Issuu on Google+

1

AÑO VIII

MAYO 2008

El periódico del especialista de la cosecha

Los mercados aprueban la nueva alianza El acuerdo Laverda-Agco da óptimas señales Mientras tanto en Italia se reactiva el sector de las cosechadoras y las “rojas” crecen un 36 % 2007 POSITIVO PARA LA “FAMILIA” LAVERDA: FACTURACIÓN DE MÁS DE 150 MILLONES

pág. 2

FELLA Y LA HENIFICACIÓN, UNA IDEA QUE CUMPLE YA 90 AÑOS

pág. 7

COMPETICIONES DE COSECHADORAS EN RUSIA: GANA EL HOMBRE DE LAS “ROJAS”

pág. 11

ENCUENTRO DE LOS FABRICANTES ALEMANES EN BREGANZE

pág. 12

LAVERDA PIONERA DE LA AUTOPRODUCCIÓN DE ENERGÍA

pág. 14-15

Gruppo Industriale ARG




El punto por Mario Scapin

Listos para el ingreso en el campo para recoger nuevas satisfacciones

Mario Scapin, director general

En el año 2007 el Grupo Laverda superó los 150 millones de facturación, también gracias al acuerdo estipulado con Agco Gentiles lectores, muy cerca del inicio de las actividades en el campo, todos esperamos con optimismo esta nueva cosecha, porque la misma deberá garantizar finalmente a todos los agricultores el nivel de remuneración que desde hace tiempo esperaban. Los precios de los productos agrícolas - fruto del crecimiento de los consumos, el desarrollo de los biocombustibles y también probablemente de estrategias financieras - desde hace ya algún tiempo está impulsando el desarrollo del mercado de las cosechadoras en los principales países. Es gracias a estos factores positivos que Laverda ha logrado cerrar su balance 2007 (recientemente aprobado por la asamblea de accionistas) con un crecimiento prometedor respecto al ejercicio económico precedente. La facturación muestra un incremento del 19%, superando los 99 millones de euros. El resultado se debe a un crecimiento del 15% del número de máquinas vendidas y al siempre importante aporte de la actividad de repuestos, cuyo volumen de negocios creció un 20%. En este año, tan importante para la empresa y caracterizado por el acuerdo estratégico con el grupo Agco, el margen operativo, al neto de las actividades extraordinarias, ha presentado el crecimiento más significativo, con una mejora del 82%. El valor del stock ha disminuido, tanto para las materias primas como también para el producto final, contribuyendo a una posterior consolidación de la posición financiera de la empresa. La misma evolución ha caracterizado también el ejercicio económico de la firma Fella Werke, de la cual Laverda es única propietaria y con la cual comparte la gestión de sus actividades. La facturación de Fella en efecto creció un 10%, superando los 51 millones de euros. En definitiva la facturación consolidada del grupo Laverda ha superado los

150 millones de euros, confirmando así el camino de crecimiento que había emprendido ya la empresa. Los resultados obtenidos se deben al aporte de todos los colaboradores, de los concesionarios, de los distribuidores y de los accionistas. A todos ellos, expreso aquí un sincero agradecimiento, pero sobre todo, quiero recalcar mi reconocimiento a nuestros clientes, por la confianza que han demostrado hacia los productos y servicios que ofrece Laverda. En estos primeros meses de 2008 se han confirmado las tendencias positivas de los últimos períodos, la demanda de cosechadoras sigue firme y Laverda trabaja para responder al mercado, llevando a cabo todas las acciones necesarias para incrementar la producción diaria. En Italia se asiste a una significativa recuperación de los volúmenes de ventas, gracias sobre todo a la demanda del centro-sur y a la gran aceptación que tuvieron las nuevas autonivelantes AL Quattro y AL Rev. También la M304 Ls Integral está alcanzando buenos resultados (superiores incluso a nuestras expectativas), confirmándose como la máquina ideal, con dimensiones medias, para la cosecha en colinas. El mercado francés ha evidenciado un crecimiento de casi el 50% y

Laverda ha sabido responder incrementando no sólo el volumen de ventas, sino también su participación en el segmento de las máquinas convencionales con sacudidor. Son también muy positivos los pedidos que nos llegan de los países de Europa del este, en particular Bulgaria y Rumania. También otros mercados, como Grecia o Polonia, están creciendo, tanto en volumen como también en lo que respecta a la participación de mercado. También las marcas del grupo Agco están evidenciando análogos resultados; tanto Massey Ferguson como también Fendt evidencian un crecimiento continuo en todos los mercados de referencia, garantizando así un posterior aporte al desarrollo de la empresa de Breganze. Con gran satisfacción por mi parte, considero que todo esto representa una clara confirmación de la validez de la estrategia del acuerdo ultimado el año pasado con el grupo Agco. Ya a un paso del inicio de las actividades en el campo quiero concluir deseándoles a todos que la próxima cosecha sea realmente satisfactoria y con el auspicio de poder reservar a todos los clientes de Laverda buenas sorpresas para las próximas ferias de otoño.

El periódico del especialista de la cosecha Año VIII, n. 1, mayo 2008 Periódico trimestral Registro Tribunal de Vicenza n. 1017 del 5 marzo 2002

dirección editorial Mario Scapin Angelo Benedetti Simonetta Lambrocco director responsable Claudio Strati proyecto gráfico Andrea Rosset Piergiorgio Laverda han colaborado: Aneliya Kaneva

responsable comercial Opticom Ltd Bulgaria

Andres Moradas Lopez

responsable ventas Laverda España

Elena Korovkina

asistente de dirección Investa Agro

Thomas Beckert

gerente de producción Fella

Piergiorgio Laverda

a cargo del Archivo Histórico “Pietro Laverda”

fotografías Archivio Laverda spa © by Laverda spa 36042 Breganze (VI) Italie via F. Laverda, 15/17 tel. +39.0445.385311 fax +39.0445.873355 www.laverdaworld.com info@laverdaworld.com Imprimé par G.N.G.

Via Galvani, 58 - 36066 Sandrigo (VI) Propiedad literaria reservada. Está permitida la reproducción de artículos e imágenes solamente si se cita la fuente.

A los destinatarios de la revista INFORMATIVA SEGÚN NORMA DEL ART. 13 D. LEG. 30.6. 003, n° 196 Sus datos de identificación han sido adquiridos por la firma Laverda S.p.A. a través de los directos interesados o de listas y registros públicos (por lo tanto conocidos) para el desarrollo futuro de nuestra actividad de marketing. Los datos antedichos serán utilizados por la firma Laverda S.p.A. impresos y/o en forma informática o telemática y exclusivamente en nuestra sociedad o por nuestros asistentes que colaboran a través del sistema postal en función de nuestras exigencias, inclusive futuras, de adquisición de nuevos clientes mediante el envío de propuestas comerciales. Laverda S.p.A. garantiza la máxima discreción en el tratamiento de datos y la posibilidad de solicitar gratuitamente la cancelación (o la rectificación) de los mismos en nuestro archivo. Se garantiza por lo tanto la facultad de ejercitar todos los derechos del art. 7 del d.leg. N° 196/2003 y en particular de oponerse al tratamiento de dichos datos tanto en forma total o parcial.




El mercado Italiano por Simonetta Lambrocco

La agricultura en plena salud, avance de las cosechadoras

Simonetta Lambrocco responsable comunicaciones y relaciones públicas

En el mercado interno la participación crece + 36% respecto al año 2007 Gran crecimiento del sector agrícola y consecuentemente renovado crecimiento del mercado de las cosechadoras. A nivel nacional el desarrollo positivo respecto al año 2007 es muy significativo. El aumento de la demanda alimenticia, determinado por la incorporación en el mercado de economías nuevas y fuertes, las nuevas orientaciones de las costumbres alimenticias, las mayores posibilidades económicas de poblaciones muy numerosas (China e India en primer lugar) y las inversiones financieras, no son los únicos factores decisivos que han determinado la reactivación general del sector agrícola. Resultan también muy importantes, en efecto, para entender la tendencia de crecimiento del sector, las nuevas necesidades de producción de energía con fuentes alternativas. En el campo energético, el aumento del precio del petróleo es de tipo estructural. El que vivimos hoy es la tercera crisis petrolera de la historia. Pero mientras que la primera (1973-74) y la segunda crisis (1978-79) fueron causadas por la restricción de la oferta propulsada por la Opec (Organización de los Países exportadores de petróleo), la crisis actual está determinada por la progresiva reducción de la materia prima, la cual, siendo limitada, inevitablemente está destinada a agotarse. No podemos saber con certeza cuando se acabaran las reservas de petróleo, sin embargo, muchos especialistas en la materia consideran que esto se podría verificar dentro de aproximadamente 70 años. Se deben de todos modos considerar numerosas variables que pueden incidir positivamente, como por ejemplo un compromiso a nivel mundial para un consumo sostenible y responsable, para una mayor eficiencia energética, una política compartida para la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, la capacidad y la posibilidad de aprovechar concretamente las energías renovables, la recuperación de un estilo de vida que respete más el ambiente, el descubrimiento de nuevos yacimientos petrolíferos… Si en lo que respecta a los temas relacionados con la investigación, individualmente no podemos aportar mucho, en lo que se refiere en cambio a la racionalización de los consumos, todos y cada uno de nosotros podemos contribuir en gran medida. Podemos comenzar, por ejemplo, prestando mayor atención a la utilización de la luz eléctri-

