Page 1

1

AÑO IX

SEPTIEMBRE 2009

La revista del especialista de la cosecha

Laverda siempre hace historia en el campo En la temporada de recolección las cosechadoras rojas de ayer y hoy son protagonistas en cada región BENEDETTI REELEGIDO EN EL CONSEJO DE UNACOMA

pág. 3

LA APARICIÓN DE LA PRIMERA ML 800 ARS DE ITALIA SOBRE TRIGO TIERNO

pág. 4

FRANCIA CADA VEZ MÁS DE CASA EN BREGANZE

pág. 9

AGRICULTURA Y AGROMECÁNICA LAVERDA JUNTO A LOS EMPRESARIOS

pág. 13

SOLIDARIDAD PROYECTO COSECHADORA EN CAMERÚN

pág. 14/15

Gruppo Industriale ARG




El punto de Mario Scapin

La coyuntura ralentiza el sector pero estamos listos para acelerar

Mario Scapin director general

Como un piloto obligado a frenar detrás del “safety car”, Laverda prepara el arranque innovando tecnologías y redes comerciales Cuando reflexiono sobre la situación económica-financiera actual, pienso en la comparación con la entrada del safety car en una pista durante una carrera de Fórmula 1. Imagino al piloto en primer lugar a pocas vueltas del final con un margen amplio de ventaja que, debido a un accidente banal en las retaguardias, descubre que todo lo que había logrado con tanto esfuerzo hasta ese momento ha desaparecido. En estas situaciones emergen las verdaderas cualidades de un gran piloto: no pierde la concentración ni la motivación y maneja las fases interlocutorias a poca velocidad, manteniendo tanto los frenos como los neumáticos a temperatura, para arrancar de nuevo en el momento de la salida. Disfrutando el tiempo detrás del safety car para pensar en la mejor estrategia a seguir en la fase final de la carrera, y continuar creyendo en sus posibilidades, encuentra inmediatamente el ritmo y se dirige a ganar. Creo que nuestro sector hoy tiene una especie de safety car delante y se encuentra en dificultad por razones absolutamente externas, que al improviso han ralentizado el ritmo obligando a reevaluar profundamente los planes de crecimiento. Se trata de una parada imprevista, pero las suposiciones para el crecimiento permanecen intactas, pues no son menos las razones para un incremento de la necesidad de productos agrícolas. La población mundial aumenta continuamente, la mejoría de las condiciones de vida en los países emergentes es una realidad que incita a modificar los hábitos alimenticios y el uso de combustibles de origen vegetal crece constantemente. Todos éstos son cambios se traducen en una necesidad mayor de productos agrícolas y por consiguiente en el aumento de las superficies cultivadas y de la productividad. El mercado de las máquinas agrícolas está destinado a crecer y más aún el de las máquinas de recolección, vista la exigencia de concentrar esta acti-

vidad en un periodo de tiempo cada vez más limitado. La necesidad se volcará en las máquinas con prestaciones elevadas, alta fiabilidad y costos de ejercicio bajos. Laverda cree hoy en esta perspectiva, consiente de atravesar una fase difícil para la economía mundial, y confía plenamente en que el camino de desarrollo y crecimiento pueda comenzar de nuevo dentro de muy poco tiempo. Es verdad que todavía el momento se caracteriza por incertidumbre y dificultad, pero las primeras señales de recuperación deben estar a punto de aparecer. Estoy convencido de que las empresas que sepan aprovechar de la mejor manera este periodo poniendo en marcha estrategias dirigidas respectivamente al mantenimiento de una solidez financiera, a las inversiones en productos y procesos y al refuerzo de la propia distribución, serán las más preparadas para una pronta recuperación y una puesta en marcha inmediata. Basándose en estas convicciones, Laverda está trabajando exactamente en las direcciones indicadas anteriormente. El producto es objeto de inversiones significativas que desembocarán no solo en la renovación de las gamas actuales, sino también en el aumen-

to y cumplimiento de la oferta para satisfacer mejor las exigencias de los clientes que necesiten máquinas de clase superior. Se ha prestado particular atención al conductor gracias a la mejoría de la comodidad y la evolución del interfaz con la máquina. Las versiones especializadas, desde siempre el punto fuerte de Laverda, verán la introducción de una nueva generación de máquinas caracterizadas por contenidos técnicos de punta. Las instalaciones productivas beneficiarán dentro de poco la instalación de una nueva isla de soldadura robotizada, capaz de aumentar la capacidad productiva pero sobretodo de asegurar los estándares cualitativos superiores para toda una serie de componentes fundamentales de la máquina. La línea de ensamblaje se encarga de una remodelación general destinada tanto a aumentar la capacidad, como a incrementar la flexibilidad para producir modelos diferentes de manera contemporánea. Una línea nueva, moderna y funcional se encuentra en fase de preparación para el montaje de las barras de corte. En cuanto a la distribución, en los mercados en los que la presencia ya está consolidada, la estrategia está orientada a asegurar la mejor asistencia a las máquinas; esto se obtiene operando con concesionarios importadores estructurados y organizados para gestionar números elevados de cosechadoras y orientados al servicio al cliente. Contextualmente estamos implementando la estrategia de la capilaridad, creando importadores nuevos para comercializar nuestras máquinas en cada país en el que haya un mercado de cosechadoras. Estamos listos para retomar rápidamente nuestro camino al desarrollo y al crecimiento y, como el buen piloto que ha sabido disfrutar de la mejor forma las vueltas recorridas detrás del safety car, nos fiamos, gracias a los esfuerzos y las inversiones hechas, en la posibilidad de alcanzar metas incluso más ambiciosas.

La revista del especialista de la cosecha Año IX, n. 1, Septiembre 2009 Periódico trimestral Registración Tribunal de Vicenza n. 1017 del 5 marzo del 2002

dirección editorial Mario Scapin Angelo Benedetti Simonetta Lambrocco director responsable Claudio Strati proyecto gráfico Andrea Rosset Piergiorgio Laverda han colaborado: Andrés Moradas Lopez

responsable de ventas Laverda España

Fabrice Rondeau

director comercial Laverda Francia

Piergiorgio Laverda

encargado del Archivo Histórico “Pietro Laverda”

fotografías Archivio Laverda spa © by Laverda spa 36042 Breganze (VI) Italia via F. Laverda, 15/17 tel. +39.0445.385311 fax +39.0445.873355 www.laverdaworld.com info@laverdaworld.com Impresión G.N.G.

Via Galvani, 58 - 36066 Sandrigo (VI) Propiedad literaria reservada. Está permitida la reproducción de artículos e imágenes únicamente citando la fuente.

A los destinatarios de la revista INFORMATIVA SEGÚN NORMA DEL ART. 13 D. LEG. 30.6. 003, n° 196 Sus datos de identificación han sido adquiridos por la firma Laverda S.p.A. a través de los directos interesados o de listas y registros públicos (por lo tanto conocidos) para el desarrollo futuro de nuestra actividad de marketing. Los datos antedichos serán utilizados por la firma Laverda S.p.A. impresos y/o en forma informática o telemática y exclusivamente en nuestra sociedad o por nuestros asistentes que colaboran a través del sistema postal en función de nuestras exigencias, inclusive futuras, de adquisición de nuevos clientes mediante el envío de propuestas comerciales. Laverda S.p.A. garantiza la máxima discreción en el tratamiento de datos y la posibilidad de solicitar gratuitamente la cancelación (o la rectificación) de los mismos en nuestro archivo. Se garantiza por lo tanto la facultad de ejercitar todos los derechos del art. 7 del d.leg. N° 196/2003 y en particular de oponerse al tratamiento de dichos datos tanto en forma total o parcial.




