos en Facebook durante las procesiones también tuvieron mucho alcance, de hecho, en la Semana Santa del año pasado crecimos en torno a 1.500 me gusta en la página oficial de la Junta. Además, hace dos años hicimos trending topic con la procesión “Camino del Calvario”. Nuestro hashtag oficial, #CaminoJdC, se situó en el quinto puesto nacional durante cinco horas y por encima de las procesiones de Sevilla.

portante, pero me parece que deberíamos implicarnos más en los puestos de responsabilidad. Creo que no hay muchas mujeres que se planteen presentarse al puesto de secretaria de una hermandad o hacer una propuesta de junta de diputación. Hasta ahora hemos tenido algunos casos, pero no muchos. Por otro lado, creo que la mujer es fundamental en las filas, porque en algunos casos es la que las sostiene propiamente, y fundamental en los banzos, ya que cada vez son más las hermandades que permiten su incorporación al paso. El algún momento creo que se equipararán hombres y mujeres. Pasos como permitir que la mujer sea bancera y la unificación de listas de hermanos mayores, son importantes para llegar a esa igualdad. —¿Hay algo que no hayas hecho para la Semana Santa y te gustaría hacer? Una cosa que no he hecho y haré este año, y me hace mucha ilusión, es la exaltación a Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente. Creo que es una de las cosas más especiales y más bonitas en la pre-Semana Santa. Además, me encantaría salir en las filas de mis hermandades como nazarena y en las cuatro el mismo año, aunque ahí tendríamos un conflicto el Martes Santo entre Magdalena y Medinaceli (risas). Aunque sé que a corto plazo no podré hacerlo, espero poder en un futuro. —¿Cuál es tu marcha favorita? Me gustan muchas marchas, pero si tuviese que elegir una sería Hosanna in Excelsis, porque me recuerda siempre al Domingo de Resurrección. Me parece una marcha... épica. Me recuerda al amanecer de ese domingo, como si descorriera la piedra del sepulcro y apareciera Jesús Resucitado. No sé por qué, pero me inspira a eso.

—¿Hay algo que cambiarías (o no) de nuestra Semana Santa? A mí me gusta que la Semana Santa conserve la esencia de siempre. No soy muy partidaria de los folclorismos ni de importar cosas de otras Semanas Santas. Esto es una opinión personal. Pienso que la Semana Santa de Cuenca tiene su propia esencia, que la ha llevado a ser lo que es, y que es en esa línea en la que debemos trabajar. ¿Se ha pensado desde la Junta de Cofradías la retransmisión en directo de las procesiones? Sí y, como sabéis, este año se hará por primera vez, —¿Qué papel crees que tiene la mujer en la Semana gracias a un proyecto patrocinado por AyuntamienSanta de Cuenca? to, Diputación, Mármoles Granero, Netvoluciona y Yo creo que el papel de la mujer es cada vez más im- la propia Junta de Cofradías y el Museo de Semana 123


La vida bajo el capuz Santa. Es un paso adelante en la cobertura de las procesiones que viene a complementar lo que se ha hecho hasta ahora y en el que la Junta de Cofradías lleva tiempo trabajando. Hacer algo así requiere de muchos medios técnicos, humanos y económicos, no es poner una cámara y la retransmisión se hace sola. El esfuerzo que se está haciendo es grande y tenemos mucha ilusión en el proyecto.

—¿Qué opinas de los “momentos mágicos”? Depende. Algunos me gustan y otros quizá me parecen demasiado largos. También es cierto que para una vez al año que se sale tampoco hace falta estar pegado al reloj pendiente de la hora todo el rato. Me gustan las cosas que son comedidas, la sobriedad de nuestra Semana Santa. En ese sentido, cuando se mantiene la esencia sobria, sí me gustan.