ca o del automóvil, limitándonos a nuestras efectivas necesidades, no dejando luces encendidas inútilmente, empleando bombillas de bajo consumo y desplazándonos en automóvil solo cuando resulta indispensable. Podemos optar por un consumo alimenticio local, eligiendo productos que provengan de áreas limítrofes de nuestra zona de residencia. La paradoja que a veces se nos presenta al efectuar una compra, es decir que un producto que llega de otro punto del globo se ofrece a un precio más competitivo respecto al producto local, puede ser cambiada con un esfuerzo grupal, que vuelva a llevar las cosas a su natural orden lógico, con un ahorro no sólo en términos de consumo energético, sino también en lo que se refiere a la contaminación ambiental. En efecto, limitando la demanda de productos que provienen de países lejanos, limitamos los transportes y al mismo tiempo reducimos la contaminación. Es impresionante pensar que cada kilo de gasolina que consumimos produce 3 kilos de anhídrido carbónico, uno de los principales factores causantes del recalentamiento terrestre. Estudios recientes afirman (como explicó el científico Ernesto Hofmann, experto en tecnologías, en el foro “Domani energia” organizado en Venecia por Coldiretti y The European House Ambrosetti), que en Estados Unidos se consumen 22 millones de barriles de petróleo al día, mientras que el ciudadano de la Unión Europea, según el informe de Legambiente 2008, consume aproximadamente la mitad respecto a uno norteamericano, pero tres veces más que un ciudadano chino y casi nueve más respecto a un africano. Mientras tanto, China

proyecta la construcción en breve de otras 60 centrales eléctricas a carbón. Y todos sabemos que el carbón, además de anhídrido carbónico, produce una importante contaminación de polvo. En conclusión, el escenario resulta muy variado y, precisamente por esta razón, el mundo científico nos invita a una actitud holística, es decir una actitud que tenga en cuenta cada particularidad como parte de un todo y no como elemento individual. En nuestro universo individual podemos verificar como a cada acción nuestra corresponde una serie de efectos, que está en nuestras manos que resulten positivos o negativos. Volviendo al argumento que más nos toca, el aumento de los precios de los cereales y las reservas que escasean han llevado a quienes operan en el sector agrícola a no dejar terrenos sin cultivar. Además, el frente de las energías alternativas absorbe gran parte del producto y contribuye en modo significativo al renovado optimismo en el sector. Optimismo que observamos también en Italia, donde crece el mercado de las cosechadoras, que aumentó un 36% respecto al año 2007. El incremento del mercado doméstico se debe sobre todo al crecimiento del segmento de las autonivelantes que han duplicado actualmente su volumen, alcanzando una participación sobre el mercado total del 31%. Laverda, gracias a sus nuevos modelos de autonivelantes AL Quattro y AL Rev, ocupa el primer lugar. La AL Quattro ha recibido mucha aceptación por parte de la clientela, no sólo en Italia, sino también en España, donde también existen gran cantidad de terrenos con pendientes pronunciadas.




Castellacci, el desafío de las ventas El responsable comercial para Italia, en Laverda desde el año 2000: “Estimulante volver a llevar a su antiguo esplendor esta marca histórica” Trabaja en Laverda desde el año 2000 Giampietro Castellacci y desde septiembre 2007 es el responsable comercial para Italia. Inició su actividad en Breganze como gerente de área. Desde el primer momento se evidenció una cierta sintonía entre su modo de pensar y la cultura de la empresa de Breganze. Esto explica el entusiasmo con el cual Castellacci se dedica a la venta de las cosechadoras Laverda. Giampietro Castellacci nació en Rovigo hace 53 años, está casado y tiene una hija de 18 años. Una vez que finalizó sus estudios se acercó casi inmediatamente al sector agrícola y mecánico, trabajando dentro de la estructura del Consorzio Agrario Provinciale de Rovigo, donde permaneció hasta 1990 como productor de máquinas. En el año 1991, Castellacci inicia su relación profesional con la Sociedad Sovema de Módena, donde trabajará como gerente de área hasta el año 2000. “En Sovema, - recuerda Casellacci – he podido conocer un sistema basado en el crecimiento personal, dentro de una estructura organizada a partir del respeto total de los objetivos y los plazos de la empresa”. ¿Giampietro, qué es lo que te llevó a acercarte a Laverda? “La fuerza, la energía humana que emanaban de su nueva estructura gerencial y la voluntad de reafirmar en el mercado una marca prestigiosa, que tanto había dado a la agricultura, no sólo en Italia, sino también en todo el mundo”.

¿Naturalmente conocías la empresa, antes de empezar a trabajar en Breganze? “Sin duda, conocía muy bien Laverda, su historia, sus productos. Ya a partir de los años setenta, cuando yo trabajaba en el consorcio, vendía un promedio de siete u ocho máquinas Laverda al año. Por lo tanto, haciendo cuentas, he vendido un gran número de máquinas Laverda…” ¿Cómo percibías en aquel entonces los productos y la marca Laverda y cual era en ese momento la posición de Laverda respecto a sus competidores? “Laverda contaba en mi área operativa con una participación en el mercado de alrededor el 80%. Los competidores estaban atravesando una situación de crisis con sus productos o estaban comenzando a construir su red de ventas, con innumerables dificultades. Fue una gran crisis de los consorcios agrarios que permitió una gran intrusión en el mercado italiano por parte de nuestros competidores. Lo que me llevó fundamentalmente a aceptar la propuesta de trabajar para Laverda, además del entusiasmo que yo percibía en su nueva estructura gerencial, fue un cierto desafío personal. Me seducía el objetivo de volver a dar el esplendor y el prestigio del pasado a una marca que había marcado de forma tan determinante el desarrollo agrícola de Italia y del mundo”. Eres un hombre pasional y que se desafía continuamente a sí mismo…

“Exactamente”. ¿Un balance hasta la fecha de tu experiencia en Laverda? “Sin duda muy positivo. Los resultados en el campo demuestran que la calidad de nuestros productos cuentan con un reconocimiento muy amplio. Laverda ha vuelto a conquistar las posiciones que le competen”. ¿Y desde el punto de vista personal? “Realmente una gran satisfacción. Me siento muy orgulloso de los resultados que he logrado, incluso en lo que respecta a mi carrera. Pero sin duda esto no disminuye mi actual compromiso y el estímulo para el progreso constante de las ventas”. ¡Gracias Giampietro y mucha suerte! Simonetta Lambrocco

También el “tótem” empresarial sintetiza la nueva alianza industrial Las novedades que afectaron la organización de la sociedad Laverda, se evidencian también en los símbolos de la empresa. Y es así que el “tótem” institucional de la empresa se ha enriquecido con el logotipo Agco. En el gran tótem blanco emplazado en la entrada de la empresa de Breganze, donde dominaba el logotipo Laverda, ha sido aplicado recientemente también el logotipo Agco (del lado opuesto a la marca Argo) testimoniando así los grupos a los que pertenece la sociedad. Del mismo modo entre los seis estandartes de la entrada están presentes ahora las dos banderas de Fendt y de Massey Ferguson, ya que en la planta Laverda, se producen también cosechadoras con las marcas Fendt y Massey Ferguson. Y es así que hoy junto a los estandartes de Laverda flamean las banderas de Massey Ferguson y Fendt, recordando a todos la nueva alianza industrial. S. L.