Italia de Simonetta Lambrocco

Confindustria, Benedetti en los vértices de las máquinas de recolección Director de marketing de Laverda confirmado en el consejo de Unacoma: “Entre los objetivos, motivar a los jóvenes” Angelo Benedetti, director de marketing y ventas de Laverda, ha sido confirmado en su papel como miembro del consejo directivo de Unacoma, la Unión nacional de fabricantes de máquinas agrícolas. En el transcurso de la asamblea general de Unacoma del pasado 24 de junio del 2009 fue elegido el nuevo consejo directivo para el trienio 2009-2012, compuesto por treinta y un delegados que constituyen los ocho grupos de especialización presentes en las asociaciones de Confindustria la cual representan los constructores de máquinas para la agricultura, el movimiento tierra, el cuidado del verde y los componentes relacionados a estos sectores. Una vez instalado, el consejo Unacoma deberá afrontar una agenda particularmente apretada debido también a la difícil situación económica y financiera que envuelve este sector industrial tanto como los demás. Han sido 15.635 los votos a favor de Angelo Benedetti los que confirmaron la eficacia con la que ha operado durante los tres años precedentes en el interior del consejo. “Mi compromiso personal también será alto en este nuevo trienio que me verá ocupado, junto a mis compañeros del consejo – ha declarado el director de marketing de Laverda -, en muchos frentes. Sin duda uno de nuestros objetivos es el de lanzar de nuevo

el sector de la mecanización agrícola, para enfrentar de la mejor manera la crisis de los mercados internacionales, reforzando la conexión entre la base de las empresas y las instituciones. Además - ha continuado Benedetti – nos pondremos en marcha para hacer apetecible y atrayente nuestro sector también entre los jóvenes, que hoy tienden a no considerarlo entre las mejores oportunidades profesionales”.

Simonetta Lambrocco responsable de comunicaciones y relaciones públicas

Un 2009 entre altibajos después de un 2008 positivo La crisis financiera hace evidente la contracción en los mercados de referencia también en el sector de la mecanización agrícola. Sin embargo, Laverda cuenta con contener esta reducción, el curso del 2009, gracias a la presencia consolidada en los mercados menos golpeados por la crisis y a la capacidad de adecuar la mezcla de producto a la demanda efectiva de la clientela. De hecho, en la empresa continúa la actividad de investigación y desarrollo. La gama, ya consolidada, de cosechadoras de llanura, Serie LCS, serie REV, Levelling System y Autonivelantes, se enriquecerá dentro de poco con la renovación de la Serie M y la nueva generación de plataformas de corte. Además, Laverda está potencializando las instalaciones de soldadura y la flexibilidad de la línea de montaje. Con las nuevas cosechadoras de la serie ML 800 ARS, fruto de la sinergia de Laverda con Agco, ahora es posible cubrir un segmento de mercado en el que la empresa de Breganze no estaba presente, aquél de la tipología de clientes orientados hacia sistemas de trillado no convencionales. En cuanto al 2008, la asamblea y los accionistas de Laverda spa, participada en forma exactamente igual por el grupo Argo y el grupo Agco y única accionista de Fella Werke GmbH, ha aprobado, a finales de abril, el balance del ejercicio anterior. El buen comportamiento del mercado de máquinas agrícolas, acompañado de la capacidad de Laverda de responder rápidamente al crecimiento de la necesidad, ha permitido alcanzar resultados alentadores. En particular, el volumen de ventas de Laverda ha superado los 124 millones de euros con un incremento del 25% durante el año precedente, gracias a las 1.040 cosechadoras comercializadas (+ 28% respecto al 2007), mientras que el volumen de ventas consolidado por Laverda y la empresa alemana Fella GmbH, especialista en máquinas de henificación, con 179 millones de euros, ha aumentado un 20%. El útil consolidado antes de las imposiciones (Ebt) se espera que sea del 10,6% del facturado.




Entra en acción la primera ML 800 ARS italiana En Rávena, conducida con cuatro manos por el emprendedor Minelli y por el manager Bezzi, exordio en trigo tierno Sergio Minelli es el primer cliente italiano de Laverda que tiene en su empresa la ML 800 ARS. Quiso que esta potente máquina axial acompañara sus otras máquinas convencionales de diferentes marcas. En la empresa familiar, en Rávena, Minelli cultiva sus 50 hectáreas de trigo, maíz, soya, patatas y alfalfa, pero desde siempre ha operado también como contratista agrícola. Fue precisamente en su trabajo como contratista que “inauguró” la nueva ML 800 ARS, trabajando en una empresa de 120 hectáreas. En la máquina, junto a él, estaba Pietro Bezzi, area manager Laverda para el mercado italiano, quien tuvo el honor de abrir el campo e iniciar la trilla con la ML, equipada con barra Free Flow 700 de 7 metros. De esta manera Bezzi ha podido hacer un balance del campo de grano de la primera ML 800 ARS italiana. Por su parte, Minelli se ha expresado con palabras de gran satisfacción: “He apreciado el salto de calidad y después de los primeros días me he acostumbrado inmediatamente a la mejoría y a las grandes posibilidades de trabajo de mi nueva máquina. Es verdad que he tenido que adecuarme y reevaluar un poco mi forma de trabajo, ya que hasta ahora siempre he utilizado máquinas con sacudidor, pero una vez conocidas las regulaciones y las especificaciones de un concepto de trilla diferente, he apreciado inmediatamente la gran capacidad de trabajo de la máquina”. La ML 800 ARS trabajó con trigo “Boloña” con una productividad de 8,00 t/h y paja de 0,85 m. La humedad del producto alcanzó un porcentaje del 13,5 % (paja 14/15%) y por lo tanto estaba al límite de las condiciones normales de recolección para la zona de Rávena. Sin embargo, se trata de una variedad de grano de cosechado fácil y con poco cascabillo. En cuanto a las prestaciones, la ML 800 ARS trabajó con una velocidad de avance de 7-7,5 kilómetros por hora, llegando incluso a 8,2 kilómetros por hora. En velocidad, al neto del tiempo muerto, se trabajaron 4,9 – 5,2 hectáreas por hora y en ocasiones se

alcanzaron hasta 5,7. La toneladas de producto recogidas en velocidad al neto del tiempo muerto fueron de 39,2 - 41,6, hasta 45,6 por hora, con pérdidas estimadas bajo la norma (0,2-0,3%) con óptima limpieza e integridad del grano. La ML 800 ARS trabajó en un terreno de unas 7 hectáreas, recogiendo 570 quintales pesados en 1,75 horas, igual a 32,5 toneladas/hora de producción útil. “Tomando este dato y llevándolo a valor medio teórico de 40,4 toneladas/hora – explica Bezzi, excluidas los extremos de 45,6 toneladas/ hora, se obtiene un rendimiento de aproximadamente el 80%, un dato extraordinario si se considera que generalmente se calcula el resultado de una cosechadora entre el 65% y, máximo, el 70% siguiendo una buena logística. La presentación ha sido realmente satisfactoria gracias también al amplio depósito del grano, de doce mil litros reales, y a la rapidez de la descarga de 125 litros/segundo. La máquina también se ha comportado bien con el consumo. Al máximo del resultado, entre 4-5 hectáreas, la máquina ha consumido 10 litros/ hectárea”. ¿Cómo se encontró Sergio Minelli con las características un poco inéditas de la máquina? “El primer día - cuenta Pietro Bezzi – me ha costado un poco porque Minelli quería registrar la axial como si

PIETRO BEZZI, EXPERTO EN AXIALES LAS CONOCE DESDE HACE MÁS DE VEINTE AÑOS Pietro Bezzi, area manager de Laverda para el mercado italiano, está en la empresa desde diciembre del 2007. Siempre le han gustado las cosechadoras porque las veía en acción desde niño. La primera máquina con la que ha trabajado ha sido una Laverda M 132 sin cabina, en el lejano 1979. “Tal vez por esto la marca Laverda siempre me ha encantado – sonríe -, evidentemente estaba destinado”. De los 16 a los 28 años fue operador de máquinas agrícolas en una cooperativa de servicios, en donde en 1985 ha comenzado a trabajar con la primera axial. De los 28 a los 32 años adquirió la responsabilidad de la conducción de la empresa. Posteriormente, hasta los 42 años ha estado en la estructura comercial del Consorcio Agrario de Rávena. Le gusta ir en moto y bailar en su tiempo libre.

fuera un sacudidor. Pero después de un cambio de opiniones, hemos entendido que debíamos registrarla de otra manera. ¡No solo esto, Minelli quiso que yo condujera porque quería ponerme a prueba! Sin embargo al final me ha quitado el mando y lo ha hecho él con gran satisfacción” concluye Bezzi sonriendo. Pietro Bezzi tiene 20 años de experiencia con las axiales, las adora porque se adaptan muy bien al estilo del operador. “Una axial – dice -, sigue la fantasía de quien la gestiona”. Requiere cierta adaptación por parte del operador que comienza, pero puede dar satisfacciones enormes. Una vez se ha encontrado el registro ideal, la máquina es estable con las prestaciones”.




