Page 1


Imagen de portada: Jen Diez http://www.domestika.org/es/jendiez38 Montaje: Hélène Laurent www.lapoesianomuerde.com /www.lavidaenpoesia.wordpress.com

Revista n°5 (Junio 2016)


Pág 5-26 y si el origen fuera música (Cuarta experiencia LPNM)

Pág 27 Orlando valle Pág 28-29 las mordidas de Susana (reseñas)

Pág 30-35 Encuentros  poema encontró imagen  imagen encontró poemas Imagen de fondo : Lola López Cózar cómo participar http://www.islasila.com


Imagen : LucĂ­a Morales Guinaldo https://luciamoralesguinaldo.wordpress.com/


pequeña

Imagen : Marcos Ferreiro Poema : Gema Albornoz Inspirado en “Petit lune”, tema del álbum “Histoires electroniques” de Orlando Valle


pequeña Pequeña que miras desde tu cuna. No interrumpas. Te estoy idealizando ahora. Un poco. Como todos los demás hacen. Esta noche te contaré historias para que puedas descansar. Para que mires abajo y respires aliviada. Saliendo del puesto de mando y soltando el timón de la conciencia. Tira los sacos de acusaciones que hayan venido rotos de fábrica y por los que se vayan rociando todas las palabras que se dijeron en vano. Tira los globos de ausencias que hayan llegado hasta ti, en cada noche de insomnio, con olores de tinta y papel. Tira por la borda los vasos que se llenan hasta el borde y que se vacían poco a poco. Cuando te sacudes la cabeza y rocías todo de agua. Suelta los reflejos de nostalgia Que se hayan elevado al verte, que se queden prendados de cómo resplandeces aunque no te llames Luna Llena por unos días. Suelta también las agujas que estén enganchadas en la primera esquina sin salida de un laberinto. Sometiéndose a su propia encrucijada. Sin querer salir. Amarra la suerte alrededor de ti e irradia tú su aroma. Repartiéndolo. Repartiendo el arte, el sueño y el aullido. Dispersándolos por las ventanas. Amarra las ganas de ser más grande, más alta y gigante. Amarra las ganas de llegar al suelo, de ser más fuerte. Cuando te cuente que aún brillan miles de ojos al mirar y verte, pequeña.

7


color miel


color miel

En el cofre del fondo del cajón suspira pálida la bailarina cansada de dibujar con un solo pie una órbita sobre sí misma. Quiere romper la envoltura de porcelana blanca

9

y huir de la madera que asfixia.

Sueña con ver la luna y sentir el sol sobre su piel albina. Sueña con danzar en el viento y aires de Argentina.

Piel con piel, recortando distancia, cuerpos mojados, mirada clavada, decidida estar o parecer decidida y marcar los pasos haciendo vibrar la tierra.

Poema : Hélène Laurent Imagen : Édgar Bernardo Arcos Álvarez Inspirado en “Color miel”, tema del álbum “Casa del viento” de Orlando Valle


Inmersión

Imagen : Édgar Bernardo Arcos Álvarez Poema: Amalia Pedemonte Inspirado en “Alanna”, tema del álbum “Histoires electroniques” de Orlando Valle


Inmersión

Entre glosas y desgloses, como contundente relámpago, fuego etéreo, más allá de las horas que pueblan los días, los perdidos jardines de Babilonia, la entrada del laberinto de Creta. — En una búsqueda introspectiva, frente a las puertas que conducen a senderos apenas transitados, caminos de espejos. Suelto toda amarra. Ingravidez. Transcurro entre frisos y hojas. — Suena un disco apenas. La vana prosa del mundo en el que cada día me exilio. Una versión de mí misma se quita su máscara. Mariposa, traslúcidas alas… El deseo es un querer, un llegar a ser incompleto. — Ningún tiempo nunca pronunció mi nombre. Inasible. Soy hoy convertido en mañana. Pero, antes… ayer. En cada palabra germino como semilla potencial — Y con forma de impasivo gesto, me elevo. Vuelo, y todo lo demás es azul… Y en cada grieta de monotonía, nace un cielo. —

