Page 1

Año II - Número 15/ 24/ Octubre 2016 2015

la mirilla / octubre 2016

1


la mirilla / octubre 2016

2


la mirilla / octubre 2016

3


la mirilla / octubre 2016

4

CONTENIDO

06_

10_

La Chica de la Libretita

Rodolfo Santullo_

52_ Click 08_ Roberto escucha discos

18_ IDAS Y VUELTAS_

48_ Tres en línea


DISEÑO QUE INSPIRA 5

Colectivo Somos Charco

36_

Producción Belén Fourment Editora en Argentina Carolina Noya

FOTOREPORTAJE: LES ROIS VAGABONDS

Diseño Jessica Conde Ilustraciones LuTTe Esteban Antognazza Consejo de redacción Belén Fourment Playnes Jessica Conde Esteban Antognazza Diego Obispo Carolina Noya Sebastián Walch

24_ _CUANDO AMAR ES UN ACTO INDEBIDO

Isabel García Modrego Sergio Paglietta Cecilia DP Maxi Fleitas Rodrigo Spa

28_ _Tornado de Dolores NACER, VIVIR, RENACER

56_ Relatos

Nicolás Marrero Javier Pérez Seveso Bruno Larghero Contacto redaccion@revistalamirilla.com Web www.revistalamirilla.com

la mirilla / octubre 2016

Dirección Jessica Conde


la mirilla / octubre 2016

6

LA CHICA DE LA LIBRETITA_


Ilustración: Lutte Podés encontrar el trabajo de Lutte en Facebook: /luttedisenio

¿Cuántas veces se puede releer un libro? ¿Hasta que este no tenga nada nuevo que ofrecer? Aparentemente, si uno es como la Chica de la Libretita, el número está entre muchas y muchísimas... Tanto que no resultó sorpresa para nadie que con la excusa de “una reedición con los fragmentos que se eliminaron hace años”, un día nuestra Chica volvió a casa con un libro nuevo abajo del brazo. Libro que fue dejado en espera, hasta que esa versión que la acompaña hace más de veinte años fuera releída. ¿Por vez número...? ¡Sí! ¡Quichicientos! Todo porque para saber que había de nuevo, obviamente había que releer la edición clásica. Está bien, tres días es poco tiempo para esperar, pero el sumergirse nuevamente en ese mundo de fantasía obligó a leer la segunda parte, y la tercera, y la cuarta... ¡Todo antes de arrancar con el libro nuevo, que todavía espera, solito arriba de la mesa! A todo esto, nuestra protagonista se emociona como si no supiera cómo termina la historia. Basta con verla lagrimear mientras lee en el tren, o reírse a carcajadas en un intermedio entre clases, escondida tras el libro para evitar cualquier charla pasatista.

Sí, antes de poder hacer de cuenta que uno está contestando mensajitos en el teléfono celular, el libro de turno o el diario del día servían de escudo contra el resto de la gente. El tema es que no es solo la lectura, esa vuelta a ciertas descripciones de personajes que a esta altura ya parecen viejos amigos, la que genera estas sensaciones tan fuertes. Hay algo en esa situación de haber crecido con ese libro que hace que uno lo tome como espejo, reflejándose en situaciones donde nunca estuvo, para poder volver a esos lugares donde sí, y a veces hasta entender por qué hay retornos que no son del todo posibles. Y en esto, la Chica de la Libretita tiene carrera. No, no en volver: en releer y reentender, y tal vez hasta dar vuelta los recuerdos, para volver al punto donde empezamos, pero diferentes. Otra vez, no, esto no es un espacio de autoayuda, pero mientras nuestra Chica está feliz con el final del segundo libro, ¿por qué no van a sus bibliotecas, y releen esa historia que siempre los acompaña? Tener los libros guardados en cajas no es excusa válida, y si te vas a quejar del peso, ¡te recuerdo que existen los libros electrónicos!

7 la mirilla / octubre 2016

_RETORNOS_


E la mirilla / octubre 2016

8

s una expresión de sensibilidad. Porque también existen esos sentimientos que a veces queremos esconder, pero la fuerza de la realidad nos lleva a comentar y comenzar una y otra vez. Fleetwood Mac sabe de eso. Entiende cada punto de la sensibilidad de la música y, cuando menos lo esperás, te da una nueva sorpresa. En un mar de pensamientos; eso eran aquellos años, donde lo difícil era vivir como uno quería sin estar condicionado a una maquinaría que se rompería con el tiempo. Todo cae por su propio peso.

Roberto escucha discos

CAP. 6 DEL 77’ AL VIDEOCASSETTE HALVEN: UNA SENSIBILIDAD BARROCA Fleetwood Mac – Rumors (1977)

Así de atemporal es el disco. Podría haberse hecho en la Edad Media, época de trovadores y juglares jugando con todo, todo el tiempo. En una sala de grabación recrearon eso, y los estudios futuros intentarían lograr ese sonido. Jamás se grabará un disco como “Rumors” de Fleetwood Mac. Disco, rock, soul, baladas: esos sentimientos que se pueden expresar a través de la música, eso que logran los equipos más allá de las batallas y las reuniones, las discusiones y las fiestas, el ser honesto y poder crear una obra con honestidad. Blues y psicodelia rodeaba a los Mac porque el camino iba por ese lado. Pero decidieron optar por el suyo propio y no el ya transitaban los demás. “Go Your Own Way”, justamente, es el primer corte del disco y logra enamorar con dulces voces y esos acordes que avisan que la explosión está cerca, mandándonos a buscar, lograr y concretar nuestro propio camino. Solitario quizás, o no, pero creyendo en que uno es su propio camino. Luego se despacha con otros temas como “The Chain”, “Don’t Stop” o “Dreams”, por lo que este disco se desarrolla de una manera ambivalente entre el rock y el pop. Para esa época no existían muchos matices y esta banda cubre el amplio espectro de edades, gustos y sentimientos. “Rumors” no deja de retrotraernos a nuestra adolescencia donde solo había tiempo para pasar con nuestros amigos, y escuchar este tipo de música hace pensar en ese tiempo ganado, habiendo experimentado todo lo que un grupo de amigos quiso y pudo hacer. Fleetwood Mac lo logró. Creó esa identidad de transmitir esos sentimientos de nostalgia y buen futuro. Sí, estoy blandito. Pero siempre es bueno recordar cuando nos creíamos inmortales, cuando el fin de semana era el momento exacto para que cambiara nuestro mundo. Cuando el domingo le ponía final a una gran aventura, esa aventura que era ser inmortal.