En Rávena Laverda se pone en manos de Agri Ubaldi El concesionario, que ya trabaja en las provincias de Rímini y Forlì Cesena, amplia su rayo de acción Se amplía la esfera de influencia en la empresa Agri Ubaldi, concesionario de la marca Laverda desde el 2007 para las provincias de Rímini y Forlì-Cesena, y desde el 2008, también para la provincia de Rávena. Agri Ubaldi nace en el 2005 como concesionario de tractores Landini para la provincia de Rímini y algunos pueblos de Pesarese. En la empresa, papá Mariano se vale del apoyo de los hijos Loris y Cinzia, socios de la empresa y muy envueltos en la actividad. Loris y Mariano se ocupan de la parte comercial mientras que Cinzia sigue toda la actividad administrativa. Agri Ubaldi es una empresa joven, pero posee una experiencia de más de treinta años en el sector de la agricultura. “Primero como usuarios de máquinas agrícolas, después como fabricantes de cortacésped Ufo bajo la marca Roc y finalmente como vendedores autorizados – cuenta Mariano Ubaldi – hemos trabajado siempre en este sector. Nuestra fuerza es conocer muy bien las máquinas, tanto como usuarios como fabricantes”. “Precisamente gracias a esta doble experiencia acumulada con el tiempo, podemos ofrecerle a nuestros clientes un servicio de consultoría

sobre la mejor compra según las exigencias específicas – añade Loris -. Además podemos asegurar el servicio de asistencia más atento y puntual que el cliente pueda esperarse gracias a nuestro taller, activo desde hace varios años, para la reparación y la asistencia de tractores, cosechadoras y equipos agrícolas en general. También es estratégico nuestro almacén de piezas de repuesto originales Laverda para equipos agrícolas en general”. Agri Ubaldi dispone también de un taller móvil que permite a sus clientes poder contar con un servicio de asistencia en campo 24 horas al

día. Porque durante la época de recolección, todo debe funcionar de la mejor forma. El campo es tan breve…. Además de tractores y cosechadoras, Agri Ubaldi ofrece también a sus clientes todos los equipamientos necesarios para trabajar la tierra, para la henificación, la siembra, la recolección y para el mantenimiento del verde. “Hablando de servicio al cliente – comenta Cinzia – quisiera precisar nuestra posibilidad de ofrecer financiamientos con tasas facilitadas tanto para el nuevo como para el usado”.

Laverdistas sin la menor duda Los Bagna, en Alejandría, se fían desde siempre en las “rojas” de Breganze Laverda es constantemente la casa de Mirko Bagna. Él, quien trabaja como contratista, desde siempre es un cliente de Laverda. Pero también su padre lo es: para gestionar su empresa agrícola se ha puesto en manos de una 521 y una 3550 AL. En Murisengo, provincia de Alejandría, Mirko Bagna ha iniciado su actividad como contratista autónomo en el 2003, con una 2350 LX LS 4WD que compró en Bonizzoni. En el 2007, Mirko sustituyó la 3550 AL por una 255 LCS, y en el 2008 hubo una nueva llegada, una M 304 LS 4WD, entregada en noviembre, para sustituir la 2350 LX LS 4WD. Con sus Laverda, Mirko Bagna realiza la mayor parte de la actividad como contratista agrícola con una media de 1500 hectáreas al año en colina, trabajando en particular con trigo, cebada, girasol, maíz y un poco de soya. “La estación pasada comencé a trillar trigo a mitad de junio – explica el emprendedor piamontés – y terminé el 21 de agosto. El 24 de agosto ya había pasado a los campos de girasol y de maíz. Y con el maíz todavía estaba trabajando a mediados de noviembre, debo confesarlo con gran satisfacción”.

Laverda le da la tranquilidad de la fiabilidad en la temporada intensa de recolección: “Mi 255 LCS del 2007 tiene más de 1400 horas de trabajo – cuenta Bagna -. Después de las oportunas regulaciones, la máquina ha trabajado siempre a la perfección sin ningún problema. El único trabajo ha sido el del mantenimiento ordinario, que es sencillísimo. El motor trabaja muy bien, no pierde un giro. En la empresa tenemos tractores JD grandes y tractores me-

dianos de Landini, pero para las cosechadoras queremos solo Laverda, porque nos ofrecen mejores resultados en cuanto a fiabilidad y nivelación”. En pleno campo, a finales de julio del 2009, con la nueva M 304 LS 4WD los Bagna ya han trillado durante 285 horas con resultados muy satisfactorios, y durante 265 horas con la 255 LCS. ¡Pero la temporada aún no ha terminado dentro de las Laverda!




De las cosechadoras de época a las joyas de hoy La evolución de la recolección mecanizada propuesta nuevamente en el campo por la empresa Casonato La evolución de la trilla a lo largo de los años: este es el tema elegido para la manifestación que ha tenido lugar en Rai de San Polo, provincia de Treviso, en la empresa de los Hermanos Casonato. La máquina organizadora se había puesto en marcha varios días antes y la colaboración de Agriosso Rinaldin Group, los Hermanos Casonato y Laverda ha sido premiado por el gran interés que despertó el evento y la presencia de un gran público compuesto por encargados del trabajo. No hay que dejar de lado la surte del tiempo, que en un día de chubascos en todo el noreste, aseguró el sol justo en San Polo. La manifestación inició con la presentación de una cosechadora Epple del final de los años 50, todavía en perfecto estado de conservación y en funcionamiento, que en dos vueltas del campo ha llenado dos sacos de grano. En esta máquina no había depósito del grano y era necesario el trabajo de tres operadores, uno que condujese la máquina y dos en la tarima lateral para llenar los sacos del precioso cereal recogido. Sin duda un milagro, respecto a la recolección y a la percusión manual de los años precedentes… El siguiente turno era para la Laverda M 132, modelo que Laverda define con orgullo una de las bases de su éxito mundial, produciendo más de 5.268 ejemplares de 1975 a 1982. La máquina, dotada de cuatro sacudidores y equipada con motor Perkins de 112 CV, fue presentada por primera vez en 1975. Cabe resaltar el lugar de conducción central en el interior de una cabina cerrada, una primera aproximación a la comodidad del operador. Tras dos vueltas al campo, se ha terminado también la demostración de esta “señora de la trilla” que demostró, entre los aplausos de los apasionados, poder trabajar todavía con óptimos resultados. A continuación fue el turno de la Laverda 3790, evolución de la 3700, máquina con 5 sacudidores producida desde 1985 hasta 1991 con 1428

ejemplares, equipada con motor Iveco de 175 Cv. Al terminar sus dos vueltas por el campo, también el propietario de la 3790 aseguró que su máquina todavía trabaja con excelentes prestaciones. Inició entonces la demostración de la cosechadora M 304 Special Power. El top de la gama de la casa de Breganze, la M Special Power está dotada del exclusivo sistema Laverda. Éste comprende el Gsax, para una adaptación perfecta tanto en sentido transversal como longitudinal de la plataforma de corte y para el mantenimiento automático de altura de corte y presión del suelo de la misma, el Pfr para un flujo de producto uniforme y continuo como garantía de la regularidad de la trilla y del rendimiento constante de la máquina, el Mcs Plus que, activado o desactivado fácilmente a través de un interruptor eléctrico, permite pasar de un sistema de trillado más agresivo a uno más delicado, de acuerdo al tipo y a las condiciones del producto hasta las cribas Hcd, de perfil especial con acción contrapuesta por una limpieza imbatible y un producto íntegro. Todas son características familiares para quien utiliza Laverda y absolutamente irrenunciables para quien

exige calidad y prestaciones. También la M 304 Special Power, una máquina con 5 sacudidores equipada con motor Sisu Diesel de 275 Cv, concluyó sus dos vueltas del campo entre aplausos. Pero el momento más entusiasmante de la manifestación fue el momento final, cuando todas las máquinas salieron y trabajaron alineadas en el campo, una junto a la otra, filmadas para la ocasión por el emisor televisivo Canal Italia. Una vez terminada la sesión en el campo, el evento continuó en el interior de la estructura puesta a disposición por los hermanos Casonato, en donde tras los agradecimientos a los dueños de casa, tomaron la palabra, en orden, Carlo Feletto, presidente Apima Treviso y Beluno, Vendemiano Sartor, asesor de la junta regional, Amedeo Gerolimetto, consejero regional, Bruno Andreetta, presidente Ascom de Uderzo y Galileo Zaninotto, vice-alcalde de San Polo. Para finalizar han tenido lugar las presentaciones institucionales de Agriosso Rinaldin Group y de Laverda. El evento concluyó con una fantástica barbacoa como símbolo de convivencia. Simonetta Lambrocco