11


quien calla otorga

Imágenes : Marcos Ferreiro Poema: Amalia Pedemonte Inspirado en “Réunion bleue”, tema del álbum “Casa del viento” de Orlando Valle


quien calla otorga La huella azul de una insignia. Entre las olas del pasado me pierdo, como una barca sin rumbo, desemboca en faro ciego. ….. Sucesivos velos recubren y aparentan. Colisión de máscaras. Tantos momentos replegados, como capas de arena. ….. Cual placas divergentes, nuestras fosas se separan y un magma de simulacros emerge. Abismo intersticial. A la vez límite y frontera. Gélida escarcha. Ardiente hielo. ….. Me has quitado mi reflejo, para alimentar tu imagen. Medusa implacable. Temo que con tu mirada me vuelva piedra. Sin embargo, presiento que serás tú quien, darás la vuelta. Y, cuando me mires… ¡solo sal serás!. ….. Las palabras definen. A veces son esquivas, como pasos que se alejan. Pero la acción… es concreta. La realidad es simplemente eso. ….. La voz siempre dice lo que calla, Entonces, sin preámbulos, sellemos el pacto, en un fatal segundo de eternidad, para abdicar, con premura, ante la boca del silencio.

13


siente, siente elephants


siente, siente elephants Siente, siente la música que nos hace vivir, llenan de alegría nuestros corazones con dulces melodías. Entona en voz alta las notas, que resuenan en nuestras mentes con los acordes del amor, con un te quiero eres mi vida, eres mi amor.

Nos lleva al éxtasis a los dos,

15

bailamos juntos pegados, como dos enamorados primerizos, a los que cualquier roce enerva, sienten crecer la ansiedad por amarse, poder gozar sin tabúes que cieguen sus ansias de querer.

De fondo se oye Elephants con su alegre melodía que nos enciende, nos quema, nos lleva a amarnos hasta el amanecer, nos acoge entre sus brazos, para ofrecernos las mieles de los sueños, en los que nos volvemos a poseer.

Siente, siente la música que nos hace vivir, llenan de alegría nuestros corazones con dulces melodías.

Entona en voz alta las notas, que resuenan en nuestras mentes con los acordes del amor, con un te quiero eres mi vida, eres mi amor.

Poema : Antonio Caro Escobar Imagen : Hélène Laurent Inspirado en “Elephant”, tema del álbum “Sueño nómada” de Orlando Valle


la pintura

Imagen : Antoine Sénéchal Poema: Antonio Caro Escobar Inspirado en “Enfants du vent II”, tema del álbum “Histoires electroniques” de Orlando Valle


la pintura Notas de colores que me recuerdan cada vez más a ti. Caminos marcados por el capricho del destino. El sonido que resuena en mi cerebro, con la melodía que me acerca más a ti. A aquel momento en el que te conocí, en el que por primera vez nos vimos y nuestros caminos se unieron. Un nuevo comienzo se abrió ante nosotros lleno de color, pintando un cuadro de frescura, de sabiduría, que nos transmita bienestar, tranquilidad, saber amar desde la cordura que nos trajo la experiencia. El jugar al juego del amor con nuestros cuerpos, como adolescentes que descubren el sexo por primera vez, dejándose llevar por el ansia de poseerse, de besarse, de acariciarse, al son que marca el compás de la música que suena en la letanía de nuestra mente una y otra vez, sin poder parar, sin poder evitar el ímpetu, que el ritmo nos empuja a querer más y más, hasta el amanecer de una nueva vida. Una nueva vida en la que juntos seamos uno, tú y yo, en la que ese cuadro de color nos llene de poesía de dulces versos de amor con los que juntos crearemos una canción, a los hijos del sol, a los hijos de la noche, a los hijos del viento, a los hijos que engendremos los dos.