Escuchad, tú, ser con corazón de piedra. Oíd tus sentimientos y escuchad este disco. Después beberemos cerveza y conformaremos el círculo del incienso verde.


9

_RECOMENDADOS

VIDA DE GALLOS Tomás de Mattos Alfaguara

Vida de gallos es el libro de cuentos que Tomás de Mattos escribía cuando lo sorprendió la muerte. Cada uno de los relatos es un guiño cómplice al lector y una invitación para descubrirse a sí mismo, al seguir las peripecias de los personajes que pueblan estas páginas llenas de compasión y comprensión hacia el prójimo. Recorridas de principio a fin por el humor afectuoso de Tomás, por su amor a la vida, a los seres humanos y a los goces mínimos y entrañables, no son solo la publicación póstuma de nueve narraciones inolvidables sino también una muestra del pensamiento pleno de inteligencia, bondad y sabiduría de un escritor uruguayo extraordinario. Ficha técnica Sello: ALFAGUARA Fecha publicación: 09/2016 Idioma: Español Colección: Cuentos

EN CONCIERTO Guns N’ Roses / 4 y 5 de noviembre en Buenos Aires Tras casi dos décadas, la formación original vuelve a los escenarios con tres de los miembros originales de la banda: el vocalista Axl Rose, el guitarrista Slash y el bajista Duff Mckagan. Agotaron entradas para la primera fecha y agregaron una segunda. Ambas se llevarán a cabo en el Monumental de Núñez.

EN INTERNET ZUR- Pueblo de voces zur.org.uy ZUR es un colectivo de comunicación que aborda con una mirada crítica y en profundidad temas que atraviesan a Latinoamérica que van desde derechos humanos, género y movimientos sociales, a cultura, deportes y política, entre otros. Como ellos mismos proclaman “para los que cada día afrontan con imaginación y rebeldía la búsqueda de otros mundos, haciéndolos aquí y ahora.

EN PANTALLA Luke Cage Netflix El tercer héroe de Marvel en recibir serie propia en Netflix forma parte de la apuesta de ambas firmas para llevar a la pantalla un poco más del universo de Marvel. La historia está ubicada en el mítico barrio de Nueva York, Harlem y constituye una reverencia a la cultura negra.

EN LA CIUDAD Planetario Buenos Aires El Cielo para Todos es un espectáculo destinado principalmente a personas ciegas o de baja visión que, mediante un planetario táctil y auditivo, con un relato grabado, musicalizado y ambientado, busca acercar al público no vidente al conocimiento del cielo, de las estrellas y de la astronomía en general, asumiendo la premisa de que el conocimiento es un derecho y, como tal, debe ser accesible para todos.

la mirilla / octubre 2016

DESTACADO DEL MES


la mirilla / octubre 2016

10

ENTREVISTA_

RODOLFO SANTULLO_

LAS CONSTANTES VUELTAS DEL ESCRITOR POR BELÉN FOURMENT FOTOS: JESSICA CONDE


la mirilla / octubre 2016

11


la mirilla / octubre 2016

12

ENTREVISTA_

Rodolfo Santullo volvió a Harrison Rey, un curioso personaje coprotagonista de su novela policial “Sobres papel manila”, para contar otra historia de crímenes, sangre y delincuentes torpes: “Luces de neón”. De eso, el oficio de escribir, la historieta, los nerds y su propio guion, habló con La Mirilla.

H

ijo de un mecánico tornero y una empleada administrativa, Rodolfo Santullo nació en casa de exiliados en México y su historia la escribió en Uruguay, marcada por la enorme biblioteca familiar que dura hasta hoy, la referencia cinematográfica y la charla permanente. Su hermano Fernando es la voz de la icónica banda de hip hop Peyote Asesino y ahora también solista; su hermana Laura es escritora y guionista. Y él estudió Ciencias de la Comunicación, trabajó de

técnico en Teatro El Galpón y como periodista, pero se consolidó como escritor de narrativa y de novelas gráficas o historietas. “Pero si hubiésemos sido escribanos, mis padres nos hubieran dado para delante de la misma manera”, cuenta en el living de una casa que queda en una esquina perdida de Montevideo, donde por las mañanas se dedica a cuidar a su hija más pequeña -tiene otro niño, de ocho- y por las tardes, noches o cuando el


“HAY ESCRITORES QUE TE DICEN: ES UNA CUESTIÓN QUE TENGO EN EL ALMA. ME PARECE RESPETABLE, PERO PURGAR ANGUSTIA NO ES MI OBJETIVO. ESCRIBO PORQUE ME DIVIERTE MUCHÍSIMO”

me fui alejando de esa violencia descarnada, de esos personajes tan negros y empecé a hacer una cosa más costumbrista. Ella me preguntaba cuándo iba a volver y el otro era Gonzalo Delgado. Pasaron 10 años de aquella a esta, o más. Y en algún momento apareció una historia donde me parecía que podía aparecer Harrison Rey, y ahí está de vuelta. En “Luces de neón” es un poco más protagonista Harrison Rey, pero en “Sobres papel manila” ese protagonismo se va desarrollando muy de a poco. Sí, de hecho es parte de una vuelta de tuerca, de que el corre, ve y dile tiene más protagonismo del que parecía. En esta es el protagonista de la parte del presente. Pero la novela empieza y termina con él. Y bueno, supongo que el amigo Harry se va ingeniando para ganarme la pulseada a mí, y seguramente si hago otra será más protagonista. Además en “Luces de neón” no hay un final demasiado

13

papel manila”, la editorial Estuario inauguró la primera colección uruguaya de novela policial, Cosecha Roja, en la que por supuesto esta nueva obra se enmarca. ¿De qué va “Luces de Neón”? A un empresario argentino que busca reflotar el abandonado Hotel Casino de Atlántida alguien le da una paliza brutal y lo deja en coma. Su hermana va tras Harrison Rey, correcto sicario y bastante flojo investigador, para que descubra quién es responsable, por qué, y para que le dé su merecido. Y Rey se encontrará con un grupo de hombres mediocres que están buscando completar un crimen empezado décadas atrás. -¿Rescataste al personaje de Harrison Rey porque había gente que te preguntaba por él? Suena como muy importante eso (se ríe). Particularmente había dos personas: por un lado mi editora, Marcela Saborido, a quien le gustó la violencia que había en “Sobres papel manila”, de la que yo me fui alejando. A medida que seguí escribiendo novelas policiales