Volatile, más de medio siglo de historia En Sicilia oriental un concesionario Laverda con una larga experiencia Cuenta con casi sesenta años de historia y experiencia la firma Volatile Bernardo snc, concesionario Laverda para las provincias de Catania, Siracusa, Mesina, Ragusa, Enna, Agrigento y Caltanissetta. La firma Volatile Bernardo fue fundada en diciembre de 1951 en Palagonia, una pequeña localidad de la provincia de Catania. Su fundador, Bernardo Volatile, era un gran empresario. Ya algunos años antes de su apertura, la nueva empresa había iniciado su actividad comercial vendiendo motocicletas en la parte oriental de Sicilia. El primer contacto con el sector de los tractores fue en el año 1952 con la concesión de venta de productos con la marca Pasquali; algunos años después, Volatile se convierte en un concesionario Lamborghini y más tarde comenzó a representar también las marcas Landini en 1967, Agrifull en 1970 y Goldoni en 1979. La empresa de Bernardo Volatile no fue fácil, porque en los años cincuenta, el empleo de máquinas mecánicas para la agricultura no era aún concebible para el campesino; en efecto, se consideraba agricultor quien, con su propio trabajo exclusivamente manual, suministraba los productos necesarios para la alimentación. En este sentido la actividad que en aquel entonces llevaba a cabo Volatile se podía considerar “revolucionaria”, pero el elemento que sin duda le brindó una ventaja competitiva indiscutible fue el considerar el cliente no tanto sólo como cliente, sino también como un

amigo. El hecho de haber sido él mismo un agricultor antes que un empresario, le permitió un mayor conocimiento de los clientes y de sus exigencias: eran también amigos y conocidos, que él conocía muy bien. Bernardo Volatile desde el inicio comprendió y aplicó para su empresa los principios del marketing: el cliente antes que nada. El éxito que obtuvo constituye la demostración de su compromiso constante hacia los clientes. En 1999 la firma Volatile Bernardo se transformó de empresa unipersonal en la sociedad Volatile Bernardo snc, guiada siempre por Bernardo, más su esposa Anna y sus hijos Francesco y Salvatore. Estos últimos han continuado y posteriormente desarrollado el trabajo de sus padres. La empresa es hoy concesionario, entre otros, de las marcas Laverda, Landini, McCormick, Valpadana y desde hace poco comercializa los productos de una empresa, la firma Neuson, que opera en el sector de las máquinas para el movimiento tierra, en particular excavadoras y minipalas. La firma Volatile Bernardo snc sigue manteniendo su carácter innovador y siempre atento a los cambios del mercado. En ella empieza hoy a trabajar la tercera generación de la familia. La entrada, en efecto, de Bernardo Andrea Volatile, ha significado nueva linfa para la empresa. Gracias a sus estudios en economía empresarial, Bernardo Andrea está empezando a adecuar la empresa a un ambiente y un sector actualmente en gran evolución.

La mayor isla del Mediterráneo, donde la agricultura representa un recurso vital Sicilia es la mayor isla del Mediterráneo y la región más amplia y más meridional de Italia. El estrecho de Mesina, ancho 3 kilómetros, la separa de la península italiana y el Canal de Sicilia del continente africano, que dista aproximadamente 140 kilómetros. El territorio ocupa una superficie de 25.710 kilómetros cuadrados y, a finales del año 2006, contaba con una población de 5.020.000 habitantes, 195 por kilómetro cuadrado. La agricultura constituye uno de los recursos económicos más importantes para la región. Una superficie de 650.000 hectáreas está dedicada a la agricultura y 400.000 hectáreas están destinadas a cultivos permanentes. Muy significativa es la producción de cereales - entre ellos el trigo, en especial la preciada variedad de trigo duro, esencial para la producción de la mejor calidad de pasta, que ya confería gran importancia a Sicilia para los romanos (la isla en efecto recibía la denominación de granero de Roma). Es también abundante la producción de olivas, que garantiza a su vez una óptima producción de aceite. Uno de los frutos más típicos es el caqui y el cultivo más famoso es el de cítricos: naranjas, limones y mandarinas, junto a bergamotas, cedros y pomelos de gran calidad. Por último también abundan los higos chumbos y las algarrobas. Importante también resulta el cultivo de hortalizas, que desde los años sesenta ha ganado cada día más mercados, en virtud de su cultivación en invernaderos, que se extienden sobre todo en la zona sur oriental. Los famosos tomates de Pachino cuentan con un reconocimiento a nivel mundial, al igual que las alcachofas. Pero Sicilia es también famosa por sus sabrosos frutos secos: entre los cuales destacan, por su calidad, las almendras, avellanas y el pistacho. Un aporte importante lo constituye también el cultivo intensivo de otras especies que tiempo atrás se consideraban exóticas, como el kiwi y el mango, o incluso las bananas, gracias a la benignidad del clima siciliano. El tradicional cultivo de la uva, permite la producción de óptimos vinos licorosos con elevada graduación alcohólica. El sector del cultivo de flores finas en invernaderos presenta también un gran desarrollo hacia los mercados europeos.




Los productos por Simonetta Lambrocco

En Fieragricola más visitantes para las cosechadoras En Verona gran interés por la M 306 Sp con barra de 7,60 como también para la AL Quattro y la Lcs 255 recién llegada del tour europeo En Fieragricola de Verona, del 7 al 10 de febrero, Laverda expuso una M 306 Special Power con barra de corte de 7,60 metros y la nueva autonivelante AL Quattro dentro del stand Argo. En un área dedicada a los expositores que habían formado parte de la Fieragricola Europe Tour (una feria itinerante a través de Eslovenia, Hungría, Eslovaquia Polonia, Rep. Checa, Austria e Italia, a la cual participó Laverda con sus importadores) en el mes de septiembre se expuso una Lcs 255 con barra de 6,00 metros. La feria convocó un número de visitantes superior a las expectativas, con 140.000 presencias (+ 4% respecto al 2006), considerando que los principales fabricantes mundiales habían ya presentado al público sus novedades en Agritechnica, en Hannover en el mes de noviembre. 1.230 los expositores (+ 5,6% respecto al 2006); 210 de ellos extranjeros, pertenecientes a 24 países. También Laverda recibió un significativo número de visitantes a su stand, italianos y extranjeros. La próxima feria internacional en la que participará Laverda será Eima International que se llevará a cabo del 12 al 16 de noviembre 2008. En la cúspide de la oferta Laverda, la M 306 Sp Ls 4wd se destaca por su productividad, confort y fiabilidad. De serie el exclusivo sistema “Laverda Special Power” Gsax, Ground Self Alignment Extra, que permite trabajar manteniendo uniforme el corte, incluso en las condiciones de cosecha más exigentes. Gracias a la gestión electrónica, aumentan la sensibilidad y la reactividad del sistema, el cual permite, en modo completamente automático, la adecuación longitudinal y transversal de la plataforma de corte al terreno, manteniendo constante la altura de corte y la presión de la plataforma de corte sobre el terreno. Dos son las regulaciones automáticas: de 50 a 200 mm para productos con tallo corto y como alternativa de 100 a 500 mm. Las grandes correderas de apoyo Easy Reverse, emplazadas bajo la barra, garantizan la máxima fiabilidad, brindando precisión a los mandos y facilidad de maniobra incluso desplazándose marcha atrás. Un conector eléctrico unificado incrementa la fiabilidad de los mandos y facilita el enganche de la plataforma de corte con la máquina. PFR, Prepare and Feeding Roller. Con púas sobredimensionadas, para un transporte aún más fluido y eficaz del producto hacia el canal elevador. El sistema garantiza una trilla regular, con un rendimiento constante de la cosechadora, una menor absorción de potencia, la contención de los consumos y brindando además gran durabilidad a las transmisiones. Mcs Plus, Multi Crop Separator Plus. El dispositivo somete el producto a una acción de separación forzada de la paja, antes que la misma llegue al sacudidor y puede ser desactivado, mediante un simple interruptor eléctrico, en caso de productos delicados con paja frágil. Gracias a la integración del modulo Rev, la superficie de separación está incrementada de un 20%, con el consecuente aumento del ángulo envolvente a 120º. Todo ello junto con el empleo de los sacudidores en toda su longitud, permiten prestaciones aún más elevadas. El batidor Laverda, con ocho barras batientes y ocho masas inerciales, constituye una garantía de óptima separación del producto, respetando totalmente la calidad de la paja y del grano. El sistema eléctrico de regulación independiente de la parte delantera y trasera del cóncavo, permite una adaptación rápida e ideal de la cosechadora a los diversos tipos de producto en cualquier condición.