—¿Qué momento es para ti el más significativo o especial de la Semana Santa? Para mí personalmente, dos: el paralelo de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente con el Auxilio y la salida de María Magdalena. ¿Estarías a favor de un cambio de recorrido de la procesión del Perdón por la calle de los Tintes? Estaría a favor siempre y cuando la procesión no perdiese espectacularidad y todas las hermandades del Martes Santo estuviesen de acuerdo con ello. Cuando cambiaron el recorrido de la procesión del Santo Entierro al principio no lo vi muy claro, pero luego quedó (y queda) muy bien. ¿Quedaría bien algo así para el Martes Santo? No lo sé. Estamos acostumbrados a un Martes Santo por Carretería y las Torres. Puede que haya poca gente, pero también es cierto que, en su final, se vuelve una procesión muy íntima. Si se cambia el recorrido de una procesión, en mi opinión no debe hacerse sólo porque haya pocos espectadores o pocos hermanos, sino porque esa procesión verdaderamente pida un cambio. —¿Qué opinas de la procesión del Sábado Santo y la nueva hermandad que desfilará en ella? Como nazarena y como conquense me ha hecho mucha ilusión asistir al nacimiento de una hermandad y de una procesión. A mí me gusta, de hecho, tengo la intención de hacerme hermana. Me gusta que la Semana Santa de Cuenca tenga cubierto el hueco del Sábado Santo al igual que otras Semanas Santas de Interés Turístico Internacional. Pienso que en Cuenca, en general, somos algo reacios al cambio. En este proyecto al principio se encuentran algunas reticencias, como en otros casos, pero el hecho de que una hermandad que acaba de nacer ya tenga casi 300 hermanos y haya obtenido el apoyo mayoritario de la Junta de Cofradías, quizá nos da una idea de que no es tan difícil cambiar las cosas si son para bien. Además, el hecho de que la hermandad haya sido creada por gente bastante joven, en un momento de crisis de fe muy grande, manda un mensaje muy positivo de que la Semana Santa tiene ahora la misma vigencia que cuando se comenzó a celebrar.

124


La vida bajo el capuz

Tamara Benito Ortega 125


La vida bajo el capuz

126


La vida bajo el capuz

60 años del sayón del “Amarrao” El proceso de encargo y entrega Cuando hablamos del Amarrado no podemos imaginar a día de hoy el Jueves Santo sin el sayón que va detrás azotándole. ¿Cuándo viene el verdugo que azota a Cristo a Cuenca? En el año 1.956 se aprueba una modificación en el paso procesional, para añadirle la imagen de un Sayón que azote al Señor, es propuesto a Marco Pérez para llevar este proyecto, que entrega dicha imagen en 1.957 por un total de 12.000 pesetas. Al traer el sayón se encarga también unas nuevas andas a Apolonio Pérez por el mismo costo de la imagen 12.000 pesetas. Breve explicación sobre la talla La talla de bulto redondo de calidad excepcional, como toda la obra de Marco Pérez, representa a un hombre de complexión fuerte, gesto rudo, de facciones marcadas, con ropajes de época, y en movimiento, en el momento de azotar a Jesús. La cara prácticamente caricaturesca transmitiendo el odio pero a la vez como si pidiera perdón por lo que estaba haciendo en ese momento. La Restauración En el año 2.003 se somete el Sayón a una restauración llevada por Elena Suay Vara y Marta María Díaz Martínez. http://www.jesusamarrado.com/ hermandad.asp?codigo=restausayoninforme http://www.jesusamarrado.com/ hermandad_catalogo.asp?seccion=22&page=20

Los Flagelos Desde que vino la talla en 1.957 esta imagen siempre ha empuñado un flagelo con el que azota a Jesucristo, más concrétame el flagelo que empuña desde que vino y que hoy en día sigue usando es un Flagrum, consistía en un mango de madera del que partían dos o más correas estrechas de cuero. Y en 2.005 se estrena un nuevo flagelo que llevaría hasta el año 2.008, este sería un Flagellum taxillatum, compuesto con un mango de madera de nervios o cuerdas delgadas y duras. Ambos terminaban con bolitas de metal esquinadas (taxilli) o con fragmentos de huesecillos de animales, en el año 2.009 regresaría a llevar el antiguo flagelo.