Rinaldin Group, tres sedes entre Véneto y Friuli y más de 25 años de gran experiencia Rinaldin Group, con sede en Ponte di Piave, provincia de Treviso, está más que establecido en el sector de la mecanización agrícola. Desde hace más de 25 años se ha especializado en la comercialización y en la reparación de máquinas y equipos agrícolas e industriales. Rino Rinaldin era un joven y brillante mecánico empleado en una empresa del sector quien, para ser sinceros, “trabajaba por tres”. Con gran tenacidad y capacidad decidió “montar su tienda” apoyado por la preciosa ayuda de su mujer Gianna. Rino entendió que para crecer debía comercializar solo las mejores marcas y que era indispensable dar siempre una buena asistencia post-venta. En los años 90 entraron en la empresa los hijos Roberto y Clara demostrando su dinamismo y contribuyendo con nuevas ideas e iniciativas. Tras un breve periodo de tiempo encontraron un papel importante e indispensable dentro de la empresa junto a sus parejas Erika y Thomas. Las inversiones continuaron año tras año, crecierón los productos comercializados pero creció también el territorio de concesión y, en el 2000, se abrió la segunda sede en Pordenode. La familia contribuyó con entusiasmo al desarrollo de la empresa, que encontró su cumbre en la realización de la sede actual. “Es una estructura estupenda de aproximadamente tres mil metros cuadrados, acogedora, muy bien organizada, dedicada a la comercialización y a la asistencia post-venta de máquinas agrícolas, industriales y para la jardinería, completada con un almacén de piezas de repuesto bien provisto, un taller, y un espacio amplio para la exposición de medios nuevos y usados” dice Rino Rinaldin con orgullo. Empujado por la pasión y por las ganas de crecer, Rinaldin Group adqui-

rió en el 2008 una cuota relevante de acciones de la empresa Agriosso de Palma nova (Udine), especializada en el sector de las cosechadoras y concesionario de Laverda. Las sedes del grupo son tres, una en Ponte di Piave, una en Palma nova y una en Pordenone, activas en seis provincias: Gorizia, Pordenone, Trieste, Udine, Treviso y Venecia. La empresa, con sus treinta y cuatro empleados, maneja un volumen de ventas de 12 millones de euros. “Estoy orgulloso de las metas alcanzadas, pero estoy seguro de no querer pararme aquí. Y, gracias al equipo que tengo junto a mí, creceremos aún más” dice con legítimo orgullo Rino Rinaldin, que mira al futuro con confianza y determinación.

Hermanos Casonato, desde 1987 un crecimiento incesante: tres Laverda e inversiones a 360 grados Casonato Giannantonio e Fratelli, ubicada en Rai di San Polo di Piave, es una realidad significativa en el sector del trabajo agrícola, el mantenimiento del verde público y privado. Nace en 1987, la funda Giannantonio Casonato quien, inscribiéndose a la escuela agraria de Vittorio Véneto, descubre la pasión por el mundo agrícola y la vida al aire abierto. En el mismo año compra su primera cosechadora modelo Laverda 3350. La pasión por el trabajo y la necesidad de ofrecer un servicio siempre puntual y eficiente requiere que la empresa se expanda. Es así que entra a hacer parte el hermano, Luigi. En 1988 la compra de un tractor, en 1989 la segunda cosechadora, modelo Laverda 3550, en 1991 otro tractor que hace posible la actividad de corte para el mantenimiento de los bordes viales. En 1995 también entra en la sociedad el hermano Massimo, y esto permite una gestión con la máxima eficiencia organizativa, con intervenciones inmediatas contando con una gama de actividades cada vez más amplia. Además, se decide aumentar posteriormente el parque de máquinas y contratar empleados: también en 1995 entran en la empresa un nuevo tractor y un remolque para el transporte de cereales. En 1996 se adquiere la tercera cosechadora. Hoy en día el parque de máquinas está compuesto por trece tractores, tres cosechadoras Laverda y equipamientos de cualquier tipo para arar para durante la siembra y, para el mantenimiento del verde, tres tractorcillos cortacésped, dos brazos corta setos y todo lo necesario para la jardinería. La empresa ha cambiado y aumentado continuamente equipamientos

y maquinaria para satisfacer de la mejor forma la necesidad del mercado, de las numerosas empresas agrícolas y de los entes públicos que requieren la colaboración de personal cualificado que pueda garantizar un trabajo de calidad y un servicio tempestivo. El objetivo de la empresa es el de crecer con la oferta de servicios y la eficacia. Por este motivo, se decide ampliar, con otra nave de unos mil metros cuadrados, dotada de carro puente, taller equipado y almacén de piezas de repuesto. Se ha realizado un taller de gran impacto visual y muy bien organizado, con ordenadores y software de vanguardia para un mayor profesionalismo y para la buena gestión de la parte comercial y contable. “Todo esto nos permite gestionar de manera ligera y eficaz las numerosas actividades, entre las cuales la de la trilla para terceros, que realizamos con nuestras cosechadoras Laverda” declara satisfecho Giannantonio Casonato.




Mapelli, o bien el ABC del contratismo La empresa lombarda efectúa aproximadamente mil horas de trabajo al año y piensa acompañar la 255 LCS con una M 304 Special Power La empresa agrícola Mapelli de Grezzago, en la provincia Milano, trabaja sobre todo como contratista. Fue fundada en 1981 por Enrico Mapelli cuando, como empleado de la empresa familiar, el emprendedor lombardo se convirtió en autónomo adquiriendo tractores, cosechadoras y equipamientos usados. El año siguiente Enrico Mapelli decidió ceder la empresa a su hijo Antonio, propietario actual, que en 1984 fundó la sociedad actual junto a su hermano Roberto. Antonio y Roberto desarrollaron la actividad que inicio el padre, en particular la organización dada a la empresa tanto de trabajo propio como contratistas, aumentando progresivamente la clientela. La extracción técnica de los dos hermanos ha hecho que el desarrollo empresarial también se especialice en el mantenimiento y la reparación de todos los medios presentes en la empresa: un parque máquinas completo, que posee varios modelos de cosechadoras desde el 1981 hasta el 2007. Actualmente los Mapelli tienen en la empresa una L524 y una Laverda 255 Lcs. La empresa efectúa aproximadamente un total de mil horas de trabajo al año; la L524 se utiliza durante 400 horas, la 255 LCS durante 600. Los productos trillados son el trigo y la cebada (300 hectáreas), el triticale (100 hectáreas), la soya (10 hectáreas) y el maíz (500 hectáreas). Los Mapelli han notado que el modelo nuevo de Laverda comporta consumos menores de gasóleo. El mantenimiento ordinario es reducido, mientras que el extraordinario comporta un gasto mínimo de unos 500 euros al año. Prácticamente no hay gastos para la transformación de la máquina. “Obtenemos prestaciones óptimas con un nivel cualitativo excelente del producto trillado – explica Antonio Mapelli -. La 255 Lcs, compa-

rada con otras máquinas que hemos utilizado, es más ligera y manejable, además garantiza un trabajo de trillado superior gracias a los accesorios del paquete Laverda. Comodidad de la cabina. Es una máquina fiable que no presenta problemas en cuanto a la duración y a la resistencia”. Además, los Mapelli demuestran plena satisfacción por el tratamiento recibido por parte del equipo Laverda, desde la consultoría comercial pasando por la asistencia post-venta hasta el servicio de piezas de repuesto. La elección de compra de una cosechadora Laverda, explican, ha sido motivada principalmente por la sencillez y la fiabilidad de la máquina, además de la facilidad y el mantenimiento a bajo costo. Para el futuro ya se prevé la compra de una nueva Laverda, probablemente una M 304 Special Power.