La M 306 Special Power monta el motor ecológico, homologado Tier III, CITIUS 8.4 CTA 4V, SISU Diesel, de 246/335 Kw/CV, con sistema de alimentación Common Rail. La cosechadora Laverda 255 Lcs se posiciona en el segmento medio-alto del mercado. Características distintivas de la máquina son su productividad, la calidad del producto elaborado y la racionalización de los costes de gestión. La máquina garantiza consumos reducidos, operaciones de mantenimiento simplificadas y la máxima delicadeza en el tratamiento del producto, en todas las fases de la cosecha y de la trilla. Equipada de serie con Gsax, Pfr, Mcs Plus, la 255 Lcs cuenta con un depósito de almacenaje cereal de 7.000 litros. La 255 Lcs monta un motor Iveco homologado Tier III con alimentación Common Rail y potencia 180/245 kW/CV. El depósito carburante tiene una capacidad de 450 litros. La sencillez de las operaciones de mantenimiento, con la consecuente reducción de los tiempos de intervención, está garantizada por los amplios portones laterales, que permiten un cómodo acceso a las transmisiones, a los componentes internos y al filtro rotativo con desenganche rápido, permitiendo así alcanzar también cómodamente los radiadores y otros componentes, como por ejemplo la instalación de acondicionamiento. También en términos de confort la oferta de la 255 Lcs es rica: la cabina Profi Cab, ha sido proyectada para satisfacer en la mejor forma las exigencias del operador en términos de racionalidad de los mandos y ergonomía. El acceso a la cabina resulta cómodo y seguro, gracias la robusta escalera y la amplia puerta de entrada. El control y la gestión total de la máquina están garantizados por el ordenador de a bordo Agritronic Plus y por la exclusiva palanca multifunción. Las amplias superficies de los cristales permiten la máxima visibilidad. Además del acondicionador automático, la cabina Profi Cab ofrece de serie un cómodo asiento con suspensión neumática y puede ser equipada con nevera portátil, equipo de radio y lector CD, telecámara con pantalla a color y sistema satélite Gps. El amplio equipamiento de faros permite trabajar también de noche con óptima visibilidad, hasta cuando las condiciones de la cosecha lo permitan.




Fella y la henificación, una idea que cumple 90 años La empresa bávara, hoy controlada por Laverda, inició sus actividades en el año 1917 Cumple noventa años Fella, la empresa alemana del Grupo Laverda especializada en la producción de máquinas para la henificación. Y el próximo 26 de julio, en Feucht, en Baviera, Fella festejará el jubileo y abrirá al público el establecimiento para visitas guiadas, demostraciones de máquinas durante el trabajo y nuevas instancias de hospitalidad. La familia Morra, desde el año 2004, es la propietaria de Fella Werke, que a su vez forma parte del grupo Argo. La familia, en la que participa ya la tercera generación familiar, se ha especializado en la producción de máquinas para la agricultura y ha constituido con Argo un grupo industrial que engloba marcas históricas y prestigiosas, entre las cuales cabe recordar Laverda, fabricante líder de cosechadoras, Landini y McCormick, líderes en el mercado de los tractores. En el Grupo, Fella está íntegramente controlada por Laverda. La empresa alemana inició sus actividades en el lejano año 1917, cuando el director general de la fábrica de contadores isaria de Munich, propició la creación de un establecimiento destinado a la producción de gradas. En ese preciso momento inicia la historia de Fella Werke en Feucht. En febrero de 1918 se produjo el nacimiento oficial, con el nombre de Bayerische Eggenfabrik AG, Feucht. Toma el nombre de Fella más tarde, probablemente a partir de la palabra egipcia “Fellache” que significa campesino, agricultor. Bajo la conducción de su primer Director, Albert Löffler, la fábrica de gradas amplió su producción y en el año 1924 la gama incluyó también los arados. En 1931 se adquirieron las plantas de la firma Epple & Buxmann de Augusta, paso decisivo en el sector de las cosechadoras. Y el año sucesivo inició la producción de segadoras-atadoras para la cosecha de cereales, piedra millar del desarrollo de Fella. En 1953 Fella lanzó el acondicionador con mando de eje cardánico, predecesor del actual “Fella-effective-Conditioner”, novedad premiada con la medalla de bronce por la DLG, la Sociedad alemana para la agricultura. El año sucesivo se presentó la cosechadora autopropulsada Júpiter, para la trilla y la cosecha de cereales. A partir del año 1980 Fella se especializó en el sector de las máquinas para la henificación. En 1997 otro importante paso: Fella se organizó con un concepto completamente nuevo, el de cuatro fábricas autónomas dentro de la misma fábrica: cada una de ellas, responsable de sus propias actividades y de su personal, produce en base a líneas guía de la dirección. Gracias a ello, en 1999, gana el premio Best Factory Award. En el mismo año se produjo la sorprendente venta de Fella Werke, por parte de quien entonces era su titular, Peter K. Timmermann, al grupo holandés Netagco. Se verificaron consecuentemente inversiones en las plantas, se realizó una nueva gran estructura de 3.200 metros cuadrados para el montaje y un moderno edificio con oficinas y aulas para la capacitación. En el año 2003 fue creado el nuevo centro para el servicio de asistencia y repuestos. El año siguiente inició la nueva era de Fella en el Grupo Argo. Thomas Beckert

Argo informa

Gruppo Industriale ARGO

Plantas Argo Tractors a pleno régimen El Grupo Argo ha alcanzado recientemente un importante primer objetivo de optimización de la eficiencia productiva. Una reorganización de las plantas ha concentrado en Italia la producción de los tractores Landini y McCormick: esto dio origen al consecuente inicio de una actividad a pleno régimen en las líneas de producción de todas las plantas italianas, también con el objetivo de proponer al mercado las máquinas de las dos marcas a precios aún competitivos. En las dos líneas de Fabbrico, después de la ampliación de 2000 metros cuadrados para el almacén de los componentes y las oficinas de control de calidad, se producen hoy tractores para campo abierto, en las categorías de 60 a 220 CV. Para los tractores de 6 cilindros se ha creado una nueva línea, donde ya comenzó la producción de las nuevas series de tractores, McCormick XTX y TTX. Nueva es también la instalación de pintado, que trabaja con un programa de pintura al agua. En Luzzara, se producen tractores viñedos y fruteros, en San Martino in Rio los tractores de cadenas y los tractores en las categorías de hasta 80 CV.

Hannover, el Landini Rex 85 S en el podio El Landini Rex 85 S gana la competición entre las hileras. Fue en efecto el tractor de 82 caballos, frutero angosto, del fabricante de Fabbrico, quien se adjudicó el título de “Best of Specialized”, en el Tractor of the Year 2008, concurso que al final de cada año premia los mejores tractores del año, según el parecer de un jurado de periodistas del sector, de toda Europa. Ganador absoluto, entre los cuatro finalistas especializados, fue el Rex 85 S, considerado como el tractor que mejor responde a las necesidades de la agricultura especializada, no sólo por sus grandes características técnicas, sino también porque ha demostrado una excelente agilidad en las plantaciones frutales angostas; y ello gracias a su ancho reducido (de 1.213 a 1.313 mm según los neumáticos) como también gracias a su elevado ángulo de giro y a los perfiles redondeados del capó, que le permiten transitar y desplazarse entre los sarmientos de las viñas sin dificultad.




Los mercados

por Simonetta Lambrocco

Crece la agricultura mecanizada en Bulgaria Laverda alcanza una participación del 15% del mercado y la Serie M constituye la joya de la corona de su producción Si se la compara con otros países, la mecanización agrícola en Bulgaria evidencia un significativo retardo, tanto cuantitativo como también cualitativo. En el año 2001 se llegaba apenas a los 70 caballos por cada 100 hectáreas de tierra cultivada, mientras que la media europea era de 200-300. Sólo aproximadamente el 20% de las cosechadoras tenía una antigüedad de menos de 10 años y el 15-18% de las mismas presentaba un marcado deterioro, con una significativa pérdida de valor año tras año. No obstante el significativo incentivo dado por el programa Sapard para la modernización de la mecanización agrícola, se hacen necesarios posteriores inversiones en el sector de la cosecha. El mercado de la mecanización agrícola en Bulgaria, en los últimos años, se ha demostrado muy inestable y no es fácil hacer previsiones teniendo en cuenta simultáneamente los subsidios que la Unión europea ha garantizado para las inversiones en agricultura (el citado programa Sapard) y la insolvencia de muchas empresas agrícolas. Globalmente la venta de máquinas creció, pero con oscilaciones, en base a los subsidios concedidos cada año. Desde el año 2007 Bulgaria ha pasado a ser un miembro de la Unión europea, recibiendo así todos los beneficios inherentes a la política agrícola comunitaria. En este país la gran agricultura tiene la ambición de ampliar su estrecho espacio de acción y Laverda por su parte está incrementando su actividad, cubriendo ya el 15% del mercado, operando a través de su importador búlgaro, Opticom Ltd, con sede en Stara Zagora, en el corazón de Bulgaria y con nueve representantes en el territorio nacional. Bulgaria (ubicada en la región sur oriental de Europa) representa, por su territorio (110.910 km cuadrados) y por su población (7,56 millones de habitantes) un mercado limitado. Un 30% aproximadamente de su superficie total (3.296.800 hectáreas) puede ser arada (dato del año 2004). Pero grandes áreas del territorio nacional se encuentran muy lejos de los centros urbanos. Las áreas rurales son las que han sufrido la mayor merma demográfica. Son asimismo las que cuentan con la fuerza laboral menos instruida y evidencian además porcentajes de desocupación superiores respecto a las áreas urbanas. La redistribución de la tierra ha creado una significativa fragmentación de la propiedad. La dimensión media de los terrenos es de 0,6 hectáreas. En el año 2007 ha sido enmendada la ley de la propiedad, para permitir una utilización más racional de los terrenos. El desarrollo del mercado del arrendamiento de la tierra, utilizando propiedades y superficies unificadas, ayuda a superar el fraccionamiento de la propiedad de la tierra. El 79% del total de la superficie agrícola útil