Similitudes con otras tallas Todos conocemos el estilo tan característico de nuestro gran imaginero Marco Pérez, en otra de las tallas de nuestra semana grande podemos encontrar una imagen muy parecida a la del sayón que golpea a cristo, el cual sería el sa127

Cetro

yón de la parte derecha del paso de la Exaltación de la “Venerable Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón” que se posiciona tras la cruz para elevarla, como en el sayón del amarrado la anatomía muy marcada con ropas de época pero en este no es tan acentuada la caricaturaría la cara del sayón. En la Semana Santa de Elche también existe un sayón muy parecido con la hermandad que está hermanada el amarrado “La Fervorosa Hermandad de Nazarenos de la Flagelación y Gloria” de Elche, el cual el sayón de la parte derecha guarda muchas similitudes con el de Cuenca cambiando muy pocas cosas como la posición del brazo izquierdo que esta elevado y el ojo izquierdo un poco más cerrado y la policromía por lo demás serian casi tallas “gemelas”.


La vida bajo el capuz

128


La vida bajo el capuz

Gastronomía nazarena conquense: torrijas y resoli

Heraldo

Cuando pensamos en estas fechas tan próximas a la luna de Nissan, irremediablemente recordamos el aroma a aceite caliente en una sartén, esperando a recibir el pan empapado en leche, que recibirá la condición de Torrija y será motivo de alabanza para los estómagos más agradecidos. A mí, particularmente las que más me gustan son las de mi madre, hechas con todo el cariño del mundo, con un recubrimiento de azúcar moreno encima. No obstante, guardo un grato recuerdo de las Torrijas que mi abuela Carmen hacía con almíbar y con las que nos obsequiaba todas las Semana Santas. Al igual que con las carnes, se toma un vino tinto y los mantecados se acompañan con un anís o un vino dulce, con las torrijas se toma el resoli. Típica bebida de “nuestra ciudad entre hoces”, el elixir nazareno, con el que se puede brindar por una buena procesión o beberlo mientras se tienen acalorados debates sobre la Semana Santa. No existe un único tipo de resoli, casi me atrevería a decir que hay un resoli diferente por cada familia de nazarenos, cada uno diferente, con su matices y sus cantidades y procedimientos, que son “secreto de estado” y muchas veces la receta se pasa de padres a hijos. El resoli se toma durante todo el año, no obstante es en la Cuaresma cuando su consumo aumenta con las acaloradas tertulias cofrades y los tradicionales gastos y puestas en andas de las Hermandades. TORRIJAS Ingredientes para ración de 12 torrijas 1 litro de leche entera. 100 gramos de azúcar (para la leche). 100 gramos de azúcar con canela (para rebozar). 1 barra de pan para torrijas. 2 ramas de canela. ¼ de piel de una naranja. Un trozo de piel de limón. Aceite de oliva. 2 huevos. Poner en un cazo la leche entera con 100 gramos de azúcar y echar las dos ramitas y las ralladuras de limón y naranja. La calentamos a fuego medio y la retiramos del fuego antes de que hierva. Cortamos el pan en rebanadas de un grosor a nuestro gusto; acto seguido, empapamos el pan en la leche que hemos preparado con anterioridad y lo dejamos reposar 5-10 minutos. Batimos el huevo y le echamos un chorrito de agua para que nos salga más jugoso el rebozado; ponemos el abundante aceite a calentar en la sartén. Impregnamos esas rebanadas de pan, que hemos preparado con anterioridad, en el huevo batido y cuando el aceite esté bien caliente, empezamos a freírlas hasta que nos queden doradas. Es importante no poner más de dos torrijas en la sartén al mismo tiempo para que no se enfríe el aceite. Posteriormente, pasamos a rebozar las torrijas en el azúcar con canela, al gusto. Por ejemplo, yo las prefiero con poco azúcar.