Alimentación correcta: cereales pero manzanas también Laverda ha participado en la campaña ministerial para el consumo de la fruta sana Comed más manzanas. También Laverda ha acogido el mensaje de la campaña de promoción para una alimentación sana, promovida por Assomela en colaboración con el Ministerio de Políticas Agrícolas Alimentarias y Forestales y con la comunidad europea. La empresa de Breganze ha decidido participar en la campaña sobre el consumo de manzanas simplemente porque el concepto de una dieta alimenticia sana y correcta hace parte de la base de la filosofía Laverda. Desde hace más de 130 años junto a la agricultura, la empresa de Breganze cree en la validez de la dieta mediterránea que se funda en el consumo cotidiano de cereales, tubérculos, legumbres y prevé el consumo de fruta fresca, pero sin descuidar la importancia de las proteínas nobles ofrecidas por la carne. Gracias a la delicadeza con la que las cosechadoras Laverda tratan el producto, el grano tratado es perfectamente íntegro y libre de impurezas, ideal para las fases sucesivas de trabajo a los cuales el producto trillado será sometido en el interior de la cadena alimenticia. La buena calidad del grano es la condición fundamental para la buena calidad de todos los productos alimenticios que derivan del mismo. Cuando Assomela ha contactado Laverda para verificar la disponibilidad

de participación en el proyecto, la empresa, que siempre ha estado atenta a los temas respectivos al bienestar y la salud del hombre, el respeto de la naturaleza y el cuidado del ambiente, y sensible a eventos que promuevan el made in Italy, se ha unido con entusiasmo. Así, en el interior de las estructuras dedicadas al comedor de la empresa, se pusieron a disposición de la asociación algunas áreas para la instalación de puntos de información y de distribución de manzanas de diferentes variedades. Durante una semana, quienes habitualmente disfrutan del comedor de la empresa, recibieron consejos útiles, recetas, información y una manzana de regalo al día. Laverda, a vuestro lado por una alimentación sana y correcta. Para ver el video de presentación de la iniciativa en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=_bkGVcqVgNE




Los mercados

de Simonetta Lambrocco

Breganze cada vez más “francés” Se multiplican las visitas de Francia al establecimiento Laverda: trabajo y una pizca de turismo Visitantes de todo el mundo, más de dos mil personas solo en la temporada 2008-2009, han podido conocer y admirar el establecimiento productivo Laverda situado en Breganze. Y muchos venían de Francia. Los visitantes franceses han sido realmente muchos. “Tenemos un establecimiento productivo excepcional en Breganze, un sitio industrial por excelencia, realmente uno de los más avanzados en el sector y probablemente el mejor para la producción de cosechadoras – dice Fabrice Rondeau, director comercial de Laverda en Francia -. Sin embargo, la clientela francesa aún no lo conoce muy bien. Por este motivo hemos incentivado los viajes a Italia, a nuestra sede central. Siempre he creído y creo en este tipo de promoción; para el futuro, acentuaremos las visitas y puntaremos por este moderno establecimiento productivo, conforme a las normas ISO, para promover la marca y nuestro Know how”. La multiplicación de las visitas provenientes de Francia se ha llevado a cabo gracias a la colaboración entre la dirección de marketing italiana y los concesionarios franceses, con programas específicos de acogimiento de acuerdo a los diferentes sujetos relacionados. Evidentemente el viaje a Breganze generalmente ha sido combinado a la visita y al conocimiento del territorio véneto y a la mítica ciudad de Venecia. Por ejemplo, algunas iniciativas de promoción se han centrado en el “desafío” entre agentes comerciales relacionados con las ventas en las regiones respectivas, con un fin de semana en Venecia y en el establecimiento Laverda como premio para los ganadores y sus parejas; igualmente se ha tratado de viajes premio organizados por el concesionario para el propio personal, acompañado de una visita al establecimiento Laverda y a la espléndida ciudad de las góndolas. Se han organizado visitas institucionales para la clientela, visitas Vip, acciones promocionales entre los clientes, entre los cuales “gana un fin de semana en Venecia”, o bien se han previsto seminarios de venta en Breganze, ocasión en la que los huéspedes han podido conocer el establecimiento y los aspectos turísti-

co-culturales del territorio. “Todas estas iniciativas, organizadas con gran profesionalismo, se desarrollan en un ambiente acogedor gracias a un equipo siempre disponible y hospital, desde el director hasta el empleado. De hecho, el visitante puede encontrar en cada persona involucrada pasión, disponibilidad y orgullo. En otras palabras, puede tocar con las manos el célebre made in Italy” continúa Rondeau. El fin de todas estas manifestaciones es informar, sensibilizar, instruir, formar al cliente, el comercial y el concesionario. “Yo deseo que estos eventos se conviertan en acciones promocionales habituales para los nuevos concesionarios, con el fin de dar una imagen fuerte, tanto a la clientela como al propio personal, de la capacidad de desarrollo y producción de Laverda. También gracias a esto, la imagen percibida de Laverda será la de una empresa que “mima” al cliente – concluye Rondeau -. Quiero agradecer al equipo, los hombres y mujeres que se esfuerzan cada día por dar una imagen fuerte de Laverda en el territorio francés. Y un gracias a nuestros clientes quienes creen en la marca Laverda”.


10

Fella renueva el look de la gama La empresa alemana elige un tono rojo Breganze Style para sus máquinas de henificación Fella, la empresa alemana de Feucht especializada en la producción de máquinas para la henificación, pertenece al grupo italiano Laverda desde hace cinco años. En ocasión de este cumpleaños especial ha dado la idea al director general de Fella, Reinhard Brunner, para conferirle una nueva imagen a la empresa, en todo el sentido de la palabra. Todas las máquinas Fella han adquirido un estilo renovado, que se caracteriza por un color rojo más oscuro que el actual. Se trata de una vuelta “histórica”: de hecho, es el color que la empresa de Feucht utilizaba años atrás y que coincide con la misma tonalidad de rojo de Laverda. Una combinación perfecta de modernidad y tradición. “Nos hemos decidido de manera decidida por este nuevo look – ha declarado el director general Reinhard Brunner – porque de esta manera resaltamos nuestro fuerte apego a la tradición del pasado de Fella, ofreciendo un tributo de reconocimiento a Laverda, nuestra

casa madre”. Además de las intervenciones en el color se renovará también el carácter del logotipo, de manera que sea más evidente y tenga mayor impacto gráfico. La visualización previa del “corporate design” para todas las máquinas de la gama Fella tendrá lugar en la ocasión de Agritechnica en Hannover, la más grande manifestación ferial

mundial dedicada a la mecanización agrícola. Del 10 al 14 de noviembre del 2009 los visitantes de la feria podrán ver “en directo” la nueva imagen de las máquinas Fella. En cambio, nada de cambios para el futuro en cuanto a la filosofía de la empresa Fella, que permanece la de siempre: tecnología comprobada para satisfacer cualquier tipo de exigencia, incluso las más elevadas.