17


trois dĂŠsirs


trois désirs El mundo calibra la potencia Y murmura el murmullo mar abajo Mar abajo y cuesta abajo rueda el tiempo Un instante congelado finge pasados y futuros

19

Abrazados Esas eternidades valen segundos y amistad Amor deseo terceto Vamos Estalla Tan natural Fuego Explota El músculo Corazón Desencantado Suma y sigue Encabritado Tres deseos laten Poema : Verónica Boleta Imagen : Antoine Sénéchal Inspirado en “Tres deseos”, tema del álbum “Histoires électroniques” de Orlando Valle


viajes y cielos

Imagen : Amalia Pedemonte Poema : Hélène Laurent Inspirado en “De viajes y cielos”, tema del álbum “Casa del viento” de Orlando Valle


de viajes y cielos A los pájaros caídos y a los que tienen que seguir volando… La madrugada seca las lagrimas que la tierra derramó anoche y las nubes huyen corriendo en busca de cielos más azules. No. Uno no puede quedarse quieto, quizás haya llegado la hora, probablemente sea el momento de tirar de osadía y fugarse en el viento. Contemplar el nido hecho de sueños banales, de vida cuidadosamente trenzada e ilusiones comunes. Y mirar al oeste donde un cielo despejado sólo amenaza con unas pocas gotas de lluvia. Hay que marchar. Alzar el vuelo, emprender el viaje. Batir una y otra vez las alas, luchar contra el aire, deslizarse en el viento y enfrentarse a la corriente. Fluir en la atmósfera, bailar como semillas y transportarse en el firmamento. Batir, una y otra vez batir, con todas sus fuerzas, luchar, empujados por la libertad y con los pulmones llenos de esperanza. Sin oráculos ni previsiones suplicar a Eolo que nos lleve a tierra prometida, controle las tempestades y ayude en la travesía. Probar la ingravidez, soñar con el fin de la pesadilla, dejarse la vida en intentar salvarla, debatirse entre ráfagas y divisar en el horizonte la primera playa. Dejar atrás el nido, los pájaros caídos, el sabor del miedo y comprobar agotados que este combate no ha terminado.

21


mapa trazado

Imagen : José Luis Alcalde Soberanés Poema : Verónica Boleta Inspirado en “En las colinas”, tema del álbum “Casa del viento” de Orlando Valle


mapa trazado

Desplegado sobre colinas, en tu cuerpo agazapado se instala la conquista, duerme el beso, sueñan mis manos. Rotundo opuesto a lo profundo. Arde la noche. Tiñen mañanas las azoteas. Tu vientre mira colina abajo. Pende de un hilo la rebeldía. Alzo bandera. Planto bandera en mis entrañas; blanca bandera de rendiciones. Tu cuerpo estalla. Son mis colinas. Es tu llegada.

23


las musas saben bien desintegrarse


las musas saben bien desintegrarse Aquella noche me hipnotizó y caí en su embrujo. Me hizo confesar algunos de mis miedos, algunos de mis fracasos, algunas luchas. Y seguí saltando a ciegas esquivando las preguntas que lanzaba como punzantes dardos florales. Se mostró tras un velo blanquecino que se alzaba un poco con el soplido del viento. Se mostraba a años luz de distancia. Inalcanzable. Aunque quizás nos separasen unos cuantos pasos. Se mostró con una gracia sutil

25

que de cuando en cuando Me sonreía y me embaucaba. No podía ser de otra manera. Intentaba ocultar su rostro, su mirada. Y entendí. Estaba protegiéndose de sí misma. Sentí un alboroto en el estómago, no eran pequeñas punzadas. Era una revolución. Leve mareo. Me sentí pesada. Me sentí ligera. Flotando en un sueño. Cuando abrí los ojos me encontré en medio de un bosque Rodeada de luciérnagas. Era una bella estampa. Mil gotas luminosas habían venido a salvaguardar mi ofrenda de palabras. Pero tú te vas por la parte de atrás. Desapareces. Te vas del sueño. Te vas.

Poema : Gema Albornoz Imagen : José Luis Alcalde Soberanés Inspirado en “Desaparecer”, tema del álbum “Casa del viento” de Orlando Valle


¿Y si el origen fuera música?

La mayoría de vosotros conoce el funcionamiento de nuestras experiencias en las que:

“ Las palabras envían un poema (propio) sin ilustración y reciben una ilustración sobre la que componer. y las imágenes envían una imagen (propia) para” las palabras” e ilustraban un poema con otra imagen.