fue cedido en arrendamiento en el año 2003 a sociedades financieras agrícolas. Los terrenos a nombre de personas físicas fueron cedidos en arrendamiento por un total del 50%, las cooperativas y las sociedades agrícolas y de cría cedieron incluso el 93%. En los últimos años el ingreso de diversos fondos de inversión en el sector de las propiedades agrícolas incrementó las sinergias. En el año 2003, las sociedades financieras agrícolas activas en Bulgaria eran 665.500. La agricultura búlgara ha producido el 7% del Pbi en el año 2006, porcentaje que se ha reducido al 5,1% en el 2007. Los cereales (trigo, maíz, cebada) alcanzaron el 58% del área arable, las semillas oleosas (girasol y colza) el 20%, las hortalizas el 5%. El cultivo permanente más importante lo constituyen las viñas, que se extienden aproximadamente sobre un 62% del total del área cultivable. Opticom Ltd, importador de Laverda, fue fundada en el año 1991 por ocho socios que se dedicaban fundamentalmente a la importación y la distribución de repuestos para tractores, cosechadoras e implementos. Hace diez años Opticom inició una colaboración de gran éxito con Landini para la importación de tractores: nadie conocía entonces la marca Landini en el país y hoy en vez la misma cuenta con una participación en el mercado del 19%. La familia de marcas importadas y vendidas por Opticom en Bulgaria comprende entre otras también Fella y Sigma4. Laverda ha designado Opticom como su distribuidor oficial en el año 2002 y desde entonces se hicieron grandes pasos, hasta alcanzar la actual participación del 15% en el mercado, debida en gran parte a la venta de las cosechadoras punteras Serie M. Los titulares de la sociedad operan hoy en la empresa junto a 34 empleados estables, todos ellos comprometidos en un contacto directo constan-

te con los clientes y en la oferta a los agricultores búlgaros del paquete de soluciones mecánicas más adecuado a sus exigencias. La sociedad ofrece también asesoramiento, servicios financieros, servicios de expedición y post-venta, suministro de repuestos. En la mayor parte de los casos Opticom suministra un paquete completo de máquinas y servicios al cliente final. Trabajando con un único proveedor que garantiza un servicio fiable y de confianza, los operadores pueden moverse con mayor desenvoltura entre los complicados mecanismos que ofrecen los diversos programas de apoyo financiero, gracias a los fondos Sapard o a los fondos estructurales de la Unión europea. Para estar aún más cerca de sus clientes, Opticom ha activado una flota de ocho grupos de Servicio móviles, que efectúan regulares visitas de asistencia, entrega de repuestos y lubricantes y que efectúan reparaciones de piezas. Para Opticom el trabajo del equipo de Servicio es fundamental para conquistar nuevos clientes. Por esta razón organiza regularmente cursos de capacitación para el crecimiento profesional de su personal cualificado. Aneliya Kaneva A. Kaneva, responsable comercial de Opticom y del equipo de Servicios.




Las M 306, grandes “Reinas” en España Gran aceptación en la península Ibérica para la M 306 Sp Ls 4wd, líder en su categoría Observando la evolución de la campaña 2007-2008, un año más podemos confirmar el continuo crecimiento de Laverda en el mercado Español, afianzando paso a paso su posición en el mercado y ganándose el prestigio dentro de un sector altamente profesional y competitivo como el de las cosechadoras. Parece que fue ayer cuando la dirección de la empresa me asignó la importante función de restablecer el prestigio del nombre y de la marca Laverda en España, mercado que, si bien por un lado contaba con el positivo legado de la tradición (con los modelos Laverda de la Serie M 132 y 152), sin embargo por otro lado, durante los últimos diez años, veía la presentación de las máquinas Laverda disfrazadas con diversos colores y muchas veces difíciles de interpretar para la mayoría del sector. Sin duda, esta variedad de colores representó un trabajo extra en la recuperación de la imagen autónoma de Laverda. Cuando la empresa de Breganze decidió retomar su camino en solitario para volver a ganar el terreno perdido, representó uno de los mayores factores competitivos. Son ya más de nueve campañas en las que se trabaja día tras día con la empresa Laverda. Cuando analizamos nuestro trabajo, me llena de orgullo compartir con los clientes, los concesionarios y sobre todo con mi equipo de trabajo, tanto en España como también en la casa matriz, estos resultados tan satisfactorios y prometedores.

Una de las principales protagonistas de nuestra evolución y para la cual quiero realizar un agradecimiento muy especial es nuestra estrella del mercado, la Serie M y en particular el modelo M 306 Sp Ls 4wd el ídolo de nuestros clientes y la artífice de nuestros éxitos. Son más de 70 las unidades de la Serie M vendidas, en diferentes versiones y modelos; pero nuestro modelo puntero en la última campaña alcanzó el 80% de los éxitos, colocándose como líder interno de su categoría. Después de hablar con los usuarios y comprobar en el campo como todos aquellos argumentos comerciales empleados en su día para formalizar la venta se plasman en la realidad, puedo entender el nivel de aceptación y satisfacción que tienen todos nuestros usuarios. A su vez, creo que este es un terreno indudablemente fértil para seguir creciendo y obtener buenos resultados en las campañas futuras. Otro pilar sobre el cual se sustenta nuestro crecimiento es el excelente nivel alcanzado en el servicio post venta, constituye un elemento extremadamente eficaz. Sin duda, estoy convencido que nuestro éxito no hubiera sido posible sin el trabajo, muchas veces oculto y en silencio, del servicio de asistencia a los clientes altamente profesional. Muchos son los clientes que me felicitan por este motivo cuando a través de ferias o encuentros ocasionales tengo el placer de saludar. Andrés Moradas López

Grecia, exposición de los productos Laverda en Salonicco con Giannakoulas Bros En el mes de febrero último Laverda, representada por la empresa Giannakoulas Bros, ha expuesto sus productos en Salonicco, en la 22° exposición bienal Agrotica, una gran feria dedicada a la promoción del desarrollo de la agricultura y al desarrollo de tecnologías, máquinas y equipos dedicados a la misma. La relación con la empresa de los hermanos Giannakoulas se consolidó hace años, en 2001, cuando la sociedad se convirtió en el principal importador Laverda en Grecia. La Giannakoulas Bros nació en 1978 gracias a los dos hermanos, Kostantinos y George Giannakoulas.

Desde sus inicios la empresa se ocupó de la comercialización de tractores usados y cosechadoras importadas de Europa. Diez años después, habiendo ya creado una empresa que era el punto de referencia en la comercialización de máquinas usadas, los hermanos Giannakoulas han construido la sede actual de la sociedad (4000 metros cuadrados) en la ciudad de Thessaloniki, Salonicco, en el norte de Grecia. Hoy la empresa cuenta con un personal estable de 15 unidades, entre vendedores, ingenieros, encargados de almacén y empleados administrativos. En su calidad de principal importador Laverda para Grecia, la empresa cuenta con una red completa

de representantes y personal de Servicios, a disposición de cada ciudad del país. Además, un equipo constituido por diez ingenieros expertos, se encarga del monitoraje de las cosechadoras durante la cosecha. Giannakoulas Bros participa a una intensa actividad promocional y comercial, asistiendo siempre a las ferias del sector y desarrollando seminarios y cursos de capacitación, relativos a la mecanización agrícola. La empresa es también representante exclusiva de otras marcas de máquinas dedicadas a la mecanización agrícola y es líder del sector en Grecia.