la mirilla / octubre 2016

tiempo se lo permita, se dedica a escribir. Premiado en varias oportunidades, su obra “Los últimos días del Graf Spee” es la primera novela gráfica uruguaya y en ese rubro ha destacado enormemente, siendo la cabeza de Belerofonte, que es la primera editorial nacional de historietas. Además, acaba de ganar junto al dibujante Alejandro Rodríguez Juele el Premio Onetti por “Regreso a las montañas de la locura”. Santullo es humilde y se quita mérito, diciendo que en realidad su gran virtud es la terquedad. Y se dispone a hablar de narrativa con “Luces de neón”, que es su última novela y recupera a un personaje que había aparecido 10 años atrás, Harrison Rey. Con su nacimiento en “Sobres


la mirilla / octubre 2016

14

ENTREVISTA_

concluyente ni referencias a esas fotos que en “Sobres papel manila” persiguen a Harrison Rey. No, y si hago una tercera seguramente no tenga casi referencias a “Luces”. Me pareció interesante que hubiera algún mensajecito, pero que vos puedas leer cualquier novela de este personaje sin tener que pensarlo como una saga. Si hago una tercera, que quién sabe, tampoco voy a hacerme mucho cargo de lo que le ha pasado. ¿Cómo nació Harrison Rey? De manera muy poco relevante.

“Sobres papel manila” es la primera novela que escribí y en algún momento me debatía si la hacía pasar en Uruguay o donde. De hecho… “Sobres papel manila” no sucede en ningún lado. En algún momento entre una y otra me di cuenta que es en Uruguay y me hice cargo. Pero al personaje quise ponerle un nombre ridículamente uruguayo. Podría haber sido Washington Pérez o Wilson Cabrera, y se llamó Harrison Rey. ¿Y cómo surge? Había un montón de tipos jodidos en esa novela, y el personaje de

él parece que es el derecho, y resulta ser un hijo de puta peor que los demás. Pero no lo tuve en mente mucho tiempo, y esto de que guste tanto es un poco ajeno a mi propio entusiasmo. El desgraciado se las ingenia para aparecer 10 años después y quizás esté en una tercera. Lo raro es que no es un personaje trascendental. Claro, y eso me resulta atractivo: que es un personaje medio anónimo. Sí me voy dando cuenta cosas de él, yo tuve que releer mi propia novela para hacer esta y descubrí que el tipo es vago. Es un matón


En “Luces de neón” eso está muy claro. Es un perro, y además le chupa un huevo. ¿Estas dos novelas parten de algún acontecimiento real? No, de hecho el Hotel Casino de Atlántida no existe: yo levanté el Hotel Casino de Piriápolis, lo levanté y lo trasladé unos kilómetros. Lo que busco es que sea verosímil. En otros trabajos sí, “Cementerio Norte” surge de una cosa que escuché en la radio, que se estaban robando el bronce de las tumbas del cementerio. Y ni que hablar “Matufia”, que es la reconstrucción del atentado que le ocurrió a Ricardo Gabito. Sí me voy acercando, entre “Sobres” y “Luces”, a pautas más uruguayas, porque las referencias son más cercanas. Eso creo que tiene que ver con que con “Sobres” tenía 23 años y también con una intención de hacerla más uruguaya. ¿Te perdés cuando escribís una historia con tanto salto temporal? Tuvo su grado de dificultad, pero

¿La novela es placer y la historieta trabajo, en tu caso? Sí. Disfruto mucho las dos cosas y siendo justo, la historieta te da un montón de recompensas artísticas al trabajar con otro, ver cómo lo que yo imagino lo plasma un tipo y queda mucho mejor de lo que yo, que no puedo dibujar una mierda, lo había pensado. La novela también te gratifica pero es mucho más solitario. Y en lo económico las historietas me dan de comer, he logrado publicar en otros países (España, Francia, Italia, Inglaterra) y publico mucho en Argentina. Con la narrativa no te entra dinero por derechos de autor, prácticamente. ¿Buscás a los dibujantes,

“LA HISTORIETA TE DA UN MONTÓN DE RECOMPENSAS ARTÍSTICAS AL TRABAJAR CON OTRO, VER CÓMO LO QUE YO IMAGINO LO PLASMA UN TIPO Y QUEDA MUCHO MEJOR DE LO QUE YO, QUE NO PUEDO DIBUJAR UNA MIERDA, LO HABÍA PENSADO”.

15

también está bueno. El grado de dificultad era que cuando están en el presente hablando del pasado, no contaran lo que yo no quería que contaran. Vos sabés del principio que el asalto hace 30 años salió horrible, pero no más detalles. En algún punto me hice un esquema de todo lo que tenía que pasar, entonces el final ya está pensado. Y eso es algo a lo que me obligaron los hijos, porque con un esquema puedo dejar la novela parada. Tuve una novela mucho más larga que la paré para escribir “Luces” y ahora volví. En la vida no soy demasiado cerebral, y en el caso de ponerme a escribir soy intuitivo: siento que estoy cerca de lo que quiero y por ahí lo termino.

la mirilla / octubre 2016

porque se ve que le da plata y le lleva poco trabajo, pero le piden que investigue y él no es investigador: va, escucha, y luego le pega un tiro a alguien. Tampoco creo que sea demasiado inteligente, tiene los contactos y la amoralidad necesaria para hacer lo que hace.


la mirilla / octubre 2016

16

ENTREVISTA_

es al revés, o pasan las dos cosas? Yo trabajo con un grupo en el que están Matías Vergara, Marcos Vergara y Jok, pero ponele que haya cinco o seis más con los que voy y vengo. Por suerte, dibujantes profesionales me han escrito para hacer cosas juntos, como Leandro Fernández que ha hecho todos los superhéroes que te imagines para Marvel. Se te suele nombrar como referencia en el mundo de la historieta uruguaya. ¿Cómo te llevás con eso? Voy a decir lo de siempre: si la historieta en Uruguay está donde está hoy es por un montón de gente. Te diría que más importante es lo que han hecho Tunda y Ombú, y después hay cosas como Montevideo Comics, que dejó de ser un evento de nerds para ser cool y era donde toda la historieta uruguaya podía llegar. Yo estoy ahí, no hice nada fuera de lo común. Ser terco probablemente sea la única virtud, que cuando podría haber dejado de hacer historietas no lo hice. ¿Te sorprende lo que pasa con Montevideo Comics? Ahora no, en algún momento sí. De todos modos eso vive por un montón de factores que no son la historieta, mucho menos la uruguaya. Vive por la popularidad del cosplay y por cómo han funcionado un montón de fenómenos populares, desde