Españoles servidos a la perfección Cada año cuotas de mercado en crecimiento para las “rojas”: mérito, según Andrés Moradas, también del equipo de asistencia El campo en las grandes llanuras cultivadas de España está en pleno desarrollo. Y el equipo Laverda esta, obviamente, en pleno trabajo al servicio de la clientela. “Tenemos óptimas respuestas de los clientes – explica Andrés Moradas, responsable de Laverda para el mercado español – y los usuarios de las cosechadoras Laverda nos expresan el agradecimiento por el apoyo rápido y eficaz que hemos proporcionados durante la campaña. De acuerdo a sus declaraciones, se percibe un sentimiento de plena satisfacción por los resultados de las máquinas así como de seguridad gracias a nuestro soporte técnico. El éxito de nuestros clientes también es nuestro éxito y es gracias a esto que la marca Laverda cada año crece en España y, cada vez más, se ubica como una alternativa válida en el mercado de las cosechadoras”. Recursos humanos bien coordinados, motivados y altamente cualificados para poder afrontar problemáticas de cualquier tipo que se puedan verificar durante una temporada y a las cuales haga falta darle una solución

tempestiva y eficaz. “El equipo español – añade Moradas – está muy bien dimensionado: nace en la casa madre, con la coordinación y el apoyo de Gianfranco Dal Santo y de Gaetano Re, y se canaliza con la gestión de nuestro especialista en España José Manuel Tavira, una persona dinámica y completamente dedicada al buen funcionamiento de las cosechadoras. Si a todo esto le añadimos una red de concesionarios situados en modo estratégico, altamente preparados a nivel técnico y con un óptimo soporte por parte del departamento de piezas de repuesto, obtenemos que el servicio global Laverda es un servicio ¡cinco estrellas!” Y esto, afirma Moradas, es uno de los factores fundamentales que permiten que Laverda mejore cada año su cuota de mercado en un sector tan exigente y competitivo. “En efecto, individuamos un aumento de los clientes que repiten la compra de Laverda con una segunda, tercera e incluso cuarta máquina – concluye Andrés Moradas -. Agradecemos sinceramente, con muchísimo

afecto, al servicio de asistencia Laverda, sin el cual no habrían sido posibles los excelentes resultados que estamos recogiendo en España”.


11

Los productos

AgriCamp, clase en vivo de la M 306 SP Al trabajar con la colza, la cosechadora ha sorprendido al público por su flexibilidad y productividad Cultivar y producir energías: proyecto colza. El tema elegido por AgriCamp 2009, cita anual promovida por Unindustria Rovigo y Confagricultura Rovigo, ha despertado el interés de Laverda que, como patrocinador, ha participado en la manifestación con dos cosechadoras, una M 306 Special Power, en acción, y una M 304 Special Power, en posición estática, configuradas especialmente para colza. En la casa rural Millefioro, empresa que ocupa una superficie de 140 hectáreas, 30 de las cuales están dedicadas a la colza, después de la inauguración y la visita a las parcelas expositivas, tuvo lugar el convenio sobre el “Uso y desarrollo de la colza”. El objetivo del encuentro, con las intervenciones, entre otros, de Fabrizio Rossi, presidente de Unindustria Rovigo, Stefano Casalini, presidente de Confagricultura Rovigo, Marco Calceti, del departamento de economía e ingeniería agraria de la universidad de Boloña y responsable nacional de confagricultura para las bioenergías y Antonio De Lucchi, de la asesoría regional para la agricultura, se concentró en los aspectos técnico-agronómicos de las diferentes fases desde la siembra hasta la recolección, y sobre los aspectos técnico-comerciales relacionados con la transformación y el uso del cereal. Temas que, considerando el uso de la colza para la producción de biodiesel o como biomasa de la cual obtener energía alternativa, son también del interés de laverda, siempre pendiente del respeto del ambiente y de los temas ecológicos. El gran público siguió con atención la sesión teórica, sin embargo, las pruebas demostrativas en el campo, por la tarde, atrajeron un número aún mayor de trabajadores. Pioneer, copatrocinador del evento, preparó la parcela sembrando colza, y dividiéndola en tres partes, para efectuar pruebas y medidas relacionadas con la productividad y la humedad del producto. Además, se cumplieron pruebas de arado, desbastado y siembra en sólido. Durante las pruebas de trilla también fue posible verificar la calidad del producto recogido por la M 306 Special Power Laverda, la única cosechadora que entró en el campo a pesar del mal tiempo de la noche precedente. El cualificado público, proveniente de muchas provincias de Véneto y Emilia Romana, manifestó su interés por la máquina top de la gama de la empresa breganzese. La cosecha-

dora trabajó con éxito bajo la atenta mirada de los presentes, a pesar de que la colza estuviese muy blanda. La elevada productividad en condiciones de recolección tan difíciles, la garantizó la exclusiva devanadera activa Laverda. El montaje específico de colza para las cosechadoras Laverda prevé la sencilla aplicación de un kit específico que, una vez montado, permite que la cosechadora trabaje sin regularla de nuevo.

De esta forma, la máquina puede trabajar pasando de trigo a colza y viceversa varias veces al día, sin la necesidad de realizar operaciones particulares, con un indudable ahorro de tiempo sinónimo del máximo rendimiento en el trabajo. La M 306 Special Power ofreció una prueba concreta de la versatilidad y de la polivalencia de toda la gama Laverda, preparada para trabajar con cualquier producto y en cualquier condición.


12

Los eventos

De los Estados Unidos a Venecia y Breganze La junta directiva de Agco ha llevado a cabo el meeting anual en Venecia, visitando también el establecimiento productivo Laverda Venecia e Italia siempre han sido metas codiciadas para el turismo transatlántico así como otros. Y si junto a unas vacaciones se mete también el interés por los negocios, cualquier duda sobre la oportunidad de la meta decae. En este sentido no debe haber sido difícil para la junta directiva de Agco escoger justamente Venecia como la sede del meeting anual, generalmente itinerante, e incluir también en la semana de trabajo un poco de cultura y turismo, además de la visita al establecimiento Laverda de Breganze, de la cual Agco es accionista paritario con el Grupo industrial Argo. Una nota particular merece la preparación del evento, bajo la responsabilidad de Simonetta Lambrocco en Italia quien estuvo en contacto constante con Isabella Schoning de la sede central Agco en Duluth, Estados Unidos. Gracias a la experiencia y a la capacidad de diálogo de las dos colegas se han podido combinar las exigencias de los participantes con las oportunidades ofrecidas por la historia de los lugares, el arte y la arquitectura de las Villas vénetas y por el tejido productivo presente en el territorio. El 13 de marzo del 2009 era la fecha fijada para la visita a Laverda. El grupo de directores Agco fue recibido con el saludo del presidente de la joint ventutre y del Grupo Argo, Valerio Morra, el cual ha resaltado la importancia de la visita y ha citado las ventajas del ambiente en el que trabaja Laverda, los recursos humanos consagrados y la cooperación instaurada entre los dos grupos. Todos estos factores han ayudado a alcanzar los buenos resultados del año que acaba de terminar. A continuación, tomó la palabra el hijo Alberto, presente junto a su hermana Elena, para la presentación del grupo del Grupo Argo. El director general de Laverda, Mario Scapin prosiguió con la presentación institucional de la empresa, resaltando las capacidades productivas del establecimiento, los estándares cualitativos de los productos y los buenos resultados en cuanto a la operatividad. Gary Collar, vice-presidente de la joint venture así como sénior vice presidente y general manager Eame (Europa, África y Medio Oriente) y de la Región del Pacífico del Asia oriental Agco, después de un breve saludo, presentó los huéspedes con sus cargos correspondientes, con particular acento en Martin Richenhagen, Ceo y presidente de Agco Corporation. El management y los dirigentes de Laverda también fueron presentados con una breve indicación de sus funciones en la empresa. La visita al establecimiento fue un momento de gran interés para todos los participantes que pudieron comprobar personalmente cuanto acababa de ser resaltado en la presentación del director general Mario Scapin. Se podía leer en las caras de las personas la maravilla y el estupor al ver componer pieza a pieza las imponentes cosechadoras en un ambiente de trabajo limpio y ordenado. De la fábrica, a través del depósito central de repuestos, otro compartimiento importante para las máquinas de recolección, el grupo asistió a la demostración en la colina artificial realizada especialmente para la prueba de las autonivelantes. Ha sido interesante ver como los visitantes competían al conducir la almiranta de la autonivelantes Laverda Al Quattro a los lados escarpados de la colina, entre la incredulidad y la aprobación de todos por la perfecta sincronía de las articulaciones mecánicas e hidráulicas que permiten que estas máquinas recolecten cereales en terrenos imposibles. Una prueba concreta del “saber hacer” de Laverda. La visita de la exposición de las máquinas y de las herramientas históricas ha concluido la jornada, ofreciendo un panorama de la inventiva y de la capacidad empresarial de los fundadores de la prestigiosa marca laverda a lo largo del tiempo. La hospitalidad, cuidada y preparada en cada detalle, y la cordialidad de Laverda permanecerán imprimidas en la memoria de nuestros importantes huéspedes. De hecho, han agradecido y manifestado su simpatía que, sin lugar a dudas, facilitará la colaboración y el diálogo para los nuevos progresos en las actividades productivas de Laverda y para la difusión y el crecimiento de