10

Rusia, Investa Agro, Investa Finance y Laverda protagonistas en el Krasnodar Expo Rusia ofrece las mejores ocasiones de desarrollo para las cosechadoras Del 20 al 23 de noviembre 2007, en el Centro Ferial Krasnodar Expo, se desarrolló el XIV foro internacional dedicado al sector agroindustrial YugAgro. En calidad de esponsores principales, por tercer año consecutiva, las sociedades Investa Agro, Investa Finance y la empresa italiana Laverda (fabricante de cosechadoras) han acogido e informado a los visitantes. Estos últimos tuvieron la ocasión de familiarizarse con la empresa italiana Laverda, con la argentina Crucianelli, la brasilera Montana y la alemana Fella. Pero el mayor interés entre los propietarios de terrenos y los agricultores lo suscitó la cosechadora Laverda 296 Lcs. Los visitantes examinaron a fondo el modelo, analizando sus características y las diferencias cualitativas respecto a los productos de los competidores. Los consultores de la empresa respondieron a numerosos interrogativos que planteó el público. Muchos ingresaron en la cabina para verificar personalmente el nivel de confort que las máquinas Laverda ofrecen al operador durante el trabajo en el campo. La exposición contó con la participación de Andrea Ugatti, responsable exportaciones Laverda. “Rusia – declaró Ugatti – representa una de las mayores perspectivas de desarrollo para nuestro sector”.

Andrea Ugatti, responsable exportaciones de Laverda, con Gianni Fontana en la Feria de Krasnodar.

Yugagro, la primera feria de las regiones meridionales El Centro Ferial Krasnodar Expo se ocupa del sector de las ferias de negocios desde diciembre 1995. La sociedad ha alcanzado una significativa experiencia en la realización de ferias especializadas a nivel regional, nacional e internacional, congresos y seminarios, en los últimos 11 años. Se trata del mayor centro de congresos y exposiciones de Rusia, con una superficie de 37.300 metros cuadrados, que organiza eventos muy importantes para la economía de la región. Entre dichos eventos se destaca Yugagro, la más famosa manifestación del sector agrícola del sur de Rusia. “La mayor parte de los visitantes de Yugagro son nuestros clientes- explica Evgeniy Chercasov, director comercial de «Investa Finance», representante Laverda para la región de Krasnodar y para la República de Adygheya -. Éste es para nosotros el principal valor del foro. Además sé que muchas de las mayores sociedades agrarias dan una importancia primordial a YugAgro, considerando esta manifestación como un excelente instrumento para encontrar y conocer nuevos clientes”.


11

Aleksandrovich gana conduciendo una Laverda En la región de Krasnodar aguerridas competiciones de cosechadoras En la región de Krasnodar se llevan a cabo tradicionalmente competiciones de cosechadoras de las diversas comarcas. En estas competiciones, el operador de la cosechadora que logra elaborar la mayor cantidad de producto de cosecha en el menor tiempo posible se proclama como el ganador. En cada área la prensa local da gran cobertura a las competiciones y por lo tanto los participantes pueden así conocer los resultados de sus adversarios, como así también los espectadores evaluar atentamente el rendimiento de las máquinas que compiten. El ganador de este año para el área del Kurganinsk fue Borschev Gennady Aleksandrovich, quien ha tenido la amabilidad de compartir con nosotros los secretos de su éxito. ¿Gennady Aleksandrovich, donde trabaja? “Trabajo en la JSC Kavkaz, una moderna empresa agrícola fundada en 1992 a partir de una empresa agrícola colectiva. Tiene una superficie de ocho mil hectáreas con cultivo de trigo y frutas: el 55% está cultivado con trigo y el restante 45% está dedicado a cultivo de vegetales”. En su opinión ¿cuales han sido los factores que le han permitido alcanzar tan buenos resultados? “En primer lugar un largo entrenamiento, un correcto empleo de las horas de trabajo y soluciones técnicas altamente eficaces. Por

ejemplo, la descarga del depósito cereal se efectuó en marcha, sin detener la cosechadora, con un notable ahorro de tiempo”. ¿Qué cosechadoras se utilizan en JSC Kavkaz para la cosecha? “Trabajamos con las cosechadoras de la empresa italiana Laverda. Las soluciones técnicas Laverda son más económicas, rentables y confortables, comparadas con las de las máquinas fabricadas en Rusia. Gracias a la utilización de las cosechadoras Laverda, empleamos solo 15 personas para la cosecha de ocho mil hectáreas. Las máquinas Laverda garantizan una trilla veloz y, algo muy importante, de calidad, lo que significa ausencia de pérdidas. Además, con estas máquinas una hectárea de cosecha requiere 5-6 litros de carburante, muy por debajo del consumo de otras componentes”. Usted ha hablado de técnicas confortables ¿A qué se refería? “Las cosechadoras Laverda no son sólo eficaces en fase de trabajo, sino también fáciles de maniobrar y simples en su gestión. Dentro de la cabina, bien aislada de los ruidos y con aire acondicionado, se crea un ambiente de trabajo ideal. La verdad, este verano sufrí el calor sólo cuando terminaba mi trabajo en la cosecha”.

pecto a los de las máquinas nacionales. ¿Ha advertido usted la diferencia de precio? “No, en primer lugar las cosechadoras Laverda cuentan con una garantía de un año y en segundo lugar porque hasta el momento, desde que trabajamos con estas cosechadoras, no se han verificado roturas”. ¿Cuántas cosechadoras tiene su empresa en total? “Hoy la empresa cuenta con cinco Laverda 2860 Lxe y estamos orientados a una sustitución total de las máquinas rusas con máquinas Laverda”. Gennady Aleksandrovich, gracias por su disponibilidad y por su amor por la tierra. Elena Korovkina El campeón después de su victoria.

Como se sabe los repuestos de las cosechadoras importadas son más caros res-

Terrenos de altísima calidad y un clima idóneo convierten Krasnodar en el lugar ideal para los cultivos La región de Krasnodar es la más meridional de Rusia y se extiende en aproximadamente 76.000 kilómetros cuadrados, el 0,4% del territorio ruso total. La dimensión de esta región es equivalente a la de países europeos como la República Checa e Irlanda y superan en extensión Suiza y Bélgica, o Dinamarca y Holanda globalmente. La región de Krasnodar está a la misma latitud de Italia del norte y del sur de Francia. Gracias a sus terrenos de elevado nivel cualitativo y a su clima benéfico, la región de Krasnodar fue desde siempre el mayor granero de la Federación Rusa, comprendiendo el

3% de todas las tierras cultivadas de Rusia. Es también sede de la única universidad rusa especializada en agricultura. La región produce aproximadamente el 6% de la carne y de los productos lácteos, el 10% de todo el trigo ruso, suministra el 30% de la producción de fruta, el 60% de las semillas oleosas, el 90% de la producción de arroz y el 97% de la producción vitivinícola. Todos los indicadores agrícolas la encuentran entre los primeros productores, muchas veces primeros en la clasificación. La importancia de la región, desde el punto de vista agrícola se ha evidenciado solo luego

de la disgregación de la Unión Soviética y la consecuente separación de regiones con gran vocación agrícola, en particular Ucrania y Kazakhstan. No se evidenció sin embargo en aquel entonces un rápido desarrollo agrícola. Hoy en la región de Krasnodar operan 300 cosechadoras Laverda. Efectivamente, comparadas con las cosechadoras de otras marcas, se están demostrando mucho más rentables y los agricultores rusos están muy satisfechos con su tecnología, sus prestaciones y la productividad ofrecida por las máquinas Laverda.


12

Los eventos

Los fabricantes alemanes visitan Breganze El VDMA ha reunido en la planta de producción de las “rojas” el consejo directivo Recientemente Laverda acogió en Breganze la reunión del consejo directivo del VDMA Landtechnik, Verband Deutscher Maschinenund Anlagenbau Landtechnik, (Asociación de los Fabricantes alemanes de máquinas y equipos, Técnica Agrícola). La organización alemana equivalente a la italiana UNACOMA (Unión fabricantes de máquinas agrícolas). El evento fue organizado por Hermann Merschroth, presidente de la asociación y managing director de Fendt, presidente de Agco GmbH y miembro del consejo de administración Laverda. Conociendo perfectamente nuestra empresa, Merschroth, de acuerdo con la dirección general y con Angelo Benedetti (también el delegado en el grupo de presidencia VDMA), sugirió al consejo directivo desarrollar la reunión en Laverda. La propuesta fue acogida con una amplia aprobación y fue así que el 11 y el 12 de marzo Laverda ofreció el marco dentro del cual se desarrolló el encuentro, siendo a su vez también la principal protagonista del mismo y encargándose de toda la organización, la logística y la hospitalidad. La delegación, después de asistir a la presentación institucional de Laverda (desde sus orígenes hasta la actualidad), recorrió la planta de producción, donde los delegados pudieron constatar la eficiencia y la perfecta organiza-

ción del trabajo. La acción nos conferirá una gran ocasión de visibilidad ante los principales actores del sector en Alemania, ya que los delegados mismos han expresado su unánime estima por esta realidad italiana de elevado valor, representada por Laverda. En vistas de éste éxito, también la asociación alemana H.A.G., Hauptarbeitsgemeinschaft des Landmaschinen- Handels und –Hand-

werks (Asociación Directiva del Comercio y de los Fabricantes de Máquinas agrícolas), ha requerido nuestra hospitalidad para su reunión directiva. Hospitalidad que obviamente les proporcionamos y que se concretó con la visita en Laverda de la delegación el viernes 4 de abril. También en esta ocasión el resultado fue altamente positivo. Simonetta Lambrocco