129


La vida bajo el capuz RESOLI Ingredientes 100 gr de café molido. 1 l de agua para hacerlo 2 l de cazalla de la sierra o anís seco 3 l de agua Una cucharada pequeña de clavo. Una cucharada de semillas de anís Un palo de canela 2 kilos y medio de azúcar La corteza de dos naranjas y dos limones Preparación 1. Hacer un litro de café con los 100 gr de café y un litro de agua. 2. Añadir los 3 litros de agua restantes. 3. Hacer con el azúcar un caramelo, poniendo al fuego, y teniendo cuidado que no se queme para que no amargue. 4. Añadir este caramelo a la mezcla anterior de café y agua, junto con el anís, el clavo y la canela, y las cáscaras de limón y naranja. 5. Poner a hervir unos tres cuartos de hora. 6. Dejar enfriar, y colar. 7. Añadir el anís seco. Se prueba, y si vemos que está bravo, lo amansamos con agua. Resolis hay tantos como gustos, así que lo importante es que le guste al chef. Ahora que os hemos dejado estas recetas, ataros el mandil y… ¡a cocinar!

130


La vida bajo el capuz

131


La vida bajo el capuz

132


La vida bajo el capuz

Ránking de los mejores audiovisuales de Semana Santa de Cuenca

Heraldo

1. Escenarios para una pasión. En este DVD se aúna buena calidad de imagen, escenas preciosas y la emotividad de los momentos mágicos y lugares claves en los que las hermandades desarrollan su desfile. 2. Rincones de la Semana Santa. Con un bonito poema de José Luis Muñoz comenzamos un concierto, que nos llevará a lo largo de puntos clave de nuestra semana de pasión; yo pienso que es el DVD adecuado para el visitante que no conoce la Semana Santa de Cuenca, porque da a conocer los rincones con más encanto. 3. Sonidos para un Jueves Santo. La interpretación magistral de la Joven Orquesta de Cuenca y las imágenes de las hermandades de Jueves Santo conquense, lo hacen realmente especial. 4. Obra de las Turbas. Imágenes inéditas de la Procesión Camino de Calvario y la magistral Obra del valenciano Pedro José Viso se funden en una composición excepcional, todo un regalo para el alma nazarena. 5. Visiones de la Semana Santa de Cuenca. El fuerte de este video son las imágenes tan impresionantes que saca a la palestra José Luis Muñoz en un año tan meteorológicamente adverso como es el 2013. Mi parte favorita es el lunes santo, los planos que tiene sobrecogen. 6. Cuenca Nazarena. Es una pieza fundamental en nuestro archivo cofrade, se trata de un audiovisual del año 1992; no lo he puesto en las posiciones más altas porque pienso que ya está obsoleto y habría que hacer uno actual con el mismo formato. 7. 400 aniversario del Camino del Calvario. Se resumen los actos de esta efeméride, actos a los que muchos nazarenos no pudimos asistir. Además, a mi me ha conquistado porque resume a la perfección el sentir de esta procesión, con sus momentos más mágicos. 8. Vídeo del 75 aniversario de San Juan Bautista. Mi Nick es Heraldo, sería pecado mortal que no colocase este audiovisual entre mis favoritos. A parte, pienso que es el mejor audiovisual de una sola hermandad, sin desmerecer a los demás. Se hace entretenido y es realmente emocionante. 9. Palabras para una pasión. Una imagen vale más que mil palabras, pues bien, la pregunta es… ¿cuánto vale la imagen y la palabra fusionadas? Mi respuesta es: tiene un valor incalculable. Francamente es un gran resumen de los pregones de la Semana Santa de Cuenca, con planos impresionantes y música espectacular. 10. Crónicas del 2003. Me gustaría dejar constancia de una serie de audiovisuales que arranca en 2003 y continúa hasta nuestros días, las crónicas de la Semana Santa de Cuenca suponen el mejor recuerdo de los años anteriores, un espejo para ver qué hay que mejorar y como ha cambiado a lo largo de los años. Por eso pongo las Crónicas del 2003, con imágenes curiosas, como cuando se juntaron el Perdón y el Silencio o cuando no salió el Jesús del Salvador. Este es mi ranking, evidentemente, sé que cada uno tendrá sus preferencias, no obstante, todos los audiovisuales que veis aquí confío en que os gustarán. 133


La vida bajo el capuz

134


La vida bajo el capuz

135

Revista bajo el capuz 2017  

Primer número de la revista "Bajo el Capuz", de La Vida Bajo el Capuz.

Revista bajo el capuz 2017  

Primer número de la revista "Bajo el Capuz", de La Vida Bajo el Capuz.

Advertisement