el manga a “Game of thrones”. ¿Qué fue lo primero que escribiste? Cuentos, para Cuarto año de escuela. Eran como aventuras, me acuerdo vagamente, re cursis sobre el poder de la amistad. Una tipa que me dio muy para adelante fue mi maestra de Cuarto y Quinto, Cristina. Creo que haber sido escribano hubiese sido más cómodo (se ríe). Seguramente esto es más divertido. Divertido es, no tanto cuando tenés que pagar las cuentas. Pero son detalles. ¿Cuál fue el primer libro que te impactó como lector? (Piensa) Tiene que andar en algo de Salgari, Julio Verne, por ahí. Un libro que me marcó pila fue “Cazadores de microbios”, que te contaba novelizado cómo Pasteur descubrió la vacuna antirrábica. El chiste era que todos los tipos usaban microscopios. ¿Por qué escribís? Porque es muy divertido. Hay escritores que te dicen: es una cuestión que tengo en el alma. Me parece respetable, pero purgar angustia no es mi objetivo. Escribo porque me divierte muchísimo, y mi principal objetivo es que vos lo leas y te diviertas.


17 la mirilla / octubre 2016

un libro una película un objeto El Peyote Asesino. “Haciendo proselitismo familiar elijo el primer disco del Peyote. ¿Sabes cuántos años tenía yo cuando El Peyote irrumpió? 15 años y me comía codazos en los pogos. Es lo más grande que hay. Ahora los miro parado desde el fondo. Otro podría ser ‘Puta’s Fever’, que también se lo debo a Fernando, que volvió de un viaje creo que a Nueva York y trajo CDs, que en esa época era mucho. Trajo el de Mano negra, que lo debo haber gastado”.

“‘Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay’, de Michael Chabon. Es la historia de dos tipos que crean un personaje de historietas en la década del treinta en Estados Unidos; disimuladamente, es la historia de los que inventaron Superman. Me sentí muy identificado”.

“Las gorditas, que trajimos de Perú de luna de miel con mi mujer y ahora es un sonajero gigante para la bebé. Yo soy muy poco romántico pero fui el que dijo que eso tenía que ser un símbolo de nuestra luna de miel, y para traerlas las envolvimos en tres kilos de diario ponele”.


la mirilla / octubre 2016

18

SOCIEDAD_

IDAS Y VUELTAS_ Cuando los retornos se convierten en una sensación intransferible, caemos en la cuenta de que verdaderamente estamos atravesando por una de las experiencias más interesantes, más auténticas y a veces, dolorosa. POR SERGIO PAGLIETTA


19 la mirilla / octubre 2016

Y

llegar a esta conclusión obliga al planteo indiscutible de que para que haya retornos, deben haber existido las partidas y acaso esto parezca una broma. Pero siempre existe la contrapartida, el otro polo, la otra mitad del asunto, que va de la mano con su par que a veces no es tan par. Sin dudas las partidas son una situación traumática debido a que en algunos casos, el retorno es incierto en toda la extensión de la palabra; es

decir, que necesariamente debemos hacer una especie de clasificación de retornos que están encadenados a la clasificación de las partidas. Antes va una reseña que creo, no está de más. Me referiré a esta parte del mundo que nos da cobijo, a Sudamérica, América Latina o como quieran llamarle al apéndice del mundo al sur del Ecuador, mayormente. Hace tiempo, no demasiado, padecimos quienes habitamos estas tierras de una suerte


la mirilla / octubre 2016

20

SOCIEDAD_

de exportación de gentes hacia el viejo mundo y el norte del continente. Las razones más o menos las conocemos todos: dictaduras militares, Plan Cóndor, amenazas de muerte, atropellos a los Derechos Humanos… Estos acontecimientos precipitaron la salida de cientos de miles de compatriotas de diferentes nacionalidades en busca de otros horizontes y en muchísimos casos, poner a salvaguarda la vida misma de ellos y sus familias. Otros, en cambio, optaron por exiliarse, partir, irse, para encontrar por otros lados una estabilidad económica que no encontraron por acá. Esto provocó la ausencia de casi una generación en nuestros países, y nos quedamos mancos, como si nos hubiesen amputado un miembro para poder continuar el rumbo. De modo tal que quienes nacimos alrededor de 1960 crecimos huérfanos de esa generación y no tuvimos espejos ni referencias para poder mirarnos o emularlos. Crecimos yendo demasiadas veces al aeropuerto a despedir amigos, familiares, conocidos y desconocidos pasando por el trago amarguísimo de la despedida sin la seguridad del retorno cierto, del reencuentro en un mediano plazo al menos. Creo que estos fueron los más complicados, los más difíciles momentos que hemos pasado por aquí, sumado a todas las partidas que nunca, jamás, tuvieron la posibilidad del retorno.

PRIMER GRUPO Son precisamente los que acabo de nombrar. Los exiliados políticos, los que buscaron la seguridad, los que tuvieron que encarar un estilo de vida, idioma, costumbres, climas que nada tenían que ver con su lugar de origen. Aquellos que se aferraron con las uñas y con los dientes al lugar de acogida por muy diferente que este fuese porque no había otra salida, y fueron alimentando el sentimiento del retorno apenas el avión despegó y se subió a los aires. Sintieron que dejaban en la terminal aérea una parte muy importante de su vida, regada con lágrimas, dolor, incertidumbres que fortalecían el sentimiento del retorno como un juramento de honor porque nada ni nadie podría atreverse a negarles el derecho al retorno. Dentro de este grupo, encontramos a los que llegaron a su destino en condiciones más o menos favorables, con algún que otro camino allanado, con un lugar en donde vivir y un trabajo que les permitiera estar medianamente seguros en países que garantizaron estadía y la no repatriación. Pero ellos siguieron cargando con el retorno como una enfermedad crónica, como un peso insostenible en el alma que aumentaba en algunos casos, por la presencia de niños que habiendo nacido por acá, debían formarse académicamente desde la escuela al menos, en un lugar que les fue ajeno, extraño, un


SEGUNDO GRUPO Cuando la crisis de los setenta (hablo de la crisis en su totalidad, económica, política, moral) golpeó fuerte en la vida de los habitantes de estos lados, se plantearon la posibilidad de emigrar a buscar lo que se les negaba aquí. Pero pasaba más por lo económico y no tanto por otros carriles. Mis padres estuvieron a punto de emigrar siendo yo niño junto a mi hermana, planeando una radicación en Australia en donde habríamos de comenzar una nueva vida. La falta de empleo, la inseguridad, la