Fábricas abiertas, Laverda se presenta Cosechadoras rojas en tour entre las ferias de Italia. Y en noviembre cita en Eima International Nos espera una intensa primavera en Breganze en visperas de la apertura de la campaña de cosecha. Fábricas abiertas. La jornada de Fábricas abiertas se llevará a cabo el domingo 8 de junio de 2008. En la misma participarán este año algunas comunidades limítrofes y por supuesto también Laverda. La manifestación se iniciará oficialmente el domingo por la mañana, a las 9.30, si bien ya el viernes 6 de junio un congreso, dedicado al tema escuela/trabajo, anticipará la apertura. El evento suscita siempre interés en Breganze y en sus alrededores, porque da la posibilidad de visitar las plantas más interesantes del área. Esto constituye un gran estímulo para Laverda, que busca presentarse en el mejor

modo y demostrar a la gente de la zona, en particular a los jóvenes, el valor de su territorio: la planta Laverda representa el punto de excelencia del sector de la producción de máquinas agrícolas y constituye un innegable punto de referencia en términos de oportunidades para los jóvenes. Las “rojas” de gira por Italia. Las cosechadoras rojas de Breganze fueron expuestas en numerosas Ferias locales y nacionales. El mes de abril, en particular, se las ha visto como protagonistas en diversas localidades italianas. Del 23 al 27 de abril de 2008, la Sociedad Caputo Macchine Agricole ha presentado una Laverda 255 Lcs Levelling System Integral en la Feria de Gravina di Puglia (Bari); del 24 al 27 de abril 2008, la Sociedad

Ciampi Macchine Agricole ha expuesto una Laverda AL Quattro en la 47° Feria Nacional de la Agricultura de Lanciano (Chieti); del 24 al 27 de abril 2008, la Sociedad Mozzetti Mario Macchine Agricole ha exhibido una AL Quattro en ocasión de la Feria del Madonnino en la localidad de Braccagni, en Grosseto, en el área de Maremma Ferias. Eima International. Para el futuro se está ya organizando concienzudamente la presencia de Laverda en Eima International, la feria líder que se lleva a cabo en otoño. Este año Eima se celebrará del 12 al 16 de noviembre. Laverda y todo el Grupo Argo, les dan cita en Bolonia: será la ocasión para realizar un balance de la campaña 2008 y para presentar las líneas de estrategia y de los productos para el año 2009.


13

Los servicios

“Warranty System”, mayor garantía a los clientes a través de Internet En vigor desde el año 2006, permite una rápida gestión de las reclamaciones y el monitoraje en tiempo real del comportamiento de los diferentes productos Ya desde inicios del año 2006, Laverda ha puesto a disposición de su red de importadores, concesionarios y distribuidores un sistema para la gestión mediante Internet de las reclamaciones en garantía. El “Warranty System”, realizado a partir de un estudio del Grupo Argo, fue adaptado a las exigencias de Laverda y a los requerimientos de los colaboradores comerciales dedicados en particular a las cosechadoras. La gestión de la garantía en red permite agilizar el proceso, desde la entrada de la reclamación, al análisis, la eventual aprobación y, en los casos pertinentes, al reembolso, permitiendo el intercambio inmediato de informaciones e imágenes entre el distribuidor y el inspector técnico. Y no sólo esto: el “Warranty System” cuenta con una interfaz con el sistema de gestión Laverda y gracias a esta interfaz es posible actualizar diariamente y de forma automática las informaciones sobre las listas de precios,

las condiciones contractuales y, obviamente, sobre las máquinas. En la fase inicial el partner comercial Laverda tiene la posibilidad de introducir su base de datos de clientes, que podrá luego actualizar con el registro de la puesta en función (en campo) de las máquinas, fecha que dará inicio al período de garantía. A continuación el sistema está listo para recibir reclamaciones eventuales, suministrando de forma automática (basta introducir el número de chasis de la máquina) todos los datos relativos a la misma y al cliente final. El concesionario Laverda introduce en el sistema el listado de las piezas sustituidas. Las mismas se contabilizan automáticamente sobre la base de la lista de precios vigente en la fecha de la reparación. Del mismo modo se contabiliza la mano de obra, en virtud de las operaciones realizadas y los tiempos que se estiman necesarios (a partir de la experiencia de Laverda y del modelo de cosechadora).

Finalizado el input, el “Warranty System” controla todos los datos introducidos relativos a la máquina y a las piezas sustituidas, eliminando eventuales errores de escritura o repeticiones. Las fortuitas anomalías relativas a las reclamaciones se evidencian y comunican a quien se ocupa de la gestión de la garantía. Luego el gerente de área analiza las reclamaciones introducidas y si las aprueba en garantía, las enviará automáticamente al servicio administrativo para la emisión de la nota de crédito. Esta ventaja la ofrece la posibilidad, para la red de ventas de Laverda, de verificar en tiempo real el avance de las reclamaciones y de las notas de crédito, de forma muy simple, a través de la interfaz web del “Warranty System”. Además, el “Warranty System” permite la extrapolación de datos para finalidades estadísticas y garantiza un monitoraje constante sobre el comportamiento del producto.

Flaviano Novello, el experto que efectúa el monitoraje de las garantías: «Nuestra calidad sigue creciendo» Flaviano Novello ingresó en Laverda en el año 1983 cuando su padre Andrea trabajaba aún en la empresa, en el departamento de prensas. En el inicio de su colaboración trabajó en algunos repartos productivos, pero en el año 1994 Flaviano pasó a formar parte del equipo dedicado a la asistencia técnica de las máquinas. Prevalentemente activo en Italia y en los países europeos hasta el año 2000, ha acumulado un bagaje de experiencia que le permitió colaborar con la redacción de publicaciones técnicas destinadas al mantenimiento y a la reparación de las máquinas. A finales del año 2000 pasó a ocuparse de la gestión de las garantías, calculando costes y efectuando estadísticas. Además redacta las instrucciones de montaje para los kits que se aplican a las máquinas y se ocupa de la redacción de los prospectos de programación de los tiempos de trabajo. Esto lo lleva a trabajar también en el taller, donde verifica los tiempos necesarios para cada operación relativa a las actividades de

garantía. Se crea así con estos tests una tabla que expresa el cálculo de los tiempos y la estimación de los consecuentes reembolsos, cuando se reconoce la reparación en garantía. “Estoy satisfecho – declara Flaviano – porque comparo las estadísticas y veo que la calidad de nuestros productos crece cada día. ¿Mi deseo para el futuro? ¡Que Laverda continúe así!”. Simonetta Lambrocco

La AL Rev, última creación en la gama de las autonivelantes.


14

El álbum

Del vapor a la nueva fuerza eléctrica Inicia en el año 1902 la electrificación de la industria de Breganze Mayo 1902: con una carta a la firma Belloni de Milán, Pietro Laverda decide la compra de un alternador y tres motores eléctricos. Inicia así una nueva fase de crecimiento de su laboratorio artesanal, ya orientado a convertirse en una industria a nivel nacional. Sin duda los primeros años de trabajo del mecánico fueron muy difíciles: el pequeño taller instalado en su casa, en las colinas de San Giorgio di Perlena, no contaba con ninguna forma de fuerza motriz. Taladros, sierras, cepillos, todo se accionaba manualmente, con gran esfuerzo y con evidentes límites productivos. Para los trabajos complejos se debía recurrir a talleres más equipados de Vicenza o Verona. Sólo a finales de los años 80 del siglo XIX, una vez que se transfirió y puso en marcha el nuevo taller en Breganze, Pietro, considerando la buena evolución de los negocios, decidió equiparse con una unidad locomotriz a vapor, para accionar las diversas máquinas. Era esa en aquellos años la fuente de energía más difundida en los lugares donde no se contaba con energía hidráulica de ríos o canales, energía que desde hacía siglos accionaba los molinos y los aserraderos. La inversión era muy significativa, por lo que se asoció con otros dos artesanos, Giovanni Tapparello y Girolamo Guerra, que ya colaboraban con él en la fabricación de desgranadores y trilladoras. En el año 1893 se compraron dos máquinas, por un total de 3390 liras, a la fábrica Tobias Geisler de Vicenza, que se encargaba también de la respectiva revisión periódica. La máquina a vapor, que funcionaba con carbón, transmitía el movimiento, mediante un sistema de correas y poleas, a las máquinas situadas en los diversos repartos. Pero a inicios del nuevo siglo también en Breganze se comienza a pensar en la utilización de la energía eléctrica para mover las máquinas. Es uno de los hijos de Pietro, Francesco, que orienta su notable capacidad intelectual hacia este campo.