la marca histórica también dentro de un grupo mundial tan importante como Agco. Angelo Benedetti Algunos momentos de la visita de los dirigentes de Agco a Breganze. En la foto, arriba, el grupo inmortalizado a su llegada a Laverda. En el medio, con la americana marrón y los pantalones beige, Martin Richenhagen habla con Valerio Morra, a su derecha. A la izquierda de Richenhagen, en segundo plano, Gary Collar. En la foto central, un momento del encuentro institucional. En la foto abajo, el grupo se pone en marcha para visitar el establecimiento.


13

Laverda, junto a los protagonistas La nueva campaña institucional y la misión de la empresa: respuestas avanzadas para cada tipo de emprendedor Tienen exigencias específicas, visiones diferentes, proyectos distintos. Y sin embargo cada vez más emprendedores obtienen una respuesta en común. Laverda: la respuesta avanzada, especializada y personalizada. Así se lee el encabezamiento de la campaña institucional laverda propuesta para la estación 2009-2010, que una vez más ve al empresario en el campo como un protagonista y testigo de la comunicación. En la campaña anterior el protagonista era uno, bien individuado. En cambio esta vez los protagonistas son muchos, ubicados de forma diferente en un campo de trigo. Los emprendedores a los que Laverda se dirige y ofrece

los propios productos tienen proyectos y necesidades diferentes y “atestiguan” su visión, su necesidad específica. La promesa es evidente. Laverda es capaz de ofrecerles a todos ellos, incluso con sus exigencias individuales, la respuesta adecuada, competente y especializada, la que les permite gestionar tranquilamente el trabajo de cada día y hacer proyectos para el futuro. Laverda es la respuesta adecuada para la pluralidad de empresarios representados en la visión de esta campaña porque su misión pone a los clientes en el centro y prevé un desarrollo continuo de la tecnología para la recolección. Esto permite ofrecer la más amplia gama de respuestas especializadas, capaces de satisfacer la complejidad de las peticiones de la empresa

agrícola y agromecánica moderna, adecuándose a planes empresariales diferenciados. La visión refinada, que respeta por completo la corporate identity, retoma con coherencia los colores y el estilo de la campaña anterior y, desarrollando las historias, lleva a imaginar las ideas de estos emprendedores, tan diferentes entre ellos, pero todos relacionadas por el encontrar en Laverda una respuesta especializada, fiable y productiva.

Que bonitos modelos, pero más bonitas, las máquinas en vivo El club nacional del modelismo agrícola de visita en Laverda Un día especial en Breganze, el club nacional de modelismo agrícola Gaima como huésped. La visita, organizada por Andrea D’Ippoliti di Argenta, gran partidario de la marca Laverda y fundador del Club, con la colaboración de la PR de Laverda Simonetta Lambrocco y el equipo de la empresa, ha despertado un gran interés a todos los miembros del grupo, quienes se quedaron impresionados con la recepción reservada en Breganze. “Aprecio mucho mi Club, y sabía muy bien, por anteriores experiencias, que quedaría muy bien llevando el grupo a Laverda” explica D’Ippoliti.

El grupo, compuesto en su mayoría por agricultores y contratistas, después del recibimiento y un café de bienvenida, tuvo la posibilidad de aprender, a través de diversas películas y presentaciones institucionales, la historia y la realidad de la empresa. A continuación se inició la visita de la instalación productiva, siguiendo el recorrido constructivo de la cosechadora, desde el área dedicada a aceptar las materias primas hasta los repartos productivos y las líneas de montaje. “También la visita al departamento de repuestos fue muy interesante - cuenta D’Ippoliti – porque nos hemos dado cuenta de lo que significa poder contar con un servicio eficien-

te y tempestivo”. Lo que más nos llamó la atención, dice D’Ippoliti, fueron las demostraciones y la prueba dinámica de la cosechadora autonivelante Al Quattro en la colina artificial. También nos atrajo el museo de la empresa. Para finalizar una comida estupenda en compañía de algunos responsables de la empresa. “Nos sentimos orgullos pensando que la marca Laverda lleva la bandera italiana” concluye D’Ippoliti.

El otoño de las grandes ferias internacionales. Laverda da cita en Francia, Puglia y Alemania Se empieza con el salón Innov-Agri Grand Sud Ouest, en Ondes, Francia, en Alta Garona, a las puertas del cierre de verano, los días 9 y 10 de septiembre del 2009. La manifestación ferial, que abarca una superficie expositiva de 70 hectáreas, 25 de las cuales están dedicadas a espacios demostrativos para las máquinas en marcha, ocupará a Laverda con tres máquinas: una M 306, una M 306 Levelling System y una 255 Lcs Levelling System. Después será el turno de Agrilevante, en Bari, del 8 al 11 de octubre del 2009. Para la edición 2009, el objetivo primario de esta exposición ferial es refor-

zar el carácter internacional, pero sobretodo el de convertirse en un punto de referencia importante para los países de la Cuenca del mediterráneo, de los Balcanes y del Medio Oriente. En esta ocasión Laverda expondrá la almiranta de sus autonivelantes, la Al Quatrro con plataforma de corte de 6 metros y una M 304 SP Levelling System Integral con plataforma de corte de 7 metros. Finalmente, en noviembre del 2009, del 8 al 14, (8 y 9 preview days), Laverda se expondrá en Alemania en Agritechnica, Hannover, punto de encuentro internacional del sector de la mecanización agrícola. Aquí se presentarán innovaciones, tendencias definidas y visiones discutidas.


14

El álbum

La cosechadora solidaria viaja a Camerún Una M 100, después de treinta años de carrera honorable, reparada desempeña impecablemente su tarea en la misión de los Carmelitanos Puerto de Douala, república de Camerún, África ecuatorial, diciembre del 2008: de la enorme bodega de un barco sale, entre la atención general, una máquina roja grande proveniente de Italia. La espera un camión que la transportará por 300 kilómetros, hasta la misión de los Padres Carmelitanos de Nkoabang, no muy lejos de la capital Yaoundé. Es la conclusión de un largo viaje que inició en los campos del Vicentino muchos meses antes. Y también el cumplimiento de un sueño que ha reunido a un grupo de voluntarios decididos a prestar un servicio importante a aquella comunidad africana. La máquina en cuestión, es una cosechadora Laverda M 100, comprada a un precio simbólico por una empresa agrícola vicentina en donde había desempeñado durante más de treinta años su honorable carrera. Recuperada por Caludio Zarantonello y reparada a la perfección, con sus dos barras de trigo y de maíz, fue cargada en un camión y enviada por tierra hasta un puerto del sur de Francia, y desde allí por barco hasta África. El proyecto agro-pastoral ideado en el 2006 y el cual el vicentino Paolo Monfardini en Camerún sacó adelante con tenacidad, comprende, entre las diversas intervenciones sociales y económicas como escuelas, casas y almacenes, un criadero de pollos con el maíz producido en los campos resultado de la bonificación de terrenos no cultivados. El clima local permite realizar cada año dos recolecciones de maíz, uno en enero y otro en julio. De esta manera, la disponibilidad de la cosechadora permite afrontar con rapidez y eficiencia la recolección del producto destinado a la cría. Un progreso enorme con respecto a la recolección y desgrane manual, con la ventaja de poder dedicar más atención a los demás aspectos de la economía rural de la comunidad. Detrás de estos resultados está el esfuerzo de Monfardini, Zarantonello y de sus amigos para reparar con eficiencia una máquina que, a pesar de su increíble robustez, necesitaba realmente pocas intervenciones. A continuación, se comenzó la búsqueda del manual de uso y mantenimiento, el cual se había perdido y era necesario para instruir a los operadores locales y efectuar posibles reparaciones. Con la ayuda del archivo de Laverda, fue posible encontrar el manual y proporcionar una copia después de cuarenta años. Finalmente faltaba superar los problemas de transporte desde Italia hasta Camerún, con sus respectivos costos, y la puesta

en marcha de la máquina con la instrucción de los operadores locales. Pero todo se resolvió felizmente y la vivaz M 100 ha retomado su trabajo en los campos africanos con la eficiencia de siempre. Los resultados fueron tan positivos que aumentaron el deseo de una máquina más actual y potente ya que la parece que la superficie que se puede cultivar podría agrandarse más. Quién sabe si en el futuro, del parque má-

quinas de Laverda, no escape alguna máquina más actual y productiva, que pueda hacer crecer aún más esta preciosa realidad de cooperación y solidaridad nacida del duro y desinteresado esfuerzo de un italiano generoso y el de sus amigos. Piergiorgio Laverda