Esta edición de la “Experiencia La Poesía no muerde” Fue más loca todavía, porque esta vez el origen de todas las creaciones e intercambios fue la música. Para ello contamos con la colaboración de Orlando Valle, compositor.

Podéis encontrar todos nuestros vídeos en la biblioteca de nuestro canal de Youtube, donde disfrutaréis tanto de la música como del placer de poder escuchar un poema en la voz de su autor.

https://www.youtube.com/channel/UCLDsCthYzX-hSGKKulST7sQ/playlists


Orlando valle

Acceder: https://www.jamendo.com/album/154540/casa-del-viento?language=es

27

Acceder: https://www.jamendo.com/album/153067/histoires-electroniques

Acceder: https://www.jamendo.com/album/149956/sueno-nomada

Acceder: https://www.jamendo.com/album/149812/semillas


las mordidas de susana reseñando poesía https://mibibliotecaebook.wordpress.com

Solitudine Ángela Serna, 2015 EDITORIAL ARTE ACTIVO EDICIONES ISBN- 9788494420634 PÁGINAS: 128 Todas las soledades humanas contemporáneas. Un inventario de soledades urgentes con las que vivimos.

Acceder a la publicación: https://lapoesianomuerde.com/2016/05/10/la-mordida-de-susana-solitudine-angelaserna/

DESenREdo Desmoral y Hélène Laurent, 2015 ISBN: 9781329525955 PÁGINAS: 52

Fusión de poesía, fotografía y dibujo en un peculiar homenaje al cómic DESenREdo es una invitación a volver a la esencia, a jugar con la palabra y la imagen con mucho amor o mucho humor, a no desperdiciar nada y disfrutar tanto de los nudos como de los DESnudos… Acceder a la publicación: https://lapoesianomuerde.com/2015/12/10/la-mordida-de-susana-resena-desenredo/


Cómo escapar de la isla de Villings Álvaro Carbonell, 2016 EDITORIAL VALPARAISO EDICIONES S.L. ISBN- 9788416560479 PÁGINAS: 100

La isla de Villings es el escenario donde se desarrolla la novela de Adolfo Bioy Casares La invención de Morel, en la que el protagonista se enamora de una mujer que en realidad no existe y decide formar parte del juego para vivir eternamente a su lado. Como en un juego de espejos enfrentados, los poemas de Álvaro Carbonell buscan todo lo contrario: hacer que el sujeto poético huya de la isla de la comodidad y renuncie a la promesa de una eternidad que sabe inexistente. El poeta huye de sí mismo para alejarse de sus propios miedos y deja en el lector el recuerdo de unos versos vibrantes que conforman un excepcional primer libro, un magnífico debut literario.

29 Acceder a la publicación: https://lapoesianomuerde.com/2016/06/10/la-mordida-de-susana-como-escapar-de-la-isla-de-villingsalvaro-carbonell/ Antonio Caro Escobar, 2016 EDITADO POR BUBOK PÁGINAS: 87 Se trata de un poemario de 60 poemas de amor en su mayor parte en el que expresa gran parte de sus sentimientos, por el amor, por la vida, por las personas que le rodean y que forman parte de su vida. Estos poemas se han ido escribiendo a lo largo de estos dos últimos años. También contiene 30 poemas cortos que constan de 3 versos de 5-7-5.silabas. Estos poemas son denominados haikus* osenryus **dependiendo de si llevan kigo o no .

Acceder a la publicación: https://lapoesianomuerde.com/2016/02/10/la-mordida-de-susanadesde-mi-mente-para-tu-alma/

Para ello tienes que enviar un correo electrónico a lapoesianomuerde@gmail.com con lo siguiente: 

Nombre, apellido, ciudad

Obra en PDF

Breve biografía /Bibliografía

La información sobre cómo conseguir tu obra (enlace, dirección…)

Cualquier información que creas relevante o de interés sobre la misma que pueda resultar de ayuda. (Presentación pública, entrevistas…)

* La Poesía no muerde se reserva el derecho a rechazar obras inapropiadas o que no respondan a unos criterios básicos de calidad y presentación.


encuentros (poesía e imagen)