Va a Milán y frecuenta la sede de la sociedad Edison, convirtiéndose así en un experto electromecánico. De este modo en 1902 comienza la aventura de la electrificación de la fábrica Laverda. La fuente de energía más cercana a Breganze la ofrecía el canal Mordini, importante obra de ingeniería hidráulica que aprovecha las aguas del torrente Astico. El canal, completado en el año 1864, ya servía en su recorrido numerosas fábricas, principalmente empresas textiles que aprovechaban directamente su fuerza hidráulica. Pietro Laverda obtiene una concesión e instala una rueda de paletas que mueve un alternador de 50 CV con tensión a 2000 voltios. El lugar dista de la fábrica aproximadamente tres kilómetros y se hace por lo tanto necesario extender una línea eléctrica de media tensión y utilizar un transformador para obtener los 200 voltios para alimentar los motores y para la iluminación. Fue necesario casi un año para la instalación y la prueba de todos los equipos. En poco tiempo algunos motores eléctricos reemplazaron las unidades locomotrices para impulsar las líneas de producción. Demostrando una vez más sus dotes de buen empresario, Pietro decidió vender el surplus de energía producida y para ello formó una nueva sociedad, la “Pietro Laverda e Figli” para la producción y la distribución de la energía eléctrica en la comunidad de Breganze y las comunidades limítrofes. Muy pronto numerosas fábricas de la zona se sumaron a la red, así como también instituciones religiosas y residencias de la burguesía. También las comunidades requirieron la instalación de una red de iluminación pública. La demanda creció rápidamente, hasta tal punto que la producción de la pequeña central hidroeléctrica no daba abasto ya y pocos años después se debió recurrir a la adquisición de energía de la Guarnieri de Bassano, que contaba con

equipos mucho más potentes y que se servían de las aguas del río Brenta. La utilización de la “nueva fuerza eléctrica”, como se define en la correspondencia de la época, constituye un salto tecnológico y productivo fundamental para las ambiciones industriales de la familia Laverda y por lo tanto se publicita ampliamente, como demuestran las numerosas cartas que envió Pietro a sus principales clientes y los membretes resaltados en las cartas comerciales. Por ejemplo, así escribía Pietro a un importante cliente: “Sepa Usted que ahora cuento con una mayor producción, gracias a la energía eléctrica, y por lo tanto los productos se realizan más rapido, simple y con un mejor resultado”.

Francesco Laverda sr. (18801923), hijo de Pietro Laverda y pionero de las aplicaciones electromecánicas en el territorio vicentino


15

Mientras tanto el hijo Francesco estudia la aplicación de la electricidad en los más variados campos; idea una bobina electromagnética de bajo consumo, que aplica al sonido de las campanas, construyendo así un carillón para veinte campanas en el campanario de Breganze; proyecta y aplica instalaciones eléctricas a fábricas de hilados, queserías, molinos. También se motorizan algunas máquinas agrícolas producidas por Laverda, fundamentalmente los desgranadores para el maíz. En aquel entonces sin embargo, los graves problemas de salud que afligían al joven Francesco privaron a la familia y a la realidad industrial de la zona de una aporte técnico de gran valor, que dejaba vislumbrar grandes posibilidades de desarrollo. La sociedad de producción eléctrica vivió un posterior e importante desarrollo en los años de la Gran Guerra, cuando Breganze se convirtió en uno de los centros neurálgicos de la retaguardia del ejército italiano, con numerosos talleres de mantenimiento e incluso un fabricante de aparatos telefónicos y telegráficos. Finalizado el período bélico la actividad de gestión de la red eléctrica, en virtud del gran desarrollo que la misma tenía para usos civiles, empezó a cobrar grandísimas proporciones y la familia Laverda cedió su gestión en primera instancia a un subcontratista y por último, en el año 1919, vendió íntegramente la sociedad a la empresa Guarnieri de Bassano, para concentrarse definitivamente en la producción de máquinas agrícolas. Es la conclusión de una experiencia pionera, que ha visto una pequeña localidad de la campiña vicentina colocarse en la vanguardia de las modernas soluciones tecnológicas y productivas. Piergiorgio Laverda

Arriba: El canal Mordini con las esclusas de Sarcedo. En el pequeño edificio a la derecha a lo largo de la costa estaba instalada la central eléctrica Laverda. Arriba a la derecha: una rara imagen del taller Laverda en el 1910; resulta bien visible el sistema de transmisión de correas y poleas que movía las máquinas herramientas. Aquí al lado: membrete comercial de la Sociedad Eléctrica Laverda y del Taller de Máquinas Agrícolas con propulsión eléctrica. Por último, del catálogo del 1911, un desgranador para maíz de gran producción accionado por un motor eléctrico.


16

La historia, las historias

La cereza, embajadora de un territorio Como otros productos selectos (espárragos, aceite, maíz rojo) hace conocer al mundo las colinas vénetas La zona de colinas pedemontana del Véneto constituye la cuna de una agricultura de calidad e historia. Allí, donde el ingenio de Laverda ha creado, en Breganze, las premisas para una mecanización de la cosecha, los cultivos siempre han ocupado un lugar privilegiado. Y no sólo aquellos de mayor difusión, como las extensiones de cereales o las tradicionales viñas (de las cuales aún hoy, como hace siglos, se ocupa cada familia). La cultura agrícola de la zona también ha dedicado siempre particular atención a productos selectos de gran prestigio. Por ejemplo los espárragos blancos, especialmente en el área de Bassano del Grappa y alrededores o el aceite de oliva, desde siempre producido en el área colinar como también en la zona de Bassano, Marostica, Breganze y el Alto Vicentino. Pero el producto que más que ningún otro sugiere este territorio, adornando con delicadas y cándidas “explosiones” floreales primaverales toda la colina, es la cereza. Desde siempre constituye también una fuente de rédito para los agricultores, que con su pasión lo han convertido en un producto famoso. La cereza “reina” en todas las colinas, pero es Marostica la localidad que ha puesto el mayor cuidado en su imagen, dándole también su denominación. La cereza de Marostica (citada en documentos del ‘400), en efecto, ha conquistado la marca de origen de la lgp (Indicación geográfica protegida). Esta producción certificada se circunscribe en el territorio en pocas comunidades: Marostica, Breganze, Mason Vicentino, Molvena, Pianezze, Bassano del Grappa (solo la zona a la derecha del río Brenta), Breganze, Salcedo, Fara Vicentino, una parte de Schiavon. Hace medio siglo surgió en Mason Vicentino la “bolsa” de las cerezas, que recogía toda la producción del área colinar. El Consorcio nació en el año 1957 y aún hoy recoge y distribuye los frutos cultivados en aproximadamente 460 hectáreas de terrenos colinares, fértiles y ricos, que brindan un producto

dulce, en forma de corazón. Entre mayo y junio se desarrollan las principales fiestas de las cerezas. Entre las fiestas más importantes: en Pianezze para la calidad “Sandra”; en Marostica la manifestación provincial (en ella cobran gran importancia los “duroni” (cerezas oscuras) y las blanco-rojas“ marostegane”); y Mason Vicentino cierra el ciclo de la cereza “tardía”. También gracias a la cereza Marostica ha consolidado su imagen en el mundo de pueblo medieval que ya atrae tantos turistas por su otra especialidad folclorística, la Partida de ajedrez con figuras vivientes, que se juega cada dos años. Precisamente este año se llevará a cabo en septiembre (del 12 al 14) esta fastuosa representación con trajes medievales, con 550 figuras humanas, frente a tribunas que acogen en cada ocasión más de cuatro mil espectadores. La Partida de ajedrez y la cereza, sostenidas con sus respectivos eventos desde hace más de

Laverda S.p.A. via F. Laverda, 15/17 - 36042 Breganze [VI] Italia t. +39.0445.385311 f. +39.0445.873355 info@laverdaworld.com www.laverdaworld.com

ochenta años por la pasión y el esfuerzo de los habitantes de Marostica, han convertido esta ciudad en una joya de la imagen de la Bella Italia en el mundo.

En el máximo respeto por el ambiente, esta publicación ha sido impresa en papel reciclado al 100%


2001_1_SPA