21

con su patria y su gente.

la mirilla / octubre 2016

lugar al que no pertenecían. La compositora y cantante uruguaya Laura Canoura los denominó ‘’los hijos de Gardel’’, creo que acertadamente, porque cuando el cantante logró llegar a Europa con singular éxito, en vez de disfrutar del Sena, de París, del Barrio Latino y demás bellezas parisinas en una época fundamental de la cultura del siglo XIX, se la pasaba llorando encerrado en una pieza de pensión añorando volver a su Buenos Aires querido. Y así fueron estos exiliados aunque las causas de la ida fueron distintas, muy distintas. Por eso para ellos el retorno es una promesa personal, un compromiso moral


la mirilla / octubre 2016

22

SOCIEDAD SOCIEDAD_

inestabilidad laboral, la situación económica fueron las causas del exilio de miles de personas hacia lugares que entonces, eran remotísimos. Otro idioma, otra vida, otro planeta casi… No nos fuimos porque no nos dieron visa, y a veces me pregunto qué hubiese pasado si mi infancia, por lo menos, estuviera ligada con otra sociedad, con otras costumbres: seguramente no sería éste que soy ahora, ni mejor ni peor, pero no éste que soy hoy en día. No obstante hay algo que tengo muy claro: el retorno hubiese sido una promesa, un juramento, un compromiso moral exactamente igual al del primer grupo. No hay, ni hubo dos opiniones. Volver siempre es el norte, por lo menos para varios de nosotros. ¿VOLVER? No obstante, muchos de los encasillados en el primer y segundo grupo, no retornaron nunca incluso cuando fueron reinstauradas las garantías institucionales y las democracias renacieron. De pronto en algunas vacaciones, fin de año, fiestas tradicionales, nos dábamos el efusivo abrazo con nuestros amigos y seres queridos con quienes y por quienes lloramos en los aeropuertos años atrás. Y entendimos que para todos nosotros el retorno es algo absolutamente personal, como

un sello distintivo que, hasta llego a sospechar, tiene que ver con el ADN de cada uno. He experimentado alegría infinita con los retornos de algunas personas y aún sigo esperando a las que alguna vez se fueron y me mandaron una copia de ellos como para que me conforme un poco, porque aquellos no retornaron ni lo harán jamás. Y eso a veces duele, duele mucho. Y cuesta entender, más allá del dolor, que los procesos humanos son todos distintos e intransferibles. Los retornos no son siempre el sentido primario de la partida sino una parte de la misma que puede o no, estar dentro de la maquinaria del individuo y su paso por la vida. Entender que sin dar muchas vueltas más, algunos nacieron para irse y otros simplemente no, es una de las cuestiones más discutidas de nuestro tiempo y lo seguirá siendo sin dudas. De pronto debemos aprender a entenderlo y aceptarlo como se pueda o como nuestra cabeza y nuestro corazón sean capaces de hacerlo, sin cuestionamientos, sin buscar culpas ni motivos simplemente porque todo polo positivo, tiene su negativo y así funciona el mundo y la naturaleza. ALGUNOS RETORNOS ESPERADOS Recordemos algunos por el Río de la Plata. En Argentina fue


23 la mirilla / octubre 2016

tremendo el reencuentro de Mercedes Sosa con su pueblo, Atahualpa Yupanqui, la cantidad de actores y actrices que se habían radicado en el exterior durante la dictadura militar -Alfredo Alcón, Norma Aleandro, Héctor Alterio, María Helena Walsh, Jairo, Alberto Cortez, una lista demasiado extensa como para enumerar a todos. En Uruguay, Wilson Ferreira Aldunate, Rodney Arismendi, Alfredo Zitarrosa, José Carbajal y otros tantísimos más fueron recibidos con la alegría y la emoción a flor de piel de todos nosotros. Pero no podemos olvidar, no debemos olvidar, a los cientos de compatriotas anónimos que no fueron tapa de diarios y revistas. Los que silenciosamente añoraron el regreso, lloraron a escondidas y criaron como pudieron a sus hijos tratando de darles la identidad del origen, presentándoles a sus familiares haciendo de traductores porque ni siquiera hablaban español. Aquel puñado de niños del exilio que recorrió las calles de Montevideo, saludando y con cara de sorpresa y felicidad porque no entendían mucho lo que estaba pasando. Y para terminar, el retorno a la institucionalidad democrática. Esa que es tan importante que se parece a una heladera, que cuando se rompe nos damos cuenta de lo importante, imprescindible y vulnerable que es aunque no lo aparente.


la mirilla / octubre 2016

24

SOCIEDAD_

_CUANDO AMAR ES UN ACTO INDEBIDO POR CARO NOYA FOTOS: DyN


la mirilla / octubre 2016

25


la mirilla / octubre 2016

26

SOCIEDAD_

Ayer me encontraba tomando un café con la persona con la que estoy, acariciándole la cara y el hombro mientras ella lloraba por una situación personal, cuando se acerca violenta e impunemente un mozo del lugar a decirnos que “nos tranquilicemos” y que era inapropiado lo que estábamos haciendo”. La situación continúa cuando, luego de discutir con el mozo, Belén se acercó a hablar con el encargado y éste le aseguró que “lo que estaban haciendo era inapropiado” para el lugar. “Le pregunté por qué no le decía nada a la pareja heterosexual que chapaba en la mesa de al lado. Me contestó “sos una ridícula”. Entre tres mozos me echaron del bar”. Así comienza a contar Belén Arena en su Facebook la discriminación que sufrió junto a su pareja, convocando luego a una movilización en la puerta del café bajo la consigna de un “besazo multitudinario”, para hacer visible la discriminación que vive el colectivo LGTB en los espacios públicos. La noticia trascendió en los medios, se viralizó, y el apoyo se extendió a toda la comunidad que está cansada de la impunidad y el maltrato, sobre todo, en tiempos en donde la homosexualidad es aceptada por gran parte de la sociedad y en dónde la igualdad ya no se discute. “La ciudad porteña es pionera en lo que respecta a legislación LGTB. Sin embargo, no siempre la realidad acompaña los avances legislativos”, sostuvo mediante un comunicado oficial la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del gobierno porteño. Como consecuencia del alcance de la protesta y de