Imagen : José Luis Alcalde Soberanés


poema encontró imagen

Eres un Sol, eres la Luna, eres esa plácida sonrisa que ama con los ojos cerrados mi indómito beso fugaz en tu deliciosa boca ardorosamente sublime; sólo así sabrás que nunca te olvidaré jamás. ……….. ¿Cuánta pasión debo agregar para vaciar en tu corazón que se niega a escuchar el sonido de mis latidos y, el apetito insistente de mi paladar amenazador ante todo voraz pero dócil sin dejar de suspirar por ti en esta atmósfera terrestre tras el espejo de ilusión en las cálidas noches? …………………. Así se abalanzan cabalgando con sus tropiezos irresolutos los hambrientos potros salvajes que relinchan al trotar por el camino pedregoso que abarca la explanada formidable entre los espejismos que asoman insolentes por tu fulgurante mirada de estrellas esas que rezuman lágrimas que gota a gota caen desde la Bóveda del Firmamento. Poema: Olaya Mac-Clure ( Santiago de Chile) Imagen: Adel Alonso (Muskiz, Bizkaia

Vivo en mi cama. Aquí como, aquí bebo, aquí fumo. Aquí leo. Y aquí estoy con mi ordenador, que me desordena a cada rato. Vivo en mi cama, desde aquí alcanzo lo que me apetece. Vivo en mi cama, y me da dolor de espalda. Poema: Mateo Gandía (Villena, Alicante) Imagen: Alejandro Gustavo Paredes (Argentina)

31 Creía yo que la flecha que me asignó Cupido había caído en tierra fértil, abundante y generosa. Que el amor era cosa de un instante lo aprendí en seguida. No sabía entonces que el amor, como el cuerpo, como el alma, necesita de cuidados y dedicación intensivos, de compromiso, de solidaridad sólo entre dos, de desprendimiento entre dos nada más, tú y yo, solos y únicos. Más tarde he comprendido el error: cuando el amor todavía es más amor, pero amor trascendido y reposado. Poema: Jesús Sanz Perrón (Madrid.) Imagen: José Luis Alcalde Soberanés (Ciudad de México)


No pretendo ser tu luz, quiero que tú mismo ahuyentes las sombras. No pretendo ser tu vida, ni hacer de tus días mis horas. Pero quiero que veas en mí ese brillo que asoma, ese hilo que tienta a tirar de la soga. Quizá me pruebes, te saboree y no encontremos la exquisitez. Pero ya habré abierto la barrera, habré reforzado tus alas. Ya nunca más serás pájaro que vuelve a la misma rama. Te invito a tirar las cadenas, a deshacerte de viejas penas, a apostar por una vida lejos de una felicidad ajena. No pretendo ser tu luz, juntos pintaremos nuestras sombras. No pretendo ser tu vida, juntos haremos de nuestros minutos, horas. Puede que mi sonrisa te hable demasiado, o que tus besos nublen la consciencia de mi tiempo. Pero ya sabremos medir, incitar y disfrutar de aquello que precede al amor. Eso que temes, es lo mismo que veneras en soledad, pero aún así, lo esquiva y desprecia tu corazón. Te invito, si quieres, a ser valiente. Te presto, si quieres, mi ilusión dinamita. Puede con todo, deshace lo que el recuerdo y los reproches contamina. Te doy, sin pensarlo, mi alegría y mi fuego. Pero no seré tu luz. Tiene que nacer de tus ojos, Ha de gestarse en tu alma, vencer a tu ego. Y encenderse. Encenderse sola y conmigo, Encenderse en tu sofá y en mi cama. Encenderse y poseerte, aferrarse a tus latidos. cambiar de color con tu respiración. Se hará a ti, te iluminará sin pausas. Y, entonces, no huirás de tus miedos, serán solo retos. Amarás sin redes, besarás sin prisa, no habrá quien te hiera al menos que tú lo decidas. Por eso, no seré tu luz. Por eso, no seré tu vida. Sólo, si te dejas, podré iluminar recovecos, Sólo si lo necesitas, podré ser el destello que le falte a tus días. Poema: Raquel Herrero. Elda (Alicante) Imagen: Alejandro Gustavo Paredes (Argentina)

La tarde se cayó de la hora que la llevaba prendida una hora sin ventanas ni piernas ni planetas como semanas Te voy a buscar en esa tarde caída que no siesta ni hace citas con la memoria en la esquina.