15

En la página anterior: Paolo Monfardini y Claudio Zarantonello con un productor local y el momento de la llegada de la máquina a la Misión. Arriba: una vez montada la barra de maíz, se prueba la M100. Al lado: el desgrane manual del maíz con una vieja desgranadora “capretto”. Abajo: ¡finalmente en el campo, con algún operador de más!

LA ÉPICA M 100, NACIDA EN 1965 PARA LAS MEDIANAS Y PEQUEÑAS EMPRESAS Tras el fuerte adelanto innovador, a partir de 1964, del modelo M120, los hermanos Laverda decidieron proponer en el mercado una cosechadora de producción media que mantuviese las características de su hermana mayor pero con dimensiones más contenidas y menos potencia, adaptándose de esta forma a las pequeñas y medianas empresas. Nacida en 1965, la M100, de la que fueron producidos 4300 ejemplares hasta 1974, se desveló con el tiempo como uno de los más grandes éxitos comerciales de la casa de Breganze, gracias a su robustez y fiabilidad. De esta máquina, en 1970, salió el modelo M 100Al, la primera cosechadora autonivelante en la producción mundial. Tenía una producción media de 40-65 quintales/hora. Estas son las características principales: • Barra de corte de 2,60 - 3,10 - 3,60 m, desenganche rápido de la barra y el elevador; elevación hidráulica de la barra y del aspa articulada de 5 barras comandada mediante variadores simplificados. • Cóncavo con 8 barras de 860 mm y ø 560 mm de ancho comandado mediante variador a una correa. • Cuatro sacudidores de 1000 mm de ancho y 3200 mm de largo. • Grupo de limpieza con ventilador de 4 paletas con capacidad regulable para la fuga de aire, criba superior regulable e inferior con perforaciones fijas intercambiable. • Brillador de barras y segunda ventilación bajo pedido. • Depósito de cereales de 2000 litros. • Grupo motopropulsor con motor “OM” Diesel CO2 D - 69 Cv y, sucesivamente, “Perkins” Diesel 4.236 – 80 Cv o “OM” Diesel C03 - 85 Cv, variador de dos correas y horca, fricción monodisco en seco, cambio con tres velocidades y reductores finales de engranajes cilíndricos en baño de aceite. • Plaza de conducción central, dirección asistida bajo pedido. • Producción media de cereal 40÷65 q/h.


16

La historia, las historias

Trilla, amado rito popular Las fiestas aisladas que descubren las tradiciones rurales genuinas se difunden cada vez más en Italia De Pontecorvo en Lacio (a donde incluso vino la tv holandesa para filmar el evento) a Putiñano en Bari, de Viterbo a Monte Roberto en Las Marcas, de Spina en Umbría a los grandes y pequeños centros industrializados del Véneto como Sandrigo, Baone, Rosà y Cassola, que no se olvidan de sus antiguos orígenes rurales, es todo un himno al descubrimiento de las propias tradiciones campesinas. Alrededor del tema de la trilla, que por centenarios, en épocas en las que subsistir era difícil, se desarrolló el rito que involucraba a toda la comunidad como símbolo del optimismo, del sueño de vivir y de la abundancia alimenticia, momento de alegría, bailes y juegos populares, de donde florecieron fiestas y ferias en toda Italia. Grandes eventos que a veces duran varios días, ocasiones para descubrir la gastronomía y los platos típicos locales, y obviamente, para festejar con programas de conciertos y espectáculos que a menudo son de primera. Con ejércitos de voluntarios que trabajan coordinados por los pro-sitio y los comités del pueblo más cercanos a las tradiciones. Desde hace unos diez años la costumbre se ha multiplicado, haciendo nacer ferias temáticas en un lado y en otro. También hay centros en los que la fiesta se realiza desde hace mucho tiempo: el pueblo vicentino Sandrigo, por ejemplo, cerca de Breganze, la capital de la mecanización agrícola, ha cumplido este año un cuarto de siglo con la organización de la fiesta de la trilla número 25. Laverda, que ha patrocinado la manifestación en diversas ocasiones, también este año ha querido participar promoviendo el evento a través de una emisora local. El regreso a la trilla de los abuelos y de los bisabuelos tiene muchos significados. Durante décadas, la transformación de la civilización rural en un nuevo mundo hecho de artesanía e industria había enviado al olvido los orígenes, mirándolos casi con vergüenza. Sin embargo, hoy existe el orgullo de desvelarlos, entendiendo que el “pueblo global” es hermoso pero es necesario defender con las uñas las especialidades típicas locales y los productos de temporada genuinos, después de las locuras excesivas de frutas y verduras provenientes de cada rincón del mundo, car-

gadas de costos y de “contaminación global” por el transporte. Las ferias temáticas, ideadas con fantasía y con diferentes tipos de organización, ven por lo menos dos momentos fundantes. Uno de ellos es la fiesta de la trilla, en donde se encuentran las personas en el campo para segar y trillar a mano con el mítico hoz o con el fantástico redescubrimiento de tractores y máquinas de inicios del novecientos, mantenidos engrasados y brillantes por sus apasionados propietarios, a menudo protagonistas de aplausos y numerosos desfiles. El otro son los trajes típicos de los campesinos de otros tiempos, arneses y reconstrucciones de escenarios de época de gran impacto folclórico que representan otra línea de investigación histórica y cultural de los territorios. Entre los muchos ejemplos, dos localidades de Véneto son de gran valor gracias a la profundidad de los estudios y el éxito de asistencia: “Le Arti” en Bassano del Grappa, es un grupo que sintetiza un repertorio de labores antiguas y costumbres, también aplaudido recientemente en una tournée australiana, y los “Angoli rustici” de Romano d’Ezzelino, es una manifestación de gran éxito que atrae millones de visitantes, a cargo del comité Siriola. Mientras tanto, los ancianos recuerdan con placer sus tiempos y los jóvenes tienen la

Laverda S.p.A. via F. Laverda, 15/17 - 36042 Breganze [VI] Italia t. +39.0445.385311 f. +39.0445.873355 info@laverdaworld.com www.laverdaworld.com

oportunidad de estudiar un mundo históricamente muy cercano a ellos, pero del que poco han conocido. Las comunidades se encuentran de nuevo con serenidad dentro del ambiente popular de casa, entre una sonrisa y una charla, rompiendo las barreras del trabajo y del frenesí del ritmo de vida moderno. Y se abre paso un nuevo tipo de economía agrícola y alimentaria, unida a la bondad y la autenticidad de los productos.

Dos máquinas de época Laverda en acción durante algunas manifestaciones populares. Arriba, una antigua trilladora manual del final del 800. Abajo: sega del grano en Sandrigo (VI) con una segadora remolcada 48A de los años 30.

Este periódico está imprimido en papel 100% reciclado, respetando al máximo el medio ambiente

Laverda World n.1 anno IX - Settembre 2009 spa  

Laverda siempre hace historia en el campo En la temporada de recolección las cosechadoras rojas de ayer y hoy son protagonistas en cada regi...