la reacción de la movilización, el organismo público brindará capacitación sobre “convivencia en la diversidad” al personal de La Biela, precisando que estas capacitaciones tienen como fin “sensibilizar a las personas en materia de Derechos Humanos, apuntando a lograr una convivencia respetuosa basada en la diversidad”, entre otros objetivos. Ahora bien, ¿es extraño que sigan ocurriendo estas cosas en una ciudad como Buenos Aires, posicionada abiertamente como gay friendly y a cinco años de entrar en vigencia la ley de matrimonio igualitario? Parecería que, independientemente del avance alcanzado en materia de derechos sexuales e igualdad de género, un importante sector de la población sigue viendo como una amenaza que dos personas del mismo sexo se amen y lo demuestren públicamente, manteniendo intacta esa homofobia que, de alguna manera, parece legitimar la discriminación hacia quienes se “atrevan” a sentir de manera distinta. Había una pareja heterosexual en el café La Biela, y ni al mozo ni al encargado les pareció “inapropiado” que expresaran su afecto. Lo que esta situación nos deja como sociedad es una mirada censora e intolerante hacia el amor, el amor sin rótulos, el amor como motor fundamental para sentirnos apreciados, potenciados y vivos. Es por eso que el efecto “besazo” tuvo tanto impacto: porque sintetiza la igualdad, la expresión de cariño que derriba barreras y acaba con estereotipos. Irónicamente el 29 de agosto los empleados del café no toleraron ver a dos mujeres expresándose afecto


27 la mirilla / octubre 2016

entre sĂ­. El lunes 5 de septiembre tuvieron que aprender una lecciĂłn: una comunidad de hombres y mujeres, gays, lesbianas y heterosexuales demostraron que el amor todo lo puede.


la mirilla / octubre 2016

28

SOCIEDAD_

_NACER, VIVIR, RENACER_ POR JESSICA CONDE Quien ingresa a Dolores encuentra una ciudad calma, como si en ella no habitara nadie. Miro el reloj y son las 14 horas. Recuerdo que fuera de la capital de Uruguay otro ritmo gobierna. Ese ritmo que casi obliga a partir el día en dos y suspenderse en el tiempo por unas horas. Intento buscar, con una curiosidad que roza lo morboso, esas secuelas que dejó el tornado que azotó la ciudad ese 15 de abril. Pero la ciudad me va engullendo y me doy cuenta de la realidad: lo esencial es invisible a los ojos.


la mirilla / octubre 2016

29


la mirilla / octubre 2016

30

SOCIEDAD_

Uno mira el informativo y piensa que esas cosas pasan en otros lugares. Nunca pensás que puede pasar acá”, dice Rosa, con el recuerdo a flor de piel, como viviendo una despedida interminable. Detrás su casa, en la que trabajan algunos obreros del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, deja paso al cielo azul que ofrece el día. Es que el tornado desintegró, literalmente, el techo de su hogar, del que quedan solo las paredes y un sombrero que adorna un pasillo, como si se tratara del último bastión de la vida que tuvieron y que no volverá. Recuerda aquel día como si su memoria buscara cada detalle. En el camino, nos muestra una marca recta en una de las paredes que quedan de su hogar. “Esa es la marca de un fierro que voló y casi mata a mi hijo. Le pasó muy cerca”, cuenta. Y relatando aquel 15 de abril. “Fue un ruido muy raro, me di cuenta de que no era un viento comùn y le dije a mi nuera ‘vamos a guarecernos bajo el techo de hormigón’. Mi hijo, mi esposo y un muchacho quedaron en otro ambiente. Mi hijo voló y mi esposo quedó en estado de shock. Cuando salimos, era todo destrucciòn”. ** Si bien en los últimos años las inundaciones han azotado el territorio uruguayo y han provocado miles de damnificados, hay que remontarse al año 1970 para encontrar un antecedente

de la magnitud del tornado del pasado mes de abril. La localidad afectada en ese entonces fue Fray Marcos, en el departamento de Florida, que en la tarde del 21 de abril de ese año vivió un tornado de magnitud EF4 -la escala Fujita, utilizada en Estados Unidos para catalogar la fuerza estimada de los tornados según el daño que provocan- que dejó un saldo de 11 muertos, 129 casas destruidas y 484 personas sin techo. El saldo que dejó este fenómeno natural en 2016 fue la destrucción del 40% de la ciudad de Dolores. De las 1.463 casas que fueron afectadas por el tornado, 251 tuvieron daños graves o totales. Además se calculan unos 30 millones de dólares en pérdidas materiales. Pero lo más importante fueron las cinco muertes y los más de 7000 damnificados, que transformaron para siempre la vida en este rincón del país. Manos a la obra Las primeras horas tras el tornado fueron de incertidumbre y temor. Paulatinamente, el gobierno comenzó a instalar una suerte de centro de operaciones para atender todos los aspectos relacionados a la catástrofe y organizar el aluvión de donaciones que desde todo el país comenzaron a enviar hacia Dolores. El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente ha remodelado y entregado hasta el día de hoy alrededor de 60 viviendas; la Intendencia


31

través de organismos públicos se utilizó para crear un fideicomiso entre la OPP y República Negocios Fiduciarios, utilizado por el Poder Ejecutivo -a través de OPP- para realizar varias compras urgentes de materiales y a través de ésta, formalizó un llamado a expresiones de interés para adquirir aquellos materiales necesarios para continuar con las obras de reconstrucción. En materia de donaciones se alcanzaron montos que alcanzan lo $ 18 millones de pesos. Pero a pesar de la batería de medidas tomadas por el gobierno, las críticas comenzaron a rondar el plan de reconstrucción de la ciudad por los tiempos estimados para finalizar las obras sumando además en los últimos tiempos

40% DE LA CIUDAD DESTRUIDA 1463 CASA AFECTADAS 5 FALLECIDOS MÁS DE 7000 DAMNIFICADOS

la mirilla / octubre 2016

de Soriano entregó unas 50 viviendas reconstruidas y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas unas 40 edificaciones de las 103 que se le habían asignado para reconstruir, sin contar algunos convenios que pretenden atender a algunos comercios que resultaron afectados. Por otra parte, para la construcción de viviendas nuevas para aquellas familias que perdieron todo, desde el Programa Mevir se proyectó la construcción de unas 100 casas. Mientras, los damnificados, en su mayoría, han habitado en contenedores dispuestos para paliar la emergencia habitacional tras el tornado. En tanto, el dinero donado por particulares y recaudado a