Poema: Emilia Vidal, Mar del Plata, Argentina (1979) Imagen: Alejandro Gustavo Paredes (Trenque Lauquen, Argentina)


imagen encontró poemas

Poema : 318-omu G.S) Òscar (Barcelona)

Poema : Antonio Caro Escobar (Villanueva de la Serena, Badajoz)

Imagen : Susana G. López

-BordadoImpregnadas de atemporalidad, las piezas vagan, las piezas flotan entre perspectivas cárceles y castillos, acorraladas por credos deletrean distancia pero significan suma, completo y unidad. Como habitáculos separados las piezas se derriten, una y otra vez. Encontradas y perdiéndose se persiguen dentro del espacio tras esquivar formas lógicas aplastantes y tantos rumores absurdos. Son y somos: Escaleras. Similitud. Asimetría. Ventanas rotas Construcción. Comprobación que prueba de Paso cada día por la calle del dolor, encajar sus trazos allí se encuentra el edificio del amor, con los estallidos primordiales paso y miro a través de la ventana para ver y variados si veo a mi amor cada mañana. surgidos desde las venas Hoy he sentido un pinchazo en mi corazón de la pronta y fecunda hora: He ido corriendo hacia la calle del dolor Vestido de luz y oscuridad. algo me decía que lloraba mi amor. Impregnadas de sentido… Al ver las ventanas me he quedado parado pues Las piezas viajan estaban rotas las de los cuatro lados, escogen y se dejan llevar. mi amor no está, Puerto tras puerto se ha hecho añicos. Navegan y amarran.

Ventanas Rotas Cristales bellos, más rotos Que caen a pedazos en gotas Cual triste lluvia de parajes remotos Ventanas otrora alegres Que mostraban un mundo bello Ahora todas grises y tristes Señales fidedignas y exactas Muestran sin ningún error Y de las mismas solo extractas Que un fin solo puede ser Y del cual adivinas Puedes correctamente prever Que un desastre se avecina Son como notas claras Del final que se aproxima Hermosas ventas de tu alma Que caen a pedazos Y matan de la estancia la calma De la quietud es sepultura Tu llanto se vuelve mortaja De esta relación ahora ruptura Un desastre está en camino Va en camino de colisión Sigue su triste destino Tus ventanas quebradas Solo permiten ver Tus decisiones tomadas El final es inevitable Ya te decidiste Y tu espíritu es inquebrantable Lo veo por tus ventanas rotas Avisos y notas de lo decidido Pues veo caer nuestro amor en gotas…

« Broken window, note from a disaster» Susana G. López

Poema : Herbert D. Figueroa B.


Cómo participar

Eres poeta o te gusta escribir: Envíanos tu poema* (verso o prosa)a lapoesianomuerde@gmail.com con tus datos (nombre, apellido o nombre artístico ciudad y enlace) o visita nuestra categoría “Imagen busca poema“ ( https://lapoesianomuerde.com/category/imagen-busca-poema/)e inspírate en una imagen.

Lo tuyo es la imagen (Fotografía, pintura, dibujo, collage…) Envíanos tu imagen* a lapoesianomuerde@gmail.com con tus datos (nombre, apellido o nombre artístico ciudad y enlace) o visita nuestra categoría “Poema busca imagen” (https://lapoesianomuerde.com/category/poema-busca-imagen/) e inspírate en un poema.

*CREACIONES PROPIAS Y APROPIADAS, NO MÁS DE UNA COLABORACIÓN SEMANAL POR AUTOR

LAS OBRAS COMPARTIDAS EN ESTE ESPACIO PUEDEN VERSE PUBLICADAS EN NUESTRA REVISTA DIGITAL GRATUITA

www.lapoesianomuerde.com / www.lavidaenpoesia.wordpress.com


La poesía no muerde, y si el origen fuera música (Revista n#5)  

En nuestras experiencias: “ Las palabras envían un poema (propio) sin ilustración y reciben una ilustración sobre la que componer.Y las imá...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you