la mirilla / octubre 2016

32

SOCIEDAD_

algunas irregularidades que pusieron en el ojo de la tormenta las donaciones enviadas por Cruz Roja. Aún cerca de 80 familias residen en contenedores -familias con mujeres embarazadas, niños y gente de muy avanzada edad- y la inquietud por su futuro, tras tantos meses, se comienza a notar. Esta realidad no es ajena a quienes están abocados a las obras de reconstrucción. Un arquitecto que trabaja en Dolores señala que uno de los aspectos más difíciles a las que se enfrentaron fue el social. “En la Facultad de Arquitectura te enseñan un montón de cosas, pero nunca te preparan para enfrentar una emergencia social. Acá no solo hay que ayudar a la gente a recuperar su hogar, sino su vida. Son personas que han perdido sus recuerdos, su sacrificio, todo”, señala. Pero la tarea gratifica, y así lo señalan también los obreros. “La gente nos agradece mucho. Han llegado muchas cartas valorando lo que hacemos y para nosotros eso es fundamental”, dice uno de los trabajadores que trabaja en una obra de Altos de Dolores, uno de los barrios más afectados por el tornado. Reconstruir(se) Dos niños juegan entre los escombros y una madre arrulla a su bebé entre lo poco que quedó de su vivienda. ¿Cómo se recupera la vida después de una tragedia para la que no estamos preparados? “El

pueblo quedó tirado tirado. Ya no se vive con alegría, se perdió todo eso. Va a costar mucho recuperarse”, dice Dilma. El tornado se destruyó parte de su vivienda y su comercio, un pequeño establecimiento que sufrió pérdidas totales. “Tanto el local como la mercadería, lo perdimos todo. Lo que no se mojó, se rompió. Perdimos la fuente de trabajo y cuesta. Hay que empezar de cero”, señala. Además, su esposo Marcelo permaneció diez días en cuidados intermedios en el hospital de Mercedes, tras sufrir lesiones durante el tornado. Pero a pesar de las vicisitudes de la vida, el agradecimiento por todos aquellos que de una manera u otra les ayudan a levantarse, está presente en cada palabra. “La gente del hospital de Mercedes se portó de diez y los muchachos que trabajaron en nuestra casa son de la planta”, dice Marcelo. Su realidad es la de muchos otros habitantes de Dolores, que no solo vieron afectadas sus viviendas sino también su fuente laboral. La zona, caracterizada por depender en gran medida de la actividad agrícola, ha visto reducida su actividad en los últimos tiempos y el tornado empeoró la situación de la zona. No obstante, algunas medidas, como el traslado del pago de impuestos a la Dirección General Impositiva y los aportes al Banco de Previsión Social, la compra de materiales en los establecimientos de la ciudad, entre otros, intentan contribuir a la reactivación del comercio y la


“...florecerás en cada primavera” Lentamente, el sol llena cada lugar de la ciudad. La primavera se hace rogar pero trae consigo la calma de nuevos aires, alejando el recuerdo de los furiosos vientos que azotaron cada cimiento, visible e invisible, de la ciudad. La Fiesta de la Primavera invade cada espacio con su música, su color y la alegría en las calles se contagia. “El fracaso no es caer, es negarse a levantarse”. “En cada dificultad existe una oportunidad”. Esas frases son algunos de los mensajes que el Comité de Reconstrucción colocó en lugares afectados por el tornado y que durante la fiesta se repitieron como un mantra, demostrando que algunas cosas, como el espíritu, son inquebrantables. “ACÁ NO SOLO HAY QUE AYUDAR A LA GENTE A RECUPERAR SU HOGAR, SINO SU VIDA. SON PERSONAS QUE HAN PERDIDO SUS RECUERDOS, SU SACRIFICIO, TODO”.

33 la mirilla / octubre 2016

economía local. Pero lo más difícil es dejar atrás la tragedia y recuperar el ritmo normal, volver a encontrarse con la ciudad que los vio nacer, vivir, y darle paso al resurgir que necesitan los doloreños.


la mirilla / octubre 2016

34

SOCIEDAD_


la mirilla / octubre 2016

35


la mirilla / octubre 2016

36

FOTOREPORTAJE_

FOTOREPORTAJE

LES ROIS VAGABONDS POR BRUNO LARGHERO


la mirilla / octubre 2016

37


la mirilla / octubre 2016

38

FOTOREPORTAJE_


la mirilla / octubre 2016

39


la mirilla / octubre 2016

40

FOTOREPORTAJE_


la mirilla / octubre 2016

41


la mirilla / octubre 2016

42

FOTOREPORTAJE_


la mirilla / octubre 2016

43


la mirilla / octubre 2016

44

FOTOREPORTAJE_


la mirilla / octubre 2016

45


la mirilla / octubre 2016

46

FOTOREPORTAJE_


la mirilla / octubre 2016

47


la mirilla / octubre 2016

48

LUGARES_

TRES EN LÍNEA POR BELÉN FOURMENT

Vuelven las modas, vuelven los viejos actores a ser protagonistas y también vuelven las bandas, algunas que fueron muy importantes -como los Guns N’ Roses, que ahora tienen a Axl Rose, Slash y Duff McKagan de vuelta en el escenario- y otras que aunque no, buscan su revancha. En este caso, hay tres bandas de la región que están de vuelta en acción y que vienen a seguir un legado que, en sus momentos de actividad, fue grande. Por Uruguay las que están de regreso son La Trampa y Peyote Asesino, dos potencias convocantes; y por Argentina se volvió a juntar la formación original de Todos tus muertos.


la mirilla / octubre 2016

La Trampa fue uno de los grandes íconos de la última era dorada del rock uruguayo, que se vivió en la primera mitad de los 2000 y tuvo como símbolo al Pilsen Rock, un festival con entrada gratuita que convocó a decenas de miles de personas en el interior. Después de años de darse a conocer con discos sólidos que mezclaban el rock con el tango y la canción popular, en 2002 y de la mano de una crisis económica que le pasó por encima al país la banda editó un disco, “Caída libre”, que le pondría letra y melodía a ese momento bisagra de la historia contemporánea. Seis años después de su último recital, la banda anunció su vuelta con el cantante Alejandro Spuntone, el guitarrista y compositor Garo Arakelian, el bajista Carlos Ráfols y el baterista Irvin Carballo. Por ahora, el plan es hacer nuevas canciones y tocar dos veces en el Teatro de Verano, el 24 y 25 de marzo del año próximo.

49

LA TRAMPA

TODOS TUS MUERTOS Fue uno de los grupos que dejó huella en esa vasta historia que se ha escrito bajo el nombre de rock argentino. Con un enorme hit como “Gente que no”, la fusión como bandera y el espíritu combativo como característica esencial, Todos tus muertos se separó en el año 2000 y volvió de vez en cuando, con una integración que fue variando y que nunca logró estabilizarse. Este año el regreso es diferente porque se reunieron los miembros originales, es decir el cantante Fidel Nadal (que como solista logró hits como “International love”), el bajista Félix Gutiérrez, el otro cantante Pablo Molina y Germán Álvarez en teclados. La banda está de gira con su repertorio de siempre por toda Argentina y la región, 30 años después de su nacimiento. Manejan la posibilidad de hacer un nuevo disco, aunque de momento no se ha confirmado nada.

PEYOTE ASESINO La historia del Peyote Asesino ha sido tan furiosa como sus canciones: empezó en 1994 por el impulso de unos muchachos que habían vivido el exilio, habían padecido la chatura musical que había en el país y se animaban a hacer cualquier cosa. Mezclaron rock, punk, hip hop y letras combativas que también tenían humor; grabaron dos discos -uno homónimo y otro, “Terraja”, que marcaría para siempre al rock uruguayo-, tocaron por todos lados, se pelearon y cada uno emprendió un camino solista. Peyote volvió a tocar 10 años después de aquella ruptura, en 2009, y ahora lo hizo de nuevo: este año llenó dos veces el Teatro de Verano y dos veces La Trastienda, y sigue en la vuelta pensando en shows y en canciones. El Peyote son Fernando Santullo, Juan Campodónico, Carlos Casacuberta (ocasionalmente Matías Rada en este regreso), Daniel Benia y Pepe Canedo.


la mirilla / octubre 2016

50

DISEÑO QUE INSPIRA_

DISEÑO QUE INSPIRA COLECTIVO SOMOS CHARCO Fotos: Facebook de Colectivo Somos Charco

- Acervo Textiles,

Cuando cabezas creativas y manos uruguayas se unen, el resultado puede ser increíble. Creando en cada rincón de la ciudad nuevos diseños, inspirándose en lo que nos rodea y en lo que aman, una nueva generación de diseñadores busca instalarse y consolidarse en el ámbito del diseño en Uruguay. De esa búsqueda nace el colectivo Somos Charco, integrado por diferentes emprendimientos con valores en común como la sustentabilidad y el valor del trabajo artesanal. Este colectivo se presentó formalmente en la pasada edición del Día del Patrimonio, el 1º de octubre, en una feria de la que participaron los integrantes de Somos Charco y otros expositores, realizada en El Bajo de Ciudad Vieja, una zona tradicionalmente de viajeros, trabajadores portuarios e inmigrantes que se ha reconvertido en los últimos años en un espacio cultural que alberga a diferentes colectivos y presenta propuestas de artes


PLUS: El colectivo no se centra en una sola disciplina sino que abarca desde diseño de productos textiles e indumentaria hasta artículos para el hogar.

EL ELEGIDO: Varios de los integrantes de Somos Charco son nuestra debilidad, pero en esta ocasión elegimos a Bosque y su kit para empezar nuestra propia huerta. ¡La primavera nos está invitando a plantar!

- Bosque y Osa Mayor Pijamas

51 la mirilla / octubre 2016

plásticas, intervenciones urbanas, música, teatro y cine. Somos Charco está compuesto por: Acervo Textiles, Cha Cha Cha Estudio de Diseño, Olímpica, Osa Mayor Pijamas, Vagón Bolsos, Entre Aurelias y Aurelianas, Ilustre y Bosque Taller.


52 la mirilla / octubre 2016

CLICK

REGRESAR A LAS RAÍCES Fotos: Jessica Conde Día del Patrimonio


la mirilla / octubre 2016

53


la mirilla / octubre 2016

54


la mirilla / octubre 2016

55


la mirilla / octubre 2016

56

RELATOS_

Viernes, una de la mañana. Otro Cuctsa lleno, lleno hasta la puerta. Hasta las dos puertas. Un borracho -dice que tiene 40- habla, o trata de hablar porque arrastra las palabras y no es tan fácil entenderle. Una pendeja pone reggaetón en su celular y la música sale como enlatada. La una de la mañana y todo lo que se escucha en este bondi es al borracho chamuyándose a la pendeja que en realidad no es tan pendeja, pero se ríe como si lo fuera. Me cansan. Trato de leer pero no puedo, no veo y en realidad el fastidio se mezcla con el morbo y quiero saber qué dice este borracho, que como la mayoría de los borrachos está entre lo gracioso y lo insoportable, acosador. Capaz la pendeja es la primera persona que le presta atención en el día. Él tampoco parece muy atento: cuando el chofer preguntó si podía cerrar la puerta no dijo nada, y cuando la cerró empezó a gritarle que parara, que lo estaba apretando. Al rato se queja del bondi, de las condiciones, del ganado -ahora está hablando de Lugano y de los colombianos, porque subió uno y le dice que los colombianos son blanditos-. Pobre, fue el último en subir y quedó contra la puerta y hace calor y nadie abre una ventana y el chofer le apretó la pierna. La pendeja le cuenta que trabajó 16 horas, creo que en una casa de salud donde las viejas se empiezan a reír y se mean y hay que ponerles


57 la mirilla / octubre 2016

adherentes -no son adherentes, en realidad-. Puta, trabajó 16 horas y tiene ganas de escuchar su reggaetón enlatado y de seguirle la charla a un borracho que le dice que la puede pasar a buscar en su bicicleta, que tiene asiento para bebé, que va a parecer Lady Di paseando en un carro alegórico. Me río, no puedo aguantar. El borracho acaba de decirle a la pendeja, que ahora cambió de interlocutor, que la va a pasear y ella va a ser Lady Di en un carro alegórico. El bondi pasa y la gente en las paradas le hace seña y el bondi no para, mientras el borracho sigue hablando de cualquier cosa. De Andrea del Boca, de su madre, de que no es novedad que está loco... Habla, no importa. Y huele. Hace un rato se me sentó al lado, más bien se desplomó encima mío y me pidió disculpas, eso es cierto. Y yo lo ignoré -benditos auriculares en los que no está sonando nada-, porque prefiero escribir de él a tener que hablar con él. Es tarde, está borracho y sigue tomando porque tiene una botella de plástico en la mano. Es tarde y hace calor, se me acalambra la mano porque nunca escribí algo tan largo en un celular pero un día iba a pasar. Es tarde y el borracho está fastidioso y la pendeja ya no habla con él. Habló con otro tipo y ahora con una señora y a él nadie le da bola. Es tarde, y los borrachos a esta hora me dan miedo.


/La-Mirilla

@_lamirilla

la mirilla / octubre 2016

58

La Mirilla - Número 24  
La Mirilla - Número 24  
Advertisement